© EdikaMed S.L. • www.edikamed.

com

Si tenemos prejuicios raciales, sólo podemos enseñar prejuicios. MAX LERNER, WE ACTIONS
TEACH WHAT WE ARE. AND PASSIONS,

1949

10

El futuro de la inmigración en España
Los fenómenos de inmigración van a continuar a un ritmo exponencial en España y en Europa durante los próximos años. La principal característica en nuestro país es esa velocidad de crecimiento que, por ejemplo, en la Comunidad de Madrid, ha significado que la población inmigrante se incremente desde el 2 % en 1994 hasta más del 6 % en 1999. Ningún país del mundo está experimentando estos ritmos migratorios. En los próximos años España tendrá que realizar un notable esfuerzo en infraestructuras y recursos sociosanitarios para atender a esta población. Pero no sólo habrá que aumentar el número de profesionales, sino también adecuar su formación. Los aspectos culturales pasarán a formar parte importante del currículum de los sanitarios, ya que el concepto de enfermedad, el tipo de relación que establecen con los profesionales o las expectativas hacia la medicina de estos enfermos son distintas. Pero también tendremos que formarnos en actitudes. Los sociólogos consideran que porcentajes de población inmigrante por encima del 10 % empiezan a disparar las actitudes xenófobas en la población nativa y activan fenómenos similares al de Le Pen en Francia (Inman y Baron, 1996). En España no existe tradición de acogida a inmigrantes porque nuestra identidad nacional se ha forjado basándonos en la expulsión de musulmanes y judíos. Trabajos realizados por nuestro grupo relacionados con actitudes de profesionales de atención primaria (que resultarían perfectamente extrapolables a otros profesionales de la salud e incluso al resto de la población española), respecto a diferentes grupos étnicos, muestran que las mayores dificultades surgen con los magrebíes. También hemos analizado el tratamiento que se da a inmigrantes en diferentes niveles del sistema de salud como, por ejemplo, la hospitalización psiquiátrica, y se observa que la estancia hospitalaria de los inmigrantes es significativamente menor que la de los nacionales, o que con ellos se emplean significativamente más neurolépticos, más medidas de seguridad o más ingresos involuntarios. Estos hallazgos no son inesperados, sino que resultan absolutamente comparables con los encontrados en otros países como Estados Unidos, Canadá o Gran Bretaña con los inmigrantes que se establecen en ellos. En conclusión, los procesos migratorios van a convertirse en el fenómeno sociológico más importante del siglo XXI. Es decisión de cada sociedad vivirlo como una amenaza o como una oportunidad de crecimiento.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful