You are on page 1of 2

COLABORAR

A estas alturas, ya nadie duda que nos enfrentamos


aun año duro y difícil en muchos aspectos. Eso no le resta
un ápice de magnífico desafío y reto en el que trabajar con
entusiasmo.
Creatividad e innovación se hacen ahora más necesarios
que nunca, admitiendo cualquier elemento o recurso que
nos permita diferenciación, visibilidad y avance.
Ser creativo es imaginar las cosas de manera diferente.
Innovación es aplicar a la realidad esa nuevas ideas y
hacerla productivas. Innovar es arriesgado, por supuesto,
pero no hacerlo, aún lo es más. Lo mejor es que podemos
implantarlo de diversas formas.

Llega la hora de hacer cosas nuevas, quizás cosas que jamás se nos ocurrieron,
quizás distintas, poco usuales o aún sin desarrollar. Y pese a todo, serán cosas que nos
permitan encontrar un futuro como personas y como organizaciones.
¿Por qué no intentarlo?
Una de las estrategias que nos pueden ayudar a afrontar los retos que nos esperan es
la colaboración entre distintas empresas (en diferentes grados e intensidad) abriendo así
un casi infinito abanico de posibilidades y recursos, apoyando las interrelaciones en
nuestra actuaciones. La colaboración nos permite innovar, crecer, re-inventarnos e
incrementar nuestras ventajas competitivas compartiendo los recursos y esfuerzos.
La cooperación se convierte hoy en un instrumento imprescindible para un
crecimiento exponencial (lo que podemos hacer juntos es mucho más que la suma de lo
que podemos hacer por separado). Por otro lado, a veces imposible de acometer de forma
individual.
La colaboración es dinámica, abierta y transparente, una actividad económica
compartida encaminada al logro de beneficios mutuos.
¿Algo mejor hoy día para tu organización?
La cooperación entre varias organizaciones nos permite abarcar proyectos a los que
no podríamos llegar solos, abrirnos nuevas puertas o excelentes líneas de negocio en las
que no habíamos pensado hasta ahora.
En Extremadura hay más de 67.000 empresas según datos del INE a fecha de
agosto 2009 (http://www.ine.es/jaxiBD/tabla.do?per=12&type=db&divi=DIR&idtab=3)
de las cuales un 62% son personas físicas, autónomos.
¿Os imagináis la cantidad de colaboraciones posibles entre ellas?
¿Y qué tal si lo imaginamos con los más de 3 millones de empresas que hay en
España?
¿Y si lo incrementamos a los países de habla hispana?
Las posibilidades son enormes, incluso si sólo tuviéramos la oportunidad de
colaborar con 6 de ellas. La diferencia con nuestra situación actual sería abismal.

Empecemos desechando los miedos a compartir y abrirnos; reflexionemos sobre lo


mejor que tiene nuestra organización para ofrecer a los demás (lo que yo puedo dar);
busquemos aquellas empresas con las que queramos y podamos colaborar (lo que yo
necesito), y empecemos a construir sinergias juntos. Y tomo como definición de sinergia
toda acción coordinada de cosas o personas que colaboran para realizar determinada
función o tarea complementándose o potenciándose una a la otra.
Si de verdad queremos ser altamente competitivos, nos esperan nuevos modelos,
estructuras flexibles y ágiles; nuevos mercados, productos y servicios; nuevas mentalidades
empresariales, abiertas y receptivas; organizaciones dispuestas a gestionar el cambio que
necesitan.
Dediquemos hoy un tiempo a la creatividad e imaginemos otra forma diferente de
hacer las cosas. Preguntarnos: ¿Qué pasaría si...? y explorar las opciones.
Las estrategias de colaboración que apliquemos en nuestra organización puede ser
el motor que impulse la diferencia en el futuro. La llave que deseamos. ¿Lo intentamos?
Al menos, pensemos en las posibilidades que nos abre.
Ésta es una estrategia, aún hay muchas más.
Os dejo con un esquema completo sobre el trabajo colaborativo que espero os pueda
ayudar a iniciar el camino.

(http://openseminar.flacso.edu.mx/loja/?p=116)

Un saludo,
Lola Sánchez
www.ideacoaching.es