P. 1
jornadadecaracas

jornadadecaracas

|Views: 27|Likes:
Published by Ps Santiago Moreno

More info:

Published by: Ps Santiago Moreno on Nov 12, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/12/2010

pdf

text

original

JUAN GANTEAUME

La Jornada
de Caracas 1567-1568
Cronología e historia crítica

CARACAS, 2006

.

La C o l e c c i ó nhistorias invita a leer la diversidad. La historia no es una sola. venezolana. en plural y sin mayúsculas. diversas miradas acerca del mundo y la cultura que constituyen el patrimonio más rico de la humanidad: sus memorias.Referirse a la Historia en singular y con mayúscula implica creer en el carácter absoluto de un único discurso. contemporáneos e inéditos. de autores venezolanos y extranjeros. Las historias universal. latinoamericana. a partir de textos clásicos. la compleja polifonía de lugares. tiempos y experiencias que nos conforman. regional y local se enlazan en esta Colección construyendo un panorama dinámico y alternativo que nos presenta las variadas maneras de entendernos en conjunto. Invitamos a todos los lectores a buscar en estas páginas tanto la rigurosidad crítica de textos especializados como la transparencia de voces vívidas y cálidas . es más bien un tejido profuso de múltiples historias.

Foro Libertador.com mcu@ministeriodelacultura. Caracas –Venezuela. Archivo General de la Nación.: (58–0212) 564 24 69 Telefax: (58-0212) 564 14 11 Correos electrónicos: elperroylaranaediciones@gmail.©Fundación Editorial el perro y la rana. planta baja. Telf. 1010. Panteón.gob.ve Hecho el Depósito de Ley Depósito legal lf40220069003242 ISBN 980-396-278-7 Diseño de la colección: David Herrera Ilustración de la portada: Erasmo Sánchez . Edif. 2006 © Juan Ganteaume Av.

que no dejan de amarla. .. desde su primer día. A los caraqueños de hoy.. que amaron a Caracas mucho antes que esta naciera.A los caraqueños de ayer.

.

Juan Ganteaume en este estudio establece una tesis muy convincente: que la fundación fue en marzo de 1568. de fácil lectura. arriba a esta conclusión. pero con poco éxito. pues lo que hubo antes (1567) fue el poblamiento (o el repoblamiento) de la San Francisco de Fajardo. nos proporciona una obra importante que seguramente será objeto de comentario por historiadores e interesados. 9 . Arcaya U. Escrito en lenguaje sencillo. y ameno.La Jornada de Caracas Nota Introductoria Numerosos historiadores han dedicado tiempo en el empeño de fijar la fecha exacta de la fundación de Caracas. en definitiva. Pedro M. Con mucha ilustración y apego a la verdad histórica. Datos muy precisos y atinentes aporta este autor para sostener su tesis.

.

a falta de una fundación formal como objetivo ese año. 11 . pues esta fecha de ingreso no la ponemos en duda. Tampoco hará materia de análisis el hecho obvio de que en algún momento de 1567 —quizás a partir de octubre— se formó en el valle de Caracas un “real”. El análisis intenta aislarse de hipótesis tales como que si fue San Francisco de Caracas en 1560 la verdadera fundación y la sucesora una “reedificación”. a nuestro juicio. un “perímetro fortificado” o “campamento”. Muchos términos son de la época y algunos han caído en desuso. sus causas y las particulares circunstancias que impusieron realizarla. Este trabajo no discutirá temas superados. un par de preguntas al respecto y algunas consideraciones para dicha vieja hipótesis.La Jornada de Caracas En el valle de Cáncer (preludio a la Jornada) En la exposición que sigue. harán sobre lo aquí expuesto. Mas como el desarrollo del argumento crítico lo impone por fuerza. La división que hemos decidido para la obra obedece a razones de método. hasta su fundación como tal. que perduró con ese estatus mientras el asentamiento no tuvo seguridad. al año siguiente. ni categoría de ciudad castellana. encontrará. La parte inicial de este trabajo estará dedicada a probar la fecha real de la fundación de Santiago de León. intentaremos mostrar las causas que. notas y referencias que el lector lego puede obviar tranquilamente sin temor a perder el núcleo de la argumentación. como si Losada entró a la provincia de Caracas antes (o después) del año 1567. Rogamos disculpas si no los explicamos todos en aras de preservar la trama de la argumentación. La segunda parte adelantará una hipótesis de los hechos sucedidos en 1567. Tan sólo tratará la fecha de la fundación de Santiago de León. nombre. a inicios de marzo de 1568. interesantes datos sobre Caracas y la época que aquí se trata. llevaron a la fundación de Santiago de León de Caracas en 1568 —y no antes— y por qué se percibe erróneamente que esta fundación fue hecha en 1567. manteniendo el énfasis en la búsqueda de la real fecha de fundación de Santiago de León. sin embargo. Es pues —por necesidad— un trabajo de análisis de cuyo rigor metodológico no podemos escapar. Si tiene la paciencia y el tiempo para leerlas. sin duda. dejaremos planteadas sin embargo. soportado por citas. y nos ha parecido una manera adecuada de presentar el panorama completo de esta discusión sobre la Jornada de Caracas. para el examen crítico que algunos. que es el objetivo del presente trabajo. en 1568. de la forma más lógica y coherente posible. a nuestro juicio.

. pero que levanta llamas de pasión si se lo remueve. nuestro aporte.Sea este pues. a un muy interesante debate que a ratos duerme como tizón apagado.

El año de la fundación PRIMERA PARTE .

.

Bermejo de Capdevila(6). Jerónimo Martínez Mendoza. ambas con variantes. Núñez o Demetrio Ramos Pérez entre otros. La tesis “tradicional”. Eminentes investigadores nacionales o foráneos como Nectario María. Es muy antigua. La falla fundamental de la argumentación de estos dos últimos autores podemos resumirla en la necesidad de tener que apelar —ambos— a incómodas fundaciones de ciudades en el valle de San Francisco —o Caracas—. pero que en líneas generales podemos resumirlas así: 1. Surge con la célebre y difundida obra del historiador mantuano José de Oviedo y Baños. Esta es la hipótesis aceptada actualmente. Los defensores de la tesis revisionista —así la llama Demetrio Ramos—(5) a favor de una fundación en 1568 (los que en definitiva razonan esta posibilidad de forma más elaborada que. o principal. por tanto. afirma que Santiago de León fue fundada en 1567. parecen haber sido suficientemente rebatidas(1). o poblados castellanos previos a Santiago de León. no por ello. Las demás posibilidades como una fundación por Losada en 1566. necesariamente más clara) son Julio Febres Cordero y María T. al menos para el año(4). o por lo menos. hechos por el mismo Losada en su Jornada de Caracas de 1567 —poblaciones hasta ahora no probadas y. o antes. Otra línea argumental disidente que podemos llamar de “fundación tardía” intenta probar —sin mucho avance por lo que se ve— que la ciudad se fundó en 1568. publicada en 1723 con el título Historia de la conquista y fundación de la provincia de Venezuela(2). para explicar o sustentar sus alegatos(7). 2. la que se aplicó oficialmente para la celebración del Cuatricentenario de Caracas en 1967.La Jornada de Caracas EL PROBLEMA CONCRETO DE LA FECHA DE LA FUNDACIÓN ESTADO INCIERTO DE LA CUESTIÓN Dos tesis sobreviven en la discusión sobre la fecha de fundación de Caracas por Losada. La tesis tradicional. especulativas—. la han adoptado y defendido (3). Para los defensores de la tesis “tradicional” de una fundación en 1567: 15 . Sus esfuerzos probatorios a primera vista muestran tanta contundencia que el tema pareciera zanjado. Para asumir una fundación en 1568 estos autores revisionistas no logran dar con una cronología creíble que medianamente justifique por qué hacerla “tan tarde”. Enrique B. tiene mucha fuerza.

cargo o cultura aparente del declarante. como se ve. deduciendo de ellos conclusiones correctas. sino que normalmente este vecino tiene un solar propio adjudicado por esta justicia y regimiento en dicha ciudad. como sabemos. sino de ‘fundar’. una fundación oficial castellana en toda regla. en el cual morará usualmente. no pueden obviarse las pruebas que Febres y Bermejo presentan para mostrar las contradicciones que surgirían de una fundación por Losada en 1567. reparto de solares y encomiendas. más allá de toda duda. Otro término clave a considerar es ‘vecino’. de estar pobladas las dos ciudades —la del valle y la de la costa—(8). con creación de cabildo. Uno de esos significados se refería al hecho físico de asentar gente en un lugar. y el otro. Hoy día ante un hecho como el que nos ocupa. Pero en el siglo XVI. alguacil y escribano) y Regimiento (electores denominados regidores que eligen al resto del cuerpo edilicio). puesto que la carta del gobernador Ponce de León de diciembre de 1567 ya da parte al rey. procurador. testimonios y declaraciones del período dan al término ‘poblar’ y a derivados críticos como ‘pobló’. En muy pocas situaciones —casi todas judiciales o burocráticas—. testimonio o documento oficial de vecindad se entiende que hay habitantes de un cierto lugar poblado cuyos derechos. privilegios o deberes cívicos son asumidos jurídicamente por una entidad legal que representa la ciudad. a este término específico. Si este vecino es de los primeros pobladores (que en sí constituía un 16 . una ciudad formal castellana. quien la representa. No sólo eso. pueblo o villa de cristianos y que es susceptible de actos jurídicos o legales sobre ella o generados por ella a través de su ‘república’. contexto. ‘poblar’ tenía un sentido laxo que llevaba implícito un significado dual en la validez de su uso para la época. había que llegar al punto de precisar. El uso vocal generalizado y suficiente era ‘poblar’ y ‘fundar’ el restringido. al menos en el año. esto es. en Indias. en tanto que la historia y nuevas investigaciones proveen mejores soluciones. Sin embargo. Actualmente. con lo que entonces se acudía por imposición del interrogatorio judicial o las circunstancias personales. Aquí no hay imprecisión. Una cronología de hechos probados. El núcleo de la polémica. Pues dependiendo de las circunstancias.JUAN GANTEAUME Lo evidente es la dificultad que existe para admitir la fundación en 1568. los actores o autores difieren en distinguir o no en el término ‘fundar’ como su sinónimo. debería aportar una explicación coherente. no se habla de ‘poblar’. que se está hablando —en esa declaración— del momento en que se realiza el ‘acto jurídico’ de fundar. es el lapso de tiempo que media entre la llegada de Losada al valle de San Francisco y la fundación de Santiago de León. Cuando se habla en una declaración. Pero vayamos por partes: un punto inexcusable a tomar en cuenta en toda esta discusión es el significado que los documentos. objetivamente. estrictamente. Estas obligan a alguna explicación. con justicia (alcaldes. se ha perdido esa ambigüedad.

como probaremos adelante. no es. presenta por así decirlo un estado dual o binario: está ‘poblada’ o ‘despoblada’. detalles aparte. Ramos Pérez basan sus pruebas de la fundación de Santiago de León en 1567 en el término poblar (optando únicamente por uno de sus sentidos: ‘fundar’) apelando a la conocida Carta al rey que escribe el gobernador Ponce de León desde Coro en diciembre de 1567.. Lo que queremos decir. del todo conclusiva. que es la característica esencial del poblamiento ‘por mandato’(11). debemos precisar el caso hasta ese nivel. en la cual afirmaba hablando de Losada: “…que con la gente que llevó tiene poblados los dos pueblos que los indios primero habían despoblado…”(10). María. Por de pronto. Un área geográfica. la gente de servicio y los 17 . años después. ‘poblar’. un lugar poblado. pero en el que —de hecho— estén asentados desde hace meses. Pero con base a las consideraciones arriba expresadas. Sin negar la validez de la argumentación de Ramos P. independientemente de que haya en ella unas chozas o una metrópoli. Mas no hay duda. que previo a poblar —como acto jurídico de fundar— está el hecho físico de asentar gente en el sitio. tomada en el sentido que quieren darle algunos. transcurrido el tiempo. Como un hecho cumplido. podían perfectamente aseverar los testigos refiriéndose a un determinado establecimiento de españoles que un capitán había ‘poblado’ o ‘pobló’. A nuestro juicio pues. solidez de su techo o número de gente que la habita. La condición suficiente para decidir uno u otro estado no es la legalidad de la comunidad. que aborda el asunto desde el plano jurídico de las leyes de Indias. no es alegable. antes como ahora. es que si vamos a discutir un momento tan puntual como es la fecha de fundación de Santiago de León. esta afirmación de Ponce de León como prueba estricta de fundación de Caracas. como J. se habría llenado hasta el extremo lógico de la fundación. que es determinante y es el que técnicamente satisface el concepto. vemos que tanto N. como prueba fundacional. sigue siendo un sitio donde hay gente viviendo. Dicho esto. Martínez Mendoza y hasta el mismo D. como se observa. sino su presencia. volviendo a la Carta al rey.La Jornada de Caracas grupo con derechos y privilegios como vecinos más antiguos) tendrá además tierras de labranza y encomienda repartidas en la fundación inicial(9). haciendo vida común. pues al cabo. bajo esta elemental lógica. puede imaginarse el caso hipotético de un momento de 1567 en el que aún no se haya fundado en Caracas.

pero no sé el nombre de la población porque aún no se ha poblado [por fundado] el pueblo que Su Majestad por su real cédula encargó reedificar. Alonso Ortiz. para el ansiado reparto de las encomiendas. donde se ofician concurridas misas los días de culto. pseudos-poblados. en lo que se logre pacificar al “régulo cabecilla” y reconocer la tierra. pues los nuevos colonos no están pre-poblados. términos que no se aplicaban. sin caer en falsedad ni malicia y por sobre todo haciendo uso de uno o de otro —o de ambos simultáneamente—de los significados que usualmente se le daban al término en esa época como veremos. ha completado la lista. si al punto vamos. ni sitio señalado para la iglesia. han acudido al sitio (gracias a la pacificación que se está dando) algunas mujeres de aquellos soldados que desean “permanecer en la tierra” y ya el “escribano de la armada”. para el común de estos potenciales pobladores de Caracas. A esas alturas. No habrá necesidad. El gobernador afirmará. en general. a mediados de diciembre de 1567? Según como lo vemos. el ‘padrón’ del número de pobladores que han elegido avecindarse de entre los soldados que hacen la Jornada en Caracas. El gobernador —en la ciudad de Coro. de la ciudad a bautizar. encomiendas. ni hay cabildo. ni se han repartido formalmente solares. de llegar a extremos —aunque pudiera— de tener que escribir en su informe al rey. como bien lo hace notar para este término Ramos Pérez(12). así como tampoco ‘repoblados’. ¿Cómo informa de todo ello el gobernador a su rey. Han comenzado estos conquistadores a nivelar el terreno.JUAN GANTEAUME soldados. que se hayan cumplido —o no todavía— los términos jurídicos legales de la fundación formal castellana. No escribirá una pieza maestra de irrebatible formulación jurídica. En algún momento de 1567 tienen estos levantada hasta una improvisada ermita a San Sebastián. siendo como es el acto protocolar final u oficial de la fundación. ni tierras y apenas se comienza todo a hacer. que es aparentemente el significado que a esta Carta al rey ha querido asignarle una lógica probatoria algo cómoda. simplemente. de cuya correcta semántica dependa su vida frente a un tribunal de la Inquisición. entonces. materia discrecional del capitán poblador. 18 . que sus españoles están poblados. a fines de 1567 algo como: están poblados. pongamos por caso— a fines de año tiene noticias alentadoras por la “relación de lo acontecido”. semi-poblados ni cuasi-poblados. o qué tan pronto se haga. futuros vecinos. resulta adjetivo. que le acaba de enviar su capitán poblador de que. lo hará de oficio. estos últimos. pues es evidente que ellos están haciendo lo necesario para asegurar su permanencia en el sitio en vecindad. informando oficialmente sobre lo hecho para ese momento. hace meses que estos conquistadores ya no están de paso en esa tierra de Caracas y se espera —si los indios lo permiten—su permanencia definitiva. sólo se espera acabar con cierto rebelde Guaicaipuro para terminar de allanar la provincia y fundar. para este gobernador. ‘Poblados’ es el término lógico que escoge el funcionario real para el caso. pues ciertamente.

y hasta de mérito personal para el que escribe. menos aún para una ciudad que.La Jornada de Caracas Pues para estos detalles. sin estimar para nada hipótesis como la que acabamos de formular que bien pudiera ser con tanta o mayor validez la real situación del asentamiento de Losada en Caracas para el momento de la Carta al Rey. en esa ambigüedad. Sin embargo. o un hecho físico. Ramos Pérez sobre lo que es una fundación de ciudad castellana en Indias —es también el nuestro— lo define claramente en su obra: una fundación es un acto jurídico que se realiza en un momento concreto: aquel en el que con la solemnidad del caso. se declara por el capitán poblador. Ellos allanaron. fundada. fue pacificada. precisamente. reedificada. asentar gente. por más que muestran estar conscientes de este peligro caen precisamente. Para resolver la polémica no ayuda pues exhibir como prueba —convenientemente— uno de los términos cuando se está hablando del otro. es claro que debe separarse el proceso de poblamiento del momento de la fundación. Pues lo que a nuestro juicio lleva a errores sobre data de fundación es que poblar según el caso puede ser un lapso de tiempo —a veces de meses—. lo importante es que los pobladores están ya asentados en los sitios que pide la real cédula. evidentemente. seguido de la designación de regimiento(15). no distinguen —a posteriori— poblar de fundar. efectivamente sobrevivió y perduró. ante el consentimiento que con su presencia le otorgan los que le acompañan. todo en o dentro del mismo proceso ‘poblador’. siguiendo la secuencia ordinaria para tales casos. que sobre el tema declaran o informan de Santiago de León. a diferencia de su antecesora (San Francisco de Caracas). El punto crítico es. que ellos llamaban la Jornada(16). y que se ha cumplido la orden real(14). Santiago de León en menos de una década (1576) llegará a ser “cabeza de la provincia” con lo que ello implicaba para mérito de los vecinos que participaron en su creación. Con merecido orgullo de vecinos —de una ciudad que ahora es sede del gobierno— lo alegarán como servicio a la Corona. los autores que analizan el caso en cuestión. dentro de la provincia a conquistar. poblada. la tierra allanada y repartidos los indios. Cuando estos conquistadores declaren años después como testigos que Santiago de León ‘se pobló’ estarán dando por sobreentendido que se tuvo éxito en todos los pasos mencionados de esta secuencia enunciada arriba. sin confusión en los conceptos. en diciembre de 1567(17). que los testigos. El concepto que maneja D. conquistaron y poblaron Santiago de León. mientras que fundar 19 . Como se advierte. Para efectos burocráticos. es que la susodicha carta lleva anexa una ‘relación’ pormenorizada del estado actual de la Jornada(13).

Si lo que se busca es la fecha de fundación. obviamente. los Autos de fundación ordinarios de una ciudad formal castellana en Indias. y una forma de hacerse legalmente: En el día de la fundación. y quedaba normalmente a resguardo del Cabildo. si es que se conocen ya los caciques. Ponce de León. Otro muy importante era el Protocolo de erección del Cabildo. como aval de vecindad de la nueva ciudad.JUAN GANTEAUME es siempre un instante. copias que se enviaron en nuestro caso al gobernador del momento. Fundar y poblar no son siempre sinónimos. su solar legal de habitación en la ciudad. en ese momento de creación formal de la nueva ciudad. evidentemente. se hacen unos autos o protocolos de fundación. apruebe otorgarles. uno por uno. agregaríamos—. y tal vez también al rey o la audiencia respectiva. Muchas veces. Eran. y se obviaba la data vecinal y el documento o legajo resultante era ordinariamente conocido como el Registro general o Regimiento general fundacional. como representante del rey. que será el que valida y crea jurídicamente la voz y autoridades de la ciudad. en consecuencia. así como no siempre lo son Caracas y Santiago de León. puede retrasarse o. Luego o —según el caso— simultáneamente se hace una lista o Protocolo de registro general de encomiendas. caso contrario. representada ahora en sí legalmente en ese primer Cabildo Fundacional. a los que se les va a otorgar. vecinos oficiales que adquieren la condición privilegiada de primeros pobladores. Luego de creados estos documentos. sus tierras legítimas de cultivo —más adelante—. Si todos estos protocolos se firman u oficializan el día de 20 . Dicho gráficamente: No hay ejemplo registrado de un acto de fundación que dure un mes —ni cuerpo que lo resista. entre ellos una modernamente denominada Acta de fundación. capitán poblador y regimiento de las nuevas autoridades de la ciudad) del Acta de fundación para enviársela al gobernador —como constancia—. adelantarse— y quizás (no siempre) se hacía también una Data o registro general de vecinos. si se hace de la forma ordinaria (aunque para todo hay excepciones). documentos importantes que servían en juicios y pleitos para probar vecindad fundacional y alegar privilegios.o se usaba la lista oficial de los vecinos encomenderos. Precisemos entonces algunos términos: ¿Qué es una ciudad castellana formalmente fundada en sitio? Una ciudad castellana de la época en Indias fundada formalmente tiene usualmente unas particulares características. se hacían quizás una (1) o dos (2) copias (avaladas de escribano. tribus y parcialidades a encomendar —que si no. de igual fecha. Estos son pues. donde constaba para efectos legales futuros quienes poblaron la ciudad. este detalle es fundamental. quien se encargaría de avalar con su testimonio lo actuado por sus conquistadores. algunos de estos protocolos se juntaban si procedía en un mismo documento o se reunían todos en un mismo legajo. para su manutención y cualquier otra merced que la nueva ciudad en cabeza de su nuevo Cabildo. como ente oficial representativo de la nueva ciudad. aunque lo fundamental era enviársela el gobernador.

hablando de Caraballeda y Santiago de León dice. si alguno de estos Autos se hallara. de lo que a nuestro entender. las declaraciones que se refieren a 1567 y veremos luego cómo cobran su real sentido. El cronista de Indias.La Jornada de Caracas la fundación. Juan López de Velasco. en resumen. Sebastián Díaz de Alfaro. entonces primero. para luego pasar a una cronología histórica. que: “…se han poblado de siete años a esta parte…” por mano de Losada(20). por mandato del gobernador. Sintetizando pero sin restarle sentido a ninguno de los testimonios. a veces se presentan a debate. ante los intentos de proponer alguna. declarando en 1603 sobre Losada y la provincia de Caracas: que “ha treinta y seis años que ha que entró en ella”. B.. Con base en ello es conveniente mostrar las declaraciones y testimonios registrados que se tienen hasta ahora que refieran a los dos años en debate. D. No es pues el acta de fundación. si ello es posible. construido en torno a las fechas en debate(19). los autos de fundación y la ciudad formal castellana en Indias pasemos pues a la argumentación. el 23 de agosto de 1574. C. Nuestra intención primera es mostrar el año en que se fundó Santiago de León y luego probar la data precisa. Definida de esta forma la fundación formal. esto es. tendrán evidentemente igual fecha y tanta validez diplomática como la legendaria (y tan buscada con ansia de Santo Grial) Acta de fundación de Caracas que algunos apresuradamente exigen como prueba única o absoluta para fijar “científicamente” la fecha de fundación de la ciudad. fue realmente la Jornada de Caracas. al hacer nuestro análisis sobre el testimonio de Ponce de León como última de las pruebas que presentaremos seguidamente. los declarantes. Antonio Rodríguez. que pudiera registrar esta importante fecha. en el mismo interrogatorio y fecha que Rodríguez: que “…habrá tiempo de treinta y seis años que el capitán Diego de Losada con cantidad de soldados entró a la conquista y población de esta provincia…”(21). hacia 1574 dice. que Losada “. Declaraciones excéntricas o alejadas de estas fechas que según la posición que se adopte. 21 . a 1567 y 1568. Alonso Ruiz Vallejo en 1608 o la del cabildo en sesión de 1590 las consideramos de una vez erradas o por mal traslado de sus originales o por fallo propio del declarante en el cálculo(18).. como los testimonios de Francisco Infante de 1589. el único documento.la pobló” en 1567. María T. Analicemos. Fray Pedro de Agreda. Bermejo ofrece un cuadro ilustrativo en su obra —que copiamos y ampliamos— en la que se recogen muchos de los testimonios que tienen que ver con la fundación de Santiago de León o su antecesora San Francisco. dicen para 1567: A. como se cree usualmente.

cuando recababa datos para su obra. Porque si además de la Carta leyó la Relación de lo Acontecido que Ponce envió al rey y que se haya perdida actualmente.JUAN GANTEAUME E. pero posibilidad no es certeza. Del testimonio del Ponce de León en 1567 y lo que quiso decir cuando escribió su Carta haremos un análisis particular. Fray Pedro de Agreda. dice: “…hasta que el año de sesenta y siete entró (. constando que existe el documento en el que se registra el inicio de reparto de encomiendas en 4 de marzo de 1568(23). como lo hace en su crónica. ello no haría sino confirmarle lo que primero habría leído como una noticia resumida en la Carta. no tendría sino que afirmar. Fray Pedro de Agreda (b). por más que autores haya que quieran presentarlo como prueba. no dicen sino lo evidente: que Losada entra en la provincia en 1567. Nadie niega que así haya sucedido. en la que —como suponemos— se detallaría el estado del poblamiento y pacificación para ese momento. englobando en ese término todo el proceso. y menos prueba. De estos testimonios.. pudieran estar incluyendo la fundación dentro de lo que quieren significar como ‘tener poblado’. que Losada tenía ya poblado y esperando respuesta afirmativa de su gobernador para fundar Santiago de León. más aún. ni siquiera para el año de la fundación. Con informarse López de Velasco posteriormente si la ciudad perduraba hacia 1571. digamos. hablando de Losada en 1569. que Losada “pobló”. pasados como pruebas de la fundación en 1567. es que seguimos en la incertidumbre o lo que es igual. por lo explicado. “se pobló el día 22 . primeros pobladores y cabildantes.y pobló y pacificó y repartió la tierra”.) y sin perder tres españoles la entró y pobló y pacificó y repartió la tierra entre los soldados que con él entraron…”(22). el de Sebastián Díaz (d) y Antonio Rodríguez (c).. como hemos explicado. El testimonio de López de Velasco (a). para nosotros no es más que el resultado de haber él también leído —en España— la Carta al rey enviada por Ponce de León.. con el agregado de la extensión lógica que se espera para una jornada terminada con éxito: “. Lo que Agreda no dice por ninguna parte es que Losada lo haya hecho todo en 1567. Fray Pedro de Agreda en su testimonio de 1569 (e) dice lo mismo. si está refiriéndose al proceso de poblamiento ya comentado o a la fundación.. testigos de excepción por sus cargos. sin prueba concluyente. A menos que se localice una declaración de testigo fidedigno que afirme sin posibilidad de duda que Santiago de León. adelante. esto es. ambos conquistadores. se niega la posibilidad de que en sus testimonios tanto Ponce de León como Agreda. al afirmar que “se han poblado de siete años a esta parte” no elimina la duda de. El punto. Reiteramos: de ninguna manera.

en estricto sentido. sobre qué significado se le está dando al término ‘poblar’ en estos testimonios arriba mostrados. esto es.”. Presentaremos.La Jornada de Caracas del señor Santiago del dicho año de sesenta e siete. Santiago de León se funda en 1568. que esa declaración perfecta —si se supiera donde buscarla— no se hallará jamás sencillamente porque no puede existir. y esto es público y notorio. Pero pensamos. a consideración las siguientes pruebas.. 23 .. siempre será posible argumentar. si incluyen un lapso de tiempo o hablan de una ocupación física o de un instante protocolar.

con los mismos alcaldes y regidores. es el año en que se registra o se dice que fueron alcaldes. uno de los hechos probados que ofrecimos dar al inicio y sacar de él las conclusiones correctas. por demás bien conocidos —que al final ayudarán en la fijación de la data—. Dos años seguidos. refiriéndose a Losada en el momento de la fundación dice: nombró por regidores a Lope de Benavides. sus cargos eran “cadañeros”. ya es extraordinariamente anómalo. previamente. el alguacil. sobrino de Losada y a Francisco Infante(24).) y los señores Lope de Benavides y Bartolomé de Almao y Martín Fernández. Este es uno de los hechos probados —sin duda posible— de que hablamos. Oviedo en su obra maestra. La única diferencia. jurídicamente. que juntos en cabildo. eligieron por primeros alcaldes a Gonzalo de Osorio. Pues los alcaldes. Eso. Como solía decirse. y Gonzalo de Osorio y Francisco Infante. en 1723. Bartolomé de Almao. dijeron(25). Es tan simple y evidente. coetáneo a los hechos. alcaldes ordinarios de la dicha ciudad (. El traslado a su vez dice: En ocho días del mes de abril de mil y quinientos y sesenta y ocho años siendo juntos en cabildo los muy magníficos señores Justicia y Regimiento como lo han de uso y costumbre conviene a saber los muy magníficos señores Diego de Losada. en todas las Indias de tiempo inmemorial se elegían para un solo año.. sino conceptual. Oviedo y Baños. Consta documentalmente. como en la historia de Oviedo. que no estamos seguros de que no haya sido planteada antes. justicia mayor de estas provincias de Caracas. como por un importante traslado de un documento coetáneo a la fundación. El primer día del año siguiente a 24 . fuente primaria. un historiador barroco del siglo XVIII afirma que fueron alcaldes en 1567. no hay disparidad en cuanto a quiénes fueron tres (3) de los regidores y los dos (2) primeros alcaldes de Santiago de León. como prometimos. los regidores. Un documento original fidedigno. Es claro que tanto en el documento de encomienda. queremos analizar. en una información para optar por una encomienda. Martín Fernández de Antequera y Sancho del Villar. regidores. nos está probando que lo fueron en 1568.. en ambas versiones. Tiene que ver con el cabildo fundacional: se conoce la composición del primer cabildo que tuvo Santiago de León tanto por la historia de Oviedo y Baños. escribano y procurador. La primera que ofrecemos no es una prueba documental o testimonial.JUAN GANTEAUME PRUEBA A: Capitularidad pro tempore Antes de reproducir los testimonios con que se cuenta sobre la fundación de Santiago de León en 1568. avalado de escribano.

efectivamente. se lee: y en los pueblos que poblare nombre regidores y alcaldes y alguaciles y otros oficios los cuales de allí adelante el día de año nuevo de cada un año en la elección que hicieren guardarán lo que su Majestad manda(27). de julio a diciembre de 1567 hubiere regido un hipotético “cabildo primordial”. Juan Fernández Trujillo. Aquí. En las instrucciones y poderes a Gutierre de la Peña. De hecho. alguaciles y escribanos y otros oficiales hasta el día de Año Nuevo que viniere y en aquel día los alcaldes y regidores que fueren nombren alcaldes y regidores para el año que entrare porque esta es la orden que su Majestad manda que se tenga cada un año en dicha elección(28). por lógica y ley. de los más antiguos 25 . o cabildo de guerra. documentalmente alcaldes de 1568— eran en realidad alcaldes en 1567. si se revisan los poderes dados a los dos capitanes pobladores que se nombraron previamente para esta Jornada de Caracas (pero que por circunstancias vino a quedar la designación en Losada). No podía ni tenía necesidad de innovar o desobedecerla. sin innovar ni alterarla. poderes que.La Jornada de Caracas su actuación. se reiteran casi sin cambio en ambas designaciones anteriores. pues. para tan singular caso. es que Infante y Osorio fueron. al momento de fundar. Esta es pues la orden que tenía Losada. Veamos. Santiago de León como ciudad castellana no era la excepción de Indias. Y en las dadas a Maldonado: y nombrará en cada pueblo que poblare alcaldes y regidores. está pasando algo verdaderamente curioso. Si se le da crédito a Oviedo y se considera entonces que dichos alcaldes —Gonzalo de Osorio y Francisco Infante. La otra posibilidad que pudiera plantearse. ni tenía por que serla. A la tercera pregunta del interrogatorio. siguiendo las leyes de Indias. ¿Existió pues un cabildo fundacional formal con alcaldes y regidores supralegales en 1567 rigiendo para una ciudad de nombre formal Santiago de León? Reproducimos —para descartar de plano esta hipótesis— tres declaraciones juradas fidedignas tomadas a testigos de vista suficientemente conocidos y absolutamente dignos de todo crédito: 1. aunque aún hoy no se localizan para Losada. preguntado si Francisco Infante fue el primer alcalde que tuvo la ciudad. so pena de nulidad del acto y enjuiciamiento bajo la ley que regía para esa materia. los alcaldes del cabildo en 1568 y que desde. digamos. se expresa taxativamente esta norma general. no documentado. los alcaldes han debido ser otros (26). en 1568. regimiento y justicia debía ser sustituido —sin excusa— para que el cabildo fuera legítimo.

respondió: que este testigo ha cincuenta y cuatro años que entró con gente y soldados en esta provincia de Caracas. su concuñado desde 1575. en compañía de Gonzalo de Osorio. y esto responde(29). este testigo ha visto los autos que se hicieron para poblar esta ciudad y en ellos ha visto y vido que fue electo el dicho Francisco Infante y Gonzalo Osorio los primeros alcaldes desta ciudad(30). Garcí González de Silva entra a Caracas en 1569. 3. sobrino del general Diego de Losada. año en que ambos casan con dos de las célebres hermanas Rojas (creadoras de la élite de Caracas). a su costa e mención gastando en ella su hacienda. (. además de escribano “público y de cabildo” que fue muchas veces.. por lo cual y por ser persona de calidad. tanto públicos como privados(32). escribano también “de gobernación” durante el período de Diego de Osorio y en tal calidad pasaron por su mano todos los documentos oficiales y títulos de tierras y encomiendas que hasta entonces se habían protocolizado.. en Margarita. ante la misma pregunta.) y que en cuanto haber sido el primer alcalde que hubo en esta ciudad.. Preguntado si Francisco Infante fue el primer alcalde que tuvo la ciudad. fue alcalde ordinario el primer año que se eligieron por el cabildo y justicia e regimiento desta dicha ciudad y esto lo sabe y vido este testigo como persona que ayudó a poblar esta tierra y entró con el dicho general y con el dicho Francisco Infante e demás pobladores. Era además de entrañable y fiel amigo. Conoció bien a Francisco Infante. Y aquí viene la fecha —testimoniada por escribano en juicio jurado— de ese Cabildo Fundacional que hablan los anteriores: En el mismo interrogatorio. lo cual sabe por haberlo oído así a muchos conquistadores... ya anciano.) y por papeles que ha visto que [sic por de] el Registro General que se hizo cuando se 26 .) y en ella halló al dicho Francisco Infante y lo vido ser uno de los más importantes vecinos y pobladores desta ciudad y desde este dicho tiempo en adelante hasta que murió se halló con este testigo todas las más ocasiones que se ofrecieron hacer para conquistar e pacificar los indios desta provincia (.JUAN GANTEAUME conquistadores de Caracas. de alrededor de 80 años. pues había entrado la primera vez con Fajardo en 1558. declaró Alonso García Pineda. de socorro. Garcí González de Silva. Declaró bajo juramento García Pineda que Francisco Infante: vino a la conquista y pacificación desta provincia de Caracas con el general Diego de Losada que la pobló. 2. que Osorio hizo revisar y poner en orden. dijo: que el dicho Francisco Infante fue de los primeros pobladores e pacificadores desta provincia de Caracas y ciudad de Santiago de León y Nuestra Señora de Caraballeda y sabe este testigo que en esta población e pacificación sirvió a Su Majestad como su leal vasallo con sus armas e caballo. (.. en la misma iglesia y el mismo día(31).

que sería el primero. Y también ha visto libros del cabildo de aquel tiempo y por uno del año de sesenta y ocho constó haber sido los primeros alcaldes Gonzalo de Osorio y el dicho Francisco Infante. uno de los cuales autos es el así llamado “Registro general” que arriba mencionamos. si es que no el protocolo completo) en un Libro del Cabildo que manifiesta haber visto. documento fundamental que se levantó o firmó en el acto de fundación.La Jornada de Caracas repartió esta provincia. como por lógica y ley debió ser y como efectivamente lo alega. pues si se le está preguntando por el primer alcalde que tuvo la ciudad y está contestando bajo juramento —de la manera jurídicamente correcta a los fines de una prueba legal— que ello consta en el primer Libro de Cabildo. para más fuerza a su testimonio. vieron “por vista de ojos” los autos escritos que se hicieron para la erección jurídica de la ciudad. como se hacía por ley para oficializar los actos y resoluciones de cabildo. y una vara de alcalde suya. con análisis: si Infante y Osorio hubieran sido elegidos como primeros alcaldes legítimos en 1567. Lo fundamental de esta declaración es lo que se deriva de ella. sesiones periódicas y de asistencia obligada registradas invariablemente en todos los subsiguientes Libros de Cabildo que han 27 . la fecha en que se realizó y la composición de su primera República. precisamente: “…que fue el año que se pobló esta dicha ciudad y esto es muy público y notorio”. es evidente. Más aún. García Pineda añade. Ambos declarantes. copiados o reposando originales esos autos (al menos para la parte de la erección de la primera Justicia y Regimiento. todo ello protocolizando la lista de los primeros vecinos y repartos de encomiendas. según las leyes de Indias que regían para el caso. en el que se oficializa y asienta tanto el nombre de la nueva ciudad castellana. que es lo que este escribano titulado está tratando de demostrar. y si por añadidura dice el año en que se comenzó a llenar ese importantísimo Libro Primero de Cabildo. que debe por fuerza ser el primero. refleja el año de la fundación. a donde se remite. y a cuáles vecinos se otorgaron. debían estar asentadas también las actas (signadas de escribano de cabildo y regidores) de las otras sesiones sucesivas que se habrían hecho el resto de ese año 1567. no puede concluirse sino que ese primer Libro Capitular. sin duda. por fuerza de la lógica. que fue el año que se pobló esta dicha ciudad y esto es muy público y notorio(33). en especial este. que García Pineda declara ser de 1568. estar asentados como tales alcaldes en un acta oficial inserta o registrada en un Libro de Cabildo de “Santiago de León” de ese año 67. que estaban o existían. González de Silva y García Pineda. Estos autos oficiales son pues. 1568. han debido. actualmente perdido. —incluyendo el llamado Registro General— los de la fundación de Santiago de León de Caracas(34). necesariamente. pues de otro modo no serían legítimamente alcaldes.

que no es necesaria ni posible si el año de fundación —como se deduce del testimonio de García Pineda— es 1568. describiendo la comisión que le da Losada para acabar con Guaicaipuro. que son los registros jurídicos más antiguos de la ciudad. Ambos son personajes de la más alta seriedad. personalmente. las dos últimas (2 y 3) no son declaraciones de testigos ordinarios. afirme tal cosa. 1567. La fuente documental el suyo.JUAN GANTEAUME sobrevivido. es que vieron los Autos de Fundación para el año de 1568. Ambos gozaron hasta su muerte de la mayor estima y favor de todos los gobernadores de la provincia durante sus vidas. alcalde y bibliotecario del archivo de ese mismo cabildo. muchas veces. los más importantes documentos de la ciudad. García Pineda no hubiera dejado de manifestarlo como escribano real.. Así. había registrado a 1568 como año de la fundación(36). Ante la prueba documental no hay duda posible. pues para eso se creaban tales libros. siendo como había sido regidor. No puede alegar desconocimiento de la materia. Oviedo es fuente secundaria y aquí tratamos de una fuente primaria fidedigna. pues. lo dice García Pineda. ¿Qué lo induce a cambiar de opinión? Porque se puede concebir que leyó en su tiempo la declaración de García Pineda que acabamos de reproducir. Oviedo ofrece pues su año. lo hace en estos términos: “…encomendó la diligencia a Francisco Infante (que por reelección del cabildo proseguía en ese año siendo Alcalde). desde el más temprano. uno de ellos al mencionar la fecha de 1568. que tuvieron en sus manos y examinaron para prueba en pleitos y probanzas. El año de fundación formal —que es lo que se busca. La conclusión correcta sobre tal disyuntiva es por necesidad que uno de los dos años es errado. No existían. Queda demostrada por la fecha alegada del primer libro de Cabildo de 1568 la imposibilidad de esa “reelección”. Lo que someramente afirma de pasada es que el cabildo inicial de 1567 fue “reelecto” al año siguiente. para dejar constancia oficial de los actos jurídicos del cabildo como representante de la ciudad ante el rey. estando —como estaba como testigo— bajo juramento judicial. Cuando se refiere a la actuación de Infante para 1568. actuación y crédito en la Santiago de León de entonces. en obra previa. si realmente hubiesen existido actos de cabildo formal para 1567. Por demás. No cabe otra. siendo que otro 28 . Lo curioso es que Oviedo. Oviedo en su historia nada dice de la composición del cabildo en 1568. sesiones ni Libros de Cabildo anteriores a 1568. Si así hubiese sido —esto es—. Así.”(35). habiendo reparado en el detalle. Sus testimonios tienen un peso propio. pues García Pineda declara en juicio como testigo que manifiesta haber visto los autos de fundación formal. El historiador.. Lo que están queriendo dejar constancia ambos testigos en sus declaraciones. 1568. consideraciones al margen— de Santiago de León de Caracas es 1568. los de la fundación.

de estas declaraciones de García Pineda.La Jornada de Caracas testigo previo del mismo interrogatorio y documento. más que error ante datos ambiguos o no del todo conclusivos ¿hubo intencionalidad o conveniencia —aunque sin malicia de su parte— en mover la fundación de Santiago de León a 1567? Son preguntas interesantes que intentaremos responder adelante. 29 . El registro de la fecha 1568 en su Tesoro de Noticias como año de fundación de Santiago de León pudo provenir pues. Juan Fernández Trujillo —que también reproducimos— es el que da la información —registrada en la obra de Oviedo— de que Gonzalo de Osorio era sobrino de Losada. En definitiva. que le parecieron convincentes.

es utópica y no hay situación imaginable que permita afirmar tal cosa. Paralelamente. más aún. Los corsarios que secuestran a Benavides en Borburata. Su actuación en ella. Quien así hiciere se hacía sujeto de condena personal. Existió pues Benavides como regidor del cabildo de Santiago de León. Supongamos. actuando allí para la segunda quincena de abril de ese año 1567. sin consentimiento expreso del gobernador. quien recibe la célebre Encomienda de Caraballeda de 14 de febrero de 1568 era —para 1567— simultáneamente. los dichos corsarios prendieron en Borburata al theniente Justo Desque y al alcalde Benavides”(40). informando sobre los corsarios que habían estado en Borburata en 1567: “…entre tanto. Un caso patente de la responsabilidad que llevaban anexos estos cargos. teniente de gobernador en la misma Borburata(39). durante esos años previos está ampliamente documentada. es imposible que Benavides hubiera sido regidor de Caracas en 1567. Lope de Benavides —efectivamente— pertenecía desde años atrás a la élite de Borburata como vecino antiguo que era. Justo Desque. están documentados. obviando la prueba A. debaxo de paz. Un hecho probado. Así lo testimonia para ambos la carta al rey que en 18 de abril de 1568 escribe el oficial real contador de la Real Hacienda Diego Ruiz Vallejo desde Nueva Segovia de Barquisimeto. un conquistador y poblador de Caracas según Oviedo. esta vez física. como afirma Oviedo y Baños(37). desamparando la ciudad en tiempos de corsarios o piratas. pues eran representativos el uno de la ciudad y el otro del rey. La posibilidad que cargos civiles como alcaldías y regimientos sean ejercidos en dos ciudades simultáneamente. o que cargos reales como el tenientazgo se abandonen —sin renuncia protocolar— para pasar el portador de ellos a otra jurisdicción. No es virtud humana. además de jurídica. o virtud divina de hallarse un ser o individuo en dos sitios simultáneamente. tiempo en el cual consta que Losada se hallaba ya pacificando el valle de Caracas(41). sería el de Alonso Díaz 30 . que tenemos unos regidores activos nombrados por el capitán poblador para el primer cabildo de la ciudad de Santiago de León actuando en legítimas funciones en 1567. Lo mismo para Desque.JUAN GANTEAUME PRUEBA B: Quo vadis Esta prueba B nos enfrenta con otra imposibilidad. siendo como era —para la fecha— alcalde de Borburata. Pues si así se plantea el caso. reo por traición al rey. como era Caracas. Tiene que ver con el don de la ubicuidad. Hemos visto que un Lope de Benavides consta estar también registrado en el documento de 1568 antes citado(38). Supongamos además que uno de esos regidores es don Lope de Benavides.

Igual concordancia temporal la tenemos para Desque. pero sí en 1568. como se quejaron luego algunos vecinos conquistadores de ello en juicios de residencia que investigaban sobre favoritismo en el reparto de encomiendas. tanto por Oviedo como documentalmente. Lope de Benavides. 31 . según el traslado citado arriba. pertrechos. original aún expuesto. ayudó materialmente tanto (en ganados. En uso de tal investidura no pudo por supuesto unirse a la expedición pobladora de Losada. no pudo serlo en 1567. fue indudablemente regidor de Santiago de León en 1568. dinero y avituallamiento de soldados) que cuando pasa a Santiago de León. quien como vecino rico de la élite fundacional de Borburata había escalado para 1567 —según Oviedo— al puesto de teniente de gobernador de la Nueva Valencia del Rey. bastimentos. recibe más tarde en reconocimiento por su ayuda a la Jornada una encomienda. Benavides fue regidor del cabildo fundacional. muy conocido por su actuación posterior en Santiago de León. cargo que ejercía ese año quizás por nombramiento de Ponce de León. por más que no había sido “de los primeros pobladores y pacificadores desta provincia”. lo que explicaría su notoria ausencia en la Jornada(42). en 1569 con Garcí González de Silva.La Jornada de Caracas Moreno. sin embargo. Díaz Moreno. Esto es un hecho probado. Adelante se verá cómo termina Desque su tenientazgo y cuándo posiblemente se radica en Caracas. que descansó en febrero de 1567 en esa ciudad y Mariara. está fechado en febrero de 1568. La conclusión correcta es que dicho cabildo fundacional de Caracas no lo era en 1567. Pero a menos que gozara del don de la ubicuidad y la aprobación cómplice de todos. cuyo título de encomienda. siendo como era alcalde activo por entonces de Borburata. caso que perfectamente es posible si su cargo nominal de errante alcalde de Borburata finalizó legalmente el 31 de diciembre de 1567.

sin las mutilaciones que hemos observado se le hacen al citarla. pero haciéndolo en la forma correcta. Dejándolo para el final. La tesis tradicional no puede presentar —aparte de este testimonio— ningún otro documento coetáneo fehaciente o traslado de protocolo oficial que avale tal argumento. sin embargo. si es correcta. Veremos que —muy al contrario de lo que se intenta— el mismo testifica la fundación en 1568. el principal argumento de la tesis “tradicional” es el temprano testimonio de Ponce de León. para la fecha de la carta. hablando de Losada escribe lo siguiente: que con la gente que llevó tiene poblados los dos pueblos que los indios primero habían despoblado y según los muchos naturales pretende poblar otros dos pueblos. como hicimos patente. Analicemos pues este testimonio. hacia el 15 de diciembre de 1567. puede discutirse o argumentarse. –por ignorancia o desconocimiento– y que alteran substancialmente su significado(43). Como mostramos. si hacemos caso a Oviedo— que a fines de marzo de 1567 entraron en Caracas. criados. porque a fama de los mineros de oro que hay en la tierra ha acudido mucha gente de otras partes con sus hijos y mujeres(44). debería resistir cualquier examen. hemos ofrecido analizar pues este crítico testimonio. Las pruebas A y B que acabamos de presentar tienen al menos la ventaja de estar construidas sobre hechos probados y desligadas del sentido o significado de ese término poblar que siempre. estudiando la frase completa para descubrir el real sentido que Ponce de León quiso darle a su noticia. es decir. ubicado dentro del mismo año de la supuesta fundación en 1567. esto es. Más que rebatir una prueba. este capitán 32 . este análisis mostrará los errores a que conduce leer “con ojos de ahora” el castellano de antes. Ponce de León en su Carta al Rey del 15 de diciembre de 1567. La hipótesis de la fundación en 1568. esclavos e indios ladinos —alrededor de 950 personas entre todos. por la duda que a nuestro juicio arroja en el contexto particular de sus declaraciones el término ‘poblar’ en cuanto a “fundar” y la imprecisión cronológica que porta tal ambigüedad. con los conquistadores y peones de servicio.JUAN GANTEAUME PRUEBA C: Ponce dixit Hemos puesto en cuarentena ‘como pruebas a favor de una fundación’ en 1567 los testimonios de personajes como fray Pedro de Agreda y Juan López de Velasco. Veamos: Que con la gente que llevó.

para esa fecha. Lo que podemos lógicamente argumentar.La Jornada de Caracas poblador. sacando las conclusiones correctas de tal frase. en vista de la —al parecer— significativa cantidad de aborígenes que con la entrada de la expedición se ha constatado habita el área de Caracas. (pues no están fundados formalmente) pero ya no están despoblados en el mero sentido físico. Losada tiene. villas. ya tiene poblados los dos pueblos que los indios primero habían despoblado. que ordenaba literalmente poblarlos de nuevo. estos dos despoblados pueblos. hatos o como se las quiera calificar de El collado en la costa y San Francisco en el valle de Caracas. fundar “otros dos pueblos” sobre las reliquias legales de El Collado y San Francisco. y como por lo que se aprecia. y en vista además de las prometedoras muestras de oro que se han obtenido en abundancia en los ríos. a la fecha. en principio. y no es gloria que desprecie —pues en definitiva para eso vino—. Caraballeda y Santiago de León—. cumpliendo fielmente el mandato que establecía la real cédula de 1563. Dicho de buena manera. “Y según los muchos naturales”. dos de ellas reedificadas sobre las ruinas carbonizadas de El collado y San Francisco —que todos suponemos serían. ni se llaman aún Santiago de León o Nuestra Señora de Caraballeda. Técnicamente pues. Esa es entonces la situación. “pretende poblar otros dos pueblos”(45). ciudades jurídicamente “nuevas” aunque en el mismo sitio. o sea. para diciembre de 1567 ya había de nuevo gente viviendo en esos “pueblos despoblados”. esta vez entendamos por fin. Entiéndase: no es que tuviera Losada nunca en mente hacer cuatro ciudades. es que va a poblar. con verdadero y definitivo Cabildo formal. ni sus poderes alcanzan para ello. la Jornada va por buen camino. Fundará pues. ciertamente aún no tienen cabildo. “nuevamente poblados” ahora. gente asentada y establecida. ‘poblada’ en las ruinas o restos —si es que algo más que un plan sin árboles quedaba— de las antiguas ciudades. pues sus órdenes no se lo permiten. En otras palabras. susceptibles de aprovechamiento como mano de obra servil encomendable. ha habido una suerte de “fiebre del oro y el moro” o estampida pobladora hacia Caracas. Pero como Losada quiere poner cabildo y orden civil y sabe que tiene poderes para fundar. por la que se regía la Jornada. y dos nuevas ciudades adicionales —de las que únicamente en esta extraña frase tenemos por primera y última vez noticia— a lo que de ninguna forma tiene Losada facultad. vetas y quebradas. puesto que “ha acudido mucha gente de otras partes con sus hijos y mujeres” a estos pueblos despoblados. es decir. “a fama de los mineros de oro que hay en la tierra”. Losada. pues los antiguos restos arruinados que 33 . No.

Poblando pues en su Carta al Rey de tales sentidos arcaicos pueblos despoblados y por poblados de nuevo. de poderoso simbolismo espiritual castellano —quizás para que por su invocación se libren de todo mal—. ciudades que portaban tal vez. como el destino triste de su fundador mestizo. serán legalmente “otros dos pueblos”. lo que en realidad está informando Ponce de León con su trabalenguas semántico es simplemente que Santiago de León y Caraballeda. para estos supersticiosos soldados de Losada. aún no están fundadas. con título de real cédula). para el 15 de diciembre de 1567.JUAN GANTEAUME está reedificando (acción que no puede entenderse sino como creando desde cero unas “ciudades” quijotescas que no existían sino fosilizadas en la fantasía burocrática metropolitana. 34 . reliquias signadas de trágico recuerdo. un sino cabalístico nefasto por su desafortunado final —patente en los deprimentes restos requemados—. ya no van a mantener sus nombres previos de San Francisco y El collado dados por el malamente estrangulado capitán Francisco Fajardo. ciudades virtuales viviendo en el texto legal un antiguo papel lacrado de 1563. pueblos por poblar. Llevarán pues nombres diferentes. Santiago de León y Nuestra Señora de Caraballeda. Queda así rebatida esta prueba fundamental. jurídicamente diferentes de los fenecidos(46). y como van a llevar nuevos nombres de cuyo uso oficial hará el Cabildo Formal título o encabezado en sus sesiones ordinarias y decisiones jurídicas.

visto así. ahora habitada de nuevo? Más aún. derechos. pudiera concebirse a San Francisco de Caracas como “activa”. plantea una interesante pregunta preñada de polémica con los “fajardistas” y defensores de una fundación mestiza o criolla: ¿Qué fecha tomar como válida para Caracas? ¿La fundación de Santiago de León —según esta nuestra tesis en 1568—. que evidentemente son los pueblos de Fajardo. Analicemos ahora con calma la idea que tiene Ponce de León de lo que está sucediendo en Caracas. Técnicamente existen pues —hasta que se funden formalmente Santiago de León y Caraballeda— los antiguos pueblos despoblados pero ahora habitados de nuevo de San Francisco y El Collado.La Jornada de Caracas EL HUEVO O LA GALLINA. Losada había entrado y poblado San Francisco y El Collado. en 1568. consecuentes con el título de la obra y lo prometido arriba. si se asumen en profundidad las consecuencias de la aparente realidad “oficial” de San Francisco (oficializada por cierto por la Carta al rey del gobernador) como pueblo o ciudad durante 1567. necesariamente hay que considerar la despoblación de 1562 como un paréntesis no determinante en la historia de vida de esta ciudad: jamás se extinguió en estricto sentido jurídico: El abandono físico por los vecinos en 1562 no implicaría la extinción jurídica de la ciudad. Veamos: No hay duda que para Ponce de León. viviendo fugazmente durante 1567 y parte de 1568 hasta el momento de la fundación de Santiago de León.. que entonces ocurrió. Hasta hoy Ponce de León. siguiendo esta lógica avalada por la Carta al Rey. o la llegada el 3 de abril de 1567 —según Oviedo— y consecuente “activación” automática de San Francisco por asentamiento de facto de nuevos colonos en la despoblada ciudad fantasma. pues la San Francisco de entonces. Esto.. pudiera idearse un ejercicio de “historia crítica especulativa”. anticipando la discusión y dejando planteadas un par de preguntas. jurisdicción y ubicación a la nueva entidad fundada por Losada: Santiago de León(47). es un testimonio “oficial” inobjetable en sus argumentaciones). Aunque no entra en el ámbito de esta tesis. tan sólo basándonos en la particular óptica de Ponce de León (suponemos debe ser la correcta de la época. Así lo expresa en su carta: “…tiene poblados los dos pueblos que los indios primero habían despoblado…”. traspasaría su entidad legal. por sustitución de una entidad jurídica de república castellana por otra. para absolutamente todos los que han escrito de la fundación de Caracas. Sin necesidad de extremar conclusiones. 35 . según como lo refleja en su célebre Carta al rey.

argumentalmente impecable— la fundación de Caracas en 1560 ó 1561. pero como se ve. Casos similares. válidamente. Aunque incómodo. documentados. reedificada por Losada —con prueba argumental en la Carta de Ponce de León— y posteriormente cambiada de nombre. en estricto sentido jurídico. con un simple. sino la San Francisco de la real cédula. se presentan a menudo en la realidad histórica de la fundación de ciudades en Indias(48). posterior y definitivo cambio de nombre? Porque en propiedad lo que se prueba con dicha Carta al Rey que Losada puebla de nuevo en 1567 no es precisamente Santiago de León. no sería un hecho sui generis. como han reclamando muchos? ¿Puede datarse de esta forma —por mampuesto. afirmarse que la ciudad fundada por Fajardo fue. fundada varios años antes. 36 .JUAN GANTEAUME ¿Pudiera entonces.

Ante la pregunta. la cual al presente está despoblada(50). en busca de noticias sobre la fundación.La Jornada de Caracas PRUEBA D: Declaraciones de testigos. Declaró Díaz en 1589: la pobló y reedificó hacía veinte y un años poco más o menos. Pero veamos 37 . pero que revela mucho si se sabe interpretar. En el juicio de residencia a Mazariegos se hace declarar en 1576 a las autoridades y otros testigos de Santiago de León. En el mismo interrogatorio y fecha —febrero de 1589— Garcí González de Silva del cual conocemos su testimonio de 1624. poco más o menos. declaró en fecha 26 de junio de 1576 que: “…de siete años a esta parte poco más o menos ha visto este testigo que el cabildo desta ciudad nombra alguacil mayor della cada día de año nuevo…”(54). 3. Garcí González de Silva. acotando él mismo que su declaración es “verificada”. y pobló esta ciudad de Santiago y la de Nuestra Señora de Caraballeda en la costa de la mar puede haber veinte y un años. dice: entró a poblar y reedificar los pueblos de esta provincia el capitán Diego de Losada con ciento y cincuenta hombres. (…) es público y notorio y verdad(52). el fundacional. de año en año. Es un indicio importante pues. poco más o menos. por lo que no puede declarar de vista para 1568. además de alcaldes y regidores. 2. en las órdenes dadas a Losada el cabildo debía constituirse. que para nosotros significa que ha visto los autos fidedignos que alega en dicha prueba A. Una pregunta pide manifestar desde cuándo se nombra al Alguacil Mayo que usualmente crea el cabildo. y así mismo en el propio tiempo pobló otro pueblo que llamaron la ciudad de Nuestra Señora de Caraballeda. que se da también como prueba para una fundación en 1567 y que reprodujimos atrás(49). citado en la prueba A (51). desde el inicio. con “alguaciles y escribanos y otros oficiales”…. Hay otra declaración que se pasa por alto cuando se revisan los juicios de residencia del período. 1. Sus declaraciones complementan las pruebas que acabamos de analizar y ayudan en mucho a precisar la fecha de fundación de Caracas. En el interrogatorio judicial iniciado por el juez visitador de indios Diego de Leguizamón en 1589 la declaración de Sebastián Díaz de Alfaro no se contradice con su posterior afirmación de 1603. Garcí González de Silva había llegado a Santiago de León en octubre o noviembre de 1569. Data de la fundación Veamos finalmente qué dicen los declarantes sobre la fecha de fundación de Santiago de León —a favor de una fundación en 1568— cuando específicamente se les pregunta sobre ella (y cuando el fiel sentido de sus palabras sobrevive a la prisa taquigráfica del impaciente escribano).53 Lo que supone entonces que dichos alguaciles existieron desde el origen del cabildo. por entonces de 35 años. como vimos.

estaría quizás este temprano documento indicando indirectamente la fecha de su fundación jurídica. como él mismo decía. En otras palabras. esto es. o una data tan inmediata a la declarada por Lázaro Vásquez que pudiera ayudar a delimitar el rango a pocos días. cosa que evidentemente no hace. al año siguiente. además de regidor y alcalde que fue varias veces en Caracas. resulta que tal documento existe. a nuestro juicio. ya que el más antiguo documento conocido. en el interrogatorio de Leguizamón declaró: “…y la pobló y la puso por nombre la ciudad de Santiago de León de ahí a un año que había entrado en ella…”(58). usando como nombre de la ciudad Santiago de León (aunque pocos sospechan su importancia) está oficializado en un traslado fechado en 1595 publicado en la Historia de la conquista y funda38 . Si su testimonio tiene algún crédito —y no vemos razón para dudarlo—. Se deduce de ello que se cuidaba bien que el escribano que recogía su declaración registrase con fidelidad lo que él afirmara. declaró el 4 de febrero de 1589(56). Este célebre conquistador. Tenía —por experiencia propia— una saludable prevención ética contra lo que los escribanos escogían registrar de una declaración jurada. sino que es el único en este crucial interrogatorio sobre los orígenes de Santiago de León que específicamente informa bajo juramento el momento en que Losada le “puso nombre”. Rodríguez —testigo de vista— habría declarado. que es lo que se busca. 4. cuando la fundó. pudiera inferirse de este.JUAN GANTEAUME la respuesta a la misma pregunta de Antonio Rodríguez. en el que se nombrase la ciudad ya como Santiago de León. Le damos en ese sentido el peso que parece merecer su “dicho”. de los conquistadores iniciales que vieron la fundación de la ciudad en 1568. El argumento probatorio es similar que el presentado para la prueba A: si el alguacil mayor se hubiera nombrado inicialmente desde 1567. que Losada “la pobló”. Antonio Rodríguez dijo: “…Lo que sabe desta pregunta es haber visto que el cabildo desta dicha ciudad de siete a ocho años a esta parte nombraba alguacil mayor de la ciudad…”(55). creemos. había ejercido previamente de escribano tanto en Borburata como en Caraballeda y Santiago de León. “de ocho a nueve años…”. Si esta inferencia es correcta. digamos. Nótese que esta declaración es diferente de las usuales. Que. por ser la fundación posterior. marzo de 1568. que entró a la conquista de Caracas con Juan de Salas a fines de mayo o inicios de junio de 1567. que si se hallara algún documento de Caracas datado en. Refiriéndose a Losada. Sabía que no siempre asentaban textualmente lo que el declarante afirmaba. fechado. Lázaro Vásquez no sólo está afirmando lo que otros dicen. Lázaro Vásquez. El 22 de junio de 1576. “doraban el dicho”(57).

Si Sánchez de Córdoba quiso decir con “regimiento general” el Registro de encomienda general reproducido por Nectario María. reproducido en el anexo de esa obra.. Hay otra declaración en el interrogatorio del juez Leguizamón de otro de los conquistadores vecinos fundacionales que entraron con Losada. en que por ella manda al dicho señor gobernador se pueblen e reedifiquen los dichos pueblos de estas dichas provincias (.La Jornada de Caracas ción de Caracas. Lázaro Vásquez está testificando que Losada bautiza con el nombre de Santiago de León el poblado que allí se levantó “. 4 de marzo de 1568. nuestro señor.) doy en título de repartimiento a los vecinos de esta ciudad de Santiago de León(59). El texto dice: En quatro días del mes de marzo de mill y quinientos y sesenta e ocho años el muy magnífico señor Diego de Losada gobernador y capitán general de esta provincia de Caracas y gobernación de Venezuela por el ilustre señor don Pedro Ponce de León gobernador y juez de residencia en la dicha gobernación por la real majestad y por ante mí Alonso Ortiz escribano desta armada y campo de su majestad que por su mandato reside en estas dichas provincias. en el documento Cabeza de Registro. usando la misma fórmula jurídica que usó García Pineda para avalar su testimonio. Encomienda General reproducido por el hermano María(61).) por ende (.. lo cual tiene plena concordancia con el casi perfecto testimonio de Vásquez. 5. Encomienda General que nombra a la ciudad fundada por Losada como Santiago de León y presenta como fecha documental de este padrón... al lado norte de la Iglesia Mayor. titulado Cabeza de Registro. por fuerza se concluye. que la fundación debe situarse entre el 1 y el 4 de marzo. dixo que por quanto su merced ha venido a poblar y reedificar los pueblos que fueron despoblados por los españoles y por los naturales destas dichas provincias con poderes bastantes que para ello trajo del dicho señor gobernador que por ser a todos notorios no van aquí insertos y juntamente con los dichos poderes una cédula real del rey don Felipe. ya entonces tendríamos 39 .de ahí a un añ. De la élite conquistadora.. fecha de la data en que aparece registrado ya el nombre de la ciudad.o que había entrado” en la provincia.. Como consta por testimonios que este capitán Losada entró a la provincia en marzo de 1567(60). Santiago de León. La versión de Bermejo es: “que se remite al Registro General para en cuanto ha que se pobló”(64). del hermano Nectario María. Tuvo este conquistador su casa poblada desde los inicios. La declaración es de la misma fecha que la de Vásquez y sobre la misma pregunta respondió: “…que se remite al regimiento general en cuanto a que se poblo…”(63). diagonal a la plaza(62). Se trata de Francisco Sánchez de Córdoba.

que sirva de referencia válida a Sánchez de Córdoba para contestar verazmente sin caer en perjurio.JUAN GANTEAUME una fecha documentada. incluso días después. 3. el Registro General. Resumiendo. veinte años después. lo que excluye de la data de fundación el año de 1567. Lázaro Vásquez. lo que estrecha el lapso a los cuatro primeros días de marzo de 1568. pues para la fecha de su declaración. concretamente el 1 de marzo. De ahí. El encabezado del Registro General publicado por María tiene fecha del 4 de marzo de 1568 y en dicho texto ya se nombra a Santiago de León como ciudad castellana. que es la aceptada —por la contundencia aparente del testimonio de Ponce de León en 1567—. estos testimonios que presentamos. a nuestro juicio— una fundación de Caracas en 1568. o puede ser trasladado y alegado como prueba o referencia en juicio —y lo fue— en un pleito como el presentado en el anexo de María. es prueba suficiente de que dicho documento. por supuesto. 4 de marzo de 1568 como posible fecha de fundación de Santiago de León. que para nosotros. conocidos desde tiempo atrás pero siempre soslayados por la corriente tradicional. Santiago de León se funda posteriormente a la fecha de la Carta de Ponce de León. por lógica. pensamos que la fecha real de fundación es unos días antes. 2. Sucede que probada —suficientemente. Lo sorprendente es que el dato siempre estuvo a la vista desde que en 1967 sale a la luz el trabajo de N. Pero al parecer. en base a los indicios anteriores. dirimido por esas fechas. este importante documento fundacional —y por tanto originario de toda la legalidad jurídica de los derechos de los primeros pobladores encomenderos— todavía existe. 1589. 40 . Francisco Sánchez de Córdoba remite sin dudarlo al Registro General para contestar sobre cuándo se fundó Santiago de León. No obstante. María. no se tomó en cuenta. y haciendo una formulación metódica de lo expuesto hasta ahora: 1. por detalles que mostraremos adelante. Dicho de otra forma: el protocolo del Registro General de Encomienda de Santiago de León pudo quizás haberse redactado días antes. testigo de vista de la fundación. registra esa fecha o una muy cercana con diferencia de días. pero se firmó y oficializó usando como data el día de la fundación como debía ser. cosa que se sabe fue en marzo de 1567. según prueba la misma carta. es público y notorio y puede ser usado como referencia precisa y legítima ante el temor de errar una fecha de memoria en una declaración jurada. cobran de súbito un sentido y una importancia insospechadas(65). bajo juramento afirma. 4. Ello nos restringe a dicho mes de marzo la búsqueda de la fecha de la fundación y paralelamente nos informa que se hizo. en 1568. hasta el 15 de diciembre al menos. que ella se realizó “al año” de haber entrado Losada.

La Jornada de Caracas No es nuestra intención defender esta fecha del 4 de marzo de1568 (nos inclinaríamos quizás por el día de San León. Nos basta con afirmar. 1 de marzo). con pruebas. 41 . que Santiago de León se funda en el primer trimestre de 1568 y mantener —como hipótesis de trabajo para el resto de esta tesis— “a inicios de marzo”(66).

cuando se pacifica(68). no tiene esto nada de extraordinario. Caraballeda existía pues —como ciudad— antes. Siendo objetivos. con nombre cristiano que acaba de recibir al bautizársele.JUAN GANTEAUME CARABALLEDA. formalizándose el acto al asentarse la Encomienda de Guaicaipuro en el Registro General propio de Santiago de León. a partir de 1568. 42 . quizás por evitar pasiones y discordias con antiguos vecinos de esas ciudades que venían en su hueste y sin duda alegarían sus derechos vecinales como antiguos sobre los nuevos candidatos a vecinos. la ciudad primogénita de Losada en la provincia de Caracas. un 4 de febrero de 1568. de lo cual hablaremos adelante)(67). y tenemos previamente ya para el 14 de febrero de 1568 un título original firmado por Losada de una encomienda asignada en los términos y jurisdicción de Caraballeda —como bien lo muestra el mencionado título—. el don Juan Maqute que se le reparte a Justo Desque no es otro que el gran cacique de la costa Guaicamacuto. Pues ella probaría que Santiago de León se funda —documentadamente también— después de Caraballeda (que era lo que a nuestro juicio sospechaba y rechazaba Oviedo. fundada sobre El Collado. al habitar el área de Los Teques —jurídicamente dentro de los términos municipales de Santiago de León— se repartieron pues en Santiago de León. usualmente como parte de los actos de fundación de la ciudad. Caciques como Guaicaipuro y Guayamate. LA PRIMOGÉNITA Más sorprendente aún. Basta con entender que si el Registro General de Encomienda de Caracas (la lista oficial de reparto de los indígenas de los términos y jurisdicción de Santiago de León) se inicia. Así. a vecinos de esa ciudad. como documentalmente se aprecia. La explicación es la siguiente: Las encomiendas otorgadas a los vecinos de una ciudad estaban circunscritas por leyes de Indias a los términos y jurisdicción de dicha ciudad. como heredera de la anterior El Collado. entonces. Por lo que Losada no haría sino seguir el esquema y secuencia de fundación de ambas ciudades previas. tiempo y posibilidad de escoger por cualquiera de las dos para fundar primero (pues suponemos que para febrero de 1568 ambas estaban en razonable y similar estado de “alistamiento” para su fundación) pudo decidir fundar primero Caraballeda en apego a su tradición histórica. mientras que Santiago de León se fundaría el mes siguiente. Teniendo Losada. que se creaba para cumplir con la asignación de encomiendas a cada vecino de Caraballeda. si fuera la correcta como parece. que fue más duradera y por supuesto jurídicamente primera que San Francisco(69). es la consecuencia que se deriva de una fecha de fundación documentada de Caracas en marzo de 1568. Quiere decir que los indígenas que habitaban la costa de Caracas se repartieron a los vecinos de la nueva ciudad de Caraballeda según el Registro General propio de Caraballeda. Caraballeda sería.

palos. digamos. primero sería Caraballeda. Serían: 43 . con la misma brevedad displicente con que lo hace Oviedo en su Historia(70). A lo más se le concede ser la “antecesora” de La Guaira. que se extinguió a la que —casi— se le pueden negar sus características de ciudad y las prerrogativas jurídicas que se derivan de ello(71). que le pudo caber en la Jornada de Caracas que hasta los revisionistas defensores de una fundación de Caracas en 1568 han preferido inventarse poblaciones o ciudades aéreas para sostener sus argumentos. no cabía en Losada —no tenía por qué— preferencia fundacional por. Adelante mostraremos el papel fundamental que juega Caraballeda en la conquista de Caracas. bahareques y techos de cogollo de palma por casa. Nadie adivinaba que una de ellas llegaría a ser “metrópoli” de la provincia. la afortunada sobreviviente.La Jornada de Caracas Para el momento de su fundación. un solar para el rancho. Ello induce a olvidar que Caraballeda tuvo —necesariamente— términos municipales otorgados solemnemente por Losada. cuando siempre tuvieron frente a ellos la ciudad “necesaria” para llenar lapsos temporales hasta la fundación de Santiago de León en 1568. solares. la gran capital de la provincia. pero oviédicamente desdeñada por ellos también. Nada más. Hasta hoy se estudia a Caraballeda subjetivamente. Aunque ahora a la distancia luzca obvio para un caraqueño. iglesia. que casualmente nunca fue ciudad. y tres topias por cocina. un improvisado caney a su lado para el caballo. ambas ciudades tenían. una Iglesia Mayor que a ojos de obispo nuevo pasaba por corral de cerdos techado. Frente a Santiago de León. cabildo y encomiendas propias con tanto o más derecho que Santiago de León. Caraballeda historiográficamente pasa aún por un puerto malo. Oviedo sigue pues influyendo negativamente en la antigua historia de esta fugaz “ciudad”. Caracas. Así lo pensó Losada y así lo hizo. a ojos de sus respectivos vecinos. sino puerto de ambas. Ambas serían —y fueron— ciudades castellanas. Si primero fue El Collado. unas cabras y tres o cuatro indios e indias domésticos que acarrean agua. hamacas por cama. donde habita el nuevo vecino. igual peso jurídico. vecinos. Indicios adicionales No hemos querido dejar pasar otros indicios que acumulan fuerza a la tesis de una fundación en 1568. Nacían todas igualmente rudimentarias: horcones. ciudad perfectamente probada en documentos. pilan maíz y flechan lapas o venados para el sustento de “la casa”. Lo curioso es que la muerta Caraballeda ha sido tan “históricamente” enterrada en el rol. pues las “ciudades” eran por entonces poco más que la voluntad del vecino de “permanecer en la tierra”.

Ponce acaba de llegar a Barquisimeto en febrero. Debe tomarse en cuenta al momento de sopesar los argumentos en pro o en contra del debate. por lo que no tiene tampoco noticia cierta de las fundaciones todavía. en la visita del obispo Martí a su diócesis de Caracas en 1770. fundó y pobló la ciudad de Caracas el General Diego de Losada(73). escrita antes de su Historia: El año de mil y quinientos y sesenta y ocho años. o no han tenido tiempo de recibir los recaudos de los “autos” oficiales de la fundación de Santiago de León y Caraballeda. fundadas en los dos meses previos. 3. y los desta ciudad de Segovia ochenta leguas. que en ese momento se están dando en Caracas. 44 . por lo que sirve de alegato. hasta agora an hecho su asiento en la ciudad de Coro. ciertamente más lenta de comunicar por tierra con Caracas que Coro. y los de Borburata cincuenta leguas. La mención del propio Oviedo. que es en el cabo de toda esta gobernación.JUAN GANTEAUME 1. como fueron el licenciado Bernáldez y el gobernador don Pedro Ponce de León. siendo Gobernador y Capitán General de esta provincia don Pedro Ponce de León. se fundó el año de 1568 por el General Diego de Losada y fue su primer Gobernador don Pedro Ponce de León. que significativamente no da cuenta de Santiago de León ni de Caraballeda entre los pueblos de españoles formalmente fundados que menciona: algunos gobernadores. sesenta leguas. de que en el archivo episcopal existía un documento —actualmente no localizado— por el cual se evidenciaba según una real cédula que la fundación de Santiago de León había sido en 1568: Esta ciudad de Santiago de León de Caracas es capital de este Obispado y Provincia. porque si an de pedir alguna justicia ante la persona del gobernador para muchas cosas que son menester especialmente sobre pleitos de los naturales. que para estos cierto es menester la persona del gobernador. Puede pensarse que los oficiales reales aún no tienen constancia. escrita el 18 de abril de 1568. y los de Cuicas habían de ir ciento y diez leguas a Coro a pedir justicia. 2. y los de Tocuyo noventa leguas. Este documento pues. que lo hace por la vía marítima. y es gran perjuicio de los vecinos y moradores de ella. según se expresa en un papel que se halla al folio 403 del libro 4º de Reales Cédulas de esta secretaría de mi cargo(72). por lo que no las consideran aún parte de las formalmente comprendidas en la gobernación. reciben gran perjuicio todos(74). La carta del contador Diego Ruiz Vallejo. existió según el crédito fehaciente que como secretario episcopal merece Guzmán y es concordante con nuestra tesis. La mención registrada del secretario del obispado don Juan José de Guzmán. y los de Valencia. Recuérdese que estos oficiales residen en Barquisimeto.

Pero como se sabe. Lo importante aquí es comprender que la muerte de Guaicaipuro no es luego de la fundación de Santiago de León. antes de la muerte de Guaicaipuro. Es quizás la razón de peso que se necesita. San Francisco y El Collado a inicios de 1562. La muerte de Guaicaipuro: Un análisis crítico de la cronología que llevó a la fundación de Santiago de León el año de 1568 debe pasar necesariamente por Guaicaipuro. contando desde fin de marzo de 1567. (aunque para llenar el lapso de la entrada de Losada hasta la muerte de Guaicaipuro sucedieron otros hechos relevantes. sino antes. después de año y medio que había trabajado en ella(76). Oviedo. Este caudillo indígena de nación Teque.La Jornada de Caracas 4. Esto es en sí tan importante para la final fundación de la ciudad que alumbra todo el panorama cronológico de las causas que retrasan la fundación de Santiago de León a 1568. Todos convertidos en carne de guiso(75). como veremos). y como por otra parte Oviedo informa que Losada “dio la vuelta a la ciudad” luego de fundar Caraballeda. Oviedo nos informa en su particular estilo de la muerte de Guaicaipuro por Infante y su escuadrón y da un indicio de cuándo sucedió el hecho. no podría. de la siguiente forma: Bien desconsolado se hallaba Losada después que dio la vuelta a la ciudad [según el cronista venía de fundar Caraballeda]. por su cronología. aunque no le dan explícitamente el año78 que la fuente juzga evidente por estar declarada quizás en una hoja inicial perdida para el momento que Oviedo lee el documento. es lógico deducir que las fuentes no conocidas que está usando Oviedo para construir su cronología propia le están diciendo que Losada regresa del litoral al valle de Caracas en septiembre u octubre. entre soldados y servicio. por haber reconocido (según la dureza y rebeldía que experimentó en los indios en la entrada que había hecho) cuán en los principios se hallaba su conquista. según la cuenta que saca para la entrada de Losada en el valle de San Francisco. Dicho de otra forma: Santiago de León quizás no pudo fundarse. de este dato mensual. deduce entonces “después de año y medio que había trabajado en ella”. Oviedo arrastra un error de un año desde el momento que pone la fundación de Caraballeda en 8 de septiembre de 1568(77). Para Losada sería fundamental 45 . a la muerte y empalamiento del campeón Diego García de Paredes y a la derrota y fin miserable del valiente capitán Narváez y otros ciento cincuenta de su expedición. y está documentalmente probado por el título de encomienda a Desque antes citado que esta ciudad se funda antes del 14 de febrero de 1568 al menos. que Oviedo está situando la fecha alrededor de septiembre u octubre de 1568. Que Caraballeda estaba fundada poco antes si no el 14 de febrero de 1568 es un hecho probado. Pareciera a primera vista. a la ruina de sus ciudades. era el alma o líder del alzamiento —según Oviedo y Baños— que había llevado al fracaso de Rodríguez Suárez y Fajardo.

cosa que a nuestro juicio está todo listo en el primer trimestre. María. “a comienzos” del año siguiente. El extenso documento original que está consultando. En el segundo tercio de febrero —quizás— Losada está listo ya y en la costa. se prepara ya en firme el terreno de la ciudad. Esta forma de fundar poblados en serie no es un hecho extraordinario. en lo que gasta. pero más probable de 1569. y basados en la corrección que hacemos a la fecha de Oviedo. siguiendo a Oviedo. un mes. del cual el mismo investigador nos informa que consta de 285 folios y tres cuadernillos adicionales. hasta ahora. nivelándolo y trazando “solares y calles” para alistarla para el acto protocolar que se realizará tan pronto se tenga idea cabal y registren las parcialidades a encomendar. o durante su intento. según esta tesis. La relevante actuación de 46 . para fundar Caraballeda e inmediatamente pasa —luego de este formulismo protocolar necesario— a San Francisco para formalizar seguidamente la fundación de Santiago de León. comenzando por la provincia de Los Teques al suroeste del valle y regresando por los Mariches al este. algo debió ver en dicho legajo tan meritosísimo investigador para concluir que la muerte se realizó. N. ni en la narración de Oviedo ni documentalmente. Hemos de situarla. que corresponde ajustadamente con la cronología subsiguiente de fundación de Santiago de León. en que al parecer sube de la costa Losada a la conquista del valle de San Francisco y 4 de marzo de 1568. todos dedicados a un pleito por los indios de Guaicaipuro que se dirimía entre dos litigantes. No obstante. de nuevo. se realizaría la pacificación de Los Teques y otras tribus confederadas. envió una tropa guiada por indios baquianos para prenderlo(80). según el propio Oviedo. proceso conocido como “apuntamiento”. Mientras tanto. como esperamos haber podido probar con las declaraciones de testigos(81). sin cuyo fin no podría seguirse ningún adelanto en la pacificación de la provincia y en consecuencia menos aún la fundación de una ciudad en el valle. nos informa por su parte de la data de la muerte de Guaicaipuro así: y en una fatídica noche de fines de 1568. pudiera datarse la muerte de Guaicaipuro —sin que de ninguna forma sea definitivo— hasta inicios de enero de 1568. entre quizás octubre de 1567. no lo dice por parte alguna. A su muerte. por lo explicado. fecha en el que se realiza el primer reparto nominal de encomiendas de Santiago de León(79). Se deduce que María no sabe exactamente tampoco cuándo fue la muerte de Guaicaipuro. como estaba ordenado. más bien. Si así fue. el recorrido de la comarca por Losada. La muerte de Guaicaipuro no está datada.JUAN GANTEAUME primero acabar con la cabeza de la rebelión. que es igualmente la fecha que adopta María (1569). Sebastián Díaz de Alfaro hace lo mismo al fundar en menos de dos meses a San Juan de la Paz en noviembre de 1585 en los valles del Tuy y a San Sebastián de los Reyes el 6 de enero de 1586.

a nuestro juicio. 47 .La Jornada de Caracas Francisco Infante al acabar con la cabeza de la revuelta indígena —según la versión de Oviedo pues no hay otro que lo afirme— es. lo que le gana su ascenso a primer alcalde de la definitiva Caracas.

En uno de esos documentos de fecha 3 de febrero de 1571 (precisemos. queriendo alguno insistir en su muerte un año después —a fines de 1568 o inicios de 1569—. no como fenecido: ansi mesmo os doy en la dicha encomienda. Si se analiza el título a Pedro Mateos de su encomienda. el principal Guacaypuro. marzo de 1568. se lee: 48 . no teniendo por desgracia oportunidad el investigador de consultar el original o su traslado fiel editado. se lee: Encomiendo en vos. dado a la parte contraria en el pleito. con todos los principales y capitanejos yndios que a el fueren sujetos(82). de fecha 27 de octubre de 1572. y porque sobre la existencia o no de Guaicaipuro a fines de 1567 o inicios de 1568 se pudiera argumentar en contra. como pensamos que estos argumentos razonados que acabamos de exponer arriba serán exhaustivamente analizados. y en la provincia de los Teques el cacique Guacaypuro con todos los yndios. en la provincia de los Teques y comarca de las minas. anticipándonos reiteramos: la muerte de Guaicaipuro no está datada. que reproduce el anexo del hermano María en el que se le adjudican ya para entonces indios del principal Guayamate. en los términos de esta ciudad al cacique Guayamate que está en la comarca de las minas. capitanes y principales subjetos a los dichos caciques(83). Y en otro documento de encomienda. el dicho Andrés González. María sobre la encomienda de Guaicaipuro. Si ese hubiera sido el único documento que presentara el Anexo de N. Por formas de redacción como esta es que se yerra en el análisis crítico. con todo lo que ello implica para la clarificación seria del debate sobre la fundación de Caracas. como es lógico. pues muy válidamente pudiera alegarse como prueba que Guaicaipuro seguía vivo para la fecha. de nación Teque. Sin embargo. en primer término. un comentario se hace necesario.JUAN GANTEAUME GUAICAIPURO MANSO Para terminar esta parte. La muerte de Guaicaipuro en estricto sentido no prueba la fundación de Santiago de León en 1568. en título de encomienda al sucesor encomendero de Mateos. Pero afortunadamente María incluye una Sección documental para mostrar cuál de los litigantes gana el pleito. y los de Guaicaipuro adicionalmente. se observará que se habla de este último como presente. habría que aceptar por fuerza que Guaicaipuro estaba vivo para fines de 1568. de fecha 5 de marzo de 1568. tres o cuatro años después de la conquista de Caracas). tan sólo ofrece la posible causa —o al menos una de ellas— para hacerla ese año de 1568 y no el anterior.

a riesgo de perpetuar 49 . (y en nuestro análisis adelante usaremos algo cómodamente este supuesto). su sucesor(84). en nombre de su rreal majestad encomiendo y doy en título de repartimiento a vos el dicho Christoval Cobos los principales Guacaypuro y Guayamate. Es una dificultad adicional para un examen objetivo. al parecer luchando tan aguerridamente como Guaicaipuro. ni aparecer siquiera en la gesta de Oviedo. aución y derecho que fueron encomendados a Pedro Mateos y Ambrosio Hernández. un comprensible y romántico factor “nacionalista” derivado del Guaicaipuro barroco de Oviedo. los indios de este legendario guerrero hayan pasado al gris Pedro Mateos. si se busca objetividad histórica. que se ausenta rápidamente a mediados del mismo año 1568 de Santiago de León. El Anexo de Nectario María ofrece testimonios del fin de este insigne líder rebelde indígena. No hay testimonio —de su fecha— que hasta ahora pueda probar la heroica narración de Oviedo. es fuerza admitirlo. sus vecinos) y su final violento por mano de los españoles. tampoco aún —documentalmente— su papel de líder de la confederación indígena de Caracas. ¿Cuándo murió —según estos títulos— Guaicaipuro? De Guaicaipuro hemos de decir que no está probado. documentos por demás siempre escuetos a la hora de mostrar el papel de liderazgo de algún cacique aborigen en resistencia. más allá de su pródiga lista(87). de manera fría. Otros caciques teques como Pacuare. con base en los escasísimos documentos coetáneos que hasta ahora han salido a la luz que lo mencionan. ¿que ahora era un dócil capitanejo al servicio de su amo? Evidentemente no. Entonces estaba muerto(85). ¿Hace falta creer que Guaicaipuro seguía —por lo mostrado— vivo en 1572. hecho que pudiera indicar indirectamente que efectivamente luchó a muerte contra estos. pero de los documentos hasta hoy dados a la luz sólo se deduce su existencia como cacique de una parcialidad Teque (aunque importante cacique. ansí y de la manera y con el mismo título. cimarrón rebelde para evitar ser encomendado? o. y que no pareciera tener hasta el momento mayor altura ni figuración en la Jornada de Caracas. para no volver jamás. La figura de Guaicaipuro debe ser analizada. que Oviedo y todos en adelante le atribuyen. al momento del reparto de encomiendas en 1568 por Losada(86). caso contrario. tal como Conopoima o Terepaima. Es al menos extraño además que siendo Infante y Sancho del Villar los más aceptados históricamente como vencedores de Guaicaipuro. Conopoima y Guaramare habían fenecido también. no destaca en forma particular de estos u otros caciques guerreros en documentos de su época que a él se refieran.La Jornada de Caracas Por tanto. Nada impide que así haya sido. por temor al ejemplo. Ha habido tradicionalmente. Guaicaipuro.

sin mayor soporte.JUAN GANTEAUME otra narración heroica para consumo doméstico. 50 . como parte de su épica popular. sino verdadera Historia(88). Pero siempre será más hermoso si se logra probar que estas no son sólo tradición oral. Las gestas patrióticas existirán siempre y son preciosas en todos los pueblos.

El año de 1567 SEGUNDA PARTE .

.

tantos admitimos sin disculpa por legítimos hijos.. pues cuantos descubriere en este libro la censura. op.. Historia de la conquista. “Prólogo al lector”. para que disimule con piedad los defectos que pudiera acriminar con rigor. desde luego represento por mérito para la venia a que aspiro. . Vale… Oviedo. el conocimiento que me asiste de mis propios yerros. nacidos de mi ignorancia.. cit.…Y como quiera que en todo solicito la benevolencia del lector..

.

sin que sea automáticamente tachado. Oviedo es un autor de tan profunda influencia en la historiografía de Caracas. ni la de Santiago de León. Esto no es inocente. como él mismo hace con el remoto Gil González Dávila. no se decide a fijar el 25 de julio como fecha de la fundación. Se puede acudir entonces a este autor de nuevo con la fe reestablecida en su obra para seguir leyendo —luego del capítulo de la fundación de Caracas— cómo pasa Oviedo a narrar la acometida de los indios confederados por Guaicaipuro 55 .La Jornada de Caracas 1567 Y EL “FACTOR OVIEDO” Demostrada en la parte anterior. De alguna manera corregir la fecha errada de Caraballeda paradójicamente lo acredita y fortalece. 25 de julio de 1567 son correctas. 8 de septiembre de 1568. la fundación de Caracas en marzo de 1568. que no han bastado mis diligencias para averiguarlo con certeza. al año de haber entrado Losada en el valle de San Francisco. no ayuda mucho ahora. ni tan siquiera Caraballeda se fundan en 1567 —según la contundente afirmación de Ponce de León— surge entonces la pregunta lógica: ¿Qué pasó pues en 1567? Para responder esta interrogante utilizar la Historia de la conquista de Oviedo. debe haberse fundado el 8 de septiembre de 1567. como se ve. y tácitamente se le corrige aceptando que esta ciudad entonces. aunque no el año. y habiendo probado de paso que ni Santiago de León. Pues con ajustar la fecha proponiendo que la fundación debió ser el 8 de septiembre de 1567. manteniendo la data. Desde el momento en que ni su fecha de fundación de Caraballeda. o por esas fechas(91). Y esto no parece nada casual. Su confesión al respecto es harto famosa: “El día en que Losada ejecutó esta función es tan ignorado en lo presente. Es cierto que el mismo Oviedo. Obedece a una comprensible intención de la tesis tradicional de defender a Oviedo. pues ni hay persona anciana que lo sepa ni archivo antiguo que lo diga”(89). en sentido estricto. que sin mayor escrúpulo se le pasa un yerro como el de la fecha de la fundación de Caraballeda(90). corriendo simplemente un año atrás. esto “casi” prueba una fundación de Santiago de León alrededor del 25 de julio. Pero no es menos cierto que Oviedo inserta la noticia de la fundación en un capítulo que pone antes de la “fundación de Caraballeda”. hemos de poner en atenta observación (diríamos que algo más que eso) todo su célebre relato de la conquista de Caracas.

una desproporcionada y perturbadora influencia en cualquier estudio serio que se intente sobre los orígenes reales de Caracas. para continuar así con el fondo de su Historia. Inunda de tantas noticias preciosas y personales su narración que su Historia se lee. sobre unos personajes de virtudes legendarias inmersos en una epopeya gloriosa. al menos para la parte relativa a Caracas. Homero o no. Un problema adicional. Oviedo compone su obra más de ciento cincuenta años después de los hechos. Al leer a Oviedo y Baños participamos de su angustia ante la fecha de fundación sumida “en la incertidumbre”. como amplio comodín de apoyo hasta por historiadores responsables. 56 . Quien lee a Oviedo en busca de datos se envuelve sin notarlo en la convincente aventura de su narración. según méritos. No es culpa suya(93). según hemos comprobado deben tomarse con sumo cuidado. Aunque muchos detalles se le discuten se le acepta el fondo —en general— fehacientemente. cronológicamente sin mayor importancia. cómo en el siguiente capítulo se funda Caraballeda en la costa y cómo Losada —luego de dejarla en orden— regresa al valle de San Francisco a hacer su expedición de “apuntamiento” o registro de las parcialidades indígenas para poder asignar. por su narrativa plena de tensión escénica— es usado ante las lagunas que por supuesto tiene la historia de Caracas. El casi inconmovible crédito de Oviedo y Baños en cuanto a la historia inicial de Caracas no es gratuito. es que Oviedo por ser muchas veces fuente única —y muy apropiada para cierta clase de historia.JUAN GANTEAUME contra la ciudad de Santiago de León en la decisiva Batalla de Maracapana (ya veremos cuanto). Oviedo ejerce entonces. En esto se diferencia de otros historiadores y cronistas coloniales previos que dan noticia de pasada del “poblamiento” de Santiago de León como una breve referencia. sin contrastarlo con la realidad histórica coetánea. tal como hacemos hoy con una novela. Las noticias tan particulares de Oviedo. sin quizás imaginarlo. Es difícil desligarse de su magia y asumir una posición objetiva. Oviedo es percibido de alguna forma como el Homero de los brumosos orígenes de Caracas. Escribe épicamente de una edad heroica. Nace de ser el único cronista al cual se puede acudir para saber los detalles de esa Jornada. No hay otro. los indios de Caracas(92). Para un investigador esos detalles valen oro. Es por ese fenómeno de “suspensión de la realidad objetiva” que produce su lectura —propio del teatro y el cine— que no se advierte una incongruencia jurídica tan simple como la existencia de idénticos cabildos dos años seguidos. Oviedo es el único historiador antiguo que se preocupa por el “problema de la fundación de Caracas” con igual sentido histórico con que lo haría hoy día —y con el mismo interés— un caraqueño orgulloso de su ciudad capital. que son las que hacen valiosa su narración de Caracas. como un apasionante libro de aventuras.

como lectores de una gesta. No obstante. por orden de Losada organizan una “entrada” a las poblaciones “…de los Tarmas y Taramainas (que habitaban a la parte de poniente en las serranías que corren sobre el mar…”. Alonso Ruiz Vallejo y otros. Si el historiador provincial se basara en el romance mandado a componer por el cabildo de Caracas en 1593 a Ulloa bajo comisión y supervisión de personajes de tanto crédito y seriedad como Garcí González de Silva y Juan de Riberos (este último coautor de la fundamental y precisa Relación de Pimentel de 1578). Los expedicionarios. del 57 . Pero sobre esa hipótesis de un Ulloa que lo ilustre. logran regresar triunfantes con suficientes bastimentos para el campamento de Losada. encuentra finalmente los ansiados bastimentos pero se los discuten aguerridamente los taramainas. Oviedo niega explícitamente haberse guiado por Relaciones: “…siendo preciso revolver todos los archivos de la provincia para buscar materiales…” Y también: “…pues habiéndome gobernado en todo por los instrumentos antiguos que he leído… aseguro en su autoridad la certeza de que [sic] necesito para los sucesos que refiero…”(97). La expedición de cuarenta soldados de a pie y cinco a caballo incluyendo como líder a don Rodrigo Ponce. Es un inserto que no agrega nada al fondo objetivo de la Historia de Caracas. que sin tregua practican los indios de Caracas. Taramaina de nación…”(95). ¿Qué decir entonces de este testimonio que presentamos seguidamente.La Jornada de Caracas Un caso: El capítulo VI de su Historia. pero que nos regala aventura. para conseguir bastimentos. es por muestras como esta que se discute sobre una supuesta Crónica de un Ulloa por el cual se guiaría quizás Oviedo para componer su Historia(96). como el propio autor la bautiza. Oviedo narra cómo Francisco Infante. ¿Cuánto de cierto hay en este relato y de dónde lo sacó el cronista? Imposible saberlo hasta tanto no se avance en la posibilidad de encontrar testimonios que refuercen o debiliten los argumentos del autor. “…estaba entre los gandules uno que llamaban Carapaica. acosados de hambre por la destrucción de las sementeras y cultivos alrededor del real o campamento. “…para socorro del campo…” de Losada(94). que es el inmediatamente anterior al de la fundación de Caracas está dedicado a narrar la batalla de la Quebrada de 1567. hijo del gobernador. luego de una batalla contra Carapaica en la que se luce Ruiz Vallejo cuando reacciona de su huida ardiendo por el insulto de “bastardo mestizo” que le lanza Infante.

JUAN GANTEAUME

mismo Garcí González, declarando como testigo a favor de Diego de Henares?:
y sabe demás de esto que en otra entrada que hizo a los Mariches contra un cacique llamado Carapaica y le dieron al dicho Diego de Henares una muy grande herida, que estuvo a punto de muerte(98).

¿Cómo conciliar esta declaración de Garcí González, testimonio coetáneo, sobre un cacique Carapaica de los Mariches y un Diego de Henares mal herido, con la novelesca narración de Oviedo y Baños cuya acción sitúa este autor en dirección opuesta, “a poniente”; contra una parcialidad distinta, los Toromainas, y con personajes totalmente diferentes, narración en la que nada se dice de Henares, prominente hijodalgo y culto alcalde del segundo cabildo de la ciudad en 1569? Si Oviedo se está guiando por la supuesta Crónica de Ulloa, o esta se hizo distorsionando los hechos hasta la falsedad (cosa que no fue por cierto la intención del cabildo cuando la comisiona; se buscaba, precisamente, registrar los hechos verazmente en un poema épico, para preservarlos con fidelidad), con la anuencia cómplice —y contra su propio crédito— de Garcí González, Henares y otros conquistadores protagonistas directamente involucrados, vivos todavía, o ese mítico cantar de gesta no describe este hecho de armas, ni por lo que se observa tampoco la fundación de Caraballeda en febrero de 1568, menos aún la de Caracas en 1568, ni la muerte de Guaicaipuro antes de esas fundaciones (y otras inconsistencias que sería prolijo exponer pero de las cuáles hemos verificado errores como este en su historia, así como sucesos críticos que expondremos para el año 1567 de los que Oviedo no logra hilvanar, ni de lejos, la secuencia correcta, o no informa nada), pues ya vemos como Oviedo yerra en cuanto a estos hechos fundamentales de los que no da noticia cierta, cosa que no sucedería si se estuviera guiando, precisamente, por una relación o crónica basada en testimonios de los protagonistas vivos, por más que puedan adolecer estos de falta de memoria, pues es duro de admitir que todos los conquistadores sobrevivientes hacia 1593, doce (12) al menos en la ciudad, de común acuerdo, vayan a confundir la fundación de Caracas tanto como para ponerla el año errado, o antes de Caraballeda, o conspirar en cuanto al primer cabildo, o declarar a Carapaica como indio Taramaina, siendo que lo combaten como cacique Mariche, o haber sido alguno —de los aún vivos informantes de Ulloa— herido por éste osado Carapaica hasta quedar al borde de la muerte, como le sucedió a Diego de Henares, y no recordar (veinticinco años después del golpe) si fue en Carayaca o en Guarenas. ¿Qué hechos verídicos cantaba entonces el tal romance?(99). Hay otras inconsistencias menos notorias, pero que a la luz de una lectura atenta y crítica de su narración se revelan. Por ejemplo: el capítulo III del libro V finaliza con la entrada de Losada al valle de La Pascua (El Valle, actualmente) donde terminó de pasar los días de Semana Santa de 1567:
58

La Jornada de Caracas

por cuya causa mantiene hoy el nombre de valle de La Pascua, perdiendo el de Cortés, que tenía antes, por haberlo encomendado Fajardo a Cortés Richo, un portugués, que le acompañó en todas las entradas de su fatal conquista(100).

Oviedo, y con él muchos de sus seguidores contemporáneos han negado que Fajardo haya fundado algo más que un hato de ganado, jamás una ciudad castellana en toda regla(101). ¿Cómo pues, si no existe ciudad formal le da Fajardo en encomienda a Cortés Richo el valle de La Pascua? Más aún, a favor de la fundación de San Francisco como ciudad por Fajardo, existe un revelador título de encomienda de Baruta —en traslado del siglo XVIII— al conquistador Alonso Andrea de Ledesma dado por Losada en el que se nombran a un “Carrasco” y un Pedro Martín a quienes los principales caciques Baruta y “Chacoata” (¿Chacaota?) “...solían servir...”, según el título. Antón Carrasco y Pedro Martín fueron dos de los registrados conquistadores que entraron con Fajardo a fines de 1559. ¿Sirvieron entonces estos caciques anteriormente como encomendados a Carrasco y Martín? Si es así, debieron necesariamente existir vecinos de una ciudad conforme jurídicamente en el valle, pues las encomiendas se otorgan, por leyes de Indias a los vecinos de una ciudad castellana, como hemos visto. San Francisco fue pues —al parecer— fundada, y la tierra repartida en 1560 por Fajardo, como se evidencia de dicho título(102). A nuestros ojos se invalida pues, historiográficamente, este “comodín para todo” lo que se desconoce sobre la conquista apelado Ulloa del que sólo se sabe nombre, oficio y maña y su registrada “estadía” por esa fecha en Santiago de León(103). No creemos que tenga parte este soldado poeta en la obra del historiador, lo que acredita a su vez, a nuestro juicio, el mérito original de Oviedo, pues se hace patente entonces la magnitud del trabajo de investigación y síntesis de este cronista —con errores propios, como cualquiera, al no tener guía cierta—, que de vagos y “fríos documentos” logra en una paciente década y media componer una Historia sui generis, tan viva y notable(104). Descartando a Ulloa, quedan aspectos por analizar, sin embargo:
hallábase a la vista Juan Serrano y batiendo los ijares a un caballo cuatralbo, abierto de frente y de color castaño, muy arrendado y brioso en que se hallaba montado, partió tras ellos(105).

Frases como esta, que describen hasta el color de las patas y señas del caballo de Serrano, si no son licencias literarias, son imposibles de deducir de testimonios protocolares si no se está más bien frente al relato de alguien que lo haya visto. ¿Quién, a ciento cincuenta años de esos hechos, recordaba las riendas o color del caballo de Serrano? ¿Es este acaso un adorno cultista de Oviedo? ¿Restos de una oda de victoria, escrito quizás por el latinista capellán?
59

JUAN GANTEAUME

Oviedo, además, se muestra tan seguro en su narración que pareciera “conocer los hechos”, así no sean los históricos, y los maneja casi como testigo, como ningún otro historiador. Pero, significativamente, cuando vacila sobre un dato, lo manifiesta. La fecha de la fundación de Santiago de León es uno de esos momentos. Otro, la duda que como historiador le produce el “suceso memorable del acicate” en el que se narra la increíble batalla de Garcí González defendiéndose con una espuela contra veinte indios atacantes, de la que sale victorioso(106). El hecho, aunque Oviedo no deja de trascribirlo, no es creído por el propio cronista, según su propia confesión. Sin embargo —y es lo notable— sucedió realmente, como lo manifiesta Garcí González en una declaración en 1624(107). Oviedo vacila explícitamente ante un hecho real como este que debió necesariamente ser incluido por Ulloa en su supuesta gesta épica —por lo clásicamente heroico de la lucha—, cosa que el tal Ulloa no hizo, evidentemente, y sin embargo no manifiesta Oviedo en cambio duda alguna ante errores históricos fundamentales como la real fecha de fundación de Caraballeda o la anómala dualidad de cabildos cadañeros(108). Ese —al menos para nosotros— es el real enigma de sus fuentes. Para un investigador crítico, ¿qué pensar entonces de las etnias, caciques y parcialidades tan explícitamente narradas por Oviedo? ¿Existió un Carapaica “Taramaina”? No lo cree así Garcí González de Silva, que contra este luchó. ¿Un indio manco de nombre Sorocaima? El registro de Sorocaima como supuesto nombre del anónimo indio teque al que ciertamente Domingo Giral, Juan Fernández de León y Juan Pascual amputan la mano, hecho documentado según testimonios de 1576, es inútil buscarlo en fuentes de la época. No existe hasta ahora en documentos supervivientes este así nombrado Sorocaima, tan sólo en la creación de Oviedo. ¿Un Tamanaco caraqueño? Nos asalta la duda, cuando leemos fuentes primarias sobre Nirgua, de la misma fecha, en la que nos hallamos con declaraciones como la de Andrés de San Juan: “…porque siendo yo alcalde ordinario por Su Majestad de la ciudad de Xerez [de Nirgua], los indios que viven en el cerro de Tamanaco, jurisdicción de la ciudad,…”(109). Debe hacerse pues un trabajo profundo de arqueo y comparación de datos en archivos de fuentes originales tales como Encomiendas y Méritos de servicios donde quizás haya visto Oviedo estas noticias, o en archivos de las órdenes religiosas, obispales y afines, pues la fuente de Oviedo para algunos sucesos o estampas —definitivamente no para la Jornada entera— si es que existió, bien pudiera ser quizás alguna relación personal de méritos, sin mayores intenciones históricas, y de estilo literario florido tal como la de fray Jacinto de Carvajal(110).
60

de aquí en adelante. hasta detalles de su historia que imaginaríamos imposibles de rebatir. Nuestra posición es que —sin negarle a priori crédito al fondo— hay que analizar con crítico cuidado todo su texto. por ser tan propios de su relato que no se esperaría hallar noticia en otra parte que los verifique o desvirtúe.La Jornada de Caracas Toda esta extensa digresión tiene un fin: Es necesario pues. sopesar su narración con mucha precaución. 61 . tomar a Oviedo con pinzas.

o quizás nunca se envió al Consejo de Indias en España por muerte temprana de este gobernador Chaves. y que muchas veces representan. tan sólo sea para aportar líneas frescas de debate a la historia inicial de Caracas. Son las que hemos utilizado. Jean Bontemps. al año de iniciado su gobierno(112). intentaremos reconstruir el año 1567 para la Jornada de Caracas. Los denominados Juicios de residencia por los que se enjuiciaba burocráticamente al gobernador de turno. lamentablemente. El juicio de residencia a la gestión del gobernador clave Ponce de León la hizo su sucesor interino Francisco Hernández de Chaves. por supuesto. Como haremos patente por el desarrollo de nuestra hipótesis. falta una eficaz investigación en archivos de Francia sobre la actuación de personajes como Nicolás Valier. llegado a fines de 1569. Hemos consultado los juicios de residencia anteriores y posteriores pertinentes. Pierre de Barca y Jacques de Sores. ciertos testimonios muy interesantes de algunos testigos en residencias e informaciones en años varios sucesivos. Existió pues esta residencia. al menos tan estimables como en este momento. las ideas que presentaremos nacidas del mismo análisis crítico que hasta aquí hemos venido aplicando lucen. Algunas de estas fuentes: Oviedo. El juicio de residencia hecho por el sucesor Mazariegos a Hernández de Chaves en 1571 —a pesar de que su traslado en el Archivo General de la Nación incluye en su título a Chaves y Ponce de León— no alcanza sino a la gestión de Chaves. Visto que en la consulta de fuentes historiográficas no hemos hallado hasta ahora nada que se diferencie substancialmente de la versión tradicional (si apartamos las ideas de los revisionistas arriba mencionados). son las de Oviedo y otras autoridades sobre el mismo año. que actuaron en ese y otros años cercanos en costas venezolanas. la Carta al rey del contador Ruiz Vallejo en abril del mismo año. por las declaraciones de testigos y otros documentos trasladados. en este caso no aportan mucho. la Carta al rey de Ponce de León en diciembre de 1567. El período comprendido entre la llegada de Ponce de León. El plan de conquista El brillo doradista de la provincia de Caracas y el hambre de esclavos en abundancia llamaban con su peligroso canto de sirenas desde mediados del siglo XVI a 62 .JUAN GANTEAUME LAS FUENTES Sobre 1567 hay pocas fuentes a pesar de ser el año más investigado en documentos del siglo XVI venezolano. nos arriesgaremos a formular una hipótesis. sigue entonces sin documentación de residencia que la sustente. pero no ha sido localizada. hasta su muerte. en mayo de 1566. un enorme cúmulo de datos históricos. Aunque será en gran medida una especulación. como es lógico(113). y en particular una reveladora cédula real en 1569(111). Así es como lo veremos entonces. a nuestro modesto juicio. Sobre esta endeble base documental pues. la Carta al rey del obispo Agreda en enero de 1568. en mayo de 1569.

convenientemente situada al lado de la indómita provincia de Caracas. Así lo habían acordado Losada y Juan de Salas en El Tocuyo en 1566. Además de probarse que no es cierto históricamente con mucha más propiedad es el año del asalto a Coro y la “muerte de Borburata”. ciudades a las que les era más fácil entrar o salir por Borburata que por Coro. se derrumbaba. la capital de la provincia. que por requerirles paz murió ni otro Bernáldez. región pendiente de conquista desde 1562. hasta ese año. Guaicaipuro y sus aliados eran enemigos de particular cuidado. como se hizo patente con el abandono de El Collado. Estaba a la vista con la experiencia de lo sucedido a San Francisco y El Collado años antes: Si no se sostenía una “cabeza de playa” en la costa. 1567 es el año del “nacimiento de Caracas”. además. era el único puerto y ciudad que los castellanos habían logrado fundar en la costa —que sobreviviera— desde Cumaná hasta Coro. a Borburata le tocaría desempeñar el rol de plataforma en una operación combinada por mar y tierra. El dilema estratégico para la conquista de Caracas era claro. Estaba. pinchando sin tregua su codicia frustrada por tantas expediciones ruinosas. No se podría pues. cuando se dedican a planear la fórmula para superar la táctica victoriosa con que los retaba Guaicaipuro(114). Para la usual historiografía nacional. de brumosas montañas y áureas quebradas. y a través de ella con Margarita. Cabo de la Vela o Cartagena de Indias la mantienen viva. A partir de la entrada en 63 . Nirgua —según estuviera o no poblada—. asegurar el éxito de la Jornada ni poblar ciudades perdurables en esa provincia cumpliendo el deseo real si no se conseguía primero asegurar la costa y el acceso al mar. a pesar de no producir ningún fruto ni oro ni tan siquiera perlas. Sabía dirigir huestes en territorio hostil —y sobrevivir— desde aquellas lejanas y alucinantes correrías al interior ignoto de la provincia con Reinoso. Ese año de la Jornada de Caracas. Losada prometía entrar con éxito de esta forma en dicha provincia. Altivos. Una expedición definitiva de la envergadura que se planeaba no podía hacerse sino por tierra.La Jornada de Caracas los empobrecidos herederos de los Bélzares. por sus evidentes éxitos ante los españoles. una costera y otra tramontana. vital vía de comunicación y bastimentos. cualquier intento poblador basado en dos ciudades. Trujillo e incluso Mérida (en otra gobernación por entonces). Era la puerta de entrada y salida comercial para poblados como El Tocuyo. que por prudente huyó. No sería pues él otro Narváez con los indios de Caracas. de socorro y escape para los expedicionarios de la Jornada. Barquisimeto. Santo Domingo. Su estratégica posición central en la costa para el comercio de ultramarinos con estas poblaciones. Pero Losada sabía que atrincherarse en el valle de San Francisco confiando en sus solas fuerzas era quemar las naves. Borburata. Valencia.

que era la estrategia de Guaicaipuro. sino la costa. hubiera sido para su desgracia [habla de su capitán Hawkins].JUAN GANTEAUME Caracas. Si los españoles conquistaban la costa. Así lo entendían Losada y Juan de Salas. comentaba así el suceso: y vio muchos caribes en la playa y algunos también en sus canoas. por supuesto. para luego matar a todos los desembarcados y —si podían— quemar el barco. Ese tramo costero se había vuelto pues prohibido para los navíos españoles. La vital vía de escape y socorro debía mantenerse abierta. en 1565. Los españoles. Borburata haría de base para todo el esfuerzo de retaguardia. El mar era la pared contra la que se estrellaba la furia de Guaicaipuro y sus caciques aliados. con Borburata apoyando.. eran los dueños del mar.) que de haberlo tenido. que estuvo en este viaje de Hawkins a las posesiones españolas. Las tribus del litoral de Caracas se habían especializado en su papel en la guerra. quienes les dieron muestras de amistad y le mostraron oro con lo cual quisieron significar que deseaban comerciar con nosotros (. Losada entendía que debía dedicarse a allanar la costa. Losada no conquistaría primero el valle. desembarca inocente en la playa animado por las caras buenas que le ponen los indios y es sumariamente enviado al limbo a acompañar a Narváez. como lo supimos después en Borboroata [sic](. El afamado Diego García de Paredes regresando de España en 1563 premiado con una gobernación por sus hazañas en la derrota del Tirano Aguirre —pensando que en la costa de Caracas estaría ya su amigo Narváez. que éstas no eran gente amable como pensábamos.. por la vía del empalamiento.) Su política en la lucha contra los españoles es maravillosa. pues escogen como refugio las montañas y bosques. El negrero y corsario inglés John Hawkins poco después se salva por pura casualidad de caer también en la misma treta. Allanar la costa era entonces el primer objetivo de la Jornada. Si estos caciques de la costa controlaban el acceso y la salida —por el litoral— al valle. y son caníbales y devoran a cualquier hombre al que puedan echarle mano. John Sparke. la guerra estaba ganada. en el mare claussum caribeño en el que hasta entonces aún navegaban. Perfeccionaron una técnica sutil de engaño a las naves que imprudentemente se acercaban a su costa en busca de agua o rescates. El papel naval de Juan de Salas en la Jornada de Caracas era específico: mantener la comunicación marítima a través de sus piraguas desde Borburata a la costa de Caracas. Era vital desde el inicio. sino mil veces más endiablados. como pensaba verlo cuando partió—.. Muy al contrario de lo que se piensa. El socorro que aportaría 64 . de ellos era Caracas.. so pena del aislamiento de su hueste. a donde los españoles con sus caballos no pueden seguirlos(115).

municiones y armas que usualmente se adquirían en Margarita. con intención de entrar desde oriente esta vez por tierra. al este del valle de San Francisco que comunicaba por la costa a través de pasos en la serranía con otra gran parcialidad. que comunicaban en sus laderas sureñas con teques. Fajardo inicia su última y fallida entrada a Caracas saliendo de Margarita vía Cumaná. con su gran cacique Paramaconi al oeste. Si Guaicaipuro desde el interior era el que ciertamente dirigía el alzamiento. La más poderosa al interior (descontando los quiriquires alrededor del Tuy medio hasta su desembocadura. 65 . el vencedor de Narváez(118). que no participaban en la confederación indígena por ser enemigos tradicionales de los teques y otras tribus de las altas montañas) eran los Mariches.La Jornada de Caracas Salas era importante por sí mismo: traería a Borburata —además de cincuenta de los leales guaiqueríes que habían acompañado a Fajardo desde Margarita— a quince antiguos conquistadores y vecinos que fueron de El Collado. imprescindibles para la Jornada como conocedores de las belicosas tribus de la costa. el siguiente paso sería conquistar el valle. Quizás traería Salas también algunos “versos” o cañones de ligero calibre. Nadie más que estos antiguos pobladores pioneros habían pisado con certeza este crítico tramo del litoral(116). caballos. Rota la coalición y pacificados los más importantes grupos indígenas. Igual sucede con Vicente Díaz Pereira. vecinos ahora de Margarita y Borburata. para sostener los perímetros que pensaba levantar. sólo entonces se fundarían las ciudades. pues la gobernación de Venezuela sufría una crónica y patente escasez de estos vitales pertrechos. Las tribus más poderosas de la costa eran las de los Tarmas y —según Oviedo— los “Taramainas”. ganados y pertrechos de guerra suministrados por Margarita cuando van a Maracapana a fijar con Cubagua los límites de la gobernación. los Chagaracotos. Maraver de Silva en 1568 se detiene en Margarita también para abastecerse y aclimatarse y planear su entrada a su gobernación de El Dorado. Losada y Villegas regresaron en 1543 a Coro con soldados. donde se poblaría la otra ciudad de españoles que defendería el acceso al oro de los Teques. numerosa nación que habitaba desde Naiguatá hasta más allá de Osma(119). y aruacos. Una vez allanada o pacificada la costa. Margarita hacía de base de entrada y plaza de compras para todas las expediciones importantes que se hacían en Venezuela desde tiempos de Ortal. Pero lo más importante es que la flotilla de Salas aportaría pólvora. su muerte era prioritaria para esta segunda etapa. identificar y quizás hasta hablar. en las serranías costeras. nuevamente(117). con las que a través de Fajardo habían en algún momento llegado a tratar y cohabitar y a cuyos caciques podían localizar. en 1551 cuando de allá regresa a Borburata por tierra trayendo ganados y gente de guerra. estos últimos acaudillados por Terepaima.

arcabuces. procedente de Margarita(120). partiendo de El Tocuyo se reuniría con Juan de Salas en Borburata. Allí Salas aprovisionaría de morriones.JUAN GANTEAUME Losada con su hueste de ciento treinta y seis españoles incluyendo dos curas. y el papel de Borburata cuando se inicia la Jornada. Marcharía cada uno por su vía para encontrarse en Maiquetía en el momento acordado. 66 . unir fuerzas y crear la línea de comunicación marítima con Borburata(121). en enero de 1567. Este era pues el plan para la conquista de Caracas. pólvora y municiones la hueste de Losada y acordarían la cita final para reunirse de nuevo en la costa de Caracas.

o expoliar y hacer el mayor daño a cambio. El gobernador Ponce de León había iniciado su gestión en 1566 condenado duramente a su antecesor. aún en 1567. que el cruel Jacques d´Clerc. en 1561. Pero la indefensión de Borburata no la motivaban carencias presupuestarias de un vasto imperio. o la indolencia. las torturas de piratas hugonotes para que entregara el oro del rey(124). “Patepalo”. Justo Desque había sufrido. o un mercado potencial si no(122). CORSARIOS Y CONQUISTADORES. el precavido deseo de Su Sacra Real Majestad. no se decidía a confiar en sus “leales súbditos” de Borburata y poner en sus manos cañones para la urgente defensa de su puerto(123). “a la lumbre del agua”. Borburata tenía ya varios años sorteando corsarios. no tenía un simple cañón que defendiera su estratégica posición contra corsarios y piratas. Peor aún: era un imán para ellas por hallarse en su camino a la codiciada Cartagena. de estar poblada de notables vecinos con familia e hijos. A pesar de sus diecisiete sólidos años de desarrollo estable. Algunos años antes. El día en que ardió la ciudad. se cierne la tormenta. Era. La causa era el legado espiritual de Aguirre. otro Lope redentor pudiera de tanta necesidad como en ella se pasaba mandar su rey al diablo y hacerse fuerte. tan ancha y ajena. Borburata. si hubiere dónde. desbordado de odio creativo hacia su monarca. por el contrario. Hawkins y Bontemps la visitaban. por 67 . TODOS EN POS DE LA COSTA Sin embargo. de infausta memoria.La Jornada de Caracas INDIOS. y estar en la ruta directa de la importante flota de Tierra Firme. el descuido. tener un puerto natural capaz de albergar cómodamente la más grande flota corsaria en tiempo de huracanes y ser ella en sí misma un objetivo valioso como prenda de rescate si era tomada. con ánimo de comerciar ilegalmente. El número de rebeldes desnaturalizados de su vasallaje y la gravedad política del desafío de su torpe grito de libertad mostraban tan patentemente cómo fallaba el dominio real en estas tierras que el vejado rey Felipe. Pampatar en Margarita— no podían prescindir: una fortaleza. como oficial tesorero en el pueblo. sobre Borburata. el licenciado Bernáldez. como lo hizo “El Tirano” en la fortaleza de Pampatar. Peor pirata había sido este peregrino español “Pata coja”. pobre y desesperanzada como ésta. Borburata carecía de algo fundamental de la que estas otras ciudades costeras —o hasta una más humilde. En la metrópoli no se olvidaba que aquí en esta provincia de Venezuela había muerto el peligroso marañón. Veracruz o La Habana. Inerme ante las armadas herejes que cada vez en mayor número y más potentes se acercaban a las Indias de su majestad. tener tan buen o mejor puerto que Cartagena de Indias. Temía aún la corona que en una provincia olvidada.

esta vez venía por su cuenta de hacer su faena en Margarita. Deja su gente acampada en Guacara y luego en Mariara fabricando escaupiles. haciendo todo el daño que podía y porque no quemase el pueblo le dieron mil pesos de 68 . en 1565. El hugonote francés. alpargatas. Losada parte con su hueste a inicios de enero de 1567 de El Tocuyo. donde luego de recoger oro que fundirá en Borburata. sumaba en su antiguo haber el saqueo de Santa Marta. “…y el no muy rico botín pillado durante el asalto…”(130). Agrega por el camino la gente que se le une en Barquisimeto. sacrílego y pirata Jacques Sores. por los juramentos que les hacemos tomar. Losada baja a Borburata en busca de Juan de Salas. tan sólo para hallar la ciudad en manos de la primera de cinco armadas enemigas que ese año la visitarán. intentando componer el desastre en que el pirata había dejado esa tierra. Pupilo aventajado y lugarteniente de “Patepalo” d´Clerc. donde “…entró de mano armada en Borburata. subyugado el pueblo y exigido rescate. y la necesidad de los vecinos por no lo tener son grandes y no basta penas ni castigos para que lo dexen de comprar secretamente lo que han menester y esto han hecho. La intransigencia de Ponce —más militar y menos abogado que el licenciado Bernáldez— conduce a la tragedia. fondeado cómodamente en la bahía de Borburata. pabilo para mechas de los arcabuces. A Bernáldez este nuevo gobernador lo remite detenido y con escolta al Real Concejo de Indias de Sevilla a fines de 1566(125). Sores en la isla había asesinado a varios colonos. eficaz patrono contra las flechas(128). A fines de enero llega a Valencia. provisiones. como se verá(127). Santiago de Cuba y la propia Habana(129). el 20 de enero de 1567 en medio de fiestas de cañas y torneos —según Oviedo— se encomienda a San Sebastián.JUAN GANTEAUME permitir la compra de esclavos por los vecinos de Borburata a Hawkins. de verdad se hace. Sigue a la Villa Rica. Pero ante la probidad rectilínea que manifestaba en estos asuntos el nuevo gobernador. De ella se lleva carne. por lo que se comprende que Juan de Salas no hubiera llegado a Borburata. y es verdad que tenemos gran escrúpulo de conciencia nosotros los oficiales de Vuestra Majestad. hamacas y otras cosas necesarias para iniciar la jornada. un real de minas por entonces—. quema la iglesia de Margarita(131) y a velas llenas se enrumba al oeste olfateando presa. aunque no se puede averiguar porque lo hacen de noche y los unos a otros se encubren y no basta diligencia para que lo dexen de hacer. Al parecer. no cabía mucha opción. pues dello no se puede averiguar otra cosa sino que creemos que se perjuran(126). en Buría —por otro nombre Nirgua. No es que los leales súbditos le pusieran mala cara al comercio ilegítimo: Estos corsarios vienen muy proveídos de todas mercadurías y aceites y vinos y lo demás que en la tierra falta.

Y Hernando de las Viñas: vino a el dicho puerto un francés corsario con tres naos y una carabeleta que traía robada (.) y en medio de una sabana que está a la entrada del pueblo encontraron con los dichos franceses. fecha del arribo de la armada de Jean Bontemps a Borburata.. en estos menesteres...La Jornada de Caracas rescate…”(132). Venían como hasta ochenta hombres poco más o menos. pospuesto todo temor entró a la dicha conquista(140).. Al día siguiente de su arribo se le une la flota de Lovell.. Losada. Por todo esto pues. espera inútilmente a Salas todo el mes de febrero hasta principios de marzo(137).. uno para cada pueblo a fundar(138). 69 . Está registrado el paso entre Sores y Bontemps de un Pierres de Barca. Dentro de poco se iniciará la temporada de lluvia y para entonces desea estar ya dentro de Caracas(139): aunque le faltó el capitán Juan de Salas a quien esperaba porque había de entrar en su compañía con copia de soldados que había de sacar de la isla Margarita e indios guaiqueríes en quien el dicho general tenía mucha confianza.. su sobrino(141). del doble de tamaño. El obispo declaró meses después: “…vino un corsario francés secretamente y robó el pueblo. El obispo Agreda se hallaba de visita pastoral en Borburata confirmando a los vecinos.. Salas se ve obligado a esperar en Margarita para no ser tomado en la travesía. Antes de partir pasa revista general. El pago del rescate debe haberse hecho con autorización del obispo.) todo lo cual pasó en la fin del mes de enero de sesenta y siete(135). y aunque le era todo de mucha importancia. No puede esperar más por Juan de Salas. Diego de Losada emprende sin la ayuda de Salas ni sus urgentes pertrechos la Jornada de Caracas en marzo de 1567. Se salva en esta oportunidad(133). Son en total ciento treinta y seis españoles de armas contando dos sacerdotes. Ello no implica que el mar se hallara libre de corsarios en el interludio.”(134). Como representante del Papa romano era liebre cierta para estos canes. arcabuceros y piqueros y con las mechas cubiertas (. se abre un lapso cronológico impreciso entre febrero y mediados de abril. La ocupación corsaria debió extenderse hasta inicios de febrero: “…por el mes de febrero fue robado el pueblo de Borburata.”(136). financiada y apadrinada por Hawkins y llevando como bisoño piloto al joven Francis Drake. Pero parece evidente que si el mar está poblado de tales peligros no puede realizarse la cita. francés. Al partir Sores.

aprovechando la estadía del gobernador cercana a la costa y apostando a que será tan venal como Bernáldez. y así llegó al puerto de la ciudad de Coro. y porque rescatasen con él los dichos negros volvió el navío a su dueño. Pero al ver quizás que los pobladores acababan de ser robados por Sores y como su fin era el simple comercio. por los confederados indios de la costa. su perseguidor. ¿Cuándo inicia Losada la Jornada? ¿Cuándo llega Salas a Borburata? Son preguntas significativas que quizás puedan precisarse algo más si se analizan las fuentes. los cuáles el gobernador don Pedro Ponce de León los tomó para Vuestra Majestad. y este francés tomó un navío en el dicho puerto de Coro. haciendo de escribano(147). donde los vecinos rescataron hasta once negros. a obtener licencia de Ponce de León. a su cita en Borburata.JUAN GANTEAUME Este arriba a Borburata en dicho lapso(142). inaugurando el tren de visitas de los corsarios a Coro. Para abril de 1568 ya estaba en Santiago de León. el hecho es que para allá enfila De Barca la proa. partiendo apresuradamente a Santo Domingo(144). Uno de los compradores de estos esclavos de contrabando es Andrés de San Juan. y seguido de los corsarios franceses. donde fueron muertos todos al saltar a tierra. El acoso corsario a cualquier casco que por esas fechas de 1567 navegara en el mar entre Margarita y Coro hace que un incauto navío perseguido intente resguardarse en la temible costa de Caracas: al tiempo que Losada pasaba muestra a su ejército en el valle de Mariara navegaba por la costa de Caracas. por asegurarse del peligro que le amenazaba dio en manos de la desdicha… pues huyendo por no ser apresado. para no ser castigado ni devolver sus esclavos. aunque retrasado. Esta era entonces la ruta que Salas tuvo que sortear para no dejar de acudir. está incluido para la fecha de la expedición en ambas listas de los conquistadores que entraron con Losada. 70 . tras este vino otro llamado Pierres de Barca. que evidentemente no puede ser si fue a Santo Domingo en marzo de 1567. que se escapa de su vertical gobernador en el navío cargado de lana y cueros liberado. como se mostró arriba(148). Curiosamente. En 1570. con todo lo que traía(143). un navío con cuarenta hombres. o porque los vecinos le informaran que no tenían permiso para contratar y que para quitárselo de encima los ladinos justicias le aconsejaran que fuera a Coro a intentar obtener el permiso con el inflexible gobernador. en guerra sin cuartel contra los españoles(149). se acogió al puerto de Guaicamacuto…. cargado de lana y cueros. y este todo su intento era rescatar. muerto Ponce. que cargado de mercadurías iba de España para Cartagena. la de Oviedo(145) y la de María(146). y mostraba no querer hacer daño. y a los que rescataron castigó. hace de juez de residencia de su gestión en Coro.

según el testimonio de Machado. donde se le unirá. quedando la partida de Losada en 6 de marzo. Como ya tenemos una fecha aproximada del inicio de la Jornada. Salas cuenta con salir de nuevo de Borburata los primeros días de abril para sincronizar con la llegada de Losada al litoral y establecer la línea de socorro. abastecimiento y refuerzo planeada. que bien pudieron ser las armadas de Bontemps y Lovell(154). que había estado pasando la Pascua de Resurrección en el valle de La Pascua (homónimo por eso. podemos suponer fiablemente que Salas arriba a Borburata. engancha a Lázaro Vásquez y Andrés Machado(155). por lo que a la fecha del 16 de marzo pudiera restársele diez días. vecino de Borburata por entonces. que vino a la propia jornada dende la isla de Margarita… diez o doce días después que el dicho capitán Diego de Losada la empezó a hacer(153). ya en Borburata. en función de hacerlo quizás al año exacto de su partida. fecha significativamente cercana a inicios de marzo. y para 1567 regía el antiguo calendario juliano. Así pues. al igual que Lázaro Vásquez. entre la ida de Pierre de Barca y la llegada a Margarita de Bontemps. que parece haber elegido para su fundación de Caracas. Oviedo afirma que el miércoles 3 de abril Losada. tan sólo la mitad. Llegada de Salas a Borburata: hay una declaración de Andrés Machado. Machado dijo: que fue uno de los primeros que entraron al socorro de esta provincia con el capitán Juan de Salas. los cuales se unen a Salas cuando este arriba a Borburata para participar ellos también en la Jornada de Caracas(152). 4 de marzo. precisamente) levanta su campo para pasar al valle de San Francisco(150). Tal vez espera una piragua de aviso 71 . a mediados de marzo. si no hay contratiempo. No logra traer los cien guaiqueríes veteranos de El Collado que había prometido. Se informa en el puerto de la partida de Losada desde Mariara “diez o doce días antes” y calcula que dentro de pocos días más el capitán general estará ya en la costa de Caracas. Pero debe tenerse en cuenta que Oviedo establece su fecha para la Batalla de San Pedro según el calendario gregoriano. Hablando de Caracas. Entre tanto Salas. Pudiera estimarse la fecha de inicio de la Jornada —basándose en su cronología de hechos hasta esa fecha desde que parte de Mariara— en alrededor de 16 ó 17 de marzo(151). Justo a tiempo: “…por Pascua de Resurrección pasaron por la Margarita…” corsarios sin precisar. Previamente ofrece la fecha de 25 de marzo como la fecha de la Batalla de San Pedro.La Jornada de Caracas Inicio de la Jornada: de la cronología de Oviedo hay dos fechas que ofrece su narración —concordantes con testimonios documentales— que pueden por tanto tomarse con bastante credibilidad. desconociendo que Margarita está siendo visitada de nuevo por tan poderosos corsarios.

Dar una vuelta de reconocimiento al valle hacia el este. Todo el cronograma está algo retrasado. Quizás está siguiendo la misma secuencia que Fajardo. Pudo tal vez fortificar allí mismo un perímetro. Sabe que no cuenta con fuerzas suficientes para enfrentar solo las tribus confederadas de la costa. Era el 17 de abril de 1567. Pero a nuestro juicio. Necesita a Losada para desembarcar y Losada a él por los soldados y municiones que trae a la Jornada. En Maiquetía. Salas esperaba. donde pudiera recogerse a salvo una guarnición suficiente. arriban Bontemps y Lovell a Borburata. Es imaginable que haya podido establecer unos corrales en los restos de San Francisco para atender el ganado menor que llevaba de impedimenta. tal como se hizo en 1549 antes de la edificación de Borburata. Lo más pronto que pudo. Allí estableció su campo real. pero nada que no pueda ser subsanado. sin haber logrado partir. Finalmente. allanando la puerta de entrada y salida marítima de Caracas. Llegado abril se entera que el mar está nuevamente infestado de corsarios. porque no quería que le sucediera a sus piraguas lo que a otros. como narra Oviedo. luego de descansar unos días allí dejando establecidos quizás algunos corrales y guarnición y servidumbre con indios ladinos. armas y soldados que le traería Juan de Salas. por los Mariches. no creemos que Losada por estrategia decidiera dividir sus fuerzas de allanamiento y pacificación en ese crítico momento. Losada hace días que está en Caracas. los caballos y los indios de servicio dedicados al cuido del ganado y sembrar los cultivos que sostendrán la comunidad.JUAN GANTEAUME de Maiquetía. bajando por la antigua vía india que pasaba por Curucutí. 72 . siguió de largo con la mayor parte de su hueste(156). porque todo su fin entonces era asegurar la llegada de las municiones. para darle tiempo a Losada a que llegara a la costa. Siguió pues a la costa. Aunque nada se lo impide. Las necesitaba todas —y más. sus armas y municiones— para acometer con éxito el siguiente paso: pacificar la costa y terminar con los efectivos ataques de estos indios confederados. que defendiera el ganado. con grandes troncos. que imprudentemente han arribado a esa costa mortal. las que le traería Salas.

Pero no es Bernáldez quien ahora gobierna. viendo que el gobernador no había dado lugar al rescate los soltaron a todos(159). Como los bizantinos mandando a los bárbaros a Roma. No hay constancia de cuando abandonan estos corsarios Borburata. El contador Ruiz Vallejo incauta oficialmente los esclavos a nombre de su majestad. estando una vez más en el puerto de Borburata para comerciar negros esclavos. procedente de Curazao(163). Les niega —como a Barca— la licencia. entre otros a Justo Desque. estos corsarios liberan a sus rehenes luego de cambiar por 26 esclavos los mil quinientos pesos que les habían secuestrad(160). o para mostrar que hablaban en serio. 73 . el 18 de mayo llega a esa población con sus ingleses Lovell. Al final. alcalde: prendieron en Borburata al theniente Justo Desque y al alcalde Benavides y otros vecinos y entre ellos dos mercaderes del Nuevo Reino [probablemente de Mérida]. que se sienten cómodos en el tranquilo puerto del borburateño Alonso Cabello. inglés. El indoblegable gobernador no cae en chantajes. Ni los vecinos de Borburata están para más gastos. y a todos los llevaron a sus navíos. LTD Losada no recibe el socorro del imposibilitado Salas sino hasta fines de mayo: “…y a dos meses poco más o menos que entró con la dicha gente [Losada]. publicando que si el rescate no se hacía. Se repite la historia: Estos nuevos corsarios intentan comerciar y vender esclavos como lo hizo Hawkins en 1565. Los corsarios. Luego. El caso es el siguiente: Hacia 1570 Bontemps. y Bontemps. que los habían de llevar a Francia. y a Lope de Benavides. está bien documentada. pero después. francés. En años sucesivos tanto Hawkins como Bontemps volverán a visitar Borburata. se encuentra con el esclavista Andrés de San Juan cerca del puerto(164). se unió de socorro el capitán Joan de Salas…”(157). con mil y quinientos pesos. Los comerciantes entablan pleito por ellos y finalmente les son devueltos y se les sentencia a pagar multas y el impuesto real. Del corsario Bontemps sobrevive un digno testimonio sobre la repulsión que le causaba ver indios esclavizados. al querer asegurarse una garantía mientras mandan a Coro a obtener la licencia. pues hacia inicios de mayo se le reporta en Río de la Hacha(162). teniente de gobernador de Borburata. toman entre tanto de rehenes a varios miembros representativos de la ciudad. luego del paso de Sores. La estadía de Lovell.La Jornada de Caracas BONTEMPS & LOVELL. los de Borburata señalan hacia Coro: “…y con este concierto enviaron desde Borburata al puerto de Coro para que diese licencia el gobernador y el gobernador se la negó y mandó que ninguno rescatase…”(158). Bontemps lo hace antes. treinta pesos(161).

¿No es peor que vendáis vosotros los indios. que no le hiciese tal.JUAN GANTEAUME El corsario observa con disgusto los indios esclavizados y le comenta. el mismo piloto autor de una precisa relación de la costa venezolana escrita alrededor de 1574. español estante en Borburata. como trofeo. que tu llevas a vender los indios como nosotros los negros. que yo que traigo a vender negros?» y dijo a este testigo: «¿No sería bien hacer a este un juego que se le acordase para toda su vida y dalle quinientos azotes y cortalle las orejas y tornalle a enviar?» y este testigo le dijo que por amor de Dios. al día siguiente. que es quien declara en el juicio. a la Real Audiencia en Santo Domingo. porque ellos le habían de echar la culpa(165). a manos del célebre piloto de Indias Antonio Barbudo —residente por entonces en casa del curazoleño Lázaro Bejarano—. 74 . un día antes dijo al dicho Andrés de San Juan «Yo no te conozco a ti. La cabeza de Bontemps es enviada por este en un cajón. Bontemps muere posteriormente en Curazao (a donde iba usualmente a aprovisionarse). a Alonso Gómez. como testigo: y pareciéndole mal al dicho Juan de Buen Tiempo.

Estaban evidentemente hartos. que pasaremos a analizar. su derrotero previo por Margarita y Cumaná deja muestras de la calidez de sus intenciones tras su paso(167).vino otro francés llamado Nicolao Balier. ávidas del oro de Caracas.. 75 . Para eso ha armado su flota. Pero Valier trae además —entre cejas— las muertes y ejecuciones que el adelantado Pedro Meléndez de Avilés hizo en sus compatriotas franceses. Al arribar a Borburata. la abandonaron del todo. Saben que Losada intenta poblar más al este en esa misma costa y con la excusa de la quema del pueblo hacia allá ponen sus miradas. Lo cual permite calcular su estadía en Borburata hasta el último tercio de agosto. El punto es que entran juntas en Borburata.. Ponce de León procuró mantenerlos poblados en el sitio y que no desampararan la ciudad. como los anteriores. el año anterior. dejándola despoblada. gobernando la provincia don Pedro Ponce de León. al mando de una flota de ocho naves que incluye hasta una galera. sin que bastaran las diligencias del gobernador para embarazar su ruina…”(171). Proviene de Dieppe. Esto es importante para precisar la cronología de su actuación en relación con la Jornada de Caracas. En algún momento entre mediados y últimos de mayo llega Nicolás Valier a Borburata.. este ha hecho grandes daños porque quemó a Borburata y la Yglesia y cruces della…”(168).. pero al conocerse que Losada fundaría a inicios de 1568.La Jornada de Caracas VALIER QUEMA BORBURATA Saliendo Bontemps del puerto de Borburata y entrando Valier. Francia. al erradicar a sangre y fuego la colonia que los franceses habían establecido en La Florida. Valier busca venganza. Valier se dispone a pasar todo el invierno allí: “. “acude mucha gente” a mudarse a la nueva ciudad: “…hasta que el año de sesenta y ocho. Pero antes de mostrar el papel que le tocó jugar en la conquista de Caracas. hagamos un comentario final sobre la suerte definitiva de Borburata: A raíz de este último robo y quema los vecinos deciden despoblar la ciudad. Su armada está compuesta por una mezcla de hugonotes franceses y escoceses luteranos(166). Nicolás Valier se comportará diferente de los anteriores visitantes. Quizás vienen confederadas ambas armadas como antes hicieran Bontemps y Lovell. Arriba con intenciones de comerciar a la fuerza. Al parecer. Será este el corsario que finalmente le prenda fuego a la ciudad. en lo que comprende que los vecinos no quieren o no pueden comerciar con él. Hernando de las Viñas ratifica la quema: “habían robado cantidad de moneda e hacienda en el puerto de Borburata y lo habían quemado del todo y este testigo lo vido quemado casi todo…”(169).y estuvo allí más de tres meses…”(170). en desesperante sucesión. no se lo piensa mucho y quema tambien esta ciudad: “.

que han quedado sin ciudad en la que ejercer sus cargos. Barquisimeto. El Tocuyo o Santiago de León. No hay manera de defender el puerto para el rey ante armadas tan grandes y seguidas. la resignada autorización de Ponce de León —escarmentado él mismo con el ataque a su capital— y pasarán en los meses finales del año a Caracas. con vecinos. dándole sentido a la mención que de ello hace el gobernador en su carta al rey en diciembre de 1567: “…ha acudido mucha gente de otras partes con sus hijos y mujeres…”(173).JUAN GANTEAUME Los vecinos quieren estar lejos de estos corsarios que han decidido tomar su bahía como residencia. Borburata. significativamente expone que los vecinos toman la decisión de despoblarla a mediados de año. Oviedo y Baños. en piraguas y canoas se vinieron a Caracas a incorporar con Losada. que fueron los más. La persistencia de estas razzias piratas sobre la costa desanima el poblamiento costero. 76 . contrabandistas y corsarios enemigos para intranquilidad de cualquier ciudad castellana que exista en sus inmediaciones. La ciudad como tal. Sobre el fin de Borburata. Pero ya no será una ciudad en propiedad. quien hallándose con el aumento de fuerzas que le causó este socorro y el que de la Margarita le había conducido Juan de Salas(172). con sus familias y otros muchos vecinos. recibirán (seguramente luego de trámites burocráticos y peticiones oficiales en Coro). Los pobladores de Margarita optan por huir hacia el interior de la isla fundando La Asunción lo más lejos de la costa que puede y amurallándose rápidamente. con su cabildo y jurisdicción territorial deja de existir por voluntad de sus pobladores ese año. lo que concuerda con la quema de Borburata por Valier a fines de mayo o inicios de junio de 1567: que aunque el gobernador don Pedro Ponce. corsarios y piratas— como Trujillo. Los huidos vecinos de Borburata irán aportando en los meses sucesivos a Caracas. teniendo noticia de la intención con que se hallaban. impidiendo el normal desarrollo de poblaciones como Caraballeda. les había prohibido con penas y amenazas el que la ejecutasen. Entienden que la maldición de Borburata es ser tan buen puerto que seguirá atrayendo piratas. Coro o San José de Oruña en Trinidad. La marejada pirata se mantiene hasta el siglo XVIII. Se fortificarán también. Cuando finalmente Valier se aleje. solares e iglesia. dulce o salada. Florecen ciudades en las altas montañas —o protegidas por la distancia de las incursiones de caribes. todos los pueblos que miran al agua. desde inicios del siglo XVII. cabildo. Cumaná. personajes como Justo Desque y Lope de Benavides. aunque pone los hechos en 1568 para adecuarlos con su año de fundación de Caraballeda. desde Maracaibo hasta San Tomé en el Orinoco. Mérida. vía la costa. mediando el año de sesenta y ocho [léase 67] se determinaron a desamparar la ciudad y dejándola despoblada se pasaron unos a vivir a Valencia y otros. En adelante Borburata mantendrá una cierta población informal que traficará con estos extranjeros de forma escondida mediante la figura del contrabando.

La Jornada de Caracas

Juan de Salas habría logrado reunirse con Losada probablemente en el no registrado interludio entre la partida de Lovell y la llegada de Valier. Si así no fue, hemos de concluir que el propio Valier no impidió su salida con los otros vecinos y bastimentos que en piraguas y canoas viajaron a Caracas. El hecho es que Salas se encuentra con Losada a fines de mayo o inicios de junio, como evidencia el testimonio de Lázaro Vásquez(174).

77

JUAN GANTEAUME

VALIER PRETENDE DERECHOS DE CONQUISTA A Valier —que no se resigna a perder un buen negocio pesar de haber quemado Borburata— en el interín se le ocurre una idea. Por Juan de Salas, o por los vecinos que le huyen, se ha enterado que en Caracas se está haciendo la conquista y que el capitán de ella está necesitado de armas y municiones. Un Juan Pacheco, secretario o criado que fue de Bernáldez, ha hecho buenas migas con este francés, aficionado Pacheco al trato con corsarios desde la venida de Hawkins en 1565(175). Quizás sea este mismo Juan Pacheco quien le mete la idea de ofrecer en venta a Losada parte de su pólvora, armas y municiones, como forma de abrir la puerta a otros tratos. No es cosa de irse con las manos vacías. A Valier le agrada la propuesta y se va a ofrecer su mercancía a Caracas:
y luego en el dicho año en el mes de junio, estando este testigo en la provincia de Caracas en la pacificación de ella con el dicho capitán Losada y otras personas, aportó allí un francés con una nao y una galera, llamado Nicolao Valier e un capitán escocés(176).

Estamos pues en junio. Losada sabe bien que para hacer tratos con este pirata que quemó Borburata necesita licencia obligada del gobernador(177). Puede rechazar la oferta del corsario. Pero Valier tiene pólvora y municiones muy necesarias en este momento crítico. Hasta ahora la pacificación de la costa no alcanza resultados: Los indios se muestran irreductibles a sus ofrecimientos de paz. Losada construye su jugada. Entre los expedicionarios en Caracas se hallaban —según Oviedo— Rodrigo, Pedro y Francisco Ponce de León, hijos del gobernador. Como el interés es común, entre ambas partes contrarias —los corsarios y los de Losada— se llega a un compromiso que a todos gusta. Losada acepta y recibe toda la pólvora y munición que necesita, vino, ropa, arcabuces, cascos, bastimentos y armas. Su expedición queda bien surtida. Uno de los Ponce (tal vez todos, según veremos) se ofrece a interceder la licencia con su padre el gobernador, en Coro, y Valier a llevarlo… graciosamente. Todo se basa, como siempre, en un juego interminable de dobles intenciones, o según el término de la época, “bellaquerías”. Valier codicia el oro de Caracas, que por supuesto Losada está deseoso de pagar, cuando logre, eso sí, reducir la resistencia indígena con la ayuda que el caballero francés gentilmente le ha prestado. Losada ya tiene lo que quiere, ¿cómo quitarse ahora de encima al peligroso extranjero? Ladinamente informa a Valier que tan sólo resta cumplir con un breve formulismo: obtener la licencia legal allá en Coro, (...) lejos de su hueste. Losada ofrece al corsario la prenda incuestionable del hijo del gobernador, con el teatro de ofrecerse el mismo Rodrigo Ponce de motu propio, como mediador ante su padre. Valier, zorro como es, cae en la trampa. Con el hijo gestionando la tramitación de la molesta licencia, esta no puede sino quedar asegurada.
78

La Jornada de Caracas

Para este fin todos convienen como buenos tratantes en dejar de una vez con Losada los pertrechos, pólvora, municiones y otras mercancías, con la evidente intención —y así se lo hacen ver a Valier— de presentar el trato ante el terco gobernador como un hecho cumplido, para que no pueda negar la licencia. La transacción se hace pues, a crédito. Pero Losada ha calculado su jugada. Conoce de qué palo está hecho su gobernador, pues fue juez en su nombre en la residencia a los oficiales de Bernáldez, en El Tocuyo y Barquisimeto. Sonríe para sus adentros. Esta vez, con maña, se la ganará al incendiario de Borburata. Años más tarde hablaría el rey por su real cédula:
A nos se ha hecho relación que habiéndose comenzado a poblar una tierra llamada Caracas en la gobernación de Venezuela por el capitán Diego de Losada con ciento y treinta soldados, se hallaron a la sazón en el puerto de la dicha tierra ciertos luteranos que dijeron querernos servir en ayudar a conquistar la dicha tierra y con estos halagos dieron cierta pólvora y munición para ello, y trajeron por la mar a un hijo del gobernador Pero Ponce de León; y se tenía por cierto que enviaron al dicho gobernador ciertos presentes y ropas para sus hijas, por haberles el dicho su hijo ofrecido licencia de su padre para poder rescatar en la tierra(178).

Los corsarios, en la galera —y quizás dos naves más— arriban pues a Coro. Apuestan a lo hecho, tanto como a la amenaza directa: “…y en el entretanto envió [el corsario] a la ciudad de Coro una galera a requerir al gobernador que le diese licencia para rescatar en la tierra, donde no, que haría mayores daños…”(179). Pero no conocen, por supuesto, a Ponce de León. Para la codiciada licencia no valieron entonces ruegos de hijo, ni regalos a hijas doncellas, ni que la entrega a Losada de pertrechos ya estuviera cumplida, ni por último las amenazas del desesperado francés. La ansiada licencia “…el gobernador se la negó…”(180). Diego de Arenas en 1571, en Coro, testificó el hecho:
estando tres navíos en el puerto desta ciudad, iban a velarse por mandado del gobernador don Pedro Ponce de León; y que oyó decir este testigo que las velas que velaban hablaban con los dichos franceses… Todo el pueblo iba a velar por sus tandas; y que velando este testigo y Jerónimo de la Peña una noche, vinieron los franceses a hablar con este testigo, y que a la mañana luego dio noticia dello al dicho gobernador; y que les dixo este testigo a los franceses que se fuesen, que no había remedio, que el gobernador no quería dar licencia para rescatar con ellos; y que por mandado del gobernador les fueron otras personas a hablar que se fuesen, que no querían rescatar con ellos(181).
79

por la usual ruta del cabo de La Vela y Cartagena.JUAN GANTEAUME El ladrón pues. en Borburata. “a legua del agua”. y sus movimientos vigilados. aprueban el 80 . ¿De qué vale su temible escuadra? No tiene ni tan siquiera un rehén con quien descargar su ira. El impulsivo Valier. timado de esa forma. A voces reclama. ha decidido al fin apoyar a las belicosas tribus de la costa de Caracas en su guerra con los españoles. Coro prevenida. El río san Julián (quizás por don Julián de Mendoza. a entenderse con su bellaco padre. que conocen bien la diferencia entre los corsarios y los españoles —y como el enemigo es común—. por los suministros que ha aportado. Los indios. Maquina su venganza. está registrado que no siguió de largo como los corsarios anteriores. Se restablece un perímetro con empalizadas y quizás se montan uno o dos versos. Los españoles se asientan aquí repitiendo la anterior fórmula de emplazamiento de Borburata. aunque dicen que por la batalla de San Pedro. Sus pertrechos y mercancías en manos de Losada. Hay una laguna salobre en la que se puede pescar y con cuya agua se engordan los caballos(183). Valier. pues imprudentemente ha dejado partir —de buena fe— al bellaco hijo del gobernador. tragando grueso y callando mudo. La intención ahora del francés es brindar a los caracas todo su apoyo para destruir a Losada y su gente. Regresa como un león a Borburata. El sitio donde Fajardo antiguamente se había poblado es bueno en la medida que el real puede levantarse algo alejado. En busca de este fin entra en contacto con los caciques de la costa y les informa de sus intenciones. Losada entre tanto ha comenzado a “reedificar” El Collado. No puede quemarla dos veces. burlado. Borburata ya está destruida. o cañones pequeños que trajo Salas o que quizás proporcionó Valier. culebrinas. de troncos y estacas. Se apostan —por temor a Valier más que a los indios— guardas de vigilancia en la costa. librada en sus márgenes el día del santo) les proporciona agua fresca. instándolo a que intervenga a su favor. Probablemente se alzó un fortín de resguardo. Nicolás Valier no cabe en sí de cólera. arrimado a la sierra y con una mediana explanada entre la población y la costa que permite el maniobrar de los jinetes ante el ataque de los indios. como el que Fajardo había construido en su tiempo. Estos desde que el corsario pasó por el litoral de Caracas han estado visitándolo. siguiendo su programa. No procede aquí la sorpresa. el cerro y los accesos hacia Macuto y el valle de Uria. así como el río San Pedro de Los Teques quizás por Pedro de Miranda. derechos sobre la tierra a la cual “ayudó a conquistar”: “…y después iban diciendo a Francia que tenían derecho a la dicha tierra de Caracas por haberla ayudado a conquistar y dado pólvora y munición…”(182).

y la ayuda siempre definitiva —aunque ciertamente involuntaria— de “armas biológicas de destrucción masiva” como la viruela y el sarampión. pláticos y belicosos y siempre han tenido amistad y contratazón con estos corsarios. enfermedades desconocidas por el sistema inmune corporal de los aborígenes y —por tanto— mortales en vasta escala. por decirlo así. La pacificación se logra en la provincia luego de largos años de lucha “asimétrica”. Así lo informaba Ponce de León en su carta al rey en 1567: el mayor contraste que esta poblazón ha de tener segun lo que se ha visto este año es que como son los naturales de la costa muchos. yntentaron muy de veras de se aliar con los dichos corsarios y les inducían a que matasen los españoles que allí estaban y que les darían la tierra y para ello todo favor y ayuda(184). viéndose agora subjetos. a factores interesados de potencias extranjeras enemigas de España para apoyar o sostener la guerra por su independencia. La conquista de Caracas tuvo pues una desesperada y poco conocida faceta “internacional” pues —como haría luego Bolívar 250 años más tarde— los indios Caracas lograron implicar.La Jornada de Caracas plan pues no desean otra cosa y se conviene un ataque. Los caciques de Caracas no vacilaron en utilizar todos los medios a su alcance para librarse de la sujeción y el vasallaje. 81 .

No obstante. La acción pues debe ubicarse —si realmente correspondió a Rodrigo Ponce— antes de su documentada partida a Coro. tenían la posibilidad de pelear en ambos teatros. Aunque usualmente lo hicieron al oeste del área de San Francisco. el de la costa y el del interior. Las expediciones de abastecimiento al valle de los tarmas desde la costa donde por entonces se hallaba Losada se hacían bordeando el litoral por Maiquetía y Catia La Mar hasta la desembocadura del río Mamo. librada para impedir el acceso a la hueste española a la tierra de los caracas. 82 . con Valier. aruacos. situados entre la costa y las montañas de Macarao colindantes con Los Teques. El otro hecho significativo es que el comando de la hueste que va a buscar bastimentos al valle de las Guayabas. en la favorable loma de Terepaima.JUAN GANTEAUME LA BATALLA DE MARACAPANA La batalla de Maracapana. lo tiene Rodrigo Ponce de León. El primero es la evidente guerra que hacían los indios para impedir los aprovisionamientos de los conquistadores. Las otras dos batallas citadas en la narración de Oviedo. únicamente recogida por el relato posterior de Oviedo. sin calidad de batalla. y de allí tramontando por Arrecifes hasta el valle de las Guayabas. Por un lado la así llamada batalla de San Pedro. por donde entraron los españoles de Losada. según Oviedo. la batalla de San Pedro y la de La Quebrada. fue el punto de inflexión de la jornada de conquista de Caracas(185). la así llamada por Oviedo Batalla de La Quebrada no pasó de ser —por lo que se lee— una “guazábara” más o ataque menor. alianza que tan exitosamente mantiene libres a los indios de Caracas por cinco años más. no revisten su importancia. desde que en 1562 logran expulsar totalmente a los españoles de Fajardo de su aurífera tierra. a causa de haber los indios talado todas las sementeras inmediatas. Hemos visto que este pasa a Coro con Valier en junio. o de los Tarmas. Intervienen las parcialidades occidentales de los meregotos. tarmas y teques. Buscaron estas parcialidades repetir la hazaña de la derrota de Narváez. Los tarmas. quizás en junio. Es la batalla decisiva que rompe la coalición indígena supuestamente liderada por Guaicaipuro. amén de que sobre ella mantenemos nuestras dudas arriba expresadas sobre su real historicidad(187). para hacer más cruel la guerra con la hostilidad de la [sic] hambre…”(188). Por otro. la sostiene tan sólo la parte de las tribus aborígenes de la provincia que habitaban al oeste del valle. Pero Losada sale victorioso del desafío en la Loma de Terepaima(186). según declaración de testigos(189). donde habitaban los Tarmas. el capítulo de la obra de Oviedo dedicado a esta batalla presenta algunos aspectos dignos de comentar. no desechaban bajar a este valle. Estos “…se hallaban bien afligidos por experimentarse cada día más rigurosa la falta de bastimentos.

y Losada se hallaba en la costa por entonces. Prepocunate. Y precisamente. sino de Santiago de León) ha decidido insertar el célebre capítulo VII sobre la fundación de esta ciudad antes de la Batalla de Maracapana(191). es improbable por lo expuesto que Losada tuviera su campo arriba en el valle de San Francisco. con la gente de sus pueblos(193). La composición mayoritariamente costera de las fuerzas indígenas que intervinieron en la Batalla de Maracapana es otro dato significativo. Mamacuri (que fue el primero que después dio la obediencia a Losada). Guaicamacuto. según lo capitulado. concurriesen todos los interesados en el sitio de Maracapana (que es una sabana alta al pie de la serranía inmediata a la ciudad) y echando el resto a la desesperación. con el mayor número de tropas que pudiese alistar cada cacique. con tres mil flecheros de su nación. fiando al lance de una batalla los buenos sucesos que esperaban de su valor y fortuna(190). acometer a Losada. 83 . Oviedo sabe que la batalla se libra cerca de un Real. vinieron de la costa y serranías intermedias. que llevaron entre todos(192).La Jornada de Caracas La batalla de Maracapana. como hemos visto. las características “costeras” de esta acción conjunta de los Caracas con Valier prueban indirectamente que el ataque sería al campo principal en la costa. Los caciques convocados del interior de Caracas —y sus fuerzas— fueron los siguientes: Los Mariches. Más aún. a nuestro juicio. no a un reducto secundario de resguardo de ganados en San Francisco. el que mató en Catia a Diego García de Paredes. Oviedo ofrece pormenores de esta crucial acción: determinaron que para cierto día. sitio o campamento poblado —según informaría la vaga fuente que está siguiendo para narrar la batalla— y ante la confusión que ello le genera (pues no logra aceptar que se trate de otra. señor de Torrequemada. Pero como se ha visto. donde se hallaba Losada. según su particular cronología y versión de los hechos. es la crónica que a la distancia hace Oviedo de la alianza —documentada como hemos mostrado— forjada entre los indios Caracas y el corsario Nicolás Valier. si es que esta disposición de fuerzas españolas existía por entonces. Anarigua. Querequemare. Oviedo detalla algunas de las principales parcialidades de la costa que intervinieron en dicha batalla: llegado pues el día determinado. El capítulo IX dedicado a esta batalla lo inserta Oviedo entre la llegada de Salas —en el capítulo VIII previo— y la posterior fundación de Caraballeda. Es concordante con la estadía en estas aguas de Valier. incorporados en sus banderas los caciques Chacao y Baruta. Santiago de León no existe para esas fechas. con siete mil indios de pelea. Araguaire y Guarauguta. Uripatá. el 8 de septiembre —en el capítulo X—. los caciques Naiguatá. con los caciques Aricabacuto y Aramaipuro.

JUAN GANTEAUME Los Tarmas. conducidos por Guaicaipuro. ni en Anauco Arriba o Anauco Abajo. teatro de tan vital batalla? La explicación para nosotros es que el nombre de este teatro bélico sigue la suerte de Caraballeda. que todas estas variantes se consiguen en Oviedo) reunían dos mil guerreros(194). ni en la llanada de Catia. No se la ha localizado. donde se asentaban los pobladores y soldados que por entonces “reedificaban” El Collado —haciendo un campamento. ni en Catuche. acaudillados por Paramaconi. “lugar de las maracas”? Un hecho curioso para el investigador de los orígenes de Caracas es que Maracapana como topónimo no existe por ningún lado ni cerca ni lejos de la Caracas del siglo XVI. como hemos mostrado en la exposición previa. si es que tiene algún sentido titular ciudad un campamento o agrupación de caneyes. La Vega. Los Teques. Si se le busca —según los datos que aporta Oviedo— en documentos del período inmediatamente posterior a la fundación de Santiago de León. o el valle del Miedo. y hasta bien entrado el siglo XVII. Urimaure y Paramacay. lugar. hacia 1586. Existe. asiento o sitio alguno con el nombre de Maracapana ni al norte o noroeste de la ciudad (área o llanura a la cual suele a veces denominarse en fechas posteriores Sabana del Teque y Sabana del Blanco). Petare. que se reunirían en la sabana de Maracapana el día de la batalla. como el valle de Juan Jorge. (Parnamacay o Parmanacay. ¿Dónde quedaba entonces esta Maracapana. que según Oviedo hacía de capitán general aportaban otros dos mil(195). o incluso nombres más antiguos. Encomiendas. Tierras. temprano en la historia de Caracas. ventas en Escribanías o en Testamentarías. algunos recordando incluso sucesos comparativamente tan banales como “el Salto de Freyre” en la antigua ruta por la loma de Terepaima en Los Teques. de la cual hay suficiente información en incontables documentos locales de Caracas en secciones como Actas del cabildo. Porque a nuestro juicio. ni cerca del Caroata. no obstante. la loma de Terepaima. ¿Qué se hizo Maracapana. la Batalla de Maracapana se libra en el área de Caraballeda. Chacao. Oviedo presenta pues catorce mil indios Caracas en estado bélico en aportes iguales por mitad para cada lado de la serranía. Antímano. o Caricuao. etc. perduraron al menos algún tiempo o del todo sobrevivieron como topónimos. Es verdaderamente significativo si se piensa por contraste que sitios de acciones de batallas de ese período como. arrastrada como topónimo a la extinción y el olvido cuando esta ciudad costera se acaba. una magra y alterada mención a Maracapana (que concuerda con el período y localización cercana a Caraballeda) en un título de encomienda otorgado 84 . ni en ningún otro siglo hasta nuestros días. o de descanso de la hueste como el valle de La Pascua. con quizás una empalizada—. ni hacia la Puerta de Caracas siguiendo la antigua vía al mar. no se hallará explanada.

nos inclina a creer que Maracapana fue entonces el sitio por donde corría la quebrada de Maraca curinare. por lo que es de suponer que vino en las piraguas con Salas(197). hijo de don Joan Guaycamacuto con todos los indios sus sujetos. La versión de Ponce de León sobre el develamiento del plan contra la tropa de Losada es más escueta: “…y como se vino a saber no lo osaron intentar. incluyendo al mítico Ulloa). El día de la batalla de Maracapana el corsario Valier falló. en los pocos nombres de españoles que registra Oviedo participando en la batalla. con o sin Guaicaipuro. hacia Caraballeda. la acción táctica de Galeas se debió a la casualidad: 85 . donde a nuestro juicio se desarrolló la batalla. y sí mencione en cambio uno de los registrados vecinos de la futura Caraballeda —y su alcalde en 1570— Gaspar Pinto. que luchó en esa batalla.La Jornada de Caracas a Jácome Fanton. de que dicen les dio aviso a los dichos franceses un Juan Pacheco. Tampoco Guaicaipuro. a pesar de todo. La indicación de su cercanía a Caraballeda y el hecho de tratarse del asiento de Guaicamacuto. que no entró con Losada. con el ala de los tarmas y teques acaudillados por él: y se confederaron con los indios para matar a todos los españoles como los hubieran muerto si no fuera por cierta emboscada que les hizo con cien soldados el dicho capitán Diego de Losada. que en ningún momento acierta a hablar del papel del corsario Valier en todo este drama (señal que lo callan sus fuentes. —quien sucede en la encomienda de Justo Desque— en su parte relativa al cacique Guaicamacuto. ¿Qué había pasado? Oviedo narra que la batalla se dio. sobre lo cual he mandado que se haga justicia para que adelante no tengan el mismo atrevimiento…”(199). en la quebrada nombrada de enmaracacurinare y en sus vertientes e corrientes(196). que entraba dentro de la encomienda original otorgada por Losada a Desque: reservando como reservo el principal don Pedro. debido a la distracción oportuna que en las mismas serranías de su habitación les hizo Pedro Alonso Galeas con un escuadrón de sesenta soldados(200). criado que fue del licenciado Bernáldez(198). según Oviedo. en Caraballeda. que entre ellos no se nombren o figuren en esta oportunidad los hermanos Ponce de León. No se presentaron sus naos en la costa de Caraballeda. lo cual concordaría —a nuestro parecer— con su ida a Coro con Valier. Pero para Oviedo. que viven en la costa de la mar. Y dice que efectivamente se pierde al no poder acudir Guaicaipuro y sus huestes de Tarmas y Teques a tiempo. No parece casual observar también.

las huestes en Maracapana se desmoralizan al faltarles el caudillo y alma de su lucha. no lo osaron intentar. Esta. se queda sin defensa. Frente a estas dos versiones del hecho.. en la costa. como narra Oviedo. discurrieron que su obligación estaba ya descubierta.. La real cédula es coherente al hablar de “cien hombres” en Maracapana ya que como vimos en la versión de Oviedo. había despachado aquella madrugada a Pedro Alonso Galeas con sesenta hombres para que corriendo las lomas y quebradas de los Tarmas juntase la mayor porción de bastimentos que pudiese y los trajese a la ciudad. La mencionada emboscada pudo referirse al Losada esperando el ataque indígena. si es que en verdad existían ambas para esa fecha. Con sólo atacar en la costa a la hueste de Losada una parte del resto del ejército 86 . como es la real cédula citada arriba(202). Valier se lo pensó dos veces.” No es cierto pues que Losada no supiera lo que se tramaba. y ha mandado el resto con Galeas. Es por indicios como los expuestos que nos resulta difícil creer en dos (2) asentamientos simultáneos de españoles en Caracas para esas fechas. según vemos.. los detalles. Pues si Losada está emboscado con cien hombres aguardando a Valier y la batalla. aquí optamos en principio por darle crédito a la del documento coetáneo.JUAN GANTEAUME ignorante Losada de todo esto. como habla la real cédula. algo atemorizados se empezaron a dividir en mangas por los cerros(201). cuando pensaban hallarlos en la ciudad desprevenidos. pues les salían armados al encuentro. abortando el ataque al tener aviso por el Juan Pacheco de que todo el plan estaba descubierto. Por lo que sabiendo que era fundamental impedirles a Guaicaipuro y Paramaconi liderar la batalla. o a Galeas atacando a Guaicaipuro y sus Tarmas y Teques. al parecer. como afirma Oviedo. como siempre. De alguna forma se enteró del plan y conocía.y como se vino a saber. y el del valle de San Francisco. divididos en los dos teatros de operaciones. Caminaba Pedro Alonso con su gente a ejecutar puntual su diligencia cuando a las ocho de la mañana encontraron con él los indios Teques. pues una cosa es atacar un pueblo como Borburata. pues cuentan en cambio con caballos —y quizás hasta un reducto—: “. da noticia de cómo renunciaron los corsarios a intentar la empresa. una de las dos plazas. por no haber tenido noticia alguna de lo que maquinaba Guaicaipuro. el resto se hallaría posiblemente con Galeas luchando contra Guaicaipuro. que unidos ya con los Tarmas marchaban presurosos para hallarse en el asalto. Galeas lo cumple a cabalidad con lo que. sin defensa ni armas (entregadas seguramente —las que había— a Losada y su conquista) y otra intentarlo contra un ejército “de cien hombres” o soldados móviles que lo esperan bien armados y sin el estorbo de una ciudad abierta a la que estén obligados a defender.. envía precisamente a Galeas a estorbarles este objetivo. el de El Collado. pero al ver los españoles en parte que no esperaban. Guaicaipuro contenido y anulado y que su rival Losada lo espera prevenido y con las buenas armas y municiones que el propio Valier se ha encargado de suministrarle.

Santiago de León o Caraballeda por parte de los indios Caracas.La Jornada de Caracas de indios Caracas que asisten a Maracapana. su perímetro. y teniendo su falta por presagio de alguna fatalidad. logrando una significativa victoria. Este sitio pues de combate. la otra puede mientras tanto destruir y quemar la plaza desguarnecida en San Francisco. amenazando sus espaldas?¿Permanecería el capitán que supuestamente guardara San Francisco impávido viendo como frente a sus narices pasaba la columna mariche en vía a atacar a su general y compañeros en la costa?¿Subiría Valier la ruda y desconocida cuesta hacia el valle de Caracas. fue total. después de todo. sin acertar a discurrir la causa de su tardanza. estaba localizado para la fecha de la batalla en un lugar de la costa. o real. en el asiento de Manaure. los otros. quien por lo acreditados de su valor y opinión adquirida de soldado. ante un oponente superior. estuviera supuestamente establecido por entonces en el valle de San Francisco. Las demás naciones convocadas. Sale Losada con los jinetes armados: 87 . si el campo de Losada. sabiendo que todo el fin del ejército de Guaicaipuro era acabar con el asentamiento de San Francisco? ¿Y qué decir entonces de las fuerzas restantes enviadas a bloquear a Guaicaipuro? ¿Es concebible que gente tan poderosa como los Mariches pasaran de largo por San Francisco —vía obligada— para ir a atacar a Losada en la costa. ¿bajó Losada con cien hombres a la costa a esperar a Valier. arriesgando una emboscada segura en cualquiera de cien sitios propicios por parte de los españoles? La lógica de guerra nos dice que si se iba a atacar con todas las fuerzas disponibles a Losada —aplicando la táctica usada contra Narváez y Bernáldez previamente— era porque este y su hueste estaban concentrados todos en un área precisa y de fácil acceso a los corsarios: el litoral. El Collado. por los indicios y testimonios analizados. retirándose algunos con sus tropas. desconfiando del suceso por faltarles Guaicaipuro. donde estaban los caciques del litoral. teniendo por descrédito el desistir de aquel lance en que tenían empeñada la opinión. moviendo sus escuadrones se fueron acercando a la ciudad(203). Por otro lado. había en todo de dar la disposición para lograr el acierto. para la historiografía tradicional. en Caraballeda. como es la idea generalmente aceptada. Pero eso no sucedió. que juntas en Maracapana aguardaban la venida de los Teques y Tarmas para dar el asalto a la ciudad. prevenido y alerta. La derrota de los Caracas. y en ninguna parte del texto de Oviedo o en otros documentos está registrado durante la campaña de Losada una segunda quema de San Francisco. cercano a Guaicamacuto: Maracapana. el supuesto objetivo de la batalla?¿Dejarían incólume los mariches ese peligroso reducto castellano atrás. que miraban ya con desconfianza. sin primero destruir la desguarnecida San Francisco que era en definitiva. viendo que era pasado el mediodía y no llegaban. sin atreverse a proseguir en la empresa. empezaron a desmayar. empezaron a desunirse los caciques.

JUAN GANTEAUME dejando a los demás en guardia de las casas. Jamás en adelante volverán a atacar unidos. cuando los infantes por su parte. Fue tan grande la victoria castellana que la confederación local de caciques de Caracas se disuelve. Mantuvo su amenaza en el interior. bajo quizás cierta fecha de significación religiosa acordada por los vencedores. y apellidando a Santiago acometió al enemigo en la sabana. Guaicaipuro no se rindió. poniéndose en desorden se fueron retirando. algunos caciques de la costa se acercan a El Collado. que en aquella confusa muchedumbre. de Mamo)(205). Así se ganó Caracas. a “dar la paz”. 88 . que luego se le opone y que ante Losada finalmente se rinde–– y Mamacuri (o quizás Mamocuri. abriéndose camino con las lanzas. que embarazados con su misma multitud. Días luego de la batalla de Maracapana. Fue obra de Losada. embarazando las rodelas y esgrimiendo los aceros. Solo con su muerte pocos meses después se logra finalmente la fundación de ambas ciudades a inicios del año 1568. para que los indios con la confusión no las quemasen. ya menos amenazadas. Son Guaicamacuto —el antiguo y poderoso cacique amigo de Fajardo. ni erraban golpe ni perdonaban vida. A lo sumo los Mariches mantendrán la unidad entre sus caciques propios uno o dos años más. empezaron a dividir aquellos cuerpos desnudos. atropellándose unos a otros por asegurar las vidas(204).

pólvora y municiones entregadas a Losada. engalanados. Con su singular tesón para la venganza. Escondido en Curazao una o dos semanas hasta que todos en Coro han olvidado su estadía en estas costas y bajado la guardia. ven partir —con sus naves— su libertad para siempre. SAN FRANCISCO Pero la historia podemos extenderla quizás un poco más. Más caciques entonces se rinden a Losada. La de todos recibió él (…) en nombre de su majestad. Los indios de Caracas. de que se regocijaron a su modo (…) celebrando la amistad y paces suyas con los blancos. día de la Natividad de Nuestra Señora. Una mañana lluviosa eleva un pabellón hugonote de despedida. y a los demás que la oyesen para el buen logro de nuestra acción y jornada (…) y estilando las ceremonias de su uso ofrecieron la paz (…) muy obedientes. Mientras sus emplumados aliados vencidos hacen la paz en Caracas. que así llaman a los españoles. algo se le ocurre. sentados en silencio. insinuando con el intérprete que estaban ya buenos sus corazones con los blancos y que habían de venir a (…) servirles. para hacerse pagar por las armas. ciñéndole paños primorosos y muy subtiles. pintados a su uso. mirando hacia el campamento donde está el “representante del poderoso Rey de los cristianos”. dio en la ciudad de Coro y la robó y prendió algunos vecinos. que aún alientan esperanzas por lograr su ayuda. 89 . Valier siempre poderoso sacia al fin su sed de venganza contra el propio Ponce de León. mujeres y niños —los indios de la costa—. hombres y mujeres della. hombres. Valier permanecerá rumiando su frustración entre calores y calmas aguas de Borburata. estilo usado en las celebraciones de sus paces. El día acordado para dar la paz. como lo han hecho y hacen de que soy testigo(206). pues su supuesta partida a fines de agosto al cabo de La Vela rumbo a Cartagena ha sido un ardid. Losada ordena al capellán una misa solemne: misa que me encomendó (…) en hacimiento de gracias por la venida de los… indios en busca de paz. hasta fines de agosto(207). hace ostentación de abandonar las tranquilas aguas de la bahía y desplegando velas pone rumbo oeste noroeste. El Collado —o lo que hiciera sus veces— amanece rodeado de desnudos gentiles. dándoselo a entender así por un intérprete de su nación misma y lenguaje.La Jornada de Caracas FINALMENTE. y por sus buenos aciertos en el servicio de las majestades divina y humana. al cabo San Román. O al menos esa parece ser su justa excusa: por lo cual tuvo maña como el mes de septiembre. con ayuda y guía de los indios baquianos de la isla cae una noche sobre la ciudad.

para emplazar su campamento el mismo sitio escogido por Fajardo. libre ya de la amenaza del francés— al fresco valle de San Francisco. otra al este en dirección a los Mariches. meregotos y aruacos. que en la Nueva Valencia moraban desde la quema de Borburata. Losada deja establecida y pacífica la población de El Collado. vías antiguas que se dirigen una al oeste. donde al parecer tienen los castellanos la mayor oposición. Este real o asentamiento de San Francisco se halla así estratégicamente situado controlando las vías naturales usadas por los indios. he hizo un gran castigo en los indios Mariches. y pasa su campo real —quizás a mediados de septiembre. un puesto con cañones ligeros en la esquina de Caja de Agua al norte del campamento. No volverá a Coro. Muere en mayo de 1569(210). donde era sostenedor del poblado y vecino principal): y prosiguiendo en la dicha conquista. Sirva de ejemplo el capitán Vicente Díaz Pereira (que luego de finalizada la Jornada se volvería a Valencia. en una explanada de suave pendiente hasta el río Guaire entre el Catuche y el Caroata. el dicho capitán acaudilló muchas veces a los soldados que salían a correr la tierra. dominada por un cerro bajo al oeste que en siglos posteriores llamarán Monte Pío de El Calvario. recordando devotamente la pasión de Cristo. Ponce de León en los meses posteriores hace lo posible por remediar a Coro. El gobernador y sus hijos e hijas escaparon con mucho riesgo y después trataron con los franceses porque no quemaran el pueblo y la yglesia y soltasen los presos de les dar dos mil y trescientos pesos(208). al suroeste de la explanada. a través de la sierra.JUAN GANTEAUME fue cosa de gran lástima lo que hicieron en la iglesia y en las ymágenes. al este y al oeste. Allí monta Losada un puesto de guardia y probablemente una trinchera. aunque por ahora frente al campamento sirve mejor de alta valla publicitaria. como calvario cierto de gandules empalados(211). Losada se dedica sistemáticamente los meses sucesivos a terminar de allanar sin tregua los alrededores del valle. Cerca parte del real con una empalizada. asentándose en donde se fundaría el año siguiente Santiago de León. Elige tal vez. enviando a sus capitanes a hacer entradas tanto hacia la región de los teques. a Valencia por el valle de Juan Jorge y las minas de oro de los Teques. según las sacras procesiones que a él se harán durante la colonia. que eran los más belicosos y rebeldes que hallamos en esta conquista. en busca tenaz de Guaicaipuro. quebrándolas y acuchillándolas. con que después 90 . por el número y belicosidad de esta etnia. defendiendo la salida al mar. al este. y otro en el río Anauco. Guardias adicionales se montan quizás en los alrededores de lo que luego se conocería como Hospital de San Pablo. Finalizando 1567 emigra escarmentado a Barquisimeto donde se halla establecido a inicios de enero de 1568(209). y otra en la puerta a la costa. al noroeste. que comienza en los meses siguientes a recibir pobladores foráneos. en previsión de los Mariches. como hacia los mariches.

y embijado). como se ha mencionado –al ser liberado luego de meses de reclusión y convivencia con los castellanos–. en algún momento a fines quizás de 1567 se logra la muerte de Guaicaipuro. Erige regimiento y alcaldes y entrega títulos de solares y por supuesto de encomiendas. en un terraplén desbrozado de cujíes que hace de Plaza de Armas. ante el desconcierto y desmayo consecuente de la resistencia general. con alrededor de veinte vecinos inicialmente e igual número de encomiendas. Infante. sin embargo. por la mañana. en acto solemne. quizás por conocerlos más de cerca. Sube las semanas siguientes a San Francisco y un día. en cuyo centro se alza un alto y reluciente tronco de caoba con el escudo de León y Castilla (tallado sin mucho arte. A su muerte. mérito que le ganará la jefatura de la expedición fundadora de San Sebastián de los Reyes. y el fraile De La Puente traduciendo en caracagoto a multitud de indios curiosos y pintados. Guayauta o El Jirahara.La Jornada de Caracas del tuvimos más descanso. para poder encomendar y premiar propiamente a los que eligen ser vecinos y sujetar así poco a poco. Pedro Alonso Galeas y Sebastián Díaz de Alfaro. quizás sacro(214). al parecer. hacia Los Teques. a cuchillo. tanto en El Collado como en San Francisco. Sánchez de Córdova y Sancho del Villar hacen méritos en este frente bélico del oeste. a inicios de marzo de 1568. el capellán Baltazar García en su mejor hábito elevando loas al Dios cristiano. Ha querido hacer coincidir la fecha con la del inicio de la Jornada. En el oeste. con que se pobló esta dicha ciudad(212). Otros conocidos conquistadores o capitanes que documentalmente enfrentaron a los mariches son Diego de Henares. pues hasta allí alcanzaban sus poderes(213). muchas de ellas ubicadas en zonas remotas. con el pabellón colorado apoyado en el estribo. Losada baja brevemente en febrero a El Collado y cambiándole el antiguo nombre. Pero ya no existe el formidable desafío estratégico que —siempre según Oviedo— representaba Guaicaipuro. uno de los caciques que peor guerra hace a los españoles. golpea con la espada tres veces el Rollo de la Justicia(215) y a gritos declara fundada Santiago de León un seco y caluroso día. Del Villar allanará a los Meregotos y Aruacos. Losada en su caballo. que clava la puntilla al movimiento de resistencia de los caracas. mientras el escribano Ortiz lee el acta. fin principal de la conquista. frente a la hueste armada con sayos multicolores. Para ello precisa hacer el recorrido de “apuntamiento de la tierra”. a inicios de marzo de 91 . cumpliendo el protocolo. su pacificador final. Será alcalde junto con Henares en 1569. años después. con la condición que “trajera de paz” el cacique teques es. indicando el sitio de la iglesia y eligiendo al fin alcaldes y regidores funda en buena forma Nuestra Señora de Caraballeda. Losada puede ahora pensar seriamente en fundar formalmente. por esta vía de domesticación las parcialidades. porque los indios se fueron sujetando con más facilidad. Cumplido todo el proceso de registro de parcialidades disponibles. un año exacto atrás. como Píritu y Maracapana en el oriente.

comenzando por tierras al mismo Losada) en el área de lo que ahora es El Paraíso. que se inicia en la serranía del norte —en lengua de la tierra Guaraira Repano— baja por la quebrada de Caroata. por su estratégica situación 92 . Comparada con ciudades establecidas más antiguas como Barquisimeto. en razón de los méritos y calidad del interesado (siguiendo escrupulosamente el orden consagrado en la lista o data que se hizo para la repartición de los solares y encomiendas. se reparten metódicamente las tierras por lotes de dos o tres fanegadas. Inicialmente Caracas contará con cuarenta vecinos “poco más o menos”. La unidad desde el mismo origen de la ciudad de Caracas con la costa. Bernáldez y Ponce de León producen como fin real el cerrar la brecha que representaba el territorio indómito de Caracas entre ambos polos de colonización castellana. pasando el río Guaire(218). Sorprendentemente. toca el cerro de El Calvario y termina en la serranía al sur. o a sueldo de sus nuevos vecinos costeadores. Alzan los loros el vuelo al resonar la tríada de salvas de los sudorosos arcabuceros mientras una nube pasa. Caricuao y Montalbán. inicial clérigo asignado a Santiago de León. será crucial para el desarrollo de una comunidad hispana estable y perdurable. a los conquistadores vecinos. a partir de una línea límite con los ejidos de la ciudad. Cumaná y Margarita —que hasta ahora evolucionan independientes— con las occidentales. Las de cultivo para los españoles vecinos se reparten en los meses sucesivos. Coro o Valencia. Las tierras “comunales” de los vecinos para pasto de ganados y madera para hogar se escogen al sur de la ciudad. Santiago de León será el eslabón crucial que posibilitará —siglos más tarde— la consolidación territorial en una unidad nacional viable. también establece Losada un área de tierras de resguardo para usufructo de los indígenas. Las corrientes fundadoras del oriental Fajardo y de los occidentales Collado. aunque protegida por la inmensa serranía. donde comienzan los de Valencia. en búsqueda de méritos por servicio real. La fundación definitiva de Caracas permitirá con el tiempo la unión de las provincias orientales del territorio venezolano. recibe la suya. a según sus méritos. igual número de solares y encomiendas y alrededor de ochenta soldados “estantes” adicionales. doce leguas “en cuadro” de términos jurisdiccionales que llegan de Cabo Codera hasta alrededores del actual Turmero. ocultando por un simbólico instante. hasta el río Guaire.JUAN GANTEAUME 1567. Losada se asigna encomiendas de mediano tamaño en cada una de las dos ciudades que erige(216). para el estándar de las ciudades de la provincia en esa época. en las semanas sucesivas. quizás al norte de la ciudad de Santiago de León(217). De allí hacia el oeste. Su límite norte será la sierra que separa sus términos de los de Caraballeda. La ciudad tendrá por disposición del fundador. La Vega. Hasta el fraile Baltazar García. el sol que ilumina el valle. la ciudad que se funda es grande.

de Leòn. 1577 Conquistadores vecinos 1.Alonso Díaz Moreno.Antonio de Acosta 34.Francisco Maldonado de Armendáriz 8.Pedro Alonso Galeas 14.Agustín de Ancona 16. 1580 30.Damián del Barrio 11.Francisco de Vides 5.Francisco Infante 22.Juan de Riveros 31. 1568 Propuesta tentativa de solares ubicados del reparto fundacional A-Iglesia mayor.Antonio Rodríguez 15.Diego de Henares 35.Gabriel de Ávila 6.Gómez de Silva Vasconcelos 10.Cristóbal Cobo Juan y Martín de Gamez 18. La Jornada puede legalmente darse por concluida(219). Casa del Cabildo 2. 1580 E-1ª Caja de agua.Don Lope de Benavides 27.Cristóbal Gil 93 .Alonso A. 1575 F-Ermita de San Mauricio.Bernardo Heslino Alonso de Valenzuela 32.Gerónimo de la Parra. 1570 24. 1572 36.Sebastian Díaz de Alfaro 9. 1580 25.Alonso Ortiz 29.Juan y Hernando Cerrada 12.Martín Alonso 33. 1568 Juan Fdez. 1573 3.Sancho del Villar 23.Garci Gonzàlez de Silva.Gaspar Pinto 21. Sánchez de Córdova 4.Andrés de San Juan 17.La Jornada de Caracas central y su influencia irradiadora como centro administrativo y gubernamental. de Ledesma 13.Andrés González. 1568 B-Cementerio. Losada pensativo.Simón Giraldo 20.Baltazar Muñoz 28.Lazaro Vásquez. 1570 26. desde su bohío mira a la Plaza Mayor: es todo.Francisco de Madrid 7.Andrés Pérez 37. Santiago de León.Pedro Mateos 19.Fco.Diego de Losada. 1568 C-Ermita de San Sebastián 1567 D-Hospital de San Pablo.Andrès Machado.

un grosero esbozo —más o menos hipotético. es una de las claves del título oficial de la Caracas provincial. la ciudad lógicamente “debe” haberse fundado alrededor del 25 de julio. aunque de palabra lo niegue. el nombre de pila de Losada(221). ni la antigua y aún vigente Orden de Santiago española. pues ¿a qué atribuir este nombre y esa fecha. Todas son tesis interesantísimas y estimables. No queda sino hacer un breve comentario en relación al discutido tema (sobre los orígenes de Caracas. como la comunidad poliracial que finalmente alumbraría. ¿cuál no lo es?) del nombre escogido para la nueva ciudad. SANTIAGO NO ES SANTO DE DEVOCIÓN Hemos desarrollado. pero basado fielmente. Caracas —en recuerdo de la indómita tierra cuya raza telúrica tanto costó subyugar—. Santiago El Mayor o Santiago Matamoros. de cómo pudo ser el año de 1567 para la historia de la Jornada de Caracas. será el que con el tiempo se impondrá. Castellano e indio. aunque no lo manifieste oficialmente) como fecha posible de la fundación de la ciudad. entre otros. que es el Santiago marcial de las luchas contra el infiel durante la Reconquista. porque en definitiva si Caracas de primer nombre se llama Santiago. participa del doble juego de ser patrono mayor de España y onomástico honorífico de Diego. según nos informan miembros activos). Mestizo entonces. Estas van desde una supuesta Orden de Santiago de León de la que Losada dicen algunos sería aficionado (aunque él en particular no fue miembro de esta orden.JUAN GANTEAUME EN CARACAS. en los débiles indicios que nos ofrecen los documentos—. Santiago de León de Caracas es un hermoso nombre compuesto. María. Martínez. Núñez y Barnola. Se piensa con mucha lógica también que Santiago. Oviedo. y únicamente del término Santiago deriva la tendencia antigua y aun dominante a establecer un vínculo entre este nombre y la fecha del 25 de julio. hasta donde nos es posible. propiamente jamás se haya llamado así. han asomado explicación(220). Y pareciera lógico que así sea. que sepamos. que es la que hasta ahora ha mantenido la creencia popular (y académica. 25 de julio (y entonces con la fundación de Caracas) luce evidente y tanto es así que hasta Oviedo parece caer en esta fórmula. en esta segunda parte. y se asume que Losada andaba por esas fechas en una jornada fundadora de Caracas. Ríonegro. si no? La asociación o relación del nombre de Santiago con la fecha de su celebración ritual religiosa tradicional. Y de allí se concluye que lo que se necesita es buscar pruebas de que en efecto 94 . como nombre de la nueva ciudad. efectivamente. hasta la tesis de que el nombre es compartido en honor al gobernador Ponce de León y al del patrono de España: Santiago Apóstol. El último de sus nombres. Sobre el término Santiago de León. y es el que perdura. Santiago.

ni siquiera en el año1567. que no era costumbre en España. el onomástico santo sí. sino a inicios de marzo de 1568. día de Santiago. en la que estos aborígenes de Caracas son derrotados. Ello derivó en confundir los conceptos en tiempos modernos —al cambiar paulatinamente la costumbre hispana de celebrar el día del santo. como es lógico y puede probarse. luego de la previa Batalla de Maracapana. debe haberse producido —y así parece probarlo el primer nombre de la ciudad—. no lo hicieron. quizás por influencia del tenaz Guaicaipuro. en nuestra opinión.La Jornada de Caracas así fue. secularizándonos en nuestras celebraciones y costumbres. ¿A qué se debe el nombre entonces? ¿Tiene en definitiva algo que ver en su primera parte. Este hecho de armas. aunque el significado y motivos de la celebración sean hoy totalmente otros. los caciques derrotados de la costa manifestarían su deseo de paz y Losada en uso de su poder como autoridad castellana del rey les indicaría el día para el solemne acto la fecha religiosa del 25 de julio próxima. La fecha. Santiago. por el actual y anglosajón día de “cumpleaños”— y entonces se piensa popularmente hoy día que el 25 de julio “es la fecha de fundación”. lo que Losada está fijando para la posteridad en el nombre de la ciudad es el día quizás en que los indios de la costa “dieron la paz” en un acto protocolar oficial y solemne. 25 de julio. La fecha se ha mantenido invariable. se celebró siempre “el santo” de la ciudad. esto es. como es lógico en una sociedad que se guiaba fervorosamente por los postulados contrarreforma castellanos en boga en el siglo XVI español. Los caciques del interior. no así “el cumpleaños” —o fecha de fundación— como hacemos hoy día. Luego de la batalla. fecha de profundo simbolismo para los castellanos por ser la del patrón de España: Santiago apóstol. el día secular y mundano de fundación de una ciudad española (de vecinos católicos devotos) no era entonces importante. ni antes ni ahora. poco antes quizás del 25 de julio. Esperamos haber probado aquí que Santiago de León no se funda ni un día 25. ni lo era en sus Indias españolas. Desde el más temprano inicio de la ciudad —¿quién lo niega?— se celebraba el sacro “Día de Santiago”. ni en el mes de julio. pues no nos percatamos que los que hemos cambiado somos nosotros. y de alguna forma decirle a la Historia cuando sucedió tal acontecimiento a celebrar como victoria castellana local. o en su acepción marcial castellana: Matamoros. Es la lógica investigativa que ha guiado la tesis tradicional desde antes de Oviedo hasta nuestros días. retrasando entonces Losada prudentemente la fundación jurídica formal de los dos 95 . por ventura con la fecha del 25 de julio? ¿Qué pasó en esa fecha tan notable para ser recordado en el nombre de la ciudad? Como el paciente lector habrá adivinado por la exposición detallada que hemos tratado de hacer de esos meses críticos de mediados del año 1567.

concuerdan y hacen coherente esta hipótesis. manifestaron por vez primera su deseo de dar formalmente la paz a los castellanos. como Losada acababa de constatar en persona. costa que comenzaba a ser demasiado visitada por los herejes enemigos de España.JUAN GANTEAUME nuevos poblados. rememoraría como nombre de la ciudad el día de Santiago. no por el apóstol en sí. Puede asumirse sin dificultad que entre el rechazo a la petición de licencia al corsario por Ponce de León —en Coro y en junio—. para no repetir el fracaso de Fajardo y Rodríguez Suárez. Ríonegro del Puente(222). en honor a la virgen venerada en su patria chica. No se le escapaba a Losada la importancia de esta pacificación. y empeñado el buen crédito de los españoles con graves derrotas. como buenos vasallos”. el mes de Santiago. Habían servido a su reino. como 96 . Losada escoge sin embargo dicha advocación para honrar. Su hueste había cumplido la real cédula de 1563. al fundar sus ciudades. Santiago entonces —según vemos—. Los indicios documentales. Esta provincia de Caracas había por largos años amenazado la viabilidad de la gobernación. tuvo muy en cuenta (diríamos que con raro sentido histórico) la trascendencia de los hechos que habían conducido a la pacificación de la indómita provincia. “leal y fielmente. manteniendo su independencia con tácticas efectivas y métodos bien organizados. la posterior comunicación con los caciques de la costa y las laboriosas discusiones entre estos y Valier para el cómo. luego de la derrota. como pareciera. Aunque esta fundación se hace en un mes y hasta quizás un día (14 de febrero) que nada tienen que ver con las fechas patronales que litúrgicamente se celebran para la Virgen de Carballeda. que todos tenían muy en cuenta. sino por ser adicional y fundamentalmente el día en que estos indios Caracas. dos nombres para elegir y una fecha memorable de victoria castellana para solemnizar. Losada tenía dos ciudades por fundar. su toque personal. contando con el regreso de Valier a Borburata. 25 de julio. o no tan sólo por ello. La primera ciudad que fundó escogió nombrarla Nuestra Señora de Caraballeda. ha podido fácilmente gastarse una o dos semanas hasta entrar o avanzar en julio. desconocidos para el resto del territorio. la situación amenazaba afectar la cara sur del mar Caribe español. así como los necesarios preparativos tanto por parte de Valier como de sus aliados para asegurar una acción exitosa frente a Losada. dónde y cuándo del ataque. Losada. en la tercera semana de septiembre. Mantener esta situación era aceptar un área rebelde en el corazón de la vital ruta de la flota de Tierra Firme. con el peligro nada hipotético de alianzas mortales para la corona en Indias. Si ello continuaba. tal como los hemos expuesto.

de León: quizás por reflejar este día el verdadero día de la fundación. tres claves a explicar: 1. el nombre que finalmente compuso. fecha memorable para estos castellanos en que se logra la pacificación de los primeros indios de Caracas. luego de Santiago de León. El uso del león heráldico en el escudo de Caracas que la ciudad ha mantenido desde siempre como parte de su simbología tendría entonces poco que ver con 97 . Caracas: es la más fácil y evidente. 1 de marzo de 1568. recordando a la patrona de su lugar de nacimiento(223). día de San León. más del gusto de los pobladores vecinos de Caraballeda. pero concediéndole a Losada como capitán poblador su derecho a elegir la advocación a la devoción mariana de su patria chica en España. el día en que los caciques dieron por primera vez la paz. Es muy probable que este nombre mariano de Nuestra Señora para el nuevo poblado haya sido también. zamorano. votarían por este nombre religioso para Caraballeda. presenta pues. día de Santiago. Oviedo por el contrario propone como fecha de fundación de Caraballeda el 8 de septiembre por la misma causa que sugiere el 25 de julio para Santiago de León: por razones onomásticas. o por ser el onomástico más digno o importante de esos días iniciales de marzo —según la subjetiva valoración religiosa de la época. 3. 2. al desconocer o no tener datos reales de la forma en que se hizo la Jornada y quizás por conciliar de esta manera que Caraballeda se fundara según su ideal mantuano. a nuestro juicio.La Jornada de Caracas hicieron muchos otros capitanes pobladores. Santiago de León de Caracas. A Caracas —el día de su fundación y composición de su nombre formal— quedó pues el turno de perpetuar la acción de pacificación. Es un indicio final muy sugerente a nuestro juicio en cuanto a la real fecha de fundación de la ciudad. 25 de julio. pues siendo como eran muchos de ellos habitantes antiguos de la fenecida Nuestra Señora de Borburata. a la hora de escoger. el Día de Santiago 25 de julio de 1567. Se dispuso como era usual por el nombre de la provincia. si aceptamos inicios de marzo como lapso de fundación. Santiago: Su primer nombre. fecha en que se rinde la temible confederación indígena en su ala costera y se desploma de paso la amenaza corsaria coaligada. por ser el día fijado para que los indios dieran la paz. para el santoral castellano de entonces—. A los ojos caballerescos de este capitán Losada. como sucesora exacta que imaginaban sería su flamante nuevo asentamiento. su tierra de origen. —criado en su juventud al parecer en la casa de los condes de Benavente—.

como se ha mantenido. Es sustituido por Francisco Ponce de León. A fines del año siguiente. sino como fórmula heráldica para este “San León”. Desde entonces Santiago de León de Caracas no ha dejado de crecer.JUAN GANTEAUME Ponce de León. La ciudad de primavera eterna. alguno de ellos grandes papas medievales. en solidaridad. nuestra propuesta para este otro tema de gran polémica. que renueva la desfalleciente y amenazada ciudad. que es el que finalmente perduró. Con él se va la mitad del pueblo. con justa gloria. criollos universales. Diego de Losada finalmente abandona la ciudad a mediados de julio de 1568. la inmortalizan a inicios del siglo XIX. entra en el Himno Nacional para siempre. que santos con este nombre hubo varios. Caracas. como teniente de gobernador en Caracas. 98 . o con una supuesta condición de leones de un capitán zamorano como era Losada. defendida por su hermosísima montaña. que al parecer lo depone —estamos siguiendo a Oviedo—. Garcí González y Alonso Díaz Moreno traen un contingente de candidatos a vecinos. Sus más grandes hijos. Es esta pues. con su nombre indio. 1569. por discordias con el gobernador.

1967. 328. Demetrio Ramos afirma: “. No. La fecha de la fundación de Caracas.. pero como para nosotros Bermejo propone la fecha correcta al igual que Febres. la argumentación de Ramos está a su vez minada en la base. A. Adicionalmente. J. En propiedad. 304 y 311. revista Crónica de Caracas. Caracas. sep. Ramos: ob. 310 y 311. Caracas. es probable que fray Cesáreo de Armellada haya llegado a concluir también en una fundación en febrero de 1568 para Caracas. pp. Martínez: ob. La noticia la da Demetrio Ramos como comunicación personal recibida. p.. Hablando de la obra del hermano N. agregando no haber argumentación que la apoye en el contenido de la carta. Caracas no fue fundada en 1566. En defensa de esta posición se ha llegado a términos de manifiesto de fe: “. Caracas 1965 y Análisis de documentos para el estudio de la fundación de Caracas. Respectivamente: La Fundación de Caracas.La conclusión personal a la que hemos llegado… nos colocan en el numeroso grupo de aquellos que consideran verdadera y exacta la tesis tradicional de que Caracas tiene su origen el 25 de julio de 1567…”. cit. 1965. 1963. cit. Ramos: ob. p. Ese trabajo permanece inédito pues. como corolario a esta tesis según veremos. Madrid. Caracas 17/05/1963. Boletín Histórico No. p. criado en Lima y casado con una criolla mantuana. Venezuela Colonial. 1568. 15. Fundación Boulton. si es que existe.. todas ellas confirmatorias de ser el año 1567 el de la fundación…”. p. 1966. Sus obras sobre este tema. 2. No obstante.. Cova. historiador nacido en Bogotá. Caracas.La Jornada de Caracas Notas 1 Vid. respectivamente: Historia de la conquista y fundación de Caracas. la fundación fajardista de Caracas pudiera válidamente argumentarse. 99 2 3 4 5 6 7 .los documentos que presenta son tan decisivos que incluso cabe pensar en una cuestión resuelta… Muchas referencias documentales contiene la obra.. Caracas 1967. Caracas 1963 y La fundación de Caracas y el desarrollo de una fecunda polémica. Ramos: ob. cit. Es la llamada por Demetrio Ramos “tesis de las fundaciones sucesivas de Losada…” o “de sucesivas poblaciones…” en el valle de San Francisco. 105. 55-57.. Su crítica sobre ella es brillante. cit.. María. 328. cit.. Ramos: ob. Diario La Esfera. y Fundación Boulton ¿Fue Caracas fundada en 1566? Boletín Histórico No.

M. Ello para probar que la ciudad jurídica castellana puede existir independientemente de su real estado físico. Olea. Ramos se refiere a la Carta al rey publicada por N. exceptuando quizás el clásico de Oviedo y Baños. cit. Demetrio Ramos. El trabajo de Jerónimo Martínez es.”.él conoció a Ramírez. Su análisis lo lleva. al igual que nosotros “…que es después de haber fundado Caraballeda. 278 y 323. un análisis específico de las pruebas que presenta el hermano María a favor de la tesis de Oviedo. Ramos: ob. Sirve de rico complemento documental sobre el área y el período.JUAN GANTEAUME La tesis de J. Juan de Mora. Carmona. don Pedro de Agreda. pp. 309. Febres. nuestro Señor. 306. La historia de Nirgua. 609.. BANH-182. incluyendo y rebatiendo la hipótesis revisionista. 193. en AGN. Juan Bautista y que sabe que cada uno de estos capitanes poblaron su pueblo en la provincia de Nirgua e hincaron su rollo. aunque se orienta a tratar de apoyar la tesis del historiador provincial Oviedo y Baños de una fundación de Santiago de León en 1567.. AGI. Ramos: ob. poblaciones asentadas —con Justicia y Regimiento. no obstante los errores de análisis que a nuestro juicio contiene. Indios de Nirgua. cit.605. p. Febres considera.. La Historia del hermano Nectario María —que sigue fundamentalmente a Oviedo aunque lo critique tenazmente a cada paso— permanece como el mejor trabajo hasta la fecha sobre la conquista y fundación de Caracas. es una sucesión de poblaciones “por mandato”: en una declaración en Valencia fechada en 1590 Cristóbal Ruiz declaró al serle interrogado cuáles capitanes habían intentado poblar Nirgua. a aceptar también la tesis tradicional de fundación en 1567. Ramos: ob.Traslados. sin embargo. Domingo. 9 10 11 12 100 . la cual usa María para “probar” una supuesta “fundación” de Santiago de León en 1567. a su vez. Sto. y que Ramos “tan inteligentemente descubre los puntos débiles que pueden existir”.. vecinos y solares— pero no fundadas aún. Briceño Perozo. eligieron justicia y regimiento en nombre del Rey. en su trabajo. t. 8 Ibíd. p. Demetrio Ramos por su parte hace un estudio profundo y serio de todo el problema. leg. por ejemplo. p. después de años de establecidas. cit. que “. Temas de historia colonial venezolana. María en su obra sobre la fundación de Caracas... arrima bizarros ejemplos extremos de fundaciones en Indias: Cabildos o “repúblicas” ambulantes dentro de barcos u otras ciudades. cuando Losada regresa al interior…” y funda Santiago de León en 1568. o fundaciones previas que nacen antes que la expedición conquistadora salga a la Jornada de conquista y fundación. se acerca mucho a las ideas de esta nuestra tesis.. Vid.

101 14 15 16 .. Se obtenía la Pacificación por vencimiento o por convencimiento. Consta de su carta que se envió a la metrópoli.. Bermejo: ob. 467. esto es. uno de los “pilares republicanos” de la ciudad. o “allanada” pero “aún no pacificada”. pero no igual. p. cuando pobló esta ciudad. como Santiago de León.. 65. sin embargo. bélicamente hablando.les terminar los barrios…” a la población antes de entregarse los títulos de solares y repartirse las encomiendas. Pacificar una parcialidad indígena o territorio era lograr que sus aborígenes “dieran la paz”.. f. p. III. distingue perfectamente el proceso de poblamiento y fundación. Ramos: ob. Un conocido testimonio de que se trabajaba ya desde antes de la fundación en la reedificación del poblado para su fundación formal. dispuso y señaló la plaza. XLVII. 131. p 316. cit. “Pacificar” y “allanar” son dos términos usados continuamente en las declaraciones y testimonios relacionados con una jornada de conquista. protocolar y público —a veces muy solemne— que se programaba para una fecha determinada luego que los indios manifestaban su voluntad de aceptar al rey español a través de su capitán conquistador. por la vía directa de la fuerza. f. Origen y trayectoria de una ciudad. traicionaba o violaba su palabra. t. 52.. Allanar es parecido. usualmente matando a un “cristiano”. Era lograr el “cese total de hostilidades” o manifestación bélica enemiga de una provincia alzada. t. Encomiendas.” Armas Chitty. citando AGN. “pacificada” pero “no del todo allanada”. y su secuencia: “. o perfectamente “allanada y pacificada”. p.. para darle personalidad a la ciudad que está creando. que es el que al presente tengo poblado y en el que tengo las casas de mi morada. nos lo da una información de méritos para una encomienda. 214. Garcí González de Silva. esto es. el dicho general Diego de Losada.. calles y solares de la forma y manera que hoy permanece…”.y por ser el susodicho persona de gran capacidad e ingenio. Caracas. de fundar. Caracas. y lo tomó a su cuidado. le remitió y encomendó que la trazase y anivelase para su fundación. Encomiendas. Se conseguía generalmente con expediciones de respuesta o “entradas” o “trasnochadas” o “albazos” (entrar al alba) de castigo contra el cacique que. luego de “dar la paz”. según Briceño: ob.La Jornada de Caracas 13 Que al parecer se extravió. cit. en la que se alude a Diego de Henares: “. AGN. cit. II. en 1594 en un alegato ante el gobernador para demostrar la legitimidad de sus tierras y el solar que adquirió de uno de los primeros vecinos. podía darse por derrota bélica o por aceptación “voluntaria” del cacique o caciques de la zona a pacificar.. Este era un acto definido. Y Sancho del Villar habla incluso de “.. Agregaríamos que a la declaración de “fundada” el capitán poblador antepone un nombre. Una provincia podía estar así.así mismo yo tengo y poseo desde que esta ciudad se fundó y pobló uno de los solares que se dieron y repartieron a los vecinos y pobladores desta dicha ciudad para la fundación della...

. lapsus calami o error de traslado. “Repartir la tierra” —por el contexto— en este testimonio es encomendar. por ser ella en la que se daba noticia al monarca de la fundación hecha por Diego de Losada…”. Pero un ejemplo cualquiera de su ambigüedad acrítica de estos conceptos en cuanto a poblar y fundar es su juicio y opinión de la carta de Ponce de León de 1567: “. según documentos. sino la república de vecinos…”. p. Si el obispo estuviera diciendo “repartió las tierras”. Briceño P. “repartió tierras” o que efectivamente ese hubiera sido el sentido de su frase. sino a un lapso más amplio de tiempo que incluye la secuencia de toda la Jornada. No recoge todas.pieza de valor fundamental. 292. de estar inserta en otro libro —el Segundo Libro de Cabildo— alejada secuencial y cronológicamente de las sesiones de ese año 1590. 102 18 19 20 21 22 23 . por lo que Agreda no puede estar refiriéndose únicamente al año 67 en su declaración. p.. 28. como pudimos constatar en los libros originales. Copiamos la versión de este por parecernos más completa y fiel que la de Bermejo..120. como se explicó. pues por ejemplo la de Garcí González que adelante presentaremos está fechada en 1608 en la edición de la recopilación sobre fuentes documentales de la fundación de Caracas. [28]. Ello también es sospechosoLa declaración de Alonso Ruiz Vallejo debe también revisarse en sus fuentes originales.. Para nosotros es evidente. Ibíd. Vid. paleográficamente. cit. p. 123. Ramos: ob. Vid.. por ejemplo. p. el cual fue hecho en 1614. siendo que en los originales de Encomiendas Garcí González declara en realidad en 1624. reformulado sin ellas en este trabajo para fines de esta exposición y no las presentaremos aquí... distingue certeramente entre ambos: “. creemos que la declaración de Infante de 1589 es error de escribano. en 1568. Aunque es el texto más claro. cit. de M. Ibíd. p. 119. La sesión del cabildo de 1590 presenta la duda. No obstante. el reparto de lotes de tierra a los vecinos también se hizo.ya que la ciudad no es la materialidad geográfica.JUAN GANTEAUME 17 Tratando sobre poblar y reedificar Ramos P. siendo como fue Infante primer alcalde de Santiago de León y conocer perfectamente cuando se fundó la ciudad. cit. p. cit.. María: ob. la del propio Ponce de León de 1567 y las del obispo Agreda de 1569 y 1574. María: ob. 316. Vid. Estas declaraciones excéntricas también las expone Bermejo en su cuadro original. Faltan. el estar tan en contradicción con la fecha que ofrecen otros declarantes coetáneos del mismo hecho nos mueve a sospechas en cuanto al traslado veraz de su testimonio. Bermejo: ob... cit.. 324. p. Vid. Ibíd. de los testimonios transcritos en el documento en el que está registrado.. Bermejo: ob.

se hizo por etapas.. p. al parecer. 175 vto. en el que las leyes de Indias sobre este aspecto regían con más orden. 93. 294-295 citando AGI. Briceño: ob. Esta es la fecha correcta para este testimonio. Caracas. Coro. 1564. cit. f. Vid. Bienes de Pedro de Valenzuela reclamados por Helena Eslín. (fundada el 6 de agosto de 1538 y cuya formulación jurídica. 291-292 citando AGI. Ibíd. incluyendo regidores. 5. Coro. XXIX: ob. t. NE. Lo vetado era que todo el cuerpo edilicio. f. La edad de Garcí González para 1624 debía ser de alrededor de 80 años. pues efectivamente están insertas todas en un solo documento. 166. Ibíd. en base a la primera registrada de Fernández Trujillo. AGN. Santa Fe...: AGN. Encomiendas. Nombramiento de Gutierre de la Peña para jefe de la expedición contra los indios Caracas. como Borburata. f.La Jornada de Caracas 24 J. visto que el 12 de septiembre de 1619 declaró tener 75 años: “. VII. lib. Cefmsu. Su solar en la esquina de Padre Sierra. Encomiendas... una norma absoluta sin embargo: En el primer y segundo cabildo de Santafé de Bogotá. AGN. Resaltado nuestro. cit. 316. Testamentarías.y no firmó por estar impedido de las manos y declaró ser de edad de setenta y cinco años”. perfeccionándose en dos años sucesivos). Las siguientes declaraciones de testigos del mismo interrogatorio en el mismo legajo tienen fecha de 1624 en la probanza. 173. repitieron los alcaldes.. V. Garcí González vivía colindando al norte con Infante. cit. XXIX. 18 de enero. f. t. Nombramiento que Alonso Bernáldez otorga al Capitán Juan Maldonado para la jornada de Caracas. Encomiendas. de Oviedo y Baños: Historia de la conquista y población de la provincia de Venezuela. t. Según lo declara el mismo Garcí González en el interrogatorio citado. f. 22 de octubre de 1624. XXIX. perdurara al siguiente año electivo. No era. Briceño P. 29 de enero de 1565. cap. p. citado por María: ob. les da tácitamente la misma fecha a todas las declaraciones. 911ss. María: ob. Justicia. cit. en su obra. documento anterior.. AGN. La declaración de Juan Fernández Trujillo tiene fecha de 1608 en una probanza para optar a una encomienda de Francisco Infante. Resaltado nuestro. Más aún hacia 1567. aunque en el texto de Briceño se dé la de 1608. 103 25 26 27 28 29 30 31 . p. 1614-1634. Ref. Años después en Caracas se crearán por gracia real particular algunos regidores perpetuos y otros hacia 1594 se harán vendibles. señal que se interrumpió el proceso hasta esa fecha. Vid. 81.

es el único título original de encomienda firmado de la propia mano de Losada que se sepa ha sobrevivido hasta hoy. en romance.. p. 425. expuesta actualmente en el Salón de Objetos Históricos del Cabildo de Libertador. Oviedo: ob. citado por A. Encomiendas.JUAN GANTEAUME 32 Así lo declara el mismo García Pineda: “…como escribano que he sido por S. p. pareciera haber sido tomada por “jurídicamente válida. Pablo de Ponte y Alonso García de Pineda. Estos autos fundacionales estuvieron en manos de Andrés de San Juan. No creemos en el poeta soldado Ulloa como fuente accidental o principal de la obra de Oviedo por razones como la que acabamos de mostrar y otros hechos documentalmente probados que iremos analizando en detalle en el desarrollo de este trabajo. Viajes de Hawkins a América. XII. 78.. Santo Domingo. 118 citado por Bermejo: ob. cap. t. Ibíd. Este breve comentario dado al paso —de consecuencias tan perturbadoras para la historiografía de Caracas — ofrecida por el historiador provincial entre paréntesis propios en su narración. XXIX. atribuido a un fugaz Ulloa. 17. “Entonces hace Losada los Registros Generales que son propiamente el Acta (o sea todo lo actuado)”. cit. XLV. Garcí González de Silva. leg. cit. en esta ciudad y gobernación.. Bermejo: ob. p. fs. 53. 22 de octubre de 1624. f. Encomiendas. Bermejo: ob. La encomienda de Caraballeda. AGN. si Oviedo lo dice…” por todos los que le siguen. Vid. cit. 104 33 34 35 36 37 38 39 40 41 . 177ss. 20. [73]. lib. en Caracas. cit. V. he tenido en mi poder y tengo los Registros Generales que se hicieron por el dicho capitán Diego de Losada al tiempo que pobló las dichas ciudades y repartió los naturales y lares y tierras en nombre de su majestad…” AGN. entre otros escribanos y regidores.. p. t. Resaltado nuestro. Rumeu de Armas. [25]. Resaltado nuestro. Bermejo sugiere que los paréntesis en la obra de Oviedo son propios de él y por ende extraños a un supuesto poema desconocido. [24]. 184. M.. p. AGI.

Briceño: ob.. p. 1566. este afirma que Díaz Moreno tuvo cargos de teniente de gobernador tanto en Caracas como en Valencia. cit. Para alistarse en la Jornada de Caracas debió quizás rescindir su cargo o pedir su sustitución a favor de Díaz Moreno. 116. cosa que no parece ser el estatus legal de San Francisco para la corona por esas fechas. Ramos: ob. aún reclama como fecha de su fundación 1557. cit. suponemos que en base al cargo de teniente que este Madrid ocupaba el año anterior.. p. es donde enmudecen en sus análisis probatorios María. del cual se tiene información documental para Valencia a través de los juicios de residencia que Ponce de León hace a la gestión de Bernáldez ese año. En Caracas lo fue en 1591. 410. constancia sino indirecta —aparte de la noticia de Oviedo— de que Alonso Díaz Moreno fuera teniente de gobernador en Valencia para la fecha de la expedición. La tesis tradicional sobre la imposibilidad de vigencia legal de —a al parecer jurídicamente viva— San Francisco la plantea entre otros D. lib. María: ob. quien la considera como totalmente extinta. Francisco de Madrid está registrado como conquistador de Caracas en la lista de Oviedo y en la propia de María. por lo que si fue teniente de gobernador. Lo que sí consta por declaraciones es que no participó en la Jornada y Madrid sí... así como tan prominente y servidor del rey ¿por qué no fue a la Jornada? Vid.. p. p. hasta ahora. Pone a cambio como teniente de gobernador —para Valencia— a Francisco de Madrid.. 292.La Jornada de Caracas 42 Oviedo: ob. María afirma de Oviedo refiriéndose al cargo de teniente de gobernador de Alonso Díaz Moreno que “. Vid.. Martínez. I.. luego de 1562. cit. Trujillo de Venezuela. cit. no lo sería en 1567. es uno de estos casos: fundada como ciudad castellana más de una vez. despoblada y hasta mudada de sitio. 84. cit. como este afirma. En una oposición a encomienda de uno de sus descendientes. Adelante ofreceremos una hipótesis sobre la causa del nombre de Santiago de León que se escogió para la ciudad. Vid. Ramos: ob. Ramos. p. Siendo Díaz Moreno de igual edad que otros vecinos ricos de Valencia como Vicente Díaz Pereira y el propio Madrid y tan capaz de portar armas y caballo en la conquista como ellos. María: ob. En este detalle.es una afirmación inexacta…”. sin ir muy lejos. Núñez y Ramos. cap. por lo que se ve. 325. con varios cambios de nombre. la más antigua. V. Nosotros nos inclinamos por enfatizar en todo este caso la importancia que adquiere el cambio de nombre de un asentamiento como forma de definir en aquella época 105 43 44 45 46 47 48 . cit. No hay. sino en 1566.

t. t.. la parte declarativa inicial y los asientos que registran las encomiendas otorgadas por Losada de los interesados en la querella. El Registro General de Santiago de León debió incluir. Bermejo: ob. obviándolas. Puede haber un error de trascripción en Briceño de “hevrero” por “henero”.. 1493 ss. como hemos visto que a veces ocurre en documentos manuscritos llevados a imprenta. Caraballeda —efectivamente— se despuebla del todo hacia 1586.JUAN GANTEAUME su “juridicidad” legal como ciudad nueva castellana sobre la cual actuará el Cabildo que la represente oficialmente en adelante. cit. 49 50 Vid. p. cit. por lo que si se hallara —o su traslado— indicaría precisamente quiénes habitaron desde su origen Santiago de León. p. Ortografía moderna. Traslados. p. mientras Briceño en su extracto no incluye la fecha de las declaraciones de los otros testigos (aparte de la de Díaz de Alfaro). p. 82. cit. cit. Al legajo que publica el hermano María tan sólo se trasladaron.. Juicio de Residencia a Hernández de Chaves. En 1571 se recoge su opinión en este sentido. p. 231. ciertamente. Briceño: ob. AGN. Briceño fecha esta declaración en 3 de “enero” de 1589.. Residencia al gobernador Mazariegos.. 28. p. como primeros pobladores. Bermejo la fecha en febrero. cit. En el interrogatorio del juez Leguizamón todos los otros testigos —en la obra de Bermejo— aparecen declarando en febrero de 1589. Nos parece más probable febrero. Traslados. Briceño: ob. dado en Caraballeda. p. [27] y [28]. Hemos visto la copia del traslado que reposa en el AANH y la trascripción de Briceño es fiel. por razones del pleito. María: ob. Vid. 28. 232. 106 51 52 53 54 55 56 57 58 59 . AGN. I. [30] Briceño: ob. p. 110. Esta fecha la tomamos de Bermejo: ob. Vid. Ibíd. Garcí González está probablemente incluyendo a los quince soldados adicionales que llegaron con Juan de Salas a fines de mayo de 1567. 1391. [21]. III. 374.. p. cit. 237. el registro de todos los que recibieron encomienda por vecindad..

El legajo en sí mismo es una copia o traslado de escribano hecho en 1595. de Andrés de San Juan: “. cit. t. G. sin acentuación ni ortografía. 122. haría falta. 238. más adelante en esta obra.. Vid. cit. 1626. No obstante. el cual por él parece que se comenzó a hacer a cuatro días del mes de marzo y se publicó a cinco días del dicho mes…” AGN.La Jornada de Caracas El título de Cabeza de Registro. 107 61 62 63 64 65 66 67 68 . Briceño: ob. algo más que una declaración de Vásquez. Encomienda General es el dispuesto en este legajo para el listado que usualmente era conocido como Registro General de Encomienda o Data General de los indios encomendados de Caracas. si se aceptan declaraciones y testimonios como pruebas de una supuesta fundación en 1567. 53. La Batalla de Maracapana. cuando era enviado al Real Consejo de Indias. Vásquez y Sánchez de Córdoba son igual de buenas. p.. por haber sido tomado por piratas el navío donde se le transportaba a Sevilla.. así como las de Garcí González y Fernández Trujillo. Sobre la vida de los Desque. Vid. Caracas. Bermejo: ob.el cual entró por marzo del sesenta y siete años…”. p.. 60 “..Sobre el día y el mes de la fundación no han dado luz los documentos…”. 347. María: ob. como ahora. tenemos en prensa un trabajo en prensa de título Chuao antes de la Obra pía: 1567-1671 donde ofrecemos una biografía lo más completa posible de estos personajes. p. En rigor. quizás sea más fácil ubicarlo. p.. Pudiera existir trasladado en otro legajo de pleito por encomiendas. Varios. carp.e hice sacar el dicho traslado de las partidas del Registro General. “. No. III. Silva o Pineda. Que el encabezado que María está reproduciendo es el Registro General de Santiago de León se constata con su concordancia de fechas en el siguiente testimonio de esa época.. Caracas. 1977. Encomiendas. Historia de la provincia de Venezuela. estas de Pineda.. AAC.. en Caracas. cit. Relación de Pimentel. Con el agregado de que refuerzan y precisan otras pruebas deducidas de hechos constatados y documentos fidedignos —hasta con la propia declaración de Ponce de León— que impiden situar la fundación en 1567. f. cit. 1578. quizás. p. 178 citado por Bermejo: ob. Copiada ex profeso textualmente. o en Sevilla. 1. Una copia del protocolo o acta primera de erección del cabildo de 1568. pues el documento del pleito completo original se perdió en aguas de Cuba. cap. Morón. Si se sabe el año cierto. solares o tierras.. 28.

y que lo hizo antes. Caracas. oyó y entendió la grita y algaraza que les daban. Ediciones Armitano. p. 137. describe la composición de su primer cabildo. Oviedo dedica el primer párrafo del capítulo X. para quebrar la moral de los expedicionarios en su intento de entrada. Vid. obligado por el tema. Manuel Pérez Vila analiza con más seriedad la historia de Caraballeda. cit. con el mismo Coro y Borburata. que os hemos de comer como a vuestros compañeros»…”.. Ibíd. cit.. Juan Fernández Trujillo.JUAN GANTEAUME 69 Algunos aún debaten sobre quién fundó y cuándo San Francisco. La antropofagia ritual como forma de apropiación de la fuerza o espíritu del enemigo vencido está ampliamente probada y explicada para pueblos de todas las épocas y regiones del mundo. p.. Por ejemplo: “. Pérez Vila. De ahí su origen. María: ob. sin fecharla. otra forma de lucha más de estos guerreros Caracas. Pérez Vila. En este caso de la declaración de Fernández Trujillo ni siquiera es prueba concluyente de que así haya sucedido: Puede concebirse lo oído por Fernández Trujillo como “guerra psicológica”. Debe ser el comúnmente conocido como Tesoro de Noticias. simplemente. Aceptarlo no tiene consecuencia histórica que altere el esquema usual aceptado de la fundación de Caracas. como probaron exitosamente con Bernáldez en su fracasada expedición que se devuelve a Valencia por miedo. 1981. a falta de otra— que había que fundar por mandato de real cédula. Expone los motivos que le parecen apropiados para justificar su fundación. Orígenes Históricos. No lo hacen mejor María ni los otros autores que estudian la Jornada de Caracas.”. libro V. Bermejo: ob. 684. dos años antes que Losada..Diego de Losada conoció muy bien la necesidad de tener un puerto en las costas del mar Caribe para las relaciones con Santo Domingo. —la ciudad.. Briceño: ob. en la obra La Guaira.... niega por fin que Caraballeda tuviera su causa de origen como puerto de Santiago de León. Era pues Caraballeda una ciudad. diciendo en su lengua «a qué venís acá. 108 70 71 72 73 74 75 . pero nadie discute que Fajardo fundó El Collado. los orígenes de La Guaira. cit..cuando este testigo entró a la conquista de esta provincia con Diego de Losada que vino por general de ella.. p. Es todo. citando “Libro de Noticias e Índice General de las cosas más particulares…” de Oviedo y Marcos José Rivas.. a Caraballeda. y decidió proceder a su fundación sin la menor demora. 55. e inmediatamente pasa a las supuestas causas de su extinción. que conocía la lengua de estos indios de Caracas declaró: “. Rumeu: ob. M. 427. cit. p.

cap. t. 374. p. f. preso en 1570 por matar tres españoles declaró: “…y que cuando comían a los dichos cristianos.. María: ob. por la importancia de las noticias que los pocos documentos y declaraciones dejan entrever es quizás tan valioso para la temprana historia de Caracas como los datos —notables e interesantísimos sin duda— que aportan sobre el destino de los Teques como indios encomendados. Indio Arue: “Suruapo... leg. Domingo Giral: “Le vido morir este testigo en su tierra y nación…”. Residencia a Hernández de Chaves. Ibíd. según declaraciones) al portugués Andrés González. p. Ibíd. Ibíd. Ibíd. cit. XII. Copia en la Academia de la Historia. Sto. de nula figuración social hasta entonces.La Jornada de Caracas Una confesión concreta de antropofagia: Un cacique de Nirgua.. p. Ibíd. En el pleito por los indios de Guaicaipuro. 393 y 402. Nótese en su obra que el paréntesis —propio— en la frase de Oviedo es sobre el año. Pedro Mateos quedó vecino en Barquisimeto y allí finalizó su vida como prominente miembro de la élite social de esa ciudad. V. cit. p. Indio Almere: “donde el dicho Guaicaipuro vivía y donde lo mataron…”.. 1571. María: ob. cit. Ibíd. 409. cap. p. que no fue caudillo o capitán. II 12. p. 407. Ibíd. lib. no sobre el mes. X. y quien ni siquiera fue de los conquistadores que entraron 109 79 80 81 82 83 84 85 86 87 . Ibíd. 380. AANH. 76 77 78 Oviedo: ob. Fray Froilán de Ríonegro. cit. Resaltado nuestro.. 365. Traslados. esta encomienda se le otorga seguidamente (aparentemente por el crédito de su mujer. Domingo. 458. Desconocemos si existe intención o planes de publicar este valioso legajo pero prevenimos que el contenido del mismo. Ibíd. que a los mozos les hizo mal la carne y a los viejos no…”... 380.. Escribanía de Cámara.. Isabel de Trujillo. que es donde lo mataron los cristianos…”. Ibíd. 2B.. 360. El documento del Anexo de María en AGI. pp. p. AGN: ob.

Cristóbal Cobo tenía ya los huesos molidos de servir a S. 1982. como erróneamente anota. 353... más propios de un Tamerlán”. “…Oviedo pareciera ejercer una especie de poder mágico sobre quienes le estudian y citan…”.. cit. A.... cit.. y otros cargos honrrosos. 2ª ed. en ella como buen soldado y con oficios y cargos muy prominentes de caudillo y capitán. lib. lib. 35. Oviedo: ob.. cit. Lemmo. antes que el dicho Andrés González pensase venir a esta tierra.”. p. p. 61. lib. VII. cit. V. t. pues es el prominente Cobos precisamente quien pretende esta encomienda: “.. que es el verdadero…”.. Morón: ob. es difícil creer que los Teques de Guaicaipuro fueran un grupo marginal.siempre ha andado de rancho en rancho. cit. cap. pregunta 10 del interrogatorio de Cobos. 110. VI. Acepta el año de 1567 como el de la fundación. inciertas y relativamente modernas que incluyen elementos extraños.porque como es notorio. f. Oviedo: ob. sino en el de 1567. le atrae también la fecha del 8 de septiembre. II-12. p. p. asignable a un vecino poco notable en hechos de conquista como fue el portugués Andrés González. Ibíd. finales de 1567.JUAN GANTEAUME con Losada: “. A él no le aplican lo que el propio autor señala a Gil González Dávila: “…no dudo erraría el día quien con tanta claridad erró el año…”. al insinuar en su pregunta que algo debe significar dicha fecha.”: AANH. 114.. f.. V. Le da crédito a Oviedo: “…Fuera de la fecha... María: ob. Fray Froilán de Ríonegro. pero no en el año de 1568.”.. AANH: ob. 138. Oviedo: ob. Caracas. 110 89 90 91 92 93 94 . “…como Oviedo y Baños apunta el 8 de septiembre.. V.. cit. p. cap. Aunque Morón no se pronuncia. Ibíd. podría haber sido en dicho día. M. Bermejo: ob. Traslados. Historiografía colonial de Venezuela. sustentándose a costa ajena. 52.. vuelve Oviedo y Baños a quedar como buen historiador cuando da la población a Losada… Dice don José que la fundación fue el 8 de septiembre de 1568 ¿Por qué tan tajantemente?. “…Hay cientos de artículos y monografías sobre el autor y su obra con una característica que se convierte en “constante” en la historiografía colonial: escasa elaboración conceptual…”. 88 Se lamentaba sobre ello Bermejo: “…parece que no hubo interés en investigar y sacar a la luz los verdaderos héroes de la resistencia…se ha dado pábulo a leyendas anónimas. cit. Aunque la asignación de encomiendas no se regía por la importancia del cacique que a ojos de los castellanos comandaba tal parcialidad.

cit. AGN. Oviedo y Baños nos proporciona un relato testifical…”. 111 97 98 99 100 101 102 . Montenegro defiende la tesis de la fundación fajardista de Caracas. 153 vto. Ibíd. Los ejidos de Caracas. 19. p. La Hipótesis Ulloa es de Cristóbal Rojas. 55. cit. f. 114. Montenegro. 20. 312. 1968. leg. 1.. Lemmo: ob. p. cit. Bermejo: ob. Oviedo: ob. No todos. 267 reproduciendo AGI. y su actuación con Fajardo en: Montenegro: ob. vivos aún en 1596 en Margarita. curioso y detallado del relato. “Prólogo al Lector”. E. y ha sido acogida con escaso examen y ligera aprobación por casi todos: “…anecdótico.. “…resalta indiscutible que a través de Ulloa —que a los 26 años de la conquista recogió las versiones directas de los viejos pobladores—. Vid. 16. cit. Origen y perfil del primer fundador de Caracas. Febres: ob. “Que la fuente de Oviedo para los capítulos de la conquista y población del Valle de Caracas fue un fragmento de la Crónica del Poeta Ulloa es casi evidente…”. cit. cit. Encomiendas.. faltan totalmente de ahora en adelante en cuanto se refieren esos sucesos a la conquista del valle y fundación de Caracas…”. XLVII. Francisco Fajardo. loc. p. t. J. Santo Domingo. Otra vez parece acertar Julio Febres. de 1770. p. Ibíd. pero no en cuanto a señalar cómo Oviedo utilizó a Simón y los manuscritos de Ulloa…”. Tierras. Autos seguidos por José Antonio Mendoza con los indios de Baruta.. Ramos: ob. ya que las débiles muestras cronológicas que ha venido ofreciendo Oviedo. por traslado del anterior). “M”. p. p.. 78 y 79 citando AGN (repositorio actual del documento. cit. pues el primer historiador de Venezuela fue Aguado. sino algún cuaderno o diario de escribanos…”. Oviedo: ob.. imposible de derivar exclusivamente de fríos testimonios documentales…”.. Caracas. Ver el título de encomienda en: Manuel Pinto. p.. quien rechaza de plano por parecidas razones la susodicha crónica: “…pero esa fuente no fue seguramente la pseudo epopeya de Ulloa.. Las declaraciones de Carrasco y Martín. No. previene sobre la data cronológica incierta de la Batalla de la Quebrada: “…La posterior expedición de Rodrigo Ponce contra los Tarmas no es posible fijarla bajo ningún aspecto. además. 20.La Jornada de Caracas 95 96 Ibíd. Febres. Caracas. p. cit. 1974. La rigurosa Lemmo también considera factible un Ulloa como fuente de Oviedo: “Se equivocó Rojas [Cristóbal].

cap. Expresa pues Oviedo. pero no por ello deja de estar presente en toda la obra. ningún rastro de vida de algún Ulloa entre vecinos. XII y XVIII. Suscribimos sus palabras al inicio de esta Segunda Parte. lib. Bermejo se atreve hasta a reconstruir —con intención de prueba— los que para ella son vestigios de un romance del siglo XVI. cit. sin profundizar en detalles de métrica). se defendió y quitó al dicho Francisco Infante e a los demás de poder de los dichos indios y se fueron retirando a otra provincia de indios que llaman los Teques…”. Vid. explícitamente. Este estilo cultista y barroco. por lo que no puede ser Ulloa su fuente. En nuestro trabajo continuo de investigación sobre los más mínimos personajes de Caracas de fines del XVI no hemos hallado. V. fuera de la mención de esta Acta de Cabildo. t.. Traslados. AGN. “moradores” o “estantes” de la ciudad por esas fechas. Encomiendas. Bermejo: ob. si se quiere especular luego —sin contradicciones— sobre un supuesto poema subyacente coetáneo que haya guiado su obra. cap. cit. quizás se enfatiza ciertamente en el tema de Caracas. AGN. En todo caso quedan los graves interrogantes expuestos arriba. el origen de esta singular noticia. y mediante el favor de Dios este testigo con una espuela jineta.JUAN GANTEAUME 103 Desconocemos la fuente documental del supuesto nombre de “Fernán” para Ulloa. f. que algunos le asignan. Oviedo: ob. leemos a Oviedo como leemos a Cervantes o Lope de Vega. que deben ser los mismos que presentamos aquí como referencia. Pero confesamos que no lo vemos claro: El elegante y rítmico “estilo Oviedo” lo percibimos a lo largo de toda su narración (al menos nosotros que. 176 vto. que tendría que pasar —en rigor— por similar análisis métrico de supuestas reliquias octosílabas ocultas. Más aún. que no apuntan a literatura sino a historia. escondido en la construcción sintáctica de la prosa de Oviedo. que evidentemente es su preferido. Es posible. Residencia a Hernández de Chaves. III. propio de Oviedo. que pensamos tocan concretamente el fondo del problema de las fuentes en Oviedo y que no son hipótesis sino inconsistencias muy patentes que deben ser por fuerza explicadas primero desde su faceta historiográfica. Oviedo: ob. f. desde luego. 448. Biord Castillo en su trabajo se adhiere a la tesis ulloana de Bermejo en base a un 112 104 105 106 107 108 109 . como legos. XXXIX. al tratar este de la Jornada de Caracas. VI. lib. t. se comprueba que este hecho heroico de Garcí González no formó parte del supuesto poema de Ulloa desde que el mismo Oviedo afirma que tuvo noticia del caso en documentos coetáneos. en este caso al menos. III. como corresponde.. Vid. “…y en Salamanca [valles del Tuy] le dieron a Francisco Infante trece heridas muy penetrantes los indios y a este testigo otras seis o siete. cit. que atado pudo tomar.

vocablos que pudieran afirmarse posiblemente caquetíos como Amanaure. Para Biord: “.. Los aborígenes de la región centro-norte de Venezuela (1550-1600). Según esta declaración existiría pues. aún hoy día.. en cuanto a naciones o troncos étnicos. como parece evidenciarse.. y es diferente una lengua de la otra y solo este testigo fue el que entendió lo que los indios de las dichas Caracas le dixeron”. Otras. un replanteo de lo hasta ahora publicado en cuanto a fronteras lingüísticas o culturales de estos troncos. al menos un caso de una clara barrera lingüística entre los indios de Caracas y los de la comarca valenciana de donde eran los indios que llevó a Patanemo Bartolomé Núñez. Horacio Biord C. 2001. y en concreto Caracas. Estarían estas etnias también por entonces mucho más presentes en el ordinario recuerdo colectivo tradicional de los vecinos descendientes que Oviedo interrogaría. bariquizas (de igual raíz significante que Bariquisimeto). Se requiere estudiar. etc.”. De entre los escasos nombres sobrevivientes para el área de Caracas. Deben estudiarse. quiriquires. adicionalmente. 173. a nuestro juicio. en Borburata: “Fue preguntado si los indios que este testigo traxo y cargó de sal si entendieron a los indios de las Caracas lo que dixeron. Es el caso de los guarenas. las etnias o “naciones” presentes en la provincia al tiempo en que Oviedo escribió su historia existían aún en su mayoría. No presentarían pues. AANH. dixo que la lengua de las Caracas es diferente a la de los dichos indios porque unos son taguanos [sic. p. pero no olvidadas. tomuzas o tarmas. y dónde terminaban... la mezcla de fronteras culturales o lingüísticas que parece ser el área centro norte. vecinos quienes le orientarían sin dificultad sobre la ubicación “a grandes rasgos” de esas parcialidades en su antigüedad. quizás. como los guaiqueríes de la costa. pp. como nos ha ocurrido hallar.. dificultad para un historiador del siglo XVIII curioso por informarse de este aspecto en la reconstrucción de su épica de conquista.la crónica tendría información de primera mano proporcionada por testigos directos. teques. tales como la declaración de Bartolomé Núñez en 1553.La Jornada de Caracas novedoso parámetro de análisis referido a la “calidad de información” presente en la obra de Oviedo y Baños sobre las etnias que poblaban la provincia de Caracas que a su juicio puede explicarse como consecuencia de una inédita “fuente coetánea” a los hechos. ciertos testimonios ilustrativos —al parecer no bien ponderados— que revelan algo de lo que podía quizás ser la situación en esa época. 65-74. por la validez y precisión que pareciera mostrar el aspecto etnológico del relato de Oviedo. muy disminuidas y aculturadas. quizás ya extintas para 1723. con particular análisis. entre caquetíos y caribes. ¿por tacariguanos?] y los otros caracas. Las contradicciones que hemos mostrado en Oviedo parecieran indicar la ausencia de un Ulloa coetáneo u otro texto testimonial que hubiera podido guiar con más veracidad su narración. ofrecen indicios que pudieran motivar.. Caracas. Residencia a Juan Pérez de Tolosa.. insertas 113 . A nuestro juicio. mariches o chagaragatos de Chuspa podían fácilmente consultarse aún en infinidad de documentos de encomiendas o doctrinas y otros papeles e informes eclesiásticos u oficiosos del siglo XVII. Terepaima. meregotos. Tamanaco.

Demetrio Ramos. 83. Uno de ellos Martín de Arteaga. cit. élite que aún añoraba los siniestros métodos expeditos de la fenecida Cubagua— se manifiesta palpablemente en la expedición previa de Alonso Bernáldez a Caracas en 1565. La codicia antigua del esclavista Juan de Salas por hacerse con parte de estos indios libres —como miembro de la élite margariteña. mientras se consigue algún mediano historiador criollo capaz. para esa fecha. Otro testimonio: “…y porque el dicho Francisco de Chaves fue proveído por el audiencia real de Santo domingo por gobernador…por fin y muerte del dicho don Pedro Ponce de León y tomó la dicha residencia al dicho don Pedro e a sus oficiales…”. AGI. t. 307. N° XX-54. en la misma provincia cultural caribe. p. Informaba que la delicada misión se había encomendado a un historiador hispano. Morón en una nota en su obra reconocía en 1977 la urgencia de una edición crítica de la Historia del clásico cronista caraqueño. Gobernadores que fueron de la provincia de Venezuela y a los Justicias de su tiempo. que debe haberlo —sin duda—para esta tarea. AGI. cit. 1571. Pedro Pérez. por Diego Mazariegos. p. Residencia a Chaves en AANH. leg. leg. II. Morón: ob. año de 1571. colección Caracas. de cuyo análisis crítico de la fundación de Caracas algo hemos comentado.. Justicia. Declaró posteriormente que había sido teniente de gobernador en Coro de Pedro Ponce de León y que Andrés de San Juan había ido como juez de residencia “…y tomó a este testigo la residencia… y que tomada la residencia se fue con ella…”. 87 en AGN. No. febrero 1571.JUAN GANTEAUME ambas áreas. f. Madrid. Justicia. 87. 293.. Sigue a Oviedo. Justicia. El título completo de los traslados según las copias en la Academia de Historia venezolana y en el Archivo General de la Nación es el siguiente: Residencia Tomada a Don Pedro Ponce de León y Don Francisco de Chaves. La constancia de que esta fundamental Residencia a Ponce de León se realizó nos la dan varios testigos. Traslados. AGI. leg. María: ob. Descubrimiento del Río Apure. 1391. Esperamos por tal edición. III. por lo que estuvo sujeto a residencia como integrante de la gestión de Ponce de León. 110 Fray Jacinto de Carvajal.. Residencia a Pedro Ponce de León y don Francisco de Chaves. Coro. 40 años. Mazariegos llega a Coro el 5 de diciembre de 1570. 353. p. cit. 1985. pues pensando Salas que el gobernador Bernáldez ya había entrado y conquistado la provincia. según la antropología etnohistórica usualmente aceptada hasta ahora. 87. t. cuando Ponce emigra a Barquisimeto. Traslados. antiguo vecino que habría sido nombrado como teniente de gobernador en Coro en 1568. María: ob. f. aporta con sus piraguas un día en Borburata —sorpresivamente— 114 111 112 113 114 . vecino de Valencia. 518.

Caracas. Anexo II. II. Juan Ramos.”. p. Fundación Creole. teniente de gobernador de Cumaná por 115 116 117 . AGI. que hablaban el idioma de esa costa.hallé nueva que a Borboroata [sic]había llegado un Juan de Salas con ciertos soldados de la Margarita los cuales habían venido a fama que los indios Caracas eran esclavos. 1566. cap. Su última y fallida expedición en 1564. II. acusando a estos indios de atacar “toda nave de cualquier nación”. Pedro de Montemayor y Antón Carrasco. así como de los valientes guaiqueríes aliados. Rivero. [102]) pero que al parecer no permaneció como vecino en la nueva Caraballeda. reproducido en J.La Jornada de Caracas para participar en el botín humano: “. lib. don Julián de Mendoza. 104. comentando el suceso.. p. (Vid. buscando la alianza del corsario. 1992. Gaspar Tomás. Georget y E. Otra referencia adicional de ataque a buques en esa costa en 1567 en Oviedo: ob. mostrándose leales amigos. Andrés Machado.. Gaspar Pinto. Pedro Martín de Neira.. Jorge Pimienta. Exposición de Alonso Bernáldez sobre diferencias con Gutierre de la Peña en la jornada al valle de los Caracas. como se ve. Fajardo se abasteció de armas en Margarita. 1967. Andrés González. Abrahán Desque. V. Alonso Pérez de Valenzuela. Cuando Hawkins llega al puerto de Borburata. Juan Fernández Trujillo. t. Entre estos vecinos iniciales estuvieron Lázaro Vásquez. Antonio de Acosta. antiguos pobladores de El Collado. Esta fallida expedición estaba tan bien apertrechada de implementos de guerra que suscitó la envidia de Alonso Cobos. Justicia 93. buscaban en realidad alejar a los corsarios de alianzas con estos indígenas enemigos de los españoles. en 1565. Juan de San Juan. Era un doble juego: aparentando prevenir a visitantes peligrosos que amenazan quemar Borburata. cit. Se trata del primer viaje a las costas venezolanas de Hawkins. H.. Adelante se verá por qué a Hawkins estos indios de Caracas —sin duda— le hubieran tratado magnánimamente. Caracas: Origen y trayectoria de una ciudad. No es casual que los primeros pobladores habitantes de Caraballeda hayan sido en su inmensa mayoría vecinos de Borburata o Margarita. Herejes en el paraíso. siguiendo la ruta de Villegas y Díaz Pereira. 83.. estaba prevista realizarse por tierra.. y no venían prevenidos para más que coger los indios que pudieran en la costa de Caracas por la mar y llevarlos a su isla puestos en cadenas y grillos. los vecinos ladinamente componen a su favor la evidente debilidad que implicaba no poder controlar como españoles una costa tan cercana. de Armas Chitty. que con Fajardo llegó a tener encomienda en San Francisco. Montenegro: ob. Juan Fernández de León. Luis de Seijas. indiscriminadamente. Justo Desque. A. Los de Hawkins creyeron el cuento. estos vecinos. enemigo de sus enemigos. Juan Pérez de Valenzuela. cit. según declaración de testigos en Margarita posteriormente. 115 El viaje realizado por el patrón John Hawkins. Vid.

quien por apoderarse de estos pertrechos e intentar él la conquista de los Caracas. leg. Coro.los yndios chagaragotos que avra desta cibdad a ellos quarenta leguas. pp. Pensamos. este tenía “pacificado” por el lado de los valles de Aragua. el otro alcalde. f. lib. cap. 459 vto. Traslados. de hacia donde se ubicaba esta parcialidad: En Naiguatá. esta sí etnia histórica documentada en la Relación de Pimentel.. Gaspar Pinto. hasta el valle de Cáncer. III. Amador Montero. asesina a Fajardo. que termina en fracaso. los quales chagaragotos an venido a esta cibdad a servir…”. Justicia.. Vid. especialmente sería bastante defensa para los indios…”. había comenzado a construir por su cuenta un reducto: “…y que Alonso de Valenzuela comenzó a hacer una cerca de piedra que al parecer fuera harta defensa para este pueblo si se acabara… porque se recogería allí el pueblo con sus haciendas. quizás. Chirimena u Osma. “…y quedando acordado entre los dos el tiempo en que se habían de juntar en la Borburata. que se hallaba en Barquisimeto para ese momento. alcalde de Caraballeda. algunos años más tarde. Según se desprende de testimonios judiciales en Borburata del capitán Pedro Álvarez en 1553. AANH. I. dejando a Losada muy gozoso por la felicidad que prometían tan favorables principios…”. quizás por ser baldado de torturas de piratas cuando fue justicia en Borburata.JUAN GANTEAUME entonces. AGI. Oviedo: ob. esto es. se partió [Juan de Salas] a poner por obra su promesa. en la culata oriental de los valles de Aragua. 70 años. además. 118 “Taramaina” como nombre de etnia de Oviedo es sospechosamente parecido a Toromaima. al naciente. Oviedo: ob. Una estrategia combinada idéntica por mar y tierra fue la que aplicaron Garcí González y Cristóbal Cobo en sus respectivas jornadas de conquista de los Cumanagotos. Ibíd. En dicha expedición no intervino Lázaro Vásquez. vecino de la élite. Testigos registran que Alonso Pérez de Valenzuela. De Borburata hasta el cabo Codera hay cerca de cuarenta leguas. hasta la comarca de los Meregotos. Residencia a Juan Pérez de Tolosa. 428-441. ni Justo Desque. X. Es indicio. cit. V. y por el lado de la costa hacia el este había logrado reducir las tribus hasta “. cap. 93.. Oviedo y Baños los llama “Chagaragatos” en su historia. muere flechado por indios Charagatos en 1570 en una entrada conjunta de vecinos de Caraballeda con soldados de Santiago de León para reducirlos. abril 1565. En documentos hemos hallado indios “Charagatos” desde Naiguatá hasta Osma. La ubicación de la antigua ciudad de Borburata se ha querido situar en el ancón donde actualmente se hayan los astilleros navales nacionales.. que 116 119 120 121 122 . Por lo que alegaba Perálvarez en su declaración que estaba “de paz” toda la costa central. lib. por los indicios documentales —que describen algo del área de la primera ciudad—. cit.

a pesar de lo que luego diría el obispo Agreda. Justicia.14 de abril 1565. p. Arcila Farías.300 pesos que entregan con muchas venias los expoliados a monsieur l´Corsaire el 10 de septiembre de 1567. Carta al rey de Lope de Aguirre. 310. Valencia. F. fue un caso singular de temeraria resistencia al chantaje clásico del corsario: “la plata o la plaza”. Carta al rey de Ruiz Vallejo. sino vecinos españoles huidos y esquilmados —a resguardo en el espinar. E. y mira Señor que no puedes llevar con el título de Rey Justo ningún interés de estas partes... 1532-1600. lib. donde no aventuraste nada.. pues concuerdan. Libros de la hacienda pública de Nueva Segovia 1551-1557. Oviedo: ob. 98. cit. 93. 78. leg. p. aferrado a las crines de un burro por palacio episcopal. A. Seis primeros obispos de la iglesia venezolana en la época hispánica. Vid. de las balas de los corsarios que han tomado por sorpresa Coro— es que accede a tratar términos de mejor acuerdo con estos “caballeros” y al pago del rescate del pueblo —la plata por la plaza—. 123 La célebre carta de Aguirre a Felipe II resume en un singular párrafo arquetípico el deseo del conquistador del siglo XVI y su queja: “…Mira. de un vecino de Borburata: “…porque es público y así se trata entre muchos. Niega como un virrey el pago por este concepto a todas las escuadras “piratas” que ese año de 1567 hacen turismo de aventura por su temible gobernación. BANH-117. sin que primero los que en ella trabajaron sean gratificados…”. AGI. rescate que reparte equitativamente entre los interesados y afectados. Ponce de León. VII. mirando de soslayo al arcabuceado obispo que aprieta un cáliz salvado de su catedral de paja. 117 124 125 126 127 . 437 vto. logrando reunir 2. 200 ss. 21 de abril de 1568. mira. leg.La Jornada de Caracas sigue yaciendo bajo el sitio de la moderna población de Borburata. AGI. que hace más Su Majestad por los naturales que por sus españoles. Borburata. III. vol. no seas ingrato a tus vasallos. septiembre de 1561. Rey español. p. f. Sólo cuando se descubre él mismo una noche estrellada montado en un jadeante caballo que hace de residencia ahora del gobernador. te han dado a costa de su sangre tantos reinos y señoríos como tienes en estas partes. Barquisimeto.”. Otro ejemplo de este rencor general a la real ingratitud. Santo Domingo. IV. Maldonado. María: ob. para escarmiento de sus desvelos. cit. teniendo entonces Ponce de León que aceptar por fuerza que no son cantos de victoria a la distancia los polifónicos alaridos de casi veinte vecinos rehenes colgados de los dedos de los pies. Abrahán Desque.. Serie Proyecto Hacienda Pública Colonial Venezolana. cap. pues estando tu padre el Emperador en los reinos de Castilla sin ninguna zozobra. y que los miserables desnudos en cueros que a su espalda le claman por Cristo transarse con los franceses no son indios de guayuco en la oscuridad.

Oviedo: ob. cosido de retazos de dispares colores. Aguirre. De allí la misa preventiva. el reluciente casco emplumado y la pesada malla de acero por el modesto “escaupil”. 118 129 130 131 . heces humanas y carroña rechazada hasta por zamuros. P. con dos o tres aforros de mantas de algodón con hechura casi de sombreros: la copa de cuatro cuartos cada uno de su color.. Demonios del mar. cit. estos “sayos de armas” eran tan efectivos que a veces sus múltiples colchas de algodón resistían las balas de entonces —como lo hicieron en esta oportunidad irónicamente contra las de Aguirre en su derrota en Barquisimeto—. en su caso seis días. Noticias Historiales BANH. hechas de pedazos de paños de colores. de otros cuatro colores. Piratas y corsarios en Venezuela. No obstante. Britto: ob. Castellanos al describir su actuación en Margarita no señala esa quema. Siendo religioso no hubiese —a nuestro juicio— dejado pasar el hecho. Simón. pues detalla lo demás. Ibíd. 69-71. no acostumbrado a ver tal estampa: “…porque en las muestras que en la tierra hemos visto nos han puesto alas y espuelas para no parar en ella. o tan envenenadas de sapos y culebras. un grosero cobertor de algodón que era mejor escudo mientras más cubriera. J. citado por Britto. extractos de malas yerbas. I. de Castellanos. 1998. 1972. hemos visto cuán medrados están los demás…”. sangre menstrual. VIII. cap. en más o menos ese tiempo. 217. arropados hasta la cabeza— quedó registrado para la historia en el sardónico comentario que de ellos hace un conquistador venido del Perú.. Vid. p. bajo el mismo principio del chaleco multicapa antibalas moderno. Caracas. cit. Britto García. L. sin ningún remedio. y la falda que ceñía a la redonda. 219. Lib. que eran usualmente llamadas “flechas de veinticuatro horas” porque el que sin desearlo probara en cuerpo propio este eficaz plaguicida autóctono “moría rabiando y sus carnes cayendo a pedazos”. cap. p. [156].67.. Así opina Britto. y … la estimaban más que gorras de terciopelo…”. Caracas. p. IV.. que por unas caperuzas y lanzas que por huir unos soldados de Usted dejaron en el camino. 457. lib. 219. V. El bizarro aspecto de estos conquistadores y “soldados del rey” —que obligados por el hostil medio nativo más parecían bufones arlequines estofados al sol tropical. por la escasez de telas: “…unas caperuzas muy viejas y mugrientas. 1528-1727. Elogio de las islas orientales. insectos ponzoñosos. cit. p. El temor a morir de esta incómoda forma entre “indios herbolarios” cambió para muchos en Venezuela la rígida coraza de metal del siglo XVI. que verla era más materia de risa y entretenimiento que de confianza para alguna defensa. Algunos “afortunados” como el conquistador Diego de Paradas sobrevivían algo más.JUAN GANTEAUME 128 Oviedo: ob. Flechas que entre los tercos Caracas tenían la horrible virtud de estar tan conjuradas de odio. p.

p. 4000 119 133 134 135 136 137 138 . el segundo será con Valier en Coro.y con la nave capitana y algunos pataches auxiliares cae sobre Margarita…”. Quizás Sores había partido ya. Curiosamente ni un Artigas ni un Martín de Arteaga se incluye en ninguna de las listas de Oviedo o María de los que entraron con Losada.y estando en la ciudad de Borburata confirmando [el obispo Agreda]. Hernando de las Viñas. AGN. Coro. AANH.. 132 Carta al rey de Ruiz Vallejo. Maldonado: ob. aunque evidentemente fue uno de ellos. 3 diciembre 1567. Britto: ob.000 pesos. Barquisimeto. Coro. 614.. 1568. 1572. Según María T. Pudo ser Valier en vez de Sores el destructor de Margarita. II Salón144. 535. unos meses más tarde. cit. prominente vecino de Coro. cit. vit. protestante hugonote y anticlerical. Losada funde oro en Borburata el 7 de febrero. cit. p. hijo del gobernador. 110-111. Traslados. p.La Jornada de Caracas Valier. Este es el primer robo que sufre el obispo. Según testimonio de “Artigas” en Coro en 1572. Oviedo hace el número en 150 soldados: 20 de a caballo acaudillados por Francisco Ponce. 206. “. La cuenta en la Relación de Pimentel y en otros testimonios y documentos es concordante en este número.17. Relación de los robos de los corsarios y piratas desde 1559. Britto afirma que la flota se componía de cinco naves a Indias pero que en una tormenta pierde cuatro. Obispo Agreda. 3 diciembre 1567. cit. llegaron dos navíos corsarios franceses y robaron el pueblo y al dicho señor obispo…”. Bermejo: ob. Juan de Villarroel. Coro. Puede ser mala trascripción por Martín de Arteaga. según testigos. 18.. p. El contador está mencionando tan sólo el pago registrado en dinero.. Briceño: ob. Colección Caracas. entre ellos indios ladinos y esclavos de ambos sexos. 218. 200 bestias de carga. Declaración del obispo Agreda. n. AGI: ob. cit. Faltan en dicha obra las referencias específicas para su localización en Traslados del AGN). Traslados. Sumado al robo de bienes se estimó todo en 4.. Bermejo. p. 50 arcabuceros y 80 rodeleros mas 800 personas de servicio. Maldonado: ob. Testigos afirman que eran dos las naves corsarias: “.. 215. p. francés. Este testigo declara además que acompañó a Losada en la Jornada y confirma de pasada que la fundación de Santiago de León fue “en marzo” (la edición extractada de Briceño lamentablemente no reproduce textualmente esta parte de su declaración. p. Se limita a mencionarlo. cit. también destruye ese año con igual saña la iglesia de Coro....

516. 225. cit. t. cap. cit. Oviedo: ob. AGN. XLVI. Oviedo: ob. 150 ss citado por Bermejo: ob. De la siguiente forma: Tres días de marcha hasta el Valle del Miedo —o de Cáncer— según narra. Traslados. con sus hijos. “. p. [112]. María: ob. los cuáles dicen que llevó a Santo Domingo a vender…”.. Alonso Ruiz Vallejo.. cap. 1391... Catalina de la Cerda. f..ha oído decir que el dicho Andrés de San Juan rescató dos negros o negras de un corsario francés que se decía Pedro Barca.JUAN GANTEAUME carneros y muchos puercos. p. Otro hasta Las Lagunillas. f. Oviedo. madre de Cristóbal Cobo. Ibíd. loc. XXXIX. t.. Vid. Britto: ob. p. I. Martín Sánchez. cap. Carta al Rey de Ruiz Vallejo. según la información de Vallejo: “…han venido cinco armadas al puerto de Borburata…”.. 1571. Coro. IV. f. cit. Al día siguiente es la Batalla de San Pedro. 140 141 142 143 144 145 146 147 148 149 150 151 120 . Encomiendas. III.. Ibíd. Oviedo. Tres días de espera por la expedición de reconocimiento de Pedro García Camacho. Rumeu: Ibíd. Un día de ascenso hasta las “sabanas altas” de la loma de Terepaima. III. t. La de Barca es una de las cinco armadas que ese año visitan Borburata. 139 “. también entró al parecer. Hernando de la Cerda y Juan de Gámez.y considerando que el aguardar a Juan de Salas era malograr la oportunidad que le ofrecía el tiempo favorable…”. cap. p. cit. Residencia a Hernández de Chaves. cit. AGN.. Ibíd. Encomiendas. lib. II.. V. 59. 425. 280. Oviedo: Ibíd.. 166.. “Arriban el 17 de abril y entregan la rutinaria carta a las autoridades solicitándoles licencia para comerciar…”. cit. cit.. Rumeu: ob. AGN.

Caracas.y nombraron por capitán un indio que llamaron los españoles El Jirahara el cual vino sobre los españoles en el valle que dicen de La Pascua e mató al capitán Diego de Paradas…”. pieza 14 fs.Agora tuvimos aviso de la Margarita cómo después de haber llegado allí cinco navíos franceses. cit.. Escribanía de Cámara.. IV. Bermejo: ob. cit. el susodicho y otros soldados con armas y municiones. leg. Barquisimeto. Vid. Indias”. p. t. V. Britto: ob. mal herido en el valle de La Pascua. era Guayauta. Traslados. Oviedo: ob. t. lib.. Santo Domingo. leg. pasa a Borburata... Justicia.. 2003 ss. Britto reproduce parte de una carta que quizás es la misma: “. 153 154 155 156 157 158 159 121 .. Ibíd. p. t. según Oviedo. Andrés Machado “.. 427. cit. para liberarlo posteriormente. cap. enero 1571. Ibíd. Diego Ruiz Vallejo.. llegaron allí doce navíos. p. N. Lázaro Vásquez. Es un hecho registrado del que se dispone de documentación: “.. al creerlo ya amigo.. Residencia a Hernández de Chaves. p. Les hace una guerra sin cuartel con muerte de dos españoles. La referencia que da es: AGI. Visión documental de Margarita y este a su vez: AGI. Es apresado y mantenido por Losada casi un año. Caracas. leg. 200. 1576. Rumeu: ob. AGI. y se vino a encontrar con el dicho capitán Diego de Losada y le dio la obediencia…”. una decena de indios ladinos y diecisiete caballos. [45]. 87 en: AANH. 71 “A Su Majestad del Audiencia de Santo Domingo. 53 a 55. I. Residencia a Mazariegos. María: ob. II f. citando textualmente: “Carta de los Oidores al rey del 12 de mayo de 1567... 18 de abril 1568. cuando esta se despuebla. muy bien aderezados de armas y artillería. f. cit. los cuatro franceses y ocho yngleses. María registra varias declaraciones de testigos en que vieron a Lázaro Vásquez embarcarse en Borburata en la expedición de Juan de Salas: “…y vio esta testigo como el dicho Lázaro Vásquez salió por la mar en piraguas de hacia la Borburata. 169. Fue un error. t. La espera tuvo que ver quizás con el estado de Diego de Paradas. Caracas Dº 971. Encomiendas. Traslados: ob. 313. IV. El Jirahara. y con rescates y negros…”. 43. Leonor de la Cueva. AGN. 53-6-5. 678 B.La Jornada de Caracas 152 Lázaro Vásquez había sido alcalde de El Collado con Fajardo y es uno de los que. Barquisimeto. AGI. p. citando AGN. 136 citando: Información de Fernando de Saavedra. cit. 438 Arch. XIIII de mayo de 1567”.era frecuentador de jugadores e tahúres e que en el puerto de la Borburata tenía taberna pública…”. citando a: Manuel Pinto. febrero de 1589. 425. cit. Servicios de Juan Fernández de León.

535. Coro. Ibíd. Britto: ob. según el error de Oviedo mencionado. Por este crimen fue posteriormente condenado ejemplarmente en juicio de residencia. t. el uno vecino del dicho pueblo [Borburata] y el otro vecino del Nuevo Reino…”. t. AGN. 104. 33. p. II. aunque así lo registren las listas de Oviedo y María: Vid. p. 1571. No fue nada desventajosa la operación para estos mercaderes. Rumeu: ob. 36 años. vit. III. cit. Traslados. Oviedo: ob. 30 años. tampoco entró con Losada por la loma de Terepaima. Traslados.. vit. entre jóvenes. II 144. p. cit. Rumeu: Ibíd. Traslados. Juan de Frías.. cit.. Traslados. Coro.. Residencia a Hernández de Chaves: ob. según declaró Domingo Martín. 1571. Juan de Frías fue al parecer alcalde de Coro junto con Bartolomé García en 1567. 161 162 163 164 165 166 167 168 169 170 171 122 . Colección Caracas. 881. II 144. p. Alonso Gómez. Juan de Villarroel. AANH. lib. cit. que pasó por Valencia en su trágica expedición a El Dorado). AANH. 226. Una ganga si se tiene en cuenta que su precio de venta normal generalmente superaba los 200 pesos. Diego Ruiz Vallejo: Coro. 61. Coro. cit. Cada esclavo salió a menos de cien pesos. cap. p. AANH. El año debe entenderse 1567. VI. 426. 493. Coro 1572. Hernando de las Viñas. mujeres y niños que llevaba encadenados en colleras a vender ilegalmente a Coro. Traslados. p. 227. “…e oyó así mismo decir por muy cierto que los mesmos habían quemado la villa de Cumaná…”. f. III.. Agustín de Ancona pues. AGN. Ibíd.. San Juan aprovechó la excusa para cautivar un grupo de 28 indios. Que como alcalde de Nueva Xerez de Nirgua acababa de hacer un enorme castigo sobre los Jiraharas de esa zona por haber muerto unos soldados bisoños que vagaban por esos lugares (de los huidos —como Garcí González— del insufrible carácter de Pedro Maraver de Silva.JUAN GANTEAUME 160 “…los que más padecieron fue un Ancona e un Santos de Vergara. Residencia a Hernández de Chaves: ob. p. Barquisimeto. t. 1568.

La Jornada de Caracas

172 173 174

Oviedo: ob. cit., lib. V, cap. X. Vid. [44]. “...vio esta testigo cómo salió Lázaro Vásquez de la dicha Borburata por la mar en piraguas con soldados a su costa, con armas y municiones y se vino a encontrar con el dicho capitán Diego de Losada en Maiquetía...” Declaración de Juliana Hernández. María: ob. cit., p. 282 (s/f ) Rumeu: ob. cit., p. 405 citando AGI. Justicia, leg. 93. Cuando en 1569 llega la Real Cédula para investigar los robos que los piratas y corsarios habían hecho en la provincia y castigar culpados cómplices como Pacheco, este ya había huido. Hernando de las Viñas: Ibíd. Losada ya para entonces sabía que Borburata había sido quemada por Valier, según la declaración de Viñas que estaba presente cuando estos llegan a Maiquetía: “…los cuáles o parte dellos se decía por muy público habían robado cantidad de moneda e hacienda en el puerto de Borburata y lo habían quemado del todo…”, Ibíd. Real Cédula. Madrid, 3 febrero 1569. AGI. Santo Domingo, 899-H-2 citado por María: ob. cit., p. 307. La cédula habla de un hijo de Ponce de León. O se embarcaron los tres hijos con Valier a Coro, o dos de ellos no participaron en la Jornada de Caracas, a pesar de lo que registran las listas de Oviedo y María, pues cuando el enfurecido Valier ataca finalmente Coro, el 8 de septiembre, consta que junto a Ponce de León se hallaban todos sus hijos: “…el gobernador y sus hijos e hijas se escaparon con mucho riesgo…”. Diego Ruiz Vallejo. Barquisimeto, 1568. Rumeu: ob. cit., p. 426. Un testigo afirmaría luego: “…don Rodrigo Ponce de León se hallaba en Coro con su padre cuando los corsarios atacaron…”. Juan Gil. Coro, 1572. AGN. Traslados, Cartas de Gobernadores, t. 535, p. 123. Rumeu: ob. cit., p. 426. Ibíd. Residencia a Hernández de Chaves, 1571. AGN. Traslados: ob. cit., t. III, p. 1148. Real cédula de 1569. AGI. Santo Domingo, 899-H-2, citado por María: ob. cit., p. 308. Pérez Vila: ob. cit., p. 259.
123

175

176 177

178

179 180 181 182

183

JUAN GANTEAUME

184

Ponce de León. Carta al Rey, Coro, diciembre 1567. María: ob. cit. “Poblazón”, aunque generalmente se transcriba como “población” tiene en este caso quizás un sentido que tira más hacia “poblamiento” como proceso. “Pláticos” se ha trascrito usualmente como “prácticos” en el sentido de experimentados. Pero quizás deriva de “plática” o conversación, en el sentido de saber estos indios de la costa cómo comunicarse con los corsarios desde tiempo atrás. A esto nos referíamos en nota arriba cuando comentamos el paso de Hawkins por esta costa y lo que le dijeron luego los vecinos de Borburata. Vid. [115]. Oviedo: ob. cit., Lib. V, Cap. IX. Ibíd., Cap. III. Vid el capítulo. 1567 y “El Factor Oviedo”, arriba. Oviedo: ob. cit., lib V, cap. VI. Vid [178]. Ibíd., cap. IX. Para Oviedo, mantuano por matrimonio y educación, y empeñado como él mismo confiesa en rescatar las gestas épicas de los fundadores de Santiago de León, la sola sospecha (que quizás trasciende de los vagos documentos que está manejando) de no ser ésta la ciudad primada de Losada (sino la olvidada Caraballeda), pareciera haber hecho una desagradable mella a la gloria con que intenta enaltecer la población de su adoptada Caracas. A nuestro juicio ello quizás le lleva a variar su esquema preformado de fundación y ubicar el famoso capítulo VII —que si se examina atentamente se concluirá que puede insertarse casi en cualquier parte de su gesta— significativamente antes de la Batalla de Maracapana. Oviedo: ob. cit., lib. V, cap. IX. De estos nombres de caciques de la costa —aparte de Macuto y Naiguatá— creemos reconocer, con las precauciones del caso, caciques de sitios del litoral que aún conservan topónimos indígenas como Uria (Uripata), Anare (Anarigua) y “La” Guaira (corrupción de Araguaire). Ibíd. Baruta era de nación Teque, quizás hijo de Guaicaipuro, según algunos. No se nombra, como se ve, a Carapaica, que era de nación Mariche, según declaró Garcí González. Ibíd.
124

185 186 187 188 189 190 191

192

193

194

La Jornada de Caracas

195 196

Ibíd. Título de encomienda a Jácome Fanton. Santiago de León, 1589. AGN. Encomiendas, t. V, f. 139. Hemos examinado el título original y es difícil distinguir —pues el débil registro de la tinta no lo permite— si lo que dice el texto es “anmaracacurinare”, “eremaracacurinare” u otro prefijo en lengua aborigen, del cual además desconocemos su primitivo significado. En todo caso es un topónimo muy sugestivo. El sufijo “curina-re” es muy usado en el área de Caracas en este período para señalar una quebrada. De hecho “curina re” está relacionado con “curiana” castellanización de la región de la costa a partir del cabo Codera explorada por Alonso de Ojeda en 1599 y de cuyo nombre algunos autores clásicos y otros modernos afirman se genera el de Coro, en una supuesta Curiana occidental. Curiana como topónimo de la costa central existe aún, preservado en el nombre de una remota hacienda en la costa entre Chichiriviche y Puerto Cruz, al oeste de La Guaira. ‘Maraca-pana’ puede concebirse como el asiento donde se situaba la quebrada Maraca-curinare. El sitio como se observa era parte del área donde habitaba el gran cacique Guaicamacuto, personaje histórico y uno de los primeros caciques en dar la paz a Losada posteriormente, según Oviedo. La trascripción que hace María, tiene leves diferencias con el original que reproducimos. Vid. María: ob. cit., p. 319. Los españoles que registra Oviedo actuando en una u otra forma el día de la Batalla de Maracapana son los siguientes: Pedro Alonso Galeas, Gabriel de Ávila, Francisco Maldonado, Antonio Pérez, “El Africano”, Sebastián Díaz de Alfaro, Alonso Andrea de Ledesma, Juan de Gámez, Miguel de Santacruz, Juan Gallego, Juan de San Juan (el del pleito con Bontemps), Alonso Ruiz Vallejo y Gaspar Pinto. Oviedo: Ibíd. Real cédula de 1569. María: ob. cit., p. 308. Ibíd., p. 116 y 119. Oviedo: Ibíd. Ibíd. “Hay una ley crítica histórica que concede mayor fuerza probatoria al testimonio o testimonios inmediatos al suceso que se investigue, si estos tienen autoridad y garantía, sobre los testimonios más alejados del hecho…”. Ramos: ob. cit., p. 299. Oviedo: Ibíd. Ibíd.
125

197

198 199 200 201 202

203 204

Madrid. cit. pidiéndole al rey a Losada como gobernador: “No tengo por ahora otra cosa que dar aviso a vuestra Majestad más de suplicar por gobernador que convenga y tenga brío.. Caracas 1999. p. 1648. 1568. XVII. Tal vez la fecha expuesta en la Encomienda de Caraballeda a Desque. Rodrigo. a inicios de1569. acabada de morir su madre horas antes de iniciar su viaje. Diego Ruiz Vallejo. Juana y Eulalia. y XVIII. Rumeu: ob. 9. Traslados. Declaración de Juan de Angulo. 126 209 210 211 212 213 . tomo I. Juan Ponce de León logrará quizás llegar a la provincia posteriormente.. Rumeu: ob. Libros de la Real Hacienda en Nueva Segovia.. cit.27. citado por Bermejo: ob. J. en especial e particular de los indios de la provincia de Píritu y de los Querequerepes y Caravana…” Alonso Cobo. 14 de febrero.. fueron: Francisco. 1970. I. 218. p. 18 junio 1576. Alonso. cit. Pedro. t. cit. Contratación. 72.JUAN GANTEAUME 205 206 207 208 Oviedo: ob. Teniendo quizás el escribano Ortiz todo listo esperando la firma —pues tiempo de sobra tuvo para prepararlo— no hay causa para pensar que el trámite del título en forma expedido a Justo Desque se hubiera hecho en día posterior o diferente al de los autos de fundación. del cual carecía el que murió…” AGI. María. 36. cap. III-100. reproduciendo asientos de AGI... 137.. en un curioso epitafio. El juicio valorativo sobre su gestión y persona lo hace el asaltado obispo Agreda. AANH. leg. p.. Residencia a Mazariegos: ob. ob. “…que el capitán Diego de Losada fue repartido (sic) los naturales que se saben que había desde el dicho morro de Unare hasta el de Maracapana y los encomenderos dellos algunos se han servido de sus encomiendas en esta provincia de Caracas. Jornadas náuticas. Así al menos sostiene con convincente lógica. cit. p. Un octavo hijo. Santo Domingo. 335. Madrid. 426. cit. p. indique indirectamente la fecha —o un día muy cercano— de fundación de Caraballeda. José Eliseo López. poco antes de la muerte de su padre en mayo. Según informa Ruiz Vallejo. BCV. X. 18 abril 1568. de Carvajal. María: Orígenes de Valencia. en trabajo inédito. Dobrudca González. Caracas. Arcila Farías: Hacienda Pública en Nueva Segovia 1551-1557 y Caracas 1581-1597. p. p. E. lib. 1956. N. V. Los hijos e hijas documentados de Ponce de León que lo acompañaron en su viaje a la gobernación de Venezuela en 1566. 30 años. La Emigración desde la España Peninsular a Venezuela en los siglos XVI..

En el santoral castellano el 1 de marzo es. Residencia a Mazariegos: ob. Caraballeda. junio de 1575. Contaba con facultad para ello. 1571.. Quizás estas de Caracas vacaron desde que su heredero prefirió las de El Tocuyo. 50.. Traslados. tuvo que ver adrede con el día de su partida desde Valencia. Residencia a Chaves: ob.. Traslados: ob. AGN. significativamente. Lo que en realidad está afirmando Tomás es que con la muerte de Losada.La Jornada de Caracas 214 Pensamos que el día que eligió. Losada para la fecha también disfrutaba de encomiendas estables. 127 215 216 217 . según las Instrucciones dadas a sus predecesores: “…tomará repartimiento moderado en cada pueblo que poblare. p. cit. estaban todos los que iban a participar en ella. gobernador. siendo regidor Domingo Giral proveyeron (al) dicho Domingo Giral cierta cantidad de tierra en las tierras que se dejaron a los naturales lo cual fue [hecho por] Diego de Henares e Sancho del Villar. p. maduras y productivas en El Tocuyo. cobra sentido la declaración de Tomás. vacó un repartimiento de Diego de Losada y le encomendaron a este testigo parte dellos y después Francisco de Chaves se los quitó…”. Es posible que por alguna causa estas encomiendas de Caracas al momento de la muerte de Ponce de León estuvieran en litigio o proceso de anulación por parte de este gobernador contra Losada por alguna causa. cit. Traslados. quedaron por alguna causa vacantes sus encomiendas en Caracas. María: ob.. siendo alcaldes. cit. Pues Losada tuvo hijo en quien heredar legalmente dichas encomiendas “en segunda vida”.. AANH. “…el árbol de justicia que está fecho de ladrillo en la plaza…”.. en consecuencia. como es costumbre…”. Al morir Ponce. Residencia a Mazariegos. I. el día de San León que para nosotros es indicio significativo de la fecha escogida para la fundación. e Francisco Infante e Francisco Riberos.” AGN.. I. 1502.que habiendo el capitán Diego de Losada señalado desde el empalado para arriba por tierras para los naturales de este valle. hacia septiembre u octubre de 1569. t. y casi de inmediato Losada. La prueba de que así hizo nos la da el testimonio de Gaspar Tomás: “…y que por muerte y fallecimiento del ilustre señor don Pedro Ponce de León. Es al menos extraño que así haya sido. 291. t. inicio real de la Jornada desde que ya no había posibilidad de recoger más expedicionarios y. como disponían las leyes de Indias. p.. cit. Caracas. Aunque poco se sabe de la actuación legal de Losada en apego al cumplimiento de las Leyes de Indias a favor de los naturales —si no es en su demérito como compañero de Villegas en 1543 en su expedición esclavista a la Maracapana de oriente— consta en la siguiente declaración que Losada les reservó desde el comienzo de la fundación tierras de resguardo a los indios aledaños que quisieran acercarse al poblado español: “. Al final de esta obra haremos un comentario sobre ello.

todas las cuales dichas tierras dijeron que repartían y tomaban desde la punta del cerro gordo que entra más adentro hasta el río abajo. y ante la disyuntiva de tener que tramontar a pie o caballo tan amplia y alta serranía que es la que separa a Borburata del interior donde se ubicaba El Tocuyo. también documentada. teniendo además que seguir un largo trecho de más de doscientos cincuenta kms adicionales hasta esa ciudad para reunirse con su mujer e hijos. AGN. sino en Nuestra Señora de Caraballeda. costera. cap. reproducido por María: ob. Consta que los vecinos de Caraballeda fueron fieles a su capitán por encima de 128 219 . por cuanto están despobladas y no se labran de naturales…”. que ya no estaba habitado por haber sido quemada su ciudad en 1567 por el corsario Valier y despoblada. que genera una crisis de despoblación inminente hasta que el año siguiente de 1569 se trae la tropa “de socorro” de Garcí González. a menor distancia. cit.JUAN GANTEAUME Algo ominoso el nombre de ‘El Empalado’. XIII. … se entiende que se han de medir dende la data del señor general para arriba. desde Valencia. 218 “…que proveían y proveyeron las tierras que están en este río que pasa por bajo de esta dicha ciudad. según y como van en la dicha memoria y a las personas en ella contenidas. Diego de Henares y Sancho del Villar fueron alcaldes en 1569. Nos atrae la romántica idea que Diego de Losada no muere en Borburata o El Tocuyo como se ha especulado. f. aunque más bien pudiera probar ser el sitio donde se ejecutaron por empalamiento veintitres indios espías. moriría y quizás esté por esta causa enterrado en la hasta ahora desconocida ubicación de este efímero poblado original. para reunirse como capitán fundador que había sido hasta el año anterior con sus compañeros vecinos que le darían solícito cuidado mientras se recuperaba. de regreso en septiembre de 1569 de su frustrada petición de la gobernación de Venezuela ante la Real Audiencia de Santo Domingo. p. enfermo como se dice estaba.. en solidaridad contra la salida por deposición de su tenientazgo. aunque yerra en año y autores del ajusticiamiento. además de obtener de este modo noticia cierta del estado de los indios frente a los nuevos colonos. Francisco Infante lo fue en 1568 y 1572 al menos y quizás en 1568 también lo fuera Francisco Riberos. que recuerda su patria chica en Venezuela.. al llegar a Caraballeda o poco después. 166. t. cit. Encomiendas. es de imaginar que al llegar al puerto de Borburata. de Losada hacia julio o agosto. XXXIX. puesto que como a un padre le tendrían. Pudo ser un vallado defensivo. Losada. a los vecinos que son de ella. Ver Oviedo: ob. poblada y atractivamente accesible. al abandonar el alcalde Gonzalo de Osorio Santiago de León ese año. conforme a esta memoria en este libro contenida. Si aceptamos que venía al parecer ya enfermo de Santo Domingo. quizás se lo pensó mejor y tal vez decidió seguir por mar a Caraballeda. la ciudad que él fundó en la costa de Caracas en 1568. todas las cuáles dichas tierras toman para la servidumbre de esta ciudad. 316. sucesivas. de sierra a sierra. que en detalle narra Oviedo y Baños.

Caraballeda evidentemente es una corrupción popular local del original “Carballeda”. 221 222 223 129 . Santiago proviene del bajo latín Sanct Iagus. Juan de Villegas con su Nueva Segovia de Barquisimeto y Cristóbal Cobo con San Cristóbal de la Nueva Ecija de Cumanagotos. Así lo hizo por ejemplo. 220 Pedro Pablo Barnola. Mas este cambio de nombre sería de lo más temprano.La Jornada de Caracas las intrigas de su rival tramontana. 1958. España. en fin. Diego. Santiago de León. la primera honra la provincia natal de Villegas y la segunda el nombre de Cobos y su lugar de nacimiento. que es el Sant Jaume provenzal o Saint James británico. Caracas. Caraballeda se despuebla a su vez como ciudad dos décadas después. ¿Por qué Caracas se llama Santiago de León de Caracas?. pues en el original manuscrito de la Relación de Pimentel de 1578 ya se habla de “Caraballeda”. que condujeron a su deposición. nombre de la virgen de Ríonegro en Zamora. Iagus o Iago es Yago o Yego. noviembre. Vid. en 1586.

Siglas AAC AANH AGI AGN BANH Archivo Arzobispal de Caracas. Archivo de la Academia Nacional de la Historia. Sevilla. Archivo General de Indias. Archivo General de la Nación. . Colección “Biblioteca de la Academia Nacional de la Historia” Serie Fuentes para la historia colonial de Venezuela. Caracas. Caracas. Caracas.

Caracas no fue fundada en 1566. Caracas. Fray Jacinto de (1985). 2 vol.. E. Análisis de documentos para el estudio de la fundación de Caracas. María T. José A. Diario La Esfera. 17 de Mayo). . Britto García. Demonios del mar. 1958. Madrid. Pedro P ¿Por qué Caracas se llama Santiago de León de Caracas? Caracas. H. Jornadas náuticas o relación de descubrimiento del río Apure. y Rivero.Bibliografía Arcila Farías. Fundación Boulton.(1965). (1967). vol. Nectario María. La fundación de Caracas. Briceño Perozo. 3ª ed. Sec. Caracas. José A. Herejes en el paraíso. Caracas. Caracas: Fundación Creole. Madrid. (1978). (1967). Orígenes de Valencia. Georget. Caracas. Hno. Piratas y corsarios en Venezuela. ¿Fue Caracas fundada en 1566? Boletín Histórico. (1963). Carvajal. (1998). nov. Armas Chitty. Biord C. Castellanos. Elogio de las islas orientales..2. y Caracas 1581–1597. Libros de la hacienda pública en Nueva Segovia 1551–1597. BANH–182 Cova. Bermejo de Capdevila. Historia de la conquista y fundación de Caracas. (1963. . Febres Cordero. Los aborígenes de la región centro–norte de Venezuela (1550–1600). Temas de historia colonial Venezolana. Caracas. Cuatricentenario de Caracas. Caracas: BCV. Caracas. III. Caracas: orígenes y trayectoria de una ciudad. Caracas. Juan de (1972). (1992). ________________. J. Serie Proyecto Hacienda Pública Colonial Venezolana. E. Horacio (2001). Gen. L. 1528–1727. (1970). (1983). M. Barnola.

La emigración desde la España peninsular a Venezuela en los siglos XVI. Caracas. 1532–1600. Venezuela: Biblioteca Ayacucho. (1965). (1981). Noticias historiales. Historia de la provincia de Venezuela. La fundación de Caracas y el desarrollo de una fecunda polémica. Caracas. (1947). . Caracas. BANH–117. José E. Juan E. G. M. A. XVII. (1977). Caracas. Montenegro. Rumeu de Armas. 55-57. (1974). (1973). Seis primeros obispos de la iglesia venezolana en la época hispánica. de. J.(1963). Pérez Vila.Lemmo. Ramos Pérez. Boletín Histórico. (1999). Caracas. Manuel. Los ejidos de Caracas.Venezuela colonial. Pedro. morfología urbana. (1968). Simón. (1967). BANH– 67. Maldonado. Oviedo y Baños. F. Francisco Fajardo. Martínez Mendoza. Caracas: Fundación Boulton. D. y XVIII. Historiografía colonial de Venezuela. J. Caracas: Armitano. Sevilla. Caracas. López. Morón. Enrique B. 2ª ed. A. Caracas. La fecha de la fundación de Caracas. Revista Crónica de Caracas. Caracas.15 sep. Origen y perfil del primer fundador de Caracas. Historia de la conquista y población de la provincia de Venezuela. (1982). tomo I. (1993). No. Núñez. La Guaira: orígenes históricos. Pinto. Caracas. A. Viajes de Hawkins a América. España.

Prueba D: Declaraciones de testigos. Santiago no es santo de devoción NOTAS SIGLAS BIBLIOGRAFÍA 9 11 13 15 24 30 32 35 37 42 43 48 51 55 62 62 67 73 75 78 82 89 94 99 130 131 .Índice NOTA INTRODUCTORIA En el valle de Cáncer (preludio a la Jornada) PRIMERA PARTE: EL AÑO DE LA FUNDACIÓN El problema concreto de la fecha de la fundación. Data de la fundación Caraballeda. San Francisco En Caracas. Estado incierto de la cuestión Prueba A: Capitularidad pro tempore Prueba B: Quo vadis Prueba C: Ponce dixit El huevo o la gallina. la primogénita Indicios adicionales Guaicaipuro manso SEGUNDA PARTE: EL AÑO DE 1567 1567 y el “Factor Oviedo” Las fuentes El plan de la conquista Indios... corsarios y conquistadores. Ltd Valier quema Borburata Valier pretende derechos de conquista La batalla de Maracapana Finalmente. todos en pos de la costa Bontemps & Lovell.

.

000 ejemplares impresos en papel Ensocreamy 55 grs. Caracas. La edición consta de 2. . Venezuela.Impreso en septiembre de 2006 en los talleres de Switt Print.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->