EL LADO “VERDE” DE LAS EMPRESAS.

Por Juan Fernando Perdomo *

POLÍTICA ANALÍTICA
Cada día hablar de Energía y Medio ambiente está más relacionado. No es casualidad lo que el Dr. Mario Molina, premio Nóbel de química, de ascendencia veracruzana, dijo en el Debate energético: en el mundo existen grandes reservas de combustibles fósiles… por lo que antes de que se acaben se agotará la capacidad de la atmósfera para almacenar los gases de efecto invernadero. Por supuesto que no todo lo que afecta o daña al medio ambiente es producido por energía, pero no podemos hacer a un lado los problemas de las plantas que trabajan con Carbón y combustóleo, generando emisiones a la atmósfera, altamente contaminantes; o los vehículos, sobre todo los más viejos con maquinas mal cuidadas; o el consumo de nuestros aparatos domésticos que absorben energía, que genera calentamiento global. En mi aportación “¿Es inconveniente la Verdad?” destacaba que una de las propuestas es, precisamente, que todos hagamos nuestra tarea en nuestras casas, vecindarios, empresas,… y que el gobierno ejerza su responsabilidad con leyes mas estrictas, favoreciendo a quienes utilizan las energías renovables- que son muy caras aún- para que realmente evitemos el calentamiento. La Alianza entre CNN y la Revista Expansión cuentan con un portal en la dirección: http://www.cnnexpansion.com/especiales/ideas-verdes , que da recomendaciones personales. Bajo las preguntas de: ¿Cuidas? Todos aportamos contaminantes. Corregirlo es tarea de todos. ¿Educas? Enseña las 3 R´s: Reduce consumo, Reutiliza materiales y Recicla. ¿Separas? Poner orgánicos e inorgánicos separados, facilita el reciclaje. ¿Utilizas? Tramos de hasta de 5 kms. en bicicleta dan salud y no contaminas. ¿Consumes? Productos orgánicos, sin abonos sintéticos, favorecen al campo. ¿Proteges? No arrojar cerillos en bosques. Dañas la ecología con incendios. ¿Compartes? Auto reduce 500 kgs de contaminantes por cada 30 kilómetros. ¿Reduces? Tu regaderazo en cinco minutos ahorra 50,000 litros al año. ¿Papel o Plástico? Para el mandado lleva tu bolsa o usa papel reciclable. ¿Reciclas? Reutiliza papel de oficina. 100 kgs de papel son 7 árboles. ¿Desconectas? Aparatos conectados, sin usar, consumen 10% de la energía. ¿Ahorras? Los Focos de bajo consumo reducen costo y tienen más vida. ¿Recargas? Una Batería recargable sustituye a 100 pilas convencionales. ¿Participas? Fomenta con amigos y familia el desarrollo sustentable. Pero, ¿Y las empresas?

Pues aparte de atender a las 14 preguntas anteriores, deben de contar con un plan institucional que vaya ligado al programa de Responsabilidad Social Corporativo (RSC) que, como ya comentamos, abarca a empleados, clientes, proveedores y, por supuesto, al medio ambiente. Verónica García de León, en su artículo: “Corporativos Verdes ¿Realmente lo son?”, expone el caso de una empresa de frituras que salva, en su proceso, 50,000 árboles, reutilizando siete veces la misma caja de cartón. En alguna de sus ocho plantas, esa empresa empaca productos en la caja, la cual es enviada a uno de los 200 centros de distribución y de ahí sale hacia alguno de los 750,000 puntos de venta. Después de ser vaciada, regresa por la misma ruta hasta la planta, el fabricante la recoge para llevarla a su planta, convertirla en pulpa y elaborar nuevos empaques. Este ciclo se repite hasta siete veces. Para aquí viene algo importante: Con el reuso, la firma ahorra 100 millones de cajas al año, recicla tres millones, ahorra un millón de metros cúbicos de agua y 1.8 millones de litros de combustible que benefician a la propia empresa. Una buena iniciativa que las empresas pueden promover, es ofrecerles a sus empleados un bono por lograr reducir costos de la empresa, al modificar una parte del proceso en la que, además, se reduzca el impacto en el ambiente. En un reciente congreso de tecnología, los organizadores realizaron toda la promoción por medio de Internet, y establecieron un programa VERDE que detallaron en su página Web. Entre los compromisos que dieron a conocer, justificaban diciendo que “los 140,000 asistentes exhalan, lo que genera dióxido de carbono, razón por la que tomamos las siguientes medidas:”. El 75% de los contenedores y utensilios que se usan son biodegradables. La alfombra de todos los salones es de material reciclable. El papel, impreso con tinta de soya, será usado para nuevo folletos. No habrá solventes peligrosos ni jabones que no sean biodegradables. Habrá gran cantidad de conferencias sobre el cuidado del medio ambiente. Los Alimentos en buen estado serán enviados a asilos de “menesterosos”. Todo el equipo electrónico será reutilizable. Y finaliza diciendo: “Esto es lo que por ahora podemos hacer, pero esperamos tus comentarios para que en nuestra próxima exhibición seamos más VERDES. Si algo nos falta ¡Háznoslo saber!” En tu empresa, por pequeña que sea, ¿Ya se piensa VERDE? *Juan Fernando Perdomo es egresado del TEC DE MONTERREY. Servidor Público, empresario y Político (jperdomo@infosel.net.mx) http://www.perdomo-blog.blogspot.com