1

2

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

3

Programa de Desarrollo Sostenible para la Región de La Mojana

© Departamento Nacional de Planeación, DNP © Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO © Dirección de Desarrollo Territorial, DDT

DIRECCIÓN DNP [ Santiago Montenegro Trujillo ] REPRESENTANTE FAO EN COLOMBIA [ María José de Oliveira Zimmermann ] SUBDIRECCIÓN DNP [ Alejandro Gaviria Uribe ] DIRECCIÓN DDT [ Oswaldo Aharón Porras Vallejo ] SUBDIRECCIÓN DDT [ Luz Helena Chamorro Arboleda ]

ISBN: XXXXXXXXXX

COORDINACIÓN EDITORIAL [ Patricia Luque Santos ] EDICIÓN DE TEXTO Y CORRECCIÓN DE ESTILO [ Blanca Marlene Huertas Acero ] DISEÑO Y DIAGRAMACIÓN [ Juan Pablo Díaz Moreno ] DIRECCIÓN EDITORIAL [ Impact Group Comunicaciones ] IMPRESIÓN [ Gente Nueva Editorial ] © Copy right - 2003 Prohibida la reproducción total o parcial de esta publicación por cualquier medio, ya sea electrónico químico, mecánico, óptico, de grabación o de fotocopia, sin autorización escrita del titular. El CD-ROM correspondiente a esta publicación hace parte de la misma unidad.

4

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Departamento Nacional de Planeación, DNP & Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO

5

6

AGRADECIMIENTOS

El Programa de Desarrollo Sostenible de La Mojana agradece a las entidades públicas y privadas de los diferentes niveles que, de una u otra forma, aportaron al desarrollo de las fases de Formulación y Complementaria del PDSM y muy especialmente a las siguientes personas de la región que han tenido una participación activa y continuada en este proceso y de quienes se espera la promoción y apropiación del PDSM por parte de los nuevos mandatarios locales y departamentales, para que conjuntamente con la comunidad regional sean los gestores de su propio desarrollo. Antioquia: Álvaro Berdugo, Francisco Zapata, León Jairo Arcila Bolívar : Juan Carlos Restrepo, Héctor Olier Córdoba: Emiro Madera Sucre: Hugo García , Manuel Barrios, Corpomojana: Alfredo Nasser, Cormagdalena: Norberto Vélez, Programa Plan Caribe : Gerardo Polanía, Deyanira Amado Municipio de Majagual: Misael Pardo Mena Municipio de Sucre: Milton Maury Ruz 7

8

EQUIPO DE TRABAJO PROGRAMA PDSM
FASE DE FORMULACIÓN
EN LA DIRECCIÓN DNP Oswaldo Aharón Porras Vallejo [ Director Nacional del Programa / Director Desarrollo Territorial ] Luz Helena Chamorro Arboleda [ Subdirectora de Ordenamiento y Desarrollo Territorial/ DDT ] EN EL APOYO TÉCNICO DNP Lina Margarita Bravo Ardila Rodolfo Cano Blandón Hernando González Murillo Henry Wilson Pabón [ Asesores Dirección de Desarrollo Territorial ] Gabriel Beltrán [ Asesor Dirección de Desarrollo Agrario ] Héctor Gabriel Riveros [ Asesor Dirección de Desarrollo Social ] Lyda Esquivel [ Asesora Dirección de Infraestructura y Energía ] María José Calderón [ Asesora Dirección de Política Ambiental ] EN LA DIRECCIÓN FAO María José de Oliveira Zimmermann [ Representante FAO en Colombia ] Ricardo Uberti Jorge Rincón [ Oficiales Técnicos del Proyecto ] 

 

EN EL APOYO TÉCNICO FAO Carlos Garcés Adriana Herrera Tomás López François Yriarte

9

EN LA CONSULTORÍA INTERNACIONAL William Grant Virginia Montiel EN LA COORDINACIÓN GENERAL Gerardo Lozano Figueroa [ Coordinador fase de formulación ] Orlando Amado Mateus [ Asistente administrativo ] EN EL APOYO INSTITUCIONAL [ Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural ] [ Ministerio del Medio Ambiente ] [ Ministerio de Transporte ] [ Programa Plan Caribe ] [ Corpoica ] [ Inat ] [ Incora ] [ Inpa ] [ Conif ] [ Instituto von Humboldt ] [ Cormagdalena ] [ Corantioquia ] [ Corpomojana ] [ Corporación Sur de Bolívar C.S.B. ] [ Corporación Valle del Sinú C.V.S. ] [ Gobernación de Antioquia ] [ Departamento Administrativo de Planeación Antioquia ] [ Gobernación de Bolívar ] [ Departamento Administrativo de Planeación Bolívar ] [ Gobernación de Córdoba ] [ Departamento Administrativo de Planeación Córdoba ] [ Gobernación de Sucre ] [ Secretaría de Planeación de Sucre ]

 

FASE COMPLEMENTARIA
EN LA COORDINACIÓN GENERAL Zoraida Gaviria Gutiérrez [ Coordinadora fase complementaria ] EN EL APOYO INSTITUCIONAL [ Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural ] [ Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial ] [ Ministerio de Minas y Energía ] [ Ministerio de Transporte ] [ Invías ] [ Incoder ] [ Sena ] [ Corpoica ] [ Cormagdalena ] [ Corantioquia ]

10

[ Corpomojana ] [ Corporación Valle del Sinú C.V.S] [ Corporación Sur de Bolívar C.S.B. ] [ Gobernación de Antioquia ] [ Departamento Administrativo de Planeación Antioquia ] [ Gobernación de Bolívar ] [ Departamento Administrativo de Planeación Bolívar ] [ Gobernación de Córdoba ] [ Departamento Administrativo de Planeación Córdoba ] [ Gobernación de Sucre ] [ Departamento Administrativo de Planeación Sucre ] [ ICA-Sucre ] ENTIDADES EDUCATIVAS [ Universidad de Sucre ] [ Universidad Nacional de Colombia – Sede Bogotá- Facultad de Agronomía] [ Universidad Nacional de Colombia-Sede Medellín ] [ Universidad del Cesar ] [ Fundación Erigaie ] LOS MUNICIPIOS [ Magangué ] [ Sucre ] [ San Marcos ] [ Caimito ] [ San Benito ] [ Achí ] [ Majagual ] [ Guaranda ] [ San Jacinto del Cauca ] [ Ayapel ] [ Nechí ] [ Y otros municipios de la ecorregión de la mojana ]

11

12

Tabla de Contenido
Tabla de orientación al lector ............................................................................................ [ 17 ] Presentación .................................................................................................................... [ 19 ] Introducción ........ ........................................................................................................... [ 21 ] Prefacio ........................................................................................................................... [ 25 ] Capítulo Uno Aspectos generales .................................................................................................. [ 27 ] Antecedentes del Programa ................................................................................[ Contexto nacional ............................................................................................[ La región de La Mojana ..................................................................................[ Objetivos de desarrollo regional...........................................................................[ Estrategias ......................................................................................................[ Subprogramas .................................................................................................[ 29 ] 29 ] 30 ] 38 ] 39 ] 39 ]

Capítulo Dos Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ..........................................................................................................................................[ 41 ] Gestión de ecosistemas estratégicos [ Sandra Lucía Mendoza Mojica ] ...............................................[ 44 ] Manejo de fauna silvestre tropical [ Jaime León de la Ossa Velásquez ] ............................................[ 62 ] Recursos pesqueros y acuícolas [ Mauricio Giraldo Ríos ] .............................................................[ 76 ] Toxicología ambiental [ Jesús Tadeo Olivero Verbel ] ....................................................[ 84 ] Prevención y manejo en la contaminación por mercurio [ Pedro López Africano ] ...........................................................[ 100 ] Análisis de impactos y riesgos [ Román Tibavija Cipagauta ] ....................................................[ 120 ]

13

Capítulo Tres Subprograma de Desarrollo agropecuario ......................................................[ 143 ] Fisiología vegetal [ Guillermo Riveros Rodríguez ] ..............................................[ 146 ] Agroclimatología tropical [ José Francisco Boshell Villamarín ] ........................................[ 170 ] Recuperación y aprovechamiento sostenible del recurso forestal [ Humberto Tejada de la Ossa ] ................................................[ 193 ] Desarrollo pecuario [ Lino Torregroza Sánchez ] ......................................................[ 214 ] Servicios de apoyo a la producción [ Fernando Bagés Mora ] ...........................................................[ 246 ] Economía y análisis de proyectos [ Camilo Rubio Pardo ] ..............................................................[ 264 ] Capítulo Cuatro Subprograma de Infraestructura ......................................................................[ 271 ] Bases para la formulación de un plan regional de transporte en La Mojana [ Ana Luisa Flechas Camacho ] ..................................................[ 274 ] Transporte fluvial en los cursos de agua en la parte occidental de La Mojana [ Ómar Guillermo Becerra Hoyos ] .........................................[ 298 ] Infraestructura básica [ Édgar Armando Chacón Virgüez ] ........................................[ 312 ] Hidrología [ Mario Díaz-Granados Ortiz ] .................................................[ 322 ] Megaproyecto dique - compuertas - canal - carretera [ Juan Guillermo Garcés Restrepo ] .........................................[ 340 ] Capítulo Cinco Subprograma de Administración de tierras ...................................................[ 355 ] Problemática de tenencia y uso del suelo [ Adriana Herrera - Iván Gamboa G. - Manuel Enrique Rojas R. ] ....[ 358 ]

Capítulo Seis Subprograma de Fortalecimiento institucional ............................................[ 395 ] Análisis institucional [ Manuel Salazar Ferro ] .............................................................[ 398 ] Consideraciones para una estrategia territorial [ Francisco Alberto Galán Sarmiento ] ....................................[ 424 ] Factibilidad social y participación [ Rodolfo Rodríguez Reyes] ......................................................[ 456 ] Comunicación y educación ambiental [ Perla Olmos Suárez ] ................................................................[ 484 ] Capítulo Siete Portafolio de iniciativas de proyectos ..............................................................[ 509 ] Capítulo ocho La fase complementaria ....................................................................................... [ 529 ] Glosario ........................................................................................................................[ 537 ] Abreviaturas ..................................................................................................................[ 545 ] Bibliografía ...................................................................................................................[ 549 ]

16

Tabla de orientación al lector
Apreciado lector: Esta tabla tiene el propósito de guiarlo en la consulta de este documento. El libro Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana es una recopilación de la información obtenida de los estudios y consultorías realizados por la totalidad del equipo de trabajo de este proyecto. Esta publicación está acompañada por un CD-ROM en el cual se encuentra el libro en formato PDF, y los archivos originales de las consultorías, los cuales contienen a su vez los anexos, cuadros, mapas y gráficos que no figuran en la publicación y que únicamente se referencian. Si usted, señor lector, requiere ahondar en la información o buscar datos precisos y detallados allí los encontrará. Se observan como guías: • (Anexo X del Estudio, CD-ROM) o en su defecto cuadro, gráfico o mapa; este aviso le indica que se remita al CD-ROM al Estudio original. • una tabla de abreviaturas, siglas, signos y símbolos; un glosario y una bibliografía que aclararán sus inquietudes. En el CD-ROM se incluye una guía de temas con sus códigos de número, iniciales del Estudio al que pertenecen y el nombre del autor. Finalmente, respecto a la aparición en las páginas interiores del nombre Ministerio de Medio Ambiente, MMA, que igualmente se referencia en las Abreviaturas, se aclara que, a la fecha de realizados los Estudios en los que se menciona el Ministerio, éste se regía por dicha denominación. No obstante, a la fecha de la publicación el nombre de esta Cartera fue modificado por Decreto 216 del 3 de febrero de 2003 en el marco de la Ley 790 de 2002, bajo el nombre de Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, MAVDT, también incluido en la sección Abreviaturas. Esta observación aplica para la sigla INCODER, antiguos INCORA e INPA. Cordialmente, Equipo editor

17

18

PRESENTACIÓN
La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación, FAO, ha venido colaborando con el Gobierno de Colombia en la formulación del Programa de Desarrollo Sostenible de La Mojana, PDSM. El objetivo de esta ayuda fue la definición del enfoque conceptual y marco estratégico de éste, el diseño de un programa de ordenamiento y manejo ambiental, la definición y diseño de un programa productivo agropecuario y forestal y la formulación de un programa de acción para la aplicación de una política de administración de tierras en la región. La colaboración de la FAO fue un aporte al proceso de paz y tuvo varias justificaciones. En primer lugar, la necesidad de mejorar el aprovechamiento sostenible de los recursos naturales, en particular, complejo de humedales, que cumple una función fundamental en la regulación de los caudales de los ríos Magdalena, Cauca y San Jorge. Adicionalmente, la región presenta un potencial productivo que podría aprovecharse mediante el manejo sostenible de los recursos en la ganadería, la agricultura y la explotación pesquera y forestal. A pesar de la existencia de esos recursos, la población vive en condiciones de pobreza, que requieren un cambio en la atención de estas comunidades por parte de las instituciones oficiales, a lo que se añade la necesidad de un manejo ambiental cuidadoso, dadas las características de la región. Este es el caso de la dinámica fluvial, la cual ha hecho infructuosas muchas de las inversiones realizadas en la región y a ella se agregan el manejo inadecuado de las cuencas andinas aguas arriba y las explotaciones mineras, todo lo cual ha generado graves y continuas inundaciones, la contaminación de acuíferos, suelos y especies vivas. Por si lo anterior fuera poco, la zona se ha visto afectada por los conflictos armados internos que hacen indispensable un proceso de pacificación y progreso. Ante este conjunto de circunstancias es necesario abordar su tratamiento desde una visión global de la zona con relación a los comportamientos de los diferentes medios naturales y sociales, para hacer propuestas acertadas de desarrollo. Por estas razones, la FAO consideró justificada su participación en la formulación del PDSM, haciendo una contribución de su Programa de Cooperación Técnica a los recursos y esfuerzos aportados por el Gobierno. Uno de los resultados de mayor impacto de esta participación ha sido la formulación del Programa y su inclusión en el Plan Nacional de Desarrollo 2003- 2006, Hacia un Estado comunitario,. En el proceso de formulación del PDSM se prepararon más de 40 documentos técnicos, muchos de los cuales se incluyen en esta publicación y toda la información original en CD-ROM. La socialización de las propuestas de desarrollo y la selección concertada de los proyectos prioritarios constituyó el puente entre la formulación y la gestión y ejecución del Programa. Esta publicación contribuye a dar a conocer esas propuestas de desarrollo y sirve como material de soporte para gestionar y movilizar recursos internos y externos para la ejecución del mismo. María José de Oliveira Zimmermann Representante de la FAO en Colombia Bogotá, noviembre de 2003 19

El Gobierno Nacional se ha fijado como propósito en su Plan Nacional de Desarrollo 2003- 2006, Hacia un Estado comunitario, "promover la formación de ciudadanos conscientes, comprometidos y responsables de su papel en el desarrollo colectivo....". En cumplimiento de este rol, se considera de gran valor contar con instrumentos de planificación y gestión del desarrollo territorial de carácter integral y estratégico como el Programa de Desarrollo Sostenible de La Mojana, PDSM, los cuales permiten promover y motivar a la comunidad regional a asumir las riendas de su propio desarrollo en armonía con las políticas nacionales. Esta publicación recoge los resultados del proceso de formulación del PDSM y de su fase complementaria, la cual ha estado a cargo del Departamento Nacional de Planeación con el apoyo y la cooperación técnica de la FAO. Con ella se espera, brindar información a los actores públicos y privados de los diferentes niveles de gobierno y a las organizaciones de la sociedad civil, para orientar sus actuaciones y aunar esfuerzos y recursos que contribuyan al desarrollo sostenible de esta región que aglutina porciones de territorio de varios municipios de los departamentos de Antioquia, Bolívar, Córdoba y Sucre. La Alianza Promojana que será suscrita entre departamentos, corporaciones ambientales y localidades, y respaldada por el DNP, como expresión de su voluntad de apoyo y acompañamiento a procesos de desarrollo territorial con visión de largo plazo, será un instrumento importante para continuar liderando desde la región la apropiación del PDSM y la gestión concertada del desarrollo regional que oriente la consecución de recursos nacionales y de cooperación técnica internacional. Santiago Montenegro Trujillo Director Departamento Nacional de Planeación

20

INTRODUCCIÓN
La Mojana, como parte del complejo de humedales de la Depresión Momposina, cumple un papel fundamental como reguladora de los caudales de los ríos Magdalena, Cauca y San Jorge. Estos humedales son primordiales en la amortiguación de inundaciones ya que permiten distribuir las cabezas de agua originadas por lluvias en las partes altas de la región Andina, facilitando la decantación y acumulación de sedimentos, funciones de control indispensables para la Costa Caribe. Por tanto, es de importancia esencial para la zona y para el país conservar y proteger esta función fundamental de regulación ambiental y equilibrio ecológico. La degradación ambiental y el uso inadecuado de los recursos en la región demandan un ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales cuidadoso, con miras a garantizar el equilibrio entre las funciones naturales y las productivas, lo cual implica un manejo sostenible de los bosques, humedales y otros ecosistemas presentes en la zona, así como la conservación y uso racional de su biodiversidad asociada, la concertación con los diferentes actores sociales, la investigación y la validación de alternativas productivas sostenibles y un acuerdo colectivo para orientar el desarrollo regional en armonía con la base natural de los recursos. El estancamiento del desarrollo regional, la reducción del nivel de vida, el deterioro del bienestar de la mayor parte de la población, el riesgo de pérdida de cosechas a causa de las limitaciones impuestas por los ciclos de inundación en las actividades agropecuarias, la falta de diversificación de los cultivos y la baja productividad, hacen necesario visualizar un desarrollo agropecuario con una mayor eficiencia de los sistemas de producción para mejorar la producción de los pequeños agricultores e incrementar sus niveles de seguridad alimentaria, y aumentar la actividad agrícola y ganadera de los productores medianos y grandes. Los problemas de transporte terrestre y fluvial han limitado el desarrollo regional, especialmente por los altos costos del mercadeo de los productos, por el relativo aislamiento del resto del país y la falta de integración al interior de la zona. Se requiere por lo tanto de la articulación de la infraestructura de transporte terrestre y fluvial que fortalezca la red natural de transporte primario asociado a los cuerpos de agua de la zona, la red vial terrestre complementaria que integre los centros poblados de la subregión con San Marcos, la red de caminos rurales, y un sistema de equipamientos de transporte que fortalezca la integración de las áreas rurales con el sistema de centros poblados. La existencia de conflictos ocasionados por la alta inequidad en la estructura de propiedad y uso de la tierra y por el uso inadecuado de los recursos naturales, hace necesario definir una política de administración de tierras, mediante un proceso continuo de negociación de conflictos que contribuya a la definición de los derechos de propiedad, al mejoramiento del acceso a la tierra, a la regularización de la tenencia, al uso sostenible de los recursos naturales y a la elevación de las condiciones de vida de las poblaciones asentadas en La Mojana. Estas acciones deben adelantarse como apoyo efectivo al resto de actividades 21

que se contemplen en los campos de ordenamiento ambiental, manejo de recursos naturales, desarrollo agropecuario, infraestructura y fortalecimiento institucional. Por otra parte, en la región es primordial generar estrategias de desarrollo institucional orientadas a promover un cambio de cultura organizacional y una modificación en la atención de las diferentes entidades y estamentos, al igual que una coordinación entre los planes de los diversos municipios. Además, se requieren esfuerzos institucionales para mejorar los niveles educativos y mecanismos de comunicación que permitan concientizar a toda la población acerca de la importancia del uso sostenible de los recursos naturales. Es necesario, por consiguiente, disponer de un esquema estructurado de desarrollo institucional para la región, dotado de una mayor eficiencia, cobertura y responsabilidad social, centrado en el uso sostenible de los recursos naturales y en la reducción de la pobreza, todo ello con la participación proactiva de todas las entidades formales e informales, públicas y privadas, interesadas en el desarrollo sostenible de La Mojana. La importancia de la región, dada por su papel fundamental en la regulación de los caudales de los ríos Magdalena, Cauca y San Jorge, el complejo sistema de humedales asociados a gran biodiversidad de fauna y flora silvestre, el alto potencial productivo, agropecuario y forestal y su gran riqueza cultural, en contraste con los dramáticos niveles de pobreza de su población motivaron al Gobierno Nacional a través del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, de la Embajada de Colombia ante el Gobierno de Italia a buscar la cooperación técnica internacional de la FAO para formular un programa de desarrollo sostenible dirigido a la región de La Mojana que sirva de marco de referencia a las diferentes actuaciones ordenadas tanto del sector público como del privado en los diferentes niveles territoriales. Una vez concluida la fase de formulación del Programa se logró el reconocimiento de este proceso regional para el fortalecimiento de la descentralización y el ordenamiento territorial del país mediante su inclusión en el Plan Nacional de Desarrollo 2003- 2006, Hacia un Estado comunitario, así como la continuidad del Programa mediante la aprobación por parte del gobierno nacional y la FAO de una fase complementaria con el propósito de socializar los resultados de la fase de formulación, promover la apropiación del Programa por los actores regionales y nacionales y lograr una selección concertada de iniciativas prioritarias, como base para la gestión de proyectos y recursos a nivel nacional e internacional que haga viable la primera etapa de su implementación. La presente publicación describe los resultados y estudios realizados en desarrollo del Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana, PDSM, preparado como producto central de los acuerdos de cooperación mencionados. La publicación está estructurada en ocho capítulos. El primero de los cuales se refiere a los Aspectos generales que constituyen el marco de referencia del Programa y da cuenta de las características de la región, su contexto nacional y los objetivos y estrategias de desarrollo propuestos en el Programa. Los cinco capítulos siguientes Desarrollo agropecuario, Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales, Infraestructura, Administración de tierras y Fortalecimiento institucional presentan de forma integrada los estudios temáticos afines a cada uno de dichos componentes. El capítulo siete, consigna en forma de fichas básicas, 22

el portafolio de iniciativas identificadas en los diferentes estudios temáticos. Finalmente, el capítulo ocho introduce los elementos conceptuales, metodológicos y resultados obtenidos en la fase complementaria del Programa que se desarrolló posterior a la fase de formulación. Complementario a esta publicación se presentan en CD-ROM la totalidad de los estudios resultantes de la fase de formulación en su forma original, la cartografía y los anexos, así como los resultados obtenidos a la fecha en la fase complementaria del Programa, actualmente en ejecución. Se espera que en corto plazo pueda contarse con una cartilla promocional de la región que sirva de soporte al proceso de gestión de recursos para la formulación y ejecución de los proyectos y programas prioritarios. Los estudios realizados en desarrollo del Programa, que aparecen en esta publicación, adelantan en detalle los aspectos arriba mencionados y formulan propuestas, teniendo como marco los objetivos generales y específicos definidos, así como las estrategias sugeridas para el logro de dichos propósitos.

23

24

PREFACIO
La tarea encomendada a la Dirección de Desarrollo Territorial del Departamento Nacional de Planeación, DNP, de promover procesos de planificación estratégica territorial acordes con la diversidad y riqueza del suelo colombiano y las políticas de descentralización y autonomía regional y local encuentran en la región de La Mojana un interés particular, por tratarse de un territorio de características especiales. En efecto, la región cumple un importante papel en la regulación de los caudales de los ríos Magdalena, Cauca y San Jorge, cuenta con un complejo sistema de humedales asociados a gran biodiversidad de fauna y flora silvestre, un potencial agropecuario y forestal originado en sus especiales condiciones geográficas pero limitado por la vulnerabilidad ecológica del territorio, y una gran riqueza cultural, todo ello en contraste con los dramáticos niveles de pobreza de su población. El Programa de Desarrollo Sostenible de La Mojana, PDSM, dirigido por el DNP, con la colaboración técnica de la FAO, los ministerios y entidades nacionales, regionales, departamentales y locales, brinda información y conocimientos sobre la región, contribuyendo así a soportar procesos de desarrollo gestionados mediante la tarea conjunta y armónica de las instituciones públicas y privadas de los diferentes niveles de gobierno. Es de anotar que en el proceso de concertación adelantado en la fase complementaria y realizado una vez terminado el proceso de formulación, se le dio especial importancia a la articulación y coordinación entre las entidades y comunidades de la región y las entidades nacionales, lo que permitió precisar aspectos claves en cuanto a objetivos, estrategias y jurisdicción del Programa para efectos de decisiones de actuación en la región. Por su significado e importancia para la comprensión de los propósitos planteados en este proceso, transcribo el objetivo general del Programa el cual quedó expresado así: «Mejorar la calidad de vida y bienestar social de los pobladores de la ecorregión de La Mojana mediante un aprovechamiento y uso equitativo y sostenible de la oferta natural, teniendo como eje de desarrollo el agua, e integrando y articulando territorio y nación mediante la construcción de agendas comunes». El DNP ha venido cumpliendo el papel de promotor y facilitador de procesos de desarrollo territorial y espera seguir haciéndolo en el futuro en la región de La Mojana en la medida en que se consoliden y fortalezcan los procesos de gestión local y regional de su propio desarrollo, los cuales tendrán un mayor impulso con la suscripción de la alianza Promojana que vienen apoyando los departamentos de Antioquia, Bolívar, Córdoba y Sucre con el fin de gestionar conjuntamente el PDSM y en general el crecimiento de esta importante región. Oswaldo Aharón Porras Vallejo Director de Desarrollo Territorial Departamento Nacional de Planeación 25

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

26

[ Aspectos generales ]

Capítulo 1 Aspectos Generales [Aspectos generales] Aspectos Generales

Area de estudio PDSM • 4 departamentos • 11 municipios

27

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Área de influencia ecorregión de La Mojana 4 departamentos 26 municipios 28

[ Aspectos generales ]

Antecedentes del Programa
A solicitud del Gobierno de Colombia, a través del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, de la Embajada de Colombia ante el Gobierno de Italia y ante la FAO quien envió una misión que estuvo en Colombia del 5 al 29 de abril de 2000, con el propósito de identificar posibilidades de cooperación técnica e inversiones en la región de La Mojana se detectó la necesidad de formular el Programa de Desarrollo Sostenible de La Mojana, el cual fue cofinanciado por la FAO a través del Proyecto de Cooperación Técnica, TCP, y del Gobierno Nacional con recursos del presupuesto general de la Nación a través de Cormagdalena. El Programa en sus inicios fue impulsado por la Vicepresidencia de la República y ha contado permanentemente con el apoyo del Programa Plan Caribe. La Dirección de Desarrollo Territorial, DDT, del Departamento Nacional de Planeación, DNP, actuó como Dirección Nacional, a la vez que se contó con dos coordinadores del Programa en sus fases de Formulación y Complementaria y con consultores nacionales e internacionales contratados por la FAO. La DDT–DNP contó con un Grupo de Apoyo Técnico integrado por representantes de las Direcciones Técnicas del DNP. La DDT se encargó igualmente de asegurar la participación de las principales entidades públicas involucradas en la elaboración del Programa y de representantes de los departamentos con jurisdicción en esta zona. La Representación de la FAO en Colombia participó activamente en las reuniones programadas para analizar los avances en la ejecución de los proyectos de cooperación técnica y prestó su valioso apoyo administrativo y financiero en la realización de las tareas previstas. Por su parte, el desarrollo de la región de La Mojana había sido estudiado desde los años setenta con enfoque de drenaje a fin de habilitar tierras para cultivos, con fuentes de financiamiento interno y externo, con financiamiento parcial del Banco Mundial -pequeña irrigación- y, en igual sentido, Corpoica adelantó una investigación sobre la adaptabilidad de la producción agropecuaria sostenible en los ecosistemas de la región de La Mojana, que sirvieron de base para la formulación del PDSM.

Contexto nacional 1
La República de Colombia se encuentra localizada en la zona más septentrional de América del Sur, con costas en el océano Pacífico y el Mar Caribe. Tiene una superficie de 1.138.910 km2, una población estimada de 44 millones de habitantes y una densidad media de casi 38 habitantes por Km2. Posee una importante variedad de climas y temperaturas, creando una extensa red de cuencas hidrográficas que desembocan en el Mar Caribe, en el océano Pacífico y en los ríos Orinoco y Amazonas. Su relieve está dominado por los tres ramales de la cordillera de los Andes, valles interandinos y llanuras que determinan considerables variaciones agroclimáticas que hacen que el país sea apto para la producción de una gran variedad de alimentos y productos agropecuarios. La ganadería extensiva y la agricultura, bastante tecnificada en algunos departamentos, son la base económica de la región. Alrededor del 68% del territorio nacional está constituido por montes y bosques, 16% son tierras potencialmente cultivables y 14% pastos y praderas naturales, existiendo además un 2% sin uso forestal o agropecuario.
1

El Informe final contiene sobre este aspecto, la información ampliada. Ver CD ROM de la publicación.

29

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

El país es rico en recursos naturales entre los cuales se destacan el petróleo, el gas natural, el carbón, el hierro, el níquel, el oro, el cobre y las esmeraldas. De estos, algunos se exportan como el petróleo y el carbón y representan una importante fuente de divisas. Ha sido históricamente el segundo productor mundial de café y el segundo exportador de flores cortadas en décadas recientes. Produce y exporta también, banano, caña de azúcar, aceite de palma, y frutas frescas, especialmente a Estados Unidos y a la Unión Europea. El sector industrial se destaca por la producción de textiles, alimentos procesados, aceite, vestuario y calzado, bebidas, químicos y cemento, entre otros. Las exportaciones colombianas se concentran en el mercado de Estados Unidos (50%), la Comunidad Andina de Naciones, CAN (16%), la Unión Europea, UE (14%), y Japón (2%). Importa equipo industrial, equipo de transporte, bienes de consumo, productos químicos y papel, entre otros. Sus principales proveedores son los E.U. (35%), la UE (16%), la CAN (15%) y Japón (5%). Colombia es, igualmente, un país de regiones diversas tanto por su geografía natural como humana que se manifiesta a través de las diferentes formas socioeconómicas y culturales de apropiación e identificación de sus habitantes con el territorio que posee unos destacados potenciales. La estructura territorial económica, social, cultural y ambiental del país se encuentra fragmentada y desintegrada funcionalmente, las zonas de mayor desarrollo relativo cuentan con centros urbanos de soporte adecuados, generalmente desvinculados del desarrollo rural y regional; las acciones sectoriales se adelantan sin criterio de desarrollo territorial; no existen en la práctica sistemas funcionales de asentamientos y de organización de sistemas productivos, sociales, institucionales, de planificación y organización político administrativa que faciliten la conformación del territorio como una red de sistemas socioeconómicos y político institucionales que faciliten la construcción social del territorio. Esta situación se manifiesta en grandes desequilibrios regionales. “El 70% de la producción industrial y del sector terciario se origina en las cuatro principales capitales que, conjuntamente, representan 35% de la población total. Cerca del 90% de los tributos y 70% del gasto se concentran en 40 municipios. Además el nivel de desarrollo de los municipios presenta importantes diferencias: sólo 139 municipios (13%) tienen un nivel de desarrollo medio alto, mientras la gran mayoría, 569, presenta un desarrollo medio (52%) y 389, (35%)2” . En este contexto, la región de La Mojana se inscribe como una de las de mayor potencial natural y riqueza en recursos naturales especialmente en el recurso agua, que contrasta con altos índices de necesidades básicas insatisfechas e indicadores de calidad de vida muy por debajo del promedio nacional, características que se describen con mayor detalle en el título siguiente.

La región de La Mojana
El área de estudio del PDSM comprende 11 municipios de la llamada Depresión Momposina, pertenecientes a 4 departamentos, por tanto los estudios adelantados
2

Bases del Plan Nacional de Desarrollo 2002-2006, «Hacia un Estado comunitario».

30

[ Aspectos generales ]

en desarrollo de la fase de formulación se refieren de manera específica solo a ellos. En la fase complementaria los representantes de los cuatro departamentos han insistido en la importancia de que el proceso de desarrollo gestionado desde la región incluya los 25 municipios que conforman la ecorregión de La Mojana. Por esta razón, en la fase complementaria se hace alusión a la ecorregión en algunos aspectos o temáticas.

Localización y características físicas 3
La Mojana se sitúa en la región Caribe de Colombia y está delimitada geográficamente por el Cauca al oriente, el río San Jorge y la ciénaga de Ayapel al occidente, el brazo de Loba (río Magdalena) al nororiente y la Serranía de Ayapel al sur. Abarca los municipios de: Nechí (Antioquia); Magangué, San Jacinto del Cauca y Achí (Bolívar); Ayapel (Córdoba) y Guaranda, Majagual, Sucre, Caimito San Marcos y San Benito Abad (Sucre). Es parte de lo que se denomina la Depresión Momposina, una amplia área que por recibir la escorrentía de los valles interandinos, se comporta como delta aluvial interior de tierra baja e inundable en variada intensidad durante ciertas épocas del año. En el ámbito geológico el área de estudio está definida por la presencia de grandes estructuras rocosas elevadas que confinan la zona baja. La topografía es plana, con una cota superior, hacia el sur, de cerca de 36 msnm y una inferior hacia el norte de cerca de 16 msnm. formando una pendiente imperceptible en una distancia cercana a 115 km. Los suelos de La Mojana y de la parte baja del río San Jorge, están compuestos por arenas profundas que alternan con lentes de arcilla y limo que afloran a la superficie. La zona tiene un clima tropical cálido y húmedo con temperaturas constantes cercanas a los 28° C, régimen de lluvias de tendencia monomodal con una temporada seca anual que va de diciembre a abril y los meses más lluviosos van de agosto a octubre.. La variabilidad climática en La Mojana se constituye en uno de los principales factores de riesgo de la producción agropecuaria. Los ríos corren dentro de una zona plana, inundable, conformada por gran cantidad de ciénagas, y cruzada por una serie de brazos, caños (Mojana, Pancegüita, Viloria, Rabón, Matías y Carate), y arroyos que divagan y cambian de curso y de dirección de acuerdo con las condiciones de las diferentes épocas del año y de los niveles altos y bajos de los cauces de los ríos principales. El río Cauca desemboca directamente en el Magdalena sobre el brazo de Loba, y el río San Jorge le entrega también sus aguas, más abajo, a través de una serie de ciénagas. Existen numerosas ciénagas y caños que se conectan entre ellas y con los ríos San Jorge y Cauca. Para 1998 se identificaron las siguientes coberturas de vegetación: tierras agropecuarias con énfasis pecuario, 14% (71.100 ha); misceláneos, 18% (93.200 ha); vegetación arbustiva abierta, 18% (91.200 ha); vegetación arbustiva medianamente densa, 13% (67.100 ha); vegetación arbórea de bosque natural 12% (60.100 ha). Estas clasificaciones representan 76% del total de área de estudio (382.700 ha), el 24% restante (118.200 ha) está representado por cuerpos de agua, vegetación de humedal y zonas no identificadas (Corpoica, 1998). Un tipo de cobertura de especial importancia son los denominados zapales que son formaciones higrofíticas, de
3 Puede encontrarse información más detallada sobre las secciones de este capítulo, en el documento Caracterización de la región de La Mojana. Octubre de 2002, compilado para la FAO por el Consultor Tomás López Ramírez. 

31

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

árboles bajos y matorrales, únicos en la región. Funcionan como importantes refugios faunísticos, de protección de los litorales, suministro de excedentes hacia hábitat acuáticos y oferta de alimento para los pobladores. Además de las especies introducidas como animales domésticos, y algunas especies de peces, por su carácter de bioma de bosque húmedo y seco tropical, la región es albergue de una amplia y diversa flora y fauna. La pesca en el área es esencialmente artesanal y se destina al consumo interno. Los registros de metales pesados en sedimentos, aguas, peces y plantas acuáticas, indican que la contaminación es la mayor limitación para el desarrollo de los recursos hidrobiológicos locales y para la salud de los habitantes. La zona puede dividirse en dos grandes unidades estructurales y funcionales homogéneas: inundadas (ciénagas, lagunas, ríos y caños); y emergidas (todas las demás). La zona inundada conforma un complejo sistema de humedales. Corresponde a las áreas permanentemente cubiertas de agua o en las cuales las especies vegetales asociadas han desarrollado adaptaciones y estructuras para desarrollar su ciclo en condiciones hídricas o de suelos anóxicos por períodos más o menos prolongados. Las zonas emergidas son áreas con suelos cuya saturación de agua y concentración de oxígeno no son limitantes en años “normales” para el desarrollo de vegetación emergente o de tierra firme. Estas zonas corresponden a una formación vegetal de bosque húmedo tropical que ha sido transformada para uso agropecuario de cultivos semestrales, rastrojos y praderas.

Población y situación socioeconómica
La población total reportada para los once municipios que poseen territorio en el área de estudio, de acuerdo con la información disponible en el Dane, es de aproximadamente 436.210 habitantes, de los cuales alrededor de 75.500 pertenecen a la zona rural. El grueso de la población en el área de estudio se concentra en los municipios de Sucre, Majagual, Guaranda y Nechí, cuyas cabeceras municipales están dentro de La Mojana. Para el total de municipios de la región 52,1% de la población corresponde a hombres y 47,9% a mujeres. El índice de Necesidades Básicas Insatisfechas, NBI, en 1993 para los municipios de La Mojana es de 72,48% bastante superior al promedio nacional que es de 37,2%, reflejando una población extremadamente pobre con bajos niveles de acceso a servicios públicos, condiciones precarias de vivienda y baja asistencia escolar. El Índice de Calidad de Vida, ICV, es en promedio para la región de 45% muy inferior al promedio nacional, confirmando las bajas condiciones de vida en que habitan sus pobladores y la precaria dotación y distribución del equipamiento urbano, siendo más severo en municipios como Achí, Guaranda, Majagual y Sucre. No obstante, existen algunos municipios como Magangué y Ayapel que presentan índices por encima de 55%. 32

[ Aspectos generales ]

Las cabeceras municipales concentran una parte importante de la economía de la región, aun tomando en cuenta que todos los municipios, con excepción de San Marcos, son de una alta ruralidad. Las viviendas están normalmente construidas con material, palma y bahareque. La cobertura del servicio de acueducto en las cabeceras municipales oscila entre 80 y 90 %. Las fuentes son pozos profundos y se realiza tratamiento de purificación del agua básicamente con cloración. En la zona rural la cobertura oscila entre 40 y 60%, en promedio. En cuanto al servicio de alcantarillado la cobertura es muy baja, disponiéndose las aguas servidas, en su totalidad, a los cuerpos de agua de la zona. Los residuos sólidos son arrojados a cuerpos de agua, lotes de terrenos vecinos, enterrados o quemados en los patios de las casas. La falta de sistemas de alcantarillado obliga a las comunidades a utilizar los cuerpos de agua y lotes vecinos para la disposición de excretas humanas. La prestación del servicio eléctrico se realiza de manera más eficiente a partir de la entrada al mercado de la empresa Electrocosta como operador del sistema. Este servicio tiene mayor cobertura que los demás, aunque presenta problemas de voltaje y frecuencia sobre todo en la zona rural. Solamente el municipio de San Marcos presenta cobertura del servicio de gas en un 49% en la cabecera municipal. En los demás municipios no existe la prestación de este servicio. El servicio de comunicación telefónica es operado por Telecom. Se presenta de manera deficiente en las cabeceras municipales y en las zonas rurales el déficit es aún mayor. La telefonía también cuenta con sistema Compartel y hay señal de telefonía celular en algunos lugares. Existe buena señal de televisión y se encuentra generalizado el uso de antenas y televisión por cable. El sistema de correos lo opera la estatal Adpostal y circulan los periódicos regionales y nacionales con alguna regularidad en especial en las áreas urbanas. El equipamiento urbano es deficiente. No existen plazas de mercado como tales salvo en Magangué y San Marcos. Todas las poblaciones cuentan con cementerios, aunque algunos mal ubicados. Entre 70% y 80% de la población en edad productiva no tiene un empleo estable, y se ocupa en diversas actividades: jornalero, pescador, agricultor, servicio doméstico y obrero. El oficio de cazador es una actividad de tipo temporal o circunstancial, ligada a factores de oferta ambiental y con fuerte influencia cultural. Alrededor de 65% del empleo es informal. Los servicios de educación en general son deficientes aunque en algunos municipios se ha avanzado notoriamente en cuanto a su calidad integral. El analfabetismo oscila entre 30% y 50%; de la población alfabeta, 0,5% ha estado vinculado a programas de educación superior y 13,5% cursa o cursó secundaria, el resto ha estado o está en primaria, lo que implica un porcentaje altamente representativo de un nivel educativo bajo y un alto grado de analfabetismo funcional. 33

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Los servicios de salud son prestados por una red de centros y puestos de salud y algunos hospitales en regular estado de conservación. Su principal problema lo constituye la provisión de equipos y elementos de apoyo médico, seguido de aspectos locativos y provisión de talento humano capacitado para prestar un adecuado servicio médico. Las condiciones de salubridad de la región son también preocupantes. En el caso de la mortalidad infantil, por ejemplo, municipios como Achí con 80,3% presentan una prevalencia muy superior al promedio nacional (33,9%). El grueso de la población de La Mojana no posee tierra propia. Una parte de los estratos más pobres tienen acceso temporal a “tierra al tercio” donde el campesino siembra usualmente maíz o arroz para su sustento y se compromete a entregar al gran propietario el pasto sembrado en la misma hectárea de tierra cultivada. La mayor parte del área en fincas corresponde a predios mayores de 100 ha, una porción intermedia a predios de entre 20 y 100 y el resto son predios menores de 20 ha. Las estadísticas y las tendencias observadas hoy en día en la distribución de la tierra señalan concentración en manos de grandes propietarios y disminución de tierras comunales y playones en los que la población más vulnerable tenía una fuente de seguridad alimentaria permanente, con base en el aprovechamiento de la oferta ambiental. De acuerdo con los registros del Dane-Igac, la concentración de la propiedad en la zona tiene un índice de Gini del 0,87, casi siete puntos mayor que el estimado para toda la región de la Costa Atlántica4. En materia de formas de tenencia de la tierra, la aparcería y otras formas tienden a disminuir en general en toda la región. El arrendamiento de tierras para pequeños productores es intenso en algunas áreas, primando extensiones de hasta dos hectáreas por las que se paga una renta de alrededor de $80.000 por hectárea-cosecha. La interacción de La Mojana con el resto del país, se da básicamente a partir de tres centros subregionales con los que se articula en un primer nivel que son: por el noroccidente con Magangué, por el suroccidente con San Marcos, por el sur en su interrelación con Caucasia, Gamarra y El Banco. Esta interacción está asociada a los medios de transporte terrestre automotor y fluvial de acuerdo con los períodos de lluvia e inundación. En un segundo nivel, a partir de los centros mencionados con otros de mayor jerarquía y con el resto del país como Cartagena y Barranquilla; Montería y Sincelejo; Medellín y Aguachica respectivamente, primando los modos terrestre automotor y fluvial, y en menor medida el modo aéreo. Sin embargo, se da en condiciones de altos costos, tiempos excesivos, baja confiabilidad en las condiciones de la infraestructura.

Sistemas de explotación agropecuaria
Los análisis identifican doce sistemas de producción: cinco predominantemente agrícolas (50.100 ha, 10%); tres mixtos: agrícolas y pecuarios (176.300 ha, 35%); tres predominantemente pecuarios (213.000 ha, 42%) y uno de pesca y caza (58.900 ha, 12%). El 78% de la economía gira en torno a la ganadería, 16% a la agricultura y el resto a caza y pesca.
4

Estudios socioeconómicos con base en estadísticas parciales del Igac. Fuente: Corpoica. Comprobación y orientación de la sostenibilidad en la región de La Mojana. 1999.

34

[ Aspectos generales ]

Las zonas agrícolas se sitúan preferencialmente en la parte central y sur (zona emergida de la zonificación ecológica). El arroz es el cultivo principal y alterna con sorgo y maíz habitualmente, y con yuca, patilla, plátano, caña panelera de manera ocasional. La mayoría de los usuarios son propietarios, le siguen arrendatarios y parceleros. Las zonas de explotación predominantemente pecuarias están constituidas por áreas de playón (parte inundada de la zonificación ecológica) que se emplean estacionalmente y por zonas convertidas en sabana (zona emergida de la zonificación ecológica) de uso permanente, y se localizan por toda el área de estudio. Corresponden a suelos que por la magnitud y duración de su inundación no son susceptibles de usarse en agricultura excepto con un elevado riesgo. Constituyen un paisaje de gramíneas nativas e introducidas, explotadas extensiva y estacionalmente. La ganadería trashumante está asociada con las zonas inundables, en razón del uso de playones para aprovechar las pasturas naturales que rebrotan al bajar los niveles de agua de las ciénagas durante la estación seca. Este sistema es utilizado por medianos y grandes ganaderos que movilizan sus hatos, tanto internamente, como desde las sabanas de Córdoba, Bolívar y Sucre. La apropiación indebida de dichos playones, mediante cercamientos está generando conflictos de diversa índole. Las zonas de explotación mixta forman parte de cualquiera de las dos zonas anteriores y corresponden básicamente con arreglos estacionales de utilización de socas, conversión de cultivos a praderas o conversión de praderas a cultivos, con el fin de mejorar algunas condiciones de la pastura o de los suelos. La actividad extractiva está relacionada fundamentalmente con las ciénagas y en ella se fundamenta la importancia social y económica de éstas. La caza y la pesca están asociadas con la zona inundada. La pesca como la cacería está más relacionada con los agricultores que con los ganaderos. La Caza se realiza más hacia la zona centro y norte. Es una actividad asociada con zonas de humedal (zapales) asumidas regionalmente como sin valor agropecuario, ni biológico, ni alimentario. El patrón de utilización más notorio es la cacería de subsistencia. La Pesca durante la subienda, de enero a marzo, es la principal fuente de ingresos para un sector mayoritario de los habitantes, tanto de La Mojana, como de las zonas aledañas, y en el resto del año se convierte en la más importante fuente de proteínas para los habitantes de las orillas de las ciénagas y caños de la región. En general, La Mojana no posee recursos forestales valiosos para el mercado nacional y la región Caribe, pero su contribución en la demanda interna es satisfecha en el ámbito de productos como leña, postes para cercas y algunas necesidades para vivienda. En particular, el recurso bosque está prácticamente agotado y su poca existencia no cumple una función económica comercial pero, sí satisface la demanda doméstica de los predios y hogares, nichos de fauna y protección de aguas.

35

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Las organizaciones y los servicios de apoyo a la producción
El grupo de organizaciones más estables en la región corresponde al gremio de los pescadores, población más vulnerable de La Mojana y que ocasiona a la vez la mayor depredación “obligada” del medio ambiente, especialmente de la fauna (ponche, hicotea, boa y babilla). La mayor proporción de organizaciones se concentra en orden de importancia en los municipios de San Benito Abad, Sucre, Caimito, Ayapel, San Marcos y Magangué. Las Juntas de Acción Comunal, JAC, en términos generales, son poco proactivas y por otra parte los Consejos Municipales de Desarrollo Rural, CMDR, no operan en algunos municipios o en otros como en Majagual se reúnen tres veces por año sin mucha influencia sobre la vida municipal. En la zona existe una ausencia marcada de crédito para pequeños productores y campesinos sin tierra. El sistema formal –Banco Agrario- sólo cubre una parte de los medianos y grandes productores. Los parceleros del Incora no son sujetos atractivos de crédito. En las zonas predominantemente agrícolas, existe tierra disponible para ser sembrada que no encuentra recursos para cubrir los costos de producción. De otra parte, existen en la zona algunos pequeños esquemas de crédito liderados por ONG, con intereses entre 2 y 3 %mensual funcionando mejor en ganadería y pequeño comercio. Una característica dominante a lo largo de la historia de La Mojana ha sido la carencia de una institucionalidad pública y social que exprese los intereses de un estado democrático y que represente las aspiraciones y necesidades de las personas que conforman el territorio. Tal vez, lo más preocupante es el alto nivel de descoordinación a todos los niveles de representación del Estado en la región. Las decisiones de las instituciones del orden nacional guardan muy poca o ninguna relación con las necesidades e intereses de los entes municipales.

Conflictos, limitantes y potencialidades de la región
De manera general puede afirmarse que en la zona, la base natural presente está llegando al límite de sus posibilidades de sostenibilidad: la degradación es evidente y afecta la totalidad de los procesos socioeconómicos. La deforestación con fines agropecuarios, la alteración inducida de la dinámica hidráulica por medio de tapones y canales, la aplicación de metodologías de explotación inapropiadas, generó un cambio generalizado en las condiciones originales hacia terrenos abiertos para uso en ganadería, agricultura, asentamientos e infraestructura. Esto ocasionó que en la actualidad existan algunas especies en riesgo de extinción, un marcado deterioro del hábitat y una disminución crítica de la capacidad productiva. La dinámica hidráulica natural se ha vuelto adversa y el agotamiento de la oferta ambiental está resultando en un balance negativo en el cual los recursos invertidos -tiempo, insumos, esfuerzo- no compensan los beneficios obtenidos, por lo tanto la rentabilidad local no es adecuada, llevando a un empobrecimiento generalizado. La inundación en La Mojana corresponde a procesos naturales de normal ocurrencia periódica y se presenta asociada a la dinámica de las corrientes aluviales de los ríos Magdalena, Cauca y San Jorge, (llanuras de desborde fluvio deltáicas) y 36

[ Aspectos generales ]

del sistema de ciénagas conexas, quebradas y caños de la región. El funcionamiento ambiental de la zona está condicionado por este fenómeno. La Mojana es lo que es por sus aguas. Por su ubicación entre ríos (mesopotámica), esta planicie evolucionó y se estructuró con base en pulsos de inundación: aguas altas y aguas bajas, que le dieron su forma y determinaron su funcionamiento. En la medida en que el poblamiento se haga de manera espontánea y desordenada y el aumento de población sea evidente, de igual manera crecerán los riesgos ambientales y los costos socioeconómicos derivados de inundaciones, especialmente cuando, en razón a la alteración de la dinámica hidráulica por medio de obras improvisadas como tapones y canales, estos fenómenos superen los niveles históricos, como viene sucediendo de unos años para acá. La prevalencia de instituciones fuertes heredadas desde el régimen colonial, han dado lugar en La Mojana a una estructura de propiedad y uso del suelo altamente inequitativa y generado un uso insostenible de los recursos naturales, a pesar de la existencia de normas y leyes. En la actualidad los derechos de uso y control del territorio que tienen los campesinos y pescadores de la región, compiten con los intereses de los grandes ganaderos y son epicentro de desencuentros que desembocan en una crítica situación social e institucional. El conflicto sobre la ocupación de ciénagas y playones se erige como uno de los más relevantes en el contexto del territorio. La desecación de ciénagas, caños y cuerpos de agua para uso productivo es una práctica extendida, que genera conflictos en el uso de la tierra y la sostenibilidad de los recursos ambientales locales, que se ha utilizado desde siempre pero que se ha intensificado de manera preocupante en los últimos treinta años. El cercamiento de áreas de playones comunales tiene lugar en diferentes puntos de la geografía de la región de La Mojana y es practicado tanto por ganaderos como por miembros de las comunidades. Las prácticas agrícolas basadas en el uso intensivo de maquinaria obsoleta, la tala y quema de zapales, bosques y rastrojos, el aumento de sedimentos aportados por los ríos principales y el uso de técnicas inadecuadas que realizan los dueños de los predios y algunos agricultores, ganaderos y pescadores han generado un proceso acelerado de desecamiento de cuerpos de agua generando conflictos ambientales, de uso y de propiedad del suelo. Dos factores que están fuertemente asociados con la pobreza imperante en la zona son la elevada concentración de la propiedad de la tierra y su destinación a la ganadería extensiva. La primera se traduce en que muchas familias no poseen tierras o, si la tienen, la extensión sea insuficiente, con la tecnología disponible, para atender las necesidades mínimas de alimentación y consumo básico. La segunda, implica muy poca generación de empleo directo, o indirecto por demanda de servicios, lo que se refleja en una subvaloración del trabajo y de su remuneración. En la región abundan tierras de uso comunitario como las playas que se forman alrededor de las ciénagas, durante el período de poca lluvia, las cuales representan la oportunidad para los pequeños ganaderos de realizar la trashumancia. Pero, 37

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

algunos propietarios se han apropiado de estas tierras, generando conflictos importantes con el resto de la comunidad. Estos conflictos han servido de justificación para la acción de grupos armados desde hace muchos años en el territorio de La Mojana. La situación de violencia se manifiesta en amenazas, extorsión y secuestro de grandes ganaderos, muchos de los cuales ni siquiera pueden ir a sus fincas en la zona, o en acciones de “limpieza” o “control” que afectan a los campesinos, pequeños propietarios o sin tierra, generando procesos de desplazamiento por amenaza a la vida de éstos. Según informaciones suministradas por la oficina de estadística de la Policía Judicial se registran acciones subversivas relacionadas con terrorismo, secuestros, piratería terrestre, acción subversiva, asesinatos de políticos y homicidios colectivos. Aunque la zona ha sido señalada en varias oportunidades como de un potencial agrícola ilimitado, es necesario aclarar que por sus características estructurales y por las funciones ambientales que cumple, la región, a pesar de su riqueza natural tienen limitaciones para este tipo de explotación. Fundamentalmente, por estas consideraciones la región tiene un potencial restringido como productora de renglones agrícolas y un potencial suficiente como productora de recursos ambientales y naturales, escasos y de creciente demanda: control climático, sumidero de sedimentos y residuos, biodiversidad y materias primas renovables. En materia de oferta natural de productos, La Mojana dispone de una alta producción de pasturas, de recursos hidrobiológicos (caza y pesca), de suelos aptos para actividades agropecuarias y forestales, al igual que de una alta oferta hídrica, de diversidad biológica y de ecosistemas heterogéneos. Además, la región puede explotar su potencial en cuanto a ecoturismo, paisajes, especies animales y vegetales de valor cultural y religioso para la población, nicho ecológico de cadenas tróficas y la presencia de zonas de valor histórico y cultural. Con relación a su potencialidad socioeconómica, sus activos de mayor relevancia están representados por la actitud proactiva de la comunidad, la identidad regional y cultural, el conocimiento de la región y la existencia de asentamientos y comunidades dispuestas a ser actores válidos en el desarrollo sostenible regional. Desde el punto de vista geográfico, la región desempeña un papel fundamental en la regulación de los caudales de los ríos Magdalena, Cauca y San Jorge e incorpora un complejo de humedales asociados a gran biodiversidad de fauna y flora silvestre.

Objetivos de desrrollo regional
En la fase de formulación del Programa se propusieron los objetivos y las estrategias de desarrollo regional, los cuales fueron ajustados y validados en el proceso de concertación nación – región, llevado a cabo en la fase complementaria.

General
Mejorar la calidad de vida y bienestar social de los pobladores de la ecorregión de La Mojana mediante un aprovechamiento y uso equitativo y sostenible de la oferta 38

[ Aspectos generales ]

natural, teniendo como eje de desarrollo el agua, e integrando y articulando territorio y nación mediante la construcción de agendas comunes.

Específicos
• Crear condiciones internas en la ecorregión y de coordinación y articulación con la Nación y sus entidades territoriales para mejorar su competitividad, gobernabilidad e inserción a nivel nacional e internacional. • Conservar la oferta ambiental, la función de regulación de caudales de los ríos Magdalena, Cauca y San Jorge, y propender por un manejo y control adecuado de las inundaciones. • Aprovechar los potenciales productivos para mejorar la calidad de vida de los pobladores, contribuyendo a la seguridad alimentaria de las familias. • Iniciar un proceso de aprovechamiento ordenado y sostenible del recurso tierra y propender a la regularización del sistema de tenencia de la tierra. • Lograr el adecuado control a las actividades económicas exógenas a la región que generan impacto sobre su oferta natural (sedimentación, ganadería trashumante, contaminación, entre otros). • Fortalecer la capacidad de las organizaciones de base para participar en el desarrollo social y económico y la capacidad de las instituciones públicas y privadas para atender a la población mojanera.

Estrategias
• Ordenamiento agroecológico del territorio. • Aprovechamiento y conservación de la oferta ambiental y aumento de la eficiencia de los sistemas de producción agrícola, ganadera, piscícola y forestal regional, para combatir la pobreza, propiciar la generación de riqueza y la equidad. • Desarrollo de un sistema integrado de transporte fluvial, terrestre y aéreo. •Regularización de los sistemas de tenencia y acceso a la tierra y democratización de la propiedad. • Fortalecimiento de la institucionalidad público, privada y de las organizaciones ciudadanas.

Subprogramas
El PDSM se formuló teniendo como estructura organizativa las estrategias propuestas, de las cuales se derivaron cinco subprogramas. Ellos son: Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales, Desarrollo agropecuario, Infraestructura, Administración de tierras y Fortalecimiento institucional y capacitación y consolidación de organizaciones de base. En cada subprograma se integran los estudios temáticos que apuntan al logro de los objetivos descritos en ellos y se plantean algunas iniciativas de proyectos que en conjunto constituyen la base para los procesos de gestión y ejecución del Programa. 39

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

40

[ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

Capítulo 2

[Subprogramadede [Subprograma de [Subprograma Ordenamiento ambiental yymanejodede Ordenamiento ambiental manejo Ordenamiento ambientaly manejo de recursos naturales] recursos naturales] recursos naturales]

41

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Carlos E. Ángel Villegas [ Integrador del Subprograma ] Sandra Lucía Mendoza Mojica [ Especialista en Gestión de ecosistemas estratégicos ] Jaime León de la Ossa Velásquez [ Especialista en Manejo de fauna silvestre tropical ] Mauricio Giraldo Ríos [ Especialista en Recursos pesqueros y acuícolas ] Jesús Tadeo Olivero Verbel [ Especialista en Toxicología ambiental ] Pedro López Africano [ Especialista en Prevención y manejo en la contaminación por mercurio ] Román Tibavija Cipagauta [ Especialista en Análisis de impactos y riesgos ] 42

[ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

PRESENTACIÓN
Es necesario conservar los recursos naturales de La Mojana para que continúe desempeñando su función de regulación de caudales de los ríos Magdalena, Cauca y San Jorge y ofreciendo la posibilidad de su aprovechamiento sostenible como fuente de sustento para muchas familias mojaneras a través de la caza, la pesca y la extracción de leña y madera. La conservación y el aprovechamiento racional de esos recursos debe hacerse con la activa participación y compromiso de la población local, mediante un proceso de información, educación y construcción de conciencia, combinado con el ofrecimiento de alternativas de trabajo y producción que reduzcan la dependencia excesiva de la explotación de los recursos naturales. En el ámbito nacional es imprescindible adoptar medidas para proteger a La Mojana de la contaminación procedente de otras regiones. El objetivo del subprograma de ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales es promover un proceso de ordenamiento del territorio y establecer usos coherentes con las características y potencialidades de los recursos. De tal forma que permita la recuperación, la conservación y el aprovechamiento de los recursos naturales en forma sostenible. Los objetivos específicos son contar con un plan de ordenamiento ambiental espacializado para el uso y la conservación del territorio y los recursos naturales de La Mojana; lograr la recuperación estructural y funcional de espacios de importancia ecológica que se encuentran seriamente deteriorados; fortalecer los procesos de identidad cultural y conciencia ambiental de la población local; investigar la funcionalidad de algunas especies vegetales y animales y el potencial de uso y manejo de estas especies; reducir los efectos contaminantes del uso del mercurio y los plaguicidas sobre La Mojana y la recuperación de los recursos pesqueros en la cuenca del río Magdalena. Para el cumplimiento de estos objetivos se desarrollaron siete estudios temáticos relacionados con los siguientes temas: ecosistemas estratégicos, fauna silvestre, recursos pesqueros y acuícola, contaminación por mercurio, toxicología ambiental y análisis de impactos y riesgos. 43

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Gestión dedeEcosistemasEstratégicos Gestión ecosistemas Estratégicos Gestión deEcosistemasestratégicos
[ Sandra Lucía Mendoza Mojica ]

El complejo de humedales de La Mojana, conformado por un ecosistema de aguas quietas o léntico y otro de aguas en movimiento o lótico, estrechamente unidos en términos tanto estructurales como funcionales, se considera muy estratégico, ya que cubetas, playones, ríos, caños y cobertura vegetal (zapales) prestan importantes y vitales servicios ambientales a la comunidad de la región, tales como la regulación de caudales, la retención de sedimentos, nutrientes y sustancias tóxicas, el mantenimiento de las cadenas tróficas y la diversidad y la oferta de recursos naturales como pesca, caza, maderables y no maderables. Cada uno de los componentes del sistema de humedales está sujeto a grandes presiones antrópicas que tienden a modificar tanto su estructura como su funcionamiento, tornándolos vulnerables y frágiles. Modificaciones tales como la deforestación, la alteración de la dinámica hidráulica, la contaminación por metales pesados , como el mercurio-proveniente de las explotaciones auríferas- y la sobreexplotación de los recursos naturales al utilizar técnicas incorrectas _quema de los playones para la caza_ y artes y métodos de pesca inadecuados, logran dichos efectos. Para resolver la situación, se recomiendan acciones y proyectos encaminados al restablecimiento de corredores biológicos tanto vegetales como acuáticos, al restablecimiento del valor comunal de playones, al ordenamiento ambiental (pesca, caza y trashumancia), a la aplicación de incentivos de conservación y mantenimiento de la cobertura vegetal y a la cogestión de recursos naturales por parte de las comunidades, mediante el diseño y ejecución de proyectos la restitución encaminados a la restauración de hábitats degradados o en estado crítico, a la preservación y conservación por medio de la definición de áreas protegidas y al fortalecimiento del conocimiento en las temáticas referentes al agua y a los ecosistemas estratégicos.

44

Gestión de ecosistemas estratégicos - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

DIAGNÓSTICO Componentes del sistema de humedales
Ecológicamente, el área de estudio se ha dividido en dos grandes zonas, una, la inundada, ubicada al norte, que se caracteriza por permanecer anegada durante más de seis meses al año, en ella se encuentran las cubetas y playones. La emergida, ubicada en el sur que se caracteriza por presentar una época de temporalidad de inundación menor a seis meses, en la cual se hallan zonas libres de inundación tales como (diques, coluviones, vegas altas y terrazas), que cubren 10,3% del área de estudio (52.031 ha)1 . Como elementos conectores de ambas zonas, se encuentran los caños Pancegüita, Mojana, San Matías, Rabón, Viloria y una compleja red de caños menores. El sistema de humedales está conformado por dos subcomponentes: el de aguas quietas o léntico, representado por las cubetas (léase ciénagas) y playones; y el segundo, el de aguas en movimiento o lótico, por los ríos y caños principales. Dentro del sistema se destacan además diferentes tipos de cobertura vegetal, tales como los bosques inundados, llamados localmente zapales y la vegetación acuática propia de cubetas y playones.

Ecosistema léntico (aguas quietas o estacionales) Cubetas
Las cubetas de la zona de estudio, que fueron formadas por el paso de antiguos cauces de río Magdalena. Son depresiones poco profundas que alcanzan durante los períodos de máxima inundación hasta seis 6 ó siete 7 m de profundidad; estos sistemas en su gran mayoría se ubican en la zona norte, donde confluyen los río Magdalena, Cauca y San Jorge y forman extensos complejos cenagosos, de los cuales se diferencian seis claramente (Figura 1): En la margen derecha del río San Jorge conectadas a: Ciénaga Grande; ciénagas entre La Solera y caño Guartinaja y ciénagas entre el caño Misaló y el caño Trementina. En la margen izquierda del Brazo de Loba: Complejo cenagoso de Orejero; Complejo cenagoso asociado al caño Mangué.
Figura 1

1 Aguilera y Neira, 1999

45

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

En la anterior figura se observa que, adyacente al área de estudio, hay otra serie de complejos cenagosos, tanto en la margen izquierda del río San Jorge como en la derecha del brazo de Loba, que aunque no están contemplados dentro del Programa de Desarrollo Sostenible de La Mojana, PDSM, sí se deben tener en cuenta para realizar propuestas de manejo, ya que estos sistemas son parte integral de todo el complejo cenagoso. La extensión que ocupan las cubetas en La Mojana ha sido calculada en diferentes trabajos: • Corpoica-Igac (1998), basado en la interpretación de imágenes Landsat-TM de enero de 1987 y Spot e imágenes de Radar de julio y septiembre de 1996 respectivamente. • Corpomojana-Igac (2001), basado en la interpretación de la imagen LandsatTM de julio de 2001. El cálculo de la extensión actual de las cubetas que se encuentran dentro de la zona de estudio se realizó a partir del trabajo de Corpomojana-Igac (2001), utilizando la imagen Landsat-TM de julio de 2001 dicha imagen de satélite y el programa ArchView GIS 3.2; también se utilizó la información generada por la digitalización de la cartografía Igac a escala 1: 25.000, contratada por el PDSM. A partir de este análisis se encontró que la cobertura de cubetas, durante la época de inundación en la región, para el 2001 fue de 47.628 ha (extensión que corresponde a 9,5% de la región de estudio y a 24,28% de la zona inundada); extensión que contrasta con (Anexo A CD-ROM), las 65.144 hectáreas reportadas para la misma época del año 1996 por Aguilera y Neira (2001). Para la época seca Corpoica- Igac, reporta que, en 1955, las cubetas ocupaban una extensión de 37.547 ha, mientras que en 1987 pasaron a ocupar 33.675 ha. Para 1955, la información de este año se obtuvo a partir del análisis de fotografías aéreas, Corpoica-Igac reportan que durante la estación seca de ese año (enero), las cubetas ocupaban una extensión de 37.547 ha, las cuales pasaron a llenar 33.675 ha en 1987 durante el mismo mes. Para 1996, Aguilera y Neira (2001) reportan un total de 65.144 ha, extensión que corresponde al área de espejo de agua en el mes de julio, época de inundación en la región. Comparando los datos, se puede pensar que en el área de estudio las cubetas ocupan durante el período de aguas bajas una extensión próxima a las 47.628 ha y que la diferencia con respecto a las 65.144 ha, reportadas por Aguilera y Neira para el 2001, corresponden a los playones inundados en el momento de la toma de la imagen. Se debe resaltar en este momento la importancia de analizar de manera concienzuda la dinámica hidrológica de estos sistemas, ya que si bien se han realizado estimativos de su cobertura, aún se desconoce la forma como han cambiado en el tiempo y por lo tanto cómo se comportarán en un futuro. 46

Gestión de ecosistemas estratégicos - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

Playones
Para la delimitación de los playones de la zona de estudio se utilizaron los siguientes criterios: • temporalidad de la inundación que indica la saturación de los suelos • presencia de plantas acuáticas, principalmente las del biotipo Helophyta (plantas enraizadas a un sedimento, cuya parte aérea permanece mucho tiempo por encima del agua y usan CO2 atmosférico), las cuales por encontrarse en la interfase de los sistemas acuático y terrestre son manifestadoras de humedad e indican el nivel máximo de expansión del espejo de agua. Teniendo en cuenta estos criterios, los humedales de la región se delimitaron al sobreponer la información aportada por el trabajo de Temporalidad de la inundación, realizado por Aguilera y Neira para Corpoica en (1999), por el trabajo del Índice de humedad presencia de helófitos, de Castañeda (en el 2001) y por el trabajo de campo realizado por esta consultoría. Hay que anotar que la exacta delimitación de los humedales debe ser verificada en un futuro con un trabajo de campo exhaustivo, para lograr la ubicación de plantas acuáticas del biotipo Helophyta. En la zona de estudio los playones ocupan un área de 148.563 ha que corresponde a 29,66% del área total de estudio y a 75,72% de la zona inundada. (Figura 2)

Figura 2

Ecosistema lótico (Los cauces)
En la zona se diferencian cinco caños principales: Pancegüita, Mojana, San Matías, Viloria y Rabón y numerosos caños menores que forman una intrincada red durante las épocas de aguas altas, conectando el río principal con las diferentes ciénagas. Durante la época de transición a aguas bajas, algunos caños se secan aislando las ciénagas de los ríos.

Los bosques inundados (zapales)
La ubicación de los zapales en la zona de estudio se determinó al reunir la información que brindan las siguientes fuentes (Figura 2): 47

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

• Cartografía a escala 1:25.000 del Instituto Geográfico Agustín Codazzi ,Igac, la cual fue realizada sobre la base de fotografías aéreas tomadas entre 1950 y 1960. • Mapa de coberturas y uso del suelo de Corpomojana- Igac. Imagen LandsatETM. Julio de 2001. Esta cobertura vegetal se encuentra ubicada en lugares que permanecen anegados durante todo el año, en zonas bajas o basines y corresponden a una etapa sucesional de los humedales, en la cual las cubetas están en procesos finales de colmatación. Se caracterizan por la vegetación acuática adaptada a condiciones de inundación permanente, suelos anaeróbicos, bajos valores de pH y alta descomposición de materia orgánica; las plantas predominantes son las de tipo herbáceo, seguidas por las arbóreas y arbustivas (Fotografía 1.) El proceso de envejecimiento de los humedales consiste en una sucesión natural que va de la cubeta de superficie libre (sin vegetación acuática) a tierra seca, pasando por fases intermedias de los sistemas de lagunas poco profundas y pantanos. El crecimiento de la vegetación frena las corrientes de agua y acelera el entarquinamiento, lo que da lugar a una nueva extensión de la zona de vegetación; proceso que es parcialmente reversible cuando las crecidas mayores arrastran los sedimentos y la vegetación del lecho (Welcomme, 1992). Según Zuloaga (1995) y algunos trabajos de Corpomojana, la estructura del “zapal” se divide en cinco niveles, con una composición característica en cuanto a especies: • nivel 0 (0- 2 m): zarza (Mimossa pigra), gramalote (Panicum dilatatum), bijao, taruya (Eichhornia crassipes), junco, cortadera (Cyperus sp.) y enea • nivel 1 (2- 4 m): pie de paloma (Psychotria sp), higo (Ficus prinoides), bolombolo (Dialium sp) y mamón de cacó • nivel 2 (4- 7 m): palma de corozo (Scheelea sp.), suán (Ficus dendrocida), laurel (Ocotea sp) e higo • niveles 3 y 4 (7- 10 m y 10- 14 m respectivamente): suán (F. dendrocida). Zuloaga (1995) reporta que en lugares donde la inundación es más prolongada predomina el magle o cantagallo (Erythrina sp), sobre el suán (F. dendrocida). Reporta además que en todos estos sistemas existe una gran variedad de especies de epífitas, tales como bejucos, trepadoras y líquenes, que ayudan en la regulación hídrica y en la disponibilidad de nutrientes, al ser capaces de convertir el nitrógeno del aire en nitrato mineral asimilable. En la ciénaga La Caimanera (margen izquierda del río San Jorge), los zapales se asocian a sustratos con mayores contenidos de materia orgánica. Para este sistema, Corpomojana (2000) reporta especies como el bijao platanillo, el bijao canalete, los helechos, la balsilla, el algodoncillo, el higo, el suán, el higuerón, la chirimoya y la cacanoa. Dada la poca estabilidad que les brinda el suelo a las especies arbóreas, ellas han desarrollado estructuras especializadas, tales como raíces tabulares y zancos, que les permitan fijarse y mantenerse; estructuras que son más evidentes en las dos especies del género Ficus. 48

Gestión de ecosistemas estratégicos - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

Dinámica y funcionamiento anual del sistema de humedales de la región de La Mojana
La dinámica hidrológica de la región de La Mojana está fijada por el régimen anual de lluvias de la cuenca, que determina el nivel de las aguas de los ríos Magdalena, Cauca y San Jorge. A lo largo del año, se presentan variaciones tanto en la forma y tamaño de las ciénagas, como en la dirección y curso de los caños y arroyos de la zona. Castañeda (2001) calculó una reducción de 80% del área inundada respecto al área en época de aguas bajas. Cabe anotar que la intensidad de la crecida varía no sólo de un año a otro, sino que se encuentra relacionada con las tendencias climáticas globales a largo plazo y a la presencia de fenómenos climatológicos tales como La Niña y El Niño. En la figura 35 del Estudio CD-ROM, se muestra el esquema de comportamiento de la inundación en la región. Se observa el aumento del espejo de agua en el período de transición a aguas altas y su disminución en la transición a aguas bajas. Se asume que el espejo de agua aumenta de Norte a Sur, inundándose además la zona sur por la acción de las aguas de desborde del río Cauca y por las lluvias locales. Se aprecia que sólo 10,38% del área de estudio, es decir 52.031 ha corresponden a zonas libres de inundación (diques, coluviones, vegas altas y terrazas) (Figuras 3 y 4 del Estudio CD-ROM) . Son pocas las ciénagas de La Mojana en donde se han realizado muestreos limnológicos, se encuentra el trabajo del Oleoducto Colombia (1994), que consideró a las ciénagas de San Marcos y Cuenca (margen izquierda del río San Jorge), el de Mendoza y Suárez (2000), en las ciénagas de San Marcos y San Benito Abad y algunos muestreos de la Corporación para el Desarrollo Sostenible de La Mojana y el San Jorge (Corpomojana). Estos trabajos, dadas las características de las investigaciones, ofrecen datos muy puntuales que sólo dan una idea general del estado de estos ecosistemas, por ello se deben realizar estudios de seguimiento que permitan acercarse más y a fondo a las condiciones físicas y químicas de estos cuerpos de agua.

Época de aguas altas
Con el aumento en los caudales de los ríos Magdalena y Cauca y el posterior desbordamiento de este último en el plano de inundación, un mes después del inicio del período de lluvias en la cuenca, comienza una época muy importante para el sistema cenagoso, que se caracteriza por la formación de un gran espejo de agua que comunica e interrelaciona las ciénagas y sus caños entre sí. En la época de inundación, el sistema recibe grandes cantidades de nutrientes entregados por los ríos, por el ecosistema terrestre circundante y por la vegetación arbórea inundada. Los ríos Magdalena y Cauca le entregan aguas cargadas de nutrientes y sedimentos producto del lavado de los suelos más fértiles del país y de las actividades 49

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

domésticas, agropecuarias e industriales de la población asentada en su cuenca. Las aguas del río San Jorge, durante el inicio de esta época, también entregan aguas con altas concentraciones de sólidos suspendidos (partículas mayores a 1,2 micras) a la ciénaga de San Marcos (88 mg/l), concentraciones que contrastan con las encontradas en lugares con menor influencia del río dentro de la ciénaga, en donde la concentración de sólidos es de tan sólo 6 mg/l (Oleoducto Colombia, 1994) (Anexo C CD-ROM). La concentración de sólidos disueltos (mide los iones solubles en el agua – Na+, K+, Ca2+, Mg2+, Cl -, SO42-, H+ CO3- y CO32-), que puede ser expresada en términos de conductividad eléctrica (capacidad del agua para transferir corriente eléctrica), tiende a homogenizarse en el sistema durante la época de aguas altas, encontrando pocas diferencias entre caños y ciénagas, de esta forma los valores pueden oscilar entre 79 y 90,1 uS/cm en el río San Jorge, entre 72,6 y 97,7 uS/cm en los caños Carate y Mosquito y entre 59,8 y 83,8 para las ciénagas Caimanera, Guayabal, Palomar, Carbonero y San Benito Abad (Mendoza y Suárez, 2000). Durante esta temporada la concentración de iones tiende a disminuir, presentando valores entre los 70 y 85 uS/cm, en tanto que en las épocas de aguas bajas estas concentraciones aumentan presentando valores entre 97 y117 uS/cm (Oleoducto Colombia, 1994). Las aguas de las ciénagas de La Mojana, al igual que las de la mayoría de las ciénagas del bajo Magdalena presentan bajas transparencias en esta estación, las cuales varían entre cero y 70 cm, ya que, al estar influenciados por aguas corrientes, reciben cantidades considerables de materiales particulados que absorben y dispersan la luz. En el caso de las ciénagas de San Marcos y San Benito, la profundidad de penetración de la luz varía entre 22 y 68 cm. Con la inundación de buena parte del ecosistema terrestre circundante (playones y zapales), ingresan además al sistema grandes cantidades de nutrientes, provenientes de la descomposición de la vegetación terrestre desarrollada durante la época seca anterior y de nutrientes orgánicos de tipo alóctono, provenientes de la vegetación arbórea inundada y del bosque no inundable que se encuentra en las orillas de las ciénagas y caños, en forma de hojas, frutos, semillas y flores (Galvis, Mojica y Rodríguez, 1989). A pesar de que no se han realizado estimaciones de la cantidad de materia orgánica que producen los playones ni los bosques inundados de La Mojana, sí se puede hacer un paralelo con lo producido en sistemas similares, como el caso de la ciénaga de Chucurí en el Magdalena medio, para la cual Moreno calculó, en 1994, la producción de mantillo de un bosque adyacente a esta ciénaga. En ese bosque el mantillo está compuesto principalmente por hojas, madera y residuos vegetales varios tales como flores, frutos, semillas, por ejemplo, y se producen cada año entre 11,7 y 12,3 t/ha, que al compararlo con bosque del resto del mundo los ubica en los más productivos: bosques de galería tailandeses (23,2 t/ha), manglar de la Ciénaga Grande de Santa Marta (15,7 t/ha) y bosques ecuatoriales (10,9 t/ha). 50

Gestión de ecosistemas estratégicos - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

Una vez que el mantillo cae al piso o es incorporado a las aguas de las ciénagas, queda a disposición de organismos de elevada actividad metabólica, como bacterias y hongos, iniciando así el proceso de descomposición de la materia orgánica. El mantillo se convierte entonces en biomasa bacteriana y en detrito que después será incorporado en la cadena alimenticia cuando sea consumido por los organismos del zooplancton, del bentos y por algunas especies de peces como el bocachico (Prochilodus magdalenae), la vizcaína (Curimata mivartii), la viejita (Curimata magdalenae) y la lisa (Mugil curema) (Moreno, 1994). La vegetación de los playones, al permanecer cubierta por agua, se descompone con rapidez y libera además los nutrientes atrapados en ella, por lo que es de esperar que durante esta época las concentraciones de nitratos y fosfatos, principalmente, sean altas. Durante esta época, en las ciénagas de San Marcos y San Benito Abad, se encuentran concentraciones en el agua entre los rangos de 0,1 y 1,3 mg/l de NO3 y 0,0 y 0,1 mg/l de PO4, que en general son altas con respecto a los valores reportados en la cuenca (Mendoza y Suárez, 2000). Esta descomposición de materia orgánica provoca además la liberación de ácido sulfhídrico por los procesos de descomposición bacteriana, por lo cual se presentan aguas de color negro con olores fuertes, denominadas “aguas prietas” o “aguas hediondas”. Según Galvis et al (1997), estas aguas presentan rangos de pH entre 4 y 6 y conductividades eléctricas entre 100 y 200 uS/cm, propias de aguas ricas en nutrientes. Una de las ciénagas cercanas a la zona de estudio que se caracteriza por sus “aguas prietas”, es la ciénaga de La Caimanera, lugar en donde hay una alta descomposición de materia orgánica durante aguas altas (DQO =111 mg/l) (Mendoza y Suárez, 1999) y que es considerado por los pescadores como un lugar de buena pesca. Otras ciénagas que presentan la misma característica dentro de la zona de estudio son la ciénaga Grande, Las Yeguas, Palomar, Pajaral, Los Palitos, Caracolí, El Coco y El Uvero (Ministerio del Medio Ambiente y Corpomojana, 2000). Con el aumento en las concentraciones de nutrientes en el agua, se proporcionan las condiciones adecuadas para que proliferen las comunidades de algas y de plantas acuáticas, como el buchón (Eichhornia crassipes), aumentando la productividad del sistema. En términos generales se puede decir que detritos, bentos, material alóctono y fauna asociada a los macrófitos son las bases de la cadena trófica del plano inundable (Galvis, Mojica y Rodríguez, 1989).

Época de aguas bajas
El estiaje de los ríos se presenta entre uno y dos meses después del inicio del período de sequía en la cuenca. Durante esta época, el ambiente acuático se reduce y el terrestre se expande, quedando aisladas las ciénagas más pequeñas al desaparecer algunos caños menores. En esta época tanto la vegetación acuática como la fauna acuática asociada que se había desarrollado en las partes más someras de las cubetas y los playones sufren el proceso de desecación y pasan a convertirse en abono que, junto con los 51

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

sedimentos depositados por el río, serán utilizados por la vegetación terrestre que empieza a desarrollarse. En los playones y en algunas partes de los zapales que no están inundados, las plantas tienden a perder las hojas y se acelera la descomposición aeróbica de la materia orgánica, dadas las condiciones ambientales de alta temperatura y humedad local, razón por la cual se liberan al medio elementos nutritivos, que retornarán al sistema al subir nuevamente el nivel de las aguas, produciendo un ciclo que evita la pérdida de nutrientes (Moreno, 1994).

Ciclo migratorio de los peces
En la zona, el recurso pesquero se constituye en uno de los renglones extractivos de mayor importancia para las comunidades de la región, algunas de ellas dependientes de manera absoluta de la pesca y en general susceptibles a su dinámica de cambio. En términos generales, se puede considerar que este recurso es el reflejo de las condiciones del ambiente acuático. Durante la estación seca, algunas especies migratorias como el bocachico y el bagre deben realizar viajes a lo largo de la cuenca en búsqueda de condiciones ambientales más favorables, dada la notoria reducción de los espejos de agua que genera confinamiento y las altas temperaturas ambientales provoca el calentamiento del agua y la disminución de la concentración de oxígeno disuelto. Bajo esta situación, algunas especies de peces inician su recorrido hacia las partes más altas de la cuenca (fenómeno conocido como subienda), buscando condiciones más favorables, tales como alta concentración de oxígeno y baja turbidez. Durante el resto de la temporada seca, estas especies permanecen en el río, hacia la desembocadura de los caños, donde la mayoría de ellas inicia el proceso de maduración gonadal. Welcomme (1979) menciona que en la cuenca del Magdalena la reproducción de la mayoría de las especies coincide con las fases tempranas de inundación en los meses de transición entre la época seca y el período lluvioso, aunque otras especies extienden sus ciclos reproductivos a través de todo el año (Galvis, Mojica y Rodríguez, 1989). En el caso del bocachico, éste desova en el cauce principal y la corriente se encarga de arrastrar los huevos fecundados a las ciénagas (Galvis, Mojica y Camargo, 1997). Iniciada la época de aguas altas, las condiciones ambientales en los ríos se tornan adversas, ya que aumentan el caudal y la turbidez y disminuye la productividad primaria por parte del perifiton, lo que torna difícil la consecución de alimento. Por estas razones los peces inician su migración aguas abajo (fenómeno conocido como bajanza) y los huevos fecundados y alevinos son arrastrados hacia las ciénagas en donde encuentran condiciones favorables para su desarrollo. Cuando los alevinos, juveniles y adultos llegan a estos cuerpos de agua, encuentran lugares adecuados para su alimentación y refugio, proporcionados por las plantas acuáticas tanto flotantes como sumergidas y enraizadas, que albergan algas, 52

Gestión de ecosistemas estratégicos - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

zooplancton y otros invertebrados acuáticos. Galvis, Mojica y Camargo (1997) mencionan que estos lugares son aprovechados además por numerosas especies de peces de talla pequeña.

Los ecosistemas estratégicos de La Mojana
Según la importancia de los componentes del sistema de humedales antes mencionados, se procedió a la definición de aquellos ecosistemas estratégicos desde el punto de vista de su funcionalidad ambiental por ser indispensables para el bienestar y desarrollo de La Mojana. Las cubetas, playones, caños y bosque inundado o zapales son en definitiva estratégicos.

Cubetas
Las cubetas o ciénagas cumplen funciones ambientales muy importantes: retienen grandes cantidades de agua, regulan caudales de los ríos y maximizan los procesos de decantación y deposición de materiales, dadas las actividades biológicas que sustentan, ayudando así en el mejoramiento de la calidad del agua proveniente de las partes altas de la cuenca, y de los asentamientos humanos adyacentes que vierten directamente sus aguas residuales. Se produce además la reoxigenación de las aguas, debido al contacto con el aire a lo largo de grandes extensiones, a la acción de los vientos que pueden mezclar las capas superficiales y profundas, y a la acción de vegetación acuática como el buchón (Eichornia crassipes), que además retiene nutrientes y sustancias tóxicas (como metales pesados) y sedimentos. En estos sistemas se alberga una gran variedad de especies de flora y fauna y les brindan en principio refugio, alimento y protección a especies migratorias de peces y aves.

Playones
En cuanto a los playones, su importancia radica en el papel que juegan en el mantenimiento de hábitats para la fauna silvestre, en general, y de peces, en particular, reflejado principalmente en la producción pesquera. Se realizaron estimaciones de lo que representa la inundación para la pesca en la cuenca del Magdalena, Welcomme en 1990 calculó una productividad de 37,5 kg/ ha/año en todo el plano inundable del río (Mojica y Galvis, 1998), esto quiere decir que tan sólo la zona inundable de La Mojana (196.191 ha) estaría en capacidad de producir 7.357,16 t/año si las condiciones del ecosistema no se perturbaran y se realizara un manejo sostenible del recurso, así se reflejaría la gran importancia de esta zona para el desarrollo de la región. Cabe recordar cuál ha sido el comportamiento histórico del recurso en la depresión momposina, teniendo en cuenta la movilización pesquera en los principales centros de acopio: Ayapel, San Marcos, Magangué y Caucasia para el período comprendido entre 1990 y 2001. Se aprecia en la gráfica que la producción pesquera se ha 53

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

mantenido entre las 2.240 y las 6.552 t, con un máximo de producción de 10.729t, posterior a la gran inundación ocurrida entre 1998 y 1999 por el desbordamiento de los ríos Cauca y San Jorge. Esta producción pesquera muestra que cuando ocurren inundaciones se aumentan las áreas de cría y levante de alevinos y, por lo tanto, en el año siguiente la producción pesquera crece (Giraldo, 2002).

Ecosistema lótico (ríos y caños)
Ecológicamente, ríos y caños son muy importantes ya que constituyen el principal camino para el agua y para los organismos acuáticos como peces cuyas migraciones se realizan durante los períodos iniciales de las crecidas y durante las fases finales del retroceso del caudal, conformados como corredores biológicos que unen el sistema entre sí y con el exterior.

Cobertura vegetal (bosque inundado o zapal)
En cuanto a la cobertura vegetal los bosques inundados se consideran estratégicos por su papel dentro del sistema, ya que actúan como retenedores de sedimentos provenientes de los ríos San Jorge y Cauca y como productores y exportadores de materia orgánica hacia los sistemas acuáticos adyacentes. Los zapales son además un importante eslabón de la cadena trófica, ya que brindan el soporte para muchos organismos que tienen importancia para la dieta de los peces, así como refugio, sombra y alimento para los mismos (Welcomme, 1992). Brindan también lugares de refugio a la mayoría de las especies de fauna silvestre de La Mojana, tales como anfibios (sapos), reptiles (cocodrilos, iguanas, tortugas y algunas especies de serpientes), aves y mamíferos como el jaguar (Pantera onca). Con respecto a esta última especie, en 1994 se calculó que en La Mojana la población era de 154 individuos sin tener en cuenta los transeúntes, con los cuales ascendería a los 230 ó 300 individuos, es decir, que en la zona de estudio la densidad de reproductores para ese año era de 1 en 3.900 ha ó de 1 en 39 km2 (Zuloaga, 1995).

Estado actual de los ecosistemas estratégicos de La Mojana
En La Mojana se presenta un grave problema de agotamiento de la base natural, que se evidencia en la degradación de los recursos y en la afectación de las actividades socio-económicas de la población, debido a que la región, como muchas otras del país, fue vista como una fuente inagotable de recursos naturales, es decir que la oferta ambiental, llámese agua, suelos, fauna y flora podía ser usada de manera indiscriminada con el fin de generar riqueza. Por medio de la deforestación, de la modificación de los regímenes hidráulicos y del uso de metodologías de explotación inadecuadas, se llegó a las condiciones actuales en las que se encuentran los ecosistemas de La Mojana, que causan el empobrecimiento generalizado de la población dado que los recursos invertidos, tales como tiempo, insumos y esfuerzo no compensan los beneficios obtenidos. 54

Gestión de ecosistemas estratégicos - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

Cubetas
Al comparar las formas y tamaños de las ciénagas de la zona de estudio basados en la cartografía Igac de los años 60 y la de Corpoica de 1999, se encuentran tres situaciones contrastantes, que hacen evidente la dinámica del sistema y el cambio que ha sufrido, dada la presión antrópica a la que se ha visto sometido: • desaparición total o disminución de espejos de agua por desecamiento de las cubetas y ampliación de playones, ya sea por procesos naturales (los cuales son reversibles con más facilidad) o por actividades humanas que modifican el régimen hidráulico del sistema, dada la construcción de canales o del taponamiento de cauces naturales, procesos que son difícilmente reversibles • desplazamiento de algunos espejos de agua por ampliación de playones en algunos costados del sistema • unión de varias ciénagas pequeñas en una más grande debido a la gran conectividad de estos sistemas acuáticos y la poca profundidad de los mismos, resulta probable (aunque se debe verificar en campo) que a causa de la reducción en la capacidad de almacenamiento de agua general del sistema, pequeñas cubetas someras resulten unidas por un espejo de agua. A pesar de que no existen estudios comparativos que muestren la variación de las coberturas de cubetas en La Mojana, puesto que los análisis se han realizado utilizando imágenes de satélite de diferentes épocas del año, se puede afirmar que en la depresión momposina esta cobertura ha disminuido notoriamente. En el trabajo realizado por Castañeda (2001) para toda la depresión momposina, con base en imágenes de satélite Landsat- MSS de 1973 y Landsat- TM de marzo de 1987 y 1991, se encontró que la cobertura de este componente había disminuido aun para el mismo mes seco (marzo) hasta en 38%, pasando de tener 391.078 ha en 1973 a 279.882 ha en 1991, lo cual quiere decir que se perdieron en total 111.196 ha de cubetas. Es importante realizar una comparación de la dinámica propia de las cubetas y del sistema léntico en general, para poder comparar con exactitud y precisión cómo han cambiado las diferentes clases de coberturas en La Mojana, teniendo como criterio de selección meses de máxima sequía (enero-marzo) y meses de máxima inundación (julio-diciembre) en diferentes años; dado que uno de los aspectos interesantes para el estudio y la determinación de proyectos en un plano de inundación, es la manera como las cubetas cambian sus formas y tamaños, cambios que ocurren por procesos naturales y que son acelerados por las actividades antrópicas.

Playones
Al contrario de las cubetas, la cobertura de playones ha aumentado desde 1987 hasta el 2001, como en el caso de los municipios de Sucre, que pasó de tener en 18.117 ha a 27.542 ha, y de Majagual, cuya variación fue de 4.001 ha a 7.125 ha, aumentando sólo en estos dos municipios en 12.549 ha. 55

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Se puede asumir que este aumento de playones se debe principalmente a la adecuación de tierras y al desecamiento de cubetas, producidas por las actividades agropecuarias, las cuales en 1987 tenían una extensión de 52.623 ha y en el 2001 80.265 ha para los mismos municipios aumentando en 27.641 ha (Corpomojana-Igac, 2001). La alteración de estas dos coberturas (cubetas y playones) refleja claramente la disminución en la capacidad de retención del agua del humedal, lo cual se puede decir es la causa de las inundaciones de tipo catastrófico que se presentan en la actualidad y que afectan todas las actividades humanas cada vez con mayor intensidad y duración. Esta situación es motivo de preocupación de los habitantes, quienes la reportaron en los talleres participativos realizados por Rodríguez (2002), para los municipios de Sucre (ciénagas de Galindo, Totumo Hato Nuevo, Los Negritos); San Jacinto del Cauca (complejo cenagoso La Raya); Achí (en las ciénagas del margen izquierdo del río Cauca); Majagual (ciénagas de Zapatal, de La Mojanita, de Guayabal, San Cayetano); San Marcos (Cuenca, Palomar, Corra Nuevo, las Mojarras, Hijo Mocho, Guayabal, El Vichal); Caimito (ciénaga de Caimito, de Aguas Claras, del Playón); San Benito Abad (ciénaga el Playón, de Balanta, del Olaya, La Molina, de Villa Nueva) y Ayapel (ciénaga de las Escobillas, Playa Blanca y Polotol).

Ecosistema lótico (caños)
Estos sistemas acuáticos, a su vez vías de comunicación, presentan una dinámica temporal según la época de aguas altas o de aguas bajas. En esta última época resulta común que los caños menores y los mayores en sus partes más altas se taponen, por la presencia de plantas acuáticas y por el desarrollo del ecosistema terrestre circundante. Así queda totalmente obstaculizado el paso de canoas, por una parte, y de peces, por otra, impidiendo la comunicación entre ciénagas y ríos.

Cobertura vegetal (bosque inundado o zapal)
En términos de cambios de cobertura, los bosques inundados han disminuido, de tener 53.655 ha en 1987 ha, han pasado a 43.124 ha en el 2001, y como resultado una reducción de 10.531 ha que corresponden a 19,7%, tan sólo en los municipios de Sucre, Majagual y Guaranda.

Recursos naturales
Pesca
En el país existen 64 especies de peces amenazadas de las cuales nueve se encuentran en La Mojana, es decir, 26% del total de las especies. De éstas, el bocachico (Prochilodus magdalenae), el bagre rayado (Pseudoplatystoma fasciatum) se encuentran en la categoría de peligro crítico, la doncella (Ageneiosus caucanus) y el blanquillo (Sorubium cuspicaudus) en peligro (…), el totumillo (Abramites eques), la cucha corroncho (Cochiodon hondae), la vizcaína (Curimata mivartii), la pacora o corvina (Plagioscion magdalenae) y la dorada o picuda (Salminus affinis) son vulnerables (…); especies migratorias (bocachico, bagre rayado, doncella y vizcaína) y que en su gran mayoría son de uso comercial importantes para la economía de la región (Mojica, 2002).

56

Gestión de ecosistemas estratégicos - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

Según el trabajo realizado por Oleoducto Colombia (1994), la preferencia histórica por el consumo de especies de peces en la región del Magdalena ha variado en el transcurso de los años: entre las décadas de los años 20 y los 40, la pesca estuvo centrada casi exclusivamente en el bagre rayado y el sábalo y las demás especies eran consideradas como pesca de desecho. Luego, ante la disminución de las capturas de estas dos especies, el bocachico adquiere estatus y se empieza a ejercer presión pesquera creciente sobre esta especie hasta declinar por sobrepesca, durante esta etapa se capturan además peces de talla media, como blanquillo, doncella, pacora y dorada. Recientemente y como reemplazo de ellas, se opta por la captura de especies de menor tamaño como arenca, viejita y moncholo, que en ningún caso logran brindar los mismos rendimientos económicos obtenidos con la pesca del bagre y del bocachico. Mencionan también, que a medida que desciende la calidad de la captura, se aumenta de fase, hasta el punto en que se llegue al agotamiento del recurso al nivel de las especies comerciales, con lo cual la pesca pasará de ser una actividad económica a quedar relegada para el consumo local con las especies de mala calidad. En ese mismo estudio se compararon el número de ejemplares capturados en tres épocas diferentes durante el año para seis ciénagas de la depresión Momposina: Tabacurú, Bija, Ayapel, San Marcos, Cuenca y Lorica. Durante la época de transición sequía-lluvias, es decir cuando los individuos están ingresando a las ciénagas, se encontró que en la ciénaga de Bija, en donde por cuatro años la pesca era controlada por sus habitantes, la captura con atarraya era 30 veces mayor con respecto a la ciénaga de Tabacurú con la que dista tan sólo 10 km y 70 veces mayor con respecto a la ciénaga de Cuenca, es decir que un pescador de la ciénaga de Tabacurú debía efectuar cerca de 30 lances de atarraya y el de Cuenca, 70 lances, para igualar la captura que obtiene en un solo lance de un pescador en la ciénaga de Bija. Estas bajas capturas en la ciénaga de Tabacurú fueron atribuidas por los autores al deterioro en el que se encontraba el recurso a causa de la sobreexplotación. La biomasa capturada por unidad de esfuerzo resulta además bien contrastante: en ciénaga de Bija 214 g/lance, en San Marcos 44 g/lance, en Ayapel 42 g/lance, en Lorica 23 g/lance, en Tabacurú 7g/lance y en Cuenca 3 g/lance. El peso medio ponderado de los individuos capturados osciló entre 43 g/individuo en Cuenca y 100 g/individuo en Tabacurú y 297 g/individuo en Bija. Durante la época de aguas bajas también se presenta la misma relación de captura entre las ciénagas de Tabacurú y Bija: en la primera los valores de biomasa/lance fue de 50 g/lance, mientras que en la segunda fue de 604 g/lance. Al considerar Bija como la ciénaga de mayor estado de conservación, se obtiene un parámetro de cómo pueden ser las características de las capturas de peces en una ciénaga protegida, lo cual indica que, en condiciones de sobrepesca, ocurre una reducción en los rendimientos, tallas y pesos de las capturas (Oleoducto Colombia, 1994). 57

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Las ciénagas con una buena conservación deberán presentar, según los autores, mayores rendimientos pesqueros, con un bajo número de especies capturadas y con pesos promedios altos. Por el contrario, las ciénagas sobreexplotadas tenderán tanto a la disminución de los rendimientos por unidad de esfuerzo, como al deterioro en su calidad por la reducción en las tallas y pesos medios de las especies comerciales, así como por la inclusión de otras especies antes carentes de importancia económica. Paralelo al avance en el grado de deterioro del recurso, ocurre una reducción en los ojos de malla de las redes, como en efecto ha ocurrido en las regiones del Magdalena. Con estas modificaciones en las artes, se capturan peces que aún no alcanzan las tallas mínimas de reproducción, con lo cual se restringen mucho más las posibilidades de que ingresen nuevos individuos a las poblaciones (Oleoducto Colombia, 1994).

Fauna silvestre De la Ossa (2002) reporta que las diferentes especies de fauna silvestre -ponche (Hydrochoerus hydrochaeris), babilla (Caiman crocodilus fuscus) e iguana (Iguana iguana)-, que fueron contempladas en su consultoría, han sufrido un decremento poblacional, por la presión que se ejerce sobre ellas en términos de sobreexplotación y por la destrucción de hábitats naturales, debido a los métodos de caza empleados, tales como quema de playones y zapales.
Por su parte, el jaguar también se encuentra bajo presión, a causa de la pérdida de su hábitat natural. Se calcula que en Centro y Sur América se han deforestado un total de 12’270.000 ha de bosque en toda el área de distribución del jaguar (WRI, 1990 en González Fernández y Lander, 1996). En el ámbito local, la deforestación de los zapales hace que los individuos de esta especie sean más vulnerables, ya que en su desplazamiento entre un parche y otro de bosque inundado, deben pasar por zonas desprotegidas facilitando que sean cazados. Por otra parte, durante la estación húmeda que coincide con la época reproductiva, los jaguares buscan las partes altas que cada vez son más escasas, haciendo más frecuentes los encuentros entre machos y hembras, pero también más frecuentes los encuentros entre jaguares y humanos.

Impacto de las actividades productivas sobre los ecosistemas estratégicos Estrategias y recomendaciones
Acorde con el impacto que cada una de las actividades productivas causa sobre los ecosistemas prioritarios, se establece una serie de restricciones y se plantean recomendaciones que conduzcan a la recuperación y mantenimiento de la funcionalidad del sistema y a la mejora en la productividad del mismo (Anexo D, CD-ROM). 58

Gestión de ecosistemas estratégicos - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

Actividades agropecuarias
Impacto Las actividades agropecuarias que se realizan en la región tienen un gran impacto sobre los ecosistemas estratégicos, llámense cubetas, playones, caños y zapales, afectando no sólo la dinámica natural del sistema, sino también los recursos naturales: agua, flora y fauna.
Se encontró que la deforestación, la adecuación de tierras y la ganadería trashumante generan problemas graves en el sistema, alterando principalmente cubetas, playones, caños y zapales. • Deforestación: Esta actividad produce un gran impacto sobre el hábitat de gran número de especies de fauna silvestre, generan el agotamiento de los recursos de caza y pesca. Un ejemplo claro tiene que ver con la disminución de la cobertura de zapales, que son el refugio de una variada fauna silvestre. • Adecuación de tierras: por la apertura de bocas al río y la canalización que produce el abonamiento de las ciénagas y de los “zapales” al entrar los sedimentos y colmatar las cubetas. Estas actividades se centran entonces en la modificación de la dinámica hidráulica con el fin de ampliar terrenos que serán utilizados en las actividades agropecuarias. Según los pobladores de la región, la práctica de canalizar los “zapales”, por ejemplo, es suficiente para que en un ciclo de inundación desaparezca gran parte del mismo. • Ganadería trashumante: por el pisoteo incontrolado del ganado que destruye nidos de algunas especies de fauna como por ejemplo de la hicotea y que además compacta el suelo de playones, lo que disminuye su capacidad de retención de agua.

Restricciones La principal restricción que se plantea respecto de estas actividades es la de frenar la eliminación de la cobertura vegetal natural tanto de bosques inundados, como la de bosques que se encuentren en las orillas de ríos, caños y cubetas. Tampoco se pueden seguir permitiendo las acciones que conduzcan a la alteración de la dinámica hidráulica del sistema o al desecamiento de ciénagas ni el manejo desordenado de la trashumancia. Recomendaciones Se recomienda entonces el restablecimiento de los corredores biológicos tanto acuáticos, como de vegetación que faciliten la conectividad entre ciénagas y ríos y entre parches de bosques existentes, con el fin de disminuir la probabilidad de extinción de especies y la deriva genética, proporcionando, además, las condiciones adecuadas para el establecimiento de hábitats para las diferentes especies de fauna silvestre.
Se debe además permitir la sucesión vegetal y la formación de capa orgánica del suelo propiciando los procesos naturales que ayuden a disminuir la esterilidad del mismo. 59

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Pesca
Impacto Como ya se mencionó anteriormente, la disminución de la oferta pesquera en La Mojana se ha producido además del deterioro y de la alteración de los ecosistemas, por el uso de artes y métodos inadecuados para la extracción del recurso y por la sobreexplotación y sobredemanda del mismo, lo cual ha llevado a la necesidad de capturar cada vez especies de tallas menores e individuos inmaduros. Restricciones Se plantean entonces restricciones dirigidas hacia el uso de artes de pesca muy destructivas, tales como redes de arrastre, trasmallos, barbascos, dinamita y métodos como el zangarreo y el bolicheo, así como otras dirigidas hacia la pesca incontrolada y permanente. Recomendaciones Como parte importante del procedimiento, se deben iniciar procesos de cogestión de recursos para pesca y fauna, entendiendo que estos recursos son comunes (RUC), por lo cual requieren de la apropiación y manejo de la comunidad.
Se recomienda, además, el establecimiento de un ordenamiento pesquero que respete la ecología propia de las especies, en términos de dónde, cómo y cuándo se puede pescar en La Mojana, partiendo de que la sobreexplotación indiscriminada del recurso no ha permitido la recuperación natural del sistema en ningún período de tiempo, dado que generalmente la mayor pesca se realiza durante las épocas de migración de las especies, lo cual impide el ciclo natural de las mismas.

Caza
Impacto Entre las diferentes actividades que afectan la caza de fauna silvestre se encuentran la destrucción y fragmentación de hábitats por deforestación y quema. Se presenta además sobreexplotación como en el caso de la hicotea durante la Semana Santa Restricciones Las principales restricciones que se deben realizar están encaminadas a la deforestación y quema de zapales y playones, así como a la extracción del recurso por encima de la capacidad de carga del sistema. Recomendaciones Se recomienda como primera acción el restablecimiento de corredores biológicos que faciliten la conectividad de bosques, así como el establecimiento de políticas de ordenamiento del recurso y la participación activa de la comunidad mediante procesos de cogestión de recursos.

60

Gestión de ecosistemas estratégicos - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

Minería de oro
Impacto El principal impacto de esta actividad se refiere a la contaminación por mercurio en toda la cadena trófica, así se constituye en un problema de salud pública de difícil resolución. Restricciones En cuanto a la minería de oro realizada en el municipio de Nechí, principalmente, se debe restringir el uso indiscriminado de mercurio. Recomendaciones Se recomienda la implementación de tecnologías limpias y la aplicación de tasas retributivas que compensen a los mojaneros por los daños ambientales que les son causados por esta actividad.
En cuanto a la construcción de infraestructura vial, todas las obras que se planteen deben tener un diseño ambiental que respete la base natural, en cuanto a su funcionamiento, estructura y dinámica propias.

61

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Manejo de Faunasilvestre tropical Manejo de Fauna Silvestre Tropical Manejo de fauna Silvestre Tropical
[ Jaime de la Ossa Velásquez ]

El presente trabajo diagnostica los aspectos más importantes relacionados con los usos de la fauna silvestre en la región de La Mojana, Colombia, Suramérica; también analiza las posibilidades de manejo que pueden implementarse para conciliar la oferta ambiental con la demanda social, para consolidar programas investigativos y productivos de desarrollo sostenible que sean pertinentes y vayan encaminados a una solución de tipo global.

62

Manejo de fauna silvestre tropical - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

REFLEXIONES SOBRE EL TEMA
Como parte del Programa para el Desarrollo Sostenible de La Mojana (FAO–DNPCOL/0066), uno de los componentes que se tiene en cuenta para su valoración es la fauna silvestre, partiendo del análisis de los patrones de utilización, su aporte a la economía regional, perspectivas de producción y vinculación cultural con el entorno. Históricamente, se puede afirmar que para América Latina se posee menos información que para otras regiones del planeta, a pesar de lo generalizado que es el uso de la fauna silvestre y sin tener en cuenta su gran aporte a los sistemas sociales marginales y selváticos o de colonización, por ejemplo, se tienen mayores datos cuantitativos para África que para Suramérica (Smith, 1976; De Vos, 1977). De otra parte y con referencia específica, la fauna ha constituido una fuente importante de alimento, es así como Crácidos, Psittácidos, Primates, Sirénidos, Cérvidos, Tayasuidos, Roedores, Marsupiales, Testudínidos, Crocodilídeos e Insectos, entre otros, se registran en diversos artículos científicos como grupos de animales que se utilizan y siguen empleándose como alimento (De Vos, 1977); hay que decir, además, que la tendencia de uso no sólo se da en la región antes señalada, sino que es extensiva en mayor o menor grado a los sectores rurales de Colombia y de los demás países tropicales. Aguilera y Neira (1998) hallaron, para 10 comunidades de la región de La Mojana, una captura de aproximadamente un millón de ejemplares de hicotea (Trachemys scripta callirostris ), además de señalar una alta dependencia de los bienes producidos por la fauna silvestre para esta región; de igual manera, trabajos de De la Ossa (1995) muestran el uso intensivo y no sostenible de iguana (Iguana iguana ), lo cual se refuerza en las investigaciones de Palacios et al. (1999) y en los trabajos que adelanta el grupo de investigaciones en biodiversidad de la Universidad de Sucre, Colombia. La proteína animal básica, derivada de la fauna silvestre, uno de los más importantes productos que se obtiene de ella, se destina preferentemente como alimento para consumo humano, así lo demuestran las estadísticas, con las cuales se verifica la captura masiva de hicotea (Trachemys scripta callirostris ) e iguana (Iguana iguana ) (De la Ossa, 1999; Palacios et al., 1999). Otros bienes lo constituyen las pieles, entre las más usadas, como producto de la cacería comercial o como subproducto de la caza de subsistencia, están las de babilla (Caiman crocodilus fuscus) y las de tigrillos (Felis spp.). También se tienen como bienes económicos los animales vivos destinados al mercado de mascotas o elementos decorativos, incluyen aves de las familias Psittacidae y Primates, además algunos reptiles y ciertas especies de vertebrados e incluso de invertebrados, que en menor proporción, ganan espacio en los mercados internacionales, por ejemplo, los neonatos y juveniles de iguana (Iguana iguana ) (Ojasti, 1993; De la Ossa, 1995) o los neonatos de boa (Boa constrictor) y lobo pollero o tegu (Tupimanbis teguixin). Como individuos, pero específicamente como modelos experimentales para biomedicina, llegan con destino a los laboratorios y centros de investigación avanzada, primates entre otros; Whitney (1976) indica que en 1972, en Estados 63

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Unidos se utilizaron en biomedicina cerca de 11.000 ejemplares de monos, los cuales estaban representados por mono ardilla (Saimiri sciureus) y marta (Aotus trivirgatus), dos especies selváticas del nuevo mundo; calculaba, este mismo investigador que para el año 2000 la demanda mundial de primates sería cercana a 29.000 ejemplares. La demanda de animales vivos se relaciona con zoológicos y con circos; se establece al menos una movilización de 150 especies cada año y no siempre las mismas (OEA, 1987). Otra faceta de utilización es la relacionada con los productos artesanales, intervienen en ella nativos y colonos, que conforman la base de la producción, la cual es recolectada por los comerciantes locales y de allí pasa a los comerciantes mayores e incluso a los exportadores. Entre los productos de mayor circulación se tienen: abanicos y tocados de plumas, collares de colmillos, collares de vértebras o de escamas e incluso de manos o cabezas disecadas, instrumentos musicales con caparazones, amuletos de diversas partes corporales, pisapapeles o elementos decorativos de escritorio que incluyen insectos o peces pequeños; otro bien ancestralmente reconocido, con arraigo en casi todas las culturas autóctonas e incluso con penetración alóctona, es la medicina tradicional y la magia; muchas especies de anfibios y reptiles son valorados para este tipo labores. Por último, no se debe desconocer que las capturas pueden ser un medio lucrativo, no para los científicos y sus labores, sino para las personas que las llevan a cabo y las venden a aficionados coleccionistas (De Vos, 1977; OEA. 1987; Ojasti, 1993, 2000; De la Ossa, 1995). De otro lado, están los servicios que presta la fauna silvestre, factor trascendental de amplia importancia para los ciclos naturales y la estabilidad ecosistémica, especialmente notoria en aspectos relacionados con la transformación de la energía y su circulación. Los aspectos evolutivos, clave del mantenimiento de la vida, estrechan la relación flora y fauna, por selección natural interactúan y mantienen la diversidad como elemento fundamental. Al respecto, cabe señalar la función polinizadora de aves e insectos, muchas veces de carácter específico. Desde el punto de vista social la fauna silvestre se presta para su observación, por lo tanto, es una atracción turística; también se vincula como elemento cinegético importante; cabe anotar, que existe en la humanidad una profunda noción de responsabilidad por la supervivencia de las especies de vida silvestre, pero las especies en peligro de extinción son en la actualidad las de mayor valor económico para el hombre, esto acentúa su vulnerabilidad. Esa misma responsabilidad se reconoce en la preocupación general que poseen, incluso los usuarios directos del recurso, para que se lleven a cabo proyectos de carácter sostenible (OEA, 1987). Como mecanismo articulador entre los bienes y servicios de la fauna silvestre se tienen los distintos niveles de manejo, que se tipifican como opción acertada de mantenimiento para que los sistemas ambientales permanezcan en condiciones productivas y naturalmente favorables; el manejo puede conducirse de forma extensiva o intensiva con carácter in situ o ex situ, según lo plantea la Ley 611 de 2000 en Colombia. En el manejo extensivo, se realiza una explotación sin censos confiables, no hay manipulación planeada del sistema ambiental involucrado, es un sistema extractivo 64

Manejo de fauna silvestre tropical - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

que favorece el deterioro poblacional ya que no tiene en cuenta la dinámica ecológica, es de bajo costo económico para el usuario, pero de elevado precio para el ambiente. Puede ser menos nocivo si se reglamentan cuotas de extracción, temporadas, capturas por tallas o por sexos, medios de captura y época de caza. En este tipo de manejo las cuotas de aprovechamiento son conservadoras y conservacionistas a ultranza (Sensu, varios autores). En el manejo intensivo hay registros de las poblaciones con cierto grado de confiabilidad, los costos asumidos por el usuario pueden ser equivalentes a los costos ambientales derivados. Los censos son parte integral de la metodología de manejo, igualmente existe una manipulación de los ecosistemas para incrementar productividad o para restringir la acción de depredadores, favoreciendo aspectos de cría con ajuste al potencial biótico. Las cuotas de extracción dependerán de aspectos productivos, son en esencia liberales y tienen carácter de cosecha sostenible (Sensu, varios autores). Cuando se presenta una explotación sin manejo, que es la forma más usual de extracción de la fauna silvestre en los trópicos húmedos de América, la situación será de mayor o menor impacto dependiendo de la relación directa existente entre el número de usuarios, el tamaño del área, el tamaño de las poblaciones y la variabilidad de especies usadas; resultará nociva a mediano y a largo plazo cuando se haga de forma intensiva o con fines comerciales e inocua cuando se haga para la subsistencia. Al hacer referencia al manejo ex situ, se describen procesos productivos de fauna silvestre, tales como los que se llevan a cabo en zoológicos, zoocriaderos o bancos genéticos (Magnusson, 1995). En efecto, los procesos de conservación ex situ son una alternativa de manejo biológico para preservar la diversidad, sus resultados pueden ser valiosos y permiten a mediano y a largo plazo garantizar la subsistencia de muchas especies y poblaciones (Minambiente, 1997), de allí la importancia que reviste la zoocría, en especial si se realiza como respaldo de procesos productivos que incluyan la obtención y comercialización autosuficiente o que, en su defecto, permitan la obtención de individuos de manera reglamentaria para programas de repoblación y para el mantenimiento de un grupo reproductor representativo en confinamiento.

DIAGNÓSTICO
Metodológicamente, la información sobre el tema fue colectada mediante la aplicación secuencial de Evaluaciones Ecológicas Rápidas (EER) y Evaluaciones Rápidas Participativas (ERP) (The Nature Conservancy, 1995). En detalle, mediante la aplicación de las EER, se reconocieron las áreas más representativas, luego se complementó la información aplicando el método ERP, en donde se incluye el conocimiento de la comunidad y su visión sobre el componente analizado, previa revisión de la información científica disponible, además de la verificación de las experiencias investigativas específicas, contenida en los trabajos de la Universidad de Sucre (Barreto y Scaldaferro, 2000; López, 2001; Salcedo y Perdomo, 2001). Los resultados obtenidos con la aplicación de estos métodos se describen a continuación. 65

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Aspectos sociales
Las NBI (Necesidades Básicas Insatisfechas) son altas respecto del total nacional, están relacionadas con los esquemas de producción y tenencia de la tierra, que registra una gran masa informal que recibe salarios por debajo del ingreso mínimo vigente, hasta en 60% o más, dependiendo del tipo de actividad y de la época del año, siendo frecuente el subempleo en adolescentes y mujeres en edad productiva, estos dos grupos migran hacia las ciudades más grandes del país para emplearse en labores domésticas y ayudar de esta forma a mantener a la familia que se queda. La tenencia de la tierra es uno de los principales problemas existentes en la zona, su origen se remonta al siglo XVIII y salvo algunos pocos cambios, más de orden tecnológico que sociopolítico, la situación es la misma, prima la apropiación de tierras baldías, playones y ejidos, en general la ocupación de los humedales y tierras de vocación productiva natural.

Fauna de mayor utilización
Las especies que de forma general se utilizan con mayor frecuencia y en mayor volumen en la región de La Mojana se relacionan en la Tabla 1.
Tabla 1 Especies de fauna silvestre registradas con mayor frecuencia de uso para la región de La Mojana.

Especie
Trachemys scripta callirostris Iguana iguana Dendrocygna spp. Silvilagus floridanus Anas discors Caiman crocodilus fuscus Amazona ochrocephala Boa constrictor Brotogeris jugularis Sicalis flaveola Oryzoborus spp. Hydrochaeris hydrocaheris Agouti paca Dasyprocta punctata Ara ararauna Mazama americana Tupinambis teguixin Dasypus novencinctus Ardea spp. Chauna chavaria Aotus lemurinus Alouatta seniculus

Nombre común
Hicotea Iguana Pisingo Conejo Barraquete Babilla Loro Boa Perico Canario Mochuelo Ponche Guartinaja Ñeque Cuacamaya Venado Lobo pollero Armadillo Garza Chavarrí Marta Mono

%
14 12 10 9 7 6 6 6 4 4 3 3 2 2 2 2 2 2 1 1 1 1

66

Manejo de fauna silvestre tropical - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

Destino de los productos de fauna silvestre
Teniendo en cuenta los trabajos de Pérez y Sierra (1999), Barreto y Scaldaferro (2000), López (2001), y Salcedo y Perdomo (2001), se puede establecer un comercio que satisface necesidades locales de proteína y otro que además de la carne, trafica con pieles y animales vivos (Tabla 2).
Tabla 2 Especie de mayor consumo para la región de La Mojana. Especie Trachemys scripta callirostris Iguana iguana Dendrocygna autunnalis Caiman crocodilus fuscus Boa constrictor Amazona ochrocephala Hydrocaheris hydrochaeris Silvilagus floridanus Nombre común Hicotea Iguana Pisingo Babilla Boa Loro Ponche Conejo % Consumo local 30 20 50 30 20 0 100 100 % Consumo externo 70 80 50 70 80 100 0 0

De forma singular, en los municipios de Guaranda, Majagual y Sucre el comercio de los productos de fauna silvestre es principalmente local para las especies que se usan para consumo de carne, excepto hicotea (Trachemys scripta callirostris ), que es llevada a distintas ciudades de la costa Caribe para su venta como producto alimenticio; mientras que las pieles de babilla (Caiman crocodilus fuscus) se comercializan con el interior del país y la costa Caribe. En el comercio local el patrón de utilización más notorio que se da en estos municipios es la cacería de subsistencia; sin embargo, la comercialización hacia el interior del país y hacia la costa Caribe, hace pensar que probablemente en buena parte la cacería de subsistencia se mezcla con la caza de tipo comercial, estableciendo una relación de bien de cambio para el producto, más aún, si los controles ambientales son mínimos o la presencia de autoridades ambientales es poco notoria o se da una ausencia de programas alternativos de producción. En los municipios de Caimito y San Marcos las especies de fauna silvestre que más se comercializan en el mercado local, es decir entre la misma población, son hicotea (Trachemys scripta callirostris ), pisingo (Dendrocygna autumnalis) e ponche (Hydrochoerus hydrochaeris); mientras que hacia el resto de la costa Atlántica, se registran salidas importantes de pieles de babilla (Caiman crocodilus fuscus), huevos de iguana (Iguana iguana) e individuos vivos de loro (Amazona ochrocephala) y neonatos de boa (Boa constrictor ). En el municipio de San Benito Abad, las especies de fauna silvestre son comercializadas en el mercado local, se expenden típicamente como alimento conejo (Silvilagus floridanus ), hicotea (Trachemys scripta callirostris ), armadillo (Dasypus novemcinctus) y pisingo(Dendrocygna autumnalis ). 67

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Por su parte, Magangué (Bolívar) es el puerto más importante sobre el río Magdalena, allí se recogen producciones provenientes de los municipios de Sucre, Majagual, Guaranda y Achí, que hacen parte de la región de La Mojana; también llegan especímenes faunísticos procedentes del resto de la depresión momposina y de la serranía de San Lucas.

Variación poblacional cualitativa de fauna silvestre en los últimos 10 años
Teniendo en cuenta los trabajos de De la Ossa (1995), De la Ossa y Riaño (1999), Pérez y Sierra (1999), Corpomojana (2000), Barreto y Scaldaferro (2000), Palacios et al. (2000), López (2001), y Salcedo y Perdomo (2001), se establece que para todo el territorio, comparativamente se registra un decremento poblacional de las especies de fauna silvestre estudiadas. Entre las más representativas se tienen: ponche (Hydrochoerus hydrochaeris) y babilla (Caiman crocodilus fuscus). Es evidente una fuerte presión de caza sobre especies importantes, como las ya mencionadas y sobre: iguana (Iguana iguana) y hicotea (Trachemys scripta callirostris), entre otras; tal vez porque la cacería de subsistencia es una de las pocas opciones socioeconómicas de la zona, lo que a la postre la constituye en cacería de tipo comercial, en especial cuando se usan los productos obtenidos como bien de cambio. Según la información colectada y analizada, teniendo en cuenta los trabajos consultados en el punto anterior, se reconocen entre las principales causas del deterioro poblacional faunístico: cacería indiscriminada, 50%; tala de bosques, 20%; actividades agropecuarias, 15%; taponamiento de caños, 5%; desecación de ciénagas, 5% y contaminación 5%.

Aspectos de tipo comercial
Basados en la información de campo colectada, se presentan los volúmenes de comercialización aproximados y los precios promedios de las ventas llevadas a cabo a nivel de cazadores en los municipios de San Marcos, Caimito, Majagual, Sucre y Guaranda, en la región de La Mojana, para el año 2001 (Tablas 3 y 4).
Tabla 3 Especie Hicotea Pisingo Babilla Ponche Total Tabla 4 Individuos 1.100.000 10.000 65.000 1.000 Vr. Unitario $ Col. 2.500 1.200 2.000 47.500 Vr. Total (000.000) $ Col. 2.750 12 130 47.5 2.939.5

Especie
Iguana Babilla Total

Huevos
2.000.000

Vr. Unitario $ Col.
25

Pieles
50.000

Vr. Unitario $ Col.
5.000

Vr. Total (000.000) $ Col.
50 250 300

68

Manejo de fauna silvestre tropical - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

Comparativamente las acciones de las autoridades ambientales, referidas a los decomisos (Tabla 5) y liberaciones son significativamente de baja cobertura en relación con la magnitud de la situación, en la que se combinan aspectos socioeconómicos y culturales muy particulares, los cuales indican la necesidad de estrategias distintas de las de naturaleza coercitiva.
Tabla 5 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 Total

Año

Hicotea

5.248 2.463 4.734 729 10.623 6.163 2.223 32.183

Iguana

63 35 56 154

Babilla

1272 769 140 37 218 2.436

La mayor utilización de iguana está relacionada con los huevos, por su parte, la babilla se usa para piel, por eso los datos acerca de decomisos de ejemplares vivos son menos evidentes.

Aspectos para destacar
En cuanto a la NBI, para 1997, según la información del Dane (1999), en el departamento de Sucre, 69,4% de la población estaba por debajo de la llamada línea de pobreza y 20,7% se ubicaba en niveles de miseria; no se hallaron datos para comparar, pero lo más seguro es que esta problemática se haya incrementado, por los desplazamientos forzados, aumento del conflicto armado y deterioro de la economía nacional (Corpomojana, 2000). Ahora la ocupación ilegal de tierras, una constante de vieja data en la región, genera conflictos al convertirse en una limitante para el libre acceso a los recursos ambientales, al tiempo que adquiere un carácter marginante para el común de los pobladores, en especial cuando aparece el llamado “derecho de ciénaga”, que es la apropiación del humedal por parte de los propietarios medianos y grandes que se asientan circundantemente; este llamado derecho es inexistente en la legislación colombiana, además el Código de recursos naturales renovables, artículo 80, expresa que los cuerpos de agua son del Estado, de dominio público, inalienables e imprescriptibles; también, en los artículos 83 y 84, se indica que la adjudicación de baldíos no comprende la propiedad de cauces y aguas (Corpomojana, 2000). El cuanto a la vocación productiva, se tiene que 10,01% es agrícola; 35,3% es agrícola y pecuario; 42,6% es pecuario con predominio de ganadería vacuna trashumante y 11,78% es pesca y cacería (Aguilera y Neira, 1998), esto muestra una concentración de la tierra en las actividades de tipo agropecuario, en donde el predominio es de grandes y medianos propietarios, mientras que las actividades de subsistencia que brindan la caza y la pesca se muestran con una baja 69

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

representación, aun cuando su aporte en bienes es altamente significativo y vital para los habitantes permanentes de la región. La población rural constituye el usuario principal de fauna silvestre en América Latina que, unido a la necesidad de cacería para su sustento diario o cacería de subsistencia, puede llevar a confusiones de apreciación, ya que a veces se utiliza simplemente esta modalidad como pretexto para la caza con fines lucrativos, así mismo es necesario tener en cuenta que la mayoría de la población rural vive en críticas condiciones sociales, practicando una economía de subsistencia que en muchos casos es incompatible con la explotación racional de los recursos naturales renovables1. En el caso de fauna silvestre, este escenario socioeconómico y demográfico implica una alta presión de la cacería de subsistencia y comercial. La cacería de subsistencia puede ser, desde el punto de vista social y político, aceptable y económicamente viable, pero por lo general no es ecológicamente sostenible (González y González, 1994; De la Ossa, 1999). La cacería de subsistencia es reconocida por la legislación de varios países y fácilmente aceptada o tolerada en otros, en Colombia no requiere permiso para su legal ejecución, pero se debe practicar sin que cause deterioros al recurso (Art. 252 del Decreto – Ley 2811 de 1974 y Art. 31 del Decreto 1608 de 1978) (Bakker y Valderrama, 1999). En la actualidad algunas especies de aves y mamíferos son cazadas para subsistencia en muchos pueblos nativos. En la mayoría de las comunidades indígenas suramericanas, la caza de aves le sigue en importancia a la caza de mamíferos. Lo cual en volumen de caza no se presenta para la región de La Mojana, en donde los reptiles son el grupo de mayor aporte, la comercialización en orden de importancia vincula reptiles, aves y mamíferos2. Es necesario enfatizar que la fauna silvestre es un recurso natural renovable de un gran valor económico y ecológico, cuyo aprovechamiento debe ser una alternativa para conservar las especies existentes así como sus hábitat, por esta razón su cosecha no debe exceder el nivel de producción, no debe ser sobreexplotado. Si esto ocurre, se producirá un agotamiento y una pérdida de una importante fuente de proteína animal (OEA, 1987; TCA, 1999). En cuanto a las poblaciones de hicotea, Palacios et al. (1999) afirman que según las autoridades ambientales, cazadores, intermediarios mayoristas y consumidores, los tamaños de las hicoteas son menores a los que se comercializaban en las diferentes regiones de la costa Caribe de Colombia (De la Ossa y Riaño, 1999); sus poblaciones también han sufrido una alta disminución. El uso sostenible de la fauna silvestre debe ser social y económicamente viable, y satisfacer las necesidades de la población local. El concepto de sostenibilidad se define como “uso de una población o un ecosistema dentro de un nivel que permita a la población mantener su capacidad de renovarse y de manera compatible con la conservación de la diversidad y viabilidad a largo plazo del recurso y los ecosistemas que le sirven de sustento” (TCA, 1999).
1 2

(Ojasti, 1993, 2000; Pérez y Sierra, 1999; Barreto y Scaldaferro, 2000; López, 2001 Salcedo y Perdomo, 2001) (Pérez y Sierra, 1999; Barreto y Scaldaferro, 2000; López, 2001; y Salcedo y Perdomo, 2001)

70

Manejo de fauna silvestre tropical - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

Iguana iguana es cazada frecuentemente como alimento en casi toda su área de distribución, se captura para obtener huevos y carne, ya sea para alimentación familiar o como cacería de subsistencia o para su venta (cacería comercial). Los huevos de iguana son cotizados como alimento popular. Las iguanas acusan un alto valor social y nutricional, por estas razones merecen una atención prioritaria como productoras autóctonas de proteína animal3. Los resultados obtenidos confirman que la región Caribe es la principal área donde se caza la iguana en Colombia; en todas las áreas rurales de los departamentos de esta región se realiza este tipo de aprovechamiento, siendo la depresión momposina la zona de mayor presión sobre el recurso; en La Mojana el mayor número de individuos adultos capturados son utilizados fundamentalmente para la obtención de huevos y sólo algunos pocos se usan para carne (De la Ossa, 1995; Castro y Dumar, 2001). El consumo de huevos de iguana en la costa Caribe es una tradición asociada a las celebraciones de cuaresma y semana santa; existe también la creencia dentro de la población que los huevos por su valor nutricional son “afrodisíacos” (De la Ossa, 1995; Palacios et al., 1999); además, se anota que en todo el departamento de Sucre se capturan hembras de iguana durante la época de postura para el aprovechamiento y consumo de sus huevos exclusivamente, dilapidando la carne y la piel (De la Ossa, 1995). La babilla en América Latina ha sido objeto de la cacería de subsistencia por su carne blanca muy apetecible y, por sus huevos, cotizada como alimento para humanos en diversas regiones del país, principalmente en los Llanos de Colombia y Venezuela. Desde los años 50 se ha intensificado la cacería comercial de sus huevos (Ojasti, 1993, De la Ossa, 1999), bien sea para consumo o para incubarlos y obtener las crías que luego son comercializadas. En la región de La Mojana, la cacería de babillas está orientada a la extracción de pieles, aun cuando se presenta el consumo de la carne y la captura de neonatos y nidadas. En todas las regiones de la zona Caribe colombiana la hicotea es extraída fundamentalmente para el consumo y comercialización de su carne y en menor proporción para el aprovechamiento de sus huevos y neonatos. En esta zona, el consumo de huevos no se identifica como un hábito alimenticio muy marcado, se presenta de manera general en la depresión momposina, fuera de la región de La Mojana. El uso de la carne, en la cuaresma y la semana santa, implica altas extracciones de los principales complejos cenagosos ubicados en el sur del departamento de Sucre, en la región de La Mojana y en el resto de la depresión momposina (Palacios et al. 1999; Medina, 2001). Para la captura, además del uso de bastones y rastreo en aguas bajas de cuerpos cenagosos, se recurre a la quema de pastizales de orilla, con lo cual además de aniquilar una gran proporción de animales que están estivando, se deterioran las nidadas existentes, lo que genera un daño irreparable (Medem, 1975). A diferencia de la mayor parte de Suramérica donde el ponche es cazado por su piel y esporádicamente por su carne, ya sea para consumo familiar o venta en pequeña escala (Ojasti, 1993), en la región de La Mojana se le captura para la
3

Ojasti, 1993; De la Ossa, 1995; Castro y Dumar, 2001

71

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

utilización de su carne. En el departamento de Sucre, el ponche es muy perseguido, tanto como presa de caza de subsistencia como comercial. En algunos mercados es factible conseguir su carne en la época de cuaresma y semana santa (De la Ossa y Fajardo, 1998) y durante gran parte del año. Las poblaciones de ponche son variables de una localidad a otra; en muchas localidades la mortalidad por cacería es responsable de la escasez o extinción local (Ojasti, 1993). En América tropical el pisingo, al igual que todos los patos silvestres son aves de caza, abundantes y fáciles de capturar. La carne de estas aves, de buen sabor y algo dura, es cotizada como alimento; también sus huevos son buscados para consumo humano. Los pisingos constituyen un recurso cinegético y alimenticio muy valioso en América Latina. Se estima que algunas poblaciones de pisingo están disminuyendo a consecuencia de la presión de caza. Por otra parte, estos patos suelen congregarse en los cultivos de arroz y en ciertas ocasiones son considerados plagas agrícolas (Ojasti, 1993), lo que también se manifiesta para la región de La Mojana. La captura de diversas especies de animales silvestres, entre ellas las aves canoras y de ornato, y su mantenimiento en cautiverio como mascotas es una práctica muy difundida en América Latina. Este grupo de aves constituyen numéricamente el volumen más importante de caza ilegal con fines comerciales para suplir el mercado de mascotas, destacados en especial la familia Psittacidae (loros, guacamayas y pericos) (Ojasti, 1993). Las babillas han sido objeto de intensa cacería comercial a partir desde el siglo pasado y exclusivamente para la obtención de sus pieles. La explotación comercial de los adultos ha resultado muy destructiva para sus poblaciones. Las matanzas indiscriminadas han minimizado el aporte de la especie como recurso explotable (Ojasti, 1993; De la Ossa, 1999). Este tipo de apreciación es válida para Caiman crocodilus fuscus (babilla) en la región de La Mojana; no obstante, se aprecia que también se presenta el comercio de neonatos y juveniles, así como de las nidadas. En todas las regiones de la costa Atlántica, los tamaños de las poblaciones naturales de hicoteas han disminuido desde 50% hasta 90% en la última década; incluso aquellas que se encuentran en ciénagas aisladas y no en complejos cenagosos, se han visto afectadas seriamente por el alto grado de extracción poblacional, sin que se tengan en cuenta consideraciones de tamaño o de estado reproductivo4. La cacería de hicotea es lucrativa, esto hace que en los meses de enero a abril mucha gente deje temporalmente el trabajo en las fincas, para dedicarse a la captura de esta especie5. No obstante, un examen cuidadoso de la situación mostraría que son los intermediarios comerciales quienes en realidad obtienen la mejor parte de este negocio y que los cazadores apenas logran una pequeña participación. En las últimas dos décadas la problemática se ha agudizado y los índices de explotación sobrepasan la capacidad de recuperación natural de los ecosistemas6. Este
4 5 6

De la Ossa y Riaño, 1999; Palacios et al., 1999 De La Ossa y Riaño, 1999; Palacios et al., 1999; Medina, 2001 De la Ossa, 1995; De la Ossa y Riaño, 1999

72

Manejo de fauna silvestre tropical - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

escenario socioeconómico y demográfico trae como consecuencia una profunda alteración de los hábitat de la fauna nativa, por aumento de las presiones sobre el entorno a la par del crecimiento demográfico. Aunque la relación entre la fauna y la agricultura es muy compleja, según la regla general, los cambios de hábitat actúan en contra de la mayor parte de la fauna nativa. La agricultura moderna combate las plagas, malezas y enfermedades de los cultivos aplicando una gran diversidad de biócidas, los cuales están siendo utilizados en gran escala y con pocos controles en muchas zonas de Latinoamérica, por lo cual se piensa que afectan seriamente a las especies de fauna silvestre (Ojasti, 1993), lo que en esencia no es ajeno para la región en estudio. Las deforestaciones se destacan como la alteración ambiental más trascendental para la fauna silvestre en general; la alteración de los bosques afecta su fauna por: 1) reducción de la extensión del hábitat, 2) fragmentación de hábitat; y 3) cambio en estructura y calidad de los hábitat. La intervención humana puede alterar la estructura de los bosques o bien acarrear la virtual eliminación de los mismos (Ojasti, 1993, De la Ossa, 1999). Los volúmenes de comercialización producen ingresos importantes para los cazadores, según lo calculado para hicotea, babilla, iguana, pisingo y ponche se obtienen más o menos 3.239,5 millones de pesos colombianos lo que equivaldría a 1,5 millones de dólares norteamericanos del año 2001; ahora este valor puede estar subestimado, ya que se trata de una actividad ilegal de la cual no se tiene un información total, por lo general existe la tendencia a mentir sobre la cantidad de animales o piezas comercializadas, así mismo, falta información sobre las otras especies que se capturan en la zona de estudio. La información se puede comparar con lo registrado para hicotea por Aguilera y Neira (1997) y Palacios et al. (1999); para iguana con De la Ossa (1995) y Palacios et al. (1999). Al examinar la labor de control y vigilancia de las autoridades ambientales, se observa que los decomisos, aunque crecientes en función del tiempo, no son significativos en cuanto tiene que ver con los volúmenes de extracción; se puede inferir que las condiciones que tipifican el uso de fauna en la región son más fuertes que las acciones de las autoridades y que, por lo tanto, se requieren estrategias diferentes a las de solo decomiso y la llamada liberación, que entre otras cosas se hace sin controles y sin registros científicos, es sólo una práctica de hecho y no un proceso biológicamente adelantado.

CONCLUSIONES
Dos señales del uso en exceso son la disminución progresiva de la abundancia de la captura por unidad de esfuerzo y el deterioro de la probabilidad de sobrevivencia para poblaciones naturales, lo cual está aconteciendo, según lo reportan diversas comunidades, en las poblaciones naturales de varias especies; entre ellas babilla (Caiman crocodilus fuscus), ponche (Hydrochoerus hydrochaeris) y hicotea (Trachemys scripta callirostris), entre otras. 73

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Con el incremento poblacional humano, la colonización, la sobreexplotación de los recursos naturales, las quemas de orilla, sobrepastoreo, taponamiento de caños y desecación de cuerpos de agua, crean las condiciones propicias para el deterioro nocivo de la fauna silvestre. Esto conduce a que especies menos apreciadas se empiecen a usar como fuentes alternativas de alimento o de ingresos económicos, aumentando el espectro biológico del deterioro. En la costa Caribe colombiana, el principal argumento de los cazadores para dedicarse a la captura de fauna silvestre es la falta de fuentes de trabajo y de alternativas diferentes que sean bien remuneradas, si bien esto es una realidad, también se tienen aspectos de tipo cultural que son importantes para poder hacer un diagnóstico de la situación. Las deforestaciones, la agricultura contaminante, la falta de opciones socioeconómicas, los asentamientos humanos no planeados, la erosión, las actividades mineras, la pesca excesiva y la escasez de alimento, se señalan como amenaza para la fauna silvestre. Dado que las acciones de las autoridades delegadas para el manejo de la fauna silvestre no son lo suficientemente efectivas, ni logran una cobertura significativa y que existen patrones de uso definido y arraigados en el ámbito cultural, se requieren medidas diferentes a las coercitivas, que conduzcan al manejo sostenible de áreas productivas y la implementación de la zoocría como alternativa válida, de lo contrario, la presión irá en aumento y con ella el avance hacia la extinción. Un programa serio, de amplia cobertura y que vincule a todos los sectores sociales de la región de La Mojana debe estructurarse como un eje transversal del proceso de manejo sostenible para ejecutarlo en donde se haga énfasis en las posibilidades que brinda la oferta natural y lo importantes que son los procesos modernos de conservación como alternativa de acceso a los bienes y servicios ambientales.

74

Manejo de fauna silvestre tropical - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

75

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Recursos pesquerosy acuícolas Recursos pesqueros acuícolas Recursos pesqueros yyacuícolas
[ Mauricio Giraldo Ríos]

En el presente documento se hace un diagnóstico de la situación actual de los recursos pesqueros en La Mojana, realizado mediante análisis de las estadísticas de movilización pesquera del Inpa, tanto en el ámbito local como nacional, de la situación socioeconómica de los pescadores, del estado de las poblaciones de peces de valor comercial y de un estudio de la participación del sector en la planeación local y regional. Basados en talleres de participación comunitaria y en el trabajo de campo en las áreas de mayor influencia pesquera, se definió un proyecto para el rescate de los recursos pesqueros: restauración, conservación y uso sostenible de los recursos pesqueros en los complejos cenagosos del bajo San Jorge, caños Pancegüita, Mojana y municipio de Sucre, Sucre; el cual plantea la recuperación pesquera a partir de la identificación y remediación de los factores que deterioran los ecosistemas, la capacidad comunitaria de desarrollar procesos de autogestión para control, vigilancia, motivación y creación de una cultura de repoblamiento de peces de importancia comercial en áreas prioritarias. Adicionalmente, se presentan criterios básicos para formular un Plan de Ordenamiento del sector pesquero de la región, ya que la pesca ocupa un lugar primordial en la economía y su explotación racional y sustentable podrá garantizar un adecuado nivel de vida a la población de La Mojana. Las estrategias fundamentales del plan, así como sus programas y proyectos, deberán ser analizados y discutidos por todos los actores involucrados: las instituciones del orden nacional, regional y local, especialmente las comunidades de pescadores. Su éxito será determinado por la resolución de los conflictos sociales que vive la región.

76

Recursos pesqueros y acuícolas - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

DIAGNÓSTICO La pesca en el desarrollo institucional regional
En la primera fase de la consultoría se analizaron los Planes de Desarrollo Municipal, PDM, de los municipios de San Marcos, Caimito, San Benito Abad, Sucre, Majagual y Guaranda, y se encontró como norma general una gran contradicción en los documentos, que deben ser la guía para la inversión en los mismos: por una parte se resalta la importancia del sector pesquero en toda la zona, pero sólo se le asignan recursos minoritarios para el desarrollo y ejecución de proyectos pesqueros. En el siguiente cuadro se presenta un resumen de la inversión en el sector pesquero por municipio, de acuerdo con sus planes de desarrollo para el período 2001-2003.
MUNICIPIO
SAN MARCOS GUARANDA SAN MARCOS MAJAGUAL SAN BENITO SUCRE CAIMITO

INVERSIÓN

Total inversión período 2001-2003 Total inversión sector Total inversión proyectos pesqueros y acuícola

45.394.796 3.750.200 (8,26%) 440.000 (11,73% del sector) (0,96% del total)

11.808.000 3.100.000 (26,25%) 55.000 (1,77% del sector) (0,46% del total)

19.970.000 1.780.000 (8,91%) 100.000 (5,61% del sector) (0,50% del total)

23.220.665 1.067.655 (0,46%) 184.000 (17,23% del sector) (0,79% del total)

31.125.845 14.815.476 2.200.470 (7,07%) 1.085.665 (49,33% del sector) (3,48% del total) 1.197.090 (8,08%) 74.500 (6,22% del sector) (0,5% del total)

Fuente: Planes de desarrollo municipales, 2001-2003.

Inversión total ..............................................................$ 146.334.782.000 Inversión sector agropecuario y pesquero ..............................................................$ 13.095.415.000 Inversión proyectos pesqueros y acuicolas ..............................................................$ 1.939.165.000 (8,94% del total) (14,8% del sector) (1,32% del total)

A pesar de que los municipios del bajo San Jorge y La Mojana son eminentemente agropecuarios y pesqueros, es poca la importancia que las administraciones municipales les dan a estos sectores, como lo muestra el análisis de la inversión que pretenden realizar sectorialmente, en donde sólo se destina 1,32% de la inversión al sector pesquero y acuícola.

La pesca de La Mojana en el país
La pesca en La Mojana tiene un gran significado social, económico y cultural por constituir una fuente de ingresos para un gran sector de la población como por 77

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

ser una fuente nutricional, que en algunos sectores de la población y localidades específicas es la única. Para el análisis de la pesca en La Mojana, fue necesario considerarla parte destacada de la cuenca del río Magdalena. Esta cuenca hidrográfica es la mas importante del país, con 256.000 km2 y una planicie de inundación máxima de 2 millones de hectáreas (500.000 están en la región) de las cuales 326.000 son ciénagas permanentes (Beltrán et al, 2000). El 77% de los habitantes de la Nación se asientan en la cuenca, esta concentración, acompañada de una intensa actividad industrial, agrícola y ganadera ha originado una fuerte presión sobre los recursos de agua y suelo de la cuenca (Valderrama y Zárate, 1989), llegando a los niveles de deterioro que hoy se observan en ella. La cuenca del Magdalena Movilización pesquera en la cuenca soportó durante mucho del río Magdalena, 1.972-2000. tiempo una gran pesquería TONELADAS AÑOS y en los últimos 30 años ha 67.885 1972 tenido una drástica dismi66.861 1973 78.847 nución, incluso registró 1974 65.000 1976 78.847 toneladas en 1974 a 72.162 1977 sólo 7.582 en 1998 (Tabla 1 63.700 1978 y Gráfica 1). En el período 63.247 1980 de 1970–1974 produjo 45.376 1982 255.617 toneladas de pes34.734 1984 cado, mientras el resto de las 31.664 1986 cuencas de aguas continen30.276 1988 tales del país sólo produ9.150 1990 jeron 22.794. Para el perío11.620 1992 do 1997-1999 la cuenca 19.486 1994 8.920 magdalénica sólo produjo 1996 7.449 1997 20.610 toneladas y las 7.582 1998 cuencas Amazonas y Ori8.629 1999 noco 48.203, es decir que de 16.650 2000 aportar más de 90% de la pesca de aguas continentales del país en la década de los años setenta, pasó a aportar en la década de los años noventa sólo 29,95% (Gráficas 2 y 3). La pesca en la zona de La Mojana, especialmente la del río San Jorge, siempre ha tenido gran importancia para la pesca total de la cuenca del río Magdalena. En estudios de la subienda de 1974, realizados por el Inderena y FAO, se determinó que la captura en el río San Jorge representó 62,7% de la captura de los ríos de la cuenca magdalénica (Granados, 1975), siendo también el San Jorge donde se obtuvo mayor pesca por calada de chinchorro: 40,86 kg de bocachico. Un análisis de los datos de movilización de la pesca en la región de La Mojana, a pesar de que no representan la realidad de las capturas totales, sí se toman como un indicativo del estado del recurso, muestra una movilización más o menos estable hasta los años 1999 y 2000, cuando la movilización se disparó a 10.729 toneladas, años en que ocurrieron abundantes subiendas en toda la zona del bajo San Jorge y del bajo Cauca (Gráfica 4). 78
Tabla 1

Recursos pesqueros y acuícolas - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

Tabla 2 AÑO 1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 TOTAL MAGANGUÉ 3.474 2.266 1.732 3.458 1.537 3.084 2.673 965 4.731 3.330 1.380 S. MARCOS 2.500 2.051 1.374 1.283 1.208 790 663 580 583 1.267 2.004 1.290 AYAPEL 1.358 1.027 876 346 504 529 784 412 525 1.269 4.354 CAUCASIA TOTAL

167 243 1.041 649 58.307

Este incremento se debió a fuertes inundaciones ocurridas en los años 1998 y 1999, originadas por el río Cauca, que aumentaron de manera considerable las áreas de cría y alimentación de larvas y alevinos, factor que favoreció la sobrevivencia de estos estadios de los peces y por lo tanto aumentó el reclutamiento a las pesquerías, por ello los tamaños de las poblaciones de peces para captura se incrementó. Esto se observó en los datos anuales de movilización pesquera de las oficinas de San Marcos, Magangué y Caucasia del Inpa y de Ayapel de la CVS (Gráfica 5 del Estudio, CD-ROM). Aunque de Ayapel no existen datos del año 2001, se observó una pronunciada disminución de la movilización, que fue aún más grave que el 2002, ya que este año no ocurrió el fenómeno de la subienda en los ríos San Jorge, Cauca y Magdalena ni en ninguno de los caños de La Mojana.
Gráfica 4

En la actualidad La Mojana es de gran importancia para la pesca total de la cuenca del río Magdalena, de las 8.629 toneladas reportadas para toda la cuenca, 7.510 fueron aportadas por la zona ( 87,03%), durante el año de 1999, (Gráfica 6 del Estudio, CD-ROM). Un análisis de la composición por especies de la movilización pesquera muestra un cambio en la importancia de las especies comercializadas. El bocachico (Prochilodus reticulatus) ha sido la especie más relevante en las capturas y por ende de mayor importancia para la población de toda la cuenca del río Magdalena. En la subienda de 1974 los peces de cuero bagre (Pseudoplatystoma fasciatum), nicuro (Pimelodus clarias) y blanquillo (Sorubim lima) aportaban 33,7% de la pesca del complejo fluvial del magdalena (Granados et al, 1975), (Tabla 3 y Gráfica 7 ,CDROM), aporte que disminuyó a 22,08% en 1987 (Zárate et al, 1.988) y en los años 79

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

noventa estas especies sólo representaron 10,63% en la región de La Mojana. En el año 1987, las especies Leporinus muyscorum (comelón), que era sólo 2,83% de la pesca y el Hoplias malabaricus (moncholo), incluido dentro de la categoría Otras, pasaron a representar 15% y 10%, respectivamente en la movilización de la pesca de La Mojana en el período 1990-2000, estas especies en los 80 no tenían valor comercial, pero lo obtuvieron debido a la disminución de la pesca (Tabla 4, Gráficas 8 y Tabla 5 del Estudio, CD-ROM).

Zonifación pesquera de La Mojana
Desde el punto de vista de la pesca, se pueden diferenciar en La Mojana dos subregiones con distintas características hidrológicas y topográficas: el complejo lagunar del bajo San Jorge, en jurisdicción de los municipios de Ayapel, San Marcos, Caimito y parte sur de San Benito Abad, conformado por ciénagas y caños hacia las márgenes derecha e izquierda del río San Jorge, sometidos a las inundaciones anuales de este río y conectadas al cauce principal del río por un caño, que es definido en verano y en invierno es difuso, comunicándose con el cauce principal por múltiples lugares durante esta época. Hacia la margen izquierda del río San Jorge, en los municipios de San Marcos y Caimito, en donde limitan las colinas de las sabanas con las terrazas inundables del complejo lagunar, se encuentran humedales perfectamente delimitados, que podrían ser manejados hidrológicamente y desarrollar en ellos proyectos de piscicultura extensiva con repoblamientos y capacitación de las comunidades para su manejo, tales como Palo Alto, y Tofeme-Las Mejías. Complejo lagunar en jurisdicción de los municipios Sucre, Sucre, norte de San Benito y Sur de Magangué, constituido por ciénagas ubicadas entre la margen izquierda del río Magdalena, los caños Pancegüita y Mojana y la margen derecha del río San Jorge. En verano estas ciénagas son aisladas y constituyen una ecosistema único que alberga una gran biodiversidad: los zapales y además son humedales altamente productivos (Universidad de Córdoba, 1997) y en invierno conforman una sola unidad de ciénagas comunicados con innumerables caños, siendo las principales la Ciénaga de Machado, Retamosera, Orejero y El Totumo. En algunas zonas de esta subregión, especialmente en el caño Mojana, se han encontrado altísimas concentraciones de mercurio en el pescado que es consumido por los nativos (Universidad de los Andes, 1996), condición que amerita un análisis más profundo sobre la contaminación y, por lo tanto, cualquier programa o proyecto de desarrollo pesquero deberá estar condicionado a las conclusiones que se determinen sobre el tema.

Diagnóstico socioeconómico de los pescadores de La Mojana
Para los años 1974 y 1975, se calculaba una población de pescadores en la cuenca del río Magdalena de cerca de 25.000 personas, (Granados et al, 1975). En la región de La Mojana, según estudios del Inderena, en los años 80, existían 8.700 pescadores y actualmente, según datos del Inpa-Corpomojana, sólo ejercen la actividad 80

Recursos pesqueros y acuícolas - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

aproximadamente 5.980 pescadores distribuidos así. En el bajo San Jorge ejercen la pesca 2.190, es decir un 36,62%; en las ciénagas 2.460 pescadores, 41,13% y el resto, 1330 en los caños, lo que significa 22,25% (Anzola, 2001). En el bajo San Jorge la actividad pesquera ocupa 44% de la población y en un análisis de 191 encuestas se comprobó que 79% comparte los artes de pesca; 11,5% es propietario único; 7,9% los alquila y 1,6% pesca con artes prestados. (MMA-Corpomojana, 2001). Un estudio realizado por el Inpa en 1994, sobre 173 pescadores carnetizados en San Marcos arrojó los siguientes datos: Edad media, 38 años; Personas a cargo, 6; Analfabetas, 49%; Alfabetos, 51%. Entre 15 y 45 años, 72% de la población; entre 45 y 55 años, 28% de la población. De los pescadores, 66% son ocasionales y 34% se dedican a otros oficios. El 90% pescan los 12 meses del año y 10% pescan ocho meses al año. Por otro lado, las capturas diarias mínimas son de 6,8 kilos y las máximas de 20,9% (Rodas, 1994).

Comercialización de los recursos pesqueros en La Mojana
En la región del bajo San Jorge, generalmente el mismo pescador vende su producto, lo comercializa con los “caveros” (24,7%); el johnsero (9%), el bicicletero (13,8%); con las ponchereras (5,6%) y a las pesqueras (5,1%) (MMA-Corpomojana, 2001). Existen, para la comercialización de los productos pesqueros de La Mojana, tres zonas: • zona 1. Suroriente de Córdoba: ciénagas de Ayapel y Las Brisas, que comercializa sus productos por Ayapel, hacia Caucasia, Montería y el interior del país • zona 2. Suroriente del departamento de Sucre, municipios de San Marcos, Caimito y San Benito Abad. Comercializan sus productos en las ciudades de Sincelejo, Montería, Cartagena, Barranquilla y hacia el interior del país • zona 3. Municipios de Sucre, Majagual y Guaranda, que comercializa sus productos a través de Magangué hacia el norte de la Costa Atlántica y el interior del país (Anzola, 2001). En la región están registradas por el Inpa las siguientes comercializadoras de pescado: San Marcos, 32; Caimito, 2; San Benito, 18 (Anzola, 2001). La cadena de la comercialización de pescado deja muy poca utilidad en el pescador, es el que menos recibe por su trabajo, el siguiente es un análisis de la cadena de comercialización de San Marcos a Montería: • al pescador se le compra a $133 unidad o $425 el kilo • en el puerto de San Marcos a $210 unidad o sea $675 el kilo • en el mercado público de Montería (pesquera) a $300 unidad o sea a $960 el kilo • al distribuidor en Montería a $531 unidad o sea $1.700 el kilo • al consumidor final a $625 unidad o sea $2.000 el kilo (Anzola, 2001). Estos datos se basan en tamaños de bocachicos de 300 g, promedio, los precios se incrementan considerablemente con promedios mayores en peso. Una gran 81

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

proporción de la utilidad se queda en los intermediarios del pescado, condición que ha ocasionado la situación de pobreza y marginalidad social de los pescadores de la región. En conclusión, el recurso pesquero en La Mojana, como en toda la cuenca magdalénica, presenta una drástica disminución, ocasionando graves condiciones de pobreza a los habitantes de la región que encontraban en ellos una fuente importante de ingresos económicos y un sustento alimenticio, condición que ha aumentado los conflictos socieconómicos que vive la región. Se puede considerar al recurso pesquero como un recurso en extinción y que, de no tomarse medidas importantes por parte del Estado y la sociedad civil, estaremos ante un proceso irreversible de pérdida de un recurso natural muy importante para la nación colombiana.

Participación en talleres comunitarios
En los meses de diciembre, enero y febrero, se participó en los talleres del Plan de Gestión Ambiental Regional, PGAR, ejecutado por Corpomojana, en los municipios de San Marcos, Caimito y San Benito Abad, lo cual permitió precisar los factores antrópicos que atentan contra los recursos pesqueros que, según los asistentes a los talleres, son los siguientes: • desecación de ciénagas por el abonamiento de “los chorros” provocados por hacendados de tierras colindantes con éstas, lo que limita cada día el área de cría y refugio para larvas y juveniles de las especies de valor comercial • contaminación de los cuerpos de agua por aguas residuales, tales como la Ciénaga de Santiago Apóstol, que recibe las aguas residuales de los cascos urbanos de Sincelejo, Corozal y Galeras, cuyos sistemas de alcantarillado no tienen ninguna clase de tratamiento • utilización de artes pesqueros inadecuados, que atentan contra la supervivencia de las poblaciones. También en los talleres realizados por el PDSM, según diagnósticos rurales participativos, se definieron las actividades y proyectos necesarios para el rescate de los recursos pesqueros de la región, en los siguientes municipios, así: San Marcos. Protección y manejo del recurso pesquero en la ciénaga de Pajaral; desarrollo pesquero en las ciénagas de Palo Alto y Las Flórez; pozos piscícolas en el Oasis, Plaza Porras, Belén, Rabón y Cuiva; rehabilitación de estanques piscícolas en Cuiva y Caño Viejo. San Benito Abad. Adecuación para la pesca controlada de las ciénagas de Santiago Apóstol, Punta de Blanco y Punta Nueva; construcción y operación de represas para piscicultura de almacenamiento y diversificación ganadera en minifundios de la ciénaga de La Molina. Conservación del recurso pesquero en la ciénaga de Balanta y caño Misago; conservación de la ciénaga del Playón de Periquital en Jegua. Caimito. Recuperación y conservación del recurso pesquero en las ciénagas de Pueblo Bujo, corregimientos de El Mamón y Los Ossas; manejo y conservación 82

Recursos pesqueros y acuícolas - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

del recurso pesquero en la ciénaga de Tofeme, mediante el repoblamiento y la autogestión para la vigilancia; manejo y conservación del recurso pesquero en la ciénaga de Aguas Claras, municipio de Caimito. Ayapel. Construcción de estanques de almacenamiento en marraluz; cría de peces en estanques en el vivero Las Flórez, en Nariño y en estanques comunitarios en la finca Alfonso López. Magangué. Repoblación piscícola en la ciénaga de los Murciélagos y Pancegüita; repoblamiento de alevinos de bocachico con estanques nodriza en las ciénagas de la cabecera Municipal de Sucre, Sucre, Orejero y el Pancegüita. Nechí. Conservación y manejo de los recursos pesqueros en la Cienagas de la Raya y río Caribona; piscicultura con corrales en la ciénaga de La Raya. En los talleres, la propuesta más común de las organizaciones de pescadores era la de rescatar las poblaciones de peces mediante la repoblación y el control a la pérdida del hábitat de estas poblaciones por el fenómeno de abonamiento que tiende a desecar los humedales para incorporarlos a la ganadería. También se determinó el nivel de organización de las comunidades de pescadores y de acuerdo con ésta, se realizaron visitas de campo a las localidades con el objeto de determinar la viabilidad de los proyectos productivos identificados.

RECOMENDACIONES
Durante la realización de la consultoría y sus actividades, se determinaron las principales causas que contribuyen a la disminución de las pesquerías de la región de La Mojana y las soluciones que plantean las comunidades para remediar y lograr que la pesca recupere la importancia que tuvo en un pasado no muy lejano y contribuya al sostenimiento económico de la población asentada en los humedales de la región. En el proyecto Restauración, conservación y uso sostenible de los recursos pesqueros en los complejos cenagosos del bajo San Jorge, caños Pancegüita, Mojana y Sucre, Sucrese definen las actividades necesarias para iniciar la recuperación del sector pesquero, partiendo del fortalecimiento a las organizaciones comunitarias para el control, vigilancia y rescate de hábitats de las poblaciones de peces en las zonas definidas como prioritarias y mediante la producción artificial de alevinos de las especies nativas de valor en las unidades de reproducción artificial de especies nativas y su posterior siembra en ciénagas. En el documento original de Criterios básicos para la formulación de un plan de ordenamiento pesquero de la región de La Mojana, esta consultoría presenta las estrategias, programas y proyectos sobre los cuales debe basarse el Plan de Ordenamiento pesquero para la región, cuya formulación deberá abordarse en forma concertada por las instituciones del sector pesquero tanto a nivel local, regional y nacional, y con una fuerte participación de las comunidades.

83

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Toxicología Ambiental Toxicología Ambiental Toxicologíaambiental
[ Jesús Olivero Verbel ]

Esta consultoría se ha concentrado en recolectar la información existente sobre los agentes contaminantes de la región de La Mojana. Aunque también aparecen otras fuentes de contaminación en la zona tales como los plaguicidas, el cianuro, sedimentos y residuos urbanos, entre otros, se hizo especial énfasis en la problemática por mercurio derivada de la explotación aurífera. En virtud de los efectos muy tóxicos del mercurio, es necesario determinar las condiciones para disminuir la ingesta del metal a través del conocimiento de los niveles en los productos de la alimentación básica, la cual corresponde a recursos naturales del ecosistema de La Mojana. Simultáneamente, es preciso crear un sistema de alertas para reconocer aquellas comunidades con alta probabilidad de desarrollar intoxicación mercurial entre los habitantes de la región y en general su zona de influencia. Este proceso debe ser a su vez concomitante con un programa masivo de educación ambiental a todos los niveles que permita pensar a corto plazo en un desarrollo sostenible para la región. Los programas de monitoreo y prevención per se, no serán suficientes para evitar el desarrollo del recurso y por tanto es necesario plantear estrategias legislativas que busquen un mejor control sobre la minería artesanal y la protección de los recursos hídrico y pesquero.

84

Toxicología ambiental - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

REFLEXIONES GENERALES SOBRE EL TEMA
El tópico de la toxicología se dividió en dos partes: la primera, objeto principal de esta consultoría, presenta un marco general sobre el conocimiento existente en relación con el impacto ambiental del mercurio, su ciclo biogeoquímico y su distribución en los ecosistemas; los procesos por los cuales es incorporado en los organismos y transferido por la cadena trófica hacia el hombre y los efectos que ocasiona en esta especie. La segunda, muestra un resumen sobre algunas de las implicaciones toxicológicas más importantes del cianuro y de los diferentes grupos de plaguicidas.

Mercurio
Se presenta diferentes especies químicas: mercurio elemental (Hg0), mercurio inorgánico, es decir, en forma de Hg+ o Hg2+ y mercurio orgánico, dentro de las cuales aparecen el metilmercurio (H3C-Hg+) y el dimetilmercurio ((H3C)2Hg) como especies de mayor relevancia ambiental. En su estado elemental, es un metal líquido a temperatura ambiente (20 °C) con una presión de vapor de 0,00212 mm de Hg, lo cual lo hace volátil y fácilmente dispersable en la atmósfera. Es altamente denso (13.456 g/mL) y poco soluble en agua, lo que trae como consecuencia su acumulación en los sedimentos de los cuerpos de agua. Las solubilidades de los compuestos de metilmercurio (CH3Hg+) en agua varían en gran proporción y dependen de la naturaleza del anión. Si el anión es nitrato o sulfato, la tendencia del compuesto es a ser iónico, es decir, se comporta como una sal, presentando una alta solubilidad en agua. Sin embargo, los cloruros son compuestos covalentes no polares que son más solubles en solventes orgánicos y en fluidos corporales que en el agua. Entre las propiedades químicas más importantes que caracterizan las especies de Hg2+ y las alquilmercúricas (RHg+) se encuentra su alta afinidad por los grupos sulfidrilos de las proteínas para dar complejos muy estables. Entre otras razones, por su alta solubilidad en plasma y otros fluidos ricos en proteínas tales como la leche (WHO, 1991) el cloruro de metilmercurio es muy tóxico. El mercurio es empleado en la producción de soda cáustica y cloro, en la elaboración de lámparas, baterías de mercurio, termostatos, termómetros, en laboratorios de odontología para elaborar las calzas de amalgama y en la extracción artesanal del oro, en particular en países subdesarrollados.

Fuentes de contaminación con mercurio
En los ecosistemas se genera por actividad humana o de forma natural en las erupciones volcánicas, la desgasificación de la corteza terrestre y la evaporación de los cuerpos de agua (Nriagu, 1979). Se estima que las emisiones naturales a la atmósfera son del orden de 2.000-6.000 toneladas por año (Hanisch, 1998). El aporte antropogénico proviene de diversas actividades industriales. Por ejemplo, la explotación misma del mercurio, la combustión de desechos sólidos, el consumo de combustibles fósiles y algunos procesos de fundición de otros metales con los que aparece en la naturaleza (Fitzgerald y Clarkson, 1991). 85

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

En algunos países, particularmente de América, la principal fuente de incorporación en los ecosistemas lo constituye la minería del oro, pues para su extracción es empleado el mercurio. Sólo en Brasil, cada año 45 toneladas de mercurio son descargadas a los cuerpos de agua y 55 liberadas a la atmósfera.

Destino ambiental del mercurio
En minería aurífera es importante el hecho de que el mercurio es emitido a la atmósfera en forma de vapor elemental (Hg0), a partir de las fuentes naturales y antropogénicas. En el Amazonas, por ejemplo, la especie química de mercurio presente en la atmósfera es el mercurio elemental (Hg0), siendo la transferencia atmosférica la principal ruta para el ciclo del mercurio en estos ecosistemas (Amouroux et al., 1999). En la atmósfera, el mercurio elemental se puede convertir a la forma soluble asumido como (Hg2+). Más tarde retorna a la superficie de la tierra en el agua de lluvia y puede ser reducido a Hgo y remitido a la atmósfera de nuevo. En la atmósfera el mercurio es distribuido globalmente y cerca de 95% del metal aparece en forma de vapor de mercurio (Hg0), compuestos inorgánicos (cloruros y óxidos) y organomercuriales. El mercurio atmosférico regresa a la tierra por deposición atmosférica y húmeda, se incorpora en aguas oceánicas en forma del ion [HgCl4]2-. En las fuentes de agua continentales, sin embargo, donde hay poco cloruro el mercurio existe como Hg(OH)s. En los procesos de extracción del oro, el mercurio elemental depositado en las fuentes de agua, por su alta densidad y baja solubilidad, pasa de la fase acuosa al sedimento y desde allí es convertido a sus formas más solubles, por ejemplo Hg2+. Esta reacción de oxidación ocurre en presencia de microorganismos aeróbicos y requiere catalasa, una enzima importante en el ciclo del oxígeno. Estos organismos también pueden generar Hg2+ a partir del HgS depositado en forma biogeoquímica en el sedimento, oxidando el sulfuro a sulfito y de aquí a sulfato. El ion mercúrico formado (Hg2+) se reduce a Hg0 en un proceso de desintoxicación por microorganismos tales como las Pseudomonas. Este Hg0 generado puede volatilizarse desde el medio acuoso a la atmósfera, proceso fundamental en el ciclo biogeoquímico del mercurio. Desde el punto de vista toxicológico, el principal componente del ciclo biogeoquímico del mercurio es su conversión a moléculas orgánicas, en particular metilmercurio (H3C-Hg+) y dimetilmercurio (H3C-Hg-CH3 ). Para algunas bacterias, el proceso constituye un mecanismo de desintoxicación que asegura la remoción del mercurio del medio ambiente y su emisión a la atmósfera en el caso del dimetilmercurio o la inmovilización del metilmercurio por adsorción a las partículas de bentonita (barro) cargadas negativamente.

Biometilación del mercurio en el medio ambiente
Este proceso puede ocurrir en el sedimento, columna de agua o en la interfase agua-sedimento (Zhang y Planas, 1994) de los ecosistemas hídricos. La transformación bacteriana de la forma inorgánica (Hg2+) a las formas metiladas (CH3Hg+ y (CH3)2Hg) constituye el eslabón fundamental en los procesos de bioacumulación. 86

Toxicología ambiental - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

La síntesis de moléculas orgánicas de mercurio puede darse en forma anaeróbica y aeróbica. En la metilación anaeróbica, bacterias tales como la Clostridium cochlearium (Pan-Hou e Imura, 1982) y Desulfovibrio desulfuricans metilan el mercurio inorgánico usando el cofactor metilcobalamina a través de una reacción no enzimática. La metilación aerobia es producida por bacterias del género Pseudomonas, Bacillus megaterium, por la Escherichia coli y la Enterobacter aerogenes, además de varios hongos tales como el Asperigillus niger, Saccharomyces cerevisiae y Neurospora crasa. Esta metilación involucra la interacción del mercurio con homocisteína o cisteína a través de procesos enzimáticos. En los ecosistemas, el metilmercurio puede sufrir procesos de desmetilación en particular por especies del género Pseudomonas, Escherichia y Staphylococcus, empleando la enzima llamada mercurio-liasa, que cataliza el rompimiento del enlace entre el carbono y el mercurio en presencia de un agente reductor como la L-cisteína. El dimetilmercurio, por su parte, puede ser sintetizado por bacterias y dada su alta volatilidad se difunde con rapidez en la atmósfera, desde donde es fotolizado por la luz ultravioleta para dar Hg0 y radicales metilo (Wood, 1974).

Bioacumulación del mercurio
Una vez generado y liberado el metilmercurio por los microorganismos presentes en el sedimento, entra en la cadena alimenticia por una rápida difusión y se une a las proteínas en la biota acuática desde donde es bioacumulado y biomagnificado. El paso del mercurio orgánico (metilmercurio) del sedimento a la biota ocurre hacia organismos bentónicos como a aquellos presentes en la columna de agua, siendo el proceso modulado en gran parte por el contenido de materia orgánica presente en el sedimento (Nuutinen y Kukkonen, 1999). De hecho, se ha reportado que esta liberación correlaciona inversamente con el contenido de materia orgánica y que el proceso ocurre en forma exponencial (Lawrence et al., 1999). La acumulación del mercurio desde el agua a los tejidos de los peces puede incrementar su concentración en el orden de 10.000 a 100.000. Este fenómeno no obedece a procesos de partición entre el agua y los tejidos, sino a la biomagnificación a través de la cadena alimenticia, con lo cual las especies depredadoras (consumidoras secundarias o terciarias) contienen niveles de mercurio mucho más altos que las especies no depredadoras (consumidor primario). Además de la influencia del nivel trófico o de la especie, hay otros factores de importancia en la bioacumulación y biomagnificación del mercurio tales como la edad del pez, la actividad microbiológica, el contenido de materia orgánica y azufre en el sedimento, así como la salinidad, pH y el potencial redox del cuerpo de agua. El resultado final de los procesos de biomagnificación de los compuestos orgánicos del mercurio, en particular del metilmercurio, es su acumulación en los humanos, la cual aparece en el nivel más elevado de la pirámide nutricional.

87

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Efectos del mercurio en los humanos
Los compuestos organomercúricos (especialmente el metilmercurio) son considerados sustancias más tóxicas que el mercurio elemental (Hg) y sus sales inorgánicas (Hg2 2+, Hg2+), además son metabolizados con lentitud y tienden a bioacumularse. Este proceso ocurre porque el metilmercurio utiliza los transportadores de la cisteína en los tejidos y de esta forma es acumulado en los mismos pasando las barreras hematoencefálica y placentaria (Kerper et al., 1992). La solubilidad y la habilidad para unir parte de su molécula (Rhg+) a macromoléculas biológicas, proteínas, resulta en una larga vida media en varios organismos. En el hombre es de 60-70 días, mucho mayor que la vida media de las formas inorgánicas de mercurio (3-4 días). Cerca de 90% de todo el metilmercurio es absorbido a través del tracto gastrointestinal tanto en el hombre como en los animales. Seguido de tal absorción, la mayoría de este compuesto presente en el plasma es acumulado por los eritrocitos en una relación 300 a 1, lo que permite un eficiente transporte a través del todo el organismo y resulta en una distribución uniforme en tejidos y órganos. En el hombre, la principal fuente de mercurio la constituye la dieta, en particular el consumo de pescado contaminado. Como una medida para prevenir la ingestión de mercurio a través del consumo de pescado, la Organización Mundial de la Salud (WHO, 1990), y en general varias entidades ambientales a nivel internacional, han fijado un límite máximo de concentración de este metal en músculo de pescado para consumo humano. La Tabla siguiente muestra las unidades más frecuentes y sus respectivas conversiones utilizadas para expresar el contenido máximo de mercurio en músculo de pescado de acuerdo con la WHO (1990).
Norma Internacional Concentración Máxima de Mercurio Permitido en Músculo de Pescado Para Consumo Humano Unidad de Concentración µg Hg/g mg Hg/kg 0,5 0,5 µg Hg/kg 500

µg Hg/g = mg Hg/kg = partes por millón (ppm). µg Hg/kg = partes por billón (ppb). 1 mg Hg/kg (ppm) = 1000 µg Hg/kg (ppb) Nota: En la actualidad, la Unión Internacional de Química Pura y Aplicada (IUPAC) recomienda el uso de µg Hg/g y no el de ppm. El término µg Hg/g significa: microgramos de mercurio por gramo de tejido.

La toxicidad del mercurio depende de la forma química del metal, aunque algunas manifestaciones clínicas puedan ser similares. La exposición a mercurio inorgánico, por ejemplo, aquella recibida por los mineros que queman la amalgama y las personas que viven en los asentamientos mineros, puede inducir la pérdida de la capacidad para distinguir colores (Cavalleri and Gobba, 1998) y diversas neuropatías periféricas (Chu et al., 1998). En virtud de que el metilmercurio es acumulado tanto en el cerebelo como en la corteza cerebral, en el interior de las células de estos órganos este compuesto inhibe la síntesis de proteínas y de ARN, causando daños que son importantes en 88

Toxicología ambiental - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

el desarrollo del cerebro fetal y que es caracterizada por lesiones en el sistema nervioso (Lebel et al., 1996; Murata et al., 1999; Myers et al., 1995), en particular durante la ultima etapa gestacional (Grandjean et al., 1999). Los principales signos y síntomas de este deterioro neurológico son: perturbaciones sensoriales en las partes distales de las extremidades, seguido de ataxia, desequilibrio, constricción concéntrica del campo visual, dificultad para tragar y para hablar, debilidad muscular, temblores, movimientos anormales de los ojos y disminución de la capacidad auditiva. Esta sintomatología se conoce como la enfermedad de Minamata, debido a que fue la primera epidemia ocurrida 1956 cerca de la bahía de Minamata en el mar de Yatsushiro en la prefectura de Kumamoato, Japón. Esta enfermedad causó la muerte de 46 de 121 casos graves de intoxicación. Además, de los efectos en las personas, los peces flotaban, los gatos danzaban involuntariamente, los cuervos no podían volar y otros animales también fueron observados con anormalidades1. Otro caso de intoxicación a gran escala ocurrió en Irán en 1971-1972 cuando 6.530 personas fueron hospitalizadas de las cuales murieron 459 en sólo dos meses, al consumir alimento elaborado con semillas desinfectadas con metilmercurio. Otros incidentes han ocurrido a lo largo del río Agano en Niigata (Japón) en 1965, Pakistán y Guatemala (Elhassani, 1982). La habilidad del metilmercurio para penetrar la barrera placentaria permite acumularse en el feto. La velocidad de transporte a través de la barrera placentaria es 10 mayor respecto al mercurio inorgánico. En virtud de que los tejidos fetales tienen mayor afinidad para unirse al metilmercurio que los de la madre, los niveles comienzan a ser más altos en el bebé que en la madre expuesta. La exposición a través de la leche materna es también importante en la alimentación de los lactantes. El desarrollo del cerebro es particularmente vulnerable al metilmercurio, de tal forma que la vida prenatal es más susceptible al daño cerebral debido al metilmercurio que la de los adultos. La EPA definió la dosis de referencia, la cual corresponde a la concentración de mercurio que se puede consumir a diario durante la vida sin que haya efecto adverso. Según la EPA, este valor es 0,1 ìg/kg de peso corporal/día (Rice et al., 2000).

Detección de la intoxicación con mercurio
El diagnóstico de la exposición al mercurio por diversas fuentes debe ser realizado mediante análisis de laboratorio. El mercurio puede ser detectado en sangre u orina de 24 horas. Concentraciones sanguíneas de mercurio total entre 3-4 µg/dL se consideran como típicas para personas no expuestas. En personas con poca exposición al metal, los niveles de mercurio en orina a 24 horas no sobrepasan los 25 µg/dL. En virtud de la capacidad de interacción del mercurio con las proteínas, en particular aquellas ricas en el aminoácido cisteína, el cabello humano constituye una matriz excelente para evaluar intoxicaciones crónicas con mercurio, dado que
1

Japan Public Health Association 2001, Eto et al 2001; Leonard et al., 1983; De Flora et al., 1994

89

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

éste es acumulado en sus proteínas a través de los grupos sulfidrilos de las cisteínas. Por lo general, la concentración de mercurio en cabello es 300 veces superior a la detectada en sangre para el mismo individuo. Además, conociendo que el cabello crece en promedio 20 cm por año, el análisis de diferentes secciones del mismo ayuda en la identificación de eventos de exposición previa al metal.

Cianuro
Es un químico empleado para disolver el oro y permitir su extracción de la roca que lo contiene. En minería son usadas tanto las sales de potasio (KCN) como las de sodio (NaCN), que es la de mayor empleo. El cianuro es en extremo tóxico. Las sales de cianuro pueden ser absorbidas a través de la piel, ingerido o aspirado. En contacto con ácidos, las sales disueltas forman ácido cianhídrico (HCN), el cual a concentraciones en el aire de 200 partes por millón (ppm) es letal para los animales, mientras que concentraciones tan bajas como 0,1 miligramos por litro (mg/L) pueden destruir las especies acuáticas. Además, origina una toxicidad asfixiante que previene la utilización de oxígeno por los tejidos inhibiendo enzimas que participan en la respiración celular, causando síntomas en segundos y la muerte en minutos (Egekeze y Oehme, 1980). La exposición crónica a pequeñas cantidades de sales de cianuro ocasiona dolores de cabeza, pérdida del apetito, debilidad, náuseas, vértigo e irritación de los ojos y del sistema respiratorio. Aunque el cianuro se considera una excelente alternativa para reemplazar al mercurio en el proceso de extracción de oro, es posible que un manejo inadecuado del mismo resulte en una catástrofe con innumerables consecuencias para los ecosistemas y humanos (Tarras-Wahlberg et al., 2001), tal como sucedió recientemente en Rumania (Korte et al., 2000). Por lo anterior, la Declaración de Berlín sobre Minería del Oro (2000), establece que “los procesos de extracción de oro con cianuro no deben ser aceptados dados sus daños irreversibles a los ecosistemas”... Agrega además: “En zonas tropicales o subtropicales, las tecnologías existentes para reducir los riesgos no son manejables ni pueden ser controladas”.

Plaguicidas
Los plaguicidas constituyen el grupo toxicológico más extenso y uno de los de mayor impacto sobre la salud de los humanos. La siguiente Tabla muestra los principales grupos, ejemplos comunes y mecanismos de acción para diversos plaguicidas de interés ambiental en el mundo.

DIAGNÓSTICO GENERAL TOXICOLÓGICO DE LA MOJANA
Aunque existen diversos informes relacionados con la contaminación con mercurio en el norte de Colombia, en particular en el sur de Bolívar, norte de Antioquia y la zona de La Mojana, pocos reportes aparecen indexados en Medline, la principal 90

Toxicología ambiental - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ] Grupo 2,4-D, 2,4,5-T Atrazina, Simazina, Diuron Alaclor, Metolaclor ClorsulfuronNicosulfuron Ejemplos Ácidos fenoxialcanoicos Triazinas, Ureas Cloroacetanilidas Sulfonil-úreas Fosfonamidas Bipiridinium Dinitroanilinas Isoxazoles Difenil-éteres Etilen-bisditiocarbamatos Pthalimidas Benzimidazoles Azoles Organofosforados Carbamatos Chloronicotinoides Ciclodienos Hexachlorociclohexanos Piretroides, DDT Rotenona, Pyridazinonas. Dinitrofenoles, pirroles clorinados. Benzoylhidrazidas Benzoyl-úreas Mecanismo de Toxicidad Reguladores de crecimiento Inhibición de fotosíntesis. Interacción con grupos –SH. Multiactivo. Inhibición de la síntesis de aminoácido ramificados Inhibición de la síntesis de aminoácido aromáticos Disrupción de fotosíntesis Inhibición de polimerización de b_tubulina. Inhibición de la síntesis de pared celular. Inhibición del metabolismo de las porfirinas. Multisitio reactivo –SH Multisitio reactivo –SH Inhibición de la polimerización de btubulina Inhibición de la síntesis del ergosterol. Inhibición de la acetilcolinesterasa. Inhibición de la acetilcolinesterasa. Agonistas nicotínicos GABA agonistas (canal de cloruro) Activadores de los canales de Sodio. Inhibición de la respiración celular (Complejo III). Desacopladores mitocondriales. Enmascaramiento de hormonas Inhibición de la síntesis de quitina.

Herbicidas Fungicidas Insecticidas / Acaricidas

Glifosato Paraquat, Diquat Treflan, Surflan Isoxaben Oxyfluorfen Maneb, Zineb, Mancozeb Captan, Folpet Bemonil, Thiophanato Fenarimol, Triadimefon Malation, MetilParation, Chlorpirifus Carbaril, Carbofuran Imidacloprid Aldrin, Endrin, Endosulfan.Lindano. Permetrin, DDT, DDE Rotenona, Pyridaben. Dinoseb, Chlorfenapyr. Tebufenozide Diflubenzuron, Teflubenzuron

base de datos de Ciencias Biomédicas. Lo anterior indica que estos trabajos no se han publicado en revistas y, por tanto, prácticamente no están disponibles para la comunidad científica nacional o internacional, lo cual se traduce en poco conocimiento científico sobre el tema. La mayoría de los estudios encontrados corresponden a evaluaciones de niveles de mercurio en compartimientos ambientales y no a los efectos directos del mercurio sobre los organismos y en particular sobre los humanos. A continuación aparece descrita la información disponible sobre la presencia de mercurio en los diferentes compartimientos ambientales hasta llegar a los reportes 91

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

en humanos. Al final, es presentada una corta sección sobre hallazgos de plaguicidas en La Mojana.

La contaminación con mercurio
Mercurio en aguas y sedimentos. Los niveles de mercurio en agua y sedimentos han sido evaluados en diferentes cuerpos de agua de La Mojana incluyendo ríos, caños y ciénagas. Uno de los sitios con mayor contaminación por mercurio es el río San Jorge, aguas abajo a la desembocadura del brazo Mojana. En este sitio han sido detectadas concentraciones de hasta 1,4 µg Hg/g sedimento (Corpoica-ICA-Uniandes, 1996). En un estudio realizado por la Universidad de los Andes, Corpoica y Corpomojana (1999), con el objeto de desarrollar un “modelo matemático para el estudio del ciclo del mercurio en la región de La Mojana”, fueron medidos los niveles de mercurio total en aguas y sedimentos en diferentes cuerpos de agua. La investigación sugiere que existe una tendencia al incremento en los niveles de mercurio en aguas, en particular en el caño Mojana y en el río San Jorge. En términos generales y en virtud de la falta de estadísticas, estos datos no son suficientes para establecer tendencias o desarrollar modelos matemáticos del ciclo del mercurio en la región. Una aproximación a la dinámica del mercurio en el ecosistema en cuestión debe incluir un mayor número de años monitoreados y suficientes réplicas que permitan determinar la variabilidad estacional (época de lluvia y época seca) y por sitio de muestreo, además de mediciones atmosféricas de mercurio. En otro estudio, también liderado por la Universidad de los Andes-Corpoica e ICA (1996), fueron reportados niveles de mercurio para 29 sitios de muestreo en la región de La Mojana. Según los resultados, a la desembocadura del brazo Mojana, sobre el río Cauca, se encontró una concentración de 900 µg/L de mercurio en aguas, mientras que en las otras estaciones ese valor estuvo cerca de 1 µg/L. Los autores explican este hecho presumiendo la existencia de un cono de deyección donde el caño deposita sus sedimentos. No obstante, la concentración de mercurio en sedimentos fue de sólo 7796,7 µg/kg. Esta observación no concuerda con la relación mercurio en sedimento/mercurio en agua para las otras estaciones de muestreo, las cuales pueden alcanzar hasta tres órdenes de magnitud. En síntesis, de acuerdo con lo expuesto, la dinámica del mercurio en aguas y sedimentos de la región de La Mojana es compleja y como tal su caracterización requiere un monitoreo permanente a diferentes niveles cronológicos y geográficos. Mercurio en macrófitas. Entre las plantas acuáticas de mayor cobertura en diferentes ecosistemas de agua dulce en Colombia está el buchón de agua (Eichornia crassipes). La región de La Mojana y su zona de influencia no son la excepción y por tanto los estudios reportados en macrófitas de estos ecosistemas se refieren en su mayoría al buchón. En el río Cauca, en la zona de Margento fueron detectadas concentraciones de hasta 2,5 µg/g (Corpoica/INAT, 1998). En la localidad de Caimito, los buchones presentaron niveles de mercurio entre 0,219-0,277 µg Hg/ 92

Toxicología ambiental - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

g, peso seco (Olivero y Johnson, 2002). Es claro entonces que existen variaciones geográficas importantes en los niveles de mercurio en macrófitas en esta región. Mercurio en pescados. El mayor número de reportes relacionados con contaminación mercurial en la zona de influencia corresponde a estudios en peces. A continuación se describen los principales hallazgos para el sur de Bolívar, bajo Magdalena, norte de Antioquia y La Mojana. Mercurio en pescados del sur de Bolívar. En esta zona de Colombia, aparecen reportes para las ciénagas Grande de Achí y la ciénaga de Simití. La ciénaga Grande de Achí hace parte de la cuenca del río Cauca, subcuenca del río Caribona, en donde la explotación aurífera es extensiva y emplea maquinaria pesada para remover gran cantidad de material rocoso incorporándolo a los ecosistemas circundantes. Por su parte, la ciénaga de Simití está localizada sobre el río Magdalena y aunque no existen asentamientos mineros en su periferia, los manantiales que la alimentan son utilizados para verter residuos mineros generados en la serranía de San Lucas. En la ciénaga grande de Achí, las especies mojarra amarilla, moncholo y doncella poseen concentraciones de mercurio superiores al límite máximo internacional aceptado para especies de consumo humano de 0,5 µg Hg/g (WHO, 1991). Por su parte, las especies de peces muestreadas en la ciénaga de Simití presentaron concentraciones de mercurio inferiores a las observadas en ciénaga grande de Achí. No obstante, algunas especies mostraron valores promedio cercanos al límite máximo internacional (0,5 µg/g). En términos comparativos, no se observaron diferencias en el contenido de mercurio para las especies monitoreadas en época de lluvia o verano, pero sí hubo diferencias significativas entre el contenido de mercurio observado para los carnívoros blanquillo y moncholo con respecto al bocachico durante el segundo período de muestreo. Los datos de mercurio en las especies carnívoras presentes en la ciénaga grande de Achí son similares a los reportados para diferentes zonas mineras de Brasil en donde la minería del oro ha generado un gran impacto ambiental2 La concentración promedio de mercurio observada en el Moncholo de la ciénaga grande de Achí es aproximadamente 50% superior a la encontrada en la misma especie en el campo de minería aurífera de Gurupi, Brasil (Palheta y Taylor, 1995). Aunque los niveles de mercurio en peces de la ciénaga de Simití son menores a los de la ciénaga grande de Achí, se evidencia por la mayor actividad minera existente en la cuenca del río Caribona, son claras las diferencias entre las especies carnívoras y las fitoplanctónicas lo cual sugiere que en ambas ciénagas el mercurio se está biomagnificando en la cadena nutricional. El bocachico presentó los más bajos niveles de mercurio de las tres ciénagas en estudio. Para el número de especímenes analizados (5), se observó una correlación estadísticamente significativa entre el contenido de mercurio y la longitud del bocachico, lo cual podría presumir la existencia de un proceso de bioacumulación directa del metal en la ciénaga grande de Achí en verano.
2

Palheta y Taylor, 1995; Nriagu et al., 1992; Boischio y Henshel, 1996; Bidone et al., 1997.

93

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Mercurio en pescados del bajo Magdalena y Cauca. Esta zona geográfica comprende desde el sur de Bolívar hasta la desembocadura del río Magdalena en la costa atlántica colombiana. Un estudio cofinanciado por Cormagdalena y la Gobernación de Bolívar, y ejecutado por la Universidad de Cartagena, permitió el análisis de mercurio en 412 especímenes pertenecientes a 11 géneros de pescado, las cuales fueron obtenidos de once ciénagas incluyendo tanto especies fitoplanctónicas como carnívoras. Un resumen de los niveles de mercurio para tres especies representativas de pescados del bajo Magdalena y Cauca aparecen en la Figura 1. Las concentraciones de mercurio más bajas fueron detectadas en los peces fitoplanctónicos (promedio de 0,045 ìg Hg/g), seguido por los peces detritívoros (promedio 0,12 ìg Hg/g) y carnívoros (promedio de 0,24 ìg Hg/g), en los que se observan diferencias estadísticamente significativas entre especies de distinto nivel trófico. En las especies carnívoras, el rango de concentraciones osciló de 0,030 a 1.060 ìg Hg/g, lo cual indica que varias especies, en particular en la ciénaga grande de Achí, en el río Caribona, superan el límite máximo de mercurio en pescado para consumo humano de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (0,5 ìg Hg/g). Es claro que las especies carnívoras como el moncholo, el bagre, el blanquillo, la mojarra y la pacora, entre otras, ofrecen un riesgo importante de ingestión de mercurio al ser consumidas por los humanos, en particular entre aquellas familias cuya única fuente de proteínas la constituye el consumo de pescado. Una observación muy interesante en este trabajo fue la detección de fenómenos de biomagnificación en dos ciénagas del sur de Bolívar (Grande de Achí, y Garrapata) y dos del canal del dique (Palotal y la Cruz), cerca de 300 kilómetros aguas abajo. Las ciénagas Grande de Achí y Garrapata están ubicadas en cercanías de la zona minera del sur de Bolívar y reciben influencia directa de la explotación aurífera del río Caribona. Con anterioridad (Olivero et al., 1998), se reportaron altos niveles de mercurio en la ciénaga grande de Achí lo que sugiere que la contaminación es permanente. Mercurio en pescados de La Mojana. Análisis de mercurio en pescados y otros componentes de la cadena trófica de los ecosistemas aledaños al municipio de Caimito (8°46’-8°48’-N and 75°6’-75°8’ O), sobre la cuenca del río San Jorge. Los datos, publicados en El lado gris de la minería del oro: la contaminación con mercurio en el norte de colombia (Olivero y Johnson, 2002), sugieren la presencia de procesos de biomagnificación en las especies de pescados de Caimito. Las concentraciones más bajas y altas de mercurio en músculo se encontraron en el bocachico y la doncella, respectivamente. En general, la concentración de mercurio en especies carnívoras fue cuatro veces superior a las del bocachico. Es de importancia señalar que Caimito, al suroccidente de La Mojana, está donde los niveles de contaminación de las aguas son bajos, en comparación con la desembocadura del caño Mojana en el San Jorge,. Por lo anterior, la situación en otras zonas de esta región puede presentar un perfil de contaminación diferente. 94

Toxicología ambiental - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

Mercurio en humanos. Aunque existe un cúmulo importante de información relacionada con los niveles de mercurio en pescados, son pocas los investigaciones en las cuales hayan sido evaluados los niveles de mercurio en humanos. Es claro que, en Colombia, nuestras culturas indígenas pre-hispánicas estaban expuestas a muy bajas concentraciones de mercurio ambiental y no lo empleaban en actividades metalúrgicas, según un estudio publicado recientemente en el que reportan los niveles de mercurio en cabello de dos momias humanas de los siglos XII y XIV D.C (Idrovo et al., 2002). En épocas recientes, el escenario es diferente. En 1995, aparece el primer artículo indexado en relación con niveles de mercurio en habitantes del sur de Bolívar (Olivero et al., 1995). Los resultados mostraron que en esta zona minera los niveles de mercurio en cabello aparecen discriminados de acuerdo con la ocupación de las personas, disminuyendo en el orden: pescadores>mineros>personas con otras ocupaciones. Esta tendencia está relacionada con la actividad socioeconómica que genera la fuente de alimentos para las familias. De esta forma, los pescadores, por ser el grupo con mayor consumo de pescado, presentan los niveles de mercurio en cabello más altos, tal asociación es corroborada con estadísticas en dicho reporte. Recientemente, Olivero et al. (2002) reportan concentraciones de mercurio en cabello de habitantes de La Mojana, en particular en Caimito. Las concentraciones de mercurio encontradas en sus habitantes son similares a las halladas en personas del sur de Bolívar (Olivero et al., 1995), pero mayores a las reportadas para el Canal del Dique, ubicado 300 kilómetros al norte de la zona minera del sur de Bolívar. Brasil es el país con mayor contaminación por mercurio en el mundo, precisamente proveniente de la explotación artesanal del oro. Colombia aunque los niveles encontrados hasta ahora no son tan altos como los reportados en Brasil o Japón, nuestra posición como país aurífero puede colocarnos en una situación de alerta frente a procesos de contaminación masiva con mercurio, de gran impacto para la salud de nuestros habitantes. Un aspecto socio-cultural de particular importancia en salud pública lo constituye el desconocimiento de los factores de riesgo asociados con el consumo de agua cruda. En las faenas de pesca, los pescadores de La Mojana beben el agua directamente de las ciénagas, lo cual podría traer consecuencias importantes en los procesos de acumulación mercurial en las personas. Según Olivero y Johnson (2002), es posible que los parásitos intestinales ejerzan algún papel importante en la absorción de mercurio en habitantes de La Mojana, dada la correlación entre el contenido de mercurio en cabello y la frecuencia de tos y malestares estomacales, signos clínicos con frecuencia asociados con parásitos intestinales, en particular infecciones por áscaris (Hlaing et al., 1990).

Evaluación del riesgo de consumo de pescado contaminado
En la evaluación de riesgo toxicológico por consumo de pescado contaminado con mercurio en el norte de Colombia se planteó que uno de los problemas asociados es determinar la cantidad del mismo que puede ser consumido con el menor riesgo de toxicidad por este metal. 95

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

La Organización Mundial de la Salud (WHO, 1991) fijó el valor de 0,5 µg Hg/g como contenido máximo de mercurio que deben tener los peces para consumo humano. No obstante lo anterior, la existencia de un nivel de mercurio en peces catalogado como seguro no garantiza su inocuidad porque la incorporación de mercurio depende tanto de la ingesta diaria de pescado como del contenido de mercurio en el mismo. En este sentido, el valor límite provisional propuesto para consumo tolerable semanal de mercurio es de 300 µg (Galal, 1993). En La Mojana, en particular en el municipio de Caimito, el pescado de mayor consumo es el bocachico, que acorde con lo ya expuesto, posee los niveles más bajos del metal entre las especies estudiadas. El consumo de una porción diaria (100 gramos) de bagre o moncholo en la ciénaga grande de Achí resultaría en la ingesta de 100 x 0,5 x 7 = 350 µg de mercurio, muy por encima del límite propuesto para consumo semanal de mercurio. Este hecho pone de manifiesto el riesgo de intoxicación por mercurio en los habitantes de la zona minera del sur de Bolívar, sobre todo en pescadores, cuya dieta principal la constituye el pescado. En La Mojana, el moncholo posee un promedio de 0,3 µg de Hg/g, lo cual, con el consumo de 150 gramos diarios - aproximadamente una porción de pescado-, significaría una ingesta de 150 x 0,3 x 7 = 315 µg de mercurio, también por encima de lo que podría ser tolerado sin aparición de síntomas de intoxicación. Desde el punto de vista epidemiológico, es de vital importancia determinar el valor del índice de riesgo toxicológico (H) para el mercurio (Kannan et al., 1998). Este índice es definido como la relación entre la dosis diaria de consumo del químico (D) y la cantidad diaria que un químico puede ser ingerido sin que aparezcan riesgos de intoxicación a lo largo de su vida, conocida como Dosis de Referencia (RfD). La dosis diaria de consumo se calcula empleando la fórmula: D = C x I/W x 1000, donde C es la concentración promedio de mercurio en pescado, W es el peso promedio de un adulto normal (70 kg), I es el consumo diario de pescado (gramos/día). Si el valor de H es menor de 1, entonces esperamos que no ocurran efectos toxicológicos con el consumo de pescado. Por el contrario, si es superior a 1, la población consumidora puede estar desarrollando o empezar a experimentar síntomas de contaminación mercurial. Para realizar este ejercicio son tomados tres posibles consumos diarios de pescado: 50, 100 y 200 gramos y tomando los valores máximo y promedio de mercurio encontrado en peces de Caimito. El valor de RfD de acuerdo con la EPA de los Estados Unidos es 0,0003 mg de mercurio por kilogramo de peso corporal por día.
Indice de Riesgo Toxicológico (H) para la ingestión de pescado contaminado con mercurio en la zona de La Mojana (municipio de Caimito) Índice de Riesgo Toxicológico (H) Consumo de Pescado (g/día) 50 100 250 Basado en la concentración de mercurio promedio encontrada en pescado (Olivero y Johnson, 2002) (0,247 µg Hg/g) 0,59 1,2 2,9 Basado en la más alta concentración de mercurio encontrada en pescado (Olivero y Johnson, 2002) (0,561 µg Hg/g) 1,3 2,7 6,7

96

Toxicología ambiental - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

Según estos datos, sólo el consumo de 50 gramos diarios de pescado (incluyendo tanto bocachico como especies carnívoras) no ofrece un riesgo toxicológico por mercurio. No obstante, el consumo de la misma cantidad de un pescado carnívoro, por ejemplo moncholo, bagre, blanquillo, pacora, mojarra amarilla o doncella, constituye un riesgo de intoxicación por el metal. La magnitud del problema se evidencia al saber que una sola comida con pescado puede incluir entre dos y cuatro arencas, peces de tamaño pequeño (15-20 cm de longitud), cada uno de los cuales pesa en promedio 100 g. Por ello, el consumo de pescado en La Mojana constituye un riesgo de intoxicación por mercurio. En otras palabras, los consumidores pueden desarrollar durante su vida, los síntomas neurológicos asociados con la intoxicación por este metal. Una pregunta resultante del análisis anterior sería entonces: ¿El consumo de pescado contaminado con mercurio en Colombia está afectando a la población? Existe evidencia “preliminar” que sugiere una respuesta afirmativa. En 1995, Olivero et al. reportaron que los habitantes del sur de Bolívar presentan síntomas de intoxicación mercurial tales como temblores en las manos, alteraciones neurológicas y problemas de visión entre otros. De otra parte, el único reporte en el que han sido evaluados cambios neurológicos en los mineros expuestos a mercurio elemental fue realizado en el municipio del Bagre, Antioquia (Tirado et al., 2000). Este estudio revela la existencia de daño intelectual, cambios emocionales, particularmente síntomas de depresión y ansiedad, al igual que alteraciones neurológicas tales como amnesia, insomnio y temblor en la lengua, entre los mineros. Estas manifestaciones no fueron detectadas en el grupo control. Es importante mencionar que este grupo de síntomas también se ha encontrado en una población expuesta a minería aurífera artesanal en el Guainía (Gasca, 2000). Uno de los efectos de mayor preocupación asociados con la intoxicación por mercurio lo constituye la enfermedad de Minamata congénita, es decir, la aparición de malformaciones en los hijos de madres expuestas. Aunque no existe evidencia de que este tipo de manifestaciones ocurra en La Mojana a consecuencia del mercurio, los niveles contaminantes de este metal encontrados en el ecosistema y en particular en algunas especies de pescado de amplio consumo local, en varios casos muy por encima de las normas internacionales, presuponen un problema serio que apenas puede mostrar la punta del iceberg, y que requiere la pronta participación del Estado para prevenir un desastre epidemiológico a corto o mediano plazo.

La contaminación por plaguicidas
Corpoica ha desarrollado, casi en su totalidad, los estudios relacionados con plaguicidas en La Mojana. Esta entidad ha detectado en varias campañas de muestreo durante los últimos siete años, los herbicidas Atrazina, 2,4-D y el insecticida Carbofuran en muestras de agua a niveles de partes por billón (ng/L). 97

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

De gran importancia fue el hallazgo de los insecticidas Lindano (0,05 ng/L), Clordano (Trazas) y el principal metabolito del DDT, el DDE (Corpoica/INAT, 1998; Corpoica-ICA-Uniandes, 1996). Muestreos recientes en el año 2000, indican que en la desembocadura del caño Mojana en el río San Jorge, persiste la contaminación por Atrazina y Carbofuran, además de la aparición de un nuevo plaguicida, el cual fue la Cimacina. De acuerdo con estos informes, la presencia de plaguicidas en el ecosistema de La Mojana obedece a fuentes difusas que pueden ser locales o regionales, lo cual dificulta el planteamiento y diseño de estrategias para control de su emisión. Nota: La revisión realizada no permitió conocer datos de campo relacionados con contaminación por cianuro. No obstante, de acuerdo con las visitas del consultor a las zonas mineras del Sur de Bolívar, los accidentes son frecuentes y prácticamente no son reportados a entidad alguna. No obstante, estas liberaciones de cianuro en las zonas mineras, por ser un compuesto químicamente muy lábil, no impactan el ecosistema de La Mojana.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES
Según el análisis general del diagnóstico presentado las conclusiones generales relacionadas con la condición ambiental por compuestos tóxicos en La Mojana son: • existe contaminación severa con mercurio en diversos compartimientos bióticos y abióticos del ecosistema de La Mojana y su área de influencia, es decir, sur de Bolívar y norte de Antioquia • la especie de pescado cuyo consumo supone el menor riesgo de intoxicación por mercurio es el bocachico. De otra parte, las especies con mayor riesgo incluyen el bagre pintado, el moncholo, el blanquillo, la doncella, la mojarra amarilla y la pacora • en promedio, el consumo frecuente de pescado obtenido del ecosistema de La Mojana genera una alta probabilidad de que sus habitantes presenten signos y síntomas de intoxicación por mercurio • hasta la fecha no aparecen reportes en la literatura de efectos neurológicos asociados específicamente con contaminación por metilmercurio en los habitantes de La Mojana. Es decir, no existen datos sobre la magnitud del impacto toxicológico en la población • aunque el ecosistema de La Mojana presenta niveles detectables de varias clases de plaguicidas, no existe información sobre el impacto de estos tóxicos sobre el mismo. De acuerdo con lo anterior, es necesario desarrollar estrategias que permitan disminuir el riesgo por intoxicación producida por el consumo de alimentos contaminados con mercurio, cianuro y plaguicidas. Resulta determinante detener las emisiones mercurial, además de evaluar el impacto actual sobre la población y evitar la Enfermedad de Minamata en La Mojana. Un análisis Dofa sugiere algunas de las estrategias que en conjunto son fundamentales para superar el problema de contaminación con mercurio y plaguicidas en 98

Toxicología ambiental - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

La Mojana. La estrategia propuesta para lograr estas metas consiste en el desarrollo de un sistema participativo de alertas para el manejo del riesgo por exposición a estos contaminantes en la región. Varias de las recomendaciones hechas aquí son producto directo del análisis Dofa (Anexo 1 Estudio, CD-ROM) y en conjunto responden a la necesidad de cambiar el esquema actual de manejo de recursos en La Mojana, hacia un desarrollo sostenible que permita la recuperación de la región y fortalezca la probabilidad de un mejor futuro para las generaciones venideras. • Fomentar la creación de una ley de control de importación y comercialización de mercurio y plaguicidas. La utilización del mercurio en la extracción de oro facilita su incorporación a los ecosistemas y por ende la posibilidad de ser acumulado por los humanos. Esta ley permitiría evitar la importación masiva y sin control del mercurio al país y motivar la implementación y utilización de tecnologías amigables al ambiente para la extracción del oro. • Fomentar la creación de una ley de la República para el control de importación y comercialización de pescado. La disminución en la producción pesquera colombiana ha originado una escasez de pescado en el país que es suplida con importaciones masivas, de las cuales no se tiene conocimiento en cuanto a su calidad toxicológica y microbiológica. Actualmente el consultor realiza una investigación de los niveles de parásitos en músculo de pescado importado y resultados preliminares indican que los niveles encontrados sobrepasan todas las normas internacionales existentes. Este pescado que entra al país es considerado de “desecho” porque no es aceptado en Europa o Estados Unidos y por ello es mucho más económico que el local. Lo anterior desestimula la pesca y por ende la protección del recurso. • Fomentar la creación de una ley grabando tanto la compra de mercurio como la producción del oro con un impuesto entre 15-20%. Estos recursos deben ser destinados exclusivamente a investigación tecnológica en minería e impacto ambiental por mercurio en las universidades estatales de la región. • Declarar la zona de La Mojana como patrimonio pesquero y de biodiversidad de Colombia. Esta declaratoria sacaría del anonimato a La Mojana y serviría de marco para exponer las amenazas a las que está expuesta por parte de las regiones aledañas. • Declarar al bocachico como “Recurso Fundamental” de los colombianos. Esta especie posee excelentes propiedades nutritivas y en zonas contaminadas con mercurio es la especie con menor concentración del metal. Dicha declaración aumentaría el interés por su conservación y preservación. • Fomentar proyectos de investigación para la producción de alevinos de bocachico y otras especies endémicas. La protección del bocachico garantizará el atraso en la aparición de la enfermedad de Minamata en Colombia. • Fortalecer a Corpomojana con recursos para monitoreo e investigación, involucrando en la junta directiva a las universidades locales, en particular, las universidades de Sucre, la de Cartagena, la de Córdoba y la de Antioquia. Esto permitiría focalizar los recursos directamente hacia la solución de problemas involucrando criterios académicos y científicos. 99

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Prevención yyManejoen lala Contaminación por Prevención manejo en contaminación por Prevención y Manejo en la Contaminación por Mercurio mercurio Mercurio
[ Pedro López Africano ]

Si bien la región de La Mojana posee un alto grado de contaminación por metales pesados y en especial por mercurio, también es cierto que la mayor parte de las sustancias de interés sanitario tienen origen fuera de sus límites, sólo y muy localmente existen focos contaminantes en el área. Basados en esta premisa y en los términos de referencia establecidos para esta consultoría, se realizó la recolección de la información primaria y secundaria, dirigida a responder cuatro interrogantes principales: ¿Cuál es el estado de contaminación actual por mercurio?,¿Cuáles son las fuentes y orígenes de la contaminación?,¿Qué se ha hecho para solucionar el problema?, ¿Qué se debe hacer en el futuro? Para lograr la interrelación de la información, se visitó la región minera del sur de Bolívar (Santa Rosa del Sur y San Martín de Loba), se realizaron consultas en las memorias institucionales de Ingeominas, Minercol, UPME, DNP, Fondo Nacional de Regalías, Universidad de Antioquia, Secretaría de Planeación del departamento de Antioquia, Secretaría de Minas del departamento de Bolívar, Ministerio del Medio Ambiente, GTZ, Corporaciones Autónomas Regionales (Corponariño, CVC, CRC, Corantioquia y CSB). Finalmente, se obtuvo una visión global de la situación minero–ambiental (diagnóstico) y sobre él se proyectó la propuesta de Prevención y manejo de contaminación por mercurio en la región de La Mojana, y en las zonas origen de la contaminación. Aunque este documento identifica las principales actividades que se pueden desarrollar en los próximos 15 años, sólo se debe considerar como una guía, ya que es necesario alimentar y redefinir de acuerdo con la ejecución de los proyectos y sus resultados en la zona.

100

Prevención y manejo en la contaminación por mercurio - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales]

OBJETIVO GENERAL
Diseñar una propuesta de prevención y manejo de contaminación de mercurio en las zonas origen del problema y que afectan los ecosistemas del área de La Mojana.

Objetivos específicos
Promover y efectuar reuniones de evaluación y concertación con los miembros del proyecto, los representantes de entidades mineras y ambientales involucradas en este plan. • Recoger y evaluar información disponible de proyectos realizados, programados o en ejecución por diferentes entidades públicas en Producción más limpia de oro en el sur de Bolívar, serranía de San Lucas y nordeste antioqueño. • Consultar experiencias existentes de Producción más limpia en otras regiones del país. • Realizar una caracterización del problema de la contaminación por mercurio en la zona . • Analizar los resultados de los principales estudios desarrollados en la región de La Mojana. • Establecer alternativas de intervención. • Identificar y formular proyectos preliminares de prevención y manejo del problema. • Preparar las memorias técnicas respectivas. Como punto de partida, se tomaron los términos de referencia establecidos para el consultor, que fueron ajustados según las necesidades del proyecto y luego se procedió a la recolección de la información primaria (estado minero) en la zona del sur de Bolívar, que incluyó explotaciones auríferas de Santa Rosa del Sur y San Martín de Loba. A continuación recogió información secundaria en las instituciones de los ámbitos nacional y regional relacionadas con el proyecto. Del análisis de estos datos acumulados en las fases anteriores, se realizó un diagnóstico del estado ambiental y minero de la región, sobre el cual se trazaron líneas de acción y se priorizaron las actividades por ejecutar, obteniendo como resultado los perfiles de proyectos de inversión en esta materia, así que la propuesta consolidada de las anteriores fases se integró al Plan de desarrollo sostenible de La Mojana, PDSM.

Aspectos físicobióticos
Esta región es considerada como una gran llanura fluviodeltaica, posee un clima tropical con una temperatura media anual de 27,8°C. La precipitación varía entre 1.406,5 mm en la parte noroccidental y 4.779,7 mm en el extremo suroriental, con una media anual de 2.846,9 mm/año y un régimen monomodal. La configuran una intricada red de caños, ciénagas y basines, concentrados en la zona norte como consecuencia de un proceso de subsidencia que contribuye a la regulación de los ríos San Jorge, Cauca y Magdalena.

101

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Asociado al sistema de ciénagas, se desarrolla parte del ciclo biológico de los recursos pesqueros de mayor importancia económica continental (bagre, bocachico), especies que migran cada año de las ciénagas hacia los ríos mayores de las cuencas del Cauca y del Magdalena a desovar; esta migración soporta alimenticia y económicamente a las comunidades de pescadores ubicados en sus riberas. Además, la región es visitada cada año por aves migratorias de importancia internacional y cuenta con una diversidad de fauna silvestre (hicoteas, pisingos, babillas, chigüiros, entre otras), de las cuales se extraen volúmenes representativos, para suplir las demandas proteicas locales y generar ingresos económicos para sus pobladores.

Aspectos socioeconómicos
En la zona se asientan cerca de 100.000 habitantes, ubicados a lo largo de los ríos, de los caños y al reborde de las ciénagas. Cerca de 50% vive en condiciones de extrema pobreza, con necesidades básicas insatisfechas en más de 80%; de hecho, la cobertura de servicio de acueducto y alcantarillado oscila entre 21% (Caimito) y 79% (Sucre). Las actividades económicas productivas de La Mojana giran alrededor de la ganadería, -78% del área-, especialmente la ganadería extensiva de doble propósito trashumante y en los predios se manejan especies menores como aves y cerdos. En segundo término los cultivos 16%, en los que se comercializa el arroz y el maíz; además, se registran pequeñas áreas de sorgo, plátano, yuca, cacao, coco, caña panelera, frutales y en los últimos años la sandía. Desde épocas prehispánicas las culturas indígenas de la región, zenú y malibú, basaron su desarrollo en actividades de agricultura sedentaria, y en la pesca y en la caza, estrategias productivas extractivas que perduran hasta nuestros días. En la región se observa una débil presencia de instituciones de nivel central (ministerios e institutos descentralizados) y una moderada intervención del nivel regional (departamentos y CAR), sumada a una amplia presencia de instituciones locales (municipales, pero con débil operatividad), que se traduce en una precaria atención y prestación de los servicios públicos y sociales. Las organizaciones comunitarias, asociaciones gremiales, juntas de acción comunal y fundaciones son numerosas, pero en su mayoría son inactivas, sin capacidad de gestión y con poca capacitación y débil participación.

CARACTERIZACIÓN DEL PROBLEMA Situación actual
La región de La Mojana, en particular, y la depresión momposina, en general, han sido sometidas a procesos de degradación por acumulación de sedimentos y contaminantes provenientes de la región Andina y de los piedemontes cordilleranos, lo que origina una reducción en la capacidad de regulación de las aguas y pone en riesgo los recursos hidrobiológicos, agrícolas y ganaderos, así como la salud de las 102

Prevención y manejo en la contaminación por mercurio - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales]

comunidades asentadas en ellas. Dentro del proceso de aportación de contaminantes se observa que en las muestras ambientales se evidenciaron valores por encima de los límites permisibles para mercurio, y se registraron picos muy preocupantes (ver tabla 1) que muestra los valores pico por contaminación de mercurio en La Mojana.
Tabla 1 Muestra Aguas Peces Sedimentos Región Concentración Ppb Ppb Ppb
µ gHg/g

Estándar 2 ppb 30 ppb/kg 500 ppb/kg 17 ppm

Fuente D.1594 EPA EPA EPA

Ciénaga la Raya - Caribona Media (1) 7,30 Aguas debajo de Nechí - Media La Raya - Caribona – Media (1) 458,50 (2) 5,32 (1) 804,98

Plantas (buchón) Ciénaga la Raya - Caribona Media (1) 555,22 Cabello humano Pescadores Barranco de Loba

1.8 µ gHg/g EPA

Ppb

Fuente: (1) Caracterización del grado de contaminación de los recursos naturales en La Mojana (Corpoica, 1998). (2) Valoración del contenido de mercurio en la zona minera del sur de Bolívar (Universidad de Cartagena).

Si bien el mercurio localmente puede provenir de insumos agrícolas, sus altos valores en las fuentes hídricas indican que existen aportes muy importantes originados fuera de la región de La Mojana. Un análisis del problema muestra que este metal pesado tiene su origen en el beneficio de metales preciosos en las regiones mineras del noreste antioqueño, bajo Cauca, serranías de Ayapel y San Lucas; sin desconocer los aportes de otras regiones mineras localizadas aguas arriba de los ríos Magdalena y Cauca y de las contribuciones de mercurio asociadas a las diferentes actividades en sus respectivas cuencas.

Principales fuentes aportantes de mercurio
Aunque no se ha desarrollado un balance de aportes para cada una de las fuentes contributivas, sí hay muestreos puntuales que determinan que la presencia de mercurio en la región de La Mojana es altamente influenciada por las cargas asociadas a los ríos San Jorge, Cauca y Magdalena. • Río San Jorge: Nace en el nudo de Paramillo en Antioquia y desemboca en el río Magdalena, en Bolívar, a través de su recorrido recibe aportes mineros de varias fuentes secundarias y de los ríos Sucio, San Pedro y Uré. • Río Cauca: Nace en el macizo colombiano en el departamento del Cauca y recibe aportes de procesamiento de minerales auríferos de los departamentos de Cauca, Valle del Cauca, Quindío, Risaralda, Caldas, Antioquia, Córdoba y Bolívar. Hacia el norte, los ríos de mayor aporte tanto de sedimentos como de sustancia de interés sanitario (metales pesados y cianuro) son: de la serranía de Ayapel (los ríos Tarazá y Man), del nordeste antioqueño el río Nechí (cuyos afluentes son los ríos Bagre, Pocuné, Porce y Anorí), de la serranía de San Lucas en el sur de Bolívar (río Tigüí, quebrada de San Marcos y río Caribona). • Río Magdalena: Tiene su nacimiento en el macizo colombiano en el departamento del Cauca y recibe aportes de la minería aurífera de los departamentos del Huila, Tolima, Caldas, Antioquia; Santander y Bolívar. Hacia las zonas próximas del proyecto recibe los aportes mineros originados en parte del nordeste antioqueño y el sur de Bolívar. 103

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Provincias mineras involucradas
Se contemplarán las provincias mineras que por su cercanía e interacción con la zona tienen los aportes más relevantes.

Zonas Antioquia: Para efectos mineros y de contaminación directa, se divide en dos provincias:
• Bajo Cauca. Se sitúa en el noreste del departamento, en las estribaciones de la cordillera central hasta la serranía de Ayapel y en dirección principal al flujo del río Cauca. Comprende los municipios de Tarazá, Cáceres, Zaragoza, el Bagre, Caucasia y Puerto Valdivia, está drenada al occidente por el río Cauca y al oriente por el río Nechí, el cual confluye con el Cauca a la altura de la población de Nechí. En esta zona la minería básicamente corresponde a explotaciones aluviales caracterizadas por la remoción total del suelo, la generación de gran cantidad de sedimentos e importantísimos aportes de mercurio. • Nordeste antioqueño. Corresponde al nordeste del departamento de Antioquia y se localiza en las estribaciones de la cordillera central. Hacia el oriente, desciende en forma de colinas al valle del Magdalena medio y por el oeste hacia la región del bajo Cauca. Para efectos mineros sólo se consideran como de alta influencia las explotaciones localizadas en los municipios de Segovia, Remedios, Amalfi y Anorí, aunque políticamente el nordeste está conformado por estos y los municipios de Cisneros, Carolina, Gómez Plata, Guadalupe, San Roque, Remedios (parte), Santo Domingo, Yalí y Yolombó. La minería de los metales preciosos desarrollada en esta provincia corresponde, en su mayor parte, al tipo filoniano por métodos subterráneos y, en menor proporción territorial, a explotaciones de aluvión, en los lechos y márgenes de los ríos Porce y Nechí, esta región también es aportante de sedimentos y mercurio; además, en el beneficio de los minerales preciosos en la minería de veta se introducen grandes cantidades de cianuro al medio ambiente.

Bolívar Por cercanía y en algunos sectores por su contacto directo, se puede ubicar así: • Sur de Bolívar. Localizada en el sur de Bolívar, está limitada al norte por el complejo cenagoso de La Mojana, al oriente con el río Magdalena y al occidente con el Cauca, accidente topográfico es la serranía de San Lucas. Los principales centros de producción aurífera son: Santa Rosa del Sur, San Martín de Loba, Río Viejo, Barranco de Loba, Atillo de Loba, Montecristo y Achí. La extracción de oro filoniano se efectúa en Santa Rosa del Sur, San Martín de Loba y Barranco de Loba, mientras que la minería aluvial es representativa en Achí y Montecristo. Quizás los ríos de mayores aportes mineros provenientes de la serranía de San Lucas sean el Tigüí y el río Caribona.
104

Prevención y manejo en la contaminación por mercurio - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales]

Córdoba Posee muy poca información secundaria y/o primaria, tanto en aspectos geológicos como mineros, por lo tanto, su repercusión o influencia ambiental en La Mojana aún no está determinada. La principal zona de explotación reseñada se encuentra en la cuenca alta y media del río San Jorge, en las poblaciones de Juan José, Pica Pica y Bocas de Uré, y en la cuenca de la quebrada San Pedro al sureste del departamento. Las minas registradas se localizan en los depósitos aluviales, al sur de la ciénaga de Ayapel en el occidente.
La minería de tipo aluvial es explotada por sistemas a cielo abierto en las vegas y terrazas del río principal (San Jorge) y sus afluentes. En la producción del año 2000, reportada por el UPME, el departamento ocupa el primer lugar en el país con una producción total de 17´266.539 gramos de oro; sin embargo, no existen los reportes de las zonas de extracción; además, la región con el ritmo actual de producción no puede sustentar dichos volúmenes. El origen del oro podría corresponder a la existencia de una minería informal o ilegal, o a la producción de otros departamentos declarada en Córdoba (Ingeominas, 2000). Hasta el momento no posee explotaciones de metales preciosos; sin embargo, no se descarta hacia un futuro que se desarrollen explotaciones de oro muy fino en los aluviones del sur del departamento.

Sucre:

Caldas: En Marmato y Supía, principalmente, se registran producciones de 605.230 g/ año (Estadísticas UPME, 2000), e importantes aportes de cianuro y mercurio a las cuencas de los ríos Cauca y Magdalena, partes de ellas son transportadas por los ríos en mención y acumuladas en las ciénagas de La Mojana.

Aspectos mineros
Se tratarán los aspectos básicos de la minería registrada en Antioquia, Córdoba, Caldas y Bolívar, que conducen a importantes aportes de sedimentos y metales pesados a la región.

Aspectos legales
La legalización de las explotaciones de oro no es una práctica común entre los mineros, debido a la gran movilidad de los frentes de explotación (por factores de inseguridad, concentración de tenores y climáticos), a la cultura individual e informal de los mineros y al nulo o poco control efectuado por las entidades de vigilancia, y aun por la influencia de factores de orden público. Cabe anotar que en la explotación aurífera existen muchas solicitudes de licencias de exploración, explotación y algunos contratos, pero la legalización ambiental es menor que la minera. La tabla 2 es un claro ejemplo de la situación legal de la minería, en general y del bajo Cauca antioqueño, en particular. 105

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Minas registradas en la base de datos Explotaciones mineras existentes(con Sirema de Corantioquia título de exploración o explotación) Secretaría de Minas y Energía* Caucasia 4 Caucasia 45 Bagre 2 Bagre 41 Zaragoza 14 Zaragoza 67 Tarazá 10 Tarazá 22 Cáceres 8 Cáceres 18 Valdivia 2 Valdivia 1 Total 40 Total 194 Fuente: base de datos Sirema de la Secretaría de Minas de la Gobernación de Antioquia. Actualizada al 06 de julio de 2001.

Rangos de explotación
Se refiere a los volúmenes de producción de metales preciosos como elemento y no como volumen de remoción. Existen tres categorías o rangos:
RANGO 1 2 3 PRODUCCIÓN Menor de 0,05 Entre 0,05 – 1 Mayor de 1 UNIDAD t/año t/año t/año

Rango 1. Integra las explotaciones de subsistencia y pequeña minería, y recoge más de 90% de las de aluviones como de filón. Su característica principal es la baja producción, la nula o incipiente mecanización y el bajo conocimiento de los depósitos y se encuentra diseminada por todo el territorio objeto. Rango 2. Llamada mediana minería, se desarrolla con mayor grado de conocimiento de los depósitos y mayor estado de mecanización. A este tipo pertenecen las explotaciones mineras subterráneas de la Frontino Gold Mines Ltda. (una en Segovia y otra en Remedios), el Limón (Zaragoza) y la Bramadora (Amalfi), en cuanto a las de aluvión se localizan principalmente en los ríos Cauca, Nechí, Porce y San Jorge. Rango 3. Produce metales preciosos en más de una tonelada por año y la única en la región y tal vez en el país es la que efectúa Mineros de Antioquia en los depósitos aluviales de los ríos Nechí y Tigüí en la región del bajo Cauca. Se clasifica como gran minería con volúmenes removidos superiores a los 16.000.000 de m3 al año, con procesos mecanizados y exige una completa legalidad minera y ambiental.

Sistemas de explotación
Sistema a cielo abierto La minería desarrollada por estos sistemas incluye: Explotaciones en tierra. Se utilizan la batea (método de barequeo o mazamorreo), las motobombas, elevadores, monitores y las retroexcavadoras. Se realiza por lo ge106

Prevención y manejo en la contaminación por mercurio - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales]

neral en aluviones y en pocos casos, en los capotes de los filones y en algunos depósitos coluviales. Explotación en agua. Se usan el mazamorreo, la draga de succión, las retroexcavadoras sobre planchón y las dragas de canjilones, métodos dirigidos a explotación de aluviones de vegas, de cauces y en pocas ocasiones de terrazas bajas.

Sistema subterráneo: Utiliza métodos de cámaras y pilares, cámaras irregulares, tambores con realce paralelo y recuperación parcial de pilares, y está dirigida a explotaciones auríferas filonianas. Para la minería de rango 1, se utilizan carretillas, mulas o transporte humano y la perforación y el arranque es manual; el rango 2 utiliza perforación neumática y voladura con explosivos, coches para transporte y tiene organización en ventilación y desagüe. Salvo en contados casos, se explotan aluviones por este sistema, en cámaras irregulares a partir de un pozo, presentándose bajos niveles de seguridad y por lo general se dan en explotaciones de subsistencia.

Beneficio
Según el tipo de técnicas utilizadas en los procesos de explotación, así es el rango de la minería, de manera que, a menor rango, menor la mecanización de procesos y la recuperación de metales; la aplicación de técnicas es incorrecta y son mayores los problemas ambientales ocasionados. El beneficio de metales preciosos (oro más plata) es realizado de acuerdo con el tipo de explotación aluvial o de filón: Beneficio en aluviones. Una vez el material es arrancado de los aluviones, se somete a lavado ya sea en bateas, monitores, trómel o canalones (según el rango y tecnificación), para separar los materiales gruesos, que son desechados (gravas), de los finos (arenas), que pasan a una segunda etapa de concentración en bateas, canalones y paños, jig o ciclones (según el grado de tecnificación); y que puede tener varias de estas etapas en las cuales se utiliza el mercurio (azogue) para su recuperación. Éste se coloca en las trampas de concentración donde se amalgama con el oro y la plata y con algunos otros metales. Posteriormente y terminada la jornada, la amalgama es recogida y sometida al fuego abierto para separar el mercurio del oro. Beneficio para minerales filonianos. A diferencia de los depósitos aluviales donde el oro se encuentra “libre”, en las explotaciones filonianas (subterráneas); se encuentra en asociación, inclusión, intercrecimiento y reemplazo con otros minerales, haciendo más complicado obtener los valores preciosos de los metales. Tal caso obliga a someter los minerales obtenidos a un proceso de trituración; la partícula es reducida y se lleva a un segundo proceso conocido como molienda (se usan molinos californianos, barriles, molinos de bolas e incluso piedras de moler), aquí el grano de los minerales está por el orden de 250 micrones. En este estado el oro liberado se liga con mercurio en los molinos y canalones; sin embargo, una fracción 30–50% no se puede agrupar porque los granos de mineral no han sido expuestos ni completamente liberados; por lo cual se someten los 107

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

minerales sólidos del molino (arenas) a un tercer proceso conocido como cianuración, etapa en la cual se incluye el cianuro de sodio o cianuro de potasio al beneficio del metal, donde las arenas son apiladas y tratadas por percolación o agitación y el oro expuesto es lixiviado por la solución cianurada, la que se trata con zinc, formando una mezcla de zinc y oro, y como concentrado se funde para obtener el metal precioso.

Procesos mineros con mercurio y cianuro
Para la recuperación de oro de los diferentes yacimientos se utilizan dos operaciones básicas:

La amalgamación Es uno de los procesos más importantes en la recuperación de oro, dada la afinidad electrónica de éste con el mercurio, lo cual crea una aleación física denominada amalgama. Esta propiedad es la utilizada para capturar pequeñas partículas de oro, las cuales por su tamaño no presentan buena respuesta para la concentración gravimétrica, sin el mercurio las partículas extremadamente finas o con formas laminares serían arrastradas por las corrientes de agua creadas en el lavado, produciendo desperdicios de metal y disminuyendo de manera considerable el rendimiento de las minas. Para la amalgamación es importante que el grano de oro esté libre y limpio de incrustaciones de óxidos y minerales y que su tamaño oscile entre 2 y 0,02 milímetros.
En la minería aluvial en donde el oro se halla en estado libre y limpio de impurezas, al pasarlo por el canalón el oro es atrapado y amalgamado; es de anotar, que parte del mercurio es arrastrado por el flujo hacia las fuentes de agua. En el caso del beneficio de minerales filonianos se agrega en los molinos y al final de estos en placas electroplateadas, sobre las cuales el metal se adhiere formando una película. En la zona objeto de estudio, existen molinos o barriles de bolas (cocos) que sirven para moler y amalgamar de manera simultánea. La amalgama se recupera y se somete a temperaturas que oscilan entre 350°C y 600°C, el mercurio a estas temperaturas es evaporado y queda directamente en el suelo y en la atmósfera. Las pérdidas de mercurio generadas en el procesamiento de un grano de oro son muy diferentes, no sólo por la tecnificación de la explotación y del beneficio sino por el control en planta y por la actitud del minero. En términos generales se tiene: Pérdidas por derrames involuntarios y evaporación Pérdidas por arrastre en el flujo Pérdidas por calcinación de la amalgama Total pérdidas : : : : 0,01 g 1,3 g 1,4 g 2,8 g1

Se pierden 2,8 g de mercurio por cada gramo de oro recuperado, aumentan en minas de grandes flujos de agua (explotaciones aluviales de mediana minería) y
1

López, Pedro. Minería de aluvión en el departamento del Guainía. Volumen 1. 1998.

108

Prevención y manejo en la contaminación por mercurio - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales]

disminuyen en operaciones mineras que destilan amalgamas (retorteados) y hacen amalgamación en circuitos cerrados. El minero de aluviones no usa mercurio; luego, las mayores pérdidas están la pequeña y mediana minería.

La cianuración Las soluciones de los cianuros alcalinos muy diluidas disuelven los metales nobles y no se combinan en proporciones altas con elementos secundarios, esta propiedad llamada acción selectiva, se aprovecha para la recuperación de valores auríferos.
Los minerales filonianos explotados se llevan a molienda para luego ser amalgamados, después, se someten a calcinación y fundición obteniendo una buena parte de oro; sin embargo, una buena fracción no es retenida por el mercurio y va a parar en las colas del proceso (arenas y lodos). Las arenas se acumulan en tanques o piscinas (método generalizado) con un doble fondo en su parte inferior, luego se les vierte cal y cianuro de sodio (NaCN) en proporciones de 1,5–5 g/l, esta solución se percola a través de la columna de arena lixiviando los metales auroargentíferos y arrastrándolos a los desagües. Una vez en el fondo, es conducida a unas cajas que contienen virutas de zinc obligando a los metales a precipitarse, y así ser llevados a calcinación y fundición para separar el oro y la plata del zinc. Algunas minas utilizan sólo los procesos de cianuración por agitación aumentado la recuperación de metales y la rapidez en los mismos. Sin embargo, este proceso es de alta toxicidad, especialmente por el desprendimiento de HCN (ácido cianhídrico), al final de la precipitación del oro con el zinc, quedan unas soluciones “pobres” con alrededor de 3 g/l de cianuro de sodio, los cuales son arrojados a las fuentes de agua sin ningún tipo de neutralización, con los consecuentes perjuicios para el medio ambiente. En términos generales se ocasionan dos reacciones químicas en el proceso de cianuración: una de lixiviación y otra de precipitación.
2 Au + 4 NaCN + O + H2O = 2 Au Na(CN)2 + 2NaOH NaAu(CN)2 + 2NaCN + Zn + H2O = Na2Zn (CN)4 + ¯Au + H ­ + NaOH (lixiviación) (precipitación)

Aspectos ambientales
Visión general La utilización de técnicas y tecnologías inapropiadas tiene a la minería de metales preciosos en un estado de insostenibilidad que afecta negativamente los ecosistemas locales y produce serias intervenciones en sectores alejados. Los pasivos ambientales acumulados por la explotación de metales preciosos no son del todo causados por la tecnología o las técnicas utilizadas, sino por su inadecuada implementación, sumados a la poca apropiación del territorio y la casi nula “conciencia ambiental” de los mineros, a la falta de control estatal y ausencia de inversiones en mejoramiento técnico y tecnológico, amén de las razones de orden público existentes.
109

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Los altos precios internacionales del oro en las décadas de los años setentay los ochenta, además de los subsidios creados para esta actividad minera nacionalmente, jalonaron el rápido crecimiento en número y en tamaño de las explotaciones con sus consecuentes efectos negativos al medio ambiente. Esa medición de impactos se reflejó tanto en el medio físico como en el antrópico. El cambio obligado del uso del suelo desemboca en grandes conflictos socioeconómicos, ya que presiona el cambio de las actividades tradicionales, la pérdida de costumbres y la alteración de los hábitos de producción, elementos seculares encargados de sostener el equilibrio ecosistémico de la región. Los impactos ambientales creados por la actividad minera de oro, en Antioquia, Córdoba, Caldas y Bolívar, son graves y acumulativos y muchos de ellos de carácter permanente, las causas principales de esos efectos se resumen en procesos de deforestación, de erosión, deterioro de suelo, de fuentes de agua y cuencas en general, de inestabilidad (hundimientos, deslizamientos, remoción en masa) y vertimientos de sustancias tóxicas. Los problemas ambientales derivados de la extracción aurífera en las regiones cercanas a los sitios de explotación se manifiestan como áreas degradadas por el uso irracional del suelo; colmatación de ciénagas; alta sedimentación y taponamiento de caños que comunica a las ciénagas; alteración en los cauces de las diferentes fuentes de agua; socavamiento de las orillas de los ríos y daños a la infraestructura cercanas a ellos; aumento de erosión y erodabilidad en los suelos; baja navegabilidad de los ríos; fenómenos de eutroficación; baja productividad en la actividad pesquera; problemas de salud y de salubridad; daños en infraestructura física y social, y hundimientos de la superficie. El aporte de sedimentos y la introducción de metales pesados al sistema cenagoso, sobre todo mercurio, son los principales impactos negativos derivados de la explotación de metales preciosos en la zona norte y que causan efectos negativos en la región. Lo anterior conduce a contaminación de las ciénagas; cambios en las cotas de inundación; modificación del espejo de agua tanto en invierno como en verano; alteración en la navegabilidad; acumulación de mercurio en peces, recursos hidrobiológicos y en las comunidades asentadas; introducción de mercurio en productos agrícolas y ganaderos; aumento de los problemas de salud; consecuencias negativas en el mercado de productos y afectación general del sistema cenagoso.

Sustancias de interés sanitario en procesos mineros
En la minería aurífera, se utilizan con sustancias químicas y/o minerales como el mercurio, el cianuro, la soda cáustica, la cal, el litargirio, el zinc, el hipoclorito de calcio, los jabones, el ácido nítrico, el ácido sulfúrico, las grasas y los aceites minerales, los combustibles y los explosivos, entre otros, que pueden producir alteraciones ambientales; sin embargo, el mercurio y el cianuro son considerados como las sustancias más xenobióticas utilizadas en esta actividad para los ambiente acuáticos. 110

Prevención y manejo en la contaminación por mercurio - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales]

Tabla 3: Caracterización de Impactos Ambientales en Minería Aurífera - Acción productora de impactos analizada: Modificaciones fisiográficas

111

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Tabla 4: Identificación de posibles alteraciones ambientales producidas por la minería aurífera

112

Prevención y manejo en la contaminación por mercurio - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales]

El cianuro Nombre genérico de las sales del ácido cianhídrico (CNH), diluida, disuelve selectivamente los metales nobles. En procesos mineros, el uso de cianuro de sodio es generalizado (por precios) respecto de cianuros de otros metales. El principio activo de los cianuros alcalinos es el radical cianógeno (CN), monovalente, de suerte que el grupo tiene una de las valencias del carbono libre, cuando se fija sobre el metal también monovalente Na, así forma NaCN; si llega a fijarse sobre un átomo de H, forma un terrible tóxico conocido como ácido prúsico o ácido cianhídrico el cual es el responsable de los envenenamientos con cianuro.
En el proceso de cianuración el oro se incorpora a la solución formando un cianuro doble de oro y sodio, al agregar zinc al proceso, el oro se precipita junto con la plata, y el zinc remplaza el oro en la solución, así se obtiene un cianuro doble de zinc y sodio. Como el cianuro “se gasta” en la lixiviación de los metales preciosos y de otras sustancias, al final del proceso quedan soluciones “pobres”, con contenidos entre 0,2–0,3 gramos/litro de cianuro, estas soluciones no sólo contienen cianuro sino que además poseen una adición de oro no precipitado; las soluciones pobres con una concentración mil veces superior a los límites permisibles de descarga (2 ppm) son arrojadas a las fuentes de agua. Si la corriente receptora posee suficiente caudal, las soluciones de cianuro se diluyen rápidamente y es casi imposible registrar trazas de cianuro a 300 metros debajo de la descarga; si el caudal es escaso para diluir la solución, las sales descienden acabando con toda forma de vida existente en ella. El cianuro contenido en las fuentes receptoras es desnaturalizado en un período máximo de 72 horas, como consecuencia de la acción del oxígeno disuelto, los ácidos orgánicos y la luz ultravioleta. La molécula doble de cianuro de zinc y sodio se descompone así: el zinc entra como metal, el nitrógeno es liberado como gas y parte de éste se acompleja con otros elementos, aumentando el nitrógeno disponible; nitrógeno que puede en cierta manera contribuir con los procesos de eutroficación en las diferentes ciénagas a donde llega.

El mercurio Por su gran afinidad física con el oro, el mercurio se ha utilizado en la concentración de este metal desde hace más de 400 años a. de C, con una densidad de 13,6 g/ cm3, es el único metal que se halla en estado líquido a temperaturas y presiones ordinarias y tiene un punto de ebullición de apenas 357°C. Se encuentra en la naturaleza en estado nativo, pero su mayor presentación es en forma de un sulfuro llamado cinabrio (HgS).
Colocado en molinos, placas, trampas, canalones, bateas, jigs y otros elementos de concentración el mercurio se amalgama con el oro y con la plata y en menores proporciones con otros metales. Una vez formada la amalgama, ésta se recoge y se procede a su quema liberando el mercurio en forma de vapor. Ingresa al medio ambiente a través de tres acciones principales:, derrames involuntarios en los suelos o en las corrientes de agua. Por arrastre del flujo de agua de pepitas de amalgama, mercurio y minerales combinados con éste. Por evaporación del mercurio durante 113

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

la quema de la amalgama y por evaporación natural cuando el mercurio está en contacto con la atmósfera.
Tabla No. 5. Presentación del mercurio y sus compuestos más comunes en el medio ambiente NOMBRE FÓRMULA QUÍMICA Mercurio metálico Mercurio Hg Amalgamas de mercurio con oro, plata, cobre y zinc Au - Hg, Ag - Hg, Cu - Hg, Zn – Hg Mercurio inorgánico Cloruro mercurioso Cl2 Hg2 Cloruro mercúrico Cl2 Hg Sulfuro mercúrico (cinabrio) S Hg Nitrato mercúrico (NO3)2 Hg Oxido mercúrico O Hg Bromuro mercúrico Br2 Hg Mercurio orgánico Etilmercurio C2 H5 Hg Metilmercurio C H3 Hg Dimetilmercurio (C H3)2 Hg Cloruro de metilmercurio C H3 Hg Cl Fenilmercurio C5 H5 Hg

Al final de los canalones en donde se utiliza mercurio se pueden registrar medidas de 100 a 200 ppb y en las colas de los molinos de pisones se encuentra valores hasta de 800 ppb (López Africano Pedro Ernesto. Transferencia de Tecnologías Limpias en la recuperación de valores auríferos, 2001) -límite permisible es de 2 ppb- el mercurio, una vez en la corriente de agua o fuente receptora inicia su viaje adherido a partículas finas (lodos) y se desplaza por mecanismos de flotación y suspensión, otra parte viaja con la carga de fondo y una pequeña parte sufre un proceso de soterración debido a la mayor densidad del mercurio que la de las arenas. El mercurio liberado por la quema de las amalgamas se arroja a la atmósfera en estado de vapor, parte pasa a los pulmones de las personas cercanas al sitio de quemado y el restante se licua y pasa a las corrientes de agua y a los suelos. A diferencia del cianuro, el mercurio es un elemento estable y residual de difícil biodegradación; además, tiene la propiedad de penetrar en las cadenas tróficas y producir bioacumulación y biomagnificación.

Principio de insostenibilidad de La Mojana por presencia de mercurio
En La Mojana es insignificante la actividad minera; sin embargo, sus ecosistemas están amenazados por el mercurio y otros metales pesados, lo cual representa un alto riesgo debido a su capacidad de bioacumulación y biomagnificación a través de la cadena trófica.

El ciclo del mercurio Del estado natural y la forma de sulfuros (muy estables) el mercurio pasa a los diferentes ecosistemas en la medida en que los agentes naturales actúan sobre las rocas y lo liberan. El hombre, a través de la industria, toma mercurio de la naturaleza y lo devuelve en forma libre o en muy diversos compuestos de elevada
114

Prevención y manejo en la contaminación por mercurio - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales]

toxicidad. Una vez en la naturaleza, el mercurio antrópico se somete a procesos de absorción, desorción, volatilización, difusión, hidrólisis, fotólisis, biodegradación, bioconcentración, bioacumulación y oxidación. El mercurio no se elimina sino que cambia sus asociaciones y pasa con rapidez de forma estable a inestable y viceversa, este proceso junto con la adición continua del metal se presenta acumulación en todos los órdenes ambientales. Un proceso conocido como metilación convierte al mercurio metálico en compuestos orgánicos de mercurio, letales para los seres vivos. La metilación se da por la acción de bacterias de manera natural en las capas superficiales de los sedimentos, en los sedimentos suspendidos y en el fondo de los cuerpos de agua y en la atmósfera. El metil mercurio es acumulado rápidamente por los seres vivos a través de las membranas biológicas, de una forma tan eficiente que nunca se ha detectado metil mercurio en agua filtrada. Los organismos degradan el metil mercurio a mercurio inorgánico con menor lentitud, y también, ese compuesto es excretado de forma más lenta. En los procesos mineros de metales preciosos la fracción importante por analizar es la del mercurio adicionado como “ligante”, este mercurio entra al medio ambiente de forma líquida o de vapor como se explica en secciones anteriores, una vez en el medio ambiente, es sometido a los diferentes procesos descritos

Comportamiento del mercurio en los ambientes acuáticos Las formas naturales predominantes del mercurio en el medio ambiente son el mercurio elemental (Hg0) y el ión mercúrico (Hg+2), adicionalmente el sulfuro de mercurio (HgS), presente por lo general en suelos y sedimentos anaeróbicos. Cuando el mercurio de origen minero (antropogénico) alcanza los sedimentos del fondo en aguas naturales, es sometido a los siguientes mecanismos: adsorción en el óxido férrico hidratado. Adsorción y/o intercambio iónico con las cargas terminales (iones) presentes en materiales arcillosos como la montmorillonita. Adsorción y/o enlace químico con materia orgánica como turba y especialmente aquella que contiene azufre.
La interacción entre los metales y algunos microorganismos involucra cambios en el estado de oxidación de los iones metálicos, por ello, bacterias quimioautótrofas del hierro (Thiobacillus ferroxidentes) obtienen su energía a partir de la oxidación del ión ferroso a ión férrico. Algunas reducen compuestos de mercurio a mercurio elemental y otros lo oxidan. Al ser arrastrado a los cuerpos de agua y provenientes de las actividades mineras se fija a la capa de humus del suelo en los sedimentos presentes en los sistemas acuáticos, en la medida que la materia orgánica se sedimenta en el fondo, es adsorbido y su concentración en la columna de agua disminuye. Los sedimentos hacia el fondo se tornan más anaeróbicos y el mercurio precipitado pasa a sulfuro mercúrico (HgS), como elemento estable, lo que reduce la posibilidad de reintegrarlo a la columna de agua. Bajo condiciones aeróbicas y cuando se reducen los niveles en las ciénagas, los compuestos inorgánicos del mercurio son metilados por los microorganismos de tipo anaerobio; en tales condiciones, el HgS se puede transformar en sulfato (SO-24) que es más soluble y el ión Hg+2 de nuevo está disponible para la metilación. 115

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

El mercurio en estas ciénagas es sometido a diferentes transformaciones químicas y biológicas, que involucra reacciones de metilación, desmetilación y reducción. La metilación _formación de compuestos orgánicos mercuriales_ ocurre principalmente en la capa superior de los sedimentos (1 a 2 cm de espesor), dada la gran población bacterial. Las formas organometálicas del mercurio son más fácilmente acumuladas por la biota acuática, debido a la facilidad de difusión en sus membranas celulares y la afinidad de los compuestos con los lípidos corporales. El proceso de transformación a mercurio metálico por parte de los microorganismos es más rápido cuanto más alta sea la temperatura del agua. Los materiales que forman sedimentos, en especial aquellos con gran área superficial, tienen alta capacidad de intercambio catiónico con las sustancias orgánicas, con los ácidos húmicos. Una baja concentración de materia orgánica puede causar un elevado gradiente en el intercambio o capacidad de reacción del sedimento, esta condición y la de niveles de agua variantes durante las épocas de verano o invierno en las ciénagas, sumadas a los cambios de pH hacen prever que en las épocas de verano exista mayor cantidad de mercurio biodisponible.

Propuesta de prevención de contaminación por mercurio
El aporte del mercurio proveniente de las áreas mineras externas a La Mojana evidencia una acumulación muy importante en sus sedimentos y una removilización constante a la columna del agua, en consecuencia, hay una permanente biodisponibilidad que conduce a procesos de bioacumulación y biomagnificación, con sus correspondientes efectos negativos sobre los componentes ambientales. Adicionalmente, la sedimentación de partículas muy finas ocurre en todo el espejo del agua, lo que produce una concentración muy diseminada del elemento, salvo el mercurio que se deposita con arenas finas y limos, es predecible su ubicación. Los costos de las medidas de extracción y limpieza del mercurio en las ciénagas o su fijación por métodos químicos y físicos superaría en cientos de veces a las medidas de prevención de la llegada del mercurio al sistema cenagoso, por ello esta propuesta se orienta a la disminución de emisiones de sustancias tóxicas en las explotaciones de metales preciosos. Para disminuir los niveles de aportes de mercurio, sedimentos y otros contaminantes al área, se debe planificar el desarrollo del sector minero y manejarlo organizadamente con planes municipales y departamentales conjuntos para que cada plan zonal, municipal y departamental se articule con uno regional, que a su vez debe estar enmarcado en la política y planificación sectorial nacional. Ya que la región norte (Antioquia, Córdoba, Bolívar y Caldas) produce cerca de 90% del oro nacional (19.565.000 gramos de oro por año) (UPME 2001) y que en la misma medida tiene la participación de aportes de cargas contaminantes, es necesario tratarlos como un bloque (bloque norte) en la explotación de metales preciosos facilitando los lineamientos de intervención minero-ambiental. Es hora de tomar decisiones claras ya se está comprometiendo la sostenibilidad no sólo de las áreas mineras, sino del sistema cenagoso más importante del país y del cual dependen cientos de miles de personas. La planificación de este sector minero (bloque norte) debe incluir tres lineamientos fundamentales: 116

Prevención y manejo en la contaminación por mercurio - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales]

Instrumento político: Se deben desarrollar los instrumentos políticos que permitan la planificación del sector como “región minera”, facilitando la intervención en legalización, desarrollo, control, fiscalización, vigilancia e inversión; corrigiendo el problema de ingobernabilidad y la ausencia del Estado en las zonas mineras. Explotación: Los programas dirigidos al mejoramiento de la parte técnica y tecnológica apoyados por el Fondo Nacional de Regalías, Minercol, Ingeominas y el Ministerio de Minas y Energía, deben ser planificados para que los explotadores reciban en forma directa sus beneficios y en contraprestación el minero mejore sus explotaciones. Se debe crear un incentivo minero (redescontable al pago de regalías) para la inversión en técnicas y tecnologías apropiadas. Descontaminación: La identificación de prioridades en prevención y remediación ambiental deben linearse y dirigir los recursos económicos de estos tipos de proyectos a esas necesidades identificadas y planificadas; además, la inversión debe ser coherente con los resultados esperados.

El ciclo negativo del problema
La identificación de estrategias y alternativas de intervención serán resultado del análisis de las variables que inhiben, retardan o no incentivan la Producción Competitiva y Limpia (sostenible). La figura 2 representa una aproximación del ciclo negativo del problema para la minería.

Escenarios
El programa de prevención de contaminación por mercurio y metales pesados en La Mojana y para el cual se requiere inversión en minería sostenible en Antioquia, Bolívar, Córdoba y Caldas (de acuerdo con la producción nacional). Contempla los siguientes escenarios:

Escenario a corto plazo o mitigación ambiental (5 años): Orientado a la organización del sector minero, a su planificación y a la promoción de tecnologías limpias que minimicen los efectos ambientales y mejoren la competitividad del sector, en esta etapa es necesario realizar las siguientes actividades:
Planificación minero – ambiental para la zona norte del país. Introducción de tecnologías apropiadas. Minimización de efectos ambientales. Mejoramiento de la competitividad. Preparación de escenarios para el cambio tecnológico. Legalización minero– ambiental. Control y monitoreo

Escenarios a mediano plazo (remediación): Se continúa con algunas de las actividades del anterior escenario y se refuerza a partir de sus resultados, en este período es preciso realizar:
117

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana
Ingobernabilidad Recursos Operacionales Insuficientes Conflicto Social

Ausencia de política coherente y regulación por parte del Estado. Inversión insuficiente 

Operaciones Ilegales. Deterioro ambiental. Deficiente salud y seguridad. Desintegración Social. Aumento del conflicto social 

Tecnología insuficiente. Tecnología no apropiada. Bajo ingreso y capacidad de ahorro. 

Naturaleza independiente del minero. Dificultad para organización. Inseguridad. Vulneración de derechos.

• eliminación del mercurio en todos los procesos abiertos mineros (por norma y por técnica) • mejoramiento de la infraestructura y equipamiento social de las áreas mineras • remediación ambiental en las áreas degradadas y/o abandonadas • capacitación y asistencia técnica • control y vigilancia.

Escenario a largo plazo (15 años. Nuevas alternativas de vida): El agotamiento de los depósitos especialmente los de tipo aluvial con los ritmos actuales de explotación y las reservas proyectadas para esta región, tiene una vida útil entre 8 y 12 años (depósitos con más de 250 mg/m3 de tenor), lo cual conducirá a una drástica reducción de la actividad minera en los rangos 1 y 2 con la consecuente desocupación de mano de obra, por lo cual, esa fuerza laboral debe ser reubicada y el país debe ir construyendo los escenarios apropiados. En este período se debe enfocar los esfuerzos:
• creación de nuevas opciones de vida • mejoramiento de la infraestructura y equipamiento social de las áreas • remedición ambiental en áreas degradas y/o abandonadas • control y vigilancia.

Alcance de la propuesta
Pretende identificar acciones y valorarlas para los próximos 15 años; sin embargo, no analizaremos lo referente a las nuevas opciones de vida dada la complejidad del problema y el no aporte en la reducción de contaminación sobre el área, y debe ser tratado prioritariamente en las propuestas de planificación de las regiones mineras.

Las estrategias
Hay dos caminos: uno, la prevención de la contaminación por metales pesados orientados en las zonas mineras, fuentes de la contaminación, y dos, realizar los estudios pertinentes para remediar el problema de la contaminación en áreas 118

Prevención y manejo en la contaminación por mercurio - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales]

específicas cuya concentración de mercurio sea focalizada y donde la técnica, la tecnología y los recursos económicos los permitan. Las estrategias, entonces, deben contemplar diversas actividades. • Construcción y dotación de centros mineros: es a corto plazo y permite tener la infraestructura y la tecnología adecuada para la implementación de todos los programas. • Elaboración de estudios base: comprende los estudios de planificación minero– ambiental de la región, los estudios geológicos, mineros, ambientales y sociales para inversión en áreas y por sectores, es especialmente a corto plazo e inclusive a mediano plazo. • Capacitación: a corto, mediano y largo plazo; pero, su orientación inicial debe ser a corto plazo y con resultados a mediano y largo plazo. • Procesos de mitigación ambiental: deben ser planificadas para los primeros cinco años, y tienden a multiplicar procesos de prevención y mitigación ambiental en los proyectos mineros establecidos o por establecer. A partir del quinto año esta actividad debe ser más de acompañamiento que de ejecución. • Introducción de tecnologías apropiadas: las tecnologías apropiadas inducen a la minimización de cargas contaminantes y al mejoramiento de la productividad minera, debe ser introducidas en los primeros 5 años y preparar el camino para el cambio de procesos a partir del quinto año. • Legalización minera–ambiental: es una actividad de corto plazo que permita la integración de áreas mineras y su legalización a nivel minero y ambiental. • Organización y fortalecimiento minero: contar con organizaciones asociativas en los diferentes núcleos mineros permitirá a futuro la participación comunitaria dentro de los procesos de planificación minera y ambiental y su participación en la toma de decisiones y en la ejecución de los proyectos; por eso es necesario crear, fortalecer y acompañar a las asociaciones y cooperativas mineras. Las inversiones deben ser orientadas con prioridad a corto plazo y de acompañamiento a mediano y largo plazo. • Control y vigilancia: se deben programar acciones de monitoreo, control y vigilancia en las explotaciones mineras para verificar el cumplimiento de los lineamientos ambientales y sus estados legales; además de realizar muestreos sistemáticos en los diferentes componentes ambientales que permitan vislumbrar si los procesos están arrojando los resultados correctos o replanificar algunas actividades, esta acción es de carácter permanente. • Recuperación, conservación y administración de zonas degradadas por minería: uno de los pasivos ambientales más grandes, legados por la minería informal e incluso por la minería legalizada es la destrucción a todo nivel de las áreas de explotación, el Estado debe recuperar esas zonas para ingresarlas a la vida productiva, la cual es de mediano y largo plazo.

119

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Análisis de Impactosyyriesgos Análisis de impactos Riesgos Análisis de Impactos y Riesgos
[ Román Tibavija Cipagauta ]
Los procesos de cambio, en cuanto a uso del suelo, sistemas productivos y concentración de la tierra, han llevado a una situación de pobreza generalizada y desequilibrio social en la región de La Mojana, por lo que actualmente en la zona existen pocas o nulas oportunidades de crecimiento económico, un alto índice de migración social y bajos niveles de calidad de vida. Por ello, el mejoramiento de economías extractivas, planificación de sistemas productivos agropecuarios y la concertación y negociación de conflictos por uso y tenencia de la tierra son tres de las principales acciones que se deben adelantar para definir planes de uso y manejo sostenible en la región. Esta consultoría recopila los resultados del análisis de impactos ambientales derivados de proyectos y propuestas de las consultorías temáticas preparadas para el programa de La Mojana, en las que se usó una metodología sugerida por el centro de inversiones de FAO, que parte del reconocimiento de las principales características ambientales y de las condiciones de oferta de bienes y servicios del ecosistema. Además, está complementado con la definición de algunas acciones de manejo que se pueden implementar para garantizar la mitigación de estos riesgos para el medio ambiente Las propuestas descritas se dividen en cinco: Ordenamiento y manejo ambiental, dirigido a la restauración, conservación y preservación de sistemas ecológicos. Desarrollo agropecuario, define acciones referidas al desarrollo productivo y a la seguridad alimentaria. Administración de tierras, cuyo objetivo es desarrollar un proceso iterativo de negociación de conflictos para definir los derechos de propiedad, mejoramiento del acceso a la tierra y la regularización continua de la tenencia. Fortalecimiento institucional, busca la creación de capacidad a las organizaciones de base, cogestión local de recursos naturales, comunicación y educación ambiental y conformación de un sistema de seguimiento y evaluación del PDSM con participación de la comunidad. Propuesta de Infraestructura, dirigida a consolidar redes de transporte fluvial y terrestre tanto de carga como de pasajeros; además, generar modelos de simulación para la planificación hidráulica en la región. Todas las propuestas están ajustadas y preparadas para que sean sostenibles en el tiempo económica, ecológica y socialmente. Se proponen además lineamientos generales en el esquema en el cual debería soportarse una propuesta global de seguimiento y evaluación, con los costos en que se incurriría para la primera etapa de ejecución. Igualmente, se presentan algunos de los instrumentos económicos para la gestión ambiental en la región.

120

Análisis de impactos y riesgos - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

CONTEXTO AMBIENTAL
De los once municipios que abarca la zona de estudio, se puede realizar una división general de los principales usos del suelo, de acuerdo con una mayor presencia de humedales. La zona norte, en los municipios de Magangué, Sucre, San Marcos, Caimito y San Benito, posee una amplia vocación pesquera y riqueza faunística; mientras que en la zona sur de La Mojana, en los municipios de Achí, Majagual, Guaranda, San Jacinto y Ayapel, se encuentra una mayor vocación agrícola y pecuaria. Las principales características de los sistemas ecológicos de los humedales de La Mojana son el aporte en la regulación hídrica, la disminución de impactos por inundaciones, la retención de sedimentos y contaminantes, y la provisión de hábitats para la biodiversidad. La continua pérdida y degradación que han sufrido estos sistemas tienen como origen, por un lado, la desecación y sedimentación de cuerpos de agua, que es causada por la ampliación de actividades ganaderas y agrícolas a través de la apropiación irregular de humedales, incrementando procesos de deforestación de suelos que aumentan los niveles de colmatación de caños y ciénagas. Igualmente, el aumento de actividades agropecuarias en ecosistemas no aptos para ello incrementa los niveles de sustancias tóxicas en cuerpos de agua por el mal uso de agroquímicos. Esto genera la necesidad de planificar y definir técnicas de manejo adaptadas con la fragilidad de sus ciclos ecológicos. Y por otro lado, los problemas relacionados con el uso excesivo de recursos pesqueros, faunísticos y forestales, también son consecuencia del conflicto histórico por el uso del territorio, debido a la ausencia de instituciones estatales reconocidas por los integrantes de la región y la no planeación y ordenamiento de las actividades económicas en la región. Tampoco se han definido reglas comunitarias o estatales para la ordenación de las actividades extractivas. Además, los procesos de la minería aurífera en el norte de Antioquia y el sur de Bolívar producen un alto impacto sobre el medio ambiente, ya que las técnicas de extracción actuales generan efluentes y vertimientos con altos contenidos de mercurio que se han acumulado en la región por más de 300 años. Los niveles registrados en la zona, tanto en peces como en agua, están por encima de las normas internacionales, lo que restringe su uso para el consumo humano y para actividades agrícolas. En conclusión, según el diagnóstico, la principal problemática sobre el uso de los recursos naturales está dada por ocupaciones ilegales de tierras por ganaderos; depredación de fauna silvestre; abuso en la captura de peces; uso inadecuado de ciénagas en ganadería trashumante, contaminación de cuerpos de agua. No obstante esta situación de degradación ambiental en la región, existen posibilidades para alternativas económicas sustentables basadas en el aprovechamiento sostenible de la oferta natural.

121

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

JUSTIFICACIÓN DE LAS PROPUESTAS PARA EL USO RACIONAL
La región de La Mojana tiene características naturales que definen el uso de los recursos naturales, y a su vez determina la manera como los grupos sociales interactúan con ella; la búsqueda de alternativas de manejo tendrá que responder a dichas características y a un plan que permita restablecer una relación armónica entre el sistema de humedales y los demás actores presentes en el territorio. La evidencia de la degradación de ecosistemas y la pérdida de calidad de vida de sus pobladores que sustentan su diario vivir a través de la extracción de recursos, comercialización de algunos excedentes, empleo rural en ganaderías extensivas y agricultura a escala de economía campesina; son suficiente razón para emprender acciones de seguridad alimentaria, desarrollo productivo sostenible y la restauración y conservación de ecosistemas. Los problemas de comercialización, la dependencia de recursos naturales y los bajos niveles de educación, organización y generación de valor agregado, hacen que los pobladores de La Mojana caigan en la pobreza, conduciéndolos a una mayor presión sobre los recursos naturales; lo que no les permite crecer en el largo plazo, dado que sus dividendos escasamente logran suplir las necesidades de alimentación en la región. La falta de otras oportunidades económicas extraprediales, los conflictos por uso y tenencia de la tierra y el clima de inseguridad derivado de la incursión insurgente y contrainsurgente, justifican la acción del Estado y la participación de organismos internacionales para la puesta en marcha de sistemas que contribuyan a solucionar los problemas de desequilibrio social y disminuir los actuales niveles de degradación ambiental. El PDSM propone acciones de conservación, restauración y preservación de ecosistemas, seguridad alimentaria y desarrollo productivo agropecuario, éstas van acompañadas de una propuesta de servicios de apoyo referidos a núcleos de transferencia y capacitación y desarrollo vial. La identificación, divulgación y apropiación por parte de las comunidades de técnicas de aprovechamiento sostenible, se considera un pilar fundamental que soporta todo el PDSM a través de mecanismos de fortalecimiento institucional y creación de capacidad. Las propuestas se presentan de acuerdo con el diagnóstico ambiental en dos zonas de acción. En la zona norte se propone una estrategia de restauración, conservación y uso sostenible de la oferta natural, y así obtener dividendos económicos a través de actividades extractivas y de uso adecuado de sus recursos; mientras que en la zona sur, la estrategia es de producción sostenible dirigida al mejoramiento tecnológico, introducción de sistemas productivos alternativos y seguridad alimentaria. Se busca mejorar los ingresos de los productores, demanda de mano de obra y generar una dinámica de crecimiento y desarrollo interno que jalone otros procesos de ingreso extrapredial como el pequeño comercio y el desarrollo de microempresas. 122

Análisis de impactos y riesgos - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

El desarrollo de infraestructura y servicios de apoyo a la producción se basa en el mejoramiento de redes viales internas, en la oferta de servicios de transporte fluvial y en infraestructura de comercialización; además de mejoramiento de tecnologías de producción agrícola, actividades de reforestación comercial, proyectos silvoagrícolas y silvopastoriles. Con estas acciones, el PDSM pretende revertir el proceso degenerativo de la región, generando un modelo participativo para la autogestión de recursos ambientales.

PROYECTOS PARA EL USO RACIONAL PROPUESTOS EN EL PDSM
Específicamente, el PDSM promoverá proyectos para el uso racional de los recursos pesqueros, faunísticos, forestales y transferencia tecnológica para el uso sostenible de suelos en actividades agropecuarias. Estas propuestas están dirigidas a consolidar esquemas competitivos, con tecnologías apropiadas, acompañadas de esquemas de creación de capacidad en las comunidades, educación y capacitación y las propuestas complementarias tienen que ver con el mejoramiento de las redes viales y de infraestructura para el acopio y transformación, optimizando los canales de comercialización de la producción regional, flujos de ingreso a las comunidades locales y bienestar de la región.

Subprograma de Ordenamiento y manejo ambiental
En general se trata de una estrategia de conservación y recuperación de ecosistemas como principal soporte de las actividades económicas de la región. Las actividades productivas y de subsistencia desordenadas, intensivas y sin una planificación adecuada, requieren un proyecto global de ordenamiento ambiental que defina áreas para la preservación, restauración, conservación y uso sostenible, que garanticen la recuperación ecológica y el importante papel de oferta de bienes y servicios como principal fuente económica. A través de la educación y capacitación, el PDSM coordinará con las organizaciones locales y regionales los procesos de autogestión y apropiación por adelantar como también se conminará a las autoridades ambientales regionales y nacionales el establecimiento de sistemas de monitoreo y evaluación, enfatizando la restauración de la funcionalidad de sistemas ecológicos como principal fuente de recursos económicos. Se han priorizado los temas de restauración de sistemas hidráulicos a través del cierre de “chorros” de ciénagas y caños, la conectividad de estos cuerpos de agua y su limpieza de taruya y despalille. Todo ello, además de recuperar nichos ecológicos para los recursos pesqueros y fauna silvestre, garantiza mejorar las condiciones de navegabilidad y de explotación agropecuaria. Asimismo, la revegetalización y rehabilitación de ecosistemas forestales degradados, restablece la cobertura vegetal con fines de protección e incremento de la oferta ambiental. Inicialmente, se propone la restauración de 6.000 ha de bosque protector productor. En cuanto a recursos pesqueros, se busca la recuperación de hábitats para las poblaciones de peces en puntos prioritarios en la región y su repoblamiento con especies comerciales para recuperar niveles de pesca. La propuesta va en dos 123

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

vías, una, la recuperación de hábitats a través de reforestación, limpieza y dragado de caños, cierre de “chorros” y planes de manejo ambiental para estas ciénagas; y la segunda busca la adecuación de dos unidades artificiales de reproducción para la producción de alevinos y el repoblamiento en sitios prioritarios, donde existen antecedentes de organización comunitaria para manejar recursos pesqueros. No obstante, se tendrán en cuenta otras iniciativas como la conservación de hábitats y vedas de pesca. Se coordinará la participación comunitaria para la definición y priorización de zonas de restauración a través de las corporaciones autónomas ambientales. Los recursos destinados a estos fines serán dirigidos a trabajos comunitarios, concertación y desarrollo de actividades de manejo y adecuación. La ejecución se prevé desarrollarla con organizaciones de base coordinadas por las CAR. Para las áreas de preservación y conservación, el PDSM acordará su conformación con las entidades nacionales y regionales, basadas en la iniciativa de la comunidad, y que las CAR y la Unidad Administrativa del Sistema Nacional de Parques Nacionales Naturales del Ministerio del Medio Ambiente las tengan reportadas como posibles zonas de manejo especial. Los recursos se destinarán para la concertación con las comunidades, coordinación y estudios ecológicos requeridos para la delimitación de áreas priorizadas. Algunas áreas identificadas inicialmente son: el complejo de humedales del caño Carate, por su importancia ecológica y como patrimonio histórico de la humanidad; la ciénaga de Ayapel por su importancia ecoturística, y el complejo de humedales de la isla del Coco donde aún se reportan especies de mamíferos inexistentes en otras áreas de La Mojana. El PDSM coordinará con las entidades de política ambiental nacional las acciones necesarias para la legalización del uso de fauna silvestre de modo que se mejoren los canales de comercialización del recurso. La comunidad ha reportado a Corpomojana y la Universidad de Sucre, como zonas rica en biodiversidad. Se estima que cerca de 15 comunidades rurales con unas 1.500 familias se beneficiarán de estas propuestas, garantizando mejores ingresos económicos debido a los arreglos comerciales y mayor acceso a recursos de fauna como fuente de proteína. Específicamente se propone la conformación de dos áreas: ciénaga La Caimanera en San Marcos y el complejo de humedales asociados a la isla del Coco en Sucre. En cuanto a la conservación de ecosistemas forestales, se propone iniciar con seis relictos boscosos identificados en un área total de 200 ha, lo cual se concertará con propietarios dispuestos a designarlos dentro de sus predios, para ser ejecutado en un período de cinco años, orientado a la motivación para mantener estas áreas como bosque, resaltando su importancia como nicho de biodiversidad. En el mediano plazo se buscará el apoyo de entidades, organismos e instituciones interesadas para incrementar estas áreas de conservación como un mecanismo que aporte a la recuperación boscosa en la región. En conjunto con las CAR se organizarán los planes de manejo de estas áreas, de modo que el uso y aprovechamiento se dirijan a productos no maderables del 124

Análisis de impactos y riesgos - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

bosque, pequeños excesos de madera para leña, actividades académicas y de investigación. Además de la coordinación para consolidar un Sistema Regional de Áreas Protegidas y la inclusión de algunas dentro del Sistema Nacional de Parques Nacionales Naturales; se coordinará con el Ministerio del Medio Ambiente la identificación y valoración de sitios para ser incluidos dentro de los sitios Ramsar, como estrategia de preservación de nichos ecológicos de importancia para la avifauna. Los instrumentos económicos e institucionales de sostenibilidad de los proyectos se refieren a los incentivos financieros y tributarios para la conformación de Reservas de la Sociedad Civil; para lo cual existen mecanismos de disminución del impuesto predial en áreas que se destinen a este fin, así como la posibilidad de compra de predios por parte de las autoridades ambientales, regionales y municipales destinadas a ser áreas protegidas. El PDSM coordinará con las entidades involucradas la definición de derechos de propiedad de estas áreas así como la ejecución de los recursos junto con Corpomojana, el Instituto Humboldt, Ministerio del Medio Ambiente, Incora y las Umatas. Con el programa de Biocomercio del Instituto Humboldt se realizará una especial coordinación para el desarrollo de actividades empresariales a partir del uso adecuados de los recursos. Igualmente se promoverá el desarrollo de investigaciones como inventarios de poblaciones, dinámica poblacional y estimaciones de crecimiento de las principales especies utilizadas.

Subprograma de Desarrollo agropecuario
Las actividades del Plan de desarrollo agropecuario se articulan a las particularidades agroecológicas  de la región. Todos los proyectos de carácter agrícola se han diseñado en estrecha correspondencia con las particularidades de los sistemas de producción identificados y caracterizados previamente. En los proyectos se ha previsto la utilización de diferentes herramientas tecnológicas que permitan el adelanto de explotaciones agropecuarias en un contexto ambiental frágil. El uso de estas herramientas y tecnologías posibilitará disminuir la presión sobre los recursos naturales suelo y agua, e iniciar procesos de recuperación del suelo y el bosque. Los proyectos de mejoramiento de los sistemas productivos proponen implementar modelos eficientes de explotaciones agrícolas y pecuarias, que tengan un impacto positivo sobre el medio ambiente, dado que se proponen esquemas donde se tiene al mismo como principal fuente de insumos para la producción. Estos modelos se caracterizan por disminuir el uso de agroquímicos, la introducción de técnicas conservacionistas, tecnificación de sistemas tradicionales e ineficientes y la planificación integral de sistemas productivos. El PDSM impulsará las actividades de asistencia técnica con entidades como Corpoica, ICA y Umata; al igual que con Fedearroz, por ser el cultivo de mayor desarrollo en la región, se coordinarán las propuestas tecnológicas específicas 125

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

para la región; además de que prestará especial atención al tema de comercialización de la producción, coordinando la optimización de transporte y la infraestructura necesaria para el acopio y la transformación. En cuanto al aspecto tecnológico, se buscará con el Ministerio de Agricultura la focalización de recursos para instrumentos de desarrollo, para lo cual, el PDSM realizará una labor de capacitación y autogestión comunitaria e institucional, trabajando con los profesionales rurales de las entidades locales y regionales. Este componente se divide en dos: primero, la seguridad alimentaria alrededor de la cual se construye el proyecto central para mejorar los niveles nutricionales de las poblaciones rurales, teniendo como propósito principal garantizar el acceso a los alimentos y los ingresos de la población más vulnerable de La Mojana. Para tal fin, se propone la introducción de un conjunto de tecnologías de bajo precio y de uso sencillo, que permitan incrementar la productividad, los ingresos y el acceso permanente a los alimentos. Estas tecnologías son diversas y su introducción es intrapredial: tecnologías agrícolas como las antes mencionadas, tecnologías para la tecnificación de la explotación de especies menores y zoocría con recursos locales; transformación de subproductos a través de procesos agroindustriales en pequeña escala; producción de hortalizas, frutales y arroz para autoconsumo con tecnologías orgánicas, entre otras. El componente desarrollo productivo del plan agropecuario, que busca mejorar los sistemas de producción agropecuaria con la introducción de tecnologías conservacionistas, disminución de costos de producción y generación de servicios de apoyo en infraestructura vial y en servicios de crédito y asistencia técnica, define acciones en ganadería, agricultura comercial, reforestación, y recursos pesqueros. En cuanto a zoocría familiar se enfoca a una acción de formación y ajuste tecnológico en el corto plazo a nivel de patios y de ciclo abierto, mientras que para la ganadería, los cultivos transitorios y frutales; la propuesta radica en transferencia tecnológica de sistemas integrales y el desarrollo de servicios de apoyo que mejoren la competitividad del sector agrario en la región.

Subprograma de Administracion de tierras
Su objetivo general radica en el desarrollo sostenible del territorio de La Mojana mediante un proceso iterativo de negociación de conflictos que contribuya a la definición de los derechos de propiedad, mayor acceso a la tierra, regularización de la tenencia, uso sostenible de los recursos y mejoramiento de las condiciones de vida de la comunidad. La estrategia de administración de tierras para la región propone tres objetivos específicos: • planeación del uso del suelo y definición de derechos de propiedad sobre el territorio • construcción de capital social a partir del fortalecimiento de las instituciones sociales de los campesinos y pescadores de la región, que mejore su participación en el desarrollo sostenible y el control democrático de los recursos territoriales • fortalecimiento de las instituciones estatales que trabajan en la administración de tierras en la región. De este modo, las acciones no prevén impactos ambientales, pues son acciones más de tipo institucional. 126

Análisis de impactos y riesgos - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

Subprograma de Fortalecimiento institucional
Este Subprograma busca generar procesos de construcción de capacidad, en este caso, asociados a la búsqueda de sistemas alternativos de crédito, comunicación y educación ambiental y la transformación de la cultura organizacional de entidades públicas en pro de la eficiencia operativa. Se propone además la implementación de un sistema de seguimiento y evaluación participativo para asegurar el éxito y adaptación del PDSM a las demandas de la población de La Mojana. Otro de sus objetivos es fortalecer la institucionalidad local y regional, junto con la creación de capacidad en las organizaciones de base para alcanzar a mediano y largo plazo un manejo sostenible de los ecosistemas y mejorar los niveles de bienestar de la población de la región. Los objetivos del Subprograma son: • desarrollar procesos de cogestión local de los recursos naturales que generen beneficios concretos para la población pobre y garanticen la recuperación de los ecosistemas de humedales • generar capacidad en las organizaciones de base para el manejo empresarial y de proyectos locales • implementar esquemas de microcrédito rural que permitan el acceso de recursos financieros a la población más pobre • desarrollar un esquema masivo y regional de comunicación y educación ambiental que concientice a la población de la importancia ambiental de la zona y el adecuado uso de sus recursos • adoptar un sistema de seguimiento y evaluación participativo que garantice la respuesta del programa a las expectativas de las comunidades mojaneras, así como el impacto de las intervenciones que se vayan a desarrollar. El Subrograma también se basa en el desarrollo de acciones institucionales, por lo que no se prevén impactos ambientales por su implementación.

Subprograma de Infraestructura
Dado que el transporte es instrumento estructurante para consolidar una estrategia de desarrollo regional, la articulación física y funcional de La Mojana tradicionalmente se ha dado a través del sistema fluvial, que junto con las características ambientales y geográficas determinan el modelo actual de ocupación territorial. En este sentido, se debe contribuir de manera efectiva para preservar la identidad cultural y ambiental asociada con los cuerpos de agua, a fortalecer la integración intrarregional y con el resto del país. Los objetivos del componente de transporte dentro del PDSM son entonces: • contribuir de manera efectiva en la preservación de las determinantes ambientales y culturales para el ordenamiento de La Mojana, como una región homogénea e integral 127

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

• articular física y funcionalmente la región dentro y con el resto del país, a través de las redes fluviales y cuerpos de agua; de manera complementaria a través de las redes terrestres asociadas a los períodos de sequía • identificar un sistema integrado de infraestructuras y equipamientos de transporte de impacto regional, que fortalezcan e integren centros poblados de apoyo a la estrategia de desarrollo productivo previsto para La Mojana, teniendo a San Marcos como puerta de entrada de toda la región y a Magangué como principal centro fluvial de apoyo a la zona norte • identificar y proponer una estrategia de apoyo institucional que impulse de manera integral la propuesta de transporte, partiendo de la autonomía municipal y el proceso de descentralización. Para lograr estos objetivos se han formulado los siguientes programas y proyectos: Rehabilitación y consolidación del transporte fluvial de manera sostenible en la región • Rehabilitación y mejoramiento de los canales navegables de los caños Mojana, Pancegüita, Rabón, San Matías, Viloria, Carate y del río San Jorge. • Señalización y balizaje de los anteriores canales navegables. • Mejoramiento en la operación y el control del transporte fluvial en los canales mencionados. • Programa de modernización de la flota (reposición y renovación). • Conformación de un sistema de mediciones hidrométricas en la zona. Consolidación de una red de transporte terrestre complementaria • Rehabilitación, adecuación de obras de drenaje a las condiciones hidrológicas de la zona y pavimentación de la vía nacional San Marcos – Majagual – Achí, como principal eje terrestre. • Rehabilitación y mejoramiento de la vía Sucre – La Sierpe, como eje terrestre de integración de nivel subregional norte. • Construcción, rehabilitación y mejoramiento de la vía San Jacinto del Cauca – el Portón – Boca de las Mujeres – La Sierpe (previa concertación municipal) como eje terrestre de integración de nivel subregional sur. • Construcción y mejoramiento de una red de caminos rurales de acceso a las redes fluviales y terrestres, mediante esquemas de alianzas y cogestión con la comunidad. Programa de equipamientos de transporte de impacto regional • Construcción de muelles fluviales en Majagual, Guaranda, Piza, Cecilia, Sehebe y Sucre. • Mejoramiento y construcción de accesos terrestres a los muelles fluviales. • Construcción de un terminal regional de transporte automotor de pasajeros en San Marcos. • Construcción de un centro de consolidación de carga en la Sierpe. • Rehabilitación y mejoramiento del aeropuerto de San Marcos (Sucre). • Construcción de un aeropuerto comunitario en Sucre, para seguridad y accesibilidad a la zona. • Rehabilitación de las bodegas del Idema como centros de acopio y consolidación de carga.

128

Análisis de impactos y riesgos - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

Síntesis de las propuestas
Básicamente, las propuestas se dividen en cinco líneas de acción. En primer lugar se define un componente ambiental dirigido a la restauración conservación y preservación de sistemas ecológicos, que busca detener la degradación actual de ecosistemas en la región y rehabilitar condiciones ecológicas que soporten las actividades económicas en la región. El segundo componente es una propuesta productiva a partir de sistemas agropecuarios, relacionada con un programa de seguridad alimentaria para la región; también es un programa de desarrollo productivo basado en el mejoramiento de tecnologías y disminución de costos de producción; con lo cual se busca una cultura de uso y manejo del suelo y la disminución de impactos sobre los humedales por mal manejo y planificación. A través de la transferencia tecnológica de sistemas productivos conservacionistas y el uso de técnicas de labranza menos intensivas. Dos componentes transversales, Administración de tierras y Fortalecimiento institucional, que corresponde ncon las principales acciones que se deben adelantar, se han considerado como programas dentro del PDSM. Se busca una mayor eficiencia, cobertura y responsabilidad social, centrado en el uso sostenible de los recursos naturales y la reducción de la pobreza en la región e involucrar a todas las entidades formales e informales, públicas y privadas, interesadas en el desarrollo sostenible de la zona. La propuesta de infraestructura sugiere la articulación física y funcional de La Mojana a través de la rehabilitación y consolidación del transporte fluvial, el mejoramiento de redes viales internas y el equipamiento con obras de interconexión fluvial, aérea y terrestre. Cuenta con una síntesis de costos y beneficios de los proyectos propuestos en cuanto a uso racional de recursos naturales, donde se muestra que además de generar impactos positivos al medio ambiente, se genera una rentabilidad económica para los pobladores (Tablas del Estudio, CD-ROM)

RIESGOS E IMPACTO AMBIENTAL
Las acciones de estos proyectos y sus posibles impactos ambientales, se clasifican de acuerdo con el manual de Evaluación Ambiental del Centro de Inversiones de FAO, en las siguientes categorías: A. Proyectos en los que no se prevén efectos adversos al medio ambiente, por lo tanto, sin necesidad de medidas de mitigación ambiental. B. Proyectos en los cuales se prevé la posibilidad de impactos ambientales bajos o moderados que pueden ser mitigados. Aquí se requiere su identificación como parte del proceso de formulación y evaluación, y una descripción de medidas de mitigación incorporadas en el diseño del proyecto. 129

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

C. Proyectos en los cuales se prevé la posibilidad de efectos adversos significativos al medio ambiente, que pueden ser mitigados. Se deben detallar las medidas de mitigación y su alcance, e incluir en el ciclo del proyecto la asesoría para la elaboración de un Estudio de Impacto Ambiental, de acuerdo con la legislación ambiental nacional.

Riesgos e impactos ambientales del componente ambiental
Las acciones aquí referidas se orientan hacia la recuperación y mantenimiento de sistemas ecológicos y las interacciones que se dan para mantener flujos de bienes y servicios. Se busca mejorar la situación actual referida a las tres principales consecuencias a que ha llevado el uso intensivo de recursos naturales. La primera se refiere a la extinción de especies, que afecta valores de uso y de no uso, como es el caso de pérdida de felinos en la región, los cuales representaron valores comerciales a través de sus pieles, pero también fueron símbolo mitológico para los indígenas que poblaron la región. La segunda, es la degradación y pérdida de recursos ambientales que inciden directamente en el bienestar y calidad de vida de los habitantes, como la regulación de caudales y control de sedimentos. Y como tercera consecuencia por afrontar, es el agotamiento de recursos y bienes, que a pesar de poder adquirirse en el mercado, afectan localmente a las comunidades rurales cuando éstos desaparecen o disminuyen, como es el caso de los recursos pesqueros, faunísticos y forestales, incluyendo la disponibilidad de suelos para actividades agrícolas. Es así que las actividades tendrán impactos positivos sobre el medio ambiente, gracias al aprovechamiento ordenado y sostenible que permite controlar la erosión de suelos degradados, restaurar ecosistemas acuáticos que sirven de nicho a la avifauna migratoria y poblaciones hidrobiológicas, la restauración de cauces y conectividad de caños y ciénagas, la regulación hídrica y la recuperación del recurso faunístico. No se prevé impactos negativos, sin embargo, los posibles riesgos pueden darse por mal manejo futuro de estas áreas, pues una vez recuperados los ecosistemas y sus condiciones ecológicas estables, la oferta de bienes y servicios se incrementará, lo que incentivaría su mal aprovechamiento. Para mitigar estas acciones, el PDSM ha dispuesto una estrategia de capacitación y generación de procesos de creación de capacidad para el manejo comunitario y la autogestión de recursos naturales. Es posible también que al establecer las áreas no se cumpla la propuesta por parte de algunas comunidades respecto de su correcto manejo, para lo cual se generan espacios de concertación para el manejo, seguimiento y monitoreo de estas áreas establecidas y las sanciones sociales y legales que se deben implantar de manera conjunta con las autoridades ambientales por su mal uso. En cuanto a la recuperación y rehabilitación de ecosistemas seriamente afectados que limitan actividades económicas complementarias a la generación de áreas de preservación y conservación; las acciones se dirigen a mejorar las condiciones 130

Análisis de impactos y riesgos - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

ecológicas degradadas y a la rehabilitación de flujos naturales. Por tanto, se espera un impacto positivo sobre el medio ambiente, y los riesgos que se puedan presentar podrán derivarse de la mala planificación de acciones como la reforestación; para la cual deben existir estudios previos de suelos o la rehabilitación de ciénagas, que corresponde a análisis hidráulicos locales. Acorde con el manual de Rural Invest del Centro de Inversiones de FAO, la evaluación ambiental en el ciclo de estos proyectos se clasifica como Categoría A, dado que las actividades de conservación y preservación de la biodiversidad no generan impactos negativos al medio ambiente. Los posibles riesgos serán mitigados a través de la concertación con las comunidades y las autoridades ambientales y los procesos de conciencia ambiental. El PDSM definirá un plan de seguimiento y monitoreo ambiental para la revisión periódica y ajustes en la ejecución de los proyectos para evitar y mitigar los riesgos que se presenten.

Riesgos e impactos ambientales del componente agropecuario
La propuesta de seguridad alimentaria y de transferencia de tecnología agropecuaria, se clasifica como Categoría B, ya que prevé bajos impactos sobre el medio ambiente, que pueden ser mitigados en el ciclo del proyecto. Sus riesgos pueden derivarse de las actividades impulsadas por el PDSM, debido a un posible incentivo para aumentar la frontera agropecuaria, lo que puede incrementar el uso de agroquímicos, aumento en el tránsito vial afectando las vías terciarias y mayor movilización fluvial, lo que genera mayor uso de combustibles y contaminación en los caños. Por el contrario, las actividades tendrán varios efectos benéficos. Por una parte, se recuperarán suelos degradados a través de mecanización apropiada e incorporación de mayor volumen de residuos vegetales, y se disminuirá la compactación causada por el laboreo excesivo, como resultado del uso de técnicas de labranza reducida y siembra directa sin laboreo previo del suelo. Otro efecto ambiental benéfico será la  reducción de la contaminación con agroquímicos ya que el proyecto promueve su disminución y la introducción paulatina del manejo integrado de plagas. La rotación de cultivos generará un efecto positivo sobre el control de plagas y sobre la recuperación de los suelos y finalmente, la racionalización de la aplicación de maquinaria e insumos genera un incremento de los ingresos percibidos por los agricultores, mejorando sus sistemas de producción al incrementarse sus niveles de bienestar. La introducción de proyectos de tipo silvopastoril y agroforestal, y actividades como la recuperación de germoplasma incidirán positivamente en la recuperación de la cobertura boscosa y de materiales y especies nativas. Para el tópico de seguridad alimentaria, orientada a la población de pequeños productores y de familias sin tierra, se han definido arreglos productivos que logren suplir las necesidades alimenticias de las comunidades rurales. Para esto se han analizado los flujos de caja que debido al establecimiento de pequeños cultivos y explotación de especies menores. Se propone un acompañamiento técnico a 131

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

estas actividades. Los riesgos son poco probables, debido a la estrategia de manejo ambiental basada en tecnologías conservacionistas, además de corresponder a sistemas de muy pequeña escala, donde las posibilidades de incrementar la frontera agrícola son muy limitadas. Dentro de este modelo, referente al uso de recursos de fauna, el mejoramiento en artes de pesca y el aprovechamiento de leña; simplemente se definen algunas acciones de transferencia tecnológica para que los pobladores rurales mejoren las actividades de extracción de los recursos, sin intensificar su uso. La implementación de este programa en la región no prevé efectos negativos y de ser así, se mitigarán con mecanismos de capacitación y educación ambiental dados por los procesos de acompañamiento tecnológico. Es más, se esperan impactos positivos derivados del mejoramiento de cobertura vegetal, del manejo de frutales a nivel de patio; disminución de la presión a recursos de fauna silvestre por la optimización en el manejo doméstico de patos, hicoteas y borugos, principalmente; y el buen uso de plantas medicinales y hortalizas a nivel de patio con manejo orgánico. Sin embargo, el principal impacto positivo esperado es el mejoramiento nutricional de las poblaciones rurales. Para el desarrollo productivo, la transferencia tecnológica de sistemas productivos sostenibles y rentables, y la disminución en el uso de agroquímicos, son acciones definidas que por ser de capacitación, no generan impactos negativos sobre el medio ambiente. Pero realizadas, es posible que se masifiquen las explotaciones comerciales de mediana y gran escala de estos nuevos sistemas, derivados del incremento en la demanda de agroquímicos, ampliación de la frontera agrícola y mayores niveles de transporte en la región. Para mitigarlas se define un proceso de acompañamiento y transferencia de tecnologías conservacionistas. Además, la principal motivación para usarlas, se deriva de la propuesta de disminución de costos de producción. En el caso de la transferencia tecnológica para la implementación de sistemas silvopastoriles y agroforestales, existe un riesgo de afectación de suelos frágiles y de baja fertilidad si se implantan sin un debido plan de fertilización, acorde con las limitaciones nutricionales de estos suelos y se debe trabajar con especies nativas que no generen impactos por mayores niveles de extracción de agua ni alelopatías con el sotobosque. Para mitigar los impactos se propone un proceso por etapas de ajuste y comprobación tecnológica a pequeña escala, mediante el establecimiento de parcelas demostrativas desarrolladas por Corpoica. Para la zoocría, existen riesgos ambientales por la extracción de parentales desde la base natural, propagación de enfermedades por mal manejo y comercio ilegal de fauna silvestre enmascarado en la producción de ciclo cerrado, lo cual se debe mitigar mediante la implementación de planes de monitoreo y sanciones a los zoocriaderos, planes de ajuste tecnológico para el manejo de especies silvestres y acompañamiento técnico para la extracción de padrotes. En cuanto al manejo tecnológico para el repoblamiento de ciénagas para la pesca comercial, los riesgos por manejo de especies foráneas, el manejo sanitario de los 132

Análisis de impactos y riesgos - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

alevinos y el manejo genético de padrotes, se mitigarán mediante el establecimiento de planes de producción que sean coordinados por una entidad idónea en el tema. Igualmente, deberá responder a un plan de liberación en zonas donde exista suficiente alimento y no genere impactos por mayor demanda. Inicialmente no se tienen previstas obras civiles de gran impacto para el cierre de ciénagas que vayan a ser manejadas como embalses para la producción y repoblamiento pesquero, sin embargo, cuando se requiera de este tipo de acciones, se recomienda que éstas sean acompañadas por estudios sobre los impactos ambientales que se puedan generar. De manera se clasifica este tópico como Categoría B, pues prevé efectos bajos o moderados, que no requieren un estudio de impacto ambiental, sino que pueden ser mitigados en el ciclo del proyecto.

Riesgos e impactos ambientales del componente de infraestructura
Los proyectos propuestos, con excepción de la vía San Marcos - Majagual, no cuentan con estudios de factibilidad, por lo tanto el PDSM incluye los costos correspondientes a estudios y diseños para su construcción. Ésta constituye una alternativa, especialmente para el sector rural, ya que además de mejorar el transporte de personas y productos agrícolas de zonas apartadas, integra la región a la economía nacional y genera oportunidades laborales que ayudan a mitigar la pobreza rural; sin embargo, se prevén impactos ambientales negativos, que es necesario identificar y prever de conformidad con la Ley 99 de 1993 “Por la cual se crea el Ministerio del Medio Ambiente, se reordena el sector público encargado de la gestión y conservación del Medio Ambiente y los recursos naturales renovables, se organiza el sistema nacional ambiental , Sina, y se dictan otras disposiciones”. El artículo 49 de esta Ley prevé que la ejecución de obras que puedan producir deterioro grave a los recursos naturales renovables o al medio ambiente, o introducir modificaciones considerables al paisaje, requerirán de un licencia ambiental. Y es el Ministerio del Medio Ambiente quien tiene la competencia de otorgar licencias para la ejecución de obras públicas de las redes vial, fluvial, y ferroviaria nacional de conformidad con el Título III de la mencionada Ley. En el caso de obras de infraestructura vial secundaria y terciaria, corresponderá a las autoridades ambientales y regionales el otorgamiento de licencias ambientales, igualmente a partir de la elaboración detallada de estudios de impacto ambiental. Así, de acuerdo con el anexo de Categorización ambiental de inversiones rurales del Manual Rural Invest del Centro de Inversiones de FAO, las actividades del componente de infraestructura pueden acarrear efectos ambientales adversos y se clasifican como Categoría C, por lo que en el ciclo del proyecto se deberá asegurar que las entidades ejecutoras preparen un estudio de impacto ambiental detallado contratado con una asesoría especializada. Contendrá información sobre la localización del proyecto y los elementos abióticos, bióticos y socioeconómicos del medio que puedan sufrir deterioro y la evaluación de impactos a una escala detallada. Además, de contener planes de mitigación, corrección y compensación de impactos dentro de un plan de manejo ambiental de la obra. 133

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Riesgos e impactos ambientales de los componentes institucional y de tierras
Las acciones propuestas se refieren a arreglos institucionales para lograr el desarrollo sostenible y generar esquemas institucionales y de organización comunitaria más eficientes para motivar la conservación, productividad y aprovechamiento de recursos naturales más acordes con las limitaciones y potenciales de la región. En primer lugar se puede hablar de un nivel de coordinación nacional para la adecuación de políticas de tierras y crédito para la región. En segunda instancia se propone un fortalecimiento institucional para generar procesos más eficientes y transparentes en la gestión pública de las entidades en los temas fiscales, ambientales, servicios públicos y reglamentación del uso del suelo. Y en tercera instancia, se propone una estrategia de creación de capacidad a las comunidades y fortalecimiento de organizaciones de base para la cogestión de recursos y mejorar acceso a los factores de producción de capital y de tierra. Por todo lo anterior e esperan impactos positivos al llevar a cabo su ejecución

Sostenibilidad
Las propuestas del PDSM están ajustadas y preparadas para ser sostenibles ecológica y socialmente; y al realizarlas aseguran también su sostenibilidad económica. Las propuestas ambientales y las de rehabilitación y el mantenimiento de la oferta de bienes y servicios garantizan también procesos socialmente sostenibles, pues ofrecen un flujo de recursos que sustentan las necesidades nutricionales de la población, posibilidades de acceso a recursos comerciales y el establecimiento de sistemas productivos agropecuarios. También, son fuente de identidad cultural, pues gracias a estos se ha conformado lo que se denomina la cultura anfibia en la región. La propuesta de integración regional a través de la optimización vial terrestre y fluvial, propende por mejorar la competitividad de la producción, garantizar la viabilidad del comercio y establecimiento de cadenas productivas, y generar excedentes económicos a los productores, que repercuten en las posibilidades de inversión rural. Para el sustento técnico que deben tener las propuestas se define el fortalecimiento institucional para las autoridades ambientales regionales, alcaldías y Umatas, para que exista también un soporte institucional que asegure su sostenibilidad. Igualmente se concertará con las entidades nacionales la focalización de políticas específicas para la región de acuerdo con sus particularidades y al servicio ambiental que le presta al país. Otra propuesta trata de la comunicación y la educación ambientales de amplia cobertura regional y rural que permitan lograr cambios a corto y mediano plazo sobre el manejo que hace la población local sobre los recursos naturales de La Mojana. Luego se propone continuar en el tiempo un proceso de investigación, ajuste tecnológico y propuestas económicas específicas para la región, de modo que cada vez existan mayores argumentos de acción para la región; esto destaca la 134

Análisis de impactos y riesgos - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

propuesta de creación de una red agrometeorológica, investigación en la dinámica fluvial, desarrollo de un plan de acción para el manejo de la biodiversidad, y la investigación en sistemas productivos específicos para la región, además de la generación de servicios de apoyo que se mantengan en el tiempo como servicios de crédito y de extensión rural. Por último, es importante implementar una estrategia abierta de comunicación a través de una Red de pobladores de La Mojana incluyendo una propuesta de educación ambiental centrada en la población estudiantil, docente y padres de familia.

Síntesis de impactos ambientales
El medio ambiente es un recurso limitado, al igual que el trabajo, el capital y los recursos naturales, por lo tanto, los asuntos referidos a su uso y los daños que ocasione, como la contaminación o la reducción y pérdida de biodiversidad, incurren en costos ambientales muchas veces irreversibles. En el caso de los humedales de La Mojana, los procesos de transformación en cuanto desecación de cuerpos de agua, sobreexplotación de recursos biológicos y apropiación irregular de tierras, han sido tan severos que se identifican cambios fundamentales en sus características ecológicas. Las propuestas pretenden detener o disminuir esta situación mediante el mejoramiento de las condiciones ambientales y la generación de impactos positivos sobre la economía regional y la situación social de sus pobladores. No obstante, las condiciones actuales de pobreza y migración cambiarían a una situación menos desoladora que la actual gracias a la ejecución del PDSM. El mejoramiento de condiciones ecológicas que promuevan la recuperación e incremento en los stocks disponibles de recursos biológicos; la transferencia de técnicas de producción y disminución de costos que generan sistemas agropecuarios más rentables; y el desarrollo y optimización de una infraestructura vial que incremente los flujos de movilización interna, son situaciones que prevén una mayor dinámica socioeconómica en La Mojana. Los riesgos globales posibles de la nueva situación tienen que ver más con las consecuencias del desarrollo si no se planifica la ejecución de las acciones de manera sostenible. Pueden presentarse riesgos por un mayor poblamiento en la región, mayores niveles de transporte interno, intensificación de explotaciones agropecuarias, ampliación de la frontera agrícola, mayor contaminación urbana, uso inapropiado de agroquímicos, mayor sobreexplotación de recursos biológicos, entre otros. Teniendo en cuenta la fragilidad de los sistemas ecológicos y su situación actual de degradación, el PDSM propone acciones de mitigación mediante coordinación, capacitación comunitaria, transferencia tecnológica y fortalecimiento institucional. Las medidas para evitar los riesgos parten de el reconocimiento de las principales funciones ecológicas de los ecosistemas de La Mojana y su interrelación con la dinámica social y económica de la región, por medio de estrategias de manejo que detengan o disminuyan los procesos de degradación actual, la restauración y rehabilitación de ciclos biológicos y el uso sostenible de los recursos, y la principal 135

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

estrategia para prevenir y mitigar posibles riesgos ambientales por estas acciones, es el Ordenamiento Local Concertado con la participación de todos los actores interesados y bajo la coordinación institucional de las entidades correspondientes. Los lineamientos ambientales definidos para la región en el Plan de manejo y ordenamiento que entrega el PDSM deben ser recogidos en las propuestas de Ordenamiento municipal y departamental. De igual manera, los planes de gestión ambiental de las CAR de la región deben estar en total coherencia con esta propuesta. La segunda estrategia tiene que ver con el fortalecimiento institucional y creación de capacidad de la comunidad para la autogestión de recursos. Se incluye aquí la capacidad de las comunidades y fortalecimiento institucional de las entidades, para adelantar procesos de ordenamiento concertado y procesos de administración de tierras. Como tercera estrategia, se tiene un grupo de propuestas de desarrollo específicas para las condiciones ecológicas, económicas y sociales de la región, referidas al aprovechamiento racional de recursos naturales, establecimiento de sistemas agropecuarios sostenibles y el mejoramiento de obras de infraestructura para la competitividad regional. Estas tres estrategias denotan acciones para el desarrollo sostenible en la región, garantizando además que los riesgos por su ejecución sean mitigados.

Plan de seguimiento ambiental
En conclusión, la propuesta global del PDSM se clasifica como Categoría B, de acuerdo con el manual Rural Invest. A pesar de tener previsto el desarrollo de proyectos en infraestructura, las propuestas incluyen los estudios de preinversión para adelantarlos; allí se incluyen los costos de EIA requeridos para solicitar la licencia ambiental ante las autoridades ambientales respectivas. Se requiere además desarrollar medidas de mitigación como planes de ordenamiento y manejo del territorio que ofrezca lineamientos para el doblamiento en la región, el establecimiento local de sistemas productivos y la definición de áreas de manejo especial. La creación y desarrollo de un Plan de Seguimiento y Monitoreo Ambiental hace parte del proceso de definición del papel y de las responsabilidades de las entidades estatales, regionales y nacionales, y de la sociedad civil que midan los resultados de las políticas y los proyectos de inversión, el plan busca identificar y evaluar impactos ambientales debido a la inversión del programa. Se analizarán las causas posibles de tales impactos y se definirán las acciones para su mitigación, para esto se deben diseñar los indicadores de seguimiento definidos a partir de la Línea Base presentada por el PDSM. Dado que el contexto del PDSM se basa en un esquema de planificación participativa, la propuesta de seguimiento y evaluación requiere igualmente un modelo de sistema participativo, necesario tanto en la planificación y la implementación del Programa, como en el monitoreo de sus avances. 136

Análisis de impactos y riesgos - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

Como una herramienta para la implementación de proyectos, el Sistema de Evaluación Participativa, SEP, es empleado por los interesados en un proyecto para analizar y aprender sistemáticamente de la experiencia de la puesta en práctica, y planificar las futuras metas y actividades. Por otra parte, una de las principales funciones del SEP es proveer a los interesados y directores de proyectos, información relevante para evaluar durante la marcha el alcance de los objetivos del proyecto y conocer la forma como se han empleado los recursos para mejorar la implementación del Programa. El proceso de aprendizaje del SEP se puede percibir como una forma de construcción de capacidad local, debido a que sus participantes ganan habilidades para fortalecer para planificar, solucionar problemas y tomar decisiones. Para la identificación y creación de estos indicadores, el PDSM podría proponer la realización de un estudio, con el apoyo del DNP y de las Autoridades Ambientales Regionales, lo que conformaría una base de datos para ser alimentada de forma continua, y así poder realizar evaluaciones constantes sobre el estado de los recursos naturales y el medio ambiente en la región y tomar medidas de mitigación a los problemas que se presenten. Se propone el establecimiento de indicadores basados en el marco de presiónestado-respuesta desarrollado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico. Esta propuesta se retoma dada las posibilidades precisas de realizar seguimiento y evaluación, ya que los indicadores de presión monitorean las causas de los problemas de sostenibilidad rural; los de estado, las condiciones, prácticas y actividades relacionadas con ésta en la región; y los de respuesta, las medidas y la forma como la sociedad responde al impacto causado en la sostenibilidad rural. En el Anexo 2 del Estudio, CD-ROM, se presentan algunas de las medidas de mitigación que se podrían establecer y los indicadores de seguimiento ambiental. El costo total de estas medidas es de $980 millones, los cuales podrían corresponder a un presupuesto de seguimiento y monitoreo ambiental para la primera etapa de ejecución del PDSM. La propuesta se debe conjugar con un sistema de información ambiental coordinado entre las autoridades ambientales regionales y el Ideam, de modo que se cuente en el futuro con un sistema de información geográfico para la planificación y toma de decisiones en la región.

Instrumentos económicos e institucionales para el manejo sostenible
Los instrumentos económicos como impuestos, tasas y contribuciones pueden movilizar grandes inversiones por parte de los agentes regulados y producen ingresos para ser invertidos por las autoridades ambientales en el mejoramiento del recurso invertido. Cabe anotar que estos incentivos se encuentran en normas 137

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

aisladas, por lo cual, para uso en la ejecución del PDSM, es necesario unificar una propuesta que permita agrupar estos instrumentos en un mismo propósito y objetivo armónico y su aplicación depende de las actividades que se piensa regular. Estas propuestas son de tipo tributario, crediticios, institucionales y subsidios. En Colombia, algunos de los instrumentos vigentes para el manejo ambiental son: Tasa retributiva, disminución de impuestos por conservación, certificado de incentivo forestal para plantaciones, certificado de incentivo forestal para conservación, tasas de aprovechamiento forestal y certificación de productos para mercados verdes. Estos incentivos se pueden utilizar para dar sostenibilidad económica y financiera al PDSM, pero además es posible auscultar otras propuestas para la gestión ambiental. A continuación se presenta un cuadro en el que se definen por componentes, los instrumentos económicos e institucionales que se podrían dar. En general estas propuestas corresponden al desarrollo de políticas que pueden tener una incidencia directa o indirecta en materia de conservación y uso sostenible de recursos naturales. Se considera que a mayor efectividad de los instrumentos de política, mayor será su beneficio de conservación y uso sostenible de los recursos. En la tabla que figura la siguiente página presenta los objetivos de los instrumentos vigentes y propuestas que se podrían desarrollar.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES
Todas las propuestas en el PDSM parten del diagnóstico estratégico realizado en la primera fase del proyecto. En primera instancia se identifican los principales factores que generan insostenibilidad en la región para iniciar procesos de rehabilitación y recuperación. En este sentido se resaltan las propuestas ambientales de restauración de ecosistemas y recuperación de flujos ecológicos. En segunda instancia se propone el aprovechamiento sostenible de recursos naturales mediante la optimización tecnológica, instauración de sistemas de uso sostenible y adecuación de procesos actuales mediante la introducción de acciones que disminuyan los impactos ambientales. Se destaca el uso de tecnologías conservacionistas en la producción agropecuaria, el mejoramiento de actividades de zoocría familiar, la disminución en la demanda de agroquímicos y el uso de las actividades como el silvopastoreo y la agroforestería. Los servicios de apoyo que se proponen, a nivel de infraestructura vial y de crédito y asistencia técnica, tienen impactos sobre la competitividad de la producción regional, generando excedentes económicos que mejoran la inversión rural. La propuesta global del PDSM se centra principalmente en mejorar la situación actual y establecer sistemas ecológicos adecuados, más que en las propuestas de desarrollo e intervención con nuevas tecnologías e introducción de sistemas foráneos que puedan causar impactos. No se prevé impactos ambientales para la 138

Análisis de impactos y riesgos - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

Instrumento
CIF de Conservación

Objetivo
Incentivo económico otorgado por el MMA, a personas que destinen hectáreas de sus predios para conservar el bosque natural. A pesar de estar pendiente la reglamentación, en la región se podrían focalizar recursos para la conservación de relíctos boscosos una vez entre en vigor este instrumento. Se disminuyen los costos por impuesto predial a las personas que destinen sus predios a zonas de preservación. Esta es una de las alternativas para extensiones de tierra en la región que estén bajo propiedad privada, pero que se consideren de especial importancia ecológica. Para esta concertación se deberá usar algún tipo de compensación adicional. Ya se han ejecutado planes en la región por parte de Corpomojana a partir de los recursos que el MMA destina para la restauración de microcuencas a través del Plan Verde. Se podrían realizar acciones para fortalecer la focalización de recursos provenientes de este programa. De los recursos de regalías municipales por explotación aurífera se podrían destinar recursos para otorgar subsidios para la trasformación tecnológica para la producción limpia. La propuesta ya tiene sustento legal en el proyecto de Ley que pretende modificar la Ley de Regalías en el país, y donde se definen recursos específicos para inversión ambiental en la región. El MMA reglamentó el uso de Tasas Retributivas inicialmente para Sólidos Suspendidos y Demanda Química de Oxígeno, y deben ser reglamentadas en el caso de vertimientos orgánicos domiciliarios realizados en la región y que podrían proveer de recursos a la gestión ambiental de las autoridades ambientales regionales El Instituto Humboldt adelanta investigaciones para implementar mecanismos de aprovechamiento sostenible de la biodiversidad, basado en la autogestión y reglas comunitarias, como instrumento institucional para el uso racional de recursos naturales. La región puede ser objeto, dado el alto uso cinegético de fauna, de la instauración de instrumentos institucionales para el manejo de recursos faunísticos El Ministerio de Agricultura creó el Incentivo a la Capitalización Rural para la transformación e inversión tecnológica rural, que en el caso de labranza incentiva el uso de maquinaria conservacionista. Puede ser usado dentro de los programas de crédito que se piensa impulsar para ganadería y cultivos transitorios en La Mojana. Es una propuesta vigente internacionalmente. En Colombia existen certificadoras que realizan este tipo de trabajos y podrían iniciar trabajos en el tema de arroz y coco, los cuales son producidos con niveles bajos o nulos de agroquímicos y que podrían encontrar mercados internacionales como productos verdes. El Ministerio de Agricultura dispone de recursos para incentivar la reforestación con fines industriales. Las disposiciones actuales conminan a las regiones a conformar núcleos productivos con enfoque de cadena. Esta es una oportunidad para generar alianzas estratégicas, de modo que se logré focalizar recursos para La Mojana. A pesar de no haberse probado en el país, este instrumento de regulación puede ser uno de los mecanismos para el manejo sostenible de la pesca en la región. Se requiere un trabajo de acompañamiento por parte del INPA para la organización comunitaria y de las autoridades ambientales para su reglamentación. Esta iniciativa del Instituto Humboldt puede ser otro de los mecanismos e instrumentos para el manejo ambiental de recursos naturales en la región.

Reservas de la Sociedad Civil

Restauración y rehabilitación de microcuencas

Contaminación por mercurio P R O G R A M A S

Contaminación hídrica

Instrumentos de cogestión de recursos naturales

Labranza de suelos

Certificación de productos orgánicos

CIF de plantaciones

Cuotas Individuales de Pesca

Incentivo a la Agricultura Ecológica (ECOS)

139

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

ejecución de a propuesta, por lo que se clasifica como Categoría B, de acuerdo con el Manual Rural Invest que para su fase de implementación no requiere de estudio de impacto ambiental. La principal conclusión que se desprende de esta consultoría es que para garantizar la disminución de los riesgos por impactos ambientales en la ejecución de los proyectos propuestos, debe darse un proceso de creación de capacidad, educación y capacitación de las comunidades, de modo que apropien sus propios mecanismos de ejecución y evaluación. Se recomienda desarrollar un estudio ambiental inicial para la definición de indicadores de seguimiento y evaluación de manera participativa, y concertados con las comunidades y autoridades ambientales donde se iniciarán los procesos de autogestión para ejecutar los proyectos.
Tabla. Proyectos Forestal (miles de pesos) Costo Total Ingreso Previsto 190.184 17.600 35.724.080 47.100.000 15.992.240 30.300.000 5.293.750 5.750.000 12.402.440 21.600.000 103.078 131.500 69.837.272 104.767.600

Relictos boscosos Bosque Protector-Productor Bosque Productor Arreglos Silvopastariles Arreglos Agroforestales Seminario-Taller Participación comunitaria Total

B/C
0 1 2 1 2 2

Total Fauna Costo Fijo Costo Variable Total Beneficio B/c

Tabla. Proyectos Fauna (miles de pesos) Año 1 Año 2 211.000 346.267 346.267 557.267 346.267 2.383.000 2.383.000 4 7

Año 3 346.267 346.267 2.383.000 7

Total 211.000 1.038.800 1.249.800 7.149.000 6

Costos Proyectos Costo Fijo   Total Ingresos Total

Tabla. Proyectos Pesca (miles de pesos) Año 1 Año 2 Año 3 Año 4 Año 5 144.500  172.000  190.668 167.328    144.500 190.668 172.000  167.328   998.000 4.900.000

Total 674.496   5.898.000

B/C

9

140

Análisis de impactos y riesgos - [ Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales ]

141

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

142

Agroclimatología tropical - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

Capítulo 3 [Subprograma de [Subprograma de [Subprograma de Desarrollo agropecuario] Desarrollo agropecuario] Desarrollo agropecuario]

143

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

César Ortiz [ Integrador del Subprograma de Desarrollo agropecuario ] Guillermo Riveros Rodríguez [ Especialista en fisiología vegetal ] Francisco Boshell Villamarín [ Especialista en agroclimatología tropical ] Humberto Tejada de la Ossa [ Especialista en manejo forestal en zonas de trópicos bajos ] Lino Torregroza Sánchez [ Especialista en manejo intensivo de ganadería ] Fernando Bagés Mora [ Especialista en servicios de apoyo a la producción ] Camilo Rubio Pardo [ Especialista en modelos de finca ] 144

Agroclimatología tropical - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

PRESENTACIÓN
Frente a la vulnerabilidad ambiental del potencial agropecuario de la zona y la existencia de innumerables familias pobres y sin tierra que extraen su sustento de la actividad agrícola, es indispensable mejorar y diversificar la producción hacia renglones alimenticios acordes con la demanda interna y externa. Se considera esencial que estas familias tengan acceso al recurso tierra y a tecnologías para incrementar la producción de renglones tradicionales, como arroz y otros productos con alto valor nutricional, como hortalizas y carnes de ganadería menor. La ganadería bovina extensiva y trashumante puede ser más eficiente y causar menor daño al ambiente si se intensifica la producción de pastos y alimentos para los animales con sistemas silvopastoriles. El mejoramiento de la producción para fines de seguridad alimentaria y de la ganadería necesita la transferencia de tecnologías apropiadas, el apoyo de medios financieros (crédito e incentivos) y la operación eficiente de sistemas de comercialización. El objetivo del Subprograma de Desarrollo agropecuario es propiciar la permanencia y consolidación de los asentamientos urbano -rurales y mejorar los niveles de bienestar y calidad de vida de los de habitantes la región, con la participación activa de la comunidad en la búsqueda, de estructuras agrarias (agrícolas, pecuarias, forestales y de pesca) sostenibles que contribuyan a lograr un desarrollo agropecuario regional ligado a la seguridad alimentaria. Los objetivos específicos son: promover con los actores y agentes urbano - rurales de La Mojana, el ordenamiento, y manejo del territorio con vocación agropecuaria, de manera que se maximice la relación entre el uso potencial y el actual; aumentar la eficiencia y lograr la sostenibilidad de los sistemas de producción actuales, utilizando tecnologías compatibles con las particularidades agroecológicas y socioeconómicas de la región; identificar, evaluar, desarrollar y transferir de forma participativa nuevas tecnologías para el manejo integral de especies potenciales; garantizar a los moradores de la región el suministro y acceso a los alimentos balanceados nutricionalmente. Para el cumplimiento de estos objetivos se desarrollaron seis estudios temáticos relacionados con los siguientes temas: Fisiología vegetal, agroclimatología tropical, manejo forestal en zonas de trópico bajo, manejo intensivo en ganadería, servicios de apoyo a la producción y modelos de finca. 145

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Fisiología Vegetal Fisiología Vegetal Fisiología vegetal

[ Guillermo Riveros Rodríguez]

El presente estudio analiza el potencial agrícola de la región desde la perspectiva de la ecofisiología vegetal. Se tomaron como base la información e investigaciones realizadas en la región por diferentes instituciones y principalmente por Corpoica. Igualmente, se consultó la opinión de los investigadores, técnicos y habitantes de la región para conocer la problemática de la producción agropecuaria en regiones tropicales húmedas y las soluciones propuestas a los problemas. Los objetivos derivados del árbol de problemas se encaminaron a remediar el efecto restrictivo de las inundaciones, mal drenaje, baja fertilidad de los suelos además de enfrentar la sequía y manejar los problemas bióticos. Al considerar la disponibilidad de tierras y las variaciones en aptitud, así como las variaciones climáticas parece que el ordenamiento de la producción en espacio y tiempo es la mejor opción. Esta estrategia junto con el uso de materiales vegetales con adaptabilidad específica a cada ecosistema y de prácticas de manejo agronómico dirigidas a corregir deficiencias de adaptabilidad permitiría desarrollar sistemas de producción agrícola productivos, competitivos y sostenibles. Con base en diferentes criterios de adaptabilidad se recomiendan especies para incluir en los sistemas de producción y por último se proponen cuatro proyectos que combinan actividades de investigación y producción en los cuales se podría basar el desarrollo agrícola sostenible de la región.

146

Fisiología vegetal - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

REFLEXIONES GENERALES SOBRE EL TEMA
La producción agrícola en un ecosistema frágil como el de La Mojana debe considerar el mantenimiento y mejoramiento de la capacidad productiva actual evitando ejercer presión excesiva sobre el ambiente, produciendo sin sobrepasar los límites determinados por la oferta de recursos naturales. En este sentido, debe definirse que el destino principal de la producción es asegurar la alimentación de los habitantes de la región y que la generación de ingresos es secundaria. La producción de cultivos se basa en tres componentes estrechamente relacionados: comunidad de plantas, ambiente y manejo de plantas y ambiente. En este sistema, la planta elabora los productos, el ambiente provee los recursos y por medio del manejo el productor armoniza la relación entre la planta y la oferta ambiental. En estas circunstancias las plantas, sin manejo especial, pueden aportar productos suficientes para la subsistencia pero, para elevar los rendimientos, se debe modificar drásticamente el ambiente, lo cual ha demostrado ser ecológica y económicamente insostenible; además ninguna de estas dos situaciones es propicia para el desarrollo sostenible. Los sistemas de producción deben basarse en la identificación y utilización de los genotipos más adaptables a las condiciones ambientales de los ecosistemas con mayor potencial para producir cultivos. La identificación de genotipos debe basarse, en el conocimiento detallado de las características edafoclimáticas de los ecosistemas y en el conocimiento de las especies y variedades a los componentes climáticos, edáficos y bióticos más limitantes de la productividad agrícola en cada ecosistema. De acuerdo con la caracterización del ambiente de la región, las principales condiciones ambientales limitantes del crecimiento y la productividad de especies de cultivo son: anaerobiosis por periodos variables de los suelos; sequías que causan estrés hídrico y térmico en los que la oxigenación del suelo no es limitante; deficiencias de nitrógeno, fósforo y potasio de los suelos y alta incidencia de malezas, insectos - plaga y patógenos favorecida por las condiciones de humedad. Se considera que los estudios de adaptabilidad de especies son prioritarios para disponer de alternativas de producción que reemplacen a las que han sido eliminadas en el proceso de prueba y error que ha guiado la escogencia de cultivos para la región. La adopción de un modelo único de predicción de la adaptabilidad se dificulta por la necesidad de superar limitaciones ambientales múltiples y por enfrentar condiciones antagónicas como los excesos y las deficiencias hídricas los cuales tienen mecanismos de adaptación divergentes. La búsqueda de materiales adaptables tiene que enfocarse hacia cada factor de estrés en particular: anoxia, sequía, nutrición mineral, competencia interespecífica, plagas y enfermedades y debe basarse en la identificación de los mecanismos de adaptación que poseen las plantas que han prosperado en la región en forma natural. Con base en estos análisis se reconocieron las causas de las variaciones del potencial agrícola de los diferentes ecosistemas de la región encontrándose que las variaciones edáficas son más determinantes de cambios de comportamiento de los cultivos en el espacio de la región y que las variaciones climáticas son influyentes por sus cambios temporales. A partir de la variación espacial de las condiciones ambientales, principalmente las edáficas, se propone aceptar la zonificación propuesta por Corpoica como guía para el ordenamiento de las actividades agropecuarias, reconociendo que se 147

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

deben conocer en más detalle las características físico-químicas de los suelos y las oscilaciones del nivel freático para determinar con más precisión los usos potenciales. A través del estudio se detectaron vacíos tecnológicos que es necesario complementar con investigación aplicada para validar y ajustar tecnologías recomendadas en ambientes similares. Basados en diferentes indicativos de adaptabilidad se seleccionaron las especies recomendables para incorporar a los sistemas de producción. Por último, se proponen proyectos productivos estratégicos para sustentar el proceso de desarrollo agrícola de la región.

DIAGNÓSTICO
Al analizar el proyecto Investigación sobre la adaptabilidad de la producción agropecuaria en los ecosistemas de la región de La Mojana, se concluye que la producción agropecuaria de la región se afecta por factores ambientales, tecnológicos y socioeconómicos.

Limitaciones ambientales

• Lluvias escasas de diciembre a marzo. • Lluvias copiosas y de distribución irregular de abril a noviembre. • Inundaciones causadas por desborde de ríos y ciénagas. • Suelos de baja fertilidad. • Profundidad de suelo limitada por nivel freático alto. • Abundancia de malezas y crecimiento vigoroso de las mismas. • Ambiente favorable para el ataque de insectos y desarrollo de patógenos. • Terrenos aptos para actividades agropecuarias diversas. • Diversidad biológica. • Ecosistemas heterogéneos. • Ambiente apto para cultivos con alta demanda hídrica. A nivel externo hay demanda de los productos de la región y oferta tecnológica de experiencias en ambientes similares.

Fortalezas ambientales

Limitaciones tecnológicas de la eficiencia de la producción agrícola

• Escasez de opciones de especies de cultivo adaptables. • Deficiente adaptabilidad de variedades utilizadas. • Desconocimiento de tecnologías apropiadas de producción para la región. • Deficiencia de maquinaria apropiada. • Uso inadecuado de la maquinaria e insumos. • Falta de asistencia técnica comprometida con la región. • Daños a la estructura de los suelos. • Uso indiscriminado de las tierras. • Existencia de genotipos adaptados. • Demanda de tecnología.

Fortalezas tecnológicas
148

Fisiología vegetal - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

• Conocimiento de la región por parte de la comunidad. • Disponibilidad de mano de obra. • Vocación agropecuaria de la población. • Acceso a información básica. Externamente existe oferta tecnológica para los cultivos adaptables a la región y se observa el interés de varias instituciones para el desarrollo regional. • Agricultores sin acceso a tierra y capital. • Costo elevado y disponibilidad limitada de insumos. • Falta de infraestructura de secado, almacenamiento y comercialización de productos. • Vías de comunicación inapropiadas para movilización de productos y altos costos del transporte. • Falta de conocimientos y conciencia sobre las relaciones entre el ambiente y la producción agrícola. • Pérdidas de productos en cosecha y poscosecha. • Falta de organización para gestión comunitaria. • Ausencia d e apoyo gubernamental. • Actitud proactiva de la comunidad. • Identidad regional y cultural. • Conocimiento de la región. • Existencia de asentamientos con necesidades por satisfacer.

Factores socioeconómicos que limitan la producción y su eficiencia

Fortalezas socioeconómicas

La jerarquización de los problemas enunciados mostró que la baja productividad, rentabilidad y sostenibilidad de la producción agrícola se debe a que los sistemas de cultivo utilizados son vulnerados en algunas épocas por suelos anaeróbicos, en otras, por lluvias insuficientes y en todo momento por la baja fertilidad de los suelos. La competencia de malezas por los insectos-plaga y por los patógenos. Además, para lograr el desarrollo agrícola, es prioritario encontrar sistemas de cultivos menos vulnerables ante las inclemencias del ambiente.

ESTRATEGIAS DE DESARROLLO AGRÍCOLA
Los componentes del ambiente -clima, suelo y bióticos- varían entre localidades y épocas del año. Las limitaciones de tipo ambiental están acompañadas por las de orden social y económico por esta razón es posible adoptar diferentes estrategias para enfrentar los problemas. El potencial agrícola varia entre áreas de la región y aun entre terrenos de una misma finca dependiendo de su altitud y la susceptibilidad de ser inundados cuando ocurre el desborde de ríos y caños o en los periodos de lluvias. La determinación de la clase de uso que permiten los diferentes terrenos, en diferentes épocas, permite planificar las actividades agrícolas en forma tal que se minimicen riesgos

Zonificación

149

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

y costos. La estrategia es útil para superar limitaciones de orden ambiental porque permite realizar la producción de cultivos solamente en lugares y épocas con condiciones ambientales favorables para lograr productividad alta a precios razonables y con el riesgo mínimo de perder cultivos. Por ser la periodicidad de las inundaciones el principal condicionante de la utilización de las tierras en materia agrícola y con el fin de localizar las actividades propuestas, en el presente estudio se utilizó la siguiente distribución espacial: Zona 1. Posee tierras que no sufren inundación en ninguna época del año, tienen mayor potencial agrícola porque pueden cultivarse todo el año con cualquier especie adaptable al clima cálido húmedo. En esta zona, se encuentran diferentes especies de árboles frutales susceptibles a inundación como mango, zapote costeño, níspero, aguacate y guayaba con las cuales se podría desarrollar la fruticultura comercial en la región. Esta es la zona con mayor aptitud para el cultivo de plátano. Zona 2. Constituida por terrenos que se inundan hasta por un mes. En ellos se pueden cultivar especies anuales de ciclo de vida largo como yuca -ciclo de vida de ocho meses- y corto dependiendo de la altura de los niveles freáticos. Zona 3. La conforman tierras que se inundan de uno a tres meses -cultivables de nueve a once meses-, se producen dos ciclos de cultivos semestrales seleccionando las especies y épocas de siembra de acuerdo con la duración relativa de los tiempos de sequía, periodos de anegamiento y de variaciones del nivel freático. En los terrenos que soportan inundaciones por espacio de tres meses se practica la 12308 agricultura de sereno con siembras en la época seca utilizando el agua residual del suelo. Al inicio de las lluvias se siembra el cultivo principal, arroz generalmente. En esta zona, son comunes las pérdidas de cultivos por deficiencia de agua en época seca y por asfixia de las raíces en cultivos de la época de lluvias. Esta zona requiere tecnología para evitar dichos inconvenientes. Zona 4. Terrenos inundados de tres a seis meses -cultivables entre nueve y seis meses al año- se pueden sembrar con especies de ciclo corto especialmente el maíz, sorgo y leguminosas de grano. En esta, se concentra la agricultura de sereno. En las localidades cultivables durante nueve meses se requiere tecnología para intensificar la producción en este periodo. Zona 5. Terrenos que permanecen inundados por periodos mayores a seis meses, no aptos para agricultura.

Selección de genotipos

Para implementar la estrategia es necesario disponer de especies y variedades con adaptación específica a las condiciones ambientales de cada una de las zonas. La disponibilidad de genotipos con capacidad de proporcionar rendimientos aceptables a bajos costos unitarios en zonas y épocas específicas es fundamental para lograr sostenibilidad y competitividad. En la región es necesario realizar estudios encaminados a superar las deficiencias de adaptación de especies y

150

Fisiología vegetal - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

variedades para disminuir la dependencia de la agricultura en insumos químicos y en modificaciones drásticas del ambiente. En la actualidad, los genotipos disponibles con potencial para sustentar sistemas de producción agrícola empresarial como de economía campesina son escasos y se limitan a especies introducidas que se han naturalizado en la región entre las que se encuentran árboles frutales, variedades criollas, arroz, maíz y varias especies de hortalizas. Corpoica ha realizado estudios de adaptabilidad de maíz, hortalizas y leguminosas de grano. Fedearroz continuamente evalúa la adaptabilidad de nuevas variedades de arroz. Algunos de los insumos criollos aunque son de bajo rendimiento potencial presentan atributos de calidad y tolerancia a factores de estrés que los hace aptos para ser incorporados a sistemas prolíficos con propósitos específicos como producción sin agroquímicos o para ser utilizados como fuentes de genes de características de calidad y de adaptabilidad a la región, que pueden ser transferidas a variedades de alto rendimiento.

Manejo agronómico Este componente de los sistemas de cultivo se torna estratégico para enfrentar limitaciones ambientales, junto con la zonificación de la producción en tiempo y espacio y con el uso de especies y cultivos adaptables, cuando se utiliza con el fin de corregir las deficiencias de adaptabilidad de los genotipos. En este sentido, es necesario enfatizar que es más económico y sostenible corregir las deficiencias de adaptación por medios genéticos que acondicionar el ambiente a las tolerancias de las plantas. Investigación El desarrollo agrícola se debe basar en la utilización de sistemas de cultivo y sistemas de producción diseñados para las condiciones ambientales de las diferentes zonas. Los sistemas de cultivo eficientes deben estar conformados por genotipos cuyos requerimientos y tolerancias ambientales estén relacionados con los que predominan en las zonas con potencial agrícola; asimismo, tener productividad razonable de acuerdo con el potencial del ecosistema y ofrecer productos de adecuada calidad. Los sistemas de producción deben establecer relaciones armónicas entre los sistemas de cultivo en beneficio de la productividad y la rentabilidad del sector agrícola y de la conservación de los recursos.
La principal limitación para el desarrollo integral de La Mojana en general y del sector agrícola, es la falta de tecnología para enfrentar las limitaciones particulares que imponen las condiciones ambientales sobre las actividades productivas en las diferentes zonas. Aunque hay problemas que se pueden solucionar ajustando y validando tecnologías existentes en ambientes similares, hay inconvenientes propios que requieren soluciones específicas de la investigación básica: es el caso de la obtención de genotipos de cultivos con adaptación específica a combinaciones diferentes de condiciones climáticas, edáficas y bióticas. La investigación también debe responder sobre las mejores prácticas de manejo del cultivo y del ambiente para lograr máximos beneficios económicos, sociales y ecológicos. 151

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Diversificación La integración de actividades pecuarias y agrícolas diversificadas en los sistemas de producción, permite una mejor utilización de los recursos, aumenta la protección contra riesgos y mejora la competitividad y la sostenibilidad de la producción. La satisfacción de los requerimientos nutricionales de las especies pecuarias menores, hace posible el uso de residuos de cosecha y el uso de vegetación natural -malezas- e incluso, puede hacer necesaria la incorporación al sistema productivo de especies de reconocido valor nutricional, como la soya, para aumentar la rentabilidad de la producción.
Otra estrategia útil para acelerar el proceso de mejoramiento integral es la participación de los productores en la búsqueda de soluciones a los problemas de desarrollo. Para esto se debe: • apoyar y promover actividades de transferencia de tecnología • capacitar tecnológicamente • desarrollar mentalidad y capacidad empresarial • organizar la producción • formar empresas asociativas para producción • transformar y conservar productos y • capacitar productores para la toma de decisiones en el manejo de cultivos y productos.

RECOMENDACIONES Y PROYECTOS
A continuación se presentan perfiles de proyectos productivos y de investigación que pueden utilizarse para el desarrollo agrícola en la región de La Mojona.

Proyecto de Desarrollo tecnológico para la producción competitiva de arroz con rotaciones de cultivos Precisiones
La producción agrícola de La Mojana es limitada por condiciones climáticas que afectan el crecimiento de los cultivos y favorecen la acción perjudicial de agentes bióticos. El manejo dado al problema ha encarecido la producción sin prevenir las pérdidas de rendimiento. Una estrategia para manejar los problemas especializados de un cultivo es la rotación de especies con hábitos de crecimiento y demandas ambientales diferentes. Las variaciones climáticas impredecibles -en la distribución de las lluvias- causan pérdidas cuantiosas de producción de cultivos en la región. Se plantea entonces, el monitoreo del clima y la modelación de sus variaciones junto con el estudio de su efecto sobre el comportamiento de los cultivos, lo que permitiría a los agricultores tomar decisiones para prevenir pérdidas subsanando deficiencias.

152

Fisiología vegetal - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

El proyecto propone la formación de núcleos modelos de producción de arroz utilizando la alternación de cultivos y prácticas de manejo como una estrategia para reducir los problemas bióticos y las limitaciones edáficas y mejorar la productividad y rentabilidad de los cultivos transitorios. También plantea, la organización de productores para facilitar el acceso a los recursos de producción y aumentar la capacidad negociadora en los mercados. El objetivo es que al finalizar el proyecto los agricultores de los núcleos estén organizados en asociaciones productivas solidarias, con producción técnica y diversificada a través de rotaciones, con rendimientos satisfactorios y rentables que sean ejemplo para otros productores de la región. Los cultivos transitorios son estratégicos para la producción de alimentos y de renglones generadores de ingresos en las áreas en que las inundaciones temporales limitan la producción con especies de ciclo largo y con especies permanentes no tolerantes a la anoxia en los suelos.

Introducción

En las áreas y épocas en que se pueden cultivar las especies semestrales en forma extensiva, se enfrentan problemas de orden climático, edáfico y biótico que limitan la productividad y cuyo manejo es ineficiente y de alto costo. Para lograr rentabilidad aceptable es necesario utilizar estrategias de producción que reduzcan la intensidad de los problemas limitantes que ocasionan mayores costos e inciden negativamente sobre los cultivos. Debido a las opciones limitadas de especies de cultivo adaptables a la región, ha predominado el cultivo de arroz y comúnmente se siembran cultivos sucesivos en los mismos predios. Este manejo ha causado que los problemas limitantes del crecimiento de arroz, especialmente los de origen biótico, se intensifiquen haciendo más difícil y costoso controlarlos para prevenir los efectos adversos sobre los rendimientos. El problema de producción que se quiere resolver es la escasez de opciones de especies de cultivos transitorios utilizables y los efectos adversos que esta situación ha tenido sobre la rentabilidad y sostenibilidad de arroz, que es la especie más adaptada y además, la base de alimentación y de economía de la región. Las especies de cultivos transitorios que han mostrado mayor adaptabilidad a las condiciones ambientales de La Mojana y con las cuales se ha rotado el arroz, son el maíz y el sorgo. Para lograr un mayor beneficio de la rotación es necesario incorporar al sistema especies de crecimiento diferente al de las gramíneas, que aporten nutrientes al suelo, que tengan oportunidades de uso en la localidad como alimento o que aporten beneficios al ecosistema. Se propone incluir la soya y el fríjol caupí en los sistemas, por ser leguminosas de raíces profundas que utilizan nutrientes de capas del suelo más profundas que el arroz y las otras gramíneas, por aportar nitrógeno al suelo, por ser adaptables a las condiciones ambientales de los ecosistemas terrestres, por proporcionar productos alimenticios de alto valor nutritivo y en el caso de la soya por sus usos industriales, y si se desea, pueden incorporarse a los suelos para mejorar sus propiedades. 153

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Justificación

Para mejorar las condiciones sociales y económicas de la región es necesario incrementar las oportunidades de la comunidad con el objeto de generar ingresos a través de la producción de bienes mercadeables y de trabajo remunerativo. La agricultura comercial ofrece tales oportunidades pero en la actualidad, la región se encuentra deprimida por causa de la baja rentabilidad de los sistemas de cultivo utilizados, especialmente arroz. Dada la importancia que revisten los cultivos semestrales y en especial el cultivo de arroz, como fuente de alimento y generador de empleo e ingresos se justifica dedicar recursos y esfuerzos para mejorar la eficacia de los métodos de manejo de la productividad y el mejoramiento de la eficiencia global de los sistemas de producción. Contribuir a la tecnificación de los sistemas de producción de cultivos transitorios para aumentar la rentabilidad y la sostenibilidad en la región de La Mojana. • Reducir el impacto negativo de los factores bióticos y edáficos sobre la productividad y la rentabilidad a través de rotaciones apropiadas. • Validar y aplicar técnicas agronómicas más eficientes. • Validar y aplicar técnicas agroclimáticas que orienten a los agricultores sobre el manejo de los cultivos involucrados de acuerdo con las condiciones meteorológicas predominantes. El proyecto propone manejar tres núcleos de 100 ha distribuidas en extensiones de 10 ha cultivadas con maíz, sorgo, soya y fríjol caupi en el periodo seco y, con arroz, en la época de lluvias, de forma tal que las prácticas del cultivo anterior contribuyan a aliviar problemas del cultivo posterior.

Objetivo general

Objetivos específicos

Descripción del proyecto

Localización Los núcleos estarán ubicados en los siguientes municipios: Majagual en el corregimiento Boca de las Mujeres, con una población objetivo asentada en La Sierpita, Sincelejito, Santa Elena, El Playón, El Indio, Las Candelarias. Adicionalmente, San Benito en el corregimiento El Cauchal donde se beneficiaría a productores de La Guaripa, Las Chispas, Pacifueres, El Remolino y veredas aledañas y por último, Sucre, en el corregimiento La Palma donde se beneficiaría a productores de los corregimientos El Naranjo, Malambo, Nuevo Tiempo, San José de Calatrava.
Se seleccionarán lotes que hayan presentado algunas de las siguientes características: disminución de rendimientos, siembras sucesivas de arroz con suelos compactados, infestados de poblaciones de malezas de difícil control, donde la aplicación de plaguicidas ha sido mayor y se hayan ocasionado altos costos de producción.

154

Fisiología vegetal - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

El proyecto se constituirá como una asociación de treinta agricultores distribuidos en tres núcleos con sedes en los municipios anteriormente mencionados. Tendrá como objetivo producir y mercadear productos de cultivos transitorios en forma rentable y sostenible empleando la tecnología requerida para lograr propósitos definidos, fundamentalmente la rotación de cultivos para reducir la incidencia de problemas de origen biótico.

Organización

Esta asociación elegirá sus cuadros directivos y fijará las normas que los regirán. Se propone que la asociación tenga carácter comercial y preste servicios de adquisición y suministro de insumos y maquinaria entre los asociados y que eventualmente adquiera capacidad para beneficiar productos. La sede inicial será Majagual donde se establecería el primer núcleo. La duración del proyecto será de seis años. • Gestionar la conformación de la asociación de productores. • Organizar y dotar un núcleo por año durante los primeros tres años. • Sembrar 2,5 ha de maíz, sorgo, soya y fríjol caupi en la finca de cada agricultor durante la época seca, por espacio de tres años en cada núcleo. • Sembrar 10 ha de arroz en la finca de cada agricultor en época de lluvias, durante tres años en cada núcleo. • Determinar las condiciones de fertilidad, profundidad de nivel freático y contenido de humedad de los suelos de los predios antes y después de la siembra de cada cultivo.

Actividades

Se implementarán prácticas validadas para la región en la preparación de suelos de acuerdo con el grado de compactación y de infestación de malezas y en forma paralela, se recomendará el uso de prácticas de adecuación predial para propiciar el desarrollo de raíces y la retención de humedad en el suelo, como reserva para ser utilizada en las etapas avanzadas de desarrollo de los cultivos. De otro lado, la fertilización se hará de acuerdo con la disponibilidad de nutriente en los suelos y los requerimientos nutricionales de cada cultivo; además, para evitar las pérdidas por sequía en los cultivos, se propiciará la aplicación de riego complementario y se procederá a adquirir e instalar tres estaciones agrometereológicas automáticas, una en cada uno de los núcleos detallados anteriormente. Asimismo, se evaluarán las relaciones clima-cultivo para las diferentes especies y se adelantará la aplicación de modelos agroclimáticos sencillos para el manejo tecnificado de los cultivos. Finalmente, se realizarán talleres de capacitación con agricultores y técnicos en cada núcleo. Estas actividades tendrán efectos benéficos sobre el ambiente ya que se recuperarán suelos degradados a través de mecanización apropiada e incorporación de mayor volumen de residuos vegetales. Adicionalmente, se evitará la compactación causada debido al laboreo excesivo por la utilización de técnicas de labranza reducida y siembra directa sin laboreo previo del suelo y se reducirá la contaminación con agroquímicos de modo que esta tarea resulte ser otro de los efectos ambientales.

Determinación y cuantificación de los problemas bióticos

Impacto ambiental

155

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Productos esperados

• Información del efecto del conjunto tecnológico de cada cultivo sobre las condiciones del suelo y las infestaciones de malezas en los predios, la cual será útil para el mejoramiento de las técnicas de producción. • Conocimiento del efecto de cada uno de los cultivos sobre el rendimiento y los costos de producción de arroz y maneras de conseguir los efectos deseados. • Nuevas guías para el manejo sostenible de problemas de malezas, insectos y de enfermedades de cultivos en condiciones de La Mojana. Créditos. Se necesitan recursos para la financiación del parque de maquinaria y la adquisición de insumos para 25 ha de maíz, 25 ha de sorgo, 25 ha de soya, 25 ha de fríjol y 100 ha de arroz por núcleo. Asistencia técnica. Se requiere un ingeniero agrónomo y dos auxiliares de campo para los tres núcleos. Esta asistencia técnica puede ser contratada por los productores. Además se necesita asesoría para la organización de la asociación de productores y se precisan instalaciones de almacenamiento y secado de productos como también servicio de energía eléctrica en el área de los tres núcleos.

Servicios complementarios requeridos

Impacto del proyecto

En el Cuadro 1 se observa que con la realización del proyecto se aumentarán los rendimientos en 1.1 ton/ha a razón de 200 kg / ha-año y se reducirán los costos de los rubros semillas y plaguicidas. En los tres primeros años los beneficios son negativos porque se cargan los gastos de inversión. A partir del tercer año, después que se han pagado todas las inversiones, se empiezan a obtener beneficios y alta rentabilidad.
Cuadro 1: Balance de ingresos y egresos del Proyecto de producción de arroz en rotaciones

Rubro Rendimiento de arroz ton/ ha Producción total toneladas. Precio por ton $ Ingresos por arroz millones de $ Ingresos por rotaciones millones $ Ingresos totales Costos totales Beneficios netos Rentabilidad %

Año 1 3, 360 350.000 126,0 68,9 194,9 424,0 - 229,1

Año 2 3,8 760 385.000 292,6 75,8 368,4 466,0 - 97,6

Año 3 4,0 1200 423.000 507,6 83,4 591,0 678,3 - 87,3

Año 4 4,2 1260 465.000 585,9 91,7 677,6 608,2 69,4 11,4

Año 5 4,4 1320 511.000 674,52 100,9 900,6 638,0 262,6 41,1

Año 6 4,6 1380 562.000 775,56 111,0 1007,4 735,8 271,6 36,9

Para mayor información ver Anexos del CD-ROM

156

Fisiología vegetal - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

Proyecto de Desarrollo tecnológico para la producción de hortalizas en la región de La Mojana
Varias especies de hortalizas se adaptan a las condiciones ambientales del ecosistema terrestre y de transición de región de La Mojana y pueden ser utilizadas para la obtención de alimentos y generación de empleo e ingresos. Hay interés y capacidad por parte de la comunidad en producir hortalizas. Se identificaron localidades donde se producen legumbres artesanalmente y se propone apoyar la capacidad productiva de las comunidades vinculándolas a un proyecto asociativo en que a la vez que se produce se evalúan prácticas sencillas para aumentar la eficiencia de la producción y generar excedentes para el comercio.

Precisiones

Varias especies de hortalizas hacen parte de los sistemas de producción agrícola de La Mojana y se producen principalmente para el autoconsumo. El conocimiento sobre la adaptabilidad de estas especies, las destrezas y experiencias que los agricultores han adquirido en su manejo y el interés que varios de ellos han mostrado para mejorar los sistemas de producción, deben ser utilizados para mejorar el nivel de vida de la población de la región. La estructuración de sistemas de cultivo y producción basados en la utilización de especies y cultivares con un alto grado de adaptabilidad facilita la obtención de rendimientos satisfactorios a bajo costo debido a que los genotipos adaptados operan de tal forma que los requerimientos de manejo para suplir deficiencias de adaptación sean bajos y se puedan obtener rendimientos satisfactorios con costos bajos. Se busca además competir en los mercados con calidad y con valor agregado. Las hortalizas producidas por pequeños agricultores en empresas solidarias o en agricultura familiar facilitan el logro de estos propósitos. La producción de hortalizas se afecta por problemas de orden climático, edáfico y biótico que es necesario enfrentar para obtener rendimientos satisfactorios de productos de buena calidad. En la región, no se ha desarrollado tecnología para afrontar los problemas limitantes y se utiliza la práctica de manejo rudimentario e ineficiente, razón por la cual los rendimientos son bajos y los productos de mala calidad. Las dificultades de transporte limitan el acceso rápido de los productos al mercado de modo que los riesgos de pérdidas son elevados especialmente si se carece de tecnología para conservar y procesar los productos. Se ha comprobado la adaptabilidad de varias especies de hortalizas, las cuales pueden ser utilizadas como fuente de alimentos, trabajo e ingresos de los pobladores. Las hortalizas por ser cultivos intensivos de alto rendimiento, proporcionan mayor cantidad de productos por unidad de área y contribuyen a aumentar la provisión de alimentos y los ingresos. Las oportunidades que la explotación de

Introducción

Problemas por resolver

Justificación

157

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

hortalizas ofrece a los propietarios de pequeñas extensiones de terreno, justifican dedicar esfuerzos y recursos al mejoramiento de la productividad y rentabilidad de estos cultivos en la región.

Objetivo general

Contribuir al desarrollo de la producción sostenible y competitiva de hortalizas en los ecosistemas terrestre y de transición de la región de La Mojana para que en 15 años sea una empresa generadora de alimentos, trabajo e ingresos. • Organizar a los productores de hortalizas. • Desarrollar tecnología para la región. • Capacitar trabajadores en técnicas de producción. • Capacitar productores en métodos de transformación y conservación de hortalizas. Se propone establecer parcelas de producción de hortalizas manejadas y administradas por asociaciones de productores en 10 localidades de la región. Estas parcelas, además de dedicarse a la producción, serán utilizadas en la validación de métodos y técnicas para resolver problemas de producción que se presentan en la región y para realizar actividades de transferencia de la tecnología a los productores.

Objetivos específicos

Descripción del proyecto

Organización El proyecto será manejado por una asociación de productores de hortalizas que será debidamente conformada y legalizada. Los socios iniciales de esta organización serán agricultores vinculados a los núcleos de producción de cada localidad con los siguientes servicios: prestación de asistencia técnica y suministro de insumos y mercadeo de productos y capacitación. En el primer año de vida del proyecto se gestionará la formación de la asociación y se seleccionarán las localidades en que se establecerán las parcelas. Localización Las actividades del proyecto de hortalizas se desarrollarán en los siguientes municipios: Majagual, donde se establecerán parcelas en los corregimientos de La Boca de Las Mujeres, Palmarito, El Naranjo, Iracal, Las Candelarias, las Palmitas y El Congreso; Guaranda, en Gavaldá y Palmaritico; San Benito, en Las Chispas y Pacifueres y; Sucre, en La Guaripa y La Ventura.
De estas 13 localidades se seleccionarán diez. Se delimitará una parcela de 1 ha, se sembrarán 625 m2 de las siguientes especies: patilla, melón, tomate, habichuela, ají, pimentón, ahuyama, cebollín, berenjena, col y pepino. Se podrán incluir otras especies de producción intensiva: ornamentales, medicinales y aromáticas. En cada localidad se establecerán parcelas para validación y ajuste de tecnología. En el ecosistema predominantemente terrestre se efectuarán dos siembras al año, en la época seca y en la época determinada por el comienzo de las lluvias. En el 158

Fisiología vegetal - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

ecosistema de transición se sembrará en la modalidad de sereno estableciendo, en lo posible, siembras escalonadas para tener disponibilidad de productos frescos durante un periodo más prolongado lo cual es importante para la seguridad alimentaria. Se buscará la vinculación de los productores de este ecosistema a la asociación. En todos los casos se realizará la validación de tecnología para buscar soluciones a problemas locales. Preliminar a las actividades de campo se debe distribuir a los participantes información técnica sobre las características y manejo de las especies para analizar aspectos como variedades recomendables, cuidados y alternativas de manejo incluyendo métodos para producción con uso mínimo de agroquímicos; transferir tecnología sobre el uso eficiente y racional de los insumos haciendo énfasis en su aplicación según las condiciones ambientales y en la relación costo-beneficio; capacitar a productores en el reconocimiento de problemas que afectan los diferentes cultivos y en el conocimiento de las soluciones alternativas; validar y transferir tecnología, con participación de productores, sobre manejo en cosecha y poscosecha y promover capacitación sobre conservación y elaboración de productos; promover la formación de microempresas para procesar y mercadear los productos estableciendo acuerdos con comercializadores regionales y nacionales. • Diligenciar la formación de la asociación y la estructuración de los núcleos. • Iniciar siembras en los núcleos utilizando recomendaciones técnicas. • Establecer ensayos de validación de tecnología. Las validaciones se efectuarán principalmente en los siguientes temas: adaptabilidad de variedades, épocas de siembra, establecimiento de guías, relaciones agua planta, respuestas a fertilizantes, manejo de malezas, insectos-plaga y enfermedades. • Realizar tareas de transferencia de tecnología. • Realizar talleres en técnicas de transformación y conservación. • Instalar una estación agrometeorológica en la zona de menor precipitación -San Benito Abad, donde en promedio se registran 2000mm/año, para comparar datos con la de la zona de mayor pluviosidad y Majagual, 4000mm/año). • Evaluar la humedad del suelo y los sistemas de irrigación en pequeñas áreas. • Realizar eventos de capacitación.

Actividades

• Aumento de la producción de hortalizas y la capacidad tecnológica. • Conocimiento de variedades alternativas. • Capacitación sobre el manejo de agua y fertilizantes químicos y biológicos. • Conocimiento de alternativas de manejo de malezas, plagas y enfermedades de especies de hortalizas. • Productores capaces de tomar decisiones técnicas para enfrentar limitaciones de la producción. • Productores capaces de procesar hortalizas. • Asociaciones de productores con capacidad de gestionar su desarrollo propio.

Productos esperados

159

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Servicios complementarios requeridos

Crédito. Se necesitan créditos para financiar la iniciación de siembras en cada localidad especialmente en el aprovisionamiento de insumos y herramientas. Estos créditos, pueden ser pagados con la producción. Las actividades de validación de tecnología y transferencia requieren otra estrategia de financiación. Asistencia técnica. Se requiere un ingeniero agrónomo por 8 meses/año y un auxiliar de campo por el mismo periodo además de capacitar a expertos en técnicas de producción y procesamiento con la colaboración del Sena en temas de procesamiento y transformación de hortalizas. En forma paralela, se necesita acondicionar locales destinados al acopio, almacenamiento temporal y acondicionamiento de los productos para el mercado e igualmente apoyar el mercadeo de productos. Finalmente, es necesario el servicio de energía para facilitar el almacenamiento y procesamiento de productos.

Impacto

El impacto que persigue el proyecto es establecer las bases para el desarrollo de la horticultura comercial como una fuente de alimentos, trabajos e ingresos para la población y contribuir al desarrollo sostenible de la región. El análisis que se presenta en el siguiente cuadro muestra que la producción de hortalizas es una actividad económicamente viable.

Proyecto de Desarrollo tecnológico para la producción de frutales en la región de La Mojana Precisiones
La principal limitación para el desarrollo agrícola de La Mojana es la escasa disponibilidad de especies de cultivo adaptadas a las condiciones ambientales de la región. Una de las oportunidades que pueden aprovecharse es la presencia de una variedad de árboles frutales los cuales han mostrado adaptación al crecer adecuadamente y producir en forma aceptable, sin mayores cuidados, alrededor de las viviendas en las condiciones del ecosistema predominantemente terrestre. Estas especies pueden ser utilizadas para desarrollar sistemas de cultivo competitivos y sostenibles que proporcionen alimentos y generen ingresos para la región. Para lograr este propósito es necesario derivar tecnología con el propósito de superar las restricciones a la producción causadas por varios componentes ambientales. El proyecto propone utilizar los árboles frutales existentes para validar tecnología que pueda ser utilizada eventualmente en plantaciones comerciales. También se propone desarrollar una mentalidad empresarial y solidaria entre los agricultores para enfrentar problemas de financiación y mercadeo. En La Mojana crecen alrededor de las viviendas, especies de frutales que muestran crecimiento exuberante y presentan floración profusa y fructificación abundante, indicando que se encuentran adaptadas a las condiciones ambientales de los ecosistemas donde se encuentran, principalmente el ecosistema terrestre en

Introducción

160

Fisiología vegetal - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

las zonas que no sufren inundación. Las especies frutales que crecen en estas zonas son aguacate, naranja, limón, níspero, zapote costeño, guayaba, mango, coco, plátano, anón, tamarindo y guanábana, varias de las cuales tienen buen potencial para ser producidas comercialmente por su aceptación en los mercados regionales y eventualmente en los nacionales. Estas especies son sembradas alrededor de las viviendas mezcladas con otras especies, naturalizadas en la región, sin ningún arreglo y manejo técnicos pese a lo cual presentan alta productividad y proporcionan ingresos adicionales a las actividades productivas principales de las fincas. Este comportamiento, indica que los árboles frutales mencionados utilizan eficientemente los recursos de la atmósfera y el suelo y que su producción comercial no requeriría demasiados insumos químicos lo cual la haría competitiva y sostenible. La especie más común es el mango -del cual se presenta un sin número de variedades ninguna de las cuales se comercializa-posiblemente debido a su baja aceptación por los consumidores. La competitividad de esta especie, para el mercado en fresco, podría aumentarse aprovechando la adaptación de los materiales naturalizados utilizándolos como portainjertos de variedades de alta aceptación. Otra especie con buena adaptación es el zapote costeño, el cual tiene buen potencial de ser producido y explotado comercialmente dada su aceptación en los mercados regionales. Debido a las limitaciones ambientales, la disponibilidad de especies para establecer sistemas de cultivo sostenibles y competitivos en la región es limitada y en gran parte su atraso en el desarrollo se debe a esta circunstancia. En vista de que varias especies frutales con mercados potenciales, en fresco o procesadas, muestran adaptación a la región, se está desaprovechando esta contribución potencial al desarrollo regional. Para desarrollar la producción sostenible y competitiva de frutales en la región se requiere disponer de tecnología que permita obtener productos de la calidad exigida en los mercados a precios remunerativos y competitivos. La falta de tecnología de producción de frutales apropiada para las condiciones de la región es uno de los principales problemas que se debe resolver. Dada la gran adaptabilidad de los árboles frutales a las condiciones ambientales del ecosistema predominantemente terrestre y el potencial que tienen para generar desarrollo, se justifica invertir esfuerzos y recursos en identificar la tecnología que permita utilizar los frutales en sistemas de cultivo competitivos y sostenibles. Aprovechar especies frutales adaptadas a las áreas no inundables, en el desarrollo sostenible de La Mojana.

Problemas por resolver

Justificación

Objetivo general

161

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Objetivos específicos

• Identificar, desarrollar y aplicar tecnologías avanzadas de producción y manejo poscosecha de frutales. • Capacitar agricultores en la producción técnica de frutales. • Desarrollar la capacidad de procesar frutales en la región. • Organizar a los productores de frutas para mejorar su competitividad. • Identificar y aplicar tecnología de cosecha y poscosecha para frutas regionales. • En localidades donde se presenten cantidades importantes de árboles frutales se conformarán núcleos de productores y comercializadores de mango, aguacate, guayaba, zapote costeño y níspero. • Se constituirán núcleos inicialmente con treinta árboles de cada especie. • En los árboles de cada núcleo se realizará investigación encaminada a consolidar paquetes tecnológicos para el manejo de las especies ya mencionadas. • Se proyecta organizar veinte núcleos especie-localidad en diez años y mantener las actividades del proyecto por ese tiempo debido a que la obtención de resultados en plantas perennes es demorada. • El primer año se iniciará la selección e identificación de árboles de zapote y mango en Guaranda y Sucre y el segundo en Majagual y San Benito. Para las demás especies se seguirá el orden que se presenta en el cuadro del cronograma del anexo. • Cada núcleo se encargará de cosechar, acopiar y acondicionar los frutos para el mercado fresco aprovisionando a compradores locales y regionales con los que se han establecido convenios previos. Se formará una asociación de cultivadores y comercializadores de frutales la cual reunirá a los integrantes de los diferentes núcleos. Esta asociación prestará asistencia técnica y dará capacitación para el mejoramiento y tecnificación de la producción, en el manejo poscosecha, en métodos de empaque y transporte apropiados de los productos a los centros de consumo atendiendo las dificultades de la región y propiciará la capacitación de personal de los núcleos en la preparación de jaleas, mermeladas, compotas y otros productos derivados de los frutales. De otro lado, la asociación será establecimiento de un vivero en el cual utilizando los métodos de propagación vegetativa apropiados para cada especie, se introducirán y distribuirán variedades de alta calidad. El proyecto se establecerá en fincas del corregimiento de Pizza en Majagual, La Palma en Sucre y en los corregimientos de Palmaritico y Gavaldá en el municipio de Guaranda y, en el Remolino en el municipio de San Benito, sitios en que los campesinos han solicitado apoyo para el mejoramiento de la producción de frutales. • Organizar núcleos de producción de frutales. • Conformar una asociación de productores de frutas para facilitar el acceso a los mercados y a los servicios de apoyo a la producción.

Descripción del proyecto

Organización

Localización

Actividades

162

Fisiología vegetal - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

• Realizar con participación de productores, investigación aplicada en la identificación y desarrollo de tecnologías para enfrentar limitantes edáficas, climáticas y bióticas. • Adelantar actividades de transferencia de tecnología para que los cultivadores de frutales mejoren la productividad de los árboles. • Llevar a cabo actividades de capacitación sobre técnicas de cosecha y manejo de frutas después de cosechadas para reducir pérdidas. • Ejecutar actividades de capacitación en la preparación de productos derivados de las frutas. Para la realización de estas actividades se pedirá el concurso del Sena, Corpoica, las universidades de Córdoba y Sucre, las Umatas y las secretarías de agricultura de ambos departamentos. • Núcleos organizados de producción de cada una de las especies objetivo. • Asociación conformada de productores de frutales. • Productores conocedores de las técnicas apropiadas de manejo de los árboles frutales y de los métodos y sistemas de manejo sostenible y competitivo de las limitaciones ambientales. • Productores conocedores de la forma y el momento oportuno de cosechar y la manera de manipular las frutas para conservar la calidad. • Personal de la región capacitado en la elaboración de productos derivados de frutas.

Productos esperados

Crédito. Se necesitan créditos para financiar actividades de investigación y transferencia.

Servicios complementarios requeridos

Asistencia técnica. Es preciso contratar por periodos de dos meses al año la asesoría de un especialista y por tiempo parcial, un experto en podas y técnicas convencionales de propagación. Asimismo, capacitar en técnicas de producción y procesamiento al tiempo que con la colaboración del Sena, programar cursos y talleres en procesamiento y transformación de frutales. Por otra parte, se hace necesario dotar a cada núcleo de instalaciones adecuadas para el acondicionamiento, recibo, lavado y empaque de productos y asesorar además en estrategias y técnicas para mercadeo de frutales. Otra exigencia inaplazable es dotar a los núcleos de energía eléctrica y agua potable. El impacto del proyecto es establecer las bases para el desarrollo de frutales comerciales como fuente de trabajo e ingresos para la población y contribuir al desarrollo sostenible de la región. Este impacto se medirá por el número y calidad de las recomendaciones de manejo que se generen, los aumentos de producción de árboles derivados de la aplicación de la tecnología desarrollada y por el incremento de ingresos y de bienestar de los productores y sus familias.

Impacto

163

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Proyecto de Producción tecnificada de cultivos en la modalidad de sereno Precisiones
La agricultura de sereno es la base de la seguridad alimentaria de la población asentada en las áreas que se inundan por periodos prolongados. La deficiencia de humedad en estados críticos del desarrollo de los cultivos es la mayor limitación de la productividad y sostenibilidad de esta modalidad agrícola. La agricultura de sereno no ha sido estudiada y por esta razón no se dispone de la tecnología requerida para enfrentar los problemas que la afectan, bien sea en la forma de variedades adaptables al ambiente o de técnicas de manejo de las plantas y el ambiente. A través de este proyecto, se plantean tecnologías agronómicas y agroclimáticas que pueden contribuir al manejo eficiente de la agricultura de sereno en La Mojana. La siembra de cultivos en la época seca -cuando ceden las inundaciones, utilizando el agua que queda almacenada en el suelo- es una práctica adaptativa que utilizan los agricultores de la región para obtener productos agrícolas en zonas que se inundan por más de tres meses. En las zonas en que las inundaciones permanecen por más tiempo, esta es la única época disponible para producir alimentos por lo cual es vital para la seguridad alimentaria de los pobladores de estas zonas. En las áreas en que los periodos de inundación son más cortos de cuatro meses es posible obtener dos cultivos, uno en el periodo comprendido entre noviembre y marzo y otro entre abril y agosto. Las siembras en la época seca tienen ventajas como las de disponer de mayor luminosidad por lo cual los rendimientos potenciales son altos y al tener humedad atmosférica más baja, la incidencia de enfermedades es menor. El principal factor limitante de la producción de cultivos en la modalidad de sereno es el agotamiento del agua en la zona de raíces en etapas críticas de formación de componentes del rendimiento. Para disminuir los riesgos de pérdidas de rendimiento o de cultivos por deficiencias de humedad en la agricultura de sereno, es necesaria la tecnología para economizar agua; aumentar la capacidad de la planta con el fin de utilizar agua profunda en etapas avanzadas de desarrollo; suministrar agua suplementaria o de alertas sobre la ocurrencia de periodos extremadamente secos y uso de variedades con características maleables a la sequía o que tengan alta eficiencia de agua. En la modalidad de sereno es esencial sembrar oportunamente ya que en las siembras muy tempranas el exceso de humedad, por la deficiencia de aireación, limita el crecimiento vertical de las raíces y por tanto la capacidad de las plantas para utilizar agua profunda. Por su parte, en las siembras tardías la disponibilidad de agua para el establecimiento de los cultivos puede ser insuficiente. Así, es importante conocer el momento en que se presenta el balance adecuado entre la aireación y la disponibilidad de agua para sembrar en esa época. La utilización de fechas 164

Introducción

Fisiología vegetal - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

calendario fijas para tomar la decisión de establecer un cultivo no es segura porque las variaciones, en tiempo y parámetros climáticos hacen cambiar el momento en que se obtiene el balance óptimo entre aireación y humedad. • La disponibilidad limitada de especies de cultivo para producir alimentos y generar ingresos en las zonas correspondientes al ecosistema de transición donde la producción de cultivos solo puede efectuarse en épocas secas, con riesgos de perder las cosechas por efecto de la deficiencia de humedad. • Falta de indicadores agroclimáticos que permitan tomar decisiones de manejo de cultivos con relación a condiciones meteorológicas adversas para la producción, especialmente de sistemas sensibles a las variaciones climáticas como la agricultura de sereno. • Desconocimiento de las necesidades hídricas reales de los cultivos de sereno. • Escasez de agua disponible a escala predial, para el riego de cultivos de sereno en períodos secos críticos. • Ausencia de tecnología para el manejo de los cultivos de sereno.

Problemas por resolver

Los habitantes de las zonas que se inundan por periodos de tres a seis meses al año, dependen de la agricultura de sereno para obtener alimentos e ingresos de tal manera que la pérdida de cosechas por causa de las deficiencias de agua que se presentan en etapas avanzadas de desarrollo de las plantas, usualmente en las épocas en las que se forma el rendimiento, justifica la realización de trabajos dirigidos a encontrar formas de reducir el impacto de condiciones climáticas adversas sobre la producción de cultivos de sereno. En los estudios, Adaptabilidad de especies vegetales potenciales y modales al agroclima de la Mojana y Manejo integrado de suelos y agua para diversificación de la agricultura en la región de la Mojana, adelantados por Corpoica, se realizaron siembras de maíz en la modalidad de sereno en áreas de Majagual y Guaranda, en los años de 1996 y 1997, con el fin de evaluar el efecto de las fechas de siembra y de las prácticas de manejo sobre los rendimientos de aquel y de otros cultivos. Los resultados se afectaron por las condiciones climáticas extremas que se registraron en esos años. En 1996, cuando se presentó el Fenómeno de La Niña, la lluvia en el trimestre enero-marzo, clave para los cultivos de sereno, alcanzó 605 mm y los rendimientos de la variedad ICA V354 de maíz superaron los 3.200 kg/ha. En 1997, se presentó el Fenómeno El Niño y las lluvias en el mismo periodo fueron apenas de 154 mm y el rendimiento obtenido fue de 2.650 kg/ha.

Justificación

Se demuestra así la importancia de seleccionar las épocas de siembra de acuerdo con los diversos escenarios climáticos macro que regulan la región -El Niño, La Niña, Neutro- y la necesidad de disponer de agua para realizar riegos suplementarios en las etapas críticas del desarrollo de las plantas debido a la alta probabilidad de que se presenten deficiencias. 165

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

El estudio de balances hídricos -análisis de la precipitación con relación a la necesidades hídricas agrícolas, por etapas de desarrollo- permite evaluar, a partir de la simulación de las condiciones registradas en años anteriores y de la validación en campo, los períodos deficitarios y las cantidades hídricas que sería necesario suplir para los cultivos de sereno, así como determinar los sistemas más efectivos, a escala de la parcela, del almacenamiento, el suministro de agua y los métodos de manejo de los cultivos para utilizarla más eficientemente. Por otra parte, dentro del marco del Programa Especial de Seguridad Alimentaria, Pesa, de la FAO, se ha dado gran importancia al diseño y utilización de bombas sencillas y de bajo costo que permiten extraer el agua freática o de cuerpos hídricos cercanos, para regar parcelas de pequeñas extensiones. Con ello, se logra mejorar los rendimientos agrícolas y la disponibilidad de alimentos en zonas deprimidas de diversos países de Asia y África.

Objetivo general

• Contribuir a mejorar la sostenibilidad. • Reducir los riesgos de pérdida de cultivos sembrados durante las épocas secas, mediante la utilización de tecnología que minimice el impacto de la sequía. • Generar guías para el manejo tecnificado de cultivos de sereno con base en los efectos de variaciones climáticas y de la disponibilidad de agua y oxigeno en el perfil del suelo sobre el crecimiento vertical de las raíces y la utilización de agua profunda en etapas avanzadas del desarrollo de los cultivos. • Determinar la adaptabilidad de cultivos transitorios a las condiciones de agricultura de sereno. • Identificar y desarrollar prácticas de manejo agronómico para hacer de la agricultura de sereno una actividad sostenible y competitiva. • Precisar el efecto de las épocas de siembra bajo diferentes balances agua-aire en el perfil del suelo, sobre la profundidad de raíces de diferentes especies y variedades de cultivos transitorios. • Evaluar el potencial de variedades criollas y mejoradas de arroz de secano y arroz de trasplante para ser cultivadas en la modalidad de sereno. • Sopesar el potencial de especies de hortalizas de clima cálido para ser cultivadas en la modalidad de sereno. • Valorar métodos de riego intrapredial para seleccionar los que más contribuyan a la sostenibilidad de la agricultura de sereno. • Definir la capacidad de retención de agua y nutrientes y la variación del nivel freático de los suelos destinados a la agricultura de sereno a lo largo de los periodos de crecimiento.

Objetivos específicos

Descripción del proyecto
Localización El proyecto se realizará en áreas que permanecen inundadas entre tres y seis meses y donde predomina la agricultura de sereno, pertenecientes principalmente al ecosistema de transición. En este ecosistema se seleccionarán dos fincas en cada
166

Fisiología vegetal - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

uno de los siguientes municipios: Achí, zona de transición oriental, San Marcos y Caimito, zona de transición occidental.

Organización En estas fincas se seleccionarán parcelas demostrativas con las técnicas propuesta en el estudio para los cultivos de mayor vocación y uso en las zonas respectivas. Tales fincas serán núcleos que se integrarán a otros proyectos como el de Economía campesina o Desarrollo tecnológico para la producción de hortalizas con el fin de facilitar e integrar la organización de los productores y ampliar la cobertura de los diferentes proyectos y su transferencia a los usuarios de la región.
El Proyecto descrito contempla realizar trabajos de campo orientados a la definición del balance hídrico de las especies a manera de índice de su aptitud como cultivos de sereno y prevé la realización de análisis de datos históricos destinados a determinar las deficiencias y los excesos hídricos, por períodos de diez días, para los diversos cultivos durante la época de sereno. El Proyecto contará con la participación de entidades como Corpoica, las Umatas, la universidad de Córdoba, Corpomojana y las secretarías de agricultura de Córdoba y Sucre, para facilitar la transferencia de los componentes y de los resultados del proyecto a las comunidades locales y regionales. • Evaluar en fincas de agricultores el efecto de los cambios del balance entre el agua y la aireación en el perfil del suelo, asociados con diferentes épocas de siembra, sobre el crecimiento de raíces, el desarrollo y la productividad de diferentes especies y variedades de cultivos transitorios. Para la evaluación de los efectos de las épocas de siembra se efectuarán siembras cada dos semanas a partir del 15 de noviembre hasta el 15 de febrero de dos variedades de cada uno de los cultivos transitorios maíz, caupi y soya. Estos trabajos se realizarán tres años consecutivos a partir del primer año. • Estudiar el crecimiento, el desarrollo de variedades criollas y mejoradas de arroz de secano y arroz de trasplante para determinar las de mayor aptitud a ser cultivadas en la modalidad de sereno. Se utilizarán tres variedades criollas de grano fino y dos mejoradas. Se incluirán en el estudio materiales chilimico sembrados por trasplante utilizando plántulas de cuatro semanas de emergidas en el semillero. Estos trabajos se efectuarán en tres años empezando el segundo año. • Realizar pruebas de adaptabilidad de especies de hortalizas de clima cálido a las condiciones de sereno. Los estudios de adaptabilidad se iniciarán con evaluaciones de crecimiento en diferentes épocas de siembra. Se realizarán pruebas con cada una de las especies durante cinco años comenzando el primer año. • Sopesar los métodos de riego intrapredial para seleccionar los que más contribuyan a la sostenibilidad de la agricultura de sereno. • Determinar en todos los ensayos la capacidad de retención de agua y nutrientes y la variación del nivel freático de los suelos a lo largo de los periodos de crecimiento. El establecimiento de una red de pozos freáticos y de dos estaciones

Actividades

167

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

agrometeorológicas automáticas facilitará la adquisición de información. Con estas instalaciones se determinarán in situ los elementos del balance hídrico: evapotranspiración, precipitación, humedad del suelo a diversas profundidades, en fincas piloto del sistema productivo. • Definir los balances hídricos agrícolas de la época de sereno, para los diferentes cultivos bajo diversos escenarios climáticos interanuales. • Valorar los datos históricos y de campo a medida que se vayan produciendo. • Precisar los niveles de nutrientes -macro y micro- disponibles en los suelos de los sectores evaluados, en épocas de Sereno. • Medir procedimientos sencillos y de bajo costo, como bombas de pedal y bombas flotantes, para el riego de los cultivos de sereno en épocas secas críticas de modo que se determine la relación costo-beneficio de tales métodos.

Productos

• Manejo del efecto de las variaciones climáticas y de la relación aire/agua en el perfil del suelo sobre la profundidad de las raíces de diferentes cultivos y la capacidad de las plantas para obtener agua profunda en el suelo. • Establecimiento de una guía para definir las mejores condiciones de siembra • Conocimiento de la aptitud de arroz como cultivo de sereno, de las variedades recomendables y de las mejores condiciones para sembrar. • Diferenciación de las especies de hortalizas con mayor adaptabilidad a condiciones de sereno y de las mejores condiciones para sembrar. • Recomendación del método más eficiente para suministrar riego suplementario a parcelas pequeñas. • Dominio de las variaciones de las tasas de evaporación-transpiración o capacidad evaporativa de la atmósfera. • Control de las variaciones de las condiciones edáficas que afectan el crecimiento útil para tomar decisiones de manejo de los cultivos. El proyecto persigue reducir de un 50% a un 80% los riesgos de pérdidas causadas por deficiencias de humedad en cultivos sembrados en la modalidad de sereno. El principal impacto será la transformación gradual de cultivadores de subsistencia en productores agrícolas. Crédito. Este es un proyecto de subsistencia con generación de excedentes y por lo tanto requiere financiación completa de las actividades posiblemente por acción estatal. Asistencia técnica. Se requiere asesoría constante en las actividades de validación de tecnología en las fincas durante el periodo de crecimiento de cultivos. También se necesita servicio de energía para facilitar el almacenamiento y procesamiento de productos.

Impacto

Servicios complementarios

168

Fisiología vegetal - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

169

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Agroclimatología Tropical Agroclimatología tropical Agroclimatología Tropical
[ Francisco Boshell Villamarín]

En desarrollo de este estudio se evaluaron inicialmente los trabajos agroclimáticos realizados por Corpoica en la región de La Mojana, se determinaron los principales problemas meteorológicos existentes en la misma, se realizó un primer trabajo conjunto con los consultores y los profesionales de Corpoica que hicieron parte del componente agropecuario del PDSM y se propusieron cuatro subproyectos agroclimáticos preliminares, que eventualmente estarían integrados con los Proyectos productivos agropecuarios y de seguridad alimentaria. Posteriormente, se hicieron evaluaciones conjuntas con los especialistas afines al tema, sobre los posibles beneficios agrícolas y económicos de las previsiones climáticas.

170

Agroclimatología tropical - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

INTRODUCCIÓN
Es importante aclarar que en los proyectos recomendados a continuación se otorga especial prioridad a las actividades de monitoreo y evaluación continuos de las variables meteorológicas en los núcleos agrícolas propuestos en cada uno de ellos; a la adopción de técnicas de manejo de los cultivos involucrados, acordes con las condiciones ambientales predominantes en cada sistema productivo; al ajuste en campo y la transferencia a los productores de guías agroclimáticas de manejo de los cultivos, establecidas según las condiciones naturales de las zonas de producción. Así, en el Proyecto relacionado con los cultivos establecidos bajo la modalidad de sereno, se propone la evaluación de diversas técnicas de riego intrapredial, como las bombas de pedal que han sido utilizadas con éxito en Proyectos de Seguridad Alimentaria, Pesa, de la FAO en África y en el Asia, para así suplir las deficiencias hídricas que usualmente afectan los cultivos de sereno, como el maíz, el fríjol y las hortalizas.

Recomendaciones generales Esquemas de cultivos y rotaciones para maximizar la intensidad y sostenibilidad de los cultivos
A partir de los resultados del estudio Caracterización de los sistemas de producción en La Mojana, realizado por Corpoica y de las discusiones sostenidas a lo largo de los talleres realizados durante las consultorías se concluyó que las grandes variaciones climáticas intra e interanuales presentadas en la región, ocasionan importantes restricciones: • en las superficies agrícolas cosechadas, por las pérdidas que se generan con relación a las áreas totales sembradas, durante los eventos climáticos que ocasionan severos excesos o deficiencias de lluvias • en las áreas cultivadas en los años posteriores a esos eventos, debido a la incertidumbre sobre la duración o la repetición de ellos. Esta situación afecta de manera notoria la sostenibilidad de los cultivos propios de la región como el arroz, el maíz y el fríjol. El análisis y las soluciones de las anteriores situaciones fueron tomadas en cuenta en la elaboración de los proyectos Desarrollo tecnológico para la producción de arroz en rotaciones de cultivos (Ver Estudio de Fisiología vegetal) y Desarrollo tecnológico para la producción de hortalizas en la región de La Mojana (Ver Estudio de Fisiología vegetal). Con el primero de los proyectos citados, por ejemplo, se pretende reducir el impacto negativo de los factores climáticos, bióticos y edáficos sobre la productividad y la rentabilidad agrícolas, a través de rotaciones apropiadas (arroz en la época de lluvias y maíz, fríjol caupí, soya y sorgo en el período seco) y de la validación y aplicación de tecnologías que orienten a los agricultores sobre el manejo de los cultivos de acuerdo con las condiciones meteorológicas predominantes. 171

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Para ello se plantea la instalación de estaciones agrometeorológicas automáticas en los tres núcleos agrícolas básicos en los cuales se llevaría a cabo el programa, la determinación de la profundidad del nivel freático y de la humedad del suelo antes y después de la siembra de cada cultivo, la evaluación continua de las relaciones clima – cultivo y la aplicación de modelos agroclimáticos sencillos para el manejo tecnológico apropiado de los cultivos involucrados.

Uso más efectivo de los cultivos de sereno
Los análisis conjuntos efectuados con el especialista en Fisiología vegetal sobre la utilización de prácticas agronómicas y agroclimáticas para la reducción de las pérdidas y el mejoramiento de la sostenibilidad de la agricultura de sereno en la región, se plasmaron en el proyecto Producción tecnificada de cultivos en la modalidad de sereno desarrollado más adelante (Ver Estudio de Fisiología vegetal). Se resalta de este Proyecto la propuesta de relacionar la humedad disponible en el suelo con la época de siembra adecuada, a fin de asegurar un desarrollo radicular activo en las primeras etapas de desarrollo de los cultivos. Asimismo, se plantea el monitoreo de las condiciones meteorológicas, el análisis de los balances hídricos y la valoración de diversas técnicas de riego en los predios, a fin de suministrar a los cultivos desarrollados bajo esta modalidad, el agua necesaria en períodos de especial sensibilidad a las deficiencias hídricas, como son los de floración y primera maduración. En el Gráfico 1 del Estudio, CD-ROM se presenta, a manera de ejemplo, una bomba de pedal para el riego intrapredial, que ha sido desarrollada en proyectos de seguridad alimentaria de la FAO en varios países de África y Asia y que podría ser adaptada a las condiciones de La Mojana. Este tipo de tecnologías, sencillas, económicas y aplicables a pequeñas extensiones, como las típicas de la agricultura de sereno en la región, sería evaluado a través del proyecto mencionado. Se considera que se debería dar una atención especial a este Proyecto, ya que la seguridad alimentaria de los habitantes de La Mojana depende en gran medida de los cultivos de sereno, los cuales proveen productos como el maíz, el fríjol y diversas hortalizas en épocas críticas como el período entre marzo y mayo. Igualmente, es importante resaltar la inclusión del estudio de la producción del arroz criollo bajo la modalidad de transplante, considerando la elevada humedad disponible en los suelos en los meses de octubre a diciembre y las zonas con suelos y precipitaciones más favorables para tal efecto.

Adaptación de los cultivos según el sistema de previsiones climáticas
Uno de los principales resultados de los análisis efectuados con el especialista en Fisiología vegetal, fue la inclusión en los diversos proyectos agrícolas de actividades tendientes a modificar las prácticas tradicionales de sembrar de acuerdo con calendarios “fijos” y demostrar a los agricultores de la región, mediante el grupo de proyectos propuestos, la conveniencia de tomar en cuenta tanto los monitoreos 172

Agroclimatología tropical - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

meteorológicos que se realizarán con las estaciones propuestas en los proyectos, como las previsiones sobre la ocurrencia de eventos de gran escala como El Niño y La Niña. De esta manera, se busca con los diversos proyectos identificados, que tanto los cultivos de sereno como los cultivos principales de la época de lluvias, como el arroz y el maíz, se siembren y se manejen en campo con tecnologías acordes con las previsiones climáticas previstas para cada año y para cada ciclo productivo. Lo anterior se reflejará en la elaboración de guías agroclimáticas para cada sistema productivo agrícola individual, de acuerdo con consideraciones como el evento climático de gran escala que esté incidiendo en la climatología local, la humedad del suelo y el nivel freático existentes, la profundidad radicular y las relaciones definidas entre las variables climáticas y los factores bióticos como las plagas y las enfermedades. Estas guías deberían ser elaboradas a lo largo de la ejecución de los proyectos planteados y serían integradas al final de los mismos.

Implementación del sistema de previsiones climáticas para los pequeños productores 2
La implementación hacia los productores, tanto de las previsiones climáticas como de los resultados de los monitoreos meteorológicos realizados en las estaciones de medición, se ejecutaría a partir de las actividades y de los talleres de campo efectuados en los núcleos de agricultores seleccionados para cada Proyecto. Por ejemplo, en el proyecto Desarrollo tecnológico para la producción de hortalizas en la región de La Mojana, se propone establecer parcelas de 1 ha, manejadas y administradas por asociaciones de productores en 10 localidades de la región y en el Proyecto relacionado con los cultivos de sereno se contempla la selección de 6 fincas “tipo” en zonas propias del ecosistema de transición, señalándose que tales fincas podrían hacer parte de aquellas seleccionadas en proyectos como el de hortalizas antes mencionado. En consecuencia, se concluyó que los resultados de las previsiones y los monitoreos climáticos anotados se aplicarían en primer lugar entre tales núcleos de productores y a partir de ellos se irían expandiendo, tanto a los agricultores que se vayan integrando a tales núcleos como a los productores que de manera gradual vayan asistiendo a los talleres que se programarán para tales efectos. Asimismo, se ha previsto la difusión gradual de los avisos agroclimáticos en la región a través de boletines y de medios visuales de fácil reconocimiento por parte de los campesinos, como el uso de banderas de diversos colores asociadas con los efectos ambientales sobre plagas, enfermedades, entre otras. Con la colaboración de los técnicos locales de las Umatas y de los gremios existentes en la región. De todas maneras estas acciones serían posteriores a los ajustes y a la implementación primaria que se realizaría al interior de los núcleos de los productores mencionados.

Uso de datos históricos para comparar producciones agrícolas con y sin previsiones climáticas
Para evaluar el posible beneficio agroeconómico con y sin previsiones climáticas, se tomaron como referencia las pérdidas que los eventos El Niño y La Niña
2

Esta actividad se realizó con el especialista en Fisiología vegetal.

173

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

ocasionan en los rendimientos del cultivo del arroz secano mecanizado en la región. El análisis completo se presenta en el proyecto de Alertas Climáticas Tempranas (Anexo 1 del Estudio, CD-ROM). En resumen, se determinó que el rendimiento promedio del cultivo en la región, en el segundo semestre de los años 1990 y 1992 -períodos no afectados por los eventos en referencia- fue de 3.273 kg/ha, mientras que en el segundo semestre de 1991, en el que se presentó dicho fenómeno, fue apenas de 1.368 kg/ha o sea 1.905 kg/ha menos que en los períodos de comparación mencionados. A su vez, en los segundos semestres de 1995 y 1996, no alterados por El Niño, el rendimiento medio en referencia fue de 4.000 kg/ha, mientras que en el segundo semestre de 1997, cuando de nuevo se registró tal evento, fue apenas de 1,453 kg/ha, o sea 2.547 kg/ha menos que los años previos. Lo anterior indica que en los períodos del Niño los rendimientos del arroz en La Mojana decrecen en promedio en 2,2 t/ha con relación a los períodos no impactados por el fenómeno. Considerando que a valores actuales, el precio de venta de una tonelada de arroz paddy verde producido en la región es de $350.000 y que en La Mojana se siembran en promedio 25.000 ha de arroz al año, se puede concluir que las pérdidas potenciales anuales en el cultivo durante los eventos del Niño pueden alcanzar los 19 mil millones de pesos. La existencia de un sistema de alertas climáticas tempranas, permitiría a los agricultores, durante las épocas mencionadas, adoptar una o varias de las siguientes decisiones, todas las cuales serían benéficas para ellos desde una perspectiva económica: • no sembrar arroz, cultivo que tiene muy altas demandas hídricas • sembrar cultivos como el sorgo o variedades de maíz de bajos requerimientos hídricos • sembrar solo en las zonas de mayor precipitación, en las que sería menor el riesgo de la sequía • sembrar en aquellos sectores de las fincas en los que se conserva mejor la humedad de los suelos • variar las épocas de siembra según las recomendaciones del sistema de aletas tempranas • modificar el plan de uso de insumos (como semilla certificada, abonos, plaguicidas) de tal manera que el plan se ajuste a las condiciones ambientales esperadas y así reducir de modo importante los costos de producción. Si se considera de manera conservadora que con la medidas anotadas, derivadas de la implantación de los avisos climáticos tempranos, se reducen las pérdidas antes mencionadas en 20%, entonces se puede concluir que con tales avisos se ahorrarían pérdidas potenciales anuales del orden de los3.800 millones de pesos ($3,800.000.000), tan sólo en el cultivo del arroz.

174

Agroclimatología tropical - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

Aplicación de los proyectos propuestos en los modelos de sistemas de producción agropecuaria y en las zonas con ecosistemas propios para la agricultura
En los talleres más recientes celebrados en Turipaná y en Tibaitatá, con los diversos integrantes del grupo agropecuario, entre ellos el integrador de los proyectos, se determinó la necesidad de orientar los mismos hacia los ecosistemas y los sistemas de producción agropecuaria en los cuales tendría mayor impacto cada uno de ellos, para lo cual se realizó una reformulación de los sistemas de producción agropecuaria existentes en la región, más acorde con los objetivos del PDSM.3 De esta manera, se estableció que el Proyecto de alertas climáticas tempranas tendría su principal aplicación en el corto plazo, en los siguientes sistemas de producción agropecuaria: Sistema D. Predominantemente terrestre; en este sistema prevalece el cultivo del arroz todo el año; sectores: norte de Guaranda y norte y oriente de Majagual. Sistema E. Ecosistemas de transición, con predominio de los cultivos de sereno; sectores: oriente de Achí, norte de Caimito y norte y oriente de San Marcos. En dichos sistemas y sectores ocurren inundaciones entre tres y seis meses, así como fuertes sequías periódicas en la época de sereno, eventos que serían evaluados y pronosticados a través del Proyecto propuesto. No obstante lo anterior, debido a las características investigativas y aplicativas de gran escala del Proyecto, este cubriría toda la región y beneficiaría también a los usuarios de los restantes sistemas de producción. Asimismo, como antes se enunció, los proyectos de hortalizas, cultivos de sereno y de arroz en rotación con otros cultivos, en los cuales se integraron diversas actividades agroclimáticas, se desarrollarían en núcleos localizados en los ecosistemas y con los sistemas de producción propios de tales cultivos. Estas localizaciones se encuentran en la descripción de cada uno de tales proyectos.

PROYECTOS PROPUESTOS Proyecto desarrollo de un sistema de alertas climáticas tempranas
Se presenta el Proyecto Desarrollo de un sistema de alertas climáticas tempranas para la región de La Mojana, con el cual se busca realizar predicciones climáticas de largo plazo -con 3 a 6 meses de antelación- sobre la ocurrencia de los eventos meteorológicos El Niño y La Niña, evaluar sus efectos tanto en la climatología de La Mojana como en los sistemas productivos regionales e implementar un
3 Esta redefinición de los sistemas enunciados se presenta en el Plan de desarrollo agropecuario para la región de La Mojana, elaborado por el integrador de este Subprograma.

175

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

programa regular de suministro de informes a los productores sobre las técnicas más adecuadas de manejo de sus sistemas productivos durante tales eventos (Anexo 1 del Estudio, CD-ROM). Para ejecutar el Proyecto se debe contar con la asesoría de entidades internacionales con experiencia en la predicción climática de largo plazo y en su aplicación en los sistemas productivos agropecuarios. Se plantea la conformación de un grupo de trabajo interdisciplinario para acometer los trabajos previstos y para facilitar la transferencia de los resultados a las comunidades involucradas. El Proyecto tendría dos componentes investigativos: predicción climatológica de largo plazo y análisis del impacto de los eventos climáticos El Niño y La Niña en los sistemas productivos agropecuarios de La Mojana y otro de transferencia orientación a los productores sobre las tecnologías más apropiadas para manejar sus sistemas productivos en las épocas El Niño y La Niña. Se prevé una duración de 48 meses para el Proyecto. Durante las primeras etapas -meses 1 a 24- se realizaría la mayor parte de las investigaciones básicas necesarias y durante la segunda mitad del mismo -meses 24 a 48- se realizarían los ajustes y validaciones de campo necesarias, la capacitación de los usuarios en el uso de tecnologías agropecuarias apropiadas durante los eventos El Niño y La Niña y se desarrollarían los mecanismos de difusión de las alertas. Se ha estimado que tan solo en el cultivo de arroz secano mecanizado, las pérdidas económicas durante los eventos El Niño pueden llegar a los 19 mil millones de pesos al año. El Proyecto contribuiría a reducir de manera sensible tales pérdidas e igualmente tendría una repercusión ambiental muy favorable en la región, al reducir el uso indiscriminado de agroquímicos y el manejo inadecuado de los suelos durante los años con condiciones climáticas extremas.

Introducción
La ocurrencia periódica de inundaciones y períodos secos a lo largo del año en la región de La Mojana, limita la disponibilidad de las tierras que se pueden destinar a las actividades agropecuarias e incide en la obtención de bajos rendimientos, en el aumento en los costos de producción y en el mantenimiento de bajos niveles de ingresos y de deficientes condiciones alimentarias de su población. De manera recurrente tales problemas se acentúan, en gran medida debido a la ocurrencia de eventos de calentamiento y enfriamiento en el océano Pacífico, conocidos como El Niño y La Niña respectivamente, los cuales originan períodos críticos de escasez o de abundancia de lluvias en la región Caribe colombiana. Este hecho ha sido reconocido como uno de los problemas más importantes que aquejan a la región. Por ejemplo, en el estudio Caracterización de los sistemas de producción en la región de La Mojana (1) realizado por Corpoica, se concluye que en todos los sistemas de producción agrícola -sistemas 2, 4, 5, 10 y 12- el problema crítico es la escasez de tierra disponible para cultivar, debido principalmente a las 176

Agroclimatología tropical - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

inundaciones y a la inseguridad climática. Por esta razón, dentro del PDSM se ha otorgado especial interés a los problemas de ésta índole. Por otra parte, en diversos centros internacionales de investigación atmosférica se han logrado avances recientes muy significativos en la predicción climática a largo plazo, lo cual ha permitido establecer programas de alertas climáticas tempranas, que redundan en una mejor preparación de los productores agropecuarios para enfrentar los fenómenos mencionados. Por lo anterior se ha considerado que un Programa que conduzca al desarrollo de tal tipo de alertas climáticas tempranas en la región de La Mojana es prioritario y el presente documento contiene las bases para la implementación de tal Proyecto.

Problema a resolver
El proyecto pretende suministrar a los agricultores informes periódicos sobre la posible ocurrencia de los eventos El Niño y La Niña mencionados, con una antelación que oscilaría entre los 3 y 6 meses y sobre los posibles efectos que tales fenómenos tendrían en la ocurrencia de inundaciones o de bajas precipitaciones en la región de La Mojana. Asimismo se busca evaluar las técnicas de manejo de los sistemas agropecuarios de la región, más efectivas para prevenir o reducir las eventuales pérdidas por tales conceptos. A partir de tales informes y alertas, se pretende participar en la solución de las causas de las deficientes rentabilidad y sostenibilidad de dichos sistemas de producción y a través de ello, incidir en la solución de los problemas de baja calidad de vida y de carencias en la dieta alimentaria, que aquejan a los pobladores de la región.

Justificación
Las condiciones hidroclimáticas de la región de La Mojana varían de manera notoria durante la ocurrencia de los eventos oceánico – atmosféricos El Niño y La Niña (conocidos en la escala internacional como eventos cálidos y fríos del Pacífico, ENOS o ENSO4). Cuando tales fenómenos se presentan, en La Mojana se registran variaciones temporales (intra e interanuales) y territoriales muy marcadas en las condiciones de precipitación e inundación y en toda la estructura productiva regional. Por ejemplo, en 1996 se presentó un evento de La Niña y en 1997 un evento del Niño y a raíz de estos fenómenos la lluvia anual en la región fue muy superior en 1996 en relación con la de 1997 y asimismo los rendimientos agrícolas obtenidos en 1996 fueron superiores. Tales eventos igualmente afectan la disponibilidad de
4

Enos hace referencia a los eventos climáticos cálidos, El Niño y fríos, La Niña.

177

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

pastos para la ganadería, la trashumancia del ganado vacuno en la región, el desarrollo forestal y la disponibilidad de los recursos hidrobiológicos y de la caza en La Mojana. Por otra parte, se han logrado grandes avances en las predicciones climáticas de largo plazo y en la evaluación de sus impactos agropecuarios en diversas regiones del mundo, por ejemplo en países como Sudáfrica, Zimbabwe, Argentina y Estados Unidos, lo cual posibilita realizar este tipo de trabajos para nuestro país en general y para La Mojana en particular. Por ello se plantea este Proyecto, con el cual se buscaría el desarrollo de un Sistema de alertas tempranas para la seguridad alimentaria y la Optimización productiva agropecuaria en la región. A través del mismo se realizarían predicciones climáticas de largo plazo y valoraciones tanto de los impactos de los eventos climáticos críticos en los sistemas productivos locales, como del mejor manejo de dichos impactos en la región de La Mojana.

Objetivo general
Realizar predicciones climáticas de largo plazo -con 3 a 6 meses de antelación- sobre la ocurrencia de eventos El Niño / La Niña, evaluar sus efectos en la climatología de La Mojana y sus impactos en los sistemas productivos regionales, e implementar un programa regular de suministro de informes a los productores sobre las técnicas más adecuadas de manejo de sus sistemas productivos durante tales eventos.

Objetivos específicos
• Evaluar los pronósticos climáticos de largo plazo realizados en diversos centros investigativos internacionales y determinar su grado de certidumbre en relación con las condiciones climáticas posteriores registradas en la región Caribe y en la zona de La Mojana. • Desarrollar técnicas para transformar los impactos climáticos previstos en impactos posibles sobre los sistemas de producción agropecuarios. • Orientar la adopción de medidas de prevención y/o manejo de los impactos esperados en los sectores mencionados, que redunden en beneficios económicos y ambientales para la zona de La Mojana y para la región circundante. • Apoyar los diversos programas productivos y ambientales que se definan en el PDSM con los pronósticos mencionados, de manera que se logre una óptima integración de este componente con los restantes del PDSM.

Descripción
El Proyecto propuesto tiene su principal aplicación en el corto plazo, en los siguientes sistemas de producción agropecuaria: 178

Agroclimatología tropical - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

Sistema D: predominantemente terrestre; en él prevalece el cultivo del arroz todo el año; sectores: norte de Guaranda y norte y oriente de Majagual. Sistema E: ecosistemas de transición, con predominio de los cultivos de sereno; sectores: oriente de Achí, norte de Caimito y norte y oriente de San Marcos. En estos sistemas y sectores ocurren inundaciones entre tres y seis meses, así como fuertes sequías periódicas en la época de sereno, eventos que serían evaluados y pronosticados a través del Proyecto propuesto. No obstante lo anterior, debido a las características investigativas y aplicativas de gran escala del Proyecto, el mismo cubriría toda la región de La Mojana y beneficiaría también a los usuarios de los sistemas de producción pecuario, forestal, fauna e hidrobiológico. Las diversas actividades previstas se realizarán en: La Mojana -actividades de campo, encuestas, evaluaciones, talleres, días de campo, establecimiento de estaciones meteorológicas automáticas, difusión de informes-; en Montería y en Bogotá, en lo relacionado con los análisis de información agropecuaria primaria y de datos meteorológicos, imágenes de satélite y de mapas del tiempo disponibles en los bancos de datos de las entidades nacionales involucradas. El Proyecto contaría con la asesoría de entidades internacionales con experiencia en la predicción climática de largo plazo y en su aplicación en temas agropecuarios, como el International Research Institute for Climate Prediction, IRI, el Climatic Prediction Center, CPC de la Agencia Atmosférica de Estados Unidos, US NOAA y el Consorcio de Universidades de la Florida (USA). Se conformará un grupo de trabajo interdisciplinario para acometer los trabajos previstos y para facilitar la transferencia de los resultados del Proyecto a las comunidades interesadas. En este grupo estarían representadas entidades como Corpoica, las Umatas, la Universidad Nacional, la Universidad de Córdoba, el Ideam y Corpomojana, entre otras. El Proyecto tendrá dos componentes investigativos -predicción climatológica de largo plazo y análisis del impacto de los eventos climáticos El Niño y La Niña en los sistemas productivos agropecuarios de La Mojana-, y uno de transferencia orientación a los productores sobre las tecnologías más apropiadas para manejar sus sistemas productivos en las épocas El Niño y La Niña. Durante las primeras etapas del Proyecto 1 a 24 meses- se realizará la mayor parte de las investigaciones necesarias y durante la segunda mitad del mismo -meses 24 a 48- se realizarán los ajustes y validaciones de campo necesarias, la capacitación de los usuarios en el uso de tecnologías agropecuarias apropiadas durante los eventos El Niño y La Niña, se desarrollarán los mecanismos de difusión de las alertas y el final del Proyecto coincidirá con el inicio oficial de la etapa operativa en la región del sistema de alertas climáticas tempranas. 179

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

El Proyecto podría ser coordinado por Corpoica, entidad que tiene experiencia en estudios y aplicaciones agroclimáticas en las escalas nacional y local -en La Mojana- y que cuenta con una infraestructura que le facilita realizar las gestiones de concertación e investigación con las entidades nacionales e internacionales que estarían involucradas. Asimismo, el Proyecto podría ser regulado y supervisado por un comité o junta directiva, en la que tendrían cabida entidades como el DNP, Corpomojana y representantes de las principales asociaciones de productores agropecuarios de La Mojana.

Actividades
Análisis meteorológicos (meses 1 a 24)
• Conformación del grupo nacional de trabajo interinstitucional que realizará el Proyecto y gestión de la asistencia técnica internacional. • Análisis histórico crítico de los pronósticos climáticos de largo plazo elaborados en centros internacionales de investigación oceánica y atmosférica. • Análisis correlativo de la precipitación Mojana Vs TSM / IOS (TSM: Temperatura media del mar. IOS: Índice de Oscilación del Sur). • Análisis de otros sistemas circulatorios regionales o locales diferentes a los eventos ENOS, que inciden en la ocurrencia de períodos críticos de sequías e inundaciones en La Mojana. • Análisis de la precipitación, el brillo solar, la temperatura del aire, la humedad relativa y la nubosidad en La Mojana, en años ENOS y Neutros. • Aplicación de pronósticos climáticos de largo plazo para La Mojana, para períodos históricos retrospectivos, con miras a una validación preliminar de los resultados previos.

Análisis agroclimáticos por sistemas productivos (Meses 3 a 24)
• Análisis de los balances hídricos agrícolas en años ENOS y en años neutros previos. • Correlaciones rendimientos agrícolas Vs excesos y deficiencias hídricas. • Análisis del impacto de los eventos ENOS en las fechas de siembra. • Determinación de los calendarios agroclimáticos aplicables a los años ENOS y neutros. • Análisis del uso de insumos agropecuarios en años El Niño y La Niña. • Análisis de cultivos y variedades alternativos para los años El Niño y La Niña. • Análisis de técnicas especiales de manejo del suelo en años El Niño y La Niña. • Análisis de manejo de plagas y enfermedades agropecuarias en años El Niño y La Niña.

Actividades de ajuste y transferencia en campo (Meses 24 a 48)
• Selección de las áreas y cultivos piloto para realizar los análisis y ajustes de campo en años ENOS. 180

Agroclimatología tropical - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

• Realización de talleres y días de campo con los productores y con las comunidades locales, para explicación y ajustes de la información que se suministrará, en relación con los pronósticos y con el manejo de los impactos en los diversos sistemas productivos. • Elaboración y ejecución de subprogramas agropecuarios específicos para años El Niño y La Niña (manejo de los sistemas productivos acorde con el tipo de evento esperado). • Evaluación, adquisición, instalación y operación de estaciones hidrometeorológicas en la zona, para mejorar el cubrimiento territorial. • Elaboración y ejecución de encuestas agroclimáticas antes, durante y después de los pronósticos, para determinar el conocimiento de los productores sobre aquellos y sobre las medidas de manejo agrícolas compatibles. • Análisis comparativo de los pronósticos y de los programas diseñados Vs la realidad agroclimática registrada. Análisis de los ajustes requeridos. • Inicio de la etapa operativa: elaboración y difusión de los pronósticos climáticos de largo plazo y de sus impactos en los sistemas productivos regionales (Anexo 2, del Estudio, CD-ROM).

Impactos económicos y ambientales del Proyecto
Impactos económicos en el sector agropecuario
Para valorar este impacto se tomarán como referencia las pérdidas que los eventos Niño ocasionan en los rendimientos del cultivo del arroz secano mecanizado en la región. De acuerdo con las estadísticas de Fedearroz y el Ministerio de Agricultura, en el departamento de Sucre se sembraron 31,638 ha en arroz secano mecanizado durante 1999, de las cuales 30,405 ha, o sea el 96%, se cultivaron en La Mojana (municipios de Caimito, Guaranda, Majagual, San Benito, San Marcos y Sucre). Se puede entonces deducir que prácticamente todo el arroz secano mecanizado del departamento de Sucre se siembra en La Mojana. El rendimiento promedio del cultivo en dicho departamento, en el segundo semestre de los años 1990 y 1992 -períodos no afectados por eventos El Niño fue de 3,273 kg/ha, mientras que en el segundo semestre de 1991, en el que se presentó dicho fenómeno, fue apenas de 1,368 kg/ha o sea 1,905 kg/ha menos que en los períodos de comparación mencionados. A su vez, en los segundos semestres de 1995 y 1996, no alterados por El Niño, el rendimiento medio en referencia fue de 4 mil kg/ha, mientras que en el segundo semestre de 1997, cuando de nuevo se registró tal evento, fue apenas de 1,453 kg/ ha, o sea 2,547 kg/ha menos que los años previos. Lo anterior indica que en los períodos El Niño los rendimientos del arroz en La Mojana decrecen en promedio en 2.2 Ton/ha en relación con los períodos no impactados por el fenómeno. 181

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Considerando que a valores actuales, el precio de venta de una tonelada de arroz paddy verde producido en la región es de $350 mil y que en La Mojana se siembran en promedio unas 25,000 ha de arroz al año, se puede concluir que las pérdidas potenciales anuales en el cultivo durante los eventos El Niño pueden alcanzar los diecinueve mil millones de pesos ($19.000.000.000) cifra que se ha estimado al multiplicar 2,2 Ton reducción media en los rendimientos durante tales años- por $350.000 -valor actual de la tonelada de arroz paddy verde- por 25.000 ha cultivadas al año en la zona. A las anteriores cifras sería necesario agregar las pérdidas que se registran en los restantes cultivos de la zona -como en el maíz de secano y de sereno- y en el sector ganadero, a raíz de la escasez de las lluvias que se presenta durante los eventos El Niño. Como consecuencia de la ejecución del presente Proyecto se tendría un sistema de alertas climáticas tempranas que permitiría a los agricultores, durante las épocas mencionadas, adoptar una o varias de las siguientes decisiones, todas las cuales serían benéficas para ellos desde una perspectiva económica : • no sembrar arroz, cultivo que tiene muy altas demandas hídricas • sembrar cultivos como el sorgo o variedades de maíz de bajos requerimientos hídricos • sembrar solo en las zonas de mayor precipitación, en las que sería menor el riesgo de la sequía • sembrar en aquellos sectores de las fincas en los que se conserva mejor la humedad de los suelos • variar las épocas de siembra según las recomendaciones del sistema de alertas tempranas • modificar el plan de uso de insumos -como semilla certificada, abonos, plaguicidas- de tal manera que el plan se ajuste a las condiciones ambientales esperadas y así reducir de modo importante los costos de producción. Si se considera de manera conservadora que con la medidas anotadas, derivadas de la implantación de los resultados del Proyecto, se reducen las pérdidas antes mencionadas en un 20%, entonces se puede concluir que con la ejecución del mismo se ahorrarían pérdidas potenciales anuales del orden de los Tres mil ochocientos millones de pesos ($3.800.000.000), tan solo en el cultivo del arroz.

Impactos ambientales y complementarios del Proyecto
• Menor uso de agroquímicos en la región, por efecto de una mejor planificación en el manejo de los cultivos y de los insumos, acorde con las condiciones ambientales – meteorológicas previstas para los siguientes meses. • Mejoramiento progresivo en las condiciones físico – químicas de los suelos, como consecuencia de una mejor selección de los cultivos y de los planes de laboreo del suelo en los años con condiciones climáticas extremas -años El Niño y La Niña- en los cuales las precipitaciones muy bajas o muy altas implican el uso de técnicas especiales de manejo de aquellos, condición que no se está cumpliendo en la actualidad, con las consecuentes consecuencias negativas, como la compactación de ellos. 182

Agroclimatología tropical - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

• Mejor manejo de los sistemas de producción ganadera basados en la trashumancia de los animales en la región, como efecto de las mejores previsiones acerca de la humedad del suelo y la disponibilidad de praderas y pastos en la región, durante los eventos climáticos mencionados.

Balance cualitativo con y sin Proyecto
Situación sin Proyecto
• Siembras en fechas inoportunas, durante los períodos El Niño y La Niña. • Manejo inadecuado de los suelos durante tales períodos. • Manejo inadecuado de insumos en esas épocas. • Pérdida de cultivos de sereno en períodos El Niño por lluvias inferiores a lo esperado en las épocas destinadas a este tipo de agricultura (diciembre – abril). • Bajos rendimientos agropecuarios en los períodos El Niño y La Niña debido al desconocimiento previo sobre su ocurrencia y a la imprevisión consecuente sobre el manejo apropiado de los sistemas productivos bajo tales escenarios ambientales. • Empobrecimiento progresivo de los productores y de las tierras a raíz de los problemas anteriores.

Situación esperada con Proyecto
• Siembras en fechas apropiadas durante los períodos El Niño y La Niña. • Manejo adecuado de los suelos durante tales períodos. • Manejo adecuado de insumos en esas épocas. • Mejor selección de los cultivos y menores pérdidas de cultivos de sereno en los períodos El Niño. • Mayor estabilidad en los rendimientos agropecuarios en los períodos El Niño y La Niña debido al conocimiento previo sobre su ocurrencia y a la adopción de prácticas de manejo apropiadas en los sistemas productivos, bajo tales escenarios ambientales. • Mejoría progresiva en las condiciones socioeconómicas y ambientales de la región a raíz de una solución igualmente progresiva de los problemas vinculados con la falta de informaciones oportunas sobre las inundaciones y las sequías. El presupuesto estimado del Proyecto es de $680’600.000 (Anexo 1 del estudio, CD-ROM).

Proyecto producción tecnificada de cultivos en la modalidad de sereno
La agricultura de sereno es la base de la seguridad alimentaria de la población asentada en las áreas que se inundan por periodos prolongados. La deficiencia de humedad en estados críticos del desarrollo de los cultivos es la mayor limitación de la productividad y sostenibilidad de esta modalidad agrícola. La agricultura de sereno no ha sido estudiada y por esta razón no se dispone de la tecnología requerida para enfrentar los problemas que la afectan, bien sea en la forma de variedades adaptables al ambiente o de técnicas de manejo de las plantas y el 183

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

ambiente. A través de este proyecto se plantean tecnologías agronómicas y agroclimáticas que pueden contribuir al manejo eficiente de la agricultura de sereno en la región de La Mojana.

Objetivo general
Contribuir a mejorar la sostenibilidad y a reducir los riesgos de pérdida de cultivos sembrados durante las épocas secas, mediante la utilización de tecnología que reduzca el impacto de la sequía.

Objetivos específicos
• Generar guías para el manejo tecnificado de los cultivos de sereno con base en los efectos de variaciones climáticas y de disponibilidad de agua y oxigeno en el perfil del suelo sobre el crecimiento vertical de las raíces y la utilización de agua profunda en etapas avanzadas del desarrollo de los cultivos. • Determinar la adaptabilidad de cultivos transitorios a las condiciones de agricultura de Sereno. • Identificar y desarrollar prácticas de manejo agronómico para hacer de la agricultura de Sereno una actividad sostenible y competitiva. • Precisar el efecto de las épocas de siembra bajo diferentes balances agua a aire en el perfil del suelo, sobre la profundidad de raíces de diferentes especies y variedades de cultivos transitorios. • Evaluar el potencial de variedades criollas y mejoradas de arroz de secano y arroz de trasplante para ser cultivadas en la modalidad de sereno. • Valorar el potencial de especies de hortalizas de clima cálido para ser cultivadas en la modalidad de Sereno. • Evaluar métodos de riego intrapredial para seleccionar los que más contribuyan a la sostenibilidad de la agricultura de Sereno. • Determinar la capacidad de retención de agua y nutrientes y la variación del nivel freático de los suelos destinados a la agricultura de Sereno a lo largo de los periodos de crecimiento.

Descripción
El Proyecto se realizará en las áreas en que predomina la agricultura de sereno, correspondientes a zonas que se inundan entre tres y seis meses, pertenecientes principalmente al ecosistema de transición. En este ecosistema se seleccionarán dos fincas en cada uno de los municipios siguientes: Achí, zona transicional oriental, San Marcos y Caimito, zona transicional occidental. En estas fincas se sembrarán parcelas de estudio y demostración de las técnicas a utilizar en los cultivos de mayor vocación y uso en las zonas respectivas. Tales fincas podrán hacer parte de aquellas seleccionadas en otros proyectos como el de Economía campesina o el de Producción de hortalizas para facilitar e integrar la organización de los productores involucrados y para ampliar la cobertura de los diferentes proyectos y su transferencia a los usuarios de la región. 184

Agroclimatología tropical - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

Por otra parte, se contempla la realización de trabajos de campo para la determinación del balance hídrico de las especies como un índice de su aptitud como cultivos de Sereno. Asimismo, se prevé la realización de análisis de datos históricos destinados a la determinación de las deficiencias y los excesos hídricos, por períodos de diez días para los diversos cultivos durante la época de Sereno. En el Proyecto se contaría con la participación de entidades como Corpoica, las Umatas, Universidad de Córdoba, Corpomojana y las secretarías de agricultura de Córdoba y Sucre, para facilitar la transferencia de los componentes y de los resultados del Proyecto a las comunidades locales y regionales.

Proyecto desarrollo tecnológico para la producción de arroz en rotaciones de cultivos
La producción agrícola de La Mojana es limitada por condiciones climáticas que afectan el crecimiento de los cultivos y favorecen la acción perjudicial de agentes bióticos. El manejo dado a estos problemas ha encarecido la producción sin prevenir las pérdidas de rendimiento. Una estrategia para manejar los problemas especializados de un cultivo es la rotación de especies con hábitos de crecimiento y demandas ambientales diferentes. Las variaciones climáticas impredecibles especialmente en la distribución de las lluvias, frecuentemente causan pérdidas cuantiosas de producción de cultivos en la región. Se plantea entonces el monitoreo del clima y la modelación de sus variaciones junto con el estudio de su efecto sobre el comportamiento de los cultivos, lo cual permitiría a los agricultores tomar decisiones para prevenir pérdidas subsanando deficiencias. El Proyecto propone la formación de núcleos modelos de producción de arroz utilizando la alternación de cultivos y prácticas de manejo como una estrategia para reducir los problemas bióticos y las limitaciones edáficas y mejorar la productividad y rentabilidad de los cultivos transitorios. Se propone además la organización de los productores para facilitar el acceso oportuno a los recursos de producción y aumentar la capacidad negociadora en los mercados. Se persigue que al finalizar el Proyecto los agricultores de los núcleos estén organizados en asociaciones productivas solidarias, con producción técnica y diversificada a través de rotaciones, con rendimientos satisfactorios y rentables y que sean ejemplo para los demás productores de la región.

Objetivo general
Contribuir a la tecnificación de los sistemas de producción de cultivos transitorios para aumentar la rentabilidad y la sostenibilidad en la región de La Mojana.

185

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Objetivos específicos
• Reducir el impacto negativo de los factores bióticos y edáficos sobre la productividad y la rentabilidad, a través de rotaciones apropiadas. • Validar y aplicar técnicas agronómicas más eficientes. • Validar y aplicar técnicas agroclimáticas que orienten a los agricultores sobre el manejo de los cultivos involucrados de acuerdo con las condiciones meteorológicas predominantes.

Descripción
El proyecto propone manejar tres núcleos de 100 ha distribuidas en extensiones de 10 ha cultivadas con maíz, sorgo, soya y fríjol caupi en el periodo seco y con arroz, en la época de lluvias, de tal forma que las prácticas del cultivo anterior contribuyan a aliviar problemas del cultivo posterior. Localización. Los núcleos estarán ubicados en los siguientes sitios estratégicos de la producción de arroz: corregimiento Boca de las Mujeres, municipio de Majagual con una población objetivo asentada en los corregimientos de la Sierpita, Sincelejito, Santa Elena, El Playón, El Indio, Las Candelarias. El segundo, ubicado en el corregimiento El Cauchal, municipio de San Benito, que beneficiaría a los productores de los corregimientos de la Guaripa, Las Chispas, Pacifueres, El remolino y veredas aledañas. El tercero, en el corregimiento La Palma, municipio de Sucre, que beneficiará a los productores de los corregimientos del Naranjo, Malambo, Nuevo Tiempo, San José de Calatrava. Se seleccionarán lotes que hayan presentado algunas de las siguientes situaciones: disminución de los rendimientos, siembras sucesivas de arroz con suelos compactados, infestados de poblaciones de malezas de difícil control y donde ha sido mayor la aplicación de plaguicidas y que hayan ocasionado altos costos de producción. Organización. El Proyecto, cuya duración se estima en seis años, se organizará como una asociación de 30 agricultores distribuidos en tres núcleos con sedes en los tres municipios la cual tendrá como objetivo producir y mercadear productos de cultivos transitorios en forma rentable y sostenible empleando la tecnología requerida para lograr propósitos definidos, fundamentalmente la rotación de cultivos para reducir la incidencia de problemas de origen biótico. La asociación de productores elegirá sus cuadros directivos y fijará las normas que los regirán. Se propone que la asociación tenga carácter comercial y preste servicios de adquisición y suministro de insumos y maquinaria entre los asociados y que eventualmente adquiera capacidad para beneficiar productos. La sede inicial será Majagual donde se establecería el primer núcleo.

186

Agroclimatología tropical - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

Proyecto desarrollo tecnológico para la producción de hortalizas en la región
Varias especies de hortalizas se adaptan a las condiciones ambientales del ecosistema predominantemente terrestre y del ecosistema de transición de La Mojana y pueden ser utilizadas para la obtención de alimentos y para generación de empleo e ingresos. Hay interés y capacidad en la comunidad por la producción de hortalizas. Se identificaron localidades donde se producen hortalizas artesanalmente y se propone apoyar la capacidad productiva de las comunidades vinculándolas a un proyecto de producción asociativo, en el cual a la vez que se produce, se evalúan prácticas sencillas con el propósito de aumentar la eficiencia de la producción a fin de generar excedentes para el comercio.

Objetivo general
Contribuir a desarrollar la producción sostenible y competitiva de hortalizas en los ecosistemas terrestre y de transición de la región de La Mojana para que en quince años sea una empresa generadora de alimentos, trabajo e ingresos.

Objetivos específicos
• Organizar a los productores de hortalizas. • Desarrollar nuevas tecnologías para la región. • Capacitar a los productores en técnicas de producción. • Capacitar a los productores en métodos de transformación y conservación de hortalizas.

Descripción
Se propone establecer parcelas de producción de hortalizas manejadas y administradas por asociaciones de productores en 10 localidades de la región. Estas parcelas además de dedicarse a la producción serán utilizadas para validar métodos y técnicas orientadas a resolver los problemas de producción y para realizar actividades de transferencia de la tecnología a los productores.

Organización
El proyecto será manejado por una asociación de productores de hortalizas que será debidamente conformada y legalizada. Los socios iniciales de esta organización serán los agricultores que se vinculen a los núcleos de producción de cada localidad. Entre los servicios estará la asistencia técnica, el suministro de insumos y el mercadeo de productos y la capacitación. En el primer año de vida del proyecto se gestionará la formación de la asociación y se seleccionarán las localidades en que se establecerán las parcelas.

187

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Localización
Las actividades del proyecto de hortalizas se desarrollarían en los municipios de Majagual, Guaranda, San Benito y Sucre. Las localidades en que se establecerían las parcelas están ubicadas en los corregimientos de la Boca de Las Mujeres, Palmarito, El Naranjo, Iracal, Las Candelarias, Las palmitas y El Congreso en el municipio de Majagual; Gavaldá y Palmaritico, en el municipio de Guaranda; Las Chispas y Pacifueres en el municipio de San Benito; La Guaripa y La Ventura en el municipio de Sucre. En las diez localidades seleccionadas -entre estas 13- se demarcará una parcela de una 1 ha en la cual se sembrarán 625 m2 de las siguientes 11 especies: patilla, melón, tomate, habichuela, ají, pimentón, ahuyama, cebollín, berenjena, col y pepino. Se podrán incluir otras especies de producción intensiva: ornamentales, medicinales y aromáticas. En cada localidad se establecerán parcelas para validación y ajuste de tecnología. En el ecosistema predominantemente terrestre se efectuarán dos siembras al año, en la época seca y en la época determinada por el comienzo de las lluvias. En el ecosistema de transición se sembrará en la modalidad de sereno estableciendo, en lo posible, siembras escalonadas para tener disponibilidad de productos frescos durante un periodo más largo de tiempo lo cual es importante para la seguridad alimentaria. Se buscará la vinculación de los productores de este ecosistema a la asociación. En todos los casos se realizará validación de tecnología para buscar soluciones a problemas locales. Se transferirá tecnología sobre el uso eficiente y racional de los insumos, con énfasis en su aplicación según las condiciones ambientales y en las relaciones beneficio-costo. Se capacitará a los productores en el reconocimiento de los problemas que afectan a los diferentes cultivos y en el conocimiento de las soluciones alternativas. Se validará y transferirá tecnología, con participación de los productores, sobre manejo en cosecha y postcosecha y se promoverá la capacitación sobre conservación y elaboración de productos. De modo adicional, se impulsará la formación de microempresas para procesar y mercadear los productos estableciendo acuerdos con comercializadores regionales y nacionales.

188

Agroclimatología tropical - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

LAS BOMBAS DE PEDAL Descripción
La bomba de pedal es un equipo manual que permite extraer agua de corrientes poco caudalosas o pozos de hasta 7 metros de profundidad. Es totalmente operada por potencia humana, como se ilustra en la foto, y es de fácil ensamble y desensamble. Esto permite que se pueda mover de un sitio a otro dependiendo del mejor lugar para aprovechamiento del agua. Este tipo de bomba permite extraer más de 1 litro de agua por segundo, dependiendo de las condiciones físicas del operador, con lo cual el pequeño agricultor puede irrigar hasta un acre de tierra cultivada.

Gráfico 1

Elementos y funcionamiento del equipo
El equipo consta de los siguiente elementos básicos: • 2 pedales • 2 cilindros • 2 vástagos o varillas • 1 soga • pistones (Pistons) • 2 válvulas anti-retorno o cheques • 1 polea • tubería. El funcionamiento de este equipo es igual al de un ariete manual o bomba de succión. 1) Pistón subiendo: la cámara inferior de un cilindro se llena de agua cuando un pistón, acoplado al cilindro, succiona el fluido gracias al vacío que produce la cara inferior del pistón al ser halado por el pedal, funcionamiento exactamente igual al de una jeringa. Al tiempo, el agua acumulada en la cámara superior del cilindro es descargada al ser empujada por la cara superior del cilindro. 189
Gráfico 2

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

2) Pistón bajando: posteriormente, el pistón desciende hasta el fondo del cilindro al ser empujado por el pedal, y a su vez la cámara superior se llena con el agua que se succionó en el paso anterior. La válvula anti-retorno evita que el agua se regrese por la tubería de succión y obliga al fluido a llenar la cámara superior del cilindro. 3) El ciclo se repite.

Como se observa en la foto, los pistones están acoplados a los pedales lo cual permite que la bomba sea accionada tan sólo por el trabajo que hace el operario con las piernas. Se utilizan dos cilindros para aprovechar los dos pedales, de tal forma que mientras un pedal sube el cilindro que le corresponde está descargando el agua, mientras el pedal que baja va llenando la cámara superior del otro cilindro con agua. De esta manera se duplica la capacidad de bombear agua, mejorando la eficiencia del equipo, aumentando la cantidad de agua que se puede extraer y haciendo la descarga de agua prácticamente continua.

Materiales y Presupuesto
Los materiales más utilizados para este tipo de equipos son: • cilindro: más recomendado acero galvanizado, otras alternativas son PVC, o bambú pero su vida útil es menor • pistón: varilla de acero con émbolo Materiales: 20.oo USD en acero, madera o plástico. Se requieren sellos en caucho o cuero para aseFabricación: 15.oo USD gurar un ajuste perfecto entre cilindro y pistón Montaje: 10.oo USD • válvula cheque: en acero galvanizado • pedales: en bambú, madera, acero TOTAL US $ 45 • polea: en acero o madera con lubricación, se incluye soga que conectan los pedales y sincronizan el movimiento entre los dos pedales • tubería: en PVC o acero galvanizado.

190

Agroclimatología tropical - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

191

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Recuperación yyyaprovechamientosostenible deldel Recuperación aprovechamiento sostenible Recuperación aprovechamiento sostenible del recurso forestal recurso forestal recurso forestal
[ Humberto Tejada de la Ossa]

Partiendo de la revisión de los estudios de línea base, acompañados por comprobaciones de campo se establecieron los marcos conceptuales sobre sostenibilidad, caracterización biofísica y socioeconómica, y las políticas nacionales sobre el recurso forestal. Bajo un esfuerzo de síntesis sobre los componentes ambiental, socioeconómico y tecnológico se delimitaron sus potencialidades y limitantes internas y externas, aflorando así unas estrategias de desarrollo, programas y proyectos para el sector forestal. En particular, es de anotar que el recurso bosque está prácticamente agotado y su poca existencia no cumple una función económica comercial pero sí satisface la demanda doméstica de los predios y hogares, nichos de fauna y protección de aguas. El recurso suelo se presenta como abundante, variado y disponible para desarrollar actividades de reforestación protectora y productora promisoria.

192

Recuperación y aprovechamiento sostenible del recurso forestal - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

INTRODUCCIÓN
Dentro del marco del Programa de Desarrollo Sostenible para la Región de La Mojana, PDSM que pretende la búsqueda de alternativas de uso de sus diferentes subsistemas con el fin de contribuir a su sostenibilidad y propender por la seguridad alimentaria se consideraron las actividades de manejo, recuperación y aprovechamiento sostenible del recurso forestal. En consecuencia, la evaluación y caracterización del recurso forestal está enmarcada dentro de la visión estratégica anterior, pretendiendo conocer sus potencialidades y efectos en el futuro y desarrollando algunas actividades para su conservación y fomento. Con mayor énfasis se analizó el componente Ambiental, destacando los cuatro ecosistemas predominantes como el hídrico, el terrestre y dos transicionales. En el componente Fisiográfico pedológico, para delimitación de áreas y suelos de los programas de reforestación se destaca su ubicación, relieve, unidades, grado de conservación, origen de los suelos y condiciones físico químicas. Para el recurso bosque se delimitaron sus superficies por municipios y los dos tipos de vegetación arbóreas más importantes en la producción de bienes y servicios forestales, no obstante registrar una mínima cobertura. Por su parte, se proponen tres programas y seis tipos de proyectos orientados a la conservación, fomento del recurso forestal y mitigación de los impactos ambientales y socioeconómicos de la región, definidos como: manejo de 200 ha de relictos de bosques naturales que quedan en la región, principalmente en la parte alta de la misma, declarándolos como áreas protegidas; establecimiento de 6.000 ha en bosques protectores - productores, en la parte alta de la región; establecimiento de 2.000 ha en bosques productores en la planicie aluvial, con fines económicos y desarrollo de cadenas productivas hacia el largo plazo; establecimiento de 5.000 ha en arreglos silvopastoriles en las dos zonas como estrategia para reducir la trashumancia de la ganadería; establecimiento de 1.200 ha en arreglos silvoagrícolas en la planicie aluvial con cultivos perennes para mejorar los rendimientos, productividad de los suelos y nuevas alternativas de uso con orientaciones de sostenibilidad; educación ambiental para adquirir conocimientos, valores, compromisos y habilidades para proteger y mejorar el medio ambiente en las comunidades de la región; y capacitación para la participación de la comunidad en el sector forestal, orientada a la conservación y desarrollo de las actividades de reforestación. En conjunto, los proyectos tienen un horizonte de 25 años y sus costos alcanzan los 38.9 millones de dólares.

Objetivo general
Diseñar un plan de recuperación y aprovechamiento sostenible del recurso forestal existente en la región.

Objetivos específicos
• Caracterizar el recurso bosque existente en la región. • Identificar las áreas y especies forestales de mayor potencialidad para el desarrollo de un programa de reforestación protectora y productora, incluyendo la producción agroforestal y silvopastoril. 193

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

• Crear la posibilidad de mercados y comercialización nacional e internacional de productos forestales.

METODOLOGÍA Análisis y formulación de los programas y proyectos
Se realizaron talleres participativos en los municipios de San marcos, San Benito Abad, Caimito, Majagual, Magangué, Nechí y Ayapel con el propósito de conocer la información social y económica de la comunidad, el tipo y grado de organizaciones vigentes y explorar perfiles de proyectos. Para detectar las necesidades, problemas, oportunidades y amenazas de la región se elaboró una matriz Dofa que aporta las conclusiones y recomendaciones.

Selección de áreas y especies para reforestación
Se procedió a identificar las áreas no inundables e inundables que pudiesen ser objetos de reforestación y agroforestales de acuerdo con la aptitud del suelo y su relación con los criterios vinculados a las funciones productivas-protectoras. También se contemplaron otras áreas que se inundan durante periodos cortos, entre uno a dos meses, empleando especies que se adaptan a tales condiciones y finalmente se procedió a seleccionar aquellas áreas con presencia de núcleos poblacionales, vías de comunicaciones, y tamaños prediales moderados entre 100 y 200 ha, con el fin de no orientar recursos a los grandes propietarios y posibilitar la facilidad de formar núcleos forestales de tamaño moderado (1.000 ha). Las especies se identificaron y seleccionaron con visitas a los relictos de bosques existentes y de las parcelas recientemente establecidas por el Programa Plan verde de Corpomojana, observando su comportamiento, desarrollo, estado sanitario, después de dos años de establecidas unas 90 ha.

Caracterización del recurso bosque
A partir de la información cartográfica presentada por las corporaciones Corpomojana, CSB, Corantioquia, CVS, y los trabajos realizados por las instituciones Igac, Corpoica e Ideam, se identificaron las áreas con bosques densos, y medianamente densos y nativos, determinando su superficie y localización. Posteriormente, con visitas de campo se procedió a la caracterización estructural y composición florística de los principales relictos existentes.

Formulación del Programa forestal
Como línea de trabajo para formular el programa de recuperación y aprovechamiento sostenible del recurso forestal en la región, se definieron las siguientes acciones: 194

Recuperación y aprovechamiento sostenible del recurso forestal - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

• Factibilidad técnica. Las variables técnicas a tener en cuenta en el proceso fueron el clima, la aptitud del suelo, las especies forestales, como también la infraestructura vial, las limitaciones que presentan las inundaciones periódicas y el tipo de establecimiento. En cuanto al tamaño de predios, se procedió a consultar las cartas catastrales de los municipios de la región y a las comunidades interesadas, las que previa ilustración de los objetivos que se persiguen con el Programa, facilitaron la toma de decisión en la formación de núcleos de desarrollo con visión empresarial por zonas, que permitiera mejorar el nivel económico de los campesinos a partir del sector forestal. • Factibilidad económica. Definido el estudio técnico, se procedió a elaborar la MLP y a calcular los costos unitarios por actividad y por ha de plantaciones forestales, agroforestales, silvopastoriles y los beneficios estimados de su aprovechamiento y el mercado de los productos. La tasa interna de rendimiento de cada una de estas explotaciones se comparó con otras actividades como el cultivo de arroz y la ganadería. • Factibilidad social. Con la información de los talleres realizados se determinaron los impactos sociales y ambientales en las diferentes comunidades y ecosistemas objetos de proyectos de reforestación, en términos de jornales y empleos generados. La prioridad en el establecimiento de los proyectos de conservación y protección está dada por la necesidad de recuperar áreas degradas, generación de empleo en las comunidades y la conservación de las fuentes aguas para los servicios de la población. Y la prioridad en proyectos productores está dada en términos de rentabilidad económica, generación de empleo y sostenibilidad ambiental, como alternativa a las actividades agrícola y ganadera. • Capacitación y asesoría técnica para el desarrollo del Programa. Como estrategia para lograr la implementación del Programa, se seleccionó la educación ambiental como elemento pedagógico conducente al cambio de aptitudes de la población y su participación en los proyectos forestales. La capacitación consistirá en propiciar la participación comunitaria en el sector forestal, de manera que a través de talleres, se formulen y concentren las soluciones más apropiadas para cada una de las zonas identificadas como áreas susceptibles de reforestar. • Posibilidades de comercialización y de alianzas estratégicas para el establecimiento del Programa. Estas se identificaron mediante encuestas, visitas y charlas con los propietarios de predios rurales en donde se les expuso los objetivos del Programa, las necesidades de conservación de algunas zonas para preservar la sostenibilidad de la oferta ambiental, la generación de empleo y su persuasión e interés en la participación activa en los programas para conseguir resultados personales y comunitarios.

195

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

• Formulación y concertación de proyectos. La Ley 99 de 1993 y el marco de política del Plan Nacional de Desarrollo Forestal, PNDF, establece que “las acciones de protección, conservación, restauración, manejo de los recursos naturales y del medio ambiente es una tarea conjunta y coordinada entre el Estado, la comunidad, las organizaciones no gubernamentales y el sector privado. Dado lo anterior, se procedió, a planificar con las comunidades que asistieron a los talleres y algunos propietarios que fueron visitados y encuestados la identificación de los proyectos forestales, silvoagrícolas y silvopastoriles. En segundo lugar, los proyectos se formularon desde la óptica del Marco lógico en dos fases: una de análisis de los problemas, objetivos y estrategias y otras de planificación en donde se confeccionó inicialmente una Matriz lógica de proyectos, MLP, la cual se alimentó con algunos resultados de la fase anterior. • Propuesta técnica y alternativas de uso sostenible del recurso forestal. En consideración a los ecosistemas existentes, a la alta demanda de madera para usos alternativos y a las condiciones socioeconómicas se proponen proyectos alternativos a las actividades agrícolas y ganaderas que ofrezcan solución a los problemas más relevantes y obedezcan a las políticas nacionales en materia forestal.

Mercado y comercialización de los productos forestales
La primera revisión del recurso bosque indicó que la región no ofrece mayores posibilidades de satisfacer un mercado nacional y regional por su mínima cobertura boscosa. No obstante, se procedió a la consulta de movilizaciones de productos forestales en las CAR con jurisdicción en La Mojana, las cuales controlan los productos, verificando así volúmenes, especies, orígenes y destino de los mismos. Asimismo, se procedió a aplicar una encuesta y adelantar charlas con algunos propietarios de predios ganaderos y propietarios de establecimientos comerciales de madera y carpintería, dando como resultado una aproximación a la oferta y demanda de productos en la región.

DIAGNÓSTICO Concepto de sostenibilidad
La necesidad de abordar nuevos enfoques en el proceso de desarrollo de la región poco a poco viene integrando el concepto de sostenibilidad para mejorar la eficiencia en el uso de los recursos naturales, económicos y sociales disponibles. El desarrollo sostenible plantea la necesidad de ajustar y armonizar la capacidad tecnológica y productiva de la sociedad a la oferta ambiental y a los requerimientos de la naturaleza, con el fin de lograr un mayor nivel de calidad de vida, preservar los recursos naturales y el ambiente sano, que requieren las generaciones presentes y futuras. Planteado así el enfoque, los proyectos deberán contribuir de manera significativa a minimizar los grandes desequilibrios regionales y a la solución de los conflictos 196

Recuperación y aprovechamiento sostenible del recurso forestal - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

sociales ligados a estas disparidades espaciales; a un manejo comprometido con la conservación de los recursos naturales y el ambiente. Significa entonces, que en el desarrollo sostenible, se requiere del conocimiento de la “oferta ambiental”, de manera que proyectada la “demanda ambiental” se procure mantener el “capital ambiental” para el aprovechamiento, disfrute y goce de las próximas generaciones. Ese “capital ambiental” lo constituye los recursos naturales Un recurso según Randall (1985), es “algo que resulta útil y valioso en el estado en que se encuentra”. La interacción de los recursos en un sistema natural origina lo que se llama funcionalidad ecosistemática, es decir, que además de cumplir con las funciones propias del sistema productivo, también cumpla funciones deseables para el sistema natural o ecosistema. Esta funcionalidad en muchos casos se considera también un recurso disponible. La forma en que estos recursos puedan utilizarse para contribuir al desarrollo de una sociedad bajo los preceptos de sostenibilidad, requiere en primer lugar, un cambio en la forma de entender la racionalidad del proceso productivo2 . En segundo lugar3 , existe la necesidad de diseñar los indicadores del desarrollo sostenible, como producto bruto de la producción del sector primario; indicadores físicos de los recursos naturales que registren pérdidas de la base productiva ocasionada por las tecnologías aplicada a la producción económica, y los indicadores sociales que expresen los avances cualitativos y cuantitativos de las necesidades humanas. Con estos lineamientos, el diagnóstico técnico de un territorio adquiere más relevancia, por cuanto se está partiendo de una realidad. Conocer los recursos que nos ofrece cada región en particular, de acuerdo con la demanda y la definición de los conflictos que se derivan de un mal uso de tales recursos, es la forma más lógica de planificar el desarrollo sostenible de un territorio. Tal es el propósito, al abordar el diseño de un Plan de recuperación y aprovechamiento sostenible del recurso forestal existente en la región de La Mojana. No obstante, a los aportes anteriores sobre desarrollo sostenible, que parten del conocimiento de la realidad ambiental, al momento de implantar un proyecto de desarrollo para una región, lo ciertos es, que si bien los indicadores de calidad ambiental están definidos, estos se expresan de forma más cualitativa que cuantitativa, impidiendo que se realice una valoración más real del capital ambiental e impidiendo la toma de decisiones sobre las correcciones necesarias para conservar dicho capital. Asimismo, la falta de monitoreo o evaluación periódica no permite lograr información sobre si la sostenibilidad de los recursos realmente se está conservando. Finalmente, se consideró que el concepto de desarrollo sostenible está estrechamente relacionado con la situación de seguridad alimentaria de la población mundial, y exige dar solución a los problemas de pobreza y miseria que están
2 Se inicia con la producción de la naturaleza (García I. 1998). 3 Según Sejenovich H, citado por García I, 1998.

197

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

presentes en la mayoría de los países, y en el caso de la región de La Mojana en donde los ingresos son inferiores a lo establecido por los organismos internacionales, BIRF, BID (US$ 4.00 Percapita día) se recurre de manera constante sobre los recursos naturales para poder subsistir.

Caracterización forestal y de fauna
La cobertura de bosque natural se encuentra localizada primordialmente sobre posiciones fisiográficas de complejos de diques, napas y orillares (33.7%), terrazas (25.3%), y en brazos deltáticos (15.5%). Este tipo de cobertura presenta una gran variedad de especies arbóreas, adaptadas a la mayoría de los ecosistemas de la región de La Mojana, tales como: Acacia sp. (Acacia), Albizzia saman (Campano), Anacardium excelsum (Caracolí), Andira inermis (Borombolo), Bixa orelliana (Achote), Bulnesia arborea (Guayacán), Cecropia telealba (Yarumo), Cedrela odorata (Cedro), Ceiba pentandra (Ceiba blanca), Chrysophyllum caimito (Caimito), Cordia alliodora (Solera), Delonix regia (Carbonero), Elaeis guianensis (Palma africana), Enterolobium cyclocarpum (Guacamayo), Erythrina fusca (Cantagallo o Cambulo), Eugenia malacensis (Pomarrosa del Brasil), Ficus magdalenica (Matapalo o Suan), Guazuma ulmifolia (Guasimo), Inga edulis (Guamo), Jacaranda copaia (Pavito), Lecythis ampla (Hoya de Mono o Salero), Miconia sp. (Tuno), Myrcia sp. (Arrayán), Nectandra sp. (Laurel), Cnidosculos urens (Pringamosa), Ochroma pyramidale (Balso), Pithecellobium lanceolatum (Payandé o Chimimango), Pithecellobium sp. (Pintamono), Psychotria sp. (Guacharaco o peralejo), Salíx humboldtiana (Sauce Llorón), Spondia monbin (Hobo), Spondia purpúrea (Ciruelo), Tabebuia rosea (Roble rosado), Tectona grandis (Teca), Triplaris schomburgkiana (zapatero), Tessalia integrifolia (Aliso pelayero). Estas especies se encontraron asociadas a estratos arbustivos y herbáceos conformados por las siguientes especies: Piper sp., Miconia sp., Cyperus sp., Vismia basífera, Terminalia sp., Selaginella sp., Euphorbia sp, entre otras. Como especies acuáticas abundantes en las praderas macrófitas se encuentran en toda la jurisdicción: Eichornia crassipes (Taruya o buchón), Salvinia auriculata (Oreja de ratón), Pistia stratiodes (Lechuga de agua) y Sesvania exaltata (Hierba de Chavarrí). En las sabanas naturales se hallan representados los géneros comunes de esta bioma, en las llanuras del Orinoco y del Caribe, entre ellos, Andropogon, Aristida, Axonopus, Leptocoryphium, Paspalum y Trachpogon, y especies como la hierba de arroz (Leersia hexandra), mindaca (Panicum polyganatum), Gramalote (Paspalum faciculatum), Churrychurri (Hymenachne amplexicaulis); algunos son pastos introducidos. En toda el área se registra un alto número de especies animales en estado crítico, en algunos casos en el ámbito local y en otros coincidiendo con la situación nacional e internacional. Entre estas se pueden citar: aves residentes y migratorias Dendrocygna spp (pisingo), Ajaia ajaja (Pato cucharo), Anas discor (Barraquete), Chauna chavarria (Chavarri)), reptiles (Trachemys scripta callirostris (Hicotea), Caiman crocodylus fuscus (Babilla)) y mamíferos acuáticos (Hidrochaerus hidrochaeris isthmus (Ponche), Lontra longicaudis (Nutria), Trichechus manatus (Manatí) y terrestres (Ateles spps, Cebus apella (Mico maicero), Mazama spp (Venado de monte), Odocoileus virginianus (Venado sabanero), Agoutí paca (Guartinaja) de gran importancia ecológica, cultural y económica.

198

Recuperación y aprovechamiento sostenible del recurso forestal - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

La pesca artesanal se realiza en todos los humedades de la Mojana y el San Jorge y a lo largo del año: se mantiene por la existencia de dos especies de gran importancia económica continental Bagre (Pseudoplatystoma fasciatum) y Bocachico (Prochilodus reticulatus magdalenae), aún considerando la alta reducción en volúmenes de captura, como tendencia general de los años ochenta hasta finales de los noventa; son especies reofílicas, migran anualmente de las ciénagas hacia los ríos de la cuenca del Magdalena a desovar. Esta dinámica poblacional de movimiento migratorio de peces permite el mantenimiento de las comunidades de pescadores.

PROPUESTAS DE POLÍTICA Marco de política sobre bosques
En 1996, el Ministerio del Medio Ambiente y el Departamento Nacional de Planeación, DNP, elaboraron la Nueva Política de Bosques, la cual fue aprobada por el Consejo Nacional de Política Económica y Social. En mayo de 1998, el Consejo Nacional Ambiental aprobó el Plan estratégico para la restauración y el establecimiento de bosques en Colombia, Plan verde. El documento fue sometido a consideración del Consejo Nacional Ambiental de Junio de 2000, el cual recogió las recomendaciones y sugirió la realización de un proceso final de concertación y ajuste a través de un taller de expertos, que se realizó el 22 de agosto de 2000. Con los resultados de este taller, las sugerencias de los ministerios de Comercio Exterior y de Desarrollo Económico y las resultantes del Congreso Forestal Nacional, el grupo interinstitucional de trabajo realizó el ajuste final del PNDF, el cual fue aprobado por el Consejo Nacional Ambiental del 5 de diciembre de 2000.

Objetivo general
Establecer un marco estratégico que incorpore actividades del sector forestal al desarrollo nacional, optimizando las ventajas comparativas y promoviendo la competitividad de productos forestales, maderables, y no maderables en el mercado nacional e internacional, a partir del manejo sostenible de los bosques naturales y plantados.

Objetivos específicos
• Caracterizar, ordenar y valorar la oferta y la demanda de bienes y servicios generados por los ecosistemas forestales para favorecer la economía del sector y del país. • Posicionar los productos y servicios forestales en los mercados nacionales e internacionales promoviendo cadenas de competitividad. • Incorporar, conservar y manejar los ecosistemas forestales para la protección de bienes y servicios ambientales. • Desarrollar procesos en los cuales la población vinculada al sector forestal, participe con equidad en la preservación, protección, conservación, uso y manejo sostenible de los ecosistemas forestales y su biodiversidad y la comercialización de sus productos. • Generar una cultura de uso y manejo sostenible de los recursos forestales y su biodiversidad, que propicie cambios favorables entre el hombre y el entorno. 199

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

• Dotar al sector de elementos técnicos, financieros, económicos e institucionales que permitan desarrollarse de manera continua y sostenible. El cumplimiento de los anteriores objetivos se alcanzará mediante los siguientes programas y subprogramas.

Proyecto de Ordenación, conservación y restauración de ecosistemas forestales
Este proyectobusca ordenar, conservar, restaurar, consolidar y valorar el patrimonio forestal nacional para la oferta de bienes y prestación de servicios ambientales. Incluye los siguientes subproyectos:

Ordenación y zonificación de áreas forestales
El MMA promoverá la realización de los inventarios forestales generales de las ecoregiones estratégicas por parte de los institutos de investigaciones del Sistema Nacional Ambiental, Sina, y las CAR. Estas últimas, definirán y zonificarán las diferentes categorías de uso y manejo forestal en sus áreas de jurisdicción e identificarán las áreas degradadas que requieran medidas especiales para su recuperación.

Conservación in situ de ecosistemas y biodiversidad
El MMA desarrollará y adecuará instrumentos administrativos y económicos para promover la conservación de los ecosistemas forestales naturales, entre ellos el CIF de conservación. El MMA con el apoyó del DNP, fijará las directrices para que se consoliden diferentes iniciativas para la conservación y restauración de ecosistemas naturales estratégicos, la presencia de servicios ambientales y la protección de la biodiversidad en el ámbito regional; formularán y adoptarán los Planes de ordenamiento y manejo de la reservas forestales protectoras y demás áreas de protección y conservación.

Conservación ex situ de biodiversidad
El MMA y las CAR junto con el Instituto de Investigaciones de Recursos Biológicos, Alexander Von Humboldt y demás institutos de investigación del Sina, identificarán y priorizarán las especies forestales sometidas a fuerte presión por sobre aprovechamiento y cuyos hábitat han sido afectados.

Restauración y rehabilitación de ecosistemas forestales
El MMA, las CAR y los institutos de investigaciones del Sina, generarán una base de información sobre necesidades en restauración de ecosistemas forestales, dando prioridad a los municipios que presentan déficit en el suministro de agua para 200

Recuperación y aprovechamiento sostenible del recurso forestal - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

consumo humano y para procesos productivos en la región Andina, Caribe y Catatumbo.

Protección en incendios forestales
El MMA promoverá el fortalecimiento de la estructura institucional y los mecanismos de gestión local, regional y nacional, a través del Sistema Nacional de Prevención y Atención de Desastres, para prevenir y mitigar los incendios forestales. Con este objetivo, y con apoyo de las entidades pertinentes, consolidará una Red Nacional de Centros de Prevención, Detención y Control de Incendios Forestales y desarrollará mecanismos y sistemas de detención y monitoreo de incendios forestales.

Proyecto de Desarrollo de cadenas forestales productivas
Este Programa incluye la zonificaciones de áreas para plantaciones forestales, la ampliación de la oferta forestal productiva, el manejo y aprovechamiento sostenible del bosque natural y la conformación y modernización de empresas y microempresas forestales y de exportación en este campo. Incluye los siguientes subprogramas:

Zonificación de áreas para plantaciones forestales
El Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, con el apoyo de Conif, iniciará la zonificación y planificación de cinco núcleos forestales competitivos en Antioquia, Caldas, Magdalena y sur de Bolívar, Córdoba y Casanare y Vichada. El Ministerio en coordinación con el sector privado y en el marco de los acuerdos de competitividad de las cadenas forestales productivas, identificarán los productos, especies y mercados potenciales que permitirán un desarrollo económico en los núcleos forestales.

Ampliación de la oferta forestal productiva
En concordancia con el Programa de oferta agropecuaria, Proagro, el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural, pondrá en marcha el Plan de siembras Colombia forestal, en las áreas que presenten las mejores ventajas para la consolidación de núcleos forestales competitivos en términos económicos, tecnológicos, ambientales y de infraestructura. Para el periodo 2000-2003 se establecerán, a través de reforestadores privados, 100.000 nuevas ha de cultivos forestales comerciales apoyados con recursos del CIF de reforestación. Como complemento al desarrollo de los núcleos forestales competitivos, el Ministerio, Corpoica y Conif, propiciarán el fomento de sistemas agroforestales y silvopastoriles como alternativa de diversificación de ingresos y sostenibilidad económica y social de la actividad agropecuaria. 201

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Manejo y aprovechamiento sostenible de bosques naturales
El MMA, en coordinación con el Ministerio y las CAR, pondrán en marcha criterios e indicadores para el manejo sostenible del bosque natural, tales como los bosques modelo en el marco de la Red Internacional de Bosques Modelos. El MMA, con la participación de Conif, definirá criterios técnicos y procedimientos unificados para el otorgamiento de concesiones y permisos de aprovechamiento forestal.

Apoyo a la conformación y modernización de empresas y microempresas forestales
El MDE, en coordinación con el sector privado, adelantará durante el periodo 2001- 2003, el inventario y caracterización de las industrias forestales que producen y transforman las materias primas provenientes de los bosques naturales y de plantaciones forestales industriales y diseñará estímulos para su modernización. El Sena con apoyo de las Universidades e institutos relacionados con la actividad forestal, desarrollará planes de capacitación con base en los lineamientos planteados en el PNDF.

Formación y promoción exportadora
El MCE, propenderá por condiciones favorables para la exportación de bienes y servicios provenientes de las cadenas forestales. De igual manera, en coordinación con Proexport, apoyará la conformación de empresas especializadas en comercio de productos forestales y estimulará la promoción de aquellos que cumplan con los estándares de los mercados internacionales. Los ministerios MRE, MCE, MADR y MMA en coordinación con la ACCI, gestionarán la negociación y desarrollo de convenios multi y bilaterales para facilitar el acceso a nuevos mercados de bienes y servicios forestales.

Proyecto de Desarrollo institucional e instrumentos de apoyo
Para hacer efectivo el desarrollo y consolidación a mediano y largo plazo de los programas y subprogramas previamente anunciados, se adelantarán las siguientes acciones instrumentales.

Desarrollo institucional y normativo
Atendiendo las recomendaciones del Consejo Nacional Ambiental, el MMA establecerá una gerencia para la implementación del Plan Nacional de Desarrollo Forestal, PNDF, con el fin de facilitar la adopción de sus mecanismos e instrumentos de gestión y coordinar con las entidades gubernamentales, el sector privado, organizaciones comunitarias, ONG y demás instancias relevantes, el desarrollo de sus acciones estratégicas. Igualmente conformará un banco de proyectos que se alimentará de las iniciativas que surjan de las regiones, como resultado del proceso de socialización y regionalización del Plan. 202

Recuperación y aprovechamiento sostenible del recurso forestal - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

Sistema de información
Las instituciones del MMA, Ideam, Dane, DNP, Contraloría Nacional y universidades, conformarán el Sistema de información forestal y estadística, ampliándolo a la toma de decisiones.

Participación ciudadana
EL MCE, con el apoyo de los MADR, MMA y MDE pondrá en marcha una estrategia para la evaluación de la competitividad de la producción forestal nacional y sobre la medida se complementará con el montaje de un Sistema de inteligencia de mercados para productos de mayor potencial exportador. Asimismo, con el apoyo del sector privado, diseñará un portafolio de inversiones en productos de especies forestales promisorias, bajo la orientación de Proexport, la ACCI y Conif.

Financiación
Debido a los largos plazos de retorno de la inversión en la actividad forestal y a la incertidumbre de sus mercados, el Ministerio en coordinación con Finagro y el DNP, evaluará y adecuará los instrumentos que incentiven la actividad reforestadora (estímulos tributarios, crediticios y financieros directos). La Bolsa Nacional Agropecuaria, BNA y Finagro, apoyarán la estructuración de nuevos esquemas financieros, con la titulación y contratos de venta futura de cosechas de la producción silvícola nacional. El Ministerio adelantará gestiones tendientes a canalizar recursos adicionales de fuentes de financiación nacional e internacional que permitan alcanzar las metas de reforestación propuestas en el PNDF, a través de CIF de reforestación.

Tecnología y sanidad forestal
Para el suministro oportuno de germoplasma vegetal en la calidad y cantidad requeridas para los núcleos forestales competitivos previamente identificados y como apoyo al Plan de siembra Colombia forestal, se fortalecerán el Programa de investigación en semillas forestales y los Planes estratégicos de mejoramiento genético forestal, prevención y protección desarrollados por Conif. El MMA coordinará con las CAR y con el apoyo de Conif y los institutos de investigación, la realización de estudios y diseños de protocolos de restauración ecológica, conducentes a enriquecer técnicamente las posibilidades de activación dentro de los programas de restauración y de rehabilitación de ecosistemas forestales de PNDF.

Estrategia financiera
Las inversiones previstas surgen del costo de las actividades identificadas como prioritarias en cada uno de los programas del PNDF, que para los cuatro primeros años (2000-2003), ascienden a $322.000 millones. De este total, cerca del 56% se orientará al programa de cadenas productivas, 23% se destinará a la ordenación, conservación y restauración de ecosistemas forestales, y 12% para el desarrollo institucional del sector. 203

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Se estima que los proyectos identificados, acordes con el PNDF se financien aproximadamente en 53% a través del Programa General de la Nación, y 47% con otros recursos. Estos últimos, se gestionarán a través de aportes de contra partida del sector privado, las CAR, gobiernos departamentales y municipales, cooperación internacional, la banca multilateral y el Fondo de inversiones para la paz, entre otros.

Seguimiento y evaluación
Se prevé que la gerencia establecida por el MMA, con el apoyo del Comité Técnico del PNDF, hará el seguimiento y una evaluación de las metas establecidas para el período 2003-2008. La gerencia constituirá indicadores de gestión y seguimiento que faciliten su evaluación y ajuste, conforme a lo definido en la matriz del marco lógico.

PROPUESTAS DE LA COMUNIDAD
Durante la realización de los talleres, visitas de campo y entrevistas con la comunidad se detectaron las necesidades, problemas, oportunidades y amenazas de la región, las cuales se pueden resumir en tres componentes: Ambiental, Socioeconómico y Tecnológico, dando lugar a una conceptualización de la visión y misión para el PDSM y en particular a los programas y proyectos forestales, silvopastoriles y agroforestales.

Componente ambiental
Fortalezas (Potencial interno) • Alta oferta hídrica, cuerpos de agua y recursos hidrobiológicos. • Suelos aptos para actividades agropecuarias y forestales. • Zona de regulación de caudales y heterogeneidad de subsistemas. Oportunidades (Potencial externo) • Aporte de elementos nutricionales al suelo y entrada de alevinos, aves, reptiles. • Demanda de recursos hidrobiológicos a nivel regional y nacional. • Potencial para mercadeo de los productos de los sistemas naturales y forestales. • Subsistema funcional a nivel nacional. Debilidades (Limitantes internas) • Deterioro de los recursos naturales (extracción inadecuada y excesiva). • Fragilidad de algunos ecosistemas. • Contaminación de procedencia interna por agroquímicos y externa por minería. • Exceso hídrico en el suelo para producción de cultivos. Amenazas ( Limitantes externas) • Introducción de contaminantes y especies exóticas de flora y fauna. • Fuerte dependencia de sistemas climáticos externos (El Niño y La Niña). • Inseguridad para las inversiones por inundaciones periódicas (cada 2 – 4 años).
204

Recuperación y aprovechamiento sostenible del recurso forestal - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

Componente socioeconómico
Fortalezas (Potencial interno) • Presencia de zonas de conservación y manejo especial, ecoturismo. • Conocimiento práctico de los sistemas de la región. • Baja densidad poblacional y oferta de mano de obra disponible. • Patrones culturales relacionados con consumo de fauna e identidad cultural. Oportunidades (Potencial externo) • Exportación de especies nativas y posibilidades de convenios internacionales. • Demanda de biodiversidad y ecosistemas. • Voluntad política para el desarrollo de la región y existencia de normas para su manejo. Debilidades (Limitantes internas) • Problemas de orden público y alto índice de analfabetismo. • Falta de desarrollo institucional (salud, transporte, infraestructura social, participación comunitaria). • Falta de tecnologías para alternativas en regiones tropicales basadas en especies no convencionales. Amenazas (Limitantes externas) • Falta de inversión pública y privada y débil presencia del Estado. • Orden público, inseguridad y conflictos sociopolíticos alteran la región. • Falta de políticas estatales coherentes y exceso de trámites burocráticos.

Componente tecnológico
Fortalezas (Potenciales internos) • Vocación agropecuaria, silvícola, zoocría comercial de la región. • Información básica disponible y conocimiento local. Oportunidades (Potenciales externos) • Disponibilidad de alternativas tecnológicas, agropecuarias y universidades de la región. • Alta demanda de productos forestales. Debilidades ( Limitantes internas) • Ausencia de redes de apoyo a la producción y deficiencias en el transporte. • Conflictos de uso del suelo y uso inapropiado de tecnologías. • Falta de conocimiento de los requerimientos fisiológicos de especies nativas. Amenazas (Limitantes externas) • Falta de información, monitoreo y evaluación hidrométrica, climática, biológica y socioeconómica. • Falta de seguro agrícola y continuidad en la asistencia técnica.
205

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Selección de áreas para reforestación y arreglos agroforestales
De acuerdo con el análisis fisiográfico – pedológico las áreas para desarrollar programas de reforestación se localizarán en el ecosistema predominantemente terrestre, principalmente en las Terrazas bajas (L2), Terrazas medias (L3) y Terrazas altas – colinadas (L4), los subpaisajes Diques naturales (L1.1), y Complejo de diques y orillares (L1.3). (Anexos 2 al 5 del Estudio, CD-ROM). Las Terrazas bajas (L2T y L2Ts) son paisajes de relieve plano con pendientes menores de 3% y ocupan un área de 35.433 ha. El material parental de los suelos está constituido por sedimentos aluviales y estos se caracterizan por ser superficiales a muy superficiales, bien a pobremente drenados, de textura arcillosa fina y arcillosa muy fina y fertilidad moderada a alta. Estas son las mejores áreas para la actividad agropecuaria, por lo que en ellas se pueden adelantar programas de agroforestales. En la actualidad, los suelos de estas terrazas bajas son explotados en ganadería extensiva con pastos mejorados. Las Terrazas bajas se encuentran distribuidas, entre los municipios de San Marcos: 4.800 ha; Caimito 3.150 ha; San Benito Abad: 5.100 ha; Sucre 11.100 ha; Majagual 1.500 ha, Ayapel 4.000 ha, Guaranda 2.000 ha, Nechí 2.000 ha, San Jacinto 2.000 ha. Las Terrazas medias (L3T) son paisajes que presentan superficies ligeramente planas con micro relieve ondulado comprendido entre 20 y 30 m.s.n.m., suelos de texturas medianas a finas, profundidad efectiva superficial, en algunos casos limitada por un drenaje natural pobre, asociados con otros mejor drenados y más profundos, fertilidad natural pobre, caracterizado por saturación de bases bajas, bajo nivel de nitrógeno y fósforo. Son suelos dedicados a la ganadería extensiva. Sin embargo, en ellos pueden desarrollarse programas de reforestación, pero dada la vocación pecuaria, lo más recomendable para implantar en estas terrazas serían los proyectos silvopastoriles. Las Terrazas medias ocupan un área de 21.659 ha y se localizan en la región de caño Piñal y quebrada Aguas Claras en los municipios de Ayapel y Guaranda. Las Terrazas altas (L4bT). Se encuentran al sur de la región, municipio de Ayapel y a la izquierda del río San Jorge, en los municipios de San marcos, Caimito y San Benito de Abad. Ocupan un área de 101.519 ha. De estas se seleccionan 11.56 ha que en su gran mayoría limitan con Terrazas medias y en algunos sectores con las ciénagas denominadas Grande, San Lorenzo, la Almojabana. Su relieve es ligeramente plano, a ondulado, con disección fuerte y se observa abundante termitero característico de suelos ácidos, la pendiente varía desde 1 a 12% y altura entre 25 – 50 m.s.n.m., presenta huellas de erosión ligera a moderada. Lo suelos se han formado a partir de aluviones finos y ácidos, bastante interperizados, se caracterizan por ser moderadamente profundos, limitados por presencia de horizontes muy arcillosos con abundante gravilla fina cuarzosa y concreciones petroférricas, el drenaje es bueno. Debido a los problemas de erosión acelerada que se vienen presentando, por la pérdida de la cobertura vegetal, requiere con urgencia el establecimiento de plantaciones forestales protectoras, productoras o explotaciones silvopastoriles. En las tres unidades anteriores se adelantarán los proyectos de reforestación protectora – productora y silvopastoriles (Anexos 2 al 5 del Estudio, CD-ROM). 206

Recuperación y aprovechamiento sostenible del recurso forestal - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

Los Diques naturales (L1.1T) corresponden a subpaisajes alargados y estrechos, de relieves ligeramente convexos y se presentan principalmente en las zonas de los ríos San Jorge, Cauca, Caño Grande, Caño Rabón y Caño San Matías al sur este y en la margen izquierda del río Cauca. En la actualidad hay depositación de sedimentos en los cuales predominan el limo y la arcilla. En esta unidad se observan la mayoría de los asentamientos humanos y como consecuencia, una actividad agropecuaria más intensa, seleccionándose una superficie de 21.270 ha. Los suelos son superficiales a moderadamente profundos limitados por fluctuaciones del nivel freático y encharcamiento en épocas de lluvia, imperfecto a pobremente drenados, de textura franco arcillosa limosa, arcilla limosa y arcillosa. El contenido de materia orgánica es bajo en los horizontes superficiales, mientras que el pH fluctúa entre 6.1 y 6.9. El Complejo de Diques (L1.3T y L1.1Ts) y Orillares se presenta a lo largo del caño Mojana, Pancegüíta, Muñoz y en otros de menor importancia como la Quebrada La Sagre, caño Caimán, caño Centenario y caño Totumo. Los suelos se han originado de materiales aluviales (capas de arenas, limos y arcillas) en relieve plano cóncavo – convexo, con pendientes menores del 1%. Sufren inundaciones frecuentes y las fluctuaciones del nivel freático limitan la profundidad efectiva, el drenaje es pobre, la textura varía de fina a gruesa. El pH varía de muy fuertemente ácida a moderadamente alcalina, presenta fertilidad alta a moderada y se seleccionan unas 27.122 ha en suelos de diques y orillares En estas tres unidades se adelantarían los proyectos de bosques productores y algunos proyectos silvoagrícolas (Anexos 2 al 5 del Estudio, CD-ROM).

El recurso bosque y especies forestales en La Mojana
La región era poseedora de bosques heterogéneos primarios en la década de los años cuarenta, con una gran diversidad de especies y útiles a la fauna regional. Dado su bajo interés comercial y el auge de la actividad ganadera, las superficies fueron cambiando su cobertura boscosa por agricultura manual y luego a praderas herbáceas, proceso conocido como potrerización para el establecimiento de la ganadería. No obstante, en la región se pueden identificar dos tipos de bosques: Bosque húmedo Tropical (BhT) localizado entre los cauces de los Ríos San Jorge y Cauca y el Bosque seco Tropical (BsT), localizado en la parte noroccidental del río San Jorge, en los municipios de San Marcos, Caimito, San Benito y la Unión. Para el año 2001, los estudios de Corpomojana, CVS, CSB y Corantioquia en sus Planes de Gestión Ambiental Regional, Pegar, registran cinco clases de cobertura vegetal: Bosques, Arbustiva medianamente densa, Arbustiva abierta, Praderas arbóreas y Praderas arbustivas. Las dos primeras clases de bosques son las más significativas por su importancia comercial y diversidad, se encuentran distribuidas en la mayoría de los municipios 207

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

de la región y su cobertura ha venido disminuyendo en forma acelerada entre 1987 - 2001, al pasar de 32.674 a 7.214 ha, para el bosque denso y de 13.835 a 69.582 ha, para la vegetación arbustiva medianamente densa (Anexo 6 del Estudio, CD-ROM). Las superficies de bosques densos (7.214 ha) no poseen un interés para su aprovechamiento comercial, salvo en algunos municipios como Nechí y Ayapel donde se aprovechan marginalmente algunas especies como: Roble, Sapan, Vela de Cuba, Amargo, Comino, Nazareno, Rayo y Caracolí. En el resto de la región el aprovechamiento se hace de las cercas vivas y algunos árboles aislados en los potreros, de las especies Roble, Campano, Caracolí e Higuerón. El bosque denso, en su gran mayoría en forma de relictos o superficies pequeñas (30 – 50 ha), aún conserva su estructura en tres estratos: el sotobosque, conformado por especies herbáceas y arbustivas; el estrato medio compuesto por vegetación arbustiva y árboles de menor tamaño y el estrato superior conformado por árboles grandes predominantes. Sus propietarios hacen un aprovechamiento doméstico, para las necesidades del hogar, cercas y establos. Asimismo, son superficies estratégicamente conservadas por la presencia de ojos de agua, nacimiento y refugios de fauna. Una valoración económica del recurso forestal existente (7.214 ha de bosque denso) en términos de volúmenes e ingresos que podrían generar, de ser aprovechados, se estiman en 1.442.800 M3 (200 m2/ha), con un precio promedio de $70.000/m3, para un total de $100.996 millones de pesos. Una mayor información de las especies maderables que aún se encuentran en este tipo de vegetación y con menor grado de explotación puede apreciarse en el Anexo 7 del Estudio, CD-ROM. La vegetación arbustiva medianamente densa (69.582 ha) conocida también como rastrojo, es un bosque fuertemente intervenido por el aprovechamiento selectivo de las especies comerciales, donde solo existe un estrato medio con algunos árboles predominantes, originado por una regeneración y sucesión natural de 3 - 5 m de altura y generalmente cortada, picada, quemada para siembra en cultivos tradicionales semestrales (maíz, arroz), y luego algunas de estas superficies son incorporadas a la ganadería como potreros y otras áreas se dejan en descanso para su recuperación arbustiva y futuro uso como nuevo cultivo. Revisten gran importancia por cuanto son las áreas objeto de arriendo y las que posibilitan la subsistencia de los campesinos a través de la agricultura tradicional. De estos últimos bosques se extraen productos como leña, varas para vivienda y postes para cerca. Su evaluación en volúmenes y valoración económica, de ser aprovechados, podrían representar 7 millones de M3 (100 m2/ha) y $210 millones de pesos ($30.000/m3).

Mercado de productos forestales en la región
En esta sección se identifican y determinan los productos, la oferta, demanda, orígenes y destinos de los mismos en la región. Para ello, se tomó y analizó la información disponible en las CAR de la jurisdicción y se complementó con una encuesta que se practicó a 50 propietarios de predios agrícolas y ganaderos. 208

Recuperación y aprovechamiento sostenible del recurso forestal - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

Caracterización de los productos
Los productos con mayor aprovechamiento y uso se identifican como: Para actividades de cocción de alimentos presentados en trozos de madera seca y dispuestas en un fogón rudimentario. Los propietarios de predios disponen aproximadamente unos 15 jornales por año dedicados al corte de ramas de árboles, recolección y almacenamiento de postes de cerca inservisible para dedicarlas como leña en su hogar. Cada hogar tiene un consumo promedio de 150 trozos (palos de leña) por mes, que representa un volumen de 1.5 m3 y un valor de $7.500/mes. En la región, comprendida por 11 municipios, se identifican catastralmente unos 4 mil predios rurales y otros 5 mil urbanos que usan en su gran mayoría la leña como combustible para la cocción de alimentos, por lo cual se establece que la demanda del producto podría representar unos $13.500 m3/mes, con un costo de $67.5 millones de pesos /mes, para un total de $810.0 millones de pesos /año (US$358.154 dólares / año). En su mayoría estos productos provienen de la zona rural de la región y se consumen en la zona rural y urbana de la misma.

Leña

Trozos de madera y astillas para postes de cerca Este producto representa el mayor volumen de madera que se demanda y consume en la región. De las cercas vivas, pequeños relictos y árboles aislados se cortan y se reemplazan los postes redondos inservisibles que tendrán una duración promedio de dos años. Asimismo, de árboles maduros y aislados provenientes de relictos y potreros de la región se extraen trozos en forma de astillas que también reemplazan a los postes de cercas inservisibles, con una duración promedio de cuatro años. Los trozos de madera y astillas para postes de cerca poseen una dimensión de 2.40 metros de largo y 0.10 metros de diámetro, en donde 30 postes o astillas conforman 1 m3. La unidad de postes o astillas puede costar entre $1.000 y $2.000 ($1.500 promedio) para un valor de $45.000 m3. Los propietarios acostumbran comprar astillas de especies maderables más resistentes a la humedad del suelo, adquiriéndolas en localidades vecinas como Nechí; Tarazá, Ayapel, Montelíbano, Montecristo a precios promedios de $3.000 astilla. Un predio con superficie de 150 ha puede usar 1.000 y 2.000 astillas cada año y otros 2.000 postes redondos, para fortalecer las cercas perimetrales e internas cada año. Dado el número de predios, el consumo y los precios anteriores, se puede decir que existe una demanda de 8 millones de postes redondos (266.666 m3 de madera) y 6 millones de astillas (200.000 m3 de madera) en la región, con un valor cercano a los $21.000 millones de pesos /año. Varetas y postes para establos y corrales Estos productos en su gran mayoría provienen fuera de la región por ser de especies durables y resistentes a la humedad y a hongos que pudren el producto. Las especies más usadas y aserradas son: Laurel (Nectandra sp), Amargo (Amalium sp), Punte (Pouteria sp), Polvillo (Tabebuia serratifolia), Fresno (Tapirira guianensis), Coco
209

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

(Lecythis sp), Trebol (Platymicium pinnatum), Masabalo (Vantanea magdalenensis) entre otras. Un número reducido de predios ganaderos puede adquirir este tipo de productos y construir los establos dado el alto costo de los mismos. Así, el 20% de los predios o fincas ganaderas poseen establos o corrales de vareta, que tienen una duración superior a los ocho años. Por ello, se estima un consumo mínimo para 800 predios (150 varetas y 100 postes por predio) de 120.000 varetas y 80.000 postes para la renovación de corrales y establos. Cada m3 posee 80 varetas (2.5 cm x 12 cm x 400 cm) y 6 postes (240 cm x 15 cm x 15 cm), en donde cada producto cuesta $4000 y $10.000, respectivamente. Dado lo anterior, se estima una demanda y consumo anual de 3.000 m3 de madera aserrada (6.000 m3 de madera en bruto – trozos) con un valor de $169.5 millones de pesos / año (US$ 74.947 dólares año).

Madera aserrada en bloques. La región produce algunas cantidades de este producto, en su gran mayoría de la especie Roble (Tabebuia rosea), proveniente de las zonas de planicie aluvial, de árboles aislados y cercas vivas de los predios y en menores cantidades otras especies como el Cedro (Cederla sp), Vara de humo (Cordia alliodora), Chingale (Jacaranda copaia). La mayoría de los volúmenes de madera aserrada en bloques (de 20 cm x 20 cm x 250 cm) son movilizados hacia el norte del país: Barranquilla, Cartagena y Sincelejo, y en menor proporción a Medellín y Bogotá.
Por su calidad en la fabricación de puertas, marcos, muebles; por su alta demanda y baja oferta estas maderas tienen un alto precio en el mercado nacional ($800 / pie tablar) que representa unos $180.000 / m3 (US$ 80/m3). Anualmente se aprovechan y movilizan unos 1.200 m3 elaborados (2400 m3 en bruto) con un valor promedio de $216 millones de pesos (US$5.500 dólares). En general, La Mojana no posee recursos forestales valiosos y productos para el mercado nacional y región Caribe, pero su contribución en la demanda interna es satisfecha a nivel de productos como leña, postes para cercas y algunas necesidades para vivienda (Anexos 8 al 12 del Estudio, CD-ROM).

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES Conclusión general
La región posee particularidades físico bióticas para obtener un desarrollo económico social sostenido e importante en el futuro. Sin embargo, la decisión de cambiar el actual modo de aprovechamiento de sus recursos, los sistemas de producción, la tenencia de tierra, el control de las inundaciones periódicas, la ejecución de infraestructura vial y la ampliación y mejoramiento de los servicios públicos y seguridad social, debe conducir a la región a cuantiosas inversiones y profundos cambios para lo cual ella no está preparada, requiriéndose un fortalecimiento institucional y de sus recursos humanos. 210

Recuperación y aprovechamiento sostenible del recurso forestal - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

Esa problemática de corto plazo no está resuelta y los intereses de cada agente económico tienen que ser entendidos por un grupo de altos expertos independientes que integren una Célula de Coordinación para el Programa de Desarrollo Sostenible de La Mojana, animada por un promotor de dimensión nacional.

Conclusiones respecto a los objetivos del estudio de recurso forestal
• La región no posee áreas en bosques importantes que permitan proponer actividades de aprovechamiento y uso para el crecimiento y desarrollo de la misma. El bosque denso es mínimo y merece conservación. • La región posee áreas importantes en suelos para conservar y proteger con actividades protectoras y productoras, y otras áreas en la parte aluvial aptas para reforestación y arreglos agroforestales con fines productivos. • Existen en la región una docena de especies vegetales arbóreas con amplia adaptabilidad a las condiciones hidroclimáticas y fisiográficas, con excelentes rendimientos y buena aceptación en los mercados regional y nacional. • Con excepción de algunas experiencias de reforestación en la década de los años setenta, en la parte alta de La Mojana (San Benito y Ayapel, con especies de eucaliptus spp), la región no cuenta con áreas artificiales de bosques. Las áreas anteriormente establecidas (1.200 y 800 ha respectivamente) se descuidaron y perdieron antes de su indicado aprovechamiento. • El mercado y comercialización de productos forestales en la región es débil y no juega un papel importante en su economía, pero sí en la economía de los propietarios de los predios agrícolas y ganaderos que cubren sus demandas de productos como la leña y postes de cerca con árboles procedentes de praderas ganaderas y cercas vivas. • En la región no existen programas de extensión, capacitación y educación orientadas a la conservación, protección, fomento y aprovechamiento sostenible del recurso forestal.

Recomendaciones
Están relacionadas con la caracterización, diagnóstico y conclusiones encontradas en la región.

Sobre aspectos generales de la región
• Aprovechar la vocación natural de la zona en calidad de gran ecosistema mayoritariamente de humedales para la conservación y aprovechamiento sostenido de sus recursos forestales bosque, pesca y fauna, con profundos cambios en los sistemas de producción actual, agresivos programas de promoción de actividades de conservación y rápidas acciones de educación y capacitación sobre los temas ambiental y sostenibilidad. 211

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

• Analizar, con mayores escalas, la capacidad de regeneración de los recursos naturales y establecer las tasas de aprovechamiento más convenientes para asegurar su permanencia y contribuir tanto a la erradicación de la pobreza como a la seguridad alimentaria de su población. • Estudiar con detenimiento que si bien las actividades orientadas al control radical de las inundaciones transformarán desventajosamente los ecosistemas es verosímil que habrá necesidad de intervenir en las entradas de agua del río Cauca en cuanto a lugares y volúmenes, a fin de asegurar las inversiones futuras en los sectores agropecuario, infraestructura, vivienda y equipamiento urbano. • Implementar actividades productivas en la parte alta de la región como la reforestación, zoocría y mejoramiento de praderas ganaderas para bajar la presión y demanda de los recursos naturales y el traslado periódico de la ganadería trashumante en los cuerpos de ciénagas, basines y humedales. • Contar con un plan de ordenamiento territorial basado en la potencialidad y vocación de sus áreas y suelos, que revierta en uso más eficiente y sostenible de sus ecosistemas hídricos, transicionales y terrestres. • Proyectar la compensación para el mejoramiento del ingreso y condiciones de bienestar, a través de mayores y mejores coberturas de los servicios sociales y públicos dada la baja viabilidad, por falta de voluntad política y generación de problemas sociales y a la poco probable aplicación de una reforma agraria. • Favorecer el fortalecimiento de las instituciones y sus recursos humanos como la vía más expedita para lograr un desarrollo endógeno y duradero de la región, en especial de las CAR y los currículos educativos. Se debe crear la célula de Coordinación del Programa de Desarrollo Sostenible de La Mojana, PDSM, dependiente del Departamento Nacional de Planeación y Plan Caribe.

Sobre los objetivos del estudio de recurso forestal
• Promover, gestionar y declarar la conservación del recurso bosque que queda en la región, con fines de preservar la biodiversidad y los pocos relictos con bosque natural. • Impulsar acciones y actividades de reforestación protectora – productora, para la conservación de los ecosistemas y oferta ambiental que supla la demanda del recurso: son eminentes en el corto plazo, preferiblemente en la parte alta de la región. • Estimular acciones de reforestación productora en la parte baja no inundable, con fines de desarrollo de cadenas productivas, generación de riqueza y empleo, sustitución de las actividades de ganadería y agricultura: son recomendables en el mediano plazo con especies nativas, en el centro – sur de la región. 212

Recuperación y aprovechamiento sostenible del recurso forestal - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

• Adelantar otras alternativas productivas que reemplacen y mejoren las actividades actuales: arreglos silvopastoriles y silvoagrícolas, en la zona de plano aluvial y Terrazas altas, para mejorar la producción de forraje y cosechas y evitar la trashumancia de la ganadería. • Implementar una agresiva y rápida agenda de educación y capacitación sobre lo ambiental, que partiendo de las características de la oferta actual, propenda por su conservación y fomento pues sin esto, es poco probable que la región logre conservar lo que queda de sus recursos naturales, la estabilidad de sus suelos y aguas. • Apoyar la organización y participación comunitaria, en especial de los propietarios: es inaplazable para el desarrollo de las actividades de conservación, recuperación y fomento de la cobertura vegetal, tarea que debería hacerse con mecanismos de incentivos y participación estatal.

213

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Desarrollo pecuario Desarrollo pecuario Desarrollo pecuario

[ Lino Torregroza Sánchez ]

El trabajo aquí descrito se adelantó en coordinación con el grupo pecuario de Corpoica (Regional 2), con productores y técnicos, talleres, visitas de campo y mediante el análisis de la información disponible. La principal actividad del sector pecuario es la producción ganadera: dentro del estudio los problemas se calificaron, tipificar on y jerarquizaron según su relación y grado de causalidad, elaborándose el árbol de los mismos. Como problema central se identificó la escasez de forraje causada por condiciones ambientales extremas manifestadas en inundación y sequía, baja capacidad empresarial, manejo inadecuado de potreros, rezago tecnológico, recursos humanos no calificados y falta de sistemas de información, originando en consecuencia, bajos índices productivos y reproductivos, inadecuada alimentación y nutrición y la práctica de la trashumancia. Bajo el concepto de que la función natural de la región como reguladora de caudales debe conservarse, se propone un proyecto de Transferencia de sistemas ganaderos eficientes, sostenibles y participativos con el objetivo esencial de mejorar los parámetros productivos y reproductivos utilizando la tecnología y el conocimiento disponible contextualizado a la región. También, se propone un proyecto de investigación para el desarrollo de modelos silvopastoriles que contribuyan a estabilizar la oferta forrajera, el reciclaje de nutrientes y diversificar la fauna y flora de la región. El marco conceptual que orienta las propuestas es la sostenibilidad, la competitividad y la equidad. Las estrategias son la zonificación con ordenamiento territorial, la organización de la comunidad, flexibilidad en los modelos de producción para adaptarse a la dinámica de las condiciones ambientales y el empleo de modelos pedagógicos que produzcan conocimiento significativo y autonomía.

214

Desarrollo pecuario - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

INTRODUCCIÓN
Antes de profundizar en los detalles característicos del sector pecuario conviene indicar que si bien no se dispone de información confiable sobre el sistema de la trashumancia, se plantea un estudio de esta práctica que permita modelarlo cuantificando y cualificando sus variables, sus interacciones y su impacto ambiental, técnico y socioeconómico. Para las economías campesinas, que presentan alto grado de vulnerabilidad y riesgo en su seguridad alimentaria, se propone un proyecto de validación y transferencia de sistemas integrales de producción, con el objetivo fundamental de mejorar el desempeño de estos sistemas mediante la incorporación de tecnologías blandas que promuevan la participación de la mano de obra familiar, contribuyan a la seguridad alimentaria y a la generación de excedentes con atributos de calidad. Ahora bien, en el sector pecuario dos sistemas modales de producción animal caracterizan a la región de La Mojana. • El primero, tiene como componentes especies menores -aves, cerdos, ovinos de carne- que en verdad conformaría un subsistema de los sistemas de producción mixtos, donde de manera integrada, se realizan actividades como agricultura, pesca, cacería, entre otras, las cuales son de gran importancia social por su participación en la seguridad alimentaria y la producción de excedentes para la población de más bajos recursos. En otros términos, estas actividades constituyen los sistemas de producción de economía campesina, que necesariamente tienen que ser abarcados por cualquier programa de desarrollo de la región. Desde el punto de vista técnico, estos sistemas de economía campesina se caracterizan por usar bajos o cero insumos, utilizar mano de obra familiar, la alimentación se basa en la utilización de residuos de cosecha, alimentación familiar y, en gran proporción, de la habilidad del propio animal para buscar su sustento. Por esta razón, los niveles de producción son bajos y, dado los mínimos costos, resulta atractivo para usuarios y de interés técnico y social. El análisis de estos sistemas deja en claro las posibilidades de ser mejorados, sin que pierdan sus características esenciales, mediante la ampliación del componente, agrícola, y un mejor arreglo de ellos, buscando aumentar la cantidad y calidad de los nutrientes para el consumo y los excedentes, de manera tal que el ingreso familiar mejore y se refleje en el bienestar de la población mojanera. • El segundo sistema modal del sector pecuario es la actividad ganadera sustentada básicamente en explotaciones de doble propósito; es decir, la producción de leche y al mismo tiempo la producción de un ternero, con modalidades productivas sumamente heterogéneas caracterizadas por su alta variabilidad tanto en su estructura como en su funcionalidad. Esta heterogeneidad viene dada por la composición de los grupos raciales, manejo sanitario y zootécnico, en particular el manejo alimenticio, tamaño de las fincas y su racionalidad tecnológica. 215

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Dada el área que ocupa, el número de animales y la población involucrada, esta actividad es de gran importancia económica y de impacto social. En efecto, alrededor del 75% del área considerada de vocación agropecuaria está dedicada a la producción bovina, creando, de hecho, un conflicto entre la vocación y el uso de la tierra. La población ganadera permanente en el interior de La Mojana es de aproximadamente 260 mil cabezas que pastan en un área de 213 mil ha de los sistemas predominantemente pecuarios y un poco más de 100 mil ha de un total de 17t320 ha del sistema de producción mixto (Anexos 4 y 5 del Estudio, CD-ROM). Periódicamente, durante la época de escasez de lluvias, la población ganadera puede incrementarse considerablemente debido al desplazamiento de ganado de las zonas altas de la sabanas de Córdoba y Sucre. Una característica de la ganadería regional es la trashumancia interna y externa. La primera se da desde las partes altas -sur de la región- hacia las partes bajas; mientras que la segunda -el traslado de animales de fincas ubicadas en las sabanas de Córdoba y Sucre- se da hacia las partes bajas, las cuales ofrecen forraje que queda disponible al replegarse las aguas de los bacines y ciénagas que caracterizan a la región, durante los períodos de escasa o nula precipitación, lo cual coincide con la baja en la disponibilidad y calidad de los forrajes de las partes altas y de las sabanas en mención. La actividad de trashumancia es centenaria y se puede considerar como un sistema autóctono de pastoreo tropical en zonas de comportamiento climático estacional y/o errático, que se basa en el traslado continuo del ganado entre medios naturales diferentes, pero complementarios y cercanos, en busca de condiciones propicias que permitan una producción moderada pero continua y relativamente estable a través del tiempo1 . Esta actividad crea controversia sobre su valor desde el punto de vista técnico, ambiental y social. En efecto, es casi generalizado en comunidades técnicas y científicas el concepto de que esta actividad frena el desarrollo de la ganadería, deriva problemas ambientales por un supuesto impacto negativo sobre la fauna y flora, genera poco empleo, desarrolla conflictos por el uso de la tierra desencadenando violencia y conflictos sociales. Por su parte, los practicantes de la trashumancia defienden esta actividad por constituir una alternativa de alimentación económica, poca rentabilidad pero estable en el tiempo, que hace renovación de la biomasa producida en las zonas bajas y en la que el estiércol constituye una fuente de alimentación para peces. Los conflictos sociales son generados entre otros por la ausencia del Estado y la falta de políticas de inversión social. Otro hecho muy importante de la trashumancia es la carencia de estudios serios y sistemáticos que verdaderamente indiquen sobre sus limitaciones y posibilidades y proyecten tareas para superar las primeras y potencializar las segundas; no obstante, es un hecho que esta actividad tiende a permanecer pero puede ser racionalizada de tal forma que contribuya más eficientemente al desarrollo de la región.
1 Moreno, R.E. Trashumancia Bovina: Una forma de enfrentar la estacionalidad climática en el bajo Magdalena. Trabajo presentado al curso Alternativa de alimentación en verano para ganadería tropical. Magangué, Cicadep-Fedegán-Egm, abril 20 de 1995.

216

Desarrollo pecuario - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

Limitaciones y posibilidades del sector pecuario en La Mojana
• Baja fertilidad natural de los suelos, específicamente en los niveles de nitrógeno y fósforo. • Pobre drenaje de suelos, presentando como consecuencia suelos saturados anaeróbicos. • Altas temperaturas ambientales y alta humedad relativa. ·Producción estacional de forraje, por inundaciones en las partes bajas y sequía en las partes altas. • Ambiente propicio para la presencia de plagas y enfermedades en plantas y animales. • Baja capacidad genética para producción de población bovina. • Mal manejo animal y de recursos forrajeros. • Ausencia casi total de registros técnicos y financieros. • Deficiente servicio de asistencia técnica particular o institucional. • Práctica de la trashumancia que dificulta la transferencia de tecnología. • Baja o nula disponibilidad de subproductos de la agricultura y de la agroindustria para la alimentación animal. • Baja capacidad empresarial de productores. • Mala gestión en el manejo de recursos. • Poco o ningún valor agregado al producto animal. • Deficiente comunicación interna y externa. • Deficientes servicios públicos. • Nulo desarrollo agroindustrial. • Baja presencia del Estado. • Precaria organización de la comunidad. • Alto índice de analfabetismo. • Decisiones políticas dominadas por el clientelismo. • Alta concentración de la tierra. • Privatización de la justicia y la solución de conflictos.

Limitaciones ambientales

Limitaciones tecnológicas

Limitaciones de gestión

Limitaciones de infraestructura

Limitaciones sociales, políticas e institucionales

Fortalezas y posibilidades de la ganadería
Al lado de las limitaciones enunciadas anteriormente también existen fortalezas y posibilidad de la ganadería que pueden ser resumidas así: • Suelos aptos para el desarrollo de una ganadería tropical sostenible y competitiva de bajos insumos. 217

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

• Posibilidades de agregar valor a los productos de origen animal y contribuir a la generación de más y mejores empleos. • Disponibilidad amplia de especies forrajeras adaptadas a la región. • Amplia disponibilidad de tecnologías para ser transferidas. • Tradición ganadera. • Disposición de los ganaderos para desarrollar sistemas alternativos tales como silvopastoriles o desarrollar conjuntamente con ganadería, sistemas forestales. • Sistema de producción flexible en su orientación, es decir, en dependencia del mercado, puede inclinarse hacia uno de sus productos: leche o carne. Las limitantes ambientales y tecnológicas para la ganadería regional se agruparon en catorce problemas principales, se calificaron, tipificaron y jerarquizaron según metodología propuesta2 , para construir la matriz de Vester, graficándose según sus niveles de causalidad y construir el árbol de problemas (Anexos 1 al 3 del Estudio, CD-ROM). Como problema central se identificó la escasez de forraje causada por condiciones ambientales extremas -inundación y sequía-, baja capacidad empresarial de los productores, manejo inadecuado de potreros, rezago tecnológico, recurso humano no cualificado y falta de sistemas de información, lo que en conjunto origina bajos índices productivos y reproductivos, inadecuada alimentación y nutrición, baja rentabilidad, con la obligación de practicar la trashumancia.

Problemática del sector pecuario en La Mojana
La acción conjunta de las limitaciones y debilidades de la región ha creado un escenario altamente vulnerable que se expresa en el deterioro del entorno productivo -precaria competitividad que finalmente se refleja en un incremento de la pobreza y el desempleo- creando conflictos y desplazamiento de la población. El sector pecuario, presenta un rezago tecnológico que se expresa dramáticamente en los índices productivos. En este sentido, la actividad ganadera presenta tasas de natalidad alrededor del 50%, la producción de leche esta entre 1,5 y 2,0 l/vaca/ día, los pesos al destete giran alrededor de los 120 kilos y la edad al primer parto sobrepasa los cuarenta meses. Bajo estas circunstancias productivas, la ganadería es de baja rentabilidad, generadora de poca mano de obra, descapitalizada y con bajos niveles de inversión. Adicionalmente, sus trabajadores observan deficiente conocimiento y formación agroempresarial. Por otra parte, las limitaciones estructurales y coyunturales de las economías campesinas colocan en riesgo la seguridad alimentaria de la población. Con base en el análisis de esta situación se da a entender claramente un déficit calórico y de otros nutrientes, especialmente en la gente más vulnerable: niños y ancianos. Si a los problemas tecnológicos se les suma el conflicto armado, la alta sedimentación originada fundamentalmente por la alta erosión de la región andina y la no aplicabilidad de la normatividad sobre protección al medio por la poca presencia del Estado, el resultado es un deterioro peligroso del ambiente que coloca en
2 Malagón, R. & Prager, M. El enfoque sistémico: una opción para el análisis de las unidades de producción agrícola. Universidad Nacional de Colombia, Sede Palmira, 2001. 190 p.

218

Desarrollo pecuario - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

riesgo la sostenibilidad de La Mojana, especialmente en lo que concierne a su función natural, es decir, reguladora de caudales y proveedora de recursos como la fauna y la flora.

Justificación
Desde el punto de vista técnico, la ganadería de la región, presenta un escenario muy propicio para adelantar un agresivo programa de transferencia de tecnología. Existe suficiente y apropiada tecnología para impactar significativamente la productividad de la actividad ganadera. Además, muy cerca de la región, existen instituciones capaces de realizar un programa de extensión de esta naturaleza. Adicionalmente, con el mejoramiento de los índices productivos, la ganadería regional podrá ceder tierras para adelantar programas agrícolas o forestales sin que se afecte su participación en el producto interno bruto de la región. Obviamente, para que la ganadería ceda tierras a actividades alternativas dependerá de la aceptación social y la competitividad de las otras actividades. Bajo las circunstancias de La Mojana el proyecto de transferencia de tecnología debe proporcionar conocimiento significativo, es decir, habilidades cognitivas e instrumentales para que sus pobladores sean capaces de identificar problemas y plantear soluciones. Desde el punto de vista ambiental, la actividad ganadera está asociada a problemas de sobrepastoreo, desertificación y deforestación, es decir, con daños al medio ambiente, pero no debe desconocerse que estos daños varían en función de las oportunidades y obstáculos que encuentran los sistemas ganaderos y de los marcos institucionales y normativos donde se desarrollan3 . Menos conocido es que la ganadería puede incidir con factores positivos en el ambiente, desempeñando un papel importante en el ordenamiento sostenible de los pastizales, la protección a la fauna, flora silvestre y otras formas de biodiversidad y el aumento de la fertilidad del suelo y el ciclo de nutrientes. Sistemas silvopastoriles, pueden constituir una alternativa interesante para La Mojana en el marco de las tendencias más realistas que se manifiestan en la actualidad respecto al uso de sistemas sostenibles en la agricultura. En este sentido, es necesario y se justifica desarrollar investigación que proporcione información y conocimiento sobre sistemas silvopastoriles bajo el entorno socioeconómico y ambiental de La Mojana. La seguridad alimentaria en un escenario de tanta fragilidad como La Mojana, tiene que constituir una alta prioridad en un programa de desarrollo y propuestas encaminadas a su solución. La práctica de la trashumancia, por su importancia interna y el entorno de La Mojana debe contar con indicadores claros y precisos, producto de un estudio serio y sistemático; a falta de ello, como ocurre actualmente, justifica el desarrollo de un proyecto de caracterización que conlleve a un entendimiento de su complejidad y posibilite el surgimiento de otros proyectos.
3

Mearns, R. «Livestock and environment. Potential for complemantarity» en: World Animal Review. FAO, 1997. N. 1:2-13.

219

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Marco conceptual para el desarrollo pecuario
Las propuestas de proyectos están orientadas conceptualmente por los criterios de sostenibilidad, competitividad y equidad. Dentro de los aspectos de sostenibilidad es básico y fundamental entender la función natural de La Mojana como reguladora de caudales de las principales fuentes hídricas del país, es decir, que decisiones al respecto no son sólo competencia de la región sino de casi todo el país. En principio y en opinión de la consultoría, esta función de La Mojana debe preservarse. Por tanto, el ordenamiento territorial y ambiental que defina las zonas de reservas, de protección y de producción, es una herramienta de primer orden para planear un desarrollo sostenible de la región. Bajo ese marco de ideas, los perfiles de proyectos que se plantean aquí son para ejecutarse en las zonas definidas como aptas para el desarrollo agropecuario. El concepto de equidad lleva implícito el concepto de democratizar las oportunidades de acceso a los medios de producción, a la información y, en última instancia, a la oportunidad de plantearse su propio desarrollo. En tal sentido, el programa en general debe insertar en todas sus actividades un modelo pedagógico con perspectivas emancipadoras. Por último, si bien es cierto que se proyecta un desarrollo para el sector pecuario, hay que entender que estas propuestas son abstracciones intencionales de sistemas multipropósitos y multifuncionales que serían los aconsejables para La Mojana en concordancia con su oferta ambiental.

Visión
En quince años, los indicadores productivos y económicos del sector pecuario de La Mojana son competitivos en los mercados nacionales e internacionales, participan positivamente en el desarrollo rural con seguridad alimentaria y su estructura tecnológica y social es amigable con el ambiente, sin interferir con la función natural de la región.

Misión
Mejorar la eficiencia de los sistemas de producción pecuarios y desarrollar sistemas alternativos que contribuyan al bienestar de sus pobladores preservando la base de los recursos naturales y sus funciones.

Objetivo general
Generar estructuras de producción pecuaria sostenibles y competitivos que contribuyan al desarrollo rural con seguridad alimentaria de la región de La Mojana. En este contexto, se plantean diversos proyectos para el sector pecuario. 220

Desarrollo pecuario - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

Proyectos productivos Implementación de modelos eficientes de producción bovina en la región de La Mojana
Objetivo general Implementar modelos de producción eficientes y socialmente aceptados con base en la tecnología y conocimientos disponibles para aumentar los niveles de producción que impliquen procesos vinculados a cadenas productivas. Objetivos específicos • Incrementar la tasa de natalidad de la ganadería regional mediante el manejo de la lactancia, la disponibilidad y calidad de las pasturas y gestión de este parámetro. • Implementar un manejo racional de las pasturas, con división y manejo de potreros y prácticas que tributen a un mejoramiento en la calidad y disponibilidad de alimento. • Aumentar los niveles de producción de leche y carne por animal y por unidad de superficie mediante el manejo integral de los sistemas productivos. • Transferir sistemas sencillos de toma y análisis de datos de los sistemas de producción que contribuyan a una gestión eficaz y eficiente. • Implementar sistemas de mejoramiento genético basados en la selección de los padres de las futuras generaciones. • Validar y ajustar estrategias de alimentación para fases y épocas críticas. • Perfeccionar la calidad del producto animal -leche y sus derivados- mediante procesos técnicos e higiénicos. • Mejorar la salud animal mediante la transferencia de esquemas de control de plagas y enfermedades.

Descripción del Proyecto
Localización El proyecto será ejecutado en fincas pertenecientes al sistema de producción A predominantemente pecuario- que presentan suelos aeróbicos y anaeróbicos, donde predominan los pastos nativos, principalmente, e introducidos (Anexo 3 del Estudio, CD-ROM), pastoreados por bovinos del sistema doble propósito, manejados por productores propietarios de tierra, en predios mayores de 20 ha, que practican trashumancia interna. Asimismo, distribuidos espacialmente en el ecosistema predominantemente terrestre en los municipios de Ayapel, Nechí -este último correspondiente a La Mojana- exceptuando la parte central de esta zona, parte centro-sur del municipio de Guaranda, la parte sur de Majagual, el sur del municipio de San Benito Abad e inclusiones en la parte centro-sur del municipio de Sucre, y el ecosistema de transición en el área de los municipios de San Marcos y Caimito que corresponden a la margen derecha del río San Jorge y en la parte sur del municipio de Achí.
De igual manera, se desarrollará el proyecto en el sistema de producción C, ubicado en suelos anaeróbicos, con inundaciones periódicas entre tres y siete meses, sembrado con pastos nativos, siendo las otras características iguales al sistema A, 221

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

sólo que la trashumancia es externa, es decir que los animales se movilizan en los períodos críticos entre las sabanas colinadas y la región de La Mojana. Este sistema de producción está distribuido en el ecosistema de transición en todo el municipio de Achí que corresponde a La Mojana, una pequeña franja alrededor de la margen derecha del río San Jorge y la margen izquierda del caño Viloria. En el ecosistema hídrico en la parte suroriente de Magangué, la parte norte del municipio de Sucre, la parte norte del San Benito; y en el ecosistema terrestre con inclusiones en la parte sur de Sucre, una franja en la parte suroccidental del municipio de Majagual e inclusiones en el noroccidente del municipio de Ayapel.

Estructura del proyecto Para el cumplimiento de los objetivos se tendrán modelos de fincas diseñadas con una parte estructural -división de potreros con cercas eléctricas alimentadas con paneles solares o de red, acueducto interno y sistema de toma y análisis de información- y una parte tecnológica: prácticas de manejo de praderas, reproducción, producción, higiene, producción de alimentos para épocas críticas.
La necesidad de introducir cercas eléctricas obedece al hecho de observar menor costo y mayor durabilidad que cercas de alambre de púas, aunque la inversión inicial sea alta. Se pretende establecer sistemas de pastoreo rotacional que han demostrado ser más eficiente para incrementar los parámetros productivos de la actividad ganadera. Esta implementación de rotaciones dependerá de la disponibilidad de agua: el modelo plantea la construcción de un acueducto interno para consumo animal. Los costos de la infraestructura para diferentes tamaños de fincas figuran en los anexos 8 y 9. Estos diseños ofrecen la suficiente flexibilidad para ser acomodados en concordancia con los deseos de los productores y recomendaciones técnicas pertinentes. El modelo tecnológico que se implementará en las fincas escogidas es de bajos insumos o de tecnologías blandas, manejadas integralmente, así: para el mejoramiento de la tasa de natalidad se pondrá en práctica la interrupción temporal de la lactancia y/o del amamantamiento, ITA, según la metodología propuesta4 , la cual ha sido validada y ajustada en las regiones altas de Córdoba y Sucre, complementada esta actividad con una estrategia de alimentación para fases -primer tercio de la lactancia y último tercio de la preñez- y épocas críticas -inundaciones y sequía- utilizando para ello cultivos como la caña -tradicionalmente sembrada en la región, suplementada con nitrógeno no proteico y subproductos de la agroindustria local -salvado de arroz o de maíz- y forraje de árboles leguminosos, según metodología propuesta5 . Como quiera que en los sistemas de producción C, se practica la trashumancia externa, se propone para las fincas ubicadas en las sabanas modelos iguales a los planteados para el interior de La Mojana, agregando, tal vez, el uso de técnicas de conservación de forrajes -ensilaje de maíz- cuyos costos contiene el anexo 10, y quizás la construcción de represas lo suficientemente grandes y profundas para disponer de agua para su distribución en la fincas. De hecho, esta propuesta será complementaria a lo planteado en el proyecto de silvopastoreo justamente para ser ejecutado en esta zona.
González, M. Manejo del amamantamiento como una alternativa para mejorar el desempeño reproductivo en el ganado bovino. Boletín técnico, No. 3. ICA-Corpoica, 1994. Torregroza, L.; Vega, A.; Custode, G. Caña de azúcar-urea, salvado de arroz y semilla de algodón en la alimentación de terneros de levante en época seca. Revista MVZ-Córdoba, 2(2):3-9, 1997.
4 5

222

Desarrollo pecuario - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

Al mismo tiempo se establecerá un manejo racional de las pasturas mediante sistemas rotacionales -de dos o más potreros- ajustando las mejores combinaciones de calidad y cantidad que posibilite determinar la capacidad de soporte o presión de pastoreo sostenible de los diferentes ecosistemas ganaderos. Las divisiones necesarias para las rotaciones se harán con cercas vivas provenientes de árboles leguminosos que suministren forraje de calidad y que sean originarios de la zona o hayan demostrado adaptabilidad a las condiciones ambientales de la región. En su defecto, podrán usarse combinaciones de árboles forrajeros, maderables y aquellos que suministren leña. Donde sea necesario, especialmente en pastura donde predominan especies introducidas, se harán aplicaciones de fertilizantes químicos u orgánicos o combinados. La mayoría de las acciones anteriores requiere de un sistema de información que permita formular indicadores para la toma de decisiones exitosas. Este sistema de información se construirá con base en los datos obtenidos en las fincas y su entorno, es decir, sus componentes tienen elementos de la dinámica ambiental, de la producción y de la comercialización. En esencia, los registros propuestos para el proyecto serán sencillos, fáciles de manejar y de interpretar, existiendo en efecto diferentes modelos que se propondrán a los productores para que elijan el más adecuado a sus necesidades. El mejoramiento genético propuesto será sencillo y consistirá en la selección de las mejores hembras y reproductores mediante el análisis de la información de los parámetros productivos y reproductivos, utilizando la metodología propuesta por estudiosos del tema6 . Dado que la forma práctica de comercializar la leche en la región es convertirla en queso, se mejorará la calidad tanto de la leche, como de su transformación interviniendo los procesos de ordeño para obtener un producto más higiénico al igual que los procesos de la elaboración del queso incrementando su calidad y presentación, usando los protocolos de procesamientos de lácteos disponibles en la Universidad de Córdoba. La salud animal se garantizará utilizando tecnologías limpias, especialmente vacunas destinadas al control de enfermedades infecciosas y planes estratégicos para el control de enfermedades parasitarias. Cabe resaltar en esta propuesta la capacidad regional y la participación de instituciones como Corpoica, ICA, Universidad de Córdoba y Sucre y Corpomojana, con el fin de llevar a cabo los procesos de transferencias contenidos en el proyecto.

Actividades • Creación y consolidación de las organizaciones de productores en cualquiera de sus formas. • Selección de fincas con la capacidad para adelantar los proyectos.
6 Ossa, G.; Manrique, C.; Torregroza, L. «Cómo utilizar los registros para evaluar animales en fincas» en: Revista El Cebú N 296:23-28, 1997.

223

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

• Capacitación en los aspectos tecnológicos y de gestión para el logro de la interiorización de los diferentes modelos de fincas y sus posibles modificaciones. • Entrenamiento o selección de un técnico en planificación de crédito para el desarrollo de estas funciones. • Implementación en las fincas de los modelos ganaderos, empezando por aquellas actividades que no requieran de infraestructura, por ejemplo, numeración de animales en las fincas que no la tengan; sistema de suspensión temporal de la lactancia; sistemas de registros, análisis continuo de la información generada y toma de decisiones, entre otros. Mientras se instala la infraestructura para la cerca eléctrica, se procederá a practicar sistemas alternos de manejo de praderas de acuerdo con la disponibilidad de potreros en las fincas. • Análisis de los indicadores económico y ambiental de las diferentes fincas en forma rutinaria, de tal manera que se realicen oportunamente las modificaciones necesarias. Estos análisis servirán para las labores de transferencia a través de días de campo, talleres, conferencias y reuniones, de tal manera, que estas actividades de la primera fase constituirán un grueso de las actividades de capacitación de la segunda y tercera fase del proyecto. • Presentación anual de un informe completo de las actividades y resultados para su discusión al interior del programa y su versión para discusión ante las organizaciones de productores. La conclusión de cada fase tendrá lugar cuando se tenga un informe general que contendrá los resultados del proyecto incluyendo además los artículos, cartillas y cualquier otro medio utilizado para la divulgación de los componentes tecnológicos, ambientales y de gestión.

Producto esperado La ejecución del proyecto, con relación al número de productores involucrados y al área afectada, se dividirá en tres fases de cinco años cada una. En la primera fase se atenderán 60 productores, 20 serán propietarios mayores de 100 ha pero menores de 200 y, 40 propietarios con áreas entre 20 y 100 ha, para un total de 5 mil ha en la primera fase. El número de animales que recibirán los beneficios se calcula en alrededor de 75 mil cabezas.
El número de usuarios, de área y de animales nuevos para la segunda fase será duplicado, es decir, 10 mil ha, 120 productores y 15 mil cabezas. Igual cantidad se involucrará en la tercera fase. Se espera entonces, que al final de los quince años de duración del proyecto se atenderán directamente por el programa 300 productores, 25 mil ha y 37.500 bovinos. Partiendo de la hipótesis de que los modelos de fincas propuestos tienen viabilidad económico-ambiental y aceptación social, es de esperarse que en el transcurso del desarrollo con el número propuesto de propietarios, voluntariamente otros productores se involucren: el programa facilitará su vinculación. Igualmente, habrá flexibilidad para reducir la duración de las fases y al mismo tiempo incrementar las metas numéricas planteadas. En términos productivos los productos esperados serán: • incremento del 10% en el porcentaje de natalidad, debe pasar del 50% actual al 60% mínimo 224

Desarrollo pecuario - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

• aumento en la producción de leche por vaca día, pasará de 1.5 l/vaca/día, a 3.0 l/vaca/día • incremento en 160 k promedio, del peso al destete de las crías, frente a los 130 kilos promedio actuales • aumento de la producción de leche y terneros destetados por hectárea, mediante el incremento en la carga animal -de 1 cabeza/ha pasar a 1.5 cabeza/ha –y su combinación con aumento en la producción por animal • incremento del precio al productor de queso en un 20% como resultado del mejoramiento en su calidad. A nivel de finca, el incremento de la natalidad expresada como un mayor número de vacas en producción, combinada con una mayor producción por vaca y un mayor peso al destete de las crías e incremento en la calidad del producto- debe elevar el margen neto en un 40%. En términos económicos, se prevé un incremento en el margen neto por hectárea / año alrededor de $240 mil, es decir, que las 25 mil ha involucradas en la propuesta, generarán cerca de 600 millones de pesos adicionales. Si se piensa que el potencial del área donde se puede adoptar la tecnología giraría en torno a las 150 mil ha, se estaría hablando de $36 mil millones de incremento en las ganancias del sector ganadero. En el aspecto social, se ha presupuestado la generación de un puesto de trabajo por cada 100 ha, además de mejorar la capacidad empresarial de las personal involucradas en la producción.

Servicios complementarios y de apoyo a la producción Crédito: Es necesario disponer de crédito suficiente y oportuno para el financiamiento de las infraestructuras de cercas eléctricas y del acueducto interno. Esta última actividad tiene ICR, pero la primera no, por tanto sería deseable que se incentivara de alguna manera.
Organización de los productores: Es necesario la organización de productores, para facilitar el acceso a los servicios del programa en todos sus aspectos: créditos, capacitación y asistencia técnica, entre otros. Capacitación: La implementación de nuevas tecnologías, requiere además de la información y el conocimiento tecnológico que se debe impartir, elementos de gestión empresarial que den habilidades y destrezas a los productores para manejar eficientemente el negocio ganadero orientado a mejorar las condiciones actuales de insostenibilidad de los procesos productivos, con mayor producción, rentabilidad, equidad, competencia en los mercados y menor impacto sobre los recursos naturales, es decir, hacer compatible la función de producción de bienes de mercado, con la función de proveer bienes y servicios ambientales. Electrificación rural: Es de vital importancia tanto para la implementación de los diferentes modelos de fincas como para agregar valor al producto animal, específicamente para el procesamiento de leche y sus derivados. Fundamental para el desarrollo agroindustrial de la región. 225

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Transformación del producto animal: La leche por ser de carácter perecedero, oscilación de precio, alto contenido de agua hace costoso su transporte en la región. Es necesario mejorar la calidad del queso, que empieza en el ordeño, cuyo mejoramiento se prevé en la propuesta, pero debe ser continuo con nuevos productos. En resumen debe elaborarse una propuesta complementaria de desarrollo agroindustrial para la leche por parte de expertos en el tema. Servicio de información meteorológica: Herramienta importante para estos sistemas de producción que son trashumantes. Por otra parte, la modernización de la ganadería regional, reflejada en incrementos de los indicadores zootécnicos, motivará, como ha sucedido en regiones cercanas, la iniciativa particular para establecer sistemas de comercialización a través de subastas y de establecimientos de centros de acopios y de enfriamientos para la leche, aunque este último aspecto requerirá, en principio, de la iniciativa y apoyo del Programa (Cuadro 1 y 2 del Estudio, CD-ROM).

Análisis financiero proyecto ganadería doble propósito
Calculado para 1 ha con instalaciones eléctricas y acueducto interno financiado en 80% del costo total y calculado para una finca de 50 ha.
Item Producción leche/ha./año Kilos carne desteto/año Precio kilo leche Precio kilo carne Ingreso por leche ha./año Ingreso por carne ha./año Ingresos totales ha./año Costos fijos y variables Costos financieros Pago capital Costos totales Beneficios netos Rentabilidad (%) Año 1 1350 144 400 2400 324.000 345.600 669.600 270.000 52.470 0 322.470 347.130 107,6 Año 2 1350 144 400 2400 324.000 345.600 669.600 270.000 52.470 0 322.470 347.130 107,6 Año 3 1350 144 400 2400 324.000 345.600 669.600 270.000 52.470 327.940 650.410 347.130 53,3 Año 4 1350 144 400 2400 324.000 345.600 669.600 270.000 39.353 327.940 637.293 360.247 56,6 Año 5 1350 144 400 2400 324.000 345.600 669.600 270.000 262.35 327.940 624.175 373.365 59,8 Año 6 1680 360 400 2400 672.000 604.800 127.6800 480.000 13.112 327.940 821.052 455.748 55,5

Duración del Proyecto: Quince años.

Subproducto instalación de procesadoras de leche en La Mojana
Resumen En un periodo de dos años se instalarán 20 procesadoras de leche distribuidas estratégicamente en la región de La Mojana con los objetivos de agregar valor al productor animal, facilitar el transporte del producto e incrementar los ingresos de los pequeños productores de doble propósito. El proyecto comprende actividades de capacitación a los productores y a los técnicos de la región a fin de fortalecer la capacidad institucional. El costo de instalar una unidad de procesa226

Desarrollo pecuario - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

miento es del orden de $18.550.000 (US$6870,3), necesitándose crédito por valor de $14.840.000 (80% del costo) para cubrir los gastos de instalación y gastos de operación.

Introducción Las condiciones de comunicación interna y externa de La Mojana son en extremo difíciles cuando no imposibles, lo que hace costoso el transporte de los productos de origen agropecuario, restando, rentabilidad a la actividad. Los productores de los sistemas ganaderos de doble propósito contrarrestan, en parte, esta situación, transformando la leche producida en queso o vendiéndola a intermediarios que fabrican este producto, sometiéndose en este último caso a precios muy bajos o, peor aún, a que no le compren su producto en épocas de abundancia, especialmente a pequeños productores, quienes por su volumen de producción son bastante vulnerables a sufrir esta situación.
Por otra parte, el producto del procesamiento de la leche, especialmente el queso, es de baja calidad higiénica, escasa eficiencia en su proceso, y poca diversificación haciéndolo, de hecho, menos competitivo en los mercados regionales y nacionales. A pesar de todo lo anterior, es claro que existen evidentes posibilidades de mejorar los ingresos de los productores mediante su capacitación y, fundamentalmente, su asociación, que permitiría, entre otros efectos positivos, acceder al crédito, mejorar y diversificar su producción, facilitando al mismo tiempo su comercialización para finalmente incrementar sus ingresos, lo cual se reflejará en un mejor bienestar y seguridad alimentaria de los pobladores de la región. La necesidad de agregar valor a la leche, facilitar su mercadeo y comercialización, incrementar los ingresos de los productores, facilitará e incentivará la ejecución de un programa de modernización de la ganadería regional pues, garantizaría la absorción de los aumentos en los niveles de producción esperados. Todo lo anterior justifica la necesidad de proponer y ejecutar un proyecto de esta naturaleza.

Justificación

Descripción del Proyecto
Localización El proyecto será ubicado en veinte sitios, de los cuales quince estarán en ecosistema predominantemente terrestre, y cinco se instalarán en la zona de transición y en el ecosistema predominantemente hídrico. No se especifican las localidades porque dependerá de la selección de los productores previamente asociados. En todo caso, algunas consideraciones son pertinentes para la escogencia del sitio: electrificación -preferiblemente- facilidad de acceso para la entrega de leche como de la comercialización del producto transformado, número de pequeños productores, entre otros. Estructura El proyecto será ejecutado en dos años, durante los cuales 200 a 300 pequeños productores menores de 20 ha de propiedad, aunque en algunos sitios podrían
227

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

ingresar propietarios hasta de 50 ha, formarán 20 grupos asociativos o cooperativos, para recibir capacitación sobre el procesamiento de productos lácteos de calidad higiénica y nutricional, el manejo y gestión de una pequeña planta de procesamiento de leche -500 l diarios, 60 k de variedades de queso- y finalmente construir y operar la empresa de lácteos. Los productores asociados para la ejecución del proyecto serán al mismo tiempo ejecutores del proyecto de implementación de modelos eficientes de producción bovina en la región de La Mojana, propuesto en este mismo documento. El programa de capacitación será de cuarenta horas en cada sitio o para cada asociación, incluyendo profesionales del sector vinculados con instituciones municipales o estatales, cuyos ejes temáticos girarán sobre la producción eficiente e higiénica para producir diferentes tipos de queso -costeño picado y amasado, campesino, quesillos, tipo momposino de capas, mozzarella, risoto- procesamiento de leche fermentada para la producción de yogurt, suero costeño, boliyur y kumis, al igual que el manejo de subproductos como el suero dulce para la alimentación animal, cerdos, básicamente. El proyecto contempla una asesoría a los grupos asociativos para el diseño adecuado en la distribución de una planta quesera, elección y compra de equipos y herramientas, entrenamiento al personal en el manejo de equipos, detergentes y desinfectantes y pasos a seguir para hacer una adecuada limpieza y desinfección de equipos, sistemas y asesorías para la implementación de microlaboratorios que permitan hacer el control de calidad a la leche recibida en la planta.

Servicios complementarios y de apoyo a la producción

• Asociación de los productores lo suficientemente motivados y conscientes del programa a ejecutar. • Disponibilidad y facilidad de acceso a créditos. • Mejoramiento de la infraestructura vial. • Disponibilidad de servicio de energía eléctrica en los sitios escogidos para el montaje de la planta procesadora de leche. • Mayor presencia y capacitación de los organismos municipales como las Umatas. Con la ejecución total del proyecto se esperan los siguientes productos: • generación de un puesto de trabajo permanente con salario mínimo en cada una de las plantas de procesamiento de leche, es decir, se generarán un total de veinte puestos de trabajo en la zona • beneficios directos a 200 o 300 productores, pequeños ganaderos por la seguridad de absorber la totalidad de la leche producida, lo que garantiza un flujo de caja permanente para los ganaderos • beneficios directos a productores no asociados por poder contar permanentemente con una empresa que le puede recibir la leche a precios competitivos • incremento de la capacidad de gestión de los usuarios del programa lo que a la larga puede motivar para el desarrollo de otras empresas que agreguen valor a productos agropecuarios

Producto esperado

228

Desarrollo pecuario - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

• realización de reuniones con la comunidad en el primer año, y así sucesivamente • constitución, legalización y capacitación de grupos asociativos • compra de equipos y arreglos locativos • instalación y funcionamiento de la planta (Cuadro 3 del Estudio, CD-ROM).

Cronograma de actividades

Validación y transferencia de sistemas integrales de producción para economía campesina
Mejorar el desempeño de los sistemas de economía campesina, mediante incorporación de tecnologías blandas que promuevan la participación de mano de obra familiar, contribuyendo a la seguridad alimentaria y a la generación de excedentes con atributos de calidad que los habiliten para su incorporación a las cadenas productivas.

Objetivo general

• Mejorar el comportamiento productivo de los componentes pecuarios de las economías campesinas mediante el manejo integral de la salud y la nutrición con recursos producidos en la finca o parcela.

Objetivos específicos

• Contribuir a la seguridad alimentaria de las familias campesinas mejorando el desempeño, el arreglo y las interacciones de sus componentes de tal manera que garanticen la disponibilidad, total o parcial, y calidad de los requerimientos energéticos y de nutrientes o generen los recursos económicos necesarios para la satisfacción parcial de ellos.

Descripción del proyecto
Dado que una característica fundamental de las economías campesinas es el arreglo o combinación de cultivos agrícolas y especies pecuarias conjuntamente con actividades de pesca o caza, su tratamiento implica un manejo multidisciplinario, por tanto, un mejoramiento en la alimentación de los animales -aves, cerdos, rumiantes- dependerá, en última instancia, que se produzcan en la parcela productos o subproductos que, además de servir como fuente de alimento para la familia, produzca excedentes para contribuir a mejorar la dieta de los animales. El proyecto buscará incrementar los niveles productivos mediante la transferencia de planes preventivos -básicamente vacunaciones- y curativos de los problemas sanitarios de importancia económica y con el desarrollo de núcleos energéticos y proteicos con fuentes producidas en la parcela, permitiendo al mismo tiempo el pastoreo de los animales aprovechando la oferta natural y la capacidad de ellos para rebuscarse su alimento.

Localización Se escogerán doce sitios localizados estratégicamente en las diferentes zonas y diferentes sistemas productivos para implementar modelos de parcelas cuyos 229

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

componentes agrícolas, pecuarios y/o extractivos cumplan con los requerimientos nutricionales según las tablas de referencia del ICBF.

Propuesta Gallinas ponedoras
• Se implementarán pequeños sistemas de gallinas ponedoras de razas mejoradas así: 20 pollitas -se comprarán 22, bajo el supuesto de 10% de mortalidad- instaladas en un área encerrada de 2m2, durante ocho semanas, alimentadas con concentrado, preferiblemente fabricados con materias primas producidas en la parcela, con sistema de calefacción artificial -lámpara eléctrica, si se dispone de luz- o lámpara de kerosene o gas disponible en los mercados locales. Durante las ocho semanas el consumo esperado de alimento concentrado será de 1.700 g por animal, con un valor comercial de $750 el k, por tanto el valor total del alimento por animal será de $1.275 (US$ 0.47), para las 20 pollitas: el costo de este rublo durante el período alcanzará $25.000 (US$9.26). • En la etapa de levante que va de la semana 8 a la semana 20, la dieta está compuesta por el 50% de concentrado complementado con el pastoreo rotacional en la parcela permitiendo que el animal coseche el resto de su alimento. Durante este período, el consumo de alimento concentrado por animal será de 1.700 g, que comercialmente tiene un valor de $775, es decir, que en el período, el valor del alimento consumido será de $1.313,5, para un valor de las 20 pollas de $26.350 (US$9.76). • En la etapa de producción con una duración de 50 semanas -350 días- a dieta de las gallinas consistirá de un 30% de concentrado y el resto deberá ser proporcionado por el pastoreo. Siendo así, el consumo de concentrado alcanzará 12.075 kilos -en condiciones de confinamiento total, una gallina debe comer 115 gramos día de concentrado, es decir, alrededor de 40.25 k en los 350 días de producción. Comercialmente el kilo de concentrado gira en torno a $562, lo cual significa que el valor gastado por unidad animal en el período de producción será de $6.786 (US$2.51) y las 20 gallinas tendrán un gasto total de $135.720 (US$50.3). El plan sanitario preventivo de riguroso cumplimiento consistirá de cuatro vacunaciones contra newcastle, dos vacunaciones contra viruela aviar y dos dosis contra coriza y pasterella, por un costo en el mercado total $1.188 para las 20 aves. El costo de las pollitas es de $1.800 (US$0.67), se deben comprar 22, para un valor total de $39.600 (US$14.67). Se necesitará un comedero y un bebedero por un valor de $10.000 cada uno, con una vida útil de cinco años, mínimo. Las instalaciones iniciales para la crianza, sitios de posturas y dormideros, división de potreros, pueden alcanzar un valor de $200.000, igualmente amortizables en cinco años. Así las cosas, se cargarían por año $44.000 por concepto de instalaciones, bebederos y comederos. 230

Desarrollo pecuario - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

En resumen, el costo total para tener 20 gallinas en producción estaría en el orden de $299.043 (US$110.76), incluyendo $27.186 de imprevistos (10%), desde luego, esto bajo el supuesto que la familia tenga que comprar todo el concentrado necesario y los materiales para las instalaciones. Los intereses anuales de los costos (16% anual) serían de $47.847, durante el período (555 días) alcanzarían la suma de $72.488, por tanto el proyecto por familia tendría un valor de $371.531 (US$137.6). Este proyecto contempla el establecimiento de centros pilotos de producción porcina con el fin de generar los cerdos que necesite cada pequeño productor para el montaje de su proyecto familiar ya sea levante y ceba o reproducción y cría de acuerdo a su vocación o necesidad. Cada centro piloto tendrá 20 cerdas de raza mejorada y un reproductor de raza criolla o nativa, contando con la infraestructura necesaria como son jaulas de maternidad, jaulas de gestación, corrales, piso de cemento y techo de palma de la región y disponibilidad de un área de una ha para posibilitar el pastoreo de los animales. Igualmente, estos centros constarán de una bodega, un molino de martillo y una mezcladora vertical u horizontal. Los parámetros zootécnicos que se manejarán en estos centros pilotos son: fertilidad 90%, destete a la 5 semana, lechones nacidos vivos 10, mortalidad de lactante 10%, lechones destetos por camada 9, relación hembra/macho 20:1, alimentación de cerdas lactantes con concentrado (60% de sus necesidades) y pastoreo; lechones hasta 25 k 100% de sus necesidades serán satisfechas con alimento concentrado; partos año 2.0; ganancia diaria por lechón 0,715 k. Los costos de inversión previstos para los centros son: instalaciones $2.500.000; molino $1.500.000; mezcladora $1.500.000, es decir, $5.500.000 (US$2037) en total, amortizado en 5 años se pagarían $1.100.000 (US$407.4) anualmente, lo que a la larga representa un costo de $55.000 por animal. Los costos de alimentación son consumo de 3 kilos diarios de concentrado durante la lactancia (35 días) y último tercio de gestación (30 días) para un total de los dos períodos de 195 k con valor de $390, arroja un gasto de $76050 por dos partos anuales, sumaría $152.100 (US$56.33), para un gasto anual del centro de $3.042.000 (US$1126.7). De otro lado, consumo de 2 kilos de concentrado durante 235 días al año, tiempo que no está en gestación y lactancia, da un consumo total de 470 k que al valor de $390, implica un gasto adicional de $183.300 (US$67.9) por cerda, lo que multiplicado por 20 no da una cifra de $3.666.000 (US$1357.8). Asimismo, consumo de 803 k de concentrado del reproductor (2.2 k promedios diarios por 365 días) para un valor total de $313.170 (US$115.99). En forma paralela, consumo promedio diario de 0.90 k de concentrado por lechón por 35 días –destete- nos da un consumo total de 31.5 que multiplicado por 10 lechones, arroja un valor de $122.850 (US$45.5) por camada, que al multiplicarse por las 20 cerdas, sumaría un total para el centro por concepto de gasto de alimentación de lechones de $2.457.000 (US$910). 231

Cerdos cría y ceba

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Adicionalmente, se tendrían gastos en vacunaciones y curaciones de $736.000 (US$272.6) cubriendo las 20 cerdas, el reproductor y los lechones. Se incluye también el valor en el mercado de cada cerda $350.000 (US$129.6) y de un reproductor tipo criollo de $180.000 (US$66.7) lo que implica una inversión de $7.180.000 (US$2659), con una vida útil de 3 años, por lo tanto, la amortización anual sería de $2.393.333 (US$886.4). En resumen, el costo inicial del proyecto sumaría $ 22.894.170, si amortizamos las instalaciones, las cerdas y el reproductor por sus respectivos tiempos, significaría un costo de $13.707.503. Normalmente, para pequeños productores el monto del crédito cubre el 80% del costo total, es decir, $18.315.336, con un interés del 16% anual, daría un costo financiero de $2.930.453 (US$1085). La producción esperada sería el destete y posterior venta de 360 lechones de 25 k, productos de 9 cerdos sobreviviente de 10 con dos rodadas en el año, el valor de venta del kilo es de $3.200, entonces tendríamos un ingreso anual de $28.800.000 (US$10667), entonces, el margen neto, sin incluir mano de obra, sería de $14.903.344 (US$5519.8), que daría para pagar 3.76 salarios mínimos ($330.000 mensuales). Puede indicar esto que los centros pilotos podrían ser manejados por 3 o 4 familias en forma asociativa. El manejo tecnológico del sistema se encuentra disponible y probado tanto por instituciones de investigación como por universidades de la región y está validado en áreas cercanas a La Mojana.

Cerdos de ceba

Familias de economía campesina, disponiendo de los lechones producidos inicialmente en los centros pilotos de cría, cebarán de 3 a 6 cerdos, dos veces al año con el objetivo de proveer a sus miembros de proteína animal y de excedentes para venta. Para el desarrollo del proyecto se dispondrá de una infraestructura para alojamiento de animales y de un área de pastoreo, además de la superficie para la siembra de los cultivos que aportarán la materia prima para la elaboración de concentrado. El valor de las instalaciones alcanza los $250.000 (US$92.6), amortizables en cinco años, y puede ser financiado el 80%, con dos años muertos e interés del 16%. La alimentación de los cerdos será por medio de concentrado -60% de los requerimientos- y pastoreo, esperando obtener una ganancia diaria de 500 g por animal, es decir, que para alcanzar el peso de venta (90 k) se necesitan 130 días, con un consumo diario promedio de concentrado de 1.5 k, lo que representa un consumo total durante el período de 195 k, que a un costo de $400, significa un gasto en alimentación de $78.000 (US$28.9), por dos cebas al año, sumarían $156.000 (US$57.8) por 3 animales en cada rodada, alcanzarían $468.000 (US$173.3). El valor de compra de los cerdos es de $80.000 unidad ($3.200 k x 25 k), o sea,

232

Desarrollo pecuario - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

$480.000 (US$177.8). En resumen, el costo del primer año del proyecto será de $1.298.000 (US$480.7), incluyendo $100.000 de imprevistos para cubrir los aspectos de salud y otros. Para el segundo año, sin contar con los gastos de instalaciones, pero incluyendo $50.000 para reparaciones, se tiene un monto de $109.800 (US$406,7) Los ingresos esperados son por venta de 6 cerdos cebados con 90 k, con un valor de $3.000 por k, para un total de $1.620.000 (US$600), sin incluir costos de financiación. De esa manera, el margen neto obtenido sería de $332.000 (US$119.3) para el primer año y de $522.000 (US$193.3) para el segundo año, por familia involucrada en el proyecto. Definición con las comunidades sobre la selección y modelo de finca para la seguridad alimentaria. Implementación de los modelos de parcela o finca y actividades de transferencia a través de talleres, conferencias, charlas, días de campo para presentación de procesos y resultados.

Actividades

Bajo las condiciones descritas para el proyecto de gallinas ponedoras es factible alcanzar una tasa de postura del 70%, por tanto, una gallina alcanzaría en los 350 días de la etapa de producción, 245 huevos, los cuales pueden venderse perfectamente como huevo criollo, logrando un mayor valor, porque en el sistema planteado este adquiere las mismas características. En los mercados locales, el valor mínimo de la unidad es de $200 (US$0.074), es decir, que el valor de la producción por ave sería de $49.000 (US$18.15), y las 20 gallinas $980.000 (US$363). El valor de la gallina al finalizar su etapa de producción, será de $6.000 (US$2.2), o sea que la entrada esperada con las 20 unidades sería de $120.000 (US$44.45), el monto total de la actividad durante el período se incrementa a $1.100.000 (US$407.4). Los gastos representan el 33.8% de los ingresos y pueden ser cubiertos por 1.858 huevos ($371.531/$200) de un total de 4.900, quedando entonces disponible para autoconsumo 3.048 que dividido en los 555 días de duración de la actividad, se dispondría de 5,48 unidades por días, lo que representa el número de miembros de una familia típica de la región de La Mojana. En conclusión, el sistema propuesto garantiza el consumo diario de un huevo por persona más 20 gallinas, lo cual hace un aporte importante a la dieta de los habitantes de más bajos recursos. El sistema de cerdo tendrá la siguiente connotación social y económica: creación de 8 o 9 centros pilotos de cría que proveerán los lechones para 1.000 familias que será la población objetivo del proyecto durante los primeros cinco años, con duplicación de los centros y de las familias a atender en los siguientes cinco años. Como se dijo anteriormente, cada centro piloto puede ser manejado por 4 familias en forma asociativa, con un salario mínimo mensual, o en su defecto pueden constituirse asociaciones con mayor número de miembros que estén involucrados en las otras actividades del proyecto de seguridad alimentaria. Desde luego, esta última opción sería la más aconsejable por su impacto social.

Producto esperado

233

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

De forma resumida, las propuestas del subsistema pecuario de las economías campesinas, atendiendo 2.000 familias, generarían productos para el consumo y venta, por valor cercano a los $15.000 millones (US$5.5 millones), permitirá disponibilidad de alimento para el autoconsumo y posibilitará un adecuado balance de la dieta de la población (Cuadro 4 del Estudio, CD-ROM).

Validación de un sistema silvopastoril de estratos múltiples como alternativa para los sistemas de producción pecuaria trashumante Resumen
Más del 80% del área (1.2 ha) de la microrregión sabanas del Caribe colombiano es utilizada, para la producción de carne y leche, con pasturas naturalizadas con bajo valor proteico y baja digestibilidad, lo que unido a la baja disponibilidad de biomasa herbácea en época seca hacen de la producción ganadera una actividad insostenible; por esto los productores practican la trashumancia como alternativa de alimentación barata, pero de baja rentabilidad. Se plantea validar un modelo silvopastoril de estratos múltiples en 10 fincas de los municipios de Magangué, San Marcos, Caimito, San Benito, Corozal, Betulia, Galeras, Sincé, Sahagún y Ayapel, como alternativa sostenible para la producción pecuaria de los sistemas de producción trashumante entre las sabanas y la región de La Mojana, y a la vez reducir la presión sobre los ecosistemas más frágiles de esta región.

Introducción y problemática

Como resultado de la caracterización de los sistemas de producción de la región de La Mojana se identificó un sistema de producción predominantemente pecuario, el cual se desarrolla en las sabanas de los municipios de Sincé, Betulia, Corozal, Galeras, Sahagún, Chinú y San Marcos entre otros y observan trashumancia a los ecosistemas hídricos y de transición de la región. Son muchas las hipótesis planteadas sobre el efecto deletéreo de la ganadería sobre humedales en sus componentes bióticos y físicos tales como flora, fauna y suelo, entre otros. No es desconocido que a nivel mundial la actividad ganadera está asociada a problemas de sobrepastoreo, desertificación y deforestación, es decir, con daños al medio ambiente, pero no debe desconocerse que estos daños varían en función de las oportunidades y obstáculos que encuentran los sistemas ganaderos y de los marcos institucionales y normativos donde se desarrollan (Mearns, 1997). El impacto negativo de la conversión de bosques a pasturas ha sido ampliamente documentado en términos de impactos ecológicos de una región, tales como cambios en la composición de las especies, desorden de funciones de un ecosistema, alteración de la estructura de un hábitat, cambios en las características físicas, terrestres y acuáticas (Fleischner, 1994; Noss, 1994). Contrariamente, muy poca atención se ha dado a la biodiversidad retenida dentro de una pastura activa, y poco se conoce acerca de la relación entre el manejo dado de una pastura y conservación de biodiversidad. Estudios recientes indican que una porción

234

Desarrollo pecuario - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

significativa de la biodiversidad original puede ser mantenida dentro de una pastura, si esta es diseñada y manejada apropiadamente (Harvey et al., 2000). Una de las estrategias para mantener y conservar la biodiversidad dentro de áreas en pastoreo es la promoción de sistemas silvopastoriles, que integran el manejo de árboles y la producción animal promocionando la conservación del suelo y el reciclaje de nutrientes (Pezo and Ibrahim, 1998). Los sistemas silvopastoriles de estratos múltiples suministran diferentes estructuras, hábitat y recursos que pueden estimular la persistencia de algunas plantas y animales dentro de un área degradada, contribuyendo así a mitigar el impacto negativo de la deforestación y la degradación de hábitat (Harvey, 2001). La microrregión de sabanas comprende una extensión de 1.2 m ha siendo la más grande del Caribe. Más del 80% del área de esta micro región es utilizada para la producción de carne y leche con pasturas compuestas básicamente de Dichanthium aristatum, B. pertusa, Panicum maximun, Cynodon nlemfuensis, Hyparrhenia rufa y algunas variedades de brachiarias. Este tipo de gramíneas como cualquiera otra en el trópico son de bajo valor proteico (4.5 a 7.1% en época seca 3.9 a 9.1% en época lluviosa, (Laredo, 1987; Cuadrado et al., 1996) y baja digestibilidad 57%7 . Adicionalmente, la baja disponibilidad de biomasa herbácea durante los períodos secos contribuye a que la productividad ganadera sea biológica y económicamente insostenible. Frente a esta problemática los productores vienen practicando la trashumancia que constituye una alternativa de alimentación barata, pero de baja rentabilidad. Por los factores anteriormente expuestos se hace necesario implementar alternativas que contribuyan a mejorar la competitividad y sostenibilidad del sector ganadero de esta región. La implementación de un modelo silvopastoril de estratos múltiples en fincas de la región se plantea como una alternativa importante para contribuir a mejorar la competitividad y sostenibilidad de los sistemas pecuarios, particularmente de aquellos que involucran como alternativa de producción la trashumancia, durante las épocas de escasez de forraje. Es importante aclarar que la implementación de un sistema silvopastoril en las áreas de sabanas no se plantea como un objetivo en contra de la trashumancia, sino como una alternativa adicional para el trópico bajo áreas estacionalmente secas con miras a racionalizar esta práctica buscando potenciar sus posibilidades y fortalezas, contrarrestando al mismo tiempo sus debilidades y amenazas especialmente para reducir la presión sobre los ecosistemas más frágiles de la región de La Mojana con base en la normatividad ambiental.

Justificación

Se propone la implementación de sistemas silvopastoriles de estratos múltiples para la producción ganadera -carne y leche- de las Sabanas que trashuman a los ecosistemas hídricos de La Mojana, en donde el aporte del estrato bajo es forraje -básicamente proteína de alta calidad- el del estrato medio destinado a la producción de frutos para aportes energéticos y el del estrato alto-alto para proporcionar un ingreso adicional al productor en términos de madera. Adicionalmente, el sistema silvopastoril de estratos múltiples proporciona protección y servicios ambientales
7

Datos sin publicar de Arreaza, LC

235

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

debido a incrementos en el suelo de materia orgánica, protección, actividad microbial, fijación de nitrógeno y carbono8 . Los resultados del estudio indican que los arreglos silvopastoriles con diferente diversidad arbórea y complejidad estructural presentan ventajas sobre una pastura sin árboles. Las mediciones de consumo voluntario evaluadas usando la técnica de alkanes demostró que cerca del 50% de la dieta consumida por los animales durante la época seca del año 2000 provenía del forraje arbóreo; lo cual indica que se suministraron niveles más altos de proteína que podrían haber escapado a la degradación ruminal, o a reducciones del estrés calórico, y en consecuencia se incrementa el consumo voluntario con relación a gramíneas donde el componente arbóreo está ausente. La correlación positiva y altamente significativa entre forraje arbustivo y producción de leche por hectárea, encontrada en este estudio es otro indicador de la bondad de la inclusión del componente arbóreo o arbustivo en una pastura. En el estudio, más del 50% de leche por hectárea producida en la época seca con relación al control, se atribuye a la disponibilidad de forraje arbustivo ofrecido en los arreglos silvopastoriles (Cajas-Girón, 2002). Adicionalmente, en los sistemas más complejos, donde se asocian un mayor número de especies arbustivas y arbóreas se logró incrementar el potencial de la degradabilidad de la gramínea Diachanthium aristatum. Las pruebas mostraron que el potencial de degradabilidad de D. Aristatum fue 15% más alto asociado con especies arbustivas y arbóreas y 18% más cuando se encuentra asociado con especies arbustivas, arbóreas y maderables (Cajas-Girón, 2002).

Objetivo general

Validar un modelo silvopastoril como alternativa sostenible para la producción pecuaria de los sistemas de producción trashumantes entre las sabanas y la región de La Mojana. • Garantizar mediante la implementación de sistemas silvopastoriles disponibilidad forrajera a través del tiempo para los sistemas de producción ganadera trashumante. • Incrementar la producción de carne y leche por unidad de área en los sistemas de producción ganadera trashumante. • Mejorar el desempeño financiero de los sistemas de producción ganadera trashumante.

Objetivos específicos

Estado del arte

Factores tales como la estacionalidad de la producción, la baja eficiencia biológica expresada como prolongada edad al primer parto (36-40 meses), baja producción por lactancia (800-1140 l vaca-1), intervalos entre partos de 420 a días9 caracterizan el nivel de producción de los sistemas ganaderos de la región Caribe de Colombia.

8 Cajas-Girón YS. Evaluation of the role of trees and shrubs in seasonally dry pastures of Colombia. PhD thesis, University of Wales, Bangor. UK. 2000 9 Pérez, García J; Martínez G, Alvarado L y Ossa, G. 19. Características productivas y reproductivas de fincas del sistema doble propósito en el departamento de Córdoba. Investigación pecuaria C.I Turipaná. 1998, Pp 21-27.

236

Desarrollo pecuario - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

Estos factores entre otros resultan en una baja rentabilidad (altos costos cabeza por hectárea, i.e. pérdidas por vaca por año de 54 USD10 ). Con estos índices de producción la región no podría suplir la creciente demanda que para el caso de leche entera y descremada se ha estimado hasta el año 2006 en un 14%, para los países en vía de desarrollo11 . Adicionalmente, el suelo donde se desarrollan estos sistemas, se ve cada vez más amenazado por la degradación de los recursos naturales. A este respecto se mencionan cifras alarmantes para el país, según el Igac, el 40% del área total del territorio colombiano está erosionado, 4 m ha se encuentran en proceso irreversible de degradación y 38 m ha con erosión severa, son entre otros los principales problemas a los que se ve abocada la producción agropecuaria de la región Caribe de Colombia. Frente a esta problemática que caracteriza los sistemas de producción ganadera del trópico bajo, los árboles constituyen una opción importante y los sistemas productivos que involucran el componente arbóreo tienen un propósito múltiple tal como el de productor-protector, realizando muchas de las funciones de los bosques naturales12 . La introducción de árboles en áreas de producción ganadera ha sido ampliamente reconocida como una práctica útil para diversificar el ingreso de la finca13 , como una medida de conservación para prevenir procesos de erosión14 y como un recurso forrajero de gran potencial para producción animal en áreas donde la mayor limitante de producción es la baja disponibilidad de forraje de buena calidad, especialmente en los períodos secos15 . Sin embargo, la producción sostenible de forrajes mixtos de especies para ramoneo y vegetación herbácea gramíneas y leguminosas- en los trópicos depende ampliamente de la habilidad que los componentes dentro del sistema tienen para captar los diferentes recursos biofísicos -luz, agua, nutrientes- en una localidad dada (Ong, 1991). El crecimiento de las pasturas en sistemas asociados con árboles esta afectado por la forma en la cual los árboles alteran la capacidad de la pastura para utilizar los recursos disponibles (Belsky, 1994). Las plantas herbáceas que crecen debajo de la copa de los árboles podrían recibir menos luz, experimentar una demanda evaporativa menos severa y tener acceso a menor o mayor humedad y nutrientes del suelo que dependen de varios atributos de la especie arbórea involucrada (Wilson, 1998). Los efectos relativos de estos factores pueden resultar en reducciones o incrementos en la productividad de los componentes herbáceos comparados con áreas de pasturas sin componente arbóreo. Sin embargo, los efectos varían de acuerdo con los periodos y están aparentemente relacionados con los regímenes climáticos locales16 . La presente propuesta se originó a partir de un estudio de caracterización de las prácticas silvopastoriles de la región Caribe de Colombia -margen izquierda del
10

Antecedentes

Navarrete; Abuabara Y; Mendoza G; Martínez, G y Dueñas, G. Avances en monitoreo ganadero. Proyecto Colombo-Alemán ICA-GTZ. Asistencia técnica. Boletín regional técnico No 1. Montería, 1993. 11 Organización de cooperación y desarrollo económico (citado por Fedegan, 2001). 12 www Latin America and Caribbean programme. At htpp//www.panda.org, 1998. 13 Mead, DJ. The role of agroforestry in industrialised nations: the southern hemisphere perspective with special emphasis on Australia and New Zealand. Agroforestry systems 31: 143-156, 1995. 14 Young, A. Agroforestry for Soil Management. Wallingford, UK, second edition, CAB International, 1997. 15 Aletor VA and Omodara OA. Studies on some leguminous browse plants, with particular reference to their proximate, mineral and some endogenous anti-nutricional constituents. Animal Feed and Technology 46:343-348, 1994. 16 Somarriba, 1988; McClarand and Bartolome, 1989; Durr, 2001.

237

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

río Magdalena- realizado en el año de 1998 con participación de productores de las micro regiones Litoral, Golfo de Morrosquillo, Sabanas -Sucre, Bolívar y Córdoba- y Valle del Sinú (Cajas-Girón and Sinclair, 2001), el cual reveló que en estas áreas existen sistemas silvopastoriles en los cuales presentan especies de diferentes portes estratos múltiples. Árboles de porte alto tales como roble, campano y camajón -Tabebuia rosea, Albizia saman y Sterculia apelata- suministran sombra y producen madera. Árboles de porte medio como por ejemplo campano, guácimo y caña fístula -Albizia saman, Guazuma ulmifolia y Cassia grandis- son especies importantes por su producción de frutos, leña, madera. Aquellos de porte bajo como matarratón y totumo -Gliricidia sepium y Crescentia cujete- juegan un rol importante dentro del sistema por su producción de forraje. La distribución de árboles osciló entre 26 a 69% en cada finca, con densidades variaron entre menos de 3 y más de 50 árboles por hectárea. Los resultados anteriores mostraron una clara necesidad de entender el papel que cada estrato arbóreo tiene dentro del sistema silvopastoril y las diferentes interrelaciones dadas entre los diferentes componentes del sistema. Para ello se realizó el establecimiento de un estudio de estratos múltiples utilizando especies arbustivas y arbóreas que fueron escogidas de acuerdo con las percepciones del productor, bajo cualquiera de los criterios de ser una especie comúnmente utilizada por la mayoría de los productores participantes y/o de ser una especie que ellos quisieran involucrar en sus sistemas de producción de finca por ser de alto valor comercial. La principal consideración de combinar especies arbóreas con vegetación herbácea -gramíneas y leguminosas- fue proporcionar un entendimiento de los sistemas complejos como aquellos que existen en el campo, y de este modo contribuir a una mayor visión de los sistemas silvopastoriles de estratos múltiples de la región Caribe de Colombia (Cajas-Girón and Sinclair, 2001). Los resultados de dicho estudio indican que los arreglos silvopastoriles con diferente diversidad arbórea y complejidad estructural presentan ventajas sobre una pastura sin árboles. Las mediciones de consumo voluntario evaluadas usando la técnica de alkanes demostró que cerca del 50% de la dieta consumida por los animales durante la época seca del año 2000 provenía del forraje arbóreo (CajasGirón et al., 2001) lo cual indica que posiblemente se suministraron niveles más altos de proteína que podrían haber escapado a la degradación ruminal, o a reducciones del estrés calórico, y consecuentemente haber incrementado el consumo voluntario: tales factores podrían explicar el 13% más en producción de leche vaca día-1 en los arreglos silvopastoriles con relación al testigo (Cajas-Girón, 2002). La correlación positiva y altamente significativa entre forraje arbustivo y producción de leche por hectárea, encontrada en este estudio es otro indicador de la bondad en la inclusión del componente arbóreo o arbustivo en una pastura. En este estudio más del 50% de leche por hectárea producida en la época seca con relación al control, se atribuye a la disponibilidad de forraje arbustivo ofrecido en los arreglos silvopastoriles (Cajas-Girón, 2002). Adicionalmente, en los sistemas más complejos, donde se asocian un mayor número de especies arbustivas y arbóreas se logró incrementar el potencial de la degradabilidad de la gramínea Diachanthium aristatum. Las pruebas de degradabilidad mostraron que el potencial de degradabilidad de D. aristatum fue 15% más alto asociado con especies 238

Desarrollo pecuario - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

arbustivas y arbóreas y 18% más cuando se encuentra asociado con especies arbustivas, arbóreas y maderables (Cajas-Girón, 2002). El modelo silvopastoril se validará en 10 fincas de los municipios de Magangué, San Marcos, Caimito, San Benito, Corozal, Betulia, Galeras, Sincé, Sahagún, y Ayapel, para un total de 210 ha.

Localización y estructura

Se validará un modelo silvopastoril de acuerdo con los resultados del estudio de (Cajas-Girón 2002), el cual se constituye en una alternativa de aplicación dado que las especies evaluadas fueron producto de una caracterización participativa con productores de los municipios en mención. El modelo consiste en un arreglo de cuatro estratos: un componente herbáceo, un componente arbustivo conformado por Leucaena leucocephala, Gliricidia sepium, Cresentia cujete, un componente arbóreo constituido por Albizia saman, Guazuma ulmifolia, Cassia grandis y un componente maderable conformado por Pachira quinata, Swietenia macrophylla, Tabebuia rosea. Se establecerá el modelo en 21 ha de cada finca, con una densidad 156 arbustos ha-1, 39 arbóreas ha-1 y 10 maderables ha-1. Cada módulo estará conformado por 21 divisiones de 1 ha en cada una de las fincas, para ser manejado en rotación con un periodo de ocupación de dos días y un periodo de descanso de cuarenta días. La carga animal propuesta será 50% mayor que la usada en los sistemas tradicionales. Para efectos de sensibilización de la población a impactar se realizará una convocatoria donde se seleccionarán los productores con disposición de adoptar el modelo. Posteriormente, con participación de los productores del área de influencia se establecerá el modelo propuesto, las actividades agronómicas y pecuarias de manejo del sistema se harán conjuntamente con los productores y servirán de escenario para su capacitación. Finalmente, previa evaluación técnica y financiera, se mostrarán los resultados a través de giras técnicas y días de campo. Con la implementación del modelo se garantizará la disponibilidad de forraje en el tiempo para los sistemas de producción de ganadería trashumante, lo cual redundará en el mejoramiento de sus índices productivos y consecuentemente en la competitividad y sostenibilidad del sistema. • Creación y fortalecimiento de asociaciones de productores. • Políticas de estímulo a la producción con sello verde. • Líneas de créditos blandos específicas para el establecimiento de alternativas de producción sostenible. • Gestión gubernamental para negociar en la bolsa internacional la fijación de carbono. • Incluir los sistemas silvopastoriles de estratos múltiples en los planes de incentivo forestal.

Actividades

Productos

Servicios complementarios y de apoyo al proyecto

239

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

• Estimulación de la vinculación de los productores a las cadenas productivas con el fin de hacerlos partícipes del valor agregado de sus productos por calidad. • Regulación a través de políticas de estado el uso de sistemas frágiles de los humedales de la región de La Mojana.

Balance con y sin proyecto

La implementación de sistemas silvopastoriles de estratos múltiples en fincas de ganadería trashumante es una alternativa para contribuir a mejorar la competitividad y sostenibilidad de estos sistemas. Con intervenciones como la de los sistemas silvopastoriles que revelan un considerable potencial para mejorar y sostener la productividad ganadera en áreas estacionalmente secas donde la escasez de pasto es uno de los mayores limitantes, se garantiza además la recuperación, rehabilitación y sostenimiento del recurso suelo, se contribuye adicionalmente al aumento de la estabilidad del equilibrio ecológico y a reducir la presión sobre ecosistemas frágiles tales como los hábitat de fauna y flora en los humedales, que es lugar predilecto de pastoreo, durante la época seca por la ganadería que hace trashumancia. El aplazamiento de esta propuesta, retrasaría la modernización tecnológica del sistema ganadero, comprometiendo la sostenibilidad ambiental y financiera de estos sistemas, lo cual agravaría la situación social del entorno donde se desarrolla la actividad ganadera (Ver Tabla 1).

Tabla 1: Impacto comercial y tecnológico del proyecto
Producto Leche Carne Madera Forraje Leña Fijación de C Actual 2.0 l 120 kg al destete 0 1.0 Potencial 3.0 l 150 kg al destete 1.5 Producción adicional 1 l ha-1 30 kg 0.5 UF 0.61 m-3 $ ha año-1 182.500 90.000 10.000 54.000 25.000

(Cuadro 6 del Estudio, CD-ROM)

Aspecto organizacional
Asociaciones de productores cadena productiva Seguimiento y evaluación Infraestructura Recursos humanos- recursos físicosrecursos económicos- créditostecnología-servicios de apoyoincentivos- normatividad

240

Desarrollo pecuario - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

PROYECTOS DE INVESTIGACIÓN

Desarrollo de modelos silvopastoriles para la región de La Mojana
Desarrollar modelos ganaderos con incorporación de árboles y otras especies que contribuyan a estabilizar la oferta de forraje, el reciclaje de nutrientes y que permitan la diversidad de la fauna y la flora. • Caracterizar especies con potencial multipropósito para ser incorporadas en diferentes arreglos silvopastoriles. • Determinar densidades y asociaciones de especies para arreglos silvopastoriles de estratos múltiples, que garanticen la disponibilidad de forraje a través del tiempo. • Evaluar en el suelo el efecto de los sistemas silvopastoriles, sobre algunas propiedades físicas, químicas y biológicas. • Evaluar en términos financieros el desempeño de los sistemas silvopastoriles establecidos.

Objetivo general

Objetivos específicos

La propuesta de investigación se desarrollará en tres localidades del sector sur de la región de la Mojana, en cada una de las cuales se establecerán tres arreglos silvopastoriles diferentes de 2 ha c/u, donde cada arreglo se constituye en un tratamiento y cada localidad en una repetición. El sistema tradicional se constituye en el tratamiento testigo; por consiguiente el área de estudio será de 24 ha. Selección de especies. Mediante un taller participativo con productores del área de influencia del sistema de producción A -predominantemente pecuario- se documentará sobre las especies adaptadas que predominen en ese ambiente, que presenten mayor potencial para ser usadas en los arreglos silvopastoriles. Para el establecimiento, sobrevivencia, determinación del potencial forrajero -follaje, frutos, valor nutritivo- capacidad de carga de los arreglos y respuesta animal de los arreglos se utilizará la metodología aplicada por Cajas-Girón, 2002. Para la evaluación de los efectos sobre propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo se utilizarán las metodologías propuestas por Malagón y Montenegro, Swisher17 , Anderson e Ingram, (1993). • Tres arreglos silvopastoriles establecidos y evaluados biológica y económicamente bajo condiciones edafoclimáticas de la región de La Mojana. • Dinámica de las propiedades físicas, químicas y biológicas del suelo.

Localización y estructura del proyecto

Actividades

Productos

Apoyo institucional por parte del Sena, Umatas, organización de productores, ONG, entes territoriales, universidades de Córdoba, Sucre, Unad, San Martín.
17

Servicios complementarios y de apoyo al proyecto

Swisher ME. Manual para los estudios de campo. Módulo 1. La ecología de la parcela. Universidad de Florida, 1999.

241

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Aspecto organizacional
Asociaciones de productores incentivos Transferencia de tecnología cadena productiva

Productores - créditos institucionalidad: centros de investigación, universidadesCAR- Sena- ONG

Balance con y sin proyecto

Con la ejecución de este proyecto, se generará conocimiento, requerido para el diseño de alternativas de producción que garanticen mayor competitividad y sostenibilidad de la producción pecuaria de la región de la Mojana, y consecuentemente ayudará al logro de la diseminación de estos modelos, los cuales contribuirán adicionalmente a contener el avance del deterioro de los recursos naturales, y a rehabilitar áreas que sean involucradas al sistema productivo. Si el proyecto no se ejecuta, se mantendrá la inercia del rezago tecnológico, impidiendo la inserción del subsector pecuario a la modernidad y por consiguiente limitando la capacidad de competitividad y sostenibilidad de los sistemas.

Impacto ambiental y económico

• Prevención de procesos de erosión. • Producción de forrajes a través del tiempo. • Ordenamiento sostenible de los pastizales. • Ciclaje de nutrientes. • Aumento de la fertilidad del suelo. • Protección flora y fauna. • Diversificación de ingresos de la finca. • Incremento confort de los animales.

PROYECTOS DE CARACTERIZACIÓN Estudio de la trashumancia: evaluación técnica, ambiental y socioeconómica Resumen
La trashumancia es un sistema de producción típico de pastoreo en zonas tropicales de comportamiento climático estacional y/o errático, que se basa en un traslado continuo del ganado entre medios naturales diferentes, pero complementarios y cercanos; en busca de condiciones propicias que permitan una producción moderada pero continua y relativamente constante a través del tiempo. Precisamente, una de las principales características de los sistemas de producción bovina en la región de La Mojana es la práctica de la trashumancia con traslado del ganado de las partes altas de las zonas colinadas de los departamen-

242

Desarrollo pecuario - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

tos de Sucre, Córdoba y Bolívar, principalmente, a las zonas bajas de La Mojana, durante la época seca, a fin de aprovechar la biomasa forrajera que queda disponible al replegarse las aguas de ciénagas, bacines, caños y ríos, lo cual coincide con un fuerte decline de la oferta forrajera en las zonas de sabanas de los departamentos mencionados. Esta actividad ha generado controversia en los niveles técnicos, económicos y ambientales. En efecto, para algunos, la trashumancia es de bajo nivele técnico y de muy poca rentabilidad y produce impacto negativo sobre las condiciones ambientales de la región amenazando la fauna y flora del ecosistema. Para otros, en especial sus practicantes, esta experiencia es un aprovechamiento de la oferta ambiental en una forma económicamente racional, que puede ser mejorada en todos sus parámetros y puede, incluso, contribuir con factores positivos a preservar e incrementar la flora y fauna, si se establecen reglas claras y aceptables socialmente y se incrementa la presencia del Estado con inversión social. Esta controversia es de difícil dirimir porque una verdad evidente sobre la práctica de la trashumancia es la falta de estudios serios y sistemáticos sobre sus variables e interacciones y posibles efectos ambientales sobre los ecosistemas de La Mojana, dificultando a su vez el desarrollo de alternativa de manejo que potencian sus fortalezas y posibilidades y limiten o superen sus amenazas y debilidades. Ante ese hecho, se propone un estudio profundo de la trashumancia que permita identificar, cuantificar y cualificar las variables de importancia económica y ambiental, y, entonces sí, contar con verdaderas herramientas para el desarrollo tecnológico de esta actividad para que contribuya a un mejor bienestar de los pobladores mojaneros. La actividad ganadera de la región de La Mojana es de importancia económica y social, tanto por la población involucrada como por el área que ocupa (más del 75% del área con vocación agropecuaria). Una característica importante de los sistemas ganaderos en la región es la práctica de la trashumancia, el traslado continuo del ganado desde las partes altas de las sabanas colinadas de los departamentos de Córdoba, Sucre y Bolívar para las zonas bajas de La Mojana, que ofrecen una oferta forrajera, precisamente cuando la disponibilidad en las primeras zonas ha disminuido al igual que su calidad, revertiéndose el proceso y en la épocas de lluvias se eleva el crecimiento y calidad de los pastos en las zonas altas, mientras que en las partes bajas la oferta de forrajes declina rápidamente como consecuencia de inundaciones, en respuesta a la función natural de la región como reguladora de caudales de las principales corrientes hídricas del país. Carencia casi completa de indicadores o parámetros técnicos, ambientales, sociales y económicos de la práctica de la trashumancia en los sistemas ganaderos de la región de La Mojana.

Introducción

Problema a resolver

Siendo la práctica de la trashumancia una característica de primerísima importancia en los sistemas ganaderos de la región de La Mojana se hace necesario realizar

Justificación

243

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

un estudio que permita identificar, cuantificar y cualificar las variables de importancia técnica, ambiental y socioeconómica, dado que se carece de ello, con el fin de construir un modelo lo suficientemente completo y flexible que posibilite predecir los impactos o consecuencia de su intervención técnica. Una investigación como esta, se constituye un una herramienta útil y de vital importancia para la puesta en práctica de un programa de desarrollo sostenible para La Mojana.

Objetivo general

Modelar el sistema ganadero de trashumancia que permita identificar, cualificar y cuantificar las variables de los sistemas, sus interacciones y su impacto ambiental, técnico y socioeconómico. • Establecer indicadores productivos del sistema doble propósito trashumante. • Identificar y medir las variables socioeconómicas del entorno de la ganadería trashumante. • Medir el impacto de la ganadería trashumante sobre los componentes biofísicos en los ecosistemas de La Mojana. • Identificar modelos alternativos a la trashumancia que permitan una disminución en la presión de pastoreo de los ecosistemas más frágiles. El estudio se hará en hatos que practiquen trashumancia, es decir, se seleccionarán propietarios que tengan fincas en la partes altas dentro de La Mojana y observen trashumancia a las partes bajas, y propietarios con fincas en la sabana de sucre (Since y San Benito) que trasladen sus animales a la zona norte de La Mojana. Se seleccionarán tres sistemas trashumantes ubicados en las sabanas y dos dentro o en el interior de La Mojana. Adicionalmente, se escogerán cuatro fincas testigos ubicadas en las partes altas, preferiblemente en las sabanas de Sucre o Córdoba, dos de las cuales deben tener estrategias de alimentación para la época seca, en tanto que las otras dos, no. Para la estimación de los indicadores técnicos y financieros se aplicarán sistemas de monitoreo de las variables productivas de importancia económica Se tomará información de los eventos de producción, salud, ingresos y egresos por individuo y por actividad. En las praderas, se evaluará la producción de biomasa, la composición botánica y el valor nutritivo, teniendo en cuenta las variaciones que se presentan en relación a la tenencia de la tierra, es decir, si es propietario, arrendatario o hace uso de praderas comunales. Los aspectos reproductivos se evaluarán mediante palpaciones transrectales antes, durantes y después de los períodos de trashumancia y estimación de la condición corporal de las vacas en producción y de las novillas optas para uso reproductivo.

Objetivos específicos

Localización

Descripción

244

Desarrollo pecuario - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

Los efectos ambientales de la práctica de la trashumancia serán evaluadas según la metodología propuesta por los consultores del área ambiental. Identificación y selección de sistemas trashumantes y no trashumantes. Establecimiento de sistema de registros técnicos, financieros, sociales, económicos y ambientales siguiendo la dinámica de los sistemas ganaderos en estudio. Evaluaciónes sistemáticas de los parámetros productivos de ganancia de peso, producción de leche y de los eventos relacionados con la reproducción, dentro y fuera de La Mojana. Análisis y presentación de resultados utilizando los diferentes medios de comunicación disponible. Indicadores técnicos, financieros, económicos, sociales y ambientales de la práctica de la trashumancia.

Actividades

Producto esperado

Se requiere mapas en escala 1:25.000, información agroclimática, zonificación por paisaje. Como se trata de un proyecto de investigación, el modelo resultante del estudio de la trashumancia, será una herramienta útil para proyectos de ordenamiento ambiental y proyectos productivos. 3 años

Servicios complementarios

Balance con y sin Proyecto

Duración del Proyecto

245

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Servicios de apoyo a la Producción Servicios de Apoyo producción Servicios de Apoyoaalala Producción
[ Fernando Bagés Mora ]

El estudio describe la propuesta para generar una nueva oferta de servicios de apoyo a la producción, que asegure el proceso de consolidación de las tareas orientadas al mejoramiento productivo de las actividades ganaderas, agrícolas y de aprovechamiento de los recursos naturales de la zona. Esta propuesta está profundamente asociada con la novedad de la institucionalidad, entendida como un cambio en la forma con que las entidades públicas, políticas, administrativas y de gestión e incluso la academia y la sociedad civil se relacionan. La Mojana se visualiza como una zona identificable en su heterogeneidad, con serias restricciones y potencialidades por sus características biofísicas. En principio, considerables limitaciones por la manera en que se han distribuido los factores de producción y la riqueza generada en la región, especialmente la concentración de la tierra que implica cambio en la intensidad con que se emplean los recursos naturales mediante el empleo de tecnologías sostenibles y en la manera como actúan las entidades públicas de los diferentes niveles, nacional, regional, departamental y municipal. Finalmente, en las relaciones entre los terratenientes y los campesinos sin tierra o que tienen áreas insuficientes para el aseguramiento de su alimentación y la acumulación necesaria para reproducirse como agentes económicos, de manera sostenible.

246

Servicios de apoyo a la producción - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

SITUACIÓN INSTITUCIONAL
Para identificar las necesidades de servicios de apoyo a la producción que requiere la región, -especialmente aquellas que será necesario atender para asegurar el buen desenvolvimiento de los programas y proyectos formulados dentro del Plan de Desarrollo Sostenible- es fundamental aproximarse a la situación de las instituciones del nivel nacional público, privado, regional, departamental y municipal1 . No tienen programas específicos para La Mojana, ni generan información focalizada para la región además que su articulación con los niveles regional y local es prácticamente inexistente a pesar de existir disposiciones al respecto.

Entidades nacionales

De otro lado, la situación de crisis fiscal afecta a toda la institucionalidad pública y hay un proceso de reducción de programas y de recorte de personal; en cierta forma no existe una visión compartida por estas instituciones sobre la región y por tanto no hay coordinación de acciones interinstitucionales sumado a que la presencia de las organizaciones privadas es también fraccionada y descoordinada. Asimismo, la oferta de servicios no consulta la demanda y es insuficiente y de difícil acceso, especialmente por altos costos de transacción, para la mayor parte de la población observando igualmente, que los programas y líneas de crédito están concentrados en usuarios grandes y principalmente ganaderos: las razones esenciales de rechazo de las solicitudes de crédito obedecen al reporte negativo de la central de riesgo, proyectos inviables y falta de garantías. Finalmente, la presencia del sector privado se restringe a las acciones de Fedearroz y de Fedegan, la primera en asistencia técnica y comercialización de insumos y la segunda en programas de control sanitario. A pesar de existir cinco corporaciones en la región, solo Corpomojana tiene presencia activa y un cubrimiento territorial importante pues desarrolla actividades de reglamentación del uso de los recursos naturales, fundamentalmente de tipo restrictivo, además de prestar un servicio de asistencia técnica esporádico y dirigido a granjas integrales. Por su parte, las secretarías de agricultura departamentales y Urpas, no tienen una propuesta unificada de manejo del territorio ni desarrollan acciones coordinadas: así, el apoyo a las Umatas está suspendido, por la crisis fiscal del Fondo DRI, principal entidad financiadora de estos organismos municipales y de otro lado, no se genera información sobre la región.
1

Entidades regionales

Nacionales públicas: ministerios de Agricultura, Medio Ambiente, Corpoica, Inpa, Incora, ICA, Inat, Ideam, ICBF, DRI.

Nacionales privadas: gremios de la producción- Fedearroz, Fedegan, Fenalce, acuerdos sectoriales de competitividad, casas productoras y comercializadoras de insumos, An uc, Banca, Bolsa Nacional Agropecuaria. Regionales y departamentales: las CAR, las secretarías de Agricultura y Fomento, las Urpas, los Consea, las universidades, ONG, asociaciones de productores, cooperativas de transporte, molinos de arroz, subastas y ferias de ganado, asociaciones de profesionales. Municipales: las administraciones municipales (alcaldes y concejos), los CMDR, los CMP, las secretarías de Agricultura y Fomento, las Umatas, juntas de acción comunal, asociaciones de productores, asociaciones de padres de familia, asociaciones de mujeres, empresas comunitarias del Incora, empresas asociativas de trabajo, cooperativas, comerciantes y vendedores de servicios locales.

247

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Adicionalmente, los Consea no están funcionando con excepción del de Antioquia que sin embargo no tiene propuestas para la región mientras que las universidades cuentan con programas agropecuarios y de medio ambiente pero no dirigidos a esta. Además, no existen trabajos de investigación ni propuestas académicas para el conocimiento de la zona. De igual forma, el sector privado tiene una visión de la región de carácter asimilable al extractivista puesto que los ganaderos lo utilizan solamente como parte del ciclo productivo de la ganadería sin un desarrollo tecnológico ni reversión de inversiones. A su vez, los molinos de arroz solamente la conciben como proveedora de materia prima sin que hayan desarrollado infraestructuras de recibo, o de generación de valor agregado: en muchos casos hay una relación conflictiva con los productores especialmente relacionados con formación de precios y calidades. A lo anterior se suma el que otras organizaciones del sector privado, con excepción de algunas ONG, no tienen propuestas ni acciones específicas para la región.

Entidades municipales

Solo dos municipios tienen la totalidad de su territorio dentro de la región de estudio. Por su parte, las administraciones municipales son débiles en cuanto a su capacidad de planificación y administración del territorio y la situación fiscal de estos municipios, a excepción de San Marcos y Magangué, hace que no sean viables, sin embargo, la administración de tierras es la principal oportunidad para crear una base fiscal sólida. Respecto a las secretarías de agricultura, Umatas, CMDR y CMP tienen una limitada capacidad técnica, administrativa y financiera en tanto que los niveles de concertación con la población rural y urbana son limitados y con un alto nivel de influencia del clientelismo y la corrupción de modo que esta situación genera muy bajos niveles de confianza y legitimidad de estas instituciones frente a la población. Igualmente, cada uno de los once municipios tiene una visión distinta del territorio, que se traduce en propuestas fraccionadas, no coordinadas y de baja capacidad para generar condiciones de sostenibilidad bajo el agravante que las organizaciones privadas si bien son numerosas resultan débiles en su capacidad de formular propuestas técnicas y económicas y en el manejo eficaz de recursos. Otro aspecto es el referente al nivel de comunicación y articulación entre estas organizaciones, especialmente las que tienen áreas de interés comunes, pues prácticamente es inexistente, hasta el punto de no conocerse mutuamente. Finalmente, los apoyos recibidos del Estado no consultan sus necesidades y en muchos casos han reducido sus capacidades especialmente en lo relacionado con crédito y acceso a otros programas.

Organizaciones comunitarias

La Mojana cuenta con numerosas organizaciones sociales de todo tipo, desde grupos cívicos, hasta asociaciones especializadas de productores (Ver Tabla 1). Estas asociaciones en general se distinguen por: • carácter local, en muchos casos involucran actores de una sola vereda • baja capacidad de gestión ante organizaciones del Estado, especialmente frente aquellas que no son municipales

248

Servicios de apoyo a la producción - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

• escasa capacidad administrativa y técnica • altos niveles de desconfianza respecto a las autoridades locales y regionales • dispersión y debilidad en sus propuestas, las cuales generalmente se encuentran al nivel de “idea sobre un proyecto” y rara vez alcanzan siquiera a contar con un perfil básico del proyecto, mucho menos con una evaluación de factibilidad a nivel de preinversión • desconocimiento y, por tanto, carencia de comunicación con otras organizaciones similares de la misma región.

Estas condiciones impiden que las organizaciones logren expresar de manera clara la demanda de servicios y orientarla hacia las entidades pertinentes en los niveles local, departamental, regional y nacional. A su turno, las entidades de los ordenes nacional, regional, departamental y municipal si bien cuentan con canales formales, carecen de los canales efectivos para hacer “bajar” su oferta de servicios a las comunidades, lo cual, junto con las limitaciones de las organizaciones de base se traduce en una falta absoluta de correspondencia entre la oferta y la demanda, lo que trae como consecuencia la inexistencia real de servicios de apoyo a la producción y la constante insatisfacción de las necesidades de los productores de la región. La situación que se produce entonces, en torno a la oferta y a la demanda de servicios de apoyo a la producción, se resume en el siguiente cuadro: 249

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Situación actual de la oferta y la demanda por servicios de apoyo a la producción
Oferta Instituciones públicas (especialmente del orden nacional)
No consulta, mediante mecanismos de participación, las carencias y limitaciones de las comunidades de base.

Demanda Especialmente de las organizaciones comunitarias
Identifican sus necesidades y carencias pero no cuentan con los medios para expresar de manera clara y eficaz la demanda de los servicios requeridos para satisfacerlas. Las necesidades y carencias están dispersas, pero muchas de ellas son comunes a diferentes organizaciones y la falta de conocimiento y comunicación entre las organizaciones, atomizan y minimizan la verdadera dimensión de la demanda. Los requerimientos de la demanda no se sustentan en proyectos que muestren claramente su potencial para generar la formación y acumulación de capital físico, social, humano y natural.

Carece de canales de acceso eficaces y genera altos costos de transacción.

No cuenta con mecanismos que faciliten la oferta simultánea de diferentes servicios, de manera complementaria e integral que permitan el acceso a los usuarios de base.

PROPUESTAS Núcleos de desarrollo local
Promover la creación de los Núcleos de Desarrollo Local, NDL, con el fin de canalizar la demanda de servicios a la producción, mediante el apoyo a las organizaciones de base para que estas formulen y viabilicen proyectos productivos o de desarrollo social, relacionados con salud, educación o protección de los recursos naturales y el medio ambiente y puedan hacer uso de la oferta institucional de servicios de apoyo, de acuerdo con los requerimientos formales de las organizaciones estatales de diferente orden. Concentrar en los NDL varios proyectos productivos, lo cual permite generar economías de escala para las actividades relacionadas con la formulación, viabilización, tramitación y ejecución de los proyectos dado que los NDL, contarán con las condiciones de personal, técnicas y administrativas suficientes para evitar que los proyectos, en sus fases iniciales tengan que incurrir en los costos de construir esquemas administrativos y de soporte técnico, que frecuentemente terminan por hacer inviables los proyectos. Los resultados esperados del buen funcionamiento de los NDL pueden ser entre otros, los siguientes: • mejoramiento de la capacidad de coordinación entre las instituciones en los tres niveles • unificación de una visión sobre el territorio y desarrollo de procesos de planificación conjuntos • perfeccionamiento de la capacidad técnica y financiera de las instituciones regionales y locales • desarrollo de la orientación de la oferta de servicios hacia la demanda de la población, con énfasis en los pequeños y medianos productores • especificación de la espacialización de la oferta institucional y ajuste a las características biofísicas y socioeconómicas de la región 250

Servicios de apoyo a la producción - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

• consolidación de un sistema de administración coordinada del territorio • fortalecimiento de la demanda de servicios mediante la formulación y operativización de proyectos de tipo regional • viabilidad a mecanismos de participación y control ciudadano en el ciclo de los proyectos • cooperación en procesos de apropiación de los bienes privados por parte de la población y orientación al Estado respecto al desarrollo de bienes públicos. • aseguramiento de que la totalidad de los procesos que se adelanten conduzcan a un mejoramiento del nivel y calidad de vida de la población urbano-rural de La Mojana • recuperación de la confianza en las instituciones del sector público y consolidación de la presencia de instituciones del sector privado. Los NDL pueden, en su condición de organismos mixtos, cumplir con estas labores de manera más eficaz que las Umata, en tanto se diseñan con visión regional, su construcción depende de las condiciones biofísicas de la micro región que atienden y de las demandas de la comunidad a través de los proyectos que formulan y no de divisiones político administrativas, o de la visión de los técnicos que las conforman. En cuanto a la prestación de servicios a la producción por parte de los NDL, tendrán ante todo la responsabilidad de coordinar la prestación de estos por entidades locales, departamentales, regionales y nacionales, pero podrán actuar simultáneamente, cuando el diseño del proyecto así lo exija como prestadores directos o facilitadores de los procesos, como se describe en adelante.
Oferta institucional de servicios de apoyo Tecnología: Corpoica, ICA, Inpa, Umata etc. Mercados: acuerdos de competitividad, Sipsa, CCI, comercio privado Financiación y crédito: Finagro, banca, BNA, proveedores, industriales Proyectos asociativos canalizan y ordenan la oferta y la demanda de servicios generan capital social NDL Convoca, promueve, concierta, apoya la formulación y la ejecución de proyectos asociativos Demanda regional de servicios de apoyo Tecnología: Reducción de costos, incremento productividad, diversificación Mercados: acceso, información, simetría. Financiación y crédito: acceso, tramitología, oportunidad, costo Organización social de la producción: participación, equidad, fortalecimiento de la organización de base, convivencia

Organización social de la producción ONG, Pademer, Incora, Inpa

Los NDL, en primera instancia deberán generar condiciones para que la oferta de todas estas instituciones coincida con la demanda de las diferentes comunidades, expresada a través de los proyectos, estableciendo canales de comunicación y coordinación que permitan “bajarla” al nivel en que resulte útil para el desarrollo

Extensión agropecuaria y asistencia técnica

251

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

de los proyectos. Ahora bien, eventualmente y ante las dificultades fiscales que afectan de manera general a todos los niveles de la institucionalidad pública, las Umata, las secretarías de agricultura, las corporaciones autónomas regionales o las entidades nacionales del sector agropecuario, podrán contratar con los NDL la prestación de estos servicios a los proyectos, previos procesos de capacitación al personal de los núcleos. A su turno, los núcleos podrán cobrar dichos servicios a los proyectos, de tal manera que estos reconozcan el costo de obtener actualización en tecnología.

Crédito

El crédito, será la principal fuente de recursos monetarios para la financiación de los proyectos asociativos. Las necesidades de crédito, tanto de corto como de largo plazo, corresponden a cuatro niveles diferentes: • las necesidades de los proyectos agropecuarios • las necesidades de los proyectos forestales • las necesidades de generación de microempresas y actividades productivas no agropecuarias • las necesidades relacionadas con la seguridad alimentaria y el mejoramiento de las condiciones de vida de los pobladores de La Mojana, que de alguna manera se relaciona con la figura de crédito para consumo. La obtención de créditos para los tres primeros niveles está directamente asociada con la Banca formal, en la medida en que existen líneas específicas para estas actividades, con un régimen preferencial y subsidiado para proyectos de tipo asociativo. Las preferencias y subsidios corresponden a tasas de interés preferenciales, ICR de mayor cuantía que para proyectos individuales y CIF, en el caso del sector agropecuario y las líneas de fomentos de la microempresa y la pequeña industria del IFI. Adicionalmente, ante la presencia de campesinos sin tierra, que hasta el momento han recurrido a sistemas de “arrendamiento” mediante los cuales acceden a pequeñas parcelas que pueden sembrar a cambio de pagos en especie -parte de la producción o siembra de pasto, son las más frecuentes- los sistemas de crédito relacionados con proyectos asociativos, podrán incluir recursos destinados a facilitar prestamos a estos productores, para el arrendamiento de porciones de tierra suficientes con el propósito de atender las necesidades de seguridad alimentaria de sus familias y generar excedentes que entrarían a aumentar la oferta del proyecto y permitirían no sólo pagar el préstamo, sino que podrían generar algún ingreso adicional al arrendatario. Para atender las necesidades del cuarto elemento -crédito para consumo- se deben cumplir por lo menos dos de las tres condiciones siguientes: • la existencia de un fondo básico o capital semilla, que puede ser el Fondo Regional • la preexistencia de algún nivel mínimo de ahorro por parte del solicitante del crédito y la permanencia de ese ahorro -puede ser subsidiado, parcialmente, por el fondo- durante el período de repago de la deuda

252

Servicios de apoyo a la producción - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

• la vinculación de los solicitantes del crédito, o sus familias, a los proyectos productivos asociativos. Los NDL se deben convertir en el centro de organización, seguimiento y control, que faciliten la tramitación de los créditos de los tres primeros componentes de manera oportuna, tanto en lo relacionado con el cumplimiento de todos los requisitos exigidos por la Banca para los solicitantes, como en el proceso de trámite de las solicitudes, asegurando los desembolsos oportunos y su adecuada destinación dentro de los proyectos. Eventualmente, los NLD podrán servir como ventanilla para el trámite de créditos de baja cuantía, especialmente en los casos de créditos para arrendamiento de tierra, sólo si el arrendatario está vinculado a un proyecto productivo asociativo. Asimismo, podrán servir para la distribución de apoyos directos -subsidios u otras transferencias- para consolidar procesos relacionados con la seguridad alimentaria. La formulación de proyectos y su ejecución tienen que estar basadas en información confiable y oportuna, sobre el comportamiento de los mercados, situación de los precios y volúmenes transados; al propio tiempo que la viabilidad de los proyectos dependerá del aseguramiento de la comercialización de los productos, incluso desde el momento mismo que se tome la decisión de iniciar siembras. Para lograr esto, los NDL deberán asegurar desde el diseño mismo de los proyectos, la vinculación de estos a las cadenas agroalimentarias así como a los acuerdos de competitividad, regionales y nacionales, que se desarrollan en la mayoría de ellas. En la actualidad, algunas gobernaciones y entidades del orden nacional cuentan con organizaciones que facilitan estos procesos; los NDL deberán coordinar con los que existan en las gobernaciones que tienen jurisdicción sobre la región, pero de no existir, deberán adelantar los procesos para asegurar el eslabonamiento de los proyectos a dichas cadenas. Este servicio posiblemente es el más importante para una región como esta, en la medida en que una de las limitaciones más importantes es el bajo nivel de capital social con el que se cuenta, por la profunda desconfianza que reina entre los diferentes actores sociales y políticos. Adicionalmente, la oferta institucional en este aspecto es prácticamente inexistente, pues tan sólo algunos programas aislados como es el caso de Pademer, ofrecen algunos elementos muy limitados. Sin embargo, diferentes ONG y las universidades de la región o de otras regiones, pueden constituirse en importantes apoyos para el desarrollo de este servicio, asesorando la conformación empresarial básica para los diferentes proyectos cuya labor de coordinación y asistencia de los NDL es especialmente importante. Los sistemas de seguimiento y alertas tempranas en seguridad alimentaria, están asociados a la disponibilidad y capacidad de análisis para la toma de decisiones, de

Mercados e información

Organización social de la producción

Sisaat

253

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

información agro-climática, del comportamiento de los cultivos o producción pecuaria durante sus ciclos vegetativos, de la situación de precios y mercados de los productos, de las condiciones de la estructura familiar y sus costumbres alimenticias, entre otros factores. La recopilación, sistematización, análisis y recomendación de acciones pertinentes, se facilita notablemente con los NDL.

Los servicios de apoyo a la producción y la seguridad alimentaria

El desarrollo sostenible de esta región que combina la pobreza con la necesidad de restaurar, preservar y conservar los recursos naturales, implica la formulación de programas y proyectos que, principalmente, generen condiciones de aseguramiento alimentario para toda la población y el uso racional y sostenible de los recursos naturales, en actividades que generen ingresos y permitan la superación de la pobreza. Toda actividad productiva, requiere servicios de apoyo que le permitan acceder a los recursos necesarios para la generación o transformación de bienes y, posteriormente, la adecuación e inserción de los productos resultantes en los mercados. Cuando las actividades productivas están relacionadas, además, con el aseguramiento de la alimentación de la población y la superación de la pobreza, los servicios de apoyo necesarios presentan características especiales, en tanto, tienen que satisfacer necesidades que bajo otras circunstancias, han sido satisfechas por otras instancias y forman parte de la dotación básica con la que cuentan los productores al iniciar su actividad. Los servicios de apoyo a la producción para comunidades en desarrollo indicadas en este estudio, se definen así: • Extensión agropecuaria. Validación y transferencia tecnológica para incrementar la productividad y la disponibilidad, el acceso a alimentos y la generación de excedentes comerciales. Igualmente, la racionalización del uso de los recursos naturales, especialmente suelo y agua. Todo lo anterior, mediante procesos participativos. • Identificación de mercados y facilitación del comercio de productos. Obtención de información básica de los mercados, especialmente referida a volúmenes y precios. Adecuación de productos a las condiciones exigidas por la demanda. Logística de comercialización, desde la proveeduría de insumos, pasando por la suscripción de contratos de venta anticipada de cosechas, hasta los servicios de logística de acopio y transporte. • Financiación y crédito. Procesos que faciliten el acceso a los recursos de financiación y crédito, así como a los estímulos a la producción y al mejoramiento de la disponibilidad de capital físico y a la recuperación y conservación de los recursos naturales. • Organización social de la producción. Apoyo y orientación a la comunidad para crear la base organizativa y asociativa, que facilite el acceso a los instrumentos de apoyo que disponga el Estado. Mejoramiento de las condiciones de comercialización y

254

Servicios de apoyo a la producción - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

generación de economías de escala, en los procesos productivos y de comercialización. Los servicios a la producción prestados por organizaciones del sector público, en general enfrentan otras dificultades, comenzando por su estructura, generalmente de carácter nacional, y continuando con que su diseño y construcción obedecen a la necesidad de ofrecer estos servicios a los productores con menores recursos, la mayoría de las veces sin que estos últimos participen en el proceso de definición de las actividades a desarrollar ni en la forma en que se prestan los servicios. A las dificultades que de por si encierra la prestación de servicios a la producción, en el caso de las organizaciones públicas, deben sumarse restricciones de recursos, elevada incidencia de fenómenos como el clientelismo y la corrupción, que conducen a la mala utilización de recursos, de por sí escasos, la inadecuada selección del personal encargado, el diseño fraccionado e ineficaz de los servicios, dispersión de responsabilidades y deficientes niveles de comunicación e interacción, con las comunidades a que están dirigidos. Es frecuente, que no sólo el diseño sino la ejecución de los programas de prestación de servicios de apoyo a la producción por entidades públicas, parta de la base de esquemas en los que la participación de la comunidad simplemente se limita a la de “usuarios” de los servicios y casi nunca se llega a la generación de procesos en los cuales las comunidades o estos “usuarios” se apropien de los procesos mediante la participación efectiva en ellos. La situación de La Mojana no difiere mucho de lo descrito hasta ahora. En términos generales la oferta de servicios de apoyo a la producción se limita a algunas actividades que desarrolla el sector privado, como en el caso de la producción de arroz (servicios de secado, molinería y transporte) y que muestran síntomas de deterioro, en la medida en que este producto ha perdido competitividad, tanto frente a los mercados internacionales como en los mercados nacionales, ante el desarrollo de otras regiones productoras que cuentan con una mejor posición relativa. Puesto que la superación de la pobreza y el aseguramiento de la alimentación de las comunidades pobres, son los objetivos centrales del PDSM, el enfoque de la propuesta y diseño de servicios de apoyo a producción para la región, está basada en los principios formulados por FAO para el desarrollo de Programas de Seguridad Alimentaria, los cuales son: • propiedad nacional del Programa • planteamiento participativo y multidisciplinario • aligeramiento de la pobreza • conciencia y sensibilidad ecológicas, y • participación de las mujeres. Con el cumplimiento de estos principios y el desarrollo de un programa que incluya, entre otros, proyectos productivos y proyectos de apoyo a la producción, se deben superar las causas básicas de la inseguridad alimentaria y de la pobreza, identificadas por FAO: 255

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

• la baja productividad agrícola, con frecuencia derivada de limitaciones institucionales, tecnológicas y de las políticas sectoriales • la gran variabilidad de las reservas alimenticias según los años y los ciclos agrícolas, a menudo por la irregularidad de las lluvias y la falta de agua para la producción agropecuaria • la falta de empleo fuera de la finca, que se suma a la escasez e inseguridad de los ingresos en las zonas rurales y urbanas.

Resultados de programas y proyectos • Aumento de la productividad agropecuaria, mediante incrementos en la intensidad de uso de los factores productivos y cambio en la tecnología empleada por los productores, que asegure la conservación mediante el uso racional de los recursos naturales. Adicionalmente, se debe aumentar la generación de valor, asociada a los procesos productivos y de comercialización, de tal forma que la mayor productividad se refleje en aumentos y estabilidad de los ingresos de los productores. Esto sólo será posible mediante la reorientación y ajuste de los instrumentos de política con que cuenta el Estado colombiano, así como de la actuación de las organizaciones públicas o privadas que se han constituido para la aplicación y ejecución de dichas políticas. Al propio tiempo, se debe conformar una nueva institucionalidad que rija las relaciones entre los actores públicos y privados y entre los diferentes grupos sociales que conforman a estos últimos.
• Diseño de estrategias y programas enfocados, principalmente, a los predios de los pequeños productores para asegurar la mejor administración de los recursos hídricos. Resulta paradójico que en La Mojana, el agua en lugar de ser un recurso de alto valor para el aseguramiento de la producción, se constituye en un factor generador de situaciones de riesgo, cuando no de catástrofe, por exceso o por carencia de ella. Esto permitirá reducir la variabilidad en la oferta de alimentos y demás productos agropecuarios y reducirá la dependencia del comportamiento del clima. • Identificación de actividades y diseño de programas y proyectos, en torno a ellas, que permitan la generación de empleos extra prediales para pequeños productores y, principalmente, para campesinos sin tierra. Muchas de estas actividades pueden ser complementarias de los procesos productivos, tales como el manejo postcosecha de productos, la agregación de valor, la comercialización local de productos, el transporte y el mantenimiento de las vías acuáticas y terrestres, así como de fuentes de agua y sistemas de drenaje. Estas acciones, así como los programas y proyectos que las incluyan, deben formularse y ejecutarse, poniendo especial atención a las condiciones biofísicas, socio-políticas y culturales que predominan en la región, algunas de las cuales se analizan a continuación.

Instrumentos de política y servicios de apoyo

A pesar de que la coyuntura de cambio de gobierno, bajo una difícil situación fiscal y una visión institucional diferente, puede introducir modificaciones sustanciales al esquema actual, el Estado colombiano y en particular las autoridades

256

Servicios de apoyo a la producción - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

del sector agropecuario, han diseñado y puesto en funcionamiento numerosos instrumentos de política y organizaciones, que pueden servir de base a la construcción de un sistema de servicios de apoyo a la producción en la región de la Mojana. Ahora bien, de todas maneras, será necesario introducir ajustes institucionales y esquemas de operación específicos, para que la eficacia de estos instrumentos aumente y no se repitan algunos errores del pasado, que trajeron consecuencias negativas a muchos pobladores de la región2 . Dentro de los instrumentos de política y entidades con que cuenta el sector agropecuario para el desarrollo de servicios a la producción, se destacan, los siguientes: El Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología, con entidades como Colciencias, ICA, Corpoica, Inpa, Pronatta y las Umatas.

En el área tecnológica

El Programa de Reactivación de la Oferta Agropecuaria, Proagro y el Programa de Reactivación Financiera del Sector Agropecuario, Pran, que orientan recursos a subsectores estratégicos y permiten la reincorporación de productores rurales al sistema financiero. • Finagro, con instrumentos fundamentales, como el ICR, el CIF y los sistemas de Crédito Asociativo para pequeños productores • El Banco Agrario, como intermediario fundamental en el acceso a los instrumentos de Finagro. • Las cadenas agro-alimentarias y los acuerdos sectoriales y regionales de competitividad • El Programa de Pequeña Empresa Rural, Pademer • Los programas para la mujer rural y los pequeños productores campesinos.

En el área financiera

En el área comercial y de mercados

La totalidad de estos instrumentos y entidades tiene como condición básica para interactuar con la población campesina y de pequeños productores, la organización de estos en diferentes esquemas asociativos. Adicionalmente, a la organización de la base de campesinos y pequeños productores, el apoyo y acompañamiento de las autoridades departamentales y municipales es de gran importancia, en tanto incorporen las actividades de las organizaciones de base en los Planes de Desarrollo e Inversión y en los Planes de Ordenamiento Territorial, los cuales tiene una importante ingerencia de las Corporaciones Autónomas Regionales, como autoridades ambientales.
2 Este es el caso de parcelaciones de reforma agraria que, por deficiencias en el diseño de servicios de apoyo a la producción y comercialización de arroz, terminaron por arruinar a los parceleros, convirtiéndolos en jornaleros, tan pobres como cuando no tenían tierra, pero debiéndola e imposibilitados como sujetos de crédito para otras actividades.

257

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

En el caso específico de La Mojana, se encuentra una dificultad importante para consolidar esos apoyos, por cuanto en ella se da la concurrencia de cuatro departamentos, once municipios y cinco CARs. Por esto, es fundamental la definición de esquemas institucionales de coordinación y acción conjunta, que permita unificar los esfuerzos y los sistemas de apoyo por parte de los departamentos, los municipios y las CARs a las comunidades de campesinos y pequeños productores, mediante la ejecución de programas y proyectos, que incluyan a los grandes ganaderos y agricultores para asegurar su sostenibilidad económica, social y ambiental.

RESULTADOS Y CONCLUSIONES Identificación del esquema de prestación de servicios de apoyo a la producción para La Mojana

El primer objetivo es diseñar un sistema de servicios de apoyo a la producción que facilite el desarrollo de los proyectos productivos y de consolidación de la seguridad alimentaria en la región. Para esto, la propuesta de servicios de apoyo busca, en el corto plazo, facilitar el logro de los siguientes objetivos: • aumento de la productividad de la tierra y del trabajo, mediante la estructuración de un programa eficiente de extensión y transferencia de tecnología, en el marco de las propuestas de los programas y proyectos productivos formulados por el PDSM • incremento de la rentabilidad de la empresa familiar de los pequeños productores; mediante la identificación de mercados y la definición de esquemas de comercialización que faciliten el acceso a ellos • mejoramiento de las condiciones de acceso a insumos, instrumentos y bienes de capital para la producción • elevación de la capacidad empresarial del pequeño productor mediante procesos de organización social de las actividades productivas; y • acceso a crédito y otros sistemas de financiación de capital de trabajo, apoyo al desarrollo de sistemas de control financiero y contable de la actividad.

Medios para alcanzar el nuevo esquema de servicios de apoyo a la producción

Tal como se señaló, la prestación de servicios de apoyo a la producción en La Mojana, debe partir de un nuevo arreglo institucional, puesto que esta será la única manera de asegurar la optimización de los escasos recursos disponibles en los niveles nacional, regional, departamental y municipal. Por otra parte, la nueva institucionalidad deberá promover la conformación de nuevas reglas de juego en las relaciones entre los habitantes de la zona, que deberán aprovechar de modo sostenible los recursos naturales y establecer normas de convivencia que se traduzcan en formas más equitativas de apropiación de las rentas derivadas de las actividades productivas y la generación de empleo, mediante la utilización de tecnologías competitivas, más intensas en la utilización de mano de obra. Para lograr esto, se establecerá un sistema de coordinación, planeación y gestión, en el que participen, los ministerios que formulan la política relacionada de manera más directa con el desarrollo de la región, como son el de Agricultura y Desarrollo

258

Servicios de apoyo a la producción - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

Rural y el del Medio Ambiente; las gobernaciones de los cuatro departamentos y las once alcaldías, cuyas jurisdicciones abarcan partes de la región de La Mojana, las Corporaciones Autónomas Regionales y las Universidades. Adicionalmente, en este órgano de coordinación, deberá asegurarse la adecuada y suficiente representación y participación de los pobladores de la región, mediante la inclusión de representantes de los gremios de producción, las asociaciones de campesinos y demás formas de organización y participación comunitaria. Para lograr esto, será necesario cumplir con los siguientes elementos: • desarrollo de un esquema institucional que asegure el trabajo conjunto, coordinado y homogéneo de todas las organizaciones político-administrativas, que tienen influencia sobre la región • esquema capaz de fortalecer la capacidad de la región para acceder a los instrumentos de política de apoyo y fomento para el desarrollo rural y productivo del sector agropecuario, con que cuenta el gobierno central • establecimiento de mecanismos para estimular la cooperación entre los productores de la región, identificando acciones que permitan el trabajo conjunto de los pequeños y grandes • fortalecimiento de los esquemas de organización de los pequeños productores para facilitar el desarrollo de proyectos y el acceso a los incentivos (ICR, CIF, entre otros) y al crédito (Anexo 2 del Estudio, CD-ROM). Consolidar una entidad o mecanismo de coordinación, planeación y gestión del PDSM, para facilitar la interacción con la comunidad de la región y establecer una Red de Núcleos de Desarrollo Local, que mediante la prestación de servicios de apoyo a la producción en las áreas de extensión agropecuaria y asistencia técnica, identificación de mercados y adecuación de los productos para acceder a ellos, servicios de logística comercial y transporte y apoyo a la organización de los productores para el acceso a recursos de crédito y financiación sirva además de estructura organizativa, técnica y comercial a los programas y proyectos productivos formulados en desarrollo del PDSM.
Diagrama 1: Esquema institucional básico para los servicios de apoyo en La Mojana
E n tida de s na cionale s re gio nales y m u nicip ales

RECOMENDACIONES

C o ns orcio PDSM

P roye cto s p ro d uctivo s em pres ariale s

C a de na s A groa limen ta ria s agro alim e n ta ria s

N ú cle os de d e sarrollo lo cal

E sq ue m as orga niz ativo s co m u nid ad d e La M o ja na

O rg aniza ciones c a m p es ina s

G an ad eros y agriculto re s e m pres ariale s

259

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Desde el punto de vista orgánico, la nueva entidad deberá contar con una estructura bastante simple, como la que se muestra en el Diagrama 1, en el cual se resalta que, inicialmente la dirección de esta entidad estará a cargo de representantes de las entidades nacionales, regionales, departamentales y municipales. Pero con el paso del tiempo, este órgano directivo tendrá la misión de transferir, tras los procesos necesarios de capacitación, la dirección a las organizaciones privadas que surgirán en la región como parte del proceso de desarrollo. La segunda consideración importante, respecto al diagrama es que el esquema de los núcleos de desarrollo local, sólo tendrá sentido en la medida en que se adelante un conjunto sólido del programas o proyectos productivos de carácter empresarial, con visión de cadena y la plena participación de esquemas organizados tanto de pequeños productores campesinos como de los empresarios ganaderos y agrícolas de la región, dándole especial importancia a los procesos de fortalecimiento y tratamiento equitativo de la mujer rural. La visión de cadena, tiene la triple finalidad de, primero, asegurar la inserción de los proyectos productivos empresariales en los mercados locales, regionales, nacionales y, de ser posible por condiciones de competitividad, a los internacionales. Segundo, establecer los mecanismos para acceder a la tecnología más conveniente desde los puntos de vista de la competitividad y la sostenibilidad de las actividades productivas, así como a las redes de suministro de insumos para la producción en condiciones racionales para competir en las diferentes actividades productivas. Finalmente, promover esquemas en los cuales, los productores primarios de la región, se beneficien de los procesos de agregación de valor y la generación de economías de escala.

El proceso de evolución de los servicios de apoyo
Diagrama 2: Proceso de evolución de los Núcleos de Desarrollo Local (Matriz Modificada de Ansoff)
Etapas del plan Corto plazo de 0 a 3 años Mediano plazo de 3 a 7 años Largo plazo de 7 a 15 años

Evolución de los Núcleos locales de desarrollo

Énfasis en extensión y asistencia técnica Mejoramiento productivo y construcción de empresas y núcleos productivos Extensión agrícola asistencia técnica para producción y manejo poscosecha apoyo a la organización básica y generación de confianza crédito asociativo y sistemas básicos de ahorro mercados locales

Énfasis en logística de mercados

Énfasis en valor agregado y gestión empresarial

Nivel de desarrollo empresarial

Desarrollo organizacional y Penetración de Mercados

Consolidación de eslabonamientos diversificación productiva

Servicios de apoyo a la producción

Desarrollo de autonomía empresarial Extensión y asistencia técnica para el desarrollo de productos sistemas de cooperación sistemas de financiación y crédito para K de trabajo mercados regionales y nacionales

Consolidación empresarial sistemas de innovación de productos tecnología en mejoramiento continuo mercado de capitales eslabonamiento a cadenas de valor diversificación de mercados competitividad a nivel Internacional

260

Servicios de apoyo a la producción - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

La evolución de los servicios de apoyo a la producción y de los Núcleos que se proponen para que los presten, será gradual a lo largo de los quince años que se han fijado como horizonte temporal para el PDSM. Con el fin de facilitar la presentación del proceso de evolución de estos servicios se ha realizado una modificación de la Matriz de Ansoff 3, la cual fue formulada para mostrar el desarrollo estratégico de las actividades de mercadeo de un producto, pero que resulta bastante útil para señalar los cambios que tendrán que darse en el tipo de servicios de apoyo que se prestarán y en el énfasis estratégico que tendrán los núcleos en el corto, mediano y largo plazos.

Los costos de los Núcleos de Desarrollo Local
El montaje y funcionamiento de los Núcleos de Desarrollo Local, manejan recursos que deberán ser promovidos por el PDSM durante los años correspondientes a las etapas de corto y mediano plazo (de 1 a 8 años) asumiendo que se generen procesos de desarrollo productivo e institucional en el marco del PDSM deberán deriven recursos y que permitan que los productores de la región asuman gradualmente los costos de operación de los NDL. Los costos aquí estimados, corresponden a los rubros laborales (plantilla de personal del Equipo Técnico Central y de cada uno de los Núcleos de Desarrollo Local), Dotación de equipos de adecuación de productos para el mercado y de oficina, insumos agrícolas, material de oficina y construcciones básicas necesarias para cada Núcleo. En las Tablas Números 4, 5 y 6; se relacionan detalladamente estos costos, los cuales acumulados para los 8 primeros años de desenvolvimiento del PDSM, alcanzan a precios de hoy, aproximadamente la suma de un millón setecientos mil dólares. Por otra parte, el funcionamiento de los NDL se basa en principios de sostenibilidad empresarial, pero con visión de apoyo estatal al establecimiento de proyectos productivos capaces de brindar a los más pobres oportunidades de superar esa situación, bajo condiciones de aseguramiento de la alimentación y sostenibilidad de los recursos naturales. Estos principios se reflejan en un proceso en el que las inversiones estatales (nacionales, regionales, departamentales y municipales) tienden a disminuir en el tiempo, mientras que los ingresos generados por el cobro de los servicios de apoyo para producción crecen y generan las condiciones de desarrollo sostenible y autonomía económica de los NDL, este proceso, ilustrado para uno de los núcleos (Diagrama 3 del Estudio, CD-ROM). La distribución espacial de los núcleos y la localización de estos, debe asegurar por una parte, la cobertura de la mayor cantidad posible de territorio de La Mojana, y por otra, la atención de las más densas concentraciones de población, especialmente de los más vulnerables por pobreza y dificultades para asegurar la disponibilidad y el acceso a alimentos.
3 Ansoff, Igor. Su libro Strategic Management es considerado muy importante en el desarrollo de la estrategia. Trajo al mundo la denominada Matriz de Ansoff, agregando además sinergia al vocabulario ejecutivo. Sus trabajos fundamentales son: Corporate Strategy (1965); Strategic Management (1979); Implanting Strategic Management (1984).

261

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Con base en el mapa de distribución de predios según tamaño elaborado por Corpoica para la región de trabajo (Mapa 11 del Estudio CD-ROM), se han seleccionado las áreas con mayor concentración predial y cercanía a las vías de transporte de personas y carga, para proponer la localización de los Núcleos, dichas localizaciones, son: • Núcleo 1: Caimito • Núcleo 2: San Marcos • Núcleo 3: Caño Rabón • Núcleo 4: Serpita • Núcleo 5: Boca de Mujeres • Núcleo 6: Majagual-Guaranda • Núcleo 7: Sucre

Otros mapas, diagramas y gráficas que complementan esta información, se encuentran en el Estudio, CD-ROM

262

Servicios de apoyo a la producción - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

263

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Economía y yanálisisde deproyectos Economía y análisis de proyectos Economía análisis proyectos
[ Camilo Rubio Pardo ]

Los resultados del estudio Economía y análisis de proyectos se dividen en dos partes: los costos del Programa de desarrollo sostenible de la región de la Mojana, PDSM, y los modelos de finca y la inversión agropecuaria. Para estimar los costos se utilizó el programa Costab y para la presentación de los resultados de los modelos de finca se utilizó el programa Farmod. Los costos del PDSM, cuya inversión se distribuye en los primeros cinco años de los quince que plantea el proyecto, ascienden a un total de 27,7 millones de dólares de los E.U., o 77.610 millones de pesos colombianos. Cerca de 21% de los costos totales corresponden a obras civiles; 10% a servicios de consultoría; 14% a estudios y encuestas; 8% a fondos especiales y 38% a costos de inversión agropecuaria y forestal. El modelo de finca utilizado, el proyecto agregado de fincas tipo y la inversión agropecuaria arrojan resultados financieros interesantes. La finca propuesta presenta un resultado financiero favorable al proyectar una Tasa interna de retorno -TIR. de 65,5%- lo cual puede explicarse por la ampliación del área total sembrada, además de la introducción de las mejoras tecnológicas. El proyecto agregado de fincas es financieramente atractivo, con una TIR de 107%, lo cual corrobora el resultado de la finca individual al ampliar la producción de alimentos de pequeños productores campesinos en una zona con alta concentración de tenencia de la tierra. Finalmente, la rentabilidad del componente agropecuario en conjunto arroja una TIR de 49% a 15 años y de 46% a 10 años, aunque resulta negativa en los primeros cinco años (-8%).

264

Economía y análisis de proyectos - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

ANTECEDENTES
Para la realización de este documento, se utilizó información primaria obtenida en la zona, así como documentación de los otros proyectos propuestos dentro del Programa de desarrollo sostenible de la región de La Mojana, PDSM, especialmente del componente agropecuario, e investigación en documentos y estadísticas oficiales y de gremios productores.

COSTOS DEL PROGRAMA
El documento sintetiza los costos del PDSM, construidos con el programa Costab1. Los anexos comprenden tres cuadros resumen: cuentas de gasto por componente; cuentas de gasto por años y componentes del programa por años, todos estimados en millones de pesos colombianos y en dólares de los E.U. Las estimaciones de costos se basan en información recopilada por los consultores de cada componente y con base en proyectos modelo relacionados con su área temática. Cada cuadro de costos detallado de las acciones propuestas en cada Subprograma se construyó con base en la ficha de proyecto elaborada por cada consultor, donde se explican los objetivos y las acciones a realizar, el tiempo de ejecución y los responsables. El primer dígito de la numeración de los cuadros detallados corresponde a cada Subprograma así: 1 Subprograma de Ordenamiento ambiental 2 Subprograma de Desarrollo agropecuario 3 Subprograma Infraestructura 4 Subprograma de Administración de tierras 5 Subprograma Fortalecimiento institucional Los costos detallados del componente agropecuario relacionados con la producción agrícola, la producción pecuaria y la producción forestal se tomaron de los resultados de la agregación de los modelos de finca del programa Farmod. Los costos de base no incluyeron ni imprevistos de precios ni imprevistos físicos, así como tampoco ningún tipo de impuestos. Se utilizó una tasa de cambio única para el horizonte del programa de $2.800 pesos por dólar de los E.U. Los costos del programa, sin incorporar imprevistos físicos ni de precios, ascienden a 77.610,4 millones de pesos colombianos, equivalentes a 27,7 millones de dólares de loa E.U. El período de ejecución de esta primera fase del PDSM sería de cinco años.
1 Ver anexos del Estudio, CD-ROM

Introducción

Datos de base

Estimaciones

265

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Cerca de 21% de los costos totales corresponden a obras civiles, 10% a servicios de consultoría, 14% a estudios y encuestas, 8% a fondos especiales y 38% a costos de inversión agropecuaria y forestal. La inversión durante los primeros cinco años corresponde a 50,2% en el primer año, 15,5% en el segundo año, 12,3% en el tercer año, y 10,8% en el cuarto y quinto año, respectivamente. La razón para que los costos se concentren en el primer año se debe a que se financiaría la inversión de las fincas que entren al programa durante ese primer año: incluiría tanto inversiones agrícolas y pecuarias como insumos agropecuarios.

Costos por Subprogramas

Los costos del PDSM comprenderían cinco componentes: • Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales (22,7%) • Subprograma de Desarrollo agropecuario (42,2%) • Subprograma de Infraestructura (19,8%) • Subprograma de Administración de tierras (7,2%) • Subprograma de Fortalecimiento institucional (8,3%). Los costos del Subprograma de Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales (Cuadros de Costos 1.1 al 1.5, CD-ROM), ascienden a 6,3 millones de dólares (17.619 millones de pesos). Incluyen ordenamiento ambiental territorial, gestión de ecosistemas prioritarios, servicios de apoyo ambientales, investigación ambiental y producción sostenible. Los costos del Subprograma de Desarrollo agropecuario alcanzan la suma de 11,7 millones de dólares (32.651,4 millones de pesos). Estos comprenden productos agrícolas, productos pecuarios, productos forestales, el sistema de seguridad alimentaria y los servicios de apoyo a la producción agropecuaria (Cuadros de Costos 2.1 al 2.5, CD-ROM)

Los costos del Subprograma de Infraestructura se estiman en 5,5 millones de dólares (15.324 millones de pesos) y sus principales acciones se centran en proyectos fluviales, proyectos de transporte terrestre y proyectos de instrumentación y modelaje (Cuadros de Costos 3.1 al 3.3, CD-ROM). El Subprograma de Administración de tierras cuyos costos ascienden a 2 millones de dólares (5.520 millones de pesos), comprende la realización de proyectos en definición de derechos de propiedad, en fortalecimiento de actores en el manejo de conflictos de tierras y en fortalecimiento institucional en manejo de tierras (Cuadros de Costos 4.1 al 4.3, CD-ROM). El Subprograma de Fortalecimiento institucional, cuyos costos se estiman en 2,3 millones de dólares (6.495,5 millones de pesos), comprende acciones relacionadas con la operación de la unidad de gestión del PDSM, el sistema de seguimiento y evaluación del PDSM, el funcionamiento de los núcleos de desarrollo local, la comunicación y educación ambiental, la construcción de capacidad en instituciones y comunidad y el apoyo al microcrédito rural (Cuadros de Costos 5.1 al 5.6, CD-ROM). 266

Economía y análisis de proyectos - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

La mayoría de costos del Programa representan inversiones por cuanto se realizarían por una sola vez y, en general, en los primeros dos a tres años. En aquellos casos en los cuales el proyecto no especifica los montos por año, los costos totales se distribuyeron en los cinco años del programa. Salvo algunos ítems en costos operativos (como mantenimiento de un caño y asistencia técnica periódica) los costos de inversión representan cerca del 98% de los costos del PDSM.

Costos de inversión y costos operativos

MODELOS DE FINCA E INVERSIÓN AGROPECUARIA
En esta parte del informe se sintetizan los principales resultados de la evaluación de fincas tipo. El resumen (Anexo Cuadros de costos, CD-ROM) contiene cuatro cuadros del proyecto agrupado de fincas. Adicionalmente, incluye tres cuadros de las actividades de inversión externa a las fincas, y otros tres, del componente agropecuario en conjunto. En cada cultivo y actividad se presenta el presupuesto financiero y la producción y gasto de insumos (24 cuadros de la finca tipo y 12 cuadros de las actividades de inversión).

Introducción

Las características de una finca tipo, se presentan en (Anexo Cuadros de costos, CD-ROM). • Ubicación - zona predominantemente terrestre con pocos meses de inundación al año. • Tamaño - sin el proyecto es una finca de 2 ha arrendadas. Con el proyecto, se amplía hasta alcanzar un área de 5 ha, también en arriendo. De acuerdo con varios ejercicios efectuados durante el transcurso del proyecto, se determinó que el tamaño de cinco ha, con las áreas de cultivos y mejoras tecnológicas propuestas, era suficiente para alcanzar una producción agropecuaria adecuada para una familia de seis miembros. • Propuesta de mejoramiento - como se describe en el documento del Programa de desarrollo agropecuario, el proyecto propone que los pequeños productores aumenten su producción agrícola y disminuyan sus costos de producción, especialmente de arroz, vía rotación de cultivos e introducción de nuevas variedades. Además, se aumenta el área de maíz como insumo importante para el desarrollo de proyectos tecnificados de especies menores. Así, en la parte pecuaria se propone que se establezcan sistemas eficientes de manejo de gallinas, cerdos y de pequeña ganadería bovina. Igualmente, se incluye una actividad marginal de proyectos forestales, actividades que se ejecutarían en áreas externas a las fincas pequeñas. La distribución de cultivos en la finca tipo especificada se observa en el cuadro siguiente. Los precios utilizados en su mayoría corresponden a precios en finca, levantados en reuniones sostenidas con productores de la zona durante la consultoría.

Análisis de fincas tipo

Cultivos y actividades de finca tipo y precios

La información relacionada con la producción de arroz mecanizado, costos de producción y precios de insumos se complementó con cifras de la Federación de Arroceros de Colombia, Fedearroz, entidad que maneja esta información por 267

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

zonas geográficas. La información relacionada con mano de obra utilizada, por tipo de actividad, en los diversos cultivos y actividades pecuarias, se obtuvo de las entrevistas con productores y de aquellos proyectos donde la información se encontró disponible. Con relación a las cifras de producción y rendimientos por hectárea, se estableció como criterio, en algunos casos y ante la inexistencia de información específica de La Mojana, que no deberían variar sustancialmente a los máximos reportados y publicados en el Anuario de Estadísticas Agropecuarias del Ministerio de Agricultura por zonas geográficas, en este caso el departamento de Sucre, que es el de mayor número de municipios en la región de La Mojana. Finalmente, algunos cultivos y actividades se revisaron conjuntamente con consultores de la FAO, con quienes se hicieron los ajustes finales.
CULTIVOS Arroz secano a chuzo_Sem_A Arroz secano mecanizado_Sem_A Arroz de transplante (fangüeo)_Sem_B Maíz Fríjol Plátano nuevo Hortalizas Frutales TOTAL ÁREA Sin proyecto ha 0,7 0 0,5 0,3 0 0,2 0,01 0,3 1,9 Con proyecto ha 0 1,0 0,5 2,0 0,5 0,3 0,03 0,3 4,8

En los cuadros (Anexo Cuadros de costos, CD-ROM) se detallan los presupuestos por hectárea y los productos e insumos para cada uno de los cultivos relacionados en el cuadro anterior. Adicionalmente, la familia de la finca tipo mantiene cría de gallinas, patos criollos, cerdos y cuatro vacas para producción de leche, cuyos cuadros también se adjuntan.

Evaluación de finca tipo

En los cuadros resumen de la finca tipo propuesta, se puede observar el presupuesto financiero, la producción física y el gasto de insumos, el presupuesto de la mano de obra requerida y utilizada, y el patrón de cultivos a partir del cual se elaboró el cuadro anterior. La finca propuesta presenta un resultado financiero interesante al arrojar una Tasa Interna de Retorno, TIR de 65,5%, lo cual puede explicarse por la ampliación del área total sembrada además de la introducción de las mejoras tecnológicas. Esto indica la importancia para la zona, del programa de distribución de tierras para familias campesinas sin tierra o con pequeñas parcelas.

Proyecto de pequeños productores

En el grupo de cuadros denominados Total proyecto fincas (Anexo Cuadros de costos, CD-ROM), se observa el presupuesto financiero agregado, el patrón global de cultivos, y la producción física y los insumos utilizados por el conjunto de productores.

268

Economía y análisis de proyectos - [ Subprograma de Desarrollo agropecuario ]

Se espera que, al final del quinto año, la cobertura del proyecto sea de 12 mil familias campesinas, meta calculada de acuerdo con las cifras existentes de población y de distribución de la tierra y tamaño de predios.4 En términos generales el proyecto es financieramente atractivo, con una TIR de 107%, lo cual corrobora el resultado de la finca individual: un proyecto en una zona con alta concentración de tenencia de la tierra es altamente atractivo si se fomenta la redistribución de tierra para producción de alimentos y generación de ingresos de las familias pobres. Los cuadros de actividades de inversión representan todas aquellas actividades que se realizarán en el proyecto pero no necesariamente emprendidas por las fincas individuales. Se presentan los presupuestos financieros y la producción física e insumos utilizados. Estas actividades son: • núcleos de desarrollo local • actividades forestales divididas en proyectos productores-protectores • actividades silvoagrícolas y silvopastoriles • producción de lechones necesaria para la ceba de cerdos en las fincas • plantas procesadoras de leche • sistema de alertas climáticas tempranas. Al igual que para las actividades de fincas, cada actividad contiene una ficha de proyecto que se puede consultar en el Subprograma de Desarrollo agropecuario. De las actividades anteriormente mencionadas, las únicas financieramente rentables son las procesadoras de leche y la producción de lechones. Los cuadros del total del Subprograma de Desarrollo agropecuario incluyen un cálculo de los costos totales del componente y una estimación de la rentabilidad del mismo, representada por un flujo de caja en pesos y en dólares, incluyendo los beneficios y costos del total de fincas, así como los costos de las actividades externas a las fincas. Dada la alta rentabilidad del proyecto de fincas ya analizada, la rentabilidad del Subprograma agropecuario en conjunto arroja una TIR de 49% a quince años y de 46% a diez años, aunque resulta negativa a los cinco años (-8%).

Actividades de inversión

Inversión del componente agropecuario

RECOMENDACIONES
Por el alcance de los análisis económicos se recomienda la realización de talleres y cursos de capacitación en metodologías de formulación financiera de proyectos, dado que la unificación de los conceptos, aclara el alcance de la metodología en sí misma, explica la importancia de la rentabilidad financiera y económica para las agencias internacionales y, en general, facilita la unificación metodológica de propuestas y de proyectos.

4 Ver informe Agropecuario e informe sobre Administración de tierras del PDSM

269

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

270

Bases para la formulación de un plan de transporte en La Mojana - [ Subprograma de Infraestructura ]

Capítulo 4

[Subprograma dede [[Subprograma Subprograma de Infraestructura] Infraestructura] Infraestructura]

271

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Ana Luisa Flechas Camacho [ Integradora del Subprograma ] [ Especialista en Bases para la formulación de un plan regional de transporte en La Mojana ] Ómar Guillermo Becerra Hoyos [ Especialista en Transporte fluvial en los cursos de agua en la parte occidental de La Mojana ] Edgar Armando Chacón Virgüez [ Especialista en Infraestructura básica ] Mario Díaz-Granados Ortiz [ Especialista en Hidrología ] Juan Guillermo Garcés Restrepo [ Especialista en Megaproyecto dique - compuertas - canal - carretera ]

272

Bases para la formulación de un plan de transporte en La Mojana - [ Subprograma de Infraestructura ]

PRESENTACIÓN
La región está poco vinculada con el resto del país y tiene dificultades de comunicación interna lo cual no favorece la integración territorial ni el adecuado transporte de personas y carga e incide significativamente en el costo de la producción. En la región es posible aprovechar mejor los cursos de agua para el transporte fluvial con algunas inversiones de bajo costo en arreglos de cauce, construcción de muelles y mejores embarcaciones. En el transporte terrestre, es posible mejorar o rehabilitar algunas vías de penetración y caminos rurales sin impactar negativamente el medio ambiente. Es preciso integrar todos los medios de transporte, fluvial y terrestre y aéreo. El objetivo del Subprograma de Infraestructura es desarrollar un sistema integrado de transporte, capaz de satisfacer en forma equilibrada la demanda de movilidad de personas y cargas en las distintas zonas de La Mojana. Los objetivos específicos son: articular física y funcionalmente la región internamente y con el resto del país, fundamentalmente a través de las redes fluviales y cuerpos de agua y complementariamente a través de las redes terrestres utilizables en los periodos de sequía; desarrollar infraestructuras y equipamientos de transporte, que favorezcan e integren centros poblados y zonas rurales; monitorear el comportamiento hidrológico de la zona; y calibrar un modelo matemático para análisis de escenarios ambiental-productivo-social en la región. Para el cumplimiento de estos objetivos se desarrollaron cuatro estudios temáticos relacionados con los siguientes temas: Plan regional de transporte, transporte fluvial, infraestructura básica social y finalmente hidrológía como insumo de conocimiento e información que sirve de sustento al manejo adecuado de la infraestructura en esta región en la cual el agua juega papel importante y con alta vulnerabilidad ambiental. Adicional a los estudios definidos en el desarrollo del PDSM, se incluye una iniciativa de proyecto documentada, denominada, Proyecto marginal del río Cauca, Nechí (Antioquia) – Guaranda (Sucre) que tiene como propósito fundamental el control de inundaciones. Esta iniciativa fue propuesta para su consideración y estudio por los cuatro departamentos. 273

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Bases para la formulación dede un Plan Regional Bases para la formulación un plan regional de Bases para la formulación de un Plan Regional de TransporteLa Mojana transporte en en la Mojana de Transporte en la Mojana
[ Ana Luisa Flechas Camacho ]

El transporte y sus infraestructuras constituyen un importante instrumento de cohesión económica y social, y de estructuración del territorio ya que contribuyen de forma eficaz a integrar el espacio y a dotarlo de accesibilidad, sin embargo, por sí mismas no garantizan el éxito de una política de desarrollo regional. El papel de la racionalidad económica en la configuración del sistema urbano regional, continúa siendo pertinente a la hora de abordar la planeación y la gestión de los procesos de ordenamiento territorial sostenible, donde la articulación física y funcional que le imprime el sistema de transporte es determinante en su configuración y competitividad, asociada principalmente a los costos de transporte. Es así como cinco frentes de trabajo ocupan el análisis del presente capítulo: comprensión territorial y transporte; red urbana equilibrada y funcionalmente integrada; organización del transporte en la región; oferta de transporte y componente de gestión y financiación; bases para la consolidación de una política de transporte que soporte el plan de desarrollo sostenible en la región.

274

Bases para la formulación de un plan de transporte en La Mojana - [ Subprograma de Infraestructura ]

INTRODUCCIÓN
Como parte de la estructura orgánica para la preparación del Programa de Desarrollo Sostenible de la región de La Mojana PDSM estaba prevista la conformación de un grupo temático responsable del tema de transporte. Como parte de él, la vinculación de un consultor nacional especialista en tránsito y transporte, quien bajo la supervisión de las correspondientes unidades técnicas de la sede de la FAO y del DNP, en estrecha colaboración con el especialista en transporte fluvial, debería cumplir las actividades previstas para definir las bases que permitieran la formulación de un plan integral de transporte como elemento fundamental del ordenamiento físico y ambiental de la región.

Objetivo general
Caracterizar en forma estratégica, la movilidad actual de sus componentes físicos, funcionales e institucionales en la subregión de La Mojana y su área de influencia. Asimismo, cuantificar y cualificar a partir de la información disponible la demanda de transporte actual y futura, de tal manera que permita la formulación de lineamientos de política para un desarrollo integrado del sistema de transporte capaz de satisfacer, de forma equilibrada la demanda de movilidad de distintas áreas, y paralelamente favorecer un modelo territorial deseable con criterios ambientales y de accesibilidad sostenibles.

Objetivos específicos
• Caracterizar el escenario previsto a partir de los conceptos básicos de articulación física-funcional, la localización geográfica y el desarrollo socio-económico de los cuales se deriva la demanda de transporte actual y futura. • Realizar un diagnóstico de la situación actual del transporte en sus diferentes modos -terrestre, fluvial, aérea y férrea- tanto en aspectos físicos -infraestructurascomo funcionales -equipos y empresas- e institucionales, diferenciando carga y pasajeros en el ámbito municipal, regional y nacional. • Identificar de manera complementaria, los proyectos viales y de transporte y las instituciones responsables, susceptibles de implementarse en el corto y mediano plazo a partir de información oficial disponible en los POT, planes nacionales modales y planes departamentales. • Diagnosticar el componente institucional en aspectos relacionados con la planificación, gestión, financiación, operación y mantenimiento. • Aproximar los impactos urbano-territoriales y ambientales de las infraestructuras de transporte, en el escenario previsto. • Formular las bases de políticas para la conformación de un sistema integrado y sostenible de transporte en sus componentes físico–funcional, operacional y de 275

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

gestión asociado al escenario previsto. Dichas bases deben orientar la conformación de una red físico–funcional que soporte la visión de desarrollo futura de La Mojana y el modelo de ocupación territorial, dando coherencia y unidad al territorio y a la estructura productiva. • Concertar de manera preliminar la propuesta con los representantes oficiales de la región y con las entidades que se consideren pertinentes.

INFORMACIÓN DOCUMENTAL DE LA REGIÓN Antecedentes históricos
Como se afirmó en la introducción general del libro, históricamente el recurso hídrico ha condicionado la estabilidad del sistema económico de La Mojana, permitiendo el surgimiento u opacamiento de poblaciones al ritmo de sequías o inundaciones periódicas. Allí se siguen utilizando los caños para sacar la producción a los centros de acopio, sin embargo en época de verano el transporte se reduce porque estos se secan1 , dando origen a otro problema que es el de la carencia de infraestructura de transporte. En 1945 se restableció la navegación por el caño Mojana, al facilitar el acceso de aguas del río Cauca generando impactos territoriales, ambientales y económicos; esto facilitó el resurgimiento de Majagual y la decadencia económica de Achí y Sucre, al producir serias inundaciones en la región. Hasta los años cuarenta el cultivo predominante fue la caña de azúcar, materia prima de la industria panelera. A partir de allí fue tomando auge la producción arrocera, especialmente en los límites con Antioquia extendiéndose posteriormente a lo largo de los caños Mojana y Pancegüita, requiriendo tanto un proceso de industrialización como la provisión de centros de acopio, cuando existía una importante demanda nacional por el producto. En 1958 fue cerrado el Canal de Morro Hermoso, lo que significó la ruina de Majagual, y produjo el florecimiento de un nuevo puerto llamado Guaranda como enclave comercial de apoyo a la actividad minera y arrocera de la región del Bajo Cauca y Mojana. De todas maneras la región estuvo siempre amenazada por las arremetidas del río Cauca hacia el caño Mojana, el cual fue cerrado en el año 68, dando lugar a la famosa “Boca del Cura” como parte de un gran proyecto de mejoramiento y adecuación de tierras. Este hecho ha sido significativo al controlar la inundación y favorecer el surgimiento del cultivo del arroz como nuevo agente dinámico de la economía regional en la parte sur de La Mojana, disminuyendo la producción panelera, y dando paso a la cultura impuesta por el cultivo del arroz, y la navegación tanto por el río Cauca como por el caño Mojana, fundamentalmente. La región Mojana, en particular la parte sur, se considera predominantemente agrícola, sin desconocer que a pesar de su importancia en el país, el sector agropecuario atraviesa en la actualidad por una profunda crisis, entre otros factores
1

Ramírez, Bernardo et. al. La Mojana: poblamiento, producción y conflicto social. Idema, Universidad de Cartagena, 1991

276

Bases para la formulación de un plan de transporte en La Mojana - [ Subprograma de Infraestructura ]

por los altos costos de transporte, la escasa coordinación interinstitucional, los fenómenos climáticos y los persistentes niveles de violencia rural. Sin embargo, la mayor dificultad en La Mojana se ha dado por la deficiencia marcada de las vías de comunicación, de los caminos rurales y las redes fluviales, y el hecho de que la inundación frecuente hace que las actividades de conservación, mejoramiento y construcción de caminos prácticamente desaparezcan en los periodos de inundación, con intensidades prácticamente impredecibles.

Desarrollo económico de la región y su relación con el transporte
La ganadería extensiva dedicada a la cría, levante y ceba en menor escala es el principal uso que se le da a los suelos de la región aprovechando las sabanas comunales y playones que se presentan anualmente durante los meses de diciembre a junio, con una superficie superior a 150.000 ha. En agricultura se destacan por su importancia económica, cultural y productiva e igualmente por la extensión del área sembrada, los cultivos de arroz secano, mecanizado y manual, sorgo de sereno, maíz tecnificado y tradicional, yuca, plátano, patilla, coco y auyama, con un área de 38.562 ha. Otras especies de relativa importancia son: ñame, ajonjolí, fríjol y cacao. Estas zonas están localizadas principalmente en la zona sur de La Mojana, donde los niveles de inundación son menores. Por su parte, la producción de arroz actualmente se da con mayores ventajas en zonas como Tolima, Huila y los llanos orientales; paralelamente la pesca artesanal es otro de los usos de gran importancia en la región, principalmente en las ciénagas, caños y los ríos San Jorge, Mojana, Pancegüita y Cauca, que contribuyen de forma esencial a la subsistencia, presentando una relativa importancia comercial. La minería de oro que se remonta al periodo prehispánico con la cultura Zenú, logró un gran desarrollo en orfebrería y fue explotado en épocas recientes en algunas quebradas localizadas en los municipios de Ayapel y Nechí, ocasionando un rápido deterioro de los ecosistemas al contaminar las fuentes de agua, sedimentos, flora y fauna con metales pesados como el mercurio. Sin embargo, los indicadores examinados hasta el momento por diferentes instituciones, y la información disponible dejan entrever que La Mojana, como zona de importancia nacional por su connotaciones naturales, por su posición dentro de la red urbana nacional, si bien presenta una dinámica importante en tres subsectores económicos ya mencionados, condiciona la comercialización e intercambio de productos por las restricciones ambientales y de movilidad que han sido y serán determinantes en la visión del desarrollo futuro de la región.

Aspectos físico-espaciales
Para aproximar al lector a estos aspectos, puede afirmarse que si bien los indicadores poblacionales aportan elementos para conocer los patrones de desplazamiento 277

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

de pasajeros y mercancías así como sus tendencias de crecimiento, no existen políticas de poblamiento acordes con una visión integral de soporte de la región pues su fragilidad hace pensar que sobrecargas poblacionales no son convenientes, como bien lo prevé el municipio de San Marcos. En consecuencia, los planes de desarrollo nacional, municipal y departamental y los planes de ordenamiento territorial recientemente conformados a la luz de la ley 388 de 1997 "De Desarrollo territorial", son una referencia obligada para conocer la dinámica de los principales centros de población de la región, la visión regional, los cambios en los usos de suelo que ocurran o se tengan programados, y lo más importante tener una aproximación a una visión de desarrollo subregional, sobre la cual orientar inversiones de manera deseable y posible, por tanto este acápite se basa en los contenidos de los esquemas de ordenamiento territorial aprobados debidamente . En este sentido, a partir de los insumos disponibles en estudios anteriores y en reuniones adelantadas con la Corporación Ambiental de La Mojana, Corpomojana, dado que se adelanta por parte de esa entidad el Plan de gestión ambiental de La Mojana, se discutió la visión de desarrollo y el modelo de ocupación del territorio recogido a partir de los tres planes de esquemas de ordenamiento vigentes y de los estudios adelantados por Corpoica. Dicho modelo de ocupación, basado en la principal línea de política denominada Construcción de región, diferencia básicamente dos zonas asociadas a las condiciones de inundación: la zona norte denominada zona inundada, asociada a la franja de la isoyeta 2000 susceptible básicamente de explotar recursos naturales propios de la fauna, flora y pesca. La zona sur o emergida, área productiva básicamente asociada a la actividad agrícola y pecuaria. Esta diferenciación es determinante para la definición de políticas asociadas a la movilidad tanto de carga como de pasajeros en la región y a la localización de nuevas infraestructuras de manera que contribuyan a consolidar la visión de desarrollo, puesto que el transporte es un instrumento eficaz para consolidar territorio. El comportamiento de las actividades que se desarrollan en los municipios de la región, identificadas a través de las relaciones funcionales y de la ocupación del suelo, tiene por objetivo reconocer centros de generación y atracción de viajes, la intensidad de los flujos y otros indicadores que alimentarán el conocimiento futuro del transporte.

Subsistema regional de La Mojana
La región comprende principalmente la parte sur del departamento de Sucre, y las áreas periféricas pertenecen a los departamentos de Córdoba, Antioquia y Bolívar. Está desarticulada o no integrada a la red urbana nacional a través del sistema vial nacional, debido fundamentalmente a las condiciones de inundación periódica, lo que ha determinado la predominancia de la movilidad a través de los cuerpos de agua y la complejidad que significa construir vías terrestres. 278

Bases para la formulación de un plan de transporte en La Mojana - [ Subprograma de Infraestructura ]

Asociada a esta tendencia de poblamiento, el Plan de desarrollo departamental: una agenda para lo social, período 2001 – 2003, asume dos subregiones: la primera, asociada al caño Mojana y la segunda, al río San Jorge, diferenciadas por características de inundación que determinan la funcionalidad misma de la región con Magangué y San Marcos respectivamente. Los municipios de Nechí y Ayapel, principalmente, no hacen parte de estas subregiones en la zona sur de La Mojana y mantienen una relación funcional con el subsistema de Medellín. Geográficamente, los elementos básicos que constituyen la zona de La Mojana cuya localización espacial determina los rasgos más sobresalientes de la morfología de su territorio, definiendo el sistema de transporte actual- están representados por la llanura compleja de la serranía de San Jacinto, la planicie del Caribe, la serranía de San Lucas, el Piedemonte de la cordillera Oriental, el Piedemonte de la serranía de Ayapel, y se traducen en los siguientes aspectos que tienen relevancia en la accesibilidad y la movilidad dentro de La Mojana: • la zona es plana desde el punto de vista topográfico • presenta una característica determinante asociada con los periodos de inundación prolongados durante el año con énfasis en algunas zonas, afectando negativamente las condiciones sistemáticas de la oferta de infraestructura fluvial y vial disponible • el hecho de ser zona fluvio - deltáica de los principales ríos del país, los cuales la rodean, ha significado que la movilidad y la accesibilidad a la zona tengan como determinantes los cuerpos de agua y los periodos de inundación • las escasas infraestructuras para el transporte terrestre automotor, por las mismas circunstancias requieren gran cantidad de viaductos, puentes, pontones, y demás obras de drenaje, con altos costos y marcados efectos sobre el sistema ambiental, inversiones en riesgo permanente debido al permanente proceso de inundación • los caminos rurales de acceso a las zonas de producción, sufren de igual manera, permanentes deterioros derivados de los periodos de inundación y sequía que se repiten anualmente.

Ordenamiento territorial y transporte
La Ley 388 de 1997 “De Desarrollo territorial”, aporta herramientas de planificación como los planes de ordenamiento territorial, que debieron ser acometidos por todos los municipios bajo el apoyo de las gobernaciones. En este sentido, los planes de ordenamiento son insumo fundamental para la formulación del Programa de desarrollo sostenible para la región de La Mojana. Los municipios de Guaranda, Sucre, San Marcos y Magangué cumplieron con ese requisito y en sus contenidos -componente general, componente urbano y ruralse recogen tanto la visión urbano-regional como programas y proyectos susceptibles de ser incorporados. Por tanto, con base en una lectura objetiva de estos documentos, a continuación se resaltan algunos aspectos importantes incorporados en los planes y esquemas municipales debidamente aprobados que tienen relación con el componente de transporte y que son de interés regional. 279

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

De manera general, se puede decir que plantean buscar la articulación con municipios de la costa Atlántica para aprovechar las ventajas competitivas y sostenibles de estos municipios a partir de la necesidad de conformar en unión con los municipios vecinos de los departamentos de Bolívar, Córdoba, Sucre y Antioquia la Gran Región Mojana. Formar parte básica del sistema general de los municipios de la costa Caribe, aprovechando las ventajas competitivas del territorio y su cercanía con el gran centro regional del Atlántico y Bolívar, específicamente Barranquilla y Cartagena. Constituir a los centros poblados como centros de servicios y de apoyo al desarrollo rural, generando una red ordenada que los integre, consolide y complemente de manera que se asegure a los residentes una movilidad adecuada y unas condiciones atractivas, que garanticen vivienda digna e infraestructura adecuada de los servicios públicos y equipamientos. Corpormojana identifica como una de las principales causas de la afectación negativa de los recursos naturales, la falta de organización, delimitación espacial de actividades productivas, escasez de tierra para cultivar y falta de ordenamiento territorial. Por esto, le apuesta a programas de zonificación ambiental regional. Con base en las condiciones actuales y la tendencia de la región, se piensa que es necesario acentuar la función de la región en el ordenamiento nacional como una zona de equilibrio hídrico del país, y por tanto requiere un tratamiento integral que oriente una visión de desarrollo supramunicipal unificado sobre el cual se soporte una política de poblamiento y de desarrollo socioeconómico. Y es así como las implicaciones frente a la desarticulación interna y con su entorno, a la vez que de la región con el resto del país, afecta aspectos de transporte que es necesario evaluar con mayor profundidad. La reflexión fundamental surgida de la lectura de los documentos referidos anteriormente, se concreta en algunos determinantes para la conformación de la visión de desarrollo subregional para La Mojana, y que de igual manera son las conclusiones surgidas del diagnóstico.

Determinantes de un modelo de ordenamiento territorial para la región de La Mojana
Estudios e investigaciones sectoriales realizadas como parte del presente Programa de desarrollo sostenible, han identificado los siguientes elementos determinantes en la región los cuales son considerados de manera particular por otros consultores y cuyo trabajo figura en la presente publicación. Cabe destacar que el primero de ellos, la base natural ambiental, el sistema de asentamientos urbano y rural asociado a municipios, corregimientos y veredas con mucho énfasis, las redes de transporte naturales y artificiales asociadas a temporalidades determinadas por los periodos de inundación reinantes en la zona, detectan que: • el poblamiento tradicionalmente se ha dado de manera dispersa a lo largo de los caños y ríos es decir, de las redes fluviales navegables 280

Bases para la formulación de un plan de transporte en La Mojana - [ Subprograma de Infraestructura ]

• el principal aporte a los niveles de inundación se deriva de los periodos de lluvia durante la mayor parte del año -siete meses al año- determinando los periodos de cosechas y prevalencia del transporte fluvial para carga y pasajeros sobre el modo terrestre, cuyas infraestructuras entran en proceso de deterioro y poco uso • la temporalidad de las inundaciones, ha diferenciado una zona inundable en la parte norte y una zona emergida en la parte sur de La Mojana • la zona norte permite un desarrollo productivo asociado a la explotación de los recursos naturales -caza y pesca- cuya accesibilidad se debe dar de manera natural a través de las redes fluviales y cuerpos de agua • la zona sur, dadas sus características topográficas, favorece desarrollos productivos asociados con la agricultura y ganadería fundamentalmente • la inexistencia de comercialización de productos, debido a los altos costos de transporte asociados fundamentalmente a la deficiencia de redes rurales.

ORDENAMIENTO TERRITORIAL Y TRANSPORTE
Es necesario obtener información sobre los programas del sector transporte, los efectos en la región, las necesidades y movimientos de carga y pasajeros en la infraestructura para el transporte, conocer tendencias de crecimiento y correlacionar esta información con la jerarquía de ciudades y en general, con las variables económicas, demográficas, urbanas y regionales. La región de La Mojana observa influencia de numerosos proyectos viales fundamentalmente surgidos como parte de la estrategia para modernizar la infraestructura vial del país, y que la comunican con el resto de éste. Sin embargo, las condiciones de inundación, la alta densidad de cuerpos de agua permanentes y temporales han sido determinantes en el predominio de movilidad tanto de carga como de pasajeros a través de los cuerpos de agua. De igual manera, esta condición ha limitado la construcción de vías terrestres dada la complejidad de los impactos ambientales de estas infraestructuras sobre una zona frágil, los altos costos de construcción que implican y el riesgo permanente de que se pierdan dichas inversiones por la variación de los niveles de inundación. La dotación de infraestructura de transporte en el país ha sido una lucha contra la difícil geografía especialmente porque el sistema urbano se ha consolidado a lo largo de la zona montañosa y escarpada -cerca de 47% del territorio nacional19% es ondulado, y 34% es plano. Es irónico que en Colombia uno de los países con mayor riqueza hídrica del mundo, el transporte fluvial se torne nuevamente artesanal. La región de La Mojana y los municipios localizados allí, se precian de tener la mayor densidad de redes naturales de cuerpos de agua, polarizada por Magangué, segundo puerto fluvial sobre el río Magdalena, donde la presencia de cuerpos de agua y períodos de inundación frecuentes, han sido básicamente la condición que no ha permitido la construcción de vías terrestres al interior de la región y la causa de que el modelo de accesibilidad solamente se apoyara en las redes terrestres nacionales. 281

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

El Gobierno nacional, tiene previsto básicamente tres proyectos: • Mejoramiento de la vía Guayepo – Majagual - Achí. Longitud de 83 km. Atraviesa áreas de los municipios de San Marcos, San Benito Abad, Majagual y Achí, la topografía del trazado es plana en todo su recorrido, cruzando por zonas cenagosas y pantanosas. La sección típica de la vía es de 7,0 m, bermas de 1,0 metro a cada lado y con un terraplén de 2,5 m de altura. El proyecto previsto, consiste en el mejoramiento de la carretera San Marcos – Achí, entre los departamentos de Sucre y Bolívar, pues la vía se construyó sobre el antiguo camino vecinal, que fue ampliado; está pendiente la rectificación de algunos alineamientos y la pavimentación de la misma, sin embargo cruza por zonas cenagosas inundables. • Construcción, mantenimiento y rehabilitación de la vía Majagual – Achí – La Gloria. Longitud de 100 km. • Construcción de la carretera Caucasia – Nechí – Majagual. Longitud de 120 km. Fue evaluada por el Estudio de Sistema Integrado de Transporte del Caribe y no fue seleccionada por su baja rentabilidad económica. De igual manera, La Mojana hace parte del área de influencia de la transversal de la depresión Momposina que une al municipio de Magangué con los municipios de Mompós y Codazzi; de la transversal de los Contenedores que une el municipio
Inversiones y proyectos en ejecución en la zona de La Mojana (Vigencias 2000– 2001–2002) Ejecutor Minambiente Corpomojana Tipo de Objeto Proyecto Mantenimiento de 36,5 ha. Obra Reforestadas en la microcuenca, Caño las Cruces, municipio de Sucre y Caño Bejuco, municipio de Guaranda, en el marco del Plan Verde. Obra Establecimiento, aislamiento, y mantenimiento de 102,5 ha de plantaciones protectoras – productoras – municipio de Magangué Reconstrucción del Jarillón sur en el municipio de Magangué. Construcción muro de contención en concreto para protección de inundaciones en el barrio Nueva Ola Reforestación de las riberas del río Magdalena Aporte Cormagdalena $5.996.012 Estado Actual En ejecución

Ministerio de Medio Ambiente - CSB

$47.130.000

En ejecución

Municipio de Magangué

Obra

$376.413.207 $161,186,400

En ejecución Terminado

Obra Municipio de Guaranda (Sucre)

Municipio de Magangué

Obra

$87.868.000

Terminado

Fuente: Cormagdalena, regional Magangué

282

Bases para la formulación de un plan de transporte en La Mojana - [ Subprograma de Infraestructura ]

de Carreto con Plato, Zambrano y Bosconia y de la transversal del Caribe que va desde Turbo en Antioquia hasta Riohacha en la Guajira. Corpomojana incluyó dentro del plan de inversiones y proyectos en ejecución en la zona de La Mojana en municipios de su jurisdicción, los siguientes proyectos:

Departamento de Sucre
El Decreto 1735 de agosto de 2001 oficializó la entrega de las redes viales secundarias a los departamentos. Bajo este lineamiento, el gobierno departamental tiene previsto para el presente trienio (2001-2003), coordinar con organismos regionales, nacionales e internacionales, acciones referentes a buscar soluciones integrales a los problemas de sedimentación, canalización y dragado de caños, ciénagas y ríos de las subregiones San Jorge y Mojana. El objetivo general del departamento, se centra en mejorar, rehabilitar y mantener la red vial primaria, secundaria y terciaria que esté a cargo del departamento y del Instituto Nacional de Vías, Invías, con el propósito de constituir una adecuada integración subregional a nivel intra y supra departamental, al igual que consolidar una infraestructura necesaria para generar un desarrollo económico sostenible.

Los municipios
Dadas las características biofísicas de la subregión Mojana y para el caso específico del municipio de Sucre, el Esquema de Ordenamiento Territorial, EOT, prevé que la administración municipal en asocio con la Corporación para el desarrollo sostenible de La Mojana y el San Jorge, Corpomojana, deben fomentar e incentivar programas tendientes a la protección y conservación de caños, ciénagas y zapales, como también la recuperación de zonas erosionadas y deforestadas, y algunos proyectos concretos. Los municipios en general, prevén la construcción y mantenimiento de algunas vías urbanas principalmente. En San Marcos existe un aeropuerto municipal que no presta servicios comerciales, el municipio tiene previsto su rehabilitación y puesta en operación así como la construcción de un terminal regional terrestre de pasajeros. Dentro del modelo integral de comunicaciones que se propone para el municipio, esta zona juega un papel muy importante dentro de la articulación e integración funcional de los sistemas terrestre y fluvial como una contribución a la movilidad y el transporte de carga y pasajeros. Para ello se ofrecerán elementos de apoyo al transporte como actualización de los vehículos fluviales, definición de rutas y establecimiento de puertos de carga y turísticos ubicando muelles en la cabecera de San Marcos y en Las Flores. La vicegobernación del Sur de Bolívar tiene previstos algunos proyectos viales en la margen derecha del río Cauca, fuera del área de estudio y el mejoramiento y 283

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

construcción de muelles de carga y pasajeros en Achí, San Jacinto y Guaranda y paralelamente algunos en la vía Santiago Apóstol Sucre. Respecto al Trazado y perfil del proyecto dique–compuerta-canal–carretera. La idea documentar este proyecto fue la de hacerle una revisión a la luz de los lineamientos previstos por el PDSM. Los comentarios presentados por el ministerio del Medio Ambiente, y el Departamento Nacional de Planeación a través de la Dirección de Política Ambiental, Vivenda y Desarrollo Territorial así como las reflexiones hechas a la luz de los objetivos territoriales de La Mojana con base en las recomendaciones previstas por el estudio ambiental y de planeación vial de la región de La Mojana, donde una de sus principales recomendaciones hace referencia a no construir nuevos proyectos viales en la zona debido a los altos impactos ambientales que generan, en principio coinciden en que es un proyecto con altos impactos ambientales, urbanos y territoriales.

ORGANIZACIÓN DEL TRANSPORTE EN LA REGIÓN
En este estudio se clasifican todos aquellos recursos destinados al transporte de pasajeros y mercancías, a través de inventarios que proporcionen una descripción de los componentes y sus características. La información que se presenta es relevante, sin embargo, es necesario anotar que no existe un inventario de las redes de transporte como tal. Básicamente, se presenta de manera aproximada cada modo6 : aéreo, terrestre automotor, fluvial. En los municipios, desde el punto de vista operativo y de control del tránsito, está centralizado en el departamento: San Marcos, por ejemplo tiene previsto crear una secretaría de tránsito tipo A, con el fin de asumir directamente las funciones de operación y control de la red vial.

Información sobre la oferta de transporte Transporte fluvial
Se incluye información sobre puertos fluviales y lacustres localizados en la región, así como las vías navegables que permiten desarrollar el transporte de pasajeros y de carga, tanto interna como externamente. En concordancia con el reconocimiento de la navegación fluvial como principal modo de transporte en la región de La Mojana, y ante la inexistencia de un red fluvial navegable permanente e integrada entre sí y con la red terrestre, se adelanta una descripción de los principales puertos fluviales y lacustres susceptibles de
2 La recopilación de la información se soporta básicamente en los planes de ordenamiento territorial aprobados, en los planes de desarrollo municipales y departamentales, en las entrevistas directas en la zona, principalmente para el componente fluvial dada la relevancia que para ésta representa el tema.

284

Bases para la formulación de un plan de transporte en La Mojana - [ Subprograma de Infraestructura ]

conformar una red de transporte en la región y de los principales cuerpos de agua -ríos, caños y ciénagas- asociados funcionalmente al caño Mojana y río Cauca en la zona oriental de La Mojana teniendo como centro subregional principal a Magangué y al río San Jorge y caños en la zona occidental asociados a San Marcos como centro subregional principal.

Instalaciones fijas (infraestructuras): puertos fluviales y lacustres
En materia fluvial se cuenta con un canal navegable durante seis meses del año, para pequeñas embarcaciones, caño Mojana, que integra los municipios de Sucre y Majagual con Magangué (Bolívar). Se infiere entonces, que estos municipios en especial Sucre, permanecen incomunicados el resto del año. El río San Jorge es también de navegación limitada, comunica zonas rurales de San Marcos, Caimito y San Benito Abad. La sedimentación producto de las explotaciones mineras aguas arriba y el escaso mantenimiento de caños y ciénagas, ha ocasionado niveles superiores de sedimentación, y el aumento de sus niveles por encima de la cota de agua arriba, con referencia a la cota de su cauce natural, lo que contribuye a que sean intransitables en épocas de verano y susceptibles de inundaciones en épocas de invierno. La localización geográfica del municipio de San Marcos ha facilitado la utilización del sistema fluvial: este fue iniciado con la utilización de canalete y transportes rudimentarios, mientras que en los actuales momentos se utilizan motores fuera de borda con mayor preferencia, sin embargo, las canoas de todo tipo aparecen a lo largo de la ciénaga de San Marcos y del río San Jorge. Merece resaltarse que estas vías fluviales solamente son utilizables durante el invierno.

Servicios de carga y pasajeros
Por los caños se transportan remolcadores Diesel de carga hasta de 100 toneladas; barcos de carga hasta de 50 toneladas; botes con motor fuera de borda con capacidad de 15 pasajeros; canoas con motor fuera de borda para carga o pasajeros. En Cecilia, por ejemplo, existe un parque fluvial de seis canoas con capacidades entre 200 y 380 bultos de 65 kilos (manga entre 21 y 23 metros) y para su desplazamiento utilizan motores Jamaha 40 HP y otras embarcaciones más pequeñas con capacidades entre 35 y 100 bultos. Costos de transporte fluvial de carga Los Arrastres – San Marcos $ 2.500/bulto de 65 kilos Cecilia – San Marcos $ 1.200/bulto de 65 kilos Costos de transporte fluvial para pasajeros (flota) a precios de julio de 2002: Cecilia - San Marcos $ 8.000/persona (tiempo 1,5 horas) (sale y regresa a San Marcos) Cecilia – Ayapel $ 5.000/persona (tiempo 1 hora) 285

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Frecuencia: Cuatro rutas al día (flotas con capacidad máxima de 35 pasajeros) Existe una cooperativa de transportadores fluviales de pasajeros con sede en Ayapel.

Transporte carretero
Las características geométricas de cada tipología, se definieron con base en los criterios del Manual de diseño de Invías y de las especificaciones que establece el Fondo Nacional de Caminos Vecinales.

Vías existentes de orden nacional
• Transversal de La Mojana y Accesos a La Mojana: San Marcos – El Viajano. • Tramo El Viajano - San Marcos: actualmente tiene 35 km pavimentados, 6 km en afirmado y 4 semipavimentado, con una longitud de 45 km. Une a La Mojana con la Troncal de Occidente y la Troncal del Caribe. • Tramo San Marcos - Majagual, con una extensión total de 84 km, regularmente transitable en época de sequía solamente. No se articula funcionalmente con caños y ciénagas por tanto no permite la integración con los diferentes centros poblados de la subregión Mojana. En la actualidad es objeto de un contrato de rehabilitación, en lo que corresponde a terraplenes y obras de drenaje fundamentalmente, fraccionado en dos contratos: km 0 a km 19 y km 19 a km 55. Es notable la apreciación de los pobladores respecto al deficiente control de calidad sobre las obras el cual se acentúa con los altos niveles de pluviosidad e inundaciones que obligan a que la vía permanezca deteriorada prácticamente todo el tiempo, debido también a la insuficiencia de las obras de drenaje que han causado reducción en la velocidad de arrastre de los caños, propiciando el estancamiento de tarulla. • San Marcos - Nueva Estación - Sampués, se encuentra en afirmado en mal estado. Solamente es transitable en época de sequía. • San Marcos - El Torno – Algarrobo – Cejebe, solamente transitable en el verano.

Departamentales3
• Majagual – Guaranda: longitud de 16,5 km, en afirmado en mal estado. • San Marcos – Belén – Empalme con el Viajano: 11,4 km en afirmado. • San Benito Abad – San Roque: long 4,6 km.. En afirmado en mal estado. • La Ventura - San Roque – La Ceiba: 16,0 km. En afirmado en mal estado. Queda por fuera del área de estudio pero en el municipio de San Benito. La red departamental en La Mojana está conformada por 85 km de vías secundarias y 81.8 km de vías terciarias4, para un total de 166.8 km de los cuales 10% están en afirmado y 90% restante en tierra5 . Está previsto dentro del Plan departamental
Fuente: Plan de desarrollo departamental 2001 – 2003. 166.8 de los 1832,1 km con que cuenta el departamento de Sucre. 5 Fuente: Plan de desarrollo. Una Agenda para lo Social. Período 2001 – 2003.
3 4

286

Bases para la formulación de un plan de transporte en La Mojana - [ Subprograma de Infraestructura ]

de desarrollo, adelantar mantenimiento a 76,2 km de vías en La Mojana. De los 562,1 km de vías de la subregiones San Jorge y Mojana, 99% están en afirmado y tierra. La mayoría son caminos y trochas en pésimo estado que atraviesan ciénagas y caños. En épocas de invierno por los desbordamientos de los cuerpos de agua se tornan intransitables o desaparecen. El tramo comprendido entre Sincelejo y San Benito Abad tiene una longitud de 66 km, se bifurca para comunicarse con Caimito con una longitud de 12,0 km, está en afirmado en muy mal estado. En el ámbito urbano, prácticamente todos los municipios tienen deficiencias en la malla vial, sin embargo por ser netamente urbanas no se detallan.

Caminos vecinales
• Caimito – La Solera: localizada en el municipio de Caimito, long. de 15,8 km. En afirmado en mal estado. • Caimito – La Unión – Límite con Córdoba: 26,14 km, pertenece al municipio de Caimito, en afirmado en mal estado.

Servicios
En áreas rurales de La Mojana, el hecho de trasladarse de un lugar a otro demanda mucho tiempo y esfuerzo. La falta de medios más eficientes puede ser el mayor obstáculo para comercializar sus productos y bienes, llegar a centros de salud, escuelas u otros servicios, satisfacer incluso necesidades domésticas. Los servicios de transporte de carga y pasajeros se prestan con aceptables niveles de seguridad, sin embargo no existe una coordinación entre la operación del modo terrestre y del modo fluvial, asociado con los periodos de inundación. Los medios de transportes más utilizados son los servicios de taxis, buses, lanchas, mototaxis, camperos y por último el servicio de aviones pequeños, sin embargo no existen equipamientos de transporte asociados al manejo de pasajeros. El manejo de la carga, requiere realizar numerosos transbordos desde las zonas de producción, hasta las de acopio, procesamiento y comercialización. Sin embargo, la comercialización de bienes y productos terminados es una actividad significativa para la mayoría de la población rural, al igual que el acceso de la población a servicios sociales y agrícolas, determinado básicamente por las distancias y las condiciones de inundación de la zona, y es quizás donde se presenta la mayor dificultad. El servicio de transporte de carga se presta principalmente por transportadores privados, propietarios de sus vehículos, sin ningún control sobre las tarifas que cobran a los usuarios. El servicio de transporte público colectivo de pasajeros intermunicipal es prestado por la Cooperativa de taxis, Transportes Rabón, Empresa Torcoroma, Servicios colectivos, taxi-motos. La llegada y salida de buses se realiza con frecuencias establecidas. Existe una disponibilidad de 14 servicios de buses diarios para el 287

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

transporte intermunicipal desde San Marcos, disponibilidad de servicios de taxis ejecutivos directos puerta a puerta. Servicio de jeeps. En las áreas urbanas, el transporte local se lleva a cabo a través de motocicletas, bicicletas y en la mayoría de los casos las personas se transportan a pie, lo mismo ocurre en la zona rural.

Transporte aéreo
Dentro del área de estudio de este proyecto, no existe ningún aeropuerto construido ni programado actualmente. El aeropuerto regional de San Marcos, hoy se encuentra fuera de servicio y el de Magangué en operación parcial. En el área de influencia están los aeropuertos de Corozal, Sincelejo y Montería, este último el principal de la subregión. Es evidente el abandono de la pista de aterrizaje de San Marcos. Para efectos de la descentralización, la Unidad Administrativa Especial de Aeronáutica Civil, expidió el Decreto 1647 de 1994, donde se establece la categorización de aeropuertos para fines de descentralización en aeropuertos comerciales6 y regionales7. El aeropuerto de San Marcos pertenece a este segundo nivel, actualmente se encuentra abandonado y no está prevista ninguna acción por parte del Gobierno Nacional para su habilitación.

ANÁLISIS Y DIAGNÓSTICO
En general se puede decir que una de las principales causas del problema del transporte en la región de La Mojana proviene de un inadecuado manejo institucional, que resulta de la variedad de instancias gubernamentales que tienen atribuciones sobre algunos aspectos del transporte y sus infraestructuras. De una parte se produce una división de las atribuciones relacionadas con la planificación, gestión, financiación de acuerdo con la jurisdicción territorial de los distintos niveles de gobierno -nacional, departamental y municipal- y de otra parte, un efecto similar resulta de la división modal de las atribuciones en aspectos como la planificación, gestión y financiación del sector de manera integrada. Los problemas institucionales y la disfuncionalidad entre la planificación regional y la planificación de transporte se ubican como la principal causa que favorece las otras problemáticas. Una débil reglamentación y regulación de la actividad, es la responsable del mal servicio de transporte público, de las altas tarifas, y de la generación de fuertes externalidades negativas que estos comportamientos provocan. En La Mojana, el principal producto es el arroz, y con base en entrevistas a productores y transportadores8 , se pudo tener un orden de magnitud de los
6 Aeropuertos comerciales en los cuales operan las aerolíneas comerciales, con itinerarios de vuelos nacionales e internacionales, cuyos ingresos se derivan principalmente del movimiento de pasajeros, de la operación de aeronaves y de la explotación de áreas comerciales. Estos a su vez se clasifican en nivel A, B y C según el movimiento de pasajeros: más de 300.000 pas/año, entre 50.000 y 300.000 y menos de 50.000. 7 Aeropuertos regionales, que son aquellos que se requieren para proporcionar acceso a zonas alejadas, con baja frecuencia de operación comercial y un potencial de ingresos bajos. 8 Ver informe del consultor de transporte fluvial, Ing. Omar Becerra.

288

Bases para la formulación de un plan de transporte en La Mojana - [ Subprograma de Infraestructura ]

volúmenes de carga que se generan en la zona, asociados a la zona sur oriental donde los principales ejes de transporte son el caño Mojana y la vía San Marcos Majagual, denominada Zona 1 con un volumen de carga de aproximadamente de 140.000 toneladas anuales. La Zona 2 asociada al municipio de San Marcos, y los principales ejes son la Vía San Marcos - Majagual, y los caños Rabón y San Matías, con un volumen de carga aproximado de 60.000 toneladas anuales. La movilización de pasajeros se soporta únicamente en las estadísticas fluviales obtenidas por la inspección fluvial de Magangué para el año 20019, que fue de 33.941 pasajeros por el caño Mojana. Es de resaltar que no existe un estudio de demanda en la zona.

DIAGNÓSTICO ESTRATÉGICO: ESCENARIOS FUTUROS DEL SISTEMA DE TRANSPORTE
Como se puede observar, la oferta de redes principalmente, es bastante generosa. Un modelo de ocupación es la base de la planeación para el ordenamiento y manejo del territorio regional, que debe asumirse como una referencia indispensable desde el punto de vista de la región como una unidad de planeación. La red de transporte sobre la cual se soporta el sistema de relaciones y de intercomunicación regional, constituye una base fundamental para la conformación de la región Mojana, y es el modelo que se describe en el punto correspondiente a Ordenamiento territorial y transporte. Los escenarios propuestos van asociados básicamente a la implementación del Plan en el mediano (7 años) y largo plazo (15 años), para un periodo total de implementación de 15 años, asociado a las etapas de implementación del Programa de desarrollo sostenible de la zona de La Mojana, de la cual hace parte esta propuesta. Con base en la información recopilada de la documentación existente y del análisis de estos factores interrelacionados con todos los demás atributos desarrollados por el PDSM, el escenario futuro de la región Mojana, será soportado por las políticas previstas en materia de transporte e infraestructura, de manera integral con las demás políticas sectoriales buscando objetivos territoriales deseables que deben ser concertados y adoptados formalmente por los municipios en los planes de ordenamiento territorial. La alternativa que se presenta es la más económica, puesto que se plantea teniendo como prioridad la red natural de caños y ciénagas, y en segundo lugar infraestructuras viales ya existentes, acogiendo las recomendaciones hechas por el Estudio ambiental y de planeación vial de La Mojana.

9

Informe consultor de transporte fluvial.

289

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

FORMULACIÓN DE OBJETIVOS, PROGRAMAS Y PROYECTOS
La definición de objetivos tiene como base el análisis del comportamiento actual del transporte y futuro con base en los lineamientos ambientales y de ordenamiento territorial subregional surgidos de los planes de ordenamiento y de los avances del Plan estratégico subregional ambiental. A continuación se describen en detalle los objetivos planteados.

Objetivos del componente de transporte dentro del PDSM
• Contribuir de manera efectiva en la preservación de las determinantes ambientales y culturales para el ordenamiento de La Mojana, como una región homogénea e integral. • Articular física y funcionalmente la región internamente y con el resto del país, fundamentalmente a través de las redes fluviales y cuerpos de agua; complementariamente a través de las redes terrestres asociadas a los periodos de sequía. • Identificar un sistema integrado de infraestructuras y equipamientos de transporte de impacto regional, que fortalezcan e integren centros poblados de apoyo a la estrategia de desarrollo productivo previsto para La Mojana, teniendo a San Marcos como puerta de entrada de toda la región Mojana y a Magangué como principal centro fluvial de apoyo a la zona norte. • Identificar y proponer una estrategia de apoyo institucional que impulse de manera integral la propuesta de transporte, partiendo de la autonomía municipal y el proceso de descentralización. Definidos los objetivos es necesario seleccionar y priorizar los medios con que se movilizarán recursos. La concepción general constituye la estrategia adoptada para el logro de los objetivos. Al respecto se enuncian los principales medios o instrumentos de gestión y financiación disponibles en el país. Así, las instituciones encargadas de financiar proyectos de infraestructura vial y de transporte son de dos tipos: las que apoyan con recursos no reembolsables del Presupuesto General de la Nación, la ejecución de proyectos de competencia territorial llamados fondos de cofinanciación, como la Financiera de Desarrollo Territorial y el Fondo Financiero de Proyectos de Desarrollo, Fonade, y las que financian proyectos con sus propios recursos y recaudos como Invías y el Fondo Nacional de Caminos Vecinales. Adicionalmente, existe el Fondo Nacional de Regalías el cual es un capital del que pueden disponer los entes territoriales para financiar proyectos acordes con su plan de desarrollo entre los que pueden figurar obras de infraestructura vial y de transporte.Para los caminos rurales e igualmente para los proyectos de construcción, mejoramiento y rehabilitación de vías no urbanas con bajos niveles de tránsito -tránsito promedio diario máximo de 100 290

Bases para la formulación de un plan de transporte en La Mojana - [ Subprograma de Infraestructura ]

vehículos- existe un programa de Alianza de vías para la paz orientado específicamente a la red terciaria nacional a través de generación de empleo comunitario temporal de mano de obra no calificada correspondiente al sector rural. Este programa está enfocado básicamente hacia tres pilares que son: • desarrollo comunitario • generación de empleo temporal de mano de obra no calificada en el sector rural • mantenimiento, mejoramiento y rehabilitación de vías terciarias. La Corporación del Río Grande de La Magdalena, Cormagdalena, es otra importante fuente de recursos de acuerdo con lo establecido en la Ley 161 de 1994, pues tiene jurisdicción en los municipios de Guaranda, Majagual y Sucre, Achí y Magangué. Las competencias son las mismas que le otorgó para toda la cuenca, dado que La Mojana hace parte del hinterland del río Magdalena.

Instrumentos de gestión y financiación
Para proyectos urbanos y suburbanos existen diferentes mecanismos para financiar los proyectos planteados por la Nación, los departamentos y los municipios, mediante la gestión asociada entre sector público y privado. Los municipios pueden provenientes de la sobretasa a la gasolina o derivados del petróleo. Una combinación adecuada de estos instrumentos, debe ser diseñada y evaluada como parte de la estructuración técnica y financiera de cada uno de los proyectos de infraestructura de carácter público, como los de transporte (terminales, aeropuertos, puertos, terminales de carga). Adicionalmente, los criterios adoptados para identificar y definir los programas y proyectos de transporte propuestos fueron los siguientes: a. contribución a una visión de desarrollo en el largo plazo para la región b. estructuración del territorio, es decir, que sea factor artificial que contribuya de manera eficaz en la organización físico espacial del territorio c. facilidad de una gestión asociada entre niveles territoriales e institucionales, en el marco de la Ley Orgánica de los planes de desarrollo, Ley 152 de 1994, la cual prevé los principios de coordinación, concurrencia y subsidiariedad entre niveles y sectores para incidir en el territorio municipal d. establecimiento del cumplimiento de cada proyecto bajo los criterios de seguridad, eficiencia y economía previstos por la Ley 105 de1993 e. generación de impactos que se reflejen en el desarrollo económico, en la disminución de impactos ambientales, y en la consolidación funcional de la región f. corrección de inequidades del desarrollo al buscar el equilibrio económico y social de las poblaciones involucradas g. aplicabilidad de instrumentos de política urbano–regional prevista por la Ley de desarrollo territorial -Ley 388 de 1997- como son los macro proyectos integrales, que asocien sectores y dimensiones h. generación de impactos sobre la densidad de la red de transporte, movilidad y accesibilidad territorial. 291

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Programas y proyectos asociados a niveles de prevalencia
Como se mencionó anteriormente, de acuerdo con el flujo de recursos que se logre gestionar de manera efectiva, los escenarios propuestos van asociados básicamente a la implementación del Plan en el mediano (siete años) y largo plazo (15 años), para un periodo total de implementación de 15 años, asociado a las etapas de implementación del PDSM, de la cual hace parte la siguiente propuesta. (Ver anexo que presenta las fichas de los proyectos de transporte terrestre, y el correspondiente a Fluvial, las relativas a ese modo y sus accesos terrestres en el CD-ROM).

Rehabilitación y consolidación del transporte fluvial de manera sostenible en la región Proyectos • Rehabilitación y mejoramiento de los canales navegables de los caños Mojana, Pancegüita, Rabón, San Matías, Viloria, Carate y del río San Jorge. • Señalización y balizaje de los anteriores canales navegables. • Mejoramiento de las condiciones de operación y control del transporte fluvial en los canales mencionados. • Programa de modernización de la flota (reposición y renovación). • Conformación de un sistema de mediciones hidrométricas en la zona. Consolidación de una red de transporte terrestre complementaria Proyectos • Mejoramiento, adecuación de obras de drenaje a las condiciones hidrológicas de la zona y pavimentación de la vía nacional San Marcos-Majagual-Achí, como principal eje terrestre. • Mejoramiento de la vía Sucre-La Sierpe, como eje terrestre de integración de nivel subregional norte. • Rehabilitación de la vía San Jacinto del Cauca-El Portón-Boca de las Mujeres-La Sierpe, previa concertación con los municipios, como eje terrestre de integración de nivel subregional sur. • Construcción y mejoramiento de una red de caminos rurales de acceso a las redes fluviales y terrestres, mediante esquemas de alianzas y cogestión con la comunidad. Programa de equipamientos de transporte de impacto regional Proyectos • Construcción de muelles fluviales en Majagual, Guaranda, Piza, Cecilia, Sehebe y Sucre. • Mejoramiento y construcción de accesos terrestres a los muelles fluviales. • Construcción de un terminal regional de transporte terrestre automotor de pasajeros en San Marcos. • Construcción de un centro de consolidación de carga en la Sierpe. • Rehabilitación y mejoramiento del aeropuerto de San Marcos (Sucre). • Estudio de factibilidad para la construcción de un aeropuerto comunitario en Sucre (Sucre), como estrategia de seguridad y accesibilidad a la zona. • Rehabilitación de las bodegas del Idema como centros de acopio y consolidación de carga. • Conformación del consorcio regional de transporte de La Mojana, acción prioritaria.

292

Bases para la formulación de un plan de transporte en La Mojana - [ Subprograma de Infraestructura ]

PROPUESTA PARA UNA POLÍTICA DE TRANSPORTE REGIONAL COMO PARTE DEL PDSM: PROGRAMACIÓN DE ACCIONES
Los lineamientos conducentes a la elaboración de un política de transporte regional para La Mojana consecuente con la formulación del Programa de desarrollo sostenible deben elaborarse teniendo en cuenta los objetivos principales de éste, pues son igualmente aplicables al transporte. En la dimensión económica se debe propender por la eficiencia y la competitividad que permita conseguir un transporte equilibrado, sano y autosustentado. En consecuencia, desde el punto de vista: • político–institucional, se debe garantizar la gobernabilidad del sector creando instancias de organización acorde con las necesidades de la eficiencia sectorial • social, debe llamar a la búsqueda en la equidad y el resguardo del derecho de la accesibilidad regional para todos los ciudadanos • cultural, concentrarse en resguardar los derechos al libre acceso, y la calidad de vida en todos los corregimientos y municipios de la región y, por último, los criterios ambientales que priman en la región deben expresar la sustentabilidad ambiental del sistema de transporte. En concordancia con una gestión articulada e integral y para el cumplimiento de los objetivos, es necesario en primer lugar asegurar un tratamiento integral del sector en la región, promoviendo diferentes grados de integración al menos en tres ámbitos distintos: • integración institucional • integración física y funcional • integración operativa, con el fin de que se le dé un tratamiento equilibrado y unificado. Respecto al esfuerzo de integración que precisa implementarse, se debe instrumentalizar a través de una adecuada modalidad de gestión del sector, que incorpore las instituciones y las regulaciones en un todo coordinado.

Esquema institucional y de regulación
Dado que es una instancia en la que coexisten varios municipios cuyas atribuciones no tienen en principio ningún espacio de interacción, es necesario definir qué funciones deben quedar concentradas en una institución que tiene a su cargo el transporte, en qué nivel del estado o de los municipios debe localizarse dicha agencia y cómo debe conformarse. Con base en estas apreciaciones el razonamiento conduce a dos conclusiones: 293

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

• ninguna entidad existente tendrá capacidad por sí sola para abarcar el conjunto de variables y decisiones vinculadas con el transporte y • ninguna institución renunciará a controlar las variables del transporte sobre las cuales tenga ingerencia de manera específica. Por esta razón es necesario proponer una actuación sobre esta realidad y buscar las mejores modalidades organizativas que se adapten a las restricciones que imponen el sector y el marco de política y regulación. Según esta idea deben existir tres niveles organizativos: • Nivel nacional. Asume las responsabilidades nacionales en la materia. Su forma debiera ser la de una comisión interministerial de transporte de La Mojana. Sus funciones deben ser la promoción, gestión, financiación y seguimiento de estudios para el sector, decisiones respecto a obras con participación financiera de la Nación y en general grandes proyectos de transporte. La ley 614 de 2000 establece mecanismos de integración, coordinación y armonización de las diferentes entidades competentes en materia de ordenamiento del territorio para la implementación de los planes de ordenamiento territorial. • El segundo nivel debe corresponder a una instancia autónoma, que cumpla funciones de planificación supramunicipal, organización del transporte público tanto de carga como de pasajeros, y la financiación del transporte en La Mojana. Las funciones específicas estarían orientadas a: - la planificación de las infraestructuras, programación de inversiones, gestión y supervisión de los correspondientes proyectos; - la planificación de los servicios y el establecimiento de programas de explotación coordinada para todas las empresas prestadoras de dichos servicios tanto de carga como de pasajeros en los modos terrestre y fluvial principalmente. • El tercer nivel dirigido a los municipios que son los principales ejecutores del proyecto. Se podría hablar de una autoridad de transporte para la administración del sistema de servicio público regional de transporte de carga y pasajeros en La Mojana, como parte de los requisitos para la participación de la Nación. La Ley de transporte masivo -Ley 310 de 1996- y el Decreto 3109 expedido por el Ministerio de Transporte reglamenta lo relativo a la autoridad única de transporte la cual deberá ser constituida por el ente territorial o administrativo correspondiente y de modo complementario definir los términos de participación de la Nación, inclusive asociarlo a la figura de los macro proyectos de impacto regional previstos por la Ley 388 de 1997.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES
Las condiciones actuales de la dinámica del desarrollo regional de La Mojana y la tendencia de la región hacen pensar en la necesidad de acentuar la función de la región en el ordenamiento nacional como una zona de equilibrio hídrico del país. Bajo esta premisa, se requiere un tratamiento integral que oriente una visión de 294

Bases para la formulación de un plan de transporte en La Mojana - [ Subprograma de Infraestructura ]

desarrollo supramunicipal unificado, sobre el cual soportar una política de poblamiento y de desarrollo socioeconómico en donde concurran entidades y recursos de orden nacional, departamental y local, en especial una propuesta de transporte y sus infraestructuras debido a la cantidad de efectos que estas generan. La articulación física y funcional de La Mojana tradicionalmente se ha consolidado a través de los innumerables cuerpos de agua, que junto con las características ambientales y geográficas han configurado el modelo actual de ocupación territorial cuyas principales determinantes son: • el poblamiento que tradicionalmente se ha dado de manera dispersa a lo largo de las redes fluviales navegables (caños y ríos) • el principal aporte a los niveles de inundación que se deriva de los periodos de lluvia durante la mayor parte del año (7 meses al año), determinando los periodos de cosecha y prevalencia del transporte fluvial para carga y pasajeros sobre el modo terrestre, cuyas infraestructuras entran en proceso de deterioro y poco uso • la temporalidad de las inundaciones ha diferenciado una zona inundable en la parte norte y una zona emergida en la parte sur de La Mojana • la zona norte, permite un desarrollo productivo asociado a la explotación de los recursos naturales (caza y pesca), cuya accesibilidad se debe dar de manera natural a través de las redes fluviales y cuerpos de agua • la zona sur, dadas sus características topográficas, favorece desarrollos productivos asociados con la agricultura y ganadería fundamentalmente, cuya accesibilidad puede armonizar redes fluviales con terrestres • la inexistencia de comercialización de productos debido a los altos costos de transporte asociados fundamentalmente a la deficiencia de redes rurales • escasas infraestructuras para el transporte terrestre automotor debido fundamentalmente a que las características de inundación de la región demandan soluciones complejas con altos costos de construcción y a que dichas infraestructuras generan marcados efectos sobre el sistema ambiental siendo inversiones en riesgo permanente debido al proceso de inundación periódico. Como la región de La Mojana pertenece casi en su totalidad al sistema subnacional de Barranquilla que conforma la región Caribe, y limita con las subregiones asociadas a Medellín y Bucaramanga y debido a que la alta densidad de ríos, caños y ciénagas presentes en la región se han constituido tradicionalmente en las principales redes de transporte, su integración con la red urbana colombiana a través del sistema vial nacional ha sido compleja. Sin embargo, existen proyectos viales planteados que en la medida en que esté presente una estructura económica previa que los demande y los haga viables económicamente, además de articular la región y contribuir a la consolidación de un modelo de desarrollo, tendrán la prioridad en la inversión que requieren. 295

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

El subsistema regional está conformado por Sincelejo y Montería, que polarizan la subregión y se articulan con ella a través de la troncal de occidente; San Marcos, como principal centro poblado asociado al río San Jorge; Magangué, gran centro regional de comercio y servicios se articula con la región Mojana a través del río Cauca, San Jorge y el caño Mojana principalmente; Caucacia apoya la parte sur (Achí y Ayapel), la relaciona principalmente con Medellín y con el resto del país. Puede concluirse que los municipios asociados al río San Jorge, tienen comunicación terrestre con el Caribe y fluvial internamente, y los municipios asociados al Caño Mojana, se articulan principalmente a través de redes fluviales. Intraregionalmente, San Marcos, puerta de entrada de La Mojana, se articula a través de una vía de orden nacional con Majagual y Guaranda, sin embargo la comunicación es predominantemente fluvial a través de los caños y ríos (Magdalena, Cauca, San Jorge, caños Mojana, Pancegüita, Viloria, Rabón, San Matías), presentando altos costos derivados de la inexistencia de una política de transporte intermodal, que sea respetuosa de la particularidades ambientales y culturales de la subregión. Con Magangué, centro regional de comercio y servicios, se genera una movilidad social y económica muy alta asociada con la confluencia de los ríos Magdalena, Cauca y San Jorge, y es centro de acopio principalmente de la producción de arroz y ganadería proveniente de La Mojana. El poblamiento como la agricultura están localizados a lo largo de los caños y ríos, lo que les permite acceder a una red de transporte a través de los cuerpos de agua que facilita la movilización de bienes y personas; sin embargo, la mayor dificultad se da por la deficiencia marcada de los caminos rurales y el hecho de que la inundación frecuente hace que las actividades de conservación, mejoramiento y construcción de caminos prácticamente desaparezcan en los periodos de inundación. Las condiciones actuales y la tendencia observada en la región Mojana y los municipios que la conforman, tienen implicaciones en varios aspectos, entre otros: que la región no aprovecha en forma eficiente las redes naturales de transporte conformada por los cuerpos de agua y su confluencia con el río Magdalena, principal eje fluvial del país, y a la vez se ve limitada para resolver problemas y prestar servicios sociales dada la dispersión de la población y desarticulación física y funcional de los centros poblados derivada de la inexistencia de un modelo territorial regional que propicie la interacción compleja tierra – agua de manera sostenible. Con base en lo anterior, la estrategia de transporte propuesta contribuye a preservar la identidad cultural y ambiental asociada con los cuerpos de agua, a fortalecer la integración intraregional con el resto del país. Para lograr una estructura integrada y equilibrada del territorio, una utilización que tiene como condición los niveles de sostenibilidad que requiere el complejo sistema natural de La Mojana e interactuar con su población, culturalmente denominada “hombres de agua”, la estrategia de transporte está basada en consolidar: 296

Bases para la formulación de un plan de transporte en La Mojana - [ Subprograma de Infraestructura ]

• una red natural de transporte primaria asociada a los cuerpos de agua (ríos, caños, ciénagas) que articule la zona a través del río Cauca y del caño Mojana con el río Magdalena a través de Magangué • una red vial terrestre complementaria que integre de manera complementaria, los centros poblados de la subregión con San Marcos, principal centro subregional • una red de caminos rurales gestionados con la comunidad • un sistema de equipamientos de transporte aéreo, terrestre y fluvial para carga y pasajeros que fortalezca el sistema de centros poblados. En este sentido se proponen los objetivos del componente de transporte dentro del Programa de Desarrollo Sostenible para La Mojana.

Objetivos
• Contribuir de manera efectiva en la preservación de las determinantes ambientales y culturales para el ordenamiento de La Mojana, como una región homogénea e integral. • Articular física y funcionalmente la región internamente y con el resto del país, fundamentalmente a través de las redes fluviales y cuerpos de agua; complementariamente a través de las redes terrestres asociadas a los periodos de sequía. • Identificar un sistema integrado de infraestructuras y equipamientos de transporte de impacto regional, que fortalezcan e integren centros poblados de apoyo a la estrategia de desarrollo productivo previsto para La Mojana, teniendo a San Marcos como puerta de entrada de toda la región Mojana y a Magangué como principal centro fluvial de apoyo a la zona norte. • Identificar y proponer una estrategia de apoyo institucional que impulse de manera integral la propuesta de transporte, partiendo de la autonomía municipal y las competencias de cada nivel de gobierno.

297

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Transporte fluvial en los cursos de agua en lala Transporte fluvial en los cursos agua en Transporte fluvial en los cursos dede agua en la parte occidental de La Mojana parte occidental La Mojana parte occidental de La Mojana
[ Omar G. Becerra Hoyos ]

En el presente estudio se examina el transporte fluvial en el sector occidental de la zona de La Mojana de acuerdo con las posibilidades de utilización para el transporte fluvial de los cursos de agua y de las obras de infraestructura necesarias para su adecuación si es necesario. Asimismo, se identifican las obras de control y estabilización de los cuerpos navegables y se formulan propuestas de muelles al igual que se evalúan los costos de transporte en el modo fluvial y su integración con la red de transporte existente. Finalmente, además de indicar las obras de mejora y sus costos estimados, se incluye un resumen de los proyectos identificados en el caño Mojana y en las vías fluviales del sector sur occidental de la región.

298

Transporte fluvial en los cursos de agua en la parte occidental de La Mojana - [ Subprograma de Infraestructura ]

INTRODUCCIÓN
Durante tres meses, al estudiar el transporte fluvial en el caño Mojana se evidenció la necesidad de examinar las vías fluviales navegables de la parte occidental de la región de La Mojana para el transporte de carga y pasajeros. En consecuencia, el desarrollo del análisis se ciñó a una metodología que abordó tareas de: • investigación inicial sobre la información técnica disponible en la zona de estudio • investigación de campo de acuerdo con encuestas previamente elaboradas y entrevistas con transportadores, pescadores, comerciantes y demás personas de la región, relacionadas con el tema, con el fin de reunir información actualizada y real sobre el transporte fluvial de la zona • procesamiento y análisis de la información recolectada con el fin de informar sobre el estado actual de la navegación y presentar y evaluar las propuestas necesarias para su mejoramiento.

DIAGNÓSTICO
Las conclusiones de acuerdo con el diagnóstico adelantado en la región, describen la situación actual en las vías navegables del sur occidente de La Mojana. El estudio de campo se realizó en las siguientes zonas: • caño Viloria • caños Rabón y San Matías • zona sur del Municipio de San marcos, comprende el río San Jorge (sur), caño Carate, ciénagas de San Marcos, la Cruz, Gamboa, Santa Lucía y Pajonal.

Caño Viloria
Esta vía fluvial se desplaza de sur a norte paralela al río San Jorge; nace en la ciénaga de Ayapel y aguas abajo atraviesa la ciénaga del Astillero, pasa por Cecilia -corregimiento de Ayapel-, Chopá -conexión fluvial con el caño Rabón-, La Ureka, Cuiva -corregimiento de San Benito Abad- y después de atravesar un complejo de ciénagas y cuerpos de agua -Hormigas, Grande, Cuatro Bocas, entre otros- se convierte en el caño Misalo desembocando aguas arriba de Bocas de San Antonio en el río San Jorge. Aguas abajo de Cuiva, recibe las aguas del caño Rabón como principal afluente. A la altura de la población de Sehebe sobre el río San Jorge, se desprende hacia la derecha un brazuelo (20 m de ancho), que vierte sus aguas al caño Viloria a la altura de la localidad de Cecilia, lo que hace suponer que se está presentando un cambio morfológico importante en las dos cuencas. El caño Viloria presenta una variación de caudales entre 10 y 115 m3/seg (U. de los Andes – Corpoica) con un periodo de aguas bajas durante los meses de enero a marzo, incremento de caudales de abril a junio, caudales muy constantes de junio a septiembre, un incremento en octubre y descenso de caudales entre noviembre y diciembre para cerrar el ciclo anual. 299

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Como conclusión importante se resalta su navegabilidad durante todo el año para embarcaciones hasta de 1.2 m de calao. A continuación se relacionan algunos datos importantes para la navegación en los sitios mas representativos del caño Viloria. Cecilia. Corregimiento de Ayapel con 470 habitantes, localizado sobre la margen derecha del caño Viloria. Es la localidad más importante y con mayor movimiento de carga y pasajeros; tiene escuela primaria con 155 alumnos (80 mujeres y 75 hombres) y un centro de salud sin médico. Para la compra de productos de consumo y servicios -víveres, médicos, abogados, entre otros- se desplazan preferencialmente a Ayapel. Su ubicación es estratégica, ya que se comunica por vía fluvial al sur con Ayapel, al oriente con Corea sobre el caño San Matías, al occidente con Sehebe sobre el río San Jorge y al norte con varias ciénagas para desembocar finalmente al río San Jorge. En la localidad existe un parque fluvial con seis canoas con capacidades entre 200 y 380 bultos de 65 kilos (manga entre 21 y 23 m) y para su desplazamiento utilizan motores Yamaha 40 HP y otras embarcaciones más pequeñas con capacidades entre 35 y 100 bultos. En época de verano en Cecilia la navegación es restringida para las embarcaciones grandes de carga. No existe muelle para carga ni para pasajeros. Costos de transporte fluvial de carga: Los Arrastres - San Marcos $ 2.500/bulto de 65 kilos; Cecilia – San Marcos $ 1.200/bulto de 65 kilos Costos de transporte fluvial para pasajeros (flota): Cecilia - San Marcos $ 8.000/persona (tiempo 1,5 horas) (sale y regresa a San Marcos); Cecilia - Ayapel $ 5.000/persona (tiempo 1hora) Frecuencia: 4 rutas al día (flotas con capacidad máxima de 35 pasajeros) Existe una cooperativa de transportadores fluviales de pasajeros con sede en Ayapel. En la zona se cultiva y comercializa principalmente arroz, la cosecha se recoge entre septiembre y diciembre y se cultivan otros productos para el consumo como maíz, yuca, plátano entre otros. No existen entidades del estado ni instalaciones portuarias para cargue y descargue de carga y pasajeros. Se hace necesario la construcción de un muelle y centros de acopio para carga. El ancho del cauce en Cecilia es aproximadamente de 30 m. Chopá. Caserío con 200 habitantes, localizado sobre la margen izquierda, con escuela y centro de salud sin médico. Sus pobladores son pescadores y como medio de transporte utilizan un carreteable a San Marcos que los comunica con la vía principal San Marcos – Majagual. El costo del transporte terrestre es $ 3.000/persona. No existe infraestructura portuaria. Básicamente, la pesca se realiza para la subsistencia y eventualmente venden bocachico, blanco, moncholo y otras variedades a razón de $1.000/unidad. 300

Transporte fluvial en los cursos de agua en la parte occidental de La Mojana - [ Subprograma de Infraestructura ]

Cuiva. Corregimiento de San Benito Abad con 500 habitantes, localizado sobre la margen izquierda del caño Viloria. La localidad básicamente esta poblada por pescadores, con colegio hasta primaria, puesto de salud sin médico. Los pobladores se desplazan por vía terrestre a San Marcos para satisfacer las necesidades de servicios, víveres, médicos, abogados entre otros. Aproximadamente, cada tres días se desplazan a San Marcos con 6 o 7 cavas, cada una con 50 pescados para ser vendidos a razón de $1.000/pescado. Costo de transporte terrestre: Cuiva-San Marcos $4.000/persona; Cuiva-San Marcos $2.000/cava Tiempo de recorrido terrestre: Cuiva – San Marcos 40 minutos Para la pesca se desplazan hacia las ciénagas, utilizan barquetas con capacidad hasta 5 mil bocachicos, en cada recorrido recogen entre 100 y 300 pescados y utilizan a Cuiva como centro de acopio, para realizar posteriormente la venta en San Marcos. Las características de las embarcaciones (barquetas) que utilizan son: motor Jamaha 40 HP, con capacidad de carga hasta 5 mil pescados, eslora = 13 m; manga = 1,2 M; calao = 0,60 m. En la localidad no se cuenta con instalaciones portuarias ni centros adecuados para acopio del pescado. No existen problemas de navegación: únicamente en el mes de febrero se presentan algunas dificultades por taponamientos en la entrada de las ciénagas.

Caños San Matías y Rabón
El caño San Matías nace en la ciénaga de los Arrastres, localizada al sur oriente de La Mojana, cerca al municipio de San Jacinto del Cauca. En su primer tramo corre del sur hacia el nor-occidente y en su recorrido se encuentran las poblaciones de Leticia, Alfonso López (Tieste), Villa Luz, Los Negritos, Sincelejito y Corea. A partir de Corea, el cauce se dirige hacia el norte y es conocido como caño Caimán; posteriormente desemboca en el caño Rabón, en un sitio denominado “El Firme” próximo a la vía San Marcos-Majagual. Los caudales varían entre 15 y 40 m3/seg (U. de los Andes – Corpoica). En la zona, pocos productos son cultivados para su comercialización, debido a los altos costos de transporte, asociados fundamentalmente a la deficiencia de redes de transporte en la zona. Debido a que el año 2002 ha sido un año seco, la navegación en el caño hasta el mes de agosto no era posible sino hasta Sincelejito, por tanto los productos agrícolas que se producen aguas arriba -especialmente cosecha de arroz- que normalmente en esta época empieza a ser transportada por el caño San Matías se encuentra a la espera de aumento de caudal con las próximas lluvias. 301

Caño San Matías

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

La navegación se ve afectada principalmente por la eichornia o tarulla, que nace en su cauce, obstaculizando el paso de las embarcaciones. Durante el invierno es navegable en toda su longitud, en verano la navegación es restringida . Las principales localidades ubicadas en las orillas del caño San Matías son las siguientes: Sincelejito. Es un corregimiento de Ayapel, localizado sobre la margen izquierda, con 150 habitantes dedicados a la agricultura especialmente al cultivo de arroz. Durante el año del estudio prácticamente no ha habido navegación por el caño San Matías, debido a las escasas lluvias que se han presentado. Sus pobladores se desplazan a Ayapel para solucionar sus necesidades básicas de víveres, médicos, abogados entre otros. Costos del transporte fluvial para pasajeros: Sincelejito-San Marcos $ 10.000/persona (duración 2.5 horas); Sincelejito – Cecilia $ 2.000/persona; Cecilia – Ayapel $ 5.000/persona Frecuencia: La flota pasa dos veces al día. Costos del transporte de carga: Sincelejito – San Marcos$2.000/bulto de 65 kilos Corea. Es un corregimiento de Ayapel, ubicado sobre la margen derecha del caño San Matías, en donde se cultiva arroz, yuca, maíz y plátano para consumo, con excepción del arroz que se comercializa.

Caño Rabón

El caño Rabón nace en la ciénaga de los Arrastres, localizado al sur-oriente de La Mojana, cerca al municipio de San Jacinto del Cauca. Hace su recorrido desde el sur hacia el nor-occidente hasta desembocar al caño Viloria, aguas debajo de la población de Cuiva. Las limitaciones para la navegabilidad en la zona, están asociadas al régimen de lluvias, que determina el régimen de cosechas y la utilización de los canales navegables para el transporte de carga y pasajeros. Podría decirse que el arroz es el único cultivo predominante asociado a los ciclos de inundación y que se comercializa en la zona, aunque la utilidad marginal neta es muy poca por diferentes causas, estudiadas por otros autores en la presente publicación. A lo largo de su cauce se encuentran las poblaciones de Gavaldá, La Nueva Esperanza, El Portón (sitio de confluencia de vías terrestres), Sincelejito, Boca de las Mujeres, La Sierpe , El Cauchal, Chispas (las tres últimas poblaciones están ubicadas en forma paralela a la vía San Marcos–Majagual).

302

Transporte fluvial en los cursos de agua en la parte occidental de La Mojana - [ Subprograma de Infraestructura ]

En Boca de las Mujeres, el caño Rabón recibe las aguas del caño El Humo, como su principal afluente. Actualmente, el cauce se encuentra tapado de tarulla y palos desde Gavaldá hasta Boca de las Mujeres, a pesar de una pequeña limpieza que realizó Corpomojana a comienzos del año. Aguas debajo de Boca de las Mujeres, se encuentran taponamientos de tarulla en varios tramos hasta la localidad de Chispas. Es necesario realizar una limpieza y destronque, para habilitar la navegación en este sector. En época normal, el caño Rabón presenta navegación entre los meses de julio a diciembre con canoas de capacidad de carga hasta 300 bultos de 65 kilos; durante el año 2002 se retrasó el invierno con la expectativa que a finales de agosto se iniciara el periodo invernal. Asimismo, en dicho año la poca cosecha de arroz y la madera que produce la región, se transportó por vía terrestre. Costos del transporte fluvial de carga: El Portón-San Marcos; $ 2.500/bulto de 65 kilos (año 2001); Boca de las Mujeres – San Marcos $ 2.500/bulto (2001); (recorrido dos días) Costos de transporte de carga por carretera: La Sierpe – Sahagún $ 2.600/bulto Costo de pasajeros por vía fluvial: El Portón – San Marcos; $ 15.000 (año 2001)

Costos de transporte pasajeros por vía terrestre:El Portón – San Marcos $ 10.000 Entre La Sierpe y El Portón y paralelo a la margen derecha del caño Rabón, existe un carreteable en malas condiciones pero transitable, de aproximadamente 20 km , por donde en forma regular -tres veces al día- transitan camperos y algunos camiones que se encargan de movilizar la carga y los pasajeros de la región. Esta vía se convierte en la competencia del transporte fluvial por el caño Rabón, especialmente en época de verano. La producción agrícola de la margen izquierda del caño Rabón, normalmente se transporta por vía fluvial hasta el Firme-caño Viloria-Cecilia-Sehebe-río San JorgeSan Marcos. En Boca de las Mujeres se encontraron varias embarcaciones de carga con eslora =22 m; calao =1,5 m y capacidad hasta de 300 bultos, en espera de mayor caudal para transportar la cosecha de arroz. Sierpe. Es un corregimiento de Majagual, localizado en la margen derecha del caño Rabón con 700 habitantes escuela, bachillerato (hasta 9º grado -140 alumnos) y centro de salud sin médico. Por esta localidad pasa la vía nacional actualmente en mejoramiento, que comunica San marcos con Majagual, por tanto es un sitio de confluencia de carga y pasajeros de toda la zona sur occidental de La Mojana. 303

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Durante los meses de septiembre a diciembre en el caño Rabón se reúnen hasta 40 canoas que traen la cosecha de arroz, aguas arriba de la Sierpe. El caño tiene 20 m de ancho a esta altura. Es necesario un destronque y limpieza del caño especialmente entre Boca de la Mujeres y la Sierpe. Existen muchos troncos que enredan la tarulla y evita que la corriente la arrastre, produciendo taponamientos en el cauce. Costos de transporte terrestre de pasajeros: La Sierpe – San Marcos; (recorrido en 45 minutos). 800/persona

Costos del transporte fluvial: La Sierpe – San Marcos (contratación expresa); (recorrido 2 horas por Cecilia)

Zona sur del municipio de San Marcos

Comprende el río San Jorge (sur), caño Carate, ciénagas de San Marcos y La Cruz Utilizando el río San Jorge como vía fluvial, los habitantes del municipio de San Marcos, se comunican con los municipios de Ayapel y Monte Líbano (Córdoba). Por esta vía fluvial se transportan a San Marcos la carga y los pasajeros de la región sur occidental de La Mojana especialmente la producción agrícola entre los caños Rabón y San Matías, que utilizan la ruta fluvial Cecilia-Sehebe-San Marcos. Sehebe. La principal población localizada sobre la margen derecha del río San Jorge, es un punto importante pues se comunica por vía fluvial con los caños Rabón y San Matías. Esta vereda del municipio de Ayapel dedicada principalmente a la pesca, cuyo producto se vende en Ayapel, cuenta con un centro de salud sin médico y un colegio de 120 alumnos. No tiene servicio telefónico. Se comunica con Ayapel por vía fluvial y mediante un carreteable en mal estado, utilizado por moto taxis. Costos de transporte de pasajeros por vía terrestre (moto taxi): Sehebe – Ayapel $ 5.000/ persona (recorrido 45 minutos) Costos de transporte de pasajeros por vía fluvial: Sehebe – Ayapel $ 5.000/persona (recorrido una hora) Sehebe – San Marcos $ 7.000/persona (recorrido 2.5 horas) Costos de transporte fluvial de carga: Sehebe – San Marcos $ 800/bulto de 65 kilos. En la localidad no existe muelle para pasajeros y carga. Entre Sehebe y San Marcos, el río es navegable durante todo el año y no presenta dificultades importantes para la navegación. El ancho del río es aproximadamente 60 m. Hacia el sur de San Marcos, especialmente los pescadores utilizan los siguientes medios de transporte fluvial:

304

Transporte fluvial en los cursos de agua en la parte occidental de La Mojana - [ Subprograma de Infraestructura ]

Ciénagas y caño Carate. Al sur de San Marcos y paralelo a la margen izquierda del río San Jorge, se encuentran las ciénagas de San Marcos, La Cruz, Gamboa, Santa Lucía y Pajonal, intercomunicadas por el caño Carate que a su vez se comunica con el río San Jorge cerca de San Marcos en el sitio denominado “la Verea”. En las orillas de este complejo hídrico, se encuentran los corregimientos de La Florida, El Pital, Las Flores y Cuenca. Esta zona está dedicada exclusivamente a la pesca, con aproximadamente 2 mil pescadores que recorren, generalmente en la noche, los cuerpos de agua utilizando canoas impulsadas con canalete y unos pocos con motores fuera de borda marca Yamaha 40HP. Actualmente, el caño Carate se encuentra taponado con tarulla en una longitud aproximada de 6 km y un ancho de 150 m, que dificulta el tránsito de pasajeros y pescadores de los municipios mencionados. Se hace necesario realizar una limpieza, preferiblemente con los pescadores de la zona, ya que se generaría empleo y se garantizaría el buen resultado de la limpieza por ser ellos mismos los favorecidos con las labores. Una vez analizados los documentos existentes sobre la navegabilidad en la zona occidental de La Mojana y los recopilados en la visita de campo, se muestran a continuación las principales conclusiones, como factores determinantes para la navegación en la zona de estudio.

PRINCIPALES CONCLUSIONES
• Débil presencia y desarticulación institucional de la zona • Ausencia prácticamente de infraestructura portuaria para carga y pasajeros • Falta de información hidrométrica y cartográfica • Disminución de la importancia que hasta hace poco tenían las vías fluviales en la zona ya que ha venido siendo absorbida por las vías terrestres. Las vías fluviales en estudio -caños Viloria, Rabón, San Matías, Carate, zona sur del municipio de San Marcos, río San Jorge y ciénagas- pertenecen a la cuenca fluvial del río Magdalena.

Débil presencia y desarticulación institucional de la zona

La Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena, Cormagdalena, creada mediante la ley 161 de agosto 3 de 1994 para la “recuperación de la navegación y de la actividad portuaria,...” tiene jurisdicción en el territorio de las municipios de “...Majagual, Guaranda y Sucre, en el departamento de Sucre y Achí, en el departamento de Bolívar”. Dentro de sus funciones se encuentra la de “Ejercer las funciones correspondientes a la Dirección General de Navegación y Puertos y a las intendencias fluviales del Ministerio de Transporte, para los efectos de la navegación y la actividad portuaria en la totalidad del río 305

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Magdalena y sus conexiones fluviales, excepto las relativas a la reglamentación y control del trafico fluvial, que continúa siendo de competencia de dicha dirección”. Cormagdalena deberá «...acometer dentro de sus prioridades a corto y mediano plazo la adecuación de las instalaciones portuarias ...”, como una condición indispensable para la integración de una red intermodal de transporte. De acuerdo con la ley anterior, la adecuación de las instalaciones portuarias es competencia de Cormagdalena y la reglamentación y control del trafico fluvial corresponden al Ministerio de Transporte. En el municipio de Guaranda , tiene sede el Inspector fluvial con competencia para el control, manejo y operación del transporte fluvial en las vías navegables de la zona en estudio. En las vías fluviales correspondientes a la zona occidental de La Mojana, no se realiza el control de las embarcaciones, no se verifica el cumplimiento de las normas mínimas de seguridad para el transporte de carga -chalecos salvavidas, extintores, control de sobre cupos entre otros- y el transporte fluvial de carga no posee los controles en cuanto a zarpes, capacidades, sobordos y demás, por lo tanto los productos se movilizan sin ningún tipo de seguro. No existen organizaciones para el transporte de carga.

Ausencia de infraestructura portuaria para carga y pasajeros

Se puede diagnosticar que prácticamente no existe infraestructura portuaria para carga y pasajeros en las vías navegables del sector occidental de La Mojana. El transporte de carga, en invierno, se realiza puntualmente en cada finca en forma rudimentaria pues no existen muelles, centros de acopio y equipos adecuados. No existen muelles adecuados para el transporte de pasajeros. Una vez hechas las indagaciones a los documentos existentes sobre la navegación fluvial en la zona occidental de La Mojana, se encontró que los datos básicos (cartografía actualizada - la existente corresponde a restituciones aerofotogramétricas de hace veinticinco años - hidrometría, estudios geotécnicos actualizados y otros), no permiten elaborar un estudio completo de navegabilidad en las vías fluviales de la zona.

Falta de información hidrométrica y cartográfica

Debido a los altos costos para recolectar y actualizar técnicamente la información necesaria, la poca disponibilidad de personal y tiempo (diecisiete meses) y el alcance inicial del PDSM, no era posible desarrollar estas actividades de campo en un futuro inmediato. Se elaboraron formatos para la toma de la información básica de campo en los siguientes temas: encuesta de ingeniería, sistemas de transporte, producción agrícola y análisis de la demanda de transporte fluvial que sirvieron de base para llegar a las recomendaciones y proyectos que se indican más adelante. 306

Transporte fluvial en los cursos de agua en la parte occidental de La Mojana - [ Subprograma de Infraestructura ]

No se hicieron aforos sólidos o líquidos, batimetrías, líneas de corriente, mediciones de fondo y demás datos hidrométricos y geotécnicos, necesarios para un estudio de navegabilidad, pues como se indicó, debido a los costos, disponibilidad de tiempo y alcance del PDSM, no fue posible llevar a cabo estas mediciones técnicas. Por lo anterior, para poder cuantificar técnicamente los proyectos identificados, es indispensable que en el momento de ejecutar los proyectos, se disponga de la información técnica puntual para cada uno de ellos, tanto topográfica (altimetría y planimetría), hidrométrica, batimetrías, suelos y demás, especialmente para determinar los sitios y volúmenes necesarios con el fin de lograr un nivel de reducción adecuado en las vías fluviales navegables de la zona occidental de La Mojana. Como se aprecia en el cuadro anexo sobre navegabilidad en las vías fluviales del sur occidente de la región de La Mojana, desde el punto de vista de caudales presenta condiciones muy favorables para el uso de este sistema de transporte en la zona, ya que los niveles de agua en el caño Viloria y río San Jorge se mantienen apropiados para la navegación todo el año y en los caños San Matías y Rabón se conservan gran parte del año, con excepción de los años especiales denominados El Niño y La Niña. Sin embargo, el mejoramiento de la vía terrestre San Marcos – Majagual por parte del Instituto Nacional de Vías, Invías, ha absorbido la mayor cantidad de transporte de carga y pasajeros, por las mejores condiciones en costos y tiempos de recorrido, en detrimento de la navegación fluvial. A lo anterior se debe añadir la falta de infraestructura portuaria adecuada, como muelles, centros de acopio, equipos apropiados para la movilización de la carga que faciliten el transporte de pasajeros y carga y la falta de mantenimiento en las vías fluviales, que no estimulan la utilización de este medio de transporte.

Disminución de la importancia de las vías fluviales en la zona

Navegabilidad en las vías fluviales del occidente de la región de La Mojana
Navegabilidad en las vías fluviales del occidente de la región Mojana
Vía fluvial Río San Jorge Caño Viloria Caño San Matías Caño Rabón Tramo Sehebe – San marcos San marcos – aguas abajo Cecilia – aguas abajo Cecilia – agua arriba Corea – aguas abajo Corea – agua arriba Sierpe – boca mujeres Sierpe - aguas abajo Navegabilidad Embarcaciones con calado hasta 1,0 m todo el año todo el año mayo - diciembre julio – diciembre sept - diciembre agosto – diciembre mayo – diciembre Navegabilidad Promedio (m) 60 50 40 30 30

307

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

ESTRATEGIAS Y RECOMENDACIONES
Se presentan a continuación algunas estrategias y recomendaciones vinculadas a las conclusiones anteriores como características determinantes de las vías fluviales del occidente de la región Mojana. Igualmente, con la información que fue posible recolectar, se incluyen las fichas técnicas de los proyectos mencionados los cuales pueden ser desarrollados en un corto plazo.

Débil presencia y desarticulación institucional de la zona
Estrategias • La Dirección General de Navegación y Puertos es una dependencia estatal que forma parte del Ministerio de Transporte, con una estructura orgánica y funciones determinadas por una ley de la República.
En la actual estructura orgánica de la entidad, se tienen asignadas las funciones de control y vigilancia del área en estudio, con escasos funcionarios para ejercer adecuadamente esta labor, por tanto se propone un fortalecimiento institucional ya sea mediante la ampliación de la ley existente, lo cual sería poco práctico por la gestión que se debe hacer para modificar una ley de la República, o sugiriendo una reorganización interior de la estructura orgánica actual, con el fin de asignar más presupuesto y funcionarios capacitados que ejerzan un efectivo control y vigilancia del transporte fluvial en La Mojana, especialmente en la época de aguas altas cuando se reactiva la navegación en estas vías fluviales. Paralelamente, se puede pensar en la creación de un ente regional, con autonomía presupuestal, que articule institucionalmente la zona y se le deleguen funciones asignadas por ley a otras entidades, para que en forma global propenda por lograr acciones prontas y efectivas en este aspecto de la navegación fluvial y en los demás sectores que se propone impulsar el PDSM. • Fomentar la creación de cooperativas y agremiaciones de transportadores fluviales, especialmente para carga (que no existen), con ayudas para la adquisición de equipos apropiados destinados al manejo de la carga en los puertos. La entidad responsable de adelantar la propuesta y el fomento para la creación de cooperativas y agregaciones de transportadores fluviales sería la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena, creada mediante Ley 161 de 1994, la cual dentro de sus funciones tiene la de “Promover, impulsar y asistir técnica y financieramente la formación y actividades de asociaciones cooperativas y toda clase de agrupaciones comunitarias que persigan el desarrollo y la explotación adecuada de los recursos ictiológicos...”.

Ausencia de infraestructura portuaria para carga y pasajeros
Estrategias • Jerárquicamente se sugiere como primera estrategia, informar a Cormagadalena, como ente creado para la recuperación de la navegación y de la actividad portuaria
308

Transporte fluvial en los cursos de agua en la parte occidental de La Mojana - [ Subprograma de Infraestructura ]

en la totalidad del río Magdalena y sus conexiones fluviales, con funciones para acometer dentro de sus prioridades a corto y mediano plazo la adecuación de las instalaciones portuarias, sobre los proyectos detectados en el PDSM con el objeto de mejorar la infraestructura portuaria para carga y pasajeros e indicar la importancia de su ejecución para el mejoramiento de las actuales condiciones de navegación fluvial en La Mojana. En segunda instancia, se sugiere solicitar a las entidades municipales departamentales y regionales, que se incluyan en los próximos presupuestos, recursos suficientes para llevar a cabo los proyectos incluidos en el PDSM, suministrándoles la información recolectada que indica la importancia, justificación, personas beneficiadas, descripción de los trabajos, metodologías de ejecución, costos aproximados de los proyectos que mejorarían el transporte fluvial en la zona. Como se indicó anteriormente, si se logra la creación de un ente regional para La Mojana, con delegación de funciones asignadas por ley a otras entidades y autonomía presupuestal se puede articular institucionalmente la zona e impulsar en forma rápida y efectiva la construcción de la infraestructura portuaria necesaria para el mejoramiento de la navegación en las vías fluviales de la zona. • Frente al mejoramiento de la operación del modo fluvial no se cuenta con el abastecimiento adecuado de motores fuera de borda, que amplíen el mercado nacional, con precios al alcance de agricultores, transportadores y pescadores de la región. Prácticamente todos los motores fuera de borda que se encuentran en uso tienen mas de tres años, lo que significa más de la mitad de su vida útil de servicio. El motor mayormente utilizado es el Yamaha 40 HP por su eficiencia y poco consumo de combustible. Para las canoas, chalupas y demás, los motores fuera de borda son los equipos que permiten movilizar todas las embarcaciones y representan el insumo más costoso para la fijación de las tarifas del servicio. Este mejoramiento de la operación del modo fluvial se puede lograr con las siguientes estrategias • Se procura lograr un precio razonable a los usuarios (bajos aranceles y subsidios) y facilitar la forma de pago para la adquisición de motores fuera de borda, con créditos blandos para los transportadores. De esta manera se disminuyen los costos operativos y las tarifas para los usuarios del transporte, con los debidos controles por parte de las autoridades competentes. • La capacitación de operadores de transporte fluvial cobra importancia puesto que debido a la ausencia en el control y vigilancia en la navegación fluvial de la zona, los operadores de las embarcaciones no tienen la capacitación certificada y los permisos de funcionamiento, como lo indica el Estatuto de Navegación Fluvial del Ministerio de Transporte. Los adiestramientos indicados se harían a través de Cormagdalena, con estrecha coordinación con la Dirección de Navegación y Puertos, mediante la búsqueda o formación de personal docente, exigiendo posteriormente a cada operador la 309

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

certificación de idoneidad de acuerdo con los requisitos exigidos en el Estatuto de Navegación Fluvial. Las capacitaciones indicadas a continuación y un efectivo control y vigilancia posteriores darían como resultado un mejoramiento en la operación y seguridad del transporte fluvial. - Capacitación en operación de embarcaciones fluviales. - Capacitación en seguridad para el transporte fluvial. - Capacitación en arreglo motores fuera de borda. • El sistema de abastecimiento de combustible se hace en forma artesanal, en cada despacho de gasolina existe un pequeño derrame, que acumulado es una amenaza ambiental que puede generar un incendio por falta de medidas de seguridad. Se propone la creación de estaciones de servicio adecuadas y seguras.

Falta de información hidrométrica y cartográfica
Estrategias Como se indicó, en la zona no existe información hidrométrica y cartográfica adecuada para la realización de un estudio técnico de navegabilidad. Igualmente, se manifestó que por el alcance inicial del PDSM, no era pertinente la recolección de la información, por los altos costos y la falta de tiempo, por tanto se recomienda medir y monitorear los sistemas hidrológicos de la región, mediante la instalación de miras y aparatos de medición, cuyas lecturas las pueden hacer los habitantes de la zona, generando empleo y obteniendo información indispensable para desarrollar cualquier proyecto de infraestructura. Operativamente, se puede programar su instalación a través del Ideam y el Inat.
El balance hídrico en la zona de La Mojana, tiene como principal componente la precipitación. Su variación temporal en la zona norte se presenta entre 1.800 y 2.800 mm/año que puede considerarse la más seca y en la zona sur (en estudio), entre 3.500 y 4.700 mm/año considerada la mas húmeda. J. Francisco Boshell V, experto en climatología, propone la instalación de sistemas de medición climática denominados “alertas tempranas” para detectar con anticipación de tres a seis meses los factores climáticos que pueden beneficiar o afectar la agricultura en la zona. Esta información pluviométrica es uno de los componentes importantes para la determinación de caudales en las vías fluviales navegables en la zona.

Disminución de la importancia de las vías fluviales en la zona
Estrategias El Transporte fluvial en La Mojana, presenta dos centros de influencia para la comercialización de los productos y movilización de pasajeros:
• hacia el norte, el Municipio de Magangué (Bolívar) utilizando como vía fluvial el caño Mojana 310

Transporte fluvial en los cursos de agua en la parte occidental de La Mojana - [ Subprograma de Infraestructura ]

• hacia el occidente, el municipio de San Marcos (Sucre) utilizando como vías fluviales los caños de San Matías, Rabón, Carate, Viloria y las ciénagas al sur del municipio. La navegación fluvial hacia el centro de influencia de Magangué, actualmente mantiene su importancia, ya que la temporalidad de las inundaciones de la zona hace que no sea conveniente la construcción de vías terrestres, debido a los elevados costos de construcción y mantenimiento. La navegación fluvial hacia el centro de influencia de San Marcos (Sucre), objetivo de este análisis, muestra condiciones favorables para la navegación desde el punto de vista de caudales y condiciones físicas de sus cauces navegables, pero debido al mejoramiento de la vía terrestre nacional San Marcos – Majagual, a la falta de infraestructura portuaria adecuada y a los mejores precios y menores tiempos de desplazamiento por vía terrestre, el transporte fluvial ha venido siendo absorbido por el transporte terrestre. Como estrategia para modificar esta tendencia se hace necesario, como se indicó anteriormente, propender por el mejoramiento de la operación del modo fluvial, con la disminución de los costos operativos del transporte fluvial y la construcción de instalaciones portuarias adecuadas y funcionales de acuerdo con la justificaciones, descripción de los trabajos, metodologías y costos actuales aproximados, indicados en cada uno de los proyectos presentados más adelante. Con la implementación de estas estrategias consideramos que se incentiva la mayor utilización de las vías fluviales, especialmente en los periodos invernales donde las vías secundarias y terciarias existentes, se ponen intransitables por la falta de rehabilitación y mantenimiento.

311

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Infraestructura Básica Infraestructura Básica Infraestructura Básica

[ Edgar Armando Chacón V. ]

El estudio aquí relacionado contiene información sobre la existencia y estado de infraestructura de los servicios básicos sociales en la región de La Mojana -agua potable, alcantarillado- y el manejo de los residuos sólidos y lo residuos patológicos así como la situación en equipamiento social, salud, educación, comunicaciones y otros servicios como energía, gas natural, correos y transporte. Para aproximarse a este análisis se distinguen dos subregiones en la jurisdicción del departamento de Sucre: Mojana y San Jorge. El estado físico frente a los requerimientos locativos y de infraestructura necesarios y la vinculación de la población al proceso de formulación de las alternativas de solución para cada uno de los centros poblados, se relaciona en detalle en el documento original de este Estudio el cual figura en el CD correspondiente a la presente publicación. Por tanto, aquí se describe de modo general la infraestructura básica y a nivel institucional se sugiere articular los planes y programas del nivel regional y nacional de modo que en los Planes de desarrollo y los Planes de Ordenamiento Territorial tengan espacio estas subregiones en aras de lograr soluciones integrales a la problemática socioeconómica de este territorio.

312

Infraestructura básica - [ Subprograma de Infraestructura ]

INTRODUCCIÓN
La formulación de proyectos en salud, educación, vivienda, servicios de electrificación y saneamiento básico en la región inherentes al propósito de desarrollo sostenible, plantea la necesidad de establecer un análisis situacional que permita identificar las reales necesidades en cuanto a disponibilidad de infraestructura básica social en el que se enmarca el Programa correspondiente a este tipo de desarrollo. La información aquí relacionada responde a las requerimientos del Programa y se obtuvo gracias a la consulta directa en diferentes entidades del orden nacional, departamental y municipal, responsables de la gestión de algunos sectores del desarrollo y además de algunas entidades del orden regional del tipo descentralizado como las corporaciones autónomas regionales con jurisdicción en la zona. De otro lado, en la región no se dispone de un sistema de información estructurado y actualizado que permita obtener detalles significativos sobre todas las áreas de interés para adelantar propuestas de desarrollo adecuadas a las circunstancias de la población; los sistemas de información que existen, en especial a nivel departamental no presentan coherencia en sus bases de datos y no guardan en la mayoría de los casos correspondencia con la información registrada en las localidades municipales, hecho que desconcierta un tanto respecto a la información real aplicable. No obstante, se realizó validación de información en el campo y además se utilizó la información de entidades como Dane, Igac y demás corporaciones que ofrecen un mayor grado de confianza; es común encontrar en toda el área objeto de estudio que tanto los planes de desarrollo municipal como los planes de ordenamiento territorial y aún los planes de desarrollo departamental son documentos de obligada consulta y cada uno presenta información totalmente diferente sobre las áreas del desarrollo poblacional. Igualmente, cabe señalar que para el presente estudio se utilizó información consensuada de todos los documentos obtenidos en virtud de desarrollar mejor los hallazgos.

ANÁLISIS SITUACIONAL LOCAL
Las condiciones de saneamiento de toda la zona son deplorables en tanto no existe cultura colectiva de preservación de adecuadas condiciones del entorno: los residuos sólidos comunes y patógenos son arrojados a cuerpos de agua, lotes de terrenos vecinos, enterrados o quemados en los patios de las casas; la falta de sistemas de alcantarillado obliga a las comunidades a continuar utilizando los cuerpos de agua y lotes vecinos para la disposición de excretas humanas. No se cuenta con sistemas de recolección y utilización de residuos sólidos comunes, salvo en algunos municipios como Magangué, San Marcos y San Benito, que disponen de algunos intentos exitosos de recolección de residuos sólidos, mas no ocurre así con los residuos sólidos patógenos los cuales no presentan ningún 313

Saneamiento básico

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

tipo de tratamiento especial. Asimismo, no existen rellenos sanitarios, entre otras cosas por que el nivel freático es relativamente alto lo cual imposibilita la operación de algún sistema de relleno, sin embargo en los municipios de San Marcos y la Unión se da cuenta de la existencia de rellenos sanitarios aunque no cumplen con la normatividad técnica de ubicación y operación. En cuanto al servicio de alcantarillado la cobertura en la subregión es muy baja con porcentajes alrededor de 40%, disponiéndose las aguas servidas en su totalidad a los cuerpos de agua de la zona, en algunos municipios como Magangué, San Marcos y Caimito existen sistemas ejecutados en un promedio de 40% o sus primeras etapas, y la mayoría son de tipo privado o comunitario. En lo referente al servicio de acueducto, las coberturas del servicio son mayores oscilando en 80 y 90% en las cabeceras municipales; en la zona rural las coberturas oscilan entre 40 y 60%: en promedio, las poblaciones que no cuentan con el servicio se aprovisionan directamente de los cuerpos de agua de la zona, los cuales no proveen agua de calidad apta para consumo humano. La captación se realiza desde pozos profundos y no se observa tratamiento de purificación del agua, solamente se trata con químicos básicos o cloración. Por su parte, la existencia de mataderos y plazas de mercado que no cumplen con la normatividad mínima de saneamiento y salubridad se constituyen en factor contaminante y preponderante en el estado general del saneamiento básico. Actualmente, en la ciudad de Magangué se adelanta un proyecto de optimización del matadero municipal, para utilizarlo como matadero regional al cual se le han refaccionado sus instalaciones y adicionado todas las normas y tecnologías que le hacen prestar un buen servicio.

Vivienda

La vivienda tipo se mantiene aún en la zona a pesar de la incursión de nuevas formas y materiales de construcción; la casa grande de techos de paja, paredes de bahareque o embutido, pisos en tierra pulidos, cocinas en tierra, con aljibes o pozos artesianos algunas veces muy cercanos a pozos sépticos, se observa todavía. Los servicios de educación en general son deficientes aunque en algunos municipios se ha avanzado notoriamente en cuanto a la calidad integral del servicio de educación. De modo característico, se presenta moderada deserción escolar, altas tasas de analfabetismo en especial en las áreas rurales, talento humano con formación deficiente, infraestructura física carente de mantenimiento y deficitaria en algunos casos: es común encontrar escolares recibiendo clases a sombra de árboles, mobiliario y ayudas educativas son altamente deficitarias, en especial en el área rural. Los servicios de salud son prestados por una amplia red de centros y puestos de salud y algunos centros hospitalarios en regular estado de conservación; su principal

Educación

Salud

314

Infraestructura básica - [ Subprograma de Infraestructura ]

problema lo constituye la provisión de equipos y elementos de apoyo médico, seguidamente de aspectos locativos y provisión de talento humano capacitado para prestar un excelente servicio médico. Las comunicaciones, presentan también en forma característica, deficiencias en cuanto a infraestructura y sistemas formales de comunicación: la telefonía es operada por Telecom e incluso se cuenta con sistema Compartel -señal de telefonía celular en algunos lugares- e igualmente, en gran parte de la región de La Mojana es posible acceder al servicio de Internet. El correo es operado por Adpostal y algunas empresas de correo privadas que prestan un buen y regular servicio en toda la zona; en el área rural se utiliza en especial el servicio prestado por los conductores de las chalupas, taxis o colectivos que se desplazan entre varias poblaciones, para llevar y traer encomiendas y razones; existe buena señal de televisión y se encuentra generalizado el uso de antenas y TV cable. Finalmente, en las áreas urbanas circulan los periódicos regionales y nacionales con alguna regularidad en especial. El servicio de transporte es bueno en toda la región, se cuenta con una amplia flota de buses y taxis de servicio intermunicipal e intramunicipal, y con aeropuertos en operación como son los Garzones de Montería, Las Brujas en Corozal y Baracoa en la ciudad de Magangué. En San Marcos existe una pista pero se encuentra sin uso. En la región se presta el servicio de electricidad con mayor cobertura que los demás servicios, aunque presenta problemas de voltaje y frecuencia sobre todo en área rural donde aun existen zonas que no disponen del servicio como en las poblaciones dispersas en las que es difícil y/o costosa la provisión del servicio.

Comunicaciones

Energía

Se cuenta con el servicio de sacrificio de ganado en pequeños mataderos -la mayoría ubicados en las cabeceras municipales- si bien presentan inadecuadas condiciones sanitarias para su uso, no cuentan con lagunas de tratamiento puesto que los residuos del sacrificio son arrojados a los cuerpos de agua y lotes vecinos; en la zona rural el sacrificio se realiza en cualquier lote de terreno o sobre la calle principal; no existen plazas de mercado como tales salvo en algunas ciudades como Magangué y San Marcos que en todo caso no presentan adecuados sistemas sanitarios. Todas las poblaciones cuentan con cementerios, aunque algunos mal ubicados. El amoblamiento urbano es deficiente: en algunas ciudades como Magangué se cuenta con escenarios deportivos como estadios y numerosos sitios de recreación tales como teatros, canchas de tejo, piscinas, voleibol, microfútbol y otros. En el resto de la región se cuenta con canchas de uso múltiple en las cabeceras municipales asociadas a colegios. En el área rural, la infraestructura del deporte, la recreación y la cultura es deficiente o nula: se utilizan lotes de terreno o las orillas del río para la práctica deportiva.

Otros

315

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Población y extensión Municipio Extensión kms2 Magangué 1.102 Achí 1.043 San Jacinto del Cauca 428 Caimito 436 La Unión 234 San Benito Abad 1.655 San Marcos 1.012 Guaranda 354 Majagual 959 Sucre 1.130 Total 8.353
Fuente: Divipola – Dane

Población 2002 Urbana Rural. Total 91.343 7.749 3.017 2.784 4.214 17.549 34.261 5.167 10.097 22.594 198.775 68.844 160.187 17.392 25.141 7.501 10.518 7.447 10.231 5.604 9.818 6.028 23.577 18.149 52.410 8.763 13.930 27.788 37.885 3.794 26.388 171.310 370.085

NBI 63,2 87,3 93,1 80,9 80,6 86,3 67,1 83,9 89,2 88,4 81,73

PEA 64.075 10.365 3.902 3.938 3.927 9.719 20.964 5.385 14.485 10.208 146.968

Generalidades
De acuerdo con la zonificación que utiliza Corpomojana puede observarse que en el extremo sur del departamento de Sucre, se destaca por ser la subregión más rica en aguas superficiales, pues la mayor parte de su territorio permanece anegado durante el segundo semestre del año ya que cuenta con numerosos caños, ciénagas y zapales que aportan y almacenan aguas. Su topografía es totalmente plana, y 52% de sus suelos es de vocación agrícola. Esta subregión está conformada por los municipios de Sucre, Majagual y Guaranda, en donde encontramos 69 corregimientos y 158 veredas con una temperatura promedio de 28°C para un piso térmico cálido. Ocupa una extensión de 240 mil ha, correspondiente al 22,24% del área departamental, estimada en 1’078.922 ha1 . La subregión cuenta con uno de los mayores índices de necesidades básicas insatisfechas del país, debido al tipo de relaciones económicas predominantes, a la violencia y a la baja presencia del Estado: “esto se manifiesta en la fuerte presencia de una propiedad concentrada, en el uso de tecnologías obsoletas en la explotación agropecuaria, el infraconsumo, la baja productividad, la inserción inestable en el aparato productivo, los bajos ingresos y, por consiguiente, en la mala calidad de vida”.2 La subregión tenía en 1993 una población de 62.700 habitantes, 12% de la población del departamento, de los cuales el 82% residía en el área rural, con una tasa promedio anual de crecimiento poblacional de 1,2%, inferior al promedio nacional de 1,9%. En el 2001 se cuenta con 80.433 habitantes distribuidos mayoritariamente en zona rural con un 73% (58.707 habitantes), lo que señala no sólo un incremento
1 Plan de desarrollo de Sucre. 2 Ramírez del Valle, Bernardo y Rey Sining, Edgar. La Mojana: poblamiento, producción y conflicto social. Costa Norte, Editores Colombia Ltda, 1994.

316

Infraestructura básica - [ Subprograma de Infraestructura ]

absoluto de su población en 28% respecto al año 1993, sino también un decrecimiento relativo de su población residente en zona rural en 9 puntos, muy lejos aún del promedio nacional que se encuentra en aproximadamente 30%. Esta proporción parece no cambiará mucho, hacía el 2006 tal como lo señala el cuadro siguiente:
MUNICIPIO 2001 2003 2006 TOTAL CABEC RESTO TOTAL CABEC RESTO TOTAL CABE RESTO

TOT. MOJANA %

80433 100% 177176 100%

21726 27% 70198 45%

58707 73%

83391 100%

23006 27% 73279 45%

60385 73%

87066 100%

24576 27% 76672 45%

62490 73% 112574 55%

TOTAL JURISD. %

106988 182867 55% 100%

109589 189246 55% 100%

Fuente: Dane, Sisben. Ajustes equipo de trabajo PGAR, Corpomojana.

Ahora bien, la población de la subregión de La Mojana respecto al total de la jurisdicción de Corpomojana, que incluye también el bajo San Jorge, es del 45,3%, y como puede apreciarse en el mismo cuadro, la proporción de su población rural es muy superior a la de la jurisdicción. Esto se debe a que en la subregión del San Jorge, la relación cabecera-resto es mucho menor que la de La Mojana, especialmente en el municipio de San Marcos, sin embargo ambas proporciones siguen siendo muy superiores al promedio nacional. También es receptora mínima de poblaciones de desplazados De acuerdo con la encuesta realizada por Corpomojana en el 2001, los encuestados afirman que es mucho más la población que llega que la que sale de la región, en una relación de 63% a 37%. Y también manifiesta mucha estabilidad en relación a su permanencia en la zona, el 80% lleva mucho más de cinco años en la zona, mientras que la que lleva menos de ese período es de tan solo 17%. Cuenta con apenas 166,8 km. de vías carreteables, de los cuales 85 km son de redes secundarias y 81,8 km. de redes terciarias. La mayoría de estas vías son caminos y trochas en pésimo estado que atraviesan ciénagas y caños que están en tierra y afirmado, que en épocas de invierno se hacen intransitables o desaparecen. Esto la hace una zona con bajo nivel de accesibilidad vial terrestre, por esto, el principal medio de transporte es el acuático a través de sus numerosos caños, ciénagas y zapales. El río Cauca también es una vía importante. La encuesta de

Vías

317

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Corpomojana, encuentra que la población que se desplaza utiliza en un 100% el caño en invierno, las ciénagas en un 18% y el río en un 37%, mientras que en verano las tres vías son utilizadas en menos del 5%. En verano la vía utilizada es la terrestre, la principal en un 30 % y las veredales en un 90%.
Distribución vial subregional 2001
Subregión Mojana Tot. Jurisd Primaria 0 0 Redes (Kms) Secundaria 85 217,9 Terciaria 81,8 348,2 TOTALES 166,8 566,1 % 29,50% 100%

Subregion

Características físicas de las vías subregión de La Mojana 2001
Pavimento % (km) 0 0 250,8 100 Afirmado (km) 17 836,2 % 2 100 Tierra (km) 149,8 745,1 % 20,1 100

Mojana Total Dptal

Total (km) 166,8 1.832.1

% 9,1 100

Subregión Mojana Tot. Jurisd

Estado de las vías subregión de La Mojana 2001
M

Pavimento Afirmado Tierra B R Total M B R Total M B R Total 0 0 17 17 95,8 149,8 0 0 4 4 59 154,8 213,8 228,8 348,3 Convenciones: M= Mal estado B= Buen estado R= Regular estado

Totales 166,8 566,1

SANEAMIENTO BÁSICO Acueducto
La cobertura de acueducto en las áreas urbanas es en promedio de 80%, y el servicio no se presta en forma continua. Los acueductos se surten de fuentes de aguas subterráneas y se les aplica tratamiento simple de desinfección, presentando altos grados de contaminación por mesófilos y coliformes totales. Las zonas rurales, que albergan 77% de la población, cuentan con una cobertura de acueducto de menos de 1%. De acuerdo con la encuesta realizada por Corpomojana, entre población residente en la cabecera y en la zona rural, se encuentra que 43% de los encuestados toman el agua del acueducto, 21% de pozo profundo, 11% del pozo artesiano, 7% del caño, 6% del microacueducto, 5% del río y 5% de la ciénaga. Es decir, que 51% de los encuestados accede al agua de consumo a través de fuentes naturales, que no son ni mucho menos las más aptas.

Alcantarillado

No existe servicio de alcantarillado en las cabeceras municipales. El municipio de Guaranda cuenta con diseños y en la actualidad adelanta la solicitud de crédito ante Findeter para la financiación de las obras, mientras que Sucre y Majagual cuentan con una primera etapa.

318

Infraestructura básica - [ Subprograma de Infraestructura ]

Los municipios no cuentan con plazas de mercado, y el servicio de aseo y de disposición de los residuos sólidos no existe o tiene bajísima cobertura, al igual que ocurre con los mataderos municipales. De acuerdo con la misma encuesta realizada por Corpomojana, entre población residente en la cabecera y en el área rural, los sitios más comunes para vertimiento de residuos sólidos en la subregión es el lote en un 23%, el caño en un 14%, en la calle, el zapal, el río o en otro 10%, el carro recolector en un 1% y los quema en un 41%. Y los sitios más comunes para vertimiento de residuos líquidos en la subregión son el lote en un 37%, el caño en un 27%, la calle en un 18% y en la ciénaga, el zapal, el río o en otro en un 17%. En virtud de lo anterior, se puede afirmar que los servicios públicos básicos de aseo y alcantarillado, en cuanto a cobertura son muy reducidos y pueden ser la causa de la mayoría de enfermedades que se presenten en la zona.

Aseo

OTROS SERVICIOS
En la región se presta el servicio de electricidad en las cabeceras municipales, pero es incipiente la electrificación rural. En el área urbana, Majagual cuenta con coberturas de 82,2%, Sucre con 72% y Guaranda con 95%. En el área rural, Majagual tiene una cobertura del 31,6%, Guaranda 30% y Sucre 14%. El servicio es deficiente y presenta constantes interrupciones. En la región no hay servicio de gas domiciliario.

Energía

Al respecto son muy pertinentes los datos que resultan de la encuesta de Corpomojana respecto a la utilización de combustible para cocinar: 68,34% de los encuestados utiliza leña, 3,86% electricidad, 5,02% petróleo, 11,97 varios y 10,81% gas, que normalmente proviene de Magangué. El servicio telefónico lo presta Telecom y Compartel en las áreas urbanas de Majagual y Sucre. La densidad telefónica promedio de la región es de 3.2 líneas por cada cien habitantes frente al 10.2 promedio nacional. Sucre tiene una cobertura de 83%, Majagual de 48% y Guaranda anda en fase de instalación de las domiciliarias.
Saneamiento básico, La Mojana, 2000 Municipio
Cobertura %
Planta de Tratam. Cobertura % Planta de Trat Fuente Receptora Estado de la Red Relleno Sanitario Botadero Reciclaje Urbana Rural Fuente de Abastecimiento

Comunicaciones

Acueducto

Alcantarillado

Disposición de Residuos Sólidos

Majagual Guaranda Sucre

92.2 78 85.5

Bueno

Si

Regular No Bueno Si

Pozo Profundo Aguas Subterráneas Pozo Profundo

58*  

No*

Efluentes* No

Si No No

*Finalizando construcción. No está en funcionamiento. Fuente: PDM Y POT Jurisdicción.

319

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Saneamiento básico, La Mojana, 2000

Matadero
Municipio InfraesMajagual Guaranda Sucre Si No Si  
tructura Planta de Tratamiento Disposición de Desechos

Plazas de Mercado
Infraes- Control tructura Sanitario Disposición de Desechos Relleno Sanitario

No    

Si  

No   No   No  

     

  No  
Fuente: PDM y POT Jurisdicción

Otros datos servicios básicos Municipio
Urbana

Energía
Cobertura %

Telefonía
Cobertura %

Puertos
Infraestructura

Cementerio
Infraestructura
Si Si Si Regular

Estado de la Red

Urbana

Estado de la Red

Estado

Majagual Guaranda Sucre

99 30 45

Regular Regular Bueno

14

Bueno

No No

     

62.5

37.5

Bueno

No

Fuente: PDM, POT.

Educación

En La Mojana la tasa de analfabetismo es de 48%, cuatro veces superior al promedio nacional (12%). La cobertura bruta en primaria y secundaria es de 62% y 35% respectivamente, frente 84% y 46% del nivel nacional. La relación alumno docente es de 32 y en el departamento 28, frente al promedio nacional de 30. Para la educación preescolar existen tres centros, uno en Sucre y dos en Majagual, con cobertura del 12,5% de los niños entre 5 y 6 años. Hay alta incidencia del ciclo hidrológico, sobre todo en invierno, lo mismo que de la violencia, en la deserción escolar, por las dificultades en el desplazamiento. Los principales problemas educativos son el alto índice de analfabetismo, baja cobertura en primaria y secundaria, deserción escolar y baja calidad de la educa-

Cobertura educativa por niveles Subregión de La Mojana NIVELES Preescolar Bas. primaria Bas. secund. Y media Total Poblac. Edad Escolar 7.874 9.722 10.036 27.632 Poblac. Atend. 3.709 13.338 5.085 18.516 % Poblac. Atend. 47% 100% 51% 67% Poblac. Fuera Sistema 4.165 0 4.951 9.116 % Fuera Sistema 53% 0% 49% 3%

Fuente: Dane, Secretaría de Educación Departamental

320

Estado
 

Rural

Rural

Infraestructura básica - [ Subprograma de Infraestructura ]

ción. En el cuadro se aprecia el gran porcentaje de población en edad escolar por fuera del sistema: en preescolar del 53% y en básica secundaria y media del 49%. Las primeras causas de morbilidad son aquellas patologías originadas por las deficientes condiciones higiénicas, sanitarias y ambientales de regiones pobres y vulnerables. Las enfermedades que reportaron los encuestados, fueron en un 43% la gripa, en un 39% la fiebre, en un 6% el sarampión, en un 6% la diarrea y otras un 8%. El 68% de la población no está afiliada al régimen subsidiado en salud. La Mojana cuenta con un hospital local de segundo nivel, situado en el municipio de Sucre, con una disponibilidad de 30 camas para hospitalización (equivalente a 5 camas por 10 mil habitantes, frente a un promedio nacional de 15); dos centros y un puesto de salud: no existen hospitales regionales y los más cercanos están ubicados en San Marcos y en Magangué (Bolívar). El principal problema del sector es el deterioro de la infraestructura de los servicios de hospital y de los puestos de salud y su baja o nula cobertura o capacidad de atención. Es por esto que la mayoría de la población de la subregión se encuentra en condiciones de pobreza (81%).
Población. afiliada al régimen subsidiada en salud La Mojana 2000 LA MOJANA TOTAL Poblac. 2001 77.128
Poblac. Nbi

Salud

2001

Régimen Subsid.

Afiliad.

No Afiliad.

67.674

Dic 2000 24.773

No Afiliad. Afiliad. R.C. Régimen Contrib. R.S. Dic 2000 Dic 2000 Dic 2000 42.901 208 9.246

% Nbi 68%

Fuente: Plan de Desarrollo Departamental

Instituciones y establecimientos de salud, Subregión La Mojana NOMBRE NÚMERO Hospitales II Nivel Centros de salud Puesto de salud I.P.S. privadas Establecimientos Farmaceuticos Establecimientos Cosmeticos
Fuente: Plan de Desarrollo Departamental

1 3 26 18 20 5

321

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Hidrología Hidrología Hidrología
[ Mario Díaz-Granados Ortiz ]

El Plan de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana, PDSM, debe basarse, entre otras características, en que una porción muy importante de este territorio es una zona baja inundable de regulación de caudales en el bajo Magdalena. Esto implica que es necesario involucrar en los análisis, planes y propuestas al recurso hídrico como medio o como fin. En consecuencia, el conocer e intentar predecir el comportamiento del recurso hídrico, tanto espacial como temporalmente, se convierte en un insumo básico para el PDSM. En el presente análisis se cubren los aspectos hidrológicos de la región e igualmente, como soporte a lo anterior se incluyen los aspectos geomorfológicos y sedimentológicos. Los resultados existentes del comportamiento hidrológico dentro del área, constituyen una primera aproximación, pero es necesario mejorarlos mediante la obtención de nueva información de campo. De esta forma, se recomiendan programas de complementación de la red hidroclimatológica existente, de generación de cartografía hidrográfica de soporte para los modelos de balance hídrico y sedimentológico, de adquisición de fotografías aéreas e imágenes de satélite, de caracterización geomorfológica e hidráulica de puntos específicos de la red de drenaje, y de modelación adicional. Estas recomendaciones están complementadas con estimativos de costos y tiempos de ejecución.

322

Hidrología - [ Subprograma de Infraestructura ]

INTRODUCCIÓN
La región de La Mojana es un área que fisiográficamente pertenece a la denominada depresión Momposina y cubre una extensión de aproximadamente 476.000 ha. Además de lo descrito en la introducción general de esta publicación, debe anotarse que es una zona plana baja, donde se ubica el cono deltáico del río Cauca, cuyas características geomorfológicas han generado gran cantidad de ciénagas y pantanos sujetos continuamente a inundaciones dadas por los altos niveles del río Cauca durante los periodos invernales. Estas zonas de inundación son elementos de amortiguación temporal de las crecientes de los ríos Cauca, San Jorge y brazo de Loba, y de acumulación y depositación de sedimentos transportados por éstos. La región de La Mojana constituye entonces un importante sistema regulador de las corrientes fluviales aguas abajo de la depresión Momposina, a la vez que un sistema fuertemente deteriorado por la intensa acumulación de sedimentos y contaminantes provenientes de sus cuencas tributarias. Es importante y necesario que el país reconozca a la región de La Mojana como patrimonio nacional de regulación hídrica. Las actividades antrópicas en la región influyen, y a la vez son influidas por la dinámica del sistema de La Mojana, pudiendo algunas ser negativas, implicando el deterioro progresivo del sistema. Estudios existentes demuestran que la región de La Mojana ha tenido cambios morfológicos importantes, debidos en parte por acción antrópica. En consecuencia, este deterioro del sistema debe mitigarse mediante acciones que propendan por la recuperación y preservación de los ecosistemas y por el desarrollo sostenible de actividades de producción socioeconómica, teniendo en cuenta el carácter de humedal que tiene la región de La Mojana, el cual implica un manejo ecosistémico adecuado. La Universidad de los Andes 1998, (Anexo 2 del Estudio CD-ROM) desarrolló un estudio que pretendió modelar cualitativa y cuantitativamente la dinámica fluvial de la región, en sus componentes hídrico y sedimentológico, buscando así contribuir a un mejor conocimiento de los balances hídricos y sedimentológicos presentes en el sistema y sus variaciones temporales y espaciales, de tal forma que esta información pudiera aportar al conjunto de herramientas disponibles para la definición de acciones de mitigación de amenazas y preservación del ecosistema y para establecer la factibilidad técnica y ambiental de obras de infraestructura, de tal modo que conjuntamente permitan definir planes de desarrollo sostenible en la región. Los resultados, conclusiones y recomendaciones de este estudio han orientado principalmente el desarrollo del presente estudio. Es necesario, por tanto, presentar a continuación las más importantes.

Principales resultados del estudio de Uniandes (1998)
Los resultados de la Modelación hidrológica y dinámica fluvial de La Mojana (Uniandes, 1998) contribuyen a tener un mejor conocimiento de la dinámica hídrica y de transporte de sedimentos en los ríos, caños y ciénagas principales de la región. Esto es, conocer la variación temporal de caudales y niveles en estos cuerpos de 323

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

agua, la preferencia de direcciones de flujo en épocas de invierno y verano, y las tendencias de cambios en trayectorias para la conducción de agua y sedimentos. Este conocimiento contribuye a establecer relaciones entre el recurso hídrico de la región con su entorno biofísico y socioeconómico. Aquí se presenta un resumen de los principales resultados del estudio.

Geología, geomorfología y dinámica fluvial
Se describe la región de La Mojana dentro del marco geológico regional, definiendo los principales sistemas de fallas activas e inactivas y las estructuras que limitan la planicie aluvial. La región hace parte de una planicie fluvio-deltáica de desborde en un avanzado proceso de migración lateral histórica y reciente, donde se acumulan sedimentos y se almacena agua en épocas de invierno con su importante efecto amortiguador de crecientes. Este sistema ha permanecido siempre como una zona de divagación o migración lateral y de amortiguación hídrica, la cual ha sido influenciada en las últimas décadas por la acción antrópica, las actividades de control de inundaciones y el poblamiento de la llanura, en especial de las orillas de los caños principales. El estudio generó un mapa geomorfológico escala 1:50,000 donde se presentan las principales unidades agradacionales y degradacionales de la región, con especial énfasis en las primeras, identificando terrazas, diques y albardones, y aluviones recientes y subrecientes. Este mapa se complementó con la dinámica fluvial asociada que identifica los principales procesos morfodinámicos de la región como disecciones de flujo, rompederos, meandros y taludes de socavación. Este mapa permite identificar las zonas de divagación de caños internos de la región y los sitios propensos a la generación de cambios morfológicos, y por tanto sirve como un marco de referencia general para análisis de acciones específicas en la red de drenaje tanto para manejo de inundaciones como para aprovechamiento de los recursos de la región. Los Mapas 1, 2 y 3 (Anexo 1, CD-ROM) presentan el mapa geomorfológico y de dinámica fluvial de la región de La Mojana generado por Uniandes (1998), uno de los principales marcos de referencia de la presente consultoría.

Hidrología
Se analizó y procesó la información hidroclimatológica existente en la región para generar una base de datos que constituyó la entrada a un modelo matemático de balance hídrico de ésta. Este modelo tiene un nivel de agregación temporal de diez días y representa parcialmente la red de drenaje actual, con sus principales ríos, caños y ciénagas (Mapas 4 al 6 del Estudio, CD-ROM). Las simulaciones de veintiún años de información permitieron identificar de manera aproximada el régimen hidrológico de los componentes de la red de drenaje, los volúmenes de intercambio entre los diferentes cuerpos de agua, la variación de niveles de las ciénagas y su capacidad de amortiguación. Esto es de particular importancia en los caños y ciénagas dentro de la región, para las cuales se dispone de registros hidrométricos muy escasos y de calidad deficiente. Los resultados obtenidos constituyen una primera aproximación al comportamiento hídrico de la región. 324

Hidrología - [ Subprograma de Infraestructura ]

Transporte de sedimentos
Con base en los resultados anteriores, se determinaron aquellos tramos de ríos y caños de la región de La Mojana donde se presentan tendencias a la acumulación de sedimentos debido entre otros factores a la reducción de conducción de agua, al igual que aquellos tramos donde hay tendencias a la erosión del lecho, la cual puede generar mayor capacidad de transporte de agua y cambios en la forma de la sección transversal. Esto se determinó mediante la modelación del transporte de sedimentos en la red principal de drenaje de la región.

Conclusiones derivadas del estudio de Uniandes (1998)
• El estudio geológico-geomorfológico permite definir la región de La Mojana como una planicie fluvio-deltáica de desborde formada por el río Cauca, con todas sus características morfológicas y ecológicas, pero en un avanzado proceso de migración lateral histórica y reciente. • Los análisis sobre el comportamiento tectónico de la región indican que la parte baja de la planicie fluvio-deltáica, en especial en la denominada depresión de Sucre, representa la zona más baja donde se acumulan la mayor parte de los sedimentos, y además es el mayor almacenamiento de agua en épocas de invierno por la dificultad de drenaje. • El sistema fluvial de los ríos Cauca, Magdalena y San Jorge en los últimos decenios ha migrado de manera intensa dentro de la llanura fluvio-deltáica de desborde • La región ha permanecido siempre como una zona de divagación o migración lateral y de amortiguación de crecientes, la cual ha sido influenciada en lo últimos décadas por la acción antrópica. • Algunos caños y afluentes a los cauces principales están actualmente colmatados. • La información pluviométrica en la región de La Mojana tiene una aceptable distribución espacial, pero la restante información climatológica es escasa. La información hidrométrica es relativamente adecuada en los ríos Cauca y Magdalena, con menor cobertura en el río San Jorge y prácticamente inexistente en caños y ciénagas dentro de la región. • El procesamiento, análisis y complementación de la información hidroclimatológica básica permitió una primera aproximación a la modelación del balance hídrico de la red de drenaje. • La información cartográfica existente es deficiente para una descripción altimétrica adecuada de la red de drenaje. • Las actividades y reconocimientos de campo, junto con los análisis detallados de fotografías aéreas recientes permitieron establecer en general el estado actual de 325

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

la red de drenaje de la región y la importancia de algunos caños como el Viloria que interactúa notoriamente con el río San Jorge, y de algunas ciénagas como las de Ayapel, Machado y Murciélagos. • La esquematización adoptada para la modelación representa una buena descripción de los principales elementos que componen la actual red de drenaje de la región. Sin embargo, esta es una representación parcial. • El modelo matemático desarrollado es capaz de simular de manera apropiada el balance hídrico de sistemas fluviales complejos como el de La Mojana. • Los resultados obtenidos describen aproximadamente la dinámica actual del transporte y almacenamiento temporal de agua en cauces y ciénagas, las áreas de regulación y los cauces de mayor capacidad de evacuación de aguas dentro de la región. La dinámica es compleja con flujos bidireccionales que constituyen elementos de regulación dentro de la región y con ciénagas que efectivamente realizan esta función. Los resultados permiten aproximar el régimen hidrológico de los componentes de la red de drenaje modelada, el orden de magnitud de los volúmenes de intercambio entre los cuerpos de agua, la variación de niveles de las ciénagas y su capacidad de amortiguación. Esto es de particular importancia en los caños y ciénagas dentro de la región de La Mojana, donde prácticamente no existen registros hidrométricos históricos. Sin embargo, el alcance de la modelación no permite que los resultados pueden ser utilizados de manera puntual para el dimensionamiento de obras específicas. Para esto, se requiere un mayor esfuerzo en la modelación y en la generación de más información de campo. • La información sedimentológica existente en la región de La Mojana es escasa y corresponde en su totalidad a los ríos Cauca, Magdalena y San Jorge. Dentro de la región de La Mojana no existe registrada información sedimentológica con carácter permanente y periódico. • Los resultados obtenidos sobre sedimentos deben mirarse objetivamente con relación a la calidad y cantidad de información disponible. Deben considerarse como una aproximación gruesa al análisis de sedimentos en la región de La Mojana. • Las granulometrías típicas presentes en la región de La Mojana corresponden a arcillas, limos y arenas finas. Estas últimas texturas están asociadas fundamentalmente con sedimentos de material de lecho. • Los ríos que enmarcan la región de La Mojana tienen una carga de sedimentos compuesta por 15 a 25% de material de lecho y 75 a 85% de carga de lavado, con tasas de transporte en suspensión que oscilan entre 40 a 50 millones de toneladas por año en el río Cauca, de 100 a 125 millones en el brazo de Loba y entre 2 y 4 millones en el río San Jorge. • La estimación de las tasas de transporte de material de lecho en los caños de la región de La Mojana pusieron en evidencia la incertidumbre alrededor de los valores reales de las pendientes de fondo. 326

Hidrología - [ Subprograma de Infraestructura ]

• El modelo HEC-6 permitió determinar tendencias aproximadas de la dinámica sedimentológica en cuanto a los procesos de agradación y socavación. • Se observan fenómenos similares tanto en el río Cauca como en el San Jorge, para los cuales en el tramo de aguas arriba tienen una pendiente mayor que la del tramo de aguas abajo, lo cual causa que cuando se presenta el cambio de pendiente se genera una depositación importante de sedimentos. Esto produce una pérdida de capacidad de transporte y puede generar desbordamientos hacia las zonas inundables durante períodos húmedos mientras se desalojan los sedimentos depositados. Esto fenómeno es a su vez incrementado por el remanso que se genera en la desembocadura de los tributarios en el río San Jorge y en el brazo de Loba. • Los resultados obtenidos son en general consistentes con las observaciones y análisis de dinámica fluvial desarrollados en el área de geomorfología. Sin embargo, se requiere mejorar la modelación con más y mejores datos de entrada para obtener resultados más confiables.

Recomendaciones del estudio de Uniandes (1998)
• Realizar seguimientos aerofotográficos periódicos de la llanura fluvio-deltáica a lo largo de los principales cauces, para registrar cambios en el comportamiento dinámico del cauce y así disponer de una cartografía detallada de la situación actual y del comportamiento de la red de drenaje. • Estudiar la posibilidad de construir diques y estructuras de control a la salida de algunos sistemas cenagosos para evitar que se drenen totalmente y puedan ser utilizadas como almacenamientos del recurso hídrico en épocas de verano. • Analizar la restauración del flujo a partir de la difluencia del San Jacinto con el fin de mantener caudales permanentes a lo largo de los caños. • Incorporar al estudio geomorfológico y de dinámica fluvial de la cuenca del río San Jorge la ciénaga de Ayapel para determinar su influencia en el comportamiento de las inundaciones en la parte baja del sistema fluvio-deltáico. • Ejecutar actividades de campo mucho más intensas con el propósito de caracterizar mejor la red de drenaje. Esto permitirá mejorar el balance hídrico de la región. Éstas deben partir de la generación de una cartografía hidrográfica detallada que represente completamente la red de drenaje tanto planimétrica como altimétricamente; complementadas con levantamientos batimétricos de caños y ciénagas amarrados a un datum común. Los levantamientos deben concentrarse en caños como Mojana, Pancegüita, San Matías, Viloria y Misalo, entre otros, y en especial en el río San Jorge. • Complementar la red hidrometeorológica existente, instalando estaciones climatológicas e hidrométricas en sitios relevantes para la modelación del balance hídrico de la región. 327

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

• Ejecutar aforos líquidos y sólidos en puntos importantes de la red de drenaje para la caracterización hidráulica y sedimentológica de tramos. Adicionalmente, realizar muestreos de sedimentos. • Caracterizar hidráulica, geomorfológica e hidrológicamente de difluencias y rompederos, en particular en el río Cauca hacia los caños San Matías, Rabón, Mojana y Pancegüita.

PRINCIPALES RESULTADOS Y CONCLUSIONES
El desarrollo del examen que aquí nos ocupa estuvo constituido por la revisión y análisis de información secundaria conformada por estudios existentes, representados principalmente por las referencias listadas en el (Anexo 2 del Estudio, CDROM) , la interacción con otros investigadores del proyecto y la participación de varios talleres realizados en Bogotá. Como ya se ha mencionado en este capítulo, la referencia principal se basó en el estudio realizado en 1998 por la Universidad de los Andes, cuyas conclusiones y recomendaciones principales fueron presentadas en la sección anterior. En el (Anexo 2 del Estudio, CD-ROM) se presenta un resumen elaborado durante el estudio de la modelación hidrológica, cuyo cuerpo principal generó ponencias y artículos en el reciente Seminario nacional de hidráulica e hidrología (Medellín, agosto de 2002) y en el Congreso latinoamericano de hidráulica (La Habana, octubre de 2002). Específicamente, se realizó una nueva revisión de la información secundaria con énfasis en el estudio mencionado, para el cual se analizaron en detalle los resultados de las modelaciones del balance hídrico de la región de La Mojana, sus limitaciones asociadas con la cantidad y calidad de la información hidroclimatológica existente, al igual que con la deficiente información cartográfica. Esto permitió revalidar las conclusiones principales de ese estudio, con el apoyo adicional de los resultados y conclusiones de otros exámenes, como las correspondientes al transporte fluvial y terrestre y a los aspectos ambientales. • Una característica fundamental de una porción muy importante de la región de La Mojana es ser una zona baja inundable de regulación de caudales en el bajo Magdalena. Es importante y necesario que el país reconozca a esta región como patrimonio nacional de regulación hídrica. • La región de La Mojana ha sido, es y será siendo muy dinámica desde el punto de vista fluvial mediante migración lateral de cauces, corte de meandros, cierres de corrientes y generación de difluencias y confluencias. El balance neto de sedimentos muestra que es fundamentalmente una zona de depositación. • Las aproximaciones cuantitativas del balance hídrico como el logrado en el tipo de modelos matemáticos desarrollado por la Universidad de los Andes, permiten identificar el comportamiento dinámico de los intercambios de agua dentro de la red de drenaje interna de la región de La Mojana. Es necesario cuantificar esta dinámica para inferir las consecuencias en el comportamiento hidrológico de acciones de manejo de la región. 328

Hidrología - [ Subprograma de Infraestructura ]

• Los resultados existentes del modelo matemático del balance hídrico de la región de La Mojana son consecuentes con la cantidad y calidad de la información existente de tipo hidrológico, climatológico, hidráulico, cartográfico, batimétrico y geomorfológico. Esta es deficiente en mayor o menor grado. Consecuentemente, para mejorar los resultados de modelaciones del balance hídrico subsecuentes es necesario generar información adicional de los tipos mencionados. Así, disponiendo de información nueva complementaria a la existente, actualmente se podrán calibrar y verificar los modelos matemáticos de forma más apropiada. • La red básica existente de medición hidrométrica es insuficiente para disponer de resultados de balances hídricos precisos dentro de la red de drenaje de la región. • La red básica existente de mediciones climatológicas tiene una densidad baja dentro de la región de La Mojana, haciendo necesario recurrir a información de zonas vecinas para generar datos meteorológicos de entrada a los modelos matemáticos de balances hídricos. • La cartografía hidrográfica existente para la región es imprecisa para representar correctamente la red de drenaje interna. Esto es crítico para una correcta calibración y verificación de modelos de balances hídricos. • El modelo de balance hídrico existente tiene algunas suposiciones burdas y simplificadas de la red de drenaje y de puntos de difluencias hacia el interior de la región. Esto se evidencia en el régimen de caudales en el caño Mojana, el cual está representado en el modelo como resultante de una derivación del río Cauca, sin tener en cuenta que realmente proviene del desagüe de algunas ciénagas de la zona. • Dado el gran número de ciénagas dentro de la región, se considera muy difícil lograr establecer su capacidad de almacenamiento y amortiguación combinada usando sólo levantamientos batimétricos correspondientes.

RECOMENDACIONES
Con base en las anteriores conclusiones, se formulan las siguientes recomendaciones las cuales se dimensionan y evalúan con diferentes grados de precisión, y pueden constituir programas dentro del manejo sostenible de La Mojana.

Complementación de la red hidrometeorológica
Como se ha mencionado anteriormente, la red de mediciones de parámetros hidrológicos y meteorológicos existente en la región es deficiente para el doble propósito de monitoreo del comportamiento hidrológico del área, y para lograr una mejor calibración de los modelos matemáticos requeridos como apoyo al análisis de escenarios de manejo de la región.

329

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Estaciones climatológicas
Ubicación La red de estaciones meteorológicas debe ser complementada. Se sugiere hacerlo con cuatro estaciones, cuya ubicación se ha definido de acuerdo con la distribución espacial de las estaciones existentes, las necesidades de información climatológica para las modelaciones de balances hídricos y su contribución a otras áreas del proyecto como la de agroclimatología. En el mapa 9 del Estudio, CD-ROM, se presenta la ubicación sugerida por el investigador, donde además aparecen las estaciones existentes para tener una apreciación global de su distribución espacial. Las coordenadas de estas cuatro estaciones se listan en la Tabla 1.
Tabla 1: Ubicación de estaciones climatológicas

SITIO 1 2 3 4

LUGAR Cecilia Sucre Magangué Galindo

UBICACIÓN Longitud Latitud 75º 1' 19'’ 8º 28' 26'’ 74º 42' 35'’ 8º 49' 29'’ 74º 44' 56'’ 9º 14' 5'’ 74º 37' 1'’ 8º 18' 17'’

Se ha buscado ubicar estas estaciones en sitios cercanos a lugares importantes como Magangué y Sucre, y en sitios relevantes dentro de la red de drenaje como Cecilia. La ubicación definitiva y la selección de equipos deberá hacerse en conjunto con otras áreas del proyecto.

Tipo de estación En particular se sugiere seleccionar equipos de tipo agroclimático como la estación Metos compacta, la cual puede soportar 14 sensores dentro de los cuales están 3 de temperatura, 2 de humedad relativa, 1 de longitud del día, 1 pluviómetro, 1 de radiación global, 1 de velocidad del viento, 1 de dirección del viento, 1 de presión atmosférica y 1 de humedad del suelo. El intervalo de medición es de 5 minutos o más, requiere de baterías compactas durables de 6V y la capacidad de almacenamiento de datos es de doce meses. Adicionalmente, el procesador electrónico tiene incorporados modelos de evapotranspiración y de enfermedades. Corpoica adquirió en meses pasados una de estas estaciones con operación satisfactoria. Costos
El costo aproximado en el mercado colombiano de una de estas estaciones descritas es de $10 millones. Es decir, la inversión en las cuatro estaciones sugeridas es de $40’000.000. Adicionalmente, es necesario disponer de recursos para su instalación, entrenamiento de las correspondientes personas encargadas de su operación, los cuales se estiman globalmente en $5’000.000. Finalmente, los costos de operación y mantenimiento se pueden estimar en $250.000 anuales por estación, si se acoge la sugerencia de encargar la operación de cada estación a funcionarios relacionados con el manejo de recursos de la región pertenecientes a corporaciones regionales, municipios e institutos descentralizados. Esto será factible en la medida en que las estaciones se instalen en sitios accesibles y cercanos a sus lugares de trabajo. Adicionalmente, se considera adecuado delegar la responsabilidad del manejo y operación de las estaciones a la entidad que corresponda de acuerdo con los anteriores criterios. Esta será la administradora de la respectiva estación y responsable de reportar los registros de datos a las entidades involucradas en el manejo de la región y en el desarrollo de programas asociados. Por otra parte, se considera muy importante que su operación no esté aislada, sino que se pueda

330

Hidrología - [ Subprograma de Infraestructura ]

establecer algún tipo de relación con el Ideam, de tal forma que se cuente con una asesoría adecuada por parte de esta entidad y además se pueda cumplir con la obligación de suministrarle la información registrada. El costo total estimado de las cuatro estaciones es de aproximadamente $45’000.000, con un total de $1’000.000/año para mantenimiento. El período estimado para la instalación de los equipos y su puesta en marcha es de diez días.

Estaciones limnimétricas
Ubicación La red de estaciones hidrométricas existente también debe ser complementada, sobre todo dentro de la región de La Mojana. La ubicación se ha definido de acuerdo con la distribución espacial de las estaciones existentes (Mapa 8 del Estudio, CD-ROM) de las esquematizaciones actuales y futuras de la red de drenaje para la modelación matemática(Mapa 4 al 6 del Estudio, CD-ROM) de las necesidades de información de niveles y caudales para las modelaciones de balances hídricos y de su contribución a otras áreas del proyecto como la de transporte fluvial. En los Mapas 10 y 11 del Estudio, CD-ROM, se presenta la ubicación sugerida por el investigador, de 36 estaciones limnimétricas. Al observar la distribución espacial de estos puntos sugeridos se puede establecer claramente el cubrimiento de registros en caños y puntos específicos de la red de drenaje que son muy importantes dentro del comportamiento hidrológico de la región. Las coordenadas de estas 36 estaciones se listan en la Tabla 2.
Tabla 2: Ubicación de estaciones limnimétricas SITIO 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 UBICACIÓN Longitud Latitud 74º 44' 2'’ 8º 13' 22'’ 74º 47' 16'’ 8º 11' 20'’ 74º 33' 14'’ 8º 30' 39'’ 74º 33' 7'’ 8º 34' 19'’ 74º 29' 20'’ 8º 46' 44'’ 74º 43' 37'’ 8º 15' 54'’ 74º 45' 54'’ 8º 17' 52'’ 74º 53' 6'’ 8º 23' 38'’ 75º 0' 43'’ 8º 27' 0'’ 75º 3' 53'’ 8º 26' 52'’ 75º 2' 34'’ 8º 28' 1'’ 75º 3' 46'’ 8º 28' 55'’ 75º 1' 51'’ 8º 29' 24'’ 74º 58' 51'’ 8º 40' 30'’ 75º 5' 2'’ 8º 39' 43'’ 74º 56' 45'’ 8º 40' 26'’ 74º 57' 39'’ 8º 48' 7'’ 74º 59' 42'’ 8º 49' 26'’ SITIO 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 UBICACIÓN Longitud Latitud 74º 53' 38'’ 8º 54' 14'’ 74º 53' 49'’ 8º 57' 10'’ 74º 43' 33'’ 9º 10' 26'’ 74º 43' 40'’ 9º 6' 50'’ 74º 35' 9'’ 8º 37' 55'’ 74º 42' 28'’ 8º 42' 25'’ 74º 41' 16'’ 8º 51' 10'’ 74º 45' 17'’ 8º 58' 19'’ 74º 46' 15'’ 8º 20' 42'’ 74º 59' 31'’ 8º 38' 20'’ 74º 59' 49'’ 8º 37' 4'’ 74º 55' 51'’ 8º 52' 11'’ 74º 42' 54'’ 9º 6' 3'’ 74º 53' 34'’ 8º 53' 20'’ 74º 59' 2'’ 8º 54' 14'’ 74º 45' 21'’ 9º 7' 51'’ 75º 5' 5'’ 8º 38' 24'’ 74º 49' 51'’ 9º 3' 32'’

331

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

La ubicación de estas estaciones no ha tenido muy en cuenta su cercanía a centros poblados, sino la topología de la red de drenaje. Las coordenadas listadas en la Tabla 2 representan una guía a la ubicación, pero su instalación definitiva deberá obedecer a consideraciones hidráulicas, hidrológicas y operativas que puedan establecerse en el terreno.

Tipo de estación En principio, estas estaciones deben ser muy sencillas pero suficientemente robustas para soportar posibles acciones de vandalismo. Consisten básicamente en reglas linmimétricas metálicas instaladas en las correspondientes secciones transversales asociadas con un respectivo mojón ubicado en un lugar cercano permanente y relativamente elevado. El cero de la mira deberá estar amarrado con nivelación a la placa del mojón, cuya cota deberá establecerse topográficamente a partir de alguna placa del Igac cercana o en su defecto por altimetría con GPS centimétrico. Dependiendo de las características de cada sitio, se deberá establecer de manera particular, las características de la instalación en términos de número de tramos de mira, separación en planta y distancia al mojón. Alternativamente al tipo de estación descrito, se recomienda también analizar la posibilidad de su reemplazo por sensores de nivel electrónicos con data logger y eventualmente transmisión de datos, cuyos costos operativos son mucho menores que las miras (en las miras es necesario reconocer estipendios mensuales a los observadores durante todo el tiempo de operación), y cuyos costos de instalación podrían ser los costos operativos de la red de miras. Costos
Considerando como estación típica promedio una con 5 tramos de 1 m, el costo unitario estimado es de $250.000 (5 m de mira metálica con soporte de madera y mojón), más $400.000 de instalación (campero, lancha, viáticos y ayudantes), es decir $650.000/estación y $2’500.000 de pasajes aéreos. Adicionalmente, es necesario acotar el mojón y el cero de la mira, lo cual podrá hacerse posteriormente a la instalación de todas las estaciones limnimétricas, mediante una campaña concentrada en aproximadamente diez días de terreno. Esta campaña tiene un costo estimado en $750.000/día (que incluye campero, lancha, viáticos y alquiler de equipos de topografía y GPS centimétrico) más $2’500.000 de costos de pasajes aéreos. En resumen, para las 36 estaciones limnimétricas propuestas el costo total estimado de instalación es de $35’900.000. El período previsto para la instalación de las estaciones limnimétricas es de alrededor de veinte días. Adicionalmente, se requiere considerar la operación y el mantenimiento de las miras. La mayoría de estaciones están ubicadas en sitios rurales, y por tanto su operación deberá concertarse con personas ribereñas, a quienes se deberá reconocer un estipendio mensual. La labor de estos observadores es cuidar de las miras y leerlas mínimo dos veces por día. Se sugiere que este estipendio mensual sea del mismo orden que lo que normalmente reconoce el Ideam, es decir aproximadamente $70.000/ mes-observador, lo cual equivale a $30’240.000/año. Un costo operativo adicional es el de las comisiones que periódicamente recolectan la información registrada, cuyo costo se calcula en $7’200.000/año. Por otro lado, es necesario prever costos de mantenimiento consistentes en reemplazo de miras y soportes principalmente. El costo anual por estación se estima en $200.000/año, para un total de $7’200.000/

332

Hidrología - [ Subprograma de Infraestructura ]

año. En consecuencia, los costos asociados con las 36 estaciones limnimétricas propuestas son: Costos de instalación Costos de operación Costos de mantenimiento $ 35’900.000 $ 37’440.000/año $ 7’200.000/año

Operativamente, es conveniente que las estaciones sean administradas por las corporaciones regionales de acuerdo con la distribución espacial de sus jurisdicciones y que en lo posible se involucre al Ideam, para que eventualmente con el tiempo la red pueda ser incorporada a la red básica nacional, o que al menos se cuente con una asesoría adecuada por parte de esta entidad y además se pueda cumplir con la obligación de suministrarle la información registrada. Como se mencionó anteriormente, se recomienda evaluar a los dos años de operación de las miras su reemplazo por sensores modernos, cuyos costos de instalación serían los asignados a la operación de las miras.

Cartografía hidrográfica
Es clara la necesidad de contar con una mejor cartografía de la red de drenaje, en particular en lo referente a la altimetría. Para esto se recomienda la elaboración de actividades de campo intensivas de levantamientos planimétricos y altimétricos con GPS de precisión centimétrica, complementado con batimetrías de ríos, caños y ciénagas extendidas a cotas de inundación. Estas actividades son: • análisis de fotografías aéreas recientes y/o de imágenes de satélite para definir la programación de los recorridos de los levantamientos. Debe darse énfasis a la red de drenaje principal del interior de la región, en particular los caños Mojana, Pancegüita, Viloria, San Matías, Rabón, Sebebe, Misalo, Metra, Ciriaco, entre otros y las ciénagas que se conectan con éstos • levantamientos planimétrico y altimétrico de precisión inferior a 50 centímetros, utilizando un sistema cinemático basado en tres GPS de precisión centimétrica individual, de los cuales dos funcionan como bases espaciadas 10 km, y el tercero es el Rover montado sobre una lancha debidamente acondicionada • levantamiento de secciones transversales en ríos, caños y ciénagas espaciadas 1 km aproximadamente; uso de ecosonda electrónica no registradora para las batimetrías o de sonda mecánica cuando la baja profundidad no permita utilizar ecosonda. Uso del sistema cinemático para extender las batimetrías hasta las partes altas de las bancas • aforo de caudales utilizando correntómetro de cazuelas, en las corrientes no instrumentadas, con el propósito de obtener información para estimar la rugosidad de los cauces. Obtención de información de lecturas de mira en las estaciones limnimétricas durante el período del levantamiento • Generación de la correspondiente cartografía a escala adecuada. Los costos asociados con los levantamientos recomendados se componen de costos de ingeniería, topografía, alquiler de equipos, transporte en el terreno y

Costos

333

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

viáticos. La duración de los trabajos de campo se estima en noventa días calendario, con treinta días adicionales de trabajo de oficina. Los costos de ingeniería se estiman en $350.000/día durante cien días para un total de $35’000.000. Esta cifra incluye la planeación, coordinación y dirección de los trabajos y los cálculos de ingeniería. Los costos de topografía se estiman en $650.000/día durante noventa días, para un valor total de $58’500.000. Estos costos están representados en las actividades realizadas en campo con el sistema cinemático de GPS, la ejecución de batimetrías y aforos. Estos trabajos deben estar a cargo de topógrafos experimentados en levantamientos hidrométricos, e incluyen la participación de lancheros y obreros requeridos. Los viáticos de estas personas y demás es de $70.000/día, valor que para 180 días-hombre resulta en un total de $12’600.000. El costo de alquiler de lancha y/o campero es de un total de $26’000.000 durante noventa días de actividad. El costo de alquiler de equipos GPS y ecosondas es de aproximadamente $35’000.000 en un período de noventa días. El costo total estimado de estos levantamientos es de $167’100.000.

Caracterización de sitios específicos
La red de drenaje de la región de La Mojana se distingue por conformar un patrón intrincado de difluencias y confluencias de caños y ciénagas. Por tanto, existe un conjunto de puntos particulares importantes de la red que influyen de forma notoria en el comportamiento hidrológico de la zona. Con base en los mapas de geomorfología y dinámica fluvial (Mapas 1, 2 y 3 del Estudio, CD-ROM) se identificaron cada uno de los puntos marcados en los mapas 12 y 13 del mismo Estudio CD-ROM, al igual que varios rompederos y derivaciones ubicados en la margen izquierda del río Cauca y del brazo de Loba (Mapas 14 al 21 del Estudio,
Tabla 3: Sitios de caracterización geomorfológica e hidráulica

SITIO 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18

UBICACIÓN Longitud Latitud 74º 44' 42'’ 8º 18' 53'’ 74º 41' 34'’ 8º 18' 10'’ 74º 37' 47'’ 8º 29' 5'’ 74º 34' 11'’ 8º 30' 35'’ 74º 36' 3'’ 8º 33' 0'’ 74º 35' 5'’ 8º 36' 39'’ 74º 31' 55'’ 8º 42' 10'’ 74º 29' 31'’ 8º 47' 38'’ 74º 39' 3'’ 8º 33' 39'’ 74º 42' 7'’ 8º 40' 55'’ 74º 54' 18'’ 8º 23' 49'’ 75º 2' 9'’ 8º 28' 8'’ 75º 3' 18'’ 8º 27' 46'’ 74º 59' 16'’ 8º 28' 26'’ 75º 0' 50'’ 8º 33' 43'’ 75º 0' 25'’ 8º 37' 26'’ 74º 58' 40'’ 8º 35' 42'’ 74º 58' 4'’ 8º 40' 33'’

SITIO 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34 35 36 37

UBICACIÓN Longitud Latitud 75º 0' 3'’ 8º 50' 34'’ 74º 56' 6'’ 8º 52' 19'’ 74º 50' 56'’ 8º 55' 26'’ 74º 53' 24'’ 8º 58' 26'’ 74º 47' 31'’ 9º 2' 6'’ 74º 46' 8'’ 9º 2' 13'’ 74º 44' 38'’ 9º 7' 1'’ 74º 43' 48'’ 9º 10' 40'’ 74º 40' 51'’ 8º 50' 27'’ 74º 44' 16'’ 8º 51' 43'’ 74º 36' 57'’ 8º 44' 20'’ 74º 45' 7'’ 8º 45' 14'’ 74º 48' 10'’ 8º 35' 52'’ 74º 47' 34'’ 8º 41' 34'’ 74º 51' 28'’ 8º 41' 38'’ 74º 53' 45'’ 8º 45' 28'’ 74º 47' 42'’ 8º 29' 45'’ 74º 56' 49'’ 8º 39' 32'’ 75º 5' 27'’ 8º 39' 0'’

334

Hidrología - [ Subprograma de Infraestructura ]

CD-ROM). En consecuencia, estos puntos se proponen como sitios para realizar evaluaciones de tipo geomorfológico e hidráulico específicos, cuya información es de importancia para mejorar las esquematizaciones de la red de drenaje de la región. Se recomienda en cada sitio seleccionado hacer mediciones planialtimétricas con el sistema cinemático de GPS para su caracterización geométrico – hidráulica y evaluaciones de tipo geomorfológico y de dinámica aluvial. En la Tabla 3 se listan 37 de los sitios propuestos y sus coordenadas respectivas, mientras que en la Tabla 4 se listan los rompederos y derivaciones.
Tabla 4: Localización de rompederos y derivaciones

SITIO 1 2 3 4 5 6 7 8

LUGAR Rompedero derivación caño San Matías Rompedero Boca del Cura Rompedero de Achí Rompedero de Venecia Rompedero Sitio Nuevo Rompedero Boca del Brazuelo Playón Aguas Verdes Derivación a caño Mojana Viejo

UBICACIÓN Longitud Latitud 74º 43' 12'’ 8º 15' 00'’ 74º 33' 36'’ 8º 3' 12'’ 74º 32' 24'’ 8º 34' 48'’ 74º 29' 24'’ 8º 46' 48'’ 74º 37' 48'’ 9º 0' 36'’ 74º 47' 24'’ 8º 12' 0'’ 74º 31' 12'’ 8º 42' 0'’ 74º 33' 0'’8º 26' 24'’

La duración de las actividades para la caracterización de 45 puntos propuestos es de 25 días. Los costos asociados con esta caracterización corresponden a costos de geología e ingeniería, estimados en $700.000/día, para un total de $17’500.000; el alquiler del GPS con un valor diario de $400.000 para u total de $10’000.000; alquiler de ecosonda con un valor total de $ $1’250.000; viáticos totales de $7’500.00; lancha y campero de $6’250.000, y pasajes aéreos de $2’000.000. El total estimado para esta caracterización es de $44’500.000.

Costos

Aforos líquidos y sólidos
La caracterización hidráulica de la red de drenaje requiere la ejecución de aforos líquidos periódicos en diferentes puntos de la red. Igual sucede para el caso de los sedimentos. Se recomienda entonces disponer de un programa de campañas de aforos líquidos y sólidos por lo menos durante un período de tres años. Se sugiere en tres, el número de campañas por año. Cada campaña tendría una duración de 45 días, período en el cual se ejecutarían los correspondientes aforos en puntos seleccionados para cada campaña, los cuales serían consistentes con las estaciones hidrométricas recomendadas en esta consultoría. Cada campaña de aforos líquidos y sólidos se ha estimado en $33’000.000 aproximadamente, valor correspondiente a $2’000.000 de pasajes aéreos, $10’.000.000 de viáticos, $11’.000.000 de lancha y/o campero, $10’000.000 de alquiler de ecosonda, muestreador de sedimentos y correntómetro.

Costos

335

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Modelación matemática
Los esfuerzos de modelación del balance hídrico y del comportamiento de los sedimentos deben continuar. Éstos deben ser subsecuentes a la disponibilidad de nueva información planialtimétrica de la red de drenaje, de la ejecución de un número mínimo de aforos en sitios internos de la región de La Mojana y de la caracterización geomorfológica e hidráulica de puntos específicos de la red. Antes de tener esta información no se recomienda seguir la modelación existente. La continuación de la modelación debe centrarse en definir más apropiadamente la red de drenaje, lo cual implicará incrementar el número de caños y ciénagas incluidos en la esquematización actual (Mapas 4 al 6 del Estudio, CD-ROM) y por tanto aumentar significativamente el número de tramos y nodos. Se sugiere continuar con el modelo existente, mejorando su estructura computacional para lograr hacerlo más eficiente, e implementando interfases amigables de manejo para hacerlo utilizable en las entidades involucradas con el manejo de la región. Es recomendable también mejorar los módulos de estimación de escorrentía en las áreas tributarias, por ejemplo interactuando con programas como SWAT (Soil Assesment Tool) que representan menos simplificadamente los procesos hidrológicos involucrados. Paralelamente, se siguiere también analizar otras herramientas computacionales alternativas o complementarias, por ejemplo el implementar un modelo de tipo más hidráulico para la red de drenaje usando por ejemplo un programa como Branch. La red montada en este modelo podría interactuar con un modelo de tipo más hidrológico para cada intervalo de tiempo de cálculo. Con relación a la modelación de sedimentos se recomienda continuar con el modelo HEC-6, el cual mostró buen desempeño en el estudio de Uniandes. El análisis de alternativas de modelación deberá tener como objetivo principal que los diferentes modelos sean realmente útiles para los diferentes programas que puedan establecerse para el manejo adecuado de la región de La Mojana. Inclusive, podría considerarse la posibilidad de desarrollar modelos hidráulicohidrológicos específicos para sitios o zonas de interés particular, como por ejemplo el manejo de alguna ciénaga dada. Para todos los modelos que puedan progresivamente desarrollarse, es necesario aplicar un esquema robusto y consistente de calibración y verificación, lo cual progresivamente podría irse mejorando en la medida en que mayor información de campo de niveles, caudales, y demás estén disponibles, pues un modelo debidamente calibrado y verificado constituye una herramienta más útil para la toma de decisiones que uno no calibrado.

Costos

Los costos de un primer esfuerzo adicional de modelación hidrológica y sedimentológica se estiman de forma gruesa en un valor del orden de $250’000.000, correspondientes principalmente a costos de personal (80%), compuesto por un director especialista en hidrología, ingenieros civiles e hidráulicos (2) con experiencia en modelación, un ingeniero de sistemas, un geomorfólogo y auxiliares. Los costos directos son aproximadamente $50’000.000, asociados con unos pocos viajes de terreno, adquisición de software y demás elementos.

336

Hidrología - [ Subprograma de Infraestructura ]

Adquisición de imágenes de satélite
Se recomienda que el proyecto adquiera fotografías aéreas e imágenes de satélite periódicamente, con el propósito de monitorear algunas áreas de la región que se consideren importantes dentro de los planes y programas de manejo de la región de La Mojana. Definir la frecuencia y cubrimiento está fuera del alcance de este estudio, pero sí se quiere enfatizar su importancia y utilidad para el proyecto. En los aspectos hidrológicos, las imágenes de satélite resultarían muy útiles en la definición de las áreas agregadas de ciénagas y su variación con la cota, al igual que en la identificación de elementos de la red de drenaje. Con relación a las imágenes de satélite se sugiere tener en cuenta las obtenidas con satélites lanzados recientemente, las cuales tienen mayor precisión (con menos extensión). A modo de ejemplo, el satélite QuickBird tiene una resolución de 61 cms en pancromático y 2,8 m en multiespectral, con un costo en Colombia del orden de US$33/km2; otro satélite, el EROS, tiene una resolución de 1.8 m en pancromático con un costo de US$12/km2.

ARTICULACIÓN DE LAS RECOMENDACIONES DEL ESTUDIO HIDROLÓGICO CON OTROS PROGRAMAS Y PROYECTOS DEL PDSM
Las recomendaciones aquí propuestas tienen importancia no solamente en el contexto hidrológico de la región, que como se ha afirmado es fundamental en un área reguladora de caudales, sino también como aportes y articulación con otros programas y proyectos del PDSM. Es decir, las recomendaciones de Hidrología tienen un valor agregado para el resto de actividades del PDSM. A continuación se describen estos aportes.

Navegación fluvial
Es claro que la navegación fluvial constituye un modo muy importante de transporte dentro de la región de La Mojana. Sin embargo, la navegación fluvial tiene problemas en algunas épocas del año por bajo calado y poco caudal. En consecuencia, el permanente registro en la red hidrométrica de niveles en los caños y ciénagas principales dentro de los sistemas más importantes de navegación fluvial (caños Mojana, Pancegüita, Rabón y San Matías, entre otros) será beneficioso para esta última, no solamente desde el punto de vista operativo, sino también desde el punto de vista propositivo propendiendo por una red fluvial más adecuada mediante obras como dragados y rectificaciones. En este contexto de navegación fluvial, también se considera importante el disponer de cartografía hidrográfica adecuada y de resultados confiables de modelaciones de balances hídricos.1

Agroclimatología
La instalación de una red climatológica dentro de la región de La Mojana tiene varios beneficiarios. Por una parte está el área de hidrología, pero por otro lado 337

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

está también el área de agroclimatología. En esta última, se busca establecer las características meteorológicas de las diferentes zonas y su relación con el potencial agrícola. Por tanto, la red climatológica propuesta podría servir para los propósitos de tipo agrícola, y por ende su definición final debería ser concertada con los investigadores correspondientes 2 con quienes se compartió información y propuestas.

Administración de tierras
Se considera importante para el área de Administración de Tierras del PDSM el aporte de algunas actividades del área de Hidrología. Específicamente, la cartografía hidrográfica puede ser útil como insumo para la definición de rondas, especialmente en lo relacionado con ciénagas. Esto podría ser importante para la delimitación de predios y su manejo desde el punto de vista legal. Contribuyendo a esto figurarían también los registros de niveles en estos cuerpos de agua, cuyo análisis para uno o más ciclos anuales permitirían definir cotas extremas de niveles de agua y su extensión en planta. Los resultados de las modelaciones matemáticas también estarían enfocados en esta línea. Adicionalmente, la adquisición de imágenes de satélite propuesta en la presente investigación podría ser de mucha utilidad en la delimitación de predios y la dinámica de estos.

Manejo de ecosistemas y recursos naturales
Esta es un área donde claramente se identifican sus relaciones con el área de Hidrología. De hecho, el recurso hídrico es un recurso natural que en la región de La Mojana es motor principal ecosistémico. En consecuencia, se considera en el estudio que los aportes de la mayoría de las actividades de hidrología son insumos útiles para el manejo de ecosistemas y demás recursos naturales. Los resultados de los modelos de balance hídrico muy seguramente contribuirán a un mejor conocimiento de la dinámica de algunos ecosistemas, y a su sectorización y delimitación.3

1 El autor interactuó en varias reuniones con los expertos en Infraestructura y transporte, Omar Becerra y Ana Luisa Flechas, observando coincidencia entre los aspectos hidrológicos y los de navegación fluvial, y cómo éstas se relacionan con el transporte terrestre. 2 En desarrollo del presente estudio, el autor interactuó con los expertos en agriclomatología vegetal, Francisco Boshell y César Teherán. 3 En desarrollo del presente estudio, se interactuó con Carlos Ángel, conocedor del manejo de recursos naturales a quien se le proporcionó alguna información de tipo hidrológico y se le apoyó en su delimitación de áreas ecológicas.

338

Hidrología - [ Subprograma de Infraestructura ]

339

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Megaproyecto Megaproyecto Megaproyecto dique compuertas canal - carretera dique compuertas canal carretera dique ---compuertas ---canal - -carretera
[ Juan Guillermo Garcés Restrepo ]
Para el control de las inundaciones en la región de La Mojana es necesario construir un dique con compuertas de comunicación entre el río Cauca y los caños de la región. El dique hace parte de un proyecto multipropósito de carretera, dique, compuertas y canal de drenaje y riego. Este proyecto se articula con la vía de la transversal de La Mojana que va desde San Marcos hasta La Gloria y la Mata, pasando por las poblaciones de Majagual, Achí y Guaranda. El dique carretera parte de la población de Colorado en Nechí, Antioquia, hasta la población de Guaranda donde se une con la transversal de La Mojana. En total son: 54 km de dique con un costo de 29.400 millones de pesos; 35 km de canal con un costo de 16.000 millones de pesos; 62 km de carretera pavimentada por un valor de 31.000 millones de pesos. El proyecto se puede ejecutar por etapas y tramos de acuerdo con la disponibilidad presupuestal. Lo más urgente es iniciar en diciembre del 2002 la construcción del dique y el canal con el fin de ayudar a controlar las inundaciones para regular y estabilizar los cultivos de los campesinos y empresarios de la región, pues este proyecto tiene treinta años de haber sido inicialmente diseñado, pero nunca se ha podido ejecutar por problemas en el trazado y diseño del proyecto. El actual perfil de factibilidad del proyecto partió del análisis de las memorias de todos los estudios y diseños anteriores. Desde hace dos años hemos venido trabajando con los alcaldes de la región y entes territoriales departamentales de Bolívar, Sucre, Córdoba y Antioquia, con el fin de definir una estrategia de intervención para el desarrollo de La Mojana. La alternativa más viable es la de constituir una agencia de desarrollo, tipo empresa comercial del Estado y que tenga asociados a la Nación, los departamentos de La Mojana y la Depresión Momposina y a todos los municipios de la región. La agencia de desarrollo estaría encargada de la planeación - delegada y dirigida por el DNP y las direcciones de planeación de los departamentos asociados- la gestión de recursos, la contratación y ejecución del Programa de dearrollo sostenible. Esta alternativa ha sido discutida y analizada por todos los municipios y departamentos. El proyecto de la marginal del Cauca hace parte de esta misma iniciativa y es fundamental para el PDSM de acuerdo con el convenio FAO - DNP.

340

Megaproyecto dique - compuertas - canal - carretera - [ Subprograma de Infraestructura ]

INTRODUCCIÓN El transporte dentro del estudio integral
Este proyecto está concebido dentro de un esquema integral de desarrollo sostenible para todo el territorio de La Mojana, por lo tanto, el tema relacionado con el transporte está articulado en este proceso sistémico de desarrollo sostenible que incluye lo ambiental, lo social, lo político, lo cultural y lo económico. Debido a que el territorio de La Mojana está desarticulado y dividido en cuatro departamentos, se propone crear por parte del gobierno nacional una agencia de desarrollo, que como empresa comercial del Estado y regida bajo el derecho privado, sea capaz de asociar a los 11 municipios (San Marcos, Caimito, San Benito de Abad, Sucre, Majagual, Guaranda, Magangué, Achí, San Jacinto del Cauca, Nechí y Ayapel) y los cuatro departamentos (Bolívar, Sucre, Córdoba y Antioquia), con la Nación, para planificar, gestionar y ejecutar el plan de desarrollo sostenible que se construya conjuntamente entre todos los entes territoriales, con el fin de garantizar la conservación de los recursos naturales, fortalecer la economía de las comunidades de campesinos y pescadores asentadas en la región durante siglos y proyectar esta región estratégica de Colombia al mundo, dentro de un proceso competitivo de globalización. La inversión en grandes obras de infraestructura en el territorio, por parte del Estado, debe de ser parte de un plan de ordenamiento y desarrollo de toda la región, con el fin de proyectar el impacto que estas grandes obras generan y encausar a toda la comunidad y a los municipios para que aseguren las inversiones en un proceso de desarrollo sostenible. En esta estrategia es importante fortalecer la gobernabilidad y la democracia participativa con procesos de veeduría ciudadana que contribuyan al control y regulación de las inversiones del Estado mediante una actitud propositiva que fortalezca el Estado democrático. Es fundamental para la consolidación de la democracia y el desarrollo sostenible, acabar con la corrupción política, el despilfarro y la mala inversión de los recursos públicos. Igualmente, es necesario adelantar un programa de reforma agraria integral que democratice la tenencia de la tierra y consolide la equidad social y la democracia política, para crear las condiciones sociales, políticas, culturales, ambientales y económicas que permitan el desarrollo dentro de un nuevo concepto de sostenibilidad. Un proyecto de esta magnitud es una gran oportunidad para establecer nuevos esquemas de alianzas sociales entre campesinos, pescadores, ganaderos, empresarios agrícolas, inversionistas y el estado municipal, departamental y nacional, con una fuerte participación de la comunidad internacional, donde el conflicto social de la lucha de clases se transforme en un proceso asociativo para el desarrollo sostenible, tal como se ha empezado a observar en algunas experiencias productivas agrícolas en otras regiones del país. El camino de la paz está bajo el tapete del desarrollo social y económico en los territorios estratégicos, que como La Mojana, tienen un gran futuro en los nuevos 341

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

procesos que Colombia debe iniciar para superar la guerra histórica que nos impide el progreso. Desarrollo y paz son dos gemelos que van unidos a través de la historia de la humanidad. Las anteriores premisas nos sirven para fijar el concepto filosófico que anima la propuesta técnica de la estrategia en el tema de transporte para el desarrollo de La Mojana.

Programa multimodal de transporte para La Mojana
La ubicación estratégica del territorio de La Mojana en el corazón de la región Caribe exige una propuesta de transporte que articule esta subregión con el mercado nacional e internacional, para garantizar la competitividad comercial de su producción agropecuaria, pesquera y ganadera, dentro del marco específico de desarrollo sostenible. Uno de los principales riesgos que enfrenta cualquier territorio para conservar sus recursos naturales y ecosistemas es la mala planificación y construcción de grandes obras de infraestructura que pueden modificar totalmente el uso de sus suelos y de sus ecosistemas naturales. Las carreteras como vía de transporte masivo son las obras de infraestructura que mayor impacto pueden producir en un territorio cuando se realizan sin tener en cuenta todos los factores de restricción ambiental, por eso cualquier proyecto de este tipo debe realizarse acompañado de una estrategia muy especial que garantice la conservación de los sistemas naturales dominantes, que en el caso de La Mojana son los humedales que caracterizan la región. Para lograr esto, es necesario que todo proyecto de nuevas vías y de grandes obras de infraestructura garanticen la recuperación y fortalecimiento del complejo sistema hidráulico que en el caso de La Mojana esta totalmente desarticulado por la construcción de cientos de jarillones que operan como control de inundación en las fincas y como carreteras artesanales. La ocupación del territorio de La Mojana a lo largo del siglo XX fue catastrófico para la red de caños, ciénagas y humedales, debido a que la ganadería extensiva se impuso como modelo productivo frente a la producción agrícola sostenible de los campesinos tradicionales. La baja productividad de las cosechas tradicionales de los campesinos mojaneros en arroz, maíz y otros cultivos, no fue capaz de competir con la baja pero segura rentabilidad de la ganadería. La falta de una política eficaz por parte del Estado para proteger la producción agrícola en la región, permitió la ganaderización de La Mojana, consolidándose el desarrollo de una cultura enemiga de los humedales, pues el ganado necesita tierras drenadas y secas para su buen desarrollo. Así, las ciénagas empezaron a ser desecadas para ganar terrenos para la ganadería, con la construcción de chorros que permiten el ingreso de los sedimentos sin ningún control. Durante el siglo XX, todo el territorio de La Mojana se llenó de caminos y jarillones que tenían como fin principal secar tierras para la ganadería, controlar las inundaciones y servir como carreteras y caminos para el transporte terrestre, abandonándose el tradicional sistema de transporte fluvial por los caños de La Mojana. 342

Megaproyecto dique - compuertas - canal - carretera - [ Subprograma de Infraestructura ]

Por eso, cuando se propone como estrategia principal un sistema multimodal de carreteras articuladas a la red hidráulica de los caños de La Mojana, el río Cauca, el río San Jorge y el brazo de Loba o río Magdalena, estamos pensando en un sistema de transporte sostenible e integral. La recuperación y fortalecimiento del sistema de transporte fluvial para embarcaciones pequeñas -canoas con motores de baja potencia- a través de los caños de La Mojana, permite al mismo tiempo la recuperación del sistema hidráulico e hidrológico que existía en la región antes de que se construyeran todos los jarillones y caminos, pues los caños hoy se encuentran sedimentados y desarticulados de la red fluvial que existía antes entre el río Cauca y el río San Jorge, incluida la ciénaga de Ayapel y el brazo de Loba. En los últimos cincuenta años el río Cauca se transformó en el principal enemigo de las comunidades mojaneras, por considerar que este era el culpable con sus constantes inundaciones, de todas sus tragedias agrícolas, sociales y porque impedía la consolidación de la ganadería extensiva. Pero lo que las comunidades de La Mojana olvidaron fue que hace muchos años, por allá en el siglo XI dC. y desde el siglo IX aC., existió en La Mojana una comunidad indígena llamada los Zenú que habitaron el territorio durante más de veinte siglos, desarrollando el sistema productivo más eficiente y sostenible que se haya conocido jamás en toda la región, en Colombia y América. Cerca de 200 mil ha de tierra anegadiza fue transformada en zonas de cultivo intensivo aprovechando los sedimentos y las inundaciones del río Cauca, a través de la construcción de un novedoso sistema de canales hidráulicos que permitían el drenaje rápido de las crecientes hacia las ciénagas y humedales, mientras que en la época de sequía a través de estos mismos canales, las aguas regresaban a los ríos para su evacuación, dejando los terrenos de cultivos abonados con los sedimentos del río Cauca y el San Jorge. El secreto de los indígenas Zenú fue muy simple: permitir la libre entrada y salida de las crecientes del río Cauca y el río San Jorge hacia La Mojana. A partir de conocer la máxima cota de inundación anual durante décadas pudieron establecer cuál era el nivel o altura que tenían que tener los terrenos dedicados al cultivo intensivo. Durante siglos se dedicaron a construir el más fantástico sistema de canales y camellones, donde los unos eran el drenaje y los otros las áreas de los terrenos de cultivos que estaban siempre por encima del máximo nivel de inundación. Los camellos tenían entre uno y dos m de altura y un promedio de 10 a 15 m de ancho, por longitudes que iban desde 50 m hasta varios km de largo. Inundaciones y sedimentos eran en esta forma aprovechados para la agricultura, de manera que siempre se mantuvieron limpios los caños que comunicaban el río Cauca con el San Jorge y La Mojana. Los campesinos de La Mojana descendientes de los Zenú y de los Malibú olvidaron la forma sabia en que sus antepasados ocuparon el territorio aprovechando las inundaciones y los sedimentos como abono. Tres siglos de colonización española impusieron a las comunidades otra forma de ver el territorio. El ganado traído desde Europa empezó a dominar la economía costeña y a desplazar las antiguas prácticas sostenibles de la agricultura en las regiones anegadizas de La Mojana. La 343

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

estrategia de ocupación del territorio cambió. Ahora, era más importante impedir la entrada del agua a los terrenos donde se encontraba pastando el ganado. Poco a poco grandes extensiones de tierra inundable fueron aisladas con jarillones para secarlas, reduciendo ostensiblemente la capacidad de amortiguamiento de las inundaciones en toda la región. Cada vez las aguas de las inundaciones que llegaban del río Cauca a través de los caños tuvieron menos espacio para depositarse, porque las tierras estaban ocupadas por el ganado, pero el agua que entraba a la región era la misma, con menos espacio en la zona de los humedales. Con el paso del tiempo, el impacto de las inundaciones empezó a ser cada vez más intenso en aquellas zonas que no estaban aisladas o donde era imposible de controlar la inundación con la construcción de jarillones y carreteras. Cada finquero y campesino estaba preocupado de proteger su terreno de la inundación y así, perdieron la visión en conjunto de todo el territorio, fragmentando la región en una multitud de islas de terrenos no «inundables», fincas y parcelas, donde pastaban sus ganados. Fue en este momento cuando el mal manejo y ordenamiento del territorio en su conjunto, los llevó a desconocer y olvidar totalmente el funcionamiento hidráulico de los caños de La Mojana y tomaron la equivocada decisión de taponar todas las bocas de comunicación de los caños con el río Cauca, por considerar que este era el culpable de las inundaciones y el enemigo número uno de la ganadería y el desarrollo de la región, porque causaba la destrucción permanente de las cosechas. Esta doble historia de La Mojana, con su primera etapa de producción intensiva sostenible por parte de los indígenas Zenú -que convirtieron el problema de las inundaciones y los sedimentos en algo benéfico para la comunidad- y la segunda etapa histórica de la colonización española, que impuso la cultura de la ganadería extensiva, transformando el río Cauca y los humedales en el principal enemigo de la ocupación humana del territorio de La Mojana, nos enseña que es el hombre y su civilización la que tiene que adaptarse a las condiciones de los sistemas naturales y no tratar de invertir los procesos porque finalmente es el mismo hombre el que termina perdiendo la posibilidad de ocupar sosteniblemente el territorio en el futuro, poniendo en peligro el desarrollo de las generaciones venideras. Por eso, la estrategia fundamental en la ejecución o construcción de las grandes obras de infraestructura, como carreteras, diques, canales, distritos de riego, transporte fluvial y terrestre, debe estar dirigida al restablecimiento del sistema hidráulico e hidrológico de La Mojana. La construcción de un dique con compuertas que permita restablecer la comunicación de los caños de La Mojana con el río Cauca, el San Jorge y el brazo de Loba, es una estrategia que permite sentar las bases de un proceso de desarrollo sostenible, que parte del reconocimiento del funcionamiento natural ecosistémico y geomorfológico del territorio. Las comunidades humanas en La Mojana, no pueden olvidar que están ocupando un territorio que durante miles y millones de años ha sido un lugar dominado por los humedales, las ciénagas y que es un territorio catalogado como de alto riesgo de inundaciones. Ignorar la realidad nos conduce al fracaso. Reconocer la verdad nos conduce al triunfo. 344

Megaproyecto dique - compuertas - canal - carretera - [ Subprograma de Infraestructura ]

El transporte en La Mojana no se puede desarrollar como en el resto de territorios del país. Esta es una región especial y única en Colombia. En ningún otro territorio de la nación se produce una tasa tan intensa de subsidencia, donde el suelo se hunde en promedio 3 mm anuales, lo que equivale a que en los últimos diez mil años, la región de La Mojana se ha hundido 30 m aproximadamente. Este es un territorio muy plano y con una suave pendiente de sur a norte, donde las aguas drenan constantemente a través de un complejo sistema de caños, basines y humedales. Cualquier intervención equivocada en grandes obras de infraestructura pueden afectar todo el flujo de desagüe natural del territorio. Estos factores deben tenerse en cuenta muy especialmente en los proyectos como la construcción de la transversal de La Mojana y en el dique marginal del río Cauca, que son las dos grandes obras de infraestructura que la nación tiene que emprender en la región.

Proyecto transversal de La Mojana
La transversal de La Mojana es una vía para transporte pesado que parte de San Marcos, Sucre, hasta La Gloria (Cesar) uniendo la troncal del Magdalena con la troncal de occidente. Esta vía se encuentra en construcción y está incluida en el plan vial nacional de Invías. Por ser una vía que cruza La Mojana de oriente a occidente debe ser muy bien diseñada en el aspecto hidráulico para no convertirse en un gran dique artificial que interrumpa el flujo natural de todos los caños que drenan el sistema hidrológico del territorio de La Mojana. En la construcción de esta vía se deben aprovechar los grandes movimientos de tierra para construir un canal paralelo a la vía, que sirva como drenaje en invierno y como canal de riego en verano, lo que favorecería el desarrollo agrícola de toda la región (Mapa 1 del Estudio, CD-ROM).

Proyecto multimodal y multipropósito de la Marginal del río Cauca
Este proyecto es estratégico para el desarrollo sostenible de la región, porque al mismo tiempo que garantiza la regulación y control de las inundaciones que tanto daño causan a los sistemas productivos de La Mojana y a sus comunidades, se puede aprovechar como carretera y como canal de drenaje y riego para la recuperación del sistema hidráulico de los caños de La Mojana. Este proyecto multimodal y multipropósito, a la par con la transversal de La Mojana, es uno de los dos proyectos más anhelados por las comunidades y las administraciones municipales de la región, porque ellos saben que con el control y regulación de las inundaciones se despeja el desarrollo del territorio. El proyecto de la marginal del Cauca, consiste en la construcción de un dique con compuertas -canal- carretera- que va desde la población de Colorado en Nechí (Antioquia) hasta la población de Guaranda (Sucre) donde se une al proyecto de la transversal de La Mojana (Mapa 2 del Estudio, CD-ROM). La realización de este proyecto garantiza la sostenibilidad ambiental de La Mojana, porque facilita la recuperación de todos los caños y los sistemas de humedales, al restablecer el sistema hidráulico original del territorio.

345

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Este proyecto es una importante iniciativa de recuperación ambiental, drenaje y riego, pues se aprovecha la gravedad natural del agua a través de la suave pendiente del territorio de La Mojana, al captar agua del río Cauca cerca a la población de Margento con una cota de 38 msnm, y se lleva hasta la parte baja de La Mojana a 13 msnm, recorriendo una distancia de 80 km, con el caudal disponible que nos proporciona el río Cauca (Gráfico 1 del Estudio, CD-ROM). El proyecto además concibe la recuperación de ciénagas que han sido desecadas y la construcción de embalses donde se pueden almacenar grandes cantidades de agua en los períodos de inundación, para después, en la época de sequía aprovecharla, drenando estos embalses a través de sistemas de riego.

Proyecto limpia caños de La Mojana
Para que el proyecto de drenaje del río Cauca, tenga éxito en la época de inundaciones, es necesario recuperar y limpiar todos los caños de la región, antes de poner en funcionamiento el sistema de compuertas y bocas de comunicación entre el río Cauca y La Mojana. (Mapa 3 del Estudio, CD-ROM). El proyecto de compuertas y apertura de bocas se realizará por etapas con el fin de ir recuperando gradualmente los caños, para no causar peligrosos impactos de inundación en las fincas y parcelas productivas, debido a la gran complejidad del sistema hidráulico de la región. Esta alternativa se puede poner en práctica a través de la instalación paulatina de tuberías y obras en los veranos, después de un riguroso seguimiento del comportamiento de los caños en el período de inundación anterior. Este programa de limpia de caños, facilita además la recuperación de la navegabilidad que siempre existió entre el río Cauca y el San Jorge con un gran beneficio para los campesinos y los sistemas productivos en la época de invierno donde el único transporte eficiente que funciona es el fluvial.

Trazado de dique y carretera, Nechí - Guaranda
El trazado de dique, canal y carretera, se propone a partir de los estudios recopilados de todos los proyectos anteriores, realizados por el convenio colombo-holandés, las empresas Codal Ltda., Sodeic, Sedic e hidroestudios. En la revisión de los proyectos anteriores se encontró que los primeros trazados del dique se realizaron siguiendo la orilla izquierda del río Cauca desde la población de Colorado hasta el cerro de Astilleros o Brisas. Este trazado se proyectó muy cerca del río, lo que exigía construir obras de protección contra la erosión del río sobre el dique construído. Por lo tanto el proyecto fue descartado por los altos costos de las obras civiles, como espolones y murallas de contención, que al final afectaron la tasa interna de retorno. Por lo tanto, el proyecto no se aprobó y fue cancelado definitivamente. Otro grave error en los proyectos iniciales fue el de no haber concebido el territorio como un sistema hidráulico integral a través del cual, históricamente el río Cauca había evacuado sus excedentes de agua de las inundaciones hacia el río San Jorge y la Baja Mojana. Este fue un error fatal. 346

Megaproyecto dique - compuertas - canal - carretera - [ Subprograma de Infraestructura ]

El perfil del trazado propuesto parte del estudio de todos los trazados anteriores y corrige los dos errores fundamentales cometidos. De un lado se alejó el dique del río a una distancia totalmente prudencial para evitar cualquier riesgo de erosión del río Cauca sobre sus orillas que ponga en peligro la obra civil del proyecto multimodal y multipropósito. De otro lado, se ha concebido el diseño de obras civiles que garanticen la apertura de las bocas que comunican los caños de La Mojana con el río Cauca con el fin de restablecer todo el sistema hidráulico natural del territorio, convirtiendo este proyecto en una propuesta totalmente sostenible desde el punto de vista ambiental. El perfil del trazado del dique - carretera entre Guaranda y Nechí se ha divido en 8 tramos, incluído el canal de Margento a Colorado para una longitud total de 62 km de carretera, 54 km de dique y 35 km de canal (Mapa 4 del Estudio, CD-ROM). Se recomienda iniciar la construcción del dique - carretera en dos frentes así: tramos 1, 2, 3, 4 y 5 y el frente de los tramos 7 y 6. Con los dos frentes se aspira a avanzar rápido para aprovechar los grandes movimientos de tierras, en la época de verano o sequía, ideal para este trabajo de conformación del dique, en la época de invierno se puede trabajar en las obras civiles. En los tramos 2 y 4 están ubicados los cerros de Mamarraya y Astilleros que constituyen una importante fuente de material para la construcción de los diques. Una descripción general del perfil del trazado en cada uno de los tramos nos proporciona una visión general de la importancia del proyecto y de la identificación clara que se ha podido realizar sobre el tema del control de las inundaciones y el potencial de desarrollo que genera en la zona la construcción de este proyecto multimodal y multipropósito. El perfil del trazado del tramo 1 entre Guaranda y San Rafael tiene una longitud de 5 km, y una altura promedio del dique de 4 m. El dique cruza la boca del caño Mojanita que es la parte inicial del gran caño de La Mojana o brazo de La Mojana, que desemboca en el sitio de San Antonio, al río San Jorge, con un recorrido en este caño, de 130 km aproximadamente, siendo el principal caño de toda la región de La Mojana. Esta boca se conoce con el nombre del rompedero de Cachimbero y fue cerrada hace quince años. El restablecimiento de esta comunicación entre el río Cauca y el caño de La Mojanita es de vital importancia para la recuperación del caño y la navegación. Además la construcción del dique permite construír paralelamente un canal de drenaje, y ha de servir para el distrito de riego de la zona de Palmaritico y del complejo de ciénagas de Guaranda - Majagual. Para este tramo de 5 km, se puede utilizar material de préstamo del canal y materiales del cerro de Mamarraya que son rocas ígneas del sistema de la Serranía de San Lucas, material que sale de la construcción del tramo 2 entre San Rafael y Caimital por la parte posterior o de atrás del cerro. También disponemos de excelente material de playa en época de sequía en varios lugares del río Cauca. En este tramo es necesario construir una obra civil importante para la compuerta y comunicación del caño Mojanita.

El tramo 1

347

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

El tramo 2

El perfil del trazado del tramo 2 entre San Rafael y Caimital, de 5 km, va paralelo al cerro de Mamarraya, el cual utilizamos como un dique natural de contención del río y por lo tanto no es necesario construír dique en este tramo, sino sólo la carretera. Este tramo es importante porque allí se encuentran canteras de materiales de buena calidad. Este tramo no tiene obras civiles grandes porque no cruzan caños que se comuniquen con el río Cauca. El perfil del tramo 3 entre el cerro de Mamarraya y el cerro de Astilleros es de 3 km. y cruza la caño de Caimital que es uno de los drenajes del río Cauca. Este tramo exige la construcción de un dique de 4 m, en promedio de altura y por ser un tramo tan corto y con disponibilidad de materiales de los cerros, es muy fácil de ejecutar. En este tramo se debe de construír una obra civil importante para el cruce del caño Caimital, con sistema de control y regulación a través de compuerta. El perfil del tramo 4 va paralelo al cerro de Astilleros por la parte posterior del cerro y por lo tanto este tramo tampoco necesita dique por que se aprovecha el cerro como dique natural de contención del río. Este tramo también es una buena cantera de materiales para el resto del dique y la carretera. Este tramo es de fácil construcción. Igual que en el tramo dos, por ir detrás del cerro, no se cruzan caños importantes y no se necesitan obras civiles grandes. El perfil del tramo de San Jacinto del Cauca llega hasta el cerro de Astilleros en una distancia de 16 km, siendo un tramo de dique muy simple, por las características del terreno, pues no existen grandes rompederos y solo se atraviesan dos caños regulares que son el Intento y Las Brisas (de mayor tamaño), lo que hace que los costos por kilometro sean más bajos que en el tramo Santa Anita - San Jacinto, donde el acarreo de material desde los cerros es más largo y la altura del dique es mayor. En cambio en el tramo de Astilleros a San Jacinto los cerros están más cerca. En este tramo se cruzan los caños del Intento y de las Brisas que son dos antiguas bocas de comunicación que hoy están muy alteradas. En estos sitios es necesario construír obras civiles importantes de acuerdo con un estudio final de caudales y drenaje (Mapa 4 del Estudio, CD-ROM). El perfil del tramo 6 va desde Santa Anita hasta San Jacinto en una distancia de 16km., atravesando los dos rompederos más grandes y críticos que tiene todo el río Cauca hacia el interior de La Mojana. Se trata del rompedero de Bermúdez, El brazuelo y el rompedero de Potrero Nuevo. Este tramo de 16 km, entre Santa Anita y San Jacinto es el más importante porque en este sector se encuentran ubicadas las bocas de los caños Gil, Muñoz, San Matías, Rabón, La Sangre y caño Largo - Gramalotes, que son seis de los diez caños más importantes de toda La Mojana. Es decir, que en este sector tenemos el control de la regulación de todo

El tramo 3

El tramo 4

El tramo 5

El tramo 6

348

Megaproyecto dique - compuertas - canal - carretera - [ Subprograma de Infraestructura ]

este sistema de caños de drenaje de la región. Por este motivo, los costos de este tramo son más altos, se requiere un mayor estudio en cuenta a estabilidad de suelos y diseño de compuertas y sistemas de comunicación. En este tramo están ubicadas las obras civiles más importantes, porque aquí confluyen la mayoría de los caños y por lo tanto el sistema de compuertas para regulación de caudales exige un estudio detallado de la hidráulica del lugar. Igualmente, al recuperarse la navegación de los caños de La Mojana que llegan a esta zona, se debe planear la construcción de un sistema de centros de acopio donde los campesinos y empresarios puedan trasladar la carga desde sus canoas a los camiones para el transporte por carretera o a los barcos para el transporte fluvial por el río Cauca. Este es un sitio nodal de articulación del sistema multimodal de transporte entre los caños de La Mojana, la carretera marginal del Cauca y el río Cauca donde se debe diseñar un sistema especial de articulación.

El tramo 7

El perfil del trazado del tramo 7, tiene 14 km y se inicia en la población de Colorado, hasta el sitio de Santa Anita. Se dirige en línea recta hacia la parte norte de la población de Nechí, evitando cruzar por delante o a través de la reciente Madre Vieja, que se encuentra entre Colorado y la cabecera de la población de Nechí. Esto nos garantiza estabilidad del dique, porque nos alejamos del rompedero de Mundo Nuevo en Nechí; además, el nuevo trazado tiene menor distancia en el trayecto, a pesar de que nos alejamos bastante del río, dejando un área importante

Ilustracion trazado dique canal Santa Anita - San Jacinto del Cauca

349

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

de terrenos que no van a estar protegidos por este nuevo trazado del dique. Sin embargo, estos terrenos dedicados a la ganadería extensiva, pueden ser protegidos por los jarillones existentes, al tiempo que las obras que se van a realizar en todo el sistema, van a disminuír en una forma contundente el riesgo de inundación. De otro lado, la carretera para comunicar la cabecera de Nechí con la carretera de Caucasia a Guaranda, se construiría por encima, como se aprecia el mapa de trazado. Luego el dique continúa hacia el norte hasta llegar al sitio de Santa Anita entre el caño Pescado y el río Cauca, pero a una distancia prudencial promedio de 3 km. El material de gravillas y arenas se puede tomar, una parte del río Cauca, y otra de los cerros por la vía entre Colorado y la entrada a Margento.

El tramo 8
El perfil del tramo 8 corresponde al trazado del canal de drenaje entre el río Cauca, cerca de la población de Colorado y el encuentro con el dique - carretera, en el cruce del caño Barro. Este canal tiene una longitud aproximada de 1 km, y es fundamental, porque por allí se puede evacuar parte del agua de las crecientes del río con el fin de quitarle presión al dique de contención que se construya. Al mismo tiempo este canal se utilizará en la época de verano o sequía para tomar agua del río Cauca y conducirla a través del canal hasta los caños y canales de drenaje que en verano se utilizarán como sistema de riego para la agricultura. De esta manera, el canal será de doble propósito. En este tramo es necesario construir una obra civil importante cerca de la boca de comunicación del canal con el río Cauca, con el fin de regular y controlar los caudales de agua que se drenan en las crecientes, y que se toman en la sequías para el riego de la región, pues la cota de altura ubicada cerca de los 38 msnm, nos permite utilizar la gravedad para conducir el agua hasta el complejo hidráulico de San Jacinto del Cauca donde se entrega el agua a los caños y los canales de drenaje. Este canal aprovecha gran parte del cauce del caño Barro el cual es necesario ampliar y adecuar.

Presupuesto preliminar del perfil del proyecto Marginal río Cauca Costo dique entre Guaranda y Nechí
Tramo locación 1 Guaranda - San Rafael 2 Cerro Mamarraya 3 Caimital 4 Cerro Astilleros 5 Astilleros-San Jacinto 6 San Jacinto-Santa Anita 7 Santa Anita-Colorado Total 54 km de dique. Distancia Altura m3/km Costo/km Costo/Tramo 3.000 millones 1.200 millones 5.760 millones 14.400 millones 5.040 millones

5 km 4m 100.000 600 millones 5 km No se necesita dique 3 km 4m 100.000 600 millones 3 km No se necesita dique 16 km 3m 60.000 360 millones 16 km 5m 150.000 900 millones 14 km 3m 60.000 360 millones $ 29.400 millones $11,760.000 dólares

350

Megaproyecto dique - compuertas - canal - carretera - [ Subprograma de Infraestructura ]

El movimiento total de materiales para los 54 km., de dique con alturas entre 3 m y 5 m en promedio, es de 6 millones de m3, con un costo promedio de $ 6.000.oo, seis mil pesos el metro.

Cosot canal
Tramo locación Distancia Profundidad m3/km Costo/km Costo/Tramo 1 Guaranda - San Rafael 5 km No tiene canal 2 Cerro Mamarraya 5 km No tiene canal 3 Caimital 3 km No tiene canal 4 Cerro Astilleros 3 km No tiene canal 5 Astilleros-San Jacinto 16 km No tiene canal 6 San Jacinto-Santa Anita 16 km 3m 135.000 $400 millones 6.400 millones 7 Santa Anita-Colorado 14 km 3m 135.000 $400 millones 5.600 millones 8. Margento Colorado 1 km 3m 135.000 $800 millones 800 millones Total 35 km, de construcción de canal 16.000 millones de pesos. 6.400.000 dólares.

El Sistema de compuerta en Colorado para la conexión del canal con el río Cauca exige de un diseño especial que garantice la regulación y aprovechamiento de las aguas disponibles en el río para riego en verano, pero que al mismo tiempo sirva de drenaje en invierno para evitar las inundaciones de las fincas y los cultivos. El costo de esta obra es muy difícil de calcular sin tener un diseño previo. Se deja un presupuesto de 3.200 millones de pesos.

Costo terraplen carretera, afirmado y pavimentacion
Total 62 km de terraplén afirmado y pavimentado a un promedio de 500 millones de pesos por kim para un total de 31.000 millones de pesos, 12.400.000 dólares. La inversión total en la obra para la construcción de 62 km de carretera, 54 km de dique y 35 km de canal, es de 76.400 millones de pesos con una tasa de cambio a dólares de 2.500 pesos son: 30.560.000 dólares. La obra se puede realizar por tramos y por etapas. La etapa más urgente es el movimiento de material para la conformación del dique y la construcción de las compuertas o bocas de comunicación y drenaje del río Cauca hacia los caños de La Mojana. Parte del material con que se construye el dique es tomado del área donde se construirá el canal de acuerdo con el perfil de diseño que va paralelo al dique en los tramos 6 y 7, lo que reduce costos de movimiento de tierra en la construcción del canal. La construcción del canal de drenaje debe realizarse al mismo tiempo que el dique, porque estas dos obras funcionan articuladas dentro del sistema hidráulico de control y regulación de las inundaciones. La última etapa que se realiza es el afirmado definitivo y la pavimentación de la vía, que en el caso de La Mojana por el tipo de suelos, los niveles freáticos y la compactación es preferible dejar que el terraplén de la vía se consolide para evitar futuros 351

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Beneficios económicos y sociales del proyecto sobre la región

asentamientos que destruyen el pavimento, perdiéndose la inversión del dinero. Lo recomendable es dejar pasar uno a dos inviernos con el dique y el terraplén construido en uso, pero sin pavimentar, para observar el comportamiento del suelo. Como se propone construir el dique y el terraplén por tramos, es posible que algunos puedan pavimentarse antes que otros, de acuerdo como avancen las obras de la transversal de La Mojana, que es la vía que se estaría construyendo simultáneamente en la zona.

La regulación y control de las inundaciones sobre La Mojana beneficiará directamente a cerca de 250 mil ha potenciales para el desarrollo de agricultura y ganadería intensiva.
Producto Producción Arroz 30.000ha 8 t/ha Ganadería 100.000 ha 300.000 cabezas Reforestación 40.000 ha Pesca 150.000 ha Palma africana 15.000 ha Maíz 3.000 ha Sorgo 5.000 ha Caña alcohol 6.000 ha Agricultura pan coger 6.000 ha Costo unidad 450.000 t calcular ingresos calcular ingresos calcular ingresos calcular ingresos calcular ingresos calcular ingresos calcular ingresos CostoTotal Dólares $1.350.000 millones 5,4 millones $1.200.000 millones

Total hectáreas cultivadas 65.000 ingresos totales Total hectáreas en ganadería 100.000 ingresos totales Total hectáreas en pesca 150.000 ingresos totales Total hectáreas en reforestación 40.000 ingresos totales

Cronograma de construcción proyecto de la marginal del río Cauca
Agosto - diciembre del 2002: Trazado y diseño definitivos del proyecto. Septiembre 2002, septiembre 2003: - Limpieza y relimpia caños de La Mojana. Este programa se realiza con recursos del ministerio del Medio Ambiente a través de las corporaciones ambientales regionales. Diciembre 2002: iniciación de obras dique Nechí – Guaranda Diciembre del 2005: terminación proyecto marginal río Cauca.

Caudales máximo aproximados de drenaje en los principales caños de La Mojana
Caño Barro, 100 m3/s Caño Grande, 40 m3/s Caño Pescado, 80 m3/s Caño Gil, 80 m3/s Caño Muñoz, 100 m3/s 352

Megaproyecto dique - compuertas - canal - carretera - [ Subprograma de Infraestructura ]

Sistema hidráulico de San Jacinto del Cauca o rompederos del Brazuelo y Potrero Nuevo que articula la comunicación de los caños San Matías 90 m3/S, Rabón 100 m3/S, La Sangre 80 m3/S y caño Largo - Gramalote 70 m3/S con caudales que suman todos 340 m3/s. Caño Intento 50 m3/s Caño Brisas 60 m3/s Caño Caimital 50 m3/s Caño Mojanita, rompedero Cachimbero. 100 m3/s Caño Mojana - Panceguita con capacidad de evacuación de 150 m3/s Nota: no existen estaciones de medición en cada uno de los caños de la Mojana. Por eso se habla de caudales aproximados. Es necesario implementar un sistema de medición de los caudales, con el fin de poder tener datos precisos en el cálculo del modelamiento hidráulico del sistema.

CONCLUSIÓN
Hace treinta años en 1972 se realizaron los primeros estudios para encontrar una solución al problema de las graves inundaciones de La Mojana y la Depresión Momposina, sin embargo desde aquella época hasta la fecha, después y a pesar de que el gobierno ha contratado cinco grandes estudios para el diseño del proyecto, no se ha realizado ninguna obra que beneficie a los campesinos y empresarios de la región. Con el presente trabajo basado en la revisión de todos los estudios y proyectos realizados sobre el tema del control de las inundaciones entre Nechí y San Jacinto, se presenta una alternativa viable y concreta para iniciar las obras tan necesitadas por las comunidades de La Mojana. Comprender integralmente cómo funciona todo el sistema hidráulico de la región, nos ha permitido visualizar el perfil general, con el fin de hacer una propuesta sistémica que articula en un solo proyecto la solución a los problemas causados por las inundaciones. El proyecto de la Marginal del río Cauca, no sólo le proporciona una respuesta al problema del transporte por carretera, sino que además permite la recuperación de los caños y su navegabilidad, a través de la construcción de compuertas, complementado el proyecto con canales que sirven de drenaje en las épocas de inundación y de riego en las épocas de sequía. Con esta propuesta aspiramos a encontrar un camino para el desarrollo sostenible y social de todas las comunidades de La Mojana y la Depresión Momposina, regiones que por siglos han estado abandonadas por el estado nacional y los departamentos. Unir esfuerzos en un propósito común entre las comunidades, los ganaderos, los empresarios, los municipios, los departamentos y la nación, a través de una agencia de desarrollo que dirija, planifique, y ejecute, un programa integral de mejoras y soluciones. Este es el camino hacia el progreso, para construír una Colombia nueva sobre la base de realizar programas y proyectos para la paz. 353

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

354

Problemática de tenencia y uso del suelo en La Mojana - [ Subprograma de Administración de tierras ]

Capítulo 5

[Subprogram dede [[Subprogram de Subprograma Administración dede Tierras] Administración de tierras] Administración Tierras]

355

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Manuel Enrique Rojas Rueda Adriana Herrera Iván Gamboa G. [ Especialistas en Problemática de tenencia y uso del suelo ] 356

Problemática de tenencia y uso del suelo en La Mojana - [ Subprograma de Administración de tierras ]

PRESENTACIÓN
En La Mojana se han generado muchos problemas de uso y tenencia de la tierra. La estructura de propiedad y la apropiación del suelo han dado lugar a una distribución altamente concentrada y a un uso insostenible de los recursos naturales, mediante la ocupación irregular de ciénagas y playones. Existe una debilidad de las instituciones del Estado para regularizar y hacer respetar el uso y la propiedad de la tierra, lo que da lugar a inseguridad en los sistemas de tenencia. Las comunidades tienen una organización precaria para participar activamente en la resolución de conflictos por la tierra. Estos factores atentan contra el uso sostenible y ordenado de este recurso. Es preciso adoptar medidas para asegurar que las tierras se destinen a su vocación natural, regularizar los sistemas de tenencia y dar acceso a este recurso a los campesinos con poca o ninguna tierra para que mejoren su producción de alimentos e incrementen sus ingresos. El objetivo del Subprograma de Administración de tierras, es iniciar un proceso de aprovechamiento sostenible del recurso tierra mediante la regularización de los sistemas de tenencia, la definición y respeto de los derechos de propiedad en tierras nacionales, comunales y privadas en el medio rural, la resolución de conflictos de uso y posesión de la tierra, y el acceso a la tierra con vocación agropecuario y forestal. Los objetivos específicos son: lograr el acceso a la tierra y la definición y regularización de derechos de uso y propiedad sobre el territorio, en el contexto de un proceso continuo y concertado, que se encamine hacia el desarrollo sostenible de la región; la construcción de capital social a partir del fortalecimiento de las instituciones sociales de los campesinos y pescadores de la región que les permita nuevas formas de relación con los diferentes actores involucrados en los conflictos de tierras y mejore su participación en el control democrático de los recursos territoriales; fortalecimiento de las instituciones del Estado que trabajan en la administración de tierras en la región. Para el cumplimiento de estos objetivos se desarrolló un estudio relativo a la problemática de tenencia y uso del suelo. 357

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Problemática de Tenencia y Uso del Suelo en la Problemática de Tenencia y del suelo en La Problemáticade tenencia y uso Uso del Suelo en la Mojana Mojana Mojana
[ Manuel Enrique Rojas Rueda ] [ Adriana Herrera ] [ Iván Gamboa G. ]

En materia de tierras, la región de La Mojana alberga un complejo sistema de humedales, considerado uno de los ecosistemas más variados del planeta, del que dependen la subsistencia de más de cien mil personas y el bienestar directo de millones de ellas que tienen en la oferta de bienes y servicios ambientales del ecosistema una fuente de beneficios en recreación, investigación científica, cultura y biodiversidad. En este contexto, la problemática de administración de tierras adquiere una complejidad extraordinaria en tanto los procesos atinentes a la definición de los derechos de propiedad y uso del suelo están indefectiblemente ligados a las instituciones y criterios de valoración económica y moral que la sociedad colombiana tiene sobre los humedales. El estudio de Administración de tierras se divide en tres partes: la primera presenta una reseña sobre los antecedentes de los conflictos originados históricamente en la apropiación del territorio luego de la llegada de la colonización española; se analiza la estructura de tenencia de tierras a partir de datos del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, Igac, para los municipios que hacen parte del proyecto; se sintetizan las leyes y normas relacionadas con el manejo de zonas de humedales, de derechos de propiedad sobre tierras, de regulaciones ambientales y la presentación de los conflictos identificados a nivel de campo. En segundo lugar, se presenta le estrategia del Subprograma de Administración de tierras en el marco del Proyecto PDSM y finalmente como tercer punto, se describen los proyectos resultado de la consultoría, a partir del análisis de los problemas identificados y dentro del enfoque del marco lógico.

358

Problemática de tenencia y uso del suelo en La Mojana - [ Subprograma de Administración de tierras ]

DIAGNÓSTICO Antecedentes
La problemática de la administración de tierras en La Mojana, implica hacer referencia fundamentalmente al conflicto de tierras y a la situación de concentración del territorio que existe en la región. Históricamente, el conflicto de tierras en La Mojana se inicia con la llegada de los españoles, que alteran los patrones de organización social y uso del territorio de la cultura Zenú, ocupantes del territorio antes de la llegada de los conquistadores. Los zenúes tuvieron una forma de apropiación del territorio basada en grandes aldeas nucleadas y en sus alrededores, pequeños asentamientos satélites. En la agricultura construyeron complejos hidráulicos para el manejo de tierras y aguas; el comercio los habilitó para hacer transacciones con pueblos más lejanos. La conquista por los españoles alteró la organización social y el manejo del territorio, iniciando la pugna por su propiedad, situación que se ha agudizado en los últimos cuatro siglos. La forma de explotación agrícola integral practicada por los zenúes, fue totalmente modificada durante la época de la colonia. Más tarde en el siglo XIX, la estructura de la gran hacienda en la región se fortalece a través de la explotación de azúcar, la cual floreció a raíz de las demandas de alcohol de los estancos nacionales, trayendo consigo beneficios temporales para agricultores transitorios, aparceros y medianos propietarios, de Majagual, Achí, Guaranda y Sucre. La industria azucarera en La Mojana, fue desplazada paulatinamente hacia la primera mitad del siglo XX por el cultivo de arroz y la creciente explotación de la ganadería extensiva, que favoreció el interés de los grupos de productores por la apropiación del territorio. En los años setenta, los conflictos del territorio en la zona se agudizan con la entrada de la guerrilla en la lucha por el control de éste. La guerrilla que surge en la zona del Magdalena Medio, es atraída a la región, por las actividades mineras del sur de Bolívar, Antioquia y la presencia de una fuerte economía ganadera. Su influencia se extiende muy rápido entre las comunidades mojaneras que ven en esta situación el acceso a diferentes opciones de vida y de tierra. Bajo el auspicio y crecimiento del movimiento campesino agrupado en la Asociación de Usuarios Campesinos, Anuc, creada en 1967, se da inicio a los primeros intentos de recuperación de tierras de manera directa en los municipios de Guaranda, y Majagual, hecho que origina respuestas airadas de los grandes propietarios. Esta situación, sumada a la crisis de la organización campesina a comienzos de los años ochenta precipita la insurgencia campesina y provoca el fortalecimiento de los grupos paramilitares. El fenómeno se hace más evidente en la actualidad frente a la pérdida del control de la guerrilla sobre algunos sectores de la población y la radicalización de la postura de propietarios y ganaderos ante la acción de los grupos radicales. Las relaciones entre campesinos-pescadores y propietarios se han tornado muy tensas en tanto la solución a las discrepancias y conflictos tienden a definirse por la acción de los grupos de justicia privada. 359

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Situación actual de la distribución de la tierra en La Mojana
Las estadísticas y tendencias observadas en la distribución de tierras señalan una intensa concentración en manos de grandes propietarios, y escasez de las mismas en manos de los campesinos que tenían en las tierras comunales y en las ciénagas y playones, una fuente de seguridad alimentaria permanente y de disminución de la presión sobre la base de recursos naturales. La acción del Incora no ha logrado transformar la estructura de tenencia sobre la tierra. Los registros históricos de la propiedad del Instituto Geográfico Agustín Codazzi, Igac, han mostrado siempre una constante de concentración que no ha logrado ser alterada por las acciones de las leyes de Reforma Agraria. Una medición de los índices de Gini para concentración de la propiedad en la región, para el año 2000, arrojan resultados de alta concentración, por encima de 0.80 como se observa en la tabla siguiente para ocho de los diez municipios contemplados en la región de La Mojana. Majagual, Sucre, aparecen con los registros más altos, siguiéndole en orden de importancia San Marcos, Magangué en Bolívar, Caimito, Guaranda y Ayapel. Todos los anteriores registros tomando el total de predios registrados por la estadística de las seccionales del Instituto Geográfico Agustín Codazzi (Anexo 1 del Estudio, CD-ROM). Si se sustraen los predios correspondientes al Estado1 , los índices de Gini cambian relativamente en los casos de los municipios de Guaranda y Sucre, señalando que los terrenos inventariados como estatales son de un área tal que alcanzan a afectar el índice de concentración. En el primer caso, se trata especialmente de la incidencia de la Ciénaga La Sierpe con 3.330 ha; en el segundo de cuerpos de agua con una superficie cercana a las 30.000 ha (ciénagas)2. Una presentación de los indicadores de Gini calculados de acuerdo con los registros del Igac, tomando en cuenta los predios totales y sustrayendo los denominados estatales se muestra en la siguiente tabla:
Tabla 1. Índices de Gini de concentración de la propiedad de la tierra, calculados para ocho municipios de La Mojana, con y sin predios del Estado

Municipio Índice de Gini total Majagual 0,90 Sucre 0,90 San Marcos 0,88 Caimito 0,83 Guaranda 0,82 Ayapel, Córdoba 0,82 Magangué, Bolívar 0,88

Índice de Gini sin predios del Estado 0,90 0,89 0,88 0.83 0,79 0,82 0,88

Fuente: Regionales del IGAC de Sucre, Córdoba y Bolívar
1 En la estadística del Igac los predios del Estado se refieren a instalaciones de colegios, cementerios, huertas, localidades de Policía, justicia, gobierno, plazas de mercado, ciénagas y playones. Es claro que en los registros los territorios correspondientes a ciénagas y playones ocupan la mayor superficie como se podrá observar en el anexo. 2 Aquí no se menciona el caso de Achí donde fue difícil conseguir estadísticas consistentes sobre la estructura predial, sin embargo, el Plan de Ordenamiento Territorial señala la existencia de una superficie superior a 49%, registrados como predios del Estado, que lo colocaría muy por encima de los promedios encontrados para el resto de municipios. En efecto, Sucre aparece con casi el 20% de su área como predios estatales; Guaranda con el 14%; Magangué con 15%; Majagual con 9%; San Benito con 8%, Caimito, con 5,6% y Ayapel con 7%.

360

Problemática de tenencia y uso del suelo en La Mojana - [ Subprograma de Administración de tierras ]

Se advierte que el índice de concentración estimado para el conjunto de municipios de La Mojana, supera los registros estimados por Rincón3 en 1996 para el conjunto de la Costa Atlántica. En ese entonces se mostraba un indicador equivalente al 78,86% para el conjunto de departamentos de la Costa Atlántica. La misma autora calculaba un Gini de 0,88 para el agregado nacional, que correspondería al promedio encontrado por este trabajo para el año 2000 en los ocho municipios de La Mojana que fueron considerados. Dentro de otras formas de acceso a la tierra, se destaca el arrendamiento en los municipios cultivadores de arroz. En los años setenta y ochenta el mercado de tierras por esta vía fue intenso debido al interés de empresarios del interior y de la Costa Atlántica para desarrollar el cultivo del cereal. A partir de la agudización de los conflictos entre los campesinos y los propietarios de la tierra, las aparcerías y otras formas de tenencia basadas en las relaciones contractuales mediante pago de renta, tienden a disminuir en general en toda la región, aunque en municipios como Majagual y Guaranda se presenta una reactivación al lado de la producción de arroz efectuada por pequeños parceleros. El arrendamiento de tierras para pequeños productores es intenso en algunas áreas y se constituye en la forma de acceso a la tierra de muchos campesinos que así procuran producir su alimentación. Los arrendatarios alquilan tierras hasta dos ha por las que pagan una renta que oscila entre $80 a 100.000 ha/cosecha; la producción se hace bajo condiciones de baja aplicación de paquetes tecnológicos y se orienta básicamente a la subsistencia de las familias campesinas. La aparcería tiende a disminuir sobre todo por el relativo agotamiento de las áreas posibles de procesos de colonización y el aumento de la desconfianza entre los ganaderos y los campesinos asentados en las ciénagas.

Revisión del marco legal para humedales y zonas terrestres aledañas en Colombia
Dada la relevancia que tiene el tema de los humedales y de los playones comunales en la comprensión de los problemas de tierras en la región de La Mojana, a continuación se hará una breve revisión de las principales normas que regulan el su uso, manejo, jurisdicción determinados por los marcos legales vigentes. Ley 357 de 1997. Cuerpo jurídico mediante el cual el gobierno nacional de Colombia adhirió a la Convención de Ramsar 4 . Precisa los ecosistemas que quedan comprendidos por esta denominación, impone obligaciones al gobierno colombiano para la conservación y protección de los humedales Ley 160/94. También denominada Ley de reforma agraria. Dentro de sus objetivos le asigna al Instituto Colombiano de Reforma Agraria Incora, entre otras funciones, la facultad de administrar, en nombre del Estado, las tierras baldías de la nación, así mismo clarificar la situación de tierras y deslindarlas, desde el punto
Rincón D., Claudia. Estructura de la propiedad rural y mercado de tierras. Bogotá, Tesis Facultad de Ciencias Económicas, Universidad Nacional de Colombia, 1997. 4 Convención internacional celebrada en la ciudad iraní de Ramsar sobre humedales y las políticas de conservación.
3

361

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

de vista de su propiedad, para efectos de determinar cuáles pertenecen al Estado y cuáles pueden servir de asiento a los particulares. Los capítulos X, XII se aplican de manera particular a todos aquellos bienes donde estén representados los intereses públicos. Específicamente el artículo 69 del capítulo XII establece las condiciones de adjudicación de los terrenos baldíos en materia de uso y manejo productivo y ambiental. Hace especial énfasis en el uso de las islas, playones, madreviejas desecadas de los ríos, lagos y ciénagas y su exclusiva adjudicación a campesinos o pescadores. En aquellas sabanas y playones comunales, advierte la norma, que se inunden a consecuencia de las avenidas de los ríos, lagunas o ciénagas, no se deberán llevar a cabo programas de adquisición de tierras. Concluye categóricamente afirmando que los playones y sabanas comunales constituyen reserva territorial del Estado y son imprescriptibles”. No podrán ser objeto de cercamientos que tiendan a impedir el aprovechamiento de dichas tierras por los vecinos del lugar”5 . Decreto 1866/94: Reglamenta el artículo 69 de la Ley 160/94 respecto de los procesos de adjudicación de tierras cuando se hayan dado procesos de desecación de cuerpos de agua causado por retiro de las aguas. Dicho retiro, establece la norma, debe ocurrir por razones naturales y debe ser de carácter irreversible. Además, la adjudicación debe seguir a una delimitación clara de la franja protectora del respectivo cuerpo de agua. El retiro definitivo e irreversible de las aguas deberá ser corroborado por el Instituto de Hidrología y Meteorología y Estudios Ambientales Ideam. A partir de esta constatación la autoridad ambiental delimitará la franja de protección del cuerpo de agua, cuya propiedad es de la nación y no será adjudicable. Por su parte el Ministerio del Medio Ambiente6, en consonancia con las atribuciones otorgadas por el numeral 24 del artículo 5º de la Ley 99 de 1993 establecerá las condiciones para el manejo y mantenimiento del cuerpo de agua, las cuáles serán remitidas al Incora para que las observe en los procesos de adjudicación de tierras en las áreas respectivas. Decreto 2663/94: El Decreto 2663 de 1994 reglamentario de la Ley 160 establece los procedimientos de clarificación de la tierras desde el punto de vista de la propiedad, de la delimitación o deslinde de las tierras de dominio de la nación y aquellas relacionada con las comunidades negras e indígenas. El capítulo IV del mencionado decreto hace una definición de los denominados playones comunales, sabanas comunales, playones nacionales, madreviejas, terrenos desecados, etc, señalando en cada caso las modalidades de intervención por parte de la autoridad de tierras. Se señala claramente que las “islas, playones, madreviejas desecadas de los ríos, lagos y ciénagas sólo podrán adjudicarse a campesinos y pescadores de escasos recursos en las extensiones y condiciones que determine el Incora”. A renglón seguido advierte que en igualdad de condiciones, se debe preferir a quienes sean campesinos o pescadores ocupantes.
Incora, Ley 160 de 1994 y sus normas reglamentarias. Bogotá. Pág. 110. Tal como se aclaró en la Tabla de orientación al lector, a la fecha de la publicación el nombre de este ministerio fue modificado por Decreto 216 del 3 de febrero de 2003 en el marco de la Ley 790 de2002 bajo el nombre de Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, MAVUDT. En el texto figura con el nombre anterior puesto que justo bajo éste, se adelantaron las atribuciones a las que alude el texto.
5 6

362

Problemática de tenencia y uso del suelo en La Mojana - [ Subprograma de Administración de tierras ]

El mismo Decreto fija el procedimiento a seguir para llevar a cabo el deslinde: en primera instancia, la recopilación de información de los inmuebles motivo del deslinde, el interés de los campesinos y las instituciones, las planchas y demás material cartográfico, entre otros; en segunda instancia, la promulgación de una resolución inicial que orden el deslinde y delimitación que informe a todos los interesados; luego la inscripción de la providencia en la Oficina de Registros Públicos, la solicitud de pruebas, la inspección ocular y la prueba pericial, finalmente, termina el proceso con la resolución final, y la notificación respectiva a los interesados y el registro final del inmueble en la oficina de Registros públicos. En el capítulo sexto del Decreto, en sus artículos 35 a 43, insiste en el carácter nacional de los playones y sabanas comunales y define su carácter de inadjudicabilidad, sin embargo deja la opción para que el Incora regule su uso individual en cultivos de pancoger por campesinos y pescadores. El artículo 38 crea las Juntas de Defensa de Terrenos Comunales cuya función es la vigilancia de los procedimientos de adjudicación de baldíos y del correcto manejo de los terrenos comunales. El artículo 42 da facultad plena para que el Incora haga la recuperación de sabanas y playones cuando estos se encuentren indebidamente ocupados. Decreto 2664 de 1994: Reglamenta los procedimientos para la adjudicación de terrenos baldíos y su recuperación. El decreto define la competencia del Instituto para la administración de las tierras baldías de la nación y para iniciar los procesos de recuperación y reversión cuando la ocupación y apropiación de las tierras baldías sean contrarias a la ley o al medio ambiente. Señala igualmente los sujetos de adjudicación diferenciando entre personas naturales y jurídicas, sociedades y entidades derecho público. Una función novedosa introducida por la Ley y el decreto fue la extensión de adjudicación de las tierras baldías hasta una Unidad Agrícola Familiar UAF, extensión que se estimará en cada región o municipio. Cuando se trate de zonas donde hubiera concentración de la propiedad, o existiera una inadecuada composición de la misma, el Incora no podrá autorizar la adjudicación sobre áreas que excedan el tamaño de la Unidad. Ley 99/1993: Expresa los principios de política ambiental incluidos en la Carta Constitucional de 1991 y los acuerdos signados por el país a nivel internacional. Por medio de esta se crea el Ministerio del Medio Ambiente, -posteriormente, Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial- Vivienda y Desarrollo Territorial y el Sistema Nacional Ambiental Sina, Además define los lineamientos y herramientas que deben emplear las instituciones públicas y privadas, las comunidades y las personas para lograr los objetivos ambientales buscados. Su objetivo básico se condensa en la búsqueda de un modelo de desarrollo sostenible y en el aprovechamiento y manejo de los recursos naturales de manera equitativa y sostenible. La Ley 99 pone en cabeza de las corporaciones autónomas regionales, CAR la gestión ambiental. Son estas las entidades encargadas de la administración y protección de los recursos naturales renovables y del medio ambiente dentro del área de su jurisdicción. Esta última se determina buscando la identidad 363

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

ecosistémica, las características geográficas y la existencia de áreas comunes de manejo especial. Las CAR tienen en concreto tres funciones: formulación o ejecución de políticas; control, regulación y administración de los recursos naturales renovables y del medio ambiente; y otras formas de gestión ambiental. Las CAR además deben formular y desarrollar los planes de gestión ambiental de carácter regional de acuerdo con lo establecido en el decreto 1865 de 1995, el cual define las responsabilidades municipales, distritales y departamentales en materia de coordinación de ambiental. Los municipios son actores de gran importancia en la gestión ambiental: crean, ponen en funcionamiento la infraestructura social, económica y ecológica; establecen las reglamentaciones ecológicas municipales. La participación ciudadana es el eje de la gestión ambiental según la Ley 99, porque ella no sólo se da por razón de las entidades, o los aparatos institucionales, sino también por medio de mecanismos sociales y culturales. Participación aquí es sinónimo de manejo del conflicto. Ley 152 de 1994: Señala los propósitos de una planeación participativa en el país a todos los niveles: municipal, departamental y nacional. Los entes territoriales, o más exactamente los gobiernos están obligados a diseñar modelos de desarrollo trianuales y cuatrienales que señalen derroteros del uso, manejo de recursos; orienten la inversión pública y se perfile una concepción sostenible del desarrollo. El Plan de Desarrollo municipal o departamental, presenta una vocación de desarrollo de largo plazo inscrita en las necesidades de las comunidades locales. Los aspectos ambientales que se incorporen en el Plan de Desarrollo se enmarcan en las políticas, estrategias y orientaciones generales de carácter nacional y regional. Ley 388 de 1997, o Ley del Plan de Ordenamiento Territorial: El POT es un instrumento mediante el cual los municipios integran y proyectan en su territorio las políticas y estrategias económicas, sociales, ambientales y culturales, con el propósito de alcanzar la coherencia entre los objetivos del Plan de Desarrollo Municipal y los procesos de ocupación y uso del territorio. Permite ubicar con precisión las diferentes áreas productivas, de conservación, de asentamientos urbano-rurales, las áreas de patrimonio cultural, el uso del paisaje, etc. Los POT tienen un horizonte de nueve años, pero modificables cada tres años. Otras normas que merecen mencionarse en este segmento de revisión del marco legal de tierras y ambiental son el Programa Agropecuario Municipal (Decreto 2379 de 1991 y 1929 de 1994), que involucra las variables tecnológicas y de manejo ambiental ligados a la producción agropecuaria, y los Planes Ambientales Escolares (Ley 115, decreto 1743 de 1994). Sentencia de la Corte Constitucional T-194/99: Esta sentencia tutela los derechos de los pescadores y habitantes de las zonas aledañas a ciénagas para acceder a un ambiente sano y a gozar del disfrute de los recursos naturales. Mediante la doctrina, se ordena a los alcaldes personeros, concejales, a proceder de inmediato a suspender todo tipo de obras civiles que pretendan la desecación, o relleno de pantanos, lagunas, charcas, ciénagas, humedales en los territorios municipales, excepción hecha cuando se trate de obras que conduzcan al saneamiento de los mencionados cuerpos de agua. 364

Problemática de tenencia y uso del suelo en La Mojana - [ Subprograma de Administración de tierras ]

El fallo igualmente ordena adelantar actuaciones administrativas para recuperar el dominio público sobre las áreas de terreno de los cuerpos de agua que fueron desecados o apropiados por los particulares. Los concita a regular las funciones ecológicas respecto de la propiedad privada y pública, mediante el establecimiento de obligaciones y cargas pecuniarias para el uso del recurso hídrico. Al mismo tiempo, llama la atención de los municipios para revisar los planes y programas de desarrollo económico y social para dar prioridad al manejo y vertimiento de aguas negras, la recolección y disposición de basuras y la recuperación de los cuerpos de agua.

Análisis de la intervención estatal en materia de tierras en La Mojana en el período 1962-2001
Para examinar las acciones del Estado en materia de tierras en la región se hace un balance de las acciones más importantes del Incora a partir de la expedición de la Ley 135 de 1961 y hasta el año 2001. En la región se han aplicado de manera aleatoria los instrumentos de redistribución y ordenamiento de la tierra rural previstas en las diferentes legislaciones.7 Muchas de estas áreas han estado sujetas a intensas presiones generadas por diversos factores sociales, económicos o de orden público. Se ilustra este fenómeno con la persistencia de un conflicto por el territorio que tiene lugar entre propietarios, poseedores, tenedores de tierra, grupos al margen de la ley y narcotráfico, todos ellos interactuando bajo un denominador común: la pugna por el dominio territorial, haciendo caso omiso del valor ambiental de los ecosistemas o el uso eficiente del suelo. Esta situación conlleva a considerar en el presente estudio de la FAO, hasta donde la intervención estatal ha motivado severos conflictos en el área. Siendo la Mojana una región caracterizada por la construcción reciente de su propiedad rural, la cual data de hace unos cuarenta años. Las medidas más intensas de titulación de baldios se registraron desde la expedición de la Ley 135 de 1961, contribuyendo a generar procesos de concentración de la tierra, que a finales de los ochenta muestra índices de concentración de la propiedad Gini que alcanzan 80% en municipios como San Marcos y Sucre, y que superan 70% en Caimito, Majagual, Guaranda y San Benito Abad. Un proceso de titulación de baldíos, que permitiera una formación sostenible y equitativa de la propiedad, presumía una serie de medidas previas en materia de ordenamiento territorial, mediante estrategias de deslinde de ciénagas y playones, una valoración social de las necesidades e intereses de los habitantes rurales. Todas estas debieron haberse tomado en función del uso eficiente de los recursos, la protección de los recursos naturales y la creación de un clima de convivencia social y político en la región. Sin embargo, al realizarse una intervención espontánea, marcada por las presiones políticas de los grupos que de tiempo atrás mantenían grandes intereses en la región, se indujo una fuerte distorsión en las transferencias futuras de tierras, pues a la par del impulso de la titulación de baldíos se creó un mercado de tierras a través de la readquisición los terrenos mal distribuidos por el Estado8.
Aquí se toman como referencia las Leyes 135 de 1961 y 160 de 1994, las dos más importantes Leyes de reforma agraria promulgadas en los últimos 40 años. En 1988 se expidió la Ley 30/88 pero como una modificación de la normatividad expuesta en la Ley 135. 8 En los talleres se pudieron identificar varios de estos casos en los municipios de San Marcos, Caimito y Sucre. En el primer caso los predios Monosolo, La Gloria, Venecia; en Caimito, Neerlandia y en Sucre, Santafé, fueron señalados como ejemplos de las readquisiciones de predios por el Incora.
7

365

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

En la tabla número 2 se presenta la situación de los baldíos asignados oficialmente, en el marco de las leyes 135/61 y 160/94. Se titularon, en el lapso 1961-2000, 296.000 ha, entre 4.732 familias. El 96% de las tierras tituladas se hizo en el ejercicio de la Ley 135/61, con 284.458 ha que favorecieron 3.933 familias, en promedio 72 ha por hogar.
Tabla 2. Región La Mojana – Programa de titulación de baldíos DPTO. LEY 135/61 LEY 160/94 Municipios Títulos Hectáreas Títulos Hectáreas Títulos ANTIOQUIA Henchí 181 10.302,50 15 756,5 196 Subtotal 181 10.302,50 15 756,5 196 BOLÍVAR Achí 1410 37.596,00 1.410 Magangue 184 30.873,90 14 134,1 198 San Jacinto 1/ 0 Subtotal 1594 68.469,90 14 134,1 1.608 CÓRDOBA Ayapel 1083 169.914,70 6 511,3 1.089 Subtotal 1083 169.914,70 6 511,3 1.089 SUCRE Caimito 269 2.325,10 146 129,9 415 Guaranda 89 4.041,90 37 466,1 126 Majagual 72 18.209,70 65 1.252,3 137 San Benito Abad 81 8.153 81 San Marcos 632 9.633,70 428 278,3 1.060 Sucre 13 1.560,10 7 134,9 20 Subtotal 1075 35.770,50 764 10.414,5 1.839 TOTALES 3.933 284.458 780 11.816 4.732
Fuente: Informe Captura de Datos; Incora 2002

TOTAL Hectáreas U.A.F 11.059 11.059 37.596 31.008 0 68.604 170.426 170.426 2.455 4.508 19.462 8.153 9.912 1.695 46.185 296.271 56 56 27 157 1843 156 156 6 36 142 101 9 85 379 63//775

Un análisis detenido de las cifras sin embargo muestra que en algunos casos los promedios municipales son del orden de las 150 ha lo que no tiene fundamento técnico y económico para sustentar la entrega de ese número de hectáreas por familia, precisamente en los municipios donde hoy es más concentrado la propiedad de la tierra. En San Benito Abad y Sucre, por ejemplo, el Incora tituló tierras por 101 y 85 ha/familia, respectivamente, dejando sin opciones a 2.000 familias que reclamaban una alternativa de tierra, según la demanda recogida de los registros de la entidad, a diciembre del 2001. La intervención del Incora, en procesos de adquisición, durante los últimos 40 años (Anexo 3 del Estudio, CD-ROM). Ayapel es sin lugar a dudas el municipio donde se concentra el mayor esfuerzo de titulación con casi 170.000 hectáreas, casi 60% del total de tierras tituladas en La Mojana durante los últimos cuarenta años; 12% corresponde a Achí, 10% a Magangué, ambos el departamento de Bolívar; 7% Majagual en Sucre, y el restante 11% se lo distribuyen el resto de municipios. El período de la vigencia de la Ley 135/619 , tal como sucedió en todo el país, concentra las cifras más altas en materia de titulaciones en La Mojana.
9 En virtud de la Ley 135/61, en su primera versión entre 1961 y 1988, la legislación permitía la titulación hasta 450 hectáreas por persona natural, aunque a renglón seguido advertía que las personas que hubieren puesto bajo explotación agrícola o ganadera, con anterioridad a la promulgación de la Ley, tendrían derecho a la adjudicación del exceso (sobre 450), “pero sin sobrepasar el límite impuesto por la Ley 34 de 1936” (cuando los baldíos estuvieran a más de 50 kilómetros de las cabeceras, las adjudicaciones podrían ser de 800 hectáreas y de 1.500 para la ganadería (Ley 135/61, Normas que la adicionan o la reglamentan, Incora,1988). La Ley 160/94 introduce límites a la adjudicación de los baldíos no sólo desde el punto de vista del área (una Unidad Agrícola Familiar), sino que tiene en cuenta el patrimonio del beneficiario, las áreas de conservación, las ciénagas y playones (artículos 72 y siguientes, Ley 160/94, Incora).

366

Problemática de tenencia y uso del suelo en La Mojana - [ Subprograma de Administración de tierras ]

El promedio general de 63 ha/familia ratifica el desorden en el manejo de La Mojana, ya que estudios mucho más juiciosos realizados con motivo de proyectos del Banco Mundial, y la estratificación reciente en el sector rural, han señalado que el área requerida por una familia productora en La Mojana oscila entre 10 y 20 ha en las áreas con potencial productivo. Los títulos que superen significativamente estos parámetros indican una de dos hipótesis, o el Estado ha contribuido, por la vía de intervención, a concentrar la propiedad, o, los títulos se han entregado en zonas que no son aptas para explotación agropecuaria y mas bien son de conservación ambiental. La tabla 3, registra las compras por parte del Incora para dotación de tierras a campesinos en la vigencia de las dos leyes de reforma agraria. En total, sin contar Nechí, se han adquirido 38 mil hectáreas que han beneficiado a 1.884 familias de nueve municipios de la región. Analizando los tamaños de la UAF vuelve a aparacer el fenómeno de sobrevaloración de la UAF como un elemento dominante en los predios comprados. Es claro que la Resolución 041 de 1996, emanada de la Junta Directiva del Incora, por medio de la cual se determinan las extensiones de las Unidades Agrícolas Familiares, por zonas relativamente homogéneas, para casos de titulación de tierras baldías tuvo un efecto directo sobre los tamaños de UAF logrados tanto en los procesos de negociación voluntaria como en las compras directas que hizo el Incora. Dicha definición de tamaños, realizada de manera burocrática, obró como un incentivo para la operación de un mercado de tierras en áreas de bajo potencial productivo agropecuario, en el caso de La Mojana, propició la intervención en áreas aledañas especiales de humedales. Sin lugar a equívocos, se configuró un circuito vicioso de la titulación laxa, la compra costosa de la tierra titulada y la entrega de grandes extensiones a cada familia. Esta última aseveración se evidencia en los altos niveles de subutilización de las superficies realmente empleadas por las familias beneficiarias, el arrendamiento de porciones de las parcelas adquiridas a ganaderos de la zona y el registro de un número alto de áreas adquiridas que no pueden ser utilizadas productivamente por permanecer inundadas gran parte del año.10 Respecto del tamaño de la UAF y su costo se pueden mencionar a manera de ejemplo dos casos: Magangué, cuyo precio comercial de la tierra se tasaba para el año 2.001 en $600 mil/ ha (US$300), lo que multiplicado por el tamaño de la UAF arrojaría un costo de cada solución familiar de $ 42 millones. Y el de Guaranda, cuyo precio comercial era de $800 mil y la UAF promedio de 42 hectáreas, lo que representa un valor de $ 33 millones por familia. Contrastado con indicadores de eficiencia en la asignación de subsidios de tierras a partir de experiencias recientes del Proyecto Piloto de Reforma Agraria11 , se puede afirmar que en el primer caso se concentró lo de tres familias, mientras que en el segundo se concentró lo de dos, a favor de una sola.
La evaluación predial realizada durante los talleres con las comunidades arrojó resultados preocupantes respecto de estas situaciones: la gran mayoría de los predios adquiridos en Sucre y San Marcos presentan serios problemas con inundaciones temporales o permanentes de los predios, a pesar de que en las escrituras de compra aparecen las áreas como completamente utilizables. Ha sido este un motivo para inducir la corrupción en los procesos de adquisición y de negociación voluntaria donde predios que se inundan temporalmente son adquiridos en las épocas secas, lo cual es fácil de reconocer en la inspección ocular que ordena la Ley, sin embargo entrado el período de lluvias son inutilizables. De esta circunstancia han aprovechado los vendedores, muchas veces con la aceptación complaciente de los campesinos, en su afán de tener acceso a la propiedad de la tierra. 11 El proyecto Piloto de Reforma Agraria se realizó entre los años 1997 y 1999 en cinco regiones del país en el propósito de construir los fundamentos de un mercado asistido de tierras en el marco de la Ley 160 de l994. Los resultados del proceso mostraron que un costo de una solución familiar eficiente en el país podría ubicarse entre quince y dieciocho millones de pesos (US$7.500 - 9.000), costo que es superado con creces en el caso de La Mojana.
10

367

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana Tabla 3. Región de La Mojana – Programa de adquisición de tierras

DPTO. Municipios BOLÍVAR Achí Magangue San Jacinto Total Bolívar CÓRDOBA Ayapel Total Córdoba Guaranda Majagual San Benito Abad San Marcos Sucre Total Sucre Total Mojana

LEY 135/61 Área Familia 780,30 1.412,00 4.613,40 6.805,70 6.387,70 786,20 5.165,00 5.833,30 926,10 6.756,80 19.467,4 32.660,8 31 17 79 127 600 10 188 206 51 276 731 848

LEY 160/94 Área Familia 64,6 1.647,3 1.701,9 424,3 187,2 1.170,7 562,3 710,5 478 3.108,7 5.234,8 4 124 128 42 13 89 75 46 33 256 426

Área 780 1.477 6.261 8.518 6.812 973 6.336 6.396 1.637 7.235 22.577 37.907

TOTAL Familia 31 21 203 255 642 23 277 281 97 309 987 1.884

U.A.F 25 70 31 126 11 42 23 23 17 23 128

30//265

Fuente: Incora 2002; Nota. En el período registrado 1991-2001 no hubo ejecución: en los municipios de Nechí, Antioquia y Caimito, Sucre.

Respecto de la delimitación de ciénagas, por revisión de información secundaria se encontró que en los municipios de La Mojana existen severos conflictos, expresados por reclamaciones públicas, por las quejas de las organizaciones, o por oficios a entidades públicas, sobre áreas que superan las 40 mil ha, como lo muestra la tabla 4. Al revisar los trámites pendientes aparecen procedimientos demorados por aspectos de órden administrativo sobre 14 mil ha que debe ser objeto de un plan de emergencia para dinamizar las actividades agropecuarias y se indican las acciones inmediatas demandadas. Se destaca el hecho que la intervención del Incora se ha centrado básicamente en los municipios del departamento de Sucre, especialmente en San Benito Abad y Caimito. Vale la pena anotar, que en entrevistas con algunos de los reclamantes, en su mayoría campesinos, acusan trámites demasiados prolongados y costosos.
Tabla 4. Plan de emergencia de deslinde de ciénagas MUNICIPIO PREDIO EXTENSIÓN 1. Sucre Los negritos 2.800.00 Totumo 246.00 2. Caimito Caimito 4.401.00 Vergareico 298.00 3. San Benito Abad Zispataca 298.00 Don Antonio 60.00 La Hormiga 197.00 Olaya 475.00 Punta de Blanco 1.150.00 Machado 2.027.00 Caño Palomo 317.00 Roma 71.00 Villa de Leiva 160.00 4. Majagual Mojanita 1.272.00 5. San Marcos El Toro 368.00 TOTAL 14.140.00
Fuente: Incora y Estudio FAO.

ACCIÓN INMEDIATA DE INCORA Corregir fallas de topografía Res. 383/2000. Falta esperar la decisión Acelerar decisión final Acelerar decisión final Asignar topografía Acelerar trámite en la regional Sucre Agilizar inspección ocular Acelerar trámite Asignar topografía Titular el baldío Titular el baldío Titular el baldío Titular el baldío Asignar topografía Acelerar trámite

368

Problemática de tenencia y uso del suelo en La Mojana - [ Subprograma de Administración de tierras ]

Los cuestionamientos de los campesinos se dirigen hacia la parcialidad de las instituciones de justicia regionales a favor de los grandes tenedores de tierra en la región.12 No hay una política clara en materia de deslindes de las ciénagas y los playones, aún más grave en el caso de estos últimos donde no existen conceptos definidos y el proceso de apropiación por particulares avanza de manera inatajable. De otra parte, otra queja generalizada es sobre los sistemas de medidas empleados para las delimitaciones, en tanto no se tienen en cuenta las dinámicas de los cuerpos de agua que se quieren definir. Además la asistencia de las autoridades y expertos ambientales es prácticamente nula lo que hace más discrecional las áreas. Finalmente, es recomendable evaluar y adoptar medidas estratégicas para frenar el mercado de tierras favorable a los propietarios de La Mojana, antes que continuar con el circuito costoso de transferir las tierras, falta por adelantar los linderos de ciénagas, los títulos adecuados de baldios. Según los proyectos de los interesados en la compra- venta de tierras, se requieren $32.534 millones en el próximo cuatríenio para comprar 27.000 ha para 2.333 familias según tabla 5.
Tabla 5. Región La Mojana - Programa de Adquisición de Tierras

DPTO. Municipio BOLÍVAR Achí Magangué San Jacinto CÓRDOBA Ayapel SUCRE Caimito Guaranda Majagual San Benito Abad San Marcos Sucre TOTAL

2002 Ha 112 50 45 74 300 50 50 75 675 500 1.931

2003 Ha 112 66 59 106 750 500 1.000 1.275 1.275 750 5.893

2004 Ha 112 76 68 159 2.250 500 500 1.200 1.200 750 6.815

2005 Ha 112 100 68 200 1.500 500 1.000 2.400 1.200 500 7.580

Ha 640 351 1.701 591 4.413 2.735 3.852 4.090 5.613 3.543 27.530

TOTAL Familia 50 30 2.5 50 420 220 340 410 500 310 2.333

(en millones de pesos)

Precio

673 402 2.052 732 6.477 2.802 3.920 5.257 6.299 3.920 32.534

Fuente: Estudio FAO. Diagnóstico Incora con base en demanda manifiesta de la comunidad enero 2002. Se calcula con base en avalúo catastral año 2001, índice de desactualización estimada de 60% (precio comercial = avalúo catastral/0,40)

Problemática de tenencia y uso del territorio en la región de La Mojana
El trabajo de investigación realizado en la zona confirma que los conflictos por el uso y tenencia de tierras en la región, se originan por tres causas fundamentales: la alta concentración irregular de la propiedad; la débil presencia de las instituciones del Estado en la región y la precaria organización comunitaria.
12 Caño Palomo -327 ha-, correspondiente al municipio de San Benito Abad en Sucre, que se cita en la Tabla 3, fue documentado en las visitas de campo. Allí diecisiete familias campesinas llevan reclamando un baldío limítrofe con la Ciénaga de Palomo desde hace dieciséis años. La solicitud de delimitación la hicieron los campesinos en 1986, en 1994 salió la Resolución de la Junta Directiva del Incora, Bogotá, No. 04935 de octubre de 1994, por medio de la cual se determinó el deslinde de la ciénaga y se asignaron los derechos de los campesinos. Sin embargo, por la acción de grandes poseedores de tierras que tienen intereses en el área de la ciénaga, la resolución no ha podido consolidarse. Los intentos de los campesinos por hacer uso del predio deslindado ha chocado con la violencia y los recursos dilatorios de los propietarios ante la justicia. Ni la acción de los jueces, ni procuradores, ni alcaldes han sido suficientes para hacer prevalecer la resolución de la Junta Directiva Nacional del Incora.

369

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Alta concentración irregular de la propiedad
La alta concentración de la propiedad es el resultado de procesos históricos de apropiación del territorio: la ambigüedad en los derechos de uso del suelo; la informalidad e inseguridad en la tenencia de la tierra; la deficiente intervención del Incora y municipios; y la ausencia de un sistema de catastro y registro eficientes.

Ambigüedad en los derechos de uso del suelo
En los diez municipios analizados durante la fase de estudio del PDSM, el conflicto sobre la ocupación de ciénagas y playones se erige como el problema y la queja generalizada de las comunidades campesinas como una muestra de las limitaciones que enfrentan las administraciones municipales para hacer cumplir la Ley. Por presentar los cuerpos de agua más numerosos, los municipios de San Benito Abad, San Marcos, Caimito y Sucre, en el departamento de Sucre, y Magangué en Bolívar, se caracterizan por ser el epicentro de los conflictos entre los diferentes actores que tienen acceso, o tienen su asiento en la región. Entre las fuentes más frecuentes de conflictos tenemos: En la estadística del Igac los predios del Estado se refieren a instalaciones de colegios, cementerios, huertas, localidades de policía, justicia, gobierno, plazas de mercado, ciénagas y playones. Es claro que en los registros los territorios correspondientes a ciénagas y playones ocupan la mayor superficie. • Desecación de ciénagas, caños y cuerpos de agua para uso productivo. Es una práctica extendida que se ha utilizado desde siempre pero que se ha intensificado de manera preocupante en los últimos treinta años. En general, la ejercen grandes propietarios con el fin de ampliar el área de sus fundos. Mediante el desvío de caños que aumentan los suministros de sedimentos a los cuerpos de agua y la construcción de jarillones o terraplenes, se van agotando paulatinamente las ciénagas autónomas13 hasta su secamiento definitivo. Los problemas institucionales en la intervención de las autoridades ambientales y municipales facilitan el proceso y los hace prácticamente irreversibles. Como víctimas de este fenómeno las comunidades de pescadores tienen en las ciénagas y demás cuerpos de agua la base de su actividad económica y de su ingreso diario. (Anexo 1 del Estudio, CD-ROM). • Cercamiento de áreas aledañas a las ciénagas y playones comunales. Tiene lugar en diferentes puntos de la geografía de la región de La Mojana y es practicado tanto por ganaderos como por miembros de las comunidades que ven en la ausencia de la demarcación y en la escasa vigilancia del Incora, el incumplimiento de la
En la zona se distinguen ciénagas que son alimentadas por cauces de agua y son el punto de confluencia de afluentes con entrada y salida; ciénagas veraneras que tienen una determinada profundidad y permanecen llenas, gracias a las aguas que se depositan y almacenan en las épocas de mayor pluviosidad. Estas últimas son las más afectadas por el fenómeno de desecación pues al desviar aguas provenientes de los ríos o de caños que portan sedimentos, el destino ineludible de estos cuerpos de agua es su “abonamiento” y posterior secamiento.
13

370

Problemática de tenencia y uso del suelo en La Mojana - [ Subprograma de Administración de tierras ]

misión encomendada por los decretos 2663 y 2664 de 1994, para la vigilancia de los terrenos de la nación. Es claro que la mayor incidencia del problema se registra entre algunos ganaderos quienes realizan cercados de extensiones que van incorporando a actividades de ganadería extensiva. La labor que realizan las juntas de defensa de las ciénagas y playones creadas en cada municipio para vigilar el manejo, resulta anulada por la injerencia violenta de grupos de ocupantes irregulares que impiden la acción legal ejercida por las comunidades y los municipios. Este tipo de ocupación, además de generar conflictos entre los grandes poseedores de tierras y comunidades campesinas, también es razón del enfrentamiento que se vive entre sus pescadores que ven en la ocupación una oportunidad de tener acceso a un territorio para el cultivo de productos agrícolas, pero especialmente para el mantenimiento de ganadería en pequeña escala. Aquí se trata de grupos de campesinos, propietarios de tierras que por efecto imitación recurren a este tipo de acciones, creando malestar entre las comunidades.

Informalidad e inseguridad en la tenencia de la tierra
Estimaciones captadas en los talleres señalan que aproximadamente entre 30% y 40% de los agricultores de la región no poseen títulos seguros sobre sus tierras. Estos porcentajes involucran a aquellos productores que son poseedores pero no tienen título, y aquellos que teniéndolo no aparecen registrados en las oficinas de instrumentos públicos. Esta última circunstancia no es impedimento para que se presenten transacciones de tierra en una suerte de “mercado interno” muy intenso en los últimos tiempos a causa de las necesidades de tierra y aumento de la densidad demográfica de las comunidades de pescadores y campesinos. Los títulos que respaldan las transacciones se basan en documentos de compraventa sin validez ante el Estado. Los poseedores de tierra, especialmente aquellos que se encuentran a la orilla de los caños Mojana y Pancegüita, desconocen la invalidez de tales respaldos legales pero no tienen otra opción dada la necesidad de tierras para superar los problemas de hacinamiento que afectan a muchas comunidades14. Vale la pena destacar en los derechos de propiedad, la prevalencia de derechos de facto para justificar los procesos de apropiación y cercamiento de áreas antiguamente de uso colectivo. En la región, es muy común el reclamo del derecho de ciénaga, como el paso previo al cercamiento y consolidación de propiedades irregulares. Acción que por demás, se ve amparada por las limitaciones de intervención de las autoridades municipales y de tierras. Este derecho de facto se ha constituido en la razón para presentar demandas de las comunidades afectadas por fenómenos de privatización de tierras comunales.
Los asentamientos a lo largo de los caños Mojana y Pancegüita en Sucre y Majagual así como los asentamientos a lo largo del San Jorge en los municipios de San Marcos, Caimito y San Benito Abad, pueden albergar una población cercana a los veinte mil habitantes con unas condiciones elevadas de indigencia, carencia de servicios básicos, altas tasas de crecimiento demográfico, analfabetismo y desnutrición.
14

371

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

La falta de seguridad en los derechos de propiedad se produce por la deficiente intervención del Incora cuando promueve programas de titulación o de compra de tierras con fines de reforma agraria. En las visitas de campo y los sondeos realizados en los talleres se pudo apreciar que más del 60% o 70% de las familias rurales que se han visto beneficiadas con programas de reforma agraria, en su mayoría han recibido el título pero no han llegado a consolidar su derecho ante las oficinas de registros públicos.

Deficiente intervención del Incora
Para el Incora su intervención llega hasta la concesión del título dejando la responsabilidad de los pasos subsiguientes en los beneficiarios de la reforma agraria. Como causas de la no consolidación de los derechos de tenencia se declaran: el costo del registro15 , el temor a ser gravados con el impuesto predial, la deficiencia en el proceso de selección de los beneficiarios y, el desconocimiento de los procedimientos respectivos. Esta informalidad en los procesos de dotación de tierras por parte del Estado ha dado lugar, a un mercado de derechos informales muy intenso entre beneficiarios de la reforma agraria16 : problemática visible en predios adquiridos bajo la vigencia de la Ley 160/94, en su modalidad de negociación voluntaria. Luego de entregado el título, y frente a las obligaciones del pago de 30% del valor de los predios y el fracaso de los proyectos productivos que le sirven de soporte, los nuevos tenedores venden los derechos a un tercero, o a sus antiguos dueños, creando así un problema jurídico para hacer efectiva la recuperación de la cuantía del subsidio entregado17 por el Estado. Situación practicada en todos los municipios de la región de La Mojana y el San Jorge, según se desprende del balance de acciones del Incora en los últimos treinta años. Además, el trabajo de investigación confirmó que la intervención del Incora ha favorecido la titulación de tierras que rebasan los promedios determinados como Unidad Agrícola Familiar, UAF, promedio para la región, que es de 20 ha. Durante el período 1961-2000 se titularon alrededor de 296.000 ha a 4.700 familias. El 96% de las tierras tituladas se hizo en el marco de la Ley 135/61, con 284.458 ha
El costo del registro cuando se trata de predios que han sido titulados a partir de terrenos baldíos puede variar entre treinta y cincuenta mil pesos (US$15 a 30), más los costos de desplazamiento a la localidad donde está la oficina de registro. En el caso de los predios adquiridos por intervención directa o negociación voluntaria de tierras, varía de acuerdo con el valor del negocio de la finca. Estos costos, son considerados por los campesinos como fuera de su alcance y por tanto aplazan su decisión de legalizar el registro del predio. A todo lo anterior se suma el desinterés del municipio por la construcción y regulación de los derechos de propiedad en el área rural. 16 Según se pudo evidenciar en los talleres, el promedio de duración de una familia después de recibir su título en las fincas entregadas en La Mojana, es de tres años. Corrido este tiempo, el tenedor cede sus derechos a otra familia de un nivel similar -transacción horizontal- por un valor que compense las mejoras, pero casi nunca el valor comercial pagado por el Incora, en los casos de intervención directa y negociación voluntaria de tierras. En otros casos, los beneficiarios de tierras venden su derecho a los antiguos grandes propietarios por un menor valor; estos últimos asumen los costos de la legalización del predio en una operación comercial ampliamente ventajosa. Este fenómeno se registra sobre todo en beneficiarios de la ley 135/61 y ley 30/88; cuando se trata de beneficiarios de la ley 160/94, que establece restricciones de doce años para la enajenación del bien, simplemente funciona el mercado paralelo de tierras donde el registro pierde importancia. 17 La Ley 160/94, al establecer un subsidio directo a favor de los campesinos, en calidad de crédito no reembolsable para la compra de una Unidad Agrícola Familiar, UAF, sometió aquel a una condición resolutoria a favor del Incora por el término de doce años, en caso de que el beneficiario incumpla las condiciones de otorgamiento del subsidio. Hacer efectiva la condición resolutoria implica un proceso dispendioso contra cada beneficiario en los términos previstos en el Acuerdo 025 de 1995; dada la explosión de casos presentados en el curso de la aplicación de la Ley 160/94 (aproximadamente el 40-60% de los beneficiarios del subsidio en la región de La Mojana), resulta prácticamente imposible lograr la devolución del subsidio. Por tanto, lo que se deriva de allí es el abandono de las parcelas, o la cesión de éstas, bajo condiciones de informalidad a terceros.
15

372

Problemática de tenencia y uso del suelo en La Mojana - [ Subprograma de Administración de tierras ]

que favorecieron 3.933 familias, con un promedio de 72 ha por hogar. Este análisis muestra que en algunos casos los promedios municipales son del orden de las 150 ha18 lo que no tiene fundamento técnico y económico para sustentar la entrega de ese número de hectáreas por familia, en los municipios donde hoy es más concentrada la propiedad de la tierra.

Deficiente sistema de catastro y registro de tierras
Los sistemas de catastro y registro de la propiedad rural en La Mojana tienen diversas deficiencias entre las cuales sobresalen: la divergencia entre las áreas catastradas, los cambios que se registran en las propiedades19; y la deficiente administración catastral y fiscal. Dentro de la investigación realizada en la región de La Mojana a través del contacto con diferentes personas y funcionarios del Igac, oficinas de tesorería municipales y propietarios de tierras, se pusieron de manifiesto las inconsistencias y la falta de actualización entre la base de datos existente en los registros catastrales y la oficina de registro de instrumentos públicos. Los registros no coinciden. El Incora, las administraciones municipales, y las fiscalías no reportan las novedades en materia de modificaciones causadas en los predios, por lo que las bases catastrales resultan desactualizadas. Los municipios por su parte al recibir los listados provenientes del Igac, hacen efectiva la liquidación del predial con base en estos registros, con lo que se afectan sus ingresos. Procesos de particiones, ventas, construcción de nuevas propiedades por acciones de reforma agraria quedan en el limbo fiscal y catastral por la ausencia de coordinación entre las oficinas regionales del Igac, los municipios, las notarías, y el Registro Público. En cuanto a la deficiente administración catastral y fiscal, dichos procesos de gestión en los municipios son conducidos por oficinas casi siempre vinculadas a las tesorerías municipales caracterizadas por la alta discrecionalidad en el manejo de la información y la falta de sistematización y organización de las mismas. En los dos últimos años, la gran mayoría de los municipios de la región de La Mojana y el San Jorge observan problemas de registros manuales y manejo de cuentas sin soportes adecuados en los casos de los cobros del impuesto predial, a excepción de los municipios de Magangué, Majagual y San Marcos. Aunque San Benito Abad y Caimito hicieron intentos por modernizar sus estructuras de registro y control del pago predial en una administración pasada, la siguiente abandonó el proceso y volvió al manejo tradicional de registros. En los municipios donde se ha impuesto la sistematización de los procesos se cuenta con una base de datos actualizada y el cobro del impuesto predial se hace mediante facturas de cobro que se envían a los propietarios de los predios. En criterio de las autoridades municipales, sólo por este hecho, el recaudo ha tenido en el caso del impuesto predial rural, mejoras del 20% aproximadamente20 .
Análisis realizado con base en los registros del Incora para los municipios del departamento de Sucre en el período 1962 -2001. Los últimos catastros realizados en la zona de 1993. Sin embargo, observan las mismas fuentes que quienes acuden a cancelar sus obligaciones tributarias y no son precisamente los propietarios más grandes de tierras. El mayor índice de capacidad de pago se registra en los municipios consultados entre pequeños y medianos propietarios de tierras.
18 19 20

373

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Débil presencia de las instituciones del Estado en la región
En la región de La Mojana, la presencia de las instituciones del Estado es débil e ineficiente, como ya se ha mencionado en párrafos anteriores. Esta debilidad se expresa a través de una intervención inadecuada de las instituciones del sector agropecuario y ambiental, lo cual ha favorecido la existencia de modalidades informales de poder que llenan, en ocasiones, los vacíos de control y de gestión que debería asumir el Estado, en relación con la seguridad.

Intervención inadecuada de las instituciones del sector agropecuario y ambiental
Además de las deficiencias ya señaladas con relación al trabajo realizado por las instituciones que trabajan en los aspectos de administración de tierras en la región -Incora, Igac, Registro Público y municipios- es importante señalar el alto nivel en la falta de coordinación entre las instituciones y entre éstas y sus oficinas centrales respecto a la implementación de sus planes de trabajo. Concretamente, durante las visitas de campo realizadas a lo largo del estudio se pudo constatar en los municipios pertenecientes a la región: • la desarticulación entre los Planes de Desarrollo Municipal y los Planes de Ordenamiento Territorial, POT, ordenados por la ley 388/97 • la participación de Corpomojana y la CSB en la elaboración de los planes ambientales del POT se limita a una supervisión del documento final entregado por las alcaldías municipales, sin que se advierta la necesidad de la coherencia que debería guardar con el desarrollo de las políticas institucionales de la autoridad ambiental • las instituciones como el Incora, Instituto Nacional de Pesca Artesanal, Inpa, trazan sus planes y programas de acuerdo con las conveniencias propias de cada institución, previstas desde el nivel regional central, por tanto no guardan ninguna coherencia con los requerimientos incluidos en los POT municipales, o en los lineamientos de las autoridades ambientales • la participación de las comunidades municipales en la elaboración de los diferentes planes y políticas es prácticamente nula. Con excepción de la experiencia de consulta en dos o tres municipios de los consejos municipales de planeación y de los consejos municipales de desarrollo rural CMDR, la tendencia predominante en La Mojana es la ausencia de aquellas en el diseño de las estrategias de los planes. La convocatoria de estos organismos de representación y planificación se hace de manera aislada por cada institución de acuerdo con su interés particular, sin que se propenda por la integralidad en el nivel municipal de las decisiones que afectan la población.

Existencia de expresiones informales de poder
Con relación al punto anterior, están las expresiones informales de poder armado que ejercen influencia en la vida de gran parte de los municipios de La Mojana. La presencia de grupos armados que expresan la lucha por el control del territorio, 374

Problemática de tenencia y uso del suelo en La Mojana - [ Subprograma de Administración de tierras ]

a nombre de unas fuerzas o de otras, marcan el desarrollo de los procesos políticos en la región. Las correlaciones de fuerzas de estos grupos inciden de alguna manera, en las decisiones de tipo económico, social y político en la mayoría de los municipios de la región. La intervención del Estado se encuentra influenciada por la aceptación de los grupos que ejercen control sobre el municipio, o zonas de dichos municipios. La acción efectiva de las autoridades de gobierno en la mayoría de los diez municipios sólo llega hasta unos pocos kilómetros de la cabecera. Las dificultades y altos costos de transporte, la gran extensión de los territorios21 , la distribución dispersa de los centros poblados, la escasa representatividad de las comunidades más alejadas en los organismos de representación local y la debilidad de los nexos entre las comunidades y los gobiernos municipales, entre otras razones, facilitan el accionar de los grupos por fuera de la institucionalidad. Este tipo de control sobre el territorio ha conducido al desplazamiento masivo de grupos rurales que hoy se encuentran en asentamientos irregulares en las cabeceras municipales de sus respectivos municipios, o conformando los cordones de invasores en la periferia de las ciudades más cercanas22 .

Precaria organización comunitaria
Los años ochenta y noventa muestran una organización social en la región, afectada por la dispersión y la inactividad social. La dinámica del movimiento gremial sufre una crisis que se prolonga en la actualidad al suplantarse durante este período por las apariciones y las formas de control político de los movimientos insurgentes23 con presencia en la zona. Las juntas de acción comunal, entes creados en los sesenta por el Estado para mediar la política de inversión social, aparecen hoy en día como las únicas expresiones organizadas de las comunidades. Localmente, se han constituido organizaciones por intereses particulares como las asociaciones de pescadores en algunos pocos municipios. Diversos factores favorecen la crisis de la organización comunitaria en la zona: pobreza, analfabetismo, bajos índices de escolaridad de la población y el predominio de formas clientelistas de control político en la región. Los indicadores de pobreza del país para 1999 mostraban al departamento de Sucre, mayormente representado en la región de La Mojana, como el antepenúltimo departamento dentro de los índices de pobreza humana más altos con un 16,3, apenas superado por Chocó (21) y Córdoba (17,3). Mediciones realizadas por organismos de salud en los municipios de La Mojana, específicamente en las comunidades rurales de los caños Pancegüita y La Mojana, San Benito Abad, Achí, indican tendencias de un analfabetismo que gira alrededor del 30%.
21 De los diez municipios analizados, ocho tienen extensiones que superan 1.000 km cuadrados, sistemas viales poco desarrollados -a veces por las condiciones del ecosistema de humedales- y las distancias entre las cabeceras municipales y los lugares más alejados pasan de los 100 km. Ayapel, San Benito Abad, Magangué, Sucre son ejemplos de ello. 22 Asentamientos urbanos de desplazados en Majagual, San Benito, San Marcos, Caimito, Magangué y Guaranda, son testimonios de este fenómeno. Fuentes del Codhes señalan a Montería, Sincelejo, Cartagena y Barranquilla como los puntos de llegada más utilizados por las personas que logran salir de La Mojana y el San Jorge. 23 En la región de La Mojana y San Jorge han tenido injerencia diferentes fuerzas subversivas que extienden su radio de acción a regiones del sur de Bolívar (Montes de María), Antioquia (Nechí) y Córdoba. En la región tienen asiento las Farc, el ELN y el ERP (disidencia del ELN).

375

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Con referencia al predominio de formas clientelistas de control político, ante unas sociedades rurales altamente atomizadas y sumidas en la más absoluta pobreza, las relaciones de clientelismo, basadas en las contraprestaciones personales y el suministro de los servicios básicos que el Estado no proporciona, se convierten en las instituciones por excelencia para regular las relaciones entre el Estado y las comunidades de la región.

ESTRATEGIA
Las anotaciones hechas en las secciones anteriores sobre la problemática de tierras y uso del suelo en La Mojana, permiten sugerir una serie de elementos que integrados dentro de PDSM, pueden servir de referencia para el diseño de una estrategia de ordenamiento territorial, como alternativa a la trama de conflictos de uso y propiedad de la tierra, y la situación de concentración e informalidad de la tenencia de este recurso, identificados en el trabajo de campo y los talleres participativos con los diferentes actores. El diagnóstico reseñado anteriormente, condensa la existencia de un conflicto por el territorio, entendido este último no solamente como el escenario de las actividades económicas y productivas sino como, el escenario donde tienen lugar unas instituciones sociales y políticas de carácter histórico y que están determinando la vida de las gentes asentadas allí. La situación en la región de La Mojana se debe entender como la crisis de los arreglos institucionales vigentes que se manifiesta básicamente en el debilitamiento de la función del Estado, la ausencia de la participación de las comunidades en las decisiones a nivel local y regional y la ambigüedad en los derechos de propiedad sobre el uso de los recursos naturales y los bienes de uso público.

Marco conceptual
Referirse al conflicto de tierras y a la situación de concentración del territorio que caracteriza La Mojana implica en esencia, referirse a la base legal y de tradición que sustenta la relación de las personas y los grupos hacia la tierra en la región, es decir los derechos de tierra. Los derechos de tierra son aquellos que permiten el acceso al uso y/o a la propiedad de este recurso natural. Los derechos de tierra son instituciones que expresan relaciones entre el elemento físico, su uso y su apropiación. En este sentido, los derechos de la tierra tienen una vinculación directa con la cultura y las formas de organización social de los grupos sociales que los definen. La organización de dichos derechos a través de reglas definidas por grupos humanos formalmente a través de leyes, o bien a través de la tradición, es a lo que comúnmente llamamos tenencia de la tierra.24 Las reglas que constituyen la tenencia
Dale y McLaughlin. Land Administration. Oxford University Press, 1999 / FAO. «Land tenure and rural development projects» en: Land tenure studies. Rome, 2002.
24

376

Problemática de tenencia y uso del suelo en La Mojana - [ Subprograma de Administración de tierras ]

de la tierra, definen la forma de asignación de los derechos de propiedad y de uso en las sociedades; determinan la forma en que se otorga -a grupos o individuosel acceso a los derechos de uso, control y transferencia del recurso tierra; describen asimismo, las responsabilidades y limitaciones implícitas en dichos derechos. De aquí que la tenencia de la tierra represente para los grupos sociales o individuos que la detentan, un centro de encuentro y desencuentro de intereses. El desencuentro, la competencia de dichos intereses sobre la misma tierra, es la causa de los conflictos de tierras. En la región de La Mojana, los conflictos de tierra, como señalábamos en las secciones anteriores, se iniciaron cuando los patrones de organización social de la propiedad y uso del territorio que tenían los zenúes fueron alterados por los intereses de conquista de los españoles. En la actualidad los derechos de uso y control del territorio que detentan los campesinos y pescadores de la región, compiten con los intereses de los grandes ganaderos y de la legislación del Estado sobre esta región del país. Por esta razón, es fundamental enfocar el manejo de los conflictos sobre los derechos de tierra en La Mojana, a través de un marco de ordenamiento territorial y manejo sostenible de los recursos, en el cual se definan las formas de propiedad y uso con base en la concertación de intereses de los actores. El territorio de La Mojana tiene características naturales que definen el tipo de uso que debe darse a los recursos naturales, flora y fauna, a fin de mantener el equilibrio natural de la zona. La concertación y organización de los derechos sobre el control y uso de la tierra y su gestión tienen que responder a dichas características, y por ello a un plan de manejo que permita conservar dicho equilibrio. Tradicionalmente, la administración de tierras ha sido definida como el sistema que provee los servicios y mecanismos necesarios para administrar la propiedad inmueble. Dentro de estos servicios y mecanismos se incluyen la regularización y legalización de los derechos de propiedad, y del uso y conservación de la tierra; la gestión de los aspectos fiscales ligados a la compra-venta, renta e impuestos sobre la tierra; y la resolución de conflictos relativos a la propiedad y el uso de la tierra25 . Originado en Europa como concepto, la administración de tierras fue utilizada por los ingleses y los franceses durante el período de colonización, como una manera de formalizar la propiedad tradicional de las comunidades africanas y asiáticas. Esta experiencia de contacto con los sistemas tradicionales de tenencia y con la organización social tradicional de los derechos de tierras en dichas comunidades, ha sido determinante para que el concepto tradicional de administración de tierras, se conciba en un sentido más amplio que incluya la dinámica cultural y social que existe en la organización de las reglas que rigen los derechos de tierras. En el caso de La Mojana este es un punto fundamental para definir los tipos de servicios y mecanismos de administración de tierras que pueden servir para administrar el control y uso de la tierra en la región. Para que la administración de tierras en La Mojana sea efectiva deberá considerar la dinámica cultural, social y política que existe en la región, así como la necesidad de la concertación y participación de los diferentes actores en el desarrollo de los servicios y mecanismos ligados a la administración de tierras.
25

Idem

377

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Deberá asimismo ser un instrumento que facilite la realización de planes de ordenamiento territorial definidos en el marco del plan de manejo ambiental de la región. La estrategia que se propone para el tema de administración de tierras considera la descentralización y la participación de las comunidades, como elementos fundamentales para la gestión de los servicios de administración. Es a través de lo local –municipios- como se pretende mantener la eficiencia y actualización continua del trabajo de administración de tierras. En este sentido, la estrategia considera importante el fortalecimiento de los sistemas de información y operación que tienen las instituciones que trabajan en administración de tierras a nivel de la región y de los municipios de La Mojana. Asimismo, considera como fundamental el fortalecimiento de las organizaciones comunitarias existentes, a fin de promover y empoderar su participación. Los procesos de concertación y resolución de los conflictos de tierras requerirán de dicho “empoderamiento” si se pretende que exista un equilibrio en la participación de los actores en dichos procesos. Con base en la ley 388, los planes de ordenamiento territorial en Colombia constituyen el instrumento básico de orientación de las estrategias de desarrollo; sirven de marco normativo para el desarrollo del territorio y tienen vigencia más allá de los planes de desarrollo que cada administración debe implementar. Con base en la misma ley, el ordenamiento del territorio se entiende aquí como un proceso iterativo y concertado a todo nivel con intereses en el territorio de La Mojana, con el propósito de establecer reglas de juego para el uso del mismo, sobre bases de desarrollo sostenible y de equidad. Dentro de este contexto, la estrategia de administración de tierras que se propone, debe servir como un instrumento para lograr los objetivos del plan de ordenamiento territorial municipal. De ahí, la importancia de favorecer la participación de los diferentes actores sociales en la región y de vincular la estrategia directamente a los objetivos y planteamientos del plan. Unida a la participación de los actores, la estrategia propone como piedra angular para su implementación, la concertación. Se entiende por concertación, el propiciar que los distintos intereses de los actores sociales de la región encuentren una identidad de fines en las propuestas que se realicen en el proyecto, y más específicamente en lo referente al acceso y control de los recursos naturales tierra- en el caso del componente de administración de tierras. La concertación implicará tener en cuenta dos mecanismos fundamentales: la capacitación de las organizaciones comunitarias que permita abordar los procesos de concertación en situaciones de relaciones de poder más igualitarias entre los actores; y los procesos de información transparente y continua a todos los actores sociales e institucionales que participen en la formulación y desarrollo del proyecto.

El marco de la política
El diseño de la estrategia de administración de tierras para La Mojana demanda el examen de las políticas de tierras y de las políticas ambientales vigentes, bajo la 378

Problemática de tenencia y uso del suelo en La Mojana - [ Subprograma de Administración de tierras ]

perspectiva de que el desarrollo de las diferentes iniciativas propuestas debe sustentarse en instrumentos e instituciones generadas en la formulación de la política. La revisión de las políticas concernientes deja entrever que existe un marco legal regulador de los problemas de tierra y ambientales identificados en La Mojana que sencillamente no han sido conducidos adecuadamente, o como se deduce del balance de las diferentes leyes y reglamentaciones, no se han propiciado los cambios institucionales necesarios para hacer que las normas legales a nivel de la macropolítica puedan ser aplicadas en el plano local como respuesta a las necesidades de las comunidades. Los problemas identificados como indefinición de derechos de propiedad, clarificación de tierras, titulación y acceso de habitantes rurales sin tierra, están explícitos en la Ley 160/94 y sus cuerpos reglamentarios, señalando a su operador principal -el Incora- las orientaciones generales para su aplicación. Lo mismo se intuye desde la esquina de la normatividad medio ambiental donde la Ley 99/93 prevé los mecanismos y los mandatos a las corporaciones regionales del medio ambiente, para la regulación y gestión de los cuerpos de agua, el uso de recursos de fauna silvestre y la fauna. Tal como se sugiere en el planteamiento de la estrategia, en consonancia con lineamientos de política vigentes, se precisa de una articulación entre los instrumentos previstos en la legislación y los intereses de los habitantes rurales que se han identificado como los principales afectados por la persistencia de conflictos que la sola promulgación de la leyes no ha transformado. En el planteamiento de la propuesta se insiste en los instrumentos de política, sin embargo, se precisan dos elementos que van a ser determinantes en la eficacia de la aplicación de los mismos: el primero, la coherencia y concertación en la utilización de los recursos establecidos en la legislación de tal manera que las iniciativas obedezcan a una planeación secuencial del ordenamiento del territorio; el segundo, de carácter más político, tiene que ver con cambios en la conducta de las entidades regionales para la apertura de opciones de participación real de las comunidades en los procesos de aplicación de las normas y especialmente en los procesos de negociación con los factores de poder económico y político de La Mojana. La propuesta integral para la estrategia de administración de tierras que se sugiere a continuación, se rige por el marco conceptual y de política hasta aquí propuesto.

Objetivo general
Iniciar un proceso de aprovechamiento sostenible del recurso tierra mediante la regularización de los sistemas de tenencia, la definición y respeto de los derechos de propiedad en tierras nacionales, comunales y privadas en el medio rural. Igualmente, adelantar la resolución de conflictos de uso y posesión de la tierra y el acceso a la tierra de vocación agropecuaria y forestal.

379

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

Objetivos específicos y resultados esperados
• Acceso a la tierra y definición y regularización de derechos de uso y propiedad sobre el territorio, en el contexto de un proceso continuo y concertado, que se encamine hacia el desarrollo sostenible de la región. • Definición de los derechos de propiedad, uso, manejo de cuerpos de agua y tierras en terrenos de la nación y comunales en la región. • Mejoramiento del acceso de los campesinos a la tierra para la producción agropecuaria y forestal. • Regularización continua de los derechos de propiedad de la tierra. • Modernización de los sistemas de información del catastro y registro regionales con vinculación a bases de información predial a nivel municipal y recuperación del impuesto predial. • Construcción de capital social a partir del fortalecimiento de instituciones sociales de campesinos y pescadores de la región que permita nuevas formas de relación con diferentes actores involucrados en los conflictos de tierras y mejore su participación en el desarrollo sostenible y el control democrático de los recursos territoriales. • Fortalecimiento de la capacidad de organización y gestión de las comunidades rurales para la resolución de conflictos de tierras y acceso a los servicios de administración de tierras. • Capacitación para el manejo y resolución de conflictos de distribución, uso y gestión del territorio de La Mojana. • Fortalecimiento de las instituciones del Estado que trabajan en la administración de tierras en la región. • Fortalecimiento técnico y de la capacidad de coordinación institucional y operativa de las instituciones del Estado que se ocupan de la prestación de servicios de tierras en la región.

IMPLEMENTACIÓN
El Subprograma de Administración de tierras de La Mojana es transversal a todos los programas que integran el PDSM, y se entiende como un soporte fundamental de los componentes de éste en particular de aquellos relacionados con el Ordenamiento ambiental y manejo de recursos naturales, el Desarrollo agropecuario y el Fortalecimiento institucional.

380

Problemática de tenencia y uso del suelo en La Mojana - [ Subprograma de Administración de tierras ]

Implementación por componente (Esta implementación consiste en el desarrollo de los objetivos específicos) TAREA 1
El acceso a la tierra y la definición y regularización de derechos de uso y propiedad sobre el territorio, en el contexto de un proceso continuo y concertado, que se encamine hacia el desarrollo sostenible de la región El propósito del Subprograma de Administración de tierras es atender los principales problemas de distribución, tenencia y derechos de tierras identificados en la etapa diagnóstica del proyecto, mediante la aplicación de cuatro componentes descritos a continuación:

Componente 1 Definición de los derechos de uso, propiedad y delimitación de las tierras Instrumento para resolver los conflictos que existen especialmente en las zonas de ciénagas, playones y caños. Se propone, a partir del desarrollo de este componente, lograr:
• delimitación física y catastral de las zonas de restricción ambiental • delimitación de áreas protegidas en los complejos cenagosos y sectores estratégicos • delimitación física y catastral de las áreas de playones y definición de derechos comunales • actualización y digitalización de mapas catastrales municipales • incorporación de las áreas de restricción ambiental y de usos del suelo en las bases de datos • diseño e implementación de un plan de reubicación de usuarios de tierras en áreas restringidas • diseño e implementación de un sistema para el pago de derechos de usos de la ganadería trashumante. Además, se prevé el empleo de métodos participativos en el tratamiento y resolución democrática de conflictos de uso y manejo de recursos, debidamente soportados en organizaciones comunitarias, fuertes, y capaces de concertación. Esto último, permitirá construir los fundamentos para el logro de un adecuado ordenamiento ambiental y un manejo de los recursos naturales en forma sostenible.

Componente 2 Mejoramiento del acceso a la tierra Favorecer el acceso de pequeños campesinos y productores sin tierra, organizados en grupos. El apoyo en los mecanismos de compra y arrendamiento de tierras, sustentados en proyectos productivos y de seguridad alimentaria, previstos en el Programa de desarrollo agropecuario, se sugiere como eje de la estrategia de acceso a la tierra. Se trata de garantizar a las familias de la región, una unidad económica familiar viable -calculada para el PDSM- que permita a los beneficiarios desarrollar sistemas productivos sostenibles tanto económica como ambientalmente y que a su vez, contribuya a mejorar ingresos y condiciones de vida.
381

Programa de Desarrollo Sostenible de la Región de La Mojana

A fin de activar la movilidad de la oferta de tierras, -considerando la situación de concentración de propiedad rural en la región, y la dinámica de los mercados de tierras en la zona- se propone el empleo de instrumentos fiscales en los municipios, de acuerdo con criterios concertados de zonificación productivos y ambientales. Los ajustes en las políticas fiscales, deberían inducir la movilidad del mercado por medio de ventas y arrendamiento y propiciar la incorporación de las tierras improductivas, o utilizadas en forma ineficiente, especialmente las empleadas en actividades de ganadería extensiva. El diseño de una moderna política fiscal municipal estaría acompañado de la realización de campañas de información y de creación de conciencia sobre la importancia del uso adecuado de los recursos naturales, entre ellos la tierra, y de la importancia del ingreso a este factor productivo por parte de la población rural pobre de la zona de La Mojana. El incentivo a la movilidad de oferta de tierra se complementa, también, con el impulso a instrumentos de publicidad y comunicación para estimular la participación de los demandantes y oferentes potenciales en los municipios. La creación de bancos de información municipales que suministren datos actualizados sobre las ofertas, los precios y las condiciones de los predios, deberá ser el medio para garantizar la transparencia en la operación del mercado de compradores y vendedores. Se busca que la aplicación de formas de concertación con los grandes propietarios, se traduzca, en el mediano plazo, en vías de acceso de los campesinos con poca tierra o sin ella, a la compra o arrendamiento de tierras. Procesos de transferencia que estarán soportados en el mejoramiento de la capacidad negociadora de los núcleos campesinos y en la cooperación empresarial con sectores privados productivos. Algunas experiencias de proyectos, como el de Alianzas productivas25 , donde en torno a una propuesta productiva rentable y sostenible, se logró involucrar el interés de los propietarios de tierras, ya como socios del proyecto (monetizando el valor de la tierra como aporte al financiamiento del mismo), o bajo la forma de arrendamiento de tierras con opción de compra. En ambos casos, los campesinos obtienen el acceso a la tierra, apoyados en la Alianza productiva y soportados en la posibilidad de un proyecto económicamente viable. Para el acceso a la tierra se propone l