Luz nocturna

Hay un elemento liberador de la noche que ispira las manos de azahar a hacer surcos que despiertan memorias a flor de piel.

En el juego nocturno, de estrella a estrella regresamos al mundo que sólo existe en los pliegues más herméticos de nuestro interior. Recuerdos prendidos con hilo del almíbar y color de ensueño se van deshilvanando a la luz de la noche.

En la noche paseamos por el ayer como experiencia viva. Confundimos en ritmo sincopado lo que fuimos con lo que ansiamos.

Sin temor, porque en la noche vemos las intrépidas luciérnagas del ser hasta el regreso de la oscuridad del día.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful