You are on page 1of 31

Doctrina de la Trinidad

El tema de la doctrina de la trinidad es explosivo y escandaloso, la historia


reseña conflictos irreconciliables pues este tema participa en la dirección
para la vida de las personas, o así se ha hecho creer.

Las Iglesias que han adoptado esta enseñanza manejan dos caras, una es
cuando realizan proselitismo y piden a las personas que no son miembros
que analicen sus creencias y consideren otro enfoque, y la otra cara es
cuando se les pide que hagan lo mismo para si mismas, que analicen sus
creencias, respondiendo en sentido contrario, pues se pretende asignar
cargas que las mismas Iglesias no desean cargar, esto es, asumir una
actitud honesta del tal forma que si se llegará a un resultado contrario a la
enseñanza histórica heredada y practica actual, tener la templanza de
renunciar a dicha enseñanza y corregir las sendas.

El enfoque de este trabajo es buscar y conocer con los recursos que en la


actualidad se cuentan los elementos de análisis y métodos de investigación
sencillos, prácticos y fáciles de corroborar.

Es por ello que de manera personal he investigado hasta donde el Elohim de


Israel conocido en las sagradas escrituras como Yahweh, bajo la dirección
del Rabí Yahoshua Ha Mashiaj su provisión para la gloria y honor de su
Santo Nombre en este trabajo.

En la lengua española, la palabra “doctrina” tiene la siguiente definición:

doctrina. (Del lat. doctrīna). f.


1. Enseñanza que se da para instrucción de alguien. ||
2. Ciencia o sabiduría. ||
3. Conjunto de ideas u opiniones religiosas, filosóficas, políticas, etc., sustentadas por una
persona o grupo. Doctrina cristiana, tomista, socialista. ||
4. Plática que se hace al pueblo, explicándole la doctrina cristiana. ||
5. Concurso de gente que con los predicadores salía en procesión por las calles hasta el
lugar en que se había de hacer la plática. Por esta calle pasa la doctrina. ||
~ común. f. Opinión que comúnmente profesan la mayoría de los autores que han escrito
sobre una misma materia. ||
~ cristiana. f. La que debe saber el cristiano por razón de sus creencias. ||
~ legal. f. jurisprudencia (ǁ doctrina que se deduce del conjunto de las sentencias de los
tribunales). || fr. Aprender su doctrina con tal perfección y seguir con tal propiedad sus
costumbres y estilo, que los dos parezcan uno mismo. ||
derramar ~. fr. Enseñarla, extenderla, predicarla a muchas gentes y en diversas partes.
Microsoft® Encarta® 2007. © 1993-2006 Microsoft Corporation. Reservados todos los
derechos.

Victor Manuel Martínez Hernández


1
Doctrina de la Trinidad
Todo esfuerzo humano es vacío cuando no se cuenta con la esperanza en
las promesas de Yahweh escritas en la palabra bíblica, los meritos son del
Creador pues así ya estaba escrito.

Lucas 3:5 Todo valle se rellenará, y se bajará todo monte y collado; y los [caminos]
torcidos serán enderezados, y los caminos ásperos allanados; (RV)

El propósito del presente trabajo esta descrito en la cita de Tito 1:9 para
edificar y fortalecer, así como para alentar y rebatir.

Tito 1:9
(Versión Israelita Nazarena) que sepa retener el mensaje fiel conforme a la enseñanza,
para que pueda exhortar con sana enseñanza y también refutar a los que se oponen.
(Kadosh Israelita Mesiánica) Debe sujetarse firmemente, digno de la confianza que está de
acuerdo con las enseñanzas; para que por sus sólidas enseñanzas pueda exhortar, alentar y
rebatir a los que contradicen.
(Interlineal Español Westcoot-Hort) αντεχομενον se esté adhiriendo firmemente του de
la κατα según την la διδαχην enseñanza πιστου de digna de confianza λογου palabra
ινα para que δυνατος poderoso η sea και y παρακαλειν estar exhortando εν en τη la
διδασκαλια enseñanza τη la υγιαινουση siendo saludable και y τους a los
αντιλεγοντας hablando en contra ελεγχειν estar censurando
(Nueva Versión Internacional) Debe apegarse a la palabra fiel, según la enseñanza que
recibió, de modo que también pueda exhortar a otros con la sana doctrina y refutar a los
que se opongan.
(Reina Valera 2000) retenedor de la doctrina conforma a la fiel palabra, para que también
pueda exhortar con sana doctrina, y convencer a los que contradicen.

Se han considerado los trabajos de manera específica en cuanto al tema de


la trinidad de mayor relevancia a juicio personal de algunos estudiosos en
los cuales esta sentada la practica contemporánea de la doctrina de la
trinidad como son:

• Teología Sistemática de Wayne Grudem


• Teología Sistemática de Luis Berkof
• Teología Sistemática por Lewis Sperry Chafer
• Teología Sistematica de Charles Hodge
• Institución de la Religión Cristiana de Juan Calvino
• Evidencia que Exige un Veredicto de Josh MacDowell
• Declaración de Fé y Doctrina de Bible Fellowship Church

Teología Sistemática, Wayne Grudem


Victor Manuel Martínez Hernández
2
Doctrina de la Trinidad
Wayne A. Grudem (Nació en 1948) es un teólogo y
autor protestantes. Grudem sostiene Bachelot of Arts de
la Universidad de Harvard, tiene una Maestría en
Divinidad del seminario teológico de Westminster, y de
un Pos Grado de la Universidad de Cambridge. En 2001,
Grudem sintió bien al profesor de la investigación de la
teología y de estudios bíblicos en el seminario de
Phoenix. Antes de eso, él había enseñado por 20 años en
la Escuela de Divinidad Evangélica de la Trinidad,
donde él era presidente del departamento de la teología
bíblica y sistemática. Grudem también corregido (con John Piper) recuperando la edad viril
y la condición de mujer bíblicas (que fue nombrada “libro del año” por Christianity Today
en 1992). Los asimientos de Grudem a la creencia carismática del noncessationist y eran
contemporáneamente un partidario calificado del movimiento del viñedo y el que está de
los apologistas y los portavoces principales para juntarse carismático, reformados, y las
iglesias evangélicas. Grudem' el hijo Elliot de s es pastor en Cristo el rey iglesia
presbiteriana (PCA) en Raleigh, Carolina del Norte.

(capítulo 14 Dios en tres personas; La Trinidad, pagina 265)


“… Pera decir que “Dios es tres personas y hay solo un Dios” no es una contradicción. Es
algo que no entendemos, y por consiguiente es un misterio ó una paradoja, pero no debería
ser problema para nosotros siempre que la Biblia enseñe c1aramente los diferentes aspectos
del misterio…”

Wilkipedia.- Paradoja, del griego παρα (para) y δόξος (doxos), que significa “más allá de
lo creíble”, es un concepto filosófico que emplea la lógica (Filosófico – Lógico) para darle
nombre a situaciones, textos o circunstancias que resultan contradictorias pero con una
serie de factores que se consideran válidos o reales.

.
Teologia Sistematica.- Luis Berkof

Victor Manuel Martínez Hernández


3
Doctrina de la Trinidad
Datos Biográficos (1873-1957): Nació en Emmen
(Drenthe, Holanda) emigró a Estados Unidos siendo
niño (1882). Su familia pasó a formar parte de la Iglesia
Cristiana Reformada que, por entonces, todavía utilizaba
el idioma holandés en la adoración. Llamado al
ministerio cristiano estudia y se gradua en la
Universidad y en el Seminario Calvino de Grand Rapids
(Mi.). Posteriormente estudió en el Princeton
Theological Seminary (1902-4), con maestros como
Warfield (v.) y G. Vos (v.). Después de un corto tiempo
de pastorado, en Oakdale Park Christian Reformed
Church (Grand Rapids, 1904-6), fue llamado a enseñar
teología del A. y N. Testamento, primero, y después
teología sistemática, en el Calvin Seminary (1906), lo
cual hará por espacio de 38 años. Desde 1931 ocupó el
puesto de Presidente del seminario y moldeo su teología, excluyendo cualquier infiltración
dispensacionalista, fundamentalista y de la alta crítica modernista.

Berkof está fuertemente influenciado por sus compatriotas H. Bavinck (v.) y A. Kuiper (v.)
y su antiguo profesor G. Vos (v.). Publicó unos 22 libros, siendo el más conocido y
apreciado de todos su obra magna Teología sistemática (1932), traducida al castellano en
1969. En un principio tuvo poco impacto fuera de la comunidad de inmigrantes holandeses
donde se movía, debido a la extrema influencia liberal, tan contraria al calvinismo
representado por Berkof. y tan atacada por él. Con el tiempo llegó a reimprimirse sin
descanso y usarse como libro de texto en colegios, seminarios, institutos e iglesias de medio
mundo, desplazando con creces la más voluminosa Teología sistemática de Hodge (v.).

De alto calibre intelectual y bíblico, es un maestro de la sentencia concisa y densa en


contenido. Rehusó innovar o ser original donde no creía serle permitido, de ahí que su
teología represente una lúcida exposición de las riquezas de la teología reformada, que
arranca de Juan Calvino, y que se expresa en: Erudición, concisión, claridad y
espiritualidad. Firme mantenedor de la Palabra de Dios como infalible e inerrante. Leal
continuador del calvinismo histórico.

LA PRUEBA ESCRITURAL DE LA DOCTRINA DE LA TRINIDAD

Muy fuera de toda duda la doctrina de la Trinidad es una doctrina revelada. Es cierto que la
razón humana puede sugerir algunos pensamientos para verificar la doctrina y que los
hombres algunas veces sobre bases puramente filosóficas abandonaron la idea de la mera
unidad de Dios e introdujeron la de movimiento de vida y auto diferenciación. Y también es
cierto que la experiencia cristiana parecería demandar algo así como una formulación de la
doctrina de Dios. Al mismo tiempo se trata de una doctrina que no habríamos conocido, ni
hubiéramos sido capaces de sostenerla con algún grado de confianza, sobre la sola base de

Victor Manuel Martínez Hernández


4
Doctrina de la Trinidad
la experiencia, pues llegó a nuestro conocimiento mediante revelación especial del mismo
Dios. Por tanto es de la mayor importancia que recojamos las pruebas escriturales de ella.

LA DOCTRINA DE LA TRINIDAD LLEGO MEDIANTE


REVELACION ESPECIAL,
Esto es, fuera de las escrituras…?? Línea de comunicación especial..?? a
quien..?? a quien se refiere como “nuestro conocimiento”..??

1. PRUEBAS DEL ANTIGUO TESTAMENTO.

Algunos de los primitivos Padres de la Iglesia y hasta algunos teólogos posteriores, sin
hacer caso del carácter progresivo de la revelación
de Dios, dieron la impresión de que la doctrina de
la Trinidad había sido completamente revelada en
el Antiguo Testamento. Por otra parte los
Socinanos y los Arminianos eran de opinión de que
nada de eso se encontraba allí. Ambos se
equivocaron. El Antiguo Testamento no
contiene una revelación completa de la existencia Trinitaria de Dios; pero contiene
varias indicaciones de ella. Y esto es exactamente lo que debía esperarse. La Biblia nunca
trata de la doctrina de la Trinidad como de
una verdad abstracta, pero revela la vida
trinitaria en sus diversas relaciones como una
realidad viviente, y hasta cierto punto, en
conexión con las obras de creación y
providencia; pero particularme nte en
relación con la obra de redención. Su más
fundamental revelación, no está dada en
palabras, sino en hechos. Y esta revelación
aumenta en claridad en la medida en que la
obra redentora de Dios se ve más
distintamente, como en la encarnación del
Hijo y en el derramamiento del Espíritu
Santo. Y mientras más se destaca la gloriosa
realidad de la Trinidad en los hechos de la
historia, más claras se hacen las afirmaciones de la doctrina. La revelación más completa de
la Trinidad en el Nuevo Testamento se debe al hecho de que el Verbo se hizo carne y el
Espíritu Santo hizo su habitación en la Iglesia. Algunas veces se ha encontrado una prueba
de la Trinidad en la distinción entre Jehová y Elohim, y también en el plural Elohim, pero
aquella distinción es enteramente infundada, y este plural, para decir lo menos que se puede
decir, es muy dudoso, aunque Rottemberg en su obra sobre De Triniteit in Israels
Godsbegrip44 todavía lo sostiene así. Es mucho más admisible que los pasajes en los que
Dios habla de sí mismo en forma plural, Gen 1: 26 y 11 : 7, contengan una indicación de
distinciones personales en Dios, aunque éstas no apunten a una trinidad, sino tan sólo a una

Victor Manuel Martínez Hernández


5
Doctrina de la Trinidad
pluralidad de personas. Indicaciones todavía más claras de tales distinciones personales se
encuentran en aquellos pasajes que se refieren al Ángel de Jehová, a quien por una parte se
le identifica con Jehová, y por la otra se le distingue de Él, Gen 16: 7 13; 18: 1 21; 19: 1 28;
Mal 3: 1; y también en los pasajes en que personifica la Palabra o la Sabiduría de Dios, Sal
33: 4 y 6; Prov. 8: 12 31. En algunos casos se menciona a más de una persona, Sal 33: 6;
45: 6 y 7, (compárese Heb. 1: 8 y 9), y en otros Dios es el que toma la palabra y menciona
al Mesías y al Espíritu, o el Mesías es el que toma la palabra y menciona a Dios y al
Espíritu, Js. 48: 16; 61: 1; 63: 9 y 10. De esta manera el Antiguo Testamento contiene
acerca de la Trinidad una clara anticipación de la revelación que en forma más completa
tiene el Nuevo Testamento.

FORMULACIÓN DE LA DOCTRINA DE LA TRINIDAD

La doctrina de la Trinidad puede discutirse mejor y brevemente, relacionándola con varias


proposiciones, que juntas constituyen un epítome de la fe de la Iglesia en relación con este
punto.

4. LA SUBSISTENCIA Y OPERACIÓN DE LAS TRES PERSONAS DE SER DIVINO


ESTÁN MARCADAS POR UN SEGURO Y DEFINIDO ORDEN. Hay un orden seguro
en la Trinidad ontológica. En subsistencia personal el Padre es primero; el Hijo, segundo, y
el Espíritu Santo, tercero. Difícilmente sería necesario decir que este orden no entraña
ninguna prioridad de tiempo, o de dignidad de esencia, sino solamente un orden lógico de
derivación. El Padre ni es engendrado ni procede de ninguna de las otras personas; el Hijo
es eternamente engendrado del Padre, y el Espíritu Santo procede del Padre y del Hijo
desde toda eternidad. Generación y procesión tienen lugar en el Ser divino e implican una
cierta subordinación como el modo de
subsistencia personal; pero ninguna
subordinación que tenga que ver con la
posesión de la esencia divina. Esta
Trinidad ontológica* y su orden inherente
es la base metafísica de la Trinidad económica. Luego, pues, no es sino natural que el
orden que existe en la Trinidad de esencia se
refleje en la opera ad extra que más
particularmente se atribuyen a cada una de las
personas. La Escritura indica claramente este
orden en las que se llaman praepositiones
distinctionales, ek, dia y en que se usan para
expresar la idea de que todas las cosas son
originadas del Padre, por medio del Hijo y en el Espíritu Santo.

6. LA IGLESIA CONFIESA QUE LA TRINIDAD ES UN MISTERIO QUE


SOBREPASA LA COMPRENSIÓN DEL HOMBRE. La Trinidad es un misterio no
precisamente en el sentido bíblico en que eso es una verdad que anteriormente estuvo
escondida, pero que ahora ha sido revelada; sino en el sentido que el hombre no puede
comprenderla y hacerla inteligible. Es inteligible en algunas de sus relaciones y modos de

Victor Manuel Martínez Hernández


6
Doctrina de la Trinidad
manifestación; pero ininteligible en su naturaleza esencial. Los numerosos esfuerzos que
han sido hechos para explicar el misterio fueron especulativos más bien que teológicos.
Invariablemente dieron por resultado el desarrollo de concepciones triteístas o modalistas
de Dios, la negación de la unidad de la esencia divina, o de la realidad de las distinciones
personales dentro de la esencia. La dificultad verdadera está en conocer la relación que
las personas en la Deidad conservan
respecto a la esencia divina, y una para con
la otra; y esta es una dificultad que la Iglesia
no puede remover; sino únicamente tratar de
reducir a sus debidas proporciones mediante
una adecuada definición de los términos. La
Iglesia nunca ha tratado de explicar el
misterio de la Trinidad, únicamente trata de
formular la doctrina respectiva, en tal forma
que los errores en que se peligra se eviten.

EL PADRE O LA PRIMERA PERSONA


DE LA TRINIDAD.
1. EL NOMBRE "PADRE" SE APLICA A
DIOS. En la Escritura este nombre no siempre
se le da a Dios en el mismo sentido.

a. Algunas veces se le da al Dios Trino como el origen de todas las cosas creadas, I Cor. 8:
6; Ef. 3: 15; Heb. 12: 9; Santo 1: 17. Mientras que en estos casos se aplica el nombre al
Dios Trino, se refiere más particularmente a la primera persona, a quien en la Escritura se
atribuye más especialmente el trabajo de la creación.
b. El nombre también se da al Dios Trino para expresar la relación teocrática en la cual El
permanece para con Israel como su pueblo del Antiguo Testamento. Deut. 32:6; Is. 63: 16;
64:8; Jer. 3:4 Mal 1:6; 2: 10.
c. En el Nuevo Testamento el nombre generalmente se usa para designar al Dios Trino,
como el Padre, en un sentido ético, de todos sus hijos espirituales, Mat. 5: 45;6: 6 15; Rom.
8: 16; 1 Juan 3 : 1.
d. En un sentido enteramente diferente, sin embargo, el nombre se aplica a la primera
persona de la Trinidad en su relación con la segunda persona, Juan 1: 14 y 18; 5: 17 26; 8:
54; 14: 12 y 13. La primera persona es Padre de la segunda en un sentido
metafísico. Esta es la paternidad original de Dios, de la cual toda paternidad terrenal no
es sino débil reflejo.

2. LA PROPIEDAD DISTINTIVA DEL PADRE. La propiedad personal del Padre es,


negativamente hablando, que El no es engendrado, y positivamente hablando, la generación
del Hijo y la espiración del Espíritu Santo. Es verdad que la espiración es también un
trabajo del Hijo; pero en éste no está combinada con la generación. Estrictamente hablando,
el único trabajo que es peculiar exclusivamente del Padre es el de generación activa.

EL HIJO, O LA SEGUNDA PERSONA DE LA TRINIDAD.


Victor Manuel Martínez Hernández
7
Doctrina de la Trinidad
1. EL NOMBRE "HIJO" SE APLICA A LA SEGUNDA PERSONA. La segunda persona
de la Trinidad se llama "Hijo" o "Hijo de Dios" en más de un sentido de la palabra.

a. En un sentido metafísico. Esto debe sostenerse en contra de los Socinianos y los


Unitarios, que rechazan la idea de una Deidad Tripersonal, ven en Jesús un mero hombre y
consideran el nombre "Hijo de Dios" dado a Él, principalmente como un título honorífico
que le fue conferido. Es del todo evidente que Jesucristo se presenta en la Escritura como el
Hijo de Dios, sin tomar en cuenta su posición y oficio de mediador.

metafísica. (Del gr. tardío μετὰ [τὰ] φυσικά, después de los [libros] físicos, designación
que se aplicó en la ordenación de las obras de Aristóteles a los libros de la filosofía
primera). f. Parte de la filosofía que trata del ser en cuanto tal, y de sus propiedades,
principios y causas primeras. || 2. Modo de discurrir con demasiada sutileza en cualquier
materia. || 3. Cosa que así se discurre. Microsoft® Encarta® 2007. © 1993-2006 Microsoft Corporation.
Reservados todos los derechos.

discurrir. (Del lat. discurrĕre). tr. Inventar algo. Discurrir un arbitrio, un medio. || 2.
Inferir, conjeturar. || 3. intr. Andar, caminar, correr por diversas partes y lugares. || 4. correr
(ǁ transcurrir el tiempo). || 5. Dicho de un fluido, como el aire, el agua, el aceite, etc.:
correr. || 6. Reflexionar, pensar, hablar acerca de algo, aplicar la inteligencia. Microsoft®
Encarta® 2007. © 1993-2006 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.

Victor Manuel Martínez Hernández


8
Doctrina de la Trinidad
Teología Sistemática por Lewis Sperry Chafer

Lewis Sperry Chafer (1871 - 1952), dispensionalista,


educador, y fundador conocidos del Seminario Teológico de
Dallas.

Chafer nació en Rock Creek, Ohio, el hijo de Thomas


Franklin Chafer, pastor de congregación. Se graduó de la
Universidad de Oberlin (Ohio) en 1892. En la caída de 1889,
siguiendo los pasos de padre, Chafer comenzaron un
ministerio de dos años como pastor auxiliar en la Primera
Iglesia de Congregación de Búfalo. El año inicial era un
aprendizaje con objeto de su ordenación formal como
ministro en (Presbyterian) la comunidad de congregación, que
ocurrió en abril de 1900.

Chafer enganchó a esfuerzos evangélicos que viajaban a partir de 1901-1914 mientras tanto
él mantuvo una granja cerca de Northfield, Massachusetts y participó en las conferencias
anuales de la biblia de Northfield. Con estas conferencias, Chafer resolvió un arsenal de
evangelicals prominentes de ambos lados del Atlántico, entre ellos G. Campbell Morgan,
F.B. Meyer, A.C. Gaebelein, gris de James M., y W.H. Griffith Thomas. Su contacto más
importante estaba con C.I. Scofield, entonces pastor de la iglesia de congregación trinitaria,
Moody' iglesia de s, en Northfield.

Con el suyo la asociación del cierre con Scofield, Chafer se confirmó en teología del
dispensational, y a 1913 él asistió a Scofield en la fundación de la escuela de Philadelphia
de la biblia, en donde él sirvió como conferenciante de la biblia a partir de 1914-1922. En
1924, moviendo a Dallas al pastor la primera iglesia de congregación. Aquí, con su amigo
Griffith Thomas, él co-founded la universidad teológica evangélica (ahora seminario
teológico de Dallas). Chafer sirvió como su presidente y profesor de la teología sistemática
hasta su muerte. Chafer recibió un D.D. de Wheaton (1926), de Litt.D., de Dallas (1924), y
de Th.D. de la Aix-en-Provence, Francia, Seminary protestante (1946). Él escribió prolífico
y es el más conocido para su libro popular titulado Grace (1922) y su volumen Theology
sistemática (1948) del magnum opus volumen ocho.

5. La Trinidad de Dios

B. LA UNIDAD DE LA DIVINA TRINIDAD

En general, el Antiguo Testamento recalca el énfasis de la unidad de Dios (Ex. 20:3; Dt.
6:4; Is. 44:6), un hecho que también se enseña en el Nuevo Testamento (Jn. 10:30; 14:9;
17:11, 22, 23; Col. 1:15). Tanto en el Antiguo como en una gran parte del Nuevo

Victor Manuel Martínez Hernández


9
Doctrina de la Trinidad
Testamento también se indica que Dios existe como una Trinidad: Dios Padre, Dios Hijo y
Dios Espíritu Santo. Muchos creen que la
doctrina de la Trinidad está implícita en el
uso de la palabra Elohim, como un nombre
para Dios, y que está en una forma plural y
parece referirse al Dios trino y uno.

A esas evidencias del Antiguo Testamento el Nuevo añade una revelación adicional. Aquí,
en la persona de Jesucristo, está el Dios Encarnado, concebido por el Espíritu Santo, y, con
todo, Hijo de Dios, el Padre. En el bautismo de Jesús, la distinción de la Trinidad se hace
evidente con Dios Padre hablando desde los cielos, el Espíritu Santo descendiendo como
una paloma y esparciendo luz sobre El, y el propio Jesucristo bautizado (Mt. 3:16-17). Esas
distinciones de la Trinidad se observan también en pasajes tales como Juan 14:16, donde el
Padre y el Consolador quedan distinguidos del propio Cristo, y en Mateo 28:19, donde los
discípulos son instruidos para
bautizar a los creyentes «en el
nombre del Padre, y del Hijo, y
del Espíritu Santo».

Las muchas indicaciones que


hay, tanto en el Antiguo como
en el Nuevo Testamento, de que
Dios existe o subsiste como
trino y uno, han conformado la
doctrina de la Trinidad como un
hecho central de todas las
creencias ortodoxas, desde los
principios de la iglesia hasta los
tiempos más modernos. Cualquier desviación de esto se considera como un apartamiento
de la verdad escriturística. Aunque la palabra «trinidad» no se da en la Biblia, los hechos
de la revelación escriturística no permiten otra explicación.

Aunque la doctrina de la Trinidad es un hecho central, el núcleo de la fe cristiana está más


allá de la comprensión humana y no tiene paralelo en la experiencia del hombre. La mejor
definición es el sostener que, aunque Dios es uno, El existe en tres personas. Estas
personas son iguales, tienen los mismos atributos y son igualmente dignas de adoración,
culto y fe. Con todo, la doctrina de la unidad de la Divinidad está clara en el sentido de que
no hay tres dioses separados, como tres seres humanos separados, tales como Pedro,
Santiago y Juan. De acuerdo con esto, la verdadera fe cristiana no es un triteísmo, como
creencia en tres dioses. Por otra parte, la Trinidad no tiene que ser explicada como tres
modalidades de existencia, es decir, que un solo Dios se manifiesta a sí mismo en tres
formas. La Trinidad es esencial para el ser de Dios y es más que una forma de la
revelación divina.

Victor Manuel Martínez Hernández


10
Doctrina de la Trinidad
Las personas de la Trinidad, aunque tengan iguales atributos*, difieren en
ciertas propiedades**. De aquí que la Primera Persona de la Trinidad sea llamada
Padre. La Segunda Persona es llamada el Hijo, como enviada por el Padre. La Tercera
Persona es el Espíritu Santo, que procede del Padre y del Hijo. Esto es llamado en teología
la doctrina de la procesión, y el orden no es nunca invertido, es decir, el Hijo nunca envía
al Padre, y el Espíritu Santo nunca envía al
Hijo. De la naturaleza de la unicidad de la
Divinidad no existe ilustración o paralelo en
la experiencia humana. Así pues, esta
doctrina tiene que ser aceptada por la fe
sobre la base de la revelación escriturística,
incluso aunque esté más allá de toda
comprensión y definición humanas.

*atributo. (Del lat. attribūtum). m. Cada una de las cualidades o propiedades de un ser. ||
2. En obras artísticas, símbolo que denota el carácter y representación de las figuras; p. ej.,
la palma es atributo de la victoria; el caduceo, de Mercurio, etc. || 3. Gram. Función que
desempeña el adjetivo cuando modifica al sustantivo dentro de un grupo nominal; p. ej.,
ojos azules; buena persona. || 4. Para algunos gramáticos, término que identifica o cualifica
a otro mediante ser, estar u otro verbo. Su padre fue médico. La oferta parece aceptable.
Lo considero amigo mío. || 5. Rel. Cada una de las perfecciones propias de la esencia de
Dios, como su omnipotencia, su sabiduría, su amor, etc. Microsoft® Encarta® 2007. © 1993-2006
Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.

**propiedad. (De propriedad). f. Derecho o facultad de poseer alguien algo y poder


disponer de ello dentro de los límites legales. || 2. Cosa que es objeto del dominio, sobre
todo si es inmueble o raíz. || 3. Atributo o cualidad esencial de alguien o algo. || 4.
Semejanza o imitación perfecta. || 5. Defecto contrario a la pobreza religiosa, en que incurre
el profeso que usa una cosa como propia. || 6. Fil. Accidente necesario e inseparable. || 7.
Gram. Significado o sentido peculiar y exacto de las voces o frases. || 8. Mús. Cada una de
las tres especies de hexacordos que se usaron en el solfeo del canto llano. || ~ horizontal. f.
La que recae sobre uno o varios pisos, viviendas o locales de un edificio, adquiridos
separadamente por diversos propietarios, con ciertos derechos y obligaciones comunes. ||
nuda ~. f. Der. La que carece del usufructo. || en ~. loc. adv. Como propio. || 2. U. para
referirse al cargo o empleo que disfruta alguien durante toda su vida laboral. He sacado la
plaza en propiedad. □ V. registro de la ~, registro de la ~ industrial, registro de la ~
intelectual. Microsoft® Encarta® 2007. © 1993-2006 Microsoft Corporation. Reservados todos los derechos.

Victor Manuel Martínez Hernández


11
Doctrina de la Trinidad
Teología Sistematica Charles Hodge
Nacio en Filadelfia (Pennsylvania). Hijo menor de una familia
de cinco hijos, bien pronto conoció la desgracia al quedar
huérfano de padre a la edad de seis meses. De modo que toda la
educación y cuidado del niño recayó sobre la madre, María
Blanchard, descendiente de hugonotes franceses, heredera del
fuerte carácter y viva religiosidad de éstos, ejercerá una
poderosa influencia sobre el más pequeño de sus hijos.
Presbiteriana convencida, educó a su familia en la Fe de
Westminster, fe de la cual hijos y nietos nunca llegaron a
apartarse.

Convertido a la edad de 18 años, como resultado de un avivamiento mientras estudiaba en


el College de Princeton en 1815, Charles se matriculó en el seminario en 1816, junto a otros
veintiséis estudiantes, bajo la enseñanza de los dos únicos profesores de aquel entonces,
Alexander y Miller. Hodge llegó a ser un fiel discípulo de Alexander de quien se puede
decir que aprendió todo: un conocimiento sólido del calvinismo unido a una ferviente
espiritualidad evangélica, junto a una rigurosa adaptación de la filosofía escocesa del
sentido común, que el seminario mantuvo hasta el final

Graduado el 28 de septiembre de 1819, recibió, un mes más tarde, la licencia para predicar
el Evangelio. Un fuego ardía en su pecho: la salvación de almas y la propagación de la sana
doctrina. Así que cuando se le propuso como profesor asistente de Literatura Bíblica y
Exégesis, en el seminario del que acababa de graduarse, rechazó el ofrecimiento, ya que
para él no había privilegio mayor que la predicación del Evangelio. Anotamos esto porque
su merecida fama como teólogo sistemático tiende a anular sus muchos otros
merecimientos como hombre de Iglesia. Además su voluminosa teología sistemática
apareció casi al final de su vida, fruto maduro de toda una vida de acción y servicio al
pueblo de Dios. En su propia época Hodge se hizo admirar más por otros muchos
merecimientos que por los que su obra cumbre le reportó.

Tan pronto como en 1820 lo vemos enseñando en Princeton junto a sus dos antiguos
profesores, Alexander y Miller. Tal fue el efecto que produjo sobre ellos que éstos le
recomendaron a la Asamblea de la Iglesia como profesor regular.

En el año 1822 se casó con Sara Bache, fruto directo de sus labores evangelísticas, pues
había sido convertida por medio de una de sus predicaciones. La feliz pareja tendrá ocho
hijos.

Hodge dedicó más de medio siglo de su vida a la enseñanza y preparación de candidatos al


ministerio cristiano. Se calcuca que unos 3000 estudiantes pasaron por sus clases durante
esos cincuenta años. El día que se conmemoró semejante acto todas las tiendas y negocios
de Princeton cerraron sus puertas para manifestar su admiración y respeto por el

Victor Manuel Martínez Hernández


12
Doctrina de la Trinidad
homenajeado. Hodge solamente se ausentó de su cátedra de enseñanza durante un período
de dos años, que aprovechó para estudiar en instituciones de Europa. La motivación de este
paso surgió de su sincero convencimiento de lo inadecuado de su preparación en lenguas
bíblicas y orientales y en crítica bíblica, propia de la erudición teológica germana. Así que,
en 1826, por el nombre y la buena reputación del seminario y en interés de su propia
formación teológica, decidió marchar a Francia y Alemania para estudiar con los mejores
profesores en el campo de las ciencias bíblicas. En Alemania estudió el idioma con el joven
George Müller (v.), sin que aún pudiera adivinarse el futuro líder de los Hermanos y
fundador de los célebres orfelinatos. También tuvo ocasión de oír predicar a F.D.E.
Schleiermacher (1768-1834), el padre del liberalismo religioso moderno.

Hodge dio una orientación definitivamente científica a su labor teológica, en el sentido de


estudio riguroso y bien articulado, en la mejor tradición de la teología cristiana de todos los
tiempos.

No fue sólo un teólogo sistemático preocupado por poner en orden la multitud de textos
bíblicos respecto a las diversas verdades doctrinales de la fe cristiana, fue también un
insuperable comentarista. De ello dan fe sus admirables comentarios a Romanos, Efesios,
1ª y 2ª Corintios. En ellos se revela el erudito minucioso, el conocedor de los idiomas
originales, el teólogo capaz de traer los detalles a la luz de su plan general, el pastor de
almas, siempre a la escucha de la voz del Maestro.

Consumó la gran obra de su vida con la publicación en tres volúmenes de su Systematic


Theology (1872), justamente seis años antes de su muerte. Permanece como la más efectiva
presentación americana del calvinismo evangélico, de modo que aún hoy continúa
utilizándose. "Las dificultades nunca parecen complicadas en las manos de Hodge -escribe
el pastor del Metropolitan Tabernacle de Londres, Peter Masters-. Aquí, la teología
sistemática ofrece una sonrisa amistosa".

Murió el 19 de junio de 1878.

Fuente: Editorial Clie


bY LeMS

CAPITULO VI
LA TRINIDAD
El designio de todas las reve1aciones contenidas en la Palabra de Dios es la salvación del
hombre. La verdad tiene como fin la santidad. Dios no da a conocer su ser y atributos para
enseñar ciencia a los hombres, sino para llevarlos a un conocimiento salvador de Él mismo.
Así, las doctrinas de la Bíblia están intimamente ligadas con la religión, o con la vida de
Dios en el alma. Determinan la experiencia religiosa de los creyentes, y se presuponen en
esa experiencia. Esto es especialmente cierto de la magna doctrina de la Trinidad. Es un
gran error considerar esta doctrina como una verdad meramente especulativa* o
abstracta**, tratando de la constitución de la Deidad que no sea de interés práctico para
nosotros, o que tengamos que creer; sencillamente porque es una verdad revelada.

Victor Manuel Martínez Hernández


13
Doctrina de la Trinidad
*especular2. (Del lat. speculāri). tr. Registrar, mirar con atención algo para reconocerlo y
examinarlo. || 2. Meditar, reflexionar con hondura, teorizar. U. t. c. intr. || 3. intr. Perderse
en sutilezas o hipótesis sin base real. || 4. Efectuar operaciones comerciales o financieras,
con la esperanza de obtener beneficios basados en las variaciones de los precios o de los
cambios. U. m. en sent. peyor. || 5. Comerciar, traficar. || 6. Procurar provecho o ganancia
fuera del tráfico mercantil. Microsoft® Encarta® 2007. © 1993-2006 Microsoft Corporation. Reservados todos los
derechos.

**abstracto, ta. (Del lat. abstractus). adj. Que significa alguna cualidad con exclusión del
sujeto. || 2. Dicho del arte o de un artista: Que no pretende representar seres o cosas
concretos y atiende solo a elementos de forma, color, estructura, proporción, etc. || en
abstracto. loc. adv. Con separación o exclusión del sujeto en quien se halla cualquier
cualidad. □ V. arte abstracto, nombre ~, número ~. Microsoft® Encarta® 2007. © 1993-2006 Microsoft
Corporation. Reservados todos los derechos.

… Por ello, de manera necesaria, creen en un Redentor divino y en un Santificador divino.


Tienen, por así decirlo, los factores de la doctrina de la Trinidad en sus propias
convicciones religiosas. Ninguna doctrina meramente especulativa, especialmente ninguna
doctrina tan misteriosa y tan sin analogía con todos los objetos del conocimiento
humano como la de la Trinidad, podría haber jamás alcanzado el control permanente
sobre la fe de la Iglesia, como el que ha mantenido esta doctrina. Así, no es por ninguna
decisión arbitraria, ni por ninguna adhesión fanática a creencias hereditarias, que la Iglesia
ha rehusado siempre reconocer
como cristianos a los que
rechazan esta doctrina. Este
juicio es sólo la expresión de la
profunda convicción de que los
antitrinitarios tienen que
adoptar un sistema de religión
radical y prácticamente
diferente de aquel sobre el que
la Iglesia edifica sus
esperanzas. No es demasiado
decir con Meyer1 que «la
Trinidad es el punto de unión
de todas las ideas e intereses
cristianos a una el principio y
el fin de toda percepción
acerca del cristianismo». Este
gran artículo de la fe cristiana
puede ser considerado bajo tres
aspectos diferentes: (1) La
forma bíblica de la doctrina. (2)
La forma eclesiástica, o el
modo en que han sido
explicadas las declaraciones de

Victor Manuel Martínez Hernández


14
Doctrina de la Trinidad
la Biblia en los símbolos de la Iglesia y en los escritos de los teólogos. (3) Su forma
filosófica, o los intentos que se han hecho de ilustrar, o de demostrar la doctrina en base de
principios filosóficos. Es sólo la doctrina tal como se presenta en la Biblia la que
compromete a la fe y la conciencia del pueblo de Dios.
B. Prueba escritural de la doctrina.

Ninguna doctrina como la de la Trinidad puede ser demostrada de manera adecuada


mediante ninguna cita de pasajes escriturarios. Sus elementos constitutivos son
expuestos, unos en un lugar, otros en
otro. La unidad del Ser Divino; la
verdadera e igual divinidad del Padre,
Hijo y Espíritu; su distinta personalidad;
la relación que tienen uno con otro, y
con la Iglesia y el mundo, no se
presentan en una fórmula doctrinal en la
Palabra de Dios, sino que los varios
elementos constitutivos de la doctrina
son declarados, o supuestos, una y otra
vez, desde el principio hasta el fin de Ia
Biblia.
...

Carácter progresivo de la Revelación divina.


...

Lo que al principio es insinuado sólo oscuramente es desarrollado gradualmente en


partes posteriores del volumen sagrado, hasta que la verdad se revela en su plenitud. Esto
es cierto de las doctrinas de la redención; de la persona y obra del Mesías, la prometida
Simiente de la mujer; de la naturaleza y del oficio del Espíritu Santo; y de un estado futuro
más allá del sepulcro. Y esto es especialmente cierto de la doctrina de la Trinidad. Incluso
en el libro de Génesis hay insinuaciones de la doctrina que reciben su verdadera
interpretación en posteriores revelaciones. El hecho de que los nombres de Dios están en
forma plural; de que los pronombres personales estén a menudo en primera persona del
plural («Hagamos al hombre a nuestra imagem»); que la forma de bendición sea triple, y
otros hechos de la misma naturaleza, pueden recibir todos ellos distintas explicaciones.
Pero cuando se hace claro, en base del progreso de la revelación, que hay tres personas en
la Deidad, entonces dificilmente puede dejarse de reconocer que estas formas de expresión
están basadas en esta gran verdad.

Victor Manuel Martínez Hernández


15
Doctrina de la Trinidad
La fórmula bautismal
.
4. En las fórmulas del bautismo, y de la Bendición Apostólica, se hizo provisión para
mantener esta doctrina constantemente delante de la mente del pueblo, como
artículo cardinal de la fe cristiana.
Cada cristiano es bautizado en
nombre del Padre, y del Hijo, y
del Espíritu Santo. la
personalidad, la divinidad, y la
consiguiente igualdad de estos
tres sujetos son aquí dadas por
supuestas. La asociación del Hijo
y del Espíritu con el Padre, la
identidad de relación, por lo que
concierne a la dependencia y
obediencia, que sostenemos ante
el Padre, Hijo y Espíritu
respectivamente; la confesión y
profesión involucradas en las ordenanzas, todo ello impide cualquier otra interpretación de
esta fórmula que la que siempre ha recibido en la Iglesia. Si la expresión «En el nombre del
Padre» implica la personalidad del Padre, la misma implicación existe cuando se usa en
referencia al Hijo y al Espíritu. Si reconocemos nuestra sujeción y adhesión al primero,
reconocemos la misma sujeción y adhesión a las otras personas divinas aquí nombradas.

No se debe olvidar, sin embargo, que la fe de la Iglesia en la doctrina de la Trinidad no


reposa exclusiva ni principalmente en los argumentos acabados de exponer. El gran
fundamento de esta fe es lo que se enseña en todo lugar en la Biblia acerca de la unidad del
Divino Ser; de la personalidad y divinidad del Padre, Hijo y Espíritu; y de sus mutuas
relaciones.

. . . Cuando una doctrina tan compleja como la de la Trinidad es presentada como objeto de
fe, la mente se ve obligada a reflexionar sobre dia, a emprender la determinación de lo que
incluye, y cómo se deben anunciar sus varias partes de manera que se evite la confusión y
la contradicción. Además de esta necesidad interna de una declaración definida de la
doctrina, esta declaración fue forzada sobre la iglesia desde fuera. Incluso entre aquellos
que honradamente tenían la intención de recibir lo que las Escrituras enseñaran acerca de la
cuestión era inevitable que surgiera diversidad en el modo de enunciarlo, y confusión y
contradicción en el uso de los términos. Como la Iglesia es una, no meramente en lo
externo, sino de manera real e interna, esta diversidad y confusión son tanto un mal, un
dolor y un embarazo, perturbando su paz interna, como lo serían una semejante
consecuencia y confusión en una mente individual. Por ello, había una necesidad interna
y externa, en la misma Iglesia, de una declaración clara, inclusiva y consistente de los
varios elementos de esta compleja doctrina de la fe cristiana.

Victor Manuel Martínez Hernández


16
Doctrina de la Trinidad
B. Conflicto con el error.

Además de la necesidad de de un enunciado de la doctrina que diera satisfacción a las


mentes de los que la recibían, había la necesidad adicional de guardar la verdad de las
malas influencias de exhibiciones falsas o
erróneas de la misma. La convicción de
que Cristo es una persona divina estaba
profundamente asentada en las mentes de
todos los cristianos. La gloria que Él
exhibió, la autoridad que Él asumió, el
poder que Él manifestó, los beneficios que
Él confirió, demandaban el
reconocimiento de El como el Dios
verdadero. Pero no menos fuerte era la
convicción de que hay un solo Dios. La dificultad residía en conciliar estos dos artículos
fundamentales de la fe cristiana. El modo de resolver esta dificultad por el rechazo de uno
de estos artículos para mantener el otro fue repudiado por común consentimiento. Los había
que negaban la divinidad de Cristo, tratando de dar satisfacción a las mentes de los
creyentes presentándole como el mejor de los hombres; como lleno del Espíritu de Dios;
como el Hijo de Dios, por su milagrosa concepción; o como animado y controlado por el
poder de Dios; pero, no obstante, un mero hombre. Esta perspectiva acerca de la persona de
Cristo fue tan universalmente
rechazada en la Iglesia primitiva que
apenas si originó controversia. Los
errores contra los que tuvieron que
contender los que abogaban por la
doctrina de la Trinidad eran de orden
superior. Era naturalmente inevitable
que ambos partidos, los proponentes
y los opositores de la doctrina, se
valieran de las filosofias corrientes de la época. Consciente o inconscientemente,
todos los hombres están más o menos controlados en su forma de pensar acerca de las
cuestiones divinas por las opiniones metafísicas que prevalecen entre ellos, y en las que
han sido educados. Por ello, encontramos que el gnosticismo y el platonismo colorearon
las perspectivas de los proponentes y de los opositores de la doctrina de la
Trinidad durante el periodo Ante-Niceno.

Victor Manuel Martínez Hernández


17
Doctrina de la Trinidad
Juan Calvino
Juan Calvino (10 de julio de 1509
– 27 de mayo de 1564), bautizado
con el nombre de Jean Cauvin,
latinizado como Calvinus,bendijo el
nombre de Balois con santo, fue un
teólogo francés, considerado uno de
los padres de la Reforma
Protestante. Más tarde, las doctrinas
fundamentales de posteriores
reformadores se identificarían con
él, llamando a estas doctrinas
“Calvinismo”. Particularmente los
“5 puntos del calvinismo” surgen
como contraposición a las doctrinas
heréticas de Jacobo Arminio.

Juan Calvino, nacido como Jean


Cauvin en Noyon, Picardía, a unos
100 km. al norte de París, Francia;
era hijo de Gérard Cauvin y Jeanne Lefranc. Fue excelente en sus estudios y profundamente
religioso desde su juventud.1

Sus primeros estudios estuvieron destinados a la carrera eclesiástica. Así es que recibió
formación inicial en el College de la Marche y en el College de Montaigne (Allí estudiaron
Erasmo e Ignacio de Loyola). El padre de Calvino era abogado y en 1523 envía a su hijo,
que por entonces tenía 14 años, a la Universidad de París a estudiar Humanidades y
Derecho. A instancias de su padre, que pretendía que Juan Calvino siguiera el camino de
las leyes, se enroló en las universidades de Orleáns y Bourgues. En 1532, se doctora en
Derecho en Orléans. Durante su paso por los claustros universitarios tomó contacto con las
ideas humanistas y reformadas. En abril de 1532, cuando contaba 22 años de edad, publicó
un comentario sobre el De Clementia de Séneca, trabajo que puso en evidencia sus dotes
como pensador. No está claro, del todo, el momento en que Calvino se convierte al
protestantismo.

No se sabe con certeza cuándo ni cómo fue su conversión, pero sí sabemos que el primero
de noviembre de 1533 ocurrió un incidente que nos muestra que se había operado un
cambio drástico en sus convicciones religiosas. El rector de la Universidad de la Sorbona
en París, Nicolás Cop el amigo de Calvino, pronunció un discurso en ocasión de la apertura
del año académico; pero más que un discurso, fue un sermón que mostraba una clara
influencia tanto de Erasmo como Lutero. En este sermón, Nicolás Cop defendió la doctrina
de la justificación por los méritos de Cristo, a la vez que protestó contra los ataques y
persecuciones de que eran objeto los que disentían de la Iglesia de Roma: "Herejes,
seductores, impostores malditos, así tienen la costumbre el mundo y los malvados de llamar
Victor Manuel Martínez Hernández
18
Doctrina de la Trinidad
a aquellos que pura y simplemente se esfuerzan en insinuar el evangelio en el alma de los
fieles". Y luego añadió: "Ojalá podáis, en ese periodo infeliz, traer la paz a la Iglesia más
bien con la palabra que con la espada".

El discurso cayó como una bomba en la univesidad y en otros sectores, a tal punto que el
Parlamento inició un proceso contra él. Por otra parte, comenzó a correr el rumor de que la
mano de Calvino estaba detrás de la redacción del discurso,. "Si Calvino no escribió el
discurso, por lo menos lo influyó en tono y contenido, que era profundamente protestante".
Un mes más tarde, cuando Nicolás Cop se dirigía al Parlamento para responder el sumario
que se había preparado en su contra, un amigo diputado le envió una nota advirtiéndole que
debía escapar por su vida, pues el Parlamento estaba siendo presionado por la corona para
que fuese condenado. Es así como Calvino y Nicolás Cop deciden escapar de París.

Con poco más de 20 años adoptó los puntos de vista de Lutero: negación de la autoridad de
la iglesia de Roma por derecho divino, negando la sucesión apostólica desde el apóstol
Pedro, y dando primordial importancia de la Biblia como única regla de fe y conducta
("Sola fides, sola Scriptura"), destacando la doctrina de la justificación del hombre por
medio de la gracia.

Institución de la Religión Cristiana

Victor Manuel Martínez Hernández


19
Doctrina de la Trinidad

En este texto Juan Calvino enfocado en su luchar contra las ideas de sus
adversarios presenta 2 errores que debido a su importancia historia no se
consideraron, cuando dice “…que Dios es todo cuanto vemos y también lo
que no vemos. Al hablar así se imagino que la divinidad está desparramada
por todo el mundo. Es cierto que Dios para mantenernos en la sobriedad, no
habla con detalles de su esencia; sin embargo, con los dos títulos que
hemos nombrado – Jehová y Elohim – abate todos los desvaríos que los
hombres se imaginan y reprime el atrevimiento del entendimiento
humano…”.

El primer error que menciona es que le parece un desvarío pensar que Dios
esta en todos lado.

El segundo error es que los títulos Jehová y Elohim están mal interpretados
por Juan Calvino, pues Jehová es en realidad Yahweh y Elohim su correcta
traducción del hebreo bíblico es tanto plural como singular, pues se aplico a
profetas, lideres y jueces, por lo que no es tan contundente como lo expresa
Juan Calvino, sin dejar espacio a una posible corrección en el tiempo o por

Victor Manuel Martínez Hernández


20
Doctrina de la Trinidad
intervención divina, pues la pasión por la lucha contra sus adversarios le
impidió ver los fundamentos que estaba colocando para las generaciones
venideras, quienes tomaron estos pensamientos, los hicieron suyos y
enseñaron a vivir con ellos comenzando con sus propias vidas.

Hebreos 1:3

(VIN) El es el reflejo de Su gloria y la expresión exacta de Su ser, quien sustenta todas las
cosas con su palabra poderosa. Y después de realizar la purificación de nuestros pecados,
se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas.

(DA) Su Hijo es el resplandor de la Shejinah, la misma expresión de la esencia de


YAHWEH, sosteniendo todas las cosas con su poderosa Palabra; y después, por medio de
sí mismo, hizo purificación para los pecados, se sentó a la mano derecha del
HaGuedulah BaMeromim.[2][Sal 110:1]

(IntEspWH+) ος 3739:R-NSM quien ων 1510:V-PAP-NSM siendo απαυγασμα 541:N-NSN resplandor


emitido hacia adelante desde της 3588:T-GSF de el δοξης 1391:N-GSF esplendor και 2532:CONJ y
χαρακτηρ 5481:N-NSM impresión (como copia exacta) της 3588:T-GSF de el υποστασεως 5287:N-
GSF
estar de pie debajo αυτου 846:P-GSM de él φερων 5342:V-PAP-NSM llevando τε 5037:PRT y τα
3588:T-APN
las παντα 3956:A-APN todas (cosas) τω 3588:T-DSN a la ρηματι 4487:N-DSN declaración της
3588:T-GSF
de el δυναμεως 1411:N-GSF poder αυτου 846:P-GSM de él καθαρισμον 2512:N-ASM limpieza
των 3588:T-GPF de los αμαρτιων 266:N-GPF pecados ποιησαμενος 4160:V-AMP-NSM habiendo hecho

Victor Manuel Martínez Hernández


21
Doctrina de la Trinidad
εκαθισεν 2523:V-AAI-3S se ha sentado εν 1722:PREP en δεξια 1188:A-DSF derecha της 3588:T-GSF de la
μεγαλωσυνης 3172:N-GSF Majestad εν 1722:PREP en υψηλοις 5308:A-DPN (lugares) más altos

(NVI) El Hijo es el resplandor de la gloria de Dios, la fiel imagen de lo que él es, y el que
sostiene todas las cosas con su palabra poderosa. Después de llevar a cabo la purificación
de los pecados, se sentó a la derecha de la Majestad en las alturas.

(RV2000) el cual siendo el resplandor de su gloria, y la [misma] imagen de su sustancia, y


sustentando todas las cosas con la palabra de su potencia, habiendo hecho la purgación de
nuestros pecados por sí mismo, se sentó a la diestra de la majestad en las alturas,

El razonamiento de Juan Calvino fue correcto, pues ciertamente heredaron el


aprieto con la doctrina de la trinidad y las escrituras previenen dicha
situación.

Revelaciones 22:18
(Vulgate) contestor ego omni audienti verba prophetiae libri huius si quis adposuerit ad
haec adponet Deus super illum plagas scriptas in libro isto
(IntEspWH+) μαρτυρω Estoy dando testimonio εγω yo παντι todo τω a el ακουοντι
oyendo τους a las λογους palabras της de la προφητειας profecía του de el βιβλιου
rollo τουτου este εαν si alguna vez τις alguien επιθη impusiera επ sobre αυτα ellas
επιθησει impondrá ο el θεος Dios επ sobre αυτον él τας las πληγας plagas τας las
γεγραμμενας habiendo sido escritas εν en τω βιβλιω rollo τουτω este
(Versión Septuaginta ) Testifico yo a todo el que oye las palabras de la profecía de este
libro: si alguno añadiere a ellas, añadirá Dios sobre él las plagas, las escritas en este libro;
(NVI) A todo el que escuche las palabras del mensaje profético de este libro le advierto
esto: Si alguno le añade algo, Dios le añadirá a él las plagas descritas en este libro.

Victor Manuel Martínez Hernández


22
Doctrina de la Trinidad
Juan Calvino pregunta si es inconveniente enseñar la doctrina de la trinidad,
y la respuesta esta en las sagradas escrituras en Romanos 3:7, este
pensamiento de Juan Calvino contamino el crecimiento espiritual de la sana
doctrina.

Este texto es un banderazo de arranque para cualquier doctrina, como dice


Juan Calvino “…cuando conviene…” abriendo puertas al error del
pensamiento humano evitando practicar la fé y confianza en el Dios de
Israel.
Evidencia que Exige un Veredicto
Joslin "Josh" McDowell es un apologista, evangelista y
escritor cristiano evangélico estadounidense. Ha escrito cerca
de 77 libros. Algunas de sus obras más conocidas son Más
que un Carpintero, Nueva Evidencia que Demanda un
Veredicto, y Es Bueno o Es Malo.

McDowell nació en Union City, Michigan en 1939 bajo el


nombre Joslin.1 Fue uno de los cinco hijos de Wilmot

Victor Manuel Martínez Hernández


23
Doctrina de la Trinidad
McDowell. De acuerdo a su propio testimonio, su padre fue alcohólico y golpeador, por lo
que durante su adolescencia tuvo problemas de autoestima.

Se enlistó en la Air National Guard, donde recibió entrenamiento básico y fue asignado al
mantenimiento mecánico de aviones, pero fue relevado del servicio luego de sufrir un
accidente.

Inicialmente planeó estudiar leyes para hacer carrera en la política. Comenzó sus estudios
en la preparatoria Kellogg College en Michigan. De acuerdo a McDowell, en ese tiempo
era agnóstico y decidió preparar una tesis que examinaría la evidencia histórica de la fe
cristiana con la finalidad de refutarla. Sin embargo, terminó convirtiéndose al cristianismo
luego de que -como él afirma- la evidencia encontrada apoyara la historicidad del
cristianismo en lugar de refutarla. Más tarde obtuvo un bachillerato en artes en el Colegio
Wheaton en [[Illinois]. Luego estudió en el Seminario Teológico Talbot de la Universidad
Biola en La Mirada, California, publicó una tesis examinando la teología de los Testigos de
Jehová y obtuvo una licenciatura como Maestro en Divinidad.

En 1982 McDowell fue distinguido con el grado honorífico de Doctor en Leyes por la
Escuela de Leyes Simon Greenleaf, en reconocimiento a su ministerio y a su obra como
escritor.

En 1964, se convirtió en representante viajero de la "Cruzada Campus para Cristo


Internacional, una organización religiosa fundada a fines de los cincuentas por Bill Bright y
que opera en los campus de universidades y colegios. McDowell mantiene su afiliación con
dicha organización hasta el día de hoy.

El ministerio a tiempo completo de McDowell en la "Cruzada Campus para Cristo"


comenzó con su nombramiento como conferenciante de campus en Latinoamérica, donde
tuvo que interactuar con grupos de estudiantes marxistas y fascistas. Posteriormente regresó
a Estados Unidos donde se hizo conocido como conferenciante itinerante hablando a grupos
de estudiantes acerca de la fe cristiana.

Parte de su ministerio como conferenciante está enfocado en los problemas y conductas


sexuales de los jóvenes, lo que se refleja en seminarios como "Sexo Máximo" y "¿Por qué
Esperar?", que tienen como tema la promoción de la abstinencia sexual antes del
matrimonio. Otra faceta de su ministerio como conferenciante y escritor está enfocado en
los problemas de autoestima (Su Imagen, Mi Imagen), y en el desarrollo de la fe y el
carácter (Evidence for Joy). En los ochenta también coordinó el programa de discipulado
residencial de tres meses en el centro de retiros Julian Center, cerca de San Diego.

McDowell es conocido por sus seminarios, debates y libros de apología cristiana. En su rol
de apologista McDowell ha dictado conferencias a través de todo Estados Unidos y en
muchos otros países incluyendo Sudáfrica y Australia.

Victor Manuel Martínez Hernández


24
Doctrina de la Trinidad
En 1983, la casa matriz del Ministerio Josh McDowell se mudó a su actual ubicación en
Richardson, Texas. El ministerio emplea a 75 personas con oficinas afiliadas a través de
todo Estados Unidos. Además, Josh McDowell es fundador de los ministerios cristianos
Josh.org y Operation Carelift. Este último es un ministerio internacional de ayuda
humanitaria.3

Como profesional de la apologética cristiana, la obra de McDowell se concentra en abordar


los cuestionamientos a la fe, los argumentos propuestos por pensadores no cristianos, las
dudas acerca de la fe y las religiones no cristianas. Aunque no ha escrito específicamente
acerca de la teoría o el método de la apologética, es posible deducir a partir de sus libros
que su método se ubica dentro de la tradición evidencialista de la apologética cristiana.
Dicha tradición se ocupa en presentar argumentos positivos para llevar a la creencia en
Cristo enfatizando aspectos jurídicos e históricos para establecer la autenticidad de los
textos bíblicos y la divinidad de Cristo.

En libros como Evidencia que Demanda un Veredicto, El Factor Resurrección, y Él


Caminó Entre Nosotros, McDowell ha organizado sus argumentos acumulando evidencias,
como descubrimientos arqueológicos, la existencia de los manuscritos del texto bíblico, las
profecías cumplidas, y el milagro de la resurrección. En Más Que un Carpintero combina
argumentos históricos y jurídicos, información de testigos directos y evidencia
circunstancial para defender aspectos de la vida de Jesús y su resurrección. En dicho libro
utiliza una argumentación similar a la que empleó en el debate del tema '¿Fue Cristo
Crucificado?' con el apologista musulmán sudafricano Ahmed Deedat, en Durban, en
agosto de 1981. McDowell declara que "la evidencia a favor del cristianismo en las
escrituras no es exhaustivo pero es suficiente".4

Gran parte de su trabajo evidencialista refleja el punto de vista de otros apologistas como
John Warwick Montgomery, Norman Geisler, Gleason Archer, y Gary Habermas.

Otro enfoque de su apologética consiste en el cuestionamiento a la metodología,


suposiciones y conclusiones de la Alta crítica al Antiguo Testamento, y a la crítica a la
forma y a la redacción de los Evangelios. Su trabajo en este aspecto consiste en poner a
disposición del público en general y en forma sencilla los grandes debates de los eruditos,
particularmente las discusiones acerca de las teorías de la Alta Crítica.

A fines de los ochenta y a principios de los noventa su obra apologética se enfocó en el


cuestionamiento a éxitos editoriales como Santa Sangre y Santo Grial, Los Años Perdidos
de Jesús, y a la obra del humanista George A. Wells.

También recopiló argumentos apologéticos de la doctrina de la deidad de Cristo en "Jesús:


Una Defensa Bíblica de Su Deidad". En dos volúmenes, McDowell y su colega Don
Stewart tratan acerca de las preguntas y objeciones populares a la fe concernientes a la
inerrancia bíblica, contraddiciones en la Biblia, el diluvio de Noé, y creacionismo versus
evolucionismo.

Victor Manuel Martínez Hernández


25
Doctrina de la Trinidad
McDowell y Stewart también han popularizado argumentos de otros apologistas del
movimiento contracultural cristiano, particularmente el trabajo de Walter Martin, en el libro
Manual de las Religiones Actuales. En su crítica, McDowell y Stewart de concentran en
cuestiones de apologética doctrinal, especialmente relacionadas con la deidad de Cristo,
apuntando a aquellas creencias que catalogan como héreticas defendidas por grupos
cristianos no ortodoxos.

En el capitulo 7 subtitulado “El trilema - ¿señor, falsario o lunático? Josh


MacDowell presenta como base del tema de la doctrina de la trinidad los
escritos de C.S. Lewis, mismos que señalan, “Estoy aquí de prevenir a cualquiera
para que no diga la necedad que la gente dice a menudo respecto de él: Estoy dispuesto a
aceptar a Jesús como un gran maestro de moral, pero no acepto sus aseveraciones de ser
Dios. Esto es lo que no debemos decir. Un hombre que fuera meramente hombre y dijera
las cosas que dijo Jesús, no sería una gran maestro de moral. Podría ser un lunático – en un
mismo nivel con el hombre que dice que es un huevo revuelto – o bien podría ser un
demonio infernal. Le corresponde a usted hacer su elección. Si este hombre fue, y es, el
Hijo de Dios; o si es un demente o algo peor”

C.S. Lewis añade que: “Usted puede encerrarle por loco, puede escupirle y darle muerte
como sí fuera un demonio; o puede postrarse a sus pies y llamarle Señor y Dios. Pero no
nos presentemos con la necedad de una arrogante condescendencia acerca
de que él es un gran maestro humano. El no nos ha dejado abierta esa posibilidad.
Ni siquiera lo intento”

Otro escritor que presenta Josh MacDowell es a Kenneth Scott quien dice ”
Debe ser obvio para cualquier lector meditativo de los registros evangélicos que Jesús
consideraba que él y su mensaje eran inseparables. El era un gran maestro, pero era más
que eso. ..”

Como puede observarse, Josh MacDowell presenta a Kenneth Scott como un


necio arrogante en palabras de C.S. Lewis, pues uno afirma que Jesús es un
gran maestro y el otro lo desacredita, claro que en esta presentación escrita
en uno de los libros de mayor venta en el mundo obedece a la intervención
del personaje de quien han escrito, para descrédito y vergüenza mundial e
histórica de estos personajes.

Claro esta que la base para la doctrina de la trinidad que se pretendía


exponer carece de cualquier valor, dejando el espacio para permitir que la
propia escritura hable del personaje principal.

Yahoshua Ha Mashiaj (llamado Jesús el Mesías en griego) se le trato como


maestro, de hecho la practica de dicho titulo fue común y permite ver que
esa es una forma de sostener actualmente una relación con el Maestro, pues
en las citas que se presentan a continuación dan la confianza bíblica:

Victor Manuel Martínez Hernández


26
Doctrina de la Trinidad
Mateo 8:19 Entonces se le acercó un escriba y le dijo: “Rabí, te seguiré a dondequiera que
vayas”.
Mateo 19:16 En eso se le acercó uno y le preguntó: “Rabí, ¿qué cosa buena debo hacer para
tener la vida eterna?”
Mateo 22:24 “Rabí, Mosheh dijo que si alguno muere sin hijos, su hermano deberá casarse
con su esposa, para levantarle descendencia a su hermano.
Mateo 22:36 “Rabí, ¿cuál es el mayor mandamiento de la Torah?”
Mateo 23:8 Pero ustedes, no se hagan llamar Rabí; porque uno solo es su Rabí, y todos
ustedes son hermanos.
Mateo 23:10 Tampoco se hagan llamar Guías, porque su Guía es uno solo, el Mashíaj.
Mateo 26:18 El dijo: “Vayan a la ciudad, donde Fulano, y díganle: ‘El Rabí dice: ‘Mi
tiempo está cerca; voy a celebrar el Pésaj en tu casa con mis discípulos’.”
Marcos 9:38 Yojanán le dijo: “Rabí, vimos a alguien que echaba fuera demonios en tu
nombre, y se lo prohibimos, porque no andaba con nosotros”.
Marcos 10:17 Cuando iba saliendo al camino, vino uno corriendo, se arrodilló ante de él y
le preguntó: “Buen Rabí, ¿qué puedo hacer para obtener la vida eterna?”

Asimismo, se encuentran en muchas otras citas bíblicas.

BIBLE FELLOWSHIP CHURCH


DECLARACION DE FE Y DOCTRINA
2. DIVINIDAD.- Hay un solo Dios, eternamente existente en las tres personas: padre,
hijo y Espíritu Santo. (Deuteronomio 6: 4; 1ª. Timoteo 2: 5; Efesios 4: 4-6; Mateo
28:19; 2ª. Corintios 13: 14).

Deuteronomio 6:4
(VIN) Oye, Yisrael: YHWH es nuestro Elohim, YHWH solamente.
(DA) "¡ Sh'ma, Yisra'el! ‫ יהוה‬Eloheinu, ‫ יהוה‬ejad [¡Escucha, Yisra'el!
YAHWEH nuestro Elohim, YAHWEH uno es]; [20]

H259
‫אחד׃‬H3068‫יהוה‬ H430
‫אלהינו‬ H3068
‫יהוה‬ H3478
‫ישראל‬ H8085
‫( שמע‬+HOT)

Victor Manuel Martínez Hernández


27
Doctrina de la Trinidad
‫שמע‬H8085shamá
‫ישראל‬H3478Yisraél
‫יהוה‬H3068YAHWEH
‫אלהינו‬H430elojím
‫יהוה‬H3068YAHWEH
‫אחד׃‬H259ekjád

(NVI) "Escucha, Israel: El Señor nuestro Dios es el único Señor.


(RV2000) Oye, Israel: el SEÑOR nuestro Dios, el SEÑOR uno [es].

(Toráh) Escucha, Israel: Adonai nuestro Di-s es el único Adonai.

Según las escrituras hebreas solo existe un solo Yahweh es Dios y Yahweh
es Uno, por lo tanto no existe cabida a otro Elohim como Yahweh, como se
muestra el uso de la palabra Ejad en las citas de Ezequiel 33:24 y de
Génesis 42:13, 16, 19, 27, 32, 33 y en más de 900 citas, pero esta afirmación
no elimina ni demerita la divinidad única de Yahoshua Ha Mashiaj él fue el
misterio de la eternidad como se afirma en Colosenses 2:2 Quiero que lo
sepan para que cobren ánimo, permanezcan unidos por amor, y tengan
toda la riqueza que proviene de la convicción y del entendimiento. Así
conocerán el misterio de Dios, es decir, a Cristo,

1ª. Timoteo 2:5


(VIN) Porque hay un solo Elohim y un solo mediador entre Elohim y los hombres,
Yahoshúa el Mashíaj hombre,
(DA) Pues YAHWEH es Uno; [De 6:4] y hay un solo mediador entre YAHWEH y la
humanidad, Yahshúa Ha Mashíaj, humano el mismo, [6]
(IntEspWH+) εις Uno γαρ porque θεος Dios εις uno και también μεσιτης mediador
θεου de Dios και y ανθρωπων de hombres ανθρωπος hombre χριστος Ungido
ιησους Jesús
(NVI) Porque hay un solo Dios y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo
hombre,
(RV2000) Porque [hay] un [solo] Dios, asimismo un [solo] Mediador entre Dios y los
hombres, el hombre Cristo Jesús,

Victor Manuel Martínez Hernández


28
Doctrina de la Trinidad
Completamente de acuerdo pues esta cita no señala al Mesías igual que
Yahweh el Unico Dios.

(VIN)
Efe 4:4 Hay un solo cuerpo y un solo Espíritu, así como también fueron llamados a una
sola esperanza;
Efe 4:5 un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo;
Efe 4:6 un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todos y por medio de todos y en
todos.

(DA)
Efe 4:4 Hay un cuerpo y un Ruaj, así como cuando fueron llamados, fueron llamados a una
esperanza. [30]
Efe 4:5 Y hay un Adón, una confianza, una inmersión,
Efe 4:6 y un Elohim, el Padre de todos, quién gobierna sobre todos, obra por medio de
todos y está en todos. [31]

(IntEspWH+)
Efe 4:4 εν uno σωμα cuerpo και y εν uno πνευμα espíritu καθως según como [και]
también εκληθητε fueron llamados εν en μια uno ελπιδι esperanza της de el
κλησεως llamamiento υμων de ustedes
Efe 4:5 εις uno κυριος Señor μια uno πιστις confianza εν uno βαπτισμα inmersión
Efe 4:6 εις uno θεος Dios και y πατηρ Padre παντων de todos ο el επι sobre παντων
todos και y δια a través παντων todos και y εν en πασιν todos

(NVI)
Efe 4:4 Hay un solo cuerpo y un solo Espíritu, así como también fueron llamados a una
sola esperanza;
Efe 4:5 un solo Señor, una sola fe, un solo bautismo;
Efe 4:6 un solo Dios y Padre de todos, que está sobre todos y por medio de todos y en
todos.

(RV2000)
Efe 4:4 Hay un cuerpo, y un espíritu; como sois también llamados en una misma esperanza
de vuestra vocación;
Efe 4:5 un Señor, una fe, un bautismo,
Efe 4:6 un Dios y Padre de todos, el cual es sobre todas las cosas, y por todas las cosas, y en
todos vosotros.

Completamente de acuerdo, pues estas citas no asignan distinción a la


igualdad entre el único Elohim Yahweh y su Espiritu.

Mateo 28:19
(VIN) Vayan y enséñenles a guardar todas las cosas que yo les he mandado para siempre.*
(DA) Por lo tanto, vayan a hacer talmidim a gente de todas las naciones, [186] dándoles la
inmersión en mi Nombre. [187]
(IntEspWH+) πορευθεντες Habiendo ido en camino ουν por lo tanto μαθητευσατε
hagan aprendedores παντα a todas τα las εθνη naciones βαπτιζοντες sumergiendo

Victor Manuel Martínez Hernández


29
Doctrina de la Trinidad
αυτους a ellos εις hacia dentro το el ονομα nombre του de el πατρος Padre και y
του de el υιου Hijo και y του de el αγιου santo πνευματος espíritu
(NT NV) Por tanto, vayan, y hagan talmidim de todas las naciones, [7] haciendo mikvah a
ellos en Mi Nombre: [8]
(NVI) Por tanto, vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el
nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo,
(RV2000) Por tanto, id, y enseñad a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del
Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo;

Esta cita es controversial pues gira en su entorno la posibilidad de que haya


sido añadida en parte, adicionalmente de que no se encuentre en toda la
escritura otra cita que respalde o referencie su existencia dada la
importancia doctrinal.

2ª. Corintios 13:14


(VIN) El favor del Maestro Yahoshúa el Mashíaj, el ustedes. amor de YHWH y la comunión
del espíritu de santidad
(DA) La misericordia del Adón Yahshúa Ha Mashíaj, el amor de YAHWEH y el
compañerismo del Ruaj HaKodesh estén con todos ustedes.
(IntEspWH+) η 3588:T-NSF La χαρις 5485:N-NSF bondad inmerecida του 3588:T-GSM de el
κυριου 2962:N-GSM Señor ιησου 2424:N-GSM Jesús [χριστου] 5547:N-GSM Ungido και
2532:CONJ
y η 3588:T-NSF el αγαπη 26:N-NSF amor του 3588:T-GSM de el θεου 2316:N-GSM Dios
και 2532:CONJ y η 3588:T-NSF la κοινωνια 2842:N-NSF participación en común του 3588:T-GSN
de el αγιου 40:A-GSN santo πνευματος 4151:N-GSN espíritu μετα 3326:PREP con παντων
3956:A-GPM
todos υμων 4771:P-2GP ustedes
(NT NV) El favor inmerecido del Adon ‫ יהושע‬ha Moshiaj, y el Yahava de ‫יהוה‬, y la
javurah del Ruaj HaKodesh, sean con todos ustedes. Améin.
(NVI) Que la gracia del Señor Jesucristo, el amor de Dios y la comunión del
Espíritu Santo sean con todos ustedes.
(RV2000) La gracia del Señor Jesús, [el] Cristo, y la caridad de Dios, y la
comunicación del Espíritu Santo sea con todos vosotros. Amén.

La comprensión de la redacción en esta cita es clara tanto del griego como


del hebreo en el cual no enfatiza la existencia de tres personas, sino que
señala atributos debido al contexto, toda vez que el asignar al Espíritu Santo
(Ruaj Ha Kodesh)”compañerismo” en el pensamiento hebreo y
“participación común” en el pesamiento griego, no lo identifica como otra
persona de la divinidad que considera la doctrina de la trinidad.

Como resultado de los elementos


presentados podemos concluir que la
doctrina de la trinidad no es una
enseñanza bíblica, y con ello la
Victor Manuel Martínez Hernández
30
Doctrina de la Trinidad
invitación a dejar esta practica y
corregir la dirección hacia las sendas
señaladas por el Creador Yahweh en
sus escrituras para Gloria y Honra de
Yahoshua Ha Mashiaj.

Victor Manuel Martínez Hernández


31