1

EL ARTE DE REDUCIR CABEZAS ³SOBRE LA NUEVA SERVIDUMBRE DEL HOMBRE LIBERADO EN LA ERA DEL CAPITALISMO TOTAL´ DANY-ROBERT DUFOUR 1 De la modernidad a la postmodernidad: puntos de referencia Se habrá entendido ya la hipótesis que planteo: está teniendo lugar una mutación histórica en la condición humana ante nuestros ojos en nuestras sociedades. Esta mutación no es una simple hipótesis teórica; al contrario, se la puede ubicar en mi opinión a partir de todo un séquito de hechos no siempre bien delimitado que afectan las poblaciones de los países desarrollados. s De esos hechos ha oído hablar todo el mundo: imperio la mercancía, dificultades de subjetivación y de socialización, toxicomanía, multiplicación de los pasos al acto, aparición de lo que, con o sin razón, se llama ³los nuevos síntomas92´, explosión de la delincuencia en no pocos segmentos de la población joven, nueva violencia y nuevas formas sacrificiales« Ante esos hechos, muchos especialistas de los asuntos psicosociales (educadores, psicólogos, sociólogos, hasta psicoanalistas«) se contentan con recordar que ahí no hay ningún problema nuevo. Si se los señala hoy, sería esencialmente en función del aumento de información del que disponemos, y si ahora nos interesan sería únicamente por causa del funcionamiento de los medios de comunicación de masa que necesitan de su ración cotidiana de contenidos. ¡Circulen, circulen! -nos dicen en cierta forma esos especialistas, ¡no hay nada que ver en esos pseudo-acontecimientos! En el mejor de los casos se em prende la deconstrucción de los discursos que esos hechos escenifican. De tal manera que se deconstruye a cual más, pero olvidando muy a menudo que al final de la deconstrucción, lo esencial está por hacer: producir a su vez una construcción y una inteligibilidad nuevas de los hechos mismos, pues son testarudos, como decía Gaston Bachelard en L´Air et les Songes 93. En suma, creo que lejos de que esos elementos y hechos constituyan accidentes, artefactos o epifenómenos más o menos construidos por los medios de comunicación, han de tomarse como signos de una gravísima crisis que afecta la población de los países desarr llados y, en primer o lugar, a su parte más expuesta: a la juventud. Plantearé la hipótesis de que todas esas dificultades están vinculadas fundamentalmente con la transformación de la condición subjetiva que está teniendo lugar en nuestras democracias. En otras palabras, no podemos suponer como una banalidad de la crisis actual de las sociedades el hecho de que ser sujeto se plantee hoy bajo una modalidad sensiblemente diferente a la de las generaciones precedentes. En resumen, no dudaría en conjeturar que el sujeto que hoy se presenta ya no es globalmente el mismo que el que se presentaba hace apenas una generación. También la condición subjetiva está sometida a la historicidad; justamente, es probable que hayamos acabado de sobrepasar un pico importante, al que son particularmente sensibles la grandes instituciones (políticas, educativas, de salud física y mental, dejusticia«). Fractura en la modernidad Ciertamente no soy el primero en señalar los signos de esta transformación que afecta las formas del ser sí y del ser en conjunto en la modernidad. La emergencia de ese nuevo sujeto corresponde de hecho a una fractura en la modernidad que han subrayado varios filósofos,
Por ejemplo, la anorexia, la bulimia, la toxicomanía, la depresión, los ataques de pánico« es decir, prácticas de ruptura, de rechazo del vínculo con el Otro, que pueden a menudo encontrarse y que se
92

Comment [S1]: Tener en cuenta los nuevos procesos de historicidad, la historia es hoy y ahora.

invocan en diagnósticos llamados de ´prepsicosisµ. 93 G. Bachelard, L´Air et les Songes [1943], Corti, París, 1983.

2
cada uno a su manera. Hemos entrado desde hace algún tiempo en una época llamada ³postmoderna´. J. F. Lyotard, uno de los primeros en señalar este fenómeno, entendía con ello evocar una época caracterizada por el agotamiento y la desaparición de los grandes relatos de legitimación, particularmente el relato religioso y el relato polític 94. No quiero discutir aquí la o legitimidad de esta expresión, de hecho se han propuesto otras: lo sobremoderno, lo hipercontemporáneo« Quisiera únicamente hacer notar que, en efecto, llegamos a una época que presenció la disolución y también la desaparición de las fuerzas sobre las que se apoyaba ³la modernidad clásica´. A ese primer rasgo del final de las grandes ideologías dominantes y de los grandes relatos soteriológicos, se le ha agregado en paralelo, para completar el cuadro, la desaparición de las vanguardias, además de otros elementos significativos como: los progresos de la democracia y, con ésta, el desarrollo del individualismo la disminución del rol del Estado, , la preeminencia progresiva de la mercancía sobre cualquier otra consideración, el reino del dinero, la transformación de la cultura en modas sucesivas, la masificación de los modos de vida que va de la mano con la individualización y la exhibición de los pareceres, el achatamiento de la historia en inmediatez de los acontecimientos y en instantaneidad informativa, el importante lugar que vienen ocupando tecnologías muy poderosas y a menudo incontroladas, la prolongación de la duración de la vida y la demanda insaciable de plena salud perpetua, la desinstitucionalización de la familia, lo múltiples interrogantes sobre la identidad sexual, los s interrogantes sobre la identidad humana (hoy en día, por ejemplo, se habla de una ³personalidad animal´), la evitación del conflicto y el desinterés progresivo por lo político, la transformación del derecho en un juridismo procedimental, la publicidad del espacio privado (piénsese en la moda de las webcams), la privatización del campo público« Todos esos rasgos han de tomarse como síntomas significativos de esta mutación actual en la modernidad. Tienden a indicar que el advenimiento de la postmodernidad no deja de tener relación con el advenimiento de lo que hoy en día evocamos con el nombre de neoliberalismo. Me esforzaré en reflexionar precisamente sobre esta mutación, en la medida en que corresponde a lo que podría llamarse una afirmación del proceso de individuación enclavado hace mucho tiempo en nuestras sociedades. Afirmación que, así como tiene aspectos positivos y hasta nuevos goces autorizados por los progresos de la autonomización del in dividuo, no deja de engendrar sufrimientos inéditos. Si la autonomía del sujeto implica en efecto una mira auténticamente emancipadora, nada indica que esta autonomía sea una exigencia a la que puedan responder de entrada todos los sujetos. Toda la filosof a tendería a indicar que la í autonomía es la cosa más difícil de construir del mundo y sólo puede ser obra de toda una vida. Nada sorprendente que los jóvenes, que por naturaleza se hallan en situación de dependencia, queden expuestos de frente a esta exigencia de manera muy problemática, lo cual crea un contexto nuevo y difícil para todos los proyectos educativos. A menudo se habla de ³pérdida de referencias entre los jóvenes´, pero en esas condiciones, lo sorprendente sería lo contrario. Por supuesto que están perdidos puesto que experimentan una nueva condición subjetiva de la que nadie, y mucho menos los responsables de la Escuela, posee las claves. No sirve entonces para nada invocar la pérdida de referencias si se quiere indicar con ello que algunas le cciones de moral a la antigua podrían bastar para acabar con los daños. Lo que ya no funciona es justamente la moral, porque ésta sólo puede hacerse ³en nombre de«´; en cambio, en el contexto de autonomización continua del individuo ya no se sabe justament en nombre de e quién o de qué hacerla. Y cuando ya no se sabe en nombre de quién o de qué hablarle a los jóvenes, resulta tan problemático para aquellos que tienen que hablarles todos los días como para aquellos a los que se les habla. Esta nueva situación la ausencia de enunciador colectivo , confiable, crea dificultades inéditas en el acceso a la condición subjetiva y pesa sobre todos, particularmente sobre los jóvenes. ¿Cuales son los efectos sobre el sujeto de la desaparición de esta instancia que interpela y se dirige a todo sujeto a la cual debe responder y que la historia conoció siempre e hizo funcionar, particularmente a través de la Escuela? A este respecto no
94

Comment [BdR2]: Relativo a la salvación en el sentido de la religión cristiana. Soteriología: doctrina de la salvaciónj por vía de redención.

J.-F. Lyotard, La Condition postmoderne, París, Minuit, 1979.

3
hay nada más urgente que disponer de estudios de psicología contemporánea que puedan llegar a delimitar la nueva organización de un sujeto obligado a hacerse a sí mismo y a quien ningún antecedente histórico o generacional se le dirige o no puede dirigirse legítimamente ya. Pero ¿qué es precisamente un sujeto autónomo? ¿Tiene esta noción un se ntido en la medida en que el ³sujeto´, como a menudo se tiende a desconocerlo, es en latín el subjectus que designa el estado de quien está sometido? Entonces el sujeto es ante todo el sujetado, el sometido. ¿Pero sometido a qué? Breve compendio de sumisión al ser, a lo Uno, al gran Sujeto« Entiendo aquí por ³Compendio´ una exposición sucinta que apunta a lo esencial. Empecemos diciendo que el asunto de la sumisión siempre interesó enormemente a la filosofía: el hombre es una sustancia que no logra su existencia de sí misma, sino de otro ser. Las ontologías, múltiples que se han constituido respecto a este asunto, han propuesto varios nombres posibles para ese ser: la Naturaleza, las Ideas, Dios, la Razón o« el Ser. Hasta podría decirse que toda la filosofía no es más que una serie de proposiciones sobre ese principio primero: el Ser. Empezando por la de los sofistas desde su comienzo paradójico, afirman, deshaciendo la filosofía en el huevo, que nada es, que el ser no es y que todo deviene95. Por supuesto los sofistas cayeron rápidamente en la trampa que ellos mismos le habían tendido a la naciente filosofía. Fue así como se encontraron muy pronto con su proposición ontologizada bajo la forma de una tesis sobre el devenir: el devenir es96. Se conoce también la proposición de los presocráticos que plantean, como ser primero y último, a la Naturaleza en su multiplicidad misma. Luego la de Platón, que plantea una ontología de las entidades inteligibles (seres matemáticos y seres éticos). La de Aristóteles que afirma una ontología de lo concreto (cosa, ser vivo, persona) que inspiró siempre enormemente a los empiristas. La de las ontoteologías que plantean la existencia de un dios creador único. La de la ciencia que plantea una ontología de la proposición verdadera (lo verdadero, es decir lo demostrado, existe). La de Kant que plantea la Razón ³en sí´ como un principio supranatural y un dato a priori. La de Hegel que plantea la historia como lugar de realización del espíritu absoluto. La de Husserl que plantea la conciencia como lo que no deja de sobrepasarse a sí mismo alcanzando lo que ella no es. La de Heidegger que hace del Ser un principio absoluto del que el hombre sería su exclusivo guardián. La de Sartre que plantea el ser en la existencia misma. En resumen, la de todas las filosofías distribuidas entre transcendentalismo, inmanentismo y empirismo. Como puede constatarse, se trata de formas altamente especulativas; no obstante, no temo afirmar que todas esas proposiciones son eminentemente p olíticas. En efecto, con la ontología uno podría creerse lejos del campo de lo político, y más aún de la política, que siempre debe encarar preocupaciones muy prácticas de organización de la vida cotidiana y que supone el sentido de la acciónsobre lo real y el mantenimiento del contacto vital con el medio. Sin embargo, no hay tal; estamos bastante cerca: cuando se debate sobre la forma y la organización de la comunidad, de la ciudad, del Estado, se trata nada menos que de hacer acceder a los hombres a la verdad del ser y de sustraerlos de esta manera al simple
95

Ver el hermosísimo trabajo de Barbara Cassin, L´Effect sophistique, Gallimard, París, 1995. B. Cassin indica que, para los sofistas ´el ser [«] no es lo que la palabra devela sino lo que el discurso creaµ (p.13). De ahí el término que forja, ´logologíaµ, opuesto a ´ontologíaµ. De esta manera, siempre hay que oír la enunciación bajo el enunciado y ob ligarse a remitir la objetividad de la cosa a la performatividad del discurso. 96 En mi opinión, con esta corriente hay que vincular la filosofía deleuziana sobre el devenir. No comparto entonces la opinión de Alain Badiou cuando en Deleuze, La clameur de l´etre (Hachette Littératures, París, 1997), erige el retrato de un Deleuze platónico a pesar de él mismo que busca la univocidad del ser en la afirmación pragmática de las multiplicidades.

4
dominio de sus inmediatas pasiones. La República de Platón o La Política de Aristóteles son modelos de ese tipo que muestran que la mira última de la filosofía es lo político. Pero esto es cierto para todas las ontologías: ninguna prescinde de una política que celebra, organiza o prepara el reino del ser en los hombres. En esta medida toda ontología es política Agamben . llega hasta a decir que ³la política se presenta como la estructura propiamente f ndamental de u la metafísica occidental, en la medida en que ocupa el umbral en donde se realiza la articulación entre lo vivo y el logos97´. Entonces el ser nunca es puro, posee siempre una traducción, podría decirse un doblez político. Doblez al que podría dársele el nombre de ³tercero´ o de ³Uno´. Kòjeve, en el Esquisse d´une philosophie du droit, decía que ³el derecho aparece cuando interviene un punto de vista tercero en los asuntos humanos98´, pero es necesario remontar la existencia del tercero río arriba del derecho, hasta el momento mismo de la constitución del espacio político, cuando un tercero, entre otros posibles, es construido y puesto en escena por un grupo de sujetos hablantes. A este respecto es probable que la disposición política de los 99 hombres venga de lejos, del proceso de hominización misma . En esta medida las sociedades siempre fueron políticas en el sentido en que siempre se otorgaron un tercero a quien sacrificar. No obstante no siempre fueron conscientes de ese proceso. Para que e proceso llegase a la ste consciencia, fue necesario esperar el ³milagro griego´ de los siglos V y IV de antes de nuestra era. Allí donde antes los hombres inventaban sin saberlo terceros de donde extraían su ser, la Grecia filosófica cambió el procedimiento: la deliberación que se remitía a la organización de la Ciudad intervino en la elección, la forma, la organización del tercero. Igualmente, la ontología pura y la ontología política quedaron íntimamente vinculadas: Platón medita de esta manera tanto sobre el ^100 como sobre la República. El término ³político´ remite de hecho a ese sentido: la polis, la cité griega, es el tercero que la sociedad griega se procuró durante los siglos V y IV antes de la era cristiana; y lopolitikos es la ciencia que tiene por objeto esta ciudad. El término perduró independientemente del tercero en cuestión que las sociedades se procuraron, pero es válido evidentemente en todos los casos. Por filosofía política entiendo entonces el pensamiento que se vincula por una parte con identificar a los diferentes terceros que la humanidad se procuró y por otra parte analizar las modalidades de construcción y de reconstrucción de esos terceros elaborados por los individuos durante la historia. En suma, los sujetos hablantes, simbolizables como yo y tú, nunca dejaron de construir terceros, nunca dejaron de construir él eminentes, dioses ante los cuales podían autorizarse a ser. De esta manera Aristóteles había señalado con toda razón, al comienzo de La Política que nuestro estado de ³animal político´ estaba ligado con nuestro estado de ³animal hablante´. Entonces podría decirse que en la medida en que hablan, los sujetos no dejan de construir entidades que eligen como principio unificante, como Uno, como gran Sujeto, es decir, sujeto aparte en torno al cual se ordena el resto de los sujetos. Esta noción de construcción discursiva
Giorgio Agamben, Homo sacer, le pouvoir souverain et la vie nue, Le Seuil, París, 1995, p. 16. A. Kòjeve, Esquisse d´une philosophie du droit, Gallimard, París, 1981. 99 La teoría de la neotenia del hombre (según la cual este último se presenta como un ser notoriamente inacabado en el momento de su nacimiento) permite retomar desde un punto de vista nuevo los asuntos del tercero primitivo, el tótem, que Freud se vio lleva do a resolver con un ´mito científicoµ en Totem et Tabou, interprétation par la psychanalyse de la vie sociale des peuples primitifs [1912], Payot, París, 1988. Me permito remitir al respecto a mis Lettres sur la nature humaine, Calmann-Lévy, París, 1999. 100 El eidos se traduce a menudo por ´formaµ o ´ideaµ y remite a la ´teoría de las ideasµ de Platón.
97 98

5
es importante. Probablemente sea el anhelo mismo de lo político el de presentar grandes Sujetos que parezcan entidades absolutamente naturales, y el sentido mismo del poder político es el de obrar sobre esta naturalización. Pero en todos los casos resulta especiosa puesto que esas instancias se producen enteramente por pequeños sujetos necesitados de construir un gran Sujeto, el cual, a su vez, los hace existir. El tercero, centro de los sistemas simbólicopolíticos, tiene, en todos los casos, estructura de ficción, de ficción sostenida por el conjunto de los hablantes. Por eso nunca puede separarse lo político de un cierto número de mitos, de relatos y de creaciones artísticas destinadas a sostener esta ficción. Los diferentes relatos prescriben en efecto la andadura que conviene darle al gran Sujeto para que dos interlocutores puedan destinarse más o menos pacíficamente a su inagotable vocación que modela todas las demás actividades: hablar. En el campo de la ontología política, este doblez político del Ser lleva el nombre deUno. De esa manera el politólogo Gérard Mairet, en Le Principe de souveraineté, describe en la parte ³Fundamentos´ (del poder político moderno) que ³la política concierne a lo que es común a los humanos que viven juntos en un tiempo y en un lugar determinados101 ´. La política remite entonces al ser común de los hombres. Los conjuntos humanos no existen sin un principio de unidad: la comunidad, la polis, el Estado« Por eso Mairet indica que no hay política sin una ³ontología de lo uno´. La polis griega ciertamente está atravesada por múltiples fuerzas, pero se presenta como unidad. En la ciudad cristiana, el Estado es un microcosmos que se puede pensar según un macrocosmos organizado y causado por un dios único. En el Estado moderno, Dios ya no funda el orden político. ³El orden del Estado y el Estado como orden´ proceden ya no de una causa divina sino humana (evidenciado por Maquiavelo en 1513 en El Príncipe y luego por Bodin en 1576 en Six livres de la République), lo cual no modifica no obstante la estructura ontológica siempre ordenada respecto a lo uno. Por supuesto, lo Uno no existe y jamás existió, es una pura construcción ficticia. En el lugar de lo Uno, lo que se encuentra en los hechos es la discordia, ya sea que se lo llame éstasis (querella, diferendo), como lo indica Nicole Loraux respecto a la Ciudad griega, en donde lo Uno, lo común, sólo aparece como contrapartida de la división y de la sedición permanentes, o 102 ya sea que lleve el nombre de ³desavenencia´ como en Jacques Ranciére , donde la política remite siempre a una ³falsa cuenta, una doble cuenta o una cuenta errada´ en las partes del todo. Pero el rol de la ficción es unificar lo heterogéneo. El Otro En resumen, el ser, cualquiera que sea, nunca dejó de encarnarse en la historia humana y este aspecto, esta ³ontología en tanto política´, es el que me interesa en verdad aquí. El lector advertido probablemente habrá sentido que el asunto del Otro tal como fue formulado por Lacan no está lejos de remitirse a lo que evoco aquí del ser o del Uno; de hecho, se sabe que Lacan se apoyó, en los años 50, en la ontología heideggeriana, muy radical para elaborar su teoría de , lo simbólico en donde el Otro figura como lugar tercero de la palabra. Lugar tercero tanto como lugar del tercero, es decir, de lo que Lacan, cuando invocó abiertamente la religión, llamó el ³Nombre del Padre´. El Nombre del Padre es, salvo accidente, lo que viene al lugar del Otro, 103 siendo, como lo dice Lacan, ³el significante del Otro en tanto lugar de la ley ´. Entonces yo podría retener también el término lacaniano de Otro, correlacionado con el otro término lacaniano de Nombre del Padre. De esta manera apunto a relacionar tres registros por lo común separados: el registro puramente especulativo vinculado con el Ser, el registro puramente
G. Mairet, Le Principe de souveraineté, Gallimard, París, 1997, págs. 185 y ss. Cfr. N. Loraux, La Cité divisée, Payot, París, 1997, y J. Ranciér e, La Mésentente, Galilée, París, 1995. 103 J. Lacan, Écrits, Seuil, París, 1966. ´D´une question préliminaire à tout traitement possible de la psychoseµ, p.583.

Comment [BdR3]: Del griego stasis. Detención o estancamiento de un líquido que circula, como la sangre.

101 102

En efecto. hay siempre un punto en que no puede darse cuenta de su completud. En ese sentido. Lacan debía dictar un seminario sobre ³Los nombres del padre´. Lo que planteo aquí no me parece contradictorio. En suma. por ejemplo. lo cual no sorprende cuando se sabe qué vínculos tenía Lacan con Merleau-Ponty. En sus primeros trabajos. puede decirse en resumen que permite la función simbólica en la medida en que da el punto de apoyo al sujeto para que sus discursos reposen sobre un fundamento. Se trata en efecto del defecto (parcial) del Otro que me permite a mí. Esta búsqueda del principio a través de lo múltiple estaba enteramente en el espíritu de la época. En 1963. así este sea ficticio. paradójicamente. lo diría de la siguiente manera: tengo varios comentarios serios que dirigirle a Jacques Lacan sobre su teoría del gran Otro. en donde se puede entender que la ley se constituye por el hecho de que alguien pregunta: ³¿Cuál es la ley?´. pienso que la teoría del gran Otro lacaniano debe desarrollarse en algunos puntos muy precisos para poder abordar el asunto que aquí me interesa: el de la mutación postmoderna de las modalidades de subjetivación. enganchar allí una demanda al igual que pedir cuentas: por qué«. Claude Lefort. ¿Cómo resistirse en efecto al Otro sin haber estado previamente alienado allí? Si se infringe esa ley. Si en último término el sujeto es lo que resiste. para hacer a parecer una verdadera continuidad. Por razones contingentes que examinaré. El Otro. muy al contrario. pero en ninguna parte. simbólicos y clínicos de la problemática del sujeto. políticos. La propiedad indispensable que le permite al Otro constituirse como tal. el sujeto es tanto la sujeción como lo que se resiste a la sujeción. soy sujeto del Otro en la medida en que puedo oponer una resistencia al Otro. Lefort buscaba el cambio histórico a partir de lo .6 político vinculado con lo Uno y el registro simbólico vinculado con el Otro. tal vez sea uno libre. La incompletud del Otro El primer comentario retoma y desarrolla un punto de elaboración lacaniano respecto a la incompletud del Otro. todo deslizaría y no podría yo preguntar nada. si en suma se sale antes de haber entrado allí. el sujeto es el sujeto del Otro y es lo que se resiste al Otro. En otras palabras. con qué derecho« Si el Otro fuese pleno. con la teoría lacaniana del gran Otro. Pero como soy de aquellos que piensan que los libros sirven también para dialogar con los muertos. entonces resulta en seguida que hay un error que no debe cometerse cuando se piensa en las esperanzas de autonomía de dicho sujeto: nadie puede salir de la sumisión al Otro sin haber entrado allí antes. En efecto. Del Otro. es su incompletud. sino por la pregunta con la que se averigua por ella. un fuera del tiempo y un fuera de lugar. en los trabajos de fenomenología social y política de otro allegado de MerleauPonty. Preguntas sobre la estructuralización del Otro El segundo comentario tiene que ver con el estructuralismo presente en la teoría lacaniana del Otro. Más tarde veremos que probablemente sea un error de ese tipo el que se comete hoy. siempre y por todas partes. de ese Otro comprendido en los límites de la simple razón. Lacan se vio llevado a estructuralizar al gran Otro y a hacer de éste por lo tanto un gran Otro tal como la eternidad lo transfiguró en sí mismo: idéntico a sí mismo. La ley no se constituye por una respuesta que la definiría. que se presenta con las insignias de la completud. es en últimas presa de un defecto. remito aquí a guisa de ejemplo a lo que Kafka indica en un texto de una incontrovertible lógica situado al final del Proceso. pequeño sujeto. El plural ³los nombres´ es importante porque indica cierta aproximación fenomenológica al Otro. titulado ³Ante la ley´. pero que tienen grandes consecuencias teóricas. Por lo tanto sólo puedo ser sujeto del Otro si puedo pedirle cuentas. Puede hallarse. en un espacio caótico sin coordenadas. a menudo mal percibida entre los aspectos ontológicos.

sólo se ve una explicación. 1997. ¡pero esa no es razón suficiente para pensar que el tiempo ignora lo inconsciente! En otros términos. Jacques Lacan. la diacronía y la especificidad de cada figura del gran Otro. a fin de cuentas. sesión del 13 de noviembre de 1973. París. vaciado en el bronce estructuralista. Cuando se intenta comprender por qué Lacan tuvo que renunciar a su bello plural original. el padre sólo puede ser un animal´. págs. la pluralidad de ese enganche ya sólo podía descontarse bajo la forma del tres en uno (imaginario. Seuil. 106 ´no ingenuos yerranµ. Jacques Lacan. en la primera y única sesión de ese seminario. más tarde. la del 20 de noviembre de 1963. es perfectamente posible sostener al mismo tiempo que el inconsciente ignora el tiempo y que la condición subjetiva sufre la variación histórica. la Escuela práctica de altos estudios y la Escuela normal superior de la calle de Ulm. 393402 y la Histoire de la psychanalyse en France 2. el Saddai. Lacan. Colección Point Hors ligne. un concepto unificado. Les non-dupes errent. las vasijas fenicias del Alto Egipto en donde se ³sitúa el nombre´« Ahora bien ese seminario sobre ³los nombres del padre´ quedó interrumpido desde la primera sesión104. Era justamente lo que no quería. Siempre se puede intentar repetir el adagio freudiano según el cual. . el inconsciente ignora el tiempo. en Les non-dupes errent. en todo caso. y evoca rápidamente el mit o del padre jefe de la horda en Freud. págs. 1993.]. es decir. simbólico105) pero ya no podía declinarse históricamente. el nombre de Elhoim en la zarza ardiente entre los judíos. sé que no podrán hallarlo solosµ«Cfr. estructuralizado de una vez por todas y fijado con guiones para que el enganche se sostuviese mejor. Del T. so pretexto de su práctica de ´sesiones cortasµ. De todas maneras. parecerá desafi ar a sus auditores y a sus futuros lectores a volver a hallar aquello que quedaba de esta manera encubierto en su enseñanza: ´lo que buscaba enunciar de los nombres del padre [«] habría podido servirles [a las sociedades psicoanalíticas]. 107 Resulta significativo que. Roudinesco. Fayad. lo cual producía efectos heurísticos novedosos pero desplazaba hacia otro lugar el problema original sin resolverlo107.Strauss en donde ³míticamente. mientras que en la misma época Lacan apuntaba. la diferencia de las escenas históricas en donde la vida del sujeto se despliega. Ver sobre ese periodo E. un concepto. el 13 de octubre de 1963. Se sabe que el artesano de esa transferencia fue Althusser quien también quebrantaba el destierro con su institución. 360-377. Les Noms du père chez Jacques Lacan ² Ponctuations et problématiques . diez años después del abandono del seminario Los Nombres del padre. el asunto del padre en San Agustín. ³Nombre del-Padre´. París. Lacan habla del Otro bajo (cito) sus ³diversas encarnaciones´. 1986. el Partido Comunista Francés. No me opongo en absoluto a esta estructuralización. probablemente es una ganancia inmensa la de pensar en una categoría fija. Jamás tuvimos ³Los nombres del padre´ tal como habrían podido eventualmente declinarse aquí o allá. homofónicamente correspondiente en francés a Nom(s)du père: nombre del padre o nombres del padre [N. Ramonville. geográficamente o de cualquier otra manera. de hecho. Es decir. el Tótem en Lévi. real. Érès. retomado aquí y allá. probablemente se vio ³obligado´ a otorgar prendas a las pocas instituciones universitarias abiertas a pensamientos nuevos. Habiendo sido excomulgado de la IPA y obligado a interrumpir su seminario.7 que especificaba a cada sociedad. 105 Érik Porge. pero con la condición expresa de que no aplaste la variación. a través de la exploración de la pluralidad de los nombre del padre. a las formas posibles de la s significación social inconsciente. que le permitieron continuar con su enseñanza en un marco y con un auditorio a su altura. Élizabeth Roudinesco explica que ambos ladrones erraban por las calles de París en 104 Esta interrupción precede aquella ´excomuniónµ de Lacan decretada por la International Psychoanalytic Association (IPA) Lacan había sido retirado de la lista de los didácticos reconocidos por la IPA. pero tuvimos. Es cierto. Y. ³Nombres del padre´ sólo será en adelante un apelativo fantasma que regresará bajo la denominación de ³non-dupes errent´106 (título del seminario de 1973-74).

´À qui s´adresse Scilicet?µ.8 una fría noche de diciembre de 1963. censurado. Pero también habría que aprender a declinarlo en diferentes figuras. lo cual no dejó de hacer con el estructuralismo. Seuil. del defecto del Otro. p. Scilicet. haya elegido no retomarlo menos de dos meses más tarde en enero de 1964. justamente es eso lo que necesitamos hoy para pensar el agotamiento actual de las figuras del Otro específica de la postmodernidad. lo propio del estructuralismo es su ignorancia deliberada de la historia. 49. 3. Y ese proyecto sólo podía realizarse pasando masivamente a la corriente más radical del pensamiento vivo de entonces: el estructuralismo. peticionario. tuvo que refundir su enseñanza para entregarla en modalidades que se pudieran oír allí donde se afirmaba un poderoso estructuralismo. 1968. y sus consecuencias sobre las estructuras psíquicas. es que el Padre ya cayó y que eso implica efectos del lado del sujeto. Pienso que ahora. Carta del 21 de diciembre de 1963. Pues lo extraño es que Lacan. el precursor del estructuralismo ¿no nos enseño que la sincronía no era en absoluto contradictoria con los estudios de lingüística diacrónica (que él llamaba ³histórica o dinámica´)? Y. Quiero decir que la función simbólica sólo está asegurada por figuras que tienen estructura de ficción. ³ni siquiera inscribiendo(se) en el Partido109´. se hace valer bajo una modalidad inédita que obliga a repensar las modalidades de la subjetivación. de hecho. este asunto se vuelve ´Habría que decirles algoµ. noviembre de 1992. Es cierto que el estructuralismo le sirvió perfectamente durante un tiempo y Lacan extrajo de éste una buena tajada. Entonces no puedo evitar ver en ese seminario interrumpido una especie de capítulo ahogado. 109 Lacan. Esto no quiere decir que yo esté interrogando el compromiso estructuralista de Lacan. si no. tuvo que firmar una especie de pacto con Althusser: conquistar la juventud intelectual francesa. y esto resulta trágico puesto que ahora nos hallamos en una etapa en donde este asunto del Otro. es imaginario. p. París. Lo que se escucha en el ³Nombre del Padre´ estructuralizado. tenía toda la libertad para hacerlo. Todo lo que encontró en su camino le sirvió para avanzar. si bien se posee una teoría estructural del Otro. cuando. de manera bastante diferida. ni sus formas nuevas e inéditas de tropezar. El Otro como ficción El tercer comentario tiene que ver con la naturaleza del Otro: el Otro. 108 . puede leerse de hecho en la carta que Lacan le dirige a Althusser antes de este encuentro. al entrar a la Escuela Normal Superior. n° 304. se pagan ciertas consecuencias de la excomunión de Lacan que. n° 1. Imagino que Lacan. Para plantear un Otro que tome a cargo por nosotros el asunto del origen (faltante como tal) basta con una ficción compartida. pero no se escucha su permanente relevo en la historia. después de haber hablado de la ³cloaca de la cultura´ de la que nadie puede escapar. Ahora bien. Cfr. Pero no dudó en cambiar de montura teórica cuando ésta empezaba a agotarse. Ahora bien. único medio de suspender las exclusiones y excomuniones en curso por entonces en sus Iglesias respectivas108. de su estructura. Saussure. nos falta su historia. Bastó de un lustro para que denunciase la ³cubeta llamada estructuralista´ en la que todo el mundo vino a engancharse. publicada en el Magazine littéraire. excluido de la IPA y obligado a detener su seminario. Brevemente: más vale creer en el Otro y construirlo. Simplemente quiero subrayar la ventaja extremadamente astuta que Lacan supo siempre tomar de las circunstancias y de las ocasiones a fin de avanzar sus teorías. Ello no quiere decir que esta estructuralización haya sido defectuosa. El dativo ´lesµ se refiere a ´todos aquellos que gravitan en su región y de los que se me dice que tenían en alta estima lo que yo hacíaµ. el mismo que reside en el centro de los sistemas simbólicos. que permaneció en la garganta de Lacan. resulta bastante clara la alusión a Althusser y a su pertenencia nunca desmentida al Partido (comunista). una vez reinstalado en la ENS. de su falta. Muy al contrario: hay que conservarlo todo del Otro.

una exterioridad gracias a la cual puede fundarse un ³aquí´. De ninguna manera estoy diciendo que todos esos conjuntos son equivalentes. En su intérprete. el que está sometido. Figuras del Otro Una vez llegados a ese punto. y el ³ser en conjunto´ está igualmente en peligro. a la Raza en el nazismo y algunas otras ideologías raciales. se lo pone en escena. transfigurado de esa manera. proseguida luego por Jean-Pierre Vernant para el período antiguo. Cfr. al Rey en la monarquía. Comment [S4]: Los unos y los otros. en su deseo de captar al sujeto. En su servidor. Para que yo esté aquí. Hace las veces de tercero que nos funda. Él edicta. que fue abierta en Francia por Ignace Meyerson. Amorrortu. de tal manera que habrá que construir una psicología histórica sin la cual tendremos dificultades para comprender de dónde viene lo que ahora nos sucede. se lo pinta. yo no me encuentro. lo hubiese hipostasiado en una forma válida de una vez por todas. un fin. a la Nación en los nacionalismos al proletariado en . y que Marcel Gauchet busca reinstruir sobre nuevas bases para el período moderno.no logro construir una espacialidad y una temporalidad posibles. una interioridad. Tal es el sentido de lo que Freud llamó el Kulturarbeit 110: cada cultura trabaja a su manera en la formación de los sujetos marcándolos con una huella específica que les permite enfrentar el asunto jamás resuelto del origen. las 110 Freud. cambia. En su profeta. se le otorga una figura. diablos. demonios. al Dios en los monoteísmos. toda la vida económica. es asimismo un ³allá´. Por eso. se impone una p regunta: ¿qué Otros o qué figuras del Otro ha construido el hombre a fin de someterse allí para presentarse como sujeto de esos Otros? Si el ³sujeto´ es el subjectus. no accedo a la función simbólica. En el centro de los discursos del sujeto se halla entonces ubicada una figura. Se convierte uno en el administrador del Otro. al Pueblo en la República. le aseguran al sujeto una permanenc un origen. En su lugarteniente. Ahora bien. seres que ante el caos. Buenos Aires. política. sin ese garante metasocial. uno o varios seres discursivos en los que ese sujeto cree como si fueran reales: dioses. al Otro. inclusive bajo la forma de un irrepresentable. se lo canta. el comunismo« valga decir. al Cosmos o a los Espíritus en otros mundos. entonces podría decirse que la historia resulta ser una serie de sujetamientos a grandes figuras ubicadas en el centro de configuraciones simbólicas cuya lista podemos establecer fácilmente: el sujeto estuvo sometido a las fuerzas de la Physis en el mundo griego. ficciones diferentes que en cada ocasión fue nece sario edificar con gran cantidad de construcciones.^^!! . técnica. Sin ese rodeo por el Otro. Sin ese Otro. soporte para nosotros lo que nosotros no podemos soportar. se le da una representación y hasta una suprarepresentación. es decir. un ia. Nuevas conferencias introductorias al psicoanálisis. En ese punto hay una gran cantera de pensamiento por retomar. el final de la conferencia 31. En cambio. Se muere por el Otro. 1980. artística. una voz. se ha quedado bastante callado sobre el asunto de la varianza del Otro. puesto que lo único que le permite a los diferentes individuos pertenecer a la misma comunidad es una referencia común a un mismo Otro. ya no sabe en cierta forma a qué santo encomendarse. es necesario en últimas que el Otro esté allá. Todas las obligaciones. El psicoanálisis lacaniano ha aportado mucho sobre este asunto clave del acceso a la simbolización. muy al contrario: según la figura del Otro escogida en el centro de los sistemas político-simbólicos. En su objeto. Él quiere. En su escriba. El Otro es la instancia por la que se establece para el sujeto una anterioridad fundadora a partir de la cual se haga posible un orden temporal. aguijoneado por el estructuralismo dominante de entonces. de realizaciones y hasta de puestas en escena bastante exigentes. orden. como si. Por eso ocupa tanto lugar y exige tanto de sus sujetos. lo único que importa del Otro es que.9 verdaderamente tormentoso. Es más: la historia es la historia del Otro o más precisamente de las figuras del Otro. el ³ser sí´ pena. intelectual. el Otro no deja cambiar la historia. Pero tras todas las mascaradas sociales.

Pueblo« Si. Denoël. de hablar. París. Gallimard. Otto. Entre la Physis y el Pueblo. El sujeto. Les Formes de l´histoire. Está también la distancia media del trono entre Cielo y Tierra en la monarquía (de derecho divino). se reduce. por su parte. gramáticas y todo un campo de saberes para someter al sujeto. El sujeto sólo es sujeto por estar sujeto a un gran Sujeto. los dioses. Resulta así que lo que llamamos ³educación´ nunca es más que lo que fue institucionalmente instaurado con relación al tipo de sumisión que había que inducir para producir sujetos. pero lo que permanece constante es la relación común con la sumisión. Además. es decir. París. Rey. para producirlo como tal. Tomado de DUFOUR D-R. al gran Sujeto. resulta legítimo preguntarse si esta varianza no acarrea ipso facto la de las manifestaciones de lo inconsciente por la sencilla razón de que lo inconsciente es la . Escuela de Estudios en Psicoanálisis y Cultura. resulta en seguida que la distancia con lo que me funda como sujeto no deja de reducirse entre cada una de esas ocurrencias. etc. Sur la nouvelle servitude de l´homme libéré à l´ère du capitalisme total. pueden siempre manifestarse inmediatamente en el mundo. relación con el Otro. de morir. de 111 creer. Les Dieux de la Gréce [1934]. hipotéticamente. L´Art de réduire les têtes. . la distancia intramundana entre el individuoy la colectividad en la República« En todos estos casos. Traducción: Pío Eduardo Sanmiguel A. hasta ³poseer´ a quien quieran. Por último. de pensar. Si el Otro se presenta efectivamente bajo figuras diferentes. no a la manera de un progreso continuo. de contar. Com lo veremos pronto. dogmas.. 111 . podemos escandir en suma ciertas etapas claves de entrada del Otro en el universo humano. suponemos correcta esta manera de declinar la identidad del Otro. en las que se acostumbra llamar las sociedades tradicionales. Pero antes de llegar allá es necesario que aborde un asunto decisivo: el de las formas que reviste el inconsciente en función de esta distancia respecto al Otro. Lefort. de cantar. essai d´anthropologie politique. ¿Existen edades de lo inconsciente? En efecto. Suponiendo que yo sepa qué es el inconsciente hoy. de aquellas que se abordan tan poco pero que no dejan de constituir un elemento en juego decisivo para el pensamiento contemporáneo Acabo . de plantear las premisas de una historia del Otro. pero persiste. Aquí hay que evocar los trabajos de Claude Lefort que conciernen también a lo que particulariza a las sociedades y a lo que permite la transformación de una significación social en otra. Cfr. 27 a 137 [27 a 47 para esta sección]. sino con ires y venires y retornos y hasta distancias aberrantes (como la Raza). según el lenguaje del trance). Payot. 112 W. 2003. de comer. es en suma el sujeto del Otro. Allí en el politeísmo. Dios. entonces habría formas diferentes de lo inconsciente. págs. surge aquí una gran pregunta. una vez que se plantea esta hipótesis. está la distancia infinita de la trascendencia en el monoteísmo. tendré en suma los fundamentos para preguntarme qué era antes de la modernidad. la distancia del sujeto al Otro. o de Otro. Lo importante a este respecto es que por todas partes tuvieron que precisarse textos. identificados como ³dioses del instante´ por el gran helenista alemán Walter Freiedrich Otto112. 1980. o precisamente esta distancia es la que se reducirá a nada en el paso a la postmodernidad. de preguntarme sobre la posible varianza del Otro en la historia. Ahora bien. se trata de la distancia infranqueable de los múltiples dioses de la Physis (los humanos no pueden alcanzar el mundo de los inmortales mientras que. de amar. basta con declinar en el lugar de gran Sujeto. París. en tanto hablante. F. todas las figuras que se han sucedido unas a otras en este punto: Physis.10 relaciones sociales y el ser en conjunto cambian. de habitar. para regir sus maneras (eminentemente diferentes aquí y allá) de trabajar. C. 1978.

114 J. es ambiguo y opaco´. que determina por sí mismo todas las maneras de vivir (hablar. vientos. a fin de orientarse en un mundo regido por fuerzas múltiples y eventualmente contradictorias. amar. No hablaré del primer caso salvo para decir que se trata de sociedades en las que todos los actos de los individuos. de los aedos y de los poetas in spirados que dan fe de los planos del Otro. Mito y religión en la Grecia antigua. por lo contrario.). ni no actuar. Como Edipo huyendo de Corinto luego de que el oráculo de Delfos le revelara que mataría a su padre y se casaría con su madre. como lo plantea Marcel Gauchet. 1991]. Cfr. -P. Gallimard. Vernant. enfermedades. En ningún caso puede escapar al destino incesantemente leído e interpretado. de manera que el sujeto siempre está desgarrado y sobrepasado por fuerzas contradictorias hasta el punto de no poder ni actuar. Gauchet.. pánico. o por manifestaciones interior s e (ideas que vienen a la mente.. apariciones de animales. ardores guerreros. Gallimard. en que la sumisión al Otro es allí masiva. Essai de psychologie contemporaine Iµ [Ensayo de psicología contemporánea I] p. sociedades monoteístas. París. Lo que caracteriza a esas sociedades tradicionales respecto a lo inconsciente me parece poder caracterizarse de la siguiente manera: si ese mundo parece sin inconsciente. a la 113 M.-P. París. y aquella en la que existe un Otro múltiple. como lo dice Vernant respecto al hombre griego. La gran característica de esos mundos tradicionales. difícilmente cernible. impulsos amorosos. temblores de tierra. comer.     . tempestades. trabajar. 2002. vergüenza. Una vez planteada esta diferencia capital. 1974. como lo demuestran los grandes relatos griegos de La Iliada y de La Odisea. 251. morir. consiste en efecto. contar. como en las sociedades politeístas. El segundo caso introduce un matiz importante: el individuo de las sociedades arcaicas se encuentra igualmente dominado por un juego de fuerzas superiores que lo sobrepasan totalmente. lo que emparenta formalmente esos dos estados. de los rapsodas.11 Marcel Gauchet enunció a este respecto una fuerte propuesta: ³El mundo de la personalidad tradicional es un mundo sin inconsciente en la medida en que se tr ata de un mundo en donde lo 113 simbólico reina de manera explícitamente organizadora . El individuo de las sociedades politeístas presenta de esta manera la particularidad de revelarse. el sujeto necesita nada menos que del recurso incesante a adivinos y a pitonisas para interpretar con oráculos los signos divinos. en vigor en esta sociedad. Ariel.. son dos rasgos característicos de las formaciones del inconsciente: por una parte. asociadas. Lo trágico se deriva precisamente de esta concepción religiosa de un mundo desgarrado por fuerzas en conflicto: ³el destino.´ De hecho. son controlados incesantemente para verificar su conformidad con el dogma. Vernant. está como enteramente a la vista en los oráculos y relatos de las pitonisas. opuestas.). ya sea a través de manifestaciones exteriores (desencadenamiento de elementos naturales. pero la dependencia respecto a esta potencia resulta transformada por el hecho de su multiplicidad. Maspero.. No hay ningún plano que perfile al otro. es porque lo inconsciente no ha constituido represiones internalizadas por un sujeto. Barcelona.. aunque siempre cifrado y oculto que lo espera.). ¿Pero es una razón para que se trate de sociedades sin inconsciente? Para responder esta pregunta me parece que deben distinguirse dos tipos de sociedades tradicionales muy diferentes: aquella en la que existe un Otro monolític como en las o. Mythe et société en Grèce ancienne [Mito y sociedad en la Grecia antigua]. ³agrupadas. que pueden ser. sueños premonitorios. Tales fuerzas. [La democracia contra sí misma]. como lo dice Vernant.. aún los más simples. [Hay traducción al español. esas sociedades están constituidas por la hegemonía exclusiva de un gran Sujeto. será intentando escapar de su funesta suerte que encontrará su destino. J. como estando atrapado constantemente por un Otro múltiple. distinguidas´114. intervienen directamente en los asuntos humanos. La société des dieuxµ [La sociedad de los dioses]. La Démocratie contre elle-même. a través de sus relatos. En últimas.

apuesto que tuvo que dejar muy perplejos a sus auditores analistas. 1972. ¡en el Olimpo entero de la a apariencia! Esos griegos eran superficiales ¡por profundidad116!´. por otra parte. -P.. de hecho. Lo inconsciente. etc. muy politizados. pues. de saltos incestuosos entre os las generaciones. Bastaría para confirmarlo al establecer la larga lista de los estudios de psicoanalistas que han ido a buscar en Vernant tal o cual rasgo más vivo que los de sus materiales clínicos. Cfr. Assoun y M. de sobrepasamiento de las fronteras entre las divinidades. Porque el inconsciente se mostraba de esa manera ³en la superficie´. a falta de lo cual sólo puede ser puesta en duda. dipe sans complexeµ [Edipo sin complejo] [1967]. Este extraño y desconcertante acceso directo a lo inconsciente en su forma arcaica es siempre actual.. Vernant plantea el asunto de saber ´¿de qué manera una obra literaria que pertenece a la cultura de la Atenas del siglo V a. es que Freud pudo ir a buscar el concepto organizador del psicoanálisis. que Lacan evita comentar. Le Gai savoir [La gaya ciencia]. hay que apostar que es otra cosa que no puede ser más que ese ³inconsciente arcaico´ (no freudiano). habría una historia de lo inconsciente y ésta nos falta. las categorías psicoanalíticas parecen alimentar claramente sus estudios. tal como lo decía ya Nietzsche. Vernant Mythe et société en Grèce anci enne [Mito y sociedad en la Grecia antigua]. Vernant. ²P. 1957. Zafiropoulos 115 ¡ ¡ ¡ . es en efecto En un comentario capital. esos relatos no cesan también de mostrar escenas de sacrificio. retomado en J. en los sonidos. 1974. Si este aforismo. esos griegos! Saben vivir: esto exige una manera valiente de detenerse en la superficie. Plon. Conclusiones. 116 Nietzsche. extrañamente abierto e inmediatamente legible. y que transpone en sí misma de manera muy libre una leyenda tebana mucho más antigua. Lo inconsciente. la adoración de la apariencia. París. en las pal bras. París. Se podrá hallar un comentario sobre esta proposición en M. J. que ³lo inconsciente es la política118´. en los mitos griegos de la Casa de Tebas. está vinculado con las figuras del Otro que se han sucedido en la historia.. No hay diferen en cia ellos entre superficie y profundidad: ³¡Ah. § 4. la creencia en las formas. como relación con el Otro. hay quienes sospechan que Vernant hace psicoanálisis sin querer decirlo o aún sin saberlo y. 118 Jacques Lacan. en el pliegue. esta concordancia debe problematizarse. 77. lo cua l Vernant.12 manera del inconsciente freudiano. la del sí y del noµ. el nudo edípico. En este artículo. La logique du fantasme [La lógica del fantasma]. Si lo que inspira los análisis de Vernant no es el psicoanálisis. sesión del 10 de mayo de 1967. en esas sociedades tradicionales. Es así que. p. en la epidermis. 1 y 2. como lo decía Lacan de manera bastante provocativa. la oposición verdadero -falso no existe en esos relatos míticos115. Vidal-Naquet. anterior al régimen de la cité. en efecto. inmediatamente visible. Ahora bien. Cfr.] de lo ambiguo [. Cfr. 117 Ver J. la humanidad y la animalidad. de travesías de los confines que separan a los viv de los muertos. pudo complacer a los normalistas de entonces. Gallimard. Vernant y P. París.. Y es por eso. Como sí esa relación directa y exclusiva con un Otro múltiple y contradictorio manifestara en cierta manera la existencia del inconsciente en lugar de disimularlo.] que no sería la de la binariedad. los griegos dejan ver todo. El gran libro de las prohibiciones generalmente bien reprimidas como en el inconsciente moderno parece. Por lo demás. de las sociedades politeí tas sobre las cuales s trabaja. Esos pocos elementos sobre las sociedades arcaicas permiten en todo caso plantear una hipótesis capital: así como hay una historia del Otro. ²P. de hecho. 10/18. Maspero. Le Seuil. Prefacio. de J. Todo lector advertido lo comprueba ante los estudios de Vernant o de Détienne que tratan sobre los mitos y las potencias griegas arcaicas. ²L. seminario inédito. Vernant señala también que ´el mito pone en juego una forma de lógica [. L unconscient de la politiqueµ [Lo un-consciente de la política] en P. no dejó de hacer117. puede confirmar las observaciones de un médico de comienzos del siglo XX realizadas sobre la clientela de las enfermas que frecuentan su consultorio?µ. Mythe et société en Grèce ancienne [Mito y sociedad en la Grecia antigua].

13 necesariamente político en la medida en que el Otro ordena el área social en que se produce el sujeto. es lo que deja escuchar claramente Lacan cuando. se lo indica como una instancia que se remodela permanentemente. en las sociedades arcaicas el inconsciente se expresaba en los relatos colectivos de las sociedades orales. De hecho. comerciales. virtual o realizada. una vez que el Otro resulta del contrato (social). El inconsciente del tiempo en que existía un Otro múltipl y contradictorio e se manifestaba abiertamente en mitos colectivos. edades de lo inconsciente. Traducción: Diana S. a Cantón. Pero antes debo llegar a la forma que revistió durante la modernidad. Esto parece indicar claramente que antes de manifestarse a nivel del individuo. 1985. sometida a la infinita negociación social (que en Locke llega hasta el derecho del Pueblo a sublevarse). Manantial. no sin humor. no necesariamente pacífica. este Otro no cesa de cambiar en la historia. si lo comprendemos como la manifestación social latente o patente. sociedades con varios Otros. Intervenciones y textos. en la frase que sigue a este aforismo. [Las soluciones sociales del inconsciente]. yo remontaría la modernidad al momento en que comenzaron los intercambios de todo tipo (culturales. ya no nos vemos regidos por un gran Sujeto. atributo de la modernidad. 2001. [bajo la dirección de]. 119 Jacques Lacan. sea el término lockiano y luego rousseauista de contrato´. o sea 1492. ³en alguna parte entre 1400 y 1800´. En ese punto. simple o múltiple. Les Solutions sociales de l´inconscient. . una palabra que es una palabra de contrato´. sociedades con Otro único (como en los monoteísmos). el 4 de marzo de 1953. en los años 50. fecha de la llegada de los portugueses a China. En eso consistiría la ³modernidad´: la coexistencia. Se lo sospecha de hecho desde hace medio siglo: no por azar el mismo Lacan. fecha de la conquista de América por Colón y . pues. Ahora bien. Anthropos. En ese texto puede leerse: ´Si confiamos en la definición del mito como una cierta representación objetivada de un epos o de una gesta que expresa de modo imaginario las relaciones fundamentales características de cierto modo de ser humano en una época determinada. Esta hipótesis de que existen edades de lo inconsciente me conducirá a abordar el asunto de la forma que reviste en nuestra contemporaneidad postmoderna. como ³mito individual119´. Estas últimas corresponden al advenimiento de la época moderna. Resulta significativo que el término al que acude Lacan para definir al Otro después de haber abierto de esta manera el inconsciente hacia lo político. es indudable que podemos volver a encontrar su función en la vivencia misma de un neurótico. Si en verdad fuese necesario fijar una coordenada. Desde entonces.El mito individual del neurótico. plena o vaciada de su sentido. entre Europa y Oriente. París. de ese modo del ser.µ En: Jacques Lacan. ¿Cuándo datar la entrada de nuestro mundo en la modernida En lo que concierne a Braudel. La modernidad: elementos para una historia del Otro. mi tipología sería entonces la siguiente: existen sociedades con Otro múltiple (como en los politeísmos). también guerreros. En efecto. o sea 1517. colonizadores) entre Europa y América por una parte. Y entonces sólo puede determinar formas distintas de lo inconsciente que corresponden al tipo de contrato en vigor. define ³al Otro [como] el lugar donde se despliega para el caso. La modernidad correspondería entonces al final de la unidad de los espíritus reunidos en torno a un solo gran Sujeto. la definición de las sociedades modernas es más fácil: la modernidad es un espacio colectivo donde el sujeto se define por varias de esas ocurrencias del Otro. Conferencia pronunciada en el Colegio Filosófico Jean Wahl. caracterizadas por la hegemonía exclusiva de un gran Sujeto. Buenos Aires. Rabinovich. Continuación Tras la definición de las sociedades tradicionales. de varios grandes Sujetos. Habría. sino por varios. habló de la neurosis. d? este responde. .

del Islam y del cristianismo entre los siglos XII y XV.que integran todas las experiencias pasadas y funciona en cada momento como matriz estructurante de las percepciones. Cfr. esta diversificación de las figuras del gran Sujeto y esta apertura no aparecieron de golpe. por y para un gran Sujeto. Ficha técnica de Enrique Martín Criado.14 Podría decirse entonces que el giro del siglo XVI y del siglo XVII en Europa corresponde al comienzo de la modernidad. Estos esquemas generativos están socialmente estructurados: han sido conformados a lo largo de la historia de cada sujeto y suponen la interiorización de la estructura social. Vasari. estético. así fuese a costa de dar lugar a una sensación de inestabilidad. Entonces me parece que la modernidad puede pensarse como un espacio colectivo donde el sujeto está sujetado a varias figuras del gran Sujeto. fueron verdaderos centros precursores de la modernidad). Koyré. traducción de A. de Granada y de Sevilla que vieron el encuentro del judaísmo. No obstante. 1972: 178) [Tomado del Diccionario crítico de Ciencias Sociales (Director: Román Reyes). ³vecchio´.. y luego la confrontación con culturas diferentes respecto a las cuales se ejecutaron proyectos de conquista y también proyectos de comprensión. Comment [un5]: Por habitus Bourdieu entiende el conjunto de esquemas generativos a partir de los cuales los sujetos perciben el mundo y actúan en él. un mundo abierto. Este período corresponde. más allá del ³mal arte´ de la ³edad oscura´. Esta puesta en contacto generalizada y este nuevo dato en la cultura no dejaron de tener efectos considerables. 1973. Esta articulación produjo un nuevo despliegue general de la representación y de los relatos.. y cuando se transforma para llegar a ser. de la Edad Media120 . fecha de la condena de Galileo por el Santo Oficio en razón de su descubri iento sobre el movimiento de la m 120 Cfr. Pero al mismo tiempo son estructurantes: son las estructuras a partir de las cuales se producen los pensamientos. 1981-1987. Grandes Sujetos de diversa naturaleza se encontraron y tuvieron que cohabitar integrando los anteriores encuentros (a este respecto puede pensarse que las ciudades de Córdoba. nada se resistió a ese modo de vida conquistador abocado a destruir todos los antiguos valores fijos. científico. las apreciaciones y las acciones de los agentes cara a una coyuntura o acontecimiento y que él contribuye a producir". Esta diversificación de las figuras del gran Sujeto es concomitante con el ocaso y luego con el fracaso del control de la Iglesia sobre los descubrimientos científicos: el año 1633. Berger-Levrault. Conmoción por fuera de Europa tanto como en su interior. de recurrente ³malestar en la civilización´. que remite en este caso al comienzo de la mundialización de los intercambios y de la puesta en contacto. además. t filosófico. el ser sí y el ser en conjunto no se definen en efecto de manera idéntica según sí la relación con el gran Sujeto es simple o compleja. del campo concreto de relaciones sociales en el que el agente social se ha conformado como tal. Universidad de Sevilla. y particularmente sobre el papel del neoplatonismo en la invención del nuevo orden galileo que destituye al hombre de todo lugar central en el universo y que conduce al abandono de las perspectivas finitas del universo. a menudo violenta. de Toledo. . La época moderna se abrióde esta manera con ese momento de conmoción en la civilización. puestas en contacto de manera súbita y violenta tras el descubrimiento de otros mundos. Fue necesario el encuentro de economías diferentes. como lo indicó Koyré. vueltoa cerrar o encerrado en sí mismo. de tensiones en la subjetividad. Les Vies des meilleurs peintres. el florentino Vasari. En adelante. puesto que desemboca en la búsqueda de un modo de vida que articule el cambio permanente en todos los campos: técnico. G. Gallimard. en la modernidad es compleja. múltiple y hasta ³infinito´121. percepciones y acciones del agente: "El habitus se define como un sistema de disposiciones durables y transferibles estructuras estructuradas predispuestas a funcionar como estructuras estructurantes. 121 Me refiero a las tesis de Alexandre Koyré sobre la historia del pensamiento filosófico y científico en los siglos XVI y XVII. polí ico. Se llega a ser moderno cuando el mundo deja de ser cerrado. Du monde clos à l´univers infini [Del mundo cerrado al universo infinito]. como lo que debía abrir una edad ³moderna´ a través de la ³rinascita´ del ³buen arte´ de la edad de oro ³antico´. A. puesto que en ese momento histórico Occidente empezó a lanzarse hacia una loca búsqueda de su propio sobrepasamiento. Chastel. a un fenómeno sin precedentes: el anudamiento de la tecnicidad con las gramáticas científicas (anudamiento que leva un nombre: l Leonardo da Vinci). París. La condición subjetiva. de las diferentes poblaciones del mundo. escultores y arquitectos]. los antiguos ritos y habitus sociales de las sociedades unicentradas. el Renacimiento había sido concebido explícitamente por el primer historiador de arte. París. (Bourdieu. sculpteurs et architectes [Las vidas de los mejores pintores. de crisis permanente. Ahora bien.

Se trata muy evidentemente de un sujeto que nunca está en paz. las traiciones. político. de los derechos naturales de los hombres) y a finales del siglo XVIII en Francia. Fue necesario. que Rousseau se empeña en definir por sí mismo y que cree él hallar en los diferentes relatos de viajes por las Indi s Occidentales.µ 123 Kant. de la soberanía popular.. Cfr. definido en función de su propia capacidad para pensar (el famoso ³pienso luego soy´. donde se pueda dormir con menos perturbación. Al nivel de la filosofía política. Ya sólo bastará con promover ese descentramiento permanente como ³ley práctica 123 universal´ para plantear que esta ³naturaleza razonable existe como fin en sí ´.. inventa el término de ³modernidad´.. fue no obstante necesario esperar su pleno establecimiento político. para calcular el vuelco de la civilización que había provocado. cit. en efecto. en suma.. No sé como puede usted amar tanto el aire de Italia. verdade ro laboratorio avanzado de la modernidad en los planos económico. un objetivo más n 122 De esto da fe esta carta a Guez de Balzac del 5 de mayo de 1631: ´lo invito a escoger Amsterdam para su retiro y a preferirlo. hasta hacer advenir un sujeto de ³la naturaleza´. para aprehender la civilización como fin del monopolio absoluto de un gran Sujeto y como deriva.. De hecho. Baudelaire. tal como lo esbozo. sino también a todas las bellas moradas de Francia y de Italia. las calumnias se conozcan menos?. un poeta que nombrara el nuevo curso que seguiría el navío en el cual se había embarcado la humanidad. con el Aufklärung y las Luces. más aún. uno de los grandes poetas románticos del siglo XIX. este hombre. proyecto más radical. viajando siempre a través del gran desierto de hombres. ese solitario dotado de una imaginación activa. estético y filosófico122). Fondements de la mètaphysique des maeurs [Fundamentos de la metafísica de las costumbres] [1785]. ¿Qué busca? Seguramente. no le diría únicamente a todos los Conventos de los Capuchinos y de los Cartujos a donde se retiran obligatoriamente personas honestas. que describe. donde siempre haya ejércitos en pie expresamente para protegernos. op. con el cual se respira tan a menudo la peste. La Razón o la modernidad como espacio multirreferencial Si la modernidad es ya antigua (cinco siglos).. de manera que ese descentramiento mi mo produce el trabajo de la s razón. donde los envenenamientos. pero que buscan definir zonas específicas de libertad y de acción: el sujeto cartesiano. que se presenta como siempre descentrado respecto a sí mismo. esta apertura aparece en verdad a finales del siglo XVII en Inglaterra (John Locke definió en 1690 las teorías del contrato. al dar esta definición del sujeto que deroga ampliamente la definición del sujeto como puro y simple sujeto del Rey. que establecieron definitivamente esta emancipación filosófica del sujeto. marca también el fin del control del dogma religioso sobre los descubrimientos científicos.. a La coronación de ese proceso será el nacimiento del sujeto crítico kantiano. y donde la oscuridad de la noche cubre hurtos y asesinatos. Se llegará entonces. es evidentemente su ejemplo más importante (no por azar Descartes. En esta gran ciudad en la que me encuentro. Esta apertura aparece luego en el plano filosófico con el surgimiento de filosofías que salvaguardan el principio de la sumisión al gran Sujeto. al nuevo sujeto: ³de esta manera va.. hacia 1850. ya sólo había que rendirle cuentas a ella. en el siglo XIX.15 Tierra. La apertura se prolonga hasta el siglo XVIII. tiene un objetivo más elevado que el de u puro mirón. corre. que no obstante queda correlacionado con Dios que garantiza este conocimiento). para percibir esta deriva de la civilización. eligió el exilio en las Provincias unidas.. busca. . ¿Qué otro país hay en donde se pueda gozar de u na libertad tan total. que bien podría yo quedarme aquí toda mi vida sin ser jamás visto por nadie. la segunda sección. todo el mundo está tan atento a su provecho. en las Curiosidades estéticas. como no hay ningún hombre que no ejerza la mercancía salvo yo.

de la lógica y de las matemáticas.. presentes y por venir 125. todos esos elementos pueden hallarse en la modernidad que nada ama tanto como mutar de una definición a otra. el acceso 126 a lo universal pasa por un cosmopolitismo generalizado . escribe Deleuze. en el tiempo histórico de la sucesión de los reinos o en algún otro tiempo posible. [1784]. estamos en todos los tiempos a la vez. 126 Hasta el punto en que. Cfr. Curiosités esthétiques. ³Kant. a la Raza. 5).uqac. es decir el 25 de noviembre de 1795. los géneros en literatura.16 general. al Pueblo. el ornamento en arquitectura. La modernidad es un espacio donde todo el espacio simbólico se vuelve complejo. está en la situación histórica que le permite captar todo el alcance del cambio: el tiempo ya no es el tiempo cósmico del movimiento celeste originario. sin olvidar la fijeza del sujeto en el centro del mundo y de sí mismo en una física. El arte romántico y otras obras críticas] [Textos establecidos por Henri Lemaître]. la modernidad. Bordas. Cfr. al Rey. Kant veía en el establecimiento de este ´Estado cosmopolita universalµ el ´plan oculto de la naturalezaµ para el hombre. como la puesta en cuestión permanente de sus propios fundamentos. el tiempo se encuentra out of joint´. Y de hecho. Por supuesto. una metafísica.). Entonces la Razón no es tanto un nuevo gran Sujeto que sobreviene después de todos los demás. los valores en filosofía. para Kant. los fundamentos del lenguaje. en cierta forma. se define como su propio sobrepasamiento. Hamlet. al Dios único de los monoteísmos en todos sus estados (el judaísmo. El quinto frimario del año IV.. en el tiempo crónico y rural de los trabajos y los días. . el espacio y el tiempo del pensamiento han salido de las determinaciones locales: ya no nos hallamos en el tiempo inmemorial del mito. La modernidad es pues un espacio en el que se hallan sujetos como tales sometidos a varios grandes Sujetos: a los espíritus y a los dioses. con Deleuze cuando menciona que con Kant. a los poderosos. es gracias a Kant que adviene esta salida del pensamiento por fuera de su condicionamiento a las temporalidades locales.´ Era de esperar. esta manera de filosofar debería conducir a ´un estado cosmopolita universal donde todas las disposiciones originarias de la especie humana se desarrollaríanµ. cuando todas las Iglesias de París fueron consagradas oficialmente a la Razón por la Convención) y un intento filosófico con el positivismo (la de Comte en el Catecismo positivista). la métrica d verso fijo el en poesía. Idée d´une histoire universelle au point de vue cosmopolitique [Idea de una historia universal desde el punto de vista cosmopolítico]. La modernidad. diferente del placer fugitivo de la circunstancia.. En Kant. Al respecto confluyo. puesto que ésta. ´Octava proposiciónµ. Con la modernidad. L´art romantique et autres ævrres critiques [Curiosidades estéticas.ca/«/livres/kant-emmanuel/. a los reyes. Cfr.uquebec. por el hecho de que el refe rente fundamental no deja de cambiar. esto explica el aspecto movedizo . la perspectiva y la figuración en pintura. IV. a la República. París. ³crísico´ y eminentemente crítico de la modernidad. que ese ³solitario´ de andadura muy kantiana buscará siempre la modernidad. siempre puede correr tras ella sin atraparla nunca. en el tiempo referencial de la manifestación de Dios a los hombres. www. los protestantismos. la estructura estable del espacio-tiempo en el universo. Basta con considerar los últimos 100 años para darse cuenta de que nada en Europa le ha escapado: las formas consagradas de la sumisión del hombre a los dioses. han existido tentativas de construcción de la Razón como nuevo gran Sujeto: una tentativa política durante la Revolución Francesa con la construcción de templos dedicados al culto de la razón (Cfr. una ontología y una psicología generales. Entonces hay gran Sujeto en la modernidad. al oír esta definición. el catolicismo. 125 No obstante. Busca ese algo que se nos permitirá llamar la modernidad124. ni el tiempo rural del movimiento meteorológico derivado. sino el lugar abierto en el pensamiento donde se discuten hasta el infinito todos los desacuerdos posibles respecto a los grandes Sujetos pasados. Se ha vuelto el tiempo de la ciudad y nada 124 Baudelaire. al proletariado. I. 1990. por lo menos parcialmente. hay Otro y hasta muchos Otros o por lo menos muchas figuras del Otro.. el Islam. es lo que enfrenta todo. ³ es decir ³por fuera de sus goznes´ (Deleuze retoma la expresión de Hamlet en Shakespeare... la armonía en música.

Entonces. 1983. págs. adecuado al tiempo cosmopolita de la ciudad moderna. París. Esta multiplicidad de las formas del gran Sujeto y de las figuras del Otro en la modernidad acarreó igualmente otra consecuencia mayor: la condición s ubjetiva no resulta definida únicamente por la crítica (en cuanto a los procesos secundarios conscientes o inconscientes). 1993. que. Tal es la paradoja de la modernidad: la de haber engendrado formas discursivas tan radicalmente opuestas. no lo sigo más cuando concluye desde e e tiempo s multirreferido un tiempo de la ³variación continua´. Critique et clinique [Crítica y clínica]. por el hecho de que viene de otro lugar. 127 ¢ . Los tres rasgos de la condición subjetiva moderna: el diferendo. es decir del inconsciente. de un mundo diferente determinado por un gran Sujeto diferente. el capítulo V. La forma discursiva crítica proviene del hecho de que todas las definiciones del Otro pueden hallarse en la modernidad. no pienso que Kant sea deleuziano: no da el paso que lleva de lo múltiple al vértigo de la variación continua que Deleuze habría celebrado tanto con el nombre de ³tensor´.17 más. sino también por la neurosis. por el hecho de la pluralidad de los grandes Sujetos que la caracteriza. siempre ejecutados sumariamente. el puro orden del tiempo127. sigue siendo una n arena infinitamente escandida de tiempos sucesivos. la neurosis y la crítica La modernidad. 129 J. Le rêve mexicain ou la pensée interrompue [El sueño mexicano o el pensamiento interrumpido]. La Razón e Kant. ²F. el sujeto moderno es crítico en la medida en que ya sólo puede ser un sujeto que funciona en varias referencias que incesantemente entran en competencia y hasta en conflicto . 1996. Amorim en Dialogisme et altérité dans les sciences humaines [Dialogismo y alteridad en las ciencias humanas]. ya no puede funcionar más que como un espacio abierto a referencias múltiples. págs. Para esta cita y la siguiente cfr. Cfr. que emite un juicio y una sanción no discutibles y previos. Le Clézio. El diferendo no resulta del sujetamiento impuesto por tal o cual gran Sujeto.html. En efecto.M. En efecto. Ver el excelente comentario del ´diferendoµ que produjo M. así como se la llama desde Freud.webdeleuze. 128 J. Deleuze. en el sitio http://www. 51-57. Lyotard.M. La primera de esas formas tiene que ver con lo siguiente: la modernidad consagró el desarrollo de modalidades de nuevas dominaciones extremadam ente violentas (como la colonización y la esclavitud). Le Clézio en su hermoso libro sobre la conquista del Nuevo Mundo: ³en el momento en que Occidente [«] inve ntaba las bases de una 129 nueva república. Ver también Quatre lecons sur Kant (1978)µ [Cuatro lecciones sobre Kant (1978)]. Paralela a la generalización del diferendo por fuera de Europa. que tuvieron lugar en Europa con el encuentro con otras civilizaciones.G.com/TXT. el despliegue sin precedentes del espacio discursivo crítico en Occidente está correlacionado con un ensordecedor silencio: ³el silencio del mundo indígena es sin duda uno de los más grandes dramas de la humanidad´. que rompen el principio de encadenamiento discursivo. hasta contradictorias. Minuit. del lado de los procesos primarios. sino de un terror excepcional. París. la modernidad vio la creación de un nuevo espacio discursivo caracterizado por la crítica al interior. a partir de entonces.´ Concuerdo con Deleuze cuando él busca mostrar de qué manera el tiempo kantiano del pensamiento adviene como un nuevo tiempo múltiple. Esta antinomia ya había llamado la atención de J. L´Harmatta n. Le Différend [El diferendo] Minuit. Esas modalidades se caracterizan por ese rasgo que Lyotard llama diferendo 128. iniciaba la era de una nueva barbarie ´. París. en donde las coordenadas están en constante desplazamiento. engendró formas discursivas nuevas que se traducen en maneras inéditas de hablar y de realizarse en el lenguaje.G. 228 y ss. sin litigio.

Traducción: Diana Rabinovich. en principio. particularmente en su Ideología Alemana. p. El sujeto freudiano nace de la imposibilidad para todo individuo normalmente constituido de poder seguir el conjunto de las máximas morales de acción que se exigen del sujeto trascendental l as mismas que Kant ( expone en su Crítica a la razón práctica). la ´ideologíaµ se ref iere al sistema de intermediarios entre cosa y espíritu. En efecto el sujeto sólo puede acceder al deseo o a lo trascendental a partir del momento en que se identifica con una Ley que es una pura forma vacía. más acá de lo que exigiría el deseo. a las representaciones que dominan el espíritu del hombre o de un grupo social. 131 J. [«] Ahora bien. Ahora bien. por no decir. El término será retomado luego con el mismo sentido por Marx. quien reveló lo que quedaba reprimido en la ley moral kantiana: ³Sad e es el paso inaugural de una subversión en la que [«] Kant es el punto de giro [«]. Puesto que. 247. sostenidas por grandes Sujetos diferentes. seminario XI] (1964). El testimonio de la obligación [«] es un tú debes incondicional. como los psicoanalistas. pero no lo sigo cuando afirma que fue Sade. Lacan. París. Lacan. Livre XI [Los cuatro conceptos fundamentales del psicoanálisis. 375. de hecho. 133 El deseo así como la ley. subsistir largo tiempo sin que aparezcan contrafuegos. nosotros analistas. así como lo establece Kant. 1988) ´Kant nos da el franqueamiento [de la moral tradicional] [«]. contemporáneo de Kant. París. el lugar del enfrentamiento de ideologías distintas. ³la ley moral [«] no es más que el deseo en estado puro [«]. que el deseo sólo podía oponerse a la Ley. 1973. con Sartre. Le Séminaire . Seuil. sólo ubicó esta identidad por etapas: en ³Kant con Sade´. Por eso escribí Kant con Sade 132´. De hecho. Ese será todo el tema del seminario de Lacan de 1959 1960 sobre La Etica del psicoanálisis (Buenos Aires. Les Quatre Concepts fondamentaux de la psychanalyse. y la satisfacción que se le ofrece al individuo con objetos empíricos. como lo afirma Lacan cuando habla de lo que buscaba exhumar en su texto ³Kant con Sade131 ´. Estoy de acuerdo con Lacan en esta equivalencia. Este enfrentamiento de ideologías distintas es fundamentalmente característico de la modernidad. 132 J. p. cit.. quiere. que deja la razón sin reposo y la instituye. Se impone una precisión aquí respecto a este bello descubrimiento de Lacan que consiste en plantear la equivalencia del deseo en estado puro y de la Ley moral: de hecho se sabe que sacudió mucho las mentes puesto que hasta entonces se pensaba. parciales. Por eso el sujeto freudiano (sujeto a la culpabiidad) y l el sujeto kantiano (sometido a la moral) forman una pareja. reconocer que es el lugar ocupado por el deseoµ. un año más tarde (como ya lo recordé) la perfecta identida de d la ley moral y el deseo en estado puro (el resaltado es nuestro). antes de afirmar por fin. existe una inadecuación entre esta Ley confundida con el deseo 133 en la medida en que esa ley quiere y exige imperativamente . Vrin. Écrits. 1970. Cfr. Pero ese sujeto crítico está ipso facto sujeto a la neurosis. Paidós. . Élements d´idéologies [Elementos de ideologías] [18011805]. se contentó con plantear que ³la ley y el deseo reprimido [eran] una sola y misma cosa´. es decir. ´Kant avec Sadeµ (1963). como ³ley práctica universal´. El primero nace en cierta manera de la imposibilidad de satisfacer la libertad crítica exigida por el segundo. lector de Kant. y ninguna referencia dogmática puede. Destutt de Tracy. ese lugar. La modernidad es. es significativo que el 130 concepto de ³ideología´ nazca en los medios kantianos a la vuelta de los años 1800 . desprovista de todo contenido y de todo sentimiento. De hecho Lacan. podemos. es decir. hasta contradictorias. op. Entonces el individuo siempre se encuentra unos escalones por debajo de la libertad crítica requerida. Diremos que 130 Para Destutt de Tracy.18 Este último aspecto es evidentemente decisivo en cuanto al pensamiento quese acomoda a la modernidad: sólo puede existir como espacio definido por la crítica.

op. Bataille y Blanchot ya habían trabajado mucho sobre este tema de la obediencia de la Ley por la transgresión. p. cada sujeto. Según Lacan. particularmente a través del desarrollo de la Razón instrumental y los progresos de la técnica. en efecto. Adorno ya había mostrado que los personajes de Sade obedecían a un imperativo categórico kantiano. obligado a buscar una satisfacción en objetos siempre parciales. 134 135 J. La Dialectique de la raison [La dialéctica de la razón] [1944]. lo único que se puede sostener en verdad. no puede acceder al deseo.. En los años 50. me pregunto si Lacan no se extravió sobre ese punto: el sadismo. págs. Adorno y Horkheimer. p.. 137 Ibid. Sus imprecaciones contra el cosmopolitismo. Antes bien. 765). 765-766. es multiforme. contrariamente a las apariencias. ci t. . En efecto. En suma. En efecto. en él. Por eso. es paradójicamente Sade y no Kant. la neurosis no es sino aquello a través de lo cual cada cual. Resulta de ello una deuda moral. 92-127. no pienso que el sadismo revele lo que queda reprimido en la moral kantiana. p. a la catástrofe nazi. Lacan creyó que el sadismo. 382. y no su continuación. Y por eso es que no pienso tampoco (como Adorno) que la dialéctica de las Luces. Sade habría en 135 efecto mostrado que la ley incluía el deseo de transgresión de la ley . demuestran de hecho de qué manera fueron todo menos kantianos. Queda impedido de acceder allí sin que sepa en verdad por qué. Cfr. La filosofía en el tocador es una filosofía de la Naturaleza. págs. por él el asunto del origen. de hecho. Gallimard. es entonces la detención del movimiento de la Razón la que llevó a la catástrofe nazi. 370. así como toda moción esencialmente perversa. el prudente Kant me parece llegar más lejos que Sade puesto que. Y que el individuo. de tal manera que entonces podría decirse que quien interrumpe la razón (y el deseo) en tanto transgresión permanente. Lacan. Ahora bien. Cfr. Este Otro es la Naturaleza. de ahí. 139 Ibid. había logrado ponerle una trampa a la Ley moral puesto que había logrado llevar esta Ley ha su transgresión136. En resumen. paga su deuda simbólica con el Otro (el Padre para Freud). por supuesto no es la misma de Sade puesto que se trataba de una Naturaleza encarnada en una supuesta raza superior.. L´Éthique de la psychanalyse [La ética del psicoanálisis]. Entonces la obligación moral de la razón producto del tiempo múltiple no puede ser seguida en todas sus consecuencias prácticas (salvo por lo que Lacan llamará el héroe139). La Naturaleza en Kant no dispone de pree minencia alguna especial. Los nazis. La neurosis es simplemente exuberante en el tiempo de la modernidad porque la deuda con el Otro presente bajo diferentes figuras. 136 Lacan señala en ´Kant con Sadeµ que esa relación entre La filosofía en el tocador y la Critica de la razón práctica no había sido ´nunca señaladaµ. o si lo hace. ´Juliette ou Raison et moraleµ [Julieta o Razón y moral]. Sin sta embargo. (p. que sólo puede relanzar incesantemente la Razón en todas sus formas. se fija sobre Otro al que supone más fuerte que todos los demás Otros adosándole la referencia última. todos los Otros se valen y sólo valen por sostener el movimiento infinito y sin reposo de la razón en acción. es para interrumpir enseguida su curso. interrumpe el movimiento de la razón kantiana mucho más de lo que la transgrede. cit. en efecto. es que el deseo y la Ley moral son equivalentes. En efecto. se sabe hasta qué punto la culpabilidad está en el centro de la elaboración freudiana. Y. Casi 20 años antes de Lacan. detuvieron también el movimiento de la Razón en la Naturaleza. ´Kant con Sadeµ. Lacan. 15. es la Naturaleza la que goza a través de los actos de la libertina y del libertino sadianos. y le correspondió a Fre mostrar que ud también era una deuda simbólica. y esta traba es por supuesto culpabilizante. haya conducido a la ³autodestrucción de la Razón137´ y. 1974.19 [La Filosofía en el tocador] ofrece la verdad de la Crítica 134´. Lacan no deja de subrayarlo cuando establece en la Ética del psicoanálisis que ³la única cosa de la que se puede ser culpable es de haber cedido en su deseo138´. op. aquel que tomó a cargo. París. 138 J.

de la filosofía.´ De manera general. Esta deud entonces está anudada en torno al a asunto del padre. Exceso en donde puede leerse en filigrana cierta descomposición de la figura paterna. de Robert Musil. Es una escena específicamente moderna la que construye Freud. en ciertas condiciones. En efecto. Tal vez demasiados. París. que se autorizaban de dioses no siempre muertos (el del Antiguo Testamento. El sujeto freudiano y el sujeto kantiano forman entonces pareja. sino también en los relatos individuales. el tiempo. que pone al amo ante el muro a producir un saber142. llegar a ser el mejor aguijón de la crítica. plantear una incompatibilidad entre la crítica y la neurosis equivale a olvidar la capacidad del neuró tico (independientemente de la forma neurótica que le corresponda). no es un azar que el psicoanálisis haya nacido en Austria en el momento en que la historia era tan rica en figuras del Otro: no olvidemos que Austria -Hungría era el reino ³KK´. El Imperio perdido. el espacio. la modernidad le debe todo a esos dos sujetos íntimamente ligados por la relación con las múltiples figuras del Otro que la Ver el trabajo de José María Pérez Gay. Y pago por la culpabilidad (palabra clave. Océano. decía de esta manera Lacan. Además. 141 Re-père: re-padre y también coordenada. En efecto. bajo la tutela de un gran Sujeto doble. 1970. reivindicado por el judaísmo ashkenaze. la deuda con el Otro. del padre como nombre. Kaiserlick und Koeniglich. El genio de Freud consistirá en construir una escena específica. y esto da entonces en total muchas histéricas puesto que la histeria se caracterza por i la rivalidad. las historias. De hecho. de Karl Kraus. lo que se anuncia como nuevas ontologías posibles producto de la lógica. aquel que nombra. de Joseph Roth y de Elías Canetti. muchos Padres son muchas cuentas por resolver con ellos. el emperador Francisco José. el padre que funciona como coordenada a partir de la cual se engranan los detalles espaciales y temporales. para querer que el mundo sea interpretado en función de su síntoma. aquel a través de quien adviene 141 el acceso a lo simbólico. México.20 A este respecto. del descubrimiento freudiano). con su propensión a la repetición. un teatro discursivo donde pueda jugarse o volverse a jugar esa relación con el Otro. no olvidemos al respecto que el reino KK se había vuelto para Musil simplemente una gran ³Cacania´. las líneas narrativas. Este autor relaciona la invención del psicoanálisis con la caída del imperio austro-húngaro y la crisis de la paternidad legibles en las obras de Hermann Broch. de lo que no deja de insistir a sus espaldas en su discurso. se la llevan bastante bien: en efecto. son hermanos enemigos que. que corresponde al tiempo en que. y de un conjunto de países que tenían por soberano al emperador hereditario de Austria). Probablemente sea la primera vez en la historia que se encuentran tantas figuras del Otro concomitantes en un sólo lugar. de la estética. En suma. es decir. como ya lo indique. De este exceso que da fe de un defecto y de una descomposición de la figura paterna. la Austria de los Habsburgo-Lorraine. el inconsciente no es ya únicamente dado a ver en los relatos colectivos orales e incesantemente divulgados y retomados como en las sociedades tradicionales. del T. el neurótico puede. Le Seuil. la seducción. En todo caso. es el inconsciente en ejercicio.] 142 Jacques Lacan. de quien recibo la palabra. constituye el mejor incitador a cualquier crítica. en Scilicet 2-3. y el del cristianismo) y que representaban varias naciones y patrias (el compromiso austro -húngaro de 1867 reconocía la existencia de un Estado húngaro. 140 . se sabe cómo la histérica puede ³hacer correr´ al amo significándole que ³no es exactamente eso´: ³la histérica. luego debo. lo que no puedo reembolsarle al Otro. Esos dos determinantes del sujeto moderno pueden parecer contradictorios: ¿Cómo ser plenamente crítico cuando se es neurótico? La neurosis. nace el psicoanálisis140. la culpabilidad. el Kaiser y el Koenig. hay muchos Padres en Viena. 89. p. al final. le agrega elementos adicionales a un cuadro ya cargado de Padres. y de lo psíquico en esta Viena burbujeante. parece en efecto incompatible con el libre despliegue de la crítica. 1991. [N. se ha dicho. Hablo. el neurótico justamente en la medida en que está enquistado en la repetición. Radiofonía.

21 caracteriza. podría decirse que es un ³Kant con Freud´ lo que lo caracteriza. . En lo que concierne al sujeto moderno.

extravío ontológico cuya fórmula más punzante y más concisa posible la ofrece el poeta Ghérassim Luca: ³¿Cómo condenar en nombre de la ley/ el crimen cometido en nombre de la ley144?´ Mientras el crimen cometido en nombre de la ley (el genocidio de los Indígenas. . en la postmodernidad ya no hay Otro en el sentido del Otro simbólico: un conjunto incompleto ante el cual el sujeto pueda enganchar en verdad una demanda. que pueda invocarse aún un gran Sujeto que venga a garantizar la existencia posible de los sujetos hablantes. XV. es enfrentarlo todo. qué cambio fundamental podría señalarse entre el espacio moderno y el espacio llamado postmoderno? ¿Por qué esta definición doble del sujeto moderno como neurótico y crítico se ha roto ? Simplemente porque ya no hay ninguna figura del Otro. en otro tiempo característico de las situaciones de colonización. 2001. quien dio cuenta de ese momento de giro de la más eminente creación política de la modernidad (la democracia) contra sí misma. La civilización que produjo esos grandes Sujetos sucesivos que supuestamente debía salvarnos. en la postmodernid ad? Al parecer todos los antiguos grandes Sujetos. todos parecen afectados por el mismo síntoma de decadencia. estamos irremediablemente entregados a nosotros mismos. D repente todas e resultaron no ser más que terribles ilusiones sabiamente construidas que finalmente no nos conducían más que a la más extraviante de las antinomias. nada indica. Héros-Limite [Héroe-Límite]. En efecto. esta definición doble del sujeto moderno como sujeto neurótico y crítico es la que se desfonda en el paso a la postmodernidad. cfr. La Démocratie contre ellemême [La democracia contra sí misma]. lo propio de la modernidad. Pienso que puede situarse el irreversible ocaso de toda figura posible del gran Suje en to Auschwitz. Luca. lo que rompe el principio de encadenamiento discursivo. por el espacio crítico y ³crísico´ en que se mueve. Ya ninguna forma de grandes Sujetos es posible. op cit. Desde entonces. después de Auschwitz. o la trata de Negros) permaneció por fuera del territorio europeo. En efecto. Marcel Gauchet. se instaló. sin poder asumirlo en verdad. inclusive a sí mismo. hablaba ya del ocaso de la imago paterna. yo trabajaré más bien sobre las rupturas. podría decirse) la ley en crimen y el crimen en ley. esos grandes Sujetos resultaron deslegitimados en bloque. plantea no obstante que ³no hay modernidad por el hecho de que 143 no se encuentra nada en el después que no hubiese estado ya en el antes ´. el mismo Lacan. en el corazón de la cultura europea. la vieja Europa. se autodevoró. No se hadejado de subrayar el ocaso de la figura del Padre en la modernidad occidental. En efecto. es decir.22 La postmodernidad como ocaso del gran Sujeto En mi opinión. hoy. Marcel Gauchet parece haber escogido trabajar sobre las continuidades. ya no hay ningún gran Sujeto que valga verdaderamente en nuestra postmodernidad. con Auschwitz. Auschwitz deshizo toda ley posible. aunque también de todas las figuras del Padre tal como se presentan con el Padre celestial. no le hacía mella en absoluto a la autoridad de los grandes Sujetos de Occidente. la modernidad acabó atacando sus propios fundamentos. Esto no le impide no obstante agregar enseguida ³que no es menos exacto que hay ruptura´. aquella que transforma (que invierte. muy al contrario. con la Patria y con todas las demás formas de celebración del Padre. París. De esta manera. después de esta catástrofe que sobrevino en el centro de la región más culta del mundo. pero ya ninguno dispone del prestigio necesario para imponerse. plantear una 143 En lo que corresponde a esta cita y a la siguiente. pág. p. es cierto. todos los de la modernidad están aún disponibles. pero cuando el crimen se cometió en el interior y condujo a la autodestrucción de la civilización europea. . Gallimard. Cfr. ´Edipo Esfingeµ [1976]. 206. El diferendo. ¿Qué discontinuidad. del Padre en su dimensión simbólica por supuesto. M. 144 G. Así. En suma. Gauchet. desde su primer trabajo publicado sobre los complejos familiares. cfr. por ejemplo. ¿Qué gran Sujeto se impondría hoy en día para las jóvenes generaciones? ¿Qué Otros? ¿Qué figuras del Otro. Introducción.

que inmediatamente aparecen como lo que son: tan plenos de suficiencia como unglobo. libres únicamente al querer lo que no cesa de ofrecernos la mercancía. Temo mucho que quienes quieren persuadirse de ello confunden el hecho de sobrepasar por lo alto el sujetamiento simbólico con la salida por lo bajo. Esta aura. se sale. Gallimard. Pero esos relatos. Pero. En el mejor de los casos. 27 a 137 [48 a 71 para esta sección]. ya no hay. D. Es cierto que en ambos casos. Esthétique I [Estética I]. 148 Hegel. Hay algunos que hasta están dispuestos a creer que esamos t hallando ese momento de gracia única. p. un espacio donde todos los individuos no necesariamente llegan a ser psicóticos. sobre todo para los que han leído a Nietzsche. 146 Es lo que yo llamo un espacio unario. como lo decía Hegel respecto a las estatuas de otrora. el desmoronamiento de la ficción central que organizaba nuestras vidas parecería resultar de la caída de los ídolos. es idéntico decir que la postmodernidad es un régimen sin Otros o que la postmodernidad está llena de semb lantes de Otros. en la postmodernidad. antes de haber entrado en ella. rechazando de entrada todo maestro. en Écrits français.] un momento único en que el hombre estuvo sólo145 ´. y tampoco está Cristo. de Cicerón a Marco Aurelio. es decir. hablan en efecto de una ³presencia Otra´ y dan fe de la ³aparición única de un lejano147´. estando de acuerdo con la autonomía sin haberse dado los medios para construirla. ni siquiera 146 neurótico. Ya nada vendrá a salvarnos. ³la admiración que experimentamos al ver 148 esas estatuas [«] es incapaz de doblarnos de rodillas ´. 2001. Denoël. caemos en una autonomía muy ilusoria. París. Walter Benjamín. L´Art de réduire les têtes. las de la Antigüedad griega en este caso. D-R. nos esforzamos en la autonomía como en una ascesis extremadamente exigente: no olvidemos que los estoicos practicaban asiduamente el frecuentar al maestro. aunque aún se sostienen a nombre de un gran Sujeto. México. Traducción: Pío Eduardo Sanmiguel A.. 147 Cfr. Nos hallamos en un espacio ni ³autonómico´ ni crítico. ¿Ese momento bendito habrá regresado? No lo creo. En ese sentido. producto de las estéticas de lo sublime. lo cual parece más bien una buena nueva.-R. allí donde la modernidad estaba saturada de ellos. Fondo de Cultura Económica. 153. 1991. [. En el otro caso. relatos soteriológicos. Cfr. traducción de Jankélévitch. pero al final el cuadro no es el mismo. 1951. ¿Qué queda de los grandes relatos? Lo único que queda hoy de los grandes relatos son algunas formas subsistentes. hubo. 144 y ss. Escuela de Estudios en Psicoanálisis y Cultura. Locura y democracia. En un caso. Tomado de DUFOUR. tal vez la Comment [S6]: Existe entonces solo el individuo? 145 Frase que comenta ampliamente Marguerite Yourcenar en sus Mémoires d´Hadrien [Memorias de Adriano]. sino en un espacio anómico sin coordenadas y sin límite en donde todo se invierte . París. es decir. En el mejor de los casos.. nos hallamos de hecho en un proceso inverso al movimiento estoico. . pero donde los pedidos por llegar a serlo abundan. Dufour. A priori. Saliendo de la ficción por lo bajo. el del Estoicismo y el del Escepticismo del que hablaba Flaubert cuando escribía que ³como ya no están los dioses. ´L· uvre d·art à l·ère de sa reproduction mécaniséeµ [1936] [La obra de arte en la era de su reproducción mecanizada]. París. Flammarion. y por lo tanto la dirección y el examen de conciencia. págs. París.23 pregunta o presentar una objeción. 2003. Esas persistencias delimitan áreas locales de relativa extensión y pertinencia narrativa. p. esos grandes Sujetos conservan lo que Benjamín llamaba el aura. Plom.. ya no fundan referencia. Sur la nouvelle servitude de l´homme libérè à l´ère du capitalisme total. 1979.

la de los Estados Unidos. No ha de sorprender. los diez miembros del Kansas State Board of Education decidieron. Ahora bien. que los actos simbólicos realizados en la supuesta más grande democracia del mundo. que defienden la tesis del creacionismo contra la del evolucionismo. en pleno clásico siglo XVII. Podría creerse que esta voluntad de dominio se hubiese debilitado con el pasar del tiempo. una pequeña Biblia que le impida al sujeto fugarse (en el doble sentido de ³dejar escapar su contenido´ y de ³alejarse rápidamente para escapar al peligro´). por ejemplo. llegue a resultar demasiado frágil. es muy cómodo disponer de un Otro de bolsillo. en el tribunal y en todos los actos públicos importantes se jura sobre la Biblia.El relato religioso monoteísta La fuerza del relato religioso consiste en postular la existencia de un Dios que supuestamente asume. Darwin llegó a ser recientemente persona non grata en Kansas. pero ya no creemos en eso. Todo lo que tenía que ver con el Espíritu debía ser sometido al imprimátur de la Iglesia. in extremis. En ese Estado de la América profunda. pese a sus intentos de adaptación a los tiempos postmodernos. ¿ Entonces qué relatos nos quedan? . siempre puede venir a socorrer al sujeto cuando el apoyo sobre el sólo individuo. por seis votos contra cuatro. En suma. en la misma época de Descartes. el héroe de la gran revolución copernico-galilea. no se trata únicamente de ese rol de coadyuvante de la democracia. de sus descubrimientos. suprimir toda referencia a la teoría darwiniana de la evolución de las especies en los programas de los exámenes escolares de lasescuelas públicas. el relato religioso ha aspirado a tener influencia absoluta en los asuntos intelectuales y espirituales (y. el discurso religioso siempre apunta a tener una influencia mayor sobre los cuerpos y los espíritus. entonces. Basta con que el pensamiento crítico se detenga en alguna parte para que el discurso religioso regrese en formas que ya no se creía que podría revestir. Dios sigue siendo el último recurso. mientras que sus escritos y su ejemplo se convertían. en el fermento de la Europa erudita. Así por ejemplo. presa de intensos sufrimientos físicos y morales. como a menudo es el caso en las sociedades democráticas. Para sólo citar uno. el miércoles 11 de agosto de 1999. por haber tomado partido en favor de la realidad del movimiento de la Tierra respecto al Sol. sean frecuentados. Le debió su vida al hecho de abjurar oficialmente. volviéndose sujeto de Otro. Condenado por el Santo Oficio. Pretende siempre el control total. pero no hay tal. El relato de los Estados-nación Comment [PESA7]: IMPRIMATUR (Palabra latina que significa "que se imprima") Autorización eclesiástica necesaria para imprimir un libro en la época en que la Iglesia se arrogó ese derecho. Numerosos son los sabios que por eso tuvieron que volverse a tragar sus descubrimientos si no querían ser reducidos a cenizas. Si no. en el cuerpo). luego de la victoria de las Iglesias conservadoras.24 emoción estética quede teñida de nostalgia ( s un hecho que a los hombres postmodernos les e gusta visitar museos). poderosas y organizadas en la región. fácilmente se encendía la hoguera. Galileo acabó sus días recluido. Durante mucho tiempo. el asunto del origen. por el discurso religioso. como consecuencia. el de poder fundarse. sujeto de Dios. para confusión de sus jueces. No obstante. para cada cual. En esta medida. constantemente y por todas partes. El relato religioso pretende resolver el inmenso problema del sujeto. ¡la Iglesia Católica no rehabilitó a Galileo hasta el 31 de octubre de 1992! A pesar de algunos esfuerzos para seguir siendo compatible con los mundos moderno y postmoderno. . mencionemos evidentemente a Galileo.

en el momento mismo en que Víctor Hugo celebraba al emperador. 1991. Louis Dumont. ethnicité [Teorías del nacionalismo. 149 . es el significante: la tierra ordena el resto. es decir. L·Europe de Immigrés. El primero es el de la tierra (jus soli)150. 1992 y Patrick Weil. el suelo está hollado. si Herr Schmidt que habita actualmente en Polonia. Gallimard. Essai sur les politiques d·immigration [La Europa de los inmigrantes: ensayos sobre las políticas de inmigración]. París. él es alemán. edición de 1995 sobre la nación. A partir de entonces.25 El relato del Estado-nación149 se encuentra hoy atascado en sus dos grandes y claros referentes. (revista). cfr. el espíritu. El problema es que no se sabe cómo reconocer con toda seguridad la ³sangre alemana´. En esta búsqueda de fuentes que certifiquen la antigüedad de la tierra. a fin de cuentas. sí sólo la sangre garantiza la pertenencia. Tal como se hace hoy. la reivindicación de ajustar uno y otro y de hacer corresponder las tierras alemanas a la sangre alemana: se buscará la ³Gran Alemania´. Vercingetorix pone en jaque al Cesar ante Gergovia). Nótese que el advenimiento del nazismo no es del todo incoherente con la referencia central a la sangre en Alemania: allí la sangre ya no estaba conectada únicamente Sobre el Estado-nación.-A. debe llegar como por añadidura. etc. cada vez más a menudo. aunque haya poseído Austrasia. entonces la tierra misma puede variar de forma y de volumen Si la . 1991).. puede constatarse que. Ejemplo: todos los que pueden probar que poseen ascendientes alemanes son alemanes. nación. Por ejemplo: Carlomagno obtendrá la reputación de Rey de los francos. El segundo referente es el de la sangre (jus sanguinis). Gallimard. 1991. nationalité. se patalea. se pisotea. Esta tierra francesa debe ser transformada en relato de manera que puedan remontarse los orígenes lo más lejos posible en el tiempo (por ejemplo. En cierta forma. se ve . se conectará la sangre con la lengua: es a lemán cualquiera que posea sangre alemana. los nacionalistas alemanes hicieron un tótem de su nombre. París.. Entonces deben sustituirse los criterios reales por criterios simbólicos. París. germánicas) y aunque haya establecido su residencia principal en Aix-la-Chapelle (en la actual Renania-Westfalia). las costumbres. nacionalidad. París. Francia-Alemania y regreso]. lo demás (la lengua. como todo relato. Dominique Schnapper. poco importan las aproximaciones. Pero poco importa. Delannoi y P. 1995. Ahora bien. más que la realidad. lo cual es bastante normal puesto que esta historia de sangre alemana escapa. tuvo padres o padres de padres que hablan alemán. cualquiera que hable alemán (o. etnicidad] Kimé. En suma. que ³haya hablado´ esta lengua en anteriores generaciones). Aquí ofrezco una presentación muy simplificada de esas dos referencias. edición de 1995 sobre la Nación. París. La Pensée politique [El pensamiento político] (revista). France-Allemagne et retour [Homo aequalis II: [La ideología alemana.). L·idéologie Allemande. Grasset. sangre domina sobre la tierra para certificar la ciudadanía. Frisia occidental Hesse. es posible deducir un corolario: los que son de sangre alemana sólo pueden habitar en una tierra alemana De esta manera. Le Royaume des frères ² aux sources de l·État-nation [El reino de los hermanos: en las fuentes del Estado-nación]. con más o menos fuerza. Taguieff (bajo la dirección de) Théories du nationalisme. Homo aequalis II. nada llega al espíritu. Gallimard-Seuil. pero nada pasa. París. entonces soy francés. el capítulo I. En suma. Qu·est-ce qu·un Francais? Histoire de la nationalité française depuis la Revolution [¿Qué es un francés? Historia de la nacionalidad francesa desde la Revolución]. Se dirá entonces que todos los que nacen en suelo francés son franceses. Grasset. Bastará con volverle a dar el alemán perdido para que vuelva a ser alemán. la francesidad y sus supuestos valores universales no llegan. 150 Sobre el jus soli y el jus sanguini. surgir de vez en cuando. aun cuando haya olvidado el alemán. lo que cuenta. Franconia. Turingia (regiones . G. Por último ver el destacable libro de Pierre Beckouche. 2002. a mediados del siglo XIX. 2001. Ediciones Francois Bourin. puesto que ésta es la referencia que funciona en Francia. en el ±42. cfr. Gallimard. se es francés por los pies: si los poso en esta tierra y si esta tierra es francesa. París. cfr. de hecho. 1991. Nation. a toda posibilidad de verificación (ningún análisis de sangre podrá probar jamás la germanidad de un individuo). La tierra moldea a sus sujetos de pies a cabeza. EHESS. podría decirse.

Otto n huyó y el rey de Francia ganó. Anthropos. por ejemplo. la ³madre patria´). el relato de Estado-nación aspiró al rol de relato dominante entre los demás relatos. apenas franqueadas o hasta simplemente amenazadas. la referencia. 1996. Entonces lo que se moviliza es un imaginario íntimo muy fuerte y que merecería un análisis en términos de psicología colectiva y de clínica social. Pero cuando el rey o el emperador resultan desnudos. Resulta bien claro que los Estados-nación siempre tuvieron la necesidad de una instancia propiamente política encargada de encarnar ante todos la referencia a la tierra o a la sangre. con la supuesta ³raza aria´ que se volvía entonces el centro. en términos de movilización delas pulsiones. En otras palabras. puede circunscribirse de la siguiente manera: en nombre de la deuda que ha contraído todo individuo con sus padres (a quienes les ³debe´ la vida). las dinastías pueden tener larga vida y atravesar numerosas generaciones. apoyados por el rey de Inglaterra. con la necesidad de organizarse en una nueva instancia de gobierno de los sujetos: la República. son profundamente rivales y nunca han dejado de resolver por medio de la guerra los problemas de cercanía en sistemas complejos de alianzas que se pueden invertir en todos los sentidos. 153 Por supuesto me refiero a la celebre ´batalla de Bouvinesµ donde. los pueblos han sido llamados incesantemente. Foucault. o Carlomagno como emperador de los franceses. Las fronteras. o Francia unida en la resistencia. Así hay un Rey (más bien del lado de la sangre) o un Emperador (más bien del lado de la tierra)151. rodeado por el conde de Flandes y el conde de Bolonia. exaltándolo. De hecho. En este caso. Como sea. consagrarse a sí mismo). Felipe Augusto. en el gran relato del Estado-nación. en la medida en que se fundan en referencias cercanas.26 con la lengua. ´Il faut defendre la sociétéµ [Hay que defender la sociedad]. luego cayó en el olvido antes de ser retomado bajo los colores nacionalistas en el siglo XIX. todo individuo debe su existencia al Estado-nación. emperador y rey de Alemania. también se han constituido como límites sagrados que desencadenaban. en un bello acto de autofundación. así como debe su vida a sus padres. 152 M. tal vez más. y luego en 1914 cuando proveyó una de 151 . Seuil. a recordar lo que ja más existió (Bouvines. generalmente se ha conectado esta instancia con otro relato: el relato religioso. En efecto. o Ver Jacques Demorgon. de amplitud muy limitada. 1997. como inmensa batalla153. Juan sin Tierra. límite territorial de la extensión del gran relato. Garantizadas de esta manera por dos grandes relatos. Complexité des cultures et de l·interculturel [Complejidad de las culturas y de lo intercultural]. En una palabra. a él pueden exigírsele todos los sacrificios. esta dominancia estaba señalada por una metáfora que indicaba muy precisamente el eminente lugar que debía ocupar ese relato para todo sujeto: el Estado -nación se presentaba como padre y madre del individuo (cfr. sino también con otro criterio: la raza. Pero el acontecimiento. Evidentemente los Estado-nación no se han privado de ejercer ese poder ³hacer morir´. en Flandes. rodeado de algunos caballeros de las provincias reales. encargados de hacer presente la permanencia de esos grandes referentes. y Otton de Brunswick. tuvo lugar un enfrentamiento muy local entre el rey de Francia. se convirtió en el nódulo de una gran leyenda monárquica del siglo XIII. es decir. Gallimard. se era rey o emperador por derecho divino (por lo menos hasta que Napoleón resolvió. Para mayor seguridad. a través del relato. La referencia y la transformación de la sangre en relato son entonces sangrientas. París. quien toma el relevo es el Pueblo. de un nuevo gran relato incrustado en el relato de la sangre. el casus belli. el 27 de julio de 1214. en la medida en que son más abstractas que la del suelo. Durante largo tiempo. Esos grandes relatos de Estado -nación. Contra todo lo que se esperaba y casi sin batalla. particularmente cuando se levantan constantemente unos contra otros. Fue así como pudo definir Foucault la soberanía tradicional que ejerce el estado frente a sus sujetos como un poder ³hacer morir y dejar vivir´152.

No obstante en ciertos países quedan pequeños núcleos. libertad de empresa. ese relato se encuentra muy menguado hoy en día tras la caída del Muro y el paso de China hacia una economía de mercado muy desbocada. Ver G. más allá de sus oposiciones constitutivas. En sus dos versiones. El verdadero problema del proletariado es su las más fuertes expresiones del espíritu de venganza anti -alemán. Prueba es que la democracia constituye el criterio número uno para entrar en el club europeo. ahora están unidos tras la frontera de la democracia que acoge a los Estados demo cráticos y mantiene afuera a los Estados no democráticos. Lombardía.. en la medida en que las sociedades de construcción de felicidad capitalista se transformaro muy pronto en vastas sociedades n carcelarias. Esta es la forma que se constituye hoy en día como referencia de toda Europa y que relega a un segundo plano los antagonismos de los Estado -nación.). a veces bastante folclóricos. la Revolución China. la forma demo crática apunta a un nuevo universalismo que esgrime su bandera: la de los derechos del hombre. luchas en el tercer mundo). Ya se sabe qué debates se han hecho oír para instaurar un derecho de ingerencia que le permita a los Estados democráticos ir más allá de sus fronteras para intervenir en un Estado que se burle demasiado de los principios democráticos. ¡fue gobernada en nombre de un existió!). esos estados se presentan como homogéneos. igualdad de los ciudadanos ante la ley. así como las fronteras engendradas por los Estados-nación (³Proletarios de todos los países«´) Los nuevos amaneceres desilusionaron pronto. y más generalmente en Occidente o en lo que se llama el Norte. elecciones libres. . Ese colapso tan brutal sobrevino tras un período de un siglo de gran efervescencia (la Comuna de París. los movimientos juveniles de los años 60 en todos los países.. Siempre sido avara en súbitas apariciones y reapariciones (no humanidad. en lugar de oponerse. . Madrid. igualdad de los hombres y de las mujeres. El País Vasco. De esta manera. han llegado más o menos rápido a la misma forma política: la democracia. se asiste al retorno de relato l regional. hoy los une. Aunque encerrada en Europa. Entonces la frontera se ha desplazado: antes separaba a los Estado -nación entre sí.. esos principios constituyen los puntos clave del funcionamiento democrático común a los Estados europeos. ya se sabe.. la Revolución Rusa. sin clases. Esta homogeneidad se sostiene en pocos principios fundadores: separación de los poderes. Pero con lo que chocan esos grupos podría regresar: la historia nunca ha olvidemos que una cuarta parte de la proletariado que prácticamente jamás no es con la muerte política del proletariado. que funciona con el combustible de uno de los referentes tierra. Para dar más de la cuenta y para acompañar ese deterioro de los relatos de los Estadosnación cuyas fronteras nacionales se disgregan a toda prisa en Europa. respeto de las libertades individuales. Se celebra la existencia de Córcega. Duby. derecho de propiedad. guerrillas. Ese relato aparece a menudo como una reproducción en pequeño del relato del Estadonación (es decir.. Bretaña.. Existen versiones de derecha de ese relato (que prometen el regreso a la pureza local originaria: no por nada el Partido nacional Bretón de Yann Goulet fue aliado de los nazis) y versiones de izquierda (que prometen una democracia local por fin directa). Alianza Editorial. la China.El relato de la emancipación del pueblo trabajador Con la promesa de volverse a hallar en un mundo homogéneo. lengua o raza. que continúan sosteniendo este relato. de tal manera que el relato ha funcionado constriñendo a cada uno de los sujetos a saldar indefinidamente una deuda inagotable. rusa y china. El domingo de Bouvines. 1988. A partir de ahora. este gran relato (liberador) debería abolir todos los demás relatos (alienantes). todos. sangre. Cataluña. Pero lo que ayer separaba a los Estado -nación. y a menudo varios a la vez).27 la sangre alemana.

el escándalo Enron. Soros La crise du capitalisme mondial. en esas condiciones de ³financiarización´. producto de la sobreproducción apropiada en el proceso de explotación del Proletariado. el Capital pone ahora en juego plenamente la gestión de las finanzas en movimientos especulativos de gran amplitud. l·intégrisme des marchés [La crisis del capitalismo mundial. los medios de comunicación«) donde el porcentaje de trabajo asalariado. lo que ya no existe o lo que no existe en absoluto. las ³stock options´ en lugar del cash para remunerar el management. Pero entre el trabajo esclavo y el trabajo asalariado. 154 . poco o medianamente calificado. las poblaciones han escogido rápidamente (cuando pueden hacerlo. Rohatyn. el director de Microsoft. es a veces extremadamente reducido. la información. las creaciones de ³punto com´ (que es el apelativo que se le ha dado a las empresas 100% Internet) con montajes financieros acrobáticos. se habría presentado como una empresa relativamente pequeña en el sector de la energía. financiar la compra de sociedades. evidentemente. la parte de la economía ³real´ decrece a medida que se ³financiariza´ la economía que se ha desarrollado considerablemente en los últimos 25 años a partir del desarrollo de nuevos mecanismos financieros y herramientas de gestión del capitalismo: los j³unk bonds´. con algo así como 6 mil millones de dólares en cifra de negocios. Las ganancias pueden llegar a ser tan considerables (por ejemplo. En la llamada economía neoliberal. El Capital ya no se constituye por la plusvalía (Mehrwert. el genio genético. Worldcom. asistidos por potentes computadores. economía virtual que consiste esencialmente en crear mucho dinero con casi nada. calculan incesantemente el momento oportuno para apostar. la producción del valor ya no reposa esencialmente sobre el trabajo. De cierta forma. quien provee la mayor parte del Capital. el marxista no se equivoca al constatar que los trabajadores (particularmente los del Tercer Mundo) todavía son explotados en el sentido en que el Capital continúa sacando provecho de una parte de ³sobretrabajo´ no pagado. en Le Débat n° 123. el fundador del Quantum Fund. Aparece así un epifenómeno conquistador que viene a transplantarse en la economía real una . o adquisición de una empresa mediante deuda). El Proletario ya no es. particularmente a los ³ aiders´ de r los años 80. Internet. mostraba una cifra de negocios de 100 mil millones de dólares y alcanzó un valor bursátil de 90 mil millones de dólaresµ. En esas condiciones no es fácil sostener el gran relato del proletariado en la medida en que el análisis sobre el que se fundaba ya no se verifica. que literalmente significa ³obligaciones podridas´. el integrismo de los mercados]. ´Le capitalisme saisi par la cupiditéµ [El capitalismo presa de la codicia]. De esta manera. 155 La lectura del libro de Georges Soros. uno de los fondos de inversión más audaces de la historia de las finanzas. detenta en su cuenta personal unos 80 mil millones de dólares en acciones. El Capital le apuesta cada vez más a actividades de alto valor agregado (la investigación. las bolsas de valores se han vuelto inmensos casinos donde los managers. Felix G. contando con el enriquecimiento colectivo (repartido ciertamente de manera desigual. París. pero efectivo) y con el goce de los bienes suplementarios que el Capitalismo generalmente aporta. y en la medida en que ¡la explotación que se padece puede ser preferible a una situación peor! ´Enron. que el productor marxista de la plusvalía ya no tiene lugar allí. Tyco«)154. Comentarios del hombre de negocios y antiguo embajador de los Estados Unidos en Francia. Ciertamente. en Marx). enero de 2003. cfr. en efecto. Bill Gates. 1999. es muy instructivo respecto a esas técnicas. las operaciones fundadas en técnicas del ³LBO´ (Leveraged Buy-Out. Pero sobre todo. puro especulador más o menos arrepentido ). con una contabilidad normal.28 posible muerte teórica. personalmente interesados. vendiendo muy caro lo que aún no existe. posee aún una floreciente empresa a 155 diferencia de Georges Soros. G. a riesgo de crear empresas de papel prontas a desgarrarse brutalmente (cfr. Plon. que permitieron.como en todos los países occidentales y cada vez más en otros). Con ayuda de sus auditores.

op. y hasta acompañarlas. la muerte del proletariado plantea una verdadera pregunta: no por ello no ha de asumirse lo que concierne al colectivo. . 2002. acabó induciendo lo que Denise Duclos llama ³cortocircuitos catastróficos156´. Por eso. la Naturaleza. apoyada en la misma predicción apocalíptica. mientras que según él ´catastrofismo ilustradoµ. De tal manera que el neotene no puede dedicarse a la preservación de los equilibrios naturales. cit. 1996. Pour un catastrophisme éclairé [Para un catastrofismo ilustrado]. PUF. Entre los más serios. Dejemos de escarificarla con inútiles signos humanos. de mancharla con desechos. J. es importante actuar enseguida para nunca llegar a conocer el impacto en el futuro de una técnica. Este relato resulta ser entonces capaz de cooptar a las masas dispuestas a tener miedo de verdad. Se ha vuelto mucho más creíble que las viejas profecías apocalípticas religiosas. sin intentar. particularmente los del proletariado. de hecho. de explotarla sin vergüenza« Entonces este candidato a gran relato puede perfectamente adecuarse a todas las formas del ocaso del Padre en nuestras sociedades. ahora que todavía hay tiempo. la Naturaleza es hoy taquillera: la ausencia de límite a las prácticas protéticas particularmente. filosóficas. hacer viable la segunda naturaleza. Dufour. 157 Cfr.Un candidato a gran Sujeto: la Naturaleza El ocaso de los grandes Sujetos ha dejado campo libre para candidatos a grandes Sujetos. pudieron verse cierto número de ideólogos de los antiguos grandes Sujetos. entre otros trabajos de Denis Duclos (particularmente los que se publican a menudo en Le Monde diplomatique). es por esta razón que tuvo que crearse una segunda naturaleza:la cultura. Nature et démocratie des passions [Naturaleza y democracia de las pasiones]. a los proletarios. 156 . a la partición y al bien común en este mundo estallado de la postmodernidad. remachadas desde hace milenios. En el relato ecológico. lo que regresa en cierta forma es la geografía misma. amenazada en efecto por su actividad de segunda naturaleza. sociales. Además. al mismo tiempo. -R. Y. el Ver al respecto. y se los entiende. ya no quedará tierra alguna donde construir su territorio. muy diferentes. la Naturaleza es el referente ante el cual las demás ya no tienen sentido puesto que los engloba. La manera como procede Jean-Pierre Dupuy se opone al ´principio de precauciónµ de Hans Jonas: según este último. En resumen. lo que se celebra con el relato de la Naturaleza ya no es al Padre. a las Iglesias. Una vez que medianamente se han desplomado los grandes tótemes históricos. Fuerzas políticas. es porque existe la certidumbre del acontecimiento catastrófico futuro que hay que actuar hoy para que no suceda.No hay que hacer sufrir a esta madre de la que hemos salido. Hay que prever lo peor« para impedir que ocurra. París. Seuil. París. sino a la Madre. Dupuy. a manera de re -territorialización por fin segura. Mientras una parte de las tropas que sostienen ese relato está dispuesta a participar en todas las operaciones políticas que verán cómo sus opciones son tenidas en cuenta para obviar lo peor (de hecho. ¿Hay acaso algo mejor. es que la verdadera naturaleza del hombre158. unirse a las filas de la Naturaleza. se ve tentada en cambio por la deriva fundamentalista que consiste en retirarse hacia zonas preparadas para resguardar ciertos islotes de la verdadera Naturaleza. -P. sino el verdadero referente por fin vuelto a hallar: el origen. probable157). Lettres sur la nature humaine à l·usage des survivants [Cartas sobre la naturaleza humana para uso de los sobrevivientes]. es la de no tener naturaleza alguna. La enorme fuerza del relato ecologista es la predicción apocalíptica que conlleva. otra parte.29 Con todo. Cfr. buscan hoy intentar dar una forma posible a una razón colectiva que ha caído en trágica desherencia. Si se le quita la Naturaleza al Estado -nación. El único problema de ese candidato a gran Sujeto. dejemos de adornarla con ciudades. 158 Leer mis trabajos sobre la neotenia del hombre en D. dejemos de coserla con caminos y rieles. que la gran madre tierra? Ya el mito no celebraría un referente cultural. en este periodo de ocaso de los grandes relatos.

es el paso de la referencia 160 absoluta del patrón oro a un régimen de flexibilidad generalizada de las monedas . 160 Cfr. en conflicto permanente. Si los períodos precedentes definían espacios marcados por la distancia del sujeto que habla con lo que lo fundaba. . pero es justamente eso lo que amenaza disolver el relato ecológico: perderse en otros relatos. para sí mismo. Ya lo dije: fijo con Lyotard el ocaso irreversible de los grandes relatos en Auschw itz. J. su propio origen. sino el individuo libre. resultó que los Estados -nación. democrática. a tal tierra. incluyendo los valores. Frivolité de la valeur [Frivolidad del valor]. cit. Esta referenciación plantea no obstante muchos problemas. pero tal vez mucho más penoso aún hallarse sin ficción: el riesgo consiste en ya no ser sujeto. Tras ese punto paroxístico en que la civilización se autodevoró en cierta forma. ese momento catastrófico en que resultó que los grandes Sujetos sucesivos de Occidente sólo condujeron al dominio absoluto del relato aterrador de la Raza. ¡ osiblemente más de los P que resuelve! Tal vez haya sido doloroso para el hombre descubrir que sólo podía ser sujeto en tanto sujeto a una ficción. ahora se inclina. Antes. ya ningún gran relato fue posible. el famoso exergo de las Confesiones) 159. o a tal sangre. entonces la postmodernidad es un espacio definido por la abolición de la distancia entre el sujeto y el gran Sujeto. el sujeto llegó a ser.La democracia postmode rna como fin de los grandes relatos Tras haber declinado las figuras del gran Sujeto elogiadas por los grandes relatos. No obstante. . el sujeto era sujeto en la medida en que se refería a tal Dios. Si otrora el Ser se declinaba. plantea también y sobre todo terribles problemas políticos.Goux. sólo se hundió en sí mismo para volver a hallar de mejor manera su ³naturaleza´ universal y para poder hablar así ³en nombre de toda la especie humana´ (Cfr. Un Ser exterior le confería su ser al sujeto. Ese cambio de paradigma ya estaba en germen desde las Luces y en particular desde Rousseau quien. en el amplio sentido de gobierno en general y de gobierno de sí en particular. y es así como nos hallamos sin gran relato. op. corresponde en efecto a la época en que se ha comenzado a definir al sujeto ya no por su dependencia y su sumisión al gran Sujeto. En cierta forma. Blusson.-J. esta heterorreferencia se transformó en autorreferencia. ¿Que fue lo que tuvieron que poner en común los más fuertes Estados -nación tras dos guerras mundiales. es decir. 2000. numerosas e infamantes guerras de descolonización y el extravío ontológico de Auschwitz?: la democracia. En ese momento de hundimiento de la civilización. Como ya se señaló. esta mutación no sólo plantea problemas ontológicos. La postmodernidad. París. El referente de la democracia ya no es la ³tierra´ o la ³sangre´. ahora es sujeto de sí mismo. si hay un acontecimiento que señale la entrada en la postmodernidad. sino por su autonomía jurídica. . del Rey o de la República.Los relatos neopaganos o la fluctuación generalizada de los val ores La modernidad aparecía como un espacio complejo donde era necesario mutar incesantemente de un régimen de valores a otro. por su total libertad económica. La postmodernidad ya no tiene figuras presentables de gran Sujeto que proponer.30 discurso sobre la Naturaleza no tiene consiste ncia en sí mismo: es por eso que no habrá ecología de la primera naturaleza sin lo que yo llamaría unaecología de la segunda naturaleza. Con la democracia. Todo se vuelve flexible. terminaron edificando. un conjunto globalmente homogéneo. a todo lo largo de su escritura. postmodernos. La postmodernidad instituye otro tipo de espacio: el espacio movedizo. hay que constatar hoy la declinación del Otro. La fiducia 159 Ver al respecto el último capítulo de mi libro Folie et démocratie [Locura y democracia]. y en la que se ha empezado a dar una definición autorreferencial del sujeto hablante: el nuevo sujeto ya no es sujeto de Dios. en su antagonismo.

lo que constituye el objetivo no es directamente la muerte. los adeptos al tatuaje. lo cual impedía su proliferación en el cuerpo social. 1988. los que ³practican el Bungee Jumping´.). Caído. adornos. sus ritos de iniciación. del 2001.. sus saberes. los budistas. Acogían la abyección humana que consistía en tener que vivir para morir. Los motociclistas. El sacrificio de Isaac en el judaísmo (con el que. peinado. por ejemplo. Cada cofradía dispo de su código de ne honor. Azul profundo. De la misma manera van tomando forma en todos los campos. Cantarán luego las virtudes del difunto que se ha atrevido a desafiar los peligros. de octubre de 1999. sus ritos. de fidus. sino atentar a un punto de ruptura más allá del cual seguramente se flaquea.que permiten que pequeñas redes ternarias (con narrador. Según la advertida fórmula M. como el valor relativo de las monedas desde 1972. girar los monoplazas en los circuitos del domingo en la televisión sólo puede esperar una cosa: ¡Que un Ayrton Senna muera en el decorado! Es en torno a esas muertes gloriosas. n° 22. Pero lo que constituye a cada una es una cierta referencia sacrificial en torno a la cual se congrega el grupo . tatuaje. una ventaja respecto a esos breves relatos actuales: había fij do el sacrificio en una figura a central.. No sé si el gran relato (por ejemplo. inscritos en la Escritura. sus tótemes.. 161 . Chassaing ´Élodie au corps peintµ [Elodia con el cuerpo pintado].-L. lo cual permitirá calmar los espíritus hasta la próxima vez. que se han alejado de los lugares comunes para elegir la hora y la manera de su muerte. los navegadores solitarios. Una vez que se sobrepasa una cierta profundidad. Méridien Klincksieck. se corre el riesgo de desaparecer tras esos tatuajes . Cuando un cibernauta pasa cierto tiempo con los controles delante de la pantalla corre el riesgo de entrar a otros mundos o de graves cortes respecto a este mundo (cfr. ´Tiempo de las tribusµ donde Maffesoli veía. tras haber desviado el golpe.31 (del latín fiducia. Tantas formas de sacrificio como relatos que fluctúan unos respecto a otros.. el sacrificio de Jesús en el cristianismo (muerte por la redención de los hombres). que se reúne la comunidad. ahora es ³fluctuante´. Maffesoli. cargando así con la angustia. invirtiéndola: de esta manera el horror compartido se volvía sagrado. La confianza que vinculaba entre sí a los co-contratantes recaía en otro tiempo sobre un gran referente que fundaba un régimen de intercambio de todos los valores (semióticos. sus obligaciones contractuales. Hasta el bravo telespectador que mira. Una vez traspasado un umbral de marcas sobre el 162 cuerpo (escarificaciones. eran sacrificios realizados una vez por todas. los iniciados en el piercing. se hace una reunión local. darán vueltas hasta que uno de ellos muera. financieros«). Esos breves relatos de valor local provocan evidentemente una extraña sensación dedéjà vu: son grandes relatos que prorrumpen en situaciones marginales. 162 Ver el estudio clínico de J. sus liturgias. sus contraseñas. se lanza la prueba en la cual alguno morirá. los internautas. sus liturgias locales. se funda la múltiple descendencia). ´el ocaso del individualismo en las sociedades de masaµ (subtítulo de la obra). el filme culto de los adolescentes de los años 90. en Le Discours psychanalytique. los motociclistas. ³confianza´. sólo queda volver a formas locales de sacrificio.decía Lyotard).. aunque de manera inconsiderada. el hermoso filme de Kiyoshi Korosawa. durante horas.. A veces. piercing. Le Temps des tribus [El tiempo de las tribus]. de fidere ³confiar´) se funda de otra manera. París. el buzo corre el riesgo de verse afectado por la locura de las profundidades (cfr. Si algo ya no funciona en la relación social. los amantes de la ópera. simbólicos. sus signos de pertenencia (vestido. donde varios internautas se transforman en fantasmas).). de Messon). a menudo se ven aparecer tribus 161: los informáticos. breves relatos de uso local y circunstancial (³pagano´. monoteísta) era más entusiasta pero poseía por lo menos .. El lazo social se disemina así en una multitud de socialidades cada una de las cuales posee sus propias fijaciones referenciales. narratario y lo narrado) se constituyan.. los deportistas de lo extremo. Por ese hecho. los músicos rock o punk o rap otecno. Cuando ese gran sacrificio ya no funciona.

Tomado de DUFOUR. 165 Ver. 2003. principalmente argelinos aunque también tunecinos y marroquíes. 163 G.32 empleada por Gianni Vattimo. 27 a 137 [71 a 88 para esta sección]. La mercancía. págs.]. Many. Tras el fracaso del Acuerdo multilateral sobre la inversión (AMI). The term Beur then. La Fin de la modernité. se necesitarían jueces negros o beurs 164 para juzgar delincuentes negros o beurs. París. una atomización de todos los principios universales reivindicados por la modernidad. Se paga con el relativismo absoluto. designates a second. cfr. y particularmente del Estado -nación. Beurs hold French nationality (people born before 1962 were not automatically accorded French nationality but had to request it). they have been educated within the French school system. Vattimo. con la división hallaría medios para reinar sin dificultad. que nacieron en Francia o que pasaron la mayor parte de su vida en Francia. así como los capitales. en nuestros tiempos neoliberales. el artículo de Le monde diplomatique de fecha mayo de 1999 (p. Su irresistible ascenso saca provecho de una coyuntura ideal en razón de varios factores: . sigue simplemente flujos de difusión que penetran los espacios de manera arborescente. si es posible. . es decir. se trata de los acuerdos que buscan ´la subordinación de los Estadosµ con el fin de suprimir los últimos obstáculos al libre juego de las ´fuerzas del mercadoµ. 164. De hecho.Los relatos comunitarios Sobre fondo de descomposición de los grandes relatos.or third-generation Maghrebian. ¿El mercado como nuevo gran Sujeto? Lo postmoderno correspondería entonces a la ausencia. sin fronteras. debe en efecto poder circular sin trabas en las fronteras y. Traducción: Pío Eduardo Sanmiguel A. Se necesitaría que la comunidad sólo tuviera que rendirle cuentas a la comunidad. la cual de hecho no es incompatible co la n existencia de un imperio (americano. 164 Los beurs son los hijos de inmigrantes de Africa del Norte. ponen en juego en la postmodernidad un ³inmensa cantera de supervivencias´ que muestran perfectamente la persistencia ³de lo primitivo en nuestro mundo´ 163. de grandes Sujetos. More important still. By dint of being born on French soil or by a colonial situation which recognized Algeria as part of France. De esta manera. the main agent of assimilation since the early days of the Third Republic (1870-1940) where boys and girls traditionally `learnt' to become French men and women. radicalmente nueva en la historia. p. donde el mundo se constituye por una yuxtaposición infinita de comunidades. Escuela de Estudios en Psicoanálisis y Cultura. are the children or even grandchildren of the North African immigrants who settled in France during the economic boom years of les trente glorieuses. ascienden los relatos locales que llaman a una comunitarización. del T. el relato que glorifica la mercancía es probablemente el relato dominante en la actualidad. Muchos. por ejemplo. El relato de la mercancía no quiere fronteras. son hijos o nietos de inmigrantes que se establecieron en Francia durante el boom de los gloriosos 30 [N. La tendencia es entonces a dividir cada conjunto en varios conjuntos más pequeños. if not the majority. . Nihilisme et herméneutique dans la culture postmoderne [El fin de la modernidad. Denoël. 1987. Comment [BdR8]: The Beurs are children of North African immigrants (primarily Algerian but also Tunisian and Moroccan) who were born in France or who have spent most of their life in France. si no la mayoría. las normas planteadas por las instancias de gestión de las inversiones extranjeras y del comercio internacional (ver por ejemplo las controversias recientes respecto al AMI165).La relativización de la soberanía absoluta promovida por los relatos del Estado -nación. ³el Mercado´ no está constituyéndose como nuevo gran Sujeto. Seuil. Se trata entonces de una reconstitución de las tribus. D-R.. donde ya nada es conmensurable con nada. no quiere territorio propio. 13) ´L·AMI nouveau va arriverµ [El nuevo AMI está por llegar {léase también: el nuevo AMIGO está por llegar}]. Nihilismo y hermenéutica en la cultura postmoderna]. París. han circulado nuevos proyectos bajo el nombre de ´Asociación económica trasatlántica (PET)µ y de ´Ciclo del milenio de la Organización mundial del comercio (OMC)µ. por ejemplo) que. cada una de las cuales tiene sus propias leyes. No obstante podría preguntarse si. Sur la nouvelle servitude de l´homme libérè à l´ère du capitalisme total. L´Art de réduire les têtes.

esta decepción subsecuente a la recepción de cada objeto es la m ejor aliada de la extensión ampliada de la mercancía. ³yo hago«´. La decepción que causa la recepción del objeto es el más segu resorte del poderío del relato de la mercancía. práctico. acabó convirtiéndose desde hace largo tiempo. de distinción social. En efecto.El hundimiento del relato emancipatorio del pueblo trabajador. dos economías (mercantil y pulsional) es. el actual d ominio absoluto del Mercado se vio ampliamente favorecido por la implosión de la única gran referencia resueltamente universal: el proletariado (la llamada China ³roja´. dada la naturaleza de la pulsión. tras los años del izquierdismo. Se observa entonces una singularización cada vez más afinada de los objetos manufacturados: su infinita diversidad está en aumento constante puesto que deben corresponder lo mejor posible a cada necesidad del individuo ³obligado´ por el discurso democrático a presentarse como único y a exhibir las insignias que permitan creer que lo es. que en teoría es el último gran amparo del comunismo. Una vez que el sujeto ha buscado en el objeto la satisfacción de su deseo. En suma. Ninguno debe desdeñarse. . Debe existir un producto que permita satisfacer cada uno de los deseos de cada sujeto democrático. de sondear los riñones y los corazones de los consumidores para adelantarse a su necesidad y para darle un posible nombre y un destino creíble a su deseo. entonces se ve uno conducido a volver a demandar. sólo puede descubrir. decía Freud. que ³no era exactamente eso´. el objeto conlleva pues a que el deseo se pliegue a la necesidad. En efecto. cada des debe hallar su objeto. se trata de poner ante cada deseo (³que por definición ³no tiene objeto166´). pasando por los adolescentes pobres que deben poder hallar grandes marcas a buen precio o los adolescentes ricos que quieren tener su propio carro. aquí y ahora.El ascenso simultáneo del discurso democrático y del utilitarismo. estético. Si ³no era eso´. en la medida en que sólo puede relanzar el ciclo de la demanda de objeto. . ante cada deseo independientemente de cuá sea (de orden l cultural. Como dios ya estaba muerto cuando el loco de la Gaya ciencia de Nietzsche increpaba a los pasantes linterna en mano gritándoles: ³Somos los asesinos de Dios´. la mercancía debe poder funcionar en el marco de la economía pulsional Esta conexión de las . Por su pulimento. sexual«). ro . lo que explica la fuerza y la influencia actual del relato de la mercancía. No hay pequeñas ganancias. La ilusión de singularidad que procura esta producción cada vez más amplia de objetos apunta de hecho a una gestión eficaz de las grandes masas. ofrece una salida segura para el ciclo de la mercancía. Todos deben salir ganando y el ³yo´ [je] ocupa ahora el centro de todas las publicidades: ninguna deja de subrayar un ³yo quiero«´. En el relato de la mercancía. ³yo decido«´. además de una felicidad realizada . La diversificación del conjunto de los hombres en una infinidad de tribus cuyas necesidades previsibles pueden ser identificadas y hasta previstas. real o falsamente médico. de prestancia. ya se sabe qué produce en general esta funcionalización del deseo: sólo puede reavivar más prontamente el deseo que ha buscado saciarse en el objeto. eo todo debe hallar necesariamente una solución en la mercancía. El relato de la mercancía presenta los objetos como garantes de nuestra felicidad y. ³seniors´ que ³quieren´ ocupar su tiempo libre e invertir sus ahorros. Cada microgrupo identificado debe poder hallar en el mercado los productos que supuestamente le corresponden. que la falta que había suscitado el deseo persiste. El relato de la mercancía ya sólo puede desarrollarse sin trabas al no hallar en su camino el relato antitético de la emancipación del pueblo trabajador. 166 ´La pulsión no tiene objetoµ. un objeto manufacturado que se pueda hallar en el mercado de los bienes de consumo. en el país del ³mercado-leninismo´). Ahora bien. a fin de cuentas.El ascenso del relato de las tribus neopaganas. de ornamento. Ahora bien. En otras palabras.33 . bebés que ³quieren´ su champú preferido. Cantidades de encuestadores no dejan de tomar el pulso.

en respuesta. murió políticamente en Berlín en 1989. al igual que un Dios omnipresente y omnipotente. pero esta sospechosa equivalencia entre mito y publicidad nos parece sin embargo depreciar mucho al primero y valorizar bastante al segundo« No quita que el estilo pub tiene tanta influencia hoy que invade hasta la gran cultura. ¿acaso no se lo presenta como remedio a todos los males. para su eficacia. . La iglesia o el templo se han vaciado en provecho del centro comercial. con sus marketing men encargados de difundir la buena nueva y de administrar la buen palabra sobre los buenos productos« El Mercado sostiene una verdadera servidumbre voluntaria: es tanto más poderoso cuanto que es reconocido en acto por todos los que en el mundo se cuentan como consumidores acostumbrados. desde su más corta edad (por los nuevos medios de comunicación). pretende reemplazar a la iglesia en el vínculo social: viene uno y comulga en familia los días de descanso así como se iba a misa el domingo. puede. la de los grandes locales de consumo (lo que se llama los malls en Estados Unidos. responder a todo. tratamiento de las creaciones intelectuales como productos mercantiles167«).34 el proletariado. El relato de la mercancía se infiltra en los espacios de culto que quedaron libres por el ocaso del relato religioso. analistas y comentadores de todo tipo que hacen parte de los sectores de negocios económicos y financieros en el mu ndo entero. Se trata de encasillar el tiempo y el espacio del consumidor con este conjunto de historietas que no dejan de ser tejidas y difundidas respecto a la mercancía (piénsese en los paneles publicitarios y sobre todo en los spots televisados que saturan las pantallas). 167 . sus predicadores que suministran incesantemente sus promesas de redención por vía del objeto. del Prado de Madrid. Hay sociólogos que hasta han pensado (seriamente) en hacer de la publicidad el mito de nuestra época. De hecho. nuevo lugar de culto. del Brit ish Museum y de la National Gallery de Londres. Es cierto que Ajax. designación de productos líder entre los libros y. al sobrefetichizar la mercancía y al hacer de ésta un espectáculo. hasta el punto en que sus inconvenientes más graves y más evidentes destrucción de la ( En el artículo 22 de la ley de finanzas italiana del 2002. El relato de la mercancía dispone entonces. es hoy un detergente. hasta el punto de llegar a ser una referencia (clips musicales. el artículo de Marcelle Padovani publicado en Le Nouvel Observateur del 6 diciembre de 2001: ´Quand l´Italie privatise ses muséesµ [Cuando Italia privatiza sus museos]. Cfr. películas de autor que extraen su estética de los spots y de los clips. el Mercado ha inundado como una religión conquistadora el mundo entero hasta sus inexpugnables confines. a quien sólo Aquiles le ganaba en fuerza y valentía. a los directores de Louvre y del Museo Nacional de Arte Moderno de París a hacer un llamado al gobierno de Berlusconi mencionando que ´el museo no es un supermercadoµ. figuraba una larga lista de proyectos de privatizaciones en que los museos estaban justo después de los hospitales. el Mercado. tan necias como la de un agobiante catecismo. Esto motivo a los directores del Moma y del Guggenheim de Nueva York. al consumo de las más diversas mercancías. los supermercados o los hipermercados rodeados de almacenes en los centros comerciales). Hoy en día. cuando los berlineses del Este derribaron el Muro pica en mano« y liberaron así sin límites las fuerzas del Mercado. como panacea universal? Preconizando un comercio libre de toda prohibición y promoviendo la inversión. en su más práctica expresión. de todo un sacerdocio. con sus encuestadores a quienes se les confiesan los más locos deseos en materia de jabón de tocador. es decir. Esta creencia en la omnipotencia del Mercado es sostenida por un lote incesantemente renovado de edificantes historietas (la publicidad). bastante enfermo ya económicamente por causa de su de stitución como única fuente de producción del valor. con sus actores que montan representaciones donde se ven los milagros cotidianamente realizados por la mercancía.El ocaso del relato religioso. Sostienen la ilusión de que el Mercado. Además es celebrado por todos los agentes.

169 Discurso del presidente de Brasil. 170 Desarrollé este asunto en ´Sur le devenir fou des démocratiesµ [Sobre el enloquecimiento de las democracias]. ampliado a todas las actividades humanas. uno de los jefes más respetados de la lucha contra la mundialización. mismo tiempo la emergencia de un gran Sujeto que sobrepasa en potencia. Gallimard. alta instancia del foro económ mundial. de sobremesa. para sólo tomar un ejemplo. en la potencia misma? Cuando el resultado de un proceso es hasta ese punto superior a la suma de sus partes. y por mucho. En efecto. en la revista Le Débat. p. para difundir lo que se logra entender y lo que difícilmente se esclarece sobres sus versátiles leyes. marzo-abril 1996. a todos los actores del sistema? ¿No se ha convertido el Mercado. la libertad de entregarse en todo lugar a la actividad económica y mercantil acordada sin condiciones permite crear una zona siempre mayor de producción y de intercambio de valores (por ejemplo. que entonces deben a su vez inclinarse ante él. Se presenta la necesidad de someterse al Mercado como un imperativo al que. acto seguido. A lo largo del artículo. En efecto. en su incontrolabilidad misma. ¿no estamos ante un fenómeno irresistible170? Con el Mercado en su forma actual. del 26/01/03. aumento de las desigualdades. no asistimos a una nueva manera de producir gran Sujeto. París. . Continuaba explicando que esta nueva creencia tiene sus gurúes que ³afirman que sólo hay dios en el Mercado´ y tratan a los opositores del Mercado como ³heréticos´. Por último. Y de hecho. en Le Monde del 12 de junio de 2001. el Mercado es poderoso. pero no por ello reconocía su poder. de los Reinos y de todos sus pertrechos de leyes llamadas universales que de repente resultan siendo absolutamente particulares. habría que subordinarlo todo. con el Mercado. En efecto. como si estuviésemos ante una nueva e insuperable racionalidad . 169 empezó su discurso diciendo: ³Aquí en Davos sólo hay un dios hoy. Ese tipo de comentarios llegó hasta Davos a comienzos del año 2003. El 168 José Bové. de las Repúblicas. Así. sobre el genoma humano y sobre todo lo vivo« ¿No permite ésta al ). ´Les mensonges de Mike Mooreµ [Las mentiras de Mike Moore]. hasta los comunistas chinos. escribía un artículo argumentado en un gran periódico vespertino. De esta manera. su artículo comenzaba de la siguiente manera: ³La humanidad se encuentra enfrentada a una creencia temible´ (el subrayado es nuestro). cuando el ico antiguo obrero metalúrgico Lula que llegó a ser presidente del Brasil tres semanas antes. Más poderoso que los demás grandes Sujetos. la globalización implica la desaparición o la relativización de los Estados -nación. José Bové. Le monde. Es cierto que José Bové denunciaba ese nuevo dios. hablando en múltiples ocasiones del Mercado como de un nuevo dios168. se hacía uso de un vocabulario que con toda evidencia era el de un combatiente laico que enfrenta el poder sofocante de una nueva religión que está conquistando el mundo. Lula da Silva en el Foro económico mundial de Davos. Habría que preguntarse entonces si. el interés colectivo de la sociedad quede servido. actualmente se adquieren derechos jurídicos y comerciales sobre la naturaleza. etc. habríamos llegado a un proceso que ya Adam Smith había señalado con un nombre con connotación religiosa: ³mano invisible´. 17 (el subrayado es nuestro).35 naturaleza. José Bové denunciaba luego el ³credo liberal´ que no es más que un ³dogma´. se han constituido breviarios en todas partes. El Mercado puede con todo. se percibe también (síntoma significativo) como nuevo demiurgo por sus más enconados enemigos. que se leen torpemente en todas las instituciones de poder económico -financiero. Esta teoría dice que cada cual es libre de perseguir sus intereses egoístas a fin de que. ¡y es el mercado libre !´. de esta manera. aparición de un cuarto mundo«) ya no se perciben como efecto de la buena palabra incesantemente divulgada (milagrosa multiplicación de la riqueza). hasta el punto en que los grandes Sujetos piden perdón por todas partes y han pensado que es preferible aliarse con él antes que atravesarse en su camino.

État et médias à l´ère de la mondialisation [Todos los poderes confundidos: capital. el productor principal del valor. representa un grado superior de regulación. Recherches sur la nature et les causes de la richesse des nations [Investigaciones sobre la naturaleza y causas de la riqueza de las naciones]. hasta sería la única realidad en el mundo de ficción del neotene. para producir lo que quiere. una forma última y por fin verdadera de racionalidad.uquebec. pero tendría la ventaja de ser verdadero. sólo piensa en su propia ganancia. 41.uqac. p.36 ³milagro´ se produce gracias a que esta mano invisible. el tiempo que quiera. es conducido por una mano invisible a cumplir un objetivo que no hace parte en absoluto de sus intenciones. Tous pouvoirs confondus ² capital. París. por eso yo le agregaría un tercer sujeto a los dos sujetos (kantiano y freudiano) a los que apunta el neoliberalismo: el sujeto marxista. definido como ya lo indique por su capacidad para producir plusvalía. 172 En la economía neoliberal el trabajo ya no es. por ejemplo.ca/zone30/Classiques -des-sciences-sociales/livres/Smithadam/. particularmente por vía de la automatización de la producción y por v de la ía 172 disminución. vicepresidente del Foro de Davos: ´Yo definiría la mundialización como la libertad para mi grupo de invertir donde quiera. esta declaración de Percy Barnevik. hasta hacer pasar por su control las esferas que antes estaban regidas por otras relaciones: comunitarias. reemplaza a la divina Providencia en sus obras171. Entre más se desarrolla la reacción. disponible en www. para que todo vaya bien bastaría con que se acepte por fin someterse a esta fuerza que. interpersonales. que este objetivo no haga parte en absoluto de sus intenciones. salvo para retirarse una vez que aparecen en otra parte mejores condiciones173. entendiendo con ello que su ley principal es la de no seguir ninguna. Esto explicaría las sucesivas rendiciones a campo raso de quienes. 173 Lo único que hago en este punto es retomar el discurso mismo de los defensores del Mercado y de la mundialización. eran los más enconados enemigos del Mercado. Citado por Geoffrey Geuens. 2. El llamado ³dinamismo del Mercado´ no es más que un dulce eufemismo para designar su aspecto incoercible. el Mercado sólo obedece a una exigencia interna que busca escapar a todo control externo: se requiere que las mercancías se produzcan en cantidad creciente a precios siempre menores. teniendo que soportar las mínimas obligaciones posibles en materia de derecho del trabajo y de convenciones socialesµ. de tal manera que el Mercado debe crear incesantemente nuevos usos de la mercancía al tiempo que amplía su extensión. El Mercado es a la economía lo que la reacción nuclear es a la energía: eso funciona bien. y hasta peligroso. En suma. más corre el riesgo a todo momento de embalarse. Por otra parte. resultaría vano y presuntuoso. 2003. del valor del trabajo . En efecto. en Adam Smith. (1776). aún ayer. querer escaparle. 171 . personales (como se verá. aprovisionándose y vendiendo donde quiere. Véase. que lo regula todo. presente como tal siempre y en todas partes. es necesario que los capitales circulen sin trabas a fin de poder fijarse sin demora allí donde los costos son los más bajos. al regularlo todo. el Mercado sería poderoso como Dios. Por una parte hay que producir cada vez más. se trata de producir a costos cada vez más reducidos. Al no buscar sino su interés personal. A este ³espíritu oculto´ (otra metáfora de valor religioso de Adam Smith). IV. y al dirigir esta industria de tal manera que su producto tenga el mayor valor posible. como en muchos otros casos. hasta demasiado bien. ´[El individuo] sólo piensa en darse a sí mismo una mayor seguridad. En resumen. en esto. En esta lógica. trabaja a menudo de una manera mucho más eficaz para el interés de la sociedad que si realmente tuviese por objetivo trabajar en elloµ (el subrayado es nuestro). EPO. hasta de la marginalización. no siempre significa que se trate de algo que sea malo para la sociedad. en efecto. estado y medios de comunicación en la era de la mundialización]. al ser incoercible. Entonces habría que dar curso libre al Mercado y a sus leyes. ahora existe un Mercado de las identidades y de la sexuación).

el asunto tan hegeliano del deseo de infinitud del hombre. la única posibilidad que deja es la de una intensa aunque vaga exhortación en la que todo el mundo le pide a todo el mundo que lo enfrente con valentía. Lo que se había instituido como el guardián político de la instancia colectiva (la República) busca renunciar a su rol de control y vigilancia. Una vez que se libera el control externo. del fundamento. sin decir nada sobre las causas de esta violencia. social. en tiempos de paz. donde el autor identifica esta forma enunciativa a partir de un análisis del discurso de los ´mercados por la pazµ que supuestamente manifiestan contra la violencia en las grandes ciudades brasileras. Tal vez el proceso sea irresistible. en últimas resulta necesario. el ´Llamado 2000 para una cultura de la paz y de la no violenciaµ. pero fracasa funcionando como economía general en la medida en que deja al sujeto ante sí mismo en cuanto a lo esencial: su propia fundación. ¡la fecha de cierre de esta petición era el año 2002! . en su intento de funcionar como nuevo gran Sujeto. Lejos de tomar a cargo el asunto del origen. La constitución del Mercado como racionalidad última está tan avanzada ya en las mentes. reorganizar amplios sectores de la sociedad en modalidades análogas a las del campo de refugiados. las permanentes intervenciones humanitarias de urgencias destinadas a ayudar a las víctimas de lo que resulta siendo esta nueva ³fatalidad´ ciega. como si fuera la gran necesidad ética de nuestro tiempo. es la multiplicación de un nuevo tipo de mensajes caritativos sin enunciador ni destinatario174. Brasil. Los hombres políticos que exigen el desmantelamiento del Estado resultan entonces más o menos en la misma posición que el vigilante de una central nuclear que explicaría por qué hay que dejar de vigilar los reactores. unos años más tarde« ) a los responsables de la Unesco175. cuando justamente es porque el Mercado aspira al poder absoluto. en tanto verdadera y última racionalidad. la de los incontrolables flagelos socioeconómicos a cuya previsión han renunciado todas las meteorologías especializadas. Es a partir de esa renuncia a lo político que puede triunfar el Mercado y aparecer como una fuerza incoercible e impredecible que puede producirlo todo: tanto un desarrollo sin precedentes de ciertas regiones (por ejemplo. aunque capital). como cuando llega un huracán. lanzado en 1997. Sin duda es ahí donde puede ubicarse el límite fundamental de la economía de Mercado en su pretensión de tomar a cargo el conjunto del lazo personal y del lazosocial: no es una economía general. no es una economía simbólica. cultural) para poderlo reorganizar según las modalidades del flujo tirante y de la organización de urgencia. Sao Paulo. Testigo de esta aprehensión del Mercado como una nueva calamidad ³natural´. 175 Ver por ejemplo. Es cierto que de esta manera puede producirse más energía. el ³Mercado´ sólo puede fracasar (por lo menos en un punto. que debe ser vigilado constantemente. Si es necesario recibir capitales que puedan siempre volver a irse tan rápido como llegan y a menudo volver a irse tan rápido como no llegan. Ahora bien. no hay socialidad ni cultura ni nada que pueda oponerse al imperio exclusivo del Mercado. que estamos ahora en lo de consentir. Como se trata de un flagelo que no proviene de ninguna parte. aparece como el nuevo gran Sujeto. para el año 2000. el apabullante nuevo Shangai) como un paisaje devastado (por ejemplo Argentina). que se inclinan ante el muevo amo. 174 Ver M. del elemento primero. Es de esta manera como organismos como la Unesco le piden a millones de personas que firmen peticiones (contra todos los flagelos para entregárselos solemnemente. Hasta el punto que una sociedad idealmente sometida al Mercado sólo puede funcionar destruyendo gran parte de su tejido (industrial. Es cierto que se juega en el registro libidinal. Nunca se manifestará suficiente estupefacción ante una instancia política que explica santurronamente que debe hundir su navío. Pero por muy poderoso que sea. tal vez sólo sea en razón del barrido de los grandesSujetos precedentes. es únicamente una ³economía económica´. pero también algunos Chernobil societales. es decir. en la medida en que siempre pretende presentar a todo sujeto un objeto manufacturado que supuestamente viene a colmar su deseo. si este (imposible) Comment [S9]: Ver la caída del dólar y la sborevaloración del crédito.37 Por último notemos que si el Mercado. Amorim ´O Branco da Violênciaµ [El blanco de la violencia] en Carta capital del 2 de agosto de 2000. sólo puede confrontar a cada individuo con las ansias (que por supuesto no dejan de conllevar nuevos goces) de autofundación.

entre las cosas. Nuevas conferencias sobre el psicoanálisis. N. Le Déucoverte. ese es un asunto que no puede abrogarse. París. sólo inmanencia Lo ternario ha cedido su lugar a la .. Obras Completas. Por supuesto. relación dual. etnicismos. p. p. en lo que Freud llamaba un Kulturarbeit. el principio de exterioridad especifica que la red no posee una unidad orgánica. - - Puede constatarse: lo que simplemente desapareció en la red -rizoma. París. su disminución y su recomposición pueden siempre depender de un empalme con otras redes. el principio topológico señala que en una red no hay espacio universal homogéneo donde los mensajes o informaciones o mercancías circulen.µ Puede hallarse un verdadero tratado sobre el ´rizomaµ en G. esto despolitiza el conjunto al mismo tiempo que multiplica los conflictos. con enganchar algunas en la red para que el ³milagro´ se produzca. Amorrortu. cit. ´Introducción: rizomaµ. que él planteaba como ³un trabajo interminable. En la redrizoma todo sucede en tiempo real y en positividades. Ya no hay trascendencia.µ tomado de Sigmund Freud. Nada falta. Guattari. En la red. únicamente alianza. Cuando sobreviene un conflicto entre dos actores. sólo interioridad. 1980. que hay que retomar incesantemente y sin descanso´ para que ³yo´ [je] advenga176 . regionalismos«). 176 Freud. Yo debo advenir. siempre está en medio. particularmente Les Technologies de l´intelligence [Las tecnologías de la inteligencia]. es el espacio. . sino a un procedimiento (siempre local) que permite que el circuito se vuelva a poner en marcha. no se acude a una ley (universal. por ejemplo en forma de superyó). En efecto.38 asunto del origen no se trata. 178 Me inspiro libremente en los trabajos de Pierre Lévy. Buenos Aires. capitalisme et schizophrénie [Mil mesetas. sino únicamente elaborarse en y por la cultura. En efecto. Deleuze y F. establecida en nombre del Tercero). integrando la funcionalidad técnica 177 específica de la red informática con la lógica filosófica del rizoma de Deleuze . el uno de menos que permitía que un conjunto homogéneo se constituyese. Ya no hay exterioridad. págs. 1990. Mille plateaux. su extensión. cfr. 74. al no poder ser realizado por el j Mercado. XXII. hace que se presenten entonces las frecuentes reivindicaciones identitarias más extravagantes (fundamentalismos. Es ist Kulturarbeit etwa wie die Trockenleung der Zuyersee. 9 -37. t. aunque profundamente subversivos en su utilitarismo y su inmanentismo mismos. Mercado nunca es más que conectarse solamente en el sentido horizontal de la red. Los principios de la red. el principio de movilidad de los centros enuncia que la red posee permanentemente varios centros constantemente móviles. soll Ich werden. tan lejano e infinitamente cercano al mismo tiempo (presente en cualquiera. siendo el ³Mercado´ una red de intercambio de mercancías y valores conectarse al . Ese trabajo específico de la cultura. todo se encuentra en el mismo plano. sólo puede regresar como irreprimible tormento. Ya ningún actor tiene que rendirle cuentas a untercero. sólo existen interrelaciones que relacionan a los actores. necesario para el advenimiento del ³yo´ [e]. basta únicamente a un individuo normalmente provisto de máquinas productivas y/o deseantes. donde se encuentra la famosa fórmula ´Wo Es war. crean el espacio en que circulan aún cuando la red no está en el espacio. es la idea misma de Tercero tal como funcionaba en los conjuntos simbólicos. del T. es decir. Me parece que fue Pierre Lévy quien resumió mejor la lógica de la red.] 177 ´Un rizoma no comienza ni termina. capitalismo y esquizofrenia] Minuit. cualquier lugar puede revelarse compuesto por toda una red y así sucesivamente. para que ³eso funcione´. pueden enunciarse en cuatro puntos178 : el principio de multiplicidad significa que la red se organiza de manera fractal. 110. inter-ser [«] El rizoma es alianza. op. pero todos están atrapados en un conjunto de relaciones puramente duales. bastante simples. es decir. Es un trabajo de cultura como el desecamiento del Zuiderzee.µ [´Donde Ello era.

esta extraña proposición tiene el mérito de la claridad:¡la red rizoma nos priva de las preguntas sobre el origen y el final! Ciertamente se trata de interrogantes absolutamente inútiles. Cuando prefiere lo que se ofrece en una frase inaudita o en un gesto heroico contra toda forma de utilidades. ¿Desaferrar al hombre de lo inútil no representa el mejor medio para producir. pues. todo debe ponerse en red. las cosas vayan mucho mejor. Ahora bien. y o hasta de atormentarlo..] pueden servir para eso. las asociaciones emergentes. el Mercado en tanto red. le permite al sujeto estar umbilicado con lo que lo sobrepasa. Pierre Michon Corps du roi [Cuerpo del rey]. Ahora bien. Cuando prefiere el poema contra la información180. los artistas. los enfermos (también los esquizofrénicos y los autistas). que sean los filósofos quienes aceptan privar al hombre de sus ³vanas´ preguntas? Siempre creí que eran ellos... . cit. es decir.] Sólo para esoµ. En todo caso. Por ejemplo. etc. dejándolo ó absolutamente sólo ante una subjetivación que él se ve obligado a asumir por sí mismo sin poder necesariamente hacerlo. actor es quien puede conectar todo en la red. y hasta un ³¿por qué y cómo vivir?´ Tal como lo decían Deleuze y Guattari.39 De esta manera. es decir. un sujeto privado de las preguntas imposibles sobre el origen y el fin. un sujeto impedido de ser plenamente sujeto. en cambio. un hombre que espera su conclusión [en souffrance]? Es así como se ve de qué manera el fracaso del ³Mercado se constituye en nuevo gran Sujeto. así se haya extendido hasta los confines del mundo como en la globalización actual. por lo menos un hebefrénico. para decirlo en términos lacanianos de la forclusión de lo que ³la religión nos ha enseñado a invocar como el Nombre del 179 180 Deleuze y Guattari. hoy en día. ese es el tipo de relaciones que hoy en día se propone como modelo de toda sociedad posible. París. Entonces me pregunto si consentir incondicionalmente en la red-rizoma del Mercado no le presta un muy mal servicio al hombre privándolo explícitamente de esas cosas inútiles que no obstante no dejan de interesarl . cuando él prefiere pensar en el más allá de sí contra la afirmación del yo [moi] y sus elecciones. p. quienes peleaban por sus derechos. ¿Para qué sirven los poetas en nuestros tiempos que son tiempos de desamparo?[. la red sólo puede confrontar a cada cual con la pregunta de su propia fundaci n. salvo lo que eventualmente puede anhelar más: un ³¿por qué todo eso?´. ´ en las nuevas formas que toman las perturbaciones mentales en nuestras sociedades Como el . Cuando prefiere un puro absoluto con el relativismo generalizado de tra la red. interacciones no .. 2002. El modelo de red nos hace pasar de un régimen en que lo inconsciente se manifestaba de manera prevalente a través de la neurosis (como deuda respecto al tercero) a un modo en donde se manifiesta en formas psicotizantes (como efecto. los grupos de presión. los usuarios de tal o cual servicio. ¿No es extraño. Sin embargo.. una especie de grado cero de la socialidad porque forcluye toda relación con el ser. en otras palabras. es un sujeto amputado de la apertura al ser. op. 36. La red constituye. p. 74 a 75. las informaciones. Mercado ignora al Tercero y sólo puede proponer relaciones duales. en el rizoma ³¿a dónde va usted? ¿de dónde parte? ¿a dónde quiere llegar? son preguntas [que se han vuelto] bastante inútiles´. si no un esquizofrénico. Porque en este universo se trata de ya no ³comenzar. echarle un ojo al mismo tiempo tanto al Big Bang como al Juicio Final [. En efecto. ni terminar179´. en últimas. El escritor Pierre Michon parece responder exactamente a la condena de Deleuze y Guattari respecto a las preguntas del comienzo y del final cuando escribe que ´los poemas [.. Pero no parece que por evitar plantearlas.]. Cuando prefiere lo definitivamente imposible contra lo indefinidamente posible. no otorga lugar alguno ni a la falta ni al más allá del sentido El . Verdier. Lo que resulta aquí en peligro al producir sus efectos devastadores sobre el sujeto hablante es todo el funcionamiento tri itario de la condición n subjetiva. so pena de no ser: las mercancías. que parecían complacerse con ello.

Muy al contrario. la psicología de la gestalt. sólo nos hallamos en el comienzo de la exploración de las nuevas formas psicotizantes de la postmodernidad182 . Traducción: Pío Eduardo Sanmiguel A. Les Désarrois nouveaux du sujet [Los nuevos desconciertos del sujeto]. Escritos II. 2003. No obstante no habría que creer que nuestros conocimientos sobre la ya conocida psicosis clásica (paranoica o esquizofrénica) podría bastar para dar cuenta del fenómeno. 2001. L´Art de réduire les têtes. D-R. p. con el Rey o con la República. el neodarwinismo. 66. Sur la nouvelle servitude de l´homme libérè à l´ère du capitalisme total. además de las fuentes que ya se conocen (el narcisismo. México. Encuentro su mejor ilustración en la nueva definición del sujeto hablante que ofrece el gran lingüista Benveniste después de la Segunda Guerra mundial: ³es yo quien dice yo´. El sujeto hablante. el sujeto ya no se define en su relación de dependencia con Dios. que se define de manera autorreferencial. creo haber podido mostrar que el espejo lacaniano implicaba. ya no se define heterorreferencialmente sino autorreferencialmente. Tomado de DUFOUR. en la postmodernidad. Denoël. A este respecto. aunque desconocido. Jean Pierre Lebru n. págs. 242. Al dar esta nueva definición. París.40 Padre181 ´). Siglo XXI. confiriéndole sus derechos semióticos.. ahora está obligado a definirse por sí mismo. un origen teológico preciso. 27 a 137 [88 a 104 para esta sección]. p. Benveniste aceptó en cierta forma la emergencia de un nuevo sujeto hablante. Otro indicador de la emergencia de esta nueva definición del sujeto hablante: lo que Lacan plantea en su famoso texto sobre el estadio del espejo. ´De una cuestión preliminar a todo tratamiento posible de la psicosisµ. La caída de las definiciones ternarias y el ascenso de las definiciones autorreferenciales En la postmodernidad. Escuela de Estudios en Psicoanálisis y Cultura. 182 Confluyo aquí con las hipótesis del psicoanalista Jean Pierre Lebrun que plantea el término de ´sujeto en estado de experiencia limiteµ para hablar de las ´nuevas modalidades clínicasµ en las que aparece el ´sujeto de hoyµ: un sujeto ´que queda en la incapacidad de asumir por sí mismo una subjetivaciónµ. del que traté de dar cuenta en un breve libro publicado recientemente 181 Lacan. el hegelianismo). .

como lo prueba de hecho el título del artículo lacaniano: ³ El estadio del espejo como formador de la función del yo [je]´. en su último artículo. sólo acabaron finalmente desembocando en la catástrofe nazi de la definición por la Raza. Pero instruir los derechos semióticos del nuevo sujeto autorreferencialmente definido es una cosa. debe comprender los tiempos neoliberales que vivimos actualmente. sin condiciones: en últimas. 1996). Lacan et le miroir siphianique de Jacob Boehme [Lacan y el espejo sofiánico de Jacob Boehme]. es decir. Quiero decir que la autonomía jurídica tanto como la libertad mercantil. Seuil/Arcanes. hay alguien que vislumbra todas las consecuencias sobre el ser hablante del advenimiento del sujeto autorreferencialmente definido. Estrasburgo. Hay una congruencia histórica entre esas definiciones por vía del espejo y esas definiciones autorreferenciales del sujeto hablante. ensayos sobre la forma unaria] (Gallimard. 194 y ss. Écrit pour la psychanalyse II. sin poder desarrollar este punto aquí. Lacan hace pasar en cierta forma el espejo de Dios al sujeto. eventualmente total como en el caso del neoliberalismo. El estadio del espejo contiene en efecto una referencia a Boehme para quien Dios hacía uso del espejo a fin de conocerse en su infinita diversidad. París. definidos por la libertad económica máxima que se le otorga a los individuos.-R. son absolutamente congruentes con la definición autorreferencial del sujeto. 93 S. Leclaire. Dufour. 1998. prefacio de D. de manera ya no trinitaria sino unaria 94. Señalo simplemente. Luego de tal destitución de Dios. corresponde a la época en que se empezó a definir al sujeto hablante de manera ya no heterorreferencial sino autorreferenci al. el Rey o la República. es decir. Serge Leclaire. ¿qué otra cosa podía hacerse tras ese desastre sino acabar con las definiciones heterorreferenciales por un tercero para llegar a una definición autorreferencial del sujeto? P or mi parte. Cfr. Si la postmodernidad. lo que resulta es. sea éste Dios . De hecho. me permito remitir a mis trabajos Le Bégaiement des maîtres [El tartamudeo de los amos] (Arcanes. aquel que dice ³yo [je]´. París. En la construcción de su estadio del espejo. quien no conocía al lingüista. se encadenó un rosario de desilusiones. Por ³derechos semióticos´ entiendo el derecho al uso del ³yo´. 1998 y 1999) y Folie et démocratie. democrática. Beckett. característica de la postmodernidad. 1998. De esta nueva definición semiótica se desprenden muchas consecuencias. que Benveniste jamás quiso ver realmente. para demoler por último todo mausoleo posible de un tercero instituido. Intervienen en el momento en que las sucesivas definiciones heterorreferenciales del sujeto practicadas por Occidente. essai sur la forme unaire [Locura y democracia. Por eso pienso que el análisis de la decadencia del Otro. ese famoso 92 D. por una parte la postulación de la autonomía jurídica del sujeto. Después de que se pu do afirmar que Dios había muerto. 94 Sobre el concepto de unario. se puede decir ³yo´ sin tener que dar cuenta a nadie. y contemplar las consecuencias clínico-simbólicas de este uso es otra. En la misma época de Lacan. . Lacan no fue el único en comprender est o: la gran literatura estaba atenta. me parece que los trabajos de Benveniste y de Lacan instruyen los derechos semióticos y psíquicos de un nuevo sujeto autorreferencialmente definido. de un cuerpo simbólico donde se conservaría el espíritu de la l ey 93´. a l comentar en 1994. Pero lo que queda del estadio del espejo es la idea de que el sujeto. que en 1946. en la época misma del ³descubrimiento´ de Benveniste. lo cual jamás de jó de hacer.41 92 . de manera autorreferencial. al igual que Dios se forma de su imagen. descubre al mismo tiempo que él la misma fórmula. págs. No quiso percibir lo que Lacan vio claramente: un sujeto definido autorreferencialmente es asimismo ahuecado por la ausencia de definición. era necesario que Lacan volviera a introducir al Otro. EPEL. y por otra parte la de su libertad económica.-R. Dufour. que terminaron en torno al horror de la Shoah. [Escritos para el psicoanálisis II]. subraya al respecto que el siglo XX ³vio desfondarse todas las figuras en las que el tercero sostenía su prestancia. lo que yo sostuve sobre el tercero en 1990 en Los misterios de la trinidad. París.

de ser sí. en un relato. que ya no hace un llamado a la heterorreferencia. Beckett es el autor de una memorable fórmula contrabenvenistiana: ³digo yo [ je] sabiendo que no es yo [moi]. a la circunstancia o al detalle que debería estar después pero que se sitúa antes. en suma. Entre las diferentes formas de neurosis planteadas hace un siglo por Freud. empiezan a surgir otros problemas a partir del momento en que entramos en un tiempo en donde ya no hay Otros presentables. Entonces el sujeto se vive como un impostor. es entonces porque a pesar del uso y de la enunciación de la fórmula. pág. que permite zanjar toda ambigüedad. Tal sería el sujeto histerológico respecto al sujeto histérico. 82. Alianza/Lumen. postular algo que aún no existe para autorizarse desde éste y emprender una acción. como lo prueba suficientemente esta fuerte imprecación: ³basta d e esta puta primera persona en últimas 95´. es posible que la exigencia de sumisión a sí sea aún más pesada de cargar que la sumisión al Otro. como este apoyo es radicalmente cojo y hasta inexistente. El innombrable. extraído de Jarry: ³voy a prender el fuego mientras él trae la madera. la sumisión al Otro se pagaba otrora con un problema mental llamado ³neurosis´. algo esencial que debía funcionar ha quedado suspendido. Hacer uso de una histerología es. reprochándole. que proviene del griego hustera ´úteroµ. central. por supuesto. Ahora bien. al asunto del padre como nombre. Ahora bien. En esta situación se encuentra el sujeto democrático obligado al ³Sé tú mismo´. De la histeria a la histerología En efecto.´ Esta fórmula podemos encontrarla en su más grande novela titulada ju stamente El innombrable. es en el momento en que se c onmina a todo sujeto a ser sí que se encuentra la mayor dificultad. al que eventualmente se lo adornaba con proteron. aquel a través del cual adviene el acceso a lo simbólico. hasta ha fracasado. La figura traza pues la inversión del orden natural de las ideas o de los hechos. Allí donde el sujeto histérico se alienaba en Otro. o bien se realiza pero ubicando al sujeto en la situación de verse hacer un truco en el que no puede creer.´ El término ³histerología´ viene del rad ical griego husteros96. . La etimología de ésta es diferente a l a de ´histeriaµ. En efecto. hay una. o hasta la imposibilidad. la histeria. aquel a quien se le debe. Por supuesto. Se hablará de histerología (o hysteron-preteron o hystero-proton) para evocar una figura de retórica que se basa en una inversión de la anterioridad y de la posterioridad. en el acceso a la condición subjetiva que esta fórmula debería garantizar. Si el ³yo [ je]´ no produce nada. Ejemplo (literario) de histerología. 2001. es decir. Es decir. que se caracteriza por la deuda.42 ³es yo quien dice yo´. Lo que Beckett interroga es esencialmente la primera persona. ¿cómo contar con un sí que aún no existe? Como ya lo indique. Inútil argumentar que el ³yo [je]´ no es el ³yo [moi]´ y que Benveniste y Beckett no hablan de lo mismo. Madrid. Postula algo que aún no es (él mismo) para encadenar la acción en la cual ¡él debe producirse como su jeto! Ahora bien. que como todo el mundo sabe. aquel que nombra. y reprochándose 95 96 S. por supuesto. La diferencia es que a Beckett le queda claro enseguida que esta fórmula lleva indefectiblemente a los peores desordenes. y describe. supuestamente se contraía en las histéricas. y significa que lo que es posterior viene de hecho antes. como lo indica oportunamente el Gradus. y por lo tanto a la definición del sujeto por un gran Otro. La histerología remite. ¿Por qué? Porque. Beckett. ³posterior´. como Lacan lo mostró. al pasar de la modernidad a la postmodernidad hemos pasado de la histeria a la histerología. Lo que retengo es que entramos con esta fórmula en una definición del sujeto que hace un llamado a la autorreferencia. el acto o bien fracasa difiriéndose incesantemente. ³lo que viene antes´. ³el desorden anímico de quien habla´. Esta deuda está anudada por supuesto al asunto del padre.

Todo sujeto resulta así luchando contra su autofundación. la antigua ³acedia´). En efecto. El hecho de que ese medicamento haya llegado a ser hoy un nombre tan común como ³aspirina´ ilustra claramente la extensión del fenómeno. es decir. El sujeto postmoderno no está únicamente rajado. antidepresivos. Se expresa por la tristeza. numerosos individuos consumen hoy en día de manera regular. Justamente de eso se trata en los programas de televisión que ponen en escena la vida ordinaria de los relatos de exhibición de sí ampliamente difundidos que llevan los rótulos literarios o evidentemente.43 incesantemente la dependencia en la que él mismo se había metido. 98 Cifras dadas por el informe anual de la OMS en el 2001. y donde la psicosis constituía para él la excepción. La depresión sería en cierta manera el precio a pagar por la libertad y por nuestra emancipación de la influencia del gran Sujeto. contra las cuales el último amparo es a menudo la perversión. Alain Ehrenberg es tableció que la depresión era en adelante el problema mental más difundido . la inhibición o una dificultad para la acción que los psiquiatras llama n el ³retardo psicomotor´. Hoy en día en efecto. cada vez más atrapado entre melancolía latente (la famosa depresión). ya sólo puede extraviarse en un enredo interior. Esta distancia interna del sujeto consigo mismo resulta inherente al sujeto postmoderno y modifica sensiblemente el diagnóstico que había dado Freud del sujeto moderno. franjas importantes de la población (se ha hablado del 15 al 20% de los individuos) y se ha transformado en una detención de la acción y de la iniciativa98. Odile Jacob. sin presencia aunque habitando un presente extremadamente dilatado. en las sociedades postmodernas encontramos. La ³pasión triste´ afectaría actualmente de manera permanente y rotatoria. ofrecidas profusamente por el Mercado. Ginebra. ilusión de omnipotencia y fuga hacia delante en los falsos self. está ³esquizado ´. Es por esto que. La postmodernidad y las nuevas formas de manifestación de lo inconsciente En La fatiga de ser sí97. no habría que creer que esta situación agobia de alguna forma el curso democrático. La condición subjetiva del sujeto postmoderno se definirá por un estado límite entre neurosis y psicosis. París. cada vez más a menudo. la astenia (la fatiga. nuevas esperanzas]. tomar Prozac o cualquier otro medicamento que pertenezca a este tipo de antidepresivos llamados ³confortables´ hace también parte de esas nuevas posibilidades ³democráticas´ que le permiten Ver sobre estos asuntos Alain Ehrenberg. 2001. agregándole además el de llegar a ser sí mismo. imposibilidad de hablar en primera pe rsona. En otras palabras. es cierto que puede tener éxito pero no sin resultar constantemente confrontado con fracasos más o menos graves . el s ujeto histerológico. en el uso de psicotrópicos destinados a mejorar el humor y aumentar las capacidades individuales. Con la postmodernidad la distancia respecto al gran Sujeto se ha vuelto distancia de sí a sí. muy al contrario. en personalidades prestadas o hasta múltiples. perdido en una temporalidad distendida entre un antes y un después. en nuestras sociedades. las reglas de autoridad y de conformidad con las prohibiciones p romulgadas por el gran Sujeto que asignaban a los individuos un destino completamente trazado. predispuesto a la neurosis. la postmodernidad vería el ocaso de lo que fue llamado las neurosis de transf erencia en favor de las psiconeurosis narcisistas. resultando tanto la mitad como el doble de sí mismo. Y este era precisamente el universo explorado por Beckett en El innombrable. dedicado a la salud mental: La santé mentale: nouvelles conceptions. 1998. técnicas de acción sobre sí. el del sujeto que se encuentra en la situación de tener que fundarse él mismo. OMS. entre los cuales el Prozac es hoy en día emblema . privado de todo apoyo en el Otro. Traduce hasta la impotencia de vivir. separado entre un aquí y un allá. 97 . Demostró que el surgimiento espectacular de la depresión correspondió al momento en que los modelos disciplinares de gestión de las conductas. No obstant e. nouveaux espoirs [La salud mental: nuevas concepciones. La Fatigue d´être soi [La fatiga de ser sí]. cedieron ante las exhortaciones que incitan a cada cual a la iniciativa individual.

La depresión es pues el nombre moderno que se le da a una antigua perturbación ya perfectamente ubicada por Pascal. ¿ Tiene aún sentido el hecho de filosofar? ¿Qué pasa. cómo apoyarse sobre lo que aún no es (sí mismo) para acometer la acción al final de la cual uno debe producirse como sí? Entonces la depresión no remite a un rasgo identificable en términos psicológicos o soc iológicos. Sólo es el árbol que oculta una selva de otros problemas. El narcisismo disparatado y la infatuación subjetiva En la antigua economía psíquica. En efecto. El segundo comentario tiene que ver con el fenómeno mismo de la depresión y con su naturaleza. 215 (el subrayado es mío). ³el hombre que sólo se ama a sí. y que las experimenta como otro99. era asumido por ³Jahve´ quien. Beckett es premonitorio. también ahí. decir qué resulta de sí mismo y qué de la limpieza artificial de sí. en esas condiciones de modificación artificial y permanente del humor. recordemos al rey de Pascal. al tener que fundarse hoy solo. el . se volvía lo que era: un pequeño sujeto como otro. Sólo busca para sí. nada odia más que estar sólo consigo. en la Biblia la famosa palabra ³Soy el que soy´ del Exodo III. pág. Pascal. 214. . resultaba obligado a una melancolía persistente de la cual había que distraerlo incesantemente. hasta en ese malestar exacerbado que se llama el ³ataque de pánico´. Ahora bien. notable clínico antes de tiempo. Evoquemos algunas de éstas: 1. no habría que dejarse acorralar por la depresión. y nada huye tanto como a sí: porque. La depresión apar ece como un dato clínico primero cuando en realidad no es más que el resultado de la confrontación del sujeto con la figura de la histerología . 1926. simplemente porque el primer apoyo falta. no se ve tal como se desea. sino justamente a un imposible lógico en la subjetivación postmoderna: uno no se puede apoyar sobre sí para llegar a ser sí. al no disponer de un lugar en el cual fundarse. El primero es que el sujeto hablante. En efecto. cuando se ve. Me permitiría dos comentarios sobre los importantes trabajos de Ehrenberg sobre la depresión. más precisamente histero-lógica. el sujeto hablante está obligado a jugar a sí mismo. Les Pensées [Los pensamientos] (edición de 1670). debe concebirse como una dificultad de subjetivación ligada al hecho de resultar ubicado ante una imposibilidad lógica y. p. es exactamente la expresión que usa Pascal: ³Que se ha ga la prueba. melancolía que afectaba al neotene obligado a jugar al gran Sujeto. Flammarion. La otra consecuencia es que se vuelve difícil. por ejemplo. con la autenticidad heideggeriana que se le acuerda a la escucha del Ser ante ese fenómeno? Hasta se vuelve difícil decir quién es uno en últimas. 99 Pascal.44 al pequeño sujeto deprimido la capacidad de ³fabricar su interior mental´ para ³sentirse mejor´ y hasta ³mejor que sí´. se encuentra exactamente en la misma posición depresiva que el antiguo gran Sujeto. Hoy en día. y halla en sí mismo un amasijo de miserias inevitables y un vacío de bienes reales y sólidos que es incapaz de llenar 100´. La obligación histerológica en la que nos hallamos ahora obligados a vivir en la postmodernidad puede desembocar ciertamente en la depresión. pero él mismo. 14. movimiento autorreferencial estaba fijado al tercero de la e structura: por ejemplo. que se deje a un Rey sólo [«] y se verá que un Rey que se ve es un hombre lleno de miserias.´ El rey fundaba a todos los demás. ya había notado que cuando se dejaba al rey ante él mismo. 100 Ibid. Además. Entonces no me parece que deba hipostasearse la depresión en un ³problema ment al´ bruto. París. Una de las consecuencias es que la distinción entre cuidarse y drogarse tiende a difuminarse en nuestras sociedades democráticas postmodernas. el sujeto se vuelve depresivo o melancólico cuando encuentra en su camino subjetivo la figura de la histerología que impide toda acción: ¿En efecto. pero también puede desembocar en otras formas. De hecho. como lo plantea Pascal.

Más allá del caso Althusser. Ahí podrá reconocerse un giro de perfecta factura histerológica. escrita tras el asesinato de su compañera Helena. Mientras que la Lógica. lejos de ser el resultado del recorrido y del accidente individuales. 1992. París. o bien la totalidad misma..-R. Cfr. la ambivalencia unaria que en la teología caracterizaba al Dios (éste era. Y yo los rebajaba desdeñosamente poniéndolos debajo de mí. el movimiento autorreferencial se desperdigó del él para venir a fijarse en el yo [je]. XL. Si no pudo hacer nada ante esta ³terrible ambivalencia´ (que alterna omnipotencia e impotencia) que lo sumergía. o bien la nada de la mística negativa. las Matemáticas. que resulta de la omnipotencia. en realidad darme a mí mismo el rol de un padre ante mí mismo. en un estado de hecho donde todas las opiniones se oponen en vano. tal como da fe de ello lo que él escribe respecto a él mismo: ³Impotencia total para ser es igual a omnipotencia sobre todo. cap. La autobiografía de Althusser. Sobre esta estructura ternaria me permito remitir a mi comentario p ublicado en D. seguido de Les Faits [El porvenir es largo] y [Los hechos]. la Física habían adquirido un estado de derecho que les permitía certidumbres objetivas. puesto que si éste habló efectivamente (en el prefacio de la primera edición de La crítica de la razón pura ) de un Kampfplatz. Para las citas que siguen. es decir. p. en mi subordinación manifiesta. Stock/IMEC. 81. 1956. probablemente porque en tanto individuo ejempl armente atrapado en la modernidad (como lo demuestra su muy kantiana definición de la filosofía 103). como ´lo que plantea tesis que se oponen a otras tesisµ. disponiendo ³únicamente´ de los medios filosóficos de la modernidad. una deliberación. y de ahí la necesidad de una crítica de la razón pura. por muy amplia y libre que fuese. Althusser describe allí toda su vida como gobernada por el fantasma de deber ³dar[se] un padre imaginario pero comportando[s]e [con él] como su propio padre´. autobiografías. cit. para que él se vea él mismo enseguida como una suma ³de artificios y de imposturas. págs. es porque era ya la de otro sujeto histórico en devenir: el sujeto postmoderno. significa ³Él es´ 101. ibid. Ahora bien. Nótese no obstante que Althusser se toma demasiada confianza con Kant. El drama subjetivo de Althusser. Althusser se da cuenta bien de donde proviene ese motivo teológico: ³terrible ambivalencia cuyo equivalente puede hallarse de hecho en la mística cristiana medieval: ³totum = nihil´. hay que examinar las consecuencias en cuanto al lazo social y al ser en conjunto. Kant explica que la Metafísica se había quedado. en su cara negativa) se transfiere al sujeto hab lante mismo a cargo de su fundación. es a este respecto muy significativa para ilustrar mi propósito 102. en ese sentido. lo sobrepasaba y era el resultado ya de la época en devenir.´ En su gran (y loca) inteligencia. de la difusión postmoderna de un sujeto tanto todo 101 La Bible I [La Biblia I]. 102 Louis Althusser. Dufour. en el momento en que la toma. Folie et démocratie. ya que todos los padres posibles no podían sostener el rol. 161.45 precisamente. En la nueva economía. 163.. . op. es el de haberse hallado confrontado a la forma sujeto de la postmodernidad. era precisamente para criticar el estado de la metafísica como lugar de ´controversias sin finµ. en su cara positiva. y [he] jugado indefinidamente al ³padre del padre´ para darme la ilusión de tener uno. Dhorme. sobre Dios. 103 La filosofía es explícitamente definida por Althusser en referencia al Kampfplatz de Kant (arena. y luego sobre el proletariado. 270 y 271. en ese fantasma de mira manifiestamente autofundadora.´ No obstante basta con que Althusser se decida a poner en funcionamiento una manipulación de este tipo. propiamente nada auténtico´. El Tercero asumía en últimas la forma unaria. Gallimard. En suma. Es el famoso fantasma althusseriano de llegar a ser ³el padre del padre´ o ³el amo del amo´: ³Yo no tuve padre. De ninguna manera se trata entonces para Kant de satisfacerse con ese Kampfplatz sino de poner orden en ese ´campo de batallaµ a fin de hacer de éste por fin el lugar de un ´tribunalµ presidido por la razón. Althusser vuelve a hallar el mismo teorema de la teología negativa. campo de batalla«). París. L´avenir dure longtemps. p. cfr. no pudo darse cuenta de que su propio caso. Resulta de ello una notable y bastante problemática desinhibición del individuo frente al gran Sujeto. es decir. la introducción de Ed. ejemplar en muchos sentidos. XIII. No obstante no saca ninguna conclusión sobre la emergencia histórica de tal sujeto.

Christophe Bident. que se distancie del de Freud: Para introducir el narcinismo« Con el narcinismo. a los que se les ha pedido esto. todo el mundo ³se cree bello´) se encuentra una pulsión igualitaria que tiende a negar la muy dura labor que consiste en intentar producirse a sí mismo como sujeto (de esto da una idea 104 Un ejemplo entre mil: en un célebre programa de televisión de los sábados por la noche. a este respecto el notable artículo de Philippe Muray. cada cual es tan ³libre´ que. sino que. a tal punto que los animadores que dirigen el juego quedan a veces confundidos. Existen también casos más livianos. hasta su intimidad. Maurice Blanchot: partenaire invis ible. Existen casos pesados de narcinismo (los que. el sentido que el hombre le da a su libertad. ´Eros 2000µ.46 poder como todo impotencia. Con este aparato de ³comunicación´ que satura desde ya el espacio público con discursos totalmente privados. en Critique. en la actualidad. ya no hay diferencia entre el derecho a la libertad del que dispone cada cual ahora incondicionalmente y el abuso del derecho a la libertad. apuesto que aún no se ha visto nada. Evidentemente. escritora ensalzada por los medios luego de sus relatos de incesto y de amores varios. . es decir. calcúlese la distancia recorrida entre esos testimonios de ³tendencia literaria´ que se derivan directamente de la prensa llamada people y la actitud ejemplar de un autor de la modernidad reciente como Blanchot. 2. París. Son inevitables: si la acción de cada cual ya no se refiere a lo que la sobrepasa y garantiza. explicaba así de la manera más seria posible. 106 Cfr. tenía que decirlo todo sobre su intimidad en sus novelas. profundamen te negativa y necesariamente a-social107. cae inmediatamente en desherencia y ya nada se opone a que el espacio público esté constantemente atravesado por proezas individuales: vivimos hoy en la hora del ³narcinismo´ a tal punto que sería necesario escribir un nuevo tratado. ingenuo y necio. pienso por ejemplo en la exhibición pornográfica que ahora requieren los medios de comunicación de masa 104. O en el teléfono celular. como lo dice Lacan.. está invadiendo la literatura y suspendiendo la gran ficción. en vez de sus pequeños (necesariamente pequeños) asuntos privados 106. ´Sortie de la libidoµ [Salida de la libido]. Seyssel. Al mismo tiempo que el narcinismo y su ³política de la escalerilla´ (donde. se ofrecen un derecho espectacular de vida y de muerte sobre el semejante). sino su uso postmoderno que le permite a cada cual seguir ³conectado´ permanentemente y estar siempre donde no se está. Lo que se condena a muerte en esos ideales toc de transparencia y de sinceridad es la parte maldita que está presente en el antiguo libertinaje. si me atrevo a decirlo. El Faktum der Freiheit tan grato a Kant. A este respecto resulta altamente significativo que la exposición de su vida íntima se promueva hoy como el gran estándar postmoderno de la literatura 105 . Por eso. 107 Cfr. no queriendo dar pruebas de indecencia. consienten en ello tranquilamente. Es un rasgo significativo de la postmodernidad: ese culto. cada cual tiende en adelante a practicar lo que Lacan llamaba la ³política de la escalerilla´. No obstante. que se presenta como cultural. TF1. 5 de septiembre de 2002) que la indecencia consistía hoy en día. julio-agosto de 2000. 105 Christine Angot.. su escritura. no es engañarµ. no solamente no teme ya exponer públicamente su vida privada. Lo extraño es que muchos. Consiste esencialmente en el hecho de que un individuo experimente espontáneamente la necesidad de tener que subir el peldaño siguiente de dicha escalerilla cuando se encuentra con otro. así fuese la de Primer ministro del gobierno francés. de la espontaneidad que supone un yo cuya única tarea es relatar su vida a otros para llegar él mismo a ser. y que sólo estamos en el comienzo de ese proceso. en un programa televisado sobre actualidad literaria ( Campus de Guillaume Duarnd. ya no en exhibir sino en mantener oculta su intimidad. 1998. pudo verse al animador vedette preguntarle a Michel Rocard si ´chupar. Ediciones Champ Vallon. no estoy incriminando la herramienta en sí (es una hermosa prótesis sensorial ). Sólo hay individuos que deben a toda costa develarlo todo. se ve obligado a hacerlo ofreciéndose de esa manera una de las formas postmodernas del goce. que se pasó la vida ocultándose a fin de que se considere s u obra. muy al contrario. al tiempo que no se está nunca donde se está. Por supuesto se trata de mostrar que ya no existe ninguna función aparte.

El sujeto ya no es solamente dividido sino mitad y/o doble de sí mismo: el siglo XXI bien podría ser la época de los sujetos y de los cuerpos postidentitarios: varias identidades en el mismo cuerpo. Sauvagnat. dice Freud: ´en un caso observado por mí. intensas e incompatibles entre sí. y aquel no menos esencial. ´Las fantasías histéricas y su relación con la bisexualidad [1908]µ en Obras Completas. conflictos que no pueden ser siempre calificados de patológicos. ´El yo y el elloµ. la nota 50. Beckett anunciaba su forma general y David Lynch lo está explorando actualmente en películas como Lost Highway y Mulholland Drive) nos introduce a la forma contraria: un sujeto más que él mismo. excluyéndose las identificaciones unas a otras por medio de resistencias. III.µ Cfr. Si la depresión remite a un sujeto menos que él mismo. Grossman en Antonin Artaud. el síndrome llamado de ³personalidades múltiples´ (en El innombrable. Para una aproximación crítica a este asunto de las personalidades múltiples. T. 137-147 (p. Pero aún sin llegar a este extremo surgen entre las diversas identificaciones. el mismo Freud había contemplado desde 1923 la realidad de esos casos: ´cuando las identificaciones [objetales del yo] llegan a ser muy numerosas. en que cada una de tales identificaciones atrae a sí alternativamente l a conciencia. Europa. en las que el yo queda disociado. Presses universitaires de Rennes. de la diferencia sexual). Ya sólo hay que aprender por placer. en Obras Completas. puede consultarse la notable obra colectiva dirigida por F. Según esta pu lsión igualitaria. una disociación del yo. en efecto. La denegación de lo real también debe citarse (un ejemplo esencial: el de la diferencia generacional porque el sujeto postmoderno desconoce el principio de anterioridad donde el padre funciona como coordenada [re-père110]. clínica psicoanalítica. [la enferma] con una mano aprieta el vestido contra el vientre (en papel de mujer). La idea del esfuerzo que hay que hacer para llegar a ser lo que se es encuentra hoy en día una enorme resistencia.µ En Sigmund Freud. Esos casos de ³personalidades múltiples´ están en considerable aumento en los Estados Unidos. Cfr. ¿quiere eso decir que todos los casos de ´personalidades múltiplesµ lo son necesariamente? ¿Qué pasa con los que no remiten a la bisexualidad y con los que no se presentan como un conflicto de personalidades co -presentes pero sucesivas? De hecho. 4. 147). . Nuevas formas de sacrificio. aún cuando ciertos freudianos ortodoxos prefieran no ver en eso en gener al más que casos de histeria 108 (escudándose así de lo que Marcel Gauchet llama un trabajo necesario de ³redefinición de lo inconsciente´). Si ese caso de doble personalidad descrito por Freud es con toda evidencia un caso de histeria. por ejemplo). Se promueve el ³relato de vida´ que permite creer a buena cuenta que su vida es la obra. El secreto de los casos llamados de personalidad múltiple reside. febrero de 2002. 111 Op. y con la otra intenta arrancarla (en papel de varón). Rennes. En los capítulos siguientes retomaremos esto. traducción de José Etcheverry. Y se protesta fácilmente contra quien todavía pretenda transmitir a otros hoy en día algo que él se haya pasado toda su vida intentando construir. ´Pintar el desvanecimiento de la formaµ. pensadores y literatos tanto más realizados cuanto que hemos logrado deshacernos de la idea reaccionaria de crear. traducción Luis López Ballesteros. Divisions subjectives et personnalités multiples [Divisiones subjetivas y personalidades múltiples]. 2001. págs. Puede surgi r. 2711). Madrid. se produce fácilmente un resultado patológico. 5. el artículo de E. IX. quizá. En Locura y democracia111 había indicado ya que uno de los medios para obviar el enmarañamiento interior del sujeto obligado a fundarse absolutamente 108 El esquema freudiano que se invoca en esos caso s es el que Freud aprendió de Charcot sobre el ataque histérico. ¡Pero quién se cree éste con su insoportable pretensión cuando n osotros somos como él! 3. Biblioteca Nueva. 2701 -2728 (p.47 el estoicismo. 110 Cfr. págs. una misma identidad compartida por varios cuerpos 109. todo lo que se produce desde el sufrimiento es malo. Amorrortu. Buenos Aires. París. Ya no cuenta la obra sino la intención. todos somos espontáneamente artistas. cit. Sigmund Freud. T. 109 Artaud lo había anticipado. Se trata primero de que somos iguales porque somos democráticos y que estamos todos provistos espontáneamente de un yo que basta con ³llevar adelante´ (si es posible hacia al triunfo) en los intercambios.

Gallimard. Fundarse en una amputación en cierta forma. París. De hecho. así como en el transexualismo. Hoy. Lipovetsky. an tes de desaparecer. y parece que algunos cirujanos y psiquiatras ingleses llegaron hace un tiempo a hacerse a una clientela con ese tipo de demanda. para asestar su golpe. Esta nueva forma de sacrificio comienza con el sacrificio de víctimas precisamente escogidas. en 1999. Es con toda seguridad un llamado desesperado al lazo social. Le monde del 10 de abril de 2002. 328). Henri Frignet. permite crear el punto de apoyo necesario que faltaba para vivir por fin. con la firme intención de descargar su arma sobre la representación de la Provincia . La operación le permite al sujeto. con el sacrificio del sacrificador que decide y que se aplica a sí mismo la sentencia correspondiente a su imposible hazaña 114. cfr. Por último. 113 Henry Frignet. ya no saber que se recomienda no beber una botella de alcohol cuando se está embarazada. cuando se perpetra. vivir su cuerpo como ³regenerado´ y apelar a una identidad amputada . ´la cultura sacrificial ha muertoµ (Posfacio de 1993 a G. Le Transsexualisme [El transexualismo]. y ´Yo considero que un loco furioso como yo debe ser abatido sin contemplación y sin escrúpuloµ. entre otros casos. ella esperaba en cierta forma re -fundarse a partir de su reconocimiento como sujeto del trauma. están las formas de sacrificio extremas que van mucho más allá de una ablación de una parte de sí porque apuntan nada menos que a la ablación total de s í. Las formas de sacrificio no han desaparecido. que consiste en la amputación de un miembro. el de una mujer joven que buscaba fundarse como sujeto social a partir de una demanda interpuesta ante un fabricante de whisky luego de la muerte del hijo que llevaba en el vientre. autor de la matanza del concejo municipal de Nanterre. p. es decir. Pero el tipo de sacrificio que inducen esos actos ya no apunta a crear. París. sino a la dinámica narcisista. 114 Esto se enuncia claramente en esas dos frases del diario de Richard Durn. tras el corto pero intenso momento de ebriedad identitaria. e n este caso. 2000. suplencia a falta de coordenada en lo simbólico. tras haber ingerido el contenido de una botella en una noche de depresión. etc. los dos autores del asesinato de Littleton escogieron el día del aniversario del na cimiento de Hitler. Se trata de una hazaña de sacrificio nueva que. Así. por lo general una pierna o a veces ambas. 112 .48 solo era dándose un punto de apoyo e xterno. psicoanalista que trabajó mucho en casos de transexualismo 113. así sea un instante. a través de una inversión posiblemente lograda de la abyección en lo No suscribo pues la idea de Gilles Lipovetsky según la cual. la época postmoderna está viendo expandirse una nueva forma de sacrificio: el sacrificio al cuadrado. que de esta manera se transforma en una especie de coordenada en lo real. los asesinos locos de la postmodernidad cargan en sus actos con preguntas políticas: el cabo Lortie intervino en la Asamblea nacional de Québec el 8 de mayo de 1984. estamos lejos de ello. aunque sea al azar. Ocurren a menudo en el momento mismo de un paso al acto violento: cada vez se ven más individuos que han cometido acting out muy mortíferos pedir que se los mate ya . 1983. Con este recurso a la justicia. Robert Steinhause r mató en su liceo de Erfurt. Sólo han cambiado: ya no se le consagran al Otro al que debía hacerse sacrificios. De esta manera examiné. Richard Durn atacó la representación política de su ciudad el 26 de marzo de 2002. El sacrificio postmoderno inaugura de esta manera una nueva forma de sacrificio en la historia de la humanidad. el 26 de abril de 2002 evocando la masacre de Littleton. el 20 de abril. Éres. y culmina. me parece que en cierta forma se trata de una hazaña de sacrificio que le permite al sujeto fundarse amputándose una parte de él mismo 112. Esto lleva un nombre: la apotemnofilia. me señaló que la demanda de ablación del pene podía tomarse asimismo como una de las formas postmodernas del sacrificio que permite fundar coordenada y ³evitar´ así el enmarañamiento histerológico interior . la noche del 26 al 27 de marzo de 2002: ´Yo logro justo durante unos instantes sentirme vivo matandoµ. Friedrich Leibacher atacó el Parlamento del cantón de Zoug en Suiza el 28 de septiembre de 2001. Compartió conmigo otra forma de sacrificio que se practica actualmente del otro lado de la Mancha. con el postmodernismo. sujeto supuesto no saber ya como actuar en la vida social usual. L·Ère du vide [La era del vacío].

(no publicado. Seuil. El único problema es que. Se reabsorbe instantáneamente como el acto aislado de un asocial y de un loco 115 .. ¿El rechazo de qué? De la castración 116. con lo que ya indiqué como consecuencia. pero además y sobre todo porque representa la última defensa contra la psicosis. 116 Lacan habla particularme nte del ´discurso del capitalistaµ en el Séminaire XVII. a comienzos de los años setenta. primero. París. El golpe que se le asesta al otro. En una palabra. en la Alocución del 19 de abril de 1970 ( Scilicet. En efecto.. producido por la Kulturarbeit de la época moderna. la cual tiene pacto con el desarrollo del capitalismo. Deleuze y Guattari quisieron creer que el esquizofrénico representaba la nueva figura del salvador117. Me parece que Lacan lo presintió perfectamente. A ese deseo de ser otro. un tercero que figure como garante metasocial entre los miembros de una comunidad. ¿Cuántas formas posibles de ese deseo de ser otro inventó la modernidad? Pueden recordarse los sujetos resplandecientes de una modernidad reciente: había que llegar a ser el sujeto llamativo d el Poema. las patologías posmodernas giran ahora en torno al asunto de tener que fundarse solo. el sujeto de la pura intensidad de lo inconsciente. es lo siguiente: la Verwerfung. lejanas. traducen perfectamente el estado del lazo social postmoderno. Era apostarle demasiado a la esquizofrenia." Rechazo de la castración. esas patologías histerológicas. el sujeto de culturas diferentes. porque su imperativo de goce del objeto es compatible en todo sentido con el estatuto de objeto desechable y renovable de la mercancía. no dejan de sorprender las diferencias entre este último y el sujeto postmoderno . Ahora. lleva hacia la psicotización. 34 y 195). si no tengo padre. de hecho. p. [seminario del 3 de febrero de 1972. si las patologías modernas giraban a menudo en torno a la pasión de ser otro. 2 y 3. el rechazo. El llamado al lazo social del cual son portadores esos actos. olvidadas. 117 De esta creencia da fe este pasaje entre otros de L·Anti-Oedipe de Deleuze y Guattari (Minuit. En materia de 115 De hecho. al ser insostenible por estar infundado. decía Nijinsky). descubren un más allá de la neurosis y plantean el asunto de la psiconeurosis. en el Séminaire XVIII. L·envers de la psychanalyse [El reverso del psicoanálisis]. huellas de Verwerfung. al sólo desembocar en nada esta forma de sacrificio. el sujeto del proletariado. aquel que ya no puede soportar ´todo esoµ. religiones y . política y cultural y olvidando así que esos casos. (Seuil. el 12 de mayo de 1972 (no publicada). De hecho. y al volver hacia el sacrificador deshace inmediatamente lo que pretendía construir. 1991. El sujeto moderno llevaba consigo algo como la pasión de ser otro. valores. Por eso. el dinero. histerología. D·un discours qui ne serait pas du semblant [De un discurso que no fuese semblante]. su libro lle va el subtítulo: Capitalismo y esquizofrenia. conduce únicamente a la perversión. perdidas. con la de-simbolización que ópera. Si se encuentra mucho la perversión en nuestros días es. París. el capitalismo produce esquizofrenia (lo que en su tiempo. decía él en O peor. en últimas. Entonces no basta con atenerse.. deseo de omnipotencia. morales. se devuelve sobre quien lo ha dado. a la idea de que el capitalismo. la Bolsa (las fuerzas de muerte. nos hace pasar simplemente de la simbolización a la asimbolización. prohibiendo recurrir a toda ideología social. pacto con el capitalismo. en la conferencia en la universidad de Milán. 1972): ´¿Qué es el esquizo sino. Deleuze y Guattari captaron muy bien.49 sagrado. patrias. 10 de febrero y 16 de junio de 1971). Cuando se piensa en un pasado reciente y en los aspectos que revestía entonces el sujeto moderno. como se lo hace a menudo. Por eso. luego de 1968. lejos de remitir a una pura organicidad de la locura. aparecen allí donde la obligación histerológica es máxima. Verwerfung y de-simbolización tienen. 1970.. debo entonces engendrarme a mí mi smo. 395). la forclusión (del nombre del padre). p. gran número de comentadores sólo quieren ver en esos hechos el acto ai slado de locos. París. cuando habl aba del "discurso del capitalista" que promueve la Verwerfung: "Lo que distingue el discurso del capitalista. el sujeto postmoderno responde que ya sólo quiere ser él. así como Marx creía que el proletario producto del capitalismo iba a redimir al mundo. el deseo de producirse como sujeto del Otro. no publicado]. el tiempo de El Antiedipo. sesiones del 20 de enero. el rechazo por fuera de todo s los campos de lo simbólico. sólo él. hay que comprender bien que la histerología es sólo una consecuencia de lo que Lacan llamó en su tiempo la Verwerfung. De hecho. primero. es decir.

En cambio. 84. en el ocaso de su vida. Escuela de Estudios en Psicoanálisis y Cultura. 119 Sigmund Freud. la posición de Gérard Pommier en Los cuerpos angélicos de la postmodernidad . Tomado de DUFOUR. 58. De la culpabilidad a la vergüenza: el asunto del superyó En la postmodernidad. Nuevas conferencias de introducción al psicoanálisis [1933]. p. Como bien lo demostró Alain Ehrenberg la vergüenza (para consigo) reemplazó la culpabilidad (para con los demás). 27 a 137 [104 a 124 para esta sección]. Allí donde debía elaborar la culpabilidad para intentar darle un sentido. En efecto. París. conferencia. podría ser fuente de una nueva libertad. ¿Cómo no darse cuenta en efecto de que la caída de los ideales del yo acarrea consecuencias severas en otros sentidos? Porque afecta la construcción de lo que. Denoël. p. Debo responder enseguida a la vergüenza. cfr. L´Art de réduire les têtes. ligada al supuesto de un Otro cuya espera no cesaría de decepcionarlo. en Obras completas. 31ª. la sociogénesis del superyó queda. Mientras con los demás yo me sentía culpable. por falta de combustible. la vergüenza impone la relación de fuerzas y el enfrentamiento real inmediato. sucede que certidumbres obsoletas? [«] El proceso esquizofrénico [«] es el potencial de la revoluciónµ. T. D-R. ya no tenemos que vérnoslas con el sujeto neurótico.. a menudo 118 se oye decir que la postmodernidad corresponde a la simple caída de los ideales del yo . Lo que define al sujeto en postmodernidad es algo así como el sentimiento de omnipotencia cuando logra algo y de omni impotencia cuando no lo logra.50 redentores de la estatura de un Artaud. Buenos Aires. Sur la nouvelle servitude de l´homme libérè à l´ère du capitalisme total. me veo obligado. ´[. por ejemplo. ³me pegó la vergüenza´ (véase la película El odio. Mientras la culpabilidad implicaba la relación de sentido y el rodeo simbólico. París. tratándose del sujeto freudiano. Es. Buenos Aires. ³tengo vergüenza´ así como ³tengo frío´ o ³tengo hambre´. una deliberación y una proyección hacia un futuro posible que me p ermitiera sobrevivir a esta frustración. varada. A falta de una instancia que le exija cuentas. la vergüenza ya sólo me compromete a mí. lo que en ocasiones se retiene de la postmodernidad en los análisis psicoanalíticos actuales no permite comprender muy bien esta mutación. la vergüenza exige una rápida remisión. a una reparación tan inmediata como sea posible y a una respuesta una y otra vez. 408. instancia de introyección de los ideales del yo. En efecto. En ese sentido. esto prueba por lo menos una cosa: que Freud tenía toda la razón al decir. caracterizado por una culpabilidad compulsiva. 118 . Cuando el sujeto está privado de ideales del yo. En mi opinión. Desafortunadamente. Gallimard. en cierta forma.] plenamente esclarecidoµ en la traducción al francés: Nouvelles conférences d`introduction al psychanalyse [1933]. La culpabilidad procedía pues de una frustración que implicaba la elaboración de un proyecto personal. se llama superyó. Traducción: Pío Eduardo Sanmiguel A. 1984. 2002. bajo el dominio de la vergüenza. la vergüenza expresa la intolerancia narcisista a la frustración. La culpabilidad aparecía luego de una frustración que yo había tenido que sufrir y de la que no podía salir sin una elaboración simbólica que implicara un largo proceso de retorno sobre sí. 2003. págs. Ediciones Nueva Visión. de Mateo Kassovitz). se empieza a notar que el capitalismo produce sobre todo muchos sujetos destruidos y pobres diablos de -simbolizados. Lo prueba una expresión que se ha vuelto extremadamente popular entre los jóvenes: ³tengo vergüenza´. Amorrortu. XXII. p. allí donde se inscribe la ley. que podía pasar por innumerables recovecos y desplegarse en uno de los campos en que una recuperación simbólica parecía posible (la cultura moderna llegaba a proponerme muchos). Hasta se llega a decir que esta caída. traducción José Luis Etcheverry. La caída de los ideales acarrea pues la caída posterior del superyó en su aspecto simbólico. que el superyó era un concepto que aún no había ³penetrado por completo119´. al implicar una liquidación de la transfer ncia colectiva e sobre los antiguos ídolos...

cit. Entonces. Entonces. 345 y ss: ´Ética e inconsciente: imperativo categórico y superyó moralµ. op cit. 1988. p. 173. En las Nuevas conferencias de psicoanálisis. p. cfr. esto no es todo. XIX. que anhela decididamente el orden. ninguna de sus conductas puede parecerle como algo que habría que dilucidar. ya no tenemos que vérnoslas en esos casos con síntomas que funcionen como signos para quienes los portan. una vez más puede verse ahí. también el seminario VII de Lacan. en la postmodernidad. 122 S. op cit. . Esta división interna del superyó atraviesa asimismo tanto a cada sujeto como a los sujetos entre sí. en esta connivencia teórica del superyó y del espíritu crítico. ¿Cuántos soldaditos de las marcas desfilan hoy en día por la calle? ¿Cuántas Loana han apar cido en los e colegios tras el primer Loft Story? Entonces. lo cual augura muy oscuros días políticos que tal vez permiten anticipar los resultados de la primera vuelta de la elección presidencial francesa del 21 de abri de 2002. capaces como tales de ser dilucidados. entre menos se encuentre de los unos. Llegan entonces a pensar que su manera de actuar está inscrita en la naturalezay que ya no hay nada más que decir al respecto. 30ª conferencia. op cit. excluidos del sentimientode culpabilidad. Digamos que. Entonces. Lo que en cierta forma vino a reposicionar y justificar la moral kantiana. Nuevas conferencias de introducción al psicoanálisis. Lo que resulta interrogado es ento nces el sentido mismo del trabajo analítico. cfr. ´La dirección de la curaµ. no me parece que la postmodernidad pueda analizarse como la época del desengaño frente a los ídolos imaginarios sino como la de la desaparición de la instancia que. más se encontrará de los otros. la filosofía y los filósofos]. La identificación con ciertos rasgos de esos ideales (el famoso einziger Zug o ³rasgo unario´) funciona tanto mejor cuanto que el sujeto flota sin superyó simbólico. así esté desconectado de toda ley. Freud la philosophie et les philosophes [Freud. el Padre es 120 Cfr. El Mercado (particularmente el mercado de la imagen) llegó de esta manera a ser un gran proveedor de esos nuevos ideales del yo volátiles. Desafortunadamente sin embargo.. hasta que punto el sujeto kantiano y el sujeto freudiano se encuentran ligados y cómo la caída de uno sólo puede al final acarrear la labilidad del otro. págs.51 los sujetos se vuelvan indiferentes respecto al sentido que deben darle a sus actos. lector de Kant. Como si se ausentasen de sus propios actos. para Freud.-L. en constante transformación. En efecto. Esta actual caída del superyó no permite prever otra cosa que un irresistible debilitamiento del espíritu crítico. planteada por Kant. A decir verdad. Propiamente hablando. Buenos Aires. sino con simples conductas que Jean Pierre Lebrun precisó con el nombre de asíntomas. op. Sobre esta otra cara ´obscena y ferozµ del superyó. T. En todo caso. Assoun en. aparece claramente que para Freud no hay ³nacimiento de la conciencia´ posible sin ³formación del superyó´121. la aptitud para la moralidad y la razón práctica en el hombre. el Mercado se hunde en el espacio vacante que deja esta caída actual de los ideales del yo y del superyó en su aspecto simbólico. La Ética del psicoanálisis. dándole un contenido (meta) psicológico. l Pero esto no es todo.. Ver el comentario de P. es el ³complejo paterno´. Paidós.. le dice: ³No tienes derecho a«´. Ya los publicistas han entendido que provecho podrían extraer de esta debacle del superyó para intentar instalar las marcas como nuevas coordenadas. . porque de la caída del superyó en su faceta simbólica se saca partido fácilmente con el reforzamiento del superyó en su faceta ³obscena y feroz120´ (señalada por Lacan). Lacan. en el sujeto. ´El problema económico del masoquismoµ [1924]. 121 Freud.. en la postmodernidad pueden hallarse tanto sujetos privados de superyó de faceta simbólica como sujetos dotados de superyó de faceta feroz y obscena. tenemos que vérnoslas con una desimbolización que hay que estudiar detenidamente (como intentaré hacerlo) sin lo cual caemos en el angelismo de la creencia en una liberación. Écrits. en Obras completas. encuentra su origen en el superyó. 619. Freud. Freud llegó más lejos en la elaboración de lo que yo llamaría gu stosamente una versión (meta) psicológica de la moral kantiana al indicar que ³el imperativo categórico kantiano era el heredero directo del 122 complejo de Edipo ´. De tal manera que.

³marginalizados Extraña soberanía de esos ´. 37. 123 . cfr. 138 y ss. Los nuevos sujetos del mundo postmoderno aparecen más bien abandonados que libres. en las lenguas romanas. mettre à bandon. el poder soberano y la vida nuda]. decía tan precisamente el narrador de El innombrable 124. Es así como los nuevos sujetos de la postmodernidad constituyen hoy en día objetivos cómodos para un aparataje tan poderoso como el Mercado. En este sentido. El universo simbólico del sujeto postmoderno ya no es el del sujeto moderno: sin gran Sujeto. ³soy libre.-Y. p. E. y sensibles a la conminación simbólica. Rochex. París. A este respecto.-Y. Queda pegoteado en un presente dilatado donde todo se juega. op cit. Bautier y J. Rochex L·Expérience scolaire des nouveuax lycéens [La experiencia escolar de los nuevos escolares]. 1992. op cit. Quienes logran cumplirla son a menudo quienes han estado ³alienados´ antes y que han tenido que luchar para liberarse. pero que existen únicamente liberaciones. Charlot. llegan a ser presa fácil de todo lo que parece poder colmar sus necesidades inmediatas. 38. Rochex sobre los niños de lo que ellos llaman las ´nuevas escuelasµ: buena parte de ellos se queda en un ´yo imbricado en la experiencia personalµ sin llegar a descentrarse y a instituir una instancia independiente de sus acciones. La autonomía es u conquista na que exige una verdadera ascesis. Sin reprimir más. 1988. abandonado´. sin coordenadas donde puedan fundarse una anterioridad y una exterioridad simbólicas. expuesto en ese umbral en que la vida y el derecho. Homo sacer. p. pienso particularmente en el control de las imágenes (televisión cine. La relación con los demás se vuelve problemática en la medida en que su supervivenciapersonal resulta de esta manera siempre cuestionada. De manera que lo que se encuentra afectado es todo el universo crítico y todo lo que Kant llamaba el poder ³crítico´ del espíritu.-Y. E. publicidad«). Esta desaparición de la culpabilidad es hoy en día tan profunda que ha afectado el medio de los responsables políticos. que puede entonces invadir su vida y empezar a regirlo todo gracias a su capacidad de enrejillamiento del tiempo y del espacio cotidianos. El innombrable. por eso es que esos jóvenes ³a ban donados´. pero no es seguro que la autonomía constituya una exigencia que puedan cumplir de entrada todos los sujetos. pero no culpable´. Si todo se juega en el nstante. le pouvoir souverain et la vie nue [Homo sacer. el estado aparente de libertad promovido por el liberalismo extravía en to sentido. École et savoir dans les balieues et ailleurs [Escuela y saber en los barrios de arrabal y en otras partes] Armand Colin. todavía se recuerda la histórica y aterradora palabra de una ministra de la salud de los años 80 respecto del asunto de la sangre contaminada: ³responsable. y p. pero extremadamente vulnerables a todas las formas de trauma. Cfr. la anticipación.Por eso es que quienes jamás han estado alienados. es decir. Beckett. 172 -174. De éste. el interior y el exterior se confunden. do podría decirse que la libertad como tal no existe. à ban donner . . barrios de arrabal]. nuevos sujetos. Agamben indica que ´abandonadoµ proviene de ´a ban donadoµ y que al origen. 125 Giorgio Agamben. significaba tanto ´poner en el poderµ como ´dejar en libertadµ.52 asesinado sin que resulte la culpabilidad y la desmentida del asesinato gracias al cual se constituye cualquier figura del Otro. es decir. el retorno sobre sí se vuelven operaciones muy problemáticas . págs. De esta manera. 124 S. B. Charlot. se vuelven inaccesibles a la culpabilidad pero sujetos a la vergüenza. es abandonado por ella. la postmodernidad produce sujetos sin consistencia superyoica verdadera. no por eso son libres. 214 y ss. entonces el i 123 proyecto. De hecho. La docilidad con la que esos nuevos sujetos se dejan tentar por las marcas Es lo que subrayan las investigaciones de B. y E. Bautier y J. juego. el sujeto no logra desplegarse en una espacialidad y una tempor lidad a suficientemente amplias. París. que evoca Giorgio Agamben en sus comentarios sobre el homo Sacer: ³quien es marginalizado no simplemente es ubicado por fuera de la ley ni indiferente a ella.. p. utilizando las numerosas y efectivas fuentes de nuestras sociedades que lo permiten? Cierto. ¿Qué hacer si ya no hay Otro? ¿Construirse solo. es literalmente imposible decir si está por fuera o por dentro del orden125. Esos nuevos sujetos son tan libres que en realidad están abandonados. Armand Colin. entregados al ban [al margen] y a menudo relegados a las ban-lieue [literalmente: lugares marginales. es decir. Bautier y J.

Los establecimientos escolares de zonas difícil s están particularmente e expuestos a la transformación de las bandas en gangs. mayo de 2000. muy ³lógicas´. por ejemplo al interesarse por algo diferente a las preocupaciones del grupo. Variante de la banda: el gang. a falta de ser nómadas como Deleuze lo creía. se encuentran en la posición de ser simplemente huérfanos del Otro. ´Las envolturas del cuerpoµ. Es interesante señalar que los métodos del gang pueden ser muy eficaces en el campo de la competencia económica. entre otros). que marca y delimita su territorio. desde el fanatismo de los hinchas de fútbol hasta los logos comerciales127 .). 2000. En cierta forma. dispuestas a abalanzarse sobre todos los señuelos de masa. odio al adversario. De suerte que buscan. 2001. nos parece. como lo 126 Sobre el ´marcadoµ y la escarificación de los cuerpos postmodernos. Lo que se obtiene en la banda es entonces lo contrario a la autonomía del sujeto. La entrada en el discurso crítico simplemente no puede tener lugar. Esas poblaciones abandonadas por el gran Sujeto. el trabajo etnosociológico de Gilles Boudinet.. de ³marcas´126) muestra bastante una nueva servidumbre. dinero fácil. ataques.53 comerciales y exhiben en su cuerpo los logos (que de hecho llevan bien su nombre de ³garras´ y. que denuncia el mito ´del fútbol integradorµ y le imputa funcionar como ´vector de desinteg ración social generalizado: violencia verbal y física aceptada. que ya había sido percibido por los estudios de los años 60 sobre la ³sociedad de masa´ (los de Herbert Marcuse. De hecho. al otro puede dolerle. cfr. Las formas postmodernas para remediar la falla del Otro Pueden ubicarse varias tendencias. adulación de los ídolos. su sigla. obviar este defecto del Otro. El gang es una banda que ha tenido éxito al imponer sus métodos expeditivos (extorsión. muchos de esos nuevos sujetos de la postmodernidad. que buscan obviar la carencia del Otro. véase el trabajo del psicoanalista Jean-Louis Chassaing. sino atizada. Basta con resultar de una persona que comprende varios cuerpos distintos. en resumen. Si un individuo lograra desprenderse de la persona global figurada por la banda. la banda. en Le monde del 17 de junio de 2002. adhesión a valores no democráticos (ethos guerrero. enceguecimiento ante el doping. Posee su firma. Esos diferentes medios son experimentados ampliamente por los nuevos sujetos de las sociedades postmodernas. sólo puede devolverlo a su seno por todos los medios posibles. de ³quemaduras´ producidas por los tags128. etc. cualquier viaje en tren mostrará lo extendido del fenómeno. de una banda. hace mucho tiempo ya. crítica. instalación de un orden deportivo nuevo impuesto a la totalidad de la poblaciónµ. es la desembocadura natural de la banda. Pratiques tag. a una de las características del espacio político postmoderno. Faire son trou. Resulta así en ocasiones muy difícil para un profesor de escuela dirigirse a un alumno que pertenece a una banda porque llega o responde todo el grupo a la mínima solicitud desplegando sus prerrogativas y sus objetos. . se re-marquer [Hacer su hueco ´re-marcarse/notarseµ] en Cahiers de la Association Freudienne Internationa le. siempre queda la posibilidad de intentar encararlas entre varios. varios cuerpos (el tío materno y el sobrino) podían ser agrupados en una misma persona social. si el uno cae. La banda está marcada por el transitivismo: como pertenecen a una misma persona. remiten. evidentemente. tan voluntaria e inconsciente como las precedentes.) chauvinismo exacerbado. espíritu de revancha. París. 128 Sobre el tag. en otras palabras. La banda posee un nombre colectivo portado por cada cual en el exterior. como pueden. arreglos de cuenta. Cuando el Otro falta y no se puede encarar solo la autonomía o la autofundación requeridas.. su tag. ´Fútbol: del éxtasis a la pesadillaµ. y La primera tendencia se encarna en la banda. inv ersión de todos los valores de solidaridad en provecho de la ganancia. 127 Ver el excelente artículo de Jean-Marie Brohm y Marc Perelman. como dicen los iniciados. tan confusa para la generación precedente. L´Harmattan. pasando por los modos de consumo ostensibles. París. preferentemente la del jefe de banda. que entre los melanesios por ejemplo. que no puede admitir que se le arranque uno de sus miembros y que vela por su integridad. es la fusión de todos en una sola entidad. No sería la primera vez que la humanidad inventa esta disposición: el antropólogo Maurice Leenhardt demostró.

ir aún más lejos. El 20 de abril de 1999. los juegos de video y ciertas sectas violentas. De hecho. en un campo en donde todas las demás pequeñas firmas alternativas habían fracasado129. Diré entonces que. en una misma familia puede encontrarse un hijo que pertenezca a una banda. el sincretismo o el carismatismo (cfr. Cuando el Otro falta.. Cuando el Otro falta. pueden entonces desencadenarse sin contención alguna. La caída del Otro sólo puede suscitar. En la toxicomanía. en cierta forma. que tiran hacia el orientalismo. Con justa razón. a menudo se presenta la adicción como una forma de reacción contra la depresión y de fuga hacia un comportamiento compulsivo de consumo de productos que muy pronto parecerán indispensables. y La cuarta tendencia implica. capaces de oponerse a los majors [líderes en negocios] y de integrarse al Mercado. en Littleton Estados Unidos. lo que viene a colmar la imperfección habitual del Otro ha de ser sabiamente construido y expresado. lo que está en juego ya no consiste en hacer de la dificultad de existir una búsqueda simbólica en la que. la banda y la secta pueden asociarse (pienso por ejemplo en el ³satanismo´). ¡secuestrar un avión para estrellarlo 129 . si es preciso. el rápido desarrollo de los neo pentecostales). blande la efigie de un gurú o de un nuevo amo absoluto. dos muchachos de 18 y 17 años. y La segunda tendencia resulta de la elección de un sucedáneo que supuestame suple nte la carencia del Otro: su modelo es la secta. Esto es lo que se ve operando en el fenómeno corriente de la toxicomanía. puede erigirse por fuerza una especie de Otro que garantizará totalmente al sujeto contra todo riesgo de ausencia. Hoy en día. Es lo que se llama adicción. mataron a 13 compañeros de clase antes de suicidarse. mientras que otro ha dado el viraje hacia la secta. en el espacio postmoderno. Si. Es lo que se ve funcionando en las múltiples sectas que florecen en las sociedades postmodernas: se reúne un pequeño grupo. danza. particularmente a través de la expresión artística (poesía. puesto que corresponde a un intento de llegar a ser el Otro en el lugar del Otro. y hasta injertarse en fundamentalismos e integrismos extremadamente virulentos. Por lo menos de esta manera se podrá saber lo que concierne al Otro del que se falta: no es más que un producto químico lo más adictivo posible que uno podrá procurarse a condición de convertirse en su esclavo. el desarrollo de sectas. no es extraño ver en otros casos que resultan compitiendo (por ejemplo. y se enfrenta. que ve en ello un medio para ampliar el ciclo de la mercancía. Los actos de violencia más crudos. ciertos gangs y grupos de mafiosos entendieron esto perfectamente y le sacan provecho para asegurarse el control de algunos sectores del mercado. canto. puede reinscribirse al Otro. Cuando se habla de adicción se piensa evidentemente en la droga pero no hay que olvidar que la droga nunca es más que una mercancía un tanto especial. 130 El semanario Télérama difundió un excelente informe al respecto en mayo de 1999. y La tercera tendencia resulta igualmente del sucedáneo que supuestamente suple la carencia del Otro. dotándose de poderes supuestamente mágicos. en el sujeto postmoderno existe una adicción usual a la mercancía. por ejemplo. se cree saber cuál era el proyecto de los dos jóvenes autores de la matanza de Columbine High School: una vez realizada la masacre. donde se vieron aparecer firmas de producción gerenciadas por los gangs. pintura.54 demuestra perfectamente la industria del rap. Allí. con los métodos de gang. música. esta laboriosa búsqueda se transforma en una simple dependencia de Otro surgido del campo del deseo y reinscrito en cierta forma en lo real de la necesidad.. no ya en el orden de deseo l sino en el de la necesidad. como para defenderse de la atracción de la banda).). fascinados por las máquinas informáticas. con los grupos de enfrente reunidos bajo la bandera de otro gurú. En este caso uno se engalana con los signos de la omnipotencia que lo caracterizaban y se arroga derecho de vida y de muerte sobre sus semejantes. Y puede existir simplemente una adicción suplementaria a la más cara y adictiva de las mercancías: la droga. como el de Littleton130 por ejemplo. adicción buscada y provocada por el Mercado. en ciertos casos.

robos. Resultaba fatal que los adolescentes se encontrarán entre las poblaciones más sensibles a esta tendencia al desvanecimiento del Otro. por carencia del Otro. que sean los primeros afectados por este fenómeno. se puede ser miembro de un gang. Hay algunos que dicen haber recibido mensajes provenientes de esa película y haber escuchado voces que los intimaban a suprimir a su padre. lo demuestra la ³delincuencia menor´ (extorsión. seguido de otros del mismo estilo en diferentes países. Tal vez haber renunciado a la ficción del Otro nos haya liberado de los antiguos tiránicos. efectos deletéreos sobre palmos enteros del lazo social. A fin de cuentas. que moviliza ya secuencias identificatorias. sino que son los signos precursores de un estado de estructura que se está instalando en nuestras sociedades y acarreando. de la música y de la imagen violenta. pasos intempestivos de la delincuencia menor a la adicción. contra las torres de World Trade Center! Entonces el 11 de septiembre de 2001 habría podido ocurrir el 20 de abril de 1999.55 Los actos extremos que pueden observarse hoy en día entre los adolescentes de todas las sociedades postmodernas parecen combinar esas posibilidades de sustitución del Otro en proporción variable: en últimas. los estudios publicados en el Journal for the Psychoanalysis of Culture and Society. 131 Entre otras. no querría decir que estos problemas sólo afectan a los adolescentes y a los adultos jóvenes. entre otros. No cesan de observa rse en los nuevos sujetos del mundo postmoderno víctima de la falta del Otro. en este sentido. donde se encuentra mi artículo ´Modernity. Seamos claros: afectan cuerpo social por al entero.. los menos cuidados por la familia o lo que de ésta queda. a su madre o a su novia. Será necesario que comprendamos que las manifestaciones que se producen durante ese fading del Otro no corresponden a un accidente histórico lamentable que pronto se resolverá. adherente de una secta y sujeto a la violencia extrema. No digo que esos comportamientos límites engendrados por la carencia del Otro afecten a todos los jóvenes. Al respecto de este acontecimiento altamente significativo. Ohio University Press. que afecta a las . con dos jóvenes bien americanos al mando. pienso en la serie de tres largometrajes que realizó Wes Craven desde 1997 bajo el título Scream. me parece en cambio que esas tendencias son perfectamente coherentes con el ocaso del Otro en nuestras sociedades Son su consecuencia directa. esto fue lo que demostró el terrible atentado del World Trade Center cometido por aquellos a quienes se llama ³locos de Alá´. constituyen una tendencia fuerte. en esos tiempos de mundialización no había razón alguna para pensar que los grupos fanáticos y violentos iban a continuar actuando localmente cuando podían perfectamente operar a nivel planetario. pero nos confronta con preguntas ³imposibles´ que el ³Mercado´ deja hiantes o en las cuales se hunde como para agravar la situación. Esas tendencias son ya tan poderosas que pueden tomar proporciones considerables. Pero. esto lo entendió muy bien y muy rápido el Mercado. pasan al acto pero el síndrome es compartido ampliamente. La película aparece en el paisaje mental de varios adolescentes autores de crímenes. cfr. probablemente los más frágiles. y esto cada vez más temprano. (ver el informe de Le monde del 22 de junio de 2002). En efecto. miembro de una organización sectaria y estar sujeto a la violencia extrema. fascinaciones difusas y fragmentos de historia y de narración.. . agresiones.. Lejos de que sean explicables por la sed sensacionalista de los medios. violencias. muy difundida. al fanatismo religioso o a la hiperviolencia. son la figura ejemplar de la postmodernidad. conectado a la impulsividad de los afectos provocados por esta carencia131 . poblaciones más sensibles a ese ocaso.). sin embargo. que se está convirtiendo en norma. o que sean erráticos y por lo tanto inexplicables por remitir a misteriosas pulsiones que se apoderarían súbitamente de ciertos jóvenes. Repitamos: es cierto que sólo algunos de esos jóvenes. otoño del 2000. postmodernity and adolescenceµ.. desarrollando toda una industria del juego. El 11 de septiembre de 2001 nos ofreció el tamaño exacto del fenómeno que consiste en poder ser. adicto a tal o cual producto.

cfr.] cara a los desafíos que la nación debe enfrentarµ. es decir. se amparó de la Casa Blanca. 2003. París. ´nació de nuevoµ a la fe tras una juventud plena de bajezas. intelectuales y judíos. No se contenta con terminar sus discursos con el célebre ´Dios bendiga a Américaµ que invocan todos los presidente americanos. violentos retornos de religiosidad fanática. Al organizar el universo como un mundo en que ³el Bien´ se opone al ³Eje del Mal´. Esto tendería a probar que ³la salida de la religión´ tesis de Marcel Gauchet que yo suscribo no impide de ninguna manera el retorno de virulentas llamaradas de religiosidad. En cuanto al otro componente del equipo dirigente americano. a favor de una elección ambigua. Pero. los neoconservadores herederos de l filósofo Leo Strauss y del estratega Albert Wohlstetter. inclusive las Iglesias americanas. págs. todo lo contrario133 . Los dignatarios religiosos han reconocido el peligro. 27 a 137 [124 a 137 para esta sección]. Pronto veremos hasta dónde logrará confirmarse esta funesta hipótesis. Escuela de Estudios en Psicoanálisis y Cultura.. L´Art de réduire les tetes. de oración y de ayuno para el pueblo de los Estados Unidosµ a fin de que éste ´busque consejo ante Dios [. que asimilan a una ideología extraña al Dios de la Biblia». en el corazón mismo de las instancias políticas del país víctima. £ 132 . 133 Esta tesis de Marcel Gauchet se expone en Le Désenchantement du monde [El desencanto del mundo]. no es una especie de secta cristiana violenta la que. nada tienen que ver con el integrismo protestante proveniente de los Estados del Sur. Sur la nouvelle servitude de l´homme libérè à l´ère du capitalisme total. De tal manera que puede uno preguntarse a veces sí. pero podemos decir desde ahora que la actual desimbolización del mundo puede acomodarse perfectamente a (y hasta suscitar). ante la ³casi secta´ de los locos de Alá. París. Atiborra sus intervenciones con referencias a Dios y exige que todas las reuniones de gabinete empiecen con una oración preparada cada vez por un ministro. o sea la mayor democracia y el país más poderoso del mundo.56 Lo más extraño es que esta devastadora religiosidad haya podido suscitar a cambio. D-R. al respecto el excelente informe publicado en Le Monde del 15 de abril de 2003. pudo leerse que el presidente George W. En el editorial de Le monde del 29 de marzo de 2003. ilusiones sin las cuales no podría mantenerse el ordenµ. Denoël. a ejemplo de Leo Strauss piensan igualmente que ´la religión es útil para sostener las ilusiones de la mayoría. ´El estratega y el filósofoµ. Y el Congreso acaba de instituir ´un día de humildad. pues a menudo son originarios de la costa Este. Gallimard.. en contra de las Iglesias mismas. 1985. igualmente dispuesta a todas los extremos in the name of God132 . Tomado de DUFOUR. el pequeño grupo de cristianos fundamentalistas y de neorrepublicanos ultraconservadores que. Traducción: Pío Eduardo Sanmiguel A. Bush es un born again christian. No se reconocen en el ´fundamentalismoµ del presidente. se ha amparado de los mandos del país más poderoso del mundo.. una retórica mesiánica que hace uso y abuso de una simbólica religiosa extrema. entre las cuales la confesión a la que pertenece la familia Bush: los metodistas evangélicos. los Estados Unidos. parece en efecto.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful