P. 1
Abbagnano Nicolas Historia de La Filosofia Vol-2

Abbagnano Nicolas Historia de La Filosofia Vol-2

|Views: 111|Likes:
Published by Evilya Vz

More info:

Published by: Evilya Vz on Sep 21, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/14/2013

pdf

text

original

A Jacobo Faber se une en Francia Pedro Ramus (De la Ramee,
1515-1572), autor de numerosas obras en las que se expone la física, la
metafísica y la lógica aristotélica. En sus Dialecticae institutiones (1543)
intenta formular una lógica o dialéctica, distinta de la aristotélica y que sea
más conforme con el natural funcionamiento del pensamiento. La dialéctica
es definida por él como Doctrina disserendi, o sea, ciencia que enseña el arte
de discutir. Tiene que seguir en sus procedimientos y en su doctrina el
comportamiento natural del hombre al discutir con los demás en torno a
cualquier objeto.

Ese proceder es el siguiente-, primero se medita dentro de sí tácitamente
para hallar la razón que resuelva una determinada cuestión; luego se expresa
el pensamiento así formulado y elaborado racionalmente, de modo que se
preste a contestar a cualquier objeción a que pueda ser sometido. Conforme
a este proceso natural del pensamiento, la dialéctica, en su primera parte,
será guía y fundamento para la solución de las cuestiones; en su segunda
parte, será guía para expresar estas soluciones de modo que se pueda
contestar a todas las preguntas posibles. En otros términos, los momentos de
la dialéctica serán dos: la elaboración mental de un problema y su expresión
verbal apta, para enfrentarse con la discusión. Ramus construye sobre estos
fundamentos una disertación minuciosa y pedante que tuvo mucho éxito en
las escuelas de lógica de su tiempo, pero que ahora tiene escaso interés. En él
hay de notable tan sólo la exigencia que le sirve de principio: volver a llevar
ta forma lógica del discurso a su forma natural y modelar con ello la
dialéctica sobre el procedimiento que es propio de cualquier hombre que
piense y razone. En esto se reveja el espíritu numanístico de su dialéctica,
que también marca, aun a su manera, una vuelta a la naturaleza y al hombre.

30

FILOSOFIA MODERNA

Una exigencia anàloga se encuentra en el español Luis Vives, nacido en
Valencia en el año 1492 y muerto en el año 1540; fue amigo de Tomás
Moro (§ 347) y de Erasmo (§ 367) y es autor, entre otras, de una obra
enciclopédica titulada De disciplinis (1531). También Vives parte de la
crítica de la lógica aristotélica; y sobre todo se opone al respeto
incondicional de que todavía gozaba esta lógica en las escuelas, respeto en el
que Vives vislumbra la causa de la decadencia de la ciencia. Según Vives,
precisa volver, no a la doctrina de Aristóteles, que ya es inadecuada, sino al
ejemplo de Aristóteles-, y los verdaderos discípulos de Aristóteles no son los
que juran sobre su palabra, sino los que interrogan a la naturaleza, como
hizo el mismo Aristóteles. Solamente a través de la investigación
experimental puede llegarse a conocer la naturaleza-, las sutilezas
aristotélicas son inútiles. En los tres libros del De anima et vita (1539) Vives,
afirma una exigencia empírica: hay que buscar no lo que es el alma en sí,
sino las propiedades del alma y la manera cómo éstas obran. Pero Vives se
mantiene tan sólo parcialmente fiel a este principio que debería marcar el
paso de la psicología metafísica de los antiguos a la psicología empírica, y
sus resultados son poco importantes. No obstante, en todas sus obras, en las
que a menudo incurre en el formalismo lógico, es fácil reconocer la
exigencia, fundamental del humanismo, de un renacer de la ciencia mediante
el retorno, no ya a la letra de las antiguas doctrinas, sino al espíritu (o sea, a
los caminos y a los métodos) en que fueron formuladas.
En Alemania esta exigencia había sido por primera vez propuesta por
Rodolfo Agrícola (1442-1485), autor de un escrito, De inventione
dialéctica,
en el que adopta la misma actitud que Lorenzo Valla respecto a la
dialéctica. Agrícola combate el respeto incondicional a Aristóteles y afirma
la necesidad de interpretar libremente sus doctrinas. Considera necesario el
conocimiento y el estudio de los escritores antiguos para volver a llevar las
ciencias a su forma legítima; y el objeto de su libro es el de facilitar,
recogiéndolos precisamente de aquellos escritores, los caminos por los que el
homore puede llegar a conocer las cosas y a describir sus caracteres
esenciales. Agrícola resuelve en sentido nominalista el problema de los
universales. Ciertas cosas presentan propiedades idénticas-, y estas
propiedades que tienen en común, constituyen precisamente el universal.
Así pues, el universal no es más que la semejanza que las cosas presentan en
sus propiedades esenciales. Pero la importancia de Agrícola consiste, más
que en estas doctrinas y en el análisis que hace de las formas retóricas del
discurso, en haber contribuido por primera vez en Alemania a aquella vuelta
a los clásicos que es el mensaje del Humanismo.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->