RICHMOND

Handbooks

FOR TEACHERS

Series Editor : Paul Seligson

An Introduction to

Teaching English to Children
Susan House
EDICIÓN EN ESPAÑOL

Richmond
P U BL I S HING

Richmond Publishing 19 Berghem Mews Blythe Road London W14 0HN © Susan House 1997 Published by Richmond Pubishing ® First published 1997 All rights reserved. No part of this book may be reproduced, stored in a retrieval system or transmitted in any form, electronic, mechanical, photocopying, recording or otherwise, without the prior permission in writing of the publishers. However, the publisher grants permission for the photocopying of those pages marked ‘photocopiable’, for individual use or for use in classes taught by the purchaser only. Under no circumstances may any part of this book be photocopied for resale. ISBN 84–294–5068–8 Depósito legal: Printed in Spain by Design Layout Cover Design Illustrations Jonathan Barnard Gecko Limited Geoff Sida, Ship Design Steve Lach, Gecko Limited, John Plumb & Liz Roberts

Map of the book
INTRODUCTION PAGE

5

Primary English

1 PAGE 7 Teaching children English … language learning and language acquisition … learning English
CHAPTER

CHAPTER

Starting out

2 PAGE 11 Understanding your course materials … core components … supplementary components … choosing your materials

3 PAGE 17 Presenting and practising language
CHAPTER

Basic teaching procedures

CHAPTER 4 PAGE 19 Teaching the skills

5 PAGE 28 Getting to know your class
CHAPTER

Author’s Acknowledgement Thank you to Inés Alpuente and all the staff at the CRA de Villanueva de Alcoron, Guadalajara, for their help with the problem of mixed-aged groups in rural schools.

6 PAGE 33 Classroom language
CHAPTER

Establishing the right atmosphere

CHAPTER 7 PAGE 36 Sensitisation activities … language awareness … working with English letters … working with English sounds … working with English words CHAPTER 9 PAGE 51 Lesson planning

8 PAGE 46 Class management … group dynamics … discipline … working with children
CHAPTER CHAPTER

Running an efficient class

10 PAGE 54 Making simple resources … flashcards … posters … friezes 13 PAGE 67 Correction techniques … oral work … written work

CHAPTER

11

PAGE

58

Projects

Resources and activities
CHAPTER

12 PAGE 62 Stories, plays, songs and rhymes

CHAPTER

CHAPTER

Dealing with correcting and testing

14 PAGE 70 Evaluation techniques … oral tests … written tests

CHAPTER

15 PAGE 75 Sociocultural themes

CHAPTER

Dealing with wider issues

16 PAGE 78 Learning strategies

CONCLUSION

PAGE

84

Moving on
PHOTOCOPIABLE PAGES GLOSSARY FURTHER READING INDEX PAGE

85 94 PAGE 95 PAGE 96
PAGE

I N T R O D U C T IO N

Richmond Handbooks for Teachers: An introduction
“Who is this book for?”
This series presents key issues in English Language Teaching today, to help you keep in touch with topics raised in recent educational reforms. The books all contain a mixture of analysis, development work, ideas and photocopiable resources for the classroom. The key note throughout is what is practical, realistic and easy to implement. Our aim is to provide a useful resource which will help you to develop your own teaching and to enjoy it more. While each of the books has been written for the practising English Language Teacher in the primary or secondary environment, they are also suitable for teachers of languages other than English, as well as for teachers of young adults, trainee teachers and trainers. All classroom activities are designed for lower-level classes (from beginners to lower intermediate) as these form the majority of classes in both primary and secondary. Most of them can, however, be easily adapted to higher levels. The books all contain: a section of photocopiable activities and templates. These are either for immediate classroom use (some with a little adaptation to suit your classes) or for use throughout the year, e.g. assessment record sheets or project work planners. regular development tasks. These ask you to reflect on your teaching in the light of what you have just read, and some ask you to try new ideas in the class. They are all intended to make the ideas in the books more accessible to you as a classroom teacher. an index of activities. As most teachers dip into or skim through resource books, there is an index at the back of each book to help you find the sections or ideas that you wish to read about. a comprehensive glossary. As one of the main principles of the books is ease of use, the authors have tried not to use jargon or difficult terminology. Where this has been unavoidable, the word/term is in SMALL CAPITALS and is explained in the glossary at the back. Likewise, we have avoided abbreviations in these books; the only one used which is not in current everyday English is L1, i.e. the students’ mother tongue. Although all of the ideas in these books are presented in English, you may need to explain or even try some of them, at least initially, in the students’ L1. There is nothing wrong with this: L1 can be a useful, efficient resource, especially for explaining methodology. New ideas, which may challenge the traditional methods of teaching and learning, can be very threatening to both teachers and students. So, especially with lower-level classes, you can make them less threatening by translating them. This is not wasting time in the English class, as these ideas will help the students to learn/study more efficiently and learn more English in the long term.

Primary English
This book has been designed to help teachers who may be embarking on teaching primary English for the first time. It will be useful for teachers who: … already teach English but are about to teach children for the first time … already teach children but are about to teach English for the first time … are training to teach English to children. The prospect of choosing your course materials, preparing your teaching programme, delivering your classes, evaluating your students and dealing with day-to-day problems in the classroom may seem initially daunting. You will find guidance and suggestions in this book that will make your teaching year not only easier to manage but more enjoyable for both you and your students. If you have experience in teaching English to adolescents and adults, this will be invaluable for understanding the language itself. However, you will find that the characteristics of the primary student are very different and you will need to alter your approach considerably. You will need to adapt your expectations both with respect to your students’ progress and your classroom management. The primary school programme can cover many age ranges depending on the specific policy of your education authority or the school you are working in. Teachers working in this field often find themselves seriously challenged by the enormous range of basic abilities in their classrooms (reading and writing, dexterity and motor ability), not to mention other problems such as mixed-age classes in rural areas. We shall look at some of these problems and see how developing your own skills will help you to deal with specific issues relevant to the primary school environment. You will find that different chapters in this book deal with these problems and offer you ways of coping with them in the classroom. The book starts with general issues and progresses to the more specific, and goes from the beginning of the school year to the end, but it is written in such a way that you can dip into chapters as the need arises. You will find references throughout the book to guide you to the issues you are interested in.

“What happens at the beginning of the school year?”

At the beginning of your course it is likely that you will be presented with a series of course materials for your classes. Or, if you are lucky enough, you may be asked to choose them for yourself. This book will attempt to show you how you can choose those materials and use them to your greatest advantage. We shall also look at introducing your own materials without having to increase your workload substantially. Different publishers use different terms to describe the various components of a language course and the activities within those components. Do not be put off by this. They all follow the same basic pattern, which is described in Chapter 2.

“How do I use this book?”

You can use the Contents page to guide you through your year’s work and the issues dealt with in this book. Likewise, it can help you locate topics you are interested in. The index (page 96) can help you find particular activities and topics as well.

4

5

Introduction: Primary English

CAPÍTULO
“What will I need in the classroom?”
The following is a ‘shopping list’ of the items that you will need to do the activities described in this book and in many courses for younger children. Everyday items You will find these items useful for many activities in the primary classroom. Glue: the stick kind is the cleanest to use in the classroom. Coloured pencils: your students should have their own but you will need a supply for the classroom. Card: in as many different colours as possible. Black is good for mounting wall charts. Scissors: several pairs of round-ended safety scissors. Drawing pins: the ones with coloured heads are easier to find if they fall on the floor. (These should be kept out of children’s reach.) Sticky tape: several rolls. Transparent adhesive plastic covering: expensive, but useful for keeping things in good condition throughout the year. Shoe boxes with lids (any size): ask the students to bring these in. They are useful for activities and for storing materials. Paints and paint brushes: simple poster paints are the best. White paper: the kind used as lining paper for wardrobes. This is for friezes and projects. Magazines, comics and newspapers: ask the students to bring in old printed material. Special items These are useful for specific activities in this book. Safety pins: these are useful for some activities and are always handy if the students are acting. (They should be kept out of children’s reach.) A washing line: long enough to be hung across the classroom. A sheet or large piece of material: together with the washing line this can be used for activities and is useful for providing a ‘stage’ for acting activities, either as the curtain or the backdrop. You can glue or pin scenery onto it. Clothes pegs: four or five. Bathroom scales Measuring tapes or long rulers Some of these objects can be provided by the children themselves while others may be provided by the school. TIP Keep all of these things in a box in the staff room if you do not have an ‘English classroom’. Make sure that you keep any potentially dangerous objects out of the children’s reach.

1

Enseñar inglés a los niños
Aprendizaje y adquisición de un idioma
Solemos diferenciar el proceso que tiene lugar cuando aprendemos nuestra lengua materna (L1) del que se produce al aprender un segundo idioma utilizando diferente terminología. Decimos que la primera lengua es adquirida, mientras que la segunda es aprendida. Esto es así porque entendemos que el primer idioma se adquiere a través de la experiencia, mientras que el segundo se aprende a través de una enseñanza formal. La adquisición de una lengua tiene lugar en un entorno que constituye un estímulo constante: los niños están expuestos a su primera lengua desde el primer momento y se encuentran literalmente bombardeados con el idioma todo el tiempo. Deberíamos intentar proporcionar a los alumnos al menos unos cuantos de los estímulos presentes en la adquisición de una lengua para facilitarles el proceso de aprendizaje de un idioma. Si pensamos en la enseñanza como en la otra cara del aprendizaje, al intentar comprender mejor cómo aprenden los niños tendremos también una mejor comprensión sobre cómo enseñarles. A menudo, suele confundirse el aprendizaje con el estudio o la memorización. Ya que nosotros, como adultos, ya hemos adquirido estrategias de aprendizaje, confundimos aprender con estudiar. El estudio es un instrumento para aprender, pero no es el aprendizaje en sí mismo. Los niños de menor edad se encuentran en una fase mucho más elemental del proceso de aprendizaje. Para ellos, aprender sigue siendo más una cuestión de experimentar que de someter cierta información a la memoria. Debemos dar a nuestros alumnos la posibilidad de experimentar para garantizar que el aprendizaje se realiza con éxito. Como los niños aprenden a partir de la experiencia, no distinguen la diferencia entre las situaciones de aprendizaje y las que no lo son: para un niño, todas las situaciones son motivo de aprendizaje. Éste es un factor extremadamente influyente que debe recordar cuando trabaje con niños de primaria, porque cada momento que pase con los niños es, potencialmente, tiempo útil de aprendizaje y debería aprovechar esta circunstancia al máximo. En primer lugar, vamos a analizar cómo enseñamos un idioma y cómo nuestro modo de enseñar afecta a la composición de una unidad didáctica.

Orden de adquisición

La enseñanza del idioma en el aula suele seguir una creencia establecida en cuanto al orden de adquisición de un idioma: escuchar, hablar, leer y luego escribir. Esto significa que: … presentamos la lengua de forma oral: el niño escucha … seguidamente pedimos a los niños que reproduzcan el idioma verbalmente: el niño habla … a continuación presentamos el idioma en forma escrita: el niño lee … finalmente, les pedimos que reproduzcan el lenguaje en forma escrita: el niño escribe. Los cuatro pasos de este proceso siguen este orden establecido porque significa que el niño experimenta el idioma antes de reproducirlo, y que lo experimenta en forma oral antes que en forma escrita. Al hablar de experimentar un idioma no queremos decir que los niños simplemente oigan o lean algo una sola vez y ya puedan reproducirlo a la perfección.
7

T A S K

Which items in the second list above have you used with children? How did/would you use them? Check your ideas with activities 2–4 on pages 28–31 of this book.

6

Enseñar inglés a los niños

Enseñar inglés a los niños

Exposición al idioma

Es importante tener en cuenta la intensidad de exposición al evaluar nuestras expectativas en cuanto a los alumnos. Aprender un idioma es un proceso lento. Cuando nuestros alumnos llegan a la clase de inglés, su primera lengua está ya muy desarrollada. Llevan ocho o nueve años expuestos continuamente a este idioma. Evidentemente, no obtendremos los mismos resultados con un segundo idioma, sobre todo porque su exposición al mismo en el transcurso de un año será de aproximadamente ochenta horas, con un poco de suerte. Las cuatro destrezas/aplicaciones lingüísticas pueden practicarse en clase de modo formal e informal. Los ejercicios de los materiales del curso aportan una práctica formal, mientras que la comunicación en clase representa una práctica menos formal, y a menudo integrada, de las cuatro destrezas/aplicaciones. Intente sacar el máximo provecho de esta práctica informal, porque representa la comunicación libre. Al trabajar con niños nos concentramos básicamente en escuchar y hablar. En el nivel primario existen restricciones obvias en las destrezas de lectura y escritura. Es posible que algunos alumnos más pequeños apenas sepan leer en su propio idioma, y que otros no hayan desarrollado aún la coordinación mano-vista necesaria para escribir con cierta velocidad. Quizá los niños no hayan desarrollado aún la escritura en su propio idioma, e introducirles en la escritura del inglés podría confundirles. Además, las diferentes etapas del desarrollo pueden estar muy marcadas, especialmente al principio del curso. En esta etapa, la diferencia de desarrollo entre un niño que cumple los ocho años en enero y otro que no los cumple hasta diciembre del mismo año puede ser considerable. Los criterios siguientes son directrices para estimular el proceso de aprendizaje. Presente el lenguaje de forma oral. Los niños necesitan escuchar el idioma en casetes como parte de su instrucción formal y escuchárselo a usted a través de la comunicación informal en clase. Hable a sus alumnos en inglés y utilice VER EL CAPÍTULO 6. Su objetivo no debe consistir en expresiones corrientes. que la clase guarde silencio. A veces se requiere silencio para realizar actividades a nivel individual, pero si los alumnos permanecen callados la mayor parte del tiempo eso significa que no escuchan suficiente inglés. Dedique buena parte del tiempo de la clase a que sus alumnos hablen. El propósito del lenguaje es la comunicación. En los capítulos siguientes encontrará ejemplos de actividades para que los niños utilicen el idioma. Los alumnos de primaria necesitan leer en sus materiales del curso y de modo informal en la clase. Existen muchas actividades en este libro que proporcionan un apoyo visual para el idioma, p. ej. poner títulos y rótulos en la clase y hacer murales. Es extremadamente importante que los niños jueguen con letras y palabras. Si piensa diseñar juegos y actividades para reforzar la lectura, incluya siempre una fase que permita a los niños mover físicamente las VER EL CAPÍTULO 4 distintas letras para formar palabras. La escritura es la última destreza que desarrollamos al aprender un idioma. Es la etapa más compleja, ya que no puede realizarse de forma satisfactoria hasta que se hayan asimilado las otras tres etapas. Uno de los motivos por los que suele fracasar la enseñanza de un segundo idioma es que los profesores dedican demasiado tiempo a actividades de escritura. Finalmente, recuerde que el L1 de los alumnos constituye su punto de referencia. No espere que aprendan cosas en inglés que todavía no dominan en L1. Si los niños no leen con fluidez en L1, no puede esperar que sepan leer en inglés. Si no saben decir la hora en L1, no intente enseñarles a hacerlo en inglés.

Aprender inglés
Ahora podemos analizar algunas peculiaridades del idioma inglés y cómo pueden influir en el modo en que enseñamos inglés en la clase de primaria.

Pronunciación del inglés

Práctica formal e informal

Las dificultades de leer y escribir

Si pregunta a cualquier persona que haya aprendido inglés como lengua extranjera qué es lo más frustrante al aprender, seguramente responderá la pronunciación: que la conexión entre el modo de escribir las palabras y el modo de pronunciarlas sea aparentemente tan caótica. A diferencia de muchos idiomas derivados del latín, cada letra en inglés no tiene un sonido independiente e invariable. Casi todas las vocales pueden pronunciarse de dos o más modos distintos, y unidas en diferentes combinaciones forman sonidos muy distintos. En inglés existen veinte sonidos vocálicos, todos producidos únicamente por cinco letras (ver la lista de la PÁGINA 62). Existen muchas combinaciones de consonantes que producen sonidos diferentes, p. ej. th puede pronunciarse /∏/ (como en think) o /D/ (como en this). Adicionalmente, algunas combinaciones de letras provocan que haya letras mudas; p. ej. en palabras acabadas en -e, como take y hope, la -e no se pronuncia; en las palabras comb y lamb la b es muda. Éstas son solamente algunas de las peculiaridades de las correspondencias entre sonido y ortografía del inglés. Y por si esto fuera poco, el inglés no utiliza acentos para mostrar la sílaba tónica de una palabra; hay que saber dónde recae el acento tónico. Seguramente, en el libro de texto encontrará una selección de ejercicios diseñados para ayudar a los niños a abordar esta cuestión. La pronunciación correcta sólo se consigue escuchando inglés y reproduciendo los sonidos. Leer en inglés no contribuye a mejorar la pronunciación.

Fomentar el proceso de aprendizaje

Estructuras del inglés

A nivel de primaria solemos ocuparnos de estructuras sencillas, p. ej. tiempos verbales básicos, combinaciones de nombre/adjetivo, preposiciones, etc. No debe enseñarse una estructura independientemente de su contexto lingüístico. Si, p. ej. está trabajando en la forma ’s del posesivo, empiece mostrando a los niños cómo funciona la estructura: coja un objeto de la mesa de uno de los alumnos y diga Look! This is Miguel’s pen, and this is Paula’s book. Al trabajar con niños es mucho mejor demostrar el lenguaje que explicarlo. Los alumnos que aprenden un idioma necesitan utilizar estructuras. Esto significa que deben practicarse en clase tanto formalmente, utilizando los materiales del curso, como a través de la comunicación. Es mejor limitar los objetivos del curso a unas cuantas estructuras y practicar dichas estructuras una y otra vez, utilizando diferente vocabulario y aplicándolas a situaciones diferentes. Hay que diferenciar dos tipos de estructuras: las que usted espera que los niños puedan reproducir y las que espera que puedan sólo entender. Al contar un cuento en clase es posible que el texto del relato contenga estructuras complejas, pero los niños pueden seguir la historia a partir del apoyo no-lingüístico, p. ej. dibujos, efectos sonoros y gestos. No podemos esperar que los niños sean capaces de reproducir estas estructuras hasta al cabo de varios años. Nuestro objetivo primordial en la clase es enseñar a nuestros alumnos a comunicarse con eficacia. Esto significa que deben poder entender y hacerse entender en un número de situaciones cada vez mayor. Un buen comunicador no es la persona que conoce muchas estructuras, sino la que sabe cómo utilizar estructuras, a menudo un número limitado de ellas, para comunicarse.

8

9

Enseñar inglés a los niños

CAPÍTULO
Motivación
Un elemento importante para obtener buenos resultados es saber motivar a los alumnos. Ésta es una cuestión compleja, ya que cada persona está motivada por cosas distintas. No hay que confundir la motivación con la competición. La competición es una estrategia que puede utilizar para motivar a los alumnos, pero no es la única, y mucho menos la mejor. Desafortunadamente, en muchos casos la única motivación que se aporta es la de aprobar los exámenes. La principal motivación en el aprendizaje de un idioma es el deseo de comunicarse. Los niños desean comunicarse cuando quieren decir algo a sus compañeros. Debemos determinar qué lenguaje querrán utilizar y en qué modo les gustará utilizarlo. Esto supone diseñar el contenido y la metodología de nuestra enseñanza.

2

Comprender los materiales del curso
Los distintos componentes de los materiales para los cursos de idiomas varían en función de cada editorial. Los componentes pueden definirse del modo siguiente: Componentes principales: Libro de texto (libro del alumno) Cuaderno de actividades (cuaderno de ejercicios) Libro del profesor (guía del profesor) Casetes para la clase Componentes adicionales: Tarjetas de actividades (flashcards) Pósters Casetes para el alumno Material de evaluación (cuaderno de exámenes) Diccionario ilustrado Videocasete Cuaderno para recortar

Contenido

Para los niños más pequeños, el principal foco de interés son ellos mismos. Les encanta contar cosas al profesor y a sus compañeros sobre sí mismos, sus pertenencias y su entorno inmediato. Puede explotar este interés personalizando VER EL CAPÍTULO 3. A medida que los niños van muchas de las actividades. creciendo, su foco de interés va haciéndose más amplio y más variado. Al principio del curso debe dedicar cierto tiempo a conocer qué es lo que interesa a sus alumnos. Al preparar las clases, pregúntese si las actividades que está planificando les interesarán. Procure modificar la actividad para motivar su interés; p. ej. los resultados del fútbol y la situación en la liga son ideales para practicar los números, y pueden utilizarse pósters de cantantes de pop para aprender los adjetivos. Enseñar un idioma es distinto a enseñar cualquier otra asignatura ya que nuestro objetivo es la comunicación. No podemos promover la comunicación entre los niños si están sentados en silencio haciendo ejercicios individuales durante toda la clase. Aprender un idioma no tiene ningún atractivo si todo se limita a hacer ejercicios en un libro. Variando la dinámica de grupo podemos proporcionar a los alumnos diferentes tipos de interacción y la oportunidad de desarrollar la interacción social necesaria para que pueda producirse comunicación de forma regular. Éste es, en sí mismo, un factor de motivación VER EL CAPÍTULO 8 muy importante. También será necesario motivar a los niños individualmente. La mejor herramienta para promover y mantener el interés de un alumno en el inglés es infundiéndole ánimos. Puede animar a sus alumnos asegurándose de que sus expectativas se encuentren siempre dentro de las posibilidades de cada niño. Los niños se sienten alentados cuando lo hacen bien, pero no cuando lo hacen mal. El fracaso o el miedo al fracaso establece un ‘círculo vicioso’ muy perjudicial, que a menudo se prolonga durante todo el período de escolaridad del alumno: un alumno lo hace mal una vez y ya se considera a sí mismo un ‘mal estudiante’. Esto, a su vez, desmotiva al alumno y reduce las probabilidades de que intente hacerlo mejor, ya que asume que el fracaso es inevitable.

La mayoría de las editoriales publican todos los componentes principales, pero los componentes adicionales varían considerablemente. En muchos casos es posible elegir componentes de acuerdo con su colegio y el presupuesto.

Componentes principales
El libro de texto
El libro de texto es el principal punto de apoyo para el trabajo de clase. Posiblemente será a todo color y suele estar diseñado en forma de libro de consulta en el que no hay que escribir. Muchas de las actividades consistirán en ejercicios en parejas o grupos, más que en ejercicios individuales. Los libros de texto suelen estar divididos en dos tipos de unidades y otros materiales. Unidades de contenido Presentan nueva materia y contienen el programa básico del libro. Unidades de repaso Agrupan el trabajo realizado a lo largo de cierto número de unidades, para repasar y, a veces, para ampliar este trabajo a contextos nuevos. Material de consulta Al final del libro quizá se incluya material de consulta, p. ej. listas de verbos irregulares, vocabulario, actividades complementarias, resúmenes de gramática, etc.

Metodología

El cuaderno de actividades

T A R E A

Repase los apartados de este capítulo. Aplíquelos a su clase (o clases) de primaria. ¿Podría utilizar algo de lo que ha leído en su próxima clase para ayudar a sus alumnos a aprender?

El cuaderno de actividades suele ser en blanco y negro y contiene actividades que complementan el libro de texto. Los niños pueden escribir, colorear y recortar en este libro. Parte del trabajo puede consistir en actividades en grupo, pero en su mayoría serán ejercicios individuales. Como se ha diseñado para utilizar paralelamente con el libro de texto, el programa y las características principales son las mismas, a excepción del material de consulta. En este caso, posiblemente se incluyan actividades complementarias con listas de palabras o resúmenes de gramática, o bien actividades para cada estación del año, p .ej. felicitaciones de Navidad o invitaciones a una fiesta de cumpleaños.

10

11

Comprender los materiales del curso

Comprender los materiales del curso

El libro del profesor

Suele proporcionar esquemas para preparar las clases y algunos de ellos contienen copias de las páginas correspondientes del libro de texto y del cuaderno de actividades dentro del plan para la lección. Si su libro del profesor no contiene estas páginas, necesitará copias del libro de texto y del cuaderno de actividades para poder planificar su trabajo. El libro de texto puede estar en inglés o en L1. Si no está en inglés, debería contener igualmente modelos de estructuras lingüísticas que usted debe usar en la clase y modelos de diálogos para trabajar con los alumnos. Si tiene la posibilidad de elegir el libro del profesor en inglés o en L1, elija el idioma con el que usted se sienta más cómodo. No se sienta obligado a usar la versión inglesa si cree que esto le reportará más trabajo. Información sobre el programa de estudio El libro del profesor suele incluir un programa (o mapa), normalmente al principio del libro, que identifica los objetivos en cuanto al trabajo del curso. Estos objetivos estarán divididos en temas lingüísticos, pero es posible que se incluyan también procedimientos y actividades de clase para el desarrollo de los alumnos.

Exámenes En la actualidad, muchos de los libros del profesor contienen exámenes cortos que puede utilizar para evaluar el progreso de sus alumnos a lo largo del curso. Listas de vocabulario Al final del libro suele encontrarse una lista de todo el vocabulario del libro de texto y el cuaderno de actividades. Esta lista puede estar dividida en vocabulario productivo y vocabulario receptivo. Productivo: se espera que los alumnos utilicen estas palabras. Receptivo: se espera que los alumnos entiendan estas palabras, no que las utilicen.

T A R E A

Consulte la lista de vocabulario de su libro de texto actual. ¿Muestra palabras productivas y receptivas? En caso afirmativo, ¿cuál es la proporción de palabras productivas frente a la de palabras receptivas? ¿Está de acuerdo con las palabras catalogadas como productivas?
CONSEJOS El libro del profesor es el instrumento principal que deberá utilizar antes, durante y después de la clase. Compruebe con antelación si necesita materiales extra para hacer alguna actividad. Quizá deba pedir a los niños que traigan algo para la próxima clase; por ello es importante que tenga siempre preparada, como mínimo, la clase siguiente. Lea las notas de la lección y marque lo que crea importante al planificar su clase. Prevea los problemas de vocabulario. Piense en sinónimos o lleve a clase dibujos u objetos para mostrar las palabras que no están ilustradas.

(From Starlight 1 TB, Santillana, 1993) Información de consulta Al principio del libro es posible que se incluya información de consulta, con asesoramiento sobre cómo realizar las diversas actividades, p. ej. juegos y canciones, y sobre cómo explotar alguna de las características especiales del curso. Esquemas para las lecciones El apartado principal del libro del profesor contiene planes detallados de las lecciones. En algunos casos, estos planes consistirán en información paso a paso con sugerencias sobre cómo explotar las actividades en la clase, o bien es posible que consistan simplemente en una lista de actividades en un orden sugerido. Transcripciones Seguramente las transcripciones del contenido de la casete se encuentren en algún apartado del libro del profesor, incluidas en el plan de cada lección o bien en un apartado especial. Si se encuentran en un apartado separado le resultará más fácil marcar su situación en el libro utilizando p. ej. notas adhesivas.

Planifique el tiempo ( VER LA PÁGINA 52) y decida qué actividades puede omitir si fuera necesario. No omita las actividades de presentación. Procure no omitir siempre el mismo tipo de actividad (p. ej. los ejercicios de pronunciación) o dará a entender que este tipo de actividad no es importante. Considere reciclar una actividad de una lección anterior como introducción para cada clase. Las canciones y rimas son especialmente adecuadas. (Muchos libros del profesor sugieren actividades de este tipo.) Localice las transcripciones correctas para las actividades de escuchar. Distribuya apropiadamente las destrezas lingüísticas (escuchar, hablar, leer y escribir) y las dinámicas de grupo de la lección ( VER LA PÁGINA 48). Un ejercicio de escritura de cuarenta y cinco minutos de duración un viernes por la tarde puede parecer tentador, pero seguro que traerá problemas.

Casetes para la clase

Los ejercicios de escuchar son muy importantes en el aprendizaje de un idioma. Todos los libros de texto modernos tienen casetes para utilizar en clase. Suelen incluir varios tipos básicos de material para escuchar: Cuentos Muchos cursos de primaria explotan los cuentos en la clase. Pueden ser cuentos tradicionales, relatos originales, historias sobre los personajes del libro o relatos VER LA PÁGINA 63 basados en hechos reales.

12

13

Comprender los materiales del curso

Comprender los materiales del curso

Canciones y rimas En casi todos los cursos encontrará una canción o una rima, o ambas, en cada unidad. Las canciones están grabadas en la casete y no tiene que preocuparse por aprenderse la melodía. Algunas casetes también contienen versiones ‘para cantar a coro’ con la música. VER LA PÁGINA 66 Ejercicios de comprensión auditiva Estos ejercicios implican que los alumnos escuchen un determinado tipo de texto y luego realicen una tarea con la información que han oído, como por ejemplo, colorear un dibujo siguiendo unas instrucciones o escribir números en un gráfico. Ejercicios de pronunciación Se trata de ejercicios repetitivos destinados a estudiar modelos de pronunciación. Cada método se centrará en aspectos diferentes de la pronunciación, según los criterios del autor y las demandas del mercado. Modelos de ejercicios Es posible que la casete contenga modelos para juegos, diálogos de situaciones y juegos de representación. Pueden utilizarse para explicar una actividad. CONSEJOS Busque el lugar (o lugares) en la casete correspondiente a las actividades previstas antes del inicio de la clase. Apúntese los números del contador para cada grabación si va a hacer más de una actividad con la casete. Compruebe el volumen desde la parte más alejada de la clase y oriente los altavoces del radiocasete hacia los alumnos. Si hay niños con problemas auditivos, siéntelos en la primera fila. Acuérdese de poner el contador a cero antes de poner un trozo determinado de una grabación para poder volver al punto de partida fácilmente.

Material de evaluación

Algunas editoriales elaboran material de evaluación por separado para los profesores, con exámenes y plantillas de corrección que puede fotocopiar (es posible que el libro del profesor también incluya exámenes). Si no dispone de este componente, deberá escribir sus propios exámenes. VER EL CAPÍTULO 14 A veces se incluye como material complementario o como parte del cuaderno de ejercicios. Si no es así, no resulta nada difícil crear su propio diccionario ilustrado como una actividad de clase (se incluyen sugerencias en DEVELOPING RESOURCES FOR PRIMARY, en la misma serie). Para los niños de más edad, en la PÁGINA 80 se aportan sugerencias para archivar vocabulario. La elección de este componente dependerá de las instalaciones de las que disponga su escuela y del presupuesto para el departamento de inglés. La utilización de vídeos en la clase de primaria reporta ventajas y desventajas.

Diccionario ilustrado

Videocasetes

T A R E A
Ventajas

Cubra con un papel la tabla siguiente. Piense en las ventajas y desventajas que conlleva la utilización de vídeos en la clase de primaria.

Desventajas Los niños tienen una capacidad de concentración limitada. Tiempo adicional de organización en la clase. Los niños permanecen pasivos mientras miran.

Los niños reaccionan bien a los estímulos visuales. La mayoría de los niños están familiarizados con este medio. Los niños pueden observar el uso activo del idioma.

En algunos casos, la editorial incorpora fichas de actividades para cada episodio del vídeo. Si no dispone de estas hojas deberá prepararlas usted mismo. CONSEJOS Mire el episodio que va a utilizar antes de la clase. Busque y lea la transcripción. Extraiga las estructuras y el vocabulario clave. Compruebe que sus alumnos están familiarizados con estas estructuras y vocabulario clave; si es necesario, preséntelo en clase. Prepare una actividad previa a la proyección del vídeo para preparar a los alumnos para el lenguaje que van a oír. Establezca el contexto. Si utiliza una historia en varios capítulos, puede pedir a los alumnos que expliquen lo que ocurrió en el capítulo anterior. Prepare una ficha de ejercicios; p. ej. para los más pequeños puede preparar una página de tebeo ‘vacía’ (sólo con recuadros) para que representen la historia. Los niños dibujan la secuencia de los acontecimientos. Ponga solamente extractos cortos de los vídeos. Si un episodio es demasiado largo, busque un punto para detener la proyección y siga en la próxima clase.

Componentes adicionales
Tarjetas de actividades (flashcards)
Pueden presentarse con dibujos o bien con palabras; existen otros tipos de tarjetas para que los niños las recorten, las coloreen y escriban en ellas. Son un recurso muy valioso y si no están incluidas en los materiales valdría la pena fabricar EJEMPLOS EN LA PÁGINA 55 su propio juego como parte del trabajo en clase. Algunos cursos incorporan murales para usar en clase. Suelen ilustrar la historia o el vocabulario principal de cada unidad. Son útiles para enseñar a los alumnos más jóvenes, ya que constituyen un punto focal para el trabajo en grupo. Si los materiales del curso no incluyen murales puede fabricarlos con los niños en clase. Ésta es probablemente una de las últimas innovaciones en la publicación de material para cursos. Los niños disponen de sus propias casetes para estudiar por sí solos. Sin embargo, son un componente caro y no suele considerarse necesario para primaria. En algunos casos, los niños pueden compartir las cintas si viven cerca unos de otros, o puede aconsejar este componente a aquellos niños que tengan dificultades para seguir el ritmo de la clase.

Murales

Libro para recortar

Casetes del alumno

Algunos libros de texto incluyen un libro (o un apartado) para recortar o para pegar. A los más pequeños les encantan estos libros, pero no son muy habituales. Usted puede imitar este tipo de actividad. Intente hacer collages con dibujos del vocabulario clave o haga que los niños recorten siluetas o números para pegarlos en sus cuadernos. También puede hacerse un mural; p. ej. si recientemente han estudiado los animales, cada grupo hace un collage de distintos tipos de un mismo animal: razas de perros o gatos, tipos de peces, tipos de pájaros, etc.
15

14

Comprender los materiales del curso

CAPÍTULO

3

Elegir los materiales
Es posible que esta decisión le corresponda a usted. Dada la variedad de materiales en el mercado, quizá se sienta abrumado e indeciso en cuanto a su elección. Si tiene en cuenta ciertos factores podrá hacer una primera selección de los materiales que mejor se adapten a cada clase. Elegir los materiales definitivos ya es cuestión de preferencia personal. Los diferentes libros de una serie suelen poder utilizarse de forma independiente, pero deberá comprobar los temas que se asume que los niños ya saben antes de empezar cada libro de texto. Algunas series utilizan los mismos personajes en todos los cursos. Si usted empieza, p. ej. con el libro 2 de un serie, deberá familiarizar a los niños con los personajes antes de empezar el curso.

Presentar y practicar el lenguaje
Casi todos los materiales para enseñar inglés, independientemente del grupo de edad, ofrecen un orden similar para practicar el nuevo lenguaje en cada unidad.

Presentación

Es la primera vez que presentamos el lenguaje clave de la unidad a los niños. Muchos de los métodos para el nivel primario presentan el nuevo vocabulario y las nuevas estructuras a través de ejercicios de escuchar, contextualizados mediante el uso de dibujos o de una historia en el libro. Si su libro no incluye una actividad con la casete para la presentación del lenguaje, debería preparar esta actividad usted mismo, dando a los alumnos un modelo de la palabra o de la estructura lingüística. Si los niños tienen que decir algo que nunca han oído antes, es posible que obtenga resultados muy extraños, debido a la peculiar fonética del idioma inglés. Por ejemplo, ¡imagínese que pide a una clase de alumnos de ocho años que lean el nombre de los colores por primera vez: white, yellow, blue, purple ...! Lo más importante a tener en cuenta con los alumnos de primaria es que el idioma debe presentarse en contexto; los adultos pueden ser capaces de analizar el lenguaje y relacionarlo con el L1 (a menudo erróneamente) para facilitar la comprensión, pero los niños no pueden. Necesitan un contexto visual y/o auditivo claro para poder comprender.

Directrices para elegir los materiales

Considere los nuevos materiales que salen al mercado. Revise los componentes principales y adicionales que se incluyen. Verifique el precio. No haga comprar componentes que no van a utilizar. Examine el equilibrio entre texto y dibujos. ¿Cree que a los niños les gustarán los personajes y las ilustraciones? Compruebe que el curso contiene aproximadamente el número adecuado de horas de clase. No olvide incluir las actividades extra que esté planificando. Repase los temas. ¿Cree que son apropiados para la edad de su clase y para el entorno de su escuela (rural, urbana, multiétnica, bilingüe, etc.). Inspeccione las actitudes sociales que aparecen. Observe las ilustraciones: son muy importantes para reforzar los valores sociales. Consulte el trabajo que hicieron los alumnos el año anterior, o pregunte a su anterior profesor. Es posible que los materiales de curso para su grupo de edad resulten demasiado fáciles o demasiado difíciles. Compruebe la cantidad de reciclaje. Verifique el equilibrio entre las diferentes destrezas/aplicaciones. Los materiales más antiguos pueden tener una fuerte tendencia a las actividades de lectura y escritura que no se adaptan a los métodos modernos de enseñanza para primaria. Examine en conjunto la presentación de los materiales del curso. ¿Cree que es fácil seguir la secuencia de las actividades? Observe el estilo de las actividades. ¿Cree que funcionarán en su clase? Compruebe que los materiales del curso incorporan todas las características que quiere utilizar, p. ej. cuentos, canciones y juegos de representación. Inspeccione el libro del profesor para ver si contiene actividades para dividir a la clase en varios grupos de cuatro o cinco alumnos. Si sus clases tienen un número reducido de alumnos, ¿podría adaptar estas actividades? La PÁGINA FOTOCOPIABLE 1 está diseñada para que usted pueda utilizarla como lista de comprobación al hacer su preselección de los materiales para el curso.

Práctica

Una vez ha presentado el nuevo lenguaje a los alumnos, éstos lo practican utilizando las diferentes destrezas/aplicaciones lingüísticas: escuchar, hablar, leer y escribir. Si mira los encabezamientos o los símbolos de las actividades del libro de texto, probablemente verá la explotación de las cuatro destrezas. En la mayoría de los casos, el libro de texto proporciona las actividades orales y algunas tareas de lectura, mientras que el cuaderno de ejercicios contiene las actividades de escritura. Las actividades de comprensión auditiva se encontrarán principalmente en el libro de texto. Es importante practicar primero el nuevo lenguaje de forma estrictamente controlada; por ejemplo, los niños reconocen y reproducen el lenguaje en actividades que no tienen ambigüedad posible, como ejercicios repetitivos o teniendo que responder a ilustraciones simples. Cuando los alumnos ya se sienten más seguros con las nuevas estructuras y vocabulario, pueden pasar a hacer actividades más libres en las que pueden elegir el lenguaje utilizado. Representa un modo muy útil de ampliar la práctica libre de un elemento determinado del programa educativo. La personalización consiste en pedir a los alumnos que se apliquen a sí mismos la estructura lingüística que acaban de aprender. De este modo, usted les muestra que el lenguaje que han aprendido les resulta de utilidad y no es solamente algo que está escrito en un libro. De este modo se refuerza la idea de que el idioma es un instrumento vivo, activo y comunicativo. Por ejemplo, imagine que han estado estudiado una lección sobre las prendas de vestir. Las actividades siguientes servirían para personalizar el tema. Los niños deben explicarle qué suelen ponerse en diferentes ocasiones, por ejemplo, para ir a visitar a sus abuelos. Los alumnos hacen una lista de sus prendas de vestir favoritas y las comparan con las de sus amigos.
17

Personalización

T A R E A

1 Observe los materiales del curso que usa en la actualidad. ¿Utiliza todos los componentes al máximo? ¿Cómo podría sacarles más provecho? 2 Si está pensando en cambiar de método, utilice la PÁGINA FOTOCOPIABLE 1 para analizar la idoneidad de cursos alternativos.

16

Presentar y practicar el lenguaje

CAPÍTULO
Los niños traen sus prendas de vestir favoritas a la próxima clase y hacen un desfile de moda. Usted puede actuar como el comentarista, y describir las ropas de los niños mientras ellos desfilan por la ‘pasarela’, que puede ser sencillamente el pasillo entre las filas de pupitres o el frente de la clase. Si sus alumnos tienen el suficiente dominio del idioma, ellos mismos pueden hacer los comentarios. Es posible que el cuaderno de ejercicios contenga algunas actividades personalizadas en forma de un recuadro en blanco en el que los niños tienen que dibujar su juguete preferido, sus prendas de vestir o su animal doméstico favorito. También pueden encontrarse en el libro de texto, en forma de modelos de diálogo en los que los alumnos tienen que ir cambiando las palabras clave. O pueden consistir en actividades de tipo cuestionario, en las que los alumnos tienen que hacer preguntas a otros miembros de su grupo y recopilar un gráfico reflejando la opinión del grupo. Éstas son alternativas fáciles para que los alumnos se muevan de un lado a otro; es divertido que puedan moverse por la escuela haciendo preguntas a otros niños sobre sus preferencias, o que tengan que traer a clase su juguete favorito o incluso su animal doméstico. Si desea usar actividades de personalización que requieran prácticas poco ortodoxas, es mejor que consulte al director de la escuela para saber si tales actividades están permitidas.

4

Enseñar las destrezas/aplicaciones lingüísticas
Escuchar
Los ejercicios de comprensión auditiva pueden identificarse por el título y/o por el símbolo de una casete. En el nivel primario existen cinco tipos básicos de tareas basadas en escuchar, que se describen a continuación.

Cuentos

Muchos de los métodos para niños contienen trabajo con cuentos. Los niños reaccionan de forma muy positiva a las actividades con cuentos, y éstas representan una parte muy importante de su desarrollo lingüístico. VER EL CAPÍTULO 12 para obtener ideas sobre cómo usar cuentos en la clase. En la actualidad, todos los libros de texto para los alumnos más jóvenes contienen un gran número de canciones y rimas. En algunos casos, se trata de versiones tradicionales y, en otros, son canciones y rimas escritas especialmente para el libro, para reforzar vocabulario o puntos gramaticales. Ambos tipos presentan ventajas y desventajas.
Ventajas Canciones tradicionales suelen ser bien conocidas; es posible que los alumnos conozcan la melodía contenido cultural importante para sus alumnos; suelen contar historias sobre la vida en los países de habla inglesa y pueden ampliarse a una actividad sociocultural Canciones escritas especialmente pueden diseñarse para practicar un punto lingüístico específico pueden usar música tradicional o música de otras canciones en su propio idioma, solucionando el problema de que el profesor tenga que enseñar la melodía Desventajas a menudo contienen vocabulario difícil y anticuado quizá sean más apropiadas para los profesores nativos que las aprendieron en su propia niñez no forman parte de la ‘cultura infantil’ si practican un punto lingüístico específico pueden parecer artificiales y los alumnos pueden encontrarlas aburridas

Canciones y rimas

Reciclaje

A medida que sus alumnos vayan progresando en las unidades del libro irán acumulando más y más vocabulario y estructuras lingüísticas. Es primordial que reciclen este nuevo lenguaje con frecuencia para que no olviden el vocabulario y las estructuras que han aprendido en las unidades anteriores. Es importante no apresurar a los niños para que cubran todo el libro, o se corre el riesgo de que no reciclen adecuadamente el lenguaje que se les ha ido presentando con anterioridad. En cada unidad encontrará varias actividades en las que se recicla el lenguaje de las lecciones anteriores. La cantidad necesaria de reciclaje aumenta a medida que los alumnos van avanzando en el libro. Sin embargo, la falta de espacio en los libros de texto suele tener como consecuencia que no se recicla el lenguaje adecuadamente. Si el método que usted usa no contiene suficiente reciclaje, asegúrese de añadir usted mismo actividades de repaso. Piense en el aprendizaje de un idioma como en una labor de construcción. El lenguaje antiguo se incorpora a nuevas estructuras. Por ejemplo, el verbo have got puede utilizarse una y otra vez con diferentes familias de palabras; el grupo de vocabulario ‘partes del cuerpo’ puede volver a utilizarse con nuevos adjetivos o con la adición de los posesivos.

T A R E A

Mire alguna de las unidades del libro de texto que hayan estudiado recientemente. ¿Cuáles de las actividades son de presentación, de práctica y de reciclaje? ¿Hay alguna de personalización? Si no es así, ¿cómo planificaría una actividad de personalización para esta unidad?

Ejercicios de comprensión auditiva con instrucciones

En estos ejercicios los alumnos deben escuchar un texto grabado y luego realizar algún tipo de tarea. Estas tareas pueden implicar una reacción física o bien tener que rellenar algo en sus cuadernos de ejercicios. Quizá deban responder a algunas preguntas sobre el texto que han escuchado, normalmente de forma oral. Actividades de respuesta física La teoría de la respuesta física total (Total Physical Response, TPR) sugiere que los niños aprenden con más facilidad si responden de una forma física a los estímulos lingüísticos. Por ejemplo, los alumnos escuchan una palabra y levantan una tarjeta de actividades que corresponde a dicha palabra, señalan el dibujo

18

19

Enseñar las destrezas/aplicaciones lingüísticas

Enseñar las destrezas/aplicaciones lingüísticas

correspondiente en su libro de texto, representan la palabra con mímica, levantan un dibujo de una cara sonriente/triste para que puedan dejar constancia de sus sentimientos, etc. Probablemente encontrará varios ejercicios de este tipo, especialmente en el libro de texto. Otras actividades con instrucciones En estas actividades, los alumnos deben realizar algún tipo de tarea por escrito o con dibujos, por ejemplo, colorear un dibujo, relacionar los elementos de dos columnas o rellenar con la palabra que falta. En ambos casos es importante recordar que el objetivo del ejercicio es la comprensión. Por este motivo, debería poner la grabación varias veces. A continuación se proporciona un diálogo y las actividades que lo acompañan. Si quiere probar otras actividades, la hoja de respuestas de los alumnos se encuentra en la PÁGINA FOTOCOPIABLE 2.

Modelos de pronunciación

Actualmente, muchos materiales de curso incluyen ejercicios cortos sobre pronunciación y acentuación. En ellos, el énfasis está en el sonido, no en el significado. Queremos que los alumnos reproduzcan los sonidos correctamente. Por este motivo, estos ejercicios deben realizarse sin que los alumnos miren las palabras. La transcripción suele consistir en una lista de palabras con los mismos sonidos o con sonidos contrastados. Si en el libro de texto se le pide que amplíe el ejercicio a un contraste de sonidos por escrito, p. ej. las diferentes combinaciones de vocales que forman el mismo sonido (bear, hair, dare), asegúrese de que los alumnos dicen las palabras en voz alta mientras hacen el ejercicio. Al escribir las palabras tendrán la tentación de cambiar la pronunciación, por lo que es importante que usted les corrija continuamente. En algunos casos, las actividades que requieren que los alumnos representen un modelo de diálogo o los juegos que implican la interacción de los alumnos en inglés constarán como modelo de ejercicio en las cintas. Puede emplear estos ejercicios como preparación para que los niños representen sus propios diálogos. Explique a los alumnos lo que implica la actividad. Ponga la grabación y déjeles escuchar. El libro de texto debería contener el material de apoyo para estas actividades. Vuelva a poner la grabación mientras los alumnos miran el texto en su libro. Para reforzar la práctica, represente el diálogo con un alumno que tenga un buen nivel de inglés, o haga que los alumnos expliquen la actividad en L1. Dígales que representen el diálogo o que practiquen el juego usando primero sus libros como guía. Los niños repiten la misma actividad, esta vez sin consultar el libro de texto. Corrija la pronunciación y vuelva a poner la grabación si fuera necesario.

Modelos de ejercicios

Scene: A sweet shop
Characters: Bobby, Liz and Mrs Jackson, the shopkeeper. Hello, Bobby, Liz. Now, which sweets would you like today? Hello, Mrs Jackson! Well, we need some sweets for Sam’s party. Have you got any party bags? SK: Party bags? B: Yes, you know, the ones with a lot of different sweets. SK: Oh, yes, I know what you mean. Now, let’s see, I think there are some in here ... Here we are, how many do you want? B: Oh. How many friends are coming to the party? There’s Ellie, Sun Yi, Paul, Gabriella, Nitja. L: With the three of us, that makes eight. B: Oh! And Vanessa, Hammed and Boris. How many is that altogether? SK: Eleven, so do you want eleven party bags? L: Yes, that’s fine, thanks. No, just a minute, twelve would be better, just in case. Yes, twelve party bags, please, Mrs Jackson. SK: Here you are, dear, twelve party bags. Have a good party. ‘Bye L & B: Thanks. ‘Bye. SK: L: Establezca el contexto, p. ej. This is a sweet shop. Explique a los alumnos lo que deben hacer, p. ej. Listen. How many party bags do the children buy? Ponga la grabación entera una vez y diga a los alumnos que se limiten a escuchar. Compruebe la comprensión haciéndoles unas cuantas preguntas generales sobre el texto, p. ej. How many children are in the shop? Vuelva a poner la grabación entera y diga a los niños que hagan el ejercicio. Ponga la grabación por tercera vez, parando en los puntos convenientes y diciendo a los alumnos que comprueben sus respuestas individualmente o por parejas. Esto da a los alumnos más lentos la oportunidad de ponerse al nivel de los demás. Si el ejercicio es una actividad en la que deben realizar una tarea, ponga la grabación una cuarta vez mientras los alumnos corrigen su propio trabajo o el de su compañero. VER EL CAPÍTULO 13

Hablar
Los ejercicios para hablar están identificados por el título y/o por un símbolo, p. ej. unos labios o un bocadillo de diálogo. Muchos profesores se quejan de la limitada capacidad oral de sus alumnos y se preguntan cómo podrían conseguir que los niños hablaran el idioma en la clase. En primer lugar, debemos recordar que los alumnos de primaria suelen verse muy limitados por la cantidad de vocabulario que conocen. Es sencillamente imposible que mantengan una conversación normal ya que todas las actividades orales se realizan dentro de un marco bien definido, p. ej. en ejercicios de repetición o en sencillos juegos de VER LA PÁGINA 23 representación. Además de los ejercicios orales que haga en la clase, recuerde que los niños tienen la oportunidad de hablar inglés como comunicación básica en clase, y que ésta puede ser la única ocasión que tengan de practicar una comunicación realmente libre. Por este motivo, debe insistir para que los alumnos utilicen el inglés siempre que puedan (aunque no debe esperar que los niños construyan frases fuera del alcance de sus conocimientos, ya que esto sólo conseguiría cohibirles). Asegúrese de que los alumnos entienden perfectamente lo que deben hacer. Muchos ejercicios no producen resultados satisfactorios porque los niños no han comprendido lo que se esperaba de ellos.
21

20

Enseñar las destrezas/aplicaciones lingüísticas

Enseñar las destrezas/aplicaciones lingüísticas

Ejercicios orales de repetición

Los ejercicios orales de repetición son actividades en las que los alumnos deben escuchar palabras, expresiones o frases y repetirlas, a veces cambiando algún elemento clave. Pueden resultar monótonos y rutinarios, especialmente si su clase es numerosa y tienen que participar todos los alumnos. A continuación le damos sugerencias para animar un poco estos ejercicios repetitivos. Trabajo en grupos Si su clase es muy numerosa, divida a los alumnos en grupos y haga el ejercicio de modo que sea todo el grupo, y no cada alumno, el que tenga que repetir. De este modo, los demás miembros de la clase no tendrán que esperar durante largo rato hasta que les llegue el turno. Acentuación, entonación y tono Cambiando la acentuación y la entonación puede alterarse el lenguaje. El significado de una frase o de una expresión en inglés puede modificarse considerablemente alterando la acentuación. Explique a los alumnos que al dar más énfasis a una palabra determinada en una frase o en una expresión, pueden cambiar su significado, p. ej. Alumno 1: I like spaghetti. Alumno 2: I like soup. Alumno 3: I like chocolate. Explique a los alumnos que al acentuar una palabra determinada le damos una mayor importancia dentro de la frase. De forma similar, deje que los alumnos elijan el tono de una frase o de una expresión: dibuje estas caras en la pizarra para que las copien.

Utilizar lenguaje que los alumnos conozcan En los ejercicios de repetición en que los alumnos deban cambiar una o dos palabras y formar una serie (p. ej. a partir de la estructura lingüística I like/don’t like deben añadir los nombres adecuados), asegúrese de que los niños entienden perfectamente lo que se espera que pongan en el espacio en blanco y de que conocen el lenguaje que deben utilizar. Cuando se trabaja con los niños más pequeños es mejor darles un campo léxico limitado, p. ej. decirles que usen solamente los alimentos o las bebidas que suelen tomar a la hora de la cena. Si les da un campo léxico demasiado extenso pueden crear frases bastante peculiares que, aunque quizá sean correctas gramaticalmente, no tengan sentido o no encajen en el contexto. Ejercicios de repetición de verdadero o falso Si el ejercicio de repetición lo permite, los alumnos pueden jugar a True or false. Puede hacerse con los ejercicios en que tengan que formular afirmaciones, p. ej.: Alumno 1: Clase: Alumno 1: Alumno 2: Clase: Alumno 2: I like soup and bread. True? No, false! I like fish and chips. False? Yes, false!

Esta actividad también puede practicarse en parejas. Lanzar comodines Cuando sus alumnos ya tengan un mejor dominio del idioma, pruebe a lanzarles ‘comodines’ cuando hagan un ejercicio de repetición. Esto significa darles una palabra que les obligue a hacer otros cambios en la frase, p. ej.: Profesor: Alumno 1: Profesor: Alumno 2: Profesor: Alumno 3: Profesor: Alumno 4: Profesor: Alumno 5: Profesor: Alumno 6: Soup and bread. I like soup and bread. Fish and chips. I like fish and chips. He. He likes fish and chips. Doesn’t. He doesn’t like fish and chips. Sandwiches. He doesn’t like sandwiches. They. They don’t like sandwiches.

Los alumnos pueden practicar de diversos modos: Cada grupo elige una cara y hace el ejercicio de repetición empleando el tono sugerido por ésta. Los otros grupos deben adivinar qué tono están utilizando y sostener en alto el dibujo de la cara correspondiente. Si el grupo elige la cara enfadada, los alumnos pueden decir su frase gritando; si eligen la cara silenciosa, pueden susurrar la frase, etc. Para ampliar este ejercicio, puede pedir a un grupo que elija una cara y que la muestre a otro grupo, el cual deberá decir su frase empleando el tono indicado por el dibujo de la cara. Participación física Anime siempre a los alumnos a que utilicen elementos no lingüísticos cuando hagan los ejercicios de repetición orales. Esto contribuye a que la frase o la expresión sea mucho más realista y a introducir el importante elemento de la Total Physical Response; p. ej. en el ejercicio de repetición del tipo I like ... descrito anteriormente, los niños pueden señalarse a sí mismos cuando acentúen la palabra I, pueden tocarse el estómago cuando acentúen like o pueden relamerse los labios cuando acentúen chocolate. En los ejercicios de repetición en que deban cambiar de tono, pueden elegir una expresión facial adecuada o un gesto de la mano para reforzar la emoción que se quiere comunicar.
22

Juegos de representación

Consisten en pequeños diálogos para practicar una función/estructura determinada. Probablemente su libro de texto contenga ejemplos y modelos de juegos de representación. Algunos de ellos son simples repeticiones de diálogos, mientras que en otros los alumnos tienen que cambiar las palabras clave. El procedimiento para los juegos de representación es el siguiente. Los alumnos leen y se familiarizan con el diálogo (ejemplo). Divida a la clase en parejas, A y B. Asígneles los papeles A y B del diálogo. Los alumnos no deben limitarse a recitar el papel que les corresponde, sino que deben representarlo. Tienen que leer/prepararse cada línea y luego levantar la vista y decir su frase, no limitarse a leerla en voz alta.
23

Enseñar las destrezas/aplicaciones lingüísticas

Enseñar las destrezas/aplicaciones lingüísticas

Camine por la clase comprobando y corrigiendo.

VER EL CAPÍTULO

13

Los alumnos se intercambian los papeles y repiten el diálogo. Puede decir a los alumnos que acaban antes que inventen su propio diálogo de representación, utilizando palabras diferentes para rellenar los espacios en blanco. Los juegos de representación sirven para practicar lenguaje de situación. Si el libro de texto que usted utiliza no contiene diálogos de representación, piense en situaciones típicas a las que se ven expuestos los alumnos de este grupo de edad, p. ej. pedir información (preguntar la hora, la fecha), pedir permiso para hacer alguna cosa, invitar a un amigo, etc. Cerciórese de que el lenguaje que utiliza es el inglés que suele hablarse de forma natural.

Huecos de información

Otro tipo de actividad oral consiste en los huecos de información. Los alumnos tienen que aportar la información que falta o corregir la información incorrecta. Esto suele hacerse contrastando lo que escuchan o leen con lo que ven; p. ej. los alumnos tienen un dibujo de un jardín y leen o escuchan una descripción de ese jardín. La descripción difiere un poco del dibujo. Los niños deben identificar las diferencias o los objetos/personas que faltan. Esta actividad suele hacerse en dos fases: primero los alumnos indican las diferencias en el papel subrayando o marcando con un círculo, y luego explican en qué consisten. En la actualidad, muchos de los nuevos materiales para la clase contienen modelos para que los alumnos representen escenas de cuentos o historias. VER LA PÁGINA 65

A medida que los niños vayan creciendo, irán haciendo más ejercicios de lectura y más práctica de lectura con comprensión. Sin embargo, a nivel de primaria el énfasis debe centrarse en escuchar y en hablar. Todos los ejercicios de escritura y de lectura deberían tratarse primero como ejercicios de escuchar y hablar; p. ej. si los alumnos tienen que hacer un ejercicio de comprensión de lectura, primero lea el texto en voz alta o ponga la grabación. Seguidamente, diga a un alumno que empiece a leer en voz alta. Luego pueden seguir leyendo otros alumnos. (Si bien se desaprueba la lectura en voz alta con alumnos de más edad, resulta muy útil con los niños pequeños, ya que contribuye a consolidar los sonidos del texto.) Lea las preguntas en voz alta mientras los niños escuchan. Luego deben responder, es decir, hablar. A continuación, los alumnos pueden hacer individualmente el ejercicio de lectura y escritura. Si trabaja con alumnos que aún no han aprendido a leer o que están justo aprendiendo, intente proporcionarles numerosos estímulos de palabras enteras. Déjeles jugar con las palabras mientras aprenden a leerlas. Poner etiquetas en la clase (VER LA PÁGINA 43) es una buena manera de que puedan ver escritas las palabras que van a utilizar con frecuencia. Otra actividad para este grupo de edad consiste en componer y descomponer palabras. ACTIVIDAD 1: REVUELTA DE LETRAS Nivel: beginners/elementary Objetivo: reconocimiento de palabras Dinámica de grupo: parejas/grupos pequeños Lenguaje: instrucciones para la clase; write, cut and make words; grupo léxico de su elección Materiales: tiras de cartulina de colores (tantos colores como palabras clave), de dos centímetros de ancho y lo suficientemente largas para escribir palabras en ellas Este ejercicio sirve para familiarizar a los alumnos con uno de los grupos de palabras con los que hayan estado trabajando, p. ej. los animales. Puede utilizarse con todas las palabras, siempre y cuando los alumnos hayan oído, dicho y visto la palabra con anterioridad. Divida a la clase en parejas o en grupos. Escriba las palabras que haya elegido en la pizarra. Dé a cada grupo un juego de cartulinas y dígales que escriban cada una de las palabras en una cartulina de diferente color, con las letras lo suficientemente separadas como para poder recortar luego cada letra que forma la palabra. Los alumnos recortan las palabras en letras y luego mezclan todas las tarjetas. El grupo recompone las palabras sobre la mesa, diciendo el nombre de las letras en inglés si es posible. Camine por la clase corrigiendo las palabras y diciendo a los alumnos que las lean en voz alta. Adaptación para los alumnos de más edad o con un mejor dominio del idioma Puede intentar realizar actividades más sofisticadas, diseñadas para desarrollar la lectura con comprensión, p. ej. mezclar palabras y frases en lugar de letras.

Actuar

Leer
El número y el alcance de los ejercicios de lectura que vaya a hacer en clase estará en función del dominio de la lectura que tengan los alumnos de su grupo de edad. Obviamente, no puede esperarse que los niños lean en inglés si apenas saben leer en su propio idioma. Una buena regla que el profesor puede aplicar es: No forzar la lectura si el alumno no está preparado.

Leer

La lectura requiere dos técnicas. Decodificar Consiste en la correcta pronunciación y proyección sonora de la palabra y debe hacerse siempre en voz alta y siguiendo un modelo del profesor o de la grabación cuando se presenta el lenguaje por primera vez. Lectura y comprensión Se produce cuando el alumno lee frases y expresiones y puede comprender el significado, preferiblemente de forma simultánea. Normalmente, los alumnos necesitarán leer la frase más de una vez y deben leer en silencio para poder concentrarse más en el significado que en el sonido de las palabras. No debe inquietarse si transcurre algún tiempo antes de que estas dos destrezas se produzcan simultáneamente; al trabajar con alumnos de primaria, la lectura seguirá siendo un proceso de dos etapas durante algún tiempo. Por lo tanto, deberá adaptar la lectura a la edad y la capacidad de los alumnos, ya que es posible que algunos estén preparados para empezar a leer antes que otros.

24

25

Enseñar las destrezas/aplicaciones lingüísticas

Enseñar las destrezas/aplicaciones lingüísticas

Adivinar el significado de las palabras desconocidas

A veces los niños dejan de lado la lectura porque encuentran palabras que no entienden y asumen, normalmente de forma equivocada, que dichas palabras son un obstáculo para la comprensión general del texto. Si cabe la posibilidad de que sus alumnos tengan que hacer exámenes que incluyan ejercicios de comprensión, es esencial que primero les enseñe cómo abordar este problema. Elija un texto del libro. Diga a los alumnos que lo lean en silencio y que subrayen las palabras que no entienden. Dígales que vuelvan a leer el texto para ver cuántas de las palabras que han subrayado en un principio pueden ya comprender. Dígales que trabajen con un compañero y que intenten ayudarse mutuamente a descifrar el significado de las palabras. Deben buscar pistas que puedan ayudarles, p. ej.: 1 2 3 4 Si hay un dibujo, es posible que encuentren una pista en el dibujo ¿Saben si la palabra es un verbo, un nombre o un adjetivo? ¿La palabra suena como si fuera algo bueno o malo según el contexto? ¿Se les ocurre alguna otra palabra que podría encajar en el contexto? Deben intentar sustituirla. Si no encaja, deben volver a intentarlo.

leer. Puede aislar esta zona utilizando estanterías con libros y dejando que los alumnos dediquen cierto tiempo a leer solos cada semana. Esto resulta especialmente útil en los grupos unitarios o grupos de alumnos con distintos niveles de conocimiento. No determine el ritmo de los alumnos. Déjeles progresar a su propio ritmo. Supervise a los alumnos de la forma siguiente. 1 Pregunte al alumno si le está gustando el libro. 2 Hágales preguntas generales sobre la historia, como por ejemplo, What is the name of the boy/girl in the story? Is it about England? 3 Diga a los alumnos que hagan un dibujo de una escena determinada de la historia, o ayúdeles a que le cuenten un episodio concreto. Pueden hacer la descripción intercalando el inglés con el L1. 4 Cuando hayan terminado el libro, dígales que escriban un comentario sobre él. Este comentario debe ser muy sencillo, p. ej.:

Uso de lecturas graduadas

Existe una enorme variedad de material de lectura graduada en el mercado, diseñada para animar a los alumnos a que lean en inglés. Utilizar este material anima a los niños a leer y les ayuda a aprender más vocabulario fuera del lenguaje estandarizado del libro de texto y del entorno de la clase. Elegir las lecturas graduadas Elija libros que resulten interesantes para sus alumnos y no necesariamente los que a usted le parezcan interesantes. No seleccione libros que sean demasiado difíciles, ya que esto desanima a los alumnos. Es buena idea elegir libros de un nivel ligeramente inferior a sus posibilidades, al menos al principio. No a todos los alumnos les gusta el mismo tipo de libro. Esté preparado para ofrecer una variedad que se adapte a gustos diferentes. Elija libros con ilustraciones que ayuden a la comprensión. Los libros con una presentación atractiva estimulan a los niños. Asegúrese de que los primeros libros que elija para los niños sean cortos. Seleccione historias modernas, en lugar de inclinarse por los cuentos clásicos, ya que tienen menos influencia cultural y el lenguaje es más apropiado. Algunas lecturas graduadas van acompañadas de casetes. Éstas resultan de gran utilidad para estimular a los niños a los que no les gusta leer, pero aumentan el coste de los materiales. Cabe la posibilidad de que los alumnos compartan las casetes. VER LECTURAS COMPLEMENTARIAS Alentar la lectura Resulta sorprendente la cantidad de alumnos que dejan de lado la lectura o que dejan de leer a un autor determinado a causa de la forma en que se ha tratado esta actividad en la clase. Leer debe ser una actividad divertida. No convierta la lectura en una tarea o en un ejercicio. No haga exámenes sobre las lecturas graduadas. Si dispone de las instalaciones adecuadas puede crear un área de lectura. Debe tratarse de un lugar cómodo y silencioso donde los alumnos puedan sentarse a 5 Los comentarios sobre los libros pueden recogerse en un archivo de biblioteca, para que los alumnos puedan consultar los comentarios de sus compañeros. 6 Algunas lecturas graduadas incluyen actividades y ejercicios al final del libro, que pueden hacerse al final de cada capítulo o una vez terminado el libro. Mire las actividades y elija las que crea que pueden ser divertidas, o bien deje que los alumnos elijan una o varias. No obligue a los alumnos a hacer todos los ejercicios.

Escribir
La destreza/aplicación de escribir
Como ya se ha mencionado anteriormente, la capacidad para escribir de sus alumnos puede encontrarse en diferentes etapas de su desarrollo. Escribir depende tanto de la capacidad motriz como lingüística y los niños más pequeños tardarán más tiempo en realizar una sencilla tarea de escritura, ya que aún no dominan del todo la coordinación de la mano. Los ejercicios por escrito suelen seguir un modelo establecido de desarrollo para evitar este problema. No caiga en la tentación de apresurar a los alumnos en este desarrollo en una etapa demasiado prematura. La capacidad para escribir libremente se desarrolla de forma muy lenta. No espere que los alumnos escriban libremente lo que aún no saben decir con espontaneidad.

26

27

Enseñar las destrezas/aplicaciones lingüísticas

CAPÍTULO
Copiar
Los alumnos suelen copiar palabras siguiendo una palabra en el cuaderno de ejercicios o escribiéndola al lado del modelo que tienen que copiar. Es posible que la palabra esté ya escrita con líneas de puntos para que ellos sólo tengan que reseguirla, o que se haya proporcionado la primera letra para identificar la palabra. Los niños necesitan mucho espacio para escribir. Cuando elija un cuaderno de actividades para los grupos más jóvenes, asegúrese de que hay espacio suficiente para que puedan escribir. También necesitan mucho tiempo, aunque sólo se trate de copiar. Los alumnos leen una frase o una expresión en la que falta una palabra, y deben encontrar dicha palabra en una lista que se proporciona en la misma página, p. ej.: Choose from this list to complete the sentences: one two three four 1) I’ve got head. 2) People have eyes. 4) Dogs have hands. legs.

5

Conocer a su clase
Al comienzo del curso escolar quizá usted ya conozca a todos los miembros de la clase, o quizá no. Es más, es posible que no todos los alumnos se conozcan entre sí. A lo largo del curso van a trabajar juntos en diferentes agrupaciones, por lo que sería aconsejable intentar establecer una buena relación de trabajo entre los miembros de la clase al principio del curso escolar. Esto significa que deben intentar conocer a tantos compañeros como sea posible, igual que usted.

Rellenar

Actividades de familiarización

3) No animals have

A los niños más pequeños se les pueden dar las rayitas para cada letra y/o la primera letra; los niños de más edad pueden rellenar la palabra de memoria.

A continuación se aportan sugerencias de actividades para ayudar a los alumnos a trabajar juntos. Mientras los niños trabajan, usted tendrá la oportunidad de aprenderse los nombres de los alumnos y de observar la interacción que tiene lugar. Podrá saber qué alumnos son asertivos y activos en el trabajo en parejas o grupos, y qué alumnos tienen menos capacidad de autoafirmación. Este conocimiento le resultará de utilidad cuando tenga que dividir a la clase en grupos. Evidentemente los alumnos hablarán en L1 al hacer estas actividades. ACTIVIDAD 2: DISTINTIVOS CON LOS NOMBRES Nivel: beginners/elementary Objetivo: cooperación entre los alumnos Dinámica de grupo: toda la clase Lenguaje: instrucciones para la clase, My name is ..., I am + edad Materiales: una cartulina de 10 5 cm para cada alumno, fotos de los alumnos de tamaño pasaporte, pegamento, lápices de colores, un imperdible para cada alumno Nota: Deberá hacer esta actividad en la segunda o tercera clase. El primer día pida a los alumnos que traigan una fotografía pequeña suya para la próxima clase. Esta actividad está diseñada para animar a los alumnos a organizarse. No intervenga en la organización a menos que sea absolutamente necesario. Éste es un momento muy útil para que usted pueda observar la dinámica de trabajo de la clase y para fomentar la cooperación entre los alumnos. Diga a los niños que peguen su fotografía en la tarjeta o que se dibujen a sí mismos. Enséñeles cómo deben hacerlo. Si hay alumnos que se han olvidado de traer la fotografía, tendrán que dibujarse. Escriben su nombre y su edad en la tarjeta, p. ej.: My name is María. I am eight. Cuando todos los niños hayan acabado de hacer el distintivo, deben sujetárselo en el pecho con el imperdible. Dígales que se organicen en una fila por orden alfabético (utilizando el nombre y no el apellido). No caiga en la tentación de intervenir en este punto, aunque probablemente los alumnos utilizarán el L1. Éste es el momento idóneo para poder observar la interacción entre ellos. ¿Quién se encarga de organizar? ¿Quién muestra oposición? ¿Quién se deja organizar? Compruebe el orden alfabético y corrija la fila si es necesario. Otras actividades Con estos distintivos pueden realizarse diferentes ejercicios, todos basados en el mismo principio de que los alumnos se organicen entre sí. Por ejemplo:

Alterar/escribir según un modelo

Los alumnos escriben un pequeño párrafo cambiando las palabra clave para alterar el significado. Ejemplo: Read this passage about Billy and then write about yourself. Billy lives in Manchester. He gets up every morning at half past seven to get ready to go to school. He usually has a big breakfast and then goes to school by bike.

Comprensión escrita

Los alumnos leen un texto y responden a las preguntas. Inicialmente, identificarán la respuesta tal y como está escrita en el texto y la copiarán idéntica. A medida que el ejercicio vaya complicándose, deberán usar ‘sus propias palabras’. A nivel de primaria esto consiste sencillamente en reorganizar las palabras del texto. Éste es el objetivo primordial del desarrollo de la escritura. Toda actividad de escritura libre debe ir acompañada de una estructura bien definida. Si espera que los niños realicen un trabajo por escrito según su propia iniciativa, los resultados van a decepcionarle enormemente. Los niños pueden escribir pequeños textos, pero debe proporcionarles la mayor parte del vocabulario y todos los modelos de estructuras que puedan necesitar.

Escritura libre

T A R E A

Elija dos o tres unidades del libro de texto. Mire los ejercicios prácticos tanto del libro como del cuaderno de actividades y determine si cada uno está enfocado en hablar, escuchar, leer o escribir. ¿Alguno de ellos combina diferentes destrezas/aplicaciones? ¿De qué forma? Tome nota de algún procedimiento que no se describa en este capítulo.

28

29

Conocer a su clase

Conocer a su clase

Los alumnos deben organizarse en dos grupos: los nombres con menos de seis o con seis letras y los nombres de más de seis letras. Los alumnos se organizan en dos grupos: los nombres que empiezan con la primera mitad del alfabeto (de la A a la M) y los nombres que empiezan con la segunda mitad (de la N a la Z). Adaptación para alumnos de más edad Los alumnos pueden hacer un dibujo de su cantante o su deportista favorito y escribir, por ejemplo, I am Gloria Estefan. Luego pueden organizarse alfabéticamente tal y como se ha descrito anteriormente. Adaptación para niveles superiores: Who am I? Recorte trozos de cartulina de 5 personajes famosos. 2 cm y escriba en ellos el nombre de

Diga a los niños que se pongan detrás de la sábana de modo que usted solamente pueda verles los pies y parte de las piernas. Si quiere hacer la actividad más atrevida, dígales que se quiten los zapatos y los calcetines para ver los pies descalzos. Si la clase es muy grande, los alumnos hacen esta actividad en grupos pequeños. Los demás pueden observar y reír. Intente identificar a los alumnos mirándoles los pies. Utilice un lenguaje natural con el que se sienta cómodo. Es posible que los alumnos entiendan únicamente sus nombres, pero se darán cuenta de que usted está hablando en inglés. Ejemplo: Profesor: Clase: Profesor: Clase: Let’s see. This is María. No! Well, Roberto, then. Yes.

Cuando los niños vayan entrando en la clase, pegue una cartulina en la espalda de cada alumno utilizando cinta adhesiva transparente. Los alumnos no deben ver el nombre del personaje que llevan pegado a la espalda. Los niños tienen que hacerse preguntas unos a otros para descubrir quiénes son. Solamente pueden responder con las palabras yes o no. Ejemplo: A: Am I a man? A: Am I from Europe? B: No. B: Yes.

A medida que vaya identificando a los alumnos, éstos pasan a la parte delantera de la sábana, hasta que haya identificado a toda la clase. Como alternativa, haga la misma actividad con las manos de los niños. En este caso, cuelgue la sábana de modo que la parte inferior quede aproximadamente a 1 m del suelo. ACTIVIDAD 4: GRÁFICOS DE INFORMACIÓN Nivel: beginners/elementary Objetivo: conocer mejor a la clase Dinámica de grupo: grupos pequeños/parejas Lenguaje: instrucciones para la clase, diverso Materiales: cartulina, lápices de colores, una balanza de baño, cinta métrica

Deben seguir con el juego hasta que adivinen el nombre que llevan pegado a la espalda. No limite a los alumnos a que practiquen con un solo compañero. Déjeles caminar por la clase haciendo preguntas a alumnos diferentes. Elija caracteres divertidos, pero tenga la precaución de evitar que haya un alumno que sea el centro de la diversión.

T A R E A

Después de haber observado cómo se organizan sus alumnos, tome nota de los grupos de trabajo que le parece que funcionarían mejor. Haga una prueba en clase. ¿Han funcionado como usted esperaba? Si no es así, haga las modificaciones necesarias.

MBER

ACTIVIDAD 3: WHOSE FEET? Nivel: beginners/elementary Objetivo: conocer mejor a la clase Dinámica de grupo: toda la clase Lenguaje: instrucciones para la clase, This is + nombre Materiales: una cuerda de tender la ropa (lo suficientemente larga como para colgarla de un extremo a otro de la clase), una sábana, cuatro o cinco pinzas Es una actividad divertida en la que el profesor tiene que identificar a los alumnos mirándoles solamente los pies. Al principio de curso, funciona de maravilla para romper el hielo y enseña a los alumnos que las clases de inglés prometen ser divertidas. También le ayudará a aprenderse los nombres de los niños. Cuelgue la cuerda de un extremo a otro de la clase a una altura de aproximadamente 1,7 m del nivel del suelo. Cuelgue una sábana de color oscuro en la cuerda con pinzas, de modo que la parte inferior de la tela quede a unos 25 cm del suelo.
30

PTE

Eduardo 7th Daniel 24th Susanna 14th
JULY

Hay varios gráficos que puede confeccionar a principio de curso que le aportarán información de utilidad a lo largo del mismo. Acuérdese de variar el tipo de gráfico. Las actividades siguientes son útiles para trabajar temas complementarios del programa de estudios porque se adaptan especialmente bien a las matemáticas. Puede consultar al profesor de matemáticas sobre el tipo de gráficos con los que están trabajando y emplear el mismo tipo. Los gráficos se cuelgan en la pared (si es posible) para su utilización posterior, cuando los alumnos practiquen estructuras lingüísticas específicas. Si no los puede colgar en la pared, guárdelos en un lugar seguro en la sala de profesores para llevarlos a clase cuando sea necesario. Elija el tipo de gráficos que mejor ilustre la información. Para los casos siguientes se sugiere un tipo de gráfico, pero puede usarse cualquier otro tipo. La rueda de cumpleaños Lenguaje: Whose birthday is it this week/month? Which is the most/least popular month for birthdays? A todos los alumnos les gusta ser el centro de atención el día de su cumpleaños. Puede aprovechar para practicar juegos populares y para cantar Happy Birthday To You. Construya una rueda de cumpleaños a principio de curso y explique que cada semana/mes deberán comprobar qué niños celebran su cumpleaños. Gráfico en forma de pastel sobre preferencias Lenguaje: Twenty-five per cent of our class likes beans. Este tipo de diagrama se utiliza para mostrar proporciones y funciona bien con las actividades de tipo cuestionario. Si el libro de texto incluye cuestionarios o encuestas, puede hacer que los alumnos transformen esta información en
31

SE

Doesn't like beans

AU G

US

T

Likes beans

Conocer a su clase

Conocer a su clase

diagramas en forma de pastel. Consulte al profesor de matemáticas para las actividades relacionadas con otros temas del programa de estudios. Gráficos de peso y altura Lenguaje: Now I am one metre 44cm. I weigh 40 kilos. I have grown two cm this term. I have put on three kilos. Who is the tallest/the shortest/the heaviest/the lightest in the class? María is taller/heavier than David.
1 m 70 1 m 60 1 m 50 Height 1 m 40 1 m 30 1 m 20 1 m 10 1m David Maria Anna Roberto Daniel Clara Elena Eduardo Susanna Marcus Lucas Lisa Weight (kilos)
b st ecem 21 D 1996 mber st Septe 21 96 er 19

Nota: Al trabajar con el vocabulario de la familia es posible que alguno de los alumnos no tenga madre o padre, o que alguno tenga padrastros. No ignore este hecho; intente abordarlo de una manera natural. Es posible que en este punto deba tranquilizar al alumno en L1. Según el entorno social de su escuela, deberá introducir otras palabras relacionadas con la familia. Refuerce la idea de que no hay un tipo único de grupo familiar aceptable, sino que existen muchas variedades.

Normas para la clase

55 50 45 40 35 30 25 20 David Roberto Anna Maria Clara Daniel Elena Susanna Eduardo Marcus Lisa Lucas
21
st

De
st

ce

e mb

r1

99

6 96

A principio de curso puede establecer las normas de trabajo. Deberá ir recordando las normas a lo largo del curso, especialmente antes de una actividad potencialmente ruidosa. La PÁGINA FOTOCOPIABLE 3 es un ejemplo de ‘edicto’ que puede fotocopiar, ampliar y colgar en la pared. A principio de curso deberá explicar estas normas en L1, pero las ilustraciones que acompañan cada regla ayudan a reforzar la idea. Si prevé problemas de disciplina, pruebe este enfoque. Divida a la clase en equipos al principio del trimestre. Asigne un nombre a cada equipo, p. ej. un color o un animal. Haga un gráfico para colgar en la pared y conceda 100 puntos a cada equipo al inicio del trimestre. Cada vez que un miembro de un equipo rompa las normas, su equipo perderá un punto. Al final de trimestre, cuente los puntos y conceda un premio al equipo con más puntos.

21

S

te ep

m

r be

19

A los alumnos les gusta hacer un seguimiento de su crecimiento. Haga el diagrama a principio de curso y vaya registrando su crecimiento al principio y al final de cada trimestre. Nota: Sea consciente de las variaciones de su clase. No insista en los gráficos de peso si tiene alumnos obesos en la clase.

a seed

Organigrama de ciclos de la naturaleza Lenguaje: conjunciones: and then, after that, before that, so, finally. En la escuela primaria los alumnos hacen mucho trabajo sobre los cambios en ellos mismos y en el mundo que les rodea. Los organigramas son modos muy eficaces de ilustrar este proceso de cambio. Con los alumnos de más edad, puede utilizar estos gráficos para mostrar las estrategias de aprendizaje. Árbol genealógico Lenguaje: This is my mother. I’ve got three brothers. My father’s name is Daniel. Determine la complejidad del árbol genealógico en función del grupo de edad de su clase. Los niños más pequeños deben trabajar únicamente con la unidad familiar más inmediata (abuelos, padres, hermanos y hermanas), pero los alumnos de más edad pueden trabajar con una estructura familiar más compleja.

Es importante que agrupe a los alumnos de manera que los alumnos conflictivos estén en un grupo de alumnos ‘cooperadores’. Si pone a todos los alumnos ‘difíciles’ en el mismo grupo, ¡le harán falta más de 100 puntos! Como alternativa, VER LA PÁGINA 67 puede intentar hacerles pagar prendas. Si a finales del primer trimestre sigue teniendo problemas de integración y siempre hay algún niño que parece quedarse al margen en el trabajo en grupo, los alumnos pueden hacer una tarjeta de Navidad para un ‘amigo invisible’. Dentro pueden escribir: Happy Christmas to my friend, from David. Déjeles decorar las tarjetas a su gusto. El último día del trimestre, agrupe los nombres de los alumnos por parejas, asegurándose de unir a los que normalmente no trabajan bien juntos. Entregue a cada alumno el nombre de su amigo invisible en un trozo de papel. Antes de las vacaciones de Navidad los alumnos intercambian sus felicitaciones.

grandfather = grandmother mother = father

T A R E A
brother
32

me

sister

Piense en los problemas específicos de comportamiento que está experimentando en la clase. ¿Se le ocurre algún modo de negociar con el alumno/los alumnos en cuestión? ¿Cómo podría conseguir que se responsabilizaran de una tarea determinada, de algo que contribuya al funcionamiento de la clase?

33

El lenguaje de la clase

CAPÍTULO

6

El lenguaje de la clase
Es importante recordar que el único contacto de muchos alumnos con el idioma inglés será a través de su profesor. Si usted se siente cómodo utilizando el inglés libremente en la clase, hágalo. Emplee un lenguaje natural, hablando con claridad y sin ir muy deprisa, y ponga especial atención a la entonación y los gestos. A menudo, los alumnos captarán el significado general de lo que usted está diciendo mediante la identificación de características no lingüísticas. Imagínese, por ejemplo, que no encuentra un libro. Diga a los alumnos Oh dear, now where is that book? I’ve looked on the shelf, in my bag ... I can’t find it anywhere! Los alumnos entenderán la palabra book, especialmente si usted la repite, y por sus gestos y su entonación adivinarán que está frustrado y que está buscando un libro. Si usted señala la estantería y su bolsa mientras dice las palabras, posiblemente también las entenderán, por lo que debe intentar ser tan visual como sea posible. Éste es un paso vital en la comunicación y estimulará a los alumnos a escuchar con atención para detectar las palabras que pueden entender.

Intente acostumbrarse a hablar inglés en la clase incluso cuando sepa que los alumnos no podrán entenderle del todo, haga una pausa en las palabras clave y señale o utilice gestos para dar a los alumnos la oportunidad de seguir lo que usted está diciendo. Al principio de curso, intente usar siempre las mismas expresiones para las acciones rutinarias; por ejemplo, al empezar la clase diga Hello everyone, take your books out. Cuando los alumnos ya estén acostumbrados con una forma de presentación, cambie a otra para que no dependan demasiado de una expresión. A este respecto, hay un ejemplo notorio de un niño pequeño que cada vez que alguien le preguntaba How are you?, él respondía invariablemente I’m fine, thank you, and you Miss Rosalind? Los alumnos irán aumentando lentamente el vocabulario y las expresiones para usar en clase; es importante insistir en que los alumnos utilicen el lenguaje que han aprendido. Una buena regla que puede establecerse en la clase es Utiliza el inglés siempre que puedas (Always use English when you can). Inicialmente, esto producirá una especie de idioma híbrido, pero los alumnos tendrán cada vez más tendencia al inglés. Para el funcionamiento diario general de las lecciones hay que introducir a los alumnos en el lenguaje básico de la clase lo antes posible.

Uso del L1 en la clase

Solemos preguntarnos qué proporción de la comunicación en clase debería efectuarse en L1. No hace mucho tiempo, se instaba a los profesores a no utilizar el L1 en clase para nada. Afortunadamente, ahora casi todos estamos de acuerdo en que esto no resulta práctico en absoluto. Hay ocasiones y situaciones en las que el L1 es la forma más rápida, más eficaz y más apropiada de comunicarnos con nuestros alumnos. Sin embargo, se recomienda utilizar siempre el inglés en clase cuando éste sea un vehículo factible para la comunicación. Presente las clases en inglés siempre que sea posible, refuerce la comunicación en inglés entre los alumnos, suministrándoles el lenguaje que necesitan para dicha comunicación e insistiendo en que utilicen el inglés para trabajar en grupos siempre que puedan. Hay ocasiones en que utilizar el L1 resulta de utilidad. A veces es necesario dedicar algún tiempo a hablar en L1 para presentar un VER EL CAPÍTULO 15 tema determinado, especialmente los temas transversales. Casi con toda probabilidad tendrá que usar el L1 para imponer disciplina o para reñir. Si los alumnos no están acostumbrados a oírle hablar demasiado en L1 en la clase, cuando quiera ponerse serio esto contribuirá a crear un efecto más potente. Como regla general, debería intentar emplear el inglés para explicar una actividad a la clase, pero a veces quizá sea necesario usar el L1. Si así fuera, primero plantéese si esta actividad es realmente adecuada para la capacidad de los niños. Siempre puede darles primero las instrucciones en inglés y luego en L1. Puede que le resulte de utilidad utilizar una mezcla de los dos idiomas con los alumnos de más edad o de nivel superior para ayudarles con las explicaciones de las estructuras más difíciles, pero no les anime a traducir las estructuras lingüísticas al o del L1. Enséñeles que pueden traducir los sustantivos (sin incluir los nombres abstractos o los nombres propios) buscando las palabras en el diccionario o pensando en cómo las dirían en L1, pero no les anime a traducir frases completas u otras construcciones lingüísticas, como por ejemplo las preposiciones, ya que esto podría confundirles.

T A R E A

Examine la lección del libro del profesor para la próxima clase. ¿Se le ocurre un modo de ‘explicar’ las actividades a sus alumnos sin usar el L1? ¿Qué lenguaje corporal puede usar como ayuda?
Podemos dividirlo en dos categorías elementales. Lenguaje del profesor Se trata de lenguaje que usted utiliza y que sus alumnos necesitan entender; forma la base de las instrucciones que se utilizarán en clase a lo largo de todo el curso escolar. Vea la PÁGINA FOTOCOPIABLE 4 para consultar algunas de las instrucciones del profesor más habituales. Puede ampliar la copia y convertirla en un póster; de este modo, podrá ir señalando las instrucciones cuando las diga en clase hasta que los alumnos estén familiarizados con ellas. Si lo desea puede hacer su propio gráfico con otras instrucciones para colgar en la pared. Lenguaje del alumno Aparte del lenguaje de instrucciones del profesor, los alumnos deberán ir incorporando de forma gradual expresiones de cooperación para la interacción en parejas o grupos y para la comunicación entre profesor y alumno. Es en este área donde usted debe hacer especial hincapié en que empleen el inglés siempre que puedan. A continuación se exponen algunos ejemplos. Lenguaje del profesor Sit down. Stand up. Open your (course)books. Look. Listen. Colour the ... Write. Lenguaje del alumno Hello. Goodbye. Yes. No. Please. Thank you. Can I borrow your pen?
35

Inglés básico para la clase

34

El lenguaje de la clase

CAPÍTULO
Cut the ... out. Touch the ... Don’t do that! That’s good/fine/nice. Be quiet. Show me. Tell me. Can I go to the toilet, please? I’m sorry! That’s (not) mine. My turn! Me! (very useful for games) Here you are. That’s right.

7

Actividades de sensibilización
Al principio del curso escolar es recomendable realizar algunas actividades de sensibilización. Estas actividades están diseñadas para preparar a sus alumnos para la labor de aprender otro idioma. Probablemente será necesario usar L1 en algunas ocasiones durante estas actividades.

Obviamente, no puede introducir todas las instrucciones del profesor a la vez. Intente irlas introduciendo de dos en dos, como por ejemplo Sit down/Stand up. Cuando los niños hayan oído estas instrucciones y respondido a ellas unas cuantas veces, practique el juego Simon Says (en algunos materiales de curso este juego se llama O’Grady Says). Simon Says es un juego muy sencillo que sirve tanto para enseñar las instrucciones como para que los alumnos quemen un poco de energía. Para empezar, usted hace el papel de Simon. Diga, p. ej. Simon says stand up! Los alumnos repiten Stand up mientras realizan la acción. Enseñe a los alumnos que no deben realizar la acción si usted no ha dicho primero las palabras Simon says. Es decir, si usted dice solamente Stand up, no tienen que hacer nada. Si un alumno realiza la acción en este caso queda ‘eliminado’. Vaya aumentando el número de instrucciones diferentes a medida que los alumnos las vayan aprendiendo. Los alumnos pueden representar las acciones con mímica o llevarlas a cabo. Cuando hayan jugado a este juego varias veces puede pedir a los alumnos que se turnen para dar las instrucciones al resto de la clase. Pueden jugar también en parejas o en grupos de cuatro o cinco. También puede probar los juegos de representación para practicar algunas expresiones del alumno, p. ej.: Divida a la clase en parejas. Cada alumno debe elegir cuatro objetos de su estuche y colocarlos sobre su mesa. Los alumnos practican pidiéndose prestados los objetos uno a otro. Ejemplo: A: Can I borrow your pencil, please? B: Yes, here you are. A: Thank you. Enseñe dos o tres expresiones nuevas cada semana y diga a los alumnos que deben aprenderlas. Puede fijar una fecha en la que todo el mundo tiene que haber aprendido todas las expresiones, dándoles el tiempo suficiente. Explique que después de esa fecha va a restar puntos al equipo (VER LA PÁGINA 33) o les hará pagar una prenda si utilizan el L1 para cualquiera de estas expresiones. Deles siempre la oportunidad de repetir algo en inglés, ya que a veces están tan absortos en la actividad que sencillamente se olvidan de que tienen que usar el inglés.

Concienciación en cuanto al idioma
La sensibilización hacia el idioma puede operar a dos niveles.

Concienciación en cuanto a otros idiomas en general

Con un poco de suerte, quizá en su clase haya alumnos que en casa hablen un idioma diferente del que hablan sus compañeros, o que sean bilingües. Aproveche esta circunstancia. Si en la clase hay varios alumnos que hablan otro idioma, divida a la clase en grupos, con uno de los alumnos que habla otro idioma en cada grupo. Si no es así, trabaje con toda la clase. Dé a cada grupo la tarea de aprender algo sencillo en el otro idioma, como por ejemplo: Me llamo David y tengo diez años. El alumno que habla el otro idioma actúa como profesor. Esto puede resultar de gran utilidad para la integración de alumnos de grupos étnicos diferentes. Cuando cada grupo haya aprendido el nuevo idioma, los niños pueden practicar las frases en clase. Si en su clase no hay alumnos que hablen otro idioma, trabaje con todo el grupo y busque palabras que se utilizan en su idioma que provengan de otras lenguas. La tecnología es un sector con muchas palabras para esta actividad. Diga a los alumnos que nombren todas las palabras que se les ocurran que provengan de otros idiomas, y que digan dónde se hablan dichos idiomas. Pregúnteles si saben decir algo en estos idiomas. Si es posible, deles sugerencias.

Concienciación del idioma inglés

Un ejercicio de sensibilización que suele dar buenos resultados consiste en demostrar a los alumnos que, en realidad, ya saben muchas cosas en inglés. Tenemos suerte de estar enseñando inglés, ya que su utilización está tan extendida que prácticamente todos nuestros alumnos, por muy jóvenes que sean, ya saben unas cuantas palabras en inglés, aunque quizá no sean conscientes de ello. Casi todos los niños conocen las siguientes palabras y expresiones. … OK … los números 1, 2, 3 … las instrucciones en un ordenador … expresiones del fútbol: penalty, corner, goal, etc. … palabras de canciones de música pop, o como mínimo el título de un disco o CD (en el caso de los alumnos de más edad) … eslóganes en camisetas … marcas de caramelos, refrescos y otros productos de consumo.
37

T A R E A

Piense en sus clases. ¿Se le ocurren otros ejemplos de lenguaje que usted utiliza con frecuencia, o que utilizan sus alumnos, y que podría traducir al inglés y usar en inglés a partir de ahora? Piense especialmente en el lenguaje que los alumnos emplean cuando están trabajando en inglés.

36

Actividades de sensibilización

Actividades de sensibilización

Organice una competición entre grupos de alumnos para que hagan una lista de tantas palabras y expresiones inglesas como puedan durante la primera semana del curso. Al final de la semana los alumnos pueden intercambiar nuevas palabras y expresiones. El grupo que tenga más palabras será el ganador. Los alumnos deberán explicar dónde han encontrado u oído la palabra y su significado. Es de esperar que esta actividad convenza a los alumnos de que ya saben un poco de inglés y de que no es tan difícil.

ACTIVIDAD 6: CÓDIGOS SECRETOS Nivel: beginners Objetivo: familiarizar a los alumnos con las letras y las combinaciones de letras Dinámica de grupo: toda la clase/en parejas Lenguaje: el alfabeto, números del 1 al 26, instrucciones para la clase Materiales: una cartulina de 12 8 cm para cada alumno

Trabajar con las letras inglesas
Enseñar el alfabeto
Enseñar el alfabeto inglés es sorprendentemente difícil, ya que los nombres de las letras no se corresponden con los sonidos de las letras al hablar. Sin embargo, suele ser uno de los primeros ejercicios que se encuentran en todos los libros de texto. A continuación se describen algunas actividades para ayudar a los alumnos a trabajar con las letras en inglés. ACTIVIDAD 5: LA PIRÁMIDE DEL ALFABETO Nivel: beginners Objetivo: distinguir los diferentes sonidos de las letras en inglés Dinámica de grupo: toda la clase/en parejas/individualmente Lenguaje: instrucciones para la clase, el alfabeto Materiales: una cartulina de 12 12 cm para cada alumno

Escriba el alfabeto en la pizarra con un número debajo de cada letra. A B C D E F GH I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 Diga a los alumnos que escriban su nombre en la cartulina utilizando el código numérico con una barra inclinada (/) entre cada número. Escriba su nombre en la pizarra, p. ej. 10/21/19/1/14 (Susan). Recoja todas las cartulinas y luego vuélvalas a repartir al azar. Los alumnos deben descubrir el nombre del propietario de la cartulina y ponerse de pie cuando sepan quién es. Los alumnos se ponen de pie para deletrear el nombre de la cartulina. Otras actividades Cree códigos diferentes, como por ejemplo: … numere las letras del 26 al 1 … utilice formas y colores en lugar de números (A = triángulo rojo, B = círculo azul, C = cuadrado amarillo, etc.). Escriba nombres de objetos en forma codificada. Los alumnos deben descubrir de qué palabra se trata y tocar el objeto y decir el nombre del objeto. Escriba órdenes y diga a los alumnos que deben llevarlas a cabo; por ejemplo, elija uno de los códigos y escriba tres instrucciones codificadas en la pizarra, como Stand up, Open your book, Sit down. Los alumnos trabajan en parejas, enviándose mensajes codificados. ACTIVIDAD 7: HACER UN MARCA PÁGINAS PARA UN LIBRO Nivel: beginners Objetivo: crear un artículo personalizado utilizando las letras del alfabeto Dinámica de grupo: individual Lenguaje: el alfabeto, instrucciones para la clase Materiales: una cartulina de 5 15 cm para cada uno, tijeras y pegamento

Esta pirámide muestra las letras del alfabeto en grupos de ‘sonidos’. /i:/ /e/ /eI/ /u:/ /aI/ /´U/ /A:/

BCDEGPTV FLMNSXZ AHJK QUW IY O R

Dibuje la pirámide en la pizarra. Practique los sonidos con los alumnos varias veces. Los alumnos copian la pirámide del alfabeto en sus cartulinas. Borre la pizarra. Escriba una letra en la pizarra y señale a un alumno para que diga la letra. Al principio los alumnos pueden usar su pirámide como guía. Gradualmente, pídales que identifiquen el sonido sin consultar la pirámide. Otras actividades Dibuje la pirámide en la pizarra y borre algunas de las letras. Escriba las letras que ha borrado alrededor de la pirámide. Los alumnos deben colocarlas en la posición correcta en la pirámide. Dibuje la pirámide con algunas de las letras mal colocadas. Los alumnos deben identificarlas y situarlas en la posición correcta. Los alumnos pintan cada línea de la pirámide de un color diferente y practican en parejas, deletreando su nombre y el de sus familiares o amigos.

DEG_TV FL_NSX_ AH_K Q_W I_ P C R M O U Z J Y _

B

C

Los alumnos dibujan y recortan la primera letra de su nombre y la pegan en la parte superior de su cartulina, de forma que sobresalga un poco de la parte superior de la cartulina que servirá como marca páginas. A continuación deben escribir su nombre verticalmente en la cartulina en dirección descendente, utilizando rotuladores o lápices de colores. Otras actividades Los alumnos pueden dibujar objetos en la cartulina que empiecen con la primera letra de su nombre. Luego, pueden utilizar la cartulina para marcar su página en el libro de texto.
39

38

Actividades de sensibilización

Actividades de sensibilización

ACTIVIDAD 8: CLASIFICAR LETRAS Nivel: beginners Objetivo: clasificar palabras por orden alfabético Dinámica de grupo: toda la clase Lenguaje: el alfabeto, instrucciones para la clase, grupo de vocabulario de su elección Para hacer esta actividad, asegúrese de que sus alumnos están familiarizados con la tarea de ordenar palabras alfabéticamente en su propio idioma. Escriba una serie de palabras en la pizarra del vocabulario que los alumnos hayan estudiado más recientemente, asegurándose de que no haya dos palabras que empiecen por la misma letra. Diga a los alumnos que escriban o digan las palabras en orden alfabético. Otras actividades Para complicar un poco la actividad, puede añadir palabras que empiecen con la misma letra, de modo que los alumnos deberán tener en cuenta también la segunda o la tercera letra. Dígales que clasifiquen las palabras según empiecen en vocal o en consonante. Los alumnos pueden elegir una palabra (o puede dársela usted) y luego forman una línea por orden alfabético según su palabra. Los alumnos que tengan la misma palabra deben ponerse juntos y cogerse de la mano. También puede utilizar juegos más tradicionales para practicar las letras y los números, por ejemplo, el bingo. Probablemente, el bingo es el juego más popular y más versátil de todos. Se puede jugar al bingo con prácticamente cualquier cosa. A continuación se describe un juego de bingo para practicar el alfabeto, pero puede jugarse igualmente con números, palabras o expresiones. Cada alumno construye una tarjeta de bingo con nueve ‘casillas’, en un trozo de cartulina o en sus cuadernos.

Diga a los alumnos que escuchen los nombres de la lista de famosos y que luego elijan a cinco de ellos a los que les gustaría llamar. Vuelva a leer la lista de famosos, pero esta vez lea también su número de teléfono; por ejemplo, Gary Barlow’s phone number is 381 9763. Los alumnos deben escuchar y escribir los números de teléfono de los personajes que han elegido. Vuelva a leer la lista para que puedan repasar. Puede escribir la lista completa en la pizarra para que los alumnos corrijan. Nota: No se olvide de explicar a los alumnos que éstos no son los verdaderos números de teléfono de estos personajes, o puede suceder que sus padres se encuentren con una factura de teléfono astronómica a final de mes. Las matrículas de coches son una variante de esta actividad. Son muy útiles para practicar las letras, los números y los países. Puede utilizar matrículas nacionales o internacionales. Lea en voz alta cinco matrículas de coche, p. ej. B2784 HL, M 8395 CB. Los alumnos anotan las matrículas. Vuelva a leer la lista para que puedan repasar. Escriba las matrículas en la pizarra o pida a los alumnos que salgan a escribirlas a la pizarra.

Trabajar con los sonidos ingleses
Superar los problemas de pronunciación del inglés
Enseñar los sonidos en primaria es importante para la pronunciación futura, especialmente una vez que los alumnos empiezan a leer en inglés. Concéntrese primero en los sonidos vocálicos, ya que son los más difíciles. ACTIVIDAD 10: EMPAREJAR SONIDOS Nivel: beginners Objetivo: distinguir sonidos vocálicos específicos Dinámica de grupo: grupos pequeños/parejas Lenguaje: instrucciones para la clase, distinciones fonémicas de su elección Materiales: una copia de la PÁGINA FOTOCOPIABLE 5 para cada alumno Haga las copias suficientes de la PÁGINA FOTOCOPIABLE 5 para toda la clase. Recorte las últimas cuatro palabras, que son los comodines y que no tienen el mismo sonido que las demás. Guarde estas palabras para una versión más complicada de esta misma actividad. Entregue a cada alumno una copia y dígales que recorten por las líneas de puntos hasta que tengan todas las palabras separadas en distintos trozos de papel. Compruebe que conocen los dos sonidos /u:/ y /Å/; practíquelos primero con una o dos palabras que los niños ya conozcan. Sostenga en alto una de las tarjetas y diga la palabra, reforzando el sonido vocálico. Los alumnos deben encontrar la palabra y colocarla sobre la mesa cara arriba.

M L P

E S D

Y T J

Diga a los alumnos que rellenen las casillas escribiendo una letra en cada una. Diga letras al azar. Los alumnos deben ir tachando las letras en sus tarjetas de bingo a medida que usted las diga en voz alta. No se olvide de anotar las letras que ya ha dicho, para poder comprobar la tarjeta del ‘ganador’. El primer alumno que consiga tachar todas las letras grita Bingo! Usted deberá comprobar que el alumno ha oído todas las letras correctamente. Si es así, ese alumno será el ganador.

Escuchar letras y números Hay muchas actividades sencillas de escuchar que pueden realizarse utilizando
letras y números. ACTIVIDAD 9: NÚMEROS DE TELÉFONO DE FAMOSOS Nivel: beginners Objetivo: practicar el reconocimiento de letras y números Dinámica de grupo: toda la clase Lenguaje: el alfabeto, los números del 1 al 10, instrucciones para la clase Haga una lista de unos diez personajes famosos que sus alumnos conozcan (cantantes de pop, personajes históricos, estrellas de la televisión, deportistas) y sus ‘números de teléfono’.
40

41

Actividades de sensibilización

Actividades de sensibilización

Luego diga a los alumnos que busquen todas las demás palabras que tengan el mismo sonido. Deben colocarlas todas en un montoncito. A continuación, los alumnos juegan en parejas o en grupos pequeños. Camine por la clase corrigiendo los sonidos. Otra actividad El juego puede complicarse añadiendo uno o varios comodines (las últimas cuatro tarjetas de la página).

Trabajar con palabras en inglés
Ayudar a los alumnos a recordar vocabulario
A muchos profesores les preocupa que sus alumnos no retengan el vocabulario que aprendan durante un curso escolar. Usted puede ayudarles a ‘almacenar’ las palabras de forma que puedan recordarlas. Las actividades de clasificación funcionan muy bien como ejercicios de memoria. La cantidad no es importante: no es necesario que sus alumnos sepan todos los nombres de los animales en inglés, por ejemplo, pero deberían ser capaces de recordar unos cuantos de cada tipo. Jugar con las palabras es un proceso importante en todo aprendizaje de un idioma, ayuda a los alumnos a desvelar el misterio que representa un idioma extranjero y resulta muy útil para la retención en la memoria. A continuación se exponen algunos ejemplos de actividades sencillas. Puede utilizar estos juegos como ejercicios individuales, trabajo en parejas o juegos por equipos. ACTIVIDAD 12: PONER ETIQUETAS EN LA CLASE Nivel: beginners/elementary Objetivo: correspondencia entre palabras y objetos Dinámica de grupo: toda la clase Lenguaje: instrucciones para la clase, vocabulario de clase Materiales: cartulinas de 12 8 cm, chinchetas y cinta adhesiva transparente

T A R E A

Posteriormente puede hacer esta actividad con otros sonidos que planteen problemas a sus alumnos, p. ej. /b/ y /v/ o /æ/ y /A:/. Piense en palabras fáciles en inglés que contengan estos sonidos, prepárelas y haga la actividad.

ACTIVIDAD 11: PALABRAS QUE RIMAN Nivel: beginners Objetivo: reconocer parejas que riman Dinámica de grupo: toda la clase Lenguaje: instrucciones para la clase, palabras individuales de su elección Escriba unas diez palabras en la pizarra al azar, asegurándose de que cinco de ellas riman con las otras cinco, por ejemplo: blue/shoe. Asegúrese de que los alumnos saben reproducir todos los sonidos con la pronunciación correcta. Diga a los alumnos que agrupen las palabras en cinco parejas que rimen. Adaptación para niveles superiores Escriba cinco palabras con sonidos diferentes en la pizarra y los alumnos deben buscar palabras que rimen. Escriba las palabras que riman en la pizarra, pero esta vez añada un par de palabras que no riman con ninguna otra. Explique a los alumnos que algunas palabras no riman y pídales que las identifiquen. Al estar trabajando los diferentes sonidos, le sugerimos que hagan un Libro de Sonidos a lo largo del curso. Utilice un álbum de recortes con páginas de diferentes colores o haga uno usted mismo con papel de colores y usando cartulina para hacer las tapas. Asigne una página doble para cada sonido. Utilice la primera página para marcar el índice. Los alumnos deben turnarse en parejas para encargarse de una página del libro. Al finalizar las actividades relativas a un sonido determinado, pueden pegar dibujos de las palabras en el libro o escribir las palabras (o ambas cosas). Cuando vayan apareciendo palabras nuevas durante el curso, puede decir a los alumnos que busquen la página correcta en el Libro de Sonidos a la que debe añadirse la nueva palabra, o si fuera necesario deberán crear una nueva página. Puede elegir el número de páginas con las que desea trabajar en función de la edad de sus alumnos. Los alumnos más jóvenes pueden trabajar solamente las vocales largas y cortas (12). Los alumnos de más edad pueden trabajar con todos los 20 sonidos vocálicos.
42

Elabore una lista de objetos que se usan en la clase, p. ej. window, door, board, table, chair, book, pencil, rubber, rules, scissors. Escriba las palabras en las cartulinas y pegue éstas a los objetos correspondientes con chinchetas o con la cinta adhesiva. Los alumnos pueden dibujar los objetos más pequeños en una cartulina grande y hacer un póster para colgar en la pared. Anime a los alumnos a utilizar estas palabras en inglés, incluso cuando aparezcan en medio de una frase que están diciendo en su propio idioma. Otras actividades Diga a los alumnos que cierren los ojos mientras usted cambia las etiquetas de sitio. Luego, los alumnos tienen que volver a colocarlas en el lugar correcto. Ponga las etiquetas al revés de modo que los alumnos no vean las palabras. Los alumnos deben intentar recordar el máximo de palabras posible. Si la clase no se hace siempre en la misma habitación, guarde las etiquetas en una caja o nombre a un alumno (un niño diferente cada vez) para que se encargue de llevar las etiquetas a la clase y colgarlas en su lugar correspondiente.

43

Actividades de sensibilización

Actividades de sensibilización

ACTIVIDAD 13: CLASIFICAR PALABRAS
hair head
legs eyes

Elija las palabras clave y divídalas en mitades entre dos juegos de dominó, como se describe a continuación. Los alumnos juegan al dominó: cada alumno tiene cierto número de fichas. En parejas o grupos pequeños, deben ir creando las palabras.

Nivel: beginners/elementary Objetivo: clasificar palabras en grupos lógicos Dinámica de grupo: trabajo en parejas/individualmente Lenguaje: instrucciones para la clase, vocabulario clave de su elección Materiales: PÁGINA FOTOCOPIABLE 6 Seleccione dos de los ‘contenedores’ de la PÁGINA FOTOCOPIABLE 6, amplíelos si es posible y haga fotocopias para todos los niños. Elija el tipo de clasificación que quiere utilizar. Pueden ser juegos léxicos, estructuras (p. ej. todos los tiempos en pasado), funciones de las palabras (p. ej. nombre, verbo), etc. Presente las palabras que los alumnos deben clasificar. Esto puede hacerse de varias formas: en la pizarra, utilizando tarjetas de actividades o diciendo a los alumnos que las encuentren en los buzones de letras. VER LA PÁGINA 61 Diga a los alumnos que escriban las palabras en los distintos contenedores, es decir, todas las palabras del mismo tipo en un contenedor, las de otro tipo en el segundo contenedor, etc. ACTIVIDAD 14: PALABRAS ESCONDIDAS Nivel: beginners/elementary Objetivo: componer y descomponer palabras Dinámica de grupo: trabajo en parejas/individualmente Lenguaje: instrucciones para la clase, vocabulario clave de su elección Identifique las palabras clave que desea practicar, por ejemplo, las partes del cuerpo. Dibuje una tabla (tal y como se muestra en la ilustración del punto siguiente), divida cada palabra en dos mitades y escriba cada mitad en uno de los recuadros sin seguir ningún orden. Los alumnos deben encontrar las palabras y recomponerlas. HE TH SE GS EY AD MOU NO LE MS AR ES

arms

shoes

skirt

jeans

jumper rak ano

Otras actividades Proponga otra familia de palabras a los alumnos y pídales que construyan otro juego de dominó por parejas o en grupos pequeños. ACTIVIDAD 16: ANAGRAMAS Nivel: beginners/elementary Objetivo: reconocimiento de palabras, componer y descomponer palabras Dinámica de grupo: trabajo en parejas/individualmente Lenguaje: instrucciones para la clase, vocabulario clave de su elección Materiales: tiras de cartulina de 3 cm de ancho Los anagramas consisten en palabras cuyas letras se han desordenado previamente. Suelen resolverse escribiendo las diferentes combinaciones de las letras hasta dar con la palabra adecuada, pero cuando se trabaja con niños resulta más fácil y más divertido disponer de las letras sueltas para que puedan moverlas físicamente hasta encontrar la solución. Elija las palabras y mezcle las letras de cada palabra para formar un anagrama. Escriba los anagramas en la pizarra, con las palabras correctas alrededor. Los alumnos deben copiar el primer anagrama en la cartulina escribiendo con letra grande, y luego recortar las letras. Seguidamente, deben mover las letras sobre la mesa hasta dar con la palabra correcta. Siga con la actividad hasta que los alumnos hayan solucionado todos los anagramas. A continuación, los niños pueden inventar anagramas para que los resuelvan sus compañeros. ACTIVIDAD 17: JUEGOS DE CARTAS Nivel: beginners/elementary Objetivo: reconocimiento de palabras, decir las palabras Dinámica de grupo: en parejas/en grupos pequeños Lenguaje: instrucciones para la clase, vocabulario clave de su elección Materiales: tarjetas de actividades Snap

Solución: head, nose, arms, eyes, mouth, nose Puede aumentarse la complejidad del juego añadiendo más recuadros y más palabras. Las palabras más largas pueden dividirse en tres o más recuadros. ACTIVIDAD 15: DOMINÓ Nivel: beginners/elementary Objetivo: componer y descomponer palabras Dinámica de grupo: en parejas/grupos pequeños Lenguaje: instrucciones para la clase, vocabulario clave de su elección Materiales: cartulinas de 5 10 cm

El dominó es un juego de gran versatilidad que puede emplearse para practicar el reconocimiento de palabras y la ortografía.
44

El snap es un juego de cartas tradicional que puede jugarse con cartas de palabras. Elija las palabras clave.
45

Actividades de sensibilización

CAPÍTULO
Los alumnos deben confeccionar tarjetas de actividades para esas palabras en caso de que no las tengan todavía (VER LA PÁGINA 55). Cada uno utiliza un conjunto de palabras. Coloque a los alumnos en grupos o en parejas. Los alumnos barajan las cartas. Sujetando sus cartas de modo que no puedan ver las palabras, los niños deben turnarse para ir poniendo las cartas boca arriba sobre la mesa, una encima de otra. Cuando salgan seguidas dos cartas iguales, el primer alumno que grite Snap! y diga la palabra que está escrita en la tarjeta se lleva todas las del centro. Los alumnos quedan eliminados cuando se quedan sin cartas. El último alumno al que le queden cartas es el ganador. Happy Families Puede jugarse con cualquier familia de palabras. Divida a la clase en grupos de cuatro o cinco alumnos. Entregue cuatro tarjetas de actividades de una misma familia de palabras a cada miembro del grupo, p. ej. el niño A tiene cat, dog, lion y horse; el niño B tiene car, bus, train y boat; el niño C tiene milk, tea, orange juice y coca-cola; etc. Los alumnos estudian atentamente sus tarjetas. Luego se barajan juntas todas las tarjetas del grupo y se reparten a los alumnos al azar. Los alumnos tienen que recomponer su familia de palabras pidiendo, por turno, las tarjetas que necesitan, p. ej. Juan, have you got the bus? El alumno que complete primero su familia de palabras es el ganador. ACTIVIDAD 18: CADENAS DE PALABRAS Nivel: beginner/elementary Objetivo: reconocimiento de palabras Dinámica de grupo: trabajo en parejas/individualmente Lenguaje: instrucciones para la clase, vocabulario clave de su elección Utilizando el vocabulario clave, escriba en la pizarra un número de palabras juntas formando una ‘cadena’ sin ningún espacio entre ellas. Esto puede hacerse en forma de serpiente, de cuerda, de carretera, etc. Escriba las palabras clave sin un orden determinado alrededor de la cadena como referencia. Los alumnos copian la cadena e intentan romperla de modo que se formen las palabras que hay en ella. Adaptación para niveles superiores Añada letras entre las palabras para hacer el ejercicio un poco más difícil. Otra posibilidad es que la última letra de cada palabra sea también la primera letra de la próxima, p. ej. bir(d)o(g)iraff(e)lephan(t)ige(r)abbit(t)ortoise.

8

Organización y control de la clase
En este capítulo analizaremos algunos de los temas relacionados con la organización y control de la clase día a día. Administrar la clase de forma eficaz es fundamental para conseguir un ambiente positivo en la clase tanto para usted como para sus alumnos.

Dinámicas de grupo
Tradicionalmente, todo el trabajo de clase solía realizarse mediante dos formas básicas de dinámicas de grupo El profesor se dirigía a todo el grupo, y los alumnos respondían al unísono o bien uno a uno. Esto se denomina enseñanza ‘frontal’. Los alumnos realizaban una tarea individualmente, basada en leer o escribir. Utilizando solamente estas dos dinámicas el tiempo que se destina a la comunicación activa es extremadamente limitado, o incluso nulo. Puede resultar un método con cierto atractivo para el profesor, ya que la disciplina en clase es muy fácil de conseguir y los alumnos están callados. No obstante, si espera que los alumnos aprendan a hablar inglés, tendrá que permitir una cierta cantidad de ruido en la clase. Los enfoques más modernos en la enseñanza de idiomas ofrecen diferentes dinámicas de clase para que las actividades sean más comunicativas y eficaces. Cada dinámica de grupo puede resultar especialmente apropiada para un determinado tipo de tarea. Intente alternar las dinámicas que utiliza en cada lección para que sus clases resulten más animadas.

Ventajas de usar diferentes dinámicas

T A R E A

¿Cuáles de estos juegos podrían fabricar sus alumnos por sí solos para repasar familias de palabras? Por ejemplo, un grupo podría confeccionar las tarjetas de actividades para otro grupo. Escoja una familia de palabras, muestre a los alumnos cómo se hacen las tarjetas y dígales cuántas deben hacer.

Sus alumnos podrán disponer de más tiempo dedicado a hablar. No debemos subestimar en ningún caso el valor del alumno que enseña. Si permite que sus alumnos trabajen en parejas o en grupos pequeños, los niños desarrollarán la habilidad para transmitirse información entre ellos. Los alumnos con más dificultades se benefician de las estrategias de aprendizaje que les transmiten sus compañeros y los alumnos más aventajados refuerzan su aprendizaje al encontrarse en la posición de tener que explicar el lenguaje. Cuando empiece a trabajar con los alumnos más pequeños de primaria descubrirá que a menudo su actitud hacia el aprendizaje es muy egocéntrica, y exigen constantemente su atención individual. El trabajo en parejas o en grupos pequeños hace que los alumnos cooperen entre sí y no dependan tanto del profesor. Al organizar la clase por parejas o por grupos pequeños usted podrá dedicar más tiempo a trabajar individualmente con los alumnos que tienen dificultades, tanto con cada alumno aisladamente como en pequeños grupos especiales. Si tiene alumnos con niveles diferentes de dominio del idioma o edades distintas, asigne tareas distintas a grupos distintos, en función de su capacidad y edad. Los alumnos más pequeños necesitan moverse físicamente durante la clase. Si intenta que un grupo de niños de ocho años permanezca sentado y quieto en la misma posición durante toda la hora, con toda seguridad empezará a experimentar problemas de disciplina. Al alternar diversas dinámicas de grupo en sus clases, surgirá la necesidad de que los alumnos se levanten o se muevan por el aula.
47

46

Organización y control de la clase

Organización y control de la clase

Dinámicas de grupo
s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s

A continuación se expone una descripción de las diferentes dinámicas que puede probar en sus clases. El profesor con toda la clase Útil para: actividades de presentación en las que el punto de interés se centra en el profesor y los alumnos suelen permanecer callados. Ventaja: facilita la disciplina. Desventaja: la participación de los alumnos se limita a la respuesta en coro o a respuestas individuales a una pregunta directa del profesor. Grupos pequeños Útil para: actividades de comunicación, ejercicios de representación y proyectos. Camine por la clase interviniendo ocasionalmente en el trabajo en grupo. Ventaja: mayor cooperación entre los alumnos; más autonomía de los alumnos. Desventaja: más ruido; quizá deba ejercer su autoridad para resolver disputas. Trabajo en parejas Útil para: diálogos y juegos de representación. Asígneles la tarea y luego desplácese por la clase comprobando y corrigiendo. Si es difícil moverse por la clase, ponga a las parejas de modo que pueda supervisarlas desde dos o tres puntos. Ventaja: todos los alumnos tienen la oportunidad de hablar en clase. Desventaja: no es posible comprobar y corregir todos los errores.
s

Disciplina
Ésta es un área muy conflictiva y probablemente hay tantas opiniones sobre cómo mantener la disciplina de sus alumnos como profesores hay en el mundo. En última instancia, usted deberá decidir las medidas disciplinarias que desea imponer en sus clases. Existen muchos motivos por los que pueden producirse problemas de disciplina en una clase.

T
s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s sT s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s

T
s s

s s s s s

Organización y control de la clase

Ruido No se puede esperar que los alumnos de primaria trabajen en silencio. Es normal que los niños se rían y hablen entre sí mientras hacen un ejercicio. Quieren saber qué ha puesto su compañero y sobretodo quién ha acabado antes. En lugar de evitar que se comuniquen normalmente entre sí, anímeles a que lo hagan en inglés. Enséñeles el lenguaje que necesitan para que se produzca esta comunicación, p. ej.: Have you finished? Look at my picture! What’s that? La mejor manera es utilizando usted mismo estas expresiones. Movimiento Los niños necesitan moverse. La jornada escolar es larga y no podemos pretender que los niños permanezcan sentados durante ocho horas al día. Intente incluir como mínimo una actividad que implique movimiento en cada clase. Haga que los niños se pongan de pie o den palmadas y representen las canciones y las rimas. Flexibilidad Esté preparado para cambiar el orden de las actividades que tenía previsto en función del estado de ánimo de sus alumnos. Si al principio de la clase parecen estar revolucionados, empiece con una actividad física. Si a la media hora de clase se muestran inquietos, interrumpa lo que está haciendo y haga que se muevan. Coherencia Sea coherente. Si sus alumnos saben lo que usted espera de ellos, les resultará más fácil comportarse del modo que usted espera. Esto puede resultar difícil, ya que los profesores también tenemos nuestros días buenos y nuestros días malos. No espere que los alumnos sean siempre buenos. Los que tenemos hijos sabemos que su comportamiento puede variar de un día a otro. Imparcialidad No califique a un alumno de conflictivo solamente porque tal alumno, o sus hermanos, tengan un historial de mal comportamiento. Muestre a los alumnos que usted no tiene una idea preconcebida sobre ellos. Si creen que usted espera que se porten mal, es casi seguro que no le decepcionarán. Refuerzo positivo Subraye y remarque siempre las cosas buenas que hagan los alumnos. A los niños les encanta que les animen en público; asegúrese de que los demás alumnos le oyen mientras elogia y aprecia el trabajo o la conducta de uno de ellos. Todos los alumnos necesitan este elogio, incluso aquellos que no siempre buscan la aprobación del profesor. No humille nunca a un alumno ni se aproveche de la ventaja de la edad y la experiencia para despreciar a un alumno, independientemente de lo que haya hecho. Los casos graves de transgresión de las normas deben tratarse en privado.
49

T

s s s s s s

Trabajo individual Útil para: ejercicios por escrito en el cuaderno de actividades en los que cada alumno trabaja por sí solo. Deben estar precedidos de alguna forma de presentación en la que participa toda la clase. Camine por el aula corrigiendo. Ventajas: permite disponer de un tiempo de silencio para pensar; cambia el ritmo de la clase y sirve para calmar a los alumnos. Desventajas: hay muchas probabilidades de que los alumnos hagan todo el ejercicio incorrectamente. Asegúrese de supervisar rápidamente la primera parte del ejercicio para evitar que esto ocurra. Los alumnos no trabajan todos al mismo ritmo. Tenga siempre preparadas algunas actividades para los niños que acaban antes. El profesor con alumnos individuales Útil para: comprobar el progreso de un alumno determinado. Ventajas: le da la oportunidad de conocer mejor a los alumnos; aumenta la sensación de integración del alumno. Desventajas: un exceso de trabajo del profesor con un alumno individual es aburrido para el resto de la clase. Combínelo con ejercicios individuales para que la clase trabaje en silencio mientras usted atiende a un alumno concreto. Un grupo pequeño con otro grupo pequeño
s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

s

T
s

s

s

s

s

s

s

s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s s

s s s s s

Útil para: si la clase ha estado trabajando en una actividad en grupos pequeños, puede pedirles que contrasten su trabajo con el de otro grupo. Ventaja: aumenta la autonomía de los alumnos. Desventaja: cuanto mayores sean los grupos, mayor será también el nivel de ruido y el número de disputas que se produzcan. Una pareja con otra pareja Útil para: actividades personalizadas en las que los alumnos pueden comparar y contrastar sus ideas con las de otra pareja. Las ventajas y desventajas son las mismas que para la dinámica anterior.

s s s s s s s s

s s s s s s s s

s s s s s s s s

s s s s s s s s

48

Organización y control de la clase

Organización y control de la clase

Problemas y remedios
PROBLEMAS

En esta tabla vemos posibles causas y remedios del mal comportamiento.
REMEDIOS Es posible que el trabajo que se hace en clase resulte demasiado fácil. Asigne actividades que representen un poco más de desafío. Es posible que el trabajo en clase sea demasiado rutinario. Incorpore más variedad. Pruebe los remedios anteriores o dedique cierto tiempo a ayudar al alumno concreto a solucionar problemas específicos. Asígnele responsabilidades dentro de la clase, p. ej. ayudar a otros alumnos. Intente que participe en actividades que le ayuden a integrarse dentro del grupo. Quizá el alumno esté reproduciendo pautas de comportamiento que ha aprendido en casa. Consulte a otros profesores o al psicólogo de la escuela. El comportamiento agresivo puede ser una reacción momentánea a una situación dolorosa, como puede ser la pérdida de un miembro de la familia. Intente hablar con el alumno en privado. Al inicio del curso, deje bien claro que este tipo de comportamiento es del todo inaceptable. Diga a los alumnos que escriban claramente su nombre en todos sus objetos personales, y al final de cada clase dedique unos minutos a que los alumnos devuelvan las cosas y recojan sus pertenencias. Debe persuadir a los alumnos para que no traigan a clase objetos caros y tentadores. Si es necesario, envíe una circular a los padres al principio del curso con una breve lista de los materiales que los niños van a necesitar. Diga a los padres que no den demasiado dinero a los niños para ir a la escuela. Si un alumno miente cuando se está intentando averiguar su responsabilidad frente a cualquier hecho, posiblemente lo hace por miedo. Su relación con los alumnos no debe estar basada en el miedo.

Aburrimiento A menudo, el mal comportamiento es síntoma de aburrimiento. Pasividad También puede ser síntoma de aburrimiento. Por otra parte, es posible que el alumno se sienta como un pez fuera del agua. Comportamiento agresivo Es posible que un alumno se comporte de forma agresiva verbal o físicamente hacia sus compañeros o incluso hacia el profesor. El comportamiento agresivo suele ser síntoma de angustia. Es posible que el alumno se sienta aislado de sus compañeros. Robar No es nada extraño que los niños tomen prestadas cosas de sus amigos sin pedirlas primero. Los alumnos no suelen calificar esto de robo.

Cuando haya finalizado la primera unidad y haya supervisado el progreso de los alumnos podrá ajustar su programa en función de cualquier desviación del plan original. Por ejemplo, es posible que llegue a la conclusión de que sus alumnos necesitan quince horas de trabajo dedicado a cada tema lingüístico en lugar de las diez horas que sugiere el libro de texto. Esto significará que no tendrá tiempo de hacer todas las lecciones del libro en un solo curso escolar. Por otra parte, quizá experimente que después de un comienzo un poco lento, los alumnos adoptan un ritmo de trabajo más rápido. Si supervisa atentamente el progreso conseguido podrá ser flexible en cuanto al programa.

Trabajar con niños
Establezca una relación con sus alumnos basada en la confianza y el respeto mutuos. Evite mostrar cualquier favoritismo o actitudes negativas hacia un alumno determinado. Algunos alumnos no contribuyen precisamente a que el profesor les tenga simpatía. Intente superar este obstáculo teniendo la certeza de que estos alumnos suelen necesitar de su aprobación incluso más que los demás. Muestre cariño y comprensión hacia sus alumnos. Si nota que un alumno está triste o disgustado, relegue el inglés a segundo plano, dé a la clase una tarea que les ocupe y hable con el alumno. Deje que los alumnos expresen sus opiniones en clase y participen en la toma de decisiones preguntándoles, p. ej. Which song shall we sing this afternoon? Esté preparado para aceptar un cierto nivel de ruido en la clase. El ruido en sí mismo no es algo negativo, siempre que sea productivo. Prepare normas para la clase (PÁGINA 33) y recuérdelas constantemente a los niños si teme que una actividad vaya a salirse de cauce.

Mentir Los niños pequeños suelen tener una idea muy flexible de lo que es cierto y lo que no lo es. No hay que confundir la mentira con la fantasía. Mentir es una manipulación deliberada de los hechos con el fin de evitar responsabilidades o de perjudicar a otra persona. Lo demás es fantasía, lo cual es una característica del todo natural en el comportamiento infantil. Intimidación y abuso La intimidación y el abuso entre alumnos es una forma de comportamiento agresivo que no suele detectarse fácilmente, ya que posiblemente las víctimas escondan la verdad al profesor por temor de ser marginados por sus compañeros.

Contacto visual

Este problema debe atajarse de raíz, ya que perjudica tanto a la víctima como al agresor. Observe la interacción entre los miembros de la clase durante las actividades en grupo y, si puede, mientras están en el patio. Intente detectar a los alumnos que fastidian a otros a causa de diferencias físicas. Pruebe las dinámicas de trabajo en grupo o en parejas para estimular la cooperación entre los alumnos. Deberá tratar los casos graves con la ayuda de otros miembros del personal y/o del psicólogo de la escuela.

Cuando haga ejercicios orales en clase es muy posible que uno o dos alumnos tengan tendencia a monopolizar el trabajo oral, gritando o levantando la voz por encima de los demás. Utilice el contacto visual para controlar la situación: al interrumpir el contacto visual deliberadamente mientras el alumno está hablando damos a entender que no queremos que ese alumno siga hablando o que ya no nos interesa lo que tenga que decir. En ocasiones, el alumno sigue hablando igualmente. En este caso no le queda otro remedio que decirles que guarden silencio y dejen hablar a los demás para variar. La confianza es el elemento esencial en la relación entre alumnos y profesores. Es importante establecer un ambiente de confianza y no mantener la autoridad basándose en el miedo o en amenazas. Fomente la confianza mutua intentando conocer a sus alumnos, valorando sus opiniones, actuando de un modo justo y coherente y sin esperar demasiado de ellos.

Confianza

¿En qué consiste la supervisión?

La supervisión es, básicamente, una labor de programación y adaptación continuas a lo largo de todo el curso escolar en función de los requisitos de sus alumnos. Antes de que empiece el curso deberá preparar su programa de estudios, basándose en el libro de texto y en el trabajo adicional que desee incluir. Al cabo de unas cuantas clases empezará a tener una idea de la rapidez con que avanzan sus alumnos y de las distintas capacidades de los niños de su clase. Ajuste su programa en consecuencia. Si cree que los alumnos necesitan practicar más el vocabulario y las estructuras lingüísticas presentadas en una lección, prepare actividades complementarias de ese tema.

T A R E A

Durante las próximas clases tome notas en una hoja de a) las diferentes dinámicas que utiliza en clase y b) cualquier problema de disciplina que pueda experimentar. Lea este capítulo otra vez y decida: a) si varió suficientemente las dinámicas y b) por qué razón se produjeron los problemas de disciplina.

50

51

Planificación de las clases

CAPÍTULO

9

Planificación de las clases
Si utiliza un libro del profesor, seguramente éste contenga sugerencias para la planificación de todas las lecciones. Sin embargo, evite seguir al pie de la letra los planes para las clases del libro del profesor. El libro del profesor es una guía que le ofrece sugerencias para la planificación de las lecciones. La introducción de sus propias ideas hará que sus clases sean mucho más interesantes tanto para los alumnos como para usted.

Muchos libros de texto contienen ejercicios graduados para utilizar con los alumnos más rápidos para evitar que se aburran en la clase. Intente tener siempre a punto tareas especiales para estos alumnos, ampliando el ejercicio que está haciendo el resto de la clase, o bien dándoles otras actividades, p. ej. continuar un proyecto, hacer actividades del cuaderno de ejercicios o leer una lectura simplificada.

Empezar la clase

Distribución del tiempo de la clase

Éste es un elemento muy importante en la planificación de sus lecciones, para que en cada sesión la cantidad de trabajo no sea ni excesiva ni escasa. También le ayudará a distribuir los ejercicios de modo que todos los alumnos tengan tiempo de acabar cada actividad de forma satisfactoria. La cantidad de tiempo destinado a cada actividad dependerá de varios factores: … la edad de sus alumnos … el nivel de dificultad de la actividad … el producto final de la actividad (un ejercicio por escrito lleva más tiempo). Para poder planificar mejor la administración del tiempo, intente imaginar que cada actividad está compuesta de tres partes: Explicar la actividad Asegúrese de que todos los alumnos entienden bien lo que tienen que hacer. La cantidad de tiempo dependerá en gran medida del nivel de complejidad de la actividad. Algunas se explican por sí mismas; p. ej. un ejercicio de emparejar en el que ya haya dibujado un ejemplo resultará relativamente sencillo, una vez que los alumnos estén ya familiarizados con este tipo de actividad. Realizar la actividad El tiempo necesario para realizar la actividad dependerá del resultado final que los alumnos deban producir. Toda actividad que requiera que los alumnos dibujen o escriban ocupará más tiempo que un sencillo ejercicio de emparejar palabras. Corregir la actividad Tenga siempre en cuenta el tiempo que se necesita para corregir la actividad. Esto dependerá de la técnica de corrección que elija y de la longitud del ejercicio. Dejar la corrección para la próxima clase nunca es tan efectivo, porque los alumnos ya están pensando en otra cosa. VER EL CAPÍTULO 13

Destine unos minutos al principio de la clase para que los niños se calmen y para repasar rápidamente los elementos principales de la clase anterior. Si los alumnos están particularmente revoltosos, puede hacer algún tipo de actividad física. Establecer un procedimiento rutinario que los alumnos deban seguir al principio y al final de las clases resulta muy eficaz para preparar a los niños. Puede consistir en algo tan sencillo como turnarse para escribir la fecha en la pizarra, entregar el trabajo corregido. Como alternativa, puede establecer que cada clase empiece y termine con una canción o una rima, dejando elegir el programa de la semana a los alumnos. Dedicar unos minutos al final de cada clase para repasar y para poner las cosas en orden es igualmente importante. Éste es el momento en que puede pedir a los alumnos que hagan un resumen de lo que han aprendido. También puede preguntarles cuáles han sido las actividades que más les han gustado, y cuáles no les han gustado dibujando una cara sonriente al lado de las que sí les han gustado, y una cara triste al lado de las que no. A continuación se expone un ejemplo de un plan para una clase. La PÁGINA 7 contiene ideas generales para reproducir este plan para sus clases. Imaginemos que vamos a presentar Parts of the body en una clase de una hora de duración. Deberemos distribuir de forma equilibrada lo siguiente: objetivos de la clase, presentación/práctica/reciclaje, diferentes dinámicas de grupo, actividades con movimiento y actividades tranquilas.
FOTOCOPIABLE

Acabar la clase

Análisis

Vamos a analizar el plan para la clase. Lo primero que hemos hecho ha sido establecer los objetivos: el lenguaje clave, un sonido, una actividad transversal, decidir qué podemos reciclar y hacer una nota de los materiales que necesitamos. Hemos planificado la clase con los tres elementos: presentación, práctica y reciclaje. Las actividades personalizadas pueden incluirse en todo momento, ya que sólo es cuestión de establecer una conexión entre el lenguaje y el alumno. La fase de presentación pasa del trabajo individual en silencio, basado en escuchar y en hacer algo, al trabajo en parejas personalizado. La fase de práctica pasa del trabajo individual por escrito a la corrección en grupos y a una rima con toda la clase en la que los niños tienen que moverse. La fase de reciclaje incluye trabajo en grupo y diferentes destrezas/aplicaciones lingüísticas. Hemos incluido diferentes dinámicas de grupo y actividades en parejas, procurando que los alumnos alternen actividades en silencio y actividades con movimiento. Al final de cada actividad hemos calculado su duración aproximada, y luego el tiempo total de la clase. Si nuestras clases fueran de menos de sesenta minutos, probablemente cambiaríamos la actividad de reciclaje por otra que pudiera hacerse en menos tiempo.

El ritmo de la clase

No todos los alumnos trabajan al mismo ritmo. Algunos terminan los ejercicios muy deprisa, mientras que otros necesitan más tiempo, especialmente para los ejercicios escritos. Es importante que los alumnos dispongan del tiempo suficiente para finalizar el trabajo principal. Tenga preparadas actividades adicionales para los que acaban antes. Puede utilizar actividades sencillas, p. ej. colorear los dibujos, preparar una actividad similar para un compañero (p. ej. actividades tipo puzzle) o tener a punto una selección de fichas de trabajo con actividades de refuerzo.

T A R E A

Planifique su próxima clase utilizando la PÁGINA FOTOCOPIABLE 7. ¿Cómo ha resultado la planificación del tiempo? ¿Qué ajustes tiene que hacer para adaptar mejor las actividades dentro del plan?
53

52

Planificación de las clases

CAPÍTULO

10

PLANIFICACIÓN DE LA CLASE
Objetivo: presentar y practicar las partes del cuerpo. Vocabulario clave: head, eyes, nose, ears, mouth, arms, legs, hands, feet. Pronunciación: /z/ Actividad transversal: rima: I’ve Got Two Eyes to Look Around. Reciclaje: números del 1 al 10 y el verbo have got. Materiales: cartulina, papel de colores, lápices, tijeras, pegamento y una selección de alimentos secos y envases, por ejemplo, macarrones, arroz, envases de yogur, cajas vacias de jábon o pastá de dientes. Empezar la clase: Díga a los alumnos que van a trabajar con las partes del cuerpo. Dígales que se pongan de pie. Enséñeles como deben mover las partes del cuerpo: primero mueva la cabeza, luego los brazos, piernas y finalmente los ojos, nariz y boca. Los alumnos deben imitarle. Explíqueles que tienen que mover todas las partes del cuerpo y luego sentarse. Duración: 3 minutos Presentación: Parts of the body. Paso 1: utilice la historia del libro de texto. Los alumnos escuchan la grabación y van señalando las partes del cuerpo correspondientes en el dibujo de su libro de texto al oir las palabras. Duración: 6 minutos Paso 2: compruebe el nivel de comprensión: divida a la clase en parejas, vuelva a poner la grabación y diga a los alumnos que senalen a sus compañeros en la parte del cuerpo que oigan al tiempo que repiten la palabra. Compruebe que lo hacen bien y corrija la pronunciación. Duración: 6 minutos PRÁCTICA Paso 1: los alumnos hacen un ejercicio de emparejar del cuaderno de actividades con las partes del cuerpo escribiendo las palabras (los que acaben antes pueden colorear los dibujos). Duración: 8–10 minutos Paso 2: enséñeles una rima sobre las partes del cuerpo. Los alumnos deben moverse mientras la van aprendiendo, haciendo gestos y expresiones con la cara y moviendo la parte del cuerpo correspondiente mientras recitan las palabras. Duración: 10–12 minutos RECICLAJE Paso 1: los alumnos hacen un collage de un ser extraterrestre. – Divida a la clase en grupos pequeños. Deles los materiales arriba descritos. – Los alumnos diseñan una criatura con características no humanas, como por ejemplo, con seis piernas, tres ojos, etc., y deben ponerle un nombre. – Los niños se turnan para mostrar sus creaciones y describir la criatura al resto de la clase. Ejemplo: Alumnos: This is... It has got six legs, three eyes... (repase el verbo have got y los números). Paso 2: si dispone de tiempo suficiente, los alumnos pueden practicar un juego con los compañeros del grupo: What am I describing? Los niños se turnan para describir a una de las criaturas y el resto de la clase debe adivinar de cuál de ellas se trata. Duración: 20 minutos PARA FINALIZAR LA CLASE: Díga a los niños que guarden sus cosas y que dibujen una cara sonriente o triste al lado del ejercicio de emparejar. Duración: 3 minutos DURACIÓN TOTAL: 56–60 minutos

Crear recursos sencillos
“¿Cuáles son las ventajas de los recursos?”
Normalmente, los libros de texto se escriben pensando en una variedad de situaciones diferentes y no pueden tener en cuenta las muchas variaciones que existen en las distintas escuelas. El número de alumnos en la clase. Los libros de texto suelen estar diseñados para clases de aproximadamente 25 niños. En muchas áreas rurales, este número es considerablemente inferior, con lo cual muchas de las actividades son difíciles de realizar a menos que el profesor las adapte. Distintos niveles en la clase. Aunque hoy en día casi todos los libros de texto tienen en cuenta este factor e incluyen ejercicios para los alumnos que acaban antes, la base del libro está escrita conforme a un nivel estandarizado. Disponibilidad de recursos. No todas las escuelas disponen de los mismos materiales e instalaciones, especialmente en cuanto a tecnología. Entorno social. Los diferentes entornos sociales pueden tanto reducir como aumentar las posibilidades para el profesor. En las escuelas de las zonas urbanas se puede llevar a los niños al museo o incluso al cine a ver películas en inglés. Temas de interés local. Gran parte del vocabulario clave puede mejorarse con un pequeño toque local. Por ejemplo, los tipos de comida más habituales en esa zona; las plantas y los animales salvajes de su región que no aparecerán en un libro diseñado para tener una cobertura mucho más amplia. Puede hacer tarjetas de actividades de estos temas o plasmarlos en murales. La ventaja de fabricar y utilizar sus propios recursos es que podrá tener en cuenta todos estos factores y adaptar las actividades a su localidad y a su entorno. Los recursos pueden utilizarse de dos modos. Para reforzar un tema del libro de texto, en forma de juegos, puzzles, pósters, gráficos, tablones de anuncios, etc. Para introducir un elemento de otras asignaturas en su clase.

Tarjetas de actividades (Flashcards)
En las PÁGINAS 11–15 hemos visto los diferentes componentes de los materiales del curso, que en algunos casos incluían tarjetas de actividades. Si sus materiales educativos no incorporan este recurso, le recomendamos que considere la posibilidad de fabricarlas usted mismo. Decida el tamaño de tarjeta que resultará más fácil de manejar para sus alumnos. En general, cuanto más pequeños sean los niños mayor debe ser el tamaño de la tarjeta. Las tarjetas de 12 8 cm tienen un tamaño bastante ideal. Es posible que deba alterar el tamaño de la tarjeta en función de la utilización que vaya a hacer de ellas en clase. Por ejemplo, si va a emplear las tarjetas de actividades para la presentación de vocabulario o estructuras lingüísticas desde el frente de la clase, su tamaño deberá ser mayor que las tarjetas que usan los alumnos para trabajar en parejas. Identifique el lenguaje clave de la unidad. Puede elaborar una tarjeta para cada palabra o para un número de palabras elegidas.

54

55

Crear recursos sencillos

Crear recursos sencillos

También deberá decidir si va a hacer las tarjetas utilizando únicamente ilustraciones, únicamente palabras, o bien ilustraciones y palabras. Esto dependerá de los conocimientos y edad de sus alumnos. Cuanto más pequeños sean los niños, menor será su reacción a las tarjetas hechas únicamente con palabras.

5 Contar un cuento Elija una escena de un cuento. A medida que vaya contando la historia, sustituya el vocabulario clave por tarjetas de actividades, que usted irá mostrando a los alumnos. Los niños deben decir en voz alta la palabra que falta. Asegúrese de que se repite el vocabulario clave y pruebe a ver si los alumnos adivinan la palabra que falta antes de que usted les enseñe la tarjeta.

10–11 años

Murales
9–10 años 8–9 años 7–8 años 11–12 años
Las ilustraciones pueden dibujarse sobre la cartulina o recortarse de revistas y luego adherirlas a la cartulina con pegamento. A veces los dibujos de los alumnos no son demasiado claros y esto dificulta la utilización de las tarjetas de actividades. Puede combinar estas posibilidades, es decir, las tarjetas para trabajar los colores pueden dibujarse en forma de círculos de colores, pero las partes del cuerpo pueden recortarse de revistas. Si quiere que las tarjetas de actividades duren algún tiempo, es recomendable forrarlas con plástico adhesivo transparente. Los ejemplos visuales del lenguaje son muy importantes en las clases de primaria. Los murales, que puede hacer usted mismo o con toda la clase, son recursos muy útiles. Si es necesario guárdelos en una caja, llevándolos a clase de vez en cuando para repasar. A continuación se proporcionan ejemplos de murales. Collages Elija el lenguaje clave. Los alumnos hojean revistas viejas y recortan ejemplos del lenguaje clave. Luego los pegan en una cartulina. Por ejemplo, para practicar los colores se puede hacer un mural para cada color. Los grupos de alumnos trabajan con los distintos colores y crean A Yellow Poster con objetos de color amarillo, etc. Para que un mural resulte más atractivo visualmente, puede montarlo sobre cartulina negra y colgarlo en la pared. Tablones de anuncios

“Cómo utilizar las tarjetas de actividades”

Consulte el proyecto de los Buzones de Letras de la PÁGINA 61 y los juegos de cartas de las PÁGINAS 45–46. También puede emplear algunas de las técnicas de explotación siguientes. 1 Mostrar y nombrar Sostenga en alto una tarjeta y pregunte a la clase What’s this? Los alumnos deben responder, p. ej. A banana. Los alumnos se turnan para sostener las tarjetas. 2 Buscar la pareja Los niños trabajan en parejas, con un juego de tarjetas cada pareja. Las colocan boca abajo sobre la mesa y deben turnarse para dar la vuelta a dos tarjetas intentando encontrar una pareja de ilustraciones o palabras. El alumno que consiga formar más parejas es el ganador. 3 Jugar al escondite Esconda un número determinado de tarjetas de actividades en lugares de la clase. Escriba las palabras correspondientes a esas tarjetas en la pizarra como guía. Los alumnos deben encontrar las tarjetas. Cuando hayan encontrado todas las tarjetas deben ponerse en pie y decir las tarjetas que tienen. Y el que haya encontrado más es el ganador. 4 Describir y adivinar Elija una tarjeta que ilustre un objeto de un grupo de objetos determinado. Sin mostrar la tarjeta a la clase, describa el objeto. La clase debe adivinar la tarjeta que está describiendo.

Elija el lenguaje clave. Los niños trabajan en grupos recopilando y mostrando información en su mural sobre, por ejemplo, Wild animals. Se asigna o se deja elegir un animal diferente a cada grupo. Todos los grupos tienen unas tareas determinadas: 1 Where does the animal live? 2 What does this animal eat? 3 Describe your animal Asegúrese de proporcionar suficientes ejemplos del vocabulario y las estructuras necesarias en la pizarra. Monte los murales sobre cartulina negra y cuélguelos en la pared.
57

56

Crear recursos sencillos

CAPÍTULO

11

Frisos
Consisten en ilustraciones en tiras alargadas que pueden colgarse en la parte superior o inferior de la pared. Suelen utilizarse para mostrar el lenguaje en contexto, p. ej. una granja. Para este friso, los alumnos pueden usar simplemente dibujos y palabras como etiquetas o bien pueden dibujar bocadillos de diálogo para mostrar estructuras lingüísticas. Los alumnos trabajan en grupos, y cada grupo hace una parte del friso.
1 2

Proyectos
“¿Por qué hacer proyectos?” Las actividades en forma de proyectos relacionadas con otras asignaturas del
programa de estudios resultan de gran utilidad para: … combinar diversas asignaturas en la clase … aumentar el interés y el conocimiento de los alumnos en inglés … ayudar a los alumnos a que consideren el inglés como un vehículo de comunicación con un propósito … desarrollar la autonomía de los alumnos con respecto al profesor. Al trabajar con proyectos, posiblemente encontrará útil coordinar la información de la clase de inglés con otras asignaturas. Determinadas asignaturas ofrecen diferentes posibilidades de interacción con el programa de inglés, p. ej.: Dibujo y trabajos manuales: siempre se utilizan en la presentación del proyecto de sus alumnos; sin embargo, quizá usted prefiera consultar al profesor de arte sobre actividades concretas, por ejemplo, los colores primarios, secundarios y terciarios, y trabajar sobre ello en la clase de inglés. Música: el miniproyecto de la PÁGINA 62 ofrece una clara conexión con la asignatura de música. Si sus alumnos están fabricando instrumentos en la clase de música, puede utilizarlos para tocar percusión en clase cuando los niños aprendan una nueva canción. Historia: a menudo, a los niños les fascinan los personajes históricos de gran colorido, como Alejandro Magno, Ghengis Khan y muchos de los exploradores. Estos personajes constituyen una base perfecta para un miniproyecto, especialmente si desea practicar los verbos en pasado. No se olvide de incluir a algunas mujeres. Geografía: a nivel de primaria, casi todos los alumnos trabajan con la geografía de la región. Puede aprovechar esto para hablar sobre su región, sobre características geográficas tales como ríos y cadenas de montañas y sobre las principales actividades agrícolas de su zona. Ciencias: en las clases para alumnos de primaria los estudios de ciencias suelen incluir la observación de los principios físicos básicos y el desarrollo de la concienciación medioambiental. Esto resulta ideal para conectar con la clase de inglés. Un proyecto apropiado podría consistir en un programa de reciclaje en el que los alumnos tengan que recoger y pesar papel para su reciclaje. Puede realizar un proyecto relacionado con uno de estos temas o bien hacer un proyecto a gran escala que incluya varias asignaturas.

Necesitará una tira alargada de papel blanco de forro, de aproximadamente m 2 m, papel de colores, pintura, pegamento y tijeras.

Planifique el friso con toda la clase y decida qué van a poner en él. Un grupo debe encargarse del paisaje de fondo. En caso de hacer el friso de una granja, esto implicará pintar los campos, un estanque, la carretera, colinas ... Los otros grupos recortan y pegan los animales en el friso en un lugar adecuado, p. ej. deben colocar las vacas en un prado. Cuando el friso esté terminado, móntelo en la pared y utilícelo para practicar vocabulario y estructuras.

Los frisos también pueden emplearse para ilustrar canciones y cuentos. Este capítulo contiene un número limitado de actividades que puede probar. Sin embargo, los mejores recursos serán aquellos que usted mismo cree para adaptarse a cada situación. Tenga en cuenta los puntos siguientes como guía a la hora de crear sus propios recursos. ¿Qué área lingüística estoy intentando enseñar? ¿Qué técnica(s) quiero que utilicen los alumnos? ¿Qué dinámica(s) de grupo quiero emplear en esta actividad? (trabajo en parejas, grupos pequeños, individualmente) ¿Cuánto tiempo quiero dedicar a esta actividad? ¿Qué tipo de ejercicios del libro de texto y del cuaderno de actividades aprovechan más mis alumnos? (ejercicios de emparejar, puzzles de palabras, juegos de representación). ¿En qué medida se utilizará lenguaje de los alumnos en esta actividad? ¿Qué materiales necesito para preparar esta actividad? ¿Puedo volver a utilizar estos materiales en el futuro? ¿Algún profesor de otra asignatura tiene materiales que yo podría utilizar?

“¿Cómo planificar un proyecto?”
Plan para un proyecto: food and health

Imaginemos que vamos a realizar un proyecto sobre Alimentación y Salud. Vamos a dividir el proyecto en tres etapas: planificación, investigación y presentación. Planificación Cuando ya se haya acordado el tema del proyecto, busque posibles conexiones con otras asignaturas de la escuela, en este caso serían ciencias, historia y geografía. Divida el tema del proyecto en varias partes diferentes. Utilice la información de los demás profesores sobre los temas que los alumnos están cubriendo en

T A R E A
58

Consulte las dos o tres lecciones siguientes del libro de texto. Encuentre algún tema que pueda interesar a sus alumnos y prepare algunos recursos para fabricarlos con toda la clase, p. ej. murales informativos o un friso.

59

Proyectos

Proyectos

cada asignatura. Esto le ayudará a asignar las tareas. Ejemplo: … los diferentes elementos en los alimentos (vitaminas, hidratos de carbono ...) … alimentos de todo el mundo … alimentos buenos y malos para la salud … alimentos de origen animal y de origen vegetal … los diversos colores de los alimentos (ino hay alimentos de color azul!) … diferentes hábitos alimenticios en distinos países … alimentos para las distintas estaciones del año y los diferentes climas … diferentes formas de envasar los alimentos (latas, paquetes, tubos ...). Elija los elementos en función de la edad de sus alumnos y de cualquier otra consideración relacionada con otras asignaturas del programa de estudios. Decida cómo van a presentarse o mostrarse los distintos elementos. Puede elegir entre las formas siguientes. Murales. Ilustraciones sencillas de diferentes alimentos con los nombres escritos debajo. Tablones de anuncios. Son más sofisticados que los murales y contienen más variedad de información, por ejemplo, etiquetas para los productos alimenticios, recetas, paquetes de semillas para cultivar alimentos, etc. Gráficos de información. Muestran información de un modo muy visual. Exposiciones. Productos alimenticios en una mesa con casillas informativas junto a cada objeto con datos interesantes sobre los alimentos. Dramatización y juego de rol. Pueden usarse para mostrar la importancia de los alimentos en la vida diaria. Mapas. Muestran la procedencia de los diversos alimentos. Cuestionarios. Son especialmente apropiados para estimular la comunicación entre los alumnos. Divida a la clase en grupos y asigne a cada grupo un elemento diferente del proyecto. Diga a los alumnos el tipo de presentación que deben elaborar. Investigación A continuación, cada grupo debe llevar a cabo una labor de investigación en el área que le corresponde utilizando libros de consulta, mapas, diccionarios, enciclopedias, revistas, etc. Asegúrese de que los alumnos han comprendido exactamente lo que tienen que hacer y la información que están buscando, y de que cada miembro del equipo ha recibido instrucciones claras. Cada grupo debe disponer de una caja para guardar en ella todos sus materiales. Los alumnos traen a clase el material y la información que han recopilado. En grupos, deben diseñar la parte del proyecto que les corresponde y hacer un borrador del texto o etiquetas que deben acompañar a las imágenes. Proporcione a los alumnos modelos de estructuras lingüísticas que puedan utilizar y luego corrija los borradores elaborados por los niños. Finalmente, los alumnos pueden transcribir las versiones corregidas a la forma de exposición elegida. Presentación Una vez finalizado el trabajo, el proyecto puede mostrarse en forma de exposición. Señale una fecha para la exposición, en la que cada grupo deberá permanecer junto a su proyecto y estar preparados para ofrecer explicaciones sobre él. Si uno de los grupos va a realizar algún juego o alguna representación, fije una hora para la función para que todo el mundo deje lo que está haciendo y pueda verla. Pida a un público determinado que acuda a ver el proyecto, p. ej. los alumnos y profesores de otras clases.
60

“¿Qué sucede si los alumnos usan el L1?”

Seguro que los alumnos hablarán bastante en L1 mientras trabajan en grupos, y es posible que usted también deba clarificar algunos puntos en L1 para que los alumnos entiendan lo que tienen que hacer. Siga las directrices de la PÁGINA 34 para el uso del L1 en clase. El trabajo para el proyecto ocupa bastante tiempo y requiere mucha preparación. Sin embargo, resulta muy gratificante tanto para los alumnos como para el profesor. Los proyectos como el que se ha descrito anteriormente ocuparán varias horas de clase. También puede hacer miniproyectos que llevarán menos tiempo y que cubren un campo mucho más limitado. A continuación se exponen tres ideas de miniproyectos que ofrecen trabajo complementario sobre letras, sonidos y palabras. MINIPROYECTO 1: BUZONES DE LETRAS Nivel: beginners Objetivo: guardar palabras en orden alfabético. Actividad continua Dinámica de grupo: toda la clase/grupos pequeños Lenguaje: alfabeto, instrucciones para la clase Materiales: 26 cajas de zapatos con las tapas (pida a los alumnos que las traigan de casa; todos los tamaños sirven), pinturas, tijeras, tarjetas de actividades Esta actividad está diseñada para introducir la idea de guardar palabras por orden alfabético. Es una actividad previa al uso del diccionario. Puede usarse al final de la clase, cuando los alumnos tienen que guardar las palabras clave que han aprendido. Guarde las cajas donde los alumnos puedan consultarlas cuando lo deseen, pero tenga siempre la precaución de comprobar que están bien puestas después de usarlas, de lo contrario se formará un lío terrible. Pinte las cajas de zapatos y recorte una ranura en la tapa lo suficientemente larga para poder introducir las tarjetas de actividades. Pinte una letra del alfabeto en cada caja. Utilícelas para guardar las tarjetas de actividades según la letra inicial. Otras actividades Para utilizar los Buzones de Letras en clase puede practicar los juegos siguientes: El juego del correo: cada equipo o alumno tiene que echar al correo sus tarjetas. Vacíe los Buzones de Letras, mezcle todas las tarjetas de actividades y pida a los alumnos que las ordenen de nuevo en los buzones correspondientes. MINIPROYECTO 2: PIANO DE SONIDOS Nivel: beginners Dinámica de grupo: toda la clase/grupos pequeños Objetivo: mantener una atención constante sobre los sonidos en inglés Lenguaje: instrucciones para la clase Materiales: una lámina de papel blanco de 2 1m

“¿Cuánto tiempo se necesita para el proyecto?”

Miniproyectos

Este proyecto puede durar varios meses o incluso todo el curso escolar. Destine un tiempo determinado a esta tarea, para que los alumnos sepan cuándo van a hacer esta actividad y puedan participar y cooperar por iniciativa propia.
61

Proyectos

CAPÍTULO
Cada tecla del piano representa un sonido vocálico. Trabaje con un solo sonido durante un periodo de tiempo, p. ej. un sonido cada dos semanas. Si el libro de texto contiene ejercicios de pronunciación puede seguir el modelo del libro; de lo contrario, puede utilizar la lista completa de sonidos vocálicos siguiente. /i:/ be /I/ big /e/ head /æ/ black /A:/ car /Å/ stop / :/ your /U/ look /u:/ blue / / cut / / mother /J:/ girl /eI/ name / U/ nose /aI/ like /aU/ mouth /e / chair /I / here / I/ boy /U / sure Existen muchas variaciones de esta actividad dependiendo del trabajo de sus alumnos; p. ej. con los más pequeños, puede reducir el número de sonidos vocálicos y de teclas; si desea incluir consonantes, haga otro piano de sonidos. En la lámina grande de papel dibuje el teclado de un piano con siete teclas blancas y cinco teclas negras para los sonidos vocálicos cortos y largos simples, o amplíe el teclado a doce teclas blancas y ocho teclas negras.
Simple sound piano
k t d n e par fee bir moo mor

12

Canciones, rimas y cuentos
Todas estas actividades son muy valiosas, ya que en las clases de primaria no son sólo un vehículo para el lenguaje sino que nos ofrecen la oportunidad de comunicar elementos sociales que contribuyen al desarrollo del niño. Los niños suelen olvidar sus inhibiciones lingüísticas cuando actúan o cantan, y las actividades en las que se emplean canciones, cuentos, etc. contribuyen a fomentar la colaboración en clase. No se preocupe demasiado si los niños usan el L1 al preparar las actividades siguientes; trabajan para obtener un producto final en inglés.

More complex one
par bir clo fee mor moo the

ud

i:

a:

3:

c:

u:

i:

a:

3:

c:

u:

e

ut

boy

ut

bed

d

sun

cak

bed

sit

sun

d

sit

hat

sho

kit

hat

sho

e

goo

abo

goo

abo

her

poo

ˆ

aI
e

ˆ

e

p

p

r

Distribuya los sonidos en las teclas blancas y negras escribiendo un ejemplo de una palabra con ese sonido. Cuando haya practicado el sonido en clase, los alumnos hacen pequeñas tarjetas con dibujos o palabras y las pegan en la tecla correspondiente. Este proyecto puede combinarse con la asignatura de música. MINIPROYECTO 3: EL FRISO EN INGLÉS Nivel: beginners/elementary Dinámica de grupo: toda la clase/grupos pequeños Objetivo: hacer un friso en inglés Lenguaje: instrucciones para la clase Materiales: una lámina larga de papel blanco de aproximadamente 1 pegamento, revistas, periódicos, cualquier material impreso 2 m,

Diga a los alumnos que busquen en revistas y tebeos marcas y etiquetas de alimentos y ropa, instrucciones para reproductores de discos compactos, radios, etc., y que recorten o copien las palabras que crean que están en inglés. Verifique todas las palabras, y pregunte a los alumnos de dónde proceden y qué creen ellos que significan por el contexto. Haga esta actividad en L1 para animar a los alumnos a usar su iniciativa. Pegue las palabras en el friso formando un collage.

T A R E A

Piense en cómo puede explotar uno de los proyectos o miniproyectos para las actividades de clase una vez los alumnos hayan terminado de hacer el proyecto. ¿Cómo puede utilizarlo para practicar el lenguaje? ¿Puede inventarse un juego a partir del proyecto?

62

e

e

eI

cI

I

e

e

æ

e

I

Å

U

e

æ

Å

U

I

e

e

aU

no

U

re

k

d

t

e

n

e

c

e

c

e

e

e

v

Cuentos
Utilizar cuentos tradicionales para niños
U

Si el libro de texto no contiene cuentos, usted puede utilizar sus propios relatos. Evite limitarse a leer una historia de un libro de cuentos en inglés para niños, ya que con toda seguridad se verá obligado a modificar el vocabulario con antelación debido a su grado de dificultad. No es necesario que los cuentos contengan solamente el lenguaje que los niños ya han aprendido, de hecho es mejor que la historia fluya de un modo natural; sin embargo, usted deberá incluir el lenguaje clave que ayude a los niños a seguir la historia. Utilice tanto como pueda la expresión facial, la expresión de la voz y los gestos, así como ilustraciones para poner el lenguaje en contexto. Recuerde que todos los cuentos para niños deben contener muchos elementos repetitivos. Por ejemplo, imagínese que va a contar a los alumnos la historia de Jack y las Judías Mágicas. Cuando llegue al episodio en que la planta de judías empieza a crecer, repita la frase y pida a los alumnos que repitan con usted: Profesor/Clase: And the next day, the beanstalk got bigger and bigger and bigger and bigger! Los alumnos repiten bigger and bigger con usted; no importa que no se hayan dado cuenta de que el verbo get está en pasado. Con los dibujos y los gestos pueden seguir el argumento del cuento. Quizá deba alterar ligeramente el cuento para adaptarlo a sus propósitos. Por ejemplo, en el verdadero cuento de Jack y las Judías Mágicas, la planta de judías crece durante una noche. Para poder incorporar elementos repetitivos, usted puede hacer crecer la planta durante varios días. Sin embargo, deberá tener cuidado de no cambiar las partes cruciales de la historia para no confundir a los niños. Si cambia el gigante de Jack por un ser de otro planeta, seguramente los niños le digan que se ha equivocado de cuento o que no se lo sabe. Finalmente, recuerde que en muchos cuentos tradicionales los personajes modélicos pertenecen al pasado. Quizá tenga que cambiar algunos aspectos del comportamiento de los personajes para conferirles valores más modernos. Con toda seguridad tendrá que cambiar algunos de los personajes femeninos o cambiar el comportamiento de las chicas del cuento para que no queden siempre representadas como el sexo débil.

63

Canciones, rimas y cuentos

Canciones, rimas y cuentos

Explotar los cuentos

La explotación de un cuento en clase debería ocupar varias horas lectivas. No se preocupe por la repetición: a los niños les encanta. Sin embargo, puede darle un enfoque ligeramente diferente cada vez. A continuación se expone un ejemplo de cómo explotar un cuento del libro de texto. Observación de los dibujos Seguramente el cuento se presentará en forma de ilustraciones que pueden o no contener texto. En todo caso, primero deberá ignorar por completo el texto, si lo hay, y el cuento en sí, y concentrarse en los dibujos. Intente seguir este orden.

Juegue a ’Who Said’. Lea fragmentos del diálogo del texto. Los alumnos deben identificar al personaje que habla. Profesor: Who said, ‘I’m frightened’? Alumnos: Joey. Lea el cuento en voz alta saltándose uno de los dibujos. Los alumnos deberán decirle qué dibujo falta. Lea el cuento en voz alta cambiando el final. Pida a los alumnos que inventen otro final para el cuento. Lea el cuento en voz alta saltándose las frases clave. Los alumnos deberán decir las frases clave en voz alta. Dramatización del cuento Cuando esté convencido de que sus alumnos ya se saben bien el cuento, pruebe a pedirles que lo representen en grupos pequeños. Si los conocimientos de sus alumnos son muy limitados, pídales sólo que representen las escenas con mímica mientras usted pone la grabación. Si, por otra parte, cree que los alumnos están preparados para atreverse con el texto, dígales que aprendan unas líneas cada uno y que representen el cuento. Puede utilizar marionetas para los personajes del cuento. (El título de esta misma serie DEVELOPING RESOURCES FOR PRIMARY contiene más ideas para trabajar con cuentos.)

Identificar: diga a los alumnos que identifiquen los elementos de los dibujos con los que están familiarizados, por ejemplo, colores, números, objetos o personajes: What colour is the tree? Count the houses. Deducir: diga a los alumnos que hagan deducciones: Look at the tree. Why is Joey wearing a coat? What season of the year is it? Opinar: diga a los alumnos que expresen su opinión: Do you like Joey’s coat? A continuación puede hacer actividades de ampliación basadas en estas ideas. Diga a los alumnos que memoricen una de las ilustraciones y que luego la dibujen. Seguidamente pueden comparar sus dibujos con los de sus compañeros. Escuchar el cuento Una vez comentadas las ilustraciones, los alumnos están preparados para oír el cuento. Es importante crear el ambiente para la historia, diga a los alumnos que permanezcan sentados en silencio y que escuchen el cuento. Si los materiales del curso incluyen un póster del relato, puede colgarlo en la pared. De lo contrario, los alumnos pueden mirar los dibujos del libro de texto. En caso de que el cuento no esté en la casete o de que esté utilizando sus propios relatos, lea usted mismo el cuento a la clase. Diga a los niños que no le interrumpan. Ponga la grabación (o lea) el cuento completo por lo menos dos veces y después realice los ejercicios del cuaderno de actividades o alguna de las ideas siguientes. Lea frases clave correspondientes a cada dibujo, pero no en el orden correcto. Los alumnos tienen que identificar a qué dibujo corresponde cada frase. Profesor: Oh dear! Joey is very frightened of the ghost. Which picture? Alumnos: Number 3. Lea las frases o expresiones clave, pero cambiando algún elemento importante. Profesor: Oh dear! Joey is very frightened of Mary. What’s wrong? Alumnos: Joey is frightened of the ghost.
64

Obras de teatro
Representar una obra
Si desea utilizar esta técnica cuando los alumnos ya estén familiarizados con la historia, pruebe el procedimiento siguiente. Planificación Divida a la clase en dos grupos: actores y organizadores. Si no tiene el número exacto de alumnos en la clase, explique a los niños que todas las obras de teatro precisan de otros personajes además de los actores. Determine el número de papeles que necesita para que todo el mundo tenga asignada una tarea. Si pretende hacer más de una representación durante el curso, varíe los papeles de los para que todos tengan la oportunidad de actuar y de organizar, pero no fuerce a los que no desean actuar en escena; asígneles otras funciones organizativas. Los papeles organizativos son: director diseñador de accesorios diseñador de vestuario coreógrafo apuntador guionista director musical (y de iluminación si la representación va a hacerse sobre un escenario) escenógrafos diseñadores gráficos del programa de actos Todos los alumnos deben tener un título oficial. Así suena más importante. Preparación Si va a utilizar vestuario y accesorios deberá supervisar atentamente a los alumnos. Asegúrese de que todo se hace con sencillez. Las máscaras son un modo excelente de caracterizar animales u otros personajes no humanos. Los alumnos pueden recortar y pintar la máscara de la PÁGINA FOTOCOPIABLE 8 en función del personaje que vayan a representar. Pueden pegar otros atributos a la máscara para dar más efecto, por ejemplo, bigotes o cabellos.
65

Canciones, rimas y cuentos

Canciones, rimas y cuentos

En cuanto a los accesorios, sugiera a los alumnos que utilicen objetos portátiles, como bastones, gafas, sombreros, bolsas. Los alumnos encargados de estas funciones deberán escribir una lista de los accesorios de cada personaje y asegurarse de disponer de todo lo necesario para la representación. Los decorados pueden fabricarse dibujando sobre grandes láminas de papel blanco y colgándolo en el fondo del escenario con chinchetas o cinta adhesiva. Ensayos Permita que los grupos de trabajo se organicen entre sí y asígneles un tiempo para ensayar. Deberá supervisar personalmente y reforzar el uso del inglés siempre que sea posible. Es imprescindible que el profesor conozca bien el guión para asignar a los alumnos sus funciones individuales y por grupos. Los alumnos que vayan a actuar deben trabajar con el director y con el apuntador y sentarse a aprender su papel hasta que lo sepan de memoria y puedan empezar a ensayar en el escenario. El coreógrafo deberá marcar los movimientos en el guión. El diseñador de accesorios y el del vestuario tendrán que hacer listas de los accesorios y prendas de vestir necesarios para cada escena, y los escenógrafos dibujarán los decorados sobre láminas de papel que luego se colgarán en el telón de fondo para cada escena. Verifique que no haya demasiadas escenas y que los planes de los alumnos no sean demasiado ambiciosos. Los directores de música y de iluminación elegirán las canciones que quieran utilizar y las grabarán en cintas o bien elegirán la música apropiada de la casete de la clase. La iluminación suele consistir simplemente en encender y apagar el interruptor en el momento preciso. Los encargados del programa diseñan un programa para la representación. Evidentemente, esta actividad ocupará más de una hora de clase. Intente repartirla durante un cierto período de tiempo, por ejemplo dos o tres semanas, dedicando 20 minutos de cada clase a ensayar. Intentar hacer más de una representación de este tipo por trimestre no resulta práctico en absoluto. Producción Intente convocar a un público, formado por otros alumnos y profesores o incluso padres. Para una producción de fin de evaluación también puede incluir en el guión canciones o rimas del libro de texto. Finalmente, no sea demasiado ambicioso. Una sencilla representación de diez minutos comporta mucha organización y es lo suficientemente larga para un público que quizá no consiga entender su contenido.

Ponga la casete por tercera vez, deteniéndose después de cada línea o estrofa. Rebobine la cinta y vuelva a poner la grabación, esta vez diciendo a los alumnos que canten a coro. Repita cada estrofa varias veces. Si la canción es muy larga puede hacerla en dos partes o incluso puede omitir algunas estrofas. No caiga en la tentación de escribir las palabras en la pizarra ni de decir a los alumnos que canten mientras leen la letra en el libro de texto. Repita la canción o la rima durante varias clases y cuando considere que los alumnos ya se la saben bien, pruebe algunas de las actividades siguientes. Canon Divida a la clase en grupos de cuatro o cinco alumnos cada uno. Cada grupo deberá empezar a cantar o a recitar en momentos diferentes. Haga una señal al primer grupo que debe empezar a cantar o a recitar. Cuando estén al final del primer verso, el segundo grupo empieza a cantar o a recitar, y el primer grupo sigue recitando el segundo verso. Mientras el primer grupo canta o recita el tercer verso, y el segundo grupo canta o recita el segundo verso, el tercer grupo empieza con el primer verso, y así sucesivamente hasta que todos los grupos estén cantando o recitando. Concursos de canciones Cuando sus alumnos ya hayan aprendido varias canciones o rimas, divida a la clase en grupos como se ha descrito anteriormente. Cada grupo elige una canción o una rima del libro y la representa ante el resto de la clase. Si lo desea, puede grabar su actuación en una casete. Una vez finalizadas todas las actuaciones, los alumnos votan al grupo que más les haya gustado escribiendo el nombre del mismo en un trozo de papel. Descubrir la palabra que falta Divida a la clase en grupos. Cada grupo escoge una canción o una rima y la representa ante el resto de la clase. Sin embargo, deben omitir la última palabra de cada verso. Cuando llegan a la palabra que falta, dejan de cantar o recitar y el resto de la clase debe decir en voz alta la palabra que falta. Prendas A principio de curso, cuando conozca a su clase por primera vez, puede explicarles que si un alumno rompe las normas deberá pagar una prenda. En este caso, deberán recitar una rima corta o cantar una canción corta ante el resto de la clase. Es importante incluir siempre la opción de una rima, ya que no todos los alumnos se sienten cómodos al tener que cantar en público. Nota: Asegúrese de hacer esto de forma alegre; no se trata de que los niños relacionen las canciones con el castigo.

Canciones y rimas
Explotar las canciones y rimas
Es importante recordar que las canciones y las rimas sirven para practicar los sonidos en inglés. No conviene analizar el significado de cada palabra porque se destruiría el ritmo natural de la estrofa. Pruebe este enfoque. Ponga la casete a los alumnos. Pregunte si les gusta la canción. Vuelva a poner la grabación para que los niños la tarareen.
66

T A R E A

Consulte las canciones y rimas contenidas en el libro de texto. ¿Cree que a los alumnos les gustarán? ¿Se le ocurren otras que quizá les gusten más? ¿Se le ocurren otros modos de explotar canciones y rimas?
67

Técnicas de corrección

CAPÍTULO

13

Técnicas de corrección
“¿Por qué se equivocan los alumnos?”
Los alumnos cometen errores por diversas razones: … porque no estudian … porque no entienden una norma gramatical … confusión con L1 … traducen directamente de L1 … intentan usar palabras o estructuras que no se han visto en clase.

Para los niños puede ser una experiencia frustrante que les corrijan; juegue a que los alumnos le corrijan a usted, esto compensará los malos pesares. Elija una ejercicio de práctica oral que los alumnos hayan hecho recientemente. Explíqueles que ahora van a hacer el ejercicio pero deben escuchar muy atentamente, ya que usted está cansado y seguramente cometerá algunos errores. Cuando oigan un error deben levantarse y corregirle. Haga el ejercicio cometiendo errores en estructuras clave o pronunciación, p. ej. I likes chocolate. He likes potatoes (pronunciado potato-es/p´’teIt Ues/). Pida que le digan la forma correcta. Este juego puede ampliarse permitiendo a los niños que representen el papel del profesor y cometan errores a propósito. El resto de la clase les corrige. La ventaja de este método es que para que el alumno se equivoque deliberadamente debe saber la forma correcta.

“¿Qué hay que corregirles?” Comprender las diferentes razones por las que los alumnos cometen errores le
ayudará a determinar cuáles debe corregir y cómo debe corregirlos. Por ejemplo, si los niños se equivocan en una estructura quizá no la entienden y en ese caso debería repasar el tema otra vez; o quizá existe cierta confusión con L1, en cuyo caso sería necesario trabajo de comparación o más práctica.

Autocorrección y corrección mutua

Con frecuencia, los alumnos cometen errores al hablar debido a lapsus de concentración o por hábito y, en este caso, suelen ser capaces de corregirse ellos mismos. Haga algún gesto para señalar los errores y que el alumno intente corregirlo. Si no sabe la forma correcta vea si algún otro alumno la sabe. Ponga a prueba la corrección mutua pidiendo a los alumnos que identifiquen y que corrijan los errores a medida que uno de ellos habla. Evite que se interrumpan constantemente. Recuerde que estamos aplicando los criterios de corrección de los que hablábamos con anterioridad y debe asegurarse de que los niños se fijen en ciertos errores en particular. Preste especial atención a los alumnos más avanzados, que quizá abusen de este tipo de actividad con los alumnos menos aventajados; esto resulta aún más desalentador que ser corregido por el profesor. La corrección mutua tiene la gran ventaja de alentar a los alumnos a confiar en los compañeros en vez de en el profesor.

Ejercicios orales
Correcciones del profesor
Es extremadamente difícil determinar con qué frecuencia y hasta qué punto el profesor debe corregir el trabajo oral de los alumnos. Corregir demasiado cohíbe a los niños y corregir demasiado poco significa que adquirirán defectos que más adelante será difícil rectificar. Debemos buscar y mantener el equilibrio entre precisión y fluidez. Por una parte, nuestra tarea es enseñar un inglés correcto a nuestros alumnos (precisión) y, por otra, queremos motivarlos y animarles a expresarse libremente (fluidez). Por ejemplo, si están practicando el singular en tercera persona del presente simple, corríjales si se olvidan la s final pero pase por alto los errores de pronunciación en el mismo ejercicio. Corregir a los alumnos en el contexto establecido de un ejercicio es relativamente fácil, ya que usted utiliza el ejercicio como guía. Las dificultades aparecen cuando se trabaja en áreas menos específicas, p. ej. representando una historia. Pregúntese qué es lo que los alumnos ya deberían saber. Si están haciendo verdaderos esfuerzos para expresarse en un nivel lingüístico más alto del que usted espera, concéntrese en su habilidad para comunicarse. Si cometen errores elementales que ya deberían haber superado en este punto, corríjalos. Intente aplicar sus criterios de corrección de acuerdo con lo que espera de cada alumno en particular. Algunos alumnos necesitan más ánimos para que hablen libremente y no es bueno corregirles en exceso. Por otra parte, los alumnos más rápidos se benefician si se les corrige un poco más. Al trabajar con grupos grandes es prácticamente imposible corregirlo todo. Aprenda a aceptar los errores y a tratarlos como se describe anteriormente. No es aconsejable que el profesor interrumpa a los niños cuando éstos representan un cuento, una obra de teatro o cantan una canción. Espere hasta el final, tome notas a medida que oiga los errores y repáselos con toda la clase. No es necesario puntualizar quién se ha equivocado, solamente escriba los errores en la pizarra y pida a toda la clase que los corrija.

Trabajo escrito
Es extremadamente importante que todos los ejercicios escritos que da a los niños se comprueben y corrijan cuidadosamente. Veamos algunos de los diferentes enfoques para corregir los trabajos escritos.

El profesor corrige

Una técnica tradicional de corregir es hacerlo en los cuadernos de los alumnos. Esto se lleva a cabo después o durante la clase, pero si existe alguna posibilidad de hacerlo en la clase con los alumnos presentes, se dará cuenta de que este enfoque más inmediato a la corrección da mejores resultados. Estos comentarios son, además, otro ejercicio de lectura, ya que los alumnos querrán saber lo que el profesor ha escrito. Han de ser personales, alentadores y simpáticos en lugar de despreciativos. Pruebe los siguientes.

Super work, (nombre del alumno)! Well done, (nombre del alumno)! I like this picture very much, (nombre del alumno) This is not your best work, (nombre del alumno)! Oh dear, (nombre del alumno)!

68

e

69

Técnicas de corrección

CAPÍTULO
Evite los comentarios que pueden pasar por notas de evaluación, como Excellent, Very good o Poor, ya que no son personales y fomentan un tipo de VER EL CAPÍTULO 14 competición desaconsejable entre los alumnos. Como una alternativa a corregir todo el trabajo usted mismo. Copie el ejercicio, hágalo y dé copias del ejercicio ya terminado a parejas o grupos para que corrijan los ejercicios de otros compañeros. Si el ejercicio no es excesivamente largo escriba las respuestas correctas en la pizarra y pida a la clase que corrija sus ejercicios o los de algún compañero. Haga el ejercicio oralmente con toda la clase y pídales que se corrijan ellos mismos o a algún compañero.

14

Técnicas de evaluación
La valoración del progreso de los alumnos es esencial para la preparación y programación del profesor. A nivel de primaria no pretendemos que los alumnos aprendan mucho vocabulario y muchas estructuras. Nuestro objetivo es suministrar a los alumnos pequeñas cantidades de material que ellos gradualmente incrementarán y aprenderán a utilizar en diferentes situaciones. Es importante recordar que nos estamos concentrando principalmente en el desarrollo de la capacidad de escuchar y hablar de los alumnos. Por eso los exámenes tradicionales que consisten en ejercicios de rellenar espacios en blanco o la conjugación de verbos no son excesivamente útiles para nuestros propósitos.

Corregirse unos a otros

Involucrar a los alumnos en la corrección es una alternativa muy interesante. El trabajo en parejas presenta una oportunidad excelente para que se corrijan unos a otros, y permite utilizar destrezas/aplicaciones lingüísticas diferentes para corregir. Las ventajas de la corrección mutua son considerables. Una ventaja práctica es que los alumnos estarán ocupados corrigiéndose el trabajo mutuamente, dejándole tiempo para pasear supervisando y comprobando la actividad. El hecho de que deban identificar y comprender las incorrecciones implica que los alumnos conozcan la respuesta correcta. Éste es un método excelente para que usted pueda comprobar quién han entendido el ejercicio y quién no. El intercambio de conocimientos entre alumnos es una valiosa forma de enseñar. A menudo los alumnos explican y enseñan estructuras a sus compañeros utilizando técnicas que tienen buena aceptación entre niños. Posiblemente enseñen estrategias para memorizar una estructura gramatical que al profesor nunca se le hubieran ocurrido. Primero pruebe a usar la corrección mutua por parejas ya que es más fácil de organizar. En cualquier caso no se olvide de que a veces se corrigen equivocadamente. Proporcione las respuestas correctas en la pizarra o pasee por la clase comprobando las correcciones. A pesar de que en un principio parece que esta actividad requiere dos fases, recuerde que la corrección mutua no es sólo una técnica de corrección, sino además una fase de aprendizaje. Esta técnica de corrección puede utilizarse en ejercicios por escrito pero no en escritura libre. La corrección mutua puede realizarse también por grupos. Cada grupo intercambia sus cuadernos con los de otro grupo. Permita que los alumnos comenten y muestren su desacuerdo en su propio idioma mientras corrigen. La ventaja de esta variación es que la técnica de corrección es una ampliación de la actividad.

Preparar un plan de evaluación

Cuando prepare su plan de evaluación debe tener en cuenta lo siguiente. La valoración debe constar de cuatro áreas de prueba básicas: … evaluación continua del trabajo en clase y de los deberes en casa … pruebas orales … pruebas escritas … actitud y esfuerzo en general. Debe tener siempre en cuenta las aptitudes individuales. Si usted sólo utiliza pruebas escritas será muy difícil considerar las diferentes habilidades de la clase. Una de las ventajas de utilizar un estrategia de evaluación mixta es que así puede animar a los alumnos que tienen dificultades con el inglés reconociendo el buen trabajo realizado en clase. La evaluación debe ser frecuente y en pequeñas cantidades. No olvide la edad de sus alumnos: aprenden rápido pero también olvidan rápidamente. Es una buena idea hacer pruebas durante todo el año. Deles pequeños ejercicios de prueba en áreas específicas del lenguaje a medida que acabe de trabajar con ellas.

Valoración continua

Cada profesor tiene su propio método de seguir el progreso de la clase. A veces es difícil saber cómo evaluar el progreso general del trabajo en clase. A continuación sugerimos algunas ideas por si todavía no tiene su propio sistema. Tome apuntes en una libreta durante todo el curso del progreso de cada estudiante, p. ej. después de cada unidad o dos veces por trimestre. Utilice descripciones en lugar de valoraciones numéricas, es decir, progreso excelente, progreso satisfactorio, progreso insatisfactorio, etc. Si usa pocas categorías es más fácil establecer sus valoraciones. Utilice definiciones sencillas para cada categoría, p. ej.: Un progreso excelente significa que el alumno entiende y puede utilizar el área lingüística tratada sin ninguna dificultad. Sea estricto al aplicar esta categoría, recuerde que si la otorga con facilidad después no podrá estimular a los buenos estudiantes a trabajar más. Progreso satisfactorio significa que el alumno ha entendido el área lingüística y la utilizará relativamente bien aunque cometa algunos errores. La mayoría de la clase debería pertenecer a esta categoría. Acuérdese de tener en cuenta la capacidad personal. Para algunos alumnos, un progreso satisfactorio supone un tremendo esfuerzo, mientras que otros pueden conseguirlo relajadamente.

Autocorrección

Algunos materiales de curso disponen de libros con soluciones o plantillas. En este caso, los alumnos pueden corregir su propio trabajo. Este sistema es quizá el menos práctico de todos, ya que los niños raramente ven sus propios errores y no pueden contrastar sus opiniones. De todas formas, es vital que los alumnos repasen el trabajo antes de entregarlo, lo que en sí es una forma de autocorrección.

T A R E A
70

Tome nota de las técnicas de corrección que ha utilizado en un periodo de dos semanas. ¿Cuáles han dado mejores resultados? ¿Alguna de las técnicas ha funcionado particularmente bien en un tipo de tarea específico?

71

Técnicas de evaluación

Técnicas de evaluación

Un progreso insatisfactorio significa que el alumno no se mantiene al nivel del resto de la clase y no ha entendido o aprendido el lenguaje tratado. Si en su clase existe un número considerable de alumnos que pertenecen a esta categoría, debería revisar la forma en que da las clases. Demasiados fracasos en una clase significan que el profesor está haciendo algo mal. Puntuaciones El proceso de valoración continua implica corregir el trabajo escrito de los alumnos regularmente. Ya hemos tratado algunas de las técnicas de corrección posibles en el Capítulo 13, pero se debería mantener un registro de las puntuaciones. Esto quizá le resulte más fácil utilizando una técnica sencilla, por ejemplo, una escala de 10 para cada ejercicio. Guarde su propio registro de estas puntuaciones y conviértalas en valores medios cuando haga su valoración; no es necesario que escriba los números en el trabajo de los alumnos. Interprete las puntuaciones de la forma siguiente: Progreso excelente: puntuación media = 8–10/10 Progreso satisfactorio: puntuación media = 5–8/10 Progreso insatisfactorio: puntuación media = 0–5/10 Consulte la PÁGINA FOTOCOPIABLE 9 y verá un ejemplo de una hoja de valoración que puede utilizar para su evaluación de fin de trimestre.

Pruebas escritas

Ésta es la forma de examinar habitual que usted probablemente recuerda bien de su periodo escolar. Dé la posibilidad de escoger a los alumnos. Por ejemplo, deles cinco ejercicios de los cuales deben hacer tres. Los alumnos deberán leer todos los ejercicios y escoger. Esto de por sí ya constituye un buen ejercicio lingüístico. No les haga trabajar demasiado rápido. Deles mucho tiempo e insista en que repasen bien su trabajo antes de que se lo entreguen. Compruebe que los alumnos han entendido bien las instrucciones en su propio idioma. Incluya un ejercicio de escuchar y dibujar o escuchar y escribir, por ejemplo: Escuchar y dibujar 1 Lea un texto corto mientras los alumnos siguen las instrucciones, p. ej., Draw a big table. There is a book on the table and a pencil under the table. To the left of the table there is a chair. An old man is sitting on the chair. Now colour your picture. 2 Dé un punto por cada palabra clave (en negrita en el ejemplo). En este caso, el total del ejercicio será once puntos. Escuchar y escribir 1 Escriba un texto corto al que le falten algunas palabras o en el que puedan escoger entre dos palabras para cada opción. 2 Dé una copia del texto a cada alumno. 3 Lea en voz alta el texto completo mientras los niños escriben o subrayan las palabras que faltan, p. ej. Bobby and Jane are in the (kitchen/sitting room) They are (watching/looking at) T.V. Bobby is wearing (jeans/shorts)and Jane is wearing a (blue/red) dress ... 4 Dé un punto por cada palabra clave. No prolongue demasiado el ejercicio. Cuatro o cinco preguntas para cada uno de los temas que usted desea evaluar son más que suficiente. Asegúrese de que deban colorear algo para que la hoja de examen parezca un poco más atractiva. Recoja todos los exámenes escritos y guárdelos hasta que se acabe el trimestre. Al final del trimestre, los niños pueden hacer una carpeta para sus exámenes decorada a su gusto y llevársela a casa con las pruebas. Sus padres estarán contentos de ver el trabajo que realizan en la escuela.

“¿Cómo conseguir que las pruebas escritas se adapten mejor a su forma de enseñar?”

Pruebas orales

La parte más difícil cuando se aprende un idioma extranjero es aprender a hablarlo. La mayoría de los estudiantes consiguen mejores resultados en los exámenes escritos que en los orales. Este tipo de valoración es probablemente el más moderno y, por consiguiente, el menos tratado en los libros de texto. Las pruebas orales presentan problemas desde el punto de vista organizativo. Avise siempre a los alumnos de que va a hacerles una prueba. Haga las pruebas en grupos de, por ejemplo, seis alumnos. Es probable que no tenga tiempo de examinar a los alumnos individualmente. Dé la misma puntuación a todo el grupo para estimular a los mejores alumnos a que ayuden a los que van más retrasados. Cada vez que haga una prueba intercambie los componentes del grupo con otros grupos, de esta forma los alumnos deberán aprender a trabajar con diferentes miembros de la clase. En todo caso, asegúrese de que cada grupo cuenta con alumnos de diferente capacidad. Examine mediante diferentes actividades, utilizando particularmente las que sabe que le gustan a la clase. Algunos de los juegos del libro de texto son ideales para las pruebas orales. Dramatizaciones basadas en una historia o en una representación de alguna de las lecciones son ideales para las pruebas orales, ya que los alumnos se mueven libremente por la clase. Preste atención a los elementos no lingüísticos que los alumnos utilizan para mejorar la comunicación, p. ej. expresiones faciales, gestos y mímica. Forman parte del desarrollo lingüístico y deben ser evaluados. Cuando un alumno acompaña las expresiones verbales con expresiones faciales o gestos demuestra un entendimiento claro del lenguaje. Cuando un alumno no recuerda una palabra pero se hace entender mediante mímica está utilizando un método de supervivencia que, sin ser tan útil como saber la palabra en cuestión, no deja de ser un parte importante del aprendizaje de un idioma.

“¿Cómo organizar las pruebas orales?”

Actitud y esfuerzo en general

No es fácil evaluar la actitud y el esfuerzo de los alumnos ya que requiere criterios subjetivos. Para valorar la actitud podemos considerar los factores siguientes. ¿Este alumno participa con su propia iniciativa en clase? ¿El niño presenta bien su trabajo? ¿El alumno colabora bien con sus compañeros? ¿El alumno realiza todas o la mayor parte de las tareas que se le asignan? Si su respuesta a todas o alguna de las preguntas es negativa, debe plantearse cuál es la razón. ¿Este alumno se retrasa en relación con el resto del grupo? ¿Sufre algún impedimento físico o social que pueda afectar a su trabajo?

72

73

Técnicas de evaluación

Técnicas de evaluación

¿Tiene dificultades para integrarse en el grupo social? (¿tiene amigos? ¿le dejan de lado cuando los demás niños escogen compañeros para formar grupo?) Antes de hacer una valoración negativa de este alumno, vea si puede corregir algunos de los obstáculos que entorpecen su desarrollo. Por ejemplo, a menudo, cuando un niño que no rinde apropiadamente y se sienta al final de la clase pasa a sentarse más adelante, su rendimiento mejora. Puede ser algo tan simple como el hecho de no ver bien la pizarra. Si a pesar de todo, usted considera que la actitud del alumno es negativa, intente ser constructivo en su valoración. Sugiera formas de estimular al alumno para mejorar su actitud. Evaluar el esfuerzo es una tarea muy individualizada. Deberá tener en cuenta que los niños aplican diferentes niveles de esfuerzo a su trabajo dependiendo de: … su interés en la materia … su capacidad como estudiantes. Una de nuestras principales tareas como educadores es asegurarnos de que los alumnos se interesan tanto en nuestra clase que realmente quieren trabajar y dedicarse a nuestra asignatura. Sin embargo, hay que tener en cuenta que las diferencias en las capacidades de los niños hacen que algunos requieran poco esfuerzo para mantenerse al nivel general de la clase, mientras que otros deben poner un esfuerzo considerablemente mayor para conseguir resultados similares o incluso peores. Cuando se evalúe el esfuerzo de los alumnos es importante recordar que los que están obteniendo mejores puntuaciones no son necesariamente los que se esfuerzan más, sino los que sacan más provecho de su pequeño esfuerzo. El esfuerzo es principalmente una cuestión de necesidad. Los alumnos pondrán en práctica la cantidad de esfuerzo necesario para cumplir las tareas impuestas al nivel que ellos creen que usted exige. Si usted piensa que no se esfuerzan lo suficiente en su trabajo pruebe a exigirles gradualmente un poco más, incrementando la dificultad del trabajo que les manda. Por otra parte, si usted exige demasiado a un alumno que se está esforzando denodadamente puede que, como resultado, deje de esforzarse del todo. En estos casos rebaje sus expectativas y recompense pequeños logros con frecuencia. Dé importancia a los elementos del trabajo de los niños con los que usted está contento y anímeles a continuar por el mismo camino.

Utilice actividades variadas para hacer las pruebas. Los alumnos pueden hacer actividades diferentes con el mismo vocabulario/estructuras. De esta forma puede adaptar las pruebas a las necesidades individuales. Anime a los niños a anotar los resultados en la parte posterior de sus libros de ejercicios. Pueden escribir un comentario sobre la prueba en L1; esto se llama autoevaluación. Pídales que miren su prueba y escriban, en L1, p. ej.:

Estoy contento con mi ejercicio de nombres de animales porque he estudiado mucho y los tengo todos bien. No estoy muy satisfecho con el ejercicio número (x) porque he olvidado poner el “ing” al final de las palabras.
Pregúnteles qué ejercicios encontraron difíciles y cuáles fáciles, los que les gustaron y los que no. Esta actividad tiene dos funciones importantes: le da una idea clara del nivel de asimilación de las áreas que se han trabajado, y obliga a los alumnos a reflexionar acerca del trabajo que han hecho. Esto le ayudará a integrar los exámenes en el trabajo general de clase. Comente los resultados individualmente. Mientras los chicos hacen un ejercicio, pasee por la clase y hable con ellos individualmente. Si usted está satisfecho con los resultados de la clase en general, premie su esfuerzo con algún juego o actividad que sabe que les gusta. Deles a elegir entre tres opciones, así verán que han podido escoger. Se debe evaluar de forma continua. Cuando prepare los informes de fin curso, haga una valoración de todos los resultados y saque la media.

“¿Cómo funcionan los exámenes por sorpresa?”

La efectividad de la evaluación a través de este tipo de pruebas es cuestionable, pero si quiere utilizarlas los puntos siguientes se pueden tomar como guía. Haga estudiar a los niños en grupos o por parejas, para que los alumnos más vulnerables se sientan más protegidos. Dé la misma puntuación a todos los miembros del grupo. Premie las buenas puntuaciones con un juego o actividad que a ellos les guste. Esto refuerza la idea del trabajo en equipo. Sólo haga pruebas de las materias que los niños han estudiado recientemente. Además, la mayoría de niños de esa edad tienen una memoria retentiva muy corta y posiblemente no recordarán vocabulario o estructuras del trimestre anterior a menos que las hayan estado utilizando continuamente. En este punto es donde el reciclaje tiene un papel tan importante. Pruebe a dividir la clase en pequeños grupos. Puede denominarlos grupos de estudio: suena más importante. Dígales que tienen veinte minutos para estudiar en grupos y después haga una prueba al grupo. Este método ayuda a los alumnos a adquirir estrategias de aprendizaje y refuerza el trabajo en equipo.

Directrices para examinar

Después de ver las técnicas de evaluación no hay que olvidar que para muchos alumnos los exámenes son muy traumáticos y pueden obtener resultados por debajo de su capacidad, mientras que otros adoptan una postura apática, particularmente en materias que no tienen valor aparente para el alumno. Dígales cuándo van a tener el examen. Explíqueles exactamente lo que se espera de ellos en esta prueba para que puedan repasar. Vuélvaselo a recordar antes del examen. Asegúrese de que entienden bien las instrucciones. Las instrucciones escritas deben ser similares a las del libro de texto y el libro de ejercicios, si no están escritas en L1. Muchos niños no consiguen resultados satisfactorios en su trabajo simplemente porque no entienden las instrucciones. Haga exámenes breves y frecuentes, p. ej. si una unidad contiene diez palabras de vocabulario clave y una estructura principal, primero haga una prueba del vocabulario. Unos días más tarde haga una prueba de la estructura utilizando el vocabulario clave del ejercicio. No intente hacer las dos cosas al mismo tiempo.

“¿Cómo preparar a los niños para los exámenes?”

T A R E A

Cuando ya tenga los primeros exámenes, observe los resultados. ¿Son tan buenos como esperaba? ¿Mejor? ¿Peor? Si algunos alumnos rindieron mejor de lo que usted preveía pruebe a aumentar sus exigencias ligeramente, pero no demasiado. Si los resultados son peores de lo que esperaba revise las tareas que les puso. ¿Son demasiado difíciles? ¿Las instrucciones estaban claras? Si alguna de las actividades fue claramente insatisfactoria, hágala otra vez como actividad de grupo en la clase.
75

74

Temas transversales

CAPÍTULO

15

Temas transversales
En la actualidad suelen introducirse temas transversales en las asignaturas, incluyendo el inglés, a nivel de primaria. A continuación se aportan algunas directrices para identificar y usar estos temas en sus clases de inglés. En primer lugar, deberíamos intentar identificar los diferentes aspectos de la educación transversal. Suelen consistir, en general, en orientación que intentamos ofrecer a los alumnos para su interacción diaria con los demás y con su entorno. A continuación se expone una lista de estas áreas: … educación moral y cívica … educación para la paz … educación ambiental … educación para la salud. Educación sexual … educación para la igualdad de oportunidades de ambos sexos … educación del consumidor … educación vial. Usted identificará fácilmente otras áreas de la educación social o cultural que considere especialmente apropiadas para el entorno en el que trabaja.

Explotar temas transversales en la clase

Los temas transversales se usan en clase, bien sea a través del contenido del material del curso o a través de la interacción general entre los alumnos de su clase. Por ejemplo, la educación moral y cívica está claramente presente cuando sus alumnos trabajan por parejas y en pequeños grupos. La educación para la igualdad de ambos sexos se hace patente en la distribución de tareas en la clase, así que no asigne la tarea de recoger siempre a las niñas. Directrices útiles Es muy probable que usted considere necesario hablar con los alumnos acerca de los temas transversales en L1 para establecer algún tipo de organización. Una sesión de preguntas y respuestas de cinco minutos en L1 es aceptable, ya que servirá para contextualizar los temas. Tan pronto como los niños sean conscientes del contexto, vuelva a utilizar el inglés. Los temas transversales ofrecen a los niños la oportunidad de expresar sus opiniones. Intervenga si cree que están perdiendo interés en la conversación. Los alumnos mayores de primaria quizá intenten provocarle con declaraciones controvertidas sobre la educación para la tolerancia y la educación sexual. No reaccione. Míreles extrañado como si hubieran dicho algo totalmente fuera de lugar y pregunte a los demás si están de acuerdo con una opinión tan frívola. Si insisten siga el sistema disciplinario habitual. Deles la oportunidad de dibujar sus propias ilustraciones de los temas transversales. Recuerde que estamos hablando de conducta y comportamiento; es mucho más fácil para los niños entender a través de imágenes que de palabras. Si a sus alumnos les gusta esta actividad, puede prolongarla pidiéndoles que elaboren un mural para ilustrar un tema determinado. La mayoría de los niños de hoy en día son consumidores habituales de imágenes de los medios que muestran un sinfín de ejemplos de conductas antisociales. Permítales usar este conocimiento para comentar y después ilustrar su mural. Las diferentes fases de evolución de sus alumnos conducirán de forma natural hacia ciertos temas. Se debe sensibilizar a los niños en los últimos periodos de la educación primaria de los peligros de una alimentación desequilibrada y de las imágenes de físicos estereotipados. Pruebe la actividad siguiente como refuerzo de los valores positivos. Presente el tema en L1 pidiendo a los alumnos que piensen en los motivos por los que les gustan sus amigos. Concéntrese en adjetivos que describen personalidad y habilidad más que en los que describen apariencia y escriba las palabras clave en inglés en la pizarra. Después, los alumnos elaboran un póster con una descripción central y pequeñas ilustraciones de cada punto.

Identificar temas transversales

Para introducir este tipo de educación paralela en sus clases, debemos analizar atentamente los materiales del curso para identificar los temas adecuados en cada una de las unidades del libro de texto.

Ilustraciones
Observe las ilustraciones del libro. Probablemente verá que muchos elementos sociales aparecen en los dibujos, p. ej. ilustraciones de niños de diferentes grupos étnicos, niños con discapacidades físicas, niños realizando actividades sociales como cruzar la calzada por un paso peatonal, etc. Estas ilustraciones dan al alumno la oportunidad de emitir un juicio de lo que ve, lo que es una parte importante de su desarrollo personal. Vocabulario Observe los objetivos en cuanto a vocabulario de cada unidad. Suelen estar agrupados por grupos semánticos. Cada familia de palabras puede utilizarse para ilustrar un tema transversal, p. ej.: … the parts of the body = educación para la salud … countries and nationalities = educación para la paz … food and shops = educación del consumidor … the street = educación vial … animals and nature = educación ambiental. Canciones y rimas Ponga atención a las palabras de las canciones y rimas. En algunos casos reflejan un tema transversal. Cuentos Si utiliza los relatos, se dará cuenta de que la base moral de la historia refuerza un tema de comportamiento, como podría ser la importancia de ser honesto o de no abusar de los demás.

I like my friend because she is:
HELPFUL She always helps me in class. GOOD FUN She always laughs. KIND She always listens to my problems. HONEST She never says bad things about me. My friend is a great basketball player and is fantastic at art.

76

77

Temas transversales

CAPÍTULO
Para los niños mayores del nivel primario, usted quizá quiera tratar temas más universales, como por ejemplo la tolerancia para con los diferentes grupos étnicos. Las imágenes televisivas de guerra y violencia racial son familiares para muchos niños. Utilice estos conocimientos de la forma siguiente: Escoja un conflicto relativamente conocido y muestre un mapa del área geográfica en cuestión. Pida a los niños que realicen un ‘Mural para la paz’ para la gente de esa región. Esto reflejará las imágenes que los alumnos asocian con paz y tolerancia, tales como niños de diferentes razas jugando juntos, etc. Si a nivel local se está llevando a cabo alguna campaña de ayuda a esta región, puede aprovecharlo para hacer una recolecta en clase para las personas necesitadas. Para ello sería necesario: … averiguar qué se necesita … elaborar un lista de lo que ellos pueden donar … traer los artículos y llevarlos al punto de recogida … escribir un diario en inglés de lo que han hecho. El siguiente es un ejemplo de un plan para un diario.

16

Estrategias de aprendizaje
Una de las novedades de los materiales para cursos son las estrategias de aprendizaje: formas en que los niños entienden, memorizan y almacenan la nueva información. Las estrategias de aprendizaje son extremadamente personales y diferentes para cada niño. No existe una forma correcta o incorrecta de estudiar. Sin embargo, estudiar es una técnica que se debe enseñar y aprender, no es algo instintivo. Por eso tratamos de aportar diferentes modelos para que los alumnos puedan escoger. Después de presentar las diferentes opciones a los niños, éstos deben escoger la que crean que es mejor para su aprendizaje. Es importante dejar claro a los alumnos que son ellos los que deben aprender, usted no puede aprender por ellos.

Comprensión

Las estrategias de aprendizaje para las estructuras lingüísticas normalmente implican que los niños realicen algún tipo de actividad que refleje la comprensión de las normas gramaticales tratadas. Se les puede pedir que redacten normas para una estructura particular o que subrayen la explicación correcta para la norma, p. ej.: Look at the sentences. 1 I lived in Africa when I was young. 2 Maria didn’t live in my street. 3 Did your mother live near her school? 4 Picasso lived in France. Now make a rule: When do we put d on live? La idea de este tipo de ejercicio es que los alumnos entiendan el mecanismo del verbo auxiliar. Esto no significa que una vez lo hayan entendido ya no cometan más errores, pero le facilitará la labor de corregir. La complejidad de estas actividades depende obviamente de la media de edad de la clase. Cuanto más pequeños son los niños, más sencilla será la actividad, p. ej.: Look at this paragraph. Bobby and Sally live in Manchester. They go to school by bus. On Saturdays they play football for a local club. This year Sally is the captain of their team, the Manchester Juniors. Now make a rule: When do we use capital letters?

,

En estas actividades nunca deben emitirse juicios y se debe evitar cualquier mención a quién tiene razón y quién no. Los alumnos simplemente participan en una campaña de cooperación, no están apoyando a ninguna de las partes. A menudo es difícil adaptar los temas transversales a las necesidades lingüísticas de una clase. Siga su criterio para decidir la cantidad de inglés y la cantidad de L1 que debe utilizar. Muy a menudo deberá alternar los dos. Ponga en práctica su conocimiento sobre los alumnos para decidir qué temas transversales debe tratar. Por ejemplo, si en una clase mixta niñas y niños no se llevan bien entre ellos, sería buena idea tratar el tema de la igualdad. Aproveche la presencia de alumnos de otras nacionalidades o grupos étnicos en la clase para hablar de las diferentes costumbres y tradiciones en distintos países.

Memorizar

T A R E A

Mire la unidad que sigue en el libro de texto y busque una forma de introducir un tema transversal. Decida cómo exponerlo en clase. Cuando ya lo haya hecho revise: ¿cómo ha funcionado? ¿cómo reaccionaron los alumnos? ¿lo hará de diferente forma la próxima vez? ¿está satisfecho con el inglés utilizado?

Estas estrategias se usan principalmente para el vocabulario y se practican con facilidad en forma de juegos o puzzles para que sean más divertidas. Las tarjetas de actividades son un recurso muy útil para los juegos de memoria. Probablemente el mejor método para estimular la memoria para recordar vocabulario es que los niños vean y escuchen las palabras tanto como sea posible. Aprender largas listas de verbos irregulares o de vocabulario de memoria hace que los niños aprendan palabras que después son totalmente incapaces de utilizar.
79

78

Estrategias de aprendizaje

Estrategias de aprendizaje

A continuación se exponen ideas para ayudar a los niños a aprender vocabulario. Pregúntese si la nueva palabra va a ser realmente útil al alumno. Tenga en cuenta que los niños sólo recordarán palabras que utilicen. ¿Es necesario que recuerden el nombre de diez tipos de pájaros diferentes? Si usted enseña en una zona rural, practicar el nombre de diferentes tipos de pájaros puede ser muy acertado, pero diez es excesivo. Enseñe los más útiles. Analice el vocabulario que está enseñando para asegurarse de que queda dentro de los temas de interés normales para los alumnos. Por ejemplo, los nombres de diferentes tipos de materiales (plástico, piel, algodón, nylon) no tienen demasiado interés para niños de primaria. Sin embargo, si sitúa este vocabulario en un tema que sí les interese lo aprenderán con más facilidad. Por ejemplo, Think of all the different materials we use for a football match. What is the ball made of? It can be leather or plastic. What is the difference? Which is best? What is your football strip made of? It can be made of nylon or cotton. Which do you prefer? Limite la cantidad de vocabulario que quiere que los alumnos aprendan cada vez. De tres a cinco palabras para los niños más pequeños y de cinco a diez para los mayores es suficiente. Dígales que aprendan el vocabulario en dos etapas. La primera etapa consiste en saber utilizar la palabra, p. ej. pídales que aprendan cinco palabras relacionadas con la casa: bedroom, bathroom, kitchen, sitting room, garage. Luego hágales una prueba oral y pídales que den ejemplos de lo que hacen en cada habitación, p. ej. Where do you sleep? (In the bedroom); Where do you put the car? (In the garage.) La segunda etapa consiste en aprender a escribir las palabras. En lugar de hacer una lista, deles el dibujo de una casa y pídales que pongan nombre a las habitaciones. De esta forma los niños aprenderán el vocabulario en dos o tres clases y usted tendrá la oportunidad de supervisar quién está aprendiendo y quién no. Si, p. ej. los alumnos tienen dificultades en la segunda etapa, empiece con métodos más simples. Pruebe los juegos de palabras descritos en el CAPíTULO 7. Acuérdese de reciclar el vocabulario de lecciones previas con regularidad. No se puede esperar que los niños de primaria trabajen el vocabulario de su libro de texto por iniciativa propia. El reciclaje es una actividad acumulativa. Cuando examine el vocabulario nuevo de sus alumnos siempre incluya palabras de lecciones anteriores. Volvamos al ejemplo de las cinco palabras utilizadas anteriormente. Puede reciclarlas de los modos siguientes. Si están estudiando las preposiciones: The bedroom is next to the bathroom. The kitchen is between the sitting room and the garage. Si están estudiando los comparativos: The bedroom is bigger than the bathroom. Si están estudiando There is/are: There is a chair in the sitting room. There are two tables in the kitchen. Los murales de vivos colores, proyectos, etiquetas en la clase y otros elementos visuales ayudarán a los alumnos a usar el vocabulario que ya han aprendido.

cuenta las diferentes estrategias de aprendizaje y para evitar que la tarea llegue a ser rutinaria, es aconsejable proponerles varios sistemas de almacenamiento. A continuación sugerimos tres formas de almacenar vocabulario; desde un sistema más fácil para alumnos más jóvenes hasta un método más sofisticado para alentar a los alumnos a mejorar y ampliar su vocabulario. Tarjetas de actividades Éste es un método ideal para alumnos pequeños que todavía están aprendiendo a leer y escribir en su propio idioma. Las tarjetas de actividades pueden variar a medida que transcurra el año escolar. Pruebe la actividad del Buzón de Letras en la PÁGINA 61 como un método de almacenar vocabulario. Si sus alumnos disponen de tarjetas de actividades propias, pueden pegar un sobre por la parte interior de la cubierta del libro de texto para guardarlas. Inevitablemente los niños perderán tarjetas o sucederán pequeños problemas cuando las recorten y las coloreen pero siempre pueden hacer otras nuevas. VER EL CAPÍTULO 10 Familias de palabras La PÁGINA FOTOCOPIABLE 6 da ideas para confeccionar murales con el vocabulario una vez acabada cada unidad. Los murales pueden colgarse en las paredes para recordar las nuevas palabras constantemente. Esto se puede explotar durante todo el curso organizando competiciones de vocabulario. Divida a la clase en equipos. Sitúe al equipo A de espaldas al mural pero de forma que los otros equipos puedan verlo. El equipo A debe decir todas las palabras que hay en el contenedor. Dé un punto por cada palabra. Si no recuerdan una de las palabras, los otros equipos deben describir la palabra o representarla con mímica. Dé medio punto al equipo A cuando adivine la palabra, y medio punto al equipo que la ha descrito o representado. Alternativamente, puede realizar pruebas puntuales descolgando el mural de la pared o haciendo sentar a los niños de espaldas y pidiéndoles que escriban todas las palabras del mural. Pueden trabajar individualmente o por parejas. El primero que acaba grita STOP! Diccionario de pared Ya hemos mencionado varias veces que la mejor forma de alentar a los niños a recordar el vocabulario es mediante estímulos visuales. Un diccionario de pared es una manera interesante de hacerlo. Este friso permanente se irá ampliando durante el curso. Escoja un motivo apropiado a la edad de los alumnos y que ilustre el vocabulario que pertenece a un lugar determinado; pongamos un tren, p. ej. para los alumnos más pequeños. Para niños mayores quizá prefiera una escalera o un estante. Dibuje el perfil de un tren de vapor en un gran trozo de papel blanco alargado. Dibuje un vagón para cada una de la diferentes familias de palabras que utilizará durante el año, p. ej. la casa, la familia, animales, comida, etc. Asegúrese de que los vagones sean los suficientemente grandes para todas las palabras que quiere enseñar a los niños.
81

Archivar vocabulario

Es inevitable que los alumnos olviden parte del vocabulario aprendido. Deberá enseñarles una forma práctica de archivar su vocabulario para poder consultarlo más adelante. Existen muchos métodos para archivar vocabulario; el método que usted elija dependerá de la capacidad y edad de sus alumnos. En todo caso, teniendo en

80

Estrategias de aprendizaje

Estrategias de aprendizaje

Pinte cada vagón de un color diferente y añada algunos detalles como fondo: árboles, cielo, un río, un puente, etc. Los niños estarán encantados de ayudarle. Cuando acabe de trabajar con una familia de palabras, normalmente al final de una lección del libro de texto, elabore pequeños trozos de cartulina con las palabras y péguelas en uno de los vagones. Vaya rellenando el tren progresivamente, un vagón después de otro. Aproveche el diccionario de pared para practicar algún juego de familias de palabras descritos más arriba. A medida que el tren va más cargado, usted puede jugar con metáforas. Diga a los niños en L1: Con tanta gente en el tren es muy posible que alguien se haya quedado en la estación. Vamos a comprobar que todo el mundo está en el tren. Practique uno de los juegos de memoria descritos anteriormente para comprobar que recuerdan todo el vocabulario hecho hasta ahora.
2 Ana’s father left school when he was 14 years old. 1 Miguel’s grandmother didn’t go to school.

1 When did you first go to school? 2 When did you leave school? 3 What toys did you have? 4 Did your mother work outside the house? 5 Did your father have a car? 6 Did you have a television/computer/ video/bicycle? 7 What did you do to help at home?

7 Paula’s mother did all the cooking because she didn’t have a mother.

6 Pablo’s grandfather had a bicycle but he didn’t have a computer.

3 Roberto’s mother only had one doll.

4 Raul’s grandmother worked in 5 Elisa’s father had the first car in a factory. his village.

Archivar estructuras

Archivar estructuras es mucho más difícil que archivar vocabulario. Es probable que usted considere más fácil tratar este área como ‘lenguaje completo’ en vez de como ‘estructuras’. Las estructuras en sí mismas significan muy poco para los alumnos y difícilmente las aprenderán tan sólo escribiendo listas de normas gramaticales. La necesidad de almacenar estructuras se hace más patente a medida que los niños extienden su base estructural del idioma. Los niños más pequeños, que durante el año quizá sólo trabajarán con los verbos to be y have got en tiempo presente, no necesitarán archivar las estructuras verbales ya que las utilizarán constantemente. El problema aparece cuando los alumnos trabajan con muchos tiempos verbales distintos y es necesario recordarles cómo funciona cada uno. Cada estructura diferente se presta a diferentes exposiciones visuales. Veamos un ejemplo de cómo visualizar un tiempo verbal. Es más fácil para los alumnos recordar los tiempos verbales cuando se ponen en contexto. Los niños pueden elaborar estos expositores en forma de mural o en su libro de ejercicios. En pasado Elabore un cuestionario en la clase para que los alumnos se lo lleven a casa y hagan las preguntas a sus padres o abuelos. Los alumnos pueden trabajar en pequeños grupos para elaborar murales (como en la página siguiente) sobre la vida en el pasado. Pegan una copia del cuestionario en el centro del mural y hacen dibujos que ilustren las respuestas. Debajo de cada dibujo pueden escribir una de las respuestas de la selección de su grupo, p. ej.: Miguel’s grandmother didn’t go to school. Paula’s mother did all the cooking, because she didn’t have a mother.

Mapas de palabras Cuando empiece a trabajar con áreas de palabras más complejas intente que los niños archiven su vocabulario utilizando mapas, p. ej.:
I like ... I don't like ...

eat

FOOD WORDS

drink

animal

vegetable

hot

cold

Los mapas de palabras pueden ser tan simples o tan complicados como usted quiera. Si considera que el ejemplo anterior es demasiado complejo para sus alumnos, dígales que clasifiquen los alimentos según las diferentes comidas del día:
breakfast lunch

MEALS

tea

dinner

Si utiliza mapas de palabras, es una buena idea incluir elementos de clasificación personalizados, p. ej. los recuadros I like/I don’t like. Esto le proporcionará más oportunidades de explotar la actividad comparando los diagramas de los alumnos. How many students like salad? Who doesn’t like milk?
83

82

Estrategias de aprendizaje

C O N C L US I Ó N
Responsabilidades de los alumnos
Hemos visto algunas formas de estudio que puede enseñar a sus alumnos, pero es importante que entiendan que aprender es responsabilidad suya. Al empezar a enseñar a los alumnos más jóvenes de primaria notará que dependen enteramente de usted para todo. Enseñarles a ser independientes es uno de sus cometidos generales y un proceso gradual que puede implementar de la forma siguiente. El primer paso para esta autonomía es enseñar a los alumnos a ser responsables de sus materiales de clase. Busque un lugar para que los niños guarden sus libros y estuches. Los únicos libros que de vez en cuando deberán llevarse a casa son los cuadernos de actividades y los cuadernos de ejercicios. Los demás libros se deberían guardar en sus pupitres o armarios en la escuela, lo cual, además, reducirá el número de veces que los niños se los olvidan en casa. Hay que enseñarles a cuidar todas las cosas que utilizan en clase, especialmente las cosas que no son suyas. Empiece por enseñarles a cuidar sus propias cosas. Anímeles a hacer sus libros más atractivos visualmente con dibujos y coloreando las actividades, lo que a la vez hará que su trabajo sea más personal. No les deje hacer garabatos en los cuadernos de actividades o en el libro de texto. Si se acostumbran es muy posible que también hagan garabatos en otros libros de clase, p. ej. en las lecturas graduadas. Reserve tiempo al final de la clase para recoger, especialmente después de actividades que crean desorden, como pintar. Decore la clase con trabajos de los niños. Si no dispone de su propia clase de inglés hable con otros profesores para conseguir espacio en las paredes para los trabajos de inglés. Cambie los trabajos expuestos a medida que se elaboren otros nuevos. Una vez que los alumnos hayan aprendido a ser responsables con sus pertenencias y la clase, empiece a exigir responsabilidad en su aprendizaje. Los grupos de estudio son una buena forma de introducir la responsabilidad en el aprendizaje. VER LA PÁGINA 75. Los alumnos lo encontrarán más fácil si sus responsabilidades son colectivas y, además, se ayudarán a estudiar los unos a los otros. A los alumnos mayores les puede exigir responsabilidades personales en sus estudios. Trabaje gradualmente pidiéndoles que estudien algunas palabras (no más de diez cada vez) para una prueba rápida. No espere que hagan algo por sí mismos que no haya sido tratado en profundidad en clase. Pídales que estudien nuevo vocabulario después de que usted haya acabado la parte práctica en clase y no antes. Los deberes son un tema de opinión personal de cada profesor. Con frecuencia, los profesores de educación primaria deciden no dar deberes porque los niños ya se cansan suficientemente durante las horas de clase sin que además tengan que hacer tareas después de la escuela. Si usted (o la dirección de la escuela) cree que es necesario el trabajo en casa, asegúrese de que es variado (es decir, no ponga siempre ejercicios de escribir y combínelos con ejercicios de memorización, lectura, etc.) y que se adapta al trabajo en clase, p. ej. al trabajar en proyectos, hacer preguntas a la familia.

Seguir avanzando
Independientemente de lo que este libro sugiere, es importante estar preparado para valerse tanto de recursos personales como de la experiencia profesional. Los materiales escolares no son los únicos elementos de que disponemos para enseñar. Nosotros mismos, como educadores, somos el recurso principal para la clase y para nuestros alumnos. La flexibilidad es esencial para utilizar materiales ya preparados y para emplearlos en nuestro propio beneficio y el de nuestros alumnos. Comprendiendo algunos de los mecanismos implícitos en el diseño de los materiales de trabajo para las clases de primaria será mucho más fácil diseñar nuestros propios materiales de complemento y apoyo del libro de texto. (Para más información a este respecto VER DEVELOPING RESOURCES FOR PRIMARY en esta misma serie.) Desde una óptica puramente teórica tendemos a considerar la situación ideal; excelentes servicios de formación para los educadores, cursos de mejora periódicos, pequeños grupos de alumnos, listos, silenciosos y altamente motivados, un entorno familiar favorable, instalaciones en inmejorables condiciones, suministro de materiales escolares ilimitado y muchas más fantasías. En la práctica, la mayoría de las veces trabajamos en entornos muy por debajo del ideal y debemos adaptar los materiales y los programas de estudio a los requisitos de cada clase. Hemos visto algunos de los problemas que se pueden producir en clase y comentado algunas formas de afrontarlos. En cualquier caso, el mejor método para tratar los problemas es, indudablemente, evitar que ocurran en primer lugar. Siguiendo las dinámicas de grupo de las que hemos hablado se pueden evitar muchos de los conflictos en la clase. Los malos resultados se pueden evitar ajustando nuestras expectativas a la situación real de la clase y los comportamientos conflictivos se previenen manteniendo a los niños ocupados en actividades imaginativas y dinámicas. Sólo con el desarrollo de nuestros conocimientos y experiencia seremos capaces de transformar nuestras clases en un entorno dinámico que facilite el aprendizaje. La preparación del educador es una tarea continua. Todos necesitamos tiempo para sentarnos a pensar en lo que estamos haciendo en clase, adaptar y cambiar nuestras actividades, para conseguir que los niños aprendan de forma dinámica y activa, lo cual es estimulante tanto para los alumnos como para nosotros mismos.

T A R E A

Diseñe un mural con una estructura diferente para algo en lo que estén trabajando, p. ej. preposiciones o adjetivos. ¿Se le ocurre alguna otra forma de exhibir las estructuras gramaticales para que los niños tengan que utilizarlas de un modo determinado?

84

85

1 Lista de comprobación para evaluar los materiales del curso
Título del libro:
1 Número de alumnos en la clase: Este libro es para: grupos grandes s grupos pequeños s ambos s 2 Este libro está dirigido al grupo de edad de años

VER PÁGINA

16

2 2 Actividad de escuchar

VER PÁGINA

20

De acuerdo con el registro escolar el nivel de la clase es: apropiado para la edad s inferior a la edad real s superior a la edad real s 3 Reparto de las diferentes destrezas lingüísticas en una unidad de muestra: Número de ejercicios: escuchar 4 Fecha de publicación: 5 Número de horas de enseñanza en el año escolar: Número de horas de enseñanza previstas en el libro: Número de horas previstas para actividades extraordinarias: Total de horas: 6 Relación texto/ilustraciones Libro de texto: sin texto s 25 % texto s 50 % texto s 75 % texto s sin ilustraciones s Cuaderno de actividades: sin texto s 25 % texto s 50 % texto s 75 % texto s sin ilustraciones s 7 Componentes principales: Libro de texto s Cuaderno de actividades s Casete s Libro del Profesor s Adicionales: Tarjetas de actividades s Pósters s Casete del alumno s Material de evaluación s Diccionario ilustrado s Vídeo s Cuaderno recortable s 8 ¿Los temas de las unidades son apropiados para el entorno de los alumnos? sí s no s 9 Unidades de reciclaje: sí s no s ¿Con qué frecuencia? 10 Coste total de todos los materiales necesarios: para los alumnos: para la escuela: hablar leer escribir

THE SWEET SHOP
Listen and circle. 1 There are TWO/THREE/FOUR people in the shop. 2 Bobby and Liz are buying SWEETS/ICE-CREAMS. 3 Mrs Jackson is a SHOPKEEPER/POLICEWOMAN/DOCTOR.

Now draw your own party bag with lots of different sweets.

Listen and write. 1 The party bags are for S – –’– party. 2 Party bags have d – – – – – – – – sweets in them. 3 The children want t – – – – – party bags. 4 E – – – – – people are coming to the party.

86

An Introduction to Teaching English to Children,  Susan House, 1997

FOTOCOPIABLE

FOTOCOPIABLE

An Introduction to Teaching English to Children,  Susan House, 1997

87

3 Normas para la clase

VER PÁGINA

32

4 Lenguaje de la clase

VER PÁGINA

35

RULES FOR OUR CLASSROOM
DO
1 Remember to bring your materials to class. 2 Help your partner. 

Look Listen Write 

    
Read Colour Cut out

3 Keep your books neat and tidy.

4 Wait for your turn in games and activities. 5 Tidy up after messy activities. 6 Ask if you want to borrow something. 7 Come to class on time. 8 Speak English in class when you can. 

DON’T
1 Shout or talk when somebody else is talking. 2 Copy your neighbour’s work. It might be wrong! 3 Eat or drink in the classroom.

✗ ✗ ✗ ✗ ✗
Show me Tell me Be quiet
89

4 Tease other students if they don’t know an answer. 5 Take things from other people without asking first. 6 Leave the classroom without asking first.

88

An Introduction to Teaching English to Children,  Susan House, 1997

FOTOCOPIABLE

FOTOCOPIABLE

An Introduction to Teaching English to Children,  Susan House, 1997

5 Emparejar sonidos

hot dog song lot got copy doll lorry book some two blue shoe you new do who to look don’t
90

VER PÁGINA

41

6 Clasificar palabras

VER PÁGINA

44

An Introduction to Teaching English to Children,  Susan House, 1997

FOTOCOPIABLE


FOTOCOPIABLE

An Introduction to Teaching English to Children,  Susan House, 1997

91

7 Organizar un plan para una clase
PLANIFICACIÓN DE LA CLASE
Objetivos: Vocabulario clave: Pronunciación: Actividad transversal: Reciclaje: Materiales: EMPEZAR LA CLASE Estructura clave:

VER PÁGINA

53

8 Máscara para obras de teatro y cuentos

VER PÁGINA

65

Duración: PRESENTACIÓN Paso 1: Duración: Paso 2: Duración: PRÁCTICA Paso 1: Duración: Paso 2: Duración: RECICLAJE Paso 1:

Paso 2: Duración: PARA FINALIZAR LA CLASE Duración: DURACIÓN TOTAL =

92

An Introduction to Teaching English to Children,  Susan House, 1997

FOTOCOPIABLE

FOTOCOPIABLE

An Introduction to Teaching English to Children,  Susan House, 1997

93

9 Registro de valoración de los alumnos
REGISTRO DE VALORACIÓN DE LOS ALUMNOS
NOMBRE: EDAD: FECHA DE VALORACIÓN: CLASE: PROMEDIO DE EDAD EN CLASE:

VER PÁGINA

72

Lecturas complementarias
Guías del Profesor Cant, A and Superfine, W Developing Resources for Primary Richmond Publishing, 1997 Una colección de recursos, actividades, juegos, etc. para la clase de inglés de primaria, presentados de forma que los profesores pueden transferir las ideas a otros temas o estructuras en la clase. Halliwell, S Teaching English in the Primary Classroom Addison Wesley Longman, 1992 (5a edición) Ayuda a los profesores que están en la fase de introducción del inglés en la clase de primaria y proporciona ideas muy útiles para trabajar con otros temas del programa de estudios. Phillips, S Young Learners OUP, 1993 Muy útil para profesores con poca experiencia en el trabajo con niños pequeños. De gran utilidad para determinar los objetivos para este grupo de edad. Scott, W and Ytreberg, L Teaching English to Children Addison Wesley Longman, 1990 Ideas útiles para actividades basándose en la enseñanza con las destrezas lingüísticas. Varios Recursos para el Aula de Inglés Addison Wesley Longman Un conjunto de libros diseñados específicamente para los alumnos españoles. Wright, A Storytelling with Children OUP, 1996 Un recurso muy útil con muchas ideas prácticas para usar cuentos tradicionales y crear cuentos con niños. Recursos Bourke, K The Jungle Grammar Books OUP, 1996 Byrne, D Roundabout Wall Pictures Phoenix ELT Palim, J and Power, P Jamboree Addison Wesley Longman, 1990 Actividades para trabajo oral con niños pequeños y una guía clara para el profesor. Retter, C and Valls, N Bonanza Addison Wesley Longman 1993 (7a edición) Este libro contiene juegos para la clase y tarjetas de actividades para recortar. Toth, M Heinemann Children’s Games Heinemann, 1994 Hotshot Puzzles OUP Materials for Language Teaching Series Phoenix ELT Polka Dot Playlets Addison Wesley Longman Una serie de seis cuentos que pueden representarse en forma de obras de teatro, con mucho apoyo para el profesor. Song books (Count me in, Sing-a-story, Game-songs with Prof Dogg’s Troupe) A & C Black

AUSENCIAS EN ESTE TRIMESTRE:

1 Evaluación continua del trabajo en clase Progreso excelente s Progreso satisfactorio s Progreso insatisfactorio s

2 Esfuerzo y actitud en general Participación en clase: Presentación del trabajo: Cooperación con los compañeros: Realización de las tareas: Nota media en actitud y esfuerzo: NOTA MEDIA PARA 1 Y 2: 3 Pruebas orales Todas las notas sobre diez: Test 1 s 2 s 3 s 4 s 5 s 6 s Nota media sobre diez: NOTA MEDIA PARA 3 Y 4: Observaciones: Excelente s Satisfactoria s Insatisfactoria s Excelente s Satisfactoria s Insatisfactoria s Excelente s Satisfactoria s Insatisfactoria s Excelente s Satisfactoria s Insatisfactoria s Excelente s Satisfactoria s Insatisfactoria s Excelente s Satisfactoria s Insatisfactoria s 4 Pruebas escritas Todas las notas sobre diez: Test 1 s 2 s 3 s 4 s 5 s 6 s Nota media sobre diez:

94

An Introduction to Teaching English to Children,  Susan House, 1997

FOTOCOPIABLE

95

lecturas complementarias

Lecturas graduadas A Scary Story Night Collection Phoenix ELT Heinemann Children’s Readers Heinemann Longman Young Readers: Stripey Short Stories Addison Wesley Longman Oxford Storyland Readers OUP Spellbinders OUP

Índice de actividades
adquisición del idioma, 7 adivinar el significado de palabras desconocidas, 26 aprendizaje y adquisición, 7 archivar estructuras, 82 archivar vocabulario, 80 artículos para usar en la clase, 6 ayudar a sus alumnos aprender, 79 canciones y rimas, 19, 66 componentes del curso, 11-16 concienciación en cuanto al idioma, 36 concíenciación en cuanto al inglés, 36 conocer a su clase, 29-33 copiar, 28 corrección: ejercicios orales, 68 corrección mutua, 69, 70 autocorrección, 69, 70 el profesor corrige, 69, 70 trabajo escrito, 69 crear recursos, 55-58 cuentos, 19, 63 diccionario ilustrado, 15 dinámicas de grupo, 47, 48 directrices para elegir los materiales, 16, (1) directrices para examinar, 74 disciplina, 49 ejercicios de repetición: orales, 22 de verdadero o falso, 23 de TPR, 22

(los números entre paréntesis corresponden a las páginas fotocopiables)
obras de teatro, 65, (8) palabras (trabajar con), 43 personalización, 17 planificación de las clases, 52-54, (7) planificar un proyecto, 59 presentar el lenguaje, 17 pronunciación del inglés, 9 pruebas escritas, 73 pruebas orales, 71 reciclaje, 18 registro de valoración de los alumnos, 71, (9) rellenar, 28 representación, 24, 65 responsabilidades de los alumnos, 84 sonidos (trabajar con), 41 supervisión, 50 tarjetas de actividades, 14, 55, 81 temas transversales, 76 Total Physical Response (TPR), 19, 22 trabajar con otras asignaturas del programa de estudios, 31, 59, 76 uso del L1 en la clase, 34 valoración continua, 71 vídeo, 15 vocabulario productivo/receptivo, 13

con comodines, 23 escribir, 27 escribir según un modelo, 27 escritura libre, 28 escuchar, 19-21, (2) estrategias de aprendizaje, 79-84 estructuras del inglés, 9 Evaluación: valoración continua, 71 directrices para examinar, 74 pruebas orales, 72 exámenes por sorpresa, 75 pruebas escritas, 73 frisos, 58 hablar, 21-24 huecos de información, 24 inglés básico para la clase, 35, (4) juegos de representación, 23 lecturas graduadas, 26 leer, 24-26 letras (trabajar con), 38 mejorar el comportamiento en clase, 49 memorizar, 79 miniproyectos, 61 motivación, 10 muestra de un plan para una clase, 54 murales, 14, 57 normas para la clase, 33, (3)

Índice de estructuras y vocabulario
actividad de escuchar, 20, (2) actividades de pronunciación, 22,41, 42, 61 alfabeto: general, 38-41, 60 la pirámide del alfabeto, 38 anagramas, 45 árbol genealógico, 32 bingo, 40 cadenas de palabras, 46 canciones y rimas: actividades, 66 clasificar letras, 40 clasificar palabras, 44, (6) comentarios sobre libros, 26 comparativos, 32 concienciación del lenguaje: actividades, 37 conjunciones: after that, etc., 32 códigos secretos, 39 cuentos: actividades, 63 cuestionario: en el pasado, 82 diccionario de pared, 81 distintivos con los nombres, 29 dominó, 44 edades, 29 emparejas sonidos, 41, (5) familias de palabras, 81 familiarización con el inglés: actividades, 29-32 gráficos de información, 31-32 gráficos de peso y altura, 32 gráfico en forma de pastel sobre preferencias, 31 grupos léxicos, 25, 40, 42-46, 81 hacer un marca páginas, 39 have got, 32 imperativos, 35, 39 juegos: bingo, 40 juegos de cartas, 45 dominó, 44 Simon says, 36 juegos de cartas, 45 la familia, 32 la rueda de cumpleaños, 31 matrículas de coches, 41 mapas de palabras, 83 miniproyectos: friso en inglés, 62

(los números entre paréntesis corresponden a las páginas fotocopiables)
buzones de letras, 61 piano de sonidos, 61 most/least, 31 murales: actividades, 57 my name is..., 29 números, 39-41 números de teléfono de famosos, 40 normas para la clase, 33, (3) organigrama de ciclos de la naturaleza, 32 palabras escondidas, 44 palabras que riman, 42 past simple tense, 82 poner etiquetas en la clase, 43 present perfect tense, 32 present simple tense, 31 revuelta de letras, 25 Simon says, 36 superlativos, 31, 32 tarjetas de actividades: actividades, 55, 81 This is..., 30, 32 whose..., 31 whose feet?, 30

96

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful