You are on page 1of 14

© EdikaMed S.L. • www.edikamed.

com

Resucitación cardiopulmonar
3 en la infancia

PUNTOS CLAVE
1. La causa más frecuente de parada cardiaca en lactantes y niños pequeños es la insuficiencia respirato-
ria, mientras que en los niños más mayores y en los adolescentes son los accidentes de tráfico.
2. Existe una relación entre el síndrome de la muerte súbita del lactante y la costumbre de colocar a
los bebés boca abajo en las cunas, por lo que no se les debe acomodar en esta posición.
3. La lucha contra los accidentes es la principal estrategia para prevenir la parada cardiaca infantil.
4. En las recomendaciones 2005, la secuencia de la RCP básica para «no profesionales» es la misma si la
víctima es un niño o un adulto. Sólo hay dos pequeñas modificaciones, en los niños, si sólo se dispone de
un reanimador, antes de alertar al 112 se realizará 1 minuto de RCP iniciándola con cinco ventilaciones.
5. La apertura de la vía aérea se realizará con la maniobra frente-mentón (excepto en accidentados).
La extensión del cuello que se produzca será moderada en los niños y escasa en los lactantes (posi-
ción neutra).
6. Para analizar la presencia o no de circulación, los sanitarios no sólo observarán la presencia o no de
«signos de circulación», sino también buscarán el pulso carotídeo en los niños mayores de 1 año y
el pulso braquial en los lactantes.
7. En los niños que no han llegado a la pubertad, los sanitarios iniciarán las compresiones torácicas no
sólo en ausencia de signos de circulación, sino también cuando las pulsaciones son inferiores a
60 lat./min y la perfusión periférica es mala. La frecuencia de las compresiones será de 100 por
minuto con una secuencia de dos ventilaciones cada 15 compresiones (si se cuenta con dos reani-
madores pofesionales). Las compresiones se efectuarán con una presión suficiente como para
deprimir el tórax un tercio de su anchura.
8. Las compresiones se efectúan con el talón de una única mano en los niños mayores de 1 año y con sólo
dos dedos en los lactantes. La zona de compresión en los niños es la misma que en los adultos.
9. En niños mayores de 1 año pueden utilizarse los desfibriladores semiautomáticos usados en los adul-
tos, aunque lo deseable es emplearlos con un adaptador infantil que reduzca la energía descargada.

OBJETIVOS DOCENTES
Al finalizar el estudio de este capítulo el lector — La importancia de la prevención de la para-
deberá conocer: da cardiaca en la infancia y la adolescencia.
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
54 Curso de resucitación cardiopulmonar instrumental y desfibrilación semiautomática

Esta prevención se basa, esencialmente, en — El plan de acción ante una posible parada en
la lucha contra la siniestralidad en el hogar, lactantes y en niños que aún no han alcanza-
en el ocio y en los desplazamientos. do la pubertad.

INTRODUCCIÓN
En los lactantes, las causas más habituales de La utilización de los sistemas de seguridad
parada cardiorrespiratoria (PCR) son la insuficien- activos disminuye significativamente la morta-
cia respiratoria aguda (de diversas causas, inclui- lidad y las minusvalías que ocasionan los acci-
da la asfixia por atragantamiento), el síndrome de dentes de circulación hasta en un 75 % en los
muerte súbita del lactante y las infecciones. En niños menores de 4 años y hasta en un 55 %
niños, también la causa inmediata más frecuente en la población infantil de todas las edades. La
de parada cardiaca es la insuficiencia respiratoria, Administración de Seguridad Vial de Estados
a diferencia de lo que sucede en los adultos. Unidos y la American Pediatric Society acon-
sejan que:
El síndrome de muerte súbita del lactante apare-
ce entre el primer mes y el primer año de vida del — Los niños menores de 1 año y de menos de
niño. La mayor incidencia se produce entre el 9 kg, deben colocarse en los automóviles en
segundo y el cuarto mes; hasta el 90 % de estas una silla específica de seguridad o converti-
muertes ocurren en los primeros 6 meses. Se ha ble, bien sujeta sobre los asientos posterio-
encontrado una relación entre la incidencia de res y situada de forma que el niño mire hacia
estas muertes súbitas y el hábito de poner a los la parte de atrás del automóvil. La silla nunca
bebés boca abajo en la cuna; pero se ha logrado debe ponerse en el asiento del pasajero
disminuir significativamente estas muertes con delantero, sobre todo si el automóvil dispone
campañas de educación, poniendo énfasis en no de airbag.
colocar a los bebés en esta posición. Así, en — Los niños mayores de 1 año y de 9 a 18 kg
Estados Unidos, con esta simple medida, de se sentarán en una silla apropiada, afianza-
unas 7.000 muertes en 1992, se logró pasar a da en un asiento posterior y colocada de
2.991 en 1997. En la actualidad, es indiscutible forma que el niño mire hacia delante. El
que los padres deben colocar a los niños boca niño estará sujeto con cinturones que le
arriba en la cuna, aunque alternativamente pue- fijen por ambos hombros y las caderas.
den ponerles en posición lateral, nunca boca — En los niños que pesan entre 18 y 36 kg y
abajo. El colchón no debe ser excesivamente que tienen una altura inferior a 148 cm, se
blando y se evitará que en las proximidades de la utilizarán adaptadores para los asientos que
cara del niño haya cualquier cosa que pudiera permitan utilizar los cinturones de seguridad
dificultar la respiración en el transcurso del
sueño.
Sistemas de sujeción infantil
en automoviles
En los niños y adolescentes, la principal estra-
tegia para disminuir la incidencia de paradas Hasta los 9 meses
cardiacas es la prevención de los accidentes. Silla: detrás en sentido contrario a la marcha
Éstos constituyen la primera causa de mortali-
dad, y muy especialmente los de tráfico, que De 9 meses a 3 años
son los responsables del 40 % de esta morta- Silla: detrás y en sentido de la marcha
lidad accidental, aunque en los niños de 1 a De 3 a 12 años
4 años la mayoría de los accidentes se produ- Detrás con un adaptador específico
cen en el hogar.
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
Curso de resucitación cardiopulmonar instrumental y desfibrilación semiautomática 55

del automóvil, de forma que sujeten al niño ción de sujetar al niño cruzando el cinturón
apoyándose sobre la estructura ósea y no por encima del hombro y del esternón,
sobre los tejidos blandos. lejos del cuello y cara7.
— Si el niño tiene una altura mayor de 148 cm — Los niños menores de 13 años no deben
pueden utilizarse los cinturones de seguri- sentarse en el asiento delantero de un
dad del vehículo, pero se tendrá la precau- vehículo dotado de airbag.

Prevención de los accidentes domésticos
• Disponer de una instalación eléctrica protegida
• Instalar enchufes de seguridad
• No utilizar alargaderas con enchufes supletorios
• Disponer de un lugar seguro y no accesible para guardar los medicamentos y otro para las sustancias
tóxicas de uso casero
• Proteger las ventanas y escaleras con sistemas de seguridad
• Las piscinas deben disponer de un cerramiento de protección y, en invierno, se debe usar una red o
lona
• Extremar las medidas de seguridad en la cocina, especialmente con los cuchillos, mandos del gas, etc
• Evite quemaduras: los mangos de las sartenes y de los cazos deben estar fuera del alcance de los
niños y no sobresalir de los bordes de la plancha de cocina
• Evite atragantamientos: no deje jugar con piezas pequeñas, ni deje que un niño pequeño intente comer
trozos grandes de comida
• Vigilar a los niños durante el baño diario
• Guardar productos cosméticos fuera del alcance de los niños
• No acostar a los lactantes boca abajo
• Usar cunas con barrotes de baja altura y escasa separación. Evite que usen literas los niños pequeños
• Utilizar materiales y ropa ignífuga (pijama, ropa de cama, etc.)
• Permitir sólo los juguetes recomendados para la edad (evitando piezas pequeñas, pinturas potencial-
mente tóxicas, etc.)
• Obligar a usar casco en juegos peligrosos, como usar patines o montar en bicicleta

TÉCNICAS DE RCP EN LA INFANCIA
La diferencia entre la RCP infantil y la del adul- be a los «no profesionales», dificultando su
to está condicionada por el hecho de que aplicación. Este miedo puede disminuirse
mientras que en el adulto las paradas son prin- cuando se enseña una guía común para niños
cipalmente de origen cardiológico, en los y adultos. En las recomendaciones actuales
niños la gran mayoría de ellas son debidas a sólo hay dos pequeñas diferencias en las pau-
otras alteraciones, principalmente de origen tas de RCP básica para «no profesionales»
respiratorio. No obstante, en las recomenda- referida a los niños en relación con los adul-
ciones 2005 se propone que la RCP para «no tos, concretamente que en los niños antes de
profesionales» sea prácticamente la misma, alertar al 112 se realizará 1 minuto de RCP y
independientemente de que la víctima sea un que se iniciará con cinco ventilaciones.
niño o un adulto. Esta propuesta está basada
en el hecho de haberse comprobado que el La problemática de la población en relación
miedo a no saber realizar la RCP en niños inhi- con el aprendizaje de la RCP infantil no es

7
Existen vehículos en los que se puede regular el punto de fijación del cinturón para adaptarlo mejor a las diferentes alturas.
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
56 Curso de resucitación cardiopulmonar instrumental y desfibrilación semiautomática

extrapolable a la de los profesionales de la secuencia de tres pasos, que se clasifica con
salud, que pueden recibir entrenamiento y las tres primeras letras de alfabeto:
formación continuados para una mejor adap-
tación de las técnicas de RCP a las necesida- A. Aproximación y apertura de la vía aérea.
des de los niños. Por ejemplo, adecuando la B. Ventilacion (Breathing).
secuencia de compresiones:ventilaciones a C. Circulación.
15:2 en vez de a 30:2 del adulto. D. Desfibrilación semiautomática.

Desde el punto de vista de la resucitación, se Cada paso consta de una fase de valoración
considera niño hasta el momento en que se ini- que va ligada a una intervención correctora
cia la pubertad y lactante a l menor de 1 año. concreta, engarzándose entre sí para consti-
La RCP básica y la instrumentalizada infantil tuir un «plan de acción» único, sencillo y fácil
están estructuradas como la del adulto en una de memorizar.

RCP instrumental en niños
A. Aproximación y apertura de la vía aérea
— Aproximación
• Garantizar la seguridad del niño y del reanimador
• Analizar el nivel de consciencia
Si no responde:
–Pedir ayuda a otros testigos.
–Llamar al 112/061
— Apertura de la vía aérea
B. Ventilación (Breathing)
— Analizar la ventilación
• Si respira Posición lateral de seguridad
• Si no respira:
–Realizar cinco insuflaciones
C. Circulación
— Analizar la circulación
• Si hay circulación Continuar la ventilación
Si se dispone de un único reanimador después de 1 minuto alertar al 112
• Si no hay circulación: RCP (dos ventilaciones: 15 compresiones torácicas, ritmo de 100/min si
se dispone de dos reanimadores y 30 compresiones torácicas, 1 minuto de RCP y alertar al 112
si se dispone de un único reanimador

A. APROXIMACIÓN Y APERTURA probarse si existe algún peligro de accidente y
DE LA VÍA AÉREA si lo hubiera se debe desplazar a la víctima
hasta un lugar seguro.
La sistemática para la aproximación a un niño
pequeño o un lactante con una posible parada La maniobra de elección para la apertura de la
cardiaca es la misma que la que se sigue en vía aérea en los niños, al igual que en los adul-
los adultos y que ya hemos revisado. tos, es la maniobra frente-mentón. Para reali-
zarla se tira la mandíbula hacia arriba empujan-
Es importante tener siempre presente la posi- do el borde inferior óseo del mentón, con los
bilidad de que existan riesgos para la víctima dedos segundo y tercero de una mano, mien-
y/o para el rescatador, por lo que debe com- tras que con la otra se inclina la frente hacia
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
Curso de resucitación cardiopulmonar instrumental y desfibrilación semiautomática 57

atrás, desplazándola y extendiendo el cuello. B. VENTILACIÓN (BREATHING)
Esta extensión será moderada en los niños y
muy ligera en los lactantes, en los cuales se Para valorar la existencia de ventilación espon-
mantendrá la cabeza en posición neutra. tánea se debe intentar «ver, sentir y oír» la
respiración del niño. Para ello, al igual que en
En caso de accidente, no extienda el cuello; sim- el adulto, el reanimador acercará su mejilla a la
plemente desplace la mandíbula hacia arriba boca-nariz del afectado pudiendo oír así la res-
empujando con sus dedos en el borde inferior piración, sentir en la mejilla la expulsión del
óseo del mentón. Una técnica alternativa en aire y, al mismo tiempo, observar la presencia
caso de accidente es la «maniobra de desplaza- o no de excursiones torácicas respiratorias.
miento de la mandíbula». Para efectuarla, el rea- No se deben emplear más de 10 segundos en
nimador situará cada una de sus manos en forma analizar la respiración.
de garra a cada lado de la cara, con el segundo
y tercer dedos colocados en la rama ascenden- La técnica para la ventilación boca a boca en
te de la mandíbula, cerca de su ángulo; con ellos niños es muy similar a la utilizada en los adul-
empujará hacia delante y afuera, para desplazar tos. Las únicas diferencias son las siguientes:
la mandíbula.
— En los lactantes, en vez del boca a boca se
realizará un boca a boca-nariz, de forma
que la boca del reanimador abarque un
área que incluya la boca y la nariz del bebé.
— El volumen de aire insuflado será el sufi-
ciente para lograr un movimiento torácico
similar al de una respiración normal. Para
ello, soplará suavemente en niños y utiliza-
rá sólo bocanadas en lactantes. La insufla-
ción debe durar entre 1 y 1,5 segundos.
— La frecuencia de las ventilaciones será de
12-20 por minuto. Evite la hiperventilación.

Apertura de la vía aérea en lactantes.

Maniobra de dezplazamiento de la mandíbula. Análisis de la ventilación: «ver, sentir y oír«.
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
58 Curso de resucitación cardiopulmonar instrumental y desfibrilación semiautomática

Técnica del boca a boca en niños 7. Observe la expansión y el retroceso toráci-
co con cada ventilación. Oiga y sienta en
1. Colocar a la víctima acostada y boca arriba. su mejilla la salida de aire en la espiración.
2. Mantener abierta la vía aérea, elevando la 8. Si el intento inicial de ventilación es infruc-
mandíbula con la tracción del borde inferior tuoso:
del mentón con una mano, mientras que con — Compruebe nuevamente que en la boca
la otra, en la frente, se inclina la cabeza. No no hay ningún cuerpo extraño accesible
se utilizará el índice ni el pulgar de esta mano, que pueda obstruir la vía aérea.
para así poder tapar posteriormente la nariz — Vuelva a repetir la maniobra de apertura
durante el boca a boca. de la vía aérea. Si no lo consigue, inten-
3. Abra la boca del paciente. te con la maniobra de «subluxación ante-
4. Coja aire. rior de la mandíbula».
5. Selle con su boca alrededor de la boca del — Repita hasta un total de cinco intentos.
niño y obstruya la nariz haciendo pinza — Si a pesar de estos intentos no lo consi-
con los dedos índice y pulgar de la mano gue, no pierda más tiempo y continúe con
situada en la frente. En lactantes selle su el siguiente paso de la resucitación, es de-
boca alrededor de la boca y de la nariz del cir, evalúe la presencia de signos de circu-
bebé. lación e inicie las compresiones torácicas.
6. Ventilar adecuadamente, para ello:
— Realice cinco ventilaciones lentas y suce- Técnica del «balón-mascarilla» en niños
sivas de 1-1,5 segundos de duración cada
una. Retire su boca después de cada ven- La técnica de ventilación con balón-mascarilla en
tilación, para así facilitar la espiración pasi- niños es la misma que la descrita anteriormente
va. Espere a que el tórax descienda com- para adultos. En niños mayores de 8 años,
pletamente, antes de volver a efectuar una deben utilizarse balones de reanimación para
nueva insuflación. adultos, que tienen una capacidad de 1.600 ml,
— El volumen insuflado debe elevar el tórax dotados de bolsa reservorio, que debe conectar-
de forma similar al movimiento que pro- se a una fuente de oxígeno. En niños más peque-
duciría una respiración normal. Para ello, ños, incluidos neonatos, se deben utilizar balo-
sople suavemente en niños y dé sólo nes de reanimación infantiles, con una capacidad
bocanadas de aire en los lactantes. de 450-500 ml, que también deben disponer de

Ventilación boca a boca-nariz en lactantes. Ventilación boca a boca en niños.
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
Curso de resucitación cardiopulmonar instrumental y desfibrilación semiautomática 59

bolsa reservorio. No deben usarse, aunque nados «signos de circulación», concretamente la
estén comercializados, los balones para lactan- presencia de tos, respiración normal o algún tipo
tes, con una capacidad de únicamente 250 ml, de movimiento. La respiración agónica (boquea-
ya que por sus características son inadecuados das irregulares, ocasionales y superficiales) no es
para dar una ventilación apropiada, aun a los un signo de circulación. Si en 10 segundos no se
recién nacidos de muy bajo peso. está seguro de la presencia de estos signos,
deberán iniciarse las compresiones torácicas.
¿Cuándo alertar al servicio
de emergencias en niños pequeños Para analizar la presencia de circulación, los sani-
y lactantes? tarios, a diferencia del resto de la población, no
En los adultos, se alerta al servicio de emergen- sólo deben observar si existen signos de circula-
cias cuando se comprueba que una víctima que ción, sino que también buscarán el pulso carotí-
presenta un colapso no responde y no respira. deo en los niños mayores de 1 año, mientras que
La alerta precoz permite conseguir una res- en los lactantes deben escrutar el pulso braquial.
puesta profesionalizada y rápida para realizar
una desfibrilación temprana si está indicada.

Esta maniobra puede ser esencial, ya que la
mayoría de las paradas cardiacas de los adul-
tos son debidas a fibrilación ventricular, y el
único tratamiento eficaz es la desfibrilación
(descarga eléctrica de corriente continua) en
los primeros minutos de evolución.

Sin embargo, en los niños, las paradas cardiacas
no suelen ser debidas a cardiopatías y la fibrila- Palpación del pulso carotídeo.
ción ventricular es poco frecuente, mientras que
las causas respiratorias son las más habituales.
Por ello, si sólo se dispone de un reanimador se Para palpar el pulso braquial en lactantes, se
debe retrasar la alerta al 112 hasta que se haya coloca el miembro superior del bebé separado
aplicado 1 minuto de ventilación boca a boca del cuerpo y con la palma de la mano arriba. El
(asociada con compresiones torácicas si, como rescatador palpa con sus dedos índice, cora-
veremos más adelante, no tuviera signos de cir- zón y anular la cara interna del brazo a nivel de
culación): es el concepto de «llamar pronto» su tercio medio.
frente a «llamar inmediatamente». Pero siempre
lo antes posible.

Cuando haya más de un testigo, uno continua-
rá con la resucitación, mientras que otro aler-
tará al servicio de emergencias. Si el reanima-
dor está solo, también debe alertar al servicio
de emergencias, aunque para ello tenga que
abandonar temporalmente a la víctima.

Palpación del pulso braquial.
C. CIRCULACIÓN
Para comprobar si existe circulación espontánea En las guías de RCP básica pediátrica para ciu-
se deben buscar durante 10 segundos los denomi- dadanos, se recomienda el inicio de las compre-
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
60 Curso de resucitación cardiopulmonar instrumental y desfibrilación semiautomática

siones torácicas, sin necesidad de analizar si En niños grandes pueden utilizarse las dos
existen signos de circulación, es decir, una vez manos. La depresión torácica producida por
que se han aportado las cinco ventilaciones ini- las compresiones será de un tercio de la
ciales a un niño que no responde y que no res- anchura torácica. Se realizará con una fre-
pira. Los reanimadores sanitarios deben evaluar cuencia de compresiones de aproximadamen-
el pulso antes de iniciar las compresiones torá- te 100 por minuto y una secuencia de dos ven-
cicas. Estas compresiones deben instaurarse si tilaciones cada 15 compresiones (si se trata
uno no está seguro de la presencia de pulso o de un solo reanimador debe seguirse una
si el niño presenta una frecuencia cardiaca infe- secuencia 30:2).
rior a 60 latidos/m, con mala perfusión periféri-
ca. El fundamento de esta última recomenda- La técnica para efectuar el masaje cardiaco
ción radica en que la perfusión de los tejidos ha externo en lactantes (menores de 1 año) pre-
disminuido a un nivel crítico, muy similar al de senta también algunas pequeñas diferencias,
una parada cardiorrespiratoria. la secuencia es la misma de dos ventilaciones
cada 15 compresiones.
La técnica para efectuar el masaje cardiaco
externo es la misma en adolescentes después Técnica de masaje cardiaco en niños
de la pubertad que en adultos. Se realiza con
una frecuencia de compresiones de aproxima- 1. La víctima se coloca acostada y boca arri-
damente 100 por minuto y una secuencia de ba, sobre una superficie dura, lisa y firme,
dos ventilaciones cada 30 compresiones. con los brazos extendidos.
2. Colóquese a uno de los lados de la vícti-
ma, a la altura de sus hombros. Si el afec-
tado está en el suelo, póngase de rodillas.
3. Con los dedos índice y medio de una
mano, localice el ángulo donde se unen las
costillas inferiores y deslice sus dedos
hasta situarlos encima de la punta del
esternón.
4. Por encima de estos dedos, coloque el
talón de la otra mano en el tercio inferior del
esternón. Los dedos no deben estar en
contacto con el pecho.
5. Coloque la otra mano en la frente del niño
para mantener inclinada la cabeza hacia
atrás y favorecer la apertura de la vía
Masaje cardiaco externo en niños. aérea durante las compresiones.
6. Cargue verticalmente el peso de su cuerpo
La técnica en niños que no han alcanzado la sobre el brazo extendido, con el que va a
pubertad es muy similar a la anterior. Las com- realizar las compresiones, sin doblar el codo
presiones se efectúan en el mismo lugar, con- y con el brazo perpendicular al esternón.
cretamente en el tercio inferior del esternón, 7. Comprima firmemente el esternón hacia
por encima de la apófisis xifoides (la punta del abajo, verticalmente. Deprimir un tercio de
esternón), evitando comprimir el abdomen o la anchura del pecho (2,5-4 cm).
las costillas. Los dedos se elevarán o se 8. Mantenga un ritmo de 100 compresiones/
entrecruzarán. Las compresiones se efectúan minuto. Para ello realice las compresiones
con el talón de una mano, mientras que con la mientras cuenta: 1 y 2 y 3 y 4 y 5, etc.
otra se mantiene la apertura de la vía aérea, 9. Sincronice las ventilaciones y las compresio-
inclinando la frente de la víctima hacia atrás. nes a un ritmo de dos ventilaciones cada
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
Curso de resucitación cardiopulmonar instrumental y desfibrilación semiautomática 61

15 compresiones. Cada ventilación tendrá 5. Realice dos ventilaciones con aire espirado
una duración de 1-1,5 segundos; las com- cada 15 compresiones, sellando su boca
presiones se suspenden mientras se reali- alrededor de un círculo que abarque la
zan las ventilaciones. Si se trata de un único boca y la nariz del lactante.
reanimador y tiene dificultad en las transicio-
nes entre las ventilaciones y las compresio- En lactantes, los rescatadores profesionales
nes, puede seguir una secuencia de 30 com- pueden utilizar, cuando son dos los reanima-
presiones y dos ventilaciones (30:2). dores, una técnica alternativa para las compre-
10.Si la víctima efectúa algún movimiento o siones torácicas con respecto a la descrita
recupera la respiración espontánea, se sus- anteriormente, que consiste en:
pende el masaje cardiaco durante 10 segun-
dos para buscar la presencia de signos de 1. Colocar al niño acostado y con la cabeza y
circulación. Si éstos se confirman, se suspen- los hombros al mismo nivel que el tórax.
de la RCP. Si no está seguro de la presencia 2. Situarlo sobre una superficie dura, lisa y
de estos signos, continúe con el boca a firme.
boca y con las compresiones torácicas. 3. Localizar el área de compresión.
4. Abrazar con sus manos el pecho del bebé,
Técnica de masaje cardiaco en lactantes colocando los dos pulgares en el tercio
inferior del esternón.
1. Coloque al niño acostado y con la cabeza y 5. Con sus dos pulgares, comprimir el esternón
los hombros alineados con el tórax. hacia abajo, deprimiéndolo verticalmente
2. Sitúelo sobre una superficie dura, lisa y entre un tercio y la mitad de la profundidad
firme, que en los lactantes puede ser la del tórax (1,5-2,5 cm).
palma de la mano y el brazo que no realiza 6. Seguir un ritmo de 100 compresiones por
las compresiones. minuto. El otro reanimador realizará dos
3. Localice el área de compresión, que es la ventilaciones cada 15 compresiones boca a
misma que en el resto de los niños, en el boca o mejor boca-mascarilla o, mejor aún,
centro del pecho, tercio inferior del esternón balón de reanimación-mascarilla.
por encima de la apófisis xifoides.
4. Comprima el esternón, deprimiéndolo verti-
calmente un tercio de la profundidad del tórax
(1,5-2,5 cm). Siga un ritmo de 100 compresio-
nes/minuto.

Masaje cardiaco externo en lactantes con los dos pulgares.

D. DESFIBRILACIÓN SEMIAUTOMÁTICA

En niños, la fibrilación ventricular es menos fre-
Masaje cardiaco externo en lactantes. cuente que en el adulto, de forma que los ritmos
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
62 Curso de resucitación cardiopulmonar instrumental y desfibrilación semiautomática

desfibrilables no son la primera causa de las adultos, aunque lo deseable es hacerlo con un
paradas cardiacas, aunque representan un por- adaptador infantil que reduzca la energía descar-
centaje significativo de ellas (5-20 %). La expe- gada. Los equipos usados en los niños deberían
riencia acumulada en el tratamiento de la parada poder detectar las arritmias infantiles.
cardiaca en el adulto con los desfibriladores
semiautomáticos ha impulsado su introducción
en el tratamiento de la parada cardiaca infantil. DESA en niños
Aún existe poca experiencia en niños y el peso Recomendación de clase IIb
de la evidencia sobre su utilidad es menor que • En niños mayores de
en adultos de forma que, en 2003, el Internatio- 8 años (peso > 25 kg),
nal Liaison Committee on Resuscitation (ILCOR) utilizar el mismo proto-
clasificó la recomendación sobre su uso en colo que en adultos
niños, mayores de 1 año, con el rango IIb (posi- • En niños entre 1 y 8
años, utilizar el DESA,
blemente eficaz y segura). Esto significa que en
si es posible con adap-
caso de necesidad pueden utilizarse en niños tador infantil
mayores de 1 año los mismos equipos que en

RESUMEN
La secuencia que debe seguir el personal sani- 6.Si el niño respira, colocarlo de lado en la
tario ante una posible parada cardiaca en niños posición lateral de seguridad.
es la siguiente: 7.Si el niño no respira, iniciar la respiración
artificial con cinco ventilaciones. Si tiene
1.Garantizar la seguridad del niño y del rea- dificultades para obtener la ventilación,
nimador, desplazándolo si existiera peli- explorar la boca del niño y extraer cual-
gro. quier cuerpo extraño accesible, volver a
2.Comprobar la pérdida de conocimiento con abrir la vía aérea y repetir las ventilaciones
palmadas en las plantas de los pies en los hasta un máximo de cinco intentos.
lactantes. Gritándole y con palmadas en la 8.Comprobar la circulación (tiempo máximo
cara anterior del pecho si es más mayor. 10 segundos) palpando el pulso braquial
3.Si el niño responde, mantenerlo en una en el lactante y el carotídeo en el niño.
posición que permita vigilarle y pedir ayuda 9.Si hay pulso, continuar con las ventilacio-
si fuera preciso. nes hasta que el niño respire de manera
4.Si el niño no responde, gritar pidiendo eficaz (20 por minuto).
ayuda, llamar al 112/061 y abrir la vía aérea 10. Si no hay pulso, o es muy lento (menos de
(maniobra frente-mentón), con extensión 60 por minuto con mala perfusión periféri-
moderada del cuello en niños pequeños y ca), colocarlo sobre un plano duro y boca
más escasa en lactantes (como si mirara al arriba e iniciar el masaje cardiaco. Tras
techo). efectuar 15 compresiones, a un ritmo de
5.Comprobar la respiración, aproximando 100 por minuto (si son dos reanimadores
nuestro oído y mejilla a la boca y nariz del sanitarios, si no 30 compresiones/dos ven-
niño (ver, oír y sentir), observando al tilaciones), abrir la vía aérea y realizar dos
mismo tiempo si existen movimientos ventilaciones eficaces. Si está solo, pida
torácicos y abdominales, en un tiempo ayuda al teléfono de emergencias tras 1
máximo de 10 segundos. minuto de RCP.
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
Curso de resucitación cardiopulmonar instrumental y desfibrilación semiautomática 63

Cuestionario
Para responder a este cuestionario debe: 5. ¿Cuál de estas afirmaciones es falsa?
• Leer cuidadosamente cada pregunta y com- a) En lactantes y en niños, antes de la pu-
prender su significado exacto. bertad, se debe iniciar el masaje cardiaco
• Analizar cada respuesta y valorar la correcta. aunque se palpe pulso si la frecuencia es
• Señalar aquella que más se aproxime a la menor de 60 lat./min y la perfusión perifé-
cuestión planteada. rica es mala
b) En lactantes y en niños pequeños sólo se
Comprobar con la planilla de respuestas correc-
debe iniciar el masaje cardiaco cuando se
tas en la página 77
comprueba la ausencia de «signos de cir-
1. ¿Qué arteria debemos palpar para buscar el culación» con ausencia de pulso
pulso en un lactante? c) En los lactantes, el área de compresión
a) Carotídea para el masaje cardiaco es el tercio infe-
b) Radial rior del esternón, por encima de la apófi-
c) Braquial sis xifoides
d) Femoral d) En los niños con parada cardiorrespirato-
ria, antes de iniciar las compresiones
2. ¿Cuál es la causa más frecuente de para- torácicas deben proporcionarse cinco
das cardiacas en los lactantes? ventilaciones
a) Las cardiopatías 6. ¿Cuál es la secuencia de ventilaciones/com-
b) La insuficiencia respiratoria presiones en lactantes y en niños (que aún
c) Los accidentes de tráfico no han llegado a la pubertad) que deben rea-
d) Las enfermedades neurológicas lizar los dos reanimadores sanitarios?
a) 1:3
3. ¿Con qué se relaciona el síndrome de la b) 1:5
muerte súbita del lactante? c) 2:15
a) Con acostarles inmediatamente después d) 2:30
de ingerir alimento
b) Con acostarles boca-abajo 7. ¿Cuál de estas afirmaciones es verdadera
c) Con acostarles boca-arriba en relación con el DESA?
d) Con taparles con demasiada ropa a) El DESA no debe usarse en niños
b) EL DESA puede usarse en niños pero las
4. ¿Cuándo se debe realizar la alarma de parada palas deben colocarse en la cara anterior
cardiaca en un niño, si el reanimador sanitario y posterior del tórax
está solo? c) EL DESA puede usarse en niños mayores
a) Después de abrir la vía aérea de 1 año, idealmente con un adaptador
b) Después de comprobar la ausencia de infantil
respiración y de dar cinco ventilaciones d) Está probada la eficacia de los DESA en
c) Después de comprobar la ausencia de «sig- los lactantes
nos de circulación», incluida la falta de pulso
d) Después de 1 minuto de ventilaciones y
de compresiones torácicas (cuando no
respira y no tiene pulso)
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
64 Curso de resucitación cardiopulmonar instrumental y desfibrilación semiautomática

8. En la RCP básica realizada por la población, 9. ¿Qué balón de reanimación debemos utili-
¿cómo debe analizarse la circulación para zar para ventilar a un lactante?
decidir si se inician las compresiones toráci- a) Para lactantes con una capacidad de
cas? 250 ml, con bolsa reservorio
a) Inmediatamente después de dar las cinco b) Infantiles con una capacidad de 450-500 ml
primeras ventilaciones artificiales c) Infantiles con una capacidad de 450-500 ml,
b) No debe analizarse. El ciudadano debe ini- con bolsa reservorio
ciar directamente las ventilaciones y las d) Para lactantes con una capacidad de 100 ml
compresiones torácicas si la víctima no
respira 10.¿Cuál debe ser el número de compresiones
c) Cada 2 minutos durante la parada cardia- por minuto que debemos efectuar en los
ca niños para realizar el masaje cardiaco?
d) Inmediatamente después de comprobar a) 120
que el niño no está consciente b) 150
c) 100
d) 80
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
Curso de resucitación cardiopulmonar instrumental y desfibrilación semiautomática 65

CLASE PRÁCTICA N.º 4: SIMULACIÓN EN LA PCR

OBJETIVOS

Con la realización de esta práctica, el alumno — Utilizar el DESA.
adquirirá las destrezas necesarias y consolida-
rá los conocimientos precisos para: Además, esta práctica tiene como objetivo
evaluar la competencia individual y en equipo
— Realizar la RCP instrumentalizada. alcanzada durante el curso.

DESARROLLO

La práctica se basa en la simulación realista de la pidiendo ayuda al resto del equipo. A partir de
respuesta a la parada cardiorrespiratoria y en el este momento, dirige al equipo dando órdenes,
análisis crítico posterior de las actuaciones reali- comprobando su correcta realización, filtrando
zadas, comparándolas con las recomendadas. las sugerencias y marcando la secuencia de
actuación. Los otros dos miembros del equipo
Para ello se sigue una metodología estricta. obedecen al coordinador y aportan sugeren-
Así, durante la simulación se distribuyen las cias, si fueran necesarias.
funciones entre los tres alumnos que asumen
el papel de equipo de respuesta inicial a una Una vez finalizada la simulación, se abre un
PCR. Un alumno actúa de coordinador, otro se debate, moderado por el profesor, en el que el
responsabiliza de la vía aérea y otro del masa- coordinador efectúa una autocrítica de su actua-
je cardiaco externo. ción y analiza la de los otros dos miembros de
su equipo, quienes a su vez realizarán la crítica
El profesor programa la simulación y presenta el de su propia actuación y de la de sus dos com-
caso clínico, aportando datos durante la simula- pañeros. El profesor tiene la última palabra, ana-
ción. El coordinador analiza la situación a partir liza cada una de las actuaciones, aporta las con-
de los datos aportados por el profesor. Inicia la clusiones y evalúa la competencia individual y la
actuación, en solitario, confirmando la PCR y del equipo para responder a la PCR.

EQUIPAMIENTO

Por cada módulo de 8 alumnos se dispondrá — Un balón de reanimación infantil (opcional).
de: — Dos fuentes de oxígeno con caudalímetro.
— Dos sistemas de aspiración (opcional).
— Dos maniquíes de RCP básica. — Tres cánulas orofaríngeas del n.º 4.
— Un maniquí lactante (opcional). — Tres cánulas nasofaríngeas (adultos).
— Dos simuladores de desfibrilador automáti- — Dos juegos de sondas de aspiración.
co (DESA). — Una caja de guantes desechables.
— Dos juegos de palas-electrodos. — Dos paquetes de gasas.
— Un dispositivo de protección para boca a — Dos maquinillas de afeitar.
boca por alumno. — Un frasco de 200 ml de alcohol de 70º.
— Dos balones de reanimación (adultos) con — Un frasco de 200 ml de solución diluida de
mascarillas faciales. hipoclorito sódico.
© EdikaMed S.L. • www.edikamed.com
66 Curso de resucitación cardiopulmonar instrumental y desfibrilación semiautomática

SITUACIONES

Cada equipo simulará, al menos, las siguien- — Fibrilación ventricular que responde des-
tes situaciones: pués de dos choques.
— Fibrilación ventricular que no responde a
— Parada cardiorrespiratoria RCP básica sin tres choques.
DESA, un solo reanimador. — Parada cardiorrespiratoria con ritmo en la
— Parada cardiorrespiratoria RCP básica sin que no debe aplicarse desfibrilación.
DESA, dos reanimadores. — Obstrucción presenciada de la vía aérea.