You are on page 1of 6

A Don Francisco Díaz Gómez.

Señor Director de las Escuelas


Profesionales de la Sagrada Familia,
Excelentísimo Señor Alcalde de la
Muy Noble, Leal, Constante y
Fidelísima Ciudad de Écija,
Dignísimas Autoridades Civiles y
Académicas, señores profesores y
queridos compañeros, queridos alumnos y familiares
todos, señoras y señores:
Écija, señorial y agricultora, la ciudad de las torres,
el palacio andaluz del Sol, es el punto de encuentro del
Arte y la Luz. Es una ciudad abierta a la campiña y a la
vez encerrada en sus memorias artísticas.
Écija, entre lo uno y lo diverso, “Museo vivo y
abierto”, se ha venido tratando como tema literario
desde los orígenes remotos de su historia hasta hoy. En la
ciudad pueden reconocerse múltiples moradas, esos
“rincones que son como poemas cristalizados en
piedra, ladrillo y flor”. Écija, como escribió el Premio
Nobel, Camilo José Cela, “es pueblo en el que siempre se
escuchan campanas y, siempre, por su tañer, se sabe de
dónde son, desde qué torre se lanzan a volar”.
La creación literaria debería surgir de una deuda de
amor. Los poetas ecijanos, los verdaderos poetas, como
los pensadores, no lo son sólo cuando escriben sus versos,
1
aunque ese sea su testimonio, sino que lo son sobre todo si
sus poemas se parecen a su vida, si la estatura moral que
exigen y pregonan a través de las palabras se asocia luego
a la exigencia moral de su propia vida. Los poetas
ecijanos seleccionados en el libro que hoy presentamos,
Nuevo itinerario Poético de Écija, son poetas
descubridores de la ciudad, pues sus poemas nos elevan a
experiencias intensas que, estando en nosotros,
desconocíamos.
Este libro, impreso y maquetado al calor amigo y
profesional de Talleres Gráficos CODIAR, orquestados
por Manolo y Javier, puede tener un doble uso: por un
lado es una guía de viaje por la monumental tierra
astigitana, lo que presupone que un viajero entusiasta y
organizado podría realizarlo total o parcialmente. Pero su
orden es literario: responde al propósito de reunir una
nueva antología de treinta y tres escritores que han
reflejado, diacrónicamente, lo que es Écija en su poesía. El
viajero-lector podrá así empaparse de la deslumbrante
cultura ecijana, conectando paisajes, monumentos,
historia, poesía y experiencias personales realizando así
una lectura “en camino”.
En este segundo volumen de nuestra colección SAFA
de poesía ecijana aquel CD adicional de 44 voces de la
poesía y la canción astigitanas, que entonces, hace ahora
dos años, acompañaba a nuestra “Antología de la poesía
ecijana contemporánea”, tiene ahora su complemento en
el Plano de la PRIMERA Ruta Literaria de Écija –
2
diseñado con talento por la imaginación creadora de
nuestro compañero y creativo profesor, don Antonio
García Visglerio–, y que el lector viajero podrá encontrar,
adjunto, al final de este libro. Asimismo, quienes deseen
continuar conociendo un nuevo recorrido literario podrán
“pasearse” por los puertos poéticos digitales en el blog
creado para ello: www.recitalsafa.blogspot.com, una
nueva ventana abierta, en diálogo con la tradición, a las
nuevas miradas artísticas: fotográficas o pictóricas,
escultóricas o histórico-literarias de Écija.
Cada una de las treinta y una salas de museo se
abren, en el libro, con una ejemplar fotografía (de José
Luis Asencio Padilla o de Juan Méndez Varo) o con un
cuadro paradigmático ( de Rafael Amadeo Rojas –la
propia portada del libro–, Paco de la Matta, Marcelino
Fernández Piñón, José Luis Jiménez Sánchez-Malo o
Jesús Ostos Aguilar) de los distintos monumentos del
conjunto artístico astigitano que van presidiendo y dando
acceso a sus paradas literarias correspondientes. Tras
una sintética reseña histórico-artística de la sala, deudora
de la relación bibliografía consultada, aparece la “benéfica
presencia de los textos” líricos, configuradores de un
patrimonio literario ecijano que, diacrónicamente, se va
enriqueciendo y, acaso, dotando de un nuevo sentido a las
palabras que convoca nuestro marbete: Nuevo Itinerario
Poético de Écija. Este primer “Paseo Literario” que les
proponemos, amigos lectores, va, asimismo, creando una
Nueva Antología de la poesía ecijana, cronológicamente
3
organizada, a partir de las voces poéticas que han ido
cantando al maravilloso conjunto histórico-artístico de
Écija hasta así trazar un “campo literario” propio, un
verdadero patrimonio literario astigitano.
En este “Paseo Literario”, quien haya leído o lea o
escuche, verdaderamente, entre tantos otros, un poema
ecijano de Tomás Beviá, los versos de amor de Pepita
Tomás “Desde las riberas del Genil”; la cruz de luz
astigitana en el amanecer nazareno de Pedro Abaurre; el
repique poético de Manolo Mora; la Écija viva de
Agustín Rivero; la Écija dual en la poética del fuego de
Marcelino Fernández Piñón; la Écija desde el alba de
Manuel Pérez del Moral ; las Glorias de María, de Juan
Manuel Díaz Baena, la Écija bartolista de Francisco
Hidalgo, aquella que no conocimos y descubrimos en
Ramón Freire; los dominios de la luz, de Vicente Mazón,
la visión de la Astigi desgarrada, de Tomás Gutiérrez; la
creativa heterodoxia poética del profesor y amigo Juan
Palomo, centinela de su milenaria historia, o aquella otra
visión, la de las teselas líricas tejiendo el mosaico
ecijano de Francisco José Fernández-Pro … quien las
lea o escuche o pasee, decimos, verdaderamente, verá
luego una ciudad, sus torres, sus espadañas, sus campanas,
sus iglesias, sus palacios, conventos y casonas … como si
nunca los hubiera visto antes. Sus poemas nos descubren
un nuevo modo y orden de mirar su extraordinario
conjunto monumental, abren las puertas de nuestra

4
percepción y arremeten contra la arquitectura de nuestras
creencias con sus poderes transformadores.
Los poemas seleccionados en este camino de “pasión
intacta” posibilitan “vivir y respirar la ciudad” por su
capacidad de redescubrir, en una permanente sorpresa, su
excepcional patrimonio artístico. Conocer Écija en su
poesía es conocer su historia, su forma de ser y estar: sus
arraigada tradición religiosa, sus bellas y grandiosas
torres, sus personajes, ambientes y hechos memorables,
sus ermitas, sus balcones, su salón, su río…su alma
poética: su patrimonio literario.
Nuestro maestro y amigo, José Enrique Caldero,
académico y Cronista Oficial de Écija, acaso uno de sus
mejores conocedores y cantores, ha subrayado que esta
Nueva Guía Poética Ecijana constituye un “sugestivo viaje
por una ciudad que ofrece la realidad plástica y el
espíritu inmanente de los mejores valores humanos, que
sus moradores supieron plasmar en el pasado y saben
apreciar en el presente, con ansia de eternidad”.
Este decimotercer Concurso: Recital Poético
constituye la vuelta al valor de la excelencia, la autonomía
de la literatura y la presencia de Dios en las obras de
creación astigitanas. En esta primera Ruta Literaria
Ecijana apreciamos la literatura como aprehensión de lo
trascendente. El Recital Poético SAFA no somete la
literatura a la vida, o viceversa, sino que señala cuánto

5
puede aportar la belleza de la literatura al conocimiento de
la vida.
Esta fiesta de la poesía pone en valor el patrimonio
literario ecijano y expresa, de un modo evidente, y sin
embargo misterioso, que el poema se apodera de nuestra
imaginación y, al terminar de leerlo, no somos los mismos
que cuando lo empezamos. De modo que cierto instinto
primario de comunión nos impele a transmitir a otros la
calidad y la fuerza de nuestra experiencia. Cada poema
ejerce una fuerza en el declamador semejante a una
semilla que, creciendo, da fruto abundante. El espectador,
dueño de ella, se puede reconocer y se puede reencontrar.
Nuestros alumnos, auténticos protagonistas y
artífices de este Concurso: Recital Poético SAFA, de este
nuevo mapa poético, pondrán nuevamente en valor a Écija
como motivo recurrente en la obra de todo artista
astigitano y como auténtica categoría literaria capaz de
seguir inspirando, con pasión de la tierra, la “Creación y
el Encuentro” de quienes la habitan y visitan.

Muchas gracias.