You are on page 1of 5

c 


 

c  
    
    
    
  !"#$% 
 
 &'    
   ( "   
  %c   "
"  %


    ) %*(
!   $   
(%+(     ( 


,"-%c . #


 
 .  !%+($
   /01   23!((%
+($ / )  
41c.5 (%


/    '  / '    
  
 &%      
 
        6-  6%.   &0
        5  /  & 7  
 '!)
 $     

  "  &%  
    
 8 !   $   
 %

c#  #        


0          

 %

c    
   ]     9
  +( 
 %c  0    
:      &7 ;( & 
    %c   
    
   
   %<' 0     
     " #
  0'   %c 
 
     '  '       "
 '   "   0%c  0
           % 

c    
   ='
 '   
        >
 
     %c      
  '  %<     
 "   & 0    

   '  "%<    
   "  '     
 :;  &  %c  "    "
 '    
'#? @  %< 
 " A  
  "'
&
     
        % 

c    
   B  '   
    0#     .    
      ]  ] 

C   
 0#     D       
 %E       
     %.      
 
    "'
   '%
 '           
"" "     % 

c    
  B  
0 
0 
   ='
%  " " '  
#0   % 

c    
   .   #  
' 0  %c       
  .   
    ': (  
& '%

c    
   .    
   "   &# 
   1% 


. B   


 8

† &< V

†  V † & 1 V

† & /


E V

& V

&'  + V

.   V

  V .&  V

) &  V

1  V

/V

& V

  V

( V . & V

F V

2 V
&  V

. & V

.&;.  V

.& & V

B  &G!  $V
_V );/G!  $V
)  V

1& V

& & V

&;.  V

H & V

] _   V . ;.   V

.&&
 _ V
V

2 V

E&G!  $V
! 
 !    V
E   V

4  V

_ V H V

- V

 ]]V F V

5   V


]V + V

] V cIc## V

5#
] V
V

  V

 
>_V
V

B0 V

La Amazonía es el hábitat de numerosos pueblos indígenas que hasta hoy han


mantenido sus culturas e identidades en armonía con el medio ambiente, además de
defender sus territorios y recursos naturales. El transcurrir de la existencia humana
en la Amazonía ha transcurrido en un constante diálogo con la naturaleza; los
indígenas para sobrevivir en la floresta húmeda tropical más grande del planeta,
tuvieron que dar respuestas variables a los requerimientos de su entorno ecológico.

La adaptación cultural al ecosistema amazónico deduce inferir dos hechos


fundamentales: a) el tamaño y la densidad de la población se ha logrado estabilizar
dentro de límites deseables, gracias a las prácticas culturales vigorosas y b) cada
contexto ambiental y la configuración de la cultura preexistente ha dado lugar a
muchas variaciones de un solo tema básico: el patrón de subsistencia. En toda las
zonas de nuestra Amazonía existe el mismo tipo de cultivo y alimentos silvestres,
pero no existen dos grupos que combinen los mismos ingredientes y en las mismas
proporciones. Sin embargo, aceptándose la diversidad de ciclos anuales de
subsistencia de cada grupo, queda claro que todos obtienen elementos nutritivos
necesarios y en las cantidades requeridas.
Los indígenas amazónicos presentan mucha semejanza en la adaptación cultural al
medio ecológico; viven con las mismas especies de plantas que se obtienen de
maneras similares; habitan casas grandes y comunales (malocas, bupanas) en niveles
de parentesco extenso. El ciclo vital se caracteriza por una infancia caracterizada
por la indulgencia (tabúes); la entrada a la edad adulta es previa a ritos de iniciación
y el matrimonio es el resultado de normas culturales o arreglos inter clánicos. Se
tienen responsabilidades familiares y comunales semejantes y la vida termina con la
debilidad.

Por lo general todo lo sobrenatural se concibe como algo religioso y la hechicería


genera temor y duda. Los indígenas amazónicos usan muy poca ropa, pero sus
ornamentos son muy coloridos y hacen parte de una compleja coreografía mítica
simbólica, la división del trabajo está estructurada básicamente en el rol de los sexos
y la edad, aunque existen jefes, éstos tienen funciones de liderazgo no excluyente.
Todas esta semejanzas de carácter general nos hacen deducir que la Amazonía es una
región cultural homogénea, comprobándose que la adaptación ecológica de los
pueblos amazónicos se ha dado a través de una constante práctica de conocer y
aprender las leyes naturales que durante siglos rigieron el desarrollo y la
conservación de la biodiversidad tropical. Podemos citar muchas formas sustentables
de adaptación indígena al medio: la vivienda ha sido acondicionada a las
fluctuaciones de temperaturas elevadas (mayor de 30° C), puesto que su estructura
es consistentemente amplia, tiene techos altos y paredes cerradas que proporcionan
sombra durante el sofocante calor del día y aíslan el aire frío dela noche, generada
por la mayor cantidad de humedad del bosque.

Otro aspecto importante de adaptación es la elaboración de bebidas con poco


contenido alcohólico obtenida de la yuca, la que juega un papel adaptivo importante
para el clima húmedo y caliente, en donde se requieres de una transpiración
continua para mantener la temperatura natural del cuerpo. Esta pérdida de líquidos
orgánicos es muy grande para que pueda ser reemplazada con solo beber agua, de
ahí el aporte de las bebidas indígenas que suministran además de líquidos, calorías y
proteínas indispensables. Fuera de estas modalidades del clima, el medio ambiente
amazónico nos ofrece características que tienen importancia para valorar el
aprovechamiento racional de la naturaleza.

Está comprobada la incipiente capacidad de fertilidad de los suelos, que limita la


intensidad de la actividad agrícola; además la alternancia de las temperaturas
húmedas tropicales dificulta el almacenamiento de comestibles por largo tiempo y
esto se asocia con la relativa capacidad proteínica de la fauna y flora. Todas estas
adversidades en el potencial de los recursos del bosque fueron entendidas y asumidas
por las poblaciones originarias, por lo que su relación con el ecosistema no se limita a
conocerlo, sino a realizar una ocupación y uso del espacio, que responda a un
aprovechamiento sostenible de los recursos y que les suministre el alimento y los
medios de subsistencia.

Inferimos dos formas de equilibrio logrado por el indígena: 1) el desarrollo de


medidas tendientes al aprovechamiento máximo de los recursos alimenticios de un
área determinado y 2) la regulación en el desarrollo de la población para evitar
riesgos en la capacidad generativa de alimentos. De esta manera se logra no solo la
seguridad de una vida inmediatista, sino que se plasma diacrónicamente una
racionalidad y conocimiento científico de la biodiversidad del bosque amazónico. Las
comunidades indígenas han demostrado con hechos eficientes, formas adaptativas en
lo cultural y ecológico al medio amazónico, pues han logrado mantener durante siglos
el equilibrio entre la densidad demográfica y la capacidad productora a largo plazo
del bosque, sin que hubiera sobre explotación y un consiguiente agotamiento
irreversible de los recursos esenciales; esto es lo que nuestra sociedad actual viene
buscando y ha llamado ´desarrollo sostenibleµ.