El Partir

No existe la felicidad. A lo largo de la vida hay briznas de dicha que se deshacen como pompas de jabón. Miguel Delibes

Índice
El partir (Miguel Delibes) ................................... 4 Azucena ....................................................................... 5 Nereida ........................................................................ 6 ¿Por qué no te conocía?........................................... 7 Pulmones..................................................................... 8 Singles .......................................................................... 9 Los castañales........................................................... 10 ¡A la luz de la vela!................................................ 11 Ángeles blancos......................................................... 12 Por miedo a perderte ............................................... 13

El partir (Miguel Delibes) Triste Castilla por el partir de su hijo, habitante de Valladolid desde su nacimiento hasta su partir. Larga Sombra dejó en España, con sus escritos y moral Cristiana. Trascenderá en el tiempo su legado culto y apasionado, en su narrativa o ensayo. Será recordado en sus entrevistas, y en su trabajo de caricaturista en el Norte de Castilla.

Azucena Blanca flor de rosa primavera, con fragancia fresca y olor de azucena. Ornamento de nácar que resplandeces pura, hermosa y altanera. Lirio de primavera que naces en abril, adornando patios y escaleras, como flor de lis.

Nereida El sabor de la sal cubre tú piel, acariciada por la mar con cálidas olas que se deslizan por tú silueta bronceada; después tumbada las gotas se evaporan fundiéndote en la arena como hermosa nereida.

¿Por qué no te conocía? ¿Por qué? Me pongo nervioso cuando estamos juntos y el corazón se acelera, desbocado y a la carrera. ¿Por qué? El color del trigo, se asemeja al dorado de tú melena, recordando como eras. ¿Por qué? El agua de la lluvia que recorre mis mejillas, recuerda cuando llorabas de alegría, feliz del amor que sentías. ¿Por qué? Si me querías, más que tú propia vida y la vida nos sonreía, todavía no te conocía.

Pulmones Camino entre flores y valles verdes que emergen los humedales, arroyos fluviales. Respira el aire que corta los pulmones y estremece las articulaciones, sumergidos en recónditos valles. Miro al horizonte y veo montes, catedrales naturales de belleza incalculable. Los árboles atalayas de los hombres y testigos ancestrales, pulmones naturales de nuestras ciudades.

“Singles” Dos miradas se encuentran mientras nuestros pensamientos se cruzan, en la intersección recóndita de nuestro secreto, guardado en lo más profundo por miedo de ser robado. Nos ven cambiados aunque no sospechan el motivo se preguntan por el secreto que nos hace diferentes, somos amantes en tiempo de “singles”, nadie quiere casarse pero añora emparejarse.

Los castañales Entre castañales murmura el aire, y entre la copa de los árboles cantan las aves. Bosques de castañales y campos verdes, perfilan el paisaje. Aire del norte azota los montes, de verdes árboles y tierras agrestes.

¡A la luz de la vela! A la luz de la vela y debajo de las estrellas, leo una novela. (Historias de otra época). Con nostalgia impulsado por fantasías e ilusiones de infancia, me sumerjo en sus páginas. Cada historia, es un trozo de memoria, dibujada con palabras y esculpida en las estrellas. Personajes inmortales e ideas originales, forman parte en la memoria como trozos de historia.

Ángeles blancos Ángeles blancos reivindican la libertad, en la profunda Cuba donde se cierne la oscuridad, deslumbrada por la bondad de blancas túnicas. Signo de pureza e icono del mundo, estandarte de los derechos humanos y ejemplo de tenacidad, sufren en soledad la marginación social. Símbolo del cambio, ante la opresión y la revolución cubana. Lección cotidiana de democracia, castigada e injustamente encarcelada, por luchar por la sociedad cubana.

Por miedo a perderte Amo durante cada segundo con intensa devoción y por última vez, por miedo a perderte. Beso con frenesí e intensamente por ultima vez, por miedo a perderte. Admiro el desnudo de tú cuerpo traslucido por última vez, por miedo a perderte. Descanso mi cuerpo junto al tuyo, sintiendo tú corazón por última vez, por miedo a perderte.

El Rincon Invisible by Invisible is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercialSin obras derivadas 2.5 España License.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful