Historias de desarraigos

Los más jóvenes 40 años de la AJP
Escribe: Bruno Medina Enríquez Un 7 de diciembre de hace 40 años se reunieron en Lima varios estudiantes puneños de universidades como la UNI, San Marcos, Villarreal, Cayetano Heredia y otras, liderados por Arnulfo Manzaneda y Mauro Pineda, con el objeto de fundar la Asociación Juvenil Puno, eligiendo como primer presidente a Hernán Tejada; a la que en los años posteriores se integraron muchísimos estudiantes de diversas universidades, como en mi caso, de la San Martín, por breve tiempo..

http://www.youtube.com/watch?v=ufeQD3PsPBs

Como fue el inicio En aquel entonces en la UNI existía un Centro de Estudiantes Puneños, que auspiciaba a los muchachos en actividades culturales, gremiales y sociales, sin embargo había en algunos de ellos, la inquietud de organizar a los estudiantes puneños de diversas universidades en forma conjunta, para realizar acciones comunes de rescate de nuestra cultura ancestral, mejor aun si a esa tarea fueran incorporados alumnos de colegios secundarios; téngase en cuenta que en 1970, se había creado una situación muy singular de promoción de organizaciones gremiales, estudiantiles, laborales o campesinas, había un gobierno militar bajo el rótulo de nacionalista y revolucionario, que había iniciado relaciones diplomáticas del Perú con países de la órbita socialista; en las instituciones superiores de educación se había iniciado un proceso de Reforma Universitaria, que habría despertado con mayor inquietud, la participación del estudiantado en las decisiones de gobierno de su centro de estudios; el sector popular y sus opiniones políticas tenían mayor libertad de acción, el planteamiento del gobierno se condecía con la innata actitud juvenil contestataria, reinvicatoria y búsqueda de un mejor futuro para la sociedad; desde el papel que le tocaría jugar al estudiante, futuro profesional, en el desarrollo del país, y

en este caso de los puneños, su patria chica, sin embargo y muy a pesar que sectores conservadores del gobierno militar, vía Ministerio de Interior, manejaban aun ciertos cánones represivos, contra quienes pensaban diferente a los “ideólogos de la Revolución Peruana”, frente a la normal actitud contestataria del estudiante universitario, que se orientaría hacia el rechazo a la “Dictadura Militar” y todos su dictados y leyes, venga de donde viniera; no era posible concebir en la mente juvenil que una dictadura militar tuviera iniciativas nacionalistas, nunca había sucedido eso en el Perú, donde siempre fueron “lacayos del imperialismo”, mientras que otros si la aceptaban. Aun en la existencia de esa lucha ideológica, entre los estudiantes universitarios se sentía mayor libertad de actuar, de plantearse la posibilidad de ser protagonista de su propio destino y del destino de su pueblo, se podía hablar “a voz en cuello”, estaba abierta la posibilidad organizar gremios, ya habían pasado los tiempos en que la represión era más cruda. Sabemos y es cierto que ese gobierno aplicó la represión fundamentalmente contra quienes eran los opositores a los “ideólogos de la revolución”, y su propia contradicción interna a nivel de gobierno, no le permitió en el tiempo, plasmar en la práctica lo que tenía como meta sobre el destino del Perú, ya que no se supo aplicar correctamente las propuestas de los científicos sociales sobre el desarrollo de las sociedades, planteadas ya desde hacía más de 100 años. En ese contexto y situación social de los 70s, surge la Asociación Juvenil Puno en la ciudad de Lima, esa AJP que conocimos personalmente a los inicios de su labor gremial-cultural, una de sus primeras inquietudes por su puesto, fue el rescate y promoción de las manifestaciones culturales de Puno, y por su puesto el Sikuri, formando su primera tropa de sikuris que cada semana ensayaba ya sea en la misma UNI, o también convocando a más puneños en alguna casa de la Urbanización de Ingeniería, lugar donde además de participar en los ensayos de la tropa de sikuris, se daba la posibilidad de quedarse “hasta el día siguiente”, más cuando se realizaba alguna actividad en mérito de recabar fondos. Eso si en toda actividad, gremial, política, reivindicativa que organizaran los estudiantes de la UNI, de San Marcos, o algún sindicato, estaban los sikuris del “Juvenil Puno” como se les conocía en toda universidad a la que asistían, de ahí que el sikuri fuera considerado por algunas autoridades retrógradas, como “subversivo” o de indios, rojos, etc. Posteriormente ya los gremios estudiantiles universitarios, organizarían sus propias tropas de sikuris y que en el tiempo lograrían sean reconocidas y auspiciadas por la propias autoridades universitarias. Allí que la AJP fue la gran forjadora de este logro. Tiempo después. Así transcurrieron hasta hoy 40 años, la proyección de la Asociación Juvenil Puno trascendió la frontera de Lima, se proyectó a la tierra de los ancestros, Puno; los estudiantes que habían estado en Lima por 5 o 6 años durante sus estudios universitarios y que habían participado en la AJP, se inquietaron a formar “filiales” de la AJP en su lugar de origen, rescatando su doctrina, su visión, su visión; así se

formaron conjuntos de sikuris filiales en diversos lugares del Perú, que en el tiempo alzaron su propio vuelo, en algunos casos formando instituciones totalmente independientes, mientras la institución matríz latente en su labor de cuatro décadas ha sido y es lumbrera principalmente de la promoción del sikuri a nivel nacional e internacional, con la misma juventud de siempre, logrando incansablemente en el tiempo, la realización de hasta hoy 33 encuentros de Sikuris Túpac Katari, contar con su elenco de Danzas Candelaria Herrera y haber logrado que el Siku y el Sikuri fuera declarado “Patrimonio Cultural de la Nación” y promover la opción de contar con nuevos semilleros que continuarán con la labor en la que está empeñada la institución, por la que se reunieron en 1970, Arnulfo Manzaneda Cabala , Mauro Pineda, Sergio Cuentas; Miguel Montesinos, Hernán Tejada y Hernando Barra, Hernán Tejada, Celedonio Mendez, Omar Aramayo, Carlos Cervantes, el flaco Enriquez, Luis Quintanilla, Oscar Frisancho, Willar Monroy.

Un recuerdo a los iniciadores. Le preguntamos a Roberto Aguilar, antiguo socio, sobre sus recuerdos acerca de la AJP, si se ha sentido un desarraigo de su tierra o si sufre la diáspora de la identidad, y si la AJP está haciendo historia y como se puede recordar de quienes iniciaron esta labor. Nos dice, al recordar a los que iniciaron esta tarea de difusión, entre los primeros está Rufo Manzanera, gran promotor, mecenas institucional durante muchos años hasta su fallecimiento, y su deseo fue que sus restos sean arrojados al Lago Titicaca, así se hizo; el único que siguió a Gamaniel Churata, en lo que significa el “ajayo huata”, yo debo vivir allí (en el lago) para poder volver a vivir. Hecho por lo que no lo considera un desarraigado de su tierra. La AJP como ninguna otra, desde su inicios se vinculó a la tierra de su orígenes, hoy aun nos acompaña el primer guía de Sikuris, entonces estudiante, Dante Vilca, así como los diversos profesionales que han participado en el origen institucional están presentes en nuestras actividades, en forma activa, y cuando se les convoca. Hay una toda filosofía de recuperación que está inmerso en nuestro sentir, donde la AJP ha sido el instrumento para lograr la recuperación del Siku y su modalidad interpretativa; ha sido una brega de largos años, de varias generaciones, a nadie se le puede mezquinar, su contribución, hoy la AJP todos los sábados tiene sus encuentros de ensayos y continúa en el colegio que fue de Rufo, ha sido y es nuestra casa; tenemos un soporte de desarrollo que nunca lo hemos perdido ni lo vamos a perder, tenemos una realidad y una identidad metida en nuestra sangre y nuestra mente, Mauro Pineda, Cuentas, Montesinos, Aramayo, Cervantes , el popular y conocido Celedonio y otros, siempre hemos compartido con ellos, con los más antiguos socios que están con nosotros en vivo y en la mente, ellos nos inspiran, todos ellos tocaban en la AJP, como lo has hecho tu alguna vez; todos somos una familia, despercudida de otras orientaciones que no sean la defensa de nuestra cultura.

Recuento Institucional.

En 40 años la asociación Juvenil Puno, ha realizado una labor muy excelente, una primera desición que marcó su destino posterior, fue la creación en febrero de 1971 del primer conjunto de sikuri, su primer guía Dante Vilca Maydana, estudiante de la UNI, su primera presentación pública en setiembre de ese año, en el aniversario de la provincia de Huancané en la Federación de Choferes. Conocidos entonces como los sikuris del “Juvenil Puno”, el 27 de Junio de 1972 sucedió en revuelta gremial y estudiantil en Puno, la Asamblea de socios en Lima acordó denominar a este su conjunto con el nombre de “Conjunto de Sikuri 27 de Junio”. La AJP realiza su primera publicación con la Revista Jak‟e Aru, relacionándose con el ambiente intelectual y cultural limeño, participando en diversas actividades culturales con su conjunto de sikuris y mediante actos culturales organizados por ellos. En Febrero de 1975 un grupo de integrantes viajaron a la ciudad de Puno y al distrito de Acora. En junio de 1976 participa en el Primer Festival de Música y Canto Popular, con un apoteósico resultado que llega a conmover a más de 3 mil asistentes en el Distrito de Breña. En 1976 y 1977 de manera organizada viaja a la fiesta de La Candelaria, participando en los cuatro conjuntos que existían en Puno, Sikuris del Barrio Mañazo, Sikuris Juventud Panificadores, Zampoñistas del Altiplano y Sikuris Juventud Obrera. En junio de ese mismo año realiza un seminario por el día del Campesino que tuvo gran trascendencia. En Abril de 1976 viaja a Tarma y Jauja a un Festival de Música y Danza, conjuntamente con los elencos artísticos de la Universidad Mayor de San Marcos y de la Universidad Nacional de Ingeniería. En junio de 1975 se realiza el Primer Festival de Música y Danzas en la Concha Acústica del Campo de Marte, hecho que repite en los años 1976 y 1977, con la participación de instituciones puneñas como Brisas del Titicaca, Cuerdas del Lago, Club Departamental y Balseros del Titicaca, y grupos distritales de Usicayos, Huancané, Vilquechico, Unicachi y Ollaraya. Luego presentaciones en el Teatro Segura, en el teatro Felipe Pardo y Aliaga. Del 1975 a 1978 realiza destacados eventos de carácter cultural en diversos locales en especial en la Biblioteca Nacional, donde alcanza su apoteosis, la presencia de la AJP como institución cultural. EL 1ro de Noviembre de 1978 se realiza el I Encuentro de Sikuris que se denominó Túpaq Katari, en la Concha Acústica del Campo de Marte del distrito de Jesús María y que fue la síntesis de todo lo que se exponía en las actividades culturales, su objeto reunir a los conjuntos que en Lima interpretan sikus y promover su difusión y cultivo. Desde entonces en el mes de noviembre de todos los años se han realizado hasta este año 33 Encuentros de Sikuri de manera consecutiva, hecho que ha trascendido en demasía la AJP fue la institución pionera de la promoción del sikuri.

En 1980 se crea una filial en Puno, en 1982 de Juliaca, en 1986 en Cusco, y Arequipa, además en algunas provincias y distritos del Departamento de Puno. En 1986 promueve la Federación de Sikuris y Sikumorenos de Lima y Callao, que no prosperó y en 1996 se crea la Asociación Nacional de Sikuri, que también se suspende. Desde mayo de 1980, la AJP promueve la Festividad de la Cruz de Mayo, su impulso fue decisivo, desde entonces todos los años el 1ro de Mayo se realiza esta fiesta conocida en Lima como de la “Chacana Cruz” donde participan todos los conjuntos de Sikuri de Lima. Luego de 1975 en que funcionaba con un Estatuto y un reglamento interno, elabora un nuevo Estatuto e inscribe su libro de actas en el Juzgado el 16 de diciembre de 1980. Se modifica el estatuto en 1986, 1999 y el 2008; en 1988 la AJP se inscribe en los Registros Públicos. Con el Nº A-1 9250. El INC le otorga reconocimiento mediante la Resolución Nº 139-90 INC/J. Diversos grupos políticos trataron de infiltrar y controlar a la AJP, no se pudo lograr en Lima, Juliaca, Ayaviri, mas aun en tiempos de tensiones políticas graves en el Perú después de los 80s; fueron detenidos algunos integrantes de la AJP que tenían objetivos políticos personales, hecho que desprestigió a la institución, por eso la AJP institución fundada en Lima, decidió cortar toda relación con quienes utilizan el nombre del Conjunto y se identifican como los “27s”. La AJP no reconoce a ninguna de estas instituciones ni tiene relación con ellas, hecho que algún día espera reenvindicar. El año 2001 elaboró el Proyecto de Ley que declara al Siku y al Sikuri como Patrimonio Cultural de la Nación; proyecto canalizado a la Comisión de Cultura del Congreso, y a los despachos de los congresistas por Puno con gestiones de Elena Paniagua. El 19 de Diciembre la Comisión de Cultura del Congreso invita a una exposición donde participa Roberto Aguilar en representación de la AJP sustentando el Proyecto que luego es transferido al INC para su estudio y promulgación; entidad que el 14 de Noviembre del 2004, emite la Resolución Nº 824/INC por el cual declara al Siku y los Sikuris como “Patrimonio Cultural de la Nación”. En 1990 graba un disco LP con ocasión de su 20 aniversario, el 2001 la filial de Puno comparte la grabación de un disco compacto auspiciado por Brisas del Titicaca y la Federación de Folklore de Puno; en 2005 graba su primer disco compacto con el auspicio de la Asociación Cultural Brisas del Titicaca con ocasión de sus 35 años de fundación. El 27 de agosto del 2006 se realizó el III Concurso Nacional de Pasacalle celebrando el Día Mundial del Folklore, evento organizado por la Municipalidad Metropolitana de Lima. La AJP presentó a su Conjunto de Sikuris 27 de Junio y a su Elenco de Danzas Candelaria Herrera con la Danza „K‟otos‟, que fuera muy bien apreciada. En el año 2007 INDECOPI otorga a la AJP el Certificado Nº 00046712 mediante la cual le reconoce como la única institución autorizada y reconocida para la

organización del encuentro Tupac Katari, este año con ocasión de iniciar las actividades de su 40 aniversario, el 14 de noviembre pasado se realizó el XXXIII Encuentro de Sikuris Tupaq Katari, continuando con las celebración se realizan esta semana con diversas actividades, con la misma inquietud juvenil de hace 40 años. Lima, diciembre del 2010

http://www.youtube.com/user/ajpuno1970#p/a/CCFDEFE853E9F419/0/-xHlM3voyeU http://www.youtube.com/watch?v=L8rXs3kj1gs&feature=player_profilepage

http://www.ajpuno.co.cc/fotos/