You are on page 1of 3

EJERCICIOS DE LINGÜÍSTICA TEXTUAL (2º EXAMEN

)
1. ANALIZA LA PROGRESIÓN TEMÁTICA DEL SIGUIENTE FRAGMENTO (GEORGE YULE.EL LENGUAJE). Cuando describimos los sonidos, las palabras y las oraciones del castellano en España, estamos (…) concentrándonos en los rasgos de una única variedad, llamada normalmente español estándar. Esta es la variante que conforma la base del castellano impreso en los periódicos y los libros, la que utilizan normalmente los medios de comunicación y la que se enseña en los colegios. Es también la variedad que normalmente intentamos enseñar a aquellos que quieren aprender castellano como segunda lengua. Está claramente asociada con la educación y la transmisión en contextos públicos y se describe más fácilmente a partir de la lengua escrita que de la hablada. 2. ANALIZA (EXPLICA)LOS ARGUMENTOS EMPLEADOS Y LA DEIXIS PERSONAL EN EL SIGUIENTE TEXTO. ENUNCIA EL TEMA Y LA TESIS. HAY MATEMÁTICAS DE SENTIDO COMÚN Fernando Cifuentes. Siempre había oído que las matemáticas eran una ciencia exacta. Sin embargo, creo que con la estadística, o, mejor dicho, con el uso de la estadística se miente con demasiada frecuencia. Las estadísticas que se vierten en los periódicos, o en la publicidad, suelen estar animadas de un prurito de precisión que tiene por objeto impresionar al lector y, sobre todo, establecer unos datos científicos y unas premisas objetivas, que suponen la base de una argumentación racional. El Instituto para el uso social de las Matemáticas, de Nicaragua, acaba de denunciar que, con demasiada asiduidad, en el mundo profesional, la intención del emisor manipula los números, los cálculos y los porcentajes hasta presentarlos con el propósito mendaz de servir a sus intereses. Por un lado, un periódico nacional, para desprestigiar al Gobierno, publicó en su editorial: «Durante los siete primeros meses del año el Producto Interior Bruto, según el ministro de economía, creció un 5,51 por 100 en relación con el mismo período del ejercicio anterior. Se cubriría así la expectativa del ejecutivo de superar el 5 por 100 en esta fecha. Sin embargo, hay que tener en cuenta que este año ha sido bisiesto, y, por tanto, se ha contado en ese incremento un día más. Si descontamos lo correspondiente al 29 de febrero, el incremento real sobre los siete primeros meses idénticos a los del año anterior es del 4,92 por 100». Por otro lado, una campaña de un dentífrico anunciaba que era capaz de eliminar un 200 % de la caries... Y un anuncio de un dermojabón se promocionaba diciendo «Nueve de cada diez estrellas consultadas prefiere Camay».

En definitiva, cuando se miente o se tergiversa la realidad, el objetivo no parece ser otro que manipular al pueblo inculto. Por ello, hay que despojarse de la ignorancia. Hay que sobreponerse a ese mito de la dificultad de las matemáticas, y de que esa materia sólo es para algunos privilegiados. Es irrenunciable para el progreso de un país aprender las matemáticas elementales, porque con el uso de la estadística se pretende imbuir determinadas ideas y controlarnos mejor. Ciencia y consumo, 2008.

3. ANALIZA TEXTO.

LOS PROCEDIMIENTOS DE COHESIÓN

(POR RECURRENCIA)

DEL SIGUIENTE

EL RESURGIMIENTO DE LA ENERGÍA NUCLEAR A pesar de que algunos se atrevieron a vaticinar su irreversible extinción, la energía nuclear ha resucitado en los últimos tiempos. Desde hace meses, cada vez más voces se alzan a favor de esta polémica tecnología, que nació a mitad del siglo pasado, inicialmente para fabricar el arma bélica más terrorífica de la historia en la Segunda Guerra mundial. Las centrales nucleares siempre han tenido múltiples defensores, pero desde que el gurú científico del ecologismo, el británico James Lovelock, se mostrara partidario de su uso hace dos años, los amantes de la fisión del átomo han proliferado. Lovelock reconoce los riesgos de la energía nuclear, pero considera que esta es la única solución al cambio climático.. En su opinión, ya es tarde para invertir la tendencia del calentamiento global, porque Kioto no logrará frenar a tiempo las emisiones de gases de efecto invernadero. Ante este panorama desolador, Lovelock está convencido de que la energía nuclear es la única tecnología que permitirá mantener el crecimiento mundial, sin castigar más al planeta. A la teoría de este pensador, - que concibe la tierra como un ser viviente que no sucumbirá a los daños provocados por los humanos, aunque el Homo sapiens se acabe extiendo a sí mismo-, se han sumado otras voces. Es el caso de David King, asesor científico del primer primer ministro británico Toni Blair en energía, quien señaló el año pasado que la energía nuclear se hará imprescindible para evitar el cambio climático. Al razonamiento se añadió también el propio Blair, quien en un discurso dramático a finales de 2005 dijo que apenas queda tiempo para decidir (…) Dos son los argumentos que utilizan los partidarios de la energía nuclear: no produce dióxido de carbono (CO2) – el gas responsable del 60% de la emisiones de efecto invernadero- y la independencia energética. La primera de las premisas es cierta: por las aparatosas chimeneas que se ven junto a las centrales nucleares solo sale vapor de agua. Es el calor sobrante de la fisión que no se aprovecha para generar más electricidad. Sin embargo, el segundo argumento es mucho más cuestionable. Ninguno de los países con

centrales nucleares, que, a su vez, no tienen la tecnología de las armas atómicas, puede fabricar su combustible nuclear. Se usan las ahora famosas centrifugadoras que quiere Irán. España no cuenta con ellas. Por lo tanto, importamos el 100% del combustible que se quema en los nueve reactores españoles al precio que marcan sus fabricantes estadounidenses. El uranio enriquecido ha triplicado su precio en los últimos dos años, en parte debido a su escasez. Es decir, España seguirá dependiendo energéticamente del exterior por muchas nucleares que se pongan. Con todo, el mayor problema de la energía nuclear es consustancial al mismo ciclo del uranio. Ese ciclo lleva a la creación de miles de toneladas de residuos radioactivos que mantienen su peligrosidad durante decenas de miles de años y cuya gestión todavía no tiene respuesta científica. Y, además, en el ciclo del uranio está la vía directa hacia la bomba atómica. Gustavo Catalán Deus. El Mundo, 27 de febrero de 2006