P. 1
Libro Manos Habiles

Libro Manos Habiles

|Views: 337|Likes:
Published by Helder Santos

More info:

Published by: Helder Santos on Oct 21, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/24/2012

pdf

text

original

He aquí uno de los más elementales abrigos que podemos
construir rápidamente en el bosque. Es el que los canadien-
ses sorprendidos por el mal tiempo saben construir en un
tiempo récord.

Si tenéis permiso de cortar leña, entusiasmaréis a los chi-
cos haciéndoles construir un pueblecito de tramperos con
sus chozas.

La fig. 2 nos muestra el armazón básico. Está construido
por una larga pértiga RT, que acuñaremos en el tronco de un
grueso árbol T.

Esta pértiga está simplemente colocada en S sobre dos
sólidas horcas FS y ES. Todo esto está unido por la grave-
dad, y a menudo hemos calzado gruesos troncos en dos cor-
tas horas, por este simple medio para improvisar un banco
de carpintero. Para la estabilidad basta con que la vertical
SG caiga netamente en el interior del triángulo de base EFT.
Ver cómo las dos horcas no necesitan casi ser hundidas en el
suelo o talladas en punta.
Observaremos los lados de la fig. 1 si queremos poder
acostarnos o sentarnos en este abrigo. Podemos hacerlo más
grande y también más pequeño; por ejemplo, para poner la
leña para quemar al abrigo de la lluvia, o bien para tener un
almacén para las herramientas.

Cuando el trípode está colocado, medimos las tres altu-
ras EX, EY, EZ, tomando la mitad y los cuartos de la largura
ES. Cortaremos a cada una de estas larguras un par de hor-
cas, así como seis bastones ligeros U (fig. 2).
El examen de la fig. 3 nos hará comprender esta verdad
evidente; si una pértiga reposa en una horca y cortamos

217

todo, el triángulo caerá al suelo como en C. También utili-
zaremos la gravedad para hacer descansar en X, Y y Z tres
pisos de pértigas de cada lado de la choza (fig. 4).

2m5ú

El resguardo más protegido consistirá en colocar y ten-
sar en este edificio un hule, un poncho o un gran cuadro de
tela K tensando en los ángulos. También podremos amon-
tonar todas las ramas que encontraremos sobre este arma-
zón. Podremos costruir zarzos de clemátides y hasta colo-
car tablas.

220

Si trabajamos con madera muy gruesa, podemos rellenar
con tierra hasta media altura. También podemos terminar co-
locando gruesos trozos de corteza como si fuesen tejas. Todo
depende de la región en que nos encontremos.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->