industria

de tener una casa productora en México
>> Con un equipo tan pequeño como este, hoy en día es posible hacer producciones de buena calidad. Sin embargo, la escala de los problemas que una productora enfrenta en el medio audovisual, no se hace pequeña con la tecnología. Si la intención de producir comercialmente es seria, su negocio estará enfrentando problemáticas comunes y si no esta preparado para ellas puede significar la quiebra financiera del negocio e incluso problemas legales bastante serios para los dueños.
PDF cortesía
www.golemproducciones.com

Los 10 problemas

A lo largo y ancho del país han proliferado casas productoras de todos los tamaños, rubros y visiones. Todas ellas tienen que lidiar con las mismas situaciones. Aunque los problemas del negocio no se limitan a tan sólo una lista de diez asuntos, hemos decidido publicar sólo los que hoy en día requieren de más atención en el medio audiovisual mexicano y que pudieran representar situaciones serias para emprendedores jóvenes. Para tener la mejor información nos acercamos a la AMFI (Asociación Mexicana de Filmadoras), una importante organización que agrupa a las casas productoras más reconocidas de México. De acuerdo al análisis del director de la AMFI, Carlos Barrón, estos son los primeros 10 problemas que usted enfrentará si piensa fundar una casa productora en México.

llega por equis razón (¡y hay razones de sobra!), usted va a tener un problema serio para financiar este arranque, particularmente, si el comercial cuesta cientos de miles de pesos o peor aún: dólares. ¨Este es un problema muy común y, para auxiliar en este rubro, la AMFI ha buscado el apoyo de empresas de servicios de factoraje para casas productoras. Con esta alternativa, las productoras pueden recurrir a estas empresas que son una especie de banco que te intercambian tu factura por dinero (previo análisis) para que tengas suficiente liquidez y arranques la producción. Es importante tomar en cuenta que este servicio genera costos y se debe de aclarar que en caso de recurrir a él, los clientes deberán cubrir este costo”, comenta para önder Carlos Barrón Director de la AMFI.

Si los clientes y agencias tuvieran interés en establecer contratos claros, ya los tendríamos. Ellos son los que tienen el poder. -Carlos Barrón Director AMFI
la bronca a la productora. Me parece que las productoras están respondiendo por más responsabilidades de las que deberían”, Comenta Carlos. Otra razón por la que no hay contratos es que en México los proyectos ya nacen atrasados. En el momento en que a alguien se le ocurre hacer un comercial, ya va con dos semanas de atraso. “Recibes la llamada de autorización y ¡córrele! La firma de un contrato que tenga que pasar por el aparato legal de una empresa, en estas condiciones simplemente no va”, agrega Carlos.

Problema #1: Los anticipos no llegan. (O sea que no hay dinero para arrancar un proyecto aprobado)
Luego de un largo viacrucis para darle luz verde a un proyecto, llega el mail en donde el cliente autoriza la realización del comercial (por decir cualquier proyecto). En el mismo correo, se informa a la productora que la fecha de filmación está encima. Para conservar el cliente, se deberán agendar todos los recursos para la filmación cuanto antes, sin embargo para poder hacerlo, los proveedores solicitarán anticipos o en muchos casos la liquidación total del servicio (ej. renta de un foro). Si el anticipo del cliente no

Problema #2: No hay contratos (a la mexicana)
Con la responsabilidad de administrar millones de pesos, las casas productoras rara vez cuentan con contratos claros que definan con exactitud en dónde terminan sus responsabilidades. Lógicamente las más beneficiadas de un contrato como éste son las productoras y de acuerdo a Carlos Barrón, ésta es una de las razones por las que no se usan en el medio. “Si los clientes y agencias tuvieran interés en establecer contratos claros, ya los tendríamos. Ellos son los que tienen el poder. El cliente sabe que si pasa algo le avienta la bolita a la agencia y la agencia necesita conservar la cuenta, por lo tanto le transfiriere

Problema #3: Saldos pendientes.
Digamos que se pagó el anticipo a tiempo, se hizo la filmación y ahora falta pagar el resto. En este sentido, las productoras (y sus proveedores) saben de antemano que no van a cobrar ese saldo tan rápido como quisieran y a la hora de cotizar todo el mundo empieza a cubrirse. “Le subo un poco al presupuesto y lo único que ocurre es que inflamos los precios en un negocio que ya no aguanta más. La AMFI está haciendo ver a la
www.golemproducciones.com

PDF cortesía

AMAP (Asociación Mexicana de Agencias de Publicidad) que pagar a tiempo es una manera de reducir costos. La casa productora podrá negociar con sus proveedores mejores paquetes, basados en el pago temprano de saldos” opina Carlos.

Problema #4: Las consecuencias de no tener contratos.
Hay casos en donde el director de área o de la empresa ve el comercial, no le gusta y por lo tanto no lo quiere pagar. No importa que se hayan realizado juntas, story boards o que hubiera ejecutivos en set. Simplemente no lo pagan y se quedan enlatados. “Esto pasa con frecuencia y para la productora se puede convertir en un problema de millones de pesos. Si no es una empresa de mediano calibre para arriba, truenan con deudas para medio mundo. Cuando todo sale bien no pasa nada. El problema viene cuando algún imprevisto se presenta y las responsabilidades de cada quién no están claras en un contrato. En la AMFI nos hemos sentado a definir junto con la AMAP un grupo de contratos que ayuden a establecer las reglas generales del juego. No va a ser ni tan fácil ni tan rápido pero ya estamos sentados en la mesa y avanzados”, agrega Carlos.

ser detectados realizando filmaciones de cualquier tipo en la ciudad. Sin embargo, esto parece estar más cerca que nunca de terminarse. En un comunicado emitido por la AMFI a finales de septiembre se anuncia: “El pasado 18 de septiembre se presentó de manera oficial la iniciativa de Ley para Filmaciones en la ciudad de México, acción en la cuál hemos trabajado intensamente durante más de cuatro años. Con dicha ley (que regirá en el D.F a la industria del . cine, del cortometraje y del audiovisual en general), se eliminará el complejo mecanismo al que estamos sometidos para efectuar cualquier trámite. De ser aprobada, ayudará a terminar con la corrupción a la que estamos frecuentemente expuestos como casas productoras.” Carlos Barrón comenta el punto: “No podemos promover producciones del extranjero en la ciudad si no hay una garantía mínima de que un policía no se los va a llevar a todos entancados a la mitad de una filmación. Basta una historia de horror para que se corra la voz y ahuyentemos la producción”.

Problema #7: Modelos y sus honorarios
Con mucha frecuencia las reglas de contratación de modelos para comerciales no están claras y esto se presta a un completo desorden y prácticas poco profesionales. “AMFI, junto con agencias de modelos, estamos estableciendo tabuladores sensatos de lo

Problema #5: El mercado no ha crecido
Desde hace 20 años que se producen 2000 comerciales anualmente en México y ya tenemos 10 veces más productoras. En un Mercado con exceso de oferta, lo que ocurre es que los precios se desploman y los márgenes se aprietan muchísimo. Pero de acuerdo a Carlos, éste es un problema en el cual la AMFI no puede ayudar mucho y opina: “Ese es un problema difícil de atacar porque lo único que podemos hacer es hacerle ver a la gente que no es bueno que proliferen las casas productoras en el mercado nacional”.

Problema #6: “Uuuuu no se puede joven”. (Legislación para filmar en la calle)
Actualmente filmar en el D.F implica para las empre. sas de producción un verdadero problema. Un policía común tiene la capacidad de detener una filmación de cientos de miles de pesos debido a la falta de claridad en la legislación y sus procesos burocráticos. A pesar de que existe una ley de filmaciones, desde productores experimentados hasta estudiantes de cine y aficionados, son extorsionados diariamente al
PDF cortesía
www.golemproducciones.com

que un modelo debe de cobrar y buscando contratos que aseguren que no va a hacer alguna trastada a media filmación. Llegaron a México muchos modelos que trabajan sin papeles y le quitan trabajo a mexicanos. Debido a que todo se hace en medio de un gran desorden, al rato tienes modelos parando la filmación porque de un momento a otro se les ocurre que quieren cobrar el doble”, comenta Carlos.

bancos, taxis, transportes, comida, técnicos, etc. La suma de todo eso es lo que nos haría un país interesante para maquilar películas de todo el mundo” opina Carlos.

Problema #9: “No tengo dinero pero necesito recrear una batalla medieval”.
Hoy en día las agencias están tan preocupadas por sorprender a sus clientes, que les venden grandes ideas aun cuando no hay dinero para producirlas. Se vuelve parte del trabajo de la agencia encontrar a un productor que se aviente a producir eso por menos dinero de lo que en realidad cuesta hacerse. “Las casas productoras sufren al tratar de hacer que esa idea complicada encaje en esos 3 pesos. Hay una fractura entre la idea y lo que cuesta producirla. La agencia le quiere dar al cliente sorpresas y la productora no le quiere decir que no a nada. Esto provoca una situación muy apretada y al final tenemos una producción en donde es muy obvia la falta de dinero”, argumenta Carlos.

Problema #8: México es caro
Carreteras, telefonía, mobiliario, oficinas, todo es muy caro. Esto hace una diferencia muy significativa en los presupuestos de la producción audiovisual, sin importar si se trata de un comercial o una producción independiente. “Somos un país relativamente caro para producir. Mucha producción se ha fugado a Sur América por esto. Los grandes corporativos se van buscando los lugares donde sus presupuestos rindan más. Cuando vienen del extranjero a filmar (y se han hecho películas importantísimas), queda claro que lo hacemos muy bien. Pero para que esto crezca hay que trabajar en toda una cadena de productos y servicios que abarca líneas aéreas, aviones, hoteles,

Hay casos en donde el director de área ve el comercial, no le gusta y por lo tanto no lo pagan. Si no eres una empresa de mediano calibre para arriba, truenas con deudas para medio mundo. -Carlos Barrón Director AMFI

PDF cortesía

www.golemproducciones.com

“¡Es una locura no se puede! (Subsidiar tantas visualizaciones). Al rato nos van a decir, tráete el comercial terminado y si me gusta te lo pago”. -Carlos Barrón Director AMFI

Problema #10: Las visualizaciones
Un cliente necesita un comercial y llama a dos o tres productoras a cotizar. Adicional a su cotización deberán entregar una visualización del comercial. Con el tiempo y la competencia, estas visualizaciones se han convertido en piezas audiovisuales cada día más complejas, que hoy en día se trata de animatics, casi mini comerciales. El problema es que esto tiene un costo. Antes eran un plus que una productora podía ofrecer en sus servicios, hoy son casi una obligación para quienes prospectan un proyecto, una obligación que tiene costos millonarios. “Actualmente se hacen 2 mil comerciales al año en México. Si para cada uno se solicitan 3 visualizaciones, y cada una tiene un costo promedio de 10 mil pesitos, estamos hablando

de que la industria esta subsidiando 60 millones de pesos al año. ¡Es una locura no se puede! Al rato nos van a decir, tráete el comercial terminado y si me gusta te lo pago. La AMFI ha tenido reuniones con la AMAP para detener esto y estamos esperando que terminando el año tengamos unas nuevas reglas del juego”, comenta Carlos.

¿Problemas similares?
No estás solo. Los miembros de la AMFI tienen años de experiencia en el medio y tan sólo una plática con ellos te puede ahorrar valiosos recursos. Encontrarás las puertas abiertas para canalizar éste y otro de los múltiples problemas que aquejan a las empresas de producción audiovisual. Visita su sitio web en www.amfi.com.mx

PDF cortesía

www.golemproducciones.com

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful