El niño entre las nubes

(para Pablito, mi hermano gemelo) Fallecido en 2001, In memoriam

Carnaval de pieles que se abren y renacen. Re-parto, necesario.

Odio fechas y recuerdos escondidos. Sin embargo, ellas perseveran, invaden desprolijos territorios de improviso. Respeto tu silencio, frío, ardiente. Aunque él no sabe que puede ser oído. Porque a veces tu silencio me canta en noches de algazarra. En otras me cuenta historias. En otras me consume. En otras me embellece.

Noches de vida sin amanecer. Angustia gris. El tedio es inmenso para un ingenuo poeta de eternas alegrías. Sentí, sin miedo, tu alivio desmedido. Fingiendo que el mundo dormía.

Y fue aquel día. Un niño entre las nubes, mentía de verdad. Refregué mis ojos. Ahí estabas, sonriendo cual mito verdadero. Tu risa me guiñó el alma, y el mar fue cómplice. Insinuaste una huída pobre, imprecisa. Pero los pájaros te cercaban con brutal sabiduría.

Y fue así, en un día grávido, impuntual, que tus brazos se colgaron del cielo. Nuevamente, la legión de golondrinas habló alto. Tu cuerpo quiso volar con ellas. Dueño de reales fantasías, viajaste por caminos ignorados. Perplejo, dibujaste en la Tierra las marcas más íntimas del Universo.

Yo sabía, sin saberlo. Sabía que el humo de mi canto te amparaba del viento, y que tus pies, indecisos, no querían ser vistos. Tu sonrisa dilatada, culpada de placeres, me llevó a mares, escaleras, navegantes.

Al final, sólo me incomodan mis celos de los cielos. Porque tu belleza está tanto en subsistir como en no estarlo. Para qué verías un sol entristecido?

Sé que allá hay algo que te espera. Es la prisa del dolor, y el deseo de aliviarse.

Alma desafiante. Pureza en estado puro. Alquimia de lo bello. Alegría de lo absurdo.

Como una furiosa mezcla de sangre y euforia, las emociones se perdieron en tu alma, y no quisieron ver la luz del día.

Perfume de melodías exquisitas, ilumina sombras con tu risa infinita. Sin culpas, sin miedos.

Alegría sin tiempo ni espacio. Alegría de lo propio y lo ajeno. Para siempre, tu amor dibujado en las nubes. -------------------------------------------------------------------------Calogero, 22 de junio de 2008
TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful