You are on page 1of 34
F@T®@ COPIA. peL Eyed & N° de DORA ca tote Artes Dramitices TUNA berber El padre (StAiWoerg) maberta: ONIVERSAL TN y cakedra: Lopez “El hombre que hace teatro entra en dialog con el hombre que va al teatro y se pasa a otro nivel de conciencia: el teatro to hacen todos, todos participan del hecho teatral, una realidad que es parte de la realidad general. Quien toma conciencia de la realidad, desea transformarla, combatir activamente contra todo lo que mutila al hombre, lo mata, lo deshumaniza, fo convierte en un antropéfago suicida. Y el que no combate por esa transformacién, es un pedazo de hombre. El teatro sirve, también, para elaborar esa conciencia.” -Maria Escudero, fundadora de Libre Teatro Libre, en 1972. SEC. BE ESPACI@S BEL ESTUBIANTE SEC. BE PRENSA Y BiFUSION ceadi.espacios @ gmail.com prensa.ceadi @ gmail.com prensa2.ceadi @ gmail.com FB: CEADI Centro Estudiantes —prensa3.ceadi @ gmail.com Personajes CAPITAN DE CABALLERfA LAURA, su mujer BERTA, su Doctor Osrermark Pastor Nopkiza Noy ORDENANZA DEL CAPITAN m8 Actol ‘sla de estar en casa del Capitan. Al fondo « la derecha tna puerta, En el centro de la sala una mest redonda con vTerdowy revstas. Ala derecha un sofd iGieuer0 Y Wid.%r sit. Bn el rincn de la derecha wna pic secreta. Ala Eguierda wm escritorio con ust rloj encinias puerta las Pabitaciones, Armas colgadas en las paredes: fusiles ales de caza. De wna percha junto a Ta puerta cuelgan visas capoies. En la mesa grande arde una ldmpara. ESCENAT El Capitdn el Pastor sentados en el soft El Capitan con unifornie diario y botas dé montar con espuelas. BI astor vestido de negro, sin alzacuello, cont Jo de cuello blanco, fuma en piba. =~ Onpenanza: Esté en la cocina, esperando érdenes. la cocina otra vez! jHagalo entrar! ) capitan. (Sale.) 7 Pastor: 2Qué es lose na? : Cantrin Ese canalla estuvo de nuevo com la sirvienta. (Un tipo maldito! m9 \ -woleqen vpta v] epon aszesed oputy epeu s2 ou sgndsap [X{-osseq z0ues ‘ojzaqes apand vounu oun ose anb axrur ‘ozad ‘oyru jap axped yp x9 anb exapdns of ys ‘onus ‘15 :afON, ¢""opour 289 ap senase anb soared 21 ON? eu? 2302 -nd 01 ony? cupeoeiso vj uo oun tm Hoo eyseySNU EUN e lap osozuoysap azared 23 ON? 12509 Pup}! jPION! :4OIs¥g iyozeur “yaso eq! “epeu ednooaid ow ooodurea anb so pepiaa ef £ o1so xepBauze © Loa ou OR “s9yeunq! I| ¥ soures saouoma ‘owong :NyLaV -ugiqures ou os9 anb w2ig ages sorseq [2 o1ad “eamuso 04 4 “oaped ja saxo fs soqes exed owo> 2quioy som vi ‘aaa v sourea ‘plon ‘oreg jseiota setTOIsTET! NOESY, jajqusim s2 oasg! 1(sons0g [2) NVI) --osa s1oap anb aun axdurays oun ‘ouang salon 2 409 aeseo souainb 21 anb urge aisiftp 31 ord 3g eNyLIaVD, “edna vf ajzeype v Ba oun ugtnb e saqes [19Fj $9 ON aramnb ou eypeyonur e] 1s Step osanb eso vu X ‘SOL aj oarase ou o2ed “680 sap Orsitb oWBK golnpas aa anb ej vurtrg any soouowy? ‘ossuerd ye sourezgny anb ofrp varurg ssouo1s 45 :afoN “Epa Bf . ‘pavexqunr] 20389 UO 398 anb avon gub Brapmry A? NYLIVD softp Stapery ssouoqua A seouosua & joHqe ap eseo us opusjieg soureqyssy] se any ‘azar ‘ouang :afON, aes ced pea anb of sages eX ‘ou 1g “exOYE BSAyUOD :NYLIAYD “ont ofty ‘sadnoooid a1 oN "HOLS -sonsea [ep aI }2p optoep opond ony “updes tux ‘apsend 4 ange] So1cl :4fON gansrory anb of any gnb? esOYe J !NY.LIZVD, “plon £ soustu so I VNaOSa “opreauaaut seyipog jpp ¥ Og! ENYLTEVD) igs o] anb woig! -wousvg “epeu a2ey aur ou anb saqes ‘opeuna ‘ur ¥ 2NYLKEVD) ceureqe> 2p opepjos un o8fv apooey apond sorq ap exqeyed ey anb soared ay? jepesedox wun 9p a] anb sora “yy! woxs¥d tiepeu op glass Nf ‘ou os0q “gad aj visey & opon ap alyp 3] Of “opeansar rep epond pzind “pepyiqeute woo “eso> Bundle 2519 ~) “op & soney jo suzz9284 Seyspog sepronse oa yy! FNYLLEVD jsoy] ua oangsa ugiquiea opesed ou puaganrazs ssa90v AUGUST STRINDBERG Nore Dios proteja al sefior capitan! (Sale.) "aprrAw: {No quiero volver a verte en la cocina, canalla! ESCENA III El Capitan y el Pastor Captniv: @Por qué no le diste un buen sermén? Pastor: (Qué? :Acaso no se lo di : CaprrAn: No, lo tinico que murmurando para adentro. ‘Pastor: La verdad, no sé qué le puedo decir. Es wu wa poe Ja muchacha, claro; pero también es una por el muchacho, jlmaginate que La muchacha puede llevar el aio al posal amamantarlo los cuatro meses reglamentarios et toda la manutencion que necesita, Peo el muchacho no puede dar de maar! Después la machacha puede colocarseen una casa acomodads, peo si al muchacho Jo dan de baja del regimiento se queda si CaprrAw: Si, no me gustatia estar en el lugar le toque este caso. El muchacho no es tai no se puede saber nunca, Pero una cosa se sabi muchacha es culpable, si es que alguien es culpable. @Pero de qué estabamos te fue estar ahi sentado ee Caprrw: Si, no era realmente sobre la confiemacion sino sobre toda su educaci6n, Aqui la casa esté llena demu- jeres que quisiera ‘a mi hija, Mi suegra quie- ‘re hacerla i mura quiere que sea ariutinye institutriz quiere hacerla metodista; la vie Margit, Y las sirvientas, del Bjército de Salvacién. Na- turalmente que no se puede formar un alma de ese mo~ do, y Yo, que tengo el derecho a educatla, siento que permanentemente sabotean mis esfuerzos. Por es0 ten- go que sacarla de esta casa. Pastor: nes demasiadas mujeres: mandando en tu casa, Canrrkw: Como si no lo supiera! Es como entrar en la jae ta delos tigres. Sino las mantengo a raya con un hierro candente bajo la nariz, me destrozant ido! No fue suficiente gue me casara con tu hermana, sino que me cargaste t {vii madrastra, aston: Por Dios, no hay que tener madrastras en la propia casa, Caprrdn: No, pero a las suegras te parece que es mejor tenetlas en la casa de otros. ~ Pasror: A cada cual le ha tocado su ctuz en la vida, Caprrkw: Si, pero yo recibi demasiado. Tengo también a ‘mi vieja nodriza, que me trata como si todavia llevase ‘pero, 1Es muy buena, si,(pero no siene por qué estar ‘ufiado, tienes que mantener a las mujeres ‘contio- fadas; las dejas mandar demat CaprtAn: Hermano mio, a ver ‘mantiene controladas a las mujeres? Paston: En realidad, Laura, mi propia hermana, siempre fue un poco, a. one oss perc el ny _blemas. PASTOR? Vamos, larga lo que sea, yo la conozco. 133 Sex ® soup au 1s eramnbur os safnu fu 4 setiso'e wevo v roAJOA sromorg “seIDes8 ‘ON HAOLSVE gaurepanb sazainb ow orag? “ore § se] B vozou0D ompns ap apuadag zoqee pM? :woLsVG gun exed Spee wong un 198 apand anb sooued ay? -uorq ‘worg, :nys1av> “ox2ax A siuaa9p soozeq “epwsed ap ta OT] HOLSVEE <@21S1A 0] 8{? ‘onan Oompaus ja auara anb saqeg ‘Tens 01 -ad ‘azepuatroo ered epeu ofa oN ‘spur ores im axepanb ‘ony ésea 21 24? “esp Jo opos “resa0 urs son enUOD soun, sara{nur £ soaquioyy “010 of & 0359 z998y ap soovdeo UoS s@rolnus vy anb £ San wea eA saxquaoy soy anb w2tcq orpo- 2p uyge um 0d opruyap vaso onuape sye expeg ap ounany P anb ap worsaxdun vj ep aur anb so oad o} ox9g =NyLIaV qupqurey? :wOUsvg cagiquies gy? ¢nyztaw5, gooz0u09 $0} ou anb 52017? (o3H23] 25) WOASV Cope} 389 ap soy aPyeu> ap soporpur so] s9]qou s1uouysyzard wos ou ‘sonosou aniua ‘jnbe ‘A-2pre anb yaso vses &] “epnp seBua1 ou ose ac :NYLIaVD, “onuape y meq X ‘osouad knuz 9 0389 oF9q j ‘Kowunse [9 rofsur s90u09 anb aquaqurr om inbe oura opesed ouexaa pp oxag “eanosa ej ua wapuaxde 38 amb Se59 9p ses09 WOs of9s anb aomp Jp & ‘onterzod -t sommid un v sofeqesy sns gx280ur oF 0; “agH 8 eByyqo ef as js ezapemmueu ns sean by 40d Sgzaiuy o17ap9 ensanu ou? eyiag germaurd 2 Igt MOLSvG fer : gopesuad uaig yasg? “softy sis ¢ seonpe exed sosuaru -pouoo sus sesn apand “ese9 25 1g “opfans ns woo eye epor ssuaqNeUI.onb ustaH anb sonsaeut s91qod SO] ‘amb road sesed & ea On{ “¥jos aszauaqueUt apand sesu01 ua “eayjos epanb 2s 1g “ERSTE BOS SAD OISIND *NYLIEYD gsaramnb anb of 59 gnb x? mtoxs vg -opeiorprodsap ‘ozronyso e128 ‘ese as 1s ‘onb A oxpmasa ap odaian ostrea eagq] anb euypnoseur wraszes eun eBoy onb ‘rom ooodures ‘opry on10 10d ‘org “soBseure Sexp s1A14 1B vA wsayj0s eponb as ys anbiod ojgs orwoursreur ja exed aqraureotun epreonpo A elty yur ap siangusye sas oan ‘ou ox “oust yr ap wat um o or@ised Ou ap a9. -odsa eun eifa ap 32024 oratnb of anb sdeuatd ON :NYLLAVSS gosturoxduro> ‘un e ze8aq] apond as oN? gepouafisuexur esue3 PoOAOTd anb esoye Bypsog too saxon anb o sa gnb orog? WoLsvd -euuayua ‘piso anb oa39 anbyod opatus ep atu ‘semno9] sesa au9p sopaa y jes0ye anb jeuSt ex9 eA saouoi anb jsy! :NYLEVD) “Peas [BiH BT SAB ours “epsonb eyo anb of e500 vy w19 ou and ‘woop 4 *eyajoaap By Bs00 wun era Js “eyranb anb o] weqep, aj opuena x “EAs Bf HOS aszaoey A ofais JP 96z8I13 BOS BUTE BID OpIEND sod ‘fe oun aut ‘sages? cazamnb ou vaney anb Jsy? :wousyd coy seo eso ua apanb as anb epsel -op opand ou ok ¥-#ipuag ¥ sea]os asamnb ou vsney “eq, ure seied paso ese ¥] wpor woye ‘oBrequID “27 3 opniawos spa anb ey vypp s9 ‘opey -no “ont ‘sepod ap sofouu bj s9 Softuu ma 52 0109 J *WOIS YG “apf wr sa seo zamnbyeno uo oxed “exzaH vj uo sord soy zouod TMP 89 9] K wojzpuiON UgHESNps vum oIgIey =NYLLEV owagannns gsasav AUGUST STRINDBERG Carry: dnquieta? jSe enoja, querrés decir! Como quie- ras, Te ayudo con el abrigo. Pastor: Hace frio de noche. Gracias. Tienes que cuidar tu salud, Adolf, jte veo nervioso! Caprrani: ée pazezco nervioso? Pastor; Si, ¢no estés muy bien de salud? (CaprrAn: ¢Laura te meti6 eso en la cabeza? Durante veinte afios me ha tratado como candidato al cementerio, Pastor: (Laura? No, pero, pero me inquieta un poco. ;Cui- date! Es mi consejo! Adiés, amigo. :Pero no era sobre la confirmacién que querfas hablar? CaprtAn: jNo, para nada! Te aseguro que eso puede se- guir su marcha normal, tal como marca la conciencia ‘Yo no tengo vocacién de testigo de la fe, pero tampoco de mértir. Es cosa superada. jAdiés! {Y mu- chos saludos! Pastor: jAdiés! |Saludos a Laura! ESCENA IV 1 Huego Laura, abre el escritorio y se sienta a hacer cuien- Caprrdn: Treinta y cuatro sa. fe, ocho, cincuenta y seis Laue (entra desde la casa): Secias tan amable ... Cartan: Enseguidal... Sesenta y_ seis, setenta y uno, ochenta y cuatro, ochenta y nueve, noventa y dos, cien, Si, qué era? Lavra: gMolesto? i Carr: De ningtin modo. eno wunf}y? inbe 2084 anb epeu auan ox os; goa any soln ep 38x? evan] gepnp wana? :vuavy -peprusated ey a3qos epnp vanSare eq ou opuoumeur jp wa x “vasandut vas 2] anb o “pep. -iqesuodsax ns azouooar 1s aiaure|os auIN SOT INYLaV {aupeutr ef 2p off Jp 2190s SoYpazap soso sou -01 axped Jo opand ogo ssouonrg: suaotp anb of $9 089 ‘op ap -ed Jp so upinb rages apand as on? josopmo gn! vv] “yaqus apand 28 eouna oss anb woopp sanuaStjanuy seuosiad SET NYT -roqes opond 9s audurats oxod ‘ony :VUOV] semaetio vf ap SIped fo 59 WMI sorp Ou Soy EY ENYLIEVD) vatsosa vis! van] 7 geqoso ps9 ‘o>15t109 of dab Ox¥1D * jopeoouos saqap 93 seouowg! «nyttavey! javouoo eur309 e| xpos and! :vuavy” -peuorsayoud o107008 rus Woo 498 2nB DURE NY.LIEYD pln EF -onb gn? josunse ap rerqurea anb prqey ssouowg! :vunvy @ugronyos auan ou anb ounse un sa anb so,? “esto B] A pepnpd ey anu: up}oeasa e[ ue asrepanb anb eyzpusa anb sy2ap azamnb 089 ‘ un we exsruadourtsd ap ‘ormse fp w2 a1oop ered epetr auian ou axpeUt Pf hay &] a24p “aap -ed ap swap! se] unas sopeonpa wy198 SOUT $0"] propestwadazqy “Asagqes ZOMpMe [9p BSP UT ENYLIEVD, gapaimSard opand 9 ug? wun anb sa 1s epeuorsuad zeys9 eva u2inb ‘agar houusa sb GETOS CARAT o3fy ye grb “nuldo of 98 0195 “sai Oprpiaap w}qUY Of EK OK =NYLIEVD gapaea vasa ap eyreusyd uortmar ap sandsop uosospizap wf soi04as so"? “ewaygord tar s9 on “eltg tax ap worseanpo ef anb pent ‘ore ‘ON *VuAVT owagaxrais asaony AUGUST STRINDBERG ESCENA V Laura sola, mrira\los billetes Yue tiene en la mano. La voz DE La suzcRA (desde adentro): jLaural Laura: (Sil LA Voz DE LA SUEGRA: ZEst (Laura va hacia la puerta del fondo cuando el Orde- nanza abre y anuncia.) ‘OnENaNza: El doctor Ostermark. Doctor: j : Bienvenido, doc- tor! Bienvenido de todo coraz6n! El Capitan esté arri- _ba, viene enseguida. : et Doctor: Pidé disculpas por venir tan tarde, pero estuve Doctor: Le agradezco, sefiora. Laura: En este momento hay mucha enfermedad aqui en la zona, pero yo espero que usted se sienta bien aquif; ¥ para nosotros, que estamos solos en el campo, es muy importante encontrar un médico que se preocupa por sus pacientes: y sobre usted, doctor, yo of hablar muy bien, y espero que podamos tener las mejores re- laciones. Doctor: Muy indulgente de su parte, sefiora, pero por otro lado yo espero que mis visitas no sean necesarias muy a menudo. Su familia goza de buena salud... Laura: Si, enfermedades graves no hemos tenido, pero no todo va como deberia. Doctor: {No? Laura: Por cierto, no todo lo bien que desearfamos. Docrok: jUsted.me asustal Be ‘EL PADRE Laura: Hay situaciones en una fai que el honor y la coneiencia nos obligan a ocultarle a todo el mundo. Docror: Menos al médico. Laura: Por eso mi dolorosa obligacion es decirle toda la verdad desde el primer momento. oes Doctor: gPodriamos postergar esta conversacién hasta qu yo haya tenido el honor de ser presentado al Capitan? Laura: jNo! Tiene que escucharme antes de verlo a él. Docron: gEntonces se trata de él? Laura: De él, de mi pobre y querido marido. Doctor: Usted me inquieta, sefiora, jy comparto su dolor, créame! Laura (saca el pafiuelo): Mi marido esta enfermo de la ca- beza, Ahora usted ya lo sabe todo, Cuando lo vea pue- de juzgar por usted mismo. Docror: Qué dice! Lef con admi de mineralogia del Cay inteligencia clara y poderosa. 3 Laura: De verdad? Me alegraria que to hubiera equivocado. . : Doctor: Lo que puede ocurrir es que su mente esté tras- . tornada por otros motivos. jCuénteme! Laura: jEso es lo que nosotros tememos! Mire, a veces 1c las ideas mas raras, ideas que un hombre culto como él puede tener si no fueran tan pesadas para toda la familia, Por ejemplo, tiene la mania de comprar cual- quier cosa que se le presente, Docror: jEso es serio! {Pero qué compra? Laura: Cajones de libros que nunca lee. Docror: Bueno, que una persona culta compre libros no parece tan grave. Laura: @Usted no cree lo que le estoy diciendo? Docron: Si, sefora, estoy convencido de que usted cree lo los excelentes tra- ‘an y siempre le vi una la familia se 33 sex ested anb of so gnb opuszaua™ (ou ‘o00y sagan aus oxsg! jseurexoye3 soausjosut stu © re staze9 syum v ru! “sopipad st & eisandsaz ¥] yay ou sasour sop azey anb astarg “yur enuoD ‘opemnqezuos wey as opunut jap sox23qH] So] Sopoa anb ‘oan o1ad ‘sosqyy $0] a14u ou: 5338 ap o72iq5| oxNpuDg f> anb o1odsg ios ‘gsed onb oj ous esed anb 0] oN :xytaV pendnf-wo vsed gb soustzap yspod gordossoxotu1 jo wo ops04 9} 10190 ASoared a] 3nd? jsooruvss0 sorsas! mane a [exioodso sisrppue v sonsoaiau soun jiowios ‘any :NYLIAV gs ‘yy? 10190 “08je stuqnosap ap ourures uu> £ojs2 anb o219 of osad ‘sepunjoad Anu sauorse819s04 (cf 9984 gaDd aur ou oFTAIDs 1 [HOARY Jog! =NYLIAVD “osourey wes un v s200u09 Jus exed souoY wes8 un sq jUysde- Feseo wise e opruaauarg? rowop ‘Inbe yase BA “yp “viawsas vuiand 7] 40d magna anb swede fe £ 30190 1 IA VNGOST. “-gTopy ¥3s9 Je ony “-omauiow up Bue SaPSIPOUT TG ‘uopreg (ouuap apsap a1quis a ouans) suave 1a za jseupadsos sms seasedsap oxiaa anb s1p9p sl SVUNW opto mop? “selty seapr 0 sestremouour uaafana as 4 zopidex wes8 woo wesjodsesap 96 [1q9p o1qox99 un wa nbsod ‘our -sayur ye souoysasdut uepand anb svopt xe1120sop aU1Ag a? 3e8znf op sazue reqord ‘sednsoaut ogap of omrpzut wos ozad “exuoy au PZUBTFUOD Ns “EIOURS “AIP HOLIOC, carey ey ap sapepruur se] opuysayuoo ibe £ors9 of & ‘30120 Secueyuoo vundure susp aur om passy, yse exn§ st VUAVT as $9 “se ENN IG! HOLOC. “aarp anb of sq *¥unv] goso s208y apand anb 201p AUGUST STRINDBERG Doctor: ;Ah, es la desidia de siempre, no tiene que tomar? selo de ese modo! r4N: [No, pero me jode, no puedo terminar mi trabajo 4 tiempos y yo sé que en Berlin trabajan sobre el mismo asunto. {Pero no era sobre eso qué fbamos a hablar! Era sobre usted. Si quiere vivir aqui, nosotros tenemos tun apartamento en una de las alas. ¢O quiere vivir en la casa vieja? {Eso tiene que decidilo el capitan! CaPrrkw: No, yo no decido nada, Es usted que tiene que decir lo que quiere. Yo no quiero nada. Nada de nada. iga usted lo que al en este ca- in el nombre de Dios, sefior, iYo no tengo ningtin interés esp so, ninguna idea, ningiin deseo! (Es usted tan cobarde que no sabe lo que quiere? jRespéndame, 0 me voy a depende de mi entonces vivo aquit Le agradezco. jAh! perdéneme, doctor, rte que oir a las perso- pero no hay nada que més me nas decir que algo les da igual. (Suena el timbre.) (Entra la Nodriza.) /h, Margret, eres ti! Oye, querida, sabes si estari preparadas las habitaciones del doctor? NopniZA: Si, sefior capitan, estén. CarirAni jBien! Entonces no lo entretengo més, doctor. Debe de estar cansado. Adiés y bienvenido otra vers _ espero que nos veamos maiiana. Docronr: jBuenas noches, capitan! 14 emi esposa lo haba puesto un poco ‘ed sabré cOmo estén las cosas. Doctor: Swadmirable esposa me dio puntos de vista sobre algunos asuntos que pueden ser stiles para alguien no jniciado. Buenas noches, sefiot cajitfin. CaprTAn: Supongo qu al tanto, asf que ust ESCENA VII El Capitan, la Nodriza. Cavrrkws: Qué era, querida? @Pasa algo? Nopriza: Oigame, querido sefior Adolf. Capitan: Si, claro, querida Margret. Dime, ti eres a tinica a quien yo puedo escuchar sin que me dé un calambre. Nopriza: Escuche, sefior Adolf, ano podria ceder aun- ‘que sea la mitad con su esposa en el asunto de la nifia? Piense en una madre... un padre, Margret! ‘Un padre tiene otros intereses ademas .pero una madre tiene s6lo a su hijo! Caprrdw: jExactamente, viejital Ella s6lo tiene una carga, pero yo tengo tres, y su carga la Ilevo yo. {Ti crees que yo no habria sido otra cosa en la vida que un oscuro soldado sino las hubiese tenido a ella y a su hija? ‘Nopnrza: No era eso lo que yo querfa decir. Cavirhn: [Ya lo sé! Lo que ti querias era mostrarme que estoy equivocado. Nopriza: {No cree el sefior Adolf que yo quiero lo mejor . para Caprrhy: Claro, querida, te creo, péro tino sabes lo que es ia que a mi no me basta con haberle ja, también quiero darle mimente. x35 mejor para mi dado vida a mi (2105 ezpON P71) josed anb oureiugno oxed ‘ouang! ¢NyLIaVD, -opid o} ay gaiseyp PEPEAPS EL ‘prep 94 sorg.anb yan A wozexo9 ns ayn IOPY 30% “as Spansn‘ouroo zieyur tea 4os ou soul O] 10g :VZTECON, aEpIONas vy aaseIUOgUD NT} “EOP -pps9A 35 B| uoreIUODUD Js seasdeg SO] A@or9g !NYLLEVD, SPY) -0sa 30d ‘$9 4g “exapepsaa 95 e] ato ou anbsod sa osa A ‘optmt [p opor ap peur esuard peasn yzjopy 20uss ‘Ay! e¥zrudoN, jo8nure rar 69 ou 102 -Dop aso AT" e1uoD jnbe offe opueurEN PIS 28 BIOYE ‘anbsog “opesad sexwos seuopuege aur 1s “axe Py “ofitp 91 e10ye 0x04 “U>IG 28 O] “Ul BIIOD [9S +NYLLEVD appeu woo pr oBrurt09 yse wazod Syyoume viowss B] “Son0 so] ered rofour Of w= -oynib { seuang tres wos spurap of xod-‘anb seuosiad soq, -ourotiur By B50 SeTEMII01 anb wauD! seUOSIOd Sop $2 -uowa ‘sorq, 30d ‘ox9q ;o1usfoyNs O1s1A 94 OX! :VZREGON, easey ordroutsd J9 apsap “opo2.21 snbe esed anb of warq saqes ny} joBrur9U9 oBtursuo [e sesed 21 A seuorsren our ors uo o1ad ur exruo wequss9 SOpOr copuvna ofode ma aasyp aut aiduoys wsoqe eisey ‘far wed super Bun owlo> arstny Ny, 0219 a], :NYL1EV, Ge gtoxuroprs ay a3 ou anb saqus omgo? Pn bd a nee ‘spwopy “SezUeyosus Sit OZIIIN sqUSUTU|OS “ON :VUNVT opuvatosg s¥i89? ¢NYLIAVD esorj0sou Wo9 194 an aust grb 089 4? :NYLLAV “emg ef 9p 2xped [P 52 uptnb sages apand aypeu anb orsqnosap as anbrod A‘ofiy jap eox20 spur asdurays yaso axpeur vy anbiog *Vunv] ggnb 30g? =NyLIaVD) ‘auped jp ered vpouersodun eysnur ator ou osg :vunV'] meee, 2b] ¥ apzeaqnouy senaey A some jad axped un anb s9ax7)? wwytdv3) epi ns epo3 aipo ey elry zy] spndsap anb & ‘sanapidmasa uos aspeur ns oyasus a] anb 0] opoa anb seojnsut wea 9] anb sepeajeur seuosiad ‘anu elry ns v lop aspeur vun anb s9ax5? isexpod o} joptpadurt exed sorpaus soy gxeasnq seouomg! -Vuav'] un so axped jo anb ef oust sazafous & dempiog v anstp of 95? svanv7 : guopbop ma sq? =v] nave 14 obs cen ag seurett1as SOP U9 “IS !NY-LEVD, gure selena © eA EOI fouang 50) -eay anus & aps a5 2ey ‘onan v1 ye z90n wxed 50108 80] E2894, oueurzay na & 21Se8320U9 We oct “3 28 050 30d A FOLSIUE Te SISPUGECL NYT H zunasti02 0] WOO? FHONT ye aoe axsin$oou09 o1199 & BINON. yndasuoo ot93 “ojdurale 20g? 0 so sopot owo> “eAns goopgm oaanit ox20p Pap s20eYSOP HF “sorpout soy ua wesedas ou ab py oo arapes exed Oorapses » ap FefquaTo eHOTY ered cans ‘eseo ap a1 asain 3 pgs ona Soee 9p 2 0 ped yn 3p 20000 © Et snip sein anbzod es0}geq ep 20b 9p OPMENT SHIEAL, SUEY (2pes wep) -soyos souelgp ‘eqaseq ‘SOumt tu sozainuy jad OU OL _axap st adsnsn atpeu anb oxtu i -eaistoap 326 Bpspod BRIER 9P FL ‘uratiaa soxrosot 0109 72g VEAV'L npn ¥ 320039 sourta and nol un E105 98 Ssansaraytp sauogundo 8 -sexzouaaol $8 -sod youy spar 9 sozz0s01 Ese “EAH sete anjoe epepuny eapt at apand ou Wal FY NITO somany ns sourersa anb vk sugruido ns aeysNOs> Saeed oa egy! vuOvT courepod yzinb sooconug qyabe vase erp semnery “somssii SOT XTYNGOST puawaNrsss SS090¥ AUGUST STRINDBERG Laura: Lo tinico que yo necesitaria seria dar el nombre del verdadero padre, decir el lugar y la fecha, por ejemplo. {Cuando nacié Bertha? A los tres afios del casamiemt... Caprr4n: {Termina con eso! Porque sino. Laura: Si no gqué? ;Ahora vamos a dejar bien lo que decides! (Sobre todo no hagas el ridfcul Capra: jEsto me parece tristisime Laura: jEso te hace todavia més ridiculo! CarrrAn: ¢Y a tino? Laura: No, porque nosotras somos inteligentes y hemos hecho Jas cosas bien. CaprrAn: Es por eso que no se puede luchar contra uste- bre sin sentirme superior. jeno, alguna vez verds que tu hombre es més Laura: jSerd interesante! Nopniza (entra): La mesa esté servida. {Quieren pasar los sefiores? Laupa: ;Gon gusto! (EI Capitan demora, se sienta en un sillon junto ala mesita del sof.) Lavra: Vasa venir acenar? CaprTAw: {No, gracias, no voy a comer nada! Laura: ¢Qué? ¢Estds enojado? Cartan: No, pero no tengo hambre. 2 Laura: Vamos, sino van a hacer pregitritas innecesarias! ;S€ bueno! gNo quieres? ;Bueno, quédate abit (Sale.) Nopeiza: jSefior Adolf! gPero qué es lo que est pasando? Capitan: No sé lo que pasa. ¢Puedes explicarme por qué las mujeres tratan a un hombre adulto como si fuera un niio? Nopriza: No sé por qué, pero es porque todos los hom- bres, grandes y chicos, son nifios para las mujeres. Caprrkw: Porque ninguna mujer es parida por un hombre. Pero, bueno, yo soy cl padre de Bertha, Dime Margret, grit lo.crees? cO crees que no lo soy? Nopniza: jOh, Dios, qué niffo que es usted! Claro que es el padre de su hija. Ahora venga a comer. jNo se quede sentado ahi enojadot jAsi! ;Asi, vamos! Carry (se levanta): Salga de aquil {Al infierno con las brujas! (A la puerta que da al vestibulo.) {Sviird, Svird! ORDENANZA (entra): (Sefior capitan! Noprrza: iSeiior capitén, esciicheme.. Caprrkn: [Fuera, mujer! nmediatamente! Noppiza: ;Dios nos protejal {Cémo va a terminar esto? Caprthn (se pone la gorra y se prepara para salir): No me cesperen antes de medianoche! (Sale.) Nopriza: Jesis nos ayade, como va a'terminar esto? 343 ve sm : ‘ ay aonb ap SARE 1S. gsazure sogreasop ap ody 2389 oprusy et, pun 2 nd BE sonia —— “gurediq “orep ‘seypedsos sns seasodsop urs 05 OTK -eiqes 01 08 ON. = __ Avy 088 repaNET Is onb selep apand as o} z “SoRpaTap sns psaNs (m0orty 4 wun anid ages PORN IG HOLDOT, sane : qedeaun ee TUN] ‘uapond an S90 Anu 328. -euosiod wun v zed sUseppap 1202} D oroesnoe sexta uaoey 9s opuens osopndnsos9 Sub Avy Tous oprpuania eiqey an jes9 anbsod aauess0d “un wes omund asa asgos jaunsasd aj of anb ap opsonoe gu £ ugpesroauos wusonu gIoUE Of “EONS *woLD0T 089 altp wounu of oxag! :VunVT -erguap 2] ofptasas un opensaud vy 9 ond eo1pUt _auea anb ours ‘Temaur ouzossen ap bysedsos ¥poT 22993 “edesop aoey 0198 ou 059 ‘owdoasonizadsa un any anb 28 ur un woD sazsaya0 sodsan soy 23908 sosa ozty [p nb oftp 2 (9 wea #809); uo grye opueng “Jesnveu EMT PUT 9p oruarUMTI0u0Da1 P 23q0s $Sxquioy sus ap oun woo o4na anb uOIDESIOA -UoD by opis edey anb sousw y “apr ru o8us oN :vanv] 2059 113100 9] 98 ogo Osag? “OUENXD Sy HOLIOT eeliy ns 2p arped jp s9 ou jp anb owion seso asreureust apang? ‘seyenxa spur seapr se] uo seasenuey v osnd 95 fg :VuAvT “opaqes onb ofa ox ing our anbrsgdsap apres Bisa osed anb? ‘aureaip oad :¥o190q exoyy “o1do3s0x0 sosoaquiose somuayuriaqnosap ‘yors9 un gnowios parsn ‘rezaduro Pi “aoad 0] sesuad apand oun, 8 : (= ey ou) « oqpouR (ovaa| a5) V8 py onuonous ou uoPresseatoo ensamt dp syndsaq] HOIST ‘opyeo vagy a] ouigo anBznf ‘ouang -xo190 : # PIED FIGEY 3] a =< d a : pane] 301305. ‘sesoo s20ey ap seul se] uadnnsqo sou as & soasap smuorpze spwi soxjsonu ueatoqes a5 an s1wuae Buse > IWNIDSA ‘umse] owoa zaa eunSje opnuas exqey Cust parse) : -epUapET AS BRED & OSES Foro cond Fi 3 rece spurapy -pnpe un ouron 22029 089 ony &‘seyadsos sus svsoru vj uo open vavdnpy 27 Mpfousiousaso usta 7 FICULITJUOS [p ‘Scrunse sus u9 seprpuodss e asopuyHaMT axqnosop vy 1g “rapooord axuefoures ap sviouansosuoa $8] 92078 ou pausn anb 0229 of orad ‘2ur2ugp=g 7401200 -wurns Tey e exeaaqy sou anb bp epod oxo SRE HEL (FHT sep 10 for v9 Fd “dOKy OF IS *vUAVT ‘eppuiapuodsarioo is Opeadaaraauy by "uo UST TOTS ey uO ‘paisn is apeyunoxd sureyug"se7 TLoPpy guava 13 “AUGUST STRINDBERG Laura: Hace seis aiios le pas6 lo mismo, y entonces re- conocié, inclusive en una cafta al médico, que sentia temor por su salud mesitat——————~ J. Doctor: Sf, sf, sf, 680 € una historia que tiene raices pro- fundas, y la santidad de la familia, y todo eso. Yo no puedo preguatar todo, sino que debo atenerme a lo que cet ja vista) Lamentablemente lo hecho no se puede desk in embargo la cura habria que aplicarla a Jo que ocurrié en el pasado. gDénde cree que él esta en este momento? —~ ‘Laura: No tengo la menor idea. Pero ahora tiene fantasias terribles, Doctor: ¢Quiere que espere hasta que’él vuelva? Para evi- tar saspechas yo podria decir que vine a visitar a su madre, que no estaba muy bien. Laurail[st, de acuerdo! Pero no nos deje, doctor. Sf'supiera lofpteocupada que estoy. :Pero no seria mejor decirle directamente lo que usted piensa sobre gu estado? Docror: Eso uno nunca lo dice a los enfermos rientales, ‘A menos que ellos mismos hablen del asunto, y sélo en casos excepcionales. Depende totalmente de cémo vayan las cosas. Pero usted no puede quedarse aqui 2 quiza sea mejor que yo me vaya a la habitacién deal para que todo parezca més natural ‘es mejor, asi Margret puede sentarse aqui. Ella suele esperarlo cuando él esté fuera, y es la finica que algdin poder sobre él. PapeEEeee (Vaca la puerta de Ta fiquierda:) IMargret, Margret! Noprrza: «Qué desea la sefiora? gEl sefor ya esté en casa? Laura: No, pero sii te sientas aqut y lo esperas; y cuando él llegite tienes que decirle que mi madre estd eniférma y por eso el doctor estd aqui. ‘Neparrza: Si, of, yo me ocupo de que todo vaya bien. 46 casa); Pox favor, doctor, ESCENAII : Nopnrza (sentada junto ala mesa; toma aio y se A pone los lentes) (St, sit 1Si, sit (Lee a media voz.) ‘Triste y miserable cosa Y grita sobre el mundo: iVanidad, Vanidad! iSt, siti # “Todo lo que sobre la tierra respira Cae. tierra por su espada Y el dolor es lo sinico que queda Para grabar sobre la ancha rumba WNanidad, vanidad! 15%, st / : Bara (entra con una cafetera y wn bordado; babla vor baja): Margret, zpuedo sentarme contigo? 7Es ee- ible ahi arriba! : Nopntza:jAy, Dios mio! ;Bertha todavia est levantada! Bevin: Tengo que bordar el regalo de Navidad para pa- 4. iY aqui traigo algo rico para ti! Nopptza: Si, mi querida, pero es0 no se tiene que levantarse temprano mafiana; y Ya de las doce. ‘qué tiene! Yo no me animo a est riba, me parece que hay fantasmas. puede; Bertha son mas rar sola sentada "47 oxDop fp #269 mby! j2IqH0y Sat “opedisqgo eqeas gasped p exe anb uossueqof }20w0Dy? *NYLIAVD jen3e ap sei08 sop owop! :vZradON, a (‘nenqqy 12 wa 040} oun vas25qQ) sernfas eyso serpod 3s m3 oad “ gooqun Ip opts zoqey ap omnes eae any 1s “ean as doxso anb ore Serzour gb ‘ON! ag any anb ap erngas spisa -wosstr db nn se po EGON gad -repy ‘ofey na ap suped yo any ugind)? (Patna2] 26) NYLIEVD “operysaa tm ojgs $9 “0019 ou ‘ON :VZTUGON piso z0i90p jg! “emniayua bys JOXeaT esozanb 9m BlOPY 20u2% —— Biponsed & svziba opsjog fap 20s & vpyniBosua pyuays 9s TORIOTTISSD Yo o4qn Sony vain ‘ppuaid wende a) jrrezodsa eysonb ojgs “yy! :VZIUCON suava 12 INYLIAVD VZTUGON, att . fet _-fanrgsqnae AoA! eeP -pureazy 9252 BIACPO]? x{asodv2 [7 asopepunO) NyLlav sapndeg 2 PeRPON?T i VNaOSa 1 eure yu ‘soypou seuong “VZ1NION ps) VELLA -efous ieBtpuag 2 SOL rosBreyy ‘soqpou seuangt (ofepung 21 40? 2) a sous fo om gp “esouage9 wy aneagt] A oTEIS2NOF Kon “eaonge se wom epwe ‘OURS “OPEIIEAAT TI aus vyod af nb pepautrayus oun Uap fp ‘uRE THE IS TaCON, zouurayu #250 15 OPEIUEA] UpuE UII? OF ag "euanqpron # 2/59} sourapod OU SPOON” pep cou soy anb ‘epuranb eure 108 “ssf _-saorpemngen of9s OPIS UHL -qaepy Bang BOM BP 5 ‘soxuaus0us 910/90 SOT read “efoSu09 “oresuse] exisan ap 59 9b? ‘AY,, “olege ese # 3un v va anb 39 -ared ayy jaqOou F389) odusars anb x}-148 ‘dv ‘Ky! VZEIGON, svepragnbzy ef © BITE ‘Sars 09 cur fun vaso apuop “PIL ~apreqng *19P exo w oi ¥qruog “OPI eIGeH POUT seb att An ugouno wun ‘ss Ka OBE B19 5 visas, eso eas yE eTEPH=gR P| Ua VZIEGONT -equpsegng v1 v2 eqeaueo warnds amb 10 29a HAE ansyo amb 0} 209 9A? “PUES 9 01 PSU fgg cox alp 21 ub? “seat 'V2TEGON. gabe epopro4 se oBtp anb Of ouawanrass 10904 AUGUST STRINDBERG ESCENA IV El Capitan, la Nodriza, ef Doctor. ‘CaprrAn: Buenas noches, doctor. ¢Gémo esté mi suegra? DocrorBueno, no es nada grave; fuesélo wna torcedtira eve en el pie izquierdo.\, CaprrAn: Cref que Margret habia dicho que era un resfria- do. Parece que hay distintas opiniones sobre la cosa. Vea acostarte, Margret! (Sale la Nodriza.) Pausa. CarirAn: Por favor, doctor, siéntese. Doctor (se sienta): ;Graci ‘CaprrAn: gBs verdad que salen potrillos con rayas sise cru- za una cebra y una yegua? Doctor (sorprendido}: ;Absolutamente cierto! CaprrAn: Es verdad que los siguientes potrillos también salen con rayas si uno continta la cria con un caballo? CaprrAws: zAsi que en ciertas condiciones un caballo puede ser el padre de potrillos con rayas, y a la inversa? CaPrTAn: Quiere decir que el parecido del hijo con el padre no demuestra nada, Docror: Oh. CaprrAn: Quiere decir que la paternidad no es demostra- 150 EL PADRE . Caprrkw: {Nunca se sintié ridfculo como padre? No co- nozco nada tan cémico como ver a un padre llevando a suniffo porla calle, o cuando oigoa un padre hablando de sus hijos. Habria que decir “El hijo de mi mujer”. jacién? @Nunca tuvo taques de duda, no quiero decir sospechas, porque co- mo caballero entiendo que su esposa estaba por encima de toda sospecha? Docror: No, realmente nunca, pero mire, sefior capitan, iano debe aceptar a sus hijos de buena fe, como dijo creo que Goethe. GaprrAw: Buena fe cuando se trata de una mujer? Es ries- gos. Docror: Hay muchos tipos de mujeres. CaprrAn: {Nuevas investigaciones muestran que s6lo hay 1 Cuando era joven yo era fuerte y, modestia aparte, hermoso, Me acuerdo s6lo dos impresiones que mis tarde me iban a causar desconfianza. Una vez via- jaba en un barco a vapor. Estaba con unos amigos en el saldn, Vino una camarera joven y se sent6 frente a mi se puso allorar. Cont6 que su novio habta muerto en ‘un naufragio, Lo lamentamos por elley jo pedi cham ; pan, Después de unas copas le roqué cl pie, después de fa cuarta le toqué la rodilla, antes de que amanecicra ya la habia consolado. Doctor: jEso no quiere decir nada! CaprrAn: Ahora viene la segunda, que si dice y mucho. Yo estaba en Lysekil. Habfa una dama joven, tenia los hijos con ella, pero el marido estaba en la ciudad. Ella a principios muy estrictos, me daba té un era religiosa, t feceiones de moral, una mujer muy recta. Le pres libro, dos libros; cuando se fue me devolvi6, cosa rara, se devolvié los libros. Tres meses més tarde encontré fen los libros tna tarjeta de visita con una declaracién x50 esx ‘nb s9 erouanaasuoo v7 “ueqesoy] aur anb sey A eqerate of anb sey ‘seizea syur aaseadaosaauy anb ap 910300 2, jsenie9 seun yBooas £ aypou e1s9 033100 [> wa aanasy! (-vsnvg) «gesoa jazequgis! sv] rerepe anb souaua: oiad “apres $y NYLIEVD j “oqsoni9s9 onunl vauass 95 wondee 19 ‘eporsasuoosap piguD exe AYNEOSA “opueypnose Ye seqeise anb JO jsoureiqey ise Hang! sfaiqvanua v1 & ppsainb2r Bf IP VEIN MY va O8anT “opuof jap visand py vssv4q 40120p Jo vupduwozw) NYLIVD (ayes) npode iit jso8jure s9s sour eign so sjanp anb or}! -opous unum aq -wo190q asopeajad soureysg? «wyL1a¥Q) ‘onunse aisa ap spur autzedns0 op -ond ow ef of “upndes ‘s2ouoq ‘saypou seuang :xoI20q juoned -nooard ups asreisooe apand ‘opinbuen £o1s2 anb aA! jrowop ‘sayaou seuang! gepieas9 oy uomde aseyonsor ouronu opiieur unsje 1s anb 20292 joffe sap oprpod BINqeY OATA OpEIsa exaIGMy JS an 9ax9 parsn x! :NYLIAVD jousonu 9159 axquioy aiso anb ajqizuan grb! :somape stu exed gsuad suave 12 wr feu ns anb S39pUEH lay OTT g esopousoy opus tun oan gods op ofewosiad aossed yo 201p 9 “S999 2P ‘optrer ns x0d cay Bxouns bf 2p 2290095 HOH AT arponoso opuen “eso9 wun aqes 4 “ussdd9 “ON "408900 "of ofiuodne “eun x seyonose tod a1uessEq OAR, “NYE jgsaured seato so] ¥ uoyqurea Teysn9s9 O”PP co! -opon ofauszyzuo> asquoy 2p PEpIusip ns ¥ EPPA yrey 9p ou ‘owzagua esa passn xs juputde9 soyas! AHOLOT jsoxpou seuong! “s770ur BISeY| UO! -endisaa vj serene & oypad pp 21q0s sozesg 60] 207029 ‘nb spur opand ou ‘ouewiox jo owson ‘o« X Sauquroy, Wh ‘Kos aruouajqesuaure] orad ‘pepoutzojt> &] op HOIST ey osnyour ‘oonsouseIp 9 pod parse F ‘aysep eyapod Pz -ub { ‘oyp 9s atugureamse oon ‘ouzefanb. 0.a¥STF P ousarap [p tupuas s9ounun ‘asquioy 9Ny oUt Of 1S “unseat exed pre ese pass ‘spurapy dapuonto? se “apyeo se] sepon esed owsrur oj 52 ou wats ozed ‘99 Foun onouugueus p open werodxo SexOPIeD | FePOP ” “Srp “ozrutanya exqeed e] 305m 2qaP OU PAIS ‘NYAVO -sosvuruiop 2p seen erage ‘ozumzayT9 OUT “eo un 10d tea soisoruestiad sns “upyides 10U9s *woLDOCL jeayaens ty ojgs “etd vj soja apand ou ora ‘ses00 S| HETNE uel "BARS! pepurns ns ap sazusjosuoout wos an ‘oaBred pp aiuoareysnt vasa 1zy "Tur Z0d D0] y182 an OP -qreus ye ap aj & 24 anb ezaqa ns 9p avus}osuooUs HD tro salma epjanbe xors0p ‘2310y o7e “o280 [ON NYAIVD joo0d opeiseutop ayjuoo ooodurey! :wou90G eu tuo opeisetiap ayuo> vouny! “fapesow ¥] austs e0e ‘L -openarst eyqey aj 35 eounn an owennxo un v EPPS yp rafmur pun ap Zou ap tgmeEPp wun 9s apand ‘ub aitao0ut of opor ‘oruavout ex “wayydxe a1uesseq ouaganruzs 1sn9n¥ Se ee eee la demora destroz6 el resultado que yo esperaba de mi trabajo, Laura; Fue con buena intencién de mi parte porque esta~ bas descuidando el servicio por ese otro tral Caprran: No fue con buena intencién porque sabias que algiin dfa yo recibirfa mas reconocimiento por el otro trabajo que por mi carrera militar, y querias sobre todo que yo no ganara ningéin prestigio, porque eso destaca- fa més tu insignificancia. Yo también intercepté cartas, que te enviaron. Laura: jMuy noble de tu parte! ‘CaprrAn: Eso quiere decir que sigues teniendo un alto con- cepto de mi. De las cartas se desprende que durante mucho tiempo pusiste a todos mis viejos amigos contra mi difundiendo rumores de que estaba mal de la cabe- za. Lo conseguiste. Ahora no hay nadie que me crea cuerdo, desde el jefe a la cocinera. En lo que tiene que enfermedad las cosas estn rado, como sabes, puedo cuidar mi trabajo ‘ones como padre. Todavia puedo con- trolar mis sentimientos y seguiré haciéndolo mientras, mi voluntad no decaiga. Pero ti has venido royéndola y rayéndola y pronto los engranajes no darn mas y tod! el mecanismo se desarmard. No quiero apelar a tus sentimientos porque no tienes, y ésa es tu fuerza. Apelo a tus intereses. Laura: gA ver? CaprrAn: Con tu comportamiento conseguiste despertar tanto mis sospechas que mi juicio se est nublando y mi pensamiento comienza a irse por cualquier parte. Esto quiere decir que li locura est cerca, que es lo que esperabas, y puede Hegar en cualquier momento. Ahora viene la pregunta para ti: zte interesa mas que esté sano o enfermo? ;Piénsalo! Si me quiebro, pierdo 154 ee el trabajo, y entonces ustedes se quedan goon qué? Si ‘me muero, mi seguro de vida va para ustedes. Pero si me ustedes no reciben nada. Tu interés esté en que yo siga vivo. Laura: ¢Esto es una trampa? CapirAn: {Claro! De ti depende escaparte o meter la cabe- zacnella. 5 Laura: ¢Que te-vas a matar? {Nunca lp Capirkw: gEstés segura? Crees que un hombre puc vvir cuando no tiene nada ni nadie por quién vivir? Laura: {Entonces te rindes? Caprr&n: No, propongo la paz. ma: gLas condiciones? : eva ‘Que yo pueda mantener la cordura, Sime liberas de las dudas, abandono Ja lucha, Qué dudas? Caprran: La paternidad de Bertha. Laura: Hay alguna duda sobre e30? , yo tengo dudas; las que me despertaste. CaprrAw: Si. Las vertiste en mi ofdo como gotas de belefio y las circunstancias las hicieron crecer. Libérame de la incertidambre, dime con franqueza: asi fue, y yo te pet~ dono de antemano. Laura: No puedo cargar una culpa que no tengo. Caprrin: ¢Qué te hace? Tienes la seguridad de que no voy ‘a decir nada. ¢Crees que un hombre saldria por abf pregonando su deshonra? Laura: Si yo digo que no fue dad, pero siyo digo que fue “Tii quieres que haya sido asi. ; Caprrin: Es extrafio, pero es porque lo primero no se pue- de demostrar, ylo segundo si... Laura: Tienes algiin motivo para tus odes? no tienes ninguna seguri- 155 osx -wipsog op axped [9 sora anb opesSes ‘spur oj opos & sorg axe oat ay, jz208y opand and! -vunv] gr zod sasey sapond and? “1 30d opuyns ay anb oj s9 oisg “uoEuII;UOD 2] 410 B equanue au ou ord “seypadsos aana odurans oypnu asuemg“opuado 1mnas eyzanb ou onbod pared 2 9adjog *,isonbrase an ow ‘sanbrase 23 ON, ‘9300 -uenso wratsinb wayngipe 18 ood aasei135 ‘opuadsy “op -vureAa] eqeisa of ‘epeBnapeus v] ap saz} se] 4 sop Se] anug "eyzsog 9p soueajdaino fo 79 ‘soVraiue aysou e] “o90} ayuorerapdutoo spiso eIOYY :VuAV] gesupdmiooas uo sep sapand aur anb oj s9 91? “sqwa00ur opusis sopez -10} soleqen ap soue araystaorp aseq “pratarypse yemaq spur e| ‘reqox ap enon spur eUNIOs vj $9 Fas “EINIEHD 3so ap auped fp 198 efo9 of anbzod ‘ouelonb wis 33 -wonde 0] opoy, “BE i Seip soUreqzAnyT °S patnb ‘sesopesnae Sopiaiisay so] Uausts ot POE ord “psuad of vounyy 059 912zn20 oWg? A? “wHEPED E OF “ataoo as ugfun ey oad seam sou eur Bj anbsOd 2NYLEV joduran v sourezedas sou ou gub 30g? Van] -eoumnsy epanb epra tur ‘sexnb ef 2tt 1s “PepHeas P| HOO cagropjoz eungje auan anb oon opyzinb & *pepruzai FI ‘ap wapr you uo sg ‘o1sama wap BITe SEU UPLA HL PAUIUIS Radon wuru vy “Pe spa fp Uo 972 OW ab “WH BIE -NYLEAY gzopod jo anb esne> ‘eno suay ayant ® eysny #389 por OF "8 “Fapod TA “VANVT gsopod 8 sojopuptuanueur efits of an sod “ous vy a1qos zapod yo sex20nd? spur ofe saxarab foseoy? aise 59 ON? “sazamnb ga anb oor o] s2 082 4 ‘opiauas oxainb oooduses fk oypazap unfure oft ou Of soouoaue “ep 59 Ou PU! “ofp anb of sepuonu> ON, -eamproo tur wayes 4 oureayes “eum, (rsut02] 28) RYLEY out -ayue ap seqeuopsed aux anb aast{yp atu up2er OpuEN?, qudut anb 0219 ose rod A “eptauaavos £0289 ‘ON :V8AVT gosio op Pfr bun ap pepryiqestodsay e] squunse: way edjno na ap oanBos wiayansso 18 onb S094? =NyLAVD “es onto sedies3 Woo 1ezED ¥ sea at Ow Or “EM ‘esasanttap onnyosqe 1049s to arzttraau0o A auelap SEP “od yse “edna vy auiseze> svosap anb ooozed aN -VEOV'] jou As! sNyatavD) sey pwaganrass 1s090¥ rr AUGUST STRINDBERG Carré: gDe qué sirve eso si antes me dijiste que una madre puede y debe cometer cualquier crimen por sus hijos? Te pido, por el recuerdo del pasado, te pido como pide el herido el tiro de gracia: dimelo todo. 2No ves que estoy desvalido como un nifio? {No oyes cémo me lamento . como si estuviera delante de mi madre? ZNo puedes ol- vidar que soy un hombre, que soy un soldado, que con tuna palabra puedo domar hombres y bestias? Te suplico solamente compasion como un enfermo. Abandono to- dos mis signos de poder y te pido la gracia. Laure. (se le acerca y le pone la mano en la frente): (Estés grando? Caprrin: Si, Horo, aunque soy hombre. ¢Un hombre no tiene ojos? ZNo tiene manos, piernas, sentidos, deseos, pasiones? No come igual que una mujer? ¢No lo hie- ren las armas igual, no sufre el mismo calor y el mismo frfo del verano y cl invierno que una mujer? Si ustedes nos cortan, zno sangramos? Si ustedes nos envenenan, ‘gno morimos? ¢Por qué un hombre no deberia quejar- 5e? @Por qué un soldado no deberia llorar? Porque no es de machos! ;¥ por qué no es de machos? Laura: Llora, mi nifio, que tienes a.tu madre de nuevo contigo, Recuerdas que entré en tu vida como tu se- ‘gunda madre? Tu cuerpo fuerte y grande no tenia vo- luntad de vivir, Bras como un nifio grande venido al mundo prematuramente o de modo no deseado. asf fue. Mi padre y mi madre no querfan te-»; rnerme, por eso naci sin voluntad. Por eso cuando nos.’ conocimos senti que acababa de forjérme, y por eso te dejé que mandaras; yo, que en el cuartel, delante de la tropa era el que mandaba, pasé a obedecerte, y asi cect junto a ti, te miraba hacia arriba como a un ser superior, te escuchaba como si fuese tu nifio que no entendia nada. 158 we . : Laura: ¥ por eso te amaba como aun nifid. Pero gsabes?, a lo vefas, cada vex que tus seniiimientos cambiaban fre ponias delante de mi como amante, a zat me dabs vergiienza, y al placer de tu abrazo lo se dimiento de conciencia, ;Como sila sangre si giienzat jLa madre transforma te! Uy! Caprrdn: Yo lo vela, pero no lo comy iad, queria con- quistarte portandome coffio un macho. Laura: Ahi estaba el error. La madre era tu amiga, éen" tiendes?, pero la mujer ¢fa)a enemiga, ¥ el amor encre Jos sexos es lucha; y no creas que yo me ‘entregaba; yo tno me entregaba sino que yo tomaba lo que queria 9; ida mar, Pero ala ver yo sentia qié fenfas una sup y queria que también sintieras eso que yo sentia. CavtrAn: La superioridad era tuyas podias hi de modo que ni veia ni ofa, sélo obedect me una papa cruda y €Gavencerme ie que era un du- ‘Podfas obligarme @admirar tus tonterias como genialidades; podiasinducirme a ‘wometer un crimen, a fos hechos mas mezquinos. PbFque carectas d yen lugar de seguir mis consejos hacias To queise te pasaba por la cabeza. Pero cuando yo IueBo m= des- perté y senti mi honra ultrajada, quise borrar haciendo algo grande, una hazaiia, un descubr tun suicidio honroso. Quise irme a la guerra, pero no me dejaron. Fue entonces que me dediqué a a ciencia, ‘Ahora, cuando iba a esticar la mano para recoger el fruto, me cortas el brazo. Yano tengo honra y no puc~ do seguir viviendo, porque un hombre no puede vivir sin honra. ‘Laura: ¥ una mujer? CAPITAN: Si, porque ella tiene a sus 10s, igual que todo el mundo, vi jos, y ni eso. Noso- ymos inconscientes 159 | a9 Copipucoua vanduipy op naan ‘vsaue of v oa wpe [5) a20u0201 exed auzepanb sexzanb ou anbiog! “pea fis owo> ayzany ues so eLoASYSTUT Tat anb seq -o1dwio> ap sgndsop amt sopang “a1! sapand ‘syur ens -agou 91 28 ont “Bifiaey ep ap WHHTS ATIPEA owod “wires -200u aqusUrepeIsesSsap “UOrsTUE M3 aySt]dUMD vA BION / (opr mduiatuos 7) _ SST ERT IF Osi Te UOTIETTENP TE red eT! ‘(epiainbes vy ap vuand 91 v svppedsa ap “oujas as) Van] gee and? HtyLavD, “open! jo uo paso es epeoy “fargo vido ua onb(Ginea)as U0) {(o4472 Yun pons) a gepaina ofeq aunzau0d ub2DUOUAD Dfe 8490s PEuDAD) NYIEVD ‘aS van igasa ou eA ono wgjoanpo 3p sorte so] peed amb 42 -NyRAVD (sosonsey 509.1 s2ua, wis “FOS On elig flu © azeoupa sandsap J ifs sespod ows 4? + awave 73 ost gepmm ofeg? tNyLtavD ofeg e8uod 2) eueweu opuens ‘smusuyyeS3 & gropod pp souap v4 saouong? “ugzes ef oBtas of soouorttg SVUNVT jugzes vj suan oxdurs xapod jp ous and quores By oun a1zaNy SHAE |? “gap spun p ‘ouatnpEINIEN NYY nb auan sop so] 2p oun BxA| eas9 uo anb OLUDAS =NY EVD [ gapoap saxainb anb: of 59 9D? VUAVT jou? a SeHOT Sy opaenD ORE! anv aap yA? “pepeTe>! M| a1Gos Sax Eaqered EU NYAAYS -eueyoms vexed eepagns 9110s OptEN? anb ysy “soujod soun wex9 Ome [9 ‘uoraindis anb soy £ Ssquodeo ros31x]0n 2s o7T@8 [ap o2tte> [> woxYp an SOT -saxquioy 328 9p welap & uacafaaue opuend sazquioy SO] - papres saj gn orunosd apy “ergzed [U2 sojad uapes 9] ‘sazafnz0s 9p welep 4 uasafaats sosa{na Se OPEN -onqurpuos um #19 g3sedsop sou anb ja 4 ‘eson0qeo FI 02 oid 50] t09 sourensodsap son “sourensadsep SOU MP un ‘Asouoisnyy 2 sajeap! ap ‘SeIseIaey 9p SOUaI]‘SOUrtE OOD pusganrars sai Acto IIT a La misma escenografia que en el primer acto. Pero hay otra ldmpara, La puerta secreta esté trancada con una sill. ESCENAI Laura, la Nodriza. Laura: éTe dio las llaves? Nopriza: :Si me las dio? No, y Dios me perdone, pero yo las saqué de la ropa del sefior que Néjd estaba cepillando. Laura: Ah, a Néjd le toca el servicio hoy. Nopar a N6je Laura: (Dame las Ilaves! . Nopriza: Si, pero es realmente como un robo. ¢Oye la sefiora sus pasos ahi arriba? Yendo y viniendo, yendo yviniendo. gLa puerta esté bien cerrada? 0 ‘cerrada y bien cerrada! Lavita (abre el escritorio y se sienta ante él): Hay que dot minar los sentimientos, Margret. Aqui se trata de estar tranquilas para salvarnos todos. (Llaman ala puerta.) @Quién es? Nopriza (abre la puerta): Es Nojd. LAURA: Que entre. * Noyp (entra): ;Carta del coronel! x62 JNéjd, ya sacaste todas las balas que habia en los fusiles y en las cartucheras? Nopp: to hice como me mandé! Laura: Espera ahi afuera hasta que,yo conteste la carta eee (Sale Néjd. Laura escribe.) ‘Nopriza: jSefiora, oiga lo que est haciendo abi arribat lencio que estoy esstibiendo! (Se oye el ruido de una sierra.) Nopriza (murmurando como para si misma): Ah, que Dios ayude a todos los necesitados! ¢En qué va a ter~ minar esto? Laura: jAqui esté; dasela a Noja! saber nada de esto! :Ofste? radre no puede (La Nodsiza va hacia la puerta. Laura abre los cajones del escritorio y saca unos papeles.) ESCENA I Laura. El Pastor toma una silla y se siemta junto a Lau- ra que estd en el escritorio. Pastor: Buenas tardes, hemana. Ya sabes que estuve fuera todo el dia y recién llego..Aqui pasaron cosas Law jermano, una noche y un'dia como éstos nunca habia Pastor: Bueno, pero veo que no te pasé nada malo. 163 Sor tox Gans soden soy! ;epeU TDAP poy! iseso st 5 grednzo aur of anb ‘opreyezma ap wo!oei]qo 11 wo: ung! jamuasour 40s of 059 x04 & ‘sapand ont! ¢san? rad wun sub ap ok ofan way 0? {OR? "UAT sa opon to Udy vans sauap OW? “HNP VAN rere an equa ej solayyt “"yuoanued PP OD siso> yal“ gape wea ped asa ‘59 200 O59 RP ROLSV |ses0o SENDA eI, -1a}ou09 Pyeur sex9]4N1 1s oWOD ‘OpEIseUISp SEIqUH ‘VANv] | “exis wun woo sop wo axed : ‘ rea oda p! ‘odin yp oxad osm ae ab o9s> *FUAV'T eaieaea ratabsqunaipaaemcichanid pam ing fe $8809 UY se wloqens owoo sag? ee 3 A Oa eeys eee cere | -eprend ou og! -osinb anand ero 38 0po1 ¥ 9598 ‘BIRT -UP? ‘aauarsuosur waUD Up) Scvadapa hana teasing es -suaa osoaaye Jap eypony Bun iu ‘oxBues ap eySuen eu IN! ‘oueur py ares aurefoq jseurue 21 OU ‘ON! :HOLS¥d, jseurrue a1 ou anb y! ‘ofadso xpuoaso ynbe ‘err! ify ‘erouarou0o exdoad ma esombis 1 faoydu1o9 195 UONPE] OWOD jxezeD aLxefsp anb exed jodures onsane we eqzory pun gzapisuos of auduuays anb saqes ny} jzopesuad jopusus on! vanvy] “elyy m9 2p worseanpa e] 21qG08 sIp!Dap sepod ap oasap jp ered uaig austA 27 o1sa anb seBau w sea ony [24 and? anv] jeKQh (oltf augue Dy) wossva % ggnb axqos seurdo ap pensaqyy wo s2079 2]? -VanV'] suave 13 gn? juoisojdxe uo weuruisaa ene pe & Bony “axed offe guadgo auduiays of oxod “P1s03514 25121. sWOASv -ajqpsuodsassi a1u9ut -erajduroo opous un ap 9A2qf fp an x soj oo vp Te ouuzauod 2p opursest ‘fois A JoU0309 JE atesuour un yang ‘Teatdsoy [P ezrany ap esrare> ean OTP : “ad s0190p [1 SeDUaTOrA sesame zevas.anb somouaL VEAVT ‘xsoey apand 25 9nb gb exo 4? “020| suowuex0: S36 (> sat OLS sexe9 vj ua vpipusoua exedusy P xn au anb woo guyana keipug] 9p 24ped [> £22 OW BE ‘nb azqos sepemsouisop Seysesuey sms UO ozadurg -Vunv'y ‘ssanuatayfp SoUOTSIOA SE ares 10 gopon gadusa ousgo? “es0> eum aunyp oxo *4OESYA ‘opesed s0qet, ejapod anb oj uo esuard ozod ‘Sorc © se1pex8 ‘ony 'VUAVT owaaanrazs 13090 SS arama * ESCENA IIT Los mismos. El Doctor. Laura (se pone de pie): Bienvenido, doctor. Usted me ayu- dard, everdad? Y aqu{ estoy yo, sin poder hacer dema- siado, lamentablemente. 2Lo oye.aht arriba? :Se con- vencié ahora? yy convencido de que aqui hubo un acto de pero la pregunta ahora es si la violencia se debe a un ataque de ira 0 a locura. Pastor: Pero deje de lado el ataque y reconozca que él tiene ideas fijas... Docronr: Yo creo que sus ideas, sefior pastor, son todavia que las de él. s6lidas opiniones sobre las cosas mas eleva- Docror: Dejemos las opiniones. Sefiora, depende de lo ‘que usted quiera: mandar a su marido a la cércel por un delito, o que sea multado, o meterlo en el manigomio. Qué opina sobre la conducta del capitan? Laura: (En este momento no puedo responder! Doctor: {No tiene opinién clara sobre lo que es mis con- vveniente a los intereses de la familia? x! gre sp3s9 ‘svuof? juoatyy! isoaqyy star oay anb waa ex! gise esoo ean zem{ opad omg? joxmng ‘orm 7 ayant ap oypay > ug ‘oypad ja guaed a] ojsnp un us anb ejeq e] ap anb spur safnur ns ap peprfopyut ey a2qos ‘so20um So] 10d omisw1s03 Jap esNeD v OFINUT BISMY ap apuexd spur eisod Ja “UpTYysng FepuExepy “AoyE|sI9 yy ap ‘vsne vanspiary v ap visoisypy zmbe oBuaa spur gn? jorep> Anuy vasg! +, zoxpua8ua of anb ouloy jo exa ugmb ap saqes apand uginb oxad? ‘oxped run sa ays9 “exer :a9 -p 030) nbazg erajord je wousn mby_ Zou! -ourzoy sq! ‘sorofnun Sef ap vsonasta spur of ‘oxpeur ne exuoo oseurg[ay. wiuesay eqvadsos isa x “,UslI0 ns 3as0u09 apand arpeu anbiod ‘9s of ou of osad.foxped Tt $a ‘oastpg ‘Ip anb aorp axpeur yy, :vauary ¥ 2o1p 2 opeugpay “vesddy ap uoronpen ej ap sras eurSed 2 ua “STZ Ostaa ‘vasipE YT ap osauntId o@eD Jp UD FIS9 iby [020] eqeaso ou og! “sozqy] soy wa 359 opor fopor 322] opand 9s mnby :(osous ny a4q0s 5049H 50] 2404) NYLLAV) “sorseg j2 € 301900 [31 “ont 6109 50194 2p UOTICH tin 09 apps wender [3 “PIPE TIMPELID? vy K ojans 12 avo Bip by ‘osuowrpuojorn o1qn 05 wyotz0s oysond WT AWNGOSa (-oudf ya 40d va 25 PION. 1980 [2 Pusap2 BNP) © «ppsaynbxy vj 40d 2105 OBan £04 opsoynb vj 99304 9105) V7EECON, : jeronyy! aejuende @ PA OU wasond eso anbrod “A soased pp '80p0 asureAEA X “TPP PP jeforoad sou snsof “somnuyur soysTUt Ssouariqioas 0} 0& ° eo ese ow] INE PA! OHIO . (niaio0s pusand 9] 49 524109) ssaoet anb su91 nb of s0 osg “~ensaaau as 8 sourepnde Kvxonye oan Spon plont “ote Hoo sepHy w KOA o} Hb OA 201 Feamnsey # Ba oj plON ‘0HE003 apand OU [2 “ON :VZNGON, 7 esggniieo wiso apauod anb Sauat, WOLSOC “grey op anb ye sa0eq opand of 15 “ALON, supydeo pp 104 08 Se -outzayus Je sepina & sousepnce an souaty, “ezaqeo e] ap owzayua vise upNCeD [> anb ae. os A uorsenais By s900u09 I, IN 'sotusgt SOT. ALYNAOST owweanrizs 18090 AUGUST STRINDBERG una lémpara ardiendo en la cara, jgentonces sf que se puede saber?! Pastor: Qué se puede saber? Caprran: jNada! Uno nunca sabe nada, uno sélo cree, zo es cierto Jonas? ;Si uno cree serd salvado! val ;Pero yo sé que uno puede ser condenado por su uno se oitle repetir lo que se habla ahf adentr il ae sabe bien! gJonas, crees que eres el padre de tus jAdolf! ;Cuidado con lo que dices! Caprrhn: Técate debajo de la peluca a ver si no sientes dos bultos ahi. {No puedo creer que te pongas pili Sf, sf, son cosas que se hablan, pero mi Dios, se habla demasiado. Pero nosotros, los hombres casados, no so- ‘mos més que ridiculos canallas. No es verdad, doctor? Cémo Ie iba a usted en la cama? ¢No tenfan ustedes un teniente en casa, ch? Espere, voy a tratar de adi nar c6mo se Ilamaba. Se Hamaba... (Le susurra al ofdo al médico.) Ne, también empalidee! No se ponga triste. Bllaesté uertj enterrada, ilo hecho, hecho est! Yolo canoci y ahor’... imireme, doctor! {No, no, a los ojos ... es mayor en el cuerpo de dragones! ;Por Dios, no creo que también tenga cuernos! Docror (molesto): Capitan, hablemos de otras cosas! CaprrAn: jMiren, enseguida quiere hablar de otras cosas cuando yo quiero hablar de cuernost Pastor: Hermano, estas enfermo de la cabeza. CCaprrAn: Eso lo sé bien. Pero si pudiera trabajar un ra- to sobre las cabezas coronadas de ustedes, seguro que pilonto podria encerrarlos también! Yo estoy loco, zpe- 170 ‘EL PADRE ro cémo fue que terminé asf? jNo gs cosa de ustedes ni cosa de nadiel, zverdad? Ustedes quieren hablar de otra cosa. (Toma el dlbum de fotografias de la mesa.) iJestis, ahi est mi hija! Mia? Nunca podremos saber~ fo, gno? @Saben lo que hay que a hacer para poder co- nocerlo? Primero uno se casa para recibir repuracién social; enseguida hay que divorciarse y transformarse ‘en amante de su ex mujer; y nego se adoptan los hijos. Entonces por lo menos se puede estar seguro de que son los hijos adoptivos de uno. 2No esta bien? zPero de ‘cuando ‘qué mié sirve esto a mi ahora? @De qué m me han quitado la idea de la eternidad? {De qué me sirven la ciencia y la filosofia cuando no tengo por qué vivir? | ap eqestreasy aur of optens epzonse 25,4? gsouo}DEI0 Se] erp] af K euro vy ua epzaus o] OX s9ypoU sey wo A opranb (ui ¥xa opuend eprantse 38? ‘JJOpy 1OUDS :VZINCON, (-opsoinbas vy apsop auoursopi3ts aps eysz0g) Cons 24 2 spatap auod as & wan] ap vspuivo vy vovs aya sgndsoq, ‘ooupde ‘mo vpanb as 1g “vss 2] ue vauaps 0} & O201g 9p 1p44g00 po vusv8y) “oBtes sey a8 of anb asaoqinb uw fy pis oxaq ‘Teidury] wxed gnbes sey ‘Ig VZIXGON esepeq sey axseaes 2p? :(sa9]0a04 [9 PSIa2l) NYLIAVD go1sa s9 9nb ‘JJopy x0u2g? :(vssu9) VZEICON, jreyewr aromb ne “pureus ‘olppeny! slandooso op vais) VALI (anjone1 un vunduca & oydound 9] » vA) ;ojeut ‘peu zo08y & AoA 93 ot ‘euu eplzanb ru oparas sesiuaa cit oxagl ise1uerp soy opuesisour se3s9 EA At “yur ¥ SoUTO9 2uu ‘ood a3 OM Of 1g jtoRSeND v] so ws! “UaIHOD 21 0 sautlog ‘fp ® zoU09 B UEg! Of as Soyo Ou s anb opeztraoxd “ueiqey 2] anbiod ‘solry soy ¥ gruioo a8 anb ‘ousneg 40s 0X. ‘opnd ou ood ‘jus auzauioo osmnb axpeurny,:F90109 ‘oxaqub 23 A yeqgueo un os of “erry “sapand ON :NYIIEVD “of 398 o1amnb ox joxatnb on! VENI, -ejur by ‘penunjoa vjos Eun 4 onraus yu ap oy ‘owarurestiad ojos- un s9ue anb sau any, -opodures of { ‘zed uo spxvaso vountr o17B22109 O| ap “euuye ejos eun saua soqaq{“atuourejos yur v ouszeure foqap oxag “e110 e] uo seypo aut & eum OD seure out A awava 14 tur eure sop sau, “elf ap Buuye [> 09a unquiTa OF ‘go{o sus uo ump ru 194 opand Joe ‘UTEATIA “SP5qY SET J aysad anb Tend orupya o woo woxortta on SozyunaS “us sowaturestiad oyster ono 07 j18e sql “wouett ‘eno ap 208 apand out 4s 4g jel yur soz0 onb ysl ‘epes cope ‘eprronb eliq ‘expaog “(9 97904 724090 igded “yah jeaqeyed veo spun s2sn o} ipdeg! svetaag -epta e] epos worDtory Os gu enszo9 sepoa!‘opzonse 2p tupiss sepazst ‘ON !NYIIEVD jgureur 9p [ew soyqey ON! VELLA, {gey[9 59 epezuoBaxsap vj ye 91s anb op ejuono sup 21 ON? cexpeur ma v svapneuy anb 2p eauano sep 23 ou org? ‘auped ns 4os ou an exe9 ef 9 96I1122P t eSioa vlny erdoad yuu an ‘oaso arara an wSt29 Of 20 ggussoyuy 1 uging? “wpeutsogut worg seis0 an 20978 gugind? zsoouoru “u7IND?-;0u.94.anb.38 HY! # {s910 oj ot pi'souaut of og! VALLWaGL gusmd? gaxped ma so upinb x2 zofip O| 91 upIND? 2594 -vs of owto? caxped ma kos ourgnt -ouped tu sox9 ou Jse Sejqey OPUEND 4089 w09 gnb x? :NYLISVO. gopeurrsey sesaiqny 218 X? qgurens v ved ary vf aasezp a] anb saqus? gost] ond 0] soqes? VELLESAL gox? H(ootapde vasa 2] P3uvaz) NYLLAVD gpdied “yeur sawars 21? *(1p 77504 22 pap expyiag t9sout By 21q05 ‘opracooue “OpDiH9s) NYLIEVD ceypuog “vende IA YNGOST owawanrass asa9n¥ AUGUST STRINDBERG Nopriza: ;Ah, si, pero tiene que escucharme! ;Se acuerda cuando una vez agarr6 el cuchillo grande de la cocina y queria tallar un barquito y cémo yo fui y lo engaiié para quitarselo? Era un nifio imprudente y por eso ha- bia que engafiarlo, porque no creia que queriamos su iEntonces solté ef (Le saca el rev6l 'Y asi, cuando tenia que vestirse y no querfa. Entonces lo manejaba suavemente, le decia que le iba a poner un traje dorado y que iba a ir vestido como un principe. Y un dla agarsé el corpifio de lana verde y se lo puse delanté'del pecho y le dije: vamos, los dos brazos!, y le édate sentadito mientras te abrocho los boto- nes de la espalda! (Le pone la camisa de fuerza.) Y le dije: ahora levantate y camina asi veo cémo te queda, (Lo conduce al sof.) Y entonces le dije: ahora te acuestas. Carrrdn: gQué dices? ;Acostarse vestido! jMaldicién! Qué me hiciste? (Untenta soltarse.) Ah, astuca vieja bruja! ¢Quién iba a creer que eras tan ra? (Se acuesta en el soft.) Nopriza: Perdéneme, sefior Adolf, perdéneme, pero yo queria impedir que matara a su CaprrAn: gPor qué no me dejaste matarla? La vida es un infierno y la muerte el reino de los cielos, jy los nifios pertenecen al cielo! Nopriza: Qué sabe usted de lo que pasa después de la miberte? 7% eee CarrrAn: Es lo Gnico que sabemos, porque de la vida no ‘sabemos nada. jAh, si lo hubiera sabido desde el prin- 6 Noperza: jSefior Adolf, humille su duro corazén y pida ‘lemencia a Dios, que todavia no es tardel No fue tarde para el ladrén en la cruz cuando el Salvador di estarés conmigo en el Paraiso! : Caprrkw: Ya estas graznando sobre mi cadaver, corneja vie {La nodriza saca el salterio del bolsil Caprt4n (grita): (Noid! gEstds ahi, Noid? (Entra Néjd.) Caprran: (Tita a esa mujer para afuera! Quiere ahogarme ‘con el salterio. Tirala por la ventana o por la chimenea © por donde quieras. a ; Noy (mira a la Nodriza): Dios proteja al sefor capitén ide todo coraz6n, pero, ipero no puedo! {No puedo, no “puedé! Lo hatia hasta con seis hombres, pero juna ma jer! Caprran: {No puedes con una mujer? ; Noy: Sf que puedo, pero, mire, hay algo especial que ‘ano no lo deja levantarla mano contra una mujer. Carrs: 2Qué hay de especial? @Ellas no la levantaron contra Noyo: jSf, pero yo no puedo, capit me dijera que le pegara-al pastor. Eso es como gi6n, se lleva dentro. {No puedo! tan! Es lo mismo que si la reli- 75, srgsgan joe ‘oSrequua urs A “ovodures of “186, jeyronb Ou ny “eurUTIay OWOD £ EptA | yeu ‘osoyfiaeseur! “soreled 4 sox07 9p ouayy ‘sefnpaqe ap anbsog Je soueg ‘2 waAof sexo opueno “emey juaso! sexo, opuens opd na jopranb ‘ouvu: ns oureg! :vanvT (-opoqouye oun s028Nq 0 ays vz “Iapony 9} ‘fp 21q0s apuasixa of & jog? Ja v20s as exe) jptquszaa oy un ofuay} joys} Bua: onb auuzedes ered 03 “je aumuap x! jezaqeo v] ofeqap epeyoue eun suueUOg! euronb as anb wisey oye f2 U2 ajar oxqase0 pe 4 zodes |p Ua uacateasop as somarurestad soy! “se oad “euNye [> A odrano a auodo 3] oun ‘exsuarstsax eazardsap je2e3 PepyT -ea1 Bun, ‘oanoy ap sefeq wos ox 320ey “oxTe Pe UoD seaFad ouioo $9 wioyyy -gsnas exed ezoquo Bj uewIOse { sorsnqze 0] ua tapuoase 9s anb seiquios ojos tos woyyy “sssesIeae nb ap o8je espa oun soouoata ‘sepepuny uesaramasa souaut of 10d 1g jajqtsia2 o] auauresppasd $9 osg! :NYLIVD “sepepunyur sepor uos “ely exasonut ‘aagos seqpadsos sm woo 394 anb ava anb of ug :vanv] aqonatzidso ofry axs9 ap ooisyj ped fp $9 upint)? ¥] 2u91A opuena zo]NA [9 S9 UMD? geHTEPIIOS peprjqesuodspuius ‘sopesiod yo souopsoe sod zowre 2159 aelap apand ghbi 4? jgunus ag! goure jensuas 4 ours [> ‘Scoure jp sexed e any apugp y? jeBrure vj v ejoLa & vID0s Fy 8 aff00 9s oun ssouoaug! * of ‘wojsejosd oun aun anb afm eun woo prUeosoW pep auava 1a gt Z 90s PUN PUNO as BION fafru EUN WoO EqEsED as ON Seumy “osourmeur yop narzydsa pap yz gedjn2 vj an ap x2 zea 900 9b ap o79g? jofq]Ps> buONg! INYELEVD “ugpiad opid 21 ssodoaus ‘oarour uns 92508 9 18 _tgyed an 01 s0 os atntsdo oj anb 0598 ppp asreqH OP ‘yen uores09 p arb ease waseyde A waseyse an expand ‘run *wgzeso9 Tas a1q0s expayd UN OtHOD an ELDRED ‘Bas of ow anu ‘oTaDOur OMUAYS 2us BIDUDIITOD ap & soi ap aaueppp & ‘aasisnd oust m3 anb S2q>Hs SO} “soja anqos asopupayysap any Opa. “e224 aN O] 24905 psuad rounyy “Patrons eqep am ou anbune “op oy anb ajqeqoad so ‘romise op exoueur ur ua wey un 594 18 079g “oquoisa tn ap OUTOD 13 ap aUIIBE4SSp ap O959P ‘ommoso tn exataria anb 9s apang 2ary 21 of anb sesuatd ‘paanb of 30084 9p wo}ouonay ey 2ana ru gsud HOUR *VHOVT eps mnbe auras wasey aysered cou anbsod azsonua v wnuraua yur saxo! “esodso Tut 99 “ok ka antua Bopp anb o4na optrens wBruraU9 TUT QLATOA 1p aj 0X anb some yop oBed us pepatEERyT 2 Sou lp orp aur anbsod wAjuraus rar Hf p283qe nb saint: exourtad B7{ ‘op209paqo w{dep OX anb ouasu> au ‘um QuuZoysues3 our A watTIOS Jo ua ajq! eBruzaua pur vz9 ‘sojop 1e20A02d & Pq} Sopumun ye auuzzen epzanb ou anb ‘spe sq wos sapaisn sepos enb 0239 of! *0239 0} geSiurouo na dos of anb wopy! +(@fos j2 visa vaxenjapy a5) VENT 1 By soRougpY SesnUarTr EZEU By TOD eBonf anb vp na saxo Bxoqy! jerpeyuO! [eHeEO! !NYLLAVD We ‘SOLUSHIU SOT -ohon 2s anh ap plo » pues 2904 2] e . TA VNAOST owagaxnus 1sn90¥ ee AUGUST STRINDBERG Diosal ;Saquen el gato que tengo encima! ;S4quenlo! (La Nodriza descuelga el capote de la percha y se lo pone encima al Capitan.) 1Ab, mi dura piel de leén que quisiste quitarme. ifalia! Mujer astuta, amiga de la paz e in- ventora del desarme. Hercules, despierta antes de que te