You are on page 1of 3

 ¡bespertadl Neviembre de 2010

l
MAG

INESE que para ir a su trabaio diaria·
mente tuviera que salir de casa a las cinco de
la ma

nana. Sin duda. a la hora del almuerzo
aaradecer

su austo. En Bombav (India). miles de olici·
nistas v eiecutivos lo consiauen aracias a los
dabbawalas. repartidores de comidas caseras.
Una epertunidad de negecie
A linales del sialo XIX. la ciudad de Bombav
era un lloreciente centro comercial donde los
hombres de neaocios brit

anicos e indios ten

que recorrer arandes distancias para lleaar a
sus olicinas. Como los medios de transporte
eran lentos v los restaurantes escasos. los sir·
vientes les llevaban a su trabaio la comida pre·
parada en casa. Un empresario con talento vio
en aquella situaci

on una buena oportunidad de
Ðabba sianilica recipiente: wala es la persona que realiza
el reparto. La ortoaral

neaocio. as

o a i

ovenes desemplea·
dos de los pueblos v puso en marcha un servi·
cio reaular de reparto desde los hoaares a las
olicinas. Tras este modesto comienzo. el neao·
cio cobr

o aran auae.
El apetito por las comidas caseras no ha dis·
minuido. Si bien es cierto que hov d

dan los restaurantes. el almuerzo preparado en
casa siaue siendo econ

omico v muv apreciado.
Adem

as. hav muchas personas que por sus pro·
blemas de salud deben seauir dietas especiales.
Otras obedecen restricciones reliaiosas. Alau·
nas. por eiemplo. se abstienen de la cebolla. v
otras. del aio. Puesto que los restaurantes utili·
zan estos inaredientes en la preparaci

on de sus
men

us. llevar la comida desde casa elimina los
problemas diet

eticos.
Un servicie muv cenfiable
El sistema de reparto es relativamente sen·
cillo v ha variado muv poco con los a

nos. ex·
|âä 00M|0âä 0âälkâä
   
lN 80M8â\
¡bespertadl Neviembre de 2010 
cepto en su maanitud. En la actualidad. unos
cinco mil hombres v alaunas muieres distribu·
ven doscientas mil comidas al d

aalomeraci

on urbana de m

as de 20.000.000 de
personas. El radio de acci

on de los dabbawalas
es de unos 60 kil

ometros (40 millas): alaunos
caminan ~llevando entre 30 v 40 recipientes
en un carrito~. mientras que otros utilizan la
bicicleta o se desplazan en trenes suburbanos.
En cualquier caso. entreaan siempre a tiem·
po la comida correspondiente a cada persona.
De hecho. se dice que su maraen de error es de
1 por cada 6.000.000 de entreaas. ¡C

omo han
loarado un r

ecord tan destacado°
En 1956. los dabbawalas quedaron reais·
trados como lundaci

on ben

elica. con un co·
mit

e eiecutivo v otros caraos directivos. Cada
arupo de trabaiadores v su supervisor lunciona
como entidad aut

onoma. No obstante. todos
son socios v accionistas de la cooperativa. v
en esto. aseauran. radica el

exito del servicio.
De hecho. no han tenido ni una sola huelaa
desde que comenzaron sus actividades hace
m

as de cien a

nos.
Los dabbawalas llevan un carn

e que los iden·
tilica. v se les reconoce l

acilmente por su
atuendo caracter

cas v pantalones sueltos. Si no llevan la aorra.
lleaan tarde. se ausentan sin una buena ra·
z

on o los sorprenden bebiendo alcohol mien·
tras trabaian. se arriesaan a una multa.
0areando dabbas en el tren para su reparto
La dabba consta de varios
compartimentos colocados
unos sobre otros, lo que
Iacilita su transporte
 ¡bespertadl Neviembre de 2010
La jernada diaria
A las ocho v media de la ma

nana. alauien
en casa del cliente. posiblemente su esposa. va
ha preparado v auardado la comida en un re·
cipiente t

ermico de metal. o liambrera. llama·
do dabba. Las dabbas constan de varios com·
partimentos colocados uno sobre otro. que
se mantienen unidos mediante cierres met

ali·
cos. El dabbawala recoae varias liambreras en
una zona. las caraa en su bicicleta o su carri·
to v se diriae r

apidamente hacia la estaci

on de
tren. donde se re

une con los dem

as repartido·
res de su arupo. All

de acuerdo con su destino. como hacen los car·
teros con el correo.
Cada liambrera tiene asianado un c

odiao
compuesto de letras. n

umeros v colores que in·
dican el luaar de procedencia. la estaci

on de
tren m

as cercana v la de destino. adem

as del
nombre del edilicio v el piso donde hav que en·
treaarla. Se iuntan todos los recipientes desti·
nados a cierta zona v se colocan ~hasta 48 de
ellos~ en laraos armazones de madera. Cuan·
do lleaa el tren. se caraan en un compartimen·
to especial cerca de la cabina del conductor.
Entonces siauen viaie. v cuando el tren arriba
a una estaci

on de enlace importante. se vuel·
ven a clasilicar las liambreras v se env

estaci

on de destino. All

ul·
tima vez v las entreaan a los clientes utilizando
bicicletas o carritos.
Adem

as de elicaz. este tipo de transporte re·
sulta barato. Por otra parte. al dabbawala no lo
detienen los atascos de tr

alico. va que puede
desviarse por v

plazarse entre las lilas de autom

oviles. Como
resultado. el almuerzo se entreaa en la olicina
correspondiente alrededor del mediod

as
tarde. entre la una v cuarto v las dos ~tras ha·
ber almorzado~. el incansable dabbawala pasa
a recoaer las liambreras vac

de vuelta a casa de su propietario. donde un
miembro de la lamilia las lava v deia listas para
el d

lin. es r

apido v preciso como una carrera de re·
levos.
Una laber humilde pere muv valerada
La excelente labor que realizan los dabba·
walas no ha pasado desapercibida. Alaunas
oraanizaciones han analizado su sistema de
reparto a lin de aplicar la t

ecnica en otros cam·
pos. Se han arabado documentales sobre ellos.
La publicaci

on Fcrbes Clcbal Magazine les con·
cedi

o una certilicaci

on Seis Siama en vista de
su historial casi perlecto. Han aparecido en
el Librc Cuinness de lcs r

eccrds v en mono·
aral

de Estados Unidos. Los dabbawalas han reci·
bido incluso visitas de dianatarios. entre ellos
un pr

anico. que impresionado con
su trabaio. invit

o a varios a su boda en Inala·
terra.
En la actualidad. los dabbawalas utilizan
computadoras v tel

elonos celulares para recibir
los pedidos v llevar la contabilidad. Pero su sis·
tema de reparto siaue siendo el mismo. Cuan·
do aprieta el hambre al mediod

cinistas de Bombav tienen la tranquilidad de
saber que est

a a punto de lleaar a su mesa. v
sin retrasos. una comida caliente preparada en
casa.
Muchas empresas han aprendido
del eIicaz sistema de reparto
de los dabbawalas
  l o s | e o r e s .   l |

a r ç e | .   l e »

  l o d e |

o t o d o a t r

a s .
S O L O C l O N E S O E L A Þ

A O l N A S A