P. 1
Al Desnudo

Al Desnudo

|Views: 1,325|Likes:
Published by Henry Raad Anton
Es un compendio de artículos periodísticos publicados en El Telégrafo en los años 1983 - 2003.
Es un compendio de artículos periodísticos publicados en El Telégrafo en los años 1983 - 2003.

More info:

Published by: Henry Raad Anton on Dec 20, 2010
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

01/07/2013

pdf

text

original

Sections

CASOS, COSAS Y OTRAS
ANÉCDOTAS

CASOS, COSAS Y ANECDOTAS

304

CASOS, COSAS Y OTRAS
ANÉCDOTAS

DEPORTIVOS

Los políticos y el fútbol

Brillante. Ecuador, dos; Argentina, dos. Todos lo comentan Lo harán por
mucho tiempo. Los políticos también. Ellos siempre lo hacen, siempre hablan
y aprovechan la mínima oportunidad y por supuesto que esta también.

El día posterior al mencionado partido, en el televisor de mi casa y en uno
de los once noticieros que inundaban de palabras y comentarios improvisados
para llenar el espacio dedicado a nuestro pobre acontecer deportivo, un
periodista entrevistaba a un determinado candidato a la presidencia de la
República. Este, de fácil lengua, caracterizado por sus rápidas respuestas,
muy hermosas con frecuencia y a veces más ligeras que vivaces, fue atacado
con el tema. El político no perdió la oportunidad. Brillaron sus ojos. No dio
tiempo para que se termine de formular la pregunta cuando la locuacidad del
entrevistado atropelló a la pantalla... Habló y habló. Explicó con sufciencia.
Estaba satisfecho por la actuación del seleccionado, dijo, y, revistiéndose de
la autoridad necesaria, llamó la atención al director técnico del combinado
ecuatoriano. Se había mantenido en demasía en la cancha a aquel jugador de
38 o más años. Explicó que su cambio por Vinicio Ron fue determinante y que
fnalmente este jugador fue quien resolvió el partido. Dijo eso y todo lo que le
alcanzó a decir hasta que se le acabaron las palabras.

Deportivamente las cosas para quien lea estos apuntes, no fueron así.
Fueron distintas. Más distintas aún para aquel ciudadano común y corriente
seguramente no afliado a partido político alguno, hombre de la calle,
proletario del fútbol y aun quizás analfabeto, pero que sí entiende del fútbol
porque el fútbol es su verdadera pasión precisamente porque de la política está
desencantado por tantas cosas que ha escuchado a los políticos decir.

COSAS DEL FÚTBOL Y LA POLÍTICA (17 de agosto de 1983)

El laberinto deportivo y las reelecciones cansinas

A la cabeza del organigrama deportivo del país está el presidente de

CASOS, COSAS Y ANECDOTAS

305

la República. Al fnal, y después de las ligas cantonales, están los clubes,
muchos de los cuales no tienen ni para las dominicales camisetas. En
medio de ellos, están el ministerio de Educación y Cultura; el Consejo
Nacional de Deportes, una especie de club sándwich burocrático deportivo;
y tres supraorganismos especiales, que son el Dinader, el Comité Olímpico
Ecuatoriano y la Federación Deportiva Nacional.

Continúo en párrafo aparte, para no confundir y dar descanso a los
lectores. Siguen más abajo la Federación Deportiva Nacional Estudiantil,
las federaciones ecuatorianas por deporte y las federaciones deportivas por
provincia. Cada una de ellas, sujetas a cada una de las tres instituciones
anteriores citadas en su orden. Pido otro minuto de descanso en favor de su
propia paciencia. La Federación Estudiantil Provincial depende de su Nacional,
y las asociaciones provinciales por deporte dependen simultáneamente de
las federaciones por deporte y por provincia. Ahí empatan al fnal las ligas
cantonales y los clubes.

Todavía quedan sueltas algunas piezas tales como ANETA, la FIFA, la
Confederación Sudamericana de Fútbol que, al estilo del SELA y la CEPAL,
burlan las fronteras y soberanía de los países que los conforman. Todo un
andamiaje que hace muy difícil entender cómo se mueve el fujo de intereses
deportivos dentro y fuera del país.

Este largo, penoso y complicado organigrama dentro del cual está envuelto
nuestro sistema deportivo pocos lo conocen. Lo que la gran masa popular
también desconoce, son algunos eternos nombres escondidos detrás de este
gran mural que oculta la razón misteriosa de la eterna reelección de personajes,
pese a que no cosechamos éxitos ni se tienen satisfacciones deportivas
internacionales.

Lo único que pretendo hacer entender a la opinión pública ajena del
fanatismo en materia deportiva, y a los mismos señores involucrados en
el manejo de estas inmensas responsabilidades de las cuales dependen
nuestros sentimientos de identidad nacional y autoestima, es que sus actos
y movimientos no sólo son seguidos en las páginas deportivas por gente
que únicamente busca resultados dominicales. También hay ecuatorianos que
buscan entender el porqué no se puede dejar pasar por alto un manipuleo
estatutario, concebido únicamente para no dañar un organigrama estructurado
por personas y no por las instituciones que representan. Por esto, y porque
la prensa deportiva silencia y calla, quizás por compromiso o conveniencia,

CASOS, COSAS Y ANECDOTAS

306

respecto a la nueva reelección de Francisco “Tiburón” Jiménez, perpetuo
presidente de la Federación Deportiva del Guayas, gracias no a sus logros,
deportivos nacionales o internacionales, sino a su habilidad para tejer dentro de
nuestro complicado organigrama deportivo. Por esta razón hago una oportuna
observación y un acto de protesta en contra de las reelecciones cansinas y que
matan la ilusión de un ávido pueblo por palpar triunfos deportivos.

ORGANIGRAMA DEPORTIVO (17 de octubre de 1983)

Ministros y futbolistas

Un destacado futbolista no requiere cédula de identifcación, ni presentación
alguna para entrar en ofcina pública o privada. En medio de mil personas,
alguien lo reconoce y lo identifca. Si estuviera acompañado de nueve ex
ministros, estos quedarían anónimamente camufados en la multitud callejera.
Sobre el futbolista se sabe su edad, peso, estatura y hasta cuántos goles hizo en
su vida deportiva o en la semana pasada. Casi todos saben cuántos futbolistas
hay en un equipo de fútbol y se repiten día a día la alineación titular del equipo
preferido. También se conoce y se ve con anticipación quién entrará a sustituir
a quién y de inmediato se observa y se comenta si falla, si se enferma o se
lesiona. Anda en la calle, suelto de huesos, respondiendo saludos, tomando
taxis sin pagar servicio, y sólo dando su gastada mano se abre paso donde su
ocurrencia lo desee.

Con los ministros es otra cosa. Pocas personas conocen cuántos ministros
hay en el equipo presidencial y algo o nada de sus biografías se sabe. Nada
sobre su peso o estatura. Al caminar por la calle –si es que llega a caminar–
sólo le saludarán personas infuyentes y eso con una ligera venia respetuosa,
si no con un fortísimo abrazo que simboliza el estado de un asunto en
avanzado trámite. Los ministros suelen tener poca duración en el cargo,
poca penetración en el medio popular, aparentes infuencias en sus mismos
ministerios y muchos obligados amigos. Es un misterio conocer quién lo
reemplazará en su cargo y si es que ha quedado lesionado sin saber ni siquiera
por qué.

El futbolista tiene amigos que perduran, abundan, su fama se prolonga por
una década o algo más. Su rostro queda grabado en la retina popular por
muchos años más. En cambio, el ministro es de amistades fugaces y su rostro
se deslíe apenas abandona la cancha de ensueños que perfumó sus ansias.
Afuera, en la calle, es uno más. Empero, futbolista y ministro en algo se

CASOS, COSAS Y ANECDOTAS

307

parecen: nadie sabe cuánto ganan, ni con qué camiseta retornarán al campo.
En eso nada más. Llegando donde quiero llegar, voy a poner en el papel
el nombre de un actuante buen ministro y el de un retirado y destacado
futbolista. Unidos por circunstancias curiosas en la ciudad de Riobamba,
Vladimiro Álvarez y Jorge “Pibe” Bolaños escriben una página obscura
en la también obscura campaña electoral pasada.265

Bolaños fue reconocido
fácilmente en medio de miles y extraños personajes y por eso fue apresado
por una ágil y furibunda policía. El ministro de Gobierno también ágil y en
rápido movimiento político destaca en cadena nacional de televisión, a todo
color y con un solo sabor, la precipitada captura del retirado futbolista. La
cadena nacional era a todas luces derivadas de la identidad y popularidad
inconfundible del “Pibe” Bolaños. El precio de la fama, nada más. Menos mal,
pasado el tiempo y en la calle o cuando muertos los dos, sólo al “Pibe” muchos
reconocerán o recordarán con más cariño que al ministro cuyo paso por la
fama fue tan circunstancial.

MINISTROS Y FUTBOLISTAS (4 de abril de 1984)

Eterna frustración

(...) Posiblemente el subdesarrollo de un pueblo quede evidenciado en
las manifestaciones deportivas, en la ausencia de valores destacados a escala
internacional en todas las materias –el arte incluso–, en la presentación
estética de sus parques y mercados, en su nivel tecnológico alcanzado en sus
hospitales, universidades y en sus fábricas.

Pero es en materia futbolística donde se encuentra un importante
contrasentido, ya que pueblos pequeños en su población o tan subdesarrollados
como el nuestro, han llegado a niveles de superación; Honduras, Haití, Bolivia,
El Salvador, Camerún, Kuwait, han traspasado las etapas de clasifcación y,
de toda la América del Sur, sólo Ecuador y Venezuela no han conseguido
hacerlo, con la agravante de que en este último país el béisbol y el boxeo son
los deportes de preferencia nacional.

Los resultados de Ecuador en las eliminatorias de 1969 y 85 son idénticos
ante los mismos rivales; un empate en casa y nada más. Es decir, un
notorio y matemático estancamiento. Este fenómeno deberá ser estudiado

265

Jorge “Pibe” Bolaños conformó parte del cuerpo de choque en la campaña electoral de 1984 cuando
León Febres-Cordero hacía sus recorridos por el país. Hubo oscuros incidentes en la entrada a la ciudad
de Riobamba, y la policía apresó al “Pibe” porque era un personaje fácilmente identifcable y popular.

CASOS, COSAS Y ANECDOTAS

308

sociológicamente, ya que la frustración es un sentimiento pegajoso que se
impregna y dañino para el alma de un pueblo. Ojalá desde lo profundo y hondo
de esta crisis nazca el momento para que una nueva generación, fresca, lozana
y sin complejos, llegue a dirigir la materia deportiva, y corregir errores, dar el
aliento y calmar el ansia y sed de triunfos que todos los ecuatorianos tienen.
Los dirigentes deportivos actuales han fracasado, y eso estadísticamente se
puede probar.

OTRA FRUSTRACIÓN (3 de abril de 1985)

El campeonato nacional de fútbol

El espectáculo deportivo por excelencia es el fútbol, y en nuestro país
es, además, una de las pocas diversiones populares que hacen llevadera la
vida noticiosa. El campeonato nacional es una mala telenovela mal pagada
que, cuando se vuelca hacia competencias internacionales, hace abrigar
esperanzas mayores con sus consecuentes frustraciones también mayores.
Ninguna clasifcación para la etapa fnal y espectacular del campeonato
mundial que se realiza cada cuatro años; Alberto Spencer, Alex Aguinaga y un
vicecampeonato en Copa Libertadores por parte de Barcelona son los únicos
haberes en nuestro pequeño mundo futbolizado. Dos imponentes estadios en
Guayaquil, más uno enorme y abandonado en cuasi propiedad del “Tiburón”
Jiménez; dos en Quito mientras se levanta un tercero “a lo mono”, es decir,
con suites privatizadas como parte de la campaña electoral del binomio Paz-
Noboa que, a lo mejor, no sirve para nada si es que la FIFA algún día impide
competencias a más de 2.500 metros de altura; algunos estadios menores en
Cuenca, Ambato y alguna otra parte, muchos potreros con graderíos en otras
ciudades provinciales constituyen nuestro patrimonio futbolístico. A Galo
Roggiero
no lo quiero ni contar.266

COSAS DEL FÚTBOL (30 de octubre de 1994)

El Nacional y Espoli. Insólita propuesta

Elevo esta moción a modo de propuesta. A la tropa policial les mejoramos
los sueldos y les damos ranchos más sustanciosos. Les damos bonos
adicionales por cada vehículo recuperado y otro incentivo tipo IVA calculado
sobre el valor de los secuestros resueltos. Un 3% de ese monto lo entregamos
a su equipo de fútbol Espoli.

266

Presidente de la Ecuatoriana de Fútbol que tuvo una muy opaca labor, como consecuencia de la cual
Luis Chiriboga Acosta, representante del fútbol capitalino, captó tal dignidad que estuvo en manos de
representantes del fútbol guayaquileño desde su creación como Federación.

CASOS, COSAS Y ANECDOTAS

309

Al almirante Aníbal Carrillo, brillante dirigente de El Nacional, lo
nombramos jefe supremo de la selección ecuatoriana de fútbol a cambio de
que el equipo militar se obligue a vender a todos sus jugadores a la Federación
Ecuatoriana una vez que ellos cumplan 23 años. Finalmente ese equipo se
fnancia del presupuesto nacional. La federación prestaría esos jugadores a los
equipos de fútbol mediante sorteo efectuado por la Lotería de Guayaquil y
no por la hipócrita quiniela de Pichincha, para neutralizar de alguna manera
los sesgos regionales que caracterizan a los señores militares que domiciliaron
a su equipo de fútbol en la ciudad capital. Se mejoraría la competitividad en
el campeonato nacional, se desarrollaría el nivel de las provincias y se haría
alguna justicia regional en cuanto al fnanciamiento que reciben los equipos
profesionales de fútbol.

COSAS DEL FÚTBOL (30 de octubre de 1994)

El Nacional

Esa mentalidad centralista, que confunde lo nacional y lo ecuatoriano con
lo capitalino, se impone en todos los ámbitos. Por ejemplo, durante la era de
la dictadura militar se trazó la estrategia de favorecer a la estructura deportiva
de la capital. Para eso se creó al equipo de fútbol El Nacional que, fnanciado
directa e indirectamente con el patrimonio “nacional“, representaba al fútbol
capitalino, cuando bien pudo representar a la provincia de Esmeraldas,
semillero indisciplinado del deporte ecuatoriano, o a la provincia de El Oro,
que constituía la principal plaza militar. Para colmo y años después, a la
empobrecida Policía Nacional se les ocurre hacer lo mismo, y sin saber de
dónde sale un presupuesto desviado para objetivos que nada tienen que ver con
la seguridad interna del país. Se conforma así el club Espoli, cuyos seguidores
no alcanzan a llenar ni el estadio más chico del país. Lógicamente la sede
de ese equipo está en la ciudad de Quito, plaza donde hay mayor número de
elementos policiales y donde sus cuarteles y ranchos están mejor dotados. ¿Es
un acto inteligente domiciliar en Quito a un quinto equipo de fútbol que sólo
depreda las taquillas de todos los otros clubes capitalinos? Es así como, poco
a poco, Guayaquil va dejando de ser capital económica y deportiva del país de
acuerdo con una estrategia tenaz y contumaz que se sustenta en la capacidad
de manipular el presupuesto nacional.

AEROPUERTOS, FÚTBOL Y CENTRALISMO CONCEPTUAL (5 de diciembre de 1999)

Espoli

(...) Conforme ha aumentado el número de vehículos robados, conforme se
ha instalado la creciente industria del secuestro, mientras la desmoralización
cunde en los cuarteles policiales donde la tropa pasa literalmente hambre,

CASOS, COSAS Y ANECDOTAS

310

el Espoli, equipo policial de fútbol, triunfa en lo deportivo y tiene serias
aspiraciones de quedar campeón ecuatoriano. El Espoli se fnancia con los
aportes “voluntarios” que los miembros de la policía hacen en base de las balas
que no disparan, emulando lo que sucede en el equipo militar Nacional que
tanta “cañonada” de goles y éxitos cosecha. No estoy hablando en contra del
centralismo, porque en materia deportiva Guayas sigue siendo la provincia que
se desquita de las lujurias capitalinas. Estoy hablando de problemas existentes
en nuestro entontecer futbolístico a sabiendas que si no de pan, de algo de
fútbol viven millones de ecuatorianos.

COSAS DEL FÚTBOL (30 de octubre de 1994)

Elites y fútbol

Cuando las elites se tomaron el fútbol, lograron grandes cosas como las
modernizaciones de estadios con “suites” privadas y todo. Barcelona quedó
vicecampeón de América y se vivieron grandes jornadas de ilusión y alegría.
La gran pregunta en el fondo era: ¿Fueron efcientes o despilfarraron el
dinero a favor de sus inmensas vanidades? ¿Cuánto costó cada gol que obtuvo
Barcelona, cada punto y cada minuto de su intensa última historia? Ahora que
los nuevos ricos, es decir, los roldosistas, invaden las haciendas y se toman
las “suites” para sentir en carne y hueso el producto de su febril arribismo, la
pregunta será la misma pero hacia el futuro: ¿Serán efcientes, institucionales
y cumplidores? Los desafueros serán mayores, o esos cuartitos de lujo
se convertirán en una suerte de burdeles diseñados al tamaño de una
disminuida escala de valores que en tres instancias se mide en dinero, sexo y
prepotencia, dejando la falta de goles para amenizar la conversación durante
el entretiempo.267

POLÍTICA Y FÚTBOL (23 de enero de 1996)

Política y fútbol

Política y fútbol van de la mano aunque en ambos se dan patadas.
Son juegos gemelos: levantan pasiones, atraen mareas humanas, polarizan,
divierten, frustran y dan pena. Otorgan esperanzas cíclicamente, las mismas
que se renuevan automáticamente. Así sucedió con Galo Roggiero y Abdalá

267

Retirado Isidro Romero de la exuberante administración que hizo con Barcelona y habiendo
entregado la presidencia del club a Abdalá Bucaram, entonces presidente de la República, empezaron a
salir a la luz los problemas estructurales en la economía del Barcelona. Abdalá Bucaram fue derrocado
pocas semanas después, y el equipo quedó a la deriva económicamente. Se había creado un elefante
blanco que fue utilizado por Isidro Romero para hacer sobresalir su fgura, pero las secuelas quedaron al
interior del club más popular del país.

CASOS, COSAS Y ANECDOTAS

311

Bucaram. Ocasionaron frustraciones más rápido de lo que esperábamos.
Es así como secretamente todos sabemos que clasifcaremos en penúltimo
lugar de las eliminatorias al mundial, luego de haber vibrado intensamente
derrotando a los mismos argentinos. En política ha sucedido lo mismo, los
pobres braman y el régimen pierde gas más rápido de lo que nadie pronosticó
hace apenas cinco meses.268

POLÍTICA Y FÚTBOL (23 de enero de 1996)

Bucaram y Barcelona

El Excelentísimo se ha volcado ofcialmente al Barcelona para cumplir otro
sueño de su vida. No oculta su ferviente deseo de competir con Maradona,
lastimosamente en estos momentos tardíos de sus vidas deportivas. Son
almas gemelas. Esta decisión presidencial, aparentemente insólita, tiene sus
fundamentos y explicables razones emocionales y profundas que han sido
cuestionadas por todos los que no son barcelonistas y por sus opositores
políticos. Muchos fanáticos están felices porque convergen en su alma dos
pasiones, y otros están en graves confictos emocionales que no sabrán cómo
resolver sino al fnal de la película. Personalmente comparto la decisión
tomada. Creo que es muy importante que esto suceda en el campo deportivo
y político para que queden en claro varias cosas, tanto para los unos como
para los otros; para las elites que desvariaron sus caminos, como para las
masas que arremeten con menor preparación pero con mayor lujuria. Los unos
aprenderán a abrir los pasos y no cerrarlos como una época cuando cerraron
sus haciendas provocando tugurios como los que se formaron en Mapasingue
y Guasmo, y los otros entenderán que la falta de preparación y disciplina
llevan al hacinamiento, al caos y al desorden marcados para siempre de forma
irreversible.

POLÍTICA Y FÚTBOL (23 de enero de 1996)

Política, fútbol y triglicéridos

También resulta positivo el hecho de que el Excelentísimo Señor Presidente
de la República, abogado Abdalá Bucaram Ortiz, tenga preocupaciones y
ocupaciones de alguna clase que se puedan medir en tabla de posiciones y
goles. Ahora es el famante presidente del club de fútbol más popular del país.
Hechos y no palabras. Se ha habituado a andar muy a sus anchas, ocupando
su tiempo al gusto, hablando, improvisando, cantando y comiendo. Se ha

268

Abdalá Bucaram cayó dos semanas luego.

CASOS, COSAS Y ANECDOTAS

312

engordado y ahora tendrá que someterse a un resultado semanal medido en
cancha, y a una tabla de calorías que implica alguna suerte de sacrifcio. Bien
por sus triglicéridos, para el deporte y para el buen ejemplo que debe recibir
su hijo Jacobito.269

Habrá que ver el resultado de un partido de fútbol entre
Barcelona y El Nacional. Quizás el equipo costeño salga derrocado.270

POLÍTICA Y FÚTBOL (23 de enero de 1996)

La FIFA

Todos sabemos que la FIFA es una transnacional en crecimiento. De

Havelange271

todos hablan, pero de César Gaviria en la OEA sólo cuando
nos visita algo se comenta. También sabemos que el pobre Galo Roggiero
depende de lo que Isidro determine, ya que Isidro Romero Carbo es el único
dirigente que puede librar batallas verbales contra quien puede multarle a mil
dólares por palabra y puede, además, manejar las fnanzas de ese fenómeno
sociológico que es, en verdad, lo que es Barcelona. Emelec, por su parte,
parece responder tan sólo a un fenómeno eléctrico más que deportivo, con
sufciente habilidad como para nombrar ministros de la misma Comisión de
Arbitrajes y de laudos. Los otros dirigentes “guacharnacos”272

dependen de las
pobres taquillas, amén de El Nacional y Espoli que se manejan de acuerdo con
otros mecanismos camufados y derivados del eterno centralismo. Sixto nada
tiene que ver en el asunto y, si se mete, la FIFA lo interpelará a él y a todo su
gabinete, pues la FIFA es la FIFA y lo demás no cuento. Sólo el FMI podrá
quizás algún día imponerse a disputar tal capacidad de pisotear la soberanía
de este país.

COSAS DEL FÚTBOL (30 de octubre de 1994)

Cosas del boxeo

La desesperación en busca de la notoriedad a veces nos conduce por
caminos bastante equivocados. Por eso cuando vi por televisión a Leonardo
Escobar
esforzándose para que Don King promocione a Alberto Dahik

269

La gordura de Jacobito Bucaram, hijo mayor de Abdalá, le impedía jugar al fútbol, tal como su padre
soñaba. Le quedaba la esperanza en su segundo hijo, Abdalá llamado Dalo, pero era muy joven todavía.
Dalito debutó fnalmente en la selección ecuatoriana de fútbol sub 20, en enero del 2001. Su actuación
estuvo llena de controversias públicas por la presión que ejercía su padre desde Panamá, para alinearlo
de titular. El entrenador de la selección, José María Andrade, era del grupo íntimo de Abdalá, y se vio
obligado a renunciar del cargo a causa de las presiones que recibía. Dalito, durante ese campeonato, jugó
muy poco y no brilló como su padre quería.

270

Una semana después el gobierno de Abdalá Bucaram cayó derrocado por falta de apoyo militar.

271

Joao Havelange, presidente de la FIFA.

272

Término despectivo usado por el legislador Luis Almeida, al afrmar que había diputados fnos y otros
cholos o de segunda categoría que no accedían a mejores ubicaciones en el reparto de cuotas de poder.

CASOS, COSAS Y ANECDOTAS

313

llevando su fotografía colgada desde el pecho hasta su enorme barriga, como
si fuese el retrato del hermano Gregorio273

, me refregué los ojos ante la

alucinación que veía.

Sin duda que Don King es todo un personaje y lleva una vida del todo
interesante. Su contextura física que abarca 250 libras de energía y peso,
su pelo cano elevado eléctricamente, su brillo en la mirada detrás de ojos
inmensos y un bigote acorde a una vitalidad desbordante, adornan a una
personalidad que llama la atención donde quiera que fuese. Mató a un
individuo a golpes durante una pelea y fue sentenciado. Tres años de cárcel y
luego de pagar su culpa ha desarrollado una intensa actividad alrededor de uno
de los deportes más cuestionados, cual es el boxeo, donde se dice que el bajo
mundo domina en el manejo de apuestas. Promotor de centenares de peleas,
ahora llega al Ecuador para manejar el combate entre Segundo Mercado y
Bernard Hopkins. Pese a su enorme crucifjo de brillantes que lleva colgado
al pecho, no parece precisamente el personaje ideal para promover a Alberto
Dahik en su perfl conservador, católico a tiempo completo. ¡Cosas de la
política!

(...) Lo más curioso de todo es que Don King fue recibido en el aeropuerto
como si se tratara de un héroe nacional. Me siento un ecuatoriano, nos dijo y,
al mejor estilo de John F. Kennedy, afrmó que él ha venido no para ver qué es
lo que Ecuador puede hacer por él, sino cuánto y qué quería el Ecuador de él.
La primera frase, desde el punto de vista de los dólares, la entiendo. Respecto
a la segunda parte, nada comprendo.

DON KING Y PRUDENTIAL (24 de noviembre de 1994)

El estadio Luis Noboa Naranjo

La vida de un empresario tiene sus lados ocultos, su dosis de secretos y
malicia, sus ángulos prohibidos, igual que la tiene toda vida que es empleada
con la intensidad que requiere el éxito. Lo que queda a la vista es el poder
material, las fábricas, los vehículos y lujos. No sus sacrifcios, sus renuncias y
sus crisis íntimas. Se suele hablar del número de fuentes de trabajo que genera,
del monto de ventas, de sus activos, pero lo de la flantropía no es precisamente
un tema. Quizás no tuvo tiempo para dejar una universidad, un hospital o
una fundación para su perennidad, su recuerdo y ejemplo. Quizás Isidro
Romero,
274

su hijo político, inspiró algo de ello al haber logrado unifcar a la

273

Beato a quien se le atribuye milagros, y que infunde mucha devoción en los católicos.

274

Casado y posteriormente divorciado de Isabel Noboa Pontón, hija de Luis Noboa Naranjo, empresario
de quien se refere en estas líneas.

CASOS, COSAS Y ANECDOTAS

314

fortuna mayor de este Ecuador querido, con la pasión y el cariño popular de
los humildes y pobres, cual es el fútbol. No sé si aquello es o no una flantropía
o una forma de mercadotecnia. El estadio donde juega el Barcelona merece
llevar el nombre del ilustre empresario Luis Noboa Naranjo, cuya fortuna
lo hizo posible. O quizás fnalmente mejor resulte crear una fundación, una
universidad o ala hospitalaria que perpetúe su recuerdo y ayude a disipar de la
mente de los izquierdistas de siempre la idea de que todo lo que rodea a la vida
de un empresario es color de rosas insensible a las espinas.

LA MUERTE DE UN EMPRESARIO (8 de mayo de 1994)

El nombre del estadio

Pueden salir cosas valiosas de este experimento que el Excelentísimo
Presidente de la República, Abdalá Bucaram Ortiz, hace con una facilidad
que a primera vista a muchos les espanta. Si es congruente con aquello que
ha predicado sobre que las herencias deben quedar con los propios apellidos
(a excepción del roldosismo) recogería aquel pedido que hice el 8 de mayo
de 1994, en mi entrega “La muerte de un empresario”. En ella pedía que el
estadio mal denominado Isidro Romero lleve el de su verdadero fnancista,
Luis Noboa Naranjo. Pero nadie sabe para quién trabaja y ojalá el famoso
estadio no se termine llamando Abdalá Bucaram Ortiz. En todo caso, para
tomar una sabia decisión habría que esperar que todos ellos mueran. Mientras
tanto el estadio, insisto, debe llamarse Luis Noboa Naranjo.

POLÍTICA Y FÚTBOL (23 de enero de 1996)

Licor y fútbol

Y hablemos del respeto a la ley en este Ecuador “maradonizado”.
Lastimosamente, la televisión y la publicidad, poder y magia moderna, han
trastornado nuestras vidas y han potenciado males que antes no existían. En
Ecuador las leyes no se cumplen, y al terminar este campeonato USA 94,
licor Cristal, auspiciante de esos partidos de pelota, habrá violado 220 veces el
reglamento de control de venta de alcohol y tabaco expedido por Sixto recién
el 20 de junio pasado. La multa estrictamente aplicada podría alcanzar arriba
de los 360 millones de sucres.275

Lastimosamente parece que Sixto permitirá
que a su manera una marca de licor haga con el país lo que Stefan Effenberg
hizo con su dedo obsceno levantándolo al público.

Es así como se explica que deportivamente estemos rodando cuesta abajo
en la pendiente, y que desde ahora todos sabemos que Ecuador tampoco

275

Tipo de cambio a la fecha 2.266 sucres por dólar. La multa debió ser de 160 mil dólares.

CASOS, COSAS Y ANECDOTAS

315

clasifcará para Francia 98. No se pida disciplina en el deporte, si al igual que
Maradona, cada cual hace todo lo que le viene en gana.

MARADONIZADOS (10 de julio de 1994)

Maradona

Si Diego Armando Maradona hubiese sido alemán, seguramente no
estaría alineando en la selección de su país luego de los sucesos públicos y
notorios que hace dos años escandalizaron al mundo identifcando al mejor
jugador de pelota como un sujeto débil y viciado de fama y drogas. A
Stefan Effenberg, corpulento mediocampista alemán, lo enviaron a su casa
simplemente porque levantó su dedo obsceno durante un encuentro ofcial
de su selección de fútbol. No hubo dilatorias, ni periodista alguno que se
atreviera a discutir la decisión de Berti Vogts. Alemania entera entiende que
la disciplina es la base de cualquier éxito, y que la indisciplina se resquebraja
con las excepciones y cuando se premian los malos ejemplos. Maradona en
Alemania ni siquiera hubiese existido porque desde el inicio su indisciplina
deportiva hubiese sido cortada. Es absurdo lo que predica el presidente Menem
intentando separar al hombre, al padre de familia y al ser humano, de sus
piernas que lo hicieron célebre. Todo junto, incluso el pene, es una misma
cosa, y si gracias a la habilidad deportiva alguien se constituye en un emblema
tan signifcativo como lo es la misma bandera argentina, lo único que sucede
es que se han multiplicado sus responsabilidades como ser humano y como
padre de familia. Si falla como futbolista no se lo perdona, pero si falla como
ser humano no importa. ¡Absurdo!

MARADONIZADOS (10 de julio de 1994)

TABACO, LICOR Y MALOS EJEMPLOS

Médicos, salud y tabaco

Entré de improviso a una asamblea médica nacional reunida
institucionalmente en esta ciudad de Guayaquil. Al fondo de la sala, se veía
ya cansados a sus directivos encorvados, y la voz gastada y carrasposa del
secretario continuaba recitando las frases y lecturas rituales que nadie escucha
y que casi a nadie le interesa pero que no pueden ser eliminadas en estos
ceremoniales. Habría más allá de doscientas personas desvestidas de sus
hábitos blancos y congregados por la imperiosa necesidad que tiene el ser
humano de reunirse a compartir o combatir. Todos eran médicos, y por tanto

CASOS, COSAS Y ANECDOTAS

316

consagrados a la tarea de remediar o aliviar esas penas propias del dolor y
enfermedad terrenas. Eran pues, doscientos o más sacerdotes no de nuestras
almas, pero sí de nuestra limitación humana o cuerpo.

El ambiente estaba muy cargado; el humo sofocaba la mirada, los cigarrillos
pululaban de los dedos a los labios. Observé fjamente. Todos, nadie se
escapaba. Todos inhalaban esos tornillos de humaredas dibujados en el
aire, y fumaban ya sea de sus propias o de ajenas manos. El espectáculo
era simplemente envuelto en humo. La nicotina ni siquiera a sí mismo se
soportaba.

¿Será posible poner en orden este mundo poblado de solamente humanos?
¿Serán las contradicciones más fuertes que el orden y la armonía? No lo sé.
Pero creo que los médicos de nuestro país deberían pronunciarse ofcialmente
sobre la materia del tabaco. Hacer un examen técnico de la situación dados los
avances de la ciencia y determinar o recomendar algo sobre este importante
asunto. Creo que las normas sobre el fumar o no fumar, sobre el cuánto,
dónde y cómo fumar, sobre el derecho de los no fumadores para no fumar,
deberían ser temas de pronunciamientos de nuestros médicos. Creo que no por
disposición legal alguna, sino por prescripción médica deberían los médicos
aplicarse la receta. Un punto de orden afectaba ese largo y tal vez innecesario
orden del día. ¿Qué sentido tiene que se reúnan los médicos envueltos en humo
intentando manejar la política, no de la salud, sino de la otra?

FUMAR O NO FUMAR (14 de diciembre de 1983)

Tabaco y licor. Intereses creados

Escribir sin encontrar respuesta muchas veces frustra, así como puede
frustrar amar sin ser amado, o realizar esfuerzos no recompensados. Mi carta
dirigida al Santo Padre (12 de junio) pidiéndole que realice una gestión ante
Sixto para que propicie al desarrollo de la familia mediante el reglamento
que se preparaba a expedir con el objeto de limitar la publicidad del tabaco
y del licor, así como el de los lugares donde se pudiera hacerlo, cayó en el
desierto. El decreto fnalmente salió a la luz luego de que estuviera presionado,
manejado y manoseado por tres grupos de intereses.

Por un lado, los laboratorios médicos empujaban el proyecto para propiciar
la venta de esos esparadrapos o parches que se ponen los fumadores
empedernidos que dicen querer dejar de fumar para aplacar su conciencia,
antes de irremediablemente recaer en el vicio. Es por esa razón que el primer
proyecto salió a espaldas del ministro de Salud, cuyo nombre nunca logro

CASOS, COSAS Y ANECDOTAS

317

recordar por su nula trascendencia. La industria tabacalera repostó con fuerza
en esa campaña desesperada que llevan para probarnos que el tabaco no acorta
la vida, y que si no la alarga al menos la hace más placentera. Finalmente
entraron los señores dueños de las estaciones de televisión quienes se dieron
hasta el lujo de pasar una cadena nacional donde unos señores extranjeros nos
dijeron que la publicidad es parte sustancial de la libertad de expresión. Nos
dijeron también que cada ciudadano tenía el derecho irrenunciable de escoger
libremente los productos que ofrece el mercado sagrado, o la forma de morir
que bien quisiera. Luego de esos tejes y manejes, el proyecto contentó a las tres
corrientes de infuencia y fnalmente tomó la forma débil, tibia o sixtina.

BEBAN Y FUMEN, QUE NO PASA NADA (26 de junio de 1994)

Ridículas regulaciones

El dictador Guillermo Rodríguez Lara pedía leyendas de advertencia en
los productos tabacaleros que alcancen una superfcie mínima equivalente al
1,7% de la superfcie del empaque. Sixto Durán-Ballén, en un atrevimiento
revolucionario, la eleva al 6%. Rodríguez Lara prohibía la publicidad de las
bebidas alcohólicas y del tabaco en los cines antes de las seis de la tarde
y en la televisión antes de las siete y media de la noche, exceptuando las
transmisiones vía satélite. Sixto eleva la hora para el cine hasta las siete de
la noche, y para la televisión hasta las ocho y media, y de la transmisión
vía satélite no dice nada (Licor Cristal, por cuestiones de horario, ya ha
transgredido 69 veces sólo en la presente semana.) Aquí termina la revolución
sixtina, y en lo demás el nuevo reglamento es una copia mejor redactada
del antiguo, aunque indexa a salarios mínimos, ni siquiera a UVC (que el
gobierno se jacta de haber creado para uso y abuso de las elites fnancieras),
el monto de las multas por las infracciones cometidas. Toda una historia de
regulaciones ridículas porque en el fondo son redactadas e impuestas por los
propios interesados en que no se regule nada.

BEBAN Y FUMEN, QUE NO PASA NADA (26 de junio de 1994)

Televisión, licor y tabaco

Hay un hecho fundamental real y cierto: fumar y beber hacen daño a
la salud. Todos lo saben. Hay otra realidad enorme: el alcoholismo precoz
existe, la juventud se embriaga; sexo, violencia y trago van de la mano como
experiencia de una generación que se educa al calor de una programación de
televisión que al parecer tiene en el “rating” al tope de su escala de valores.
Quizás por eso el ya tan extrañado Sixto Durán-Ballén modifcó también
el Reglamento General de la Ley de Radiodifusión y Televisión, mediante el
cual, y en un acto ridículamente heroico en contra de tres poderes asociados

CASOS, COSAS Y ANECDOTAS

318

que hacen hábito y funcionan como droga, el alcohol, el tabaco y la televisión,
amplía la prohibición de efectuar publicidad televisada de licores y cigarrillos
de 20h30 a las 21h00. Hasta ahí llegó la revolución sixtina, plagada de tibias
segundas oportunidades.

BEBER Y FUMAR (18 de agosto de 1996)

La publicidad y la familia

Pero veamos qué pasa con la familia. La disposición que prohíbe dirigir la
publicidad directa o indirectamente hacia los menores de edad es casi copiada
de la que ya existía desde 1973, época en la que la televisión aún no penetraba
en los hogares como lo hace ahora. No hay innovaciones. No se defne qué es
inducir, y no incursiona siquiera en una redacción más clara que de alguna
manera prohíba la estrategia de usar patrones de comportamiento modelados
por personajes jóvenes, relucientes y triunfantes que tienen los años que esos
menores de edad quisieran tener para liberarse de las restricciones que sus
familias quieren imponerles. Si Sixto Durán-Ballén hubiese recibido la carta
o la llamada del Santo Padre, posiblemente hubiese mejorado substancialmente
el proyecto prohibiendo taxativamente la publicidad del licor y del tabaco
en cualquier forma que manejara patrones de comportamiento, debiendo
limitarse simplemente a la promoción de las diferentes marcas, precios,
presentación, contenido y material únicamente informativo, sin restricción de
horario. No era difícil la innovación ni requería de consulta popular, ni de
reformas constitucionales, ni de asambleas constituyentes. Pero si eso sucedía,
posiblemente los señores tabacaleros y los licoreros habrían alegado que se
les causaba inseguridad jurídica; las Cámaras de la Producción hubiesen
hecho sonar sus cajas de resonancia, arguyendo que se espantaba la inversión
extranjera; y quizás hasta todos juntos hubiesen plegado al paro indígena,
al igual que lo hace la Cámara de Agricultura del Litoral de una manera
hipócrita, oportunista y burda.

¿Por qué, amigos lectores, hasta ideas tan simples y sencillas se convierten
en molinos de viento? ¿Será de verdad tan difícil gobernar? ¿Cuándo los vicios
caerán derrotados por el sentido común y simplicidad que pueden decorar a
la vida cotidiana? Mientras tanto fumen, beban y disfruten del campeonato
mundial de fútbol por televisión que al menos de estas preocupaciones nos
disipan y nos hacen sentir menos desgraciados, pese a que esté plagada de
publicidad viciosa y nociva.

BEBAN Y FUMEN, QUE NO PASA NADA (26 de junio de 1994)

CASOS, COSAS Y ANECDOTAS

319

La salud pública y la guerra de patentes y marcas

El artículo 99 del Código de Salud, que tiene 25 años de vigencia, estableció
que las autoridades de salud regularían respecto a la producción, venta y
propaganda de bebidas alcohólicas. La fnalidad declarada era “erradicar el
alcoholismo”; y que para hacer publicidad de cigarrillos y venderlos era
necesario advertir sus dañinas consecuencias, lo cual siempre se ha hecho en
letras minúsculas, frente a las marcas inmensamente promocionadas.

Pero en Ecuador, y a partir de que los economistas y burócratas empezaron
a legislar desde sus curules ministeriales, es realmente a través de los
reglamentos que se aplica o no la ley y aun la Constitución de la República
misma. Dicho de otra manera y según la mala costumbre ecuatoriana, la ley
no se aplica mientras no exista reglamentación, aunque la reglamentación
regule en el sentido que al burócrata le dé la regalada gana. Y como las
autoridades de salud tradicionalmente están ocupadas en lidiar u organizar los
paros médicos y los cierres de hospitales, eso del beber y del fumar quedó
liberado a las fuerzas del mercado durante estos 25 años que han pasado desde
que el artículo 99 del Código de Salud ha estado y sigue vigente. Pero mientras
tanto, habilidosos burócratas del ministerio de Industrias y Comercio se han
entrometido y han manejado el “Reglamento para el Control de la Venta y
Consumo de Tabaco y Bebidas Alcohólicas” a favor de los tabacaleros locales
en su fera batalla comercial contra los tabacaleros venezolanos. Es así como
se ha prohibido la publicidad de los productos no amparados por los derechos
derivados del registro de marcas, y se obliga, además, a publicar el nombre
del productor junto a la marca del tabaco, como si esto fuese lo que hace daño
a la salud ecuatoriana. Al parecer, los reglamentos se los negocia y se los
compra, pero olvidando el interés de fondo: el tabaquismo y el alcoholismo
como problemas de la salud pública. Los tabacaleros que quieren ahora que
se prohíba la publicidad de tabacos importados, son los que se oponen a las
regulaciones de publicidad del tabaco en benefcio de la salud pública. Sin
vergüenza, o sin lógica, en este Ecuador se hace lo que a cada cual le da la
gana.

BEBER Y FUMAR (18 de agosto de 1996)

El licor y las festas de Quito

El alcalde de Quito, Jamil Mahuad, avanza; y siendo imposible ocultar
el desastre cultural que se manifesta durante las ruidosas, prolongadas y
alcohólicas festas de Quito, los san viernes burocráticos y las tragedias
de tránsito derivadas, pone una ordenanza inteligente para restringir los
horarios de venta de licores. Problemas van, problemas vienen, pues la policía

CASOS, COSAS Y ANECDOTAS

320

y las intendencias reclaman ese derecho a “reglamentar” tales jugosas y
lujuriosas materias. Jamil, si quiere ser sincero totalmente, deberá agravar su
ordenanza y prohibir que las empresas que fabrican licor, auspicien directa
o indirectamente las festas de Quito, y cambiar la modalidad de levantar
escenarios barriales con orquestas fnanciadas por ese tipo de empresas, y
prohibir, además, el libre expendio de licor en las calles y plazas pudiéndoselo
hacer únicamente en locales cerrados, sin considerar local cerrado ni al estadio
Atahualpa ni a la Plaza de Toros. No olvidemos que el primer auspiciante
de la famosa serenata quiteña en 1960, impulsada por el vespertino Últimas
Noticias, fue el célebre aguardiente llamado Paico. Casi cuarenta años más
tarde, las consecuencias están a la vista.276

Lastimosamente este hecho la

prensa no destaca.

BEBER Y FUMAR (18 de agosto de 1996)

La medalla olímpica

Es una pena que la única medalla olímpica obtenida por Ecuador en cien

años277

haya sido auspiciada por Zhumir, una empresa licorera. Ellos han
hecho lo debido, pero el Estado no se ha preocupado de evitar este tipo de
dualidades que confunden a la juventud, con la misma diligencia y empeño
empleados para apoyar a las empresas tabacaleras en su lucha por el registro de
marcas. Nuestra juventud se está embriagando y adquiriendo malos hábitos, a
vista y paciencia de quienes hacemos opinión pública.

BEBER Y FUMAR (18 de agosto de 1996)

276

Recién en diciembre del año 2000, bajo la administración del alcalde Paco Moncayo, se prohibió
el auspicio ofcial de las festas de Quito a las empresas que utilizaban el evento para promocionar la
venta de bebidas alcohólicas. No se trataba de una ordenanza, sino de una disposición administrativa. Las
festas de la ciudad habían sido culturalmente afectadas por el exceso de consumo de alcohol.

277

Jefferson Pérez en las Olimpiadas de Atlanta.

CARTAS Y SENTIMIENTOS

321

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->