You are on page 1of 4

TEMA 4. Filosofía Medieval.

Tomás de Aquino y la asimilación de Aristóteles por la


cristiandad.

VOCABULARIO. SANTO TOMÁS DE AQUINO.


Agustinismo político: Es la doctrina que plantea una absorción del orden natural dentro
del orden sobrenatural, y del Estado dentro de la Iglesia. En San Agustín se había
planteado la dualidad de la Ciudad de Dios y de la Ciudad de los hombres, pero es en los
papas Gelasio, muerto en 496, y Gregorio Magno, muerto en 604, donde se desarrolla
dicha doctrina apoyada después los agustinistas del siglo XIII.
Analogía: Es un tema tomado de Aristóteles que relaciona con las ideas de participación
y causalidad ejemplar. La aplicación de Santo Tomás es la siguiente: cualquier perfección
– y la existencia es la suprema perfección, siguiendo a San Anselmo (argumento
ontológico)- se predica de Dios y las criaturas no de un modo unívoco o equívoco, sino de
modo análogo; Dios es la existencia, las criaturas tienen existencia, Dios es la perfección
misma, las criaturas participan e imitan esa perfección.
Artículos de la fe: Son los misterios de la fe tal y como han sido revelados por Dios y,
por tanto, no pueden ser contradecidos.
Averroísmo latino: Es la corriente cristiana de pensamiento seguidora del aristotelismo
en la versión transmitida por el filósofo árabe cordobés Averroes. Se inicia en el siglo XIII
y tiene continuación en el XIV. Su principal exponente fue Siger de Brabante, maestro en
la Universidad de París. Mantiene como principales tesis la eternidad del mundo, la
mortalidad del alma humana y la teoría de la doble verdad. Según ésta, es posible
mantener verdades contradictorias en los ámbitos de la razón y de la fe. De hecho como
creyentes cristianos manifestaban lo contrario de lo que opinaban como filósofos. Son los
pioneros de la reivindicación de la autonomía de la razón frente a la fe.
Causalidad ejemplar: Es una idea tomada de Platón que emplea Santo Tomás para
explicar que Dios es el supremo “ejemplar” o modelo que imitan imperfectamente las
criaturas.
Creación: Es la producción de todo el ser del mundo sin contar con nada preexistente (ni
un mundo de esencias, ni una materia eterna, como en el Timeo de Platón), es decir, ex
nihilo, desde la nada. Es el concepto cristiano por excelencia. Santo Tomás, como
creyente cristiano, pero también como teólogo y filósofo, defiende que todo procede de
Dios, el Ser Creador que conserva el mundo en su existencia por medio de una “creación
continua”. Por otro lado, Santo Tomás reconoce que Dios pudo haber creado el mundo ab
aeterno, desde la eternidad, (lo cual no implica la necesidad del mundo, como afirmaban
los averroístas), y sólo por la revelación se puede conocer que posee un comienzo
temporal.
Dios: Es el Ser Creador de todas las cosas. Su esencia se caracteriza, según Santo
Tomás, por su inmutabilidad y su simplicidad. Siguiendo a Aristóteles y a San Agustín,
Santo Tomás considera a Dios un ser inmóvil aunque motor de todo movimiento (hace
pasar del no-ser al ser a todas las criaturas). También es simple, esto es, en Dios no hay
composición alguna: ni de materia-forma, ni de supuesto (substancia individual)-
naturaleza, ni de esencia-existencia. Dios se identifica con su propia esencia o naturaleza
(Dios es la divinidad, pero un ser humano no es la humanidad), y ésta –la esencia- con
su existencia: su esencia es su existencia, Dios es el ipsum esse per se subsistens (el ser
cuyo ser subsiste por el mismo). Tomás de Aquino alude a la palabra dirigida por dios a
Moisés: “Yo soy el que es” (Éxodo, 3, 14). De la simplicidad se hacen derivar otros
atributos divinos: primero, la perfección y la bondad (procedentes del platonismo y San
Agustín); luego, la infinitud, la inmensidad (u omnipresencia), la inmutabilidad, la
eternidad y la unidad.
Escolástica: Se conoce con este nombre a la filosofía medieval que se gesta en las
escuelas catedralicias y monacales. Comienza en el siglo XI con Anselmo de Canterbury, a
quien se suele considerar el primer pensador escolástico. El siglo XIII es el de la Gran
Escolástica, centrada en la asimilación del aristotelismo, a la que se consagraron Alberto
Magno y Tomás de Aquino. Otros alentaron una vuelta al agustinismo (San

-1-
TEMA 4. Filosofía Medieval. Tomás de Aquino y la asimilación de Aristóteles por la
cristiandad.

Buenaventura). El siglo XIV es el de la crisis de la Escolástica, representada por Duns


Escoto y Guillermo de Ockham.
Esencia vs. Existencia: Es una distinción procedente de los filósofos árabes Alfarabi y
Avicena y del judío Maimónides y que también se encuentra en los agustinistas Alejandro
de Hales y San Buenaventura, contemporáneos de Santo Tomás. Éste procede a distinguir
realmente (y no sólo conceptualmente como lo hacen los anteriores) esencia (essentia) y
existencia (esse). Esta distinción introduce una modificación importante en el aristotelismo
pues, para éste, la esencia es únicamente la forma, y es eterna. Para Santo Tomás, la
esencia de los seres corpóreos incluye también la “materia primera”, y –al distinguirse de
la existencia- no es eterna: las cosas sólo existen por creación divina.
Grados del ser: Es una idea tomada del neoplatonismo por Santo Tomás que le permite
establecer una imagen jerárquica del Universo que está muy en consonancia con la
sociedad estamental medieval. Los grados del ser (y perfección) están determinados por
la mayor o menor cercanía de los seres a la Causa primera de su existencia (Dios) y a la
mayor o menor participación en su perfección.
Ley eterna, ley natural, ley positiva: La ley eterna es aquella mediante la cual Dios
gobierna el mundo. Esta ley divina se conoce con el nombre de Providencia, que es el
gobierno divino del mundo.
La ley natural es la “participación” de las criaturas en esa ley eterna. Esta ley natural es,
para los humanos, la base de la conducta moral recta pues ésta no es otra cosa que la
interpretación y aplicación racional de la ley natural.
El primer precepto de la ley natural se funda en la noción general de “bien” como aquello
que todos los seres apetecen: “Ha de hacerse el bien y evitarse el mal”. A partir de esta
premisa se derivan los demás: la conservación del propio ser, todas las inclinaciones que
comparte el hombre con los animales y las inclinaciones estrictamente humanas (conocer
la verdad, vivir en sociedad...).
La ley positiva es toda ley hecha por el hombre, por ejemplo, el Derecho. Debe estar de
acuerdo con la ley natural, esto es, su justicia dependerá del grado en que esté conforme
a la norma de la razón y, como la primera norma de la razón es la ley natural, deberá ser
conforme a ésta.
Naturaleza: Es el concepto regulador de la ética de Santo Tomás y podemos enfrentarlo
al de gracia de San Agustín. El comportamiento humano depende así de la “idea” divina
del ser humano (ser compuesto de cuerpo y alma inmortal), de la ley eterna (de la cual es
participada la ley natural en el hombre) y de la propia esencia humana (ser humano como
ser racional), y no de la predestinación a la que Dios le sometía en la doctrina agustiniana.
Necesidad vs. Contingencia: Estos conceptos hacen referencia a atributos de los seres.
La necesidad es atributo de Dios, pues Dios no puede no existir ya que, como se ha visto
anteriormente, esto sería absurdo. La contingencia es atributo de los seres creados pues
ellos pueden existir o no, esto es, no es necesario que existan; de hecho su existencia
participa de la de Dios, que es su creador.
Participación: Igualmente tomada de Platón, le sirve para decir que las cosas participan
de Dios.
Preámbulos de la fe: Son las verdades que pueden ser conocidas por la razón natural
por sí sola aunque hayan sido reveladas por Dios, es decir, es la zona de confluencia de la
razón y la fe que Santo Tomás establece con el fin de combatir al averroísmo latino que
mantenía la teoría de la doble verdad, una para la fe y otra para la razón.
Principio de causalidad: Es establecido por Aristóteles en la forma “Todo lo que se
mueve, es movido por otro”, diferenciándose lo que es causado –el efecto- de lo que lo
causa –la causa. La forma de Santo Tomás es la siguiente: “ Todo ser compuesto [de
esencia y existencia] tiene una causa”. O sea, las criaturas (efectos) tiene un Creador

-2-
TEMA 4. Filosofía Medieval. Tomás de Aquino y la asimilación de Aristóteles por la
cristiandad.

(causa). Este principio es utilizado por Santo Tomás en las cinco vías (VER “Vía”) de
demostración de la existencia de Dios.
Substancia: Al igual que Aristóteles, Santo Tomás acepta este concepto como base de su
indagación filosófica. Las criaturas son substancias y como tales están compuestas de
materia y forma y de potencia y acto pero, además de estas estructuras heredadas de
Aristóteles, Santo Tomás añade otra estructura fundamental más, la composición de
esencia y existencia (VER arriba). En cuanto al ser humano, Santo Tomás, a diferencia
del agustinismo platónico, lo considera una sola substancia compuesta de cuerpo y alma.
El alma es la forma –única- del cuerpo. Por ello es el principio radical de la vida y de toda
operación vital. Sin embargo, a diferencia de Aristóteles y sus seguidores averroístas, el
alma puede existir independientemente del cuerpo (es espiritual e inmortal), lo cual
implica que posee las características de la substancia. Esta aparente contradicción –el
alma es “forma” y “substancia” al mismo tiempo- es resuelta por Santo Tomás de la
siguiente manera: el alma separada –aunque pueda subsistir en este estado- posee una
inclinación natural a la unión con el cuerpo (del que es la “forma”), y sólo en él alcanza su
perfección natural y despliega todas sus capacidades. Por eso, el alma separada del
cuerpo sólo es una substancia “incompleta”. Sólo el compuesto de cuerpo y alma es la
substancia “completa”, sólo el compuesto es el ser humano.
“Suma”: Es el tipo de obra propio de la Escolástica. Consiste en una colección de
sentencias de autores con autoridad en el cristianismo acompañada de los comentarios del
compilador. Se usaba como los libros de texto en nuestras escuelas. Santo Tomás escribió
dos importantes sumas: la “Suma contra los gentiles”, para que sirviera de ayuda a los
misioneros enviados a tierras del Levante español a contrarrestar a musulmanes y judíos,
y la “Suma teológica”, que se propone exponer las verdades de la religión cristiana en
forma apta para la enseñanza de los principiantes.
Teología: Para Santo Tomás es una ciencia subordinada a la ciencia divina. Los principios
propios de la teología son los artículos de la fe, que no son evidentes para el
entendimiento humano, pero sí para Dios (por ejemplo, el misterio de la Santísima
Trinidad). Utiliza argumentos tomados de la Biblia, que son propios y decisivos, pero
también utiliza principios filosóficos como “argumentos extraños y probables”, en
particular los tomados de Aristóteles, por lo que la teología es una ciencia mixta.
Trascendencia: Este concepto hace referencia al hecho de que Dios no forma parte del
mundo aunque lo haya creado (en esto se parece al motor inmóvil de Aristóteles), ni
entra en “contacto” con el mundo aunque intervenga en él por medio de la gracia
providente.
Vía (=camino): Es el nombre latino que toman las pruebas de la existencia de Dios en
Santo Tomás. Son cinco y todas ellas siguen un mismo esquema: a) un punto de partida
empírico, b) un recorrido que se apoya en el principio de causalidad y en el
establecimiento de que tiene que haber una primera causa, y c) un término o conclusión,
en la que se identifica dicha causa primera con Dios, de donde se deriva posteriormente
que Dios existe. A diferencia de la prueba o argumento ontológico empleado por San
Anselmo, que daba por sentado que la existencia de Dios era evidente para todo ser
humano, Santo Tomás parte siempre de la experiencia para intentar llegar por abstracción
a la existencia de Dios. Éste es tomado en la vía primera como motor inmóvil, en la
segunda como causa primera incausada, en la tercera como ser necesario, en la cuarta
como ser infinitamente perfecto, y en la quinta como inteligencia suprema ordenadora.

CUESTIONES SOBRE “TOMÁS DE AQUINO Y LA ASIMILACIÓN DEL ARISTOTELISMO POR


LA CRISTIANDAD”.

1. ¿Cuáles son las principales diferencias entre el pensamiento de San Agustín y el de


Santo Tomás?

-3-
TEMA 4. Filosofía Medieval. Tomás de Aquino y la asimilación de Aristóteles por la
cristiandad.

2. ¿Y entre el de Aristóteles y el de Santo Tomás?


3. ¿Qué aportó la filosofía medieval al pensamiento occidental?
4. ¿Cómo transformó Santo Tomás el concepto aristotélico de “esencia”? ¿Cuáles son sus
consecuencias?
5. La doctrina tomista acerca del ser humano defiende su unidad substancial. ¿Qué
significa esta expresión? ¿Es la misma doctrina de Aristóteles?
6. Explica el concepto de ley natural en Santo Tomás.
7. Toma de ejemplo la formulación de una cualquiera de las vías de Santo Tomás y trata
de encontrar en dicha formulación los distintos pasos que hay en ella.
8. ¿Qué piensas respecto a lo que Santo Tomás llama “ley eterna”? Justifica tu respuesta.
9. Comenta la frase: “Una doble condición domina el desarrollo de la filosofía de Santo
Tomás: la distinción entre la razón y la fe y la necesidad de su concordancia” (Etiénne
Gilson).

-4-