You are on page 1of 2

LOS TEMAS DE LAS POESÍAS DE ANTONIO MACHADO

SOLEDADES .
Los temas de este primer libro machadiano son los característicos de la poesía propia
del intimismo modernista, lo que el propio Machado llamaba “ los universales del
sentimiento”. Estos sentimientos universales giran en torno a tres cuestiones
fundamentales: el tiempo, la muerte, Dios. Es decir, el problema del destino del hombre
y de la condición humana. Ya hemos indicado que Machado es un poeta existencial.
Junto a estos temas esenciales encontramos nostálgicos recuerdos de la infancia,
delicadas evocaciones del paisaje, y el amor, aunque un amor más soñado que vivido. El
resultado de mirar hacia el fondo de su alma es la soledad, la melancolía y la angustia.
Destaca el uso de símbolos, muy característicos en su poesía : la tarde, el agua, la noria,
las galerías... todos ellos son símbolos de sus obsesiones más profundas. El agua , por
ejemplo es símbolo de vida cuando brota, símbolo de la fugacidad cuando corre,
símbolo de la muerte cuando está quieta, o cuando es el mar.

CAMPOS DE CASTILLA.
En este libro también son muy variados los temas de sus composiciones. Según el
propio poeta : “ ... a una preocupación patriótica responden muchas de ellas; otras , al
simple amor por la Naturaleza, que en mí supera infinitamente al del Arte. Por último,
algunas rimas revelan las muchas horas de mi vida gastadas [...] en meditar sobre los
enigmas del hombre y del mundo...”.
Los “enigmas del hombre y del mundo” le siguen inspirando poemas intimistas en la
línea de su poesía anterior. Pero lo que aporta novedad a este libro son los cuadros de
paisajes y de gentes de Castilla o las meditaciones sobre la realidad de España. Vamos a
verlo.
El paisaje aparece recogido en algunos poemas con una objetividad absoluta. Así ocurre
con Campos de Soria. Sin embargo un estudio atento, permite ver un claro componente
subjetivo: Machado proyecta sus propios sentimientos sobre aquellas tierras,
acentuando lo que sugiere soledad, fugacidad o muerte.
La preocupación patriótica le inspira poemas sobre el pasado, el presente y el futuro de
España. Se trata de una visión crítica en la línea de las preocupaciones
noventayochistas.
En cambio , en poemas añadidos en posteriores ediciones, la crítica de Machado parte
de una visión netamente progresista, animada por su fe en la “otra España”, con la que
ahora se siente comprometido. Así ocurre con El mañana efímero , y Del pasado
efímero.
En Campos de Castilla se incluye también el largo romance Las tierras de Álvar
González, una sombría historia sobre la codicia, producto de la dureza y la miseria de
aquellas tierras.
Por otra parte inicia también en esta obra una serie de poemas brevísimos, los
Proverbios y Cantares, unos expresan sus preocupaciones filosóficas, y otros contienen
intuiciones líricas.
En ediciones posteriores se incluirán los conmovedores poemas dedicados a la muerte
de su esposa Leonor y las evocaciones a Soria desde lejos . Ambos temas se unen
magistralmente en el poema A José María Palacio .
NUEVAS CANCIONES.
Algunos de los poemas recuerdan a Campos de Castilla. Los poemas descriptivos se
refieren ahora a las tierras y paisajes andaluces, que no consiguen llegar a su
sensibilidad como lo hicieron los paisajes sorianos.
Volvemos a encontrar poemas de tipo intimista de valor m desigual y nuevos poemas
breves o Proverbios.

Últimos poemas .

Machado no publicará nuevos libros independientes, sino que en sucesivas versiones de


sus Poesías completas se incluirán nuevos poemas. Así ocurre con Canciones a
Guiomar , cuyo tema es su amor tardío por Pilar Valderrama . Lo mismo sucede con
sus Poesías de guerra , algunos en tono de arenga. Pero entre ellos destacan dos : el
emocionado poema dedicado a la muerte de García Lorca , El crimen fue en Granada ,
y el sobrecogedor soneto, La muerte del niño herido . En ambos trata el tema del dolor
por la muerte injusta de personas inocentes