Año 5.

nº 13

Cría salud
y
La importancia del agua en las explotaciones porcinas

PORCINO b á s i c o s

básicos PORCINO
editorial
El agua es fundamental en la salud de nuestros animales y su saneamiento es sencillo y barato, sobre todo si se compara con los beneficios obtenidos. Si tenemos en cuenta que la carne magra de cerdo tiene un contenido en agua del 75% o que la leche de la cerda tiene una humedad del 80%, entenderemos que el agua es un nutriente fundamental dentro de la dieta de nuestros animales y al que hay que darle la importancia que se merece. Sin embargo, en la producción animal no se ha valorado tradicionalmente lo suficiente y son muchas las explotaciones que carecen de calidad adecuada del agua tanto a nivel químico como microbiológico. Las repercusiones negativas sobre el rendimiento y la salud de nuestros cerdos que pueden acarrear los fallos en el suministro o en la calidad del agua de nuestras explotaciones, se suman a las mayores exigencias sobre bioseguridad que se nos plantean a los productores para poder comercializar nuestros productos. Esta doble motivación debe estimular nuestro interés sobre esta materia prima de la cuál manejamos grandes cantidades.

Axón Comunicación axoncomunicacion@axoncomunicacion.net

Edita:
c/ Dulcinea 42, 4º B. 28020 Madrid Telf.: 902 36 39 34

Patrocina:

Depósito legal: M-1532-2005

PORCINO La importancia
La importancia del agua en las explotaciones porcinas

del agua en las explotaciones porcinas
Uno de los requisitos que marca la normativa europea de bienestar animal es asegurar a nuestros animales el acceso a un agua de calidad en cantidad suficiente. Poco a poco, el control del agua en nuestras explotaciones, que tradicionalmente se hallaba en un segundo plano, va adquiriendo la trascendencia que merece. La importancia del agua en ganadería estriba en tres elementos: el agua es necesaria para realizar las funciones vitales del organismo, se utiliza en numerosas ocasiones como vehículo terapéutico y puede ser vehículo de distintos contaminantes.

4

básicos
Necesidades diarias de agua
Entre los principales factores que determinan la necesidad e ingestión diaria de agua en nuestros cerdos podemos citar: El peso vivo del animal: a medida que aumenta el peso del animal también crece la ingestión de agua y alimentos. Su estado fisiológico: la necesidad de agua se incrementa durante la gestación, pero sobre todo en lactación. El tipo de alimentación: los animales que consumen dietas racionadas o que consumen pienso granulado beben más cantidad de agua. La composición de la dieta: una mayor concentración de sales y proteínas estimula el consumo de agua. La accesibilidad del agua: es necesario un punto de agua por cada 10-14 lechones. Factores ambientales: la temperatura, la humedad del aire y la velocidad del viento pueden variar los requerimientos de agua en los animales entre un 30-60%. Una restricción más o menos severa en la cantidad de agua a la que tienen acceso nuestros animales tiene consecuencias que van desde la deshidratación (especialmente importante en lechones en lactación) a la disminución del crecimiento, la pérdida de producción láctea o, incluso, puede provocar una intoxicación por sal cuando los animales beben sin límite tras un tiempo largo sin poder acceder al agua (más de 24 horas).

Calidad del agua
Además de asegurar que nuestros animales tengan agua a su disposición en cantidad suficiente, el otro requisito es que el agua consumida sea de calidad. A la hora de analizar y determinar la calidad del agua en una explotación podemos utilizar tres criterios: los parámetros microbiológicos, los parámetros químicos (ambos inciden directamente sobre la salud) y los parámetros indicadores.
5

PORCINO
La importancia del agua en las explotaciones porcinas
El agua puede contener distintos tipos de microorganismos: bacterias, virus, protozoos y huevos de parásitos. Como recomendación general, 100 ml de agua deben contener menos de 10.000 bacterias totales, menos de 10 coliformes totales y entre 3-30 streptococos fecales.

Resultados positivos para coliformes fecales indican, siempre, un problema de contaminación
Los parámetros químicos fundamentalmente valoran el conjunto de minerales disueltos en el agua, estos forman el denominado “total de sólidos disueltos” (TDS). Un agua de excelente calidad es aquella que tiene un TDS inferior a 1000 ppm. La calidad del agua puede ser el origen o, por lo menos, un factor desencadenante de numerosas patologías (diarreas, mamitis, metritis, problemas renales, alteraciones reproductivas, etc.). En cualquier caso, un agua de mala calidad siempre afecta al rendimiento de la granja e impide que los animales consigan el máximo potencial productivo.

Medidas de bioseguridad
El origen de una calidad inadecuada del agua puede estar relacionado con la ubicación de la granja (punto de captación) o con un sistema de distribución de agua mal diseñado y/o mantenido. Además, en nuestro país hay que tener en cuenta que la escasez de agua (especialmente en el verano) es un factor limitante que influye en la calidad de la misma. Si las características del agua de abastecimiento acarrean problemas en la salud de nuestros cerdos lo ideal sería encontrar una fuente alternativa de agua, pero como esto no siempre es posible deberemos, en ocasiones, tratar el agua que llega a nuestra granja.

6

básicos
Los pH demasiado ácidos o alcalinos, las aguas muy duras (con altas concentraciones de sales de calcio y magnesio), los tratamientos higienizantes o el exceso de materia orgánica son factores que alteran el comportamiento de los medicamentos aplicados en agua de bebida

El tratamiento del agua se basa, fundamentalmente, en dos procesos: la eliminación física de partículas sólidas, principalmente minerales y materia orgánica, y la desinfección química para inactivar los microorganismos existentes en el agua.
7

PORCINO
La importancia del agua en las explotaciones porcinas
El método más sencillo para minimizar los patógenos en el agua es prevenir su entrada desde fuentes fecales y evitar la entrada directa de los animales a los cursos de agua. La gran mayoría de los microorganismos patógenos se pueden eliminar mediante la aplicación de técnicas de limpieza del agua, como son la floculación-coagulación, sedimentación y filtración. Para garantizar la seguridad del agua potable los sistemas de desinfección se aplican, generalmente, en una etapa final del tratamiento del agua. Las partículas en suspensión o disueltas deben eliminarse del agua porque pueden reaccionar produciendo subproductos indeseables, servir de substrato para el desarrollo de microorganismos y, además, dificultar la eliminación de los mismos. Por lo

PAUTAS PARA EL ANÁLISIS DEL AGUA DE BEBIDA
En nuestras explotaciones debemos realizar un análisis del agua de abastecimiento al menos una vez al año. Para la recogida de muestras debemos disponer de frascos de vidrio o botellas de plástico, de unos 500 cc3, que deben ser estériles para el análisis microbiológico. Es importante lavarse las manos y los antebrazos antes de la toma de muestras.

Si el agua procede de un río, embalse o cisterna recogeremos agua evitando remover sedimentos (trataremos de recoger una muestra de un punto intermedio). Si se trata de un grifo, debemos obtener la muestra del punto más alejado a la entrada de agua. Después de flamear el grifo, debemos dejar correr los 10 ó 15 primeros litros de agua (hasta conseguir que su temperatura sea constante), llenar el frasco sin tocar el grifo y taparlo inmediatamente.

Estas muestras se enviarán a un laboratorio refrigeradas y en un plazo inferior a seis horas.

8

básicos
tanto, la concentración de partículas en el agua no debe superar 1mg/l para conseguir una desinfección eficiente. De la misma manera, las sustancias químicas presentes en el agua pueden influir en el proceso de desinfección generando subproductos indeseados y condicionando la concentración de agente desinfectante necesaria para su efectividad (la dosis

aumenta y es más difícil mantener la concentración residual del producto usado). Los problemas relativos al sistema de distribución engloban la obstrucción de tuberías y bebederos en zonas de aguas muy duras, la proliferación de algas y microorganismos en depósitos de agua y la creación de biofilm. Las conducciones de agua esconden en su superficie una población bacteriana que puede llegar a ser importante. Este biofilm, menos sensible a los biocidas que los gérmenes en suspensión, se multiplica fácilmente cuando existen desequilibrios provocados por un tratamiento antibiótico o al añadir un producto nutritivo. Para controlarlo se deben eliminar las incrustaciones de las conducciones y desinfectarlas con regularidad.

9

PORCINO
La importancia del agua en las explotaciones porcinas Un protocolo sencillo para la limpieza de tuberías incluye:
Desaguado total del sistema de conducciones. Limpieza y desinfección del depósito (o depósitos) de la nave. Aplicar una solución limpiadora, desinfectante y desincrustante en un volumen adecuado y a una presión suficiente (por lo general con cargar un 60% el depósito es suficiente para garantizar el llenado completo de la conducción). Inundar las conducciones durante el tiempo recomendado por el fabricante. Desaguado y aclarado. Dentro de las medidas preventivas y de bioseguridad que implantamos en nuestras granjas, la vigilancia de la calidad de agua de bebida tiene un papel innegable para asegurar un éxito productivo. Por lo tanto, el análisis periódico del agua y el tratamiento de los sistemas de conducción del agua deben ser prácticas habituales.

10

básicos
Al filtrar el agua a través de estos filtros de carbón se retienen ciertos contaminantes: cloruros (asociados con el color, olor y sabor del agua), mercurio, algunos pesticidas, gas radón, y compuestos orgánicos volátiles. Dependiendo del volumen de agua tratada los filtros han de reemplazarse con distinta periodicidad.

› › › › ›

FILTROS DE CARBÓN ACTIVO

AIREACIÓN

Este método es efectivo para eliminar el sulfuro de hidrógeno, algunos olores y sabores, gas radón y compuestos orgánicos volátiles. Los inconvenientes son su alto precio y el ruido que produce.

RADIACIÓN ULTRAVIOLETA

Con este tratamiento se eliminan bacterias del agua. No tiene un efecto residual sobre el agua y el medio ambiente, sin embargo, es difícil evaluar su efectividad y es posible que no funcione si el agua está demasiado turbia o el tratamiento se realiza muy rápidamente.

OZONIZACIÓN

Este tratamiento se utiliza para eliminar microorganismos, pero también desaparecen colores, olores y sabores extraños, sulfuro de hidrógeno, hierro y manganeso si el agua se hace pasar a través de un filtro de carbón activo. El coste de los equipos es el mayor inconveniente.

DESTILACIÓN

Puede usarse para purificar agua de bebida con un alto contenido en sólidos disueltos. Es una manera muy efectiva de obtener agua con muy bajas concentraciones de compuestos inorgánicos, nitratos, pesticidas, etc. El proceso es lento, caro y consume grandes cantidades de agua.

11

PORCINO ›
La importancia del agua en las explotaciones porcinas

INTERCAMBIO IÓNICO

Es el método más usado para tratar la dureza del agua. Algunos de estos procedimientos pueden ser utilizados con éxito para eliminar ciertos olores, sabores y colores, bario, radio, hierro soluble, manganeso y nitratos.

Podemos emplearlos para eliminar hierro soluble y manganeso, arena, cieno y arcilla (turbidez). Todos estos sólidos pueden acarrear problemas en los circuitos de agua.

› › › › ›

FILTROS MECÁNICOS

ÓSMOSIS INVERSA

Mediante el uso de un sistema de membranas podemos eliminar muchas sustancias inorgánicas, nitratos, algunos pesticidas, además de olores y sabores. Es un método caro y además es un proceso relativamente lento.

FILTROS QUÍMICOS

Funcionan por la combinación de un filtrado y reacciones químicas. Se elimina sulfuro de hidrógeno, hierro soluble e insoluble, y manganeso.

CLORACIÓN

El cloro es uno de los elementos más comunes para la desinfección del agua, se puede aplicar para inactivar la gran mayoría de los microorganismos, es barato y fácil de manejar. Este método puede, asimismo, servir para eliminar colores, olores y sabores indeseables del agua, oxidar el hierro y el manganeso, y destruir algas.

PERÓXIDO DE HIDRÓGENO

Es un producto eficaz frente a un amplio espectro de microorganismos, activo en presencia de materia orgánica, no altera las características organolépticas del agua, y es efectivo frente al biofilm que se desarrolla en los sistemas de conducción.
12

consejos
Consejos Pfizer para medicación en agua
A menudo se requiere en las explotaciones porcinas un tratamiento efectivo, capaz de ser administrado a un gran número de animales y de la forma más rápida posible. La medicación vía agua da solución a esos requerimientos. Otras ventajas adicionales son que es un procedimiento fácil de realizar y no requiere mucho tiempo, siendo por lo general, un tratamiento no excesivamente caro. Especial atención debe ponerse en el correcto mantenimiento del sistema de medicación con el fin de evitar obstrucciones que hagan que algunos animales estén subdosificados, y en la utilización siempre de productos de confianza que se disuelvan de modo correcto y no se vean alterados por las características físicas del agua que pueden variar ampliamente entre diferentes regiones.

13

consejos

Consejos Pfizer para medicación en agua

La incorporación de la medicación se puede realizar por depósitos de agua medicada, mediante alimentación húmeda, o bien con la ayuda de dispensadores tipo Dosatron®, que permiten ajustar diariamente el flujo de solución medicada. La medicación en agua, no garantiza que la totalidad de los animales sean tratados correctamente. Debemos recordar que cuando los animales están muy enfermos, el consumo de agua en los mismos puede estar muy disminuido. En estos animales se debe conjugar la medicación por vía inyectable con el tratamiento de grupo vía agua. Pfizer Salud Animal ofrece en el mercado español dos productos para el tratamiento de los cerdos por vía agua, LincoSpectin® polvo soluble y Lincocin® 40 % polvo soluble. Ambos productos son perfectamente solubles en agua, permanecen estables durante 24 horas en solución, y no confieren ningún sabor desagradable al agua de bebida por lo que no causan rechazo en su consumo por los cerdos. Otra ventaja adicional son los 0 días de periodo de retirada que tienen ambos.

Tratamientos vía agua ofertados por Pfizer:
Linco-Spectin® polvo soluble; un producto de elección cuando se quiere dar un tratamiento rápido y masivo en las granjas porcinas. Está indicado para el tratamiento de la disentería porcina, colibacilosis, ileitis y la salmonellosis. Su dosis es de 150 gr de producto/1600 litros de agua entre 4 y 7 días. Su periodo de retirada, de 0 días, posibilita el realizar el tratamiento incluso en animales que están a punto de ir al matadero. Lincocin® 40 % polvo soluble; indicado para el tratamiento de la disentería porcina. Su dosis es de 10 mg de lincomicina/kg de P.V entre 5 y 10 días. Periodo de retirada, 0 días.
14

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful