You are on page 1of 4

N

JUAN PEDRO QUINONERO

3,.'

M edlcloris ~~'JCOAT
';

A manera de prólogo: La Tercena

9 21 31 41 51 61 71 83 95 105 115 125 135 145 157 167 177 187 197 211 221 231 241 251 261 271 281 291 301 311

1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. 11. 12. 13. 14. 15. 16. 17. 18. 19. 20. 21. 22. 23. 24. 25. 26. 27. 28.
l1li

El Laberinto de las Sirenas Primavera, melancolía... ... te cubra la luz Jardín umbrío Amor y pedagogía ... este sol de la infancia Poeta en Nueva York Cartas a las golondrinas 62. Modelo para armar Delito por bailar el chachachá Pourfaire parti du «petit clan» Manual de espumas Hijos de la ira Los adioses La inspiración y el estilo Bronwyn Paradiso Oficio de Tinieblas El arte de Birlibirloque España peregrina El verbo desencarnado Desolación de la Quimera Fuentes de la constancia GalerieAzahar Cántico La voz a ti debida Revista de Occidente Les Hores

29. Difunts sota els ametllers en flor
7

30. Figuras de la pasión 31. 32. 33. 34. 35. 36. 37. Acrópolis Der Stimmenimitator Bizia Lo Lo - Lee - Ta La citta invisibile Un home que desperta Súnion! T'evocaréde lluny amb
un crit d'alegria

321 331 341 351 361 371 381 391 401 411 421

38. Feux 39. Los conjurados 40. La casa encendida
A manera de Epílogo. El taller de la grazia

431

8

JUAN PEDRO QUIÑONERO Este Retrato del artista en el destierro es la historia de una educación sentimental en tiempos de dictadura y crisis de todos los valores. A través de una relectura insumisa de Baroja, Machado, Valle Inclán, Lorca, Cernuda, Borges, MercéRodoreda, Josep Pla, Baltasar Ibrcel, Nabokov, Oc'tavio Paz, Cortazar, Jorge Guillén, Pedro Salinas, Onetti, Italo Calvino, Marguerite Yourcenar, Álvaro Cunqueiro, Luis Rosales, CarIes Riba, esa educación cívica y artística se demora en muchas encrucijadas mal conocidas de una España cainita: El hundimiento de una familia tras la guerra civil; la escuela del desarraigo; el descubrimiento de los maestros del destierro; las ilusiones vanguardTh1:as; historia la de un premio Nóbel que copia a un disCípulo; la cara o~ta de un ministro de cultura que maquilla su trabajo en Buchenwald; los primeros amigos muertos enganchados a la heroína o víctimas del Sida; el homenaje a los maestros enterrados en el exilio; la aventura de fundar una familia en el destierro.

01--.0 ..LJ ==-.0
Ll'J ¡¡¡¡¡¡¡¡

~

IJ"'\
IJ"'\

Ll'J-1J"'\

m =1") Ll'J=I'-=IJ"'\

~-1"H-o-

1 =1"::r_~ ctI==oo z=oo