You are on page 1of 2

LA IGLESIA: LAS PRIMERAS COMUNIDADES CRISTIANAS

Encontramos en el primitivo cristianismo, desde un punto de vista existencial, tres realizaciones concretas
de Iglesia con unas características claras y definidas que acentúan aspectos diversos y siempre importantes (...): son
las Comunidades de Jerusalén, de Corinto y de Antioquia.

La Comunidad de Jerusalén

La primera comunidad cristiana surge en la tierra en la que el Maestro había


desarrollado fundamentalmente su actividad mesiánica y más concretamente en la ciudad en
que había muerto y resucitado. (...) Encontramos, pues, en Jerusalén una comunidad
compuesta fundamentalmente por judíos conversos (…): una comunidad de mentalidad
cerrada (…) por cuanto pensaba que la salvación afectaba en exclusividad a los judíos como
Pueblo escogido de Dios (cf Hch 11, 1-3.18). (...) Sin embargo, se debatía en la duda de si
tenía que romper con todo el universo religioso judío si quería ser fiel a Cristo, o si, por el
contrario, había que entrar en el cristianismo pasando necesariamente a través de los ritos y
prácticas judías. Una comunidad que, a pesar de la afirmación de Cristo sobre su persona como el verdadero y
definitivo Templo de la Nueva Alianza (cf Jn 2,19-22), sigue dando una importancia grande al Templo de Jerusalén
(...) (cf Hch 2,46; 3, 1-3,4, 1-2; 5, 12). Una comunidad congregada alrededor de los doce, presididos por el apóstol
Pedro, constituido por Cristo en piedra del edificio eclesial (…) (cf Lc 22,32). Se caracteriza, además, la Iglesia de
Jerusalén, por una decidida y hasta idealizada comunicación de bienes, de forma que los creyentes "vivían unidos y
tenían todo en común; vendían sus posesiones y sus bienes, y repartían el precio entre todos, según la necesidad de
cada uno" (Hch 2,44-45). Precisamente por eso, eran muy bien vistos, y gozaban de gran simpatía en medio del
pueblo (cf Hch 2,47; 4,33).

La Comunidad de Corinto

(…) Una comunidad abierta y cosmopolita (...), formada predominantemente por


hombres y mujeres, provenientes de los ambientes marginales de la ciudad (...) (1 Cor 1,26-
28) Es una comunidad viva y activa, fuertemente centrada y entusiasmada con los carismas
y con el culto. La proliferación de carismas, ordinarios y extraordinarios, es tal, que llega a
haber una emulación no sana entre los miembros de la comunidad, deseosos cada uno de
tener carismas superiores a los demás. Se producen rencillas, divisiones, críticas (...) (cf 1
Cor 12,4-10.28-30). (...) Pablo tiene que intervenir poniendo orden en la comunidad, haciéndoles ver la fuente única
de donde dimanan todos estos dones (un mismo y único Espíritu: 1 Cor 12,11), el fin al que se ordenan (la
edificación del Cuerpo de Cristo: 1 Cor 12,12-13.27), y sobre todo, que existe algo que es muy superior a todo don
y carisma por espectacular que sea: el Amor (cf 1 Cor 12,31). Otro polo sobre el que gira la comunidad creyente de
Corinto es el culto (…), que se ve influenciado por elementos provenientes de los cultos histéricos propios de las
numerosas religiones paganas que coexistían en Corinto. Tanto los carismas como el culto se prestaban de hecho a
graves desórdenes, frente a los cuales Pablo tuvo que intervenir estableciendo una serie de normas y criterios por los
que debía regirse la comunidad (cf l Cor 11,3-10; 12,1-11.27-31; 14,26-39). (...) Pablo, en este sentido, no apela al
responsable de la comunidad, sino que debe ser la comunidad misma la que haga rectificación, entre por caminos de
conversión y ponga de nuevo en orden las cosas, logrando la concordia entre todos (...).

La Comunidad de Antioquia

(...) Fue fundada por Bernabé "hombre de bien", lleno de Espíritu Santo y de fe (Hch
11,24), espíritu abierto y misionero que, con su testimonio y actividad, logró que una multitud
considerable se adhiriera al Señor (..) Esta comunidad estaba compuesta casi en su totalidad
por griegos, hombres completamente desvinculados del judaísmo Aparece como una
comunidad vigorosa, tanto que en ella comenzaron los discípulos de Jesús a llamarse
"cristianos" (Hch 11,26). Su vigor consistía muy particularmente en ser una comunidad toda
ella centrada y comprometida en la "misión", guiada y orientada por una preocupación
fundamental: llevar la Buena Noticia de la salvación a todas las gentes (...) Es una comunidad, pues, en constante
expansión misionera, penetrada de una honda y permanente preocupación de que la Palabra corra y se propague
rápidamente y sea acogida con honor (cf 2 Te.5 3,1). (…) La comunidad de Antioquía fue uno de los centros más
importantes del cristianismo primitivo. En su clima han madurado la apertura universal de la Iglesia, su expansión
misionera y la conciencia de la comunión católica.
Las distintas visiones y comportamientos ofrecidos a partir de los escritos del Nuevo Testamento acerca de
la Iglesia, no son, ni pueden ser, visiones o planteamientos contradictorios: son necesariamente complementarios.
Pero ponen de relieve de forma clara e inequívoca que no existe una visión única y de esta realidad, la Iglesia, que
siendo misteriosa, escapa a cualquier intento de acotarla o de encasillarla en un modelo exclusivo y excluyente.

("Somos Iglesia", Antonio M. Calero)

TEXTOS PARA COMENTAR

Leed los textos siguientes:


• Mt 20, 20-28
• Hechos 2,42-47; Hechos 4,32-35
• 1 Cor 1,10-13; 3,1-9; 4,5 ss.; 6,11-13; 12,1-11; cap. 13.

Buscad en ellos éstas u otras características de la Iglesia de los orígenes:

• Viven la presencia del Señor resucitado.


• Se reúnen a menudo y celebran la Eucaristía.
• Tienen una gran vitalidad y espíritu de iniciativa.
• Engañan para no compartir.
• Se sienten impulsados por el Espíritu.
• Buscan los primeros puestos.
• Son comunidades que sirven y comparten sus bienes.
• Crean bandos y divisiones.
• Hacen oración y escuchan la Pa1abra.
• Admiten un pluralismo y son flexibles en su organización.
• Juzgan a los demás.
• Superan las dificultades dejándose guiar por el Espíritu.
• Tienen problemas y tensiones.
• Se pelean y se "llevan al Juzgado".
• Son valientes para dar testimonio de Jesús ante las autoridades.
• …………

("La Iglesia de los Comienzos", Revista Catecumenado Juvenil)

¿Qué te llama más la atención de las primeras comunidades?


¿Cómo vives tú hoy día éstas u otras actitudes de las primeras comunidades cristianas?