You are on page 1of 8

1.

Etiquetado de productos
La mayoría de los productos, salvo los gases, se almacenan
en botellas con su correspondiente etiqueta que indicara el nombre o
formula del compuesto y la concentración cuando se trata de
disoluciones.
Las etiquetas de los productos comerciales incluyen
frecuentemente símbolos que representan la toxicidad o agresividad
del producto. En algunos casos se acompañan datos tales como peso
molecular y temperatura de ebullición en el caso de líquidos.

2. Transferencia de productos

Cuando se necesite una cantidad de un producto para realizar una experiencia,


utilizar un recipiente adecuado y limpio.
Si se prevé una posible confusión etiquetar convenientemente el recipiente.
El tamaño del recipiente estará en relación con la cantidad de producto que se necesite.
Evitar recipientes demasiado grandes y nunca llenarlos en exceso. Como orientación
utilizar entre 25-75% de la capacidad total del recipiente.
Generalmente una misma colección de reactivos se utiliza por varias personas. Por ello
no deben retirarse las botellas de productos del sitio destinado para ellas. El
cumplimiento riguroso de esta norma ahorra tiempo de todos.
Manipular los reactivos con precaución y particularmente los productos líquidos.
Utilizar ambas manos si el envase es grande o pesado.
No separar más cantidad de producto de la que se necesite para la experiencia y nunca
devolver la cantidad sobrante a la botella o al frasco.

1. Sólidos
Se pueden transferir pequeñas cantidades de un producto sólido de un recipiente a
otro utilizando una espátula rigurosamente limpia y
seca.
Aproximar ambos recipientes encima de una hoja de
papel blanco limpio, para evitar el derramamiento de
producto.
Colocar el tapón del frasco en la hoja de papel y no
directamente sobre la mesa, evitando así contaminación
de los
reactivos.

Alternativamente puede transferirse el


solidó sobre un trozo de papel limpio y
satinado, de no más de 15x 15 cm., y luego
a un tubo de ensayo.

1
Si se necesita una mayor cantidad de sólido asegurarse que el producto no esta
apelotonado. Si ocurre esto, romper los bloques introduciendo una espátula limpia.
Para verter el producto inclinar el frasco oscilando la muñeca simultáneamente.

2. Líquidos
Al transferir un líquido hay que evitar salpicaduras. Para ello aproximar ambos
recipientes e inclinar el vaso receptor de modo que el líquido resbale por la pared del
vaso. Cuando se transfiere de un vaso a otro se puede hacer use de una varilla de vidrio.
Cuando se trasvasen líquidos a una botella utilizar un embudo.
Al terminar la adición eliminar las últimas
gotas que quedan en la boca de la botella
utilizando para ello una varilla limpia.
Asegurarse de que el líquido no se ha
derramado por la pared de la botella, el vaso
receptor o por la mesa.
Nunca aproximar la nariz a un producto para
su identificación. Utilizando la mano abierta hacer llegar una pequeña cantidad de vapor
a la nariz.
Diluir con agua abundante las disoluciones de ácidos o bases antes de verterlas a la pila.
Para trasvasar pequeñas cantidades de líquido
puede utilizarse una pipeta cuentagotas. Para
cantidades mayores usar una pipeta y la prepipeta
correspondiente.
Con el fin de evitar la contaminación de los
reactivos, nunca se debe pipetear directamente de
los frascos de reactivos. Colocar
aproximadamente 1.5 veces la cantidad requerida
en un vaso limpio y seco y pipetear de dicho recipiente.

3. Pesada de muestras.

Se dispone de diversos tipos de balanzas que se diferencian en la precisión y capacidad


de la pesada. Generalmente las balanzas de mayor precisión tienen una menor
capacidad.
Nunca colocar los productos directamente sobre el plato de la balanza. Utilizar un papel
de pesada, un vidrio de reloj o un vaso si se trata de líquidos.
No colocar recipientes calientes sobre el plato de la balanza.
Limpiar inmediatamente cualquier sustancia que se derrame sobre la balanza.
Confirmar que la balanza esta ajustada a cero antes y después de realizar la pesada.
Depositar las muestras con cuidado sobre el plato con la balanza en reposo.
Asegurarse de que la balanza esta en reposo y de que la muestra no sobrepasa la
capacidad de la balanza. Junto a cada tipo de balanza o granatario existen normas
específicas sobre como realizar la pesada.
Al finalizar la pesada limpiar todos los residuos alrededor de la balanza y tapar los
frascos de reactivos.

4. Medida de volúmenes de líquidos.

2
Los líquidos o las disoluciones se miden normalmente por volumen. Para ello se utilizan
diferentes recipientes graduados: vasos graduados, probetas, pipetas, buretas, matraces
aforados, etc.
Estas piezas de vidrio tienen una o varias marcas en la superficie que corresponden a
volúmenes específicos de líquido.
Cuando se desea medir volúmenes variables y sin gran precisión se utiliza una probeta.
(en algunos casos sirve el propio vaso graduado). El matraz aforado permite medir un
volumen fijo con más precisión. Las pipetas y buretas se utilizan para medir pequeños
volúmenes variables con precisión.
Al medir un determinado volumen en cualquiera de las anteriores piezas hay que
observar las siguientes precauciones.
a) Colocar los ojos a la misma altura que el nivel de líquido.
b) Asegurarse de que el recipiente esta horizontal.
c) Alinear la vista con el fondo cóncavo del menisco.
d) En recipientes de escala múltiple, para leer el volumen comparar el fondo del
menisco con la escala graduada.
e) En un matraz aforado igualar el fondo del menisco con la marca.

5. Filtración:
La filtración es una técnica,
proceso tecnológico u operación unitaria
de separación, por la cual se hace pasar
una mezcla de sólidos y fluidos, gas o
líquido, a través de un medio poroso o
medio filtrante que puede formar parte de
un dispositivo denominado filtro, donde se
retiene de la mayor parte del o de los
componentes sólidos de la mezcla.
Las aplicaciones de los procesos de
filtración son muy extensas, encontrándose
en muchos ámbitos de la actividad
humana, tanto en la vida doméstica como
de la industria general, donde son particularmente importantes aquellos procesos
industriales que requieren de las técnicas de Ingeniería química. Se emplea para
eliminar un sólido que se va a desechar, el cual queda retenido en el filtro de papel
situado en el embudo cónico, con lo que se recupera la disolución. Esta técnica se usa en
procesos de recristalización o en la
eliminación de un desecante añadido
a una disolución con un disolvente
orgánico.
Hay otro tipo de filtración llamada
filtración por succión o vacío que se
emplea fundamentalmente para
separar los cristales obtenidos de un
producto a partir de una disolución
(filtración cuando nos interesa el
sólido).

3
6. Decantación:

La decantación es un método físico de separación de mezclas especial para


separar mezclas heterogéneas, estas pueden ser exclusivamente líquido - líquido ó
sólido - líquido. La decantación se basa en la diferencia de densidad entre los dos
componentes, que hace que dejados en reposo, ambos se separen hasta situarse el más
denso en la parte inferior del envase que los contiene. De esta forma, podemos vaciar el
contenido por arriba.
En un laboratorio de Química Orgánica,
esta operación se suele realizar entre una
disolución acuosa (fase acuosa) y otro
disolvente inmiscible con el agua (fase
orgánica) con la ayuda de un embudo de
decantación. La posición relativa de
ambas fases (arriba o abajo) depende de
la relación de densidades. Los
disolventes clorados como:
La extracción, que se puede definir
como la transferencia de una sustancia X
desde una "fase líquida A" a otra "fase
líquida B", inmiscible con la anterior.

7. Destilación:
La destilación es la operación de separar, comúnmente mediante calor, los diferentes
componentes líquidos de una mezcla, aprovechando las diferencias de volatilidades de
los compuestos a separar.
La destilación se da en forma natural debajo del punto de ebullición (100 grados
centígrados en el caso del agua), luego se vuelve nubes y finalmente llueve. Aunque
también de forma acelerada hirviendo la sustancia cuando se alcanza el punto de
ebullición en una cocina o en un
laboratorio.
Se usa para separar de líquidos (con
p.e. <150ºC) de impurezas no
volátiles, o bien separar mezclas de
líquidos miscibles que difieran en su
p.e. al menos en 25ºC. Además,
dichos líquidos deben presentar
puntos de ebullición inferiores a
150ºC a presión atmosférica. Para
que la ebullición sea homogénea y
no se produzcan proyecciones se
introduce en el matraz un trozo de
plato poroso (o agitación
magnética).
8. División:

La división mecánica mas o menos fina que se


precisa, para algunas operaciones analíticas tiene
lugar generalmente mediante la pulverización,

4
valiéndose de morteros, que pueden ser de porcelana, vidrio, etc. Como complemento
de la pulverización se recurre a veces a la tamización.

9. Tamización:

Tiene por objeto asegurarse de que la sustancia esta suficientemente pulverizada


y de conseguir una
homogeneidad en el tamaño de
la muestra, cosa que se consigue
mediante el empleo de tamices
adecuados. Se utiliza para
separar dos componentes sólidos
que tengan una consistencia
parecida (ej harina y arena) el
que tenga menor tamaño de
partículas va a ser el que sea
tamizado y el de mayor quedara
en el tamiz (que es como un
colador)

10.Centrifugación:

Se emplea para la separación rápida de sólidos en suspensión en un liquido, prin-


cipalmente cuando se trata de pequeñas cantidades, mis para el análisis biológico que
químico (puesto que muchas veces lo que vamos a separar no son precipitados, sino
elementos celulares en suspensión).
El fundamento consiste en acelerar la sedimentación natural, debida a la fuerza
de la gravedad, sometiendo las suspensiones a una rápida rotación, en aparatos espe-
ciales y en tubas apropiados. La fuerza centrífuga desarrollada proyecta los elementos
en suspensión sobre el fondo del tuba En la sustancia centrifugada podemos aprovechar
el liquido (decantándolo o recogiéndolo con una pipeta Pasteur) y el solidó
sedimentado después de
de separar el liquido.
Para efectuar la
centrifugación se emplean
aparatos Llamados
centrifugas, aparatos
cilíndricos que en su
interior van provistos de
vainas sobre las que se
instalan los tubos con la
suspensión a centrifugar
En la
centrifugación es
condición indispensable
equilibrar el tubo de
centrífuga; es decir, que si
solo hemos de utilizar
uno, colocar otro en la
vaina opuesta del mismo tamaño y con la cantidad de agua suficiente para que pese

5
igual; de este modo se evitan vibraciones desagradables y sobre todo que la centrifuga
se estropee o se rompan los tubos.

11.Precipitación:

Es la insolubilización en el seno de un liquido de una


sustancia que estaba disuelta en el; generalmente se obtiene al
estado sólido. La insolubilizacion puede hacerse mediante
métodos físicos (calor, frío, variación del disolvente) o químicos
que provoquen la formación de compuestos insolubles. Cuando
el precipitado se forma en pequeña cantidad y muy dividido,
hablamos de enturbiamiento.

12.Evaporación:

Se utiliza esta operación para eliminar completamente los líquidos


volátiles y obtener un residuo fijo, o pare concentrar líquidos muy diluidos.
Puede hacerse en frió o en caliente; generalmente se emplea el calor ya que
acelera la evaporación.
Se efectúa colocando la sustancia en vasijas de gran superficie
(capsulas generalmente) y aplicar el calor mediante baño de agua
caliente (baño maria), aire o arena, según las necesidades.

13.Desecación:

Tiene par objeto la eliminación mediante vaporización de un


líquido que moja a un sólido. Puede hacerse en frío o en caliente,
utilizando los desecadores en el primer caso o las estufas en el segundo. Una modalidad
de la desecación es la liofilización. Es una desecación a bajas temperaturas y al vacío; se
emplea para la conservación de muchos productos biológicos.

14.Disolución:
Es la transformación de un sólido en un
líquido mediante la acción de otro
liquido, de modo que resulte un todo
homogéneo. Puede ser física o
química, según cambie o no la
naturaleza del cuerpo diluido.
Para la disolución se emplean tubos de
ensayo, matraces, vasos de
precipitados, etc., exceptuando las disoluciones valoradas que se deben realizar
siempre en matraces aforados. Se puede operar en frío o en caliente.
Siempre es conveniente reducir, mediante pulverización, el sólido que vamos a
disolver, ya que ahorraremos mucho tiempo a la hora de disolverlo.
Toda disolución está formada por una fase dispersa llamada soluto y un medio
dispersante denominado disolvente. También se define disolvente como la sustancia
que existe en mayor cantidad que el soluto en la disolución. Si ambos, soluto y
disolvente, existen en igual cantidad (como un 50% de etanol y 50% de agua en una
disolución), la sustancia que es más frecuentemente utilizada como disolvente es la

6
que se designa como tal (en este caso, el agua). Una disolución puede estar formada
por uno o más solutos y uno o más disolventes. Una disolución será una mezcla en
la misma proporción en cualquier cantidad que tomemos (por
pequeña que sea la gota), y no se podrán separar por centrifugación ni
filtración.

7
Juan Carlos Vázquez 1º LAC CIFP Ánxel Casal- A Coruña

Bibliografía:
• http://www.ugr.es/~quiored/lab/oper_bas/ex_li_li.htm
• http://www.uv.es/fqlabo/quimicos/qprograma.htm
• http://es.wikipedia.org/wiki/Portada
• http://joseacortes.com/practicas/index.htm
• http://www.uclm.es/profesorado/jfbaeza/practicas_de_laboratorio.ht
m
• Fundamentos y técnicas de análisis hematológicos y citológicos, ED.
Paraninfo
• Química 2º bachillerato Ed. Baia

8
Juan Carlos Vázquez 1º LAC CIFP Ánxel Casal- A Coruña