You are on page 1of 8

¿ Por qué el protestantismo creó una mentalidad más propicia al

desarrollo del capitalismo en Europa?

No se puede comenzar a hablar de la influencia que creó el
protestantismo en Europa sobre la mentalidad capitalista sin antes
mencionar o aclarar que es el capitalismo.

El capitalismo es un sistema económico en el que los seres humanos
y las empresas llevan a cabo la producción y el intercambio de bienes
y servicios mediante transacciones en las que intervienen los precios
y los mercados. Esta doctrina económica esta basada en la idea de
que la propiedad privada de los factores de producción, unida a un
sistema de libertad del mercado y precio, es la forma más eficiente
para lograr la óptima asignación de recursos en una economía.

En el tema del intercambio de bienes y servicios, el comercio, es
fundamental decir que siempre ha existido en la civilización, pero que
el capitalismo como tal no aparece hasta el siglo XVI en Inglaterra
sustituyendo al feudalismo. Según Adam Smith, los seres humanos
siempre han tenido una fuerte tendencia a “realizar trueques,
cambios e intercambios de unas cosas por otras”. Por lo tanto, la
creación de este sistema económico se puede decir que tiene un
origen espontáneo o natural.

Este origen natural del que hablo fue remarcado gracias a las
Cruzadas que se originaron en Europa occidental desde el siglo XI
hasta el XIII. Pero también es importante que recordemos que
Europa occidental fue el máximo exponente en las expediciones al
Nuevo Mundo y en la “conquista” de colonias por el Resto del Mundo.
Por lo tanto, de igual manera que las Cruzadas, fomentó al comercio.
El verdadero camino hacia el capitalismo empezó a formarse a partir
del siglo XIII gracias al Renacimiento y a la Reforma protestante.

La Reforma protestante (que es de aquí donde sale nuestra tesis
principal) surge del protestantismo, como bien su nombre lo dice. El
Protestantismo es un movimiento en el cristianismo occidental que
rechaza totalmente que la autoridad divina se oriente a través de una
institución ( El Vaticano) o una persona como el Papa. Por lo tanto, a
todo este movimiento que se generó gracias a Martín Lutero se le
llamo como la Reforma Protestante, ya que muchos puntos que
toman están en contra de los dogmas y las reglas que imponía el
catolicismo en Europa durante el siglo XVI. Es importante destacar,
que esta nueva religión se extendió por Europa muy rápidamente
llegando al alcance de muchos las idiologías y las críticas al
catolicismo, esto ocasionó que la gente comenzará a tener su propio
criterio y no considerará a la Iglesia Católica como aquella que “lo
sabia todo”.

Muchos han interpretado a la Reforma como un movimiento
progresista. Este punto de vista se vuelve más fuerte al ver que las
naciones más prósperas y con gobiernos democráticos, han sido
durante los últimos siglos predominantemente protestantes. Es por
ello, que se dice que el protestantismo tuvo una alta influencia en la
creación del capitalismo en Europa.

Esta idea la resaltó y la expuso Max Weber en su libro “ La ética
protestante y el espíritu del capitalismo” . Weber en la introducción
de éste expone que su principal objetivo es encontrar las raíces del
capitalismo occidental, su desarrollo y busca las causas de la
aparición de la mentalidad capitalista en Europa. A esta aparición de
la mentalidad capitalista el lo llama “espíritu del capitalismo”( de ahí
el nombre de su obra) y es que este espíritu se basa básicamente en
utilizar tu salario, generado gracias a un trabajo previamente
realizado, en un uso personal moderado.

Este sociólogo, expone que la cultura occidental a pesar de no ser la
más antigua ha sido la que se ha desarrollado de una manera más
importante gracias a la cultura, arte, pensamientos, religiones, etc. Y
de esta manera ha sido capaz de crear un sistema tanto político como
económico diferente del resto. De aquí, una cita que expone Weber
para explicar dicho pensamiento: “fuera de occidente, todo esto se
ha conocido de modo rudimentario [...] y lo mismo ocurre con el
poder más importante de nuestra vida moderna: el capitalismo

Por lo tanto, retomando la idea de Weber se puede decir que dentro
de todas esas influencias, el protestantismo podría estar dentro de
ellas.

En su obra, Weber explica la aparición del capitalismo no solo por una
cadena de causas económicas sino también porque en ese momento
existía una ética favorable, que como antes se mencionó también se
había dado pero de manera natural, y gracias también a una
mentalidad religiosa (protestantismo) que veía en el éxito económico
la señal para llegar a la vida eterna. La ética protestante llegó a
ejercer entre sus seguidores amor al trabajo, honradez, ahorro y un
apego muy fuerte a lo material, esto ayudó a que los trabajadores se
involucraran con su trabajo al máximo haciendo que las empresas
tuvieran mejores rendimientos y de esta manera el capitalismo fuera
“aflorando” poco a poco, por así decir. Esta idea la recalca con la
siguiente cita: “Resulta así que el tradicionalismo económico, que al
principio es resultado de la indiferencia paulina, es fruto más tarde de
la creencia, cada vez más fuerte en la predestinación que identifican
la obediencia incondicional a los preceptos divinos.”

De hecho Max Weber no quería explicar el comportamiento de la
economía a partir de la religión, más bien se quería centrar en como
muchas veces la sociedad o los pensamientos de ésta hace que las
personas cambien su forma de pensar o se vean influidos por ella.
Este pensamiento es básicamente en lo que se centra él en su
sociología. Por otro lado, él consideraba que las creencias eran
esenciales para la transformación en la economía de las sociedades y
es por esto que él quiere saber por qué el capitalismo se desarrolló
exclusivamente en Occidente.

En su obra, el autor distingue cuatro corrientes del protestantismo:
calvinismo , metodismo, pietismo y sectas baptistas. Al exponer estas
corrientes pone un énfasis en el calvinismo ya que fue una de las más
importantes, ya que sus “enseñanzas” afectaban en una forma más
fuerte a los hombres cuando interactuaban en las actividades
económicas. El calvinismo, como antes dije también se basaba en la
idea de que el hombre debía de vivir para trabajar, pero no
haciéndolo solo por ocio sino para un crecimiento económico y un
firme pensamiento de que estaban haciendo un bien a la sociedad de
tal manera, la sociedad lo veía como una de las cosas principales
para llegar a la vida eterna. Para ellos el trabajar, es ser un buen fiel
dentro del protestantismo.

Según un artículo titulado “ La Reforma Protestante, el capitalismo y
el progreso” expone que el calvinismo fomentó una vida austera,
trabajo intenso, dedicando casi todo el tiempo en trabajar y hacer
dinero. Esto además alejaba a los hombres de las tentaciones y el
pecado. LO calvinistas desalentaban el lujo , pero alentaron la
satisfacción de las necesidades primarias. Por ello en donde hubieran
calvinistas, se desarrollaba una industria de consumo masivo.

Como opinión personal sobre la idea anterior puedo decir que la
religión muchas veces puede ser utilizada como manipulación para la
política y de esta manera también para la acción de las personas en
la economía. ¿ Por qué el hombre en el protestantismo no era un
buen fiel si no trabajaba o no ocupaba su tiempo en ello? Acaso eso
limita o define lo que es una persona en si, su nivel de fé y de
productividad? Estas preguntas no se pueden contestar del todo ya
que traen consigo hechos tanto políticos, históricos y religiosos que
es necesario estudiar con profundidad, pero desgraciadamente las
bases del calvinismo en este tema hace que te surjan mil y un dudas.

Por otro lado, en contra partida de la tesis que sostiene Weber acerca
de la influencia del protestantismo en la creación del capitalismo en
Europa, H.M ROBERTSON, en su obra “Aspects of the Rise of
Economic Individualism” cita: [Los jesuítas] “favorecieron el espíritu
de empresa, la libertad de especular y la expansión del comercio,
considerando sus beneficios sociales. No es difícil concluir que aquella
religión que favoreció el espíritu del capitalismo fue la de los jesuítas
y no la de los calvinistas.”
Para este autor, el capitalismo se origina en la Escolástica tardía o
posmedieval, escuela de pensamiento que se desarrolló en España e
Hispnoamérica gracias a las colonias, en los siglos XVI y XVII . Hace
también énfasis en que los calvinistas lo único que hicieron fue
recoger lo que los jesuitas habían diseñado.

De esta manera, se puede notar que hay diferentes puntos de vistas
sobre la creación de la mentalidad capitalista en Europa.

Si tendría que tomar una postura diría que ningún tipo de religión
puede cambiar la visión económica de una sociedad, aunque si puede
ayudar a ello subliminalmente el protestantismo con su idea del
trabajo y la visión del éxito y el fracaso como señal de la salvación o
no. Aunque lo que realmente creo yo que más influye es la
personalidad de los pueblos. Inglaterra (máximo exponente en el
protestantismo) por ejemplo ya tenía un comercio bastante
desarrollado antes de la aparición del protestantismo. Pongámonos a
penar, ¿Qué hubiera pasado si el protestantismo se hubiera extendido
a España si tuviéramos que hacer caso a la tesis de Weber?
Personalmente pienso que no se hubiera dado el capitalismo, España
tiene y tenía un gran arraigo al catolicismo y si se tuviera que seguir
la tesis, España no sería un país capitalista.

Por ejemplo, los primeros signos de capitalismo como tal se
empezaron a ver en ciudades que nunca se convirtieron al
protestantismo. No necesariamente tiene que haber una relación
entre el desarrollo industrial y el protestantismo.

Pero a pesar, de las críticas que se le puedan encontrar a Weber, en
general, se puede decir que el protestantismo tuvo una influencia
fuerte en la actividad económica ya que supieron llevar muy bien a la
sociedad las bases de esta como lo que se expuso anteriormente, los
dogmas acerca del trabajo y la salvación. Esto hacia que sin duda las
personas ayudarán decisivamente a la economía sin ellos verlo tal
cual, todo era hecho de una forma implícita.

En cambio, los católicos, no tienen esa base instruida por su religión.
De hecho un estudio realizado por la Universidad de Cornell titulado:
“Las afiliaciones religiosas influyen en las decisiones económicas” se
expone un experimento al cual fueron sometidas diversas personas
de distintas religiones. Este experimento consistió en dos grupos de
frases que los participantes debían descifrar. Uno de los grupos
contenía palabras relacionadas a la religión y el otro no tenia relación
con ésta. Como conclusión en el estudio se pudo notar que a los
protestantes que habían leído palabras relacionadas con su religión
tendían a tener una mayor actividad productiva dentro de la
sociedad. En el caso de los católicos, la lectura de las frases con
contenido religioso hizo que contribuyeran menos que aquellos que
no habían leído esas frases.

¿Acaso el catolicismo no nos impregna las bases suficientes para
querer mejorar la actividad económica de nuestro país y de esta
manera hacer crecer el capitalismo? ¿Cómo es que el protestantismo
influye de tal manera en la sociedad?

Si, el protestantismo ayudó de muchas maneras al surgimiento del
capitalismo, pero no por ello podemos decir que esta es la única
razón por la cual tengamos hoy en día una economía capitalista en la
mayoría de los países del mundo.
Sin duda alguna, causas habrán muchas acerca de este surgimiento
pero nuestro trabajo es llegar a formar una actitud crítica acerca de
ello y así poder ser capaces de criticar y poner en tela de juicio tales
ideas. Weber sin duda nos ayuda a lograrlo.

BIBLIOGRAFÍA
WEBER, MAX. “ La ética protestante y el espíritu del capitalismo” .
Terramar Ediciones, Buenos Aires Argentina.
1ª edición, 2006.

Martínez,Y. “ Las afiliaciones religiosas influyen en las decisiones
económicas” Junio 2010

Mansueti, A. “ Raíces cristianas del liberalismo… Capitalismo, católico,
liberal y ecolástico.” 2008

Robertson, H.M. “ Aspects of the Rise of the Economic Individualism:
A critic of Max Weber ans his school.”1973