You are on page 1of 47

DOCUMENTO DE TRABAJO

RAF 002/2006

LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN EL MARCO DE LA


DESCENTRALIZACIÓN: CONTEXTO Y PERSPECTIVAS

Por:

José G. Santa Cruz V.

Enero, 2006

El presente trabajo fue realizado para el Ministerio de Hacienda, bajo la coordinación de la Red de Análisis Fiscal (RAF) .
Sin embargo, las opiniones vertidas son de entera responsabilidad del autor y no reflejan necesariamente la posición de la
entidad contratante.
LA EDUCACIÓN SUPERIOR EN EL MARCO DE LA
DESCENTRALIZACIÓN: CONTEXTO Y PERSPECTIVAS *

José G. Santa Cruz V.**

Enero, 2006

Resumen:

El presente estudio es parte de una serie de estudios similares para los


sectores de educación escolar, salud, fondos de inversión y caminos,
bajo la coordinación de la Red de Análisis Fiscal del Ministerio de
Hacienda, con el propósito de elaborar un estudio técnico-analítico
sobre educación superior dirigido a plantear políticas, en el marco de
una profundización de la descentralización hacia las autonomías, que
sirva como insumo para desarrollar la Estrategia de Descentralización
Fiscal del Ministerio de Hacienda.

El documento está estructurado de la siguiente manera: en la primera


parte se hace un diagnóstico de situación en la que se describe qué se
entiende por educación superior, se explica la normativa legal relevante
sobre cada uno de los componentes, la estructura de financiamiento y
los costos para el Estado, un análisis de equidad y acceso, y estudios
de eficiencia en los que se revisa la tasa de titulación aparente, la
calidad de la educación, la gestión interna de las instituciones de
educación superior y la eficiencia externa o pertinencia. La segunda
parte compara las universidades, institutos técnicos y policía nacional
con instituciones similares en el ámbito internacional. Al final de ambas
partes se hace un análisis global a manera de conclusiones.

*El estudio forma parte del Proyecto de Descentralización Fiscal del Ministerio de Hacienda y fue elaborado
con el apoyo financiero no reembolsable de la Corporación Andina de Fomento. El autor agradece las
sugerencias y comentarios del Ministerio de Hacienda, la Cooperación Internacional (CEPAL, GTZ y Banco
Mundial) y los consultores y funcionarios públicos en los diversos seminarios y discusiones.
** Experto en temas de educación superior.

1
La última parte del documento analiza la estructura de financiamiento y
el grado de descentralización de la educación superior, y propone, para
resolver las deficiencias detectadas, la adopción de las siguientes
medidas: la definición de una visión país, la reestructuración del
sistema; cambiar la forma de financiamiento actual; realizar cambios en
la legislación vigente; y, modernizar la educación superior. Finalmente,
se propone una estrategia de comunicación para ayudar a la
implementación de las reformas.

Palabras Clave: Educación Superior, Universidades, Educación


Pública, Descentralización

Clasificación JEL: H52, H72, I21, I22, I28

2
ÍNDICE

I DIAGNÓSTICO .............................................................................................................. 1
I.1 Introducción ............................................................................................................ 1
I.2 Funciones y atribuciones conferidas por ley.......................................................... 2
I.3 Financiamiento del Estado a la educación superior .............................................. 4
I.4 Equidad y Acceso................................................................................................... 9
I.5 Eficiencia .............................................................................................................. 11
I.5.1 Tasa de Titulación Aparente ............................................................................ 11
I.5.2 Calidad de la Educación................................................................................... 12
I.5.3 Gestión.............................................................................................................. 15
I.5.4 Administración de recursos humanos en la universidad estatal ..................... 17
I.5.5 EficienciaExterna............................................................................................. 18
I.6 Situación de la Educación Superior Boliviana: Conclusiones ............................. 21
II Comparación de Experiencias internacionales............................................................ 25
II.1 Universidades ....................................................................................................... 25
II.2 Educación Técnica y Tecnológica........................................................................ 27
II.3 Sistema Educativo de la Policía........................................................................... 29
II.4 Conclusiones de la Comparación Internacional .................................................. 30
III PLANTEAMIENTOS DEPOLÍTICA............................................................................. 32
III.1 Definición de una visión país ............................................................................... 33
III.2 Reestructuración del sistema............................................................................... 34
III.3 Criterios para el Financiamiento de la Educación Superior ................................ 36
III.4 Modificaciones en la legislación vigente .............................................................. 37
III.5 Modernización de la educación superior ............................................................. 38
IV ESTRATEGIA DE COMUNICACIÓN........................................................................... 40
V BIBLIOGRAFÍA CITADA .............................................................................................. 42

3
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

I DIAGNÓSTICO

I.1 Introducción

La educación superior “comprende la formación técnico profesional de tercer nivel, la


tecnológica, humanístico-artística y la científica, incluyendo la capacitación y la
especialización de postgrado ”. Institucionalmente, esto implica que el sistema de
1 2

educación superior está compuesto por:

• el Gobierno Central
• el Sistema Universitario
• el Sistema Nacional de Educación Técnica y Tecnológica
• el Sistema Nacional de Formación Docente
• el Sistema Educativo de las Fuerzas Armadas
• el Sistema Educativo de la Policía Nacional.
A nivel central se tiene al Poder Legislativo, al Poder Ejecutivo con el Ministerio de
Educación y las Prefecturas que se encargan de la infraestructura de los institutos
técnicos estatales.

El sistema universitario boliviano lo componen las universidades públicas autónomas;


universidades públicas de régimen especial; universidades privadas; y una universidad
privada de régimen especial. Las universidades públicas autónomas están representadas
por el Comité Ejecutivo de la Universidad Boliviana (CEUB). Las universidades privadas
están representadas por la Asociación Nacional de Universidades Privadas de Bolivia
(ANUP).

Cuadro 1. Universidades, institutos técnicos y normales.


Instituciones de Educación Superior Cantidad
Universidades 52
Universidades públicas autónomas 13
Universidades públicas de régimen especial 2
Universidades privadas 36
Universidades privadas de régimen especial 1
Institutos técnicos tecnológicos 1958
Públicos 468
Privados 1184
De convenio 306
Institutos normales superiores 21
Públicos 19
Privados 2
Fuente: Ministerio de Educación 2005 y 2006. Blitz Lozada Pereira, 2004.
3

1 Ley 1565 de Reforma Educativa, artículo 14.


2 En la práctica son instituciones que funcionan aisladas del medio, de si mismas y entre sí, por tanto no

se
comportan como un sistema.
3 Resultados preliminares no oficiales del Censo de Formación Técnica y Tecnológica

1
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

De acuerdo con los resultados preliminares del Censo de Centros de Formación Técnica y
Tecnológica realizado el 2005, en todo el territorio nacional existen 1.958 institutos
técnicos y tecnológicos, entre públicos, privados y de convenio.

El sistema nacional de formación docente está constituido por la Universidad Pedagógica


Nacional e Institutos y Escuelas Normales Superiores públicas y privadas. Tiene dos
componentes: i) formación inicial del personal docente, que se imparte en las escuelas e
institutos normales superiores y en las universidades; y, ii) formación permanente de
docentes, que apoya a los docentes en servicio en la mejora de sus actividades en aula .
4

El sistema educativo de las fuerzas armadas depende del Rectorado Militar, del cual se
desprende la Escuela de Altos Estudios Militares y las instituciones de educación superior
de las tres fuerzas: el Comando del Ejército, que tiene bajo su mando al Colegio Militar del
Ejército, la Escuela de Sargentos, la Escuela de Aplicación y la Escuela de Comando y
Estado Mayor del Ejército; el Comando de la Fuerza Aérea, constituido por el Colegio
Militar de Aviación, el Politécnico Militar de Aviación, la Escuela de Aplicación y la Escuela
de Comando y Estado Mayor de Aviación; y el Comando Naval, conformado por la
Escuela Naval Militar, la Escuela de Sargentos Navales, la escuela de Aplicación y la
Escuela de Comando y Estado Mayor de la Naval.

El sistema educativo de la Policía Nacional está conformado por una academia de


oficiales, la Academia Nacional de Policías, y ocho escuelas básicas de policías.

I.2 Funciones y atribuciones conferidas por ley

El Poder Legislativo puede “fijar (...) los gastos de la Administración Pública, previa
presentación del proyecto de presupuesto al Poder Ejecutivo” y “ejercer, a través de las
Comisiones de ambas Cámaras, la facultad de fiscalización sobre las entidades
autónomas, autárquicas, semiautárquicas y sociedades de economía mixta ”. El Poder
5

Ejecutivo ejerce tuición sobre el Sistema de Educación Superior a través del Ministerio de
6

Educación del cual depende la formación de docentes (Viceministerio de Educación Inicial


Primaria y Secundaria) y las Universidades e Institutos Técnicos (Viceministerio de
Educación Superior, Ciencia y Tecnología). La Contraloría General de la República ejerce
control fiscal sobre las operaciones de las instituciones estatales de educación superior.

El Estado está obligado a financiar a las universidades estatales (UE). La obligatoriedad y


suficiencia del financiamiento se determina por la necesidad de recursos adicionales
requeridos para el logro de los objetivos de un Plan Nacional de Desarrollo Universitario
(PNDU), compatibilizado con el Plan General de Desarrollo Económico y Social de la
República (PGDES). El PNDU debe proponer el cumplimiento de los siguientes objetivos:
i) Desarrollar la docencia, extensión y difusión cultural; ii) Optimizar la eficiencia, eficacia y
calidad de la educación superior; iii) adecuarse a las necesidades de desarrollo nacional.
El cumplimiento del PNDU permite que las universidades sean acreedoras a la
subvención adicional.

4 Ministerio de Educación, 2004. La Educación en Bolivia: Indicadores, cifras y resultados.


5 Constitución Política del Estado, artículos 3 y 22
6 CPE, artículo 190.

2
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

Las UE deben presentar anualmente al Congreso las cuentas de sus rentas y gastos,
acompañadas de un informe de la Contraloría General de la República. Las UE, para
compatibilizar, integrar y uniformizar las normas internas, celebran regularmente
Congresos Nacionales, Reuniones Académicas y Conferencias de Rectores, en las que
se logran acuerdos para coordinar planes, políticas, programas, procedimientos
administrativos y académicos, además de fijar los lineamientos de un Plan Nacional de
Desarrollo Universitario.
Dichas normas, en orden de prelación son7:

• Estatuto Orgánico de la Universidad Boliviana.


• Reglamento del Régimen Académico Docente.
• Reglamento del Régimen Estudiantil.
• Reglamento General del Postgrado.
• Reglamento para la Evaluación y Acreditación.
• Reglamento Nacional del Investigador.
• Reglamento General de títulos y grados.
• Reglamento General de Tipos y Modalidades de Graduación.
• Reglamento de Traspaso Estudiantil.
• Plan Nacional de Desarrollo Universitario.
El Sistema Nacional de Educación Técnica y Tecnológica (SINETEC) es creado por la
Constitución Política del Estado para normar la formación de los profesionales y docentes
técnicos y la capacitación laboral, en la base a los centros e institutos técnicos públicos y
privados en las áreas agropecuaria, comercial, industrial y otras.

En lo referido al sistema de formación docente, la Ley de Reforma Educativa transforma


las Escuelas Normales Urbanas y Rurales en Institutos Normales Superiores (INS) en los
que se lleva a cabo la formación y capacitación de los docentes. Estos Institutos pueden
ser adscritos a las Universidades, mediante convenios para el desarrollo de programas de
licenciatura para la formación docente. El personal docente de los niveles preescolar,
primario y secundario puede ser formado en los INS y en las universidades. Los
egresados de los INS con título de Maestro en Provisión Nacional, pueden acceder a los
estudios de Licenciatura en las universidades, con el reconocimiento de sus estudios
académicos en un grado equivalente al de Técnico en Provisión Nacional, previa
acreditación de sus conocimientos, experiencia y aprendizaje especiales por el organismo
competente.

Los Sistemas Educativos de las Fuerzas Armadas y de la Policía Nacional son parte del
Sistema Educativo Nacional a nivel superior, siendo el Comando en Jefe de las Fuerzas
Armadas y el Comando General de la Policía Nacional respectivamente, los responsables
de su planificación y administración en concordancia con las disposiciones de la Ley de
Reforma Educativa.

El Ministerio de Educación, en aplicación del Art. 190 de la Constitución Política del


Estado, vela por la correcta inserción de la educación militar y policial en el sistema
educativo nacional y por su debida acreditación por el organismo competente.

7 Nuevos proveedores externos de educación superior en Bolivia, Teresa Barba, et. al, 2004.

3
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

La Policía Nacional es una institución técnico-científica . Depende del Presidente de la


8

República, quien ejerce autoridad por intermedio del Ministro de Gobierno. La Academia
Nacional de Policías es el único organismo de profesionalización policial, bajo cuya
dependencia funcionan los cursos de formación de Oficiales y los cursos básicos para el
nivel de policías.

Los títulos en provisión nacional a egresados de la Academia Nacional de Policías son


otorgados por el Presidente de la República. Los diplomas y certificados a los Jefes,
Oficiales, Suboficiales y Clases egresados de los diferentes institutos de post grado son
otorgados por el instituto correspondiente, con aprobación del Comandante General de la
Policía Nacional y conformidad del señor Ministro de Gobierno, de acuerdo a reglamento.
El personal de la Policía Nacional que obtenga título profesional universitario a nivel
superior tiene derecho a acumular, por una sola vez, dos años de antigüedad en su grado
a los efectos de ascenso.

I.3 Financiamiento del Estado a la educación superior

El proceso de presupuestación para la educación superior en Bolivia se basa en


esquemas tradicionales de base histórica en los que el presupuesto de cada año
reproduce el del anterior, más un crecimiento anual variable por incrementos salariales y
de personal contratado, sin tener en cuenta premios ni castigos por desempeño. La
elaboración del presupuesto involucra negociaciones constantes con las partes,
sobreestimación de los ingresos y modificación del presupuesto a lo largo del año sin
tomar en cuenta límites máximos de gasto o asignación9.

Figura 1. Gasto Público por Función Económica y distribución del gasto en


educación. 1997-2001.

Producción
Salud Inicial
22% 9%7%
Superior 3%
Educación 32%
Seguridad Social
7% Primaria
29% Transporte Secunda- 53%
26% ria
Defensa y orden 12%
público

Fuente: Banco Mundial, 2004.

El gasto en educación compite con el gasto en producción, salud, seguridad social,


transporte y defensa y orden público. Al interior del gasto sectorial en educación compiten
educación inicial, primaria, secundaria y superior. A su vez, el gasto en educación

8 Ley Orgánica de la Policía Nacional.


9Banco Mundial, 2004. Bolivia: Public Expenditure Management for Fiscal Sustainability and Equitable and
Efficient Public Services.

4
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

superior está compuesto por universidades (90%), el sistema nacional de formación


docente (7%) y el sistema nacional de educación técnica y tecnológica (3%).

Figura 2. Distribución del gasto corriente por nivel educativo, en porcentaje.

El gasto en educación
Distribución del Gasto Educativ o %

70
Mundo superior en Bolivia es
60 Bolivia excesivo si se lo compara
50
en el ámbito
internacional, en tanto
40
que la educación
30
secundaria no está
suficientemente
20
financiada, tal cual se
10 observa en la figura a la
izquierda.
0

Primaria Secundaria Terciaria

Fuente: Banco Mundial, PER 2004.

El componente del Gobierno Central es financiado por el Tesoro General de la Nación y la


Cooperación Internacional, que financia mayormente programas sectoriales de alcance
nacional. El detalle se observa en la figura siguiente.

Figura 3. Gasto en educación en porcentaje. Año 2002

60%

49,1%
50%

40%

30%
25,2%

20%

11,4%
10%
4,3%
1,9% 2,8%
1,8% 2,5% 0,3% 0,7%
0%
U AC DDD EI EP ES INS EA EE ET

Fuente: Ministerio de Educación, 2004

5
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

Las abreviaciones de la figura anterior son: U = universidades, AC = administración


central, DDD = dirección departamental y distrital, EI = educación inicial, EP = educación
primaria, ES = educación secundaria, INS = institutos normales superiores, EA =
educación alternativa, EE = educación especial, ET = educación técnica

A nivel departamento están las direcciones departamentales distritales. El año 2002, el


gasto en los dos componentes mencionados fue de $Bs. 197 millones, equivalente a 6%
del gasto total en educación.

Las UE obtienen sus ingresos del TGN, por coparticipación tributaria (5% de los
impuestos nacionales), subvención (que se negocia anualmente y que en promedio
equivale al 7% de los impuestos nacionales) y por concepto de cobro de matrículas y
otros ingresos propios. A partir de 2005 la Ley de Hidrocarburos otorga recursos
adicionales a las UE10. La composición de los ingresos de las UE es como sigue: 79% por
transferencias del sector público y otras donaciones, 16% ingresos fiscales no tributarios,
2% ingresos de operación y 3% otros ingresos corrientes .
11

Figura 4. Transferencias del Estado a Universidades Estatales.

1200
1000 1035
902
Millones de$Bs.

800 743 800


600
400
200
0
2001 2002 2003 2004
Subvención Coparticipación Total

Fuente. Ministerio de Hacienda, VTCP.

Es interesante observar la tendencia creciente de las transferencias estatales, así como el


crecimiento que ha tenido el componente “subvención”. El 2001 la diferencia entre los
recursos de coparticipación tributaria y subvención era mínima, el 2004, representa casi
$Bs. 200 millones. Esto último puede ser el resultado de las presiones que las UE han
ejercido sobre el Estado, amparadas en la “obligatoriedad” de financiar la educación
superior, y en ausencia de una política de Estado sobre el sistema.

El gasto en educación superior expresado como porcentaje de los impuestos nacionales,


imputando los gastos de la administración central y de las direcciones distritales
departamentales, es de 12% para universidades, 1% para los institutos normales

10Decreto Supremo No. 28421.


11Elaboración propia con base en estadísticas del Ministerio de Hacienda, Unidad de Planificación Fiscal, año
2005.

6
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

superiores y la universidad pedagógica nacional, y 0.5% para institutos técnicos, los


cuales representan el 90%, 7% y 3% sobre el gasto en educación, respectivamente.

Figura 5. Gasto en educación superior como porcentaje de los impuestos


nacionales. Año 2002

0,5%
1,0%

12,0%
U INS IT

Fuente: Ministerio de Educación.

Los institutos técnicos son financiados con recursos del Tesoro General de la Nación
necesarios para cubrir el gasto salarial. Los servicios básicos son cubiertos por las
Prefecturas así como el mantenimiento de la infraestructura. La figura siguiente muestra la
evolución de la subvención estatal desde 1996 ($Bs14.5 millones) al año 2004 ($Bs26.1
millones).

Figura 6. Subvención estatal al sistema nacional de educación técnica


y tecnológica e INS. Millones de $Bs.

70
60
50
INS
40
SINETEC
30
20

10

0
1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003 2004

Fuente: Ministerio de Educación.

El sistema de formación docente representa al Estado un costo anual creciente, el cual se


ha estabilizado alrededor de los $Bs60 millones.

7
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

El Sistema Educativo de las Fuerzas Armadas es financiado por el TGN. La información


desagregada sobre el gasto en el sistema educativo no está disponible.

Para el cumplimiento de sus fines, la Policía Nacional cuenta con los siguientes recursos
financieros : i) Asignación presupuestaria del Tesoro General de la Nación; ii) Ingresos
12

propios; iii) Ingresos destinados; y iv) Donaciones.

El presupuesto por programas debe ser elaborado por el Comando General de la Policía
Nacional, y presentado por intermedio del Ministerio del Interior al Ministerio de Hacienda,
conforme a lo dispuesto por la Ley Financial. Los ingresos destinados a la Policía
Nacional, provienen de las siguientes fuentes:

a. Multas en general.
b. Matrícula y registros en general.
c. Registros de vehículos en general.
d. Recaudaciones efectuadas por los servicios prestados en los laboratorios de la
institución.
e. Timbres policiales.
f. Costo de extensión de la cédula de identidad.
g. Los valores por obtener licencia de conducción de vehículos incluyendo los
utilizados en la extensión de certificados médicos.
h. Autorizaciones temporales para conducción de vehículos.
i. Análisis de laboratorios policiales.
j. Especies o dineros secuestrados en casas de juegos, rifas fraudulentas o
clandestinas, salvando en este último caso el derecho de terceros afectados y con
conocimiento de la Contraloría.
k. Especies o dineros depositados o recuperados por la Policía que no sean
reclamados dentro del término de un año. Previa la publicación correspondiente y
al conocimiento de la Contraloría.
l. Contribuciones de la comunidad para fines determinados.
m. Explotación de centros de producción policiales.
n. Donaciones o legados.

Los exámenes de admisión a la Academia Nacional de Policías están estructurados por el


sistema universitario boliviano y se imparten por la universidad que se adjudique la
evaluación. Para ingresar a la Academia Nacional de Policías (ANAPOL) los postulantes
depositan $Bs. 600 para los exámenes psicológicos, médicos, de conocimientos y aptitud
física. Los aspirantes a cadetes depositan una matrícula de $Bs. 5000. El vestuario, (civil,
uniforme, deportivo), ropa de cama y material didáctico son adquiridos por el postulante
aceptado.

Los oficiales de Policía tienen la posibilidad de proseguir estudios de Maestría y


Doctorado en universidades nacionales o del extranjero. Para subir de grado de Teniente
a Capitán (Especialización), Mayor a Teniente Coronel (Estado Mayor), y Teniente
Coronel a Coronel Efectivo (Alto Mando y Dirección) los postulantes deben pasar cursos
de un año de duración en la Escuela Superior de Policías. El TGN financia al Sistema
Educativo de la Policía Nacional TGN. La información desagregada sobre el gasto en el
sistema educativo no está disponible.

12 Ley Orgánica de la Policía Nacional.

8
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

I.4 Equidad y Acceso

La distribución de oportunidades educativas ayuda a determinar la distribución de


ingresos futuros entre los diferentes segmentos de la sociedad, de ahí que una
distribución equitativa del financiamiento de la educación pública sea una forma de ayudar
a resolver las desigualdades económicas.

Dada la importancia de la educación como instrumento de movilidad social, una sociedad


democrática requiere de altos niveles de igualdad de oportunidades en el acceso a los
diversos niveles educativos, que en el caso de Bolivia, la educación primaria y secundaria
hacen de filtro para la educación superior. Si bien la educación superior es gratuita, se
vuelve inaccesible por la ausencia de becas y ayudas para el estudio, haciendo que la
condición social y económica13 prevalezcan sobre la vocación y la capacidad intelectual.

La tabla siguiente muestra que el financiamiento público a las universidades estatales


beneficia más a estudiantes de quintiles de ingreso alto. En educación universitaria, más
de la mitad del gasto beneficia al quintil más rico y el 80% a los dos quintiles más ricos.
Una de las razones por este aprovechamiento inequitativo del gasto es que los
estudiantes de quintiles más pobres no llegan a terminar la educación secundaria e
ingresar a la universidad.

Cuadro 2. Incidencia del Gasto Público en Educación Superior (2002)


Quintil I Quintil II Quintil III Quintil IV Quintil V Total
Educación universitaria 1,6 4 14,4 27,9 52,1 100
Otra educación terciaria 5,6 8,9 18,8 29,4 37,3 100
Fuente: Banco Mundial, PER, 2004.

Un respaldo empírico adicional se encuentra en encuestas14 a estudiantes de tres


carreras en la UAJMS que muestran que la composición de estudiantes por tipo de
colegio está casi balanceada entre privados (46%) y públicos (54%), siendo que la
composición nacional de bachilleres es 76% provenientes de colegios públicos y 24% de
privados. Al respecto, Krista Weise15 indica que menos del 10% de los indígenas pueden
acceder a la educación superior, ya que el 40% de la población indígena no tiene ningún
nivel de escolaridad y el 50% no ha concluido la educación primaria.
El acceso a la educación superior en Bolivia, medido por la tasa de inscripción bruta16 es
de 33%, mucho más alta que en el Brasil y Jamaica (14%) y cercana a la Argentina (36%)
y Chile (37%).

El gasto por estudiante es variable y difiere entre universidades, aunque muestra una
tendencia de igualación del gasto. Una muestra de 10 universidades estatales, expuesta
en el cuadro siguiente, presenta un coeficiente de variación de 37% en 1998, 27% el
2000 y 15% el año 2002, la desviación estándar también se ha reducido el 2002 a un
tercio del valor de 1998.

13 Instituto Universitario Ortega y Gasset, 1998. La Reforma de la Universidad Pública de Bolivia.


14 IESALC/UNESCO, 2005. Repitencia y Deserción en la Educación Superior en Bolivia.
15 Krista Weise, 2004. Educación Superior y Poblaciones Indígenas en Bolivia.

16 Matricula en educación superior / población 18-24 años

9
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

Cuadro 3. Gasto por matriculado por universidad. $Bs corrientes.


Universidad 1998 2000 2002
Universidad San Francisco Xavier 2.888 2.684 3.362
Universidad Mayor de San Andrés 3.524 3.236 3.438
Universidad Mayor de San Simón 3.225 2.886 3.147
Universidad Técnica de Oruro 3.511 3.122 3.092
Universidad Autónoma Tomas Frias 4.412 3.549 3.240
Universidad Nacional Siglo XX 2.659 2.084 2.410
Universidad Autónoma Juan Misael Saracho 3.538 3.039 3.415
Universidad Autónoma Gabriel René Moreno 4.267 3.413 4.058
Universidad Técnica del Beni 7.312 5.219 4.016
Universidad Amazónica de Pando 6.574 4.689 3.932
Promedio 4.191 3.392 3.411
Desviación Estándar 1.556 927 501
Coeficiente de Variación 37% 27% 15%
Fuente: Ministerio de Hacienda, CEUB.

El gasto en educación terciaria no universitaria es más equitativa, a pesar de estar


sesgada hacia los quintiles más ricos, y está más conectada con las demandas del
mercado laboral17.

La estructura actual del sector de formación técnica es rígida en cuanto a posibilidades de


navegabilidad entre diferentes áreas, un técnico medio formado en el área de educación
formal superior no puede ingresar directamente a la universidad, porque no cumple con el
requisito de bachillerato técnico o en humanidades del área de educación formal
escolarizada.

El ingreso de los alumnos a los INS está restringido al número de plazas existentes, se
acepta a los mejores alumnos que aprueban el examen de ingreso. Resultados de
entrevistas, realizadas en un estudio contratado por el BID, a directivos y docentes
destacan que no sólo ha aumentado la demanda por ingresar a los INS sino que también
ha mejorado la calidad de los estudiantes que están ingresando.

En promedio, un Subteniente de Policía debe aportar alrededor de 600 dólares por


semestre. Si bien estos montos incluyen los gastos de alimentación, las exigencias de
aportar con estos recursos al inicio de la carrera hacen de la formación policial una
actividad excluyente.

Cuadro 4. Matrícula semestral para universidades por carrera y gastos por semestre
para cadetes de Policía y del Ejército.
Medicina Turismo Pedagogía Ing. Civil Subteniente
de Policía
Universidades Estatales 57 24 21 24 NA
Universidades Privadas 748 400 200 842 NA
Academia Nacional de NA NA NA NA 600
Policías
Colegio Militar del Ejército
Fuente: IESALC 2005 y elaboración propia.

17 Banco Mundial, Revisión del Gasto Público.

10
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

I.5 Eficiencia

I.5.1 Tasa de Titulación Aparente

El promedio de la tasa de titulación aparente (TTA) en universidades estatales, para el


18

periodo 1990-2002, es de 30%, esto hace que la ineficiencia del sistema, que es de 70%,
le cueste al Estado boliviano 115 millones de $Bs en el año 2002 por concepto de
19

repitentes y deserción, equivalente al presupuesto anual conjunto de las universidades


estatales del Beni, Tarija y Potosí. Si bien la TTA muestra una tendencia ascendente, el
costo de la ineficiencia está subiendo en medio punto porcentual desde 1990 alcanzando
el 15% de la asignación anual el año 2002.

Figura 7. Tasa de Titulación Aparente de las Universidades Estatales.


60%
Tasa de Titulación Aparente

50%

40%

30%

20%

10%

0%
90/94 91/95 92/96 93/97 94/98 95/99 96/00 97/01 98/02
Titulados/Nuevos

Fuente: CEUB

Un estudio encargado por la IESALC/UNESCO a la Universidad Autónoma Juan Misael


Saracho, realizado en tres carreras, da cuenta que la tasa de titulación específica para
derecho es de 23%, 41% para medicina y 26% para Ing. Civil. Menos del 5% de los
estudiantes se titula al término oficial de la carrera.

Cuadro 4. Tasa de Titulación Específica.


Carrera Años para la Titulación Repitentes Abandonos
5 6 7 8
Derecho 5% 8% 6% 4% 35% 43%
Medicina 3% 28% 10% 17% 42%
Ing. Civil 4% 11% 6% 5% 43% 30%
Fuente: Modificado de IESALC, 2005 .
20

18 Mide el porcentaje de titulados en relación a los que ingresaron cinco años antes a la UE.
19 Sólo se toman en cuenta las transferencias estatales. El costo para la sociedad es un 20% más alto.
20 IESALC-UNESCO, 2005. Estudio sobre repitencia y deserción en la educación superior en Bolivia.

11
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

Con dichos niveles de gasto y eficiencia interna, el costo por titulado para el Estado
21

boliviano, en el periodo 1990-2002 es de $Bs. 94.773 ($us 17.655). Dicho gasto equivale
a la subvención promedio de 34 años, casi siete veces mayor que lo establecido.

La matrícula universitaria prácticamente gratuita (para el estudiante), el ingreso libre e


irrestricto y una igualdad aparente de oportunidades no se transforma en igualdad de
resultados, porque los casi cinco titulados que obtiene por cada 100 alumnos indica que la
UE necesita 24 estudiantes por cada titulado, contra nueve en España, siete en Alemania
y cuatro en Japón .
22

En una comparación entre institutos públicos, privados y mixtos, son los primeros los que
registran el menor desempeño en cuanto a estudiantes titulados por los niveles mayores
de reprobados y abandonos23.

I.5.2 Calidad de la Educación

La calidad de la enseñanza / aprendizaje puede ser medida en el margen por el nivel de


profesionales que la universidad produce comparada con los insumos utilizados para su
producción.

Se ha demostrado líneas arriba que el costo por titulado es excesivo bajo cualquier punto
de comparación. Si bien no se ha puesto en práctica en el país una medida oficial de
evaluación de los profesionales que mida la calidad de la educación recibida de las
universidades, ésta puede ser aproximada mediante indicadores sustitutos como el nivel
académico de los docentes, los incentivos en el manejo de recursos humanos, la
investigación, la evaluación y acreditación de carreras, y la calidad del cuerpo estudiantil
que ingresa a la universidad.

El 0.3% de los docentes de universidades tienen doctorado o grado equivalente, el 16%


tienen maestría, aunque no necesariamente en la especialidad. El sistema de recursos
humanos tiene incentivos a la permanencia y no a la producción intelectual, investigación
o calidad de la enseñanza, por cada año de antigüedad un docente recibe un incremento
de 5% sin discriminar el grado académico (i.e. un docente con Ph. D tiene el mismo
salario que un docente con Licenciatura).

Los resultados de la investigación pueden medirse por las patentes otorgadas, el cuadro
siguiente muestra que nuestro país se encuentra por debajo de un grupo seleccionado de
países de Sudamérica, demostrando la carencia de las actividades de investigación e
innovación. “Si a esta situación se agrega que más del 85% de las patentes han sido
solicitadas por no residentes, puede concluirse que la investigación y desarrollo en el país
no conduce a resultados significativos”24. Se ha excluido a Brasil, Argentina y Venezuela
que tienen una producción de patentes muy por encima del promedio.

21 Cálculos propios sobre la base de información proporcionada por el CEUB y el Ministerio de Hacienda.
22 IESALC-UNESCO, 2004. Financiamiento de las Instituciones de Educación Superior en Argentina.
23 CIESS-Econométrica, 2004.
24 IESALC-UNESCO, 2005. Bolivia: Diagnóstico Nacional Sobre las Políticas de Investigación en las
Universidades.

12
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

Cuadro 5. Patentes Otorgadas.


1998 1999 2000 2001 2002 2003
Chile 428 430 620 654 763 309
Colombia 476 590 595 363 372 291
Perú 138 271 308 537 550 546
Promedio 247 255 248 280 300 382
Ecuador 309 39 26 19
Paraguay 90 83 90 90
Uruguay 102 144 84
Bolivia 30 4 5 7 6
Fuente: RICyT, 2005

En cuanto a la evaluación y acreditación de carreras, Bolivia no cuenta con una agencia


de acreditación25. Hasta la fecha tres carreras de agronomía han sido acreditadas al
MERCOSUR por la Comisión Nacional de Evaluación y Acreditación (CONEAU) de la
Argentina, posibilitando una mayor movilidad académica en un mediano plazo.

Finalmente, el nivel académico es determinado en gran medida por la calidad del cuerpo
estudiantil, que a su vez depende de la calidad de la educación secundaria y los
mecanismos de selección utilizados, tomando en cuenta criterios de calidad y equidad.
Las escuelas secundarias no están dándole al sistema de educación superior estudiantes
de calidad, a juzgar por los resultados de las pruebas de admisión y datos del SIMECAL y
las UE no utilizan mecanismos de selección.

Un estudio del IESALC sobre investigación en Bolivia26 indica, textualmente, lo siguiente:


“El año 2002 el Sistema Boliviano de Calidad y Productividad elaboró un diagnóstico
sobre los factores que afectan la competitividad en Bolivia y expresaba, en relación a las
universidades, las falencias siguientes: Formación escolástica con excesivo contacto en
aula y desvinculación de la investigación científica; Baja eficiencia interna, con excesiva
duración media de los estudios; Severas deficiencias de infraestructura académica y
científica; Programas obsoletos de estudio; Bajo porcentaje de personal académico con
título de postgrado y bajo porcentaje de personal académico a tiempo completo; Muy baja
interacción con el sector industrial.” Los anteriores indicadores dejan en duda, en el mejor
de los casos, la calidad de la formación profesional en las UE.

La calidad de la educación en institutos públicos está entre la de los privados y mixtos,


que “llegan a registrar niveles aceptables en la relación de estudiantes/docentes y costo
de matrícula” .
27

Una evaluación realizada por el Ministerio de Educación a Institutos Normales Superiores


el año 199928 muestra que solamente el 13% de los estudiantes de último semestre tienen

25 La Ley de Reforma Educativa propuso la creación de un sistema de evaluación y acreditación de la calidad


educativa, rechazada y opuesta sistemáticamente por la Universidad Boliviana.
26 Roosta, Manigeh. 2005. Bolivia: Diagnóstico Nacional Sobre las Políticas de Investigación en las
Universidades
27 CIESS-Econométrica, 2004.
28 Se evaluaron conocimientos, habilidades, comportamientos, actitudes y otras capacidades que se alcanzan
en las áreas curriculares de formación docente. Ministerio de Educación, 2004. La Educación en Bolivia.

13
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

niveles de satisfactorio en pruebas de logro de competencias y cuestionarios de opinión,


tal cual se muestra en la figura siguiente.

Figura 8. Porcentaje de alumnos del sexto semestre según niveles de logro.

50%
40%
30%
20%
10%
0%
No Insuficiente Básico Satisfactorio
alcanzado

Fuente: Modificado de: Ministerio de Educación, 2004.

Bolivia registra una tasa de homicidios de 16 personas por cada 100 mil habitantes, un
dato que nos ubica como el tercer país más violento del área andina, después de
Colombia (65) y Venezuela (22) . Si bien los datos anteriores son el resultado de diversos
29

factores, se ha citado a la precaria formación profesional y a la distorsión de las


competencias profesionales de la Policía como elementos coadyuvantes.

El diagnóstico institucional de la Policía Nacional de Bolivia (PNB) ha sido extraído de la


investigación encargada por el Programa de Investigación Estratégica de Bolivia (PIEB) y
dirigida por Juan Ramón Quintana30. El estudio se basa en percepciones cualitativas
extraídas de informes de prensa.

De acuerdo con este estudio, la Policía está estructurada de tal forma que es dependiente
del liderazgo y muy permeable al poder político, lo cual subordina la institucionalidad a las
lealtades políticas y relega los niveles de eficiencia a cambio del beneficio corporativo. Un
aspecto sorprendente de la Policía Boliviana es la creación de partidos políticos al interior
de la institución, aspecto que claramente contradice su calidad no deliberante y
subordinada a los poderes del Estado.

Al decir de Quintana, la fuerte vinculación política hace de la PNB un instrumento de


represión, convirtiéndose en una organización militarizada y jerárquica que predispone a
sus miembros a acciones represivas y violentas que contradicen su función de servicio a
la sociedad. Uno de los principales elementos que configuran esta característica es el
diseño del sistema educativo cuya currícula tiene una sobrecarga de instrucción militar.

Los aspirantes a policías son ampliamente involucrados en temáticas legales,


administrativas y operativas, y muy poco en áreas formativas relacionadas a la ética

29 Quintana, 2005. Policía y democracia en Bolivia: Una Política Institucional Pendien


30 Op. Cit.

14
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

profesional y al servicio ciudadano. Otro factor que ha contribuido a la militarización de a


PNB es la lucha contra las drogas.

El plan de la carrera policial se caracteriza por la ambigüedad de sus objetivos, prioriza


funciones burocráticas antes que administrativas y está dirigido a garantizar la
permanencia de sus efectivos en la institución.

Las tendencias de empleo muestran un porcentaje creciente de cargos de escritorio,


incremento del gasto corriente, y un crecimiento paralelo de la delincuencia y criminalidad
en el país. Los puntajes para acceder a ascensos están sesgados hacia los méritos
administrativos y no de carácter operativo y de servicio ciudadano.

El centralismo o mando único se traduce, en la práctica, en un déficit de control y


fiscalización efectiva del comportamiento policial. La amplia variedad de funciones,
atribuciones policiales y condiciones de operación muestra, más bien, una fragmentación
al interior de la Policía, la misma que reproduce comportamientos excluyentes,
inequitativos y deliberantes.

El análisis de Quintana, sin embargo, carece de información empírica y no rescata los


aspectos positivos y heroicos, por pocos que fueran, que han tenido los miembros de la
institución del orden, a pesar de las dificultades y deficiencias.

I.5.3 Gestión

La educación tiene un carácter estratégico para la creación de conocimiento y contribuir al


desarrollo de los pueblos, su relevancia es mayor en Bolivia, país que tiene altas tasas de
analfabetismo funcional.

La autonomía universitaria, el cogobierno, el acceso libre e irrestricto a la universidad


estatal, y la educación gratuita son los argumentos que ha defendido “intransigentemente”
la universidad estatal y que son factores determinantes de su situación actual.

Las universidades deben ser autónomas para la creación y transmisión de


conocimientos31 y para mantenerse al margen de la política y los gobiernos. La
universidad, en el uso de sus atribuciones como institución autónoma, debe organizar una
gestión interna responsable y eficaz. Las universidades estatales, dado que son
financiadas con impuestos pagados por los ciudadanos, deben dar cuenta a la sociedad
sobre el uso de estos fondos y tener como objetivo alcanzar la máxima eficiencia y calidad
en las actividades que realizan.

Sin embargo, en el caso boliviano la autonomía universitaria ha devenido en la


“lamentada conversión de las universidades estatales en torres de marfil,
autocomplacientes y satisfechas de su magnífico aislamiento32”, obligatoriamente
financiadas por el Estado, carentes de mecanismos de evaluación y control sobre la
calidad de la educación, equidad en el acceso, pertinencia, eficiencia y sobre el buen
funcionamiento de las universidades.

31 Instituto Universitario Ortega y Gasset, 1998. La Reforma de la Universidad Pública de Bolivia.


32 Op. Cit.

15
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

En la figura siguiente se esquematiza la autonomía universitaria, la misma que


corresponde a un modelo cerrado que no recibe influencia del exterior ni rinde cuentas o
consulta a la ciudadanía sobre su accionar futuro.

Figura 9. La Autonomía como Modelo de Gestión:


Modelo abierto vs. Modelo cerrado.
situación actual
situación deseada

cambios brecha percibida Modelo Cerrado

situación deseada = situación actual

costos acciones Modelo Abierto

Fuente: Elaboración propia.

Un modelo abierto es dinámico, requiere acciones para reducir la brecha entre la situación
actual y la deseada. Dichas acciones producirán cambios, que implican costos, y
modifican la situación actual reduciendo la brecha percibida entre la situación actual y la
meta propuesta (situación deseada). Los costos no son solamente financieros, sino
políticos, y requieren de una institución motivada para llevarlos a cabo. La autonomía
universitaria boliviana responde a un modelo cerrado, auto-referente, en el que la
situación actual es la situación deseada y por tanto no es necesario realizar cambios que
implicarían costos, que podrían alterar la frágil situación de poder. Al no haber un
elemento externo de referencia o de comparación, la situación más factible es la de dejar
hacer, dejar pasar.

El cogobierno universitario, es fruto del diseño problemático de la universidad boliviana,


es malo como fórmula administrativa y de gestión, y no ha funcionado a gusto de sus
usuarios por más de 50 años, muestra clara que se ha agotado como fórmula de
administrar la universidad estatal . El estado actual de las universidades estatales es
33

suficiente prueba. Al haber eliminado el examen de ingreso34 o permitir el ingreso a


aquellos estudiantes que no lo aprueban, la universidad boliviana ha perdido una
oportunidad de elevar el nivel de la calidad de estudiantes y de poder determinar
requisitos mínimos para el ingreso a la universidad. Adicionalmente, los niveles de
repitencia y abandono son altos, señal de que el problema simplemente se ha trasladado
más adentro en el sistema.

Una educación gratuita ha abierto las puertas principalmente a los estudiantes


provenientes de los quintiles de ingresos más altos, como consecuencia indirecta ha
ocasionado que la universidad boliviana no haga esfuerzos por conseguir ingresos
adicionales e incrementar la inversión ya que deja en manos del Estado la
responsabilidad de otorgarle recursos para su funcionamiento.

33 Ortega & Gasset


34 Las pruebas de aptitud académica, bien diseñadas, no segregan a los estudiantes por conocimientos sino
que miden los potenciales académicos de los postulantes.

16
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

Adicionalmente, las UE tienen obligaciones acumuladas al 2002 por 205 millones de


dólares, equivalentes a dos años de subvención estatal total.

Cuadro 6. Deuda Total Acumulada de las Universidades Estatales.


Millones de Dólares.
Universidad Deuda al 2002
San Francisco Xavier 19.5
San Simón 44.3
Tomás Frías 6.6
Juan Misael Saracho 9.1
Amazónica de Pando 0.5
Gabriel René Moreno 60.7
Nacional de Siglo Xx 1.7
San Andrés 44.6
Técnica de Oruro 10.5
Técnica del Beni 7.4
Total 204.9
Fuente: Ministerio de Hacienda, UPF.

I.5.4 Administración de recursos humanos en la universidad estatal

“Las universidades estatales han elaborado una clasificación del docente de acuerdo a la
distribución de su tiempo en labores académicas y de administración, esta puede ser: i)
Dedicación exclusiva; ii) Tiempo completo; iii) A medio tiempo; y iv) A tiempo parcial
(tiempo horario).

La dedicación exclusiva es la función que cumple el docente con una carga horaria que
hace incompatible el trabajo en otras instituciones. Se encuentran en esta categoría todas
las autoridades universitarias, desde jefes de carrera hasta autoridades superiores, de
acuerdo con las características y reglamentación interna de cada universidad.

Cada una de las categorías señaladas es retribuida con un salario básico mensual, a este
monto se debe añadir la bonificación por antigüedad, que el Reglamento General de
Universidades califica como “una sobre remuneración concedida al trabajador con objeto
de premiar su rentabilidad en la Universidad y estimular su permanencia en ella. Este
bono de antigüedad se cancela mensualmente en forma de sueldo o salario adicional y
sus porcentajes guardan relación con los años de servicio del funcionario. La escala
salarial que rige determina por ejemplo que al cabo de 5 años el bono de antigüedad
representa un 35% adicional al salario básico; un docente con 10 años de antigüedad
percibe un bono del 60% de su salario básico, a los 20 años el incremento es del 87.5% y
a los 25 años percibe en forma adicional el 100% de su salario básico.

En las universidades el grado académico es un requisito para acceder al cargo de


docente, sin embargo, el obtener nuevos grados académicos como maestrías o
doctorado, o su desempeño, no inciden en su haber salarial.

17
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

Figura 10. Incrementos salariales por años de servicio.


100

90

80
In crem ento an ua l ( %)

70

60

50

40

30

20

10

0
1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25
Años de servicio

Fuente: CEUB.

Este es uno de los problemas más serios en cuanto a gestión de talentos humanos se
refiere ya que, si bien fomenta la permanencia en el empleo, no premia la formación y
excelencia académica ni los méritos y logros profesionales.

Las universidades tienen salarios diferenciados, los docentes y administrativos de


diferentes universidades perciben salarios diferentes. Esta diferencia no puede ser
explicada en función del número de alumnos, administrativos o docentes, tampoco a la
antigüedad o prestigio de la Institución de Educación Superior, al parecer se debe
simplemente al tipo de administración elegido y a la política salarial al interior de cada
institución. Las universidades definen los incrementos del haber básico. A favor de las
universidades se puede decir que algunas de ellas han decidido congelar el incremento
salarial e ingresar en una política de austeridad que les permita sanear sus finanzas.”35

I.5.5 Eficiencia Externa

La eficiencia externa, o pertinencia, se la mide en función a la medida en que las


instituciones de educación superior titulan los profesionales que requiere el mercado
nacional, ya que no se tiene un estudio de mercado laboral boliviano se hacen algunas
aproximaciones al tema.

35IESALC-UNESCO, 2004. Financiamiento de las Instituciones de Educación Superior en Bolivia. Esta parte
del estudio se ha beneficiado con el aporte de Freddy Valverde Cayoja.

18
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

Figura 11. Esquema del Mercado Laboral de Profesionales Universitarios.


tdc cesantes

Cesantes Desocupados

Aspirantes tasa de
incorporación

tdc aspirantes demanda


incorporaciones

tasa de jubilación

Mercado
jubilaciones Laboral

Fuente: Elaboración propia.

De acuerdo con el modelo desarrollado en la figura anterior, la demanda de profesionales


en el país proviene del crecimiento del mercado laboral para profesionales y de las
vacancias que quedan por efecto de las jubilaciones u otras salidas. La oferta la
constituyen los titulados de las universidades y técnicos que deciden ingresar al mercado
de trabajo (aspirantes) y aquellos profesionales que se encuentran desempleados y están
a la espera de una oportunidad de empleo, ambos grupos tienen una dinámica
determinada por la tasa de crecimiento (tdc) específica para cesantes y aspirantes.

Según este criterio la demanda nacional fue de 8000 profesionales al año 2001. La oferta
estuvo compuesta por 5000 aspirantes y 42.000 profesionales desempleados36,
desequilibrio de casi seis veces entre la oferta y la demanda. Ahora bien, el año 2001
solamente la oferta de universidades fue cercana a los 15000 profesionales titulados, lo
cual indica el sobredimensionamiento de la oferta universitaria al mercado laboral, a pesar
de la alta ineficiencia interna de la universidad estatal.

Esta asimetría de la formación profesional se refleja de manera explícita en la figura


siguiente, en la que resalta la deficiencia de una formación profesional técnica y
sorprende que dichas labores las estén realizando empleados sin formación.

36 UDAPE, encuestas de medición de condiciones de vida 1999-2003.

19
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

Figura 12. Nivel de Formación Profesional Técnica Tecnológica


de la Población Ocupada en Bolivia.

Fuente: Política Nacional de FTT para el agro, Felipe Hartmann.

Evidencia adicional acerca del divorcio de la UE con su entorno, se reporta en la figura


siguiente, en la que se muestra la alta contribución de la microempresa al empleo y, a su
vez, la baja productividad y formación de dicha mano de obra.

La productividad de las empresas con 50 o más empleados es 24 veces mayor que la


microempresa (1 a 9 empleados), a su vez, el porcentaje de trabajadores calificados en la
microempresa es cuatro veces menor que en la empresa grande. Esta baja productividad
de la mano de obra, correlacionada con el bajo porcentaje de trabajadores calificados
presenta una gran oportunidad para que el sistema de educación superior reoriente su
accionar y lo dirija hacia resultados concretos.

Cuadro 7. Productividad laboral media por tamaño de empresa.


PIB Contribución Empleo Contribución Productividad Trabajadores
Mill $us % Miles % laboral media calificados
En Bs % (*)

Establecimientos de:
1 a 9 trabajadores 2.085 25,5 2.984 83,1 699 23,1

10 a 19 224 2,7 170 4,7 1.313 64,2

20 a 49 274 3,4 123 3,4 2.228 66

50 mas 5.338 65,3 312 8,7 17.084 80

Diferencia por ajuste 249 3 0

Total 8.169 100 3.589 100 2.276 31,7


Fuente: UDAPE, 2002.

20
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

Adicionalmente, la composición de los titulados universitarios, muestra que cinco carreras


titulan más del 60% de los profesionales, mostrando una excesiva concentración que
responde a la demanda de los estudiantes y no a la del mercado laboral.

Figura 13. Composición de Titulados de la Universidad Estatal.


1999-2002.

18%

Derecho
39% Contaduría Pública
Medicina
15%
Adm. Empresas
Odontología
Otras Carreras (64)
13%
8%7%

Fuente: Elaboración propia con base en estadísticas del CEUB.

Los institutos técnicos públicos presentan un bajo grado de innovación de la oferta


técnica, manteniendo carreras con una demanda incipiente y cuya sostenibilidad
económica se encuentra subsidiada por otras carreras .
37

De acuerdo con el Ministerio de Educación,38 en el caso de la formación de docentes, “la


admisión de nuevos estudiantes responde básicamente a la capacidad física y financiera
de cada uno de los INS. Estos factores impiden que las normales puedan formar el
suficiente número de docentes para cubrir los requerimientos de la población escolar
futura.”

La Policía Nacional regula la cantidad de profesionales que produce de acuerdo a las


demandas nacionales.

I.6 Situación de la Educación Superior Boliviana: Conclusiones

La Educación Superior boliviana se compone de instancias del Gobierno Central,


universidades, institutos técnicos, instituciones de formación docente y los sistemas
educativos de la policía y las fuerzas armadas.

Una característica del sistema es la ausencia de sistemas de información y control. El


Ministerio de Hacienda lleva registro de los ingresos y gastos de las universidades
estatales (UE), relativamente completo y actualizado, y el Comité Ejecutivo de la
Universidad Boliviana, los registros de población docente y estudiantil, con un rezago de

37 CIESS-Ecocométrica.
38 Ministerio de Educación, 2004. La Educación en Bolivia

21
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

dos a tres años. El Ministerio de Educación tiene en proceso la interconexión de las UE


para tener la información en línea y en tiempo real, que, de no mediar imprevistos, debiera
estar operativo el 2006.

Otra información sobre el sistema nacional de educación técnica y tecnológica y del


sistema nacional de formación docente la genera el Ministerio de Educación. Los sistemas
de educación superior de la Policía Nacional y de las Fuerzas Armadas de la Nación
mantienen reserva sobre sus datos, comprensible en el caso de las FFAA.

De los componentes de la educación superior, la universidad estatal (UE) es la única


descentralizada que, si bien tiene una amplia autonomía política, administrativa y
académica, a un grado tal que la hace desvincularse de su medio y de su sector, tiene a
su vez, una alta dependencia financiera de recursos estatales. Aunque el Estado tiene la
capacidad de fiscalizar a la UE y el CEUB la obligación de elaborar un Plan Nacional de
Desarrollo Universitario para optimizar la eficiencia, eficacia y calidad de la educación
superior, el primero no ha ejercido esta potestad y el segundo no ha cumplido lo
establecido en la ley.

El financiamiento de la educación superior estatal se hace a través del sector, las UE


tienen fijado por ley el 5% de los impuestos nacionales y recursos adicionales del
impuesto directo a los hidrocarburos, existe una subvención adicional no reglamentada
equivalente al 7% de los impuestos nacionales que se negocia anualmente con el
Ministerio de Hacienda. El Tesoro General de la Nación financia los centros e institutos
estatales del sistema nacional de educación técnica y tecnológica, así como los Institutos
Normales Superiores, el Sistema Educativo de las Fuerzas Armadas y el Sistema
Educativo de la Policía Nacional.

El gasto en educación representa casi un tercio del gasto total del Estado. El componente
central utiliza 6% de los recursos, el gasto en educación superior es un tercio del gasto
sectorial, el cual está distribuido en un 90% para universidades, 7% para formación
docente y 3% para educación técnica y tecnológica. El gasto en educación superior es
excesivo comparado con el resto del mundo.

La utilización de fondos por las UE se hace en un 94% para funcionamiento y un 6% para


inversión, manejos dispendiosos dan como resultado una deuda acumulada cercana a
dos años de subvención completa a todas las UE.

El gasto en universidades es regresivo, beneficia mayormente a los quintiles de ingreso


más alto. Menos del 10% de indígenas puede acceder a la educación superior.

El gasto en educación terciaria no universitaria es más equitativa, a pesar de estar


sesgada hacia los quintiles más ricos, y está más conectada con las demandas del
mercado laboral.

La formación técnica es rígida y no permite la navegabilidad horizontal entre diferentes


áreas y hacia el mercado de trabajo, y vertical hacia una perspectiva continua de progreso
académico.

La UE es altamente ineficiente, 30% de los que ingresan se titulan en el doble del tiempo
reglamentario, 35% son repitentes y 35% abandonan. Esto hace que el costo por titulado
sea siete veces mayor a lo esperado y que se requiera 20 estudiantes por cada titulado.

22
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

El costo de la ineficiencia es creciente y representa anualmente el 15% de la subvención


estatal anual.

La educación universitaria gratuita, el ingreso libre e irrestricto y una igualdad aparente de


oportunidades no se transforma en igualdad de resultados, porque los casi cinco titulados
que obtiene por cada 100 alumnos indica que la UE necesita 24 estudiantes por cada
titulado, contra nueve en España, siete en Alemania y cuatro en Japón.

La calidad de la educación universitaria, medida por el nivel académico de los docentes,


la administración de recursos humanos, la investigación realizada, las carreras
acreditadas y la calidad del cuerpo estudiantil, es baja. Una parte puede ser atribuible al
sistema educativo que proporciona bachilleres pobremente formados.

La calidad de estudiantes de los INS es también baja, solamente el 13% de los


estudiantes de ultimo semestre tienen niveles de “satisfactorio”.

Bolivia registra un alto nivel de criminalidad. Si bien los datos anteriores son el resultado
de diversos factores, parece ser que la Policía Nacional se beneficiaría de una
modernización y adecuación de su sistema educativo.

La autonomía universitaria, el cogobierno, el acceso libre e irrestricto a la universidad


estatal, y la educación gratuita, han convertido a la universidad estatal en una instancia
aislada auto-referente y autocomplaciente, sin control sobre la calidad de los nuevos
alumnos, sesgada en contra de los estudiantes de menores ingresos, y carente de
iniciativa para diversificar sus fuentes de financiamiento.

La administración de recursos humanos en las UE fomenta la permanencia en el empleo


sin premiar la formación, excelencia académica ni los méritos y logros profesionales.

A pesar de la alta ineficiencia interna de la universidad estatal, existe un


sobredimensionamiento de la oferta universitaria al mercado laboral, con una alta
concentración de titulados en cinco carreras que no responde a las demandas del
mercado.

La pirámide educativa de Bolivia muestra una gran deficiencia numérica en la formación


profesional técnica y mano de obra calificada y un alto componente de trabajadores sin
formación profesional alguna.

Los institutos técnicos públicos presentan un bajo grado de innovación de la oferta


técnica, manteniendo carreras con una demanda incipiente y cuya sostenibilidad
económica se encuentra subsidiada por otras carreras.

La baja productividad de la microempresa, el bajo porcentaje de sus trabajadores


calificados, es una señal de alerta para corregir el sesgo de la educación superior y el
aislamiento de la universidad estatal de su medio.

Un estudio encargado por el IESALC39 concluye que “la educación superior pública en
todos sus niveles está afectada por diversos problemas. Masificación estudiantil,

39 IESALC, 2005. Bolivia: Diagnóstico final sobre las políticas de investigación de las universidades.

23
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

inadecuados esquemas de financiamiento, excesiva politización, insuficiencia numérica y


cualitativa de profesores, dedicación a tiempo parcial de alumnos y profesores, pobreza y
desactualización de bibliotecas y laboratorios, ausencia de uniformidad en los niveles de
exigencia y en el requisito para la obtención de títulos y prácticas de gestión académica y
administrativa deficientes.”

Si bien problemas de esta naturaleza los vienen sufriendo las universidades en todo el
mundo, preocupa que la UE no se haya percatado de ello, o – en ejercicio de su
autonomía – no haya planteado iniciativas para la reforma, o propuesto soluciones
estructurales para que el sistema de la universidad boliviana sea más transparente,
proactivo y responda a las necesidades del país.

24
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

II Comparación de Experiencias internacionales

II.1 Universidades

El cuadro siguiente compara seis carreras de universidades nacionales con dos


instituciones de educación del Canadá. A continuación se cita las observaciones de Isaac
Barsky , experto en diseño curricular, del análisis realizado el 2003:
40

Cuadro 8. Condiciones existentes en Universidades Bolivianas y Canadienses.


Electro Mecanica Instituto
Ing. Ind. Ing. Ind. Automotriz Aviación Univ. De
Mecánica Industrial Técnico
UCB UTO UMSA UMSA Windsor
UMSA UMSA Saint Clair
Años para graduación 5 5 5 5 5 5 4 4
Tesis si si si si si si no no
Horas de clases semana 34 39 42 34 44 37 28 22
Semanas por semestre 20 20 20 20 20 20 15 15
Total horas graduación 4840 6140 7040 5680 5640 5980 3176 3600
Tipo de programa Ingeniería Ingeniería Tecnología Tecnología Tecnología Tecnología Ingeniería Tecnología
Horas experiencia laboral N/A N/A N/A N/A N/A N/A 2160 1080
Tecn. de punta laboratorios 30% 50% 5% 5% 5% 5% 70% 90%
Acreditación No No No No No No Si
Investigaciones Si
Contacto con industria No No No No No No Si No No No No Si Si
Si
No No
Membresía asoc.profesional No No No No No No Si
Si No No No No No Si
Programas de aprendices No No
Campos recreacionales Si No No No No No Si Si
Fuente: CESO/SACO No. 7013432

Los programas de licenciatura de las universidades bolivianas son de cinco años, en


comparación de las canadienses que sólo requieren cuatro años para obtener el título. Al
contrario de las universidades analizadas del Canadá, las universidades bolivianas tienen
como requisito para la titulación el desarrollo de una tesis de grado, lo cual hace la
titulación innecesariamente difícil.

En promedio, en todas las universidades bolivianas, se pasa 40 horas de clase por


semana, número demasiado alto de clases y horas que reduce la capacidad de los
estudiantes para aprender la materia y, lo que es más importante, disminuye la
posibilidad de desarrollar habilidades prácticas.

Los programas de licenciatura en tecnología en la UMSA eran originalmente programas


técnicos de tres años de duración para técnicos superiores y los graduados de automotriz
y aviación deberían haber podido obtener licencias de aprendices si esta modalidad
estuviera en uso en Bolivia.

Los programas de Ingeniería en Canadá son acreditados por la Asociación de Ingenieros


Profesionales de Canadá, los graduados de estos programas en Bolivia no obtienen el
status de Ingenieros Profesionales.

Los institutos de tecnología (Community Colleges) en Ontario, Canadá, son aprobados


por el Comité Curricular del Ministerio de institutos y Universidades. Ningún instituto
puede tener un programa aprobado sin que este haya sido sancionado por un comité
40 Proyecto ACDI/CESO: Apoyo a las Reformas del Sector Público en Bolivia

25
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

asesor conformado por miembros de compañías que apoyan el programa. Los programas
en Bolivia no se benefician con este tipo de aportes de la industria.

El cuadro siguiente muestra las diferentes formas como los países financian sus
universidades y controlan la ejecución del gasto.

Cuadro 9. Comparación Internacional de medidas financieras y de control.


País Asignación de recursos Otras fuentes de Medidas de control
financiamiento

Bolivia 5% de los impuestos Ingresos propios 20%. Ninguna.


nacionales distribuidos por FOMCALIDAD 1% para Autonomía
población; un equivalente al inversión. administrativa, política
7% de los impuestos y académica. El Poder
nacionales por negociación; Legislativo puede
cerca al 5% del impuesto fiscalizarlas pero nunca
directo a hidrocarburos a partir ha ejercido esta
del 2005. atribución.
No se cumple la
normativa existente.

Asignación igual a 4.5 veces Gastos de capital financiados Evaluación y


Holanda gasto anual promedio por con fondos especiales acreditación de la
graduado (1.5 si abandona). educación superior
Un sexto de los fondos se
destinan a investigación.

Supervisión,
Chile Monto diferenciado por alumno Matrícula (36% del total) examinación y
basado en el puntaje obtenido diferenciada y crédito acreditación por el
en la prueba nacional de estudiantil. Estado.
ingreso. Asignación Contratos de investigación Dependencia del ME.
competitiva a recursos para aplicada con la industria. Autonomía limitada,
investigación. excluye el cogobierno y
la inviolabilidad de los
recintos universitarios.

Argentina Distribución de fondos públicos Prevé permitir una mayor Sindicatura General de
basado en indicadores de autonomía de gestión para la Nación (SIGEN) y la
eficiencia y calidad (LES). generar recursos adicionales, Auditoría General de la
Recursos adicionales en modificar escalas salariales y Nación realizan tareas
función de metas y objetivos distribución interna de de contralor simultáneo
para mejorar la eficiencia, recursos según necesidades. y posterior a los
calidad y pertinencia, tanto de Cobro de matrícula no hechos administrativos.
la oferta académica como de la significativo. SIGEN tiene síndicos
administración de los recursos. Programa nacional de becas en las universidades.
universitarias otorgadas en Agencia oficial de
base a mérito y condición acreditación.
socioeconómica.

Brasil Fondos federales y estatales Otros recursos para el apoyo Autonomía didáctica
financian mayormente la a la investigación (FINEP, científica,
educación superior. CNPq, MCT y fundaciones de administrativa y de

26
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

Asignación en función al apoyo a la investigación con gestión financiera y


tamaño, calidad, productividad, recursos concursables. patrimonial.
eficiencia. Componente de Hospitales universitarios. Evaluación a los
distribución histórica de los alumnos de último año
recursos. (Provao)

Reino Subsidio basado en fórmula ND


Unido que toma en cuenta el costo
de la carrera universitaria.
Beca diferenciada por trabajos
de investigación.

Nueva Subsidio estatal 80/20, Crédito estudiantil. ND


Zelandia reducción del 1% anual hasta Venta de servicios.
75/25.

México Financiamiento federal y Recursos extraordinarios No existe tradición de


estatal negociado anualmente otorgados tomando en cuenta transparentar el gasto
por los Rectores. criterios de calidad, público.
evaluación, planeación, nivel
académico de los docentes
(Sistema Nacional de
Investigadores, CONACyT)

Colombia Asignaciones estatales se Crédito educativo. Si bien son autónomas,


incrementan al subsidio Financiación para proyectos la contratación y
reciente en al menos un tercio de investigación y desarrollo fijación de niveles
del crecimiento del PIB del año tecnológico. salariales se hacen en
anterior. concordancia con las
políticas del Ministerio
de Hacienda y Crédito
Público.
El control fiscal lo
realiza la Contraloría.
Existe una cultura del
control en el uso de
recursos públicos.

Fuente: IESALC, Banco Mundial.

II.2 Educación Técnica y Tecnológica41

Brasil se caracteriza por ser un país con la mayor experiencia de Latinoamérica en el


funcionamiento de instituciones de capacitación como el SENAI y el SENAC, mismos que
cuentan con mecanismos de financiamiento propios y sostenibles. El sistema educativo
en Brasil está descentralizado al nivel municipal, con diferentes grados de
responsabilidades y obligaciones según nivel educativo.

41 Toda la información de este subtítulo fue extraída de CIESS-Econométrica, 2004.

27
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

En el tema del financiamiento, la Constitución determina las fuentes de recursos


especificando responsabilidades para la Unión, los Estados y los Municipios. Según la
Constitución, el 25% de la recaudación de impuestos de los Estados y los Municipios es
destinada a la educación. Por otra parte, el 18% de los recaudos de impuestos destinados
de la Unión también deben ser destinados a educación.

De ese 25 % la normativa obliga tanto a Municipios como a Estados Federados a destinar


15% a educación preescolar y fundamental, por lo que solamente resta un 10% para
atender a los niveles de educación media, formación técnica y tecnológica y universitaria.

El esquema de organización territorial brasileño ha determinado que el tema educativo


sea tratado de manera descentralizada. Por una parte, ello permite atender de mejor
manera las necesidades de la población, puesto que el servicio se adapta más a las
necesidades de los ciudadanos. Sin embargo, dada la diferencia de capacidades
organizacionales, administrativas y financieras de los Estados y Municipios la cobertura,
calidad y concepción de la educación presenta un alto grado de heterogeneidad. Esto se
ve por ejemplo, en relación a la concentración de instituciones de formación técnica que
se da en regiones pujantes como Sao Paulo y el Sur de Brasil, mientras que en el norte
apenas existen instituciones de este tipo.

Colombia presenta una estructura de administración del Estado similar a la nuestra, es un


país unitario con delegación de la administración educativa a los municipios. Existen dos
viceministerios educativos: el de educación preescolar, básica y media y el de educación
superior, similar al sistema educativo boliviano. Colombia cuenta con una de las
instituciones más antiguas de formación profesional en América Latina, el SENA, cuya
administración es estatal a diferencia de la administración de las instituciones en Brasil.

Al igual que el caso anterior, el Sistema Educativo Colombiano está organizado en dos
grandes ciclos: (1) Educación preescolar, básica y media y (2) Educación superior. Una
de las características del sistema educativo colombiano es que la condición para el
ingreso tanto a la educación técnica como tecnológica y universitaria es el bachillerato ya
sea técnico o académico.

El sistema educativo colombiano formal público se financia mediante la recaudación


impositiva general. Estos impuestos se transfieren a un fondo general denominado el
Sistema General de Participaciones, para atender sobre todo a los sectores de educación
y salud. El porcentaje correspondiente al sector de educación es de 58,5%.

Colombia cuenta con un total de 328 instituciones de formación técnica y tecnológica en el


sistema formal tanto públicas como privadas. Dichas instituciones se caracterizan por
tener un tamaño promedio elevado en comparación con Bolivia. El promedio colombiano
llega a 3155 alumnos por institución donde las públicas tienen en promedio 4159
alumnos.

28
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

II.3 Sistema Educativo de la Policía

El componente educativo de la Policía Nacional de Bolivia es dependiente de la Dirección


Nacional de Instrucción y Enseñanza, componente de los Organismos de Asesoramiento
y Apoyo, y perteneciente a la Administración Central. La Dirección Nacional de Instrucción
y Enseñanza, planifica, organiza, dirige y controla la actividad educativa institucional y
tiene bajo su dependencia a los diferentes Institutos de la Policía Nacional. Su
organización y funcionamiento están determinados por su estatuto orgánico y sus
reglamentos42.

El sistema educativo de la Policía Nacional de Colombia es centralizado, tiene el nivel de


Dirección, y depende de la Subdirección General Policía Nacional, de la Dirección
General Policía Nacional y, finalmente, del Ministerio de Defensa Nacional43. Tiene cuatro
Facultades: Administración Policial; Investigación Criminal; Estudios Técnicos y
Tecnológicos; y la Facultad de Especialidades, y Escuelas de Formación.
El sistema de educación superior de la Policía Nacional del Perú44 tiene escuelas de
formación (Escuela de Oficiales y de Suboficiales), escuelas de capacitación (educación
escolarizada, educación a distancia) y escuelas de perfeccionamiento (Instituto de Altos
Estudios Policiales, Escuela Superior de Policía). Está dentro de la Dirección de
Educación y Doctrina, y depende del Ministerio del Interior. Es una instancia centralizada.

La Policía Nacional de Paraguay45 es una institución centralizada organizada en


Comando, Direcciones Generales y Direcciones. La Dirección General de Institutos
Policiales de Enseñanzas es el organismo encargado de la formación,
especialización y perfeccionamiento del personal policial.

Para dicho propósito cuenta con el Colegio Superior de Policía, Institutos de


Perfeccionamiento (Escuela de Jefes y Asesoramiento Policial, Escuela de Aplicación
para Oficiales, Escuela de Especialización Profesional para Oficiales), Institutos de
Formación (Escuela de Educación Física, Escuela Superior Politécnica, Colegio de
Policía), Instrucción de Suboficiales (Escuela de Aplicación para Suboficiales) y Cursos de
Formación (Escuela de Suboficiales, Instituto de Estudios Musicales, Informática) e
Instrucción de Capacitación.

Chile46 cuenta con Carabineros de Chile y la Policía de Investigaciones de Chile. El


sistema de educación de Carabineros está conformado por la Academia de Ciencias
Policiales, la escuela de Formación de Carabineros y la Escuela de Suboficiales. A su
vez, la Policía de Investigaciones tiene a la Escuela de Investigaciones Policiales, la
Academia Superior de Estudios Policiales y el Centro de Capacitación Profesional. Son
instancias nacionales y centralizadas.

42 Ley Orgánica de la Policía Nacional, Art. 29


43 www.policia.gov.co
44 www.pnp.gob.pe
45 www.policia.gov.py

46 www.carabineros.cl, www.investigaciones.cl

29
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

II.4 Conclusiones de la Comparación Internacional

Las universidades bolivianas requieren la presentación de una tesis de grado para la


titulación, tienen currículas extensas que se desarrollan en cinco años, periodos de clases
muy largos y poco desarrollo de habilidades prácticas. Las universidades canadienses no
requieren de tesis para la titulación, las licenciaturas se terminan en cuatro años, tienen
menos horas de clases y más clases para el desarrollo de habilidades prácticas.

Los programas en Bolivia no son acreditados por asociaciones profesionales. En el


Canadá si un estudiante egresa de una universidad o instituto no acreditado, no puede
ejercer como profesional.

La currícula no es revisada ni actualizada regularmente, la participación de la industria en


las universidades e institutos es prácticamente nula. En Canadá se revisa la currícula
periódicamente por las asociaciones de profesionales y la industria, una falla en la
modificación de la currícula implica la desacreditación de la institución de educación
superior.

Ningún instituto puede tener un programa aprobado sin que este haya sido sancionado
por un comité asesor conformado por miembros de compañías que apoyan el programa.
Los programas en Bolivia no se benefician con este tipo de aportes de la industria.

El caso boliviano es parecido al de México, en cuanto a la negociación para obtención de


recursos estatales y a la falta de tradición para transparentar el gasto público, al de Nueva
Zelanda por la proporción de recursos estatales versus propios y al de Argentina por el
cobro no significativo de matrícula. Sin embargo, se diferencia con México en que los
recursos extraordinarios se otorgan tomando en cuenta criterios de calidad, evaluación,
nivel académico de los docentes y otros, y con Argentina por la distribución de recursos
basada en resultados y el riguroso control del gasto.

Colombia tiene definido un monto el cual se incrementa en un tercio del crecimiento del
PIB del año anterior.

Los demás países analizados otorgan recursos basados en indicadores de insumo,


proceso y producto. Entre los primeros está Chile que otorga un monto diferenciado por
alumno, basado en una prueba nacional de ingreso. Con asignación basada en el proceso
están Argentina y Brasil que tienen una distribución de recursos basada en indicadores de
calidad y eficiencia. Finalmente están Holanda y el Reino Unido cuyo subsidio se basa en
el gasto por titulado.

Otras fuentes de financiamiento incluyen ingresos propios (36% Chile, 25% Nueva
Zelanda, 20% Bolivia), gastos de capital financiados con fondos especiales (Holanda),
crédito estudiantil (Colombia, Chile, Nueva Zelanda), contratos de investigación aplicada
con la industria (Chile), fondos concursables para la investigación (Bolivia, Brasil,
Colombia, México), becas (Argentina), y hospitales universitarios (Brasil).

En cuanto a las medidas de control, Bolivia es el país más liberal de los analizados ya que
no tiene formas de enlazar la asignación de recursos con la obtención de resultados.

Entre las formas de control utilizadas por la mayoría de los países analizados está la
supervisión, evaluación y acreditación, y control simultáneo y posterior a los hechos

30
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

administrativos. Resalta el caso del Brasil que evalúa el nivel de formación de estudiantes
universitarios de último año (Provão).

Los sistemas educativos de las diferentes policías nacionales revisadas son centralizados.
Chile cuenta con Carabineros y la Policía de Investigaciones, con centros de formación
diferenciados.

En cuanto a los sistemas de educación técnica analizados, Colombia presenta una


estructura de administración del Estado similar a la nuestra, es decir es un país unitario
con delegación de la administración educativa a los municipios.

Brasil, en cambio, tiene un sistema educativo descentralizado al nivel municipal. Esto


responde al esquema territorial brasileño que permite atender de mejor manera las
necesidades de la población, sin embargo, la cobertura, calidad y concepción de la
educación presenta un alto grado de heterogeneidad.

31
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

III PLANTEAMIENTOS DE POLÍTICA

El financiamiento del sistema de la educación superior boliviano tiene su origen en las


recaudaciones de impuestos nacionales. La transferencia de recursos se efectúa a través
del Ministerio cabeza de sector para las Fuerzas Armadas, Policía, Institutos Técnicos
Estatales e Institutos Normales Superiores, o directamente a las instituciones, para las
universidades, tal cual se muestra en la siguiente gráfica.

Figura 14. Financiamiento estatal de la educación superior en Bolivia. Flujo de fondos.

Ministerio de
TGN Defensa sistema educativo
universidades
de las FA

Ministerio de Ministerio de
institutos Educación Gobierno sistema educativo de la
Policía Nacional
normales
superiores
institutos técnicos

Fuente: Elaboración propia.

Para fines del presente trabajo, la definición de descentralización utilizada es la siguiente:


Descentralización es la transferencia de poderes, competencias y responsabilidades, del
Gobierno o Estado central a gobiernos subnacionales independientes,47 a autoridades
descentralizadas (subordinadas o independientes) o al sector privado para el
cumplimiento de tareas públicas.

La descentralización fiscal se refiere a la transferencia de los recursos necesarios y de las


competencias de decisión en materia de gastos. Se pueden distinguir las siguientes
formas de financiación de servicios locales :
48

• Transferencia de recursos del Gobierno central Cobertura de gastos a través de las


tasas pagadas por los usuarios.
• Cofinanciación por parte de usuarios que ejecutan trabajos ellos mismos.
• Impuestos locales.
• Las entidades descentralizadas tienen acceso directo a créditos.

En ese contexto, entonces, la educación superior estatal en sus ramas de Institutos


Técnicos, Institutos Normales Superiores, Sistema Educativo de la Policía Nacional y de

47 Remy Prud’homme, 1995. On the dangers of decentralization


48 COSUDE, 2001. Descentralización: Documento de orientación.

32
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

las Fuerzas Armadas, está centralizada, a excepción de las universidades las cuales
constituyen un componente descentralizado.

Queda claro del diagnóstico que no existe un sistema de educación superior propiamente
dicho en Bolivia sino instituciones aisladas entre sí, fragmentadas, carentes de sistemas
de información y de gestión, financieramente insostenibles, ineficientes, ausentes de una
visión conjunta, y que no responden adecuadamente a las necesidades nacionales. En
este sentido, la coyuntura descentralizadora que se vive en el país puede servir para
corregir los factores que estructuralmente son los causantes de los resultados actuales, y
poder, de esta manera, iniciar una modernización de la educación superior.

Por tanto, se sugiere adoptar las siguientes medidas:

• definición de una visión país


• reestructuración del sistema
• definir criterios para el financiamiento de la educación superior
• modificar la legislación vigente
• modernizar la educación superior

III.1 Definición de una visión país

Bolivia ha llegado a una encrucijada en la cual debe decidir si quiere que las
universidades estatales administren 120 millones de dólares anuales como lo están
haciendo actualmente, con resultados dudosos sobre la calidad de la educación y la
pertinencia de la misma, en un contexto que excluye a las mayorías nacionales; si la
formación de docentes es del nivel requerido para elevar la calidad de la enseñanza
inicial, primaria y secundaria, y transmitir a los estudiantes los valores y competencias
necesarias para iniciar su formación profesional; si la educación técnica ha de seguir
relegada y desvalorizada; y si la estructura del sistema de educación superior es la
adecuada para impulsar el desarrollo del país mediante la formación de conocimiento.

El Estado boliviano debe definir una visión de la educación superior y una estrategia para
llevarla a cabo49, en ausencia de las cuales será fútil su reforma. Para la implementación
del cambio es necesario analizar la misión y los valores nacionales y sectoriales, el
ambiente institucional y las capacidades operativas.

La misión y valores, tal cual se las expresa en la Constitución Política del Estado (CPE) y
en las definiciones sectoriales del Presupuesto General de la Nación, son un buen
indicador para identificar los mandatos, conscientes o no, de la sociedad civil. Al respecto,
se deben revisar los aspectos fundamentales de la CPE respecto a la educación superior
y el tratamiento histórico de su financiamiento y control.

49 Las ideas de este subtítulo han sido tomadas libremente de Shah 2004, Fiscal descentralización in
developing and transición economies.

33
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

El ambiente institucional representa los mecanismos que posibilitan la ejecución de la


misión y valores en objetivos y acciones concretas . En Bolivia el escaso margen de
50

consulta, participación y control dado a las instituciones estatales no ha permitido que el


legislativo y ejecutivo puedan asegurarse que las preferencias ciudadanas sean
respetadas. Se tiene que revisar a detalle el grado de independencia otorgado a las IES y
el nivel de funcionamiento de los escasos mecanismos de control.

Las capacidad y restricciones operativas se refieren a las habilidades, motivación y


compromiso de los operadores, así como los procesos y sistemas que hacen posible el
funcionamiento de las instituciones y el logro de resultados, elementos que han sido
analizados en buena medida en el diagnóstico.

El desafío de una reforma de la educación superior es el compatibilizar la misión y


valores51 con el ambiente institucional y su capacidad operativa, para lograr una
correspondencia estrecha entre estos tres elementos.

III.2 Reestructuración del sistema.

En esta propuesta se busca la integración del sistema y el tránsito vertical y horizontal


entre “universidades académicas” que son las universidades actuales, las “universidades
pedagógicas” que vienen a ser los Institutos Normales Superiores y la Universidad
Pedagógica Nacional y las “universidades tecnológicas” que tendrían como base a los
institutos técnicos. De hecho, el alcanzar el estatus de “universidades” no es automático
sino que se requeriría de la modernización institucional en varios sentidos.

Estas universidades estarían bajo la tuición del Estado a través de un componente del
Ministerio de Educación con una estructura institucional reforzada y acorde a las nuevas
funciones, y con el apoyo de una instancia reguladora y coordinadora de la educación
superior. Las funciones de la misma serían, entre otras, la implementación de las políticas
nacionales sectoriales, evaluación y medición de la calidad y pertinencia de la educación,
promover la eficiencia, la transparencia en la gestión y el gasto, y el proponer y aplicar
criterios de financiamiento en función a indicadores de calidad y la visión país de la
educación superior. Esto último en estrecha coordinación con el Ministerio de Hacienda.

El diagrama de flujos que se muestra a continuación propone una estructura que


permitiría resolver las fallas estructurales detectadas en el sistema de educación
superior52.

50 Shah, 2004. Entre estos se incluye las normas sociales, reglas formales e informales, procedimientos y
organización que tienen que ver con la participación, consultas, diseño de políticas y responsabilidad por la
gestión pública.
51 Jenkins y Stoskopf (2004) recomiendan “como primer paso la creación de una visión nacional de alto nivel
para la educación técnica y universitaria, en conjunto por un grupo selecto de los principales actores
involucrados en este proceso (educadores, líderes empresariales, ministerio de Gobierno, industria y
universidades) tan pronto como sea humanamente posible”.
52 Finot, citando a Borja y a Oates indica que, dado que el proceso descentralizador es caro, lo más

importante es la coherencia del conjunto.

34
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

Figura 15. Reestructuración del Sistema de Educación Superior53

organismo regulador Ministerio certificación y licencias Ministerio de


y coordinador de Trabajo
Educación
bachilleres no bachileres

TGN Educación Primaria y Oficios y


Superior Secundaria labores

Universidades
Universidades
Tecnológicas
Académicas
Ministerio capacitación
de Defensa Universidades
Pedagógicas

Prefecturas

Sistema Sistema
Educativo de las Educativo de la
Fuerzas Policía
Armadas Nacional

Fuente: Elaboración propia.

Adicionalmente se tiene al Ministerio del Trabajo y a una instancia de certificación de


competencias54 y de otorgamiento de licencias oficiales para oficios y labores que tienen
que ver con la salud y el bien público. Esto implica que las universidades tecnológicas
enseñarían una gama de cursos cortos que podrían calificar para la obtención de una
licencia de operación certificada por el Estado (electricistas, plomeros, carpinteros,
peluqueros, etc.).

El flujo financiero, a partir del TGN, se mantendría en su origen de impuestos nacionales,


una parte iría a las Prefecturas implementando criterios de calidad y eficiencia, las
mismas que distribuirían estos recursos a las distintas universidades y de acuerdo con

53 Esquema basado en el modelo de Notario, Canadá. Isaac Barsky. CESO/SACO, 2004.


54 Este es un tema muy complejo y extenso que ha sido ampliamente tratado por el Programa de
Fortalecimiento a la Formación Técnica y Tecnológica( www.formatec.gov.bo).

35
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

criterios y necesidades locales; otra parte, sería atribución del Estado para compensar
diferencias.

El sistema educativo de las fuerzas armadas, por sus características propias de unidad y
uniformidad nacional puede permanecer centralizado y dependiente del Ministerio de
55

Defensa. El sistema educativo de la Policía Nacional podría ser descentralizado a las


Prefecturas o Alcaldías en su operación y mantenerse centralizadas las decisiones sobre
subsidios y subvenciones . Los titulados de la Policía como de las Fuerza Armadas
56

pueden continuar sus estudios en universidades académicas o tecnológicas.

No se excluye la participación del organismo regulador y coordinador de la educación


superior en actividades como el apoyo a la modernización y actualización de la formación
profesional policial o de las fuerzas armadas, la medición de la calidad y la gestión, entre
otras.

III.3 Criterios para el Financiamiento de la Educación Superior57

A la par de integrar el sistema de educación superior en una estructura única y definido


hacia dónde se quiere que vaya, es preciso definir cuánto se quiere gastar en educación
superior, el uso de dichos recursos y la implementación de mecanismos de medición y
control.

Se ha mostrado que el gasto en educación superior en Bolivia es alto, en comparación


con el realizado por otros países. Este gasto está compuesto principalmente por
universidades (90%), el sistema de formación docente (7%) y el sistema de formación
técnica y tecnológica (3%), gasto que representa, en comparación con los impuestos
nacionales, el 12%, 1% y 0.5% respectivamente.

Una vez definido el monto total a ser destinado a educación superior, se requiere tomar
definiciones acerca de la forma de su distribución sectorial y regional. Sectorial, para
definir los porcentajes que se destinaría a universidades, normales e institutos, Policía y
Fuerzas Armadas, y regional para la distribución territorial de los recursos.

Los métodos de asignación son tan variados como países existen. Una clasificación
genérica los divide en i) métodos de asignación directa: por criterios fijos (constitución
política del estado, ley de reforma educativa, ley de participación popular, ley de
hidrocarburos); presupuestos negociados (subvención ordinaria y extraordinaria); fórmulas
basadas en los insumos, (número de estudiantes nuevos y matriculados, profesores,
igualdad de oportunidades) procesos (eficiencia del gasto, costo real, costo promedio y
costo normativo, resultados de investigación, calidad); fondos concursables (fomcalidad);

55 Finot, Iván. 2001. Descentralización en América Latina. Teoría y práctica. P55. La provisión de servicios
básicos como defensa no deben ser descentralizados.
56 Finot, Iván. 2005. Presentación sobre lineamientos para una política de descentralización fiscal.
57 Instituto Universitario Ortega & Gasset, 1996. La reforma de la universidad pública de Bolivia. “Un programa
de financiación a las universidades debe incluir propuestas tendentes a mejorar la gestión de las
universidades. En primer lugar porque la elevación de la calidad de la educación y la investigación no
depende únicamente del aumento en el gasto por alumno, sino también de los esfuerzos que se realicen para
agilizar y dar eficacia a la gestión de los recursos dentro de cada universidad. En segundo lugar, porque los
centros de educación superior deben aspirar a una imagen de total transparencia en el uso de los recursos
(fundamentalmente públicos) que eleve su prestigio ante la sociedad y los poderes públicos.”

36
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

y productos (fórmulas basadas en el número de titulados). ii) métodos de asignación


indirecta: becas; crédito educativo; bonos (vouchers); exenciones de impuesto.

En cualquier caso, los criterios de asignación buscan cumplir los objetivos nacionales de
desarrollo (reducción de la pobreza, incrementar al productividad, desarrollo tecnológico)
y de política sectorial (mejorar el acceso y equidad, mejorar la pertinencia, mejorar la
eficiencia interna y la sostenibilidad financiera, mejorar la calidad).

Cuadro 10. Alternativas de financiamiento para la UE. En millones de $Bs.


Año 1 Año 2 Año 3 Año 4 Año 5
Años 1-5 TOTAL

Subir Ingresos Promedio 576


82,4 80,6 88,0 106,4 122,6 96
Repite Paga 46,8 42,0 45,7 62,3 75,2 54 272
Matrícula a privados 28,6 31,3 34,6 36,0 39,0 34 170
Maestrías 7,0 7,3 7,7 8,1 8,5 8 38

Reducir Gastos 44,5 123,7 144,4 217,5 229,4 152 759


Licenciatura en 4 años 28,2 48,4 74,8 110,2 140,2 80 402
Bono de antigüedad -16,9 41,0 45,1 45,4 45,4 32 160
Tesis optativa 3,6 3,6 3,6 3,6 3,6 4 18
Abandonos 29,5 30,6 20,9 58,4 40,3 36 180

Resultado 126,9 204,2 232,4 323,9 352,0 248 1.239


Fuente: Cálculos en base a Ministerio de Hacienda, Ministerio de Educación y CEUB.

Dado que el gasto en universidades es altamente ineficiente, otra definición a tomar es la


implementación de medidas en las universidades estatales para mejorar el flujo financiero.
Por ejemplo, se podría cargar una matrícula diferenciada a los estudiantes provenientes
de colegios privados58 que no pertenezcan a hogares de bajos ingresos, y definir una
fórmula en la que los estudiantes repitentes paguen el costo total por semestre, así como
tomar otras medidas para subir ingresos y reducir gastos, una muestra de ello se expresa
en el cuadro anterior.

Este simple ejercicio podría generar recursos equivalentes a un tercio de la subvención


estatal y permitir que los mejores estudiantes de escasos recursos puedan recibir becas
completas de estudio.

III.4 Modificaciones en la legislación vigente

La variable iniciadora de las ineficiencias en las universidades estatales es la autonomía


universitaria tal cual se la define en el Art. 185 de la CPE, autonomía que le otorga todas
las libertades a la universidad boliviana y muy pocas obligaciones. Para implementar un
cambio, el Estado debe informar a la ciudadanía que es preciso redefinir la autonomía

58 Esta propuesta fue elaborada conjuntamente por el Viceministerio de Presupuesto y Contaduría y el

Viceministerio de Educación Superior, Ciencia y Tecnología el año 2002. Documento interno.

37
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

universitaria para hacer de las universidades estatales un instrumento que apoye al


desarrollo del país .
59

El “organismo central de la universidad boliviana”, que podría convertirse en un primer


nivel de control al revisar el plan nacional de desarrollo universitario se convierte en
cómplice de la inoperancia universitaria. Dicho organismo debería ser el nuevo organismo
regulador y coordinador, tal cual se propone en la reestructuración .
60

Por otro lado, la implementación de los nuevos criterios de financiamiento para la


educación superior obligarían a la modificación de la propia CPE (Art. 187) y la definición
de lo que significa “suficiente” en cuanto al financiamiento obligatorio.

Estas modificaciones implicarían, a su vez, cambios en cascada a las leyes y normas


inferiores, en función al grado de cambio deseable. Entre otras se menciona a la Ley de
Reforma Educativa, la Ley de Participación Popular y la Ley de Hidrocarburos.

En lugar de que el Estado continúe siendo el principal proveedor de educación superior, la


responsabilidad más importante del Gobierno debería ser la de desarrollar un marco
político apropiado para coordinar, acreditar, y ofrecer incentivos a todas las instituciones
de educación superior, tanto públicas como privadas.

III.5 Modernización de la educación superior

La sostenibilidad de las universidades requiere que éstas inicien serias reformas


estructurales internas para mejorar tanto su gestión administrativa financiera como
académica. Entre estas está resolver los grandes desafíos a los que se enfrenta la
educación superior boliviana, vale decir: i) Mejorar la calidad de la educación superior; ii)
Incrementar la pertinencia de la educación superior; iii) Mejorar el acceso permanencia y
culminación de estudios en las instituciones de educación superior; y iv) Mejorar la
capacidad institucional de las instituciones involucradas en la educación superior61.

En los últimos años las UE no han podido contratar profesionales y administrativos de alto
nivel en la medida requerida, realizar investigación, comprar equipos, desarrollar librerías
y centros de documentación y mejorar las instalaciones para acomodar los nuevos
estudiantes. Tampoco están preparadas para enfrentar las demandas de educación de la
economía del conocimiento. Estas tendencias financieras y de matriculación estudiantil
son elementos que apoyan la percepción general que la calidad de la Educación Superior
Boliviana ha disminuido en los últimos años, como resultado de ineficiencias internas y
presiones para el crecimiento de la matrícula. Los objetivos específicos para mejorar la
calidad de la educación superior serían:

59 Instituto Universitario Ortega y Gasset, 1998. El Estado debe ser capaz de “reconciliar la autonomía
universitaria para autogestionarse sin regulaciones gubernamentales, con el derecho y el deber del Estado
democrático e ejercer un control sobre la productividad de la educación superior y la calidad de los productos
universitarios, con el fin de cautelar el interés general y el uso de los recursos que la sociedad otorga a las
universidades” .
60 Op. Cit. El Estado debe crear un “órgano capaz de aglutinar primero, y de movilizar después, las
capacidades de las universidades y de otras instancias de la sociedad civil, junto con los poderes y recursos
del Estado, para reestructurar y dignificar la educación superior y alcanzar cotas crecientes de calidad y
eficiencia.”
61 Ministerio de Educación, 2002. Proyecto Inicial de Reforma de la Educación Superior. Informe de
Consultoría.

38
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

- Mejorar los procesos y sistemas internos.


- Consolidar las instancias de autoevaluación, evaluación externa y acreditación de
programas e instituciones de educación superior (IES).
- Desarrollar y fortalecer la capacidad de investigación e innovación científica y
tecnológica de las IES.
- Implementar medidas para la sostenibilidad financiera de las IES.
- Identificar áreas prioritarias para el desarrollo nacional dentro de la educación
superior.
- Construir, refaccionar y mejorar la infraestructura de las UE, así como facilitar su
equipamiento.

La mayor parte de los matriculados en las UE están inscritos en carreras académicas, las
cuales no reflejan necesariamente los requerimientos del grueso de la fuerza de trabajo
en la región. Esto ha dado lugar a la proliferación de graduados que están desempleados
o subempleados. Al mismo tiempo, la comunidad está buscando profesionales calificados
en campos relacionados a habilidades técnicas y conocimiento de tecnología avanzada y
las demandas de mano de obra especializada de las empresas. Los objetivos específicos
para incrementar la pertinencia de la educación superior serían:

- Promover la transformación, diseño y desarrollo curricular, pertinente a las demandas


y prospectivas del sector productivo en la formación profesional.
- Promover la vinculación de las IES con el sector productivo.
- Institucionalizar un sistema de seguimiento a los titulados de las IES.
- Promover y valorizar la formación técnica y tecnológica en las IES.
- Incentivar el uso de las tecnologías de información y comunicación en la
diversificación de las modalidades de atención de la educación superior.

La Educación Superior boliviana se enfrenta a una fuerte demanda y requerimientos de


expansión no planificada en un escenario de fuertes limitaciones financieras y baja
eficiencia interna. Asimismo, si bien la educación pública boliviana es prácticamente
gratuita la ayuda financiera para estudiantes aventajados de familias de bajos ingresos y
áreas rurales es insuficiente, así como los mecanismos de orientación temprana de
estudiantes y procedimientos selección de talentos. Los objetivos específicos para
mejorar el acceso, permanencia y culminación de estudios de la educación superior
serían los siguientes:

- Implementar estrategias de discriminación positiva para el acceso a la educación


superior de grupos de estudiantes provenientes de los sectores más vulnerables de la
población.
- Articular la educación secundaria con la educación superior para facilitar los procesos
de incorporación y permanencia estudiantil.
- Desarrollar un sistema de financiamiento del estudio universitario a través de crédito
estudiantil y becas.
- Implementar la aplicación y mejoramiento de pruebas de aptitud académica.
- Institucionalizar sistemas de seguimiento, asesoría y tutoría estudiantil en las IES.

Tanto las IES como el Estado precisan mejorar su capacidad administrativa para resolver
los serios desafíos a los que se enfrenta el sector. Los objetivos específicos para mejorar
la capacidad institucional de las instituciones involucradas en la educación superior serían
los siguientes:

39
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

- Realizar un análisis institucional para determinar las variables que permitan explicar
de mejor manera los resultados actuales en las instituciones de educación superior.
- Propiciar la articulación de los diferentes niveles y modalidades de educación inicial
primaria, secundaria, alternativa y superior, tendientes a la formación profesional de
recursos humanos.
- Fortalecer la capacidad de gestión del Viceministerio de Educación Superior, Ciencia y
Tecnología.
- Implementar sistemas de información académica y contable.
- Modernizar la administración y gestión de recursos humanos en las IES.

IV ESTRATEGIA DE COMUNICACIÓN

Cualquier proceso de cambio, para ser efectivo, requiere de la participación y la


apropiación de la sociedad civil. El propósito de incluir una estrategia de comunicación
62

en el presente estudio, es por la importancia de llegar al público y que éste se entere en


forma sistemática y didáctica de todos los logros obtenidos en materia de la
modernización de la educación superior.

La modernización de la Educación Superior, es participativa, por eso es tan importante el


diseño de la campaña de comunicación, que desde su inicio tiene que dar las pautas
interactivas preparando al público objetivo que apunta: futuros universitarios, padres de
familia, docentes y administrativos de IES. De igual forma interesa al público general que
se convertiría en una especie de tribuna aprobatoria de todas las metas propuestas para
su transformación.

El Trato interactivo entre los medios de difusión y al público de bachilleres, padres y


profesores le dará una cualidad de singularidad a la campaña que lograría una
expectativa en el resto de la gente. Para esto, el tratamiento de la preparación de las
plataformas creativas tendrá que tener un especial cuidado y una gran base de mercadeo
para ubicar de inicio los problemas y oportunidades en el terreno de Educación Superior
en Bolivia.

Después de la fase de investigación, y con todos los insumos obtenidos que mostrarán las
debilidades y fortalezas, se trabajarán las líneas básicas sobre lo que se espera en
beneficio de la Educación Superior y sus futuros actores.

El avance del proyecto con el apoyo comunicacional paralelo cumplirá sus objetivos y
logrará un buen posicionamiento que mostrará la importancia y necesidad de la
modernización de la educación superior en general y de la Universidad Boliviana en
particular. Al informar de lo positivo de sus reglas del juego y sus alcances beneficiosos
para los universitarios, profesores, padres de familia y el país en su conjunto ayudará a
desinflar los conflictos tan habituales en este medio.

Por todo esto, es importante que el mensaje llegue y quede bien ubicado en la mente del
público al que se está apuntando, para que sea éste quien impulse la modernización de la
educación superior en las Universidades Públicas Autónomas. El Proyecto de

62 La estrategia de comunicación ha sido extraída de informes de consultoría del Proyecto Inicial de Reforma
de la Educación Superior, se resalta la participación de L. Soliz en este punto.

40
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

Modernización de la Educación Superior tiene que tener una gran ligazón con la campaña
de comunicación para conseguir el propósito al que esta empeñado: El éxito.

La estrategia de campaña tiene los siguientes componentes:

• Investigación de mercado y establecimiento de una línea de base


• Elaboración de la plataforma creativa
• Organización de los insumos requeridos
• Creación de los textos y argumentos
• Producción de las piezas publicitarias
• Implementación de la estrategia de medios de difusión.
Finalmente, la asamblea constituyente se constituye en el principal instrumento para
viabilizar las reformas planteadas, ya que queda en sus manos la posibilidad de realizar
modificaciones a la Constitución Política del Estado, necesarias para implementar el
cambio y convertir al Sistema de la Educación Superior en un instrumento que impulse el
desarrollo en el país.

41
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

V BIBLIOGRAFÍA CITADA

Barba López, Aura Teresa. 2004. Nuevos proveedores externos de educación superior en
Bolivia. IESALC-UNESCO. Observatorio Digital de la Educación Superior en
Latinoamérica y el Caribe.

Barsky, Isaac. 2004. Revisión del plan de estudios en Ingeniería Industrial y Técnica para
la Universidad Mayor de San Andrés, Universidad Técnica de Oruro y Universidad
Católica Boliviana. Proyecto ACDI/CESO: Apoyo a las Reformas del Sector Público en
Bolivia.

Calvo, Sara. 2004. Bolivia: Public Expenditure Management for Fiscal Sustainability and
Equitable and Efficient Public Services. Banco Mundial, Banco Inter Americano de
Desarrollo.

Didriksson Takayanagui, Axel. 2004. El financiamiento para las instituciones de educación


superior en México 1990-2002. IESALC-UNESCO. Observatorio Digital de la Educación
Superior en Latinoamérica y el Caribe.

Finot, Iván. 2001. Descentralización en América Latina: teoría y práctica. Instituto


Latinoamericano y del Caribe de Planificación Económica y Social – ILPES.

García, Manuel. Financiamiento de las Instituciones de Educación Superior en Argentina.


Manuel García Solá. IESALC-UNESCO. Observatorio Digital de la Educación Superior en
Latinoamérica y el Caribe.

Jenkinson G; Stoskopf N. 2004. Desarrollando un proceso de revisión del plan de estudios


en educación agrícola para las universidades. Proyecto ACDI/CESO: Apoyo a las
Reformas del Sector Público en Bolivia.

Lamo, Emilio. 1998. La Reforma de la Universidad Pública de Bolivia. Instituto


Universitario Ortega y Gasset. Convenio Andrés Bello.

Lizárraga, Kathleen. 2002. Sistematización y diagnóstico actualizado de la operación y


extensión del sistema de formación técnica y tecnológica. CIESS-Econométrica, 2004.

Lozada, Blithz. 2004. Procesos de formación de los docentes por parte de universidades e
institutos pedagógicos en Bolivia. IESALC-UNESCO. Observatorio Digital de la Educación
Superior en Latinoamérica y el Caribe.

Ministerio de Educación, 2002. Evaluación académica e institucional administrativa de los


Institutos Normales Superiores. Informe Final.

Ministerio de Educación, 2004. La Educación en Bolivia: Indicadores, cifras y resultados.


Ministerio de Educación, 2005. Política Nacional de Formación Técnica para el Desarrollo
Rural. Programa de Fortalecimiento a la Formación Técnica Tecnológica.

Normativa consultada: Constitución Política del Estado, Ley de Reforma Educativa, Ley
de Participación Popular, Ley Orgánica de la Policía Nacional, Ley de Hidrocarburos.
Decretos reglamentarios de dichas leyes.

42
La educación superior en el marco de la Descentralización: contexto y perspectivas
RAF 002/2006

Prud’homme, Remy. 1995. On the dangers of decentralization. Policy Research Working


Paper. World Bank.

Quintana, Juan; Tellería, Loreta; Atahuichi, Daniel; Pérez, Rosario; Ramos, Milenka;
Izando, Ilma. 2005. Policía y democracia en Bolivia: Una Política Institucional Pendiente.
Programa para la Investigación Estratégica en Bolivia.

Rapold, Dora y otros. 2001. Descentralización: Documento de orientación. Agencia Suiza


para el Desarrollo y la Cooperación. Departamento Federal de Asuntos Externos.

Rodríguez Aróstegui, Francisco. 2004. Estudio final sobre las tendencias del
financiamiento de la educación superior en América latina y el Caribe: El caso de
Colombia. IESALC-UNESCO. Observatorio Digital de la Educación Superior en
Latinoamérica y el Caribe.

Roosta, Manigeh. 2005. Bolivia: Diagnóstico Nacional Sobre las Políticas de Investigación
en las Universidades IESALC-UNESCO. Observatorio Digital de la Educación Superior en
Latinoamérica y el Caribe.

Salmi, Jamil y Alcalá, Gabrielena. 1998. Opciones para reformar el financiamiento de la


educación superior. Banco Mundial. Departamento de Desarrollo Humano.

Santa Cruz, José. 2004. Financiamiento de las Instituciones de Educación Superior en


Bolivia. IESALC-UNESCO. Observatorio Digital de la Educación Superior en
Latinoamérica y el Caribe.

Santa Cruz, José. 2003. Proyecto Inicial de Reforma de la Educación Superior. Ministerio
de Educación. Informes de Consultoría.

Schwartzman, Jacques. 2004. O Financiamento das Instituições de Ensino Superior no


Brasil. IESALC-UNESCO. Observatorio Digital de la Educación Superior en Latinoamérica
y el Caribe.

Shah, Anwar. 2004, Fiscal decentralization in developing and transition economies:


Progress, problems and the promise. World Bank Policy Research Working Paper.

Sitios web visitados: www.formatec.gov.bo, www.policia.gov.co, www.pnp.gob.pe,


www.policia.gov.py, www.carabineros.cl, www.investigaciones.cl.

Universidad Autónoma Juan Misael Saracho, 2005. Estudio sobre repitencia y deserción
en la educación superior en Bolivia. IESALC-UNESCO. Observatorio Digital de la
Educación Superior en Latinoamérica y el Caribe.

Weise, Krista. 2004. Educación Superior y Poblaciones Indígenas en Bolivia. IESALC-


UNESCO. Observatorio Digital de la Educación Superior en Latinoamérica y el Caribe.

43