lAeUENeA ORIENTE

:
GEOLOGIA y PETROLEO
LA CUENCA ORIENTE:
GEOLOGIA y PETROLEO
PATRICE BABY, M ARCO RI VADENEIRA,
ROBERTO B ARRAGÁN
Editores Científicos
IFEA
lnstitut de recherche
POUf le dévéloppemcnl
PETROECUADOR
Con el auspicio de SIPEC Ecuador y PETROBRAS Ecuador
Este libro corresponde al tomo 144 de la colecci ón "Tr a va ux de 'Institu t
Fr unca ís d'Études Andines" (ISS N 0768-424X)
1" edición, octubre de 2004
ISBN 9978-43-859-9
© lFEA Institu to Francés de Estudios Andi nos
Av. Arequipa 4595 - cas illa 18-121 7
Li ma 18 - Perú
Teléf.: (5 1 1) 447 60 70 Fax : (5 1 1) 445 76 50
' OlT o electrónico: postmas ter@ifea.org.pe
Dirección URL: http://www.ifea net.org
© Instit ut de Recherche pour le Développement (l RD)
Representación en Ecuador
Whymp ' 1' 442 Y Coruña
Apartado
Quito - Ecuador
1'<.: 1. : (593-2) 2503 944, 504 856
Fax : (59 3-2) 5 )4 020
e-rnuil: irdquito rsi ccnet.ec
(0 PETROECUADOR Alpall ana Etl-86 y Av. 6 de iciemb rc.
Quito - Ecuador
P.O.Box: 17- 11-5007, 17- 11-5008 (593-2) 256 3060
Fax : (593-2) 503 57 1
www.petroecuador.co rn.ec
Cur átu la :
Foto portada: Areni scas de la Formación Hollí n. pr inci pal reser vorio de la
Cuenca Oriente, cañ ón del Río Quijos (Fot o: P. Baby).
Foro contraportada: Cascada San Rafa el, cañ ón del Río Quij o:"> (Fot»: P.
Baby ).
Cuidado de la edición: Anne-Marie Brougere
,
INDICE
PRÓLOGO
René Marocco
AGRADECIMI ENTOS
I NTRODUCCI ÓN
Patrice B ABY, Marc o RI VADENEI RA, Roberto B ARRAGÁN
9
11
13
Capítulo 1: Estratigrafía, estructura y evolución
geodinámica de la Cuenca Oriente
EL PRE-APTENSE EN LA CUENCA ORIENTE ECUATORI ANA 23
Marl on DíAZ, Patrice BABY, Marco RIVADENEIRA. Fred éric
CHRISTOPHOUL
E STRATIGRAFÍ A SECUENCIAL DEL CRETACIO DE LA CUENCA
ORIENTE DEL ECUADOR 45
Roberto BARRAGÁN, Fr éd éric CHRISTOPHOUL, Howard WHITE,
Patrice B ABY, Marc o RI VADENEIRA, F élix RAilI/ÍREZ, J o sé
R ODAS
M AGMATI SMO ALCALI NO INTRA-PLACA EN LA CUENCA
CRETÁClCA ORIENTE, ECUADOR: EVIDENCIAS GEOQUÍMICAS,
GEOCRONOLÓGICAS y TECTÓNICAS 69
R oberto B ARRAGÁN, Patrice B ABY
DINÁMICA DE LA CUENCA DE ANTE- PAÍS ORIENTAL DESDE
EL PALEÓGENO 93
Frederic CHRISTOPHOUL, José David B URGOS, Patrice BABY,
Jean-Claude SOULA, Severine BÉs DE B ERe, Celso DÁVILA,
Mi chel ROSERO, Marc o R¡VADENEIRA
CUANTIFI CACIÓN DE LAS EROSIONES TERCIARIAS Y PLIO-
CUATERNARIAS EN LA PARTE SUR DE LA CUENCA ORIENTE 115
losé David BURGos, Patri ce BABY, Frédéric CHRISTOPHOUL,
Jean-Claude SOULA, Philippe ROCHAT
HIDROCLIMATOLOGÍA DEL ORIENTE E HIDROS EDIMEN-
TOLOGÍA DE LA CUENCA DEL NAPO 131
Alain LARAQUE, l ean Loup GUYOT, Rodrigo POMBOSA
L A SUPERFICIE MERA-UP ANO: MARCADOR GEOMORFOLÓGICO
DE LA INCI SIÓN FLU VIATIL y DEL LEVANT AMIENTO
TECTÓNICO DE LA ZONA SUBANDINA 153
Séverine BEs DE BERc, Patrice BABY, Jaime ROSERo, Mare
SOURIS, Jean-Claude SOULA, Frédéri c CHRISTOPHOUL, lorge
VEGA
EL ENJAMBRE SÍSMICO DE MACAS (CORDILLERA DE
CUTUCÚ) 169
Denis LEGRAND, Patrice BABY, Francis BONDoux, Catherin e
DORBATH, Séverine BES DE BERc, Marco RlvADENEIRA
EVOLUClÓN MAGMÁTICA ACTUAL DE LA ZONA SUBANDINA:
VOLCANES EL REVENTADOR y S UMACO, MODELOS
GEODINÁMICOS PRELIMINARES 183
Roberto BARRAGAN, Patrice BABY
Capítulo 2: Historia de la exploración y
principales campos petroleros de la
petroproducción
BREVE RESEÑA HISTÓRICA DE LA EXPLOTACI ÓN PETROLERA
DE LA CUENCA ORIENTE 205
Marco RlvADENEIRA
CARACTERÍ STICAS GEOLÓGICAS GENERALES DE LOS
PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS DE PETROPRODUCCIÓN 229
Marco Rl vADENEIRA, Patrice BABY
PRÓLOGO
El libro que Petro producción y el IRD me hacen el honor de prese ntar y cuyo
título es "La Cuenca Ori ente : Geol ogía y Pet róleo", representa una sí ntesi s de las
numerosas invest igaciones pluridisciplinarias que re ali zaron las dos entidades en
es trecha colaboración científica y técnica. Es ta fructífer a colabor ación se inició a
comienzo de los años 90 y, muy rápi damente, las dos par tes decidieron focali zar sus
esfuerzos sobre la cuenca de ante- país cuyo interés es a la vez científico (su evolución
reg istró los fenómenos que conduj erón a la génesis de la Cordillera de los Andes) y
eco nómico (la Cuenca Ori ente contiene important es yac imientos de hid rocar buros).
Este doble interés hi zo que la co laboración Petroproducción-IRD sea un éxito
completo y pueda ser tomada co mo ejem plo de lo que se de be hace r. Las invest igaci ones
teóri cas, rea lizadas por un equi po de investigadores ec uato rianos y franceses, se
fundame ntaro n en campañas de campo y en la int erpretación (o la reinterpretación) de
documentos de sub suelo puest os a la di sposición de l proyect o por Pet rop rodu cción. Los
resultado s cie ntífico s obtenidos y los model os teóricos de evolución del frente or iental
andino presentados permiten entender mej or la gé nes is y la evo lución de los hidrocarburos
de la Cuenca Oriente y, por ende, ofrecer nuevos cri terios cie ntíficos para su prospecci ón.
La presente obra muestra la divers ida d de las di sciplinas que laboraron
co nj unta me nte : es tr atigra fía, geol ogía est r uctural , magmatol ogí a, s ismolog ía,
geo morfología, hidrologí a, etc. Esta obra es tam bién el test igo de que paralelamente a
las actividades de investigación se realizó una importante activ idad de capaci tac ión de
jóvenes profes ionales ecuatorianos que participaron activamente en las investi gaciones.
In vesti gación fundamental de alto ni vel , capacitación ci entíf ica y técni ca de
profesionales ecu atorianos, nuevos criterios de prospecci ón de los rec urs os han sido los
10 Ren éMAROCCO
tres principales aspectos de la colaboración entre el IRO y Petroproducción. La obra
«Geología y Petr óleo de la Cuenca Oriente» refleja bien la calidad del trabajo real izado.
No puedo concluir sin felicitar y agardecer a mis col egas y ami gos, Marco
Riv adeneira, Roberto Barragán y Patri ce Baby por es te libro y por todo el trabajo
reali zado en el marco del co nvenio Pet roproducción-IRO.
René Marocco
Ex representante delIRO en el Ecuador.
Fozieres, septiembre de 2004
AGRADECIMIENTOS
Deseamos expresar nuestro agradecimiento a las instituciones y personas que
hicieron posible la realización de estas inve stigaciones y de este libro, entre ellas:
PETROECUADOR, lFEA e lRD, editores del libro ;
PETROPRODUCCION, que es la empresa en donde se desarrollaron muchos
de los estudios aquí publicados.
SlPEC y PETROBRAS, auspiciadores;
Los geólogos y geofísicos de PETROPRODUCCION, por sus val ioso aporte,
derivado del conocimiento de los ca mpos petrolíferos y de la Cuenca Oriente en ge-
neral ;
Los estudiante s ecu atorianos y franc eses que realizaron sus tesis en el mar co
del Convenio lRD-PETROPRODUCClON, y que formaron la "espina dors al" del
proyecto ;
Francis Kahn (ex-Representante de lRD en Ecu ador) y lean Vacher (ex-Direc-
tor del ¡FEA), que apoyaron desde el principio la idea de hacer este libro ;
Anne -Marie Brou gere del ¡FEA, por su trabajo de di agr amación;
Carlitos Pérez (o comando Pérez), nuestro guía inolvidable, siempre en busca
de nuevos afloramientos en los ríos y en la selva del Oriente ecuatori ano .
Este libro est á dedicado a la memoria de Edwin León y Michel Monzier
INTRODUCCIÓN
Pat rice BABY 11.21, Marco RI VADENEIRA 121, Rober to BARRAGÁN ¡JI
La Cue nca Orien te ec uator iana representa un a de las c ue ncas subandinas
más complejas y más atractivas tanto des de el punto de vi sta c ientíf ico como
económico. La misma posee alre dedor de 30 miJ millones de ba rriles de petró leo
en sitio, ac umulado s en cie n ca mpos . La alta den sidad de in for mación de subsuelo
de la Cuen ca Or iente, así co mo la pr esen cia de afloram ientos re la ti vame nte bue nos
en su margen occi dental, han permitido desarro lla r en e l marco del convenio JRD-
PETROPRODUCCI ÓN varios estudios, afín de prec isar su mar co es tr uc tu ra l y su
ev oluc ión ge odinámi ca, conoc im ientos indi spen sabl es para g uia r las estrategias de
exploración y de producci ón de hid rocarbu ros.
Es te libro, qu e a unque no es exhaus tivo, prop one una síntes is de los
resu ltados geo lógicos obte nido s a partir de varios art íc ulos esc ritos sobre Ja
te máti ca de la Cuenca Oriente, por la mayo ría de Jos partici pantes del co nve nio
IRD-P ETROPRODUCCIÓN, y del convenio JRD-JNAMHI. Un a pa r te de los
res ultados presentados ha sido ya publi cada y aprobada por la co munidad cie ntífica
internacional.
111LMTG. I RD/CNRSIUPS. 38 rue des 36 po nts, 3 1400 Toulouse , Frunce.
Di recció n actua l: IRD Perú, Casilla 18-1209. Li ma 18 - Perú (Palrice.Baby@ird.fr)
' ~ I Conve ni o PETROPRODUCCIÓN -IRD , P. O. Box. 17 12 857 , Quito . Ecuad or
(mrivadeneira 0'pelroe cuador.com.ec).
" ' Kerr McGee Oil and Gas Co rporarion, 16666 Nort hCh ase , Housron, Te xas 77060 [Direcció n
actual: Amerada Hess Co rporati on, P.O. BOX 2040 So ciedad Internacional Petrolera S. A.
Houston, Texas 77002. USA. Av. Rep úbli ca 396, Edi f. Forum 300. 8vo piso. Qu ito, Ecuador
(rharraganCG: sipec.c om.ec )jo
14 Patrice BABY, Marco RIVADENEIRA, Roberto BARRAGÁN
1. SITUATIÓN, MORFOLOGÍA Y DEFORMACIÓN DE LA CUENCA
ORIENTE
Al presente, la Cuenca Oriente está en una posición de cuenca de ante-país de
transarco de los Andes ecuatorianos. Se ubica en una zona estructuralmente muy
compleja,justoal n011ede lachamelaent re losAndes centrales y los Andes septentrionales
(fig. 1). Esta posición particular hace que esta región está sometida a cambios de
esfuerzos importantes y, por lo tanto, puede ser responsable de la fuerte actividad
sísmica y volcánica que la caracteriza. La geodinámica de los Andes centrales y
septentrionales está directamente ligada a la subducción de la placa oceánica Nazca por
debajo del continente sudamericano. Al frente de la costa ecuatoriana, la estructura de
la placa Nazca está caracterizada por la presencia de la Dorsal asísrnica de Carnegie, que
seencuentra al momentoen procesode subducciónpor debajo de los Andes ecuatorianos.
La subducción de la Dorsal de Carnegie ha generado en la última década bastante
polémica (Gutscher el al. , 1999; Guillier el al., 200 1; Bourdon el al. , 2003), y su
influencia sobre las diferentes unidades morf o-tect óni cas de los Andes ecuatorianos
está todavía en discusión.
La morfologíade laCuencaOriente (fig.2) secaracterizapor relieves relativamente
importantes en relación con otras cuencas de ante-país andinas. Entre los relieves
subandinos del Levantamiento Napo, al NO, y de la Cordillera del Cutucú, al SO,
desemboca el mega-cono aluvial del Pastaza que se desarrolla actualmente hacia la
cuenca Marañón del Perú. Este cono está considerado como uno de los abanicos
aluviales continentales más grandes del mundo (Rasanen el al. , 1992) , que registra
claramente la historia reciente de la Cuenca Or iente. Algunos resultados presentados en
este libro a continuación dan una idea del significado geodi nárnico de este elemento
morfológico mayor.
La Cuenca Oriente se desarrolla como resultado de esfuerzos transpresivos
presentes a partir del Cretácico Ter minal, los que provocan la emersión de la Cordillera
Real y la formación de la cuenca de ante-país de transarco propiamente dicha. Su
deformación y la estructuración de sus campos petrolíferos resultan de la inversión
tectónica de ant iguas fallas normales ligadas a un sistema de rift de edad triásico y/o
j urásico inferior. Estas fallas, actualmente inversas y de fuerte buzamiento, están
orientadas principalmente N-S o NNE-SSO, y limitan tres corredores estructurales-
petrolíferos (fig. 3) con características propias como son: el Sistema Subandino (Play
occidental), el Corredor Sacha-Shushufindi (Play central), y el Sistema Capirón-
Tiputini (Play oriental). Asimismo, el análisis detallado de las estructuras petrolíferas
y no petrolíferas ha permitido identificar tres etapas de inversión tectónica, presentes a
partir del Turoniano, luego de la depositación de la caliza A. Con la inversión tectóni ca
comienza su desarrollo la totalidad de estructuras petrolíferas de la cuenca (ver fig. 4) .
2. LA CONTRIBUCIÓN DEL LIBRO
2. 1. El capítulo I
La columna litoestratigráfica de la figura 4 resume la estratigrafía y los eventos
geodinámicos más importantes que controlaron el desarrol lo de la Cuenca Oriente y de
INTRODUCCIÓN 15
o 300
Kilornétres
600
Fig. I - Mapa de ubicación de la Cuenca Ori ente en los Andes cent ra les y sep tent r ionales
(datos SRTM, resoluci ón 90 m).
16 Patrice BABY, Marco RIVADENEIRA. Roberto BARRAG.,Lv
I
COLOMBIA
/ (Putumayo)
I
l
,
.. ,
/ /
I
1
/
,
I
./ /
/
,
( ./
)
t


/
/

' ~
/
/
O 50 100
Kilornetres
/
/
PERU
(Marañan)
I
Fig. 2 - Ma pa morfo-estr uctural de la Cuenca Oriente (datos SRTM, resolución 90 m) y
ubica ci ón de las principales estructuras petrolíferas.
[NTRODUCCIÓN
17
I
\
?
76'
? COLOMBIA
77'
o
f
:<..
(/e'
/

1)

? /
,
?
Yc=J CORDILLERA REAL
I
c=J PLAY OCCIPENTAL .
Ir
.',
SISTEMA SUBANDI NO
1 /,
PLAY CENTRAL
11,
c=J CORREDOR SACHA-
CORDILLERA
SHUSHUFINDI
O PLAY ORIENTAL •
CUTUCU
.-
SISTEMA
\ ./

CAPIRON-TIPUTlNI
\ • VOLCANOS ESTRUCTURAS
'1'
--
PEmOLl ERAS
I
O km 100
\
-- PERU
I
»>
50
--
o'

SISTEMA SUBANDINO
(Levantamiento Napa)
I
I
I
oso . I
I
CORREDOR
SACHA-
SHUSHUFINDI
SISTEMA CAPIRON -TIPUTINI
''''''''''' ''H"f
",r OGl "¡O
CRflACICO
¡UHAStCC SUP CREJACIC:OBASAL
:- .up INf
PAlfQZ leo
(i¡Io,SAUEJ'ito
Fig. 3 - Ma pa y sección estru ctura l de la Cuenca Ori ente con sus tre s corredores
estr uct ura les-petr olíferos.
IR Po/rice BABY, Marco R1VADENE1RA, Roberto BARRAC/\JV
EVENTO
TECTONICO
n
INVERS/ON

INVERS/ON
TRANSPRESION
Reeiusto tscsssuco
Cuen
"Foresi ooe"
"Foresag "
MAGMATISMO
o
ur o
gj 6 oc
« > (')
ffi o
u (j) j z
o w w W
ti: ti: (/) o
9
100 Om
CURVA
EUSTATlCA
IH.aq.t :d, a l 7,
r. eall br..da por
Gr. dw. t. ln 9t al.,
199<1 '1a. ,g'lll'. n
fl a l., '"1',
PALEO-
AMBIENTE
CHALCANA
ORTEGUAZA
m fino somero
M RA-AlESA
CHAMBIRA
CURARAY
ARA JUNO
• - HOLLlN
merino somero
coauoente!
TlYUYACU INF.
contmental
fORMACIONES
TIYUYACUSUP.
cont men/a/
PALEOCENO TENA SUPo
cont inental
• TENAiÑF: •
contin ental
manno somero
_"(e[1'l. _ •
M1NAPO SUP.
marino somero
o OLIGOCENO -=======
Z -=-=-=-

O
EOCENO

MIOCENO
CRONO-
ESTRATlGRAflA L1TOLOGIA
70
30
20
10
60
40
=
460t OA
50
¡,l OA' J9
Ar
SANTIAGO
votcenoctestico
planicie costera
a
marino somero
Fig. 4 - Columna tectóno-estratigráfica y eventos geodinámicos que control aron el
desarrollo de la Cuenca Oriente y de sus sistemas petrolíferos.
INTRODUCCIÓN 19
sus sistemas petrol íferos. Esos eventos geodinámicos están presentados y discutid os en
los diferentes artícul os de este capítulo.
Las formaciones sedi mentarias del Pre-Aptense están analizadas por Díaz el al.
Este trabajo describe las características estructur ales, estratigráficas y sísmicas de las
unidades pre-cret ácicas a partir de la elabor ación de column as litológicas de pozos, y de
la interpretación de secciones sísmicas. Uno de los intereses de este artículo fue él de
estudi ar con más detalle la Formación Santi ago, que es una potencial y excelente roca
madre y además pudo haber generado gran cantidad del petróleo de la Cuenca Oriente.
La sección cretácica de la Cuenca Oriente está constituida por las formaciones
Hollín , Napo y Tena Basal. Sus miemb ros elásticos reflejan drás ticos cambios
paleogeográficos, variaciones laterales de facies y fluctuaciones de la línea de costa de
hasta 200 kmdentro de la plataforma marinasome ra Oriente. Barragán el al . diferencian
al menos cinco secuencias depositacionales, en un marco de estratigrafía secuencial de
segundo orden en la escala de Haq el al. (1987), Yasociadas a las variaciones eustáticas
globales del nivel del mar. Además, dicho art ículo nos muestran cómo el inicio de la
compresión andina ejerció un control fundamental en la sedi mentación yen el espacio
disponible para la acomodaci ón de los sedimentos a parti r del Turoni ano (90 Ma).
Varios cuerpos ígneos básicos alcalinos han sido identificados en esta misma
sección sedimentaria cretácica. Barrag án & Baby nos presentan las características
geoquímicas, geocronológicas y tectónicas de este magmatismo cretácico único, y
tratan de darle una explicación enmarcada dentr o de un modelo geodin ámico regional.
A partir del Tur oniano, la Cuenca Oriente ya se ubica en una posición de cuenca
de ante-país de transarco. Su funcionamiento durante el Cenozoico y el Cuaternar io es
complejo y controlado por el creci miento de los Andes. A través de un análisis
sedimentológico detallado del relleno paleógeno y neógeno de la Cuenca Oriente ,
Christophoul el al. describen en términos de relaciones tectónica- sedimentación su
dinámic a sedimentaria y proponen un model o de evolución para el Cenozoico.
Para completar el análisis de la dinámica sedi mentaria cenozoica de la Cuenca
Orient e, Burgos el al. cuantifican los procesos de erosión desde el Eoceno hasta el
Cuaternario en la parte sur de la cuenca, donde a partir de buenos indicadores térmicos
y marcadores de enterramiento sedi mentario, tales como la reflectancia de vitrinita y
trazas de fisión de apatitas, nos muestran cómo estas tasas de erosión pueden reflej ar la
historia del crecimiento de los Andes ecuatorianos.
Los valores más fuertes de tasas de erosión en la Cuenca Orient e se encuentran
alfinaldel Neógeno yen el Cuaternario. Estas fuertes tasas de erosión estáncorroboradas
por los resultados de Laraque el al.. los mismos que nos present an el estado de
conocimiento actual de la hidroclimatología y de la hidrosedimentología de la cuenca.
Los procesos de erosiónrecientes y actuales se reflej an también en la morfología
de la zona subandina de la Cuenca Oriente, que se carac teriza por la presencia de terrazas
aluviales espectacul ares y la formación de grandes deslizamientos. Gracias a un estudio
morfo-estrucrural de la zona subandina, Bes de Berc el al. ponen en evidencia y anali zan
un marcador morfológico de escal a regional, que cubre los depósitos aluvi ales recientes
desde la Depresión Pastaza hasta el valle del Upano ("Superficie Mera-Upano") .
20 Patrice BABY, Marco RIVADENEIRA, Roberto BARRA.GÁN
Utilizando esta superficie corno marcador de la incisión f1u viátil y del levantamiento
tectónico actual de la zona subandina, las tasas de incisión y de levantamiento tectónico
obtenidas son del orden del centímetro, lo que es excepcional e implica una importante
acti vidad sísmica.
Esta alta acti vidad sísmica existe. Legrand el al. nos presentan un experimento
(1999-2000) realizado en el marco del convenio IRD-Pet roproducción, cerca de la
ciudad de Macas, para estudiar el enjambre sísmico de la Cordillera de Cutucú. Las
ubicaci ones de los terremotos registrados fueron comparadas y correlacionadas con las
estructuras geológicas. Los resuItados muestran que estos terremot os pueden ser
interpretados corno laconsecuencia de la inversión tectónica actual del Corredor Sacha-
Shushufindi, que emerge en la Cordillera de Cutucú.
Finalmente, Barragán & Baby presentan las características geoquímicas de los
dos volcanes holocénicos activos en la Cuenca Oriente (El Reventador y Surnaco), que
constituyen marcadores importantes de suúltimaevolución geodinámica y proponen un
modelo volcanogénico regional para entender su evolución
2. 2. El capítulo 11
Este capítulo permite tener una idea de las características geológicas de los
campos petroleros de Petroproducción, de la riqueza de la Cuenca Oriente y de la
historia de su exploración. Después de una breve, pero sumamente interesante reseña
históricade laexploración petrolera de la Cuenca Oriente presentada por M. RivacJeneira,
Rivadeneira & Baby exponen las características geológicas de los veinte campos más
importantes de Petroproducción. Se define laedad de cada uno, las características de sus
crudos, un esbozo del sistema deposicional de sus principales reservorios, y secciones
sísmicas ilustrando sus características estructurales principales.
Referencias citadas
BOURDON E.. EISSEN J.-P., GUTSCHER M.-A., MONZIER M., HALL M. L. & COTTEN
J., 2003 - Magmatic response roearly aseisrnic ridge subduction: the Ecuadorian margin
case (South América). Earth and Planetary Sci ence Letters, 205: 123- 138.
GUILUER B , CHATELAIN S-L. , JAILLARD É., YEPES H., POUPINET G. , FELS S-E.
2001 - Seismological evidence on the geometry of the orogenic systern in centr al-
northern Ecuador (South América). Geophvsical Research Lett ers , 28, 19: 3749-3752.
GUTSCHER M., MALAVIEILLE S.. LALLEMAND S. & COLLOT J., 1999 - Tectonic
segrnentation of the NorthAndean margin: irnpact of the Carnegie Ridge collision. Earth
Plane t Sci. u«. 168: 255-270.
HAQ B.U., HARDENBOL S & VAIL P.R.. 1987 - Chronology 0 [' sea levels since the Trias sic.
Science. 235: 11 56-1 J67.
RASANEN M., NELLER R., SALO J. & JUNGNER, H., 1992 - Recent and ancient fluvial
deposition sysrerns in the Arnazonian foreland basin, Peru. Ceo/. Mag., 129: 293-306.
CAPÍTULO 1
ESTRATIGRAFÍA, ESTRUCTURA Y
EVOLUCIÓN GEODINÁMICA DE LA
CUENCA ORIENTE
Calizos y lutltas da la Fm. Napa (Foto: P. Baby)
EL PRE-APTENSE EN LA CUENCA ORIENTE
ECUATORIANA
Marlon DíAZ (1), Patrice BABY 12. r)
Marco RIVADENEIRA 141, Fredéric C/-/RISTOPHOUL 12)
Resumen
El presente trabajo describe las características estructurales, estratigráficas y sísmicas de
las unidades pre-Aptense en la Cuenca Oriente. La elaboración de columnas Jitológicas de pozos
tales como: Sacha Profundo, Tarnbococha- J, etc., y la interpretación de secciones sísmicas
permitieron redefinir las formaciones pre-Aptenses en el centro Norte y Este de la cuenca. Una
nueva formación fue definida en este estudio como Fm. Tambococha (Jurásico Medio-
Cretácico Temprano) al este de la cuenca.
El análisis tectono-sedimentario permitió caracterizar el contexto geodinámico de la
Cuenca Oriente pre-Aptense. Se estableció el desarrollo de dos sub-cuencas de "back-arc"
durante eJ Jurásico Medio a Cretácico Temprano con estilos tectónicos diferentes. La primera
conocida como Corredor Sacha-Shushufindi, controlada por fallas normales de gran profundidad
y asociadas con un sistema de "Rift" previamente desarrollado durante eJ Triásico y Jurásico
inferior. La segunda, conocida como Sistema Capirón-Tiputini, con juegos de fallas normales de
tipo lístrico conectadas sobre un nivel de despegue horizontal ubicado en el basamento.
El sistema petrolífero pre-Aptense de la Cuenca Oriente es pobremente conocido. La Fm.
Santiago es una buena roca generadora, pero su variación y desarrollo lateral de facies en la
cuenca no han sido aún definidos.
Palabras claves: Cuenca Oriente, Ecuador, pre-Aptense, rift, back-arc, roca madre.
1"OCClDENTAL, P.O. Box: 17-15-0095-C, Quito. Ecuador (marlon diaz@oxy.com).
12ILMTG.IRD/CNR5IUP5, 38 Rue des 36 ponts, 31400 Toulouse, France [" Dirección actual:
lRD Perú, Casilla 18-1209, Lima 18 - Perú (Patrice.Baby@ird.fr)].
131 Convenio PETROPRODUCCION-IRD, P. O. Box. 17 12 857, Quito, Ecuador.
l'IpETROPRODUCCIÓN, Casilla Postal 17-10-7019, Quito, Ecuador
(mri vadeneira 0' petroecuador.com.ec).
24
Marlon DÍAZ, Patrice BABY, Marco RIVADENEIRA , Frédéric CHR1STOPHOUL
INTRODUCCIÓN
El presente trabajo fue realizado en el marco del Convenio Petroproducción-IRD
(ex-ORSTOM) como un aporte al conocimiento general de las formaciones geológicas
y de la geodinámica del pre-Aptense (mejor conocido como "pre-Cretácico") de la
Cuenca Oriente.
El pre-Aptense está integrado por un grupo de formaciones cuyas edades valían
entre el Paleozoico y Mesozoico y que reposan directamente sobre un basamento pre-
Cámbrico asociado al Escudo Guayanés. Estas formaciones constituyen las primeras
fases de evolución tectono-sedimentaria de la cuenca, afloran únicamente en el Sistema
Subandino, sobre todo el Jurásico. El Paleozoico y Triásico afloran solo en la parte Sur
(Cordillera de Cutucú) de este sistema. En el centro de la cuenca, se conoce de estas
formaciones únicamente a través de datos de pozos y sísmica de reflexión.
Este estudio fue realizado principalmente para el centro de la cuenca, donde
fueron establecidas las características sismo-estratigráficas de lasecuencia pre-Aptense,
mediante la interpretación de secciones sísmicas y datos de pozos tales como el Sacha
Profundo-l, que fue el pozo que mayor información del pre-Aptense ha brindado hasta
la fecha en la Cuenca Oriente.
Se tuvo en cuenta el potencial hidrocarburífero que pudo haber generado esta
sección, el mismo que podría estar entrampado en estructuras pre-Aptenses y posteriores,
presentes a lo largo de toda la cuenca.
1. GEOLOGÍA REGIONAL
1. 1. Marco estructural
Estudios realizados por el Convenio Petroproducción-IRD ponen en evidencia
tres dominios tectónicos en [a Cuenca Oriente (fig.l). Este nuevo modelo estructural
presenta sus propias características geométricas y cinemáticas relacionadas a una
herencia pre-cretácica propia (Baby el al., 1999). El Dominio Occidental o Sistema
Subandino presenta de Norte a Sur 3 zonas modo-estructurales: el Levantamiento
Napo que corresponde a un inmenso domo alargado en orientación NNE-SSO, limitado
al Este y al Oeste por fallas transpresi vas; la Depresión Pastaza donde las fallas se
vuelven más cabalgantes al contacto Zona Subandina-Cordillera Oriental; la Cordillera
de Cutucú, la cual se caracteriza por un cambio de orientación de las estructuras, de N-
S a NNO-SSE, y la aparición de formaciones triásicas y jurásicas (Fms. Santiago y
Chapiza) y en menor proporción paleozoicas (Fms. Pumbuiza y Macuma). Según Baby
et al. (1999) este cordillera parece corresponder a la continuación suroeste del Corredor
Central Sacha-Shushufindi.
El Dominio Central oCorredor Sacha-Shushufindi abarca loscampos petrolíferos
más importantes de la Cuenca Oriente (Sacha, Shushufindi, Libertador). Está deformado
por mega-fallas en transpresion, orientadas NNE-SSO, que se verticalizan en profundidad
y pueden evolucionar a estructuras en tlor hacia la superficie (Baby el al., 1999).
El Dominio Oriental o Sistema Capirán-Tiputini corresponde a una cuenca
extensiva, actualmente invertida, estructurada por fallas lístricas que se conectan sobre
un nivel de despegue horizontal (Balkwi!l el al., 1995; Baby el al., 1999).
EL PRE-APTEN5E EN l. A CUENCA ORIENTE ECUATORI ANA 25
I
\
,
;
?
76°
? COLOMBIA
I
YO CORDILLERA REAL
j'
/ O SISTEMA SUBANDINO
r-l CORREDOR SACHA-
L-..-..J SHUSHUFINDI
r-l SISTEMA
L-..-..J CAPIRON-TIPUTINI
~
ESTRUCTURAS
PETROLl FERAS
100 ESTRUCTURAS
; ; . . - - - - : : ~ ; . . . - - . . ; , ; ; NO PETROLl FERAS
O NO EXPLORADAS
'0
O
~ ~ ~
<t ~ ' v ~
lj
~
?
I
?
1
/1
.',
1" /
11,
./
CORDILLERA
/
,/
CUTUCU
" ,
./
,
• VOLCANOS
')'
-
I
-
- O km
\
PERU
I - ~
50 - ~

Fig. 1 - Mapa tect óni co de la Cuenca Oriente (modificado de Baby el al ., 1999).
1. 2. Cicl os tectono-sedimentarios pre-Apten se
El pre-Aptense de la Cuenca Oriente (fig. 2) comprende 4 ciclos tectono-
sedimentarios que agrupan 7 formaciones. Estas descansan sobre un substrato pre-
C árnbri co, el cual estáconstituido por rocas ígneas (granito) y metamórficas, relacionadas
con el escudo Guayano-Brasile ño.
El Ciclo Pumbuiza (Silúrico?-Devónico) está represent ado por la Forma ción
Pumbuiza (Goldschrnid, 194 1), compuesta de pizarras grises a negras y areniscas
cuarcí ticas de ambiente marino de plataforma. Estas rocas han sufrido fuertes
26 Marlon DÍAZ. Po/rice BABY, Marco RIVADENEIRA. Fr éd éric CHRISTOPfl OUL
,
MAGMA Tl 5M Q
:
FORM ACIONES
...
&

·

CHRONO '"
LITOlOGIA
PALEO-
"
.
·
. EVENTO
EST RATl GRAFIA AMBIENT E
<
o
2
o

,
TEcrONICO
>
I t-> ?
; : :

3
·
. >
-
i
o
o
v,
.'
. .
-'''''':1
'Dr
1- ,-
"
-
- o E
• o o
"' Af..M
ü.
l -
• o o
-

o
-
i
ex
u
"
11
a
-===.
I
I " rtJ
·
DOGGER
"
:; (> CHAPIZA
o
o
"

I--'="=-- - 1- 1-
1 .... ...
1-
UA$ICO
o
"",."",
_.

1-
SANTIAGO
' 0
TARDIO
o
o
................
u
o
·
"
MfDIO
40
TEMPRANO
50
TAROtQ
60
o
u

70
" w
e,
TEMPRANO
80
COIIIPRES/OH
o
rARQIHER VMeA
ca
MACUMA
..
SILfS IANQ
"'..co

ro
50"'"'"
o
1-_-_-
=
"
2C
w

1-----
z
o
J;1


u
4C
OlNANnANO
eo
COIIIPRES/OH
V
EOHfl'{;Y ICJlJ

TAROIO
70
o
u
V
z
PUMBUIZA
80
o
MEDIO
>
·
o
m"nnorome.ro
90
V
(mot,JnOIt'lfl'3i1)
TEMPRANO
00
o
-=-
f)(TfNSJOH
10
u
PRfOOUANO
·
20
,
UOLOVTANO
\"
29
19
r :lO
200
17
23
16
Fi g. 2 - Columna tectono-estratigáflca de la Cuenca Oriente
(modificado de Baby el al., 1999).
EL PRE-APTENSE EN LA CUENCA ORIENTE ECUATORIANA 27
plegamientos y fal1amientos, y un cierto grado de metamorfismo anterior a la
sedimentación de la Fm. Macuma.
El Ciclo Macuma (Carbonifero-PérmicoZ}, represent ado por la Formación
Macuma (Dozy & Baggelaar, 1940; 1941; Goldschmid, 1941), descansa en discordancia
angul ar sobre la Fm. Pumbui za. Comprende potentes estr atos de calizas biocl ásticas y
dolomit as, con intercalaci ones de lutitas y areniscas finas a veces glauconíticas. En las
secciones sísmicas analizadas, no se observan deformaciones sin-sedimentarias, lo cual
indica condiciones tectóni cas relativamente estables.
El Ciclo Santiago/Sacha (Triásico Supo-Jurásico Inf. ). La Formación Santiago,
nombrada por Goldschmid (1941), aflora únicamente en la Cordillera de Cutucú. Está
const ituida por sedimentos marinos ricos en materia orgáni ca y volcano-sedimentos
hacia la parte superior. En el Nort e, está presente solamente en el Cor redor Sacha-
Shushufindi donde se la correlaciona con la Fm. Sacha de ambiente continental
(Rivadeneira & Sánchez, 1989), compuesta por limolit as, arci llolitas, y esporádicamente
calizas y dolomitas de variados colores. Este ciclo es sin-tectónico y registra la apertura
de un "Rift" (Christophoul, 1999), evidenciada por un volcanismo toleítico continental
(Romeuf el al ., 1997).
El Ciclo Chapi za/Yaupi/Misahualli (Jurásico Med-Cret ácico Temp. ], La
Formación Chapiza (Goldsc hmid, 1941; Tschopp , 1953) comprende una sucesión de
sedimentos el ásticos continentales (capas roj as), que se depositaron en un clima seco o
desértico. Tschopp ( 1953) introduce tres di visiones: Chapiza Inferior, Chapiza Medio
y Chapi za Superior. Esta última fue definida como Miembro Yaupi (Jaillard, 1997). La
Formación Misahualli, cuya zona de afloramiento se restringe a la Zona Subandina, es
el equi valente lateral de los miembros inferior y medio de la Fm. Chapi za (Jaillard,
1997). Está constituida de acumulaciones volcánica s, que forman parte del potente arco
magmático que corre desde el norte de Perú hasta el norte de Colomb ia (Romeuf el al .,
1995), y que estaría asoc iada a la acti vidad tectóni ca Jur ásica como parte efusi va de la
intrusión de los batolit os de Abitagu a, Azafrán y Rosa Florid a (Aspden & Litherland,
1992; Eguez & Aspden, 1993). La edad radiorn étrica es I72,3±2, I Ma. (Romeuf el al.,
1995). Este ciclo tectono-sedimentario comienza con una fuerte superficie erosional a
la base de la Fm. Chapi za. Esta discordancia angular y la reducida acomodac ión de la
sedimentación refleja n un levantami ento y emersión de la zona estudi ada, y por
consiguiente el fin del " ri ft i ng" , Este fenómeno est á relacionado con un cambio en el
marco geodin árnico, el cual cor responde al arranque de la subducciónandinaevidenciado
por el volcanismo calco-a lcalino Misahuall í.
2. ANÁLISIS SISMO-ESTRATIGRÁFICO
El anál isis sismo-estr atigráfi co del present e trabaj o fue realizado para cada
domin io estructural de la Cuenca Oriente y establece las facies sís micas que present an
las unidades estratigráficas pre-Apt ense.
2. 1. Sistema Subandino
En este domin io se definen únicament e dos facies sísmicas (fig. 3): FSS-l
(Facies Sísmica Subandina-I ), que represent a al basamento granítico y/o metamórfi co,
28 Marlon Dí.-1Z. Patria BABY, Marco RIVADENl:;IRA. Fréderic CHRISTOPHOUL
(Ret. Baby. 199B)
5 KM
Fig. 3 - Estr uctura Bermej o (facies sísmicas del pre-Aptense).
y FSS-2, que corresponde a la Frn. Misahuallí. Esta última ha sido descrita en
afloramiento: ubicados a lo largo de este domi nio tectónico y por descripciones
litológicas de pozos que han atravesadoesta formaci ón (campos Bermejo y Pungar ayacu).
Como se observa en la sección sísmica de la figura 3. no se notan reflectores sísmicos
claros que caracterizan esta formación. su presencia debajo de la sección cret ácica se
confirma por los datos de perforación. Se asume que esta formación descansa directamente
sobre e] basamento pre-c ámbrico ("), a pesar de no observarse un reflec tor claro y
continuo que indique este posible contacto.
2. 2. Corredor Sacha-Shushufl ndi
Para calibrar las facies sísmicas en el Corredor Sacha-Shushufindi, se utilizó la
información litológica de los pozos Sacha Prof undo- l (fig. 4) YShushufindi A-39, los
mismos que atravesaron parcialmente las formaciones pre-Aptense, 5n5 y 27 10 pies
de pre-Aptense respectivament e. El análisis de la secc iónsísmica de la figura S permitió
dividir al pre-Aptense en sei s facies sísmicas (FSC) diferenciables por el marcado
contraste de las reflexiones y por la presencia de fuertes reflecto res que las separan
(discontinuidades regionales).
FSC-l (Facies Sísmi ca Central- T: pre-Cámbrico) constituye el basamento
cristalino y metamór fi co relacionado al escudo Guayan és. En la sección analizada
(fig. S). Yal igual que en ot ras, muestra una respuesta difusa y caótica.
FSC-2 present a dificultades en la equi valencia. pudie ndo corresponder a la parte
inferior de la Frn. Purnbuiza, pero lo más probable es que se trate de una formación más
EL PRE-APTENSE ENLA C ENCA ORIENTE ECUATORIANA 29
Prof .
(N)
L1TOLOGIA y OESCRIPCION
are Imaree
CURVAS ELECTRICAS FORMACIONES
15580'
10949'
13350'
SACHA
HOLLlN
10218'
CHAPIZA
MACUMA
PUMBUIZA
SP ,MV¡
40
-'1
· 5

DT (mslft¡

H

'-
GR1AP,)
200 140

1,

Interestral ificación
de lutllas con
potentes estratos de
ca liza. También
cap as de aren isca
Capas rojas:
Hmcütas. arcillolilas
y esporádicamente
calizas y dolomitas
de variados colores.
Edad triásica según
estudios
palinol6gicos
{Rivadeneira &
Sanchaz , 1989) .
Facies continental de
l a Fm. Santiago
Tobas y basaltos
gris obscuros. Edad
132 Ma (Hall s Calle,
1982) .
Ar eniscas y lutitae obscuras.
Dep . marino somero de baja
enerqta . Roca sobre madura
Miembro inf. correlacionable
I con la Fm. Yaurlchambl
1I (Bolivia). Ciclo Transqreaivo
10100
.-
10400
10700
11000
11300
1' 600
' 1900
12200
1250 0
12800
13100
13200
13700
14000
14300
14600
14900
15200
15500
15800
16100
Fig. 4 - Registro del pozo Sacha Profundo (pre-Aptense).
anti gua (de edad anter ior al Silúrico Tardío). La respue sta sísmica es muy clara, con
reflectores muy continuos lateralmente.
FSC-3 corres ponde a la Fm. Pumbui za (Silúrico (?) - Devónico) propiamente
dicha, presentando un contacto bien marcado con la Fm. Macuma (Carbonífer o -
Pérmico (?)), obser vado en varias secci ones sísmicas del corredor. Este contacto
represent a una superf icie de erosión regional que separa a estas dos formaci ones, la
misma que produce cambios Jaterales muy fuertes de espe sor.
FSC-4 se ca racteriza por tener reflecto res sísmicos muy claros y continuos, de
buena continuidad lateral y configuración par alel a, que co rresponde n a la Fm. Macuma.
Estos reflectores soncaracterísticos de secuencias car bonatadas ypueden ser considerados
como buenos hori zontes sísmicos marcadores.
FSC-S rep resenta la Fm. Sacha definida por Ri vadeneir a & Sánchez (1989) en
el pozo Sacha Profundo (fig. 4) , sobre la base de resultados de los estudios palinológicos
30 Marlon DÍA7, Po/rice BABY, Marco RIVADENEIRA, Frederic CHRISTOPHOUL
SACHA PROFUNDO
Proyectado 4.5 Km N
SHUSHUFINDI A - 39
2,0 ••_.'1
FACIES SISMICAS DEL PRE·APTENSE (CORREDOR SACHA· SHUSHUFINDII
Pre-Purnbutza ?
8 6 $. d menlo IFSC. 3 ! PtlmbU!!,]
\4IC Ul:l d IFSC-
Fig. 5 - Estr uctura Sachu-Shushufi ndi (facies sísmicas del pre-Aptense),
que dan una edad triásica a las capas rojas localizadas inmediatamente sobre los
sedimentos de la f ormación Macuma. Esta formación podría constituir un equivalente
latera l continental de la f or mación Santiago, definida más al sur en la CordiJ lera de
Cutucú (Tschopp, ] 953). Está conservada en grubens o serni-grabens. Los reflectores
de esta formación son difusos. Su reflector basal , que marca el contacto con la FSC-4,
es claro pero no tiene muy buena continuidad lateral. Este contacto corresponde
posiblemente a una superficie de erosión de carácter regional. Aunque no se ha
comprobado la presencia de la Frn. Santiago en los pozos perforados hasta la actualidad
en la Cuenca Oriente. por sus características litológicas ya descritas en los afloramientos
de la Cordillera de Cutuc ú, ésta debe presentar reflexiones sísmicas fuertes y con gran
continuidad lateral, formando una subfacies con características de reflexión bastante
parecidas a las facies sísmicas que representan la Fm. Macuma (Rivadeneira &
Sánchez, 1989).
FSC-6 representa a la For macion Chapiza integrada por depósitos volcano-
sedimentarios (equivalente de la Frn. Misahuallí del Sistema Subandino), con basaltos
en su part e superior datados en 132 Ma en el pozo Sacha Profundo (Hall & Calle, 1982;
ef fig. 4). Esta, en la sección analizada (fig. 5), presenta reflectores sísmicos más claros
que en la FSC-5, y parece sellar el anticlinal "Sacha Profundo" que afecta las
formaciones sedimentarias subyacientes. La sección sísmica muestra que este anticlinal
resulta de una primera inversion tect ónic a de la falla normal del borde oeste del graben
Sacha-Shushufindi. Hacia el techo de f CS-6, se presenta un truncamiento erosional con
una marcada discordancia angular al contacto con la Fm. Hollín.
EL PRE-APTENSE EN LACUENCA ORIENTE ECUATORIANA J I
2. 3. Sistema Ca pirón-Tiputini
En es te sistema, se defin en con clarid ad las faci es sísmicas pre-Aptense presentes
en el " trend" ITT, pero tambi én pre sentes en estructuras como Pañacocha. Por la poca
informaci ón obtenida de los pozos presentes en estas estructuras , no se ha podido
correla ci onar de manera precisa estas faci es sísmicas con las form aci ones pre-Aptense
ya descritas.
En la sección sísmica de la figura 6, se distinguen varias fac ies sís micas, las
cuales se ha tratado de corre lac ionar con las unidades ant eriormente definidas en el
Corredor Sacha-Shushufindi , tomando como referen cia el tipo de reflexi ón sís mica que
present an.
FSO-I (Facies Sí smica Oriental- L), al igual que FSC-l en el Corredo r Sacha-
Shu shufindi, corresponde al basamento cristalino y metamórfico.
FSO-2 no di fiere mucho de lo observado en el Co rredo r Sacha-Shushu findi. En
secc iones sísmicas analizadas, FSO-2 presenta refle ctores muy cla ros y co ninuos,
paralel os entre sí y co nco rda ntes al basamento. Por la claridad y el contraste de és tos,
pod ría trat arse de la FOl. Macuma.
FSO-3 en este sis tema aún es muy inci erta, de acuer do a las conside raciones
tectono-sediment ari as que se mencion an más adelante. Parece co rresponder a sedimentos
1.00
I
r-"l Cretácico-
I-----.J Tercrano
r-"l Relleno
I-----.J de falla
TAMBOCOCHA - 1
(proyec. 45 SW)
FACIES SISMICAS DEL PRE-APTENSE (SISTEMA CAPIRON-T1PUTINI)
Fm. Tambococha
IFSO- 4 .1 IFacies distales
IFSD-4 2 IFacies proximal es
IFS0-4 3 ¡Facies marino (J.
rned-K. ternp.)
IFSO· 1 IBasamento I
~
Paleozoico Pnmer ciclo de
Fm. Macuma ? relleno?
150 ~
; 2 f . ~ ~ , = ~ ~ ~ ~ ~
>-
Fig. 6 - Estructura Tarnbococha (facies sísmicas del pre-Aptense),
32 Marlon DíAZ. Patrice BABY, Marco RJVADENElRA, Fred éric CHR1STOPHOUL
depositados después de un período de erosión, como lo muestra la secc ión sísmica de
Tarnbococha (fig. 6). Se nota una fuerte incisión en los depósitos representados por
FSO-2 (paleovalle en la Fm. Macurna"), sellada por sedimentos del FSO-3 que podr ían
pertenecer ya al relleno del semi-graben de Tambococha.
Encima de FSO-3, los depósitos del relleno del semi-graben muestran varias
facies sísmicas que cambian lateralmente. FSO-4.1., en la parte occidental del semi-
graben, está separada de FSO- 3 por dos claros y continuos reflectores paral elos entre sí.
Hacia el tope, muestra truncami entos por debajo de la superficie erosional de la base del
Cretacico. Hacia el Este, contra la falla del semi-graben, FSO-4.2. está repre sentad a por
una respuest a sísmica muy caótica que corresponde probablemente a un facies proximal
de escarpe de falla (brechas y conglome rados), ya descrito en los núcleos de los pozos
Tiputini M- l y Ishpingo-I (Informes internos PETROPRODUCCIÓN). FSO-4.3. ,
tanto ensecci ones sísmicas como ensu litolo gía, est á repr esentad a por reflectores claros
y continuos que corresponden a los depósitos marinos carbonáticos de aguas someras,
evidenciados en el pozo Tarnbococh a-I y datados del Jurási co Medi o-Valangini ano
(Labogeo, 1996).
FS0-4. I.,fS0-4.2. y FSO-4.3. representan una gran parte del relleno sedimentario
del semi-graben de Tarnbococha, que muestra un medio de deposi ración marin o de
aguas someras nunca descrito más al Oest e. Razón por la cual, denomin amos a este
relleno sedi mentario Fm. Tambococha. Esta podr ía estar present e en todo el "trend"
ITT. Por edad es el equivalente lateral de los sedimentos continentales de la Fm.
Chapiza.
3. PALEOGEOGRAFÍA DE LAS CUENCAS PRE-APTENSES
Los mapas paleogeográficos presentados en este trabajo fueron realizados
tomando como base mapas de distr ibución de las unidades pre- Aptense (Diaz, 2000).
Para la Cuenca Marañón, fueron complementados con mapas del pre-Cretácico Peruano
(Gil, 1995). Estos permiten observar de manera general su distribución. No se han
elaborado mapas paleogeográficos de lasección paleozoi ca por la poca información que
se tiene acerca de ésta.
3. 1. Paleogeografía del Triásico Superior-Jurásico Inferior
Depósitos de esta edadhan sido descrit os en la Cordillera de Cutucú (Goldschmid,
1941; Tshopp, 1953; Christophoul, 1999), los cuales registran una importante ingresión
marina proveniente del SSO (Cuenca Santiago del Perú), que da comienzo a la
depositacióndel miembro Santiago Inferior constituido por sedimentos marinos someros
ricos en materia orgánica. El miembro Santiago Superi or está caracterizado por
sedimentos volcanocl ásticos dominados por un volcanismo toleítico submarino y
continental (Romeuf el al. , 1997; Christophoul el al., 1999 ).
La presencia de depósitos marinos triásicos en el Ecuador fue registr ada por
primera vez en el área perteneciente a la mina de Guaysimi (Provincia de Zamora
Chinchipe), en rocas skarnificadas. Bivalvos del tipo Entomonitis richmondiana
posiblemente de edad Noriana fueron encontrados en estas rocas (Fm. Piunt za: Aspden
EL PRE-APTENSE EN LA C U E ~ C A ORIENTE ECUATORIANA 33
& Ivimey-Cook, 1992). Estos podrían ser atribuidos al miembro inferior de la Fm.
Santi ago de la Cordill era de Cutuc ú,que nosufrióel rnetamorfizmo de contactocausado
por [as intrusiones del Jurásico Medio.
En [a zona norte de la cuenca, únicamente en el pozo Sacha Profundo-l , se
registraron por est udios palinológicos sedimentos triásicos (ef fig. 4). Son de tipo
continental y fueron considerados como el equival ente Jateral de la Frn. Santiago (Fm.
Sacha : Rivadenei ra & Sánchez, 1989). El pozo Zorro-I atravesó una roca volcánica
básica datada por Ar O-K-l°en 181Ma (Cora l Gables Lab.-Texaco, 1974) ubicada hacia
el techo de la secuencia que da una edad Toarciano. Esos datos confirman la presencia
de depósitos triásico-jurási cos en este sector.
Durante este período , se registra un tectonismo distensivo como lo muestran los
datos sísmicos (e! fig. 5). La sedimentación en el Corredor Sacha-Shushufindi fue
controlada por fallas normales de alto ángulo que afectan el basament o, y que
evidencian la apertur a de un "Rift" de edad triásico a jurásico inferior (Christophoul,
1999). El volcani smo continental de tipo tole ítico descrito en la Fm. Santiago de la
Cordill era de Cutucú (Rorneuf el al. , 1997) confirma la apertura de este "Rift", que
coincide hacia el nort e con el Corredor Sacha-Shushufindi (fig. 1). Está relacionado a
la apertu ra Tetian a que influenció la evolución de los Andes Septentrionales (Jaillard el
al ., 1990).
Al sur (Cuenca Marañón), los depósitos del Triásico Superior-Jur ásico Inferi or
son bien conocidos (Grupo Pucará: Rosas el 01.,1997), Ytienen mayores espesores. Son
controlados tambi én por fall as normale s (Gil, 1995). Al norte de la Cuenca Oriente
(Cuenca Putumayo), se conoce el equivalente lateral que corresponde a estratos marinos
someros conteniendo brechas y de edad Rhaetiano (o Noriano Tardío, según la escal a
americana). Estos se encuentran sobreyacidos por capas rojas de edad Liásica con
intercalaciones volcánicas (Geyer, 1974).
En la figura 7, se presenta un esquema paleogeog ráfico durante el Triásico
Superi or-Jurásico Inferior. El mar Liásico posiblemente llegó hasta el centro de la
cuenca.
3. 2. Paleogeografía del Jurásico Medio
Este período registra un cambio importante en el marco geodinámico de la
Cuenca Oriente. Procesos de subducción con dirección Sureste dan origen a un potente
arco magmáti co de tipo caIcoalcalino de orientación NNE-SSO, que COITe desde el norte
de Perú hasta el norte de Colombia (Rorneuf el al., 1995). Este arco volcánico,
caracterizado en Ecuador por la Fm. Misahuall i (172 Ma: Romeuf el al., 1995), se
encuentra intruido por rocas calco-alcalinas tales como los batol ito de Abitagua (162
Ma: Aspend & Litherl and, [992; Rorneuf el al., 1995), batolit o el e Zamora y Rosa
Florida de edad jur ásica media a superior (Aspden el 01. , 1990).
Este evento geodi námico pone fin a la apertura elel "Rift" ("Rift" abortado), lo
cual provoca un levantamiento y emersión del mismo, que da lugar a la superficie
erosional de la base de la Fm. Chapiza (Christophoul el al., 1999). La Fm. Chapiza de
ambiente continental es contemporánea al arco volcánico Misahualli.
Mar/O/I DíAZ Po/rice BABY, Mar co RIVADENElRA. Frédcru CHRISTOPHOUL
LEYENDA
I
,¡l'
...- _n_
....--
COLOMBIA
R !
\ " tp
En el pozo ¡
no se registró litologia I
asignadaf;t 1:1 Fm. Santiago.
Ino fu e,arosionada, lallRea ,
de costa pudo haber llegado'" !
hasta donde marca 1
la punteada
O Sedimentos detrl ticos
/ PERU i
l
continentales
Rocas volcánicas y
, volcano-c1asticas
I O Depósitos costeros
, O Sedimentos marinos someros
I Rift Trias.Sup.-Jur.lnf .
I --' IFallas actuales del
Frente Subandino
Dirección de ingreso
del Mar Liássico
Fig. 7 - Mapa pa lcllgcllgráliell de l Tr i ásico Sup-J urilslco 1nf.
Durante és te período, posiblemente se da lugar al de sarrollo de dos subcuenca s
de "b uck-arc' cn la Cuenca Oriente, cada una con caractcrísticns ge omé tricas di ferent es,
separadas por un paleoalto de basamento, La má s occi den tal (actual Corredor Sacha-
Shushufi ndi) inicia una gradual subsidenc ia de los dep ósitos. provocando un hundimiento
del ri fL Yla rcaciivuci ón de algunas ral las ext ensivas, En la subcuenca oriental (semi -
grabc ns del Si stema Capir ón-Tiputini), los procesos extensivos se manifi estan con
j uegos de Callas de tipo líst rico. que se conectan sobre un nivel de des peg ue hori zontal
ubicado en el basamento y evidenciado por sísmica de refl exi ón (Ba lkwill el al., 1995:
Baby et a!.. 19(8),
En los sem i-grubens ori en tales, únicamente han sido da tados los de pósitos
supe riores ( P Ol. O Tarnbococha- L) correspondiente a los FSO-4 (fi g. 6). separados de la
fSO-3 por un cl aro reflector que indica una superficie de erosión, Por la poca
in orrnaci ón con que se cuenta de este sec tor . se propone que la FSO- 3 representaría
depósitos sedimentar ios co rrespondientes a un pr imer cicl o de rell eno de los semi-
grabcns. posiblemente de edad Jurásico Medio (?) . Aunque esta facies sísmica tambi én
podría corresponder a una for mación sincr ónica a la Fm. Sacha.
EL PRE-APTENSE EN LA CUENCA ORIENTE ac ATORIANA 35
En la figura 8, se indi ca un esquema paleogeográfico durante es te período, donde
los sedimentos de la FOl. Ch apiza con st ituyen faci es laterales del arco volcáni co
Mi sahuallí. Al Este, aún es incierta la presenci a o no de depósitos conti nenta les
si ncrónicos a la FOl . Chapiza durante este per íodo.
3. 3. Paleogeografía del Jurásico Superior-Cretácico Temprano
A partir del Kimmeridgi ano-Titoni ano, la direcci ón de la subducc ión oc urre
haci a el Norest e, pr odu cto de la cual se forma un nuevo arco magmát ico de orientaci ón
NO-SE en el Perú central (Jaill ard el al., 1990).
Este epi sod io puede haber provocado un tectoni smo de tipo transpresional
de xtr al en nue stra cuenca, y al cual podrían ser asociados una primer a inversion del rift
Sacha-Shushufindi, y antic linales probabl emente en " échelon" tipo "Sacha Pro fundo"
(e! f ig. 5) . Durante es te período, la FOl. Cha piza tuvo su mayor de sarroll o. Al norte del
Corredor Sacha-Shushuf indi, se ev idencia una may or sub side ncia. En el borde or ien tal
de la Cuenca Oriente, la distribución de los depósitos j urásicos fue co ntrolada por el
sistema de se mi -grabens .
LEYENDA
11Arco volcánico Misahualll
L----.J (caico-alcalino)
f++l lntrusiones Jurásicas
~ (calco-alcalinas)
Sed. detrlticos continentales de la
11Fm. Chapiza. Al borde oriental ,
l.--..J posiblemente se inicia un primer
ciclo de depositación
(sub-cuenca Capitón-Tiputini)
I~ I Fallas Ilstricas
I --- IFallas actuales del
Frente Subandino
~ Dirección de los aportes
Fig. 8 - Mapa pal eogeogr áfico del Jurásico Medio.
36 Marlon DÍAZ. Pat rice BABY, Marco RI VADéWEl RA, Fréde ric CHRISTOPHOUL
Los de pósit os de ori gen marino de la nueva Fm. Tarnbococh a (equiva lente
oriental de la Fm. Chapiza), que fueron evi denciado s por la pe rforaci ón del pozo
Tambococha-] y datados del Jurásico Medio-Valangi niano (ef más ariba 2. 3.),
const ituyen parte del rel leno sedimentario de este sistema j untamente co n depósitos
detríticos (co nos aluviale s) que desembocaban cli rectamente en un med io marino
somero en un régimen dist ensivo (fig. 9) . Estos depósit os provienen de la eros ión de
"horsts' y de escar pas de fallas constituidas por rocas paleozoi cas y de basamento.
Podrían formar un segu ndo cicl o de re lleno de los se rni-grubens or ientales, pero, con
mayor intensidad en la deposit ación. En Colombi a, se regi str aron depósit os ma rinos de
agua so me ra de edad :\eocomi ana en la cuenca Putumayo (Pindell & Tabbutt, 1995).
Estos se co rre lacionan co n las facies marinas calcá reas de la Fm. Tarnbococha (FSO-
4. 3. fig. 6), lo que podría indi car que hubo una ingresión marina proveni ente del nort e
(fi g. 10). que constituyó un último evento durante est e período.
"Horst" consti t uido por
rocas de Basamento y Paleozoico
Facies proximales
Sedimentos detrl ticos gruesos
(debrls f1ows)
Basamento
Fig. 9 - Modelo tecto-sedimentnr io para el semi-graben dc Tambococha (ins pir ado del
mode lu propuesto por Guzm án & :\Icllll [1999]) para In cuenca sureste del Golfo de México
[OxfurdianoJ).
EL PRE-APTENSE EN LA CCENCA ORIENTE ECUATORIANA 37
" I
LEYENDA
<,
1 C] Rocas volcánicas
C] Volcano-sedimentos
C] Sed. detríticos continentales
r-l Sed. marinos (calizas, lulitas
L-J y evaporitas)
I..JV'""I Fallas lislricas
~ Fallas actuales del
L...:::::.::..- Frente Subandino
~ Dirección de los aportes sed.
C] Posible direcci ón de ingresos
de aguas marinas
Fig. 10- Mapa paleogeogr álico del Jurásico Sup.-Cretácico Temprano.
En la fi gura 11, se esquemati za la evolución geodínamica del Tri ásico Superior
al Cretácico Temprano.
4. EL SISTEMA PETROLIFERO DEL PRE-APTENSE
El pot encial del sistema pet rolífero del pre-Aptense en la Cuenca Oriente es mu y
incierto, la es casa informaci ón que se tiene no pe rmite tener un criterio definiti vo acerca
del mi smo. Sin embargo, no se puede descartar la posibilidad de que el pre -Aptense
pudiera contener acumulacione s aún de sconocidas de hidrocarburos líquidos y/o
gas eosos, y que contenga n roc as madr e efecti vas que Jos hayan generado.
En las cuencas perua nas y bolivianas, donde parte de la sedimentación, sobre
todo paleozoi ca, tuvo similares características de deposit aci ón , existen yac imientos
probados de gas y condensado (Garrnezy el al., 1997).

:;,
::l..
C)
:::
'---'
oo
\::1
:t:'
.N
;O
s.
"
",
g:
tll
.'<:

;:,
;:¡
<:>
::;;,

\::1

S:
...,
'l

C;;
el
"1:l
::t:
C)
c::::
e-
-_.
UTOSFERA
ASTENOSFERA
COAf tz.&
toe.A.Ñ, .
LEYENDA
I _ $.ct ..u lnf

-- 0.0-

l1e....-",
_ P.lro l lXO

[2];..IlP'lTI....

.• d l' d..
ARCO DE ISLAS
LEl¡ NOA
Ref 1.l1WBI J ., 1990
.l .. 1", ' CrIo!: h mp


---
[:::J Vobt»-.....'"*"



s.o "'....,.

Ret Loweü J , 1990
CORTEZA --"""", _
tAAN TO
U,O§fEfM - - - - - -.
ASTENOSFERA
PLACA ItlTERIOR
' F
Re! Jaillúrd E tl'l al , 1900
FAI

Ref. Ja,lIard E et 3' , 1990
200 Ma
( ---

A'
Pale o 1..... <
PAC ' ..
<:-::--\, ,

I,I" '{TO
ASTENOSFERA

MANTO
" ' ''-!:!TOSFERA
ASTENOSFERA __
.......
Medio
Triásico Superior-Jurásico Inferior
ASTENOSFERA
Fig. II - Esquema de la evolución geodinámica durante el Triásico Superior a Cretácico Temprano.
Jurási co Superior-Cretácico Temprano

/
SIN ESCALA
EL PRE-APTENSE EN LACUENCA ORIENTE ECUATORIANA 39
4. 1. Roca Madre, Reservorio y Sello
La Fm. Pumbuiza reúne las condiciones de depositac ión necesar ias para ser
considerada como una roca madre potencial, peroen Ecuador. los resultados geoquímicos
no confirman esto. Los sedimentos de esta formación están sobre la ventana de
generación de hidrocarburos líquidos, y se ubican como generadores marginales de gas
seco (Alvarado e l al., 1985).
Los análisisde los núcleos tomados en el pozo Sacha Profundo (Core Laboratories
Inc, 1985; Labogeo, 1996) confirman que esta formación puede ser conside rada como
roca generadora para gas seco. Los eventos orogénicos del ciclo Eohercínicosometieron
a estas rocas a presiones y temperaturas muy altas, que provocaron un cierto grado de
metamorfi smo y ladestrucción de los hidrocarburos que pudieron haber sido generados.
Esta formación ya no tiene capacidad de generar hidrocarburos. En las cuencas
subandinas más meridi onales, el Devónico presenta más potencial.
La Fm. Macuma, según los datos geoquími cos registrados en el centro de la
cuenca (pozos Sacha Profundo, Shushufindi A-39 y Pichincha- l), no puede ser
considerarda como una buena roca madre. Su ambiente de depósit o cálido ypobremente
oxigenado a anóxico pudo haber contribuido a la preservación de materia orgánica.
Pero, durant e el Permo-Carbon ífero, a nivel mundial se han registrado bajos desarrollos
de roca madre en depósitos marinos (Emery & Myers, 1997). En el pozo Shushufindi
A-39, dentro de una capa de areniscas atribuidas a la Frn. Macurna, se reportó muestras
de petróleo, pero no en cantidade s como para justificar prueba s (datos del pozo). Los
potentes estratos calcáreos, que presenta esta formación, podrían haber adquirido una
porosidad secundaria debido a fractur arnientos posteriores a su depositación o por
fenómenos de carstificación.
Las Fm. Santiago, según Rivadeneira ( 1986), de acuerdo a los análisis
geoquímicos realizados en muestras recolectadas en la Cordille ra de Cutucú (TOC =
1.3-2,52% y Ro = 0,84-1, 87',; ; Alvarado el al., 1985) Ypor correlación con la Fm,
Pucar ádel Perú (roca madre probada según PERUPETRO), presenta niveles de lutitas
negras con buenas características cuantitativas y cualitativas de roca madre.
Las Fms. Misahualli, Yaupi y Chapiza , por sus características litológicas, no
constituyen de ninguna manera rocas madres. pero las posibilidades de rocas reservorio
no se descart an. La Fm. Chapi;a, por ser eminentemente continental, contiene niveles
de roca arenosa que podrían constituir reservorio s potenciale s, aunque esto todavía no
se ha probado en ningún pozo de la cuenca.
En la estructur aTarnbococha, a los 6000' , se presume la presenci a de una posible
roca madre (nueva Fm. Tambococha; el 2. 3.) con pobre a regular capacidad para la
generación de hidrocarburos (Labogeo, ]993). Sus parámetros geoquími cos son: TOe:
J ,26 YTma x: 433°C.
4. 2. Generación y migraci ón del Petr óleo
La roca madre la más probable del pre-Aptensc se encuentra dentro de la Fm.
Santiago del rift Sacha-Shushufindi . Cont inúa en discusión si ésta generó parte del
crudo del Oriente que actualmente se encuentra entrampado en los reservorios de las
40 Marlon DÍAZ. Patrice BABY, Marco RIVADENEIRA, Fréd éric CHRISTOPI-IOUL
FACIE5 515MICA5 PRE-APTEN5E5 DELA CUENCA ORIENTE
CICLOS
Crelácico Temprano
Jurásico Medio
Jurásico Inferior
Triásico Superior
SISTEMA
SUBANDINO
FSS- 2
(Frn. Misahualli
No se observa
CORREDOR
SACHA - SHUSHUFINDI
FSC- 6
(Fm Chapiza)
FSC-S
(Fm. Sacha al Norte y
Fm Santiago al Sur)
SISTEMA CAPIRON • TIPUTINI
FSO-4
(2do ciclo de relleno: Fm. Tambococha
definida en este trabaja )
FSO· 3
Iler ocio de relleno. edad ?)
No se observa
Sil úr ico? • Devónico
?
Pre-eambríco
No se observa
No se observa
No se observa
Basamento granitico y/o metamórfico
Fig. 12 - Cuadro de la distribución de las facies sísmicas del pre-Aptense
de la Cuenca Oriente.
formaciones cretácicas. Si así lo fuera, como en el caso de la Cuenca Marañón de Perú
donde se probó que la Fm. Pucara alimenta una parte de los resorvorios cretáci cos
(comunicación de PERÚPETRO), esta formación pudo alimentar prioritariamente los
reservorios entrampados dentro del Corredor Sacha-Shushufindi ,
Planteamos así las siguientes hipótesis acerca del camino seguido por el crudo
generado por esta formación:
• migraci ón vertical hacia las areni scas Hollín en cont acto discordante sobre la
Fm. Santiago;
• acumul ación en reservorios de lamisma formación, representados por areniscas,
o por cali zas fracturadas o cavidades de disolución;
• migraci ón vertical hacia reservori os arenosos o rocas volcánicas fracturadas de
la suprayacente Fm. Chapiza.
4. 3. Trampas
En nuestra Cuenca Oriente pre-Aptense, el gas o petróleo que pudo haber
generado la sección, podría haberse quedado en trampas estructurales tipo anticlinal
"Sacha Profundo" o/y estratigráficas.
EL PRE-APTEN5E ENLA CUENCAORIENTE ECUATORJANA
CONCLUSIONES
4J
La di st ribución de las facie s sís micas definidas en este trabaj o está resumido en
el cuadro de la figura 12.
La FSC-2, ev idenciada por los análisis sismo-es tratigráficos, parece corresponder
a una formación paleozoica más antigua que la Fm. Pumbuiza. Sin más argumentos no
se puede especular sobre sus características sedimentológicas y tectónicas.
La Fm. Pumbuiza (Silúrico (?) - Devónico) , puesta en evidenci a al norte del
Co rredor Sacha-Shushufindi por datos pozos y reprentada por FSC-3 , se desconoce en
el Si stema Capirón-Tiputini .
La Fm. Macuma (Carbonífero Sup.-Pérmico) está bien definida en el norte del
Corredor por datos de pozos y sísmica. En el pozo Sacha Profundo-J. alcanza un espesor
FSC-4 de es ta formaci ón permiten establecer una mayor di stribución regional. Las Fms.
Pumbuiza y Macuma están separadas por una superficie ero sional regional observada
en sísmica . Forman el substrato de los grabens tri ásicos yjurásicos en el Corredor Sacha-
Shu shufindi , y en el borde oriental el substrato de los sernigrabe ns lo constituye la Fm.
Ma cuma.
La Fm. Sacha/Santiago (Triásico Sup.i-Lur ásico Inf.) caracter iza el Corredor
Sacha-Shushufindi (FSC-S) . Se confirma su edad en la zona por el dato regi str ado en
el pozo Zorro-l (roca volcánica básica datada por Aro-K
4
0 en 181 Ma: Coral Gables
Lab.-Texaco, 1974). Est a sequencia sedimentaria se desarrolla durante la apertura de un
"rift" controlado por fallas normales de alto ángulo, y sincrónico de un volc anismo
toleítico continental (Romeuf el al., 1997) . Sec ciones sísmicas analizadas en la parte
norte del corredor ponen en evidencia grabens rell enados por la Fm. Sacha y limitados
por falla s normales de escala cortical.
El map a de distribuci ón muestra la presencia de es tos dep ósitos en todo en
corredor que emerge al Suren la Cordillera de Cutucú. La mal a calidad de la sís mica par a
el pre-Aptenseen la parte centro-Sur de la cuenca no ha permitido preci sar correctamente
la di stribución de esta formaci ón . Por la prolongaci ón del "Rift" y los datos de la Cuenca
Marañón, las facies marinas de la Fm. Santi ago sí est arían presentes en ese lugar. El
mapa paleogeográfi co indica una direcci ón NNE de la ingre si ón marina durant e la cual
se depositaron las facies carbonatadas de la Fm. Santiago. No se pued e precisar hasta
donde llegó este mar. Sin embargo, se especula que es te pudo avanz ar hasta el centro
de la cuenca. El contexto geodinámico extens ivo durante este período está marcado po r
la se paración del gran continente Pangea (200 Ma) y la apertura Teti ana que controló
la evolución de los Andes Septentrionales (Jaill ard el al ., 1990).
La nuev a Fm. Tambococha (FSO-4) es el equiva lente lateral oriental de la Fm.
Chapiza (FSC-6). Es ta fue definida en el pozo Tambococha-l (Jurásico Medio -
Cretácico Temprano) ubicado en el bord e oriental de la cuenca, ypresenta característi ca s
litol ógicas (facies carbonatadas) y un medio de depositación diferente. Estos sedime ntos
se depositaron en la subc uenca Capir ón-Tiputini (serni-grabens), donde los procesos
extensivos se manifi estan a través de fallas normales de tipo lístrico conectadas a un
nivel de despegue horizontal ubicado en el basamento (Balkwill el al. , 1995; Baby el al. ,
1999). Los sedi mentos de la Fm. Chapiza se deposit aron má s al oe ste, en una subcuenca
42 MW'IO/1 DÍAZ. Po/rice BABY, Marco RIVADENEIRA, Fr éd éric CHRISTOPHOUL
desarrolladasobreel " ri ft" abortado del CorredorSacha-Shushufindi , donde se reactivan
algunas fallas extensivas,
La distribución de los depósitos del Jurásico Mcdio-Cretácico Tempr ano es
mayor a los anteriores. En la subcuenca Sacha-Shushufindi , la distribución de las facies
es homogénea. En la subcuenca oriental, la distribución está netamente controlad a por
los semi-grabens.
A partir del Jurásico Medio, la Cuenca Oriente sufrió un cambio geodinámico
provocado por el inicio de la subducción, con una direcci ón Surest e (Jaillard el al.,
1990). Estecambiodio lugar a la formacióndel arco volcánico Misahuallí de composición
calco-alcalina ( 172 Ma. Ar
w
- Ar
19
: Romeuf el al. , 1995; 1997), Ya la intrusión de
cuerpos de la misma composición (Batolito de Zamora, Abitagua, Rosa Florida;
Aspden el al., 1990; Romeuf el al. , 1995). Esto provocó el fin del "rifting" y dio lugar
a la formación de las dos subcuencas (de "back-ar c") en régimen extensivo (Frn.
Chapi za y Fm. Tarnbococha), separadas por un paleoalto de basamento, que pudo ser
producto del levantamiento de la corteza Iitosférica que sufrió un adelgazamiento y
arqueamiento durante el inicio de la subducción.
Durante el Jurásico Superior-Cret ácico Temprano , por el borde oriental de la
cuenca se produj o una ingresi ón marina proveniente aparentemente del norte que da
lugar a la depositación de facies carbonatadas de la Fm. Tarnbococha.
El potencial del Sistema Petrolífero del Paleozoico requiere de estudios más
detallados que permí tan definírsi tiene algún valoreconómico. Los mapas de distribución
y paleogeográficos de los depósitos del Triási co Superi or-Jurásico Inferior permiten de
alguna manera enfocar futuras campañas exploratorias en la continuaciónmeridi onal de
la subcuenca Sacha-Shushufindi donde podrían estar presentes las facies marinas de la
Fm. Santiago (caracterizada como buena roca madre generadora de hidrocarburos). En
la subcuenca Capirón-Tiput ini, se ha evidenciado un delgado nivel de roca madre en los
depósitos marinos someros encontrados en el pozo Tambococha-I (nueva Fm.
Tarnbococha). Su repart ición geográfica no está aún conocida. Las posibles trampas
petrolíferas pro-Aprense hansidoevidenciadas medianteelanálisis de algunasestructuras,
de las que se destacan: estructuras pre-Aptense tipo "Sacha Profundo" (inversion del
Jurásico Superior) y trampas estratigráficas selladas por discordancias regionales.
Agradecirnientos
El presente trabajo fue realizado enel marco del Convenio Petroproducción-IRO
(ex-ORSTOM). Agradecemos al Subgerente de Petroproducci ón, por autorizar la
presentación de la información expuesta en este trabajo.
EL PRE-APTENSE EN LA CUEI'< 'A ORIENTE ECUATORIANA
Referencias citadas
43
ALVARADO G., SANTOS M. &ZUMARRAGA R., 1985- Eval uaciónGeo lógica-Geoquímica
de la Cordi llera de Cutuc ú, Informe interno de CEPE: IRG-85-33.
ASPDEN J, RUNDLE e. , V[TERI F , BERMUDEZ R. & HARR[SON S., [990 - Edades
Radiomé tricas del Batoli to de Zamora - río Mayo. Boletín Geológico Ecuatoriano, v. l :
85-88.
ASPDEN J & LITHERLAND M.. 1992. The geology and Mesozoic history 01' the Cordill era
Real, Ecuador. Tectonophvsics, 205: j 87-204.
ASPDENJ. & IV[ME Y-COOK H. c.. I 992-Nuevos Datos Paleonto lógicos del centro y Sureste
del Ecuador. Bol . Geol. Ecuat.. Vol. 3, l: 33-42.
BABY P., BERNAL c., CHRI STOPHOUL F & VALDEZ A., [998 - Modelo estructural y
ciclos tectono-sedimentarios de la cuenca Oli ente, 77 p. Informe interno, Conv enio
Petroprodu cción-ORSTOM,
BABY P., RIVADENEIRA M.. CHRI STOPHOl;L F & BARRAGAN R.. 1999 - Style and
timing of deforrnation in the Oriente Basin 01' Ecuador, 4nd 1nternat ional Syrnposiurn on
Andean Geodynarnics (l SAG·99). Univ. Gou ingen (Gerrnany), Extended Abstr acts
Volume: 68-72.
BALKWILL H. R., RODRIGUES G.. PAREDES F I. & ALMEID AJ P, 1995 -Nonhem Pan
of Oriente Basin, Ecuador: Rcflcct ion Seismic Expression 01' Struc tures. AA PG Memoir.
62: 559-571.
BARRAGAN R., BABY P.. 1999 - A Creraceous Hot Spot in the Ecuadoria n Oriente Basin:
geochimical, geochronogica l, and tectonic indicators, 4nd lnternational Syrnposiurn on
Andean Geodynamics (lSAG'99) , Univ. Gortingen (Germany), Extended Abstracts
Volume: 77-8 1.
CHRISTOPHOUL F., [999 - Discrirni nat ion el es infl uence s tectoniques et eustariques dans les
bassins li és ades zones de convergence : exern ples du bassin subandin d' Equa teur. Phd
thesis, Universit é Toulouse IlI. Paul Sabatier, 184 p.
CORAL GABLES LAB.-TEXACO, 1974 - Gcocrcnometría K-Al', pozo Zorro- l . Informe
preparado para CEPE.
CORE LABORATOR[ES INe., [985 - Estudio Geoquímico y Bioest ratigr áfíco del pozo Sacha
Profundo l . Informe preparado para CEPE. CORE 23-0 IO.
DIAZ M., 2000 - Caracter ización y reconstrucción paleogeogr áfica de las cuencas pre-aptenses
en el Orient e ecuatoria no. Tesis de Grado, Universidad Cent ral del Ecuador, 126 p., 45
figs.. 9 rablas, 2 anexos.
DOZY, J.J. & BAGGELAAR, H., 1940 - Geologica l reconnaissance of the Middle Pastaza and
Macurna area. Shell Geological Report n°9, Informe Interno ITG-40-003, Petroproducción-
Quito, 40 p.
DOZY, J.J. & BAGGELAAR, H., 1941 - Geological reconn aissance of the area around Mor ena
(Lower Mangosi za, Cusuirni, Cangairne & Macu rna rivers), Shell Geological Repon
nOI I, Informe Interno lTG-4 1-003, Petroproducción-Quit o. 12 p.
EGUEZ A. & ASPDEN J. A., 1993 - The Meso-Cenozoic Evoluiion of the Ecuadorian Andes.
2nd lntcrnat ional Syrnposium on Andean Geodynarnics (lSAG' 93), Univ. Oxford (UK),
Extended Abstracts Volurne: 179- 181.
EMERY, D. & MYERS, K. .1., J997 - Sequence Startigraphy. Biack wel l Science , 297 p.
GARMEZY L., HANSPETER M.. KELTH J & DOUST H., 1997 - The Subandean Foothil ls
basins. a regional study.VI Simposio Boli variano, Cartagena de Indi as, Colom bia,
Memorias, Tomol !: 121-149.
GEYER, O. F., 1974 - Del' Unrerj ura (Santiago format ion) von Ekuador. Nenes Jahrb uch
Geolo gie und Paldontologie, 9: 525-54 1.
44 Marlon DÍAZ, Patrice BABY, Marco RIVADENElRA, Frédéric CHRISTOPHOUL
GIL W., 1995- Tectónic a de Inversión Cretácica y Terciaria en el Antepaís Andino: Ejemplo de
la Cuenca Marañón. Perú. Universidad Nacional San Antonio Abaddel Cusco (Perú).Tesis
de Grado.
GOLDSCHMlD K. T., 1941 - Geologic al Cornpilation on the Cutucu - Macuma - Cangaime
Region. SHELL Geologi cal Report (Archivo Técnico Petropr oducción, ECUA 131).
GUZMAN- VEGA M. A. & MEl.LO M. R., 1999 - Origin of Oil in the Surest e Basin, Mexico.
MPG Bulletln, V. 83, n" 7: 1068-1095.
HALL M. & CALLE J., 1982 - Geochronological Control for the Main Tectonic-Magmatic
Events of Ecuador. Earth Science Review, V. 18: 215-239.
JAILLARD E., SOLER P., CARLI ERG. & MOURIERT., 1990 - Geodynami c evoluti on of the
Northern and Central Andes during early to middle Mesozoi c times: a Tethyan model.
I ournal of the Geological Societv, London, V. 147: 1009-1022.
JAILLARD E., 1997 - Sínt esis Estratigráfi ca y Sediment ol ógi ca del Cretáceo y Pal eógeno de
la Cuenca Oriental del Ecuador. Petroprodu cción-ORSTOM Edición, 163 p.
LABOGEO, 1993 - Estudio Geológico Pozo Tambococha 1 (Tomo 1): Sint esis Geol ógica,
Sedimen tologia, Bioestratigrafia y Geoquimi ca. Informe interno de Pelroproducción
(Il.P): PPR GL 12.
LABOGEO, 1996- EstudioGeológico PozoSacha Profundo. Informe interno de Petroproducción.
LABOGEO, 1998 - Informe Sedimentológico pozo Shushufindi A-39. Informe interno de
Petroproducción.
PINDELL,1. 1. & TABBUTT, K. D., 1995 - Mesozoic-Cenozoic Andean paleogeogr aphy and
regional controls on hydrocarbon systems. In: A. J. Tankard, R. Suárez S., and H. J.
Welsink, Petroleum basins of South America: AAPG Memoir 62: 101-128.
RIVADENEIRA M., 1986- Evaluación Geoquimí ca de Rocas Madres de la Cuenca Amazónica
Ecuator iana. IV Congreso Ecuatoriano de Geología, Minas y Petróleo (Quito), Memoria
Tomo ni : 164-207.
RIVADENEIRA M. & SANCHEZ CH, 1989 - Consideraci ones Geológica s del Preaptense de
la Cuenca Oriente. Sexto Congreso Ecuatoriano de Ingenería en Geología, Minas.
Petróleo y Geotécnia: 214-252.
ROMEUF N" AGUIRRE L., SOLER P., FERAUD G., JAILLARD E. & RUFFET G. , 1995-
Middle Jurassic Volcanism in the Northern and Central Andes. Revista Geol ógica de
Chile, Vol. 22,2: 245-259.
ROMEUF N., MUNCH P., SOLER P., JAILLARD E., PIK R. & AGUIRRE 1.,1997 - Mise en
évidence deZ lignées magmatiques dans le volcani sme du Jurassique inférieur de la zone
Subandine Equatorienne . Compte Rendus 1'Acad émie des Sci ences , 324: 36 1-368; Paris.
ROSAS S., FONTBOTÉ 1. & MORCHE W" 1997 - Vulvani smo de tipo intraplaca en los
carbonatos del Grupo Pucara (Triasico superior - Jurasico inferior, Peru Central) y su
relación con el vulcani smo del Grupo Mitu (Perrn ico superior - Triasico). In: IX
Congreso Peruano de Geología, Resúmenes Extendidos, Sociedad Geológica del Perú,Vol.
Esp. 1: 393-396; Lima.
TSCHOPP H. J., 1953 - Oil explorations in the Oriente of Ecuador. MPG Bulletin, 37: 2303-
2347.
ESTRATIGRAFÍA SECUENCIAL DEL CRETÁCICO
DE LA CUENCA ORIENTE DEL ECUADOR
Ro bert o BARRAGAN " , F r édéric CHRISTOPHOUL '",
Howard Wt /l TE 111, Pat r i ce BABY (/ 4 "' 1, Marco R,VADENElRA 1
4
1,
F él ix RAMIREZ 15 1, José RODAS 151
Resumen
La secci ón cret ácica de las form aci ones Na po, Holl ín y Basal Te na en la Cuenca Oriente
ecuatoriana exhibe ca racterísti cas bien definida s de nt ro de un mod o de estr ati gr afía secuenc ial.
Sus miembros el ásticos document an las var iaci one s eu st áti cas ocurridas a escala g lobal dura nte
el período comp rendi do entre e l Apti ano y e l Maast richt iano, reflejando drá sticos cambi os
paleogeográfi cos , varia ciones laterales de facies y fluct uaci ones de la línea de cos ta de hast a 200
km dentro de la plata forma marin a some ra Ori ente.
Cada secuenc ia de posit aci onal incluye un lí mite erosivo a la bas e, que corresponde a la
incisi ón de vall es fluv iale s durante la co rrespondiente caída del ni vel del mar. El rell eno de est os
valle s du rante el inicio de la transgresi ón est á carac terizado por sistem as fluvi ale s y estuarin os,
seg uido s por la deposit aci ón del sistema tran sgresiv o princip al y del pri sma de a lto niv el
correspondiente a una sedi me ntac ión marina somera. La mayoría de los ci cl os sugiere típ ica mente
una transi ción de fac ies de es te a oeste, de ambientes fluv iale s conti nenta les y de estu ario a
plataforma marina somera.
111LMTG, IRD/CNRSfUPS. 38 rue des 36 pont s, 3 1400 Toul ouse, France [* Direcci ón actual:
Amerada Hess Corporation, P.O. 80X 2040 Socied ad Intern acio nal Petrol era S. A, Houston,
Texas 77002, USA. Av. República 396 , Edi f. Foru m 300, 8vo piso, Quito , Ecuad or
(rbarra gan @si pec.com.ec)].
el Kerr McGee Oil and Gas Corporati on, 16666 NorthChase. Houston, Texas 17060.
,,) Convenio PETROPRODUCCJÓN-!RD, P. O. 8 0x, 17 12 857, Quito, Ecuado r.
{4, PETROPRODUCCIÓN, Casilla Postal 17-10-7019, Quit o-Ecuad or ["' Direcci ón actual :
!RD Perú , Casilla 18-1209, Lima 18 - Perú (Patrice.8a y@inJ.fr)].
( 5 ) PERENCO, av. Amazonas n" 35- 89. Quito, Ecuador (framirez @ec. perenco.com).
46 BARRAGÁN. CHRISTOPHOUL, WHlTE, BABY. RIVADE 'E/RA, R;\.1¡fÍREZ. RODAS
Así se pueden diferenciar cinco secuencias depositacionalcs: los ciclos sedimentari os
Aptiano Superior-Albi ano Superior, Albiano Superior-Ccnomaniuno Inferior, Ceuomaniano
Inferior-Turoniano Inferior, Turoniano-Santoniano y Carnpaniano-Maastritchtiano O ). Dent ro
de un marco de estratigrafía secuencial, la variación relativa del nivel del mar a escala global
controló el espacio de acomodación disponibl e yes el mecanismo que ejerció uncontrol regional
sobre la distribución de los sedimentos, especialmente en los tres primeros ciclos del margen
cratónico continental pre-andino Oriente. Sin embargo el inicio de la compresión andina ejerci ó
un control fundamental en la sedimentación yen el espacio disponible para [a acomodación de
[os sedimentos a partir del Turoni ano (90 Ma) y durante los dos últimos ciclos depositaci onales,
restringiendo estos ciclos al este de la Cuenca Oriente y condensando los mismos al oeste en la
zona subandina.
Palabras claves: Cuenca Oriente, ciclo sedimentari o, inversion tcct oni ca. LSr. TST, HST.
I NTRODUCCIÓN
La Cuenca Oriente, locali zada al este de los Andes ec uatoria nos, for ma parte del
sistema actua l subandino de cuenca, de ante-país (Ma rksteine r & Alemán, 1997) que
se extiende desde Colombia has ta Argentina (fig. 1). Las act ividades de ex ploración
petrolera en la Cuenca Oriente, especia lmente durante los últ imos 15 años , han
prop orcionado ext ensa información geo lógica y geofísi ca, la misma que permite
redefinir los sistemas depos itacionales y la evolución gcodináruica de la cuenca.
La geología regional de la Cuenca Oriente ha sido descrita en varias publicaciones
(i. e. Wasson & Sinclai r. 1927: Tschopp, 1953; Faucher & Savoyat, 1973; Buldock,
1982: Canfield el al. , 1982: Dashwood & Abbott s, 1990; Balkwill el al. , 1995: White
& Barragán, 1995 ; White el al. . 1999: Jaillard, 1997; Baby el al., 1998; 1999: 2001).
Clásicamente, la estratigrafía del relleno cret ácico ha sido suhdividida en 3 formaciones:
Holl ín, Napo y la arenisca basal de la PIIl. Tena. La nomenclatura usada para sus
miembros y unidades es aquella establ ecida por Tcxaco en los años 60; sin embargo, esta
nomenclatura es compleja y puramente de scriptiva. La Formación Holl ín ha sido
subdi vidida en dos miembros : Hollín principal y Hollín sup eri or. Por otro lado, la
Formación Nap o ha sido típicamente subdividida en tres diferentes miembros (Tsch opp,
1953 ; Faucher el al. . 1971 : Bristow& Hoffstctter, 1977 : Canfield el al., 1982): Napo
Infe rior (Al bian o Sup erior-Cenornaniano Inferior), apo medio (Turoniano) y Na po
superior (Co niac iano-Carnpaniano). Ja illard ( 1997) propone una nueva subdivisión,
result ado de la reagrupación de es tas unid ad ' s. asignando la categoría de Grupo a la Fm.
Napo y dividiendo la mi sma en 4 for maciones: Napo Bas al (Albiano Inferior- Supe rior),
Napo Infe rior (Albiano Superi or-Cenornani ano Su perior), Napa Medi o (Turoniano
Inferior-Superi or) y Napo Superior (Coniaciano-Ca rnpaniano). Sin emba rgo , la may oría
de est os t rabaj os han basado las rel aciones estratigráficas en dato s netamente
paleontol ógicos. aislando a la Fm. Holl ín y al Miembro Areni sca Basal Tena como
secciones genéticamente di feren tes .
El presente estudio se basa en una inte graci ón de datos obtenidos principalmente
a trav és de las descripciones e interpret acio nes sedimentol ógicas de testigos de
CUENCAORIENTEDELECUADOR: ESTRATlGRAJ·íA SECl JE IC¡AL DEL CREr Ácrc o 47
_ Sistema Subandino _ Sistema Capeóo-Ttputlm
E C ~ •
I
N
CUENCASSUBJ\NOINAS
Colombi a
Corc.Ullera.Real
_ Corredor Sacha-Sbushufiruf
75"00'
!il) l00t<m
Fig. 1 - Localizaci ón de la Cuenca Ori ente en el contexto georlinámico de las cuencas
subandinas (modificado de Baby el al. , 1999 y Christ ophoul, 1999) y unidades estr ucturales.
Se muestra además la localización de las figuras 8 y ~ (correlaciones de pozos: secciones 8 y
9a·b respectivamente ).
perfor ación de la mayoría de pozos exploratorios y de afloramientos de la zo na
subandina (levantamientos Nap o y Cutucú). Además, se rea lizó un aná lisis de las
respectivas diagrafías de pozos y una corre lación e interpretac ión de varias secciones
sísmicas regionales a través de la cuenca. Utiliza ndo un marco de es tratig rafía secuencial,
se propone a co ntinuac ión una revisión de las subdivisiones pre vias de las Fms. Holl ín,
Napo y Basal Tena, y una reint erpr etación del relleno sed ime ntario cre tácico de la
Cuenca Oriente, agrupándo el mismo en un ciclo sedimentario for mado por S intervalos
de pos itacio nales o secuenci as estra tigrá ficas, cada una de ellas separadas por límites de
secuencia (SB) mayores de seg und o a tercer orde n en la esca la de Haq et al. (19 87) y
Wilgus et al. ( 1988).
1. MARCO GI... OLÓGICO REGIONAL
Estratigráficamente, la .uenca Oriente del Ecuador preserva una columna
sedimentar ia fanerozóica (ef fig. 4, Int rodu cci ón de este libro), la misma que puede
subdividirse en varias megasecuencias (Dashwood & Abbotts, 1990; Baby et al. , 1999)
48 BARRAG, íN, CHRISTOPHnUL. WHlI E, BABY, RIV,\f)ENElRA, RA,HíREZ RODA S
con diferentes caract eríst icas sedimentol ógicns, tectó nicas y mag máticas que reflejan
las distint as eta pas evolutivas de la cuenca.
n resu men dcl contexto estructural y de la evolución gcodin árnica de la Cuenca
Oriente está present ada en la lnt roducción de este libro.
2. ESTRATIGRAFÍ A SEC ENCIAL: SISTEMA DEPOSITA IOI ' AL
CRETÁCICO
El análisis d ' estratigrafía secuencial proporcionael marco para una reconstrucci ón
paleogeogr áfica de la Cuenca Oriente desde el Apt iano hasta el Maust richtiano, El
cuadro biostratigr áfi co usado en el presente e tudio corresponde a los reportados por
Tschopp ( 1953), Hoffs tcuer (1( 56), Faucher el al. (197 1), Faucher & Savoyat ( 1973)
Y los estudios más recientes de Jaillard ( 1997) Y Toro ( 19lJ7j, . demás. ha sido
complementado por nuevas duraciones rudiorné tricas (método ·"AIP"Ar) ele varios
cuerpos ígneos máficos intercalado s Cil la secuencia sedimentaria crei ácica a lo largo de
la Cuenca Oriente, repor tados y detallados por Barragán ( 1999) YBarragán & Baby del
capítulo 1 de este libro,
La sección sedimentaria Hollin-Napo-Busal Tena exhibe características bien
defin idas dentro de un modelo de estratigrafía secuencial. Dichas formaciones testifican
variaciones bruscas de la línea de costa en la platafor ma marina-somera de In Cuenca
Oriente en el Cret ácico. y muestran cambios verticales y laterales de facies a lo largo de
la cuenca que interrumpen la imperante sedimentación marina de baj a energía. Dentro
de un modelo de estratigrafía secuencial, variaciones rela tivas del ni vel del mar
controlan el espacio disponible para la acomodación ele sedimentos. y por lo tanto.
ej ercen un control regional sobre la distribución de facies sedimentarias en la cuenca
t Zailtin el al., 1994). La progrudaci ón de facies sedimentarias el ásticas fluviales y de
playa sobre facies de plataforma marina-somera. causada por las caídas del nivel del
mar. son ej emp los claros eleregresiones forzadas según lo defi nido por Posarnentier el
al. (1992). Las regresiones forl adas se caracterizan por:
.Ia ocurrencia abrupta de depósitos el ásticos de playa o sistemas dcli ái cos de tipo
cstuar inos/fluviales sobre faci es marinas más distales:
• la erosión profunda asociada a incisión de valles:
• la presencia de límites de secuencias eros ivos y discordantcs en áreas donde se
concentró el "by-pass" sediment ario. y conc ordantes en las zonas m.is distales de
plataforma (Dalryrnple el al. , 1994; Emery & Mycrs. 1996).
En el pe ríodo del Albiano al Muastrichtiuno, se reconocen múltiples ciclos
eustát icos. La megasecuencia Hollín-l lapo-Basal Tena, caract erizada por una serie
repe titiva de areniscas . calizas y lutitas, registra dicha cic licidad asoc iada posihlem nte
a las fl uctuaciones del ni ve! eusrático ocurr idas durant e el Crcuicico (Whit el al.. [995:
Barrag án, 1999). La figura 2 ilustra estas obs rvaciories. la dere cha de la curva
eustática de Haq et al. ( 1987) se observan los diferentes miembros de la megasecuencia
Hollín-Nnpo-Basal Tena. enfatizando los intervalos cl.isricos cor respondientes a las
areniscas de ll ollin Principal. T. U. !vil. MI YBasal Tena. La correlación de las caídas
del nivel de base con la progradaci ón de cuerpos arenosos a través de la Cuenca Oriente
CUENCAORIENTE DELECUADOR: ESTRATIGRAFÍASECUENCIALDELCRETÁCICO 49
Cambios relativos del nivel del mar (Haq el al., 1987)
Formaciones y Miembros
Corredor
$ .510mll
c ecíroo-T.p!o.I tlnl
CICLO 11
CICLO I
, .
Arenisca Basal Tena¡
Frh Tena
r'-------i Lagu na-sedi mentaria .
(No
, ,
. .
!

'1

z
l
::J
«
o:: z
w 11.
o,

o,
<)
:::>
U)
:::>
O
w
U

w
z
OC ..
U
..
o::
w

O
z
---'
s

Fig. 2 - Formaciones, miem bros y ciclos sedimentarios del Cretáci co de la Cuenca Ori ente, y
sus rel aciones con la curva eustatica de Haq el al . (1987).
..
I r • • l!IIII""-
---
Cuen ca Orient e
'-
&,
Oesle el te
I
L.utl.n L.wIJa,

"'"
l_ nwl"l(¡j m.,
HST

CaI.U.Ñ'tO.c.., DmQrJt(J.atCJr¡¡ll..
==
MFR

E•
.,,'


Lu l¡' "
. l"... r.&
..
l'11uar ¡" l t lT'l\,ll tl'... ,. 1 tr ..l',
TST
fal<l'lMO

..
1,-
........,....F

o. <:AnoiWl l' l l ,l' fl
,,-
.

"1
-
HST


Fig. 3 - Secuencia sedimenta ria típi ca para cada uno de los 5 ciclos cretácicos definidos en la
Cuenca Oriente.
es eviden te, y es soportada por el cuadro biostratigr áfico definido par a cada uno de los
miembros de la Fm. Napo (White el al. , 1995). La base de cada interva lo elástico
representa un ejemplo del cambio lateral de facies haci a el oe ste y se lo define como un
límit e de secuencia de un ciclo sedime ntario. Este ciclo sed imentari o ideal (f ig. 3) , que
regi stra la variación comp leta de l ni vel de base (Gardner, 1995; Guill ocheau , 1995), es
50 BARRAGÁN. CHRISTOPHOUL. WHITE. BABY. RIVADENEIRA. RAMíREZ. RODAS
reconocid o en cada una de las secuencias de la serie sedimentaria Hollín-Napo-Basal
Tcna como se indica en la fignra4, y que ha cont inuación se descr ibe. Ala base comienza
con depósitos fluvi átiles de arenas canalizadas erosivas , transportadas desde una fuente
localizada al este- sureste de la cuenca. Este sistema fluvi átil fue depositado dentro de
valles incisos con influencia estuarina como resultado del inicio de la subida del nivel
de base (LST). Una vez que se llene el estuario, una suces ión de depósitos marinos
someros se derrama sobre las márgenes de los valles incisos y reflejan en conjunto la
transgresión de facies marinas hacia el este de la cuenca (sistema trans gresivo o TST) .
Intercalaci ones de areniscas de marea , lutitas espesas marina -someras y calizas finas
definen el maximum de inunda ción (MFS). Estas pasan a depósitos de platafor ma de
calizas espesas con influencia detrítica cor respondiente al prisma de alto nivel (HST).
2. 1. Cicl o sedimentario 1 (Aptiano Superior-Albiano Superior)
De abajo hacia arriba, el Ciclo I está formado, en los términos estrati gráficos
clásicos (fig. 2), por:
. las areniscas de las formaciones Hollín Principal (Aptiano Superior-Albi ano
Infer ior tardío) y Hollín Superior o arenisca basal; la cali za C del miembro Napo
Infe rior (Albiano Medio temprano-t ardío según Tschopp [ 1953] YBristow &
Hoffstetter [1 977]) ;
.Ias lutitas Napo Basal de la parte inferio r de la Fm. Napo (Alb iano Medio-
Superior) ;
.Ias calizas T (Albiano Supe rior, parte inferi or) o unidad Napo T Basal propuesta
por White & Barragán ( 1997) (fig. 4) .
Después de un período de erosión de la serie j urásica y paleozoica de la Cuenca
Oriente, tiene lugar [a depositación del sistema fluvial cor respondiente a la Fm. Hollín
Principal, donde se puede diferenciar tres ambientes deposit acionales distintos definido s
por White el al. ( 1995) YJordan el al. (1997). La parte basal es interpretada como
depósitos fluviales de relleno de valles sobre la superficie erosiva pre-Holl ín. Seguido,
se da la depositaci ón de la parte principal de la Fm. Hollín caracterizada por una sucesión
de depósit os de ríos entrel azados prograd antes y diacróni cos de planicies aluviales
(Whi te el al., 1995), que se desarrollan hacia el oeste a través de toda la Cuenca Oriente,
posiblemente dur ante condi ciones de caída del nivel eust ático desde el Aptiano ( 112,5
Ma) (Haq el al., 1987) (fig. 5a). Este sistema pasa progresivamente a ambientes distales
de planicie aluvial coster a tipo llanura de inundaci ón influenciadas por la acción de
mareas y que cubr en compl etamente las facies previas, representando la parte superior
y el abandono tota1del sistema fluvial entrelazado de Holl ín Principal. Progresivamente,
se observa un cambi o hacia un sistema detr ítico de baja ene rgía, donde se evidencian los
efectos de una transgresi ón marina que caracteriza a la Fm. Hollín Superior. Dos
ambi entes depo sitacional es son observados. La parte inferior es de tipo el ástico, de
playa-delt áico-estu arino cubierto por facie s de plataforma marina somera, dond e la
depo sitaci ón de sedimentos transgresivos ocurrió de oeste a este sobre la zona subandi na
y a través de la Cuenca Oriente (fig. 5 b-e). Por lo tanto . la Fm. Hollín Superi or repre senta
los depósit os del sistema transgre sivo (TST). La superficie de máxima inunda ción
CUENCA ORIENTE DEL ECUADOR: ESTRATIGRAFÍA SECUENCIAL DEL CRETÁCICO SI
BOGI -1
(Parte Este de la Cuenca Oriente)
CICLO IV
S8
S8
S8
CI LO I
CIC 0 111
Estratigrafía
Secuencial
LST

TST?
;Relleno de Valles(LST)
, MFS?
Transgresión
I Temprana (LST?)
] HST
TransgresiMTST)
I

ITST?
HST
I MFS
Transgresión (TST) CIC O 11
I
,Transgresion Temprana
'Relleno de Valles (LST)
I HST
IMFS
TST
I
' m o n
l U 1 1
,,"" ¡tl t
...,...) . }
I
Caliza M2
Ar eni scas Houm Principal
Aren isca U Prin cip al
t.uuta Napa Media (U)
Ar eni sca T Supenor
Arenisca T Prin cipal
turna s Napo Superior
Litoestratigrafía
BaGA! T
Lutil as
Aren isca M2
Caüza A
Arenisca U Superior
Caliza MI
Fm Tena (red beds)
Areni sca Basal Tena
Ar eni sca MI
Pra-Hcllm
Hol hn Supe_rl...;. 'o_r """"
Fi g. 4 - Los S ciclos sedimenta rios del Cretácico de la Cuenca Ori ente definid os en el pozo
Bogi-l (ubicación en la fig. 1) Ysus equiva lentes en términos de la nomencl atura clásica.
52 BARRAGÁN. CHRISTOPHOUL, WHITE, BABY, RI VADENEIRA, RAMíREZ, RODAS
(MFS), que registra la transición a un sistema de prisma de alto nivel (HST), ocurre
durante la deposi tación de la lutita basal de Napo Inferior en el Albiano Superior (fig.
5d), Ycubre la mayor parte de [aCuenca Oriente. La depositación de la sección restante
del ciclo Hollín corresponde a la caliza T, o intervalo T Basal, caracterizada por una
sucesiónde calizas, calco-arenitas, areniscas glauconít icas y lutitas de ambiente marino,
redefinida por White & Barragán ( 1997) como facies progradantes hacia el oeste sobre
toda la cuenca y la zona subandina, representando el sistema de prisma de alto nivel
(HST) del primer ciclo sedi mentario Holl ín-Napo (fig. 6a).
(a)
Holll n Pri ncipal
(Ptantcte aluv l at de rl09 entrenzados)
(ApUano· Al bl . no)
(e)
Hallln Superior
FlIIclea de Playa
(Alblano)
(b)
Holll n Principa l
Pactes de Planlcle Coster a
(Alb lano)
/.. (d)
Halllo Superior and luUtas Napo Inferior
Faci es Marino Abiertas
(Alblano Superi or)
Fig. 5 - Esquema paleo geográfico de los miembros (modificado de White el al., 1995): (a)
Hollín Pr incipal, sistema de LST, facies tipo plani cie alu vial de rí os entrelazados, Aptiano-
Albi ano; (b) Hollín Principal, sistema de TST, facies de plani cie coster a y llanura de
inundación, Albiano: (e) Hollín Superio r, sist ema de TST, faci es de playa, Albi ano; (d)
Holl ín Superior-Lutita Napo Inferior , superficie de inundación maximal, faci es marinas
abier tas, Albiano Superior.
CUENCAORIENTE DELECUADOR: ESTR./\TIGRAFÍASECLJENCLt\LDELCRETÁCICO 53
2. 2. Ciclo sedimentar io 11 (Albia no super ior-Cenomaniano Medio)
La secuencia sediment aria del Ciclo JI está compuesta por:
.Ias unidades arenisca T (Albiano Superior, parte inferior a media) subdividida
típicamente en arenisca T principal y arenisca T superior;
.Ia caliza B (Albiano Superior, parte media);
.Ias lutitas del miembro medio de Napo o lutitas U (Cenornaniano Inferior); la
caliza U (Cenorna niano Medio) (figs. 2 y 4).
La caída del nivel del mar durante el Albiano Superior (98 Ma) (Haq el al., 1987)
crea otro importante límite de secuencia erosivo que expone el prisma de alto nivel de
la parte superior del Ciclo I (miembro basal T de la Fm. Napo) (fig. 6b). Se genera por
lotanto undrenaje erosivocorrespondiente a unaredde valles incisos, subsecuentemente
(a)
Basal T
Prisma de alto nlve' (HSTI
(Alb lano Super ior)
(e)
Arenisca T Principal
Sistema Transgreslvo Temprano
relleno de valles (LST)
«98 Ma)
(b)
Alb lano Supe rior (98 Ma?)
Calda del nivel del Mar
Limito de Secuenci a (58)
(d)
T Superior y Caliza B
Parasecuencl a Transgreslva (TST)
Fig. 6 - Esquema paleog eográfi eo de los miembros (modificado de Whit e el al. , 1995): (a)
Basal T, pri sma de alto ni velo HST del ciclo 1, Albiano Superi or; (b) T Principal, caída del
ni vel del mar, Albiano Su perior (¿,- 98 Ma"), límit e de secu encia; (e) T Pr inci pal, sistema
transgr esivo temprano y r elleno de valles inci sos (LST) , <98 Ma; (d) T Super ior -Ca liza B,
para sequencia transgresiva (TST) .
S4 BARRAGÁN. CHRISTOPHOUL, WHITE, BABY, RIVADENEIRA, RAMíREZ, RODAS
rellenados dur ante el inici o del event o transgresi va (LST) (fig. 6c) por las areniscas T
principal, Su distribución es caracterizada por sistema s fluviale s con influencia estuarina
y/o mareal, que alcanza la parte central de la Cuenc a Oriente. Sobreyaci endo y
desarroll ados a lo largo de toda la cuenca, están los depósitos transgresivos (TST)
correspondientes al miembro T superior (arenisca s glauconíticas, calco-arenitas y
lutitas) y la cali za B, que típicamente traducen ambientes de baja energía de plataforma
marina somera (fig. 6d) . Finalmente, el Ciclo n se termina por la depositación de las
lutitas Udel Cenomanian o lnfe rior (Lutit as Napo Medio), desarrolladas principalmente
en la zona subandin a y en la parte central de la Cuenca Oriente, y representadas
lateralmente por niveles el ásticos de playa en el este de la cuenca. Las mismas se asocian
a la máxima inundación (MFS) que registra el cambio a un sistema de prisma de alto
nivel (HST). Este sistema alcanza su máxima expresión durant e la depositación de la
cali za U (parte superior de Jutitas Napa medi o). Se infier e por tanto, que esta sección
(o)
(b)
/ . (d)
OepoSl!aCÑI1 ce L856C1.. 6L"JCÍ e transqresiva
Napa U Superior y cenzaA
(Cenoma mano MoclO-T\..' ronian)
(e)
Areni sca U Pnnc-ipa:
Rellena de valles durante la
scooa del mvet del mar
(Cenomerueno¡
Prcgradaaonal l.nlc al [ Nepe U)
S.sll;lma nroll.lmal aluvial cecosttaoo
sobre la pietatom-a Nepe Media
rcen omao.aooj
Fig. 7 - Esquema paleogeográlico de los miembros (modificado de White el al., 1995) : (a)
Lutitas U, progradación inicial , o HST, sistema proximal aluvial depositado sobre la
plataforma Napo Medio, Cenomaniano; (b) U Principal, erosión de la plataforma debido a la
caída del mar durante el Cenomaniano Medio (¿- 94 Ma?), límite de secuencia; (e) Arenisca
U Principal, relleno de valles durante la subida del nivel del mar, Cenornaniano, sistema
transgresivo temprano y relleno de valles incisos (LST ); (d) Depositación de la secuencia
transgresiva Napo U Superior-Caliza A, Cenornaniano Medio-Turoniano,
CUENCA ORIENTE DELECUADOR: ESTRATIGRAFÍA SECUENCIALDELCRETÁCI CO SS
resulta de la progradación de un sistema aluvial, que generó una cuña sedimentari a
el ástica en la parte este de la Cuenca Oriente (fig. 7a).
2. 3. Ciclo sedimentario Hl (Cenomaniano Inferior a Medio-Turoniano
Inferior)
El Ciclo sedimentario III consiste de las siguientes unidades: areni sca U
(Cenomaniano Medio) subdividida en arenisca U principal y areni sca U superior, y
caliza A(Turoniano Inferior a Turoniano Medio) (figs. 2 y 4). La subsecuente caída del
nivel del mar en la Cuenca Oriente, durante el Cenomani ano medio (94 Ma), crea otro
límite de secuencia eros ivo al tope de las lutitas y caliza U (HST del ciclo previo) (fig.
7b). La arenisca U principal, por lo tanto, es similar a la areni sca T principal y representa
el relleno de valles incisos sobre este límite de secuencia. Fue depositada durante el
inicio de la subida del nivel del mar (transgresión temprana o LST), cuando los
subsecuentes valles erosionadosse transforman enestuarios ycomienzana ser rellenados
en retrogradación por sistemascanalizados fl uviales con inf!uencia de marea. Es notable
la extensión alcanzada hacia el oeste de la cuenca por la arenisca U principal , atribuida
posiblemente al cambi o del nivel eustáti co enrelación con los otros ciclos de Napa (fig.
7c). Sobreyaciendo, los depósit os de la arenisca U superior (areniscas glauconíticas
calcáreas y lutitas de ambiente marino- somero) represent an la sucesión transgresiva
marina en este ciclo sedimentario (TST) a lo largo de la cuenca (fig. 7d). Finalmente,
la caliza A, depositada al tope del ciclo U, es la expresión final del evento transgresivo
y del cambio al sistema de prisma de alto nivel (HST) en la plataforma marina abierta
de la Cuenca Oriente. De hecho, la caliza A ha sido subdividida en 3 unidades (White
el al., 1995). La parte inferior y la superior, caracterizadas por una espesa sección de
grainstones, packstonesy wakestones, tipifican unambiented edepositaciónde plataforma
carbonatada interna a mediana, con batimetría variable. La parte media de la caliza A
está represent ada por una sección condensada asociada al máximo de inundación
(MFS), sugerido por la presencia de una abundanc ia de fósiles y nódulos fosfáticos. La
parte superior de la caliza A fue deposit ada como resultado de la progradación de la
plataforma asociada al comienzo de la caída del nivel eustático (HST). En diagrafí as de
pozos, muestra una organización inversa con relación a la sucesión de facies observada
en la parte inferi or. Las facies carbonatadas micríticas son más ricas en material
detrítico, como resultado de la caída del nivel del mar y el iniciodel influjo silicicl ástico
en lacuenca. Como se observa en las correlaciones E-Wde registros eléctricos de pozos
(fig. 8), la secuencia del Ciclo 1II evidencia la ausencia de cualquier aporte detríti co de
tipo de valle inciso en la región subandina. Aquí, el Ciclo 1II está formado totalmente
por depósitos marinos atribuidos a las facies de TST y de HST (White el al. , 1995).
2. 4. Ciclo sedimentario IV (Turoniano-Campaniano Inferior)
El Ciclo IVcorresponde a la primera de las dos secuencias superiores de la Fm.
Napo. Incluye la arenisca M2 (¿Turoniano Superior"), la caliza M2 (Turoni ano
Superior), las calizas MI (Santoniano-Inferior) y lutitas MIo miembro Napa Superior
(¿Santoniano Superior -Campani ano Inferior?) (figs. 2 y 4).
56 BARRAGÁN. CHR/STOPHOUL, HIN/ TE, BABY, R/VADENE/RA, RAMÍREZ, RODAS
W
f-
(/)
W
Nlll OH-3lld NOIl:l3S
.::
e
""
' C
O
"=
'-'
e
"" :::l
U
"=
. ¡
100 ft
l. Y'-"",' , .
• • • " -- JI
UJ
ti
UJ
O
CUENCAORU::NTE DELEC ADOR: ESTRATIGRAFÍASECUENCIALDEL CRETÁCICO 57
La secuencia depositacional del Ciclo IV es similar a las secuencia s previamente
definidas. En la parte occident al y central de la Cuenca, el ciclo sedimentario IV es
marino , car acteri zado por depósitos de plataforma carbonatada donde no se observa
ninguna influencia y/o aporte elástico. La línea de costa, la parte litoral dist al (shoreface)
y los sistemas aluviales proximales son restrin gidos hacia la parte este de la Cuenca
Ori ente (Barragán, 1999). La arenisca M2 está limitad a a la parte este y sobreyace en
onlap sobre la caliza A. La misma representa los depósitos transgresivos tempranos de
tipo f1u vial-estuarino, generados des pués de la caída del nivel eustático correspondiente
posiblemente al evento Turoniano Superior (92 Ma) en la escala de Haq e l al. ( J987) .
Prelimin arment e, interpr etamos las calizas M2 y MI (Santoniano-Inferior) como los
intervalos transgresivos carbonatados principales de la platafor ma marina (TST).
Sobr eyaciendo al tope de este ciclo, se encuentra la lutita superior de Napa, cuya
depositación est á asociada a un máximo de inundación (MFS) y al inicio de una
secuencia de prisma de alto nivel, como es sugeri do en los atl oramient os y en los pozos
desc ritos en la parte norte de la zona subandina (fig. 9) . Sin embargo, mayor detalle
sedimentológico es necesario en este Cicl o IV para confirmar los di ferentes sistemas
secuenciales aquí definidos.
Aunque la secuencia M2 muest ra un ciclo sedimentario completo de tránsito del
nivel de base, especialmente en la parte este de la cuenca, el mismo exhibe carac terísticas
geodinámicas diferentes a los ciclos cret ácicos anteriores. La mayor diferenci a est á en
el hecho de que la secc ión sedimentaria está condensada hacia el oeste de la cuenca, a
parti r del Corredor Sacha-Shushufindi y hacia la zona subandina, como se muestra en
el correspondiente mapa isópaco (fig. lOa) y en las correJaciones region ales E-W de
diagrafías de pozos (fig. 9) .
2. 5. Ciclo sedimentario V (Campaniano-Maastrichtiano Inferior)
La secuencia depositaci onal más j oven del sistema sedimentario Hollín-Napo-
Basal Tena corres ponde al Ciclo V. Está formado por la arenis ca MI (Campani ano
Inferi or-Medi o) y por la arenisca Basal Tena (¿Maastritchtiano Infer ior") (figs, 2 y 4) .
La part icul aridad del Ciclo Y, al igual que el ciclo sedi mentario anteri or, es de
estar restringido a la parte este de la Cuenca Oriente, siendo su límite depo sitaci onal el
Corredor Sacha-Shushufindi . Las areniscas M I presentan facies idénticas a los otros
niveles el ásticos de la Fm. Napa, las mismas revel an ambientes fluviales de relleno de
paleo-valles en la parte central de la cuenca , deposit ados posiblemente al inicio de un
evento transgresi va después de la caída del nivel eustático en el Carnpaniano (80-
7S Ma), Para el Ciclo V, se interpreta la posición de la línea de cos ta aproximadamente
a lo largo de la frontera oriental entr e Per ú y Ecuador (fig. 11a). En la Cuenca Marañón,
sin embargo, el equivalente del Ciclo Y, correspondi ente a la Fm. Yivian (Kurnmel,
1948 ; Gil , 200 1). es completo y bien definido desde el punt o de vista bioest ratigráfico
desde el Campaniano Inferi or al Maastrit cht iano Infe rior. La secuencia sedimentaria es
de origen fluvial-cont inental de sistemas de ríos anastornosados tipo planicie aluvi al,
que pasan lateralmente hacia el oeste (Cuenca Oriente) a una sedimentación fluvio-
marina vía estuari os de sistemas delt áicos y sistemas marinos restringidos, similar a lo
observado en el Ciclo 1(Hall ín). El espesor total del Ciclo Yen la Cuenc a Marañón está
NNE
(a) NAPO SUPERIOR, PARTE NORTE ZONA SUBANDI NA, CUENCA ORIENTE
SSW
'-"
ce
BERM EJO NORTE 19 OCHENTA 1 PUN GA RAYACU·10 SAN CARLOS- 1

CJ
;,. ,
,<
R

<:;:;
6

::t:
C)
f2

......
-:¡
S'lJ

tl:l
:-<:

......

\J

<:

:;;.

C)


SE
1 I
>
-- JO
g
I.......H_J
--
2:
o
. g
j--

MARANACU 1

ªI
..;
ª '
RAMIR EZ 1
!
G..- ..
ENTRE RIOS X1
J
• I
VILLANO 2
(b) NAPO SUPERI OR, PARTE SUR DE LA CUENCA ORIENTE
1
Cw.a M2
CokcoA
. .. TENA
B,lSdII Ttlfl"
LU1.4;t11 N ,lpU
-."
NW

o
...J
U
Ü
Fig. 9 - Correlaciones NNE-SSW (A) y NW-SE (B) de pozos en la Cuenca Oriente: ciclos sedimentarios IVy V (ver fig, 1 para ubicación).
(a) (CICLO SEDIMENTARIO IV)
(CICLO SEDIMENTARIO V)
0.1»-
Levant.
Napo "'f,
-0.50-1 q,
·100
-1.50
VIllano
g
fJo
-2.00 'Cordillera
Cutucu
-2.50
-3.00
-TUjO -77.00 ·78.50 ·7'.00
(b)
-77.50 -77.00 -7'.50 -7'.00
n
~
n
»
o
!
CI
p
~
e
E;
o
?"
8i
~
o
~ ,
C/l
~
~
n
~
CI
P
n
ffi
»,
n
ñ
O
Fig. lO- Mapas isópacos en pies de Nap o Superior : (a) ciclo sedimentari o IV (Base Ca liza M2-t ope lutitas Napo Superior);
(b) ciclo sedimenta rio V (aren iscas MI y Basal Te na) .
v.
'O
60 BARRAGÁN. CHRISTOPHOUI.. WHITE. BABY. RH'ADENEIRA. RAMíREZ RODAS
(a)
Arenisca M1
Campaniano Inferior a Medio
Caida del nivel del mar y relleno de
valles incisos transgresión temprana
(80-75 Ma?)
(b)
Basal Tena
Prisma de alto nivel tardio de Napa Superior
Sistema deltáico progradacional
cubriendo la mayor parte de la
Cuenca Oriente
(74 Ma ?)
F i ~ . 11 - Esquema pale ogeogr áflco de los miembros (modificado de White el al. , 1995): (a)
Arenisca M1, caída del nivel del ma r y relleno de m iles inci sos, transgresión temp rana,
Campaniano Inferi or a Medio (¡.!lO-75 i\Ia?); (b) Husal Tena. prisma de alto nivel (HST)
tardío de Napo Super ior. sis tema dclui ico progr adaciona l cuhr iendo la ma yor part e de la
Cue nca Or iente (¿74 Ma?).
CUENCA ORiENTE DELECUADOR: ESTRATIGRAFÍA SECUENCIAL DELCRETr\CICO 6J
relaci onado al desarrollo del onlap hacia el oeste, por lo que la Fm. Vivian en el Perú
se adelgaza considerablemente hacia la Cuenca Oriente, hasta desaparecer en algunas
partes y convertirse en una sección condensada hacia la zona subandina por efecto del
levantamiento de los Andes.
La arenisca Basal Tena se deposita en prograd ación sobre la arenisca MI en la
parte este de la Cuenca Oriente, y sobre las lutitas Napo Superi or en la parte oeste. Se
caracteriza por presentar facies fluvio-marinas de canale s de marea, como también
facies de playa y de plataforma marina el ástica somera. El miembro Basal Tena,
atribuido como parte del sistema continental de 'red beds' de la Fm. Tena (Tschopp ,
1953; Hoffstetter 1956; Faucher et al., 1971; Jaillard, 1997), puede ser redefinido como
parte del sistema Napo. Los datos regi onales de afloramientos (zona subandina) y las
descripciones detalladas de testigos de perfora ción a Jolargo de la cuenca, especialmente
al contacto entre el Ciclo IVy el Cicl o V, permiten precisar la naturaleza del mismo. No
se observan evidenci as de erosiónsubareal, ni de remanente de los depósitos subyacentes.
Se documenta un domini o de facies delt áicas, con influencia mareal típicamente de un
sistema deposit acional rápidamente progradante de tipo de prisma de alto nivel (HST)
(fig. 11 b), similar a los otros miembros ya descritos en la sección Napo, y no un domini o
puramente continental subareo como ha sido previamente interpret ado por Jaillard
( 1997). Ademá s, el área de sedimentación de la arenisca Basal Tena ha sido restringid a
a las zonas subsidentes de la cuenca, y no ha sido reconocida en las zonas levantadas por
la tectónica compresiva sinsedirnentaria, como es sugerido a lo largo de varios
aflor amient os de la zona subandina (i.e. Río Puyo).
Se considera, por lo tanto, a la areni sca MI fluvial subyacente y desarroll ada en
la parte este de la cuenca como el prisma transgresivo de relleno de valles incisos, y a
la arenisca Basal Tena como el testimoni o del episodio final de relleno sedimentario de
la Frn. Napo en la Cuenca Oriente , los mismos desarr ollados en un ambiente de tectónica
sinsedimentaria compresiva (fig. 10b). Después de la progradación de la areni sca Basal
Tena , las condiciones marinas de la cuenca fueron substituidas por condiciones
continentales (Red-beds) de tipo de ante-país, que representa la sección cenozoica
molásica de la Cuenca Oriente .
3. TECTÓNICA SINSEDIMENTARIA: EVIDENCIAS DE UNA
ESTRUCTURACIÓNTEMPRANA DE ANTE-PAÍS
Como se ha descrit o en la sección anterior , los ciclos superiores IV y V de la
Formación Napo (Napo Superior en este libro) desarr ollados a partir del Tur onian o
muest ran una evoluci ón geodinámica diferente a los cicl os previos 1, II y III. Sísmica de
reflexión y correlación de diagrafías de pozos ponen en evidencia una organi zación
sedimentari a controlada por una tectónica compresiva y por la inversión de anti guas
estructuras extensivas (cf capítulo 1de este libro, Di az et al.). Apartir del Cicl o IV("'90
Ma), se puede observar las primeras manifestaciones de la tectónica sinsedimentaria, A
escala regional, como se observa en los mapas isópacos de los cicl os IVYV (fig. 10),
la sección sedimentaria está restringida al este de la cuenca y condensada haci a el oeste,
desde el Cor redor Sacha-Shushufindi y hacia la zona subandina. Esto es corroborado en
las correlaci ones regionales E-O de registr os eléctri cos de pozos (figs. 8 y 9), donde se
62 BARRIt GAN. CHR1STOPHOUL. WH1TE.. BABY. R1VADENE1RA. RAMÍREZ. RODAS
muestra estas variaciones laterales de facies y de la geometría depositacional dent ro de
Napa Superior. Por lo tanto, partes de los ciclos IV-Vse han preservado como sección
sedimentariacontinua en la parte este de la cuenca, mientras que la tectónica compresiva
en el oeste ha restringido la sedimentación, creando superf icies de discontinuidad
est ratigráficas. A escala local , var ias son las evidencias de esta estructuración
sinsediment aria en la cuenca, principalmente a través de sísmica de reflexión y de
descripción directa en afloramientos ele la zona subandina (Ej . Anriclinal Mirador de la
Depresión Pastaza, fig. 12): onlap de M2 sobre la caliza A (fig. 13a) ; discordancias
progresivas evidenciadas a nivel de campo Bermejo (fig. 13b) Yvariaciones importantes
de espesores hacia el oeste (fig. 13c).
Además, el volcanisrno alcalinocontemporáneo, asociadoal cambiogeodinámico
cretácico superior de la Cuenca Oriente (Barragán, 1999: Barragán el al., 1999 y del
capítulo 1 de este libro), se manifiesta por el emplazamiento de cuerpos intrusivos a
nivel somero (Ar/Al' ==82+/-0,5 Ma) que generan una condensación de la sección Napo
Superior (fig. 14).
Interpretaciones anteriores (Tshopp, 1953; Faucher & Savoyat, 1973; Baldock,
1982: Dashwood & Abbots, 1990; Jaillarel , 1997) definen esta ausencia de sedimentos
Flanco Oeste
Flanco Este
Levantamiento
Anticlinal mirador
Sección
condensada
~ 'ro
ro e
~ ~ ~ - l ~ ~ - " ' ¡ ' - - - - - - - - - " " ; " " ' - - - - - ~ ~ - " " ' ' ' '
Fi¡:. 12- Secciones lilllesl ratignílkas moxtr ando la tect ónica sinsedimenlari a en la zona
suhandinn (Anticlinal Mirudur de la Depr esi ón Pastaza).
CUENCAORIENTE DELECUADOR: ESTRATIGRAFÍA SECUENCIALDELCRETÁClCO 63
ESTE

Fm. Tena
Napo Inferior
BASAMENTO
'\lO '.'_- - - - -
Cuenca Oriente central
(a)
1
•••FmOTiyuyacu
Inferi or
(b)
Cuenca Oriente noroccrcenta!

SE
PAl.EOCE" O
{Tena sup )
(C)
Cuenca Onente centro-oeste E
----......- ~ 90 Ma
1 KM
Fig. 13 - Secciones sísmicas most rando la tect ónica sinse dimentar ia en compresión de los
ciclos IV y V: (a) onla p de M2 sobre la caliza A (campo Slmshu lin di Sur); (b) variaciones de
espesores sobre la estru ctura del Campo Bermejo; (e) discordancias progresivas y
variaciones laterales rápidas de espesores hacia el oeste.
Caliza M1
en liza
Lutita


o
I
E
u,

Fi g. 14 - Sección condensada de los ciclos IV y V gener ada por el empl azamient o de un cue r po volcánico intruslvo (Yuralpa)
en el Cor redo r Sac ha-S hushufindi de la Cuenca Ori ente .
a.
.¡:.
O:l
;¡,.
:>:>


;:. ,

ro

t;;
Ci
"tl

c::
S-

g:
O:l
:<:

<:
.."

;¡,.

.RJ
:>:>
a
§2
V)
CUENCAORIENTE DELECUADOR: ESTRATIGRAFÍA SECUENCIAL DELCRETÁCJCO 65
como el resultado de los consecuentes levantamiento y erosión de la cuenca, los mismos
que removieron completamente la sección superior de Napa en la parte occidental antes
de la depositación de la arenisca Basal Tena, formando una discordancia regional y una
laguna depositacional del Campaniano al Maastritchtiano. Sin embargo, la ocurrencia
de este hiatus sedimentario entre la sección Napa y el miembro Ba sal Tena hacia la zona
subandina puede ser explicada más fácilmente por una condensación de Napa Superior,
como consecuencia de un evento de ravinamiento asociado al inicio de la tectónica
compresiva sinsedimentaria durante el Cretácico Superior, reconocida por Baby el al.
(1998; 1999).
4. IMPLICACIONES GEODINÁMICAS
El modelo de evolución secuencial propuesto en es te trabajo permite revi sar la
visión clásica del sistema cretácico de la Cuenca Oriente. La idea principal de esta nueva
subdivi sión secuencial viene a partir de un gran número de puntos comunes entre los
depósitos de las formaciones Hollín, Napa y Basal Tena.
En efecto, desde el punto de vista secuencial, los cinco ciclos definidos en este
trabajo mue stran una evolución depositacional similar. Cada ciclo comienza por una
superficie de erosión, que representa un límite de secuencia que marca y se correlaciona
aproximadamente con una caída del ni vel del mar de segundo a tercer orden en la escala
de Haq el al. ( 1987). Los cuerpos arenosos típicamente de ambientes fluviales hacia el
este de la cuenca, con influencia estuarina hacia el centro, y que evolucionan hacia facies
distales de depósitos finos de plataforma en la parte oeste (Hollín Principal, Areni sca T
Principal , Arenisca U Principal, Areni sca M2 y Areni sca MI), representan los depósitos
asociados con el prisma de bajo nivelo LST. Encima, se desarrollan las alternancias de
areniscas, calco-arenitas y lutitas que traducen ambientes marino someros de plataforma
(i.e . Hollín superior, T superior, Usuperior, Caliza M2-M I?), asociados con loseventos
tran sgresivos prin cipales (TST). Seguidos, se tiene una sección espesa de lutitas (i.e.
Lutita Napo Basal , Lutita U, Lutita Napo Superior) que reflejan el máximo de
inundación (MFS) y finalmente una sección calcárea arenosa que traduce el HST o
pri sma de alto nivel, asoci ado con el comienzo de la ca ída del nivel eustático y la
progradación de sedimentos elásticos hacia el oe ste de la cuenca (i. e. Miembro T Basal ,
Caliza U, Caliza A-miembro superior, calcáreos de Napo Superior y arenisca Basal
Tena). Se infiere que esta sección resulta de la prograda ci ón de un sistema aluvial, que
generó una cuña sedimentari a el ástica en la parte este y sureste de la Cuenca Oriente (fig.
7a) reconocida en la Cuenca Marañón (Barragán, 1999) .
Sin embargo, a partir del Turoniano, se observan las primeras evidencias de
deformación sinsedimentaria y por lo tanto de la estructuración de la cuenca de ante-
paí s. Aunque los ciclos IV y V son similares a los anteriores, presentan indicadores
claros de una influencia tectónica. En los mismos, se evidencia una co ndensac ión total
de la arenisca MI, redu cida a una superficie de ravinamiento, y en ciertos casos, de todo
el ciclo M I incluida la sección Basal Tena. Como se mencionó, los ciclos Napo Superior
regi stran el inicio de la inversión tectónica de gr abenes y se rni-grabenes pre-cretácicos
(Baby el al., 1999). Su organización sedimentaria se ve diferenciada y controlada por
66 BARRAGÁN. CHRISTOPH() (/L. WHITL. BABY. RIVM)[:NEIRA. RAMíREZ, RODAS
fenómenos eustáticos globales y por la tectónica compresiva andi na ("secuencia
tectónica") .
Por lo tanto, el Cretáci co Superior de la Cuenca Oriente marca el inicio de un
proceso de inversión tectónica durante el Turoriiano-Maastrichti ano (Baby e l al. , 200 l ),
claramente identificado a lo largo del Corredor Sacha-Sh ushufi ndi , y asoci ado a un
volcanisrno alcalino activo (Barragán & Baby, 1999 y capítulo 1 de este libro), que
controla localmente la depos itaci ón ele la parte superior ele la Frn. Napa .
CONCLUSIONES
Cinco secuencias estratigráficas de segundo orden en la escala de Haq e l al .
(1987) se han identificado en la Cuenca Oriente elentro el el intervalo Apt iano-
Maastritchtiano. Corres ponden a cielos sedimentarios que engloban a las formaciones
Hollín. Napa y Basal Tena. cuya variación lateral de facies depositacionales y eli stribución
estáncontroladas principalmente por los cambi os eustáticos reconocidos a escala global
durant e el Cretácico. La correlaciónde las caídas el el nivel el el mar y las progradaci ones
el ásticas a través ele la plataforma cret ácica riente son soportadas por el contenido
biostratigráfico ele la serie Hollin-! upo-Basal Tena. La presencia de los miembr os
elásticos en estas formaciones documenta variaciones dramáticas W-E de la línea de
costa ele decenas ele kilómetros a tra és de la cuenca. Cada uno ele Jos intervalos
sedimentarios es el expediente ele un ciclo complet o elel tránsito de la línea el e costa. La
base de cada uno ele los mismos se puede clasificar como un límite de secuencia. Cada
uno está caracterizado por depósitos fluvial -estuarino de relleno ele valles incisos
asociados al inicio de la transgresión y gener almente restringidos a la parte este y a las
parte central el e la cuenca, su .cdidus por depósitos marinos de plataforma somera, que
reflejan la transgresión total ele facies marinas y los depósitos prcgradantes el e prisma
el e alto nivel.
Dentro de un marco de estratigrafía secuenc ial, los cambi os del niveJdel mar son
el mecanismo dominante en la sedimentación de la margen peri-crat ónica continental
pre-Andina Oriente. Controlaron el espacio de acomodación disponibl e y por lo tanto,
ejercieron un control regional sobre la distribución de los sedimentos, especialmente en
los tres primeros ciclos. Sin embargo, el inicio de la deformación compresiva en la
Cuenca Oriente ejerció un control fundamental en la sedimentaci ón y en el espacio
disponi ble para la acumulaci ón de sedimentos a partir del Turon iano (90 Ma). Durante
los dos últimos ciclos depositacionales, los sedi mentos se confinan al este y se
condensanal oes te de lacuenca. Por lo tanto, los dos últimos ciclos registran el comienzo
de la deformaci ónasociada con el sistema de ante-país, y su organización sedimenta ria
se ve diferenciada y controlada por el eustatismo, el tectonisrno y el volcanisrno activo.
Agradecimientos
El present e trabaj o represent a el resumen de una parte de las tesis doctorales
obtenidas por R. Barragán y Frédéric Chri stophou! en la Uni versidad Paul Sabati er
(Toulouse-France).
CUENCAORIENTEDELECUADOR: ESTRATIGRAFÍASECUENCIAL DELCRETÁcrco 67
Los autores agradecen especialmente a Petroproducción por proporcionar el
acceso a la información de su base de datos. Deseamos dar las gracias a E. Díaz Martínez
por sus revisiones constructivas. También, nuestro agradecimiento al "diablo viejo"
Carlos Pérez por toda la ayuda logística brindada durante las campañas de campo.
Referencias citadas
BABY, P., RIVADENElRA, M., BERNAL, e, CHRISTOPHOUL, F., DÁVILA, e,
GÁLARRAGA, M., MAROCCO, R., VALDEZ. A., VEGA. J. & BARRAGÁN,
R., 1998 - Structural style and Timing of hydrocarbon entrapments in the Ecuadorian
Oriente Basin. MPG convention, Rio de Janeiro: 464-465.
BABY, P., RlVADENElRA, M.. CHRISTOPHOUL. F., BARRAGÁN, R., 1999 - Style and
timing of deformation in the Oriente Basin of Ecuador. Extended Abstract, lnternational
svmposium of Andean Geodvnamics ISAG99: 68-72; Gottingen.
BABY, P.. RlVADENElRA M., BARRAGÁN, R., CHRISTOPI-!OUL, F., BES DE BERC, S.,
DENIAUD,.I., VEGA,.I., DAVILA. e, BERNAL, e, DIAZ, M., GALARRAGA, M.,
LEÓN, E., ROSERO, r.. ROSERO, M. VALDEZ, A., 2001 - Estructura y dinámica
sedimentaria de la Cuenca Oriente. Cuartas Jornadas en Ciencias de la Tierra, Escuela
Politécnica Nacional, p. 106; Quito (Ecuador).
BALDOCK. .1. W.. 1982 - Geología del Ecuador, Boletín de Explicación del Mapa Geológico
del Ecuador a l: 1000000, p. 66, D.G.G.M. ed.: Quito, Ecuador.
BALKWILL, H.. RODRíGUEZ. G, PAREDES. F. & ALMElDA,.I., 1995 - Northern part of
Oriente basin, Ecuador: reflection seismic expression of structures. In: A. J. Tankard, R.
Suárez S. & H. J. Welsink, Petroleum basins of South America: MPG Memoir 62: 559-
57!.
BARRAGÁN, R., 1999 - Relations entre Vo1canisme, Tectonique d' inversion et Sedimentation
dans le Bassin Cretace Equatorien, Ph.D Thesis, Laboratoire de Dynamique de Bassins,
Iniversite Paul Sabatier, Toulouse lll, Toulouse, France. 223p.
BARRAGAN, R. & BABY, P., 1999 - A Cretaceous hot spot in the Ecuadorian Oriente Basin:
geochemical, geochronological, and tectonic indicators. Extended Abstract, Internationa!
svmposium of Andean Geodvnamics ISAG99, Gottingen, 77-80.
BARRAGÁN, R., WHITE. H., BABY, P., RIVADENElRA, M. & RAMíREZ, F., 1999-
Tectono-Sedimentary evolution of the late Cretaceous Napo Formation, Ecuadorian
Oriente Basin, South America. MPG Annual Convention, p A9; San Antonio Texas.
BR1STOW, eR. & HOFFSTETTER. R., 1977 - Lexique stratigraphique international : Ecuador.
CN.R.S., Vol. S, Amérique Latine, Fase. S, Equateur, 4l2p.; Paris, 2 édition.
CANFlELD, RW, BONILLA, G. & ROBBlNS, R.K., 1982 - Sacha Oil Field of Ecuadorian
Oriente, A.A.P.G. Bull., 66, n" 8: 1076-1090.
DALRYMPLE. R., BOYO, R. & ZAITLIN. B., 1994 - Incised-valley systems: origin and
sedimentary sequences. SEMP Spec. Publ., 51,390 p.
DASHWOOD, M. & ABBOTS.I., 1990 -Aspects of the Petroleum geology ofthe Oriente Basin,
Ecuador. In: Brooks J. Ed., Classic Petroleum Provinces, Geological Society Special
Publication, n" SO: 89- ¡ 17.
EMERY, D. & MYERS, K.. ¡996 - Sequence Stratigraphy, 297p.: London: Blackwell.
FAUCHER, B., VERNET. R., BIZON, G., BlZON,.I., GREKOFF, N., LYS, M. & SlGAL,.I.
1971 - Sedirnentary Formations in Ecuaodr. A Strarigraphic and micropaleontological
survey. Bureau Etudes ldust. Coop. (BElCIP) lnstitut Francais du Pétrole, 220 p., 3 vol.
FAUCHER, B. & SAVOYAT, E. 1973 - Esquisse Géologique des Andes de l' Équateur. Revue
de Geographie Phvsique el de Gcologie Dvnamique, vol. XV, Fase. ¡ -2: 115-142.
68 BARRAGÁN, CHRISTOPHOUL, WHITE, BABY, RIVADENElRA, RAMíREZ, RODAS
GARDNER, M., 1995 - Tectonic and eustatic controIs on the stratal architecture 01' mid-
Cretaceous stratigraphic sequences, central western interior foreland basin of North
America. SEPM Special Publication, 52: 243-281.
GIL W., 200 1- Evolution latérale de la déformation d'un front orogénique : exemple des bassins
subandins entre 0° et 16°S., Thesc de doctorat de I'université Paul Sabatier, 214 p.
GUILLOCHEAU, F., 1995 - Nature, rank and origin of sedimentary cycles. Compte rendus de
I'Académie de Sciences, Paris, t. 320, série Ha: 1141-1157.
HAQ, B. U., HARDENBOL, 1.. VAIL, P.R., 1987 - Chronology of sea levels since the Triassic.
Science, 235: 1156-1167.
HOFFSTETER, R., 1956 - Lexíque stratígraphique international, Amérique Latine - Équateur.
Congrés Géologique lntcrnational-Comission de Stratigraphie, V, fascicule 5a, 19J p.
lAILLARD, E., 1997 - Síntesis Estratigráfica y Sedimentológica del Cretáceo y Paleógeno de
la Cuenca Oriental del Ecuador: Petroproduccion-Orstom, 163 p.
JORDAN, D., WADE, W., SCHULTZD., VAVRA, C. &REINOSO, H., 1997 - Transgressive
deposits of the Hollin Formation, Oriente Basin, Ecuador. AAPG Annual Convention
Abstracts, Dalias Texas, USA, p. A57.
KUMMEL, B, 1948 - Geological reconnaissance ofthe Contamana region, Peru. Bulletin oj the
Geological Societv, 59: 1217-1266.
MARKSTEINER, R. & ALEMÁN, A.M., 1997 - Petroleum systems along the Fold belt
Associated to the Marañon-Oriente-Putumayo (MOP) Foreland Basin. In: VI Simposio
Bolivariano 'Exploración Petrolera en las Cuencas Subandinas', Memorias Tomo H:
63-74.
POSAMENTIER, H., ALLEN, D. & TESSON, M., 1992 - Forced regressions in a sequence
stratigraphic framework: concepts, exampIes, and expIoration significance:AAPGBulletin,
76: 1687-1709.
TORO, 1., 1997 - Stratigraphie séquentelle de l' intervalle Albien supérieur-Turonien inférieur
du Bassin Oriente d'Equateur: DEA Thesis Univ. Grenoble 1, 41 p. (unpubl).
TSCHOPP, H.J., 1953 - Oil explorations in the Oriente of Ecuador. A.A.P.G. bull., 37: 2303-
2347.
WASSON, T. & SINCLAIR, 1., 1927. Geological explorations east of the Andes in Ecuador.
AAPG Bull., 11: 1253-1281.
WHITE, H. 1., SKOPEC, R, RAMíREZ, F., RODAS, 1., BONILLA, G., 1995 - Reservoir
characteristics of the Hollin and Napo formations, western Oriente basin, Ecuador. In:
Tankard, A. 1., Suárez S. R., and Welsink, H. 1., eds., Petroleum basins of South America:
American Association of Petroleum Geologist Mernoir 62: 573-596.
WHITE, H. & BARRAGÁN, R., 1997 - Reservoir Characterization of the Napo Forrnation,
Oriente Basin, Ecuador. Part 11: Napo T Sandstone. Unpublished Report, Oryx Energy
Company.
WHITE, H., BARRAGÁN, R., lORDAN, D., ROBBS, E., RAMÍREZ, F., 1999 - Predictability
of reservoir facies within a sequence stratigraphic framework, Oriente Basin, Ecuador.
AAPG Annual Convention, San Antonio Texas, A149.
WILGUS, c., et al., 1988 - Sea-Ievel changes: An integrated approach: SEPM Spec. Publ . 42,
400 p.
ZAILTIN, B. A., DALRYMPLE, R. & BOYD, 1994- The stratigraphic organization ofincised-
valley systems associated with relative sea-level changes. In: Dalrymple et al., (eds.),
Incised- Valley systems: Origin and Sedimentary Sequences. SEPM Spec. Publ, 51:
45-62.
MAGMATISMO ALCALINO INTRA-PLACA EN LA
CUENCA CRETÁCICA ORIENTE, ECUADOR:
EVIDENCIAS GEOQUÍMICAS, GEOCRONOLÓGICAS
y TECTÓNICAS
Roberto B ARRAGÁN I ' r. J,
Patrice BABY 1/ 2" )
Resumen
Varios cuerpos ígneos alcalino-basálticos han sido identificadosen lasección sedimentar ia
cretácica de la cuenca ecuatoriana Oriente (= I 10-30 Ma). Los mismos están caracterizados por
valores bajos en los radios LILE/HFS E y en los radios isotópicos de Sr y Nd, todos dentro del
rango observado en las signaturas composicionales de basaltos de isla oceánica o punto caliente
("hot-spot"), consistentes con una fuente astenosférica. Sísmica de reflexión muestra que la
ubicaciónde los distintos centros eruptivos es controlada por las estructuras pre-existentes del rift
Tri ásico-Jur ásico invertido en un régimen transpresivo a partir del Cret ácico Superior. Edades
radiométricas y el registro biostratigráfico de los sedimentos crer ácicos sugieren una variación
diacrónica de la posici ón geográfica de este volcanisrno alcalino, ocurrido al menos a partir del
Albiano (
4
°Ar/
J9
K, 106±5 Ma) en la parte septentrional de la Cuenca Oriente, y hasta el
Campaniano ('OArP9Ar, 34±2 Ma y 82±0,5 Ma) en la parte occidental-central (zona subandina).
Se propone un mecanismo de "slab roll-back", originado a partir de la cesación de los
procesos de subducción en el Cretácico Inferior (=130-120 Ma), como el modelo geodinámico
más probable para explicar la generación de este rnagrnatisrno. El mismo está asociado con la
migración lateral y vertical de material astenosférico hacia zonas previamente adelgazadas de la
corteza o "thin-spots" litosféricos. Por lo tanto, el paleo-rift Tri ásico-Jur ásico ejerció un control
fundamental en la gener ación de estos magmas alcalinos, facilitando la fusión parcial de una
lil LMTG, IRD/CNRS/UPS, 38 rue des 36 pont s, 3 1400 Toul ouse, France.
r Dirección actual: Sociedad Internacional Petrolera S. A, República 396, Edif. Forum300,
Svo piso, Quito, Ecuador (rbarragan@sipec.com.ec )].
oc' Convenio PETROPRODUCCIÓN-[RD, P. O. Box, 17 12 857, Quito, Ecuador.
t·· Dirección actual: [ROPerú, Casilla / 8-1209, Lima 18- Perú (Patrice.Baby@ird,fr)].
70 Roberto BARRA(;ÁN. Patri ce BABY
fuente astenosférica no afectada por procesos ele subducc ión. Final mente. la inversión tectónica
del Cretácico Superior da lugar a la reactivación de las estructuras extensivas pre-existentes en
un régimen transpresiva. lo que originó la migración del magrnatismo hacia el sur-suroeste
principalmente a lo largo del Corredor Sacha-Sushufindi de la Cuenca Oriente.
Palabras claves: Maginatismo alcalino. elementos incompcuibles, is átapos Sr-Nd, "tliin-spot ".
"roll-back:", Cret ácico. Cuen ca Ori ente.
INTRODll CCIÓN
Magmat ismo intra-placa de tipo alcalino-basáltic o ha sido identi ficado en varias
secuencias Mesozo icas y Cenozoicas a 10 largo de la marge n occidental de las Améric as
y de la Penínsul a Antártica . Dependiendo del ambiente tect ónico imperant e, diversos
son los procesos magmáticos que pueden explica r su ocurrenci a y gene ración. Estos
mecanismos incl uyen:
11) Plumas mantél icas o "mantle piumes" presentes debajo de la corteza continental
con temperatur as anormalmente altas (Ca mpbell & Gri ffiths, 1992; Kerr el al.,
1995: Gibson el al., 1995; Hill, 1993), (e.g. Columbi a Ri ver Basalt s. noroeste de
los Estados Unidos [Thompson & Gi bson, 1991]);
( 2 ) fusión parcial de mater ial astenosf érico por descompresión adiabát ica debido a
extensión litosférica de gran escala (McKenzie & Bickl e, 1988) y asociada a la
propagación de zonas de ri ft (e.g. cuencas Tri ásico-Jurásicas andin as de " back-
are" entre 2Y' S y 0° [Romeuf et al., 1997);
( 3 ) desarrollo de "s lab windows" relacionados con procesos de subducción a lo
largo de márgenes continentales activas (Thorkelson & Taylor, 1989; Hole el
al. . 1991) despu és de la coli sión y subducción de dorsales mid-oce ánicas (e.g.
Baj a Cali forni a [Storey el al. , 1989]. Patagoni a meri dional [Ramos & Kay,
1992; Stern el al ., 1990] y Península Antárti ca [Hole et al ., 1993; 1995]) ;
(4 1"s lab roll back", debid o a la migr aci ón later al y verti cal de materi al magmático
astenosférico en zonas litos féricas previamente adelgazadas o "thin-spots" (e.g.
La Ant ártica-James Ross Island [Hole el al .. 1995]) .
La Cuenca Oriente de Ecuador. local izada aJ este de la cordillera andina actual
(fi g. 1), proporciona nuevas evidencias de un magrnatismo continental alcalino-basáltico
intra-placa, asociado con la evolución del margen noroccidental de la placa continental
sudamericana durante el Cretácico. El mismo se desarrolla sobre una sección sedimentari a
Fanerozoicadurantecondiciones marinosomerasestablesque correspondían aladepositaci ón
de las Fms, Cret ácicas Hollín y Napo (Barragán el (/1. , en este libro). La distribución
geográfica de estos eventos ígneos alcalinos se confina en gran parte a [as estructuras pre-
extensivas invertidas durante el Cret ácico, alineadas a lo largo del Corredor Sacha-
Sushufindi en una dirección NNE-SS\V en la parte central de [a Cuenca.
A continuación, se pone en evidenci a los resultados de un estudio geoquímico,
geocronológico y tect ónico, dir igidos a entender la evolución geodinámica de esta
pequeña provincia ígnea rnáfica, denomin ada "Volcanismo Basálti co Cretácico de [a
EC ADOR: MAGMATISMO ALCALINO lNTRA-PLACA EN LA CUENCA CRETÁC1CA 71
,;' votcao.smo Basáltico creiaoco Oriente
( 88 )
Corridor Sacha Sushufi ndi
@ Volcanes Actuales Activos
o
~
O
El
O
Terrenos ExotlcoSCrstacícos
Cordil lera Andina
Cuencas Cret ác eas
MatafJon-Qriente-Puluma yo
CUe! Cl eJSPcr uanJs o Fore-arc
Cuencas de Fcr eíenc acl uak}s
!.-J
_1_
Sistema Subandino
CUENCA MARAÑON
(PERU)
o ~ ; ; . .
@ Cuerpos Igneos Cret ácícos
1_1 Sistema CapironTiputini
Figura 1 - Mapa tectónico sintético de la Cuenca Oriente (modificado a partir de Bab y el al.,
1999) y su relación con la distribución de los eventos volcánicos.
Cuenca Oriente (OBB = Oriente Basin Basalts)", y a establecer su relación con la
evolución de la margen noroccident al activa de Sudamérica.
1. CUADRO GEOLÓGICO YCONTROL TECTÓNICO DEL MAGMATISMO
CRETÁCICO
La Cuenca Oriente de Ecuador forma parte del sistema actual de cuencas
subandinas de ante-paí s o cuencas de foreJand (Marksteiner & Alemán, 1997)
desarrolladas entre el escudo Precámbrico Brasileño-Guyan és, al este, y el arco
magmáti co andino actual al oeste (Dashwood & Abbott s, 1990) (fig. 1). Sus
configuraciones estructural y estratigrafí a han sido descritas en varias publicaciones
(Tschopp, 1953; Baldock, 1982; Dashwood & Abbotts, 1990; Balkwill el a l. , 1995;
White el al., 1995; Jaillard, 1997; Baby el al., 1999; Rivadeneira & Baby, 1999). Un
resumen del contexto estratigráfico, estructural y de la evolución geodinámica de la
Cuenca Oriente se presenta en el capítulo 1de este libro.
72 Roberto BARRAGÁN. Patric e BABY
Sísmica de reflexión muestra que la localización y ocurrencia del volcanismo
alcalino-cret ácico están restringidas principalmente al Corredor Sacha-Shushufindi
siguiendo una dirección NNE-SSW, siendo controlado su emplazamiento por estructuras
pre-Cret ácicas extensivas, particularmente fallas normales de escala cortical que
limitan semi-grabenes Triá sico-Jurásicos (figs. 3 y 4, véase fig. 2 para ubicación),
invertidos en contexto transpresivo dextral a partir del Cret ácico Superior (= 90 Ma) .
Esta relación entre tectónica y volcani smo se ve reflejada en la distribución de los
cuerpos magmáticos a escala regional de la cuenca (figs. I y 2), sugiriendo que las
estructuras pre-exi stentes ejercieron un control fundamental para la generación del
magmati smo cret ácico alcalino durante la evolución de la cuenca cratónica Oriente. Por
lo tanto, el ascenso de material magmático a la superficie estuvo posiblemente limitado
a lasdiscontinuidades estructu rales pre-existentes. Dichas zonas litosféricas previamente
adelgazadas, correspondientes en la Cuenca Oriente a zonas afectadas por el sistema de
Rift pre-Cretácico Tetyano, han sido definidas previamente por Thompson & Gibson
(1991) como "thin-spots litosféricos".
2. ACTIVIDADMAGMÁTICAEN LA CUENCACRETÁCICAORIENTE
La distribución regional de los cuerpos extru sivos e intrusivos cretácicos
reconocidos dentro del ciclo sedimentario Hollín-Napo de la Cuenca Oriente se
sumariza en la figura 2. Aunque el volumen de volcani smo generado es relativamente
pequeño , el OBB es un evento regional alineado y desarrollado a lo largo de una zona
orientada NNE compuesta de por al menos 40 centros eruptivos aislados. Los mismos
están caracterizados por depósitos hyaloclástiticos, diques basálticos ycuerpos intrusivo s
someros gabróicos (sills), el más grande de estos con un espesor de 150 a 200 m,
cubriendo un área de 20 km"(Áreas Yuralpa-Dayuno, véase figur a 2 para localización).
Sus características princip ales son sumarizadas en la tabla l.
Las facies extrusivas están caracterizadas dominantemente por conos de tobas y
maars formando centros volcánicos monogenéticos (Walker, 1993), definidos en varias
secciones sísmic as (figs . 3 y 4), Yconfirmados a través de varios núcleos de perforación
y del análisis de registros eléctricos de pozos que atravi esan los mencionados cuerpos
ígneos, además de la descripción de afloramientos especialmente en la zona subandina.
Los componentes volcanoclásticos, identificados en estas sucesiones volcánicas,
consisten principalmente en capas finas de tobas basálticas estratificadas, ceniza fina,
fragmentos de lapilli, vidrio basálti co y miner ales máfi cos. Es muy común la presencia
de lapilli acrecion al ysideromelano que evidencia condiciones depositacionales húmeda s
y unenfriamiento rápido. La mayoría de los productos volcánicos están palagonitizados.
Por lo tanto, estos depósitos volcanoclásticos recono cidos en la sección cretáci ca
sugieren eventos freatom agmáticos con típico estilo eruptivo Surtseyano (Cas &
Wright, 1988).
Los cuerpos ígneos intrusivos equivalentes están cara cterizados por sills
diab ásicos-gabr óicos y diques basálticos. Los mismo s fueron emplazados a varios
nivele s estratigráficos en la serie cret ácica (figs. 3 y4), Yanalizados a través de muestras
de núcleos de perforación bien preservados sin mayor alteración secundari a (tabl a 1,
véase fig. 2 para su ubicación). En general, presentan una composición mineralógico y
ECUADOR: MAGMATISMO ALCALINO INTRA-PLACA EN LA CUENCA CRETÁCICA 73
78 77 76
o
2
COLOMBIA
f{J
a
<
<:(
C/)
o
-J
LU
a

LU
-J
-J
6
o:
o
o
Pu"9 avacu
Corredor Central Sacha Sushufindi
(Rift pre-existenle Trias-Jur ásico)
RIO AGUAR ICO
) 101 6±0.8 Mal. )1
QliGmla
R10 NA,pO
EVENTOS EkTRUSI\'OS

iD EVf NTOS iN"TRUSNQS

-c
o POlO S
• A.... AUSIS
GEOOUIMI COS
, , "'AQ,Ñ )Q (b)


/
' '' ''' C» loI.

SEC SJSMICA

/ A-A' lt' ''J-lI. SI
o 10 JO
K!.CAElllOS
Figura 2 - Distribución geográfica y locali zación de los eventos extrusivos e int rusos
cretácicos a lo largo de la Cuenca Ori ente. Son ubicadas las diferent es muestras analizadas
(análisis geoquímicos y radiomét ricos).
74 Roberto BARRAGÁN, Patrice BABY
a)
1.5
2.0
2.5
CUERPO EXTRUSIVO DE JAGUAR
CONOS OE TOBAS BASALT/CAS
NEOGENO
CUERPOS EXTRUSIVOS
E INTRUSIVOS DE YURALPA
2.0
l.S
b)
YURALPA·1


1.0
Figura 3 - Secciones sísmicas de reflexión mostrando el emplazamiento de los eventos
extrusivos e intrusivos en la Cuenca Oriente, sindepositionales a la Formación Napo Superior
durante el Campaniano: (a) cuer po extrusivo Jaguar (cono de toba o maars); (b) cuerpos
ext rusivos (cono de tobas) e intrusos someros (gabros) de Yuralpa, Los datos de registros
eléctricos y testi gos de pozos confirman las interpretacioncs sísmicas. Véase figura 2 para la
localización de los perfiles sísmicos.
textural uniforme. Petrográficament e, dichos cuerpos intrusivos contienen texturas
faneríticas de grano fino siendo olivino el fenocristal dominant e y labradorita
« 20%) y clinopiroxeno « 20%) los fenocristales subordinados. La matriz presenta
una textura intergranular con olivino, rnicrolit os de plagioclasa, clinopiroxeno, y
magnetita. Los diques diab ásicos, con texturas dominantemente afaníticas, contienen
olivino como fenocristal dominante, teniendo clinopiroxeno y trazas de plagioclasa
ECUADOR: MAGMATl SMO ALCALINO INTR!\-PLACA EN LA CUENCA CRETÁCrCA 75
a)
CUERPO EXTRUSIVO DE VISTA
VISTA· '
1 KM
. r
OLIGOCENO
{Fm Tryuyacu Sup )

CONO DE TOBA BASAL T/CA
b)
TAPI-5

CUERPO EXTRUSIVO DE TAPI
NEOGENO
OLIGOCENO
EOCENO SUP.
(Fm TIYuyacu Sup.)
EOCENO INF
(Fm TI)'UYacu Inl )
PALEOCENO
(Fm Tena)

ONIAC -CAMPANlA.
(Fm. Napa Sup.)
- ---- Il<lM.
ALBJANO-TUROI\ IANC
(fm Napc Inl )

Figura 4 - Secciones sísmicas de r eflexi én que muestran el emplazamiento de los depósitos
extrusivos en la Cue nca sindeposi tlonulcs a las Fms, Hollín Super ior y Napo Basal del
Albi ann: (a) Vista y (b) Tapi (conos de toba ). Véase figura 2 pa ra la localización de los
perfiles sísmicos.
Eventos Extrusi vos Eve ntos lntrusivos
-.\
O'
Arl'a (" ) I To has ] E.s(ll'Sor Inter valo lIiul'Slrali l:ní tia n ikl'S SiIIs Espesor ] Edad (:\ Ia) ' Iélutlu
tl asáltl (m) (' ''' ) est rat igriifiro Edad (***) lIas:ílli('(lsl (; :l hní ic....¡ (111) Rndlum étr icu I Radiom étr ico

%-
'"

g:

C')

:<
g

'"
g:
tl::
""<
tIJ Ar/H1K . " )
IlIA r/
l l l
¡\ r
( * lf: * l'
''' Ar/''' K (" " ")
''' Ar/''' A-r - -1
'''A r/'' A r
106 ::- S
10 1 ± U,S
92 ± 3,9 ,)
82 ± 0,5
0-+ ± 2
9 1 ±3
1J
1-2
1-25
1-2
I SO
1-50
SO·()O
SO-lOO
0. 1· )
SO- lOO
20
Albiano medio
Alhiano medi o
Albiau Super ior-
Ccnornuni un Infe rior
Al biun Superior-
Cc nomuni an Inferior
T uroniano-Sunroni ano
Turoniuno-Sunroni ano
Cnniaciano-Suntoniano
Cenol11 ani ano Superior
uroniuno -S:
Suntuni uno-Cumpaniano
Co niaciano-Santoniano
Sanroniano-Camnaniano
SanIoniuno-Campani ano
Napo Inferi or
Nupo Inferior
Nupo Superi or
Nano Suneri or
Fm. I lo l l i n
Napo Supe rior
Hol l i n Super ior
-Nano Ba,,"
lOO
IIJO·200
IUO-200
100· I SO
10
150- 200
70
-+0

:JO-SO
SO- 70
3U
Tabla 1 - Resumen de los eventos extr usivos e intrusivos encontrados en la Cuenca Or iente,
Informaci ón Biostratigráti ca (*) basad a en Whit e el al. (1995) y Jaill ard el al. (1997).
** Nuevas det erminaci ones r adiométri cas a tr avés del método 40Ar- 39Ar.
*** Datos no publi cados (Informes Petroprodu cción no publicad os),
ssw
ECUADOR: MAGMATISMO ALCALINOINTRA-PLACAEN LA CUENCA CRETÁCICA 77
como fenocristalessubordinados. Los microlitosde plagioclasa, c1inopiroxeno,magnetita
y óxidos de hierro forman la matriz con una textura igualmente intergranular.
3. PROCEDIMIENTOS ANÁLITlCOS
La composición y abundancia geoquímic a de elementos mayores y menores de
muestras representativas del volcanismo cretácico están surnarizadas en la tabla 2. Es
importante indicarque laespesa seccióncenozoic asobreyacente limita los afloramient os
cretácicos de la Cuenca Oriente. Por lo tanto, la distribución de los diferentes cuerpos
ígneos, identificados en este estudio, está restringida únicamente a muestras de testigos
de pozos exploratorios y al análisis de sus correspondientes registros eléctricos y
secciones sísmicas, siendo difícil cuantificar el volumen verdadero de magma generado
durante este evento volcánico.
Elementos mayores (Ni, Cr, Sc, V, Ba, Rb, Sr, z-.y y Nb) Yelementos menores
fueron analizados por procedimientos de rayos X y de ICP-MS en el laboratorio de
"Washington Stare University" (Johnson el al ., commun . pers., 1998). La precisión fue
probada por análisis múltiples de un solo espécimen. Precisión en los elementos
mayores es < 2 %de la abundancia absoluta, la precisión de elemento s trazas es < S %
excepto por Nb y Rb, que es del 10 %en muestras con bajo contenido . Datos isotópicos
de Sr y Nd (tabla 2) fueron determinados en la "Cornell University". Detalles más
precisos del procedimiento utilizados se pueden encontrar en White & Patchett ( 1984) .
Cuatro dataciones radiométricas fueron determinadas usando el método de
en muestras no alteradas. Estos resultad os junto a los datos no publicados de
datacione s por el método de 4°ArP9K (Informes Petroproducción no publicados) son
resumidos en la tabla 1(véase también la figura 2 para suubicación). Las determinaciones
radiornétricas fueron realizadas en la "Oregon State University". Las edades fueron
calculadas usando el procedimiento descrito en Dalrymple el al . (1981), Duncan &
Hogan ( (994), YDuncan el al. (1997).
4. CARÁCTER GEOQUÍMICO y PETROGÉNESIS
Apesar de estar localizados en diferentes posiciones geográficas y presentar un
rango ampl io de edades (= 110-80 Ma), las muestras anal izadas exhiben un rango
restringido tanto en elemento s mayores como en elementos trazas . El volcanismo OBS
cae dentro del rango observado para el campo de basaltos alcalinos (fig. S), en los
diagramas de Harker de álcalis total (Na
20+Kp
) versus Si0
2
• Además, están
caracterizad as por un alto contenido en Ti0
2
wt%), x.o (1,5-2 wt%), Nap (2-
3 wt%) YPps(> 0,6 wt%), Joque sugiere un origen en zonas profunda s astenosféricas.
La abundancia de MgO (8,4-15,8 wt%), Ni (50-340 ppm), Cr (270-500) y V (225-
350 ppm) sugieren una naturaleza primitiva . El número del magnesio (Mg#) varía entre
60 a 74 con la mayoría de valores sobre 67 (tabla 2). Los mismos representan
composiciones primitivas de magmas que han experimentado cantidade s pequeñas de
fraccionamiento de una fuent e mantélica asumiendo para esta última un número de
magnesio típico de 88-90 (Wilson, 1993).
7'8. Robert o BARRAG¡\N. Patri ce BABY
La 3(', .93 47 .57
Ce 70. ·11 8X.99
Pr 8.33 10.21
:"11 }·1,85 41.64
Sm :-: . 16 <) .65
Eu 2.73 .U I
( ;d
7.6 1 S. 12

,<) G. 12
lIu 1.0-1 I,CI(,
Er 2.·D
Tm (U I o . ] 1
rll 1.73 1.7
I.u O•.:!5 O..:! -I
Th ,'\ .57
·un
m 4.7J :'.:\ -1
Tu J.. 4.5
I'b 3.7l\
C's 0.9 1 :1.33
:\Ig/i\lg+Fe (¡G.OOO 57 .000
" Sr/" Sr 0.705 1')2 0.704 -1 22
Il ' Nd/l HNd
0.5 128 18 0. 5 1283(,
Elemeutos urrnalizadns ( Peso ';O):- - -
Sin, ·16.·1 4S. IX
r\ I,Ü , 11.-18 13.21
Tii>.109 3.20
Fet) ' II ,n 13.67
;\lnO 0.17 0.12
COlO 12.07 10.S3
MgO J0. -1 8 8.·11
K,O 1.20 2.0 1
"'i¡,o 2.(,7 2.5-1
0. 59 _ __ _ . O.RJ
Elementos trazas JIU nurmalizado I XIU-, Jppm):
Ni 258 SX
('r .117 277
Se 24 2 1
v 26·1 276
1101 5 18 6'!7
Hh 26 3X
Sr 662 1008
Zr 194 246
r 2:' 20
Nh 60 .5 X-I
(;a 20 2.1
eu 63 : X
Zn 116 128
Ph 1 1
IICI' - MSl
45.29 43.09 45.3 7
9.<) 1 11.05 9. .1 ·1
2.72 3. 2 1 2.-19
11.96 12.19 j 2. J8
0. 13 0.20 0, 176
12.30 12.4-1 10.88
14.20 12.60 15.54
0.80
1.19 JJ.07
1.
1
)3 3. 19 2.52
0.76 0.85 0.435
- - ---
D -I 404
482 3 14 535
25 28 3 1
250 297 2-1 6
380 559 30 1
16 1-1 17
460 782 592
187 2D 168
l'
26 18 _.'
60 81 43,1
14 20 19,1
.1·1 58 56
14\ 120 115
.1 4
47 .08 57.5 1
77 . 11 89.2 107.()]
9. 11 10.4-1 J2.5 1
38.-19 43.39 52.46
8. 6 9.67 12.25
2. :-1 I 3.2 3.53
7.·19 8.55 10.53
6.36 7.69
0.95 1.06 1.32
2.15 2.-1 3 2.8 4
0.27 0.3 0,3 4
1.49 1.69 1.83
0.22 0.23 0.25
J .S I 4. 8 1 7. 10
-1 .6 1 5.5 2 6.92
3.-17 4.86 5.58
5.59 3. -1 6 2.23
2.5-1 3..97 4.-19
7 1.886 69.000 74.000
0.70 3547
0.5 128 15
J h 'i nll - l Auca - t é Auea -2] Pungara
___yac u-9
Yuralpa-l
Tahla 2 - Composicióu geoquimica de elementos mayores y trazas de muestras de testigos de
pcrlorací én de basaltos crct ácicos de la Cuenca Ori ente (OBB). Análisis geoquímicos de
elementos mayores y menores determinados por métodos de XRF y ICI'-MFS. Hierro total
est:í expresado como FeO. Las t écnicas de an álisis est án discutidas en el texto y en las
refereuclus citadas. El número de Magnesio (Mg#) fuecalculado usando FeOIFc203 = 0,33.
C') muestras de diques diabási cos.
(**) muestras de sills gahróicos (véase ligura 2 para localización de muestras).
ECUADOR: MAGMATISMOALCALINO INTRA-PLACA EN LACUENCACRETAc ICA 79
5



O
4
• •
(Q

Z
••
+


~ 3

@-
- - - - -
~
I
I
2
42 44 46 48 50 52 54
5i02 (wt%)
Figur a 5 - Diagr amas de Na20 + K20 VS. Si02 para las roca s
ígneas de la cuenca cretácica Or iente (OBB), y por comparac ión
para otras muestras de difer entes ambientes tectónicos: Punto
Caliente, análisis representativode Morb , y basaltoscontinentales
(CAB) según Cas & Wri ght (1988). La línea diagonal divide los
campos alcalino y toleítico según Reynolds & Geist (1995).
. O BB
OIB
I!. N-MORB
~ FBP (e A B)
En genera l, las muestras del volcanismo cret ácico de la Cuenca Oriente pre sent an
valores similares de elementos trazas co n rel ación a magmas basá ltico alcalinos
originados en di versos ambientes tectóni cos, sea n continentales (Basaltos de " Slab
Window" , e.g. San Quintín, Baj a Cal ifornia [Storey et al., 1989; Saunders et al.. 1987J,
Penínsu la Ant árt ica (Hole et al .. 1993) y Patagoni a (Stern et al., 1990 ); Basaltos de
mesetas continentales o "Continen tal Flood Basalt s", e.g. Provinci a de Karoo [Duncan
et al. , 1997; Gib son et al., 1995]) y oceánicos (Basal tos alcalinos de islas Oceáni cas
"018", e.g. Cameroo n [Fitton & Du nlop, 1985J y Galápagos [Gei st et al.. 1998;
Reyno lds & Ge ist , 1995]).
El volcanisrno OBBse car acteriza por presentar val ores bajos en losradios LI LEI
HFSE (e.g.: Ba/Nb '" 6. 33-8.56 ; Th/Ta '" 0,98- 1,44 ; La/Nb '" 0,57-0,67; Ba/Zr '" 1,79-
2,83), (tabla 3; modificado de Shi njo, 1998; Wilson, 1993; Hol e et al., 1993), sin
pr esentar la car acterísti ca deflex ión en el contenido de Nb y Ta, típico de mag mas
relaci onado s a procesos de subducci ón (Ra mos & Kay, 1992) (fi g. 6a). Además, el OBB
No afectado por procesos de subducción Basaltos relacionados
con nrocesos de subducción
OBB MORB OIB pluma "Slab window" " RolI Back" IAT HAB YCA
mantélica
(Vale. Cretac (Cameru m) (Sa n Quintin) (Antartic (Ja mes Ross
Cuenca OL) Penins) Isl and )
K/Zr 35,5-67,8 12 44 57,5- 60,08 147 216
Rb/Zr 0,06-0, 15 0,0 1 0, 1 0, 129 0,128-0,138 0,038-0, 119 0,09-0, 125 0,2 1 0,35
Ba/Zr 1,79-2,83 0, 1 1,7 1,93 1,54-1,83 0,399-1,188 0,877-1,43 5 7,5
BalNb 6,33- 8,56 4 7 8,09 7, 14-9, 19 2,69-8,21 4,73-6,14 157 214
Ba/Ce 4,93-7,83 1 5 5, 25 6,86-5,52 1,81-5,4 7,16- 8,52 30 13
LalNb 0,57- 0,67 0,97 0,66 0,8056 0,66-0,74 0,61-0,881 1,22-3,47 1,86 7,14
ZrlNb 2,63-3,89 27 4 4,194 4,5-5,37 4,657-7,66 5,87-10,6 31 29
ZrN 7,76- 9,46 2,9 7,3 10,34 9,64-7,807 5,43-18,57 4,81-10,46 1,8 2,7
CeNb 40-60
- - -
24,61-35,29 15,67-44,978 10,97-45,33
- -
Sm!Yb 4,71-6,86
- - -
2,69-3,72 2,606-4,387 2,61-4,6
- -
(CeN)n 6,51- 8,35 0,7 4,73-9,1 8,78 4,88-7,825 2,58-9,15 1,2 3, 05
Tabla 3 - Radios de elementos incompatibles de OBB y de basaltos de varios ambientes tect ónicos. OBB = Basaltos de la Cuenca Oriente
(localización de las muestras véase figura 2); IAT =arco de isla toleítico; HAB =ba salto de alto-aluminio; CA =basalto calco-alcalino; 018
= basalto de isla oceánica. (Fuente de datos: Wilson , 1993; Sun, 1980; Shinjo, 1998; Fitton & Dunlop, 1985; Sto rey el al., 1989;
Hole el al., 1995).
00
o
::tl
a
<::;-
'"
::!
a
~
::tl
~
Cl
:;¡,•
.<
'1:l
;::,
~
Fi'
'"
~
tl:l
"'<::
ECUADOR: MAGMATISMO ALCALINO INTRA-PLACA EN LACUENCACRETÁCICA 81
1000

...
.¡:
"O
g 100
J::.
U
~
u
o
o:: 10
La Ce Pr Nd Sm Eu Gd Tb Dy He Er Tm Yb Lu
Rare-Earth Elements
1000
2
:§ 100
c::
o
~
u
~
u 10
o
o:::
. .......
~ - -- ..r
Ba Rb Th Nb Ta La Ce Sr Nd Sm Zr Hf y Yb Lu
Incompatible Elements
~ 0 6 B
~ 016
N-MOR6
FB? (CAB)
Figura 6 - Diagramas de araña normalizados con respecto a valores de coindrita: a)
mostrando la distribución de elementos de tierras raras en muestras de OBB, es evidente una
variación restringida en el rangocomposicional; b) comparando las rocas de OBB (muestra
representativa) con otros basaltos de ambientes tectónicos diferentes (018, MORB, y
basaltos continentales (FBP)). Datos de manto primitivo y de coindrita según Sun &
McDonough (1989).
exibe perfiles típicos de basaltos alcalinos tipo OIB, como se observa en los diagramas
de multi-elementos normalizados con respecto a valores de MORB y de coindrita
(fig . ób) . Estos perfiles son un indicativo de un origen asociado a grados bajos de fusi ón
parcial de una fuente astenosférica profunda (Hole el al., 1995). Igualmente, radios de
Ba/Ta (SO- ISO) and La/Ta (8,84- 11,75) caen dentro del rango observado para basalt os
de ori gen oceánico (punto caliente-OIB) y de basaltos de origen continental (pluma
82 Roberto BARRAGÁN. Pat rice BABY
mant élica), que no han sufrido inter acción con material litosférico enriquecido por
procesos de asimilación de corte za continental (fig. 7a) . La abundancia de elementos de
tierras raras pesados es consistente y la signatura geoquímica de estos magmas basáltico
alcalinos (La/ Yb 2 JJ - 32,6, Sr/Y 12,4-32,9, CelYb 40,7-62,3, Srn/ Yb 4,7-6,9)
confirma un origen asoci ado a bajos grados de fusión parcial de un mant o astenosférico
con facies de granate residual, a una profundidad de origen de al menos 80 kilómet ros
según los model os propuestos por Ellarn (1992) para basaltos prirniti vos.
La relación de isótopos de Sr y Nd obtenida en tres muestras del volcanisrno OBB
(fig. 7b) muestra valores 0,703547-0,705 I92 Y 0,5 12815-
0,5 12836) dentro del rango observado en basaltos de isla oceánica (OIB), Ysimilar a los
campos cornposicionales de basaltos alcal inos de origen continental (e.g. Península
Antártica, l ames Ross Island y basaltos crat ónicos de la Patagonia [Stern el al ., 1990]) .
S. GEOCRONOLOGÍA: EMPL,\ZAMIENTO DEL MAGMATISMO
CRETAClCO EN LA CUENCA ORIENTE
Nuevas dataciones radiométricas de ';°Arl ")Ar j unto con otras de 4° Arl 3
9
K de
muestras basálticas en testigos de perf oración obtenidos a lo largo de la Cuenca Oriente
son resumidas en la tabla I (véase fig. 2 para ubicación). Estos datos absolutos
combinados con las edades biostratigráficas de los sedimientos circundantes de las Fms.
Hollín y Napo, defi nidas por varios autores (e.g.: Tschopp, 1953; Faucher & Savoya t,
1973; Hoffstett er, 1956; Jaillard, 1997), sugieren una variación cronológica con la
posición geográfica para el emplazamiento de estos magmas máficos a partir del
Albiano basta el Carnpaniano O-SOMa). La figura 8 ilustra la posición estratigráfica
de los diferentes eventos ígneos observados en la cuenca ecuatoriana Oriente y su
relación con las formaciones cretácicas Napo y Hollín. El eve nto volcánico más antiguo
corresponde a co nos de tob a basálti cos y diques di abá si cos, e mplazados
conternpor ánearnente a la depositaci ón de la FOl. Hollín Superi or en el Albiano Medi o-
Superior en la parte nor-central de la Cuenca Oriente (áreas de los campos Vista y Tapi ,
véase la figura 2 para su ubicación). Las edades radiorn étricas obtenidas confirman el
regis tro biost rat igráfico en es ta locali zaci ón COr/3
9
K == 106±5 Ma; Informe
Petroproducción no publicado). Evidencias de un volcanisrno basáltico alca lino
diacrónico se observa a lo largo del Corredor Sacha-Shushufindi, sinsedirnenrario a las
secci ones Napo Inferior del Albiano Superior-Cenornaniano en la part e central de la
cuenca (áreas de Laguna-Jivino y Ginta), Napo Medi o del Tur oniano (áreas Auca-
Armadillo) y Napo Superior del Santoniano-Carnpaniano en la parte occidental sur-
central de la Cuenca Oriente (zona subandina actual- áreas de Pungarayacu, Yur alpa y
Dayuno). Las edades radiom étricas, en las correspondientes localidades , confirman
igualmente el registro biostratigráfico, respecti vamentervAr/" Ar == 101,6±0.8 Ma y
91±4,6 Ma (Barragán, 1999), parte central de la cuenca; Ar == 84±2 Ma (Informe
Petroproducción no publicado) y 82±0,5 Ma (Barragán, 1999), parte sur-central
occidental de la Cuenca Oriente.
Por lo tanto, la variación cronológica de edades para el emplazamiento de los
diferentes cuerpos ígneos máfi cos está directamente relacionada con la posición
geográfica, desde el Albiano (== 106±5 Ma) en la parte septentrional de la cuenca, hasta
ECUADOR: MAGMATlSMO ALCALINO lNTRA-PL!\ CA E ' LA C ENCA CRETÁClCA 83
lLO
a)

eo
...
' 0
1-
iii
al
an
ZU>
"1'1}
o
,
b)
arco rro:grrotico
cc nunent at
-
BaILa = 20
Ba/La= 10
..'
....
....
....~ .
~ ' . . .
:-,¡jt.. .... ......... ... • MORB
10 12 1;; 16 18 20 22 24 16 ze 30
LaITa
0.5132 -----r - - - - - - - -------,
0.513
O
O
0.5128
'O
Z
"l:t burk earth
"l:t
.....
0.5126
:o
Z
(Y)
"l:t
.....
0.5124
0.5122
lo OBB magmas I
0.512
0.703 0.705 0.707 0.709 0.711
87Sr/86Sr
Figura 7 - a) Diagrama de BalTa vs. LalTa (modificado de Ramos & Ka)', 1992) mostrando
la afinidad general de los magmas de OBB con los basaltos de isla oceánica (0 18). Además,
se muest ra el campo correspondiente al arco magmático continental andino. b) Var iación del
43Nd/144Nd vs. 87Sr/86Sr para los magmas alcalinos OBB )' de otr os ambientes tectónicos
(OI B y MORB) (modificado de White & Hofmann, 1982).
Figura 8 - Sección transversal esquemática que muestra la posición estratigráfica de la facies ígneas observadas en la Cuenca Oriente, y su
relación con las diferentes unidades, miembros y formaciones cretácicas de Napo y de Hollín.
EDAD
CI)
.¡;.
8'
'"
'"
::¡,
<::>

CJ
:l>,
.<
;O

'"

tl:>
"'<:
YURALPA
OAYUNO
*
(SSW)
1411 ".,b.1
8;'1D_5&1. ,.1
-*
4:J..8 Al. ti
-*
9!.413.8M. (O, (nuevas edades radiométricas)
roe % 5M. (b) (edades radiométricas no publicadas)
, -
,
,
,
* '
!
!illz4 .(l ""laJ
J1VINO-lNDll LAN-
INTAYA-LAGUNA
VIST A
X:- .
i,<0 ,eS"
eP
\' ¡>.0
.¡.-0í.. o""
,,\\01'
{J'\\I'
'v\'
I
I
I *,

*' ! :
- I ,
l 'Oltoo",,,,,¡
I :
I
I
I
I
CORRIDOR CENTRAL DE LA CUENCA ORIENTE
,
,
I
1 roe t S (bl
,
*
FACIES INTRUSIYO
Intrusiones gabr6icas
poco profundas
Dikes diabasicos y
conductos magmaticos
TAPI

(NNE)
..-
/
.s
o'
FACIES EXTRUS!yO
Conos de tobas basálticas
* Intervalo
bioestratigráfico (Tabl a 1)
Ir
o
ii:

ii:
"'
o-
=>
'"
o
u

W
ll!:
" ,u l I n
ECUADOR: MAGMATISMOALCALINOINTRA-PLACA EN LACUENCACRETÁCICA 85
el Campaniano (82±O,5 Ma) en la parte central-oeste (Zona Subandina), sugiriendo una
migración progresiva del magmatismo hacia el S-SW a lo largo del Corredor Sacha-
Shushufindi (fig. 2).
6. DISCUSIÓN: GENERACIÓN DEL EVENTO ALCALI NO OBB
La Cuenca Oriente de Ecuador regi stró los cambios geodinámicos asociados con
Ja reorganización de placas tectónicas en el margen noroccidental de Sudamérica
durante el Jurásico Superior-Cretácico Inferior. A lo largo del segmento Ecuatoriano-
Colombiano, este período (= 130-120 Ma) fue marcado por la acreción Jateral de
terrenos alóctonos (e.g. Chaucha ArenilJas - Aspden & Litherland, 1992 ; Jai llard el al.,
2000), y por la cesación de los procesos de subducción y magmatismo relacionados al
arco continental Misahualli (Jaillard el al. , 1995; 2000). Todos estos eventos dieron
lugar acambios paleogeográficos importantes (Pindell & Tabbutt, 1995): levantamiento
y erosión de la sección pre-Cret ácica, instalación de una plataforma marina somero en
el Cretácico de la Cuenca Olient e (sistema MOP) (Marksteiner & Alemán, 1997;
Dashwood & Abbotts, 1990; White el al.. 1995), y desarrollo de un magmatismo
continental alcalino intra-placaorientadoenunadireccióncasi paralelaal arco magmático
pre-existente.
Como se mencionó al inicio, la ocurrencia y generación del volcanismo intra-
pJ aca en la Cuenca Oriente pueden explicarse por varios mecanismos. Sea por la
formación de "slab window" (Thorkelson & Taylor, 1989), por la interacción de un
punto caliente (Campbe l! & Griffiths, 1992; Gibson el al., 1995; Hil!, 1993), por la
propagación de un rift (McKenzie & Bickle, 1988), o por "slab roll back" de la placa
subductada (Hole el al. , 1995; Stern el al. , 1990). Cualquiera de estos mecanismos
tendrá que explicar las siguientes observaciones geológicas:
• el volumen de productos eruptivos generados por este volcanismo alcalino es
relativamente pequeño;
• las signaturas geoquímicas e isotópicas de tipo OlB son consistentes con una
fuente astenosférica sin ninguna evide ncia geoquímica de interacción con
componentes de procesos de subducción;
• el control tectónico en el emplazamiento del volcanismo OBB es evidente y es
ejercido por lasestructuras pre-existentes Tr iásico-Jurásicasdel paleo-rift Tetiano,
invertidas en un régi men transpresi vo a partir del Turaniano;
• finalmente, la migración del volcanismo hacia el SE a lo largodel Corredor Sacha-
Shushufindi y orientado NNE-SSW, es sugerido por la variación cronológica
sistemática del magmatismo respecto a la posición geográfica de los diferentes
eventos eruptivos, desde el Albiano ( ~ 1 1 O Ma) en la parte norte, hasta el
Carnpaniano ( ~ 8 0 Ma) en la parte oeste-central de la Cuenca Oriente.
Primerament e, cualquier posibilidad de magmat ismo alca lino asociado a
procesos de rifting contine ntal debe ser elimi nada. No exi sten evidenci as de
ext ensión litosférica de suficiente magnitud para generar fusió n parci al por
descompresión adiabática en la Cue nca Cretácica Oriente. En contraste, y como es
sugeri do por todas las evidencias tect ónicas, la mayoría de centros eruptivos
86 Roberto BARRAGÁN, Pat rice BABY
alcalinos son controlados por estru cturas invertidas en transpresión desde el
Turoni ano (Baby et al" 1998; 1999; Rivad eneira & Baby, 1999). Por otro lado, un
model o de punto cali ente continental podría expli car la variación sistemática de
edad es con la posici ón geog ráf ica, y por lo tant o, la mi gr aci ón mag mática del
volc anismo alcalino OBB hacia el SE, a lo largo de l Corredor Sacha-Shu shu findi
como es suge rido por los dato s radio métricos. Sin embargo, el volumen de
volcanismo ge nerado por el evento magmát ico OBB es pequeño, y no puede ser
just ificado por un modelo de "hot- spot".
¿Es entonces el evento alcalino OBB un indicador de procesos de "slab window"
en la placa subductada del margen ecuatoriano durante el Cretácico inferior ? Si éste es
el caso, el modelo de "slab-window" podría explicar la generación de volúmenes
limitados de magmas máficos en un área que no ha sido afectada por una extensión
litosférica significante. Sin embargo estamos omitiendo el elemento más importante de
un modelo de "slab window": "slab windows" se forman como consecuencia de la
coli sión de una dorsal rnid- oceánica(Thorkelson, 1996), y no hay evidencias geológicas
en la Cuenca Orient e de la interacci ón de una dorsal después del evento acrecional del
terreno alóctono Chaucha-Arenillas (::0: 130- 120 Ma) (Jaillard et al., 2000; Aspden &
Litherland, 1992), debido a que la subducción cesó automáticamente a lo largo del
margen ecuat oriano.
Prop onemos, por lo tant o, un mecani smo de "s lab-roll back " como el
proceso más prob able par a explicar el ori gen de este magmati smo alca lino int ra-
continental tan peculi ar en la cuenca cret ácica Ori ente. La figur a 9 (a-c ) muestra
un esquema del modelo geodi námico propue sto. A partir de la cesa ción de los
procesos de subducción, después del evento acre cional (fig. 9a), el materi al reli ct o
de la placa subducrada corr espondi ente a su part e más baj a fue grav itacionalmente
hundida y rotada como resultado del gr an contraste de densidades con el mat erial
astenosférico circundante (fig. 9b). Esto resultó en una migración lateral y vertical
de mater ial mant él ico astenosférico no modifi cado por procesos de subducción,
siguiendo posiblemente la tray ectori a de la subducc ión jurásica pre via, y
posiblement e rempl azando la cuña mantélic a SSW-NNE pre-existente. Esto
simplemente pudo induci r el vrol l-back" de la porción de placa oce ánica subductada
(fig . 9c). A partir del Albi ano (""110 Ma), el mate rial astenosférico no modific ado
por procesos de subducción migr ó lateralmente y verticalmente siguiendo las
pale o-estructuras del rift Tr iásico-Jurási co o "thin-spot" litos féri co, promoviend o
fusi ón parci al y facilitando la eva cuación de magm as a la superficie, especialmente
en la part e nor-c entral de la cuenca. La inver sión tect óni ca a partir del Turoni ano
(90 Ma) (Baby et al., 1999) generó la reacti vaci ón tot al en transpr esión de las
estructuras extensivas pre- exist ent es, que ori ginó la migraci ón del magrnati smo
alcalino hacia el S-SW, siguiendo la trayectori a del Corredor Sacha -Shu shu findi .
Ejemplos simi lares, que vienen lo más cer cano posible a demostrar este mecanismo,
son los obser vados en la evo lución magmáti ca de James Ross Isl and de la Península
Antártica (Hole et al. , 1995), ye n las lavas basálticas de las pampas patagónicas
(St ern et al., 1990).
ECUADOR: MAGMATISMO ALCALINO INTRA-PLACA EN LA CUENCA CRETÁCICA 87
® TRIASICO-JURASICO MEDIO
- , JURASICO SUPo
® CRETACICO INF(13D-12DMa)
Af eo

Fin de la Cuenca Jurásica de Back-Arc
)\
l ructo del \
Slab RolI-Back
© CRETACICO(1 1D-8DMa)
vcl car nsrro alkahno I
· Slab Roft-Back
..
I I
Cuenco o nerue eral "r nca
./
1.\ .grdC- lCl n
':'..15 'en01;' duc01
Figura 9 - Modelo esquemático (a-e) para el origen y la evoluci ón geodinámi ca del "thin-
spot" intra-continental a lo largo del corredor Sacha-Sushufindi de la Cuenca Oriente.
CONCLUSIONES
La composici ón geoquí mica e isotópi ca del volcanismo cretácico alcalino en la
Cuenca Orient e (OBB) es cons istente con un origen astenosféri co no afec tado por
proce sos de subducci ón. Exhibe un rango restringido en la vari aci ón composici onal:
cont enid os baj os de SiOl (42,58-46,72 %), alto s en álcalis (3,4-4,6 %) , baj os en
el ementos incompatibles (e.g. BaJNb "" 6, 33-8,56; Th/Ta "" 1·1,44; La/Nb "" 0,57-0,67 ;
Ba/Zr "" 1,79-2,83), Yvalores isotópicos de Sr-Nd ( 8
7
Sr/
R6
Sr 0,703547-O, 705192, 1.J 3Ndl
'.J.JNd 0,512815-0, 512836), todos ellos simi lares a basaltos tipo 01B ori gin ado s en una
plum a mant éli ca o punto caliente.
88 Roberto BARRAGÁN, Patr ice BABY
Un mecani smo de "slab roll-back", asociado con la migración lateral y vertical
de magma astenosférico, facilitó Ja generación del vo!canismo alcalino intra-placa en
la Cuenca Oriente cretácica, a partirde la cesación de los procesos de subducción ('" 130-
120 Ma). El rift pre-Cretácico ejerció un control fundamental en la generación de estos
magmas, actuando como "thi n-spots" litosféri cos. En la Cuenca Oriente, la inversión
tectónica a partir del Turoniano ('" 90 Ma) dio lugar a la reacti vación en transpresi ón de
las estructuras extensi vas pre-existentes, ori gin ando la mi gración hacia el S-SW de la
actividad magmática, y siguiendo la dir ección del Corredor Sach a-Shushufindi.
Agradecimientos
El presente trabajo representa un resumen de una parte de la tesi s doctoral
obtenida por R. Barragán en la Universidad Paul Sabatier de Toulouse (Francia) .
Los autores agradecen especi almente a Petroproducción por proporcionar acceso
a la información radiométri ca y a todas las mue stra s de test igos de perforación obtenidas
para análisis geoquímicos y radiométri cos. Nue stros agradecimientos a Denni s Gei st
por sus revi sion es constructivas.
Referencias citadas
ASPOEN J. & LITHERLANO M., 1992 - The geology and Mesozoic coJlisional history of the
Cordillera Real, Ecuador. Tectonophysi cs, 205: 187-204.
BABYP.. RIVAOENElRAM.,BERNALC. ,CHRISTOPHOULF.,OÁVILAC., GALARRAGA
M., MAROCCO R., VALOEZA., VEGA1. & BARRAGÁN R., 1998 - Structural style
and timing of hydrocarbon entrapments in the Ecuadorian Oriente Basin. Ameri can
Association 01Petroleum Geologist, Annual Meeting, Rio de Janeiro, Brazil, Abstracts:
464-4 65.
BABY P., RIVAOENEIRA M., CHRISTOPHOUL F. & BARRAGÁN R., 1999 - Style and
timing 01' deformat ion in the Oriente Basin of Ecuador. 4th lnt ernati onal Symp osium 0 /1
Andean Geodynamic s (ISAG'99); Univ. Gottingen (Germany), Extended Abstracts
Volume: 68-72.
BALOOCK1.W., 1982 - Geología del Ecuador. Boletín de Explicacióndel Mapa Geológico del
Ecuador al 1: 1000000. D.G. G.M ed., Quito, Ecuador, 66 p.
BALKWILL H., RODRÍGUEZ G., PAREDES F. & ALMElDA J., 1995 - Northern pan of
Oriente basin, Ecuador: reflection seismic expression of structures. In: A. J. Tankard, R.
Su árez S. & H. J. Welsink, Petroleum basins of South America: M PG Memoir 62: 559-
571.
BARRAGÁN R., 1999 - Relations entre Volcanisme, Tecronique d' inversión et S édirnentat ion
dans le Bassin Crétacé Équatorien. Ph.D Tliesis, Laboratoire de Dynamique de Bassins,
Université Paul Sabatier, Toulouse JII, France, 223 p.
CAMPBELL 1.& GRIFFlTHS R., 1992 - The changing nature 01' mantle hotspots through time:
Implications for the chemical evolution of the mantle. The Journal of Geo logy , 92: 497-
523.
CAS R. & WRIGHT J., 1988 - Volcanic Successions. Chapman & Hall, 466 p.
DALRYMPLE G., ALEXANDER E., LANPHERE M. & KRAKER G., 1981 - Irradiation of
samples for
4
0Ar-
39
Ar dating usingthe geologicalSurveyTRIGAreactor. U. S. Geol. Surv.
Pro! Pap ., 1176, 55 p.
ECUADOR: MAGMATISMOALCALINOINTRA-PLACAENLACUENCACRETÁCICA 89
DASHWOOD M. & ABBOTS l. , 1990 - Aspects ofthe petroleum geology of the Oriente Basin,
Ecuador. In: Brooks J., ed., Classic Petroleum Provinces: Boulder, Colorado, Geo logical
Society Special Publication, 50: 89-117.
DUNCAN R. & HOGAN L., 1994 - Radiometric dati ng of young MORB using the 'OAr_
39
Ar
incremental heating method. Geophys. Res. Le tt , 21: 1927-1930.
DUNCAN R.. HOOPER P., REHACEK r.,MARSH l & DUNCAN A., 1997 - The timing and
durati on of the Karoo igneous event , southem Gondwana . 1. Geophys. Res. 102: 18127-
18138.
ELLAM R.. 1992 - Lithospheri c thickness as a control on basalt geochemistry. Geo logy, 20:
153-156.
FAUCHET B. & SAVOYAT E., 1973 - Esqui sse Géologique des Andes de l' Équateur. Re vue
de G éographie Phvsique et de Céol ogi e Dynamique , vol. XV, Fase. 1-2: 115-142.
FITTON J. & DUNLOP H., 1985 - The Cameroon line, West Africa, and its bearing on the
origin of ocean ic and conti nental alkali basalt . Earth and Planet ary Science Letters ,
72: 23-38.
GEIST D., NAUMANN T., LARSON P.B., 1998- Evolut ion of Gal ápagos magmas: mantle and
crustal level fractionation without assimilation. Journal of Petrology 39: 953-971.
G18S0N S., THOMPSON R., DICKIN A. & LEONARDOS 0 .,1 995 - High-Ti and Low-Ti
mafic potassic magmas: key to plume-lithosphere interactions and continental flood-
basalt genesis. Earth and Plan etary Science Letters, J4 1: 325-341.
HILL R., 1993 - Mantl e plumes and continental tectoni cs. Lithos , 30: 193-206.
HOFFSTETER R., 1956 - Lexique stratigraphique international , Amérique Latine- Ecuador.
Congrés G éologique Int erniu ional -Comission de Stratigraphie , V, fascicul e 5a, 191 p.
HOLE M., ROGERS, G. & SAUNDERS A., 1991 - Relation between alkalic voJcanism and
slab-window formation. Geologv, 19: 657-600.
HOLE M., KEMPTO P. & MILLAR l., 1993 - Trace-element and isotopic characteristics of
small degree melts of the as thenos phere: Evidence from the alkalic basalts of the
Antar ctic Peninsula. Chemi cal Geology, J09: 51-68.
HOLE M., SAUNDERS A., ROGERS G. & SYKERS M.. 1995 - The relationship between
alkaline magmati sm, lithospheric extension and slab windowformation alongcontinental
destructi ve plate margins. From SmeJlie, J. L. (ed.), J995, Volcanism Associat ed witli
Extens ion al Consutning PIare margins, Geol ogi cal Society Special Publication; 81:
265-285.
JAILLARD E.. SEMPERET., SOLER P., CARLl ERG. & MAROCCO M., 1995 - The role of
Thethys in the evolution of the northern Andes between late Permian and late Eocene
times. In: The Ocean Basins and Margins, Volume 8: The Thethys Ocean. edited by A.
E. M. Nairn et al., Plenum Press, New York.
JAILLARD E., 1997 - Síntesis Estratigráfica y Sedirnent ol ógica del Cretáceo y Paleógeno de la
Cuenca Orient al del Ecuador. Petroproduccion - Orstom, 163 p.
JAILLARD E., HÉRAIL G., MONFRET T., DIAZ-MARTINEZ E., BABY P., LAVENU A.,
DUMONT J. F., 2000 - Tectonic Evolution ofthe Andes of Ecuador, Peru, Boli via and
Northermost Chile. In: U. C. Cordani , E. 1. Milani, A. Thoma; Filh o, D. A. Campos
(Eds.), Tectonic Evolution ofSouth Americe, 31" Internation al Geological Congress, Rio
de Janeiro: 481-559.
KERR A., SAUNDERS A.. TARNEY J., BERRY N. & HARDS V., 1995 - Depl eted
mantl e-plume geochemical sig natures : no par adox for plume theori es. Geologv, 23:
843-846.
MARKSTEINER R. & ALEMÁJ\I A., 1997. Petroleurn systerns along the Fold belt Associated
to the Marañon-Oriente-Puturnayo (MOP) Foreland Basin. In VI Simposio Bolivariano
'Exploración Petrol era en las Cuencas Subandinas ' , Memorias Tomo 1I: 63-74.
MCKENZIE D. & BICKLE M., J988 - The volume and composit ion of rnelt generated by
extension of the lithosphere. Journal of Petrology, 29: 625-679.
90 Roberto BARRACÁN, Patrice BABY
PINDELL J. L. & TABBUTT K. D. 1995 - Mezosoic-Cen ozoic andean paleoge ography and
regional controls on hydrocarbon systems. ln: A. J. Tan kard, R. Su árezS. & H. 1. Welsink,
Petroleurn basins of South América: AA PC Memoir 62: 101-128.
RAMOS Y. & KAY S. M. , 1992 - Southern Patagonian plareau basalts and deforrnation: back-
are testimony of ridge collisi ons, Tectonophvsics, 205: 261-282.
REYNOLDS R. & GEIST D., 1995- Petrology ofbasalts frorn Sierra Negra volcano, Galápagos
Archipelago. Journal of Geophvsicai Research, 100, 24: 537-553.
RIYADENEIRA M. & BABY P., 1999 - La Cuenca Oriente: Estilo tectónico, etapas de
defor mación y característic as geológicas de los principales campos de Petroproducci ón,
Pet roproduccion -s l nstitut de Recherche pour le D évelopement, 88 p.
ROMEUF N., MUNCH P., SOLER P., JAILLARD E., PIK R., AGUIRRE L. , 1997 - Mise en
évidence de?-l ignées magmatiques dans le volcanisrne du Jurassique infér ieur de la zone
Subandine Equarorienne. Cotnpte Rendus de I'Académie des Sciences, Pari s, 324, lIa:
361-368.
SAUNDERS A. , ROGERS G., MARRINER G., TERRELL D. & YERMA S., 1987 -
Geochemis try ofCenozoic volcanic rocks, Baja Cali fornia , Mexico: Impli cations for the
petrogenesis of post-subdu ction magmas. Journal o] Vol canol ogy and Geothermal
Research, 32: 223-245.
SHINJO R., 1998 - Petrochemi stry and tectoni c significance of the emerged late Cenozoic
basalts behind the Okinawa Troughs Ryukyu are system. Jou rnal of Vulcanolgv and
Geothermal Research, 80: 39-53.
SOLERP. & SEMPERET., 1993- Stratigraphie, géochimie et signifi cation pal éotectonique des
raches volcaniques basiques mésozoiqu es des Andes Boliviennes. Compr es Rendus de
l 'Acad émie des Sci ences de Pari s, 3 l6: 777-784.
STERNe, FREY F., FUTA K., ZARTMAN R., PENG Z. & KYSER T., 1990 - Tra ce-elernent
and Sr, Nd, Pb and O isotopic cornposition of Pliocene and Quaternary alkali basalt s of
the Patagonia Plateau lavas of southernmost Sout h Americ a. Ctnurib. Mineral. Petrol .
104: 294-308.
STOREY M., ROGERSG., SAUNDERS A. &TERRELL D., 1989- SanQuintín volcanic field,
Baja California, Mexico: ' within-plate' magmati srn followin g ridge subduction. Terra
Research, 1: 195-202.
SUN J. & MCDONOUGH W., 1989 - Magrnat ism in the ocean basins. In Sau nders A. D.
and Norry M. J., ed., Special Publi cati on: Geologi cal Society ofAm érica , 42: 3 13-
345.
THOMPSONR. & GIBSON S., 1991 - Subcontinental mantle plurnes, hotspot s and pre-exi sting
thin-spots. Journal of the Geological Societv, London, 148: 973-977.
THORKELSON D. & TAYLOR R., 1989. Cordi l leran slab windows. Geology, 17,833-836.
THORKELSON D., 1996 - Subduction of diverging plates and the principles of slab window
formation. Tect onophys ics. 255: 47-63.
TSCHOPP H. 1., 1953 - Oil expl orations in the Oliente of Ecuador. AAPC.BlIlI., 37,2303-2347.
WALKER G., 1993 - l3 asaltic-volcano systems. In: Prichard, H., Alabaster, T. , Harris, N., and
Neary, C; (eds), Magmatic processes and plate tecronics, Speci al Publicati on: Geological
Soci ety of America, 76: 3-38.
WH1TE W. & HOFMANN A., 1982 - Sr and Nd isotope geochemistry of ocea nic basalts and
rnantle evoluti on. Nature, 296: 821-825.
WHITE, H., SKOPEC, R., RAMIREZ, F., RODAS , J. & BONILLA, G., 1995 - Reservoir
character istics of the Hollín and Napa formati ons, western Oriente basin, Ecuado r. In:
Tankard, A. J., Suárez S. R. & Welsink, H. J., eds., Petroleurn basins of South América:
American Association of Petroleum Geologist Memoir 62: 573-596.
ECUADOR: MAGMATI5MOALCALINOLNTRA-PLA.CA ENl.A C ENCACRETÁCICA 91
WHITE W. &PATCHETT J., 1984 - Hf-Nd-Sr isotopes and incompatible element abundances
in island ares: impJications for magma origins and crustal mantle evolution. Earth and
Pl ane tary Sc ience Leilas, 67: 167-185.
WILSON M., 1993 - Geochemical signatures ofoceani c and continental basalts: a key to mantle
dynarnics? Iournal of the Geological Societv, 150: 977-990.
DINÁMICA DE LA CUENCA DE ANTE-PAÍS
ORIENTE DESDE EL PALEÓGENO
Frédéri c CHRISTOPHOUL (/1 , l osé David B URCOS (/ 2J ,
Patrice BABY i t ;"J, Jean-Claude SOULA "',
S éverin e BES DE BERC 1/. : ", , Celso D ÁvI LA(2¡,
Mi chel R OSERO (2. 3', Marco RI VADENEIRA (2¡
Resumen
De sde fines del Cretácico Superior, la Cuenca Oriente se ubi ca en posi ci ón de retro-
cuenca de antepaí s relacionada co n el crecimiento de una prot ocordiller a de los And es. El tema
de este art ículo es mo str ar la evoluc ión de es a cue nca de ant epaí s en términos de rel aciones
tect óni ca- sedimentaci ón a lo largo del Pal eógen o y del Neógeno. En base al análisi s de faci es
sediment ari as, datos de subs uelo y mapas is ópacos, varios son los indicios qu e muestr an una
deformaci ón tectónica sinsedirnentaria, como son:
• a escala local, numerosas discordanci as progresivas en el Pal e ógeno;
• a escal a regional , cicl os de "loading/unl oading" durante el Paleógeno y el Neó ge no.
Todos esos pro cesos tect ónicos tienen una firma particul ar e n la sedimentaci ón
contempor ánea de la cuen ca de antepa ís. Cad a mod o de respu est a sedimentaria es tá ilu str ado. Un
mod el o de evol ución geodi námica es pr opu est o.
Palabras claves: Ecuador, Cuenca Orient e, relaciones tecs án ica-sedímeniaci án. Pal eogeno,
Neóg eno.
' " LMTG, IRD/CNRSIUPS. 38 rue des 36 pont s, 3 1400To lllollse, France (chri stop@lmt g.obs-
mip.fr, j csoula @lmt g.obs-mip.fr, burgos @lmtg.obs-mip.fr)
11 1Convenio PETROPRODUCCIÓN-IRD, P. O. Box, 17 12- S57, Quito , Ecuad or ["Dirección
actual: IRD Perú. Casilla rs-J209, Lima 1S-Perú (Patrice.Baby@ird. fr» ). C' Dirección actual:
BRGM- SGR/GUA. Mor ne Houélrnont , Route de I'Observatoire. 97 113 Gourbeyre .
Guadeloupe , France (S.BesdeBerc@brgm,fr)].
(.11 Oxy-Ecuador. QUi lO. Ecu ador .
94 CHRISTOPHOUL, BURGOS. BABY, SOUiA, BESDEBERC, DÁVliA, ROSEW, RlVADENEIRA
INTRODUCCIÓN
Las cuencas de antepaís han sido siempre zonas favorables para el estudio de los
eventos orogénicos a través de su relleno sedimentario (Burbank, 1996; DeCelles &
Gi les, 1996; Sinclai r, 1997), En forma clásica, los ciclos "loading-unloading" tienen
unafirmasedimentaria típica, tantoen t érminos degeometríade loscuerpos sedimentarios
como de sucesión de las superficies de erosión, Dichos fenómenos generan secuencias
de depósitos de orden2 según Vail et al, (1991) , Los sedime ntos paleógenos y neógenos
de la Cuenca Oriente (fig. 1) tienen grabado la evoluc ión de la misma durante dicho
periodo, La evolución tectóno-sed imentaria de la Cuenca Oriente se caracteri za por una
tasa de acortamiento débil (menos de 10 %; Baby et al" 1999a), y parece muy diferente
a la de las otras cuencas subandinas (en Perú, Bolivia o Colombia), donde la tasa de
acortamiento al nivel del prisma orogénico es mucho más important e, Sin embargo,
desde el fin del Cretácico superior, la Cuenca Oriente (fig. 1) se ubica en posición de
retro-cuenca de antepaís de los Andes ecuatorianos (Barragá n et al., capí tulo 1 de este
libro). Así, en los depósi tos terciarios de la cuenca, hemos podido interpretar la firma
sedimentaria de la evolución de los Andes ecuatorianos. Por medio del análisis
sedimentario, de mapas isópacos y de datos de subsuelo, en este artículo, tratamos de
mostrar las modalidades de la respuesta sedimentaria a los fenómenos tectónicos que
afectaron la cordillera y la cuenca de antepaís. Proponemos además un modelo de
evolución geodinámica.
1. ESTRATIGRAFÍA
1. 1. Pal eógeno
El Paleógenode laCuencaOriente(fig. 2) estáconstituido por cuatro formaciones:
Tena, Tiyuyacu, Orteguaza y Chalcana. Aunque empieza en el Pale ógeno, la Fm.
Chalcana será descrita en el párrafo sobre el Ne ógeno, para agrupar las formaciones
según una lógica tect óno-sedirnentaria y no solo cronoestratigráfica. La Formación
Tena, que empieza en el Cretácico superior, está interpretada como parte del ciclo
cretácico (Barragán et al., capítulo I de este libro).
LaFormaciónTiyuyacu (Tschopp, 1953;Baldock, 1982; Almeida, 1992; Marocco
et al" 1996; Zambrano el al., 1996; Valdez Pardo, J997; Christophoul el al . , 2002a)
tiene una edad eocénica (fig. 2), Ha sido dividida en dos miembros en base a criterios
sedimentológicos y tectónicos (Marocco el al., 1996; Baby el al., 1999a; 1999c). El
miembro inferior (Tiyuyacu inferior) tiene una edad eocénica inferior. La base de la
Formación Tiyuyacu corr esponde a una superficie de erosió n, identificada en
afloramie ntos y en sísmica (Baby et al" 1999a; 1999c). El miembro superior tiene una
edad eocénica medio a superior. Una datación radiomé trica ('9Ar/
4
°Ar) de un nivel de
toba ubicado cerca de la base del Mb. Tiyuyacu superior (Campo Bermejo, norte del
levantamiento Napo) dio una edad de 46 +/- 0,4 Ma, que corresponde al Eoceno medio
(Christophoul el al., 2002; Gradstein el al. , 2004) .
La Formación Orteguaza (fig. 2) de edad oligocénica inferior (Zambrano el al.,
1996) está constituida por depósitos marinos, y se desarrolla hacia el este de [a cuenca.
En la zona subandina, los depósitos equivalen tes son continentales y pertenecen a la
DI NÁMICA DE LA CUENCA DE ANTEPAf s ORI ENTE DESDE EL PALEÓGENO 9:'
1' 00'
2' 00'
o
Valle interandlno
Cordillera Oriental
Post-oligOCeno}
Zona Subandina
Pre-oligoceno
Ríos Principales
50
/
N
1 O ~
Fig. 1 - Mapa de ubicaci ón )' mapa geológico simplifi cado de la Cuenca Oriente
(modificado de Baby el al. , 1999).
96 CHRlSTOPHOUL, BURGOS, BABY, SOULA, BES DEBERC DÁVIL4. , ROSELO, RlVADLNEIRA
o O
'¡:
l:
ro Q,l
l: U
Lo.
O
Q,l
-
-
VI
ro
Q,l
:::3
U a.
I
O
O
c:
ll.
C1l
U
...
O
'¡:
O
C1l
a.
Z
::::l
W
en
C) O
O
c:
C1l
O
W U
Z
O
'O
C1l
~
~
...
O
.¡:
C1l
-
c:
...
O
.¡:
C1l
O
a.
c:
::::l
C1l en
U
O
C) ...
O
O
O
'¡:
Z
C1l
- W
e
C)
O ...
w
O
..J
'¡:
~
C1l
a.
::::l
O
en
c:
O
C1l
'O
U
C1l
O
~
W
...
O
.¡:
C1l
-
e
Fm.
Mesa/Mera
Fm.
Chambira
Fm.
Arajuno
Fm.
Chalcana
Fm.
Orteguaza
Mb. Superior
Fig. 2 - Columna estra tigr áfica sintética del Pal eogeno y Neógeno de la Cue nca Oriente
(modifica do de Bab y el al., 1999; Chr istophoul, 1999; Bes de Berc, 2003 ).
DINÁMICADE LACUENCA DE ANTEPAÍS ORIENTE DESDE EL PALEÓGENO 97
Formaci ón Ch alcana; sin embargo, al nort e en las márgene s del río Aguar ico, al sur de l
campo Bermej o, se encuentran sedimentos mar inos. La Formaci ón Chaleana por lo
tant o empieza en el Oli goceno inferi or , dond e co rresponde al equi valente co ntinental de
la Fm. Orteguaza, y alcanza el Mi oceno (Za rnbrano el al., 1996).
1. 2. Neógeno
La estr ati gr afía del Neógeno de la Cuenca Ori ente es bien conocid a desde el
punto de vista liroestratigráfico, aunque existen pocos datos bioestratigr áfi cos (i.e.
Tsch opp , 1953; Baldock, 1982). Cuatro for mac iones (fig. 2) están descr itas en este
rango de tiempo:
• La Formación Chalcana, de edad oligoc énica superior a mioc énica (Tschopp,
1953; Baldock, 1982; Bab y el al. . 1999a);
• La Formac ión Arajun o, de edad mioc énica superior (Tsc hopp, 1953; Bald ock,
1982 ; Baby el al., 1999 a; Roser o, 1999);
• La Formac ión Chambira, de edad miocéni ca superior a plioc énica;
• La Formac ión Mera, de edad plei st océni ca (Bes de Berc, 2003).
Todas esas formaciones se dep osit aron en un depocentro único. Sus tasas de
sedimentación máximas en el centro de la Cuenca Oriente, computadas según el mét odo
de "backst ripping" (Einsele, 1992) son:
Fm. Chalcana: 86 m.Ma
l
;
Fm. Ar ajun o: ]62 m.Ma':
Fm. Chamb ira: 336 rn.Ma' .
Tod as esas for maciones están constituida s por depósitos fluvial es, excepto la
Fm. Cu rar ay en la cual se encuentran depósit os marinos.
2. SEDIMENTOLOGÍA
2. 1. Metodología
Se ha utilizado la metodología de Miall (1977 ; 1985 ; 1996) para analizar los
depósitos de las diferent es formaciones fluviales. Este método empieza por la
identificaci ón de litofacies (caracterizadas por su granulometría promedi o y sus
estructuras sedi mentarias) en afloramientos clave s. La tabl a I presenta los códigos que
corresponden a las Iitofacies identificadas. Después, se han definido las asoci ac iones de
litofa cies típicas de "elementos arquitectóni cos" (tabla 2; Miall , 1985), que corresponden
a cuerpos sedimentarios ca racterísticos del lecho fluvial (relleno de ca nal, barra de
mi gr ación, llanura de inundación). Fi nalmente, esos elementos arquitec tónicos son
combinados para de finir el "estilo flu vial" de la formación estudiada y han sido
comparados con los modelos cl ásicos de facies ti.e. Miall, 1977 ; 1996; Bentham el al.,
1993; Brid ge, 2003 ).
Las direcciones de pa1eocorrientes han sido determinadas por medi o de
imbricaciones de clas tos , direcciones de pro gr adaci ón de barras o por medi o de la
estratificaci ón cruzada en artesas, siguiendo los métodos de Potter & Pettijohn ( 1963) ,
98 CHRlSTOPHOUL, BURGOS, BABY, SOULA, BESDEBERC, DÁVILA, ROSELO, RIVADENEIRA
Codigo Facies Estructuras sedimentarias Interpretación
Gmm Conglo merado macizo con Gr anocre ciente o granode cre- flujo tor rencial viscoso,
mayor proporci ón de matriz ciente. No ex istente a débi l muy poten te
Gmg Conglomerado macizo con Granocreciente o grano flujo torr enc ial viscoso,
mayor proporci ón de mat riz decrec iente menos poten te
Gci Conglomerado co n Granocreci ente fluj o de escombros
cl astos j untos
Gcm Conglomerado mac izo Ninguna fluj o torr encial co n car ga
con clastos ju ntos de fondo importante,
caudal tur bul ento.
Gh Conglomerado con Estratificación horizontal, Barra s longitudinale s,
mayor proporci ón de matriz imbricaciones de cl astos resedimentación
vagamente est rat ificado del fondo
Gt Congl omerado estratificado Estrati ficación cruzada Elemento de relleno
en arte sas de canal.base de barr a de
acreci ón lat eral
Gp Conglomerado estratificado Estratifi caci ón cruzada plana Barra de gra vas
St Arenisca fina a gruesa Ar tesas aisladas cruza da Du nas 3D
o conglomerat ica o en estra tifica ci ón
Sp Aren isca fina a gru esa Estratificac ión plana en Dunas tra nsversa les 2D
o conglomeratica lámi nas aisladas o en
es tratificació n cr uzada
Sr Arenisca fi na a gruesa rippl es Ri ppJes de corriente
Sh Areni sca fina a gruesa Estrati ficaci ón o Flujo no canalizado
o conglo rnerat ica laminación horizontal
SI Areni sca fina a gruesa Est ratificación cruzada Relleno de cavamiento
o cong lornera tica de bajo ángulo de l fondo, dunas
arras tradas, antidunas
Ss Aren isca fina a gruesa Cav arniento de l fondo Re lleno de cavavie nto
o con gl omerat ica poco profundo del fondo. dunas
arrastrada s, ant idu nas
Sol Areni sca fina a gruesa Macizo o laminación dé bil Co rrientes gravitaci onale:
FI Areni scas, limolitas Laminaci ón del gada Depósitos de crecida o
o arcillolitas o pequeñas ripp les de baja de cre cid a, relleno
de canal abandonado
Fm Limolitas. arcillolitas Mas ivas, grietas de desec aci ón Depósitos de crec ida en la
llanur a de inundaci ón o
relle no de ca nal
abandonado
Fr Limolitas, arcillolitas Maci zo, trazas de raíces, Zona con vegetaci ón de
biotur bación la llanura de inun dación
o sueJo poco maduro
C Carbón. arci llas bituminosas Flora fosi l, lami nación Depósitos de pantano co n
horizontal vegetación
p
Paleosuelos , con crec iones Trazas de pedogénesis: Suelo mad uro con
carbonatadas. ni veles de nódulos. cortezas prec ipitaciones quí micas
óx idos de hier ro.
Tabla 1 - Nomenclatura de las litofacies encontradas en las formaciones fluviales de la
Cuenca Oriente (modificado de Miall, 1977 ; 1996 ).
DINÁI'vIl CA DE LA CUENCA DE ANTEPAÍS ORIE NTE DESDE EL PALEÓGENO 99
Elemento arquit ectural Sí m- I Asociación de faCieS¡
I bolo
Geometr ía y sucesión
Cana les I CH Todos ti pos de fac ies I
(Channels)
(Flooding - Overbank I
fines) 1
Levées LV I
(Levees)
Base erosiva. concav idad hacia CIIOPC,
tope plano c uando no es tá erosionado,
morfol ogía y ta maño variab le. Se
enc ue nt ra ade nt ro superficies de 3er
orde n co n co ncavida d hacia el tope.
Base có nca va, rellen o co n alte rna ncias
de Sr y FJ
Len tes o cuerpos tabulares, interestra-
t ificada con elementos SB .
Lent icular , tabul ar o pri smáti co, element o
de re lleno de ca nal o de del ta de
"Crevasse".
Lenticu lar co n base pla nal' o cóncava y tope
co nvexo contiene
s urperfic ies co nvex as hacia e l tope de 3"
orde n. Sur perficie s uperior de 4
10
orden.
Cuerpo pr ismático, sigrnoidal . co n
s upe rfic ies có nca vas o
co nvexas de 3" or den.
Base có ncava haci a el to pe.
rell eno asimét rico .
Base có ncava haci a el top e, cl ásicamen te
asoc iada co n elementos GB
Cuerpo are noso co n gra n ex tensión lat eral
de es pesor decimé trica a métr ica .
Cuerpos isópacos con gran extensión lateral
la llanura de inu ndaci ón avec es asoci ados
con eleme ntos SB o re llenos de s cana les
abando nados (CH(FF »
Cuerpos pri smát ico s co n base irre gul ar o
plana y tope convexo ha ci a el tope.
espesor superior a 1Ometros y de más de
1 km de ancho .
Fl
Fm. Fl
CR Sr, FI
GB Grn, Gp , Gt
SB St, Sp, Sh, 51 , Sr ,
Se , Ss
DA St oSp. s», SI, Sr,
Se ,Ss
LA St, Sp , Sh, SI, Se, Ss, '
(Gm ), Gt, Gp
HO Gh , Gt, St, SI
SG Gmm, Gmg,
Gc i. Gcm
LS Sh, SI, (S p, Sr) Cue rpos arenosos
lami nados
(Laminated Sand
Sheets)
De pósitos de c rec ida en l FF
Cana l de "Crevasse"
(Crevasse Channel)
Barra de gravas
(Gr avel Bar)
Barra ar eno sa
(Sandy Bedforms)
Barra de Acreción Lateral
(Later al Accretion I
Macrofor m) I
Ca nal de co nfluenci a
( Hollow scour)
Fluj os grav itac ionales
(Sediment gravity Ilows):
Barra de Acreci ón
Longi tudi na l
~ a c r o f o r m )
I
I
Tabla 2 - Nomenclatura de los elementos arquit ect ónicos encontra dos en las formaciones
fluvi ales de la Cuenca Orient e (modificado de Miall, 1985; 1996).
100 CHR1STOPHOUL, BURGOS, BABY, SOUIA, BES DEBERC, DÁVIL4, ROSEW , R1VADENEIRA
aplicados en el mar co del mét odo de los elementos arquitectónicos de Miall ( 1985 ;
1996).
2. 2. Sedimentología de las formaciones paleógenas
2. 2. J. Fm. Ti yuya cu
Aflo ramientos de la Formac ión Tiyuyac u se encuentran principalmente en el
hundimiento sur del Le vantamiento Napo, pero también en el nort e de la zon a
subandina, en el ca mpo petrolero Bermej o, y al sur en la Cordillera de Sh aime (este de
la Cordiller a de Cutucú) . Su base corresponde a una superf icie de eros ión regi onal (Baby
el al., 1999a; 1999c; Christophoul el al. , 2002) identificada tanto en aflo ramientos como
en sís mica. La base del Mi embro superior es tambi én una superf icie de erosión a tal
punto que en ciertos lugares de la cuenca (cordillera de Shaime), el miembro inferior est á
completame nte erosionado, por lo que el Miembro Ti yuyacu superior sobreyace
directamente a la Fm. Tena.
Miembro infe rior
El Mi embro inferior de la Fm. Tiyuyacu aflora esca samente en la cuenca. Est á
expuesto en la quebrada Tiyuyacu, en las márgenes del río Mi sahu allí , cerca a su
desembocadura en el río Napo, y en la carretera Tena-Puyo, a pocos kilómetros de
Puerto Napo en direcci ón al Puyo.
El Miembro Tiyuyac u inferior está constituido principalmente de con glomerado s
y en menor proporci ón de areniscas gruesas y de lutitas (fig. 3a). Lo s conglomerado s
contienen un 90 % de cherts rojizos y angulosos y 10% de cuarzos lechosos y rocas
met amórfi cas. Dichos depósit os est án organizados en rellenos de canale s comp lejos
(elemento CH; Mi all, 1996, ver tabla 2) . Dentro de esos elementos CH se encuent ran
facies tipo Gt y Gp (Miall, 1996, ver tabla 1) que pueden ser interpretados como ba rras
de gravas (GB, tabla 2) . Haci a arr iba, se encuentran cuerpos arenosos mostr ando facies
SI y Sm (tabla 1) organi zad os en elementos DA (tabla 2). El tope de los cana les está
conformado por areniscas fi nas y a veces por lutitas en facies Fl y P (tabla 1) revelando
eleme ntos arquitec tónicos tipo FF (tabla 2) . Esos rellenos de can ales se repiten
mostrand o una evolu ción grano decre ciente.
En secciones sísmicas, el Miembro Ti yuyacu inferior presenta di scordanci as
progre sivas (fig. 4) , que regist ran una deformaci ón en la cuenca durante sudepositaci ón.
Este tipo de di scordanci as progre sivas se encuentra al ni vel de cada gran estru ctu ra de
la cue nca . Esas vari aciones de espe sor localizadas en pequeñas estructuras genera n una
reparti ci ón de los depósitos del miembro Tiyuyacu Inferior bastant e parti cul ar (ver
sección siguiente).
Mi embro super ior
El Miembro Tiyuyacu superior aflora igualmente en la zon a subandina. La mejor
sección conoc ida se encuentra en el norte, en el campo petrolero Bermej o (fig. 3b) . La
sección es tá form ada en su mayoría por conglomerados y en menor proporción por
DINÁMICA DE LA CUENCA DE ANTEPAÍS ORIENTE DESDE EL PALEÓGENO 10 I
lTlT (1) '-T (2) ~ (3)
80
Fr
FFI
70
Fr
CH(FF)
~ Gt
GB
~
Gt
60
SI ]s.
~
50
~
~
~
~ Gt
40
~
• o ~
~
Gt GB
35
Gp
30 ~
Gp
FI
20
GIJ
. 5
10
Gt GB
Gt
Gt
'-T
FI
50
3c
~ ( 4 ) = (5)
' ~ ( 7 ) 9 (8)
-es-: (6)
4 (9)
Fig. 3 - Columnas sedimentológicas de las formaciones paleógenas de la Cuenca Oriente: 3a -
Miembro inferior de la Formacion Tiyuyacu (sección de Puerto Napo): 3b - Mi embro super ior
de la Formación Tiyu yacu (sección del Campo Bermejo): 3c - Formaci ón Orteguaza (sección
del "Puente del Suizo", Casc ares). Ubicación de las secciones en la figura 1.
102 CHRlSTOPHa UL, HURGas. BABY, saULA, BESDE BERC, DÁVlú l , RaSF.W, Rl VADEiVEIRA
Onlap
CONONACO-8

ESTE
-
Fm Tena
Fm Olleguaza
PALEOZOICO
Mlembro Napa Inferi or
MIembro Tiyuyacu Inferior
Miembro Tiyuyaeu Superi or
Miembro Napa Supe rior
•. • .. - - ·90 Ma
1 KM
~ ~ . _ _ .. _ . .
1-
Fig. 4 - Secci ón sísmica most r ando una di scordancia pr ogres iva eu el miembro inferior de la
Forma ción Tiyuyacu, ubicaci ón en la figura 1.
areniscas y lut itas. Las litofa cies identi ficadas en el Mie mbro Tiyuyacu supe rior so n
parec idas a las del Miembro Ti yuyacu inferior. La sección se prese nta co mo una
repet ici ón ele un moti va elemental en lo cual se e ncue nt ran. de la base al tope, las
litofacics Gp, Gt (tab la 1, Mia1l , 1996) St , Sr. y al tope. rol. P y Fr . Esa últ ima asociación
sola se encuentra al tope de la sección y no ha sido prese rvada en la base. Junto co n los
da tos de pa leo corr ientes, [as asociaciones pueden ser ag rupada s en eleme ntos
arquitec tónicos de l tipo DA (o LA para algunas en las que se presentan di recci ones de
paleocorrientes má s di spersas) y GB. Las asociaciones FI, P YFr pueden ser agrup adas
en eleme ntos FF (tab la 2: Mi all , 1996). Esa repet ició n pued e ser int erp ret ada como
resultand o del apilamien to de canales flu viales. Esos ca na les parecen ser simétri cos. La
prese ncia de una gran proporción de el ementos DA, co n una granulometría fuerte, y la
baja preservac ión de las facie s de llanura de inun dación (FF) nos permi ten interpre tar
un tipo de ríos entrenz ados de baja sin uos idad con transporte de clastos úni camente por
carga el e fondo , sin flujos de lodo. Es importan te not ar que la natu ral eza de los clastos
enco ntrados en el Mb, Ti yuyacu superior ca mb ia drástica mente respect o a la del
Mie mbro Tiyuyacu inferi or : los clastos son en un 90 % de cuarzo lech oso .
DINÁMICA DE LA CUENCA DE ANTEPAÍS ORIENTE DESDE EL PALEÓGENO 103
2. 2. 2. Fm. Orteguaza
Solamente es conocido un afloramiento de la Formación Orteguaza, descrito por
Marocco et al. (1996), Valdez Pardo ( 1997) YChristophoul et al. (2002), e ilustrado por
la figura 3c. Este afloramiento se ubica al este del frente subandino, a ori llas del río
Aguarico, cerca de la población de Casc ales , jun to al "Puente del Suizo". Ahí, se
encuentra una columna continua de las formaciones Ti yuyacu, Orteguaza y Chalcana
(ver párrafo siguiente).
La sección es de aproximadame nte 40 metros de altura y se compone de lutitas ,
en parte arenosas, verdosas, endurecidas, inter caladas con bancos de areniscas medias
a gruesas y areniscas conglorneraticas al tope de la sección. La base de la sección está
representada por areniscas gruesas glauconíticas sin estructuras sedimentarias, sobre las
cuales se desarroll an unos 10 met ros de lutitas compactadas, a veces arenosas,
sobre yacidas por unos S metros de intercalaciones de lutitas verdes con capa s de
areni scas. Las primeras areniscas son glauconíticas. y hacia el tope se identifican
"ripplerna rks" y" megaripples" 3D. Sobr e esta sección, se encuent ran Smetros de lutitas
verdes a veces biorurbadas. Luego empieza un apilamiento granocreciente con
disminución progr esiva del espesor de las intercalaciones de lutitas mostrando un
cambi o progresivo de ambientes de depositación ("Iandward stepping"; Van Wagoner
et al., 1990) . Las estruct uras sedimentarias encontradas en esta parte, de la base al tope
son: "flaser' ty"wavy beddin g" y " trough cross beddin g", lechos de areniscas gruesas en
la base y de conglomerados al tope. Las intercal aciones de luritas mues tran una intensa
bioturbación y moldes de bivalvos. En términos de ambientes de depos itaci ón, la Fm.
Ortegua za muestra una mezc la de ambientes partiendo de una plataforma abierta (luti tas
y lutitas bioturbadas), pasando por zonas bajo influencia de mareas (caracterizada por
"flaser" y "wavy bedding") hasta una llanur a aluvial (cana les cong lomeraticos a] tope).
La secc ión descrita puede ser divida en dos ciclos transgresivos / regresivos
(fig. S). Ambos ciclo s pueden ser evidenciados en los perf iles de pozos . La figura S
muestra que el intervalo regresivo, al fin del primer ciclo, es menos evidente haci a el
este, mostrando un cambio de facies menos marcado que en el oeste de la cuenca. En la
parte central, est e intervalo regres ivo es bien marcado dando la repuesta eléctrica clásica
de la Fm. Orteguaza en doble campana. Hacia el oes te, este intervalo desa parece
mostrando que el camb io de facies debido a la regresión no es tan import ante como en
la parte central de la cuenca. La desaparición de este intervalo progradante se debe
probablemente al hecho de que , en esta área (al nivel del subandi no actual), estaba
domi nado por ambientes continentales.
2. 3. Sedimentología de los depósitos fluviales neógenos
2. 3. J. Fm. Cha lca na
La Fm. Chalcana aflora principalmente en los flancos yen el periclinal sur del
Levantami ento Napo. Los mejores afloramientos conocidos se ubicancerca de Cascales,
en la orilla del río Aguarico (fig. óa) , y en la carretera Tena Puyo, a pocos kilómetros
del puente sobre el río Napo, en dirección al Puyo.
104 CHRISTOPHOUL BURGOS. SOUiA. SÉ.') DE BERC. DfÍ.VIL-\. ROSELO. RI VADENEIRA
Oeste Este
! Transgresión
--. Superf icie de transgresión
" Regresión
- - Lim ite de secuencia
Oso 1
GR: üce
Fm. Chalcana r -¡
Ciclo 2
'"
N
'"
::l
el
QJ
t::
O
E
u.
Coca 9
GR GR

Sacha 127
GR
Pichincha 12 Pañacoc ha 2
al
Ta mbococha 1
GR
Fig. 5 - Co r re lac ion oest e-est e de pozos para la Formacion Orteguaz a a t ravés de la Cu enca
Ori ent e, ubicaci ón en la figura 1.
CI
FI

GB
GI
FI
Gi GB

HO
Gr31
_ '_'_I7J
(3 ¡
I' } - -45j _ \61
I ::1 GB
HO
F,
;p
6.b
]
]eH
'"
Fr FF Sh
Ol J FF
-rrrr r.
SI
".CHSI FF
SI>J LS
CH
Sl
Sh
: } H
a
FF
C,
F,
Sn
" J LA
"" F']
F.
CH
,.::1 CR
50
] FF s.
r]
FF
".
F,
100
So j LA
So] CH
So _LA
e...
Sh
F.
1 ,
6.a
Fig. 6 - Columnas sedimentológicas de las formaciones neógenas de la Cuenca Ori ent e: 6a
- Formación Chalcana (sección del " Puente del Suizo", Cascales); 6b - Formación Ar ajuno
(sección de la car retera Puer to Napo-Santa Rosa y de l rioArajuno); 6c - Formació n Cha rnbira
(sección del río Uchuculín, sinclinal de T álag, oeste de Tena); 6d - Forma ción Mera (columnas
de la depresión de Sa nta Inés y de Mera). Ubi cación de las columnas en la figura 1.
DINÁMICA DE LACUENCA DE ANTEPAÍS ORIENTE DESDE EL PALEÓGENO 105
La mayor parte de los sedimentos encontrados a lo largo de la sección del río
Aguarico son depósitos finos (arcillolitas, limolitas) intercal ados con finos lentes de
areniscas finas a medias. Pocas estructuras sedimentarias pudieron ser ident ificadas.
Las litofacies identi ficadas (tabla 1) son de tipo Fr, Fsm y P en los sedimentos finos, y
Sh-St en las areniscas. Litofacics St fueron encontradas en los lentes de areniscas, las
mismas que pueden interpretarse como canales de "crevasse' (elemento de tipo CR, en
tabla 2). La asociación de facies Fr, Fsm y P en las arcillolitas y las limolitas es
clásicamente interpretada como característica de ambientes de llanura de inundación.
Ese tipo de asociación de elementos arquitectónicos con un important e desarrollo de la
llanura de inundación con depósitos de "crevasse splay' puede ser interpretado como
un tipo de río meandriforme de baja sinuosidad con carga sedimentaria fina ("sandy
meandering"; Miall , 1996), o como ríos anastornosados comparables a los ríos de la
llanura amazónica actual. La ausencia de depósitos correspondientes a los canales
principales indica que la sección está ubicada en una zona interdistribut aria.
El estudio de las paleocorrientes (fig. 7a) indica dos direcciones principales: una
NO-SE y la otra N-S. Estos datos pueden ser interpret ados como resultado de un drenaje
perpendicular a la Protocordill era andina desembocando en un tributario paralelo a la
misma cordillera.
2. 3. 2. Fm. Arajuuo
La FOl . Arajuno aflora principalmente a orillas del río Napa y del ríoArajuno. Se
hanencontrado también buenos afloramientos enlacarret era Puyo-Tena y Puerto Napo-
Sta. Rosa.
Esta formación (fig. ób) está constituida principalmente por areniscas finas a
gruesas, conglomerados intercalados con limolitas yarcillol itas rojizas. En las areniscas,
se han encontrado litofacies (tabla 1) de tipo St y Sh. En los conglomerados solo se han
encontrado facies correspondientes a procesos de transporte de sedimentos por tracción
(Gh, Gp, Gs, Gt). En las limolitas y las arcillolitas, se identificaron facies FI, Fsm y P.
Estas litofacies pueden ser agrupadas en elementos arquitectónicos de tipo LA (tabla 2),
DA o FF. Esa coexistencia de elementos LA y DA demuestra que el estilo fluvial de la
Fm. Arajuno correspondía a un sistema de tipo di vagante de baja sinuosidad con carga
sedimentaria gruesa, donde se han encontr ado conglomerados "Grave! wandering", y
a meandros con carga arenosa de baja sinuosidad "Sandy Meandering" donde la
granulometr ía es más baja.
El estudio de las paleocorrientes (fig. 7b) muestra dos direcciones principales de
drenaje: aNO-ESE o cerca de O-E y N-S, igual a lo encontrado en la Fm. Chaleana. Se
puede notar que posiblemente el eje del drenaj e longitudinal se desplazó hacia el este.
2. 3. 3. Fm. Chambira
La Fm. Chambira aflora esencialmente en la Depresión Pastaza, a lo largo del río
Napa, y en el sinclinal de Talag al oeste de Tena. La mayor parte de la formación
(fig. 6c) está formada de conglomerados con una mayoría de clastos de cuarzo lechoso
con matriz arcillo-arenosa cuarzosa. En la parte basal, se encontraron litofacies tipo Gt
106 CHRISTOPHOUL, BURCOS, BABY, SOL/lA. BÉSDE BERC, DÁVILJ\, ROSELO, RlVADENEIRA
' <. O'
75' 00'
-,
'..
('o ,
\ -
".....,
.
,
,
,
,
_ +- _ _ r"
,
,
,
,
,,'./
«:»
\
-,
"
"
,
.
,
(.¡;---' - - - -t-- - , 1-"'-"'-
,
,
,
,
75' 00'
75' 00'
100Km
'.
'..
,
,
,
,
,
.
"
.,'/
se
Fn , , "
.,.......
I " ._ ...~ - ¡ . , . . . . ~ , .....
«:»
\
'.
renaje "
(
,
/-j -í=i'-t:::")"QJl "'-+ ='-'-=- - ,1- - ---+' · '
a
Fig. 7 - Mapa de paleocorrientes de las formaciones neógen as de la Cuenca Oriente:
7a - For mació n Chalcana; 7b - Formaci ón Arajuno; 7c - Formación Chambira;
7d - Formación Mera.
y Grns. En la pa rte supe rior, se ven congl omerado s pasand o progresivamente a
depósitos más finos (areniscas y limol itas) co n litofaci es Gt , Gh , St, Sr y Fr en menor
pro porció n (tabla 1). Los eleme ntos arqui tectó nicos corre spo ndientes son de tipo SG,
GB (barra de grava s), Hü y SB (barra emigrante de arena) . Este conju nto de e lemen tos
arquitectónicos indica un tipoderío potente con episodios de fluj os de lodo (ca racterizados
por los eleme ntos SG). El co njunto SG/GB es clásico de los ríos ent rela zados (Miall,
1996; Bridge, 2003) , La prese ncia de flujos gravitaci onales (SG) indic a una pe ndie nte
basta nte fue rte del lecho, co mo se puede encon trar en ríos de piedemonte. cerca de la
zona apical de un aban ico al uvial ("Fa nhead entren ch rnent" , Schumrn, 1993 ),
DINÁMICA DE LA CUENCA DE ANTEPAÍS ORIENTE DESDE EL PALEÓGENO 107
Las paleocorrientes (fig. 7c ) tienen una dir ección pr incip al que va de NO-SE a
E-W, indi cando un drenaj e trans ver sal. Parece que el drenaj e longitudinal identi ficado
en la Fm. Chalcana y Arajuno des aparece en la Fm. Chambira.
2. 3. 4. Fm. Curaray
La For maci ón Curaray es tá descrita co mo el equi valente haci a el es te de las
formac iones Ar ajuno y Chambira (Tsc hopp, 1953; Baldock, 1982; Baby el al ., 1999a).
Puede además ser considerada como el equivalente en la Cuenca Oriente de la
Formación Pebas conoc ida en la Cuenca Marañón (Ro ddaz el al. , en prensa ). Esta
formación se compone de areni scas con estructuras de mar ea. Se encontró también una
fauna marina (Bristow & Hoffstette r, 1977 ) carac terizada por tortugas marinas y
cocodri los. Esta faun a y las es truc turas sedime ntarias permiten interpret ar la Fm.
Curaray como resultado de ambientes costeros (¿estuarios?). No se pudo evidenciar una
di rección de paleocorri entes nítida en es tos depósitos.
2. 3. 5. Fm. Mera
La Formación Mera afl ora pr incipalmente en los márgenes del Río Past aza donde
constituye las paredes de su terrazas aluviales hol ocena s. Constituye un aba nico de
piedemonte cuyo ápex se ubica a al gun os kil ómetros ag uas arri ba de Shell. El abani co
actual del Past aza (ver Bes de Berc el al., capít ulo 1 de este libro) se so brepone en parte
al abanico de la Fm. Mera. Los mej or es afl or ami entos conocidos de la Fm Mera se
ubic an en la depre sión de Santa Inés (Bes de Berc el al., cap ítulo 1 de est e libro) yal
nivel de Shell y Mera.
La formación es tá co nformada por depósitos grues os (fig. 6d) , esenci alment e
co nstituidos de materi al voJcánico (cl astos y matri z arenosa a con gl orne rat ica) y en
menor proporción de clastos de granito o de rocas metamórf icas. Es os co mpone ntes
con stituyen a veces lentes donde representan la ma yoría de los cla st os.
La granulometría de los depósitos es fuert e y sus ele mentos alc anzan a veces más
de 1 met ro de diámetro. Las lito faci es encontradas son de tipo Gp, Gt, Gmm et Gmt y
tambi én Sp y Sh, dispuestas en lentes en los co nglomerados. Estas facies pueden ser
agrupadas en elementos arquitec tónicos de tipo GB (Gp y Gt ), SG (Grnrn, Gmt) y SB
(Sp, Sh ). Esa asoc iación de barras de gravas (GB) y de flujo s de bloques (con poco lodo
en ese cas o) es típica de ríos entrenzados con doble régimen hidráuli co ubi cados en la
ca bece ra del abanico al uvial, do nde se produ cen frecuentes "de bris flow". En es e caso,
los elementos SBpreservado s pueden ser interpretados como dun as de arenas depositadas
durante el de scenso del ag ua luego de una cre cida. Ese es tilo fluvial es muy parecido al
dr enaj e observado actu almente en el río Past aza.
Los datos de paleocorrientes indican una corri ente prin cipal O-E separá ndose en
corr ientes SW-NE y NW-SE hacia el este (f ig. 7d) .
3. REPARTICIÓN ESPACIAL DE LOS SEDIMENTOS
Para est e párr afo, hemos reali zado mapas is ópacos en base a un banc o de dat os
de más de 220 pozos exploratorios de la cuenca. Se gún la formación estudi ada , el
108 CHRJSTOPHOUL, BURGOS, BABY, SOULA, BES DE BERC, nÁVILA. ROSELO, RIVADENEIRA
número de pozos utili zado par a interpol ar los mapas isópacos varían entre 70 y 220. El
algoritmo de interpol ación util izado es de "cur vatur a mínima ",
3. 1. Paleógeno
Los isópacos del Miembro Ti yuyacu inferior muestran un es pesor que vari a de
20 a 4S0m (fig . Sa). Dos áreas de poco espesor apa rece n en la zo na subandi na
(control adas por afloramientos) y en la zona ori ental de la cuenca . Entre esas dos zonas ,
se obser va un eje deposici onal de ori entac ión N-lO° Est e. En es te ej e, se ven dos
depocentros, uno en la parte nor te, y otro al sur del corredo r Sacha-Shushufindi . Un
último depocentro se ubi ca en la parte centro sur de la cuenca. Es importante acot ar que
apa rte de esos depocentros de importanci a regional , se encuen tra n una multitud de
dep ocentros locale s de tamaño ki lométrico.
O, . ._ Curvas isopacas con valor en metros
.,..,.- Rios Principales
' 1' 00'
50 ' COK
7 •
b
[:==J Valle interandino
_ Cordillera Or iental
[:==J Post-ol igoceno }
Zona Subandina
Pre-oligoceno
e
Fig. 8 - Mapas is ópacos de las formaciones paleógenas y neogena s de la Cuenca Ori ente: Sa -
Formación Tiyuyacu (Mb, Inferior); 8b - Formación Tiyuyacu (Mb, Superior) y Frn,
Orteguaza: 8c - Formacione s neogenas.
DINÁMICA DE LACUENCA DE NTEPAÍSORIENTE DESDE EL PALEÓGENO 109
Los isópacos del conjunto Miembro Tiyuyacu superior / Orteguaza (fig. 8b) (que
no parecen separadas por superficies de erosión) muestran un espesor que varía entre
200 y 440 m, con contrastes débiles de espesor, observándose esenci almente 2
depocentros: uno, complej o, en el norte de la cuenca; y el otro en el suroeste , junto a la
frontera con Perú.
3. 2. Neógeno
Los depósitos neógenos de la Cuenca Oriente presentan un eje depositacional
alineado en dirección N10o-N20° (fig. Se), siguiendo la morfología actual de la
cordi llera. El depocentro se ubica en la Depresión Pastaza. En las secciones sísmicas,
las relaciones estratigr áficas demuestran que la Formación Arajuno/Curaray sobreyace
a la Formación Chalcana en onlap en la parte este de la cuenca, sellando las estructuras
de Tiputini (Rosero, 1999).
4. DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES
4. 1. Paleógeno
Muchos autores (Fauchet & Savoyat, 1973; Aspden & Litherland, 1992; Baby el
al., 1999a; Christophoul el al., 1999) han propuesto que la cuenca de antepaís orient al
inició su desarrollo con la progresiva emersión de la protocordiJlera entre la zona de
forearc y la Cuenca Oriente.
Un estudio reciente de Spikings el al. (2000) presenta resultados de trazas de
fisión de apatita y de zircón. Esos datos corresponden a tres cortes a través de la
Cordillera Real. Los resultados muestran que hubo dos períodos de exhumación rápida,
durante el Eoceno y el Neógeno. El período de exhumaci ón durante el Eoceno puede ser
considerado como lafirmad e unevento tectónico en lacordillera. Se puede correlaci onar
esta intensa exhumaci ón con la acreción del bloque Piñon en la Costa (Van Thoumout
el al., 1992; Jaillard el al., 1997; Pecora el al., 1997). Se puede suponer que esa
exhumación acompañó a un levantamiento (posiblemente mediante corrimientos), que
produjo un ascenso de la cordillera y, una flexura de la placa surarnericana bajo el peso
de la misma. En la Cuenca Oriente, se hace evidente la elevación de las fuentes de
sedimentos y la flexura por el inicio de la sedimentación fl uvial y su acumulación
(consecuencia de la subsidenci a) en el piedemonte (Miembro Tiyuyacu inferior). Ese
fenómeno correspondería a un período de "tectonic loading". Más al este en la cuenca,
este evento tectónico en la cordillera se manifiesta por una inversión de las estructuras
pre-cret ácicas, iniciando discordancias progresivas locales (Baby el al. , 1999a; 1999c;
Christophoul , 1999).
Durante el Eoceno Medio y Superior, la exhumación continúa fuertemente en la
Cordillera. En la Cuenca Oriente, se observa un importante cambio sedimentológico, así:
• se forma una superficie erosiva regional (base e1el Miembr oTiyuyacu superior);
• aumenta la madurez de los sedi mentos (el porcent aje de clastos cuarzosos se
incrementa , y los clastos son más redondos, mostrando un transporte más
largo);
LLO CHRlSTOPHOUL BURGOS. BABY, SOUL4., BEs DEBERC, DÁVlL4, ROSELO, RlVADENElRA
• en la parte proximal de la cuenca (Zona Suban dina actual), el miembro
Tiyuyacu inferi or se encuentra erosionado (totalmente en cier tas partes);
• las discordancias progresivas identificadas en el miembro Tiyuyacu inferior
desaparecen.
Estas constataciones muestran un cambio geodi námi co importante. La
exhumació n en la cordillera, jun to con la erosión del Miembro Tiyuyac u inferio r,
demuestra que durant e el Eoceno Medio y Superior, hubo levant amiento y erosión
(siendo alimentado con más sedimentos el miembro Tiyuyacu superior) de la cordi llera,
sin subsidencia relacionada en la cuenca de ante país (erosión del Miembro Ti yuyacu
inferior). Así se puede pensar que ese levantamiento sin subside ncia corresponde a un
período de "erosional unloadi ng". Esa calma tectónic a se confirma con la terminaci ón
de la inversión de las estructuras pre-cret ácicas en la cuenca. En términos de
paleomo rfología, la madurez sedimentaria indica un aumento del transporte, que puede
ser relacionado a una erosión regresiva que alarga los tributarios principales . Esto está
confirmado por la ocurrencia en la matr iz de los conglomerados del miembro Ti yuyacu
superior, de arcillas azules conocidas en la Cordillera Occide ntal (Va ldez Pardo, 1997),
y con el cambio de fuente sedimentaria entre los miemb ros Tiyuyacu inferio r y super ior
sugerido por Ruiz (2002) .
Al fin del Eoceno o princ ipios del Oligoceno, la exhumació n en la cordill era se
reduce (Spi kings et al., 2000) . En la cuenca de antep aís, se observa una reducción de la
tasa de sedi mentación y la aparic ión de depósitos marinos (Frn. Orteguaza) . Los
resultados de Delfaud et al. ( 1999) indican, en base al análisis de minerales arcillosos,
que la cordillera estaba bajo los 1000 mde altura. Esta detenciónde la exhumación,junto
con este dato de la cordi llera con una altura promedia baja, indica que el proceso de
"erosional unloading" siguió dur ante el Eoce no medi o, superior y durante el Oligoceno.
La reducció n de altura indica una tasa de surrecc ión/erosión < J, lo que significa que la
cordi llera pasó progresivamente de un estado de evol ución de topografía de "Steady
state", durante el Eoceno inferio r (Mb. Tiyuyacu inferior), a "Post Steady State" del
Eoce no medio hasta el Oligoce no (Mb. Tiyuyacu superior y Fm. Orte guaza).
4. 2. Neógeno
El estudio sedimentológico de los depósit os fluvia les neógenos de la Cuenca
Orie nte demuestra que el sistema fluvia l evolucionó, desde una llanur a aluvial (Fm.
Chalcana), hasta un sistema de abanicos aluviales de piedemonte (Fm, Chambira y
Mera). Al mismo tiempo, eldrenaje cambiódesde undrenaje esencialmente longitudin al,
a un drenaje transversal. Este tipo de evol ución demuestra que la Cuenca Oriente pasó
de una cuenca de antepaís sub-alimentada a sobre-alimen tada (sensu Jordan, 1996).
Además, el aumento progresiv o de la granul omet ría promedio de los depósitos
se puede correlacionar con el aumento de la poten cia de los ríos y, asimismo, con el
aume nto general de su pendi ente, como se ha demo strado en otras cuencas, por ejemplo
en la cue nca de antepaís de los Alpes, i.e. Homewood et al. (1986). Esta observación
empata con los resultados de otros trabajos como los de Delfaud et al . (1999 ), que
demuestran, en base a análisis de minerales arcillosos, que la cordillera era bastante baja
DINÁMI CA DE LA CUENCA DE ANTEPAÍS ORI ENTE DESDE EL PALEÓGENO III
(inferior a los 1000 metros de altura) al f in del Oligoceno y, que esa altura no dejó de
subir durante todo el Neógeno. Por otra parte, los estudios de surrección de la Co rdill era
Real, deducidos de trazas de fisión de apa tita y zircón por Spikings el al . (2000) ,
mue stran que hubo dos epi sodios con fuerte tasa de exhumaci ón en el Mi oceno infer ior
y superior. Esto permite supone r que por lo menos la rel ación surrecc iónJerosión era
positi va (relieve en " pre-steady state") .
Una evolución de ese tipo, en términos de potenci a de ríos, ha sido también
reconocida en la cuenca subandina de Bolivia (Horton & DeCeJles, 2000). Pero, al
contrario de las cuencas subandinas de Boli via, Perú (Gi l Rodríguez, 2001 ; Gil
Rodríguez el al. , 200 1) y Colombia (Cooper el al. , 1995), que formaron varios
depocentros, fueron pro gresivamente int egrados al pri sma orogénico mi entras los
corr imientos progre saban haci a el este. En Ec uador, la dep ositación de los sedime ntos
se hizo en un so lo depocentro, co n tasa de sedi me ntación promedi a hasta el Pl ei st oceno
superior (Bes de Berc, 2003 ). La surrección actual de la Cuenca Oriente, puest a en
ev idencia por la f uer te incisió n de las formaciones pre-holoc énicas (Bes de Berc, 2003) ,
por part e de los ríos actuales, parece aume ntar, haciendo pasar la cuenca de una zo na de
depocentro, a una zona de er os ión, aunque las otras cue ncas subandinas siguen
acumulando sedimentos (Baby el al., 1999b).
La evolu ción de la red de drenaje , y la progr ada ción hacia el es te de los suces ivos
aba nicos alu viales revelada por est e es tudio, mue st ran que esos aba nicos result an de su
pro pia ex pansió n en el bord e de la cuenca de antepaís, y que no son diri gid os por la
migr ación hacia la cuenca de los co rrimientos o un aumento de la tasa de acortami ento,
como es admitido clásicamente.
Eso supone que esa evo lución resulta de otros procesos como el "erosio na!
unl oading" (ver párrafo precedente) u otro proceso de escal a cortical.
Referencias citadas
AL ME IDA T. B., 1992 - Est udio regi onal de la Formac ión Ti yuyacu. Tesis de grado,
Universidad Central del Ecuador, 125 p.
ASPDEN & J. A. & LITHERLAND M., 1992 - The geo logy and Mesozoic hist or y of the
Cordill era Real, Ecuador. Tectonophysics, 205 : 187-204.
BABY P., BERNAL c.,CHRI STOPHOUL F., ROSEROr.,GALARRAGA '.M. , VALDEZ A.,
MAROCCO R. & RIV ADENEIRA M., 1999a - Deformación y ciclos tect ono-
sedime ntarios en la Cuenca Orien te, versi ón 1.(},. Co nvenio ORSTOM- Petroproducción,
Quito, Ecuador, 75 p.
BABY P. ,GUYOT 1. L.. DENI AUD Y.,ZUBIETA D. , CHRISTOPHOUL F., RIVADENEIRA
M. & JARA F., 1999b - The high Amazoni an Basin-: tectoni c control and mass balance.
In: Manaus '99 . Hydrological and Geochimical Processes in Large Scale Basins,
Manaus, Brazil.
BABY P., RI VADENEIRA M., CHRISTOPHOUL F. & BARRAGÁN R., l 999c - Sty le and
timing of de forma tion in the Orient e of Ecuador. In: 41h lnternational Symposium o.f
Andean Geodynamics, Vol. I (Ed. by Orst orn), ORSTOM, Gottinge : 68- 72 .
BALDOCK 1. W., 1982 - Bol et ín de Explicación del Mapa Geol ógi co de l Ecuador. DGGM.
Quito, Ecuador.
11 2 CHRlSTOPHOUL BURGOS, BABY, SOUIA, BESDEBERC, DÁVILA, ROSELO, RlVADENEIRA
BENTHAM P.A., TALLING P.J. & BURBANK D.W., 1993 - Braided streams and floodplains
in a rapidlyaggrading basin: the Escanill a Group, Spani sh Pyrenees.ln: Best JL, Bristow
e.S. (eds) Braided rivers, Geologica! Society Special Pubtication Ts-: 177-194.
BES DE BERC S., 2003 - Tectonique de chevauchernent, surrection et incisión fluviatile
(exemple de la zone subandine équatorienne, haut bassi n amazon ien). Phd, Universit é
Paul Sabatier.
BRIDGE 1. S., 2003 - Rivers and Floodpl ains. forrns, processes and sedimentary record.
Blackwell Science Ltd., London, 491 p.
BRISTOWe.R. & HOFFSTETTER R., 1977- Lexique stratigrap hique internation al: Ecuador.
C.N.R.S., Vol. 5, Amérique Latine, Fasc. S, Equateur, 2 édition, Paris, 412 p.
BURBANK D. W., 1996- Causes oft he recent Himalayan uplift deduced fromdeposited pattern
in the Ganges Basin. Nat ure. 357: 680-682.
CHRI STOPHOUL F., 1999 - Discrimination des influences eustatiques et tecroniques dans les
bassins liés ades chaínes de convergences : exemples du bassin Subandin d'Equateur.
Phd, Université Paul Sabatier.
CHRISTOPHOUL F., BABY P. & DAVILA C, 2002a - Stratigraphic responses to a major
tectonic event in a foreland basin-: the Ecuadorian Orient e from Eocene to Oligocene
times. Tectonophys ics, 345: 28 1-298.
CHRISTOPHOUL F., BABY P., SOULA i .-c ., ROSERO M. & BURGOS 1. D., 2002b - Les
ensembles fluviatiles n éogenesdu bassinsubandind' Équateur et irnplications dynamiques.
Compte Rendus Geosci ence s, 334: 1029- 1037.
COOPER E., et al., 1995- Basin development and tectonic history of the Llanos basin, Eastern
Cordiller a, and the Middle Magdal ena Valley, Colombi a. American Association of
Petrol eum Geol ogist s Bulletin, 79: 1421-1443.
DECELLES P. G. &GILES K. A., 1996 - Foreland BasinSystems. Basin Research, 8: 105-123.
EINSELE G., 1992 - Sedirnentary Basins, Evolution. Facies and Sediment Budget. Springer-
Verlag, Berlin, 592 p.
DELFAUD 1., SABRIER M., LAVE!'!UA. & MAROCCO R., 1999- Reconstitution des étapes
de la surrection des Andes d'Equateur apart ir de l' interprét ation de minéraux argileux
contenus dans les bassins intramont agneux (Miocénes aActuel). Bulletin de la Soci et é
G éologique de France, 170 ( 1): 13-24.
FAUCHET B. & SAVOyAT E., 1973 - Esquisse Géologique des Andes de I' Équateur. Revue
de Géographie Phvsique et de Geologie Dynami que. XV( 1-2): 11 5-142.
GIL RODRÍGUEZ W., 200 1 - Evolución lateral de la deformación de un frente oroge nico:
ejemplo de las cuencas subandinas entre 0° y 16°S. Sociedad Geológica del Perú.
Publi cación especial #4, Lima, Perú, 146 p.
GILRODRÍGUEZW., BABYP. &BALLARD1.F., 2001 paléogégraphique
de la Zone Subandi ne P éruvienne . Comptes Rendus de I'Academie des Sciences Ila, 333:
741-748.
GRADSTEIN F.M., OGG 1.G & 38 otros colaboradores, 2004 - A Geological Timescale 2004,
Cambridge University Press.
HOMEWOOD P., ALLEN P. A. & WILLIAMS G. D., 1986 - Dynamics of the Molasse basin
of westem Switzerl and. In: Foreland Basins , lAS Special Publication Vol. 8 (Ed. by P.
A. Allen and P. Homewood): 199-217.
HORTON B. K. & DECELLES P. G. , 2000 - Modern and ancient fl uvial megafans in the
foreland basin systernof the Central Andes, Southern Bolivi a: implications for drai nage
network evolution of fold-thrust belts. Basin Research , 13:A3-63.
JAILLARD É., MASCLES G. & BENITEZ S., 1997 - Les déforrnatio ns pal éogenes de la zone
davanr-arc équatorienne_en relation avec l' évolution géodynamique. Bull et in de la
Soci ét éGeologiqu e de France, 168: 403-412.
JORDANT. E., J995 - Retroarc foreland and related basins.ln: Tectonics 01sedimentary basins
(Ed. by e. 1. Busby and R. V. Ingersoll), Blackwell Science, London: 331-362.
DINÁMICA DE LA CUENCA DE ANTEPAÍS ORIENTE DESDE EL PALEÓGENO 113
1'.1AROCCO R., VALDEZ PARDO A. & RIVADENEIRA M., 1996 - Sedimentología de las
formaciones de edad eocena y oligocena de la Cuenca Oriente, Convenio ORST01'.1-
Petroproducción, Quiro, Ecuador, 35 p.
MIALL A. D., 1977 - A review of the braided river depositional euvironrnent. Earth Science
Review, 13: 1-62.
1'.1IALL A. D., 1985 - Elernent analysis: a new method of facies analysis applied to fluvial
deposits. Eartli Science Review, 22: 261-308.
1'.1IALL A. D., 1996 - The Geology of fluvial deposits, sedimentary facies, basin analysis and
petroleum geology. Blackwell Science, London, 582 p.
PECORA L., JAILLARD É. & LAPIERRE H., 1999 - Paleogene accretion and dextral
displacement of an oceanic terrane in northern Peru, Compte Rendus de l'Académie des
Scienccs, Paris, l/a, 329 (6): 389-396.
POTTER P. E. & PETTIJOHN F. J., 1963 - Paleocurrents and basin analysis, Springer Verlag,
Berlín, London, New York, 326 p.
RODDAZ M., BABY P., BRUSSET S., HER1'.1OZA W. & DARROZES J.M., in press -
Forebulge dynamics and environmental control in Western Amazonia: the case study of
the arch of Iquitos (Peru), Tectonophvsics (ISAG Special publicatio).
ROSERO M., 1999 - Análisis tectóno-sedirnentaria y interpretación geodinámica de las
secuencias Oligocenas y Neógenas de la Cuenca Oriente Ecuatoriana. Tesis de grado,
Universidad Central del Ecuador, 104 p.
RUIZ G., 2002 - Exhurnation ofthe northern Sub-Andean Zone ofEcudor and its source regions:
a cornbined thermochronological and heavy rninerals approach. Phd, Swiss Federal
Institute of Technology Zurich.
SINCLAIR H. D., 1997 - Tectonostratigraphic model for underfilled peripheral basins: an
Alpine perspective. Geological Society o/ America Bulletin, 109 (3): 324-346.
SCHUMM S. A., MOSLEY 1'.1. P. & W[i\VER W.E., 1987 - Experimental Fluvial
Geomorphology, Wiley Interscience, Ncw Yourk, 4J.J p.
SPIKINGS R., SEWARD D., WINKLER W. & RUIZ G., 2000 - Low temperature
thermochronology of the northern Cordillera Real, Ecuador: tectonic insights for zircon,
and apatite fission tracks analysis, Tectonics, 198 (4): 649-668.
TSCHOPP H. J., 1953 - Oil explorations in the Oriente of Ecuador. American Association of
Petroleum Geologists Bulletin, 37: 2303-2347.
VAIL P.R., AUDEMARD F., BOWMAN S.A., EISNER PN. & PÉREZ-CRUZ c. 1991 - The
stratigraphic signatures of tectonics, eustasy and sedimentology - an overview. In:
Einsele, G., Ricken, W. and Seilacher, A. (eds) "Cycles and Events in Stratigraphy",
Springer- Verlag: 617 -659.
VALDEZ PARDO A., 1997 - Reinterpretación sedimenrológica, estratigráfica de la Formación
Tiyuyacu y su relación con la tectónica del Terciario inferior. Tesis de Grado, Uni versidad
Central del Ecuador.
VAN THOURNOUT F., HERTOGEN J. & QUEVEDO L., 1992 - Allochtonous terranes in
nothwestern Ecuador. Tectonophvsics, 205: 205-221.
VAN WAGONER r.c., MITCHUM R.M., CAMPION K.M. & RAHMANIAN -_V.D., 1990-
Siliciclastic Sequence Stratigraphy in WelJ Logs, Cores, and Outcrops: Concepts for
High-Resolution Correlation ofTime and Facies. MPC Methods Exploration Series, 7.
ZAMBRANO 1.,ORDOÑEZ M. & JIMÉNEZ N., ¡ 996 - Microplaeontología de 63 muestras de
afloramientos de la Cuenca Oriental Ecuatoriana, Labogeo, Petroproducción, distrito de
Guayaquil, Guayaquil, Ecuador, 45 p.
CUANTIFICACIÓN DE LAS EROSIONES TERCIARIA
Y PLIO-CUATERNARIA EN LA PARTE SUR DE LA
CUENCA ORIENTE
José Da vid B URGOS (1), Po/ rice BABY ti . 1" 1,
Frédéri c CHRISTOPHOUL ( 1) ,
Jean- Claude SO ULA ( / J, Phi lippe R OCHAT (3)
Resumen
Los sistemas de cuencas de ante-país son zonas de tránsito donde los sedimentos
provenientes de jaerosió nde lascadenas montañosas son primero acumulados. luego transferi dos
progresivamente hacia los océanos. La Cuenca Oriente que se sitúa sobre el borde oriental de los
Andes ecuatorianos, constituye un buen ejemplo de cuenca de ante-país, donde los procesos de
transferencia de sedimentos son relativame nte rápidos. La evolución geodin árnica de la Cuenca
Oriente es bien conocida, sin embargo no existen análisis cuantitativos de los procesos de la
erosi ón del Eoceno medio y del findel Neógeno y Cuaternari o. Este artículo presenta las primeras
cuanti ficaciones de dichos procesos. Los cálculos son realizados a partir de indicadores térmicos
y marcadore s de enterramiento sedimentario tales como la reflectancia de vitrinita y trazas de
fisión de apatitas. Ellos han permit ido la calibraciónde modelizaciones si mulando lasubsidencia
y erosión de la cuenca desde el Eoceno, a lo largo de un corte regional que pasa sobre su parte
sur. En el Eoceno medio, la erosión (entre 0,6 mm/a - I mm/a) decrece hacia el este. y está ligada
a unperíodo con poca deformación y rebote isóstatico (descarga orogénica). Al final del Neógeno
y en el Cuaternario, en el oeste de la Cuenca Oriente la erosión es intensa (0,8 mm/a). producto
del emplazamiento y deformación de la Zona Subandina, mientras que en la parte central de la
cuenca, la erosión es nula y por el cont rario muestra subsidencia (zona def oredeep). Al este de
la Cuenca, la erosión reciente es estimada en 0, 16 mm/a y se explicaría por el levantamiento del
forebulge del sistema de ante-país.
lI
J
LMTG, IRD/CNRSIUPS, 38me des 36 ponts, 31400 Toulouse, France (burgos@lmtg.obs-
miz.Ir. christop@lmtg.obs-mip.fr; jcsoula@lmtg obs-mip.fr).
(2) Convenio PETROPRODUCCIÓN-IRD, P. O. Box, 17 12 857, Quito, Ecuador.
r Dirección actual: IRD Perú, Casilla 18-1209, Lima 18-Perú (Patrice.Baby@ird.fr»).
(J) TOTAL CoJombie, BP730, 92007 Nanterre (R.hiJ.i.Jme.rochat@hocol.com.co).
116 José BURGOS, Patrice BABY, Frédéric CHR1STOPHOUL, Jean-C/aude SOULA, Philippe ROCHAT
Palabras claves: Ecuador, cue nca de an te- país, termocronologia, modeli zación, tectónica,
sedimentació n, erosión.
INTRODUCCIÓN Y PROBLEMÁTICA
Desde el fin del Mioceno, la Cuenca Ori ente es tá sometida en gran part e a
procesos de levantamiento y er osión . Igual tipo de procesos se ha regi str ado en el
Eoc eno medio como muest ra el estudio de los sedimentos continentales de la Formación
Tiyuyacu (Christophoul e t al., 2002) .
En este estudio, trataremos de cuantificar por primer a vez los espesores de
sedi me ntos eros ionados durante es tos dos períod os, a pa rtir de indicadores de
paleotemp eraturas como la reflect ancia de vitri nita y las trazas de fisión de apatit a que
han registrado la hist ori a de enterramient o sedime ntario de la Cuenca Ori ente. Los
valores de sedimentos erosionados han sido reconstituidos model izando la hist oria de
subsidencia de la cuenca (programa Genex) calibrada a part ir de los indicadores de
paleotemperaturas. Los valor es obtenidos ser án di scutidos y pue stos en su contexto
geodi námico.
1. METODOLOGÍA
1. 1. Indicadores de paleotemperaturas
Los indic adores térmicos de baja osemi-baja temperatura presentan car act erí sti cas
físicas o qu ími cas que regist ran la hi stor ia térmica de la c uenca, y as í el hundimi ento y/
o erosión de la misma (Shi et al. , 2000) .
En este estudio, utilizamos la reflectancia de vitri nita (Ro) y el análisis de trazas
de fisión de apatita (AFTA), que son consideradas como las herramientas más adec uada s
para este tipo de trab aj o.
La vitrinita es un ge l (macerado) derivado de las plantas superiores ligníticas
luego de su descomposición química y gelificaci ón. Co n el incremento de madurez de
la vitrinita, su composic ión qu ími ca , estructura y carac terís ticas ópticas sufren ca mbios .
La reflect ancia de vitri nita est á ligada a la acción de la temper atura y del tiempo y es
irreversible (Peters & Cassa, 1994; Shi e t al ., 2000). És ta regi stra la hi st or ia del
ente rramiento sedime ntario.
Una traza de fisión de apatita (AFT) - la apatita es un mineral que se enc uentra
en la mayoría de depósit os arenosos)- es la zona di sturbada en la estru ctura del cri stal
de apatita, causada por la fisión generada por la descomposición radioacti va (Bray et al. ,
1992; Shi et al., 2000). Una traza fresca es una zona cilíndrica que termina po r dos
extr emos cónicos. Cua ndo hay un aumento del enterramiento sedimentari o y por ende
de la temperatura, las trazas se ade lgazan y se retraen , de sapareciendo a partir de 110 oc.
Este fenómeno es conoci do como "track anneal ing", Si la temperatura di sminuye como
consecuenc ia de una disminuci ón de la profund idad de enterramiento (por ejemplo
du rant e una erosión), nuevas trazas se forman durant e el nuevo paso por la isot erma
CUENCA ORIENTE: EROSIONES TERCIARIA Y PLIO-CUATERNARIA 117
110 °C. Cuando las trazas fresc as se conservan, est as pueden ser datadas. Este es un
método cuantitativo que permite estimar paleotemperaturas y espesores de sedimentos
eros ionados , así como las velocidades de erosión cu ando la edad de la traza de fisi ón es
inferi or a la edad estr ati gráfica.
1. 2. Modelización Genex
Para reali zar las model izaciones de los ind icadores de paleotemperaturas, se
utilizó el programa Genex Single Well ver sión 2. 2. (l FP, BEICIP-FRANL AB, 1995)
que es un programa de si mulación matemát ica que permite modelizar la madurez de las
rocas madre s. Este programa reproduce la historia térmica, subs idencia y erosión de las
cuencas sedimentarias. Lue go de cal ibrar la tennicid ad, la model ización se hace por el
método de ensayos y errores, entrando varias pos ibilidades de columnas sed imentarias,
donde se hac e variar los espesores de sedime ntos erosionados.
1. 3. Datos
Los dat os han sido obte nidos en gra n parte dentro del conve ni o IRD-
Petroproducción y corresponden prin cipalmente a datos de roca madre: valores de
reflectancia de vitri nita (Ro) y tipo de kerógeno. Estos dat os provienen de pozos
petr ol eros y afloramientos .
Las muestr as para la refl ectancia de vitr inita (tab la 1) provien en de la For mac ión
Napo basal te]. Barragán el al., ca pí tulo 1 de este volumen), que es la roca mad re
principal de la Cuenca Oriente (Tschopp, 1953; Ri vadeneira, 1986; Jaill ard, 1997;
Bernal , 1998 ), y corres ponde a lutit as y ca lizas marinas ricas en mate ria orgá nica .
Una muestr a para AFTA ha sido tomada en la Formaci ón Mi sahuallí que aflora
solamente en la Zona Subandina. Esta mue str a provi ene de Patu ca (Cord illera de
Cutucú). La Formac ión Misahuall í co rres ponde a una sec uencia volcano-de trítica
formada por la puesta en sitio de l arco volcán ico del Jurásic o superior (Romeuf el al. ,
1995).
Para est imar las temperaturas del subs uel o y así caracterizar su estado térmico
actual, hemos compilado valores de temperaturas de fond o de pozo (BHTs) , a partir de
los reg istros de más de 100 pozos de la Cuenca Ori ente (Ve r 4. 4. ).
Pozol afloramiento Formación Profundidad (m) Ro
Bobonaza-1 Napo -4108 0.58
Bobonaza-1 Napo -4187 0.58
tsooonaza-1 Napo - 4 J U ~ u.es
Amazonas-1 Napo -2901 0.57
Amazonas-1 Napo -2987 0.58
Amazonas-1 Napo -3022 0.61
Shaime Napo afloramiento 0.59
Ta bla 1 - Datos de reflectancia de vit rinita.
118 .fosé BURGOS. Patria BABY, Frédéric CHRJSTOPHOUL Jean-C1aude SOUL4, Phi¡ippe ROCHAT
Datos de espesores . composiciones litoestratigráficas y porosidades de las
diferentes formaciones sedimentarias estudiadas , fueron tomados de los estudios
geológicos ligados a la exploración petrolera (Reportes Internos de Petroproducción).
2. LOCALIZACIÓN DE LA ZONA DE ESTUDIO
Los datos disponibles no permiten estudiar la Cuenca Oriente en su totalidad por
lo que este estudio será realizado en la parte sur de la cuenca donde los datos de pozos
y afloramientos permiten efectuar un corte regional (c! fig. la y fig. 1b).
En este corte. serán utilizados los datos de reflectancia de vitrinita de dos pozos
de la cuenca de ante-país (Amazonas- l y Bobonoza-1) y de un afloramiento de la Zona
Subandina (Shaime). El único AFTA disponible (Patuca: flanco oeste de la Cordillera
de Cutucú) da importantes indicaciones sobre la erosión. El pozo Bobonaza-l se sitúa
en la parte más profunda de la cuenca, que no parece haber sufrido erosión reciente. El
mismo permitirá efectuar la calibración de los parámetros térmicos.
3. MODELIZACIONES Y CÁLCULOS DE EROSIÓN
3. 1. Calibración de la termicidad
El punto de partida en la reconstrucción de la historia térmica de una cuenca es
el actual, donde se puede medir la termicidad. La medida más utilizada para estimar la
terrnicidad de la corteza es el flujo de calor "Heat Flow" (cantidad de calor que atraviesa
una superficie dada por unidad de tiempo). No obstante, los estudi os de flujo de calor
en cuencas sedimentarias songeneralmente más difíciles y raros que sobre el basamento
cristalino. En efecto. las rocas sedimentarias tienden a tener permeabilidades más altas
y están más expuestas a perturbaciones hidrológicas (Lee & Deming, 1999). En el
presente caso. no poseemos datos de termicidad de alta precisión. Los datos disponibles
son las temperaturas de fondo de pozo (BHTs) tomados de los registros de pozos
petroleros.
Para la calibración utilizamos el pozo Bobonaza-L puesto que está situado en la
zona actualmente más profunda de la Cuenca Oriente. y Ct priori la menos sometida a
erosión.
La calibración del pozo Bobonaza-I, realizada con el programa Genex (lFP,
BEICIP-FRANLAB, 1995), da por resultado un valor de flujo de calor en esta parte de
la Cuenca Oriente de 20 mW/m
2
a nivel del basamento (fig. 2). Este valor es normal en
una cuenca de ante-país (cf BETCIP-FRANLAB, 1995).
3. 2. El AFTA de Patuca
3. 2. l. Modeli zaci ón con AFTsolve
Las edades de las trazas de fisión de apatita y sus longitudes están fuertemente
correlacionadas con la solubilidad de sugrano de apatita "anfitrión" en muestrasque han
experiment ado un tiempo de residencia significativo en temperaturas superiores a
aproximadamente 70 -c (Burtner el al ., 1994).
CUENCAORIENTE: EROSIONES TERCIARIA YPLlO-CUATERNARIA
/
COLOMBIA
)/ / /
y<J
I
/
I
--t
I
"
I
.:
¡
/
/
I I
/
I
/ ORIENTE
SOSONAZA- l
o
/
/
/
/'
/
/'
---
»>
o 50 100
.--
Kilométres
PERU
a
11 9
ZONA SUBANDINA CUENCA DE ANTEPAI S
CORDILLERA DEL CUTUCU
AFLORAM·ENTO
PATUCA SHAlr,l !:
MACtJI,4A· 1 508C NAZA 1
AMAZONAS '
t t
lPf OVKlado \ (pro-,llu,-'lado )

I I
• Ir ,
:',71'
.,
,
< >


TERNARIO
r; ['TIYV'lKU
• CRETACEO TER +INAL..flAl.EOCEr?'J n " llIl
CRETACEO SUP
lI""""'i CReToI.CEO IHolJnl
b

BASMt ENTO
Figura la - Mapa morfo-estructural de la Cuenca Oriente y localización del corte regional,
pozos y afloramientos estudiados.
Figura lb - Sección regional este-oeste mostrando la ubicación de los diferentes POZOS)'
afloramientos utilizados en el estudio.
120 José BURCOS. Pa/rice BABY. Frédéric CHR1STOPHOUL, Jeall-Cfaude SOUiA. Philippe ROCHAT
WELL. SlA1E HEAl FLOW
.. ...
.\ li U l t:X\ [LJ I OH\POIO: I
Jti'll Hamo _ ¡
balmntHft
o , , ,
.
..... . p
.
,
Hnol Fl o... (rnW/m2)
5

I

lJ oplt . (km)
1
111
::=
:::
AIJ' ! aoM"
I
"
I
r
I
ro
I
I

""
,
1
:::
",
JO
l oJo"''' CJ.. ..
I
1'j
\
.Q
Ke ntlC'
¡ :p.",pul#'U)
Cnh brolton I
) . mp " " luru
"
lrnp 0 :51 d P, IIS. Ut 1
o
,
.0 J5 zn 15 ..
••
.,
, n
Opon Sy.l um
...'Io... (lIIfth\ll
l l -Mny- " II 1I
Figura 2 - Flujo de calor en la part e sur de la cuenca Ori ent e, calibrado en el pozo
Bobonaza-I .
El par ámetro utilizado para cuantific ar la solubi lidad es nombrado ''Opar''
(Donelick Analytical, lnc. 2000). Este es el diámetro máximo de la traza de fisión de
apa tita para lelo al eje cristalográfico "C" en la intersección con la superficie pulida de
la apatita.
Las trazas de fisión de los granos de apatita que presen tan pequeños va lores de
Dpar, sufren generalmente un "annealing" rápido. Para un valor de Dpar de 1,50 urn
(una apa tita rica en fl uorina ), las trazas de fis ión generalmente no resis ten una
temperat ura superior a 100 oc. Para un valor de Dpar de 3, 00 urn (una apa tita rica en
cloro ), las trazas de fisió n pueden resis tir hasta más de [SO"C (Donelick ,2000).
En la muest ra de la Formación Mi sahual1 í de Pat uca, aparecen do s poblaciones
de trazas de fisi ón de apati ta: una pob lac ión dominante, con un "annealing" rápi do con
un Dpar de 1,67 urn , y una poblaci ón con "annealing" lento para un Dpar de 3,03 urn.
Hemos modelizado las dos poblaciones con el programa AFTsol ve (Donelick Analytical,
l nc. Versión l. 2., 2000) considerando las limi tantes geológicas como [a temperatura
actual de superficie y la evolución geodinámica sup uesta de la cuenca. El modelo ha
podido así ser afinado, j ugando sobre estos parámetros.
Las trazas de fisión más jóve nes de Dpar = 1,67 u m son est imadas a 33 ,9 ±2,9
Ma para una longitud de traza de [4,3 ± 1,0 ¡..lID. En esta población, la edad de la traza
de fisión má s anciana ha podido ser mode liz ada has ta hace 46 Ma (fi g. 3). Esta edad
representaría el inicio de un período de enfriamiento (timing of cooling) do nde la
mue stra de Patuca remontó a la iso ter ma de 110 oc.
CUENCA ORIENTE: EROSIONES TERCIARIA Y PLIO-CUATERNARIA 121
Clear modcl and data
8 12 16 20
urn Statistics I
Trad, length distribution
0.!1 Ag E. 33 4 Me. TL 'J 5. 1g um
0.4
0.0 ,-__
O
0.1
0.:1
frq
0.2
O
"la
120 BO
Time-temperature history
o
40
80
160
20°200 160
120
'C
11 9: 1
1, Ud l
2
, 12d9
114
18S
Tltle: IMisahualli Patuca 4/00
Modol Sl allsllca 13
Measured Data
Track lengths:
C:\..IDATAIL2791A. ModalTI. :pr-,¡ /:' 1
Graln ages: L,,,r,, IL Ipm) 143: 1.L
C:UDATAIA279 lAModelAqe (Mo) J3 4
Dete PoolodI-.go ( ]39, 2 "
Clda" (Me) 40 U
F S Test OCS
Model Kinetics
Dpar Dpar

4

V'
EJ
'J
CJ
V' :1

(, CJ
Figura 3 - Mod eli za ción en AFTsolv e de las poblaciones de trazas de fisión en las
apatitas de Patuca, La línea cont inua mu estra el " ca mino" de evolución de la
temperatura en función del tiempo.
La población de trazas de fisi ón de Dpar:::: 3,03 um, que solo puede ser anu lada
a part ir de 150 "C, da una ed ad de trazas de fisi ón más ant igua ( 174 ± 48 Ma) para una
longitud de traza de 12.0 ± 1,6 urn . Representa la eda d es tra tigráf ica de la Formaci ón
Misahu all í (mues tra de Patuca), que ha sido es tudiada en esta región por Romeuf el al .
( 1995).
3. 2. 2. Modeli zación CI:.Nl:.X
No hay ev ide ncias de gr andes variac iones del flujo de ca lor ligados a una
variación del es peso r (adelgazamiento) de la corteza en la parte sur de la Cuenca Oriente
desde el Cret ácico superio r, puesto que la mi sma funci ona desde es ta época co mo una
cuenca de ante-paí s (e! Barragán el al. , capítulo l de este volumen ). Además e l arco
rnagrn ático del Jurásico med io (Misahuallí) se emplazó sobre una corteza co nt inental
rel ati vamente normal (Rorneuf el al ., 1995).
Hemos cons iderado entonce s para estas modeli zaci ones un flujo de ca lor
constante de 20 mW/ m? (ef 4. l. ) en la part e infe rior del basamento (co rteza y part e
superior de l mant o) y un es pesor pro medio del basamento de 45 km.
En el caso de Patuca. hemos reconstituido la columna sedimentaria eros ionada
a partir de 46 Ma, que corresponde a la edad de la remontada a la isoterma 110 °C, co rno
lo muest ra la modelización de l AFTA (e! 4. 2. l. ). La isoterma 110 °C es así modelizada
bajo una columna sedimentaria de 4,2 km de es pes or (fig. 4).
122 .losé BURGOS. Palrice BABY. Frédéric CHR1STOPHOUL .Ieall·Gol/dl' SOULA. Philippe ROCHAT
0. 0
0 5
1 0
1
2 O
E
2.5
~
e.
..
3.0 Q
3 5
4 U
4 S
5 .0
O 70 40 60 UD 100 120 140 160 IBO 200
1 mper et ur e ("e)
Figura ..¡ - Reconsti t ución (Gcnex) de la posible columna sedimentar ia en Patuca
antes del enfriamiento.
De acuerdo a los parámetros geológicos regionales, este espesor de sedimentos
erosionados (tomando en cuenta la compa ctación) a part ir de 46 Ma corres ponderían a
una columna sedi mentaria con la probable composición en ese tiempo de 240 m de la
Fm. Hollín, 270 m de la Fm. Napo inferior , 290 m de la Frn. Napo superior, 900 m de
la Fm. Tena y 2500 In de la Formación Tiyuyacu inferior (e! figura 4, capítulo 1de este
volumen para la Estratigrafía de la Cuenca Oriente).
3, 3. Modelizaciones a partir de la vitrinita
3. 3. l . El pozo Bobonaz.a -l
En el pozo Bobonaza-I , ya modelizado para la termicidad (fig. 2), los datos de
reflectancia de vitrinita muestran una buena concord ancia con las curvas obtenidas por
la simulación Genes (fig. 5). Es ta concordanci a indi ca que los sedimentos
correspondientes a la sección muestreada (Fm. Napo) están actualmente en su máxima
profundidad y que entonces, no ha existido erosi ón reciente.
La columna sedimentaria del pozo Bobonaza- l está compuesta por 138 m de la
Fm. Hollín. 243 In de la Fm. Napo inferior , 133 m de la Fm. Napo superior, 341 m de
CUENCA ORIENTE: EROSIONES TERCIARIA Y PLIO-CUATERNARJA
0.0
0.5
\
\,
\
1.0 \
\
\
"
\
1.5
\
'>
2.0
\
\
E
\
~
2.5 ~
\
""
"
,\
O-
"
3.0
. \
Q
\ \
\ \
3.5
. \
\ -,
\ \
\ '
4.0
,\
. ~
4.5
I ~ .
líllrinil" Retlectance (%.
Figura 5 - Mod elización Genex en base a la retl ectancia de vitrinita, pozo Bobonaza-I.
123
la Fm. Tena, 396 m de la Fm. Tiyuyacu infer ior, 91 m de la Formaci ón Tiyuyacu
superi or, 334 m de la Fm. Ort eguaza, 2 811 m de sed iment os ol igocen o superi or a
actuales.
La erosión del Eoceno medi o que tiene una extensión regi onal (Va ldez , 1997;
Baby el al. , 1998; Chr isto phoul el al., 2002) , pero cuyo espesor de sedi me ntos
erosionad os es desconocido, puede ser deducida de esta modelización. En efect o, en
nuestr o modeJo, hemos debido imp oner aproximada me nte una erosión de 600 m de la
Formaci ón Ti yuyacu inferior.
3. 3. 2. El pozo Ania zonas-I
Entrando una erosión del Eoceno medi o co mparable a la del pozo Bobonaza-I ,
la simulac ión (fig. 6) muest ra que la colu mna sedimentaria alcan za su profundidad
máxima y su pico de temperatura durante el Mio -Pli oceno, antes de ser erosionada 800
metros.
La ause ncia de un co noc imiento es tra tigráfico y bioestrat igr áfico preci so dentro
de los sedimentos continentales neógenos de la cuenca de ante-país no permi te conocer
con exactitud el inicio del proceso de eros ión. La columna sedimentaria act ual del pozo
[24 José BURGOS. Fa/rice BABY. Frédéric CHRISTOFHOUL Jeoll-C/ollde SOUL4. Philippe ROCHAT

QO Ql Q2 Q3 Q4 QS Q6 Q7 Q8 Q9 1.0
0 .0
II'¡
\
0.4
\
-xoc
0. 8
1\41
1 2


I .6


:::::=:::
E
2. 0

oC
'C.
"
2. 4 e
2 .8
3. 2
3.6 '\
Vitrinite Reflectante (%)
Figura 6 - Modelización Genex en base a la reflectancia de vitrinita, pozo Amazonas-l.
Amazonas-l está compuesta de 81 m de la Fm. Holl ín, 257 m de la Fm. Napo inferior ,
127 m de la Fm. Napo Superi or, 240 m de la Fm. Tena, 324 m de la Fm. Ti yuyacu
infer ior , 77 m de la Fo rmac ión Ti yuyacu superior , 350 m de la Fm. Orteguaza , I 696 m
de sedimentos de l Oli goce no superior al Mi oceno superior.
3. 3. 3. Shaime
Par a l a mue stra de Shaime (afl ora miento), impusi mos a es ta modeli zaci ón una
er osión de 1000 m en el Eoceno medi o, lo cual corres po nde a un va lor interme diario
entre los result ados de Patuca y de Bobona za-l .
El espesor de la columna sed imentaria er osionada y necesari a para obtener el
valor de Ro de 0,59 para la muestra de la Formaci ón Napo es de m (f ig. 7) . Los
es peso res de las difer ent es formaci one s so n tomados de Jos pozo s cer can os co mo
Bobonaza-I y Ma cuma-l (e! ubic ació n fig. 1).
3. 4. Cálculo de la erosión a partir del gradiente geotermal de la Cuenca
Oriente (caso del AFTA de Patuca)
Este método permite un acer camiento más global par a eval uar la erosión. La
estimaci ón de la cantidad de sec ción removida por levantamiento y eros ión puede ser
J25 CCENCA ORIENTE: EROSIONES TERCIARIA Y PLIO-CUATERNARIA
------- - -
0.0
\
\
0.5
\
\
1. 0
\
\
1.5
\
\
\
2.0
\
\
E
\
\
:!!.
2. 5
,
\
, '.
.J:
\ '
'5.
\\
"
3. 0 Q
, \
\ ,\
3.5 ' . \
\
\\
4. 0
\
1. 5
;-:-:":;
mioc eno Slip

S. O
0 .0 0.1 02 0.3 0 .4 0 .5 0. 6 07 06 0. 9 1 0
1JJ1.inile Reflect. nce (%;
Figura 7 - Reconstitución de la posibl e columna sedimentar ia en Shaime antes de la erosión.
hechaconsiderando unmismo paleogradiente geotermaldentrode lasecciónpreservada
y la sección removi da (Bray el al., 1992; 1998).
Ciertas hipóte sis deben ser planteadas : el paleogradiente geotermal en la sección
preservada es lineal y puede ser extrapolado como una línea recta hacia la temperatura
de la paleosuperficie (mismo gradiente); la temperatura de superf icie se supone
conocida durante la erosión (fig. 8).
La cantidad de secció n removida (Zn) está dada por la ecuación:
Zn = (Ti - Tsp) / (dT/dz)p (J)
Ti : paleoternperatura en la superficie actual,
Tsp: temperatura de la paleosuperficie,
(dT/dz)p: paleogradiente geotermal.
Para calcular el gradiente geotermal actual de la Cuenca Oriente, utilizamos las
temperaturas de fondo de pozo, con las cuales hemos estimado un valor promedio del
mismo al hacer una curva de regresión lineal de los valores de temperatura en función
de la prof undidad (fig. 9). El valor obtenido para el gradiente geoterrnal promedio es de
22 °C/k m. Cabe anotar que no hemos encontrado en publicaciones anteriores un
acercamiento a la estimación del gradiente geotermal de la Cuenca Oriente, utilizando
solamente el valor de gradiente geoterrnal teórico norma l de 30 oC/km.
126 José BURGOS, Patria BABY. Frédéric CHRJSTOPHOUL. Jean-C1audl!SOULA, Philippe ROCHAT
Ts Tsp Ti
Paleo-superficie1
Temperatura (T)
Zn
O
'f'
v ' ~
,>
\
\ P,ml de paleotemperat ura
\
\
\ '
\ / /
Profundidad (z) \ ~ /
It
c1\
\
//
/ //
Perfil de temperatura actual
Figura 8 - Método de estimación de sediment os erosionados a partir de datos de
paleotemper aturas (Bray el al., 1998), donde: Ti: paleot emperatura en la superfici e actual;
Tsp: temperatura de la paleosuperficie; (dT/dz) p: paleogradiente geotermal.
Profundidad (m)
y = O.022x + 24 04
R
2
=0.843
o
o
0.0
20,0
40,0
O'
o
60,0
~
.2
ro
80,0
Q.;
CL
E
~
100.0
120.0
140,0
500 1000 1500 2000
o o
2500 3000 3500 4000 4500
• temperatura de fondo de pozo Pertí l de temperatura
Figura 9 - Estimación del gradiente geotermal pr omedio en la Cuenca Oriente, en base a
temperaturas de fondo de pozo.
CUENCA ORIEI\TE: EROSIONESTERCIA RIA Y PIJO-CUATERNARI A 127
En nuestro caso (AFTA de Patuca) no es posi ble tener un paleogradiente
geotermal a partir de los datos disponibl es. Visto el contexto geodin árnico y geotérmico
de la Cuenca Oriente (e]. 4. l .: 4. 2. 2.), hemos utilizado un gradiente geoterrnal
constante.
Así al reempl azar los valores en la fórmula ( I) queda:
Zn= (1 10- 20)/22 ( 1')
Zn= 4, 1 km
Este resultado es comparab le al obtenido con la modelización con GENEX, en
base al flujo de calor.
4. DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES
Los resultados obtenidos en las modelizaciones son reportados sobre la figura 10,
que permiti rá comprender mejor la posición estructural y el contexto geodin ámico.
4. 1. AFTA de Patuca
Los datos de AFTA indican que el enfriamiento corresponde a un evento de
exhumación que comienza hacia ~ 46 Ma sobre el flanco oeste de la Cordiller a de
Cutucú. Este event o indica que el espesor máxi mo de sedi mentos en esta parte de la
cuenca fue alcanzado en el Eoceno inferi or, durante la sedimentación de la Formación
Ti yuyacu inferi or. La modelización GENEX (fig. 4) muestra que harí an falta
aproximadamente 4 200 m de sedi mentos para alcanzar 110 °C.
En este sit io, el valor estimado de sedimentos erosionados da una tasa de erosión
de 90 m/Ma relativamente baja sobre los últimos 46 Ma. Pero este proceso de erosión
se reparte siguiendo dos perí odos principales, que son el Eoceno medio -Oli goceno
tempr ano y el fin del '<e ógeno y Cuaternario (Spikings el al., 2000; Christophoul el al..
2002) . Los datos de Al-TA parecen mostrar que el enfriamiento de la muestra de Patuca
se hace de manera continua, y entonces no ha habido un nuevo enterr amiento entre los
dos períodos de erosión.
La erosión del Eoceno medio que comienza hace 46 Ma es debida a un fenómeno
de orogenic unloading (descarga orog énica), debi do a un reaj uste isost ático, como lo
muestra n Christophoul el uf . (2002) aplicando el concept o de Estratigrafía Recíproca
(Catuneanu el al., 1997) a la Cuenca Oriente. La erosión del fin del Neógeno y del
Cuaternario es debida al emplazamie nto y deformación de la Zona Subandina.
4. 2. Ro de Shaime
La presencia de sedimentos neógenos sobre el flanco oriental de la Serranía de
Shaime muestra que hubo depositaci ón ent re los períodos de erosión del Eoceno medio
y del fin del Neógeno. Los datos geodinámicos impuestos a la modelización GENEX
son así diferentes a los de Patuca.
Si la erosión del Eoceno medio es de 1000 m- valor impuesto a nuestro modelo
según el estudio regional- ola erosión debida al levantamiento de la Zona Subandina
128 José BURGOS. Palrice BABY. FrédéricCHRJSTOPHOUL, Jean-Claude SOUlA, Philippe ROCHAT
WEDGE TOP
FOREDEEP FOREBULGE
< » < » < »
O.Smrfl.la oHt"n,
p lloQ
AFLORAf.4It;NTO AFlORAl.AtENTO
PAlUC;A SHAlME
r.1ACl.il,lA· t eoecNt..l:... , AAII":'O S I
• •
<Pm.,"Ctado)

. I I
i> ,
1:
""'
,
,
CI 09 tMV. er1Jl5frmao1ot 1 mrnI.. de ."'.1On da!
< >
l ona sin da tos
• P<l11lt del Eoc_no C Of:flIOIT'l8'tlll l
00...,., d. _rU'II(¡n ' 11 (1 Ir. nl" de M(Yo.,ón \1001
..-.
Eoc.no ,.-J,o Eot""l n
¡::: NEOGENO.cUATERNARlQ
f-- EOCSNO l flo,u ,'ltClI"up
1-- EOCEr-.0 jl'Y\f'II JlCu,, ',
_ CRETACEO TERMlNAl -PALEOCENO (1"'11" '-)
CRETACEO (NotDOJ
H CRETACEO MEOtO-SvP iHUPlnl

BASAMENTO
Figura 10 - Corte regional mostrando los valores de erosión calculados y las zonas del
sistema
a partir del fin del Neógeno. calculada a partir del dato de Ro, es de aproximadamente
4 km (e! fig. 7), Estimando que esta erosión comenzó hace 5 Ma, se obtiene una tasa
de erosión por levantamiento de 0,8 mm/a comparable a la calculada por Poulenard el
al. (1999) en la Cordillera Oriental del sur del Ecuador para el mismo período. Así la
Zona Subandina corresponde a la zona de Wedge top (DeCelles &: Giles, 1996).
4. 3. Ro de Bobonaza-l
Al centro de nuestro corte regional , a la altura del pozo Bobonaza-l , la
modelización de los datos de Ro (ef fig. 5) muestra que no hay erosión al fin del
Neógeno. La sedimentación ha sido continua luego de la discordancia regional del
Eoceno medio (fig. 11 ). Esta parte de la cuenca de ante-país corresponde a la zona de
foredeep (DeCelles Se Giles, 1996), la más profunda y subsidente de la Cuenca Oriente,
donde son acumul adas importantes cantidades de sedimentos. Hacia el sur, la Cuenca
Marañón de la Amazonía peruana constituye la continuación de esta zona de f oredeep
(Roddaz et al., en prensa). mientras que hacia el norte la Cuenca Oriente está sometida
a un proceso de levantamiento y erosión, funcionando como una zona de by-pass (Baby
el al., 1999).
Este levantami ento de la parte norte de la Cuenca Oriente puede ser interpretado
como la consecuencia de la subducción del ridge de Carnegie en posici ón de j7al-sl ab
(Gutscher el al ., 1999 ).
La tasa de erosión del Eoceno medio, calibrada sobre la Ro, es de 600 miMa (0,6
mm/a). Esta es menos importante que en la Zona Subandina, lo que confirmaría la
hipótesis del proceso de orogenic unloading cuyos efectos deben decrecer hacia el este.
CUENCA ORIENTE: EROS[ONESTERCIAR[Ay PLlO-CUATERNARIA l29
4. 4. Ro de Amazonas-I
A partir de los datos de madurez de la roca madre (Ro), la erosión reciente
estimada en la parte este del corte regional es de 800 m.
La tasa de erosión calculada (fig. 12), considerando que el levantamiento y la
erosión comienza n hace 5 millones de años, es de 160 m/Ma (0,16 mm/a), y entonces
considerablemente más débi l que en la Zona Subandina. El levantamiento de la parte
este (cerca del escudo) de la Cuenca Orient e, al nivel del pozo Amazonas-l , puede ser
interpretado como la expresión de la parte proximal al foredeep de un forebuLge
(DeCelles & Giles, 1996), en curso de formación.
Hacia el sur, la continuación de este fo rebulge podría corresponder al Arco de
Iquitos en la Amazonía peruana (Roddaz el 01., en prensa).
Agradecimientos
Este trabajo ha sido realizado dentro del masterado en Ciencias de la Tierra y
Medio Ambiente del primer autor, el mismo que fue auspiciado por el Ministerio de
Relaciones Exteriores de Francia mediante su Embajada en Ecuador, el IRD, INSU
99PNES9 tTe ctonique, érosion el sédimentation dans l e bas sin de l 'Amazone : du Mio-
Pliocéne aI 'Actuel ] .
Referencias citadas
BABY P., BERNAL e, CHRISTOPHOUL F. & VALDEZ A., 1998 - Modelo estructural y
ciclos tectono- sedi ment arios de la cuenca Oriente. Informe intern o, Convenio
Petroproducción-ORSTOM, 77 p.
BABY P., RIVADENEIRA M., CHRISTOPHOUL F. & BARRAGÁN R., 1999 - Style and
timing of deformatio n in the Oriente of Ecuador. 4
1h
I SAG, Gotti ngen, extended abstract
volume: 68-72.
BEICIP-FRANLAB, 1995 - Genex, Single Well. Users Guide.
BERNAL e. 1998 - Modelo teórico de Generació n y Migración de hidrocarburos de la
Formación Napo en [a Cuenca Oriental del Ecuador. Tesis de grado, Escuela Poiitécnica
Nacional, Quito, 99 p.
BRAYR., GREEN P. & DUDDY L. 1992 - Therrnal history reconstruction using apatite fission
track analysis and vitrinite reflectance: a case study from the UK East Midlands and
Southern North Sea . Geological Society, London, special publ ications , 67: 3-25.
BRAY R., DUDDY 1. & GREEN P , 1998 - Multiple heating episodes in the Wessex Basin:
implications for geological evolution and hydrocarbon generat ion. Geological Society,
London, special publicarions, 133: 199-213.
BURTNER, R.I., NIGRINI, A. & DONELlCK, R.A.. 1994 - Thermochronology of Lower
cretaceous source rocks in Idaho-Wyoming thrust belt. AAPG Bulletin, 78( 10): 1613-1636.
CATUNEANU O., MIALL A., O. &SWEET A.. 1997 - Reciprocal architect ure of BearpawT-
Rsequences, uppermost Cretaceous, Western Cariada. Sedirnentary Basin 45 (1): 75-94.
CHRISTOPHOUL F., BABY P. & DÁVILA e. 2002 - Stratigraphic responses to a majar
tectonic event in a foreland basin: The Ecuadorian Oriente Basin from Eocene to
Oligocene times. Tectonophysics, 345 ( 1-4): 281-298.
130 JoséBURGOS, Palrice BABY, Frédéric CHRISTOPHOUL Jean-C1aude SOULA, Philippe ROCHAT
DECELLES P. & GILES K., 1996 - Foreland basin systems. Basin Research, 8: 105-123.
DONELICK R. A., 2000 - Misahuall í Patuca 4/00, Aparite-fissi on track data. Donelick
analytical report Number 255.
GUTSCHER M., MALAVIEILLE r., LALLEMA ND S. & COLLOT J., 1999-Tectoni c
segmentation ofthe North Andean margin: impact of the Carnegie Ridge col lision. Earth
and Planetary Sciences Letters: 225-270.
JAILLARD É., 1997 - Síntesi s Estratigráfi ca y Sedimentol ógica del Cretáceo y Paleógeno de la
Cuenca Oriental del Ecuador. Petroproducción-ORSTOM, Quito, 164 p.
LEE Y. & DEMING D., 1999 - Heat flow and therrnal history of the Anadarko Basin and the
western Oklahoma Platform, Tectonophysics, 3 13: 399-4 10.
PETERS K. & CASSA M., 1994 - Applied Source rock Geochemistry. AAPG, 6: 93-1 J6.
POULENARD L, TOULKERIDIS T. & PODWOJEWSKI P., 1999 - Rapid tectoni c uplift as
revealed by pedologic changes: The Oña massif. Southern part of central Ecuador. 4'h
ISAG, Gottingen: 597-599.
RIVADENEfRA M., 1986 - Evaluación Geoguímica de Rocas Madres de la Cuenca Amazónica
Ecuatoriana. Memorias del IVCongreso Ecuatoriano de Geología, Minas y Petróleo, Quito.
RODDAZ M., BABY P., BRUSSET S. & HERMOZA W., en prensa - Foreland basin dynamics
in Amazonia inferred from forebulge evolution : The case study of the Arch of Iquitos
(Perú). Tectonophysics.
ROMEUF N., SOLER P., JAILLARD É., AGUIRRE L., FÉRAUD G. & RUFFET G. , 1995-
Middle Jurassic volcanism in the Northern and Central Andes. Revista Geol ógica de
Chile, Vol. 22, n" 2.
SHI X., WANG J. & LUO X., 2000 - Discussion on the abilities of thermal indicators in
reconstructing thermal history of sedimentary basin. Chinese j ournal of geophysics, Vol.
43, n" 3.
SPIKINGS R., SEWARD D., WINKLER W. & RUIZ G. , 2000 - Low-ternpe rature
thermochron ology of the northern Cordill era Real, Ecuador: tectonic insights for zircon
and apat ite fission track analysis. Tectonics 19 (4) : 649-668.
TSCHOPP, H.J., 1953 - Oil explorations in the Oriente of Ecuador. A. A.P.C. bull., 37: 2303-
2347.
VALDEZA., 1997- Reinterpretaci ónSediment ológica Estrat igráfica de la Formación Tiyuyacu
y su relación con la Tect ónica del Terciario inferior. Tesis de Grado. Universidad Central
del Ecuador. Quito, 132 p.
HIDROCLIMATOLOGÍA DEL ORIENTE
E HIDROSEDIMENTOLOGÍA DE LA CUENCA
DELNAPO
Alai n L ARAQUE ( 11, lean Loup C UYOT (2
1
, Rodrigo POAl BOSA (3 )
Resumen
En Ecuador , la hidroclimatología andina ha sido estudi ada intensamente porel INAMHI
desde la segunda mit ad del siglo pasado. Sin embargo, los estudios hidrológicos en la pl anicie
amazónica , empezaron recient emente con el proyecto HYBAM (convenio INAMHIIIRD), en
una región que constituye la puerta oriental de acceso del Ecuador al resto del continente
sudamericano.
Los regímene s pluviométricos e hidrológicos así como los caudales anuales, present an
una gran variación espacial en relación a los importantes cambios fisiográficos de sus cuencas
(ej.. relieve, clima). Las precipitaciones medias interanuales del orden de 400-900 mm.año" en
la Cordillera Real, aumentan en dirección a la planicie amazónica donde alcanzan los 3 000 mm.
año:' , pero con regímenes más regulares que en los Andes. La variaci ón espacial de Jos
escurrimientos se nota a través de los caudales específicos que varían de 6,6 hasta I 10 í.s' . km'
2 En total son cerca de 150x 10° m' de agua que salen anualmente (promedio de los años 200 l Y
2002) de las principales estaciones hidrológicas de las cue ncas del Aguarico, Napa. Pastaza y
Sant iago. El Napa es el río oriental más caudal oso, seguido por los ríos Santiago y Pastaza , con
2 100, 1400 y 650 m
3
.s·\ respectivamente .
Existen también datos hidrosedimentológicos de los Andesdesde el año 1970, provenient es
del INECEL y del INAMHI. Pero en la planicie amazónica, las primeras mediciones empezaro n
en el año 2001 conel mismo proyecto HYBAM. Los primeros resultados nos permit en considerar
a la cuenca del Napa como la mayor cuenca fluvial amazónica ecuatoriana, con una exportación
anual de 63x10
9
m) de flujo hídrico y 24x 10
3
toneladas de flujo sólido. Casi la mitad de este flujo
( 1) HYBAM (UR154 LMTG), lRD - BP 64 501 - 34 394 Montpellier Cedex OS, France
(alain.laraQue@mpl.ird.fr )
,2' HYBAM(UR154 LMTG), IRD,Casilla 18 1209- Lima 18, Perú Ü-!.Q!!.I2@a mauta.rcp.net.pe)
0 1INAMHI - Quito. lñaquito700 y Corea, Ecuador (rpombosa@inamhi.gov.ec)
132 A/ain LARA QUE, l ean Loup GUYOr, Rodrigo POMBOSA
sólidoproviene dela remoci óndelossedimentos fluviales finossituadosenlas primeras llanuras
del piede monte. Enestesector, el gradientehidrol ógicodel ríoNapa es relativamente alto(35
cm.km' ), superioren más de lOveces aaquellosde laplanicieamazónicacentral, loque implica
una vel ocidad y una fuerza suficiente para erosionar su propio cauce y mantener un Curso
relativamenterectilíneo.
Palabras claves : Ecuador, Nap a, cuenc a amazónica. cli niatoí ogta, hi drolog ia,
hidro sedi mento/ ógia.
INTRODUCCIÓN
La cuenca amazónica ecuatoriana, conocida como "Or iente", tiene un área de
135 600 km", y corresponde a la mitad orient al de la superf iciedel Ecuador (fig. 1). Está
constituida por la vertiente oriental de los Andes y hacia el este por la planicie amazónica
cubierta de selva húmeda. Esta área representa solamente el 2%de la superficie total de
la cuenca amazónica.
El desarrollo socioeconómico del Orient e se relaciona directament e con la
integración fluvial, lo que implica la importancia del conocimiento de sus regímenes
hidrol ógicos. Algunos de sus ríos podrí an ser aprovechados para el intercambio
económico con el Perú y posteriormente con el Brasil; es el caso de los ríos Putumayo,
Aguarico, Napo, Morona y Santi ago. Existen ya varios proyectos de integración fluvial
para ligar los océanos Pacifico y Atlántico (Georgescu, 1993).
El proyecto internacional HYBAM (Hidrogeodinámica de lacuenca amazónica),
llevado a cabo por Brasil, Bolivia, Ecuador, Perú y Francia, tiene como objet ivo el
estudio integrado de los aspectos climat ológicos, hidrológicos, sedimentol ógicos y
geoquímicos de toda la cuenca amazónica, para entender su funcionami ento y su
geodinámica. Coneste propósito fue lanzada, en enero del 200 1, una red de 7 estaciones
de referencia en el Oriente ecuatoriano, con el apoyo del gobierno francés (INSU,
proyecto PNSE) y la colabora cion de Institutos ecuatorianos (INAMHI , INOCAR) con
quienes coopera el IRD.
Este capítulo presenta una síntesis de los conocimientos de los regímenes
hidropluviométricos tomando en cuenta los datos históricos y los primeros datos y
resultados preliminare s obtenidos por HYBAM, los mismos que, finalmente, permiten
analizar yentender los procesos de transferencia sedimentaria enel "Oriente" ecuatoriano.
1. LAS CUENCAS DEL ORIENTE
La Cordillera Andina, de orientación Norte-Sur, divide al Ecuador en dos
regiones. Esta división topográfica entre sus vertientes occidental y oriental fue
denominada "la avenida de los volcanes" por Humboldt ( 1825) en el inicio del siglo
XIX, debido a la presencia de alrededor de cincuenta edificios volcánicos, varios de los
cuales están hoyen act ividad. Esta columna vertebral del Ecuador, cubierta de glaciares
en sus cumbres, varía en altitud entre 4000 Y6300 metros, y forma el límite natural de
división de los escurrimientos.
HIDROCLlMATOLOGÍADEL ORIENTE
En ..
Fig. 1 - Red hidrográfica del Oriente Ecuatoriano y su situación dentro de la cuenca
amazónica. Línea roja de la ligo lb: límite occidental de la cuenca amazónica.
133
La vegetación cambia muy rápidamente en función de la altura, pasand o de un
estado de "puna" encima de los 3 000 m de altura, hasta una vegetación ecuatori al den sa
que co ntinúa hacia las partes bajas muy húmedas. Esta cobertura vegetal co rres pondía
en 1976 al 82% (UNESCO, 1980) de la totalidad de la cuenca oriental ecuat ori ana, la
cual se localiz a entre las latitudes N 0°20' YS 4°30', Ylas longitudes W 78° y W 75°.
El fl anco Es te de la Cordillera Oriental ecuatoriana (o Cordillera Real ) tiene un
fuerte relieve que desciende de entre 6 000 y 4 000 m hasta 500 m, en solamente 100
134 Alain L4.RAQUE, l ean Loup GUYOT. Rodrigo POMBOSA
kilómetros. Gran parte de las pendientes corresponden a las faldas de los volcanes y
están compuestas de rocas eruptivas bajo la forma de colada de lava, brechas,
conglomerados, Iaharcs y capas de cenizas volcánicas, entre otros. En el "piedemonte"
aparecen formaciones aluviales cuaternarias, areniscas y calizas de edad paleozoica a
mesozoica (ver Bes de Berc et al., capu.ilo 1de este libro). La Cordillera Oriental tiene
una actividad volcánica y sísmica intensa que se traduce a menudo en erupciones de
nubes de ceniza seguidas de lahares y por derru mbes muy destructi vos y frecuentes.
Estos eventos están amplificados por las pendientes fuertes, la falta de consistencia de
los suelos, la existencia de numerosas fallas y además por las inte.isas lluvias. Lstas
características favorecenlaerosiónyel enriquecimientoenMES(MaterialEnSuspensión)
de los escurrimientos. Este MES es transportado por los ríos, hasta la: grandes Jlanuras
amazónicas.
La red de drenaje oriental tiene su orientación hacia el Este, perpendicularmente
a la Cordillera Oriental. De Norte a Sur. los principales ríos que salen del Ecuador hacia
el Este son: San Miguel, Aguarico, Napa. Curara)'. Tigre, Corrientes. Pastaza, Morena,
Santiago y Chinchipe (ver tab. 1 y fig. 2). El río San Miguel marca la frontera con
Colombia al Nor-este y pertenece a la cuenca del río Puturnayo. Este proviene de
Colombia. atravesando el límite fronterizero, y loma el nombre de río 19a en el Brasil
antes de desembocar en el río Marañan/Amazonas. El río Aguarico marca. en la ú[tima
parte de su curso, el límite con Perú en la extremidad Noreste del Ecuador. antes de
desembocar en la orilla izquierda del río Napa. Finalmente, en el Perú. el río Curaray
se une con la orilla derecha del Napa, y el río Corrientes con el río Tigre también por
su ori lla derecha. Los demás ríos llegan directame nte a la orilla izquierda del eje
principal Marañón!Amazonas.
En el Ecuador, las tres grandes cuencas hidrográficas orientales son en orden
decreciente: la del ~ . : apo (31 400 krrr'), la del Santiago (26 300 km") y la del Pastaza
(21 : 00 km").La primera mit adde lasuperficie oriental pertenece al sector "andino" con
relieve superior a 500 m. Mientr as que la segunda mitad forma parte del dominio de las
Códigos Cuencas Superficie Tota l Superficie Andes % (Andes)
de la fig . 2 (del Norte al Sur) (km2) su .> 500 m en km2
a y a' Putuma ya y San Miguel 7 130 1400 19,6
b Aguarica - A.J. Napa 13890 4 480 32,3
e Napa - A.J. Aguarico 31 410 14 020 44,6
d Curaray - Front era 16700 510 3,1
e Pintoyacu 7 100 2 0,0
f Corrientes 2020 90 4,5
g Pastaza - Front era 21 140 14 630 69,2
H Morona - Frontera 6720 2 720 40,5
I Santiago - Frontera 26340 26090 99, 1
J Chinchipe - Front era 3 140 3140 100,0
Total Oriente Ecuador 135590 67082 49,S
A.J: Antes de la Junta .. D.J. : Después de la Junta
Tabla 1 - Las cuencas hidrográficas ori entales del Ecuador y su relieve.
HIDROCLlMATOLOGíA DEL ORIEI\TE 135
1
I
(
)
y
t J
-
\
Fig. 2 - Localización de las estaciones pluviométricas estudiadas. Nota: los códigos
corresponden a las estaciones presentadas en la tabla 2. Del norte al sur: cuencas del Napo,
Pastaza, Santiago.
llanuras amazónicas, marcado por una ause ncia de reli eve y una densa cobert ura fluvi al .
La tabla I presenta la repartición del relieve en esta red de drenaje . En la parte
ecu ato rian a, tres cuencas (Cura ray, Ti gre, Corrientes) son de caracterís ticas totalmente
"amazóni cas" , en cuanto que dos otras (Santiago y Chinchipe) son completamente
"andinas". Las demás tien en en su con stitución una porción mont añosa que varía entre
20 y 70 %.
2. DATOS Y METODOLOGÍA
2. 1. Origen de los datos
La red hidrográfica presentada en las figuras 1, 2 Y6, proviene de la di git alizaci ón
de un mosaico de imágenes satelitales JERS- 1, con una densidad de ce rca de 0,15
krn.krn-". La metodología utilizada fue descrita por Mull er et al. ( 1999). Los límites y
las superficies de las subcuencas fuer on obtenidos por extra cci ón semi -automática a
partir del MNT GTOP030 (di sponible en la USGS) con la met odol ogí a de scrita por
Muller el al. (2000) .
136 Alain [.A RAQUí:, Jean Loup GUYOT, Rodrigo I' OMBOS:\
La red hidrocl imatoJógica del lNAMHI cubre todo el país, sin embargo, la red
hidrolóuicu es poco densa en la planicie amazónica, Para completar este dispositivo y
poder estudia r el funcionamiento hidrológico e hidrosedimentológico de estos ríos en
su parte naja, el proyecto HYBAM instaló a finales del 2000li nicios del 200 1, una red
de 7 estaciones de referencia localizadas entre el picdcrnontc y la planicie amazónica,
Estas estucion s fueron elegidas por su situación geográfica. la misma que permite
controlar ecosistemas homogéneos (dominio andino controlado por la estación de DJ.
Iloculín sobre el río Jatunyacu) /0 cerrar subcucncns (ej.. del alto Napa en Franc isco
de Orellana, lit:1 río Coca en San Sebastián) y finalmente. controlar la mayor parte
posible de las cuencas hidrográficas or ientales del Ecuador. Las tablas 2 y 3 presentan
las estaciones climátol ógicat e hidrol ógicas consideradas en este trabajo, En las dos
est aciones más importantes del río Napo (Francisco De Orcllana y Nuevo Rocafuerte ),
ya existían datos limnirnétricos desde 1983, recosi dos diariamente por el l NOCAR.
2. 2. Metodología
Las estaciones hidrológicas dell NAMHl ya estaban calibradas medi ante el uso
del molinete y cuentanconobservadores quienes Icen las reglas limnim étricas dos veces
por día. Para las estaci ones de HYBAM. se utilizó el . DCP (Acoustic Doppler Curreut
Profil er) que funciona con el efecto oppler (RDI. 1996). Este proyecto. aún reciente.
explica que para algunas estaciones (San Sebasti án. Puerto Santiago. Nueva Laja ,
Puente la Uniónl. las curvas de gasto están toduvía incompletas y permiten solamente
tener unu idea de la magnitud de los fl ujos que transitan por ellas. Los protocolos
Códigos Estación Cuenca Al ti t ud Per iodo Temp, Pre ci p, anual RPm
de la .g :.! (m) (' C ) (mm)
1 Papallacta Napo 3 150 1 9·1994 9,7 1 529 2,8
2 Baeza Napo 1 960 19/ 4- 993 16,5 2348 2,3
3 Reven tador Napo 1 145 1974-1993 6 172 1,4
<1 Arcrueona Napo 630 1965·1994 4 230 1,9
5 t.oreto Napo 420 1964-1985 1 865 2,9
6 El Coca Napo 290 1966· 1985 25,3 3066 2,1
7 Tiputíru Napo 2 19 1954 -1988 25,5 2 582 2,5
8 Nuevo Roca fuen e Napa 205 1976-1999 25,2 2 8411 2,4
9 Pisayambo-Tatataq Pa laza 3 580 1966- 1986 7,2 1 287 2,2
10 Guarno te Pastaza '¡ 020 1964-1994 13,6 452 4,6
11 Riobamba Aeropuert o Pastaza 2 760 1934-1999 13,6 434 4,0
12 Ambato - Granj Pastaza 2680 1905-1999 13,8 483 2,7
13 Ba ños Pastaza 1846 1917 -1990 17.0 1 3 3.3
14 Past a Aeropuerto Pastaza 1 038 1944-198 5 20,6 4958 1,6
15 Puyo Pastaza 960 1960· 1999 20,8 4 462 ,5
16 Cocnabarnba-Ouinqeo Santiago 2 760 1975-1993 740 4,3
17 Pindil ig Santiago 2 700 196:)-1990 11 31 2.7
18 Cuenca Aeropuerto Santiago 2516 1930-1999 15,0 803 4,1
19 La Argelia - Laj a Sanuaqo 2 160 1930·1999 15,8 848 2.8
20 Ur ano O,J. v olc án Santiago 1 300 1982-1990 2747 1,9
21 Mendaz Santiago 665 1935· 1994 2 160 2,1
22 Yaup: Santiago 380 1982-1988 3604 1,6
Tahla 2 - Dat os climáticos de las estacio nes cllmatol égicas estudiadas .
• : cuociente de los extremos de los prome dios mensuales intcranuales de lluvias.
HIDROCLIMATOLOGÍA DEL OR1ENTE 137
Caudal
Medio Caudal
Cód. Rio Estacíon Cuenca Superficie Altitud Periodo obs. anual especifico Escurrimiento RPm
ver fig.6 km2 m3.s-1
1 Aguarico Nueva Laja Aguarico 4350 320 2001-2002 525 120.8 3808 2.7
2 Quijos O.J. Oyacachr Napo 2540 1490 1965-1981 200 78,7 2481 2.2
3 Jatunyacu O.J. llocullín Napo 3090 570 1967-2002 330 106.8 3368 1.8
4 Coca San Sebastian Napo 5270 285 2001-2002 305 57,8 1822 1.6
5 Napo Fr. de Orellana Napo 12800 262 1987-2002 1075 83,9 2647 1.6
6 Napo Rocafuerte Napo 26860 189 1987-2002 2110 78.6 2477 1,8
7 Culuchi AJ. Yanayacu Paslaza 1970 2592 1964-1996 13 6.6 209 1,6
8 Pastaza Baños Pastaza 7865 1 729 1964-1997 100 12,7 401 2,4
9 Pastaza Puente la Unión Pastaza 12600 663 2002 640 50.8 1602 2.9
10 Paute O.J. Palmira Santiago 5015 1 910 1964-1998 115 22,9 723 3.1
11 Upano O.J. Tutamangoza Santiago 3420 550 1978-1992 295 86,3 2720 2.3
12 Zamora A.J. Bomboiza Santiago 8240 800 1975-1997 655 79,5 2507 1.5
13 Santla.90___Santiago Santiago 24 660 320 2001-2002 1425 57.8 1 ¡¡?2__
AJ. Anles de la Junta . DJ Después de la Junio
Tabla 3 - Presentación de las estaciones hidrológicas estudiadas.
.
: cuociente de los extremos de los promedios mensuales interanuales de caudales.
utilizados para el manejo de los flujos hídricos y sólidos son detallados por Laraque et
al. (2003). Para resumir, se puede señalar que diariamente en cada una de estas
estaciones, un observador registra los niveles y mide la turbiedad del agua, y cada diez
días, realiza un muestreo para determinación de concentración de MES mediante
filtración (con filtros de acetato de celulosa de 0,45 mm). Finalmente, los caudales y las
concentraciones de los elementos en suspensión, así como disueltos, permiten calcular
respectivamente, los flujos sólidos y disueltos, para estimar las tasas de erosión,
transporte y sedimentación.
3. CLIMA
La región oriental se divide en dos subregiones: "Cuenca Alta o Sub-andina" y
"Cuenca Baja o Llanura Amazónica", con variaciones climáticas importantes. Un
primer cálculo establecido por el método de Thiessen, con los datos de 1as 159
estaciones climatológicas del INAMHI, indica una precipitación media interanual de
2800 mm.
El análisis de los datos de una selección de 22 estaciones climatológicas del
INAMHI (tab. 2) repartidas tanto a lo largo de la Cordillera Oriental, como en la parte
amazónica de las tres principales cuencas orientales (fig. 2), ilustra las variaciones
espaciales de los regímenes climáticos, tanto en su distribución estacional como en su
magnitud. Estos aspectos son evidentemente visibles por la oposición de los pluviogramas
promedios mensuales de algunas de sus estaciones. La figura 3a muestra este hecho,
para dos estaciones situadas entre 3 000 Y3 600 m de altura en la cuenca alta del Pastaza.
Efectivamente, se puede constatar que el período húmedo de la estación Pisayambo-
Talatag situada al norte de la cuenca, se presenta simultáneamente al período seco de la
de Guamote, situada más al sur, que además tiene una precipitación media anual tres
veces inferior a la primera.
138 Alain LARAQUE. l ean Loup GUYOT. Rodrigo POMBOSA
3b) Cuenca del Napo
.,,, r - ~ ~ - - - - - - - - - - -
0. ,
'.,
Lú,et o , 5 ' . ' , ' . -
AÑOS 1965 - 1989
3c) Cuenca del Santia go
.'

...
1Ii O
1·10
I 120
~ 100
-o
'¡¡ 80
5
'c. 60
'¡¡
'" 40
.t
..
I nm I un
' • • PUlf1lhg - ¡ ...
".
. _ ' . - - ~
~
. .-'..
20
OL-- - - - - - - - - - - - - - - - - - - ---'
m a m J j a
AÑOS ~ 965 - 1989
o n d
Fil-:. 3 - Varios regímenes pluviorn étricos en las cuencas orientales del: a) Pasta za : h) Napo; e)
Santiago (los n úmeros de est aciones cor responden a la tuhla 2 y figura 2).
HIDROCUMATOLOGíA DEL ORI ENTE
Lo mismo se puede encontrar tanto en la cuenca del Napa (fig. 3b) como cu la
del Santi ago (fig. x). En esta ultima, la precipitación media anual de 2 1U5 mm
correspondiente al período 1<) 75- 1989, Yesconde promedios anuales de entre 6ó5 y
3 730 mm. Estos extr emos fueron encontrados en dos el e las 63 estaciones climáticas
compil adas por Hoorel bel.-: e: al. ( 1999) .
Por regla ge neral, en la parte oriental de los Andes ecuator ianos se encuentra
regímenes pluviométr icos tanto unirnodales como bimodal es (figs 3a y e). La parte baja
de la cuenca del ,\apo present a también regímenes pluviométri cos variados y en
ocas iones, casi opuestos (caso de Tiputini y de Loreto). Este clima "amaz ónico" está
calificado como "ec uatorial húmedo" por PUUlTut ( 1994).
Hay un grad iente muy regular de aumento de la temperatur a en funci ón inversa
a la altura, r asando de promedios anuales ele Iooe a 3 000111 hasta 25's°C a 200 m. La
figura 4 nos muestra que las precipitaciones medias anuales también aumentan cuando
se pene tra en la llanur a amazónica. pero esta variación no es similar de una cuenca a otra.
Los promedios anuales pasan de un rango de 400-900 mm encima de los 2 100 m, hasta
un rango ele 2 SOU-S 000 mm entre los 200 y 1 000 m de altur a. Pero hay excepciones
como la estación de Papallucta que presenta un promedi o anual de 1 53Umm a 3 150 111
de altura, o la del Reventador ( 1 145 m) que tiene el promedi o anual máximo de
() 170 mrn. Para la cuenca del Pastaza, la tabla 2 mostró, en función de lus estaciones.
una variaci ón extrema de un factor de 12 para las precipitaciones medias unuulcs.
pasando d . 'UOa 5 OUO mm.año:'.
Final mente, se puede seña lar que la variabilidad pluviométrica .sracional
disminuye IR Prn = cuociente de los extremos de los promedios mensuales intcranuales
de lluvias - tab. 2). en cuanto que los promedios intcranualcs de prc .ipitacioncs
aumentan(fia. 5). Esto siunifica que las precipitaciones intcranuales m.is elevadas csuin
asocindus a rcgfmcne: pluviométricos promedios más regulares. Esk e: el caso de 1:1
llanura amaz ónica(con Rl' mnunimos de 1,4 j, donde las precipitaciones SO II relativamente
constantes durante todo el año y nunca inferiores al Oa mm.mcs' . Lo cont rario sucede
para la cordi llera. donde se encuentra RPm máximos de .l,(,.
Esta constatación a nivel estacional también se observa a nivel intcranual. y es
en la parte nmaz ónica <I d país donde Ins coefic ientes de irregularidad intcranual sun
meno: cs. con k3 (cociente de los valores dcccnales h úmedos y xccos) = [.3 en Puyo!
Limoncocha I()9 7) .
C OI1W lo señala Heredia &Pombosa ( 1() C) l) ) , el Oriente es una zouude COIIIrastc
clim áticos, "donde se encuentran contrapuestas a escasas distancias. zouax l'¡iliJ as y
lunas frías. regiones h úmedas y rl' gior1l'. casi desért icas, .i ónque rcxpond al cru . ,
ele varias influencias cli mát icas de orde n regional y local". La proximidud de la Lona de
convergencia intertropi cal (ZC!T) asoc iada a un rel ieve muy elevado y acentuado.
podr ían ser el origen de la f:ran variabi lidad clim áti ca y de la multitud ele microclima-,
«ucontrados sobre todo en la parte andina.
4. HIDROLOGÍA
Si varios estudios hi lro lógi cos (Eraz» el al ., L99l): Hoorel bekc ct al.. I lJ99:
Hoorelbekc & Pércz. 2UOO) tratan de la parte andi na, esto no sucede para la planicie
Alain LARAQUE, l ean Loup GUYOT, Rodrigo POMBOSA 140
7 G{)O
6000

5 000

(,

.c

re
E 4000
.s

e
-o
'0
••
.~ 3 000
o.
'0
'"

a:
2 000


1 000


+ Napo
. Pastaza
. Sanlíago

3 000 2000
Altitud (m)
1000
0'-- - - - - ----------- ------ ------'
O
Fig. 4 - Precipitaciones medias anuales vs altitud en las cuencas del Napo, Pastaza, Santiago.

+N apo
. Pastaza
¿ Santiago





• •
• •




1
O 1 000 2 000 3 000 4 000 5 000 6000
Precipitación (mm.año-1)
Fig. 5 - Variabilidad estacional (RPm) vs altitud en las cuencas del Napo, Pastaza, Santiago.
HIDROCLIMATOLOGÍA DELORIENTE 14 1
amazónica, debido a la falta de estaciones hidrol ógi cas ca libradas. En las es taciones
abiertas por HYBAM, se debe también considerar que algunos hidrogramas, co mo el del
Past aza en el Puente la Uni ón, son provi sionales y sus curva s de gasto son aún
incomplet as (ve r § 2. 2) .
No ex isten datos pluviométri cos disponibles que corres ponda n a los 2 años de
caudales recientemente obtenidos (200 1-2002) en las estaciones que controlan las
mayores superfici es drenada s del Orient e, y a veces incluso en las salidas de sus
principales cuencas (cas os del Napo y del Santi ago). Por esta razón resulta delicado
rea lizar balances hidroclimatol ógi cos de la tot ali dad de estas superf icies drenadas. Por
ej emp lo, para la cuenca del Santi ago, la precipitaci ón promedi o int eranu al disponible
de 2 305 mm, corres ponde al período 1975-1089, mientras que los dos únicos años de
ca udales en su salida, son el 200 1 y el 2002.
Para describir la hidrol ogía oriental, se seleccionó tant o en las partes altas como
baj as de las cuencas orientales, las estaci ones hid rol ógi cas presentada s en la tabla 3, que
se pueden ubicar en la f igura 6. Las observac iones a nivel climático se refl ej an a ni vel
hid roló gico con grandes vari acio nes espaciales y temporales en los esc urrimientos .
El análi sis a nivel di ario de los hidr ogra mas del pie de monte (fi g. 7a) y de salida
de la cuenca del Napo (fig . 7b) mue stra la pr esenci a de numerosas crecidas "relámpago"
¡\..
o
¡
I
}
~ I
Fig. 6 - Localización de las estaci ones hidrol ógicas estudi ada s. Nota: los códigos
cor res ponden a las estaci ones pre sentadas en la labia 3. Del norte al sur: cuencas del Napo,
Pasta za, Santiago.
l42
4000
3500
3000
I/l
o
2500 .¡:
'" :c
I/l
2000
~
'"
~
"C
:s
1500
'" o
\ ~
1000
~
d
500
A/ain LARAQUE, l ean Loup CUYOT, Rodrigo POMBOSA
--D_Coca-J3_(m3/s)
--D_Jatunyacu-J1_(m3/s)
- D_SanSebastian-J1_(m3/s)
o
01/01/2001 11/04/2001 20/07/2001 28/10/2001 05/02/2002 16/05/2002 24/08/2002 02/12/2002
6000
--D_RocaFuerte-JObs_(m3/s)
5000
I/l 4000
o
.¡:
'" :o
I/l
III
~
"C
:s
'" o
o
0210112001 12/04/2001 21/07/2001 29/10/2001 06/02/2002 17/05/2002 25/08/2002 03/12/2002
Fig. 7 - Hidrogramas diarios de la cuenca del Napo : a) pie de los Andes;
b) amazonía.
HIDROCLlMATOLOGÍA DEL ORI ENTE 143
de corta duración (del ordende varias horas), pero de muy grande amplitud, que pueden
ocurrir en un mismo día. Son regímenes extremadamente irregulares y difícilmente
previsibles y no es extraño encontrar crecidas puntuales en estiaje, así como tampoco,
pequeños estiajes en época húmeda. Estorefleja la variabi lidadclimática en cuencas que
presentan a la vez características de alta montaña y de llanura. Un ejemplo de la fuerza
de estas crecidas es ilustrado por los acontecimientos del día 9 de j unio de 200 1, fecha
en la cual ocurrió una crecida relámpago en el río Pastaza. Esta crecida muy violenta y
destructora hizo subir 9 metros el nivel del río Pastaza, en solamente 4 horas, y destrozó
totalmente varias viviendas y el puente "La Unión".
Las figuras 8 presentan para las tres grandes cuencas orient ales estudiadas (a-
Napa, b-Pastaza, c-Santiago), una selección de hidrogra mas mensuales (bajo forma de
variable estandarizada) provenientes de estaciones situadas en las partes altas y baj as de
cada cuenca. La forma de los hidrogramas nos indican que los regímene s tienen
tendencias unimodales en los Andes (con algunas excepciones como para el río Cutuchi
AJ. Yanayacu en la cuenca del Pastaza) y pasan progresivamente a bimodal en la
Amazonía, conmáximas entre mayo yj unio. Al contrario de las otras cuencas orientales
que tienen una dirección de drenaje del Oeste hacia el Este, la cuenca del Santi ago en
Puerto Santiago present a un sentido general de drenaje de Sur a Norte, con un giro
brusco hacia el Este, al cruzar la cordille ra de Cutucú. Sus hidrogramas con tendencia
unimodal (fig. 8c) esconden las variaciones cJimáticas de sucuenca, donde, de la misma
formaque para las subcuencas del Pastaza, se puedeencontrar regímenes pluviométricos
bimodales o unimodales (Hoorelbeke et al., 1999).
Los caudales medios interanuaJes para el período observado (200 1-2002), de las
principales estaciones hidrológicas de las cuencas del Aguarico, Napo, Pastaza y
Santiago, son respectivamente de: 500, 2 100, 650 Y I 400 mJ.s·) . El Napo es el río
oriental más caudaloso, seguido por el río Santiago y luego por el Pastaza. En total, un
volumen de agua de cerca de los J50x 10
9
m' (= 4650 m''.s' ), salen anual mente de estas
estaciones.
El caudal específico (Qs), parámetro que permite comparar el funcionamiento
hidrológicode las cuencas entresí, indica unagran irregularidad espacial convariaciones
de 6,6 hasta I 10 l.sI.km-' . Los valores mínimos se encuentran en la parte andina y
aumentanendirección de lallanuraamazónica (fig. 9). Sinembargo, estecomportamiento
representa solo una tendencia, ya que existen estaciones con iguales valores de "Qs" que
se encuentran situadas entre 200 y 1500 m de altura.
Para la cuenca del Pastaza, Erazo & Hoor elbeke (1999) calcularon para el
período 1965- 1990, un coeficiente de escurrimiento de 64 71:, utilizando valores
promedio de 2 207 Y1 407 rnrn.año', respectivamente, para las láminas precipitada y
escurrida.
Finalmente puede decirse que no hay relaciones aparentes entre el RPm y las
superficies drenadas, los caudales anuales o aquellos específicos. En contrapartida, se
puede const atar una cierta tendencia lineal, al relacionar los caudales con las superficies
(fig. 10). Tendenciadirigida por las grandes cuencas, muy influenciadas por las llanuras,
donde las lluvias son más uniformes. Pero, esta correlación es de baj a cal idad para las
cuencas de superficies inferiores a 10000 k m", que se presentan mayoritariamente en
144
.,
Alain LARA QUE, l ean Loup C UYOT, Rodrigo POMBOSA
Cuenca Napo
- D.J. Oyacitdll
- D.J.
- San Seo asüan
/
-2 '- J
mes
Cuenca Pastaza
10 11 12
o
· 1
-2
,
,
- - Bancs
---Puente la Union
- - - A J. Yanayacu
mes
Cuenca S<lnll ago
9 10 11 12
.,
.--- -------- --------- - AJ 60mb00za
---
- O_J Pa n", ,,
- • D.J.
.2 L- --'
mes
10 11 12
Fig. 8 - Hidrogramas mensuales en algun as estaciones de las cuen cas del a) Napo;
b) Pastaza: c) Santiago (bajo forma de var iable estandarizada). A.J.: Antes de la Junta;
D.J.: Despu és de la Junta.
HIDROCLl MATOLOGÍA DEL ORIENTE 145
'110
120


ro


N
00
c:


• .z
~
O
00
..
:L




O seo 1COO 1::00 2COO 2::00 3COO
alt i tud (m)
Fig. 9 - Ca uda les esp ecífi cos vs altitud en la s cuencas del Na po,
Pa st aza, Santi ago.
2500
Y=O,0665x

2000
R
2
=0,8777
Ul
1500

M
.s
O
1000



500 •
.. ,'"
.,' .
• •
O ~ - ~ - - - - -
O 5 000 10 000 15 000
superficie (km2)
20000 25000 30000
Fig. 10 - Caudales anuales vs superficies en las cuencas del Napo,
Pastaza, Santiago.
146
Alain LARAQUE, l ean Loup CUrOT, Rodri go POMBOSA
los Andes, donde domina una fuerte variabilidad en los escurrimientos. Dicha variabilidad
reflej a la heterogeneidad de las precipitaciones debido al reli eve montañoso. Esta
oposici ón Andes-llanuras fue evidenciada po r los tr abajos de regionalización
hidrometeorológica de Moreno & Tapia (2001), en las cuencas del Napo y del Pastaza.
La siguiente secc ión muestra los resultados obtenidos en la totalidad de la cuenca
ecuatori ana del Napo, a la vez la más importante del Ori ente y la más estudiada. Los
datos di sponibles nos permiten calcular sus flujos hídricos e hidrosedimentológicos, e
interpret ar los procesos de transferencia de la carga sedimentaria. Esta cuenca servirá
de ejemplo y de orientación para los estudios futuros de las demás cuencas .
s. HIDROSEDIMENTOLOGÍA DE LA CUENCADELNAPO
S. 1. Características fisiográficas
El Napo recorre 460 km en territorio ecuatori ano y 840 km en territorio peruano
antes de de sembocar en el río Marañón/Amazonas. La totalidad de la cu enca del Napo,
controlada por la estaci ón peruana de Mazán, cubre 98 455 km" En Ecuador, es la
cuenca de may or envergadura con una superf icie de 31410 km
2
ha sta la frontera con el
Perú . Sin embargo, la superficie ecuatori ana controlada por su última estación hidrol ógica
de Nuevo Rocafuerte es de 26 860 km-. La parte ecuatoriana de la cuenca del Napo cubre
más del 20 % del Oriente ecuatoriano y corresponde a un 32 % de la tot al idad de la
cuenca del Napo. Pérez (2000), Moreno & Tapia (200 1) YArmijos (2002), de scribieron
sus principales ca racterís ticas. De la mi sma manera que para el conjunto de la vertiente
ori ental del Ecu ador (t ab. 1), su cuenca está dividida en dos partes, la primera mitad
constituida mayormente por la parte montañosa (44,6 %) con alturas superiores a 500
m, y la otra mitad, por la planici e amazónica (55,4 %). El Napo nace cerca de los 4500
m de altitud con el nombre de Jatunyacu.
Dos estaci ones hidrosedimentológi ca s est án situa das en e l inici o de las
llanuras (Franc isc o de Orellana en el río Napo y San Sebasti ánen el río Coca, quien
es su principal afluente de margen izquierda); estas es tac iones co nt ro la n la salida
de la parte andina de la c uenca, que tienen ca ra cter ís ticas muy co ntrastadas . En s u
mayor parte, el c urso de agua está caracterizado por un lecho de piedras y una fuerte
corriente co n remolinos y turbulencias. La estación de Nuevo Ro cafuerte ci erra la
cuenca ec uator ia na a la frontera con el Perú . EI34 % de su s upe rf icie, situado entre
las estaciones de Franci sco de Orellana y San Sebast ián, y la de Nuevo Rocafuerte,
presentan ca rac te rísticas fi siográfi ca s (e l ima , ve getaci ón , rel ieve .. .) típicamente
amazónicas, pero con un curso poco meándrico. Esta fo rma de curso proviene de
un índi ce de pendiente rel ativamente elevado, ya que el gradiente hidráulico
pr omedio es de 35,S crn.k rn' , en los 211 km que se paran las estaciones de Fr. de
Orellana (a 250 m de altitud) y de Nuevo Rocafuerte ( 175 m de altitud). Este secto r,
donde desaparecen los cantos rodados y las fu ertes corr ie ntes , muestra orillas baj as
y un lecho de arena y barro in estable.
A pesar de su pequeña superf icie con respec to a la totalidad de la cu enca
amazóni ca (0,45 %), la cuenca ecuator iana del Napo es de gran interés debido a su
importante geodinámica co mentada en el § 5,3, la [l1i sma que influye fuertemente so bre
sus flujos sedimentarios .
HIDROCLlMATOLOGíA DELORIENTE 147
S. 2. Balance hidrológico
Pérez (2000) puso en evidencia la heterogeneidad espacialde la hidroclimatologí a
en la parte andina y en el piedemonte en la part e ecu atori ana de est a cuenca. Los bal ances
hidrol ógicos, realizados para una dec ena de sub cue nca s con superf icies incluidas entre
37 y 4800 km", con datos pluviométricos e hidrol ógicos comunes en el período 1975-
1989, proveen dat os de láminas de pre cipitación de entre I 315 Y 5 340 mrn.an' ,
láminas de escurrimiento de entre 765 y 4 285 rnrn.an' y coeficientes de escurrimi ento
entre 58 y 83 %.
Los datos pluviométricos disponibles para la cuenca del Napa abarcan 15 años
( 1975- 1989) con una precipitación promedio inte ranual de 3 515 mm. A partir de los
datos históricos del INOCAR y de las curvas de gasto de HYBAM, fue posible
tran sformar los 15años ( 1987-2002) de niveles de la est ación de Nuevo Rocafuerte, en
caudal es, y así obtener una lámina de escurrimiento interanu al de 2480 mm.
Desgraciadamente, es tas dos series se sobreponen solamente sobre 2 años. Entonces,
con sid erando como hipótesis, que los promedios int eranual es de lluvi a así como los de
caudales no hayan cambiado significativame nte de una época a la otra, se pudo
aventurar un primer cálculo de balance hidrológi co que generó un coeficiente de
escurrimiento de 67 %, con un caudal específico promedio del orden de 80 l.st .krn' .
S. 3. Flujos sedimentarios y erosión
La cordill era andina corresponde solamente al 12 % de la tot alidad de la
superf icie de la cuenca amazónica; sin embargo da orige n al 95% del materi al sólido
exportado al océano Atl ántico por el río Amazonas (Guyot, 1993). ¿Cuáles son los
proc esos de exportaci ón del materi al sólido en el Oriente ecu atori ano? Para responder
a esta interrogante, se estudió y comparó los primeros datos hidrosedimentológicos
obtenidos en 2001 y 2002 en varias est aciones de la cuenca del Napa, provenientes (de
agu as arriba haci a aguas abajo) de las estaciones de D.1. I1ocullín , San Sebasti án,
Francisco de Orellana y Nuevo Rocafuerte.
Las concentraciones obtenidas de MES, muestran una amplia gama de variac ión
entre extremos de 0,6 y 2690 mg .l', en función de las estaciones, pese a que las
concentraciones anuales promedio se sitúan entre 150 y 240 mg.l'. Los cocientes en
con centración de MES extremos (tab, 4) disminuyen de I 905 a 41, de la siguiente
manera: D.1. Ilocull ín ( J 905), San Sebastián (280), Fr. de OreJlana (76) y Nuevo
Rocafuerte (41) . de aguas arriba (Andes) hacia aguas abajo (planicie) , en rel ación con
el gradiente altitudinal y el aumento de las superficies drenadas. La mi sma tendencia se
pre senta para los cocientes de caudales extremos di arios, pero con amplitudes mucho
más pequeñas, entre 18 (0 .1. llocullín) y 5,4 (Nuevo Rocafuerte). Estas amplitudes se
relacionan y provocan amplitudes mayores entre los caudales sólidos (QS) extremos.
Para 0.1. Ilo cullín, los máximos di arios de QS son 17000 veces superiores en crecida
que en estiaj e, debido esencialmente a una car ga en suspensión muy débil en esta época
del año en la cual las agu as son cri stalinas . La misma tabl a 4 presenta los pr imeros
cá lculos de flujo s sedimentarios y de exportaciones específicas, obtenidas en las
subcuencas del Na pa a partir de los datos colectados en los año s 200 I Y2002. Las tasas
148 Alain LARAQUE, lean Loup CUYOT, Rod rigo POMBOSA
de erosiónespecíficas (QSs) varían entre 540 y I 260 t.krnl.año" Este último valor está
ligado a la cuenca del río Coca, mayor proveedor de material sedimentari o, aunque su
escurrimiento especí fico (Qs) es el menor de entre las cuencas estudi adas. La porción
(o la totalidad de la porción) de la cuenca del Napa controlada en Nuevo Rocafuerte
presenta un QSs de 900 t.knr-.año' , loque corresponde a una exportaciónanual de MES
del Ecuador, de 24 x 10
6
t.año' .
La parte andina libera 13,6x10
6
toneladas de MES, y un total de 24,2x10
ó
toneladas de MES salen de la cuenca en Nuevo Rocafuerte. Esto significa que la
diferencia (1O, 6x10
6
toneladas de MES) proviene de la superficie de 8 800 km
2
situada
entre las estaciones de Francisco de Orellana y San Sebastián (aguas arriba), y la
estación de Nuevo Rocafuerte (aguas abajo). Esta superficie presenta entonces una
export ación específica de I 208 t.krnLaño' . Esta tasa podría parecer enorme tomando
en cuenta la casi ausencia de rel ieve en este sector poco drenado por ríos selváticos
aparentemente poco erosivos. Pero se puede destacar un gradiente hidrául ico alto (35,5
cm.km:') en el tramo de llanura "Francisco de Orellana - Nuevo Rocafuerte", en tanto
que en la cuenca amazónica brasileña los gradientes son de entre 3 crn.krn' hasta
3 mm.krn' en su centro. Laraque el al. (2004) consideran que este gradiente explica por
una parte el curso poco meándri co del Napa en este tramo, y por otra, las velocidades
suficientemente fuertes del ríocomopara removerel material en suspensiónsedi mentario
fino de su cauce. Estas interpretaciones concuerdan con las de Baby el al. (1999), que
relacionan esta importante erosión al pie de los Andes, con una tectónica muy activa de
levantamiento con presencia de formaciones fluviales muy débiles. Este levantamiento
tectónicoprovienede lasubducciónde la placad e Nazca bajoel continente sudamericano.
Más detalladamente, al nivel de los eventos de los ciclos hidrológicos, la
particularidad y la dificultad del estudio y de la cuantificación de las variaciones
temporales de los flujos hidrosedimentarios al pie de los Andes, se deben a una gran
actividad hidrológica de las cuencas hidrográficas con un tiempo muy cortode repuesta
a las precipitaciones, Sus violentas crecidas imprevisibles son verdaderas "olas"
cargadas de MES, difíciles de determinar. Esta carga en MES está considerablemente
afectada por una geodinámica andina intensa (volcanismo, sismos.. .) que provoca
numerosos derrumbes de diversas amplitudes. Algunos son gigantescos, como el
ejemplode "La Josefina" del 29de marzo de 1993enel río Paute (cuenca del Santiago),
estimado entre 30xl0
6
y 50xl 0
6
m' por Zevallos el al. (1996) y Cadier (1993).
Lamentablemente, el presente estudio es reciente y no contamos con suficientes datos,
mediciones, y objetividad para evaluar sus frecuencias e impactos en los fluj os sólidos
exportados por las cuencas fluviales orientales.
CONCLUSIONES
La cuenca amazónica ecuatoriana present a unagranvariabilidaden los regímenes
climáticos e hidrológicos, a veces unimodales, otras veces bimodales. Los valores
pluviométricos, así como aquellos de los escurrimientos, sufren cambios important es en
unambiente muycontrastado, entre los Andes y la llanuraamazónica. Las precipitaciones
aumentan, desde la Cordillera hacia la planicie amazónica, donde alcanzan promedios
interanuales de 3 000 mm.año" , con regímenes más regulares que en los Andes. La
HTDROCLlMATOLOGÍA DEL ORIENTE 149
variaciónespacialde losescurrimientosseevidenciaa travésde loscaudal esespecíficos que
varíande 6,6 (Andes) hasta I lOl.sl .krn"! Un total anual de 150x 10
9
01
3
de agua sale de las
principales estaciones hidrológicas de las cuatro cuencas orientales más importantes. La
cuenca del Napa es la mayor cuenca, con un caudal anual promedio de 2 100 m
3
s
l

Desde el punto de vista hidrosedimentológico, los primeros resultados e
interpretaciones del funcionamiento de la cuenca del Napa durante los años 2001 Y
2002, indican que esta exporta anualmente un total de 63x lO9 01
3
de flujo hídrico, y
24x10
1
toneladas de flujo sólido. Cerca del 45 % de este flujo sólido proviene de la
remoción de los sedimentos fluviales finos, a lo largo del tramode 200 kilómetros, entre
las ciudades de Francisco de Orellana y Nuevo Rocafuerte. Estos resultados confirman
las observaciones de otros autores (Burgos el al., capítulo 1 de este libro) a escala de
tiempo más amplia, que muestranque desde el findel Neógeno y durante el Cuaternario,
la cuenca de ante-país "Ori ente", actúa bajo la influencia del levantamient o subandino,
corno una zona de transferenci a de sedimentos andinos y de erosión de acumulaciones
anteriores acaecidas en la misma cuenca cuando las pendientes eran más suaves y el bajo
Napa tenía un perfil en equilibrio.
Agradecimientos
A los participantes del proyecto HYBAM/Ecuador y a sus Instituci ones de
origen: EPN, INAMHI, INOCAR, IRD, UCE.
Referencias citadas
ARMIJOS, E., 2002 - Estudio hidrof ísico de las cuencas de los ríos Napo, Pastaza y Santiago
dentro del proyecto Hybam. These d' ingéniorat civil de I'UCE (Universidad Central de
Ecuador), 126 p. + anexos.
BABY P., GUYOT r .i., DENI AUD Y.. ZUBIETA D., CHRISTOPHOUL F., RIVADENEIRA
M. & JARA F., 1999 - The High Amazonian Basin: tectonic control and rnass balance.
In: Hydrol ogicat and Geocl iemical Process in Large-scal e Ri ver Basins, Manaus' 99
Syrnposium, Manaus, [6- [9 nov. 1999.
CADIER, E., I993 - Le point sur le suivi du glissement de terrain de la Josef ina. Rapport interne
ORSTOM, j uin 1993, 6 p_
ERAZO A. & HOORELBEKE R., 1999 - Balance hídrico superficial de la cuenca del Río
Pastaza, Pub!. HIBAM. Quito. 46p.
GEORGESCU. c. P., 1993- Integraciónfluvial Sudarnérica/ South-American River Integracion.
Bilingual-edirion, Caracas. USB, BID. 1993, 115 p.
GUYOT, l L., 1993. Hydrogéochimie des fleuves de l' Amazonie bolivienne. ORSTOMEd., 26 1
p.
HEREDl A E. & POMBOSA. R.. 1999 - Influ encia del ENSO sobre los caudales mensuales de
las grandes cuencas hidrogr áficas del Ecuador . In: Hvdrological and Geochemica!
Process es in Large Seale Ri ver Basins, Nov., 15- 19, 1999, Manaus, Brésil.
HOORELBEKE, R. & PÉREZ. V.. 1999 - Datos me teorológicos de la cuenca del Río Napa.
Publ. HIBAM, Quito, 2[3 p.
150 Alain LARAQUE, l ean Loup CUYOr. Rodri go POMBOSA
HOORELBEKE R" POMBOSA R, & ROURA 1. 1999 - Balance liidri co supe rficial de la
cuenca del Río Santiago, Publ, HIBAM, Quito, 35 p.
HUMBOLDT, VON A., 1825 - Voyages dans l 'Am érique équinoxiale. l. Itin éraire. Trad. C.
Minguet. Ed. F. Maspero, 1980, Paris, 295 p.
LARAQUE, A., CERÓN, c., EISSEN, 1.P" BOURDON , E. & MUÑOZ, T., 2002 - Primer
estudio limnológico de la laguna del volcán El Altar en los Andes ecuatorianos. V
Seminario Colombiano de Limnología & I Reunión Internacional de limnología del Alto
Amazonas. Leticia (Amazonas) Colombia - Mayo 20 a 24 de 2002.
LARAQUE, A., POMBOSA, R., CERÓN, c.. ARMIJOS, E. & MAGAT, P. 2003 - La red de
estaciones de referenci as del proyecto HYBAM en Ecuador - Primeros resultados.
Informe Interno IRD-INAMHI, 50 p. + anexos.
LARAQUE, A., CERÓN, e, ARMIJOS, E., POMBOSA, R., MAGAT, P. & GUYOT, J.L.
(accepted) - Sediment yields and erosion rates in the Napo River Basin: an Ecuadori an
Andean Amazon tributary. In: Sediment transfer tltrouglt tliefluvial system- International
Conference of IAHS. August 2-6, 2004 - Moscow, Russia.
MORENO, F. & TAPIA, A., 2001 - Regi onalización hidrometeoro lógi ca de las
cuencas amazónicas. Tesis de ingeniero civil de l' UCE(Uni versidad Cent ralde Ecuador),
75 p. + anexos.
MULLER F., SEYLER F. & GUYOT 1.L. 1999 - Utilisation d'imagerie radar (ROS) JERS- I
pour l' obtentionde réseaux de drainage. Exemple du Rio Negro(Arnazonie). Hydrological
and Geochemical Processes in Large Scale River Basins, Nov., 15-19, 1999, Manaus,
Brésil.
MULLER F., SEYLER F., COCHONNEAU G. & GUYOT J.L. 2000 - Watersheds extract ion
using DEM and drainage network in the whole Amazon river basin. 4th International
Conference on integrating Geographic Inforrnation Systerns (GIS) and environmenta l
modelling (GISIEM4). Septembe r 2-8, 2000: The Banff Centre for Conference, Banff,
Alberta, Canad á.
PÉREZ, V., 2000 - Balance hídrico superficial de la cuenca del Río Napo. Tesis, Universidad
Central del Ecuador, Quito, 132 p.
POURRUT, P., ! 994 - Cli mat de l' Équateur, In: l' eau en Équateur, prin cipaux acqui s en
liydroclimatol ogi e. ORSTOM Editions: 30-42.
RDI, 1996 - Acoustic Doppler Current Profilers - Principies of Oper ation: A practical Primer.
Second Edition for broadBand ADCPs. San Diego California, USA. 54 p.
ROSSEL. F. 1997 - Influence du Niño sur les régimes pluviorn étriques de l' Équateur. Th ése
Univ. Montpel lier. 289 p.
UNESCO, 1980 - Carte de la végétation d' Amérique du sucl . Echell e : 1/5 000 000, Ed.
UNESCO.
ZEVALLOS , O., FERNÁNDEZ, M.A,. NIFTO, G.P. & SOlOS , S.K., 1996 - Sin plazo para la
esperanza. Reporte sobre el desastre: de la Josefina-Ecuador, 1993, Ed. E.P.N., 348 p.
HIDROCLIMATOLOGÍA DEL ORIENTE
LÉXICO
151
A.J.
DJ.
EPN
IFEA
INAMHI
lNOCAR
INSU
IRD
MES
[MES]
MNT
PNSE
: Antes de la Junta
: Después de la Junta
: Escuela Politécnica Nacional
: Instituto Francés de Estudios Andinos
: Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología
: Instituto Nacional Oceanográfico de la Armada
: Instituto Nacional de las Ciencias del Universo
: Instituto de Investigación para el Desarrollo
: Material En Suspensión
: símbolo de las concentraciones de Material En Suspensión
(en mg.l:')
: Modelo Numérico de Terreno
: Programa Nacional Suelo Erosión
LA SUPERFICIE MERA-UPANO:
MARCADOR GEOMORFOLÓGICO DE LA INCISIÓN
FLUVIATIL y DEL LEVANTAMIENTO TECTÓNICO
DE LA ZONA SUBANDINA ECUATORIANA
S éverine BÉs DE BERe (/ " ), Pat r i ce BA BY ' l " ),
Jean- Claude SOULA ' :" , Jaime RaSERo C" ' ;. Mare SOURIS 'l····',
F rédéric CHRISTOP/-I OUL (3 ), Jorge VEGA ' ,' 1
Resumen
La zona subandina ecuatorian a, piedemonte de la Co rdillera Oriental , est á carac teri zada
por una actividad sís mica y volcá nica muy intensa , así co mo por procesos de er osión mu y
espectaculares. En este trabaj o, se define un marcador morfológico regional llamado Superfici e
Mera- Upano, que se formó entre 32 000 a. BP y 14000 a. BP . Es te marc ador está utili zad o para
medir tasas de inci si ón fluvi atil y de le vant ami ent o tectóni co en la zona suba ndina . Los valores
obtenidos so n muy altos y pueden ser rel aci onad os a un evento geo dinámico may or co mo la
entrada en subducc ión de la "Dorsal" oceá nica de Carnegie baj o la Cu enca Oriente.
Palabras claves: Ecuador, Cuenca Oriente, incisi ón fluviat il, geornorfol og ía, Superficie Mera-
Upan o.
<1' JFEA: Institut Francais dÉtudes Andines, Whyruper 442 y Coruña, Quit o, Ecuador
eDirección actual: BRGM - SGR/GUA, Ma me Houe lmont, route de I'Observatoire, 97 11 3
Gourbeyr e, Guadeloupe, France )1.
<1' Convenio PETROPRODUCCI ÓN-IRD, P. O. Box, 17 12 857, Quit o. Ecuador
[" Dirección actual: IRD Perú, Casill a 18-1209, Lima 18 - Perú (Patrice.Baby@ ird. fr)
r Dirección actual: PerezCompanc, Suiza 209 y Eloy Alf ara , Quito, Ecuad or]'
r'" Dirección actual: ¡RD, Quality House Conve nt. 38 Con vent Rd, Silorn, Bangrak,
Bangkok 10500, Thail and].
, J I LMTG, IRD/CNRSIUPS, 38 rue des 36 ponts, 3 1400 Toulou se, Frunce.
154
INTRODUCCIÓN
Scverine BES DE BERC ET AL.
La zona subandina ecuatoriana, piedemonte de la Cordillera Orient al, está
caracterizada por una actividad sísmica y volcánica muy intensa (ver Legrand el al. y
Barragán el al. , eneste libro), así como por procesos de erosión muy espect aculares que
se manifiestan por deslizamientos de algunos decenas de kilómetros. Esos procesos de
erosión muy intensos están corroborados por las medidas de erosión realizadas en la
cuenca hidrológica del Napo en el marco del Convenio INHAMI -IRD (ver Laraque el
al ., en este libro), y por una incisión fluviát il muy fuerte en los valles de la zona
subandina.
El pres ente trabajo tiene por objeti vo princi pal el de caracteri zar e interpreta r
la geomorfología de las terr azas aluvi ales subandinas que se desarroll an al este de
los volcanes Sangay y Tungurahua , ambo s ubicados en la Cordillera Ori ent al, cerca
del límit e con la zona subandina (figs. l y 2). La actividad cuaterna ria muy fuert e
de esos volcanes (Hall & Beate, 1991) ha prov ocado los colap sos de sus edificios
e importantes depósitos de lavas y de lahare s que pueden alca nzar volúmenes de
decenas de krn' . Ambo s depósitos fueron la alimentación principal de los cono s
aluviales del piedemonte de la Cordillera, actu almente sellados por una superfici e
morfológi ca regional que hemos bauti zado "Sup erficie Mera-Upano". Este marcador
morf ológico regi onal permite calcular las tasas de inci sión de los ríos Pastaza y
Upano, así como la tasa de levant amiento tectóni co del megacono alu vial del
Pasta za.
1. CONTEXTOESTRUCTURALDE LA ZONASUBANDINA
El sistema subandino constituye la parte aflorante de la Cuenca Oriente ypermite
observar el estilo de las deformaciones recientes. La zona subandina está estructurada
por fallas inversas de orient ación N-S a NNE-NNW. Las secciones de sísmica de
reflexión muestran que esas fallas son generalmente de alto ángul o (ver Rivadeneira &
Baby en el capítulo 2), y probablemente de escala cortical. Los marcadore s cinemáticos
que se observan en los afloramientos, como en los mapas estructural es, evidencian una
tectónica transpresivaconmovimientosdextrales. La mayoría deesas fallascorresponden
a antiguas fallas normales invertidas, que controlaron la sedimentación triásica y
jurásica (ver Díaz el a l., en este libro).
La morfología subandina conduce a diferenci ar, del norte al sur, tres unidades
morfo-tectónicas: el Levantamiento Napo, la Depresión Pastaza y la Cordillera del
Cutuc ú(fig. 2).
La Depresión Pastaza está deformada por fallas inversas de basamento que
generan anticlinales de propagaci ón a vergencia este (fig. 3). La Cordillera del Cutucú
corresponde a una antiforma compleja desarroll ada al frente de la Cordillera Oriental
(fig. 4) Ydeformada por la inversión de un rift de edad triásica a jurásica (ver Díaz el al .
y Legrand el al., en este libro). Entre la Cordiller a Oriental y la Cordillera del Cutucú,
se desarrolla el valle del Upano donde se acumul aron gran parte de los depósitos
volcano-elásticos del volcán Sangay.
LASUPERFICIE MERA-UPANO
¡SS
81
0
80°
Chiles
COLOMBIA

Cotaca I
-- Ecuador -- - - - - -- - - -- - --- -- -- - - - - -- - -
Pichincha
IIhDlZ(l5
QUllotaae
x

-1°
.sang;¡
A .3:
PERU
_2°
_3°
-40
_5°
Fig. 1 - Modelo numéri co de relieves (Savane©IRD) )' ubi cación de los volcanes activos
del Ecuador.
156 Severine BES DE BERC ETAL.
-77
030
~ - -
r
,
,
,
\
,
" CONO ALUVIAL
I DEL PASTAZA
I
I
I
\
,
\
,
\
\
,
- ~ ,
,,'
,
Supert icie
Mera - Upano
25km
lO
N
o
<:>
Fig. 2 - Modelo numéric o de relieves (Savane©IRD) de la zona subandi na ecuat oriana y
ubicación de la Super ficie Mer a-Upano,
LA SUPERFICIE MERA-UPANO
157
CORDI LLERA ORIENTAL ZONA SUBANDlNA
Cono del Pastaza.....
1"'" '
/
1
Dl"P"C' , vf*1I'.1 AmIU Ib;t1

1 Cascada de Agoyan
El oe
J Santa I¡,es
.;. era
s- Pu,o
Fig, 3 - a) Modelo numérico de relieve s (Savane©IRD) y ubicación del valle y del cono del
Pastaza; b) sección estructural a través del valle y del cono del Pastaza.
FAU: falla de corrimiento de Autapi ; AAU: anticlinal de Autapi; FB: falla de corrimiento de
Bobonaza; AB: anticlinal de Bobonaza: FM: falla de corrimiento del Mirador; AM:
anticlinal Mirador; FAL: falla de corrimiento del Alpayacu; FC: faJla de corrimiento de
Cosanga; FSI: falla de corrimiento de Santa Inés; OSI : Depresión de Santa Inés; FS: falla de
cor r imiento subandina.
158
o
10
20
Severi ne BES DE BERC ETAL.
_ PALEOZOI CO
~ SOCALO METAMORFICO
o NEOGENO
O CRETACICQ - PALEOGENO

SEISMOS DE Ms > 4
_
TRIASI CO -
JURASICO
Fig. 4 - B10(IUCmorfo-tectóni co 3D de la Cordillera del Cutucú. Los sismos representados
son los del experiment o de Legrand et al. presentado en este libro (capítulo 1).
FUP: Falla del Upano,
2. Cl\ MARCADOR MORFOLÓGICO REGIONAL: LA SUPERFICIE
MERA-UPANO
El estudio de las imágenes satelitales y de modelos numéricos de terreno
(Savane©IRD) nos han permitido poner en evidenc ia una superf icie morfol ógica
regional de más o menos 3 000 km
2
ubicada en la zona subandina, y cubriendo la
Depresión Pastaza y el valle del Upano entre la Cordillera Oriental y la Cordillera del
Cutucú (fig. 2). Esta superficie está cortada al este por un deslizamiento de más de 70
km de extensión N-S, y de SOO m de altura (figs. 2 y S), que constituye una barrera
mor fológica importante entre la zona subandina y la llanura amazónica. Además, la
incisión fluviátil de la Superficie Mera-Upano por los ríos Pastaza y Upano, que se
observa actualmente, puede alcanzar más de cien metros de profundidad (figs. 6 y 7).
Corno lo muestra la figura 6, esos procesos de erosión siguen muy activos y afectan
conti nuamente las vías de comunicación en el valle del Pastaza.
LA S PERFlClE MERA-UPANO
[59
Fig. 5 - Modelo numérico de relieves (Sa":lOe©IRI» del megucono alu vial del Pastaza y de su
deslizamiento fruntnl.
N''oRI organlCO role405&0 + / ~ 1030 a. BP,
GI
SUp!l rlicl e Mere-Upano
Lanar
5m
Fig. 6 - Secciones litol ógicas de la Fm, Mera (a) )' de los dep ósitos aluviales (h) del pa leo-r lo
Alpayacu que sellan Iu su perficie Mera- pano (ubicnci ún en la fig. 5).
La foto ilustra el deslizamiento de mayo del 2002 en la car ret era Ha ños-Puyu, qu e permitió
levantar esas seccion es. Descripción de facies seg ún la nomenclatura de l\liall ( 1996).
160
(e)
10 m
Scverine si: DE BERC ET AL.
5
o
W
1000
900
f4C 23 670 +/- 160 a. BPI
Gt
FU Fr
Gt
e
Gmm/ Gmg
Gt
e 1
14
C 30 920 +/- 350 a. BPj
f-----l Superficie endurecida Mera-Upano
Lahar
Rio Upano
(b)
E
Rio Yukipa
1 km
Fig. 7 - a) Modelo nu m ér ico de relieves (Savane©IRD) del valle del pano; h) sección
estructural a través del relleno volcano-sedimcntar io del valle del Upano: e) seccl ón Iilológica
de los depósitos Iluvial es que sellan la Superficie Mera- Upano,
FS: Fall a de cor r hniento suhandina: FUI': Falla del Upano: FSH: falla de retro-currimlento
de Shaime; FC: falla de cor r imiento del Cutucú. Descripci únde facies según la nomenclutura
de MiaU (1996).
LASUPERFICIE MERA- PANO 161
El río Upano y el río Past aza son los medios de tran sport e principales de los
depósitos aluv iales de la zona subandina. La Superfici e Mera-Upano se formó encima
de los conos aluviales alimentados por es os dos ríos , y en gran par te por los sedime ntos
volcano-e1 ásticos pr oducidos por los volcanes Tungurahua y Sangay (fi g. S). Esta
superficie de extensión regional corresponde a un ni vel endurecido oxi dado carac teríst ico
de las su perficies de erosión sub-aé rea llamadas "glacis" en francés. En los topes de los
conos aluviales deL Past aza y del Upano, logramos obtener dat acioncs encima y debaj o
de es ta importante supe rf icie de ero sión.
El co no aluvi al del Pastaza, que ocupa toda la Depresión Pasiaza. al este del
granito de Ab itagua, y la depresión Sant a Inés al oe ste, es tá compuest o por la Formac ión
Mera considerada como de edad plei st ocena (Tshopp, 1953). La Formación Me ra
co mprende tres uni dades de "d ebri s flow" (conglomerados gruesos con matri z flotante)
de un espesor total de 50-SOm, cu biert as por dos niveles de lahar que provienen del
volcán Tungurahua (fi g. 6). El tope del ultimo nivel de lahar correspondc a la Superficie
Mera- Upano. Encima de est a superficie, se encuentran localment e. ce rca de la localidad
de Mer a, depósitos flu viales de 5 m de espes or que contienen principalmente cl ástos
graníticos y que provi enen del antig uo ca uce del río Alpayacu, tri but ario del río Past aza
(ver fig. 5). Dentro de esos depósitos fluvi ales, se ubica un ni vel orgá nico con tron cos
de árbol es bien conservados, que hicimos datar por IJC en los laboratorios de Bet a
Analytic (Miarni, Florida, USA), y que dio una edad de 17 920 a. +/- 100 BP (Bet a-
144644). Más abaj o. entre los dos ni veles de lahar, aparece otro ni vel orgánico del
mi smo tipo que dio una edad I ~ C de 40 5S0± 1030 a. Bf' ( BETA- 1693I S). Esas dos
dataciones nos indican que la Superfi cie Mera-Upano se formó entre 40 SSO± 1030 a. Br
y 17920 a. +/- 100 BP.
En el valle del Upano, en la espalda de la Cordillera de Cutucú (fig . 2). la
Superficie Mera -Upano se desarr oll ó al tope de depósitos de lahares (fi g, 7) que
Fig. 8 - Modelo numérico de relieves (San llle©IRD) most r ando la pr uveniencia dc lus
sedimentos de los conos alu viales dc la zona suhandina ecuator iana.
162
Scve rine BES DE BERC éT AL.
provienen de los colapsos sucesivos del volcán Sangay, datad os en 260 ka BP y SOka
BP (Monzier el al. , 1999). Calc ulamos que en el valle del Upano se depositó alrededo r
de 60 km' de lahares (Bes de Berc, 2003) . La incisión del río Upano es más o menos de
100 m de profundi dad, y alcanzó el subs trato de los depósi tos de lahar que corresponde
a la Fm. Napo o la Fm. Hollín de edad cret ácica. Localmente sobre la Superficie Mera-
Upano, encontramos depós itos fluviales del anti guo cauce del río Upano (fig. 7). Esta
serie fluviátil de una decena de met ros (fig. 7) revc'ó niveles orgánicos que nos
permitieron datar su base en I ~ C 30920 +/- 350 a. BP (Beta- 171211) y su tope en I·C 23
670 +/ - 160 a. BP (Beta- 1712 12).
Las datacion es de Mera y del Upano muestr an que la Superficie Mera-Upano
empezó a formarse antes de 30 920 +/- 350 a. BP, y fue preservada por lo menos hasta
17 920 a. +/- 100 BP. Este periodo corres ponde a la última gran glaciación puesta en
evidencia por Cl aperton ( 1993) entre 32 000 a. BP y 14 000 a. SP. En la cuenca
amazónica, fue un periodo de cli ma frío y seco donde pudo desarrollarse una superficie
de erosión o de no depos itación tal como la de Mera-Upano.
3. TASAS DE INCISIÓN Y DE LEVANTAMIENTO TECTÓ ' ICO
La Superficie Mera-Upano constituye un excelente marcad or morfológico para
medir las tasas de incisión de los ríos, y de la deformación vincul ada con las recientes
fallas de la zona subandina.
3. 1. Las tasas de incisión del río Pastaza
La zona del Pastaza está di vidida en cuatro domin ios estructurales, donde
calcu lamos tasas de incisión a parti r de la superficie regional de Mera-Upano, y de
diferent es niveles de terrazas de ablación a orillas del río Pustaza (Bes de Berc, 2003).
Esos dominios son del Este al Oes te: la zona de Mera-Puyo, sobre el cono aluvial del
Pastaza; el granito de Abitagua; la Depresión de Sta. Inés; y, más al oest e, el Alto Pastaz a
(fig. 9).
En la zona de Mera-Puyo, la tasa de incisión fue calculada a partir de dos
marcadores: la Superficie Mera-Upano (T I), ubicada 90 m arr iba del río Pastaza; y la
terraza de ablación de Motol o (T2), encontrada en la cantera de Motolo cerca del pueblo
de Mera, ubicada 20 m arriba del río Pastaza y datada en I· C 1800 +/-50 a. BP (BETA-
168282). Las tasas de incisión calcu ladas para la zona de Mera-Puyo son de 0,43 cm/
año entre 17 920 +/- 100 a. BP y 1 800 +/- SOa. BP, y de 1,11 cm/ año desde 1 800 +/
- SO a. BP.
En el grani to de Abita gua, la Formación Mera es condensada (11 m de espesor)
y descansa directamente sobre el granito. La Superficie Mera-Up ano (TI ) está ubicada
156 m arriba del río Pastaza, lo que impli ca una tasa de incisión de 0,87 cm/año.
En la Depresión de Sta. Inés, además de la Super ficie Mera-Upano ubicada
alrededor de 135 marriba del río Pastaza, aparecen varios niveles de terrazas de ablación
en la Formación Mera. Una de esas terrazas de ablac ión está sellada por una colada de
lava prove niente del volcán Tungurahua. Esta colada de lava fue cartograf iada sobre 30
LA SUPERFICIEMERA-UPANO l63
(a)
w
....
Tungurahua

"
.t.AU"P¡ __o •
:/
Auta pi
\
j
,
T1
E
1
''''
,..,
soe
Fig. 9 - Secci ones morlo-estructurales a través del valle y del cono aluvial del Pastaza, y
valores de tasas de inci sión fluviátil y de levantami en to tectónico.
km de ex tensió n, desde el pueb lo de Baños (al pie del volcán Tungurahua) hast a la
De pres ión de Sta. Inés. Según Hall el al. (1999), esa colada de lava sucede a un fluj o
pi rocl ástico da tado en 14C 2 215 +/- 90 a. BP y es tá cubi ert a po r cen izas volcánicas
datadas en 1
4
C 1470 +/- 85 a. BP. En la Dep resión de Sta. Inés, a partir de la Supe rficie
Mer a-Upano y de la terr aza sellada por las lavas, calculamos tasas de incisión de 0,54 -
0,57 cm/año entre 2215 y 1470 a. BP, y de 0,87-2,5 cm/año entre 2 215 Y 1470 a. BP.
Las tasas de incisi ón calcul adas a Jo lar go de l Río Past aza, entre 17 920 a. BP y
el Presente, están resu midas en la sección de la figura 9. Esas tasas no so n constantes de
una unid ad estru ctural a la otra, y están apare nteme nte vi nculadas a las difer entes fallas
de corri mien to de la zona subandina. Globalme nte, las tasas de incisión aumentan en el
tiempo del Plei stoceno al Presente.
3. 2. La s tas as de incisión del río Upano
La Superficie Mer a-Upano (T 1) nos permitió también calc ular la tasa de incisión
del río Upano. La incisión de TI empezó de spués de Jos úl timos depósi tos fluviales
da tados en 23 670 a. BP, que enco ntramos sobre la superficie (fig . 7). Ca lculamos en es te
164
Severine BES DE BERC ET AL.
lugar, por un espesor de 110 m de lahares y de depósitos fluviales, una tasa de incisión
hasta el Presente de 0,46 cm/ año.
3. 3. Las ta sas de levantamiento tectónico en el megacono del Pastaza
El marcador morfológico Mera-Upano, que se extiende desde la Depresión Sta.
Inés hasta la llanura amazónic a, está bastante deformado. Esta superficie aparece en la
figura 9a cortada y basculada por las diferentes fallas subandinas. Se calculó el rechazo
vertical de las principales fallas inversas a partir de este marcador. Asumiendo que la
Superficie Mera-Upano no fueafectada por incisión y por levantamiento tectónico hasta
J 7 920 a. BP (ver más arriba), calculamos lasas de levantamient o del mismo orden que
las tasas de incisión (ver fig. 9a). La tasa de levantamiento más fuerte se encuentra en
las fallas de corrimiento subandinas frontales (fallas de Bobonaz a y de Autapi) donde
alcanza más de un centímetro por año. El desli zamiento de 500 m de altura que afecta
el frente del megacono aluvial del Pastaza (fig. S) está vinculado al importante rechazo
de esas dos fallas de corrimiento frontales.
4. SÍNTESIS Y CONCLUSIONES
En el Pleistoceno medio y superior, se depositan en la Depresión Pastaza y en el
valle del Upano lahares que provienen de la actividad de los volcanes Tungurahu a y
Sangay (fig. l Oa). Esos lahares constituyen la parte superior de la Formación Mera del
megacono aluvial del Pastaza. Los lanares del valle del Upano resultan de dos colapsos
sucesivos del edificio del volcán Sangay en 260 y SO ka BP.
Entre 32 y 18 ka BP, la ultima gran glaciación se traduce en la cuenca amazónica
por unclima frío y seco responsable de la formación yde lapreservación de laSuperficie
Mera-Upano (fig. 10b). Aparentemente, durante este periodo, no hubo actividad
tectónica y tampoco incisión fluviátil.
Después de 18 ka BP (edad de los depósitos fluviales más j óvenes encontrados
encima de la Superficie Mera-Upano), comienza la incisión fluvi átil de la Superficie
Mera-Upano por los ríos pastaza y Upano (fig. 10c). Esta incisión está ligada a la
actividad tectónica de la zona subandina ya la propagación de fallas de corrimientos que
corten y defor man la Superficie Mera-Upano.
Actualmente (fig. IOd), el megacono aluvial del Pastaza está afectado por un
proceso de erosiónregresiva espectacular, que se traduce por undeslizamiento de 500 m
de altura que separa la zona subandina de la llanura amazónica. Este deslizamiento está
ubicado a lo largo de las fallas de corr imiento frontales de la zona subandina, cuya tasa
de levantamiento es estimada a más de I cm/año. Esta import ante actividad tectónica
está corroborada por la fuerte actividad sísmica y volcánica que caracteriza la zona
subandina ecuatoriana (ver Legrand el al. y Barragán el al. , en este libro) . La
propagación de las fallas de corr imiento modificóconsiderablemente la red hidrográfica
de la región del Pastaza y del Upano.
Aparentemente, la Superficie Mera-Upano y las fuertes tasas ele incisión fluviátil
y de levantamiento tectóni co que la caracteri zan, están restringidas a la zona subandina
LA SUPERFICIE MERA-UPANO 165
Fig. 10 - Los diferent es estados de evolución de la zona subandina ecuatoriana y de la
Sup erfici e Mera-Upano desde el Pleistoceno: a) Pleistoceno medio-superior; b) entre 32 y 18
ka. BP; e) desde 18 ka. BP; d) actualmente.
a)
b)
a
PLEISTOCENQ
MEDIO-SUP. :
Fm. Mera
_=....:::.:,ouu::.: r,:: a.:.,: h.::, ua=..y.del S a n g a ~
15
32-18 ka BP :
Clima frío y árido
ormación y preservació
el erficie Mera-URan
166
e)
d )
Severine BES DE BERC ETAL.
e
POST·18kaBP:
ctivación tectónica
;;.o.¡,¡;,...;.....""'""r"' r.;.;. im, .;.,i" e..;.; nto e incisión
ACTUAL :
Erosión regresiva

LASUPERFICIE MERA-UPANO 167
ecuatoriana. Desaparecen al sur (en Perú) y al norte (en Colombia ). La morfología de
la zona subandina ecuatoriana y su fuerte actividad tectónica pueden ser interpretadas
como el resultado de un evento geodinámico mayor tal como la subducci ón de la
"Dorsal" oceánica de Carnegie, cuyos efectos pueden aparecer en la cuenca amazónica
a partir del Pleistoceno.
Referencias citadas
BES DE BERC S., 2003 - Tectonique de chevauchement, surrection et incision tluviatile
(exemple de la zone subandine équatorienne, haut bassin amazonien). PhD Thesis.
University of Toulouse. 181 p.
CLAPPERTON C; 1993 - Quaternary Geology and Geomorphology of South America.
Elsevier, Amsterdam, 779 p.
HALL M. & BEATE B., 1991 - El volcanismo Plio-Cuaternario en Jos Andes del Ecuador.
Estudios de Geografía, 4: 5-38.
HALL M.L., ROBIN c., BEATE B., MOTHES P. & MONZIER M., 1999 - Tungurahua
Volcano, Ecuador: structure, eruptive history and hazards. J. Vale. Geotherm. Res. 91:
1-21.
MIALL A. D., 1996 - The Geology of fluvial deposits, sedirnentary facies, basin analysis and
petroleurn geology. Blackwell Science, London, 582 p.
MONZIER M., ROBIN c. SAMANIEGO P., HALL M. L., COTTON 1.. MOTHES P. &
ARNAUD N., 1999- Sangay Volcano, Ecuador; srrucrural developrnenr, present activity
and petrology. J. Vale. Geothenn. Res. , 90: 49-79.
TSCHOPP H.J., 1953 - Oil explorations in the Oriente of Ecuador. A.A.P.G. bull ., 37: 2303-
2347.
EL ENJAMBRE SÍSMICO DE MACAS
(CORDILLERA DE CUTUCÚ)
D eni s L EGRAND . ¡ » J, Patri c e B ABY fc · ·J , Franci s B ONDOUX I3J,
Cat herine D ORBATH d i , Severin e Bes DE B ERC tI · · ·I , Marco R/ VADENEIRA u¡
Resumen
La sismicidad de la región de Macas es comparada a la sismicidad global del Ecuador. Un
experimento con diez estaciones sismológicas de corto período fue realizado entr e 1999 y 2000,
cerca de la ciudad de Macas. en la parte sur del piedemonte suba ndino del Ecuad or (cord illera de
Cutucú). Las ubicaciones de los terremoto s registrados fueron comparadas ycorrelacionadas con
las estructur as geo lógicas. Algunos eventos están alineados en una dirección NNE-SSW que
corres ponde a la orientación de los planos nodales del mecani smo focal inverso del terremoto de
1995 (M. =7,0), pero muchos eventos más pequeños est án alineados en direcci ón NNW-SSE.
Atribuimos estas dos orientaciones del enjambre sísmico de Macas a los corrimientos subandinos
de basament o que provi enen de la inversión tectónica de un rift abortado del Triá sico-Jurásico,
orientad o NNE-SSW, que fue levantado y parcialmente expue sto en la cordillera de Cutucú. El
present e fraccionamie nto de esta parte de la deformación subandina está controlado por fallas
normales pre-exi stentes de or ientación NNE-SSW y de edad triásico-j urásico, que han sido
significativamente comprimidas en transpresión y reacti vadas en fallas inversas. La mayor parte
de las fallas del rift estaban orienta das NNE-SSW, y cor responden ahora a algun os corr imientos
del Subandi no, como lo confi rma el mecani smo focal ele I terremoto de 1995, localiz ado en el
¡II IFEA : Institut Francais d'Études Andinos, Whymper 442 y Coruña, Quito, Ecuador
(Iegrandenis@yahoo.com)
[" Dirección actual: Departamento de Geofísica, Blanco Encalada 2085. Santiago, Chile].
[""., Dirección actual: BRGM- SGRJGUA, Morne Houelrnont. routede l'Observatoire, 97 113
Gourbeyre. Guadeloupe. Frunce (S.BesdeBerc@brgm.fr )].
' l' Convenio PETROPRODUCCIÓN-I RD, P. O. Box, 17 12 857. Quito, Ecuador.
['" Dirección actual: IRD Perú, Casilla 18-1209, Lima 18 - Perú (Patrice.Baby@ird.fr)].
I." LMTG. IRD/CNRSIUPS. 38 rue des 36 ponrs, 3 1400 Toulouse. France
'·' PETROPRODUCCIÓN, Casilla Postal 17- 10-7019. Quito-Ecuador
(rnrivadeneira@petroecuador.com.ec)
170 I.EGRAND. BABY. BONDOUX, {)ORBATH. BES DR RERC. RIVADENEIRA
borde este (cor rimiento frontal de Mor e na). En la co rdillera de Cutucú, la or ientaci ón del
enj ambre actu al de rép licas puede ser interpr etada co mo el resultado de la acomodac ión del
des plazamiento del co rrimiento frontal de Morena NI ' E-SS\V, a lo largo de fallas pree xisten tes
Ni': \V- SSE que se enc uentran dentro del sistema de rift invert ido.
Palabras claves: Ecuador. tect ánica de inversi án, enj ambre sísmico. t ona subandina.
INTRODUCCIÓ¡ T
Un terremoto de ma gnitud M\V=7,O oc urrió el 3 de oc tubre de 1995, a una
pro fundidad de 23, 6 km (Engdahl el al., 1998), ce rca de la ciudad de Macas en e l
piedernonte su bandi no meridional del Ecuador (cordillera de Cutu c ú) , Las répl icas más
fuer tes, determinadas por Harvard, est án básicamente al ineadas en una direcci ón NNE-
SSW, de acu erdo con el mecanismo focal de l terremoto pri nci pal. Pero, muchos eve nt os
más peque ños, local izados por la red sísmica ec uator iana, estaban alineados en una
di recc ión sorp rende nte NNW-SSE (Yepes el al. , (996). Como la distribución de las
estaciones de la red ecu at oriana está pr incipal mente ori en tada N\Vrespec to a l enjambre
de Ma cas, la localizac ión de estas rép licas hu bieran podido ser afec tada s por la
dis tribución de estas estaciones sísmicas. Par a con firmar esta ori entación , una red
portátil de diez est ac iones fue instal ada alrededor de l enj ambre de Macas, ent re
noviembre 1999 y j uni o 2000.
Muchos est udios geológicos fueron rea lizados en el pi edernonte subandino y en
las tierras baj as amazón icas del Ecua do r, conoc idas como la cue nca Orient e (Tsc ho pp,
1953 : Canfield el al. , 19X2: Dashwood & Abbotts, 1990; Baby el al. , 1999; Chri s tophoul
el al.. 2002a ; 2002b; capítulo I de este libro), pero existe n pocos análi si s estructura les
detallados sobre la cordil le ra suba ndina de Cutucú, cuy a fuerte ac ti vidad tectónica está
evidenciada por el enjambre sís mico de Macas y la deformación de los marcadores
mor fológ icos recientes (Bes de Berc el al. , 2003).
El pr opós ito de este es tudio es presentar y ut ilizar res ultados geológicos y
sís micos para car ac terizar la deformación acti va de la co rdi ller a de Cut ucú y, para
exp licar el origen del enjambre sísmico de Ma cas.
1. C ADROGEODlNr\MICO
El Ecu ador es tá ubicado en la fron tera entre los Andes Ce ntrales orientados SSE-
NN W y los Andes Septen tri onal ' s or ientados SSW- NNE (fig. 1). Esta posición
partic ula r e n forma de codo hace que esta región está somet ida a ca mbios de esfu erzos
importantes y, por lo tant o, puede se r responsable de la f uert e act ividad sís mica y
vo lcá nica de Ecuador res pecto a Perú o olo rnbia , Por ejemplo, el Ecu ador tien e más
de 18 volcanes ac tivos, mi entras que en el ' a rte de Perú (No rte de 14°S) e l vo lcanismo
activo es inexi stente y Colombia tiene 14 volcanes ac tivo s (Sirnkin & Siebert, 1994) .
Volcanes mu y altos están ubi cados en Ecuador te.g. Mt Chimborazo, 63 10 m; Mt
Cotopaxi, 5 897 m; 1'v1t Ca yambe, 5 790 m) y grandes ter remotos (e.g. del 3 110 J / 1906
iV1" =8,8, del 12/1 2/1 979 M" =8.1, del 14105/1942 M" =7,8 y del 19/011195 8 M" =7,7)
ocurrieron e n la co sta del Pací fico. Específicamente, en los Andes ecuatorianos,
EL ENJAMBRESÍSMICO DE MACAS (CORDILLERA DE CUTUCÚ) 171
'''2
¡.
Á
PERU
~ ~
""
6. 6. 6.
6 ""
......1
"}'
.,
6.
(T3- .
. ~ . ¡ 6.
6.
6.
0"2
~ ~
~
/ '
f), ""
6.
~
e:
~ 6 L\
4?
I
~
-'!rT
1
.;'13
,+-
\
\ rT
2
Fig. I - Mapa de elevaci ón de la curvatura norte de los Andes (Gtopo 30 DEM), Yterremotos
superfici ales (profundida d < 50 km) (M. > 5,0) del catá logo de Harvard (1973-2000), que
tienen mecanismo focal para 10 regiones y los tensores de esfuerzos cor res pondientes (ver
tabl a 1). Los cír culos corresponden a los terremotos que no fueron usados para la
determinación de los tensores de esfuerzos. Para el enj ambre de Macas, tres eventos
adicionales fuer on incluidos (10/05/1963, 03/11/1963, 21/06/1967, ver figur a 2).
DGM = Dolor es Guayaquil Megashear.
ocurr ieron grandes terremotos superf iciales en la zona subandina (M
w
=7, I 1987 Baeza;
M
w
=7,0 1995 Maca s), caracterizada también por la presencia de volca nes acti vos como
el Sumaco y el Revent ador (reactivado recienteme nte, novi embre 2002) ,
La placa de Nazca subduce por debaj o de la placa surarnericana, a una velocida d
de 58 ± 2 mm/a ño en las latitudes de Ecuador (Trenkarnp el al. , 2002) , Medid as GPS
indican un movimient o en direc ción este de la placa de Nazca respecto a la placa
suramericana, consi derada como fija, que es oblicu a a la fosa de Ecua dor (Kell ogg &
Vega, 1995; Trenkamp el al., 2002) Yque genera una compresió n principa lmente E-W
(Ego el al" 1996; Gutscher el al.. 1999a; 1999b). La de formació n en los altos Andes
172 LEGRAND. BABY. BONDOUX, DORBATH, BES DE BERC, R1VADENE1RA
ecuatori anos fue básicamente relacionada con la zona dextral de la megafalla Dolores
Guayaquil (Dolores Guayaqui l Megashear : DGM) (Winter el al., 1993; Deniaud el al.,
1999; Trenkamp el al ., 2002), que marca la zona de sutura entre el bloque costero
ecuatoriano y el margen continental suramericano (Benitez, 1995; Jaillard el al., 1995).
Aleste de la DGM, los Andes ecuatorianos consistenen una faj a plegada ycorrida hacia
el este (Cordillera Oriental y piedemonte subandino, donde el patrón estructural está
dominado por deformación compresiva y transpresiva (Aspden & Lither land, 1992;
Baby el al., 1999; Pratt el al., 2002).
Para tener una idea de los tensores de esfuerzos, les hemos calculado a parti r de
los mecanismos focales de Harvard para eventos superficiales « 50 km) de magnitud
M" > 5,0. La región entera fue dividida en diez regiones, en las cuales se supone que
existe un solo tensor de esfuerzos (fig. 1). El comportamiento general de la tectónica
puede ser deducido a partir del factor de forma R (Rivera & Cisternas, 1990) del tensor
de esfuerzos (R<Opara unacompresión pura, R>1para una extensión pura y O<R<1 para
un estado intermedio, tabla 1), Algunos eventos no han sido tomados en cuenta, porque
sus mecanismos focales no eran compatibles con el tensor de esfuerzos de la región
(principalmente la costa de Colombia, círculos de la figura 1). Todos los tensores de
esfuerzos son compresionales (con un S3vertical, figura 1, i.e. con R<O, tabla J ) excepto
Región I 0' 1
I
R O' O'
2 3
strike dip strike dip strike dip Score
1
I
280,32 +1- 0,63 190,08 1- 0,64 77.R4 . 1- 1,44 - 1,51 +1- 0,09
5.88 . 1- 0.63 2.29 +/· 0. 14 S3.66 +1· 0.60 0.996 T/ - 0.00005
2 91.07 +/- 1,69 204,19 +1- 0,43
I
294,53 t/- 0,43 2, 16 +1- 0,05
82,64 ¡ / - 0,41 2,R7 t /- 0,23 ó.74 +/ - 0,42 0,995 +1- 0,0002
3 265, 17 +/- 0,20 174,42 +1· 0, 19 54,24 - 1- l,l2 -0,76 +/- 0,02
8,54 +1· 0,29 5,03 +1- 0,21 RO,06 - 1- 0,31 0.99R +/- 0,00002
4 40,50 ¡.,l. 0 , ~ 2 lJ 1.20 tI - 0))5 2tí4,tí<J !-J. 1, 11 -2,45 +1- 0,37
4,34 +1- 0,20 8.96 +1- 0,41 80.02 +1- 0.43 0.984 +1- 0,0004
5 251,08 +/- 0,52 341,43 +1- 0,47 88,82 .1-/_ 2,29
I
-0,31 /- 0,05
7,67 +/- 0,39 2,49 +/- 0,42 81.87 '1 / - 0,44 0,709 1- 0,0003
6 318,25 /- 0,34 228,25 +i- 0,34
I
2R1,65 T/_ 2,36 -0,33 : 1- 0,02
0,34 T/ _ 0,06 0,25 +/- 0,05 89,57 +/ - 0,08 0,973 +/- 0,0007
7 91,93 +1- 0,99 184,98 - /- 0,94 293,99 +1- O,5tí -0,14 T/- 0,02
17,76 +1- 0,36 6.37 +/ - 0,31 71.04 +/- 0,37
I
0,971 11- 0,0004
8 104,02 +1- ,044 6,24 +/- 1,02 197,50 -'l· 0,51 I 0, 17 +1- 0, 14
I
5,20 T/- 0,49 55.61 +1- 0.90
I
33.84 t /- 0,94 0,944 +/- 0,00005
<)
I
83,62 -rl - 0,56
I 174.3S ~ · I · 0,55
I
278,07 +/- 0,85 -1,84 +1- 0,08
13,09 +1- OJ 7 I 3.25 +1- 0. 16 76.50 - l · 0.37 0.991 +/- 0,0002
10 273,59 TI· 0,68
I
183,55 t /- 0,68 113,03 ~ / - 25,02 -1,39 +1- 0,06
1,33 +1- 0,59 0,68 1/. 0,34 88,49 +1- 0,68 0,845 +1- 0,0001
Tabla 1 - Ca rac terís ticas de los tensores de esfuerzos promedio de las 10 mejores soluciones.
R es el factor de forma (ver texto).
EL ENJAMBRESÍSMICO DE MACAS (CORDILLERA DE CUTUCÚ)
173
para dos regiones: la parte sur de la costa de Colombia (región 2 con cruces de la figura
1), que es una pequeña región extensional (R>1, tabla 1). La segunda región es el
enjambre de Macas (región S, con diamantes en la figura 1). que tiene un tensor de
esfuerzos de rumbo intermedio (O<R<1, tabla 1). Esta región de Macas es una zona de
transición entre dos regiones en compresión (Norte del Perú y Norte del Ecuador, figura
1, tabla 1), caracterizando una deformación compleja, en una región en forma de codo
entre el cambio de orientación de las cordilleras del Perú yColombi a, mencionado antes.
Estos resultados son similares a los encontrados por Ego el al. (1996), excepto para la
región 6 de Bogotá (estrellas en figura 1) y para la región S de Macas (diamantes en la
figura 1). Esta diferenci a puede ser atribuida a que estos autores no pudieron tomar en
cuenta el sismo de Macas de 1995, de magnitud M
w
=7,0, Ysus réplicas, ni tampoco el
evento de 1995 de M
w
=6,5 y sus réplicas en la región de Bogotá (estos eventos
ocurrieron después de sus análisis). Esta situación particular de la región de Macas será
discutida en este artículo dentro de su contexto geológico .
2. CUADROS SISMOLÓGICOS Y GEOLÓGICOS
Un terremotosuperficial de magnitud M
w
=7,0 a 23,6 kmde profundidad ocunió el
03/10/1995 a 2,76SoS, 77,SISoW(Engdahl el al., 1998; evento 7 en la figura 2), cerca a la
ciudad de Macas, en la cordillera subandina de Cutucú, que constituye la parte sur del
piedemonte oriental de los Andes ecuatorianos. La deformación subandina en Ecuador es
compresiva o transpresiva y es controlada por corrimientos de basamento de alto ángulo.
El piedemonte subandino está constituido por la culminación relativamente simple del
antiforme Napo(Levantamiento Napo) en el norte, y laestructura compleja de lacordillera
de Cutucú en el sur, ambas separadas por la Depresión Pastaza, donde se desarrolló un
abanicoaluvial tropical y húmedoa granescala (Bes de Bercel al., capítulo 1de este libro).
La cordillera de Cutucú está deformada significativamente por un complejo sistema de
fallas inversas (figura 2) relacionado a la inversión de tipo transpresivo de un rift abortado
triásico yjurásico orientado NNE-SSW(Babyel al., 1999; Christophoul, 1999; Díaz el al.,
capítulo I de este libro). Este sistema de rift invertido desaparece en dirección noreste bajo
los depósitos terciarios de la adyacente cuenca Oriente de ante-país, como muestran los
perfilessísmicosde loscampos de Petroproducción (Rivadeneira & Baby, capítulo 1de este
libro). El núcleo de la cordillera de Cutucú está constituido por la Formación Santiago
(figura 3), que corresponde al relleno sedimentario levantado a superficie del rift triásico-
jurásico (Christophoul, 1999). Los marcadores geomorfol ógicos cuaternarios, como las
terrazasaluviales del valle del no Upano en la parte traserade lacordillera de Cutucú, están
deformados por fallas de coni miento (Bes de Berc, 2003). Estas deformaciones recientes
están de acuerdo con la sismicidad importante registrada en esta región (figura 2).
Las réplicas más import antes del evento de 1995, registradas por el USGS, están
alineadas en una dirección NNE-SSW (figura 2), de acuerdo con el mecanismo focal del
choque principal. Sin embargo , muchas pequeñas réplicas (de magnitud local M
L
<4,0)
fueron también registradas en una dirección perpendicular NNW-SSE, pocos días
después del choque principal (Yepesel al., 1996; Alvarado el al ., 1996) Yhasta más de
5 años después (figura 4). El significado de estas dos orientaciones será discutido
posteriormente.
174
LEGRAND, BABY, BONDOUX, DORBATH, BES DE BERC, RIVADENEIRA
4· 28/04/84
Mw " 5.6
~
\ ;
9· 04/10/95 12·08/10/95 11· 07/10/95 10· 05/10/95
Mw=5.3 Mw= 5.4 Mw=5.8 Mw=5,2
~ r f ~
o
I
-77.5"
· 1.83'
- 0 0
2· 21/06/67
Mw=6.0
6· 25/11/90
Mw=5.3

8· 03/10/95
Mw= 6.4
20 km
-3.10'
-77.5'
Fig. 2 - Mecanismos focales de terremotos superficiales (profundidad < 50 km) de magnitud
(M. > 5,0) del catálogo de Harvard (1973·2000) reportados (puntos amarillos) en el modelo
numérico de relieve (Savane software © IRD/MS, France) y mapa estructural de la región de
Macas. Tres sismos adicionales fueron incluidos (10/0511963, 0311111963, 2110611967). El
evento 7 de profundidad 23,6 km de 1995 (estrella roja) tiene un mecanismo focal compatible
con la deformación transpresiva del corrimiento frontal de Morona. Las réplicas del sismo
de 1995 de Macas (puntos azules) también están representadas (catálogo de Harvard,
excepto para el terremoto de Macas de 1995 para el cual usamos la localización de Engdahl
el al. (1998) que es más precisa). Las réplicas están agrupadas según una dirección NNE-
SSW, de acuerdo con el mecanismo focal del choque principal de 1995.
EL ENJAM BRE SÍSMICO DE MACAS (CORDILLERA DE CUTUCÚ) 175
-78.5
0
-1.7 o
CUATERNARIO
DEPOSITOS VOL CANI COS
DEPOSITOS FLUVIALES
MODERNOS
DEPOSITOS DE LAHARES
PALEOGENO
CRETACICO SUPER IOR
-77.25°
----
---
o 20 km
-
_ TRIASICO • JURASICO (Fm. San tiago )
_ DEVONI CO· CARBONIFERO
CORDI LLERA ORIENTAL
(formaciones rnetam órncas y voleanteas
del Paleozoico y Mesozoico)
Fig. 3 - Mapa geológico de la región de Macas.
176 LEGRAND. BABY, BONDOl X, DORBATH, BES DE BERC, RIVADENElRA
-3.09
-7856
: \
20 km
Fig. 4 - Sismicida d registrada du rante el experimento de 1999-2000 reportada en el modelo
numérico de relieve (software "Savane" © 1RD/MS, Francia) y mapa estructural con la
localizaci ón de las diez estaciones sísmicas (triángulos: 1: Cer ro Bosco; 2: Mac2; 3: Mac3; 4:
Mac4; 5: Mac5; 6: Mac6; 7: Mac7; 8: Yaupi ; 9: Mor óna: 10: Miasal ).
3. DESCRIPCIÓN DE LA CAMPAÑA SíSMI CA DE 1999-2000
Aprove chando la fuerta actividad sísmica cerca de Macas desde 1995, se reali zaron
en la cordi llera de Cutucú un análisis estructural y un experimento sís mico para investigar
el orig inen del enjambre sísmico y comprobar su orientació n NNW-SSE- Diez estaciones
sísmicas (8 L4- 3D de tres componentes 1 Hz, y 2 Mark Product vertical 2 Hz de un
componen te) fueron instaladas alrededor del enjambre de Macas, entre noviembre 1999 y
EL ENJAMBRE SíSMICO DE MACAS (CORDILLERA DE CUTUClJ) 177
juni o 2000 (figura 4), para precisar las localizaciones de los hipocentros, Cada estación
registraba el tiempo con un GPS propio, El intervalo de muestreo era de SO Hz. Dos
estaciones registraban de manera continua, con un sistema de adquisición "REFfEK"
(MIASAL y YAUPl) por la dificult ad de acceso en la selva amazónica, Las otras ocho
estaciones eran de tipo "LEAS" con un sistema de disparo. Las estaciones MC6Z y
MC7Z transmitían con telemetría al erro Bosco CBOS (figura 4).
4. LOCALl ZAClÓ DE LOS EVE: TOS DE 1999-20110
En una primera etapa, los eventos fueron pre-Iocalizudos con el pr grama
"hypoellipse" (Lahr, 19Y5). El model o de propagación fue deducido de la informa i ón
sísmica de la cuenca Orient e (cf Rivadeneira & Baby, capítulo I de est libro) y
comparado con un experimento ruicrosísmico realizado 1I1,)s al sur (cuenca peruana de
Ucayali) para obtener una tomografía estructural (Mallick & Drununond. 1999). En una
segunda etapa. localizaciones relativas usando la técnica del Master Event (Spence.
1Y80; Bess , 1986) fueron realizadas (con la información a priori de los hipocentros
dados por el programa hypoeIlipse). En una tercera etapa. se hizo una determina i 'm
conj unta de la estructura de velocidad y de localización ele los eventos, usando la ultima
versiónde "s irnulps J2" (Evans el al., 1994) del método de Thurber ( 1983), yempleando
COIDO datos de ingreso los tiempos de viaje de los eventos localizados previamente con
la técnica del "master event". Gran parte de los eventos están uhicados entre Oy 25 km
de profundidad. Otros eventos se encuentran a mayor profu ndidad, hasta Itj() km,
correspondiendo a la subducción de la placa de luzca. Algunos e entos están alineados
en la dirección NNE-SSW que corresponde a la orientación de los planes nodales del
mecanismo focal inverso del sismo de magnitud tvl" =7,0 de 1995 cerca el e Macas, pero
la mayor parte de los eventos est án alineados en una dirección N \V-SSE en la
cordillera de CUl UCÚ(figura 4),
5, INVERSIÓN TECTÓNICA Y DATOS SISMOLÓGICOS
Los hipocent ros fueron reportados sobre un mapa geomorlol ógico y estructural
de la cordillera de Cutuc ú(figure 4), obtenido a partir de la interpretación de imágenes
satelitalcs, deestudiosdccampoyde la revisión de mapas geológicos de Petroproducci óu.
Nuestro mapa estructural muestra dos sistemas principales de fallas inversas y pliegues
ele varios kilómetros. El primero tiene la orientaciónregional N-S a NE-SSWe incluy
los principales corrimientos que limitan la cordillera de Cutuc ú. El terremoto de 19ljS,
sus réplicas y un pequeño enjambre registrado por nuestro experimento est án ubicados
en la parte frontal de la cordillera de uruc ú(figura 4), El terre moto de l Y95. ubicado
a 23.6 kmde profundidad, ocurrió probablemente sobre el corrimiento de basamento d
dirección NNE-SSW, buzante hacia el oeste (figura 2), que emerge a 15 km al este
(corrimiento frontal de Morena). Hablaremos más adelante del origen de esta falla
mayor. El segundo sistema el e pliegues y fallas inversas tiene una orientación NNW-
. SE. similar a la del enj ambre actual de Macas confirmado por nuestro xp rim nro.
El corte estructural de la figur a Sfue construido a partir de datos de superfi cie y
de los hipocentros obtenidos en nuestro experimento, <-' inspirado en las secc iones
178 LEGRAND, BABY, BONDOUX, DORBATH, BES DE BERC, RIVADENEIRA

30
20
10
CUENCA BA51N
".
..
• • •••


l.
.. *
"-
Choque principal
de 1995, Mw =7,0

\10;. • :\
..'.
.,
..
/ .
CORDILLERA DE CUTUCU
/
Rlo
Upano
,
/""- - -=4 "
A
CORDILLERA ORIENTAL
(melasedl me1lo5
votcanccraeucoet
40 km
CORDILLERA ORIENTAL
(mel8ledimentol
volcanocta'llCOI)
r
B
Rlo
upanc
,
CORDILLERA DE CUTUCU
Cornm:.tnlO
oeMOtM'

CUENCA BA51N
- O
10
20
30
40km
GEOMETRIA PRE-CRETACICA DEL RIFT
Ne6geno
Ort. gú' " I
Paieoqeno
N. po ICretacacc
HolUn supenor
Tnasico-Jur ásico
PaleOZOICo
Basamento
e

,-
,-
,-
,-
,-
Fig. S - Corte estructural perpendicular a la cordillera de Cutucú (ver figuras 3 y 4):
A. Datos superficiales y sismicidad gravada durante el experimento de 1999-2000; B.
Interpretación de la geometría de las fallas definidas en base a la sismicidad, y perfiles
de sismica de reflexión en la extensión noreste del rift invertido triásico-jurásico (Díaz
el al., capítulo 2 de este libro); C. Reconstrucción palinspástica, mostrando la
geometría del rift pre-cretácico (estado de pre-inversión).
EL ENJAMBRESíSMICO DE MACAS (CORDILLERA DE CUTUCÚ)
179
sísmicas de la parte nore ste del rift abortado triásico-jurásico, invertido por transpresión
y emergiendo actualmente en la cordillera de Cutucú. Cuenca s invertidas y sus
estructuras asociadas han sido reconocidas en todos los continentes (Lowell, 1995), e
inversión tectónica de rift es común en los Andes (Uliana et al., 1995 ; Br anquet et al.,
2002). Las localizaciones de terremotos (figura 5A) muestran corrimientos de basamento
de alto ángulo de acuerdo con los datos regionales de sísmica de reflexi ón . En el este ,
limitan el corrimiento frontal de Morena, donde está ubi cado el sismo de 1995 a 23,6 km
de profundidad. Esta falla inversa pued e interpretarse como la inver si ón de una falla
mayor normal del borde oriental del rift tri ási co-jurásico (figura 5B). En el núcleo de la
cordillera de Cutucú, la orientaci ón NNW-SSE del enjambre s ísmico resulta
probablemente de la reacti vación de fallas inversas profundas de buzami ent os opues tos ,
orientadas NNW-SSE, y que interpret amos co mo fallas normales invertidas delimit ando
un horst de basamento (ver reconstru cci ón palin spástica de la sección transver sal de la
figur a 5C). Esta interpretación y la orientación NNW-SSEde fallas normales pree xistentes
dentro del sistema de rift orientado NNE-SSW implican la existencia de una tect óni ca
sinestral y transtensional durante los tiempos triásico y jurásico. En dicho modelo, el
despl azamiento del corrimiento de Morona (terremoto de 1995) es acomodado por
reajust arniento de fallas dentro del rift invertido, que induce la sismicidad orientada
NNW-SSE en la cordillera de Cutucú .
CONCLUSIONES
El riesgo sísmico en la región de Macas es alto como lo muestra el terremot o allí
produ cido de M
w=7
,0 de 1995. Los temblores so n se ntidos por muchas per son as cada
año en esta regi ón (réplicas pos-1995). Est a sismicidad está relacionada a la inversi ón
tect óni ca de un rift triá sico-jurási co orientado NNE-SSW que penetra oblicuamente en
el piedemonte subandino (ver figura 1) Yemerge en la cordillera de Cutucú. La parti ci ón
actual de esta parte de la deformaci ón suba ndina es controlada por la presenci a de dos
orientaci one s de fallas preexistentes del rift. Las fallas originales delimitando el rift
est aban orientadas NNE-SSW, y est án ac tualme nte reactivadas e invertidas por
compresi ón-transpresión, como lo confi rma el me cani smo focal del terremoto de 1995
ubi cado en la parte este del corrimiento frontal de Morona. En la cordillera de Cutuc ú,
la orientaci ón actual NNW-SSE del enjambre puede se r interpretada como el resultado
de la reactiv ación de fallas inversas NNW-SSE de buzamiento opuesto , y heredadas del
sistema de rift que acomoda el de spl azamiento ini cial del corrimiento frontal de Morona
(terremoto de 1995).
Agradecimientos
Agradecemos a: A. Ci sternas, por faci 1itarnos su programa para cal cular el tensor
de esfuerzos, ya]. C. Ruegg por su programa del " Master Event"; IRD por ayudarn os
co n la red de sismógrafos portátiles; Pet roproducción y el Ejército Ecuatoriano por su
import ante apoyo logístico. D. Legrand agradece al Ministerio de Relaciones Ext eriore s
de Francia (Ministere des Affaires Étrangeres) y al Instituto Francés de Estudios
Andinos (lFEA) , por auspiciarle una posi ci ón de 2 años en Ecuador como investi gador.
Est as investi gaciones fueron apoyadas por el Proyecto IRD e INSU 99PNSE59.
180 LEGRAND, BABY, BONDOUX. DORBATH, BES DE BERC, RIVADENElRA
Referencias citadas
AKI, K., 1965 - Max imum likeJihood estimare ofb in the formul a 10gN=a-bM and its confidence
limit s. Bull. Earth. Res. lnst., 43: 237-23 9.
ALVARADO A., SEGOVIA M., YEPES H., GUILLIER B., CHATELAIN J. L., EGRED 1.,
VILLAGÓMEZ D., RUI Z M., SAMANIEGO P. & SANTACRUZ R., 1996 - The
Mw=6 .8 Macas earthquake in the subandean zone of Ecuador , Oct ober 3, 1995. Third
ISAG, St Malo (France ), 17-1 9/09/1996: 129-132.
ASPDEN J. & LITHERLAND M., 1992 - The geology and Mesozoic hi story of the Cordillera
Real , Ecuador. Tectonophysi cs, 205 : 187-204.
BABY P., RIVADENEIRA M., CHRISTOPHOUL F. & BARRAGAN R., 1999 - Style and
timin g of deformation in the Oriente Basin of Ecuador, 4
nd
Intemati onal Syrnposium on
And ean Geodynamics (ISAG' 99), Univ . Gottingen (Ger man y) , Extended Abstracts
volame: 68- 72 .
BENITEZ S. , 1995 - Évolution géodynamique de la province cótiére sud-équatorienne au
Crétacé supérieur Tertiaire. G éologie Alpine, 71 : 5-16 3.
BES DE BERC S., 2003 - Tect onique de chevauche ment, sur rection et inci sion fluviatil e
(exemple de la zon e subandine équatorienne, Haut-Bassin Amazonien). PhD thesi s,
Toulouse I1I, Paul Sabat ier , 18 1 p.
BES DE BERC, S., SOULA i.c., BABY P., SOURIS M., CHRISTOPHOUL F. & ROSERO J. ,
in press - Geomorphi c evidence of active deformation and uplift in a modern continental
wedge-top- foredeep transition:exarnple ofthe eastem Ecuadori an Andes. Tectonophysics.
BESSE, Ph., 1986 - Relocali sat ion rel at ive d'événements sismiques appliquée ala région Sud
du lac Ghoubbet situé dans la République de Djibouti . PhD, 49 p.
BRANQUET Y., CHEILLETZ A., COBBOLD P.R., BABY P., LAUMONIER B. & GIULlANI
G., 2002 - Andean deformati on and rift inversion, eas tern edge of Cordillera Oriental
(Guateque-Medina area) , Colombia. Journal of South Amer ican Earth Sciences 15: 391-
407.
CANFIELD, R., BON[LLA, G. & ROBBINS, R. K., 1982 - Sacha Oil Field of Ecuadorian
Oriente. AAPG Bull. 6 1: 1076- 1090.
CHRISTOPHOUL F., 1999 - Di scrirn ination des intluences tectonique s et eustatiques dan s les
bassins liés ades zon es de co nvergence : exemples du bassin subandin dEquateur. PhD
thesis, Université Toulouse I1I, Paul Sabatier, J84 p.
CHRISTOPHOUL F., BABY P. & DAVILA C, 2002a - Strati gr aphic responses to a major
tectonic event in a foreland basin: the Ecuadori an Oriente Basin from Eocene to
Ol igocene time s. Tectonophysi cs. Vol. 345 (1-4): 281-298.
CHR1STOPHOUL F., BABY P., SOU LA i .c., ROSERO M. & BURGOS J., 2002b - Les
ensembles fluviatiles néogénes du bassin subandind' Équ ateu r et impli cations dynarniques .
C. R. Acad. Sci. Pari s, Sci ences de la terre et des plan étes/ Earth and Pl anetarv Science,
334 : [0 29-1037.
DASHWOOD M.F. & ABBOTS JL , [990 - Aspects of the Petroleum geology of the Oriente
Basin, Ecuador. In: Bro oks J. Ed ., Classic Petrol eum Pro vinces, Geological Soci et y
Special Publication, na 50: 89- 117.
DEN1AUD Y., BABY P., BASILE c. ORDOÑEZ M., MONTENEGRO G. & MASCLE G. ,
1999 - Ouverture et évol ution tectono-sédimentaire du Golfe de Guayaquil: bassin
d' avant-arc néogene et quaternaire du Sud des Andes équ atoriennes. C. R. Acad. Sci .
Paris, 328: 181-187.
EGO F., SÉBRIER M., LAVENU A., YEPES H. & EGUES A., 1996 - Quaternary state of stre ss
in the Northern Andes and the restraining bend model for the Ecuadorian And es.
Tectonophysi cs , 259 : 101-11 6.
EL ENJAMBRE SÍSMICO DE MACAS (CORDILLERA DE CUTUCÚ)
181
ENGDAHL E., VAN DER HILST R. & BULAND R., 1998 - Global teleseismic earthquake
relocation wi th improved travel times and procedu res for depth determinat ion. Bul l.
Seismo Soc. Amer., 88: 72 2-74 3.
EVANS 1.R., EBERHART-PHILUPS D. & TH URB ER C.H ., 1994 - Users manual for
sirnulps 12 for imaging Vp and VplVs: a deri vative of the "Thurber" tomographi c
inver sion simul3 for local earthquakes and ex plosions, Open-fil e report 94- 43 1.
GUTSCHER MA., MA LAVIEILLE J., LALLEMAND S. & COLLOT ]Y ., 1999a - Tecronic
segmentation of the Nor th Ande an margi n: impact of the Carnegie Ridge colli si on. Eartli
Planet. Se. Let., 168: 255 -270.
GUTSCHER MA ., MALAVIEI LLE1. , LALLEMAND S. & COLLOT JY., 1999 b - Erratum to
"Tectonic segmentation of the Nort h Andean margin: imp act of the Carn egie Ridge
colli sion". Earth Planet . Sei. uu.. 170: 155-156.
GUTSCHER MA ., OLlVET 1. L. ASLANIAN D., EI SSEN J. P. & MAURY R., 1999c - The
'Io st Inca Plateau: ca use of llat subduction beneath Peru? Earth Planet. Sei. Lett. , I7I :
335 -34 1.
JAILLARD E. . ORDOÑEZ M.. BE NITEZ S., BERRONES G., JIMENEZ N. , MONTENEGRO
G. & ZAMBRANO L. 1995 - Basin development in an accretion ary, oce anic-Floored
forearc sett ing: southern coastal Ecuador during late Cre taceou s to late Eocene ti mes. In:
A. 1. Tan kar, R. Suarez & H.1. Wel sink Eds.. Petroleum Basin ofSouth America , Am. Ass.
Petr, Geol , Mern .. 62 : 615- 631. .
KELLOG 1.N. & VEGA V.. 1995 - Tect oni c deveJopme nt of Panamá. Cost a Rica, and the
Colombi an Andes: co nstrainrs frorn globa l positioni ng sys tem geode t ic stud ies and
grav ity. [ 11 : Mann, P. (Ed. ), Geologic and Tectonic Development of the Caribbean plat e
Boundar v in Southern Central Americe . GSA Special Papel', 295: 75-90.
LAHR1., 1995 - HYPOELLlPSElVersi on 3.0: Aco mpute r progr am for deter mini nghypocent er.
magn itude and first mot ion pattern of local earthqua ke. U. S. Geol . Surv., Open-file rep.,
95 : 90 p.
LEE W., BENNETI R. & MEAGHER K., 1972 - A metbod of est imating magnitu des of local
ea rthquake s from s ignal durat ion. Geol . Su rv. Open-file Rep 28.
LOWELL 1., 1995 - Mechani cs of basin inversion from wor Idwi de exarnples. Buchanan, J. G. &
Buchanan, P. G. eds, Basin Inver sion, Geological Society Spe cial Publicat ion, na 88: 39-57.
MALLJCK B. & DRUMMOND 1., J999 - Th e use of eart hquake energy for structure
tomography in the northern Ucayali basin , INGEP ET 99. II I lnt ernati onal Seminal' , Lima,
CD-Room, 16 p.
PRATI W., DUQUE P. & PONCE M.. 2002 - Ort hogona l deformati on in the eas tern Andes of
Ecuador. 5nd Intcrnational Symposiu m on Andean Geodynamics (lS AG'02), Univ .
Toul ouse (Frunce). Extended Abstracts volume: 485-488.
RIV ADENEIRA V. M. & BABY P., 1999 - La Cuenca Orient e: est ilo tect óni co, eta pas de
deformaci ón y car acterísti cas geológicas el e los pr incipales cam pos el e Petroproducción.
PETROECUADOR-IRD edition , Quito. Ecuador , 88 p.
RI VERA L. & CI STERNAS A.. 1990 - St ress tensor and fault plane solutions for a popul at ion
of eart hquakes. Bul/. SeismoSoc. Am.. 80: 600-61 4.
SIMKIN T. & SI EBERT L. . 1994 - volcanoes oftli« world. Geosci ence Press, Tucson, Arizona.
SPENCE W.. 1980 - Rel ative epicenter de terminat ion usi ng P- wave arrival-time di fferences .
Bull. SeismoSoc. Am.. 70 : 171- 183.
THURB ER C.H .. 1983. Ear thquake location s and three-dimensional c rustal struc ture in the
Coyote Lake are a. Cent ral Cali fornia. L Geophvs. Res. , 88: 8226-8236.
TRENKAMP R., KELLOGG J. N.. FREYM ELLER 1. & MORA H. P., 2002 - Wi de pl ate
marg in deformation. sout hern Ce ntral Amé rica and nort hwestern So uth Am érica, CASA
GPS observations. Jour. So uth Am. Se. , 15: 157-171.
TSCHOPP H. 1.. 1953 - Oil explorat ions in the Or ient e o f Ecu ador. A.A. P.G. Bulletin, 37 :
2303-2347.
LEGRAND, RABY, BONDOUX, DORBATH, BES DE BERC, R1VADENE1RA
LLIANAA., ARTEAGA M" LEGARRETA L., CERDANG. &PERONI G., 1995 - Inversion
structures and hydrocarbonoccurrence inArgentina. In: BuchananJ.G. & Buchanan P.G.
(eds), Basin lnversion. Geological Society Special Publicatíon, 88: 211-233.
VILLAGÓMEZ D" 2000 - Sismicidad del volcán Guagua Pichincha, 1998- 1999. Escuela
Politécnica Nacional. facultad de geología, minas y petróleos, tesis de ingeniero geólogo,
Quito. Ecuador, 114 p.
WINTER T" AVOUAC 1. P. & LAVENU A" 1993 - Late Quaternary kinematics of the
Pallatangastrike-slip fault (central Ecuador) fromtopographic rneasurementsofdisplaced
morphological features. Geophvs. J. t.« 11 5(3): 905-920.
YEPES 1-1., CHATELAIN JL. GUILLlER B., ALVARADO A., EGRED 1., RUIZ M. &
SEGOVIA M" 1996 - The Mw 6.8 Macas earthquake in the Sub-Andean zone of
Ecuador, October 3, 1995. Seis. Res. Let., 67: 27-32.
EVOLUCIÓN MAGMÁTICA ACTUAL DE LA ZONA
SUBANDINA: VOLCANES EL REVENTADOR Y
SUMACO, MODELOS GEODINÁMICOS
PRELIMINARES
Roberto B ARRAGÁN "'1,
Pat rice B ABY 1/ .2 " ,
Resumen
Los volcanes El Reventador y Sumaca, localizados a lo largo de la zona subandina norte
de Ecuador (levantamiento Napa), muestran una marcada variación petrográfica y geoquímica,
a pesar de estar desarrollados sobre unmismo basamentocorrespondiente a la secciónfanerozoica
de la cuenca Amazónica Oriente, y estar separados solamente por 50 km de distancia el uno del
otro a lo largo de un eje princi pal NNE-SSO.
El volcán Sumaca, localizado al sur del levantamiento Napa, es caracterizado por un
volcanismo alcalino shoshonítico fuertemente subsaturado en sílice y enriquecido en elementos
incompatibles en una relación de al menos 5 a 1con respecto a los contenidos observados en el
resto de volcanes andinos ecuatorianos.
El volcán El Reventador, localizado en la parte norte de la zonasubandina, escaracterizado
por un volcanismo calco-alcalino con una cierta signatura adakitica similar a la que presentan los
volcanes holocénicos Cayambe y Antisana de la Cordillera Real.
Radios isotópicos de 87Srls6Sr y obtenidos en ambos volcanes, excl uyen los
procesos de asimilación de corteza como el principa l mecanismo para explicar su variación
composicional. En su lugar son los procesos de subduccióny la interacción con la cuña mantél ica
los que imparten el control principal para la generac ión de estos magmas y sus diferencias.
111 LMTG. TRD/CNRS/ UPS, 38 rue des 36 ponts. 3 1400 Toulouse , France .
eDirección actual: Sociedad Internacional Petrolera S. A. Av. República 396, Edif. Forum
300. 8'" piso, Quito, Ecuador (rbarragan@sipec.com.ec )].
121 Convenio PETROPRODUCCIÓN-IRD. P. O. Box, 17 12 857, Quito, Ecuador.
[ -" Dirección actual: IRD Perú. Casilla 18-1 209, Lima 18- Perú (Patrice.Baby@jrd.fr)].
184 Roberto BARRAGÁN, Patrice BABY
Proponemos preliminarmente la existencia de un límite volcanogénico, el mismo que separa dos
tipos diferentes de zonas de Benioff desplazadas por efecto de la subducción subhorizontal de la
Cordillera de Carnegie. Al nort e, el volcánEl Reventadore staría asociado con procesos normales
de subducción, y su signatura geoquímica reflejaría aun los efectos metasomát icos adakíticos
generados al oeste bajo el frente volcánico andino, y arrastrados aleste hacia zonas más profundas
por corrientes convectivas en la cuña rnant élica. Al sur, el volcán alcalino Sumaco reflejaría
posiblemente el inicio de un proceso de "s lab roll back" como consecuencia directa de la
subducción de la Cordi llera de Carnegi e, la misma que bloquea y disminuye el proceso normal
de subducción. Su signatura geoquímicasugiere unmenor aporte de la placa subductada y/o bajos
grados de fusión parcial, como es sugerido por sus bajos radios LIL/HFS y altos contenidos en
elementos incompatibles. Su signatura alcalina también podría reflejar la contribución de una
fuente mantélica previo tipo isla oceánica (OlB), modificada por componentes de subducci ón.
Palabras claves: Shoshonitas. vol canismo al calino, ada kitas, fusión parcial, elementos
incompatibles, HFS, L/L.
INTRODUCCIÓN
Los Andes ecuatorianos represen tan un segme nto de la zona volcánica
septentrional andina (NVZ) (Thorpe el al., (982), desarrollada a lo largo de la margen
nor-occidental de Sudamérica (fig. 1). Los mismos proveen una remarcable oportunidad
para estudiar la naturaleza del magmatismo asociado con la convergencia de placas, y
por lo tanto precisar la relación entre subducción, espesor y estructura interna de la
litósfera continental por la cual atraviesan sus magmas.
Los Andes ecuatorianos, caracterizados por dos cadenas montañosas principales
-la Cordill era Occidental al oeste y la Cordillera Real al este-, presentan una tercera
cadena incipientede volcanes desarrollada hacia laparte más externa del arco magmático
actual, a lo largo de la zona subandina norte (levantami ento Napa) (fig. 1). A pesar de
estardesarrollaclos sobre un mismo basamento, correspondiente a lasección fanerozoica
de la Cuenca Oriente, dichos volcanes subandinos presentan una fuerte vari aci ón
cornposicional, tanto geoquímica como petrográfica, desde magmas típicamente calco-
alcalinos-andesíticos evidenciados en el volcán Reventador, a magmas fuertemente
alcalinos tipo basanitas y fonolit as presentes en el volcán Sumaca (Colony & Sinclair,
1928; Barragán el al ., (998).
Varios factores geológicos, presentes a lo largo del arco magmáti co andino
ecuatoriano, sonconsiderados al comparar volcanes El Reventador ySumaca. Primero,
los magmas generados en ambos volcanes tuvieron que atravesar la misma sección
litosférica, y por lo tanto cualquier efecto de la corteza atravesada puede medirse.
Segundo, ambos volcanes se localizan a la misma distancia con respecto a la fosa
ecuatoriana, y posiblemente tienen una misma relación con respecto a la zona de
Benioff, lo que permite probar el efecto que tiene la geometría de la subducción con
respecto a la generación de magmas y a las diferente s características de la placaoceánica
subductada. El presente trabaj o, por lo tanto, tiene como objetivo principal él de
establecer un modelo geodinámico para la evolución magmática actual de la zona
EVOLUCIÓN MAGMÁTICA ACTUAL DE LA ZONA SUBANDINA 185
75°00 '
o 50 100Km
----
-
Eastern
Cordillera
Subandean Zone
NVZ Zona Volcánica Norte
CVZ ZonaVolcánica Centro
SVZ Zona Volcánica Sur
Fig. 1 - Mapa de ubicaci ón regional de la zona de estudio: (A) distribuci ón de las zonas
volcánicas acti vas a lo largo de la Cordillera Andina (modificado de Cas & Wright, 1988);
(B) sistema de subducción actual Ecuatoriano-Colombiano y su relación con la placa Nazca
(modificado de Monzier el al. , 1999); (C) zona subandina ecuat oriana, área de estudio
(modificado de Baby el al. , 1999).
J86 Roberto BARRAGÁN, Patrice BABY
subandi na a través del estudio vulcanol ógico, petrográfico, y geoquímico de los
volcanes Sumaco y El Revent ador. El mismo permite explicar las diferencias
composicional es tan marcadas entre dichos volcanes. a pesar de estar separados
solamente por 50 km de distanci a el uno del otro, a lo largo del eje principal N-S del
Levantami ento Napo (fig. 2) . El modelo de evolución magmática de la zona subandina,
que ha continuación se propone, se enmarca dentro de un esquema coherente con la
evoluci ón geodinámica actual del arco andino septentrional y del sistema de subducción
nor-occidental de la mar gen Sudamericana.
1. MARCOGEOLÓGICO REGIONAL
La evolución geodinámica de los Andes Septentrionales desde el Neógeno está
relacionada con lasubducción de la placa oceánica Nazcadebajode la placa Sudamericana
(Lonsdale & klitgord, 1978; Winter, 1990). La carac terística más significativa del
sistema de subducción actual, en los Andes Septentr ionales, es la de su segmentación
en distintas regiones sismo-tectónicas (Hall & Wood, 1985), con ángulos de subducción
altos (25-35°), alternada con region es asís micas y seg mentos de subducción
horizontal izados debido principalmente ala heter ogeneidad de la Placa Nazca (Gutscher
el al ., 1999a).
Ecuador está localizado en una posición geo lógica privilegiada, debido a que en
él se encuentra la transici ón de algunas de estas regiones sismo- tectónicas y
volca nogé nicas acti vas (fig. 1). Al sur de 2°S, la subducción de la Placa Nazca,
carac teri zada por un ángulo menor a 15°, crea una zona amagmática (Hall & Wood,
1985; Barberi e l al., 1988) y el comienzo de una zona de subducción horizont al ("flat-
slab") (Gutscher e l al., 1999b), que se extiende hasta 15°S en la parte sur del Perú.
Al norte de 2°S, se ubica el arco volcá nico activo, donde la subducción de la
litósfera oceá nica define una zona de Beni off con ángulos entre 25° y 35° (Winter, 1990;
Barazangi & Isacks, 1976; Londslade & Klitgord, 1978). Recientemente, Gut scher el
al. (1999a) proponen una subdivisión de la parte correspondiente al arco magmático
ecuatoriano en dos segmentos diferentes: la región entre l OS y 2°S, caracterizada por un
arco activo estrecho y una zona de subducción con ángulos altos, orientada hacia el NE;
y la región entre 2,5°N y l OS, caracterizada por un arco magmático ensanchado, con una
signatura adakítica (Bourdon el al., 2001 ; Mon zier e l al ., 1997; 1999), di rectamente
ligado a la fusión de la placa subductada correspondiente a la subducci ónde la cordillera
asís mica de Carnegie, cuya prolongación genera un efecto de "flat slab'' en la placa
subductada (Gutscher el al., 1999a). Amba s regione s estarían separadas por una zona
de desgarre "tear zone", separando la cort eza oceánica Nazca al NO «25 Ma) de la
cort eza oceánica oligocénica Farallón al SE (>25 Ma) (fig. 1) (Pennington, 1981; Hall
& Wood, 1985). Sin embargo. Garrison & David son (2003) cuestionan el efecto de "fl at
slab" asociado a la subducción de la Cordillera de Carnegie propuesto por Gut scher el
al. (1999a), debido a que su configuración está basada únicamente en la distr ibución de
un solo sismo. y por lo tanto. la informaci ón geofís ica disponible en la Zona Volcánica
Norte (NVZ) no es convincente.
Unívocamente. la coli sión de la Coe0ill Era de Carnegie es un proceso continuo
que come nzó al menos desde hace 1 a 2 Ma (Lonsdade & Klitgord, 1978; Gut scher e l
EVOLUCIÓNMAGMÁTICAACTUAL DE LA ZONA SUBANDfNA 187
al.. 1999a), y probablemente sea un proceso más antiguo según Spikings el al. (200 1),
que ha controlad o la evolución geodinámica andina hasta el presente, pero ¿es éste el
mecanismo más relevante para lageneración de magmas en el arco septentrional andino
ecuatoriano? Un transecto orientado N-S, como el propuesto en el presente estudio,
permite probar dichos efectos en la producción de magmas tan diferentes en los volcanes
holocénicos actuales activos El Revent ador y Sumaco a lo largo de la zona subandina
norte (levantami ento Napo) (fig. 2). Los mismos se desarroll an directamente sobre la
serie cretácica-j urásica de la Cuenca Oriente (fig. 3), que a su vez yace sobre el crat ón
precámbrico sudamericano (Baldock, 1982; Dashwood & Abbotts, 1990).
Estructuralmente, lazona subandinade Ecuador corresponde a la partedeformada
de la Cuenca Oriente, resultado de la inversión tectónica de estructura s pre-existentes
extensivas pre-cret ácicas, asociadas al sistema de rift Teti ano Triásic o Superior-
Jurásico Inferior de orientación NNE-SSO (Balkwill el al., 1995; Baby el al.. 1998;
Christophoul, 1999; Diaz el al., en el capítulo I de este libro). Esta franja deformada es
más evidente en Colombia, donde constituye un sistema autónomo denominado
Cordillera Oriental. En Ecuador , el sistema subandino se presenta en una forma más
discontinua, formado por dos estructuras en flor positivas en-echelón (levantamiento
Napo y Cordillera de Cutucú), desarrollas mayormente durante el Mio-Pli oceno y
Cuaternario (Baby el al., 1999).
2. TRANSECTO PETROLÓGICO DE LA ZONA SUBANDINA
La siguiente seccióndescribe brevemente las características físicas, petrográficas
ygeoquímicas más significantes de los volcanes Sumaca y El Reventador, desarrollados
hacia la parte más externa del arco magmático ecuatoriano. en la zona subandina norte.
El contenido geoquímico representati vode elementos mayores, elemento s trazas
e isótopos de los volcanes Sumaco y El Reventador son sumarizados en la tabla l.
Ambos volcanes son activos y registran períodos erupti vos históricos y recientes
durante el último siglo (Hall & Beate, 199 l ), y se caracterizanpor mostrar posiblemente
un mismo estilo eruptivo explosivo. típicament e estromboliano-vulcaniano y una
morfologí a cónica similar.
2. 1. Volcán Sumaco
El volcán Sumaco está localizado en la parte sur del levantamiento Napo, a
105 kmal ested e laciudad de Quito. El Sumacoes unestrato-volcán acti vocaracterizado
por un edif icio volcánico principal cónico y muy simétrico, que alcanza una altura
máxima de 3 828 msnm (Hall, 1977). Es muy probable que el volcán Sumaca haya
tenido un período de actividad ent re 1650-1895, habiendo reportes de al menos tres
eventos explosivos históricos, el más reciente en 1933 (Hall, 1977).
Debido asucomposicióngeoquímica tanespeci al, el volcán Sumaca sediferencia
del resto de volcanes de los Andes Septentrionales. Las lavas del volcán Sumaca son
distinti vamente alcalinas, caracterizadas por fonoliras, basanitas y tefritas feldespatoicas
(Barragán, 1994). Estas lavas son típicamente porfir íticas conteniendo fenocristales de
188 Roberto BARRAGÁN. Patri ce BABY
~
FmTena(Maast-Paleoceno)
[2]
Cent ros Erupt ivos Actu ales
Fm Napo (Albiano-Campa niano)
G
Volcánicos Sumaco (Holoceno)
:05.
0
Fm Hollín (Aptiano-Albiano)
IM9c:o'.I
Depósit os Mio-Pli océnicos-
Cuaternarios Indiferenciados
""
Fm Misahualli (Jurásico)
B
Fm Chalcana (Oli goceno)
~
Intru sivos GranfticosJurásicos
O
Fm Tiyuyacu (Eoceno)
Cord ill era Real (Paleozoico a Jurásico)
O SOKm
Fig. 2 - Mapa geológico sintetizado de la zona subandina nort e: levantamiento Napo y
ubicación de los volcanes Sumaco y El Revent ador.
EVOLUCIÓN MAGMÁTICA ACTUAL DE LA ZONA SUBANDINA 189
• REVENTADOR
Hlgh-K
a
70.0
• ATACAZO
Low-K
Med-K

65.0
li
¿fe,
...
••
60.0

Shoshonlte
55.0
%Si02
50.0
5.0
4.5
4.0
3.5
3.0
O
N
::s:: 2.5
~
o
2.0
1.5
1.0
0.5
0.0
40.0 45.0
• SUMACO
L ANTl SANA
Fig. 3 - Diagrama de variación de Si0, VS. K,O. Los campos composicionales fueron
obtenidos de Peccerillo & Taylor (1976).
huaynita, noseano, leucita, augita sódica y plagioclasa (An33-53). Olivino, apatito y
magnetita ocurren en la mayoría de ejemplos. Pequeños cristales de nefelina ocurren en
la matriz típicamente con texturas intersertales a pilotaxíticas.
El ensamblaje mineralógico alcalino es reflejado en la composición de elementos
mayores en estas lavas, las cuales muestran una afinidad shoshonítica (fig. 3). El volcán
Sumaca muestra los valores más altos en los contenidos de Kp (3,2-4,4 %), P
20S
(1-
1,5 %) YNa,O (4,4-6,9 %), Ylos valores más bajos en SiO, (43-54 %) comparado con
el resto de volcanes de la zona andina septentrional. Las la"vas del volcán Sumaca son
enriquecidas fuertemente en todos los elementos incompatibles U.e., Zr a 400-440 ppm;
Ba a 2400-2650; Rb a 100-120; Nb a 53-82 pprn; Sr a 2550-4000 ppm) y en tierras raras
(i.e., La a 138-173, Ce a 230-300 ppm; Nd a 87-121; Sm a 14-18 ppm), con respecto a los
contenidos observados en el resto de volcanes andinos de la Zona Volcánica Norte
(fig. 4). Sin embargo su naturaleza calco-alcalina es reflejada en los radios BaILa (14,8-
20) YLalNb (2,1-2,6), Yen la típica deflexión de Ta y Nb como es evidente en los
diagramas de araña normalizados con respecto a valores de MORB (fig. 5).
Finalmente, a pesar de sus bajos contenidos en sílice y su apariencia máfica, los
magmas del volcán Sumaca son fuertemente evolucionados, sugerido por sus bajos
contenidos en MgO (1,6-2,4 %), Cr (8-18ppm), Ni (4-30 ppm) y V (1-5 ppm).
190 Roberto BARRAGÁN, Patrice BABY
Volcán Reventador Volcán Sumaco
REV-2 REV-U 3D2 GS-8
Si02 58,46 55,062 47,56 54,33
Al203 18,36 18,284 18,89 19,72
Ti02 0,779 0,934 1,29 0,77
FeO'" 5,78 7,298 8,99 6,36
MnO 0,117 0,152 0,32 0,22
CaO 6,43 7,796 8,63 6,05
MgO 3,41 4,646 2,49 1,68
K20 2,02 l,575 4,43 4,06
Na20 4,28 3,888 6,77 6,35
P20S 0,367 0,366 0,64 0,46
Zr 137 124 441 406
Ni 17 28 4 10
Cr 26 42
Se 10 18 1 1
V 138 176 292 130
Ba I 107 834 2563 2822
Rb 49 36 125 104
Sr 846 802 4059 2605
Y 13 17 49 35
Nb 8.7 9,2 82 53
87S
r/8·Sr 0,704538 0,704429 0,704243 0,704195
' ~ 3 N d / ' 4 4 N d
0,512715 0,512756 0,512893 0,512894
Se 12,7 19,0 2,5 3,57
Cs 1,36 0,92 2,21 2,8
La 32 24 173 138
Ce 52,55 50,57 302 240
Nd 24,64 24,36 121 88,7
Sm 4.98 5,22 18,5 14,4
Eu 1,47 1,64 5,03 3,79
Tb 0,55 0,65 1,59 1,12
Yb 1,26 1,57 4,67 3,67
Lu 0,20 0,25 0,63 0,52
Hf 3,98 3,28 6,65 6.91
Ta --
-- 3,54 2,78
Th 5.13 4,58 27,8 29,8
U 1,60 1,36 7,26 10,1
Tabla 1 - Análisis geoquímieos representativos de elementos mayores, menores trazas y
radios isotópicos de Sr y Nd para los volcanes EL Reventador y Sumaeo.
EVOLUCIÓNMAGMÁTICA ACTUAL DE LAZONA SUBANDINA 191
4500
4000
35 00
3000
2500
2000
15 00
1000
SOO
..
Sr
SOO
4SO
' 00
¡ SO
300
2SO
200
'SO
100
SO
Zr
..
-----------------
. ,,/'
///
2500
2000
l S00
1000
SOO
18 0
160
140
120
100
80

rI'

.

:,.


Bo
La
20
10
50
40
30


.
..

. .. --,.
f\lb
y
60
40
20
O
40.00 45.00 50.00 55.00 60.00 6 5 . 0 0
Si02
7 0 .00
o
40.00 45.00 50.00
A
0 l\,
.;-,
o
55.00 6000 65.00
Si02
70.00
• REVENTADOR
• SUMACa
6. ANTISANA
G ATACAZ.O
Fig. 4 - Variación de algunos elementos incompatibles para las lavas de los volcanes Sumaco
)' El Reventador, y de otros volcanes de los Andes Septentrionales ecuatorianos.
192 Roberto BARRAGÁN, Patrice BABY
1000 ,------------- - - - - - - - - - - ---------,
Rev enlo óor
100
Fref11e vocoruco
Atccozo rile)
0.1
Cs Rb Ba Th Nb Ta K La Ce Nd Sr Sm Hf Zr Ti Eu Tb Y Yb Lu
Fig. 5 - Diagramas de araña de elementos incompatibles normalizados con respecto a MORB
para muestras representativas de cada volcán y de otros volcanes andinos usados como
referencia en este estudio. Los factores y el orden de los elementos usados para la
normalización fueron obtenidos de Sun & McDonough (1989).
2. 2 . Volcán El Reventador
El complejo volcánico El Reventador está localizado en la parte norte del
levantamiento Napa, a 90 km al este de la ciudad de Quito, y a SO km al norte del volcán
Sumaca. Representa uno de los volcanes más activos del Ecuador.
El complejo volcánico está constituido por una secuencia de productos efusivos
(flujos de lavas extensos) y explosivos (avalanchas de escombros y flujos piroclásticos).
Se han podido distinguir tres grandes unidades correspondientes a otros tantos edificios
volcánicos que representan las principales etapas de evolución del complejo volcánico
(lNECEL, 1988). Morfológicamente, El Reventador está constituido por un estrato-
cono activo holocénico, que alcanza una elevación de 3 500 msnm (Hall, 1977), y
ubicado en el interior de un gran anfiteatro producido por el colapso volcano-tectónico
de al menos dos antiguos centros volcánicos, asociados con depósitos de avalanchas de
escombros que rellenan el cauce del Río Quijos (lNECEL, 1988). El volcán El
Reventador ha tenido al menos 24 eventos eruptivos desde 1541, siendo su actividad
eruptiva más reciente en 1972-1973, 1976 Y2002.
Petrográficamente, las tres secuencias estratigráficas del volcán El Reventador
presentan una substancial similitud en sus características mineralógicas. Sus lavas están
caracterizadas por una sucesión de andesitas basálticas, andesitas, y dacitas. Estas lavas
son típicamente porfiríticas, con una paragénesis de fenocristales cuyo contenido varía
EVOLUCiÓN MAGMÁTICA ACTUALDE LAZONA SUBANDINA 193
dependiendo del gr ado de evolu ción en di chos magmas. Así, la paragénesis está
dominada por fenocristales de plagioclasa (An85-45)+cli nopiroxeno ± olivino ±
ortopiroxeno ± horblenda ± magnetita, en una mat riz con textu ras intergranulares a
intersertales. Las lava s andesí ticas frecuentemente mue str an inclus iones de xenolitos de
rocas intrusivas gab róicas .
Geoquímicamente , las lavas del Reventador evidencian una distribuci ón regular en
el campo calco-alcalino entre el límite composi cional del tipo medio-alto en ~ O (1,4 -
2,2 %) (fig. 3). La tabla 1sumari za la variación composicional representativa de elementos
mayores , trazas y radios isotópicos. El volcán El Reventador está caracterizado por
contenidos altos AI
2
0 ) (» 15%) YSr (» 800 ppm), y por valores bajos de Y (13-17ppm) e
Yb « 1,57 ppm), además de valores altos en radios de SrlY (> 47) y La/Yb (15-25), lo que
sugiere una cierta afinidad adakíti ca (Defant & Drummond, 1990; 1993) (tabla 2).
Las rocas de El Reventador est án caracterizadas por presentar un contenido de
elementos incompatibl es (i.e. , Ba Sr , Zr ) y tierras raras (i.e. , La, Sm) más elevado que
aquellos corres pondientes a los volca nes de la Cordill era Occidental (i.e., Volcán
At acazo), simil ar a los observ ados en el volc án Anti sana (Cordillera Real), pero mucho
más bajos que los valores encontrados en el Vo lcán Sumaco (fig. 4).
3. COMPARACIÓN GEOQUÍMICA DE LOS VOLCANES ESTUDIADOS
Las lavas holocénicas de los vol canes Sumaco y El Reventador muestran una
fuerte variación composicional tanto en elementos mayores, trazas y en radios isotópicos.
Básicamente, dos grupos geoquímicos son diferenci ados corres pondientes a cada
volcán; las lavas del Sumaco son de afinidad alca lina mientras que las lavas del
Reventador son típicamente calco-alcalin as (fig. 3) .
Los contenidos de elementos trazas de los volca nes estudiados , junto con lo
observado en otros volcanes holocénicos del arc o magrnáticoactual, han sido graficados
Valores Atacazo Antisana Reventador Sumaco
Adakíticos
Característicos
AI203 > 15 15,41 -17,05 15,7 9-1 8,79 17,37-L 8,57 15,82-19,74
(5 wt%)
Yb (ppm) ~ 1 , 9 0,47-1 ,26 1-1,6 1,23-1 ,57 3,4-4,6
Y (ppm) ~ 18 6-16 12-1 9 13-17 35- 49
Sr/Y > 20- 40 26- 63 ,5 32 ,22-64 ,9 2 47 ,17-66,77 64 ,47- 84 ,08
La/Yb > 20 4-12,5 10,6-33,9 15,28-25,39 36 ,7-37,05
Tabla 2 - Signatura geoquímica esperada en adakitas típicamente asociadas con fusión parcial
de basaltos metamorfizados correspondientes a la lit ósfera subductada (modificado de Defant
& Drummond, 1990; 1993). Además, rangos de valores para los volcanes Atacazo, Antisana, El
Reventador y Sumaco, con el objetivo de mostrar la correspondiente signatura adakítica .
J94 Roberto BARRAGÁN, Patrice BABY
en los diagramas de araña normalizado con respecto a valores de MORE (fig. 5). Una
observación importante es que la concentración absoluta de la mayoría de los elementos
incompatibles y tierras raras se incrementa fuertemente hacia el volcán Sumaco, siendo
enriquecidoenlosmismos en unarelacióndeal menos5a I conrespectoal restode volcanes
andinos ecuatorianos, a pesar de que sus lavas son subsaturadas en sílice (tabla 1).
Sin embargo, ambos volcanes presentan la característica deflexión en los
elementos tipo HFS (i.e., Nb, Ta) con respecto a los elementos tipo LIL (i.e., Ba, Rb, Sr),
aunque la misma es menos marcada en el volcán Sumaco (tabla 3). La deflexión en
elementos HFS V5. LIL es una típica característica en magmas relacionados a procesos
de subducción, y es considerado ser inherente de los t1uidos derivados en la litósfera
subductada (Hickey el al., 1986). Estas características son bien definidas en Jos
diagramas de LILIHFS V5. LIL (i.e., BaJNb V5. Ba) (fig. 6a). Aunque las lavas del
Sumaco son fuertemente enriquecidas en elementos incompatibles (i.e., Ba, Rb, La, Sm,
Nb), las mismas presentan valores más bajos en los radios LIL/HFS (i.e., Ba/Nb
3
31-53)
YLILIREE (Ba/La 3 13-20), similar al rango observado en basaltos de islas oceánicas
(OlB) (Barragán et al., 1998), sugiriendo una menor contribución de la placa subductada
y/o consecuencia de la contribución de una fuente mantélica tipo 018 (Reagan & Gill,
1989). Igualmente, los radios de La/Yb se incrementan hacia el Sumaco (fig. 6b),
sugiriendo que los magmas de este volcán son el resultado de bajos grados de fusión
parcial de la cuña mantélica, similar a lo observado por Hickey el al. (1986) en la zona
volcánica sur de los Andes.
Por otra parte, una de las características más sobresalientes es la clara signatura
adakítica que presentan las lavas del volcán El Reventador (tabla 2). Similares
SUiVLACO REVENTADOR
CABI*) HNBI*)
OIB(H)
NMORB(" ·)
Rb/Sr 0,030- 0,03-0,059 0,036 0,025 0,022-0,037 0,008
0,039
KJRb 294-324 341-451 425 408 362-523 1060
Ba/Rb 20,05- 22,6-23,2 23,4 23,6 13,9-22,7 12
27,13
BaiLa 14,81- 24,75-42,27 20,1 12,5 9,9-14,4 4
20,94
La/Nb 2,6-3,7 2,1-2,6 2,5 1,2 0,8-0,9 1
Ba/Nb 31,25- 90,65-127,24 50,25 15 7,92-12,96 4
53,24
Tabla 3 - Comparación de varios radios de elementos incompatibles para diferentes tipos de
ambientes volcano-tectónicos (valores tomados de Cas & Wright, 1988):
CAB: Basaltos calco-alcalinos; HNB: Basaltos con alto Niobidium.OfB: Basaltos de Islas
Oceánícas.NdvtOkb: Basaltos de Dorsal mid-oceánica de tipo N.
EVOLUCIÓN MAGMÁTICA ACTUAL DE LA ZONA SUBANDINA 195
450
r-;

400
I
,
I
O
,
Mayores gra dos
\
350
I
\
de fusi ón pardal
I
\
I
\
300
I
\
\
\
• R[ VlNTADOR
.o 250
\ \
Z
I
O
,
O
SUMACO
J \
.......... 200
I
I
'"
ANlIS.INA
ro
I
/
O ATACA1<1
CO 150
I
O/
.

-
Menor aporte
.LO _,.,•• -)' - --
. ----- . BASALIO DE

. \ ....... -"'\, de placa
• ISLAOCfANICA
"", .
...' »" 6. \ 100
" . -

...

subductada
--
-
'"
----
-'
o.l
50 '-=---
---_.....
\G . ..-

-. .
O
O 10 20 30 40 50
La/Yb
(A)
A
'''',
\
400
°
\
\
Increment o
10%
\
1
fusíón parcial
350
°
,
I I
I
,
300
I I
I
,
I \
I
,
• RlVE NTAOOFI
250
I \
I
060 1

,
D SUMACO
I
I
I
,
'"
AN1lSANA
I
I

I I
°ArACAlO I I
\ °
I 5%

Menor aporte
c:ó
I
lO °
l; de placa
100
\
subd uctad a
\
\,9_"/0. l; l; l;
50
2% n-n
D [jJ
-
< 1%
O
O 500 1000 1500 2000 2500 3000
Ba (B)
Fig. 6 - Diagrama de radios de elementos incompatibles: a) LILIHFS vs. LIL ii.e., BalNb vs.
Ba) y (b) Ba/Nb vs. La!Yb. Se muestra el posible modelo petrogenético para las lavas de
ambos volcanes y de otros en los Andes ecuatorianos septentrionales.
Los valores del 1 al 10 % son hipotéticos.
196 Robert o BARRAGÁN, Patri ce BABY
características se obser van en los volcanes Antisana y Cayambe de la Co rdi llera Real
y en los volcanes del frent e volcánico de la Cordillera Occidental (i.e., Pichincha)
(Burdo n el al., 2001; Monzi er el al., 1999) . Aunque dicha signatura no es ev ide nte en
el volcán Sumaco, Bourdon el al. (200 1) sugieren una afinidad de es te similar a la de
basa ltos de alto Nb, que se encuent ran de manera cas i sistemática asoci adas con adakitas
en numerosos arcos volcáni cos (Sajona el al. , 1996). Esta observació n no es co nvince nte
y cuestionada por los va lores altos en los radios BaILa (>20), LalNb (>2) observados en
el volcá n Sumaco (tabla 3) .
Los radios isotópicos de 87Sr/86Sr obtenidos en las lavas de los volca nes
Sumaco y El Revent ador varía n entre 0,704 195-0, 7045 38, similar a los valores
obse rvados en la Zona Volcánica Sur de Chi le (Haw kesworth el al., 1993; Davidson el
al., 1990; Francis el al., 1977), valores de ntro del rango para magmas ge nera dos en arcos
insulares (White & Pat chett , 1984). De igual forma, los radios isotópicos de 143Nd/
144Nd (0,512895-0,5 127 15) confirman dic ha observación. Sin embargo, las lavas de El
Revent ador presentan contenidos más altos de 87Sr/86Sr (0,704538-0,704429) y
valores más bajos de 143Nd/l 44Nd (0,5127 15-0,5 12756) con respect o al volcán
Sumaco (f ig. 7) . Si bien esta rela ción isotópica sugiere que los magmas de El Revent ador
probablement e asimilaron algo de corteza continental (AFC) durant e su ascens o a la
superficie, el alcance de di chos procesos fue posiblemente limitado. Por eje mplo,
simple as imilación de corteza co ntinental con valores de 143Nd/l 44Nd de 0,5 120 es
requerid a para baj ar los radios de 143Nd/l 44Nd en magmas de 0,51288 a 0,5 1279.
como ha sido sugerido por Barragán el al. ( 1998) para explica r similare s proc esos de
AFC observados en el volcá n Antisa na. Por otra parte, los procesos de asimilación son
descart ados en los magmas del Su maco porque muestran una relación opuesta a lo que
se debería esperarse si exi sti eran real ment e efec tos de contaminación de materi al de la
corteza contine ntal. Así, las lavas del Sumaco , a pesar de atravesar una sección
crat ón ica, son subsaturadas en Si02 y present an val ores isotópicos de Sr y Nd simi lares
a lo observado en arcos insulares, con val ores bajos en los radios de LalYb (37-35 ) Y
enriquecidos en los contenidos de Rb, U YTh.
4. DISCUSIÓN
Identifi car el or igen de los arcos magmát icos continentales, co mo él de la
cordi ller a andi na ec uatoriana, es un problema geo quí mico muy co mplejo . Es aún más
co mplicado cuando la geo me tría de la zona de subducción (zona de Beni off) es inciert a,
de bido a la falta de sis mici dad en la placa subductada (Ga rrison & Da vidson, 2003) . Sin
embargo, la estructura f ísica de la zo na de subducción sugiere varias alterna tiva s para
explicar el origen de esto s magmas: sea en la cu ña rnant élica, en la lit ósfera oceánica
subductada y/o en la corteza a través de la cual los magmas generados pasaron hasta
lleg ar a la superficie.
Basándonos en las evidencia s geoquí micas, tres son las posibles hipót esis que
tenemos que co nsiderar con el obj eti vo de explicar la vari ación composici onal de los
magmas generados en los volcanes analizados, El Reventador y Surn aco, de la zona
subandina ecuator iana:
EVOLUCIÓN MAGMÁTl CA ACT AL DE LA ZONA SUBANDINA 197
0.5131 -r-- - - - - - --- ----....,....------..,
hacia0.7141
0.5121
I I I I
0.706 0.704 0.70 5
87S
r/86Sr
0.703
0.512
0.702
G
ATACAZO
6.
ANTISANA
0.5130

SUMACO

REVENTADOR
0.512
"O
Z
NVZ
<;t
<;t

0.5 12 ...........
"O
Z
(Y)
<;t
0.5127
0.512
Fig. 7 - Vari aciones de isótopos de Sr y Nd en las lavas de los volcane s Sumaco y Revent ador .
Adicionalmente y por efectos de compa ración, se muestra el campo composiciona l para la
Zona Andina Sur, Centro y Norte (SVZ, CVZ, NVZ).
( 1) ambos volcanes son alimentados por un mismo magma original, el cual sufrió
diferentes grados de interacción con la corteza continental;
(2) la variación geoquímica de estos magmas se relaciona a una misma zona de
8eni off, sugiriendo que aunque los procesos de subducción imparten el control
principal para la generación de estos magmas, su interacción con la cuña
mantélica es la que controla sus diferencias fundamentales;
(3) los magmas primitivos encada volcán provienen de fuentes que reflejancambios
bruscos en la geometría de la placa subductada.
La primera hipótesis cons idera que las lavas alcalinas del volcán Sumaco
pudieron haber asimilado mayor cantidad de material enriquecido en álcalis en relación
con las lavas del volcán El Reve ntador. Sin embargo, el basamento contine ntal es el
mismo para ambos volcanes, tanto en espesor como en composición, y tiene afinidad
continental silícea como es sugerido en la mayoría de afloramientos expuesto en la zona
subandina, contradiciéndose con la naturaleza geoquímica de las lavas del Sumaco, las
cuales son notablemente pobres en sílice. Además, los datos isotópicos de Sr y Nd en
cada volcán muestran que los procesos de asimi lación son insignificantes, y no el
198 Roberto BARRAGÁN, Po/rice BABY
principal mecanismo que pueda explicar su composición, sugiriendo que esta hipótesis
es inconsistente.
La segunda hipótesis considera que la variación composicional entre ambos
volcanes, y por lo tanto a lo largo de la zona subandina norte, estaría simplemente
asociada a los procesos de subducción e interacción con el manto, y no necesariamente
asociado con un cambio geométrico de las placas. La falta de evidencias geofísicas
necesarias que prueben la presencia de un límite vulcanogénico o "tear zone' , como el
propuesto por Gutscherel al. (1999a), sustentanla validezde esta hipótesis. Simplemente,
ambos volcanes estarían asociados a una misma zona de Beni off, la cual habría
interaccionadoconuna cuña mantél ica afectada indistintamente por diferentes procesos
encada volcán. En el caso del Reventador, su magmatismo ysignatura adakítica estarían
asociados a la fusión parcial de un manto modific ado por procesos metasomáticos
arrastrado hacia zonas más profundas por los movimientos de convexión, como es
suger ido por Bourdon el al. (200 1) en el modelo propuesto para el volcán Antisana. °
simplemente, reflejaría la interacción y fusión parcial de basaltos metamorfizados a
nivel de la corteza inferior, lo cual explicaría fácilmente su signatura adakí tica similar
a lo propuesto por Garrison & Davidson (2003), como un mecani smo alterno, para
expl icar la geoquími ca tan peculiar de la Zona Volcáni ca Norte. En el caso del Sumaco,
su signatura alcalina sería consecuencia de la contribución de una fuente mantélica
previamente enriquecida, de tipo isla oceánica (OIB) (Reagan & Gill, 1989), Y
evidenciada en esta zona al menos durante el Cretácico superior (Barragán el al., 1999;
Barragán & Baby, en el capítulo 1 de este libro). Sin embargo, la ubicación de estos
volcanes equidistantes con respecto a la fosa ecuatoriana, y separados a solo 50 km el
uno del otro a lo largo de un mismo eje longitudinal NNE-SSO, cuestiona la validez de
que dichos volcanes tengan una misma relación con respecto a la zona de Benioff, y por
lo tanto un mismo ángulo de subducción con respecto a la generación de magmas. Sin
embargo, Garrison& Davidson(2003) sugierenque lasignaturageoquímica representada
por adakitas no es una característica única ligada a procesos de fusión de la placa
oceánica subductada (en este caso la Cordillera de Carnegie), y que bien pueden
fácilmente explicarse por procesos de fusión parcial a alta presión de basaltos húmedos
localizados en zonas la corteza inferior (Drurnond el al., 1995).
La tercera hipótesis puede asociarse con la existencia de un límite volcanogénico
que define dos zonas volcánicas distintas, y por lo tanto los magmas de cada volcán
provendrían de diferentes fuentes. Al norte, el volcán El Reventador estaría asociado
con procesos normales de subducción, pero su signatur a geoquímica reflej aría aun los
efectos metasomáticos de un manto modificado por procesos adakíticos generados al
oeste bajo el frente volcánico andino, y arrastrados hacia zonas más profundas por los
movimiento de convexión en la cuña mantélica, como es sugerido por Bourdon el al.
(2001) en el modelo propuesto para el volcán Antisana. Al sur, por otro lado, el volcán
Sumaco estaría asociado con otros procesos de subducción con ángul os mayores que
reflej an posiblement e el inicio de un proceso de "slab roll back", como consecuencia
directa de la subducciónde la Cordillera de Carnegie, la mismaque bloquea o disminuye
el proceso normal de subducción. Susignatura alcalinatanespecial reflej a la contribución
de una fuente mantélica previa tipoislaoceánica (OIE), modificada aún por componentes
EVOLUCIÓNMAGMÁTICA ACTUAL DE LAZONA SUBANDINA 199
de subducción o simpleme nte el inicio de un proceso de "s lab window", o es taría
simplemente ligada a una menor co ntribución de la placa subductada y/o a bajos grados
de fusión par ci al como es sugerido por sus bajos radi os LILIHFS y altos co ntenidos en
elementos incompat ibles. Por lo tant o. la subducción de la Co rdi llera de Ca rneg ie alteró
el proceso de subducc ión normal y generó esta zona de transición, que es un límite entre
una zona de subducción normal, ca rac terizada por un volc anismo calco-alcalino. y una
zon a de subducc ión, donde el "flat slab" ge nera un efec to en el tran s-ar co andino tipo
"roll back" y el posible inicio de un "s lab-windo w" .
CONCLUSIONES
Lo s volcan es Sumaco y El Reventador muestran una fuerte variación
co mpos icional a pesar de est ar desarr oll ado s sobre un mi smo basamento y es pesor de
co rteza litosféri ca . Dos g r upos geoq uímicos principales son diferen ciados
cor res pondientes a cada volcá n. Las Javas del Sumaco son de afinidad alca lina, mientras
que las lavas de El Revent ador son típicamente ca lco-alcalinas co n una sig natur a
adakítica. Asimil ación progresiva de corteza continental , como una ex plicac ión para el
incremento de la alcalinidad y co nce ntración de eleme ntos incompatibles en ambos
volc anes, es insi gni fi cante como es indicado por los datos isotópicos de Sr y Nd Ypor
la naturaleza geoquímica del basamento.
Tomando en considerac ión la variac ión ge oquí mica a lo largo de la zon a
subandina, es pecíficamente en los vo lcanes El Revent ador y Sumaco , proponemos la
existencia de un límite volcanogéni co, el mismo que separa dos tipos difer entes de zon as
de Benioff despl azadas por efecto de la subducción subhorizontal de la Cordillera de
Ca rnegie. Al nort e, el volcán El Reventador est aría asoc iado con procesos normales de
subducción. y su signatura geoquí mica refl ej arí a aun los efect os metasomáticos
ada kí ticos generados baj o el fre nte volcánico andi no y arrastrado hacia zonas más
profundas por co rr ientes convec tivas. Al sur, el vo lcá n alcalino Sumac o refl ejaría
posiblemente el inicio de un proceso de "slab roll back", como consec uencia direct a de
la subducci ón de la Cordillera de Carnegie, la mi sma que bloquea o disminuye los
procesos normales de subducci ón. Su signatura geoquímica alcalina sugiere un menor
aporte de la placa subducrada y refl eja, sea la con tribución de una fuente mantéli ca
previa tipo isla oceá nica mod ificada aun por componentes de subducc ión, sea el ini cio
de un proceso de "slab window".
Agradecimientos
El presente trabajo es en memoria de Edwin León quien participó conj untamente
en los estudios de ca mpo en la zona subandina . Agr adecemos a Dermi s Geist por la
revisi ón informal y di scusión de las ideas present adas en es te es tudio.
200 Roberto BARRAGÁN, Pat rice BAB Y
Referencias citadas
BABYP., RIVADENEIRAM., BERNALC., CHRISTOPHOUL F., DAVILAc.,GALARRAGA
M., MAROCCO R., VALDEZ A., VEGAJ. & BARRAGAN R., 1998 - Struclura l style
and timing of hydrocarbon entrapments in the Ecuadorian Oriente Basin. American
Association of Petroleum Geologist, Annual Meeting, Rio de Janeiro, Brazi l, Abstracts:
464-465 .
BABY P., RIVADENEIRA M., CHRISTOPHOUL F. & BARRAGÁN R., 1999 - Style and
timing of deformation in the Oriente Basin of Ecuador. Extended Abstract, ISAG99,
Gottingen, 1: 68-72.
BALDOCK J.W.. 1982 - Geología del Ecuador. Boletín de Explicació n del Mapa Geol ógico del
Ecuador al 1:1000 000. D.G.G.M ed., Quito, Ecuador, 66 p.
BALKWILL H., RODRÍGUEZ G., PAREDES F. & ALMElDA J., 1995 - Northern part of
Oriente basin, Ecuador: reJlection seismic expression of structures, In: A. J. Tankard, R.
Su árez S., and H. J. Welsi nk, Petroleum basins of South America: AA PG Memoir 62:
559-57 1.
BARAZANGI M. & ISACKS B., 1976 - Spatial distributi on of earthquakes and subduction of
the Nazca Plate beneath Sout h America. Geology, 4: 686-692 .
BARBERIF.,COLTELLI M., FERRARA G., INNOCENTI F., NAVARROl &SANTACROCE
R., 1988 - Plio-Quaternary volcanism in Ecuador. Ceo/. Mag., 125 (1): 1-14.
BARRAGÁN R., 1994 - A Petrologic Transect of the Ecuadorian Andes. Unpublished Master
Thesis. University of Idaho, 111 p.
BARRAGÁN R., GE1STD., HALL M., LARSONP., KURZ M., 1998- Subduction controls on
the compositions of lavas from the Ecuadorian Andes. Earth Planet. Sci. Lett ., 154:
153-1 66.
BOURDON E., EISSEN E., GUTSCHER M., MONZIER M., ROBIN c., SAMAN IEGO P.,
HALL M., MAURY R., MARTIN H., BASSOULLET C. & COTTEEN J., 200 1 -
Respuesta magmática a la subducción de una cordillera asísmica: el caso de la margen
Ecuatoriana. Cuartas Jamadas en Ciencias de /a Tierra, Quito, Memorías-Anexos.
CAS R. & WRIGHT L, 1988 - Volcanic Successions: Chaptnan &Hall , 466 p.
COLONY R. & SINCLAIR 1., 1928 - The lavas of the volcano Surnaco, eastern Ecuador. AIII.
I Sci. , 2 16: 299-312.
CHRISTOPHOUL F., BABY P. & DAVILA C; 1999 - Discrirnination ofeustatic and tectonic
influences in the Ecuadorian Oriente Basin frorn Aptian to Oligocene times, 4th
lnternational Symp osium onAndean Geodynamicst ISAC '99), Univ. Gottingen(Germany),
Extended Abstracts Volume: 168-17 1.
DASHWOOD M. & ABBOTS L, 1990 - Aspects of the pet roleumgeology of the Oriente Basin,
Ecuador. In Brooks, J., ed., Classic Petroleurn Provinces: Boulder, Colorado, Geol ogical
Soci ety Special Publication , 50: 89-117.
DAVlDSON J., MCMILLAN N., MOORBATH S., WORNER G., HARMON R. & LOPEZ-
ESCOBAR L., 1990 - The Nevados de Payachata volcanic region (18
oo
S/69
ooW
, N.
Chile ), 11. Evidence for widespread crustal involvement inAndean Magmati sm. Contrib.
Mine ral. Petrol. , 105: 4 12-432.
DEFANT M. & DRUMMOND M., 1990- Derivatíon of some modern arc magmas by melting
of young subducted lithosphere. Natu re, 347: 662-665.
DEFANT M. & DRUMMOND M., 1993 - Mount Sr. Helens: Potential exarnple of the part ial
melting of the subducted Iithosphere in a volcanic are, Geology, 2 1: 547-550.
DRUMMOND M., BORDELON M., DE BOER J., DEFANT M., BELLONH. & FEIGENSON
M., 1995 - Igneous Petrogenei s and tectonic setting of plutonic and volcanis rocks of the
Cordillera de Talamanca, Costa Rica-Panama, Central American are, American Journal
of Scie nce , 295: 875-919.
EVOLUCIÓN MAGMÁTICAACTUAL DE LA ZONA SUBANDINA 201
FRANCIS P., MORBATH S. &THORPE R., 1977- Stront ium isotope data for recent andesite
in Ecuador and North Chile. Eart h Planet Sci. Lett., 37: 197-202.
GARRISON J. & DAVlDSONL, 2003- Dubious case for slab melting in the Northern volcanic
zone of the Andes. Geologv, 3 1: 565-568
GUTSCHER M., MALAVIEILLE S., LALLEMAND S. & COLLOT J., I 999a - Tectonic
segmentati on ofthe North Andean margin: impact of the Carnegie Ridge coll ision. Earth
Plan el Sci . Le tt., 168: 255- 270.
GUTSCHER M.,OLlVETJ., ASLANIAND., EISSEN 1 & MAURY R., 1999b - The "lost Inca
Plateau": cause of flat subduction beneath Peru ? Earth Planet Sci. Lett ., 171 : 335-34 l .
HALL M. & WOOD c., 1985 - Yolcano-tectonic segmentationof the northern Andes. Ceol ogy,
13: 203-207 .
HALL M., 1977 - El volcanismo en el Ecuador. Publicación del Instituto Panamericano de
Geografía e Hi stor ía, Sección Nacional del Ecuador , Quito, 120 pp.
HALL M. & BEATE B., 1991 - El volcanismo Plio-Cuaternario en los Andes del Ecuador. In:
El Pai saj e Volcánico de la Sierra Ecuat oriana , ed: P. Mo thes, Corporación Editora
Nacional , vol 4: 19-39.
HAWKESWORTH c.,GALLAGHER K., HERGT J. & MCDERMOTT F., 1993 - Mantle and
Slab contributions in arc magmas . Annu. Rev. Earth. Planet . Sci ., 21: 175-204.
HICKEY R., FREY F., GERLACH D. & LOPEZ ESCOBAR L., 1986 - Multiple sources for
basaltic rocks frorn the southern vol canic zone of the Andes (34
00
-4 1ooS): trace elernent
and isotopic evidence for contributions from subducted oceanic crus t, mantle and
continental crust. Journal of Geopltys. Reser.. 9 1: 5963-5982.
JNECEL, 1988- Estudio Yulcanológico de El Reventador. Inf orme inédito, Quito, Ecuador, 117p.
LONSDALE P. & KLlTGORD P., I97R- Structure and tecton ic history of the eastern Panarna
Basin. Ceol. SocoAm. Bull ., 89: 98 1-999.
MONZIER M, ROBIN c.,HALL M., COTTONr.,MOTHES P.. EISSEN1 &SAMANIEGO
P., 1997 - Les adakit es d' Équateur: modele pr éliminaire. C. R. Acad. Sci. Paris, 324:
545-552
MONZIER M., ROBIN c. SAMANIEGO P., HALL M., COTTON J., MOTHES P. &
ARNAUD N.. 1999 - Sangay Volcano, structural development.present activity and
petrology. 1. Volc. Geo th. Res.. 90: 49-79
PECCERILLO A. & TAYLOR S., 1976 - Geochemistry of Eocene cale -al kaline volcanic rocks
frorn the Kastarnonu area, northern Tur key. Contrib. Min eral. Petrol., 58: 63-8 I
PENNINGTON W., 1981 - Subduct ion of the eastern Panama Basin and seismotectonics of
northwestern South Arnerica. J. Geophvs. Res., 86: 10753-10770.
REAGAN M. & GILL J., 1989 - Coexisting Calcalkaline and High Niobium Basalts frorn
Turri alba Volcano, Costa Rica. Jour. Geophvs. Res. , 94, B4: 4619-4633.
SAJONAF., MAURY R., BELLONH.. COTTONl &DEFANT M., 1996-HighFieldStrengh
Element Enrichrnent of Pliocene-Ple istocene Island Are Basalts. Zamboanga Peninsula,
Western Mindanao (Phi lippines). Journal of Petrology, 37,3: 693-726.
SPIKINGS R., WINKLER W., SEWARD D. & HANDLER R., 200 1- Alonz-str ike variations
in the thermal and rectoni c response of the continental Ecuadorian Andes to the collision
with heterogeneous oceanic crust. Earth and Planetary Science Lett ers , 186: 57-73.
SUN1 & MC DONOUGH W., 1989 - Magrnati sm in the ocean basins. In Saunder s, A. D., and
Norry, M. J., ed., Special Publication: Ceological Society of Arnerica , 42: 313-345.
THORPE, R., FRANCIS, P., HAMILL. M. & BAKER, M., 1982 - The Andes. In: Andesites:
orogenic andes ites and related rocks, R, C. Thorpe (ed.): 187-205.
WHITE,W. & PATCHET P., 1984 - Hf-Nd-Sr isotopes and incompatible element abundances in
island ares: implications for magma origins and crus t- rnantle evolution. EPSL, 67: 167-185.
WINTER T. , 1990 - Mecanismcs de deformation recents dans les Andes equaroriennes. Th ése
de l U niversit éPari s-Sud, Orsay, 205 p.
CAPÍTULO 2
I-IISTORIA DE LA EXPLORACIÓN Y
PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS DE LA
PETROPRODUCCIÓN
C.mpo BermeJo(Foto: P. B.by)
BREVE RESEÑA HISTÓRICA DE LA EXPLORACIÓN
PETROLERA DE LA CUENCA ORIENTE
Marco RI VADENEIRA (/)
Resumen
La exploración petrolera de la Cuenca Oriente se divide al menos en cuatro etapas. En la
etapa exploratoria inicial, que va hasta los años sesenta, si bien no se descubren acumulaciones
comerciales de crudo, se establece sucondiciónde cuenca sedimentaria ysu potencial petrolífero,
en base a la presencia de manaderos superficiales, al importante espesor sedimentario, a la
existencia de una potencial roca madre, de areniscas con excelente potencial de reservorio, de
roca cobertera y de una estructuración derivada de la evolución andina. El esfuerzo exploratorio
de Shell, en esta etapa, culmina con el descubr imiento de crudo en el reservorio Tena Basal del
pozo Tiputini Shelll . En la segunda etapa (1967-1972), se confi rma como cuenca petrolera, con
el descubrimiento del campo Lago Agrio y de los gigantes Shushufindi ySacha, ydel grancampo
Auca, con lo que se produce la mayor incorporación de reservas de toda la historia. Una tercera
etapa, entre 1972 y 1982, está marcada por el predominio de la actividad expl oratoria de la
empresa estatal CEPE, cuyo mayor éxito fue el descubrimient o del campo Libertador, el cuarto
por volumen de reservas en la cuenca. La cuarta etapa, de madurez exploratoria, es alcanzada
por el accionar compartido entre CEPE, transformada posteriormente en Petroecuador, y las
compañías privadas internacionales que handesarrollado unaampliaexploración, principalmente
en el norte y centro de la cuenca. Esta etapa se caracteriza por una disminución en el índice de
éxito exploratorio, por la disminución de las dimensiones de los prospectos exploratorios, y por
un incremento en la densidad de los crudos.
Palabras claves: Cuenca Oriente. historia, exploración. pet róleo.
1. ETAPA EXPLORATORIA INICIAL
Esta et apa, que se extiende hasta mediados de los años sesenta, abarca el
conocimiento natural de manifestaciones superficiales de hidrocarburos conocidos
1(IPETROPRODUCC1ÓN, Casilla Postal 17-10-7019, Quito-Ecuador
(mrivadeneira@petroecuador.com.ec)
206
Marco RIVADENElRA
desde épocas ances trales , pasa ndo por los estudios de naturali st as, hasta los trabaj os
exploratorios iniciales.
Co mo res ul tado, se ca teg orizó a la Cuenca Ori ente co mo un a c uenca
sedimentaria, co n un a co lum na es tra tigráfica de es pesor co ns ide rable qu e va del
Pal eozo ico a l Reciente, con rocas porosas y permea bles , con excele nte potencia l
de roca re servorio, co n arci lla s y calizas negras, bi tumi no sa s, c ua li ta tiva me nte
susce ptibles de se r consi deradas como po te ncia les rocas ma dres, con pos ibilidad
de encont rar trampas ya que los nivel es rese rvorio es tá n cu biertos por capas
impermeabl es arc illos as y calcáre as, con un gra do de es truc tu ración import ant e,
derivada de la evoluc ión hi stó rica de la veci na Cordill era And ina, tod o lo que
además permi tió de fi nir a la Cuenca Orie nte como pot en ci alment e hidr ocarburffera,
lo qu e se conso lidó aún más co n el descu brimient o de crudo en e l reservorio Ten a
Basal en el pozo Tiputin i Shell 1, por part e de la She ll. A pesar de es to, en esta etapa,
no se encontra ro n acumul aciones comer ciales de crudo.
1. 1. Los trabajos de los naturalist as
Uno de los pri meros indicios de que una nueva cuenca es pet rol ífera, es la
presenci a de ma nifestaciones su perficiales de hidrocarburos, que indic an la exi stencia
en profundi dad de los mi smos, siendo est as manifestaciones el resul tado de procesos de
mi graci ón secundaria, que al no encontrar trampas en el ca mi no, pueden alcanza r la
superf icie, si las rocas reservorio a través de las cuales mi gra el cr udo están expuestas
a superficie, o si una vez acumulados los hidrocarbu ros en trampas, és tas pierden su
condición parcial o tot al de tales, al ser atravesadas por fallas, que permi ten el esca pe
de los mi smos.
La existencia de manaderos de asf alt o y brea, en est a cuenca, ya era conocida por
los aborígenes de la Amazonía, desde la profundidad del tiempo, quienes uti lizaban el
crudo para el ca lafateo de sus ca noas , así como posiblemente lo utiliza ban para encende r
sus antorchas, y los shamanes (br ujos) para sus prác ticas c ura tivas. En 1858, el primero
que doc ume nta dichas emanaciones superficiales, es el geógrafo ec uatoriano Don
Manuel Vi llavicencio en su libro "Geograf ía de l Ecuador", al describir manaderos de
asfalt o y alqu itrán en las márge nes del río Holl ín, y la pre sencia de mananti al es salitrosos
en la cordi llera de Cutucú.
El segundo descu bridor de América, el célebre natural ista alemán Teodoro Wo lf
en su libro "Geografía y Geología del Ec uador", publicado en 1892, hace una recopi lación
y revisi ón de observaciones geo lógicas anteriores a él, incorporando sus propias
observaci ones y estudios de la Reg ión Ori ental Ecuatoriana, de la cual el abora el ma pa
geográfico a escala 1:3 000 000.
1. 2. El inicio de la exploraci ón petrol era
En 192 1, el Gob ierno Nac ional otorga a la compañía nor tea mericana Leonard
Explorati on Co. la pri mera co nces ión en la his tor ia de la cue nca, en una extensió n de
25 000 km", que abarca gran parte del piedemonte entre el volcán Sumaco al Norte y
Macas al Sur. El plazo era de 50 años (Gordi llo, 2003) .
RESEÑAHISTÓRICA DE LAEXPLORACIÓNPETROLERADE LACUENCAORIENTE 207
Es ta compañía es la primera que reali za exploración, orientada a la búsqueda de
hidr ocarburos, co nce ntrándose básicamente en geo log ía de ca mpo dentro de la zona de
su conces ión. Como res ultado, sus geólogos, T. Wat son, J. Sin cl air y Col ony se
convirtieron en pione ros de la estr ati grafía de la cuenca, al describir por primera vez los
"basaltos y tobas Misahuallí", que subyacen a la areni sca "Hollín" y a las "calizas y
lut itas Napo", nombres tomados de los principales ríos que atrav iesan la part e sur del
Levantamiento Napo. En sus informes, describen ade más las "capas rojas y
cong lomerados" que sobreyacen a los sedimentos Nap o, y que posteriormente serían
baut izada s co mo formac iones Tena y Tiyuyacu.
Esta compañía se retiró abruptamente del país, incumpliendo co n cas i todos los
co mpromisos co ntraí dos con el go bierno, entre otr os, la construcc ión de un tramo de
fer rocarril entre Pelileo y Baños, y un camino de herradu ra entre Baños y Mera.
1. 3. El trabajo geológico pionero de la Shell
En 1937, la Royal Dut ch Shell reci be, a través de la Angl o Saxon Pet rol eum Co.
Ltda. , una concesión de di ez millones de hect áreas, que prácticament e cubre toda la
Cuenca Ori ent e. El área de est a co ncesió n se reduj o drást icamente, co mo co nsec uencia
de los límites territoriales impuestos luego de la guerra con el Perú. Su base de
operaciones la es tableció en Mera, cerca al Puyo, en dond e construyó un aerop uer to. por
lo que, el nombre de di cha compañía quedó impreso en el pobl ado, actualmente cantón,
conoc ido desde entonces como Shell Mer a.
En 1938, la Shell inicia su act ividad ex ploratoria que constituye la más impo rtante
de toda la era previa al descubrimient o de los gra ndes ca mpos, al abarcar todo el
Subandino y gra n parte del resto de la cuenca, efe ctu ando 33000 km
2
de levant ami ent o
aerofotográfico, levantamiento gravimétrico de toda la concesión (1939-1946) y el
registro de 4 070 km de líneas sísmicas entre 1943 y 1949.
Los geó logos de campo de la Shell desarrollaron un trabajo sist emáti co de gran
ca lidad, el quej unto al efec tuado por los geó logos de la Leonard Explorati on, sirvió para
sentar las base s de la es tratigrafía y de la geología de l petró leo de la Cuenca Ori ente,
corres pondiendo el rol protagóni co a H. J. Tschopp, gerente en ese entonces de la Shell
en Ecuador, al haber publicado en el año de 1953, en el bolet ín de la Asociaci ón
Americana de Geólogos del Petr ól eo (AAPG por sus siglas en inglés), un artículo
titulado "Oil Exploration in the Ori ent e of Ecuador", en el que describe por primera vez
la es tratigrafía completa de la Cuenca Orient e, basándose en los informes de los trabajos
de campo de los geó logos de la Leonard Expl orati on, en la publicación de un art ículo
de Ribadeneira aparecido por esa misma époc a, en el Anuario "La Min erí a y el Petróleo
en el Ecu ador" , en donde por pr imera vez se describen los nombres de algunas
formaciones de la cuenca y, principal mente en los informes de sus suba lternos, los
geólogos J. J. Dosy y K. T. Goldschmidt, quienes efectu aron la primera descripci ón de
las formaciones paleozo icas Macuma y Pumbui za. Goldschmidt, además. fue el
pr imero en descr ibir las formaci one s j uras icas Santi ago y Chapiza.
El mérito de Tsch opp es tá en haber sistematizado y descrito la columna
estratigráfica de l Paleozoico al Reciente, incl uida la For mac ión Mesa del Plio-Pl eistoceno,
20S
Marco RIVADENEIRA
con excepcion de la Formaci ón Orteguaza del Oligoceno, no conocida hasta ese
entonces en afloramientos del Subandino. Asimismo, Tschopp estableció los marcadores
sísmicos más importantes, la presencia de reservorios cretácicos y de una potencial roca
madre: "La Napo, es una form ación bituminosa , la cual se extiende a través de todo el
Oriente. Los numerosos indicios de petróleo en el área aflorante testifican el carácter de
roca madre de la Napo" .
f . 3. f. Las primeras perfora ciones exploratorias en la cuenca
Como resultado de su labo r exploratoria, la Shell definió en la zona Subandina
las estructuras Vuano y Oglan ubicadas en la Depresión Pastaza, al centro del Subandino,
y las estructuras Cangaime y Macuma situadas en el flanco NNE del Levant amiento
Cutuc ú, las que fueron perforadas sin éxito con los pozos Vuano 1, Oglan 1, Cangaime
1 y Macurna l . Años más tarde, co mo veremos más adelante, la Anglo efectuó sísmica
en el área y definió una estructura ubicada inmediatamente hacia el sur del pozo Oglan,
que se probó positivamente con el pozo exploratorio Ogl an A-l, produciéndose el
descubrimiento del campo de crudo pesado Ogl an.
En la parte baja de la cuenca, algo más al este del sistema de fallas del Frente de
Empuje que separa la Depresión Pastaza del resto de la Cuenca, la Shell perfor óel pozo
Vill ano 1 en la estru ctura del mi smo nombre, convirtiéndose en el hecho más curioso
de toda la etapa previa a la confirmación de la cuenca Ori ente como petrolífera ya que,
la Shell suspendi ó la perforación del pozo a poc as decenas de pi es, antes de alc anzar las
areniscas Hollín, que fueron probadas recién en 1992 por la compañía AGIP con el pozo
Villano 2, que encontró crudo en di cha arenisca, descubriendo el gran campo Villano
con una acumulación decrudo de 755 millones de barriles de petróleo en sitio, y reservas
de alrededor de 160 millones de barriles, que lo ubican entre los grandes campos de la
cuenca, por lo que estuvo a un paso de haber cambiado la historia petrolera de la cuenca.
Habrá que hurgar los archivos que se preservan, para definir las causas reales del
porqu e del abandono del pozo tan cerca de alcanzar las mejores areni scas con
propiedades de reservorio. ¿Será verdadera la ver sión que circula entre algunos de los
obreros y empleados de la Shell que aún sobreviven, y de sus familiares, acerca de que
la Shell sí descubrió petróleo en la cuenca?
f . 3. 2. La explorac ión del eje Yasuni-Lorochachi
La Shell se aventuró tambi én en la parte más oriental del territorio ecuatoriano
de la Cuenca Ori ente, avanzando hasta las cercanías de la población de Nuevo
Rocafuerte, en una real proeza logística y técnica para esos tiempos de grandes
distancias, sin vías de comunicación carrozables, que comuniquen el Ori ente con el
resto del paí s, y de medios de tran sporte aún no muy ver satiles.
Los geólogo s y geofísicos, junto a topógrafos y obreros, formaron la avanzada,
adentrándose en territorios geológicamente desconocidos y en general muy poco
explorados y temidos en ese entonces, por la presencia de los huaoranis, fieros
defensore s de su territorio.
RESEÑA HISTÓRICA DE LA EXPLORACIÓN PETROLERA DE LA CUENCA ORIENTE 209
Basándose en el levantamiento grav imé trico, dete ctaron con seg uri dad una
anomalía NNE-SSO, y medi ante foto gr afí as aéreas, posiblemente pudi eron definir
el lineamiento superfic ial de la falla Yasun í (que limita los campos del actual
Proyecto ITT). Definie ron con el levantamient o sís mico y con los trab aj os de
campo, que dicho alto correspondía a un gran anticlinal fallado, como se describe
en el reporte final de la perforación del pozo Tiputini 1, seg ún el que , los geó logos
Parsons y el cél ebre Goldschmidt (uno de los pioneros de la est rat igrafía de la
cuenca Oriente, co mo ya se mencionó) encont raron en el río Yasun í y al sur en el
río Nashi ño, sendos antic linales angostos co n el flan co oriental corto y co n
buzamientos comparativamente más fuertes que los buzamientos del flanco
occ ide ntal, lo que correlacionaron con la descri pci ón de los resultados sís micos en
los que describen la gra n fall a regional Yasun í que co rta el alto en su flan co este.
Sobre la base de los mapas geol ógicos generados por los geó logos antes nombrados,
y de los mapas resultante s de la campaña sí smica efec tuada en la zona, la Shell
determina la extensión del "trend" Yasuní-Lorocachi entre el río Aguarico al nort e
y el río Curaray al sur, defi ni éndole como una es tructura fall ada en el lado es te.
El pozo Tiputini-l , como indica la Shell en uno de sus reportes, fue programado
como un pozo estratigráfico para empatar la estratigrafía a encontrarse con la sís mica.
La ubicación de dicho pozo fue seleccionada " . .. 100 mal este del punt o de disparo 4005
de la línea sísmica 1-1, porque el punto estaba situado j usto al oeste de la falla antes
mencionada en el lado levantado, y porque este punt o tení a la gran ventaj a de estar
si tuado cerca del banco del río Napa, fácilmente accesible para el aeroplano anfibio ... "
(Dorsrnan, 1948?). La Shell perforó el pozo Tiputini-I entre febrero y julio de 1948,
siendo abandonado el 4 de octubre de ese mismo año. Este pozo, conocido actualmente
como Tiputini Shell-I, se perforó con una torre aero-transportable "Houston" (la misma
conlaque seperforaron los pozos Macuma I y Vuano 1, ubicados ales tedel Levantamiento
Cutucú) "sobre el Levantamiento Yasuní-Lorocachi .. .", como indica el sumario del
pozo. Se alcanzó los 5 595' de profundidad, y desde los 5 000' se cortó núcleo continuo.
Lamentablemente, todoeste material ha desaparecido al presente, perdiéndose invalorable
información. Este pozo produj o 836 BAPD Y4 BPPD de petróleo extrapesado (l l,l o
API, de 0,9922 de gravedad es pecífica a 60
0
F). El análisis de los registros de pozo
muestra que la areni sca Tena Basa l está totalmente saturada de crudo, por lo que la
compañía Shell pasa a ser la primera compañía en descubrir crudo en un pozo de la
cuenca Oriente, dent ro de lo que hoy se conoce como Proyecto ITT (Ishpingo,
Tambococha y Tiputini ), si bien en cantidades no comercia les, mientras que las demás
areniscas sólo present aron trazas de crudo.
La campaña sísmica, desarrollada posteri orment e por la compañía Minas y
Petróleos en la misma área, demostró que el cierre norte de la estructura Tiputini se
encontraba aproximadamente a 1,5 kmhacia el sur del si tio donde fue perforado el pozo
de Shell, confirmando además la existencia de petróleo pesado en dicha estructur a.
Lo anterior nos muestra que la exploración de Shell dio resultados positivos en
la estructura Tiputini Shell, si bien el espesor encont rado por el pozo en el reservorio
Tena Basal fue de algo más de 30', pero debido a la lejanía, a las dificultades logísticas
y altos costos, sumad o al poco atractivo del crudo por su bajo grado API, la Shell no
210
Marco Rl\lADENElRA
continuó su tarea exploratoria en el gran alto estructural al que llamaron "Lorocachi-
Yasuní trend",
Esta compañía, como hemos visto, estuvo realmente muy cerca de haber
inaugurado con anticipación la historia del país como productor de crudo.
En 1948, la Shell devuelve al Estado parte de su concesión, al no haber
descubierto acumulaciones comerciales de crudo, abandonando definitivamente el país
a inicios de 1949. Posteriormente, Galo Plazo Lasso, uno de los mejores president es
ecuatori anos, basado en estos esfuerzos explor atorios aparentemente infructuosos en
cuanto a descubrimientos, pronuncia lacélebre frase: "El Oriente es un mito. El destino
ha querido que no seamos un país petrolero sino agrícola".
J. 4. Otra s compañías obtienen concesi ones
En 1948, se adjudica una concesión de cuatro millones de hectáreas al consorcio
Standar Oil (Esso), que curiosamente no realizó ningún trabajo exploratorio en el área
asignada. En 1957, la Leonard Exploration recibe una nueva concesión luego de que la
anterior fue cancelada en 1937. En 196J, la compañía Minas y Petróleo s del Ecuador
obtiene una concesión de 4' 350 mil has, por un plazo de hasta 57 años. Como veremos
más adelante, esta última compañía tuvo una fuerte incidencia en la etapa siguiente.
2. ETAPA DE LOS GRANDES DESCUBRIMIENTOS (CONFIRMACIÓN DEL
CARÁCTER PETROLÍFERO DE LA CUENCA): 1966-1973
Como su nombre lo indica, es la etapa cumbre en la historia de la explor ación
petrolera de la Cuenca Oriente, ya que en ella se confirma su carácter petrolífero. Esta
etapa se extiende desde mediados de los sesenta hasta inicios de los setenta, y está
marcada por el "boom" petrolero ecuatorian o, caracterizado por los descubri mientes de
los mayores campos de la cuenca y por ende por la mayor incorporación de reservas en
toda la historia.
Este hecho produce un quiebre en la historia del país, que de pronto se convierte
en el poseedor de una inmensa riqueza, de relativa fácil asimilación y de grandes flujos
de capital, que rompe los esquema s de un país pobre, con pocos ingresos, dueño de una
estructura agrícola tradicional con una muy incipiente industria.
El papel estelar en esta etapa le correspondió al Consorcio Texaco-Gulf, que
desarrolló una febril actividad exploratori a, acelerada aún más luego del descubrimiento
del campo Lago Agrio, cuyas huellas cambian para siempre el frágil entorno ambiental
y social de la Amazonia al atraer a miles de colonos que prácticamente liquidan la selva
primaria en torno a los grandes centros petroleros Lago Agrio, Sacha, Shushufindi y
Coca.
2. 1. La Texaco descubre petróleo en la vecina cuenca de Putumayo
La Texaco Petroleum Co., con anterioridad a su incursión en la Cuenca Oriente,
efectuó tareas exploratorias en la colindante cuenca colombiana de Putuma yo,
RESEÑA HISTÓRICA DE LAEXPLORACiÓNPETROLERADE LACUENCAORIENTE 211
especialmente en el piedemonte, dentro de una gran concesión de 1'600 mil has. Como
resultado, con la perforación del pozo exploratorio Orito 1en 1963, del que obtuvo una
producción de 1,411 bpd de un crudo de excelente calidad (37° API), confirmó que la
cuenca Putumayo era una cuenca petrolífera.
Los estudios regionales, sustentados en el conocimiento acumulado de la Cuenca
Oriente como efecto de los trabajos exploratorios de la etapa anterior, permite a los
geólogos de Texaco definir la similitud geológica entre la Cuenca de Putumayo y la
Cuenca Oriente, cuya estratigrafía, tectonismo y geología del petróleo develados por los
trabajos de la Shell son similares, siendo comunes a las dos cuencas las potenciales rocas
madre cretácicas representada por calizas y lutitas negras ricas en materia orgánica, los
reservorios cretácicos y las edades de formación de las trampas estructurales, todo en
el marco de una evolución histórica paralela marcada por el desarrollo de la vecina
Cordillera de los Andes y el aporte detrítico del cratón Guayanés al este en el tiempo
cretácico. Todo esto lleva a los geólogos de Texaco a proponer a sus ejecutivos extender
la exploración en dirección sur.
2. 2. Texaco incursiona en la Cuenca Oriente
En ]961, Minas y Petróleos, sin contar con el aval del gobierno ecuatoriano,
traspasa al Consorcio Texaco Gulf un área de 650 000 has que eran parte de su
concesión, mediante un contrato privado autorizado con Acuerdo Ministerial en
diciembre del mismo año.
En 1964, el Estado ecuatoriano entregó al consorcio integrado por Texaco y Gulf
un área de aproximadamente un millón cuatrocientas mil has, por un período de hasta
58 años. Texaco, como operadora del Consorcio Texaco-Gulf, inicia su tarea exploratoria
en la Cuenca Oriente, con campañas de geología de campo a lo largo de toda la zona
Subandina, que consistían en mapeo geológico con levantamiento de columnas
estratigráficas, las que estuvieron a cargo de los geólogos B. D. Fasset, F. S. Stum y J.
B. Taylor entre los principales. Dichos trabajos le permiten detectar, entre otros, los
anticlinales Bermejo y Payamino (estructura ubicada al este del Levantamiento Napo,
que no es precisamente la estructura del campo Coca-Payamino situada hacia el centro-
oeste de la cuenca) dentro del Subandino. Desarrolló además grandes campañas de
registro sísmico, 7 000 millas de aero-magnetometría y 17 680 millas cuadradas de
aerofotografía.
2. 2. J. El pozo Lago Agrio J
Como resultado de la interpretación sísmica, la operadora Texaco detecta varias
estructuras, siendo Lago Agrio, Sacha, Shushufindi, Auca y Cononaco las de mayores
dimensiones. Entre todas, se prioriza la perforación de la estructura Lago Agrio, y se
ubica el pozo Lago Agrio I el7 de noviembre de 1966, a 15,3 km del campamento base
de Sta. Cecilia en dirección N 75°. Esta ubicación fue definida, según indica un reporte
del geólogoJ. B. Taylor Jr., por R. D. Hall en el flanco oeste de la estructura, determinada
sobre la base de un mapa sísmico (" ... contorneado a un probable horizonte de caliza
Napo que muestra la cresta de la estructura algo más hacia el Sur ... "). Dicha ubicación
212 Marco RIVADENEIRA
fue cambiada hacia una posición estructuralmente más alta en 20' y por razones
logísticas, según el informe antes indicado, en 350 m hacia el Sur. En el programa de
perforación se define como objetiva primario la Formación Hollín, y como objeti vos
secundarios las areniscas y calizas Napa, y los conglomerados Tiyuyacu.
El pozo Lago Agrio I se perforó entre febrero y abril de 1967con una torre heli-
transportable. Alcanzó los 10 175' de profundidad yprodujo a flujo natural 2 955 BPPD
de 29° API de la Formación Hollín. Este descubrimiento confirmó el potencial
petrolífero de la Cuenca Oriente, ya vislumbrado por la Shell con los resultados del
pozo Tiputini 1, y marcó el inicio de una agr esiva etapa de exploración que culminó en
los años siguientes con el descubrimiento de los más grandes campos de la cuenca.
El pozo Lago Agrio I produjo, hasta el 2003, alrededor de 9 millones 600 mil
barriles, de los cuales el 99 %del crudo proviene de la arenisca Hollín yel resrode "Zona
Napa", como consta sin especificar a cuales reservonas engloba dicha zona en los
reportes de producción de Texaco de julio de 1975, fecha en la que se realizó la última
prueba en la zona "Napa" sin obtener producción alguna. Las últimas pruebas realizadas
en este pozo, en el año2003, arrojaron alrededor de 60 BPPD, laque indicaque el mismo
está a punto de ser cerrado y con él, el capítulo más importante de la historia petrolera
ecuatoriana, ya que está agotando su capacidad producti va en una época en que los
grandes campos muestran ya un debilitamiento de su potencial producti vo reflejado en
sus curvas declinantes de producción.
AÑO CAMPOS
1967 LAGO AGRIO I
BERMEJO N 1
CI-IARAPA-1
1968 PARAHUACU 1
ATACAPI I
1969 SHUSHUFINDI I
SACI-IA I
DURENO I
1970 AUCA I
YUCA I
COCA I
1971 PUCUNA I
1972 CUYABENO I
TORO I
CONONACO I
1973 CULEBRA 1
Tabla 1- Los mayores descubrimientos del Consorcio Texaco-Gulf.
RESEÑA HISTÓRICA DE LA EXPLORACIÓN PETROLERA DE LA CUENCA ORIENTE 2 13
2. 2. 2. Los grandes descub rimi ent os.
Una vez confirmada la Cuenca Oriente como un sistema petrolífero activo, y
sobre la base de la información sís mica registrada, el Consorcio Texaco-Gul f y
posteriormente el Consorc io Cepe-Texaco desarrollan una intensa campaña de
perforación exploratori a entre los años 1967 y 1973, marcándose el pico histórico de
reservas incorporadas en la cuenca, con alrededor de 4 000 millones de barriles que
representan cerca del 50 % de las reservas descubiertas en la Cuenca Oriente hasta el
2002, reservas que se acumulan en 16ca mpos (tabla 1), entre los que están 3 de los cinco
ma yores campos en producci ón de la cuenca: Shu shufindi, Sacha y Auca. 1969 pasó a
con stituirel año de mayor incorporaci ón de reservas en toda la historia de la exploraci ón
petrolera, con 2 800 millones de baniles, que constituyen la terc era parte de toda s las
reservas descubiert as hasta el presente (fig. 1).
2. 3. Otras compañías exploran la cuenca
Como veremos a continuación, a más del Consorcio Te xaco-Gulf, otra s compañías
exploraron la cuenca en este período, realizando importantes descubrimientos, algunos
de los cuales, por su lej anía o porque la información sísmica de ese tiempo les mostr aba
como estructuras más pequeñas de loque realmente resultaron ser, no fuerondesarrol lados
ya que se les con sideró no viables económicamente para las condiciones del mercado
de crudo a esa época. Tal es el caso de los campos Yuturi, Tiv acuno, Pañacocha.
2 . 3. J. El Consorci o World Ventures operador de Min as y Pet ról eos del
Ecuador S. A.
Min as y Petróleos, compañía representada por el austri aco Howard Strouth,
obtuvo en 1961 una conces ión gigantesca de alrededor de 4 350 000 has por un período
de 57 años, en condiciones totalmente adversas para el Estado ecuatoriano, al ser
autori zado para que , por su cuenta y riesgo pueda efectuar traspasos, asoc iarse o vender
todo o parte de su conces ión.
Este ciudadano austriaco suscri be en 1965 un contrato priv ado de traspaso de
alrededor de 650 000 has de su conces ión a Texaco Ecuadori an Petrol eum y Gulf,
asegurándose, durante toda la vida de los yacimientos que se descubri esen, el pago de
regal ías. En ese mismo año , Minas y Petróleos devuelve gran parte de la conces ión,
ret eniendo para sí unas 650 000 has . Posteriormente, adqu iere la concesión Yasuní al
este de la cuenca, en donde como vimos anteriormente, la Shell desarroll ó trabajos
exploratorios y la perforación del pozo Tiputini Shell 1, con lo cual el área a ca rgo de
Minas Petr óleos llegó a ser de 840 000 has.
Los trabajos sís micos se iniciaron en noviembre de 1968 , reg istrando hasta 1972
un total de I 650 km, cuya interpretación le permite a Min as y Petróleos definir cuatro
estructuras que resultaron productivas. En 1970, perfora el pozo Tiputini Minas -1, al
sur del pozo perfo rado en 1948 por la Shell, en la parte más oriental de la cuenca y situado
en el punto de di sparo 5012 de la línea L-7, junto al río Tiputini , el que alcanzó 5 340'
de profundidad y produjo 228 B PPD de 15° APl provenientes del yacimiento MI, con
lo que descubre el campo Tiputini. En 1970, perfora dos pozos: el Tivacuno 1
2
1
4
M
a
r
c
o
R
I
V
A
D
E
N
E
I
R
A

.
o
o
z
o
o
o
z

N N

c
o
N

:
:

ó
:
i
o
.
o
.

"
¡
:
'
"
O

<
J
e

U

!
:
N
s
s
s
i

N
ó
:
i
<
1
;

5
'
-

O
.
l
:
c :
:
:
l
s
s
s
i
<
J
<
1
;
O
.
l

"
'
O
<
1
;

> '
-
O
.
l
z
s
s
.
<
1
;
O
.
l
'
-

O
.
l
"
'
O
'
"
<
1
;
'
"
r
-
-
o
s
e
.
O
.
l
-
;

:
:
:
l
e

<
1
;
O
.
l
:
:
:

O
.
l
E
o

'
:
:
:
l
'
O
o

;
>
I

o
D

¡
¡
;
:
:
r
-
-

r
-
-

O
L
6
,
o
.
o
.
c
o
6
9
6
,
N
e
9
6
,
N o
.

N
I
o
.
o
.
o
.
o
.
o
.
o
.
o
.
c
i
c
i
c
i
c
i
c
i
c
i
c
i
o
.
o
.
o
.
o
.
o
.
o
.
o
.
<
r
>
o
.

"
'
-
i
o
<
"
Í
N
N
3,000.0
2,500.0
2,000.0
1,500.0
1,000.0
500.0
2800
1047
771
783
800
35
0.0
.-
.... ro
'" ::2 ....
N n
~ ~ ~ r::: ~
g>
O
ro
N n
"
en
'"
.... ro
'"
O
C;;
N n
~
en
'"
.... ro
'"
O
O
N
'"
'" '"
....
¡;;
ro ro ro
g; g;
ro ro
g;
ro
'" '"
'" '"
'"
'" '" '"
O O
;" ;" ;" ;" ;" ;"
'"
;"
'"
;"
'" '"
;" ;" ;" ;" ;" ;" ;" ;" ;"
'"
;" ;" ;" ;" ;" ;" ;"
O
¡<: ¡<:
-
N
Fig. 1 - Volúmenes anuales de reservas descubiertas en la Cuenca Oriente.
RESEÑA HISTÓRICADE LAEXPLORACIÓNPETROLERA DE LACUENCAORIENTE 21S
descubridor del campo de igual nombre, actualmente en producción y operado por
Repsol-YPF, y el pozo Pompey a l , seco, ubicado en el centro de la cuenca, al sur del
campo Shushufindi, en la margen derecha del río Napa. En 1971, descubre el pequeño
campo Primavera, situado al SE del campo Sacha, j unto a la margen derecha del río
Napa, y, finalmente en 1972, el pozo exploratorio Yuturi 1encuentra crudo con lo que
se descubre el campo Yuturi, ubicado en el centro-e ste de la cuenca, conocido
actualmente corno campo unificado Edén-Yuturi, oper ado por la Cia. Occidental. el
mismo que está entre los diez mayores campos de la cuenca. Lo anterior muestra que el
aporte de nuevas reservas descubiertas por esta compañía fue realmente importante.
2. 3. 2. Anglo Ecuadorian Oilfields
La compañía Anglo E. O., obtuvo en 1966 una gran co nces io n que se
extendía tra nsversalmente formando una franja lati tudina l a lo ancho de la part e
centra l de la cuenca. En 1968 inici a trabaj os de campo en la zona Suba ndi na, en las
áreas de Baeza , río Topo, Te na y en la cordillera de Cutucú, queda ndo como
res ultado algunos aportes al conoci mien to estra tigráfico de la cuenca . Anglo
efec tuó además levantamientos aero -ma gne tomé trico s, aero-fotograrné tricos y de
radar later al sobre toda el área del con trato.
Entre 1967 y 1973, registró 6730 kmde líneas sísmicas, que le permitendetectar
10 estructuras que fueron probadas con perforació n exploratoria: tres con resultados
positivos: Oglan A- l, situado en la Depresión Pastaza de] Subandi no, Tiguino I en el
centrode la cuenca y Nashiño I al este de la cuenca . Las otras siete estructuras resultaron
secas y son de Este a Oeste: Autapi y Gual lino situadas al sur del campo Oglan, en la
Depresión Pastaza, Toro 1, AguiJa 1, Guayusa 1, en el centro, centro sur de la cuenca,
Marañacu 1, YCancrio I al este de la cuenca .
2. 3. 3. Gra ce Oil & Min eral s
En ]968, da inicio a su actividad exploratoria . Entre 1971 y 1972, perfora los
pozos Pañacocha I descubridor y el Tangay 1seco, ubicados en el Centro Oriente de la
cuenca. Posteriormente, Sun Oil Ca . tomó a cargo las operaciones en la concesión de
Grace Oil, y perforó el pozo Sn. Roque 1, que presentó sólo trazas de crudo. Finalmente,
Cepco City perforó el pozo Lilian 1, seco, ubicado muy cerca al límite sur del campo
VHR.
2. 3. 4. Amoco
Esta compañía operó en una concesión en la zona suroriental de la cue nca,
la más aleja da de toda infraest ructura a esa época y aún en la actualidad . en donde
regi stró I 650 km de líneas sísmicas, cuya interpretación le per mitió defi nir dos
estructur as probadas con la perforación del pozo Cona mbo 1, que resultó productiva,
y el Bobonaza 1, seco .
216 Marco RIVADENEIRA
3. ETAPA INTERMEDIA DE PREDOMINIO DE LA EMPRESA ESTATAL:
1972-1982
Esta etapa, posterior a la seguidilla de grandes descubrimientos, puede ser
calificada de intermedia, ya que la cuenca aún contaba con un potencial exploratorio
remanente, derivado de la existencia de vastas áreas con limitada y nula cobertura
exploratoria, especialmente al este, centro, centro-este y sur-suroeste de la cuenca,
habiéndole correspondido a la joven empresa estatal CEPE ser la protagonista casi
exclusiva de la exploración en esta etapa de la historia de la cuenca,
Con la toma del poder por parte de la Junta Militar de Gobierno, encabezada por
el Gral. Guillermo Rodríguez Lara, cambia el manejo de la política hidrocarburífera
ecuatoriana, al producirse en el mes de junio de 1972 dos hechos fundamentales: la
expedición de la Ley de Hidrocarburos y, la creación de la Corporación Estatal Petrolera
Ecuatoriana (CEPE).
En la Ley de Hidrocarburos, se establecen dos nuevas modalidades contractuales:
1) de Prestación de Servicios, de Exploración y Explotación de Yacimientos
Hidrocarburíferos y Explotación de Petróleo; 2) de Asociación para Exploración de
Yacimientos Hidrocarburíferos y Explotación de Petróleo. Son dos hechos históricos
fundamentales, que respondían a la reacción de los Estados ante el gigantesco poder de
las grandes empresas petroleras internacionales, tendiente a ejercer una soberanía
efectiva mediante la capacidad de desarrollar tareas empresariales en las diferentes fases
de una industria de altísima rentabilidad, y al mismo tiempo establecer marcos jurídicos
que aseguren un mayor equilibrio jurídico y económico entre dichas empresas y el
estado.
3. 1. Compañías extranjeras en tareas de exploración
Junto a la Estatal Petrolera, tres compañías exploran varias áreas de la cuenca,
pero solo una de ellas, Cayrnan, obtiene resultados positivos que dieron lugar aquedicho
bloque sea actualmente de los más productivos entre los operados por las empresas
extranjeras.
3. J. J. Cayman
En octubre de 1973, se cambia de la modalidad de concesión, con la que venía
operando, a un contrato de asociación. Cayman continua como operadora de un
consorcio en el que además participan City Investing y Southern Union Production Co.
En el área asignada, situada en el NNE de la cuenca, registró un total de 600 km de líneas
sísmicas, con las que detectó 6 estructuras que fueron probadas entre 1972 y 1973 con
los pozos Fanny 1, Tarapoa 1, Mariann 1, Joan 1 y Vinita 1, con resultados positivos,
mientras que el pozo Margaret 1 fue seco. En mayo de 1976, Cayrnan es autorizada a
retirarse del consorcio, y en junio de ese mismo año, las dos compañías que continúan
en el consorcio designan a la Cia. SUPCO como nueva operadora. Finalmente, en mayo
de 1977, Southern Union se retira del consorcio.
RESEÑA HISTÓRICA DE LA EXPLORACIÓN PETROLERA DE LA CUENCA ORIENTE 217
3. J. 2. OKC
A partir de noviembre de 1973, la corporación petrolera OKC, mediante un
contrato de asociación, obtiene un área de 291,150 has en el NNO de la cuenca, al E y
SE del campo Bermejo, en donde efectuó 280 km de líneas sísmicas, cuya interpretación
le permitió perforar los pozos Caja 1, Ochenta 1, Camino 1y Pusino I sin éxito. En mayo
de 1976, devuelve parte de su concesión y se queda con un área de 99 396 has.
3. J. 3. Yacimientos petrolíferos fiscales de Argentina (YPF)
En enero de 1975, suscribe un contrato de asociación para exploración en la
Amazonía, en un área ubicada en el centro sur de la cuenca amazónica, al SSE del campo
Tiguino, en donde registra 770 km de sísmica 2D, en base a cuya interpretación en 1977
perfora con éxito el pozo Curaray X-1 y los pozos Entre Ríos X-1 y Balata X-I que
resultaron secos.
3. 2. La exploración desarrollada por CEPE
El 22 de junio de 1972, es creada la Corporación Estatal Petrolera Ecuatoriana
CEPE, la misma que entra a participar en la producción de crudo, al comprar el total de
las acciones de Gulf en el Consorcio Texaco-Gulf, equivalentes aI62,5%. Inicialmente,
enjulio de 1974, adquiere e125% yen enero de 1976 adquiere el restante 37,5%, con
lo que Gulf quedó fuera del consorcio CEPE-Texaco, constituido por CEPE como socio
mayoritario, continuando Texaco como la empresa operadora.
CEPEjuega en esta etapa exploratoria un rol predominante, y su accionar abarca
casi toda la cuenca con geología de campo a lo largo de todo el Subandino, 54 000 km"
de radar que cubre toda la zona Subandina, sísmica 2D y perforación exploratoria.
En mayo de 1975, CEPE inicia la perforación de su primer pozo llamado 18B-
1, para probar la estructura compartida con CEPCO, llamada actualmente Fanny 18B,
obteniendo resultados positivos.
En enero de 1976, la empresa estatal inicia trabajos de prospección sísmica.
En 1978, centra su actividad exploratoria en el centro de la cuenca, al este
del campo Auca, en donde perfora el pozo Shiripuno 1, que pasa a constituirse en
su primer pozo exploratorio, con el que descubre el campo del mismo nombre con
una modesta acumulación de crudo (alrededor de 2,5 mmbls). En 1978, algo más
al sur, descubre un nuevo campo al obtener resultados positivos en las pruebas del
pozo Shiripuno Centro l.
En 1980, entra en ejecución la fase de perforación del Proyecto Pungarayacu,
nombre tomado de un río de la zona, cuya traducción del Quechua es Pungara (brea) y
yacu (río). El Proyecto fue creado con el fin de definir el potencial de esta gigante
acumulación de crudo extrapesado (la mayor de la cuenca), ubicada en el Subandino
entre lacordillera de Guacamayos al norte y Puerto Napo al sur, que constituye una zona
de manaderos y amplios afloramientos de las areniscas de la Formación Hollín en su
mayor parte saturada de brea, la misma que era conocida ancestralmente por Jos
indígenas de la zona. El Proyecto define dos acciones básicas: el rnapeo geológico con
218
Marco RIVADENEIRA
levantamiento de columnas a lo largo de los ríos y quebradas y, la perforación de 26
pozos de cateo con muestreo continuo de núcleos, siendo su profundidad entre 377 y
1 239'. Como resultado, se cuantifica el volumen de petróleo en sitio en alrededor de 7
mil millones de barriles, cifra que fue reajustada con posterioridad en un estudio
conjunto entre Arco Oriente y Petroecuador a un valor aproximado de 4 mil millones.
En este mismo año, CEPE lagro el mayor éxito de su historia con el descubrimiento
del campo Libertador, el tercero entre los mayores campos en producción, solo
superado por los gigantes Sacha y Shushufindi, al obtener resultados positivos del pozo
Secoya 1. Sin embargo, solo tiempo después se supo que dicho pozo descubrió no el
campo Secoya sino el gran campo Libertador, ya que inicialmente, se consideraba que
las estructuras productivas Secoya, Shushuqui, Shuara y Pacayacu constituían campos
independientes, pero en 1983, con la perforación del pozo Guarumo 1, rebautizado
posteriormente como Pichincha 1, se integró a las mismas en un gran campo, cuyo
nombre es un homenaje al Libertador Simón Bolívar.
Se debe destacar el hecho de la puesta en producción de los campos de CEPE,
como un hecho de trascendencia histórica, ya que por primera vez, un equipo de
directivos, apoyados por técnicos y obreros nacionales, pudo extraer crudo del subsuelo
de campos descubiertos por esfuerzo propio como fue el caso de los campos Libertador,
VHR, Frontera, Paraíso, y campos descubiertos por compañías extranjeras pero
devueltos al Estado como son los casos entre otros de Cuyabeno, Bermejo, Charapa,
Tiguino, inaugurando toda una época de la industria petrolera nacional.
4. ETAPA EN LA QUE LA CUENCA ALCANZA UN ALTO GRADO DE
MADUREZ EXPLORATORJA
En esta etapa, la Cuenca Oriente es intensamente explorada en casi toda su
extensión, quedando aún en una etapa de relativa inmadurez exploratoria las áreas sur,
sureste y suroeste de la cuenca. CEPE, posteriormente Petroproducción (Filial de
Petroecuador), desarrolla una amplia actividad de registro sísmico y perforación
exploratoria, al igual que las compañías privadas que ingresan nuevamente con fuerza
en la tarea de exploración a través de contratos de Prestación de Servicios de Exploración
y Producción.
4. 1. CEPE continua su actividad exploratoria
En 1982, CEPE orienta su esfuerzo exploratorio al suroriente de la cuenca, a una
zona adyacente a la frontera con el Perú, totalmente alejada de la infraestructura
petrolera. Allí desarrolló una campaña sísmica, sobre la base de cuya interpretación
define cuatro estructuras: Amazonas, perforada en ese mismo año, Marañón, Huito,
Balsaura perforadas al año siguiente y Shionayacu en 1984. Todas fueron probadas con
pozos perforados a través de una torre helitransportable, única forma de acceder a esta
zona, que como se indicó es muy distante y cubierta completamente por selva virgen.
El total de petróleo en sitio descubierto fue de alrededor de 300 millones de barriles y
las reservas del orden de los 40 millones de barriles.
RESEÑAHISTÓRICADE LA EXPLORACIÓN PETROLERADE LACUENCAORIENTE 219
En 1984, CEPE se plantea el reto de desarr ollar explorac ión de alto riesgo en el
" play" potencial más profundo de la cuenca, constituido por las capas si tuadas baj o los
sedimentos cretácicos, generalmente agrupadas baj o el nombre de Precret ácico, basado
en dos prem isas: la una que la Formación Santiago con stituye una pot encial roca madre
que pudo haber generado crudo, y la seg unda, que existe un gran anticlinal situado bajo
el campo Sacha con potencial de trampa. El riesgo geol ógico estaba en la ex istencia o
no de roca s reservarí a , y en la presenci a de una roca madre ac tiva . Para probar el
anticlinal antes mencionado, se perforó el pozo Sacha Profundo 1, que llegó hast a
sedimentos de la Formación Pumbui za del Paleozoico, cons tituyé ndose en el pozo más
profundo perforado en la cuenca, y en el pr imero y úni co esfuerzo serio or ientado a
investigar los estratos paleozoi cos yju rásicos, que actualmente constituye nel basamento
económico de la cuenca . No se enco ntró ningun a roca reser vori o y el pozo fue seco en
los niveles precretáci cos.
En los años siguientes, CEPE vuel ve a expl orar los nivel es cretácicos tradi cionales
en áreas con infraestructura desarroll ada . En 1987, descubre los ca mpos Paraíso con 55
millones de barriles de reserv as y Fr ont er a co n 32 millones. En 1988, reali za su último
descubrimiento como CEPE al enco ntrar crudo en el campo Cant agall o con 34 millones
de barriles de reservas, rebauti zado luego como VHR en homenaje póstumo a Ví ctor
Hugo Ruales, ejecutivo de la compañía quién fue uno de los artífices de la puesta en
producción de los primeros camp os de la estat al pet role ra.
4. 2. Nace Petroecuador y toma la posta de CEPE
En septiembre de 1989 se cre a Pet roecuador en reemplazo de CEPE con tres
filiales permanentes, correspondiendo a la filial Petroproducción las tareas de exploración
y producción. Además, se constituye la fili al tempor al Petroamazonas para que sea la
operadora del consorcio Cepe-Texaco en representación del Estado Ecuatoriano. El 7
de junio de 1993, medi ant e decreto 85 1, se di spone la fusión de Petroamazonas a
Petroproducción, arranca ndo di cho proceso en oc tubre del mismo año.
En 1990, Petroecuador inicia tare as de perforaci ón exploratoria, como resultado
de lo cual, descubre el campo Chanange, ca talogado dentro de los marginales con un
pequeño monto de reservas de alrededo r de 2,5 mill ones de barriles. Por su parte,
Petroamazon as descubre en 1991 los ca mpos Pindo y Pal and a.
En 1992 Petroecuador descubre el campo lshpingo, el tercero y último gigante
descubierto hasta lafecha en la cuenca, completando al año siguiente la exploración del
Levantami ent o Yasuní con el descubrimiento del campo Ta mbococ ha, los que junto al
campo Tiputini, descubierto por Tiputini Min as en 1972, acumulan un monto de
reser vas que bord ea los mil millones de barriles de crudo pesado de 12 a 16,5° API.
Con este último descubrimiento, la empresa es tatal se confirma como la empresa
de mayor éx ito ex ploratorio luego del consorcio Texaco -Gulf, con CEPE como
descubridora del campo Libert ador, el cuarto de la cue nca en 1980 y, Petroecuador con
el campo Ishpingo en el 92 . Estos dos hechos destacan el rol exploratorio protagónico
de la vapuleada empresa estatal, cuyo record de descubrimientos reivindica totalmente
la necesidad de su continuidad a través de una ref orma estructural que le dé categoría
empresarial.
220
Mar co RIVADENElRA
Entre los años de 1992 y 1995, descubre 7 campos de pequeñas di mensiones: Auca
Este en 1992, Conga en 1993, Bigun o, Peña Blanca y Conga Sur en 1994, Huachito y
Armadillo en 1995. El pozo Paujill, perforado luego del pozo Tarnbococha, resultó seco.
En 1997, Petroecuador descubre el campo Huamayacu con la perforacion del
pozo Huamayacu 1, el último pozo expl oratorio perforado por Petroecuador a través
de su fi lial Petroproducción. Este campo, en noviembre de 1999, fu e redenominado
como campo MDepor el Directorio de Petroprodu cción , e n homenaj e póstumo a Maur o
Dávalos Cordero, ex ej ecutivo de CEPE, otro de los ejecu tivos artífices de la incorporación
a la prod ucc ión de los primeros campos de la Corporación, y pro fesio nal des tacado en
la defensa de la empresa es tatal.
Desde esa fec ha, hast a inicios de 2004, Petroecuador a través de su fi lial
Petroproducción no ha perforado ningú n pozo exploratorio ad iciona l. Aparte de la
esca sa dispo ni bili dad de torres de perforación, no ha contado con prospectos de
dimensiones importantes y, los prospect os remanent es inventar iados so n de alto riesgo
por sus pequ eñas dimensiones, ya que pueden desaparecer fácilme nte si hay pro blemas
con las veloci dades utilizadas, además por sus peq ueñas dimensiones tienen el riesgo
de que una vez pues tos en pro ducción, en caso de ser pe trolíferos, pueden inunda rse
fácilm ente, debido a que la columna de crudo es pequeña y el empuje de fondo del agua
de formación es muy fuerte, como muestran expe riencias anteriores.
4. 3. Los contr atos para exploración y explotación de hidrocarburos
En agos to de 1982, se abre nuevamente la posibilidad de que compañías
extranjeras entren a compart ir con CEPE la actividad exploratori a en la Cuenca Oriente,
al legisl arse una nueva modalidad contractual a la que se le llama de Prestación de
Se rvicios para la Ex ploración y Explotación de Hidrocarburos, expedido por el
Congreso Naci onal mediante una ley reformatori a a la Ley de Hidr ocarburos. Este
contrato, que en su aplicac ión ha sido severamente cuest ionado, consi stía en que la
compañía co ntratada pre staba sus servicios durante las etapas de exploración y
ex plotación, y recibía a cambio el ree mbolso de cos tos y gas tos más una tasa de servicio.
En la práctica, debido a que se dec laró la comerc ialidad para campos margi nales y se
privilegió los pagos a la compañía, el Est ado que queda ba al fi nal de l reparto reci bió
montos muc ho menores que los inicia lme nte concertados.
En noviembre de 1993, se promul ga la ley n° 44, que introd uce el Contrato de
Part icipación para la Exploración y Explotac ión de Hidrocarburos en la Ley de
Hidrocar buros, según el cual, el es tado recibe un porcentaje fijo de partici pación de la
producción de crudo , que ge nera lme nte varía en función de los volúmenes diarios
producidos. Co n esta nueva moda lidad contrac tua l, se buscaba ev itar la experiencia de l
modelo anterior.
4. 4. Las r ondas petroleras y la adjudicación de bloques a las empresas
privad as
Entre 1983 y 1995, se efe ctuaron ocho Rondas de Licitación Int ern aci onal para
la Explorac ión y Expl ot aci ón de Hidrocarburos en la Cuenca Oriente. Se co nvocó la
RESEÑA HISTÓRICA DE LA EXPLORACIÓN PETROLERA DE LA CUENCA ORIENTE 22 1
Primera en junio de 1983 y la Segunda en febrero de 1985. En los meses de mayo y
agosto de 1986, se convocaron la Tercera y Cuarta Rondas, esta última dedicada
exclusivamente a empresas estatales. En junio de 1987, se convocó la Quinta Ronda
Petrolera, la Sexta en enero de 1990, la Séptima en enero de 1994, y finalmente la
Octava Ronda en juni o de 1995. En el presente año, se convocó la Novena Ronda.
El Bloque 15 es adjudicado en enero de 1985 a la compañía Occidental, bajo la
modalidad de Prestación de Servicios, cambiándose en mayo de 1999 a un contrato de
participación. En 1985, esta compañía, sobre la base de la interpretación de la sísmica
registrada, inicia los trabajos de perforación exploratoria con el pozo Palmeras 1, que
resultó seco. Al año siguiente, perfora el Pozo Indillana-Itaya 1, con el que descubre el
llamado Complejo Indillana. En 1996, perfora el pozo Edén 1, aprobado por la
Dirección Nacional de Hidrocarburos como pozo exploratorio en el flanco noroeste del
campo Yuturi, ya descubierto por Minas y Petróleos en 1972 y que es un campo
compartido con Petroecuador. En el año 2000, reinicia la perforación exploratoria,
descubriendo el complejo Yanaquincha.
En abril del 85, se adjudica el Bloque 8 al consorcio Esso-Hispanoil, el que fue
abandonado en febrero de 1993, al no haberse descubierto acumulaciones comerciales
de crudo.
El Bloque 7 es adj udicado en diciembre de 1985 a British Petroleum (BP), que
en 1986 descubre el campo Payamino, que posteriormente pasó a integrar el campo
unificado Coca-Payamino, compartido con CEPE. En 1987, descubre el pequeño
campo Jaguar y en 1988 el campo Oso. British Petroleum, en setiembre de 1990,
transfiere la totalidad de sus derechos a Oryx Ecuador Energy, la que descubre dos
pequeños campos: Mono en 1988 y Lobo en 1989. En marzo del 2000 , Oryx firma un
contrato de participación en reemplazo del original, que era de prestación de servicios.
Posteriormente, esta compañía transfirió sus acciones a Kerr MacGee, la que a su vez
cedió sus acciones a la compañía Perenco Ecuador LId., que es la operadora actual.
El Bloque 16 se adj udica en enero de 1986 al consorcio Conoco-Nomeco-
Diamod-Opic. Conoco, como operadora, descubrió los campos Amo en 1987, Daimi y
Ginta en 1988 e Iro en 1989. Posteriormente, Conoco transfirió la totalidad de sus
derechos y obligaciones a favor de Maxus. En el segundo semestre de 1996, se negoció
el cambio del contrato de prestación de servicios por otro de participación. Con
posterioridad, Maxus vendiósu participación a YPF, la que descubrió los campos Dabo
y Wati en 1999. Posteriormente, YPF fue adquirida por Repsol, pasando a formar la
empresa Repsol-YPF, actualmente a cargo de la operación del Bloque.
El Bloque 14 se adj udica en abril de 1987 al consorcio Elf Aquitaine-Braspetro-
YPF. Posteriormente, el bloque fue cedido a Elf. Este contrato se cambió a contrato de
participación en mayo de 1999. Elf Aquitaine, en 1989, descubre los campos Sunka-
Wanke-Kupi y Yampuna, y en 1995 el campo Nant ú.
EIBloque 17 es entregado aElf-Braspetro-Britoil, en el año de 1987. Al igual que
enel caso anterior, el bloque fue cedido con posterioridad a Elf, laque en 1991 descubrió
el campo Awant y en 1996 el campo Hormiguero.
Elf cedió los dos bloques anteriores, 14 y 17, a la compañía Vintage, la que en
mayo del 2000 firma un contrato de participación en vez del original de Prestación de
222
Ma rco RIVADENElRA
Servicios. Esta compañía descubrió el campo Tapir en 1998. Vintage, en el 2003, cedió
sus acciones en el Bloque 14al consorcio EncanEcuador- YPF-Repsol, y en el Bloque
17, al consorcio Encan Ecuador - OPIe.
EL BLoque 12 se adjudicó en mayo de 1987 al consorcio Tenneco-Diarnond-
Yukong-CSX-Maerck, el que fue revertido al Estado al no haberse descubierto
acumul aciones comerciales de crudo.
EL BLoque 9 fue adjudicado en junio de 1987 a Petrocanadá, la misma que en
noviembre de ese mismo año, transfiere e135%de su participación a las estatales ENAP
de Chile y el 15% a ANCAP de Uruguay, abandonando finalmente el país en abril de
1993 por la no-cornercialidad de sus descubrimientos.
EL BLoque 13 es adjudicado mediante contrat o de prestación de servicios, en abril
de 1988,al consorcio Unocal Ecuador-Union Pacific International Petroleum-Nedlloyd
Energy B. V. En diciembre de 1989, Unocal y Union Pacific transfieren parte de su
participación a Kyung Inn Energy Co. Limited. En febrero de 1993, Unocal y sus socias
abandonan el país al no haber descubierto acumulaciones comerciales de crudo en el
bloque a su cargo.
En marzo de 1993, Arco Oriente , operadora de un consorcio integrado
adicionalmente por AGIP y Denison, firma contrato de prestación de servicios para
exploraci ón yexplotación de crudo en el BLoque 10. Inicialmente, el bloque fue operado
por Arco, la que descubre los campos Moretococha y Villano, este último, como se dijo
anteriorment e, estuvo a punto de ser descubi erto por la Shell en los años 40. Arco se
retiró del consorcio y la operación pasó a cargo de AGIP, que es la actual operadora del
único Bloque que se administra con un contrato de prestación de servicios.
En 1995, se adjudica un número record de bloques mediante la firma de contratos
de participación: en enero, con el consorcio Santa Fe Energy-Nippon Oil-Pedco-Korea
Petroleurn-Yukong, para la exploraci ón y producción del Bloque 11, el que fue
transferido luego a Lumbaqui Oil, que en 2001, descubrió un campo muy pequeño
llamado Diamante. Actualmente, la empresa china CNPC Internacional (Amazon) Ltd.
está a cargo de la operación del bloque.
En febrero de 1995, se firma contrato con la empresa Triton Energy Co., para
explorar el BLoque 19, que fue abandonado, por no haber encontrado acumulaciones
comerciale s de crudo. En marzo del mismo año, se firman tres contratos: con Tripetrol
para el BLoque 28, estando actualmente suspendidas las operaciones; con el consorcio
Oryx-Santa Fe Minerals-Clapsa-Sipetrol, para el Bloque 21, en donde actualmente
Perenco ha puesto en producción el campo Yuralpa; con el consorcio City-Ramrod para
el BLoque 27, enel cual, en 1998, sedescubreel pequeñocampoTipishca. Adicionalmente
se encontró el campo Huaico. Actualmente, este Bloque es operado por City Oriente.
En diciembre de 1995, se firma el contr ato de participación para exploración y
explotación del BLoque 18 con Amoco. Cayman pasa a operar este bloque en enero de
1988, descubriendo en dicho año el pequeño campo Pata y en 1999 el campo unificado
Palo Azul. Este bloque está siendo operado actualmente por Petrobrás .
En julio de 1996, se adjudican el BLoque 23 a CGS y eL BLoque 31 a Perez
Companc . En el Bloque 23, las operaciones están suspendidas por fuerza mayor ante la
RESEÑA HISTÓRICA DE LA EXPLORACIÓN PETROLERA DE LA CUENCA ORIENTE 223
oposición radical de las comunidades indígenas a cualquier forma de actividad petrolera,
mientras que en el Bloque 31, Pérez Companc, en el año 2000, descubrió los campos de
crudos pesados Apaika y Obe. Actualmente, Petrobrás es la dueña del bloque luego de
que esta empresa adquirió la mayoría de las acciones de Perez Companc.
En abril de 1998, Arco suscribe un contrato de participación para el Bloque 24,
el mismo que luego fue adquirido por Burlington. En este bloque, igualmente las
operaciones están suspendidas por la oposición a los trabajos exploratorios por parte de
las comunidades del lugar.
S. POTENCIAL EXPLORATORIO REMANENTE
La Cuenca Oriente ha sido explorada ya por algo más de ochenta años, y ha
entrado en su etapa de madurez, caracterizada por contar con cobertura sísmica
regional en casi toda su geografía, con una importante densidad de perforación
exploratoria, lo que sumado a los datos geológicos obtenidos de los estudios de
afloramientos, ha permitido acumular al presente, un importante conocimiento de
su estructuración tectónica, de su arquitectura estratigráfica y de su sistema
petrolero.
Tras una etapa de exploración infructuosa, desarrollada por la Shell en los años
40, a partir de 1967, se producen en seguidilla los mayores descubrimientos, declinando
luego los volúmenes de reservas descubiertas, para esporádicamente producirse fuertes
jalones positivos, marcados principalmente por el descubrimiento de los campos
Libertador y Pungarayacu en 1980, e Ishpingo en 1992 (Fig 2). Históricamente, se ha
mantenido un margen importante entre producción acumulada y reservas totales
descubiertas como se muestra en la figura 2.
Sin embargo, la marcada desaceleración en la incorporación de nuevas reservas,
producida en los últimos años, permite prever que en adelante irá reduciéndose el
volumen de reservas por desarrollar. Al mismo tiempo, se extraerán cada vez más
aceleradamente las reservas de crudos medianos y livianos, aprovechando la gran
capacidad de transporte disponible, y la posibilidad de una explotación intensiva, con
lo que se irá incrementando el peso de las reservas de crudos pesados yextrapesados,
que actualmente son de alrededor del 50 % del total de reservas remanentes. El
desarrollo de estas últimas reservas requiere de tecnologías más complejas, y de un
manejo ambiental muy limpio, al encontrarse la mayoría de las mismas en zonas
altamente sensibles, todo lo que volverá más costosa su extracción y transporte, por lo
que el país debe preparar una estrategia de mediano y largo plazo, para enfrentar el
desarrollo de esas reservas remanentes.
La evolución de la gravedad API de los nuevos crudos a descubrirse muestra una
tendencia al dominio de los crudos pesados, lo que se compagina con las áreas de menor
exploración relativa que son las zonas más orientales y meridionales, vecinas a la
frontera con Perú, tanto al este como al sur, en donde se acumulan fundamentalmente
crudos pesados.
224
9,0000
Marco RIVADENEIRA
8,0000
7,000.0
6,000.0
+- RESERVAS DESCUB. ACUMULAD. (MBLS) .... PRODUCCION ACUMULADA TOTAL (MBLS)
5,000 o
(/)
...J
4,000 o
:;:
3,000.0
2,000.0
1,0000
00

PUNGARAYACU
AUCA
T'PUTiNl-TAMSOCOCHA
o
o
o
N
Fig. 2 - Evolución histórica de las reservas descubiertas vs. producción acumulada
de crudo.
5. 1. Algunas ideas sobre el potencial remanente en prospectos tradicionales
La Cuenca Oriente, históricamente, presenta altos índices de éxito exploratorio,
sin embargo, en los últimos años han ido reduciéndose y por tanto, se ha incrementado
el riesgo, lo que obedece entre otras razones a que la exploración se orienta a prospectos
cada vez más pequeños, cuyo bajo relieve estructural les vuelve altamente riesgosos, ya
que una mínima variación en el cálculo de las velocidades puede hacer que los altos
desaparezcan, o una vez descubiertos se inunden rápidamente de agua si se tiene un
empuje activo de fondo.
Lo anterior se confirma con la evolución del porcentaje de éxito exploratorio.
Entre 1967 y 1976, que es la etapa de los grandes descubrimientos, anterior al
protagonismo de la empresa estatal (que si bien históricamente se considera hasta 1973,
estadísticamente se la extiende hasta 1976, por cuanto recién en 1977 CEPE perfora su
primer pozo exploratorio), se perforaron 47 pozos exploratorios, de los cuales, 30 fueron
productivos, lo que representa un 64 % de éxito. Entre 1977 y 1984, en la etapa a la que
hemos denominado de predominio estatal (históricamente considerada hasta 1982 por
la apertura al capital extranjero, pero estadísticamente hasta 1985 ya que en 1986
RESEÑA H1STÓR[CA DE LAEXPLORACIÓN PETROLERA DE LA CUENCAORIENTE 22S
Occidental perfora su pri mer pozo), se perforaron 24 pozos exploratorios, con un
porcentaje de éxito del 67 %, por cuanto 16 fueron productivos. Finalmente en la etapa
de apertura que va hasta la actualidad, son 96 los pozos perforados, 51 de ellos con
producción comercial de crudo, lo que da un porcent aje de éxito del 53 %.
La evolución en la dificult ad explor atoria se hace más evidente si reducimos el
análisis a los últimos años, por ejemplo, durante el último deceni o ( 1993- 2002), se han
perforado 58 pozos exploratorios, de los cuales 24 han sido producti vos, cayendo el
porcentaje de éxito exploratorio al 4 I %, mientras que en el último quinqueni o ( 1998-
2002), de 35 pozos perforados solo 10han resultados positivos , con lo que el porcentaje
de éxito exploratorio ha disminu ido al 29 %.
Asimi smo, conforme se increment a la cobertura exploratoria de la cuenca, la
probabilidad de encontr ar campos gigantes es mínima, ya que tanto por su gran longitud,
de alrededor de 30-40 kilómetros, no puede ser ignorado con la malla actual, a menos
que hayan casos como el del campo Libertador, en que varios campos aparentemente
independient es se integren luego durant e el desarr ollo en uno solo, que parece es
también el caso de Ishpingo, Tambococh a y Tiputini, o de un campo de menores
dimensiones como Culebra-Yulebra-Anaconda, cuanto tambi én porque los gigantes
constituyen una absoluta minoría frente al total de campos descubiertos: el 3 %
(Shushufindi, Sacha e Ishpingo).
Los campos de un rango menor (entre 250 y 500 mm de bis) tienen igualmente
grandes dimensiones longitudinales (alrededor de 20 km), lo que sigue siendo
relativamente fácil de ser detectado con una malla regional, y en el ámbit o de cuenca
representan en número apenas el 4,9 %del total de campos descubiertos. Los que siguen
en orden de magnitud ( 125-250 mmbls) tienen longitudes de alrededor de 10-12 km y
representan e16,8 % del número total de campos de la cuenca. Los campos con reservas
ent re 50 y 125 millones sí son importantes ya que en número son los segundos (alrededor
del 20 %).
Los campos que restan por ser descubiertos tendrán en su absoluta mayoría
reservas de menos de 25 millones de barriles, ya que la población de este rango
representa el 52 % del total de campos descubierto s hasta la fecha en la cuenca, seguido
por los campos con reservas entre 50 y 125 millones con el 20,4 % y los entre 25 y 50
millones de barriles con el 13 %. Esta tenclencia se confirma con las estadísticas de los
últimos 10y 5 años que muestran que los campos descubiertos de menos de 25 millones
representan por número el 67 y el 50 % respectivamente, seguidos de los campos con
reservas entre 50 y 125 con 16,7 y 20 % respect ivamente, mientras que en el último
quinquenio , se ha descubierto apenas un campo con reservas entre 125 y 250 millones
de bIs. y no ha sido descubierto ningún campo con reservas de más de 250 millones de
barriles.
5. 2. Los prospectos no tradicionales
Las trampasestrotigráficas tienen unpotencial par ser definido. Se haconfirmado
que aparte de las trampas estructurales existen trampas mixtas, es decir estructuralescon
un importante componente estratigráfi co que cont rola la acumulación dentr o de la
226 Marco RIVADENElRA
es tructura, sin embargo se conoce de un solo caso de trampa netamente estratigráfica en
lo que constitu ye el campo Fanny.
Probabilidades de entrampamiento estratigráfico existen en el centro y centro-
oeste de la cuenca, en donde las facies arenosas de T y U son reemplazadas por facies
marinas, que prov ocan el deterioro de las propiedades petrofísicas en dirección oes te.
Igualmente en el ce ntro-centra -oes te de la cuenca, los cuerpos arenosos se torn an más
di scontinuos. Para el reservorio MI , una potenci al zon a de entrampamientoestratigráfico
podría ser la franj a longitudinal en el límite occidental del Play Capi rón-Tiputini ,
marcad o por la desapari ción lateral de di cha aren isca . Posibilidades adicionales podrían
darse en los onlaps de Hollín superior contra el basamento económico hacia el este de
la cuenca siempre y cuando ex istan buenas condiciones de roca sello y una es truc turación
adecuada .
Las calizas tienen un potencial menor , ya que la porosidad es may oritari amente
secundaria por fracturas, por lo que su exploración es difícil, al tener que de finir zo nas
propi ci as par a lacreac iónde ese tipo de porosidad, requiri éndose de modelos es tructurales
para predeci r las zo nas más aptas (es decir zon as en las que exist an fracturas abiertas).
El Preapt ense, popul ar ment e con ocido como Pre cretá cico, es un nuevo "Play"
potenc ial de alto riesgo, ya que hasta ahora no ex iste una valor ac ión de finiti va de las
arci llas y cali zas Santiago como roca madre y de la existencia de niveles con pot encial
de reservori o, ya que la exploración llevada a ca bo hasta la fech a muest ra que los niveles
reserv orio están alt amente afectad os por mine ralización que tapona poros y fracturas.
5. 3. Métodos que deberán emplearse en la exploración
La necesidad de investi gar los prospe ct os con entrarnparni ento estratigr áfic o
obliga a que se pien se en una sísmica 3D regional , en es tudios regi onales de estratigr afía
secuen ci al, ut ilizan do la información de pozos y su extra polación a las secciones con
inver sión de la sísmica 3D, lo que permiti rá una definició n cualitativamente superior de
la evolución es tratigráfica y sedimentaria en el tiempo, y en el espacio de los principale s
reservorios, como un medi o de disminuir el riesgo de la exp loración de trampas
estratig ráfica s, y hacer más co nfiable la prognosi s del desarrollo de los res ervorios
arenosos.
Otro vacío a ser llenado, son los estudi os hidr odin ámi cos regi onales, y model os
de evol ución del sis tema petrolero Ori ente, en el tiempo que lleven a mej orar el
conocimient o sobre las ave nidas de migración sec undaria del crudo .
RESEÑAHISTÓRICA DE LAEXPLORACIÓNPETROLERA DE LACUENCAORIENTE 227
Bibliografía utilizada
ASESORES ALEMANES, 1975 - Reporte Final del Grupo de Asesores Técnicos Alemanes
Sobre los Trabajos Efectuados en los Años 1974-1975. Informe elaborado para CEPE.
BRISTOW C. R. & HOFfSTETER R., 1977 - Léxico Estratigráfico Internacional. Vol. 5 -
Ecuador. Centre National de Recherche Cientifique. Paris.
GORDILLO R., 2003- ¿El Oro del Diablo? Ecuador: Historia del Petróleo. Corporación Editora
Nacional. Quito, Ecuador.
PETROECUADOR, 2003 - Hitos de la Industria Petrolera. Publicación de la Unidad de
Relaciones Institucionales de Petroecuador. Quito, Ecuador.
SHELL CO. DEL ECUADOR, 1940 - GeoJogical Reconnaissance of the Middle and Macuma
Area. Informe Interno de SheJl.
TSCHOPP H. J., 1953- Oil Exploration in the Oriente Ecuador. AAPGBulletin, pp 2303 a 2347
CARACTERÍSTICAS GEOLÓGICAS GENERALES DE
LOS PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS DE
PETROPRODUCCIÓN
Marco R I VADENEINA (/ J Patri ce B ABY l .
Resumen
La Cuenca Oriente contiene las mayores acumul aciones de crudo dent ro de la provincia
petroJera Puturnayo-Oriente-Mara ñón, con alrededor de 30 000 millones de barr iles de petróleo en
sitio, acumulad os en cien campos. Se diferenci an tres "plays" petrolero s individualizados. con
características propias de sus trampas y crudos. El play Occidental. adyacente a la cordillera Real
de los Andes, está en proceso de destrucción por el levantamiento provocado por la última orogenia
andina, que ha afectado las trampas. formadas en laprimeraetapade la inversión tectónica (cret ácico
tardío-paleoceno), provocando ladegradaciónde loscrudos, conexcepción del campo Bermej o. En
él se ubica el campo Pungarayacu de areniscas bituminos as, que contiene el mayorvolumen de crudo
en sitio de la cuenca. Este play contiene el 18 ',1 del petróleo en sitio de la cuenca. El play central.
el más rico, y con las mayores reservas de crudos livianos, evoluciona a partir del rift jurásico
abonado y se caracteriza por fallas profundas en llar. desarrolladas a partir de dos inversiones
tectónicas: una cret ácica tardía-paleoc énica, y otra eocénica temprana. En él están los campos
gigantes Shushufindi y Sacha. Contiene el 54 % del crudo en sitio de la cuenca. El play oriental el
segundo en importancia con el 28 % del petróleo en sitio de la cuenca, contiene un campo gigante:
Ishpingo. Sus estructuras se desarr ollaron sobre sernigrabens jurásicos como resultado de una
inversión tectónica del eoceno tardío (aunque parece que en el cret ácico tardío se produjo una
primera inversión). Es un play con predominio de crudos pesados.
Palabras clave s: Cuenca Oriente, plays. geologia, campos petroleros ,
,liPETROPRODUCCIÓN. CasiIJ a Postal 17-10-7019, Quito-Ecuador
(mrivadeneira al etroecu ador.com.ec).
,;,LMTG. IRD/CNRS/UPS, 38 rue des 36 ponts, 31400 Toulouse, Frunce
[ . Dirección actual: IRD Perú, Casilla 18-1209. Lima 18 - Perú (Patricc.Babv@ird.fr)l.
230
1. "PLAYS" PETROLEROS
Marco RIVADENEIRA, Patrice BABY
La Cuenca Oriente (fig. 1) constituye el segmento más prolífi co de la provincia
petrolera Putumayo-Orient e-Marañón. En dici embre de 200 1, con taba con un volumen
original de petr óleo en sitio de alrededor de 30 000 mill ones de ba rri les y reservas
origi nales (probadas + probabl es) de 7 800 mill ones de barr iles, de las cua les se hab ían
producido hasta dicha fecha el35 % (2900 millone s de barriles), que equiva len al 9,8%
del petróleo en sitio.
En la Cuenca Oriente se han descub ierto hast a el año 200 1 ciento dos campos
de crudo, de los cuales 59 se enco ntraban en producci ón, 12 estaban cerrados, y 3 1
campos desc ubiertos aún no habían sido desarrollados.
Esta cuenca ha sido seg mentada en tres unidades tect ónicas (cf introducción de
este libro), los que a su vez constituye n sendos "Pl ays Petroleros" (fig. 1) con
característ icas parti cul ares de sus trampas, yac imientos y crudos .
? COLOMBIA
,.J
l '
O
f.,fJ
~ ~ . : : . « ' ~
\ ~
?
2'
,
,
1
, I
/
, I ~
/'
CORDILLERA
.r
CUTUCU
\
100 ~
,
'i
--
I
__ _ o -- - PERU
O km
\
I
50
Fig. 1 - Mapa tect ónico de la Cuenca Oriente, mostrando los "Plays" petroleros.
PETROPRODUCC¡ÓN: PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS 23]
1. 1. El "play" occid ental (sistema subandino)
Co ntiene apenas 4 ca mpos: Bermejo (el único en producci ón), Rubí,
Pungarayacu y Oglán. En él se acumulan S 400 millones de barriles que representan
el 18 o/t del total de pet róleo en sitio de la cuenca.
Este es un "play" cas i exclusivo de crudos, cr udos pesados yextrapesados,
acumulados en los campos Pungarayacu de are niscas bituminosas (6- 10° API) Yen
el campo Oglán 11_1 3° API (fig. 1). Los únicos crudos livianos conocidos en este
play se encuentran en el camp o Bermejo, local izado cerca a la fronter a con
Colombia (fig. 1).
Tiene un pat rón de alta concentración de cr udo. El 85 % del total de petróleo
en sitio de este "play" se encuentra en el campo Pungarayacu, con un volumen que
varí a entre 4 y 7 000 millones de barriles, respectivament e. Esta es la mayor
acumul ación de crudo de la cuenc a Oriente, superior a la de los gigantes Shushufindi ,
Sacha e Ishpin go.
Su ubicación di stal, respecto a la fuente de aporte detr ítico, hace que sea el
"play" con menor cantidad de reservor ios aren osos: Hollín es de lejos el principal
reservorio, seguido de Hollín Superior (o Areni sca Basal Napa) y Tena Basal. ' T "
y "U" están ausentes o representados por facies detríti cas finas y/o calcáreas de
calidad mala a nula como reservorio.
Los campos Bermej o y Oglán están asoc iados al si stema de transpresi ón
dextral del Frente de Empuje subandino, cuya morfología en flor puede ser
claramente observada (ver campo Bermejo en el 5. 1. de este artículo). El campo
Pungarayacu se ubica en el pericl inal sur del gran anticl inal Napo-Gal er as, el
mismo que al tiempo cre t ác ico- termi nal empezó a actuar como una estructura
positi va, como muestran los espesores mínimos de la sección post-Turoni ana
desarroll ada sobre el techo de la caliza "M2", evi denciado en registros de pozos y
en varios aflora mientos de es te "pl ay". Est a tendenc ia positi va de la estructura creó
condiciones favorables para la migración del cr udo en dirección a la misma.
La gra n movili dad tect ónica del área , deriv ada de la última crisis andin a que
va del Mio-Plioceno hast a nuestros días, según muestran los levant amientos de las
terrazas aluvi ales (Bes de Berc el al . , 2001), provocó en muchos casos la destrucción
parcial o total de las trampas, exponiendo el reservorio Holl ín a superficie como es
el caso de la part e nort e del campo Pungarayacu, cuyo crudo ha experimentado un
grado de degradac ión extrema. Es un "play" petr olero, en proceso de dest rucci ón.
1. 2. El " play" central (corredor Sacha-Shushufindi )
Es el más prolí fico de la cuenca y concentra el mayor volumen de petróleo
en sitio (1S 500 millones de barril es), que constitu ye alred edor del 54 % del total
descubi ert o en la cuenca. La distribución del crudo en este "pl ay" muestra una
cierta zonificación: en la parte Nort e y Centro-Norte, se locali za la gran mayor ía
de campos con crudos livianos y medianos, mientras que hacia el Centro-Ce ntro
Sur, el cr udo se va tornando de medi ano a pesado.
232 Marco R1VADENE1RA, Patrice BABY
Este, al igual que el anterior es un "play" co n alta co ncen tración de sus reservas
de crudo. Ce rca del 51% de l total del petról eo original en sitio del mi smo se acumu la
en sus tres mayores ca mpos: Shushufindi , Sacha y Libert ador (fig. 1).
"U" es el reservor io que concentra los mayores vo lúmenes de reservas de este
"pl ay", seguido de "T" y Hollín. Tena Basal y Holl ín superior son reservorios
secundarios. Esc asas acumulaciones se encuentran en las calizas "A" y "B".
La rnayoría de ca mpos se desarr oll an en es tructuras de sua ve relieve estru ctural ,
most rand o un rel ieve algo más pronu nciado las es truc turas Sacha, Shu shu findi, Lago
Agrio, Cononaco y algunas otras, limit adas por fall as de fuert e buza miento que en
algunos casos forman hacia arriba estructura s en flor.
A pesar de ser un pla y mad uro des de el punto de vi sta expl oratorio, su
pros pectividad sigue siendo alta, gr aci as a que la totalidad de sus trampas son antiguas
(Cretácico Tardío- Pal eoceno y Eoceno temprano), y por lo tant o cualquier estr uctura
mapeada dentr o de su dominio tiene una alta probabilida d de ser productiva.
1. 3. El "play" oriental (sis tema Capirón-Tiputini)
Se ubica en el bor de ori ental de la cue nca (fig. 1). Acumula alrededor de 7600
millones de barrile s, que equivalen aproximadamente al 28 % de l petróle o original en
sitio de toda la cuenca . Muestra una cier ta distribución are al en la calidad de los crudos,
con predominio de los crudos mediano s hacia el NNO, y de los crudos pesados en
dirección ce ntro y este . Haci a el sur , cerca de la fro nter a con Per ú, se encuentran varios
ca mpos co n crudos pesados y med ianos.
El campo de crudo pesado Ish pingo (fig. 1), el mayor de es te " play", concentra
el 34% del petróleo en sitio del "play" (2 700 millones de barri les). Le siguen en orden
descendente los campos Yuturi e Iro con cerca de 600 millones de barriles de pet róleo
en sitio cad a uno, Ti putini y Amo con vo lúmenes de cr udo en el sitio entre 400 y 500
mill ones de barri les.
El principal reservorio desarr oll ado cas i exclusiv amente en este "play" es "M 1",
siendo " U" el seg undo en import anci a. Acumulaciones menores se encuent ran en Basal
Te na, ' T ', " M2" y ma rgina lmente en Holl ín.
Las estructuras petrolífer as están asoc iadas con anticlinales fallado s, de sarroJlados
sobre semigr abens ju rásicos (ve r Díaz el al., capítul o I de este libro), producto de una
inversión tect óni ca de l Eoceno Temprano o de varias react ivaciones como en el caso de l
"trend" lshpingo-Tambococ ha-Ti puti ni, que experimentó una primera inversión
eocénico-tardía y la ultima reci ent e (cj Dí az el al ., capí tulo I de este libro). La
mayor ía de fallas son lístri cas y seg ún la informac ión sísmica tienen un nivel de
des peg ue en el basamento (Balkwill el al ., 1995).
2. ROCAS RESERVORIOS
2. 1. Ambi ent es sedimentarios
La base de los reser vorios Hol lín, "T" , "U" y " M J" es tá asoci ada a de scens os en
el ni vel del mar, corre laciona bies con los ciclos eustáticos de Haq el al. (1987) que
PETROPROD CCIÓN: PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS 233
corresponde n a límites de secuencias de segundo y tercer orden, de hace 11 2 Ma para
Hollín, de 98, 94 Ma, para ' 'T'' y "U" respectivamente y de 80 Ma para "M1" (ver
capít ulo 2 de este libro). Estas caídas, según White el al. ( 1995), habrían originado
incisuras de pequeño relieve en la plataforma marina cre t ácica, debido a la suave
pendiente de la misma, que se constit uyeron en valles muy poco profundos, en los que
se formaron estuarios y deltas con fuerte influencia mareal, depositándose facies de
areniscas aluviales en las partes proximales de la cuenca (hacia el este), pasando por
areniscas de canales y barras de marea, culminando en las partes distales (hacia el oeste)
con areniscas glauconíticas intercaladas con lutitas y calizas de plataforma marina.
Todos los reservorios tienen un desarrollo cíclico similar, ya definido por Shanmugan
el al. (1998), quién plantea una evolución deposicional semejante a la antes indicada
para los reservorios Hollín, ' 'T'' y"U" del campo Sacha, pero no está de acuerdo con que
estos se desarro llaronen valles socavados generados por un descenso del nivel del mar.
Scientific Software Intercomp (SSI), por su parte, define modelos deltaicos con
influencia aluvial y rnareal para los reservorios "T" y "U" de Shushufindi, Libertador,
Atacapi, Parahuacu y Cuyabeno-Sansahuari . Igual modelo plantea CMG para el campo
Cononaco. Petroproducción ( 1995) propone un modelo simi lar para las areniscas ' 'T'
y " U" del campo Libertado r.
2. 2. Calidad de los reservorios
En la mayoría de los casos. la calidad de los reservori os está ligada a los
subambientes sedimentarios. deteriorándose sus propiedades petrofísicas de los de
mayor energía (canales aluviales, canales distributarios, canales mareales) a los de
menor energía (depósitos de plataforma) y, como generalmente los reservorios Hollín,
"T", " U" y"M1" forman parted e procesos transgresivos, la mej or calidad de los mismos
se encuentra a la base, degradándose genera lmente en dirección hacia el techo.
Procesosdiagenéticosdedisoluciónmejoranmarginalmente lacalidaddel reservorio.
Hay procesos de cementación y formación de arcillas autigénicas, que afectan las
propiedades petrofísicas. Las arcilI as presentes en las areniscas en orden de importancia
son: caolinita (en la gran mayoría), siguiendo la esrnectita, la illita y la clorita.
La porosidad predominante es intergranular, encontr ándose en pequeña escala
porosidad intragranular (especialmente en los feldespatos).
Las calizas "A" y "B" son reservorios marginales cuya única porosidad es de
fracturas ya que las mismas son mayori tariamente "mudstones" y "wackestones" .
2. 3. Edad )' composici ón litol ógi ca de los r eservor ios
Los principales reservorios productivos de la cuenca son Holl ín del Aptiano (?)-
Albiano Medio, ''T' del Albiano Superior, "U" del Cenomaniano Superior y "M1" del
Carnpaniano (Jai l l ard, 1997). Están conformados en sus partes inferiores por areniscas
cuarzosas, generalmente limpias, con porcentajes menores de feldespatos. Hacia arri ba,
las litofacies areno-limosas transgresivas se tornan cuarzo-glauconíticas y calcáreas.
Unreservorioarenosode menor impOJ1anCiaes laareniseaTena BasaIdelMaastrichtiano.
234 Marco RI VADENEIRA, Patrice BABY
Reservorios marginales constituyen la caliza "B" del Cenomaniano, cuya única
produccióncomercial se obtuvo del pozo Charapa 1, que produj o crudo de 29-30° API,
la caliza "A" del Turoniano con crudo de 29° API en un pozo del campo Bermejo y, la
arenisca M2 del Tur oniano, con producción de crudo de 31° API en un pozo del
campoVHR.
3. FORMACIÓN DE LAS ESTRUCTURAS Y ACUMULACIÓN DE CRUDO
Las estructuras petrolíferas de la cuenca Oriente se desarrollaron en dos etapas:
l.Turonianosuperior-Maastrichtiano (sincrónicoa ladepos itaci ónde lasecuencia
Napo Superior-formación Tena);
2. Eoceno inferior a medio (sincrónico a Tiyuyacu inferi or).
A partir del Paleoceno inferi or -es deci r luego de la primera etapa de
estructuración-, la casi totalidad de anticJinales productivos estudiados del "play"
Sacha-Shu shufindi y varios otros de los demás "plays" estaban en capacidad de
acumular hidrocarburos. La excepción constituye los campos Cuyabeno-Sansahuari y
Pucuna, que recién se est ructuran en la segunda etapa, es decir en el Eoceno inferior. Al
tiempo Eocen o Tardío. abso lutamente todas las estruct uras de los campos estudiados
podían acumular crudo. por lo que Berna! ( 1998) lo define como el moment o crítico del
Sistema Petrol ífero Napa de la Cuenca Oriente, ya que la migración parece se dio en
este tiempo, sin descartar otras migraciones posteriores.
En el Plioceno, se inicia una nueva react ivación tectónica que se continúa en la
actualidad, provocando unadeformación adicionalde varias de lasestructuras petrolíferas:
campos Ishpingo. Tiputini, Tarnbococha del "play" oriental; Bermejo y Oglán del
"play" occidental; Yuralpa y otras ubicadas entre los "plays" central y occidental. Esta
deformación reciente provoca la destrucción de trampas en el "play" occidental, como
es el caso del campo Pungarayacu, que por efecto del levantamiento iniciado hace 10
millones de años y acentuado hace S, sufrió la erosión de gran parte de laroca cobertera,
quedando al descubierto en su parte norte el reservorio Holl ín, lo que produjo la
degradación del crudo por efecto de la oxidación deJ mismo y la biodegradación por
acción de las aguas meteóricas.
4. ALGUNAS CARACTERÍSTI CAS DE LOS CRUDOS
En el "play" occiden talsubandino, el crudo Hollín delcampo Bermejo es elcrudo
de mayor calidad de lacuenca tanto por su gravedad (tabla 1), cuanto por tener el menor
contenido de azufre (0.32-0,44 %) en peso, níquel (1,7-3, 8 ppm.) y vanadi o
(1,3-10, I pprn.).
En el "play" Central Sacha-Shushufindi , los crudos livianos y medianos
predominan en el norte, destacándose los crudos del reservorio " T" de Secoya, Atacapi,
Frontera, Shushufindi y Shuara por su bajo contenido de azufre (tabla 1). Los crudos
pesados se desarrollan en dirección sur, evento que se corresponde con el incremento
en el contenido de azufre, inversamente proporcional a la disminución de la gravedad
API, encontrándose crudos altamente sulfurosos (>2%) en el reservorio "T" de
CORREDOR CAMPO RESERVaRlOS • TIPO DE CRUDO CRUDOS - CONTENIDO DE AZUFRE
cal Cal cal Cal
HolI T B U A M2 M1 BT HolI T B U A M2 M1 BT
SUSANO/NO Bermej o
SACHA - Fronl era
SHUSHUF/NOI Tapi -Tel el e
Charapa
Lago Agrio
Guanta -Dureno
Atacapi
Parahua cu
Shuara
Secoy a
Shushuqui
-
Pichincha
Shushufindi
Sacha
Huama vacu
-
Pucuna
I
Coca-Pavamino
--
Culebra-Yulebra
-
Yuca
Auca
Rumivacu I I
Conona co
-
Tiguino
I I
CAP/RON· VHR
-- - -
TlPUTINI Sansahuari
I I I I I I I I
Cuyabeno
I I I I I I I I
e· ,
-l
;;O
O
-O
;;O
O
O
e
r;
n
O,
Z.
-o
;;O
Z
!j
:-o
t:
~
n
::-
s:
-o
O
(.1)
-o
~
;;o
O
t:
~
O
:/l
CALIDAD DE LOS CRUDOS
pesado <20 API
mediano 20-30 API
liviano > 30 API
CONT ENIDO DE AZUFRE (% EN PESO)
<0.50
[0.5, 1.0]
[1.0, 2.0]
>2.0
Tabla I - Calidad d ~ los crudos y contenido de azufre.
N
'-'"'
V>
236 Marco RIVADENEl RA, Patrice BABY
Co nonaco y en los reservorios " U" de los ca mpos Culebra- Yul ebra- Anaconda y Auca.
La tabl a 1 mue str a las caracter ísticas principales de los campos de ca da "play", los
mismos que est án ubi cados yendo de arri ba haci a abaj o con cierta equi valencia
geográfica N-S.
En el norte del "play" oriental (fi g. 1, tabl a 1), predominan los cru dos medianos
co n menos del l % de azufre, mientras que, en dirección sur y este del "play", se
desarroll an los crudos pesados (Bog ui-Capirón, Apa ika, Amo, Tiputini , Ishpingo,
Tambococha) co n alto contenido de azufre, que so brepasa el 2 %.
5. CAMPOS DEL PLAY OCCIDENTAL "SISTEMA SUBANDINO"
5. 1. El campo Bermejo
5. J. J. Bre ve rese ña hist órica
El ca mpo Bermej o fue descubi erto por Texaco , operador a del consorcio Texaco-
Gulf, co n la perforaci ón del pozo Bermej o Nort e l que arra ncó el 29 de abril de 1967,
alcanzó la profundidad de 43 10' Yfue co mpletado el 25 de mayo de ese mismo año.
Tuvo producción de gas de Hollín Superior, y l O1Obpd (barri les de petróleo por día)
de 36° API de Holl ín Inferior.
Su incorpor ación a la producci ón se produce en agosto de 1984, con 329 bpd
(promedio mensual) . En enero de ] 986, alca nzó pa ra el período en que fue operado por
CEPE y Petroprodu cci ón su pico máximo de producción con 7625 bpd. En julio de
1999, produ cía 3 769 bpd. Tr as su ca lificación co mo campo marginal es entregado a una
compañía pr ivada, qu ién logra elevar la produ cci ón hasta ni vel es que bordean los 7000
barr iles de pet róleo/d ía.
5. J. 2. La es tructura Bermejo y su evo luc ión
Los anticlinal es Bermejo con st ituyen la parte occidental de una estructura en flor
(figuras 2 y 3) , asociada a la gran faJla del Frent e Subandino. La es truc tura tiene una edad
maastri chti ana como ev ide ncia el ca mbio de espes ores entre su par te oriental alt a y el
lado occ ide ntal hundido, que indi ca un crec imie nto sin-sedi mentario de la misma al
tiempo Tena Inferior (fig. 4). El levant amient o Bermej o es tá si endo afec tado con la
última reacti vación tectónica, que ha provocado la erosi ón hast a ni veles Ter ciari os.
El anticlinal prin cipal conocido como Bermejo Surest á limitado por una fall a con
for ma de media luna, de orientación NNE- S-SSE, y el anticlinal Bermejo Norte es tá
limitado al occident e por otra falla paralela que se extingue en direcci ón sur (fig. 2) .
5. J. 3. Amb ien tes sedime ntarios de los pr incipales reservorios
La Formación Holl ín se deposi tó en un ambiente aluvial a la base, pasand o a un
ambiente de plan icie cos tera, con presencia de estuarios infl uenciados por mareas
(Souza Cruz, 1988; White et al ., 1995; Barragán et al. , ca pí tulo l de este libr o),
rematando con depós itos de plataforma marina, característ ico de los núcl eos y
afloramientos del Sistema Subandino.
PETROPRODUCCIÓN: PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS
§'
\ \
/
+
/
/
\
/
\
I
\
\ J
\
\
\
\
-"
\
\
\
\-
J
-
\
-
zceoo
\
\
"
\
I
I
/
ESCAl-AGRAFtCA
o os , 1 S 2 2 5 ~
Kilometros
237
I
\
10000
CA i PO BERMElJO
, ¡,Ir A 8STRl!("lT R,\I. REf ER81\CII lo
AL. 1'Of' E HOloUN
PR ... ~ u
ING. J. CISNEROS JUNIO. 1998
Fig. 2 - Campo Bermej o: mapa estructural.
238 Marco RIVADENEIRA, Patrice BABY
1 0
M'DDLE·UPPER
JURASS' C
(M.sahualtl Fm )
1.5
2.0
2.5
IRD-PETROPRODUCC10N
NE
5KM
BERMEJO (CP78- 321)
Fig. 3 - Campo Bermejo: sección sísmica CP321.
IRD· PETROPRODUCC10 N
(Hoillr: Fm.)
SE
atl'TURONIAN-CAMP.
.. (Upper Napa Fm.)
- - - - - - - - 90 Ma
ALBIAN·TURONIAN
(Lower NaDO Fm.)
,
BN-2

PALE OCENE
(Uppe r Tena Fm.)
r,YN-OEFORMATlON
MAA STRI CHTI AN
(Lowe r Tena Fm. )
1-

1-
1.0
0.5
Fig. 4 - Campo Bermejo: sección sísmica CP88-4010.
PETROPRODUCCIÓN: PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS 139
La caliza HA ", que constituye yaci miento de crudo en el pozo Bermejo N-2, fue
descrita en núcleos de los pozos Bermejo N-6, Bermejo N-I6 y Bermejo N-19
(Rivadene ira, 1994, Jaillard, 1997), El ambiente es an óxico, de muy baja energía, como
refleja el alto contenido de materia orgáni ca de las calizas ymargas, predominantemente
de color negro y la ausencia de organi smos y actividad bentónica, El medio de
depositación fue bastante somero, como atestiguan las frecuente s estructuras de
desecación que hablan de períodos de exposición subarea l de las mismas, lo que
evidencia que éstas se depos itaron en un medio regresivo, progradante y que según
Jaillard ( 1997) constituye el depósito de alto nivel de la secuencia,
5. J, 4. Caracte rísticas de los cr udos
El crudo Hollín tiene una gravedad API de 34°, el crudo proveniente del
reservari o caliza "A": 31° y el de Tena Basal: 30°, Los contenidos de azufre varían entre
0,32 y 0,44 %P (tres muestras) para el crudo Hollín, Son de 0,58 % para el crudo de la
caliza "A" y entre 0,89 y 0,94 %P (2 muestras) para el petróleo del reservorio Tena
Basal.
La relación pristano/fi tano en dos muestras del crudo Hollín es de 1,36 y 1,50,
lo que indica un fuerte componente terrestre en la roca madre generadora ,
5. J. 5. Volca nismo
Existe una amplia actividad volcánica, representada por una serie de cuerpos
ígneos localizados en Napa Medio (Turonia no) y Napa Superior (Coni aciano-
Carnpaniano) y tobas cerca al contacto entre las formacio nes Tiyuyacu Inferior y
Superior. Se ha definido la presencia de varios cuerpos basálticos que enel caso del pozo
Bermejo N- 16 es de tipo oliví nico, hipoabisal, y está localizado al nivel de la cal iza A.
mientr as que en el pozo Bermejo 4, parece tratarse de un flujo de lava ubicado
estratigráficamente en la parte inferior de Napa Superior. En la localidad La Pizarra. a
orillas del río Aguarico. se describen tobas en una secció n silicificuda bajo el contacto
Napo-Tena. que puede corresponder a la zona MI (Riva ícnei ra ct a!. . [ l) 9 5 ). En la
sección correlativa del pozo Bermejo N-2. se describen varios cuerpos volcánicos.
5. 2. El campo Pungaruya cu
5. 2. J. Breve rcseiia hist orica
Este campo contiene la mayor acumul uci ón de crudo de la cuenca Oriente. La
etimología de varios nombres geogr áficos locales como el del campo. tomado de uno
de los ríos que lo cruzan y cuyo signilicado cn quechua, la lengua de 10 :-' aborígenes le
lazona es río (yacu) de orea (pungara). el río HolIín nominado así posiblemente por el
color negro Je .. , u ~ abruptas márgenes en las que anura la Iormuci ón Hollín de arenisca.'
bituminosas. habla del conocimiento ancestral de la presencia de manaderos de brea. la
misma que era urilizuda para el cula fureo de las canoas y posiblemente para el encendido
de mechas.
CEPE (Corporaci ón Estatal P -trulera Ecuatoriunu). antecesora d . Petroecuador.
realizó el levantumiento geol ógi co del área entre finales de los setenta e inicios de los
240 Marco RIVADENElRA, Patrice BABY
ochenta. Con el fin de cuantificar la acumulación de crudo, procede a perforar a inicios
de los ochenta, 26 pozos de cateo con muestreo continuo de núcleos, siendo su
profundidad final 377 y l 239'.
Este campo tiene la mayor acumulación de crudo en sitio de la cuenca con
alrededor de 4000 millones de barriles según un estudio desarrollado por la Cia. Arco
en 1992.
5. 2. 2. La estructura del campo
Pungarayacu se ubica en la provincia de Napa, extendiéndose entre la Cordillera
de Guacamayos al norte y Puerto Napa al sur (fig. 1), es decir en el periclinal sur del
Levantamiento Napa (fig. 5) que constituye una gran estructura positiva (fig. 6), cuya
formación arrancó con la primera inversión tectónica conocida en la cuenca como indica
la brusca disminución del espesor de la sección suprayacente al techo caliza M2,
respecto al espesor encontrado en los pozos, ubicados al norte (campo Bermejo) y sur
(campo Oglan). Esta posición elevada respecto al resto de los terrenos orientales a partir
del cretácico tardío permitió la migración y la gran acumulación de crudo en esta
estructura, la misma que con la última inversión fue levantada y la erosión en la parte
norte del campo hizo aflorar la formación Hollín, la misma que se profundiza en
dirección sur.
5. 2. 3. Ambientes sedimentarios de los principales reservorios
Laformacion Hollín, el principal reservorio de este campo, se depositó sobre los
terrenos volcánicos y volcanoclásticos Misahuallí, en un medio aluvial. A la base de los
canales, son comunes los conglomerados, al igual que la estratificación cruzada planar
y tabular. Jaillard (1997) obtuvo en los at1oramientos de la cantera del río MisahualJí
(ubicada a unos pocos kilómetros río arriba a partir de la desembocadura en el río Napa),
direcciones predominantes de paleocorrientes ONO y secundarias NNO. En la parte
media de la formación, la energía del medio decrece y parece instalarse una llanura
aluvial con depósitos de arcillas, limos y presencia frecuente de restos de plantas y
ámbar. Hacia la parte superior se observa una nueva reactivación de la energía del medio
con areniscas de un ambiente de planicie costera, con presencia de estuarios int1uenciados
por mareas (Souza Cruz, 1988; White et al., 1995; Barragán et al., capítulo 1 de este
libro).
La arenisca conocida como Hollín superior, el segundo reservorio de este campo
es similar al resto delacuenca, esto es areniscas glauconíticas calcáreas con intercalaciones
de lutitas negras. Jaillard (1997) describe además hacia el techo areniscas calcáreas
pasando a calizas arenosas glauconíticas con bivalvos gruesos. La depositación se
produce en un ambiente marino marginal, probablemente muy somero que remata con
el depósito de la caliza "C" y lutitas Napa Basal en un ambiente neto de plataforma.
5. 2. 4. Características de los crudos
No se han realizado mediciones, pero se calcula una gravedad de 6° API en la
parte norte y de 10,5° en el pozo Pungarayacu 16, ubicado al sur del campo (en Puerto
PETROPRODUCCIÓN: PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS 241
Fig. 5 - Ubicaci ón y extensi ón del campo Pungarayacu en el hundi miento sur del
Levuntumien to Na po (modelo numé rico dc relieves construido a parti r de datos SRTM
de la NASA, 2000).
Napo. j unto al río del mi smo nombre). Esta gravedad APIes deducid a del hecho de que,
en el registro de resistividad se observ a ya una segregación entre el crudo y el agua de
formación, con presencia de un contact o agua-petróleo, lo que indi ca que es te crudo es
ligeramente más liviano que el agua. En este úl timo pozo, flu yó algo de crudo co n agua.
En un solo anál isis conoci do, se tiene una rela ci ón Pr istanolFitano de 0,94 que
indic a un cr udo de orige n marin o co n importante aport e terr estre.
242 Ma rcr: RIVADENURA, Patrice BABY
PUNGARAYACU 16 (proj.)
IR[).PE TRQPRODUCCION
Fig. Ii - Campo Pungarayacu: secci ón sísmica PE·92·4350-A.
6. CAMPOS DEL"PLAy" CENTRALSACHA-SHUSHlJFINDJ
6. 1. El campo Shushufi ndi-Aguarico
6. l. l. Breve reseña histórica
El campo Shushufindi fue de. cubie rto en 1969 con el pozo Shushufi ndi 1, cuya
perfor ación arranc óel4 de dicie mbre de 196 8 y alcanzó una profundidad de 9 772'. Las
pruebas efect uadas a pa rtir del 10 de enero de 1969. arrojaron 2 62 1 bpd (barri les de
petróleo/día) de 32.5" APr y 2496 bpd de 26,60 APr de los rcscrvorios 'T' y " U"
respectivamente.
En la recomendación de perforaci ón realizada por los geólogos de Texaco
(1968) , se establece como princ ipal objetivo a laformac ión cretácic a Hollín, ba sados en
los resultados del pozo Lago Agrio 1 y. solo como "obj etivos atractivos secundarios",
las areniscas "U" y .'T", Adem ás sobre la base de un significativo "draping" de Jos
sedimentos iyuyacu de! Eoce no sobre la falla orient al de la es tructura, deducen un
origen pre-eocénico de la misma, considerando que este "crecimiento estructural
temprano" es el factor cl ave para la ac umulación de hidrocarburos en la uenca Or iente
(presunci ón que demos tr óse r ci erta).
Shush ufindi es el verdadero El Do rado tras el cual se lanzaron Pizarra y sus
huestes, el mismo que se escondía no en un reino mágico sino en las entrañas de la
arnazonía . El Dor ado que serí a descubierto varios si glos de spu és. Shushufindi está entre
los gigantes mundial es y. la perf ección de su sistema le 11:.1 permitido entregar a Ecuador
la mayor riqueza natural, al haber en los primeros meses del año 2002 sobrepasado los
1 000 millone s de ba rriles .
La producción del campo arrancó en agosto de 1972, alcanzando su pico en
agosto de 1986 con un promed io dia rio para ese mes de 126 400 barriles.
PETROPRODUCCIÓN: PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS 243
En es te campo se han per forado alrededor de 120 pozos, doce de los cuales
han acumulado una produ cción individual de más de 20 millones de barril es,
estando entre ell os el pozo estrell a de toda la cuenca Ori ent e: el Shu shufindi-20 que
cuenta con una produ cci ón acumulada de alrededor de 35 mi llones de barriles. La
productividad de este pozo es tan extraordinaria que el solo tiene mayor produ cción
que la mayoría de campos pequeños y medianos de Petr oecuador.
Este campo tuvo rese rvas iniciales probadas de I 590 millones de bar riles,
que represent an e121,5 % de todas las reservas de la Cuenca Oriente, restando aún
alrededor de 600 millones de barril es por ser producidos. Su producción tot al
equivale al3 5 % del total produ cido en el paí s. Este campo ha entrado ya en su etapa
de madur ez, y está ya envej eciendo, tras producir como un reloj perfe ct amente
engranado sobre los 100 mil barriles diarios hasta abril del año 94, cuando ini ci a
un descenso sos tenido hasta que al presente se encuentra con una producci ón de
alr ededor de 50 000 bpd.
Histó ricamente este campo no ha dado mayores probl emas en su operaci ón,
gracias a la nobleza de los reservorios y a la perfección de su sistema hidrodinámico.
Sin embargo en la actualidad plantea un reto mayor, que es el de determinar el
régimen óptimo de producción en su et apa de depletac ión final.
6. l . 2. La est ructura Shu shufin di y su evol uc ión
El anticlinal Shushufindi tiene una orientación N-S y tres culminaciones
principales: dos dentro de lo que se conoce como anticlinal Shushufindi y una tercera
denominad a Aguarico, dispuesta en echelón que cambia su dirección a NO-SE (fig. 7).
Su flanco oriental está limitado por un sistema de fallas en transpresión dextral, las
mismas que son parte de una gran estructura en flor (fig. 8) de raíz muy profunda.
A la base de la cal iza "A" del Turoniano. la estructura tiene una longitud
aproximada de 33 km y un ancho entre 6 y 7 km. Su máximo ci erre es tructural se
ubica en el Alto Shushufindi Sur con 37 1'; le sigue el Alto Shushufindi Norte con
341 ' y, finalment e el Alto Aguari co con 223 ' .
La formac ión de la estru ctura se produce en la primera et apa de inversión
tectónica es decir durante el Turoni ano Terrninal-Maastrichtiano. evidenciada en
el peri clin al sur de Shushufindi por la presencia de un "onl ap" sobre el reflector
caliza "A" (fig. 9) y por deformaci ón sin-tectónica de los sedimentos Napa
Supe rior y Te na (figs. 9, 10 Y 11 ).
6. l . 3. Caracte rís t icas lit ol ógicas de los principales rese rvorios
Arenisca "U" (SSFDI A-68). Es una arenisca cuar zosa , con presencia
ocasion al de feldespatos y fragm ent os líticos. Entre los minerales accesorios se
describen circón, muscovita y glau conita. La caolinita es la arc illa predominante.
Presenta cemento silíceo (SSI, 199 1). La porosidad descrit a es inter granular y
ocasionalmente intr agranular por disoluci ón de los felde spatos. Tie ne una porosidad
promedio de alrededor del 19 %.
244
9990
9980
9970
j
Marco RIVADENEIRA, Patrice BABY
ESCAlA GHAFICA
2 J 5
. ¡
Kllometros
PETROPRODUCCION
MAPA ESTRUCTURAL
BASE CALIZA "A"
PR =NM
JUNIO.l998
Fig. 7 - Campo Shushuli ndi: mapa estructural.
PETROPRODUCCIÓN: PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS 245
IRD·PETROPRODUCCION
SHUSHUFINDI FIELD
(Flower Structure)
[ /;5T
-----+-
Fig. 8 - Campo Shushufindi : sección sísmica PE95-2096, mostrando la megaestructura
en flor Sacha-Shushufindi,
IRD·PETROPROOUCCION
BASEMENT?
OLlGOCENE
(Ort eguaza Fm )
PALEOCENE -
MAA8TRICHTIAN (Tena Fm )
.' TURONIAN - CAMPANIAN
(Upper Napa Fm )
LOWER EOC ENE
(Lower Tiyuyacu Fm )
UPPER EOCENE
Tiyuyacu Fm
- - - - - - - - -90 Ma
ALBIAN • TURONI AN
(Lower Napo Fm.)

APTIAN- AL81AN
___,. (Hallln Fm )
2.0
1 5
1 KM
SHUSHUFINDI (PE-92-2200)
Fig. 9 - Campo Shushufindi : sección sísmica PE92-2200, mostrando un onlap sobre la caliza
HA" en el periclinal sur de Shusbufindi.
246 Marco RIVADENEIRA, Po/rice BABY
OLlGOCENE
(Orteguaza Fm.)
OCENE
NEOGENE
- - (Chalcana Fm.)
IRD-PETROPRODUCCION
EAST •
' - " 1°
":;::li
SSFO A48

9OU• • - - - - -
ALBIAN - TURONI AN

fm.)
APTIAN- ALBIAN (Hall!n fm.
·UPPER JURASSIC
(Chapíza fm.)
20
1 5
Flg, 10 - Campo Shushulindi: sección sísmica PE92-270.
Arenisco "T". Es de gra no medio a grueso con ocasionales fin os, similar a "U",
con idént icos minerales accesorios. La matri z es caolinít ica y en men or proporción
clorítica. La porosidad igua l que en "U·' es inte rgranular y esporádi camente intragranular
con un va lor pro medio del 18 %. La zona co n mejores va lores de permeabilidad y
porosidad se ubi ca gene ra lme nte a la base de la ar eni sca.
6. l . 4. Ambient es sedi me ntarios de los principales res er vorios
En el estudio de simulación matemáti ca desarrollado por la consultora ssr
( 199 1), se define para los reservorios " U" y "T" un modelo deltai co influenciado por
ol as . con barras de desembocadura de orientac ión N-S y s ubambientes de relleno de
cana l, barra s de marea y dep ósit os lobulares de grietas de desborde (crevasse). Se
describe la presenci a de abunda ntes fósil es y bioturbaci ón, ocasion al es es ca ma s de
peces y dientes de tibu rón..
Otros estudi os (Dashwood & Abbott, 1990; Fomey et al., 2003; Barragán et al.,
en es te libro), consider an qu e los reservorios "T' y "U" son el resultado de caídas en el
PETROPRODUCCIÓN: PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS 247
PiF¡. "';1.'
JUhIOJ HI
(\
MAPA ESTRUCTURAL
TOPE HOLLlN
ING LuíOAyala
te Oetoel
RIO NAPO
Fig. 11 - Campo Sach a: mapa estructural.
248 Marco RIVADENEIRA, Patrice BABY
nivel del mar, que dieron lugar a valles socavados, sobre los que se depos itaron
secuencias arenosas gene ralmente retrogradantes, producto de episodios transgresivos.
que evolucionan desde un ambiente fluvial-estuarino hasta culminar en areniscas
glauconi tas y lodos de plataforma marina somera. La calidad de reservorio de las
areniscas en mención se deteriora en direcció n hacia el techo, al ser más frecue ntes las
intercalaciones arci llosas, e incrementarse elcontenido de glauconita, las bioturbaciones
y el cemento calcáreo. Basal Tena es un reservorio de menor impor tancia, que como
indican las curvas de rayos gamma, generalme nte muestra una estructura grano
decreciente.
6. / . 5. Caracte ríst icas de los cr udos
El crudo del yacimiento "T" fluctúa entre 26° y 32° API Yel de "U" entre 24° y
31°con predominio de los crudos de menos de 30° API. El contenido de azufre de "T"
oscila entre 0,52-0,64 % L:Il peso, muy inferior al crudo más agrio de "U", cuyo
contenido es de 1,\ 0- l ,22 %. En resumen, el crudo del yacimiento "T" es de mejor
calidad que el de "U", y a su vez, el crudo de " ,. superior tiene mejores características
(menor contenido de Ni y V) que el de "l " principal.
El crudo "U" proviene de una roca madre depositada en ambiente marino, como
muestran las relaciones pristano/fitano en su mayoría inferiores a uno, con pocos casos
ligeramentesuperiores,que puedenresponder ainfluenciasde ocasionalesaportes terrestres.
6. 2. El ca mpo Sacha
6. 2. / . Breve res e ña histórica
La estructura Sacha fu.: probada conel pozo exploratorio Sacha 1, perforado con
una torre helitranspor table a partir del 21 de enero de [969. Alcanzó los 10 160' de
profundidad y produjo 1 328 bpd de 30° API provenien tes de l yaci miento Hollín. Este
pozo continúa en producción, contando al primer trimestre de 2003 con un acumulado
de aproximadamente 10 300 mil barriles .
El campo fue puesto en producción el 6 de juli o de 1972 a una tasa promedia
diaria para ese mes de 29 269 bpd, incrementándose hasta un promedio de 117 59 l bpd
en noviembre de ese mismo año, que es la producción máxima registrada en la vida del
campo. La producción con altos y bajos se mantuvo por sobre los 60 000 bpd hasta el
año 1994, luego de locual ha venido declinando hasta la actualidad en que su producción
diaria es de alrededor de 40 000 barriles.
6. 2. 2. La estructura Sacha y S il evolución
Sacha es un anticli nal de dirección NNE-SSO(fig. 11) cortado en su fl anco oeste
por una falla transpresional dextra l. Se localiza en el flanco occidental del "pl ay" central
(corredor Sacha-Shushufindi). Tie ne un ancho de 4 km al norte y alrededor de 7 km al
centro y sur, y una longitud aproximada de 33 km. Presenta un cierre vertical máximo
de alrededor de 240' a la base caliza "A" (culmina ción en el área del pozo Sacha 1), Y
un área de 32 167 acres.
PETROPRODUCCIÓN: PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS 249
Baj o la estru ctura Sacha de edad cret ácica. se desarrolló el anticlinal "Sacha
Profundo", de posible edad jurási co infer ior-t ard ío a me dio (fig. 12), que plegó los
depósitos paleozoi cos y tri ásico-jurási cos de la Formación Sac ha (Sa ntiago-e quivalente),
el mi smo que fue prob ado co n el pozo Sacha Profund o-l sin resul tados positi vos.
La estru ctura Sacha, al igual que Sh ushuf indi, se formó en la pri mer a etapa de
inversi ón tectóni ca o sea entre el Turo nia no Terminal y el Maastri cht iano, como muestra
la var iac ión de es pesor de las formaciones Napa Supe rior y Te na entre el flan co
occidental y el alto de la es truc tura (fig. 13).
6. 2. 3. Cara cter ísti cas litol ógi cas de los reservorios
Holl ín Principal. Co nsiste en una are ni sca c uarzosa , de grano medio a grueso
(fino en menor proporción) con porosidad de alrededor del 18 % en promedi o, con
ocasionales intercal aciones de niveles limosos y arcill osos.
Hollín Superi or (o areni sca Napa Basal) . Corresponde a una arenisca cuarzosa-
glauconíti ca , ca lcárea, de grano fino a medio, con una porosidad med ia del1 4 %. Ti ene
inter estratificaci ones de lutita.
"T" Principal. Forma la sección arenosa de la secuencia ' T " de mayor continuidad
vertical y later al. Su es pesor tot al var ía entre 20 y 90' Yse encuentra más desarrollada
en la parte central del ca mpo, sie ndo me nor su desarrollo en el norte y sur del mi smo.
"T" Superior. Ti ene un espe sor tot al que os cila entre 30 y 100'. La distribuci ón
de tamaño y de sarr oll o arenoso es similar al descrito para "T" principal. Esta areni sca
es más di scontinua y heterogénea que "T" principal.
Areni sca "U". Es una arenisca cua rzosa, con feldespatos y fragmentos líticos en
menor proporci ón. Ent re los min erales accesorios se describen circón, muscovita y
glauconita. La matr iz predominante es caoliní tica y el cemento silíceo (SSI, 1991). La
por osidad descrita es interg ranular y ocasionalme nte intragranular con disolución y
porosidad móldi ca: su val or promedio es del1 7 %. La arenisca "U" Inferiores de mayor
desarroll o, mientras que "U" Supe rior es una unidad más discontinua.
6. 2. 4. Ambientes sedime ntarios de las rocas reser vorio
Tant o para Holl ín como para "T" )' "U", Shanmuga n et al. (1998) han definido
un ambiente estuarino dominado por mareas, sobre la base de la pre sencia de los
siguientes subambie ntes y es tructuras: ca nales de mar ea co nca nales fluviales asociados,
estratifi cación cruzada con laminaci ón lodosa (que indi ca un ambiente protegid o de
estu ario según Shanmuga n), facies heterolíti cas inclinadas, ca pas dobles de lodo,
est rat ificaci ón cruza da bidireccional (espina de pescado), di spu estas en sec ue ncias
tran sgresi vas.
La depositación de Holl ín se produj o en var ias etapas : ( 1) canales flu vial es
menores (corrientes de baja sinuos ida d) y estuario co mún dominado por mareas durante
el tiempo Hollín Infer ior ; (2) estu ario do minado por mareas bien desa rroll ado y
ambiente plat afórmico durante el Hollín Inferior y Superi or; (3) es tuario dominad o por
mareas inundado durante el Holl ín Superior (e nco ntrado en el núcleo de HolI ín Superior
250
2 0
3.0
8a u m@nlo
SACHA PROFUNDO
Proyectado 4,5 Km N
_ pre.pumbucza .,
c=Jpumbulza
_ Macuma
Marco RIVADENEIRA, Patrice BABY
SHUSHUF INDI A·39
"- ... '"m
c=Jcn."u 8ACHA-8HU8HUFINDI (88-2[78-272])
15
2.0
FiA. 12 - ' amllo Sacha: sección sísmica SS·2 178-272J mostrando el anticlinal Sacha
profundo (modificado de Díaz el ti l., capí t ulo 1 de este lihro).
fRD·PETROPRODUCCfON
EAST .
OLlGOCENE
ran.ou-u &". 1
UPFf REOCEM
Il lpPel Tt'f"J).cw FI" 1

80 "".
ofttlJ -ruR.ON •
{t.CNor- rlft ,¡

ttod'lrl F:l'I 1 UlOOlE-uPPER.\JR.ASStoC

PALEOZOIC
FiJ.:. 13 - Camilo Sacha: sección sísmica PE-92-22()(I.
PETROPRODUCCIÓN: PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS 251
del pozo Sacha 126); (4) ambient e platafórmico bien desarrollado (o sea completamente
inundado) , con areniscas glauconíticas y lodos durante la fase final de Hollín Superior.
Para "T " y " U", Shanmugan et al. (1998) encue ntran que se repiten las etapas (2), (3)
Y (4) descritas para Hollín, las mismas que para este tiempo se desarrollan sobre facies
de plataforma, sin evidencias de erosión en los núcleos analizados.
Lo indicado por Shanrnugan el al. respecto a ''T'' y "U" presenta una sola
discrepancia con otros investigadores (Dashwood & Abbott. 1990; Barragán el al. , en
este libro): mientras que, para Shanmugan el al .. no hay evidencias de eros ión, para los
segundos sí existe dicha erosión que permitió la formación de valles de incisión,
confirmada por la presencia de "lags" al fondo de los canales. El hecho es que al tiempo
de la caída del nivel de mar, que da inicio a las secuencias "T" y "U", Shushufindi se
ubicaba bajo la línea base, es decir Jos procesos de erosión estuvieron ausentes o fueron
temporales y parciales por lo que los núcleos que estudiaron Shanmugan el al .
seguramente no presentaban bases eros ivas. Sin embargo en varios núcleos cortados en
la base de dicha areniscas en otras partes de la cuenca, sí se puede observar figuras
erosivas, a la base de los canales trabajados sobre un lecho de sedimentos de plataforma
marina y los "lags" producto de la erosión de dichos sedimentos. En general, la
depositación de los principales reservorios, evolucion ó al igual que en la mayor parte
de la cuenca, en secuencias transgresivas retrogradan tes, a partir de un ambiente fluvio-
estuarino a la base, culminando en un ambiente franco de plataforma marina.
6. 2. 5. Carac teristicas de l os crudos
La gravedad de los crudos de los yacimientos Hollín Principal, Hollín Superior,
' T', "U" y Tena Basal varía entre 27 y 29° API.
El contenido de azufre de los crudos Hollín varía entre 0,40 y 1,10 %P, de los
crudos "T" en alrededor del 0,90 %en peso y de los crudos "U" de 1,20 % en promedio.
Los contenidos de S, Ni YVdel petróleo del yacimiento ' T" en general tienden
a ser menores que los de "U" y Tena Basal, mientras que dos muestras analizadas de
crudos Hollín muestran resultados muy disímiles, con una fuerte variación en el
contenido de dichos elementos, a pesar de tener la misma gravedad.
Los crudos Holl ín presentan relaciones pristano/fitano cercanas a uno (0,92-
1,18), lo cual indica que pueden proceder de sedimentos depositados en condiciones
marino marginales, anóxicas con fuerte aporte de materia orgánica terrestre.
6. 3. El campo Libertador
6. 3. l . Breve res e ña hi st orica
En 1980, la Corporación Estatal Petrol era Ecuatoriana (CEPE) perfora las
estructuras Secoya, Shuara y Shushuqui , con los pozos Secoya I entre enero y febrero,
Shuara 1entre febrero y marzo, y Shushuqui I entre octubre y noviembre (tabla 2).
Las primer as interpretaciones sísmicas. mostraban a las tres estructuras antes
nombradas como independientes, sinembargo, interpretaciones posteriores, sustentadas
en la información aportada por los pozos perforados, así como nuevos datos de
252 Marco RIVADENEIRA, Patrice BABY
POZO PRODUCCION GRAVEDAD PROFUNDIDAD
(BPPD) (OAPI)
TOTAL
Secoya 1 6,121 29 - 33 9,510
Shuara 1 9,965 28 - 33 9,810
Shushuqui 1 1,593 34 9,620
Pichincha 1 10,65C) 29 10,294
Tabla 2 - Resultados de los pozos descubridores del campo Libertador.
velocidades, perrruti eron elaborar un nuevo modelo estructural que integraba las
estructuras Shushuqui , Pacayacu, Shuara y Secoya en un solo campo. Esta hipótesis se
confirmó en 1983 con el pozo Guarumo 1, rebautizado posteriormente como Pichincha
l. perforado en el pericli nal sur del gran campo Libertador.
Este campo comenzó a producir en juli o de 1982. En agosto de 1992, el campo
alcanzó su máximo pico de producción promedio diaria con 56651 bpd, a partir del cual
comenzó a declinar. Actualmente, tiene una producción diaria promedio de alrededor
de 32 mil barriles.
6. 3. 2. La es tructura Libertador y su evoluc ión
La estructura del campo Libertador tiene forma de caj ón (fig. 14), con 4
subestructuras alineadas en dos ejes N-S: en el ej e oriental se alinean las estructuras
Pacayacu yShuara, y en el occidental las estructuras Shushuqui ySecoya, fusionándose
hacia el sur conformando el periclinal Pichincha-Carabobo (figs. 15 y 16).
Tiene una longitud de alrededor de 21 km y un ancho de 6-6,5 km. Su cierre
estructural máximo es de 240' y corresponde al Alto Secoya; el Alto Shushuqui tiene
180' . Shuara 200' y Pacayacu 140' . El f lanco oriental está limi tado por una falla
transpresional dexrral acompañada de varias fallas transversales de orientac ión NO-
SE, que afectan las estructuras del campo.
Las estructur as del campo Libert ador se formaron en dos etapas: en el Turoniano
Ter rninal-Maastrichtiano, con una reactivación posterior en el Eoceno Temprano, lo
que se evidencia por deformación sin-tectónica de los sedimentos de Napo Medio-
Superior-Tena y Tiyuyacu Inferior (figs. 15 y 16).
6. 3. 3. Carac terísticas lit ol ógi cas de los rese rvo rios
Arenisca "T" Inf erior. Es una arenisca cuarzosa en secuencias métricas grano
decreciente de grano grueso a muy fino, con estratificación cruzada e intercalaciones
lutáceas (Labogeo, 1995). Tiene un importante contenido de glauconita, la misma que
aparece ya en la parte media y superior del cuerpo "T' inferior.
PETROPRODUCCIÓN: PRINCJPALES CA!'.I POS PETROLEROS 253
10015000
10010000
.
.
ATACAPI 1
10005000
10000000
9995000
.
AGUARICO 1
ESCALA GRAFICA
O 1 2 3
----
Kilometros

CAMPO LIBERTADOR
MAPA ESTRUCTURAL
BASE CALIZA "A"
9990000
PR.
Fig. 14 - Campo Libertador: mapa estructural.
254 Marco R1VA DENElRA, Patrice BABY
\
PICHINCHA CP-332

PICHINCH A 1
1 KM.
(Ortequaza Fm )
Fig, 15 - Campo Libertador: secci ón sísmica CI'-.U2 con el pozo Pichincha 1.
/RD-PETROPRODUCC/ON
PIll..fOl
2.0
SECOYA (CP-329)
Fig. 16 - Campo Libertador: seccién sísmica CP·329 mostrando la estructura Secoya
y el pozo Secoya l.
PETROPRODUCCIÓN: PRINCIPALESCAMPOS PETROLEROS 255
Arenisca "T" Superior. Laboge o ( 1995) , define areni scas cuarzo-glauconíti cas
en bancos métr icos de grano muy fino , masivas a onduladas, con bioturbaciones. Tiene
importante pre sencia de cemento calcáreo.
Arenisca "U" Inferior. Corresponde a una arenisca cuarzos a, en partes algo
micácea (Labogeo, 1995), grano decreciente, limpia, masi va y con estratificaci ón
cruzada a la base , laminada al techo.
Arenisca "U" Media. Es una areni scade pocoespesor, cuarzosa, conestratificación
cruzada, ondulada y en partes ma si va hacia la base (Shuara 26 ), con delgadas
intercalaciones lut áceas. Hacia el techo se encuentra bioturbación.
Arenisca "U " Superior. En do s pozos Labogeo (1995) describe areniscas
cuarzosas con frecuentes bioturbaciones y la presencia de intercal aciones de lutita. A la
base se desarroll a una secuencia grano-creciente y hacia arriba secuencias grano-
decrecientes.
Las arcillas presentes en las arenisca s se de scriben a continuación por reservorios
y en orden de importancia:
«Arenisca "T": caolinita, illit a, cl orita y esmectita;
• Arenisca " U " Inf.: caolinita, esrne ctita, clorita e illita;
• Arenisca "U" Sup.: caolinita, esmectita, illita y clorita.
6. 3. 4. Ambientes sedime ntarios de los reservorios
ssr (1996) señala que las areni scas 'T ' y " U" formaron canale s y barras de delta,
con la presencia de subambientes de barra de desembocadura, rellenos de canal,
derrames de griet a de borde de canal y depósitos de frente deltaico y pro delta.
Arenisca " T" . En la arenisca "T" del pozo Secoya 27, Étienne Jaillard (1997)
define una evolución en transgresión, desde areniscas de llanura deltai ca proximal a la
base con influencia fluvial , pasando por bar ras y canales de marea con glauconita y
bioturbaciones, cul minando en la parte superi or con una arenisca muy glauconítica y
bioturbada, marina so mera. En los pozos Secoya l y 25, Labogeo (1995 ) define una
sec uencia deltaica en la base a marino somera al techo, por lo que se confirma la
presencia de est e ambiente al tiempo de depositación de "T". Los subambientes
predominantes son can ales deltaicos, barras y planicies de marea.
Arenisca "U". Labogeo (1995) define también un ambientedeltaico con influencia
mareal y presencia de subambientes de can ale s y barras.
Hay estudios posteriores (Dashwood & Abbott, 1990; Barragán et al ., capítulo
I de este libro), en los que se describen sec uencias transgresivas de sarrolladas sobre
bases erosivas producidas por una importante caída del ni vel del ma r, para cada una de
las areni scas, que evolucionan desde ambi entes tluvio-estuarinos en la parte inferior a
un medio de plataform a marina somera.
6. 3. 5. Característi cas de los crudos
La producción de este campo proviene de los reservorios "U", ' T " y marginalmente
de Tena Basal. El crudo tiene en promedio 30° API.
256 Marco R1VADENE1RA, Po/ri ce BABY
El contenido de azufre es bajo y varía entre 0,49 y 0,97 % P en cuatro mue stras
de crudo de ' T' y para el crudo del reservorio "U" entre 0,82 y 0,88 % (2 muestras de
Secoya), 1,0 I % (l muestra de Shuara), 0,89 - 1,33 % (2 mue stras de Shushuqui) y
1,17 %P (Pacayac u).
Al punto de burbuja, las viscosidade s del crudo son de 1,520cp para "T" y
1,253cp para " U" .
La relac ión pristano/fitanode los crudos "T" varía entre 0,95 y 1,24, mi entras que
la de los crudos "U" entre 0,82 y 1,05, lo que indi ca que los crudos del reservorio "T"
tienen un mayor aporte de materia or gánica terrestre que los crudos " U" .
6. 3. 6. s/ol canismo
En el pozo Shuara 4, a 9 167, 5' que corresponde al techo de la sec uencia "T", se
encontró un cuerpo ígneo granudo de 10 cm de espesor , compues to fundamentalmente
por feldespato potá sico y con menos del 10 % de cuarzo, al que Labogeo (l995) define
como sienita.
6. 4. Campo Auca-Auca sur
6. 4. J. Breve res e ña hist óri ca
Este campo fue descubierto con la perfor ación del pozo Auca 1, que se inició el
16 de febrero y fue completado el30 de marzo de 1970, alcanzando una profundidad de
10 578'. Su producción fue de 3 072 BPPD de Jos reservorios Hollín (31° API) y "T"
(27° API). El costo del pozo fue de alrededor de 300 000 USD.
En la recomendación, el geólogo de Tex aco sustenta la necesidad de perforar el
pozo por la gran dimensión de la estru ctura, por estar ubicada en el tren producti vo Sacha
y por la necesidad de evaluar el potenci al en la parte sur de la concesión Coca.
En abril de J 975, este ca mpo comenzó a producir 6 752 bpd. Posteriormente, con
altibajos, mantiene un incremento de producci ón hasta que enjulio de 1994, alcanza su
máxima producción hist óri ca promedio con 24 367 bpd. Durante los primeros meses
del 2003, estuvo produciendo alrededor de 16500 bpd .
6. 4. 2. La estructura Altca y su eda d
Es un anti clinal bastante simétrico, elongado en direcci ón NNO-S, de
aproximadamente 23 km de longitud, que se ensancha en dir ección norte (fig. 17) con
muy poca alteraci ón tect óni ca al techo de la arenisca U principal. Las falla s observadas
en las secciones sísmicas alcanzan solamente Hollín y Napo Basal (fig. J 8).
La estructura Altca se fo rmó durant e el Maastri chtiano-Paleoceno, como se
evidencia en la sección sísmica CP-83-314 (fig. 18), que muestra deformación sin-
tectónica de los depósitos de la Formaci ón Tena.
6. 4. 3. Caract erísti cas lit ol ógi cas de los reservorios
Hollín Principal . Es una aren isca masiva de cuarzo, no pudiéndose realizar una
descripci ón más det allada por ca recer de núcleos.
' CII'ALL: S CAlv!POS I'I:. - rrWLLROS
(
SCAl..... GR,AFICA
, 1!l 2 3
PETROPRODUCCION
CAMPOS AUCA. AUCA ESTE,
CONGA Y CONGA SUR
MAPA DE PROFUNDI DAD
TOPE "U" PRINCIPAL
le
.----- - -8850
-8850
993000
992000
o35' 00 S

Fig. 17 - Campo Auca: mapa estructurul.
258 Marco RIVADENElRA, Patrice BABY
IRD-PETROPRODUCCION
AUCA (83-314)
PALEOCENE
MAA8TRICHTlAN (Tena Fm )
SYN-DEFORMA TlON
---TUROÑIAN.
90 Ma- lU.pJte(_N.. Fm)
A.l.BIAN - TURO' IlAN
(lowet Napa Fm 1

AUCA 1
(PROYECTADO)

2.0

(Chaleana Fm ,
1.5 _ 1. '· .. ··
Fig. 18 - Campo Auca : sección sísmica
Hollín Superior. Se trata de una arenisca cuarzosa de grano fino, con contenido
alto a medio de glauconita, e importante presencia de material carbonáceo. La porosidad
promedio es de 14 %.
Arenisca "T" . Consiste en una arenisca cuarzosa, limpia de grano fino, con
esporádicas capas de arcilla. Los poros en algunas muestras se encuentran rellenos con
illita y caolinita. Su porosidad es del 12 % en promedio. Hacia arriba ("T ' Superior), se
desarrolla una arenisca cuarzosa-glauconítica de grano fino, en partes con fuerte
bioturbación.
Arenisca" U". Arenisca cuarzosa limpia. masiva. Hacia el techo del cuerpo "U"
principal (el más limpio y desarrollado, ubicado en la parte inferior), se encuentran
¡;rnolitas en estratos delgados. La arenisca 'T" Superior (¿y Media ?), es una arenisca
cuarzosa-glauconítica de grano fino, dispuesta en capas delgadas, con importante
bioturbación. En promedio, presenta una porosidad del 13 %.
Arenisca Tena Basal. Se trata de una arenisca cuarzosa redondeada, de grano
medio a grueso, con un promedio de porosidad del 19 %.
6. 4. 4. Ambientes sedimentarios de los reservorios
Las arenisca Hollín se depositó en un ambiente fluvial evolucionando a un
ambiente platafórrnico, posiblemente estuarino, con influencia mareal,
Las areniscas "T" y " U ' fueron depositadas luego de una importante regresión
marina con un desplazamiento de la línea de costa en dirección Oeste, a partir de la cual
y sobre valles socavados se desarrollaron ambientes estuarinos con ingresos fluviales
PETROPRODUCCIÓN: PRINCIPALESCAMPOS PETROLEROS 259
afectados por mareas, con facies menos desarro lladas de barras, y litofacies de llanura
lodosa y areniscas glauconíticas de plataforma marina somera.
Al tiempo Tena Basal, se describen rellenos de canal con clastos gruesos,
conglomeráticos a la base, posiblemente de origen fluvial y en partes se observa
influencia mareal.
Étienne Jai llard (1997), por su parte, considera que las areniscas son de origen
deltaico dominado por mareas, definiendo para "U" ambientes fluviales, de playa y de
plataforma marina somera.
6. 4. 5. Caract erísticas de los crudos
El crudo de Hollín Inferior es de 27-30°, el de HollínSuperior de 27-32°, el de "T"
y "U" de 24-29° y el de Tena Basal de 20-22° .
Una muestra de crudo Hollín dio un valor de 1,13 %P de azufre. Dos muestras
de crudo "T" mostraron porcentajes de azufre de 1, 17 %y 1,38 %P, dos muestras de "U"
de 1,57 % y 2, 16 % P Yuna muestra de crudo Tena Basal de 1,07 %.
Las relaciones pristano/fitano de un crudo Hollí n arrojaron un valor de 0,99, de
"T" de 0,93, de "U" de 0,98 y de Tena Basal de 1,11 . Esto puede indicar que los crudos
de las formaciones Hollín y Napo proviene n de rocas generadoras formadas en
condiciones marino-marginales, mientras que el crudo Tena Basal tiene un mayor
aporte terrestre. Cabe destacar el alto contenido de azufre en el crudo "U", que podría
deberse a una roca madre con importante contenido calcáreo.
6. 4. 6. voi canísmo
Este campo experi mentó una actividad volcánica muy importante, con facies
tanto extrusivas como intrusivas, reflejada en la gran cantidad de cuerpos ígneos
detectados por sísmica y en los pozos perforados.
Faci es extrusivas. Tobas basálticas con vidrio volcánico, depositadas en
condiciones acuosas, fueron determinadas en los pozos Auca 3 (9 160-9 420' ), Auca 15,
Auca 22 (9 297' -9 351') , Auca 20 (8 351' - 8 405'). Todos los cuerpos están ubicados
sobre la caliza M2 (Barragán et al., 1997; el Barragán el al. , capítulo 1de este libro),
por lo que tienen una edad coniaciana.
Facies intrus ivas . Fueron detectadas en los pozos Auca 20 (9 059' -9 074'), Auca
16 (9940'-9955') YAuca 23 (10023'- 10033'), Yson diques de basalto olivínico,
ubicados todos en la sección de ''T'' Principal.
6. S. Campo Lago Agrio
6, 5. 1. Breve reseña histórica
Texaco , como operadora del consorcio Texaco-Gulf, perfor ó con una torre
helitransportable el pozo Lago Agrio 1, entre febrero y abri l de 1967, alcanzando los
10 175' de profundidad. Este pozo dio una producción a flujo natural de 2 955 bpd de
29° API, prove nientes de la Formaci ón Hollín. Este pozo seguía produciendo a inicios
2óO Marco RIVADENEIRA, Pat rice BABY
de 2003, a una tasa de aproximadamente 85 bpd. La ubicación del pozo, según el report e
del geólogo 1. B. Taylor Jr., fue definida el 7 de noviembre de 1966 por él y R. D. Hall,
en el flanco oeste de la estructura determinada por sísmica, sobre la base de un mapa
"contorneado a un probable horizonte de cali za Napo que muestra la cresta de la
estructura algo más hacia el sur", y ubicado a 15,3 km del campamento base de Sta.
Cecilia en dirección N75° E. Dicha ubicación fue cambiada unos 350 m hacia el sur, por
logística y por encont rarse estructuralmente más alta en 20'. En el programa de
perforación se define como objetivo primario la formación Hollín y como secundario
las areniscas ycalizas Napo y los conglomerados Tiyuyacu. Es te primer des cubrimi ento
confirmó el pot encial petrolífero de la cuenca Orient e y marcó el inicio de una agresi va
etapa de exploración, que culmino en los años sigui ent es con el descubrimiento de los
m ás grandes campos de la cuenca.
Lago Agrio es el primer campo de la Cuenca Oriente, que se incorpora a la
producción en mayo de 1972, con una producción promedio diaria para ese mes de
10 450 barriles de crudo. Durante los primeros años, muestra una producción errática
con fuertes altibajos. En noviembre de 1973, el campo alcanza su máximo pico de
producción históri ca con 53618 bpd en promedi o, la producción sigue inestable hasta
marzo de 1975 en quecae a 4 893 BPPD, incrementándose al mes siguiente hasta 30 2 10
BPPD. Recién a partir del año 1980, empieza a mostrar una decl inación paulatin a sin
altibajos . A inicios de 2003, se reportaba una producción promedio diaria de alrededor
de 5 600 barriles.
6. 5. 2. La es truc tura Lago Ag rio y su evoluc ión
La estructura Lago Agrio, a nivel de la base de la caliza "A", está limitada en su
flanco oriental por una falla transpresional que, en dirección sur, continúa hacia la
estructura Palo Rojo, y haciael norte, corta el flancooriental del campo Charapa. La falla
tiene rechazos variables, alcanzando el mayor salto en la parte más alta de la estructura
y es de SO mseg. El anticlinal Lago Agrio tiene una orientación NNE-SSO, y una
longitud aproximada de J J kmcon un ancho promedio de 4,5 km. Muestra un alto norte
de mayor relieve y desarroll o areal, con un cierre estructural a la base caliza "A" de 55
mseg. (Petrotech, 1995) y, un alto sur de menores dimensiones y menor relieve
estructural (fig. 19).
La estructura Lago Agrio crece en dos etapas, como resultado de esfuerzos
transpresivos que reacti van la falla oriental del campo dando inicio a la formación de la
estructura: en el Maastrichtiano, contemporánea a la depositacion de Tena Inf erior y
parece que en el Mío-Pl ioceno (fig. 20), la ultima reacti vación tectónica provoca un
flexuramiento de las capas que alcanza horizonte s cercanos a la superficie.
6. 5. 3. Ambientes sediment ari os de los reser vori os
Hollín. Es el princip al reservorio del campo. Lamentablemente, la muy escasa
informacióndisponible no permitedesarrollar un modelodel mismo, pero por correlación
con afloramientos y sobre la base de pocos registros de pozos de este campo que
atravesaron la sección completa de Holl ín, se deduce un ambiente de depositaci ón
PETROPRODUCCIÓN: PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS 261
'1' ....
'':;
o
e
I
"'I ¡«. fi PU "n A 11' ¡;U'WItw.'lnr.
I
\ 1' ,\ (' '1' 1 [, Al
1. \ HA:" /-: 1Jp. IJ e .I UZA
. 1
,.
/
/

/
l
\ 1 ;R ... 11 \
I :l
" /
. ,
\
(J
1'.""
----
¡'I ( I
ING. P ACUÑA JUNIO 1998
Fig. 19 - Campo Lago Agrio: mapa estructural.
Marco RI VADENEIRA, Patrice BABY 262
r - = ~ - - - - = - = = = = = = = = = = = = = = = = = - = = - = = = = = ~ ­
I
Fig. 20 - Campo Lago Agri o: secci ón sísmi ca PE-92-352E.
fluvial. Según White el al. ( 1995), Hollín se desarrolló en paleo- valles formados por
erosión del sustrato pre-Holl ín, sobre los cuales se instaló un ambiente tipo "braided"
(entrenzado) , representado por canales apilados con estratificación cruzada festoneada
y planur, conintercalaciones menores de lutitas carbo náceas conabundantes fragme ntos
leño-os y limolitas, cul minando con depósito s de llanura costera posiblemente en un
ambiente estuarino domi nado por mareas. Finali za el ciclo en un ambiente netamente
rransgresivo de platafor ma, correspondiente al fin de] ciclo Hollín Superior.
6. 5. 4. Caracterist icas de fos hi drocar bu ros
Los crudos tienen lossiguientes rangos de gravedad: Hollín: 28-32°; "T" : 29-34°;
"l": 29-3 1° y Tena Basal: 28-29°.
Los contenidos de azufre de tres muestras de crudo Hollín son de 0,29, 0,5l Y
0.57 % en Peso, mientr as que una muestra de ''1"' y otra de Tena Basal dieron valores
de 0,53 y 0,94 % en Peso, respectivamente.
La relación pristano/fitano para los crudos Hollín es de 1,17 en una muestra
analizada que indica una materia orgánicadepositadaencondicion es marino-marginales,
con gran componente terrestre.
,J gas de este campo tiene un important e contenido de C0
2
, como se indica en
la tabla 3. lo que es característico de los campos que se ubican cerca al borde occidental
de la cuenca (Bermejo, Caja ).
PETROPRODUCCIÓN: PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS 263
RESERVORlO C02 (%) Cl&N2 (%) C2-C6 C7+
Hp 52 27 21 0.12
Hs 34 29 37 0.3
T 11 38 50 0.3
Tabl a 3 - Composici ón del gas a condiciones de separ ador de 45 psia y 75° F.
6. 6. Campo Cononaco
6. 6. l. Breve rese ña hi st órica
El campo fue descubi erto por el consorcio Texaco-Gulf con el pozo Cononaco
1, cuya perforación arrancó el 26 de octubre y fue completada el 19 de diciembre de
1972 . Alcanzó una profundidad de I I 233' Ydio una producción de 1 341BPPD a flujo
natural de las areniscas Holl ín pri ncipal y secun daria (o arenisca Napa Basal), con una
gravedad de 34° API. Adicionalmente, se recuperaron por pistoneo y reversa 2 [ barriles
de petróleo de 13° API del reservorio ' T' y 110 barriles de 17° API del reservori o "U".
Este campo fue puesto en producción en octubre de 1983, con un promedio de
930 BPPD, el mismo que se increment a aceleradame nte. Enfeb rero de 1986 se registro
el máxi mo histórico de producción con alrededor de 22 100 bpd. A inicios de 2003, se
mantiene un incremento sostenido de producción que viene desde mediados de 200 1,
con una producción de algo más de I 1 000 bpd.
6. 6. 2. La estructura Cononaco y su evo lución
A la base de la caliza "A", el flanco oeste del anticli nal Conon aco está cortado
por una falla transpresiona l. Tiene una orientación N-S (ligeramente NNE- SSO), a lo
largo de 10,5 km aproximadamente. Su parte más ancha se ubica en la zona central con
3 km, adelgazándose en dirección norte y sur (fig. 21). Su cierre estructural está algo por
arr iba de los [25' .
La estructuro se f ormó en las dos etapas de reactivacion reconocidas en la
cuenca: en el Turoni ono-Tardio-Paleoceno yen el Eoceno Inf erior, como muest ra la
deformación sin-tectónica de los sedimentos de Napa Superior-Tena y Tiyuyacu
Inferior (fig. 22), experimentando deformación adicional con la últi ma reactivación
tectónica del Mio-Plioceno, evidenciada por un flexuramiento que alcanza niveles
cercanos a la superficie.
6. 6. 3. Litol ogía y ambient es se di me ntarios de los res ervorios
Holl ín. Se dispone únicamente del análisis de un núcleo de Hollín (pozo
Cononaco 20), que presenta una secuencia de arenisca cuarzosa de grano y energía
ligeramente decrecientes.Según Jaillard ( 1997) puede correspondera depósitos aluviales
entrenzados de mediana energía . En general y por correlacióncon datos de otros campos
264
Marco RIVADENEIRA, Patrice BABY
/
JUNIO, 1998
Kllometros
!:.,"IW ( '11 HAl . lü ! 'U(l1lü
tlAS I:. i»: 1 \ (' lU Z \ . ti "
, I 1
./
. ' l=;,],IW 1' HOLll ll TI UN
.' I OU

RUM;YACU· 1
ING. P BAQUERO
,1
\
/
/
,/
Fig. 21 - Campo Cononaco: mapa estructural.
PETROPRODUCClÓN: PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS 265
IRO-PETROPROOUCCION

CONONACO·S

NEOGENE
_ . _ (Chalcana Fm I
OLl GOCENE
(Ortecuaza Fm)
PALEOZOIC
UF'PER ECCENE
TI)'U)'aaJ Fm
LOWER EOCENE
(Lower Tryvyacu Fm )
PALEOCENE
MAASTRICHTJAN(Ter.a Fm )
- TURQNIAN · CAfl, JPANIAN
(U""", ,,-Fm)
i(/ U,i . _ . _
AL8 lAN · TURONI.AN
1

11
2.0
¡ KM
CONONACO (PE-91-2356)
Fig. 22 - Campo Cononaco: sección sísmica PE-91-2356.
y afloramientos, podemos asimilar para Hollín un ambiente fluvial que evoluciona a
deltaico y/o estuarino, con influencia mareal, culminando con una plataforma marina
somera.
Arenisca "T". White & Barragán (l997) analizaron tres núcleos (Cononacos 4,
20 Y24), definiendo un ambiente de canales fluviales a deltaicos (canales distributarios),
que evolucionan a un ambiente de llanura marea] rica en lodo y arena, culminando con
un ambiente de plataforma marina. Los subambientes definidos son relleno de canales
y "sand flats". Jaillard (1997) analiza el núcleo del pozo Cononaco 20, y define una
secuencia que se someriza hacia arriba, es decir define una progradación de un sistema
elástico de tipo deltaico, con una evolución que va de pro delta distal a la base hasta una
llanura deltaica al techo.
6. 6. 4. Características de los crudos
La gravedad del crudo del yacimiento Hollín es de 30-34° API, con un porcentaje
en peso de azufre de l,03 % (un análisis). El crudo de "T" es de 19-23° API con un
contenido de azufre en una muestra de 2,0 % P, Yel petróleo de "U" es de 20° API.
Se tiene un solo valor de pristano/fitano de J, J 4 para un crudo Hollín, que
indicaría un crudo con fuerte aporte terr estre.
6. 7. El Campo Culebra- Yulebra-Anaconda
6. 7. /. Breve reseña histórica
Inicialmente, se consideraban tres campos independientes: Culebra, Yulebra y
Anaconda. Texaco perforó el pozo Culebra 1el 8 de noviembre, siendo completado el
17 de diciembre de 1973. Alcanzó los 10 625' de profundidad y produjo durante las
266 Marco RIVADENEIRA, Patrice BABY
pruebas por pistoneo 60 Bis de crudo de Hollín, cerca de 100 Bis de 26° API de 'T", y
alrededor de 360 bpd de 19° API del reservorio "U".
En 1980, la misma Texaco perforó el Yulebra 1, que alcanzó 10 345'de
profundidad, arrojando 1 803 bpd de los reservorios Tena Basal (1 614 bpd, 23° API),
Hollín (189 bpd, 27° API), obteniéndose adicionalmente por pistoneo alrededor de 252
Bis de 20° API de "U" y 63 Bis de 22° API de una caliza situada sobre la caliza "M2".
En 1991, Petroamazonas perforó el pozo Anaconda 1, que alcanzó los 10403'
de profundidad y dio una producción de 1 488 bpd, provenientes de los reservorios
Hollín Principal (423 bpd, 24° API), Hollín Secundaria (451 bpd, 26° API) Y"U" (614
bpd, 20° API).
Petroproducción, con un nuevo modelo geológico y los trabajos de simulación
desarrollados entre 1997 y 1998, define que Culebra- y ulebra-Anaconda constituyen un
solo campo.
El campo fue puesto en producción con 131 bpd en promedio, en febrero de 1981.
Muestra una tendencia incremental continua en el tiempo, estabilizándose entre 7 y
8000 bpd a partir de diciembre del95 hasta el primer trimestre de 2003. Enjunio de 1997
el campo alcanzó su producción histórica más alta con 8328 bpd.
6. 7. 2. La estructura y su evolución
Es una de las pocas estructuras de orientación O-E-SE (fig. 23), lo que constituye
una anomalia estructural en la cuenca, por cuanta la absoluta mayoría de estructuras
productivas y no productivas tienen orientación andina. Está compuesta por tres altos
conocidos como Culebra, Yulebra y Anaconda. El cierre en los altos varía entre 30 y 40'.
En la fig. 24, sobre la base de la deformación sin-sedimentaria de los depósitos
Tena, se define una edad maastrichtiana para este anticlinal. En esta sección, se
confirma la presencia (observada en otros campos) de una fase extensiva albiana, La
falla oriental de la estructura Culebra no está completamente invertida y presenta
todavía un juego normal.
6. 7. 3. Caracteristicas litologicas de los reservorios
No se cuenta con descripciones de los reservorios Hall ín "U" y Tena, Basal, por
carecer de núcleos.
Arenisca "T". Sobre la base de unos pocos pedazos de núcleo, se describe una
arenisca cuarzosa, con estratificación cruzada a la base, sobre la que se desarrollan
areniscas de grano fino con estratificación tipo "flaser", grano-decreciente hasta un
cambio abrupto a una lodolita laminada.
6. 7. 4. Ambientes sedimentarios de los reservorios
Arenisca "T". Se analizaron pedazos remanentes de núcleo del Yu lebra 1,
definiendo (White & Barragán, 1997) como un ambiente de marea (subambiente de
banco de marea), que evoluciona hacia una plataforma marina lodosa o a lodos de lagoon
distales. Indica que este perfil se puede también atribuir a un complejo de canal de marea
PETROPRODUCCIÓN: PRINCIPALESCAMPOS PETROLEROS 267
_8750
- 875

G
ULEBRA 1


o
g CULEBRA1
'# - - - - -- - - ... - - - - - - - - - - - ·78 276
'"
'" .
_8750
o
o
o
N
g
en

ANACONDAJ
o
O
O
~
'"
'"
o.
ESCAl..AGR.-.ftCA
15 25
PETROPRODUCCION
CAMPOS
CUL EBRA, YUL EBRA, ANACONDA
MAPA ESTRUCTURAL
TOPE ARENISCA ·U" PRINCIPAL
ING . J. RICAUTE JUNIO.199a
Fig. 23 - Ca mpo Culebr a-Yulebra-Anaconda: mapa estructural .
268
1 KM
-
Marco R1VADENElRA, Patrice BABY
IRO,PETROPROOUCCION
YULEBRA4

CULEBRA · YULEBRA (78- 276)
Fig. 24 - Campo Culebra-Yulebra-Anaconda: sección sísmica 78-276.
(barra de punta), con un ambiente lagunar similar cercano a la línea de costa, Es deci r,
corresponde a la parte superior de una secuencia de relleno de valle socavado.
6, 7. 5. Caract er ísti cas de los crudos
Hollín tiene un crudo de 24-29" API con 0,99% en peso de azufre (una muestra),
'T' de 20° APl, " U" de 19-21° API, con alto cont enido de azufre ( 1,95 Y2, 15% P; dos
muestras) y Tena Basal de 17-23° API Yun contenido de azufre de [,59 % P.
La relación pri stano/fitano para una muestra de crudo "U" es de 0.98 y para una
de Tena Basal de 0.96, que indican una fuente marina con cierto aporte terrestre de la
materia orgá nica generadora.
El alto contenido de azufre y el perfil del crornatograma de los crudos " U"
muestran una pérdida de las partes livianas. lo que indica que estos crudos se encuentran
biodegradados,
6. 8. El Campo Guanta-Dureno
6. 8. l . Breve rese ña hi st ór ica
El pozo Dureno 1fue perforado a partir del 7 de j unio y completado el 15de j ulio
de 1969. Alcanzó los 10 292' de profundidad. Las pruebas de producción dieron un total
de 592 bpd de Holl ín (348 bpd, 31° API) Y''T' (244 bpd, 32° APl). El Guanta I arrancó
el 15 de diciembre de 1985. siendo completado el II de febrero de 1986, dando 6 26 1
bpd de los reservorios ' 'T' (1 968 bpd, 29° API), "U" (3 576 bpd, 30° API) Y una
producción menor de los reservorios Hollín Inferior y Superior (717 bpd, 29° API).
PETROPRODUCCIÓN: PRINCIPALESCAMPOS PETROLEROS 269
Las interpretaciones sísmicas iniciales, al igual que en otros campos, hacían
suponer la presencia de dos campos independientes, pero luego de la perforación de
Guanta I y Dureno 1, se determinó que los yacimientos forman parte de un solo campo,
lo que se confirmó en juni o de 1986 con la perforación del Guanta 2 situada
aproximadamente a la mitad de distancia entre los pozos antes mencionados.
Este campo muestra un perfil de producción, que partiend o de 699 BPPD en
septiembre de 1984, se incrementa en forma sostenida hasta al canzar su máximo de
producción histórica de 9 77lbpd en abril de 1988. A partir de entonces empezó a
declinar hasta abril del 2000, en que produjo un promedio de aproximadamente 2 800
bpd. La producción promedio a inicios de 2003, fue de alrededor de 5 mbpd.
6. 8. 2. La es truc tura Guanta-Dure no y su evolución
Es una estructura lineal, cuyo eje se extiende en dirección N-SSO a lo largo de
15km. Se ensancha en dirección centro (fig. 25). Su flanco este se 1imita contra una falla
inclinada hacia el oeste, la que afecta hasta el reflector caliza M2.
La edad de la es tructura es turon iano terminal-campaniano, evid enci ada
por deformación sin-sediment ari a de los estratos de Napo Medio- Superi or
(fig. 26).
6. 8. 3. Litolagia y ambiente sedime ntario del res er vori "U"
Se cuenta con escasa información del reservorio " U", e información únicamente
de ripios de perforación de los otros reservorios: Hollín, "T" y Tena Basal.
Arenisco "U ". Un núcleo del pozo Guanta 10, anal izado por Jaillard (1997),
muestra areniscas grano-crecientes con restos vegetales. El medio fue interpretado en
su parte basal corno de playa dominada por olas, pasando hacia arriba a playa de alta
energía y ante-playaconbioturbaciones. a lo que sigue un medio transgresivocon Iutitas
negras. y sobre estas un nuevo ciclo grano y estrato-creciente de progradación de
plataforma el ástica.
6. 8. 4. Caract eristicas de los crudos
El crudo Hollín es de 3 1°API. el de "T" de 32° , el de "U" de 33° y el de Tena
Basal de 28° APl.
El contenido de azufre analizado para tres muestras de ' 'T'', "U" y Tena Basal es
de 0,60, 0.88 y 1,35 % P, respecti vamente .
6. 9. El campo Yuca
6. 9. l . Breve resell a hi st órica
Este campo fue descubierto en 1970 con la perforación del pozo Yuca 1, que se
inicióe13l de octubre y fue completado el 12de diciembre de 1970, alcanzando 10 426' .
270
Marco RIVADENElRA, Patrice BABY
I
!
!

"
------
/'
'"
,/
o'
liI
... • L
E;-'(,AI , GRAI"le
I .. v "
OCTUBRE. 1997
\
/
-,
w".

/ /
I
O,

/
I
! rr -¡ ..

1" (' losl '
I I . 1>
1" 11
1 • }
I )
I ".,.
/ .! I
. / /
/.
, r
I
I
/
\
-.
;'
-/
/
Fig. 25 - Campo Guanta-Dureno: mapa estructural.
PETROPRODUCCIÓN: PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS 271
IRD-PETROPRODUCCION
NE.
.'

TURONIAN ·CAMPANIAN
{Upper Napa Fm )
_ SYN-DEFORMATION
go M. - - - - - - - - .
ALBIAN • TURONIAN
(Lcwer Naco Fm.)
2 O (Hom" Fm)

1 KM
GUANTA PE-92-1113)
Fig. 26 - Campo Guanla-Dureno: sección sísmica PE·92·IIB.
Produjo I 044 bpd de los reservori os Hollín Superior (340 bpd, 23° API), " T" (520 bpd,
30° API) Y"U" ( 184 bpd, 27° API).
Este campo inici a su vida product iva en diciembre de 1980, con I 150 bpd. Al
igual que algunos otros ca mpos, mue str a dos reacti vaciones en su perfil de producción:
la primera caracterizada por un incremen to acel erado hasta rebasar los 6 000 bpd
(febrero-agos to de 198 1), seg uido por una declin ación hasta los 1 166 bpd en mayo de
1989. Una seg unda en la que alca nza el record históri co de 8304 bpd en mayo de 1997,
declinando hasta 4 200 bpd enjulio de 2000. La última reacti vaci ón encuentra al campo
con producci one s superiores a los 7 000 bpd a inicios de 2003 .
6. 9. 2. La estruc tura Yuca y su evol uc ión
Se trata de una es tructura de orientac ión N-S integrada por dos altos, el mayor de
ellos ubicado al nort e con un cierre est ructural cercano a los 70' y el del sur con un cierre
de alrededorde 30' (f ig. 27) . En la fig. 28, se presenta cómo una anticlinal de relieve muy
suave, algo as imétrico, desarrollado en el Maastrichtiano-Paleoceno, evidencia la
deformaci ón sin-tec tónica de la Formaci ón Tena.
La Formaci ón Hollín está afect ada por fallas normales si n-se dimentarias, las
mismas que fuer on parci almente invertidas durant e el episodio de transpr esión cretácico.
272 Marco RIVADENEIRA, Patrice BABY
----
----

MAPA ISOCRONO REFERIDO
A LA BASE DE LA CALIZA "A
O
P'R ..!1'O¡.l161l
20
-t-
/
,
OCTUBRE, 1997
I
I
"
J
l '
,
I
\
ING. M POZO
-- -
PETROPRODUCCION I
re C( 5 "'Rj;!OtL O

'-1 I
I
I

,
\; , J
I
- (
5
76°40'W
4
..... _-
2 3
Kllometros
\.
10
o
/
/
/i
Fig. 27 - Campo Yuca: mapa estructural.
PETROPRODuccróN: PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS 273
IRD-PETROPRODUCCfON
.5
2.0
1 KM
YUCA 10

YUCA 12

NE
~
NEOGENE
r (Cnajcana Fm.)
OLlGOCENE
UPPER EOCENE
(Up Tryuyacu Fm I
LOWER EOCENE
PAlEOCENE
SYN-DEFORMA nON
(Tena Fm )
MAASTRICHTIAN
TURONlAN-GAMPANIAN
(uccer Naco Fm J
ALBIAN·TURONIAN
ü.o....er Napa Fm )
APTIAN-AL BIAN Hollln Fm I
' PALEOZOIC
YUCA ( PE-91-2234)
Fig. 28 - Campo Yuca: sección sísmica PE-91-2234.
6, 9, 3. Litología de los reservorios
LamentabJemente, en este campo la información de las características de las
rocas reservorio "T" y "U" es muy escasa, por cuanto de los pocos núcleos tomados se
ha conservado solo una pequeña parte,
Arenisca "T", En el remanente del núcleo del Yuca lO, se describe una arenisca
de JO' de espesor de grano fino a medio con laminación planar y "ripples". Hay
abundantes detritos carbonáceos. En el Yuca 12, se presenta una arenisca glauconítica
y un complejo laminado de lodolita/limolita (White et al., 1995),
Arenisco "U". Petrotech (1995) identifica en su estudio sobre la base de la
información de secciones sísmicas un cambio lateral de facies detríticas a calcáreas,
6, 9, 4. Ambientes sedimentarios del reservorio "T"
Arenisca "T". White & Barragán (1997) examinaron los núcleos de los pozos
Yuca N-2 y Yuca 10, definiendo sobre la base de la escasa información de pedazos
remanentes de núcleo del Yuca 10, un ambiente deposicional cercano a la línea de costa,
con influencia marea] y fluvial (aunque en la descripción se define a los cuerpos
arenosos como barras de desembocadura, indica que igualmente pueden ser definidos
como bancos de marea o facies de canal). El núcleo del Yuca N-2 indica un ambiente
neto de plataforma marina.
6, 9. 5. Caracteristicas de los CUIdas
El crudo de Hollín es de 28° API, el de "T' de 29° y el de "U" de 19° APl. Se cuenta
con un análisis del contenido de azufre para el crudo Hollín de 1,45 % Peso, y uno del
crudo "T" de 1,05 CJo P.
174 Marco RI VADENEIRA. Pat ria BABY
Se determinó una relación pristano/fitano de 0,99 para una muestra de crudo del
rescrvorio "T" que indicaría una proveniencia de sedimentos marino marginales con
importante aporte terrestre.
6. 10. El campo Parahuacu
6. 10. l . Breve reseña histórica
Este campo fue descubierto por el consorcio Texaco-Gulf con la perforación del
pozo Parahuacu 1, que arrancó el4 de octubre y fue completado el 17 de noviembre de
1968, alcanzando la profundidad de 10 173' . Dio una producción de 448 BPPD de 31°
API del reservorio "T".
6. 10. 2. La es t ruct ura Parahuacu y su e voluc ión
Es una estructura anticlinal de orientación N-S, de 13 km de largo, con un ancho
promedio de 2 km (fig. 29), limitada al este por una falla inversa de alto ángulo.
En el dominio de esta est ructura, se evidencia una primerafo se extensiva, también
identificada en las estructuras Charapa y Culebra-Yulebra-Anaconda, de edad albiana
(contemporáneas a la depositación de Holl ín y Napo basal), definida por un conjunto de
fallas normales sin-sedimentarias que no sufrieron inversión posterior (fig. 30).
La fase compresi vo que formó la est ruct ura es de edad turonlana terminal-
maastrichtiana y produjo una deformación sin-sedimentaria sincrónica con la
depositación de :--':apo-Superior-Tena (30).
6. /0. 3. Litología y ambi ent es sedimentorios de los reservorlos
Areniscos " U" \ "T". SSI (ScientificSoftware Jntercomp) en 1994,definió para las
areniscas ''C'' y 'T', un ambiente predominantemente deltaico con influencia f1uvial
predominantey,menor influencia mareal. Másconcretamente,correspondenasubambientes
de canales distributarios con direcciones NNE-SSO y barras de desembocadura con
orientación NNE-SSO, con presencia menor de banas de desborde (spill-over bars) y
depósitos de "crevasse splay". El ancho de los canales definido por ssr (1994a), sobre la
base de presiones, varía entre 130-420' para ' T ' y 900' para "U".
Las secuencias arenosas "T" y "U" son cuarzosas en sus partes basales y,
contienen abundante glauconita en sus porciones superiores, lo que se correspo nde con
una etapa de plataforma. Las lutitas negras y los cuerpos calcáreos "A" y "B",
depositados sobre la secuencia, se desarrollaron según SSI ( 1994a) en un pro delta.
Aren isca Tena Basal. Fue depositada rellenando canales erosionados, de tendencia
SE •unanchoentre 140y 250' .defi nidossobre la basede informaciónsísmica(SSL 1994a).
6. / 0. 4. Ccuact er isti ca s de los crudos
Los crudos se tornan más pesados de los yacimientos más profundos a los más
someros. así "1'" tiene 30° APl, U 28° YTena Basal 20° API, siendo sus contenid os de
azufre de 0,62, 0,67 Y1,05 o/e P, respectivamente.
PETROPRODUCCIÓN: PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS 275
20

OCTUBRE,1997
. I -
I
-,
I
I
--
, ---
, I
1------
\' O'
• <o
, \ o
, _ ((l
' \ - 1
CAr,PO ATACAPI PARAHUACU
MAPA ISOCRONO REFERIDO
A LA BASE DE LA CALIZA "A"
ING. M. POZO
!
1
I
\
(
i \ \ I : I
, \ I
7W40'W
4 3
Kilometros
,,'
/
10
o
I
/
I
1 \ í
\
I
/
\
/
I
I
I
Fig. 29 - Campo Atacapi-Parahuacu: mapa estructural.
276 Marco RlVADENElRA, Patrice BABY
IRD-PETROPRODUCCION
TuRO Nt.. \N -
CAl.. lf'AN1,\ N
(Upper N 3 ~ O Frn )
90 Ma
AlStAN - TURON1AN
(Lower Napo Fm )
APTIAN- ALBIAN
l'
Fig. 30 - Campo Parahuacu: sección sísmica PE-92-352 E.
6. 11. El campo Atacapi
6. /1. J. Breve reseña histórica
El campo Atacapi fue descubierto por Texaco con el pozo Atacapi 1, cuya
perforación se inició el ó de agosto, alcanzó Jos 9 848' de profundidad, y fue completado
el 28 de septiembre de 1968. Produjo un total de 3 :·;00 bpd (1 960 bpd de 29° API del
yacimiento " U" y 1 840 bpd de 34° API de "T").
Su producc ión arranca al igual que Parahuacu en diciembre de 1978. Desde enero
de 1979, se estabilizó con una producción ligeramente superior a los 4000 BPPDhasta
agosto de 1984. En febrero de 198/, produce 7 /48 bpd -su máximo histórico-o
6. / J. 2. La estructura Atacapi \' su evolución
Es una estructura asi.nét-ica de orientación N-SSE, de 17 km de longitud y 2 km
de ancho aproximados (fig. 29), limitada al este por una falla que desaparece en la parte
sur del campo.
La estructura se desarrolló en el Maastrichtiano-Paleoceno, con deformación
sin-tectónica de los depósitos Tena, cuya variación de espesores refleja el crecimiento
de la estructura (fig. 31).
6. / J. 3. Ambientes sedimentarios de los reservori os
Areniscas "Y" y "un. SSI (l994b) asigna un ambiente deltaico marino eon
influencia fluvial, con subambientes de canales distributarios de dirección NNE-SSO
PETROPRom CCIÓN: PRI NCIPALES CAMPOS PETROLEROS 277
IRD-PETROPRODUCCION
(Hcltin Fm.)
NEOGENE
(Cnalcana Fm.)
EA5T

PALEOCENE
. SYN·DEFORMATlON
(Tena Fm.)
MAASTRICHTIAN
- CAMPANIAN
(Upper Napo Fm.190 Ma
ALBIAN-TURONIAN
(l ower Napo Fm )
ATACAPI-S

2.0
1.5
1 KM.
ATACAPI (PE - 352 E)
Fig. 31 - Campo Atacapi: sección sísmica PE·92-352 E.
y barr as de desembocadura principalmente, con ocu rrencias menores de barras de
reba lse y depósi tos de "c revasse splay" .
6. 11. 4. Caract eristicas de los crudos
Los crudos de los reservori os ' T" y "U" tienen 32° y 23° API respectiv amente,
co n co ntenidos de azufre de 0,51 para e l primero (una mues tra) y 0,62, 0,7 l % P para el
segundo (dos mue stras).
La relaci ón prista no/ fitano para una muestra de crudo " U" dio 0,93, que indica
una roca fuente marin a co n algo infl uencia co ntinental.
6. 12. El campo Tapi-Tetete
6. 12. l . Breve res e ña histori ca
Este campo está co nformado por dos alto s estructurales , que se co nsideraba n
independ ientes. Fue descubierto co n la perfora ci ón del pozo Tetete l en ju lio de 1980,
el mismo que alcanz ó los 9 400 ' de profundidad, y dio l 645 BPPO de los reservorios
'T' ( 1 315B PPO, 30° AP1) Y"U" (330 BPPO, 29° API ). Ent re septiembre y oc tubre de
1985, se perforó la es truc tura Tapi co n el pozo Tapi l , e l que llegó a los 9 [83' de
profundidad y produj o 2045 BPPO de [os reservorios 'T' ( 1333 BPPO, 29° API ) Y"U"
(7 12 BPPO, 28° APl) .
278 MarcoRI VADENEIRA. Patrice BABY
Posteriormente, con la definición de los límites hidrodinámicos y el aj uste de los
mapas estructurales, se comprobó que los dos altos se integraban en una sola estructura,
constituyendo parte de un solo campo.
Este carnpoarranca su producción enabril de 1984 y alcanza su máximo histórico
en septiembre de 1994 con cerca de 7 500 bpd promedio. A inicios de 2003, producía
cerca de los 4 900 bpd.
6. 12. 2. La estructura Tapi-Tetete y su evolución
Está const ituida por dos altos de orie ntación NE-SO: el alto Tapi ubicado en
la parte NO y el alto Tet ete de mayores dimensione s que el ant eri or , ubicado al SE
(fig. 32).
La estructura Tapi se desarrolla entre el Coniaciano y el Eoceno infe rior, sobre
I UI alfo de basamento constituido por gabro metamorfi zado, que fue datado por Texeir a
et al. ( 1989) en el pozo Tapi 1, dando una edad proterozoica entre temprana y media
( 1600 +1- 48 millones de años). Baby, sin embargo, considera que la estructura se
desarrolla sobre una isla volcánica (fig. 33), con "onlap" de la Formación Napa sobre
ella, similar a lo encontrado en la estructura Vista (fig. 34).
6. 12. 3. Caract eristicas de los crudos
El crudo del reservar ía "T ' tiene una gravedad de 28° APl Yun contenido de
azufre de 0,42% y 0,7 1 % P (2 muestras), y el de "U" de 29° API Y0,76 Y0,79% Peso
(2 muestras).
6. 13. El campo Charapa
6. 13. l . Breve rese ña histórica
Texaco descubrió el campo Charapa con la perforación del pozo Charapa 1, la
misma que se inicióel 12 de agosto de 1967, obteniéndose 200 BPPO de 30° API de una
prueba conj unta de Hollín principal y Hollín secundario. Posteriormente, la caliza " 8"
probó ser petrolífera, y durante 15 años ha producido alrededor de I 400 millones de
barriles prácticamente sin agua. La producción a finales de los 90' oscilaba en alrededor
de los 100 bpd, pero con la entrega como campo marginal a una compañía extranjera,
ésta implementó cambios tendientes a lograr una mayor producción, pero en su lugar el
campo dejó de producir del único pozo que tenía, estando desde entonces cerrado.
6. 13. 2. La estructura Charapa y su evolución
La estructura tiene la forma de caj ón (fig. 35) y se extiende en sentido NNE-SSO
a lo largo de 5 km, con un ancho promedio de 2-2,5 km. Está limitada por dos fallas
subverticales, la oriental de tipo transpresivo y la occidental, derivada de la anterior,
forman una pequeña estructura en flor. El cierre estructural a la base de la caliza "A" es
de alrededor de 150'.
PETROPRODUCCIÓN: PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS 279
1
1
/
'" i l'
. 'Oc

(aune
os 1 l . .:
\
\
\
t
le : 25 ÓCO
CAMPO F'RONTERA-TAPI - 'fElTE:1'E
\l Af' .\ REF' ERIlJO
A l.A nASr. UE: LA C. LIZA .. \ -
- .1,.-
ING. M. POZO
(modificado)
OCTUBRE, 1997
Fig. 32 - Campo Tapi-Tetete: mapa estructural.
280 Marco RIVADENEIRA , Patrice BABY
TAPI EXTRUSIVE STRUCTURE
TAPI-S

/RD·PETROPRODUC C/O
EAST
NEOGENE
Fig. 33 - Campo T.. pi: secci ón sísmic.. PE· 91·149W.
VISTA EXTRUSIVE STRUCTUR E
VISTA· '
IRD-PETROPRODUCCI ON
1 5
2:
o
¡::

lb
Cl

'"
2 0
_ BASALTIC TUFF CONE
NEOGENE
(CMlca na Frn.¡
Oll GOCENE
(Ortequaza Fm )
UPPER EOCENE i Upper Tryuyacu Frn.)
LOWER EOCENE
(Lower Tiyuyaco f m.)
PALEOCENE
(Tena Fm.)
MAASTRICHTIAN
TURONIAN-CAMPANIAN
. (Uppe< Napo Fm )
-ALElIAÑ.ruRoÑiAÑ-90 M"
(Lowtl<Napo Fm )
APTIAN·ALBIAN (Hollín Fm )
MIOOLE·UPPER JURASSIC
(Chapqa Fml
UPPER JURASSI C
(Sll chaJSanllJgo Fm I
VISTA (PE-92-1125)
Fig. 34 - Estructura Vistu: sección sísmica PE-92-1125 .
PETROPRODUCCIÓN: PRU-'¡CIPALES CAMPOS PETROLEROS
!l
,
• ',1.
281
l..,:-;{"\ GR\flL'-\
o:. I I ti .) :.,s
C\ MI ' O CII,\Il AI' ,\
E'; TRUC.'TI' 1l,\ L R8F'r.llI!lO
1-1 tl ,\;:i f: m; 1. \ CALll:A ". '
l e ":5 pod
Junio, 1998 (rnodificado)
Fig. 3S - Campo Charapa: mapa estructural.
282 Marco R1VADENElRA, Patrice BABY
La estructura Charapa forma parte de un eje limitado y generaclo por la falla en
flor que corta su flanco este y que se extiende hacia el sur con las estructuras Lago Agrio
y Palo Rojo, y hacia el norte se interna en terri torio colombiano.
Es unaestructura muy interesante, yaqueenella se puede diferenciar defo rmacion
sin-sedimentaria por exte nsion en el tiempo Holl ín-Napa Basal , que atestiguaría la
prese ncia de eventos distensivos en el Albiano (fig, 36). La inversión tectónica es
evidente inmediatamente después de la depositación de la caliza "A" , como atestigua
el "onlap" sobre el reflector de dicha caliza. Por lo tanto, esta estr uctura pertenece al
grupo de las estructura s defonnaci án temprana: Tur oniano Terminal-Maa stríctuiano,
presentando una reactivación menor en el Neógeno, como mues tra el flexura miento de
los estratos superiores de la columna sedimentaria (fig. 36).
6. 13. 3. Litología de l reservaría Ca li za "B"
La caliza " 8", estudiada en dos núcleos, está representada por calizas oscuras a
negras, en partes pasando a margas bituminosas de grano fino, tipo "mudstones", en
partes laminadasricasenpiritacon restosde peces, bivalvosfinos pelágicos ("filamentos")
y forarniníferos. Hacia la parte inferior de uno de los núcleos, se describe una caliza
brechosa oscura con clastos de caliza bioclástica. Hay intercalaciones de poco espesor
de carbón.
6. J3. 4. Ambi ent e sedimentario del reservorío Caliza "B"
La caliza "B", según Rivadeneira (1994) y Jaillard (1997), corresponde a un
medio anóxico que se profundiza hacia arriba, con temporales cambios a un medio algo
oxigenado como atestiguan niveles con fauna bentónica y el color gris claro de otros.
En uno de los núcleos, se definieron tres discontinuidacles que parecen corresponder a
condensaciones producidas durante transgresiones menores.
IRD·PETROPRODUCCION
(Ortequaza Fm )
Fig. 36 - Campo Charapa: sección sísmica CP-153.
PETROPRODUCCIÓN: PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS 283
6. 13. 5. Caract eríst icas de los crudos
El crudo de la caliza "B" era de 30° API, con un contenido de azufre de 0,68 %.
7. CAMPOS DEL "PLAY" ORIENTAL (SISTEMA CAPIRÓN-TIPUTINI)
7. 1. El campo Cu yabeno-Sansahuari
7. 1. 1. Br eve reseña hi st órica
Las interp ret aci ones es tructura les inicia les mostraban dos estru cturas
independientes: una septentrional a la que se denominó Sansahuari y otra meridional
llamada Cuyabeno. El pozo Sansahuari 1, perforado entre el 25 de octubre y el 12 de
noviembre de 1979, alcanzó una profundidad de 8 268' Yprodujo 2098 bpd de 23-26°
API del reservorio "U" . El Cuyabeno 1 por su parte fue perforado a partir del 23 de
octubre, siendo completado el 24 de noviembre de 1972, llegando a los 8 157' de
profundidad total. Su producción fue de 648 BPPO de 26° API de "U", mientras que de
la arenisca Tena Basal, solo se obtuvieron trazas de crudo pesado.
En 1996, una nueva interpretaciónsísmica y geológica integra las dos estructuras
en una sola, 10 que se confirmó con la perforación de los pozos Cuyabeno 21 y
Sansahuari 10.
Este campo es puesto en producción en enero de J984, con 806 bpd en promedio.
En agosto de 1997, llega a los 14157 bpd, que es su máxi mo hist óri co de p roducción.
A inicios de 2003, su producción estaba en alrededor de los 9 600 bpd.
7. 1. 2. La es tr uc tura Cuv abe no-Sansahuari y su evolución
Se trata de una estructura elongada en dirección N-SSE, de 16 km de longitud
aproximada, que se ensancha en di rección sur (fig. 37). Presenta al menos cinco
culminaciones o altos a nivel de la base de la caliza "A", siendo su mayor cierre
estructural algo superior a los 50' .
El campo está limitado al oeste por una falla regional , la misma que en la fig. 38
corta hasta los sedimentos Tena. Hacia el sur (fig. 39), en el campo Cuyabeno, se
extingue a la altura del reflector "M2". Esta falla, a nivel de la base caliza "A", tiene un
salto máximo de alrededor de 400' .
La estructura se conf ormó como resultado de una inversión tectónica durant e el
Eoce no Temprano a Medi o, evidenciada en las figs. 38 y 39, por deformación sin-
tectónica de los depósitos de Tiyuyacu inferior, reflejada en un importante cambio de
espeso r entre la parte alta y el flanco occidental de la estructura.
7. 1. 3. Litología de los reservori os
Lamentablemente, no se cuenta con información litológica de las areniscas "T"
y "U" Ysolo se tiene la interpretación de un núcleo de la arenisca Tena Basal del pozo
Cuyabeno 2, que consiste en un conglomerado con matriz de areni scas gruesas y
cemento calcáreo, con cantos de cuarzo, calizas fosfatadas y otros, que representan
depósi tos transgresivos.
284
' \.,
"' , \ '
.:
§
:Il CP.10S
!
Marco R1VADENE1RA, Patrice BABY
10000
(f'(Y.) "OO"' ( NJ
500ll
10000 ooa
e-cooo-
.-:.:
2 3
_! J
Km
§ ~ C . I O ~ ~ ~
_____ ~ _ J.. . It-YG P ENOARA I JVNl 00
Fig. 37 - Campo Cuyabeno-Sansahuari: mapa estructural.
PETROPRODUCCIÓN: PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS
SANSAHUARI· Ol
(PROYECTED)

285
IRD-PETROPRODUCCION
1.5
_.....
NEOGENE
. (Chalcana Fm.)
=
OLlGOCENE
(Orteguaza Fm.)
UPPEREOCENE
ruooerr iyuyacu)
LOWER EOCENE
(Lower Tiyuyacu Fm.)

rT:ofAAJ
-- -=-. 'lU:;,IlA1'. 90 Ma
'l"'''''''CIOfft'l1
....OT:'" ,t.,Lftw.,,...,. rlll
"" -liPPERJtJA)..SSJt;

BASEMENT
SANSAHUARI (PE-91-3ü28)
1.5
2.0
Fig. 38 - Campo Sansahuari: sección sísmica PE-91-3028.
(Up. Tiyuyacu Fm.1
, LOWER EOCENE
(Lower Tryuyacu Fm.)
5YN-DEFORMAT/ON
,

PALEOCENE·MAASTR (Tena Fm.)
TURONIAN - CAMPANIAN !! (Upper Napo Fm.)
ALBIAN _TURONIAN 90 Ma
(Lower Napo Fm.)
.• ALB. \HOllin Fm
I .
Fig. 39 - Campo Cuyabeno S: sección sísmica CP-I08.
286 Morco RIVADENEIRA. Patrice BABY
Los registros de pozos muestra n que tant o la are nisca "T" como la "U" se ubican
al inicio de se ndas secuencias transgresivas y que mues tran de abajo hacia arriba cuerpos
arenosos de cuarzo, limpios bien de sarro llados, seg ún la curva de rayos gamma, que
hacia arriba pasan a areniscas de tamaño má s fino, int ercaladas con lutitas, remat and o
en se di me ntos arc illosos y ca lcáreos.
7. l . 4. Ambientes sedimentarios de los reservorios
Del ca rác ter de Jos regi st ros de pozo, y por simi lit ud co n áreas ce rca nas de la
cuenca, par ece que a la base se desarrollan depósitos de ca nal (¿fl uvial?), posiblemente
sobre valles de incisura, trabaj ados duran te una regresión ge neraliza da . A estos
depósitos les sucede nen el tiempo: areniscas de posit ad as e n un medi o menos energé tico
posiblemente transicional (¿planicies arenosas"), glauco níticas co mo se observa en
ri pios de perforación sobre las que se de sarrollan lut itas y calizas de plataforma.
7. 1. 5. Caract eríst icas de los crudos
El crudo de l yacimiento "T" t ie ne una gravedad API promedio de 29° y el de " U"
de 25°, variaci ón que se refleja directamente en el con tenido de az uf re, cuyo porcentaje
en peso varía en tre 0, 84 y 1,03 % (tres anál isis) para "T", y entre 0,86 y 1,48 %
(4 análi si s) para "U" .
7. 2. El campo Víctor Hugo Ruales (VHR)
7. 2. l . Brev e rese ña hi stórica
El campo se llamó inicialmente Cantagallo, y con ese nombre se perforó el primer
pozo entre el 17 de j unio y el 18 de j ulio de 1988. Alcanzó una profu ndi dad de 8 330' Y
dio una producci ón de 10 617 bpd de los reservorios "T" (l 008 bpd , 33° API) , " U"
(X6 17 bpd, 32° API ), "M2" (442 BPPO, 32° API) YTena Basal (550 bpd, 20° API) .
En 199 1, a raíz del fallecimiento de Víct or Hu go Rual es (ejecutivo de CEPE , uno
de los art ífices de l arranq ue de la producci ón de los primeros campos de la empresa) , se
le rebautizó co n su nombre.
El campo Víctor Hugo Ruales inicia s u producción en mar zo de 1991 . En mayo
de 2002. alcanza su máximo histórico de producción con alrededor de 7 400 bpd,
iniciá ndose luego una decli nación que a inicios de 2003 llega a 5 600 bpd.
7. 2. 2. La es t ruct ura \lI1R y su evolución
La estruc tura VHR es un antic lina l as imé trico (fig. 40) limi tado al este por una
tulla de rumbo, transpresi oual en el tiempo Eoceno Superi or, lo que se evidencia por
deform ación sin tec tónica de los sedimentos de la formaci ón Tiyuyacul nferior (f ig. 4 1).
7. 2. 3. Li tología del reservorio "U"
Arenisca " U" .Jaillard (1997) estudió los núcleos exi stent es y, en correl ación con
los registros eléctricos anal izad os con Dávila c., definió una secuencia de sa rrollada
PETROPRODUCC¡ÓN: PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS 287
t..l ( .11 I { I .
.YA1' 4 Rr:fUl l OO
A 1.-\ 11"-" 1. In: 1.. .... (' tU'!.A a ¡\
\ -,
0 ,

I t
IC! U : Xt
f.'f:'TliOI' k'ilh l ltT !Or;
)
IN(¡ P ENOARAB OCTlJaRE. 1991
Fig. 40 - Campo Víctor Hugo Ruales (VHR): mapa estructural.
288
10
1.5
20
Marco RlVADENEIRA. Pat rice BABY
BASEMENT
Fig. 41 - Campo Víctor Hugo Ruales (VHR): sección sísmica CP· 1020.
posib lemente sobre una bas e erosiva por el tipo abrupto de contact o. So bre esta base
eros iva, está presente un cuerpo arenoso basal cuarzoso bien desarroll ad o, de es tructura
masiva, grano grueso, en secue ncias gra no decr eci ent es, co n fre cuent es bases eros ivas.
Encima, se encuentra una arenisca de grano más fino, glauco nítica , con fosfato s y
presencia de bioturbaci ones, intercaladas co n lutit as.
7. 2. 4. Ambientes sedime nt arios del reservori o " U"
Se describe el amb iente de la secuenci a "U" de la que se dispone de información
de núcleos. Según Ja ilJard (1997), ésta se ini ci a co n depósitos canali zados proximales
de delt a desarr ollados sobre paleovalles. que re presentan una tra nsgresi ón inicial que
cambia a una prograd aci ón (regresión) local co n sis temas elásticos de 1itorales al tiempo
de la depositaci ón de la part e superior del cue rpo basa l rnasi vo. Si gue una reactivación
de la transgre sión que parte de depósit os gruesos que culmina n co n depósitos de lutitas
marinas de la part e media de la secue nc ia "U" . Una nue va transgr esión se produce con
calizas de plat af orm a abierta muy some ra, seg uida de una pr ogr adaci ón de pl ataforma
PETROPRODUCCIÓN: PRINCIPALESCAMPOS PETROLEROS 289
el ástica, para culminar con una reacti vaci ón final de la tra nsg res ión que se ini cia co n
depósit os gruesos fluvio-del taicos en la parte superior de "U". Esos dep ósitos tlu vio-
deltaicos pasan a medios cost er os, y culminan con un ambiente de pl ataforma marina
carbonat ada, en la que se desarr olla la cali za "A" .
7. 2. 5. Caract er ísticas de los crudos
Este campo produce de los reservori os "T", "U", " M2" YTena Basal, y sus crudos
son de 29°,25° , 20° Y20° API , respecti vamente.
Los contenidos de azu fre determinados para 3 muestras del reservorio "U" varían
entre 0, 52 y 0,59 o/c en peso, y para una muestra de " M2" dio un val or de 0, 73 % P.
7. 3. Los campos Ishpingo, Tambococha y Tiputini ("Trend" ITT)
Los campos Ishpingo, Tambococh a y Tiputini se localizan e n el extremo es te de
la cuenca Oriente (fig. 1), dentro del "play" oriental definido por Baby et al. (19 99) . Son
acumulaciones de crudo pesad o entre 12 y 16° APl, con un volumen original de petróleo
en sitio de alrededorde 34 000 millonesde barriles, que co nstituye la mayor acumul ación
de crudo pesado de la Cu enca Oriente.
7. 3. l . Bre ve reseña hi st órica
Shell perforó en 1949 el pozo Tiputini 1, el primer pozo de este " trend" . Fue
progr amado como pozo estrati gráfico para empatar la estratigrafía a encontrar se con la
sísmica, como se indica en uno de los reportes de la mencionada co mpañía. Resultó no
producti vo por lo que fue abandonado el 4 de octubre de ese mismo año. Est e pozo,
conocido actualmente como Tiputi ni Shell-l , al canzó los 5595' de profundidad, y
produjo tan sol o 4 BPPD de petróleo ex trapesado ( 11° API).
Posteri ormente, la co mpañía Min as y Petróle os realizó una campaña sísmica,
sobre la base de cuya interpretaci ón , detect ó un alto que fue probado con el pozo Tiputini
Minas- I en mayo de 1970, siendo co mpletado en juni o de ese mismo año a la
profundidad de 5 340'. Di o una producci ón de 228 BPPD de 15°API, con lo que se
descu brió el campo Tiputini , convirtiéndos e en el primer campo descubierto en el área.
CEPE ret om a la expl or aci ón sísmic a, con cuatr o ca mpañas que cubren toda la
zon a longitudinal del ca mp o Tiputini haci a el norte y sur, siguiendo el posible eje
estructural que las interpretaci ones anteri ore s mostraban. Dichas ca mpañas se de sarrollan
en 1978, [983, 1984 Y 1991, cubriendo un total de 1 746 km. La interpretaci ón de las
secc iones obte nida s le permite a la petroler a es tatal de finir tres nuevas estructur as : una
ubicada al NNO de Tiputini , a [a que denomina Imu ya que no pudo ser perforada por
consideraciones ambientales . Las otras dos estru cturas ubicadas al sur del campo
Tiputini, se les denominó Tambococha e Ishpingo. La estructura Ishpingo (f ig. 42) fue
probada con el pozo Ishpingo 1, perfor ado a fin es de 1992 hast a una profundidad de
6 190', dando una producción sumatoria total de 5479 bpd . de los yac imientos "U",
" M2", "M 1" YTena Basal. Los result ad os son extr emadamente exitosos y este campo
pasa a ser el ter cer gigante de la cuenca por sus reservas de alrededor de 60 0 millones
290
9910000
9900000 -
9890000
9880000 -
420000
Marco RIVADENEIRA, Patrice BABY
MAPA ESTRUCTURAL EN
PROFUNDIDAD AL TECHO M2
Isoli neas cada 50 pies.
Valores bajo el nivel del mar
(Bei cip-Franlab,1996)
o 5 km
440000
Fig. 42 - "Trend" ITT (Ishpingo, Tambococha, Tiputini): mapa estructural.
PETROPRODUCC1ÓN: PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS 29 1
de barriles. Finalmente, entre abril y mayo de 1993, se perfora el pozo exploratorio
Tarnbococha-.l . en la estructura del mismo nombre, obteniéndose una producción total
de 6067 bpd. Estos des cubrimientos le convierten a Petroecuador, la estata l petrolera
ecuatoriana, a pesarde toda su carga de problemas. a pesarde que se le niega lo mínima
posibilidad fi nanciera y estructural de fun ciona r como empresa, en el protagonista de
los mayores descubrimient os de crudo (El campo Libertador a inicio s de los ochenta
e ishpingo a inicios de los noventa), luego de la etapa inicial de los grandes
descubrimientos de fines de los sesenta e inicios de los setenta.
7. 3. 2. Las estructuras y su evolución
El "rrend" estructural Ishpingo- Tambococha-Tiputini-Imuya es un sistema
transpresional, asociado a la falla regional Yasuní de orientación NNE-SSO (fig. 42),
que a la altura de la estructura Imuya - al norte-, presenta un fallamiento de
orientaciónNNO-SSE. La falla principal es el e altoángulohaciasuperficie. disminuyendo
su buzamiento y tornándose lístrica bajo la secuencia cretácea (fig. 43). El anticlinal
Tiputini muestra una dirección NNO de su ej e, divergente a la orientaci ón de la falla
principal NNE-SSO, mostrando la morfología típica de un pliegue formado en un
contexto transpresivo.
Son estructuras antiguas como muestra la deformación sin-seel imentaria de
Tiyuyacu inferior (enalgunas secciones, se observanindicios de una primera reactivaci ón
Cretácico tardía, que afecta Napo Superior y la Formación Tena). La última reactivación
se inició probablemente en el Mio-Plioceno, y se continúa hasta el present e, ya que la
falla alcanza la superficie como se observa en varias secciones sísmicas (figs. 43 y 44),
deformando los depósitos más recientes.
fRD-PETROPRODUCCION
TIPUTI NI 1 MINAS

S E ~
. - ~
..
- i € ~ ~ ~ '
5 KM
TIPUTI NI (PE-91-38)
Fig. 43 - Campo Tiputini: sección sísmica PE- 91-38.
292
CJBasamento I
_
paleozoico Primer ciclo de
Fm. Macuma ? relleno?
Marco RIVADENEIRA, Po/rice BABY
TAMBOCOCHA - 1
(proyec. 4.5 SW)
100
2.00
TAMBOCOCHA (PE-91-75)
Fig. 4-1 - Campo Tumbococha: secci ón sísmica PE·,) 1-75 (modifi cado de Díaz el al.,
capítulo I de este libro).
EJ " trend' se desarrolló por efecto de la invers ión tectónica antes indicada sobre
un sistema de scmi-grabens formados en el Jurásico, posiblemente posterior al rift
abortado desarrollado en el Corredor Sacha-Shushufindi (ver Díaz et al.. capítulo I de
este libro).
7. 3. 3. Algu nas ca ract erísticas est ratigr áfica s de est os campos
La ubicación de estos campos, cerca al borde oriental de la Cue nca Ori ente, ha
creado condiciones particulares en su sección estratigráfica:
• En el pozo Tarnbococha- L Dia: (capítulo 1de este libro) defin e lajaci es marina
marginal encontrada baj o los sedimentos Napo, como For mación Tambococha.
La datación realizada por Labogeo (1993) . muestra como edad más probabl e el
jurásico medio -crct áceotemprano. Esta formac ión tendría una extensión regional
rest ringida ya que no ha sido documentada en ninguna otra parte de la cuenca.
• La Formación Hollín cst.i ausente en el área, por lo que la Formación Napa yace
directament e sobre las formaciones pre-aptenses.
• Es difícil mant ener la tradicional divi sión de la sección de la formación Napo,
situada bajo la caliza "NIT . al pasar casi todas las Iacies arcill osas y cal cáreas a
facies arenosa". desapareciendo los marcadores conocidos en el resto de la
PETROPRODUCCIÓN: PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS 293
cuenca (Ca liza "T' , Cali za "B", Cali za "A") . El techo de la zona caliza "M2"
continua siendo un exc elente marcador , al igual que el marcador radi oacti vo "L"
ubi cado en la ca liza MI .
• Por estar ubi cad os en el borde es te de la cuenca, todas las formaci ones cretáceas
y terciarias disminuyen su espesor, en especial la Formaci ón Tena.
7. 3. 4. Caracte rísticas lit ol ógicas de los rese rvo rios
Reservorio ..U". Es una arenisca cuarzosa, hial ina, con felde spatos, de grano
med io-fino a grueso, ocasionalmente muy grueso a micro cong lomerática, grano
decre ciente, con es tratificac ión cr uzada y festoneada, alteración de caolinita en las
superficies de es tratificac ión. Se describe también estr ati ficaci ón y laminación paralela
con estru cturas " flaser" . Haci a sus terminaciones superiores, tiene cemento calcáreo. Se
presentan ocasionales niveles de lut itas negras y tobáceas blancas.
Arenisca " MI". Es el reservorio de mej or calidad. Se trata de una arenisca
cuarzosa, grada desde micro -con gl omerados hast a arenisca de grano medio a fino y muy
fino, culminando con ar cillolitas gr is -osc uras, lutitas gris- oscuras y limolitas
ocasionalmente calcáreas en sus part es superiores . En los núcleos, se describe
estratificación cruzada. Es una areni sca muy limpi a con solo ocas ionales int ercalaciones
lutáceas/arciJlosas.
Arenisca Tena Basal. Es una areni sca cuar zosa de grano grueso a medio, en
ocasiones fino, suelta a la base y con cemento ca lcáreo haci a el techo.
7. 3. 5. Ambientes sedimentarios de los reservarías
La Arenisca "U", según la mayoría de autores, se deposit ó en un ambiente fluvi al
de canales, evolucionando hacia el techo a un ambiente transici onal de ca nales
retrabajados por marea (White et al., 1997). El La boratorio de Petroprodu cci ón descr ibe
barras litorales (1993). Beicip-Franl ab en 1995 define en ca mbio un ambient e deltaico-
estuarino, con influencia marea!.
El ambiente de depositac ión de la Areni sca "M 1", en sus part es basales, parece
corres ponder a canales fluv iales, lo que se confi rma por la ause ncia tot al de fósiles
marinos en varias mue stra s anal izadas. Labogeo ( 1993) sugiere un ambi ent e transici onal .
Es una aren isca transgresi va que culmina co n lutit as de ambient e marin o somero
reductor.
Tena Basal parece fue depositada en un amb iente fluvi al, evolucionando a
marginal marino.
El reserv orio "M2" es de mu y pobre ca lidad y se desarroll ó en condiciones
marino-marginales.
7. 3. 6. Caraeterfsti cas de los crudos
La gravedad varía entre 12 y 16° API y un porcent aj e en peso de azufre que varí a
entre 2,4 y 3 %.
294 Mar co RIVADENEIRA, Patrice BABY
Todos los crudos analizados, sobre la base de las relaciones pri stano/fitano,
pristanofC17 y f itano/C18, son de origen marino, variando la importancia del aporte
continental en mayor o menor grado. La úni ca excepción constituye el extracto del
reservorio " U" del pozo Ishpingo 2, que mue stra una relación Pr/Fi mayor a uno, que
indica un may or aporte terrestre en la composición de la materia orgánica generadora
del crudo. Las tend encias de madurez termal de los crudos varían entre bajas y
moderadas, y muestran un grado variable de degradación. La mayoría de Jos crudos
están severamente degradados, como muestran sus cromatograrnas de gases, en Jos que
se observa una pérdida casi completa de las fracci one s livianas. Los extractos de Tena
Basal mue str an un grado menor de degradación.
Referencias citadas
BAB Y P., RIVADENEIRA M., CHRISTOPHOUL F. & BARRAGAN R., 1999 - St yle and
timi ng of deforrnation in the Oriente Basi n of Ecuador, 4nd Internati onal Symposium on
Andean Geodynamics (ISAG'99), Univ, Gottingen (Ger many), Extended Abstracts
Volume: 68-72.
BALKWILL H., RODRÍGUEZ G., PAREDES F. & ALMEIDA r. P., 1995 - Northern Par t of
the Oriente Basin, Ecuador: Reflecti on Sei smic Expre ssion of Structures. In: A. l
Tankard, R. Suarez S, and H. J. Welsink, eds., Petrol eum Basins ofSouth America:AAPG
Mernoir 62: 559-57 l.
BARRAGÁN R., RAMÍREZ F. & BABY P., 1997 - Evid ence of an Intra-plate "Hot-Spot" unde r
the Ecu adorian Oriente Basin during the Cretaceous Tectonic Evolution. VI Simposio
Bol ivari ano, Cartagena de Indias, Colom bia.
BEI CIP-FRANLAB, 1995 -Proyecto Ishpi ngo-Tamb ococha-Tiputin i-Imuya, Pl an de desarr ollo.
BERNAL C; 1998 - Model o Te óri co de Generaci ón y Mi graci ón de Hidrocarbur os de la
Formación Napo en la Cuenca Ori ente Ecuador . Te sis de grado inédit a. Quito, j unio de
1998.
BES DE BERC S. et al., 200 1 - Memorias de las Cuartas Jornadas en Ciencia s de la Tierr a.
Publi caci ón de la Escuela Pol itécnica Nacional. Quito, Ecuador.
DASHWOOD M. & ABBOTTS 1., 1990 - Aspects of the Petroleum Geol ogy of the Ori ente
Basin, Ecuador. In: J. Brooks, eds., Classic Petroleum Provinces: 89-117.
FORNEY r., SAN MARTÍN R, ENWERE P., VEGA i ., ACUÑA P. & OCHOA J., 2003 -
Shu shufindi Field: Ecuador Giant Revi sited . Memorias VUI Simposio Boli var iano.
Volu men 2: 23-34. Cartagena de Indi as.
HAQ, B.U., HARDENBOL, L, VAIL, P.R., 1987 - Chronol ogy of sea levels since the Tri assic.
Science, 235: 1156-1167.
JAILLARD É.. 1997 - Síntesis Estrati gráfica y Sediment ol ógica del Cretáceo y Paleógeno de la
Cuenca Ori ent al del Ecuador. Edi ci ón Pet roproducción -ORSTOM, 163 p.
LABOGEO, J995 - Estudi o Sedimentológi co de las Aren iscas U y T. Campo Libert ador:
Informe Técni co Petroproducci ón n? PPR-GL-3 46, Guaya quil.
LABOGEO, 1993 - Estudio Geológi co Pozo Tambococha 1 (To mo I): Sintesis Geológi ca,
Sed imentologia, Bioe strati grafia y Geoquimi ca. Informe interno de Petroproducci ón
(I.I. P): PPR GL J 2.
PETROTECH, 1995 - Interp ret aci ón Sísmica del Area ubi cada entre Lago Agrio y Culebra:
Informe Técnico Petroproducci ón No. PPR-GF-242, Qu ito.
PETROPRODUCCIÓN: PRINCIPALES CAMPOS PETROLEROS 295
RIVADENEfRA M., 1994 - Los Reservorios Calcáreos de la Cuenca Oriente Ecuatoriana. V
Congreso Brasileiro de Petroleo e Conexpo Arpel 94, 12 pp. Rio de Janeiro.
RIVADENEIRA M.. DAVILA C. & TORO 1. 1995 - La Arenisca "M1" en la Cuenca Oliente
Ecuatoriana. I Congreso Petróleo y Medio Ambiente. Quito, nov. 95, 15 p., 9 figs.
SHANMUGAN G., POFFENBERGER M. & TORO J., 1998 - Tide-Dominated Estuarine
Facies in the Hollin and Napo ('T' and "U") Formations (Cretaceous), Sacha Field,
Oriente Basin Ecuador. AAPG Annual Convention Abstract Salt Lake City, Utah, May,
17-28.
SOUZA CRUZ C; 1988 - Cretaceous Sedimentary Facies and Depositional Enviroments,
Oriente Basin Ecuador. III Congreso Andino de la Industria del Petróleo.
SSI (SCIENTIFIC SOFTWARE INTERCOMP), 199f - Shushufindi-Aguarico. Estuclio de
Yacimientos. Volumen I (dedos). Informe no Publicado, Preparado para Petroproducción.
SSI (SCIENTIFICSOFTWAREINTERCOMP), 1994a - Estudio de Simulación Matemática de
los Yacimientos en el Campo Parahuacu. Informe no Publicado, preparado para
Petroproducci ón.
SSI (SCIENTIFICSOFTWARE INTERCOMP), 1994b- Estudiode Simulación Matemática de
los Yacimientos en el Campo Atacapi. Infor me no Publicado, Preparado para
Petroproducción.
SSI (SCIENTIFICSOFTWARE INTERCOMP). 1996- Reservoir Simulation Study Libertador
Field. Ecuador. Informe no publicado, preparado para Petroproducción.
TEXEIRA W., TASSINARI U.. CORANI G. & KAWASHITA K.. 1989 - A Review of the
Geochronologyof theAmazonianCraton:Tectonic Implications. Precambrian Research,
v. 42: 213-227.
WHITE H., SKOPEC R. & RAMÍREZ F. 1995 - Reservoir Characterization of the Hollin and
Napo Forrnations Western Oriente Basin, Ecuador. AA PC Memo ir 62. Petroleum Basi ns
al Soutlz Amerlca: 573-596.
WHITE H. & BARRAGÁNR. 1997- Reservoir Characterizationof the Napo FormationOriente
Basin, Ecuador. Napo "T" Sandstone Facies. Informe no publicado de Oryx.

lA eUENeA ORIENTE: GEOLOGIA y PETROLEO

LA CUENCA ORIENTE: GEOLOGIA y PETROLEO

PATRICE BABY, M ARCO RI VADENEIRA, ROBERTO B ARRAG ÁN

Editores Científicos

IFEA

lnstitut de recherche POUf le dévéloppemcnl

PETROECUADOR

Con el ausp icio de SIPEC Ecu ador y PETROBRAS Ecu ado r

Box: 17.: 1.org .ec T~ I : iciemb rc.pe Dirección URL: http://www . cañ ón del Río Quijos (Foto: P. Baby ). Cuidado de la ed ic ió n: An ne-Marie Brou gere . : (593-2) 250 3 944 .: (5 1 1) 447 60 70 ' OlT cas illa 18-121 7 Fax : (5 1 1) 445 76 50 o electrón ico: postmas ter@ifea.ifea net.petroec uador.co rn.Este libro corresponde al tomo 144 de la colecci ón "T r a va ux de 'Ins titu t F r un ca ís d 'É tudes Andin es" (ISS N 07 68-424 X) 1" edición. cañ ón del Río Quij o:"> (Fo t» : P.org © Instit ut de Recherche pour le D éveloppement (l RD ) Represen tación en Ec uador Whymp ' 1' 44 2 Y Co ruña Aparta do 1 7. Foro contraportada: Ca scada San Rafa el.Perú T elé f. pr inci pa l re ser vorio de la Cuenc a Oriente. Bab y ).O . (59 3-2 ) 256 3060 Cur átu la : Foto portada: Areni scas de la Fo rmación Ho llí n.11-5007 .Ecuador P. oc tubre de 2004 IS BN 9978 -43-859-9 © lFEA Institu to Francés de Estudios Andi nos Av . 17. Arequipa 4595 Lima 18 .1 2-~S7 Quito . 6 de Q uito .Ecu ador 1'<.11-5008 Fax : (593-2 ) 503 57 1 ww w . 504 856 Fax : (59 3-2) 5 )4 020 e-rnuil: irdquito rsi cc net.ec (0 PET RO ECUA DOR Alpallan a Etl-86 y Av.

Patric e R ODAS B ABY. 69 Patrice B ABY DIN ÁMIC A DE LA C UENCA DE A NT E. Marc o RI VADENEI RA. ECUADOR: EVIDENC IAS GEOQUÍMICAS . Marc o RIVADENEIRA. Patric e B ABY. INDICE PRÓLOGO René Maro cc o 9 11 AGRADECIMI ENT O S I NTRODU CCI Ó N 13 Patric e B AB Y. 45 CHRISTOPHOUL. José David B URGOS. Frederic CHRISTOPHOUL.. Fred éric CHRISTOPHOUL E STRATIGR AFÍ A SEC UENC IAL DEL CRETACIO DE LA CUENCA ORIENTE DEL ECUADOR R oberto BARRAGÁN. Jean-Claude S everine BÉs DE B ERe. Marc o R¡VADENEIRA . Celso DÁVILA . Fr éd éric Howard WHITE.PAÍS ORIENTA L DES DE EL PALEÓGE NO 93 Patrice B ABY. estructura y evolución geodinámica de la Cuenca Oriente EL PRE-APTE NSE EN LA CUE NCA OR IE NTE ECUATORI AN A 23 Marlon DíAZ. Marc o RI VADENEIRA. S OULA. R ob erto B ARRAGÁN Capítulo 1: Estratigrafía. J o s é M AGMATI SM O A LC ALI NO INTR A-PL ACA EN LA CU EN C A CRETÁClCA ORIENTE. GEOCRONOLÓ GIC AS y TECTÓNICAS R oberto B ARRAGÁN. F élix R AilI/ÍREZ. Mi chel ROSERO.

Philippe ROCHAT HIDROCLIMATOLOG ÍA DEL ORIENTE E HIDROS EDIMENTOLOG ÍA DE LA CUENCA DEL NAPO 131 Alain L AR AQUE. Rodrigo POMB OS A L A SUPERFICIE MERA-UP ANO: MARCADOR GEOMORFOLÓGICO DE LA INCI SIÓN FLU VIATIL y DEL LEV ANT AMIENTO TECT ÓNICO DE LA ZONA SUBANDINA 153 Séverin e B Es DE B ER c. MODELO S GEODIN ÁMICO S PRELIMINARES 183 Roberto BARRAGAN. Patrice BAB Y Jaim e ROSERo. VEGA EL ENJAMBRE S ÍS MICO DE MACAS (CORDILLERA CUTUCÚ ) DE Jean-Claude SOULA. Francis BONDoux. Patrice BABY. Marco RlvADENEIRA EVOL UClÓN MAGMÁTICA ACTUAL DE LA ZONA SUBANDINA: VOLCANE S EL REV ENTADOR y S UMACO. SOURIS . Cath erin e DORBATH. Mare .CUANTIFI CACIÓN DE LAS EROS IONES TERCIARIA S Y PLIOCUATERNARIAS EN LA PARTE SUR DE LA CUENCA ORIENTE 115 losé David BURGos. Jean-Claude SOULA. Patrice BABY. Patrice BABY . Patrice B ABY Capítulo 2: Historia de la exploración y principales campos petroleros de la petroproducción BREVE RESEÑA HISTÓRICA DE LA EXPLOTACI ÓN PETROLERA DE LA CUEN CA ORIENTE 205 GENERALE S DE LOS Marc o RlvADENEIRA CARACTERÍ STICA S GEOLÓGICAS PRIN CIPALES CAMPOS PETROLEROS DE PETROPR ODUCCIÓN 229 Marco Rl vADENEIRA. lorg e 169 Denis LEGRAND. Séverin e BES DE BERc. l ean Loup G UYOT. Frédéric CHRISTOPHOUL. Frédéric CHRISTOPHOUL.

Este doble interés hizo que la co la boración Petroproducció n-IRD sea un éxito co m pleto y pueda ser tom ad a co mo ejem plo de lo qu e se de be hace r. ca pac itación ci entíf ica y técni ca de profesion ales ecu ato rianos. In vesti gación fundamental de alto nivel . ofrece r nuevos cri terios cie ntíficos para su prospecci ón .país cuyo interés es a la vez cie n tífic o (s u evo lución reg istró los fenóm en os qu e co nd uj erón a la gén esis de la Cordillera de los Andes) y eco nóm ico (la Cuenca Ori ente contiene imp ortant es yac im ientos de hid rocar bu ros). Es ta fructífer a colabor ación se inició a com ienzo de los años 90 y. m agmatol ogí a . h id rologí a. por ende. geo morfo log ía. m uy rápi dam ente . rea liza da s po r un eq ui po de investigadores ec ua to ria nos y fran ceses. se fundame ntaro n en cam pañas de campo y en la interpretación (o la re interpretación) de do cumentos de sub su elo puestos a la di sposición de l pro yect o por Pet rop rodu cc ión.PRÓLOGO El libro qu e Pe tro pro ducción y e l IRD me hacen e l hon or de prese ntar y c uyo título es " La Cue nca Ori ente : Geol og ía y Pet róleo". geol og ía est r uctural . Las invest igaci on es teóri cas. Es ta obra es tam bién e l test igo de qu e parale la me nte a las ac tivida des de inves tigación se realizó una impo rtante ac tiv ida d de capaci tac ió n de jóvenes profes iona les ecuato rianos qu e pa rticiparon activam ente en las investi gacione s. Los re sultado s cie ntífico s o bte nido s y los mod el os teó ricos de evoluc ió n del fre nte or iental andino presentado s permiten entende r mej or la gé nes is y la evo lución de los hid rocarburos de la Cu enca Oriente y. s ismo log ía. nuevos criterios de prospecci ón de lo s rec urs os ha n sido los . e tc. las dos par tes decid ie ron focali zar sus esfue rzo s so bre la c uenca de ante. La prese nte o bra m uestra la d ivers ida d de las di sciplin as que lab o raron co nj unta me nte : es tr atig ra fía. representa un a sí ntesi s de las numerosas invest igaciones pluridiscip linarias qu e re ali zaron las dos entidades en es trecha cola bo rac ió n científica y téc nica.

La obra «Geolog ía y Petr óleo de la Cuenca Oriente » refleja bien la ca lida d del trabajo real izado.10 Ren é MAROCCO tres prin cipale s aspec tos de la co laboración e ntre el IRO y Petroproducción . Ren é M arocco Ex representante delIRO en el Ecu ado r. septie mbre de 2004 . No puedo co ncluir sin felicitar y agardecer a mis col egas y ami gos. Fozieres. Marco Riv aden eira. Roberto Barragán y Patri ce Baby por es te libro y por todo el trabajo reali zad o en e l marco del co nve nio Pet roproducción-IRO.

Francis Kahn (ex-Representante de lRD en Ecu ador) y lean Vacher (ex-Director del ¡FEA). que es la empres a en donde se desarrollaron muchos de los estudios aquí publicados. Los estudiante s ecu atorianos y franc ese s que realizaron sus tesis en el mar co del Convenio lRD-PETROPRODUCClON. Carlitos Pérez (o comando Pérez). y que formaron la "espina dors al" del proyecto . auspiciadores. SlPEC y PETROBRAS . por su trabajo de di agr amación. que apo yaron desde el principio la idea de hacer este libro . derivado del conocimiento de los ca mpos petrolíferos y de la Cuenca Oriente en general . siempre en busca de nuevos aflo ramie ntos en los ríos y en la se lva del Oriente ecuatori ano . PETROPRODUCCION. editores del libro . entre ellas: PETROECUADOR. nuestro guía inolvidable. Este libro est á dedicado a la memoria de Edwin León y Michel Monzier . Anne -M arie Brou gere del ¡FEA. lFEA e lRD . por sus val ioso aporte . Los geólogos y geofísicos de PETROPRODUCCION .AGRADECIMIENTOS Deseamos expresar nue stro agradecimiento a las instituciones y personas que hicieron posible la realización de estas inve stigaciones y de este libro.

.

Ho usron . ac um u la do s e n c ie n ca mpos .ec )jo G: . Bo x. Ec uad o r Di recció n ac tua l: IRD Perú.INTRODUCCIÓN Pat rice BABY 11. R ober to BARRAGÁ N ¡JI La C ue nca O rien te ec uator iana represe nta un a de las c ue ncas suba ndinas m ás co mpleja s y m ás atrac tivas tanto des de el pun to de vi sta c ie ntíf ico co mo eco nómico . Rep ública 396. Fo rum 300. " ' Ke rr McGee O il and Gas Co rpora rion. A. La misma posee a lre dedor de 30 m iJ m illon es de ba rrile s de pe tró leo e n s itio . 857 . USA. 16666 Nort hCh ase . 3 1400 T oulo use . afín de prec isar s u m ar co es tr uc tu ra l y s u ev oluc ión ge odin ámi ca. Un a pa r te de los res u ltados prese ntados ha s ido ya publi cada y a probada por la co m unidad c ie ntífica intern acion al.Ba by@ ird .fr) ' ~ I Con ve nio PETR O P RODUCC IÓN -IRD . La a lta den s id ad de in for mación de s ubs ue lo de la C uen c a O r iente .ec). Edi f. Ecuador (rha rragan C sipec. BOX 2040 So ciedad Inte rnacion al Petrolera S. qu e a unq ue no es e xha us tivo . P.c o m.21. 17 12 (mrivade ne ira 0'pelroe cuador. prop one una s íntes is de los resu ltados geo lóg icos o bte n ido s a partir de vario s a rt íc ulo s esc ritos so bre Ja te máti ca de la C uenc a O rie nte . Qu ito. I RD/CNRSIUPS .c o m.Pe rú (Palrice . por la m ayo ría de Jos pa rtici pantes del co nve nio IRD -P ETR OPROD UC C IÓN . Es te lib ro. Casilla 18-1 209. Houston. Marco RI VADENEIR A 121. 111LMT G . 38 rue des 36 po nts. co noc im ie ntos indi spen sabl es p a ra g uia r las estra teg ias de exp lo ración y de p rodu cci ón de hid roca rbu ro s.O . O . P. Av. y del co nve nio JRD -JNAMHI. han pe rmitido desarro lla r en e l marco del convenio JRD P ETROPRODU C CI ÓN varios es tudios. Frunce . Texas 77 002 . as í co mo la pr esen c ia de aflo ram ie ntos re la ti vame nte b ue nos e n su m argen occi den ta l. Q uito . 8 vo piso. Li ma 18 . Te xas 77060 [D irec ció n ac tual: Amerada Hess Co rpo rati o n.

Estas fallas. Bourdon el al. luego de la depositación de la caliza A.14 Patrice BABY. y limitan tres corredores estructuralespetrolíferos (fig. 2. Marco RIVADENEIRA. La Cuenca Oriente se desarrolla co mo resultado de esfuerzos transpresivos presentes a partir del Cretácico Ter minal. y de la Cordillera del Cutucú. 2003). 4) . La subducción de la Dorsal de Carnegie ha generado en la última década bastante polémica (Gutscher el al. . SITUA TIÓN.2) se caracteriza por relieves relativamente importantes en relación con otras cuencas de ante-país andinas. al NO. y su influencia sobre las diferentes unidades morf o-tect ónicas de los Andes ecuatorianos está todavía en discusión. desemboca el mega-cono aluvial del Pastaza que se desarrolla actualmente hacia la cuenca Marañón del Perú. 1). presentes a partir de l Turon iano. Roberto BARRAGÁN 1. 3) con características propias como son: e l Sistema Subandino (P lay occidental). . Guillier el al. Se ubica en una zona estructuralm ente muy compleja. LA CONTRIBUCIÓN DEL LIBRO 2. Algunos resultados presentados en este libro a continuación dan una idea del significado geodin árn ico de este elemento morfológico mayor. por lo tanto. La geodinámica de los Andes centrales y septentrionales está directamente ligada a la subducción de la placa oceánica Nazca por debajo del continente sudamericano. Con la inversión tectónica comienza su desarrollo la totalidad de estructuras petrolíferas de la cuenca (ver fig. Esta posición particular hace que esta región está sometida a cambios de esfuerzos importantes y. Asimismo. los que provocan la emersión de la Cordillera Real y la formac ión de la cuenca de ante-pa ís de transarco propiamente dicha .. Este cono está considerado como uno de los abanicos aluviales continentales más grandes del mundo (Rasanen el al. y el Sistema CapirónTiputini (P lay oriental). 200 1. puede ser responsable de la fuerte actividad sísmica y volcánica que la caracteriza. la Cuenca Oriente es tá en una posición de cuenca de ante-país de transarco de los Andes ecuatorian os. La morfología de laCuencaOriente (fig. la estructura de la placa Nazca está caracterizada por la presencia de la Dorsal asísrnica de Carnegie.ju sto al n011e de la chamelaent re losAndes centrales y los Andes septentrionales (fig. Su deformación y la estructurac ión de sus campos petrolíferos resultan de la inversión tectónica de antiguas fallas normales ligadas a un sistema de rift de edad triásico y/o j urásico inferior. el análisis detallado de las estructuras petrolíferas y no petrolíferas ha permitido identificar tres etapas de inversión tectónica.. 1999. El capítulo I La columna litoestratigráfica de la figura 4 resume la estratigrafía y los eventos geodinámicos más importantes que controlaron el desarrol lo de la Cuenca Oriente y de . actualmente inversas y de fuerte buzamiento. 1. que registra claramente la historia reciente de la Cuenca Or iente. están orientadas principalmente N-S o NNE-SSO . al SO. 1992). Entre los relieves subandinos del Levantamiento Napo. Al frente de la costa ecuatoriana. que se encuentra al momento en proceso de subducciónpor debajo de los Andes ecuatorianos. el Corredo r Sacha-Shushufindi (Play central). MORFOLOGÍA Y DEFORMACIÓN DE LA CUENCA ORIENTE Al presente.

Ma pa de ub icación de la Cuenca Oriente en los Andes centra les y sep te ntr ionales (datos SRTM. resoluci ón 90 m). .INT RODUCCIÓN 15 o 300 600 Kilornétres Fig. I .

16 Patrice BABY. ( . . / . reso lución 90 m) y ubica ci ón de las principa les estructuras petrolíferas. Marco RIVADENE IRA. 2 .Lv / I I COLOMBIA (Putumayo) l .Ma pa morfo-estr uctura l de la Cuenca Oriente (datos SRTM . Roberto BARRAG. / .. . / / I / I 1 / / • / ) • / '~ t• / O / 50 100 Kilornetres / / PERU (Marañan) I Fig. . .

[NTRODUCCIÓN
77'
76'

17

? COLOMBIA ?
o'

I

\

l<N~~
~

:<..

~~

o
1 )

f

(/e'
/

/

?

1 /,

, .',
I

?

Ir

Yc=J CORDILLERA REAL c=J PLAY OCCIPENTALNO . SISTEMA SUBANDI
../

11,

CORDILLERA CUTUCU
\

c=J CORREDOR SACHASHUSHUFINDI O PLAY ORIENTAL • SIS TEMA
VOLCANOS

PLAY CENTRAL

\

'1'
I \ I

--

»>

--- PERU
I

O

km 50

100

~

CAPIRON-TIPUTlNI
ESTRUCTURAS

PEmOLl ERAS

SISTEMA SUBANDINO (Levantamiento Napa) oso .

I
I I I

CORREDOR SACHASHUSHUFINDI

SISTEMA CAPIRON -TIPUTINI

''' '' ' ''''H" f
",r OGl " ¡O
CRflACICO
p "' L l:OCEr~ O

¡UHAStCC SUP
T ~ ' A SIC O

CREJACIC:O BASAL
J II ~ ASl C O

PAlfQZ

:.up leo

INf

(i¡Io,SAU EJ'i o t

Fig. 3 - Ma pa y sección estru ctu ra l de la Cuenca Oriente con sus tre s corredores estr uctura les-pe tr olíferos.

IR

Po/rice BABY, Marco R1VADENE1RA, Roberto BARRAC/\JV

MAGMATISMO CURVA EUSTATlCA

fORMACIONES CRONOESTRATlGRAflA L1TOLOGIA PALEOAMBIENTE

IH.aq.t :d , a l 7, r. eall br..da por Gr. dw.. ln 9t a l., t 199<1 '1 a. ,g'lll'. n
fl a l.,
~

oc (') ~ ffi o z '"1 u j ~ ',
gj
« >
ti:

ur

6
(j)

o

o ~

EVENTO

TECTONICO

100 Om

o ti:

w w

(/)

W

o

M RA-AlESA CHAMBIRA

10

MIOCEN O

CURARA Y ARA JUNO

20
CHALCANA

30

o
Z
O

OLIGOCENO

~
~

-=== ==== ORTEGUAZA -=-=-=- m fino somero
====~==
~:;;::;;::;::;:o;r==:""-j-¡------j
TlYUYACU INF . contmental TENA SUP o cont inenta l TIYUYACUSUP. cont men/a/

Reeiusto tscsssuco
Cuen "Foresi ooe" "Fo resag "

40
TQb~

=

460 t OA

50
¡,l OA' J9 Ar

~

EOCENO

n
INVERS/ON
rT~~NSPRE .SION

60

PALEOCEN O

70

• TENAiÑ • F:
contin ental

manno somero
M1NA PO SUP.

_"(e[1'l. ~ a.!lal _ •
ma rino somero

INVERS/ON TRAN SPRESION

-=;=~=;

9

• - HOLLlN merino somero

coauoente!

votcenoctestico
pla nicie co stera

SANTIAGO

a
ma rino som ero

Fig. 4 - Columna tectóno-estratigráfica y eventos geod iná micos qu e control aron el desarrollo de la Cuenca Oriente y de sus sistemas petrolíferos.

INTRODUCCIÓN

19

sus sistemas petrol íferos. Esos eventos geodinámicos están presentados y discutid os en los diferentes artícul os de este ca pítulo. Las formaciones sedimentarias del Pre-Aptense están analizadas por D íaz el al. Este trabajo describe las carac terísticas estructur ales, estratigráficas y sísmicas de las unidades pre-cretácicas a partir de la elabor ación de column as litológicas de pozos, y de la interpretación de secciones sísm icas. Uno de los intereses de este artíc ulo fue él de estudiar con más detalle la Formación Santiago, que es una potencial y excelente roca madre y además pudo haber generado gran ca ntidad del petróleo de la Cuenca Oriente. La sección cretácica de la Cuenca Oriente está constituida por las forma ciones Hollín , Napo y Tena Basal. Sus miemb ros elásticos reflejan drás ticos cambios paleogeográficos, variaciones laterales de facies y fluctuaciones de la línea de cos ta de hasta 200 km dentro de la plataforma marin a some ra Oriente. Barragán el al. diferencian al menos cinco secuencias depositacionales, en un marc o de estratigrafía secuencial de segund o orden en la escala de Haq el al. (1987), Yasociadas a las variaciones eustáticas globales del nivel del mar. Además, dicho art ículo nos muestran có mo el inicio de la co mpresió n andina ejerció un control fundamental en la sedi mentación ye n el espac io dispon ible para la acomodaci ón de los sedimentos a parti r del Turoni ano (90 Ma). Varios cuerp os ígneos básicos alcalinos han sido identificados en esta misma sección sedimentaria cretácica. Barrag án & Baby nos presentan las características geoquímicas , geoc rono lógicas y tectónicas de este magmatismo cre tácico único, y tratan de darle una explicación enmarcada dentr o de un modelo geodin ámico region al. A partir del Tur oniano, la Cuenca Oriente ya se ubica en una posición de cuenca de ante-país de transarco. Su funcionamiento durante el Cenozoico y el Cuaternar io es complejo y controlado por el creci miento de los Andes. A través de un análisis sedimentológico detallado del relleno paleógeno y neógeno de la Cuenca Oriente , Christophoul el al. describen en términos de relaciones tectónica- sed imentación su dinámic a sedimentaria y proponen un model o de evo lución para el Cenozoico. Para completar el análisis de la dinámica sedimentaria cenozoica de la Cuenca Orient e, Burgos el al. cuantifican los procesos de erosión desde el Eoceno hasta el Cuaternario en la parte sur de la cuenca, dond e a partir de buenos indicad ores térmic os y marcadores de enterramiento sedi mentario, tales como la reflectancia de vitrinita y trazas de fisión de apatitas, nos muestran cómo estas tasas de erosión pueden reflejar la historia del crecimiento de los Andes ecuatorianos. Los valores más fuertes de tasas de erosión en la Cuenca Orient e se encuentran alfinaldel Neógeno y en el Cuaternario. Estas fuertes tasas de erosión están corroboradas por los resultados de Laraque el al.. los mismos que nos presentan el estado de conocimiento actual de la hidroc limatología y de la hidrosedimentología de la cuen ca. Los procesos de erosión recientes y actuales se reflej an también en la morfología de la zona subandina de la Cuenca Oriente, que se carac teriza por la presencia de terrazas aluviales espectaculares y la formación de grandes deslizamientos. Gracias a un estud io morfo-estrucrural de la zona subandina, Bes de Berc el al. ponen en evid encia y anali zan un marcador morfoló gico de escal a regional, que cubre los depósitos aluviales reciente s desde la Depresión Pastaza hasta el valle del Upano ("S uperficie Mera-Upano") .

20

Patrice BABY, Marco RIVADENEIRA, Roberto BARRA.GÁN

Utilizando esta superficie corno marcador de la incisión f1u viátil y del levantamiento tectónico actual de la zona subandina, las tasas de incisión y de levantam iento tectónico obtenid as son del orden del centímetro, lo que es excepcional e implica una importante acti vidad sísmic a. Esta alta acti vidad sísmica existe. Legrand el al. nos presentan un experimento (1999-2000) realizado en el marco del convenio IRD-Petroproducción , cerca de la ciudad de Macas, para estudiar el enjambre sísmico de la Cordillera de Cutucú. Las ubicaciones de los terremotos registrad os fueron compa radas y correla cionadas con las estructuras geológicas. Los resuItados muestran que estos terremot os pueden ser interpretados co rno la consecuencia de la inversión tectónica actual del Corredor SachaShushufindi, que emerge en la Cordillera de Cutucú. Finalmente, Barragán & Baby presentan las características geoq uímicas de los dos volcanes holocénicos activos en la Cuenca Oriente (El Reventador y Surnaco), que constituyen marcadores importantes de su última evolución geodinámica y proponen un modelo volcanogénico regional para entender su evolución
2. 2. El capítulo 11

Este capítulo permite tener una idea de las características geo lógicas de los campos petroleros de Petroproducción, de la riqueza de la Cuenc a Oriente y de la historia de su exploración. Después de una breve, pero sumamente interesante reseña histórica de la exploración petrolera de la Cuenca Oriente presentada por M. RivacJeneira, Rivadene ira & Baby exponen las características geo lógicas de los veinte ca mpos más importantes de Petroproducción. Se define la edad de cada uno, las características de sus crudos, un esbozo del sistema deposicional de sus principales reservorios, y seccion es sísmicas ilustrando sus características estructura les principales.

Referencias citadas
BOURDON E.. EISSEN J.-P., GUTSCHER M.-A., MONZIER M., HALL M. L. & COTT EN J., 2003 - Magmatic response ro early aseisrnic ridge subduction: the Ecuadorian margin case (South Am érica). Earth and Plan etary Sci en ce Letters, 205: 123- 138. GUILUER B , CHATELAIN S-L. , JAILLARD É., YEPES H., POUPIN ET G., FELS S-E. 2001 - Seismological evide nce on the geometry of the orogenic systern in centr alnorthern Ecuador (South Am érica). Geophvsical Research Le tt ers , 28, 19: 3749-3752. GUTSCHER M., MALAVIEILLE S.. LALLEMAND S. & COLLOT J., 1999 - Tectonic segrnentation of the North Andean margin: irnpact of the Ca rnegie Ridge collision. Earth Plane t Sci. u«. 168: 255-270. HAQ B.U., HARDENB OL S & VAIL P.R.. 1987 - Chron ology 0 [' sea levels since the Trias sic. Science . 235: 11 56-1 J 67. RASANEN M., NELLER R., SA LO J. & JUNGNER , H., 1992 - Recent and ancient fluvial deposition sysrerns in the Arnazonian foreland basin, Peru . Ceo /. Mag ., 129: 293-306.

CAPÍTULO

1

ESTRATIGRAFÍA, ESTRUCTURA Y EVOLUCIÓN GEODINÁMICA DE LA CUENCA ORIENTE

Calizos y lutltas da la Fm. Napa (Foto : P. Baby)

.

Box: 17-15-0095-C. Santiago es una buena roca generadora. 31400 Toulouse.com). La elaboración de columnas Jitológicas de pozos tales como: Sacha Profundo. P. Se estableció el desarrollo de dos sub-cuencas de "back-arc" durante eJ Jurásico Medio a Cretácico Temprano con estilos tectónicos diferentes. Casilla Postal 17-10-7019. Casilla 18-1209. La segunda. pre-Aptense. estratigráficas y sísmicas de las unidades pre-Aptense en la Cuenca Oriente. Tambococha (Jurásico MedioCretácico Temprano) al este de la cuenca. Palabras claves: Cuenca Oriente. 1"OCClDENTAL.O. etc. Ecuador (marlon diaz@oxy.J. Quito. Fredéric C/-/RISTOPHOUL 12) Resumen El presente trabajo describe las características estructurales. .Perú (Patrice. 17 12 857. 131 Convenio PETROPRODUCCION-IRD. y la interpretación de secciones sísmicas permitieron redefinir las formaciones pre-Aptenses en el centro Norte y Este de la cuenca. Lima 18 . Box. El sistema petrolífero pre-Aptense de la Cuenca Oriente es pobremente conocido. Ecuador. 12ILMTG. El análisis tectono-sedimentario permitió caracterizar el contexto geodinámico de la Cuenca Oriente pre-Aptense. back-arc. Patrice BABY 12.com . 38 Rue des 36 ponts.ec). Ecuador (mri vadene ira 0' petroecuador. con juegos de fallas normales de tipo lístrico conectadas sobre un nivel de despegue horizontal ubicado en el basamento. controlada por fallas normales de gran profundidad y asociadas con un sistema de "Rift" previamente desarrollado durante eJ Triásico y Jurásico inferior. l'IpETROPRODUCCIÓN. La primera conocida como Corredor Sacha-Shushufindi. conocida como Sistema Capirón-Tiputini. pero su variación y desarrollo lateral de facies en la cuenca no han sido aún definidos. Una nueva formación fue definida en este estudio como Fm. Ecuador.IRD/CNR5IUP5. Quito. roca madre. La Fm. r) Marco RIVADENEIRA 141..Baby@ird. O.EL PRE-APTENSE EN LA CUENCA ORIENTE ECUATORIANA Marlon DíAZ (1). Quito. rift.fr)]. France [" Dirección actual: lRD Perú. P. Tarnbococha.

El pre-Aptense está integrado por un grupo de formaciones cuyas edades valían entre el Paleozoico y Mesozoico y que reposan directamente sobre un basamento preCámbrico asociado al Escudo Guayanés. Baby el al. 1995. El Dominio Central o Corredor Sacha-Shushufindi abarca loscampos petrolíferos más importantes de la Cuenca Oriente (Sacha. 1999). que fue el pozo que mayor información del pre-Aptense ha brindado hasta la fecha en la Cuenca Oriente. El Dominio Occidental o Sistema Subandino presenta de Norte a Sur 3 zonas modo-estructurales: el Levantamiento Napo que corresponde a un inmenso domo alargado en orientación NNE-SSO. que se verticalizan en profundidad y pueden evolucionar a estructuras en tlor hacia la superficie (Baby el al. de NS a NNO-SSE. se conoce de estas formaciones únicamente a través de datos de pozos y sísmica de reflexión. Patrice BABY... Pumbuiza y Macuma). Marco RIVADENEIRA . la Cordillera de Cutucú. 1999). estructurada por fallas lístricas que se conectan sobre un nivel de despegue horizontal (Balkwi!l el al. 1999). la cual se caracteriza por un cambio de orientación de las estructuras. El Paleozoico y Triásico afloran solo en la parte Sur (Cordillera de Cutucú) de este sistema. y la aparición de formaciones triásicas y jurásicas (Fms. Santiago y Chapiza) y en menor proporción paleozoicas (Fms.24 Marlon DÍAZ. Se tuvo en cuenta el potencial hidrocarburífero que pudo haber generado esta sección. presentes a lo largo de toda la cuenca. actualmente invertida. Frédéric CHR1STOPHOUL INTRODUCCIÓN El presente trabajo fue realizado en el marco del Convenio Petroproducción-IRD (ex-ORSTOM) como un aporte al conocimiento general de las formaciones geológicas y de la geodinámica del pre-Aptense (mejor conocido como "pre-Cretácico") de la Cuenca Oriente. donde fueron establecidas las características sismo-estratigráficas de la secuencia pre-Aptense. sobre todo el Jurásico. la Depresión Pastaza donde las fallas se vuelven más cabalgantes al contacto Zona Subandina-Cordillera Oriental. (1999) este cordillera parece corresponder a la continuación suroeste del Corredor Central Sacha-Shushufindi. . Este estudio fue realizado principalmente para el centro de la cuenca. mediante la interpretación de secciones sísmicas y datos de pozos tales como el Sacha Profundo-l.. 1. Según Baby et al. Está deformado por mega-fallas en transpresion. Estas formaciones constituyen las primeras fases de evolución tectono-sedimentaria de la cuenca. El Dominio Oriental o Sistema Capirán-Tiputini corresponde a una cuenca extensiva. Libertador). afloran únicamente en el Sistema Subandino. el mismo que podría estar entrampado en estructuras pre-Aptenses y posteriores.l). limitado al Este y al Oeste por fallas transpresi vas. GEOLOGÍA REGIONAL 1.. Marco estructural Estudios realizados por el Convenio Petroproducción-IRD ponen en evidencia tres dominios tectónicos en [a Cuenca Oriente (fig. Shushufindi. Este nuevo modelo estructural presenta sus propias características geométricas y cinemáticas relacionadas a una herencia pre-cretácica propia (Baby el al. orientadas NNE-SSO. En el centro de la cuenca. 1.

El Ciclo Pumbuiza (Silúrico ?-Devónico) está representado por la Forma ción Pumbuiza (Goldschrnid.... 2. 1. relaciona das con e l esc udo Guay ano-Brasile ño. 1 /1 ? / / . elcual está constituido por rocas ígneas (granito) y metamórficas../ " • VOLCANOS O .-. Estas rocas han sufrido fuertes .'. A CUENCA ORIENTE ECUATORIANA 76° 25 ? COLOMBIA ? 0° ..-. I \ ')' I -~ -~ . 1 ./ / j' Y O O CO RDILLERA REAL SISTEMA SUBANDINO 11..l SISTEMA L-. 194 1).EL PRE-A PTEN5E EN l.. Estas descansan sobre un substrato preC árnbri co.. co mpuesta de pizarras grises a negras y areniscas cuarcí ticas de am biente marino de plataforma.--.----::~.-PERU ... r ./ . 2) co mprende 4 ciclos tectonosedimentarios que agrupan 7 formaciones. .... km 50 100 ~ ESTRUCTURAS PETROLl FERAS ESTRUCTURAS NO PETRO Ll FERAS O NO EXPLORADAS Fig. \ I '0 <t ~'v~ ~ I ~ ~~ O lj I ? 1" ..Mapa tect ónico de la Cuenca Oriente (mod ificado de Bab y el al.l CORREDOR SACHAL-...J SHUSHUFINDI r ..J CAPIRON-TIPUTINI CORDILLERA CUTUCU . 1999). C icl os te ctono-sedim entarios pre-Apten se El pre-Ap tense de la Cuenca Oriente (fig.

.' o o ~ r-. Marco RIVAD ENEIRA.... . Po/rice BABY. I 1 - " 11 rtJ 1..nl8l 200 '0 TARDIO ~fJI O:~ ~ _ ." " .. 2 ? .co • = COIIIPRES/OH .. . i :..19 o UA $ICO ~ ~onrin. o ü o o ~ . ~ ~ I t-> -'' ' ':1 "'Af.- I~" : .JnOIt'lfl'3i1 ) o f)(TfNSJOH PRfOOUA NO 20 \" UOLOVTA NO Fi g..-. : : . "".ro TEMPRAN O 00 10 V -=- (mot... 2 ..1 SILfS IANQ MACUMA o w " ~ z o ~ 1-_-_1----- 50"'"'" "'. MfDIO TEMPRANO 50 TAROtQ 60 70 w • " TEMPRANO u o 80 29 o ca ro 2C J. · u m" nnorome. (> CHAPIZA - 'Dr ~ · ..... .26 Marlon DÍAZ. u o . 1 - SANTIAGO o 23o 40 · " e. Fr éd é CHRISTOPfl OUL ric CHRONO '" EST RATl GRAF IA LITO lOG IA FORM ACIO NES PALE OAMB IENT E . .. MAGMA Tl5M Q > < o o ~ ~ 3 v. · · " & ~ . 1999). > o ~ EVE NTO TEcrONICO i 1 - • ~ • o E o .... . ....~ l~ ex I " " I--'="=-.Columna tectono-estratigáflca de la Cu enca Oriente (modificado de Baby el al. rARQIHER COIIIPRES/OH VMeA u « " OlNAN nA NO 4C eo ~o TAROIO V V PUMB UIZA EOHfl'{...Y ICJlJ 70 u o z o > o MEDIO 80 90 · ..M " r :lO - 16 a 17o · o " u o DOGGER ~~ E ~> ~ -===.1 - 1 ..

Sacha de ambie nte co ntinental (Rivadeneira & Sánchez. que form an parte del potente arco magm ático que corre desde el norte de Perú hasta el norte de Colomb ia (Ro meuf el al. que represent a al basamento gra nítico y/o metamórfi co. aflora únicamente en la Cordillera de Cutu cú. 1995). lo cual indica condicio nes tectónicas relativamente estables . 1941 . 2. y que esta ría asoc iada a la acti vidad tectónica Jur ásica como parte efusi va de la intru sión de los batolit os de Abitagu a. Comprende potentes estr atos de ca lizas biocl ásticas y dolomit as. Esta últim a fue definida como Miembro Yaupi (Ja illard. Macuma. Este ciclo es sin-tectónico y registra la ape rtura de un "Rift" (Christophoul. ev ide nciada por un volcanismo toleítico continental (Romeuf el al. y por consiguiente el fin del " ri ft ing" . Sistema Subandino En este domin io se definen únicam ente dos facies sísmicas (fig. Egue z & Aspde n. no se observan deformaciones sin -sedimentarias. 1. 1997). 2. Goldschmid. 1997). 1989). Esta disc ordancia angular y la reducida aco modac ión de la sedime ntac ión re fleja n un levantami ento y e mersión de la zona estudi ada. 1993). El Ciclo Santiago/Sacha (Triásico Supo-Jurásico Inf. repre sent ado por la Formación Macuma (Doz y & Baggela ar. (Romeuf el al. ].3±2.. es el equi valente lateral de los miembros inferior y med io de la Fm. y esporádicam ente calizas y dolomitas de variad os colo res. Está constituida de acumulaciones volcánica s. Chapi za. Este fenómeno est á relacionado con un cambio en el marco geodin árnico. Tschopp ( 1953) introdu ce tres divisione s: Chapiza Inferior. y un cierto grado de meta morfismo anterior a la sedimentación de la Fm. 1999). La edad radiorn étrica es I72. 1953) comprende una sucesión de sedimentos el ásticos continentales (capas roj as). En las secciones sísmicas analizadas . La Formación Santiago. Chapiza Medio y Chapi za Superior. que se depositaron en un clima seco o desértico. Este ciclo tectono-sed imentario comienz a con una fuerte superficie erosional a la base de la Fm. 1941. con intercalaci ones de lutitas y areniscas finas a veces glauconíticas. En el Nort e. I Ma. . cuy a zona de afloramiento se restringe a la Zo na Subandina. 1997). el cualcor respond e al arranque de la subducción andina evide nciado por e l volca nismo calco-a lcalino Misahuall í.EL PRE-APTENSE EN LA CUENCA ORIENTE ECUATORIANA 27 plegamientos y fal1amie ntos... Pumbui za. Chapi za (Jaillard. nomb rada por Gold schmid (194 1). Tschopp . La Formación Misahualli. com puesta por limolit as. 1992. Está constituida por sedime ntos marin os ricos en materia orgánica y volcano-sedime ntos hacia la parte superior. descansa en discord ancia angul ar sob re la Fm . 3): FSS-l (Facies Sísm ica Sub and ina-I ). 1940. El Ciclo Macuma (Carbonifero-Pérmico Z}. El Ciclo Chapi za/Yaupi/Misahualli (Jurásico Med-Cret ácico Temp. ANÁLISIS SISMO-ESTRATIGRÁFICO El análisis sism o-estr atigráfi co del present e trabaj o fue rea lizado para cada domin io es tructural de la Cuenca Oriente y establece las facies sís micas que present an las unidades estratigráficas pre-Apt ense. 1941). arci llolitas. ). La Formación Chapiza (Go ldsc hmid. está presente solamente en el Cor redor SachaShushufindi donde se la co rrelacio na con la Fm. 1995). Azafrán y Rosa Florid a (Aspden & Litherland .

los mismos que atra vesaron parcialmente las formacione s pre-Aptense. Baby. 5n5 y 27 10 pies de pre-Aptense respectivamente. muestra una respue sta difusa y caó tica. 199B) 5 KM Fig. Purn buiza. pero lo más probable es que se trate de una fo rmación más . no se notan reflectores sísmicos claros que cara cterizan esta formación. FSC-l (Facies Sísmi ca Central.28 Marlon Dí. 2. S). Esta última ha sido descrita en afloramiento: ubicad os a lo largo de este domi nio tectónico y por descrip cion es litológicas de pozos que han atravesad o esta formación (cam pos Bermejo y Pungar ayacu).l (fig. que corres ponde a la Frn. Se asume que esta form ación descansa directamente sobre e] basamento pre-c ámbrico ("). Marco RIVADENl: .IRA. 4) YShushufindi A-39. Misahuallí.-1Z. pudie ndo corresponder a la parte inferior de la Frn. Yal igual que en ot ras. Como se observa en la sección sísmica de la figura 3.Estr uctura Bermejo (facies sísmicas del pre-Aptense). E n la sección analizada (fig. a pesar de no observarse un reflec tor claro y continuo que indique este posible contacto. Fréd eric CHRIS TOP HOU L (Ret. su presencia deb ajo de la sección cre t ácica se confirma por los datos de perforación. FSC-2 present a dificultades en la equi valencia. se utilizó la informa ción litológica de los pozos Sacha Prof undo. 3 . Patria BABY.T: pre-C ámbrico) con stitu ye el basamento cristalino y metamór fi co relacionado al escudo Guayan és. y FSS-2 . El análisis de la secc ión sísmica de la figura S perm itió dividir al pre-Aptense en seis facie s sísmicas (FSC) diferenciables por el marcado co ntraste de las reflexiones y por la presencia de fuertes reflecto res que las separan (discontinuidades regiona les). 2. Corredor Sacha -Shush u fl nd i Para calibrar las facies sísmicas en el Corredor Sacha-Shu shufind i.

correlacionable 15580' Ar en is cas y lutitae obscuras . 4) .Registro del pozo Sacha Profundo (pre-Aptense).~~:~::~ 200 Tobas y basaltos HOLLlN 10218' 10400 10700 11000 11300 . sobre la base de resultad os de los estudios palinológicos .f~~ I con la Fm . La respue sta sísm ica es muy clara. FSC-S rep rese nta la Fm. ~ ~} · 5 CHAPIZA 10949' 1' 600 ' 1900 12200 1250 0 Capas rojas: Hmcütas.MV¡ 8O~ ]O . Edad 132 Ma (Hall s Calle. 1 . M acum a. SACHA 128 00 13100 13200 137 00 14000 Edad triásica según estudios palinol6gicos {Rivadeneira & San chaz .- ~\~ -'1 ~ gris obscuros. Sacha definida por Ri vaden eir a & Sánchez (1989) en el pozo Sa cha Profundo (fig.EL PRE-APTENSE EN LA C ENCA ORIENTE ECUATORIANA CURVAS ELECTRICAS 29 FORMACIONES Prof . Pumbui za (S ilúrico (?) . Facies continental de la Fm . 1989) .Devónico) propiamente dicha. FSC-3 co rres ponde a la Fm. También 14300 14 600 cap as de aren isca ~. Yaurlchambl 1I (Bolivia) . Ro ca sobre madura 15800 161 00 PUMBUIZA Fig. marino somero de baja en erqta . arcillolilas y esporádicamente calizas y dolomitas de variados colores. Dep . con reflectores muy continuos lateralmente. Estos reflectore s son característicos de sec ue ncias car bonatadas y pueden ser considerados como buen os horizonte s sísmicos marcadores . 1982) . la misma que produce cambios Jaterales mu y fue rtes de espe sor. Este co ntac to representa un a superf icie de erosión region al que se para a esta s dos formaciones. Macuma (Carbon ífer o Pérmic o (?)).) 10 100 DT (mslft¡ 140 40 SP . obse rvado en varias secci on es s ísm icas del corredor. presentando un contacto bien marcad o co n la Fm.- MACUMA 149 00 15200 15500 I ~~¡. anti gua (de edad anter ior al Silúrico Tardío). Santiago Interestral ificac ión de lutllas con ~ '- H 13350' potentes estra tos d e ca liza . FSC-4 se ca racteriza por tener reflecto res sísm icos mu y c laros y continuos. Ciclo Transqreaivo Miembro inf. 4 . (N) L1TOLOGIA y OESCRIPCION a re Imaree GR 1AP. de buena continuida d lateral y configurac ión par alel a. que co rrespo nde n a la Fm .

5). Este contacto corresponde posiblemente a una superficie de erosión de carácter regional. . 3 ! Ptlm bU!!. Macuma (Rivadeneira & Sánchez. Los reflectores de esta formación son difusos. se presenta un truncamiento erosional con una marcada discordancia angular al contacto con la Fm. Está conservada e n grube ns o serni-grabens.] \4IC Ul:l d Fig. con basaltos en su part e superior datados en 132 M a e n el pozo Sacha Profundo (Hall & Calle. ef fig. ] 953). definida más al sur en la CordiJ lera de Cutucú (Tschopp. y parece sellar el anticlinal "Sacha Profundo" que afecta las formaciones sedimentarias subyac ientes. me nlo d ? IFSC. po r sus características litológicas ya descritas en los afloramientos de la Cord illera de C utuc ú. M isahuallí del Sistema Subandino). formando una subfacies con características de reflexión bastante parecidas a las facies sísmicas que representan la Fm. La sección sísmica muestra que este anticlinal resulta de una primera inversion tect ónic a de la fa lla normal del borde oeste del graben Sacha-Shushufindi. Santiago en los pozos perforados hasta la actualidad en la C ue nca Oriente.'1 I FSC. 5 . Po/rice BABY. 4). ésta debe presentar reflexiones sísmicas fuertes y con gran continuidad lateral.39 2. 1989). Marco RIVADENEIRA. Esta. Aunque no se ha comprobado la presencia de la Frn .6l c l1d ~lIZa FACIES SISMICAS DEL PRE·APTENSE (CORREDOR SACHA· SHUSHUFINDII Pre -Purnbutza 8 6 $. Frederic CHRISTOPHOUL SACHA PROFUNDO Proyectado 4. Hacia el techo de f C S-6.30 Marlon DÍA7. Su re flecto r basal . que dan una edad triásica a las capas rojas localizadas inmediatamente sobre los sedimentos de la f o rmación M ac uma. en la sección analizada (fig. Hollín. es claro pero no tiene muy buena continuidad lateral. 1982. FSC-6 representa a la For mac ion Chapiza integrada por depósitos volcanosedimentarios (equiv alente de la Frn. presenta reflectores sísmicos más claros que en la F SC-5. Esta formación podría constituir un equivalente latera l continental de la f or mac ión Santiago.Estr uctu ra Sac hu-Shushufi ndi (facies sísmicas del pre-Aptense).0 • • _ . que marca el contacto con la FSC-4.5 Km N SHUSHUFINDI A .

FSO-I (Fa c ies Sísmica Oriental.J Tercrano IF S0-4 3 ¡Facies marino (J. 6 .2f.) r . no se ha podido correla cionar de manera precisa estas faci es sísmicas con las form aci on es pre-Aptense ya descritas. Parece co rresponder a sed ime ntos TAMBOCOCHA .K.Estructura Tarnbococha (facies sísmicas del pre-Aptense). ternp. correspo nde al basam ento cristalin o y metamórfico . pero también pre sentes en estructu ras como Pa ñacocha. Macuma ? ~ IFSO. Tambococha Paleozoico Fm. 3. se d istingue n varias fac ies sís mica s.1 (proyec. En la sec ció n sísm ica de la figura 6.00 150 ~ . En secc iones sísm icas analiza das. Macuma. .L). Por la poca información ob te nida de los pozos pre sentes en estas estructuras . se defin en con c larid ad las facies sís mica s pre-Aptense presentes en el " tre nd" ITT.J de falla Fig.Tiputini E n es te siste ma." l Relleno I-----.1 r . FSO-2 no di fiere much o de lo observa do e n el Co rredo r Sach a-Shu shu findi. tomando como referen cia el tipo de reflexión sís mica que present an . 45 SW) 1. Sistema Ca pirón. al igu al que FSC-l e n e l Co rredo r SachaShu shu findi. FSO-3 e n este sis tema aún es muy inci erta. Por la clarida d y el contraste de és tos.~~.EL PRE-APTENSE EN LA CUENCA ORIENTE ECUATORIANA JI 2. paralelos e ntre s í y co nco rda ntes al basame n to .=~~~~ ~ >- FACIES SISMICAS DEL PRE-APTENSE (SISTEMA CAPIRON -T1PUTINI) IFSO· 1 IBasamento I Pnmer ciclo de relleno? Fm. FSO-2 presenta refle ctores mu y cla ros y co ninuos.IFacies distales IFSD-4 2 IFacies proximal es 4 ." l Cretác icoI-----. de acuer do a las co nside raciones tectono-sed iment ari as que se men cion an más adelante . I rned. las c ua les se ha trata do de co rre lac ionar con las un idad es ant eriormente defin ida s e n el Corredor Sacha-Shu shufindi . pod ría tratarse de la FOl.

Hacia el Este. Razón por la cual. FSO-4. Por edad es el equivalente lateral de los sedimentos continentales de la Fm. 2000 ). 1995). FS0-4. y FSO-4. está repr esentad a por reflectores claros y continuos que corresponden a los depósitos marinos ca rbonáticos de ag uas someras. Hacia el tope. 3. El miembro Santiago Superi or está caracte rizado por sedime ntos volcanocl ásticos domin ados por un volca nismo toleítico submarino y continental (Romeuf el al. Marco RJVADENElRA. que da co mienzo a la de positación del miemb ro Santiago Inferior constituido por sedimentos marinos so meros ricos en materia orgánica. 3. Encim a de FSO-3. está separada de FSO. Macurna"). 1941 . co ntra la falla del semi-grabe n. Se nota una fuerte incisión en los depósitos represen tados por FSO-2 (paleovalle en la Fm. Para la Cuenca Marañón. FSO-4.. como lo muestra la secc ión sísmica de Tarnbococha (fig.2. PALEOGEOGRAFÍA DE LAS CUENCAS PRE-APTENSES Los mapas paleogeográficos presen tados e n este trabajo fue ron realizados tomando como base mapas de distr ibución de las unidades pre. 1997.3. 1.1. Tshopp. Biv alvos de l tipo Entom onitis richm ondian a posiblemente de edad Norian a fueron encontrados en estas rocas (Fm. Piuntza: Aspde n . La presencia de depósitos marin os triásicos en el Ecuador fue registr ada por primera vez en el área perteneciente a la min a de Gu aysimi (Prov incia de Zamora Chinchipe). los cuales registran una importante ingresión marin a proveniente del SSO (Cuenca Santiag o del Perú). Patrice BABY. representan una gran parte del relleno sedimentario de l semi-graben de Tarnbococha. 1999 ). está repre sentad a por una respuest a sísmica muy caótica que corresponde probab leme nte a un facies proxim al de escarpe de falla (brechas y conglome rados). 6).32 Ma rlon DíAZ. evidenciad os en el pozo Tarnb ococh a-I y datados del Jurási co Medi o-Valangini ano (Labogeo. ya descrito en los núcle os de los pozos Tiputini M. tanto en secci ones sísmicas como en su litolo gía. fueron complementados con mapas del pre-Cretácico Peruano (Gil. sellada por sedimentos del FSO -3 que podr ían perten ecer ya al relleno del sem i-grab en de Tamb ococha. 1953. Paleogeografía del Triásico Superior-Jurásico Inferior Depósitos de esta edad han sido descrit os en la Cordillera de Cutu cú (Goldschmid. Tambococha . 1999). Fred é CH R1S TO PHO UL ric depo sitados después de un período de erosión. I. FSO-4. Estos permiten observar de manera general su distribución. denomin amos a este relleno sedimentario Fm.3 por dos claros y co ntinuos reflectores paralelos entre sí.fS0-4 . Esta podr ía es tar present e en todo el "trend" ITT.3. Chapiza. en la parte occidental del semigraben.. que muestra un med io de deposirac ió n marin o de aguas someras nunca descrito más al Oest e.. Christophoul el al. Christophoul.l y Ishpingo-I (Inform es internos PETROPRODUCCIÓN).2. los depósitos del rellen o del semi-graben muestran varias facies sísmicas que cambian lateralmente. 1996 ). muestra truncami entos por debajo de la superficie erosional de la base del Cretac ico. en rocas skarnificadas.Aptense (D iaz. No se han elaborado mapas paleogeográ ficos de la sección paleozoi ca por la poca informac ión que se tiene acerca de és ta...

se presenta un esquema paleogeog ráfico durante el Triásico Superi or-Jurásico Inferior. Santiago de la Cordill era de Cutu c ú. se registra un tectonism o distensivo como lo muestran los datos sísmicos (e! fig. 1995).. El mar Liásico posiblemente llegó hasta el centro de la cuenca.-Te xaco. 1990). 1989). 4). En la figura 7. se conoce el equivalente lateral que corres ponde a estratos marinos so meros conteniendo brechas y de edad Rhaetiano (o Norian o Tardío. Procesos de subducción con dirección Sureste dan origen a un potente arco magm ático de tipo caIcoalcalino de orientación NNE-SSO. 1999).. 5). Al norte de la Cuenca Oriente (Cuenca Putuma yo). que co incide hacia el nort e con e l Corredor Sac ha-Shushufindi (fig. 1997) co nfirma la apertura de este "Rift".. 1995 ). Cha piza (Christophoul el a l. que COITe desde el norte de Perú hasta el norte de Colombia (Ror euf el al. Durante este período . que da lugar a la superficie eros ional de la base de la Fm. Rorneuf e l al. Al sur (Cuenca Marañón). 1995).EL PRE-APTENSE EN LA CUE ~C A ORIENTE ECUATORIANA 33 & Ivimey-Cook. Estos podrían ser atribuidos al miemb ro inferior de la Fm. Este arco volcánico. 1990).1997). El volcanismo continental de tipo tole ític o descrito en la Fm. y que eviden cian la apertur a de un "Rift" de edad triásic o a jurásico inferior (Christophoul. [992. Paleogeografía del Jurásico Medio Este período registra un ca mbio importante en el marco geodinámico de la Cuenca Oriente. Son controlados también por fallas normale s (Gil.. El pozo Zorro-I atravesó una roca volcánica -K-l°en 181 Ma (Cora l Gable s Lab. que no sufrió el rnetamorfizmo de contacto causado por [as intrusiones del Jurásico Medio . Está relacionado a la apertu ra Tetian a que influen ció la evolu ción de los Andes Septentrionales (Jaillard el al. Chapiza de ambiente continenta l es contemporánea al arco volcánico Misah ualli. Santiago de la Cordillera de Cutucú (Rorneuf el al. Esos datos confirman la presen cia de depósitos triásico-jurási cos en este sec tor. batolito ele Zamora y Rosa Florid a de edad jur ásica media a superior (Aspden el 01. n caracterizado en Ecuador por la Fm. Misahuall i (172 Ma : Romeuf el al. se registraron por estudios palinológicos sed imentos triásicos (ef fig. .. La Fm. 1999). Ytienen mayores espesores. Sacha : Rivadenei ra & Sánchez. En [a zona norte de la cuenca. 1974). 1974) ubicada hacia básica datada por Ar O el techo de la secuen cia que da una edad Toarciano. únicamente en el pozo Sacha Profund o-l . 2. . Santiago (Fm . se encuentra intruido por rocas ca lco-alcalinas tales co mo los batol ito de Abitagua (162 Ma: Aspend & Litherland. 3.. 1). Estos se encuentran sobreyacidos por capas rojas de edad Liásica con intercalaciones volcánicas (Geye r. 1995). La sedimentación en el Corred or Sacha-Shushufindi fue controlada por fallas normales de alto ángulo que afectan el basament o. Son de tipo co ntinental y fueron considerados com o el equival ente Jateral de la Frn. 1992). lo cual provoca un levantamiento y emersió n del mismo. los depósitos del T riásico Superior-Jur ásico Inferi or son bien conocidos (Grupo Pucará: Rosas el 01. . según la escal a americana). Este evento geodi námico pone fin a la apertura elel " Rift" (" Rift" abortado).

. Santiago . la llRea .. 1995: Baby et a!. ¡ no se registró litologia asignada f.L) correspo nd iente a los FSO-4 (fi g.lnf .--. se parados de la fSO -3 por u n cl aro re flector que indica una superfic ie de e rosió n. cada una con caractcrísticns ge o mé tricas di ferent es.M ar/O/I DíAZ Po/rice BABY. se propo ne que la FSO.-Jur. 7 . sep aradas po r un pa leoa lto de basame nto . . En la su bc uenca orie nta l (semi g rabc ns de l Sistema Capir ón-Tiputini). posiblemente de edad Jurásico Med io (?) .arosionada . En los sem i-g rubens ori en ta les. La má s occi den ta l (actual Corredor Sac haShushufi ndi) inicia una grad ual subsidenc ia de los dep ósitos. Dura nte és te pe ríodo . 19(8 ). Po r la poca in orrnaci ón co n que se c ue nta de este sec tor .. Au nq ue es ta fac ies s ísmica tambié n podría correspo nder a una for mació n sincr ónica a la Fm . q ue se co nec ta n sobre un nive l de des peg ue hori zontal alla ub ica do e n el basame nto y e videnciad o por sís mica de reflexi ón (Ba lkw ill el al. M ar co RIVAD ENElRA. de co sta pudo haber llegado' " ! hasta donde marca la I~éa punteada " tp ! I LEYENDA 1 i / PERU l Sedimentos detrl ticos continentales ~ Rocas volcánicas y .3 representaría depósitos se d ime ntar ios co rrespo nd ie ntes a un pr imer cicl o de rell eno de los se mig rabc ns. O IO I .. O T arnbococha. única mente han sido da tados los de pós itos su pe rio res ( P Ol.. Ino fu e.t 1:1 Fm . F rédcru CHRISTOPHOU L COLOMBIA R \ En el pozo l"Iacu~-1. pro vocando un hund im iento de l ri fL Y la rcaciivuci ón de algunas ral las ext e nsivas.O I~I ~ I--' IFallas actua lesino del Frente Suband ~ - n . Sac ha.__ Dirección de ingreso ~ del Mar Liássico Fig. 6 ). posibleme nte se da lugar al de sarrollo de dos subcue nca s de "b uck-a rc' cn la C ue nca O rie nte. .¡l' . los pro cesos e xte ns ivos se manifiestan co n j uegos de C s de tipo líst rico..Sup. ~ volcano-c1asticas Depósitos costeros Sedimentos marinos someros Rift Trias.Mapa pa lcllgcllgráliell de l T r i ásico Su p-J u rilslco 1nf.

EL PRE-APTENSE EN LA CUENCA ORIENTE ac ATORIANA 35 En la fig ura 8. Paleogeografía del Jurásico Superior-Cretácico Temprano A partir del Kimmerid gi an o-Titoni an o.J (caico-alcalino) f + + l lntrusiones Jurásicas ~ (calco-alcalinas) Sed. Al Es te. l. Este epi sod io puede haber provocad o un tectoni smo de tip o tran spresion al de xtr al en nue stra c ue nca.. y al c ual podrían se r asoc iado s una primer a inversion del rift Sacha-Sh ush ufind i. detrlticos continentales de la 1 1 Fm. donde los se dimentos de la FOl. Ch apiza con st itu yen faci es laterale s del arco volcáni co Mi sahu allí. Al norte del Corredo r Sacha-S hushuf indi. se ev iden cia una may o r sub side nc ia. . la distrib uc ión de los depósitos j urá sicos fue co ntro lada por e l s iste ma de se mi-g rab ens .--. 5) . Ch a piz a tuvo su mayor de sarroll o. pr odu cto de la cual se fo rma un nuevo arco magmát ico de orientaci ón NO -SE en el Pe rú cen tra l (Jaill ard e l al. C hap iza durante este per íod o.Mapa pal eogeogr áfico del Jurásico Medio. Al borde oriental .. LEYENDA 1 1 Arco volcánico Misahualll L----. Durante es te períod o. la FOl. aú n es incierta la presen ci a o no de dep ósitos contine nta les si ncró nicos a la FOl. y antic lina les probabl em ente en " éche lon" tipo "Sac ha Pro fund o" (e! f ig. 3. Chapiza . 8 . 3. En e l bo rde or ien tal de la C uenca Oriente. 1990 ).IFallas actuales del Frente Subandino Dirección de los aportes Fig. la direcci ón de la subd ucc ión oc urre haci a e l Noreste.J posiblemente se inicia un primer ciclo de depositación (sub-cuenca Capitón-Tiputini) I~I ~ Fallas Ilstricas I --. se indi ca un esq ue ma paleogeográfico durante es te período.

Modelo tecto-sed imentnr io para el sem i-gra ben dc Tam bococha (ins pir ado del mode lu pro pue sto por Guzm án & :\Icllll [1999]) para In cuen ca su reste del Go lfo de México [Oxfurdia noJ). 9 . . 3. 1995). lo que pod ría indi car que hubo una ing res ió n marin a proveni e nte del nort e (fi g. q ue constituyó un ú ltim o ev en to du rante este pe ríod o. Fréde ric CHRISTO PH OUL Los de pósit os de ori ge n marin o de la nue va Fm . Estos de pósitos pro vien en de la eros ió n de "horsts' y de escar pas de fa llas constituidas po r rocas pale ozoi cas y de basa me nto. T arn bococh a (eq uiva le nte orie ntal de la Fm . 6). 10). 9) . Chapiza). "Horst" co nsti t u id o por rocas d e Basamento y Paleozoico Facies proximales Sedimentos detrlticos gruesos (debrls f1ows) Basamento Fig. 3. Tarnbococha (FSO4 . con mayor inte ns idad en la deposit ación. fig. Ma rco RI VADéWElRA .). qu e fue ro n evi denciado s por la pe rfo raci ó n del pozo Tambococh a-] y datad os del Jurásico Medio-Valan gi nian o (ef más ariba 2. Pat rice BABY. Estos se co rre lacionan co n las fac ies ma rinas calcá reas de la Fm . se regi str aron depó sitos ma rinos de ag ua so me ra de eda d :\eoco miana en la c uen ca Putu may o (P indell & Ta bbutt. Pod rían form ar un segu ndo cicl o de re lle no de los se rni-g rubens or ienta les.36 Ma rlon D ÍAZ. En Colo mbia. pero. con st ituye n parte del rel len o sed ime ntario de este sistema j unta mente co n depósitos detríticos (co nos alu viale s ) q ue dese m bocaban cli rec tamente e n un med io marino somero en un régim en disten sivo (fig.

marinos (calizas.::. la es casa informaci ón que se tiene no pe rmite ten er un c rite rio definiti vo ace rca del mismo.. donde parte de la sed imentació n.:::::. En las cuencas perua nas y bolivianas. 1997). no se pued e descartar la posibilidad de que el pre -Apten se pudiera conten er acumulac ione s aún de sconocid as de hidrocarburos líquid os y/o gas eosos. 1 C] Rocas volcánicas C] Volcano-sedimentos C] Sed. E n la figura 11. y que conte nga n roc as madr e efec tivas que Jos hayan generado.Frente Subandino ~ C] Posible direcci ón de ingresos de aguas marinas Fig.. ... lulitas L-J y evaporitas) I. detríticos contin entales r .. e xisten yac imien tos probad os de gas y condensad o (Garrnezy el al.. so bre tod o paleozoi ca.EL PRE-APTENSE EN L A CCENCA ORIENTE ECUATORIANA 37 " I LEYENDA <.JV'""I Fallas lislricas ~ Fallas actuales del Dirección de los aportes sed. EL SISTEMA PETROLIFERO DEL PRE-APTENSE El pot en cial del siste ma pet rolífero del pre-Aptense en la Cuenca Oriente es mu y incierto . Sin embargo. tu vo similares carac te rísticas de deposit aci ón .-Cretácico Temprano. L. 10 .Mapa paleogeogr álico del Jurásico Sup . 4.l Sed . se esquemati za la ev olución geod ínam ica del Tri ásico Superior a l Cretácico Tempran o.

l ..""' -~ Ret Loweü J . ~ el ::t: C) C. C) ::: .. 0.' "-1~ ~or--TC)I. : .lIard E et 3' . MANT O FA I " ' ''-!:!TOS FERA ASTENOSFERA _ _ -.O§fEfM .:.N Jur~s ¡co :t:' . s. ~ ::l.l1WBI J . Ref...' .. ~ Jurás ico Superior-Cretácico Temprano ....~ ~SIKfw'S ""1lt'&II'ft:I S I'II.... .zon. ~~ 1.-""""...ASTENOSFERA ASTENOSFERA I. Ja.A.-". 1".' ' ..~TOSFERA Re! Jaillúrd E tl'l al ..o "'.& :..: 'l [2] .ct .~ -.. ASTENOSFERA.. _ . 1990 C OR TEZA tAAN TO ~ . I..SIN ESCALA / '---' oo Triásico Superior-Jurásico Inferior ( Pale o PAC 2 0 0 Ma --- PLACA ItlTERIOR LEYENDA I_ $.ItIrlt \::1 c~rEZA ...I" '{ TO ' F UTOSFERA ASTENOSFERA Ref 1 . CJ ~~~ lI s. l 1 e... _ ~ [:::J _ S" ~I '"*" C±J ~ '-:' r=:J ~ ~ S .. 1990 --_.'<: ... < so~j A' <-: --\.Ñ. ~ "1:l Fig. 1990 ..• d l' d . .u lnf ~ -.... . .Esquema de la evolución geodinámica durante el Triásico Superior a Cretácico Temprano. " g: tll toe. e- c:::: .. CrIo!: h m p ' LEl¡ NOA ~ P.... -~ U. . ~ "......O \::1 Medio ARCO DE ISLAS CO~fE:u.0COA f tz.lro l lXO ~ F III'~lfT~ c=J Vot~lno Vobt»-.. IlP'lTI..:¡ <:> ::. II .. IJ ~ ~'''*-Q) (r I1l TMl ~ 1 c=J ~ --::~ . 1900 ~ .

dentro de una cap a de areniscas atribuid as a la Frn. 87'. que provocaron un cierto grado de metamorfi smo y la destrucción de los hidrocarburos que pudieron haber sido generados. pero las posibilidades de rocas reservorio no se descart an.84-1. Los potentes estratos calcáreos. Los eventos orogénicos del ciclo Eohercínic o sometieron a estas rocas a presiones y temperaturas muy altas. Su ambiente de depósit o cálido y pobremente oxigenado a anóxico pudo haber contribuido a la preservación de materia orgánica. Sus parámetros geoquími cos son: TOe: J .) con pobre a regular capacidad para la generación de hidrocarburos (Labogeo. pero no en cantidade s como para justific ar prueba s (datos del pozo).3-2. Macurna. Esta forma ción ya no tiene capacidad de generar hidrocarburos. durant e el Permo -Carbon ífero. a nivel mundial se han registrado bajos desarrollo s de roca madre en depósitos marino s (E mery & Myers. Misahualli.a . no puede ser considerarda com o una buena roca madre. Tambococha. 4.EL PRE-APTENSE EN LA CUENCA ORIENTE ECUATORIANA 39 4. no constituyen de ninguna manera rocas madres. Labo geo. a los 6000' . Cont inúa en discusión si ésta generó parte del crudo del Oriente que actualm ente se encuentra entrampado en los reservorios de las . En el pozo Shushu findi A-39. En la estructur a Tarnbococha.l). 1997). Alvarado el al. ]993). Chapi. La Fm. Generación y migraci ó n del Petr óleo La roca madre la más probable del pre-Aptensc se encuentra dentro de la Fm. el 2. Los análisisde los núcleos tomados en el pozo Sacha Profundo (Core Laboratories Inc. La Fm.. los resultados geoquímicos no confirman esto. En las cuencas subandinas más meridi onale s. Las Fm. 1996) confirm an que esta formación puede ser conside rada como roca generadora para gas seco . 1985). Roca Madre. por ser eminentemente continental. Shushu findi A-39 y Pichincha. 1985. aunqu e esto todavía no se ha probado en ningún pozo de la cuenca. Las Fms. se presume la presenci a de una posible roca madre (nueva Fm . . Yaupi y Chapiza . 1985) Y por correlación con la Fm. Santiago del rift Sacha-Shushufindi.52% y Ro = 0. según los datos geoquímicos registrados en el centro de la cuenca (pozos Sacha Profundo. 3. pero en Ecuador. Los sedimentos de esta formación están sobre la ventan a de generación de hidrocarburo s líquidos. que presenta esta formación. de acuerdo a los análisis geoquímicos realizados en muestras recolectadas en la Cordille ra de Cutucú (TOC = 1. Pucar á del Perú (roca madre probada según PERUPETRO). por sus características litológicas. Pumbuiza reúne las condiciones de depositac ión necesar ias pa ra ser considerada como una roca madre potencial.26 YTma x: 433°C. y se ubican como generadores marginales de gas seco (Alvarado el al. contiene niveles de roca arenosa que podrían constituir reservorio s potenciale s. 1. presenta niveles de lutitas negras con buenas características cuantitativas y cualitativas de roca madre.. el Devónico presenta más poten cial. se reportó muestras de petróleo . 2. según Rivadeneira ( 1986). Reservorio y Sello La Fm. podrían haber adquirido una porosidad sec undaria debido a fractur arnientos posteriores a su depositación o por fenómenos de carstificación.. Pero. Macuma. Santiago .

representado s por areniscas. .Cuadro de la distribución de las facies sísmicas del pre-Aptense de la Cuenca Oriente. Tambococha definida en este trabaja ) FSO· 3 Iler ocio de relleno. como en el caso de la Cuenca Marañón de Perú donde se probó que la Fm. formaciones cretácicas. Trampas En nuestra Cuenca Oriente pre-Apten se. Sacha al Norte y Fm Santiago al Sur) No se observa No se observa Silúr ico? • Devónico No se observa ? Pre-eambríco No se observa Basamento granitico y/o metamórfico Fig. Patrice BABY. edad ?) Jurásico Inferior Triásico Superior No se observa FSC-S (Fm. o por calizas fracturadas o cavidades de disolución . • acumulación en reservorio s de la misma formación. el gas o petróleo que pudo haber generado la sección. Misahualli FSC. 4. Fréd ér CHRISTOPI-IOUL ic FACIE5 515MICA5 PRE-APTEN5E5 DE LA CUENCA ORIENTE CICLOS SISTEMA SUBANDINO CORREDOR SACHA . esta forma ción pudo alimentar prioritariamente los reservorios entrampados dentro del Corredor Sacha-Shushufindi. • migración vertical hacia reservori os arenosos o rocas volcánicas fracturadas de la suprayacente Fm. Marco RIVADENEIRA . Chapiza. podría haberse quedado en trampas estructurales tipo anticlinal "Sacha Profundo" o/y estratigráficas.40 Marlon DÍAZ.2 (Frn. Si así lo fuera. 12 . Santiago.6 (Fm Chapiza) FSO-4 (2do ciclo de rellen o: Fm. 3. Planteam os así las siguientes hipótesis acerca del cam ino seguido por el crudo generado por esta formación: • migración vertical hacia las areniscas Hollín en cont acto discordante sobre la Fm. Pucara alimenta una parte de los resorvorios cretáci cos (comunicac ión de PER ÚPETRO ).SHUSHUFINDI SISTEMA CAPIRON • TIPUTINI Crelácico Temprano Jurásico Medio FSS.

Sacha y limitados por falla s normales de escala cortical. Las Fm s. 1999). Tambococha (FSO-4) es el eq uiva lente lateral oriental de la Fm . donde los procesos exten sivos se manifi estan a través de fallas normales de tipo lístrico conectadas a un nivel de despegue horizontal ubicado en e l ba samento (B alkwill el al.-Pérmico ) está bien definida en el norte del Corredor por datos de pozos y sísm ica. Santiago. Por la prolongaci ón del "Rift" y los datos de la Cuenca Marañón. . La Fm. . Lo s sedimentos de la Fm . El map a de distribuci ón muestra la presencia de es tos dep ósitos en todo en corredor que emerge al Suren la Cordillera de Cutucú. Forman el substrato de los graben s tri ásicos y jurásicos en el Corredor SachaShu shufindi . Ch apiza se deposit aron má s al oe ste.Devónico) .i-Lur ásico Inf. La Fm. Pumbuiza. Sacha/Santiago (Triásico Sup.) ca rac ter iza el Corredor Sacha-Shushufindi (FSC-S) . Ma cuma. Pumbuiza y Macuma están separadas por una superficie ero sional regional ob servada en s ísmica . La Fm.EL PRE-APTEN5E EN LA CUENCA ORIENTE ECUATORJANA 4J CONCLUSIONES La dist ribución de las facie s sís micas definidas en este trabaj o está resumido en el cuad ro de la figura 12. Chapiza (FSC -6). El mapa paleogeográfi co indica una dirección NNE de la ingre sión marin a durant e la cu al se depositaron las facies carbonatadas de la Fm . Baby el al. y en el borde oriental el substrato de los sernigrabe ns lo constituye la Fm . Se confirma su edad en la zona por el dato registr ado en el pozo Zorro-l (roca volcánica básica datada por Aro-K40 en 181 Ma: Coral Gables Lab. parece corresponder a una fo rmación paleozoica más a ntigua qu e la Fm . La FSC-2. Estos se dime ntos se depositaron en la subc ue nca Capir ón-Tiputini (se rni-g rabens). La nuev a Fm. En el pozo Sacha Profund o-J. 1990). La mal a calidad de la sís mica par a e l pre-Aptenseen la parte centro-Sur de la cu enca no ha permitido preci sar correctamente la distribución de esta formaci ón . Sin embargo.. 1974). y sincrónico de un volc anismo toleítico co ntine ntal (Ro meuf el al. en una subc ue nca . No se pued e pre cisar hasta donde llegó este mar. Pumbuiza (Silúrico (?) . alcanza un espesor FSC-4 de es ta formaci ón permiten establecer un a mayor distribuc ión regional. puesta en evidenci a al norte del Co rredor Sacha-Shushufindi por datos pozos y reprentada por FSC-3 . 1997) . Sec ciones sísm icas analizadas en la parte norte del corredor ponen en evidencia g rabe ns rell enados por la Fm . Macuma (Carbonífero Sup.. El contexto geod inám ico e xtens ivo durante este período está marcado po r la se paració n del gran continente Pangea (200 M a) y la apertura Teti ana que controló la evolución de los Andes Septentrionales (Jaill ard el al .-Texaco. Es ta fue definida en el pozo Tamboc ocha-l (Jurásico Medio Cretácico Temprano) ubicado en el bord e o rie nta l de la cu enca. y presenta característica s litol ógicas (fa cies carbon atadas) y un medio de depositación d iferente. se desconoce e n el Sistema C apirón-Tiputini . Esta seq ue nc ia sed ime nta ria se desarrolla durante la ap ertura de un "rift" controlado por fallas normales de alto án gulo. Sin más argumentos no se puede especular sobre su s características sedimentológicas y tectónicas. se especula que es te pudo av anz ar hasta el centro de la cuenca. Santiago sí est arían presentes en ese lugar. ev idenciad a por los an álisis sis mo-es tratigráficos . las facies marinas de la Fm. 1995.

por el borde oriental de la cuenca se produjo una ingresi ón marina proveniente apa renteme nte del norte que da lugar a la depositación de facies carbonatadas de la Fm. Abitagua. . Tarnbococha). 1995).Ar19 : Romeuf el al. Arw.42 MW'IO/1 DÍAZ. En la subcuenca Capirón-Tiput ini. Los mapas de distribución y paleogeográficos de los depósitos del Triási co Superi or-Jurásico Inferior permiten de alguna manera enfocar futuras campañas exploratorias en la continuación meridional de la subcuenca Sacha-Shushufin di donde podrían estar presentes las facies marinas de la Fm. la Cuenca Oriente sufrió un ca mbio geodinámico provocado por el inicio de la subducción. . separadas por un paleoalto de basamento. Romeuf el al. con una direcci ón Surest e (Jaillard el al. Santiago (caracterizada como buena roca madre generadora de hidrocarburos). Su repart ición geográfica no está aún conocida. 1995. Este cambio dio lugar a la formacióndel arco volcánico Misahuallí de composición calco-alcalina ( 172 Ma. Las posibles trampas petrolíferas pro-Aprense han sidoevidenciadas mediante elanálisis de algunas estructuras. Esto provocó el fin del "rifting" y dio lugar a la formación de las dos subcuencas (de "back-ar c") en régimen extensivo (Frn. de las que se destacan: estructuras pre-Aptense tipo "Sacha Profundo" (inversion del Jurásico Superior) y trampas estratigráficas selladas por discordancias regionales.. 1997). En la subcuenca Sacha-Shushufindi . que pudo ser producto del levantamiento de la corteza Iitosférica que sufrió un ade lgazamiento y arqueamiento durante el inicio de la subducción. Aspden el al. Tarnbococha. El potencial del Sistema Petrolífero del Paleozoico requiere de estudios más detallados que permítan definírsi tiene algún valoreconómico. La distribución de los depósitos del Jurásico Mcdio-Cretácico Tempr ano es mayor a los anteriores. Chapiza y Fm. Y a la intrusión de cuerpos de la misma compo sición (Batolito de Zamora. se ha ev idenciado un delgado nivel de roca madre en los depósitos marinos someros encontrados en el pozo Tambococh a-I (nueva Fm.donde se reactivan algunas fallas extensivas. Fr éd éric CHRISTOPHOUL desarrollada sobre el " ri ft" abortado del CorredorSacha-Shu shufindi .. por autorizar la presentación de la información expuesta en este trabajo. 1990). Agradecemos al Subgerente de Petroproducci ón. En la subcuenca oriental. Agradecirnientos El presente trabajo fue realizado en el marco del Convenio Petroproducción-IR O (ex-ORSTOM). la distribución de las facies es homogénea.. 1990 . Rosa Florida. A partir del Jurásico Medio. la distribu ción está netamente controlad a por los sem i-grabens. Tarnbococha). Po/rice BABY. Marco RIVADENEIRA. Durante el Jurásico Superior-Cret ácico Temprano .

Boletín Geológico Ecuato riano. Informe Interno lTG-4 1-003 . Go rtingen (Germany).1. HANSPETER M. 1997 . 1999 . CO RAL GA BLES LAB. EG UEZ A. F. PAR EDES F I. 1995 -Nonhem Pan of Oriente Basin. & ASPDE N J. [999 . D.Estudio Geoqu ímico y Bioest ratigr áfíco del pozo Sacha Profundo l .. Ecua t. J. J 997 . . 184 p. Gou ingen (Gerrnany). 1992. DOZY. Informe Interno ITG-40-003. Cartagen a de Indias. CHRI STOPHOl. [998 .L F & BAR RAGAN R. Inform e intern o.. Geol. Extended Abstracts Volurne: 179. [985 . AA PG Memoir. Ecuador. 1941 . RIVADENE IRA M. EMERY.. GA RMEZY L. Tectonophvsics . 205: j 87-204. ASPDEN J & LITHERLA ND M . Univ. &ZU MARRA GA R. Vol. & IV[ME Y-COOK H.181. Univ. BERN AL c .A Creraceou s Hot Spot in the Ecuadoria n Oriente Basin: geochimical. Conv enio Petroprodu cción -ORSTOM . Exte nded Abstra cts Volum e: 77-8 1.Geolog ical reconn aissance of the area aro und Mor e na (Lower Mangosi za.Geologica l reco nnaissa nce of the M iddle Pastaza and Macurna area.. O. 2nd lntcrnational Syrnposiu m on Andean Geodynarn ics (lSA G' 93). 1974 . 1999 ..Gcoc rc nom etría K-Al'. RUNDLE e.río Mayo. Memorias. . v. & ALMEID A J P. Nenes Jahrb uch Geolo gie und Paldontolo gie. & MYERS. BA BY P.J. 9: 525-54 1.. CHRISTOPHOUL F. H. Extended Abstr acts V olume : 68-72. Biack wel l Science . Tesis de Grado. 77 p. The geology and Mesozoic histo ry 01' the Co rdillera Rea l. 4nd lnternational Syrnp osiurn on Andean Geodyn am ics (lSAG '99) .Th e Meso-C enozoic Evoluiion of the Ecuadorian Andes. & BAGGEL AAR. 62: 559-571.Discrirni nation eles infl uence s tectoniques et eusta riques dans les s bassins li é ades zones de convergence : exern ples du bassin subandin d' Equa teur. Ecuador: Rcflcction Se ismic Expression 01' Struc tures. Shell Geo log ical Repo n nOI I.The Su bandean Foothills basins.. Cangairne & Macu rna rivers )...Caracter ización y reco nstrucción paleogeogr áfica de las cuencas pre-apten ses en el Orient e ecuatoria no. [990 . 4nd 1nternat ional Sy rnposiurn on Andean Geodynarnics (lSAG·99). CO RE LABORAT OR[E S INe.Evaluació n Geo lógica-Geoquímica de la Cordi llera de Cutuc ú.. c..SANTOS M. J... pozo Zo rro. Univ. KELTH J & DOUST H.... & HARR[SON S. 1940 . Universit é Toulo use IlI.EL PRE-APTENSE EN LA CUEI'< 'A ORIENTE ECUATORIANA 43 Referencias citadas ALVARADO G.. ROD RIGUE S G. V[TERI F . Universidad Cent ral del Ecuador. Bol . Phd thesis. R. l: 85-88. H.. Informe preparado pa ra CEPE.. ASPDEN J. Colom bia. 1993 .. DOZY. geoc hronogica l. 45 figs.Modelo estruc tural y cic los tectono-sedimentarios de la cuenca Oli ente.. Inform e preparado pa ra CEP E... 2000 . a regional study. 1985. and tectonic indicators. 126 p. Shell Geologica l Report n° 9. Tomol !: 121-149. BAB Y P. 12 p. 3. A. CHRI STOPHOU L F & VA LDEZ A. 9 rablas. BALKWILL H.. Paul Sabatier. & BAGGEL AAR . ASPDEN J.Edades Radiomé tricas de l Batoli to de Zam ora . BERM UDEZ R. K. Oxford (UK).J . Cusuirni. BARRAGA N R.. Petro producciónQu ito.Sequence Startigraphy. Info rme interno de CEPE: IRG-85-33.Del' Unrerj ura (Santiago formation) von Ekuador.. BABY P. DIAZ M. 297 p. 40 p.. . 1974 . Petroproducción-Quit o.l ...VI Sim posio Boli variano. I 992-N uevos Datos Paleonto lógicos de l centro y Sureste del Ecuador. 2 anexos.Style and timing of deforrnation in the Oriente Basin 01' Ecuador. l: 33-4 2. CORE 23-0 IO. GEYER .-TE XACO .

Mesozoic-C enozoic Andean paleogeogr aphy and regional controls on hydrocarbon systems. .1. 83. 1. 1993 . & SANCHEZ CH. Esp. & CALLE J. IV Congreso Ecuatoriano de Geología. D. JAILLARD E. JAILLARD E.. Compte Rendus 1'Acad é ie des Sci ences ..VEGA M. R. Informe interno de Petroproducción. SOLER P.Macuma .Vulvani smo de tipo intraplaca en los carbon atos del Grupo Pucara (Triasico superior . 1996 . 1: 393-396. 1998 .2: 245-259. 1953 . n" 7: 1068-1095. 324: 36 1-368 . Paris. RIVADENEIRA M. SHELL Geologi cal Report (Archivo Técnico Petropr oducción.Oil explorations in the Oriente of Ecuador.Geodynami c evolution of the Northern and Central Andes during early to middle Mesozoi c times: a Tethyan model.. Frédéric CHRISTOPHOUL GIL W. Su árez S.44 Marlon DÍAZ. Mexico. In: A...Tria sico).. 37: 23032347. FERAUD G. .Informe Sedimentológico pozo Shushufindi A-39. 194 1 . ECUA 131).. 1995Middle Jurassic Volcanism in the Northern and Central Andes. V. Earth Science Re view.Evaluación Geoquimí ca de Rocas Madres de la Cuenca Amazónica Ecuator iana. LABOGEO.. RIVADENEIRA M. J. Sexto Congreso Ecuatoriano de Ingenería en Geología. 1995 . K. Mina s.Geochronological Control for the Main Tectonic-Magmatic Events of Ecuador. Petroprodu cción-ORSTOM Edición. Lima.. MUNCH P. Welsink. V.Tectónic a de Inversión Cretácica y Terciaria en el Antepaís And ino: Ejemplo de la Cuenca Marañón. Informe interno de Pelroprod ucción (Il.Cangaime Region . Sedimen tologia.Tesis de Grado . 1990 . Petróleo y Geotécnia: 2 14-252. Universidad Nacional San Antonio Abad del Cusco (Perú). A. Revista Ge ológica de Chile.Mise en évidence deZ lignées magmatiques dans le volcani sme du Jurassique inférieur de la zone m Subandine Equatorienne . & MEl.Geologic al Co rnpilation on the Cutucu . Patrice BABY.. ROMEUF N. SOLER P.. London .. 1982 .. J. GUZMAN. 1995. CARLI ER G. 147: 1009-1022. JAILLARD E. SOLER P. and H. Petroleum basins of South America : AAPG Memoir 62: 101-128. Sociedad Geológica del Perú. Memoria Tom o ni : 164-207.LO M. ROMEUF N" AGUIRRE L. 22.Consideraci ones Geológica s del Preaptense de la Cuenca Oriente. T.1997 . R. JAILLARD E. MPG Bulletln. Bioestratigrafia y Geoquimi ca.. 1999 . 1997 . PINDELL . 18: 215-239. Vol. & AGUIRRE 1. LABOGEO. & MOURIER T. & RUFFET G. TSCHOPP H. MPG Bulletin. Minas y Petróleo (Quito)... Perú.Vol.Origin of Oil in the Sureste Basin. PIK R. ROSAS S.. Informe interno de Petroproducción. In: IX Congreso Peruano de Geología.. & TABBUTT. 1986 . GOLDSCHMlD K. 163 p. 1989 . I ournal of the Geological Societv.. J. LABOGEO . Marco RIVADENElRA. FONTBOTÉ 1.. HALL M.Estudio Geológico Pozo Tambococha 1 (Tomo 1): Sintesis Geológica. Peru Central) y su relación con el vulcani smo del Grupo Mitu (Perrn ico superior .. & MORCHE W" 1997 . V. Tan kard.Estudio Geológico Pozo Sacha Profundo. Resúmenes Extendidos.Sínt esis Estratigr áfi ca y Sediment ológi ca del Cr etáceo y Pal eógen o de la Cuen ca Oriental del Ecuador.Jurasico inferior.P): PPR GL 12.

Casilla Postal 17-1 0-7 019. 17 12 857. LMTG. P.fr)]. av. La mayoría de los cicl os sug iere típ ica mente una transi ción de fac ies de es te a oeste . 8 0x.VA DENElRA 141. F r éd éric CHRISTO PHOUL '". F él ix RAMIREZ 15 1. Pat r i ce B ABY (/ 4 "' 1. Quito. Sus miembros el ásticos document an las var iaci one s eu státi cas ocurridas a escala g lo bal dura nte e l pe río do co mp rendi do entre e l Apti ano y e l Maast richt iano . perenco. O. Wt /lTE 111.) Conve nio PETROPRODU CCJÓN-!RD . refleja ndo drá sticos cambi os paleogeográficos . seg uido s por la deposit aci ón de l siste ma tran sgresiv o princip al y del pri sma de a lto niv el correspondiente a una sedi me ntac ión m arina so me ra. J osé RODAS 151 Resumen La sec ci ó n cre t ácica de las form aci ones Na po . Ecu ado r. 3 1400 Toul ouse. Edif. PERENCO. El rell eno de estos valle s du rante e l inicio de la transg resi ón e stá c arac te riz ado por s istem as fluvi ale s y estuarin os. Houston. Qu ito. Housto n.c o m). Ecu ador (framirez @ec. República 396 . Holl ín y Basal Te na e n la C ue nca Oriente ecuatoria na exhibe ca racterístic as bie n de finida s de ntro de un mod o de estr ati gr afía sec ue nc ia l.ESTRATIGRAFÍA SECUENCIAL DEL CRETÁCICO DE LA CUENCA ORIENTE DEL ECUADOR Ho ward Ro berto B ARRAGAN " . de ambientes fluv iale s co nti ne nta le s y de estu ario a plataforma ma rin a so mera . Texas 77002 . Quito . varia c io nes laterales de facies y fluct uaci one s de la línea de cos ta de hasta 200 km dentro de la plata forma marin a some ra Ori ente . Casilla 18-12 09.O. Cada sec ue nc ia de positaci o nal inc luye un lí m ite erosivo a la bas e. 111 el Kerr McGee Oil and Gas Corporati on.89. PETROPRODU CCIÓN. (5 ) . USA . Foru m 300. Lima 18 . 38 rue des 36 pont s. 8vo piso. Ecuad or (rbarra gan @si pec. France [* Dirección actual: Amera da Hess Co rporation. P. A mazona s n" 35.ec)]. M arco R . qu e corresponde a la incisi ón de vall es fluv iale s durante la co rrespond ie nte caíd a del nivel del mar.Perú (Patrice. Av.com . IRD /CNR SfUP S. {4. 80X 204 0 Socied ad Intern acio nal Petrol era S . Te xas 17060. Quit o-E cuad or ["' Direcci ón actual : !RD Perú . 16666 NorthChase.. .8a y@inJ. A.

1997) que se extie nde desde Colombia has ta Arge ntina (fig .. ciclo sedimentari o.. Palabras clav es: Cuenca Orien te. Sin emba rgo . CHRISTOPHOUL. Po r o tro lad o. 1999: 2001). La Formación Hollín ha sido sub di vidida en do s miembros : Hollín prin cipal y Ho llín sup eri or. sin embargo. Ja illard ( 1997) propone una nueva subdivis ión. La geología region al de la Cuenca O rie nte ha sid o descrita e n varias publicaciones (i. Turoniano-Santoniano y Carnpaniano-Maastritchtiano O ). Faucher & Savoyat. W ass o n & Sinc lair. 1971 : Bristow & Hoffstctter. 1927 : T schop p. Holl ín y al M iembro Areni sca Basal T e na com o seccio nes gené ticame nte diferen tes . apo medio (T uro nia no) y Na po superio r (Co niac iano-Carnpa niano). 1953. 1973. 1953 . El presente estud io se basa en una inte graci ón de datos obte nidos principalmente a trav és de las descripciones e interp retacio nes sedimentol ógicas de testigos de .1¡fÍREZ. LS r. 1982: Dashwood & Abbott s. Balkwill el al. 1990. Faucher e l al. la mism a qu e permite redefinir los siste mas depos itac ionales y la evolució n gcodináruica de la cue nc a. aislando a la Fm.46 BARRAGÁN. C lásicame nte. e. 1995 . la Formación Nap o ha sido típicame nte subd ivid ida en tres d ifere ntes m ie mbro s (T sch opp .. . Albiano Superior-Ccnomaniuno Inferior. 1982): Napo Infe rior (Al bian o Sup erior-Cen orn an ian o Inferior). WHlTE. Napo y div idiendo la misma en 4 for maciones: Napo Bas al (A lbiano Infe rior. Baby el al. la estratigrafía del re lle no cret ácico ha s ido suhdividida en 3 fo rmaciones: Holl ín. inversion tcctonica. la may oría de est os trabaj os han ba sado las rel ac iones estratig ráficas en dato s neta me nte paleontológico s. 1997. restringiendo estos ciclos al este de la Cuenca Oriente y condensando los mismos al oeste en la zona subandina. TST. la variación relativa del nivel del mar a escala global controló elespacio de acomodación disponible y es el mecanismo que ejerció un control regional sobre la distribución de los sedimentos.. Buldock. han prop orc ion ado exten sa inform ación geo lógica y geofísica. resultad o de la reag rupación de es tas unid ad ' s. La no menclatura usada para sus miembros y unidades es aq ue lla establ ecida por Tc xaco en los años 60.S upe rior). 1995 : W hite & Barragán. 1999: Ja illard . locali zada a l este de lo s An des ec uato ria nos. W hite el al. 1998. 1982: C anfie ld el al. . BABY. de a nte-país (Ma rkste ine r & A lemán. esta nomenclatu ra es comp leja y puramente de scriptiva . for ma parte del siste ma ac tua l subandino de cue nca.\. Te na. Ceuomaniano Inferior-Turoniano Inferior. Dent ro de un marco de estratigrafía secuencial. Napa Medi o (T uro niano Inferior-Superi or) y Napo Superior (Co niaciano-Ca rnpan iano). 1977 : C a nfie ld el al. Napo y la aren isca basal de la PIIl. asign a ndo la categ oría de Gru po a la Fm . Sin embargo el inicio de la com presión andina ejerci ó un control fundamental en la sedimentación ye n el espacio disponible para [a acomodación de [os sedimentos a partir del Turoni ano (90 Ma) y durante los dos últimos ciclos de positacio nales. Napo Infe rior (Albiano Superi or-Cenornani an o Su perior). RIVADE 'E/RA . I NTRODUCCIÓN La Cue nca Orie nte. HST. 1). Las act ividades de ex plorac ión petrolera en la C ue nca O rie nte. RODAS Así se pueden diferenciar cinco secuencias depositacionalcs: los ciclos sedimentari os Aptiano Superior-Albi ano Superior. especialmente en los tres prime ros ciclos del margen cratónico continental pre-andino Oriente. especia lme nte d urante los últimos 15 añ os . R.

se propone a co ntinuac ión una re visión de las subd ivisiones pre vias de las F ms.ue nca Oriente de l Ec uador prese rva una columna sedimentar ia fanerozóica (ef fig.Ullera.. agrupándo el mismo e n un ciclo sed imentario for ma do por S intervalos de pos itacio nales o secue ncias estra tigrá ficas . cada una de ellas se paradas por límites de sec ue ncia (SB) mayores de seg und o a tercer orde n e n la esca la de Haq et al. se rea lizó un aná lisis de las respectiv as d iagrafías de pozos y una corre lación e interpretac ión de varias secc io nes sísmicas reg ion ales a través de la cu en ca. ( 1988). 1. MARCO GI. (19 87) y Wilgu s et al. Napo y Basal Tena. 1999) . y una reinterpr etación del relleno sed ime ntario cre tác ico de la Cuenc a Orien te.CUENCA ORIENTE DEL ECUADOR: ESTRATlGRAJ·íA SECl JE IC¡AL DEL CRE r Ácrc o 47 75"00' EC~ • I N CUENCAS SUBJ\NOINAS Colombia Corc.Localización de la Cuenca Ori ente en el contexto georlinámico de las cuencas subandinas (modificado de Baby el al. Holl ín .. 1990 . Se mue stra además la localización de las figuras 8 y ~ (correlaciones de pozos: secciones 8 y 9a·b respectivamente ). 1999 y Christ ophoul. la .Real _ Sistema Su bandino _ _ Corredor Sacha -Sbushufiru f Sistema Capeóo. Utiliza ndo un marco de es tratig rafía sec ue ncial. .OL Ó G ICO REG IONA L Es tratigráficame nte.. 4. Int rodu cción de este libro). Además.Ttputlm !il) l00t< m Fig. perfor ación de la mayo ría de pozos exp loratorios y de aflo ram ie ntos de la zo na subandina (le va ntam ientos Nap o y Cutucú). 1999) y unidades estr uctura les. Bab y et al. 1 . la m ism a q ue puede subdiv id irse en varias megasecue nc ias (Dashwood & Abbotts.

variacio nes rela tivas del ni vel del mar contro lan el espacio disponib le para la acomodación ele sedimentos. La progrudaci ón de facies sedimentarias elásticas fluviales y de playa sobre facies de plataforma marina-so mera. se reconocen múltiples c iclos eustáticos. repor tados y detallados por Barragá n ( 1999) YBarragán & Baby del capítulo 1 de este libro. son ejemp los claros ele regresiones forzadas segú n lo defi nido por Posarn entier el al. ha sido complementado por nue vas durac iones rudiorné tricas (m étodo ·"AI P"Ar) ele varios cuerpos ígneos m áficos intercalado s Cil la secuencia sedimentaria crei ácica a lo largo de la Cuenca O riente. BABY. El cuadro biostratigr áfi co usado en e l presente e tudio corresponde a los reportados por Tsch opp ( 1953). n resu men dcl con texto es tructural y de la evo lución gcodin árnica de la C uenca Oriente está present ada en la lnt roducc ión de este libro. ( 1987) se observan los dife rentes miembros de la megasec uenc ia Hollín-Nnpo-Basal Tena. 2.íN. Dentro de un mode lo de estratigrafía secuencial.. ESTR ATIGR AF Í A S EC CRE TÁC ICO ENCIAL : S IS TE M A DEPOS ITA IO I ' AL Elanálisis d ' estratigrafía secuencial proporc ionae l marco para una reconstrucci ón paleogeogr áfica de la Cuenca Oriente desde e l Apt iano hasta el Maustrichtiano. [995: Barrag án. La figura 2 ilustra estas obs rvac iories.HíR EZ RODA S con diferentes característ icas sedimentol ógicns. registra dicha cic licidad asoc iada posihlem nte a las fl uctuaciones del ni ve! eusrático oc urr idas d urant e el Crcuicico (Whit el al. 1999).isricos cor respondien tes a las areniscas de ll ollin Princ ipal. En el pe ríodo del Albiano al Muastrichtiuno. U.is distales de plataforma (Da lryrnple el al. RA. 1994). T. y muestran cambios verticales y laterales de fac ies a lo largo de la cuenca que interrumpen la imperante sedimentación marina de baja energía. demás.Ia oc urrencia abrupta de depósitos el ástic os de playa o sistemas dcli áicos de tipo cstuar inos/fluvia les sobre facies marinas más distales: • la erosió n pro funda asoc iada a incisión de valles: • la presencia de límites de secuencias eros ivos y discorda ntcs en áreas do nde se co ncentró el "by-pass" sediment ario. La correlación de las caídas del nivel de base co n la progradaci ón de cuerpos a renosos a través de la C uenca O riente .48 BA RRA G. tectó nicas y mag máticas que refleja n las distintas eta pas evolutivas de la cuenca. !vil. M I YBasal Tena. RIV. y conc orda ntes en las zonas m. Faucher el al. Emery & Mycrs. WHlI E. Dichas formaciones testifican variaciones brusca s de la línea de costa e n la platafor ma marina-so mera de In Cuenca Oriente en el Cret ácico. ca lizas y lutitas.\f) EN ElR A. Faucher & Sa voya t ( 1973) Y los estudios más recientes de Jaillard ( 1997) Y Toro ( 19lJ7 j. 1994 .. 1996). Las regresiones forl adas se caracterizan por: . . (1992 ). y por lo tanto. La sección sedimentaria Hollin-Napo-Busal Tena e xhibe carac terísticas bien defin idas dentro de un modelo de es tratigrafía secuencial. enfatizando los intervalos cl. Hoffs tcuer (1 ( 56). la dere cha de la curva eustática de Haq et al. CHR ISTO PHn UL.. La megasec uencia Hollín-l lapo-Basal Tena. ejercen un con trol reg ional sob re la distribució n de fac ies sedimentarias en la cuenca t Zailtin el al. caract erizada por una serie repe titiva de are niscas . ca usada por las caídas de l nivel del mar. (197 1).

... • . E.n.. . . 1 . ~ . .:====::::::j (No d e~o sitací0 tco n den S a Ci 4n ) . 3 . Frh Tena (CO~IJnenlal) .. CaI.~.. 11. z CICLO I s ~ Fig. 1995)..F .. .n l" ~ Cuen ca Orient e e l te L.... :::> U) :::> O w U w ~ OC U CICLO 11 o:: w O ~ ---' ~ .. Lu l¡' " l'11ua ¡" l r .510m ll c ecíroo-T..l'fl es e viden te.& 1 tr ..nno o. <:AnoiWl "1 HST l'Iit~ '''~-<'l LUI~ ' 'I"~~. La base de cada inte rva lo e lástico rep resen ta un ejemplo del cambio lateral de facies haci a el oe ste y se lo define co mo u n límit e de sec ue nc ia de un ciclo sedime ntario . 1995). l'. 2 . . r. ::J « z w z ~ l ~ '1 Arenisca Basal Tena¡ .... .1'lO l". qu e regi stra la varia c ión co mp le ta de l nivel de base (G ardner. o..' t lT'l\. .ll tl'.:~ -.U.. y es sopo rtada por el cuad ro biostratigráfico de finido par a cada un o de los m iembros de la Fm.. htJ f~ c l $ .:.. 1995. Na po (W hite el al. r ' . 3) .'9nI~ ' ~Ilt i ~ ~ I iu. Formaciones y Miembros Corredor S a cila · S u. ...i Lagu na-sedi mentaria . <) ~tri:~?.Itlnl ! ~ o:: o. I r •• l!IIII""&. (1987)..J. l'l l . 198 7) s"~ O..atCJr¡¡ll.p!o. Guill och eau .. fa l<l'lMO .utl.CUENCA ORIENTE DEL ECUADOR: ESTRATIGRAFÍASECUENCIAL DELCRETÁCICO 49 Cambios relativos del nivel del mar (Haq el al. I '- --HST TST Oes le L. y sus rel aciones con la curva eustatica de Haq el al.¡lACa' DmQrJt(J. es .w a.Formaciones.- .a.• • M FR E• == Fig... .Ñ'tO. ~ ~. IJ "'" l_ nwl"l(¡jm..~. z ..c..Secuencia sed imenta ria típi ca para cad a uno de los 5 ciclos cretácicos definidos en la Cuenca Oriente. Este cic lo sed imentari o ide a l (f ig. . miem bros y ciclos sedim entarios del Cretácico de la C uenca Ori ente.. s---~~..

(1997). Hollín Princip al. Dos ambi ente s depo sitacional es so n observados. representando la parte superior y el abandono tota1de lsistema fluvialentrelazado de Holl í n Princip al. y que ha cont inuación se descr ibe. 1987) (fig.sure ste de la cuenca. transportadas de sde una fuente localizad a al este. tiene lugar [a depositació n del sistema flu vial cor respondiente a la Fm. La parte basal es interpretada como depósitos fluviales de rellen o de valles sobre la superficie ero siva pre-Holl ín. 4) . . Este sistema pasa progresivamente a ambie ntes distales de planicie aluvial coster a tipo llanura de inund ación influenciadas por la acción de mareas y que cubr en compl etamente las facies previas. posiblemente dur ante condi ciones de caíd a del nivel eust ático desde el Aptiano ( 112. RIVADENEIRA. en los términos estrati gráfico s clásicos (fig. La parte inferior es de tipo e l ástico.Ias lutitas Napo Basal de la parte inferio r de la Fm. Napo (Alb iano MedioSuperior) . A la base comienza con depósitos fluvi átiles de arena s canalizadas erosivas . Por lo tanto . 5a). Seguido. Una vez que se llene el estuario. se observa un cambi o hacia un sistema detr ítico de baja ene rgía. parte inferi or) o unidad Napo T Basal propu esta por White & Barragán ( 1997) (fig. donde se puede diferen ciar tres ambientes depositacionales distintos definido s por White el al. Este sistema fluvi átil fue depo sitado dentro de valles incisos con influenc ia estuarina como resultado del inicio de la subida del nivel de base (LST).. la Fm. 5 b-e). la cali za C del miembro Napo Infe rior (Albiano Medio temprano-tardío seg ún Tschopp [ 1953] Y Bristow & Hoffstetter [1 977]) . Hollín ca racterizada por una sucesión de depósit os de ríos entrel azados prograd antes y diacróni cos de planicies alu viales (Whi te el al. ( 1995) Y Jordan el al.5 Ma) (Haq el al. 1995 ). por: . Intercalaci one s de areniscas de marea . Ciclo sedimentario 1 (Aptiano Superior-Albiano Superior) De abajo hacia arrib a. La superficie de máxima inunda ción .50 BARRAGÁN. Después de un período de erosión de la serie j urásica y paleozoica de la Cuenca Oriente. el Ciclo I es tá form ado. lutitas es pesas marina -som eras y calizas finas definen el maximum de inunda ción (MFS). las areniscas de las formaciones Hollín Princip al (Aptiano Superior-Albi ano Infer ior tardío) y Hollín Superior o arenisca basal. Hollín Superior. 2.. . una suces ión de depósitos marino s someros se derrama sobre las márgenes de los valles incisos y reflejan en conjunto la transgresión de facies marinas hacia el este de la cuenca (sistema trans gresivo o TST) . que se desarrollan hacia el oeste a través de toda la Cuen ca Oriente. se da la depositación de la parte principal de la Fm . de playa-delt áico-estu arino cubierto por facie s de plataform a marin a somera. 1. CHRISTOPHOUL. WHITE. Progresivame nte. Hollín Superi or repre senta los depósit os del sistema transgre sivo (TST). BABY. RAMíREZ. Estas pasan a depósitos de platafor ma de calizas espesas con influencia detrítica cor respondiente al prism a de alto nivel (HST). RODAS reconocid o en cad a una de las sec uencias de la serie sedimentaria Hollín-Napo-Ba sal Tc na como se indica en la fignra4 . 2).Ias calizas T (A lbiano Supe rior. dond e la depo sitación de sed imento s transgresivos ocurrió de oeste a este sobre la zona subandi na y a través de la Cuenca Oriente (fig. dond e se evidencian los efectos de una transgresi ón marin a que caracteriza a la Fm.

.Relleno de Valles (L Areni sca Basal Tena Ar enisca MI S8 turna s Na po Superior ..uuta Napa Med ia (U) Ar eni sca HST I MFS Transgresión (TST) CIC O 11 Arenisca T Prin cipal T Su penor I . ... } I I Transgresión Temprana (LST?) Caüza A Arenisca U Su pe rior ] HST TransgresiM T ST) CIC 0 111 Aren isca U Prin cip al S8 t....Transgresion Temprana 'Relleno de Valles (LST) HST MFS TST Lutil as N..no r -------~ : p-: ' ...a-: o·l""nr"e.'o_ _ .. ). ~ Fig.: BaGA! T I I S8 Hol hn Su pe rl.CUENCA ORIENTE DEL ECUADOR : ESTRATIGRAFÍA SECUENCIAL DEL CRETÁC ICO SI BOGI -1 (Parte Este de la Cuenca Orien te) Litoestratigrafía Fm Tena (red be ds) Estratigrafía Secuencial I ~---r ST) .."" ¡tl t .. MFS? CICLO IV Ca liza MI TST? C aliza M2 Aren isca M2 . r Ar eni sc as Houm Principal """" I TST? ' m on CI LO I LST Pra-Hc llm I l U 11~ ... 4 .. 1) Ysus equiva lentes en términos de la nom encl atura clásica..Los S ciclos sedimenta rios del Cre tácico de la Cuenca Ori ente definid os en el pozo Bogi-l (u bicació n en la fig..

redefinida por White & Barragán ( 1997) como facies progradantes hacia el oeste sobre toda la cuenca y la zona subandina. La depositación de la sección restante del ciclo Hollín corresponde a la caliza T.. areniscas glauconíticas y lutitas de ambie nte marino. faci es marinas abier tas. BABY. superficie de inundación ma xim al. sist ema de TST. Albiano. calco-arenitas. CHRISTOPHOUL. que registra la transición a un sistema de prisma de alto nivel (HST). 1995): (a) Hollín Pr incip al. facies tipo plani cie alu vial de ríos entrelazados. Albia no: (e) Hollín Superio r. siste ma de LST . AptianoAlbi ano. RAMíREZ. (d) Halllo Sup erior and luUtas Napo Inferior Faci es Marino Ab iertas (Alblan o Superi or) Fig. RI VADENEIRA. 5 . o intervalo T Basal. facies de plani cie coster a y llanura de inundación. faci es de playa . ocurre durante la deposi tación de la lutita basal de Napo Inferior en el Albiano Superior (fig. representa ndo el sistema de prisma de alto nivel (HST) del primer ciclo sedimentario Holl ín-Napo (fig.Esquema paleo geográfico de los miemb ros (modificado de White el al.. no) (b) Holll n Principa l Pactes de Planlcle Coster a (Alb lano) (e) Hallln Supe rior FlIIclea de Playa (Albla no) /. (b) Hollín Principal. RODAS (MFS). Albia no Superior. sistema de TST. Ycubre la mayor parte de [aCue nca Oriente. . (a ) Holll n Principal (Ptan tcte aluv l at de rl0 9 entrenzado s) (A pUano· Albl .52 BARRAGÁN. 6a). (d) Hollín Su perior-Lutita Na po Inferior . WHITE. caracterizada por una sucesión de ca lizas. 5d).

ca ída del nivel del mar. . 6 . .Ias lutitas del miembro medio de Napo o lutitas U (Cenornaniano Inferior). Ciclo sed imen ta r io 11 (Albia no su pe r io r-Cenom a n ia no Medio) La secuencia sediment aria del Ciclo JI está compuesta por: . pri sm a de alto ni velo HST del ciclo 1. (d ) T S uper ior -Ca liza B. 6b). La caída del nivel del mar durante el Albiano Superior (98 Ma) (Haq e l al. para sequen cia transgresiva (TST) . la caliza U (Cenorna niano Medio) (figs. <98 Ma .Ias unidades arenisca T (Albiano Superior.. parte media). . subsecuentemente (a) (b) Basal T Prisma de alto nlve' (HSTI (Alb lano Super ior) Alb lano Supe rior (98 Ma?) Calda del nivel del Mar Lim ito de Secuencia (5 8) (e) (d ) Are nisca T Principa l Sistema Transgreslvo Tempra no relleno de valles (LST) «98 Ma) T Sup erior y Caliza B Parasecuencl a Transgreslva (TST) Fig./\TIGRAFÍA SECLJENCLt\L DELCRETÁCICO 53 2. 2 y 4). 2.. 1987) crea otro importante límite de secuencia erosivo que expone el prisma de alto nivel de la parte superior del Ciclo I (miembro basal T de la Fm. 1995): (a) Basal T. (b) T Principal. Napo) (fig. (e) T P r incipa l. parte inferior a media) subdividida típicamente en arenisca T principal y arenisca T superior.CUENCA ORIENTE DELECUADOR: ESTR.Esquema paleog eográfieo de los miembros (modificado de White el al.I a ca liza B (Albiano Supe rior. límit e d e secu encia. Albia no Superi or. sistema transgr esivo temprano y r elleno de valles incisos (LST) . Albiano Su perior (¿. Se genera por lo tanto un drenaje erosivo correspondiente a una red de valles incisos..98 Ma" ).

RIVADENEIRA. RODAS rellenado s dur ante el inici o del event o transgre si va (LST) (fig. erosión de la plataforma debido a la caída del mar durante el Cenomaniano Medio (¿. (d) Depositación de la secuencia transgresiva Napo U Superior-Caliza A. (b) U Principal. 7 .lmal aluvial cecosttaoo sobre la pietatom-a Nepe Media (b ) rcen omao. WHITE. sistem a transgresivo temprano y relleno de valles incisos (LST ).lma nroll. límite de secuencia. y representadas lateralmente por niveles el ásticos de playa en el este de la cuenca . BABY.S4 BARRAGÁN. el Ciclo n se termin a por la depositación de las lutitas U del Cenomanian o lnfe rior (Lutit as Napo Medio).n al [ Nepe U) lc S. 6c) por las areniscas T principal. CHRISTOPHO UL. Se infier e por tanto.'ronian) (Cenomerueno¡ F ig..Esquema paleogeográlico de los miembros (modificado de White el al..sll. calc o-aren itas y lutitas) y la cali za B. Este sistema alcanza su máxima expresión durant e la depositació n de la cali za U (parte superior de Jutitas Napa medi o). desarrolladas prin cip almente en la zona su bandin a y en la parte central de la Cuen ca Oriente.. que alcanza la parte central de la Cuenc a Oriente. Cenomania no. Su distribu ción es cara cterizada por sistema s fluviale s co n influencia estuarina y/o mareal. . que esta sección (o) Prcgradaaonal l. 1995) : (a) Lutitas U. relleno de valles durante la subida del nivel del mar. (e) Arenisca U Principal. Sobreyaci endo y desarroll ados a lo largo de toda la cuen ca. progradación inicial. o HST. Las mismas se asocian a la máxima inundación (MFS) que registra el cambio a un sistema de prisma de alto nivel (HST).aooj (e) Areni sca U Pnnc-ipa: Rellena de valles durante la scooa del mvet del mar / . RAMíREZ. (d) OepoSl!aCÑI1 ce L856C 1. Cenornaniano Medio-Turoniano. sistema proximal aluvial depositado sobre la plataforma Napo Medio.94 Ma?).6L"JCÍe transqresiv a Napa U Superior y cenzaA (Cenoma mano Mo clO.T\. están los dep ósitos transgresivos (TST ) correspondientes al miembro T superior (arenisca s glauconíticas. 6d) . Cenornaniano. Finalmente. que típicamente traducen ambientes de baja energía de plataform a marina so mera (fig.

Las facies carbonatadas micríticas son más ricas en material detrítico. Aquí. sugerido por la presencia de una abundanc ia de fósiles y nódulos fosfáticos. 4. crea otro límite de secuencia eros ivo al tope de las lutitas y caliza U (HST del ciclo previo) (fig. y caliza A (Turoniano Inferior a Turoniano Medio) (figs. La subsecuente caída del nivel del mar en la Cuenca Oriente . depositada al tope del ciclo U. 1995). con batimetría variable. De hecho. por lo tanto. durante el Cenomani ano medio (94 Ma). 2. que ge neró una cuña sedimentari a el ástica en la parte este de la Cuenca Oriente (fig. . 7c). 7a).. 2 y 4). muestra una organización inversa con relación a la sucesión de facies observada en la parte inferior. La arenisca U principal. 2. La parte media de la caliza A está represent ada por una sección conden sada asociada al máximo de inundación (MFS). caracterizadas por una espesa sección de grainstones. . Como se observa en las correlaciones E-W de registros eléctricos de pozos (fig. el Ciclo 1II está form ado totalmente por depósito s marinos atribuidos a las facies de TST y de HST (White el al. Ciclo sedimentario IV (Turoniano-Campaniano Inferior) El Ciclo IV corresponde a la primera de las dos secuencias superiores de la Fm. Sobreya ciendo. Es notable la extensión alcanzada hacia el oeste de la cuenca por la arenisca U principal . 8). La parte inferior y la superior. la secuencia del Ciclo 1II evidencia la ausencia de cualquier aporte detríti co de tipo de valle inciso en la región subandina. la caliza M2 (Turoni ano Superior). 3. la caliza A ha sido subdividida en 3 unidades (White el al. 7d). 1995 ). Napo. como resultado de la caída del nivel del mar y el inicio del influjo silicicl ástico en la cuenca. Ciclo sedimentario Hl (Cenomaniano Inferior a Medio-Turoniano Inferior) El Ciclo sedimentario III consiste de las siguientes unidades: arenisca U (Cenomaniano Medio ) subdividida en arenisca U princip al y arenisca U superior. En diagrafí as de pozos.CUENCA ORIENTE DELECUADOR: ESTRATIGRAFÍA SECUENCIALDELCRETÁCICO SS resulta de la progradación de un sistema aluvial. la caliza A. 2 y 4). La parte superior de la caliza A fue deposit ada como resultado de la progradación de la plataforma asociada al comienzo de la caída del nivel eustático (HST). es la exp resión final del evento transgresivo y del cambio al sistema de prisma de alto nivel (HST) en la plataform a marina abierta de la Cuenca Oriente. packstonesy wakestones. 7b).somero) representan la sucesión transgresiva marina en este ciclo sedimentario (TST) a lo largo de la cuenca (fig. atribuida posiblemente al cambio del nivel eustáti co en relación con los otros ciclos de Napa (fig. Finalmente. las calizas MI (Santoniano-Inferior) y lutitas MIo miembro Napa Superior (¿Santoniano Superior -Campaniano Inferior?) (figs. los depósit os de la arenisca U superior (areniscas glauconíticas calcáreas y lutitas de ambiente marino. tipifican un ambiented edepositación de plataforma carbon atada interna a mediana. es similar a la arenisca T principal y representa el relleno de valles incisos sobre este límite de secuencia. cuando los subsecuentes valles erosionados se transforman en estuarios y comienz an a ser rellenados en retrograd ación por sistemas canalizados fl uviales con inf!uencia de marea . Fue depositada durante el inicio de la subida del nivel del mar (transgresión temprana o LST). Incluye la arenisca M2 (¿Turoniano Superior").

CHR/STOPHOUL.' . RODAS W f- (/) W Nlll OH-3lld NOIl:l3S 100 ft "" 'C l. . RAMÍREZ. R/VADENE/RA.:: e Y'-"".JI . ¡ O "= '-' e :::l • • • " U "" "= ti UJ O UJ . -. HIN/TE. BABY.56 BARRAGÁN. .

al igual que el ciclo sedi mentario anterior. a parti r del Corredor Sacha -Shu shufindi y hacia la zona subandina. 9) . car acteri zad o por depó sitos de plataforma carbonatada donde no se observa ningun a influencia y/o aporte elástico. Para e l Ciclo V. se interpreta la pos ición de la línea de cos ta aproximadamente a lo largo de la frontera oriental entr e Per ú y Ecuador (fig. ( J987) . es de estar restringido a la parte es te de la Cuenca Oriente. 9) . La mayor diferenci a está en el hecho de que la secc ión sedimentaria está co ndensa da hacia el oes te de la cuenca. 2. que pasan lateralmente hacia el oes te (Cuenca Oriente) a una sedimen tac ión flu viomarina vía estuari os de sistemas delt áicos y sis te mas marinos restrin gid os. Ciclo sedimentario V (Ca mpaniano-Maastric htiano Inferior) La secuenc ia depo sitaci onal más j oven del sis tema sedimentario Hollín-NapoBasal Tena corres ponde al Ciclo V. co mo es sugeri do en los atl ora mient os y en los pozos desc ritos en la parte norte de la zona subandina (fig. generados des pués de la ca ída del nivel eu stático correspondie nte posiblemente al evento Turoniano Superior (92 Ma) en la escala de Haq e l al. La particularid ad del Ciclo Y. lOa) y en las correJaciones region ales E-W de diagrafías de pozos (fig.CUENCA ORU::NTE DEL EC ADOR: ESTRATIG RAFÍA SECUENCIAL DEL CRETÁCICO 57 La secuen cia depositacional del Ciclo IV es similar a las secuencia s previamente definidas. el ciclo sedimentario IV es marino . 1999 ). La línea de costa. dep ositado s posiblemente al inicio de un evento transgresi va desp ués de la caída del nivel eustático en el Carnpaniano (807S Ma). 11a). 200 1). el eq uivalente del Ciclo Y. Gil . siendo su límite depo sitaci onal el Corredor Sacha-Shushufindi . Sobr eyacien do al tope de este ciclo. La secuen cia sedimentaria es de origen fluvial-cont inen tal de siste mas de ríos anastornosados tipo planicie aluvi al. En la parte occident al y ce ntral de la Cuen ca. Napa . El espeso r total del Ciclo Y en la Cuenc a Marañ ón está . Prelimin arment e. Está form ado por la arenis ca MI (Cam pani ano Inferi or-Medi o) y por la are nisca Basal Tena (¿Ma astritchtiano Infer ior") (figs. correspondi ente a la Fm. espec ialmente en la parte este de la cuenca. 5. sin em bargo. c uya depositación está asociad a a un máximo de inundación (MFS) y al inicio de una sec uenc ia de prisma de alto nivel. es co mpleto y bien de finido desde el punt o de vista bioest ratigráfico desde el Camp aniano Inferi or al Maastrit cht iano Infe rior. la parte litoral dist al (shoreface ) y los siste mas aluviales pro ximales so n restrin gidos hacia la parte este de la Cuenca Oriente (Barragán. ma yor detalle sedimentológico es necesario en este Cicl o IV para confirmar los di ferentes sistemas sec uenciales aquí definidos. como se muestra en el correspondiente mapa isópaco (fig. La misma representa los depósitos transgre sivos tem pranos de tipo f1u vial-estuarino. 1948 . En la Cuenca Marañón . 2 y 4) . similar a lo observado en el Ciclo 1(Hall ín). Yivian (Kurnmel. Sin embargo. se encuentra la lutita superior de Napa. Aunqu e la sec uencia M2 muest ra un ciclo sed imentario completo de tránsito del nivel de base. La arenisca M2 está limitad a a la parte este y so breyace en onlap so bre la caliza A. el mismo exhib e carac terísticas geod inám icas diferentes a los ciclos cret ácicos anteriores. las mismas revelan a mbientes fluviales de rellen o de paleo-valles en la parte central de la cuenca . Las are niscas M I presentan facies idénticas a los otros nive les elásticos de la Fm. interpr etam os las calizas M2 y MI (Santoniano-Inferior) co mo los intervalos transgresivos carbonatados principales de la plata for ma marin a (TST).

1 '-" ce 1 . PARTE NORTE ZONA SUBAN DINA..... ~ Ü R 6 ::t: C) ~ Cw.J o J ! -=-~ ~ ~ ..lSdII Ttlfl" • I ....." U . PARTE SUR DE LA CUENCA ORIENT E VILLAN O 2 ENTRE RIOS X1 RAMIR EZ 1 M A RANACU 1 SE . 1 ~ I LU1. . <: ~ ~ :. ~ C) ~ ~ .JO g > ~ .a M2 Cokco A ª' f2 NW (b) NAPO SUPERI OR.t11 N .~.NNE (a) NAPO SUPERIOR. ~ CJ .. -:¡ S 'lJ tl:l ~ ~ ~ \J ~ :-<: f ~ ft!~ ~.:... .lpU ~ -.. j-- c"". 1 para ubicación ). .....4. 2: o ~ UI -- -..< <:. .. CUENCA ORIENTE BERM EJO N ORTE 19 OCH ENTA 1 PUN GA RAYA CU ·10 SSW SA N CA R LOS.. g ~ I_~~~A ªI Fig. TENA B..H _ J G. ~ I.. 9 .Correlaciones NNE-SSW (A) y NW-SE (B) de pozos en la Cuenca Oriente: ciclos sedimentarios IV y V (ver fig. V¡ ~ ....

-1.00 ·78. -0.00 -7'. -3.50-1 ! p ~ e CI o q. lO .50 -77. ·100 o ?" E. 'O .50 VIlla no o fJo g ~ n 8i C/l ~.1»- (CICLO SEDIMENTARIO IV) (b) (CICLO SEDIMENTARIO V) n ~ n » Levant.00 O Fig.00 'Cordillera Cutucu ~ n -2. Napo "'f. (b) ciclo sed ime nta rio V (a ren iscas M I y Basal Te na) .50 ·7'. n -TUjO -77. ~ -2.50 -7'.00 -77.Mapas isópacos en pies de Nap o Su perior : (a) ciclo sedimentario IV (Base Ca liza M2-t ope lutitas Na po Superior).(a) 0.00 ffi ».50 ~ CI P ñ v.

(b) Husal Tena . RH'ADENEIRA. ca ída del nivel del ma r y relleno de m iles incisos.60 BARRAGÁN. . RAMíREZ RODAS (a) Arenisca M1 Campaniano Inferior a Medio Caida del nivel del mar y relleno de valles incisos transgresión temprana (80-75 Ma?) (b) Basal Tena Prisma de alto nivel tardio de Napa Superior Sistema deltáico progradacional cubriendo la mayor parte de la Cuenca Oriente (74 Ma ?) Fi ~. . prisma de alto nivel (HS T) tardío de Na po Super ior. 1995): (a) Arenisca M 1. WHITE. tran sgresión temp rana. CHRISTOPHOUI. Cam pa nian o Inferi or a Me dio (¡. BABY. 11 . sis tema dcluiico progr adaciona l cuhr iendo la ma yor parte de la Cue nca Or iente (¿ 74 Ma ?).Esq uema pale ogeogr áflco de los miem bros (mod ificado de White el al.!lO-75 i\Ia ?)..

especialmente al contacto entre el Ciclo IV y el Cicl o V. Después de la prograd ación de la areni sca Basal Tena . 1953. Napo en la Cuen ca Oriente . II y III. puede ser redefinido como parte del sistema Napo. Esto es corroborado en las correlaci ones regionales E-O de registr os eléctri cos de pozos (figs. 10b). Ademá s. No se observan evidenci as de erosión subare al. que representa la sección cenozoica molásica de la Cuen ca Oriente . donde se . las co ndiciones marinas de la cuenca fueron substituidas por condiciones continentales (Red-b eds ) de tipo de ante -pa ís. A escala regional. 1971.CUENC A ORiENTE DELECUADOR: ESTRATIGRAFÍA SECUENCIAL DELCRETr\CICO 6J relacionado al desarrollo del onlap hacia el oeste. y a la arenisca Basal Tena como el testimoni o del episodio final de relleno sedimentario de la Frn. desde el Cor redo r Sach a-Shushufindi y hacia la zona subandina.). Sísm ica de refle xión y correlación de diagrafías de pozo s ponen en ev idencia una organización sedimentari a controlada por una tectónica compresiva y por la in versión de anti gua s estructuras extensivas (cf capítulo 1de este libro. como es sugerido a lo largo de vario s afloramient os de la zona subandina (i. el área de sedimentación de la arenisca Basal Ten a ha sido restringid a a las zona s subsidentes de la cuenca. 1997). Se caracteriza por presentar facie s fluvio-marinas de canale s de marea. por lo que la Fm. a la areni sca MI fluv ial subyacente y desarroll ada en la parte este de la cuenca co mo el prisma transgresivo de rellen o de valles incisos. Los datos regionale s de afloramientos (zona subandina) y las descripciones detalladas de testigos de perfora ción a Jolargo de la cuenca. Se considera. se puede observar las primeras manifestaciones de la tectónica sinsedimentaria. ni de remanente de los depósitos subyacentes. la sección sedimentaria está restringida al este de la cuenca y co nde nsada hacia el oeste. los mismo s desarr ollados en un ambiente de tectónica sinsedimentaria compresiva (fig. 11 b). los ciclo s superiores IV y V de la Formación Napo (Napo Superior en este libro) desarr ollad os a partir del Tur onian o muest ran una evoluci ón geodinámic a diferente a los cicl os previo s 1. TECTÓNICA SINSEDIMENTARIA: EVIDENCIAS ESTRUCTURACIÓN TEMPRANA DE ANTE-PAÍS DE UNA Como se ha descrit o en la sección anterior . por lo tanto. hasta desap arecer en algunas partes y convertirse en una secc ión condensada hacia la zona subandina por efecto del levantamiento de los Andes. Diaz et al. permiten precisar la naturaleza del mismo. 8 y 9). como también facies de playa y de plataforma marin a el ástica so mera. El miembro Basal Ten a. Ten a (Tschopp . Río Puyo ). y no ha sido recono cida en las zonas levantad as por la tectónica compresiva sinsedirnentaria. Hoffstetter 1956. como se observ a en los mapas isópacos de los cicl os IV YV (fig. Se documenta un domini o de facies deltáicas. y no un domini o puramente continental subareo como ha sido previamente interpret ado por Jaillard ( 1997).. 3. Faucher et al. A partir del Cicl o IV ("'90 Ma). Vivian en el Perú se adelga za considerablemente hacia la Cuenca Oriente. y sobre las lutitas Napo Superi or en la parte oeste . similar a los otros miembros ya descrito s en la sección Napo. atribuido como parte del sistema continental de 'red beds' de la Fm. 10).e. con influencia mareal típicamente de un sistema depositacion al rápidamente progradante de tipo de prisma de alto nivel (HST) (fig. Jaillard. La arenisca Basal Tena se depo sita en prograd ación sobre la arenisca M I en la parte este de la Cuen ca Oriente.

RAMÍREZ. R1VADENE1RA. Además. Baldock. RODAS muestra estas variaciones laterales de facies y de la geometría dep ositacional dent ro de Napa Superior. 13b) Yvariacion es importantes de espesores hacia el oeste (fig. 1999 y del capítulo 1 de este libro). Jaillarel. 1997) definen esta ausencia de sedimentos Flanco Oeste ~ 'ro ro e Flanco Este ~~ ~-l~~-"'¡'---------"". 1973. WH1TE. 1990. discordancias progresivas evidenciadas a nivel de campo Bermejo (fig. Faucher & Savoyat. 1982: Dashwood & Abbots.. Por lo tanto. Interpretaciones anteriores (Tshopp. . 13a) .""'-----~~-""'''' Sección condensada Levantamiento Anticlinal mirador Fi¡:. BABY. partes de los ciclos IV-V se han preservado co mo sección sedimentaria continua en la parte este de la cuenca. se manifiesta por el emplazamiento de cuerpos intrusivos a nivel somero (Ar/Al'==82+/-0. 13c). CHR1STOPHOUL.Secciones lilllesl ratignílkas moxtr ando la tect ónica sinsed imenlari a en la zona su hand inn (Anticlina l Mirudu r de la Dep r esi ón Pa staza).62 BARRItGAN. mientras que la tectón ica compresiva en el oeste ha restringido la sedimentación. principalmente a través de sísmica de reflex ión y de descripción directa en afloramientos ele la zona subandina (Ej . fig. var ias son las evide ncias de esta estructuración sinsediment aria en la cuenca. 12): onlap de M2 sobre la caliza A (fig.el volcanisrno alcalino contemporáneo. 14). creando superf icies de discontinuidad estratigráficas. 1953. Anriclinal Mirador de la Depresión Pastaza.. 1999: Barrag án el al. A escala local. 12 .5 Ma) que generan una conden sación de la sección Napo Superior (fig. asociado al cambio geodinámico cretácico superior de la Cuenca Oriente (Barragán.

.EOCE" O {Tena sup ) (C) Cuenca Onente centr o-oeste E ... Tena '\lO '.. -~ 90 Ma 1 KM Fig.'_ .CUENCA ORIENTE DEL ECUADOR: ESTRATIGRAFÍA SECUENCIAL DEL CRETÁClCO (a) 63 ••• 1 Cuenca Oriente central ESTE Inferior • FmOTiyuyacu Fm. (b) variaciones de espesores sobre la estru ctura del Ca mpo Bermejo..Secciones sísmicas most ra ndo la tect ónica sinse dim en tar ia en compresión de los ciclos IV y V: (a) onla p de M2 sobre la caliza A (cam po Slm shu lin d i Sur). 13 .-.. (e) discord ancias progresivas y variaciones laterales rápidas de esp esores hacia el oeste....- Napo Inferior BASAMENTO (b) Cuenca Oriente noroccrcen ta! • SE PAl.. .

~ ~ E <: .¡:.:.RJ a §2 V) :>:> ... ~ ~ ~' .. :>:> Caliza M1 . . ~<: e¡ ~ ro t.a.Sección condensada de los ciclos IV y V gene r ada por el empl azamiento de un cue r po volcánico intruslvo (Yuralpa) en el Cor redo r Sac ha-S hus hufind i de la Cue nca Ori ente .¡. O:l . I~ Fi g.¡. . . en liza ~ S- c:: ~ Ci "tl ~ Lutita Na po ~ 1 ~ g: :<: ~ O:l I o u.." ~ ~ . 14 .

se tiene una secció n espesa de lutitas (i. con influencia estuarina hacia el centro . Sin embargo.. Arenisca U Principal. Se infiere que esta secció n resulta de la prograda ci ón de un sistem a aluvial. e. Cada ciclo comienza por una superficie de erosión . reconocida por Baby el al. Napa y Basal Tena. La idea principal de esta nuev a subdivi sión sec ue nc ial viene a partir de un gran número de puntos comunes entre los depósitos de las formaciones Hollín . Lutita Napo Superior) que reflejan el máximo de inundación (MFS ) y finalmente una secc ió n calcárea arenosa que traduce el HST o pri sma de alto nivel. En efecto. 1999) . se desarrollan las a ltern anc ias de areniscas. asoci ado con el comienzo de la ca ída del nivel eustático y la progradación de sedimentos elásticos hacia el oe ste de la cue nca (i.CUENCAORIENTE DELECUADOR: ESTRATIGRAFÍA SECUENCIAL DELCRETÁCJCO 65 como el resultado de los consecuentes levantamiento y erosión de la cuenca. Hollín superior. 4. Aunque los ciclos IV y V so n similares a los anteriores. redu cida a una superficie de ravinamiento. Su organización sed ime ntaria se ve diferenciada y controlada por . IMPLICACIONES GEODINÁMICAS El modelo de evolución secue nc ia l propuesto en es te trabajo permite revi sar la visión clásica del siste ma cretácico de la Cuenca Oriente. los mismos que removieron completamente la sección superior de Napa en la parte occidental antes de la depositación de la arenisca Basal Tena . como consecuencia de un evento de ravinamiento asociado al inicio de la tectónica compresiva sinsedimentaria durante el Cretácico Superior. Seguidos. de todo el ciclo M I incluid a la secc ió n Ba sal Tena. asociados con loseventos tran sgresivos prin cipales (TST). los cinco ciclos definidos en este trabajo mue stran una evolución depositacional similar. T supe rio r. que generó una cuña sedimentari a el ástica en la parte este y sure ste de la Cuenca Oriente (fig. Caliza A-miembro superior.e. ( 1987). 1999). En los mismos. desde el punto de vista sec ue ncial. Areni sca T Principal . la ocurrencia de este hiatu s sedimentario entre la sección Napa y el miembro Ba sal Tena hacia la zona subandina puede ser explic ada más fácilmente por una condensación de Napa Superior. calcáreos de Napo Superior y arenisca Basal Tena). se ob servan las primeras evidencias de deformación sinsedimentaria y por lo tanto de la estructuración de la cuenca de antepaí s. los ciclos Napo Superior regi stran el inicio de la inversión tectónica de gr abenes y se rni-g ra be nes pre -cretácicos (Baby el al. U supe rio r. formando una discordancia regional y una laguna depositacional del Campaniano al Maastritchtiano. (1998. Sin embargo. y que evolucionan hacia facies distales de depósitos finos de plataforma en la parte oeste (Hollín Principal. Lo s cuerpos arenosos típicamente de ambientes fluviales hacia el este de la cuenca. Caliza U. 7a) reconocida en la Cuenca Marañón (B arragán. Como se mencionó. Lutita U. Miembro T Basal . representan los depósitos asociados con el prisma de bajo nivelo LST. que representa un límite de secuencia que marca y se correlacion a aproximadamente con una caída del nivel del mar de segundo a tercer orden en la escala de Haq el al. 1999). se evidencia una co nde nsac ió n total de la arenisca MI.e . a partir del Turoniano. presentan indicadores claros de una influencia tectónica . Lutita Napo Basal . Areni sca M 2 y Areni sca MI). calco-aren itas y lutitas que traducen ambientes marino someros de plataforma (i. Encima . y en ciertos casos. Caliza M2-M I ?).

Cada uno ele Jos intervalos sedimentarios es el expediente ele un ciclo complet o elel tránsito de la línea el e costa. Durante los dos último s ciclos depos itacionales. el Cretáci co Superior de la Cuenca Oriente marca el inicio de un proceso de inversión tectónica durante e lTu roriiano-Maastrichti ano (Baby el al. Barragán y Frédéric Chri stophou! en la Uni versidad Paul Sabatier (To ulouse-France). . el tectonisrno y el volc anisrn o activo. CHRISTOPH() (/L. La presencia de los miembr os elásticos en estas formaciones docu menta variacione s dramáticas W-E de la línea de costa ele decenas ele kilómetros a tra és de la cuenca. y su organiz ación sedim enta ria se ve diferencia da y controlada por el eustatismo . su . CONCLUSIONES Cinco secuencias estratigráficas de seg undo orden en la escala de Haq el al. La base de cada uno ele los mismos se puede clasificar como un límite de secuencia. el inicio de la deformación co mpresiva en la Cuenca Orie nte ejerció un co ntrol fundamental en la sedim entaci ón y en el espacio disponi ble para la acumulaci ón de sedim entos a partir del Turon iano (90 Ma). y asoci ado a un volcanisrno alcalino activo (Barragán & Baby. ejercieron un control regional sobre la distribución de los sedimentos. Cad a uno está cara cterizado por dep ós itos fluvial-estuarino de relleno ele valles incisos asociad os al inicio de la transgresión y gener almen te restrin gidos a la parte este y a las parte central ele la cuenca. RAMíREZ. claramente identificado a lo largo del Corredor Sacha-Sh ushufi ndi. Corres ponden a cielos sedimentarios que englo ban a las forma cione s Hollín. BABY. Napa y Basal Tena.66 BARRAGÁN. Controlaron el espacio de acomod ación disponibl e y por lo tanto. Sin em bargo. Dentro de un marco de estratigrafía secuenc ial. Por lo tanto. (1987) se han identificado en la Cuenca Oriente elentro elel interv alo AptianoMaastritchtiano. 200 l). 1999 y capítulo 1 de este libro). especialmente en los tres primeros ciclos. los sedi mentos se confinan al este y se condensan al oes te de la cuenca. los cambi os del niveJdel mar son el mecanismo dominante en la sedimentación de la margen peri-cra t ónica co ntinental pre-Andina Oriente. que reflejan la transgresión total ele facies marina s y los depósitos prcgradante s el e prisma ele alto nivel.los dos último s ciclos registran el comienzo de la deformaci ón asociada co n el sistema de ante-país.. La correlació n de las caída s elel nivel el el mar y las progradaci ones el ásticas a través ele la plataforma cret ácica riente son soportadas por el co ntenido biostratigráfico ele la serie Hollin-! upo-Basa l Tena. WHITL. RIVM )[:NEIRA.cuya variación lateral de facies depositacionales y elistribu ción están controladas princip almente por los cambios eustáticos reconocidos a escala global durant e el Cretácico. Por lo tanto.cdidus por depósitos marino s de plataform a somera. que controla localmente la depos itaci ón ele la parte superior ele la Frn. Agradecim ientos El presente trabaj o representa el resumen de una parte de las tesis doctorales obtenidas por R. RODAS fenómen os eustáticos globales y por la tectónica co mpresiva andi na ("secuencia tectónica") . Napa .

. F. 223p. M. Toulouse.1. Bull. & MYERS. BABY. Fase. FAUCHER. Fase. Ph.M.Northern part of Oriente basin. Díaz Martínez por sus revisiones constructivas. J.. Paris. Deseamos dar las gracias a E.Structural style and Timing of hydrocarbon entrapments in the Ecuadorian Oriente Basin. CN. 1998 . R. BES DE BERC. R.. B. Tectonique d' inversion et Sedimentation dan s le Bassin Cretace Equatorien. Amérique Latine. RODRíGUEZ. 1999Tectono-Sedimentary evolution of the late Cretaceous Napo Formation. R. Rio de Janeiro: 464-465. F. N. BALDOCK. & ROBBlNS. GALARRAGA. Tankard. RlVADENElRA.. CANFlELD. H... WHITE. & BARRAGÁN. G. DASHWOOD. G. P.. Ecuadorian Oriente Basin.Geología del Ecuador. VALDEZ. & ABBOTS.: Quito. 297p. ed..I. Coop. 1982 . Ecuador: reflection seismic expression of structures. CHRISTOPHOUL. & SlGAL. n" SO: 89. H..390 p. K.. Extended Abstract.I. FAUCHER. Publ. E. Ed.. & SA VOY AT. South America.Relations entre Vo1canisme. p A9. R. F. 1995 . Toulouse lll. Cuartas Jornadas en Ciencias de la Tierra. Internationa! svmposium of Andean Geodvnamics ISAG99... VERNET. Ecuador. M. DENIAUD.Estructura y dinámica sedimentaria de la Cuenca Oriente.I. A.. Boletín de Explicación del Mapa Geológico del Ecuador a l: 1000000. 1971 . 2 édition. & HOFFSTETTER. 1973 . BABY. 1999 .. BlZON. A. B. MAROCCO.K. Referencias citadas BABY. n" 8: 1076-1090.. J. Ecuador. Geological Society Special Publication..I. B..I. p. DÁ VILA. R. p. DIAZ.. 51..G. 1999 . SEMP Spec. Gottingen. Welsink.. and tectonic indicators. RlVADENElRA M.Lexique stratigraphique international : Ecuador. 1999 .. BIZON. R.. A Strarigraphic and micropaleontological survey. P. S. MPG convention...S. DAVILA. 1982 . R.CUENCA ORIENTE DEL ECUADOR: ESTRATIGRAFÍA SECUENCIAL DEL CRET Ácrco 67 Los autores agradecen especialmente a Petroproducción por proporcionar el acceso a la información de su base de datos. VEGA. 1977 . ¡ 996 . RW. Gottingen. R.Sequence Stratigraphy. LEÓN. BARRAGÁN.G. P. VEGA. XV. BARRAGÁN. 106...: London: Blackwell. geochronological. San Antonio Texas. P.. & ZAITLIN.Sedirnentary Formations in Ecuaodr.Esquisse Géologique des Andes de l' Équateur. M. eR. R. r. 3 vol. R.. 4l2p. . e.. BERNAL. Suárez S.. DALRYMPLE. Petroleum basins of South America: MPG Memoir 62: 55957!. ROSERO..¡ 17.Incised-valley systems: origin and sedimentary sequences. 66.R. BERNAL. Escuela Politécnica Nacional. R. M. F.. BALKWILL. BARRAGÁN. BONILLA. CHRISTOPI-!OUL. BARRAGÁN.P. & RAMíREZ. e. E... & H.... R. Quito (Ecuador). P. 220 p... VALDEZ.Sacha Oil Field of Ecuadorian Oriente. MPG Annual Convention. GÁLARRAGA. In: Brooks J..G. Extended Abstract. Bureau Etudes ldust. M. lnternational svmposium of Andean Geodvnamics ISAG99: 68-72. D.. France. F. M. A. M.. G. (BElCIP) lnstitut Francais du Pétrole..D Thesis. EMERY.. ¡ -2: 115-142. Revue de Geographie Phvsique el de Gcologie Dvnamique. Equateur. Vol. BOYO. nuestro agradecimiento al "diablo viejo" Carlos Pérez por toda la ayuda logística brindada durante las campañas de campo. CHRISTOPHOUL. D. 66. W. e.Style and timing of deformation in the Oriente Basin of Ecuador.I. 1994 . BABY. In: A. M.A Cretaceous hot spot in the Ecuadorian Oriente Basin: geochemical. Laboratoire de Dynamique de Bassins.. También. vol. RIVADENElRA.. GREKOFF.. ROSERO. J. RIVADENElRA. & BABY. S. & ALMElDA. LYS.. M. Iniversite Paul Sabatier. S.... 2001 . e. 1990 -Aspects of the Petroleum geology ofthe Oriente Basin. R. Classic Petroleum Provinces. PAREDES. 77-80.A. . BR1STOW... BARRAGAN.

western Oriente basin. F... 1995 . TORO. SCHULTZD. Science. rank and origin of sedimentary cycles. 1.. T. 11: 1253-1281. (unpubl). A57. ZAILTIN. In: Tankard. A. WADE. 76: 1687-1709. RIVADENElRA.Transgressive deposits of the Hollin Formation. & REINOSO.Evolution latérale de la déformation d'un front orogénique : exemple des bassins subandins entre 0° et 16°S. 1997 . H. Amérique Latine . 19 J p. c... Congrés Géologique lntcrnational-Comission de Stratigraphie. Memorias Tomo H: 63-74.68 BARRAGÁN.. C. VAVRA. SEPM Spec. & BARRAGÁN... 1997 . 1992 . fascicule 5a. H. Geological explorations east of the Andes in Ecuador. Dalias Texas. R. Thesc de doctorat de I'université Paul Sabatier. SKOPEC.. M. D.. A. 51: 45-62. Paris. H. & BOYD... 235: 1156-1167.. BARRAGÁN. 1988 . DALRYMPLE.. R.. In: Dalrymple et al. p.Geological reconnaissance ofthe Contamana region. WHITE. BABY. MARKSTEINER. Oriente Basin. Publ . R. 200 1. 1956 . 42. Unpublished Report.P. 400 p. and expIoration significance:AAPG Bulletin. RAMíREZ. HARDENBOL. lAILLARD.Équateur. VAIL. AAPG Bull. eds. t.M. RAMÍREZ. bull. B... BONILLA. KUMMEL. 1.Oil explorations in the Oriente of Ecuador. M. Grenoble 1. A.. U. 320. W. WASSON. 59: 1217-1266. 1987 . 52: 243-281. RODAS. Ecuador. Oriente Basin. H... and Welsink. Oryx Energy Company. 1997 .Tectonic and eustatic controIs on the stratal architecture 01' midCretaceous stratigraphic sequences. Suárez S. 37: 23032347. SEPM Special Publication. Peru. & SINCLAIR. D.. (eds... 1. 163 p. Publ. Petroleum basins of South America: American Association of Petroleum Geologist Mernoir 62: 573-596. Compte rendus de I'Académie de Sciences. P... 1995 . lORDAN.Stratigraphie séquentelle de l' intervalle Albien supérieur-Turonien inférieur du Bassin Oriente d'Equateur: DEA Thesis Univ. central western interior foreland basin of North America. R. TSCHOPP. In: VI Simposio Bolivariano 'Exploración Petrolera en las Cuencas Subandinas'. D. . WHITE. RODAS GARDNER..Chronology of sea levels since the Triassic. WILGUS. ROBBS.Predictability of reservoir facies within a sequence stratigraphic framework. 1. V. A 149.A. 1995 . 1953 . 1. San Antonio Texas.. & TESSON. R.Petroleum systems along the Fold belt Associated to the Marañon-Oriente-Putumayo (MOP) Foreland Basin. JORDAN. HOFFSTETER. 1.). POSAMENTIER.. exampIes. H. WHITE.. 1927. Bulletin oj the Geological Societv.The stratigraphic organization ofincisedvalley systems associated with relative sea-level changes.Sea-Ievel changes: An integrated approach: SEPM Spec.. CHRISTOPHOUL. R. Incised. 1997 . 1997 .. & ALEMÁN. R. 1.. HAQ. ALLEN. 1994. 1948 .. WHITE. 214 p.J. G.Forced regressions in a sequence stratigraphic framework: concepts... H. GIL W. E. AAPG Annual Convention Abstracts. 41 p. Oriente Basin..Valley systems: Origin and Sedimentary Sequences. E. AAPG Annual Convention. F...Síntesis Estratigráfica y Sedimentológica del Cretáceo y Paleógeno de la Cuenca Oriental del Ecuador: Petroproduccion-Orstom. B. Ecuador. RAMíREZ.Reservoir Characterization of the Napo Forrnation.Lexíque stratígraphique international. GUILLOCHEAU. 1999 . Ecuador. H. série Ha: 1141-1157.Reservoir characteristics of the Hollin and Napo formations.G. B. Part 11: Napo T Sandstone. USA. A. F..Nature.R. et al. Ecuador.

consistentes con una fuente astenosférica. co mo e l modelo geodinámico más probable para explicar la generación de este rnagrnatisrno. Svo piso. Por lo tanto. ocurrido al menos a partir del Albiano (4°Ar/ J9K.MAGMATISMO ALCALINO INTRA-PLACA EN LA CUENCA CRETÁCICA ORIENTE. Quito. Edade s radiométricas y el registro biostratigráfico de los sed imentos crer ácicos sugieren una variación diacrónica de la posición geográfica de este volcanisrno alcalino . República 396. 3 1400 Toul ou se. Los mismos están caracterizados por valores bajos en los radios LILE/HFS E y en los radios isotópicos de Sr y Nd.Baby@ird. Patrice BAB Y 1/ 2" ) Resumen Varios cuerpos ígneos alcalino-basálticos han sido identificados en la sección sedimentar ia cretácica de la cuenca ecuatoria na Oriente (= I 10-30 Ma). 17 12 857. O. GEOCRONOLÓGICAS y TECTÓNICAS Roberto B A RRAG Á N I ' r. Sísmica de refle xión muestra que la ubicación de los distintos centros eruptivos es controlada por las estructuras pre-existentes del rift Triásico-Jur ásico invertido en un régimen transpresivo a partir del Cret ácico Superior. J.com. y hasta el Campaniano ('O ArP9Ar. Casilla /8-1209. Box. Lima 18. Quito. 106±5 Ma) en la parte septentrional de la Cuen ca Oriente. A. Ecuador. Dirección actual: [RO Perú. . Se propone un mecanismo de "slab roll-back". Edif. el paleo-rift Triásico-Jur ásico eje rció un control fundamental en la gener ación de estos magmas alcalinos. IRD/CNRS/UPS. P.5 Ma) en la parte occidental-central (zona subandina). 38 rue des 36 pont s. facilitando la fusión parcial de una lil r Dirección actual: Sociedad Internacional Petrolera S. t·· LMTG . Ecuador (rbarragan@sipec.Perú (Patrice. 34±2 Ma y 82±0.fr)]. Forum 300. todos dentro del rango observado en las signatu ras composicionales de basaltos de isla oceán ica o punto caliente ("hot-spot"). originado a partir de la cesación de los procesos de subducción en el Cretácico Inferior (=130-120 Ma).ec )]. oc' Convenio PETROPRODUCCIÓN-[RD. ECUADOR: EVIDENCIAS GEOQUÍMICAS. Fran ce . El mismo está asociado con la migración lateral y vertical de material astenosférico hacia zonas previamente adelgazadas de la corteza o "thin-spots" litosféricos.

cuencas Tri ásico-Jurásic as andin as de " bac kare" entre 2Y'S y 0° [Romeu f et al. Kerr el al. "roll-back:". 1).g. diversos so n los procesos magmáticos que pueden exp lica r su ocurrenci a y gene ración. Patagoni a meridion al [Ra mos & Kay.70 Roberto BARRA (. 1995]) . Final mente. Columbi a River Basalts. is átapos Sr-Nd. noroeste de los Estado s Unido s [Thomp son & Gibson . Baja Cali fornia [Storey el al. en este libro). 1991 ) despu és de la coli sión y subd ucción de dorsales mid-oce ánicas (e. desarrollo de "s lab wind ow s" relac ionados con procesos de subducc ión a lo largo de márg enes continentales activas (Thorke lson & Taylor. Estos meca nismos incluye n: 11) Plumas mantélicas o "m antle piumes" presentes debajo de la corteza continenta l con temperatur as anormalmente altas (Ca mpbe ll & Gri ffith s.. La Ant ártica-J ame s Ross Island [Hole el al . INTROD ll CCIÓ N Mag mat ismo intra-plac a de tipo alcalin o-b asáltic o ha sido identi ficado en varias sec uencias Mesozo icas y Cenozoicas a 10 largo de la marge n occidental de las Améric as y de la Pen ínsula Antártica . 1992.. 1995 : Gibson el al. Cret ácicas Hollín y Napo (Barragán el (/1.. 1992 . elementos inco mpcuibles. alineadas a lo largo del Corredor SachaSushufindi en una dirección NNE-SS\V en la parte central de [a Cuenca. 1995. 1995]) . Hole el al.g . (e. Palabras claves: Mag inatismo alca lino .g. localizada aJ este de la cordillera andina actual (fi g. denomin ada " Volcanismo Basálti co Cretácico de [a . se pone en evidenci a los resultado s de un estudio geoquím ico.Á N.g. debid o a la migr ación later al y vertica l de materi al magmático astenosférico en zonas litos féricas previamente ade lgazadas o " thin-spots" (e. . dir igid os a entender la evolución geo d inámica de esta peq ueña pro vincia ígnea rnáfica.. 1997 ). fusión parcial de mater ial astenosf érico por desco mpres ión adiabát ica de bido a ex tensión litosférica de gra n esca la (Mc Kenzie & Bickle.. De pendie ndo del ambiente tect ónico imperant e. El mismo se desarrolla sobre una sección sedimentari a Fanerozoicadurante condiciones marino somerasestablesque correspondían a ladepositaci ón de las Fm s. Patri ce BABY fuente astenosférica no afectada por procesos ele subducc ión. "s lab roll back" . 1988 ) y asoc iada a la prop agación de zona s de rift (e . 1989. proporciona nuevas evidencias de un magrnatismo continental alcalino-basáltico intra-placa. (2 ) (3 ) (4 1 La Cuenca Oriente de Ecuador.. la inversión tectónica del Cretácico Superior da lugar a la reactivación de las estructuras extensivas pre-existentes en un régimen transpresiva. . 1989 ]. La distribu ción geog ráfica de estos eve ntos ígneos alcalinos se confina en gran parte a [as estructuras preextensivas invertidas durante el Cret ácico. 1993 . Hill. 1990] y Pen ínsula Antárti ca [Hole et al. 1991 ]). Cuen ca Orien te. Stern el al . Cret ácico. 1993).. lo que originó la migración del magrnatismo hacia el sur-suroeste principalmente a lo largo del Corredor Sacha-Sushufindi de la Cuenca Oriente. geocronológico y tectón ico. asociado con la evolución del margen noroccidental de la placa continental sudamericana durante e l Cretácico. A continuación. "tliin -spo t ".

Baldock. 1999.smo Basáltico cre iaoco Oriente !. Cuenca Oriente (OBB = Oriente Basin Basalts)". . 1990. Balkwill el a l.. White el al. 1.. estructural y de la evo lución geodinámica de la Cuenca Oriente se presenta en el capítulo 1 de este libro. Jaillard . 1995. v otcao. 1995. al este. Un resumen del contexto estratigráfico. 1997) desarrolladas entre el escudo Precámbrico Brasile ño-Guyan és. Rivadeneira & Baby. . y a establecer su relación con la evolución de la margen noroccident al activa de Sudamérica. Baby el al... 1999) y su relación con la distribución d e los eventos volcánicos..EC ADOR: MAGMATISMO ALCALINO lNTRA-PL ACA EN LA CUENCA CRETÁC1 CA 71 o ~ Terrenos ExotlcoS Crstacícos Cordillera An dina CUENCA MARAÑON (PERU) O El O .Mapa tectónico sintético de la Cuenca Oriente (modificado a partir de Bab y el al. Sus configuraciones estructural y estratigrafía han sido descritas en varias public aciones (Tschopp. 1990) (fig. 1953. 1). 1999).-J _ 1_ Sistema Suba ndino Corridor Sac ha Sushufi ndi @ Cuerpos Igneos Cret ácícos ( 88 ) 1 1 _ @ Volcanes Actuales Activos Sistema CapironTiputini Figura 1 . Dashwood & Abbotts. 1982. 1997. CUADRO GEOLÓGICO Y CONTROL TECTÓNICO DEL MAGMATISMO CRETÁCICO La Cuenca Oriente de Ecuador forma parte del sistema actual de cuencas subandin as de ante-paí s o cuencas de foreJand (Marksteiner & Alemán. y el arco magmáti co andino actual al oeste (Dashwood & Abbott s..' Cuen cas Cret ác eas Mata fJon-Qrien te-Puluma yo CUe! leJS Pcr uanJs o Fore-arc C Cuencas de Fcr eíenc acluak}s o ~..

3 y 4). véase fig.72 Rob erto BARRAGÁN. vidrio basálti co y miner ales máficos. véase figur a 2 para localización). 3 y 4. Esta relación entre tectónica y volcani smo se ve reflejada en la distribución de los cuerpos magmáticos a escala regional de la cuenca (figs. el OBB es un evento regional alineado y desarrollado a lo largo de una zona orientada NNE compuesta de por al menos 40 centros eruptivos aislados. consisten principalmente en capas finas de tobas basálticas estratificadas. definidos en varias secciones sísmic as (figs . Sus características princip ales son sumarizadas en la tabla l. invertidos en contexto transpresivo dextral a partir del Cret ácico Superior (= 90 Ma) . Los mismo s fueron emplazados a varios nivele s estratigráficos en la serie cret ácica (figs. Por lo tanto. Aunque el volumen de volcani smo gen erado es relativamente pequeño . Los componentes volcanoclásticos. 1988). siendo controlado su emplazamiento por estructuras pre-Cret ácicas exten sivas. 3 y 4). Es muy común la presen cia de lapilli acrecion al y sideromelano que evidencia condiciones depo sitacionales húmeda s y un enfriamiento rápido. La mayoría de los productos volcánicos están palagonitizados. 2 para ubicación). Yconfirmados a través de varios núcleos de perforación y del análisis de registros eléctricos de pozos que atravi esan los mencionados cuerpos ígneos. I y 2). En general. Patric e BABY Sísmica de reflexión muestra que la localización y ocurrencia del volcanismo alcalino -cret ácico están restringidas principalmente al Corredor Sacha-Shushufindi siguiendo una dirección NNE-SSW. Yanalizados a través de muestras de núcleos de perforación bien preservados sin mayor alteración secundari a (tabl a 1. 2. estos depó sito s volcanoclásticos recono cidos en la sección cretáci ca sugieren eventos freatom agmáticos con típico estilo eruptivo Surtseyano (Cas & Wright. Dicha s zonas litosféricas previamente adelgazadas. identificados en estas sucesiones volcánicas. 2 para su ubica ción). cubriendo un área de 20 km"(Áreas Yuralpa-Dayuno. sugiriendo que las estructuras pre-existentes ejercieron un control fundamental para la generación del magmati smo cret ácico alcalino durante la evolución de la cuenca cratónica Oriente. véase fig. ACTIVIDAD MAGMÁTICA EN LA CUENCA CRETÁCICA ORIENTE La distribución regional de los cuerpos extru sivos e intrusivos cretácicos reconocidos dentro del ciclo sedimentario Hollín-Napo de la Cuenca Oriente se sumariza en la figura 2. Los mismos están caracterizados por depósitos hyaloclástiticos. Las facie s extrusivas están caracterizadas dominantemente por cono s de tobas y maars formando centros volcánicos monogenéticos (Walker. ceniza fina . particularmente falla s normales de escala cortical que limitan semi-grabenes Triá sico-Jurásicos (figs. además de la descripción de afloramientos espec ialmente en la zona subandina. presentan una composición mineralógico y . el más grande de estos con un espe sor de 150 a 200 m. 1993). dique s basálticos y cuerpos intrusivo s someros gabróicos (sills). Los cuerpos ígneo s intru sivo s equivalentes están cara cterizados por sills diab ásicos-gabr óicos y diques basálticos. corre spondientes en la Cuenca Oriente a zon as afectadas por el sistema de Rift pre-Cretácico Tetyano. el ascen so de material magmático a la superficie estuvo posiblemente limitado a las discontinuidades estructu rales pre-existentes. han sido definidas previamente por Thompson & Gibson (1991 ) como " thin-spots lito sféricos" . fragmentos de lapilli. Por lo tanto.

Distribución geográfica y localización de los evento s extrusivos e int ru sos cretá cicos a lo largo de la Cuenca Ori ente... .8 Mal. SI JO ~ o 10 K!.ECUADOR: MAGMATISMO ALCALINO INTRA-PLACA EN LA CUENCA CRETÁCICA 73 78 77 76 COLOMBIA <:( < a f{J o -J o C/) o: o o Pu"9 avacu 6 -J -J a ~ LU LU RIO AGUAR ICO ) 10 1 6±0.CAElllOS Figura 2 .p O QliGmla ~ EVENTOS EkTRUSI\'OS ' ~ de ll'Cln ~ iD • EVf NTOS iN"TR USN QS ~i."~l " ! ~ Corredor Central Sacha Sushufindi (Rift pre-existenle Trias-Jur ásico) / J~( ... . "' ~ -c POlO S o A. "'AQ.Ñ )Q (b) '- . US IS A 2 GEOOUIMI OS C . ~ ~ '''''' C» loI. )1 R10 NA. Son ubicadas las diferentes muestras analizadas (a ná lisis geoquímicos y radiomét ricos). SEC 1 ~lg h " l ~"~ I SJ SMICA / A-A' lt'''J-lI.

sindepositionales a la Formación Napo Superior durante el Campaniano: (a) cuer po extrusivo Jaguar (cono de toba o maars).Secciones sísmicas de reflexión mostrando el emplazamiento de los eventos extrusivos e intrusivos en la Cuenca Oriente.74 Roberto BARRA GÁN. y labradorita « 20%) y clinopiroxeno « 20%) los fenocristales subordinados.0 2.S 2. textural uniforme. [. ~_ NEOGENO ~ ~ 1. rnicrolitos de plagioclasa.~.. Los datos de registros eléctricos y testi gos de pozos confirman las interpretacioncs sísmicas. y magnetita. Patrice BABY a) CUERPO EXTRUSIVO DE JAGUAR 1. teniendo clinopiroxeno y trazas de plagioclasa . dichos cuerpos intrusivos contienen texturas faneríticas de grano fino siendo olivino el fenocristal dominant e (~ 6 0 % ) .0 Figura 3 . Véase figura 2 para la localización de los perfiles sísmicos. (b) cuerpos extrusivos (cono de tobas) e intrusos someros (gabros) de Yuralpa. Petrográficament e.5 2. contienen olivino como fenocristal dominante. La matriz presenta una textura intergranular con olivino. con texturas dominantemente afaníticas. . clinopiroxeno.t~~~L~~~~.:.0 l. Los diques diab ásicos.5 CONOS OE TOBAS BASAL T/CAS b) CUERPOS EXTRUSIVOS E INTRUSIVOS DE YURALPA YURALPA·1 ".

Hollín Su pe r ior y Napo Basal del Albia nn: (a) Vista y (b) Tapi (conos de toba ). 1 KM CONO DE TOBA BASAL T/CA b) TAPI-5 • CUERPO EXTRUSIVO DE TAPI NEOGENO OLIGOC ENO EOCENO SUP..) . (Fm TIYuyacu Sup .Secciones sísmicas de r eflexi én que muestran el em plazam iento de los depósitos extrusivos en la Cue nca sindepositlonulcs a las Fms. Napa Sup.Il<lM. ..) EOCENO INF (Fm TI)'U Yacu Inl ) PALEOCENO (Fm Tena ) M~§TEl' SH!~NQ ONIAC -CAMPANlA... r OLIGOCENO {Fm Tryuyacu Sup ) ~~--"'-.ECUADOR: MAGMATl SMO AL CALINO INTR!\-PLACA EN LA CUENCA CRETÁCrCA 75 a) CUERPO EXTRUSIVO DE VISTA VIST A·' . (Fm. ALBJANO-TUROI\ IANC (fm Napc Inl ) pfiAÑo-ALWfo~~) Figura 4 . Véase figura 2 pa ra la localización de los perfiles sísmic os.

Resumen de los eventos extr usivos e intrusivos en contrados en la Cuenca O r ien te..70 70 150. 1· ) 1J :JO-SO SO.S 10 1 ) -Nano Ba.lOO 9 1 ±3 82 ± 0 . ** Nuevas det erminaci on es radiométricas a tr a vés del método 40Ar..!. :l hní ic.) '''A r/''' A-r . " Albiano medio A lhiano medio 1-2 1-2 106 ::. (1995) y Jaillard el al.E vento s Extrusivos Arl'a (" ) Eve n tos lntru sivos lIiul'Slrali l:ní tia Edad (** *) n ikl'S SiIIs -. *** Datos no publicad os (Informes Petroprodu cción no publicad os). (1997 ). ¡ Rndlum étr icu I Radiom étr ico tIJA r/H1 K ( ~ .5 IlIA r/ ¡\ r '''A r/'' A r lll 0-+ ± 2 ~I I A r¡'l":\ r ( * lf: * l' '" ~ g: %~ ~ C') ~ :< T abla 1 .\ O' I To has ] E. g tl:: '" g: ""< . Informaci ón Biostratigráti ca (*) basad a en Whit e el al." 1-25 ± U.S .s(ll'So r Inter valo Espesor ] Ed a d (:\ Ia) (111) ( * *~ ' Iélutlu tlasáltl (m) (' ''' ) IIJO·200 IUO-200 est rat igriifiro Fm. I lo l l i n Ho ll i n Super io r lIas:ílli('(lsl (.-1 Nupo Inferior A lbia u Sup er iorCc nornuniun Infe rior SO ·()O 92 ± 3.I()n Napo Inferi or A l biun SuperiorCc nom uni an Infe rior 20 Ceno l11 aniano Su perior uro niuno -S: T uro niano-Sunroniano T uron iuno-Sunron iano 0..9 ''' A r/''' K (" " ") 3U -+0 ~ O .39Ar. ~- ~.200 10 N apo Supe rior C o n iac iano-Santonian o Cnniaciano-Suntoniano Suntu niuno-Cumpanian o 1-50 I SO 100· I SO ssw lOO Nano Suneri or Nupo Superi or Sanroniano-Camnaniano SanIoniuno-Campan i ano SO-lO O SO..

6 wt%). 1998).c1inopiroxeno. Elemento s mayores (Ni.y y Nb) Yelementos menores fueron analizado s por procedimientos de rayos X y de ICP-MS en el laboratorio de "Washington Stare University" (Johnson el al. x. commun .o (1. Sc. Ni (50-340 ppm). identificados en este estudio. (1997). en los diagramas de Harker de álcalis total (Na 2 0 + K p ) versus Si0 2• Además. que es del 10 % en muestras con bajo contenido . Nap (23 wt%) YPps (> 0. S). El número del magnesio (Mg#) varía entre 60 a 74 con la mayoría de valores sobre 67 (tabla 2). Estos resultad os junto a los datos no publicados de datacione s por el método de 4 °ArP9K (Informes Petroproducción no publicados) son resumidos en la tabla 1(véase también la figura 2 para su ubicación).Los microlitosde plagioclasa. .5-2 wt%). La precisión fue probada por análisis múltiples de un solo espécimen. Sr. Los mismos representan compo siciones primitiva s de magmas que han experimentado cantidade s pequeñas de fraccionamiento de una fuente mantélica asumiendo para esta última un número de magnesio típico de 88-90 (Wilson. PROCEDIMIENTOS ANÁLITlCOS La composición y abundancia geoquímic a de elementos mayores y menores de muestra s representativas del volcanismo cretácico están surnarizadas en la tabla 2. z-. Ba. siendo difícil cuantificar el volumen verdadero de magma generado durante este evento volcánico .4-15. 3. Rb. CARÁCTER GEOQUÍMICO y PETROGÉNESIS A pesar de estar localizado s en diferentes posiciones geográficas y presentar un rango amplio de edades (= 110-80 Ma). está restringida únicamente a muestras de testigos de pozos exploratorios y al análisis de sus corre spondientes registros eléctricos y seccione s sísmicas. Las edades fueron calculadas usando el procedimiento descrito en Dalrymple el al. Precisión en los elementos mayore s es < 2 % de la abundancia absoluta. ~OA r/J9A r 4. pers. Las determinaciones radiornétricas fueron realizada s en la "Oregon State University". Cr. Es importante indicarque laespesa seccióncenozoic a sobreyacente limita los afloramient os cretácicos de la Cuenca Oriente . Datos isotópicos de Sr y Nd (tabla 2) fueron determinados en la "Cornell University".ECUADOR: MAGMATISMO ALCALINO INTRA-PLACA EN LA CUENCA CRETÁCICA 77 como fenocristales subordinados. 1993).8 wt%).. la distribución de los diferentes cuerpo s ígneos. la precisión de elemento s trazas es < S % excepto por Nb y Rb. La abundan cia de MgO (8. Cr (270-500) y V (225350 ppm) sugieren una naturalez a primitiva . Por lo tanto. V. Joque sugiere un origen en zonas profunda s astenosféricas. las muestras anal izadas exhiben un rango restringido tanto en elemento s mayores como en elementos trazas . El volcanismo OBS cae dentro del rango observado para el campo de basaltos alcalinos (fig. (1981 ). Cuatro datacione s radiométricas fueron determinadas usando el método de en muestras no alteradas.magnetita y óxidos de hierro forman la matriz con una textura igualmente intergranular. Detalles más precisos del procedimiento utilizados se pueden encontrar en White & Patchett ( 1984) . están caracterizad as por un alto contenido en Ti0 2 ( ~ 3 wt%). YDuncan el al. Duncan & Hogan ( (994 )..

33.65 .0 7 10 .29 9.~ .07 2.5 3.O):.6 1 .1 7 0. -1 8 8.5 128 18 :1.()] J 2.19 0.5 7 8X.~ 45.33 57 .000 57.' l' :X 128 Ph IIC I' .5 1 52.a eu Zn 24 26·1 5 18 26 662 194 2:' 60 .·1 4S.80 1.32 2.83 0 .25 3.] 1 1.Ü .0-1 2 . IX r\ I. (* *) muestras de sills ga hróicos (véase ligu ra 2 pa ra localización de mu estras).7 O. 2 1 12. J~ Er Tm (U I rll I.92 5 . 10 6 .2 10.05 3.73 O•. 5 7 lIu 1.<) 1 47 . 1 1.5 20 63 116 21 276 6'!7 3X 1008 246 20 X-I 2.. 176 10 . 2.d Il~ 77 .08 89.OOO 0 .117 SX 277 Se v 1101 Hh Sr Zr r Nh (. -1 6 3.20 2.9 3 70. 1 1 9.53 7. Hierro total est:í expresado como FeO.·11 8.55 6.5 128 15 Tahla 2 .2 8.S I -1 .1)3 0 .(.704 -1 22 0.30 14. El número de Mag nesio (Mg#) fuecalculad o usando FeOIFc203 = 0.57 4 .-19 8. 1 09 3. Análisis geoquímicos de elementos mayores y menores determinados por métodos de XRF y ICI'-MFS. 8 1 5.-19 j 2.21 Tii>.33 }·1.~ .23 4.0 1 "'i¡.60 3.6 1 3.5-1 I'~(\ 0. O.15 0 .09 11.4 9 0.·D o .19 - --- Ni ('r 258 .-17 5.20 Fet) ' II .CI(.27 1.95 2.06 2.5 2 4 .1 56 115 1. Patri ce BA BY J h 'inll .S3 MgO J0.:!5 . Roberto BARRAG ¡\N. S ~ ~.n 13.58 2. Jppm): 2.23 4 .73 7 .5 2 0.1 19 .3 4 1.64 <) .36 1.O 1.·19 .39 9 .'\ ...3 7 9. 0.46 12.85 :-: .-1 3 0 . 6 2.97 69 .5 1 107 . 19 0 .1 ·1 14\ .99 10.\lnO 0 .3 1. .<) 1 43.000 0.29 I'b C's :\Ig/i\lg+Fe " Sr/" Sr Il ' Nd/l HN d 0 .886 47 .·11 K .-1 8 13.67 . J8 0.-19 74 .5-1 7 1. ·16 .1 4 82 25 250 380 16 460 187 _. Las t écnicas de an álisis est án discutidas en el texto y en las refereuclus cita das.:\ -1 4 .76 3 -1.69 1. 12 G.o 2.20 0 .9 1 (¡G.25 7.43 5 404 535 31 2-1 6 30 1 17 592 168 18 43 . 12 I.7J ·un :'.86 3.- Sin .70 354 7 0.7 2.69 0.96 0 . 16 2.21 41. 59 _ __ _ .88 15.l E lem eutos ~la~lIres Auca .1·1 2 . :-1 I 7.1 ~0 . C') muestras de diques diabásicos.85 - Yuralpa-l urrnalizadns ( Peso '. 13 12.8 4 0.72 11.M S l 1 3('.705 1')2 0 .54 J J .000 0 .20 12.RJ E lementos trazas JIU nurmalizado I X IU -.U I S.:!-I 60 14 . .7'8. 11 38.4-1 43.12 COlO 12.7l\ J.59 2.53 10 .4 -1 12.u Th m Tu 1.22 J .5 1283(.Composicióu geoqu imica de elementos mayores y trazas de muestras de testigos de pcrlorací én de basaltos crct ácicos de la Cuenca Ori ente (OBB ).t é - A u ea -2] Pungara _ _ _ yac u -9 4 5 .67 3. 77 D -I 3 14 28 297 559 1-1 78 2 2D 26 81 20 58 120 4 La Ce Pr :"11 Sm Eu ( ..

g.57-0 . Ba/Z r '" 1.Diagr am as de Na20 + K20 VS. 1993) y Patagoni a (Stern et al. las muestras del volcanis mo cret ácico de la Cuen ca O riente pre sent an valores similares de ele mentos trazas co n rel ación a magmas basá ltico alcalinos originado s e n di ve rsos ambie ntes tectóni co s. 1989. E l volcanisrno O BB se car acteriza por p rese ntar valores bajos en los rad ios LI L EI H FSE (e . Pe nínsu la Ant árt ica (Ho le et al .-- 2 42 44 46 48 50 52 54 5i02 (wt%) Figur a 5 . 6a). 1998. Gib son et al..ECUADOR: MAGMATISMO ALCALINO INTRA-PLACA EN LA CUENCA CRETAc ICA 79 5 • O (Q Z 4 • • • •• • • • • • ~3 ~ + @I I . 1993).67 . y por compa rac ión pa ra otras mu estras de difer entes am bientes tectónicos: Punto Caliente.... W ilson. La línea diagonal divide los campos alca lino y toleítico según Reynolds & Geist (1995). Came roo n [Fitton & Du nlop. 1997 . e . sea n co ntine ntales (Basaltos de " Slab W ind ow" . 1995]). 1985J y Galápagos [Gei st et al.56 . y basaltos contin entale s (CAB) según Cas & Wri ght (1988). N-MORB ~ FBP (e A B) . 33-8. Saunders et al. típico de mag mas relaci onado s a procesos de subducci ón (Ra mos & Kay. San Quintín.. el OBB ..1. (tabla 3. .g. Reyno lds & Ge ist.análisis representativo de Morb . Hole et al.792. Baj a Cal iforn ia [Storey et al. e .83).. Th /Ta '" 0. Ade más. 1995]) y oceánicos (B asal tos alcalinos de islas Oc eáni cas "018". En ge nera l.g.: Ba/N b '" 6.g. 1987J. 1993. e. modificado de Shi njo. 1998. O BB OIB I!. sin prese ntar la car acterísti ca de flex ión en el conte nido de Nb y T a. Si02 para las roca s ígneas de la cuenca cre tácica Or iente (OBB). La/Nb '" 0 .98.. Pro vinci a de Karoo [Du ncan et al.44 . Basa ltos de mesetas co ntine nta les o "Con tinen tal Flood Basalt s". 1990 ). 1992) (fi g.

86 6.o 00 No afectado por procesos de subducción OBB (Va le. 19 6. 15 1.78 57.57.Radios de elementos incompatibles de OBB y de basaltos de varios ambientes tect ónicos.66 4 7.4 0. 125 0.0.- 1.8 - 216 0.038-0.83 7.54-1.33.8.1 8.52 1. 1985. 1995).52 0.63-3.0 1 0.29 2. 1989.46 10.399-1.15 0.35 12 0.93 8.67 2. 119 0. ~ ::tl .66-0.73 -6. 1980..387 2.8 0.6 147 0.69-8.805 6 4.76.08 0.81-10. 05 a ::! '" ~ Cl ~ .8.9 - 44 0.46 40-60 4.86 31 1.8.16.657-7.807 24.58-9. 1 4 1 0.60.978 2.138 1.9. Fi' :. Shinjo. 14-9.2 3.72 4.21 1.25 0. IAT = arco de isla toleítico.09-0.881 4.86-5.< Tabla 3 .188 2.88-7.14 7.• '1:l '" tl:l "'<:: ~ .61-35.61-0.37 9. 1993. 129 1.47 5.6 4.73-9.64-7. Cretac Cuenca OL) Basaltos relacionados con nrocesos de subducción " RolI Back" (A ntartic Penins) (Ja mes Ross Island ) MORB OIB pluma "Slab window" mantélica (C am eru m) (Sa n Quintin) IAT HAB YCA K/Zr Rb/Zr Ba/Zr BalNb Ba/Ce LalNb ZrlNb ZrN CeNb Sm!Yb (CeN)n 35.34 - 0.5 214 13 7. OBB = Basaltos de la Cuenca Oriente (localización de las muestras véase figura 2). 1 1.7 - ::tl a <::.128-0.. Sto rey el al.¡.4 3-18.5.81-5.194 10.97-45.51.35 7.67-44.7 4.606 -4.89 7. Sun.14 29 2.825 0.2 1 5 157 30 1.6 1-4.57 15. Fitton & Dunlop.::.66 5. Hole el al.74 4.877-1 .71-6.3 - 0.5-5. 018 = basalto de isla oceánica.43 4.33 2.83 0.06-0. HAB = ba salto de alto-aluminio.83 6. (Fuente de datos: Wilson .09 5.87-1 0.5-67.69-3.97 27 2. CA = basalto calco-alcalino.93-7.56 4. 1998.79-2.7 7 5 0.22-3.

r Ba Rb Th Nb Ta La Ce Sr Nd Sm Zr Hf y Yb Lu Incompatible Elements ~06B ~ 016 N-MOR6 FB? (CAB) Figura 6 . ób) . exibe perfiles típicos de basaltos alcalinos tipo OIB...8 4. Datos de manto primitivo y de coindrita según Sun & McDonough (1989).Diagramas de araña normalizados con respecto a valores de coindrita: a) mostrando la distribución de elementos de tierras raras en muestras de OBB.... b) comparando las rocas de OBB (muestra representativa) con otros basaltos de ambientes tectónicos diferentes (018. y basaltos continentales (FBP)).ECUADOR: MAGMATISMO ALCALINO INTRA-PLACA EN LA CUENCA CRETÁCICA 81 1000 .. u Q¡ g 100 J::. MORB.¡: "O . Esto s perfiles son un indicativo de un origen asociado a grados bajo s de fusi ón parcial de una fuente astenosférica profunda (Ho le el al. U ~ o o:: 10 La Ce Pr Nd Sm Eu Gd Tb Dy He Er Tm Yb Lu Rare-Earth Elements 1000 2 :§ o ~ u o o::: ~ u c:: 100 10 . Igualmente. ~ - -- .75) caen dentro del ran go ob servado para basaltos de ori gen oceánico (punto calien te-O IB) y de basaltos de origen continen tal (pluma .1 1.. es evidente una variación restringida en el rangocomposicional.ISO) and La/T a (8.. como se ob serva en los diagramas de multi-elementos normalizados con respecto a valores de MORB y de coindrita (fig ... 1995 ). radios de Ba/Ta (SO..

4-32. La relación de isótopo s de Sr y Nd obtenida en tres muestras del volcanisrn o OBB (fig. sinsedirnenrario a las secciones Napo Inferior del Albiano Su perior-Cenornaniano en la parte centra l de la cuenca (áreas de Laguna-Jivino y G inta).°Arl")Ar j unto con otra s de 4° Arl 39K de muestras basálticas en testigos de perf oración obtenidos a lo largo de la Cuenca Oriente son resumid as en la tabla I (véase fig.3. 1956. sugieren una variación cronológ ica co n la posición geográ fica para el emp laza miento de estos magm as máficos a partir del Albiano basta el Ca rnpaniano (~ 1 1 O-SOMa).g. confirman igualmente el registro biostratigráfico . Por lo tanto. Jaillard. la variación cronológica de edades para el emplazamiento de los diferentes cuerpos ígneos m áfi cos está directamente relacionada co n la pos ición geog ráfica.705 I92 Y 1 ~ '~ N d/ l ~~ N d: 0. Península Antártica.5 Ma (Barragán. Faucher & Savoya t.6 Ma (Barragán. parte central de la cuenca. 7a) . Napo Medio del Tur oniano (áreas AucaArmadillo) y Napo Supe rior del Santonia no-Ca rnpaniano en la parte occidental surcentral de la Cuenca Oriente (zona subandina actual. Pat ric e BABY mant élica). CelYb ~ 40. Sr/Y ~ 12. JO A r/ ~9 Ar == 84±2 Ma (Informe Petroproducción no publicado) y 82±0. 1973. Ysimilar a los campos co rnposicionales de basalto s alcalinos de origen co ntinental (e. e mplaza dos co nternpor ánearnente a la depositaci ón de la FOl. defi nidas por varios autores (e. respectivamentervAr/" Ar == 101 .áreas de Pungarayacu. La figura 8 ilustra la posición estratigráfica de los diferentes eve ntos ígneos observados en la cue nca ecuatoriana Oriente y su relación con las formaciones cretácicas Napo y Hollín. Yur alpa y Dayuno)..5 128 150.6.6±0.703547-0.7-62.g .7-6. Hollín y Napo.: Tschop p. Las edades radiorn étricas obtenidas co nfirman el regis tro biostrat igráfico en es ta locali zaci ón CO r/39K == 106±5 Ma . Estos datos absolutos combin ados con las edades biostratigráficas de los sedimientos circu nda ntes de las Fms. 2 para ubicación). desde el Albiano (== 106±5 Ma) en la parte septentrional de la cuenca. a una pro fundidad de origen de al meno s 80 kilómetros según los modelos propu estos por Ellarn (1992) para basaltos prirniti vos.82 Roberto BARRAGÁN. l ames Ross Island y basaltos crat ónicos de la Patagonia [Stern el al.\ZAMIENTO DEL MAGMATISMO CRETAClCO EN LA CUENCA ORIENTE Nuevas datacione s radiométricas de '. G E O CRONOLOGÍA: EMPL.5 12836) dentro del rango observado en basaltos de isla oceánica (OIB).9) confirma un origen asociado a bajos grados de fusió n parcial de un mant o astenosférico con facies de granate residual. 7b) muestra valores ( R7 S r/~6S r: 0. que no han sufrido inter acción con material litosférico enriquecido por procesos de asimila ción de corte za continental (fig. 1999).9. El eve nto volcánico más antiguo corresp on de a co nos de tob a basálti cos y diqu e s di abá sico s. Srn/ Yb ~ 4.32.8 Ma y 9 1± 4. 1999). hasta . parte sur-central occiden tal de la Cuenca Oriente. Hoffstett er. en las corresp ondientes loca lidades . Evidencias de un volcanisrno basáltico alca lino diacrónico se observa a lo largo del Corre dor Sacha-Shushufindi. 1953. Las edades radiom étricas. Informe Petroproducción no publicado). 1990 ]) . La abundancia de elementos de tierra s raras pesados es consistente y la signatura geoqu ímica de estos magma s basáltico alcalino s (La/Yb ~ 2 JJ . 1997). S. véase la figura 2 para su ubicación). Hollín Superior en el Albiano Medi oSuperior en la parte nor-central de la Cuenca Oriente (áreas de los campos Vista y Tapi .

1992) mostrando la afinid ad general de los ma gmas de OBB con los basaltos de isla oceánica (0 18)..' . "l:t burk earth 0. ... • 10 12 1.703 0..¡jt. 0.. 0...513 0...----r - - - - - - - .. Además.... 16 ...5132 18 20 22 24 16 ze 30 LaITa b) .5124 0.... 0.......... se mue st ra el campo correspondiente al arco ma gmático continental andino... ~' .707 OBB magmas I 0. LalTa (modificado de Ramos & Ka)'..512 0.5122 lo 0.709 87Sr/86Sr Figura 7 .5128 'O O O Z :o Z (Y) "l:t ....ECUADOR: MAGMATlSMO ALCALINO lNTR A-PL!\ CA E ' LA C ENCA CRETÁClCA lLO 83 a) e» eo arco rro:grrotico cc nu n ent at - BaIL a = 20 1- ...705 0. b) Va r iación del 43Nd/144Nd vs. :-....~ .a) Diagrama de BalTa vs. 1982).----. "1 '1} . '0 Ba /La= 10 iii al an ZU> .. 87Sr/86Sr para los magmas a lca linos OBB )' de otr os ambientes tectónicos (OI B y MO RB) (modificado de White & Hofm ann.711 0. .5126 "l:t ... MORB o .

¡.< :l>. .'1D_5&1. I 1 Ir o ii: ~ ~ . Figura 8 . .413.s / n I I !illz4 . ~ tl:> "'<: . '" <::> 8' ~ FACIES EXTRUS!yO Conos de tobas basálticas * Intervalo bioestratigráfico (Tabla 1) FACIES INTRUSIYO Intrusiones gabr6icas poco profundas Dikes diabasicos y conductos magmaticos 9!.O ~. I~: *. '" .eS" .b1 .-0 í.¡.<0 . ti 1411 110!SIW~lb J I I I I I : ". 8.0~\' \' . *... miembros y formaciones cretácicas de Napo y de Hollín..8 M. i..u l I I . (b) (edades radiométricas no publicadas) CJ ~ . y su relación con las diferentes unidades.Sección transversal esquemática que muestra la posición estratigráfica de la facies ígneas observadas en la Cuenca Oriente..(NNE) EDAD TAPI CORRIDOR CENTRAL DE LA CUENCA ORIENTE VIST A J1 VINO -lN Dll LA NIN TA YA -LA G UN A (SSW) Y URA LPA CI) ... roe t S 1tJ~ (bl *'l 'O : ! ¡ ltoo".. I . ~1 4:J.\\01' o"" {J'\\I ' -* u o W -* ~ ll!: o ' .. . (nuevas edades radiométricas) roe % 5 M. OAYUNO X:- ~I-H ii: '" 'v\' o"' => eP ¡>.. *' .8 Al.1 '" ::¡. * . (O.(l ""laJ ! " ..- - .

En co ntraste . Cualquiera de estos mecanismos tendrá que exp licar las siguien tes observacio nes geo lógicas: • el volumen de productos eruptivos generados por este volcanismo alcalino es relativame nte pequeño . este período (= 130-120 Ma) fue marcado por la acreción Jateral de terrenos alóctonos (e. 1997 . . A lo largo del segmen to EcuatorianoColombiano. Stern el al. 1995. por la propagación de un rift (McKenzie & Bic kle. 1995.. 2).g.ECUADOR: MAGMATISMO ALCALINO INTRA-PLACA EN LA CUENCA CRETÁCICA 85 el Cam paniano (82±O. Como se mencionó al inicio. White el al. invertidas en un régimen transpresivo a partir del Tura niano. • el control tectónico en el emplazamiento del volcanismo OBB es evide nte y es ejercido por las estructuras pre-existentes Tr iásico-Jurásicas del paleo-rift Tetiano. 1992. Sea por la formación de "slab window" (Thorke lson & Tay lor. Chaucha ArenilJas . • finalmente. por la interacció n de un punto caliente (Campbe l! & Griffiths. es sugerido por la variac ión cronológica sistemática del magmatismo respecto a la posición geográfica de los diferentes eventos eruptivos. Todos estos eventos dieron lugar a cambios paleogeográficos importantes (Pindell & Tab butt. Prim erament e. 2000).Aspden & Litherland. Hil!. Jai llard el al. 1989). 1990. No existen evidenci as de ext ensión litosférica de suficie nte magn itud para genera r fusió n parci al por descompresió n adiabá tica en la Cue nca Cretácica Orie nte. sugiriendo una migración progresiva del magmatismo hacia el S-SW a lo largo del Corredor SachaShushufindi (fig.. 6. 1993). 1992 . y por la cesación de los procesos de subducción y magmatismo relacionados al arco continental Misahualli (Jaillard el al.. hasta el Carnpaniano (~8 0 Ma) en la parte oeste-central de la Cuenca Oriente. la mayoría de ce ntros eruptivos . 1988). 1990 ). o por "slab roll back" de la placa subductada (Hole el al. 1995). .. la migración del volcanismo hacia elSE a lo largo del Corredor SachaShushufindi y orientado NNE-SSW. desde el Albiano ( ~ 11O Ma) en la parte norte. DISCUSIÓN: GENERACIÓN DEL EVENTO AL CALI NO OBB La Cuenca Oriente de Ecuador registró los cam bios geodinámicos asociados con Ja reorganización de placas tectónicas en el margen noroccidental de Sudamérica durante el Jurásico Superior-Cretácico Inferior. Dashwood & Abbotts.5 Ma) en la parte central-oeste (Zona Subandina). la ocurrencia y generación del volcanismo intrapJ aca en la Cuenca Oriente pueden exp licarse por varios mecanismos. 2000). 1995. • las signaturas geoquím icas e isotópicas de tipo OlB son consistentes con una fuente astenosférica sin ninguna evide ncia geoq uímica de interacción con compone ntes de procesos de subducción. y desarrollo de un magmatismo continental alcalino intra-placaorientado en una dirección casi paralelaal arco magmático pre-existente. 1995): levantamiento y erosión de la secció n pre-Cret ácica. Gibson el al. y co mo es sugeri do por todas las evide ncia s tectónicas. cua lquier posibilidad de magm at ismo alca lino asociado a procesos de rifting co ntine ntal debe ser elimi nada. instalación de una plataforma marina somero en el Cretácico de la Cuenca Olient e (sistema MOP) (Marksteiner & Alemán.

Sin embargo estamos omitiendo el elemento más importante de un modelo de "s lab window": "slab windows" se forman como consecuen cia de la coli sión de una dorsal rnid. que vienen lo más cer cano posible a de mostrar este mecanismo. 1999) gen eró la reacti vación tot al en tran spr esión de las estru cturas extensivas pre. y por lo tant o. A partir del Albi ano (""110 Ma ). el volumen de volca nismo ge nerado por e l evento magm át ico OBB es pequeñ o. 1999 ). un model o de punto cali ente continental podría expli car la variación sistemática de edad es con la posición geog ráf ica.. 1995).86 Rob erto BARRAGÁ N. Sin em bargo . un mecani smo de "s lab-ro ll back " como e l proceso más prob able par a explic ar el ori gen de este magmati smo alca lino int racontinental tan peculi ar e n la cuenca cre t ácic a Ori ente. 9a).. después del evento acre cional (fig. la migr ación mag mática del volc anismo alca lino OBB hacia el SE. 1990). y posiblem ent e rempl azand o la cuña man télic a SSW -NNE pre-existente. prom oviend o fusi ón parci al y facilitand o la eva cu ación de magm as a la superfic ie. sigu iendo posiblemente la tray ectori a de la subd ucc ión jurásica pre via. por lo tant o.. La inver sión tectóni ca a partir del Turoni an o (90 Ma) (Baby et al.oce ánica (Thorkelson. Prop onemo s. y no puede se r just ificado por un modelo de "hot. Aspden & Litherland. Rivad eneira & Baby. el mate rial astenosférico no modific ado por procesos de subd ucción migr ó lateralmente y vertica lmente sig uiendo las pale o-estructuras del rift Tr iásico-Jurásico o " thin-spot" litos féri co. Esto resultó en una migración lateral y vertic al de mater ial mant él ico astenosférico no modifi cado por proce sos de subducc ión. Pat rice BABY alcalinos son contro lados por estru cturas invertid as en transpresión desde el Turoni ano (Baby et a l" 1998. La figur a 9 (a-c ) muestra un esquema del modelo geodi ná mico propue sto. Ejemplos simi lares. debido a que la subducción cesó automáticamente a lo largo del margen ecuatoriano.120 Ma) (Jaillard et al.spot". 1996). el materi al reli cto de la placa subduc rada corr espondiente a s u part e más baja fue g rav itaciona lmente hundida y rotada co mo resultad o del gr an contraste de den sid ade s con e l mat erial asteno sférico circundante (fig. siguiendo la trayectori a del Corredor Sacha -Shu shu findi . y no hay evidencia s geo lógicas en la Cuenc a Orient e de la interacci ón de una dorsal despué s del evento acrecional del terreno alóctono Chaucha -Arenilla s (::0: 130.. 9c). . Por otro lado. so n los obser vados en la evo luc ión magm áti ca de James Ross Isl and de la Península Antártica (Ho le et al. a lo largo de l Corred or Sach a-Shu shu findi como es suge rido por los dato s radio métricos. que ori gin ó la migraci ón del magrnati smo alcalino hacia el S-SW.exist ent es. 9b ). el modelo de "slab-window" podría explic ar la generación de volúmenes limitados de magmas máficos en un área que no ha sido afec tada por una extensión litosférica significante. ye n las lavas basálticas de las pampas patagónicas (Stern e t al. 1992). A partir de la cesa c ión de los procesos de subducc ión. ¿Es entonces el evento alcalino OBB un indicador de procesos de "slab window" en la placa subductada del margen ecuatoriano durante el Cretácico inferior ? Si éste es el caso. esp ecialmente en la parte nor-c entral de la cuenca . 1999. 2000. Esto simpleme nte pudo induci r e l vrol l-bac k" de la porción de placa oce ánica subductada (fig .

grdC-Cl l n . Ba/Zr "" 1./ · Slab Roft-Back 1. 705192. '. ':'. La/Nb "" 0..ECUADOR: MAGMATISMO ALC ALINO INTR A-PL ACA EN LA CUENCA CRETÁ CICA 87 ® Af eo TRIA SIC O-JURASICO MEDIO ~. 1J 3Ndl .'duc01 Figura 9 .5 6.g.33 -8.\ . . tod os ellos simi lares a basaltos tip o 01B ori gin ado s en una plum a mant élica o pu nto calie nte . I ls a h u a rh ® .67 . CONCLUSIONES La composici ón ge oquímica e isotópi ca del volcanismo c retác ico alcalino e n la Cuenca Orient e (O BB) es cons istente con un orige n asten osféri co no afec tado por proce so s de subducci ón .44..72 %). Yvalores isotópicos de Sr-Nd ( 8 7Sr/ R6Sr 0.83).51 2836).57 -0. JURA SICO SUPo CRETAC ICO INF (13D-12D Ma) Fin de la Cuenca Jurásica de Ba ck-Arc lructo del Sla b RolI-Back m~mo \ )\ © CRETAC ICO(1 1D-8DMa) vcl ca r n srro alkahno I Cuenco o nerue e ral "r nca I I .4-4 .79 -2 .6 %) .Modelo esquemático (a-e) para el origen y la evoluci ón geodinámica del "thinspot" intra-continental a lo largo del corredor Sacha-Sushufindi de la Cuenca Oriente.JNd 0.15'en01. Th/Ta "" 1·1.J. bajos e n elementos incompatibles (e .58-46. Exhibe un rango restringido e n la vari aci ón composici on al: cont enid os baj os de SiOl (42. BaJNb "" 6.512815-0. alto s en álcalis (3.703547 -O.

. Referencias citadas ASPOEN J. J..Irradiation of samples for 40Ar-39 Ar dating using the geologicalSurveyTRIGA reactor. la inversión tectónica a partir del Turoniano ('" 90 M a) d io lugar a la rea cti vación en transpresi ón de las estructuras extensi vas pre -existentes. 1995 .Relations entre Volcanisme. y siguiendo la dir ección del Corredor Sach a-Shushufindi. & GRIFFlTHS R..Geología del Ecuador. J. BABYP. & LITHERLANO M.. & BARRAGÁN R.. 1982 .. S. The Journal of Geo logy . 92: 497523. Abstracts: 1 464-4 65. 55 p. a partirde la cesación de los procesos de subducción ('" 130120 Ma). 1999 . Univ.88 Roberto BARRAGÁN. Ch apman & Hall. 205: 187-20 4.Style and timing 01' deformation in the Oriente Basin of Ecuador. Geol.The geology and Mesozoic coJlisional history of the Cordillera Real. Tectonophysics. Laboratoire de Dynamique de Bassins. In: A... PAREDES F. Tan kard. 1992 .Structural style and timing of hydrocarbon entrapments in the Ecuadorian Oriente Basin.G.D Tliesis. DALRYMPLE G. Brazil. U. Ecuador. ori gin ando la migración hacia el S-SW de la actividad magmática. En la Cuenca Oriente. & KRAKER G.BERNALC. 1176. 1999 ...M ed. Extended Abstracts Volume: 68 -72 . 466 p. RODRÍGUEZ G. Tecronique d' inversión et S édirnentat ion dans le Bassin Crétacé Équatorien. Barragán en la Universidad Paul Sabatier de Toulouse (Fra ncia) .. Welsink. .. 4th lnt ernati onal Symp osium 0 /1 Andean Geodyn amic s (ISAG'9 9). VEGA 1. 1981 .. CHRISTOPHO UL F. Patr ice BABY Un mecani smo de " slab roll-back ". BALOOCK 1. Université Paul Sabatier. Gottingen (Germany). 1988 . Boletín de Explicación del Mapa Geológico del Ecuador al 1: 1 000000... El rift pre-Cretácico ejerció un control fundamental en la generación de estos magm as. 1998 .. ALEXANDER E.OÁVILAC. Ecuador: reflection seismic expression of structures.. VALOEZA. G.. 223 p. France. W. Agradecimientos El pre sente trabajo repre senta un resumen de un a parte de la tesi s doctoral obtenida por R.CHRISTOPHOULF. Toulouse JII.. GALARRAGA M.. 66 p. D.Volcanic Successions. RIVAOENEIRA M. BARRAGÁN R. CAS R. & WRIGHT J.. . & BARRAGÁN R. Nue stros ag radec imie ntos a Dennis Gei st por sus revi sion es constructivas. Rio de J aneiro. Petroleum basins of South America: M PG Memoir 62: 559571. Lo s autores agradecen especi almente a Petroproducción po r proporcionar acce so a la información radiométri ca y a todas las mue stra s de test igo s de perforación obtenidas para análisis geoquímicos y radiométrico s. BABY P. LANPHERE M.Northern pan of Oriente basin. R. asoc iado con la migración lateral y vertic al de magma astenosférico. Quito. & ALMElDA J. Annual Meeting. RIVAOENElRAM . MAROCCO R. 1992 . Ecuador. actua ndo como " thin-spots" lito sféri cos. & H.. Am eri can Association 0 Petr oleum Geologist. Ph. Surv. Pro! Pap . CAMPBELL 1. facilitó Ja ge neración del vo!ca nismo alcalino intra-placa en la Cuenca Oriente c retácica. BALKWILL H.The changing nature 01' mantle hotspots through time: Implications for the chemical evolution of the mantle... Su árez S.

fascicule 5a.Lithospheric thickness as a control on basalt geochemistry..Tectonic Evolution ofthe Andes of Ecuad or. CA RLlER G... southem Gondwana ..Evolut ion of Gal ápagos magmas: mantle and crustal level fractionation without assimilation. C. A.Mantl e plumes and continental tectoni cs.. NAUMANN T. Geol ogical So ciety Special Publication . Fase. & SYKERS M. Petroleurn systerns along the Fold belt Associated to the Marañon-Oriente-Puturnayo (MOP) Foreland Basin. In: U.Th e role of Thethys in the evo lution of the northern Andes between late Permian and late Eocene times. 102: 1812718138. LAVENU A. 1991 . & HARDS V. 50: 89-117. Thoma. From SmeJlie. & DUNLOP H.. 1997 . GEIST D. F. 23: 843-846.. J. THOMPSON R. Peru... 1993 . 1995 . 1. 1997.. SAUNDERS A. Re vue de G é ographie Ph vsique et de C éologi e Dynamique . Filh o. J 09: 51-68. Nairn et al. West Africa. In: Brooks J... .. HOOPER P.Trace-element and isotopic characteristics of small degree melts of the as thenos phere: Evidence from the alkalic basalts o f the Antar ctic Peninsula. J4 1: 325-341.. SA UNDER S A. Chemical Geology . KERR A. Ea rth and Planet a ry Scien ce Letters . In: The Ocean Basins and Margins.. 1995 . & BICKLE M. KEMPTO P. HOLE M.. G. 31" Internation al Geolo gical Con gress. E. FAUCHET B. Cordani . Geologv.The Cameroon line. FITTON J.The timing and duration of the Karoo igneous event . ELLAM R. Res.. MARSH l & DUNCAN A. ed. & MILLAR l. MARKSTEINER R. New York. DICKIN A. DUNCAN R. Journal of Petrology 39: 953-971. SOLER P. 1992 ... L.Depl eted mantl e-plume geoc hemical sig natures : no par ad ox for plume theori es. 20: 153-156. HÉRAIL G.. & SAUNDERS A. Geologv..Esquisse G éologique des Andes de l' Équateu r. and its bearing on the origin of ocean ic and conti nental alk ali basalt . Geo log ica l Society Special Publication. Volcanism Associated witli Extens ion al Con sutning PIare margins.. 2 1: 1927-1930. 29: 625-679. Amérique Latine.Lexique stratigraphique inte rnational .The relationship between alkaline magmatism. JAILLARD E. G18S0N S. 1998 . J 995. ROGERS. JAILLARD E. J988 ..Aspects ofthe petroleum geology of the Oriente Basin. 1-2: 115-142. lithospheric extension and slab window formation alo ng co ntinental destructi ve plate margins. 81: 265-285. Ecuador. 2000 . Rio de Janeiro: 481-559.. & MARO CCO M. & LEONARDOS 0 . ROGERS G.. V.. XV. & ABBOTS l.. DUNCAN R. 1994 . DIAZ-MARTINEZ E. HOFFSTETER R. HILL R. Classic Petroleum Provinces: Boulder. & HOGAN L. MONFRET T. 1973 . MCKENZIE D. Boli via and ilan i.. 1997 .1 995 ... 72: 23-38. 19: 657-600. HOLE M..Síntesis Estratigráfica y Sedirnent ol ógica del Cretáceo y Paleógeno de la Cuenca Orient al del Ecuador.). Res.. 30: 193-206. JAILLARD E.Ecuador.. M (Eds. SEMPERE T.ECUADOR : MAGMATISMO ALCALINO INTRA-PLACA EN LA CUENCA CRETÁCICA 89 DASHWOOD M. 1.. edited by A. Lithos .. BABY P. T ARN EY J. Petroproduccion ..Orstom . Cong rés G éologique Interniu ion al-Com ission de Stra tigraphie . vol.. Geo log y . Journal of Petrology. In VI Simposio Bolivariano 'Ex p lora ció n Petrolera en las Cuencas Subandinas '. DUMONT J.Relation betw een alkalic voJcanism and slab-window formation... Earth and Plan etary Scie nce Letters.The volume and composit ion of rnelt generated by extension of the lithosphere . D.High-Ti and Low-Ti mafic potassic magmas: key to plume-lithosphere interactions and co ntinental floodbasalt genesis. Memorias Tomo 1I: 63-74. E... 1990 ... REHACEK r. Geophys. 191 p. Campos Northermost Chile. HOLE M.B..Radiometric dati ng of young MORB using the 'O Ar_39 Ar incremental heating method . 1956 . A. 1985 . Colorado. M. 1995 . LARSON P. & SAVOY AT E. BERRY N. (ed. Geophys. & ALEMÁJ\I A. Plenum Press.).. Tectonic E volution ofSo uth Americe. 163 p. Volume 8: The Thethys Ocean. Le tt . 1993 .

& HOFMANN A. Mexico: Implications for the petrogenesis of post-subdu ction magmas. SKOPE C. SAU NDERS A. & GIBSON S. PIK R. 37. 88 p.. Nd. Compr es Rendu s de l 'Acad émie des Scien ces de Pari s. T. F.. SAUNDERS A. 1993 .. 1996 . Baja California . & MCDONO UGH W . FUTA K. etapas de defor mación y característic as geológicas de los principales cam pos de Petroproducci ón. & SEMPERE T. London. 1990 . ROMEUF N. & YERMA S. STOREY M. & Welsink . Ctn urib.. RAMIREZ.. Petrol . lIa: 361-368. 1: 195-202. SHINJO R. & KAY S. 1989 .. (eds). Nature. western Oriente basin . SUN J . eds. Welsink. Baja Ca lifornia. Tan kard. A. 1992 .. Petroleurn basins of South Am érica: AA PC Memoir 62: 101-128.Mise en évidence de ?-lignées magmatique s dans le volcanisrne du Jurassique infér ieur de la zone Subandine Equarorienne. 1. Petroleurn basins of South Am érica: Am erican A ssociation of Petroleum Geologist Memoir 62 : 573-596. J. C. REYNOLD S R.Mezosoic-Cen ozoic andean paleoge ography and region al co ntrols on hydrocarbon systems..l3 asaltic-volcano systems. Patrice BABY PINDELL J. 1995 . WALKER G . 24: 537-553..Stratigraphie.Tra ce-elernent and Sr. H. -s . & GEIST D. 1999 . 1995 . 104: 294-308. R.90 Roberto BARRACÁN. & KYSER T. MUNCH P. 205: 26 1-282.. 1997 . & BABY P. In Sau nde rs A. Pari s. Galápagos Archipelago.2303-2347. & H... 100. Magmatic processes and plate tecronics..La Cuenca Oriente: Estilo tectónico. SOLER P.. 1995 . In: Prichard. 1991 .. ed.Oil explorations in the Oliente of Ecuador. AAPC. Jou rnal of Vulca no lgv and Geoth ermal Research. Journ al o] Vol canology an d Geotherm al Research... Journal of the Geological Soc ietv. M ineral.BlIlI. 80: 39-53.. 76: 3-38. & TERRELL D. 1989 . 1. D.San Qu intín volcanic field . .. J . ZARTMAN R... H. 1953 . Petrop rodu ccion lnstitut de Recherche po ur le D évelopement.. 1998 . géochimie et signifi cation pal éotectonique des raches volcaniq ues basiques m ésozoiqu es des Andes Boliviennes. AGU IRRE L. Geology. RODAS . Special Publi cati on: G eologi cal Society ofAm érica . THOMPSO N R. 296: 821-825. JAILL ARD E. 3 l6 : 777-784. and Norry M.Southern Patagonian plareau basalts and deforrn ation : backare testimony of ridge collisi ons. WH1TE W. .. TERRELL D... hotspot s and pre-exi sting thin-spots. Journal of Geophvsicai Research. Mexico: ' within-plate' magmati srn followin g ridge subduction. ln: A. Alabaster.Magrnat ism in the ocean basins. 17. Pb and O isotop ic cornposition of Plio cene and Quaternary alkali basalt s of the Patagonia Plateau lavas of southernmost Sout h Americ a. & BONILLA.. & TA YLOR R.. RIYADENEIRA M..Reservoir character istics of the Hollín and Napa formati ons. THORKELSON D. 42: 3 13345 . TSCHOPP H. THORKELSON D. Speci al Publicati on: Geological Society of America .. 1982 . 148: 973-977. 32: 223-245.Subcontinental mantle plurnes.Petrochemi stry and tectoni c significance of the emerged late Ceno zoic basalts behind the Okin awa Troughs Ryukyu are system.. ROGERS G.. J . Terra Resea rch . R. RAMOS Y. SOLER P.. L. ROGERS G .. H. Cordil leran slab windows. WHITE . PENG Z. N. & TABB UTT K.83 3-836 . 324. 1993 ..Sr and Nd isotope geochemistry of ocea nic basalts and rnantle evoluti on. Suárez S. R. Su árez S. J. MARRIN ER G. J.. Tecto nophvsics. and Neary. STERN e. In: Tankard. Ecuado r. M.. G.Subdu ction of diverging plates and the principles of slab window formation . FREY F. 1987 Geochemis try ofCe nozoic volcanic rocks. .Petrology ofbas alts frorn Sierra Negra volcano.. Cotnpte Rendus de I'A cadémie de s Sciences. 1989. 255: 47-63. Harris. Tect on oph ys ics. D...

1993 . WILSON M.. Earth and Pl ane tary Sc ience Leilas. 1984 . .A C ENCA CRETÁCICA 91 WHITE W. & PATC HETT J.CA EN l. 150: 977-990..Hf-Nd-Sr isotopes and incom patible elemen t abund ances in island ares: impJications for magma origins and crustal mantle evo lution.ECUADOR: MAGMATI5MOALCALINO LNTRA-PLA. 67: 167-185.Geochemical signatures ofo ceani c and continental basalts: a key to mantle dynarnics? Iournal of the Geological Societv.

.

obsmip . : ". (2¡ Mi ch el R OSERO (2.obs-mip. S éverin e BES DE B ERC 1/.fr) 11 1 Convenio PETROPRODUCCIÓN-IRD . • a e sc ala regional . El tem a de este art ículo es mo str ar la evoluc ión de es a cue nc a de ant ep aí s e n términos de rel aciones tect óni ca.DINÁMICA DE LA CUENCA DE ANTE-PAÍS ORIENTE DESDE EL PALEÓGENO Fr édéri c CHR ISTOP HOUL (/1 .sedimentación a lo largo del Pal eógen o y del Neógeno. Neóg eno. Guadeloupe . P.SGR/GUA. Oxy-E cuador. Quito . Lima 1S-Pe rú (Patrice. Cuenca Orient e. 38 rue des 36 pont s. QUi lO. Ecuad or [" Dirección actual: IRD Perú.Besde Berc@ brgm . Pal eogeno. numerosa s discordanci as progresivas en el Pale ógeno.1 1 . C' Dirección actual: BRGM. la C uenca Oriente se ubi ca en posi ci ón de retrocuenca de antepaís relacion ada co n el c recim iento de una prot oc ord iller a de los And es. Tod o s e so s pro ce sos tect ónicos tien en un a firma particular e n la sedimentaci ón contempor áne a de la cu en ca de a nte pa ís. Ecu ador . (.fr)]. cicl os de "loadin g/unl oading" durante e l Pa leógeno y e l Neó ge no . France (chri sto p@lmtg.fr. 3 1400 To lllollse. IRD /CNRSIUPS . Fran ce (S . Palabras claves: Ecuador. ' " LMT G.S57.fr. ."J. fr» ).obs-mip. datos de subs ue lo y mapas is ópacos. Patrice BABY i t . relaciones tecs án ica-sedímeniaci án. Cad a mod o d e respu e sta sed ime ntaria es tá ilu str ad o. O . Route de I'Observatoire. 17 12. jcsoula @lmtg. burgos @lmtg. Jean-Claude S OULA "'. Un mod el o de e vol uc ió n geodi nám ica es pr opu esto .Baby@ ird. 97 113 Gourbeyre . Casilla rs-J 209. Marco RI VADENEIRA Resumen De sd e fines del Cretácico Superior. varios so n los indicios qu e muestr an una deform aci ón tectónica sinsed irne ntaria. Box. En base al aná lisis de faci es sediment ari as. Cels o D ÁvI LA(2¡. l o s é Da vid B URCOS (/ 2J . como son : • a escala local. 3'. Mor ne Hou élrnont .

Christophoul el al. 2002. BABY. 1996. Bolivia o Colombia). 2004) . 1999c). Orteguaza y Chalcana.. RlVADENEIRA INTRODUCCIÓN Las cuencas de antepaís han sido siempre zonas favorables para el estudio de los evento s orogénicos a través de su relleno sedimentario (Burbank. 1992. La Formación Tena. DeCelles & Giles. Gradstein el al. Una datación radiomé trica ('9Ar/4°Ar) de un nivel de toba ubicado cerca de la base de l Mb. capítulo I de este libro). identificada en afloramie ntos y en sísm ica (Baby et al" 1999a. BESDE BERC. 1996) está constituida por depósitos marinos. 1996. En forma clásica. los depósitos equivalen tes son continentales y pertenecen a la . Así. tanto en t érminos de geometría de los cuerpos sedimentario s como de sucesión de las superficies de erosión. 2002a) tiene una edad eocénica (fig. Ha sido dividida en dos miembros en base a criterios sedimen tológicos y tectónico s (Marocco el al. 1999a. Dichos fenómenos generan secuencias de depósitos de orden 2 según Vail et al. Marocco et al" 1996. ... Tiy uyacu. y se desarrolla hacia el este de [a cuenca. El miembro inferior (Tiyuyacu inferior) tiene una edad eocénica inferior. 1953.0. desde el fin del Cretácico superior. 1996.. 1982.. J997. 1. Pal eógeno El Paleógeno de la Cuenca Oriente (fig. donde la tasa de acorta miento al nivel del prisma orogé nico es mucho más important e. En la zona subandina. norte de l levantamiento Napo) dio una edad de 46 +/. la Fm. tratamos de mostrar las modalidades de la respuesta sedimentaria a los fenómenos tectónico s que afectaron la cordillera y la cuenca de antepaís. La evolución tectóno-sed imentaria de la Cuenca Oriente se caracteri za por una tasa de acortamiento débil (menos de 10 %.Baldock. de mapas isópacos y de datos de subsuelo. 1) tienen grabado la evoluc ión de la misma durante dicho periodo. La Formación Tiyuyacu (Tschopp. (1991) . ROSEW. La Formac ión Orteguaza (fig. SOUiA . Cha lcana será descrita en el p árrafo sobre el Ne ógeno.94 CHRISTOPHOUL. para agrupar las formaciones según una lógica tect óno-sedirnentaria y no solo cronoestratigráfica. que corresponde al Eoceno medio (Christophoul el al. DÁVliA. 1996.. Zambrano el al. Los sedime ntos paleógeno s y neógenos de la Cuenca Oriente (fig. está interpretada como parte de l cic lo cretácico (Barragán et al. en este artículo. 1. Valdez Pardo. Baby et al" 1999a). Baby el al. Aunque empieza en el Pale ógeno. 1999c). la Cuenca Oriente (fig. Por medio de l análisis sedime ntario. Sinclai r. hemos podido interpretar la firma sedimentaria de la evolución de los Andes ecuatorianos. que empieza en el Cretácico superior. 1997).2) está constituido por cuatro formaciones: Te na.4 Ma. 2). La base de la Formación Tiyuyacu corresponde a una superficie de erosió n.. 1) se ubica en posició n de retro-cuenca de antepaís de los Andes ecuatorianos (Barragá n et al. en los depósi tos terciarios de la cuenca. Tiy uyacu superior (Campo Bermejo . Sin embargo. El miembro superior tiene una edad eocénica medio a superior. Proponemo s además un modelo de evolución geodinámica. los ciclos " loading-unloading" tienen una firmasedimentaria típica. y parece muy diferente a la de las otras cuencas subandinas (en Perú. capítulo 1 de este libro).. ESTRATIGRAFÍA 1. BURGOS.Almeida. 2) de edad oligocénica inferior (Zambrano el al.

. 1999).DINÁ M ICA DE LA CUENCA DE ANT EPAf s ORI ENTE DESDE EL PAL EÓGENO 9:' 1' 00' / 2' 00' o 50 1O~ N Valle interandln o Cordillera Oriental Post-oligOCeno} Pre-oligoceno Ríos Principales Fig.Mapa de ubicación )' mapa geológico simplificad o de la Cuenca Oriente (mod ificado de Bab y el al. Zona Subandina . 1 .

96 CHRlSTOPHOUL. Orteguaza O . I O O ll. C h r istoph ou l. O ::::l O Z a. SOULA.¡: Fm . 1999. Fm.J w '¡: ~ a.Colum na es tra tigr á fica sin té tica del Paleog eno y Neógen o de la C ue n ca Oriente (m od ifica do d e Bab y el al. e Fig. .... 1999. BES DE BERC DÁVIL4.. Fm. Chalcana c: O C1l U C) O a. 2003 )..l U -l: Q. BABY.. 2 . Mesa/Mera :::3 Q. l: O Q.¡: ... ROSELO. . U C1l c: Fm. C1l U c: O O en ::::l Mb. Arajuno C1l O c: C1l W U W C) O en O 'O C1l Z O ~ ~ C1l O .... Superior O 'O W ~ O . Bes de Berc... c: C1l O . O C1l . Chambira '¡: . .. RlVADLNEIRA '¡: o ro ro Lo. BURGOS.l O U VI Fm.l a.¡: C1l C1l . en O ::::l O O '¡: C1l Z e W C) .

Su s tasas de sedime ntac ión máxim as e n el centro de la Cu en ca O riente. se e nc ue ntran sed ime ntos mar inos. que co rre sponde n a c uerpos sed ime ntarios ca rac te rísticos del lech o fluv ial (relle no de ca na l. Cuatro for mac iones (fig. . Ch amb ira : 336 rn. 1985 . Roser o. al nort e e n las márgene s del río Agu ar ico. 2. 1982). Cu rar ay en la c ual se e ncue ntran dep ósit os marin os.Ma': Fm. aunque existe n poco s datos bioestratigr áfi cos (i. de ed ad mioc énica supe rior (Tsc ho pp. de ed ad oligoc énica superior a mioc énica (Tschopp. direcciones de pro gr ad ación de barras o por medi o de la estratificación cru zada e n artesas. 2003 ). Las direcc ion es de pa1eocorrientes h an sido determinadas por medi o de imbricaciones de clas tos . Bentham el al. 1996.. siguiendo los métod os de Potter & Pettijohn ( 1963) . Este método empieza por la identificación de litofacies (caracterizadas po r su granulometría promedi o y sus estructuras sedi me ntarias) en afloramientos c lave s. Tsch opp . 1993. al sur de l campo Bermejo. • La Fo rmac ión Arajun o. 199 9). excepto la Fm . T od as esas form aciones se dep osit aron e n un depocentro único. 1. 1996). 1. llanura de inundación ). 195 3 . . 1982 . Fm . Bab y el al. de eda d miocéni ca superior a plioc énica. 1982 . Ch alcan a: 86 m. 1992) son: Fm. sin embargo. • La Fo rmac ión Mera. y a lcanza el Mi ocen o (Za rnbra no el al. 2) están descr itas e n este rango de tiem po: • La Formación Chalcana. de eda d pleist océni ca (Bes de Berc. 2003 ). 1999 a . Brid ge. Tod as esas for mac iones están co ns tituida s por dep ósitos flu vial es. 1996) para analizar los depósitos de las diferent es formaciones fluv iales. se han de fin ido las asoci ac iones de litofa cie s típic as de "ele me ntos arquitectóni cos" (ta bla 2. dond e co rresponde al equi valente co ntine nta l de la Fm . • La Fo rmac ión C hambira. La Formación C halea na por lo tant o e mpieza e n el Oli goceno inferi or .DINÁMICA DE LA CUENCA DE ANTEPAÍS ORIENTE DESDE EL PALEÓGENO 97 Formación Ch alcan a. SEDIMENTOLOGÍA 2. 195 3. M iall. 2. esos ele me ntos arquitec tó nicos son combinad os para de fin ir el "estilo flu vial" de la formación estudiada y han sido comparados co n los mo delos clásicos de fac ies ti. La tabl a I pre senta los có digos qu e corresponden a las Iito facies identific ad as. O rtegu aza. 1999a).M a' .e. Ar ajun o: ]62 m. Metodología Se ha utiliz ad o la metodología de Miall (1977 . Neógeno La estr atigr afía del Neógeno de la Cuenc a Ori ente es bien conocid a desde el punto de vista liroestratigráfico. Fi nalme nte. 1977 . Despu és. Bald ock . 195 3 . Baby el al.. Baldock.Ma l .e. M iall . Bald ock.. computadas según el métod o de "backst ripping" (E insele. barra de migr ación . 1985 ).

98

CHRlSTOPHOUL, BURGOS, BABY, SOULA, BES DE BERC, DÁVILA, ROSELO, RIVADENEIRA

C od igo Gmm Gmg G ci G cm

Facies Con glo merado macizo co n ma yo r proporción de ma triz Co nglomerado macizo con mayor pro porción de matriz Conglomerado co n clas tos j untos Conglomerado m ac izo con clastos ju nto s Conglomerado con mayo r proporción de matriz vagame nte est rat ificad o Congl omerad o estratificado

Estructuras sedimentarias Gr an ocre ciente o gra node crecien te. No ex iste nte a débi l Gra nocrec iente o g ra no decrec iente G ranocreci e nte Ning una

Interpretación flujo tor ren cial viscoso, m uy po ten te flujo torr enc ial viscoso, me nos po ten te fluj o de esco mbros fluj o torr e ncial co n car ga de fond o importante, caudal tur bul ento. Barra s lo ngitud inale s,

Gh

Estrati ficación ho rizo ntal, imbric acio nes de clastos Estra ti ficación cruzada en arte sa s Estratifi caci ó n cruzada plan a Ar tesa s aislada s c ruza da o en estra tifica ción Estratificac ión plan a en lámi nas ais lad as o e n es tratificació n cr uzada rippl es Estrati ficació n o

resedimentación
del fondo Eleme nto de rellen o de canal.base de barr a de acreci ón lateral Barra de gra vas Du nas 3 D Duna s tra nsversa les 2 D

Gt

Gp St Sp

Conglomerado estra tificado Are nisca fina a gruesa o conglome rat ica Aren isc a fina a gru esa o conglo meratica Arenisca fi na a gruesa Areni sca fina a gruesa o con glo rne rat ica A reni sc a fina a g ruesa o cong lornera tica Aren isc a fina a g ruesa o con glom e rat ica Areni sca fina a gruesa Areni scas, limo litas o arc illo litas

Sr Sh SI

Ri ppJes de co rrie nte Flujo no canalizado

laminación ho rizo ntal
Re lleno de cavamiento de l fondo, dunas arras tradas, a ntid unas Cav arn ien to de l fondo Re lleno de ca va vie nto poco p rofundo del fondo . d una s arras tra da s, a ntidu nas Macizo o laminac ión dé bil Co rrien tes gra vitaci on a le: Laminación del gad a Depósitos de crecida o o pequeñ as ripp les de baja de cre cid a, re lle no de canal abandon ado Mas iv as, grieta s de de sec aci ó n De pósitos de c rec ida en la llanur a de inu ndaci ón o relle no de ca nal a bando nado Maci zo , trazas de raíces, Z o na co n veg e taci ón de biotur bación la llanura de inun dació n o sueJo poco madu ro Flora fosi l, lami nación De pósitos de pantano co n ho rizo ntal vegetac ión Trazas de ped ogé nesis : Suelo mad uro co n nódulos. cortezas prec ip itaciones químicas Est ratificación c ruz ad a de bajo á ng ulo

Ss

Sol FI

Fm

Limolitas. arcillolitas

Fr

Limolitas, arcillolitas

C

Carbó n. arci llas bitumin osas Paleosuelos , con crec io nes carbonatada s. ni ve les de óx idos de hier ro .

p

T abla 1 - Nomenclatura de la s litofacies encontradas en las formaciones fluviales de la C uenca Oriente (m od ifica d o de Miall, 1977 ; 1996 ).

D IN Á I'vIl C A DE LA C U ENCA DE ANTEPAÍS O RIE NTE DE SDE EL PALEÓ GENO

99

Elemen to arquitectural Sím- I Asociación de faCieS¡ I bolo
Cana les

Ge ome tr ía y sucesión
Base e ros iva. co ncav id ad hac ia CIIOPC, tope plan o c ua nd o no es tá eros ion ad o , morfol og ía y ta ma ño va riab le. Se e nc ue nt ra ade nt ro superfic ie s de 3er orde n co n co nca vida d hac ia e l tope. Base có nca va , re llen o co n a lte rna nc ias de Sr y FJ Len tes o c ue rpos ta bu lares , inte restratificad a co n e le me ntos SB . L ent ic ular , tabul ar o pri smático, e le ment o de re llen o d e ca na l o de del ta de

I

CH

To dos tipos de fac ies

I

(C hannels)

C a na l de "Crevasse" (Crevasse Cha nnel) Ba rra d e gra va s (Gr avel Bar) Barra ar eno sa

CR GB SB

Sr, FI

Grn, Gp , G t
S t, Sp, S h , 51 , Sr , Se , Ss S toS p. s», S I, S r, Se ,Ss

(Sandy Bedforms)
Barra d e Acreci ón Lon gi tudi na l ~ac rofo rm) Barra de Acreción Lateral DA

"C revasse".
Len ticu lar co n base pla nal' o cónca va y tope co nve xo co ntie ne s urpe rfic ies co nvex as hacia e l to pe de 3" orde n. S ur perfic ie s uperior d e 4 10 orden. S t, Sp , S h, SI, Se, Ss, ' C uerpo pr ism á tico , s ig rnoidal . co n (Gm ), G t, Gp s upe rfic ies có nca vas o co nvexa s de 3" or den . Gh , G t, S t, S I Base có nca va haci a e l to pe. rell e no as imét rico . G m m , G mg , Base có ncava haci a e l top e , cl ásic am en te Gc i. G cm asoc iada co n e le me ntos GB S h, S I, (S p, Sr) C ue rpo a re noso co n gra n ex te nsión lat eral de es pesor dec imé trica a mé tr ica .

(Later al Accre tio n Ma crofor m) I
Ca nal de co n flue nci a ( H ollo w scour) Fluj o s g rav itac ionales

I

LA

HO SG

(Sediment gravity Ilows):
C ue rpos a re nosos la mi nados LS

(La minated Sand Sheets)
De pó s ito s d e c rec ida en l FF Fm. Fl C uerpos isó pacos co n gran extens ión lateral la lla nura d e inu ndaci ón a vec e s asoci ados co n e le me ntos S B o re lle nos de s ca na les a ba ndo na do s (C H (F F » C uerp os prism át ico s co n base irre gul ar o p la na y tope co nvexo ha ci a el to pe . espe sor superio r a 1O me tros y de m ás de 1 km de ancho .

(Flooding - Overbank I fines) 1 Lev ées LV (Le vees)

I

Fl

I

I

Tabla 2 - Nome ncla tura de los eleme ntos arquitect ónicos enco ntra dos en las forma cion es fluviales de la Cuenca Orient e (modificado de M ia ll, 1985; 1996).

100

CHR1STOPHOUL, BURGOS, BABY, SOUIA, BES DEBER C, DÁVIL4, ROSEW , R1V ADENEIRA

aplicados en el mar co del mét od o de los e le mentos arquitectónicos de Miall ( 1985 ; 1996).

2. 2. Sedimentología de las formaciones paleógenas
2. 2. J. Fm. Tiyu ya cu Aflo ra mientos de la Formac ió n T iy uyac u se encuentran principalmente e n el hundimiento sur del Le va ntamie nto Nap o, pero también en el nort e de la zon a s uba ndina, e n e l ca m po petrolero Bermej o, y a l sur en la Cordillera de Sh aim e (este de la Cordiller a de Cutuc ú) . Su base correspo nde a una superf ic ie de e ros ión region al (Baby el al., 1999a; 1999c ; C hristo pho ul el al., 2002) identificada tanto en aflo ram ientos co mo en sís mica . La base de l Mi embro supe rio r es también una supe rf icie de e rosió n a tal punto qu e en cierto s luga res de la c uenc a (cord ille ra de Shaime), el miembro inferior est á co m pleta me nte e rosion ad o, por lo que el M iembro Ti yu ya cu supe rior so breyace directamente a la Fm . Te na . Miembro infe rior El Mi embro inferior de la Fm . Tiyuyacu aflora esca samente e n la c uenca. Está expuesto en la quebrad a T iyuyac u, en las márgenes del río Mi sahu allí , ce rca a su desembocadura en el río Napo , y en la carretera Tena-Puyo, a po cos kilómetros de Puerto Napo e n direcci ón al Puyo. El Miembro T iyuyac u inferior está constituido principalmente de con glomerado s y en men or proporci ón de aren iscas gruesas y de lutitas (fig. 3a). Lo s conglomerado s contienen un 90 % de c he rts rojizos y angulosos y 10% de cuarzos lech osos y rocas met am órfi cas. Dich os dep ósit os están organizados en rellenos de can ale s co mp lejos (e lemento CH; Mi all, 1996, ver tabla 2) . Dentro de esos elementos CH se en cuentran facie s tipo Gt y Gp (M iall, 1996, ve r tabla 1) que pueden ser interpretad os co mo ba rras de gravas (G B, tabla 2) . Haci a arr iba, se en cuentran cuerpos arenoso s mo str ando facies SI y Sm (tabla 1) organi zad os e n elementos DA (tabla 2). El tope de los ca na les está confo rma do por a re nisc as finas y a veces por lutitas en facies Fl y P (ta bla 1) rev e lando eleme ntos arq uitec tónicos tipo FF (tabla 2) . Esos rellenos de can ale s se repiten mostrand o una e volu ción g rano decre ciente. En secciones sísmicas, el Miembro Ti yu yacu inferior presenta discordan ci as pro gre s ivas (fig . 4) , que reg ist ran una deformaci ón en la c ue nca durante s u depositaci ón. Este tipo de discord an ci as pro gre sivas se encuentra al nivel de cada g ra n estru ctu ra de la cue nca . Esas vari acione s de espe sor localizadas en pequeñas estruc turas genera n una repartici ón de los depósitos del miembro Tiyuyacu Inferior ba stant e parti cul ar (ver sección sigu iente). Mi embro super io r El Miembro Tiyuyacu superior aflora igualmente en la zon a suba nd ina . La mejor sección conoc ida se encuentra en el norte, en el campo petrolero B ermej o (fig . 3b) . La sec ción es tá form ada en su mayoría por conglomerados y en menor propo rción por

DINÁMICA DE LA CUENCA DE ANTEPAÍS ORIENTE DESDE EL PALEÓGENO

10 I

80

Fr FFI CH(FF)

70
~ ~

Fr

60
~

Gt Gt

GB

SI
Gt Gt Gp Gp
FI

50

~ ~ ~ ~ ~
• o
~

]s.
GB

40
35

~

30

~

20
.5

10

GIJ GB Gt
Gt Gt
'-T

FI

50

lTlT (1)
~ (4 )

'-T (2)

~ (3)

=
9

(5)
(8)

-es-: (6 )

3c

' ~ (7 )

4

(9)

Fig. 3 - Columnas sed imentológicas de las formacion es pale ógenas de la Cuenca Oriente: 3a Miembro inferior de la Formacion Tiyuyacu (sección de Puerto Napo): 3b - Miembro super ior de la Formación Tiyu yacu (sección del Campo Bermejo ): 3c - Formación Orteguaza (sección del "Puente del Suizo", Casc ares). Ubicación de las secciones en la figura 1.

102

CHRlSTOPHa UL, HURGas. BABY, saULA, BES DE BERC, DÁ Vlú l , RaSF.W, Rl VAD EiVEIRA

Onlap

CONO NACO-8
1-

-

ESTE

Fm Olleguaza

Miembro Tiyu yaeu Superi or

MIe mbro Tiyuyacu Inferior

Fm Tena
~~ .

Miembro Napa Supe rior

_ _ ..

_

..

•. • .. - - ·90 Ma
Mlem bro Napa Inferi or

PA LEOZOICO

1 KM

Fig. 4 - Secci ón sísmica mostr ando una discordancia pr ogres iva eu el miem b ro inferior de la Forma ción T iyu yacu , ubicaci ón en la figu ra 1.

are niscas y lut itas. La s litofa c ies identi ficadas en e l Mie mbro T iyuyac u supe rior so n pa rec idas a las del Mie m bro Ti yu yacu inferior. La se cc ió n se prese nta co mo una repet ici ón ele un moti va elemental e n lo cua l se e nc ue nt ran. de la ba se al tope , las litofac ics G p, G t (tab la 1, Mia1l , 199 6 ) St , S r. y al top e. rol. P y Fr . Esa últ ima asociació n so la se e nc uen tra al tope de la secc ió n y no ha s ido prese rvada en la ba se. Jun to co n los da tos de pa leo co rr ie ntes, [as asociaciones pu eden se r ag ru pada s en e leme ntos arq uitec tónicos de l tip o D A (o LA para a lgunas e n las qu e se pre se ntan di recci ones de pa leocorrientes má s di spe rsa s) y G B. Las asociaciones FI, P YFr pue den ser ag rup adas en ele me ntos FF (tab la 2: Mi all , 1996). Esa repet ició n p ued e ser int erp ret ada co mo resultand o del apilamien to de ca nales flu viales. Esos ca na les parecen ser simétri cos. La prese ncia de una gran pro po rc ión de eleme nto s DA , co n un a g ra nulome tría fu e rte, y la baja preservac ión de las facie s de llanura de inun dación (FF) nos pe rmi ten interpre tar un tipo de ríos e ntrenz ado s de baja sin uos ida d co n tra nsp orte de c lastos úni came nte por carg a ele fo ndo , sin flujos de lod o . Es im portan te not ar q ue la natu ral eza de los c lastos en co ntrados en e l M b, Ti yu yacu supe rior ca mb ia d rástica me nte resp ect o a la del Mie mb ro T iy uyac u inferi or : los c lastos son e n un 90 % de c uarzo lech oso .

Sobr e es ta sección. Orteg uaza Solamente es conocido un aflo ramiento de la Form ación Orteg uaza. 2. en pa rte arenosas. Valdez Pardo ( 1997) YCh ristophoul et al. La desaparición de este intervalo progradante se de be probablemente al hecho de que . se encuentra una columna co ntinua de las form aciones Tiyuyacu . (1996). 2. 2. pasando por zonas bajo influencia de mareas (ca rac terizada por " flaser" y "wa vy bedding" ) hasta una llanur a aluvia l (cana les cong lomeraticos a] tope). estaba domi nado por ambientes continentales. Las prim eras areniscas son glauconíticas. jun to al "Puente del Su izo" . (2002). Fm . a veces arenosas.. e ilustrado por la figura 3c. la Fm. Fm. de la base al tope son: " flaser'ty "w avy beddin g" y " trough cross beddin g" . La sección es de aproximadame nte 40 metros de altura y se co mpone de lutitas . sobre las cuales se desarrollan unos 10 metros de lutitas compactada s. Ahí. Orte gua za muestra una mezc la de am bientes partiend o de una plataforma abierta (luti tas y lutitas bioturbadas). Las estructuras sedimentarias enco ntrada s en esta parte. Este afloramiento se ubica al este del frente subandino. 3. óa ) . Ortegu aza y Cha lcana (ver párrafo siguiente). es menos ev idente haci a el este. 3. La figura S muestra que el interva lo regresivo. a ori llas del río Aguarico. y en la carretera Tena Puyo. descrito por Marocco et al. este intervalo regres ivo es bien marcad o da ndo la rep uesta eléctrica clásica de la Fm. Orteguaza en doble campana. En la parte ce ntral. sobre yacidas por unos S metros de intercalaciones de lutita s verdes con capa s de areni scas. mostrando un cambio de facies menos marcado que e n el oeste de la cuenca. al fin del prim er ciclo . a pocos kilómetros del puente sobre el río Napo. lechos de areniscas gruesas en la base y de co nglomerados al tope. en esta área (al nivel del subandino actual). La secc ión descrita puede ser divida en dos ciclos transgresivos / regresivos (fig. se encuent ran S metro s de lutitas verdes a veces biorurbada s. en la orilla de l río Aguarico (fig. . Ambos ciclo s puede n ser ev idenciados en los perf iles de pozos . endurecidas. Luego em pieza un apila miento gra nocrecie nte con dismin ución progr esiva del espesor de las intercalaciones de lutitas mostrando un cambi o progresivo de am bientes de depositación ("Ia ndw ard stepping". J. Cha lca na La Fm. Hacia el oes te. este intervalo desa parece mostrand o que el camb io de facies debido a la regresión no es tan importante como en la parte central de la cuenca. La base de la sección es tá representada por areniscas gruesas glauconíticas sin estructuras sedimentarias. Los mejores afloramientos con ocidos se ubic an ce rca de Cascales. y hacia el tope se ide ntifican "ripplerna rks" y " megaripples" 3D. verdosas. cerca de la pobla ción de Casc ales . S). Van Wagoner et al. En términos de ambientes de depos itaci ón. Sedimentología de los depósitos fluviale s neógenos 2. 1990) . intercaladas co n bancos de areniscas medias a gruesas y are niscas co nglorneraticas al tope de la sección. C halca na aflora principalm ente en los fla ncos yen el periclinal sur de l Levantamiento Napo. Las intercal aciones de luritas mues tran una intensa bioturbación y moldes de bivalvos.DINÁMICA DE LA CUENCA DE ANTEPAÍS ORIENTE DESDE EL PALEÓGENO 103 2. en dirección al Puyo.

SAB I~ SOUiA. GI G' ~ FI I GB Gi GB Gr31 GISo~ HO ::1 GB HO '-T-. 50 ] FI FF So] C H e . "" F. :} H " J LA F CH '] Fl~: Sn F . . ]e H Sh . SÉ. 6c .. sinc linal de T álag.Forma ción Mera (colum nas de la depresión de Sa nta In és y de Mera). DfÍ.Colum nas sed imento lógicas de las formacion es neógenas de la Cue nca Orient e: 6a .c:. 6d . oeste de Tena).104 CHRISTOPHO UL BURGOS. Sh F. So _ LA So j LA 1. ubicación en la figura 1.a 6.VIL-\.::1 CR r ] ". Casca les).. 100 s.:l---~ ~ I' } -4 5j _ (3 ¡ 6.Formació n Cha rnbira (sección del río Uchuculín. E ! --.Formación Cha lcana (sección del " Puente d el Suizo". 6 . RIVAD ENEIR A Oeste Oso 1 GR: Este Coca 9 GR GR Sac ha 127 G~ Pichincha 12 Pañaco c ha 2 Ta m bococ h a 1 Fm. Chalcana Ciclo 2 r üce -¡ ~ ~ GR al GR '" ::l el '" QJ N t:: O u..Co r re lac ion oest e-est e de pozos para la Formacion Orteguaz a a t ra vés de la Cu en ca Ori ent e.. 6b .C SI H CH ] r. FF FF FF F.') DE BERC. . ROSELO. Ubicación de las columnas en la figura 1.p Ol J SI SI> Sl FF CI JL S a Sh C.b \6 1 _ '_ I7J '_ Fig. 5 . " - Transg resión Su perf ic ie de transg resión Regresión Lim ite de secuencia Fig.Fo rm ación Ar ajuno (sección de la ca r retera Pu er to Na po-Santa Rosa y de l rioArajuno). Fr '" FF -rr rr ". F.

Estas litofacies pueden ser agrupadas en elementos arquitectónicos de tipo LA (tabla 2). La asociación de facies Fr. 3. limolita s) intercal ados con finos lentes de areniscas finas a medias. En las areniscas. Ese tipo de asociación de elemento s arquitectónicos con un important e desarrollo de la llanura de inundación con depósitos de "crevasse splay' puede ser interpretado como un tipo de río meandriforme de baja sinuosidad con carga sedimentaria fina ("sa ndy meandering". El estudio de las paleocorrientes (fig. Fm. 6c) está formada de conglomerados con una mayoría de clastos de cuarzo lechoso con matriz arcillo-arenosa cuarzosa. A rajuuo La FOl . a lo largo del río Napa. Miall . se identificaron facies FI. Litofacics St fueron encontradas en los lentes de areniscas. Gt). El estudio de las paleocorrientes (fig. 3. Pocas estructuras sedime ntarias pudieron ser identificadas. Fsm y P en los sedimentos finos. 7 b) muestra dos direcciones principales de drenaje : aNO-ESE o cerca de O-E y N-S. Arajuno aflora principalmente a orillas del río Napa y del ríoArajuno. 2. Arajuno correspondía a un sistema de tipo divagante de baja sinuosidad con carg a sedimentaria gruesa. 7a) indica dos direcciones principales: una NO-SE y la otra N-S. Fm. Las litofacies identificadas (tabla 1) son de tipo Fr. En los conglomerados solo se han encontrado facies correspondientes a procesos de transporte de sedimentos por tracción (Gh. En las limolitas y las arcillolitas. ób) está constituida principalmente por areniscas finas a gruesas. Chaleana. La ausencia de depósitos correspondientes a los canales principales indica que la sección está ubicada en una zona interd istribut aria. se han encontrado litofacies (tabla 1) de tipo St y Sh. o como ríos anastornosados comparables a los ríos de la llanura amazónica actual. DA o FF. se encontraron litofacies tipo Gt . Rosa. Se puede notar que posiblemente el eje del drenaje longitudin al se desplazó hacia el este. donde se han encontr ado conglomerados "Grave! wanderin g". Fsm y P en las arcillolitas y las limolitas es clásicamente interpretada como caracterís tica de ambientes de llanura de inundación. Cham bira La Fm. 2. Se han encontrado también buenos afloramientos en la carretera Puyo-Tena y Puerto NapoSta. y a meand ros con carga arenosa de baja sinuosidad "Sandy Meandering" donde la granulometr ía es más baja. Chambira aflora esencialmente en la Depresión Pastaza. y Sh-St en las areniscas. La mayor parte de la formación (fig.DINÁMICA DE LA CUENCA DE ANTEPAÍS ORIENTE DESDE EL PALEÓGENO 105 La mayor parte de los sedimentos encon trados a lo largo de la secc ión del río Aguarico son depósitos finos (arcillolitas. 2. las mismas que pueden interpretarse como canales de "crevasse' (elemento de tipo CR. y en el sinclinal de Talag al oeste de Tena. Gp. Esta formación (fig. Esa coex istencia de elementos LA y DA demuestra que el estilo fluvial de la Fm.conglomerados intercalados con limolitas y arcillolitas rojizas. Fsm y P. Estos datos pueden ser interpret ados como resultado de un drenaje perpendicular a la Protocordillera andina desembocando en un tributario paralelo a la misma cordillera. 1996). Gs. 3. En la parte basal. igual a lo encontrad o en la F m. en tabla 2).

. En la pa rte supe rior..Formación Chambira.. 1996. cerca de la zona apica l de un a ban ico al uvial (" Fa nhea d en tren ch rnen t" . Gh . .---' -t-- «:» \ '.¡. a 75' 00' ' <.1 .' . .. _ +.. " '.. Schumrn. I . . se ve n co ngl omerado s pasand o progresivamente a depósitos más finos (a renisca s y limol itas) co n litofaci es Gt ... 20 03) ... BABY...'. E ste co nju nto de e lemen tos arquitectónicos indica un tipo derío potente co n episod ios de fluj os de lod o (ca racterizados po r los eleme ntos SG )._ _ . Bridge. 1-"'-"'. . ROSELO. .. La prese ncia de flujos gra vitaci o na les (SG) indic a una pe ndie nte basta nte fue rte del lech o.Formaci ón Arajuno.106 CHRISTOPHOUL. . co mo se puede en con trar e n ríos de piedemonte... " . ..---+' · ' ..For mació n Chalcana.. Hü y SB (barra e migra nte de are na) . " "' + ='-'-=. renaje " /-j -í=i'-t:::") QJl " -.. . . . GB (barra de grava s).. RlVADENEIRA 75' 00' 75' 00' . Sr y Fr e n me nor pro po rció n (ta bla 1). St. . SOL/lA... 7d . «:» \ -.. . . O' ('o \ - . BÉS DE BERC.Mapa de paleocorrientes de las formaciones neógen as de la C uenca Oriente: 7a . 7c . (.. Los e le me ntos arqui tectó nicos corre spo ndientes son de tipo SG. DÁVILJ\. y G rns. 1993 ). .. BURCOS.. ... ~. 7 .¡.. (.Formación Mera. El co njunto SG /G B es clásico de los río s entrela zados (M iall. ~./ Fn ._ . 7b ... se 100Km Fig. .." r" ".. ' ... .'/ " ..

La granulometría de los depósitos es fuert e y su s ele me ntos alc a nzan a vec es más de 1 met ro de d iá metro. Los mej or es afl or ami entos con ocid os de la Fm Mera se ubic an e n la depre sión de Santa Inés (Bes de Berc el al. Gt. 4.DINÁMICA DE LA CUENCA DE ANTEPAÍS ORIENTE DESDE EL PALEÓGENO 107 Las paleocorrientes (fig. Ch alcana y Arajun o des ap arece e n la Fm . SG (G rnrn. Pare ce qu e el dren aj e lon gitudin al identi ficado en la Fm. En es e caso . e n pren sa ). 2. indi cando un drenaj e trans ver sal. Esa asoc iació n de barras de gravas (G B) y de flujo s de bloqu es (co n poco lodo e n ese cas o) es típica de ríos entre nza do s con doble régimen hidráulico ubi cados en la ca bece ra del aba nico al uv ia l. 7d) . Baldock. Esta faun a y las es truc turas sed ime ntarias perm ite n interpret ar la Fm. No se pudo evidenciar una di recció n de paleocorri ente s nítida e n es tos depósito s. capítulo 1 de este libro) se so brepone en p arte al abanico de la Fm . Las lito faci es e nco ntradas so n de tipo Gp. 198 2. Baby el al. Ese es tilo flu vial es muy parecid o al dr enaj e o bservado actu almente e n el río Pastaza. Gmt) y S B (S p. Gmm et Gmt y tambi én Sp y Sh. 1953 . Se gún la fo rmació n estu di ada . Fm.. Sh ). Estas facies pueden se r ag rupadas en ele me ntos arq uitec tó nicos de tipo GB (G p y Gt ). Mera. El abani co actual del Pastaza (ver Bes de Berc el al. Curaray com o resultado de ambientes coste ros (¿estu arios?). los elem entos S B preservado s pueden ser interpretados co mo dun as de arenas dep ositadas durante el de scenso del ag ua luego de una cre cida. La formación es tá co nfo rmada por dep ósitos grues os (fig. Cham bira. Esta fo rmación se co mpone de areni scas co n estru cturas de mar ea. 3. 6d) . Es os co m po ne ntes con stituyen a vec es lentes dond e representan la ma yoría de los cla stos. Los datos de pale ocorrientes indican un a corri ente prin cipal O-E separá ndose en co rr ie ntes SW-NE y NW -SE hacia el este (f ig. Curaray La For maci ón Curaray es tá descrita co mo el equi valente haci a e l es te de las formac io nes Ar ajuno y Ch ambira (Tsc ho pp. Se en contró también una fauna marina (Bristo w & Hoffstette r. 1999a). 7c ) tienen una dir ección pr incip al que va de NO -SE a E-W . 5.. dispuestas e n lentes en los co nglome rados. 3. REPARTICIÓN ESPACIAL DE LOS SEDIMENTOS Para este párr afo. M era La Formación Mera afl ora pr incipalmente en los márgenes de l Río Pa st aza donde co nstituye las paredes de su terrazas aluviales hol ocena s.. 2. do nde se produ cen frecuentes "de bris flow". 1977 ) carac te rizada por tortugas marin as y cocod ri los.. hemos reali zad o mapas is ópacos en base a un banc o de dat os de má s de 220 pozos exploratorios de la cu en ca. 3. esen ci alm ent e co nstituidos de materi al voJcánico (cl astos y matri z are nosa a con glorne rat ica) y en menor propo rció n de c las tos de gra nito o de roca s metamó rf icas. Con stitu ye un aba nico de piedemonte cuyo ápex se ub ica a al gun os kil ómetros ag uas arri ba de S he ll. Puede ade más ser co nsiderada como el equivalente en la Cuenca O riente de la Formación Peb as co noc ida en la Cu enca M a ra ñó n (Ro ddaz el al. el . Fm. cap ítulo 1 de est e libro) ya l nivel de S he ll y Mera .

. ROSELO. 3.. 8 . E n es te ej e._ Curvas is opacas con valor en metros . BURGOS.Formación Tiyuyacu (Mb. y otro al sur del corredo r Sacha-Shu shufindi .. Orteguaza: 8c . 7 • ' 1'00' 50 ' CO K b r----'7. Dos áreas de poco espesor apa rece n e n la zo na suba ndi na (controladas por afloramientos) y e n la zona ori ental de la c ue nca . Un último depocentro se ubi ca en la parte ce ntro sur de la cuenca. Inferior).:.Formacione s neogenas.. Sa). RIVADENEIRA núm e ro de pozo s utili zado par a interpolar los map as isóp acos varía n entre 70 y 220. Paleógeno Los isópacos de l M iembro Ti yu yacu inferior mu estran un es peso r qu e vari a de 20 a 4S0m (fig . 1. BABY.108 CHRJSTOPHOUL.r----. Entre esas do s zonas .. nÁVILA. se e ncuen tra n un a multitu d de dep ocentros locale s de tam año kilométrico. SO ULA . E s impo rta nte acotar q ue apa rte de esos dep ocentros de importan ci a regional . BES DE BERC. uno en la pa rte nor te. . se ven dos depocentros.. se obser va un eje deposici on al de ori en tac ión N-lO° E ste.. El algoritmo de interpol ación util izado es de "cur va tur a mínima ".. 8b .--l~~---'-"I'T'1 ·00' [:==J Valle interandino _ Co rdillera Or iental Post-ol igoceno Pre -oligoceno } Zona Subandina [:==J O.Mapas is ópacos de las formacion es pale ógenas y neogena s de la Cuenca Ori ente: Sa Formación Tiyuyacu (Mb.Rios Principales e Fig. Superior) y Frn.

Se puede correlaci onar esta intensa exhumaci ón con la acreción del bloque Piñon en la Costa (Van Thoumout el al. 1999). Se puede suponer que esa exhumación acompañó a un levantamiento (posiblemente mediante corrimientos). 1992. complej o.. en el norte de la cuenca. se hace evidente la elevación de las fuente s de sedimentos y la flexura por el inicio de la sedimentación fl uvial y su acumula ción (consecuencia de la subsidencia) en el piedemonte (Miembro Tiyuyacu inferior). Christophoul . las relaciones estratigr áficas demuestran que la Formación Arajuno/Curaray sobreyace a la Formación Chalcan a en onlap en la parte este de la cuenca. 2. este evento tectónico en la cordillera se manifiesta por una inversión de las estructuras pre-cret ácicas. así: • se forma una superficie erosiva regional (base e1el Miembr oTiyuyacu superior). El períod o de exhumaci ón durante el Eocen o puede ser considerado como la firmad e un evento tectónico en la cordillera. . • aumenta la madurez de los sedi mentos (el porcent aje de clastos cuarzosos se incrementa . As pden & Litherland. Pecora el al. Paleógeno Muchos autores (Fauchet & Savoyat. Ese fenómeno correspondería a un período de "tectonic loading". 3. En la Cuenca Oriente. Baby el al. observándose esenci almente 2 depocentros: uno. (2000) presenta resultados de trazas de fisión de apatita y de zircón. Se). 1999a. Neógeno Los depósitos neógenos de la Cuenca Oriente presentan un eje depositacional alineado en dirección N10o-N20° (fig. 1997). una flexura de la placa surarnericana bajo el peso de la misma. 8b) (que no parecen separad as por superficies de erosión) muestran un espesor que varía entre 200 y 440 m. 1999c. siguiendo la morfología actual de la cordi llera. Jaillard el al. DISCUSIÓN Y CONCLUSIONES 4. 1992. junto a la frontera con Perú.. 1999). 1999) han propuesto que la cuenca de antepaís oriental inició su desarrollo con la progresiva emersión de la protocordiJlera entre la zona de forearc y la Cuenca Oriente. que produjo un ascenso de la cordille ra y. En las secciones sísmicas. . Los resultados muestran que hubo dos períodos de exhumación rápida. y el otro en el suroeste . Esos datos corresponden a tres cortes a través de la Cordillera Real. 1. y los clastos son más redondo s. con contrastes débiles de espesor. se observa un importante cambio sedimentológico. iniciando discordancias progresivas locales (Baby el al..DINÁMICA DE LA CUENCA DE NTEPAÍS ORIENTE DESDE EL PALEÓGENO 109 Los isópacos del conjunto Miembro Tiyu yacu superior / Orteguaza (fig. durante el Eoceno y el Neógeno. la exhumación continúa fuertemente en la Cordillera. 1997. 4. mostrando un transporte más largo). Durante el Eoceno Medio y Superior.. Más al este en la cuenca. En la Cuenca Oriente. Christophoul el al. 1999a. 1973. Un estudio reciente de Spikings el al.. sellando las estructuras de Tiputini (Rosero. El depocentro se ubica en la Depresión Pastaza.

Homewood et al. durante el Eoceno inferio r (Mb.LLO CHRlSTOPHOUL BURGOS. y con el cambio de fuente sedimentaria entre los miemb ros Tiyuyacu inferio r y super ior sugerido por Ruiz (2002) . a un drenaje transversal. lo que sig nifica que la cordi llera pasó progresiva mente de un estado de evol ución de topografía de "Steady state". co n el aume nto general de su pendiente. por eje mplo en la cue nca de antepaís de los Alpes. Neógeno El estudio sedimen tológico de los depósitos fluvia les neógenos de la Cuenca Orie nte demu estra que el sistema fluvia l evo lucionó. BEs DE BERC. 2000) . La ex humació n en la cordillera . Estas co nstatacio nes muestra n un ca mbio geodi námi co impo rtante. i.DÁVlL4. Al fin del Eoceno o princ ipios del Oligoceno. RlVADENElRA • en la parte proxim al de la cuenca (Zona Suban dina actua l). Así se puede pensar que ese levantamiento sin subside ncia corresponde a un período de "erosional unloadi ng". En términos de paleomo rfo logía. (1999 ). de arc illas azules conocidas en la Cordillera Occide ntal (Va ldez Pardo. La reducció n de altura indica una tasa de surrecc ión/ero sión < J. ( 1999) indican. SOUL4. 2. Tiyuyacu superior y Fm. a "Post Steady State" del Eoce no medio hasta el Oligoce no (M b. en base al análisis de minerales arcillosos. Chambira y Mera). Esto está confirmado por la ocurre ncia en la matr iz de los co nglome rados del miem bro Tiyuyacu superior. 1996).e. En la cuenca de antep aís. Al mismo tiemp o. indica que el proceso de "erosional unload ing" siguió dur ante el Eoce no medi o. en base a análisis de minerales arcillosos. el aumento progresiv o de la granul ometría promedio de los depósitos se puede correlacionar con el aumento de la poten cia de los ríos y. que demu estran. asimismo. que la co rdillera estaba bajo los 1000 m de altura.junto co n este dato de la co rdi llera co n una altura promedia baja. como se ha demo strado en otras cuencas.. Esta detención de la exhumación. desde una llanur a alu vial (Fm. jun to co n la erosión del Miem bro T iyuyac u inferio r. que la co rdillera era bastante baja . Los resu ltados de Delfaud et al. • las discordancias progresivas identificada s en el miembro T iyuy acu inferior desaparecen. la ex humació n en la cordill era se reduce (Spikings et al. BABY. Este tipo de evol ución de muestra que la Cuenca Oriente pasó de una cuenca de antepaís sub-alimentada a sobre-a limen tada (sensu Jord an.. Chalcana). 1997). Orteguaza) . Además. Tiyuyacu inferior). Esa calma tectónic a se co nfirma con la terminaci ón de la inversión de las es tructuras pre-c ret ácicas en la cuenca . Orte gua za).eldrenaje cambió desde un drenaje esencialmente longitudin al. 4. la madurez sedimentaria indica un au men to del transporte. superior y durante el Oligoceno. que puede ser relacionado a una erosión regresiva que alarga los tributarios principales . hubo levant am iento y erosión (siendo alimentado con más sedimentos el miembro Tiyuyacu superior) de la cordi llera. sin subsidencia relacionada en la cuenca de ante país (ero sión del Miembro Tiyuyacu inferior). dem uestra que durant e el Eoceno Medio y Superior. el miembro Tiyuyacu inferi or se encue ntra erosionado (totalm ente en cier tas partes). se observa una reducción de la tasa de sedi mentación y la aparic ión de depósitos marinos (Frn. ROSELO. hasta un sistema de abanicos aluviales de piedemonte (Fm. (198 6). Esta observación empata con los resultados de otros trabajos como los de De lfaud et al .

T he geo logy and M esozoic hist or y of the Cordill era Real. la dep ositación de los sed ime ntos se hizo en un so lo depocentro . BERNAL c.Est udio regional de la Fo rmac ió n Ti yu yacu .G UYOT 1.. mue stran que hub o do s epi sodios co n fuerte tasa de e xhumaci ón e n el Mi ocen o infer ior y supe rior. GALARR AG A '. l999c . Ec uado r. En Ec ua dor. Q uito... ASPDE N & J. en términ os de potenci a de ríos. 1992 .The high Amazoni an Basin-: tectonic co ntro l and mass bala nce.Sty le a nd timin g o f de forma tion in the Orient e o f Ec uado r. Co nve nio O RSTO M. & LITHERLAND M . Vol. Tesis de grado. RI VA DE NEIRA M. que esa altura no dejó de subir durante todo el Neógen o . co n tasa de sedi me ntació n prom edi a hasta el Plei stoceno superior (Bes de Berc . CHRISTOPH O UL F. . Perú (Gi l Rodrígu ez. La surrecc ión ac tua l de la C ue nca Oriente.. ROSERO r.. que formaron va rios dep ocentros. 1992 . . & RIV ADENEIR A M . by Orst o rn). VAL DEZ A . Brazil. los estudios de surrecc ió n de la Co rd illera Real. 1999b . 20 03) ..M. 2003 ). Go ttinge : 68. 20 00 ). fueron pro gresivam ente int egrados al pri sm a o rog é nico mientras los co rr imie ntos progre saban haci a el este. Eso supo ne que esa evo lución re sulta de o tros procesos como el "erosio na ! unl oading" (ver párrafo pre ce dente) u o tro proc eso de escal a cortica l. 75 p.f h Andean Geodyn amics. RIVAD EN EIRA M.Pe troprod ucció n.. MAROC CO R. (2000) . BAL D OC K 1.DINÁMI CA DE LA CUENC A DE ANTEPAÍS ORI ENT E DESD E EL PALEÓG ENO III (inferior a los 1000 metros de altura) al f in del Oligoceno y. In: Manaus '99 . 20 01 . puest a en ev idenc ia po r la f uer te inc isió n de las formacion es pre-h oloc énicas (Bes de B erc.. Tectonophysics.. L.. 1995 ). 125 p. Pero. & BA RRA G ÁN R. a una zona de er os ió n. & JARA F. W . Gil R odríguez el al. ha sido también reconocida e n la cue nca subandina de Boliv ia (Ho rto n & DeCeJles..De formac ión y c iclos tecton osedime ntarios e n la Cu enca Orien te. DENI AUD Y. 1999b). Quito.. . B. La ev olu ción de la red de d ren aje . In: 41 lnternational Symp osium o. BABY P.. Universidad Central del Ecuador.. ve rsi ón 1. . mue st ran qu e esos aba nicos result a n de su pro pia ex pa nsió n en el bord e de la c ue nca de an tepaís. pa rece aume nta r. Ec uado r. Hydrological and Geochimical Processes in Large Scale Basins. aunqu e las otras c ue ncas subandin as sig uen ac um ulando sed ime ntos (B ab y el al. Referencias citadas AL ME IDA T. y qu e no so n diri gid os por la migr ación hacia la cue nca de los co rrimie ntos o un aume nto de la tasa de acortami ento. BA BY P. I (Ed. . O RST O M. Esto permite supone r que por lo men os la rel ac ión surrecc ió nJerosió n era pos iti va (relieve en " pre-stea dy sta te") .ZUBIETA D.. C HR ISTO PHO UL F. DGGM. 1982 .. BAB Y P.Bol et ín de Explicación del Mapa Geol ógi co de l Ecuador... 205 : 187-204. dedu cidos de trazas de fisió n de apa tita y zircó n por S pikings el al.72 . Por otra parte . por part e de los ríos actu ales. A . Ecuad or.(}. 200 1) y Colo m bia (Cooper el al. CHRI ST OPHOUL F. co mo es admitid o c lásicame nte . haciendo pasar la c ue nca de un a zo na de depocentro.. Un a e volución de ese tipo. y la progr ada ción hacia el es te de los suces ivos aba nicos alu viales re velada po r este es tud io. 1999a . Manau s. al co ntrario de las c uencas suband inas de Boli via.

1993 . Equateur. A. 49 1 p. Blackwell Science Ltd. 5. GRADSTEIN F. 1986 . BURBANK D. TALLING P. Tecto nop hys ics . Compte Rendus Geoscience s. 357: 680-682. FAUCHET B.-c . J995 . V. 79: 1421-1443. Phd.. BRISTOW e.Basin development and tectonic history of the Llanos basin. Am erican Association of Petroleum Geol ogists Bulletin. 8 (Ed.Discrimination des influences eustatiques et tecron iques dans les bassins liés a des chaínes de convergences : exemples du bassin Subandin d'E quateur. A. Spani sh Pyrenees. 1999 . A. SpringerVerlag.Esquisse Géologique des Andes de I' Équateur. CHRI STOPHOUL F.Les ensembles fluviatiles n éogenes du bassinsubandin d ' Équateu r et irnplications dynamiques. Basin Research . 2003 . 2000 .Sedirnentary Basins. ROSELO. London. Nature. 1995 . 200 1~Structure et contr6le paléogégraphique de la Zone Subandi ne P éruvienne . MASCLE S G.A Geological Tim escale 2004. Cambridge University Press. Colombi a.Rivers and Floodplains.. 2 édition. Revue de Géographie Phvs ique et de Geologie Dyna mique. CHRISTOPHOUL F. S. 1996 . 2003 .J. Sociedad Geológica del Perú. London: 331-362. processes and sedime ntary record. Busby and R. Vol. BABY.. & SA VOy AT E. t JORD AN T..Tectonique de chevauchernent. G. &BALLARD 1.. In: Foreland Basins . DECELLES P. surrection et incisión fluviatile (exemple de la zone subandine équatorienne. GIL RODRÍGUEZ W.S . SABRIER M.. Homewood): 199-217. Bulletin de la Societ é Gé ologique de France. 333: 74 1-748. BABY P.R.Causes oft he recent Himalayan uplift deduced from deposited pattern in the Ganges Basin. 412 p. 2004 . BES DE BERC S.RlVADENEIRA BENTHAM P. D. Ingersoll). & BENITEZ S. et al..N. S. OGG 1. 2002a . 146 p. BRIDGE 1..1037. Berlin. Allen and P... HOMEWO OD P. 1973 . JAILL ARD É. & DECELL ES P. Perú. (eds) Braided rivers... Lima. Universit é Paul Sabatier.Foreland Basin Systems. Fasc... lAS Special Publication Vol..G & 38 otros colaboradores. C. & MAROCCO R. Eastern Cordiller a.. & WILLIAM S G. Geologica! Society Spec ial Pubtication Ts-: 177-194.Lexique stratigrap hique internation al: Ecuador. 200 1 . Southern Bolivia: implications for drainage network evo lution of fold-thrust belts.Retroarc foreland and related basins. Evolution. 170 ( 1): 13-24.F.. & DAVILA C. 2002b ... D. by e.. ALLEN P.A. and the Middle Magdal ena Valley. 168: 403-4 12. Amérique Latine. 334: 1029..Dynamics of the Molasse basin of westem Switzerl and. 1997 . 1992 . haut bassin amazon ien). 592 p... HORTO N B. CHRISTOPHOUL F. Facies and Sediment Budget.. BAB Y P. GILRO DRÍGUEZW . Basin Research. & HOFFSTETTER R. Phd. 1996 . EINSELE G. XV( 1-2): 11 5-142. & BURGOS 1.ln: Tectonics 01 sedimentary basins (Ed. Université Paul Saba tier. COOPER E. E. Blackwell Science.M. W.ln: Best JL. LAVE!'!U A. BABY P. ROSERO M. 345: 28 1-298.Modern and ancient fl uvial megafans in the foreland basin systern of the Central Andes..R .Reconstitution des étapes de la surrection des Andes d'Equateur a partir de l' interprétation de min éraux argileux contenus dans les bassins intramont agneux (Mioc énes aActuel).W...Les d éforrnatio ns pal éogenes de la zone dava nr-arc équatorienne_en relation avec l' évolution géody namique. BESDE BERC. SOULA i ... DÁVILA . 8: 105-123. B ull et in de la Soci é éGeologiqu e de France.11 2 CHRlSTOPHOUL BURGOS. & BURBANK D. Publicación especial #4.. SOUIA..Stratigraphic responses to a majo r tectonic event in a foreland basin-: the Ecuadorian Orient e from Eocene to Oligocene times. . Paris. & GILES K.Evolución lateral de la deformación de un frente oroge nico: eje mplo de las cuencas subandinas entre 0° y 16°S. 1977 . G. 13:A3-63. Bristow e. K. DELFAUD 1. Comptes Rendus de I 'Academie des Sciences Ila. 1. by P.S. 1999 ..Braided streams and floodplains in a rapidly aggrading basin: the Escanill a Group. forrns.

CAMPION K.. In: Einsele.A review of the braided river depositional euvironrnent. VALDEZ PARDO A.. American Association of Petroleum Geologists Bulletin. & PETTIJOHN F. Labogeo. basin analysis and petroleum geology. 1963 . & RIVADENEIRA M.. EISNER PN. and apatite fission tracks analysis. D.. D. & PÉREZ-CRUZ c. WINKLER W. A. Ecuador. Berlín.1. & QUEVEDO L. Ecuador: tectonic insights for zircon... Ecuador.. W. & W[i\VER W.M...Elernent analysis: a new method of facies analysis applied to fluvial deposits.. VAIL P.1OZA W. 205: 205-221.M..Allochtonous terranes in nothwestern Ecuador.Microplaeontología de 63 muestras de afloramientos de la Cuenca Oriental Ecuatoriana. 37: 2303-2347. Springer Verlag.c. in press Forebulge dynamics and environmental control in Western Amazonia: the case study of the arch of Iquitos (Peru).. 1990Siliciclastic Sequence Stratigraphy in WelJ Logs. P. Convenio ORST01'. Tectonophvsics. Geological Society o/ America Bulletin. Universidad Central del Ecuador.Tectonostratigraphic model for underfilled peripheral basins: an Alpine perspective. Tectonophvsics (ISAG Special publicatio). VAN WAGONER r...an overview.Exhurnation ofthe northern Sub-Andean Zone ofEcudor and its source regions: a cornbined thermochronological and heavy rninerals approach. TSCHOPP H. 1987 . 104 p. 22: 261-308. and Outcrops: Concepts for High-Resolution Correlation ofTime and Facies. 7. 582 p.. & JIMÉNEZ N. 1999 .D. BOWMAN S. HERTOGEN J. 4J.DINÁMICA DE LA CUENCA DE ANTEPAÍS ORIENTE DESDE EL PALEÓGENO 113 1'. SINCLAIR H.. J. Compte Rendus de l'Académie des Scienccs. SPIKINGS R.. 1985 .. SCHUMM S. 1999 . 35 p. JAILLARD É. 109 (3): 324-346. Swiss Federal Institute of Technology Zurich. eustasy and sedimentology . & RUIZ G. Tesis de grado. J. New York. ORDOÑEZ M. (eds) "Cycles and Events in Stratigraphy"..A. Eartli Science Review.. SEWARD D.. 1996 .Reinterpretación sedimenrológica.The stratigraphic signatures of tectonics. Phd. RODDAZ M. Tectonics. MITCHUM R. MPC Methods Exploration Series. BABY P. POTTER P.. AUDEMARD F..Low temperature thermochronology of the northern Cordillera Real.. estratigráfica de la Formación Tiyuyacu y su relación con la tectónica del Terciario inferior.1IALL A. 13: 1-62. 1992 . G.. & LAPIERRE H. Guayaquil. . 1977 . 1953 . PECORA L. 198 (4): 649-668.. 1996 .Sedimentología de las formaciones de edad eocena y oligocena de la Cuenca Oriente. RUIZ G. HER1'.Oil explorations in the Oriente of Ecuador. 45 p. 1991 . 329 (6): 389-396.1IALL A.Paleogene accretion and dextral displacement of an oceanic terrane in northern Peru. Paris. Earth Science Review.. l/a. 326 p... sedimentary facies. distrito de Guayaquil. Ncw Yourk.. Springer. ¡ 996 . London.Análisis tectóno-sedirnentaria y interpretación geodinámica de las secuencias Oligocenas y Neógenas de la Cuenca Oriente Ecuatoriana.. Wiley Interscience. 2002 .1Petroproducción.Paleocurrents and basin analysis.R. 1'.E.1AROCCO R. 2000 .. 1'. E. 1997 . VAN THOURNOUT F. ZAMBRANO 1. BRUSSET S.. Universidad Central del Ecuador. MIALL A. & RAHMANIAN -_V.The Geology of fluvial deposits.Verlag: 617 -659.M. Tesis de Grado. 1997 . ROSERO M.Experimental Fluvial Geomorphology. and Seilacher. Petroproducción.J p. Blackwell Science. MOSLEY 1'. Ricken. Cores. D. VALDEZ PARDO A. Quiro. D. London. & DARROZES J. A.

.

Po/ rice BAB Y ti .Claude SO ULA ( / J. Lima 18-Perú (Patrice.obsConvenio PETROPRODUCCIÓN-IRD. TOTAL CoJombie. Casilla 18-1209. P. mientras que en la parte central de la cuenca. miz. jcsoula@lmtg obs-mip.Jme. Philippe R OCH AT (3) J o sé Da vid B URGOS Resum en Los sistemas de cuencas de ante-país son zonas de tránsito donde los sedimentos provenientes de ja erosió nde las cadenas montañosas son primero acumulados. 92007 Nanterre (R.hiJ.co). La Cuenca Oriente que se sitúa so bre el borde oriental de los Andes ecuatorianos.i. O. La evolución geodin árnica de la Cuenca Oriente es bien conocida. 17 12 857. 31400 Toulouse. lI J LMTG. France (burgos@lmtg. producto del emplazamiento y deformación de la Zona Suban dina. christop@lmtg.6 mm/a . sin embargo no existen análisis cuantitativos de los procesos de la erosi ón delEoceno medio y del fin del Neóge no y Cuaternari o. (J) . donde los procesos de transferencia de sedimentos son relativame nte rápidos. Los cálculos son realizados a partir de indicadores térmicos y marcadore s de enterramiento sedimentario tales como la reflectancia de vitrinita y trazas de fisión de apatitas.fr.I mm/a) decrece hacia el este.16 mm/a y se explicaría por el levantamiento de l foreb ulge del sistema de ante-país.Ir. la erosión reciente es estimada en 0. constituye un buen ejemplo de cue nca de ante-país. 1" 1. F ré déri c CHR ISTOP HO UL ( 1) . 38 me des 36 ponts. Al final del Neógeno y en el Cuaternario. luego transferi dos progresivamente hacia los océanos. Ecuador. y está ligada a un período con poca deformación y rebote isóstatico (descarga orogénica).rochat@hocol. la erosión es nula y por el cont rario muestra subsidencia (zona de f oredeep ). BP730. en el oeste de la Cuenca Oriente la erosión es intensa (0. Al este de la Cuenca .Baby@ird. Ellos han permitido la calibración de modelizaciones simulando la subsidencia y erosión de la cuenca desde el Eoceno.CUANTIFICACIÓN DE LAS EROSIONES TERCIARIA Y PLIO-CUATERNARIA EN LA PARTE SUR DE LA CUENCA ORIENTE (1). a lo largo de un corte regional que pasa sobre su parte sur. Este artículo presenta las primeras cuanti ficaciones de dichos procesos. IRD/CNRSIUPS. Jean. En el Eoceno medio. Box.obs-mip. Quito. la erosión (entre 0.fr»). (2) r Dirección actual: IRD Perú.com.8 mm/a).fr).

1.es la zona di sturbad a en la estru ctura del cri sta l de apatita. estructura y ca rac terís ticas ópticas sufren ca m bios . m odeli za ción. utilizam os la reflectan cia de vitri nita (Ro) y el a ná lisis de trazas de fisión de apatita (A FTA).la a patita es un mine ral qu e se e nc uentra en la mayoría de depósitos are nosos). Jean-C/aude SOULA. METODOLOGÍA 1. su co mposic ió n qu ími ca . És ta registra la histor ia del ente rramiento sed ime ntario . . Co n el incremento de madurez de la vitrinita.. nue vas trazas se forman du rant e el nu evo paso por la isoterma . Indicadores de paleotemperaturas Los indic ad ores térmicos de baja osemi-baja tempe ratura presentan car acterí sticas físicas o qu ími ca s qu e reg istran la histor ia térm ica de la c ue nca. tectónica. Philippe ROCHAT Palabras claves: Ecuador. qu e son considerad as co mo las herramientas más adec uada s para este tipo de trab aj o . trataremos de cua ntificar por primer a ve z los espesores de sedi me ntos e ros io nados d ura nte es tos dos períod os. Si la temperatura di sminu ye co mo consecuenc ia de una disminuci ón de la pro fund idad de e nterramie nto (po r ejemplo du rant e una eros ión). E n este estudio. Patrice BAB Y. La vitrinita es un ge l (macerado) derivado de las plantas superiores lign íticas luego de su de scomposición química y gelific aci ón . INTRODUCCIÓN Y PROBLEMÁTICA Desde el fin del M ioceno. Cua ndo hay un aumento del e nterra m iento sedimentari o y por en de c. e ro sión. Una tra za fresca es una zo na cilíndrica que term ina po r dos extr emos cónicos. cue nca d e an te. Los va lor es obte nidos ser án di scutid os y pue sto s en su co ntex to geo di ná mico ..p a ís. Una traza de fisión de apa tita (A FT) .. 1994 . En este estudio. 1992. sedimenta ció n. 2002) . la C ue nca Ori ente es tá so metida en g ran part e a proce sos de levantamiento y er osión . 1. 2000). Shi et al. Igual tipo de proc eso s se ha regi str ado e n e l Eoc eno medio como muest ra el estudio de los sedimentos co ntinentales de la Formación Tiyuy acu (Christo phoul e t al. a pa rtir de indicadores de paleotemp eraturas com o la re flect an cia de vitri nita y las trazas de fis ión de apatita qu e han registrado la histori a de enterram ient o sed ime ntario de la C ue nc a Ori ente.116 José BURGOS. y as í el hundimi ento y/ o erosió n de la m isma (S hi et al. L os va lores de sed imentos erosio nados han sido rec on stituidos mod el izando la historia de subside ncia de la c ue nca (programa Genex) ca librada a part ir de los indicad ores de pa leo te mperaturas. La reflect ancia de vitri nita está ligada a la acción de la temper atura y del tiempo y es irrevers ible (Pe te rs & Ca ssa . Frédéric CHR1STOPHOUL. de la temperatura. 200 0) . 2000). de sapareciendo a p artir de 110 o Este fe nó meno es co noci do co mo "track ann ealing". causada por la fisión ge nerada por la descomposición radioacti va (Bray et al. termocron ologia.. las trazas se ade lgazan y se retraen . S hi e t al.

). 1995 ). y co rres po nde a lutit as y ca lizas marinas ricas e n mate ria o rgá nica . 3.Datos de reflectancia de vit rinita. 1998 ).58 0. BEICIP-FRANL AB ..58 0. 1. 4. La Formac ión M isahuall í co rres po nde a una sec uencia volcano -de trítica fo rmada por la puesta en s itio de l arco volcán ico del Jurásic o supe rior (Rome uf el al. 1997 . así com o las velocidades de erosión cu ando la edad de la tra za de fisi ón es inferi or a la eda d estr ati gráfica. a partir de los reg istros de más de 100 pozos de la C uenca Ori ente (Ve r 4. 1. 1986 . . Este es un método c uantitativo que perm ite estim ar paleotempe raturas y esp eso res de se dime ntos eros ionados . en trando va rias pos ibilida des de columnas sed imentarias.es 0. Lue go de cal ibrar la tenn icid ad . Ri vadene ira. se utilizó el pro grama Genex Single Well ver sión 2. Este programa reproduce la historia térmica..61 0. Las mu estr as para la refl ectanc ia de vitr inita (tab la 1) provien en de la For m ac ión Na po basal te].CUENCA ORIENTE: EROSIONES TERCIARIA Y PLIO-CUATERNARIA 117 110 °C. Modelización Genex Para reali zar las model iza ciones de los ind icadores de pale otemperaturas. Barragán el al. Jaill ard. hemos compilado valores de temperatu ras de fond o de pozo (B HTs) . Cuando las trazas fresc as se conservan.58 u. donde se hac e variar los esp esores de sedime ntos e rosionados. la model izac ión se hace po r el métod o de ensayos y errores. 1953.59 Ta bla 1 . subs ide ncia y ero sión de las c ue ncas sedime ntarias. que es la roca mad re principa l de la C uenca Oriente (Tschopp. ca pítulo 1 de este volume n). 2. 1995) qu e es un program a de si mulación matem át ica qu e permite modelizar la madurez de las rocas madre s. Pozol afloramiento Bobonaza-1 Bobonaza-1 tsooonaza-1 Amazonas-1 Amazonas-1 Amazonas-1 Shaime Formación Napo Napo Napo Napo Napo Napo Napo Profundidad (m) -4108 -4 187 -4JU~ -2901 -2987 -3022 afloramiento Ro 0. Una muestr a para AFT A ha sid o tomad a en la Formación Mi sahuallí que aflora so lame nte en la Zona Suband ina. (l FP. 2.57 0. Esta mue str a provi ene de Patu ca (Cord ille ra de C utuc ú). Bernal . est as pued en ser datad as. Datos Los datos han s ido obte nidos en gra n pa rte dentro del conve ni o IRDPetropro ducción y corresponden prin cipalmente a datos de roca madre : va lores de reflecta ncia de vitri nita (Ro) y tipo de ke rógen o. Estos datos provienen de pozo s petr oleros y aflo ramientos . Para est imar las temperaturas del subs uelo y así carac terizar su estado térmico actual.

En este corte. que no parece haber sufrido erosión reciente.118 . Para la calibración utilizamos el pozo Bobonaza-L puesto que está situado en la zona actualmente más profunda de la Cuenca Oriente. no poseemos datos de termicidad de alta precisión. En efecto.. 2). serán utilizados los datos de reflectancia de vitrinita de dos pozos de la cuenca de ante-país (Amazonas. 1994 ). La calibración del pozo Bobonaza-I.fosé BURGOS. y Ct priori la menos sometida a erosión. BEICIP-FRANLAB . 3. la y fig. 1. Los datos disponible s son las temperaturas de fondo de pozo (BHTs) tomados de los registros de pozos petroleros. MODELIZACIO NES Y CÁLCULOS DE EROSIÓN 3. donde se puede medir la termicidad . las rocas sedimentarias tienden a tener permeabilidades más altas y están más expuestas a perturbaciones hidrológicas (Lee & Deming. Frédéric CHRJSTOPHOUL Jean-C1aude SOUL4. . l. La medida más utilizada para estimar la terrnicidad de la corteza es el flujo de calor "Heat Flow" (cantidad de calor que atraviesa una superficie dada por unidad de tiempo). 2. 2. da por resultado un valor de flujo de calor en esta parte de la Cuenca Oriente de 20 mW/m 2 a nivel del basamento (fig. El mismo permitirá efectuar la calibración de los parámetros térmicos. 1999). Phi¡ippe ROCHAT Datos de espesores . El AFTA de Patuca 3. fueron tomado s de los estudios geológicos ligados a la exploración petrolera (Reportes Internos de Petroproducción).l y Bobonoza-1) y de un afloramiento de la Zona Subandin a (Shaime). Este valor es normal en una cuenca de ante-país (cf BETCIP-FRA NLAB . Patria BABY. composicion es litoestratigráficas y porosidades de las diferentes formaciones sedimentarias estudiadas . 2. los estudi os de flujo de calor en cuencas sedimentarias son generalmente más difíciles y raros que sobre el basamento cristalino. El pozo Bobonaz a-l se sitúa en la parte más profunda de la cuenca. 1995). 3. 1b). En el presente caso. No obstante. Modeli zaci ón con AFTsolve Las edades de las trazas de fisión de apatita y sus longitudes están fuerteme nte correlacionadas con la solubilidad de su grano de apatita "anfitrión" en muestras que han experiment ado un tiempo de residencia significativo en temperaturas superiores a aproximadamente 70 -c (Burtner el al. 1995). LOCALIZACIÓN DE LA ZONA DE ESTUDIO Los datos disponibles no permiten estudiar la Cuenca Oriente en su totalidad por lo que este estudio será realizado en la parte sur de la cuenca donde los datos de pozos y afloramientos permiten efectuar un corte regional (c! fig. Calibración de la termicidad El punto de partida en la reconstrucción de la historia térmica de una cuenc a es el actual. realizada con el programa Genex (lFP . El único AFTA disponible (Patuca: flanco oeste de la Cordillera de Cutu cú) da im portantes indicaciones sobre la erosión.

Figura lb ..CEO ME Ol ~U P IHolJnl ~ ~~~ici:co BASMt ENTO b Figura la ..-'lado ) I .Mapa morfo-estructural de la Cuenca Oriente y localización del corte regional.CUENCA ORIENTE: EROSIONES TERCIARIA Y PLlO-CUATERNARIA 11 9 y<J I )/ / / / COLOMBIA / --t I I / .llu. . < Z OCl4 ... ~ r. ~gg~~ ~~~~OC.-Or1~lJllJ"J . t :'. po ) CReT oI.~ ~NF .1!:l~OGENO-CUA TERNARIO CRET ACEO TER +INAL. ['TIYV'lKU 'U(l.EOCEr?'J n " llIl CRETACEO SUP U·~ . pozos y afloramientos estudiados.flA l.: / " I I / I ¡ / / / I ORIENTE SOSONAZA. ~ 1os I > • ~ .l!: MACtJI.4A 1 · lPf OVKlado \ 508C NAZA 1 t AMAZONAS ' (pro-.. • lI""""'i . AFLORAM·ENTO S HAlr.-- / --- /' o 50 100 Kilométres PERU a ZONA SUBANDINA CORDILLERA DEL CUTUCU A.l o / »> /' .Sección regional este-oeste mostrando la ubicación de los diferentes POZOS)' afloramientos utilizados en el estudio.71' .FlO~.lI E NT O CUENCA DE ANTEP AIS PATUCA Ir ...

Hemos modelizado las dos po blac iones con e l programa AFTsol ve (Do nelic k Ana lytical. Philippe ROCHAT WELL. Ut 1 Op o n Sy. 00 urn (una apa tita rica en c. lu m Oa/~ l l -Mny.120 José BURCOS.. a parece n do s poblacio ne s de trazas de fisi ón de apati ta : una pob lac ión dominante. Para un valor de D par de 1. calibrado en el pozo Bobonaza-I . co n un "an nealing " rápi do con un Dpar de 1.2000). . En la mu estra de la Formació n Mi sahual1 í de Pat uca.0 J5 zn 15 . H n o l Fl o. ' . Esta edad represe ntaría el inicio de un períod o de enfriamie nto (timin g of cooling ) do nde la mue stra de Patuca remo ntó a la iso ter ma de 110 o c.~ .. IIS. SlA1 E HEAl FLOW . '-' .. 2000) considerando las limi tantes geológicas como [a temperatura actual de superficie y la evolu ció n ge odinámica sup uesta de la cuenca. ) . . Versión l. ..Jeall-Cfaude SOUiA.. El par ámetro utilizado para c uantific ar la so lubi lid ad es nom brado ''Opar'' (Donelick Analytical.\ li U l t:X\ [LJ I OH\POIO: I Jti'll H amo _ ¡ ba lm n tH ft o 5 111 ...9 ± 2...9 M a para una lo ngitud de traza de [4 . (lIIfth\ll .Flujo de calor en la pa rt e sur de la cuenca Ori ent e. En esta población . 1 \ r ~ ::: "...n lrnp 0 :51 d P. Frédéric CHR1STOPHOUL. 'Io. Pa/rice BABY. las trazas de fis ió n generalmente no resis te n una temperatura supe rio r a 100 o Para un va lor de Dpar de 3. Las tra zas de fisió n de los g ranos de ap atita q ue pre sen tan pequeño s va lores de Dpar. la edad de la traza de fisión má s anciana ha pod ido ser mode liz ada has ta hace 46 Ma (fi g. .pul#'U) PnN'mp..67 urn ." II 1I Figura 2 . p ~ ~.. (k m) AIJ' ! 1 ao M" I I I ¡ :p. 2 . las trazas de fisió n pueden resis tir hasta más de [SO "C (Donelick .. y una poblaci ón co n "ann ealing" lento para un D par de 3.. Ke n tlC' ::= ::: ~~~: lJ o p lt .03 u rn. ln c.". sufre n generalme nte un "annealing" rápido. 2000)..50 u rn (una apa tita ric a en fl uo rina ). Cnh b rolton I •• . mp " " luru .0 ¡. c loro ).67 u m so n est imadas a 33 ... .. l nc . 3).. (rnW/m2) I " ro I I I "" JO 1'j . j ugando sobre estos parámetros. . . 'fu~ Nnmr. El modelo ha podido así ser afinado.Q "o . E ste es e l diáme tro máximo de la traza de fisió n de apa tita para lelo a l eje crista lográfico "C" en la intersección co n la superficie pu lida de la a patita./~ .3 ± 1.. . l oJo"' ' CJ . . . Las trazas de fisión má s jóve nes de Dpar = 1.lID .

.. Ade más e l arco rnagrn ático del Jurásico med io (Misahua llí) se emp lazó so bre una co rteza co nt ine nta l rel ati vame nte norma l (Rorn euf el al. 1 g um 0. Modelización C I:. co rno lo mu est ra la mo de lizac ión de l A FT A (e! 4 .6 urn . puesto q ue la mi sma funci ona desde es ta ép oca co mo una cuenc a de a nte-paí s (e! Ba rragán el al. He mos co ns iderado e nton ce s para estas mod eli zaci on es un flujo de ca lor co nstante de 20 mW/ m? (ef 4 . length distribution 0. 4).J. E n e l caso de Patu ca .L 1.r"<~ (Me) F S Test Figura 3 .. ( 1995 ).---"'-""''''''' 120 "la BO ~o O O 8 12 16 20 Clear modcl and data Model Kinetics Dpar urn Statistics I Dpar Measured Data Track lengths: Tltle: IMisahualli Patuca 4/00 Modol Slalls llca 13 /:'J 5""1~ 11 9: 1 1~ : "~~:-:------' 143: 1. La po blació n de trazas de fisi ón de D par:::: 3..go ( Clda" . 3.I-.. CJ ~ C:\. ca pítulo l de este volumen ).03 um.r.!1 Ag E. 1995).. l. 2. 12d9 114 40 U OCS 18S V' ~ V' EJ ~ ~ 4 'J :1 CJ (. 2. T L 'J 5. :pr-. . La lín ea continua mu estra el " ca mino" d e ev olució n d e la temperatura en función d el tiempo. 33 4 Me.2 0. ).:1 frq 'C 120 160 20°200 160 0. I L Ipm) C:UDATAIA279 lA M odelAqe (Mo) De te Poolod I-. l. M odal TI.Mod eli za ción en AFTsolv e de la s pobla ciones de trazas de fis ión en las apatitas de Patu ca .2 km de es pes o r (fig . q ue so lo pu ede se r anu lad a a part ir de 150 "C..Nl:. 2 " . Ud l 3~ 2 J3 4 ]3 9.0 . q ue ha sido es tudiada en esta región por Romeuf el al.4 0.CUENCA ORIENTE: EROSIONES TERCIARIA Y PLIO-CUATERNARIA 121 o 40 80 Time-temperature history Trad.IDATAIL2791 A.0 ± 1.. La isoterma 110 °C es así mode lizada bajo una colum na sed ime ntaria de ~ 4 . Re presenta la eda d es tra tigráf ica de la Formaci ón M isahu all í (m ues tra de Patuca).. qu e co rres po nde a la edad de la re mo ntad a a la isoterma 110 °C . ) e n la part e infe rior del basam ento (co rte za y part e supe rior de l mant o) y un es peso r pro med io del basa mento de 45 km.¡ Graln ages: L. he mos reco nstituido la colu mna sedimentaria eros iona da a pa rtir de 46 Ma. da una ed ad de trazas de fisión más ant ig ua ( 174 ± 4 8 Ma) para una lon g itud de traza de 12..X No hay ev ide ncias de gr ande s va riac iones del flujo de ca lo r ligados a una variación del es peso r (ade lgaza mie nto) de la co rteza en la parte sur de la C ue nca Orien te desde el Cret ácico supe rio r.. -__=_~w..1 0. 2.

¡ . Es ta concordancia indi ca qu e lo s sedimentos correspondientes a la sección muestreada (Fm.122 . 133 m de la Fm. 341 m de . 2). 3. 3. 5). Hollín. 270 m de la Fm. este espesor de sedimentos erosionados (tomando en cuenta la compa ctación) a partir de 46 Ma corres ponderían a una columna sedimentaria con la probable co mposición en ese tiemp o de 240 m de la Fm. El pozo Bobon az. Philip ROCHAT pe 0.Tena y 2500 In de la Formación Tiyuyacu inferior (e! figura 4. Hollín.0 O 70 40 60 UD 10 0 12 0 140 160 IBO 200 1 mpe r et u r e ("e) Figura . no ha existido erosión reciente. Palrice BABY.a -l En el pozo Bobonaza-I . Modelizaciones a partir de la vitrinita 3. De acuerdo a los parámetros geológicos regionales. La co lumna sedimentaria del pozo Bobon aza.Ieall·Gol/dl' SOULA. l .5 e. los datos de reflectancia de vitrinita muestran una buena concord ancia con las curvas obtenidas por la simulac ión Genes (fig. Napo inferior . Napo) están actualmente en su máxima profundidad y que entonces. 3 . Q . ya modelizado para la termicidad (fig. 290 m de la Frn.l está com puesta por 138 m de la Fm. Napo superior. Napo superior. Napo inferior . 900 m de la Fm. 0 0 5 10 1 2 O E ~ 2 . Frédéric CHR1STOPHOUL .Reconstitución (Gcnex) de la posible columna sed imenta r ia en Patuca antes del enfriamiento. 3. ca pítulo 1de este volumen para la Estratigrafía de la Cuenca Oriente). 243 In de la Fm.losé BURGOS.0 3 5 4 U 4 S 5 ..

3. \ 1. 2 811 m de sed iment os oligo cen o superi or a actuales. Figura 5 . pero c uyo espesor de sedi me ntos erosio nad os es desconoc ido . 1997 .5 .\ " 3 . \ ' \\ 4 .0 \\ \" 1. puede ser deducid a de esta modelización ..5 \ \ '> 2 . En efect o. pozo Bobonaza-I.Mod elización Genex en base a la retl ectancia de vitrinita. 1998. a ntes de ser eros ionada 80 0 metros. en nuestr o mod eJo. la simulac ión (fig. 396 m de la Fm. Ort egu az a.5 "" OQ . 2.5 . La ero sión del Eocen o medi o qu e tiene una exten sión region al (Va ldez .\ . 334 m de la Fm. La co lum na sed ime ntaria act ua l del pozo . 6) muest ra que la colu mna sedime ntaria alcan za s u profundid ad m áxima y su pico de temperatura du rante el Mio -Pli oceno.\ \ \ -. \ \\ \ 3 . El p ozo Ania zonas -I Entrando una erosión del Eocen o medi o co mpara ble a la del pozo Bobonaza-I . hem os debid o imp oner apro ximada me nte una erosión de 60 0 m de la Form ación Ti yu yacu inferior.0 \ E ~ \ \~ \ " 2 . .0 0 . Tiyuyacu infer ior. Baby el al.~ I ~.0 . líllrinil" Retlectance (%.5 \ \.CUENCA ORIENTE: EROSIONES TERCIARIA Y PLIO-CUATERNARJA 123 0. 91 m de la Form aci ón Tiyuyacu sup eri or.0 4. 3. Chr isto phoul el al. T ena. 2002) . la Fm. La ause ncia de un co noc im iento es tra tigráfico y bioestrat igr áfico preci so dentro de los sed ime ntos co ntine nta les neó gen os de la c ue nca de ante-país no pe rmi te conocer con ex actitud el inicio del proce so de e ros ión.

L a estimaci ón de la cantid ad de sec ció n removida por lev antamiento y eros ió n puede se r . 3.[24 José BURGOS. Ten a. Nap o infe rior .Modelización Genex en base a la reflectancia de vitrinita. Philippe ROCHAT 0 . 3. Ti yu yacu infer ior . 2 3 ... -xoc 1\41 I . Ortegu aza . e oC " 2 . 24 0 m de la Fm .f== QO Vitrinite Refle ctante (% ) Figura 6 . 3..8 3. 7) .6 E ~ 2. Los es peso res de las difer ent es formaci one s so n tom ados de Jos pozo s cer can os co mo Bobon aza-I y Ma cum a-l (e! ubic ació n fig .4 ~~:~:~~:~ :::::=::: 'C. E l espesor de la column a sed imentaria er osio nada y nec esari a para ob te ne r el va lor de Ro de 0 .6 '\ Ql Q2 Q3 Q4 QS Q6 Q7 Q8 Q9 1. 127 m de la Fm.8 1 2 \ II'¡ ~ilit~ ~~l.4 0. Fa/rice BABY. Cálculo de la erosión a partir del gradiente geotermal de la Cuenca Oriente (caso del AFTA de Patuca) Este método permite un acer camiento más glo ba l par a e val uar la erosió n. 324 m de la F m .0+-~"""~"""~"""-~"""-~r-r""~r-r""~""'~"""-~""""~. I 696 m de sedime ntos de l Oli goce no superior al Mi oceno supe rior. 4. Napo Superi or. ~~~~~: ::::~:~. 77 m de la Fo rmac ión Tiyu yacu supe rior . im pusi mo s a es ta mod eli zaci ón una er osió n de 1000 m en el Eocen o medi o.0 4. pozo Amazonas-l.0 2. 35 0 m de la Fm . 1). 3. Frédéric CHRISTOFHOUL Jeoll-C/ollde SOUL4. Shaim e Par a la mue stra de Shaime (afl ora m iento ).59 pa ra la mue stra de la Form aci ó n Nap o es de ~ 400 0 m (f ig . 257 m de la Fm. Holl ín.0 \ 0 .. Am azonas-l está compuesta de 8 1 m de la Fm. lo c ua l co rres po nde a un va lor interme dia rio e ntre los result ados de Patu ca y de Bobona za-l .

CCENCA ORIENTE: EROSIONES TERCIARIA Y PLIO-CUATERNARIA .0 \ 0 . 5 . 9).~~~: mio c en o ~ S lip \ 1. 0 \\ \ .1 02 0 . 3.Reconstitución de la posibl e columna sedime nta r ia en Shaime a ntes de la erosión. nce (%.-~. Cabe anotar que no hemos encontrado en publicaciones anteriores un acercam iento a la estimación del gradiente geotermal de la Cuenca Oriente. Tsp: tempera tura de la paleosuperficie. 1992. 0 \ .5 4 ... la temperatura de superf icie se supone conocida durante la erosión (fig. 8).~. \ '5.J: Q E \ \ ... ' \ .~-"-~-ro~--.~-'-'-'~.. Ciertas hipóte sis deben ser planteadas : el paleogradiente geotermal en la secció n preserva da es lineal y puede ser extrapolado como una línea recta hacia la temperatura de la paleosuperficie (mismo gradiente).3 0 . \ ...0 0 .--j----i 0 . . (dT/dz)p: paleogradiente geoterma l. Para ca lcular el gradiente geote rmal actual de la Cuenca Orie nte. '. hecha considerando un mismo paleogradiente geotermaldentro de la secc ión preservada y la sección removi da (Bray el al. El valor obtenido para el gradiente geoterrnal promedio es de 22 °C/k m.. utilizamos las temperaturas de fondo de pozo.. Figura 7 .-. " 3.-- - - J25 0.. utilizand o solamente e l valor de gradie nte geo terrnal teórico norma l de 30 oC/km..5 \ \ 1. con las cuales hem os estimado un valor promedio de l mismo al hacer una curva de regresión lineal de los valore s de temperatura en función de la prof undidad (fig.. La cantidad de secció n removida (Zn) está dada por la ecuación: Zn = (Ti .-.0 \ \ :!!.9 10 1JJ1. \ .0 \ \ \\\ 1.-:-:":.Tsp) / (dT/dz)p (J) Ti : paleoternperatura en la superficie actual.inile Reflect... 6 07 06 0.. O +-T~-'-'-~rr-r~.5 0.4 0 .".. 1998).5 \ \ \ 2.. 5 S. 2....\ '.

donde: Ti: paleot emperatura en la superficie ac tual. Philippe ROCHAT Ts Tsp Ti Paleo-superficie 1 Zn 'f' Temperatura (T) O v '~ .0 y = O. Tsp : temperatura de la paleosuperficie.0 E ~ 120.0 140 . en ba se a temperaturas de fondo de pozo.0 50 0 1000 1500 2000 25 00 3000 3500 40 00 4500 20.022 x + 24 04 4 0.> \ \ \ Profundidad (z) It / // \ // c1\ \\ P. (dT/dz) p: paleogradiente geotermal. Profundidad (m) o 0.Estimación del gradiente geotermal pr omedio en la Cuenca Oriente.ml d e paleotem perat ura \~/ // ' Perfil de temperatura ac tual \ Figura 8 .0 o 100. 1998).0 o o ~ 80..843 O' o . CL 60.Método de estimación de sedimentos erosionados a partir de datos de paleotemper aturas (Bray el al.0 R 2 = 0. . Frédéric CHRJSTOPHOUL. Patria BABY.126 José BURGOS.0 • tem pera tu ra de fondo de poz o Pertí l de te mpera tu ra Figura 9 ..2 ro Q. Jean-C1audl!SOULA.

2002) .20)/22 Zn= 4. Ro de Shaime La presencia de sedimentos neógenos sobre el flanco orien tal de la Serran ía de Shaime muestra que hubo de positac i ón ent re los períodos de erosión del Eoceno medio y del fin de l Neógeno. que son el Eoceno medio -Oligoceno tempr ano y el fin del '<e ógeno y Cua ternario (Spikings el al. Pero este proceso de eros ión se reparte siguiendo dos períodos principales. Este evento indica que el espesor máxi mo de sedi mentos en esta parte de la cuenca fue alcanzado en el Eoceno inferior.CUENCA ORIEI\TE: EROSIONES TE RCIA RIA Y PIJO-CUATERNARI A 127 En nuestro caso (AFTA de Patuca) no es posi ble tener un paleogradie nte geo termal a partir de los datos disponibl es. en base al flujo de calor. La erosión del fin del Neógeno y del Cuaternario es deb ida al emplazamie nto y deformación de la Zona Subandina. 4) muestra que harían falta aprox imadamente 4 200 m de sedi mentos para alcanzar 110 °C. 2. (2002) aplicando el concepto de Estratigrafía Recíproca (Catuneanu el al. 1. 1997) a la Cuenca Oriente. 4.). du rante la sedimentación de la Forma ción Tiyuy acu inferior. AFTA de Patuca Los datos de AFTA indica n que el enfriam iento corre spo nde a un evento de exhumació n que co mienza hacia ~ 46 Ma sobre el flanco oeste de la Cordiller a de Cutu cú. 2.ola erosión debida al levantamiento de la Zona Subandina . 2. Así al reempl azar los valores en la fórmula ( I) queda: Zn= (1 10 . Visto el contexto geodin árnico y geoté rmico de la Cuenca Oriente (e].: 4 . Los datos de Al-TA parece n mostrar que el enfriamiento de la muestra de Patuca se hace de manera continua. 2000 . La modeliz ación GENEX (fig. Christophoul el al. 4.. DISCUSIÓN Y CON CLUSIONES ( 1') Los resultados obtenidos en las modelizaciones son repo rtados sobre la figura 10. l . 1 km Este resu ltado es co mparab le al obtenido con la modelización con GENE X.valor impuesto a nuestro modelo según el estudio regional. Los datos geod inámicos impuestos a la modelización GENEX son así diferentes a los de Patuca. como lo muestra n Christophoul el uf . debido a un reaj uste isost ático.. La erosión del Eoceno medio que comie nza hace 46 Ma es debida a un fenómeno de orogenic unloading (descarga orog énica). Si la erosión de l Eoceno medio es de 1000 m . hemos utilizado un gradiente geoterrnal co nstante. que permiti rá co mprender mejor la posición estructural y el co ntexto geodin ámico. y entonces no ha habido un nuevo enterr amiento entre los dos períodos de erosión. En este sit io. 4. el valor estimado de sedimentos erosionad os da una tasa de erosión de 90 m/Ma relativamente baja sobre los últimos 46 Ma. 4 ..

."'.. 1999).. Hacia el sur. la Cuenca Marañón de la Amazonía peruana constituye la continuación de esta zona de f oredeep (Roddaz et al. 1999 ).'ltClI"up jl'Y JlC '.4It.. . • • ~:~ . lo que confirmaría la hipótesis del proceso de orogenic unloading cuyos efectos deben decrecer hacia el este.u ."Ctado) eoecNt.A tENTO SH AlME r. 1996).no . Estimando que esta erosión co menzó hace 5 Ma. \f'II u. n l" de M(Yo. Esta parte de la cuenca de ante-país corresponde a la zona de foredeep (DeCelles Se Giles. Así la Zona Subandina corresponde a la zona de Wedg e top (DeCelles &: Giles.l flo. 4.'~~'i~co BASAM ENTO Figura 10 ..-ouaOC E ~40 . Este levantami ento de la parte norte de la Cuenca Oriente puede ser interpretado como la consecuencia de la subducción del ridge de Carnegie en posici ón de j7al-slab (Gutscher el al.1On 00. mientras que hacia el norte la Cuenca Oriente es tá sometida a un proceso de levantamiento y erosión.. funcionando como una zona de by-pass (Baby el al.NI'. la modelización de los datos de Ro (ef fig..cUA TERNARlQ f-. donde son acumul adas importantes cantidades de sedimentos. Frédéric CHRJSTOPHOUL.o Eot"" l n ¡::: NEOGENO . AA II":'O S I 1 ~1I'o~ ~~ol i> ..l:. La sedimentación ha sido continua luego de la discordancia regional del Eoceno medio (fig.EOCE r-.. Ro de Bobonaza-l Al centro de nuestro corte regional.1ACl. _ ..Jean-Claude SOUlA .6 mm/a). en prensa).Smrfl.ón \1001 CI 09 tMV.-J. d . p lloQ AF LORAf. es de aprox imadamente 4 km (e! fig.~ ""' (1 Ir.0 I~ H CRETACEO ~ uP M EDlo.la f1 1 ~Orl Pk)Q !M'!ll rne~li'I':JC. Palrice BABY.EOCSNO 1-. a la altura del pozo Bobonaza-l . 5) muestra que no hay erosión al fin del Neógeno .lA·t <Pm. la más profunda y subsidente de la Cuenca Oriente..(l ~f1»lQfI o Ht"n. _rU'II(¡n ' 11 Eoc. l ona sin da tos < > Orl~ / <lJ I I ~ . se obtien e una tasa de erosión por levantamiento de 0.8 mm/a comparable a la calculada por Poulenard el al. Philippe ROCHAT WEDGE TOP < » < FOREDE EP » < FOREB ULGE » O. La tasa de erosión del Eoceno medio. calc ulada a partir del dato de Ro. es de 600 miMa (0..il. CRETA CEO TERMlNAl -PALEOCEN O (1"11" '-) ' (Not OJ D CRETACEO MEOtO-S vP iHUPlnl ~ :. (1999) en la Cordillera Oriental del sur del Ecuador para el mismo período.A AFlORAl. er1Jl5frmao1ot 1 mrnI. de da! • P<l11lt del Eoc_ no C Of:flIOIT'l8'tlll l ... calibrada sobre la Ro.Corte regional mostrando los valores de erosión calculados y las zonas del sistema a partir del fin del Neógeno. ..NTO PAlUC.128 José BURGOS. 7). Esta es menos importante que en la Zona Subandin a... 1996).-.. 11 ). 1: ~ . 3.

BERNAL e. CHRISTO PHOUL F. RIVADENEIRA M. y entonces considerablemente más débil que en la Zona Subandina.Modelo estructural y ciclo s tectono.sediment arios de la cuenca Oriente. London. R. Referencias citadas BABY P. Users Guide. R. en curso de formación.16 mm/a). Tesis de grado. Geological Society. & DONELlCK. 1996). en prensa). 133: 199-2 13. Single Well.Style and timing of de formatio n in the Oriente of Ecuado r. GREEN P. 67: 3-25. 1995 . DUDDY 1.AAPG Bulletin. 1998 . 1992 .Multiple heating episodes in the Wessex Basin: implications for geological evo lution and hydroca rbon generat ion. 2002 . & GREEN P . 4. Quito. Escuela Poiitécnica Nacional. 99 p. el IRD. Conv enio Petroproducción-ORSTOM. considerando que el levantamien to y la erosión comienza n hace 5 millones de años...Genex. Tecto nophysics. NIGRINI. 77 p.Thermochronology of Lower cretaceous source rocks in Idaho-Wyoming thrust belt. special publicarions. Ro de Amazonas-I A partir de los datos de madurez de la roca madre (Ro). BURTNER... & BARRAGÁN R. BRAY R. 345 ( 1-4): 281-298 .. & VALDEZ A. & DÁVILA e. puede ser interpretado como la expre sión de la parte proximal al foredeep de un forebuLge (DeCelles & Giles. MIALL A.CUENCA ORIENTE: EROS[ONES TERCIAR[A y PLlO-CUATERNARIA l29 4. la erosión reciente estimada en la parte este del corte regional es de 800 m . special publications . 1998 . 41h I SAG. BAB Y P. & DUDDY L.Therrnal history reconstruction using apatite fission track analysis and vitrinite reflectance: a case study from the UK East Midlands and Southern North Sea . Sedirnentary Basin 45 (1): 75-94. BERNAL e. Western Cariada. A...Modelo teórico de Generació n y Migración de hidrocarburos de la Formación Napo en [a Cuenca Oriental del Ecuador. Informe intern o.Stratigraphic responses to a majar tectonic event in a foreland basin: The Ecuadorian Orien te Basin from Eocene to Oligocene times.A. O. 1998 . al nivel del pozo Amazonas-l .. INSU 99PNES9 tTe ctonique. BEICIP -FRANLAB. érosion el sédime ntation dans l e bas sin de l 'Am azone : du MioPliocéne a I 'Actuel ] .. 78 ( 10): 16 13-1636.. BRAY R. Hacia el sur. BABY P. CHRISTO PHOUL F. 1994 . CATUNEANU O. 1997 .. la continuación de este fo rebulge podría corresponder al Arco de Iquitos en la Amazonía peruana (Roddaz el 01. El levantamiento de la parte este (cerca del escudo) de la Cuenca Orient e.I. uppermost Cretaceous. es de 160 m/M a (0. . 12).. Gotti ngen. extended abstract vo lume: 68-72. Agradecimientos Este trabajo ha sido realizado dentro del masterado en Ciencias de la Tierra y Medio Ambiente del primer autor. London. CHRISTOPHOUL F. Geological Soc iety.. & SWEET A. La tasa de eros ión calculada (fig.Reciprocal architecture of Bearpaw TR sequences .. el mismo que fue auspiciado por el Ministerio de Relaciones Exteriores de Francia mediante su Embajada en Ecuador. 1999 .

Low-ternpe rature thermochron ology of the northern Cordillera Real. RIVADENEfRA M. A. 4'h ISAG. GUTSCHER M.Heat flow and therrnal history of the Anadarko Basin and the western Oklahoma Platform .. H. 2000 .. 37: 23032347. 2000 .C . SEWARD D. Frédéric CHRISTOPHOUL Jean-C1aude SOULA . LALLEMA ND S. bull. n" 2.Reinterpretaci ón Sediment ológica Estrat igráfica de la Formación Tiyuy acu y su relación con la Tectónica delTe rciario inferior. SPIKINGS R..Applied Source rock Geochemistry. 2000 . 43.Oil explorations in the Oriente of Ecuador. & HERMOZA W. & RUIZ G.. Petroproducción-ORSTOM. Basin Research. WANG J. 132 p. . Vol. PETERS K.. Memorias del IV Congreso Ecuatoriano de Geología. JAILLARD É.... Vol. 1997 . & RUFFET G.. en prensa . 1995Middle Jurassic volcanism in the Northern and Central Andes.J. TSCH OPP. Donelick analytical report Number 255.Rapid tectonic uplift as revealed by pedolo gic changes : The Oña massif. 1996 . 1999 . Aparite-fissi on track data . Revista Geológica de Chile.. Chinese journal of geophys ics.. JAILLARD É.Síntesi s Estratigráfi ca y Sedimentol ógica del Cretáceo y Paleógeno de la Cuenca Oriental del Ecuador. 22. & PODWOJEWSKI P. A.. Minas y Petróleo. VALDEZA. & LUO X. MALAVIEILLE r. .130 José BURGOS. 3 13: 399-4 10. & DEMING D. ROMEUF N. LEE Y. Tectonophysics. DONELICK R. WINKLER W. A. Tectonics 19 (4) : 649-668...Foreland basin dynamic s in Amazon ia inferred from forebulge evolution : The case study of the Arch of Iquitos (Perú). Philippe ROCHAT DECELLES P.. Southern part of central Ecuador. 1999 .Evaluación Geoguímica de Rocas Madres de la Cuenca Amazónica Ecuatoriana. 1986 . TOULKERIDIS T.Misahuall í Patuca 4/00. BRUSSET S. Tesis de Grado. SOLER P. & CASSA M.. 1997. SHI X.. RODDAZ M. Tectonophysics. Palrice BABY.. Ecuador: tecton ic insights for zircon and apat ite fission track analysis. n" 3.. Quito . 1953 . FÉRAUD G. 1999-Tectoni c seg mentation ofthe North Andean margin: impact of the Carnegie Ridge collision.P .Discussion on the abilities of therm al indicators in reconstructing thermal history of sedimentary basin. 164 p. Earth and Planetary Sciences Letters: 225-270... AAPG.. AGUIRRE L. POULENARD L..Foreland basin syste ms. 8: 105-123. 6: 93-1 J 6.. Quito. & GILES K. & COLLOT J. Gottingen: 597-599.. Universidad Central del Ecuador. 1994 . BABY P. Quito.

.Quito. presentan una gran variación espacial en relación a los importantes cambios fisiográficos de sus cuencas (ej. IRD. Los primeros resultados nos permit en considerar a la cuenca del Napa como la mayor cuenca fluvial amazónica ecuatoriana.HIDROCLIMATOLOGÍA DEL ORIENTE E HIDROSEDIMENTOLOGÍA DE LA CUENCA DELNAPO A lai n L A RA QUE ( 11 . con 2 100. El Napa es el río oriental más caudal oso.fr ) . pero co n regímenes más regulares que en los Andes. la hidroclimatología andin a ha sido estudiada intensamente porel INAMHI desde la segunda mitad del siglo pasado.s·\ respectivam ente .net.2' HYBAM(UR154 LMTG). Perú Ü-!.Lima 18. seguido por los ríos Santiago y Pastaza .ec) ( 1) .ird. provenient es del INECE L y del INAMHI.Q!!. año:' . France (alain. Pastaza y Santiago. Napa.s' . Los regímene s pluviométrico s e hidrológicos así como los caud ales anuales.Casilla 18 1209 . clima). Sin embargo. las primeras mediciones empezaro n en el año 2001 con el mismo proyecto H YBAM .I2@a mauta. km' 2 En total son cerca de 150x 10° m' de agua que salen anualmente (promedio de los años 200 l Y 2002) de las principales es tacio nes hidrológicas de las cue ncas del Aguarico.34 394 Montpellier Cedex OS. Pero en la planicie amazónica .rcp. en una región que co nstituye la puerta oriental de acceso del Ecuador al resto del continente sudamericano. Las precipitaciones media s interanuales del orden de 400-900 mm. 1400 y 650 m3. aumentan en dirección a la planicie amazónica donde alcanzan los 3 000 mm. La variación es pacial de Jos escurrimientos se nota a través de los caudales es pecíficos que varían de 6. lRD . relieve. empezaron recientemente con el proyecto HYBAM (convenio INAMHIIIRD ).gov.año" en la Cordillera Real. Existen también datos hidrosedimentológicos de los Andesd esde elaño 1970.BP 64 501 . Rodrigo POAl BOSA (3 ) Resumen En Ecuador . lean Loup C UYOT (2 1 .pe) 0 1INAMHI . lñaquito700 y Corea.laraQue @mpl. los estudios hidrológicos en la planicie amazónica . con una ex portación anual de 63x 109 m) de flujo hídrico y 24x 103 toneladas de flujo sólido. Casi la mitad de este flujo HYBAM (UR154 LMTG). Ecuador (rpombosa@inamhi.6 hasta I 10 í.

hi d ro log ia. lo que implica la importancia del conocimiento de sus regímenes hidrológicos. cli nia toí og ta . tiene un área de 135 600 km". Palabra s claves : Ecuador. Ecuador. Morona y Santiago. de orientación Norte-Sur. Napo. hidrológicos. varios de los cuales están hoy en actividad. INTRODUCCIÓN La cuenca amazónica ecuatoriana .una red de 7 estaciones de referencia en el Oriente ecuatoriano. el gradiente hidrol ógico del río Napa es relativamente alto (35 cm. 1). Aguarico. superioren más de lO veces a aquellosde la planicie amazónica central. Rodrigo POMBOSA sólido proviene de la remoci ónde lossedimentos fluviales fin os situados en las primeras llanuras del piede monte. hidro se dim en to/ óg ia. divide al Ecuador en dos regiones. y forma el límite natural de división de los escurrimientos. permiten analizar y entender los procesos de transferencia sedimentaria enel "Oriente" ecuatoriano. . llevado a cabo por Brasil. El proyecto internacional HYBAM (Hidrogeodinámica de la cuenca amazónica). tiene como objet ivo el estudio integrado de los aspectos climatológico s. Boliv ia. Está constituida por la vertiente oriental de los Andes y hacia el este por la planicie amazónica cubierta de selva húmeda. Este capítulo presenta una síntesis de los conocimientos de los regímene s hidroplu viométricos tomando en cuenta los datos históricos y los primeros datos y resultados preliminare s obtenid os por HYBAM. los mismos que. conocida como "Or iente". Nap a. en enero del 200 1. finalmente . sedimentol ógicos y geoquímicos de toda la cuenca amazónica. cubierta de glaciares en sus cumbres. proyecto PNSE) y la colabora cion de Institutos ecuatorianos (INAMHI . Existen ya varios proyectos de integración fluvial para ligar los océanos Pacifico y Atlántico (Georgescu. para entend er su funcionamiento y su geodinámica. Esta división topográfica entre sus vertientes occidental y oriental fue denom inada "la avenida de los volcanes" por Humboldt ( 1825) en el inicio del siglo XIX. con el apoyo del gobierno francés (INSU. El desarrollo socioeconómico del Orient e se relaciona directamente con la integración fluvial. 1. y corresponde a la mitad oriental de la superf icie del Ecuador (fig. Esta área representa solamente el 2% de la superficie total de la cuenca amazónica. Con este propósito fue lanzada. Esta columna vertebral del Ecuador. debido a la presencia de alrededor de cincuenta edificios volcánicos. es el caso de los ríos Putumayo.132 A/ain LARA QUE. varía en altitud entre 4000 Y6300 metro s. En este sector. Perú y Francia. Algunos de sus ríos podrían ser aprovechados para el intercambio económico con el Perú y posteriormente con el Brasil. LAS CUENCAS DEL ORIENTE La Cordillera Andina. 1993). INOCAR) con quiene s coopera el IRD. cuenc a ama zónica.km' ). l ean Loup GUYOr. lo que implica urso una velocidad y una fuerza suficiente para erosionar su propio cauce y mantener un C relativamente rectilíneo.

. la cua l se localiz a entre las latitudes N 0°20' YS 4°30'.Red hidrográfica del Oriente Ecuatoriano y su situación dentro de la cuenca amazónica. Esta cobertura vegetal co rres po nd ía en 1976 al 82 % (UNESCO. E l fl anco Es te de la Cordillera Oriental ecuatoriana (o Cordillera Re al) tiene un fuerte relieve que de sciende de entre 6 000 y 4 000 m hasta 500 m. en so lamente 100 . 1 . pasand o de un estad o de "puna" encima de los 3 000 m de altura. 1980) de la totalidad de la cuenca oriental ecu atori an a. Fig. hasta una vegetac ión ecu atori al den sa que co ntinúa hacia las partes bajas muy húmedas. Y las longitudes W 78 ° y W 75 °. Línea roja de la ligo lb: límite occidental de la cuenca amazónica. La vegetación cambia muy rápidamente en función de la altura.HIDROCLlMATOLOGÍA DEL ORIENTE 133 En .

conglomerados. Rodrigo POM BOS A kilómetros. y el río Corrientes con el río Tigre también por su ori lla derecha. Ag uarico 14 020 e 16700 Curaray . 1 y fig. 2 (de l Norte al Sur) (km2) su . en el Perú.Front era 14 630 69. Estos eventos están amplificados por las pendientes fuertes. los principales ríos que salen del Ecuador hacia el Este son: San Miguel. las tres grandes cuencas hidrográficas orientales son en orden decreciente: la del ~. l ean Loup G UYO T. En el Ecuador.Frontera I San tiago . y loma el nombre de río 19a en el Brasil antes de desembocar en el río Marañan/Amazonas.Fron tera 26340 26090 99. Gran parte de las pendientes corresponden a las faldas de los volcanes y están compuestas de rocas eruptivas bajo la forma de colada de lava.ilo 1 de este libro). Este proviene de Colombia. Napa 13890 4 480 32 . atravesando el límite fronterizero. antes de desembocar en la orilla izquierda del río Napa.0 J 49. La red de drenaje oriental tiene su orientación hacia el Este.La primera mitad de la superficie oriental pertenece al sector "andino" con relieve superior a 500 m. La Cordillera Oriental tiene una actividad volcánica y sísmica intensa que se traduce a menudo en erupciones de nubes de ceniza seguidas de lahares y por derru mb es muy destructi vos y frecuentes.3 b 31 4 10 44. entre otros. Iaharcs y capas de cenizas volcánicas. Lstas características favorecen la erosióny el enriquecimiento enMES (MaterialEn Suspensión) de los escurrimientos. el límite con Perú en la extremidad Noreste del Ecuador. Mientr as que la segunda mitad forma parte del dominio de las Cu encas Códigos Superficie Tota l Superficie Andes % (A ndes) de la fig .A.: Desp ués de la Junta Tabla 1 . Morena. 2).RAQUE. Napa.J: Antes de la Junta . la del Santiago (26 300 km") y la del Pastaza (2 1 :00 km"). En el "piedemo nte" aparecen formaciones aluviales cuaternarias. D.2 g 2 72 0 40. brechas.J. Los demás ríos llegan directame nte a la orilla izquierda del eje principal Marañón!Amazonas.S Total Oriente Ecuador 135590 67082 A.J . areniscas y calizas de edad paleozoica a mesozoica (ver Bes de Berc et al. .134 Alain L4. El río Aguarico marca. perpendicularmente a la Cordillera Oriental.. 1 Chinchipe .Las cuencas hidrográfica s ori entales del Ecuador y su relie ve.A. T igre. : apo (3 1 400 krrr'). el río Curaray se une con la orilla derecha del Napa..J .Front era 3 140 3140 100. De Norte a Sur. la falta de consistencia de los suelos.5 f Co rrientes 2020 90 21 140 Pastaza .6 Ag uarica . Curara)'.6 Napa . El río San Miguel marca la frontera con Colombia al Nor-este y pertenece a la cuenca del río Puturnayo.isas lluvias. la existencia de numerosas fallas y además por las inte. Pastaza.Front era 3. capu. Este MES es transportado por los ríos. Finalmente.1 d 510 7 100 2 0. Corrientes.0 Pintoyacu e 4.5 6720 H Morona .> 500 m en km2 a y a' Putuma ya y San Miguel 7 130 1400 19. hasta la: grande s Jlanuras amazónicas. Santiago y Chinchipe (ver tab. Aguarico. en la ú [tima parte de su curso.

. Del norte al sur: cuencas del Napo . (2000) . 2 Y6. Ti gre. 1. Origen de los datos La red hidrográfica pre sentada en las figuras 1. En la parte ecu ato rian a.1. proviene de la di git alizaci ón de un mosaic o de im ágene s sa telita les JERS . La metodología utilizad a fue descrita por Mull er et al.Localización de las estaciones pluviométricas estudiadas. Santiago. ( 1999). La tabla I pre senta la repartición del relie ve en esta red de drenaje . DATOS Y METODOLOGÍA 2. Nota: los códigos corresponden a las estaciones presentadas en la tabla 2. Corrientes) so n de ca rac terís ticas totalmente "amazóni cas" .15 krn. 2 . Lo s límites y las superfic ies de las subc ue nc as fuer on o bte nidos por e xtra cci ón semi -automática a partir del MNT GTOP030 (di sponible en la USGS) co n la met odol ogí a de scrita por Muller el al. llanuras am azónicas.HIDROCLlMATOLOGíA DEL ORIEI\TE 135 1 I ( ) y t \ J Fig. co n una densid ad de ce rca de 0. 2. Pastaza. Las demás tien en en su con stitución una porción montañosa que varía entre 20 y 70 %.krn-". en c uanto qu e dos otras (Santiago y Ch inchipe) son completamente "andinas" . m arcado por una ause ncia de reli e ve y una densa cobe rtura fluvi al . tre s cuen cas (C ura ray.

lit:1 río Coca en San Sebastián) y finalmente.9 2. del alto Napa en Franc isco de Orellana.! Estación Papallacta Baeza Reven tador Cuenca Napo Napo Napo Napo Napo Napo Napo Napa Pa laza Al ti t ud (m) Per iodo Tem p .6 20 .5 25 . Para las estaciones de HYBAM .3 2. Los protocolos Cód ig o s de la .6 Tahla 2 . explica que para algunas estaciones (San Sebasti án.1 2.6 13. 1996). el proyecto HYBAM instaló a finales del 2000linicios del 200 1. Rodrigo I'OMB OS:\ La red hidroclimatoJógica del lNAM HI cubre todo el país. DCP (Acoustic Doppler Curreut Profil er) que funciona con el efecto opp ler (RDI.7 16.3 1.Laja Ur ano O.8 2. las curvas de gasto están toduv ía incompletas y permiten solamente tener unu idea de la magnitud de los fl ujos que transitan por ellas. Jean Loup GUYOT. controlar la mayor parte posible de las cuencas hidrográficas or ientales del Ecuador.1 2.. recosi dos diariamente por el lNOCAR. 2. Estas estucion s fueron eleg idas por su situación geográfica.A RAQUí:.Granj Pastaza Pastaza Pastaza Ba ños a Aeropue rto Puyo Cocnabarnba-Ouinqeo Pindil ig Cuenca Ae ropu erto La Argelia . aún reciente. Nueva Laja .5 4.J. Puente la Uniónl.0 15 .7 4.3 1. la misma que permite controlar ecosistemas homogéneos (dominio andino controlado por la estación de DJ.9 2.2 4.6 .0 20 .8 17.7 3. una red de 7 estaciones de referencia localizadas entre el picdcrnontc y la planicie amazónica. Para completar este dispositivo y poder estudia r el funcionamiento hidrológico e hidrosed imentológico de estos ríos en su parte naja.g :.2 7. ya existían datos limnirnétricos desde 1983. En las dos estaciones más importantes del río Napo (Francisco De Orcllana y Nuevo Rocafuerte ). v olc án Mend az Yaup: Past Pastaza Pastaza Pastaza Sa ntiago Santiago Santiago Sanua qo Sa ntiago Santiago Santiago 3 150 1 960 1 145 630 420 290 2 19 205 3 580 '¡ 020 2 760 2680 1846 1 0 38 960 2 760 2 700 25 16 2 160 1 300 665 380 1 9·1 994 19/ 4 .8 15.5 1974-1993 1965 ·1994 1964-1985 1966· 1985 1954 -1988 1976-1999 1966.2 13 . 2.4 1.3 25 .136 Alain [.8 1. • : cuociente de los extremos de los prome dios me nsua les intcranuales de lluvias.4 2. la red hidrolóuicu es poco densa en la planicie amazónica. .0 2. anu al (mm ) RPm 1 2 3 <1 Arcrueona t.1986 1964 -1994 1934-1999 1905-1999 1917 -1990 1944-198 5 1960· 1999 1975-1993 196:)-1990 1930-1999 1930·1999 1982-1990 1935· 1994 1982-1988 25 .993 9. Puerto Santiago. Este proyecto. Iloculín sobre el río Jatunyacu) /0 cerrar subcucncns (ej.8 1 529 2348 6 172 4 230 1 865 3066 2 582 2 8411 1 287 452 434 483 13 4958 4 46 2 740 11 31 803 848 2747 2 160 3604 2.9 2.oreto El Coca 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 Tiputíru Nu evo Roca fuen e Pisayambo-Tatataq G uarno te Riobamba Aerop uerto Am bato .6 13 . Metodología Las estaciones hidrológ icas dell NAMHl ya estaban calibradas medi ante el uso del molinete y cuentan con observadores qu ienes Icen las reglas limnim étricas dos veces por día. se utilizó el . (' C ) Pre c ip .6 4.Dat os climáticos de las estacio nes cllmatol égicas estud iadas .5 2 . sin embargo.1 1. Las tabla s 2 y 3 presentan las estaciones clim átol óg icat e hidrol ógicas consideradas en este trabajo.

se puede constatar que el período húmedo de la estación PisayamboTalatag situada al norte de la cuenca. k<l1~ _(m m . con los datos de 1as 159 estaciones climatológicas del INAMHI.s-1 Aguarico Napo Napo Napo Napo Napo Paslaza Pastaza Pastaza Santiago Santiago Santiago Santiag o 4350 2540 3090 5270 12800 26860 1970 7865 12600 5015 3420 8240 24 660 320 1490 570 285 262 189 2592 1 729 663 1 910 550 800 320 2001-2002 1965-1981 1967-2002 2001-2002 1987-2002 1987-2002 1964-1996 1964-1997 2002 1964-1998 1978-1992 1975-1997 2001-2002 525 200 330 305 1075 2110 13 100 640 115 295 655 1425 Caudal especifico Escurrimiento RPm I. anual km2 m3.J. a ñ o . los caudales y las concentraciones de los elementos en suspensión. para estimar las tasas de erosión. que además tiene una precipitación media anual tres veces inferior a la primera.8 3808 2481 3368 1822 2647 2477 209 401 1602 723 2720 2507 2. utilizados para el manejo de los flujos hídricos y sólidos son detallados por Laraque et al. Tutamangoza Upano Zamora A. Yanayacu Baños Puente la Unión Caudal Medio Cuenca Superficie Altitud Periodo obs. los flujos sólidos y disueltos.9 86. Bomboiza Santla. realiza un muestreo para determinación de concentración de MES mediante filtración (con filtros de acetato de celulosa de 0. Finalmente.6 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 Rio Estacíon Nueva Laja O. Estos aspectos son evidentemente visibles por la oposición de los pluviogramas promedios mensuales de algunas de sus estaciones.8 83. .8 1.7 50. situada más al sur. DJ Después de la Junio Tabla .4 2. Un primer cálculo establecido por el método de Thiessen.8 57. para dos estaciones situadas entre 3 000 Y3 600 m de altura en la cuenca alta del Pastaza. se puede señalar que diariamente en cada una de estas estaciones. 2).HIDROCLIMATOLOGÍA DEL OR1ENTE 137 Cód. Palmira O. Oyacachr O.1 2.7 2.5 57 .J.J.6 6.8 1.9 78.3 79. se presenta simultáneamente al período seco de la de Guamote. CLIMA La región oriental se divide en dos subregiones: "Cuenca Alta o Sub-andina" y "Cuenca Baja o Llanura Amazónica". llocullín San Sebastian Fr. así como disueltos.45 mm). La figura 3a muestra este hecho.J. ilustra las variaciones espaciales de los regímenes climáticos. El análisis de los datos de una selección de 22 estaciones climatológicas del INAMHI (tab.J.1 .s . Anles de la Junta . indica una precipitación media interanual de 2800 mm.3 1.2 1. Efectivamente. . con variaciones climáticas importantes. 2) repartidas tanto a lo largo de la Cordillera Oriental.6 12.9 3.8 22. ver fig . permiten calcular respectivamente. 3.6 1.6 2. transporte y sedimentación. un observador registra los niveles y mide la turbiedad del agua.6 1. como en la parte amazónica de las tres principales cuencas orientales (fig.Presentación de las estaciones hidrológicas estudiadas. de Orellana Rocafuerte AJ. (2003).90 _ _ _ Santiago 1 ¡¡?2_ _~ AJ.7 106. Para resumir.: cuociente de 3los extremos de los promedios mensuales interanuales de caudales.8 78. tanto en su distribución estacional como en su magnitud.5 Pastaza Pastaza Paute O. y cada diez días.l) Aguarico Quijos Jatunyacu Coca Napo Napo Culuchi 120.

. _ '..1989 Fil-:. ... a PUlf1lhg .' AÑ OS 1965 . '. ' ..t un . .. I '• • 'c..~ ~ ...eto . r-~~--...1989 3c) Cuenca de l Santia go 1Ii O 1·10 I '¡¡ 120 80 ~ 100 -o '¡¡ . Rodrigo POMBOSA 3b) Cuenca del Napo .Varios regímenes pluviorn étricos en las cuencas orienta les del: a) Pasta za : h) Nap o.. '" .. Lú... 3 .-'.138 Alain LARAQUE... l ean Loup GU YOT...¡ . ' . 60 40 20 nm I 5 ".. - .....---' m a m J j o d AÑ OS ~ 965 . e) San tiago (los n úmeros de est aciones cor responden a la tuhla 2 y figura 2).. 5 '. .-------- • 0. .... n O L-.

La e figura 4 nos muestra que las precipita cion es medias anu ales tam bién aumentan cuando se pene tra en la llanur a amazó nica . 2). en función de lus estac iones. .HID ROCUMATOL OGíA DEL ORI ENTE Lo mismo se puede encontra r tanto en la cuen ca del Napa (fig. "donde se encuentran contrapues tas a escasas distancias.\a po present a también regímenes pluviométri cos variados y en ocas iones.. la precipitación media anua l de 2 1U5 mm correspondiente al período 1<) 75. do nde se encue ntra RP m máximos de . Los promedios anuales pasan de un rango de 400-900 mm encima de los 2 100 m. Esta constatación a nivel estacional también se obse rva a nivel intcra nual.4 j. Por regla ge neral. La parte baja de la cuenca del . casi op uestos (caso de Tiputin i y de Loreto). podr ían ser el origen de la f:ran variabi lidad c lim ática y de la multitud ele microclima-. reg iones h úmed as y rl'gior1l'.. ele varias influencias cli máticas de orde n regional y local" .is elevadas cs uin asocindus a rcgfmcne: pluviométrico s promedios m ás regulares .-: e: al. es to no sucede para la planicie . 'U O a 5 O mm. UO Finalmente. I lJ99: Hoorelbekc & P ércz.. Lo cont rario sucede para la cordi llera.(. Esto siunifica que las precip itac iones intc ranuales m. el Oriente es una zouu de COIII rastc W c lim áticos. Este clim a "amaz ónico" está ca lificado como "ec uatorial húmedo" por PUUlTut ( 1994 ).1989. Para la cuenca del Pastaza. Y esconde promedios anuales de e ntre 6ó5 y 3 730 mm. se puede seña lar que la variabilidad pluvio m étrica . ( 1999) .i ón que rcxpond al cru . I()9 7) . 2UOO) tratan de la parte andi na. C OI1 lo señala Hered ia & Pombosa ( 1() C) l) ) . en la parte oriental de los Andes ec uator ianos se encuentra regímene s pluviométr icos tanto unirnodales como bimodal es (figs 3a y e). 5). L99 l): Hoorelbekc ct al. hasta un rango ele 2 SOU-S 000 mm entre los 200 y 1 000 m de altur a. en cuanto que los promedios intcran ualcs de prc . Estos extr emos fueron encontrados en dos ele las 63 es taciones climáticas compiladas por Hoorelbel. x). Pero hay excepciones como la estac ión de Papallucta que presenta un promedio anual de 1 53U mm a 3 150 111 de altu ra. do nde las precipitaciones SO II relativamente constantes durante todo el a ño y nunca inferiores al Oa mm. zouax l'¡iliJ as y lunas frías. con k3 (cociente de los valores dcccnales h ú medos y xccos) = [. casi desé rt icas. 4.año:'.ipitacioncs aumentan (fia . Esk e: el caso de 1 :1 llanura amaz ónica (con Rl' m nu nimos de 1.sracional disminuye IR Prn = cuociente de los e xtremos de los pro medios mensuales intcranuales de lluvias . y es en la parte nmaz ónica <I d país do nde Ins coe fic ientes de irregu laridad intcranual sun meno: cs. ~ i t ll a .l.3 en Puyo! Limoncoc ha ( R () ~ sd . 3b ) como cu la del Santi ago (fig. una variaci ón extrema de un factor de 12 para las precipitaciones medias unuulcs. La proximidud de la Lona de convergencia intertropi cal (ZC!T ) asoc iada a un relieve muy elevado y acentuado. la tabla 2 mo stró. HIDROLOGÍA Si varios estudios hi lro lógi cos (Eraz» e l al . r asando de promedios anuales ele I oo a 3 000111 hasta 25's°C a 200 m. «ucontrados sobre todo en la parte andina. En esta ultima. pero esta variació n no es similar de una cuenca a otra. o la del Reventador ( 1 145 m) que tiene el promedi o anual máximo de () 170 mrn.mcs' . pasand o d . Hay un grad iente muy regular de aumento de la tem peratur a en funci ón inve rsa a la altu ra.tab.

Pastaza ¿ Santiago •• • 1 000 •• •• • • 3 000 Precipitación (mm.. • • 1 O +N apo ..-. Pastaza. 5 ..s e ' a:" E 4000 . Pastaza. •• • • • • • • 1000 2000 3 000 • 2 000 • • 1 000 • 0 '-.~ 3 000 o..Variabilidad esta cional (RPm) vs altitud en las cuencas del Napo.. Santiago.-..Precipitaciones medias anuales vs altitud en las cuencas del Napo .c -o '0 '0 . 4 . ..-.----' O Altitud (m) Fig... re .año-1) • 4 000 • • 5 000 6000 2 000 Fig..... Pastaza ....140 Alain LARA QUE. Rodrigo POMBOSA 7G {)O 6000 • + Na po . Sanlíago 5 000 (.. Santiago. l ean Loup GUYOT.

para la cu en ca del Santi ago. Del norte a l sur: cuenca s del Napo. se seleccionó tant o en las partes altas como bajas de las cue nca s orie nta les. Nota: los cód igos cor res ponden a las estaciones pre sentadas en la labia 3. las estaci ones hid rol ógica s presentada s en la tabla 3. . Por esta razón resulta delicado rea liza r balan ces hidroclim atológi cos de la tot alidad de estas superf icies dren ad as. son el 200 1 y el 2002.HIDROCLIMATOLOGÍA DEL ORIENTE 14 1 amazónica. En las es tac iones a biertas por HYBAM.. debido a la falta de estac io nes hidrológicas ca libradas . co rres po nde al período 1975-1089 . o ¡ Fig. son provi sion ales y sus c urva s de gasto son aún incom pletas (ve r § 2. 7a) y de salida de la c ue nca del Napo (fig .Localización de las estaciones hidrológicas estudiada s. No ex isten dato s plu viom étri co s disp onibles que co rres po nda n a lo s 2 añ os de caudales recientemente obten idos (200 1-2002) e n las estaciones que controla n las ma yores superfici es drenada s del O rient e. E l an álisis a niv el diario de los hidr ogra mas del pie de mon te (fi g. Para de scrib ir la hid rol ogía orie ntal. se debe también co nside rar que algunos hidrogram as. co mo el del Past az a en el Puente la Uni ón. mientras qu e los dos únicos años de ca uda les en su salida. 2) . Las observac iones a nivel c limático se refl ej an a ni vel hid roló gico con grandes vari acio nes espacia les y temporale s en los esc urrim ie ntos . 6 . Por ejemp lo. Sa ntiago. 7b) mue stra la pr esenci a de numerosas crecidas "re lámpago" I ~I } ¡\. que se pueden ub icar en la f igura 6. Pasta za. la precipitación prom edi o interanu al d isp onible de 2 305 mm. y a vec es inclu so en las salidas de sus principa les c ue nca s (cas os del Napo y del Santi ago).

l42 A/ain LA RAQUE. 7 .¡: I/l 4000 '" :o "C III ~ I/l o '" :s o 021011 2001 12/04/200 1 2 1/07/200 1 29/10/2001 06/02/2002 17/05/2002 25/08/2002 03/12/2002 Fig.¡: I/l 2500 2000 1500 1000 500 '" :c I/l ~ "C o '" '" :s d \~ ~ 11/04/2001 ~ 20/07/2001 28/10/2001 05/02/2002 16/05/2002 24/08/2002 02/12/2002 o 01/01/2001 6000 .Hidrogramas diarios de la cuenca del Napo : a) pie de los Andes. l ean Loup C U YOT...D_Co ca-J 3_(m3/s) .. b) amazonía.D_Jatunyacu-J1_(m3/s) D_SanSeb astian-J 1_(m3/s) o . Rodrigo POMBOSA 4000 3500 3000 .D_RocaFuerte-JObs_(m3/s) 5000 o . .

Erazo & Hoor elbeke (1999 ) calcularon para el período 1965. 8c) esconden las variaciones cJimáticas de su cuenca. Yanayacu en la cuenca del Pastaza) y pasan progresivamente a bimodal en la Amazonía. Las figuras 8 presentan para las tres grandes cuencas orientales estudiadas (aNapa. salen anualmente de estas estaciones. pero de muy grande amplitud. pequeñ os estiajes en época húmeda. Pastaza y Santiago. utilizando valores promedio de 2 207 Y 1 407 rnrn. los caudales anuales o aquellos específicos. Sus hidrogramas con tendencia unimodal (fig. en solamente 4 horas. un coeficiente de escurrimiento de 64 71:. Son regímen es extremadamente irregulares y difícilmente previsibles y no es extraño encontrar crecidas puntuales en estiaje. una selección de hidrogra mas mensuales (bajo forma de variable estandarizada) provenientes de estaciones situadas en las partes altas y bajas de cada cuenca. La forma de los hidrogramas nos indican que los regímene s tienen tendencia s unimodales en los Andes (con algunas excepciones como para el río Cutuchi AJ .s' ). Un eje mplo de la fuerza de estas crecidas es ilustrado por los acontecimientos de l día 9 de j unio de 200 1. la cuenca del Santiago en Puerto Santiago present a un sentido general de drenaje de Sur a Norte. En total. 2 100. esta correlación es de baj a calidad para las cuencas de superficies inferiores a 10000 k m". Pero. de la misma forma que para las subcuencas del Pastaza. En contrapartida. b-Pastaza. y destrozó totalmente varias viviend as y el puente "La Unión". muy influenc iadas por las llanuras.Esto refleja la variabi lidad climática en cuencas que presentan a la vez características de alta montaña y de llanura. Finalmente puede decirse que no hay relaciones aparentes entre el RPm y las superficies drenadas. 10). indica una gran irregularidad espacial con variaciones de 6. fecha en la cual ocurrió una crecida relámpago en el río Pastaza.1990. al relacionar los caudales con las superficies (fig. El Napo es el río oriental más caudaloso. de las principale s estaciones hidrológicas de las cuencas del Aguarico.este comportamiento representa solo una tendencia. que se presentan mayoritariamente en . seguido por el río Santiago y luego por el Pastaza. Los caudales medios interanuaJes para el período observado (200 1-2002). al cruzar la cordille ra de Cutucú. donde. se puede encontrar regímenes pluviométricos bimodales o unimodales (Hoorelbeke et al.6 hasta I 10 l. un volumen de agua de cerca de los J50x 109 m' (= 4650 m''. El caudal específico (Qs). que pueden ocurrir en un mismo día. así como tampoco. con máximas entre mayo yj unio. Sin embargo. 650 Y I 400 mJ.. se puede constatar una cierta tendencia lineal. para las láminas precipitada y escurrida. con un giro brusco hacia el Este. donde las lluvias son más uniforme s. 1999). parámetro que perm ite co mparar el funcionamiento hidrológico de las cuencas entresí. Los valores mínimos se encuentran en la parte andin a y aumentanen dirección de la llanura amazónica (fig. Para la cuenca del Pastaza. ya que existen estaciones con iguales valores de "Qs" que se encuentran situadas entre 200 y 1 500 m de altura.km-' .HIDROCLlM ATOLOGÍA DE L ORI ENT E 143 de corta duración (del orden de varias horas). Napo.s·) . respectivamente. A l co ntrario de las otras cuencas orientales que tienen una dirección de drenaje del Oeste hacia el Este.sI. c-Santiago). Esta crecida muy violenta y des tructora hizo subir 9 metros el nivel del río Pastaza. Tendencia dirigida por las grandes cuencas. 9).año'. son respectivamente de: 500.

.--- . Oyacitdll . Rodrigo POMBOSA Cue nca Na po - D... 8 ..J. b) Pastaza: c) Santia go (bajo forma de var iable estandarizada).: Despu és de la Junta.Sar~tJago ......San Seo asüan . l ean Loup C UYOT.J..Hidrogramas mensuales en algun as estaciones de las cuen cas del a) Napo.J.. A.... D..J. TLltltma~z J.Puente la Union A J.. Yanayacu o ·1 .O_J Pa n".2 L10 mes 11 --' 12 Fig. .-- - A J 6 0mb00za . .. -2 9 mes Cue nca S<ln ll ag o 10 11 12 .-- .144 A la in LARA QUE..: Ante s de la Junta. -2 ' - / 10 mes J 11 12 Cuen ca Pa s taza - - Bancs . . lloculJ~ n . .D..J. • D.

s O Ul 1500 M 1000 500 O ~ -~ .0665x =0.Ca udales anuales vs superficies en las cuencas del Napo .HIDROCLl MATOLOGÍA DEL ORIE NTE '110 145 120 • •• ro N 00 c: ~ O 00 .877 7 • • .'.-- . 9 . . Pastaza. 2500 Y 2000 R 2 =O. .-..z . Santi a go. • • • • • 10 000 15 000 superficie (km2) O 5 000 20000 25000 3000 0 Fig.. Pa st aza ..Ca ud a les esp ecífi co s vs altitud e n la s c ue nc as d el Na po. • • • • • • seo 1COO 1::00 alt i tud (m ) :L O • • 2 COO 2 ::00 3 COO Fig. Santiago.'" • . 10 .

El Napo nace cerca de los 4500 m de altitud con el nombre de Jatuny acu. s. La totalidad de la cu en ca del Napo. y la de Nuevo Rocafu erte . por la planici e amazónica (55.45 %)..3.146 Alain LA RA QUE. en lo s 211 km que se pa ra n las estaciones de Fr. su cuenca está dividida en do s partes.S c rn. HIDROSEDIMENTOLOGÍA DE LA CUENCA DEL NAPO S.k rn' . que tienen ca ra c ter ís tic as muy co ntrasta das . La parte ecuatoriana de la cu en ca del Napo cubre más del 20 % del Oriente ecuatoriano y corresponde a un 32 % de la tot al idad de la cue nca del Napo . Moren o & Tapia (200 1) YArmijos (2002 ). de Orellana (a 250 m de altitud) y de Nuevo Roc afuerte ( 175 m de altitud ). Este se c to r. la primera mitad constituida may ormente por la parte montañosa (44. la cuenca ecuator iana del Napo es de gran interés debido a su importante geodinámica co mentada en el § 5. l ean Lou p CUrOT. . Rodrigo POMBOSA los Andes. cubre 98 455 km " En Ecuador. Los datos di sponibles nos permiten calcular sus flujos hídricos e hidrosedimentológicos. A pesar de su pequeña su pe rf icie con respec to a la totalid ad de la cu enca am azónica (0. situ ado entre la s estaciones de Franci sco de Orellan a y San Seba st ián. D os estaci one s hidrosedimentológi ca s e st án s itua d as en e l inici o de las llanura s (Fra nc isc o de Orellan a en el río Napo y San Sebasti án en el río C oca. es la cu enca de may or enverga dura con una supe rf icie de 31410 km 2 ha sta la fro nte ra co n el Perú . pero con un curso poco meándrico. y la otra m itad. La e stación de Nuevo Ro cafu erte ci erra la c ue nc a ec uato r ia na a la fro nte ra con e l Perú . ve getaci ón . e interpret ar los proceso s de tran sferencia de la carga sed ime ntaria. ya que e l gradiente hidráulico pr omedio es d e 35 . contro lada por la estaci ón peruana de Mazán. . EI34 % de su s upe rf ic ie . En s u m ayor parte.) típicamente amazónic as. el c urso de agua está caracterizado por un lecho de piedras y una fuerte c orriente co n remolin os y turbulencia s. Dicha variabilidad reflej a la heterogeneid ad de las precipitaciones debido a l reli eve m ontañoso . Pérez (2000 ). La siguiente secc ió n muestra los resultados obtenidos en la totalidad de la c ue nca ecuatori ana del Napo. donde desaparecen los cantos rodado s y la s fu erte s c o rr ie ntes . la superfic ie ecuatori ana co ntro lada por su última estación hidrológica de Nuevo Rocafuerte es de 26 860 km -. De la mi sma manera qu e para el conjunto de la vertiente ori ental del Ecu ador (tab. Esta fo rma de curso provien e de un índi ce de pendiente rel ativamente ele vado . a la vez la m ás importante del Ori ente y la más estudiad a. donde domina una fuerte variabilidad en los escu rrimientos. Características fisiográficas El Napo recorre 460 km en territorio ecuatori ano y 840 km e n territorio peruano antes de de sembocar en e l río Marañón/Amazonas. Sin embargo . muestra o rillas baj as y un lecho de arena y barro in estable. de scribieron su s principales ca racterís ticas. Esta oposici ón Ande s-llanuras fue e videnciad a po r los tr abajo s de regionalización hidrometeorológica de Moren o & Tapia (2001).6 %) con alturas su periores a 500 m. 1). Esta c uenca servirá de ejemplo y de orientación para los estudios futuros de las demás cue ncas . esta s es tac io ne s co ntro la n la sa lida de la parte and in a de la c ue nca . quien es su prin cipal afluente de margen izquierd a ). presentan ca rac te rísticas fi siográfi ca s (e lima . la [l1i sm a que influ ye fuertemente so bre sus flujo s sed ime ntarios . rel ie ve . 1.4 %). en las cuencas del Napo y del Pa staza.

con datos pluviométricos e hidrol ógicos comunes en el período 19751989. La misma tabl a 4 presenta los pr imeros cá lculos de flujo s sedimentarios y de exportaciones específicas. de la s iguie nte manera : D. muestran una am plia ga ma de variac ió n entre extremos de 0.1989) con una precipitación promedio inte ranual de 3 515 mm. pese a que las concentraciones anua les promedio se s itúa n entre 150 y 240 mg . Ilocull ín ( J 905 ). Flujos sedimentarios y erosión La cordill era andina corresponde so lame nte al 12 % de la tot alidad de la superf icie de la cuenca amazónica. San Sebastián. Estas amplitudes se relacion an y provocan amplitudes ma yores entre los caudales sólidos (QS) extremos. provenientes (de agu as arriba haci a aguas abajo) de las estaciones de D.1. proveen dat os de láminas de pre cipitación de entre I 3 15 Y 5 340 mrn . de OreJlana (76) y Nu evo Rocafuerte (41) . es tas dos series se so brepo nen so lame nte sobre 2 años. fue po sible tran sformar los 15 años ( 1987-2002) de niveles de la est ación de Nuevo Rocafuerte . Balance hidrológico Pérez (2000) puso en evidencia la heterogeneidad espacia lde la hidroclimatología en la parte andina y e n el piedemonte en la part e ecu atoriana de esta cu enca. Los datos pluviométricos disponibles para la cuenca del Napa ab arcan 15 años ( 1975.krn'. I1ocullín . ¿C uá les so n los proc esos de exportación del materi al só lido en el Oriente ecu atori ano? Para responder a esta interrogante .HIDROCLlMATOLOGíA DEL ORIENTE 147 S. pero con amplitudes mucho má s pequeñas .1. 4) disminu yen de I 905 a 41 . Lo s bal ances hidrol ógicos. L as tasas .st . A partir de los datos históricos del INOCAR y de las curv as de ga sto de HYBAM.1 . Ento nces. en caudal es . L as concentraciones obtenid as de MES . realizados para una dec ena de sub c ue nca s con supe rf icies incluidas e ntre 37 y 4800 km". se estudió y comparó los primeros datos hidrosedimentológicos obtenidos en 2001 y 2002 en varias est aciones de la cuenca del Napa.l'. Los cocientes en con centración de MES e xtremos (tab. o btenidas en las subc uenca s del Na pa a partir de los datos colectados en los año s 200 I Y200 2.1. S. 1993). se pudo a ve ntura r un primer cálculo de balance hidrológico que ge ne ró un co eficiente de escurrimiento de 67 %. Para 0. Ilo cullín. con un caudal específico promedio del orden de 80 l. de aguas arriba (Andes ) hacia ag uas ab ajo (planicie) . debido esencialmente a una car ga en su spen sión mu y débil en esta época del año en la cual las agu as son cri stalinas .6 y 2690 mg . los máximos di arios de QS son 17000 veces superiores en crecida que en estiaj e. Francisco de Orellana y Nuevo Rocafuerte. y así obtener un a lámin a de escurrimiento interanu al de 2480 mm. Fr. La misma tendencia se pre senta para los cocientes de caudales extremos diarios. De sgraciadamente.an' y co eficientes de escurrimi ento entre 58 y 83 %. con sid erando como hipótesis . sin embargo da o rige n al 95% del material sólido exportado al oc éano Atl ántico por el río Amaz