Parámetros de corte en una operación de cilindrado con herramienta monocortante

a) Ángulos de ataque y de incidencia principal aparentes y reales
Avance Rotación Cuerpo Lateral derecha Y Z Re X O Planta X O Y Ri Z Elevación gaa Y OX ala Z
Figura 01 -- Ángulos de Ataque y de Incidencia Principal Aparentes Siendo que en toda operación de cilindrado con herramienta monocortante resulta mas bien una hélice cilíndrica antes que un cilindro, la Figura 01 anterior esquematiza distintas vistas (conforme método Monge) de una operación de cilindrado y en donde los ángulos referidos resultan positivos y aparentes por resultar mostrados los mismos respecto a las superficies cilíndrica y frontal y no mostrados respecto a la superficie helicoidal, las 3 (tres) en obtención, y con en ella las siguientes designaciones. Pág. 2 de 9 X, Y, Z = Ejes coordenados referenciales. O = Origen de coordenadas referenciales. Re = Radio barra (radio exterior) en la zona de corte. Ri = Radio obtenido (radio interior) en la operación de cilindrado. p = Profundidad de corte = Re -- Ri. ala = Ángulo de ataque o de despojo aparente (en las figuras positivo).

gaa = Ángulo de incidencia principal aparente (en las figuras positivo). Muy por el contrario, la Figura 02 siguiente muestra los mismos ángulos pero ahora reales, por resultar referidos los mismos a la superficie helicoidal y no respecto a las superficies cilíndrica y frontal y con las siguientes designaciones: R = Radio en consideración (Re ≥ R ≥ Ri). a = Avance herramienta por vuelta cuerpo en corte. fi = Ángulo hélice tallada o en tallado bt = Ángulo complementario del ángulo fi alr = Ángulo de ataque o de despojo real (en las figuras positivo) gar = Ángulo de incidencia principal real (en las figuras positivo) Si con atan la función trigonométrica arco tangente, los ángulos de ataque y de incidencia principal, aparentes y reales, resultan relacionados entre si con: bt atan( a ) 2 *Nºpi *R = ;;; fi Nºpi bt 2 = − ;;; alr = ala + bt ;;; gar = gaa − bt (01) Siendo que bt y fi dependen tanto del avance como del radio genérico R al cual se quiera considerar las diferencia entre ángulos reales y aparentes, se tiene: a) a mayor avance a, mayor ángulo de ataque real y menor ángulo de incidencia principal real, esto es, mayor diferencia entre los ángulos de ataque real y aparente y mayor diferencia entre los ángulos de incidencia principal aparente y real y b) a mayor radio R, menor ángulo de ataque real y mayor ángulo de incidencia principal real, esto es, menor diferencia entre los ángulos de ataque real y aparente y menor diferencia entre los ángulos de incidencia principal aparente y real. De ello cabe concluir que y conforme sea el radio R en consideración y/o el avance a, un ángulo de ataque aparente negativo puede resultar en un ángulo de ataque real positivo y de que un ángulo de incidencia principal real puede resultar negativo. Así las cosas y considerando el radio R, el mismo entre Re y Ri, estos dos últimos valores frontera o extremos, conforme la geometría particular de la herramienta en las figuras considerada, resulta que si se quiere conservar constante el valor de los ángulos reales alr y gar a lo largo de todo el filo Pág. 3 de 9 principal cortante, los planos de ataque y de incidencia principal respectivamente no deberían ser paralelos al eje coordenado X como las figuras muestran. Consecuentemente con ello y al menos para la posición y manera de corte mostrada, cuando menor sea la profundidad de corte p = Re -- Ri, menos “inclinados” podrían ser dichos planos respecto al eje coordenado X, de donde entonces, puede resultar conveniente formar viruta con velocidad de corte y no con la profundidad homónima como para considerar herramientas de corte con

planos de ataque y de incidencia principal paralelos al eje coordenado X, lo que no deja de ser una ventaja para el Mecanizado a Alta Velocidad de Corte.
2*Nºpi*R OX Y a Elevación gar Avance X Planta Desarrollo Hélice al Radio R Re Z alr Rotación Cuerpo R O Y a Ri Z fi fi bt bt 2*Nºpi*R

Figura 02 -- Ángulos de Ataque y de Incidencia Principal Reales Dado que se suele referenciar cortes con ángulos de ataque negativos como para cortar con herramientas mas rígidas, el autor de este artículo reobserva que un ángulo de ataque aparente negativo, como real puede resultar positivo. Ello depende evidentemente del avance: a mayor avance, mas positivo el ángulo de ataque real a como la Figura 02 puede demostrar. Respecto al ángulo de incidencia principal, en cuanto bt = gaa, gar resulta nulo y ya la herramienta no corta, ya la herramienta no forma cuña, ya la herramienta no trabaja cortando sino que trabaja por rozamiento entre su plano de incidencia principal y la superficie helicoidal en formación, de donde entonces: a mayor avance, puede ser necesario un mayor ángulo de incidencia principal aparente

b) Velocidades
Es común considerar que la velocidad tangencial del cuerpo en corte es la velocidad de corte. A criterio del autor de este trabajo, la velocidad de corte debe definirse sobre la superficie helicoidal que se genera, esto es, debe definirse como Pág. 4 de 9 la suma vectorial del vector velocidad tangencial (función ella del radio R (Ri ≤ R ≤ Re)) mas el vector velocidad de avance a como la Figura 03 siguiente muestra donde resultan las velocidades relativas de la herramienta respecto al cuerpo en corte. Y O

Re R Avance X Planta Rotación Cuerpo a 2*Nºpi*R Ri Z fi bt Desarrollo Hélice al Radio R Z Elevación O fi X Y bt Vc Va Vt Figura 03 -- Diagrama de Velocidades Si con: w = Velocidad angular del cuerpo en corte Vt = Velocidad tangencial del cuerpo en corte al radio R Va = Velocidad de avance Vc = Velocidad de corte al radio R cos() = Función trigonométrica coseno ángulo () seno() = Función trigonométrica seno ángulo () Vt = 2 * Nº pi * R * w ;;; Vc Vt Va rrr = + ;;; Vt = Vc * cos(bt) ;;; Va = Vc * seno(bt) (02) Existiendo la misma proporcionalidad entre Va y a como entre Vt y 2*Nºpi*R, el triángulo de velocidades que la Figura 03 muestra resulta semejante (mismos ángulos interiores) que el triángulo a – 2 * Nºpi * R – Desarrollo hélice de radio R mostrado tanto en la misma Figura 03 como en la Figura 02. Notando que la velocidad tangencial Vt es función de R y que consecuentemente con ello también lo va a ser la velocidad de corte Vc, se está Pág. 5 de 9 nuevamente ante la situación que cuando menor sea la profundidad de corte, menor será la diferencia entre las velocidades de corte extremas (a los radios Ri y Re) como así también entre los calores y las temperaturas que se generen y que consecuentemente con ello, será preferible trabajar con velocidad y no con profundidad de corte, lo que no deja de ser entonces otra ventaja a favor del Mecanizado a Alta Velocidad de Corte.

Siendo que Vc es mas bien función de la conjunción material a cortar, de las propiedades de la herramienta de corte, de la lubricación y de la refrigeración a emplear y de la rentabilidad del procedimiento de corte (conjunción rentabilidad herramienta, rentabilidad máquina, rentabilidad mano de obra) y de que el avance resulta función de la rugosidad pretendida o permitida (a menor avance, menor rugosidad) y de que debe guardar una apropiada relación con los ángulos de ataque y de incidencia principal aparentes, principalmente con el de incidencia principal como para que la herramienta trabaje por corte y no por rozamiento, el procedimiento para determinar la velocidad angular del cuerpo a cortar y la velocidad de avance, bien podría ser el siguiente: 1) Con el material a cortar, la herramienta de corte, la lubricación, la refrigeración, la rentabilidad del procedimiento de corte, determinar la velocidad de corte Vc 2) Con la rugosidad superficial pretendida o permitida y con los ángulos de incidencia principal y de ataque reales mas apropiados, tanto a Ri como a Re, determinar el avance a 3) Siendo que con Re resulta la mayor Vc (la máxima Vt permitida, la máxima w permitida), con el triángulo a -- 2*Nºpi*Re – Desarrollo hélice radio Re o con el ángulo bt (Ecuaciones (01)) y la velocidad de corte Vc, definir el triángulo de velocidades Vc – Va - Vt 4) Con el triángulo de velocidades Vc – Va – Vt o con el ángulo bt y Vc, determinar Va y Vt (Ecuaciones (02)) y con Vt determinar la máxima w permitida (Ecuaciones (02))

c) Fuerzas tangencial, de avance y de corte
A como ha resultado con las velocidades y siendo que la dirección de corte resulta helicoidal y que la fuerza de corte debe resultar en dicha dirección, el diagrama de fuerzas resulta semejante (mismos ángulos interiores) al diagrama de velocidad y al diagrama a – 2*Nºpi*R – Desarrollo hélice radio R a como la Figura 04 siguiente muestra, denotando el mismo las fuerzas que ejerce la herramienta sobre el cuerpo en corte. Las fuerzas que el cuerpo ejerce sobre la herramienta resultan iguales y opuestas. Con la fuerza de corte al radio R como suma vectorial entre el vector fuerza tangencial al radio R y el vector fuerza de avance y debiéndose trabajar con elementos diferenciales por depender la dirección de la fuerza de corte del radio genérico R, en dicho triángulo resulta: dFc = Diferencial de fuerza de corte al radio R dFt = Diferencial de fuerza tangencial del cuerpo en corte al radio R dFa = Diferencial de fuerza de avance al radio R dFt = dFc * cos(bt) ;;; dFa = dFc * seno(bt) Pág. 6 de 9

d) Momento torsor (cupla) Mt a entregar por el cuerpo en corte como para que el mismo pueda ser cortado
Con dMt como diferencial de momento torsor: dMt = R * dFt = R * dFc * cos(bt)

= = = Re Ri R * dFc * cos(bt) Re Ri R * dFt Re Ri Mt dMt

∫ ∫ ∫

bt Elevación OX Y fi Y O Re R Avance X Planta Desarrollo Hélice al Radio R Z Rotación Cuerpo fi bt a 2*Nºpi*R Ri Z dFc dFt dFa
Figura 04 -- Diagrama de Fuerzas

e) Fuerza de avance Fa a entregar por la herramienta como para que el cuerpo en corte pueda ser cortado
= = Re Ri dFc * seno(bt) Re Ri Fa dFa

∫ ∫

f) Potencias Nt a entregar por el cuerpo en corte, de avance Na a entregar por la herramienta y total N a entregar por la máquina, como para que el cuerpo pueda ser cortado a los requisitos planteados:
Pág. 7 de 9 Nt = Mt * w ;;; Na = Fa * Va ;;; N = Nt + Na

g) Fuerza de Profundidad Principal epa tia Rotación Cuerpo Avance dFp dFn dFa
Figura 05 -- Fuerza de Profundidad Principal Mostrando la anterior Figura 05 la planta de una operación de cilindrado, habiéndose visto la determinación de la fuerza de avance Fa como función de la fuerza de corte Fc en los parágrafos anteriores y con: epa = Ángulo de incidencia lateral tia = Ángulo de posición filo de corte principal dFa = Fuerza diferencial axial dFn = Fuerza diferencial normal al filo principal tia = Fuerza diferencial de profundidad principal resulta la Fuerza de Profundidad Principal Fp con: Fp dFp dFa 1 * dFa tan(tia) tan(tia) =∫ =∫ = ∫ Notándose que a misma profundidad de corte, a mayor ángulo de posición filo de corte principal resulta un mayor contacto entre dicho filo y el cuerpo en mecanización lo que se traduce en una mayor evacuación de calor, nótese también que aumenta la fuerza de profundidad principal Fp, con ello la flexión y consecuentemente la vibración.

h) Consideraciones sobre la salida y fractura de la viruta
Mostrando la Figura 02 el diagrama de velocidades, la velocidad de avance Va resulta la misma cualquiera sea el radio genérico R en consideración, de donde y debido únicamente a Va, la viruta sale del corte en forma paralela al cilindro que se obtiene, de donde y debido a dicha velocidad, la viruta no se enrolla sobre si misma y no interfiere con el corte. Pág. 8 de 9 Muy por el contrario, la salida de la viruta debida a Vt implica un arrollamiento de la misma a los mismos radios que se maquina, por el lado interior al radio Ri y por el lado exterior al radio Re, resultando así que la viruta “regresa” al corte obligando a la herramienta a volver a cortarla. Bajo estas consideraciones, resulta entonces que conviene mecanizar con altos

avances y bajas frecuencias de rotación del cuerpo en corte antes que a la inversa, esto es y extremando la situación, conviene generar el cilindro por cepillado (superficies regladas) y no por torneado (superficies de rotación). Debido a la diferencia de las velocidades Vt para los distintos radios que resultan en corte, se tiene también que el rompe viruta en la herramienta debería variar conforme sea el radio genérico R como contemplando la variación consecuente de Vt, de donde entonces, a mayor profundidad de corte (a mayor Re – Ri), mayor variación en el rompe viruta. No deja de ser otra ventaja el mecanizar a alta velocidad de corte frente al mecanizar a gran profundidad de corte, pues de dicha manera, menor resulta la variación del rompe viruta a lo largo del filo cortante principal, cuando posiblemente además, los rompe virutas no presenten ninguna diferencia. Es de agregar también que no sólo debería variar la configuración geométrica y dimensional del rompe viruta, sino que también y de manera consecuente, el espesor de la placa cortante.

laa i e Re Ri Vte Vti
Figura 06 -- Velocidades Tangenciales en los Puntos Extremos de Corte La Figura 06 anterior y mostrando una herramienta de corte con su filo principal a cierto ángulo de inclinación laa, muestra también las velocidades tangenciales en los puntos extremos de corte i (interior) y e (exterior). Como de la figura se puede deducir, la velocidad tangencial Vte resulta de un mayor valor que la velocidad tangencial Vti y respecto a la dirección en la cual se manifiesta esta última, posee cierta componente radial que facilitaría y sin poder evitarlo totalmente, el no arrollamiento de la viruta, el no retorno de la viruta al corte. El modelo de herramienta expuesto por la siguiente Figura 07 tal vez resulte digno de considerar en cuanto a su factibilidad y de ser factible, de ensayar. En la misma se expone una herramienta con un ángulo de inclinación del filo principal de 90º sexagesimales, tal vez el ángulo más ideal como para evitar totalmente el arrollamiento de la viruta y consecuentemente con ello, como para evitar totalmente el retorno de la viruta al corte. Pág. 9 de 9

i e Re Ri

Vti laa = 90º Vte
Figura 07 -- Corte Con Ángulo de Inclinación laa de 90º sexagesimales