DETERMINACIÓN DE TRIGLICÉRIDOS 1.

OBJETIVOS

Determinar la concentración de los triglicéridos en el suero. 2. INTRODUCCIÓN

a) Triglicéridos Los triglicéridos, denominados también triacilgliceroles, tripalmitinas son lípidos que están formados por tres moléculas de ácidos grasos y una molécula de alcohol: el glicerol. Estos lípidos en parte se obtienen de la dieta, sin embargo en muchos tejidos, especialmente en hígado y en tejido adiposo se produce la síntesis de triglicéridos a partir de carbohidratos (se forman por reacción de dos moléculas de acil-CoA grasos con glicerol-3-fosfato para producir ácido fosfatídico, que se desfosforila a diacilglicerol, que es seguidamente acilado por una tercera molécula de acil-CoA, produciendo finalmente el triglicérido, mediante la enzima glicerofosfato aciltransferasa). El tejido adiposo está especialmente diseñado para la síntesis, almacenamiento e hidrólisis de triglicéridos. Siendo este el mecanismo principal que tiene el cuerpo para el almacenamiento de energía a largo plazo, también se produce almacenamiento en el músculo esquelético y cardíaco, sólo para consumo local. La síntesis de triglicéridos en el hígado se utiliza principalmente para la producción de lipoproteínas sanguíneas.

b) Lipoproteínas sanguíneas Son macromoléculas compuestas por lípidos y proteínas, encargadas del transporte de lípidos a través del cuerpo humano. Su función es envolver los líquidos insolubles en el plasma provenientes de: los alimentos (exógenos) y los sintetizados por nuestro organismo (endógenos), que son transportados desde el intestino y el hígado a los tejidos periféricos y viceversa; devolviendo el colesterol al hígado para su eliminación del organismo en forma de ácidos biliares. Más del 95% de todos los lípidos del plasma está en forma de lipoproteínas, que son pequeñas partículas muchos más pequeñas que los quilomicrones pero de una composición similar desde el punto de vista cualitativo. Los lípidos no pueden movilizarse en los fluidos corporales debido a su naturaleza hidrofóbica. Por ello, para permitir su transporte en el organismo, son combinados con proteínas llamadas betaglobulinas para formar lipoproteínas. Una vez que los lípidos han sido absorbidos a través del intestino, se combinan en el plasma sanguíneo con cadenas de polipéptidos para producir una familia de lipoproteínas distinta, las que son clasificadas en función de su densidad, determinada mediante centrifugación. Como los lípidos son mucho menos densos que las proteínas, se observa una relación inversa entre el contenido de lípidos y su densidad; por ejemplo, un alto contenido de lípidos significa partículas de baja densidad.

c) Clasificación de las lipoproteínas según su densidad HDL o lipoproteínas de alta densidad La HDL sirve para remover el colesterol de las paredes de las arterias y devolverlo al hígado. Niveles altos de HDL (superiores a 45 mg/dL) se considera que protegen las arterias del peligroso estrechamiento y, así, contribuyen a prevenir los ataques cardíacos. En un estudio, los niveles de HDL por debajo de 35 mg/dl fueron estrechamente predictivos de muerte por enfermedad arterial coronaria. LDL o lipoproteínas de baja densidad Estas son las agresoras y son las que más daño nos pueden producir porque contienen mayor cantidad de colesterol, estas cantidades de colesterol y ésteres asociadas a la LDL son habitualmente de unas dos terceras partes del colesterol plasmático total. VLDL o lipoproteínas de muy baja densidad Esta partícula, compuesta sobre todo de triglicéridos es secretada por los hepatocitos y contiene apolipoproteínas B-100. Concentraciones elevadas de VLDL dan como resultado hipertrigliceridemia. Los triglicéridos de la partícula C-VLDL plasmática circulante son eliminadas por lipasas titulares (deslipidación) para almacenarse (lipasa lipoproteica adiposa) o utilizarse (lipasa lipoproteica esquelética). La apolipoproteína C tiene una función muy importante en la modulación de la actividad de las lipasas lipoproteicas. Quilomicrones Lipoproteínas de muy baja densidad menor a 0.95 y son precursoras de las lipoproteínas de baja densidad. Son relativamente bajas en proteínas, fosfolípidos y colesterol, pero altas en triglicéridos (55 a 95 %). En términos más amplios, estas partículas son denominadas «lipoproteínas ricas en triglicéridos». Derivaban de las grasas dietarias (exógenas) absorbidas en el intestino, y se forman en el epitelio intestinal. Estas partículas consisten sobre todo en triglicéridos (98% de su peso) con colesterol y una sola apolipoproteína, la B-48.

3.

OBTENCIÓN DE TRIGLICÉRIDOS

Vía exógena Obtención de triglicéridos a través de la dieta y absorción de monoacilgliceroles a nivel del intestino. Vía endógena Obtención por biosíntesis tanto en el hígado (síntesis de VLDL) como en el tejido adiposo (síntesis y degradación). 4. PROCEDIMIENTO Tubo Blanco Suero (mL.) Estandar (mL.) Rvo de trabajo (mL.) ----1,0 Tubo Estandar --0,01 1,0 Tubo M.P 0,01 --1,0

Mezclar e incubar por 10’ a 37ºC Leer las absorbancias a 510 nm. 5. CÁLCULOS

[T.A.G] = FC x ABSM.P , donde FC = 200 mg/dL / ABSESTANDAR 6. VALORES DE REFERNCIA Concentración Normal: 25 a 160 mg/dl 7. IMPORTANCIA CLÍNICA La evaluación de triglicéridos en sangre es importante para el diagnóstico y seguimiento de las hipertrigliceridemias, ya sean de origen genético o secundarias entre otras enfermedades. Valores elevados aumentan el riego de arteriosclerosis y de enfermedad coronaria. • Hipertrigliceridemia

-

Pancreatitis Agrandamiento del hígado

-

Agrandamiento del bazo Depósitos grasos en la piel conocidos como xantomas. Fuera de esto, los triglicéridos pueden no provocar otros síntomas hasta que se presentan enfermedades cardiacas o de los vasos sanguíneos. Factor importante de riesgo de arterosclerosis. Arteriopatía coronaria

-

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful