“CANTE CANTEIROS” ”

Tradición y futuro
Un paseo por el trabajo de nuestros “cante canteiros”, sus marcas, su lengua gremial, , su presencia en la literatura popular y su transmisión a las nuevas g neraciones. generaciones

IES “Luís Seoane”- Pontevedra

I.- INTRODUCCIÓN El estudio del patrimonio y la transmisión del mismo a las nuevas generaciones es un compromiso que asumimos como miembro de la Red de Escuelas Asociadas de la UNESCO. El oficio de cantero es un arte antiguo, transmitido de generación en generación y que forma parte de la sabiduría y el “saber hacer” populares creadores de cultura y generadores de una cohesión efectiva entre el pasado y el presente. Proyectos como este aspiran a preservar este tesoro vivo y renovable al tiempo que defiende la identidad dentro de la diversidad, la cohesión social y el desarrollo de una economía fundada en el saber. Si entendemos que pasado y futuro, memoria y aspiración están íntimamente relacionadas, también debemos reconocer los vínculos profundos entre el patrimonio material e inmaterial, confirmando que el primero sólo cobra vida a través de una interpretación basada en las formas inmateriales del conocimiento, arte, simbolismo y práctica artesanal. El estudio del patrimonio requiere diálogo, intercambio e interacción, presenta una doble cara, mira al pasado nutriéndose de la memoria y encara el futuro para imaginar lo nuevo y lo posible. El encuentro con los artistas, artesanos y otros “libros vivientes” asegura la transferencia de sus conocimientos, técnicas y habilidades. II.- OBJETIVOS Promover y alentar entre las y los jóvenes la protección del Patrimonio. Fomentar la cooperación intergeneracional. Fomentar los intercambios entre las escolas e las personas portadoras. Identificar el patrimonio inmaterial de la propia comunidade. Recoger el conocimiento tradicional y transmitirlo a las nuevas generaciones. Reconocer en los oficios tradicionales su sostenibilidad. III .- VALORES A PROMOVER Cooperación intergeneracional. Identidad cultural. Preservación del Patrimonio cultural e inmaterial. Defensa del desarrollo sostenible.

IV- DESARROLLO DE LA UNIDAD DIDÁCTICA: “CANTEIROS: TRADICIÓN ROS: Y FUTURO” 1.- El oficio de canteiro ro Una de los oficios tradicionales más extendidos en Galicia es el de canteiro “labradores da pedra da arte popular” y de las obras más espléndidas y labradores hermosas de la arquitectura gallega Hay varios puntos del país que tienen gallega. fama de tener buenos “canteiros”: Terra de Montes, Coto de Amil, Cotobade,

Cuntis, Xeve, A Lama, Poio, Vilalonga, Ponteareas, Lamas e Beade (Pontevedra); Maside, ribadavia e Entrimo (Ourense); Aspai, Ferreiros de Arriba, o Corgo, Monforte de Lemos, Román, Soengas e Vilamartín (Lugo); Ponteceso, Noia, Outes, Picaraña e Santiago de Compostela( A Coruña). , La profusión y calidad de las rocas graníticas en Galicia fundamenta definitivamente su paisaje y sirve de base a su propio hábitat y a las expresiones existenciales y cósmicas. No nos debe extrañar que s hable de la se “morfología cultural de las piedras”, vinculada a las creencias, mitos, ritos, costumbres y artes, con una proyección transcedental mágico mágico-religiosocomunitaria que se inicia desde los petroglifos, monumentos megalíticos, levantamientos castreños y romanización posterior.

Desde la Edad Media, los canteiros son protagonistas de las sucesivas concepciones artísticas (románico, gótico, renacimiento, barroco, etc.) en las que florecen las “finas tallas” Los canteiros eran un colectivo de a tallas”. ancestral prestigio social, profesional y económico tal como demuestran los privilegios reales de exención fiscal y protección de la hacienda otorgados durante los siglos XII al XIV a los maestros y oficiales de la catedral compostelana, la pensión vitalicia concedida por el rey Fernando II al Maestro Mateo o las a abundantes donaciones y fundaciones dedicadas a estos artesanos en los artesanos siglos XIV y XV. Disponían de una estructura corporativa cerrada, afirmada en el medioevo, una estructura de la que nacieron movimientos como la masonería y fenómenos de

comunicación insólitos, como su lenguaje gremial “o verbo dos arxinas ou latin dos canteiros”

tuación Esta situación degeneró en una escasa autovaloración laboral a mediados del siglo XX y de peor retribución salarial (en los años 60 y 70 cobraban menos que un albañil) lo que hacía imposible su dedicación en exclusiva. Los descendientes de estos trabajadores heredaban por imitación el conocimiento de la talla o asumían una formación autodidacta. La cantería actual cuenta con profesionales formados en técnicas de volumen procedentes de las Escuelas de Artes Aplicadas y Oficios Artísticos, algunos por transmisión Oficios familiar y una buena parte de los más jóvenes por la Escuela de Canteiros de Poio (Pontevedra) que contribuyó a evitar la extinción del más tradicional de los oficios gallegos. Los “canteiros” contemporáneos se ciñen a la línea popular en sus obras; utilizan como granitos el “silvestre” (esculturas), el “rosa de Porriño” (construcción) e el “negro de Campo Lameiro” (elementos funerarios) La huella de su trabajo la encontramos por todo el ámbito gallego: hórreos, por cruceiros, peto de ánimas, pazos, calzadas, viviendas tradicionales,. Además desde mediados de los 90 se aprecia una preferencia mayor por las esde edificaciones en piedra. En las últimas tendencias arquitectónicas prevalece el estilo “tradicional”, incitado por sectores como el turismo, que se ruraliza y demanda la reconstrucción de antiguos pazos y casas de aldea con sus materiales originales (pizarra, granito, madera). El gusto por lo tradicional incide también en los encargos públicos y privados que reciben los canteiros. rgos

Aparte del necesario trabajo de restauración que se está llevando a cabo con gran parte del patrimonio monumental, del que es muestra importante lo realizado en nuestra ciudad, los artesanos continúan en la línea más popular de la cantería gallega: cruceiros, hórreos, lareiras o las diversas tallas de lega: inspiración religiosa que nos recuerdan el fuerte vínculo entre el gremio y las obras de devoción católica.

2.- Los materiales Ya dijimos que el oficio está ligado a la existencia de la piedra de granito “pedra do país” y de la pizarra “pedra vella” en toda la geografía gallega. Esta abundancia de material condiciona el desarrollo del oficio, facilita su uso en las construcciones suntuarias (pazos), religiosas (catedrales, iglesias, ermitas) y populares (lareiras, hórreos, cruceiros, petos de ánimas, cercamientos, tallas). El granito es una roca ígnea consolidada lentamente a gran profundidad y que ha llegado a la superficie por plegamientos de la corteza terrestre y destrucción plegamientos de las capas superiores. Está compuesto por cuarzo, feldespato y mica, en proporciones aproximadas de 30%, 50% y 20%. Los minerales accesorios más frecuentes son: el anfíbol, la turmalina, la clorita, el apatito y el circón.

Su estructura es granítica y puede ser de grano grueso, medio y fino, siendo el primero el que presenta menos resistencia. Normalmente tiene color gris paro, debido a la colocación de los feldespatos puede presentar tonalidades rosas, verdosas o amarillas. A veces presenta verdosas también manchas oscuras, llamadas negros o gabarros, que son de grano muy fino. Este grupo de rocas se explotan, elaboran o comercializan bajo dos ópticas distintas: Como granitos en grandes bloques que dan lugar a tableros con finas terminaciones superficiales. Como piedras de cantería, extraídos en bloques menores y elaborados según piezas generalmente de más grosor y con aspectos más rústicos. La cristalización de sus minerales constituyentes y la dureza de la ma mayoría de ellos, permiten la obtención de un perfecto pulimento. Gracias a estas características y a su homogeneidad, combinan muy bien entre sí y con otras piedras, a las que sirven en ocasiones de apoyo, estando muy extendido su empleo como base de columnas o zócalos, al aislar de la columnas humedad y ofrecer mayores resistencias al deterioro. Su excavación es difícil y costosa debiendo hacerse el arranque mediante perforación mecánica y explosivos. Los procesos relativos a la extracción en cantera y posterior transformación, permiten una producción de bastante rendimiento, ya que se utilizan mucho en recubrimientos de fachadas de grandes y modernas edificaciones, viviendas unifamiliares, interiorismo, encimeras de cocina, amueblamiento urbano, pavimentado y adoquinado de calles y en exteriores oquinado de oficinas y comercios. Los granitos se emplean mucho parta adoquinado. Para este fin se utiliza el granito de grano fino. Machacado sirve para balasto, macadam y como grava para hormigones.

Tipos más frecuentes de g uentes granitos

SILVESTRE CARACTERÍSTICAS: Se trata de una roca de color amarillo intenso, con grano fino-medio, con contenido de cuarzo, plagioclasa, moscovita y biotita. medio, EXPLOTACIÓN: Los frentes de cantera son de gran longitud, con grandes reservas, sin muestra de alteraciones y se pueden extraer bloques de grandes dimensiones. Es un granito de dos micas, con textura equigranular panalatriomorfa. Admite todos los acabados importantes; pulido, flameado, y abujardado. Se puede utilizar en revestimientos interiores y exteriores y admite cualquier tipo de acabado superficial. ROSA PORRIÑO CARACTERÍSTICAS: Roca granítica de tono rosado muy STICAS: compacta y fractura irregular. Admite todos los acabados como pulidos, quemados y abujardados. Se utiliza tanto en interiores como exteriores. Dado a que es una roca muy compacta se pueden extraer bloques de grandes dimensiones incluso de medida. EXPLOTACIÓN: Los frentes de extracción son muy N: grandes y pueden producir grandes producciones ilimitadas y abastecer cualquier obra en un tiempo corto. En las canteras trabajan profesionales altamente cualificadas aparte de maquinaria de última generación. EXPORTACIÓN: Dado el gran éxito mundial del granito Rosa Porriño existen N: ranito empresas, próximas a las canteras expertas en el embarque por mar dado que canteras, el puerto más importante de España, que es Vigo, se encuentra a tan solo 25 km de las mismas. NEGRO CARACTERÍSTICAS: Granito de color gris oscuro, de grano fino a medio, compacto y de fractura irregular. Es un granito muy homogéneo en color y textura, que teniendo en cuenta el sentido del corte puede variar el tono, debido a la estructua interna del feld feldespato blanco con la orientación de los melanocratos. Admite todo tipo de acabados y se utiliza en interiores y exteriores.

PIZARRA Es de estructura hojosa aunque no tan dura y brillante como el granito. Suele presentar colores oscuros. Sus principales característica son: que está constituida por minerales laminares muy finos, del grupo de la arcilla y que posee una exfoliación plana muy marcada. Por ello se presta a la obtención de placas de escasa grosor, planas, impermeables e insensibles a las agresiones atmosféricas y, por ello, durante siglos fue utilizada para cubiertas. 3.- Extracción de la piedra La extracción se hace normalmente a cielo abierto. En rocas sueltas o blandas y en explotaciones de poca importancia el arranque puede hacerse a mano con picos, palas, azadas, etc. Cuando la instalación es de mayor importancia se requieren medios mecánicos, tales como excavadoras, dragalinas, etc. Cuando las circuntanstancias lo exigen se recurre al uso de explosivos haciendo barrenos, a mano o mecánicamente. De todas maneras debemos hacer hincapié en el enorme impacto paisajístico que tienen las canteras a cielo abierto.

Para obtener bloques de determinados tamaños se procura aprovechar grietas que tenga la roca debidas a su estratificación de origen o a una causa estratificación accidental. Se utilizan entoces cuñas y palancas que lleguen a producir su desprendimiento. Este es el sistema tradicional pero, en la actualidad puede hacerse también la extracción con sierras mecánicas, hilos diamantados que mecánicas, preparan grandes bloques de dimensiones fijadas.

4.- Proceso de fabricación

Cualquier piedra tras ser extraída en bruto puede ser elaborada y transformada mediante las distintas técnicas de confección y acabado. La cantería no sólo abarca los trabajos de corte de la piedra, conformando las dimensiones y formas finales, sino que también comprende los trabajos de terminación, que proporcionan a la superficie visible los diferentes aspectos que quedan impresos en la piedra.

Canto biselado

Canto chaflán

Canto redondo

A continuación se describen los trabajos de división, desbaste y acabados, que hace unos años eran realizados únicamente a mano, pero que hoy en día se realizan empleando una sofisticada maquinaria. División o corte Si los bloques extraídos son demasiado grandes con relación a la pieza que se quiere obtener, es imprescindible dividir aquellos mediante herramientas y procedimientos apropiados, que más o menos son los mismos que los utilizados para extraer el bloque de la zados cantera. Para este trabajo suelen utilizarse mazas, cuñas y sierras. Las cuñas son golpeadas con las mazas para que, al introducirse en muescas previamente hechas, produzcan el agrietamiento de la piedra.

En rocas blandas y semiduras suelen utilizarse sierras de dientes, y en rocas duras suelen emplearse sierras de hilo o de lámina, cuya acción es facilitada por la adición de un abrasivo. Generalmente se emplean las sierras metálicas para obtener placas delgadas de piedra de unos pocos centímetros de espesor. Desbaste

Este trabajo consiste en dar a las piedras la forma aproximada que van a tener en la obra. Las dimensiones de las caras que luego han de tener una labra posterior, serán mayores que las definitivas y se ajustarán a éstas en el trabajo de acabado. Para el trabajo de desbaste se utilizan la maceta, el cincel y el martillo de desbastar. Si la pieza tiene formas complicadas, el desbaste es también complicado y sólo la habilidad del canteiro puede lograrlo. Acabados Esta operación viene definida por el uso que se vaya a dar a la piedra o el que efecto estético que se quiera conseguir. Aserrado Superficie rugosa con rayas longitudinales por la granalla utilizada para realizar dicha labor.

Abujardado Superficie tratada a base de golpeteo con martillo neumático y bujardas dándole apariencia de apiconado o acabado rústico. Apomazado Superficie tratada a base de abrasivos diamantados, quedando la superficie lisa, pero sin brillo.

Pulido Superficie tratada igualmente al apomazado pero con la aportación del tratamiento de brillo.

Flameado Superficie tratada a base de provocar un choque térmico, haciendo que se desprendan partes del grano del material quedando una superficie tosca.

Envejecido Superficie tratada igual que el flameado y posteriormente se le pasa por un proceso de cepillado, dando un resultado tosco y suave a la vez.

Productos Bloque: Unidades cúbicas de dimensiones variables de los que se parte cúbicas para realizar tableros o planchones Mampostería: Unidades cúbicas de dimensiones irregulares siendo su irregulares, principal utilidad, la realización de muros y escombreras. Perpiaño: Unidades cuadradas de dimensiones variables, que pueden ser toscas o mecanizadas, siendo su principal aplicación la construcción de casas unifamiliares, cierres de fincas, etc etc. Moldura: Unidades lineales de diferentes formatos y acabados siendo su principal aplicación la realización de cornisas, antepechos y recercados de ventanas, etc. Columna: Unidades de diferentes formatos y medidas con el acabado que el cliente requiera. Se utilizan para diferentes y variadas Se aplicaciones. Balaustre: Unidades lineales que se utilizan para la realización de barandillas principalmente. Planchón: Tableros de granito con espesor mayor de 6 cm. Tabla: Tablas de granito con espesor menor de 6 cm. Baldosa: Piezas de diferentes formatos y espesores que se re realizan partiendo de tableros. Corte a medida: Corte a medida para la realización de fachadas, escaleras, decoración interior, encimeras de cocina y baño, etc.

Bloques

Balaustres 5.5. Herramientas y marcas

Baldosas

En el trabajo de dar forma a la piedra, los “canteiros” usaban diversas herramientas. Hoy siguen usándolas aunque con la ayuda de las nuevas máquinas es un trabajo mucho más fácil. Las más utilizadas son: punteros, macetas, cuñas, “guillo”, cinceles, martillos, “buxarda”, palanquetas y picos. Cinceles y punteros son instrumentos más o menos cilíndricos rematados en forma de pico. La maceta es parecida a un martillo y se usa para golpear en el cincel. Las “buxardas” son para dar acabados, más o menos suaves a los trabajos. La “escoda”, “acodadeira”, falsa, escuadra, nivel o plomada, la lima y el compás son herramientas complementarias que se emplean en el trabajo de lab fina, labra como molduras, etc.

Hoy en día se usan máquinas modernas que facilitan el trabajo.

Una elemento característico de nuestros “canteiros” es el uso de las marcas en la piedra como firma individualizada de los trabajos trabajos.

6.- Obras más representativas De las composiciones clásicas de nuestro patrimonio, los “cruceiros” son las más populares y n emblemáticas. Se encuentran repartidos por todas emblemátic partes, humanizan el paisaje ya que lo dotan de una alegoría transcendente, benefactora. Están presentes recordando algún hecho luctuoso acontecido en el lugar, o bien cuando interesa “convertir” a la fe algún lugar de culto pagano, o para avisar de un camino culto seguro. En síntesis podemos decir que el “cruceiro” refleja un algo de los primitivos menhires y del culto a la piedras del pasado.

Los “petos de ánimas” consisten en un conjunto de esculturas, relieves y capillas situados al pie de los caminos, a las orillas de las fuentes sacralizadas o en los muros de los templos. Representan a Cristo, la virgen, efigies protectoras y grupos de tres, cinco o siete ánimas que purgan sus penas y que imploran una oración o una limosna redentora para su salvación.

Los “baldaquinos” son construcciones de piedra, una especie de dosel o palio de talla cuidada, situados normalmente en capillas y que aoljan una imagenería variada; hay algunos que se dedican a cubrir o realzar “cruceiros”. da; Los “hórreos”, inseparables del horizonte agrario , gallego, destacan por la cantidad existente y por su peculiar fisonomía Son depósitos o almacenes de fisonomía. pósitos grano, construcción que no dejan entrar la humedad ni a los roedores. Se elevan sobre columnas o muros, las paredes son de perpiaño y el techo de teja del país a dos aguas. La ventilación se consigue a través de las llamadas “buratas”. A ambos lados de la cúspide están dos signos: la cruz como atributo santificante y, en el atributo otro extremo, el falo, como marca de fertilidad fertilidad. En las ilustraciones de las Cantigas de Alfonso X (siglo XIII) ya aparecen hórreos; esto confirma su existencia anterior a la llegada del maíz a Galicia. Los “relojes de sol” frecuentes en muchas casas, pazos, casas rectorales, iglesias y monasterios: además del carácter utilitario que poseen, representan una contribución estética merecedora de tener en cuenta en la arquitectura autóctona. El trabajo de los también está prese presente en el interior de las casas , las populares “lareiras” eran el centro del hogar, donde se cocinaba y el lugar, alrededor del cual transcurría la vida de la familia campesina y, durante mucho tiempo lugar de transmisión de cuentos, leyendas y saber tradicional.

7.- O “verbo dos arxinas” Los “canteiros” fueron los artífices de nuestro rico patrimonio monumental y con ” su trabajo llegaron muy lejos de su tierra de origen surgiendo así la necesidad de crear vínculos de confraternidad que se manifiestan en el “verbo dos arxinas”, el habla con que se comunic entre sí. , comunican

Os quintos i os alcamotes cantan, crean, costrúen, doman a pedra, levantan cidades e as caicoas, as arias xidas, as xarnas e as xarelas. O mundo é unha pedra, os camiños están estrados de arias guiches. E o fogo -isa cousa do ceo_ arde sobre as arias de mariñar o rufo. Celso Emilio Ferreiro (1912 (1912-1979) Algunas de las palabras empleadas en este poema pertenecen al “verbo dos arxinas”, el habla gremial de los “canteiros” gallegos. Poco sabemos de su origen, ni de la época en que comenzaron a usarlo. Es un habla gremial, conocida casi exclusivamente por los “canteiros” y dado el carácter tradicional de estos artesanos, lo empleaban cuando no querían que otras personas ajenas a ellos entendiesen lo que decían, sobre todo los patrones u otros “canteiros”, que no eran de su comarca, o los vecinos de los s pueblos en los que, por razones de trabajo, tenían que pasar grandes temporadas. O verbo se compone de palabras, casi exclusivamente de uso diario y referidas al oficio, al trato entre ellos y de convivencia, en las posadas, con entre otros trabajadores, muchos de los cuales eran ajenos al trabajo de la piedra.

Muchas de sus palabras se incorporaron a la vida cotidiana a través de las familias y se transmitieron de generación en generación. Badueiro: charlatán. Cañeiro: viejo, anciano Carilla: hermano Chirlo: carro Chireta: bicicleta Chumarse: emborracharse Churumbela: gaita Chusqueiro: paraguas Ermornar: fastidiar Estornela: escuela Faxeiras: borrachos Gachupinzo: dinero Gedellos: trozo pequeño Gichiño: pequeñito Jaravellos: dedo Jichirolo: delgado Joupa: mano Lampana: mentira Liscar: marchar Maqueo: tabaco Maineles: dientes Morapio: vino Roqueiro: trasero Zoscar: pegar. Los investigadores constataron a existencia de cerca de 5.000 términos disponibles. Unos opinan que puede ser legado de los artesanos de Cuntis y de Maía, aunque otros sostienen que es el resultado de la llegada a Galicia, en el siglo XVI, de maestros y oficiales cántabros y vizcaínos, quienes al mezclarse oficiales con los gallegos inventaron esta sorprendente lengua. 8.- Canteiros en la literatura popular ros Maestros de la piedra, conocedores de todos los secretos, amigos de los “gaiteiros” a los que representa en su obra. Los “canteiros” aparecen en la literatura popular, en numerosas cantigas en las que se indica de donde proceden y se avisa a las mozas que sus palabras no son de fiar. Pica, canteiriñ,o pica pica na pedra miuda pica na muller allea que outro picará na túa. En verbas de canteiros nenas, non vos fiedes; collen os picos e marchan, nenas, que lles queredes?

Canteiros e capinteiros d’a vila de Pontevedra eiquí falla unha meniña tedes que dar conta d’ela.

Los mejores “canteiros” suelen venir de las tierras de Pontevedra, aunque no exclusivamente. Hay entre los “canteiros” tres clases más o menos “canteiros” diferenciadas: los primeros, se dedican a cortar la piedra; otros, la labran sin ningún tipo de complicación; y los terceros, los “maestros”, son los que hacen figuras complicadas, dibujos y cruceiros. Son los seguidores del más f famoso de ellos: el Maestro Mateo Mateo. Canteiros de Pontevedra ¡ Miña Santa Liberata ¡ Levan os picos de aceiro hannos de traer de prata.

Canteiros de Pontevedra vosotros ben o sabedes por unha nena bonita rompedes sete paredes. Dous de Xeve e un de Bo Bora, Botan ao mestre fóra; E se ven a un de Marcón Tamén botan ao patrón

9.- La Escuela de Canteiros de Poio ( Pontevedra ): Presente y futuro La Escuela de “Canteiros” nace en el año 1979 y es en enero de 1983, cuando

la Diputación de Pontevedra acoge la escuela constituyendo una Fundación Pública regida por un Patronato. Actualmente se localiza en las instalaciones de Boavista (Poio). Sus objetivos son: Darle sentido de continuidad al oficio de “canteiro”, en vías de extinción en el momento de constit constitución de la Escuela. Enseñar a trabajar la piedra. Estimular la vocación artística para el desarrollo de la artesanía en el sector de elaboración de los trabajos en piedra. Creación de puestos de trabajo en el sector de la cantería. Creación de un colectivo de profesionales que puedan trabajar en la restauración de monumentos arquitectónicos y escultóricos del patrimonio histórico artístico, en las empresas de construcción y en los histórico-artístico, talleres artesanales de la propia escuela. Conservar y promocionar el patrimonio de la arquitectura tradicional y de el la escultura popular en su propio entorno. Creación de un centro de investigación y tratamiento de la piedra. Los estudios se dividen en: 3 años: reciben el título de “canteiro” 5 años: reciben el título de “maestro canteiro” Su director es el arquitecto del Patrimonio Nacional, Sr. Rafael Fontoira con Fontoira, quien tuvimos la oportunidad de conversar sobre el presente y futuro de la escuela. Nos comentó una dificultad todavía no resuelta, el reconocimiento del título por el Ministerio de Educación, no así por empresas contratantes o por particulares que solicitan “canteiros” de la escuela, no sólo en Galicia y

resto de España, sino también en Francia, Suiza, Alemania, Polonia, Argentina, Cuba, etc. La escuela no es capaz de cubrir la demanda de “canteiros” y pierden alumnos después de los 2/3 primeros cursos debido a las ofertas de empleo. La Escuela recibe, además, encargos para la construcción de viviendas, monumentos, fuentes, cruceiros,… El precio pagado por ellos se reparte un 50% para la propia escuela y un 50 % para los estudiantes. También realizan labores de restauración, cuando Patrimonio y la propia Diputación así lo autorizan. En la actualidad la escuela cuenta con 40 alumnos y 1 alumna, procedentes de Galicia, Granada, Italia, Alemania. Finalmente, el maestro canteiro, Adrián Otero, profesor de la escuela, donde estudió, nos acompañó a una visita guiada de las instalaciones de la escuela y nos explicó el proceso de aprendizaje que llevan los estudiante y los estudiantes diferentes sistemas de trabajo de la piedra. Los dos primeros años, todo el aprendizaje se realiza con herramientas manuales, las mismas que se vienen utilizando desde la Edad Media. El objetivo es que aprendan a conocer la piedra, sus texturas, las posibilidades de corte,…, la más usada es el granito silvestre.

A partir del 3º año comienzan a trabajar con herramientas modernas: martillos neumáticos, cortadoras automáticas, etc. Para la talla de la piedra, se usan tres sistemas: el pantógrafo, el sistema de compás y a mano alzada ( este sistema sólo lo utilizan los auténticos artistas).

En conclusión podemos decir que el oficio de “canteiro” tiene un presente y un futuro esplendoroso y animamos a los y las jóvenes a pensar en la posibilidad de estudiar en esta escuela. 10 .- BIBLIOGRAFÍA Gulías Lamas, Xesús Antonio: “Diccionario do verbo dos canteiros”. Edic. Ir Indo, 2009. “Ciudades con encanto: Pontevedra” Santillana, 2010. Méndez Lojo, Isabel “Os Canteiros”, Museo do Pobo Galego, Santiago. Filgueira Valverde, José: “ Los canteros gallegos”, Palacios, Vigo García Alén, A. : “Vocabulario de los canteros de Pontevedra”, Museo de Pontevedra, tomo X. Lis Quibén, V. : “Cancionero y refranero de los canteros de Galicia”, Boletín da Real Academia Galega, tomo XXVIII. Enciclopedia Galega, Tomo XXVI, Edic. Hércules Páginas web.