You are on page 1of 11

REPRESENTACIÓN DE LA PROFUNDIDAD

EN EL PLANO
En este tema, lo que pretendemos, es iniciarnos en el mundo de la
representación en tres dimensiones, es decir, la representación de la
profundidad.
Para ello vamos a valernos de unos sistemas que conoceremos ahora, pero sin
olvidar que los elementos que usaremos para hacerlo son los mismos que
hemos visto anteriormente, es decir, el punto, la línea, el plano, el color y la
textura.

La ilusión del hombre, incluso ya en las cavernas, ha sido siempre la


representación de la realidad que le rodeaba. A lo largo de la Historia, se han
desarrollado una serie de descubrimientos e inventos que han hecho que esta
representación haya sido cada vez más perfecta, es decir, más parecida a lo
que ven nuestros ojos. Por ejemplo, ahora mismo podemos considerar, la
fotografía, el cine, la TV, los videojuegos, etc, como los últimos adelantos
tecnológicos que hacen que se pueda representar la realidad. Esta realidad
para nosotros, personas del siglo XXI es muy cotidiana y estamos
acostumbrados a ver este tipo de imágenes por todas partes. Es por eso que
es muy importante que seamos capaces de realizarlas nosotros mismos, para
cuando estemos delante de una de ellas no nos resulte desconocida su
procedencia.
Vamos a ir viendo poco a poco las formas en que podemos crear profundidad
en un dibujo o una pintura. Ahora lo que vamos a hacer es explicar todas estas
formas en un esquema, para desarrollarlo más adelante.

¿Cómo se puede crear la ilusión de profundidad?

Debemos tener claro que lo que dibujamos es una ilusión de profundidad.


A ti, ¿se te ha ocurrido meter la mano dentro de la tele para poder tocar a los
personajes?, o cuando estás en el cine, ¿te acercas a la pantalla para hablar
con los protagonistas de la peli?. Todos sabemos que los personajes de un
videojuego no son reales. Es por eso que decimos que vamos a crear la
ilusión de la profundidad, porque el dibujo parece que tiene profundidad, pero
realmente no lo tiene. Si tocamos el papel en el que lo hemos hecho, veremos
que es completamente plano.

1
¿Te has fijado en el dibujo de la página anterior? Representa algo que ocurrió
de verdad. Vuelve a mirarlo y pregúntate porqué ocurrió eso.

Esto ocurrió hace casi 150 años. Los inventores del cine, los hermanos
Lumière, proyectaron la primera película que habían hecho a unos cuantos
espectadores. Habían filmado la llegada de un tren a la estación. Cuando los
espectadores vieron eso salieron corriendo horrorizados, pensando que la
máquina del tren les iba a arrollar. Sus mentes no estaban acostumbradas a
ver representada sobre un plano la realidad en movimiento y confundieron la
representación con la realidad. Esto ya no ocurre hoy en día, pues estamos
acostumbrados a ver la realidad representada en montones de formas.

Después de estos datos, un poco anecdóticos, vamos a empezar a ver cómo


nosotros podemos crear esa ilusión de profundidad.

MODOS DE CREAR PROFUNDIDAD:

1. Las formas superpuestas crean profundidad.


2. El color puede crear la ilusión de profundidad.
3. La luz también puede crear esta ilusión.
4. La disminución del tamaño de las formas también.
5. La perspectiva nos permite crear profundidad. pro
Existen varios tipos de perspectivas:
• Perspectiva isométrica.
• Perspectiva caballera.
• Perspectiva cónica.

Vamos a analizar cada una de estas formas más en profundidad.

1.- LAS FORMAS SUPERPUESTAS.

Gracias a esta superposición,


entendemos que de estos tres osos
hay uno que está delante, otro en
medio y otro más retrasado.
Muchos artistas han representado la
profundidad a lo largo de la historia
de la humanidad utilizando este
sistema. Se utilizó mucho sobre todo
en la Edad Media, cuando aún no se
habían inventado otros sistemas de
perspectiva, como los que nosotros
vamos a estudiar en este tema.
Aunque sea un sistema muy antiguo,
lo vamos a usar cuando sea
necesario, incluso mezclándolo con
otro sistemas.

2
2.- EL COLOR.
Hay algunos colores que dan la sensación
de avanzar o de parecer que están más
cerca, en cambio otros, dan la sensación
contraria, y parece que retroceden hacia
los lugares más profundos de una
composición.
En el primer caso están los colores cálidos,
los que nos recuerdan el sol o el fuego: el
rojo, el naranja, el amarillo, etc. También
parecen avanzar los colores que son más
claros.
Los colores fríos, los que nos recuerdan el
agua o las montañas lejanas, como el azul,
tienen la característica de dar la sensación
de retroceder, igual que los colores oscuros
o poco luminosos.

En el cuadro de al lado, debes realizar una


composición en la que quede patente este
principio; te darás cuenta cómo resultará
más creíble que si se hubiera hecho al
contrario.

3.- LA LUZ.
Si hacemos un claroscuro, una
degradación con un solo color, como la
que vemos aquí,

nos daremos cuenta de que con


diferentes grados de claridad u
oscuridad también estaremos creando
una apariencia de volumen en un dibujo
y por tanto de profundidad, pues los
colores claros parece que están más
cerca, como vimos antes. La luz es la
que se encarga de que veamos los
objetos con volumen.
En los cuadros de la derecha, arriba
dibuja una composición solamente con
líneas y en el de abajo dibújala con
claroscuro, verás la diferencia, cómo la
segunda parece más real que la
primera. Esta es otra forma de crear
profundidad.

3
4.- LA DISMINUCIÓN DEL TAMAÑO DE LAS FORMAS.

Cuando las personas miramos el mundo en


que vivimos, nos damos cuenta que lo
percibimos según unas normas.
Por ejemplo si observamos un rebaño de
ovejas (que sabemos que tienen,
aproximadamente, el mismo tamaño), unas
las vemos con un mayor tamaño que otras.
Las que están más cerca son las que
aparecen más grandes y al contrario.
También debemos fijarnos cuando hacemos
estas observaciones que los objetos que
vemos más lejos aparecen más arriba que
los que vemos más cerca.
En la imagen de la derecha vemos como un
conjunto de columnas que sabemos que son
iguales, pierden tamaño a medida que se
están más lejos de nosotros.

En el cuadro inferior, y a modo de resumen


de lo que llevamos visto, debes hacer una
composición en la que tengas en cuenta los
cuatro apartados o las cuatro formas que
hemos aprendido hasta ahora.

4
5.- LA PERSPECTIVA.

Cuando queremos representar algo con dibujos, tenemos la posibilidad de


hacerlo de dos formas: de forma abstracta, de manera que no nos fijamos en
nada concreto de la realidad, y hacerlo de forma figurativa, es decir, que se
parezca lo más posible a la realidad. Si lo que queremos es esta segunda
opción, debemos aprender algo de lo que se llama perspectiva.
La perspectiva es un método de representación que nos permite dibujar objetos
tridimensionales sobre una superficie plana con un gran parecido con la
realidad. La perspectiva tiene como misión trasladar al plano del dibujo el
relieve y la profundidad de las formas.

Existen varios sistemas de representación de esta profundidad:


1. La perspectiva isométrica.
2. La perspectiva caballera.
3. La perspectiva cónica.

LA PERSPECTIVA ISOMÉTRICA.
Fíjate en el dibujo de la derecha.
Cuando miramos una esquina de una
habitación veremos tres líneas que
separan las dos pareces y el suelo.
Estas tres líneas van a ser los ejes
que vamos a seguir al hacer los
dibujos en esta perspectiva. Cuando
dibujamos un objeto con este sistema,
seguiremos siempre estas 3
direcciones al dibujar las líneas una
vertical para las alturas, una oblicua
hacia la derecha y otra hacia la
izquierda para dibujar los largos y los
anchos.

Con estos conceptos muy básicos y sin tener en cuenta más aspectos que
verás en otros cursos, vamos a empezar a dibujar de modo intuitivo sobre la
siguiente red.

5
En esta hoja, vamos a realizar ya un dibujo más completo. Vamos a realizar
una perspectiva completa de un paisaje urbano.

6
LA PERSPECTIVA CABALLERA.

Este tipo de perspectiva te va a resultar más fácil una vez que ya hemos
practicado un poco con la isométrica.
Si recuerdas el dibujo de la página 7, te resultará muy fácil comprender que
esta perspectiva se utiliza para dibujar objetos que tienen una cara de frente
a nosotros. En el ejemplo de la esquina de la habitación del dibujo, es como si
mirásemos esa esquina de frente a una de las paredes.
Por lo tanto, al dibujar, las tres direcciones son horizontal, vertical y oblicua a
45º.
Al dibujar en este sistema, hay un detalle que no debes olvidar nunca, todo lo
dibujado en profundidad, es decir sobre la línea oblicua, tiene la mitad de
tamaño por efecto de la profundidad.
Lo mejor es que nos pongamos a dibujar directamente .Para hacerlo
correctamente necesitas tener un cierto manejo del uso de la escuadra y el
cartabón. Estos instrumentos son imprescindibles.
Para un primer dibujo, vamos a intentar dibujar una escalera, como las de
subida a una casa, si sale bien dibujaremos también la casa a la que se accede
por ellas.

7
En el espacio de esta hoja, y utilizando la misma perspectiva CABALLERA, vas
a diseñar una escultura partiendo de un cubo central al que se le irán
añadiendo y quitando volúmenes.

8
LA PERSPECTIVA CÓNICA.

Esta es la perspectiva que más se aproxima a la realidad. Los dibujos hechos


con ella, son los que mayor apariencia de realidad tienen. Está basada en la
observación de la realidad.
Si nos fijamos en la clase en la que estamos. Todas las líneas que la forman
son de dos tipos: o son horizontales, o son verticales o van a un punto de la
profundidad que vamos a denominar foco. Este punto se encuentra en la línea
del horizonte, aunque dentro de la clase no podamos verla. De modo que al
intentar dibujar la clase, son ese tipo de líneas las que debemos usar.
Esta es la que se denomina cónica central, porque la usamos cuando
queremos dibujar algo que tenemos justo de frente. Lo vemos en el dibujo nº 1
de abajo.
Sin embargo existe otro tipo de cónica, que se llama cónica oblicua. Este
sistema es el que usaremos cuando queramos dibujar cosas que no están de
frente, es decir que están oblicuas. Lo puedes ver en el dibujo nº 2. En ambos
dibujos se ha representado lo mismo, pero con los dos sistemas que estamos
viendo: la cónica central y la cónica oblicua.
En la cónica oblicua, las líneas que usaremos serán, verticales para las alturas
y oblicuas hacia la izquierda y oblicuas hacia la derecha. Estas oblicuas van a
dos puntos de la línea del horizonte.

Nº1 CÓNICA CENTRAL Nº 2 CÓNICA OBLICUA

Vamos a practicar aquí abajo este tipo de perspectiva en sus dos versiones. Lo
vamos a hacer dibujando la forma más sencilla: un cubo.
Para comenzar a dibujar en este sistema, solamente hace falta dibujar dos
líneas paralelas, la de arriba representará la línea del horizonte y la de abajo la
de tierra, es decir el lugar donde nosotros estamos observando lo que
dibujamos.

9
En esta página del tema vamos a realizar una perspectiva más completa en
cónica central. Vamos a dibujar la clase en la que estamos con todos los
detalles posibles.

10
Por último y para finalizar el tema, vamos a practicar la cónica oblicua, vamos a
representar una parte de un campo de fútbol. Como no tenemos ninguno a la
vista, puedes fijarte del dibujo de abajo.

11