7.

Obesidad
Introducción
La obesidad debe considerarse sobre todo un trastorno médico y, a veces, también psíquico. Cuando el peso supera en un 30% a lo que corresponde por edad, talla y constitución, provoca importantes repercusiones en la salud, con consecuencias sociales, psicológicas, laborales y económicas. Cuando la influencia de los factores psicológicos en la etiología, el mantenimiento o en sus consecuencias resulta relevante, se incluye en los trastornos de la conducta alimentaria (TCA). El sobrepeso es un importante problema de salud pública que, en los países ricos, supera en gasto sanitario al tabaquismo. Genera costes muy elevados, de forma directa por los tratamientos y los productos dietéticos consumidos y, de forma indirecta, por el incremento de la morbilidad y mortalidad (1, 2). una acumulación de energía sobrante, por un desequilibrio entre lo comido y lo gastado, a causa de una elevada ingesta, poca pérdida de energía o un sistema metabólico hipoactivo (3). Aproximadamente la mitad de la grasa corporal se deposita bajo la piel, y aumenta con el peso. El grosor de esta grasa subcutánea puede ser medido en bíceps, tríceps, subescápulas y zona suprailíaca.Aunque existen otros parámetros más sofisticados, no son imprescindibles. En el peso de las personas influyen factores raciales y constitucionales y, principalmente, los hábitos alimentarios. No existe un criterio único de normalidad y, aunque se utilizan tablas estándares según altura, edad, etc., se han construido sobre todo a partir de datos de la clase media y raza blanca (4). El exceso de energía se deposita en el tejido adiposo —constituido en el 80% por grasa, el 18% por agua y el 2% por proteínas— y en el glucógeno. La energía almacenada en los adipocitos primero incrementa el tamaño (hipertrofia) y después el número (hiperplasia). El glucógeno se encuentra en el músculo. Un kilo de tejido adiposo proporciona 7.250 calorías y 1 kilo del sistema glucógeno 1.000. Cuando se consumen las reservas, primero se quema glucógeno y luego, grasa.

Definición
La obesidad es una desviación del peso corporal por encima de los estándares, con una proporción anormalmente alta de grasa sobre la masa total del cuerpo. Se debe a

© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com

154

La alimentación y sus perversiones: anorexia, vigorexia, bulimia y obesidad El 85-90% de las obesidades son exógenas, por ingesta excesiva, malos hábitos de vida y escaso ejercicio. Sólo el 5-10% puede achacarse a causas físicas específicas, como endocrinopatías, lesiones cerebrales o enfermedades hereditarias del tipo del síndrome de Prader-Willi. Las constitucionales están influidas por causas hereditarias, factores psicógenos o por excesiva lipofilia de los tejidos, que tienden a «atesorar» grasa. En la obesidad por sobrealimentación influye sobre todo la ingesta de grasas e hidratos de carbono, y casi nada la de proteínas. Los obesos suelen asegurar que comen poco, pero cuando se analiza minuciosamente la ingesta no suele ser así (6). Además, una vez alcanzada cierta gordura, un pequeño exceso diario la mantiene. La obesidad no siempre es un problema psiquiátrico, aunque se acompaña de más trastornos por atracón y síndromes de ingestión nocturna (7). El síndrome de ingestión nocturna se caracteriza por anorexia por la mañana, hiperfagia por la tarde-noche y alteraciones del sueño; presenta algunas características conductuales y fisiológicas específicas,y a veces se acompaña de amnesia parcial o total del episodio de ingesta. A menudo, el comedor nocturno se asocia a obesidad, lo que se encuentra en el 6-40% de los obesos y de los pacientes de cirugía bariátrica (8, 9). Con frecuencia, se acompaña de patología psíquica, sobre todo trastornos afectivos, ansiedad y consumo de sustancias (10, 11).Algunos trastornos psiquiátricos suscitan cambios en los hábitos alimentarios, como ocurre en la depresión atípica, el trastorno bipolar y en algunas psicosis (12). Asimismo, la obesidad puede ser consecuencia de ciertos tratamientos psicofarmacológicos (13), lo que repercute en la mala adherencia al mismo. Las medicaciones que bloquean los receptores de la histamina H1,

Índice de Quetelet
El índice de masa corporal (IMC) fue definido por Quetelet, astrónomo belga, en el siglo XIX; también se llama índice de Quetelet o BMI (body mass index). Es el peso en kilos, dividido por la altura en metros al cuadrado (IMC = w/h2), y sirve para valorar la intensidad del proceso. IMC normal: 20-25. Sobrepeso: 25-29,9. Sobrepeso grave: obesidad grado I: 3034,9. Sobrepeso masivo: obesidad grado II: 3539,9 Obesidad grado III (obesidad mórbida): > 40. Los términos obesidad, sobrepeso y adiposidad no son sinónimos. Se habla de obesidad cuando el índice de Quetelet es superior a 30, considerando altura, constitución y edad (5). Un hombre con mucha masa muscular puede parecer obeso y alcanzar un IMC de 29-30 sin serlo. Como son variables continuas, el punto de corte resulta convencional,pero cuando el IMC sobrepasa 40 se habla de «obesidad mórbida». El peso ideal sería el que mantiene un IMC de 20-25 y es el más saludable. La adiposidad hace referencia al exceso de grasa corporal y a su distribución. Los cálculos se realizan midiendo la masa grasa, la masa magra o el agua corporal.

Tipos de obesidad
La obesidad puede ser sintomática o idiopática. Las formas sintomáticas se dividen en: a) exógenas, por sobrealimentación, y b) endógenas, por endocrinopatías o alteración en el hipotálamo.

© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com

antidepresivos. y a medida que avanza la edad se precisa menos energía para las funciones básicas del organismo y no se gasta porque se realiza menos ejercicio (18. La raza influye. porque se origina una obesidad hiperplásica difícil de controlar en el futuro. con cifras similares en Australia y de casi el doble en Estados Unidos. En Japón resulta menos frecuente que en Europa o Estados Unidos —excepto en los luchadores de sumo—. La edad incrementa la frecuencia de la obesidad tanto en mujeres como en varones. afecta al 10-50% en mujeres y al 10-40% en hombres.edikamed. sufren sobrepeso alrededor de un tercio de la población y obesidad el 15% (13.3% varones y 16% mujeres). En nuestro entorno.Obesidad serotonina 5-HT2c y dopamina D2 tienden a asociarse con ganancia de peso (14. sobre todo en mujeres. casi un millón más que hace 4 años. y con el abuso de ver televisión (se come más y se hace menos ejercicio).com . Diversos antipsicóticos. En los niños. la frecuencia es máxima de los 50 a los 55 años. 22). 15). Etiología La etiología es multifactorial. alimentación inadecuada («comida basura») (20). la obesidad se ha convertido en «la epidemia del siglo XXI». según datos de la Sociedad para el Estudio de la Obesidad. Su prevalencia se ha elevado en los últimos años. las mujeres son más gruesas que los varones en todas las culturas. con más gordura entre los negros y entre los polinesios. en menor grado. Pero no sólo en los adultos se ha incrementado la obesidad. ya que alcanza al 30-60% de la población (17). Esto resulta especialmente grave. siendo superior en las mujeres.También existen más casos en ciertas profesiones. No se debe identificar niño gordo con niño sano. 19). aunque más en las primeras. en torno al 30-40 %. ambientales y de conducta. En Alemania.000-800. Parece que una cuarta parte de los obesos lo son desde la infancia y tres cuartas partes se harían así en la edad adulta. Se observa una relación inversa entre obesidad y nivel económico. 155 Epidemiología En los países occidentales. En los hombres también se evidencia esta relación. Colaboran también © EdikaMed S.L. Suiza y otros países centroeuropeos también se dan proporciones muy elevadas. quizá por factores genéticos unidos a hábitos alimentarios. raza y clase social. coincidiendo paradójicamente con un mayor culto al cuerpo y la imagen. En general. la pueden favorecer (16) por incremento de la ingesta y/o reducción de la energía consumida. • www. El aumento de casos infantiles se ha relacionado con negligencia por parte de los padres. La sintomatología bulímica acompaña al 15-30% de los obesos y es signo de peor pronóstico (21. En Europa.000. existe sobrepeso en el 14-15% de la población (17% niños y 12% niñas) entre los 612 años. En España. entre 700. determinados tipos de alimentación y el sedentarismo lo favorecen. Se suele iniciar a los 20-30 años debido a que se ingie- re más alimento. pero de manera menos marcada. ansiolíticos. Existen diferencias según sexo. de los cuales. siendo más gruesas las de clase social inferior. son obesos graves. estabilizadores del ánimo y. con causas genéticas modificadas por otras hormonales.

según el equilibrio del organismo. Algunas personas tienen predisposición hacia la gordura.L. El número de células grasas aumenta hasta 5 veces entre el primer año y los 22.156 La alimentación y sus perversiones: anorexia. con incremento de la ingesta calórica. esteroides e insulina: la insulina es lipogénica y antilipolítica. por eso. regulado por hormonas tiroideas. La obesidad se asocia con acumulación de micrófagos e inflamación crónica en el tejido adiposo (24). se eleva el número de adipocitos y después resulta difícil adelgazar. éste se ve favorecido con la dieta y. no se reduce la cantidad aunque baje el peso. bulimia y obesidad grasa para ser llenadas. Los hipertróficos mantendrán el control de su peso mejor que los hiperplásicos (23). vigorexia. El tejido adiposo permanece en continua actividad metabólica y su contenido graso es resultado del balance lipogénico-lipolítico. La actividad de la lipoproteinlipasa está aumentada en los obesos. y es segregada al endotelio capilar. familiares. se origina en los adipocitos y en las células musculares. Cuando los niños comen en exceso. hay que prevenirlo desde la infancia. Estas células. Quemar las grasas resulta difícil. profesionales y socioeconómicos. Las células adiposas se forman a partir de los preadipocitos y no se sabe qué provoca que éstos se diferencien en adipocitos y comiencen a acumular grasa. y aumenta la grasa corporal. Una vez formadas. El obeso primero incrementa el tamaño de las células adiposas y después el número. genera obesidad (25-27). aunque no se sabe si este incremento es previo a la obesidad o secundario.edikamed. como si aprovechasen más la energía. porque el organismo prefiere quemar hidratos de carbono y la energía sobrante se acumula en forma de triglicéridos. que se comentan en el capítulo 3.com . Cuando el máximo volumen de la célula se alcanza en la niñez. proliferan las células (hiperplasia). las hormonas sexuales influyen en la distribución de la grasa. que se puede expandir o contraer. (Para comprender mejor el proceso de la obesidad cabe recordar los factores que regulan hambre y saciedad. una vez formadas. La lipoproteinlipasa del tejido adiposo es una enzima que determina el nivel de captación de los triglicéridos del plasma por las células grasas. cuyo menor peso molecular les permite entrar en los adipocitos. la mayoría de las obesidades (85%) resultan secundarias al exceso de ingesta. aspectos geográficos. los estrógenos aumentan los adipocitos en región gluteofemoral. no desaparecen y requieren más © EdikaMed S. Los cambios en el estilo de vida. Un niño hiperplásico dispone de más células grasas que uno delgado y cuando crece tiene más riesgo de ser obeso. ser reesterificados y almacenados. disminución de la actividad física y tendencia al sedentarismo han favorecido el aumento de la obesidad en los países occidentales. étnicos. las hormonas tiroideas son lipolíticas. La lipasa transforma los triglicéridos a fosfatoglicerol y ácidos grasos libres. y sólo disminuye el tamaño. impidiendo su multiplicación. disminuyen los depósitos de grasa y aumentan la termogénesis. ambientales. • www. La obesidad y el atracón están muy relacionados. El exceso de calorías ingeridas se acumula preferentemente en forma de grasa. a su vez. Como se ha señalado.) Ingesta Es la causa principal de obesidad. y la testosterona tiene acción lipolítica sobre la grasa abdominal en varones jóvenes. Los adipocitos forman un depósito de energía elástico.

al hacer dieta se reduce el gasto basal. activa la lipólisis a través del hipotálamo y la actividad adrenérgica simpática. El tabaco. En el obeso. IL-6. pero con dieta muy rigurosa puede no modificarlo. grasas o hidratos de carbono. 34). El ejercicio con dieta moderada puede aumentar el metabolismo basal. al sobrealimentarse. pues si la restricción es muy severa disminuye el metabolismo y apenas se pierde peso (31. por eso. Cuando un individuo de peso normal hace dieta. 32). pues. este mecanismo se inhibe. al igual que ocurre con las proteínas. Se aconseja. La contribución de la masa magra es mayor que la de la grasa y. La actividad física modifica la respuesta térmica a los alimentos y también difiere según se trate de proteínas. el aburrimiento o la depresión (21). lo que explica la sensación que se tiene a menudo de perder peso más despacio de lo esperado (2830). como NFalfa. En los obesos. pues con comidas copiosas se almacena más grasa que si la ingesta se hace de forma fraccionada. el metabolismo y el almacenamiento. leptina y ácidos grasos libres. el gasto energético basal representa el 60-70% del total. las diferencias en el metabolismo basal entre las personas puede alcanzar el 30%. La insulina resulta necesaria para un completo efecto térmico de los alimentos. mientras que la grasa se acumula. La actividad física representa el 15-20% del total del gasto. su falta altera la termogénesis y provoca deficiente oxidación de la glucosa. La termogénesis inducida por los alimentos (TIA) —10-15% de la energía consumida— aumenta el metabolismo por enci- ma del basal después de las comidas por el gasto preciso para la absorción. Supone cierto gasto de energía. En el gasto energético influye el gasto basal.También influye el volumen de cada comida. El metabolismo disminuye con la edad. y para la producción inmediata de calor. la edad y el sexo. no se incrementa la termogénesis y se reduce la respuesta (33. los hombres tienen índices metabólicos más elevados que las mujeres.edikamed.L.Obesidad 157 Factores metabólicos En la obesidad pueden existir alteraciones en el metabolismo y en el equilibrio hormonal. frena el apetito y alivia la ansiedad. generando una mayor termogénesis que regula el peso. y resulta proporcional al peso corporal. angiotensinógeno. Los obesos pueden tener un efecto térmico alterado según su respuesta a la insulina. Resulta evidente en la bulimia y en el trastorno © EdikaMed S. por medio de la estimulación adrenérgica. se ponen en marcha mecanismos compensatorios para disminuir el consumo de energía y preservar la masa magra corporal. una restricción calórica moderada y ejercicio. pero no muy elevado. Factores psicológicos No están plenamente identificados los factores de riesgo psicológico en relación con la obesidad. aunque existen personas que reaccionan comiendo ante el estrés. • www. Es necesario para el funcionamiento de las estructuras y células del organismo y está muy relacionado con la masa magra corporal. estos últimos son fácilmente oxidados y sus depósitos limitados. Un sujeto con peso normal. El tejido adiposo es un órgano multiendocrino que segrega hormonas.com . la actividad física y la termogénesis inducida por los alimentos.

Factores genéticos Neurotransmisores Se han descrito alteraciones de neurotransmisores. A veces. el gen del apetito. frenando la secreción de PIG. La leptina.com . En general. no se confirman estos rasgos. que se caracteriza por presentar anorexia por la mañana. La obesidad se relaciona así con la resistencia a la leptina (43). si ninguno de los padres lo sufre. por atracón (35). lo que contribuiría al humor depresivo. pero esta asociación no funcionaría adecuadamente. En los obesos.158 La alimentación y sus perversiones: anorexia. La ansiedad y las situaciones frustrantes o temidas pueden incrementar la ingesta. cuando han perdido peso de manera estable. que podrían ser consecuencia de su estado físico. Se come en mayor cantidad. ya que no se produce sensación de saciedad (42). vigorexia. En los obesos. lo que conjugan con sedentarismo y glotonería. aparte de los ataques de bulimia. alexitimia. bulimia y obesidad trico (PIG) (factor gástrico) y la insulina. sobre todo de la serotonina. rasgos de personalidad pasiva. La leptina. el comedor nocturno ya comentado. el neuropéptido Y. que regula el peso y las reservas de grasa. hiperfagia por la tarde-noche e insomnio. Existe un modelo anómalo de ingesta. La pérdida de peso por restricción alimentaria se asocia a la disminución de la leptina en el plasma. pero ellas lo asocian más con autoestima y mayor preocupación por la imagen corporal. con frecuencia beben más y se levantan por la noche a comer. 38). lo que se correlaciona con el grado de gordura. Pero en muchos casos. Los obesos. tendencia a la actividad y termogénesis (44). el 80% de los hijos lo sufrirá. sino por la calma que proporciona (36). saciedad. apetito. Los obesos tienen valores altos de leptina. lo que las predispone a realizar dietas y a sufrir TCA (37. los rasgos de carácter como la jovialidad y la expansión conducen a comer y beber en demasía (Falstaff). tímida y vergonzosa. • www. se libera a la sangre y actúa en el cerebro produciendo una disminución de la ingesta mediante otro mediador. eficiencia metabólica. el GAD2. se correlaciona altamente con el IMC y con la cantidad de grasa corporal (41).También está disminuida la regulación que se produce a través del péptido inhibidor gásMás de 200 genes intervienen en el proceso del hambre. los hombres y mujeres consideran negativo el exceso de peso. los estudios de personalidad resultan confusos y contradictorios. las beta-endorfinas en líquido cefalorraquídeo y plasma están elevadas incluso habiendo perdido peso. Bouchard et © EdikaMed S. ligera elevación nocturna de leptina y melatonina e incremento de cortisol en plasma (40). más frecuente en los obesos. superior ansiedad y depresión. sintetizada en el tejido graso. y que parece asociarse con anomalías neuroendocrinas. con sentimientos de incompetencia e insatisfacción personal.edikamed. aumenta la producción de una sustancia química que exacerba el apetito. el riesgo resulta inferior al 10% (45-47). Si los dos padres presentan sobrepeso. Muestran niveles bajos de autoestima. no por hambre.L. Estudiando a grupos de familias y gemelos univitelinos y bivitelinos. La obesidad muestra una elevada asociación familiar. lo que les predispone a comer en exceso (39). los valores de serotonina serían inversamente proporcionales a la preferencia por los carbohidratos.

tríceps. se debe realizar una exploración somática general. reduciendo el metabolismo y. el cual representa el punto homeostático de equilibrio. en algunos casos. Según la teoría del set-point.Obesidad al. Cuando la relación entre la circunferencia abdominal (cintura) y la glútea (caderas) supera los 0. etc. las nalgas. La proporción de grasa total estaría más claramente determinada por las relaciones genéticas que por las influencias ambientales. la grasa se acumula más en el tronco.com . ultrasonido. (48) llegaron a la conclusión de que el 50% de la variación de la grasa corporal es transmisible y. distribución de la grasa corporal. o de padres que fueron abandonados. ácido úrico. cuando se cambia de peso. 48). se harán pruebas complementarias con análisis de sangre y bioquímica: proteínas totales. sexo y raza. se considera factor de riesgo para las enfermedades cardiovasculares. GOT. • www. si se hacen dietas se pierde más al principio y menos después (52). Se puede medir el tamaño de los adipocitos con una biopsia. En los varones. los brazos y las piernas (forma de pera). cortisol de 24 horas. Este patrón de acumulación se rige por factores genéticos y hormonales. ECG. vigilancia y control sobre los hijos favorecen hábitos inadecuados. midiendo el panículo adiposo en bíceps. también los hijos aban- © EdikaMed S. glucosa. para cuantificar la grasa y la distribución regional que influye en la morbilidad (56). región subescapular o suprailíaca. urea. GPT.85 en mujeres y a 0. Se efectuará una exploración específica de la obesidad. lípidos totales y colesterol. En las obesidades familiares influyen los hábitos alimentarios. en algunos casos. las caderas. etc. Se ha encontrado un factor genético que influye en la heredabilidad de la cantidad de grasa subcutánea. Además. una mitad estaría bajo control genético y la otra bajo control no genético e incluso que la heredabilidad alcanzaría al 80% (49). y en las mujeres en las mamas. por eso. se han aplicado rayos X blandos. los flancos. iones. el epigastrio y la nuca (forma de manzana). 159 donados. influencia que resulta similar para chicas o chicos preadolescentes (54. densidad corporal y masa magra (47.95 en hombres. aceptada por unos y rechazada por otros (51).L. Factores ambientales Los factores ambientales y los familiares tendrían casi tanta influencia como los genéticos. se ha demostrado en modelos animales y hasta los perros de los obesos están más gordos (53). 55). Se ampliarán según la historia y síntomas de cada paciente. Exploración Como en todos los TCA. Se mide la circunferencia abdominal de la cintura. Los padres con excesiva preocupación por su peso.edikamed. ritos y celebraciones. tiende al punto anterior de equilibrio. Existirían factores hereditarios de tipo poligénico que incrementan el riesgo cuanto mayor es el número de obesos en la familia (50). costumbres. tienen un riesgo superior. el grosor del pliegue cutáneo muestra variaciones según edad. la región subescapular. Se calcula el IMC y.. el peso corporal viene determinado genéticamente con un intervalo de un máximo y un mínimo entre cuyos polos oscila. la región glútea por las caderas. hormonas tiroideas y. El organismo. de este componente. el tronco. tomografías.

— Repercusiones respiratorias: • Disnea y fatiga. competentes o disciplinadas y más perezosas. — Repercusiones musculoesqueléticas • Inmovilidad. que se observan incluso entre los niños. con manifestaciones físicas y psíquicas. Las bellezas pintadas por Rubens serían hoy día un claro ejemplo de sobrepeso. • www. • Lumbalgia. • Síndrome ovárico poliquístico e hiperandrogenismo. • Accidentes cerebrovasculares. bulimia y obesidad mento de la autoestima. • Gota. • Apnea obstructiva del sueño. La vivencia que se tiene de uno mismo está muy unida a la del cuerpo y. • Asma. rollizas que. colesterol total y fracciones.com . • Síndrome de Pickwick. con incre- Síntomas físicos y complicaciones médicas Las complicaciones médicas asociadas a la obesidad resultan abundantes (60): — Repercusiones cardiovasculares: • Hipertensión. — Complicaciones endocrinas: • Diabetes tipo 2. en nuestra sociedad. pero también puede aparecer desánimo. Entre el 20 y el 30% de los obesos presentan atracones. incrementar las dificultades en el mundo laboral para obtener un trabajo y para encontrar pareja en el plano afectivo. © EdikaMed S. a las personas obesas se las considera menos atractivas. sin que haya razones objetivas para tales prejuicios (58). inteligentes. • Osteoartritis degenerativa por sobrecarga en caderas. sin conductas purgativas o ayunos (59). • Síndrome de hiperventilación. a veces. ansiedad y nerviosismo. Síntomas psíquicos Las repercusiones psicológicas de la obesidad son importantes. como en la dismorfofobia o en la anorexia nerviosa. Este grupo presenta más psicopatología concomitante y resulta más inconstante en las dietas.edikamed. Cuando se siguen éstas. Sintomatología La obesidad repercute sobre la salud. se producen cambios positivos. • Enfermedad coronaria. vigorexia. rodillas. las repercusiones de la obesidad son importantes.L. • Hiperlipemia: aumento de triglicéridos. se desarrolla de manera errónea. peor atención por parte de los profesionales médicos y sanitarios. • Amenorrea e infertilidad. irritabilidad. así como las diosas de culturas prehistóricas. De hecho. — Complicaciones neurológicas: • Hipertensión intracraneal idiopática. asocian la gordura con feminidad y fertilidad (Venus de Willendorf). • Venas varicosas y estasis venosa en piernas. • Cor pulmonale. tobillos y columna.160 La alimentación y sus perversiones: anorexia. o soportar actitudes de marginación y rechazo. con discriminación en los trabajos y menor promoción (57). • Embolismo pulmonar. • Insuficiencia cardiaca congestiva. Psicológica y socialmente. son comedores compulsivos. La obesidad puede limitar las relaciones sociales. aceptación de la imagen y enriquecimiento de las relaciones sociales. también puede hacer sufrir un trato menos respetuoso.

la glucosa 2 mg/dl y el colesterol 12 mg/dl.edikamed.Obesidad — Complicaciones tegumentarias: • Celulitis. hiperlipemia. • Cáncer de útero. por su situación anatómica. tienen mayor riesgo en las intervenciones quirúrgicas y en la anestesia. hiperglucemia (62). diabetes. influidas por el sodio y factores hormonales.5 mg. la capacidad cardiaca y la actividad simpática. La obesidad más temprana. la presión sistólica sube 6. propia de la mujer.Al adelgazar. Asimismo. — Repercusiones psicológicas: • Depresión. Con el incremento del 10% del peso. pues si supera el 1. y. con menos. Otras posibles manifestaciones son la hipertrofia ventricular izquierda y el fallo cardiaco congestivo (65).Además. A veces se observa disfunción ovárica con hirsutismo e irregularidades menstruales en mujeres y en varones. La hipofunción corticosuprarrenal o tiroidea resultan raras en la obesidad. 61). ictus. 64). Cuando el IMC es más elevado. • Hipogonadismo. cérvix. hipoxia y somnolencia (sín- © EdikaMed S. y la obesidad se convierte en el principal factor de riesgo. recto y páncreas. el riesgo se incrementa (63.com . con resistencia a la insulina (56. propicia el infarto de miocardio. La diabetes mellitus no insulino-dependiente aumenta.L. • Hernias. • Esteatosis hepática y cirrosis. se asocia con más complicaciones metabólicas: arteriosclerosis. • Ansiedad. • Colelitiasis. la insuficiencia coronaria y la muerte súbita. la producción de insulina en el páncreas está aumentada. • Baja autoestima. y la ginecoide. Como se ha señalado. afecta más en el plano cardiovascular y pierde importancia después de los 70 años. • Cáncer de colon. hiperinsulinismo. disnea. la obesidad androide. facilitan la captación por el hígado de grandes cantidades de ácidos grasos libres. se ha observado que la acumulación de grasa visceral en el abdomen aumenta la secreción pancreática de insulina. Para explicarlo se sugiere que los adipocitos abdominales son de mayor tamaño y contribuyen más a la lipólisis. aumenta la retención de CO2. — Complicaciones genitourinarias: • Incontinencia urinaria. es importante el cociente circunferencia umbilical/pelviana. pero no hipogonadismo. • Pancreatitis. somnolencia. • Disminución de la calidad de vida. Además. • Intertrigo. En obesos no diabéticos. enfermedades cardiovasculares. con acúmulo de grasa 161 en tronco y abdomen. La tensión arterial se eleva y los lípidos en sangre aumentan. • www. valores disminuidos de testosterona. — Repercusiones digestivas: • Alteraciones en el reflujo gastroesofágico. fatiga y déficit en la función pulmonar con hipoventilación. ovario y mama. baja la tensión arterial por reducirse la resistencia vascular. • Reducción de la higiene. Las complicaciones metabólicas y cardiovasculares tienen relación con la distribución de la grasa. muerte prematura y diabetes. entre los 20 y los 40 años. Los problemas respiratorios derivan del mayor trabajo muscular que se precisa para la ventilación. lo que suscita letargia. con relación entre el IMC y la alteración de la tolerancia a la glucosa. hipercapnia. Si la limitación en el movimiento de tórax es suficiente.

se ha encontrado relación entre la obesidad y la aparición de la menarquia. con un incremento notable de los costes directos e indirectos (66). cadera o rodillas. En la obesidad idiopática. En los obesos con metabolismo hidrocarbonado normal. provoca irritación y eczemas en la piel. Deben beber a menudo. La hiperlipidemia se relaciona con arteriosclerosis y cardiopatía isquémica. las pruebas de función tiroidea suelen resultar normales. unida al sudor y la transpiración.edikamed. como hipotiroidismo. trombosis venosas y edemas maleolares. y más en las mujeres. ovario y vesícula biliar aumenta en la mujer y el de próstata o colorrectal. en el varón. parámetros que ponen en evidencia la discrepancia entre peso. drome de Pickwick). Como se ha señalado.Pero si existe diabetes no insulino-dependiente. por ejemplo. pues produce más calor y. gota y pie plano y doloroso. y presentar un IMC entre 27 y 32 eleva la mortalidad el 25-50%. en la obesidad del adulto. la pérdida ponderal suele ir acompañada del aumento y normalización del colesterol HDL en sangre. • www. entre los 30 y los 45 años. Puede originar apnea del sueño y policitemia con lo que se eleva el riesgo de trombosis. Asimismo. como si su aparición tuviera más relación con el tamaño del adipocito que con el número. © EdikaMed S. talla. fumarse un paquete de cigarrillos al día. también presenta trastornos menstruales y de la fertilidad. ya que poseen menos reservas de agua en proporción a la cantidad de grasa. La hipersecreción sebácea. El obeso posee peor musculatura y se cansa más. Suda en mayor medida. se deben descartar algunas endocrinopatías. El exceso de peso causa un número elevado de muertes y resulta tan peligroso Diagnóstico El diagnóstico resulta fácil: se realiza con las mediciones referidas anteriormente. pero la diabetes no se produce a menudo. es más peligroso en las personas jóvenes que en los mayores.L. vigorexia. En proporción. aumento de los ácidos grasos libres en plasma y elevación de las lipoproteínas de baja densidad (LDL). la pérdida de peso y la mejora del control glucémico no va necesariamente seguida de un aumento del colesterol HDL. El obeso vive una media de 5 años menos. La persona gruesa muestra varices. lo tolera peor. tener un IMC superior a 32 duplica el riego de muerte. endometrio. así como artrosis de columna. en los niños. bulimia y obesidad como. más precoz cuanto más grasa corporal.162 La alimentación y sus perversiones: anorexia.com . Diagnóstico diferencial Aunque los casos de obesidad secundaria son raros. como el panículo adiposo dificulta su emisión. los adipocitos aumentan de tamaño y permanecen invariables en número. edad y distribución. aparecen alteraciones en la función de la vesícula biliar. En casos graves. El riesgo de cáncer de mama. Aparece hipertrigliceridemia y disminución de la fracción HDL (alta densidad). Durante los embarazos son más frecuentes las complicaciones como toxemia e hipertensión. dolores de espalda. se desarrolla hipertensión pulmonar y fallo cardiaco congestivo. enfermedad de Cushing o hipogonadismo. aumenta el número y tamaño. La obesidad se asocia con alteraciones de los lípidos y las lipoproteínas plasmáticas.

se caracteriza por hipersomnia episódica. las ganancias y pérdidas rápidas («dietas yoyó») son muy peligrosas. alteraciones de conducta. hormona entérica que estimula la secreción de la hormona de crecimiento y la ingesta de comida. Parece que se rela- 163 ciona con la elevada producción de grelina. y suele afectar a chicos adolescentes. hipogonadismo y retraso mental (70).Asimismo. Algunos pacientes intervenidos de craneofaringioma sufren hiperfagia secundaria (67. aparece hirsutismo e irregularidades menstruales. Según Roth et al. con valores superiores en la mujer que en el varón. La concentración alta de leptina encontrada sólo en los supraselares pueden explicarse por una alteración del mecanismo de feedback. se encuentra una correlación positiva entre los valores de leptina y el IMC. pero. dietas. hiperfagia. Perder peso y mantenerse es difícil. como la de cortisol en 24 horas. pequeñas pérdidas de peso producen importantes beneficios al dismi- © EdikaMed S. ofrecen una conducta semejante a la del síndrome de Prader-Willi y la respuesta al tratamiento es peor. • www. puede acompañar al síndrome de Klüver-Bucy. Los pacientes que después de operarse muestran hiperfagia y alimentación anormal.A veces. El síndrome de KleineLevine es de origen desconocido. Los muy obesos pueden presentar síntomas psíquicos de forma primaria o secundaria (72). Sin embargo. con robo de comida. 1) La obesidad no es un problema terapéutico fácil y precisa un enfoque biopsicosocial (71). Una lesión hipotalámica provocada por tumor. obesidad posterior. actividad y modificaciones en el estilo de vida. En esos casos. 68).com . fig. dismorfismo facial. en casos de afectación bitemporal profunda sobre todo amigdalar. como el síndrome de Laurence-Moon-Biedl. sobre todo cuando el sobrepeso supera el 25 %. Si la obesidad se acompaña de disfunción ovárica. Tratamiento (tabla 1.edikamed. el Bongiovanni-Eisenmenger y el seudohipoparatiroidismo. el tratamiento combina fármacos. se deben realizar otras mediciones. y valores inferiores o normales si el tumor es intraselar. la cual inhibe el apetito vía receptores hipotalámicos. acumulación de ésta o robo de dinero para comprarla. Algunos autores se muestran muy escépticos hacia los resultados terapéuticos por el alto índice de fracasos. las complicaciones médicas y psicológicas que conlleva el tratamiento justifican cualquier esfuerzo. con hiperoralidad e hipersexualidad. el hecho de que el paciente con craneofaringioma a menudo padezca de obesidad grave se relaciona con la leptina. en la que los receptores hipotalámicos se hacen insensibles a la leptina endógena. la distrofia adiposogenital (síndrome de Frölichs).L. (69). La obesidad acompaña a otros síndromes congénitos. Este síndrome es un trastorno sistémico caracterizado por hipotonía neonatal. En el paciente que ha sufrido un craneofaringioma se encuentran valores elevados de leptina respecto al IMC si el craneofaringioma es supraselar. Entre el 20-30% de los que padecen obesidad presentan también atracones. En el sujeto normal. infección o trauma puede generar obesidad por daño secundario de las fibras nerviosas que van al área ventromedial. si surgen dudas. aumento del apetito y alteraciones conductuales psiquiátricas.Obesidad La disfunción corticosuprarrenal no suele ser causa de obesidad.

Como no siempre el problema está relacionado con un trastorno psicológico. bulimia y obesidad Tabla 1. sino de la concentración de lípidos o de glucosa. Pirámide del tratamiento de la obesidad. como queda dicho. nuir los riesgos cardiovasculares. en algunos casos. Deberá ser amistoso y accesible. y plantear expectativas realistas (76). son escasas las obesidades secundarias a causas médicas. la tensión arterial. Una reducción del 10-15% se correlaciona con una disminución del riesgo cardiovascular en torno al 30% (74. Se deben discutir los resultados. Muchas veces se consulta a profesionales sanitarios buscando «una razón médica» que explique la obesidad. El éxito que se alcance tendrá relación con los cambios que. la intervención de psiquiatra y psicólogo se limita a casos concretos. El paciente debe mentalizarse. no sólo en función del peso.edikamed. si procede. El obeso no es capaz de controlar su ingesta. El tratamiento se basa en reducir las calorías ingeridas e incrementar el gasto. © EdikaMed S. ayudando a identificar los factores que interfieren. 75). ya que su motivación resulta fundamental para evitar abandonos. sexo y talla. pero no suele encontrarse. vigorexia. cualquier estímulo le provoca una toma desmedida de alimentos y. porque. a largo plazo. psicoterapia. implicación que debe extenderse a familiares y personal médico. y. Se buscan objetivos a largo plazo y no una pérdida rápida. la glucemia. Hay obesos que mágicamente esperan adelgazar sin seguir un régimen ni modificar sus costumbres. la incrementa. El abordaje del problema debe ser empático. los lípidos o la apnea (73). pues el riesgo de recuperarlo es muy alto. sin juzgar ni criticar. se introduzcan en estilo de vida. Se establecen estándares de normalidad. • www. más lento es el camino que recorrer. Tratamiento de la obesidad según el IMC < 25 Dieta Ejercicio Terapia conductual Farmacoterapia Cirugía + + + 25-30 + + + 30-35 + + + + 35-40 + + + + + > 40 + + + + + IMC > 35-40 Cirugía IMC > 30 Farmacoterapia Cambios en el estilo de vida: dieta + actividades + terapia de conducta IMC: 25-26. de acuerdo con edad. hábitos alimentarios y actividad.164 La alimentación y sus perversiones: anorexia. con avances y retrocesos. cirugía u otras intervenciones.com . La obesidad es una enfermedad crónica y el tratamiento un proceso lento y doloroso. después de las dietas y las restricciones.9 FIGURA 1. Cuanto mayor peso.L.

Tratamiento farmacológico Se investiga con medicamentos que disminuyan la ingesta (simpaticomiméticos. 82). Los posibles efectos secundarios son hipertensión. con elevación de la frecuencia cardiaca y de la presión arterial. excitación. Dentro de la familia de los antidepresivos. inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina [ISRS]. No hay riesgo potencial de abuso como con las anfetaminas. se administraron anfetaminas y se observó que los pacientes perdían peso por disminución de la ingesta. Pueden desarrollar tolerancia. se puede intentar con otro. No obstante. cefalea. o > 27 con comorbilidad. estreñimiento. vía beta- © EdikaMed S. lo que se comprueba por el aumento del consumo de oxígeno. La mayoría de los estudios se reducen a 8-12 semanas. palpitaciones. ANOREXÍGENOS Disminuyen el apetito e incrementan la sensación de saciedad. con elevación del HDL. La cirugía está indicada si el IMC > 40. Parece que aumenta la saciedad y el gasto de energía por incrementar el metabolismo. o > 35 con comorbilidad. se suscita el efecto rebote. Aumentan la actividad física y quizá el metabolismo celular. insomnio y mareo. pero no de dopamina (DA). algunos aumentan el apetito (mirtazapina) y varios lo reducen. el colesterol total y el colesterol LDL. Se reduce el peso de manera estadísticamente significativa frente a placebo. La dexfenfluramina se ha asociado con alteraciones valvulares cardiacas. Debido a su actividad adrenérgica periférica. más en varones que mujeres. con su retirada.L. Es un anorexígeno de acción central y reduce los atracones y el peso (81. En principio.com . Sibutramina es un inhibidor de la recaptación de noradrenalina (NA) y serotonina. El efecto se manifiesta a partir de la segunda semana. palpitaciones. • www. con aumento de peso y depresión. La mayoría de los ISRS disminuyen la ingesta durante las horas siguientes (80) y también el peso. Fenfluramina provoca ansiedad. generan insomnio. cafeína). 78). disforia. Cuando fracasa un ISRS. o que incrementen el gasto energético (efedrina. pueden producir repercusiones cardiovasculares. efecto termogénico provocado por la activación central de la acción simpática eferente y repercusión en los beta3-adrenorreceptores. con letargia y depresión (79). disminuye el apetito y eleva las enzimas hepáticas. 165 Reducción de la ingesta La reducción de la ingesta se logra con fármacos o con dietas. Dentro de estos fármacos. farmacodependencia y dependencia psicológica y. se debe tener en cuenta que con frecuencia no se come por hambre. anticonvulsivos). aparecer el efecto rebote.Obesidad La farmacoterapia se preconiza si el IMC > 30. Esta estimulación simpática del tejido adiposo pardo. taquicardia. vasodilatación. lo que no es raro al cabo de meses. al suprimirlas.edikamed. sequedad de boca.A veces incrementan la concentración en plasma de los ácidos grasos libres y de glicerol. unos actúan a corto y otros a largo plazo (77. cefalea. Sibutramina resulta útil en dosis de 10-15 mg/24 horas. disminuye los triglicéridos en plasma. taquicardia o temblor. En ratas produce el estímulo de la termogénesis. insomnio e hipertensión pulmonar. A veces. que bloqueen la absorción de grasas (inhibidores de la lipasa).

Las pérdidas de peso son un poco más altas con sibutramina que con orlistat. Existen productos que lentifican el paso de nutrientes macromoleculares a otros más pequeños absorbibles. etc. Produce heces grasas. litiasis renal. En caso de obesidad con bipolaridad y/o atracones. La isoenzima responsable de su metabolismo es la CYP3A4. Entre los anticonvulsivos. BLOQUEANTES ADRENÉRGICOS ALFA-2 Actúan sobre los receptores alfa-adrenérgicos antilipolíticos en las membranas de © EdikaMed S. solos o combinados. al aumentar el contenido intestinal e incrementar el peristaltismo. flatulencia o incontinencia. Una de las vías para mantener el peso es impedir la absorción intestinal de las calorías ingeridas. orlistat (84-86). topiramato. No se debe prolongar la administración de fármacos anorexígenos más de 4-5 meses (77). sirve de ayuda y previene la recuperación del peso (78.edikamed. antibióticos macrólidos. Cuando la obesidad no se acompaña de psicopatología. son laxantes. y reduce la ansiedad (83). topiramato frena los episodios de ingesta compulsiva en pacientes bulímicos y en el trastorno por atracón. carbamazepina y dexametasona). Su prescripción está contraindicada en casos de enfermedad vascular grave: angina. saciante y sobre la termogénesis con mayor gasto de energía. y conlleva la disminución de vitaminas liposolubles como A. Bupropión y dietilpropión disminuyen el apetito (81). FÁRMACOS QUE SE UNEN A LOS ÁCIDOS BILIARES Disminuyen la absorción —sobre todo de grasas— e incrementan su excreción por heces. La fibra no disminuye tanto la absorción como la ingesta por sensación de plenitud.com . fenobarbitona. se puede tratar con supresores del apetito tipo sibutramina o agentes noradrenérgicos. fenitoína. inhibidores de la recaptación de serotonina y noradrenalina (IRSN). además. eliminándose al evacuar. Se administra en dosis de 120 mg en cada comida principal que incluya grasas. • www. explica su acción antiobesidad. Orlistat bloquea la absorción de la grasa en el intestino al inhibir la acción de la lipasa gastrointestinal. COMPUESTOS QUE AUMENTAN 3-adrenorreceptores. vigorexia. Elevaría la concentración de leptina en el cerebro controlando la sensación de saciedad. venlafaxina.L. La elección del producto depende del tipo de paciente. eritromicina. Para ser eficaces se precisan cantidades que pueden resultar peligrosas. Puede producir sensación de mareo o letargia. como por ejemplo inhibiendo la hidrólisis de los carbohidratos. lamotrigina SU VOLUMEN CON EL AGUA La metilcelulosa y otros productos que embeben agua producen sensación de saciedad y reducen la ingesta. topiramato o bupropión. ISRS. se debe tener precaución si se administra con fármacos que inhiben esta isoenzima (ketoconazol. ictus y también su administración concomitante con antidepresivos o antipsicóticos. bupropión o zonisamina. sería la causa de la creciente y continuada utilización de glucosa del tejido adiposo pardo. infarto. se tratará con estabilizadores del ánimo que no aumenten el peso.166 La alimentación y sus perversiones: anorexia. En algunos casos. Si existe obesidad con psicopatología afectiva o atracones. D y E. ciclosporina y troleandomicina) o que lo induzcan (rifampicina. que impide la hidrólisis de las grasas ingeridas y su absorción. 86). El doble efecto de la sibutramina. el tratamiento se hace con ISRS. bulimia y obesidad o bupropión.

Efedrina y cafeína aumentan el gasto energético.edikamed. No existen dietas ideales. pomelo. comen mucho y deprisa. Estos mecanismos serían aditivos y facilitarían la movilidad lipídica y la termogénesis. otro verdura. pues se pierde masa magra en lugar de grasa. Las personas obesas tienen más leptina. no están indicados. ELIMINADORES DE LÍQUIDOS Dietas No existen dietas mágicas.com . La dieta Antoine se basa en ingerir cada día sólo un tipo de alimento: un día sólo carne. citaremos las siguientes: — Dieta basada en un sólo producto: plátano. equilibrada. sino cantidades y proporciones adecuadas (88). Si no existen edemas. hiponatremia e hipopotasemia. • www. provocando el cese del apetito e incrementando el consumo de la grasa acumulada.Obesidad las células adiposas. lo que indicaría su incapacidad para utilizarla o ser consecuencia de una mala información sobre ella. ya que provocan proteólisis más que lipólisis. a pesar de que ellos afirman o creen que no es así. otro leche. por lo que se realizará una dieta pobre en grasas y rica en hidratos de carbono y en fibra (87). esta sustancia se produce en las células adiposas. son muy incompletas y sólo se soportan unos días por aburridas. por activación del sistema nervioso simpático (bloqueo alfa-2 central. La mayoría de los obesos tienen hiperfagia. Se busca tomar dosis más pequeñas y reducir la frecuencia de las comidas en restaurantes. LEPTINA Como se ha comentado.L. el domingo se permite comer de lo que no se tomó en la sema- Por ejemplo. Se están realizando estudios con leptina y. amplia. diuréticos y digitálicos.000 calorías diarias. Se puede mantener de 1 a 2 años y después recuperar aunque se mantenga el tratamiento. Se pierden iones en proporción importante. 20-25% de proteínas y 20-30% de lípidos. aunque para que su efecto sea relevante deben tomarse en cantidades que resultan peligrosas cardiovascularmente. No existen alimentos sanos o insanos. Cuando el tratamiento se realiza sólo con fármacos. causando hipocloremia. otro huevos. el hecho de precisar inyectarla supone un problema para su administración. Los preparados tiroideos (en las formas de tiroxina y triyodotironina) son estimulantes. Dentro de las diversas dietas que se han sugerido. envía señales al cerebro sobre la grasa presente en los adipocitos. sin excluir ningún alimento y en proporción adecuada. Una de sus funciones es la inhibición de la síntesis y liberación del neuropéptido Y. ESTIMULANTES METABÓLICOS 167 que es prematuro emitir un juicio. la más próxima a la ideal es variada. en torno al 50-60% de hidratos de carbono. con activación concomitante de mecanismos beta-adrenérgicos en las células adiposas). La impresión subjetiva de que se come menos de lo real se desmonta con registros minuciosos. sólo se administran si existe hipotiroidismo. No se deben prescribir preparados tiroideos para adelgazar. Se intenta conseguir un déficit calórico de 300 a 1. aun- © EdikaMed S. la pérdida de peso es de 210 kilos más a los 3 meses y menos después.

Otros na.com . con lo que se reduce la grasa y masa magra. proteínas y glucógeno. hierro. dañina. su aporte de vitaminas A. C. No se permiten grasas. prescinde de hidratos de carbono y aumenta la proporción de grasa y proteínas. — Se ha propuesto el ayuno total. Científicamente es disparatada y quizá busca la reducción de ingesta por el hastío que provoca. Suele ser baja en vitamina C y puede reforzar la pérdida de calcio. se sobrecarga el hígado y se agravan los problemas cardiocirculatorios. Otras son: — Dieta rica en hidratos de carbono. la hipercetonemia y la alteración en la secreción de norepinefrina pueden favorecer el efecto natriurético. se pierden proteínas y se incrementa la concentración de ácido úrico y de colesterol en sangre. tiamina y hierro es insuficiente. Suprime los glúcidos (89). — Dieta cetogénica: rica en proteínas y en grasa y pobre en hidratos de carbono. y. pues aumenta los valores de ácido úrico y de colesterol.L. y se pierden proteínas propias. Produce halitosis. Se basa más en frutas. Puede ser baja en sal. por la diuresis inducida.168 La alimentación y sus perversiones: anorexia. — Dieta Montignac: rechaza los glúcidos y permite algo de alcohol. pero pronto se reduce.Al ser rica en lípidos. La glucosa que el organismo necesita se obtiene a partir de los lípidos y proteínas. hipotensión y fatiga. vigorexia. pero no se ha demostrado. Se supone que la cetosis disminuye el apetito. No se pierde grasa con ella sino agua. en general. En los sujetos en ayunas. se aconseja beber más agua. y el organismo se envejece y se deteriora. se favorece la pérdida de minerales. Éstos suman menos del 20% de las calorías. A menudo ocasiona náuseas. se han descrito arritmias e hipotensión ortostática por la diuresis de sodio y depleción de volumen. Es muy ceto- © EdikaMed S. arrastrada a partir de las reservas del glucógeno hepático. la formación de cuerpos cetónicos. la excreción de nitrógeno es inicialmente alta. vegetales y cereales. en línea con la anterior. • www. excepto leche descremada y se prohíbe el azúcar. Las proteínas que se tomen deben ser de alta calidad para prevenir las pérdidas. ya que se aporta menos cantidad que acompaña en proporciones importantes a muchos alimentos. pero sobre todo agua. pero adecuada en proteínas. Suele ser hipocalórica. A veces. a la larga. Con ella se adelgaza. — Dieta de la Clínica Mayo: se basa en la reducción de calorías y proteínas. Es perniciosa para la salud.Asimismo. Se pierde peso. — La dieta Scardale se parece a la Atkins. En las dietas bajas en calorías. bulimia y obesidad génica y. a la que destronó en la década de 1980.edikamed. Es exitosa para bajar el peso. — La dieta Atkins. Pueden suscitar náuseas. Con estas dietas. disminuyen las calorías limitando las grasas. Suelen requerir suplementos de minerales y vitaminas. Es muy desequilibrada y cetogénica. pero es cetogénica. se sobrecarga el metabolismo hepático y agrava los problemas cardiocirculatorios. se pueden perder minerales. Estas dietas han sido modificadas por otras altas en proteínas (40-45%) y más bajas en grasa (25-30%) o en carbohidratos (2025%). ácidos grasos esenciales y vitaminas solubles en grasa. pobre en proteínas (35 mg/día) y en grasas (10%). hipotensión y fatiga.

fósforo. Cuanto mayor es la proporción de agua que llevan los alimentos. cinc y magnesio. Los nutrientes más escasos son hierro. El peso perdido con una dieta ilógica y absurda se gana rápidamente y a veces se sobrepasa. Se tiende a clasificar los alimentos en «sanos» e «insanos». Dietas de 1. • www. piel seca.500 calorías.edikamed. con un 20-30% de grasas para que las vitaminas liposolubles y los ácidos grasos esenciales estén disponibles. con gas o sin gas. Para perderlo.100-1. Además. aunque en cantidades reducidas. hierro y magnesio. y sólo depende de su adecuada proporción (90). Se ingieren todos los nutrientes. aceites y frutos secos en el otro. para evitar carencias. cobre y cinc. y ha de permitir comer fuera de casa sin que resulte un problema. el organismo también se adapta a las restricciones (teoría del set-point). Se debe beber al menos 1.Obesidad síntomas y signos posibles son deshidratación. Las dietas de menos de 1. Una alimentación hipocalórica pero equilibrada es la que más garantías ofrece.000 calorías precisan suplementos de vitaminas y minerales. y añadir suficiente proporción de fibra y líquido.com . — Dietas equilibradas hipocalóricas. magnesio. cereales y similares que agregan hidratos de carbono. menos engordan. por lo que ha de ser variada y apetecible. vitamina B y cinc. durante o después de las comidas. aparte de equilibrada en cada uno de los elementos. pero no existen nutrientes insanos. fatiga. El agua es el único alimento que no engorda. 20-30% de grasas y 20-25% de proteínas. pues se ingieren todos los nutrientes aunque sea de forma reducida. caída del pelo e irregularidades menstruales. sobre todo para el corazón. con un balance equilibrado en macroelementos y microelementos. folatos. calcio. La dieta debe continuarse durante largo tiempo.L.000-1. Las grasas también resultan necesarias y su total ausencia genera carencias de vitaminas liposolubles (91). se debe reforzar con vitaminas y minerales. Una alimentación hipocalórica equilibrada es la que más garantías ofrece. hierro y vitamina B.200 calorías. el primero se mantiene en su peso y no adelgaza. pescado y aves que proporcionan proteínas. sobre todo en la muy rigurosa.5 litros de agua. antes. Lo drástico © EdikaMed S.Alimento es cualquier sustancia que aporta elementos necesarios para el funcionamiento y el desarrollo del organismo. No existen alimentos que adelgacen sino que engordan menos que otros. se precisa comer menos de forma mantenida. vitaminas y proteínas. Se hará variada y atractiva.Verduras y frutas están en un extremo. Comiendo lo mismo un obeso y uno que no lo es. fluctuaciones que resultan peligrosas. dependiendo del grado de obesidad. intolerancia al frío. leche y derivados que aportan vitaminas A y D. de 1. La dieta. Se deben instaurar dietas equilibradas en las que la proporción de calorías sea de 50-60% de carbohidratos. Las proteínas deben ser de buena calidad y representar aproximadamente el 25% de las calorías. frutas y vegetales para los hidratos de carbono. grasas. 169 Pautas de alimentación adecuada La dieta equilibrada debe incluir carne. Se producen modificaciones en el peso en «yoyó» o en «acordeón». Las bebidas isotónicas llevan un 95% de agua y vitaminas y minerales en una proporción similar a la que se pierde por el sudor. vitaminas A y C.

disminuye el metabolismo basal (94). sólo se debe realizar bajo control médico. estrés o aburrimiento. No hay que pesarse más de 1 vez a la semana. preferiblemente ingresado. por lo que muestran resultados positivos artificiales. arroz.2201. Cuando existen hábitos anómalos. No se debe aplicar a niños. pues influyen diversos factores como curso intestinal o insomnio. de forma más difícil. intentar dejar algo siempre en el recipiente y utilizar platos pequeños. pan o legumbres (3). lo que explica que se reduzca menos de lo previsto. sino lentas y continuadas. dentro de lo posible. según el grado de sobrepeso. Los primeros © EdikaMed S. incluso depositando temporalmente los cubiertos. y después se quema el tejido adiposo. La dieta debe preservar los gustos. y es preferible realizar varias comidas pequeñas en lugar de una voluminosa. por el balance hidroelectrolítico. debe colaborar el psiquiatra o psicólogo. La restricción calórica. pero se ha de trabajar con un cambio en el estilo de vida.170 La alimentación y sus perversiones: anorexia. edad y estatura. La dieta muy estricta. como comer cuando se tiene ansiedad. el gasto energético basal desciende. A veces se produce incremento del ácido úrico. sustituyéndolas por carbohidratos complejos. estilo de vida. por estímulo simpático (93). La dieta de entre 1. El tabaco y la cafeína incrementan el gasto de energía. El obeso que adelgaza disminuye su gasto energético basal y la termogénesis inducida por la dieta (TID).com . ambiente y familia.edikamed. se reduce peso muy deprisa. vía norepinefrina secretada por las terminaciones del sistema nervioso simpático. depresión. ancianos y personas con problemas cardiovasculares. Lo primero que se pierde es glucógeno y agua. La TID tiene relación con el tejido adiposo pardo. ni intentar pérdidas masivas. Pero la composición de las die- de la dieta dependerá del sobrepeso. Se ha observado que la hiperfagia activa el sistema nervioso central y produce calor en el tejido adiposo pardo. Se puede adelgazar sin prescindir del pan ni del azúcar e incrementando un 10% el consumo de los hidratos de carbono. ya que se precisan al menos 12 meses para una valoración rigurosa. como pasta. La mayoría de los estudios o de la propaganda sobre las bondades de los regímenes se hacen a corto plazo. El gasto energético basal es mayor en el obeso que en el delgado del mismo sexo. deben hacerse pequeños descansos. No se debe reducir más de 0.500 calorías resulta más llevadera (92). • www. la adaptación del propio metabolismo basal lo ralentiza. La eliminación de proteínas por catabolismo muscular no persiste pasadas 2 semanas. psicología del individuo. o 2-4 kilos al mes. Nunca se aconseja dieta total. porque con las comidas masivas se induce una mayor producción de calor corporal y se oxidan menos los lípidos. pero no con seguimientos prolongados.L. que sería el lugar anatómico principal para la respuesta termogénica al frío en los animales homeotermos.5-1 kilos a la semana. El tejido adiposo pardo aumenta con el frío y disminuye cuando no es necesario (98). Al comienzo de la dieta. pues la persona se sacia antes. Con la pérdida de peso. colocándose por debajo de las pérdidas energéticas que presentaba cuando estaba más grueso (95-97). alteraciones endocrinas o sobrepeso ligero. Se debe individualizar. vigorexia. siempre que se reduzcan las grasas en la misma proporción. inferior a 800 calorías. Se debe comer despacio. Las oscilaciones de 1-2 kilos no son de valor. bulimia y obesidad kilos se eliminan fácilmente y los posteriores. después. hay que elegir regímenes variados y atractivos.

Además. 171 — Las células adiposas demandan grasa hasta alcanzar su tamaño original.com . lo que actúa como refuerzo positivo al elevar la propia valoración y la autoestima (104). además. tiene poca influencia.L. Para mantener el peso se recomienda: peso semanal. los efectos sobre el metabolismo continúan durante las horas siguientes. esto lleva a disminuir la glucosa. les resulta difícil permanecer así. Si una cura de adelgazamiento se hace sólo con dieta. a la larga. Cuando los obesos hiperplásicos han logrado adelgazar hasta un punto en que las células grasas están por debajo de lo normal. potencia los valores de insulina y se estimula el apetito al producir sensación de hambre. se intenta incrementar el gasto (102). Los obesos son generalmente menos activos. Se debe suscitar un cambio en el estilo de vida. Las causas principales son las siguientes (101): — Los obesos que han adelgazado necesitan menos energías.Obesidad tas. les resulta más difícil perder peso con la misma ingesta calórica y más fácil ganarlo si comen. porque el efecto térmico de los alimentos sobre el gasto global es sólo del 10 % y va descendiendo a medida que disminuye la ingesta calórica. la actividad puede abrir el apetito e incrementar la ingesta. Si se mantiene. Si se combina con ejercicio.edikamed. Se busca un equilibrio en el que se produzca un ahorro de energía. pero se necesita mucho esfuerzo para consumir una cantidad significativa de calorías. según su duración e intensidad. con marcada producción en tejido adiposo de triglicéridos y CO2 desde la glucosa. se incrementa la masa magra y la grasa se reduce hasta un 5-10%. combinar diversas actividades cortas y no sólo una larga (99). Si ésta aumenta. como en los atletas. aunque su influencia resulta limitada (103). después de practicarlo. prevenir las recaídas y aumentar los objetivos a más largo plazo. • www.Además. se asocia con sensación de bienestar e incremento de las beta-endorfinas en plasma. Aumento del gasto Con el ejercicio. El ejercicio gasta energía pero. pues los adipocitos tienden a rellenarse hasta alcanzar su tamaño anterior. monitorizar la ingesta ajustando periódicamente las calorías. desayunar todos los días y realizar actividad física de forma regular. disminuye la grasa y algo el tejido magro. © EdikaMed S. hay que felicitar al paciente cuando lo logra y aliviar el estrés. se pierde sólo grasa y la masa muscular se mantiene o incluso aumenta. La cantidad de grasa corporal —que en el varón adulto es de 15-20% de media y en la mujer de 20-25%— también está muy relacionada con la actividad. el peso disminuye. con objetivos comprobables pequeños y realistas. El tejido adiposo ejercería una función reguladora sobre la toma de energía y el balance energético. y normalizar los patrones de alimentación (100). Recuperación del peso Hasta el 80-90% de los individuos que pierden peso lo recuperan. — Después de un ayuno se produce una hiperlipogénesis en el tejido adiposo e hígado. pues su metabolismo desciende el 15-30%. — Algunos obesos tienen requerimientos calóricos bajos.

edikamed. resolución de problemas. • www. depresión o ansiedad. exámenes. lo que actúa como un poderoso refuerzo positivo.L. Si no está motivado por alguna de estas razones. que suele encontrarse algo deteriorada. Asimismo. pues no se logra el objetivo y sólo consigue incrementar tensiones en las relaciones. la limpieza y el consumo de los productos. la preparación. la intervención será psicofarmacológica y psicoterapéutica (105). conflictos. que se trata de un trastorno simple resultante de una ingesta calórica elevada. depresión) o ambientales (televisión. afrontamiento de los problemas o en su forma de estar en el mundo. cómo y cuáles son los sentimientos asociados. Estos diarios sirven para analizar los factores emocionales (aburrimiento. ira. cómo (de pie. Puede precisar acción individual o participación en grupos. terapia interpersonal (106. El obeso debe intentar adelgazar porque su figura no es atractiva. sentimientos acompañantes y su relación con la sensación de hambre. además. controles contingentes y del estrés. apoyo social y técnicas cognitivas (100). Los grupos de autoayuda de comedores compulsivos dan a veces resultados paradójicos. Cuando mejora el peso. asimismo. El tratamiento resulta prolongado y se debe asumir que el cambio de estilo de vida quizá sea para siempre. La importancia de la intervención psiquiátrica o psicológica dependerá de la relevancia de estos factores en la génesis y en el mantenimiento de la obesidad. sino de permisividad que justifica el abandono y la indolencia. Para ello. hay que evitar que la familia adopte un papel perseguidor o policial. se trabaja sobre los hábitos. con importantes diferencias en el estilo de comer respecto a estos últimos. Cuando a un obeso se le enseña a comportarse como Psicoterapia La psicoterapia no se recomienda en toda persona obesa. Se aplican técnicas de modificación de conducta para controlar la ingesta.172 La alimentación y sus perversiones: anorexia. se permite una vida social más rica y relaciones sexuales más gratificantes. Los sistemas de modificación de la conducta actúan a partir de supuestos como que la obesidad es un trastorno aprendido. la compra. perspectivas de futuro. Se trabaja con la motivación y contra el aburrimiento y la monotonía. Se ha comprobado que la baja autoestima. la ansiedad y la depresión del obeso resultan ser más una consecuencia de su propia gordura que causa de ella. relaciones sociales. Es aconsejable terapia cognitiva y conductual y. sentado. si existen problemas de interacción. recordando patrones de conducta semejantes a los del familiar del alcohólico con el bebedor. dónde. aburrimiento. se lleva un diario en el que se recoge lo que se come. que llevan a comer más. vigorexia. 107). los obesos comen de más y resultan más sensibles a los estímulos alimentarios que los que no lo son. personas). con quién. la acumulación. se registran las actividades.com . Refuerza la autoestima y la valoración de la propia imagen. pues la desculpabilización no actúa como motor de control ni cambio. con quién. sino en casos concretos. cuando la propia obesidad ha repercutido en su autovaloración. no se gusta y supo- © EdikaMed S. se identifica el modelo de comer. control de estímulos. cuándo. La terapia cognitiva se basa en el autocontrol. Posteriormente. bulimia y obesidad ne un riesgo para su salud. creado y manejable bajo principios de condicionamiento. andando). no sirven de nada ni sugerencias ni indicaciones de médicos ni parientes. Si la persona reacciona con una mayor ingesta ante situaciones de estrés.

patología grave.L. 110) o creen que van a poder comer lo que quieran. pero no están dispuestos a modificar hábitos ni plan de vida (109. obstrucción pasajera gastroyeyunal. Los problemas posoperatorios pueden deberse a fugas en la anastomosis. sentado. 173 en caso de historia de alcoholismo o drogadicción. trastorno psiquiátrico grave como esquizofrenia. retraso mental moderado o profundo. diabetes. repercute en la pérdida de peso. Está contraindicada © EdikaMed S. Se prefieren las gastroplastias verticales. Antes de la intervención. ambiente sociofamiliar muy desfavorable.edikamed. aunque cuesta mantener ese estado cuando terminan. La técnica de Masson o gastroplastia vertical anillada busca reducir el tamaño del estómago y provocar una pronta saciedad. Entre las técnicas quirúrgicas están la gastroplastia. Antes de la intervención. se aconseja hacerlo siempre en la sala. coger trozos pequeños.com . se trabaja con sistemas de recompensa. Se deja un estómago muy reducido y se construye un neopíloro que retiene los alimentos sólidos. como enfermedad neoplásica.. económicos o sociales. infección de la herida. es contener los incrementos. como enfermedad cardiopulmonar. no saltarse comidas. absceso intraabdominal. utilizar platos pequeños. concentrado en la comida y no leyendo o viendo la televisión. hepática o renal en estado avanzado. A largo plazo. realizar ejercicio moderadamente (111). dehiscencia. Si la cantidad o velocidad de la ingesta es grande. • www. se debe informar acerca de los riesgos de ésta y. Algunas personas buscan que la intervención les resuelva de manera mágica el problema que no son capaces de controlar. tras ella. Se incluyen técnicas para controlar el acto de comer. la banda y el bypass gástrico. embolismo pulmonar o atelectasias. lo cual es erróneo. no se observan diferencias con terapia de conducta e interpersonal (108). se debe valorar la personalidad y posible patología psíquica. La cirugía bariátrica está indicada en pacientes con IMC > 40. Los programas de modificación de conducta ayudan. fracaso en tratamientos anteriores y edad entre 18 y 65 años. ya que lo contrario va condenado al fracaso. apnea del sueño. los vómitos son frecuentes y. si son Cirugía El tratamiento quirúrgico de la obesidad se denomina «cirugía bariátrica» (de baros. amigos y el grupo en que se mueve el paciente. etc. atracones con medidas purgativas. La morbilidad es menor que en las intervenciones intestinales. o superior a 35 si se asocia con comorbilidad grave. problemas articulares importantes. también comer despacio. dejar los cubiertos. El cambio de estilo de vida resulta imprescindible. no cambiar mucho de dietas y comer sólo a las horas indicadas. Técnicas restrictivas Las resecciones gástricas o intestinales tienen como fundamento principal que el obeso se sacie enseguida para que reduzca la ingesta y no se absorba el nutriente. La obesidad en la niñez resulta particularmente resistente al tratamiento y muchas veces lo que se intenta. historia de al menos 5 años de obesidad previa.Obesidad si no lo fuera. peso). más que disminuir el peso. además. procurar comer acompañado. Además. no comprender las explicaciones o no estar decidido a cambiar su estilo de vida. En el proceso debe colaborar familia.

La grelina se ha definido como hormona del hambre. bajos valores de hierro y calcio. ya que sus concentraciones elevadas en sangre se asocian a mayor sensación de apetito. al cabo de un par de años se vuelve a engordar. Las operaciones con bypass precisan de un seguimiento prolongado. infecciones o dehiscencia de la herida. El procedimiento es sencillo. pues se puede boicotear él mismo. B y K. de forma que los alimentos no lo atraviesen totalmente ni tengan oportunidad de absorberse.9-1%. hipocalcemia. Las personas que se someten al bypass gástrico alcanzan concentraciones inferiores de grelina que las personas normales. Se pierde mucho peso. Cada vez se realiza menos esta técnica. Técnicas malabsortivas Son tratamientos quirúrgicos con acortamiento intestinal que buscan disminuir la absorción en intestino delgado. La mortalidad general es del 0. vigorexia. déficit de vitamina B12. falta de absorción de vitaminas A. tras la intervención. neumonía. El individuo puede comer prácticamente de todo pero en cantidades pequeñas. consumiendo grandes cantidades de alimento líquido que pasen por su pequeño orificio. A veces. variando la longitud del yeyuno y manteniendo la del íleo (112).edikamed. flebitis. por saciedad rápida y malabsorción. Si no cambian los hábitos.174 La alimentación y sus perversiones: anorexia. y diarreas. malnutrición y deshidratación. • www. Existen diversas técnicas. Las complicaciones quirúrgicas pueden ser embolia pulmonar. Con la resección gástrica. Los resultados a largo plazo son variables. bulimia y obesidad por heces. pero sólo está indicado en casos de IMC no superior a 35 y pacientes muy motivados. hemorragia digestiva. lo que. crónicos. Con la derivación gástrica se grapan horizontalmente las paredes del estómago a unos 4 cm del cardias y se le da salida a un asa del yeyuno. se altera el proceso de digestión al no permitir que los alimentos se absorban en intestino y se eliminan Lipectomía La liposucción es la resección parcial o localizada del exceso de grasa por razones estéticas y sólo se debe aplicar en zonas concretas. toxicidad hepática o cálculos renales. La banda gástrica cierra la entrada de la comida al estómago.L.com . el obeso se llena enseguida y teóricamente enviaría un mensaje al centro de la saciedad. Con la derivación biliopancreática (técnica de Scopinaro y el cruce duodenal) se reduce parcialmente la absorción del estómago (300-500 ml). Da buenos resultados con IMC < 55. Se provoca un bypass yeyunoileal o una gastroyeyunostomía. hipopotasemia. La morbilidad posterior depende de la colaboración del paciente. Mixtas Operación de bypass biliopancreático. Provoca malabsorción de nutrientes exógenos y de secreciones endógenas gastrointestinales. 114). y no provoca flatulencia ni diarrea. Las posibles complicaciones son hipokalemia. Puede ocasionar desnutrición. pues la anilla interpuesta provoca vómitos repetidos. lo © EdikaMed S. Las intervenciones se pueden realizar con cirugía abierta o laparoscopia. Se reduce el estómago para disminuir el apetito y se deriva el intestino. contribuiría a la reducción del peso (113. se produce esofagitis.

Am J Med. Goldsmith SJ. disminuyendo el número de horas de televisión o videojuegos.60 Suppl 21:16-9. Pamuk ER. 7. En el síndrome del comedor nocturno y ante la presencia de atracones —en el 640% de los obesos y de los pacientes de cirugía bariátrica (116-117)— hay que seguir medidas de prevención y tratamiento que se han descrito en el capítulo 6 (118). Colditz GA. 1992.com . Bandini LG. 1955. La fijación de la mandíbula se hace por los molares y lo máximo que se puede mantener es 9 meses. y así se evitará que. et al. Crosby RD. Philadelphia: Lea & Febiger. 1992. 2. Shike M. Proc Nutr Soc. 2001. et al.Wolff HG. 12.The nighteating syndrome. et al. Weight gain associated with use of psychotropic medications.73:16181. es muy importante modificar los estilos de vida y buscar la cooperación en la familia. J Clin Psychiatry. Guille C. Streigel-Moore RH. 1986. Dohm FA. Cuando se ha perdido peso.6:97-106. 1989. 10 Birketvedt GS. Modern nutrition in health disease. Roering D. Ni esta técnica ni los balones gástricos se aconsejan hoy día. Notes on the international estimates of energy requirement. Med Clon North Am. 1999.337:2000-6. 2006. mechanisms and management. 14. JAMA.39:224-32. Grace WJ. 11. Asimismo. 1998. 175 Bibliografía 1. 3. Psychiatric illness in patients presenting obesity treatment. Wolf AM. Deben crearse hábitos alimentarios sanos en niños y adolescentes. Nighteating and nocturnal eating-two different or similar syndrome among obese patients? Int J Obes. antecedentes genéticos o por observar a personas que de repente engordan mucho. los pacientes comen a través de una pajilla. Warwelow JC. 5. Int J Eat Disord. En los chicos.L. The effect of age on the association between body-mass index and mortality. grapado de estómago o globo gástrico. para mantenerlo hay que continuar con una ingesta inferior a la de antes.edikamed. Stunkard AJ. Sachs GS.9:135-51. Validity of reported energy intake in obese and non-obese adolescents. Stevens J. 1994. 4. Classification and evaluation of the obesities. Sundsfjord J.282:657-81. 1998.19:7886. 9. Se debe trabajar desde la edad escolar.Obesidad que se pierde no tardará en adquirirse de nuevo. Shils ME. Otras Se han propuesto otras intervenciones. Florholmen J.Andersson I. 13. 1998. Night-eating syndrome in young adult women prevalence and correlates. Zwaan M. Hook JM. desde temprana edad. Ackerman S.55:811-7. CNS Drugs. et al. 6. se previene la obesidad (115). © EdikaMed S. Cai J. a veces por hábitos personales o familiares. Beren S. Rossner S.12:63-71. 1999. Nigh-time eating: a descriptive study. 2005.45:351-60. Obes Res. como fijación de mandíbula. proliferen los adipocitos (obesidad hiperplásica). En las personas que han sido obesas hay que prevenir el riesgo de recaídas.15:365-71. • www. Am J Clin Nutr. se ha demostrado que. Cern-Bjork A. Prevención Se identifica a los individuos de riesgo. Current estimates of the economic costs of obesity in the United States. Olson JA.147:73949. A pattern of food intake among certain obese patients. 8. Int J Eat Disord. Nolan LJ. Int J Eat Disord. Bodyweight gain induced by psychotropic drugs: incidence. Behavioural and neuroendocrine characteristics on the night-eating syndrome. N Engl J Med. Bray GA.Ager K.

12:567-8. 1999. 17. Guss JL.1999. Bouchard C. 27.1:1311-4. Yanovski SZ. Gen Hosp Psychiatry. Descriptive epidemiology of body weight and weight change in US adults. 22. 1995. 27:1-12. 21. JAMA. Leptin levels reflect body lipid content in mice: evidence for diet induced resistance to leptin action. et al. 1997. Parental neglect during childhood and increased risk of obesity in young adulthood. Madrid:Acento.3:334-6. The epidemiology of obesity and self-defined weight problem in the general population: gender. Keys A.112:215-8. 40. Hirsch J. Obesity Res. Keesey ER. 10:1021-9.9 Suppl 2:31-42. 2003. Kissileff HR. 25. Birketvedt GS. 38. Sorensen TIA.4:49-53. Kearfott Hill KS. et al. Obesity-induced inflammatory changes in adipose tissue. Binge size increases with body mass index in women with binge-eating disorders.334:292-5. The genetics of obesity. 1995. Nature Med. Doll HA. 1996. Ravussin E. Maffeu M. New evidence for a thermogenic defect in human obesity. La nutrición. Patel JK. Drugs that cause weight gain. Golding LA. 16. Schulsinger LT. Leptin levels in human and rodent: measurement of plasma leptin and OB RNA in obese and weightreduced subjects. Price RA. 45. 1993. 1985. Brit Med J. 1995. Venegas L. Lancet . Jequier E. Sinha MK.56:97580. 282:657-63. Hill DB.5(343):324-7. 39. Yanovski SZ. 35. Sorensen TI.6:76-92. Comparing diet and exercise as weight reduction tools.Yanovski JA.Welch SL.9(3):329-43.1(119):464-9. Garn SM. © EdikaMed S. Int J Obes Relat Metab Disord.9 Suppl 2:1-7. Contribution of decreased body mass to diminished thermic effect of exercise in reduceobese men. 24. Serum inmunoreactive-leptin concentrations in normal-weight and obese humans.34:125-35. Association of binge eating disorder and psychiatric comorbidity in obese subjects. Frederich RC. 2003. Nelson JE. Am J Clin Nutr.73:15-27. The role of adipose cell and adipose tissue sensitivity in the carbohydrate intolerance of human obesity. 23. Taylor HL. Psychological aspects of severe obesity. Zuti WB. 34.L. Grover VP. Arch Gen Psychiatry. et al. Int J Eat Disord. J Clin Invest. Adaptation to caloric restriction. Considine RV. Am J Clin Nutr. bulimia y obesidad 31. 30. 2000. Nutr Review. 1989.edikamed.47:153-65. Ravussin E. The human obesity gene map: the 1997 update. Food selection and intake of obese women with bingeeating disorder. Chagnon YS. Int J Obesity. Bukoniecki LJ. Sundsfjord J. race. Weigle DS. Goisman RM.112:1785-8. Stunkard AJ. 1985. Int J Eat Disord. Behavioural and neuroendocrine characteristics of the night-eating syndrome. Physiological regulation of body weight and the issue of obesity. 1950. 20.55 Suppl 2:524-2. Stunkard AJ. Kissileff HR. et al. 26. 1968. Leet M. Hotamisligil GS. Laboratory binge size varies significantly with level of obesity. Heiman ML. 1986. Stunkard AJ.10:296-9. Int J Obesity. Fairburn CS. N Engl J Med. 1992. Physician Sport Med. 29. 18. 42. Obes Res. Gender differences in implicit weight identity. case-control study. Two forms of disordered eating in obesity: binge eating and night eating. 1998. Devlin MJ. et al. et al. Williamson DF. Allison KC. 298:87-90. 2003. Fernstrom MH.3 Suppl 4:435-9. Kuldau JM. Genetics of obesity in adult adopted and their biological siblings. 19. 1993. Knittle JL. 1998.55:425-32. Obes Res. Am J Psychiatry. Risk factors for binge eating disorders: a communitybase. 15. Int J Obes. 1995.150(10): 1472-9. 1989. 22(14):224-35. Nat Med.176 La alimentación y sus perversiones: anorexia. 33. 32. 1990. 44. Green AI. Ann Int Med. Florholmen J. Rand CS. Guss JL.44:381-6. Burnard B. age and social class. Mitchell JP. Walsh BT. The biological substrate of eating disorders. 1988. Curr Opin Psychiatry. Keel PK. Devlin MT. • www. Perusse L. Anderson S. Salas LB.com . et al. Halaas J. Energy expenditure before and during energy restriction in obese patients. Am J Clin Nutr. 2002. Lissau I. 1992. 36.41:753-9. 1976. 41. et al. J Clin Invest.Weight gain from novel antipsychotic drugs: need for action.Wadden TA. 37. Regulación de la pérdida energética en el tejido adiposo pardo. Science. Hamman A. 1985. vigorexia. 28.1994. Wellen KE. Obes Res. Med Clin North Am. 43.1:1155-61.

Sorensen TIA. Genetics of human obesity: lessons from mouse models and candidate genes.275: 88-94. Borkan GA. pharmacologic and surgical options.Wooley SC. 1991. 70. Hebl HR. 55. 1991.Welin L. 1984. Bray GA. 1991. Chakraborty R. Goldsmith SJ.45:1120-5. 1989. 1994. 59. 1993. 2000.16:397-415. Björntorp P. 65.Wisniewski C.13(29):13753. 1986. Hyperphagia in children with craniopharyngioma is associated with hyperleptinaemia and a failure in the down-regulation of appetite. 1992. De la Serna I.53:1561-5.Obesidad 46. Echwald SM.Vokonas PS.314:193-8. 1992. Craneofaringioma y trastorno de la conducta alimentaria: a propósito de dos casos. et al. Stunkard AJ.37:251-66. Blackburn G. Oetjen HA. 1986. Personal Soc Psychol Bull. Sci Am. 1995.Yanovski S. Rodin J. European J Endocrinology. obesity and risk cardiovascular disease and death: 13-year follow-up of participants in the study of men born in 1913. 72. 124:410-9. et al.Ager K. Int J Eat Disord. A survey of 22 individuals with Prader-Willi syndrome in New South Wales. Obesity: adverse effects on health and longevity. Roth C. Obes Res. Vydelingum N. Endocrine aspects of obesity. Hanefeld F. Lal S. Current understanding of the etiology of obesity: genetic and nongenetic factors. Goldstein DJ. J Clin Endocr Metab. Psychiatric illness in patients presenting obesity treatment. Clin Psychol Res. Abbot RD. 56. et al. 74.com . 1998. 51. Holst C. 1987. 1987.100:198204. Sparow D. Binge eating disorder: its further validation in a multisite study. Keesey RE.32:272333. Actas Esp Psiquiatría. Am J Clin Nutr. 48. Weight perspectives: contemporary challenges in obesity and eating disorders. Bouchard C. 53. Rothblum ED. Mothers. et al. Complications of obesity.11:729-80. Body weight setpoints: determination and adjustment. Gaining on fat. Kissebah AH. Bloom E.edikamed. Teasdale YW. Gavranich J.1438:89-91. 71.25:43-6. J Nutr.20 Suppl 2:S11623. Pediatrics. Hanis C. 54. Management of obesity as a chronic disease: non-pharmacologic. © EdikaMed S. J Vocation Behav. 67. Stunkard AJ. 69. Abdominal adipose tissue distribution. Pike KM. Evans DJ. Med Clin North Am. 50. Murray R. 3 Suppl 2: 211-6. 2002. Int J Obes. Brand PA. Leblanc C. J Intern Med. 1988. Neuropsychobiology. 1989. Skorzewska A.54:254-60.127:1875-83. An adoption study of human obesity. • www. Glass AR. Sorensen TIA. et al.245:653-66.24:417-26. Central obesity and coronary heart disease in men. 2001. The stigma of obesity in women: the difference is black and white. Brit Med J. Relation of body fat distribution to metabolic complications of obesity. Donahue RP. Int J Obes. Int J Obesity. et al. 66. Abnormal food-seeking behaviour after surgery for craniopharyngioma.Wadden T. 1990. Sehkowitz M. 1996. 1985. 52. Perusse L. 177 62.Waserman J. Obes Res.288:1401-4. Am Int Med. employment discrimination and employment-related victimation.The relationship between obesity. Bitch LL. Body weight and coronary disease risk: Patterns of risk factor change associated with longterm weight change. 21(1):17-20. Fujioka K. 47. Miller CT.12:63-71. Inheritance of the amount and distribution of human body fat. Aust Paediatr J. Guyda H.L. Van Itallie TB. Garner DM. 60. 1989:73:139-51. Am J Clin Nutr.16:227-36. et al. 63. 68. Bouchard C. Classification of obese patients and complications related to the distribution of surplus fat. 58. 64. Beneficial effects of modest weight loss. 57. Yager J. 1979. Johnson SL. Effect of degree of weight loss on health benefits. daughters and disordered eating. Skovgaard LT. 1982. genetic and familial environmental influences in a longitudinal adoption study. Int J Eat Disord. 61. Parents and children's adiposity and eating style. Lancet. Correlations of body mass index. et al.1:821-4. Svardsudd K.94: 653-61.29(2):139-41. 75. Heatherton TF.103:1052-62. Hirvonen MD. 49.12:205-15. 1998. Spitzer RL. 73.Wilken B. 1997. 1992. Gibbs WW. Beren S. New Engl J Med. Larsson B. Confronting the failure of behavioural and dietary treatments of obesity.157:851-3. Am J Psychiatry. Am J Clin Nutr. 1999. Am J Epidemiol. J Abnorm Psychol.

1969. Schutz Y. 98. 102. © EdikaMed S. et al.178 La alimentación y sus perversiones: anorexia. 1994. Am J Psychiatry. 81.6:285-91. Topiramate in the treatment of binge eating disorder associated with obesity: a randomized. 2003. Barcelona: Mondadori. Am J Clin Nutr. Hanotin C. A comparison of sibutramine and dexfenfluramine in the treatment of obesity.59: 500-1. Brit J Nutrition. Orlistat misuse in bulimia nervosa. 1987. McElroy SL. 1998. Risanen A. Physiol Ref . Shields TW. La dieta médica Scarsdale.60: 1109-16. Hill JO. Tarnower H. 1993.Thomas F. 99.46:622-5. et al.edikamed. et al. 1985. 1988.160: 255-61. 2003.40:542-52. Barcelona: Versal. 78. Kendler KS. Dietz WH. Colditz GA. et al. 1998. Sjöström L. D'Alession DA. 1999. 87. Effects of exercise and food restriction on body composition and metabolic rate in obese women. Int J Obes. • www.17:2414. 32:72-8. Heller PA. evaluation and treatment of overweight and obesity in adults. Stahl SM. Factors affecting the selection of protein and carbohydrate from a dietary choice.com . Lancet. Randomised placebo-controlled trial of orlistat for weight loss and prevention of weight regain in obese patients. Flood M. Hetherington MM. Bourne JM. Nutr Res. 1980. 76. 84. 85. Shapira NA. Black S. Altemus M. 1994.8 Suppl 1:23-33.5:555-71. Pittet P. Int J Eat Disord. Llewellyn-Jones D. McElroy SL. Int J Obes Relat Metab Disord. 94. Abraham S.281:335-40. Mozzoli MA. 80.119:688-93. JAMA. The Practical Guide: identification. Sichieri R. 100. 1999. Bulik CM. Wadden JA. Gormally J. Andersen RE.148:1071-2.Tomoyasu N. 1984.Wadden TA. 97. 1991. Ann Int Med. et al.Wong DT. Correlates and successful response to a behavioural weight control. 86. vigorexia.48:804-8. 1998. Arnold LM. Willet WC. Woo R. J Clin Psychiatry. Lipase inhibition: a novel concept in the treatment of obesity. 2000. 88. Bacaltchuk J.81: 1781-9. 8 Suppl:155-60. Andersen T. Wadden TA. Bessard D. Brown fat and thermogenesis. Effects of lifestyle activity vs structures aerobic exercise in obese women: a randomized trial.35:281-92. 91. Sparling PB. Metabolism. Am J Psychiatry. The effect of increasing physical activity on voluntary food intake and energy balance. Clinic J Counseling Psychol. Anorexia y bulimia. et al.Techtermann F. Int J Obes. Foster GD.26:184-7. et al.352:167-73. Béraud H. Treatment of obesity by moderate and severe caloric restriction. The clinical pharmacology of appetite suppressant drugs. Effects of cigarette smoking and its cessation on body weight and plasma leptin levels. 342:427-34. 1985. 2002. N Engl J Med. placebo-controlled trial.84:44161. October 2002. Niklas BJ.Threlkeld PG. 1991. 96. 93. Drent ML. Obes Res. Guidelines for healthy weight. Van der Veen EA. Desórdenes alimentarios. Madrid:Alianza Editorial. Reid LR. 1994. Medical and psychiatric morbidity in obese women with and without binge eating. Ashley DVM. Rardin D. Appolinario JC. Decrease in resting metabolic rate during abstinence from bulimic behaviour. 104. Chappuis P. Am J Psychiatry. 101. How to appease the appetite of psychotropic drugs. Smalley J.Acheson K. Malhotra S.159:492-3. 1984. Arch Gen Psychiatry. Thermic effect of glucose in obese subjects studied by direct and indirect calorimetry. 1993. Jones SP. El martirio del obeso. Bethesda: National Institute of Health. Kavle EC. Behavioural treatment of obesity. Barcelona: Planeta. Am J Clin Nutr. 79. Thermic effect of food in lean and obese men.49:330-425. Med Clin North Am. Diet-induced thermogenesis measured over a whole day. Goldberg AP. Reversible reduction of food intake and body weight by chronic administration of fluoxetine. Goodall E. 1976. double-blind placebo-controlled study of sibutramine in the treatment of bingeeating disorder. bulimia y obesidad 90.27: 179-91. 92. 2002. 103. Las buenas grasas. Jequier E. 82. Pharmacologist. 95. Silverstone T. Jequier E. 83. Sullivan PF. 77. J Clin Investig. 1984.L. 1999. A randomized. 89. Smith RF. Bartlett SJ.

1997. Buchwald H.Van Ramshorst B. Striegel-Moore RH. Larsen J. Surgery for severe obesity. Night-eating syndrome in young adult women. Devlin MJ. Arch Gen Psychiatry. 2002. Int J Eat Disord. Robinson TN. 2004. 114.59:713-21.15:53-61. Cummings DE. Hook JM. Obesity. A randomized comparison of group interpersonal psychotherapy for the treatment of overweight individuals with binge-eating disorders. 107. Eating disorder or disordered eating? Non-normative eating patterns in obese individuals. Tanofsky-Kraff M. Devlin MJ. 117. Int J Eat Disord. Allison KC. Psychiatr Clin North Am. N Engl J Med. et al.com . Assessment and treatment of bingeeating disorder.edikamed. JAMA. Agras WF. 2005. Int J Eat Disord. Reducing children's television viewing to prevent obesity. 2004. 2003. © EdikaMed S.37:2000-6. Night eating syndrome among non-obese patients.292:1724-37.39:369-72. 109.19:761-72.35:217-22. 2006.350:1075-8.346:1623-30. Marshall HM. 2004. Obes Res. Arch Surg. 110. Eating disturbances and outcome of gastric bypass surgery: a pilot study. 111. Sullivan SO. Roles for ghreline in the regulation of appetite and body weight. 2002. JAMA. Int J Eat Disord. 106. et al. Stein RI. binge-eating and psychology: Are they related? Int J Eat Disord. Welch RR. et al. 282: 1561-7.138:389-96. 116. et al. et al. 2000. 2004.Obesidad 105. • www. Betancourt S. 1996. Sharon A.Yanovski SZ. Wilfley DE. Binge eating and exercise behaviour after surgery for severe obesity: a structural equation model. O'Reardon JP.21: 385-90. Hsu LK. Obesity: what mental health professionals need to know.12: 1361-70. 108. Braunwald E. New Engl J Med. Green R. 1999.Weigle DS. Cummings DE. Dohm FA. 1994. Telch CF. Breen PA.L.Wilson GT. 118. 113. Steinbrook R. Am J Psychiatry. Avidor Y. Plasma ghreline levels after diet-induced weight loss of gastric by-pass surgery. et al.Yanovski SZ. 115. 179 112.157:854-66. Frago RS. Bariatric surgery: a systematic review and metaanalysis.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful