P. 1
domingo 14 de noviembre

domingo 14 de noviembre

|Views: 46|Likes:

More info:

Published by: Carlos Fernández de Lara on Nov 15, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/15/2010

pdf

text

original

AFJy:8ICFJ:<;<zF

jcedeno@provincia.com.mx
LilXgXe El estado de Mi-
choacán posee una tasa de des-
empleo menor que la nacional
al registrar un déficit de 4.4
por ciento, en tanto que en el
resto del país se presenta 5.2
por ciento; asimismo, el muni-
cipio de Uruapan, así como los
14 municipios correspondien-
tes a esa unidad regional del
Servicio Nacional de Empleo,
se encuentra por debajo de la
media estatal.
Lo anterior, a consecuencia
del gran número de productos
que en esta región se comer-
cializan al interior del país y
a la Unión Americana, lo que
ha permitido disminuir el des-
empleo en la región de manera
considerable, abundó Verónica
Naranjo Vargas, titular de la
oficina del Servicio Nacional de
Empleo en Uruapan, quien dijo
que desconoce con qué porcen-
taje contribuye, ya que aún no
se cuenta con el informe del úl-
timo trimestre del año.
“Lo que es la región de
Uruapan, Los Reyes y Zira-
cuaretiro, pese a que el estado
tiene un índice de desempleo
de 4.4 por ciento, se encuen-
tra privilegiada por todos los
productos que se manejan al
interior de Michoacán, el país
y el resto del mundo, lo que
nos ha permitido mantener un
índice mucho menor gracias a
que mucha de la producción
es pagada en dólares y esto
impacta de manera inmediata
en la población”.
De no existir la producción
de aguacate y zarzamora, en-
tre algunos otros productos, la
funcionaria especuló que la si-
tuación de la región sería más
complicada, ya que gran parte
de la economía del municipio se
basa en la sustentabilidad de es-
tos productos que hasta el mo-
mento han permitido disipar el
índice de desempleo.
“Es de destacar que esta
situación que vive el estado
es de igual manera gracias al
increíble esfuerzo que la ini-
ciativa privada ha hecho para
poder mantener el estándar
de empleos a nivel nacional,
por lo que sumado con la in-
cursión de nuevas empresas o
negocios este déficit ha venido
a menos, pero aquí el gobier-
no del estado también ha he-
cho una importante labor, ya
que en lo que va de toda esta
administración, se ha mante-
nido por debajo de los índices
de desempleo, lo cual sin duda
habla de una estabilidad eco-
nómica en la entidad”.
No obstante, pese a la esta-
bilidad económica que aparen-
ta tener el estado, el índice de
desempleo ha venido de me-
nos a más de 2007 a la fecha,
aunque siempre por debajo de
la media nacional.
Y es que mientras en el país
en 2007 el déficit de empleo era
de 4 por ciento, en Michoacán
era de 2.8 por ciento, porcentaje
que se incrementaría para el si-
guiente año en una décima por-
centual, con 2.9 por ciento, y en
tres décimas en 2009, siendo el
presente año el que mayor des-
empleo registra, aunque “siem-
pre hemos estado por debajo de
la media nacional entre uno y
dos puntos porcentuales”.
Sin embargo, será hasta fi-
nales de este último trimestres
cuando “nosotros podremos
dar una cifra oficial de la tasa
desempleo que el estado regis-
tró, ya que estas cifras son del
tercer trimestre del año, pero
pese a todo el trabajo que el go-
bernador del estado ha hecho se
sigue observando con una tasa
menor a la nacional”, concluyó
Verónica Naranjo Vargas.
JK8==
113@provincia.com.mx
8gXkq`e^}e El alcalde
Genaro Guízar Valencia consi-
deró que la certificación de las
instituciones y empresas en el
municipio bajo procedimientos
y normas de calidad permitirá
que Apatzingán sea impulsada
como una de las zonas estraté-
gicas en el desarrollo económi-
co de Michoacán y aplaudió la
conformación del Consejo para
la Calidad en la Región.
Con la presencia del secre-
tario de Desarrollo Económi-
co, Isidoro Ruiz Argáiz, quien
atestiguó la conformación del
consejo, Guízar Valencia consi-
deró como una necesidad que
más instituciones académicas
y empresas prestadoras de ser-
vicios se certifiquen, “y segura-
mente será uno de los retos que
asuman, para en el año 2011 te-
ner en nuestro municipio más
empresas avaladas por organis-
mos certificadores.
“El Consejo para la Calidad
plantea muy importantes líneas
de trabajo, como es la implanta-
ción del programa de educación
por competencias, cuya finali-
dad será educar alumnos con
conocimientos sólidos y una
formación de actitudes, habili-
dades y valores que les garan-
ticen competitividad profesio-
nal”, destacó Guízar Valencia.
A su vez, el titular de la Se-
deco respaldó al Consejo para
la Calidad en la Región de Apa-
tzingán y lo invitó a que trabaje
de manera coordinada con los
organismos que ya fueron crea-
dos con el mismo objetivo en la
entidad, a fin de unir esfuer-
zos: “Todos trabajaremos en la
misma dirección y acortaremos
brechas con el objetivo de que se
puedan bajar mayores apoyos
y se puedan mejorar los servi-
cios en nuestra entidad”. Hasta
ahora el Instituto Tecnológi-
co Superior de Apatzingán, el
Colegio Nacional de Educación
Profesional Técnica (Conalep),
la empresa Enlaces Terrestres
Nacionales (ETN), el Instituto
del Valle de Apatzingán (IVA) y
el gobierno municipal de Apa-
tzingán son las cuatro prime-
ras organizaciones certificadas
bajo la norma ISO 9001:2008 y
una de ellas en proceso, cuyas
instituciones asumen el reto
de impulsar la calidad y com-
petitividad en los servicios en
nuestro municipio.
||
>
;FD@E>F(+;<EFM@<D9I<;<)'(' MLSL]A
*
OHíLN]L
*
]íLHHA CALíLN]L
*
COS]A
*
HAJíO
<[`kfi1>`cY\ik>`c%:f\[`kfi^i}ÓZf1J\i^`fM`ccXj\Œfi%;`j\Œf1:Xicfj=\ie}e[\q[\CXiX
- ' ¯' J'
'¯' ¯ ¯J' '
¯' ¯ ' ''.
' J'''¯'¯ J
' '''¯' ¯ '
J¯' ¯''
Michoacán, por debajo
de la media nacional
“Certificaciones traen desarrollo”
J@KL8:@ãE;<C<DGC<F
¦C¯C
Naran|c. mcnerc michcacanc
Cale ]acvLa
LiaLeteS. mitcS
Sentadc en el cc·
medcr de Su caSa.
un tantc nervicSc e
impaciente. el car·
tcniSta criginaric de
la tierra purepecha
expreSc Su ccnmc·
cicn pcr el leSte|c
que reciLic pcr
parte de la UNAM.
Ll caricaturiSta Se
ha diStinguidc pcr
Ser la ¨ccnciencia¨
crltica de la claSe
pclltica. en eSpecial
de lcS preSidenteS
Hicardc Oreene. eS·
pecialiSta en cultura
urLana. entreviSta
a JcSelc. integrante
de la agrupacicn
mexicana. para
cllatear laS tradicic·
neS que hacen que
la muSica y letraS
de SuS cancicneS
marquen a cientcS
de perScnaS
Hcy eS Lla ínterna·
cicnal de la LiaLeteS;
le preSentamcS laS
realidadeS de eSte
padecimientc y lcS mi·
tcS que Se han hechc
a traveS del tiempc.
AdemaS ccnczca al
cientlhcc que deS·
cuLric la inSulina y la
hiStcria de eSta grave
enlermedad
8KF:8IGL<IK8J
l|ent|as en e| pa|s en zdd/ e| de¦c|t
de emp|eo e|a de 4 po| c|ento, en
l|choacan e|a de z.o po| c|ento
+%+
po| c|ento es e| de¦c|t de
emp|eo en |a ent|dad
,%)
p|esenta e| |esto de| pa|s
(+
mun|c|p|os se encuent|an po|
deba|o de |a med|a estata|
11o +>
11o .>
11o ,>
11o *>
Ll CcnSe|c para la
Calidad plantea muy
impcrtanteS llneaS
de traLa|c. ccmc eS
la implantacicn del prcgrama de
educacicn pcr ccmpetenciaS.
cuya hnalidad Sera educar alum·
ncS ccn ccnccimientcS SclidcS
y una lcrmacicn de
actitudeS. haLilida·
deS y valcreS que leS
garantice ccmpetitivi·
dad prcleSicnal
><E8IF>LßQ8IM8C<E:@8
GI<J@;<EK<DLE@:@G8C;<8G8KQ@E>ÜE
DLE@:@G@FJKI898A8E
'OCC '¯ /¯¯ C¯¯C CC C /¯¯¯C¯¯C
OC /C¯¯¯¯¯¯ C¯ ¯C OC C | ¯CCC C¯ ¯
C¯¯O¯O CC C¯C¯ ¯¯C¯¯¯OC C¯C CCCCOC¯
¯C CC¯HC¯OCC OC C¯O¯O. OC ¯¯ ¯¯C¯ CC
¯HC¯ CC C C¯¯ ¯¯C¯¯¯OC ¯C¯CC¯¯C C¯
CC C¯¯OC C ¯ CC CC C OCCC CCC¯CCC
CCCC ¯C C OC CC¯¯¯. ¯C CC CC¯CHC¯¯
¯ ¯C C¯¯C.
¦ C¯CC C¯¯ ¯ ¯O¯O CCOC ¯¯C¯OC CC
C CCOC¯¯C ¯CC¯. C¯¯C ¯¯ ¯C¯C¯.
¯ CCC CC C OCC¯C OC '¯¯¯¯C OC ¯C. ¦CC
¯¯OC C¯¯¯C¯ |¯¯C¯. ¯OC¯ OC CCCC¯¯¯¯
¯C OC C¯¯ ¯¯¯CC¯C.
l
U
|
U
:

/
0
L
l
C
l
/

L
l

U
l
l
\
L
l
3
/
l
<eleXd`iX[X
lUlLll/, llCHU/C/l, 0Ulll0U T4 0L lU\lLlBlL 0L zdTd. 3LCClUl 0. GÜ>@E8)
Trámites que puede
realizar en la Tesorería
municipal:
Licencias municipales
(anuales)
1. Permiso para el
funcionamiento de
videojuegos (anual)
2. Copia de comprobante
de domicilio (luz,
teléfono o agua)
3. Copia credencial de
elector
4. Recibo de predial
(vigente)
5. Alta de Hacienda
6. Recibo del agua
(vigente)
7. Solicitud
Llenar solicitud de trámite
Identificación del
solicitante y del usuario
RFC (Registro Federal de
Contribuyentes)
Licencia de construcción
Cambio de uso de suelo
Constancia de número
oficial
Licencia de Salubridad
(cuando se requiera)
Pagos de predial y agua
potable del local
Dictamen de Protección
Civil (cuando se requiera
J<IM@:@F8
C8:FDLE@;8;
¶E<:<J@K88PL;86
8E8C@Q8EGIFP<:KFJ
|' c¯ºº'1ºº|º Taº'c'co' Uººo¯c Ua'¯o¯ \o'ººc'o ºcº|a.c
aº ººcaºº|¯c ccº 'º|º!¯oº|ºº 1º' Ucººº|c Ucc¯1'ºo1c¯
|Tc¯ººo¯'o' 1º Aco|¯'º!oº, 1cº1º 'º ¯º|¯ºº1o¯cº ºa
occ]c ] ¯ººco'1c co¯o 1aº ccº|'ºaº ¯ºo''¯oº1c !ºº|'cººº
oº|º º' !cc'º¯ºc |º1º¯o' co¯o 1aº ºº º' Taº'c'c'c
ºº ccºº|¯a]o aº 'cºc'|o' ¯º!'cºo', oº' ccTc 'cº !JJ
«''cTº|¯cº 1º co¯¯º|º¯oº 1aº a¯!ºº ºº 'o ¯cºo ¯a¯o'.
l Gifk\ZZ`e:`m`c |do4ì o4 z4uuu
l :ilqIfaX |do4ì o4 z/z/d
l Ki}ej`kfDle`Z`gXc |do4ì o4 zd4do
l D`e`jk\i`fG’Yc`Zf |do4ì o4 zdozu
JK8==
113@provincia.com.mx
G}kqZlXif Un total de 10
paquetes conteniendo aproxi-
madamente 400 kilos de pilas
usadas fueron concentradas este
día en el centro de acopio inter-
municipal que se encuentra en
la comunidad de El Aguacate,
correspondiente a este munici-
pio, por personal de la Direc-
ción de Ecología en el munici-
pio, la cual encabeza Adriana
Ortega. Esta acción está dentro
del programa de acopio que se
tiene implantado en la región 7
Pátzcuaro-Zirahuén, que com-
prende los municipios de Pátz-
cuaro, Tzintzuntzan, Quiroga,
Erongarícuaro, Lagunillas, Hui-
ramba y Salvador Escalante.
La directora de Ecología
municipal comentó que afor-
tunadamente se está tomando
conciencia de la peligrosidad de
las pilas, ya que como es sabido
contienen material altamente
contaminante y radioactivo que
es dañino para la salud de la po-
blación; agregó que el día de ma-
ñana, en punto de las 11:00 ho-
ras, los municipios mencionados
harán llegar al centro de acopio
las pilas que hayan recolectado
y será entregado a un camión
de una empresa privada que fue
contratada para que se lleve el
material a Monterrey, donde se
le dará el proceso final.
Dijo la funcionaria municipal
que es muy importante que las
personas que tengan pilas para
entregar las lleven con sus po-
los cubiertos con cinta aislante,
ya que de esta forma es como se
puede evitar que causen algún
daño al medio ambiente, incluso
a las personas que tengan contac-
to con ellas, al mismo tiempo que
hizo un llamado a la población en
general a que no las tiren a la ba-
sura, “ya que todavía tenemos lo
que resta de este mes, el entrante
y parte de enero para recolectar
las pilas dentro de este progra-
ma organizado con recursos del
estado y municipio. En febrero
tendremos que hacer la concen-
tración final y esperaremos a que
se autorice el nuevo proyecto para
continuar con esta actividad.
Asimismo, es muy recomen-
dable usar las pilas recargables,
de todos es sabido que son más
costosas pero un juego se ha
comprobado que dura hasta tres
o cuatro años dándoles un uso
normal, lo hemos comprobado
en esta administración muni-
cipal ya que cuando inició los
solicitamos y a la fecha los con-
servamos, sobre todo en equipo
de uso diario, como cámaras de
fotografía y video”. Adriana Or-
tega añadió que esperan el día de
mañana reunir unos mil 200 ki-
los para que sean llevados a su
destino final.
JK8==
113@provincia.com.mx
G}kqZlXif Funciona-
rios municipales acudieron
este día a las instalaciones
del Mercado Tariácuri,
donde su ubica la bodega
que tiene la Dirección de
Desarrollo Social del mu-
nicipio, con la finalidad de
hacer la entrega del apoyo
que dentro del programa
Canasta Básica se otorga a
los adultos mayores.
El director de Desarro-
llo Social municipal, Hum-
berto Flores Bejarano, fue
el encargado de dar la bien-
venida a todas las personas
que acudieron al llamado,
así como de presentar a
quienes lo acompañaron
para dar las despensas co-
rrespondientes a los meses
de septiembre y octubre.
Entre los asistentes se
encontraba Gerardo Tala-
vera Godínez, secretario
del Ayuntamiento, quien
en esta ocasión llevaba la
representación personal de
Antonio García Velázquez,
presidente Municipal, y
Jorge Pita Arroyo, oficial
mayor del Ayuntamien-
to, quienes en compañía
del director de Desarrollo
Social hicieron la entrega
simbólica de dos despensas,
correspondientes al penúl-
timo bimestre del año.
Por su parte, los bene-
ficiados agradecieron a los
funcionarios y les comen-
taron algunos problemas
que han visto, sobre todo
en atención médica, ya que
dijeron que está afiliados al
Seguro Popular, pero cuan-
do han ido a requerir de un
servicio en varias ocasio-
nes les ha sido negado; al
respecto, Humberto Flo-
res Bejarano comentó que
efectivamente han tenido
muchas quejas, pero que el
día de hoy, por parte del go-
bierno del estado y a través
de Daniel Baeza Canto, se
les proporcionará una cre-
dencial con fotografía.
Fortalece alcaldía
cultura ecológica
Entregan despensas
Kf[XjcXjg`cXji\le`[Xj
gficfjXplekXd`\ekfj
j\\em`Xi}eXcXZ`l[X[
[\Dfek\ii\p#[fe[\j\
c\j[Xi}\cgifZ\jfÓeXc
l
U
|
U
:

C
U
l
|
L
3
l
/

/
Y
U
l
|
/
l
l
L
l
|
U
l
U
|
U
:

C
U
l
|
L
3
l
/

/
Y
U
l
|
/
l
l
L
l
|
U
J`\k\dle`Z`g`fjjfegXik\[\cgif^iXdX[\i\Zfc\ZZ`e[\i\j`[lfjg\c`^ifjfj%
J\XgfpXcXj]Xd`c`Xjd}jgfYi\j[\cdle`Z`g`f%
:L@;8;F;<CD<;@F8D9@<EK<
8G8KQ@E>ÜE
8><E:@8<CLE@M<IJ8C
D„o`Zf# ;= Rogelio Naranjo le
ha arruinado el desayuno a decenas de
políticos en las últimas cuatro décadas.
Sus ácidos cartones han invadido las pla-
nas de diversos medios impresos y hoy, a
sus 73 años, lamenta no poder dibujar por
un problema de vista que lo aqueja. Pero
volverá pronto, promete.
Se ha distinguido por ser la concien-
cia crítica de la clase política, en especial de
los presidentes. Gustavo Díaz Ordaz, Luis
Echeverría, José López Portillo, Miguel de la
Madrid, Carlos Salinas de Gortari, Ernesto
Zedillo, Vicente Fox y Felipe Calderón se han
visto retratados por el implacable lápiz de
Naranjo. “Todos han sido diferentes, los veo
con sus cualidades y defectos, que en general
tienen muchos más defectos que cualidades”,
declara en entrevista.
Asegura que Calderón “es patético porque
es un presidente que nunca ha abordado de
frente los problemas o lo que él cree que abor-
da sólo lo empeora, como con el narcotráfico…
para mí no es muy estético dibujarlo, pero lo
tengo que hacer porque es el responsable nú-
mero uno de lo que ocurre en México, es un
tipo feo, chaparro, calvo y muy antipático”, se-
ñala el caricaturista.
Sobre Vicente Fox asegura: “Era el ranchero
que decía disparates, no muy razonados y que
creía que las cosas se resolvían con las cosas de
Estados Unidos, porque siempre presumía de
su amistad con Bush.
“Con Salinas fue uno de los sexenios en que
fui más virulento con la figura presidencial
pero porque se prestaba, era
un personaje muy siniestro,
por un lado trataba de ser el
simpático pero todo el mun-
do estábamos espantados con
las cosas que hacía”, co-
menta. Y añade: “Sali-
nas se prestaba para el
dibujo por su sencillez,
cualquier niño lo podía di-
bujar, hacías algo redondo
y con dos orejotas y
ya salía”.
;<KI8P<:KFI@8
KI8J:<E;<EK8C
Pese a su mordaz crítica,
Naranjo confiesa sentirse
afortunado por no haber sufri-
do represalias directas. “Nunca.
¡Por fortuna!, pero sé que sí los he
hecho enojar”, admite.
Y no desaprovecha la oportunidad
para reconocer que actualmente existe
más libertad de expresión que la que le
tocó en algunas épocas. “Han habido mu-
chos cambios, hay épocas en que se agudizaba
más la censura, épocas en que se abren to-
talmente los periódicos y se permite ejercer
una verdadera libertad de expresión, creo que
ahora estamos en una buena época”, indica.
Sentado en el comedor de su casa, un tan-
to nervioso e impaciente, el cartonista origina-
rio de Michoacán expresó su conmoción por
el festejo que recibió por parte de la UNAM.
“Estoy muy contento pero muy nervioso, yo
preferiría estar dibujando; me siento mal de
que no puedo dibujar, es el gran día y resulta
que voy a estar de flojo”.
Naranjo lleva ya casi un mes convaleciendo
de una enfermedad en los ojos, una degeneración
macular que le impide leer y dedicarse al oficio
que ha ejercido por más de 45 años: dibujar.
Tenía 8 o 10 años cuando Naranjo comenzó
a dibujar, influenciado por los cómics, en su
momento pensó en dedicarse a hacer cómics,
pero continuó dibujando hasta que entró a la
Escuela de Bellas Artes de la Universidad Mi-
choacana, donde estudió pintura.
Fue hasta sus 25 años, a su llegada a la Ciu-
dad de México, cuando comienza a hacer ca-
ricatura de manera profesional; primero en el
suplemento cultural del periódico El Día.
Tras participar en el movimiento estu-
diantil de 1968, donde pintó pancartas que
los estudiantes usaron en mítines, fun-
dó junto a Rius, Helio Flores y Emilio
Abdala la revista de crítica política lla-
mada La Garrapata.
“Los cuatro entendíamos la tarea de la
caricatura como algo político y fundamos
la revista”. Se trataba de una revista política
en respuesta a la masacre del 68, “delatába-
mos todo lo que se había hecho por parte del
gobierno represor de Díaz Ordaz”, recuerda.
JLM<I;8;<IFF=@:@F
Sin embargo, confiesa que fue en El Universal
donde aprendió con rigor el oficio de cari-
caturista político. “Hacía cartón político en
el periódico Cine Mundial, y poco después
llegue a El Universal y a El Gráfico, tenía que
hacer dos dibujos diarios, era pesadísimo, y
sobre todo para mí, que no tenía ninguna ex-
periencia, estaba prácticamente inventando
el oficio de caricaturista político, pero luego
con el tiempo fui mejorando y madurando
un estilo”, recuerda.
Por esa época, con la ayuda de Abel Que-
zada, llegó al diario Excélsior, donde perma-
neció hasta 1976. Meses después fue invitado
a participar en la naciente revista Proceso, en
la que colaboraría desde el primer número
hasta ahora. En seguida, sus trazos tiñe-
ron de nuevo las planas de El Universal,
donde se estableció hasta hoy.
I<KI8K@JK8;<
@EK<C<:KL8C<J
La clase intelectual tampoco ha escapado de
sus tintas, y fue en las páginas del suplemento
cultural, La Cultura en México, de la revista
Siempre!, que dirigía Carlos Monsiváis, donde
inició su faceta como retratista de escritores.
Monsiváis, con quien cosechó una cercana
relación, no dudó en su talento y comenzó a
coleccionar sus obras: “Me compró algunos
retratos desde que empecé a trabajar con él
en la revista Siempre!, escogía dibujos para su
colección particular, principalmente retratos
de escritores y que ahora creo que están en El
Estanquillo”, menciona.
Galardonado en diversas ocasiones, Naran-
jo no duda en señalar la diferencia que implica
satirizar a políticos y a intelectuales: “Con los
políticos mi trabajo es crítico, busco sus defec-
tos, me convierto en un dibujante muy agresivo.
A los intelectuales les doy un tratamiento respe-
tuoso, dentro de lo que cabe, porque finalmente
la caricatura tiene que desacralizar a los perso-
najes, pero de alguna manera lo hago con cier-
to cariño, porque son intelectuales que respeto
mucho, no para hacerlos bonitos, simplemente
es la actitud de dibujar de otra forma y tratar de
hacer muy buenos dibujos, porque estoy dibu-
jando a gente que respeto y quiero”.
C<>8;F8IKßJK@:F
Con un acervo de más de 10 mil dibujos, Na-
ranjo confiesa el motivo por el que dona sus
cartones a la UNAM. “Me empezó a preocupar
un poco porque se iban acumulando y no sabía
qué hacer con ellos, además pienso mucho en el
destino que van a tener cuando muera.
“Algunos que me han robado, han aparecido
en tianguis de cosas de viejo, he visto que ya
los andan vendiendo allí y eso me molesta
mucho, por eso los regaló a una ins-
titución seria, para que los proteja
y que se pueda hacer un buen uso
de los dibujos”, comenta.
De todo este acervo que dona
a la UNAM, Naranjo declara que
conservará algunos para te-
ner referencia de su trabajo y
otros que guarda con cariño,
como el que conserva en la
pared de su sala, de la fo-
tógrafa italiana Tina Mo-
dotti, desnuda y con alas.
“Ese lo hice hace como 25
o 20 años”, recuerda.
En su área de trabajo no
hay más que una mesa, una
lámpara, frascos de tinta y
puntillas. Para Naranjo la
tecnología no funciona,
prefiere seguir trabajando
con el método que él conside-
ra primitivo: “Yo sigo trabajando con una
tecnología muy primitiva, desde la plumilla, la
tinta china y el papel”.
Cuidadoso y organizado con su trabajo, ase-
gura que el único beneficio de la tecnología es
que ahora puede enviar sus dibujos vía Internet,
quedarse con el original y conservarlo, “ahora
ya puedo guardar todos mis dibujos, porque
antes los originales iban a dar a los talleres y
allí sustraían los dibujos que más les gustaban y
después me decían: No pues se perdió, y nunca
más aparecieron; ahora el original se queda en
buenas condiciones, no manoseado, ni lleno de
tinta de los talleres”, refiere.
;fd`e^f
DFI<C@8#D@:?F8:ÜE#;FD@E>F(+;<EFM@<D9I<;<)'('J<::@ãE>%GÜ>@E8*
' ¯ `'
¯ ¯'J' '' ''¯'
' |' 'J' ¯ ''' -'
¯ ' '''¯¯ '''
Naranjo,
led`Z_fXZXef`cljkiX[f
+>
;FD@E>F(+;<EFM@<D9I<;<)'('
;fd`e^f
<c\jg\Z`Xc`jkX\eZlckliXgfglcXiiXjki\X\cfi`^\e[\cXefjkXc^`X[\c^ilgfgfi
cXgc}Z`[Xm`[XiliXcpjl\okiXŒ\qXXek\cfji`kdfjZ`kX[`efj
esencia urbana
I@:8I;F>I<<E!
113@provincia.com.mx
JXek`X^f [\ :_`c\ Café
Tacuba es sin duda uno de los
conjuntos de rock más impor-
tantes de los últimos 20 años.
Cuentan ya con una discografía
monumental de siete discos de
estudio, un disco doble en vivo
y uno de los primeros unplugged
latinoamericanos; han sido pre-
miados en toda ceremonia en
la que han participado, lo que
incluye varios premios MTV,
Grammys Latino e Internacio-
nal, premios Luna y Billboards;
han establecido colaboraciones
artísticas con reconocidos músi-
cos internacionales, como David
Byrne, Beck e Incubus; han que-
brado el récord de asistencia en
el Zócalo de Ciudad de México,
con un espectáculo que reunió
a más de 180 mil personas, y su
música ha sido de influencia cen-
tral para una decena de bandas
latinoamericanas.
Nos reunimos con el guita-
rrista de la banda, Joselo Rangel,
para hablar sobre la ácida visión
urbana que se cuela en sus discos.
Quisimos rastrear el origen de su
nostalgia por la plácida vida rural
y su extrañeza ante los ritmos cita-
dinos; la raíz de su canto al mar y a
los árboles frutales y el corazón de
su descontento por la artificialidad
urbana; rastrear, a fin de cuentas,
el gusto con que han digerido la
abrumante experiencia de vivir en
un lugar como la Ciudad de Méxi-
co. En una soleada tarde santiagui-
na, en una tarde de almuerzo y de
paseos, estas fueron algunas de las
cosas que conversamos.
-Los seres humanos pueden dividirse
en dos grupos: quienes conocen el mar
y quienes no. La experiencia visual
de esta masa de agua infinita que nos
rodea no puede sino incubar la con-
ciencia de nuestra pequeña escala en
un universo de proporciones titánicas.
Tú naces en Minatitlán, en Veracruz,
una ciudad portuaria, donde el mar
es siempre un referente y un límite a
la humano, pero luego te cambias al
DF, una ciudad que parece no tener
límites, ¿cómo fue esa experiencia?
Lo recuerdo perfectamente.
Es el punto exacto donde cambia
mi vida. En Minatitlán jugaba en
los árboles. Mi papá es petrole-
ro, y vivíamos en el área de los
petroleros, que era como una es-
pecie de campo de golf. Era un
área cercada que te apartaba de
la gente que vivía en otras áreas,
y que contenía una especie de éli-
te. Era un terreno que había per-
tenecido a los ingleses, que fue-
ron los primeros dueños de las
empresas petroleras, hasta que
algo así como en los [años] 40
el petróleo pasó a ser mexicano.
Entonces esos lugares quedaron
así, y ahí era donde vivíamos.
Había árboles de todo: mangos,
paltas, guayabas y chicozapotes.
-Me imagino que algo como Ciudad
Satélite tenía un orden diferente del
espacio, ¿no?
Exactamente. Si tú miras el di-
seño de las calles no eran rectas,
sino como circuitos. Calles que se
cruzaban con otras calles de mane-
ra muy extraña. Y eso hacía que no
hubiera ningún lugar central donde
uno pudiera encontrarse, ningún
parque. Cuando llegué ya estaba
un mall que habían hecho: “Plaza
Satélite”. Y ese funcionaba como el
centro, con las tiendas y todo eso.
-¿Qué sentido de pertenencia puede
desarrollarse en un barrio suburba-
no como ese?
Lo más extraordinario de Sa-
télite es que la gente que vive ahí
siempre siente algo cuando va a
la ciudad. Como hacer un viaje.
Entonces es real esa distinción
entre ser del DF y ser de Satélite,
aunque están pegados. Y es algo
que allá todo el mundo reconoce
y sabe. Hay una plaza de toros,
que nunca funcionó como plaza
de toros, y que es como un domo
que divide la Ciudad de México de
Satélite. Ése se conoce como el ex
Toreo Cuatro Caminos.
-¿Comenzaste a desarrollar en al-
gún momento una idea más crítica
sobre esa lógica urbana en la que te
tocaba vivir?
No hasta la universidad. Con
Rubén lo conversábamos y tam-
bién teníamos maestros que eran
muy críticos de estos asuntos. Te
cuestionaban sobre qué ibas a dise-
ñar, qué modelos ibas a tomar... era
una escuela más como de izquier-
das, que habían nacido después de
los movimientos estudiantiles del
68, cuando quisieron descentrali-
zar las grandes universidades. En-
tonces crearon estas universidades
muy separadas unas de otras para
que los estudiantes no pudieran
juntarse y tener poder.
-Detrás de todos estos proyectos se
me hace inevitable intuir una plani-
ficación excluyente, aunque no sé si
es tan evidente en México como aquí
en Chile. Santiago, por ejemplo, es
una ciudad que, desde la planifica-
ción, se ha preocupado por separar
a los pobres, alejarlos.
Allá es lo mismo. Se promo-
ciona Satélite como la “ciudad del
futuro”, por eso el nombre, y tú te
tienes que sentir como orgulloso de
vivir ahí. Lo que nosotros hicimos
con Café Tacvba, muy consciente-
mente, fue como voltear a la Ciudad
de México e intentar mirarla como
los extranjeros la ven: buscando la
riqueza cultural que hay. Fue en-
tonces que empezamos a conocer
el centro: el Zócalo, la Catedral, em-
pezamos a ir a los museos... como
revalorando todo lo que para otra
gente era muy normal, pero que
para nosotros era algo nuevo.
-¿Qué tenía que ver ese interés ur-
bano con la decisión de formar un
grupo de rock?
Es que pensábamos que lo
que fuera que quisiéramos hacer,
con todo eso de salir de la escue-
la, entrar a trabajar, etcétera, iba a
ser más inmediato hacerlo en un
grupo. Entonces un día dijimos:
“Hagamos un grupo”, e hicimos
un grupo. Aunque, además, cla-
ro que nos fascinaba la música.
Y todas estas ganas que teníamos
de hacer cosas, de conocer, se
las aplicamos luego a la música.
Empezamos a escuchar toda la
música de Agustín Lara, Chavela
Vargas, José Alfredo Jiménez...
-Pero su primer disco no tiene ese to-
que. Tiene bien poco de mexicano y
mucho de punk, aunque de un punk
medio contradictorio... porque la mú-
sica suena a punk pero las letras son
bastante críticas a ese movimiento.
Era como jugar, ¿no? Se nos
hacía más revolucionario cues-
tionar al punk que cuestionar la
sociedad (sonríe). Era como decir:
los punks se sienten como los que
cambian las cosas, pero son súper
cerrados, fundamentalistas. “Te
vistes de negro y hace un calorón,
con un abrigo como si estuvieras
en Inglaterra...” (se ríe, como recor-
dando viejos tiempos). Nos burlá-
bamos, aunque era algo que noso-
tros también vivíamos: queríamos
ser punks, pero no nos salía.
- Les daba calor.
Claro. Entonces al poco tiempo
nos dimos cuenta de que no íba-
mos a poder ser punks. Entonces
en vez como de frustrarnos vimos
qué podía hacerse a partir de esa
diferencia. Yo creo que hasta el
día de hoy la forma de todo lo que
hace Café Tacvba es muy lúdica.
Es muy en el estilo de: “¿Qué tal
si hacemos esta canción en polka-
punks?”. Y nos da risa y lo hacemos.
Y de pronto vemos que funciona.
Chilanga banda era una canción
como de cantautor urbano que iba
a ser medio hablada. Y nosotros
decíamos: “Así debiese sonar el rap
mexicano”. Y entonces le pusimos
un beat que obviamente no calza-
ba. Por eso la canción suena como
toda chueca. Siempre que algo nos
divierte decimos: “Vamos por el
camino correcto”. Creo que nunca
podemos ser del todo serios, pero
tampoco es algo buscado. Porque
qué terrible intentar ser chistoso y
que no te resulte, ¿no?
-Pero parece que ese hastío con las
imitaciones era algo que ya sentían
muchos en ese momento en Méxi-
co. Porque lo de ustedes creció a la
par de ideas similares en cine, en
prensa, en música.
Nosotros no nos dimos cuen-
ta de eso hasta que hicimos el
grupo y vimos la reacción que
tuvo la gente, que, claro, yo creo
que tenía la misma inquietud.
Había otro grupo que estaba
entonces en esa búsqueda: La
Maldita Vecindad. Pero ellos, a
diferencia de nosotros, sí vivían
dentro de estos barrios en los que
estaban estas cosas populares
mexicanas que nosotros citába-
mos. Nosotros lo mirábamos de
fuera y entrábamos a eso. Y en
ese sentido nunca quisimos en-
gañar a nadie. Siempre dijimos:
“Venimos de Satélite. Nos gusta
esto, nos interesa, lo apropia-
mos, pero no crecimos con ello”.
Porque mucha gente llegaba a
criticarnos diciendo: “¿Qué se
meten con mi música si ustedes
son de Satélite?”
-Sé que te gusta la ciencia-ficción,
que es un género que no puede de-
jar de tener una mirada urbana. Las
ciudades son siempre un referente,
incluso cuando no están (porque fue-
ron destruidas, sea por terceros, sea
por ellas mismas). ¿Qué tipo de his-
toria de ciencia-ficción escribirías
sobre el DF?
Alguna vez pensé algo así con
respecto a Ciudad Satélite. El fe-
nómeno mall es algo que... me fas-
cina. Tengo libros de arquitectura
sobre su historia, su lógica, por
qué están donde están, por qué
existen las escaleras eléctricas
que te dan esa sensación de que
tú te vas elevando a medida que
compras. Entonces siempre me
ha dado vuelta la idea de qué pa-
saría si a un mall lo cierran, y se
queda gente ahí dentro: ¿cómo se
desarrollaría esa sociedad? Tiene
que ver con una novela de Wi-
lliam Gibson, sobre una sociedad
que se crea en el Golden Gate
All Tomorrows Party. Me llama la
atención eso: cerrar un espacio y
ver qué se desarrolla ahí.
-Tenía ganas de preguntarte por
Trópico de cáncer, una muy bue-
na canción...
Sí, es buenísima. La escribió
Rubén.
-Es una denuncia descarnada al
“progreso”, al avance de las ciuda-
des, a la pérdida de las identidades.
¿Cómo se conjuga ese tipo de mirada,
tan crítica, con ese Café Tacvba que
rescata historias mínimas que no
podrían darse sino en la ciudad?
(Piensa un rato) Lo que creo
es que tenemos esta como idea
de que las ciudades se planean,
como Satélite, pero que, al final,
los habitantes hacen con ella
lo que quieren. Por más que te
digan: “Las cosas serán de esta
manera”, a la gente... se le sale.
En México hay un dicho: “Trae
el nopal en la frente”; que es una
manera un poco despectiva de
decir “se te sale lo indio”. Esto es
lo mismo: se te sale lo mexicano
por todos lados. Se te sale lo que
traes, aunque no quieras. Ha-
blando de un mall, que es como
la efigie de la modernidad y todo
eso... Piensa en el Parque Arauco:
te aseguro que ahora está ordena-
do pero que de a poquito comen-
zarán a salir cosas chilenas que
será imposible de pararlas.
-¿Esperanza?
Certeza (sonríe). Por ejem-
plo, ahorita hay muchos grupos
nuevos en México que están can-
tando en inglés. Y eso es algo que
a mí no me gusta, pero después
digo: bueno, algo va a suceder
que esta gente va a mostrarse
como es, y les va a salir la cultura
que traen, que está mucho más
arraigada que el inglés. La cul-
tura siempre va a ser más fuerte
que las modas.
- Siempre he creído que para alguien
del DF cualquier otra ciudad parece
apagada, ¿no?
Pues sí. Aquí te dicen: “Hay
muchos coches, hay mucho rui-
do, hay mucha violencia”, pero
nosotros no lo sentimos... El DF
siempre es mucho más de todo.
*Sociólogo, magister en Desa-
rrollo Urbano e investigador au-
diovisual. Ricardo es uno de los
miembros fundadores del proyecto
Bifurcaciones. Hoy se encuentra
viviendo en Buenos Aires, mien-
tras realiza el trabajo de campo
para su doctorado en Visual An-
thropology, en Goldsmiths College,
University of London. =
F
K
F
J
1

D
P
J
G
8
:
<
&
:
8
=
<
K
8
:
M
9
8
Café Tacvba,
,>
;FD@E>F(+;<EFM@<D9I<;<)'(' ;fd`e^f
G<I@F;@JDF:@<EKß=@:F
<cgX[\Z`d`\ekf[\k`gf@X]\ZkXdXpfid\ek\Xe`Œfjpi\gi\j\ekX
Z\iZX[\('gfiZ`\ekf[\cfjZXjfj
Diabetes,
mitos y realidades
JK8==
113@provincia.com.mx
J\^’e \c\jkl[`fde
2007, publicado en la re-
vista científica Nature, hay
cuatro variantes genéticas
ligadas a la diabetes tipo II,
que afecta principalmente a
mayores de 40 años.
Estas cuatro varian-
tes contribuyen en 70 por
ciento el riesgo de desarro-
llar la enfermedad.
Alrededor de 240 millo-
nes de personas en todo el
mundo sufren de diabetes y
90 por ciento de los casos es
del tipo II, que está asociada a
la herencia genética y a otros
factores como la obesidad y la
falta de actividad física.
DLK8:@FE<J
><EyK@:8J
Tras estudiar más de 400
mil mutaciones, los cientí-
ficos identificaron una que
“potencialmente” causa este
tipo de diabetes.
Se trata de una muta-
ción en uno de los genes,
conocido como SL30A8,
que transporta zinc y con-
tribuye además a regular la
secreción de insulina.
Los científicos señalan
que el hecho de saber que la
mutación se produce en este
mecanismo transportador
de zinc podría dar pie al de-
sarrollo de nuevas terapias
para tratar la enfermedad.
Este hallazgo puede fa-
cilitar la creación de una
prueba genética para pre-
decir qué riesgo tiene una
persona de desarrollar
esta enfermedad.
Philippe Froguel, del Im-
perial College de Londres,
uno de los científicos res-
ponsables del estudio, seña-
ló que “este hallazgo puede
facilitar la creación de una
prueba genética capaz de
predecir qué riesgo tiene
una persona de desarrollar
esta enfermedad”.
=
rederick G. Bating nació en
Alliston (Ontario, Canadá), el
14 de noviembre de 1891. Era
el más pequeño de los cinco hijos
de William Thompson Banting
y Margaret Grant. Realizó sus
primeros estudios en Alliston.
Comenzó Teología en la Universi-
dad de Toronto, que pronto cam-
bió por Medicina. Se graduó en
1916. Formó parte de la Canadian
Army Medical Corps y participó
en la Primera Guerra Mundial en
Francia. En 1918 fue herido en la
batalla de Cambrai.
Tras el final de la guerra, en
1919, regresó a Canadá. Allí ejer-
ció por poco tiempo en London
(Ontario). Estudió Ortopedia In-
fantil y ejerció como cirujano en
el Hospital for Sick Children, en-
tre 1919 y 1920. Un año más tarde
fue profesor de ortopedia en la
University of Western Ontario.
El curso 1921-1922 fue lecturas
de farmacología en la Universi-
dad de Toronto. Obtuvo el grado
de doctor en 1922.
Muy pronto ya estuvo muy
interesado por la diabetes. Des-
de finales del siglo XIX los cien-
tíficos se habían percatado de la
relación entre el páncreas y la
diabetes. Algunos trabajos indi-
caban que la enfermedad estaba
causada por una carencia de una
hormona segregada por los islo-
tes de Langerhans del páncreas.
Oscar Minkowski y otros trata-
ron de aislar esta hormona sin
éxito. Schafer la denominó “in-
sulina” y se suponía que ejercía
un control sobre el metabolismo
del azúcar, de tal manera que su
ausencia provocaba el aumento
de esta en sangre y en orina. Se
trató de administrar extracto
de páncreas o la glándula fres-
ca a los diabéticos, tratamiento
que fracasó porque la hormo-
na debía ser destruida por las
enzimas proteolíticas. Por otro
lado, todavía eran inseguras las
técnicas de detección de glucosa
en sangre y orina. La lectura de
un artículo de Moses Baron en
el que se decía que la ligadura
del conducto pancreático pro-
vocaba la degeneración de las
células que segregaban tripsina,
pero que los islotes permane-
cían intactos. Pensó que podría
recurrir a este procedimiento
para obtener insulina.
En agosto de 1921 adminis-
traron la insulina obtenida de
los islotes de Langerhans a pe-
rros diabéticos comprobando
que descendían los niveles de
azúcar en sangre y orina y des-
aparecían los síntomas típicos
de la enfermedad. Repitieron
varias veces los experimentos
con resultados distintos, en
función de la pureza de la in-
sulina utilizada. Fue Collip el
que se encargó de lograr una
que fuera lo más pura posible.
La emplearon por vez primera,
pocas semanas después, en un
muchacho diabético de 14 años,
que mejoró de forma extraordi-
naria de su enfermedad.
La primera descripción de
los resultados obtenidos con el
uso de la insulina en la diabetes
figura en el artículo Pancreatic
extracts in the treatment of diabetes
mellitus, publicado en 1922 en el
Canadian Medical Association
Journal. Banting y Macleod
recibieron el Premio Nobel de
Medicina en 1923. Previamen-
te Banting y Best detallaron
la técnica en un artículo que
se publicó en el Journal of La-
boratory and Clinical Medicina
en 1921-22. Asimismo, Banting,
Best y Macleod prepararon una
comunicación , que lleveba por
título The internal secretion of the
pancreas, que se dio a conocer
en la reunión de laAmerican
Physiological Society, de 1821.
:8K8C<AF
¶HL@yE=L<<C;<J:L9I@;FI
;<C8@EJLC@E86
(
: C8><EK<:FE
;@89<K<JEFGL<;<
:FD<IE8;8;LC:<
Relájese. Un bizcocho o un par
de galletas no le van a causar
un ataque al corazón. De hecho,
las personas con diabetes tipo
II pueden comer dulces con
moderación siempre y cuando
formen parte de una dieta salu-
dable que se combine con ejer-
cicio, según indica la Asocia-
ción Americana de Diabetes.
)
1:FD<I;<D8J@8;F
8Qç:8I:8LJ8
<CG8;<:@D@<EKF
La enfermedad está causada
por una combinación de facto-
res genéticos y de estilo de vida.
También se dice que el sobrepe-
so puede ser el causante de la
diabetes de tipo II, lo cual solo
es cierto si sus antecedentes fa-
miliares también han estado en
contacto con la diabetes.
*
1 CFJ G8:@<EK<J ;<9<E
J<>L@ILE8;@<K8

<JG<:@8C
Una dieta saludable es re-
comendable tanto para los
diabéticos como para aquellos que
no padecen la enfermedad. Comi-
da rica en proteínas magras, ve-
getales, fruta y fibra respondería
a este perfil. Pero la comida que
se denomina para diabéticos no
ofrece un beneficio especial.
+
: C8<E=<ID<;8;
J<:FEK8>@8
La diabetes no es una enfer-
medad contagiosa ni infecciosa.
Los científicos no han podido
precisar cuál es el causante pre-
ciso de este desorden, pero lo
que sí han confirmado es que no
se puede contagiar. Al parecer, la
diabetes de tipo II responde a un
determinado perfil genético que
incrementa el riesgo de padecer
la enfermedad.
,
1 JFCF <O@JK< LE K@GF
G<C@>IFJF
La diabetes hace referencia
a un grupo de enfermedades,
si bien no todas ellas requieren
atención tan precisa. Entre ellas,
tienen en común el producir una
incapacidad en el cuerpo para
convertir la glucosa ingerida a
través de la comida en energía,
lo cual genera un elevado nivel
de azúcar en la sangre.
-
1JãCFCFJ;@89yK@:FJ
GI<:@J8E@EJLC@E8
Todos necesitamos insulina,
una hormona producida por el
páncreas que se encarga de per-
mitir al cuerpo realizar la con-
versión de glucosa en energía.
La gente que no padece diabetes
produce y emplea la cantidad
necesaria de esta hormona.
.
1EFJ<GL<;<?8:<I
E8;8G8I8GI<M<E@I
C88=<::@ãE
Algunos estudios demuestran que
la diabetes se puede prevenir o al
menos aplazar siguiendo un trata-
miento para mantener los niveles
de azúcar bajo control, lo que in-
cluye un seguimiento médico.
/
1JFCFC8><EK<
:FEJF9I<G<JF
8;HL@<I<<CD8C
La diabetes no discrimina. Sí es
cierto que mucha gente que pade-
ce la enfermedad tiene sobrepeso,
pero no es una variable relacionada
de forma directa.
0
1EF;<9<E?8:<I<A<I$
:@:@F
Es exactamente lo contrario.
El ejercicio es la clave de cual-
quier tratamiento contra la dia-
betes, ya que ayuda a emplear de
mejor forma la insulina, además
de mantener el peso. Si la perso-
na bajo cuidados no ha estado
activa durante un largo periodo
de tiempo, tiene sobrepeso o pa-
dece otras condiciones médicas o
problemas de movilidad, es más
vulnerable a la diabetes.
('
1HL@<E<J<JKÜE<E
KI8K8D@<EKFEF
E<:<J@K8EGI<JK8I
8K<E:@ãE8JLJ
E@M<C<J;<>CL:FJ8
<EC8J8E>I<
Los diabéticos deben obstinarse
a vigilar continuamente su nivel
de azúcar en la sangre, incluso si
son extremadamente diligentes
al seguir el tratamiento. La dia-
betes de tipo II no es una enfer-
medad fácil de manejar. Nuestro
cuerpo está en continuo cambio,
así como nuestras reacciones
ante el estrés, las infecciones, la
enfermedad, los medicamentos,
el ejercicio o seguir una dieta.
C
a diabetes mellitus era ya
conocida antes de la era
cristiana. En el manuscrito
descubierto por Ebers en Egip-
to, correspondiente al siglo XV
antes de Cristo, se describen
síntomas que parecen corres-
ponder a la diabetes.
Fue Areteo de Capadocia
quien, en el siglo II de la era
cristiana, le dio a esta afección
el nombre de diabetes, que sig-
nifica en griego sifón, refirién-
dose al signo más llamativo que
es la eliminación exagerada de
agua por el riñón, con lo cual
quería expresar que el agua en-
traba y salía del organismo del
diabético sin fijarse en él.
En el siglo II Galeno tam-
bién se refirió a la diabetes.
En los siglos posteriores
no se encuentran en los escri-
tos médicos referencias a esta
enfermedad hasta que, en el si-
glo XI, Avicena habla con clara
precisión de esta afección en su
famoso Canon de la Medicina.
Tras un largo intervalo fue
Tomás Willis quien, en 1679,
hizo una descripción magistral
de la diabetes, quedando des-
de entonces reconocida por su
sintomatología como entidad
clínica. Fue él quien, refirién-
dose al sabor dulce de la ori-
na, le dio el nombre de diabetes
mellitus (sabor a miel).
En 1775 Dopson identificó
la presencia de glucosa en la
orina. La primera observa-
ción necrópsica en un diabé-
tico fue realizada por Cawley
y publicada en el London Me-
dical Journal en 1788. Casi en
la misma época el inglés Rollo
consiguió mejorías notables
con un régimen rico en pro-
teínas y grasas y limitado en
hidratos de carbono.
Los primeros trabajos ex-
perimentales relacionados
con el metabolismo de los glú-
cidos fueron realizados por
Claude Bernard quien des-
cubrió, en 1848, el glucógeno
hepático y provocó la apari-
ción de glucosa en la orina ex-
citando los centros bulbares
mediante pinchaduras.
En la segunda mitad del si-
glo XIX el gran clínico francés
Bouchardat señaló la impor-
tancia de la obesidad y de la
vida sedentaria en el origen de
la diabetes y marcó las normas
para el tratamiento dietético,
basándolo en la restricción de
los glúcidos y en el bajo valor
calórico de la dieta.
Los trabajos clínicos y
anatomopatológicos adquirie-
ron gran importancia a fines
del siglo pasado, en manos de
Frerichs, Cantani, Naunyn,
Lanceraux, etcétera. y cul-
minaron con las experiencias
de pancreatectomía en el pe-
rro, realizadas por Mering y
Minkowski en 1889.
D\ek`iXj[\cX
\e]\id\[X[
LegfZf[\_`jkfi`X
=
F
K
F
1

<
J
G
<
:
@
8
C
GXiXc\\iX]fe[f
:8ICFJIFA8JLIILK@8
113@provincia.com.mx
Ll FUL reimprime la traducción de Wenceslao
Roces de la obra |nte¤ra de Marx. pieza Iunda·
mental de la teor|a que revolucionó el estudio de
las estructuras sociales. Ln el tomo l |Ll proceso
de producción del capital) h¤uran los prólo¤os
ori¤inales de Marx y Ln¤els. donde los Iunda·
dores del socialismo exponen la historia de los
or|¤enes de esta obra: en el tomo ll |Ll proceso
de circulación del capital) se incluyen textos de
Lenin: hnalmente. el tomo lll |Ll proceso de pro·
ducción capitalista visto en su conjunto). analiza
el concepto de "¤anancia" e incluye un |ndice bi·
blio¤ráhco de toda la obra.
Uoncebida durante el
periodo de la 0ran Ue·
presión de TÛ2Û en Ls·
tados Unidos. la teor|a
¤eneral de lord Keynes
puso hn a la tesis que
Iundamentaba el proce·
so económico en el libre jue¤o de las Iuerzas
del mercado que solo requer|a una acción
¤ubernamental que promoviera la libertad de
comercio. Uon esta obra. Keynes creó ¤ran
parte de la terminolo¤|a de la macroeconom|a
moderna y comenzó la deIensa de una pol|tica
de Iuertes inversiones públicas: una posición
que encontró una aplicación práctica en diIe·
rentes re¤iones del mundo hasta los años 7Û y
si¤uió inIuyendo en numerosos economistas.
Los compiladores de este
trabajo. que reúne T4 ensa·
yos publicados en Ll Trimes·
tre Lconómico que ¤iran en
torno a temas como pro·
ductividad cient|hca y pol|ticas de ciencia. tecno·
lo¤|a e innovación. pretenden "propiciar. aunque
sea de manera m|nima. un mayor compromiso de
los economistas pertenecientes a la comunidad
académica mexicana y de los empresarios en la
deliberación del desarrollo cient|hco y tecnoló¤ico
que está ocurriendo hoy en México": ello con el hn
de analizar el impacto que la inversión en estos ru·
bros podr|a tener en desarrollo y crecimiento.
Lsta obra. cuyo ori¤en se encuentra en un
curso impartido por el autor en la Lscuela de
8ervicio 8ocial de La Paz. Bolivia. pone al alcan·
ce de los no iniciados la base de los sistemas
pol|tico·económicos de nuestro tiempo. Ll autor
explica aqu| los Iactores que hacen posibles los
sistemas sociales |el individuo. la colectividad y
el Lstado) y las corrientes de pensamiento que
intentan resolver los conIictos entre sus tres
elementos. as| como los cambios que cada doc·
trina ha tenido que experimentar para adaptar·
se al mundo contemporáneo.
EI capItaI: crítIca de Ia economía
poIítIca lTres tomos)
S|mon Bra||owsk|
Car|os Marx
Fondo de Cu|tura Económ|ca
Teoría generaI de Ia ocupacIón. eI
Interés y eI dInero
John Mavnard Kevnes
Fondo de Cu|tura
Económ|ca
La tecnoIogía y Ia InnovacIón como
motores deI crecImIento
de MéxIco
Car|os Bazdresch
Parada v L|||ana Meza
Gonzá|ez Icomp.)
Lecturas de| |r|mestre
Económ|co de| FCE
IntroduccIón a Ias doctrInas
poIítIco~económIcas
Wa|ter Montenegro
Brev|ar|os de| Fondo de Cu|tura Económ|ca
->
0Ulll0U T4 0L lU\lLlBlL 0L zdTd
Lcmingc
Ccn el tcpicc =hedichc lcS tvittercS Se expreSan ScLre el ultimc dla laLcral:
el vierneS. y recrean un amLiente de rela|acicn para entrar al hn de Semana.
CFJKN<<KJDÜJMFC8;FJ
l Mº ºTca|o ºº!a'¯ o
|º|o¯1c\, T' cºc¯ º/
ºc.'c,cc¯1aº ºaº |º·
|¯oºº|ac'1ºcºº Tº 'ocºº
ººº|'¯ aºo |º|¯oºº|ac'1o
cc¯ 'ocº¯Tº'c o!aoº|o1c
+'º1'c'c ¦º'c¦
~SUSANAY||\|HA
l Mº ººcoº|o co|o¯'º º'
oa|cºº|'To o' 1aº ºº c¯ºº
Ta] c''º!cº,|o|o|o ] Toº
º' ºº ¨c'oº'cc |c1oº T'oº
] T' oT'!c´ |o|o|o +'º1'·
c'c ¦º'c¦
~NU||U||N!A
l Aaº1 ºº|c] 1aºc¯o1c, 'c]
Tº 'o¯!c o |cTo¯| Y º',
ºº|c] 1ººººcº¯o1c cc¯
'ocº¯'c. +H|U|UHU ¦º'c¦
~\AHU|UN!UUUM
l Haººc T' o.o|o¯ \\\ Tº
'o |¯o'1c caººo .'c¯o.
Y ºaº oToc'ºº +|| Tº
o'º!¯oº |oº|c 1 'c] º' .c]
o o|¯ccº''o¯ o 'o cc|o¯!o
1º' U¯S'T'| +'º1'c'c ¦º'c¦
~M|\|UANU|H|!Jc!
l Aºaºc'c 1aº º' c¯c/'Tc
ºc.'c 1aº |ºº!o .o o
|ººº¯ 1aº coºo¯'º U\ o ~
|º|ºcoºoº'º ] coºo¯ ccº º'
!' 1'o 1º o1'ºº|¯oT'ºº|c...
+'º1'c'c ¦º'c¦
~MA|A|AHANUU
l Uaº 1c'c¯ 1º cocº¯o
Toºº|c|||| Y 'o] 1'oº ºº
1aº c1'c o' Taº1c||| M]
|¯'ºº1º o¯º ºc| T] |o.º
|c1o]... +'º1'c'c ¦º'c¦
~U|UAHAHHUSU
l
U
|
U
:

C
U
l
|
L
3
l
/
,
l
L
\
l
3
|
/

0
L
l

C
U
l
3
U
l
l
0
U
l
*K@GJ
[\cZfejld`[fi
L
| estud|o de| compo|tam|ento de| consum|do| v e| conoc|m|en·
to de sus neces|dades es una cuest|ón bas|ca v un punto de
pa|t|da |n|c|a| pa|a pode| |mp|ementa| con e¦cac|a una buena
comp|a. 3e conoce como consum|do| a aque||a pe|sona que
consume un b|en o ut|||¯a un p|oducto o se|v|c|o pa|a sat|s¦ace|
una neces|dad. Ln este espac|o |e o¦|ecemos a|¤unos t|ps pa|a que
comp|e de me|o| mane|a v con mavo| |n¦o|mac|ón |os p|oductos
que a usted |e |nte|esen.
LImpIa tu computadora. luedes habe| escucha·
do uno v m|| conse|os pa|a ||mp|a| e| tec|ado de tu
computado|a, pe|o |a me|o| mane|a de ||mp|a|a e| tec|ado
de |a computado|a es a |a mane|a t|ad|c|ona|, como |o |e·
com|enda en su 0u|a laso a laso |a |ev|sta lC Wo||d. /h|
nos |ecom|endan sacud|| e| tec|ado boca·aba|o, ||mp|a|
|as tec|as con una so|uc|ón muv ||¤e|a de a¤ua v |abón pa|a
t|astes pa|a ||mp|a| |a ¤|asa de |os dedos, v ut|||¯a| a||e
comp||m|do pa|a saca| e| po|vo de| |nte||o|.
EI mejor navegador. Ln una |ec|ente eva|uac|ón
compa|at|va ent|e |os p||nc|pa|es nave¤ado|es de ln·
te|net, con e| ¦n de dete|m|na| cua|es son |os mas se¤u|os,
e| s|t|o de se¤u||dad |n¦o|mat|ca H|spasec dete|m|nó que
l||e¦ox, de lo¯|||a, es e| nave¤ado| mas con¦ab|e cont|a e|
¦|aude cuando sus usua||os acceden a pa¤|nas ca||¦cadas
como ¨ma||c|osas¨. L| compa|at|vo, que |nc|uvó tamb|en a
|os nave¤ado|es Ch|ome, lnte|net Lxp|o|e| v Upe|a, ut|||¯ó
un tota| de zd m|| zod pa¤|nas no con¦ab|es.
DentIstas vIvos. cHas ten|do p|ob|emas con e| p|esu·
puesto de tu dent|sta? Ln |dea|es c||cunstanc|as, a| acud||
a un dent|sta pa|a |ec|b|| a|¤ún t|atam|ento o cu|ac|ón, este te debe
da| un p|esupuesto po| esc||to de |o que te ha|a. lo| ¦o|tuna ante
un ma|entend|do como este, tú puedes p|esenta| una que|a ante
l|o¦eco v |o¤|a| que tu dent|sta acepte e| p|ec|o que aco|dó con·
t|¤o en un p||nc|p|o.|en s|emp|e |os te|e¦onos de| consum|do| a |a
mano. l|ama a| oooo o/zz en e| 0l v a|ea met|opo||tana, o a| dT odd
4oo o/zz de |a|¤a d|stanc|a s|n costo desde e| |esto de| pa|s.
(
)
*
CL@JE8M8
113@provincia.com.mx
D\ [`af con una cara que yo
desconocía: Quiero hablar muy
seriamente contigo. ¿Cuánto di-
nero le diste a doña Consuelo?
Yo contesté tranquilamente:
Lo normal, lo que le doy todas las
semanas, ¿por qué? No es cierto,
me respondió enojada, le diste
mucho dinero y ya me di cuen-
ta de que te entiendes con ella.
¿Cuánto le diste?
Los celos son naturales y a
veces halagadores, beneficiosos,
pero cuando se vuelven excesi-
vos suelen crear hasta situacio-
nes violentas. En el caso anterior
se convirtieron, con el tiempo, en
paranoia, alucinaciones auditi-
vas, visuales y olfativas.
La inseguridad les lleva a des-
confiar totalmente de su pareja o
del ser querido. Se van cuestio-
nando cosas y poco a poco des-
confían absolutamente de todo lo
que dice y hace y esto les lleva a
la necesidad de un control total
sobre la otra persona. Comien-
zan a realizar miles de preguntas
calculadas exhaustivamente para
seguir intentando "pillar" a su pa-
reja en algún error.
Y no es difícil caer en esa
trampa, pues el estrés que le ge-
neran con su interrogatorio pro-
voca hasta mentirle para que se
calme o que se calle.
En este momento la persona
celosa está dejándose llevar por
su imaginación e inclusive puede
acusar a su pareja de cosas que no
son ciertas y que ni siquiera puede
demostrar, simplemente comien-
za a crear pensamientos, normal-
mente negativos y referentes a un
engaño, y llega a hacerlos ciertos
y nadie podrá convencerle de lo
contrario porque ya los tiene de-
masiado interiorizados. Los hace
perder la objetividad, están fuera
de la realidad, pero solamente en
cuanto a ese tema.
Es difícil convivir así, pues
cualquier cosa puede disparar
un ataque de celos. Conozco a
un muchacho que tuvo que di-
vorciarse de su pareja, a quien
quería mucho y con quien había
procreado tres hijos, porque una
noche se despertó sorprendido y
a tiempo de evitar que su pareja,
con un cuchillo en la mano, pre-
sumiblemente lo fuera a atacar.
Y lo peor del asunto es que no
hay, aparentemente, un remedio
efectivo para este tipo de pacientes.
Recetan medicamentos carísimos
que deben administrarse cada
mes y de por vida, pero sólo son
paliativos. ¿Conoce usted algún
caso parecido? Es muy común.
Te quiero mucho, pero…
M\c\`[X[\j
.>
0Ulll0U T4 0L lU\lLlBlL 0L zdTd ;fd`e^f
Dfe\[\if
l
a Com|s|ón lac|ona| pa|a |a l|otecc|ón v 0e¦ensa
de |os Usua||os de |os 3e|v|c|os l|nanc|e|os
|Conduse¦ì compa|te Td |ecomendac|ones a
se¤u|| en t|empos de c||s|s, que nos avuda|an a
mantene| nuest|as ¦nan¯as mas sanas v encende|
|os ¦ocos |o|os cuando |os cosas no vavan b|en:
l
os meses de ca|o| ponen a p|ueba |a |es|stenc|a de |as p|antas de |a
te||a¯a o ba|cón. las a|tas tempe|atu|as v e| amb|ente as¦x|ante de |a
c|udad causa|an ba|as ent|e e||as aunque, cu||osamente, en |a mavo||a de
|os casos se debe|a a un exceso de humedad. Y es que hav que sabe| que e|
exceso de a¤ua es mucho mas pe||ud|c|a| pa|a |as p|antas que |a sed, va que
empob|ece |a t|e||a, p|ovoca en¦e|medades v acaba po| ma|ch|ta||as.
lev|sa| que todos |os
¤astos esten |espa|dados
po| |n¤|esos en e| p|esupuesto
pe|sona| v ¦am|||a|.
l|mp|e¯a de |as p|antas. |an
|mpo|tante como |e¤a||as
es mantene| a |as p|antas ||b|es
de ho|as v ¦o|es secas, que se¤u|·
|an abso|b|endo a¤ua v ¦|ena|an
e| desa||o||o de |as pa|tes sanas.
/s|m|smo, e| po|vo v |a suc|edad
no |as de|a|an |esp||a|. Ls pos|b|e
pu|ve||¯a||as con a¤ua |abonosa
ac|a|ando despues abundante·
mente. /demas, este metodo a|e·
|a|a a |os pa|as|tos.
0epos|ta| |os aho||os en
|nst|tuc|ones banca||as co·
noc|das v descon¦a| de qu|enes
p|ometen a|tos |end|m|entos en
emp|esas desconoc|das.
Ln caso de sa||| de v|a|e. Ls
un e||o| de|a| |as p|antas en
|a bane|a con a¤ua cuando se sa|e
de vacac|ones: |a t|e||a se encha|·
ca v |as |a|ces se pud|en. Un v|e|o
t|uco cons|ste en co|oca||as a||e·
dedo| de un cubo con a¤ua, de| que
se sacan unos co|dones ¤|uesos
que se ente||a|an en cada maceta.
los co|dones conduc||an e| a¤ua
de| cubo |po| cap||a||dadì a| t|esto
en ¦unc|ón de sus neces|dades.
Ut|||¯a| |a ta||eta de c|ed|·
to en ta| ¦o|ma que poda·
mos cub||| cada mes e| tota| o
|a mavo| pa|te de |o deb|do.
Ca|cu|a| s| podemos
a¦|onta| c|ed|tos antes de
cont|ata||os. Consu|ta| ca|cu|a·
do|as v cuad|os compa|at|vos en
www.conduse¦.¤ob.mx
Cu|da| nuest|o t|aba|o,
que es |a ¦uente de nues·
t|os |n¤|esos.
/ho||a| una p|opo|c|ón
de nuest|o sa|a||o pa|a
|mp|ev|stos o eme|¤enc|as.
/¤ua sob|ante. L| a¤ua
sob|ante que e||m|nan |os
t|estos a||ast|a buena pa|te de |os
nut||entes que |a p|anta neces|ta
pa|a v|v||, po| e||o no es conve·
n|ente despe|d|c|a||a. 3e pueden
pone| p|atos o cuencos deba|o de
|os t|estos pa|a |eco¤e||a v |e¤a|
con e||a e| |esto de p|antas.
Compa|a| |os |nte|eses
que o¦|ecen |os bancos po|
depos|ta| nuest|os aho||os v |os |n·
te|eses v com|s|ones |C/|ì que nos
cob|an en ta||etas v en c|ed|tos.
le¤a|, cómo v cuanto. L|
||e¤o debe supone| e| apo|·
te necesa||o pa|a cada p|anta: n|
mas, n| menos. Ln |a dos|¦cac|ón
exacta esta e| ex|to de su desa||o·
||o. las ca|acte||st|cas de |a t|e||a
v de |a p|anta dete|m|na|an e| vo·
|umen de |os apo|tes.
las t|e||as a|enosas apenas
|et|enen e| a¤ua, po| |o que se debe
ca|cu|a| |a dos|s antes de |e¤a|. las
a|c|||osas, s|n emba|¤o, se encha|can
mucho antes v pueden da| |a sensa·
c|ón de satu|ac|ón s|n que e| a¤ua
||e¤ue a |a ¯ona de en|a|¯ado. /unque
s|emp|e es me|o| |e¤a| a| ata|dece|,
|pa|a ev|ta| |a evapo|ac|ón |nmed|ataì,
en otono e |nv|e|no se puede hace|
po| |a manana, d||ectamente ba|o |a
p|anta, con un tubo o embudo.
Ln |os p||me|os d|as de so| p||·
mave|a| es me|o| anad|| e| a¤ua a|
p|ato de |as macetas, pa|a que |as
|a|ces |a abso|ban v no se danen
|os b|otes. /un en |os d|as de so|
|a t|e||a de |as p|antas puede man·
tene| buenos n|ve|es de humedad
en su |nte||o|, que se debe ve||¦ca|
|nt|oduc|endo un pa|o v comp|o·
bando que sa|e empapado.
Cub||| a t|empo |a pó||¯a
de| se¤u|o de v|da, ¤astos
med|cos o de| auto, pa|a mante·
ne||os v|¤entes.
la¤a| deudas pa|a mantene|
||mp|o nuest|o h|sto||a| c|e·
d|t|c|o. Buenos antecedentes nos
dan acceso a c|ed|tos con mavo|
¦ac|||dad v a meno|es |nte|eses.
l|act|ca| e| consumo
|nte||¤ente, es dec||, va|o|a|
s| neces|tamos |o que que|emos
comp|a| v compa|a| p|ec|os v
ca||dad antes de comp|a||o.
(
(
*
*
,
.
0
)
)
+
+
-
/
('
('Zfej\afj[\
jXcl[ÓeXeZ`\iX
ljk\[d`jdf
:L@;<JLJGC8EK8J
?}^Xcf
A8M@<ID8>8z8
113@provincia.com.mx
;`i}e dlZ_fj que quie-
nes leen cómics son una rara
especie, pero la realidad es que
en este tiempo todos los que
disfrutan de algún arte son una
especie rara, hay fanáticos de la
literatura que no saben de mú-
sica o pintura, y admiradores
de las otras dos disciplinas que
rara vez han leído un libro com-
pleto. Así que más bien habría
que buscar entrar en contacto
con el arte en general y tratar
de hacerse su cómplice, por el
bien del espíritu humano.
Un pilar de la evolución es-
piritual y biológica de la huma-
nidad es su capacidad de lectu-
ra de situaciones y por tanto de
significación del mundo y de las
cosas que ha hecho, entre ellas
la creación del arte y cada una
de sus expresiones, las cuales
sirven a un hombre, el artis-
ta, para ahondar en su propia
mente y conectarse con otros
individuos, el público, que a su
vez ven sus interpretaciones del
mundo conectadas por la crea-
ción de otra persona.
El cómic es una de las for-
mas del arte que ha explorado
más la complicidad entre el ar-
tista y el público, dado que exige
que sus autores tengan talento
gráfico, además de una clari-
dad sintáctica, necesarias para
poder ser comprendidas por el
lector, quien a su vez debe asu-
mir el orden que se plantea en
una obra, mediante el lenguaje
del medio, que son las viñetas y
los globos de diálogo.
Decía Will Eisner, uno de
los máximos maestros de la
historieta, que en un cómic “no
sólo se cuenta una historia, se
escenifica una idea”, es por eso
que el autor debe tener la inte-
ligencia para acercarse al lector
y plantearle una idea que éste
pueda seguir, o de lo contrario
el resto de la idea jamás será
conocida por quien ha tomado
el texto por primera vez.
Esta práctica ha tenido gran
éxito en Estados Unidos y Japón,
donde sus obras han podido dar
la vuelta al mundo y se han con-
vertido, aunque a algunos les
duela admitirlo, en obras uni-
versales, porque desde la con-
cepción de sus autores y pro-
motores han sido creadas como
algo más que un entretenimien-
to para niños. Han mostrado las
preocupaciones, ensoñaciones y
percepciones de la realidad que
el artista comparte con la socie-
dad en la que vive.
Ejemplos conocidos son
Batman y Súperman, el pri-
mero, un personaje nacido en
tiempos en que la violencia es
abrumadora y las autoridades
parecen maniatadas para tra-
tar de combatir el mal, pero
sin matar, porque la justicia
no puede ni debe ser como el
crimen que castiga; el segun-
do, un personaje prácticamen-
te tradicional que parece ins-
pirado en Moisés, el personaje
bíblico, que fue abandonado
por sus padres para evitar que
sufriera el horrible destino que
estaba deparado para su raza.
Si bien es cierto que las con-
sideraciones acerca de la justicia
y la injusticia son muy amplias,
no son los que abarcan todas las
temáticas planteadas por el có-
mic, ya que como producto here-
dero de rasgos de la literatura y
precursor de la cinematografía,
tiene sus comedias y sus dramas;
aquí en México los caricaturistas
más agudos ya han empleado el
formato de historieta para hacer
varias de las críticas más simpá-
ticas, mordaces y profundas de
la realidad actual, que bien valen
la pena ser tomadas en cuenta.
E
l
c
ó
m
i
c
<jk\Xik\_X\ogcfiX[f
d}jcXZfdgc`Z`[X[\eki\
\cXik`jkXp\cg’Yc`Zf2
fYc`^XXhl\jljXlkfi\j
k\e^XekXc\ekf^i}ÓZf
pZcXi`[X[j`ek}Zk`ZX
de
la lectura
y la profundidad
l
U
|
U
:

L
3
l
L
C
l
/
l
;
f
d
`
e
^
f
GF9I<Q8P<E=<ID<;8;
Una nina que Sulre SlntcmaS de cclera reciLe el tratamientc de lcS MediccS Sin Ircn·
teraS en el hcSpital tempcral de Iuertc Irlncipe. Haitl. MileS de perScnaS han Sidc
hcSpitalizadaS pcr SlntcmaS ccmc diarrea. vcmitc y heLre; cientcS han muertc.
ínStanteS de la hiStcria
<c\jgXZ`f[\c
[`j\ŒX[fi
l
U
|
U
:

/
l
,

L
l
l
l
l
U

l
U
l
L
l
/
|
|
l
Ç<cg\kic\f
L
mmanuel Dapidran Pacquiao (naci-
do el 17 de diciembre 1978 en Kibawe,
Bukidnon, Mindanao, Filipinas) es
un boxeador profesional filipino y reinan-
te campeón de WBC International Peso
Súper Pluma. Él es un excampeón mun-
dial supergallo de la FIB, y las divisiones
de peso mosca del CMB. Pacquiao tiene
un récord de 45 victorias, tres derrotas y
dos empates, con 35 victorias por la vía del
nocaut. Su hermano, Bobby Pacquiao, es
un boxeador peso súper pluma. Comenzó
su carrera profesional en 1995 en las 106
libras a la edad de 16 años. Sus peleas an-
ticipadas generalmente tuvieron lugar en
lugares pequeños y se mostraron en Vin-
tage Sports ‘Blow by Blow, noche de boxeo
show (conducido por John Ray Betita). Su
primera pelea profesional fue una de cua-
tro asaltos contra Edmund Ignacio el 22 de
enero de 1995, que Pacquiao ganó por deci-
sión, convirtiéndose así en una estrella del
programa. Después del fallecimiento de su
gran amigo Mark Peñaflorida, se tomó más
en serio su trabajo y comenzó a entrenar
duro, con guante, con mucho más peso.
Gracias a eso Manny mejoró muchísimo
en sus combates. Junto con su entrenador
Freddie Roach, mejoró su preparación y su
velocidad, lo que luego demostró peleando
con otros grandes del boxeo. Mantuvo su
titulo de Campeón de los Pesos Pesados
durante cuatro años. En 2008 consiguió el
titulo de Peso Ligero por el Consejo Mun-
dial de Boxeo. Además de toda su carrera,
también se involucró en la política, pero no
solo eso, sino que también ha colaborado
para promocionar sus productos.
Pacquiao,
el hombre puño
I<Kß:LC8
Banskv,
|a |dent|dad u|bana
la |dent|dad de uno de |os
¤|andes a|t|stas de nuest|os
t|empos ha quedado a| des·
cub|e|to. L| m|to v e| m|ste||o
que envo|v|an a Banksv se
descub||e|on, ¤|ac|as |os ta·
b|o|des b||tan|cos que no se
pud|e|on a¤uanta| |as ¤anas
de desenmasca|a| |a |dent|·
dad de uno de |os ¤|a¦te|os
mas po|em|cos v popu|a|es
de| p|aneta, po| |o que e| la||
Un 3undav se d|ó a |a ta|ea de
|n¦|t|a| a uno de sus |epo|te·
|os a| c||cu|o de ¤|a¦te|os v
am|¤os ape¤ados a Banksv.
0espues de meses de
en¤anos v de ¤ana|se |a
con¦an¯a de todos, este t|·
pe|o descub||o que e| homb|e
det|as e| m|to se ||ama lob|n
0unn|n¤ham, v no so|o eso,
s|no que po| a|¤una ext|ana
|a¯ón se asomb|an de que
hava |do a una escue|a púb||·
ca v que v|va como cua|qu|e|
ot|a pe|sona de c|ase med|a.
lost|o lúb||co
<egXcXYiXj%%%
Hcy lcS carteleS eStan
armadcS haSta lcS
dienteS de laS armaS
que leS venden en LU
lcS eStadcunidenSeS
y que nc han queridc
ccntrclar eSc. Iara
lcS eStadcunidenSeS
eS muy ccnchudc mandar LilleteS a
Mexicc y decir: detenlcS en la lrcn·
tera. Crec que ha llegadc el mcmen·
tc de decirleS: cye. detenlcS tu en tu
lrcntera c nc leS de|eS
circular en tu palS.
Icrque eS muy ccmc·
dc pedirle al ctrc que
haga la tarea
M@:<EK<=FO
<OGI<J@;<EK<;<DyO@:F
/>
0Ulll0U T4 0L lU\lLlBlL 0L zdTd
l
U
|
U
:

/
l
Lcmingc
8G
NXj_`e^kfe# <L ¿Qué
pasó con el petróleo que cubrió
parte de la superficie del Golfo
de México luego del derrame
de 780 millones de litros (206
millones de galones) ocurrido
en abril en un pozo de BP?
“Se volvió comida”, seña-
ló William Graham, experto
en plancton del Laboratorio
Marino de la isla Dauphin,
en Alabama, quien dirigió un
estudio que registró la mane-
ra como ciertos elementos no
tóxicos del crudo se transfor-
maron en alimento de diver-
sos microorganismos.
El estudio no dio segui-
miento a los componentes
tóxicos del petróleo, que es el
que preocupa a las personas,
sino en la manera como el
carbono ingresó en la cadena
alimentaria.
Es muy difícil estudiar las
toxinas en los pequeños micro-
organismos que conforman el
fitoplancton y el zooplancton,
dijo Graham, por lo que debió
usar un indicador más fácil de
detectar: la proporción de dife-
rentes tipos de carbono en los
microbios y el plancton de al-
rededor y debajo de la mancha
de crudo de BP.
Esa proporción subió 20
por ciento, lo que demuestra
que el petróleo entró en la ca-
dena trófica. Para finales de
septiembre, la proporción de
carbono en la vida microscó-
pica había regresado a la nor-
malidad, dijo Graham.
El biólogo enfatizó que
los resultados de su investi-
gación no significan que el
plancton, los peces que se
alimentan de él o las perso-
nas que coman mariscos del
Golfo corran algún riesgo.
Lo que encontró, afirmó, es
simplemente un bioindicador
que muestra el desplazamien-
to del carbono relacionado con
el derrame a través de la ca-
dena alimentaria. Mucho del
plancton que estudió estaba
“nadando y en perfectas con-
diciones”, y en cantidades si-
milares o mayores a la de antes
del derrame, destacó.
El estudio de Graham,
publicado el lunes en la re-
vista Environmental Research
Letters, fue financiado por la
Fundación Nacional para las
Ciencias de Estados Unidos,
con fondos adicionales del
estado de Alabama y de la
Iniciativa de Investigación
del Golfo, de BP.
Para Graham, es notable
lo voraces que fueron las bac-
terias, las cuales, después de
engullir con “sorprendente”
velocidad el petróleo de la
superficie, fueron comidas
por otros organismos mi-
croscópicos, que a su vez sir-
vieron como alimento para el
zooplancton.
Larry McKinney, director
de un instituto de investiga-
ción del Golfo en la Universi-
dad Texas A&M, dijo que la
gran pregunta es si afectará a
huevos, larvas y la producción
de camarón, cangrejo y pesca-
do del próximo año.
h
l
\

j
\

m
f
cm
`
Zfd`[XÈ

Le\jkl[`fi\^`jkihl\\c\d\ekfjef
ko`Zfjj\kiXej]fidXife\eXc`d\ekf

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->