You are on page 1of 4

Es el mecanismo creado en el artículo 86 de la Constitución de

1991, mediante el cual toda persona puede reclamar ante los


jueces la protección inmediata de sus derechos constitucionales
fundamentales, cuando estos resultan vulnerados o amenazados
por la acción o la omisión de cualquier autoridad pública o de los
particulares en los casos establecidos en la ley. La acción de tutela
está reglamentada por los Decretos 2591 de 1991, 306 de 1992
y 1382 de 2000.

! A la vida y la salud: cuando no le suministren


medicamentos o no le practiquen procedimientos
médicos o quirúrgicos, o por mora o servicio deficiente.

! El derecho de petición: cuando las autoridades o los


particulares que cumplen funciones públicas no responden
las peticiones de los ciudadanos dentro del término de ley.

! A la educación: cuando las autoridades se niegan a


otorgarle un cupo en los colegios públicos, o cuando se
desconocen los derechos fundamentales de los estudiantes.

! Cualquier otro derecho fundamental que sea afectado por


la acción o la omisión de las autoridades.
1. No requiere de abogado.
2. El juez no podrá tardar más de diez días en decidir su solicitud.
3. Dentro de los tres días siguientes a la notificación, el fallo puede ser
impugnado por el demandante o el demandado.
4. El cumplimiento del fallo es obligatorio e inmediato.
5. Si los demandados incumplen la decisión del juez o no la ejecutan en
el tiempo indicado, usted puede acudir ante el mismo juez para
presentar un incidente de desacato.
6. Una vez que usted conozca el fallo del juez, favorable o no,
acérquese a nuestras oficinas para continuar asesorándolo.