RENOVACION CARISMATICA CATOLICA EN EL ESPIRITU SANTO

ESCUELA NACIONAL

LA ASAMBLEA DE ORACIÓN
Curso-Taller Para formar Animadores de Asambleas de Oración

INDICE Prólogo..........................................................................................................1 1. Introducción.................................................................................................2 2.Normatividad........................................................................................................2 2.1 ¿Qué es una asamblea de oración?................................................2 2.2 Asambleas de Oración en la Comunidad Primitiva..........................3 2.3 Características de una asamblea de oración de renovación...........4 2.4 Elementos de la asamblea de oración.............................................6 2.5 Desarrollo de una asamblea de oración.........................................11 3. Mantenimiento......................................................................................................13 3.1 ¿Cómo se prepara una asamblea de oración?...............................13 3.2 Los servidores de una asamblea de oración.................................14 Bibliografía.....................................................................................................18

PRÓLOGO. La formación de los Laicos es una prioridad en la Iglesia: «El hombre interpelado en su libertad por la llamada de Dios a crecer, a madurar, a dar fruto, no puede dejar de responder; no puede dejar de asumir su personal responsabilidad... En este diálogo entre Dios que llama y la persona interpelada en su responsabilidad se sitúa la posibilidad- es más, la necesidad- de una formación integral y permanente de los fieles laicos. En concreto, después de haber descrito la formación cristiana como «un continuo proceso personal de maduración en la fe y de configuración con Cristo, según la voluntad del Padre, con la guía del Espíritu Santo», los padres sinodales han afirmado claramente que «la formación de los fieles laicos se ha de colocar entre las prioridades de la diócesis y se ha de incluir en los programas de acción pastoral de modo que todos los esfuerzos de la comunidad (Sacerdotes, laicos y religiosos) concurran a este fin» (ChL 57). La Escuela Nacional del Movimiento de Renovación a través de sus cursos, promueve, impulsa y desarrolla la formación de sus servidores y coordinadores con la finalidad de mantener la identidad y carisma propios del Movimiento, dando respuesta a la invitación del Papa quien nos decía el 14 de Marzo del 2002 «En nuestro tiempo, sediento de esperanza, dad a conocer y haced amar al Espíritu Santo. Así ayudaréis a que tome forma la «cultura de Pentecostés», la única que puede fecundar la civilización del amor y de la convivencia entre los pueblos. No os canséis de invocar con ferviente insistencia: «¡Ven, Espíritu Santo! ¡Ven! ¡Ven!». Cada curso es una respuesta a esa invitación del Papa quien nos recuerda que «El amor a la Iglesia y la adhesión a su Magisterio, en un camino de maduración eclesial sostenido por una sólida formación permanente, son signos elocuentes de vuestro empeño por evitar el peligro de secundar, sin querer, una experiencia de lo divino sólo emocional, una búsqueda excesiva de lo «extraordinario» y un repliegue intimista que evite el compromiso apostólico». Ofrecemos el siguiente material de trabajo el cual ha sido diseñado para utilizarse en cada curso programado, el presente folleto no es un libro de lectura, es un cuaderno de trabajo que requiere explicaciones, aplicaciones, trabajos en equipo y reflexiones que ayuden a mantener y promover la naturaleza del movimiento en el seno de la Iglesia. Madre María, Inmaculada Concepción, encomendamos a tu poderosa intercesión cada curso de la Escuela Nacional para mayor gloria del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. ¡Amén! Equipo Escuela Nacional Renovación Carismática Católica en el Espíritu Santo México 2004, año Eucarístico.

RENOVACION CARISMÁTICA CATOLICA EN EL ESPIRITU SANTO. ESCUELA NACIONAL. LA ASAMBLEA DE ORACIÓN. Curso-Taller: Para formar Animadores de Asambleas de Oración OBJETIVO DEL CURSO: “Los participantes reconocerán a la Asamblea de Oración como uno de los medios y actividades fundamentales de la Renovación que deberá contar con un equipo de Animadores que la preparen y conduzcan” 1 INTRODUCCIÓN: Quien descubre el tesoro escondido no puede ocultar su alegría, el que encuentra la perla preciosa comparte su gozo, es por esta razón que han nacido las Asambleas de Oración, es decir, grupos en los cuales los hermanos se reúnen para alabar, bendecir y glorificar a Dios y compartir su vida en el Espíritu. El alma no queda saciada después de un primer encuentro y busca que ese encuentro sea permanente entre Dios y ella, confiando en la promesa de Jesús «os aseguro también que si

dos de vosotros se ponen de acuerdo en la tierra para pedir algo, sea lo que fuere, lo conseguirán de mi Padre que esta en los cielos. porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos». Mt 18,19-20

2 NORMATIVIDAD. Objetivo específico: Descubrir lo que es una Asamblea de oración y las características que la conforman. 2.1 ¿Qué es una Asamblea de Oración?. Se entiende por Asambleas de Oración, a la comunidad inicial del Movimiento de Renovación Católica carismática en el Espíritu Santo, ésta Asamblea es su actividad central, su finalidad primordial es la oración espontánea en común, de ellas el Papa Paulo VI en la catequesis del año Santo dijo: «el mundo solamente se salvara por la oración». Estas «Asambleas de Oración» comunitarias, el Santo Padre las veía como una de las manifestaciones de esta renovación espiritual en el Espíritu Santo y decía: «para un mundo cada vez mas secularizado, no hay nada mas necesario que el testimonio de esta renovación espiritual y afirmaba :¿Cómo entonces esta renovación espiritual no podrá ser una oportunidad para la Iglesia y para el mundo?» (S.S. Paulo VI, III congreso internacional de la renovación, 1975). La Asamblea de Oración, es la reunión de varios hermanos unidos por el mismo Señor Jesús, es Él, quien toma la iniciativa para congregar a su Iglesia en estas reuniones. Aquí se deja ver una nueva manera de orar con características y elementos específicos donde la persona participa de manera espontánea: levanta las manos, cierra los ojos y se une a la oración de los hermanos haciendo suya la oración y respuesta, esto es la fuerza de la Asamblea: la oración comunitaria. Allí descubre hermanos y hace Iglesia; es aquí donde el alma sedienta se encuentra con el manantial de Agua Viva, y le alaba. El hombre en si es una alabanza a Dios, «la gloria de Dios, es la gloria del hombre» decía San Ireneo , este es básicamente el propósito de una Asamblea de Oración: «Para ser nosotros alabanza de su gloria, los que ya antes esperábamos en Cristo». Ef 1,12. El Papa nos ha dicho: «De modo especial, seguid amando y haciendo amar la plegaria de alabanza, forma de oración que reconoce más inmediatamente que Dios es Dios; le canta por él mismo, le da gloria por lo que Él es, más que por lo que hace» (cf. Catecismo de la Iglesia católica, n. 2639 y S.S. Juan Pablo II carta al Movimiento de Renovación de Italia, marzo de 2002).

El objetivo de la Asamblea es: Llevar a los participantes a un encuentro con el Dios vivo a través de la oración espontánea y comunitaria al impulso del Espíritu Santo. 2.2 Asambleas de Oración en la comunidad primitiva La comunidad cristiana primitiva practicó esta forma de orar, haciendo suya la promesa del señor Jesús : «Porque donde están dos o tres reunidos en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos». Mt 18,20. Por tanto las Asambleas de Oración no son cosa nueva, sino un volver al origen, recordemos que la Iglesia se inaugura con una reunión de oración: «Y cuando llegaron subieron a la estancia superior, donde vivían Pedro, Juan, Santiago y Andrés; Felipe y Tomás; Bartolomé y Matías; Santiago de Alfeo , Simón el Zelote y Judas de Santiago. Todos ellos perseveraban en la oración, con un mismo espíritu en compañía de algunas mujeres, de María, la madre de Jesús y de sus hermanos». Hech 1,13-14. Con un mismo espíritu: La oración comunitaria no solamente es la unión física, sino la unión de fe y amor que proviene de vivir en y por Cristo. «Gracias a la oración comunitaria de los salmos, la conciencia cristiana ha recordado y comprendido que es imposible dirigirse al Padre que está en los cielos sin una auténtica comunión de vida con los hermanos y hermanas que están en la tierra» (S.S. Juan Pablo II .Los salmos en la tradición de la Iglesia, Roma 30 de marzo de 2001). La oración comunitaria da principio a una “espiritualidad de la comunión” cuando cada uno de los participantes en oración: abre su corazón y lo entrega a Dios en comunión con los hermanos “haciendo de la Iglesia la casa y escuela de la comunión” (NMI 43). En compañía de María: Las Asambleas de oración están impregnadas de la presencia e intercesión de María Santísima ya que, ¿quien mejor que ella sabe alabar y bendecir a Dios?. San Pablo da algunas recomendaciones para la oración en comunidad: «¿Que concluir, hermanos? cuando os reunís, cada cual puede tener un salmo, una instrucción, una revelación, un discurso en lenguas, una interpretación; pero que todosea para edificar». 1 Cor 14,26 «Recitad entre vosotros salmos, himnos y cánticos inspirados; cantad y salmodiad en vuestro corazón al Señor...» Ef 5,19. «...y todo cuanto hagáis, de palabra y de obra, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias por su medio a Dios Padre.» Col 3,17. 2.3 Características de una asamblea de oración de renovación. Una Asamblea de Oración, en el sentido más amplio, es una reunión numerosa de personas con el propósito de hacer Oración en común. Hay diferentes Asambleas de Oración: el Santo Rosario, la Hora Santa, la Celebración de la Eucaristía que es la base y culmen de toda oración, la Asamblea de la Renovación, etc. Podemos decir que todas son Asambleas de Oración porque tienen en común el ser una reunión numerosa de personas con el propósito de orar, pero cada una de ellas tiene

diferentes características, las cuales las hacen diferentes unas de las otras. A continuación mencionaremos las principales características de la Asamblea de Renovación: 2.3.1. Está en la Iglesia, es de la Iglesia y es para la Iglesia. Es la comunidad inicial de la Renovación. Es una de las actividades centrales y medio natural del Movimiento,está abierta a la comunidad parroquial -espacio donde se desarrolla la vida cristiana-, por lo que pertenece, forlalece y manifiesta un modo de orar de la Iglesia. “¡Sí! La Renovación en el Espíritu puede considerarse un don especial del Espíritu Santo a la Iglesia en nuestro tiempo. En vuestro movimiento, nacido en la Iglesia y para la Iglesia”… (carta de S.S. Juan Pablo II a la Renovación de Italia 14 de marzo de 2002). 2.3.2. Es fundamentalmente para hacer oración espontánea y comunitaria. El gozo, la libertad y la espontaneidad caracterizan a la Asamblea de Oración, sin olvidar que Dios no es un Dios de confusión sino de paz, se ha de hacer todo con decoro y orden, cuidando no extinguir el Espíritu en quien reside la dirección total de la oración, teniendo en cuenta que una señalada gracia de renovación para la Iglesia es esa vitalidad imprevista y siempre nueva de la acción del Espíritu Santo y sus dones. La oración es fundamentalmente de alabanza y de acción de gracias, es trinitaria y debe ser conducida por el Espíritu Santo. Puede haber oración de petición aunque de preferencia debe ser breve y al final de la Asamblea. Esta oración se realiza en compañía e intercesión de nuestra Madre María. La asamblea de Oración no suple otras formas de orar, ni la oración personal ni la participación en la celebración Eucarística.

2.3.3. La Asamblea de oración es carismática. Quiere decir que la Asamblea debe estar abierta a la acción del Espíritu Santo, siendo los frutos, los Dones y los carismas elementos normales en ella. “El Espíritu Santo distribuye gracias especiales entre los fieles de cualquier condición, distribuyendo a cada uno según quiere (1Cor 12,11) sus dones, con los que los hace aptos y prontos para ejercer las diversas obras y deberes que sean útiles para la renovación y la mayor edificación de la Iglesia” LG 12.

2.3.4. Las manifestaciones externas. Lo más llamativo de las Asambleas de oración, son los movimientos del cuerpo como levantar los brazos, aplaudir, danzar, etc. Es necesario aclarar, que estas manifestaciones externas son el reflejo de algo más profundo y por lo mismo no son lo esencial o más importante. Toda manifestación externa colabora con la oración cuando se hace para la gloria de Dios, es decir, cuando salen del corazón al impulso del Espíritu Santo. El riesgo que se puede correr es la exageración de estos movimientos cuando dejan de ser espontáneos para convertirse en movimientos controlados, manipulados o incluso provocados olvidándose de a quien van dirigidos. Por eso es necesario ser prudentes y discernir. Los movimientos corpóreos son expresiones de hombres libres, que fuera de temores y vergüenza alaban a su creador, no solo en lo secreto, sino que lo hacen público, tal como lo hizo el rey David. «David danzaba y giraba con todas sus fuerzas ante Yahvhe...David y toda la casa de Israel hacían subir el Arca de Yahvhe entre clamores y resonar de cuernos...Mikal hija de Saúl, que estaba mirando por la ventana, vio al rey David saltando y girando ante Yahvhe y le desprecio en su corazón.» 2 Sam 6,14-16. 2.3.5. La Asamblea no es una acción litúrgica, pero reconoce que la fuente y el culmen de la vida cristiana y de la acción de la Iglesia es la celebración Eucarística. Por eso anima a sus miembros a participar de la Eucaristía en el seno de la comunidad parroquial. Es muy importante cuidar que las diferentes Asambleas de oración (Santo Rosario, Hora Santa, Celebración de la Eucaristía, etc.), tengan su propio momento para que cada una se desarrolle adecuadamente y no revolver una con otra.

2.4 Elementos de la Asamblea de oración «El Espíritu Santo que enseña a la Iglesia y le recuerda todo lo que Jesús dijo, la educa también en la vida de oración, suscitando expresiones que se renuevan dentro de unas formas permanentes de orar: bendición, petición, intercesión, acción de gracias y alabanza». C.I.C. 2644 2.4.1. La alabanza, la adoración y la acción de gracias. a) La alabanza. La alabanza es el clima y ambiente en que normalmente se desenvuelve la Asamblea de oración, desde que inicia hasta que termina. “La alabanza es la forma de orar que reconoce de la manera más directa que Dios es Dios. Le canta por El mismo, le da gloria no por lo que El hace sino por lo que El es. Participa en la bienaventuranza de los corazones puros que le aman en la fe antes de verle en la Gloria. Mediante ella, el Espíritu se une a nuestro espíritu para dar testimonio de que somos hijos de Dios (Rm 8,16), da testimonio del Hijo único en quien somos adoptados y por quien glorificamos al Padre. La alabanza integra las otras formas de oración y las lleva hacia Aquel que es su fuente y su término: un solo Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas y por el cual somos nosotros (1Co 8,6)” (C.I.C. 2639). “ De modo especial, seguid amando y haciendo amar la plegaria de alabanza, forma de oración que reconoce más inmediatamente que Dios es Dios; le canta por Él mismo, le da gloria por lo que es Él, mas que por lo que hace” (carta de S.S. Juan Pablo II a la Renovación de Italia 14 de marzo de 2002). b) La adoración. Es una forma de contemplación en donde la criatura se muestra limitada y sumisa frente a Dios. Adorar solo a Dios (latria) = adoración (Mt 4,10; Dt 6,13) “La adoración es la primera actitud del hombre que se reconoce criatura frente a su Creador. Exalta la grandeza del Señor que nos ha hecho (Sal 95, 1-6) y la omnipotencia del Salvador que nos libra del mal. Es la acción de humillar el espíritu ante el Rey de la gloria (Sal 24,9-10) y el silencio respetuoso en presencia de Dios siempre mayor (S. Agustín, Sal 62,16). La adoración de Dios tres veces santo y soberanamente amable nos llena de humildad y da seguridad a nuestras súplicas”. (C.I.C. 2628). c) La acción de gracias. Es necesario ser agradecidos y dar gracias por las cosas pequeñas y grandes. Recitad todos juntos salmos, himnos y cantos espirituales. “Cantad y entonad melodías al señor con todo vuestro corazón, dando siempre gracias a Dios Padre por todas las cosas”...Ef 5,19-20; 1Tes 5,18 Ya que por la fe, vemos que todas las cosas concurren para nuestro bien, es por el gozo y la esperanza, por los temores y la tristeza, por la enfermedad y la salud... todo es motivo para ser agradecidos. “ Toda alegría y toda pena, todo acontecimiento y toda necesidad pueden ser motivo de oraciónde acción de gracias, la cual, participando de la de Cristo, debe llenar la vida entera: En todo dad gracias (1Tes 5,18)” CIC 2648.

2.4.2. La invocación al Espíritu Santo: Un bautismo en el Espíritu, una nueva Efusión. La Iglesia nos invita a implorar todos los días al Espíritu Santo... La forma tradicional para pedir el Espíritu Santo es invocar al Padre por medio de Cristo nuestro Señor, para que nos dé al Espíritu Consolador. Jesús insiste en esta petición en su Nombre en el momento mismo en que promete el don del Espíritu de Verdad. Pero la oración más sencilla y la más directa es también la más tradicional: “Ven, Espíritu Santo”. (CIC 26702671) “La efusión del Espíritu, es la experiencia típica que distingue el camino propuesto a los miembros de vuestros grupos y comunidades. Deseo de corazón que la Renovación en el espíritu sea en la Iglesia un verdadero gimnasio de oración y ascesis, de virtud y santidad... No os canséis de invocar con ferviente insistencia: ¡Ven, Espíritu Santo!¡Ven!¡Ven!”. (S.S. Juan Pablo II carta a Renovación 14 de marzo de 2002). “Un “Bautismo en el Espíritu Santo” es la invasión del Espíritu Santo en el corazón del hombre unida al don de la experiencia consciente que el hombre alcance de estar lleno del Espíritu...esa Efusión del Espíritu se realiza de diferentes maneras... a través de la oración de fe que hace un grupo de personas..”. (Estatutos equipo nacional de RCCES, México 1997). “Un Bautismo en el Espíritu Santo no es un sacramento, pero está relacionado con ellos, principalmente renueva de alguna forma las gracias recibidas en la iniciación cristiana. La efectividad del Bautismo en el Espíritu en reactivar el Bautismo (sacramento de iniciación) consiste en: finalmente el hombre pone su parte -hace una elección de fe, preparada en el arrepentimiento- que le permite a Dios hacerlo libre y emanar toda su fortaleza. El don de Dios es finalmente “desatado” y el Espíritu puede fluir como una fragancia en la vida cristiana” (R.P. Raniero Cantalamesa, OFM Cap. Predicador de la casa Pontificia desde 1980).

Esta experiencia puede explicarse a la luz de la Teología de las “misiones divinas”: “ Que el Espíritu Santo sea enviado o venga de nuevo, no quiere decir que se desplace, sino que surge en la criatura una relación nueva para con el Espíritu; o bien porque antes nunca estuvo allí, o bien porque empieza a estar de manera diferente a como estuvo antes” ( Santo Tomás, Suma Teológica). Es una gracia que renueva y actualiza las gracias ya recibidas, es una gracia que libera de obstáculos y ataduras, es una nueva experiencia del Espíritu, es principio de vida nueva, fuente de frutos y carismas del Espíritu. Esta experiencia, se debe vivir continua y principalmente en cada uno de los Medios delMovimiento, de ella brota de una manera casi natural la vivencia diaria de ser conducido por el Espíritu Santo; cada tarea, servicio, trabajo, oración, apostolado, y todo acontecimiento de la vida diaria se transforma en acontecimiento de fe y salvación, de amor y gracia, de esperanza y encuentro con Dios donde todos los cristianos de cualquier clase ó condición, están llamados a la plenitud de la vida cristiana y a la perfección del amor (LG 40), esto es: la Vida en el Espíritu. Por ello es muy importante que en las Asambleas de Oración esta oración sea continuamente realizada. En cada reunión, orando unos por otros ó simplemente haciendo la invocación: “Ven Espíritu Santo”, con toda la fe y la apertura a la acción y presencia del Señor, conscientes de que cada vez que lo invoco El me responde con su gracia invitándome a la intimidad y orando en mi y por mi (Rm 8,26), llevándome al encuentro con Cristo Señor (1 Co 12,3) y con mi Padre Dios (Ga 4,6; Ro 8,15). 2.4.3. La línea de la oración. La oración debe seguir una línea o tema central. En la Asamblea, la línea o tema debe ser de preferencia- uno solo. Esta línea puede ser exaltar la grandeza de Dios, la salvación, el amor de Dios, el perdón, conversión, unidad, confiar en Dios, ánimo en el sufrimiento, arrepentimiento, seguir a Jesús, abrirse al Espíritu Santo, amarnos unos a otros, ser sus testigos, tomar su cruz y seguirlo, proclamar su Palabra, interceder por el mundo, etcétera, etc. Lo importante es que al seguir una línea, la participación de los hermanos en la Asamblea responde a un ¿para que orar?. Es muy importante recordar que el que conduce la Asamblea es el Espíritu Santo y los Animadores son sus instrumentos, de ahí que todos los coordinadores, servidores y participantes deben de estar abiertos y ser dóciles a las mociones del Espíritu Santo; esto se notara en los frutos de amor, paz, alegría, orden, coherencia, serenidad, edificación y unidad, los cuales se harán presentes en la Asamblea. 2.4.4. El silencio que lleva a la meditación y contemplación. Deberá haber momentos especiales de silencio, con el fin de escuchar a Dios, es la mejor actitud de todo cristiano, ya no se trata de hablarle a Dios, ni de hablar de El, si no escucharlo: “Shema Israel” (Dt 6,4-9) “La contemplación es escucha de la Palabra de Dios. Lejos de ser pasiva, esta escucha es la obediencia de la fe, acogida incondicional del siervo y adhesión amorosa del hijo... La contemplación es silencio. En este silencio, insoportable para el hombre exterior, el Padre nos da a conocer a su Verbo encarnado, sufriente, muerto y resucitado, y el Espíritu filial nos hace partícipes de la oración de Jesús” (CIC 2716-2717).

“La meditación es, sobre todo, una búsqueda. El espíritu trata de comprender el porqué y el cómo de la vida cristiana para adherirse y responder a lo que el Señor pide” (CIC 2705). 2.4.5. Lectura de la Sagrada Escritura En la Asamblea, la Palabra de Dios es proclamada y acogida en oración: a El hablamos cuando oramos y le escuchamos cuando se proclama su Palabra. Deberá haber lectura bíblica, salmos, cánticos, himnos inspirados, etc. “Es menester que toda la predicación cristiana, así como la religión cristiana misma, se nutra yrija por la Sagrada Escritura”. “Acérquense pues de buen grado al texto mismo sagrado, ora por medio de la liturgia, que esta henchida de palabras divinas, ora por medio de la piadosa lectura, ora por instituciones apropiadas a este fin, y por otros procedimientos que, con aprobación y por empeño de los pastores de la Iglesia, se difunden laudablemente por dondequiera en nuestro tiempo...a la lección de la Sagrada Escritura debe acompañar la oración, de modo que se entable coloquio entre Dios y el hombre”. DV cap. VI, 21, 25. “Los salmos constituyen la obra maestra de la oración en el antiguo testamento. Presentan dos componentes inseparables: individual y comunitario”. C.I.C. 2596 “La Palabra de Dios, la liturgia de la Iglesia y las virtudes de la fe, la esperanza y la caridad son fuentes de la oración”. CIC 2662 Para seleccionar la Lectura bíblica, se debe considerar lo siguiente: a) No necesariamente la lectura debe provenir de abrir al azar la Biblia, pero se si hace, deberá llevar la misma línea de la oración b) La lectura puede estar ya prevista desde antes, previa oración de los Animadores. c) Se puede tomar la lectura del misal del día. d) La lectura deberá ser breve y clara, respetando signos de puntuación, para no cambiarle el sentido a la Palabra. e) Considerar el tiempo litúrgico. f) Quien lee la Palabra deberá hacerlo de pie, como quien proclama la Buena Nueva. g) La actitud de los oyentes, más que buscar la cita bíblica es la de escuchar con atención, permitiendo que la Palabra penetre en el corazón, aunque es importante buscar después el texto bíblico para meditarlo posteriormente. h) En las Asambleas de Oración, después de la lectura, deberá haber exhortación ó reflexión sencilla -partiendo de la Palabra de Dios que ha sido proclamada, solo en orden a orientar y alentar la oración comunitaria-, para que la Palabra de Dios se ponga en practica. La exhortación deberá ser según las necesidades de la comunidad, y orientada a alentar la oración. 2.4.6. El canto. El canto durante la Asamblea propicia la oración y la participación activa de todos los asistentes “el que canta ora dos veces” decía S. Agustín. El canto es verdadera oración por que fomenta la unidad, por eso: a) Para seleccionar los cantos, deberán estar en común acuerdo los Animadores y el equipo de Canto y música. b) La música sirve como llamado a la conversión y a la oración. c) No imponer, sino sugerir cantos al equipo de Canto y música.

d) No mezclar cantos, ni de alabanza con cantos de animación o adoración o de María santísima, sino discernir el momento de la oración e) El canto deberá ser conforme al tema de la oración o a la espiritualidad que se este viviendo, por ejemplo; Si se pide Espíritu Santo no cantar “alabare”. f) No formar un solo esquema de cantos y conservarlos por mucho tiempo, tener un amplio repertorio y actualizarlo. 2.4.7. El Testimonio. El testimonio debe ser breve, sencillo y concreto. “Que el anuncio de Cristo llegue a las personas, modele las comunidades e incida profundamente mediante el testimonio de los valores evangélicos en la sociedad y en la cultura” (NMI. 29). El testimonio deberá ser humilde, edificar y no destruir, fortalecer la fe, ser un alimento. Para proclamar el testimonio deberá ser conforme al: A. Alegre B. Breve C. Centrado en Cristo Es necesario que cada testimonio se discierna para evitar algún problema dentro de un testimonio, por una imprudencia como, nombrar a segundas personas o narrar algo muy intimo de la misma persona. 2.4.8. Peticiones. El pedir tiene que ser en el nombre del Señor y según su voluntad. No se trata de pedir necedades, sino necesidades. Pidamos con fe y perseverancia algo concreto y no con palabras rebuscadas y dándole vueltas. Recordemos que santa Mónica oro alrededor de 40 años para que su hijo San Agustín se convirtiera.

2.4.9. Carismas: Hay que dar lugar a los carismas que el Espíritu Santo regala para la edificación integral de la comunidad, recordando siempre que todo ha de hacerse con decoro y orden, ya que Dios no es un Dios de confusión sino de paz. 1 Cor. 14,33.40.

Con respecto a los carismas, siempre existe un riesgo: las exageraciones, las cuales llevan a desviaciones; para evitar estas, Dios mismo regala el discernimiento, el ejercicio de los dones y carismas está sujeto al juicio de los pastores y servidores responsables de la Asamblea. Por el temor a los carismas, en ocasiones se reprime y extingue la acción del Espíritu Santo, San Pablo para evitar esto dice: “examinen todo y quédense con lo bueno”.1 Tes 5,21. El Papa Juan Pablo II nos recuerda los tres principios básicos del discernimiento: 1) Fidelidad a la doctrina autentica de la fe. 2) Apreciarlosdonesmasgrandes,esdecir,puestosalserviciodelbiencomúnyedificacióndelaIglesia. 3) Ir en pos de la caridad, todo hacerlo por amor. (Juan Pablo II, audiencia a los líderes de la renovación de Italia, 23 de noviembre de 1980). Los carismas se aceptan en la medida en que aportan una contribución constructiva a la vida de la comunidad fraterna. 2.4.10 Resumen de la oración: Al final de la oración comunitaria y antes de las peticiones el animador debe hacer un resumen de lo que Dios hizo, dijo y enseño en la Asamblea, para que la gente se vaya con una idea clara y reforzada; para que le responda a Dios en la semana. Es una exhortación orientada a que la gente actúe. El animador concluye orando a Dios, respondiéndole a nombre de la Asamblea. El sacerdote basándose en el resumen puede hacer, sus exhortaciones pastorales. 2.4.11 Oraciones por intenciones particulares: A veces hay algunas personas con necesidades grandes y urgentes, que tienen una necesidad imperiosa de que se ore por ellas particularmente en ese momento. En estos pocos casos se puede pedir a los servidores que al termino de la asamblea, se reúnan en un pequeño grupo de tres o cuatro y oren por ellas y sus intenciones. 2.5. Desarrollo de una Asamblea de oración. Por lo general una Asamblea de Oración se desarrolla de la siguiente manera (aunque no única): I Inicio a) ambientación (cantos). b) bienvenida a la comunidad.

II Parte central de la oración a) invitación a la oración (Ponerse de acuerdo). “Os aseguro también que si dos de vosotros se ponen de b) Oración de la asamblea: Cantos. Oraciones espontáneas: Alabanza, acción de gracias, pedir perdón, adoración, invocación al Espíritu Santo, etc.

acuerdo en la

Lecturas bíblicas. Silencios. Carismas. Resumen de la oración. c) Peticiones. final de la asamblea a) Testimonios. b) Avisos. c) Despedida. GRAFICA DE DESARROLLO Y DURACION DE UNA ASAMBLEA DE ORACION. III

A M B I E N T A C I O N

B I E N V E N I D A

I N V I T A C I O N

A L A O R A C I O N

ORACION

P E T I C I O N E S

T E S T I M O N I O S

A V I S O S

D E S P E D I D A

TIEMPO DE DURACIÓN DE LA ASAMBLEA (1Hr.) - La curva que se ve en la gráfica muestra aproximadamente el desarrollo del “nivel de la oración”, es decir como normalmente evoluciona la oración en la Asamblea. - Hay un primer momento de “ambientación” con muchos cantos, uno tras otro, siempre alegres y de motivación. Van metiendo a las personas en ambiente de fe, fraternidad y libertad. Se debe empezar siempre muy puntuales. - Luego el “animador de la asamblea” da la “bienvenida” a todas las personas y principalmente a las que asisten por primera vez. Estos últimos que sientan una acogida calurosa. Después el animador de la asamblea hace una “invitación a la oración”, es decir dice el propósito para el que se han reunido (para alabar, bendecir y dar gracias al Señor con la ayuda de su Espíritu Santo, y para escucharle y recibir sus gracias). Es importante “ponerse de acuerdo” (Mt 18,19) porque muchas veces nada mas se “arranca” la oración, sin unir las intenciones y sucede que muchas personas, sobre todo los nuevos, nada mas se quedan observando y no oran o tardan mucho en orar.

- Viene en seguida la “parte central de la oración”, que es la mas larga y en donde se desarrollan la mayoría de los elementos de la asamblea: alabanza, acción de gracias, oraciones espontáneas, cantos, lecturas bíblicas, silencios, oración con María santísima, carismas etc. Al final de esta parte es importante hacer el resumen de la oración. - Al final hay una parte corta de “peticiones” por las necesidades de los asistentes, de la Iglesia, del país etc. La petición más importante debería ser el pedir al Señor que nos ayude a responderle en lo que nos mostró en esa Asamblea, además de lo que nos pide en nuestras vidas particulares. - Después hay un tiempo donde se comparten “testimonios”. - Luego se dan los avisos. El coordinador de la comunidad de renovación es el responsable de los avisos; los da él mismo o quien él designe; Estos deben ser breves, concernientes del interés de la Asamblea. - La despedida debe ser fraternal. Se recuerda el vivir en la semana lo que el Señor pidió o enseño en la oración. Se cita para la siguiente semana a la próxima Asamblea. - Se da por terminada la “asamblea” generalmente con una oración corta. Se empiezan a retirar las personas casi siempre en medio de cantos. *El desarrollo de toda la “asamblea” de principio a fin se lleva mas o menos 1 hora. 3. MANTENIMIENTO. Objetivo específico: Conocer un modelo de preparación de una Asamblea de oración y el trabajo a realizar por los servidores dentro de ella. 3.1 ¿Como se prepara una Asamblea de oración?
PRIMERO QUEREMOS DEJAR ASENTADO EL HECHO DE QUE UNA ASAMBLEA DE ORACIÓN SE DEBE PREPARAR.

Una Asamblea de Oración se prepara “ en comunidad y en oración”. Hay dos tipos de reuniones para preparar la “Asamblea”: una reunión para “preparación anterior” y otra reunión para “preparación inmediata”. 3.1.1 Preparación anterior. - Se hace un día antes o días antes al de la asamblea. - Asisten el equipo de animadores de asamblea, y el equipo de canto y música, (podrían participar además el coordinador de la comunidad y los coordinadores de los demás equipos de servicio de la comunidad, lo ideal es que estén en la reunión todos los miembros de todos los equipos, porque esto crea mucha unión y crecimiento, además de entendimiento en los acuerdos y desiciones que se toman, esto evita mayor numero de reuniones para cada servicio). ¿Que se hace en la reunión? 1) Oran pidiendo a Dios luz, e interceden por la “Asamblea”. 2) Evalúan la Asamblea anterior. 3) Organizan la siguiente Asamblea (determinar línea y seleccionar Lectura bíblica).

4) Seleccionan a los animadores. 5) Concretan acciones. 6) Toman acuerdos.* 7) Redactan los avisos.* 8) Organizan: eventos parroquiales, cursos, etc.* 9) Evalúan las actividades de la renovación.* * En el caso de los números 6 al 9, se realizan siempre y cuando en esta reunión participen todos los demás servidores y coordinadores de los demás equipos de servicio y el coordinador de la comunidad. 3.1.2 Preparación inmediata. - Esta reunión es momentos antes de la Asamblea. Se reúnen 30 o 45 minutos. - Participan todos los servidores que realizaran alguna labor en la Asamblea, principalmente equipo de Canto y música y Animadores de asambleas de Oración. ¿Que se hace en la reunión?. 1) Oración de consagración para tener: unidad, entrega, confianza y disponibilidad al servicio. 2) Los animadores se ponen de acuerdo con canto y música. 3) Se retiran a acondicionar el lugar y a preparar lo necesario. Nota : No olvidar la preparación personal de cada uno de los servidores: * Estar abiertos a Dios es un “estilo de vida” que se practica diario y en todos los aspectos de la vida y esto no se improvisa llegando a la Asamblea. Si no se practica este ser “conducidos por el Espíritu Santo” en cada momento de la vida; el servidor, y sobre todo el Animador de Asambleas, estará incapacitado para ser dócil y ser conducido por el Espíritu durante la Asamblea, por tanto no podrá seguir la línea que quiere llevar el Señor en esa semana, y menos aun guiar a toda la Asamblea a participar de esa línea. 3.2 Los servidores de una Asamblea de Oración Los servidores que intervienen con mayor frecuencia durante una Asamblea de oración son: 3.2.1. El coordinador de la comunidad: Él intercede, vigila, coordina. Es el responsable general de la buena marcha de la Asamblea, de que cumpla su objetivo. Es el responsable de la información y avisos a la Asamblea. 3.2.2. El equipo de Animadores de Asambleas de Oración. El animador de la asamblea debe recordar su que hacer: a) Que la asamblea de oración cumpla su objetivo de lograr en los participantes, “un encuentro personal con Jesucristo vivo a través de la oración espontánea en comunidad al impulso del Espíritu Santo”. b) Conducir a la Asamblea, de acuerdo a los elementos y características que le son propios; y por medio de la oración y la escucha de la Palabra, llevarlos al encuentro con el Señor Jesús.

c) Está para ayudar y animar a que todos los demás junto con él, hagan oración, no para orar él solo por el micrófono. d) Perfil del animador. * Tener autoridad, por el servicio que desempeña. * Apertura al Espíritu Santo, cultivar la docilidad al Señor con la paciencia y la fe. * Ser creativo y original, ser dinámico, procurar no repetir jamás un solo estilo de * Tener un objetivo claro de la Asamblea (Línea de la oración). * Continuar con su formación doctrinal, espiritual y pastoral. * Estar integrado a un Grupo de Oración y participar de los cursos de Crecimiento en su comunidad. * Es hombre que sabe escuchar a Dios y a los hermanos. Es capaz de discernir, escuchar lo que el Señor quiere decir en esa Asamblea. * Tiene un corazón dócil al Espíritu Santo. No hace ni dice nada, ni actúa sin ser * No busca ser el actor principal en la asamblea. * No siente que es “su asamblea”. * No busca ser indispensable y se cuida de que no lo hagan indispensable. e) El Equipo de Animadores. Es mejor si hay un equipo de animadores de asamblea, compuesto aproximadamente de cuatro a seis personas. Según el tamaño de la asamblea, este equipo debe tener un coordinador. Generalmente es más fácil y enriquecedor que sea un equipo de dos o tres máximo, quienes estén al frente dirigiendo la oración de la asamblea. Cada semana se van rotando, y el resto del equipo, sentado sin aparecer ante la gente, esta orando e intercediendo por los animadores y por toda la asamblea. Este ultimo es un trabajo sumamente importante. Esto ayuda en que: * No se hagan ídolos para la gente. Esto sucede cuando ven a una sola persona dirigiendo a la asamblea, se van acostumbrando tanto a la persona que después dicen que “no le sabe” la oración cuando ella no esta. * Al estar rotando nadie se va haciendo indispensable por la costumbre. Esto ayuda a que los asistentes busquen y dependan mas del Señor, y no importa quien este animando. * Se enriquece la Asamblea con distintos modos y estilos de dirigir la oración. * Se van formando, preparando y entrenando mas servidores en animar una Asamblea. El equipo de Animadores se reúne para: evaluar la asamblea, aprender de las experiencias buenas y malas, oran por ellos para que el Señor purifique sus corazones y no estar allí por lucimiento personal. También oran por todos los participantes. Esto puede ser aparte o dentro de la reunión de servidores o preparación anterior. El equipo de animadores esta en constante comunión y comunicación con el coordinador de la comunidad. 3.2.3. El Equipo de Canto y Música: Acompaña y ayuda a toda la Asamblea a que ore cantando, su tarea principal es llevar a los participantes de la asamblea de Oración a un encuentro con el Dios Vivo a través de los cantos.

motiva

conduc

a) LA CONSTITUCIÓN DEL EQUIPO. * EL COORDINADOR DEL EQUIPO DE CANTO Y MUSICA. Primeramente. Debe de haber una persona que coordine el equipo, que se encargue de la correcta dirección del grupo en disciplina y libertad. El coordinador debe tener claros los propósitos y metas del servicio. Debe cuidar también de los integrantes del grupo de una manera individual, y ayudarles amadurar permitiéndoles ser miembros activos para hacer de ellos futuros lideres. Debe fomentar la unidad y el trabajo en equipo, por esto es necesario que tengan tiempo para convivir, para exponer sus puntos de vista, reconciliarse cuando surjan problemas, corregirse fraternalmente buscando la unidad del equipo; por esto es necesario que sean hermanos que: a) Han tenido su encuentro personal y adhesión a Jesucristo: vivieron el Curso de Iniciación y están en un Grupo de Oración y reciben sus cursos de crecimiento. b) Dediquen tiempo a la oración y den buen testimonio de vida cristiana. c) Concientes del llamado de Dios para este servicio. d) Estén comprometidos y continúen su crecimiento espiritual, doctrinal y humano. f) Capacidad de integrarse y hacer equipo. g) Aptitudes para el canto y la música. h) Disponibilidad para el servicio. b) ORGANIZACION DE UN EQUIPO DE CANTO Y MUSICA * ORGANIZACION INTERNA DEL EQUIPO. Para organizarse, el Servicio de Canto y Música necesita un día de reunión con tiempo suficiente (2 horas aproximadamente), para: a) Orar juntos (30-45 minutos. aproximadamente). b) Integrarse: Conocerse, compartir experiencias, etc.(15-20 minutos. aproximadamente). c) Ensayar: ( 1 hora aproximadamente). Ponerse de acuerdo en cuanto a la selección de cantos y comunicar avisos. Aprender cantos nuevos. Practicar voces e instrumentos. * ORGANIZACION PARA REALIZAR SU SERVICIO. Para poder presentarse para dar un servicio, el Equipo de Canto y Música debe ser muy puntual, y estar completo unos 15 o 20 minutos antes del evento, pues es muy importante que estén todos los integrantes para: a)Orar por el Servicio y por el evento ( de preferencia junto con el equipo de Animadores en caso de Asambleas o con el equipo evangelizador en caso de Curso de Iniciación). b)Afinar bien los instrumentos que van a tocar. c) Ponerse de acuerdo con el encargado del evento. d) Acomodarse convenientemente por voces e instrumentos. Demaneraque se facilitelacomunicación entreelencargadodeleventoyelcoordinadordelequipo. Durante el evento es muy importante que todo el equipo de canto y música, principalmente el coordinador, estén atentos y en oración, ya que la importancia de su servicio radica en la inspiración de Dios en sus servidores.

c) DISCERNIMIENTO DE CANTOS. 1.-¿Que es discernir los cantos? Primero diremos que DISCERNIR es la facultad del alma por cuya virtud el hombre puede distinguir el bien del mal y lo verdadero de lo falso: Norma para conocer la verdad; es el juicio por cuyo medio percibimos la diferencia entre varias cosas, distinguiendo una de otra, señalando la diferencia que hay entre ellas.(1 Tes 5,21) Respecto al servicio del equipo de Canto y Música, discernimiento sería que puedan cantar los cantos que el Señor quiere para un momento dado de la oración. Para esto deben aprender a escuchar al Señor sabiendo distinguir lo que viene de la propia carne (psicología propia, criterios, deseos personales no inspirados por Dios), o lo que inspira Dios. 2.-Importancia del discernimiento de cantos. Es muy importante esto, porque el canto es muy fuerte para apoyar o desviar la oración de toda la asamblea. Un canto mal discernido -es decir fuera de lugar-, no apto para ese momento, puede bajar toda la entrega y participación en la oración de la asamblea. Captar cual es el canto que pueda favorecer la oración,- no se trata de cantar lo que me gusta o de no cantar lo que no me gusta-, si no hacer la voluntad de Dios. 3.-¿Quién discierne los cantos? * El coordinador del equipo de Canto y Música. * El animador de la asamblea en comunión con el coordinador del eq. de canto y música. * Los integrantes del equipo de Canto y Música, comunicándolo a su coordinador. 4.-¿Cómo se disciernen los cantos? a) Estando todos atentos y dóciles al Espíritu Santo. b) Estando en sintonía con el animador de la Asamblea. c) Estando todo el equipo de canto y música muy acordes entre sí y atentos a la oración espontánea de los participantes de la asamblea. d) El equipo de canto y música debe ponerse de acuerdo con el animador de asambleas en las “señas” características para: iniciar un canto, cambiar canto, subir ó bajar volumen al canto, ambiente de murmullo ó sólo musical, silencio total, canto rítmico ó canto lento. e) Conociendo la “clasificación de cantos”, de acuerdo a su manual de cantos. f) Conociendo el ritmo, tiempo, letra y música de cada canto en su repertorio. 5.- Importancia de los silencios. Entre los muchos momentos de oración, hay algunos en que el Espíritu Santo suscita silencios profundos y fecundos, llenos de su presencia. El equipo de canto y música debe saber cuándo se presentan estos momentos para que no los interrumpa metiendo algún canto. También debe saber discernir cuándo son silencios estériles, pesados, como puntos muertos en la oración, para meter algún canto que ayude a regresar a la oración y levantarla ó reiniciarla. Es muy importante estar atentos para dejar actuar al Espíritu Santo en la Asamblea, como El quiera y cuando El quiera.

Equipo de la Escuela Nacional de la Renovación Carismática de México. Mayo de 2004 Bibliografía. 1.- Orientaciones para Grupos de Oración Mons. Alfonso Uribe Jaramillo. 2.- El Perfil del Lider Lic. Arturo Balderas Rangel. 1988. 3.- Si el Señor no construye el edificio... Ralph Martin. Publicaciones Nueva Vida Aguas Buenas, Puerto Rico. 1974 4.- La Oración Carismática.Carlos Aldunante, S.J. y R.Valenzuela E. Iinstituto de Sagrada Escritura, México 1977. 5.- Catecismo de la Iglesia Católica. 6.- Carta del Papa Juan Pablo II a una delegación de la Renovación de Italia 14 de Marzo de 2002. 7.- Los Papas y la Renovación,.P. Diego Jaramillo. Bogota, Colombia, 2000. 8.- D.V. Constitución Dogmática sobre la Divina Revelación “Verbo Divino”. 9.- L.G. Constitución Dogmática sobre la Iglesia “Luz de las gentes”. 10.- ChL. Exhortación Apostólica post-sinodal sobre los Laicos Fileles de Cristo. 11.- NMI Carta Apostólica “Al inicio del nuevo milenio”, Juan Pablo II. 12.- Estatutos del Movimiento de la Renovación Carismática. Equipo Nacional de México 1997.