P. 1
Rejas, Salud, Poder y Disiciplina

Rejas, Salud, Poder y Disiciplina

|Views: 31|Likes:
Published by Hugo
Esta investigación tiene como objeto de estudio las particularidades y conflictos que emergen de la relación asimétrica de poder entre los funcionarios de la saludy pacientes (FS-P) al interior del hospital de la penitenciaría de Santiago (HP). La relevancia social de la investigación cobra sentido a la hora de evaluar la manera en que el sistema de salud, entendiéndolo como un espacio que se concibe a sí mismo con una ética particular y exclusiva, puede adquirir usos ajenos al sistema mismo y en particular, una relación conflictiva en la utilización de mecanismos correctivos.
Esta investigación tiene como objeto de estudio las particularidades y conflictos que emergen de la relación asimétrica de poder entre los funcionarios de la saludy pacientes (FS-P) al interior del hospital de la penitenciaría de Santiago (HP). La relevancia social de la investigación cobra sentido a la hora de evaluar la manera en que el sistema de salud, entendiéndolo como un espacio que se concibe a sí mismo con una ética particular y exclusiva, puede adquirir usos ajenos al sistema mismo y en particular, una relación conflictiva en la utilización de mecanismos correctivos.

More info:

Published by: Hugo on Nov 13, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF or read online from Scribd
See more
See less

01/08/2013

pdf

Universidad Alberto Hurtado Facultad de Ciencias Sociales Carrera de Sociología Curso Metodología de la Investigación Cualitativa I

Rejas, Salud, Poder y Disciplina:
Particularidades y conflictos en la relación entre funcionarios de la salud y pacientes en el Hospital Penitenciario de Santiago.

Profesor: Carolina Stefoni. Ayudante: Carolina Trivelli. Estudiantes: Valentina Garrido Rodrigo Pereira Hugo Sir Jorge Valdebenito

-24 de Noviembre de 2008-

Índice:

Introducción:………………………………………………………..…Pág. 03. Marco Teórico:………………………………………………………....Pág. 06. Descripción y Análisis de la Información:………………………..Pág. 12 Capítulo I…………………………………………………….Pág. 13 Capítulo II……………………………………………………Pág. 15 Capítulo III……………………………………………………Pág. 18 Capítulo IV……………………………………………………Pág. 26

Conclusiones Generales:………………………………………… Pág. 36 Bibliografía:……………………………………………………….….Pág. 38

2

 Introducción: Esta investigación tiene como objeto de estudio las particularidades y conflictos que emergen de la relación asimétrica de poder1 entre los funcionarios de la salud y pacientes (FS-P) al interior del hospital de la penitenciaría de Santiago (HP). La relevancia social de la investigación cobra sentido a la hora de evaluar la manera en que el sistema de salud, entendiéndolo como un espacio que se concibe a sí mismo con una ética particular y exclusiva, puede adquirir usos ajenos al sistema mismo y en particular, una relación conflictiva en la utilización de mecanismos correctivos.2 Conflictiva por la posibilidad de confundir la necesidad de estos por una situación médica, con utilizaciones propias del sistema penal al que este hospital pertenece. Lo anterior nos enlaza directamente con las temáticas de la Biopolítica3, siendo precisamente ese complejo entrecruzamiento entre saber biológico y poder político, lo que otorga la relevancia a nuestra investigación, ya que al observarlo a través de un caso concreto, esperamos poder indagar y mostrar las formas en las cuales el saber científico puede adquirir un uso político a través del control social de poblaciones completas. Por otro lado, la relevancia investigativa está dada, en un comienzo, por la escasa bibliografía que se encuentra disponible en diversas bases de datos y fuentes de información sociológica4, lo cual nos llama bastante la atención, pues es sintomático de la casi inexistente exploración y desarrollo empírico que los temas asociados a la biopolítica tienen en las ciencias sociales nacionales e internacionales. Y luego, como una aproximación concreta a una forma de control social que se extiende a través de una sociedad como la nuestra. En esta investigación proponemos ofrecer un primer acercamiento empírico y sistemático a la materia con el fin de conminar el desarrollo de investigaciones posteriores y generar discusión entorno al tema. De esta manera, tras la conceptualización y operacionalización de la variable teórica, que en este caso es el
1 Esta afirmación a simple vista podría parecer un apriorismo, pero será adecuadamente argumentada y desarrollada en el marco teórico. 2 En el curso de la investigación nos proponemos describir cuales son estos mecanismos y de qué manera operan. 3 Concepto que será desarrollado más adelante. 4 Razón por la cual por el momento es poco viable vincularla a literatura específica. Más no lo es así en un sentido teórico, como bien lo veremos en el marco teórico.

3

Poder, describiremos y analizaremos los usos que se le otorgan a este en las relaciones entre FS-P en el HP. En este sentido la pregunta que dirigirá nuestra investigación será: ¿Qué es lo particular del ejercicio de poder en la relación funcionario de la salud-paciente al interior del Hospital Penitenciario? Esta pregunta incluye, las singularidades de la relación misma y, a la vez, del uso que pudiera existir, pues se pregunta por el ejercicio, es decir, por todo el ciclo que contiene a una relación de poder, como la existente entre FS-P. Objetivos generales :
○ ●

Cualitativo:

Describir, analizar y comprender la forma en que es utilizada la asimetría de poder, existente en la relación funcionarios de la salud y pacientes al interior del hospital penitenciario de Santiago. Describir y comprender las distintas categorías que operan en la relación entre los funcionarios de la salud y los pacientes (FS-P) al interior del hospital penitenciario de Santiago. Cuantitativo:

Caracterizar las particularidades de la relación asimétrica de poder entre FS-P, dentro de hospital penitenciario.

 Objetivos específicos: o Cualitativo:  Dilucidar qué prácticas y discursos son característicos del uso de la asimetría de poder en la relación entre funcionarios de la salud y pacientes (FS-P) dentro del hospital penitenciario.  Explorar las distintas categorías que influyen en las particularidades y conflictos en la relación FS-P en el hospital penitenciario de Santiago.

4

los contextos sociales y la historicidad de la acción social.5 Este paradigma. así como también. Nuestra muestra intentó recoger la variabilidad de la población estudiada.○ Cuantitativo:   Examinar la influencia de la distinción profesional en los usos de la relación asimétrica de poder entre FS-P. nos aportarán una riqueza informativa que proporcionará un nivel de comprensión holístico. A ella se llegó gracias a un efecto 5 Quizás alguien podría argumentar que el empleo de técnicas cuantitativas de recolección de información y el establecimiento de hipótesis y relaciones causales (que también se encontrarán presentes en el informe final de esta investigación) que explican este fenómeno social. para este fin se diseñó una encuesta. y se analizarán las prácticas desarrolladas al interior del HP en un período de aproximadamente tres meses. a nuestro juicio. que accedieron a responder. es que esta investigación se encuentra pensada desde un paradigma interpretativo-constructivista. Así. De esta forma. Caracterizar el nivel de compromiso que los profesionales de la salud tienen en la modificación de la conducta criminal con el fin de lograr la reinserción social del reopaciente. tomando en cuenta que las prácticas sociales constantemente se ven modificadas por los significados simbólicos. dado lo reducido que es el personal total del HP estimamos que la muestra es altamente representativa del total de la población. Nuestra investigación será articulada entorno a un diseño temporal sincrónico o transversal. para los funcionarios de la salud. Además. permite otorgar una profundidad y riqueza heurística que otros enfoques tienden a limitar en tanto privilegian las estrategias metodológicas de diseño cuantitativo. 5 . se aplicaron los cuestionarios y luego se entrevistó a cada uno/a de aquellos/as profesionales. pero a nuestro juicio aquello es mera casualidad puesto que en esta investigación los así llamados “datos duros” sólo vienen a desarrollar y complementar una perspectiva que se concentra en encontrar la significación y construcción socio-cultural de una realidad social compleja y poco descrita por las ciencias sociales nacionales. la búsqueda del sentido de elementos simbólicos significativos y que constituyen las formas de interacción en diversos espacios. manifiesta cierto grado de filiación con el paradigma postpositivista. al tomar en cuenta el comportamiento y significado que estas prácticas tienen para la población penal.

o las de esta última a las de un paramédico. por lo que cada una de ellas constituye una entrevista en profundidad. 62).) y.  Marco Teórico: Esencialmente. controlar. Constituyendo la no respuesta voluntaria.) y 2) por temas prácticos y metodológicos que nos harían dificultoso trabajar el poder desde esta concepción. sectorización. Examinaremos las concepciones de Foucault y Weber principalmente. e insistimos con esto. etc. es decir. unidades de análisis y posibilidades. la hospitalaria (circulación del aire. estaría sujeto a dos formas arquitectónicas diferentes (no necesariamente contrapuestas). enfermera jefe del hospital y el doctor director del hospital. 2005. no afecta el grueso de la investigación pues la pregunta se centra en la 6 En la línea del panóptico. la pregunta específica por la cristalización de los discursos de poder en estructuras arquitectónicas particulares6. no es viable homologar las funciones de un médico a las de una enfermera. de todas maneras. el único criterio para no aplicar la encuesta a alguien de la población. 6 . porque ante la heterogeneidad que impera entre el personal de la salud. No nos fue posible acceder a los datos exactos de la población de los funcionarios del hospital. precisamente. pasando también por Arendt. Nahamán Yurié. pero gracias a la etnografía podemos intuir que es bastante reducida. excluye (de momentos al menos). la carcelaria (necesidad de vigilar. la discusión teórica más importante que debemos plantear es la que refiere al concepto de poder. para así llegar a una definición propia que nos sea útil y tratable en nuestro proyecto de investigación. de los pacientes. por otra parte. por lo que se nos hace muy razonable descartar la aplicación de métodos probabilísticos para la construcción de la muestra. Esto solamente es una adecuación práctica según nuestros objetivos. En el sentido que nos es conveniente utilizar algunas apreciaciones de Foucault. control del contagio.bola de nieve que surgió por nuestra Key Keeper la Señora Mónica Carrasco. como espacios de poder (arquitectura) (Albano. p. esto fundamentalmente por dos razones: 1) el hospital penitenciario por sus condiciones extremadamente particulares. etc. Nuestra investigación se constituyó básicamente por medio de entrevistas.

58) cuyo objeto son poblaciones. nos interesaría más lo que tiene que ver con el disciplinamiento o. para nuestro trabajo puntual. por la articulación de saber biológico y política. 58). 2002a. desde donde podremos reconstruir una forma de comprensión compartida que nos permitirá interpretar cómo se conforma la relación entre funcionarios de la salud y las PPL. utilizado “para designar las marcas que deja impresa la aplicación disciplinaria. el poder constituye a la sociedad y a los sujetos. para efectos de esa relación. se enmarca. para Foucault. puedan encontrar de relevante en la infraestructura. debemos entender. p. al cuerpo del sujeto) a una “tecnología de la seguridad biológica” (Albano. desde este pensador. en cuanto personas privadas de libertad. es capaz de modelar un anatomía corporal puesta al servicio de ciertas operaciones. no tanto en un análisis históricoarquitectónico de la cristalización del poder en el Hospital Penitenciario. conjuntos de individuos. por un lado. Ciertamente. particularizados. por tanto. El estudio entonces se trataría “del 'cuerpo político' como conjunto de los elementos materiales y de las técnicas que sirven de armas. y a cuyo arreglo. de relevos. diferenciados. y técnicas orientadas a la rapidez y a la eficacia” (Albano.relación y en lo que los Funcionarios de la Salud. más estrictamente. sino que la hacen funcionar. 2005. Para comprender esto hay que situarse en un traslado que hace Foucault desde el disciplinamiento (estrictamente aplicado al sujeto. microsocial. 2006). p.” (Foucault. Tenemos entonces que la disciplina se enmarca dentro de esta tecnología más global del biopoder entendido como el poder que quedaría ligado intrínsecamente a la vida en sentido amplio. Por tanto. 7 . pero éste no puede existir. la articulan de una manera singular (Foucault. 2005. Sin embargo. de vías de comunicación y de puntos de apoyo a las relaciones de poder y de saber que cercan los cuerpos humanos y los dominan haciendo de ellos unos objetos de saber. De ahí el carácter fundamental que tendrán las entrevistas para nuestra investigación. ejercicios. que todo el trato que se le da a los pacientes. 28). en un proceso general que denomina biopoder. p. el mismo pensador deja claro que los mecanismos de seguridad no reemplazan la disciplina. con lo que Foucault denomina “Anatomía Política” en Vigilar y Castigar. en ausencia de un discurso.

por esto el mismo pensador cristalizaría la relación de poder en lo que llama dominación. p. no es una persona completamente consciente de los códigos que actualiza. que supone por tanto la asimetría de poder. El médico. nos entrega una visión más estrecha de lo que es el poder. no se transfiere como una propiedad. el problema de ese disciplinamiento del cuerpo. así como el gendarme. Este sociólogo. Aquí el énfasis está puesto específicamente en la obediencia. cuantificable. es profundamente interesante. con el fin de poder ir acercándonos hacia una concepción de poder que se haga más fácilmente observable. traslados de signos. dentro de una relación social. sino que es atravesado por el poder que ejerce. p. descriptible y analizable. p. funciona como una maquinaria” (Foucault. ver flujos. etc. prácticas. insertos en la compleja red que se instala entre salud y punición? El problema central que nos queda es la manera de detectar eso sincrónicamente. de esa utilización práctica y discursiva. 1974. las relaciones de poder serían intencionales y no-subjetivas (Foucault. es decir.7 En este sentido: “El poder en la vigilancia jerarquizada de las disciplinas no se tiene como se tiene una cosa. es un tanto amorfa. 1974. 43). sin un estudio longitudinal que nos permita hacer comparaciones. la concepción de Foucault (claramente difícil de aplicar) nos aporta algo más. 7La cuestión del poder como constitutivo del sujeto. Como habíamos señalado en un comienzo. 2002b). ligada más con la acción de sujetos individuales. aun contra toda resistencia y cualquiera que sea el fundamento de esa probabilidad” (Weber. ¿cómo efectivamente se ejerce el poder en sujetos. etc. discursos. entendido como: “probabilidad de imponer la propia voluntad.182). 8 . es decir. y corresponde a la “[probabilidad de] encontrar obediencia a un mandato de determinado contenido entre personas dadas” (Weber. 43). 2000. Antes de pasar al desarrollo de esto. la definición Weberiana es de todas maneras difícil de manejar. no podría ser tocada más que tangencialmente a lo largo de la investigación.Nos encontramos ahora en un nivel medio de abstracción. A pesar que no tiene la dificultad de apreciar el poder como un juego de relaciones. por parte de relaciones de poder y saber es lo que nos interesa mostrar. es decir. tomaremos la noción de Weber. la enfermera o cualquier otro integrante de esta red. el hecho que como lo señala en la “Voluntad de Saber”.

es decir. Así el disciplinamiento en Weber será la probabilidad de alcanzar una obediencia constante para un “mandato por parte de un conjuntos de personas que […] sea pronta. las relaciones intersubjetivas. Noción de reciprocidad en la conformación del poder. Para dejar esto más claro. debemos situarnos en un punto específico de la “maquinaria” que articularía el poder. p.quien tiene la capacidad de dominar en un momento específico. 1970. cuando demos cuenta de nuestra propia conceptualización de poder. (y) la violencia puede prescindir de ella. sino que se constituye en una reciprocidad. si el funcionario tiene poder no es sobre la persona privada de libertad (o más estrictamente para nosotros no es solamente sobre).”. (Arendt. por sobre esa concepción de maquinaria o de conducción de conductas. sino que simplemente hacemos el examen de un intervalo dentro de los muchos juegos de relaciones.”(Águila. como poder político. 1974. de ahí que sea una precaución metodológica ante estas dos grandes nociones. 1997. intentar detener la circulación de éste. simple y automática” (Weber. Y a pesar que su definición es más apropiada para otras formas de apreciar el poder. para llegar a una definición operativa del poder. es violencia. en un sentido un tanto distinto al foucaltiano. que participan en distintos niveles de la “maquinaria”. 43). que para Arendt diferencia este último de la violencia: “La imposición de una voluntad sobre otra. Arendt nos obliga a recordar el carácter relacional del poder. p. sino que 9 . Ahora bien. estrategias y reglas de enunciado. la diferencia central con Foucault se presenta en la centralidad que para esta concepción tiene el sujeto o. En específico significa no olvidar que todo cuanto podamos apreciar. mejor aún. nos ayuda con una precaución metodológica que nos parece fundamental. El poder es social. Esto nos otorga una dimensión del poder que es la más simple de dar cuenta en primera instancia y que constituye una de las dimensiones que serán desarrolladas más adelante. por ejemplo. es producto de una asimetría de poder determinada. Habla más inmediatamente de la relación. sin perder de vista que no agotamos la naturaleza misma del fenómeno. p. registrar y analizar no agota su significado en sí mismo. la violencia es anti-social pues “el poder siempre requiere de mucha gente.39) Por tanto. Por otra parte.31).

Para este efecto. es decir. formas arquitectónicas determinadas. que el poder no se agota con la dominación. sino que también “produce” y en cuanto producto de una relación. que está incardinado en prácticas o. 2) Poder como medicalización del cuerpo. Valencia. es decir. no puede ser nunca totalmente predicho. por tanto. no significa volver a confundir poder y violencia9. de imponer. 10 . que tiene un sujeto o grupo de sujetos. hay espacio para la incertidumbre que liga esto con un alejamiento de esa visión jurídica-política del poder como algo solamente opresor. el poder desaparece precisamente ahí donde. las prácticas y la obediencia a aquellas. Con esta definición queremos tratar de ser exhaustivos en cuanto a varias cosas de gran relevancia. entenderemos poder como: Capacidad material y/o discursiva. por tanto. prohibir o producir prácticas y/o discursos. no pudiendo accionar sobre las conductas de los otros. propone. 9 Debemos ser enfáticos. determinadas relaciones de poder y el conjunto de prácticas y discursos que las componen. El concepto preciso usado por Agamben es el de nuda vida. Giorgio (2003) Homo Sacer. enuncia. Por último. a pesar de la existencia de un contexto que recubre y coordina estrategias generales de poder que exceden por mucho a un individuo particular. con diferenciar el poder de la violencia. que se liga con la definición de Weber de ese concepto y a la vez con lo que se pueda notar como “capacidad material”. la 8 Sobre el concepto ver: Agamben. Segundo. Tercero. el entenderlo como una “capacidad” está unido a las necesidades propias de un estudio sincrónico como el que nos proponemos realizar y.pertenece a una dinámica más general que nosotros hemos entendido desde Foucault como Biopoder o Biopolítica. que desarrollaremos más adelante: 1) Poder como dominación. ubicando la vida misma8 en el centro de la política (articulación saber biológicopoder político). que hace referencia (dicho de manera muy esquemática y somera) a la regulación de poblaciones entendido el ser humano como especie. practica. no es sino este sujeto concreto quien actualiza. entonces. la inclusión de una dimensión material. por esto no sólo impone o prohíbe. sobre otros individuos. sino que nos permite ligar el momento del análisis con algo que sobrepasa a los individuos. Primero. se recurre a la coacción física. de esta conceptualización se desprenden más o menos claramente tres dimensiones. Pre-Textos. el trato del cuerpo como objeto científico. incluso. para nuestros efectos y según los autores utilizados. etc.

debemos detenernos en otros dos conceptos que surgen tanto en la revisión de bibliografía. Así. en el sentido 10 Esto en palabras del propio director del hospital. Más allá de la discusión teórica sobre el concepto del poder. por tanto. pero si nos son útiles para comprender las respuestas entregadas. la pregunta por el control social. como los comportamientos más típicos. funcionan como piso que permite problematizar respuestas y ubicarlas dentro de un espacio teórico válido. podemos hacer un recorrido desde Durkheim hasta Luhmann y apreciar que el concepto vuelve constantemente a la órbita de los estudios sociológicos. hace relación con la capacidad de “producción” hemos otorgado al poder. que es la única en Sudamérica que se encuentra efectivamente en el interior de una penitenciaria. como bien pudimos notar en un artículo de Markowitz. Los conceptos de Control Social y de Reinserción Social han sido fundamentales para la comprensión de la problemática que se desarrolla en el nivel de la cárcel y. etc. el control social hace referencia a una preocupación por la capacidad para. evitar o luego controlar y aislar comportamientos que perturben el orden normal11 de la comunidad y que puedan debilitar los lazos de cohesión social. podemos apreciar que es un problema que ha preocupado a la sociología desde sus orígenes. en primer lugar. 3) Poder como modificación de la conducta. and crimes and arrest rates” (Markowitz. sobre todo como lo señala Bergalli. pues no nos interesa medirlos. En cierto sentido. como en el transcurso de la investigación misma. sin que necesariamente se incorpore un juicio de valor. 1998). que además dijo que en otras unidades penales existían enfermerías menores solamente. es decir. que 11 . institución insigne de aquel control. debido al rol que cumplirían los funcionarios de la salud dentro de esa institución carcelaria. De ahí entonces.10 Debemos dejar en claro que estos conceptos no se operacionalizarán. homelessnes. esencial para descubrir la compleja imbricación que se produce en una unidad hospitalaria. por las personas estudiadas.. “como una metáfora para el pensamiento pragmático en torno a la moralidad y la solidaridad social en tiempos de aguda tensión social” (Bergalli. 2006). Es fundamental entonces. la noción de Control Social. Así. 11 “Normal” es usado aquí en un sentido parecido al que le otorga Durkheim en el suicidio. las recomendaciones de tratamiento.forma del diagnóstico. llamado “Psychiatric hospital capacity.

drogadicción. Disponible en formato digital en: http://www. 64)” Acá podemos apreciar el carácter integral que tendría la reinserción social.undp. Asimismo. por lo 12 Ver por ejemplo: Flores.hn/PDF/gobernabilidad/El%20Estado%20y%20las%20ONGs%20en%20la%20Rehabilitaci on%20y%20la%20insercion%20social%20de%20los%20jovenes. como a su ambiente familiar y a las relaciones sociales que posee en general. M. sin embargo. enmendar o corregir una conducta o hábito desviado. y nos enmarca en la pregunta por el control social. etc.) ponen en riesgo con su presencia la cohesión de la comunidad. p.de problematizar el concepto con los mismo funcionarios. que por sus características (delincuencia. violencia. (2004) El Estado y las ONGs en la Reinserción Social.un. como las lecturas realizadas nos sugieren. en otras palabras. que afectan tanto a la persona que quiere reinsertarse. como una noción que nos ayuda a precisar la dimensión de poder como modificación de la conducta. Esta es una noción bastante ambigua y que es usada generalmente. 1999. abordándola desde una perspectiva microsocial. si hay algo de común en la utilización del concepto es el carácter de revertir. de manera bastante laxa.pdf 12 . es decir que se aparta de la norma. se trata justamente de ejercer el control social sobre individuos determinados. se presenta con diferentes aristas y preocupaciones de distintas índole. un concepto que se relaciona directamente con el anterior y que también es fundamental como plataforma de entendimiento de los conflictos que se dan dentro del hospital penitenciario. en las relaciones interpersonales y en la construcción de discurso de los funcionarios de la salud del Hospital Penitenciario.12 En general el proceso de Reinserción Social. es el de Reinserción Social. Esto podemos apreciarlo en alguno de los objetivos que presenta el programa de reinserción social formulado por el Área de Servicios Sociales (ASS) de la Diputación de Huelva (España) que señala para las atenciones que tendría programa de reinserción: “Estas atenciones pretenden: * Aumentar la autonomía de la persona o familia * Aumentar su seguridad * Mejorar el equilibrio personal y/o familiar * Potenciar las relaciones sociales” (ASS.

Esta situación. Por último. hacinamiento. así entonces los límites se hacen difusos y la labor médica puede perder su especifidad. sobre todo este último concepto. personal.cual. y hacinamiento entre otras. Descripción y análisis de la información Capítulo I. debemos manifestar que. infraestructura. Nuevamente debemos dejar en claro que no se tiene por objetivo medir. la burocracia. Entre los problemas administrativos del Hospital se observa que no son muy diferentes de lo que puede sufrir cualquier institución pública. indumentaria] y Problemas de Recursos Humanos [falta de personal]. Cabe destacar en este apartado que la administración del Hospital Penitenciario no depende directamente del Ministerio de Salud a diferencia del resto de los hospitales públicos del país. los cambios sólo en época de 13 . dando cuenta de las deficiencias en cuanto a indumentaria. En definitiva. contándose como indicadores la intromisión de la política. es esta situación poco clara la que hace necesaria la pregunta por la reinserción social. surge a raíz del transcurso de la investigación.Hospital Penitenciario como Organización. que contará con dos subdimensiones: Problemas infraestructurales [espacios. sino que surge como un concepto relevante para la comprensión cabal de la investigación misma. la pregunta que nos hacemos concierne al carácter problemático que podrían tener los diversos grados de compenetración de los funcionarios de la salud con la reinserción social. puesto que este es un proceso que los excede y que no está normado de manera clara. sino del Ministerio de Justicia. estará reflejada en lo que es la primera dimensión de este apartado: Problemas administrativos del Hospital. por lo que su significación acabada será fruto de los resultados de nuestro trabajo. lo que es visto como un problema por parte de algunos funcionarios ya que señalan que esta situación es germen de burocracia. Esto será agrupado en la segunda dimensión: problemas de recursos del Hospital Penitenciario. Los problemas de recursos del Hospital fue un tema recurrente en los testimonios de los entrevistados.

su surgimiento no es espontáneo. entre las que se destaca el tipo de paciente y las carencias estructurales. sin embargo. Los inconvenientes en el tratamiento de los pacientes pueden ser atribuidos a muchas causas. Es así como a las dificultades de índole infraestructural. además de que dicho servicio público enfatiza los recursos en Gendarmería. se debían a la mala administración. la dependencia al Ministerio de Justicia y el “papeleo” que ello implica. A pesar de esto. o a la dependencia del Ministerio de Justicia. la segunda razón potencia la primera. esto tiene básicamente dos explicaciones. la particular situación de trabajar en un Hospital Penitenciario. acrecentando así las posibilidades de fuga y poniendo en riesgo la seguridad de algunos funcionarios. 14 . por lo que se hace necesario el acompañamiento de gendarmes en este tipo de tareas. y la imposibilidad de efectuar exámenes dentro del mismo. y perfectamente se le puede atribuir a falencias administrativas del recinto. La primera refiere al hacinamiento. La seguridad y las dificultades en los ejercicios de los tratamientos médicos son situaciones que esquematizan. y no en el área salud de las mismas. como la lentitud de los procedimientos legales. por lo que se destaca dentro de las particularidades del hospital.elecciones. ya que el reo en calidad de paciente al ver sus posibilidades de mejoría reducidas por motivos que escapan de sus manos. derivada de la condición de estar sujetos a la penitenciaría y lo que ello implica. la falta de indumentaria. no hacen más que aumentar su riesgo al dificultar la labor médica. a la burocracia. La gran mayoría de los entrevistados [aproximadamente un 85%] enfatizó en problemas de infraestructura y de personal. en la contratación de nuevos gendarmes y refinamiento de las cárceles propiamente tales. refiriéndose a los pocos avances en esa área. la falta de camas. La sensación de inseguridad es un fenómeno que acapara aproximadamente un 75% de los testimonios. como el que el hospital no tiene entre otras cosas Scanner. lo cual ocasiona el traslado de los pacientes a otros recintos hospitalarios. A esto se suma la demora en la toma de decisiones en cuanto a los procedimientos. entre otras.

] destacan que la raíz de las dificultades del HP residen la mala o burocrática gestión administrativa del mismo. tanto del sector privado como público. personal. todos los funcionarios destacan mismas características respectos al HP. infraestructura y personal. se visualiza el que los funcionarios han dado una solución parcial a la situación. se presenta una diferencia en cuanto al interés en las preguntas 15 . infraestructura. Esto se debe. ya que género y motivación no arrojan ningún resultado distinto. y se ve respaldado en los testimonios. etc. y al ser sus exigencias en cuanto a condiciones laborales mayores que la del resto de los funcionarios [turnos. la calidad del ambiente laboral. a que ellos realizan labores en diferentes instituciones. profesión y motivación] la única que genera diferencia es la profesión.A pesar de la carencia de recursos humanos. Con respecto a las variables de análisis [género. nos hemos centrado en tres variables principales: género. el trabajo como opción. todos coinciden en una mayor inversión dirigida a indumentaria. por lo que las malas relaciones entre ellos sólo ocasionarían más problemas. médicos propiamente tales. asimismo para llevar el análisis a una mayor profundidad. destacan los problemas administrativos del Hospital. debido a que la mayoría de ellos llevan mucho tiempo desempeñándose en el Hospital. desarrollándose así la polifuncionalidad de los trabajadores con respecto a tareas que pueden ser ejercidas por cualquier funcionario a pesar de que no sean propias de su labor. y que por otra parte los turnos al ser largos. señalando la dependencia al Ministerio de Justicia entre otras. Capítulo II. Para realizar el análisis de este capítulo. se ven obligados a convivir mucho tiempo con sus compañeros. la diferencia con otras instituciones de la salud en cuanto a percepción laboral y los riesgos del trabajo en el HP. indumentario. nos centraremos también en las respuestas sobre el tipo de paciente atendido. En primer lugar. Tan sólo empleados altamente calificados. Sinónimo de esto es la homogeneidad en las opiniones respecto a cómo mejorar el recinto. por tanto se destaca la buena sincronía que hay en los empleados. Singularidad del trabajo en el Hospital Penitenciario. profesión y motivaciones.

Observamos entonces que. que sostienen que el paciente es una persona respetuosa. pues los técnicos paramédicos. una paciente irrespetuoso y peligroso. los afectan con menor intensidad. a sus carencias en cuanto a infraestructura. rebeldía y bajo control. dentro y fuera de sus horas de trabajo. que está en la constante búsqueda de obtener algún tipo de beneficio por parte del FS. que no presenta diferencias mayores con otros tipos de pacientes. Por otro lado. definido como un paciente ganancial.y el énfasis en las respuestas entre los técnicos paramédicos y el resto de los funcionarios. Se menciona además. donde los primeros enfatizan en la buena calidad en el ambiente laboral. mientras. Sin embargo las respuestas del otro grupo. donde la diferencia más reiterada. los entrevistados nos dieron a conocer algunas diferencias que se pueden rescatar en comparación con Hospitales Públicos o Privados. permanece menor tiempo en la institución. Sin duda lo más destacado corresponde a la falta de espacio. la diferenciación de poder entre el médico y el paciente (jerarquía). encontramos respuestas atípicas. La particularidad del trabajo está dada principalmente en el tipo de paciente. Sin embargo. etc. destacando sus cualidades negativas. la polifuncionalidad de sus funcionarios. el riesgo que implica pertenecer a esta institución. son quienes permanecen mayor tiempo en el hospital. la demora de los exámenes. esta expresado principalmente en la falta de seguridad que experimentan los FS. sus motivaciones para trabajar ahí. donde los más afectados son nuevamente 16 . la falta de respeto. los FS ven como una costumbre de sus pacientes. el FS describe al paciente como un sujeto particular. falta de personal. por tanto las deficiencias del lugar de trabajo. Teniendo en cuenta estos riesgos presentes a la hora de trabajar en el HP. refieren con mayor énfasis a las características del tipo de paciente y a las diferencias del trabajo en el hospital penitenciario y otras instituciones de la salud. Estas diferencias podrían corresponder a la permanencia en el hospital. tanto pública como privada. corresponde a la infraestructura del lugar. y por consecuencia. en general. junto con las enfermeras. el segundo grupo. y las diferencias con otros hospitales en cuanto a la percepción laboral. y la carencia de mejores y más residencias les afecta a diario. un alto uso de agresiones de tipo verbal por parte del paciente.

“mal manejo institucional… muchos trepadores políticos.enfermeros y técnicos paramédicos. y si se somete a un tratamiento médico. producto de la falta de personal. en que su percepción con respecto al ambiente laboral. con respecto a su entorno laboral. es el paciente el que determina libremente si ha de ir o no a un Hospital. Sin embargo. pues. dentro del equipo de los funcionarios de la salud. sobre todo ahora que vienen las elecciones. lo que produce una “polifuncionalidad”. un sueldo superior al que podrían obtener en el Servicio de Salud Pública o Privada (esto exclusivamente en el caso de los Técnicos Paramédicos. Por otro lado. los trabajadores se desempeñan tanto en las funciones que les competen como en aquellas que pueden corresponder a distintas áreas de trabajo dentro del HP. pues en las otras. En general. al paciente no le corresponde libertad alguna sobre su tratamiento médico y ha de generarse una dependencia absoluta. Existen casos. responden a una estabilidad laboral. este término. e incluso su remuneración. lo que se ve incrementado por las carencias físicas del HP. (…) la gente se siente 17 . las jornadas laborales son extensas y sobrecargadas. no es visto sólo de una manera positiva.(aprendizaje mutuo) es decir. Hay quienes se refieren a él en forma negativa y que genera una ambiente tenso. mientras que en el HP. Otro punto importante es la falta de personal que reclaman los mismos FS del HP. que producen un hacinamiento generalizado (tanto para los pacientes como para los funcionarios). esto es una diferencia con respecto a otras instituciones de la salud. una buena percepción por parte de los FS. Tal es el caso de uno de los FS. Se sostiene que se genera una complementariedad en el equipo de trabajo. pues muchos deben realizar labores que no les corresponden. Muchas de las motivaciones de los FS para trabajar en el HP. que sostiene que existe un mal manejo institucional respecto al HP. consecuencia de ello. su grupo de trabajo. si se toma o no los exámenes. la particularidad del trabajo puede ser analizada desde el punto de vista de la calidad del ambiente laboral. es diametralmente opuesta. que corresponden a poco menos de la mitad de nuestra muestra). en cuanto a esta variable se observa en general. el FS tiene el control absoluto sobre la condición médica del paciente.

. en parte. pues son aquellos con título técnico quienes presentan una motivación de tipo económico. los FS de género femenino. Sin embargo al analizar la frecuencia con que recurren a los gendarmes. y que dependen. A modo de conclusión. 18 . De esta forma. se encuentran trabajando en el HP. Folio 11. la diferencia más destacada es la razón por la cual el FS se encuentra trabajando para las dependencias del HP. dentro del HP. este por tanto 13 Ibíd. sobrepasa la capacidad de acción del funcionario y es necesario recurrir a la ayuda de gendarmería.insegura”13. se mueven los comportamientos de los pacientes y las reacciones de los funcionarios de la salud. En cuanto a la variable profesión. que no podrían encontrar en otra institución relacionada con la salud. Capítulo III. Odontólogo. muestran una motivación de tipo social y personal. mientras que la mayoría de los FS con título técnico. e incluso son los hombres quienes requieren mayoritariamente a personal de seguridad. en torno a las cuales. Al realizar el seguimiento de las opiniones manifestadas por los distintos entrevistados. personales. netamente por motivos económicos y beneficios laborales. parecen sentirse más amenazadas e indefensas en tanto al riesgo que presenta el trabajar en contacto directo con PPL. e incluso religiosos. mientras que aquellos con título profesional.Del comportamiento de los pacientes o el límite superior. donde muchas de ellas sostienen que existe una importante falta de seguridad. la profesión. manifestamos que en general. donde son aquellos FS con título profesional. del género. tienen como referencia el límite en donde la conducta del paciente. hemos podido percatarnos de algo que podríamos denominar tres fases. quienes se desarrollan en la institución por motivos más sociales. podemos sostener que existen notables diferencias en las respuestas a la entrevista. Por otro lado. Estos cortes que hemos realizado. nos damos cuenta que no se presentan mayores diferencias por género. y las motivaciones de los FS. la variable motivación está íntimamente relacionada con la variable analizada anteriormente.

Lo cual será retomado en las conclusiones. c) Pos. Esta percepción se da con una frecuencia bastante similar en hombres y mujeres. el paciente de actitud ganancial). posición laboral. y motivaciones para ingresar al trabajo. Así. se efectuarán las diferenciaciones que correspondan en cuanto a género. ninguno de los cuatro médicos (incluyendo al odontólogo). 19 . Sin embargo.” Esta 14 Ver entrevista folio 7 en anexos. se refiere a la forma de ser de los reos. para lograr una comprensión cabal de la manera en que se ejerce el poder en la relación de los funcionarios con sus pacientes y las diferencias internas que se dan. como puntos que arrojan luces en el análisis. que se presentarán al finalizar este capítulo (d). manifiesta la inquietud por esta actitud ganancial de los pacientes. a) Etapa pre-liminar: La llegada.liminares. considerando las variables mencionadas.liminares. Podemos aventurar ya acá una diferencia importante en el trato que parecen tener los médicos y el resto de los funcionarios con los pacientes. tiene un piso amplio y macizo de indicaciones. una noción que aparaece con frecuencia.sería el límite. con algunas conclusiones generales que se han podido extraer del análisis de los diversos apartados. En otras palabras. queriendo decir con esto que son personas que están en constante búsqueda de conseguir algún tipo de beneficio personal. Existe también una opinión generalizada sobre el “buen comportamiento. b) Liminares. a los pacientes no se da desde el vacío. desde donde se pueden desprender comportamientos: a) Pre. el acercamiento del personal médico. Debemos remarcar que en el análisis de cada punto. Así. Terminaremos. tanto sobre lo que puede acontecer en la relación. como sobre una calidad diferente de los pacientes-reos14. es en la relación con el tipo de cargo ejercido. en donde encontramos una diferencia significativa en cuanto a este primer punto (es decir. en ese sentido podemos decir que la experiencia de tener que enfrentarse al paciente se da de una manera similar en ambos géneros. la actitud de los funcionarios frente a los pacientes no estaría mayormente diferenciada a priori por un asunto de género. éstos son vistos como “gananciales”.

Se ve reflejado en que todas las respuestas a la pregunta por el comportamiento de los pacientes. probablemente por un sistema interno a la unidad penal. Por último. o un trato de respeto mutuo. los distintos cargos. “Si a ellos les duele la muela.percepción es incluso más extendida que la “actitud ganancial”.. en donde se penaliza por parte de otros internos el mal trato a las mujeres. de sustraerse a la 15 Pregunta: ¿Se vuelve conflictiva la relación con el paciente durante su trato?. las mujeres se muestran menos propensas a responder que la relación no se vuelve hostil: En líneas generales. por otro lado se encuentra la limitación insoslayable que tiene esta intencionalidad. esto pues atravieza. sin embargo.) ¿por qué tú tienes que hacer la diferencia por que él es una persona privada de libertad (PPL)? (M. 20 . en caso de salir de ese límite. Técnico Paramédico)16 Esto. la idea de realizar la atención al paciente. como nos fue comentado fuera de entrevistas. a ellos les duele la muela (. “la guardia”. podemos ver cómo a pesar del intento de normalizar lo más posible la relación que se tiene con los pacientes en calidad de reos. 16 Ver entrevista folio 6. bajo la posibilidad constante de que. y las diferentes motivaciones para ingresar al trabajo. debido a las condiciones que diferencian el Hospital Penitenciario de otros recintos de salud. las circunstancias no lo permiten. es más común un trato de respeto. Imposibilidad. Esto se ve reforzado si se compara una pregunta de la dimensión de Encausamiento de la Conducta15 y el género. claramente con excepciones que serán analizadas en las posteriores secciones de este capítulo. el personal de gendarmería podrá acudir a remediar la situación. ante la pregunta por la hostilidad de la relación. 17 Ver sobre todo entrevista folio 2.. señalan un buen comportamiento. cuando han logrado establecerse. ni la infrestructura no completamente adecuada. afecte a la labor médica realizada. es decir. entonces. debemos agregar que el comportamiento se mantiene dentro de los límites de un trato médico normal.17 Entonces. el trato en la etapa denominada “pre-liminar”. intentando que ni el tipo de paciente. sin hacer reparos en su condición particular. representa un anhelo compartido por la mayoría de los entrevistados. En el caso de las mujeres. tanto a los hombres como a las mujeres. a pesar de la voluntad. se intenta mantener bajo los parámetros comunes a toda atención médica..

como un atención normal. no es posible atribuir directamente la variable género a la forma de actitud. En este mismo sentido.. pues no es 18 Nuevamente se incluye a C. el reestablecimiento del control acudir a ésta. puesto que se da entre que se comienza a presentar una actitud que interfiera con el procedimiento médico común y la decisión de llamar a gendarmería. pues no se trata de un reglamento que lo establezca. especialmente entre comillas. “Ante una situación de riesgo el paramédico avisa a la enfermera. que de no poder controlar la situación llama a un gendarme. sin embargo.” Sin embargo. En ese espacio difuso. hay una diferencia con la percepción del resto de los funcionarios de la salud. para examinar esta dificultad exclusiva del Hospital Penitenciario. o inexistente. se aprecia una mayor sensación de inseguridad en cargos de menor jerarquía. b) Etapa Liminar Esta es probablemente la etapa más compleja en la relación entre los funcionarios de la salud y los pacientes. a pesar de que los médicos son mencionados en este “conducto regular”. donde la aparición de Gendarmería es posterior. encontramos la siempre patente eventualidad de que una la relación exceda el dominio del campo médico. con respecto a esta etapa. (.. En la mayoría de los casos. Es en este punto. Sobre este mismo espacio de riesgo sin la presencia de gendarmería. lo que lo instaura. De esta manera. los funcionarios prefieren un “conducto regular”. o bien. al menos. si no se puede controlar se da aviso al doctor. gran dificultad para concebir en líneas generales la atención. en las entrevistas realizadas a ellos18 esta etapa liminar aparece mucho más minimizada.. sino más bien se trata del sentido común y la experiencia. donde queremos detenernos. cayendo fuera de la intención de manter una relación médica típica. en donde. o al menos presenta bastante diferencias.) queda en manos de Gendarmería.situación particular y si nos apresuramos un poco. existiría la posibilidad de endurecer el trato. y se presentan problemas por la presencia de Gendarmería y la delimitación de las funciones. el paciente aparece menos riesgoso en sus actitudes que en su condición mismo de enfermo. 21 . incapacidad fáctica o. odontólogo.

posible rastrear información concluyente al respecto ni en las entrevistas. el factor dinero. i) Roles: En la búsqueda del equilibrio. 22 . se produce un espacio difuso en donde se pueden producir confusiones con respecto a los roles asignados. no siendo una diferencia concluyente. ii) Alta Disciplinaria. se ve enfrentado. puede significar la posibilidad de tener un razonamiento más crítico respecto a este punto en específico. excluyan tajantemente dentro de sus motivaciones para ingresar al Hospital Penitenciario.20 Aquello se puede presentar como una problemática más general. para desarrollar sus tareas. que tiene su fundamento en el saber científico. con la temática de la biopolítica enunciada en el marco teórico. en donde. problematizado. Es significativo. en la respuesta moda (69%) se divide en un 31% en mujeres y en un 37% para hombres. (odontólogo. en otras palabras. folio 11) lo indica por el simple hecho de que fuera podría ganar incluso más dinero. La ausencia del factor dinero. i) Roles. ni en las encuestas pues ante la pregunta por la solicitud a Gendarmería19. Se relaciona a la vez. (matrona. que afecta directamente la normalidad con la que se pretende desarrollar la labor de salud. sino que se dan también a nivel de decisiones técnicas. puesto en duda en su conveniencia por la manera coactiva de hacer cumplir la disciplina. que los dos entrevistados que mencionan más enfáticamente el problema de los roles. entre una atención “normal” a los pacientes y la inevitable necesidad de seguridad que requiere el personal de salud. folio 3) lo hace por su marcado compromiso social y C. las decisiones de orden médico que se relacionan estrictamente con la manifestación positiva de un poder. se encuentran en oposición dos maneras distintas de gobernar las conductas posibles. 21 Volveremos a este punto en las conclusiones del capítulo. si bien.21 19 ¿Con qué frecuencia recurre a los gendarmes cuando está tratando a los pacientes? 20 Ver entrevista folio 11. en el mismo sentido de este punto será interesante analizar dos situaciones por separado que se encuentran ilustrativamente en este espacio que hemos denominado liminar. pues no es solamente en el trato de los pacientes en donde se produce esta situación difusa. Podemos percatarnos entonces de la complejidad de esta situación liminar. Ahora. B. tanto al personal “verde” como a los “blancos”.

Por tanto. médico cirujano.. debemos insistir en que la mirada a este punto se hace desde la articulación general con las etapas de la relación que hemos establecido. 23 Se puede conseguir información al http://www..2007-09-03.9550362036#el-estado-del-proyecto 24 Esta reflexión será retomada en las conclusiones del capítulo. En ese sentido es una manera de resolver estas situaciones riesgosas. Se produce acá. Debemos hacer algunos alcances a este respecto. otra manera de hacer frente a las situaciones riesgosas. respecto en: 23 . Por supuesto. de ahí su particularidad y su comprensión como una adecuación general de la práctica médica a la situación particular del Hospital Penitenciaro. ya que es cierto que el Alta Disciplinaria no existe solamente dentro del Hospital Penitenciaria. precisamente. está subordinada a las posibilidades médicas de ser dado de alta. es nuevamente un espacio particularmente conflictivo.ii) Alta Disciplinaria: Este segundo escenario. se genera un procedimiento que es capaz de procesar este tipo de problemáticas sin tener que acudir a instancias ubicadas en el exterior de las prácticas de salud. es decir.bcn.1359994059/area_subtitulos. sino que es incluso. lo va a estar. Esta práctica. el Alta Disciplinaria. la aplicación de esta medida explicita las prácticas liminares y la situación de conflicto que se da al interior de las relaciones entre funcionarios de la salud y pacientes al interior del sistema penitenciario.2007-0831. y como forma de canalizar las situaciones riesgosas sin la utilización de Gendarmería. evitando el llamado a los elementos extra-médicos.24 22 Ver entrevista folio 13. parte de un proyecto de ley que regula los derechos y deberes de los pacientes en general. Puesto que el alta disciplinaria es. adquiere todo su significado. una particularidad en las relaciones médicas al interior del sistema penitenciario.23 no obstante. por la propia vía médica.) si tiene que estar hospitalizado. en ese sentido N. pero pueden acortarse los tiempos de hospitalización”22.cl/carpeta_temas_profundidad/temas_profundidad.. como muestra de la imposibilidad de llevar una atención normal. es claro cuando dice que “primero [el interno] debe estar en condiciones de ser dado de alta (.

fundamentalmente. al menos en lo que respecta a nuestra 24 . salvo contadas ocasiones25 como el Alta Disciplinaria. y poseemos también. Esto claro. Es como si la aparición. la constitución de características particulares. que por lo general. Hay un desconocimiento de lo que acontece después por parte del funcionario. no quita la existencia de los problemas mencionados en el apartado anterior. 27 Específicamente en “roles”. Tenemos. sin la necesidad de llamar a la guardia y la toma de la decisión de llamarla. de la relación con el paciente. la actuación de gendarmería. la función del FS caduca inmediatamente ante el requerimiento del gendarme. que se grafica con la aparición de un gendarme. sin embargo. 27 pero nos ayuda a visualizar con mayor claridad el límite que establecíamos al separar este capítulo. como se construye un discurso más o menos general. este que es el límite superior del ejercicio del poder médico. en torno a ese límite superior. profundizando un poco más. Precisamente ahí donde el personal de salud se ve impotente. entonces. por un lado la presencia como intromisión. ante la aparición de esta fuerza externa al ejercicio de la medicina. Dos puntos que agregar. Es necesario comprender que. haberle dicho eso al gendarme es visto como una acusación intencional. quien impone la disciplina mediante la coacción física. aparece en la mayoría de los relatos. expulsara o hiciera desaparecer al funcionario de salud. aparece una marcada delimitación de los roles entre verdes y blancos. que veíamos en 25 Ver apartado anterior. Al acudir gendarmería. de hecho. la presencia de gendarmería es requerida y fundamental para lograr el reestablecimiento de la normalidad. una retirada estratégica para dejar que el gendarme cumpla su rol.c) Etapa Pos-liminar: Esta fase se relaciona con la experiencia de ver sobrepasado el límite en que el personal médico siente que puede hacerse cargo de la situación. 26 Otra situación ilustrativa puede encontrarse en la entrevista de folio 8. ese espacio liminar del apartado anterior investigación.26 En otras palabras. se sabe que “algo” acontece. Pero. se ve como quien castiga. sin presentarse ninguna diferencia significativa entre los entrevistados. es de gran importancia observar.

se ve enfrentado a situaciones ajenas a su saber. indiquen que es un trato respetuoso. dentro de este punto es significativo recalcar lo que tienen en común dos situaciones que fueron detalladas y que aparecen como contrapuestas en algún sentido. conflictiva. sino sólo la posibilidad que arrojan algunos relatos al respecto.el apartado anterior28 y. la posible confusión de roles y. como límite superior. se debe rescatar el intento constante por evadir la especificidad del medio. ambas situaciones son maneras de decantar el conflicto que se produce en la etapa liminar. el comportamiento de los pacientes y los funcionarios de salud en una etapa pre-liminar fluctúa en torno a la normalidad de una relación en un ambiente particular. no obstante las voluntades. bueno. 29 Debemos volver a insistir en este punto como potencial. Así. que modifican el proceder común y que requieren en ciertos casos de la presencia de elementos externos a la disciplina médica. que se ve enfrentado constantemente a la constatación de sus particularidades. sin tener que recurrir a elementos ajenos. la presencia como expulsión. fin del poder que ostenta el saber. por otro. mientras que la segunda corresponde más bien. a una manera de salvar el conflicto con métodos integrados a la disciplina médica. los problemas aparecen inevitablemente y eso queda claro en el segundo apartado (b). d) Conclusiones: Desarrollaremos aquí conclusiones sobre el capítulo III. Por un lado. no diferente al que podría darse en cualquier otra institución de salud. etc. Sin embargo. de ahí que este punto sea una particularidad de las relaciones médicas al 28 Ibíd. donde aparecen situaciones limítrofes para las funciones de la medicina. inadecuada. la primera puede prestarse para que personal de salud realice funciones que no le correspondan en el sentido de aplicar sanciones29. es decir. tropieza con la realidad. 25 . en el fondo. Intento que. por otro. En primer lugar. Ahora bien. mantienen en común esa necesidad de decantar la situación peligrosa. derivando en las relaciones que hemos denominadas liminares y que. de ahí que la mayoría de las respuestas sobre la conducta. necesidad de la coacción para recuperar el trato normal. el alta disciplinaria. pues a raíz de los testimonios no podemos relatar una experiencia directa. intentan graficar ese lugar donde el personal médico. No obstante.

ante cuáles posibles consecuencias. Es una manifestación empírica de la diferencia radical de poder y violencia. al traspasar el límite que establecimos y al verse obligados a recurrir a gendarmería. sino que por quienes ostentan ese derecho. la coacción física en estado puro. es menester utilizarlos. donde nos detendremos para finalizar el capítulo. esto es la forma en que se ejercería efectivamente el poder que tienen los funcionarios de salud. claro. esa facultad. El poder médico parece insuficiente frente a la condiciones particulares de la población penal. reestablece la condición privilegiada de los profesionales de la salud. no ejercida por los propios funcionarios. ante la cual retrocede y se esconde. que impone coactivamente la disciplina a los internos. para las tácticas acostumbradas a nivel de la sociedad. ya que ahí donde ya resulta imposible gobernar la conducta de los pacientes debido solamente a su condición de funcionario de salud. deben calcular cuándo. nos da a conocer el fin del poder del funcionario de salud. depositan el control en gendarmería. poder que como hemos dicho.interior del sistema penitenciario. mencionábamos cómo desaparecía la presencia de los funcionarios de la salud. En el tercer apartado (c). examinando el hecho que existe este punto en donde los funcionarios se alejan de la relación. y a la vez. ya que se ve desaparecer el poder. Aquí. a la asimetría de poder predicha. al parecer no basta la asimetría que se produce por el diferencial de conocimiento. Es precisamente en este punto del poder. para mantener las relaciones en el sentido conveniente para el mismo tratamiento. se debe recurrir a gendarmería que gracias a la potestad que posee de aplicar violencia. o al menos. sin que sea reñida con una ética profesional. bajo qué tipo de presiones. de una vuelta a las posiciones tradicionales. se fundamenta en su posición privilegiada con respecto al saber. o en otras palabras. sino que sustentada en la violencia. es decir. debe recurrir a una cara oculta. se aprecia la posibilidad de su reestablecimiento. Constituyen mecanismos que los funcionarios del hospital. la que incluso genera un poco de 26 . es decir. teóricamente relevante es que en el gobierno de la población penal. Esto puede ligarse con un aspecto más abstracto. deben manejar. Pero el punto. fundamentada ya no solamente en el saber. sino que debe reforzarse con la utilización de un elemento completamente ajeno a la medicina. resulta un punto fundamentalmente conflictivo. cómo.

sino que es una reflexión teórica. E (Kinesiólogo). Funcionarios y Pacientes. Ciencia. en otras palabras en la subversión de las formas comunes de la asimetría. relaciones y percepciones: En este apartado nos abocaremos a describir e interpretar la forma en la cual los FS conciben su labor en el hospital. cómo ella les aporta conocimiento científico relevante en su desempeño hospitalario y las percepciones que construyen respecto a si mismos y sus pacientes. debemos aclarar que lo anterior no significa un enjuiciamiento a esas prácticas. Capítulo IV-. sino que adscribe esas 27 .C. que de otras formas desembocarían en una revuelta. Él no se siente parte de un proceso de reinserción social pero no por falta de interés. si el caso así lo permite. pues sólo es mencionada por dos funcionarios. A. tampoco es de nuestro interés si debe o no intervenir gendarmería. Debe recurrir a la violencia para recuperar las posiciones en la jerarquía de poder.  La reinserción social: ¿Labor de la sociedad o de la ciencia? De acuerdo a las entrevistas nos fue posible visualizar que la reinserción social es una temática que pareciera cobrar una baja relevancia para los FS. poniendo en cada una de estas dimensiones. un especial énfasis en las diferencias y/o similitudes que pueden emerger de acuerdo a las variables género. no podemos discernir. simplemente la descripción y la comprensión de fenómeno nos indican este punto de gran relevancia para los objetivos propuestos y para el enlace teórico que pretendemos completar en las conclusiones generales. Antes de terminar con el capítulo. en ese intento constante por mantener las relaciones dentro de los límites acostumbrados. Las funcionarias no se refieren al tema y éste emerge en dos disciplinas un tanto disímiles. profesión y motivaciones que incitan la acción social. Bastante ilustrativas resultan las opiniones del Sr. y en la creación de mecanismos que soslayan la utilización de estos elementos externos. el Sr. en un motín.C (Técnico Paramédico) y el Sr.vergüenza o reticencia. A.

se han recuperado y han tomado conciencia de que la delincuencia no es el camino. en fin. habrán otros temas que les corresponderán a otros. la ciencia aparece como una técnica. La reinserción social en ese sentido emerge como “la labor de otros”. sería de alguno ajena a la medicina. Para él. pero lo mío es fundamentalmente eso”. de sujetos con competencias distintas a las ciencias médicas. insertarlos en la vida social. y a un nivel más profundo.30 Ahora. en ningún momento se hace una alusión explícita al rol que la ciencia juega en la reinserción social del paciente.razones a las condiciones en las cuales se desarrolla la relación con el paciente..” Nos muestra por un lado. Observamos también que la frase “Igual hay internos que han estado muy graves. pero son super pocos. A. que manifestará: “Yo creo que lo que tiene que dar la ciencia es la técnica desde el punto de vista medico que requiera el paciente. 28 .C. Empero. éste 30 Las cursivas son utilizadas para relevar la importancia de dicha frase. Cabe destacar que en el discurso del Sr. y por otro. tales como el tiempo de duración de los tratamientos. Un instrumento que materializa funciones que se encuentran claramente delimitadas de acuerdo a roles predefinidos por su posición misma en la estructura del hospital. Y que tienen una capacidad de juicio que de acuerdo a las palabras de este señor. la necesidad básica de todo hospital de racionalizar y maximizar los tiempos de atención para así evitar la congestión o el colapso de sus servicios. cómo las patologías de los pacientes generan o podrían generar en ellos ciertos efectos resocializadores en algunos casos. que es latente en este funcionario el interés por generar cambios en la conducta delictual pero que esta se remite a casos aislados y específicos. ir resolviendo esos temas que nos corresponde. Notables son sus palabras “esos temas que nos corresponden” pues dan cuenta de un involucramiento con el paciente que no escapa de los márgenes propiamente formales de atención médica que el hospital exige a todos sus funcionarios. Evidenciamos en sus palabras una intencionalidad que se encuentra truncada y condicionada por factores estructurales. No vemos en sus palabras una intencionalidad por situar la ciencia en un campo ajeno a lo propiamente clínico. qué se yo. cuando le preguntamos si la ciencia contribuye en algo a la reinserción social del paciente. No ocurrirá lo mismo con el Señor E.

probablemente incita a que éste le otorgue un papel más importante en su discurso y se empeñe en diferenciarla del rol que. A. (que de acuerdo a este razonamiento aparecería como carente de un juicio respecto a la conducta criminal) de los juicios sobre la criminalidad que puedan emitir distintas ciencias cuyo campo sea el de “lo social”. entrevista folio 12. podemos afirmar que si seguimos y extrapolamos el razonamiento del Sr. la cantidad de años de formación (en promedio 2-3 v/s 5) y el contacto directo con la ciencia (El primero es formado sólo para aplicar técnicas. Sin embargo. al momento de contrastar estos testimonios con los datos que arrojó el cuestionario. él estima necesario recurrir a ciertas disciplinas de las ciencias sociales y la psiquiatría. demuestra un intención clara por separar la ciencia médica. Sabemos que existen diferencias sustantivas en la formación profesional de un Kinesiólogo y un técnico paramédico y ellas se sustentan principalmente en las diferentes instituciones en las cuales se formaron. Lo que al mismo tiempo.C. (un instituto técnico-profesional v/s una universidad). E. a su juicio. Nos llama bastante la atención que este tipo de reflexiones no se encuentren presentes en otros FS como médicos.manifestó que sí. la existencia de un compromiso con el paciente que se manifiesta en la posibilidad de brindarle atención médica. El y el Sr. Sólo a modo hipotético. probablemente a mayor nivel educacional mayor es la valoración que se otorga la ciencia no como un agente re socializador. frente a otros FS. por lo cual. nos damos 31 Ver anexos. 29 . el contacto directo con la ciencia que experimenta el Sr. E. pues para ello. podrían explicarse por las profesiones de ambos. enfermeros u otros funcionarios. debe cumplir la sociedad en la reinserción social del paciente. el segundo está capacitado para realizar investigación científica). Posiblemente estas diferencias respecto al papel de la ciencia en la reinserción social del paciente que se encuentran en los testimonios del Sr. no en reformar una conducta que a los ojos de la sociedad es “inaceptable”. sino que como un instrumento netamente clínico. pero nuevamente desde el campo de lo fisiológico31: Vemos en sus palabras.

 Tabla Nº3 . 30 .. Son precisamente estos funcionarios quienes otorgan una mayor valoración al papel de la ciencia como agente resocializador de la conducta criminal. A continuación ofrecemos una tabla de contingencia que retrata adecuadamente esta proposición:  Los pacientes como objeto de conocimiento.“Tabla de contingencia. Pregunta Nº12 V/S Profesión.” Fuente: Elaboración Propia cuenta que la relación es realmente inversa.

pues ella da cuenta de que el nivel de experiencias de vida que es posible adquirir en el trato con los pacientes. aportarán a los FS diversas formas de conocimiento científico y experiencial. resulta bastante interesante. los casos en los cuales no se considera que la relación otorga un conocimiento relevante (No adquiere). Hablan con un registro lingüístico distinto. En primer lugar. donde generan diversos códigos para encriptar su lenguaje y así evitar ser descubiertos por los gendarmes cuando se encuentran planeando asuntos ilícitos. según M. aprender el coa. en segundo lugar. y por último. Fuente: Elaboración Propia. las cuales transforman y moldean la relación que se da en el HP. emerge como una necesidad elemental de los FS para alcanzar una mayor empatía con los pacientes y poder comunicar adecuadamente los procedimientos clínicos que le efectuarán. se manifiesta en diversos niveles. Pero aún más atractivo que esto será que.Ya bien observamos que la reinserción social es una materia que se encuentra escasamente tematizada por los FS. que son técnico-paramédicas y que aluden a las diversas experiencias de vida que recogen de su relación con los pacientes en el HP. hemos clasificado los testimonios de las 13 entrevistas en tres categorías. Probablemente. Un dialecto diferente que se articula por la experiencia de vida que estos individuos conocen en el recinto penitenciario. No así lo serán las experiencias adquiridas por estos a un nivel tanto profesional como vivencial en su tratamiento con los pacientes. todos de mujeres. 31 .N 32 Dialecto informal con el cual se suele asociar el lenguaje y ciertas expresiones de la población penal. El caso de la señora M. los que aportan información relevante para la vida y experiencia personal de los funcionarios de la salud (Vivencial).N. una diferencia sustancial entre los pacientes y los FS. destacará que se aprende el coa32. Para ello. y nos encontraremos con que estos últimos. los que entregan información científica y procedimental importante para la labor profesional de los FS (científicoprofesional). o Vivencial: En este grupo nos encontramos con tres testimonios. lo cual demuestra de algún modo.

Científico-Profesional: Esta es la clase de comentarios que más emergió en las entrevistas.C. debido a que son pasan mayor tiempo junto a ellos y les brindan los cuidados más básicos33 . (Y) son agradecidos. alusiones a la adquisición de un tipo de conocimiento que es vivencial. Y se observa un cierto grado de consenso en que el tratamiento con los pacientes del HP a nivel clínico es bastante a típico. 33 De hecho. sólo este tipo de profesionales puede alcanzar un mayor grado de involucramiento con sus pacientes. al modo en el cual los pacientes manifiestan su agradecimiento e intentan. lo que de cierta manera. pues nos encontramos con pacientes que manifiestan patologías o lesiones complejas con promedios de recuperación sorprendentes para los mismos FS. Seguramente y de acuerdo ha lo que hemos podido observar con la etnografía. da cuenta también de la existencia de redes de contactos y organizaciones criminales al interior de la población penal. porque lugares no caminar. etc. retribuir la atención médica que han recibido de parte de los FS. ciertamente.” Vemos en esta frase. Lo encontramos en hombres y mujeres de distintas profesiones. y N. de acuerdo a sus medios. algo a lo cual pocos FS se han referido. Las técnico-paramédicas T.F. Observamos cómo se socializan técnicas para evitar ser víctima de asaltos o robos. de las cuales las fuerzas de seguridad pública no han informado a la sociedad civil. entonces dan consejos. y que ello además sólo se manifieste entre técnico-paramédicas. en los testimonios que hemos observado. 32 . Nos llama bastante la atención que no exista en los comentarios de los hombres. insistirán en que es viable conocer la experiencia de vida de los reos y en la posibilidad de establecer lazos significativos con ellos.los internos: “también le enseñan a uno cómo protegerse de robos. seguramente por desconocimiento y falta de un grado de confianza que sólo es viable en un intercambio de servicios como bien vemos en la relación FS-P. Esos casos les aportan una información relevante para su formación profesional y. es recurrente la queja de este tipo de FS respecto a la poli funcionalidad que se exige de ellos en el HP. hacen del paciente un objeto de conocimiento en base a lo particular de su situación médica ya que aparentemente esto es sólo posible en un hospital de estas características..

Hay una voluntad en este tipo de profesional por legitimar lo que se está haciendo. porque al parecer.De acuerdo con esto. sobre todo con la gente nueva que llega a trabajar al hospital y pueden llegar a tener reacciones super poco favorables con estas personas. Tal es el caso del ya citado Técnico-Paramédico A. Es el 33 . que consideran que en su relación con los pacientes no emerge conocimiento relevante alguno.C. Para él es importante la adquisición de conocimiento en su labor clínica: “…porque tenemos que demostrarles a los internos cuales son nuestros procedimientos y que sabemos lo que hacemos. y es algo que prácticamente sólo se da en este hospital dadas sus condiciones estructurales y el tipo de paciente. lo cual aporta una gran cantidad de conocimiento relevante ya que demanda competencias mayores de los FS.Encontramos en aquellos comentarios. a diferencia de otros profesionales como los odontólogos o médicos. Lo que pasa es que ellos son personas muy esquivas. o No Adquiere: En este grupo aparecen los comentarios de los FS. permitirá al FS legitimar su posición y. su posición ya se encuentra totalmente legitimada por la población penal. su asimetría de poder respecto al paciente.” Acá vemos cómo la adquisición de conocimiento científico y una clara presentación de los procedimientos a los pacientes. Es importante destacar también. por extensión. la mayoría de los FS coincidirán en que la buena salud de los pacientes es algo fortuito y hasta casi folclórico. alusiones a la exacerbación de las patologías. funcionan como recursos de protección frente a posibles agresiones de parte de los internos. Por último. la existencia de situaciones en las que la adquisición de conocimientos relevantes en la labor profesional. observamos que este discurso encuentra su asidero también en la posibilidad de actualizar los conocimientos científicos del FS a través del tratamiento de casos clínicos complejos. en los cuales no se aprecia este tipo de comentarios.

respecto a la pregunta ¿Adquiere conocimiento relevante en su labor profesional? Expresó: “Eh… bueno lo que pasa es que eso es para las personas que son… nuevas. 35 Temática que se desarrollará en mayor profundad más tarde. la segunda. delimitando las formas en las cuales se desarrolla la relación entre FS-P en el HP. la expresión “Rutina” da cuenta de una integración tal con su trabajo. 34 . veremos cómo en este punto surgen básicamente cuatro construcciones sobre el paciente que se entremezclan y excluyen. destacará que la relación es de gran cordialidad y respeto. por el momento no nos detendremos mayoritariamente en este tipo de comentarios. pero con la salvedad que 34 Razón por lo cual. sólo nos queda rastrear cómo esos conocimientos van configurando discursos que circulan entorno a los pacientes. En ese sentido.M. yo ya llevo 17 años trabajando. que. al analizar los testimonios recogidos en las entrevistas nos podremos dar cuenta que dichos discursos operan en distintos niveles. por el contrario. Además. Ciertamente. y las percepciones que los funcionarios de la salud tienen respecto a la condición social de ellos y sobre si mismos como trabajadores de un entorno laboral bastante particular. se convierte en una acción autómata y pierde la fuerza heurística que tiene para la mayoría de los otros FS en el HP. La primera de ellas adscribe a los pacientes una visión socialmente imputable y la clasificaremos como Visión Ganancial-Negativa. pues se encuentra íntimamente relacionada al concepto de Biopolítica. a sus cuerpos y mentes. Ahora que ya han sido introducidos los elementos necesarios para comprender las formas de conocimiento que emergen en la relación entre FS-P en el HP. Porque para uno ya es como rutina”. Produciendo sujetos disciplinarios35 y de alguna manera..  Percepciones y construcciones: Lo que los FS dicen de sus pacientes y sobre si mismos. que el trato con los pacientes ya no emerge como algo novedoso. muy por el contrario.C34. así que conocimiento relevante ya no hay.caso aislado del técnico paramédico M.

Conclusiones del Capítulo IV: Sin lugar a dudas. Sino que mientras éste (el poder) se articula de forma indisociable de un saber científico que lo legitima. se van cristalizando en productos concretos. sino que también artefactos mediante los cuales mantiene a estos sujetos dentro de regímenes disciplinarios. se enfocará en los problemas sociales y la historia de vida que envuelve a los pacientes. por un lado. los que los hará aparecer como un “otro” distinto. analizar su desarrollo clínico y observar las intervenciones que se le han realizado con el paso de los años. este apartado nos indica que el poder no sólo produce sujetos. transforman la relación entre FS-P en algo particular y muchas veces conflictivo. no establecerá alguna distinción respecto al paciente y sólo lidiará con éste de acuerdo a los protocolos científicos que exige la profesión. produce tecnologías del poder que al ser solamente viables en un hospital de estas características. es decir. notaremos tras este análisis que el poder no solamente es el elemento constitutivo de la asimetría de poder que caracteriza la relación FS-P en tanto produce sujetos susceptibles a prácticas y discursos que intentan. En ese sentido. La posibilidad de establecer una 35 . Y la última. introyectar un tipo de disciplina con el propósito de encausar su conducta y cuerpo. y por otro. ajeno. si no consideramos dentro de nuestro análisis. convertirlo en el objeto de las técnicas y procedimientos clínicos. marginal y excluido (Visión Marginalidad-Otredad). la vital función que la ciencia cumple en las diversas modalidades y formas que adquiere el poder. Que se refiere a la posibilidad de llevar un expediente detallado y continuado de la atención al paciente. evitando establecer juicio valorativo alguno sobre la condición. no podríamos entender las particularidades y conflictos de la relación que emerge entre FS-P al interior del HP. (Visión Científico-Neutral). que delimitan a priori el modo en el cual se desenvuelve la relación entre FS-P.ello funciona de ese modo sólo cuando el sustento de esa relación es la empatía (Visión Empático-Positiva) La tercera. que los discursos que los FS tejen sobre los pacientes. De esta manera. Acá bien se observa. al generar un tipo de “sistematología” o casuística.

que imbuidas del poder que emana de su saber. 36 . al interior del lugar de nuestra investigación. Siguiendo a Foucault (2000) evidenciamos que el examen hace entrar también la individualidad en un campo documental. 37 De acuerdo a Foucault (2000) podemos entender por Examen. así como a conjeturas. como objeto de conocimiento privilegiado. Al respecto.sistematología aparece también ante nosotros como un ejercicio sistemático de poder que establece un vínculo claro con la Biopolítica36 y en particular con el Examen37. garantizan su posición asimétrica gracias a un acceso total e inmediato al sujeto. consultar marco teórico). consultar marco teórico. que instala a los sujetos (en este caso los pacientes) en un campo de vigilancia al situarlos en una red de escritura y documentos que lo captan e inmovilizan en el tiempo. sino que por la posibilidad de llevar un registro mucho más acabado. preguntas que han quedado abiertas a raíz de nuestra investigación. podemos notar como el ambiente de encierro otorga una especificidad al trato FS-P. (Para más detalles. registro y constitución de expedientes que han permitido el desbloqueo epistemológico del sujeto disciplinado a las ciencias médicas. Constituye un archivo minucioso. un procedimiento mediante el cual se combinan las técnicas de vigilancia jerarquizada y la sanción Normalizadora. un seguimiento especial a ciertas patologías y a los casos poco frecuentes que se dan en mayor cantidad dentro de la población penal.  Conclusiones Generales: Retomando las conclusiones parciales de los diversos capítulos es posible llegar a algunas generales. una vigilancia que permite calificar. debemos detenernos en las particularidades que posee la relación de asimetría de poder existente entre los funcionarios de la salud y los pacientes. constituyendo una experiencia de aprendizaje 36 Para la definición de este concepto. que en la población general. Es una mirada Normalizadora. Esto posibilita un acercamiento hacia el cuerpo de los reclusos. En primer lugar. clasificar. esto no solamente debido a las repercusiones personales que pudiera acarrear para los partícipes de la relación. y castigar. Vemos cómo al examen le acompaña un sistema de registro intenso y de acumulación documental conformando un tipo de Escritura disciplinaria por medio de pequeñas técnicas de notación.

Esto es particularmente interesante.profundamente significativa en el desarrollo profesional de los funcionarios. Así. lo cual gracias a las diferencias que posee con el ejercicio en la población general. el poder médico una forma de fuerte sujeción política? De ser así. sería una muestra empírica de la necesidad del disciplinamiento para el ejercicio de la medicina. lo cual puede delimitar a prori el modo en cual se desenvuelve la relación entre FS-P. la posibilidad de un seguimiento acabado y la casuística.39 Luego. sin embargo. al control de Gendarmería. lo anterior nos enlaza de dos maneras con la biopolítica. Esto se ve reflejado en una tecnología de poder propia del HP. cuando se vuelve impotente y necesita del control de Gendarmería. Así. ¿podemos considerar que el mero hecho del ejercicio de la medicina (y la llamada necesaria a Gendarmería). esto es. En ese sentido. forma parte de la normalización del reo? ¿Es entonces. 37 . cuando pierde su efectividad. A la vez. la instrumentalización de la casuística. existe una tecnología que produce y sustenta el poder. en base a las anteriores conclusiones podemos llegar a plantearnos algunas interrogantes: ¿es. emanado de un saber privilegiado. dentro del amplio espectro del examen y 2) La forma en que se ejerce el control social dentro del HP. aquel recurso a la violencia. ver capítulo 4. esa particularidad de la que hablamos. al respecto de las especificidades debemos volver a tratar el tema tocado en el capítulo III. por exploratoria no puede dar respuestas exhaustivas a las interrogantes. 1) La articulación de una tecnología particular. el hecho de que cuando acaba la capacidad de reproducción del poder médico. una revelación de un punto ciego de las ciencias médicas? Nuestra investigación. el control sistemático de la historia clínica y conductual de los pacientes.38 constituyen los primeros usos particulares de la relación entre FS-P. también apreciamos el punto en que éste se ve sobrepasado por las condiciones del HP. la aparición del fin del poder médico y la necesidad de recurrir a la violencia. esa condición anormal de la práctica médica. puesto que como vimos en el párrafo anterior. 39 Para más detalle. efectivamente. pero pretende haber abierto una puerta al dar a conocer las 38 Es decir. los casos poco usuales que se presentan. una especie de fotografía privilegiada de la conjunción de saber científico y poder político. nos orienta en su comprensión. es decir.

Al respecto. una medicina desembarazada de sus aspectos políticos. apreciamos que en las preguntas que refieren a la posibilidad de comprometerse. así como a las ser parte del proceso de reinserción. sigue quedando a la sombra. Sobre lo mismo. debemos hacer una breve reflexión sobre el nivel de compromiso que sienten los funcionarios de la salud. Las cuales pueden ser tomadas para una auto-reflexión de parte de los funcionarios de la salud del HP. cuando se consulta por la participación de la ciencia médica en general. las respuestas se alejan de una visión favorable. de su rol de regeneración física y moral del pueblo? 40 Reinserción es posible entenderla a raíz de las entrevista. podemos señalar que debido a las preguntas de la encuesta realizada que se relacionaban con este tema. tan sólo imaginar.particularidades del ejercicio del poder médico. Y por tanto. como un regeneración del individuo. 38 . el abandono total de las prácticas “desviadas” para la vida en sociedad. en la reinserción social 40 de los pacientes-reos. ni a nivel de la sociedad en general. invisible incluso para aquellos que interactúan en aquella relación. ¿es posible. esta pregunta no puede estar ausente. así como para futuras investigaciones que pretendan hacer una crítica más profunda al ejercicio de la medicina hoy en día y su rol dentro de la sujeción de los individuos. ni a nivel del hospital en particular. la mayor cantidad de respuestas señalan estar en conocimiento de su rol en aquel proceso. podríamos darnos cuenta que una reflexión sobre el rol mismo de la medicina no se está realizando. es decir. Sin embargo. sin embargo. aquella particularidad que se puede apreciar en la relación FS-P al interior del HP. que muchos de los entrevistados crea imposible aquella reinserción social. Así. De ahí. al interior de un espacio de reclusión.

Fondo de Cultura Económica. 21-34 4. M. Foucault. 9.diphuelva. H. México: Editorial Joaquín Mortiz.es/asp/Servicios_Sociales/Publicaciones/pdf/csr1 . pp. Durkheim. (2002a) Vigilar y Castigar: Nacimiento de la Prisión.pdf 5. Madrid: La Pisqueta. Pre-Textos. (2005) Michel Foucault: Glosario de Aplicaciones. Métodos y técnicas de investigación. 3. Siglo XXI Editores. Bergalli. et al. Disponible en: http://www. (1992) “Curso del 14 de enero de 1976”. Diputación Provincial . en Microfísica del Poder. (2004) El suicidio. R. Madrid: Editorial Trotta. M. Flores. 12. (2004) El Estado y las ONGs en la Reinserción Social. Ferrado. Foucault. Foucault. (2003) Homo Sacer. Del Águila. 8. R. Canales. 13. 39 de Huelva. territorio. (1998) ¿De cuál derecho y de qué control social se habla? Disponible en: http://www. (2002b) Historia de la Sexualidad I: La Voluntad de Saber. 10. (ed. Buenos Aires.Bibliografía: 1. G. Agamben. M. Madrid: Alianza Editorial. Buenos Aires. 139-52 11. en Del Águila. Arendt. 2. Introducción a los oficios. Albano. Buenos Aires. M. (2005) El análisis de la realidad social. M.ub. Quadrata. Área de Servicios Sociales Diputación de Huelva (1999) Programa de Convivencia y Reinserción Social.) Manual de Ciencia Política. M. (1997) “La política: el poder y la legitimidad”. 6. (2006) Metodologías de la Investigación Social. (2006) Seguridad. Buenos Aires.htm 7. Siglo XXI Editores. R. Buenos Aires: Ediciones Libertador.es/penal/control. (1970). Sobre la violencia. pp. E. España: Excma. M. G. 14. S. poblacion: Curso en el Collège de France: 1977-1978. Valencia. Foucault.

en Criminology. 1970). Buenos Aires. Asylums. Essays on the Social Situation of Mental Patients and Other Inmates (trad. (2006) “Psychiatric hospital capacity. 16. ed. F. E. Tarrés.). Ensayos sobre la situación social de los enfermos mentales.Disponible en formato digital en: http://www. (2004) “Observar. Amorrortu. M.un. Internados. Markowitz. Número I. Sobre la tradición cualitativa en la investigación social. 17. and crimes and arrest rates”. 40 . española. 18. Max (1974) Economía y Sociedad (2a. L. E. escuchar y comprender. pp. (1961). 45-72. Goffman. Volúmen 44.p df 15.” FLACSO-México. México: Fondo de la Cultura Económica. homelessnes. Weber.undp.hn/PDF/gobernabilidad/El%20Estado%20y%20las%20ONGs%20en %20la%20Rehabilitacion%20y%20la%20insercion%20social%20de%20los%20jovenes.

com Rodrigo Pereira: tapingo@hotmail. Por tanto. por toda la colaboración. 41 . ante cualquier duda dirigirse a los siguientes mails: Jorge Valdebenito: jorsh.com Muchas gracias.com Hugo Sir: hsir14@hotmail.Para la edición que se entregará al hospital se ha decidido hacerlo sin los anexos.com Valentina Garrido: turry14@hotmail. con el fin de resguardar el anonimato de las personas que accedieron a dar sus opiniones en las diferentes entrevistas.rt@hotmail.

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->