P. 1
San Antonio

San Antonio

|Views: 258|Likes:
Published by brrvarus

More info:

Published by: brrvarus on Jul 21, 2008
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/16/2009

pdf

text

original

Copyright. Ocho Libros Editores Ltda. Derechos Reservados.

Prohibida la reproducción parcial o total de este libro por cualquier medio impreso, electrónico y/o digital sin la debida autorización escrita del editor y dueños del Copyright.

San Antonio, un puerto para el mundo

Ernesto Edwards
Presidente Empresa Portuaria San Antonio

La competencia global y las nuevas tendencias tecnológicas del transporte marítimo internacional han potenciado el aumento del tamaño de las naves, la masificación del uso de contenedores y un sostenido incremento en las velocidades de transferencia en los puertos de países desarrollados, lo que se ha traducido en una presión para que el sistema portuario mundial en su conjunto eleve sus niveles de eficiencia. En este contexto, y siguiendo el ejemplo de países como Brasil, Argentina y Perú, que a principios de los noventa incorporaron capitales, gestión privada y mecanismos para cautelar la competencia en sus más importantes operaciones portuarias, San Antonio ha logrado, en los últimos diez años, erigirse como el principal puerto industrial de Chile y de la Costa Oeste de Sudamérica, aumentando considerablemente su capacidad para movilizar contenedores y diversos tipos de carga. La inversión que en un principio hiciera el Estado incentivó y sentó las bases del exitoso modelo de concesiones que surgiera hacia fines de los noventa, y que a través del esfuerzo público y privado lo ubica en una posición de privilegio en la región. Las principales navieras del mundo operan en sus instalaciones y cubren más de 135 destinos en los cinco continentes transportando cobre y subproductos de la minería, fruta y productos agrícolas, automóviles, cargas de proyecto, graneles líquidos y sólidos, entre otros. Este liderazgo se ve fortalecido por su ubicación geográfica —a sólo cien kilómetros de Santiago, capital de Chile, el centro industrial y de consumo más importante del país—, y por la protección natural de sus aguas, que hacen de su bahía un lugar apropiado para que las operaciones portuarias se realicen sin contratiempos durante todo el año. La consolidación portuaria de San Antonio adquiere una relevancia no menor para el desarrollo económico del país, si constatamos que más del noventa por ciento del comercio exterior chileno se realiza por vía marítima. Sin duda, esta consolidación tiene un referente vital en la política de apertura económica que han mantenido los tres gobiernos democráticos desde principios de los noventa a la fecha, y que se reflejan en la firma de los tratados y acuerdos comerciales suscritos con Estados Unidos, la Unión Europea y Corea del Sur.

Algunas notas históricas de la ciudad
Para comprender este enunciado, es necesario recorrer algo de la historia de esta ciudad, lugar que en sus orígenes fue poblado por indígenas que vivían de la agricultura y la pesca. Tras la conquista española, en 1590, este litoral costero fue dado en encomienda al portugués don Antonio Núñez de Fonseca, quien lo denominó “San Antonio de Las Bodegas”, no se sabe si en homenaje a sí mismo o en memoria del conocido santo portugués. La encomienda y la actividad que se desarrolló en aquella época fue determinante para que se instalaran las primeras bodegas que permitieron el almacenamiento de productos agrícolas y de aquellos con que el mar prodigaba a sus habitantes. Esta característica dio origen a un creciente asentamiento humano que incentivó el comercio y la distribución periódica de productos hacia Santiago, Valparaíso, Rancagua y Melipilla por su proximidad, alcanzando incluso al Perú. Los gobernadores que se sucedieron más adelante fueron dando una creciente importancia al puerto. Durante el período colonial y el siglo XIX consolidó su carácter de importador y exportador de bienes, lo que condujo a la construcción de muelles y nuevas bodegas. Este incesante crecimiento lo llevó a ser considerado, en algún momento, con el de San Francisco, los más importantes puertos de este lado del

Copyright. Ocho Libros Editores Ltda. Derechos Reservados. Prohibida la reproducción parcial o total de este libro por cualquier medio impreso, electrónico y/o digital sin la debida autorización escrita del editor y dueños del Copyright.
Pacífico. Posteriormente, hacia 1910, se realizaron nuevas obras de remodelación y mejoras en las estructuras básicas que ya existían. Fue así como la empresa parisina Galtier inició la construcción de un puerto de mayor envergadura bajo la dirección técnica y fiscal de Eduardo Reyes Cox, quien fuera a la vez su primer administrador. En 1912 fue colocada la primera piedra y diez años más tarde estaban construidas las obras de los terminales Molo Sur y Espigón, para luego ser entregado Puerto Panul. Más adelante, en 1958, San Antonio recibió la franquicia de Puerto Mayor, y en 1960, la creación de la Empresa Portuaria de Chile (Emporchi), determinó que todos los puertos quedaran bajo su administración, explotación y conservación. Paradójico resultó el terremoto que afectó a la ciudad de San Antonio el 5 de marzo de 1985, que destruyó las instalaciones del Molo Sur, imposibilitando cualquier acción de carga o descarga, pues terminó gatillando su desarrollo total. Tras el terremoto, más de la mitad del Puerto de San Antonio quedó inutilizado, lo que derivó en que Valparaíso surgiera como el único puerto capaz de movilizar la carga que San Antonio ya no podía enfrentar por problemas de capacidad. En este escenario y con la posibilidad cierta de que un nuevo sismo afectara a San Antonio o Valparaíso —dejando ambos puertos estratégicos inhabilitados para responder al comercio exterior de Chile—, el gobierno chileno impulsó, en 1992, la reconstrucción definitiva del puerto, que finalizó en 1997 y que constituyó el primer paso para transformar a San Antonio en el terminal portuario que es hoy.

Puerto Principal
Desde 1995 San Antonio ha liderado el movimiento de carga en el país. El año 2003 registró 9,7 millones de toneladas y movilizó 524.380 TEU —medida equivalente a un contenedor de veinte pies—, en tanto en 2004 registró 10,7 millones de toneladas, más de un diez por ciento que en 2003. Esta gran capacidad de transporte convierte al Sistema Portuario San Antonio en el principal operador de la Costa Oeste de Sudamérica. Tras los acuerdos logrados entre el gobierno y los trabajadores de la Empresa Portuaria de Chile, que entre 1995 y 1997 permitieron avanzar en una reforma sin mayores costos sociales, la ley 19.542 estableció las bases de la modernización portuaria de Chile, estimulando abiertamente la transparencia y eficiencia de los terminales portuarios, cautelando la rentabilidad de los activos estatales, pero privilegiando la participación del sector privado en su operación y en todos sus proyectos de desarrollo. La otrora Emporchi dio paso a través del proceso de licitaciones iniciado en 1998, a la generación de diez empresas autónomas del Estado, las que tienen por finalidad la administración y conservación de cada uno de los puertos de Arica a Punta Arenas. Esta ley creó la Empresa Portuaria San Antonio (EPSA), la que tuvo como primera tarea licitar los sitios 1, 2, 3 y 8 del puerto. Este proceso culminó exitosamente con la iniciación de actividades de los concesionarios San Antonio Terminal Internacional (sitios 1, 2 y 3) y Puerto Panul (sitio 8) el año 2000. La transformación a un Sistema Portuario, producto de las diversas modernizaciones emprendidas, tiene hoy un componente clave en la inversión privada representada en las empresas que lo componen. Los terminales químicos de Vopak y Terquim, y del Terminal Multioperado —unidad de negocio independiente de EPSA que administra los sitios 4, 5, 6 y 7 y cuya operación está en manos de empresas privadas de muellaje—, son los más representativos en este sentido. La importante inversión privada, sumada a una capacitada mano de obra, han potenciado notoriamente los niveles de eficiencia del puerto, lo que se refleja en el gran movimiento de contenedores por hora, cuyos estándares están dentro de los más altos a nivel mundial. En la avanzada infraestructura actual del puerto destaca la reciente llegada de los dos portacontenedores más grandes que hayan atracado en puertos nacionales —embarcaciones de más de 250 metros de eslora (largo) que desembarcaron alrededor de 2.200 contenedores entre ambas— y se suma a sus cuatro grúas Gantry, las áreas de respaldo para su expansión; áreas para depósito de contenedores; bodegas multicargas; servicios de reparación y suministro de contenedores; servicios de fiscalización a través de Aduanas y el Servicio Agrícola y Ganadero (SAG). El círculo virtuoso se logra finalmente con una operación logística integral, que permite la movilización de todo tipo de carga hacia y desde el interior del país, ya sea por las modernas autopistas construidas en estos años o por medio de las vías férreas existentes.

Una mirada hacia el futuro
Chile basa gran parte de su comercio en los envíos marítimos que llegan y salen por sus puertos. Los nuevos tratados y

Copyright. Ocho Libros Editores Ltda. Derechos Reservados. Prohibida la reproducción parcial o total de este libro por cualquier medio impreso, electrónico y/o digital sin la debida autorización escrita del editor y dueños del Copyright.
acuerdos comerciales están derivando en un constante crecimiento de la actividad exportadora e importadora de nuestro país. Frente a esta realidad la Empresa Portuaria San Antonio se encuentra trabajando en un proyecto de expansión que le permitirá enfrentar este nuevo desafío. La tendencia a buques de mayor tamaño obliga al puerto a planear importantes inversiones. Inicialmente se estiman en unos US$ 250 millones los que invertirá el puerto y los concesionarios privados en el desarrollo de este proyecto a largo plazo, y que le permitirá al país contar con un terminal industrial acorde con las nuevas necesidades del comercio exterior, lo que se verá traducido en obras que aumentarán la capacidad de transferencia de carga para el año 2020. Para entonces se espera alcanzar los treinta millones de toneladas anuales y, para antes de 2050, pasar de los actuales nueve sitios de atraque a veintitrés, lo que transformará a San Antonio en un puerto con más de seis mil metros li-neales de muelle.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->