P. 1
04-2008-El Cantar de Roncesvalles

04-2008-El Cantar de Roncesvalles

|Views: 143|Likes:

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: Adentro y afuera, Una Ventana Al arte on Jun 21, 2010
Copyright:Attribution No Derivatives

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF or read online from Scribd
See more
See less

10/19/2010

pdf

El Cantar de Roncesvalles

Del Cantar de Roncesvalles sólo se conserva un fragmento de unos 100 versos. Según los estudios de Menéndez Pidal, todo el Cantar tendría una longitud original de 5.500 versos y su argumento sería el siguiente: Carlomagno conquista toda España salvo Zaragoza; viene acompañado de Roldán ±hijastro de Ganelón, el traidor que se entiende con Marsín, rey moro de Zaragoza. De regreso a Francia, encarga la retaguardia de su ejército a Roldán, que es sorprendido por los moros en Roncesvalles, donde se libra una indecisa batalla en la que intervienen, además de los héroes, Reinaldos, Baldovinos y Beltrán, personajes desconocidos en la Chanson de Roland. La temeridad heróica de Roldán y Reinaldos hace retroceder a los moros que, rehechos, vuelven al ataque. Turpín exhorta al ejército francés y Roldán corta el brazo derecho de Marsín, que huye. Los moros organizan otra vez sus filas y lanzándose sobre los franceses, los van matando poco a poco. Al ver la magnitud del desastre, Roldán tañe su trompa pidiendo auxilio a Carlomagno. Después mueren Oliveros y Reinaldos. Cuando los moros sienten la venida del emperador, huyen. Turpín bendice a los muertos y Roldán les rinde los últimos honores; sin embargo, se siente morir sin golpes ni heridas y, al llegar Carlomagno, persigue a Marsín. De nuevo en Roncesvalles, Carlomagno buscaría a sus allegados entre los cadáveres ±versos conservados en el poema español±; regresaría a Francia para enterrar allí a los muertos y doña Alda, esposa de Roldán, moriría en el sepelio del héroe. El fragmento español es el planto de Carlomagno por la pérdida de su sobrino. El Cantar de Roncesvalles, escrito a comienzos del siglo XIII en castellano, no es heredero directo de la tradición poética de la Chanson de Roland, puesto que hay elementos en él no presentes en la Chanson (muerte de Reinaldos, alusión al camino de Santiago, etc.); el Roncesvalles tampoco es heredero de otras tradiciones de la épica francesa, como el Pseudo-Turpín, puesto que hay elementos en el Roncesvalles no presentes en Turpín (Roldán no muere de heridas, Marsín no es muerto por Roldán, el arzobispo Turpín sucumbe en la lucha). Menéndez Pidal llega a la conclusión de que, no derivando el Cantar de Roncesvalles de la Chanson, "el Roncesvalles español no debió tener presente el Turpín, sino todo lo más las mismas leyendas que inspiraron el Turpín, o bien otras análogas." El Cantar de Roncesvalles es pues, un desarrollo original de la materia épica en la literatura española. Tomando como punto de partida, la historia de Roldán, en la Península Ibérica adquirió un personalidad propia, apartándose de las tradiciones galorrománicas. La leyenda que inspiró el Cantar de Roncesvalles pudo venir a través de Provenza en el siglo XII. La independencia de la tradición del Cantar de Roncesvalles en la Península se vio confirmada con la aparición de la "nota emilianense", una glosa del siglo XI en un manuscrito del X. Esta nota es incluso anterior a cualquiera de los poemas franceses, y se trata de la etapa más arcaica de la ficción literaria. En la era 816 (año 778), Carlo(magno) llegó a Zaragoza. El tenía doce sobrinos, cada uno de los cuales tenía 3000 caballeros con sus peones. Sus nombres eran Roldán, Bertrán, Roger, Guillermo, Oliveros y el obispo Turpín. Cada uno de ellos servía al rey un mes con su séquito. Aconteció que el rey paró con su ejército en Zaragoza. Después de un tiempo, los suyos le aconsejaron que reuniera muchas provisiones para que el ejército no muriera de hambre, o si no, regresar a casa. Esto último fue hecho. Al rey le pareció bien que, para el bien de los hombres del ejército, Roldán, un fuerte guerrero, y los suyos fueran en la retaguardia. Roldán fue matado por las gentes sarracenas cuando el ejército pasaba el puerto de Sicera en Roncesvalles.

Cantar de Roncesvalles
[Después de la sangrienta derrota de su retaguardia, Carlomagno lamenta sobre el cadáver de Turpino, arzobispo de Reims, en el campo de Roncesvalles]

1. raçonóse con ella, como si fuese bivo: 2. «Bueno pora las armas, mejor pora ante Jesuchristo, 3. »consejador de pecadores e dar... tanto ...da... 4. »el cuerpo priso matirio por que le... dino 5. »¨Mas quién aoncseyará este viejo mesquino, 6. »que finca en grant cuita con moros en periglo!» 7. Aquí clamó sus escuderos Carlos el enperante: 8. «Sacat al arçebispo desta mortaldade! 9. »Levémosle a su tierra a Flanderes la ciudade.» 10. El enperador andava catando por la mortaldade; 11. Vido en la plaça Oliveros o yaze 12. el escudo crebantado por medio del braçale; 13. non vio sano en éll quanto un dinero cabe; 14. tornado yaze a orient, como lo puso Roldáne. 15. El buen enperador mandó la cabeça alçare 16. que la linpiasen la cara del polvo e de la sangre. 17. Como si fuese bivo, començólo de preguntare: 18. «Digádesme, don Oliveros, cavallero naturale, 19. « dó dexastes a Roldán? digádesme la verdade. 20. »Quando voz fiz conpanneros diéstesme tal omenaje 21. »por que nunca en vuestra vida no fuésedes partidos máes 22. »Dizímelo, don Oliveros, dó lo iré buscare? 23. »Yo demandava por don Roldán a la priesa tan grande. 24. »Ya mi sobrino, dónt vos iré buscare?» 25. Vío un colpe que fizo don Roldáne: 26. «Esto fizo con cueyta con grant dolor que aviáe.» 27. Estonz alçó los ojos, cató cabo adelante, 28. vido a don Roldán acostado a un pilare, 29. como se acostó a la ora de finare 30. El rey quando lo vido, oít lo que faze, 31. arriba alço las manos, por las barbas tirare, 32. por las barbas floridas bermeja salía la sangre; 33. essa ora el buen rey oít lo que diráde, 34. diz: «Muerto es mio sobrino, el buen de don Roldáne! 35. »Aquí veo atal cosa que nunca vi tan grande; 36. »yo era pora morir, e vos pora escapare. 37. »Tanto buen amigo vos me soliádes ganare; 38. »Por vuestra amor arriba muchos me solián amare; 39. »pues vos sodes muerto, sobrino, buscar me an todo male. 40. »asaz veo una cosa que sé que es verdade: 41. »que la vuestra alma bien sé que es en buen logare; 42. »Mas atal viejo mezquino, ¨agora que faráde? 43. »Oi é perdido esfuerço con que solía ganare. 44. »Ai, mi sobrino, non me queredes fablare! 45. »Non vos veo colpe nin lançada po que oviésedes male,

46. »por esso non vos creo que muerto sodes, don Roldáne. 47. »Dexamos vos a çaga donde prisiestes male; 48. »las mesnadas e los pares anbos van alláe 49. »con vos, e amigo por amor de a vos guardare! 50. »Sobrino, ¨por esso non me queredes fablare? 51. »Pues vos sodes muerto, Fançia poco vale. 52. »Mio sobrino, ante que finásedes era yo pora morir máes. 53. »Atal viejo meçquino, qui lo conseyerade? 54. »Quando fui mançebo de la primera edade, 55. »quis andar ganar preçio de Francia, de mi tierra natural[e]; 56. »fuime a Toledo a servir al rey Galafre 57. »que ganase a Durandarte large; 58. »ganéla de moros quando maté a Braymante, 59. »dila a vos, sobrino, con tal omenage 60. »que con vuestras manos non la diésedes a nadi; 61. »saquéla de moros, vos tornástela alláe. 62. »Dios vos perdone, que non podieste máes! 63. »Con vuestra rencura el coraçón me quiere crebare. 64. »Salíme de Françia a tierra estranna morare 65. »por conquerir proveza e demandar linaje; 66. »acabé a Galiana, a la muger leale. 67. »Naçiestes, mi sobrino; a diezesiete annos de edade, 68. »fizvos cavallero a un preçio tan grande. 69. »Metím al camino, pasé ata la mare, 70. pasé Jerusalem, fasta la fuent Jordane; 71. »corriémos las tierras della e della parte. 72. »Con vos conquís Turquía e Roma a priessa dava. 73. »Con vuestro esfuerço arriba entramos en Espanna, 74. »matastes los moros e las tierras ganávas, 75. »adobé los caminos del apostol Santiague; 76. »non conquís a çaragoça, ont me ferió tal lançada. 77. »Con tal duelo estó, sobrino, agora non fués bivo! 78. »Agora plogués al Criador, a mi sennor Jesuchristo, 79. »que finase en este logar, que me levase contigo 80. »dizir me ias las nuevas, cada uno como fizo.» 81. El rey quando esto dixo, cayó esmortecido. 82. Dexemos al rey Karlos fablemos de ale, 83. digamos del duc Aymón, Pedro de don Rinalte. 84. Vido yazer su fijo entre las mortaldades; 85. despennós del cavallo, tan grant duelo que faze, 86. alçóli la cabeça, odredes lo que diráde: 87. «Fijo, vuestras mannas, ¨qui las podriá contare? 88. »que cuerpo tan caboso omen non vió otro tale. 89. »Vos fuérades pora bivir, e yo pora morir máes! 90. »Mas atal viejo mezquino siempre avrá male. 91. »Por qué más me conuerto por que perdoneste a Roldáne.

92. »Finastes sobre moros, vuestra alma es en buen logare! 93. »¨Quí levará los mandados a vuestra madre a las tierras de Moltalbane?» 94. El duc faziendo su duelo muyt grande, 95. veniáli el mandado que yaziá esmortecido el emperante. 96. Mandó sacar el fijo de entre las mortaldades. 97. Veniá el duc Aymón, e ese duc de Bretanna 98. E el caballero Belart, el fi de Terrín d'Ardanna; 99. vidieron al rey esmortecido do estava, 100. prenden agua fría, al rei con ella davan. Texto según la ed. de Ramón Menéndez Pidal. Revista de Filología Española 4 (1917):105-204. Publicado por © La Redacción de Adentro y Afuera

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->