P. 1
JBrunner

JBrunner

|Views: 311|Likes:

More info:

Published by: Raúl Sapena Brugada on Oct 22, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/24/2012

pdf

text

original

El fnanciamiento de la educación superior pública se fundamenta en una relación tri-
partita entre: el Estado y las instituciones, los estudiantes y las instituciones y los estudiantes y
el Estado. Las bases del fnanciamiento de la educación superior están estipuladas en la Ley Nº
37/2003 del 22 de agosto y que revocó la Ley Nº 113/97 del 16 de septiembre.
La relación entre el Estado y las instituciones públicas recae fundamentalmente en la dis-
ponibilidad del Estado, sobre la base de la Ley del Presupuesto del Estado, en que este último se
compromete a fnanciar el presupuesto de funcionamiento de base de las actividades formativas
y educativas (Art. 4º, Ley Nº 37/2003).
El fnanciamiento directo por el Estado depende de los informes de evaluación, de las
características de cada institución, de indicadores de excelencia y de criterios previamente es-
tablecidos.

El presupuesto de funcionamiento de cada institución pública de educación superior se
calcula según una fórmula basada en criterios de excelencia y calidad, tales como:
• la relación estándar personal docente /estudiante;
• la relación estándar personal docente /personal no docente;
• Incentivos a la califcación del personal docente y no docente;
• los indicadores de calidad del personal docente de cada institución;
• los indicadores de efciencia pedagógica de las carreras;
• los indicadores de efciencia científca de los cursos de maestrías y doctorados;
• los indicadores de efciencia de gestión de las instituciones;
• la clasifcación de mérito resultante de la evaluación de la carrera /institución;
• estructura presupuestaria, traducida en la relación entre gastos de personal y otros;
• gastos de funcionamiento;
• la clasifcación de mérito de las unidades de investigación.
Con la Ley Nº 37/2003 del 22 de agosto, se incluyeron nuevos criterios en el cálculo de
la fórmula del fnanciamiento de base, aunque no se haya modifcado el fundamento de ésta.
De este modo, se asociaron criterios como los resultados de la clasifcación de las carreras y
de la institución, de las unidades de investigación y los indicadores de efciencia pedagógica y
científca de las carreras.

El Estado también puede establecer programas especiales de inversión de las institucio-
nes, a través de contratos-programa y contratos de desarrollo institucional.
Los contratos tienen como objetivos principales:
• mejora de la calidad;
• desarrollo curricular;
• racionalización del sistema;
• refuerzo y mantención de infraestructuras y equipos;

Informe: Educación Superior en Iberoamérica / 2007

238

• fnanciamiento complementario de establecimientos y organismos con reconocido
impacto histórico, social o cultural;
• modernización de la administración y de la gestión de las instituciones;
• asociaciones entre las Instituciones de Educación Superior, entre éstas y las institucio-
nes de educación secundaria y entre aquellas y otras entidades públicas o privadas.
Los contratos-programa tienen una duración máxima de 5 años y se basan fundamen-
talmente en el desarrollo de las condiciones pedagógicas y científcas de la institución, tales
como la califcación del personal docente, la promoción de la investigación y del éxito escolar,
la creación de carreras en áreas prioritarias y cierre de carreras no prioritarias (o desajustadas a
las necesidades del mercado), entre otras.
Estos contratos tienen que ser cofnanciados por la institución en un 20% y poseen una

dimensión competitiva.

En el caso de contratos de desarrollo institucional, éstos presentan una duración mínima
de 5 años, tienen como objetivo principal el desarrollo institucional a mediano plazo y están
fundamentalmente ligados a inversiones a nivel de las infraestructuras y equipos.
En lo que concierne a la relación entre la institución y los estudiantes, ésta se formaliza,
a grandes rasgos, a través del pago por bonos (tasa de asistencia).
Los ingresos provenientes de los bonos son ingresos propios de la institución y redundan
en el aumento de la calidad del sistema.
Cada institución puede, igualmente, postular a varios fondos y proyectos que ayuden a
fnanciar sus actividades de I+D, entre otras.
La introducción de parámetros de calidad en el modelo de fnanciamiento (Ley Nº 1/2003
del 6 de enero – Régimen de la Calidad de la Educación superior; Decreto Ley Nº 37/2003 – Es-
tablece las Bases del Financiamiento de la Educación superior) viene a orientar a las universidades
hacia una estrategia de mejoramiento continuo de la calidad.
Gran parte del fnanciamiento de las universidades públicas proviene del sector público
(aproximadamente el 1% del PIB), lo que resalta la dependencia de las instituciones con rela-
ción al Estado.

El gasto privado en la educación superior representa aproximadamente cerca del 0,1%
del PIB, una cifra casi insignifcante en el total del gasto.
Durante los últimos cinco años se han introducido algunas modifcaciones en la fórmula
de cálculo del presupuesto de funcionamiento de las instituciones, donde se incluyeron nuevos
criterios, pero la fórmula base se mantuvo casi inalterada.
Estos criterios agregaron una nueva preocupación por el éxito pedagógico y científco
de las carreras dictadas y por la calidad general del sistema; por ejemplo, se han incluido los
resultados de la evaluación en el cálculo del fnanciamiento base.
Se han verifcado también algunas modifcaciones en el fnanciamiento mediante progra-
mas presupuestarios plurianuales donde, a partir de 2003, se han especifcado los criterios, tipos y
límites del fnanciamiento a través de contratos–programa o de desarrollo institucional.
Algunos de los criterios que se introdujeron para el desarrollo de contratos-programa son:
• desarrollo de áreas estratégicas;
• educación y formación de dotaciones de personal especializado en áreas prioritarias
para el desarrollo del país;
• la corrección de asimetrías de naturaleza regional (este criterio era el prioritario en el
cuerpo legal anterior – Ley Nº 113/97);
• califcación de la población activa;
• formación continua para la actualización profesional de nivel superior;
• movilidad de docentes y alumnado;
• funcionamiento de unidades de investigación en el ámbito de la calidad y moderni-
zación de la administración del estado y empresarial;

239

Financiamiento de la Educación Superior

• cooperación y desarrollo con países de los PALOP.
La continuación de los contratos–programa implica la coparticipación mínima del 20%
de la institución, posee una base de competencia e incluye factores defnidos, tales como:
• califcación del cuerpo docente;
• indicadores del éxito pedagógico y científco;
• capacidad de la institución para obtener fnanciamientos adicionales;
• inserción profesional de los titulados;
• proyectos pedagógicos innovadores.
Los factores anteriormente mencionados son fundamentales para la celebración de con-
tratos con la institución de educación superior.
El fnanciamiento público de universidades privadas ha sufrido algunas modifcaciones.
Anteriormente, se fundamentaba en contratos para fnes de ampliación de la red pública y en
el hecho de que las instituciones dictaran carreras consideradas relevantes y de áreas prioritarias.
Actualmente, el fnanciamiento se base en nuevos criterios, incluyendo el apoyo a la califcación
de los docentes, apoyos a la investigación, incentivos a la inversión y apoyo a proyectos priori-
tarios en áreas relevantes social y económicamente.
En 2003, revocando una ley de 1997, se creó el régimen jurídico del fnanciamiento de la
Educación superior. Este régimen formalizó un nuevo modelo de fnanciamiento tripartito, que
busca satisfacer las necesidades y prioridades nacionales en materia de política educacional.
De este modo, el fnanciamiento de las instituciones pasó a depender, en el caso de las
instituciones públicas, del presupuesto del estado, de contratos–programa y contratos de desa-
rrollo institucional y, en el caso de las instituciones privadas, a través de contratos de fnancia-
miento de actividades de interés público.
El fnanciamiento va a depender de las características de cada institución, de los infor-
mes de evaluación de la calidad (en casos de una evaluación negativa, puede suspenderse) y del
éxito pedagógico y científco de éstas.
Los fondos provenientes del cobro de bonos pasan a asignarse a políticas de mejoramien-
to de la calidad, presentándose este factor como fundamental en el nuevo régimen.
Estas tendencias avanzan en el sentido de mejorar la interfaz del Estado con las institu-
ciones, disminuyendo la dependencia fnanciera de las instituciones de dicha entidad, promo-
viendo una mayor calidad científca, pedagógica e infraestructural.
Por consiguiente, después de una fase en que las modalidades de fnanciamiento se cen-
traban en la tentativa de fomentar y construir la red nacional de Instituciones de Educación
superior, se avanzó fundamentalmente hacia un modelo de desarrollo integrado focalizado en
la calidad de la educación y de las instituciones.
A pesar de esta tendencia, de premiar el desempeño y el éxito escolar y científco, las
modifcaciones aún están muy marcadas por un modelo de fnanciamiento sobre la base de la
relación del número de profesores/alumnos y personal docente/personal no docente. Por con-
siguiente, esta tendencia puede signifcar la introducción, a corto plazo, de un modelo cada vez
más objetivo, centrado en la calidad y en la empleabilidad, en vez de un modelo de educación
masiva que ya no se adapta a la realidad nacional.

Informe: Educación Superior en Iberoamérica / 2007

240

Información y recursos complementarios de consulta

Nicholas Barr, “Financing Higher Education”; International Monetary Fund, Finance and
Development, June 2005 , Volume 42, Number 2. Disponible en:
http://www.imf.org/external/pubs/ft/fandd/2005/06/barr.htm
Nicholas Barr, “Higher Education Funding”, Oxford Review of Economic Policy, Vol. 20, No.
2, 2004, pp. 264–283. Disponible en:
http://oxrep.oxfordjournals.org/cgi/content/abstract/20/2/
264?ijkey=20GIFCugfcjFz&keytype=ref
Nicholas Barr, “Funding higher education: policies for access and quality”; House of Commons
Education and Skills Committee, Session 2001–02. Disponible en:
http://econ.lse.ac.uk/staf/nb/Barr_Selcom020424.pdf
Nicholas Barr, “Financing higher education in the UK: Te 2003 White Paper”; House of
Commons Education and Skills Committee, Session 2002–03. Disponible en:
http://econ.lse.ac.uk/staf/nb/Barr_Selcom030311.pdf
Nicholas Barr, “Financing higher education: Comparing the options”; London School of
Economics and Political Science, 2003. Disponible en:
http://econ.lse.ac.uk/staf/nb/barr_HE_option030610.pdf
CEPAL – Unesco, “Financiamiento y gestión de la educación en América Latina y el Caribe”;
LC/G.2253(SES.30/15), 4 de junio de 2004. Disponible en:
http://www.unesco.cl/medios/biblioteca/documentos/fnanciamiento_gestion_educacion_
lac_sintesis_espanol.pdf
Bryan Cheung, “Higher Education Financing Policy: Mechanisms and Efects”; University of
South Australia, 2002
http://www.usca.edu/essays/vol52003/cheung.pdf
Gian Carlo Delgado–Ramos and John Saxe–Fernández, “Te World Bank and the Privatization
of Public Education: A Mexican Perspective”, Journal for Critical Education Policy Studies,
Volume 3, Number 1 (March 2005). Disponible en:
http://www.jceps.com/index.php?pageID=article&articleID=44
EUA 2006 Spring Conference, “Funding Strong Universities: Diversifcation, Student Support
and Good Governance”; Hamburg, Germany, 30 March–1 April 2006 (Lists of Reference
Documents)
http://www.eua.be/eua/jsp/en/upload/Hamburg_background_docs_
020206.1138879986626.pdf
García Guadilla, Carmen, “Financiamiento de la educación superior en América Latina”; en
GUNI–Unesco, Educación Superior en el Mundo 2006. El Financiamiento de las Universidades,
Ediciones MundiPrensa, Madrid, Barcelona, México, 2005. Disponible en: http://www.riseu.
unam.mx/documentos/acervo_documental/txtid0012.pdf
D. Bruce Johnstone and Preeti Shrof–Mehta, “Higher education fnance and accessibility: an
international comparative examination of tuition and fnancial assistance policies”; Center for
Comparative and Global Studies in Education Graduate School of Education University at
Bufalo, State University of New York, February 2000. Disponible en:
http://www.mes.gov.ge/fles/350_1019_122200_Johnston_HigherEducation_00.pdf
Professor Bruce Johnstone’s Readings. Disponible en:
http://www.gse.bufalo.edu/FAS/Johnston/Readings.htm

241

Financiamiento de la Educación Superior

Johnstone, D. Bruce; Arora, Alka; Experton, William; “Te fnancing and management of
higher education : a status report on worldwide reforms”; Te World Bank, 1998. Disponible
en:
http://www–wds.worldbank.org/external/default/main?pagePK=64193027&piPK=641879
37&theSitePK=523679&menuPK=64187510&searchMenuPK=64187283&siteName=W
DS&entityID=000094946_99040905052384
Ben Jongbloed, “Funding higher education: options, trade–ofs and dilemmas”; CHEPS,
University of Twente, the Netherlands, 2004 (Paper for Fulbright Brainstorms 2004 – New
Trends in Higher Education). Disponible en:
http://www.utwente.nl/cheps/documenten/sls2006/background/slssalerno.pdf
OECD, On the edge: securing a sustainable future for higher education; Report of the OECD/
IMHE–HEFCE project on fnancial management and governance of higher education insti-
tutions, 2004. Disponible en:
http://www.oecd.org/dataoecd/10/63/33642717.pdf
William Saint, “Innovation Funds for Higher Education: A Users’ Guide for World Bank
Funded Projects”; Te World Bank, Education Working Paper Series, Number – 1, 2006.
Disponible en:
http://siteresources.worldbank.org/EDUCATION/Resources/278200–
1099079877269/547664–1099079956815/ED_WPS1_Innovation_Fund_Guide_May06.
pdf

Carlo Salerno, “Financing higher education: Te economics of options, trade–ofs and dilem-
mas”; Te Center for Higher Education Policy Studies, University of Twente, 2004 (Paper for
the Council of Europe conference on public responsibility for higher education and research).
Disponible en:
http://www.utwente.nl/cheps/documenten/sls2006/background/slssalerno.pdf
Jamil Salmi and Arthur M. Hauptman, “Innovations in Tertiary Education Financing: A
Comparative Evaluation of Allocation Mechanisms”, Te World Bank, Education Working
Paper Series, Number – 4, 2006. Disponible en:
http://siteresources.worldbank.org/EDUCATION/Resources/278200–
1099079877269/547664–1099079956815/Innovations_TertiaryEd_Financing.pdf
Pedro Nuno Teixeira, “Markets in higher education: can we still learn from economics’ foun-
ding fathers?”; Center for Studies in Higher Education, University of California, Berkeley,
Research & Occasional Paper Series: CSHE.4.06, March 2006. Disponible en:
http://cshe.berkeley.edu/publications/docs/ROP.Teixeira.4.06.pdf
Te Parliament, New Zealand, Information briefng Service for Members of Parliament, “Higher
Education Funding – Overseas Models”, 2006. Disponible en:
http://www.parliament.nz/NR/rdonlyres/5694EE99–CA9E–499C–9E94–E40F1B114354/
40871/0605HigherEducationFundingpdf2.pdf
Hans Vossensteyn, “Fiscal Stress: Worldwide Trends In Higher Education Finance”, 2004.
Disponible en:
http://www.nasfaa.org/annualpubs/journal/Vol34n1/Vossensteyn.pdf

g.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->