Capítulo VIII

RELACIONES DEL DERECHO ADMINISTRATIVO
1. Introducción El tema de las relaciones del derecho administrativo con otras ramas jurídicas o no jurídicas del conocimiento puede parecer acumulación enciclopédica de información asistemática, pero su objeto es encuadrar y ubicar a esta rama del conocimiento en comparación a otras con las cuales existen problemas concretos de importancia práctica, no siempre perceptibles a priori. Cabe mencionar al derecho civil, por su contraste; al derecho constitucional, por la íntima dependencia del derecho administrativo a los preceptos constitucionales; al derecho de los recursos naturales porque el derecho a un medio ambiente sano forma hoy parte de los derechos individuales (art. 41 de la Constitución nacional); a distintas ramas no jurídicas del conocimiento, porque el abogado necesita el aporte de otras ciencias para percibir adecuadamente el objeto material sobre el cual recae el análisis jurídico, sin cuya percepción todo lo que construya carecerá de sustento fáctico suficiente y adecuado. 2. Relaciones con el derecho privado Las relaciones del derecho administrativo con el derecho privado en general y con el derecho civil en particular, son de tres tipos: Existen ciertos principios generales de la ciencia del derecho, conceptos de lógica jurídica, etc., que están en el derecho privado y también en el derecho administrativo; no se trata de que el segundo los haya tomado del primero, sino de que éste fue uno de los primeros en utilizarlos. Así, la responsabilidad, el principio de buena fe y la doctrina de los actos propios, el abuso del derecho, la interdicción de la mala praxis, el principio de la seguridad jurídica y de la confianza debida, la lesión, etc.1
2.1 Ver al respecto nuestra Introducción al derecho, ed. electrónica en www.gordillo.com y www.gordillo.com.ar

VIII-2

PARTE GENERAL

Hay disposiciones de derecho administrativo que están en el Código Civil (bienes del dominio público, expropiación, arrendamiento de bienes públicos; la reglamentación del uso y goce de los bienes del dominio público, las limitaciones impuestas a la propiedad en el interés público, etc.); no son de derecho civil y a lo sumo podría decirse que se encuentran desubicadas. También hay normas de derecho administrativo en otra legislación común, p. ej. en la legislación comercial,2 etc. En cuanto a las reglas propiamente de derecho privado, su aplicación en el campo del derecho administrativo era muy frecuente en los orígenes de éste, pero ha ido decreciendo paulatinamente a medida que adquirió más autonomía.3 Por lo general cuando el derecho administrativo toma principios del derecho común no los mantiene con sus caracteres iniciales y por ello aparecen, sea deformados (responsabilidad indirecta del Estado, derechos reales), sea “publicizados” (obligaciones, extinción de las obligaciones, actos jurídicos de la administración, contratos administrativos, etc.), de forma tal que ya no es posible identificarlos positivamente como principios del derecho civil. La afirmación frecuente de que el derecho civil se aplica en subsidio del derecho administrativo4 no es del todo exacta hoy en día, pues generalmente la aplicación de las normas del derecho civil no se realiza en derecho administrativo respetando su pureza original; por el contrario, se las integra con los principios y normas del derecho administrativo, conformándose y remodelándose en consecuencia a éste. El abogado no especializado que en un caso concreto quiera recurrir supletoriamente al Código Civil, deberá proceder en consecuencia con sumo cuidado, pues la doctrina, la jurisprudencia o incluso la propia práctica administrativa pueden haberle dado un sesgo distinto a la cuestión precisamente en ese caso concreto, no efectuando una aplicación lisa y llana del Código Civil.5 3. Evolución y estado actual de la aplicación del derecho civil a la administración pública Ello se advierte muy bien cuando se considera la evolución que ha sufrido la aplicación del derecho civil como tal a la administración pública. TradicionalBancos, bolsa y mercado de valores, seguros, sociedades, etc. Ver infra, cap. X, § 12.2. Comp. ZANOBINI, GUIDO, Corso di diritto amministrativo, t. 1, Milán, Giuffrè, 1958, 8ª ed., p. 32 y ss. 2.4 Comp. BIELSA, RAFAEL, Derecho administrativo, t. I, Buenos Aires, La Ley, 1955, 5ª ed., p. 159; MARIENHOFF, MIGUEL S., Tratado de derecho administrativo, t. I, Buenos Aires, Abeledo–Perrot, 1965, p. 171. 2.5 Si bien la jurisprudencia suele hacer aplicación “supletoria” del Código Civil ya la Corte Suprema ha aclarado que existiendo una ley de derecho administrativo, el “Código Civil [...] sólo es aplicable en cuanto sea compatible con los principios de aquélla” (Fallos 182: 502-47, Besana, 1938). Ver también FERNÁNDEZ RUIZ, JORGE, Derecho administrativo, México, D.F., McGraw-Hill/ Interamericana, 1997, p. 13.
2.2 2.3

RELACIONES DEL DERECHO ADMINISTRATIVO

VIII-3

mente, en efecto, han existido grandes campos de actividad de la administración que según la doctrina clásica estuvieron sometidos exclusivamente al derecho civil, sin injerencia alguna del derecho administrativo, creando así una supuesta dicotomía entre ambos campos de actividad. Es así como la doctrina tradicional y los que la siguen a veces hoy en día, enunciaron clasificaciones fundadas en alegadas diferencias de derecho positivo, p. ej. las siguientes. Que existe una doble personalidad del Estado: el Estado como persona de derecho público (o como poder público, o soberano, etc.) y el Estado como persona de derecho privado; que existen dos tipos de actos de la administración: los actos administrativos y los actos de derecho privado de la administración.1 Estas dos concepciones están hoy en día prácticamente abandonadas, pero existen todavía algunos restos de la orientación clásica. Tenemos así también la supuesta distinción entre dos tipos de contratos que celebra la administración: contratos administrativos y civiles; la distinción entre dos tipos de dominio o propiedad que tendría el Estado: público y privado. Por nuestra parte señalaremos en su momento la relatividad de estas dos últimas distinciones, pero puede ya advertirse la similitud que presentan con las anteriores clasificaciones. Si se habla de una “personalidad de derecho privado” y de “actos de derecho privado” de la administración, es coherente distinguir luego los contratos de derecho privado de la administración y su dominio privado. Si, en cambio, se niega una supuesta doble personalidad y se aclara que los actos de la administración nunca son de derecho privado, mal puede luego sostenerse que exista un contrato o un dominio estatal que sea estrictamente privado. Puede recordarse aquí que la personalidad jurídica del Estado es siempre una sola y que ésta es predominantemente de derecho público, por lo que se debe calificarla necesariamente como tal;2 que los actos que emanan de los órganos administrativos están casi siempre regidos en cuanto a su competencia, voluntad y forma por el derecho administrativo; que sólo excepcionalmente pueden estar en parte regidos, en su objeto y nada más, por el derecho privado. Esa predominancia neta del derecho público obliga a calificarlos siempre como actos de derecho público, esto es, actos administrativos.3 A su vez, por lo que se refiere a los supuestos contratos civiles de la administración, es obvio que también todo lo referente a la competencia de los órganos
3.1 Sobre estas dos diferenciaciones pueden verse, entre los libros más tradicionales, MAYER, OTTO, Derecho administrativo alemán, t. I, Buenos Aires, Depalma, 1949, p. 184 y ss.; BIELSA, op. cit., t. II, Buenos Aires, 1955, 5ª ed., p. 27. 3.2 VILLEGAS B ASAVILBASO, BENJAMÍN, Derecho administrativo, t. II, Buenos Aires, TEA, 1956, p. 161 y ss.; MARIENHOFF, op. cit., p. 365; DIEZ, MANUEL MARÍA, Derecho administrativo, t. I, Buenos Aires, Plus Ultra, 1965, p. 287; DROMI, ROBERTO, Instituciones de derecho administrativo, Buenos Aires, Astrea, 1973, p. 57 y ss. En igual sentido PTN, Dictámenes, 84: 133 y ss. 3.3 Lo hemos desarrollado en el t. 3 de esta obra, El acto administrativo, op. cit., cap. II, § 10 a 15; en igual sentido DIEZ, op. cit., t. II, Buenos Aires, Plus Ultra, 1965, 1ª ed., p. 210; PTN, Dictámenes, 92: 74.

2340 enumera lo que denomina “bienes públicos del Estado” y el 2342 lo que llama bienes privados del Estado. se consideraba típico del derecho administrativo la supremacía que se otorgaba a la administración. lo hiciera con una aplicación rígida de sus principios clásicos.4 La ley 4.. ni que si de acuerdo con el derecho administrativo es suficiente título traslativo del dominio de una tierra fiscal a manos privadas un decreto del Poder Ejecutivo. una serie de privilegios y prerrogativas especiales que se le reconocían incluso sin que una ley lo dispusiera expresamente. catastros. Son excepción los casos en que se puede señalar un bien del “dominio privado” del Estado. Hoy en día es necesario escriturar para poder inscribir el dominio en el Registro de la Propiedad. La conclusión es la misma que respecto a los supuestos actos civiles de la administración: sólo podrán regirse por el derecho civil en lo que se refiere al objeto del acto. 1974. etc. pero ello no quita que lo dominante siga siendo el derecho público. 3º). La transformación del derecho administrativo ¿Esa evolución hacia el derecho público es positiva o negativa? Sería negativa si el derecho administrativo. cuando actuaba 3. en la regla de la capacidad del Código Civil. pero ello no ocurre exactamente así. sea necesario de todos modos escritura pública. sino que la tendencia contemporánea representa una suerte de transacción entre el derecho administrativo y el derecho privado.1 Ampliar en ORTIZ. ej. pueda prescindirse de ella porque no figure en el Código Civil. del Poder Ejecutivo por el cual se vendía una tierra pública tenía “fuerza de escritura pública” (art. San José. Una diferencia sustancial entre tal diferenciación y las anteriores es que ésta es la única que tiene claro sustento normativo. se rige por el derecho público. En efecto. con lo cual no puede calificarse al contrato en su totalidad como un acto o contrato del derecho civil.1 Por el contrario. 4. al procedimiento de celebración. en la distinción de estos dos derechos a fines del siglo pasado. 3.5 Ya que el art. a través de los servicios públicos). Los privilegios de la administración pública.. Por último. Abarca pues todos los bienes estatales inmuebles. 4. cuando actuaba en el campo del derecho administrativo. a nadie se le ocurriría fundamentar la competencia de un órgano estatal para celebrar ese contrato. . sea que estén afectados al uso directo o indirecto de la comunidad (p. Ese tipo de disposiciones tiene una derogación orgánica con las normas que regulan los registros de la propiedad. la distinción entre dominio público y dominio privado del Estado tiene algún basamento normativo en el Código Civil. Y por lo demás.167 dispuso en su momento que el decr. a las formas de concertación. ni afirmar que aunque la ley exija la licitación pública. al avanzar sobre campos antiguamente sometidos al derecho civil. etc.4 etc.5 pero se le ha dado en la actualidad una interpretación muy amplia al concepto de dominio público.VIII-4 PARTE GENERAL que los celebran. incluso la aplicación del derecho civil en el objeto mismo del acto es sumamente limitada y poco frecuente. EDUARDO. muebles u objetos incorporales.

op. VIII del libro Introducción al derecho. “el derecho administrativo tiene el carácter o la fisonomía del derecho constitucio4. FERNANDO. La lucha contra las inmunidades del poder en el derecho administrativo (poderes discrecionales. XX. no necesitaba de un fundamento legal expreso para poder imponer una sanción a los particulares.3 Ver sobre el punto GARCÍA DE ENTERRÍA. se ha dicho. ninguna está más estrechamente ligada al derecho administrativo que el derecho constitucional. gana también cualitativamente al transformarse en un derecho más justo y razonable. podía ejecutar por sí misma y por la coacción sus propios actos. nuestro art. p. 2. en cierto modo. poderes de gobierno. cit. 4. 5. 1979. de igualdad con los individuos: no tenía privilegios ni prerrogativas. Ciencias de la Administración. 2001. de derecho administrativo. cap. poderes normativos). Sin embargo. t.” en UNIVERSIDAD AUSTRAL . no estaba sujeta a control judicial. reproducido como cap. 361 y ss. Relaciones con el derecho constitucional y supraconstitucional De todas las ramas del derecho público. 1962. es decir. etc. aun actuando como persona de derecho público que es. por lo cual se encuentran todavía en doctrina y jurisprudencia algunas aplicaciones indebidamente autoritarias de principios superados: toca a los juristas de hoy y del mañana estar atentos a fin de corregir en cada caso las desviaciones aun existentes.2 Ampliar infra. que cuando la administración actuaba como “poder público” no era responsable por los daños que causara.” Modernamente los extremos se unen: la administración actúa siempre como persona de derecho público. en cambio. EDUARDO. cuando actuaba como “persona jurídica privada. Buenos Aires. pero sin contar con las supremacías y privilegios que antiguamente se le reconocían sin hesitación. etc. “Responsabilidad del Estado en el derecho internacional.RELACIONES DEL DERECHO ADMINISTRATIVO VIII-5 en el campo del derecho privado. está sujeto en todos los casos al control judicial. cada cap. Nada de ello ocurría.. en los viejos libros. es de advertir que estos nuevos rasgos del derecho administrativo contemporáneo no se hallan todavía suficientemente asentados. Se decía así entonces. se ha acortado. menos arbitrario y autoritario.3 de ese modo la distancia con el derecho privado. “Ningún derecho está más subordinado y conformado a las directivas políticas del Estado que el derecho administrativo” y por ello. está también obligado por los contratos que celebra. está encabezado por una introducción de derecho constitucional. GARRIDO FALLA. loc. Madrid. el Estado es responsable si comete un daño. Por ello. 2ª ed. . si bien el derecho administrativo gana en extensión. la administración estaba en una relación de coordinación. Madrid. Responsabilidad del Estado y del funcionario público. Las transformaciones del régimen administrativo. ni tampoco compartidos por todos los autores.2 necesita de un fundamento legal expreso para imponer sanciones. no estaba plenamente ligada por los contratos que celebraba. Civitas.

Incluso hay autores que identifican ambas disciplinas en un “Derecho del Estado. LUCIANO. p. Turín. 2ª ed. Konrad. 1971. SABINO.VV. 3. en la segunda hay expresión de actividad concreta y choque contra los límites prefijados. lejos de ser un instrumento de estabilidad. Johannesburg. cap. Renovar. Al igual que en el caso del derecho civil. t. p.. 3ª ed. en la actualidad se ha desarrollado un importante derecho supranacional y supraconstitucional de los derechos humanos frente al Estado.” en CASSESE. La función administrativa es una actividad que se realiza dentro del marco y las directivas básicas fijadas por aquella estructura. 1952. BARROSO. STARK. 1998. Depalma. “Le basi costituzionali.3 No parece que pueda hablarse de una personalidad jurídica de la administración como tal. Allgemeines Verwaltungsrecht. en la primera hay estructuración y establecimiento de límites. Constitución y administración se influyen recíprocamente. Giuffrè.. Diritto costituzionale comparato. Giuffrè. cap. LUÍS ROBERTO. PEGORARO Y REPOSO. GIUSEPPE . secciones I y ss. p. Hay también normas internacionales encaminadas a prevenir y castigar la corrupción que igualmente constituyen lineamientos básicos de esta disciplina. la tutela del medio ambiente).. esp. Ver también PAREJO ALFONSO. 5. op. a la imposición. ANTONIO (coord. b) Hay disposiciones de derecho administrativo que están contenidas en la Constitución (las referentes a la expropiación. 2ª ed. Tübingen. FRIEDRICH. GIESE. 2000. 1998. p. CEDAM.. la administración es un órgano3 jurídico de ese Estado. A veces la constitución. Milán. CASSESE. JIMÉNEZ-BLANCO.” en PAREJO ALFONSO. p. Son parte de los principios mínimos del orden jurídico universal. Seminar Report. 1999. RAFAEL. 11 y ss. Río de Janeiro. 3ª ed. RENATO . 2002.. ver GARCÍA DE ENTERRÍA. cit. Manuale di diritto amministrativo.. “Verso un concetto di diritto amministrativo como diritto statutario. Temas de direito constitucional. Milán. ANTONIO y ORTEGA ÁLVAREZ. 143 y ss. 2001. en la función administrativa lo dinámico. p. En la Constitución predomina lo estático. p. 49 y ss. parte I. “State Duties of Protection and Fundamental Rights.) Letture Introduttive al Diritto Pubblico. LUIS. ELIO. II. 1897.” como recuerda ALESSI. III. 5. que constituye la sólida base en que debe construirse el derecho administativo.. Padua. LUCIO.”1 Pero es más. tanto los de la Constitución como los de los tratados internacionales. la de la administración sobre ella es de eficacia. 1. DE VERGOTTINI . 5ª ed. 27 y ss. Giappichelli. Lineamenti di giustizia costituzionale comparata. LORENZ. t. Buenos Aires.AdenauerStiftung. p. Diritto amministrativo generale. 5.” en AA. sección 2. con todo. 3ª ed. 1992. Milán. Trattato di diritto amministrativo. la prohibición BIELSA. SABINO (director). pero mientras que la influencia de la primera sobre la segunda es de sistema. cap. Ariel.. Turín. loc.2 La Constitución es una estructura. 31 y ss. Giuffrè.. “Las bases constitucionales del Derecho administrativo. 2/3: 323 (1960). Milán. La Scienza della pubblica amministrazione.” en Rivista Trimestrale di Diritto Pubblico.VIII-6 PARTE GENERAL nal de cada Estado. CEDAM. 1960. Manual de Derecho Administrativo. es fuente de incertidumbre: comp. Constitution and Law III. BIELSA.. es el ordenamiento fundamental del Estado. p. EDUARDO. 7. no son exclusivos del derecho constitucional (los derechos humanos básicos. II. I.. CASETTA.2 VON STEIN. Principi di diritto amministrativo. hay que distinguir tres tipos de relaciones entre ambas disciplinas: a) Hay principios generales de derecho que si bien se hallan más fuertemente protegidos por encontrarse en la Constitución. CHRISTIAN. PEGORARO. Compendio de derecho administrativo. 1999. 159 y ss. Barcelona...1 . 1.

por de pronto. RAMÓN. parte dentro de otras ramas del derecho e incluso parte dentro de diversas ramas no jurídicas.4 sus facultades. tienen su ámbito de regulación disperso y asistemático. . 5. Madrid. Corresponde a la Nación dictar las normas que contengan 5.4 Dentro de la moderna concepción de la fractura del poder como salvaguardia contra su monopolización por una persona o grupo de personas. ROSEMARY. 124 de la Constitución (“Corresponde a las provincias el dominio originario de los recursos naturales existentes en su territorio”) y el de medio ambiente.1 Ver. está también. encontrándose parte de él dentro del derecho constitucional y administrativo. que el art. aire y minas. apto para el desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las generaciones futuras. Environmental Change. Trivium. interno e internacional.RELACIONES DEL DERECHO ADMINISTRATIVO VIII-7 de que la administración ejerza funciones jurisdiccionales. Temple University Press. Buenos Aires. O'LEARY. Buenos Aires. CARLOS ALFREDO.. 1997. Filadelfia. 1971. ineludible y éste aparece como una prolongación de aquél. tierras. “La cuestión ambiental en el derecho internacional público. Existe. derechos individuales). sino que “esté” en una Constitución. cap. Dice el art. y tienen el deber de preservarlo. 1977. a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la diversidad biológica. según lo establezca la ley. el régimen carcelario.5 6. equilibrado. Derecho Administrativo Ambiental. 1982-C.. 41 consagra como un derecho del individuo a un medio ambiente sano. una insuperable ambivalencia entre el concepto de recursos naturales. No es que el Estado “tenga” una Constitución. en un orden jurídico supranacional e internacional. Federal Courts and the EPA. su aplicación en derecho administrativo es necesaria. La Plata. IEAL. 1993. Relaciones con el medio ambiente y el derecho de los recursos naturales1 El conjunto de los recursos naturales del Estado. Platense. Las autoridades proveerán a la protección de este derecho. en general. 6. Teoría jurídica de los recursos naturales. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de recomponer.5 Supra. y a la información y educación ambientales. fundamentalmente. Madrid.). a la utilización racional de los recursos naturales. EDUARDO A. Derecho ambiental. 1965 y Derecho de los recursos naturales. Pero más aun. PIGRETTI. Tratado de Derecho ambiental. 1991-92-97. (A diez años de la declaración de Estocolmo). tres vols. BOTASSI. 41 que “Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano.” LL. MARTÍN MATEO. 882. que encontramos bajo el dominio pero no la jurisdicción provincial en el art. etc. básicamente aguas. VI. la libertad de navegación de los ríos interiores. c) En cuanto a las que se consideran típicamente de derecho constitucional (creación y organización de los tres poderes y otras autoridades independientes. no puede prescindir de esas normas y se consustancia con ellas.

efectos secundarios de la explotación petrolera. afectan el derecho a preservar un medio ambiente sano y requieren medidas resarcitorias o reparatorias. Perito Moreno y Los Glaciares. las necesarias para complementarlas. ley 25.656). 1965. 1963. etc. Roma. Baritú (ley 20. perteneciendo al Estado.6 6. Ver también nuestro art. considera inequívocamente que la “reserva natural Lanín” integra el dominio público nacional.161/73.688 de gestión ambiental de aguas.192.554).” RADA. pesca. Observaciones sobre la reforma agraria en Italia. 1961. Chaco (ley 14. El Rey. Nueva York.) que deben ser utilizados racionalmente y en los que no necesariamente existe conflicto con el requisito de un medio ambiente sano. El derecho administrativo estudia: a) los “parques nacionales. Lanín. flora. El art.670 de gestión y eliminación de los PCBs (policlorobifenilos o bifenilos policlorados). librados al uso público directo o indirecto).366). El Palmar (decretos-leyes 16.252/54.”3 “reservas nacionales” y “monumentos naturales”4 tienen un régimen propio específico de derecho público. C.2 y a las provincias. 2° de la ley 24.2 Ver ley 25. deben también analizarse en todo lo que hace al derecho a un ambiente sano que garantiza la Constitución.1.. 6.L. etc.E.916). casos de preservación del medio ambiente (contaminación lumínica o sonora.5 Decretos-leyes 18. se entregaron preferentemente. 6. 6.N. ANGEL. Buenos Aires. Tierra del Fuego (ley 15. p. Río Pilcomayo (decreto-ley 17. Washington.O. etc. incluyendo no sólo la tierra sino también el agua. riberas.103).3 Son aquellos a conservar en su estado primitivo.6 FAO. etc. Problemas y perspectivas de la agricultura latinoamericana. Reforma agraria. Monumento Natural de los Bosques Petrificados (decreto 7.U. la fauna. en el pasado. ley 25. c) como también lo atinente a las llamadas “tierras fiscales.5 b) las tierras del dominio público stricto sensu (parques. cauces.P. En los lugares de protección legal más intensa el Servicio Nacional de Parques Nacionales ejerce un control amplio de recursos naturales. 6.” Hay recursos naturales (caza. Es la solución correcta. 7: 27 (Buenos Aires). sin que aquéllas alteren las jurisdicciones locales.) que carecen de relación con la utilización de los recursos naturales.4 Reserva Natural Formosa (decreto-ley 17.689/72). Realizaciones y perspectivas. 6.594/70 y 20.675 de política ambiental nacional..A.. ratificado por leyes posteriores). es en parte estudiado por el derecho administrativo y en parte por el derecho agrario. Los Alerces. O. La reforma agraria en Italia. plazas. Ciertos tipos de explotación minera. . “Hacia una concepción publicista de la concesión de tierras. en planes de desarrollo agrario a colonos o campesinos.VIII-8 PARTE GENERAL los presupuestos mínimos de protección. B.” tierras que. Se prohíbe el ingreso al territorio nacional de residuos actual o potencialmente peligrosos y de los radiactivos.815). y cuenta con fuerza pública propia (el Servicio Nacional de Guardaparques). etc. ley 25. PALERM . Tierras Lo atinente a las tierras públicas y su utilización por el Estado en forma directa o indirecta. 99. 1951. prohibiéndose toda explotación económica: Nahuel Huapi e Iguazú (ley 12.802 y 19. 26-I-98.612 de gestión integral de residuos industriales y de actividades de servicios. caminos.

374 de regularización dominial: una fuente de litigios.” DJ. 1996-2-994. FERNANDO ALFREDO.374 de regularización dominial y su implementación en la Provincia de Chubut. MIGUEL S. bajo forma alguna. transmisible ni susceptible de gravámenes o embargos. 6. 75 inc. Buenos Aires.RELACIONES DEL DERECHO ADMINISTRATIVO VIII-9 d) Hoy se procura. y regular la entrega de otras aptas y suficientes para el desarrollo humano. Garantizar el respeto a su identidad y el derecho a una educación bilingüe e intercultural. Las distintas provincias ostentan sus propios Códigos o leyes de Agua como muestra de esta ubicación metodológica y jurídica del problema. “La ley 24. ninguna de ellas será enajenable. reconocer la personería jurídica de sus comunidades.11 El régimen de los permisos de pesca abarca ingentes recursos pero es insuficientemente controlado por el Estado.11 y el de los fondos marinos: en ambos temas entramos en el campo creciente del derecho administrativo. fuera de las aguas territoriales. Anteproyecto de reformas al Código Civil Argentino. Esta materia ha sido objeto de estudio por el derecho administrativo.7 El art. habiéndose acuñado el principio de que todas las aguas son públicas.2. 1971. se debe justamente al haber sido siempre reguladas por esta rama del derecho público. 7 y ss. sino que además no evita la depredación.9 MARIENHOFF.” BIBILONI. 1929-1932.374. San Juan. 437: “en materia de aguas el principio general de nuestra legislación es que sean públicas. t. 13. y la posesión y propiedad comunitarias de las tierras que tradicionalmente ocupan. . por lo tanto inalienables e imprescriptibles.7 e) a ello cabe agregar las tierras de propiedad pública o privada ocupadas: un régimen especial permite su llamada regularización dominial por los ocupantes. 6.” LL.10 Así Corrientes. Mendoza. ahora de carácter supranacional. privilegiar la nueva categoría de dominio público indígena prevista en la Constitución. 1998-2. 1996-D. JUAN ANTONIO. Régimen y legislación de las aguas públicas y privadas. sin perjuicio de su utilización por permiso o concesión revocables.” DJ. como principio de orientación general.10 Pensamos que la razón de ser de que las aguas hayan sido casi siempre consideradas parte del dominio público del Estado e insusceptibles de apropiación privada. 17 de la Constitución contempla entre las facultades y deberes del Congreso “Reconocer la preexistencia étnica y cultural de los pueblos indígenas argentinos.8 Se trata de la ley 24. 975. 6. “Nueva prescripción adquisitiva más breve (inmuebles urbanos que se poseen por tres años con anterioridad al 1º de enero de 1992). Aguas Lo referente al régimen de las aguas siempre se consideró en el siglo XX básicamente regido por el derecho público. Salta. que no solamente no percibe derechos que guarden relación con la riqueza ictícola. Cabe también mencionar el tema de la explotación de los recursos del mar. “La ley 24. 6.. p. no habiendo participado en su elaboración reciente otras ramas del derecho. Jujuy. Las provincias pueden ejercer concurrentemente estas atribuciones. III.8 6. p.” 6. Buenos Aires.9 en el sentido de ser necesariamente partes integrantes del dominio público del Estado. Asegurar su participación en la gestión referida a sus recursos naturales y a los demás intereses que los afecten. ver SAGARNA.

Civitas.D. 1998. LUCIANO.16 Código de Minería. Código de Minería y Legislación de hidrocarburos. Parte especial.12 sino también por la regulación municipal de las carteleras de propaganda en los altos de los edificios. iluminación y vista urbana.4. el derecho urbanístico. TOMÁS RAMÓN. FERNÁNDEZ RODRÍGUEZ. Santiago de Chile.13 6. 2º. 1982. Ver SILENZI DE STAGNI. reproducido en el libro de la A. 5º. etc. 1995. 6. PIGRETTI . Madrid. GONZÁLEZ PÉREZ.” LL. 7º. t. 6. 6. 1968. Ver ALONSO GARCÍA. 3ª ed. algunos son ipso jure de propiedad particular15 y sólo los de primera y segunda categoría son claramente de propiedad del Estado. BERMEJO VERA. la contaminación del aire (polución. EDUARDO A. no solamente a los efectos de la aeronavegación. 13: 167. como puede verse p. Madrid. La situación es diferente con los minerales. Comentarios a la ley sobre régimen del suelo y valoraciones (Ley 6/1998. Astrea. 3°). MARÍA CONSUELO. 11. ej.14 Ampliar sobre estos temas. Madrid. 14 y ss. Del mismo modo.14 6. p. Derecho Administrativo. JESÚS. 3ª ed.15 Art. tratándose de un recurso regido por el derecho público y de propiedad de las Provincias. II. Madrid. GARCÍA DE ENTERRÍA.18 Según este Código las minas de primera categoría deben Decreto-ley 20. la utilización ilegal del espacio público aéreo para tendido de redes de distintos servicios (teléfonos. “El contrato administrativo de concesión minera. Manual de Derecho Urbanístico.. EDUARDO y PAREJO ALFONSO.VIII-10 6. El régimen jurídico de la contaminación atmosférica y acústica. art. Urbanismo El régimen jurídico del suelo.18 Que explicamos en nuestro art.. ARMANDO. Civitas. 1969. cap. “Clasificación legal de las sustancias. Madrid. incs. 2ª ed. Abella. 714.” JA. inc. 6. cables..A. 1998. Minas Los temas que acabamos de mencionar suelen tener un enfoque de derecho público. el aire y el agua se conjuga en otra rama autónoma del derecho administrativo. de 13 de abril). 1998. Contratos administrativos. Aire PARTE GENERAL El dominio público aéreo es también tema del derecho administrativo. Marcial Pons.. Buenos Aires.3. el Código de Minería consagra a) normas de procedimiento administrativo minero. 1980-IV.A. 1º) y 2º) y art.). 6. Buenos Aires.284/73.13 . p. art. en URIBE HERRERA. Manual de derecho de minería. JOSÉ (director).12 6.). Lecciones de Derecho Urbanístico. XV.17 En América Latina prevalece de antaño la concepción según la cual el derecho minero es una rama del derecho privado. Civitas. que perjudican la estética. 1981. etc. ruidos molestos o contaminación sonora. prima facie inconstitucionales por avanzar también sobre el ámbito provincial y b) normas sobre el contrato administrativo de concesión minera. 6. carecen — deliberadamente— de visión publicista:17 es así como el Código de Minería es nacional. entre otros. 2º del Código de Minería.16 Ubicados los problemas generalmente sólo en el derecho minero. en lugar de haber códigos locales como podría haberse resuelto. ADOLFO.5.

el cobre. Esas fisuras han ido siendo parcialmente corregidas a través de leyes dispersas nacionales.. Sociedad Mixta Siderurgia Argentina. 476 y ss. Comisión Nacional de Energía Atómica. PIGRETTI..1 La actuación de los 6. V. op. ver ESCALABALTRA.. En la actual tendencia económica hacia la privatización y desestatización. cit. Código de Minería. son objeto de estudio por el derecho penal y el derecho administrativo. carbón.19 salvo ley expresa en contrario. Otras relaciones 7. con la llamada nacionalización de los hidrocarburos. 7.21 etc. YMAD.3.” pp.22 y es ya una tendencia no solamente agotada sino incluso revertida con las privatizaciones de fines del siglo XX: hidrocarburos. a nuestro juicio.22 En Chile.771. JULIO. 3.” LL. 7. petróleo.. p. op.1 Infra. SOMISA.. como la Dirección General de Fabricaciones Militares. 3º del citado Código de Minería les otorga (con el fin obvio de hacer prevalecer el derecho del explotador o concesionario minero por sobre los derechos del superficiario). Evolución histórica del dominio del Estado en materia minera. 6. Santiago. ley 14. Santiago.. NOVOA MONREAL. etc.1. se rija o limite por normas o principios de derecho privado. p. 1972.19 Código de Minería. art.... ley 12. La nacionalización chilena del cobre. 9-10. AUGUSTO. esos lineamientos resultan congruentes. BRUNA VARGAS. que han transferido al dominio y manejo de explotación de la Nación distintos minerales de primera categoría: gas. . cit. Santiago. sino en calidad de titular dominial de la cosa: PIGRETTI. § 4. 14-19.3. 37. ley 12. Comentarios y documentos. 9º: “El Estado no puede explotar ni disponer de las minas. etc.987. Yacimientos Mineros de Aguas de Dionisio. La expropiación de minas se rige por la ley especial pertinente de derecho administrativo y no. 6. hacia la nacionalización de otros recursos mineros como el hierro. t.. EDUARDO. ENRIQUE. sino en los casos expresados en la presente ley.319).20 yacimientos de diversos minerales. § 3.” En ese concepto el particular adquiere no un derecho de propiedad en calidad de concesionario. a diferencia de otros países latinoamericanos. 1965.RELACIONES DEL DERECHO ADMINISTRATIVO VIII-11 ser explotadas por particulares.709. ejecutoriedad. op. “Régimen constitucional de las fuentes de energía. Fácil es advertir la inconsecuencia de pretender que la expropiación. OYHANARTE.773 y DL 17. 1971. por normas o principios de derecho minero o de cualquier otra rama del derecho privado. gas. en cambio. p.20 “Los yacimientos de hidrocarburos líquidos y gaseosos situados en el territorio de la República y en su plataforma continental. etc. Relaciones con el derecho penal Las decisiones de los agentes de seguridad son actos administrativos cuya presunción de legitimidad. Código.21 También fueron creados por ley diversos entes estatales para actividades mineras. Editorial Quimantú. El dominio del Estado sobre las minas. “El acto policial nulo o vía de hecho y su desobediencia. no puede prevalecer por sobre el derecho de expropiación que a la Nación y a las Provincias les compete de acuerdo con sus pertinentes leyes de expropiaciones. 6. No se ha continuado. pertenecen al patrimonio inalienable e imprescriptible del Estado nacional” (ley 14.. cit. La calificación de utilidad pública que el art. cap. Así lo analizamos en su lugar. 88: 863. instituto de derecho público.

9 LATTANZI. ALBERTO LUIS. THOMAS.3 ZAFFARONI. RICHARD. Madrid. 7. STEVE y MACRORY. EUGENIO RAÚL y otros. J.. quien recuerda en su nota 121 de la p. La protección de los derechos humanos en las Américas. ej.” 2. G. Oxford. SCHWARZE. Teramo. Kluwer. § 9. Jornadas sobre derecho administrativo comunitario. . Buenos Aires. “Interdisciplinariedad con el derecho administrativo. NORRIS.2 ZAFFARONI. 205. al igual que el administrativo. cit. 7. Es creciente también. A Source Book of European Comunity Environmental Law. El Sistema Interamericano.). 96 la famosa frase alemana del Estado de policía. § 15. Las ciencias jurídicas frente a las no jurídicas Ya hemos explicado en el cap. cit. Madrid. 7. VAN DIJK . 2002 y sus referencias.6 ambiental. Clarendon. p. Juricentro.11 etc. il Sirente. 7. Sweet and Maxwell. 1992. Buenos Aires. op. op. La Haya. en 1934: “Antes.5 ZAFFARONI. 511. loc.VIII-12 PARTE GENERAL organismos de seguridad es también una de las causas más frecuentes de responsabilidad del Estado. y VAN HOOF. 95-6. ENRIQUE (dir. 7. “La contratación administrativa en la «Convención sobre la Lucha contra el Cohecho de Funcionarios Públicos Extranjeros en las Transacciones Comerciales Internacionales» (ley 25. FLAVIA y SCHABAS. cit. op. Derecho Penal. JÜRGEN. II. BUERGENTHAL. 1999. y SHELTON. MARCO GERARDO. ROBERT E. 2000.4 a pesar de que formalmente las normas sean más severas con el primero. Jurisdicción universal para crímenes contra el derecho internacional. H. pp.4 ZAFFARONI. WILLIAM A.319) y en la «Convención Interamericana contra la Corrupción». El derecho penal sufre. Es el fenómeno que con justeza ha sido denominado “administrativización del derecho penal.10 narcotráfico. 7. número especial de derecho administrativo del 20-XII-01.6 Ver p.8 Ver GÓMEZ-REINO Y CARNOTA. 1993. no hay pena sin ley ¡Ahora: no hay delito sin pena!” Ello recuerda no solamente las “confusiones” entre ley y reglamento. I y sus remisiones que la solución de todo problema jurídico comienza por el minucioso y exhaustivo conocimiento de sus circunstancias fácticas: quien no conoce bien los hechos del caso no podrá darles un encuadre jurídico correcto.3 El delito cometido por el funcionario es tratado más levemente que el delito de un particular. 8.). 1997-E. 23-4. 1091. 7. 7. tanto interna como internacional. MONROY CABRA.). sino también los que el mismo autor llama “sistemas penales paralelos y subterráneos”: § 3. no solamente en materia de derechos humanos.2 Relaciones con el derecho internacional Ya hemos visto que existe un creciente régimen jurídico internacional. 1998. § 35. Montecorvo. Londres. Civitas.”5 7. EDIAR. la importancia del derecho penal internacional y la jurisdicción universal9 en materia de crímenes de lesa humanidad. Ad-hoc. 7. 2001. Essays on the Rome Statute of the International Criminal Court.” JA.11 Ver también nuestros arts. “Un corte transversal al derecho administrativo: la Convención Interamericana Contra la Corrupción. San José.. IV. en efecto. Parte General. pp.” LL. 7. 1995. un crecimiento normativo acelerado2 y “una confusión de planos —nada inofensiva—” entre el deber ser y el ser de la ley como fuente normal.7 Una completa bibliografía en HOLLINS. corrupción. DINAH. VI. p. Theory and Practice of the European Convention on Human Rights. (dir. European Administrative Law.7 comunitario8 sino también penal. 1990. IV. (dir. P.10 ZUPPI.

por otro lado.RELACIONES DEL DERECHO ADMINISTRATIVO VIII-13 Ahora bien. en cada situación son necesarios diferentes instrumentos metodológicos y. al propio tiempo que en el trabajo profesional específico. el derecho en su conjunto ni es mero instrumento de las técnicas ni es tampoco “objetivo último de la sociedad humana. que en el caso así lo indica). entender sus aspectos técnicos. p.” tiene. Esa adecuación. aquello que puede usarse como instrumento más o menos dócil en diversos sentidos posibles. se deberá conocer acerca del problema médico involucrado. el debido proceso. del jurista. como la única solución viable.2 Ampliar en CASSESE.1 . o en la reinterpretación de una norma concreta a la luz de principios jurídicos superiores. etc. En rigor de verdad. 1971. económico. de vestir bajo forma de principio jurídico lo que no es sino el preconcepto social. El jurista debe comprender también el fenómeno no jurídico y hacer comprender el suyo al no especializado en derecho. si de una factura de servicios públicos. pero tiene también y en gran parte.. para el jurista. las bases constitucionales. Si es un caso de mala praxis médica. para conocer los hechos del caso. debe señalar qué es aquello que el derecho ofrece como poco menos que inmutable (p. que tiende a ofrecer la solución jurídica que en el momento es circunstancialmente aplicable (por existir alguna norma legal o reglamentaria. p.) y qué es lo susceptible de cambio (p. ciertos principios que integran la base inconmovible de una sociedad en que existe justicia. ej. a veces. 169 y ss. Cultura e política del diritto amministrativo. 8. El desentendimiento entre las ciencias jurídicas y no jurídicas parte. absolutamente maleable para cualquier cosa que el técnico quiera hacer1 y. la justicia y razonabilidad. el conocimiento de elementos de diversas ciencias ajenas al derecho. Cada uno de esos aspectos técnicos es muy complejo pero absolutamente decisivo para la resolución del caso y por ende para el abogado.. etc. cit. etc.2 Ejemplo de esta concepción encontramos en MOSHER y CIMMINO .” 8. 58: “se ha llegado a alterar la finalidad propia del Derecho. principios que pueden modificarse y adecuarse a las circunstancias de hecho. político. qué es. También. cómo se determina ella y así sucesivamente. para que éste no crea que el derecho es nada más que un esquema rígido. Este es uno los desafíos de la práctica profesional y una de las fuentes que nos enriquece en el conocimiento general.. por fin. de una cierta deformación profesional del jurista. si de un problema de obra pública. ej. SABINO .. op. una suerte de camisa de fuerza en la cual se quiere encapsular la realidad.. Bolonia. 61 y ss. a través de una reforma legislativa o jurisprudencial). Es esta posibilidad de interpretación y reforma lo que el jurista debe hacer comprender al no jurista.. que en lugar de concebirse como medio se concibe como objetivo último de la sociedad humana y de su desarrollo. eso sí. por un lado de una errada creencia de los no juristas de que el derecho debe ser mero instrumento de las técnicas o ciencias no jurídicas. a veces. consistirá en una reforma legislativa o reglamentaria.

cap. el economista. luego tendrá que venir el administrador. no a las circunstancias y conveniencias políticas del gobierno de turno. psicólogo.. abarcando dentro del análisis jurídico consideraciones sociológicas. Por lo demás. conveniencia. Esta tendencia a ajustarse demasiado al texto de la ley. Frecuentemente encontrará que la oposición del abogado a encontrar una solución jurídicamente admisible a un problema.4 Por último.1. el dictado de una ley es nada más que el punto de partida para la solución.VIII-14 PARTE GENERAL 8. etc. § 9 y ss. La solución técnica y la solución jurídica También debe el no jurista abandonar la creencia. si bien aparece fundada externamente como oposición de índole jurídica. Muchas veces la oposición de un jurista a una solución técnica. debe tenerse presente que el derecho ha sufrido una profunda evolución en los últimos tiempos. a menudo divulgada. no es atribuible prinVer ROSS. etc.. la ley aislada nada podrá hacer de efectivo para lograr el objetivo deseado. Buenos Aires. va de suyo que no hará buena interpretación jurídica toda vez que no conozca adecuadamente los aspectos no jurídicos del problema.3 . pp.4 Ampliar infra. informes y elementos no jurídicos de la discusión. derivada de textos constitucionales o legales. de que una reforma legislativa o constitucional es la clave de todos los problemas. por el contrario. lo reconozca o no el abogado. con todo. el experto en ciencia de la administración.. el no jurista debe procurar poner especial énfasis en llevar al conocimiento del jurista precisamente los aspectos. ALF. De allí que en toda cuestión que involucra una valoración técnica.. etc. 8. 105-51. etc. 1963. 8. o de oportunidad o conveniencia. La existencia o la carencia de ley no es óbice para que se reconozca y aplique un principio jurídico. utilidad. se desvanece cuando se logra convencerlo de la racionalidad. o económica. etc. EUDEBA.3 En cuanto al abogado. en realidad no constituye sino una manifestación extrínseca de su falta de convicción acerca de la razonabilidad de la solución técnica propuesta. el texto legal es la base pero no en modo alguno un rígido precepto que deba ser interpretado sólo y exclusivamente de acuerdo con sus más mínimas expresiones.. IV. Sobre el derecho y la justicia. lo cierto es que sus razonamientos “jurídicos” estarán siempre teñidos y orientados por sus concepciones no jurídicas. a proporcionar los instrumentos que realicen la tarea propuesta: sin ellos. bajo sus fases reales y dentro de las concepciones y principios de las demás ciencias jurídicas. que lo alejan enormemente de la clásica interpretación exegética que buscaba el principio jurídico en la mera interpretación gramatical de un texto legislativo. políticas. Se vuelve así al criterio clásico de preferir los principios por sobre las normas. Si se trata de la reforma de la Constitución. el sociólogo. mutatis mutandis el problema es el mismo: la sociedad debe convencer al Congreso para que dicte leyes reglamentarias atendiendo a una mira de largo plazo de la sociedad. de la solución práctica cuyo encuadre jurídico se busca.

”14 Nos remitimos a nuestra Introducción al derecho. “Primero: crear el Banco Central Interamericano.6 . tienen un conocimiento menos acabado del funcionamiento del derecho.RELACIONES DEL DERECHO ADMINISTRATIVO VIII-15 cipalmente a los juristas.).. Derecho administrativo y ciencia de la administración Se discute en los textos de derecho administrativo si la llamada “ciencia de la administración. es la inserción del Estado en un orden económico mundial. EDUARDO y HERRERO . Derecho administrativo y economía Otra de las grandes cuestiones que necesariamente afecta al derecho administrativo. 8. FÉLIX . México y Buenos Aires. 8. Fundamentalmente. RICHARD E. sino más bien a quienes. etc.3. Derecho administrativo.. Estudio de la legislación aplicable a las empresas de capital multinacional en áreas de integración económica. V. INTAL. por razón de su profesión. 2002-E. 47 y ss.” 8. 1959. WHITE . op. p.” que comprendería el estudio de los aspectos no jurídicos de la administración pública (problemas de organización y métodos. caps.. entre otros.8 Ver. 28 y ss. 2001. “G8. dirección de personal. Montevideo. VI y sus remisiones.11 etc. KAPLAN. Buenos Aires. el análisis de costo-beneficio de las decisiones jurídicas. LUIS A.) es o no una ciencia separada de nuestra disciplina jurídica.8 la integración económica. p.14 Duda ésta que tomada estrictamente también hace cuestionable el carácter de “ciencia” del derecho administrativo: ver supra.. II. Democracy in Deficit. cap.13 En realidad. 8. t. “Poder o función. EJV.13 Comp. 8. 1984.. 1453.10 La bibliografía es actualmente muy expansiva. I. 1965. Introducción al derecho de la planificación.7 etc. Antitrust. ej. 2002-D. Caracas. 1973. en cuanto hecho inmanejable. un posible camino sería algún modelo de integración semejante a la Unión Europea actual y futura.5 8. Autoridad o libertad. 1981. Academic Press. JAMES M. liderazgo administrativo. el viento.7 Nuestros libros Planificación. siendo que ambas tienen el mismo objeto de estudio. Sherwood. DIEZ . 8. FMI. La scienza della amministrazione.11 CAMMELLI. 2001. 1977. p.9 Ver supra. cit. Ver p. al agua. si bien puede tal vez abrigarse alguna duda acerca de si efectivamente la ciencia de la administración ha alcanzado el carácter de “ciencia.Eine einführende Darstellung. Buenos Aires. y WARNER. PIETRO. Berlín. planificación. Por momentos parece una tempestad.12 Ver nuestros arts. etc. § 1. 152 y ss. Argentina.” LL. cit. 8. San Diego. Il Mulino. Le instituzioni nella recessione. UE. ORTIZ-ÁLVAREZ. Aspectos políticos de la planificación en América Latina.5 8.. 8. 1972. Padua.2. FDA. participación y libertad en el proceso de cambio.6 bancos oficiales. es el fenómeno de la globalización de la economía. op. que algunos han comparado. Perfilan para el siglo XXI. GASPARRI. 8. IV. Una orientación introductoria en BUCHANAN. t. MARCO (dir. el derecho de la concurrencia o competencia. Caracas. el ruido. FRITZ MORSTEIN MARX (editor). Macchi. 927..” LL. Verwaltung . 1970. Bolonia. competencia y contencioso administrativo. MARIENHOFF.9 la interacción recíproca de los sistemas económicos. MARCOS. la caída de barreras aduaneras y proteccionismos industriales.12 8. intervencionismo económico. Han quedado en el siglo XX problemas tales como empresas públicas nacionales y multinacionales.10 las instituciones de la estabilización. I.

cap. con un parasistema jurídico administrativo y una administración paralela. 3ª reimpresión 2001. Una ciencia de la administración —muy primitiva.15 Lo explicamos en La administración paralela.16 que el abogado es el que pone trabas. por cierto— surgió ya con el cameralismo. sino a que se la aplique y se la utilice con prescindencia y alejamiento de la ciencia de la administración. que estudian cada una distintos aspectos de un mismo fenómeno: y como el fenómeno es único. L´Amministrazione parallela. § 4 a 16 y nuestro libro Introducción al Derecho. ni de que un libro de derecho administrativo deba en cada problema hacer una consideración acerca de los aspectos no jurídicos de la cuestión. cap. Se trata de disciplinas diversas. VI. 1982. no el que da soluciones. ..15 En la práctica. I y II. 2003. a fin de trabajar con bases lo más reales que sea posible. el administrador muchas veces se acostumbra a pensar que lo importante es la pequeña regla y no los principios. Civitas. en cambio. lo que tampoco tendría sentido. Il “parasistema” giuridico-amministrativo. sociales. Los límites del conocimiento jurídico. Ver también nuestras glosas al libro de NIETO. Pero sí decimos. económicas.. Todo problema jurídico puede siempre tener algún margen de duda o incertidumbre: el jurista la resuelve tomando en cuenta no sólo consideraciones de derecho positivo. ni que el derecho administrativo sea una parte de la ciencia de la administración. etc. a ello debe agregarse la consideración de eficacia y ésta es propia de la ciencia de la administración. cuando aparecen obras que analizan sistemáticamente el problema con un método propio. La autonomía de una disciplina se presenta casi siempre ex post. etc. o sosteniendo principios que de hecho no tienen aplicación práctica o vigencia real.VIII-16 PARTE GENERAL creemos que no puede dejar de reconocerse que de hecho tiene la más plena autonomía frente al derecho administrativo. y esto ya ha ocurrido ampliamente en el caso de la ciencia de la administración. Giuffrè. so pena de no aprehender en su plenitud el objeto de su estudio. por lo que su autonomía nos parece lograda. op. Madrid. Milán. De lo contrario el derecho administrativo estará siempre condenado a tener un grave divorcio con la realidad. 1987. ofreciendo supuestos principios jurídicos que son causa directa de ineficacia administrativa y poniendo obstáculos jurídicos a las reformas administrativas que se necesitan.16 Ver supra. Trotta. 8. con lo cual coexisten a veces el ordenamiento jurídico administrativo y la administración formal. que la faz no jurídica de cada problema debe ser tenida en cuenta por el jurista que lo analiza. en preparación. Madrid. como un hecho consumado. no pueden ignorarse mutuamente. El parasistema jurídico administrativo. No se trata tampoco de que el análisis jurídico deba comprender el análisis no jurídico. ALEJANDRO . lo que no responde a una supuesta naturaleza de la ciencia jurídica. No decimos pues que la ciencia de la administración sea una parte del derecho administrativo. cit. sino también políticas. mucho antes del nacimiento de la disciplina del derecho 8.

En este siglo y particularmente en los últimos años. pero nunca llegará a poder comparar su estudio con las carreras universitarias en administración pública que ya existen en varias partes del mundo.” Ver también PIAGET. Madrid. SALVATORE. op.17 GARRIDO FALLA. siendo rama dominante para el estudio de la administración pública.. HENRI. Ciencia de la administración. El avance de los estudios de ciencia de la administración en el mundo va despertando la conciencia de que la solución jurídica no es la solución del problema administrativo. que otorgan título de master o de doctor en administración pública exclusivamente. ello no libera al iusadministrativista de conocerlas.] el hecho de que el Derecho Administrativo haya debido asumir el monopolio de los estudios de administración pública por falta de otras perspectivas. p.. 4ª ed. FERNANDO. FREDERICK C.” Un enfoque distinto en JIMÉNEZ CASTRO. economía. p. al nacer con pujanza el derecho administrativo: es la época en que se estudia conjuntamente ambas materias. Buenos Aires.. o intentar conocerlas. p. Si bien este análisis forma parte de otras disciplinas (ciencia de la administración. 79 y ss. 1974.2 BATIFOL. I. estadística. Barcelona. hoy todavía. 2000. p. sino sólo una de las facetas de él y tal vez no la más importante. cuánto se ha tardado concretamente en pagarla en los casos en 8.” Anuario de la Academia de Doctores. RICARDO.. JEAN. sociología. MUNNÉ. etc.17 posteriormente queda relegada a un segundo plano. 559 y ss. 101 y ss. p. 8.” en Tendences principales de la recherche dans les siences sociales et humaines. Por lo demás.18 Como dicen MOSHER. un principio constitucional en virtud del que el pago de la indemnización expropiatoria debe ser previo..” Anuario. se han separado: el derecho administrativo sigue. 1964. Madrid. “La investigación jurídica y la necesidad de relacionarla con otras ciencias. 1966. San José. cit. “La colaboración profesional y la investigación interdisciplinaria como necesidad actual. debe investigarse a través de la estadística jurisprudencial de un grupo de años. pero con un neto predominio de esta última. 1961. Tratado de derecho administrativo. la reforma del estado y la privatización de instituciones.. Perspectivas futuras de combinación del derecho administrativo con otras ciencias: la estadística Las normas a veces no reflejan la realidad de un país determinado. WILBURG. EUNED.). 169. París. t. FEDERICO. . “Problèmes generaux de la recherche interdisciplinaire et mécanismes communs.2 La estadística puede ser un valioso instrumento de conocimiento de la realidad jurídica. empresas y programas públicos. 9. “constituye motivo de perplejidad [. una obvia razón de extensión determina la importancia cuantitativa del estudio de estas disciplinas: el derecho administrativo cuenta con dos o más cursos en muchas Universidades..1 Ampliar en GARCÍA VALLÉS. 9. ej. 9. 58. p. La reforma administrativa.RELACIONES DEL DERECHO ADMINISTRATIVO VIII-17 administrativo..18 pero su vieja autoridad comienza ya a resquebrajarse.1 antes de formular los principios que utilizará en base al derecho positivo vigente. 69: “articulación de lo normativo con lo real y la investigación empírica. p. y CIMMINO.. Filosofía del derecho. 1970. Si existe.

1998.3 . Conocer la sociología del comportamiento administrativo. A quién recurrir en procura de una solución al caso administrativo no es pues sólo una pregunta de derecho administrativo positivo (“el funcionario compeLo explicamos en “Emergencia residual en la deuda pública interna (La ley 24. reproducido como cap.. cuánto tarda en ser resuelto cada uno de ellos. Aun sin recurrir a datos estadísticos normales. Cámara y Corte). V de nuestro libro Después de la reforma del Estado.VIII-18 PARTE GENERAL que ha habido litis sobre el monto de la indemnización. FDA. cuánto tiempo tardó en resolverse cada litigio en las distintas instancias (primera. La conclusión estadística puede negar valor de realidad al principio constitucional. p.447 sobre caducidad de créditos contra el Estado previos a 1991). para determinar con mayor grado de aproximación a la realidad cómo funciona el mecanismo de protección judicial a los derechos individuales. o los porcentajes de admisión del recurso muy bajos. Lo mismo puede ocurrir con la garantía constitucional de acceso a la justicia. V. para elegir cuál interponer. Si los plazos reales de resolución final son muy largos. cuántas veces las costas se impusieron al Estado. a veces la mera historia de precedentes jurídicos en los últimos dos o tres siglos puede dar indicios fácticos de utilidad en el presente. La psicología y sociología Del mismo modo. 839. 9. en qué porcentaje de casos —sobre la base de un número de casos estadísticamente significativo— el recurso o la acción fue resuelto en forma favorable a las pretensiones del interesado.” LL. cap. es la que efectivamente se encuentra en operación. o si existe una organización informal. es esto también un elemento de juicio empírico que el abogado debe conocer cuando trata de uno u otro de tales acciones o recursos. etc. qué lo halaga. Saber cómo opera la psicología administrativa en general y de cada funcionario público en particular: qué piensa. qué lo enoja o enfurece. de hecho. frente a la administración pública. Del mismo modo. 1995-C.3 Si hay. etc. que muy pocos tienen. si recurrir o no. Buenos Aires. para establecer en cuántos casos se condenó al Estado y en cuántos no. que al margen de la formal. el abogado debe también saber a través de estudios estadísticos (que habrá de realizar al efecto). en qué porcentaje de casos fue rechazado por razones formales. ej. un recurso jerárquico o un recurso extraordinario de inconstitucionalidad o una acción de amparo. o a qué le teme. para determinar si la administración funciona de acuerdo con la organización formal que se refleja en los organigramas de cargos y funciones.. el conocimiento concreto del comportamiento de la administración pública es absolutamente indispensable para el hombre de derecho. son todos elementos de juicio a ser tenidos en cuenta. 10. cuántas veces se aplicó la Convención Americana u otros tratados de derechos humanos. puede hacerse un muestreo estadístico de un número de años determinado. etc. 2ª ed.

pues. otras superar temores. I.3 11. 11. partiendo de elementos provistos por el derecho. I). etc. Derecho. 10.3 Nos remitimos a nuestro libro El método en derecho. A pesar de ello.2 Nos remitimos a lo expueso en nuestras glosas a NIETO. simultáneamente con la realidad normativa. cap. Madrid. incluso el “técnico” o “científico” usado por los especialistas del derecho. sino también una pregunta de práctica empírica: quién puede hacer lugar al pedido. y también al desarrollo del cap. estilo. t.. HERBERT . multifacética e inagotable. o incidir para que se haga lugar. “El procedimiento administrativo en la práctica. matemática. cuyo lenguaje es el lenguaje ordinario o natural (por lo tanto. e infra.1 A veces el peticionante debe moderar sus actitudes. en las palabras. Saber cómo pedir algo es una cuestión en parte de práctica de recursos (forma de redacción. así como otros problemas de 10. o una petición discreta). siempre será de fascinante interés considerar las posibilidades de aplicación de la matemática al derecho y el posible desarrollo del análisis cuantitativo de las decisiones de tipo jurídico. “La prueba de los derechos” del t. THEO .” la “falsa creencia en la autoridad” y crear un “conocimiento crítico” como “primer ciudadano. que por supuesto varía según sea la organización institucional o el destinatario concreto del pedido. Keine Angst vor Behörden. el individuo o letrado1 que formule el pedido. ambigüedad y textura abierta). “El método en derecho” del presente vol. I de este t. sea o no el funcionario competente. tropieza con la dificultad de querer obtener la precisión de la matemática (cuyo lenguaje está constituido por símbolos casi siempre definibles con exactitud).” Ver ZIMMERMANN. un pedido cordial. op. traducción de EUGENIO BULYGIN y ERNESTO GARZÓN VALDÉS. 1964. I. Buenos Aires. X.) y en parte de psicología (un reclamo imperioso. una ligera pero perceptible presión. contenido. loc. 2. salvo que se construya un lenguaje nuevo y totalmente artificial (supra. afectado por las notas distintivas de la vaguedad. o en los símbolos. La matemática1 La pretensión de cuantificar los resultados de un análisis jurídico cualquiera. estilo. etc. cap. Civitas. elegir vías.” 10. evitar “el miedo a la autoridad. se halla afectado por la característica común denominada “textura abierta del lenguaje. op. y del cap. . antes de empezar a esbozar soluciones. La defensa del usuario y del administrado. 1968. 1. Ya recordamos que el lenguaje natural. una intimación.2 No hay libro alguno que pueda orientar al abogado o estudiante acerca de todos los aspectos o aristas que la realidad le puede presentar: solamente puede advertírsele que no debe olvidar nunca de investigar y tratar de conocer y aprehender esa realidad empírica. 2001 y el resumen que de él hacemos en la segunda parte del cap. 2. cit. Gütersloh. La realidad es.” a resultas de la cual no puede lograrse nunca una precisión en las definiciones. cit. asimismo afecta el tipo de presentación. lógica. 4ª reimpresión.1 Ampliar en FIEDLER. etc. forma de presentación.RELACIONES DEL DERECHO ADMINISTRATIVO VIII-19 tente”).

cit.” en la Revista Law and Contemporary Problems. 34. 11.2 .4 LOEVINGER.6 Puede verse al respecto ULMER. EE. 11. a la prueba de la investigación. a la cual se agregaría alguna de las facetas de la segunda: plantear el fenómeno jurídico en un esquema lógico simplificado y reducido a lo elemental. 32. pp..5 LOEVINGER. para algunos ejemplos. 11..”2 Las alternativas pueden ser variadas: a) resolver problemas jurídicos muy complejos a través de la matemática. FIEDLER.”4 investigar “la estructura y las dimensiones de toda la experiencia que es relevante para el derecho. es la mera consulta a un CD-ROM de información jurídica o a una base de datos on line. Una posición más ambiciosa puede verse en FIEDLER. habitacionales.VIII-20 PARTE GENERAL naturaleza similar. ganaderos. 11. agrícolas. se tratará de considerar la posibilidad de que sobre la base de los criterios jurídicos que se enuncien.3 LOEVINGER. cit. cit.. “Cuantitative Analysis of Judicial Processes: Some Practical and Theoretical Applications.”5 c) En su faz mas simple.7 P.” ni busca “súbitas revelaciones de leyes universales” sino aportar información comprobada acerca de los fenómenos jurídicos. es fácil advertir cómo el campo de relaciones se extiende ampliamente. que a su vez podrán sobre la base de él elaborar cualquiera de las alternativas mencionadas. cit. d) Una cuarta alternativa podría constituir una variante simplificada de la primera. School of Law. cit. educacionales. vol. ej. revista citada. p. SIDNEY. Ver también supra.” en Law and ..3 b) poner “una serie de cuestiones que son susceptibles de investigación. XXVIII. para facilitar su manejo más exacto y para permitir su comprensión y utilización por los no juristas.. 164 y ss. 167. se efectúe una investigación empírica para determinar de qué manera y en qué áreas ellos se manifiestan en acciones o disposiciones concretas. industriales. los resultados pueden a su vez manejarse de diversos modos: estadísticas. Ver LOEVINGER. 11. 5 y ss. S.8 etc. op.. 1963. publicada por la Duke University. ej. los índices de densidad de construcción autorizada por el ordenamiento jurídico. ej. op.6 índices porcentuales. si volcáramos un problema jurídico a la lógica simbólica y de allí lo planteáramos a la computadora. 11. p. como sería p. que lindan entre la noción de “ciencia del derecho” y la de una nueva ciencia que algunos prevén: la “jurimétrica. cubriendo zonas que antes parecían estar distanciadas.. p..7 mapas diversos. etc.UU. p. también pueden volcarse a mapas otras informaciones relevantes sobre problemas jurídicos. En estos aspectos. op.8 Así como pueden volcarse a mapas datos sanitarios. p. En suma. analizar el comportamiento real de las normas jurídicas. LEE. 56. 11.. Navegar por la Internet puede ser una variante de los juegos de computadora o una búsqueda eficaz de datos jurídicos y no jurídicos: todo está en el usuario. y así como están volcados a mapas los datos políticos de las demarcaciones territoriales de las distintas entidades estatales. P. 35: no es un “derecho mecanizado. § 9. o el índice de presión tributaria. 50-60. op. Durham (Carolina del Norte.). etc. p... “Jurimetrics: The Methodology of Legal Inquiry. op. nº 1.

..4 Ver LOEVINGER.. En estas hipótesis. 33 y ss..].. abrumado precisamente por aquella riqueza de contenido que quiere manejar simultáneamente con el razonamiento lógico. 1969. ILMAR. no impide reducir los planteos muy largos o muy complejos a varios elementos fundamentales que pueden manejarse independientemente de la riqueza de contenido que puedan tener. Buenos Aires. Caracas. ej. y de que el jurista no quiera ni deba renunciar a esa flexibilidad de su disciplina.3 En este aspecto. Lógica jurídica. lo que ya hemos hecho en algunas oportunidades.. 1970.. puede señalarse la posibilidad de resumir en un gráfico el desarrollo lógico de determinado problema jurídico. 12. el gráfico no sustituye ni pretende sustituir el desarrollo propio de todas las consideraciones jurídicas. 1955. ULRICH. sino por el contrario resumir las ideas fundamentales allí contePara la relación entre lógica simbólica y matemática véase FIEDLER . A LCHOURRÓN. impreciso y cargado de valoraciones. 1971.2 Ver p. p. KLUG. op. 12. deducibles de los enunciados expuestos. por el hecho mismo de que toda abstracción conduce a una esquematización [. 12. 12. 158. p. París. Derecho y lógica simbólica1 La circunstancia de que el derecho se exprese a través del lenguaje natural. Desde luego. también el problema jurídico puede ser planteado a la computadora electrónica de otros modos. revista citada. Introduction à la logique juridique.RELACIONES DEL DERECHO ADMINISTRATIVO VIII-21 12. cuaderno nº 41.1 . FRED. Viena. p. cit. 143 y ss. GEORGE. como para mostrar más concretamente al no jurista las consecuencias y proyecciones fácticas de un problema o de una regla de derecho. un esquema de la realidad y. Wiesbaden. WEINBERG. los razonamientos “a fortiori” y “a pari” en ALCHOURRÓN. Viena-Nueva York. 1965. p.” en Archiv für Rechts uns Sozialphilosophie. CARLOS E. Psicología de la inteligencia. op. p. Graficación de problemas jurídicos Como ejemplo modesto de lo expuesto. cit. de manera general [. OTA. y sin avanzar a los casos en que pueda recurrirse a la computadora electrónica en el análisis del problema jurídico planteado en lógica simbólica. Outlines of modern legal logic. y B ULYGIN. 13. KORT.5 La ventaja de este sistema es doble: sirve tanto para proporcionar mayor claridad al jurista al adoptar una decisión determinada. “Juristiche Schlüsse «a fortiori» und «a pari».. Esto es lo que hace la lógica simbólica cuando se la aplica a enunciados jurídicos. Ver p. permite plantear la cuestión con mayor claridad y así contrastar hipótesis determinadas. 1965. 12. EUGENIO. 1961. CARLOS E. Simultaneous Equations and Boolean Algebra in the Analysis of Judicial Decisions..3 Ver p. Normative Systems. ni menos reemplazar la ciencia experimental correspondiente”: JEAN PIAGET. Rechtslogik.5 “Una axiomática constituye. KALINOVSKY. Springer Verlag.2 y ella ayuda frecuentemente a evitar razonamientos falsos en que el jurista puede incurrir. ej. 45.4 nos parece que reducir el problema a un esquema dotado de varios elementos fundamentales. TAMMELO.. 32. 41 y ss. ej. especialmente p.] una axiomática no puede pretender fundar.

que simplifique y facilite el razonamiento posterior de aplicación. A su vez. 14. Si bien los indicadores e índices a elaborarse dependerán siempre de la naturaleza del problema considerado. técnico o empírico de los datos jurídicos. en general. Podría parecer una inconsecuencia. cuadro sinóptico. En este último aspecto es donde surge la mayor posibilidad de riqueza en la investigación. pueden encontrarse índices de conjunto o sintéticos que reflejan más integralmente la totalidad de la problemática. De la misma manera. pueden elaborarse “indicadores” jurídicos.. c) mostrar más concretamente al no jurista las consecuencias y proyecciones fácticas que tiene un problema o una regla de derecho. pero no de tanta complejidad como para requerir el apoyo de la lógica simbólica o de la computadora.. utilizado por el estudiante y/o el profesor para ayudar a la comprensión o al recuerdo de una cuestión compleja de derecho. pueden verterse éstas a “variables” y “alternativas” jurídicas. esto es. pero ciertamente científicos y útiles.VIII-22 PARTE GENERAL nidas a fin de permitir la formación de una síntesis. en lo siguiente: a) descomponer al problema bajo análisis en sus elementos fundamentales. También es cierto que la popularización de las computadoras y sus métodos de trabajo pueden pronto tornar obsoleto todo análisis de la realidad que no utilice sus recursos. aunque habrá de cuidarse de no caer en la mera distracción. hasta el puro y simple gráfico. asociando diversos indicadores. que pueden luego volcarse a tablas comparativas. . ya que permite apartarse del dogmatismo jurídico que a veces persiste en algunos juristas y acercarse totalmente a la realidad. d) permitir el procesamiento científico. etc. factores que representan o miden algún aspecto importante de un problema. haber eliminado de esta edición los variados gráficos que ilustraron la primera y segunda y obras anteriores. en un problema jurídico cualquiera susceptible de diversas soluciones. etc. b) facilitar con ello el razonamiento y manejo de esos elementos y por ende del problema total. su utilidad metodológica habrá de residir. cuadro comparativo. Ocurre que nos ha parecido que el desarrollo de los multimedia constituye un desafío que dará lugar a mayores y más complejos desarrollos gráficos. donde sea más fácil y objetivamente analizable el problema jurídico en cuestión. Indicadores e índices jurídicos De igual modo y para trabajos o investigaciones de mayor envergadura. muestra las infinitas maneras de apoyarse que tiene el derecho en otras técnicas o métodos no estrictamente jurídicos. en este esquema de pensamiento. cuadros de doble entrada.

15. 67 y sus referencias de la nota 11. Ver KORT. Es lo mismo que. 15. explicamos en nuestras glosas a NIETO..3 Esto importa ver el derecho desde otro ángulo. sea porque potencialmente pueden dictarse ciertas disposiciones. puede elaborarse un índice cuantitativo que indique porcentualmente cuál es la presión tributaria a que está sometido el habitante de esa región. Pueden superponerse mapas traslúcidos de diversas jurisdicciones concurrentes. mientras que la minoría había votado en contra. 168. esto puede por lo tanto volcarse a mapas. y tratar de obtener conclusiones creativas al respecto. en un porcentaje igualmente significativo desde el punto de vista estadístico. Cuantificación Tomando como indicadores los distintos impuestos.2 permiten en todo caso un mejor conocimiento de la realidad jurisprudencial y una crítica empíricamente fundada del derecho viviente. la condición personal del individuo inculpado (extranjero. Del mismo modo pueden cuantificarse muchos problemas jurídicos. op.3 16. de prestadores de servicios públicos. en un grado estadísticamente significativo.2 En la opinión afirmativa KORT . negro. cit. 15. puede también encontrarse que una región tiene áreas de disímiles características. p. cit.1 Estudios de esta índole. Procesamiento cartográfico Tomando como indicadores las normas aplicables. etc. en algunos jueces). los que enunciamos en el parágrafo siguiente. p. tasas. op.RELACIONES DEL DERECHO ADMINISTRATIVO VIII-23 La ventaja es que los indicadores pueden procesarse empíricamente con finalidades diversas. servicios. Los límites del conocimiento jurídico. ej. de otro modo. varios autores pudieron elaborar índices que reflejaban. sirvan o no como base de predictibilidad de decisiones futuras. Se halló así que la mayoría de los miembros del tribunal habían votado a favor del inculpado en un alto porcentaje de casos (hasta el 97 %. etc. en los fallos de la Corte Suprema de los Estados Unidos. derechos y contribuciones a que está sometido el habitante de una región o área determinada y estableciendo su relación con los servicios prestados a la colectividad y el producto bruto regional. el grado de discriminación de sus miembros. crecimiento físico de la aglomeración urbana. como explicamos en Introducción al derecho. op. sea porque realmente se han dictado y elaborando índices de conjunto o comparativos. en su faz empírica. op. Procesamiento estadístico Tomando como indicadores. p. cit. tal como ocurre con los datos de producción. 15. cit. según sea la investigación de que se trate y lo que con ella se quiera obtener. 17.1 .. simpatizante comunista).

informática en Internet2 y el disco rígido de computadora. del 17. ALBERTO . La Plata.uoa. se evita la fatigosa tarea antigua de búsqueda manual de antecedentes de jurisprudencia o de legislación.3 Por este procedimiento.csjn. Hay sitios en Internet donde puede encontrarse la última actulización. previsional..5 www.2 Hoy en día parece indispensable estar suscripto no solamente a la edición en papel del Boletín Oficial. que el Estado y la sociedad moderna necesitan.4 Para una guía seleccionada y actualizada de ellos.ar . por la enorme cantidad de decretos reglamentarios y leyes siempre cambiantes y modificatorios del régimen de que se trate.1 ALLEN. La bibliografía y tecnología se actualizan constantemente. Automatic Retrieval of Legal Literature: Why and How. 18..4 Por lo demás. Ver GONZÁLEZ ARZAC. 18.gov.1 Existe un mapa del Consejo Federal de Inversiones. para el derecho europeo.ar 18. y JAMES P. La región. 1972. para el almacenamiento y utilización de datos o informaciones jurídicas. por lo que interesa al derecho administrativo. Servicio Argentino de Informática Jurídica. E. más la creciente influencia de los tratados internacionales. el procesamiento electrónico de datos aparece también como importante en el desenvolvimiento de la actividad administrativa.VIII-24 PARTE GENERAL A su vez. o en la viabilidad de regiones que comprenden determinadas provincias. consultar el sitio gratuito www. En los comienzos del siglo XXI los esfuerzos en la Argentina aun no han dado pleno fruto en este último sentido. BROOKS. En derecho administrativo la ayuda de un sistema de tal naturaleza brinda mayor seguridad y rapidez. 18. como en www. R.1 utilizarse en el estudio del desarrollo de determinadas regiones.3 O también doctrina..gr/eplc. este procesamiento cartográfico puede efectuarse con la finalidad de buscar “áreas homogéneas. etc..todoadministrativo. 1962. las áreas de jurisdicción de parques nacionales. sean ellos normas positivas o precedentes jurisprudenciales. etc. Es también conveniente la suscripción al SAIJ. es la utilización de CD-ROMs. sino también estar suscripto a su versión oficial en Internet. que constituye una eficaz ayuda mecánica al trabajo.com. pues es una realidad la creciente utilización de computadoras para el manejo de la voluminosa información impositiva. lo que da una visión espacial diferente de la división política. aunque existen algunos CD-ROMs básicos en materia jurídica y algunos sitios de interés en Internet. 18. etc. en términos económicos. para bajar al disco rígido la información que día a día se va generando en relación al trabajo específico de cada uno.” señalar la influencia del derecho en polos de desarrollo o centros de depresión. 18. tesis inédita. A. L. Almacenamiento de datos jurídicos1 Otra cuestión que se encuentra ya en el campo de la realidad actual de la investigación y el trabajo jurídico aplicado. donde se grafican las zonas de seguridad de fronteras. La Corte Suprema tiene en soporte magnético sus fallos5 y así sucesivamente: resta ordenar el conjunto legislativo-reglamentario-jurisprudencial y ponerlo a disposición fácil y accesible. New Haven.

de investigación. cit.1 Así se dio gran ímpetu en el siglo diecinueve a la psicología..4 MACE. . El entrecruzamiento de materias disímiles.2 MACE. etc. al asociarla en cambio con los estudios biológicos. op. 9-21..7 Nos remitimos al cap. las perspectivas de combinación del derecho administrativo con otras ciencias y con otros métodos. 1963. 19. Sin embargo más importante es tratar de asociar disciplinas diversas al derecho.. conducir a la esterilidad.. Buenos Aires. hasta ese momento. 19. y además “asegurar la adecuada distribución de energía entre el proceso de recepción y la actividad de tipo elaborativa. que desde siglos estaba en íntima conexión con la filosofía. 19. Otras perspectivas En realidad. No proponemos que administre la base de datos como el SAIJ. cit. penal. La distribución desproporcionada de tiempo a lo primero es probablemente la falla más seria en los métodos comunes de estudio”4 y.1 “En la organización de los estudios especializados superiores. pp. V. en cambio. C. 19. 72. Ver Introducción. puede producir un efecto revitalizador.RELACIONES DEL DERECHO ADMINISTRATIVO VIII-25 usuario. no tienen más limitaciones que las de nuestra imaginación. al igual que el casamiento de parientes consanguíneos. antes publicado en Actualidad en el Derecho Público. porque los “sumarios” de doctrina de las revistas no son siempre fiel reflejo de lo resuelto sino mera repetición de dicta sin autoridad jurisdiccional. “Cómo leer una sentencia” de nuestra Introducción al derecho. etc. op. no autocontradicción. 2001 y en Revista universitaria La Ley. En lo que hace a la jurisprudencia. Debe abandonarse el prejuicio que todas las ciencias tienen hacia su propia autonomía. esto requiere una particular individualidad y aptitud creadora. agrario. Londres.” en la expresión de MACE. op.”2 Esto es también así en la ciencia jurídica. por consiguiente.. loc. para un verdadero enriquecimiento. The Psychology of Study. agosto de 2001.7 19. cit.6 Lo que cabe reputar que todos debemos conocer y no podemos transgredir impunemente por ignorancia son los principios jurídicos: buena fe. pues muchos de los grandes progresos científicos de la historia se han logrado por la asociación de disciplinas aparentemente dispares. no dañar al otro. ya que ha hecho de todos modos gran parte de las inversiones necesarias. minero. ha habido tal vez un poco de exceso en el énfasis de la importancia de estudios vinculados. comercial. A. Es casi un deber de buena fe hacia la ciudadanía y ciertamente una obligación de publicidad y transparencia de los actos estatales. p. La continuada asociación de materias vinculadas puede a veces. Es el mínimo aporte que el Estado puede hacer al dogma6 de que el derecho se supone conocido por todos. 18. Todavía hay quienes piensan que el verdadero “jurista” es aquel que “sabe” derecho civil. 14: 29/53.3 En la que el “casamiento consanguíneo. será indispensable incorporar los fallos completos a las bases de datos. nº 4. 18. sólo que permita su utilización por el público en general.3 Desde luego. año III. es muy frecuente.

El método tradicional y una variante más útil. Esperia Publications Ltd. ¿por dónde se empieza? ¿Cómo se sigue? 20. siempre empecé primero por una idea escrita y la fui trabajando en papel hasta el punto en que no tenía nada más que corregirle o agregarle. ni el material me ha servido. el tiempo materialmente empleado y pagado por la sociedad. y sin embargo hace al contexto de un problema y por lo tanto a su adecuado encuadre. cit. inevitablemente nos quedamos “empantanados” porque se nos hace muy difícil decir algo creativo.. un artículo de doctrina. Ese fue mi principal error de método en la vida. Por supuesto. es un tema que por haberlo estudiado de más y además mal. aunque muchos la citan precisamente porque tiene todo el material hasta su fecha. Sobrepasé los límites. se empieza recopilando material y bibliografía. A poco de empezar yo trabajé de otra manera y lo consulté con un profesor de metodología de la investigación. op.1. Veamos ahora qué tiene de positivo y cómo funciona. op. Enfatizando cuestiones de método Venimos de explicar las relaciones del derecho administrativo con otras disciplinas jurídicas y no jurídicas.1 . Para hacer una nota a fallo. y la tesis resultante no era publicable ni fue publicada nunca. Es lo que me pasó con mi tesis doctoral. Los límites del conocimiento jurídico. Casi diría más. Todos los materiales posibles están allí. glosas al libro de NIETO . que hice con una beca en 1958-9 y me pareció debía justificar el trabajo real. ver también la versión inglesa ampliada An Introduction to Law. cambié de método. y que no tenía nada de criticable. y luego formulando la primera hipótesis y de allí continuando. Ello (no tener nada El método en Derecho. el camino es siempre el mismo. estudiando el marco teórico. en un conjunto de lugares dispersos. para la primera etapa Según los consejos tradicionales de los teóricos de metodología (una contradicción) de la investigación. pero sin mayores explicaciones ni detalles. quemé motores. Pero.1 Pero siempre parece necesario recomenzar y enfatizar... Por ello nos parece oportuno reiterar y si acaso enfatizar o puntualizar algunas cuestiones de método.VIII-26 PARTE GENERAL 20. Él me dijo que lo mío no violaba ningún canon de investigación seria. Lo que sigue está dicho. Creo que si primero leemos todo lo que hay. un tratado. de a poco y con mucha perseverancia. amigo y compañero de trabajo hace algunas décadas. viendo su fracaso y habiendo hecho otras cosas de otra manera. En los demás casos. cit. etc. Es un capítulo que por lo general no recibe demasiada atención de parte de los estudiantes o estudiosos. 2003. una tesis. cit. 20. constituye un “agujero negro” en mi vida: algo de lo que yo jamás podré sacar nada verdaderamente útil... prólogo de SPYRIDON FLOGAITIS. Londres. op. Introducción al Derecho. A mí. La cantidad impresionante de candidatos a doctores que no presentan la tesis ilustra acerca de la falta de realismo y utilidad del método.

20. La etapa de la investigación tradicional Recién cuando nos quedamos sin amigos y sin alumnos que nos den ideas sobre nuestro primer borrador no estudiado pero sí tan pensado como hayamos podido y cuando nos quedamos también sin ideas que agregar o enmendar a ese primer borrador. o a una página sola) no es una medida del acierto objetivo del trabajo que contiene la primera idea. ni salidas conjuntas de matrimonios. Hay que agradecer hasta la coma que nos sugieren: no lo hice en los primeros años de mi vida adulta. Esa primera etapa incluye pedir críticas y consejos a amigos profesionales:2 nadie se tomará el trabajo de hacer por nosotros la investigación que todavía no hicimos. ideas o sugerencias de los demás pueden no gustarnos o convencernos. y por eso su crítica será mucho más esmerada aun. Por supuesto. no importa que sea el cansancio o la falta de tiempo. laboral. ciudadana. sino simplemente del cansancio o la pérdida de interés o la pérdida de imaginación creativa sobre el mismo tema. llega el momento de la investigación sistemática y “seria. Son todos aquellos con los cuales no necesariamente compartimos fines de semana. ni extrañamos demasiado cuando no nos vemos. lo mejor es dárselo a los alumnos con la obligación de hacer una crítica por escrito. o explicando mejor lo que escribimos para que no dé lugar a la crítica que nos han hecho. obvio. pero tienen la inmensa virtud de hacernos pensar nuevamente sobre lo que hicimos. sea. No les pediremos ni prestaremos dinero.2 Categoría cuya designación invento. que un alumno que quiere aprobar: él supone que debe ser él que no entendió bien. comprensión. pero nos dirán qué puntos no les gustan de nuestro desarrollo argumental. el problema es cuándo la insertamos en el proceso creativo. pero que existe en la realidad.” en el sentido vulgar y tradicional de la palabra. hay que parar esa etapa cuando no se nos ocurre nada más. esto supone una ética de la reciprocidad en la cual uno esté también dispuesto a criticar el borrador de otro cuando lo mande con pedido de críticas o sugerencias. sea rebatiendo la idea que nos han alcanzado. No debe faltar. jamás antes de tener bien escrita y trabajada la idea que queremos investigar. Las críticas. Con quienes tenemos lazos de solidaridad académica.RELACIONES DEL DERECHO ADMINISTRATIVO VIII-27 más que corregirle o agregarle a un pequeño puñado de páginas. 20. No importa cuál sea el motivo. ni más detallista lector. de volver a despertar el interés y la curiosidad y eventualmente corregir y mejorar lo que ya redactamos. sino que les pediremos y les daremos ideas sobre el trabajo que ambos realizamos en la vida. Si uno tiene un curso en la Facultad. cuando publiqué mis primeros libros. No hay mejor crítico. respeto y perdón recíprocos. pero con los que estamos construyendo una relación de confianza. científica.2. La respuesta formal y decidida: jamás al comienzo. incorporando la idea que nos dan y dando vuelta la nuestra. y es un error. . por lo que fuera. no que el profesor se equivocó.

o incapacidad espiritual de resolver las cuestiones que el confronte me planteaba: al final de cuentas es un sistema tan distinto y distante. de iguales. lo interesante del libro alemán lo recojo y lo anoto. focalizando bien la tarea. Haber leído bien cada libro es un sine qua non de una investigación exitosa. p. Primero leía el libro alemán. más o menos. ej. Retomando la segunda etapa Volvamos a la segunda etapa. Esa creada situación fáctica. luego que se tiene un borrador trabajado hasta el cansancio de una posible idea. un alemán y un inglés. y tres libros de las comparaciones clásicas.4. ella hace que sea una discusión espiritualmente pareja. que mi borrador gordillano-alemán (y no digo . supone en el futuro autor una natural predisposición a confrontar cosas razonablemente distintas y necesariamente divergentes. sino más bien lo que leamos sobre todos los demás campos del conocimiento. Nuevamente. pasaba al libro inglés. hacer bien y definitivamente esta tarea. sino secuencial. etc. Durante quince años. no debe quedarme nada sin analizar cuidadosamente. un francés. Con mi primer borrador así enriquecido por mi primer libro extranjero. su test supremo. un español. la información que adquirimos no utilitariamente sino porque nos place. Modificaba mi borrador con las citas a favor o en contra que correspondieren a ese par de páginas del libro alemán. Difieren los gustos y las versiones sobre qué es una investigación sistemática y seria. No estoy amedrentado por el texto alemán. de un proyecto de nota. y dejando definitivamente de lado el libro alemán una vez terminada esta primera reelaboración. es no tener que leer otra vez algo porque se lo leyó o entendió mal. que era obvio que mi borrador sin investigar no podía razonablemente coincidir con el texto alemán investigado. mi método en la segunda etapa consistía en seleccionar un libro de cada país muy distinto al nuestro. la investigación por curiosidad. en aquel par de páginas en que trataba lo contenido en mi primer borrador de ideas sin investigación. Qué debe estar antes de empezar ¿Qué es lo que está al comienzo.VIII-28 PARTE GENERAL 20. detallada y cuidadosamente. tesis. Los digo todos juntos para no ser oscuro. Ese es el único marco teórico que debemos tener de entrada. hasta que comencé el tratado y tenía ya todo bastante armado. Eso es no solamente lo que leamos de derecho administrativo o de derecho en general. Esa primera confrontación entre mi borrador y las páginas pertinentes de un libro alemán no me creaba problemas de timidez ni complejo de inferioridad. 20. antes de ningún proyecto y ninguna idea?: la lectura por placer. Por lo tanto la lectura y análisis debía ser tan cuidadosa como para que no tuviera que volver nunca atrás a verificar si había leído bien.3. Debo desmenuzar el texto alemán. Creada así la situación de confronte. pero el orden de lectura no era en modo alguno conjunto. un italiano. En todo caso.

con el tiempo progresivamente más difíciles de acceder por el lector. otro muy diferente en derecho público por ser pretoriano su derecho administrativo. y comparado con exponentes de varios sistemas jurídicos diversos. sino solamente las páginas pertinentes de un libro alemán) fuera muy distinto al libro inglés en las páginas pertinentes.RELACIONES DEL DERECHO ADMINISTRATIVO VIII-29 argentino-alemán porque aun no había estudiado el punto en el derecho argentino. Siguientes pasos de la segunda etapa Sigo con el libro francés. hay muchos más entre los extranjeros. Tercera etapa. LORD DENNING es una de las lecturas a las cuales vuelvo por placer. la mezcla de lo que pensé primero y lo que cada sistema jurídico determinado haya podido influir en ese primer pensamiento. pero siempre de a uno.5. que deba rehacer bastante: pero al menos tengo algo sólidamente reflexionado. empiezo por los autores argentinos más obvios. WADE es otro. y termino con el español. Entre los argentinos. El primer pulimento Ahí es el momento de entrar a algunos autores locales o latinoamericanos según uno tenga material. Que exista algún autor clave que no podemos desconocer y que no es el autor que . Es posible que mi trabajo esté plagado de errores y desinformación. luego con el italiano. si encontré placer en alguna de las referencias que hice. 20. tampoco suponía esto conocer en el punto el derecho alemán. Luego pasaré a algunos grandes artículos o notas a fallo. Dado que voy a publicar en mi país. no era motivo de sorpresa ni de inquietud o complejo. Por cierto. que deba cambiarlo mucho todavía. el más parecido. incluyo las notas que sean del caso. 20. Luego tomaré algo de derecho latinoamericano. más temporarios en cuanto a su durabilidad. El proceso con cada autor argentino debe ser tan cuidadoso y definitivo como con el primer autor alemán. no deberé ya nunca volver a esas páginas del libro inglés o del libro alemán. no al menos por necesidad: quizás vuelva por placer. y abandono definitivamente el libro inglés. A la fuerza tiene que ser algo original. Si hice bien mi trabajo. Simplemente son sistemas distintos y es natural que mi borrador no coincida con el libro inglés. modifico mi borrador en lo que a mi juicio corresponda. Estudio pues detallada y cuidadosamente lo pertinente del libro inglés. es posible que alguna de nuestras lecturas posteriores nos reenvíe a alguno de los derechos que hemos visto sumariamente. En ese momento mi borrador ha sido confrontado secuencialmente con un autor por vez de cinco distintos sistemas jurídicos.6. CARRIÓ es el más releído por mí. Según nos vaya en la investigación. En materia de artículos y notas a fallo hay que ser cuidadoso: son trabajos menos elaborados.

3 En nuestro país. segunda edición. editorial Macchi. no lo estaba. no lo está. Empiezo por las últimas ediciones de 2002. Recién cuando un alumno se lo señaló. para dar un ejemplo. lo encontré: el punto estaba como esa persona decía en la segunda edición. 1998. de mi libro de procedimiento administrativo. como corresponde. Para equiparar se hace necesario otra argumentación ex parte. o el autor no se los regala porque se quedó sin ejemplares. o chequear cómo era algo antes. estamos a mitad de camino en aquello de la prohibición de las comunicaciones ex parte. Si no quiere comprar los libros. magistrado o no. “¡Pero doctor. ahora del actor. una reforma constitucional y treinta y dos años —¡tres décadas y algo más!— no le habían sugerido mirar ediciones posteriores para verificar si el punto que con tanta seguridad invocaba y creía un principio vigente de derecho. lo mismo. si no hice otra cosa que aplicar lo que Ud. ¿Cómo pueden citar ese libro si la legislación cambió en 1972? Solamente si uno quiere mostrar la evolución o el origen de una idea. lo mismo. 1971. Pues bien. Que en el medio hayan pasado varias reformas legislativas. 2. En todo caso. 1971. Sigo para atrás. deberemos cumplir esta o estas etapas. Un profesor de la materia me confesaba que sigue enseñando por mis libros. Ví ediciones de 2001. me resulta incomprensible citar libros antiguos cuando los nuevos están de libre acceso. o quién dijo primero algo. Procedimiento y recursos administrativos. y el tema está como yo sostenía y no como el magistrado me había dicho. Lo mismo pasa con las ediciones de 1963 ó 1969 de El acto administrativo.7. creo.VIII-30 PARTE GENERAL hemos elegido de ese sistema jurídico. dice en sus obras!” La verdad es que no entendí en el momento a qué se refería y volví a mi casa a revisar todos mis libros. Desde luego. igual. En un momento me dice. Estaba el otro día protestando exasperado ante un magistrado3 por su manifiesta incomprensión y desconocimiento del derecho y de los hechos del caso. . La administración lo hace siempre y la justicia por ahora no solamente lo admite sino que en ciertos casos lo prefiere. estaba todavía vigente. mal resuelto por él. 20. como lo recuerdo más adelante en el t. Cuidados en el pulimento: no citar libros viejos cuando hay ediciones recientes que tienen modificaciones Acá sangro por la herida: constantemente veo autores que citan. advirtió que yo lo citaba profusamente a él mismo en una edición posterior que también le envié. verifique al menos en Internet si lo que cita 20. ¿Cómo podía una persona con una larga trayectoria en la materia y en la justicia cometer semejante error de lectura? Exasperado una vez más. Esos errores son imperdonables en cualquiera. se la haya enviado o no. pero por la edición que yo le regalé. hasta que un buen día todos los tribunales hagan siempre audiencias orales con ambas partes en forma simultánea.

Y si lo hizo algún empleado. porque se hubiera dado cuenta que una solución irrazonable no puede quedar en pie aunque alguna norma la sostenga. número especial a cargo de NAVA NEGRETE. a golpear puertas y tocar timbres.4 20. pues deberá decirle que la próxima vez estudie los hechos del caso y el derecho vigente y aplicable. número 1. editado y reproducido en la REDEp. claro está. FUNDAp. Por favor no se canse demasiado temprano.5 Ver también la versión inglesa ampliada An Introduction to Law. lo que supone tener algo que decir: si ese algo va contra el derecho vigente. era también irrazonable por desconocimiento de la situación fáctica. la necesidad de delegación. Giuffrè. Il processo amministrativo in Argentina. pp. Querétaro.5 .4 pero por favor no exageremos demasiado la ignorancia. simplemente no hay justicia y tenemos que volver a llorar a la administración. termine de constatar al menos cuál es el derecho vigente al momento que Ud. Milán.” RAP Provincia de Buenos Aires. con modificaciones. escribe. Buenos Aires. como le dije al magistrado. el magistrado tampoco había mirado los hechos del caso. reproducido. 30-XI-01. 205-26. o algo que haya cambiado. con nuestro prólogo. op. cit. ALFONSO y otros (coord. lo explico en la Introducción al derecho. Fundación Universitaria de Derecho. No cite irracionalmente libros viejos de derecho nacional sin previamente constatar si el derecho cambió en el punto que invoca. 2003. in un momento di difficoltà. año 1. no relevan de la obligación de dirigir.” ED.). “La justicia administrativa en la Provincia de Buenos Aires (Una contrarreforma inconstitucional). Al menos los hechos.RELACIONES DEL DERECHO ADMINISTRATIVO VIII-31 está igual en la actualidad. además de ignorar el derecho vigente y citar mal derecho derogado hace décadas. 2002. 2001-1. Su solución. “Justicia administrativa en México y en Iberoamérica. 2003. es ya anecdótico. POLICE. organizar y supervisar el trabajo que otros hacen para uno. dedicado “agli amici Argentini. 20. De otro modo.” D’ARGENIO. Si hubiera prestado atención a los hechos no habría cometido el error de derecho en que incurrió. en el supuesto de que me quejo exasperadamente. INÉS.C. y estar cansado al momento de publicar. Para eso tiene la Internet y el Altavista. o hay jurisprudencia nueva. o legislación nueva. Una cosa es cansarse luego de mucho estudiar y otra muy distinta cansarse antes de haber estudiado.” pp. y dar alguna explicación o fundamentación de por qué quiere seguir aplicando derecho derogado. Que en el caso ninguna norma la sostenía. Ver nuestro art. Fundación de Derecho Administrativo. estar consciente de ello. Garanzie dello Stato di diritto ed emergenza economica. Ignorar el derecho vigente es ocasionalmente una excusa.. bajo el título “Administrar sin justicia. Administración y Política. todos los viejos vicios de la administración. es necesario al menos saberlo. S.” El exceso de trabajo. “Lo que no perdono a los empleados de mi juzgado es que no vean bien los hechos. que se empecina en no tener justicia? Allí la exasperación se vuelve ya dañina para la salud. Como me dijo un excelente magistrado. 11-25. ARISTIDE. La justicia administrativa en Argentina. De todas formas. ¿Y qué decir de la Provincia de Buenos Aires. sobre todo en los operadores del derecho y en quienes escriben algo sobre derecho.

Las decisiones a tomar son miles. que siempre es un trabajo inacabable e inacabado. o cargar nafta. directamente para su trabajo de impresión. Si fuera una pieza literaria. pensaríamos estéticamente en la recepción emocional y espiritual del lector o público eventual.8. Ya no hay más corrección posible. Esto es tan viejo como los poetas cuando hablan de Ithaca: el destino del cual lo bueno es el camino. Ya es el momento de . es sólo interrumpirlo un tiempo: la entrega al profesor para que apruebe la tesina. pero llevaban allí un esclavo que al oído les susurraba todos sus defectos. Debemos resolver los hitos como lo que son. como meros trámites. Hacia él debemos apuntar siempre. con un número subsiguiente de edición: empiezo a poner todo lo que encuentro que debí haber hecho distinto en el libro ya irreparablemente en camino al público. que siempre los tiene. o al jurado para que me nombre ayudante de segunda o de primera. preguntándonos a cada momento si la cita que hacemos le sirve. en los tiempos de la computadora. no la llegada. Cuando saco un libro nuevo o un artículo nuevo lo releo para encontrar sus defectos. cualquiera sea su motivo. una poesía o un drama. En los tiempos de la linotipia.VIII-32 PARTE GENERAL 20. el libro sale impreso en papel vegetal. ya es el punto de no retorno. si conviene reenviarlo a ver otra cosa en otro lado o resumirla uno mismo en el propio texto. en espejo. Cuando entrego un libro a la imprenta inmediatamente abro en la computadora el texto enviado a la imprenta. Un amigo me decía que los generales romanos victoriosos desfilaban con su carro triunfal por las calles de Roma. que son nortes menores a los cuales hay que tratar como tales. como los caballos. si la información que le proveemos es útil. profesor titular u honorario. o como un coche que hay que hacer entrar a taller para hacer el service. el norte uno sólo: el lector anónimo y desconocido de la obra ulteriormente quizás publicada. si no la tiene en otro lado ya. En una obra técnica. debemos cambiarlos porque se han cansado. meros momentos de descanso mientras se retoma fuerzas para seguir el camino hacia el destino o norte eterno y permanente al cual nunca se llegará del todo. o al jurado para que me doctore o me dé el título de especialista. e irlos corrigiendo de a poco. Una parada en el camino. distante e inalcanzable. Acerca del fin de la investigación Debemos tener dos nortes de diferente lejanía: uno. el norte del amable lector a quien podamos interesar con lo que hacemos. o porque. reparar neumáticos. El esclavo susurrando los defectos debe ser uno mismo mirando su propia obra. o a la imprenta para que lo publique. seguía corrigiendo el libro en las sucesivas pruebas de imprenta. tenemos que pensar necesariamente en la utilidad de nuestro trabajo para ese anónimo lector indeterminado. momentos de parar un tiempo para retomar fuerzas. no es terminar el viaje. Hay hitos en el camino.

9. simplemente hagamos reimpresiones. podemos utilizarla. a los alumnos. pero muy expuesta. el de Altavista. Si el libro se agota y no tenemos ganas. descanso de caminante. a los colegas. O tal vez queden siempre metafóricamente en la gaveta. realmente en la PC. Si estamos empezando y tenemos poco de valor que perder en nuestra PC. para no caer como dice MACE en el casamiento consanguíneo de las ideas. parada técnica. no me consta). escribiéndolo y corrigiéndolo hasta que no tengamos nada más que agregarle o nos hemos cansado y entramos en la etapa de los rendimientos decrecientes. pero ese es el norte verdadero. hay que utilizarlas.RELACIONES DEL DERECHO ADMINISTRATIVO VIII-33 seguir trabajando con la siguiente edición. presentar la tesis. abandonemos por un tiempo ese camino y tomemos otros. en una red solidaria compartida. para que decanten. como HOMERO o VIRGILIO guardaban ocho años sus poemas. publicar el libro. Y en que tendremos destreza en el manejo de los buscadores dentro de la propia PC. en alguna carpeta que siempre deberemos reordenar para poder encontrar lo que buscamos. a lo mejor. Es la visión de un .) 20. Siempre hay caminos nuevos a recorrer. ni a los programas como Kazaa de compartir universalmente la PC. allí hay que empezar nuevamente a pedir críticas y sugerencias a los amigos profesionales. en cada libro. podemos seguir trabajándola con las distintas etapas de la investigación. Hace más de tres décadas un magistrado colombiano me regaló tres libros de MORRIS: El mono desnudo. gusto o pasión. Las etapas que siguen Con el libro publicado en la mano. o el que querramos utilizar (no me refiero a la Internet y Google. Si sale un borrador con una idea que hemos trabajado. así sea para refutarlas si nos parecen equivocadas. Entregar la tesina al jurado. Las lecturas complementarias Ya lo dije antes: hay que estudiar otras disciplinas diversas y ajenas al derecho. Jamás deben ser el objeto de nuestra investigación ni el norte de nuestro camino. publicar el artículo. allí seguimos con los alumnos y los amigos profesionales. que nos reinyectarán interés. Podrá no aparecer nunca. salvo reimprimirlo. de lo contrario. 20. O podemos dejarla guardada. En todos los caminos se empieza igual: pensando algo. Quien se tome el trabajo de ver las fechas de nuestras distintas ediciones encontrará largos períodos en que no hemos hecho nada. cambio de caballos. Nortes nuevos a buscar. El zoológico humano y algún otro. si tenemos ganas. que lleva a la esterilidad. luego repasarlos y recién entonces publicarlos (lo decía BIELSA. sean el de Windows. Si estamos cansados.10. son meros altos en el camino. es un riesgo que yo al menos no corro. se pueden tener varios proyectos a la vez y recorrer en distintos tiempos diferentes caminos. Por supuesto.

etc. la etnografía. Pero ¡ay de aquél que piense que puede ignorarla! Lo mismo pasa con la historia. algo hay que leer. No. prólogo de SPYRIDON FLOGAITIS.6 The Future of Latin America: Can the EU Help?. la historia y otras ramas. sino también de la antropología.VIII-34 PARTE GENERAL zoólogo sobre el género humano. ni de economista. ni de antropólogo. por favor. Estuve leyendo de antropología y etnografía para un libro de este año. ni de médico: pero si no estoy al menos medianamente informado de lo que pasa en el mundo. algo hay que actualizarse. Economía: no se puede repetir dogmas de un Estado que no existe más en el mundo.6 y tuve que explicar —para evitar confusiones— que no me había pasado de rama. Política: no se puede hablar de la política externa de EEUU y no haber leído La diplomacia de KISSINGER. Esperia Publications Ltd. y decir a la inversa que eso es un modelo fracasado y que lo nuevo es lo viejo. el soporte no sólo de la historia. en el mundo y entre nosotros. Por supuesto que no sirvo de historiador. 2003. ni de psicólogo. pero me parecía que ella requería. ni de político. No hace falta ser historiador para tener que saber algo de qué pasó antes de ahora. Es para servir como abogado que debo saber algo de todo lo demás: para entender los hechos del caso. que estaba escribiendo como abogado para sostener una propuesta institucional. . que fracasó como modelo. que por supuesto no pretende agotar la comprensión del hombre con la visión zoológica. ni de filósofo. No se trata de estar de acuerdo: primero hay que saber algo y entender algo. ni de zoólogo. cuyos datos infinitos son inasibles por nuestra limitación humana (LEIBNIZ) y a los cuales debemos por ende dedicar nuestro mayor esfuerzo para cometer tan pocos errores como podamos. entonces seguramente tampoco sirvo como abogado. 20. Enfoque original. Londres.. en el caso.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful