Predicación por el pastor Alejandro Bullon, durante la campaña del Madison Square Garden, New York, USA

Antes de leer el texto bíblico, quiero decirles que hace unos años atrás estaba dirigiendo una campaña evangelística para unas seis mil, siete mil personas en la zona este de Sao Paulo, en un gran gimnasio deportivo. Estaba hospedado en un hotel del centro de la ciudad y durante esa semana mi carro tuvo un problema, tuve que llevarlo al mecánico, me quede sin carro. Salí una tarde para ir al gimnasio para tomar un taxi y a esa hora ya todos los taxis estaban ocupados. Me quede parado ahí en una esquina, una calle muy peligrosa allá en Sao Paulo esperando que algún taxi apareciese, de repente sonó la sirena del carro de la policía y apareció un carro, dos, tres, cuatro, cinco carros de la policía. Un escándalo, toda la gente comenzó a moverse de un lugar a otro para ver que estaba sucediendo. Dos hombres fueron acostados contra la pared y los policías salieron de los carros. De un carro salió una señora aparentemente señora policía vestida de blanco, rubia, cabello largo y se acerco a los hombres con un revolver, coloco el revolver en los riñones del supuesto delincuente y ahí los esposaron y los subieron a los carros de la policía. Toda la gente se aglomero para ver que estaba sucediendo y yo estaba esperando taxi y también metí la cara para ver que estaba pasando. Era una cosa intempestiva, un escándalo así de repente y me admiro hasta ver una mujer policía con aquel coraje, aquel valor, ir encima del delincuente enorme. De repente cuando los delincuentes estaban ya dominados, la mujer dio vuelta y me encontró así cara a cara, a un metro de distancia, me miro y me dice "Pastor Bullón", yo me quede sorprendido porque la ultima cosa que pudiera esperar era que una policía me pudiera reconocer ahí; y yo no la conocía, no sabia donde había visto a ella y ella me dice: "Que esta haciendo aquí". Le dije, yo estoy esperando un taxi. Suba al carro. Y me metió al carro de la policía y me dice "A donde va". Le dije, estoy haciendo conferencias aquí en la zona este. Yo lo llevo, y me llevo. En el camino me dice, usted debe estar preguntándose de donde lo conozco. Ella me dice pastor, en uno de los momentos más terribles de mi vida yo lo conocí. Y yo

me esforzaba para pensar, para recordar de donde la conocía, yo nunca la había visto. Me dice, usted no se acuerda de mi porque yo nunca hable con usted, yo me acuerdo de usted porque yo lo escuche predicar. Yo tenia un hijo, mi único hijo, 16 años de edad, entro con una motocicleta debajo de un camión. La cabeza de él rodó, fue la muerte más trágica que se puede ver. Si mi hijo muriese acostado en la cama tal vez yo podría entender, pero que mi hijo muera decapitado, sin cabeza, un muchacho de 16 años que estaba desabrochando para la vida yo no podía entender. Pastor, yo quería morirme. Agarre un frasco de comprimidos y tome queriendo suicidarme, pero mis amigos me localizaron a tiempo y me llevaron al hospital y me salvaron la vida. Yo quería morir y justamente cuando yo estaba queriendo morir una señora de su iglesia, un miembro de su iglesia, me dice "Hay un pastor predicando en Cantinas, ven conmigo esta noche" y yo fui y aquella noche yo entendí que no debía morir, que yo debía continuar viviendo aunque no entendía lo que había pasado con la única persona que era la razón de mi vida. Yo estoy separada, no tengo marido, solo tenia a mi hijo de 16 años y el se fue de una manera completamente trágica. Pastor, me dice la mujer, yo nunca lo olvide. Siempre quise hablarle, siempre quise agradecerle, nunca mas volví a su iglesia, pero siempre dije a Dios dame la oportunidad de encontrar un día a ese hombre para agradecerle y mire que lo encuentro aquí esperando taxi. Llegamos al lugar, ella me agradeció, yo le agradecí por haberme traído y se fue. El mensaje que predique aquella noche y que le aclaro muchas cosas a esta mujer es el mensaje que voy a predicar esta noche. Vamos a leer el texto bíblico:" Entonces Moisés subió al monte Nebo....... y nunca perdió su vigor". (Deuteronomio 34: 1 - 7) Hermanos, Moisés era un soñador. Este mundo necesita de soñadores, pero no soñadores que acostados en la cama sueñen. Este mundo necesita de soñadores que estén dispuestos a pagar el precio de su sueño. ¿Cuál era el sueño de Moisés? El sueño de Moisés era liberar a su pueblo de la tierra de la esclavitud, libertar a su pueblo. El sueño de Moisés era liberar a su pueblo de la esclavitud y llevarlo a la tierra prometida. ¿Cuál es tu sueño? Yo creo que si alguien murió con un signo de interrogación en la cabeza así de enorme fue Moisés. En cuanto se le iba la vida le preguntaba a Dios ¿Porque no me dejas entrar? ¿Por que, solo falta un paso?, y murió con ese enorme ¿Por qué? en la cabeza.

Tal vez esta noche yo este predicando para alguien que esta atormentado por un por que. ¿Porque mi hijo murió con 12 años en la flor de la juventud? ¿Porque mi hijo nació paralítico? ¿Porque mi hijo nació así? ¿Porque mi esposo murió joven? ¿Porque mi matrimonio fracaso? ¿Porque mi padre murió joven? ¿Porque yo no conocí nunca a mi madre? ¿Porque mi negocio fracaso? ¿Porque yo no pude ir para allá? ¿ Porque ese sueño murió? ¿ Porque esto? ¿Porque aquello? ¿Porque lo otro? ¿Por que? ¿Por que? ¿Por que? Moisés murió. Minutos después resucito. Al día siguiente cuando el pueblo entro a conquistar la tierra, la tierra fue dividida y cada familia tuvo su pedazo de tierra, cada familia construyo su casa y los hijos del pueblo estaban en la tierra de la libertad. Y Moisés no estaba contemplando la llanura de la tierra en una casa, duele aquí, duele allí y duele por todos lados. No, estaba arriba sentado en un trono de oro con vida eterna, sin dolor de cintura, sin dolor de columna, sin nada de dolor. Yo imagino que al día siguiente Dios le guiño un ojo, y Moisés rojo de vergüenza, y bajo los ojos, y pensó Dios mío, como tenias razón, solo que yo no te entendía ayer. Yo pensaba que eras injusto conmigo, tu tenias un sueño mayor para mi, pero yo no me daba cuenta de eso. Pero, perdóname Dios mío.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful