You are on page 1of 2

c  

- www.mirad.cl ʹ contacto@mirad.cl

c    c  



Ô t. 7.13-14,21-23)

c  

Ôc. 13.24)
at 7:13 Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y
muchos son los que entran por ella;
at 7:14 porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan.

  
Jua 10:1 De cierto, de cierto os digo: El que no entra por la puerta en el redil de las ovejas, sino que sube por otra parte,
ése es ladrón y salteador.
Jua 10:2 as el que entra por la puerta, el pastor de las ovejas es.
Jua 10:7 Volvió, pues, Jesús a decirles: De cierto, de cierto os digo: Yo soy la puerta de las ovejas.
Jua 10:9 Yo soy la puerta; el que por mí entrare, será salvo; y entrará, y saldrá, y hallará pastos.

  
Apo 3:20 He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él
conmigo.

uc 13:22 Pasaba Jesús por ciudades y aldeas, enseñando, y encaminándose a Jerusalén.
El Señor con su caminar, con su entrega completa a las personas, cuantas veces en este libro de ucas hemos leído que
el Señor camina y camina buscando personas y entregando su mensaje de salvación.
Para llegar finalmente a Jerusalén a su destino en donde será finalmente condenado por un pecado no cometido y
entregado en aquella cruz, Él sabía muy bien a donde iba y que sucedería, sintiendo la presión y estrés que cualquier
humano siente bajo presión, pero mucho mayor al saber detalles y la forma exacta en como sucedería.
Cristo no perdía el tiempo, entregaba su mensaje cada vez que era posible.

uc 13:23 Y alguien le dijo: Señor, ¿son pocos los que se salvan? Y él les dijo:
uc 13:24 Esforzaos a entrar por la puerta angosta; porque os digo que muchos procurarán entrar, y no podrán.
Alguna vez se han preguntado el ¿porque no pregunta si son muchos? ¿El pesimismo del mundo? O ¿la realidad de
nuestra situación espiritual?
Algunos piensan que el cielo se compra y por eso lo ven difícil de llegar, piensan en personas puntuales espirituales y
piensan que solo ellos pueden entrar, y ahí estamos en una equivocación porque no se entiende el verdadero mensaje
de Cristo. a pregunta no es ¿son pocos los que se salvan? Pensando en los demás, sino ¿yo estoy salvado?
El Señor en ningún momento dice que son poco, y tampoco le contradice las palabras de la persona, muchos o pocos lo
importante no es eso.
No importan los números, no importan estadísticas, no importan las comparaciones.
Importa la situación puntual de cada uno de nosotros y de las personas que escuchaban a Cristo en ese momento.
Esforzaos en el sentido de hacerlo de corazón, de hacerlo con voluntad, con mi disposición completa a creer en Cristo y a
recibirlo en mi vida, que no sea algo fingido, ni por agradar a otros.
Debemos estar seguros de que estamos con Cristo y preguntarnos a nosotros mismo esto, no auto engañarnos, y no
estar tranquilos hasta estar seguros de que somos creyentes.
o estrecho nos habla de que es dificultoso, la vida de creyente no es fácil, no es la solución mágica para todos los
problemas como algunos creen. Al tener a Cristo tenemos pruebas y persecuciones, pero la diferencia con el mundo es
que tenemos a Cristo de nuestra parte, como sostenedor, como consolador, como alentador en nuestros momentos
difíciles.

Por: Iván Pablo Yáñez Fica 




    
c  
- www.mirad.cl ʹ contacto@mirad.cl

uc 13:25 Después que el padre de familia se haya levantado y cerrado la puerta, y estando fuera empecéis a llamar a la
puerta, diciendo: Señor, Señor, ábrenos, él respondiendo os dirá: No sé de dónde sois.
El padre de familia es Dios Padre, que nos ama y nos llama hijos y nos adopta como tales.
 ë 

 
 
 
 


†  


 


  
  

Pero así como hay hijos de Dios también hay otro tipo de hijos
   
      
 


 
 



    
  
 

 

?  !

" "


 
   
 " 
 

 
  "   


  
 #  

     


 $  
   $ 


 
 

   

Para nosotros todo tiene un principio y un final, nuestro principio comienza cuando nacemos pero nuestro final puede
llegar de dos maneras, por una parte la muerte puede llegar a nuestra vida para decirnos que es hora de partir Ôla
muerte), y no necesariamente debe ser de vejez, porque nos puede llegar a cualquier hora, por cualquier motivo y en
cualquier lugar. Por otra parte puede ser la venida de nuestro Señor, su segunda venida a esta tierra, pero ya no para
dar libertad sino para traer juicio. Esta venida que está muy cerca.
a puerta a la que se refiere, es la puerta estrecha, la puerta de la salvación. Porque llegara un día que aquella puerta se
cerrara y ya nadie podrá arrepentirse.

uc 13:26 Entonces comenzaréis a decir: Delante de ti hemos comido y bebido, y en nuestras plazas enseñaste.
Si nos damos cuenta de que el Señor se refiere a personas que se encontraban en ese momento junto a Él, Cristo no dice
que habrá personas o que otras personas, sino que ustedes comenzareis a decir. Y es así como lo debemos sentir
también nosotros. Darnos cuenta que nosotros podríamos estar en ese grupo de personas que podemos quedar del lado
equivocado de la puerta. En la escuela dominical se canta un coro que dice: Una sola puerta hay mas son sus lados dos,
adentro y afuera ¿En cuál lado estás?
¿En qué lado está usted en este instante? ¿Y si el Señor cerrara la puerta?
Pues uno puede estar demasiado cerca de Dios, oyendo su palabra una o más veces a la semana, compartiendo con
creyentes, leyendo la Biblia, orando, comportándose bien, no diciendo insolencia, ser una persona ejemplar en donde
me desenvuelva, ser una persona intachable, pero si no he recibido a Cristo en mi corazón todo eso son obras en vano.
a comida y la bebida es un símbolo de comunión muy intima, yo comparto la comida con personas que quiero, que son
cercanas a mí. Y además el que se enseñara en sus plazas habla de que ellos realmente escucharon la Palabra de Dios.

uc 13:27 Pero os dirá: Os digo que no sé de dónde sois; apartaos de mí todos vosotros, hacedores de maldad.
a maldad Dios la ve de nuestros corazones, de nuestro actuar, de nuestros pensamientos, cualquier falta que yo
hubiera cometido en mi vida me condena eternamente, y es por eso que nos es necesario cambiar mi situación en este
instante. Dios tiene un libro en donde anota a las personas que son sus hijos, y las personas inscritas allí Él las conoce,
son sus ovejas, son sus hijitos, pero quienes no están inscritos en el libro son ajenos a Dios, porque no son hijos de Dios
sino hijos de Satanás.

uc 13:28 Allí será el llanto y el crujir de dientes, cuando veáis a Abraham, a Isaac, a Jacob y a todos los profetas en el
reino de Dios, y vosotros estéis excluidos.
uc 13:29 Porque vendrán del oriente y del occidente, del norte y del sur, y se sentarán a la mesa en el reino de Dios.

uc 13:30 Y he aquí, hay postreros que serán primeros, y primeros que serán postreros.

Por: Iván Pablo Yáñez Fica