Rojo y Negro

Política

Una obra de los Hnos. Peirano y el excelente primer actor Gonzalo Fdez.

La

triste historia del sonado caso PEIRANO parecía tener ribetes de telenovela pero, como siempre, terminó siendo un trágico cuento de terror. La corrupción jurídica, pergeñada por Gonzalo FERNÁNDEZ y su esposa Cecilia SALOM, llevó a la corrupción político legislativa (cómplice en la mayoría de los casos e ingenua en otros). A Tabaré VÁZQUEZ se le escapó la tortuga y su mano derecha, ex secretario, ex canciller y ex Ministro de Defensa “metió la mano en la lata” y arrastró a todo el parlamento a “meter la pata” y/o “la mano en la lata”. Pero, como principio tienen las cosas, intentaremos recordar brevemente los trágicos hechos de 2002 que desencadenaron en este fatal desenlace. En 2002 ocurrió una aguda crisis económico financiera, tal cual pasa aproximadamente cada una década (basta recordar la tablita del ’82 a la salida de la dictadura o la crisis a principios de los ’90, con la caída de varios bancos, como el Pan de Azúcar, Italia o el propio Banco Comercial, entre otros). En todos estos casos, como siempre, fue el estado uruguayo quien financió, solventó, capitalizó o estatizó a cuanto Banco Privado fraudulento quebró. La gran diferencia fue que en 2002 las consecuencias fueron súper catastróficas y la salida gubernamental del momento (Partido Colorado) contó con el aval y la complicidad de todos los sectores políticos (FA, PN y PI) y de la mayoría de AEBU (agrup. 98 y 17). Todo comenzó el viernes previo al carnaval de 2002. Para ese día el presidente Jorge BATLLE acordó con el ex dirigente de AEBU Juan José RAMOS, un paro de 24hs en el Banco de Galicia. A partir de allí se sucedieron una serie de hechos fraudulentos en varios Bancos Privados de plaza, pero particularmente sobresalieron por su magnitud los fraudes de la familia PEIRANO en el Banco de Montevideo y Caja Obrera, el de los hermanos ROHM y sus 3 accionistas extranjeros en el Banco Comercial y el de la Secta MOON en el Banco de Crédito. Esa serie de hechos delictivos llevó a

una creciente corrida bancaria (retiro de depósitos de los clientes) en esos bancos durante meses, que terminó contagiándose al resto de la banca y culminó a principios de agosto de 2002, con un feriado bancario en el país. Lo ocurrido y aprobado durante ese feriado bancario fue avalado por todos los sectores políticos del país y la mayoría de AEBU, cuyos dirigentes mantuvieron decenas de reuniones a escondidas, tanto con los gobernantes como con los banqueros estafadores (el ex dirigente J.J.RAMOS era amigo de los ROHM), que fueron filtradas a algunos medios de prensa. Durante ese feriado bancario el parlamento aprobó: 1) la estatización de esos Bancos Privados fraudulentos; 2) corralito solamente en la Banca Pública; 3) la casi extinción hoy confirmada del BHU, dejándole el camino libre a la Banca Privada para el gran negocio de la vivienda; y 4) la solicitud gubernamental de cientos de millones de dólares a diferentes organismos internacionales para “salvar” a la Banca Privada, endeudando aún más al país y engrosando la cuantiosa DEUDA E(x)TERNA URUGUAYA.
Claro está que, antes de ese feriado bancario y valiéndose de información confidencial, varios políticos de la época fueron de los pocos privilegiados que pudieron retirar sus suculentos depósitos de esos Bancos Privados fraudulentos (ALFIE, GARCIA PINTOS, CORREA FREITAS, PAIS, etc) e incluso también quienes los tenían depositados en colaterales bancarias del Banco Comercial en el extranjero (Comercial Investment), como el ex ministro “bonachón” A. ATCHUGARRY y el ex ministro y actual presidente de la Cámara de Comercio A. VARELA. La información sobre estos retiros, publicados oportunamente en Brecha y Caras y Caretas, provocaron la injusta destitución y denuncia penal del BROU contra el empleado H. ROVELLA, compañero que pese a haber sido absuelto por la justicia aún continúa destituido.

P. Morgan, Credit Suisse y Dresner) accionistas del Banco Comercial en sociedad con los hermanos ROHM, pese al fraude y vaciamiento de ese Banco y pese a los cientos de millones de dólares recibidos por el estado uruguayo, igualmente le hicieron un juicio a nuestro país por la suma de U$S 100 millones más intereses. Ese juicio lo efectivizaron en un organismo internacional con sede en EEUU y, obviamente, como era de esperar, el fallo favoreció a esos Bancos Extranjeros. Hoy MUJICA, ASTORI y Cía, pese a sus falsas lágrimas (de cocodrilo), admitieron ese abominable fallo y aceptaron pagarles la suculenta suma de U$S 130 millones, además de habilitarlos nuevamente para operar en plaza. Aunque esto último, por la vía de los hechos, ya se había concretado al comienzo del gobierno de Tabaré VÁZQUEZ, ya que cuando se re privatizó el Banco Comercial que estaba en manos del estado y pasó a llamarse Nuevo Banco Comercial (NBC), fue vendido a varios accionistas entre los cuáles estaba Morgan Stanley (colateral del J. P. Morgan). Y, por si fuera poco, con ASTORI como artífice, los más altos cargos jerárquicos nombrados del NBC continuaron siendo los mismos del fundido ex Banco Comercial. ¡Lindo negociado progresista, para arrancar! Para rematar, como decíamos, las consecuencias de esta crisis económica financiera, unido al endeudamiento millonario del país, unido a la desastrosa salida política acordada entre todos los sectores políticos, fueron catastróficas para el país. Lo más grave que surgió de esta crisis fue la bancarrota que generó en cientos de empresas, con la consecuente pérdida de miles de puestos de trabajo (la tasa de desempleo trepó a niveles históricos), así como la pérdida de salario real. Esto, a su vez, generó el exilio obligado de decenas de miles de uruguayos que se diseminaron por el mundo. Y, para finalizar, no podemos olvidar

La Banca Privada que existe desde ese momento en plaza es íntegramente extranjera y se mantiene en las mismas condiciones que previo a la crisis, al igual que el secreto bancario. Para colmo, los 3 Bancos Extranjeros (J.

Página 20