You are on page 1of 19

© EdikaMed S.L. • www.edikamed.

com

Propuesta de un conjunto
mínimo básico de datos
para los servicios
de medicina intensiva
A. Ricart Conesa
Servicio de Cuidados Críticos y Urgencias. Hospital General de Vic. Barcelona

INTRODUCCIÓN
El Conjunto Mínimo Básico de Datos (CMBD) paña, en 1977, mediante el Real Decreto
es un registro poblacional que recoge infor- 1360/1976 de 21 de mayo, se establece como
mación sobre patología atendida en los cen- obligatorio en todos los hospitales un libro de
tros sanitarios. La importancia de disponer de registro de enfermos normalizado. En los últi-
información acerca de los enfermos hospitali- mos años, como consecuencia de la necesi-
zados queda reflejada por la recomendación dad de disponer de un buen sistema de in-
de la OMS que, en 1969, propuso un con- formación que facilite el funcionamiento de los
junto básico de datos, con fines estadísticos, sistemas sanitarios, adaptado a la realidad au-
que deben prepararse a partir de la anamne- tonómica y funcional del Sistema Nacional de
sis de cada enfermo hospitalizado. Desde 1974, Salud y comparable al de otros países de la
existe en Estados Unidos un núcleo de infor- Unión Europea, surge el desarrollo del con-
mación mínima y común que se extrae de cada cepto de CMBD al alta hospitalaria del enfermo.
alta hospitalaria. En 1975, el Comité de Infor- En 1987, el Consejo Interterritorial español
mación y Documentación en Ciencia y Tecno- aprobó establecer un CMBD al alta hospitala-
logía de las Comunidades Europeas reconoce ria, de acuerdo con los aceptados por el Co-
la necesidad de desarrollar un conjunto mínimo mité Nacional de Estadísticas de Salud de Es-
básico de datos europeo y estudia la capaci- tados Unidos y las recomendaciones de la
dad de los centros para generar datos mediante Comisión de las Comunidades Europeas so-
sus propios sistemas de información. En Es- bre el European Minimum Basic Data.
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
86 GESTIÓN ESTRATÉGICA EN MEDICINA INTENSIVA

En 1988, se acordó la creación de un comité Dado que la estandarización de las definicio-
técnico del Consejo Interterritorial para la im- nes y la codificación de las clases de datos su-
plantación y evaluación del CMBD. Entre las fun- pone disponer de información uniforme y com-
ciones de este comité se encuentran la homo- parable entre los diferentes hospitales y admi-
logación de criterios y definiciones en los datos nistraciones y servir de base para la investiga-
del CMBD, así como de los circuitos de codifi- ción, cada comunidad autónoma de España
cación, evaluación de la factibilidad y limitacio- ha ido progresivamente desarrollando su pro-
nes del proceso de implantación, análisis de la pia legislación, sus herramientas de gestión y
información, fijación de estándares, desarrollo sus proyectos de contabilidad analítica (COAN,
de una metodología de auditación, coordina- SIGNO, SICE, SIS, etc.). Todo este esfuerzo cul-
ción de los planes de explotación a los distin- mina en 1997 con la aprobación del proyecto
tos ámbitos y, finalmente, ampliación y revisión de «Análisis y desarrollo de los GRD en el Sis-
periódica del CMBD en el área de hospitaliza- tema Nacional de Salud (SNS)» por los repre-
ción. Se pretende además desarrollar un CMBD sentantes de todas las comunidades autóno-
para el área de urgencias, consultas externas, mas que en aquel momento tenían transferida
etc., y como base para la implantación de los la competencia en materia de sanidad, el
nuevos sistemas de financiación. INSALUD y el Ministerio de Sanidad y Consumo.

VARIABLES DE CMBD
Los datos o variables considerados pueden cla- La propuesta concreta consistía en establecer
sificarse en: un CMBD de datos al alta hospitalaria com-
puesto por las siguientes 14 variables: 1) iden-
— Datos identificadores del enfermo. tificación del hospital; 2) identificación del
— Datos identificadores del episodio: admi- enfermo; 3) fecha de nacimiento; 4) sexo;
nistrativos y clínicos. 5) residencia; 6) financiación; 7) fecha de in-
— Procedimientos y técnicas. greso; 8) circunstancias del ingreso; 9) diag-
— Indicadores de calidad. nósticos: principal y otros; 10) procedimientos
— Datos de gestión y planificación. quirúrgicos y obstétricos; 11) otros procedi-

TABLA 1. Utilidades del CMBD

— Informa sobre la casuística hospitalaria para la identificación de las líneas de produc-
— Proporciona conocimiento de las características ción de los hospitales
de la morbilidad en las instituciones hospitala- — Identifica movimientos geográficos y utilización
rias, su frecuencia y distribución geográfica y por del hospital por parte de la población
grupos de edad y sexo — Sustituye y mejora la información obtenida a tra-
— Puede producir información útil para la finan- vés de la encuesta de morbilidad hospitalaria al
ciación, ordenación y distribución de recursos crear una base censal del 100 % de las altas y
sanitarios desagregar la información en el ámbito hospi-
— Sirve de punto de entrada para la realización talario en lugar del provincial
de estudios clínicos específicos — Mejora la información recogida de los diagnós-
— Aproxima al conocimiento del consumo de re- ticos y procedimientos utilizados en el hospital
cursos por patología — Permite disponer de información uniforme y com-
— Recoge información de calidad de los procesos parable entre los diferentes hospitales, admi-
asistidos nistraciones y países
— Permite introducir técnicas de agrupación de en-
fermos (GRD, PMC, etc.) sirviendo como base
CMBD: conjunto mínimo básico de datos al alta hospitalaria de Andalucía.
http://www.iespana.es/inspeccion-uvmi/inde1053.htm
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
PROPUESTA DE UN CONJUNTO MÍNIMO BÁSICO DE DATOS PARA LOS SERVICIOS DE MEDICINA INTENSIVA 87
mientos; 12) fecha de alta; 13) circunstancias analizar la evolución de un centro o un servi-
al alta, y 14) identificación del médico res- cio en un periodo determinado (tabla 1).
ponsable del alta.
A través de los datos recogidos permite, ade-
El conjunto de variables obtenidas responde más, mejorar y adecuar los sistemas de finan-
a múltiples usuarios del ámbito de la gestión, ciación, presupuestos y tarifas e identificar ca-
planificación e investigación clínica o epide- suística y eficiencia. Para ello, es necesario
miológica. El CMBD permite conocer la de- establecer un estándar óptimo de consumo de
manda sanitaria atendida; prever la evolución recursos que permita compararlo con el CMBD
del mercado de futuro; identificar necesidades y con los distintos hospitales y servicios de la
no atendidas entre ciertos grupos de pobla- misma categoría. Esto es posible a través del
ción; conocer la morbilidad hospitalaria y la sistema de grupos relacionados con el diagnós-
utilización de un servicio por la población, y ticos (GRD).

GRUPOS RELACIONADOS CON EL DIAGNÓSTICO
Los GRD utilizan variables demográficas y diag- medias hospitalarias (tabla 2) y consumos de
nósticos para clasificar a los enfermos en gru- recursos semejantes, de tal forma que los
pos comparables, clínicamente, con estancias costes de tratamiento de un mismo grupo

TABLA 2. Ejemplo: ordenación de GRD por estancia media
(estancia por GRD, hospitales agudos)
Días
Pacientes Estancia
GRD/Descripción % totales % Mín Máx
total media
total

372 Parto con diagnóstico complicado 3.465 2,96 11.938 1,28 0 3,45 35
373 Parto sin diagnóstico complicado 3.169 2,71 10.125 1,090 0 3,20 19
39 Proc. sobre cristalino con o sin vitrectomía 2.884 2,46 4.680 60 0 1,62 12
541 Trast. resp. exc. infecc., bronq., asma con CC mayor 2.841 1,66 32.843 3,53 0 11,56 118
14 Trast. cerebrovasculares específicos exc. AIT 1.940 1,63 25.017 2,69 0 12,90 152
410 Quimioterapia 1.909 1,45 4.624 0,50 0 2,42 54
470 No agrupable 1.704 1,41 18.989 2,04 0 11,14 397
127 Insuficiencia cardiaca y shock 1.653 1,39 15.561 1,67 0 9,41 55
209 Proc. reimpl. mayor articul. y miembro extremidad inf. sin infecc. 1.625 1,34 23.157 2,49 3 14,25 126
62 Proc. sobre hernia inguinal y femoral. edad > 17 sin CC 1.568 1,29 3.817 0,41 0 2,43 25
183 Esof., gastroent. y trast. dig. miscel., edad > 17 sin CC 1.515 1,21 8.752 0,94 0 5,78 38
359 Proc. útero y anejos por carcinoma in situ y proceso no malig. sin CC 1.412 1,17 9.273 1 0 6,57 30
777 Esof., gastroent. y trast. dig. miscel., edad > 18 sin CC 1.372 1 4.222 0,45 0 3,06 17
381 Aborto con dilat. y legrado, aspirac. o histerotomía 1.170 0,98 2.259 0,24 0 1,93 49
395 Trastornos de los hematíes. edad > 17 1.143 0,95 6.350 0,68 0 5,56 58
140 Angina de pecho 1.114 0,94 8.241 0,69 0 7,40 46
88 Enfermedad pulmonar obstructiva crónica 1.105 0,91 11.064 1,19 0 10,01 58
243 Problemas médicos de espalda 1.064 0,86 10.083 1,08 0 9,48 112
629 Neonato, peso al nacer > 2.499 g sin PQ signif., diag. neonato normal 1.032 0,87 2.949 0,32 0 2,86 66
430 Psicosis 1.014 0,84 16.612 1,79 0 16,38 148
89 Neumonía simple y pleuritis, edad > 17 con CC 981 0,81 11.662 1,26 0 11,91 73
175 Hemorragia gastrointestinal sin CC 954 0,75 5.388 0,58 0 5,65 27
143 Dolor torácico 873 0,74 4.853 0,52 0 5,56 46
138 Arritmias card. y trast. de conducción con CC 871 0,72 7.202 0,77 0 8,27 86
15 Acc, isquémico transit. y oclus. precerebrales 842 0,68 7.274 0,78 0 8,64 126
371 Cesárea, sin complicaciones 794 0,66 5.550 0,60 1 6,99 35
132 Arritmias card. y trast. de conducc. sin CC 769 0,66 3.670 0,39 0 4,77 26
167 Apendicect. sin diag. principal complic. sin CC 763 0,65 2.601 0,28 1 3,41 30
55 Proc. misceláneos oído, nariz, boca y garganta 759 0,65 1.828 0,20 0 2,41 19
CC: complicación.
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
88 GESTIÓN ESTRATÉGICA EN MEDICINA INTENSIVA

TABLA 3. Ejemplos de GRD

127 Insuficiencia cardiaca y shock
395 Trastorno de los hematíes, edad > 17 años
175 Hemorragia gastrointestinal, sin complicaciones
122 Trastorno circulatorio con IAM, sin complicaciones cardiovasculares, alta con vida
762 Conmoción, lesión intracraneal con coma < 1 H o sin coma, edad < 18 años
574 Trastorno de la sangre, órganos hematopoyéticos e inmunológicos con complicación mayor
540 Infecciones e inflamaciones respiratorias con complicación mayor
584 Septicemia con complicación mayor
96 Bronquitis y asma, edad > 17 años, con complicación
24 Convulsiones y cefalea, edad > 17 años, con complicación
84 Traumatismo torácico mayor sin complicación
767 Estupor y coma traumáticos, coma < 1 H, edad > 17 años, sin complicación
419 Fiebre de origen desconocido edad > 17 años con complicación
154 Procedimiento sobre estómago, esófago y duodeno, edad > 17, con complicación
418 Infecciones posoperatorias y postraumáticas
530 Craneotomía con cirugía mayor
20 Infecciones del sistema nervioso, excepto meningitis vírica
104 Procedimientos sobre válvulas cardiacas con cateterismo cardiaco

TABLA 4. Categorías diagnósticas mayores (CDM)

0 Categoría no válida
1 Enfermedades y trastornos del sistema nervioso
2 Enfermedades y trastornos del ojo
3 Enfermedades y trastornos de oído, nariz, boca y garganta
4 Enfermedades y trastornos del aparato respiratorio
5 Enfermedades y trastornos del aparato circulatorio
6 Enfermedades y trastornos del aparato digestivo
7 Enfermedades y trastornos del hígado, sistema biliar y páncreas
8 Enfermedades y trastornos del sistema musculoesquelético y tejido conectivo
9 Enfermedades y trastornos de piel, tejido subcutáneo y mama
10 Enfermedades y trastornos del sistema endocrino, nutricional y metabólico
11 Enfermedades y trastornos de riñón y vías urinarias
12 Enfermedades y trastornos del aparato reproductor masculino
13 Enfermedades y trastornos del aparato reproductor femenino
14 Embarazo, parto y puerperio
15 Recién nacidos y neonatos con condición originada en periodo perinatal
16 Enfermedades y trastornos de sangre, órganos hematopoyéticos y sistemas inmunitarios
17 Enfermedades y trastornos mieloproliferativos y neoplasias mal diferenciadas
18 Enfermedades infecciosas y parasitarias, sistémicas o no localizadas
19 Enfermedades y trastornos mentales
20 Uso de drogas/alcohol y trastornos mentales inducidos por ellos
21 Lesiones, envenenamientos y efectos tóxicos de fármacos
22 Quemaduras
23 Otras causas de atención sanitaria
24 Infecciones VIH
25 Trauma múltiple significativo
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
PROPUESTA DE UN CONJUNTO MÍNIMO BÁSICO DE DATOS PARA LOS SERVICIOS DE MEDICINA INTENSIVA 89

deben ser similares. Existen más de 600 gru- determina la asignación de una categoría diag-
pos diferentes basados en el diagnóstico prin- nóstica mayor (CDM) de las 25 posibles (ta-
cipal (utilizando la clasificación internacional bla 4). En cada CDM se identifican un grupo
de enfermedades ICD), la edad, el sexo, y la médico y uno quirúrgico en función de si ha
presencia de complicaciones y/o comorbili- habido o no procedimiento quirúrgico. Los epi-
dad (tabla 3). Cuando se combina la infor- sodios médicos se clasifican según patologías
mación de producción (casos de enfermos tra- específicas del aparato y los quirúrgicos de
tados) con la información de los costes del acuerdo con la intervención específica (fig. 1).
GRD, se obtiene un valor numérico que ex- Finalmente, los grupos se van subdividiendo
presa la complejidad y se denomina peso re- en función de variables como la edad y cir-
lativo. Se imputa, en definitiva, bajo una ló- cunstancias al alta.
gica clínica, un coste medio del tratamiento
de los enfermos a partir de un conjunto mí- La complejidad media de un hospital o servi-
nimo básico de datos, un sistema de conta- cio, o de un grupo de hospitales (índice case-
bilidad de costes (contabilidad analítica) y un mix) se calcula como el peso medio ponderado
sistema de clasificación de enfermos (GRD). de las altas hospitalarias en un periodo, de tal
forma que un resultado superior o inferior a 1
Este sistema fue creado por Fetter, en la Uni- en el índice case-mix indica mayor o menor
versidad de Yale, en la década de 1970, con complejidad, respectivamente (tabla 5).
el objetivo de mejorar la calidad de la asis-
tencia sanitaria y adoptado oficialmente en La imputación de costes para cada GRD en el
1983 por Medicare como sistema de pago de sistema nacional de salud español se extrapoló
los centros hospitalarios. El sistema identifica, de los datos utilizados en Estados Unidos bajo
en primer lugar, enfermos de gran consumo un método de contabilidad de coste vertica-
de recursos a los que se asignan GRD especí- lista, ya que no se disponía en España del coste
ficos; posteriormente, el diagnóstico principal real del tratamiento para cada caso. Según

GRD

REGISTRO DE ALTAS
Presencia de algunos
CDM previa procedimientos

Diagnóstico principal
0 1 2 3 4 5 6 7 ... 25
CDM

Médicos Quirúrgicos Intervención quirúrgica

Tipo

78 82 75 Edad, circunstancias
de alta, complicaciones
y comorbilidades
79 80 81 76 77
GRD

©IASIST 2002

Fig. 1. Algoritmo de clasificación según los episodios médicos y quirúrgicos.
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
90 GESTIÓN ESTRATÉGICA EN MEDICINA INTENSIVA

TABLA 5. Ejemplo de análisis del case-mix (índice de case-mix: 1,45239)

Caso Peso
GRD/Descripción Peso Pacientes % total
ponderado ponderado

541 Trast. resp. exc. infecc., bronq., asma con CC mayor 2,4647 2.841 2,426 0,059787 0,064819
209 Proc. reimpl. mayor articul. y miembro extremidad inf. sin infecc. 3,4898 1.625 1,387 0,048420 0,050581
483 Traqueostomía, exc. trast. de boca, laringe o faringe 23,6343 169 0,144 0,034104 0,037966
14 Trast. cerebrovasculares específicos exc. AIT 2,0431 1.940 1,656 0,033843 0,027986
533 Otros sist. nerv. exc. AIT, convul. y cefalea con CC mayor 4,8524 662 0,565 0,027428 0,020550
544 ICC y arritmia cardaca con CC mayor 3,5415 749 0,640 0,022649 0,029115
127 Insuficiencia cardiaca y shock 1,5240 1.653 1,411 0,021510 0,023664
39 Proc. sobre cristalino con o sin vitrectomía 0,8158 2.884 2,462 0,020089 0,011432
585 Proc. mayor estómago, esófago, duodeno. i. delgado y grueso con CC mayor 5,9675 390 0,333 0,019871 0,021098
410 Quimioterapia 1,0995 1.909 1,630 0,017921 0,009819
372 Parto con diagnósticos complicados 0,5880 3.465 2,959 0,017396 0,014093
558 Proc. may. musculoesq. exc. articul. mayor bilat. o mult. con CC mayor 6,8014 299 0,255 0,017364 0,014890
557 Trast. hepatobiliares y de páncreas con CC mayor 3,6802 497 0,424 0,015617 0,016351
116 Otros proc. impl. marcapasos perm. o electrodos o generador 3,7983 468 0,400 0,015178 0,014245
430 Psicosis 1,5274 1.014 0,866 0,013224 0,010500
373 Parto sin diagnósticos complicados 0,4842 3.169 2,706 0,013101 0,024795
359 Proc. útero y anejos por carcinoma in situ y proceso no malig. sin CC 1,0667 1.412 1,206 0,012860 0,014877
552 Trast. dig. exc. esof., gastroent. y úlcera no comp. con CC mayor 3,4625 422 0,360 0,012478 0,011855
82 Neoplastias respiratorias 1,9986 722 0,616 0,012321 0,011734
89 Neumonía simple y pleuritis, edad > 17 con CC 1,4274 961 0,838 0,011956 0,009235
211 Proc. cadera y fémur exc. articul. mayor, edad > 17 sin CC 2,2318 622 0,531 0,011853 0,012396
86 Enfermedad pulmonar obstructiva crónica 1,2134 1.105 0,943 0,011448 0,011112
395 Trastornos de los hematíes, edad > 17 1,1050 1.143 0,976 0,010784 0,005362
480 Trasplante hepático 35,5168 34 0,029 0,010311 0,007125
466 PQ extensivo no relacionado con diag. principal 4,0531 288 0,246 0,009991 0,010831
105 Proc. válvulas cardiacas sin cateterismo card. 6,1852 189 0,161 0,009981 0,008564
1 Craneotomía edad > 17 excepto por trauma 4,1018 279 0,238 0,009771 0,010903
136 Arritmias card. y trast. de conducc. con CC 1,2678 871 0,744 0,009577 0,004897

CC: complicación.

este sistema, en Estados Unidos, la combina- centros hospitalarios de España; la correcta
ción del coste de cada caso incluido en un selección del diagnóstico principal; la veraci-
GRD procedente de una fuente externa, con dad de la información con respecto a la reali-
los datos del nivel del enfermo, da lugar al dad, y la precisión en informar con el mayor
cálculo de los pesos GRD. Esto se combinó con grado de detalle posible.
la duración de la estancia y con la informa-
ción del coste de los diferentes servicios en
España para calcular los pesos GRD específi-
18
cos (fig. 2). Esta aproximación se utiliza en
16
países como Australia, Portugal, Italia y Ale- Trasplante hepático
14
mania. Esta hipótesis ha sido probada en Ale- Infección urinaria niño
12
mania, donde se validó el método comparando Neumonía sin CC
10
los pesos relativos de ciertos GRD reales y los Va r i c e s Embolia pulmonar
8 By pass
contabilizados mediante coste real, y eran esen- Reacción alérgica en niño
coronario
6
cialmente idénticos. Amigdalectomía Túnel
EPOC Ictus Neumonía CC
4 carpiano
Catarata
2
Resulta imprescindible para la fiabilidad de este
0
complejo sistema que se cumplan los criterios ©IASIST 2002
enteramente, logrando que se clasifique la
totalidad de los enfermos que ingresan en los Fig. 2. Cálculo del peso relativo GRD.
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
PROPUESTA DE UN CONJUNTO MÍNIMO BÁSICO DE DATOS PARA LOS SERVICIOS DE MEDICINA INTENSIVA 91

INDICADORES DE CALIDAD
Parte de los indicadores de calidad pueden Éste es el ejemplo de la evaluación de la mor-
ser calculados a partir del CMBD. Si bien tiene talidad, que ha sido uno de los indicadores
sus limitaciones, permite disponer de una mo- de calidad más frecuentemente utilizados pero,
nitorización homogénea del centro y una ex- a su vez, difícil de interpretar en términos
celente fuente de comparación y propuesta de puramente de mortalidad y poco útil para
mejoras. Algunos indicadores de calidad pue- establecer comparaciones entre diferentes cen-
den obtenerse directamente a partir del CMBD tros. Por ello, se requiere una mejor defini-
y otros a través de la definición del estándar ción del término y especificidad, tal y como,
por grupos de expertos (tabla 6). por ejemplo, hicieron Rutsein y posteriormente

TABLA 6. Indicadores de calidad obtenidos a partir del CMBD
y de estudios específicos en hospitales

Indicadores obtenidos a partir del CMBD — Altas potencialmente ambulatorias > 65 años
1. Datos generales — Estancias potencialmente ambulatorias > 65 años
— Altas totales — Tasa de cesáreas
— Altas codificadas 6. Distribución por estancias
— Peso medio 7. Valores extremos
— Estancia media bruta — Estancias 0 días
— Estancia media depurada — Outliers superiores
— Diagnósticos por alta — Total extremos
— Procedimientos por alta — Estancias > 20 días
— Edad media — Estancias > 40 días
— GRD quirúrgicos — Estancias > 60 días
— GRD médicos 8. Reingresos urgencias misma CMD
2. Mortalidad potencialmente evitable — Reingresos de 0 a 2 días
— Asma (de 5 a 64 años) — Reingresos de 3 a 7 días
— Apendicitis (de 5 a 64 años) — Reingresos de 8 a 30 días
— Colelitiasis/colecistitis (de 5 a 64 años) 9. Estancias prequirúrgicas
— Mortalidad materna — Todos los ingresos
— Mortalidad perinatal • Estancia media prequirúrgica
3. Distribución según tipo de alta • Estancia media posquirúrgica
— Domicilio — Ingresos programados
— Traslado a otro hospital • Estancia media prequirúrgica
— Alta voluntaria • Estancia media posquirúrgica
— Fallecimiento 10. Indicadores funcionales
— Traslado a centro sociosanitario — Índice de casuística
4. GRD inespecíficos — Índice de estancia media ajustada
— GRD 467 Indicadores obtenidos a partir de estudios
— GRD 468 específicos en los hospitales
— GRD 476
— GRD 477 1. Tasa de reingresos en urgencias a las 72 horas
— GRD 469 2. Prevalencia de enfermos con úlceras por pre-
— GRD 470 sión
5. Otros indicadores 3. Tasa de prevalencia de la infección nosocomial
— Altas potencialmente ambulatorias 4. Tasa de prevalencia de la infección de herida
— Estancias potencialmente ambulatorias quirúrgica

(Continúa)
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
92 GESTIÓN ESTRATÉGICA EN MEDICINA INTENSIVA

(Continuación)

5. Tasa de prevalencia de la infección urinaria en 10. Porcentaje de suspensiones de consultas ex-
enfermos sondados ternas
6. Incidencia acumulada de infección de herida 11. Porcentaje de enfermos que permanecen más
quirúrgica en procedimiento/s quirúrgico/s de 3/6 horas en el servicio de urgencias
7. Densidad de incidencia de infección respira- 12. Porcentaje de enfermos menores de 60 años
toria asociada a ventilación mecánica (UCI) ASA 1 a quienes se realiza radiografía de tó-
8. Porcentaje de estancias no adecuadas en el rax en el estudio preoperatorio
GRD con estancia más desviada de la media 13. Porcentaje de enfermos en riesgo social de-
9. Porcentaje de suspensiones quirúrgicas tectados que son entrevistados por la unidad
de seguimiento

Charlton y Holland al introducir el concepto Otros indicadores de calidad requieren estudios
de «mortalidad innecesariamente prematura específicos en los hospitales. En estos casos, si
y sanitariamente evitable». Este concepto, a bien el CMBD aporta datos homogéneos, la di-
través del CMBD, permite considerar la mor- ferente metodología para la obtención del indi-
talidad de determinadas enfermedades, y en cador introduce variables que limitan la capaci-
un rango específico de edad en que se es- dad de comparar. Éste es el caso de indicadores
pera que sea muy baja, y puede determi- como la incidencia de úlceras por presión, in-
narse por consenso el punto de corte o alarma. fección nosocomial, de herida quirúrgica, o las
Es lo que actualmente conocemos con el in- neumonías asociadas a ventilación mecánica.
dicador de mortalidad evitable y neonatal, y
existe cierto consenso con enfermedades como Como corolario de las posibilidades de explo-
el asma, embarazo y parto, colecistitis y her- tación de datos, cabe citar trabajos como el
nia abdominal. de Navarro y Hernández, que partiendo de
los datos del CMBD de hospitales del Servicio
Otro ejemplo de indicador de calidad que se Andaluz de Salud, indicadores de calidad es-
puede obtener directamente del CMBD es la pecíficos y sistemas de la medida de la eficiencia
tasa de reingresos, definida como el ingreso ur- como el denominado análisis envolvente de da-
gente por la misma categoría diagnóstica ma- tos (Data Envelopment Analysis, DEA), presentó
yor a la del episodio previo, y en un periodo un modelo y resultados de la correlación en-
de tiempo determinado (0-2, 3-7 y 8-30 días). tre eficiencia y calidad de estos hospitales.

CMBD ESPECIALIZADO
El comité técnico del Consejo Interterritorial las unidades de cuidados intensivos, ya que
para la implantación y evaluación del CMBD el episodio crítico queda englobado en el con-
entiende la importancia del desarrollo de éste junto del proceso clínico del enfermo, con la
para las áreas específicas y como base para consecuente pérdida de información. La alta
la implantación de los nuevos sistemas de fi- complejidad de la patología que se atiende
nanciación. Varias comunidades autónomas en las UCI de España –la mayoría de ellas
han desarrollado, por ejemplo, un CMBD para polivalentes– junto con la frecuente asocia-
urgencias-emergencias, atención primaria y con- ción de más de un proceso agudo en un mismo
sultas externas. El desarrollo de bases de datos enfermo, o complicaciones de otros procesos
mínimos conjuntas especializadas (CMBD-E) primarios, hace difícil que los profesionales de
sería sobre todo relevante en áreas en que la medicina intensiva se adapten a los habi-
su actividad no queda reflejada de forma clara tuales sistemas de codificación, clasificación
en el CMBD hospitalario, como es el caso de de patologías o pesos relativos de procesos o
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
PROPUESTA DE UN CONJUNTO MÍNIMO BÁSICO DE DATOS PARA LOS SERVICIOS DE MEDICINA INTENSIVA 93

ponderación de costes. Finalmente, la medi- la financiación, ordenación y distribución de
cina intensiva ha desarrollado potentes siste- recursos sanitarios y, finalmente, eficaz para el
mas predictivos de morbimortalidad como el desarrollo de indicadores de calidad propios
MPM, SAPS, APACHE, y ha definido indica- del enfermo crítico. No conocemos, hasta el
dores de calidad a los que, en general, son día de hoy, ninguna propuesta específica de
ajenos los sistemas de información hospitala- CMBD en medicina intensiva.
rios.
Por ello, la Sociedad Catalana de Medicina In-
Entendemos que el desarrollo de un CMBD- tensiva y Crítica (SOCMIC) promocionó el de-
MI permitiría ajustar todas sus opciones a la sarrollo de un CMBD específico de UCI (CMBD-
realidad de las unidades de intensivos creando UCI) a través del grupo de trabajo de bases
un sistema de información útil para el cono- de datos. Se llevó a cabo una encuesta para
cimiento de nuestra casuística, características conocer los sistemas de registro de datos de
de la morbilidad, aproximación al conocimiento las UCI de Cataluña, así como los datos espe-
del consumo de recursos por patología, vá- cíficos registrados de forma habitual en cada
lido también como punto de partida para la una de ellas, a partir de la cual el grupo de
realización de estudios clínicos específicos, para trabajo ha formulado una propuesta concreta.

MATERIAL Y MÉTODOS
Se recogieron los datos de 28 UCI de Cata- rícula izquierda, marcapasos temporal, mar-
luña durante los meses de febrero y marzo capasos definitivo, RCP, pericardiocentesis,
de 2002. En la encuesta se preguntaba acerca coronariografía, angioplastia, cardioversión,
de los datos que se registran habitualmente desfibrilación, fibrinólisis. Respiratorio: intu-
en la base de la unidad. De las 28 unidades, bación, ventilación mecánica (VM), días de
27 son de adultos y una es pediátrica, 27 son VM, PEEP > 10 cmH2O, VM no invasiva,
polivalentes, una es una UCI de enfermos traqueostomía percutánea, traqueostomía
respiratorios y otra posquirúrgica. quirúrgica, decúbito prono, drenaje pleural,
fibrobroncoscopia, administración de NO
Las variables que se consideraron en la en- inhalado, administración de gas traqueal. He-
cuesta fueron: matología: transfusión hemoderivados en ge-
neral, transfusión de sangre, transfusión de
1. Datos identificadores del enfermo. Da- plaquetas, transfusión de plasma, transfu-
tos demográficos (nombre, edad, sexo). sión de crioprecipitados, exanguinación. Di-
2. Datos identificadores del episodio. Da- gestivo: SNG, sonda Sengstaken Linton, os-
tos administrativos: procedencia, servicio tomía digestiva, gastrostomía percutánea,
de procedencia, hora de ingreso, tiempo fibrogastroscopia, esclerosis endoscópica, co-
de ingreso hospitalario-ingreso UCI (en días lonoscopia. Nefrología: nefrostomía, catéter
o en horas), retraso en ingreso en UCI (en ureteral, sondaje vesical, diálisis peritoneal,
días o en horas), retraso al alta de UCI (en hemodiálisis convencional, hemofiltración,
días o en horas), servicio de alta, ingreso plasmaféresis. Neurología: monitorización PIC
urgente/programado, traslado a otro cen- (presión intracraneal), drenaje ventricular, ca-
tro. Datos clínicos: estado de salud previo, téter bulboyugular, potenciales evocados.
MacCabe, enfermedades de base, motivo Técnicas generales: cura heridas compleja,
de ingreso, diagnóstico principal, diagnós- tracción esquelética compleja, nutrición pa-
ticos secundarios, tratamiento/monitoriza- renteral total (NPT), nutrición parenteral pe-
ción, tipo (médico, quirúrgico). riférica, nutrición enteral, lavado gástrico, de-
3. Procedimientos y técnicas. Cardiología: ca- terminación de tóxicos, sedación continua,
téter arterial, catéter Swan-Ganz, catéter au- relajación muscular, biopsia/citología, tras-
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
94 GESTIÓN ESTRATÉGICA EN MEDICINA INTENSIVA

lado médico intrahospitalario, traslado mé- MPM (0, 24, 48 horas), POSSUM. Cargas
dico extrahospitalario, necropsia, cirugía UCI, asistenciales: TISS-28, NEMS, OMEGA. Es-
cirugía intra-UCI, extracción de órganos, calas específicas: sedación (Ramsey, Ram-
acceso venoso periférico, acceso venoso cen- sey-Cook), analgesia (Andersen, Visual),
tral, catéter epidural, arteriografía, estudios shock (Snell y Parrillo), trauma (ISS, RTS,
isotópicos, ecografía, ecocardiograma, TC TRISS, ASCOT), SDRA/ALI (America-Euro-
craneal, TC extracraneal, punción dirigida, pean Consensus Conference, Murray, Goca),
RM (resonancia magnética), EEG, Doppler, coma (Glasgow Coma Score, Innsbruck
potenciales evocados, pielografía. Coma Scale, Glasgow-Liege Scale, Traumatic
4. Indicadores de calidad y escalas de eva- Coma Data Bank), fracaso multiorgánico
luación de riesgos. Mortalidad, reingre- (SOFA, MODS, ODIN, LODS), cirugía car-
sos (y tipo), infección nosocomial: inciden- diaca (Euroscore, Ontario).
cia global, neumonía asociada a ventilación 5. Datos de gestión y planificación. Estancia
mecánica (NAVM), infección urinaria aso- (en días o en horas), estancias totales, índice
ciada a Foley (IUAF), bacteriemia primaria de ocupación, ingreso por médico de guar-
(BP) (sepsis por catéter), infección de he- dia o staff, tipo de codificación (propia,
rida quirúrgica, densidad de infecciones por ICD-9, GRD, otros). Costos: farmacológicos
días de factor de riesgo, densidad de inci- globales, farmacológicos por grupos terapéu-
dencia de NAVM, densidad de incidencia ticos, de material fungible, amortizaciones.
de IUAF, densidad de incidencia de BP (sep-
sis por catéter). Complicaciones: fracaso Se hicieron además cuatro preguntas relacio-
extubación, autoextubación, intubación se- nadas: 1) si se registra la actividad médica rea-
lectiva, atelectasia, hemorragia digestiva, lizada fuera de la UCI; 2) si se dispone de un
neumotórax por catéter central, neumo- sistema de contabilidad analítica; 3) si cree que
tórax por barotrauma, delirio o agitación sería importante que existiera una base de
psicomotriz intra-UCI, hemorragia por fi- datos común a todas las UCI, y 4) si cree que
brinolíticos, errores en la administración la recogida sistemática de la actividad de una
de fármacos, reacción alérgica a fárma- UCI es un requerimiento exigible.
cos, reacción transfusional, traumatismo ac-
cidental en UCI. Escalas de morbimortali- Se realizó un análisis descriptivo de las res-
dad: APACHE II, APACHE III, SAPS II, TRIOS, puestas con el programa Excel.

RESULTADOS
Todas las unidades disponen de algún sis- Datos demográficos
tema de recogida anual de datos y también
de sistemas informatizados para la gestión de Todas las unidades recogen datos demográfi-
dichos datos, generalmente desarrollados por cos del enfermo, como edad y sexo.
el propio personal del servicio.

La mayoría, 25 unidades (89,29 %), mostró Datos identificadores
una actitud positiva frente a la importancia del
desarrollo de bases de datos conjuntas en la
del episodio.
región y, asimismo, considera (26 unidades, Datos administrativos
92,86 %) que la recogida sistemática de da-
tos de actividad de UCI es un requerimiento Todas las unidades registran datos adminis-
exigible. trativos (tabla 7) del episodio que ha motivado
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
PROPUESTA DE UN CONJUNTO MÍNIMO BÁSICO DE DATOS PARA LOS SERVICIOS DE MEDICINA INTENSIVA 95

TABLA 7. Datos (administrativos) identificadores del episodio

Datos administrativos Número de UCl % UCl

Procedencia del enfermo 28 100
Servicio de procedencia 28 100
Servicio al alta 27 96,43
Traslados a otro centro 27 96,43
Tiempo ingreso hospitalario-ingreso UCI en días 21 75
Hora de ingreso 20 71,43
Ingreso programado frente a ingreso urgente 19 67,86
Retraso al alta de UCI en días 12 42,86
Retraso al alta en UCI 11 39,29

el ingreso, sobre todo por lo que respecta a 53,57 %). Sólo 12 unidades, 42,86 %, utili-
datos de flujo como procedencia del enfermo, zan como sistema de codificación el ICD-9,
servicio al alta, traslados y tiempo de ingreso 9 (32,14 %) utilizan sistemas de codificación
hospitalario-ingreso UCI (6 unidades, 21,43 % propios, 2 otros sistemas y ninguna unidad uti-
lo especifica en horas). El 71,43 % (20 uni- liza los grupos relacionados con el diagnóstico
dades) registra la hora de ingreso del enfermo, (GRD).
12 unidades (42,86 %) recogen los días de
retraso al alta de UCI en días, pero sólo el La tasa de recogida de procedimientos y el nú-
21,43 % (5 unidades) recoge los días de re- mero de procedimientos propios de UCI que
traso al ingreso. se recopilan es muy elevado. Más del 75 %
de las UCI encuestadas registran la realiza-
ción de los procedimientos o técnicas expuestos
Datos clínicos en la tabla 9.
del episodio (tabla 8)
Siete unidades (25 %) registran la actividad
Todas las unidades registran el diagnóstico prin- médica realizada en el hospital pero fuera del
cipal y 25 (89,9 %) el diagnóstico secunda- espacio físico de la UCI.
rio, 26 (92,86 %) el motivo de ingreso. Res-
pecto a los antecedentes del enfermo, se re- Sólo 2 unidades no utilizan ningún sistema de
gistran las enfermedades de base (18 UCI, estratificación del riesgo mediante escalas
64,29 %) y el estado de salud previo (15 UCI, de gravedad, pronóstico o predicción de mor-

TABLA 8. Datos clínicos identificadores del episodio

Datos clínicos Número de UCl % UCl

Diagnóstico principal 28 100
Motivo de ingreso 26 92,86
Diagnósticos secundarios 25 89,29
Tipo (médico frente a quirúrgico) 22 78,57
Enfermedades de base 18 64,29
Estado de salud previo 15 53,57
Tratamiento frente a monitorización 12 42,86
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
96 GESTIÓN ESTRATÉGICA EN MEDICINA INTENSIVA

TABLA 9. Técnicas y/o procedimientos

Número de UCI % Número de UCI %

Catéter Swan-Ganz 28 100 TC extracraneal 25 89,3
RCP 28 100 Marcapasos 24 85,7
Ventilación mecánica 28 100 Traqueostomía 24 85,7
VM no invasiva 27 96,4 Hemofiltración 24 85,7
Intubación 26 92,9 Nutrición enteral 24 85,7
Drenaje pleural 26 92,9 Ecografía 24 85,7
Fibrobroncoscopia 26 92,9 Ecocardiograma 24 85,7
Pericardiocentesis 25 89,3 Catéter arterial 23 82,1
Cardioversión 25 89,3 Desfibrilación 22 78,6
Fibrinólisis 25 89,3 Extracción órganos 22 78,6
Fibrogastroscopia 25 89,3 Marcapasos definitivo 21 75
NPT 25 89,3 Colonoscopia 21 75
Necropsia 25 89,3 Hemodiálisis convencional 21 75
TC craneal 25 89,3 RM 21 75

talidad (tabla 10). La más utilizada es el ín- ponder a registros de gestión y planificación
dice SAPS II (15 unidades, 53,6 %), seguida (tabla 13) como estancias totales, días de es-
de la APACHE II (14 unidades, 50 %). tancia (27 unidades, 96,43 %), 5 unidades
(17,86 %) especifican la estancia en horas,
Respecto a las escalas de cargas asistenciales 16 (57,14 %) registran gastos farmacológicos
de enfermería (tabla 11), 7 unidades (25 %) globales, 15 (53,57 %) gasto de material fun-
utilizan el NEMS y 3 (10,7 %) el TISS-28, gible, tan sólo 4 unidades (14,29 %) conside-
17 (60,71 %) no emplean ningún sistema ran el coste de las amortizaciones, 8 (28,57 %)
de ponderación de las cargas de enfermería, respondieron que disponían de un sistema de
18 (64,3 %) respondieron que registran de contabilidad analítica, y sólo 4 (14,29 %) con-
forma sistemática algún tipo de escala de va- sideran el gasto por amortizaciones.
loración del coma (tabla 12), 10 (35,7 %) es-
calas de fracaso multiorgánico y 9 (32,1 %)
usan escalas de sedación. Indicadores de calidad
Todas las unidades registran la tasa de mor-
Datos de gestión talidad, el 89,29 % (25 UCI) la tasa de rein-
y planificación gresos (de éstas, menos del 50 % lo estrati-
fican por grupos como reingresos antes y
La mayoría de las UCI registran de forma sis- después de las 48 horas del alta, mismo/dis-
temática datos generales que pueden corres- tinto motivo de ingreso, etc.). La incidencia

TABLA 10. Escala de morbimortalidad
TABLA 11. Cargas asistenciales
Número
% UCl Número
de UCl % UCl
de UCl
SAPS II 15 53,6
APACHE II 14 50 TISS-28 3 10,7
MPM (0, 24, 48 horas) 11 39,3 NEMS 7 25,0
APACHE III 8 28,6 OMEGA 0 0,0
Otras 2 7,1 Otras 1 3,6
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
PROPUESTA DE UN CONJUNTO MÍNIMO BÁSICO DE DATOS PARA LOS SERVICIOS DE MEDICINA INTENSIVA 97

TABLA 12. Escalas de valoración específicas

Número de UCl % UCl

Coma (Glasgow Coma Score, Innsbruck Coma Scale, 18 64,3
Glasgow-Liege Scale, Traumatic Coma Data Bank)
Fracaso multiorgánico (SOFA, MODS, ODIN, LODS) 10 35,7
Sedación (Ramsay, Ramsay-Cook) 9 32,1
SDRA/ALI (America-European Consensus Conference, 6 21,4
Murray, Goca)
Analgesia (Andersen, Visual) 2 7,1
Trauma (ISS, RTS, TRISS, ASCOT) 2 7,1

TABLA 13. Registro de gestión y planificación

Número UCl % UCl

Estancia en días 27 96,43
Índice de ocupación 25 89,29
Gasto farmacológico global 16 57,14
Gasto material fungible 15 53,57
Gasto farmacológico por grupo terapéutico 13 46,43
Estancia en horas 5 17,86
Amortizaciones 4 14,29

de infección nosocomial (tabla 14) se recoge 15, registran complicaciones, algunas de las
en 22 unidades (78,57 %) y las más frecuen- cuales pueden ser consideradas indicadores de
tes son la tasa de incidencia de neumonía aso- calidad, como la tasa de neumotórax iatro-
ciada a ventilación mecánica (67,86 %), la de génico por catéter central (14 UCI, 50 %), o
bacteriemias primarias (67,86 %) y la de in- por barotrauma (13 unidades, 46,4 %); fra-
fección urinaria (57,14 %). Menos del 30 % caso en la extubación (12 UCI, 42,9 %) o au-
hacen cálculos de infección nosocomial ajustada toextubación (9 UCI, 32,1 %); reacciones alér-
a la exposición al riesgo. Menos del 50 % de gicas a fármacos (8 UCI, 28,6 %) o transfu-
las unidades, como se muestra en la tabla sionales (7 UCI, 25 %).

TABLA 14. Infección nosocomial

Número de UCl % UCl

Incidencia de infección nosocomial 22 78,57
Incidencia de neumonía asociada a ventilación mecánica (NAVM) 19 67,86
Incidencia de infección urinaria asociada a Foley (IUAF) 16 57,14
Incidencia de bacteriemia primaria 19 67,86
Incidencia de infección de herida quirúrgica 14 50
Densidad de infecciones por días de factor de riesgo 11 39,29
Densidad de incidencia de NAVM 9 32,14
Densidad de incidencia de IUAF 8 28,57
Densidad de incidencia de BP 9 32,14
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
98 GESTIÓN ESTRATÉGICA EN MEDICINA INTENSIVA

TABLA 15. Complicaciones

Número de UCl % UCl

Neumotórax por catéter central 14 50
Neumotórax por barotrauma 13 46,4
Hemorragia digestiva 12 42,9
Fracaso extubación 12 42,9
Hemorragia por fibrinólisis 9 32,1
Autoextubación 9 32,1
Traumatismo accidental intra-UCI 8 28,6
Reacción alérgica a fármacos 8 28,6
Atelectasia 8 28,6
Reacción transfusional 7 25
Delirio o agitación intra-UCI 6 21,4
Intubación selectiva 5 17,9

COMENTARIOS
La encuesta realizada muestra que las UCI de a los ingresos procedentes de quirófano, pero
Cataluña disponen de aplicativos donde re- no a los enfermos procedentes de planta, cuyo
gistran de manera sistemática y exhaustiva da- motivo de ingreso en UCI puede ser una com-
tos de los enfermos ingresados, tanto en re- plicación durante su estancia, o la práctica de
lación con los datos de actividad asistencial una intervención programada. En cualquier
como de gestión y planificación. Los registros caso, sería una variable de interés interno, poco
son extensos, en la mayoría de los casos con comparable entre centros y en cuya valoración
multitud de variables. Existe una actitud muy debe considerarse la clasificación de los en-
positiva para avanzar en la línea de bases de fermos. Menos del 50 % de las unidades re-
datos conjuntas para todas las UCI y la ma- gistran los días de retraso en UCI. Llama la
yoría considera que el registro sistemático de atención esta baja proporción cuando es un
datos de actividad es un requerimiento exigi- motivo no sólo de prolongación de estancias,
ble. sino también de estancias inapropiadas, con
el consiguiente perjuicio para el enfermo que
Existe un cumplimiento de datos muy alto en permanece indebidamente ingresado en UCI,
lo que se refiere a flujo de enfermos, como y supone un coste de oportunidad sobre todo
procedencia, alta y traslados, que se registran en las unidades cuyo índice de ocupación es
en más del 95 % de las unidades. Muchas de elevado, ya que este fenómeno impide que
ellas (75 %) registran el tiempo entre el in- otro enfermo se beneficie de la atención en
greso del enfermo en el hospital y en UCI en una UCI. En la mayoría de los centros, la causa
días. El significado de esta variable no está de retraso en el alta en esta unidad es la
bien definido, al menos si no se estratifican falta de disponibilidad de cama en planta con-
los enfermos ya que, por ejemplo, parecería vencional.
lógico pensar que los enfermos procedentes
de urgencias deben ingresar lo antes posible Todas las UCI registran el diagnóstico princi-
una vez tomada la decisión y, por lo tanto, pal, pero 3 unidades (10,71 %) no recogen
largas estancias en urgencias en espera de in- el secundario. Cabe mencionarla a pesar de
greso en UCI tendrían un significado evidente, tratarse de una proporción baja, ya que el diag-
incluso cierto valor como indicador de calidad. nóstico secundario está entre las 14 variables
Quizá el mismo razonamiento pueda aplicarse del CMBD hospitalario. En el caso de enfer-
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
PROPUESTA DE UN CONJUNTO MÍNIMO BÁSICO DE DATOS PARA LOS SERVICIOS DE MEDICINA INTENSIVA 99

mos que fallecen en UCI, son trasladados o enfermería más empleada es el NEMS, seguida
dados de alta a domicilio y, por lo tanto, el del TISS-28, aunque cabe destacar que la ma-
alta de UCI coincide con la hospitalaria, no se yoría de unidades no utilizan ninguna. De la
cumpliría el mínimo exigible como normal del encuesta se deduce que es habitual el em-
CMBD hospitalario. pleo de escalas clínicas específicas, como las
de valoración del coma o las de fracaso mul-
Ya se comentó al inicio que los sistemas de tiorgánico. Sin embargo, el preguntar por
clasificación diagnóstica validados en la ac- este tipo de registros ha podido crear confu-
tualidad no parecen encajar bien con la acti- sión, ya que no es lo mismo que conste, por
vidad asistencial de los servicios de medicina ejemplo, en la gráfica de enfermería que en
intensiva, aunque puede ser también una falta la base de datos de enfermos de UCI, que es
de hábito en la codificación con estos siste- por lo que se preguntaba.
mas. En cualquier caso, sólo un 32,14 % de
las unidades codifica según el ICD-9 y ninguna La mayoría de UCI registran de forma siste-
ha introducido un sistema de ponderación mática datos generales que pueden corres-
como los GRD. En la mayoría de los casos, al ponder a registros de gestión y planifica-
ser dado de alta un enfermo del hospital, el ser- ción, como estancias totales, días de estancia
vicio que dé el alta o el de documentación o índice de ocupación. Menos del 20 % de
cumplimentarán estos datos según el sistema las unidades contabiliza las estancias en ho-
de codificación aceptado. Se desconoce el ras. Quizás esto responde a que la mayoría
impacto que esto pueda tener en la codifica- de UCI de nuestro entorno son polivalentes,
ción final del enfermo, cuánta información se con estancias medias que superan los 3 días
pierde y qué sesgo supone en el conjunto del en lugar de unidades de corta estancia como,
peso específico de los GRD en el centro hos- por ejemplo, las posquirúrgicas, en las que
pitalario. puede que el registro de estancias en horas
sea incluso imprescindible si se realizan mo-
La tasa de recogida y el número de procedi- nitorizaciones de menos de 24 horas.
mientos propios de UCI que se recopilan son
muy elevados. Es, obviamente, un reflejo de la Casi un 60 % de las unidades controlan en
actividad asistencial, de la complejidad de los sus bases de datos el gasto farmacológico
enfermos que se asumen y un dato funda- global, pero pocas de ellas disponen de un
mental para poder valorar gastos de la uni- sistema de contabilidad analítica o conside-
dad y presión sobre servicios centrales como ran, por ejemplo, costes de amortizaciones,
radiodiagnóstico. A pesar de las instrucciones lo cual, indirectamente, indica que el grado
que se especificaban antes de la encuesta, de autogestión real es bajo.
existe la sensación de que se ha creado con-
fusión y se ha respondido, por ejemplo, que Como indicadores de calidad se han agrupado
no se registra la realización de una técnica o aquí variables que, directa o indirectamente,
procedimiento, cuando lo que ocurre es que pueden considerarse como tales, pero obvia-
no se practica en esa unidad. De todas for- mos entrar en detalle de si realmente lo son,
mas, esto no varía la consideración de que la o qué valor tiene como indicador de calidad
tasa de registros de procedimientos es muy en medicina intensiva. Así, por ejemplo, existe
elevada, ni el valor que esto pueda tener. consenso respecto a que la tasa de reingresos
es un indicador de calidad, pero no en lo re-
Todas las unidades, excepto dos, utilizan al- ferente a la tasa de necropsias.
gún sistema de estratificación del riesgo me-
diante escalas de gravedad, pronóstico o pre- Todas las unidades registran la tasa de morta-
dicción de mortalidad. La más utilizada es el lidad y la mayoría, la de reingresos, aunque
índice SAPS II, seguida del APACHE II. La es- menos de la mitad entra en detalle respecto a
cala de valoración de cargas de trabajo de qué tipo de reingreso es. La incidencia de in-
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
100 GESTIÓN ESTRATÉGICA EN MEDICINA INTENSIVA

fección nosocomial se recoge en casi el 80 % de datos muy fructífera, a la vez que evitaría
de las unidades, y las más frecuentes son la la pérdida de información al alta hospitalaria
neumonía asociada a ventilación mecánica, bac- del enfermo. El CMBD especializado no debe
teriemia primaria e incidencia de infección uri- obviar en ningún caso variables ya considera-
naria. Menos del 30 % hacen cálculos de in- das en el CMBD hospitalario, que sería el mí-
fección nosocomial ajustada a la exposición al nimo exigible por norma.
riesgo. En algunos centros sólo se registra la
tasa de infección nosocomial con motivo de El CMBD-UCI permitiría conocer la demanda
la participación anual en estudios multicéntri- de atención al enfermo crítico de la región y
cos como el ENVIN. Menos del 50 % de las ajustar la oferta teniendo como base la evo-
unidades registran complicaciones, algunas lución del mercado de futuro. Permitiría iden-
de las cuales pueden ser consideradas indica- tificar necesidades no atendidas, mejorar y ade-
dores de calidad, como la tasa de neumotó- cuar los sistemas de financiación, identificar
rax, fracaso en la extubación, autoextubación, casuística y eficiencia, comparar las UCI de dis-
reacciones transfusionales o reacciones alérgi- tintos hospitales y servicios con un estándar
cas a fármacos. óptimo, y analizar la evolución de un centro
o servicio en el tiempo. Todo ello estaría en
El hecho de que todas las unidades disponen consonancia con el propósito del comité téc-
de sistemas informatizados de recogida de da- nico del Consejo Interterritorial para la im-
tos, junto con el gran número de variables que plantación y evaluación del CMBD, que en-
se computan en todas las unidades y la acti- tiende la importancia del desarrollo de un
tud positiva de los profesionales de la medi- CMBD para áreas específicas.
cina intensiva frente a la utilidad de bases de
datos comunes, parece propiciar el desarrollo Basándose en todo ello, el Grupo de trabajo
de un CMBD especializado de UCI que ten- de bases de datos de la SOCMIC hace la pro-
dría las mismas aplicaciones que el CMBD hos- puesta de variables que se deberían incluir en
pitalario, pero que permitiría una explotación el CMBD-UCI que se expone en la tabla 16.

TABLA 16. Propuesta de variables que se deberían incluir en el CMBD-UCI

Tipo de dato CMBD-UCI

DATOS IDENTIFICADORES DEL PACIENTE Identificación del hospital
Identificación del paciente
Fecha de nacimiento
Sexo
Residencia
Financiación
Fecha de ingreso hospitalario
DATOS IDENTIFICADORES DEL EPISODIO
Datos administrativos Procedencia
Destino
Fecha de ingreso en UCI
Fecha de alta en UCI
Datos clínicos Traslado
Motivo de ingreso
Diagnóstico principal
Diagnóstico secundario
Programado/urgente
Procedimientos quirúrgicos y obstétricos
Otros procedimientos
(Continúa)
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
PROPUESTA DE UN CONJUNTO MÍNIMO BÁSICO DE DATOS PARA LOS SERVICIOS DE MEDICINA INTENSIVA 101

(Continuación)

Tipo de dato CMBD-UCI

Indicadores de calidad Mortalidad UCI
Mortalidad hospitalaria
Reingresos
Necropsia
Neumonía asociada a VM
Infección herida Q
Sepsis urinaria
Sepsis de catéter
Índice mortalidad observada/prevista
Fracaso extubación
Neumotórax por VM
Datos de gestión y planificación Número de pacientes
Estancia en días
Índice de ocupación
Ventilación mecánica > 48 horas
Depuración extrarrenal
Extracción de órganos
Traqueostomía

DEFINICIONES DE INTERÉS
Diagnóstico principal. Proceso patológico que, Grupos relacionados con el diagnóstico (GRD).
después del estudio pertinente y según crite- Constituyen un sistema de clasificación de epi-
rio facultativo, se considera la causa principal sodios de hospitalización con definiciones clí-
del ingreso de un enfermo. nicamente reconocibles y en que se espera que
los enfermos asignados a cada grupo consu-
Diagnósticos secundarios. Procesos patológi- man una cantidad parecida de recursos como
cos que no son el principal, que coexisten con resultado de un proceso de cuidados hospi-
éste en el momento del ingreso, o los que se talarios parecidos.
desarrollan a lo largo de la estancia hospita-
laria o que influyen en la duración de ésta o Reingresos. El enfermo que vuelve a ingresar
en el tratamiento administrado. Deben ex- de forma urgente en el mismo hospital, por
cluirse los diagnósticos relacionados con el un mismo GRD, en un tiempo máximo deter-
episodio anterior y que no tienen que ver minado.
con el que ha ocasionado la actual estancia
hospitalaria. Caso ponderado. Es el peso medio de un GRD
por su porcentaje con respecto al total de ca-
Procedimientos quirúrgicos y obstétricos. To- sos.
dos aquellos en los que se ha utilizado quiró-
fano y/o sala de partos. Índice case-mix del hospital. Es la suma de los
casos ponderados.
Otros procedimientos. Todos los diagnósticos
y/o terapéuticos que requieren recursos hu- Estancia media ajustada por funcionamiento
manos y materiales especializados e implican (EMF). Es la EM esperada del hospital (h) con
un riesgo para el enfermo. los enfermos que efectivamente ha tratado,
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
102 GESTIÓN ESTRATÉGICA EN MEDICINA INTENSIVA

pero con la EM por GRD propia del están- tados por la norma. Un valor inferior a 1 in-
dar. dica que el funcionamiento es mejor que el de
la norma. Se calcula como el cociente de la es-
tancia media ajustada por la casuística y la es-
Se calcula: Σ (N 3 EM )
ih is tancia media de la norma.
EMFh 5
ΣN is
Índice de estancia media ajustada (IEMA). Es
donde i: GRDi; h: hospital; Nih: número de al- un índice similar al anterior. Se calcula como
tas en el GRDi en el hospital h y EMis: estan- el cociente de la estancia media de la de los
cia media del GRDi en el estándar. datos analizados y la estancia media ajustada
por funcionamiento.

Si el valor es superior al de la EM del están- Índice de casuística (IC). Compara si los datos
dar, tiene una mayor proporción de enfermos analizados poseen una mayor o menor com-
en GRD de larga EM que el estándar, es de- plejidad de casos con respecto a la norma.
cir, una casuística más compleja, valorando Un valor mayor que 1 indica que la casuística
ésta según los días de hospitalización. es más compleja que la de la norma.

Estancia media ajustada por la casuística Impacto. Exceso o ahorro de estancias con-
(EMC). Es la EM que habría tenido el hospi- sumidas por GRD en función de la diferencia
tal tratando a los enfermos del estándar con de estancia media respecto al estándar y del
la EM por GRD propia del hospital (h). número de altas del GRD producidas.

Impacto = (Emh - Ems) 3 Altash
Σ (Nis 3 EMih)
EMCh 5
ΣN is
Razón de funcionamiento estándar (RFE). Es la
razón entre la EM observada del hospital y la
i: GRDi; h: hospital; Nis: número de casos en el EM esperada si tratara cada GRD con la EM
GRDi en el estándar EMih, y estancia media del del estándar de comparación. La EM espe-
GRDi en el hospital h. rada es la estancia media ajustada por fun-
cionamiento (EMFh).

Estancia media depurada. Estancia media de EM observada
los enfermos incluidos una vez se han excluido RFE5
EM esperada
los casos extremos o outliners.

Índice de funcionamiento (IF). Compara si los Una RFE superior a 1 indica que el hospital
datos analizados son tratados con una estan- requiere más días de cama que el estándar y,
cia mayor o menor con respecto a si fuesen tra- por lo tanto, es menos eficiente.

Bibliografía
Charlton JR, Holland WW, Lakhani A, Paul EA. Va- García De Jalón J, Nuín MA, Panizo A. Utilidad del
riations in avoidable mortality and variations in health care. conjunto mínimo básico de datos (CMBD) en la vigilancia
Lancet 1987; 1: 858. de las infecciones nosocomiales. [Consultando 07/2005]
Feder J, Hadley J, Zuckerman S. How did medicare's http://www.cfnavarra.es/salud/anales/textos/vol23/n2/orig1a.
prospective payment system affect hospitals? N Engl J Med html.
(Boston) 1987; 317: 867. García Ortega C, Almenara Barrios J, Martínez Cas-
Fetter RB. Diagnosis related groups: understanding tañeda C. Conjunto mínimo básico de datos de alta
hospital performance. INTERFACES 1991: 21: 6-26. como sistema de información en un hospital comarcal.
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
PROPUESTA DE UN CONJUNTO MÍNIMO BÁSICO DE DATOS PARA LOS SERVICIOS DE MEDICINA INTENSIVA 103

[Consultando 07/2005]. Todo Hospital 1996; 132: 7-12. Rifkin WD, Holmboe E, Scherer H, Sierra H. Compa-
http://www.uv.es/~docmed/documed/documed/1528.htm. rison of hospitalists and nonhospitalists in inpatient length
Jencks SF, Willians DK, Kay Tl. Assessing hospital- of stay adjusting for patient and physician characteristics.
associated deaths from discharge data. The role of length J Gen Intern Med 2004; 19: 1127-1132.
of stay and comorbidities. JAMA 1988; 260: 2240-2246. Rivero A. El conjunto mínimo básico de datos en el
Navarro Espigares JL, Hernández Torres E. ¿Es posi- SNS: inicios y desarrollo actual. Revista Fuentes Estadísti-
ble relacionar la calidad y la eficiencia de los hospitales cas 2000, n.º 49. [Consultando 07/2005]. http://www.ine.es/
públicos? [Consultando 07/2005]. http://www.revecap.com/ revistas/fuentes/Numero49/Paginas/18-19.htm.
vieea/autores/N/186.doc. Rutsein DD, Berenberg W, Chalmes T. Measuring
Peiró S, Meneu De Guillerna R, Roselló Pérez Ml, y the quality of medical care. N Engl J Med 1976; 294:
cols. ¿Qué mide la estancia media de los grupos relacio- 582-588.
nados de diagnóstico? Med Clín (Barc) 1994; 103: 413-417. Sardá N, Vila R, Mira M, y cols. Análisis de la calidad
Programa de Calidad Atención Especializada - Memoria y contenido del informe de alta hospitalaria. Med Clín
1999. [Consultando 07/2005]. http://ww1.msc.es/insa- (Barc) 1993; 101: 241-244.
lud/docpub/memycat/memorias/calidad1999/cali- Tamayo Ml, Fernández Mateo MJ, Fernández Mu-
dad1999.htm. ñoz P. Indicadores de calidad de los datos clínicos del
CMBD. Revista de Calidad Asistencial 1994; 9: 146.