P. 1
Tema.1.1 Antiguedad Clasica

Tema.1.1 Antiguedad Clasica

|Views: 765|Likes:
Published by joseluiscisneros

More info:

Published by: joseluiscisneros on Jan 18, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/16/2013

pdf

text

original

Tema 1.

Segregación y eliminación física en la antigüedad clásica

Tema IV. La Educación Especial a comienzos del siglo xx 1,21 El tratamiento y la educación de los niños irregulares
Ovidio Decroly

99

12 L tI.1

Los métodos pedagógicos usados en las «Case dei Bambini» Ejercicios de vida práctica De cómo debe ser la lección de la maestra. Paralelo a los antiguos sistemas
María Montessori

122 142 145

Examen pedagógico de anormales de escuela
Alked Bínet y Dr. Th. Simon

152

la

Principios de la educación de los niños físicamente deficientes
Semiónvic Lev Vygotski

170

Colección TESIS Y PRAXIS Aguado Díaz, Antonio León (1995), "Antigüedad Clásica", en Historia de las deficiencias, Juan José Utrilla (trad.) Madrid, Escuela Libre Editorial, (Tesis y Praxis) pp. 45-53.

ANTONIO LEON AGUADO DIAZ
Catedrático de E.U. de Psicobiopatología de las deficiencias Universidad de OVIEDO

HISTORIA DE LAS DEFICIENCIAS

O

ESCUELA LIBRE EDITORIAL Madrid, 1995

2. HASTA LA PRIMERA REVOIUCION EN SALUD MENTAL

* * *

2.3. ANTIGÜEDAD CLASICA
Salvando las distancias entre Grecia y Roma, varias son sus aportaciones, pero tres puntos pueden ser destacados como anticipo por su particular relevancia para nuestros objetivos (cuadro 3): los trastornos mentales, y por tanto la deficiencia mental, son considerados por primera vez fenómenos naturales; el infanticidio, los malos tratos, la venta de niños como esclavos, e, incluso, la mutilación para mendicidad, son prác45

HISTORIA DO LAS DEFICIENCIAS

2. HASTA LA PRIMERA REVOLUCION EN SALUD MENTAL

ENFOQUE/ACTITUD PASIVA

VS,

ENFOQUE/ACTITUD ACTIVA

ANTIGÜEDAD CLASICA Infanticidio, malos tratos, venta de niños como esdavos, mutilación para mendigar Escaso inserís hacia la discapacidad física -- Infanticidio no sólo de deformes, sino de neonatos con apariencia inusual; bien visto por Platón y Aristóteles Esparta, eugenesia e infanticidio: exposición del recién nacido ante consejo que si aprecia Sara lo despeña por el monte Taigeto Atenas, Infanticidio de débiles y deformes: se les deja a la puerta de un templo por si alguien los adopta — Los trastornos mentales y la deficiencia mental son considerados fenómenos naturales

GRECIA
— Primacía del enfoque naturalista de la enfermedad mental — Hipócrates: atribuye enfermedad y deficiencia mentales á causas naturales: ya se habla de enfermedad — Fracturas y articulaciones: banco de extensión para tracciones vertebrales — Templos de Esculapio, caras de salud, con baños, paseos, Procesiones

la idea de physis o naturaleza es principio clave, fundamento y punto de partida, y, corno derivación de tál principio y principal aportación a nuestro tema, presenta la novedad de considerar los trastornos mentales, incluida la deficiencia mental, corno fenómenos naturales. Esta consideración naturalista es enmarcada por Roccatagliata (1986) dentro de las corrientes biológica y 'clínica de la psiquiatría antigua en contraposición con la corriente psicodinámica, Tal tradición naturalista cuenta con Hipócrates como la figura más destacada, influyente e innovadora de la época clásica griega (siglo V a.C. siglo II d.C.). En todo caso, en este enfrentamiento entre distintas corrientes de la medicina y de la psiquiatría griegas, tradición naturalista versus psicodinámica, emerge un principio innovador, el abordaje de la enfermedad mental desde una consideración naturalista. En este contexto de enfrentamiento, Ullman y Krasner (1975) consideran que esta innovación es debida, no a una concepción generalizada, sino a un grupo de unos cuantos autores, notables pero con escasa influencia en la sociedad. Sea como fuere, lo cierto es que hay varias tendencias que tienen repercusiones a lo largo de la historia, que los griegos poseen la primacía en el abordaje de la enfermedad mental desde una consideración naturalista y que en la Grecia clásica están ya presentes las figuras psicopatológicas vigentes en la actualidad. Dentro de la medicina griega, suelen citarse los templos de culto al dios de la curación, Esculapio, como el de Epidauro, del siglo V a.C., como auténticas casas de salud anexas a un templo, con baños, paseos, procesiones, etc. (17). • En cuanto a los personajes, como ya hemos avanzado, la figura pionera corresponde a Hipócrates (460-377 a.C.), padre de la medicina, integrante ya de la medicina técnica, de espaldas a la magia y en favor de la técnica, padre de la psiquiatría clínica (18), autor que describe prácticamente todos los cuadros clínicos relevantes hoy, que propone una etiología biológica con sus tratamientos correspondientes y que quita el carácter sagrado de la epilepsia al incluirla en su teoría de los humores y relacionarla con la flema y recalcar su origen
(171 No obstante, para Hernández Conesa (1979) estos centros no son más que

Ley de Rómulo: abandono de bija inválido si cinco vecinos lo aprueban; incumplimiento, confiscación de la mitad de los bienes República: infanticidio de deformes Imperio: infanticidio y mutilaciones de niños y jóvenes para mendigar S.E d.C.: compra de discapadtados para diversión Roca Tarpeia y columna Lactaria Séneca, aversión natural hacia los deficientes Claudio, ridiculizado por su apariencia física y dificultades de habla Celso: defiende hipótesis del miedo: castigo con privación de alimentos, cadenas, grilletes

ROMA — Cicerón, responsabilidad del enfermo mental — Vena filantrópica de gobernantes: Augusto, Vespasiano, Trajano — Asclepíades de Prosa: tratamiento humano a enfermos y deficientes — Celso, De medicina: imbecillis: astenia general; sconnun, banco de extensión hipocrático — Galeno: rastreo vías nerviosas y lesiones cereb.; Ejercidos con la pelotita, mecanoterapia — Sorano de Eleso: hospital de enfermos mentales y probablemente retrasados — influencias del cristianismo primitivo — Concilios: hospedajes y asilas — San Easilio, ciudad-hospital de Cesárea

Cuadro 3, — Síntesis del enfrentamiento ante la deficiencia en la

antigüedad clásica.

ticas frecuentes; finalmente, en la antigüedad clásica queda patente un escaso interés hacia la discapacidad física, La Grecia clásica, que ha dejado influencias en prácticamente todos los campos (16), marca el inicio de la medicina técnica en la que
(16) La ocasión parece oportuna para citar los ensayos sobre literatura y reguera de Pajón Mecloy (1992a, I)), centrados en Tlresias, el ciego adivino, y en la doble ceguera de Edipo.

casas de peregrinos, pues la institución hospitalaria fue creada por el cristianismo. '(18) Roccatagliata (1986).
47

O

46

HISTORIA DE LAS DEFICIENCIAS

2. HASTA LA PRIMERA REVOLIICION EN SALUD hIlltrrAL

biofisico. En Consonancia con tal concepción, recomienda para esta enfermedad tratamientos naturales, ejercicio, masaje, baños, dieta y preparados médicos (19).
Las aportaciones de Hipócrates al campo de las deficiencias también son relevantes. Por un lado, como ya hemos dicho, la enfermedad mental y, en ocasiones, la deficiencia mental, son atribuidas al estancamiento de la bilis negra, por tanto a causas y procesos naturales, con lo que se habla de enfermedad y no de castigo de los dioses ni de posesión por los espíritus del mal. Por otro lado, algunos de sus Aforismos, que reflejan humanismo y filantropía, se refieren a epilepsia y a niños débiles y, entre otras, a microcefalia y craneostenosis. Igualmente, Hipócrates describe diversas discapacidades físicas, como gibosidades por alteraciones del raquis, pie equino y paraplejia. Respecto a ésta última, ofrece una descripción bastante precisa de la enfermedad, de sus complicaciones y de alguno de sus remedios, en especial los relativos a ingesta de líquidos y dieta apropiada. Por último, en Fracturas y articulaciones (20), origen de las actuales tracciones vertebrales, introduce varios métodos de reducción por tracción de deformidades, fracturas y luxaciones de la columna. Es más, su banco de extensión ha sido ampliamente utilizado con diferentes modificaciones a lo largo de la historia para el tratamiento de las dislocaciones vertebrales (21). * * * Hasta aquí, las aportaciones griegas desde lo que venirnos denominando enfoque activo de la deficiencias. Pero también hay manifestaciones del enfoque pasivo. En la Grecia clásica, donde se perpetúa el culto a la salud y a la belleza físicas, no es de extrañar que se practique el infanticidio, no sólo de los deformes sino, probablemente, también de los neonatos con apariencia inusual, y que se lleve a cabo tanto en Esparta como en Atenas, ciudades , ambas que «proporcionan la evidencia más antigua de eugenesia
Scheercnberger (1984).

negativa» (22). Y no se trata, tan sólo, de una práctica usual, sino
que es recomendado por los «intelectuales»: así, Platón (428-347 a.C.) considera necesario eliminar a los débiles y a los deficientes, de igual forma que Aristóteles (384-322 a.C.), en la Política, lo deja bien claro, como puede comprobarse en la cita textual que encabeza este segundo capítulo y que reproducimos para comodidad del lector: «Sobre el abandono y la crianza de los hijos, una ley debe prohibir que se críe a ninguno que esté lisiado» (23). En cuanto a Esparta, que lleva el culto a la fuerza física y a la agresividad al extremo, practica la eugenesia y el infanticidio. Es de sobra conocida la exposición del recién nacido ante un consejo de ciudadanos que lo examina y, en caso de apreciar algún tipo de tara, lo despeña por el monte Taigeto. Por otra parte, las condiciones de vida extremadamente duras y rígidas deben provocar una elevada tasa de mortalidad. En lo que atañe a Atenas, en sus orígenes y primera época, reserva el infanticidio para los niños débiles y deformes, a los que se coloca en una vasija grande de arcilla y se les deja a la puerta de algún templo por si alguien los' adopta. Posteriormente el infanticidio se convierte en una práctica más generalizada.

Como consideración global sobre Grecia, las dos tendencias, pasiva y activa, subsisten; prima la consideración pasiva, el rechazo, el infanticidio, pero se introduce un germen activo, la consideración de la deficiencia mental como enfermedad biológica y natural, que abre un camino que, con el tiempo, posibilita un tratamiento adecuado. O lo que es lo mismo, mientras no se le considere un fenómeno natural no se puede hacer nada. Y los griegos son los primeros que ofrecen tal consideración biológica y
natural. * * * Respecto a Roma, hay suficiente material histórico como para concluir que los deficientes están expuestos a tratamientos y circunstancias de vida sumamente variables. En efecto, desde la fundación de Roma (800 a.C.) hasta la caída del Imperio (476 d.C.) se Nuffield (1988, p.40). Aristóteles (Política, libro 7°, capítulo XVI, versículo 1335, p.282). 49

Fracturas y articulaciones, así como Heridas en la cabeza, son escritos comprendidos en el Corpus Hippocraticum, (21) PI banco de extensión hipocrático. más conocido como scamnun a partir del trabajo de Celso (primera centuria d.C.), ha sido descrito por Oribasio (324 . 400) y por Pablo de Egina (625-690), modificado por Avicena (980 . 1037), descartado por Rolando de Parma (hacia el 1200), vuelto a modificar por Ambroise Paré (151015901 y utilizado hasta la centuria presente (Guttrnann, 1981). • 48

HISTORIA DE LAS DEFICIENCIAS

2. HASTA LA PRIMERA REVOLUCION EN SALUD MENTAL

produce una gran cantidad de cambios y contrastes que han de repercutir en el tratamiento que los discapacitados reciben. Así, pronto se abandona el cumplimiento de una vieja ley, atribuida a Rómulo, por la que se establece que los padres pueden abandonar a un hijo inválido o monstruoso siempre que lo muestren a cinco vecinos que lo aprueban; el incumplimiento de esta norma está sancionado con la confiscación de la mitad de los bienes. Sin embargo, en la república, se continúan las tradiciones griegas del infanticidio de niños deformes, aunque sólo durante los ocho primeros días de vida. La roca Tarpeia, según escribe Tito Livio, cumple funciones similares a las del monte Taigeto. Posteriormente, a partir del siglo 1 d.C., el infanticidio es una práctica completamente generalizada, e, incluso, se descubre por primera vez la práctica de mutilar niños y jóvenes para mendigar, crueldad que se infringe tanto a niños no deseados corno a nacidos con malformaciones o bajo un mal augurio. Sobre el particular, Nuffield (24) afirma que «los niños no deseados eran situados en la base de la columna Lactaria, donde muchos eran mutilados para incrementar su valor como mendigos». En suma, pues, la roca Tarpeia, en unos casos, y la columna Lactaria, en otros, están asociadas a prácticas de extrema brutalidad, brutalidad que «siguió vigente durante siglos» (25). Pero, la crueldad también tiene otras manifestaciones. Así, en la época de la degeneración, a partir del siglo 11, es frecuente la compra de «hombres cojos, mancos, con tres ojos, gigantes, enanos o hermafroditas» para diversión (26). Finalmente, a partir del siglo IV empieza a hacerse sensible la influencia del cristianismo y se llega a prohibir tanto el infanticidio corno la venta de niños como esclavos. Esta situación tan variada, nos puede llevar a hablar de variaciones dependientes de factores culturales, linaje, clase social. Es decir, en general, a los recién nacidos con deformidades les cabe o la muerte, o el abandono o trabajos como bufones, esclavos o mendigos; es probable que muchos casos leves de familias pobres deben pasar inadvertidos bajo trabajos manuales y miseria y que los casos leves de familias ricas deben recibir algún tipo de cuidado médico y ser considerados parte de la familia. O lo que es lo mismo, la
Nuffield (1988, p.40). Scheerenberger (1984. p.26). Scheerenberger (1984, p.30).

mayoría debe ser sometida a prácticas crueles, pero es probable que algunos casos encuentren algún papel social que cumplir (27). . Estos contrastes son también visibles en las aportaciones de algunos intelectuales, como Cicerón y Séneca, y en la obra de algunos gobernantes. Marco Tulio Cicerón (106-43 a.C.) puede ser incluido en las voces de la moderación, por cuanto es de los pocos, quizás uno de los primeros, que se preocupa de la responsabilidad del enfermo mental (28). Sin embargo, Lucio Anneo Séneca (4 a.C. - 65 d.C.), el filósofo español estoico, muestra aversión natural hacia los deficientes, como queda patente en su Carta a Lucillo:
«Sabrás que Herpaste, la idiota propiedad de mi mujer, me fue cedida como carga hereditaria, puesto que tengo una aversión natural frente a esos monstruos ... Esta idiota perdió bruscamente la vista, La historia que te relato es asombrosa pero cierta. No tiene conciencia de estar ciega, por lo que constantemente insta a su custodio a que la saque, alegando que mi casa está a oscuras» (29).

En cuanto a los gobernantes, Scheerenberger habla de la vena filantrópica de algunos de ellos. Augusto (63 a.C. - 14 d.C.) fomenta la ayuda estatal a los necesitados; en un determinado momento de su reinado, el 50% de la población recibe alguna ayuda, alimenticia en general. Vespasiano (9-79 d.C.) es un caso aislado en la Roma imperial, dado que establece lo, que probablemente sea el primer sistema de educación estatal en la antigüedad clásica; también abre escuelas de medicina y fomenta el desarrollo de los hospitales. Nerva (30-98 d.C.) intenta eliminar los malos tratos y el infanticidio mediante la fundación de colonias para pobres y ayudas para padres indigentes. Durante el gobierno de Trajano (53-117 d.C.), en el año 100 d.C., el estado mantiene cerca de 5.000 niños. Por último, Adriano (76-138 d.C.) destierra a un padre que ha matado a su hijo. Finalmente, hay que hacer alusión del emperador Claudio (10 a.C. 54 d.C.), sobre quien escribe la prestigiosa Enciclopedia Britá-

nica:
«De mala salud, apariencia poco atractiva, torpeza de modales

y tosquedad de gusto ... la familia imperial parece haberle consiSeguimos la ya mencionada tesis de Scheerenberger (1984) de la mortalidad infantil de los casos graves y la integración de los leves. Ullman y Krasner (1975). (29) Séneca, Carta a Lucillo, citado por Scheerenberger (1984, p.26).

(26)

50

51

HISTORIA DE LAS DEFICIENCIAS

2. HASTA LA PRIMERA REVOLUCION EN SALUD MENTAL

dejado un estorbo y haberle dejado a sus estudios y diversiones privadas ... sus errores son atribuidos a su debilidad de carácter» (30),

Claudio, en consecuencia, es considerado un discapacitado y tratado como tal, entre otros, por Séneca, quien ridiculiza su apariencia física y sus dificultades de habla. En cuanto a los médicos, Asclepíades de Prusa (124-40 a.C.) destaca por su tratamiento sensible y humano hacia los enfermos mentales, entre los que probablemente se deben incluir deficientes y epilépticos. También se opone a la aplicación de sangrías a estos enfermos con cierto humor:
«Por

nerviosas, describe los huesos craneales, identifica una causa de la afasia y descubre que una lesión en un lado del cerebro determina trastornos corporales en el lado contrario del cuerpo; relaciona la agudeza de la mente con la cantidad y calidad, finura, de la sustancia cerebral. En su escrito dedicado a Ejercicios con la pelotita, puede considerarse el precursor de la mecanó terapia (35). Finalmente, Sorano de Efeso (segunda centuria d.C.), médico griego asentado en Roma, padre de la ginecología y la pediatría, en su propio hospital atiende enfermos mentales y deficientes, probablemente. Sus tratamientos incluyen reposo, lectura y participación en

representaciones teatrales. Hasta aquí, las tendencias contrapuestas en la historia de Roma. Como hemos tratado de exponer, existen toda una serie de prácticas crueles, infanticidio y, en especial, las mutilaciones con fines de mendicidad, enmarcadas en un contexto sodal en el que la vida de los no acomodados vale bien poco. Estas prácticas y esta actitud de rechazo y desprecio es aceptada por la mayoría, intelectuales como Séneca incluidos. Por contra, otros intelectuales, como Cicerón, algunos gobernantes y varios médicos, en general griegos asentados en Roma, mantienen otras actitudes e introducen otro tipo de prácticas, que, consideradas de forma global, son innovadoras pero no acaban de prender.
* * *

mucho que las sangrías tuviesen éxito en Atenas, tenían

todas las probabilidades de ser perjudiciales en Roma, estando como estaban sus ciudadanos extenuados por la corrupción» (31). Aurelio Cornelio Celso (primera centuria d.C.), considerado el mejor escritor médico romano, en su De medicina emplea el término imbecillis para hacer referencia a una astenia general o cualquier forma de debilidad, es decir, un grado moderado de deficiencia mental. Sin embargo, en sus tratamientos defiende la «"hipótesis del miedo", que de una forma u otra seguiría aplicándose hasta bien entrado el siglo XX»: castigo con privación de alimentos, cadenas, grilletes, etc. Asimismo, parece ser que Celso recomienda la castración de los epilépticos (32). Desde otra perspectiva y como ya vimos. contribuye a la difusión del scamnun, banco de extensión hipocrático' adecuado para la reducción por tracción de deformidades, fracturas y luxaciones vertebrales (33). Galeno (129-199 d.C.), médico griego, Considerado por muchos el padre de la neurología y de la fisiología experimentales, provoca lesiones espinales (34) y cerebrales con la finalidad de rastrear las vías me III, Voz Claudlus, ps. 359 - 360).
Goetz (1987: The New lincyclopmdla Britannica: Micropxdia: Volu-

Asdepfades de Prusa, citado por Scheerenberger (1984, p.29). .(32) Kanner (1964, p.5); Scheerenberger (1984, p.29). Gutimann (1981). Galeno experimenta con incisiones longitudinales y transversales en la médula, descubriendo que aquélla no presentan efectos funcionales demostrables, mientras

que éstas producen parálisis del cuerpo por debajo del nivel de la lesión (Guttmann,
1981). (35) Parreño (1978).
52

53

You're Reading a Free Preview

Download
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->