> CLICK X CLICK

Comunidades online

En medio del auge de las redes sociales de Internet, un nuevo concepto está creciendo: las comunidades virtuales. Se trata de agrupaciones de personas con intereses específicos. Comunidades de maestros, de diabéticos o gente que quiere mejorar el país son algunos ejemplos.

Texto: María Mullen / Ilustración: Victoria Macrae Moir

44

> TIGRIS

Las redes sociales en Internet siguen extendiéndose y conectando al mundo. Su rápido y espontáneo crecimiento logra entretejernos con todas aquellas personas que alguna vez conocimos. Desde amigos y familiares, hasta compañeros de trabajo y conocidos lejanos. En medio del caos de contactos en la red, el concepto de comunidad se está instalando de a poco: se trata de sitios más privados que generan redes sociales, con personas comprometidas e interesadas en un mismo rubro.

¿Qué es una comunidad?
Aunque sigue siendo una red social, y la idea y el software son parecidos a lo que uno se encuentra en Facebook, las “comunidades” tienen un latido propio. Empresas como Ning, Socialgo y Bliggo, ofrecen gratuitamente al usuario la posibilidad de crear su propia red sobre un tema concreto, utilizando alguna de las decenas de plantillas prediseñadas

nuestro país, por ejemplo una de Recursos Humanos (www.derrhh.net), con más de 600 miembros, y www.ArgentinaSocial.net, un sitio donde se reúnen aquellos que quieren construir una Argentina mejor. Para clarificar el potencial que tienen estos espacios, explica: “Antes, un grupo de profesionales asistía a un congreso para ponerse al día con las novedades de su disciplina, conocer colegas, crear contactos y capacitarse. Quizás algunos intercambiarían correos electrónicos y, con suerte, se reencontrarían otra vez, recién en el siguiente congreso. La primera comunidad que construí con mi equipo fue lanzada simultáneamente en el transcurso del 3er Congreso Argentino de Coaching, y los líderes de distintas provincias y países pudieron cuadriplicar sus contactos (muchos más de los que lo que habían podido establecer durante el encuentro presencial, que duró dos días). Luego de terminado el congreso, los asistentes pudieron seguir en contacto y no necesitaron esperar

Aula magna
Un caso llamativo de comunidad exitosa en los Estados Unidos es la de “ Classroom 2.0 ” (www.classroom20.com), que reúne a 20.700 miembros, todos maestros y profesionales de la educación, quienes comparten recursos para mejorar sus clases, dar cursos a distancia, enseñar a personas especiales, entre otros temas.

Ning
Es la empresa líder para la creación de redes sociales personales. Nació en 2005 y en junio de 2008 los usuarios ya habían creado 200.000 redes sociales. Seis meses más tarde, el número ascendió a 900.000, según publica en su blog, la directora general de la empresa, Gina Bianchini.

Todos pueden “verse las caras”, “hacerse amigos” entre sí, debatir temas de interés común, comentar artículos, incluir RSS de otros sitios y hasta crear subgrupos dentro de la comunidad.
(que luego pueden personalizarse con diseños propios), que ya incluyen la tecnología para conectar a más de 10.000 personas. Cada uno puede tener su propia página dentro de la comunidad, subir fácilmente fotos, videos, actividades, eventos, publicar posts e invitar a nuevas personas a la red. Es algo parecido a lo que sitios como Blogger o Wordpress ofrecen para crear blogs personales, pero en este caso, en vez de blogs, se trata de comunidades, donde todos pueden “verse las caras”, “hacerse amigos” entre sí, debatir temas de interés común, comentar artículos, incluir RSS de otros sitios y hasta crear subgrupos dentro de la comunidad. Uno o más administradores pueden decidir si la comunidad será pública o privada, auditar los contenidos o filtrar a quiénes se acepta en la red y quién queda afuera. Los que se portan bien, se quedan. Si alguno abusa o publica algo fuera del interés común, se elimina. La vida de la comunidad va creciendo con la ayuda de todos, exponiendo al máximo los beneficios de la web colaborativa, la 2.0. al siguiente año para reencontrarse”. Para Urdaniz, “las comunidades profesionales, al tener un objetivo definido y común, miembros más homogéneos y con una vivencia o problemática profesional similar, son más eficientes en la creación de relaciones y vínculos profesionales duraderos”.

Vivir Tigris
Tigris creó la comunidad de los barrios privados de la zona: www.vivirtigris.com. Más info en pág. 66.

¿Un espacio de encuentro?
Un club de magos, una red de solteros, recursos para periodistas, esposas de militares, fotógrafos de canarios… y la lista continúa. Las comunidades virtuales unen a personas de intereses similares y pueden ser muy útiles según cómo se las aproveche. “Adecuadamente usadas y como complemento de los encuentros físicos –agrega Urdaniz– permiten trabajo en equipo, inteligencia colectiva, mayor participación y colaboración. Generan relaciones más sólidas y comprometidas, así como simples lugares de conversación y espacios de pertenencia e interacción”. Lo que hay que saber es que no garantizan el encuentro interpersonal, tanto más valioso, real y duradero. Miles de comunidades virtuales y miles de personas solitarias frente a un monitor sería una contradicción. Dar el paso del contacto virtual al físico y presencial, y a las relaciones humanas, siempre será fundamental para crear una verdadera y sólida comunidad.

Redes de profesionales
Martín Urdaniz, argentino, graduado en Sistemas y en Marketing, con estudios en California y en varias universidades privadas del país, es pionero en todo lo relacionado con avances tecnológicos. Creó las primeras comunidades profesionales en

Más información www.ning.com www.bligoo.com www.socialgo.com TIGRIS

< 45

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful